Érase una navidad, hace 17 años... - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Una mujer de edad avanzada, de cabello blanco y miradacansada se encontraba sentada en una sala desierta, únicamente frente a dosjóvenes adolescentes que la miraban expectantes. Le dio un sorbo a la taza dechocolate caliente y sin poder prolongar más el momento, comenzó su relato.

Eran tiempos muy difíciles a los que nos veníamosenfrentando. Gran Bretaña se encontraba sumida en una atmósfera sombría deterror y desesperación que se esparcía hasta los rincones más inhóspitos ydesolados. Las fuerzas malignas del Señor Tenebroso estaban en su máximo apogeoy amenazaban la seguridad e integridad de todo aquel que osara ponerse en sucamino sin importar la raza a la que pertenecieran. Incluso los muggles que nose daban por enterados de lo que ocurría a su alrededor, volvían a la"seguridad" de su casa mucho antes de que el sol se pusiera, temiendo queaquello que acechaba allá afuera los alcanzara.

 

>>En definitiva eran tiempos oscuros, el caos era tal que no podrías imaginarlo,la sensación de pérdida estaba presente en cada persona, se respiraba agonía ymuerte en cada esquina. En casa no era una navidad como cualquiera, después detodo era la primera vez que pasaríamos sin él.

>>Meses antes había tomado la decisión de huir y esconderse con un grupo defugitivos, yo no tenía de qué preocuparme por mi status de sangre limpia, peroél, un sangre sucia, tenía todas las de perder ante el nuevo régimen que eltirano de Voldemort estaba levantando. No pasó mucho tiempo cuando llegó anosotros la noticia de que había muerto en manos de esa basura que ahora decíapurificar nuestra raza.

>>Su muerte nos había golpeado tan de repente que parecía no ser real.

>>El terror se apoderó de nosotros y decidimos escondernos. Aún con mi status desangre, al morir él todos quedaríamos al descubierto
yo por ser una traidora ala sangre, ella por ser una mestiza hija de un sangre sucia y él por ser unmonstruo que no servía a su oscura causa, incluso tú, criatura inocente que nopodrías defenderte. Nuestra pequeña familia había quedado expuesta y tuvimosque actuar tan rápido que ni siquiera tuvimos tiempo de llorar su muerte.

>>Pero no todo estaba perdido, el destino se empeñaba en darnos pequeñas señalesque conforme pasaba el tiempos se iban intensificando, rayos de luz que traían esperanzaa nuestro mundo, que nos animaban a seguir luchando.

>>La navidad llegó a nosotros aún sin importar el estado de las cosas, lasituación de la guerra, la muerte de Ted
Remus y Dora se veían felices, teníanun motivo para ser felices, todos lo teníamos. Lo necesitábamos.

>>Después de tantas pérdidas, tantas vidas inocentes sacrificadas a manos de eseinfeliz, tantos héroes caídos en la lucha para restablecer la paz en el mundomágico. Tú eras nuestra razón para seguir aguantando y no doblegarnos ante elSeñor Oscuro.

>>Fue una cena pequeña, sólo nosotros tres. Dora estaba enorme, faltaba poco paraque llegaras a nosotros. Remus estaba cansado y muy débil por la Luna Llena dela noche anterior, pero su semblante era distinto del de otras veces, lollenabas de luz de una forma impresionante.

 

>>Esa navidad sería la primera que pasaríamos en familia, Ted, Dora, Remus yyo, incluso tú estarías presente, ahídentro, escuchando nuestras conversaciones y pateando de vez en cuando a tumadre, tal y como lo hiciste, sólo con la diferencia que de que se suponía queescucharías también a tu abuelo.

>>Esa noche, mientras escuchábamos a Celestina Warbeck cantar lo villancicos máshorrorosos de la historia, Dora dejó escapar algunas lágrimas y Remus la consolócon toda la ternura de la cual tu padre era capaz.

>>De alguna manera, creo que sabían que sería su primera y última navidad comofamilia, porque mientras sucumbía al llanto y la melancolía de tiempos pasadosen casa con su padre y conmigo, decidió que Harry Potter sería el indicado paracuidar de ti, y que se lo harían saber en cuanto llegaras al mundo.

>>Si soy honesta contigo, querido, yo pensé que era una tontería, por muy elegidoque fuera tu padrino, yo jamás le vi posibilidades de sobrevivir a la guerra
Ahora veo qué equivocada estaba.

>>Nunca te lo había dicho, pero esa noche alguien nos hizo saber que Bella iríatras ellos, sigo pensando que fue Cissy, lo sé, una tontería, pero es lo quecreo. Después de todo, éramos familia y sé muy bien que ella hacía tiempo queya no soportaba estar dentro de ese círculo.

>>Sé que tal vez debería esperar un poco más, pero esa navidad hace diecisieteaños, tus padres dejaron en mis manos algo para ti, para tu cumpleaños número17, pero creo que no habrá mucha diferencia si te lo doy ahora.

Sacó un paquete no muy grande de envoltura maltratadapor el paso de los años y lo dejó en el taburete que se encontraba enfrentepara luego levantarse y marcharse.

El joven de cabello azul y ojos dorados miró fijamenteel paquete deseando saber cuál era el contenido, mientras que la rubia que sesentaba a su lado tomaba su mano con dulzura y lo miraba para alentarlo.

Teddy Lupin seguía sin moverse de su sitio. Con la miradafija en el paquete que su abuela acababa de entregarle, la mente se le fue enun sinfín de recuerdos creados a partir de las anécdotas que Andrómeda, Harry ylos demás le habían contado acerca de sus valientes padres quienes lucharonhasta el último aliento por devolver la paz al mundo mágico en el que ahora élvivía tranquilamente.

¿Teddy? Victoire seguía ahí, pero él no le prestaba atención ¿Quieres que te deje solo? Comprar Pintura

El muchacho al fin regresó a la realidad
acariciósuavemente la mano que aún lo sujetaba y la miró a los ojos con dulzura.

Te necesitoaquí
conmigo dijo finalmente.

Hacía muy poco que habían comenzado a salir, si biensu relación aún era un secreto que guardaban celosamente ellos dos y su abuela,toda la familia sospechaba que tarde o temprano habría algo entre ellos.

Haciendo acopio de su valor, alargó el brazo y tomó elpaquete entre sus manos. Era pequeño, pero pesaba lo suficiente como paraguardar en su interior un gran tesoro, que traería a él más pruebas que confirmaranla existencia de esos grandiosos seres de los que todos hablaban maravillas,más pruebas de que sus padres de verdad existieron.

 

Retiró el papel que lo cubría y con una enormecuriosidad y necesidad de saber qué contenía la pequeña caja, procedió aabrirlo cuidadosamente para que nada de lo que estuviera ahí pudiera caérselepor accidente y terminar hecho añicos.

Lo sabía susurró para sí mismo.

Un reloj de oro, con planetas y estrellas en lugar demanecillas, era lo primero que se podía apreciar, parte de la tradición mágicaal cumplir la mayoría de edad. Al sacarlo encontró una cajita que decidió dejarpara después al ver que en el fondo había un trozo de pergamino viejo dobladoun par de veces.

Una carta volvió a hablar para sí mismo.

Por primera vez en todo el tiempo que llevaban ahí,soltó la mano de Victoire y se apresuró a sacar el pergamino para desdoblarlo yleer lo escrito.

Una foto de sus padres sonriendo con él en brazos cayóal piso y eso fue suficiente para que sus ojos se llenaran de lágrimas con lasque luchaba para no dejarse vencer.

Querido hijo:

Si estásleyendo esta carta es porque seguramente no sobrevivimos a la guerra y hoyestarás cumpliendo tu mayoría de edad.

Quiero pedirteperdón por haberte dejado. Tu padre tenía que ir y luchar, ayudar a Harry aterminar con esto, era una promesa que tenía con James, el padre de tu padrino,pero yo
Sé que pude haberme quedado contigo y con la abuela
y no lo hice, nolo haré. Perdóname, porque mi decisión de seguir a tu padre, aún ahora, antesde la gran batalla que se avecina, ya tomé una decisión y aunque él no lo sepa,iré tras él y lucharé a su lado. Yo también me siento comprometida con el mundomágico que durante muchos años protegí siendo auror.

Me gustaríapoder haber pasado más tiempo contigo, verte crecer y contarte lo difícil queme fue atrapar a tu padre. Ese lobito terco fue duro de cazar, el muy tontocreía que no se merecía ser feliz y aún cuando lo logré, se negaba a tenerhijos por el temor de pasarle su condición a un pequeñín. Pero sabes, yo sé quetú serás un niño sano y hermoso. ¡Seguro hasta serás metamorfomago como yo!

Pasando a turegalos. Ese reloj me lo dio tu abuelo, Ted Tonks, lo compró el día que lesdije que estaba esperándote. No sé cómo pero desde el primer día él sabía queserías niño y me dijo que te lo diera cuando cumplieras la mayoría de edad.Creo que él tampoco tenía mucha fe en que sobreviviría después de la guerra,como vez, nuestra pequeña familia se redujo a tu abuela y tú, pero espero quepronto la hagas crecer con muchos niños
Bueno, no tan pronto, apenas tienes 17años, tienes toda una vida por delante y no quiero presionarte.

En la cajitaque seguramente no abriste por desesperado, encontrarás los anillos que durantealgunos meses usamos tu padre y yo. Esos son regalos de la abuela. Creo que mitía Walburga se moriría (de nuevo) del coraje si supiera que los anillos deplata de la Noble y Ancestral casa de los Black llegaron a ser nuestros. Esperoque cuando llegue el momento, tú y la chica con la que decidas compartir tuvida, los usen.

Quiero quesepas que todo lo que hicimos fue por ti; queríamos darte una vida mejor que laque nosotros tuvimos y una vida más pacífica que la que tu padrino y sus amigostuvieron que vivir.

Seguramente entus tiempos se conocerán algunos datos de la guerra contra el malnacido deVoldemort, pero no creas nada de lo que te digan afuera, la única verdad es laque te contarán Harry, Hermione, los Weasley y tu abuela.

Bueno, creoque ya me extendí demasiado y tu padre se niega a escribir, pero me dijo que tedijera que te ama y que hará todo lo que esté en sus manos para terminar estaguerra y regresar a casa a salvo para vivir nuestras vidas llenas de paz yamor.

Lo sé, no lologró
ni siquiera yo lo logré. Pero te amamos, hijo, no importa el tiempo quepase ni dónde nos encontremos
Siempre te amaremos.

Con amor,

Mamá y Papá

Una única lágrima se deslizó por el rostro de Teddy al tiempo quedoblaba el pergamino y volvía a colocarlo en su lugar, se puso el reloj en lamuñeca izquierda y tomó la cajita en donde el par de anillos permanecían aúnsin ser descubiertos.

¿Te importaría esperar aque tus padres y mis padrinos crean que es correcto? dijo aún con lágrimas enlos ojos, pero con una enorme sonrisa en los labios mirando a Victoire queahora era quien permanecía inmóvil.

Sí fue lo único que pudoresponder.

No te preocupes, sé queserás tú
siempre has sido tú.

Teddy Lupin la besó tiernamente y se levantó de su lugar invitándola aseguirlo. Salieron de casa de su abuela con rumbo a la casa de los Potter dondecelebrarían la Navidad en compañía de sus familias.

En el piso superior, Andrómeda Tonks miraba una foto de su hijaabrazada de aquel hombre que a pesar de las diferencias de edades, logró darleuna corta pero muy feliz vida en familia.

Una parte de ella le decía que había actuado mal por haber metido lafoto en el paquete, pero por otro lado, sentía que si ella se la hubiera dadodesde pequeño no hubiera sido lo correcto, tenía que ser en un buen momento.Como ahora.

Tomó la foto entre sus manos y suspiró.

Creo que hemos hecho unbuen trabajo, Dora; Teddy es un gran hombre.

Érase una navidad, hace 17 años... - Fanfics de Harry Potter

Érase una navidad, hace 17 años... - Fanfics de Harry Potter

Una mujer de edad avanzada, de cabello blanco y miradacansada se encontraba sentada en una sala desierta, únicamente frente a dosjóvenes adolescentes que la

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-erase-una-navidad-5022-0.jpg

2023-02-27

 

Érase una navidad, hace 17 años... - Fanfics de Harry Potter
Érase una navidad, hace 17 años... - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/66164
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences