En mi memoria - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

AJames Sirius Potter se le ha muerto su mejor amiga. La persona con laque ha compartido toda su vida. Y le duele, le duele como no le hadolido nunca nada, porque sabe que esta vez, no es una pelea que hagaque no se hablen durante un par de días, ni es un viaje familiar deunas semanas. No, esta vez les separa la línea de la vida. Y leduele, le duele muchísimo. No quiere pensar en que nunca más laverá. Pero le es imposible, todo le recuerda a ella. Cada parte desu casa es un recuerdo con ella, cada persona que conoce le recuerdaa ella. Era su mejor amiga y ha muerto. Merlín, dieciocho años..Tenía toda una vida por delante. Y no quiere pensar en el hijo debashnee que tiró la bludger y la hizo caer de cien metros de altura.Tampoco quiere pensar en el momento en el que, tras un día de largaespera en la sala de espera del hospital San Mungo, le dijeron quehabía fallecido.

 



Seestaba terminando de atar la corbata negra. Hoy era el funeral. Lavería en una caja de madera. Se había prometido no llorar, pero aúnno había salido de su casa y solo de pensar a donde tenía que ir,su corazón se quebraba más y más y sus ojos querían llorar.

-¿Estáslisto?-Le preguntó Harry Potter, su padre. El le iba a llevar alfuneral, a el y sus hermanos. Hogwarts había dado un permisoespecial para asistir al funeral de Jenna. Porque Jenna era demasiadoquerida por todos. Y ahora estaba muerta, joder. Se sentíaimpotente, frío y dolido. Se sentía muerto por dentro.

-Sí,ya voy papá.-Dijo con voz ronca. Se montaron en el coche junto conAlbus y Lily. El funeral de Jenna sería en Godric Hallows, y Lilyaún no tenía permiso de aparición. La miró. Su hermanita pequeña,de quince años. Siempre sonriendo, siempre feliz, ahora ya no teníauna sonrisa, pero los ojos rojos si.

Elcementerio estaba lleno, no solo iría la familia de Jenna, más dela mitad de Hogwarts estaba allí presente. Desde alumnos aprofesores. Porque Jenna no habría sido una estudiante modelo, perose hacía querer. Demasiado incluso. Todos iban de negro, y nadiepodía decirse que sonriese, algunos intentaban animar a la señoraJones, pero ella no era capaz ni de hablar. Su hija estaba muerta. Suniña... Los Potter se acercaron a ella, a su lado, estaba GinnyPotter. Había estado con la señora Jones todo el día. No seatrevía ni a pensar lo que podía hacer esa mujer. Ni queríaimaginarse como se sentiría tener un hijo muerto. No quería.

-Hola,señora Jones.-Murmuró James, con la cabeza gacha. Ella le abrazó ylloró en su hombro. James miraba al frente, mientras pasaba la manopor la espalda de la madre de su difunta amiga. Luchaba por nollorar. No quería hacerlo y no podía permitírselo. El era elfuerte, siempre lo había sido. Tenía que serlo.



Laceremonia comenzó y pronto empezó a llover, conjuraron paraguas ysolucionado. No podían dejar eso para otro momento, tenían quecerrar esa maldita herida. O al menos, intentarlo.

-"Unabuena amiga"- Dijo uno de los primos de Jenna. Iban hablando deella por turnos. Pronto le tocó a el.



Sevio frente más de doscientas personas, atentas, mirándole. El soloquería acercarse a Jenna y gritarle que se despertase, que selevantase. Que no se fuera. Pero estaba estático. No podía hacer nidecir nada. Tomó aire e inspiro.



-Jenna..Jenna lo era todo para mi.-Le sonaba tan raro hablar en pasado deella..-No era grande físicamente. ¿Qué medía 1'64?-Intentóbromear, y al parecer lo consiguió, una leve carcajada grupal llegóa sus oídos, pero el quería escucharla diciendo "Eh, que estoyaquí, Potter" con su tono burlón.- Pero era grande de espíritu.Muy grande. Gigante incluso.-Miró al suelo.

 



FlashBack



Jamestenía tres años. Un hermano, muchos primos y nuevos vecinos. Habíaoído que sus vecinos tenían una niña de su edad. No la queríaconocer, el pensaba que era como sus primas, que solo hablaban demuñecas. Cuanto se equivocaba. Ginny lo llevó al parque, y allíestaba ella. Tenía el pelo castaño, como los ojos.



-¡HOLA!-Le dijo.- Me llamo Jenna. ¿Y tú?

-Yosoy James.-

-¿Quieresjugar?-

-¿Aqué?-

-Nosé, yo tengo una escoba de juguete...-

-¡Yotambién!.-

-¿Jugamos?-

-¡Vale!



FinFlash Back

Sonrióal acordarse. Una conversación corta e infantil que les unió parasiempre.

-Fuemi mejor amiga..Desde siempre.-Su voz se quebró.- Todos la vimosreír, llorar de alegría y de tristeza.. Ser feliz.-Suspiró. Laechaba de menos.-Todos sabemos que no le gustaban las cancioneslentas. Le iba el rock, empezar a gritar y a saltar..-



FlashBack



UnJames de nueve años entraba en la habitación de su mejor amiga.Esta saltaba en la cama a ritmo de una canción muggle.

-¿Quédemonios haces, Jenna?-Preguntó su madre con los brazos en jarras, yuna sonrisa.

-SATISFACCIOOOOOOOOOOOOOOON-Imitó al cantante. Se sabía la canción de sobra.



Abrazóa su amigo,llevaba sin verle dos semanas. El había ido de vacacionesa ver a su tío Charlie, a Rumania.

-Tehe echado de menos.-Dijo cuando se separaron. Su madre rió, y salióde la habitación tras decirles que no rompiesen nada.

-Yotambién a ti.-Le contestó el.

-¿Sabes?Este año Mark.-Su hermano mayor.-Entra en Hogwarts.-Contestóemocionada la niña.

-¡Queguay!-

-Soloquedan dos años.-Suspiraron.

FinFlash Back

-Loviví todo con ella..-Empezó.-El primer viaje a Hogwarts...Laselección... Los TIMOS, los EXTASIS, la graduación..Dieciséis añosde mi vida casi, con ella.-Miró al frente. Esperaba verla llegar ypoder abrazarla. Venta de Minerales



Habíamuchas cosas que no había dicho en esa cronología de su vida conJenna, no había contado como con quince años la empotró contra unaestantería de la biblioteca para acabar besándola como un malditoidiota. Tampoco había contado la primera vez que sintió celos, alverla en Hogsmeade con otro chico, tomados de la mano en cuarto. Silas miradas hubieran matado, aquél Ravenclaw estaría mil vecesmuerto. Mucho menos había contado como con dieciséis añosdespertaron desnudos y abrazados en la cama de el en Gryffindor. Nicomo durante las comidas en la Madriguera a las que Jenna iba,-casitodas-, el agarraba su mano por debajo del mantel, sin que nadie máslo notase. Y como eso, tampoco había contado como, la última vezque Jenna durmió en casa de los abuelos Weasley, a las tantas de lamadrugada, James Sirius la tiraba a la cama y la succionaba como sino hubiera día siguiente.

 



Ypara Jenna no lo hubo. Después de aquella noche, llegó el fatídicopartido de Quidditch. La habían cogido en las Arpías, era el iniciode temporada, nada importante. Si no fuera porque fue el último díade su vida.



JamesSirius Potter se dio cuenta tarde de que lo único que nunca habíavivido con Jenna era un "te quiero", ni un "te amo" por partede ninguno, aunque ambos supiesen que el otro ya no sabía comorespirar sin el otro.



Elfuneral acabó después de algunos otros comentarios, -como los deLily, quien había dicho que Jenna había estado presente desde quenació en su vida y la quería como a su hermana mayor-

Todosse fueron, hasta la señora Jones, que fue de las últimas en irse,pero Mark Jones, -el hermano mayor de Jenna-, se la había llevadoentre lágrimas. James Sirius tenía la mano en los bolsillos delpantalón de traje negro que llevaba, se había desanudado la corbatay estaba frente a la lápida de su mejor amiga o algo más. Nuncaconcretaron nada.



JoannaJones

2005- 2023

Porquetu familia y tus amigos no te olvidarán nunca.

Tequeremos.



Joanna..Queformal sonaba eso en sus oídos, para el siempre había sido Jenna,para el y para el mundo realmente. James Sirius conjuró unas flores.Lirios azules. Los favoritos de Jenna. Se arrodilló ante la lápiday los depositó.



-Yo..Debídecirte esto antes, pero.. Te amo, Jenna Jones.-Las lágrimasempezaron a brotar, pero se las limpió con el dorso de la camisa.Tenía que ser fuerte. Él había sido el fuerte siempre. Se levantóy, aún con las manos en los bolsillos desapareció del cementerio,solo que ahora, llevaba en su retina grabada para siempre aquellalápida.



Pasaronlos años, James Sirius Potter ya no tenía dieciocho años, teníacasi los cincuenta. Ya tenía sus propios hijos, y sus nietos, quetenían dos y tres años. Ese día volvía al cementerio. Iba adespedir a su padre. Llevaba, veintisiete años sin pisar elcementerio de Godric Hallows, -sus abuelos Weasley habían sidoenterrados en el jardín de la Madriguera, así como querían hacerlocon Harry, pero en sus últimas voluntades estuvo ser enterrado juntoa sus padres- Si no hubiera sido su padre no habría ido, esecementerio le recordaba a la época de su vida que se esforzaba porno recordar. Jenna.



Decidióhacerle una visita a la lápida de su vieja amiga. Para su sorpresa,no estaba olvidada, ni mucho menos. Cuanto menos, estaba impecable ycon flores nuevas. Lirios azules.



Unavoz, habló por detrás suya. Se giró y allí, estaba Lily PotterII. Su hermana menor.



-Nola has echado de menos en veinte años..Y vienes hoy. Curioso, muycurioso sin duda.-Lily llevaba enfrentada a su familia desde que secasó con Scorpius Malfoy a los dieciocho.

-¿Quétiene, que haya venido hoy, Lilliane?-Pregunta el, intrigado.

-Quehoy es cuatro de octubre.-Lily usa una risa frenética, como si esola hiriese.

-Hoy..-Susurrael.-Hoy es el cumpleaños de Jenna.-Susurra de nuevo.

-Sí.Yo llevo viniendo desde que murió. El día de su cumpleaños y el detodos los santos, más el día en que la enterraron. Hasta que tecasaste con Angie venías. Luego te olvidaste de Jenna con excusascomo "He de ir a comer a casa de mis suegros" "Es que tengo queir con Angie a tal sitio" y a Jenna, que la diesen. Total, estabamuerta, ¿No? Te olvidaste de ella veinte años de tu vida.-Lilymencionó.

-¿Creesque no duele? ¿Crees que no duele pensar que en vez de habermecasado con Angie, me hubiera podido casar con Jenna? ¿Crees que noduele saber que a lo mejor, yo estaría ahora con Jenna? -Legritó.-¡JENNA ESTÁ MUERTA! ¡MUERTA! ¡HAY QUE PASAR PÁGINA!- Seencontró chillando.-Han sido VEINTE AÑOS, ¡Tu no tenías ni veinteaños cuando ella murió!-Rió ahora el frenético.

-No,pero yo, yo aún la llevo en el corazón.-Lily Potter, ahora LilyMalfoy, se arrodilló frente a la tumba y dejó una foto. Luegodesapareció.



Jamesse acercó a contemplar la foto.El corazón, se le encogió. EranJenna y el. Con quince años. En el jardín de la casa de el. Era unafoto mágica, por lo que tenía movimiento. Ella hacía caras frentea la cámara, cuando de repente, el se acercaba corriendo y la tirabaal suelo, donde empezaban a reírse y a dar vueltas. Era una de lasfotos preferidas de Jenna. Decía que le recordaba a una películamuggle que le enseñó su hermano de pequeña.

-FelizCumpleaños, Jenna.-

-Gracias.-Seescuchó detrás. Se giró sobresaltado. No había nadie, pero el,podía jurar que esa había sido la voz de Jenna. La recordaba comosi ayer mismo la hubiera sentido contra su oreja diciéndole que essu mejor amigo.

En mi memoria - Fanfics de Harry Potter

En mi memoria - Fanfics de Harry Potter

AJames Sirius Potter se le ha muerto su mejor amiga. La persona con laque ha compartido toda su vida. Y le duele, le duele como no le hadolido nunca nada, porq

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-en-mi-memoria-fanfics-de-harry-potter-4886-0.jpg

2023-02-27

 

En mi memoria - Fanfics de Harry Potter
En mi memoria - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/61034
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente