El único amor de Tom Riddle - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

CAPITULO 1 Bajo la luna

En los terrenos de Hogwats un joven llamado Tom Riddle leia un ejemplar muy antiguo de "Una mirada mas allá de la magia" que había retirado de la biblioteca esa mañana. Era un día frio y nublado,un dia perfecto según Tom, los demas de la casa Slytherin se habían marchado a casa para navidad, pero el odiaba el orfanato, por lo cual se quedaba en Hogwarts disfutando la soledad del castillo. Estaba sentado contra una piedra frente al lago con las piernas extendidas, su pelo se alborotaba con el viento y en su rostro se podia ver una expresión triste pero a la vez orgullosa.

Por el mismo patio helado caminaba Nastia, una chica de Ravenclaw, castaña de bonitos ojos azules y voz dulce. No había quedado nadie de su curso, nadie expto un chico de slytherin que no conocia. Sumida en sus pensamientos, algo o alguien la hace caer al suelo.
_ ¿ Eres tonta o qué? - preguntó Tom groseramente.
_ Lo siento no te vi - se disculpó Nastia - ¿como te llamas?
_ Tom, Tom Riddle - al decir esto una mueca de asco se formo en su bello rostro.
_ Mi nombre es Nastia Goodrich - dijo la castaña extendiendole una mano que Tom le estrecho. ¿Puedo sentarme?
_ Haz lo que quiras - repuso el chico friamente y volvio a su lectura. Pero Nastia no se iva a rendir facilmente.
_¿Te gusta el quiddich? - preguntó la chica intentando entablar conversación.
_ No, no me gusta.
_ Oh... ¿Y qué te gusta hacer?
_ Nada importante Goodrich.
_ Me llamo Nastia - dijo la chica que por primera vez se molesto
_¿ Por qué no te gusta tu apellido?
_ Por nada importante Tom.
_ No me gusta que me llamen Tom
_ A mi me gusta tu nombre - dijo la chica sonriedo otra vez
Tom suspiro e intento regresar a su lectura,no iva a pelear por tonterias con esa chica molesta, cuando Nastia se recosto sobre su hombro para ojear el contenido del libro.
_ ¿ qué rayos haces? - gritó enojado Tom
_ ¿Qué hice? ¡ apenas te toque!
_ Me molesta
_ ¿Qué no te molesta?
_ La soledad
_ ¿Asi que yo te molesto?
_ Al fin entendiste niña boba, claro que me molestas con tus estupidas preguntas.- dijo en tono hiriente
Nastia se levantó y se fue llorando de vuelta al castillo.

 


En la hora de la cena Tom se dirijió a la mesa de Slytherin, solo estaban el y unos niños de primero que reian a lo lejos. Inconcientemente miró a la mesa de Ravenclaw. Nastia removia su plato con tristesa. estaba sola muy alejado de otro grupo que tiraban bengalas de colores.
Sentía unas ganas enormes de ir a sentarse con ella . ¿Pero que te pasa Tom?, es solo una niña boba . Pero se siente sola, no tiene a nadie. ¿ Y qué? La soledad es agradable. ¿acaso siento culpa por gritarle asi hoy? mmm un poco si, solo queria hablar con alguien.

Dejó de pelear con su conciencia ¿conciencia? ¿desde cuando tenia conciencia?
_ Oye, Nastia, ¿Puedo sentarme contigo?
_ mmm... si no hay problema - dijo la chica y empezó a remover el plato otra vez.
_ Por lo que te dije hoy.... - ¿por que rayos le costaba decir un simple lo siento?
_Descuida, no importa - dijo la chica volviendo a sonreir.
Hablaron animadamente durante el resto de la comida y luego fueron a caminar al lago, el lugar favorito de ambos.
_ ¿No es hermosa la luna? - preguntó inocentemente la chica.
_ si, además es linda la oscuridad.
_ Tom...
_¿si?
_ Eres lindo - dijo apollandose en su hombro y esta vez el chico no la apartó.
Voldemort no entendía que le pasaba, le agradaba estar con ella.
_ ¿saves que? - dijo acercandose mas a Nastia
_¿qué?
_ Creo que te amo
_ Yo tambien te amo.
Y en ese momento, por ese único momento dejo de ser Voldemort, fue solamente Tom Riddle y beso a Nastia como nunca habia besado a ninguna chica, por una vez sintió amor.

 

Por su culpa

Nastia despertó feliz recordando el beso con Tom la noche anterior, No era tan malvado como todos decian, es más era perfecto.
-Oh no mañana es navidad - pensó.¿Qué le podria regalar a ese chico? se lo preguntaria disimuladamente.
Se cambío rapidamente y bajo a desayunar, la mesa estaba vacia y la de Slyterin también. Llenó su plato con pastelitos de calabaza y magdalenas de mora hasta que aguien le quitó aguilmente una de la mano.

_ Oye!! - dijo enojada hasta que se dio cuenta de quién era.

_ ¿ Qué? en la mesa de Slytherin no hay. - dijo Tom en tono inocente.

_ ¿Te sientas con migo? - preguntó la chica en el mismo tono inocente.
El chico miró a su alrededor, no había mas que unos bobos de gryffindor, no queria que los descubrieran. ¿pero y qué? no habia nadie más en el comedor

_ chico estatua ¿Te vas a sentar? - preguntó la chica risueña. Era muy infantil pero eso a Tom le agradaba.

_ Claro, pero si me das mas pastelitos de mora - bromeo

_ Porsupuesto - dijo con la boca llena y dandole el plato lleno de pasteles.

Bromearon juntos casi dos horas, Nunca nadie le habia hecho reir, jamás, es mas ya pensaba que no podia. pero Nastia era tan inocente y bonita que se sentia embobado. El que había matado a su padre y sus abuelos sin sentir ninguna pena por ello.
¿Podía realmente sentir eso?

_ Hey Riddle ¿Desde cuando estas tan amigable con los sangre sucia? - gritó Avery, un alumno de septimo de slytherin.
Voldemort sintio que su burbuja de felicidad se rompia en mil pedazos, Nastia no había dicho nada de sus padres.

_¿¿QUE?? - Gritó - Descuida Avery solo hablaba de... negocios. - dijo con desprecio- el chico se encojio de hombros y se fue a sentar a la mesa de Slytherin.

_¿Negocios? - dijo Nastia enojada. ¿Así que te averguenza estar con migo?

_ ¿Por qué no me dijiste que tus padres eran muggles?

_ ¿Y eso que importa?

Se levantó y se fue llorando. Avery parecia disfutar la escena.
Tom se sintio horrible, no podía creer que fuera sangre impura. Todo culpa de Avery
¿Pero que dices Tom? es solo una sangre sucia, nada más.

se levanto enojado y confundido y se dirigio a las mazmorras.

Crucio!

Hey Riddle ¿Desde cuando estas tan amigable con los sangre sucia? - gritó Avery, un alumno de séptimo de slytherin.

_¿¿QUE?? - Gritó - Descuida Avery solo hablaba de... negocios. - dijo con desprecio- el chico se encogió de hombros y se fue a sentar a la mesa de Slytherin.

 

_ ¿Negocios? - dijo Nastia enojada. ¿Así que te avergüenza estar con migo?

_ ¿Por qué no me dijiste que tus padres eran muggles?

_ ¿Y eso que importa?

Se levantó y se fue llorando. Avery parecía disfrutar la escena.

Nastia simplemente no podía darle crédito a sus oídos, ¿Por qué siempre tenían que insultarla por tener padres muggles?

Se sentó mirando al lago, era un día nublado, seguramente llovería pronto. ¿Pero y qué? no volvería al colegio hasta la noche por mas que lloviese.

Empezó una leve llovizna y con ella unas nuevas lagrimas empezaron a surcar el rostro de la chica, sin que pudiera preveer su llegada un chico rubio y alto de Gryffindor se acercó a ella

_ Hola, ¿ tu eres Nastia Goodrich verdad?

_ Si...si... - dijo intentando disimular el llanto

_ Soy Oliver Stanton. Te vas a enfermar si sigues aquí a bajo ¿Qué tal si vamos al castillo?

Oliver le ofreció su mano y Nastia la tomo sin pensar. Algo le decía que tenía que olvidarse de Tom.

Pasaron toda la tarde juntos, por suerte sin encontrarse a Tom. Oliver no parecía guardarle mucho aprecio.

_ ¿Tom? ¿Tom Riddle? - preguntó el rubio cuando Nastia le contó por que lloraba - Ese tipo es peligroso, habla con las serpientes y tiene un grupo llamado mortifagos que andan por todos lados hablando de artes oscuras.

_ ¿Estás seguro? - preguntó Nastia con desconfianza

_ Ojala me equivocara, mi primo entro a ese grupo, y el otro día lo descubrí usando un cruciatus a un niño de primero - dijo horrorizado.

_ ¿Qué?

_ Lo que oíste ese Riddle es peligroso, no te aconsejo que estés mucho con el.

A la hora de la cena Nastia se sentó con Oliver en la mesa Gryffindor, aún estaba vacía, el había regresado antes por que sus padres tuvieron que irse de urgencia por algo del ministerio. Cuando ya iban por el postre Tom se presenta en el gran salón fulminando con la mirada a Oliver y acercándose a la mesa Gryffindor.

_ ¿Qué rayos haces con este? - le gritó

_ ¿Y eso a ti que te importa? - gritó Nastia apuntando con la varita a Voldemort

_ ¡No puedes estar con este idiota! - gritó aún mas fuerte

_ Por lo menos el no se avergüenza de estar con migo por ser hija de muggles - nunca pensó que iba a ser capaz de hablarle de tan mala manera a alguien.

_ ¡Ya basta Riddle! - intervino Oliver

_ AHH!! !Expelliarmus! - gritó Voldemort haciendo que Oliver volara por los aires.- en sus ojos se podía apreciar un resplandor rojo

_ ¿Que dices Stanton? asqueroso traidor a la sangre - Cruccio!

Oliver se retorcía en el suelo como si le clavaran cuchillos una y otra vez, para colmo no había ningún profesor en el comedor.

_ ¡Ya basta! déjalo - gritaba Nastia mientra golpeaba a tom a lo muggle y el sin nada mas la abrazo con fuerza e intentó besarla.

_ ¿qué haces? ¡Suéltame! - gritó la chica empujándolo y corriendo hacia Oliver que aún seguía en el suelo

El guadián de mis secretos

Stanton estuvo en la enfermería por una semana, luego del "incidente". Por suerte ni Oliver ni Nastia me delataron, Stanton seguro que por cobarde pero Nastia, ella tenia más que motivos para delatarme a Dippet, sin embargo no lo hizo.

También me entere que ella estaba casi todo su tiempo libre con su "nuevo mejor amigo" en la enfermería y si admito que si me dieron ganas de echarle otro crucciatus.

 

Mi tarea de encontrar la diadema de Ravenclaw no progresa, es inútil esa desquiciada fantasma se niega a hablarme por mas de que acudí a todos los métodos posibles para persuadirla y ahora no tengo a Nastia ni a nadie de esa casa que me ayude.

El viejo "Suggli" me contó todo sobre los horrocruxes y confirme mis sospechas, sin dudas hare siete.

Uno de ellos serás tu viejo diario muggle, considérate afortunado.

Ahora mismo estoy poniendo en marcha con una excelente poción de amor, la sangre sucia de Goodrich no pude ignorarme así.

¿Qué rayos estoy diciendo? estoy enamorado de una sangre impura amiga del asqueroso Stanton al que mataría si tuviera oportunidad ¿y qué? Ya no me importa, después de todos los mortifagos son sangre pura y son todos unos ineptos.

Me tengo que ir a la asquerosa ronda de prefectos ¡Que gran perdida de tiempo!

Lord Voldemort

Querido diario: hace mucho tiempo que no escribo, pues pasaron muchas cosas, ¡el jueves paso algo horrible! Tom atacó a Oliver con un cruciatus e intento besarme. Bueno lo del beso no fue horrible, pero a veces pienso que esta fuera de si, por momentos es un chico dulce y comprensivo y por otros ataca a mis amigos con maleficios imperdonables dentro del colegio. Ya no se que pensar de el, por momentos siento ganas de correr a sus brazos y al momento siguiente quiero estrangularlo. Pero hay algo que tengo que admitir lo amo y de eso estoy segura, espero que recapacite sobre lo que hizo y le deje de importar que mis padres son muggles.

Bueno cambiando el tema Oliver es mi mejor amigo ahora, ya que mis amigas de Ravenclaw me apartaron de su grupo apenas llegaron de las vacaciones y ni siquiera se porque. A veces siento terror de que Oliver y Tom se encuentren en un pasillo o en los jardines cuando se lo que es capaz de hacer Tom, pero supongo (y quiero creer) que solo fue un enojo.

Por cierto ¡Me acaban de dar el puesto de prefecta! por que un estudiante de séptimo renuncio a su cargo. Mi primera ronda es en unos minutos, cuando llegue te contare que tal me ha ido.

Nastia

El unico amor de tom riddle 1

Bueno esos son Tom y Nastia escribiendo en sus respectivos diarios jeje Bueno no tenia mucha inspiración

¿Qué pasara en esa ronda de prefectos?

Gracias a todos los que siguen mi historia, significa mucho para mi!

Un beso de

Mikeyla


Hora de partir.

Nastia caminaba por los oscuros pasillos directo al despacho del profesor Dumbledore que le explicaria cuales eran sus obligaciones como prefecta y algo importante que no habia especificado en su carta.
Llego a la gran puerta de roble y el fenix de metal que estaba a modo de picaporte habló con una voz metalica y aguda.
_ ¿La contraseña señorita?
_ Pastel de fresa
La enorme puerta se abrió con un chillido propio de las puertas de Hogwats y se sorprendío de lo que veian sus ojos. Nunca había estado en el despacho del profesor Dumbledore, era un espacio circular, lleno de extraños aparatos y libros de grusos lomos, al parecer muy antiguos. El profesor se encontraba sentado tras el enorme escritorio de roble mirandola con una sonrisa muy común en el.
_ Nastia por fin has venido.
_ Lo siento profesor. ¿A qué hora comienza la ronda?
_ Pues en unos minutos, pero la ronda no es lo que nos preocupa, si no tu futuro querida.
_ ¿señor de qué futuro esta hablando?
_ Mira, te han ofresido una beca en kefren, una escuela de mágia diferente a todas las demás. Quisás hallas notado que puedes realizar cosas que los demás no pueden ¿Verdad?
Nastia afirmo con la cabeza - Bueno te mandado una carta a tus padres y ellos confirmaron que puedes ir a Kefren. Pero quieren que termienes el año aquí cosa que yo tambíen prefiero.
_ No entiendo, ¿Donde esta kefren?
_ Pues lamento que no lo se, es un gran secreto. Quiero recordarte que es lo mejor para tu futuro.
_ Extrañaré Hogwats - dijo en un suspiro.
_ Lo se, pero Kefren se te mostrará un lugar fabuloso. - añadio con una sonrisa infantil. Serás una gran hechizera Nastia, yo mismo asistí un año a Kefren.
_ ¿Y cuantos años son?
_ Siete mas - añadio como si fuera lo más normal del mundo. Ya había cursado hasta quinto y le decia que devia seguir siete años más. Al ver su cara de estupefacion añadio.
_ En Kefren el tiempo no pasa como aquí. Ya te enterarás, a veces pienso que esta ubicado fuera de este mundo,un lugar maravilloso, muy pocos afortunados concurren a esa escuela.
_ Está bien- dijo la chica mientras leia la carta de sus padres y la de Kefren. - esto es tan raro.
_ Respecto a la ronda, sera facil, solo tienes que controlar los pasillos y que nadie este fuera de la cama. Si tienes alguna duda habrás mas prefectos rondando por el castillo. Bueno es todo por hoy- dijo levantandose del asiento y haciendole una señal a Nastia para que saliera del salón. - se te hará tarde.
La chica salió de nuevo al oscuro pasillo muy confundida ¿No iria más a Hogwats? Siempre había hecho cosas raras y sorprendia a sus profesores con sus locas ideas pero ¿por eso le ofresian una beca? ¿Donde tendría que pasar los proximos siete años? ¿como iria a esa escuela? - su cabeza daba bueltas sin encontrar explicaciones. Dumbledore le había dicho poco y nada.
Comenzó a caminar sin rumbo fijo por los corredores en la oscuridad, una lagrima fugitiva recoria su rostro. Alguien la tomo de sorpresa por la cintura.
_ ¿Qué hace esta princesita fuera de la cama? - le preguntó Tom en tono dulce, algo muy raro en el.
_ Por si no te enteraste soy prefecta ahora - le contestó enfadada.
El chico la apuntó con la varita encendida y descubrio que lloraba en esa horrenda oscuridad.No preguntó nada, solo la abrazó, algo que sorprendío a la chica.
_ To...Tom... tengo que decirte algo importante- dijo Nastia entre sollonzos
_ ¿Qué ocurre?
_ No vendré más a Hogwats.
_ ¿QUÉEE?
_ Me dieron una beca en Kefren, no se ni donde queda, pero iré.
_ ¿Por qué? ¿Solo te quedas este año? ¡en un mes acaban las clases!
_ Lo se Tom, lo se.
_ pero ¿No te vere más?
_ No lo se, realmente estoy confundida.
El chico no soportó mas, la beso y luego la abrazó - no podian separarlo de ella, ¿O si?

 

Los días pasaron más rapido de lo normal, Tom y Nastia estaban todo el tiempo que podían juntos, pero era algo dificil con los T.I.M.O.S y luego llegó el dia de partir. Fue la tarde mas triste para ambos. Nastia le dio un pequeño collar con una piedra negra.
_ Nos veremos algún dia, te lo juro. - dijo ella llorando.
_ Lo se.
La chica miró por la ventanilla, sus padres la esperaban en la plataforma. Se despidio de Tom, de Oliver y de todas las personas que la habían acompañado esos cinco años.
Tom se echo la capa encima y obserbó como su único amor se iba como el viento que le golpeaba la cara y seguia su curso. Se prometió asi mismo que jamás iva a enamorarse de nuevo, su corazón se había ido con Nastia y lo había dejado solo en esa triste estación. Tomó su pesado baul y comezó a caminar bajo una horrible lluvia hasta el orfanato.

 

Falsos recuerdos

Tom se echo la capa encima y obserbó como su único amor se iba como el viento que le golpeaba la cara y seguia su curso. Se prometió asi mismo que jamás iva a enamorarse de nuevo, su corazón se había ido con Nastia y lo había dejado solo en esa triste estación. Tomó su pesado baul y comezó a caminar bajo una horrible lluvia hasta el orfanato.

Por esas calles casi vacias, vio que unas personas, seguramente magos,por sus extrañas vestimentas, se acercaban a el, los obserbo con disimulo, hasta que uno, el más alto y corpulento le apuntó con la varita y susurró
_ ¡Obliviate!
Tom esquivo el hechizo y sin pensarlo dos veces se trasporto mediante aparición hasta un callejón cerca del orfanato ¿Por qué rayos querian borrarle la memoria? Se oculto más el rostro con la capa y continuo la marcha, esta vez mirando a todos lados, pero algo le decia que no ivan a seguirlo, no ese día, inconcientemente apretó su mano en el collar negro que le había dado Nastia. Tenía que olvidarla.


1 de septiembre, un año más tarde...

_mamá, papá... la profesora Tentor llegará pronto, ¿donde está mi baul? - gritaba Nastia desde la escalera.
_ aquí querida, ahora prometeme que no te meterás en lios - dijo su padre severamente.
_ Oh claro que no - dijo ella con una sonrisa.
_ Hija, ya llegó tu maestra - Dijo su madre desde el hall de entrada.
Nastia corrió llevando con sigo el pesado baúl y su padre siguiendola por detrás. La profesora Tentor era una mujer alta y delgada, tenía un aspecto algo siniestro.
_ Oh tu debes ser Nastia ¿verdad?
_ si, soy yo - dijo la chica cortesmente y extendiendole la mano.
_ antes de irnos.... - dijo la bruja tomando su varita.
_ !Obliviate recuerdis! - haciendo un complicado movimiento con su varita, Nastia perdió el conocimiento.

Despertó en una comoda cama, no recordaba absolutamente nada. Se levanto dificultosamente y vio a una bruja regordeta con el pelo gris en un apretado rodete.
_ ¿disculpe, donde estoy?
_ En kefren querida, tu escuela.
Recordó de pronto toda su infancia en esa escuela, un monton de falsos recuerdos.
_ En unas horas podras irte, podras llegar a las clases de la tarde. - dijo extendiendole un horario.
_ ¿Por qué estoy en la enfermeria?
_ Te desmallaste querida.
_ No lo recuerdo - añadio preocupada
_ descuida es normal que eso sucesa.
_ de acuerdo, ¿debo ponerme esta ropa? - preguntó señalando un uniforme gris y azul claro.
_ Claro, es tu uniforme
_ Esta bien, ¿puedo ir a arreglarme? - la bruja dudó un instante, parecia que no aguantaba mas sus preguntas.
_ Claro pero no salgas de tu habitacíon
_ disculpe pero ¿dondé esta mi habitación?
La bruja suspiro y la condujo a su habitacíon, todo era tan extraño, por un lado no recordaba nada y por otro le resultaba tan familiar, tenia tantos recuerdos allí.

 

la verdad de Kefren

Era una habitación simple, pero bastante amplia. contaba con pocos muebles, una cama, una silla al lado de la ventana , un pequeño estante con libros y un mueblesito alto y delgado. A los pies de la cama estaba su baúl aún cerrado con llave.
Se dejo caer en la cama que era sorprendentemete comoda, tenía un acolchado de color azul palido y sabanas blancas. Su cabeza comezó a hacerle preguntas sin respuesta... ¿Quienes son mis padres? ¿Por qué estoy en esta escuela? ¿Quién rayos es Oliver Stanton y Tom Ridlle? esos últimos dos nombres resonaban en su mente, pero sin enbargo no tenía ni la menor idea de quienes eran. A lo mejor eras simples imaginaciones suyas.
Tocaron la puerta...
_ Pase - gritó la chica, seguramente era la enfermera que le venia a avizar de algo, pero no fue asi. en el umbral había un chico de su misma edad, de pelo negro oscuro que caia sobre los ojos que eran de un azul electrico, en su rostro se dibujaba una amplia sonrisa.
_ Al fin has salido de la enfermeria, me tenias preocupado - Nastia lo miraba con una expresión casi comica, ese chico era muy, demasiado familiar, pero a la vez no lo conocia ¿O si?
_ ¿Quíen eres? - preguntó desconfiada
_ Buena broma Nastia - dijo este, tenía un aire de superioridad en su forma de hablar - no se digamos que tu mejor amigo desde los once años, o eso creo - rio
_ No es ninguna broma Lisander - dijo enfadada... Un segundo ¿le dijo Lisander? ¿comó supo su nombre?
_ Si seguro, eres muy mala para mentir - dijo riendo - Un desmallo no puede hacer que te olvides de mi.
¿Quién era ese chico que se creia tan superior y se lo tomaba como lo más normal del mundo? ¿ y decia ser su mejor amigo? O quizas si el desmallo le había ocacionado algo de amnecia.
_ ¿Qué tienes? - preguntó con cara de preocupación el chico - te vez pálida. Creo que ese golpe si te afecto ¿verdad?
Nastia asistio
_ Oye lo digo encerio, no recuerdo a Nadie más de este lugar, estoy realmente muy confundida.
_ ¿A nadie más? ¿Ni a Jake?
_ No - dijo perdiendo la paciencia - ¿Quién es Jake?
_ Ohh por Dios creo que tenemos que ir a la enfermeria.
_ No respondiste mi pregunta ¿Quién es Jake?
_ Jake Larrinson, nuestro amigo somos inseparables, aunque estes enamorada de el y soy el único que lo sabe - dijo otra vez con aires de superioridad.
_ No es cierto - dijo molesta - A Lisander se le borro la sonrisa triunfante.
_ Mejor vamos con el y de ahi a la enfermeria - añadio otra vez con tono preocupante.
Nastia lo obserbó un momento, llevaba puesto el uniforme. Quizas seria más prudente cambiarse.
_ Creo que mejor me cambio antes - le dijo mirandose la ropa muggle - esperamé - añadio metiendose a un baño contiguo que aún no había explorado.
_ Siempre tu tan apegada a las reglas - comentó despreocupadamente mirando por la ventana.

rn

El baño era pequeño, pero suficiente para ella. se cambío rapido y se peino más adecuadamente, con un rodete dejando que el fequillo quedara para un costado. El uniforme le quedaba a la perfección, un Jumper gris, con una simple camisa blanca abajo, con una corbata azul y blanca. el sweter no iva a ponerselo hacía calor.
Al salir del baño descubrió que Lisander seguia con la mirada perdida en la ventana, al oirla salir se giró bruscamente.
_ Qué rapída - dijo como siempre en tono superior, muy parecido a una burla.
Ella no pudo evitar mirarlo con reprobación y el se dio cuenta de ello,
_ Vamos, ni el golpe te cambia lo enojona
_ ¿Adonde vamos?
_ Ya te lo dije a buscar a Jake.

 

Lisander la condujo por un monton de pasillos, estaba lleno de cuadros y la alfombra azul palido cubria todo el reluciente piso color marmol.
Ese castillo era tan familiar, podria moverse con total tranquiladad por alli y estaba segura de que no ser perderia, solo una parte del castillo no encajaba, una puerta de roble, alta con un aguila en forma de aldaba, con una insignia de una gran H.
_ Oye Lisander ¿por casualidad aquí hay una puerta de roble con un aguila como aldaba?
_ mmm no que yo sepa ¿Por qué?
_ Mis recuerdos son algo confusos.
_ Ya llegamos - anuncio parandose enfrente una puerta donde había un reluciente letrero.
_ Jake Larrinson_ No molestar
Lisander toco la puerta.
_ Jake abre. somos Nastia y yo no te preocupes.
La puerta se abrió y aparecio un chico rubio oscuro de pelo alborotado, ojos muy brillantes de un color gris y de uniforme desaliñado.
_ Hey al fin vinieron - dijo este con una bonita sonrisa que atrapó toda la atención de Nastia - pense que era la pesada de Rebecca, no ha parado de molestarme.
_ Si a mi tambíen me ha molestado ultimamente - comentó Lisander.
_ ¿Quién es Rebecca? - no pudo evitar preguntar la chica
_ ¿Como quién es Rebecca? - gritó Jake
_ Jake no le grites - le dijo Lisander de mala manera - creo que el golpe le afecto enserio
_ Deja de hablar de ese "Golpe" como si fuese una enfermedad contagiosa - dijo muy enfadada la chica
_ Lo siento
_ ¿Encerio no recuerdas quién es Rebecca? ella nego con la cabeza - ¡Es tu peor enemiga! la has odiado toda tu existencia
¿como podia pasarle esto a ella? realmente no recordaba nada, los chicos la llevaron por la tarde de nuevo a la enfermeria y le dieron una pocima color verde oscuro que le iso reaparecer nuevos recuerdos, algunos aclaraban muchas cosas. Toco el collar con la piedra negra que colgaba de su cuello ¿ que no había regalado ese collar tan especial, hecho por duendes con una piedra negra del lago de Ithen? No quizas solo eran imaginaciones suyas, nunca le regalaria eso a nadie, era único.
La enfermera y la profesora Tentor la miraban curiosas como la chica hacia rodar la piedra de su collar pensativa y mirando a la nada. Tentor le hizo una seña a la enfermera para que entraran al salón vacio que estaba a su derecha.

_ ¿Como es que aún recuerda cosas de su verdadero pasado y no puede recordar el falso? - preguntó enojada la enfermera a la profesora tentor.
_ No lo se Elizabeth, no deveria haber pasado, y eso no es lo peor, hay un chico "Tom Riddle" que ha esquivado a la gente del ministerio que intentó borrarle la memoria.
_ Nunca paso algo asi, hasta con Dumbledore funciona ¿como es que un chico de dieciseis años pudo lograrlo?
_ No lo se, pero rogemos que nunca se encuentren y que ella lo olvide.
_ con esa pocima dudo que se acuerde del muchacho - dijo Elizabeth con una risa macabra.
_ memorin recuerdin ¿verdad?
_ completamente profesora, ningún estudiante de Kefren recordara su verdadera vida jamás.
_ Le avisaré al ministerio de la nueva intergrante, estaran interesados en ella, es bastante fuerte por lo que veo.
_ ¿Quíen diria que el ministerio apollaria la idea de crear este ejercito? con estos chicos podriamos conquistar la comunidad mágica.
_ No te apueres Elizabeth, todo a su devido tiempo. dijo la profesora Astoria Tentor, tomando unos vasos y llenadolos con hidromiel añejado.
_ Por Kefren y nuestro futuro ejercito invensible - dijo alsando la copa
_ Por lo genial que es controlar estos niños bobos - propuso Elizabeth chocando el vaso con Astoria.

 

Nota: El prosito de Kefren es entrenar un ejercito que pueda controlar a la comunidad mágica, fue idea de Elizabeth y de Astoria Tentor y respaladada por el ministerio de magia.

Borraban la memoria de sus alumnos y de toda la gente que los conocia. y les creaban falsos recuerdos

Besoos!

Cuando nada vale la pena

Los días pasaban muy rápido en Kefren, Lisander y Jake no la dejaban sola ni un momento. Las clases eran realmente extrañas, los profesores enseñaban mágia muy avanzada, parecía un entranimento para aurors, pero lo más curioso era el reducido número de alumnos, solo eran ocho en cada clase,ni más ni menos. El grupo era realmente tenso a veces, las diferencias eran demasiado notables, Rebecca y sus dos amigas Lindsay y Brittany les hacian la vida imposible a Nastia y Jake. Luego estaba Jeimi, un chico callado, de pelo corto y con rulos de color arena, tenia acne en la cara y tenía siempre un jueguito muggle cosigo. y por último estaba Valentina, una chica transferida del "Globar" un instituto de magia en algún lugar de America, esta era extremadamente valiente, le gustaban lo extremo, tenía bulcles castaños y ojos verdes oscuros, hablaba demasiado y a veces cansaba un poco, se había buelto amiga de Nastia y de los dos chicos tambíen.

Lo que había dicho Lisander al principio fue comprobado, estaba totalmente enamorada de Jake, pero algo no encajaba, cada vez que pensaba en Jake recordaba el collar que tenía en el cuello (el que le había regalado a Tom, pero no recordaba) ella estaba segura de que lo había perdido algún día.

Tom riddle continúo su triste vida en Hogwarts, la alegría se le había esfumado de manera definitiva, sin Nastia no era nadie. Se sentía vigilado dia y noche y eso le incomodaba profundamente, quería abrir la cámara de los secretos cuanto antes, si no estaba Nastia tampoco lo iba a estar ningún sangre sucia en Hogwats.
Continúo con los inútiles de sus mortifagos, adoptando de manera definitiva el apodo de Lord Voldemort. Solo le quedaba un año para terminar Hogwarts y tenia muy claro lo que haría de su futuro.


AÑOS DESPÚES_

No mataras a nadie mas esta noche - dijo Harry mientras caminaban, mirándose directamente a los ojos, el verde en el rojo. - No podrás ser capaz de matar a nadie mas, ¿No lo comprendes? Yo estaba dispuesto a morir para evitar que los lastimaras.
- ¡Pero no moriste!
- Pero esa era mi intención, fue lo que hice, lo mismo que mi madre hizo, están protegido de ti, ¿no te has dado cuenta que ninguno de tus hechizos ha funcionado? No los puedes torturar, no los puedes tocar, No aprendes de tus errores ¿Verdad Riddle?
-- No te atrevas
-
Si me atrevo - dijo Harry, Se cosas que tú no sabes Tom Riddle. Se muchísimas cosas importantes que tu no. ¿Quieres oír algunas de ellas antes de que cometas otro error?
Voldemort no hablo, pero siguió caminando en círculos, Harry supo que lo tenía por un momento a raya, detenido por la remota posibilidad de que Harry pudiera saber un secreto.
- ¿Es el amor de nuevo? - dijo Voldemort, contrayendo su cara de serpiente - La solución favorita de Dumbledore, el amor, la que el dice conquistó a la muerte, sin embargo el amor no impidió que cayera de la torre rompiéndose como si fuera de cera. El amor que no impidió aplastar a tu madre sangre-sucia como una cucaracha, Potter - y nadie parece amarte lo suficiente para correr en tu ayuda esta vez y protegerte de mi maldición. - Entonces ¿que será lo que te proteja esta vez cuando te ataque?- En esos momentos recordo a Nastia y el hacia tantos años, La única persona que lo apollo, que lo quizo realmente, la única persona a la que el pudo amar, pero nunca se lo diria al mocoso de Potter jamás! Su cara iva adquiriendo odio, ese Potter le había echo desenterrar recurdos que se había prometido no ver nunca más. Nastia Goodrich, ¿donde estaras ahora?

 

_Solo una cosa - dijo Harry, mientras seguían caminado en círculos, detenidos solo por un último secreto.
- Si no es el amor- dijo Voldemort, -Entonces debes de tener una magia que yo no poseo, o quizá un arma más poderosa que la mía
-- Creo que tengo ambas - dijo Harry, y vio muecas de terror atravesar la cara de serpiente, mismas que desaparecieron inmediatamente.Voldemort empezó a reírse, y el sonido era más atemorizante que sus gritos, una risa loca, que hizo eco en todo el salón.
- ¿Crees que sabes mas magia que yo?, dijo, Que yo!, Lord Voldemort, que ha realizado magia que ni el mismo Dumbledore llegó a soñar
-- OH el soñó con ella - dijo Harry, pero sabía mucho mas que tu, como para no cometer los errores que tu has cometido -
- Quieres decir que era débil - grito Voldemort - Demasiado débil como para atreverse a tomar lo que ahora es mió -
- No, era más inteligente que tú - dijo Harry - un mejor mago y hombre
- ¡Yo ocasioné la muerte de Albus Dumbledore!
- Piensas que así fue- dijo Harry, - pero estas equivocado -Y por primera vez, la multitud reunida dejo escapar un sonido, al tiempo que miles de personas respiraban como si fueran uno solo
.- ¡Dumbledore está muerto! - dijo Voldemort a Harry, - yo lo he visto Potter, y no regresará -
- Si, Dumbledore esta muerto - dijo Harry con calma, - pero tu no lo mataste, el eligió su propia manera de morir, la eligió meses antes de que muriera, y arreglo todo con el hombre que tu creías era tu servidor -
- ¿Qué tonto sueño es este? - dijo Voldemort, - pero aun no atacó y sus ojos rojos seguían clavados en Harry.
-- Severus Snape no era tuyo - dijo Harry - Snape era fiel a Dumbledore, fiel a el desde el momento que empezaste a lastimar a mi madre y jamás lo notaste, porque es algo que no puedes entender, ¿jamás viste a Snape conjurar un Patronus, verdad Riddle?
Voldemort no contesto, continuaron circulándose mutuamente, como lobos a punto de destrozar al otro.- El Patronus de Snape era un gamo - dijo Harry, - el mismo que el de mi madre, porque el la amaba de toda la vida, desde el momento que eran niños, debiste haberte dado cuenta - dijo Harry mientras el rostro de Voldemort se contraía, - El te pidió que le perdonaras la vida ¿no es cierto?- Si, es cierto, pensó interiormente ¿pero y que?
El maldito de Snape le había producido el dolor más grande de su vida! recordaba ese día con absoluta claridad...

 

Snape llegó a la mansión malfoy con un bulto entre sus brazos.
_ ¿Qué es eso? - preguntó Voldemort de su sillón.
_ Mi señor, ¡he matado a la famosa auror del ministerio! a ella y a dos de sus compañeros Jake Larrinson y Lisander Relf - dijo con entusiasmo Snape_ a los demás los traen Bellatrix y Lucius.
_ Exelente trabajo Severus.
Snape dejó el bulto sobre la mesa y allí la vio, hermosa con los ojos cerrados con fuerza, su cabello castaño le ocultaba parte la cara y en su mano sostenia fuertemente el dije de su collar.
Todo el mundo de Voldemort calló en mil pedasos, Nastia, su Nastia estaba muerta, muerta! y nada podria hacer por ella. lo peor de todo esto era que la había matado el propio Snape, se las pagaria a ese gusano asqueroso, por robarle lo más hermoso que había tenido su vida.
_ Vete de aquí - le grito a snape - en cuanto el salió una lagrimas calleron sobre el rostro de Nastia, sus ojos rojos estaban de un color negro azabache como habían sido en la juventud de su horrible vida.
Tomó su mano y vio que era lo que aferraba, un collar identico al de el que aún conservaba.


Salío de sus pensamientos y vio que Potter aún lo miraba apuntandole con la varita de Draco
:- ¡Avada Kadavra!-
¡Expelliarmus!
La explosión fue como un cañonazo, las flamas doradas que emanaron entre ellos, marcaron el punto donde los hechizos colapsaron. Voldemort vio el hechizo rojo de Harry rebotar contra su propio hechizo. Ya nada valia la pena.

SEGUNDA PARTE

La explosión fue como un cañonazo, las flamas doradas que emanaron entre ellos, marcaron el punto donde los hechizos colapsaron. Harry vio el hechizo verde de Voldemort chocar contra su propio hechizo. Ya nada valia la pena.

Giratiempo:

Todo el salón de Hogwarts estalló en victorias y gritos de alegría, Voldemort los contemplaba estupefacto, nadie parecía darse cuenta de su presencia, vio como los mortifagos que le habían sido fieles yacían sobre el suelo cubierto de rubíes, muertos, y vio con más horror aún su propio cuerpo en el suelo y como todos celebraban su muerte.
Este estado era aún peor que antes cuando se veia obligado a beber sangre de unicornio para subsistir, era más insignificante que un misero fantasma, invisible a los ojos de los magos y así seguramente quedaría para el resto de la eternidad.
¿Por qué no podía morir y ya? Claro después de todas las atrocidades cometidas se debía pagar un gran precio, el momento que siempre había evitado era el único que le quedaba ahora.

 

Poco a poco Hogwarts se fue vaciando, el solo contemplaba aquella sala majestuosa, enteramente destruida. El reloj de Gryffindor roto en miles de pedasos, las mesas destruidas, y el cielo parecía gris y desolado.
Floto entre las ruinas del lugar que alguna vez llamo hogar y algo en el mugriento suelo le llamo la atención, un pequeño objeto dorado, lleno de estrellitas grabadas, un giratiempo.
Voldemot lo tomo, o mejor dicho lo hizo flotar en lo que antes fueron sus manos, lo reconoció enseguida, ese era el giratiempo de Ganger seguramente se le habría caído mientras luchaba. ¿Y si realmente podía hacer una vida nueva? ¿Una vida de verdad, sin muertes ni masacres? Una vida con su Nastia.
Ya no le importaba ser Lord Voldemort, después de todo no sirvió de nada, fue una vida miserable, llena de gente que estuvo a su lado por miedo a que los asesinara si no cumplían sus ordenes.
No había nada más que pensar, diez vueltas y todo seria deferente ¿Seria eso destino? Por que encontrarse un giratiempo en un montón de ruinas era casi un milagro. pero si eso quizás sea obra del destino.

Esa sensación más agradable que la aparición lo transportó a un londres antiguo, se puso de pie dificultosamente y miro a su alrededor. También miro sus manos, era de nuevo el joven Tom Riddle, aunque no supo decir con exactitud en que tiempo estaba.
Caminó por el callejón oscuro y siniestro, en otro tiempo le hubiese parecido encantador, pero ahora solo le parecia un lugar aterrador. Este era sin duda el callejón knockturn. Una bruja de pelo gris en un rodete desarmado y lo miraba desde el umbral de un local pequeño y polvoriento en sus manos sostenia una bandeja llena de uñas.
_ ¿Como van las ventas en Borgin y Burkes?
Calló en la cuenta en que tiempo estaba, no había pasado mucho tiempo desde que abandonó Hogwarts.
_ Muy bien, supongo - contesto a la bruja, esta solto un gruñido.
Sin pensarlo dos veces se dirijio al 13B del callejón. El señor Borgin estaba fumando una pipa mientras obserbava con un pequeño telescopio unas monedas de oro. Al escuchar la campanilla de la puerta se giro hacia Tom.
_ Por fin haz venido - dijo con su voz grasienta.
_ ¿Hay algo que deba hacer hoy? - preguntó Tom tratando de finguir normalidad
_ Si tienes que ir a visitar a hepzibah smith, ti -tiene algunos objetos que esta interasada en vendernos.
A Tom se le calló el alma a los pies
_No tocaras ni la copa ni el relecario - se dijo a si mismo. Recetas para Cookeo

_ Esta bién - dijo educadamente a Borgin y saliendo del local.


Esta vez tendria que hacer las cosas diferentes.

Lilen

_ ¿Hay algo que deba hacer hoy?
_ Si tienes que ir a visitar a hepzibah smith, tiene algunos objetos que esta interasada en vendernos.
A Tom se le calló el alma a los pies
_No tocaras ni la copa ni el relecario - se dijo a si mismo._ Hazlo por Nastia.
_ Esta bién - dijo educadamente a Borgin y saliendo del local.
Esta vez tendria que hacer las cosas diferentes.

Aparecio directamente en la entrada de la mansión de hepzibah y toco el polvoriento timbre de entrada. Al cabo de unos segundos la vieja elfina domestica Hokey le abrio la puerta que sono con un chillido.
_ La señora Hepzibah lo espera en la sala principal,señor. dijo mientras lo conducia a por un albarrotado pasillo había gabinetes llenos de pequeñas cajas laqueadas, fundas llenas de libros de oro en relieve, orbes y globos celestes, y muchas plantas de macetas florecientes en contenedores de cobre. De hecho, el cuarto se parecía a una mezcla de una tienda de antigüedades mágica y un invernadero. Al la derecha del pasillo pudo sentir como una mirada lo examinaba desde el interior de la biblioteca, una chica de unos once años, de bucles castaños y ojos grises lo obserbaba con atencion. tenía un libro morado entre las manos.
_ Rápido señor - chillo la elfina.
En el salón principal estaba Hepzibah ella era una vieja señora enormemente gorda que llevaba una peluca pelirroja y un juego brillante rosado de trajes que fluían alrededor de ella, dándole la mirada de una torta helada que se estaba derritiendo.
Tom se dobló sobre la pequeña mano gorda de Hepzibah, rozándola con sus labios.
_'Le traje flores,'- dijo él silenciosamente, produciendo un manojo de rosas de ninguna parte.
_'¡Usted, muchacho travieso, no debería hacerlo!' - chilló la vieja Hepzibah, aunque Harry notara que ella tenía un florero vacío sobre la pequeña mesa más cercana.
_'Realmente estropeas a esta vieja señora, Tom ... siéntate, siéntate ... ¿Dónde está Hokey? Ah ...'
El elfo doméstico vino rompiendo cosas a la habitación mientras que llevaba una bandeja con pequeñas tortas, que ella puso en el codo de su dueña.
_'Sírvase usted, Tom,' - dijo Hepzibah 'sé cuanto le gustan mis tortas. _Ahora, ¿Cómo estás tú? Luces pálido. Ellos abusan de ti en aquella tienda, lo he dicho cientos de veces ...'
Voldemort rió mecánicamente y Hepzibah sonrió con afección.
_'Bien, cuál es tu excusa para visitarme esta vez?' preguntó ella.
_'Al Señor Burke le gustaría hacer una mejor oferta por la armadura hecha por el trasgo,' dijo Voldemort. 'Quinientos Galeones, él siente que es más que un negocio ...'
Del albarotado pasillo provino un ruido, era como si miles de cajas se hubiran caido.
_ Baul locomotor - otro ruido mas como si las cosas caidas hubiesen buelto a su lugar.
En el umbral de la puerta que conectaba con el pasillo aparecio la joven de la biblioteca.
_ Señora Hepzibah, esas cajas suyas me han atacado - dijo enojada la chica.
_ Oh lo siento Lilen, tienen la costumbre, ¿No tendra el señor Burke interes en ellas verdad Tom? - preguntó la anciana.
_ No lo se, pero le preguntare.
Esa niña no estaba aquí la vez pasada, pensó Tom obserbando a la chica - tenia algo muy familiar. Hepzhibah al ver que la obserbaba añadio:
_ Oh lo siento Tom. ella es Lilen Goodrich. dijo la anciana señalando a la niña
Esta le estendio la mano, Parecia fria y desconfiada.
_ Tom Ridlle -
¿ Dijo Goodrich?
_ Seguramente escuchaste hablar de su prima, Anastacia Goodrich.
_ ¿Nastia? - dijo sin pensar Tom
_ La misma - dijo la anciana - Lilen querida ¿podrias traer unas tazas de te con Hokey?
_ No hay problema - y dicho esto salio seguida por la elfina
_ Muchacha encantadora Lilen, su prima esta en una mision para el ministerio ruso de la magia, los padres de Lilen murieron asi que Nastia esta a su cargo.
Tom escuchaba a Hepzibah con atención.
_ Me he ofresido a cuidar a Lilen despúes de el gran favor que me ha echo cuidando ciertas joyas de la familia. ¿sabías Tom que soy decendiente de Helga Hufflepuff?
_ No señora, no lo sabia. - Ahora estaba seguro de que "Joyas familiares hablaba la anciana" la copa y el relicario se las había llevado Nastia.
Lilen volvio de las cocinas con una bandeja con tres tazas de té y una tetera de oro y una carta en la otra mano.
_ Nastia y Jake vendran a buscarme en unos minutos señora Hepzibah - dijo la niña
_ Oh claro ¿Ya tienes tu bául?
Con un simple moviminto de varita un baúl color azul bajo flotando por las escaleras.

 

 

Sorpresas

Sono un agudo timbre y Hepzibah ahogo un grito.
_¡Pero que rápido llegan! - se quejó la anciana.
Hokey volvio a internarse en el albarrotado pasillo de entrada y volvio al cabo de unos segundos seguida por dos personas que Tom reconocio al instante: Jake Larrinson, el auror que habia sido asesinado por Snape y Nastia. Lilen corrió al encuentro con su prima feliz.
_ Al fin viniste - exclamo la niña.
_ Oh no sabes los regalos que te he traido de Rusia.
_ Genial regalos, - dijo con una sonrisa _ah hola Jake - añadio la castaña con despresio
_ Hola Lilen .
_ Oh Nastia tu prima se comporto de maravilla - exclamó Hepzhibah - Por cierto el es Tom Riddle.
_ Nastia Goodrich - se presento la chica extendiendole la mano.
Tom se quedo estupefacto, ella ni siquiera tenia que estar alli y... ¿de verdad no lo reconocia?
_ Y el es mi novio Jake Larrinson - añadio la chica.
La palabra "novio" retumbo en la cabeza de Tom, ¿Acaso dijo "mi novio Jake Larrinson? ¿Acaso era una burla? El había regresado casi cincuenta años en el tiempo solo por esa chica y ahora esto.
Una rafaga de odio recorrio el su cuerpo, ¿como era posible ser tan tonto? ¿Tanto se humillo por una sangre sucia? No ahora que tenía oportunidad no cometeria los mismos errores, nadie lo mataria esta vez, esta vez el seria de verdad Lord Voldemort y haria un bonito horrocrux con Nastia y su novio.
_ Tom... ¿Te sientes bien? - interrumpio Hepzibah
_ Creo que no - mintio - sera mejor que me valla. - dijo y salio apresuradamente al exterior de la casa.
Tenia un gran problema ahora... Goodrich tenia el relicario y la copa en su poder ¿donde?
Una fina capa de lluvia cubria Londres, caminaria hasta el ministerio y alli preguntaria la dirección de la maldita sangre sucia, iva a empezar por su casa, en cuanto los encontrara la mataria.
En el ministerio no tardo mucho, tambíen se entero que en gringots no guardaba nada más que dinero y que su proxima misión seria en una semana "una persecucción de magos tenebrosos".
Se apareció en calle "Duenkelien ", era un lugar extraño, parecia un bosque húmedo, eso difinitivamente no era londres. Del lado izquierdo del camino era una especie de boquesillo con árboles altos y del lado derecho había pequeñas casitas, no se escuchaba ni un susurro. La calle era arenosa, solamente a Nastia se le ocurria vivir en un lugar asi, camino unos diez minutos hasta pararse frente al número 86. Una casa sensilla a la vista parecia muggle pero podia sentir magia en el aire.
Con un suave golpe a la reja esta se abrio sin emitir ningún sonido, lo mismo que la puerta de entrada. La casa estaba en una penumbra agradable, parecia que era enorme por dentro. avanzó por el pasillo de entrada con la varita en alto, se sentia observado.
_ Accio relicario - Nada, lo tendria que buscar manualmente, algo le decia que estaba alli.
Busco en todas la cocina, la sala de estar, la biblioteca y el dormitorio de Lilen. ¿ donde rayos dormia Nastia? La respuesta llego de un ronquido en la pared que lo hizo sobresaltar, un enorme cuadro de una niña vestida de color oro dormitaba en lo que seguramente era una puerta.
La niña del retrato abrio los ojos de repente
_ ¿Por qué quieres pasar donde nadie te invito a entrar? - preguntó con voz melodiosa.
_¿ Me dejaras entrar igual? - preguntó Tom desconfiado.
_ Si la respuesta correcta me das la entrada libre quedara.
_ Esta bien, pregunta cuadro parlante.
Despúes de varios intentos de resolver el acertijo el cuando lo dejo pasar. Era una habítacion grande, repleta de libros y un gran armario de roble claro, Decidio empezar por el armario, los cajones en general no contenian ropa sino papeles, varios diplomas de Kefren, fotos y documentos. Fijo su atención en cuadernillo pequeño, un diario.

 

Un dia terrible, mataron a los padres de Lilen y yo no recuerdo nada, no se quienes son mis padres, no recuerdo nada de mi pasado. Ya no se que hacer, ahora solo me queda empezar una vida con Lilen, solo quiero que sea feliz.

Tom sintio que algo punsante, como un cuchillo le apuntaba en el cuello y una varita a la altura del pecho.
_ ¿Que buscas Tom Riddle? - preguntó Nastia con todo el despresio posible en su voz, había cambiado mucho, parecia que todo rastro de aquella niña inocente y dulce de Hogwats se había esfumado.
Tom la miro en la oscuridad, sus ojos azules que parecian frios como el hielo lo atravesaban con la mirada como si fuesen cuchillos.
_ ¡Respondeme! - gritó
_ ¿De verdad no te acuerdas de mí?
_ No jueges con migo
_ ¡Expelliarmus!
La chica salio despedida hacia atras,
_ ¡Cruccio! - grito Nastia, era horrible ¿como podia hacer eso? Era la primera persona que le lanzaba un cruciatus,
_ Escuchame bien Riddle o quien sea que eres, alejate de mi y Lilen o te mataré.
_ ¡Desmaius! la chica callo al suelo.
¿ Que estaba pasando? ¿sera que el viaje en el tiempo lo habia devilitado? ¿ Como era posible que Nastia fuese tan terrible?
La miro de nuevo, desmallada en el suelo, la mataria ahora que tenia oportunidad.
_ Avada...
Una luz azul lo cego, la piedra que tenia en cuello creo instantaneamente un escudo, el cerro lo ojos.
Aparecio en el medio de Londres muggle.

Trato hecho

El otoño cada vez más frio indicaba que el invierno estaba cerca. Tom no había parado de vijilar a Nastia ¿Que eran esos malditos collares? Ella le había regalado NO uno igual, sino el mismo cuando tenía quince años, pero el nunca había notado nada extraño en el. ¿O quizas era eso lo que lo había protejido de la muerte todos esos años?
Había leido siete libros enteros en dos semanas buscando respuestas y solo encontro que era una piedra negra del lago de Ithen, única y hecha por duendes y que era imposible hacer un duplicado.
Nastia por su parte no hacia nada fuera de lo común, iba seguido al ministerio, salia con Lilen, con Larrinson y muy a menudo la visitaban un tal Lisander Relf y Valentina Donsieé. Ya tenía un plan para ella, necesitaba el relicario y la copa que tenia en su poder y necesitaba que le ayudara a buscar las reliquias de la muerte, a cambío de eso le diria todo lo su pasado que el sabía muy bien. Bueno en realidad esa era la escusa porque pensaba matarla, a ella y a su querido "novio. A Lilen la perdonaria, necesitaba mortifagos competentes, y esa niña era demasiado valiente y fria para tener once años.
Tambíen sabía que un grupo de "ex mortifagos" planeaban atacarla entre ellos los Malfoy.
_ ¡Tom! - gritó Borgin desde abajo de la tienda _ Atiende a los clientes mientras salgo.
Maldito viejo- penso Tom- solo unos días mas, unos dias mas - se decia a si mismo.
Se dispuso a leer el profeta cuando sonaron las campanillas de la puerta levantó suavemente la vista del periodico y vio como unos frios ojos azules lo miraban fulminantes.
_ Valla Goodrich, que sorpresa verte - dijo en un tipico tono de el. _ ¿Que te trae por aquí? Tengo un collar muy bueno que te quedaria de maravilla.
_ Ya no jueges, Riddle o como quieras que te llames.
_ Voldemort - la interrumpío el, era hora de que le tubiera un poco más de respeto.
_ ¿ Qué dices?
_ Lord Voldemort.
_ Esta bien Vouldimort ¿Por que me siges? - preguntó amenazante, parecia una serpiente enojada.
_ No,no Nastia es Vol_de_mort no Vouldimort - dijo con tranquilidad_ Y no no te sigo, por que querria seguir a una sangre sucia como tu.
_ ¿Sangre sucia? - dijo apuntandole con la varita a la altura del pecho, Voldemort se mostro indiferente.
_ Si, si pero supongo que no recuerdas a tus padres - miró a la chica distraidamente. había dado en el blanco.
_ ¿Comó sabes eso?
_ Esto explicara más que las palabras - dijo mostrandole el collar negro - ella le miro sorprendida.
_ ¿ De donde has sacado eso? - preguntó con un hilo de voz y apretando su propio collar en la mano izquierda.
_ Me lo has dado tú, ¿ O eso tampoco lo recuerdas?
_ Ithen - murmuro - es única.
Tomó la piedra que Tom tenía en el cuello y la examino, en la piedra se leia claramente el grabado _ Dontrkan igoktus " Cuando llege el momento"
Ella lo miro fijo a los ojos, ya no eran frios y vengativos, eran los mismos ojos que Tom recordaba, curiosos y destellantes de vida.
_ ¿Cuando?
_ Hace muchos años - pensó un momento, no era conveniente decirle a Nastia del viaje en el tiempo_ En sexto año.
_ ¿Sexto año? - preguntó perpleja
_ ¿Eso tampoco lo recuerdas? Hogwats claro.
_ ¿Fui a Hogwats? - Ella casi saltaba de felicidad.
_ Mira te propongo algo. Te dire todo lo que quieras saber si... me ayudas a buscar algo. _ luego hablaria del relicario y la copa.
_ Claro ¿ Que cosa exactamente?
_ Las reliquias de la muerte - dijo el en un susurro.
_ Oh no otra vez..
_ ¿Sucede algo?
_ Lilen está encantada con esa maldita capa, no se la mostraria jamás. -
_ Un segundo... ¿eso quiere decir que la tienes?
_ Claro que no, un amigo, James Potter.
Ahora entendia de donde había sacado el mocoso Potter la capa.
_ Luego la varita de sauco... se que estaba en algún lugar del bosque negro.
_ Veo que estas bien informada.- comentó finguiendo desinteres pero en realidad se sentía emocionado
_ No tanto, no se nada de la piedra de la resurección. ¿ de verdad me diras sobre mis padres y mi pasado?
_ Si me das lo que quiero...
_ Oye ¿por que me seguias? ¿Por que yo?
_ ¿No te cansas de hacer preguntas? - preguntó Voldemort impaciente, en esos momentos era exactamente igual a la chiquilla de quice años de Hogwats
y eso le enfermaba,
_ Tenemos que ir al bosque negro ¿ Cuando partiremos?
_ ¿Que tal mañana? - dijo ironicamente
_ Acepto - se quedo inmovil unos segundos
_ ¿Que has dicho?
_ Que acepto, mañana partimos. por cierto ¿quieres quedarte esta noche en mi casa? No me gusta venir a este callejón.
_ ¿ Desde cuando tanta amabilidad?
_ Escucha muy bien, yo solo quiero saber quien soy y dudo que sepas realmente lo que esa piedra significa. ¿Vienes o no?
Tom tomó unas cuantas ropas en una maleta y salio del polvoriento local. Nada podia ser más perfecto ¿Nastia invitandolo a quedarse en su casa? Una oportunidad perfecta para buscar los futuros horrocruxes.

 

 

La casa estaba sumamente iluminada, parecia más lujosa que la vez anterior. El comportamiento de Nastia había cambiado completamente, ahora se comportaba amable y dulce, parecia que ninguno de los dos había intentado matarse hacia apenas dos semanas. Era mejor estar alerta.
_ ¡Lilen llege! - gritó la chica desde la puerta.
_ ¡Nastia no vas a creerlo cocine! - dijo la niña que apareció corriendo por un pasillo, al ver a Tom su cara se volvio fria otra vez.
_ ¿Quién es el?
_ Ya lo conoces, es Tom riddle, se quedara aquí por hoy.
Hubo un incomodo silencio.
_ PUFF! Un elfo domestico aparecio de la nada.
_ Señorita Nastia, ¿le molestaria si comemos en el comedor principal? En la cocina ha habido un acidente, Miki tubo que castigarse por eso señorita.
Nastia miro con cara de reproche a Lilen.
_ Nada importante -- dijo la niña.

La cena trancurrio en una exelente paz y luego el elfo condujo a Tom a una lujosa habitación de huespedes.

Al borde de la muerte

lo admitió detestaba esa cara de serpiente.

Una luz dorada invadió la habitación, parecía provenir del espejo mismo, ya no veía su reflejo sino una serie de imágenes al azar de su pasado que cambian rápidamente, hasta que vio otra vez a su peor enemiga, la muerte.

Todos los asesinatos comentidos pasaban como una película, uno por uno, cada destello verde seguidos por gritos de horror y su propia muerte, los horrocruxes destruidos y Nastia, Nastia muerta entre sus brazos.

Sin querer ahogo un grito, ese espejo lo torturaba había desenterrado sus más ocultos miedos, las peores escenas de su vida. Alguien lo observaba, con unos fríos e inexpresivos ojos grises, era Lilen.

_ ¿Le temes a la muerte?

_ ¿Qué es esto? - pregunto Voldemort horrorizado,

_ El espejo de Aihwa, muestra lo más oculto de nuestra mente, los peores miedos, y los recuerdos más dolorosos, No deberías mirarlo mucho tiempo o terminaras cayendo en su trampa.

 

La niña lo miraba con una extraña expresión, era difícil saber que pensaba.

_ Por algo estas aquí Tom Riddle, lo presiento, ¿O prefieres Voldemort? - Era extraña, muy extraña.

_ ¿Quién eres? - Tom nunca supo por que le pregunto eso. - Ella no contesto parecía que estaba tenido una visión o algo parecido tenia los ojos cerrados y una mueca de dolor se estaba dibujando en su rostro.

_ Ellos ya vienen - dijo mirándolo con preocupación y salió corriendo por los pasillos oscuros. Una explosión retumbo por la casa, parecía proveniente de la planta baja. Tom siguió a Lilen en la oscuridad, apenas entendía que pasaba, sus sentidos se habían debilitado mucho e incluso podía hacer la mitad de hechizos que antes.

_ ¡Lilen! ¡Lilen! - gritaba Nastia por la oscura casa.

_ Nastia, Nastia ¿Dónde estas? Tengo miedo Nastia - sollozó Lilen

De una explosión más fuerte que la anterior se derrumbo parte de la pared, provocando un boquete que daba al exterior. Una especie de sombra encapuchada se materializo al otro lado del hueco, parecía un dementor aunque no lo era. Entro en la habitación y no tardo en dirigirse la chica que le lanzaba varios maleficios en vano.

¿Que era esa cosa? Jamás en su vida había visto algo parecido, la criatura peleaba con Nastia y su patronus, un tigre de bengala. No le importaba que la chica muriera pero no tenia que matarla esa cosa, sino el. Intento atacar a la criatura, también fue en vano. Varios cuchillos le rozaron la cabeza, vio como el "dementor" se alejaba.

Se volvió hacia la chica, tenia en su cara una mueca de dolor y horror, efectivamente la criatura también le había clavado un cuchillo, uno muy pequeño y negro cerca del estomago.

_ ¡Miki! - dijo en un susurro la chica. El elfo apareció a su lado enseguida. _ Cuida a Lilen, que no salga de su habitación y llama a un medimago.

Tom se acerco a ella, le recordaba la noche en la que snape la llevo a la mansión Malfoy, Si tenia corazón este le latió muy deprisa, generalmente le gustaba mas que nada ver a la gente sufrir: No debes dejar que muera, no así - dijo una voz en su interior _ sabes que morirá si no haces algo - Maldita conciencia, siempre atormentándolo.

La tomo entre sus brazos y la llevo a su cuarto, esta vez el cuadro lo dejo pasar sin preguntar nada. ¿Por qué no dejaba que muriera y ya? ¿Acaso quieres terminar como Dumbledore? Vamos muerta no me servirá, además tengo que matarla yo, no una repugnante criatura.

El medimago llego rápido, y dijo muy poco. Solo que era una daga con veneno de basilisco, solo podían esperar un milagro.

_ Pero ¿No hay forma de salvarla?

_ Ella es fuerte, pero solo podemos esperar un milagro.

Esas palabras retumbaron en su cabeza, un sentimiento horrible se apodero de el. Nada, ni pensar en los horrocruxes le quitaba ese sentimiento. Solo podía pensar en esos ojos azules llenos de dolor que lo miraban en el oscuro pasillo de la planta baja.

Se levanto de la cómoda cama de la habitación de huéspedes, no podía estar allí. Fue a la habitación de Lilen, ella dormía placidamente y en el suelo el elfo domestico con un libro entre las manos, quizás le contó algún cuento para que se durmiera. Cerró la puerta con delicadeza y fue a la habitación del cuadro. Nastia dormía intranquilamente, parecía que tenía pesadillas. Le corrió varios mechones de cabello castaño, se sorprendió de algo, no le provocaba asco alguno que fuera hija de muggles como debía ser, ya no sentía nada de eso. Estaba fría, demasiado fría para ser normal, no supo por que lo hizo, tomo el anillo de oro con la piedra negra que llevaba, su único horrocrux por el momento y se lo coloco en el dedo.

 

Se quedo dormido en el sillón que estaba al lado de la cama, fue la peor noche de su vida, las pesadillas no le dejaron en paz. La habitación siempre tenía una tenue luz azul que también le acomodaba.

_ Señorita Lilen, no debería tocar el horno_ chillaba Miki

Eran aproximadamente las nueve de la mañana y una serie de ruidos de sartenes indicaban que Lilen intentaba ayudar al elfo en el desayuno.

_ Maldito elfo - dijo tom mientras se daba vuelta para levantarse. Un par de ojos azules lo observaban desde la cama.

¿Como era posible? Si despertaba lo aria en unas semanas, no a la mañana siguiente, sin embargo ahí estaba observándolo en silencio.

_ Hola - le dijo Nastia en un susurro

El no salía de su asombro ¿Tendría un horrocrux?

_ Creo que ya no hay trato - le dijo con una pequeña sonrisa.

_ ¿De que hablas? - pregunto Tom aún sorprendido.

_ Lo recuerdo todo, hogwarts, mis padres, a ti.

Voldemort se había quedado sin habla, esto no podía estar pasándole.

_ Por cierto ¿este no es tu anillo? - dijo levantando el anillo de oro _ se rompió.

Ahora comprendía todo, su único horrocrux, su fragmento de alma era el causante de que Nastia estuviera allí hablando con el era un problema, por el momento el era mortal.

 

* Espejo de Aihwa: es lo contrario del espejo de oesed o también conocido como espejo de Erised, este muestra el mayor deseo y Aihwa los peores miedos.

* Lilen tiene el don de la visión, por eso es que siempre mira a Tom con mala cara, en algún lugar de su mente sabe quien es realmente. Y por eso supo cuando venia el "Deluntor" una especie de dementor pero más poderoso.

Mirando el futuro

Tom se vio obligado a quedarse en la casa Goodrich, lo cual hubiese querido no hacer jamás. Lilen lo seguia con sus ojos grises por donde fuera y el miserable espejo de la habitación no paraba de mostrarle escenas horribles ¿Por que no dejo que Nastia muera y ya? No tubo que salvarla y quedarse sin ningún horrocrux.
Jake fue a visitarla el dia despues del accidente y termino gritandole que la engañaba con Tom, Lilen que odiaba a Jake le prendio fuego su ropa "accidentalmente" y lo hecho de su casa por gritarle a su prima "semejantes barbaridades". eso gano una Nastia depresiva y una Lilen muy alegre.
Para colmo el elfo domestico no paraba de seguirlo (Por orden de Lilen,claro) y ofreserle comida " esta muy palido señor" "¿Por que no prueba esta torta recien horneada?"
Además de todo eso no había ni rastro del relicario ni la copa, aunque aún seguia sintiendo su presencia. Nastia se pasaba mucho tiempo sola en algún lugar de la casa, parecia que el deluntor no la hubiese atacado, solo le quedo una pequeña marca en forma de serpiente.

Tom estaba sentado en la mesa de la sala mirando el fuego que chispeaba alegremente en la chimenea de marmol, una fina capa de nieve cubria las ventanas y el bosquesillo de enfrente parecia más tetrico que antes.
_ ¡Tom! - grito Lilen asomando su cabeza por el umbral de la puerta _ Iré al callejón Diagon con Miki ¿ Haz visto a mi prima?
_ No, no la veo hace dos dias
_ Ya no se donde se mete, ni que la casa fuera tan grande. Como sea adiós.
Lilen era una niña muy independiente, curiosa y mandona. Sus padres habian muerto misteriosamente, era la tercer bruja de la familia Goodrich. ( Poderes heredados de su abuela)
Se quedo solo pensando en sus presiados horrocruxes, hasta que una voz interrumpio sus pensamientos, un canto. Parecia provenir del piso mismo. Su curiosidad siempre le ganaba empezó a caminar por los corredores laberinto de la casa, Lilen se equivocaba, la casa si era muy grande. A medida que abanzaba podia escuchar como el volumen del canto aumentaba, vajo por un corredor que decendia poco ilumindo y que terminaba en una puerta corredisa. La abrio muy suavemente y vio algo que lo emociono y lo aterro a la vez.
Nastia jueguteaba con el relicario de Slytherin mientras cantaba una melodia diabolica en parsel y sus ojos estaban de un rojo muy brillante parecia casi poseida por el relicario.
_ ¿ Na-Nastia?
La chica se giro bruscamente y sus ojos volvieron a ser azules.
_ No deverias estar aquí. - dijo friamente
_ ¿Hablas parsel?
_ ¿Estas loco o qué? claro que no.
Confirmo sus dudas, tal como paso con Potter su fragmento de alma le había concedido a la chica el don de hablar con las serpientes. Miro a su alrededor era una habitación, pequeña y llena de espejos y cuchillos colgando en las paredes y la copa de Hufflepuff en un cristalero que brillaba como protejido con un hechizo.
_ Encerio no deverias estar aquí - repitio la chica esta vez en tono dulce - pero... ¿Quieres un cafe?
_ Claro - acepto dudoso.
La chica hizo aparecer dos tazas de la nada y lo invito a sentarse a su lado en el sillón mientras se colgaba el relicario en el cuello, no iva a ser facil quitarselo.
_ ¿ Cuando iremos en busca de las reliquias? Ya me siento perfectamente.
_ No lo se, cuando quieras.
_ Le dire a Hepzibah que cuide a Lilen.
_ mmm
Volvio a mirar la habitación, un espejo le llamo especialmente la atención. Uno redondo de marco azul con grabados de extrañas letras.
_ ¿Quieres ver en el espejo?
_ ¿Qué muestra? - no queria otro espejo como el de su habitación.
_ El espejo del tiempo. muestra cosas que fueron y cosas que son y cosas que quizá serán.
Tom se inclino sobre dichoso espejo, al principio vio su propio reflejo. Luego varias escenas empezaron a formarse su pasado en Hogwarts, reuniones de mortifagos, cuando encontro el giratiempo, el mirandose en el espejo de la habitación de abajo y una niña parecida a el de ojos y cabellos oscuros, jamás la habia visto, como todas las escenas anteriores se difumino rapidamente y el espejo volvio a ser normal.
_ ¿y? ¿Qué viste en el espejo? - preguntó Nastia
_ Nada importante, solo cosas del pasado.
_ Oh, esperaba algo más emocionante - dijo la chica con una decepción nada disimulada.
_ ¿Qué esperabas que viera?
_ Algo como esto quizas...
La chica le planto un dulce beso al que Tom no puso resistencia ¿ Que haces Tom? ¡Tienes que matarla no besarla! La aparto bruscamente.
_ Perdón - se disculpo ella - no debi hacerlo.
_ Que rapido cambias a Jake primita... - dijo una fria e infantil voz desde la puerta.
_ ¡Lilen! ¿ Que te dije de venir aquí?
_ Que es la habitación secreta bla bla bla...
Nastia fulminó con la mirada a su prima.
Genial Tom... podrias hacer un horrocrux con cada una, Lilen seria una bonita copa.

 

 

 

este capi no me gusto mucho... =(

Visten mi nuevo fic https://www.potterfics.com/historias/63496tp

Por cierto ¿Quién creen que el la niña que Tom ve en el espejo?

Espero que comenten & Gracias por los comentarios anteriores

Eternamente Voldemort

_ Quiro ir con ustedes! - chillaba Lilen
_ ¡No iras y punto!
Esas discuciones atormentaron a Tom los siguientes dos días, Lilen estaba más caprichosa que lo de costumbre y lo seguia vijilando día y noche, por otro lado Nastia estaba como una loca gritandole ordenes al elfo domestico y a su prima.
El estaba esperando hacia ya dos horas en el hald de entrada con su pequeña maleta de viaje.
_ Todo listo - informó la castaña apareciendo de la cocina.
Tom solo le respondio con un gruñido de afirmación.
_ Tenemos que caminar un poco, no me gusta aparecerme asi que coloque un traslador en el bosque ¿Te parece bien?
Otro gruñido de parte del chico.
Caminaron en absoluto silencio, como de costumbre una fina capa de lluvia les caia encima y el bosque parecia más humedo de lo habitual.
Varios animalitos se crusaron en su camino, la chica parecia encantada con ellos, e iva dando saltos. eso era lo que le enfermaba de Nastia, sus horribles cambios de humor, en unas ocaciones podria llegarte a matar sin necesidad de mover la varita y se mostraba fria y distante, en otras parecia una niña pequeña.
_ ¡Encontre el traslador! - grito a unos cuantos metros de distancia de Tom _ ¡Apurate o nos dejara!
Se acerco lo más rapido que pudo i vio un pequeño broche de pelo que brillaba de un color azul vivido. En unos segundos se vieron arrastrados hacia una oscuridad infinita y calleron de un golpe seco a un piso nada parecido al del bosque. Era arenoso y muy seco, además de que hacia vastante calor.
_ ¿Donde estamos? - pregunto Voldemort desconfiado.
_ ¿No querias buscar la varita de sauco? Vamos a buscar a Grindelwald.
_ ¿Estas segura de esto?
_ Completamente, se que el aún la tiene.
Emprendieron su marcha nuevamente, Tom se canso facilmente, realemente Lord Voldemort no acostumbraba a caminar, mientras tanto Nastia parecia que nunca se cansaria.
_ Oye ¿podemos parar ya? Llevamos caminando cinco horas sin descanzo y ya esta anocheciendo.
_ Claro ¿Me ayudaras a armar la carpa?
_ No se nada de carpas
_ Esta bien, la armare con un hechizo
Una luna presiosa estaba asomando en el oscuro cielo, Tom se sento alejado de Nastia que preparaba un improvisado campamento, queria matarla y ya ¿Acaso el no habia matado ya a Grindelwald? No necesitaba a Nastia.
_ ¿Qué piensas?
_ En tu asesinato - pensó
_ En nada - dijo con un tono aburrido.
_ Oh claro. ¿Oye me explicarias por que hablo parsel?
_ Ya te lo dije No-lo-se
_ Pero tu también lo haces
_ ¿Y eso que?
_ Antes no podia estoy segura
Tom resoplo molesto, la le habia preguntado millones de veces por lo mismo- Una sombra cubrio momentaneamente la luz de la luna.
_ ¡Tom mira eso!
Unos cinco dragones enormes cruzaban el cielo brillante
_ ¡Tenemos que ir a ver! - exclamo euforica la chica
_ ¿Estas loca? no puedes ir
Ella no escuchaba, nunca lo escuchaba y eso le daba más ganas de matarla todavia, estaba acostumbrado a mortifagos que eran capases de torturarse asi mismos si no obedecian sus ordenes.
_ ¡Imperius!
_ ¿Qué haces? ¿como te atreves a lanzarme un malficio imperdonable?
_ ¡Callate!
Nastia parecia que iva a explotar, no podia hablar ni moverse.
_ Ah y quedate quieta - dijo Tom con una maliciosa sonrisa
Ella lo miraba con una mirada asesina que no tardo en convertirse en un mar de lagrimas. Otra cosa que le molestaba verla llorar como bebe.
_ Ya basta! deja de llorar - las lagrimas seguian callendole por su rostro palido a la luz de la luna.
La misma expresion de odio del antiguo Voldemort se dibujo en las bellas facciones de Tom.
_ ¡Cruccio!
La chica callo al suelo, el crucciatus de el era mucho mas potente que el de Nastia, la habia echo sufrir y mucho.
Lo miraba con no con odio, sino con tristesa, antes de salir corriendo hacia el bosque tropical cercano, rapida como un rayo le lanzo un cuchillo de esos que colgaban por toda su casa y le dio en el brazo derecho a Tom,
Era un cuchillo pequeño, y la herida no muy profunda, con un simple hechizo pudo curarla, el problema ahora era encontrar a la chica cosa que no seria nada sencillo.

 

Problemas de tiempo

¿Qué hacer ahora? Escuchaba pasos por todos lados, pero ninguno era Tom, estaba segura. el no vendria ¿Por que no le hizo caso a Lilen? Nunca le hacia casos a sus predicciones, y por eso siempre cometia errores, siempre.
Caminó en la oscuridad del bosque, escuchaban voces tocas y siniestras muy cerca de ella, busco su varita pero no la encontró, seguramente la habria dejado caer en el campamento,
Miro entre los árboles a un claro donde había mucha gente, magos sin duda alguna, todos encapuchados.
_Morsmordre.
Una figura verdosa se dibujo en el cielo, Nastia no alcanzó a ver de que se trataba porque uno de los individuos encapuchados la tomo por su brazo izquierdo con mucha fuerza y la llevó al claro donde estaban los demás. Su Ithen brillaba roja como el fuego, señal de peligro, también sentia como sus facciones cambiaban, si no hubiera tenido esa piedra la hubiesen matado en mas de una ocación.

_ Señor, señor mire encontre a esta chica espiandonos - gritó el hombre que la tenia.
Ella intentaba escaparse, pero la sostenia con demaciada fuerza, la figura encapuchada que su captor había llamado "señor" se dio la buelta muy lentamente.
Nastia ahogo un grito, su rostro era lo menos parecido a un humano, blanco como una hoja de papel con brillantes ojos rojos y sin nariz.

_ Valla, valla, ¿asi que... espiando?
Ella no podía decir una palabra, la sangre se le habia helado.
_ Bueno si no vas a contestarme por las buenas sera por las malas... - Pero no puedo continuar, ya que un hechizo asesino le paso muy cerca...

 

 

Tom se sentó de mala gana cerca del fuego, Nastia seguramente estaria escondida en el bosque y no valia la pena ir a buscarla. Tomo la varita del suelo e intento reanimar el fuego, no era su varita. seguramente Nastia la dejo caer, la examino con cuidado era de un color brillante e intenso, cerca del mango se leia claramente tallada la palabra "sueños".
Se recosto en el húmedo pasto con la mirada perdida en el cielo, donde se empezó a dibujar un simbolo muy familiar: La marca tenebrosa.

¿Como podia pasar eso? Era imposible, empezó a correr por el sombrio bosque sin pensarlo dos veces, corria como nunca.
_ Es imposible, imposible - se decia interiormente
_ ¡Nastia! Nastia! - gritaba como un loco
_ ¡Imperius! - una mujer siniestra, de largo cabello negro y mandibula cuadrada lo miraba con curiosidad.
_ ¿ Bellatrix?
_ ¿ Qu- quién eres? Tengo que lleva-varte con el amo, eres i-igual a e-el - le apuntaba con la varita vajo un imperius que no funcionaba en el, pero se limito a seguirla ¿Que estaba pasando?
Bellatrix lo condujo hacia un claro en el bosque, donde estaban reunidos todos los mortifagos y en el medio el mismo apuntandole con la varita a una chica que no conocia.
Desarmó a Bellatrix y sin pensarlo apuntó a Voldemort, o mejor dicho a el mismo.
_ Avada kedrabra.
El hechizo le paso rozando y este lo miro con los ojos rojos de serpientes bien abiertos, no tardaron nada en batirse a duelo que iva muy igualado, ¿ Acaso pensaba matarse el mismo?
Voldemort "del futuro" lo atacaba sin piedad unicamente con maleficios asesinos que esquivava por poco.
La chica antes cautiva de los mortifagos se acercó a el esquivando maleficios de los mortifagos que la atacaban y le cerraban el paso.
_ ¡Tom quiero mi varita! - Lo entendio todo, la chica no era otra mas que Nastia.
Le lanzo la varita rapidamente, mientras esquivaba otro maleficio. Nastia se desiso rápidamente de los mortifagos, Ithen la ayudaba, Tom jamas supo usar esa piedra, es mas hacia una semana nomas se habia enterado que poseia poderes mágicos.
_¡Avada kedrabra!
Voldemort cayo ¿ Muerto? Tom sintio un dolor espantoso recorriendole todo el cuerpo, como si el alma le saliera del cuerpo y volviera a su cuerpo en cuestion de segundos.
Nastia lo había matado, pero no había matado a Tom Riddle, sino a Voldemort.
Su Voldemort interno había desaparecido, ahora era simplemente Tom.
La chica lo abrazó entre llantos.
_ No puedo creer lo que hice. - dijo en un susurro
_ Solamente mataste un par de mortifagos inutiles, y un alma destruida por el odio.
_ Tom... ¿ Por qué me salvaste?
_ Yo..... te amo

Gracias a todos los que leyeron mi fic

especialmente a todos los que lo agregaron a favoritos

alice weir weasleyanasofiaaniali123anny96
AymaraBlaisy BlackBloom_Venus_Ryddleejaquelindepotter
febes1650ginervapotterhadita14Indira_PotterMalfoy6
Julietta15JustMeNaarakirtash111LilyEvansGinny
lilylunaloba blancaLuna Luna Blackmagicworld
MARITA2mar_blackMdm Ginebra RosmertaMeri
mi vida como aliceNatu17pirecoti_blacklupinprincesa vulturi
rebe_xoxosagiiesandra_bellatrix22tsunnuny
vjerihzintux1

Me parece una buena idea escribir una segunda parte; la publicare cuando pueda

saludos y gracias por todo su apoyo!!

El único amor de Tom Riddle - Fanfics de Harry Potter

En los terrenos de Hogwats un joven llamado Tom Riddle leia un ejemplar muy antiguo de 'Una mirada mas allá de la magia' que había retirado de la biblioteca

potterfics

es

https://images.correotemporalgratis.es/potterfics.es/1220/dbmicrodb1-potterfics-el-unico-amor-de-tom-riddle-fanfics-de-harry-potter-4913-0.jpg

2023-02-27

 

El unico amor de tom riddle 1
El unico amor de tom riddle 1

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/61897
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20