En la espera - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Bueno, este es un One; Severus Snape/Nymphadora Tonks. No tengo mucho que decir; sino que lo disfruten. Saludos y besos.

M*S


EN LA ESPERA:
Severus Snape/Nymphadora Tonks

Siempre lo hacía, nunca se movía de su asiento por más que lo deseara. Estaba allí, al final de la cocina, pensativa. Nada existía, no tenía nombre ni personalidad. Sólo estaba sentada. Ya no prestaba atención, se distraía con facilidad y era lo suficientemente torpe como para poner en peligro las misiones de la orden. Sólo se sentaba para esperarlo.

A mitad de la guerra; siempre pensó que las cosas no tenían sentido. Una vez que su "amo" dio el golpe maestro, entendió que estaba lejos de comprender lo que sucedía. Lo único que tenía sentido era que si no actuaban con prontitud, mucho de lo que ansiaban proteger, se perdería. Entre ello, el mundo muggle. Debían. Ese era su deber.

 


Muchas veces, pasó por la misma habitación. Caminando de un lado al otro con el semblante en meditación. La misión que su señor le había impuesto, era descabellada y era otra razón de ser para sentir miedo. Sí, él sentía miedo de todo eso, de sí mismo y de lo que podía convertirse.

Aún así, allí dentro de la habitación, había una mujer. Una mujer que en un silencio frío y déspota, le decía todo lo que tenía que saber. Estaba aflijida, había fallado y había visto morir a Sirius Black. Por supuesto, él había formado parte de todo ese plan conspirativo. Lo odiaba, pero esa no era la forma de realizar las venganzas. Una mentira, eso necesitaba para armarse de valor y confrontarla.


Aún así, allí entró. Ella estaba sentada, a lo largo de un sofá, contemplando el crepitar del fuego. Su cabello completamente apagado, caía desordenadamente sobre su rostro. Ella ya no sabía, si el que entraba era el Sirius de sus sueños o simplemente, el de sus pesadillas.

Sus túnicas raídas, ante el forcejo con Bellatrix. Ella había fallado y Bellatrix le había ganado la guerra. Había sido una humillación para ella, el hecho de que no pudiera resarcir las lágrimas de su madre Andrómeda. Ahora, ella también suspiraba y pronto se echaría a llorar.


- Nymphadora- susurró, su voz no era cortante- tengo el reporte.

- Me alegro- fue lo único que le contestó- me alegra que aún estés haciendo tu trabajo como borrego.


Snape prefirió no contestar y rodear la habitación con pasos firmes. Tonks apenas alzó la cabeza para mirar a su alrededor. Para ella, Snape era de la misma calaña. Dumbledore lo dijese o no. En un suspiro, ella se giraba para no verle el rostro.


- Qué acción tan infantil- se quejó el hombre- me honra tu madurez.

- Déjame en paz- pidió ella mirando al techo.

- Sirius Black, ¿Aún lo sientes?

- ¿Tú que sabes?- se levantó con ira contenida en su rostro- si tú supieras todo lo que siente una "persona" al ver morir a alguien; sabrías de qué estoy hablando.


Se giró violentamente para irse, pero Snape sostuvo su brazo y la obligó a volverse. Ella no hizo más que permanecer en silencio.

 


- Todo el mundo cree, que yo no sé nada. Que simplemente sigo órdenes. Creéme, sé lo que es ver morir a alguien frente a tus ojos. Alguien a quien quisieras salvar; pero que está fuera de tu alcance.

- ¿A quién Snape? ¿Por quién podrías sentir dolor tú?

- ¿No podría yo sentir dolor?


La mujer se permitió reír y sin el silencio anterior, supo que ella lo consideraba un chiste. Tanto tiempo llevándose mal, como para creer en esas banales palabras. Siquiera, se atrevía a mirarle al rostro.

Pues se equivocaba. Allí estaba, mirándola directamente. No insistió en su argumento, y simplemente se mantuvo callado. Tonks esbozó una sonrisa, mientras sus lágrimas salían violentamente de su rostro. ¡Se burlaba! Snape se burlaba de ella.


- Basta Snape, es suficiente.

- ¿No crees que no lamenté la muerte de Black? no me agradaba, cierto, pero prefería otro destino para él.

- Sí y el señor tenebroso es muy bueno- refirió ella, con una ironía y una sonrisa sarcástica.

- ¿Por qué crees que he regresado, si sé que Dumbledore no está aquí? he regresado para sacarte de aquí.


Tonks intentó caminar, pero su mano igualmente la regresó a su posición inicial. En un instante, bajo los brazos de aquel ser que odiaba y que por él, se derretiría del odio. Pero, en ese instante le necesitaba. No tenía con quien llorar ni jugar al ajedrez; como le gustaba a su primo. Estufa de pellets

Lo último que Tonks recordaba antes de cerrar sus ojos, era un susurro de Snape sobre su cabeza.

"Es hora de partir Nymphadora"

Nunca supo cuando, pero desde hacía un tiempo, lo observaba de una forma diferente. Su "negrura" de por sí; siempre le sorprendió. Al principio sólo se hablaban para insultarse, o para gritarse órdenes. Pero Severus, comenzó a cambiar y ella comenzó a notarlo. Se lo imaginaba al borde de su muerte y sólo pensaba en ello. ¿Y si era condescendiente con ella sólo por eso? ¡Esperaba ella estarse equivocando!

Las estaciones pasaban, los amores también, pero Severus no regresaba. Remus Lupin había dado todo por amarla, sin embargo ella estaba ensimismada. Ella lloraba en secreto, aunque todos creían que era por Sirius, que era por Lupin. Pero no, ella lloraba por Snape.

Por que, estaba grabado a fuego en su alma, como la marca que él poseía en su brazo.

Sólo una vez, ella le había permitido un beso. Estaba herido, una enorme herida que cruzaba su pecho. ¡Ella había estado tan desesperada y él no la comprendía! Su cabello rosa en cada momento en el cual, ella se sorprendía. Había acudido en su ayuda y justamente en ese instante, Severus no tenía con quien charlar. Acerca del beso... fue accidental, pero suave y profundo. Solitarios, así se sentían.

Escuchó el anuncio de que Hogwarths entraba en crisis. Todos le quitaron sus esperanzas. Seguro Severus moriría y ella jamás volvería a verlo. ¡Ese canalla le había obligado a enamorarse!

Luchó y luchó y en su lecho de muerte, esperaba por él. Un milagro evitó su muerte, pero estaba segura de que no evitaría la suya.

Regresó tiempo después a aquella casa, solitaria. Ya su primo Sirius Black no vivía allí, ya Remus Lupin no regresaría. Ya la orden se había terminado. Sólo quedaban sus recuerdos.

Suspiró, cuando su cabello había perdido todo el color. Blanco, nuevamente inexistente y ella con sus párpados débiles y su cuerpo desganado. ¿Quienes quedaban? Sólo ella.

Pronto, escuchó el sonido del picaporte y se volvió rápidamente. Preparó su varita y con un movimiento raudo, bajó las escaleras. No más muertos, no más ataques.

Lo que observó, al pie de la escalera, simplemente le paralizó. Allí estaba, sosteniéndose de la puerta y la observaba. Él había regresado, por ella.

Simplemente le abrazó, le sostuvo contra sí. Él era incapaz de hablar. No sabía, si la esperaba a ella, pero ella sí estaba allí para recibir su último reporte.

- Nymphadora- susurró, en su oído- dime que esto no ha pasado, dime que yo no he matado a nadie.
- Todo está bien-miró a su alrededor- Se terminó Snape, es hora de partir.
- ¿Todo este tiempo?
- Siempre.

Se movió para observarla, ya quedaba tan poco de ella. Simplemente volvió a abrazarse de ella, a acariciar su blanco cabello.

- Estás vivo.
- ¿Qué otra opción tenía?
- Volver a mí.

Suspiró cuando la joven Metamórfaga, buscaba sus labios. Pero él estaba distraído. Miraba a su alrededor. Alo que había quedado. Sólo ellos, unos pocos.

Correspondió a su beso, segundos más tarde. Solo deseaba sentirse vivo. La manos de Tonks le acariciaron con despero. Desepero que no evitó que ella, se encontrase con una herida abierta.

- Estás herido- musitó ella con gravedad.
- No, sigo en pie.
- Snape.
- Sigo.

Volvió a besarla y observó con cierta "emoción" como mientras, su beso se profundizaba, su cabello se pigmentaba de un rojizo intenso.

- Ha vuelto a ser el mismo- dijo, admirándolo. Reconocíendolo desde la primera vez que le encandiló.

- Es por que, alguien también ha vuelto.

Mucho más tarde, ambos dormían. Ella había sanado su herida y muchas otras. Estaban en el cuartel, en la casa donde se despreciaron, se vivieron y se amaron. Ahora sólo dormían.

Una vida agotadora, sólo merecía un largo descanso. Y con sus brazos alrededor de ella, él tenía eso y más.

Por que su metamorfágia, comenzó con un simple encuentro, un simple beso y unas simples discusiones. Pero su amor, continuaba gracias a la guerra, a las voces de la oscuridad que sólo eran iluminadas por el rojizo cabello de Nymphadora.

En la espera - Fanfics de Harry Potter

En la espera - Fanfics de Harry Potter

Bueno, este es un One; Severus Snape/Nymphadora Tonks. No tengo mucho que decir; sino que lo disfruten. Saludos y besos.M*S

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-en-la-espera-fanfics-de-harry-potter-3283-0.jpg

2023-02-27

 

En la espera - Fanfics de Harry Potter
En la espera - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/36756
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20