Enamorada de un Vulturi - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Paseaba tranquilamente por losbosques de Forks. Después de siete años de haber estado viviendo en diferentespaíses cada dos años por mi acelerado crecimiento y luego al terminar esa etapaestar viviendo en otros cincuenta países por un tiempo de cinco años, por finhabía vuelto a mi tierra natal. Ahora tenía exactamente sesenta y siete años ytenía la apariencia de una chica de diecisiete. Contaba con un sin numero detítulos universitarios y había ya perdido la cuenta de los títulos de losinstitutos que había cursado. Hablaba seis idiomas, dejando de lado al inglés,comenzando por el francés, italiano, alemán, castellano, portugués y terminandocon la antigua lengua muerta del latín. Tenía una vida perfecta y completa conlas personas que quería, llena de lujo y placeres
Bueno tal vez no completa.En mis sesenta y siete años solo había tenido una relación amorosa y pues,digamos, que no tuvo ese final de cuentos de hadas. Jacob para mí fue un sertan importante, que hasta alguna vez llegue a pensar que el seria la personacon la que compartiría el resto de mi existencia. Que equivocada estaba. No seexactamente que fue lo que paso, tal vez el amor se acabo, la pasión de perdió,tal vez yo madure o él se canso de esperar por mí; lo único que se es que todose acabo de un día para el otro, los dos estuvimos de acuerdo, eso siempreestuvo claro, aunque admito que si me afecto también admito que fue la mejordecisión que tomamos. A un recuerdo ese día perfectamente

 

Jacob me habíacitado en Central Park, actualmente vivíamos en Londres y yo tenía apenasdiecisiete años. Por mi mente no había llegado a un una respuesta lógica por lacual él viajaría desde tan lejos solo para hablar.

Cuando divise sufigura en el gran parque me acerque lentamente, estábamos en invierno, todo erafrío y blanco. Frío era como mi corazón se encontraba, su calor natural sehabía extinguido.

-Hola -Salude.Mientras tomaba asiento a su lado.

-Hola -Saludoausentemente. Tenía la vista al piso.

Un incomodosilencio se formo entre los dos y yo no seria quien lo rompiese, a fin decuentas el fue el que vino hablar conmigo ¿No?

- ¿Tepreguntaras a que he venido? -Pregunto después de un rato.Asentí con mi cabeza -Ness para mí esto es muy difícil dedecir, pero creo que, lo nuestro
No esta funcionando, y que por el bien de losdos y de nuestra relación, creo que lo mejor que podemos hacer es
Darnos untiempo, sabes para pensar en lo que nos esta pasando.

Asentí lentamente.Sabía que tarde o temprano esto pasaría nuestra relación, si le podía llamar aeso relación, iba de mal en peor y bueno definitivamente me esperaba que algunavez esto pasara. Sabía también que ese Darnos un tiempo era una suave indirectade un Terminamos.

-Entiendo
-Susurré.

-Sabes que noeres tú, soy yo, si no fuera por ti nuestra relación hubiera terminado hacemuchos años. Eres una chica excepcional Renesmee, la mejor que he conocidodespués de tú madre -Sonreí tenuemente. Jacob siempre se echaría la culpa detodo.

-Sabes que enuna relación son dos los participantes, no uno, y tú no te puedes echar laculpa de esto a ti solo. Nuestra relación se acabaría en cualquier momento porcualquier circunstancia. Prácticamente nos veíamos una vez al mes y simplementeuna relación no se puede mantener a larga distancia, por correo o por teléfono- Sentencié, mientras clavaba la vista en Jacob.

 

-Tienes razón,en cualquier momento se acabaría

-Lo que noentiendo es, ¿Qué paso con la imprimación? -Siempre pensé que un lobo que seimprima dura hasta el fin de sus días con esa persona. Pero al parecer nosotroséramos la excepción - ¿Hay alguna manera en que se rompa ese lazo?

-Nuncaestuvimos imprimados
- Susurro casi imperceptiblemente. Abrí mis ojos comoplatos.

-Pero penséque
¡Tú me aseguraste que estamos imprimados! -Chille mientras me ponía de piede un golpe. Jacob alzo la mirada.

-Lo se, lo se
Es solo que
Conocí a alguien y pues

Solté aire degolpe. Entonces todo este tiempo que habíamos estado juntos fue una farsa, unamaldita farsa. Pensé que aunque sea el había sentido algo por mi. Y ahora vieney me dice que se imprimo. Es egoísta que piense así y a un más cuando acabamosde terminar, es solo que
Pensé que por lo menos a él le afectaría aunque seaun poco todo esto, pero ya veo que no.

-No. Esta bien,te entiendo, espero de todo corazón que esta chica si sea tu verdaderaimprimación y
Que no juegues con ella. Lo mejor es que me valla Jacob, nadiesabe que estoy aquí. -Sin más me di media vuelta y me marche de ese lugar.

Tal vez mi actituden ese momento había sido muy precipitada pero entiéndame estaba a pesar detodo dolida no todos los día te dicen que no eres la imprimación de esapersona, cuando llevas años creyéndolo. Había estado tan concentrada recordandoque no me di cuenta en que momento me moví hasta estar sentada bajo un árbol.Suspire nostálgicamente, me hubiera gustado poderme disculpar con él y haberaunque sea ser sido su amiga
Dicen que uno no se debería arrepentir de lasdecisiones que toma, pero esta había sido simplemente egoísta, pode haberconservado el contacto con él y solo por esa estúpida rabieta ya no lo veíadesde ese día.

Unos ruidos mesacaron de mi transe haciéndome abrir los ojos y valla sorpresa que me lleve.

Un vampiro, susojos escarlata lo delataban visiblemente, de aproximadamente dieciséis años conel cabello castaño y piel extremadamente pálida, me estaba mirandointensamente. De un salto me levante y me puse en posición de ataque. Eranestas las ocasiones en las que agradecía que mi tío Jasper me allá dado algunaslecciones de cómo defenderme de un vampiro aunque por supuesto que tenía todaslas de perder, mi sangre seguramente lo llamaba aunque no fuera del todo humanay apetecible, y mis condiciones físicas no eran tan buenas como un vampiroconvencional. Algo tenía seguro, estaba en un gran aprieto

- ¿Quién eres? -Trate de sonar amenazante. Lo debí hacer verdaderamente patético ya que este secarcajeo.

- ¿Pero quiéntenemos aquí? -Su voz era suave, dulce y melodiosa. Extremadamente hermosa.Pero a la vez, sin siquiera proponérselo, era verdaderamente amenazante. Nocomo lo mío. Esto era como si fuera natural.

 

- ¿Quién eres?-Repetí. Él ignoro mi pregunta de nuevo.

- ¡No puedocreerlo, pero si eres la misma! -Una sonrisa se formo en su perfecto rostro. Unescalofrío bajo por mi columna ¿Me conoce? -Querida, déjame decirte que elcrecer te ha puesto más hermosa de lo que eras

Un suave sonrojose estanco en mis mejillas. ¡Esperen! ¿Yo sonrojándome? Nunca me pasaba y menoscon personas desconocidas, además ¿Quién era el y de donde me conocía? ¡Uhhh!odiaba cuando todo se me revolvía.

- Fue un verdaderopesar el echo que no te pudiera ver la última vez que nos visitaste, hubierasido un placer verte en esos momentos -Prosiguió y yo me estaba enredando cadavez más.

-Disculpa, perocreo que te equivocas yo nunca te he visto, no te conozco y mucho menos te hevisitado -No había abandonado mi posición defensiva y no lo haría hasta aclarartodo esto.

-Ya veo, no merecuerdas. Entiendo, la última vez que me viste fue cuando eras muy pequeña yno fue en la mejor situación
¿Entonces no sabes quien soy y quienes son losmiembros de mi clan? - Se veía desconcertado. Frunció ligeramente su ceño.

-No, no se quieneres. Crees que si supiera te lo preguntaría -Suspire frustrada. Este chico eraverdaderamente extraño y además hablaba como si estuviéramos todavía en elsiglo XIX.

-Bueno creodebería presentarme tal vez mi nombre te suene o te recuerde a alguien, Soy
Alec - Extendió su mano invitándome a corresponder con su saludo. La tomédudando, me sobresalte cuando unas descargas eléctricas pasaron por mi mano,mis brazos hasta llegar a mi corazón que revoloteó felizmente. Me separe alinstante, solamente esa sensación la había experimentado con Jacob en nuestrosprimeros años como novios y no tan intensamente. Alec al parecer también sitiolo mismo ya que se quedo mirando su mano
No me presente a fin de cuentas eldecía que ya me conocía.

Alec, Alec. Esenombre se me así tan conocido, como si antes alguien me hubiera hablado de él ome lo hubiera nombrado.

Nota mental: escucharatentamente cuando el abuelo o cualquier miembro de mi familia me diga algoimportante.

-Alec, Mesuena más no recuerdo de quien
Así que podría decirse que no te conozco.

-Mmm, creo que portu seguridad de verías recordar las cosas importantes - Levante una ceja.

- ¿Eres famoso?

-Podría decirseque si, soy famoso -Alec me guiñó un ojo.

Me estabacoqueteando. ¡Por Dios! No es que me quejara, el era lindo, como el mismísimoAdonis para ser exactos, pero es que ni siquiera lo conocía.

-En serio, comocrees que me puedo quedar aquí hablando contigo sin ni siquiera saber quieneres. Podrías ser alguien peligroso y yo muy tranquilaza.

-Créeme, si misintenciones hubieran sido hacerte daño ya lo hubiera echo, no hubiera tenidocontemplaciones. Y en todo caso de que fuera de los malos, todos podemos teneruna segunda oportunidad para cambiar ¿No crees? -Asentí lentamente,sus palabras tenían sentido. Todos merecíamos una segunda oportunidad.

-Si, todo tenemosderecho a reivindicarnos, además no es como si fueras un Vulturi -Bromeé.

Alec se tenso.

-No, no es como sifuera un Vulturi -Murmuro después de un rato.

-Bien, si vamos aestar un rato aquí no crees que lo mejor es que nos conozcamos un poco y asívemos a ver si me acuerdo de ti -Crucé mis piernas mientras me acomodaba en miasiento en el césped para poder verlo mejor. El sonrío.

 

- ¿Qué te parecejugar verdad o reto? - Mis labios se tensaron en otra sonrisa, creo ni en micumpleaños lo había echo tanto, este chico verdaderamente era especial.

-Las damasprimero. - Dijo mientras se sentaba a mi lado.

Así pasamos elrato preguntándonos amenamente cosas triviales del otro. Como mi color y músicafavorita. Su edad fue todo un caso, no quería decírmela y lo único querespondía cuando le preguntaba era No quiero espantarte, pero al final comosiempre logre mi cometido o por lo menos casi por completo, solo me dijo queera más viejo que mi abuelo lo que me dio una vaga idea de cuantos años podíatener.

Habíamos tambiénhablado sobre temas de política, deportes, del calentamiento global y hastasobre moda; lo que medio mucha risa por cierto. Era agradable estar con él, eradiferente a todo lo que había echo en mucho tiempo. Al paso del rato pudedescifrar muchas cosas de él como que era muy inteligente, un perfectocaballero que sabía que decir delante de una chica; pero que también siemprelograba todo lo que quería y que tenía la manía de estar inconformé totalmentecon su apariencia de un chico de dieciséis años y quejarse cada vez que podíade ella.

En fin el hecho esque a pesar de esos inescrutables ojos borgoña que poseía y su presenciaamenazante; era la persona más dulce, sencilla, reservada y carismática quehabía conocido. Además de que era un perfecto galán, coqueteamos y mucho

-Creo que deberíairme, es bastante tarde y tu familia debe estar preocupada -Comentó mientras selevantaba. Dirigí una rápida mirada al cielo, el crepúsculo estaba comenzando.

-Tienes razón,seguro que no quieres ir a mi casa, tal vez

-No, no estoy bienyo también necesito irme a mi casa y créeme esa si que quedalejos -Me interrumpió mientras me sonreí tenuemente.

-Esta bien Alec,si tu dices que lo mejor es que me valla. - Me encogí de hombros suavementemientras me daba media vuelta. En ese mismo instante lo menos que deseaba erairme, quería que el tiempo se detuviera y pudiera estar más con él, pero habíaalgo que quería probar.

10, 9, 8, 7, 6, 5,4, 3, 2, 1
.

-Te iras sindespedirte -Sonreí tenuemente solamente había logrado dar seis pasos antes deque él dijera eso. Me volteé letalmente y antes de que pudiera pensar nada más,tenía a Alec besándome apasionadamente.

No tarde endevolverle el beso, sus brazos se habían enroscado en mi cintura y los míos ensu cuello. Mi boca y la suya bailaban una danza sin descanso, sin receso, sinprohibiciones, solo eran ellas demostrándose lo mucho que se necesitaban. Perocomo todo, ese maravilloso beso tubo que terminar si no quería morir asfixiada.Estúpida debilidad humana.

-Eso fue

-
Lo mejor que meha pasado -Termino él por mi. Sonreí ampliamente cuanta razón tenía.

Repito: ¿Por quétodo lo bueno se termina tan rápido?

-Me encantaríaquedarme más tiempo pero de verdad me tengo que ir -Mi sonrisa decayó en elmismo instante que el dijo eso. -No te pongas triste, créeme no te libraras demi tan fácil -acaricio dulcemente mi mejilla -Eres lo mejor que he tenido, laúnica persona que me ha escuchando y no a salido corriendo apenas me ve, no tepienso perder.

 

-Tan malo eres. -Bromeé mientras jugueteaba con algunos mechones de su cabello.

-Tal vez.

- ¿Pero cuando tevolveré a ver? -Pregunté tímidamente mientras cerraba los ojos.

-Más pronto de loque crees -Suspire cuando su labios se volvieron a posar sobre los míos, encomparación este otro beso fue más dulce y corto, prácticamente solo fue unroce.

-Espero que no teolvides de mí o descubras quien soy -Comentó casi imperceptiblemente, antes dedesaparecer por el bosque.

Suspirefelizmente, ignorando su ultimas palabras, definitivamente esta era mi mejornoche en mucho tiempo


Recostada en elsillón de la sala, esta viendo la nueva serie de vampiros que se llamaba"The Vampire Diaries" y aunque no tenía ningún sentido de larealidad, era bastante buena. Por sobretodo el hermano mayor, Damon.

Suspire de nuevocuando pasaron una escena de amor entre Elena y Stefan.

Definitivamenteestaba ansiosa, quería volver a ver a Alec ya había pasado una semana y nirastro de que apareciera. No le había contado a mi familia acerca de él, noquería que ellos me regañaran o me reprocharan el hecho de que no lo conocía yque no podía estar hablando con extraños. Estaba lo suficientemente grande comopara que ellos tomaran decisiones sobre mí.

-Renesmee ¿puedohablar contigo? - Mi madre apareció por la puerta de la cocina mientrascaminada hasta mí. Ella como al resto de mi familia había conservado suapariencia de una chica de dieciocho años y su belleza física dejaba impactadaa cualquier persona.

-Claro.

-Escucha querida,nos han invitado a una fiesta, bueno más bien a tu abuelo lo han invitado a unafiesta y requiere que toda la familia este presente -Saco un sobreelegantemente doblado y me lo entrego.

Fruncí el ceño, noentendía porque hacían tanto drama por una simple invitación.

- ¿Quién nos estainvitando? -Pregunté mientras dejaba el sobré de lado.

-Los Vulturi-Murmuro lentamente mientras me miraba con ojos suplicantes.

Salte de miasiento, ellos no pensaran que nosotros

-Es obligatorioir, es el cumpleaños de Sulpicia y Aro le quiere hacer la fiesta enconmemoración a ella. Todos los clanes irán y nosotros no podemos ser laexcepción, tu abuelo piensa que es la mejor forma de aparentar que no tenemosningún resentimiento hacía ellos. Correo temporal gratis

-Estas loca, sipiensas que voy ir a ese castillo. Es como meterse a la boca del lobo ¡Mamá porfavor piénsalo bien! - Chille mientras le sacudí los hombros.

-Respeta a tumadre Renesmee, es necesario ir a esa fiesta. No te lo estamos preguntando telo estamos ordenando -La voz de mi padre se izo escuchar. Gruñí mentalmente aél nunca lo convencería de cambiar de opinión.

-Pero papá

-Ningún pero,ahora ve a tu habitación y acomoda tu maleta que mañana a primera hora viajamosa Italia -Señalo con su mano las escaleras.

Refunfuñando medirigí a las escaleras, pero antes de que pudiera pisar siquiera un escalón suvoz me detuvo.

-Creo que te faltoalgo no es cierto, hija -Me volteé lentamente y le dirigí una sonrisa realmentefalsa a mi madre.

-Lo siento mucho,mamá.

Sin más corrí a mihabitación, cerrando con llave a mi paso, no quería que nadie me molestase.


Nos encontrábamosen el aeropuerto de Seattle hoy viajaríamos a hasta el aeropuerto de Florenciay de hay dos guardias Vulturi nos llevarían hasta Volterra. Por si no lo sabíanno había hablado con ningún miembro de mi familia desde ayer, todavía meparecía absurdo ir a esa fiesta, es que no se si me entienden, yo odio a losVulturi ellos casi asesinan a mi familia junto conmigo por solo una farsa. Comosi yo pudiera ser una niña inmortal. Ufff.

 

Pasajeros delvuelo 3.408 ya pueden abordar el avión.

-Ese es nuestrovuelo -Chillo felizmente mi tía Alice mientras salí corriendo a velocidadhumana con mi tío Jasper pisándole los talones.

Rodee los ojos mientrasme colocaba los audífonos de mi ¡Pod, le subí todo el volumen indicándole a mifamilia que no quería que me molestaran. Este viaje sería muy largo.

Me estire cuandobajamos del avión, me había tomado el lujo de echarme un siestita y perderme enel mundo de los sueños, olvidando así todo lo que pasaba a mi alrededor y loque estaba por pasar.

En elestacionamiento se encontraban dos autos de lujo perfectamente pintados denegro y con los vidrios oscurecidos. Solté un suspiro, esos eran los autos quenos llevarían al castillo.

-Se amable conellos, no queremos problemas -Me recordó mi madre cuando paso por al lado mío.Me encogí de hombros, como si no supiera lo que tenía que hacer.

-Buenos noches, esun placer estar invitados a su fiesta -Mi abuelo saludo cordialmente a los dosguardias. Puse una mueca en mi boca, por supuesto que me encantaba la idea deviajar con dos sádicos vampiros durante una hora.

-El placer es todonuestro, es maravilloso que vuestra familia allá aceptado venir -La vozangelical de la chica que contesto me resulto parecida, pero ¿A quien?

-Jane, Demetri -Saludo mi padre.

Me estremecícuando los dos vampiros se quitaron sus capuchas, era de noche por lo que nobrillaban y sus ojos color carmesí eran invisibles para los humanos por laoscuridad que reinaba.

-Mi amo Aro estamuy contento de verlos -Proseguí la rubia. De nuevo digo que esa chica se mehacía muy parecida a alguien más no sabía de quien.

-Por supuesto,pero si queremos llegar tendremos que partir -Comentó su acompañante mientrasabrí una de las puertas traseras del auto más cercano a el.

-Nos dividiremoscuatro en un auto y cinco en otro.

-Bella, Edward,Jasper y Alice con Demetri -Sentencio Jane - Los señores Cullen, Rosalie,Emmett conmigo y Renesmee ira en el puesto de adelante.

-Pero
-Se empezóa quejar mi madre.

-No te preocupes,nosotros la cuidaremos -La alentó mi abuela.

Excelente ahora nisiquiera confían en que puedo cuidarme sola. Baje la vista para que nadie sediera cuenta de mi molestia, aunque claro a mi tío Jasper no se lo podíaocultar.

Cuando subí mivista todos ya se habían montado, todos excepto Jane que me dirigió una miradabastante confusa.

-Es lindo volver averte, Renesmee -Susurro casi imperceptiblemente.

Mi boca en estosmomentos no podía estar más abierta, un Vulturi diciendo eso a mí, esto no sepodía poner más extraño.

-Mi hermano debede pensar lo mismo ¿No es cierto? -Preguntó mientras levantaba una de susperfectas cejas de forma picara.

-Tu

-Mi hermano, Alec,debe pensar lo mismo ¿No? -Su sonrisa se borro cuando vio mi expresión. Alecera su hermano, ¡Alec era un Vulturi! Claro ahora entiendo por que no me dijodonde vivía, ni de donde me conocía. Todas las cuerdas sueltas se ataron. Fuitan ingenua -No te lo dijo, ¿Verdad? Yo no quería
-Parecía querer retractarsede lo que dijo.

 

Una bocina sonóobligándonos a voltear.

-Jane, ¿Podemosirnos? -Felix pregunto, ella asintió pero antes de montarse en el auto seacerco a mí y dijo:

-Luego hablamos
-Susurro para luego aparecer al lado del auto.

Camine hasta estaren la puerta de copiloto del auto. No tenía ganas de nada, Alec me habíaengañado, y eso no se iba a quedar así ya vera el cuando lo vea.

Estaba en lahabitación que me habían asignado que, gracias a Dios, estaba losuficientemente lejos de mi familia para estar tranquila. Jane habíadesaparecido después de dejarme alistada, a lo mejor fue a buscar a su hermano.

Negué con lacabeza, yo tenía una suerte con los hombres verdaderamente espantosa. PrimeroJacob me hace creer durante diecisiete años que era su imprimación y luego mesalía con que no lo era. Ahora me hago ilusiones con un chico que conocí enmedio del bosque y ahora resulta que es un Vulturi. ¡Menuda suerte!

Pero eso no estodo, yo Renesmee Carlie Cullen Swan, en vez de estar agradecida porque él nome allá hecho nada, esta enfurecida y mucho, esperaba verlo para cantarle susbuenas verdades, como se atrevía siquiera en iluminarme de tal forma. Si podíaparecer un acto suicida, algo totalmente demencial pero es que nadie me habíavisto fuera de mis cabales verdaderamente.

No bueno y lo queremataba todo es que tenía que asistir a la maldita fiesta para yo no se que,gracias a los cielos que mi tía Alice no se había aparecido por aquí ya que sino ella sería la que pagara toda mi ira. Me había tomado un baño con aguacaliente para ver si me calma un poco, luego me había infundado con un vestidoazul eléctrico sin mangas y con una cinta color negro por debajo de la líneadel busto, el vestido llegaba por encima de las rodillas y en combinación mehabía puesto una gargantilla de diamantes y pequeños zafiros azules. Me habíaensombrecido los ojos con negro y azul marino y me había puesto un poco depintura en los labios. El cabello bueno eso fue la parte más divertida delproceso ¡Se me había ocurrido una excelente idea! Tal vez así podía demostrarquien podía llegar a ser yo cuando me retaban y lamentablemente no estaba muycontenta que digamos con mi familia, por lo que no me molestaba lo que llegarana pensar de mí cuando me vieran.

Agarre mi cartera,donde siempre llevaba algo que siempre había querido utilizar pero por miedo alo que mi familia pensara no lo había utilizado, y saque un tinte de colornegro. Conecte las cornetas a mi ¡Pod y puse a reproducir todo el disco de MyChemical Romance. Seguí las indicaciones que me ponían y ¡Guala! En menos deuna hora tenía el cabello totalmente negro, de seguro a mi padre sería al quemás le afectaría el cambio.

Casi por unmomento me arrepentí de lo que hice.

Casi por unmomento me preocupe por lo que pensara mi familia.

Pero solo casi, yaque al ver mi reflejo en el imponente espejo medieval todas mis dudas sevinieron a bajo. Me encantaba como quedo mi cabello, se veía genial.

Sonriendo como unatonta, me puse mis tacones plateadas. Esta noche la pasaría en grande, dejaríatodas mis molestias para mañana, hoy solo disfrutaría.

 

Unos toques en mipuerta me hicieron volver a la realidad.

- ¿Puedo entrar? -Pregunto una suave voz por detrás de la puerta. Suspire cansinamente tal vezmis planes de olvidarme de todas mis molestias se vendría a bajo.

- ¿Qué quieresVulturi? - Solté secamente mientras abría la puerta. Puse mi mejor cara deindiferencia.

- ¿Ahora me llamasVulturi? Pensé que había confianza entre nosotros además, ¿que le pasó a tu cabello?- Alec me estudio de arriba a bajo. Mi ira estaba creciendo, además de que meengaña, me critica.

-Eres un Vulturi afin de cuentas ¿No? creo que lo que me pase no es tu problema, si me permites-Trate de avanzar, pero su brazo me detuvo.

-Si puede que seaun Vulturi pero tengo nombre y tú muy bien que lo conoces. Y si lo que te paseme importa y mucho, para tú información. Y no, no te permito pasar hasta queaclaremos todo esto -Resople molesta.

- ¿Qué hay queaclarar, Alec? Tú eres un Vulturi, asesinas a personas injustamente y de paso,eres la mayor arma Vulturi ¿Te parece eso suficiente o quieres que siga? -Gruñímientras trataba de salir de hay, claro pero el muy maldito tenía que tener unafuerza tan descomunal que ni en mis mejores esfuerzos lograba moverle aunquesea un poco su brazo.

-Me parecesuficiente, no tienes que repetirlo
Pero sabes tú tanto como yo que no teimporta que sea un Vulturi, ni nada de lo mencionado, que a un así quieresestar conmigo en este momento, que quieres besarme - Alterminar de decir estas palabras estampo sus labios con los míos, haciendo quemi espalda chocara con la puerta. ¡Claro que quería besarlo! Mis labios habíanextrañado esa sensación de calidez que proporcionaban los suyos, pero no podíaser tan débil tenía que sobreponerme. Con toda la fuerza de voluntad que pudesacar lo empuje.

-No seas descarado- Y aunque sabía que no le dolería, que lo más seguro ni lo sentiría, le asesteuna cachetada.

-Esta bien, tu dilo que quieras, pero recuerda algo querida tus labios no mienten, tu corazón nomiente. Si me crees tan abusivo como dices, si me tienes tanta repulsión porser un Vulturi. Te demostrare que aun así me quieres, ahora nos están esperandoen el salón de fiestas -Lo dijo con tanta tranquilidad que me izo sentir casiofendida. Así que tan débil me creía, ya vería él. Ignore visiblemente molestacuando me ofreció su brazo, su melodiosa risa izo que pateará el suelo,refunfuñando.

El camino aldichoso salón de fiesta se izo más largo aun, ya que a Alec silbabamolestamente y eso así que mi plan de ignóralo fuera más difícil. Cuando al finllegamos a la puerta, solté un suspiro nervioso no sabía como se tomaría mifamilia todo esto del cabello y esperaba que no me formaran una escenitadelante toda esa gente.

-No te preocupeste vez hermosa, tu familia sabrá asimilarlo -Alec coloco una mano en mi hombroizquierdo tranquilizándome un poco. Le dirigí una pequeña sonrisa, por másmolesta que estará con él no podría ser tan descortés ante tal acto.

Alec caballerosamenteabrió la puerta del salón, revelando así un montón de vampiros distribuidos consu respectivo clan en una mesa. Di un paso hacía delante, logrando queabsolutamente todos clavaran la vista en nosotros.

- ¡Fantástico!Ahora las dos personas que faltaban se nos han unido, por lo que podemos decirque la celebración puede comenzar -La voz Aro resonó por todo el lugar, tomeuna respiración profunda antes de dirigirme a mi mesa que estaba muy cerca delos tronos.

 

-Pero que rayos
-Comentó mi papá mientras me escaneaba con la vista cuando llegué a la mesa. Lemande una mirada suplicante.

-Por favor aquíno.

-Luego hablaremosde esto, jovencita -Gruño mientras entre cerraba los ojos.

La reunión pasosin más contratiempo Aro había mandado a poner música clásica y algunos ritmosmodernos como Tango y Salsa para bailar, cosa que hice mucho ya que varios"chicos" me sacaron a bailar. Pero claro mi noche no pudo salir deltodo perfecta ya que Alec se la pasa de risa y risa con la tal Chelsea y unos celosinexplicables me invadían cada vez que los veía. Mande a unos de los mesoneros,que eran humanos, que me trajera algo fuerte para beber.

- Donde esta miprima segunda y quien eres tú -Solté una carcajada. Tanya siempre sabía comohacer sacar una sonrisa de mí. - En serio linda ese nuevo look teda un aspectototalmente sexy. Debes tener a muchos chicos babeando.

-Algunos -Comenteegocéntricamente. Ella levanto una de sus perfectas cejas.

-Y entonces, ¿porque tienes esa cara amargada?

- ¿Yo amargada?Para nada. - Bufe.

-A mí no me puedesengañar, quien es el chico que te tiene así -En ese momento pude escuchar denuevo la irritante risa de Chelsea, rodee los ojos y ahora que sería que dijoel señor - ¡No, no me digas! Tu
-Tanya se puso a negar con la cabeza mientrasreía a carcajada abierta - Pero cariño tus gustos son más peligrosos que los detu madre, quien iba decir que Alec Vulturi sería el que robara tu corazoncito.

- ¿Quién? Tanya tuno pesaran que yo
-Trate de sonar impresionada.

- ¡Oh, si! Y no loniegues en tus ojos se ve cuando celos le tienes a Chelsea -Abrí mis ojos comoplatos totalmente ofendida. ¿Yo? ¿Celosa de esa
? Para nada.

-Bueno yo fuera tutambién estuviera celosa, ella a compartido muchos siglos con él y es laguardia personal de Aro, por lo que

-Tanya, Tanya yono
Es imposible que yo esté celosa de ella -La corte mientras tomaba de unsolo trago el champán que me había traído amablemente el mesero.

-Claro y yo soytonta, te recomiendo algo, búscalo, dile que le tienes que decir algo y cuandoeste alejado de ella clávale un beso. Los hombres funcionan así. Suerte y nosigas tomando así que terminaras ebria y con respecto a la familia yo te cubro-Sin más se marcho con su elegante caminar.

Solté un suspiroresignado, si hago eso tendría que dejar mi orgullo atrás y demostraría que soyuna débil y
¡Ahss! Tanya tenía razón, si no terminaba con esto me iríadevuelta a Forks y no lo volvería a ver. Él muy
Alec tenía razón no podía, noquería estar sin él y por más locos que sonase, lo quería como a nadie más.

- ¿Puedo hablarcontigo? -Pregunte cuando llegué a su lado, ignore que Chelsea estaba hay. Medirigió una sonrisa.

- ¿Me puedescubrir? -Le pregunto a ella. Taconeé contra el suelo de madera pulida para quese notase mi apuro.

-Claro.

Alec se volteó denuevo y me guío hasta una puerta que comunicaba el salón de fiesta con unapequeña sala de estar.

- ¿De que queríashablar? -Pregunto mientras señalaba un sillón color dorado para que me sentase.Negué mientras me acercaba a él.

-Quería hablarsobre
Esto - Sin más lo agarre de las solapas de su traje y le clave un besocomo Tanya me había dicho. Por supuesto que Alec no tardo en corresponderme, sucalidez me invadió de inmediato, me separe más rápido de lo que él y yo mismahubiera decidido.

-También queríapreguntarte ¿Qué serias capaz de hacer, para estar conmigo? -Yo no estabadispuesta a sufrir una desilusión más.

-Todo
Absolutamente todo -Contesto solemnemente.

-Serias capaz deirte conmigo a cualquier lado, solos tú y yo -Estaba mandando todo al diablo,dejando de lado hasta mi propia familia.

-Contigo, hasta elfin del mundo.

Todo lo que paso acontinuación fue extremadamente rápido, le escribí una nota a mis padresexplicándole todo y luego me encontraba en el aeropuerto de Florencia junto conla única persona que sería capaz de dejar todo lo que más quería.

Quien iba decirque esa persona sería un Vulturi.

Me enamore del sermás peligroso de los vampiros, ¿y que?

Enamorada de un Vulturi - Fanfics de Harry Potter

Enamorada de un Vulturi - Fanfics de Harry Potter

Paseaba tranquilamente por losbosques de Forks. Después de siete años de haber estado viviendo en diferentespaíses cada dos años por mi acelerado crecimien

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-enamorada-de-un-vulturi-fanfics-de-harry-potter-5182-0.jpg

2023-02-27

 

Enamorada de un Vulturi - Fanfics de Harry Potter
Enamorada de un Vulturi - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/79903
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences