Ese Niño Es Mio - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Nails Trends y>


Ese hombre es mío
Por Stefanía_Potter


Capitulo 1: Expreso de Hogwarts

-Corran, Corran- Gritaba Ginny Potter (Weasley de soltera) a sus hijos Christian Potter [El mayor, un Gryffindor de 17 años, Buscador y Capitán del equipo de Quidditch, sin duda era un sex-symbol de Hogwarts, su cabello negro azabache despeinado (Herencia de su Padre), con ojos castaños, alto, con cuerpo atlético, cara y hombros pecosos, traían locas a la mitad del colegio, sexy, atractivo, divertido y muy inteligente] James Matthew Potter [El del medio, un Gryffindor de 15 años, cazador del equipo de Quidditch, con cabello negro azabache también despeinado, y ojos verdes esmeralda y chispeantes, sin duda sus ojos eran su mayor atractivo, además de su cuerpo alto y atlético, aun no era un sex-symbol, pero iba siguiendo los pasos de su hermano el conquistador de Hogwarts. Divertido, bromista, leal, simpático, inteligente, presumida, creído, engreído, rompecorazones (Herencia de su abuelo) con mal genio, pero gran corazón] y Jamie Stephanie Potter [La mas pequeña de los Potter, con 13 años, estaba en la casa de Gryffindor, y era una jugadora del Quidditch nata, solo esperaba que hubiera espacio en el equipo para entrar, excelente alumna, responsable, bromista, divertida, y con el talento Potter, meterse en problemas, talento que sus hermanos también tienen. Cabello pelirrojo y liso, ojos castaños, y con anteojos] - Les he dicho que corran- Seguía gritando Ginny

-Pero mamá, por favor, aun queda media hora para que salga el tren- Protesto Jamie cansada, y eso que su baúl lo llevaba Harry.

-No me importa, entre más rápido lleguemos mejor- Dijo decidida, Christian blanqueo los ojos, y James simplemente sonrió, le encantaba hacer enojar a su mamá y más cuando esta decía No me importa.

Cruzaron Ginny y Jamie la barrera entre el anden 9 y 10, seguidas de los 3 Potter, como siempre frente a ellos se encontraba el tren color escarlata echando vapor sin control, con todas las familias despidiendo a sus hijos que iban a cursan otro año en Hogwarts.

-Jamie por favor cuídate mucho hija. No quiero que este año me llegue ninguna queja de los maestros, y ¿llevas tus..?- Pregunto Ginny abrazando a su hija. Jamie se puso roja, pues desde este verano se había convertido apenas en señorita (saben a lo que me refiero)

-Si, mamá, no te preocupes- Respondió esta, ahora abrazando a Harry.- Adiós papi, te quiero- Como es obvio, esta era la niña de papi, y la mimada y consentida de Harry. Christian y James rieron, como siempre, estos se aliaban en contra de la única niña de casa, pero cuando volvían a Hogwarts, eran todos contra todos.

-James por favor, estudia mucho este año son tus TIMOS, espero que salgan excelente, como Christian- James simplemente blanqueo los ojos, Christian siempre había sido excelente alumno, y el era igual de inteligente pero algo mas flojito, aun así siempre Christian era la comparación perfecta.- Y por favor, no te metas en problemas- Dijo casi en suplica, el era el mas alborotador de sus 3 hermanos, así que siempre se sentía menos, cuando se trataba de la escuela.

-Esta bien mamá, pero tu sabes... El talento Potter, el año pasado me castigaron injustamente en 2 ocasiones, y yo nada mas por encontrarme en el lugar y momento equivocado.

-Esta bien, cuídate- Y le dio un beso en la mejilla.

-Adiós papá, recuerda, si hay novedades por favor envíame una lechuza, siempre me a gustado estar bien informado.- Sonrió, ante la mirada amenazadora de Ginny.

-Esta bien James- y lo abrazo- Recuerda que este año Christian te pasara la capa de invisibilidad, pidesela, si no te la quiere dar, escríbeme, y yo le mandare un vociferador.- Le susurro antes de soltarlo, para que Ginny no se diera cuenta, pues estaba en contra de la capa, ya que solo los metía en mas problemas.

-Ok- Dijo este sonriendo, y tomando su baúl, junto con la jaula de Puffi su lechuza blanca.

-Christian, cuida a tus hermanos, y estudia mucho, recuerda las EXTASIS


-Si mamá, lo haré- La corto, pues siempre era el mismo rezo, y ya se lo sabia de memoria. Le dio un beso rápido y se volteo a su padre- Adiós papá- Igual con un abrazo.

-Adiós Christian. Recuerda le pasara la capa de invisibilidad a James- Le susurro de igual manera a como lo hizo con el mediano de los Potter.

En ese momento, entro la familia Weasley, se encontraba Ron cargando a la pequeña Sarah [La pequeña Weasley, cabello castaño y rizado, ojos azules de 3 años] en brazos a su lado estaba Hermione, cargando a el gato de Elyse [Mediana, cabello castaño y liso, ojos azules, delgada, de Gryffindor, y 13 años, era la mejor amiga de Jamie, y era simpática, alegre, un poco descuidado a los estudios y muy muy muy sociable] y atrás cargando su baúl se encontraba Brandon [Mayor de los hermanos Weasley, pelirrojo lleno de rizos que le cubrían la frente, ojos castaños, pecoso, alto y atlético. Contaba con 15 años y estaba en Gryffindor, y tenia el puesto de Guardián en el equipo de Quidditch, era muy responsable con la escuela, estudioso, pero también muy fiestero y revoltoso.]

Elyse al ver a Jamie corrió a abrazarla, lo mismo hizo Brandon pero con James, que eran mejores amigos. Se saludaron rápidamente

-Papi, papi- Decía la pequeña Sarah, moviéndose y moviéndose en los brazos de su padre- Quielo ir con Chris. Pimo Chris- Llamaba a Christian, este sonrió, y se la quito a Ron.

-Que pasa Sarah?-

-Quelo un chocolate- Decía con pucheritos (N/A: aii cositas! n.n)

-A con que si, solo me buscas por chocolates- Decía este siguiéndole el juego.

-Pues.. Pues.. Dame chocolate- Gritó. Christian saco un chocolate del bolsillo y se lo dio.- Si.. Chocolate- Lo miró, y como vio que James la miraba, hizo como si lo escondiera.- Chocolate... mío, mío MIO.

-Brandon, Elyse por favor cuídense, y estudien mucho- Se despedía Hermione de sus hijos.

-Si, ya, ya, ya mamá. Nos vemos en Navidad- Decía Elyse, que tomo a Jamie de la mano, y juntas comenzaron a jalar sus baúles, con sus gatos en manos hacia el Tren

-Esta niña, que grosera- Dijo Ron enojado.

-Ya la conoces Ron, déjala- Dijo Hermione. Y le quito a Christian la bebe.- Bueno nosotros nos vamos, venimos de carrerita, en 20 minutos entro a trabajar, Adiós Harry, Ginny, James, Christian- Se despidieron, y se alejaron ante las protestas de Sarah.

-Nosotros también nos vamos al tren- Dijo James- Hasta Navidad- Se despidió con la mano, mientras se alejaba con Brandon siguiéndole.

-Hasta pronto tíos- Se despidió el pelirrojo.

-Que tengas buen viaje Brandon- Dijo Harry

-¿Tu también ya te vas?- Pregunto Ginny, viendo a Christian

-No, mamá- Rió,- espero a Ian

-Esto esta tan mal, ustedes crecen y yo me hago vieja, y cada vez me quieren menos- Decía Ginny entre sollozos

-Mamá, no pasas de 40- Decía Christian, mientras le daba palmaditas en la espalda.

-Tienes razón, aun soy joven- Decía sonriendo, mientras la familia Longbottom se acercaba.- ¡Vaya! Hola, no los veía desde el año pasado

-Si, es que tu sabes, hemos tenido tanto trabajo- Decía Luna, mientras se saludaban de nuevo rápidamente.- Y pues Steve y Scott [Steve y Scott son los pequeños Longbottom, son mellizos, de 11 años, son igual de pelo castaño, pero Steve tenia ojos azules, y Scott castaños, ambos eran igual de alegres, picaros y traviesos. Ambos pensaban que James y Christian eran sus modelos a seguir] ya entran a primero

-¿Enserio? Pues que bien. Felicidades chiquitos- Dijo Ginny abrazándolos, ya que eran sus ahijados.

-Mamá, me voy, Hasta Navidad- Se despidió Ian Evan Longbottom [Mayor de los Longbottom, 17 años, mejor amigo de Christian, castaño de ojos azules, alto y atlético, también un sex-symbol de Hogwarts, Golpeador del equipo de Quidditch de Gryffindor, excelente alumno, Prefecto y Premio Anual, muy responsable, estudioso, seductor y alivianado] tomando a Christian, y alejándose rápidamente de los Potter y Longbottom.

-Que niño, ni siquiera un beso de despedida- Dijo Neville indignado.- Pero bueno, hasta Navidad Rachel [Rachel Melany. Mediana de los Longbottom, rubia de ojos azules, y delgada, antes era una niña chiquita, flaquita y sin gracias, pero este verano, sin duda se había desarrollado mucho, y se veía más mujercita y madura, con un cuerpo exquisito, herencia de su madre. 15 años, casa de Gryffindor y cazadora de Quidditch, era alivianada, tranquila, un tanto soñadora, alegre, simpática y un poco torpe y descuidada para la escuela] cuídate mucho-

-Si papá, no te preocupes. Despídanse mocosos, los acompañare a un compartimiento- Le decía a Scott y Steve. Ellos muy obedientes se despidieron de sus padres, y los tres emprendieron marcha hacia el Expreso de Hogwarts.

***

-Pero es que mamá, es tan anticuada- Decía Elyse caminando en el tren buscado un compartimiento vacío.

-Fuiste grosera- Aseguro Jaime

-Ay no importa, luego se les olvida. Hola Sharon- Saludo a una chica de Hufflepuff de cuarto curso.

-Aquí hay lugar- Entraron al compartimiento y dejaron sus baúles.- ¿Que tal tu verano? ¿Alguna novedad?

-De hecho si. Brandon llevo a unos amigos de el, que estaban guapísimos, me quede prendida de uno que se llama Ryan. Pero es muggle- Dijo triste

-Pero Brandon tiene 15, de seguro sus amigos tenían 15 también

-Pues si, pero lo guapos no se les quitaba. Y ¿que tal tu?

-Ya sabes, un caos total con James y Christian, siempre se ponen en mi contra, solo por ser la consentida- Rió inocente- Yo que no quebró un plato

-Uy si- Blanqueo los ojos Elyse

-Ya se, me vengare.-

-No te dijeron que no te metieras en problemas?- Elyse se quedó muy seria, mientras pasaban aun lado dos chicos de séptimo, pero se quedó petrificada cuando estos abrieron la puerta.

-Disculpen ¿Podemos quedarnos aquí? esta todo lleno- Sonrió Chad. Que Jamie lo conoció por Christian

-Si.. No se preocupen- Dijo Elyse sonriendo tontamente. Mientras Jamie le clavaba la mirada. ¡Les llevaban cuatro años! Y ella coqueteaba con ellos

***

-Caminen mocosos- Decía una Rachel muy enojada

-Ya me canse Rachel- Protesto Scott- ¿Cuánto falta?

-Ya. Aquí quédense, no salgan de aquí, hasta que pase un prefecto a decirles que se pongan sus uniformes, se los ponen, y cuando se detenga el tren salen con sus baúles, los dejan en el montón, y se van con la persona que llame a los de primero, ok?- No dieron respuesta cuando esta cerro la puerta del compartimiento, dejando a un Scott y Steve muy confundidos.

Caminó ella buscando un compartimiento vacío, o para encontrar a su mejor amiga, Kelly, y evitando por completo a James y Brandon a toda costa. Pero fue demasiado tarde

-Rachel- La llamó la voz de Brandon. Sin otra opción se volteo quedando frente al dúo alborotador de Hogwarts

-Hola chicos- Sonrió con ironía

-Wow! Que cambiazo Rachel, te ves preciosa. ¿No quieres salir conmigo?- Pregunto cínico James

-No, Potter. Gracias.- No podía negar que James era realmente guapo, pero a ella no le gustaban los guapos, si no los chicos con carácter.

-Vamos, no me puedes rechazar de nuevo

-Pues si lo hago. Hasta la vista Potter, Weasley- Y se alejo caminando muy sensual

-No puede ser, cada vez me gusta mas Longbottom- Decía James impresionado, viéndola caminar- En especial ese trasero, y esos...- Decía simulando con las manos que los agarraba

-¿Pechos?- Termino Christian

-AHHH!- grito asustado James, pero cuando se volteo y vio a su hermano, cambio su expresión asustada a una de enojo- Christian! No me vuelvas a asustar así- Pero el ignoro el comentario de su hermano

-No hables así de mi hermana, James. O conocerás mi puño- Dijo amenazador Ian, con el puño levantado. Pero los Potter simplemente lo ignoraron

-Pues si se puso bastante buena durante el verano, a ver si este año lo logras- Rió Christian- Han visto a Chelsey?- Preguntó. Chelsey era su novia, y tenían saliendo ya dos años, pero eso no negaba que Christian fuera el sex-symbol del año.

-Si, la vimos en el tercer vagón, de hecho pregunto por ti- Dijo Brandon, riendo.

-Y ustedes no han visto a Britany?- Pregunto James

-¿Tu novia de semana?- Rió Ian

-Este... Si. De hecho, la buscó para cortarla- Brandon rió, y Christian blanqueó los ojos.

-Bueno. Hasta Pronto- Se despidieron Christian e Ian

-Tu hermano esta loco. Que vuelva a hablar así de mi hermana, y ya vera- Decía Ian molesto mientras se alejaban

-Ya. No creo que lo haga frente a ti, es bastante cobarde, y eso que es un Gryffindor, además eres golpeador, de una bofetada lo dejas sin mandíbula- Rió Christian

-Por cierto, ¿cuando harás las selecciones? Nos falta un cazador y un golpeador.

-Creo que la tercera semana de septiembre, en octubre es el primer partido


-Christian!!- Lo llamó una voz femenina, que venia corriendo con los brazos abiertos hacia a el, todo se vio en cámara lenta, ella corría con los brazos extendidos, y una gran sonrisa en los labios, cuando mágicamente apareció una piedra invisible y callo de bruces con la cara contra el suelo.

Ian se comenzó a reír, sin poder parar, mientras Christian aguantaba las ganas de reír, y se acercaba a Julie.

-¿Estas bien?- Preguntó, ayudándola a pararse, mientras Ian se doblaba de la risa, ya hasta se había recargado cómodamente en la pared.

-Ahora que te encontré si- Y lo abrazo, Christian intentaba alejarla, cuando vio una cabellera pelirroja, la aventó, y recibió a Chelsey con un abrazo

-Te extrañe- Le dijo ella, mirándolo con sus ojos miel, tan dulces que dejaban prendido a quien fuese.

-Yo también- Y le plantó un apasionado beso, que duro hasta que Ian dejo de reírse, y Julie se alejaba muy triste.

***


-Donde diablos estará Britany- Decía James, mientras recorría los pasillos en busca de ella

-De seguro se esta mirando en el espejo. Sinceramente, no puedo creer como tienes el valor de cortarla, siendo que ella es una diosa

-Lo se, Brandon. Pero ahora quiero a Rachel, cuando me canse de ella, regreso con Britany- Brandon chasqueo la lengua, y comenzó a silbar

-Deja de hacer eso- Lo reto James. Cuando diviso una cabellera también pelirroja (N/A: Obsesión Potter, obsesión x las pelirrojas) - Britany!!- La llamó. Esta volteo, y rápidamente corrió a besarlo.

-Te...-Le dio un beso en los labios-ex... - Le dio otro-tra...-Otro- ñe...

-Ya. Ya. Ya. Tenemos que hablar- Le dijo, ella sonrió y miro fulminante a Ian

-Este..- Dejo de silbar,- yo me voy a buscar un compartimiento, luego me buscas- Se alejo todavía silbando

-¿De que quieres hablar corazón?- Sonrió Britany, sin duda tenia un cuerpo envidiable, pero el ahora quería con Rachel, le gustaba, y mas desde que lo rechazaba, que comenzó el año pasado.

-Se acabo. Ya. Terminamos- Dijo sin nada de tacto. Los ojos de Britany se aguaron

-Que... ¿Que?. Como puedes hacer eso. Me dijiste que yo era especial- Se soltó llorando

-Lo siento, pero es que eres tan enfadosa, además yo no te amo. Y ya no me supliques, Adiós- Y siguió el camino de Ian, dejando atrás a una Britany llorando a lágrima suelta.

***

-Pero que odioso es Potter, no me deja en paz. Lo odio. Lo odio- Repetía en voz baja Rachel, caminando por los pasillos.

-¡¡¡Rachel!!!- Oyó esa voz, parecía que lo había invocado.

-¿Qué quieres, Potter? Ah y te lo recuerdo, para ti soy Longbottom- Dijo molesta y esquivando la mirada verde de el que cautivaba a todos.

-Lo siento, Longbottom. Lo que pasa es que estoy buscando a Brandon. ¿Lo has visto?

-No. Y yo busco a Kelly, y no la e encontrado por ninguna parte.- Dijo ella, con mirada retadora. El sonrió con arrogancia, convencido de que esa sonrisa mataba a todas, incluida Rachel

-Que lastima, nos dejaron solos


-¡¡¡Rachel!!!

-¡¡¡James!!!

Esas voces, sin duda, como siempre tenían que arruinar todo, justo cuando el se iba a quedar a solas con Rachel, la chica que lo traía loco.

-Kelly!! Al fin, te estoy buscando desde que partió el tren- Dijo abrazando a su amiga

-Lo siento, es que se me hizo tarde, y alcance a subir por el vagón de los prefectos, pero obvio me corrieron de ahí, vi a tus hermanitos, y pregunte por ti, dijeron que te habías ido, así que les deje encargado mi baúl, mientras te buscaba y al fin te encuentro- Y la volvió a abrazar.- Pero que cambiada- Sonrió.- ¿Y tu baúl?

-Lo deje apartando un compartimiento. Vamos por tu baúl.

-Hey ¿a donde van?- Pregunto Brandon

-A sentarnos.- Dijo Rachel alejándose

-Nosotros no tenemos compartimiento, ¿podemos quedarnos con ustedes?- Pregunto de nuevo Brandon

-Tu si Weasley, Potter no- Dijo lanzándole mirada fría a este, que solo sonrió murmurando Me ama

-Anda, Longbottom. Prometo que no te dirigiré la palabra, no te mirare, ni molestare en todo el viaje

-Esta bien. Pero si no cumples, te quedaras petrificado todo el vieja- El sonrió

Y comenzaron a caminar hacia el compartimiento de los mellizos (N/A: ya saben, mellizos: son como gemelos, que nacen al mismo tiempo, pero no son exactamente idénticos)

-Pensé que no volverías- Murmuro Scott, viendo a Rachel entrar al compartimiento

-Cállate mocoso, solo venimos por el baúl de mi amiga- Dijo esta, tomaron el baúl, y se alejaron justo como llegaron.

-Rachel esta loca- Dijo Steve

-Tienes razón- Lo apoyo Scott. En ese momento la puerta se abrió por tercera vez, dejando ver a un chico de pelo negro y ojos verdes, muy bajito y cara en forma de corazón.

-Hola- Dijo tímidamente- ¿Puedo quedarme aquí? Todo esta lleno.

-Adelante- Dijeron al mismo tiempo. El chico sonrió mas seguro y se sentó frente a ellos

-Soy Noah Jones- Dijo

-Nosotros somos..- Comenzó Steve

-Scott- Se presento

-Y Steve- dijo el primero

-Longbottom- Finalizaron ambos

-Wow! Son tan parecidos- Se sorprendió Noah. Cuando volvieron a abrir la puerta

-Hola- Saludaron dos chicos también de primero uno de pelo rubio platinado y otro de pelo castaño ambos de ojos azules-

-Podemos pasar?-Pregunto el castaño

-Adelante- Volvieron a repetir los mellizos

-Yo soy Marcus Smith- Se presento el castaño

-Y yo Luke Malfoy- Dijo el rubio.-

-Nosotros Noah Jones- Se presento- Y Scott y Steve- Dijo al revés, ellos solo rieron

-¿Y que? ¿Tienen hermanos?- Pregunto Malfoy

-Nosotros dos...- Comenzó Scott

-Rachel en Quinto- Le siguió Steve

-Ian en...- Dijo Scott

-Séptimo- Finalizaron ambos

-Yo tengo uno en tercero- Dijo Marcus- Se llama Zac y una hermana de 8 años

-Y yo... Pues tengo 3 hermanos mas chicos, pero como mis padre son muggle...- Comenzó Noah

-¿Qué?- Grito Luke- Ni te me acerques asqueroso sangre sucia-

-¡No le digas así!- Saltaron Marcus y Scott, ambos apuntando con varitas

-Mejo me voy, contaminan el aire los sangre sucia y los que apoyan todo esto. Hasta la vista- Y se alejo, con un caminar elegante.

-¿Qué es sangre sucia?- Preguntó Noah

-Es así como llaman a los hijos de Muggle, pero es horrible, y una forma vulgar de llamarlos. No se como después de la derrota de-ustedes-saben-quien. Siga habiendo gente así- Explico Marcus

-Nuestro padre y sus amigos lucharon contra Voldemort- Marcus se estremeció al oír el nombre, pero Noah ni se inmuto.

-Quien es Voldemort?- Pregunto

-Veras, hace tiempo hubo un mago muy poderoso que estaba en contra de los hijos de Muggle, así que comenzaba a matar gente, pero...- Comenzó Scott

-Hubo un muchacho que logro derrotarlo, Harry Potter. Y sabias que sus hijos estudian en Hogwarts?- Noah y Marcus negaron con la cabeza

-Pues si. Y los conocemos, son amigos, Christian va en séptimo, James en Quinto, y Jamie en Tercero, si hubieran llegado antes hubieran estado cuando vino James- Siguió Scott

-Pero ya los verán en Hogwarts- Finalizó Steve. Cuando llego la señora del carrito de dulces

-¡¡CHOCOLATES!!- Exclamaron los mellizos

Capitulo 2: La selección

Llegaron a Hogwarts al haber bajado el sol. James como prometió no molesto a Rachel, que no estaba muy contenta con ese Potter cerca, Brandon y Kelly, eran muy buenos amigos, así que lograron alejar la tensión haciendo reír a esta pareja dispareja.

Elyse y Jamie estuvieron todo el viaje con aquellos chicos de séptimo, que se llamaban Chad y Theo. Coqueteando, aun que estos chicos ni las pelaban.

Scott, Steve, Noah y Marcus comieron hasta hartarse de dulces, y lograron hacerse buenos amigos, aun que a medio viaje, volvió a pasar Malfoy con dos amigos grandes y gordos, que parecían ser de quinto.

Christian e Ian, pasaron todo el viaje, con sus novias, besándose en un compartimiento alejado, y así pasó el viaje hasta que Ian tuvo que ir a hacer sus rondas de prefecto.

-¡¡Los de primer año, por aquí síganme los de primer año!!- Gritaba Hagrid el semigigante. Poco a poco los niños de primero se fueron acercando, muy impresionados por el semigigante.

-Wow! Es el hombre mas grande que e visto en mi vida- Dijo Noah impresionado, mientras caminaban hacia el lago, para cruzarlo en botes.

-Es Hagrid, el semigigante. Nos lo contó papá- Dijo Steve, y Scott asintió.

-Quiero que suban de cuatro en cuatro. Rápido!- Los apresuró Hagrid, poco a poco se fueron llenando los botes, guiados por Hagrid al frente, que ocupaba un bote para el solo.

-¿Que es eso?- Preguntó con voz temblorosa Marcus, señalando a una orilla del lago, donde se podía ver un como tentáculo gigante.

-Es el calamar gigante- Sonrió Scott- Es uno de los grandes misterios del lago negro. Alumnos aseguran que lo vieron saltar, otros dicen que es un mito, y otros que es nada mas un hechizo..

-Pero es real, y parece bastante amigable, solo no saquen nada del bote- Rió Steve, viendo como Noah y Marcus se acercaba a la orilla a ver si veían algo, pero rápido se quedaron quietesitos.

Siguieron avanzando, y comenzaron a ver el Gran Castillo de Hogwarts, iluminado por dentro, y con su reflejo en el lago. Todos soltaron exclamaciones de asombro, mientras otros nada mas presumían que ya habían estado ahí, cosa que era completa y enteramente falsa.

Cruzaron por un túnel, que los llevo hasta unas escaleras. Comenzaron a bajar haciendo bastante ruido, cuando llegaron al final, Hagrid los guió hasta una habitación pequeña, donde tendrían que esperar, mientras sus compañeros de cursos superiores se acomodaban.

***

-Todos los carruajes están llenos- Dijo enojado Ian, llevando de la cintura a su novia, una castaña hermosa, de ojos negros.

-Ya, no te apures, encontraremos vacío- Decía Chelsey novia de Christian

-Halla ay uno- Dijo señalándolo Zoe (Novia de Ian). Christian e Ian corrieron hacia el, pero cuando llegaron ya estaban subiendo otras personas. Gruñeron enojados y caminaron hacia donde estaban sus novias, pero estas ya estaban junto a un carruaje vacío, haciéndoles señas. Ambos sonrieron y caminaron hacia allá.

-Quiero llegar y que agarremos buen lugar- Decía Ian- Quiero ver la selección de mis hermanitos

-Esta bien, pero cierra la puerta- Se sentó al lado de su novia, y cerró de golpe la puerta

-Por cierto, nunca dijeron que iban a estudiar-

-Pues tu ya sabes, yo seré Auror- Dijo Christian- Como mi padre, y mis abuelos

-Nosotras seremos Sanadoras- Chelsey señaló a Zoe y a ella

-A mí me gustaría trabajar en el departamento de Uso incorrecto de Artefactos Muggle- Sonrió Ian

-Pero sabes que ese departamento no es bien pagado- Dijo Zoe

-Lo se, pero bueno. Oye Christian, que quiere estudiar James. Solo por curiosidad.

-Dice que también quiere ser Auror, pero que si puede entrar a un equipo de Quidditch que estaría mejor.- Dijo el mayor de los Potter encogiéndose hombros

-Tu hermanito es tan adorable- Suspiro Zoe. Ante la mirada de incredulidad de todos- Bueno, es muy guapo, si yo tuviera 15 andaría detrás de el-

Ian la miró enojado

-¿Qué??

-¿Cómo que te gusta el hermano de mi amigo?

-Es solo... Una idea. Además no tengo 15, así que me quedo contigo- Dijo esta, segura de que el no le reclamaría, Christian simplemente miraba la escena con los ojos como plato y Chelsey se tapaba la boca con las manos.

-¿Entonces soy el plato de segunda mesa?

-No... Cariñito. Claro que no

-Esto va a acabar mal- Susurro Christian a Chelsey, y esta asintió con la cabeza

-Pues sabes que. Se termino. Mejor vete a conquistar a James.

-Esta bien! El es mucho más divertido, más guapo y más... educado- Y le volteo la cara. En todo el trayecto no volvieron a hablar.

***

-Maldito Peeves - Gritaba James enojado, correteando al duende extraño que corría pegado de las paredes, tirando bombas fétidas a quien le cayera

-Jimmy Potty- Decía brincando y cantando divertido

-Te he dicho que no me llames Jimmy- Gritaba este, con la varita en la mano. Y detrás de el iba corriendo Brandon y Kelly, también con la varita en alto. Los tres tenían hasta en las orejas la sustancia verde viscosa, que quedaba con las bombas fétidas. Rachel no tenía ni pizca de nada, y caminaba muy tranquila detrás de ellos

-¡Ohh! La guapa Longbottom- Dijo Peeves, y salto frente a ella, quedaba a la altura de sus hombros, y la abrazo, y con sus manos horribles, le tocaba el trasero y movía la cabeza en sus pechos

-PEEVES!!- Grito James enojado.- No la toques. Petrificus Totalus- Y rígido como una tabla, callo Peeves al suelo.

-¡Potter! Nos castigaran por esto- Decía Rachel

-Tiene razón, es mejor irnos- Decía Brandon, y los cuatro salieron corriendo en dirección al Gran Comedor

-¿Cómo se te ocurre? Atacar a Peeves- Reclamo Rachel mientras corrían por los pasillos

-Te estaba tocando tus...

-¡¡Ya se que me estaba tocando!!- Gritó esta roja de la rabia o de ¿pena?- Pero yo sola pude a verlo detenido

-Pues yo no te miraba con la intención de hacerlo, es mas, parecía que te agradaba que te tocara tus...

-PUAF!!!- Se oyó un golpe fuerte y seco. Rachel apartaba la mano de la mejilla de James, mientras a este se le llenaban los ojos de lagrimas, no estaba llorando, simplemente le salían lagrimas por el golpe tan fuerte.

-Rachel!! ¿Por qué atacas a James?- Pregunto Brandon, viendo la mejilla de James ponerse tan roja como su cabello, con la forma de una mano extendida. Y al instante se le inflamó.

-Él me provoco, estaba diciendo que me gustaba que Peeves me tocara- Saltó indignada

-Esta me la pagaras Longbottom- dijo James, tocándose la mejilla y alejándose rápidamente de ahí hacia el Gran Comedor, seguido de un Brandon que miraba a Rachel incrédulo.

-Como si yo le tuviera miedo- Cruzo brazos a la altura de su pecho

-Pues yo no se,- Decía Kelly mirando el trasero de Brandon alejarse- Pero sin duda te pusiste muy guapa este verano, ya veraz que para la hora del almuerzo de mañana, te llegaran mil cartas anónimas, y mas de uno se presentara.

Rachel sonrió orgullosa

-Esperemos que si, así tendré todos mis fin de semana ocupados-

-Así tendremos, porque no se como le harás pero tendrás que conseguir citas para mi- Kelly sonrió de lado, clavando sus ojos grises en los azules de ella

-Tu sola conseguirás las citas, ya lo veras, también estas muy guapa- Sonrieron ambas mientras se encaminaban tranquilamente hacia el Gran Comedor

***

-Esa vieja esta loca- Gritó James histérico dando puñetazos al aire. Mientras Brandon estaba perdido en sus pensamientos- Pero este año va a caer, si no me dejo de llamar James Matthew Potter Weasley- Aseguró este.

Miró a su primo, y como lo vio en las nubes decidió chantajearlo un poco y sacarla algo de información

-¿Tu te llevas muy bien con Kelly, verdad?- Pregunto sonriendo. Brandon asintió con la cabeza, con la mirada perdida.- ¿Y ella te gusta?

En ese momento Brandon salio de su transe y miro al mediano de los Potter mudo.

-Puede... Puede ser- Dijo mirando sus uñas

-Vamos no mientas. Si ella te gusta, puedes salir con ella, e influirás mucho para que Rachel salga conmigo

-No lo se, James. A veces tus ideas locas, me dan un poco de miedo- Dijo este simplemente

-Por lo menos piensalo

-Esta bien. Lo pensare. Pero no prometo nada, he- Aseguró mirando como James levantaba el puño en señal de triunfo. Se sentaron aun lado de unos chicos de 3ro que parecían muy animados, esperando que la selección empezara.

***

-Como puede ser que me hallan rechazado- Lloraba amargamente Elyse, sobre el hombro de Jamie, cuando se encontraban sentadas en el Gran Comedor

-Elyse, no te agüitas, ellos son de séptimo, hay tantos niños de 3ro, mira ahí esta Malcolm, Reese- Trataba de consolarla Jamie

-No, Jaime. Acepta que soy bastante fea

-No, Elyse, eres bonita, solo que los demás no lo notan.

-Ya se- Dijo sentándose derecha y muy seria, con un dedo en alto y con la mirada fija en alguna parte- Este año tendré a mi primer novio, y mi primer beso, cueste lo que me cueste

-El primer beso no es gran cosa- Dijo sin tomarle importancia la menor de los Potter

-Lo dices por que tu ya lo tuviste- Y bajo la mirada triste

-Si. Y fue tan mágico.- Sonrió recordando el momento..

********************Flash Back******************
Se encontraban haciendo los exámenes finales de 2do año, justo para pasar a vacaciones. Jamie Potter, garabateaba en un pergamino de borrador, un corazón con una flecha atravesándolo.

-Solo cinco minutos mas- Dijo la profesora Sprout desde su asiento.

Jamie sonrió, estaba segura de que saldría excelente en ese examen, Herbólogia era la materia que mas mejor le venia, además de que le gustaban las plantas. Dos pupitres mas atrás se encontraba Elyse, dándose golpes en la cabeza, de seguro le faltaba casi medio examen por contestar, y parecía bastante estresada.

Pero la pelirroja, no tenia su atención en Elyse, si no en Jake. Eran el chico mas guapo de 2do año, y todas las niñas de 11 y 12 años andaban detrás de él, tenía cabello cobrizo y ojos miel chispeante, con pecas en la nariz.

Jake le sonrió, convencido de que ella soltaría un grito, pero se contuvo, estaban por finalizar el examen, y de seguro la castigarían. Así que solo guardo silencio, e intentaba leer los labios de Jake: Te espero cuando termine la clase.

Al principio le costo trabajo entenderlo, pero cuando lo logro sonrió y asintió con la cabeza, Jake le devolvió la sonrisa, y su mirada se fijo en la profesora Sprout buscando su varita en el bolsillo.

-El tiempo termino. Accio- Y aproximadamente 50 pergaminos, volaron hacia ella, acomodándose en su escritorio.- Pueden salir

Ante los murmullos generales, comenzaron a salir del aula, Jamie comenzó a hacer tiempo con el cierre de su mochila, cuando Elyse se acercó

-Me ha ido fatal, no me sorprendería si sacara una T de troll- Aseguro esta.- Ya vamonos- Y Jamie miro hacia la puerta, y vio que Jake la esperaba

-Este... ve al Gran comedor a almorzar, a horita te alcanzo tengo que hacer algo

-Esta bien. No tardes- Gritó mientras salía corriendo del Aula hacia el Gran Comedor, cuando Jamie salió, el pasillo ya estaba completamente vació a excepción de cierto chico de ojos dulces

-¿Me esperabas?- Preguntó sonriendo

-Si. Tardaste mucho.- Y lo noto nervioso por su tono de voz

-Lo siento. Algo tenia que inventarle a Elyse, antes de que me llenara de preguntas- Sonrió.- ¿Pero que?, ¿Para que me necesitas?

-Es que... Veras... Esto es muy difícil para mí- Y comenzó a jugar con sus manos y bajo la mirada.- Este... Quería decirte... Que si...- Jamie levanto una ceja, y el la mirada- ¿Quisieras ser mi novia?

Sin duda no se esperaba que le dijera eso Jake, ya que el era demasiado guapo, y nunca pensó que le fuera a gustar a alguien como el, además de que ella se consideraba fea. Esos anteojos sin duda arruinaban su look, y la hacían parecer algo ñoña, pero de eso no tenia nada. Mas bien era aliviana y siempre de buen humor, a diferencia de Elyse que se amargaba muy rápido.

-¿Y que dices?- Preguntó dudando la respuesta Jake, con un brillo de pánico en su mirada

-¡¡Que si!!- Sonrió Jamie, y lo abrazo- Tu también me gustas mucho

Sin duda estaba aliviado, por un momento pensó que ella lo rechazaría, pero todo lo contrario

-Gracias.. Espero que no pienses que voy demasiado rápido- Y busco sus labios carnosos (Herencia de su madre), y le planto un beso en los labios ante una muy sorprendida pero feliz Jamie
*************Fin del Flash*****************

Desde ese momento se habían hecho novios, aun que era un secreto, ni siquiera sus hermanos se debían enterar todavía, y mucho menos Harry, pensarían que era muy pequeña.

-Entonces, ya decidí que haré- Siguió Elyse- Mama dice que hay una poción, en la que cambias tu color de cabello, y dice que hay otra para el color de ojos. Pero que solo se encuentran los libros en la sección prohibida, y que no cree que Jonson (Profesora de Pociones) nos de los ingredientes...

-¡Chissst! Calla, ahí vienen los grandes- La callo Jamie cuando vio que sus hermanos y amigos se acercaban a sentarse junto a ellos

-Hola enana- Dijo James sentándose al lado de Ian sonriendo

-Largo de aquí Jimmy- Y se sentó frente a ella Christian y a su lado Ian- También en Hogwarts los tengo que aguantar?

-Te dijimos que entraras a Hufflepuff pero tu quisiste quedarte aquí- dijo burlón Christian. Mientras Kelly se sentaba al lado de Jamie, y Rachel al lado de esta

-Hay! Parece que nos siguen- Reclamó Elyse mirando a su hermano

-Cállate tu arpía- Dijo Brandon al lado de James

***

-Bienvenidos a Hogwarts. En un momento podrán reunirse con sus compañeros, pero antes serán seleccionados para sus casas, son Gryffindor, Hufflepuff, Ravenclaw y Slytherin. Su casa será como su Familia, con sus triunfos ganaran puntos, si no respetan las reglas los perderán. Y al final del año, la casa que obtenga mas puntos, obtendré la copa de la casa.- El Profesor Lupin paso la mirada por cada uno de los alumnos que esperaban pasar al Gran Comedor, y sonrió. - Síganme

Una larga fila de alumnos de Primer Curso, lo siguieron.

-¿A cuál les gustaría entrar?- Pregunto Marcus, mientras caminaban detrás del profesor Lupin

-A nosotros a Gryffindor- Dijo Scott

-Ahí están nuestros hermanos, y amigos. Y ustedes?

-A mí a Ravenclaw- Dijo Marcus

-Yo ni idea- Dijo tímidamente Noah

En ese momento se abrieron las puertas del Gran Comedor, dando paso a las 5 largas mesas, repletas de alumnos, con el techo simulando el cielo nocturno, con estrellas y todo. Y velas flotando por todos lados.

-Cuando diga su nombre, se acercaran, les pondré el sombrero seleccionador. Y sabrán cual es su casa- Dijo Lupin, captando de nuevo la atención de los alumnos , cargaba un largo pergamino, y a su lado estaba un pequeño taburete con tres patas, y encima un sombrero viejo y arrugado.- Marshall Allen..

Un niño de ojos grises, y cabello negro camino tímidamente hacia el frente y se sentó en el taburete, le puso el sombrero y al ratito grito: Hufflepuff

***

-Con que no entren esos mocosos a Gryffindor, y conocerán mi ira- Decía Rachel desde su asiento, viendo como sus hermanos permanecían serios aun que pareciera raro

-Creo que ya la conocen- Rió Ian, que recibió una mirada asesina de su hermana, y al instante calló

-Tiene razón Ian, Longbottom- Dijo James,

-Tu cállate Potter- La callo Rachel,- O te dejare la otra mejilla morada- Christian rió

-Con que por eso tienes la mejilla así

-Cállate Christian. Soy tu hermano deberías apoyarme- Jamie los miró impresionada

-Sin duda en Hogwarts somos todos contra todos

-Cállense, ya van mis hermanitos- Dijo Ian, callando a los 3 Potter.

-Noah Jones- dijo Lupin. Noah camino tímidamente hacia el taburete, y un momento después el sombrero grito: Gryffindor!!. Caminó sonriente hacia la mesa de Gryffindor y festejaban, casualmente encontró lugar al lado de Kelly.- Scott Longbottom- Scott caminó muy seguro hacia el frente, y se sentó en el taburete

-¡Mmmh! Veo que eres muy inteligente, audaz, valiente. Por eso te mandare a: GRYFFINDOR- Scott sonrió viendo la mesa festejando, se quitó el sombrero y camino hacia Ian que lo abrazo y con un Felicidades lo sentó entre el y Christian.

-Steve Longbottom- Steve sonrió y temblaba, pero no de nervios si no de emoción, había soñado toda su vida con que pasara ese momento, y deseaba con ansias que quedara en Gryffindor junto con todos sus hermanos y amigos.

-¡Mmmh! Igual a tu hermano, por eso no hay duda tu estarás en: GRYFFINDOR- De nuevo la mesa estalló en aplausos y gritos. Como lo hizo Scott, Steve abrazó a su hermano Ian, y se sentó ahora entre el y James

Después de que Marcus también fue seleccionado para Gryffindor, comenzó la cena, donde Brandon y James se atragantaba con todo a su paso

-Que asqueroso Potter, Weasley- Dijo Rachel con asco

-Ya vez. Ni te he mirado, tu eres la que siempre me molesta- Dijo James mordiendo unas piernitas de pollo- Y luego dices que no me amas-Dijo ahora con la boca llena, salpicando a Steve

-HEY!! Mastica, traga y habla- Dijo Steve sacudiéndose

-Lo siento mucho, Steve- dijo este tragando a como pudo

-Por cierto.- Dijo dirigiéndose a Marcus y Noah,- Recuerdan que en el tren les hable de Harry Potter?- Ellos asintieron. Y la mirada, Christian, James y Jamie se pusieron en el

-Pues aquí están. El es Christian el mayor, cursa séptimo, es el sexy de la familia- Continuo Scott, señalándolo. Christian simplemente sonrió

-El es James, el mediano, cursa quinto, es todo un bromista nato- James intentó sonreír, pero como tenia la boca llena de comida, no pudo mas que embozar una expresión extraña

-Y ella es Jamie, la pequeñita, cursa tercero, y es la intelectual- Finalizó Scott

Después de presentarle a todos, con una breve biografía, llegaron los postres

-¡¡CHOCOLATES!!- Exclamaron los mellizos, James, Brandon, Jamie y Elyse.

Ese nino es mio 1

Capitulo 3: Salida de noche

Después de la cena de Bienvenida, todos los alumnos comenzaron a caminar hacia sus salas comunes, Gryffindor iba dirigido por Ian, Prefecto y Premio Anual, junto con Stephanie.

-¡¡Los de Gryffindor por aquí!!- Llamó con voz dominante Stephanie- Síganme por favor, los de Gryffindor.- Todos se pusieron de pie y comenzaron a caminar detrás de Stephanie e Ian, bueno caminar detrás de ellos solo los alumnos de grados inferiores, como primera, segundo y tercero, que no estaban todavía muy acostumbrados a romper las reglas. Con excepción de ciertas primas.

-Jamie, ya viste a Jake?- Le susurro Elyse, mientras caminaban detrás de Rachel y Kelly- No te ha quitado la mirada de encima desde toda la cena

-Este... Quisiera saludarlo, pero ahí va James, y allá atrás esta Christian con Chelsey, no quiero que me vean- Susurró señalando a sus hermanos

-Por favor! Como puedes hacer eso?- Gritó su prima a todo pulmón- Si mi novio fuera Jake, lo primero que haría seria presumirle a Brandon que tengo novio- Sonrió orgullosa, al notar que Brandon salía del Gran Comedor a toda prisa detrás de James, y no se dirigían exactamente a la Sala Común.

-¿Qué Irán a hacer? De seguro traman la primera broma del año- Sonrió Jamie

-¡¡Hey!! Es el primer día, no quiero estar castigada la primera semana de clases

-Pero por favor, no haremos nada, solo los seguiremos para saber que traman- La menor de los Potter, le hizo ojitos como si se tratara de su papá, suplicándole que le comprara aquella muñeca que canta el himno de Hogwarts

-Esta bien, acepto ir. ¡¡Pero!!!- Agregó al ver a Jamie muy sonriente, que inmediatamente se borro su sonrisa- Tendrás que acompañarme a la sección prohibida, para sacar el libro de cómo cambiar mi aspecto. Suerte y hasta consigues algo para no usar lentes

Ambas sonrieron y salieron corriendo detrás de sus hermanos mayores, cuidando que no las descubrieran.

***

-Brandon...- Susurraba James en su oído..- Brando..- Pero este seguía comiendo mientras escuchaba la conversación de Jamie, Elyse, Steve y Scott- BRANDON- Este se sobresalto, y como consecuencia escupió su jugo de calabaza cayendo en Rachel

-¡¡HEY!! ¡¡¿¿PERO QUE DIABLOS TE PASA ANIMAL??!!- Gritó, sin importarle que media mesa de Gryffindor volteaba a verlos

-Este... Lo siento mucho- Y alzo su varita- Fregotego!- Rachel quedó como nueva, se sonrojo y siguió comiendo- Que paso James, me asustaste- Le susurro a James en el oído

-Es que no planeamos la broma- Brandon se golpeó la frente, admitiendo que lo había olvidado

-¡¡Es cierto!! ¿Y vamos a hacer?- James se acerco a su oído

-Pues veras
.- Y comenzó a susurrarle el plan

-¿Kelly me pasas la salsa?- Preguntó Christian

-

- Esta asintió, tomo la salsa de su lado y se la paso por encima de la mesa al mayor de los Potter

-Aquí hay algo raro- Admitió Rachel, mirando a ese Potter y ese Weasley secretearse

-

.- (N/A: los puntos ajahja son según el plan que le dice James a Brandon, que se supone los demás no deben escucharlo)

-¿Qué cosa?- Preguntó Kelly. Rachel señaló con la cabeza a James y Brandon

-

.- Kelly parecía sombrada, y Rachel sonreía con autosuficiencia

-¿Crees que tramen algo?

-


.

-Claro! Si es obvio. Mira después de la cena, los seguiremos, sin que nos noten, y no dejaremos que hagan esa broma que siempre termina quitándonos puntos a Gryffindor- Kelly asintió, mientras James y Brandon, seguía con lo suyo (Comiendo).

-James- Susurró el pequeño Steve, este lo miró con sus hermosos ojos verdes- Ian me dijo que cada año en el banquete de bienvenida, tu y Brandon hacían una broma. ¿Eso es cierto?

-Si- Dijo este con el pecho inflado de orgullo (ajajaja)

-¿Y que vas a hacer este año?

-Steve, es secreto de Merodeador- Merodeador era como el llamaba a Brandon, Christian, Ian, Jamie y Elyse. Por que eran los que siempre se metían en problemas, pero por lo general iban con su respectiva pareja (De amigos, no confundan). Steve parecía decepcionado y siguió comiendo.

Cuando se acabo la cena McGonagall se paró para dar sus respectivas palabras de Bienvenida

-Bienvenidos alumnos, a los viejos y a los nuevos- Y miró a los de primero- Espero que su estancia aquí sea de su completo agrado. Déjenme recordarles, que no pueden entrar al Bosque prohibido bajo ninguna circunstancia, y para todos aquellos brutos barbajanes, que les gusta hacer travesuras, este año las sanciones serán mas severas, incluso la expulsión si así lo requiere- Y miró a la mesa de Gryffindor, donde estaban sentados los tres Potter, que simplemente bajaron la cabeza apenados, en especial Christian y Jamie, James se limito a sonreír, le encantaba que siempre lo nombrara en la cena, aun que fuera con indirectas- También los alumnos que se quieran inscribir para el club de Duelo, Coro, CDCM (Cuidado de Criaturas Mágicas) y para los equipos de Quidditch, las listas están en el tablón de anuncios. Ahora pueden pasar a sus dormitorios, y que tengan buena noche

Después de las palabras de la sabia Directora, todos se pusieron de pie obedeciendo para ir a sus dormitorios, bueno a acepción de algunos traviesos que se dirigieron hacia el vestíbulo.

***

-¿Hacia donde van?- Preguntó Rachel a Kelly, mientras salían del Gran Comedor, detrás de ellas Jamie y Elyse.

-No lo se. ¿Qué no íbamos a seguirlos?

-Si ¿Pero no escuchaste Jamie y Elyse también los van a seguir?, debemos de darles unos minutos para que podamos ir detrás de ellas.

-Esta bien- Se pararon un rato al lado de las grandes puertas del Gran Comedor, esperando que pasaran algunos minutos, pero con quien se encontraron fue con nada mas y nada menos que..

El mayor de los Potter besándose apasionadamente con su novia Chelsey

-¿Ya se les acabó el aire?- Preguntó riendo Rachel, mientras estos se separaron. Ambos se sonrojaron

-Me... Me voy a mi sala común corazoncito- Chelsey le dio un ultimó beso a su novio, y bajo corriendo las escaleras que llevan a las cocinas, y a la sala común de Hufflepuff.

-¿Tenían que interrumpirnos?- Reclamó Christian viendo correr a su novia

-Este... lo siento. Es que...- Balbuceó Rachel

-Esta bien. Las perdono- Pero Kelly se hizo la ofendida

-Yo no tengo nada que ver- La mediana Longbottom le clavó la mirada, pero Christian permanecía neutral

-Esta bien. Te perdono. Solo a ti Rachel. - Aclaro con una sonrisa- ¿Qué hacen aquí? No deberían estar ya en la sala común?

-Esperamos unos minutos- Dijo sin tomarle mucha importancia la rubia

-¿Para que?- Preguntó curioso el chico Potter

-Pues veras.. Tu hermano planea algo, y Elyse y Jamie, salieron detrás de ellos para espiarlos, y nosotras haríamos eso desde el principio, pero nos ganaron. Así que esperamos un poco para seguirlas- De nuevo Rachel le clavó la mirada a su mejor amiga, pero esta vez ella si lo notó y solo logro susurrar un ¿Qué? encogiéndose los hombros

-¿Sigues obsesionada con James, Rachel? Y dices que no te gusta

-¡¡No me gusta!! Simplemente quiero evitar que nos quiten puntos- Reclamó enojada con el dedo índice bien levantado, pegándole en el pecho a Christian

-Otra vez el caldero al fuego (N/A: en traducción Muggle, creo que es otra vez la burra al trigo, pero quise cambiarlo jijiji =D espero tenga sentido) Pero esta bien, esta bien. Mejor me voy a la sala común. Solo cuiden que no las encuentre Filch- Decía mientras se alejaba

-No tienes que decirlo- Respondía en forma de reto Rachel, este se despidió con la mano y subió las escaleras a la sala común

***

-Ian... ¿Por qué los cuadros se mueven?- Preguntó curioso Noah, mientras subían las escaleras para dirigirse a la sala común

-Pues la verdad... no tengo ni idea- Admitió Ian- Solo traten de no decir nada con ellos presentes, por que los chismes corren por todos los retratos del colegio y termina enterándose todo mundo- Marcus abrió la boca diciendo un Wow mientras señalaba hacia abajo donde unas escaleras se movían

-¿Y por que se mueven las escaleras?- Preguntó de nuevo Noah

-Noah...- Rió Steve- No todo lo sabe mi hermano, si? Solo te dirá como no causar problemas

-Por cierto. ¿James no hizo ninguna broma? ¿No es raro?- Preguntó Scott

-La verdad, si es raro. Pero oigan quizás ya maduro..

-¿Tu crees?- Dijo la voz de Christian detrás de ellos- La noche aún no termina, además me dijo Rachel, que los vio salir del Gran Comedor muy apresurados...

-¿Rachel?- Pregunto Ian- ¿Y donde esta ella?

-Amigo, creo que terminaremos como cuñados.- Lo siguió, según ella para que no causaran problemas- Ambos rieron y chocaron palmas. Los cuatro pequeños se miraron asustados, deseando que cuando estuvieran en séptimo no fueran así de aburridos (ajajaja) (Cosa que no eran).

-¿Y tu hermanita?- Preguntó Ian

-Creo que también siguió a James. Sabes... Sospecho que Jamie ya se consiguió su primer novio, pero no quiere decir nada.

-Alucinas, hermano. Ella esta muy pequeña

-Creo que en segundo ya habíamos besado niñas- Metido Christian haciendo memoria.- Quizás ya tiene novio.- No le tomaron mas importancia al asunto y siguieron subiendo a la sala común, donde Ian les seguía dando indicaciones a los 4 niños, y Christian lo interrumpía.

***

-No los veo- Decía Elyse. Después de que siguieron a James y Brandon, las habían hecho correr por toda la planta baja, para después terminar en el mismo lugar. El vestíbulo, y no estaban seguras si subieron a la sala común o salieron a los terrenos de Hogwarts

-Quizás sabían que los seguiríamos, y trataron de confundirnos- Decía Jamie asomándose a los terrenos, cuando vio una sombra.- ¡¡¿Qué es eso?!!- Preguntó gritando

Elyse se puso a su lado, para mirar la sombra, cuando descubrieron que eran ¡Dos sombras! Sin duda eran James y Brandon.

-¿Los seguimos?- Sonrió divertida Jamie

-Nos meteremos en problemas- Dijo Elyse

-¡¡Vamos!! ¿Dónde esta tu sentido de la aventura?

-¡¡Esta bien!! Vamos- Y ambas se dirigieron hacia el lado donde se veían a las dos personas, pero no les vieron la cara

***

-¿No crees que ya paso suficiente tiempo?- Preguntó desesperada Kelly, aun estaban paradas en el vestíbulo al lado de las puertas del Gran Comedor, esperando unos momentos

-No- Respondió Rachel mirando su reloj- Apenas pasaron ya 5 minutos

-¡¡Es mucho!! Los vamos a perder

-Ya veras que no

-Esta bien. Matemos el tiempo. Y se me sincera ¿Te gusta, James?- Rachel le clavó esa mirada matadora por tercera vez en la noche

-Sabes que no.- Respondió secamente

-Pues yo y todos pensamos que si. Hasta el mismo James...

-Potter es un idiota, ya lo sabes- Kelly blanqueó ojos

-Soy tu mejor amiga. Admítelo, te gusta por lo menos un poquito además es guapo- Dijo esto ultimo picaramente, mordiéndose los labios, y aventándole un caderazo (Me refiero a un golpe con la cadera). A la rubia se le escapo una sonrisa

-Esta bien, si. Es guapo, tiene lindos ojos y lindo cuerpo. Pero solo me gusta de una forma platónica, no por que lo quiera, si no simplemente es guapo y ya.- Kelly sonrió orgullosa, esta bien. Por algo se empezaba- Mira eso

Señalo a James y Brandon que salían corrieron del armario de escobas, muy cerca de ellas y se dirigían hacia los terrenos de Hogwarts.

-Vamos, vamos- Le dijo Rachel rápidamente a Kelly, cuando las dos salieron corriendo detrás de ellos. Se escondieron detrás de las armaduras de la entrada y asomaron la cabeza hacia a fuera. Pero ya no los vieron

-¿Dónde estarán?- Pregunto Kelly

-No lo se. Mejor vamos a ver

Salieron del colegio y se encaminaron a su izquierda, donde estaba el lago negro, se verdad que estaba espeluznante, se veía mas negro que nunca de ahí el nombre Lago Negro. Se acercaron más a la orilla

-Hey! Aquí no pueden estar, a menos que se hayan metido a nadar. Cosa que no creo- Susurró Kelly

-Es que, aquí deberían de estar, a menos que se hallan dirigido al Bosque Prohibido, cosa que no dudaría.- Añadió mirando el Bosque Prohibido que estaba un poco mas hacia el frente.

-Creo que deberíamos regresar. Podría encontrarnos Filch- Dijo ahora Kelly, mirando hacia el castillo- Espera. ¿No son esos ellos? ¿Esas dos sombras?- Rachel también puso su mirada en las sombras

-Podría ser, aun que parecen mas pequeños. Bueno la distancia engaña. Vamos- Comenzaron a acercarse a la sombras de James y Brandon- Espera vienen hacia acá. Prepara tu varita

Las sombras cada vez se acercaban más, parecía que estaban corriendo, así de cerca se notaba que no eran James y Brandon, estos eran mucho más altos y más fornidos. Cada vez se acercaba mas!! Ya estaban enfrente

-Lumos!- Dijeron cuatro voces y de un momento a otro se convirtieron en gritos

-AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!

-AHHHHHHHHHHH!!

-AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!

-AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!

La primera en dejar de gritar fue Rachel, que al mirar a Jamie y Elyse, suspiro aliviada, creía que podría ser alguien que las iba a atacar

-AHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!

-AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!

-AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!

Sin duda tenían una garganta asombrosa, no dejaban de gritar ni un instante. Rachel le pegó un zape en la cabeza a Kelly, que dejo de gritar y ahora ambas observaban a las pequeñas Gryffindor gritar

-AHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!

-AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!

Lo mas curioso de todo, era que eran las únicas que gritaban, y estaban abrazadas según muy asustadas, Kelly y Rachel seguían mirándolas asombradas.

-AAHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!

-AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!

Este ultimo grito de ambas, fue de esperarse, al darse cuenta que eran las únicas que gritaban, se voltearon a ver aun abrazadas, y al encontrarse una con la otra volvieron a gritar. Y rápidamente se separaron muy apenadas.

-¿Qué... Que hacen aquí?- Preguntó Elyse con la mirada en el suelo

-Seguíamos a Potter y Weasley- Respondió Rachel

-¿Brandon y James?- Habló ahora Jamie. Kelly y Rachel asintieron

-Es lo mismo que hacíamos nosotras. Pero nos hicieron correr por toda la planta baja, y terminamos de nuevo en el vestíbulo, creímos que habían salido a los terrenos, cuando las vimos a ustedes y pensamos que eran ellos

Kelly hizo una mueca, y Rachel cruzo brazos

-Pensamos que quizás fueron al bosque Prohibido, o al Sauce Boxeador...- Respondió Rachel

-¿Pero... Para que quisieran ellos ir allá? Es la primera noche en Hogwarts

-Por lo mismo, Elyse. Es la primera- Elyse enchueco la boca- Entonces ¿Vamos al Bosque Prohibido?- Las tres miraron a Kelly

-Quizás están en el Sauce Boxeador. Mejor hay que separarnos.- Kelly y Elyse, vallan al Bosque Prohibido- Ambas hicieron muecas

-Pero Rachel, no soy buena en defensa, ¿Qué tal si alguien nos ataca?

-Eso no va a pasar Elyse. Solo se asomaran no hay necesidad que entren- Las dos castañas asintieron y comenzaron a caminar hacia el Bosque Prohibido.- Ahora Jamie, vamos al sauce Boxeador

La pequeña Potter asintió y ambas se dirigieron al Sauce con la esperanza se encontrar a Brandon y James.

***

-¿Por qué no abran llegado aun esos niños?- Preguntó enojado Christian sentado junto al fuego en la sala común

-¿Qué niños?- Pregunto Ian sentado frente a el, con los mellizos a ambos lados

-Pues, James, Brandon, Rachel, Kelly, Jamie y Elyse.

-Solo quieren meterse en problemas es todo.- Respondió sin tomarle importancia el castaño Longbottom

-No Ian, de verdad me estoy preocupando, son mis hermanos y es mi responsabilidad, sea como sea.

-Esta bien. ¿Quieres que vallamos a buscarlos?- Pregunto Ian vencido

-Si. Eso estaría bien

-¿A buscar a quien?- Pregunto Scott

-A James, Brandon, Rachel, Kelly, Jamie y Elyse- Respondió Christian

-Queremos ir- Dijo ahora Steve, y Scott asintió

-No. Ustedes deben quedarse aquí. Para cubrirnos

-No Ian, si no nos llevan le diremos mañana a Filch- Retó Steve

-No conocen a Filch

-Claro que si. Es el viejo que siempre trae a esa gata apestosa- Christian e Ian rieron, nunca les había gustado la Señora Norris.

-Esta bien, esta bien. Pero no harán preguntas, y no se alejaran- Los advirtió su hermano. Ambos sonrieron mirándose entre si

-Nuestra primera aventura en Hogwarts!!- Dijeron ambos emocionados al mismo tiempo.

-Pero como sabremos donde buscar?- Preguntó ahora Scott. Christian sonrió y subió a su dormitorio.

De su baúl saco un pergamino arrugado y bajo corriendo las escaleras de nuevo a la Sala común, donde los hermanos Longbottom lo esperaban

-Si no me equivoco, todos deben de estar juntos, o por lo menos cerca- Aseguró Christian.- Juro solemnemente que mis intenciones no son buenas- Dijo señalando con la varita el pergamino, y a este le comenzaron a salir letras y dibujos, en el frente decía: Los señores Colagusano, Lunático, Canuto y Cornamenta presentan el Mapa del Merodeador. Abrieron el pergamino y comenzó a salir Hogwarts, con puntitos que señalaban las personas y tenían un cuadrito donde decía su nombre.

-¿Qué es eso?- Pregunto curioso Steve

-Es el mapa del Merodeador, mi abuelo y sus amigos lo inventaron. Muestran cada lugar y pasadizo de Hogwarts, junto con todas las personas que lo habitan.- Los Mellizos exclamaron al mismo tiempo un Wow.

No fue difícil encontrarlos, todos estaban en los terrenos de Hogwarts, en el mapa decía que Elyse y Kelly estaban a las orillas del Bosque Prohibido. Jamie y Rachel en el sauce boxeador. Y James y Brandon en el lago negro.

-Ya esta vamos- Exclamó Ian. Y los cuatro salieron corriendo por el hueco del retrato, hacia los terrenos de Hogwarts.

***

-Yo creo que aquí no están- Le dijo Kelly a Elyse, cuando llegaron a las orillas de Bosque Prohibido.

-Tienes razón. Mejor vamonos, Kelly- Dijo Elyse muy asustada- Hicimos el intento- Y con la cabeza gacha las dos comenzaron a caminar de vuelta, cuando oyeron crujir ramitas.

-¿Qué fue eso?- Preguntó con cara de venado Kelly

-No... No lo se- susurró Elyse todavía mas asustada, ambas giraron la cabeza y se encontraron con algo tan grande como un Árbol, o al menos les pareció así

-AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!

-AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!

Gritaron aterradas, abrazándose mutuamente. Hagrid no sabia que hacer, parecía sin duda que las había asustado, y ellas seguían gritando

-Niñas... Niñas... Tranquilícense.- Ellas al ver a Hagrid el amigable semigigante, se sintieron de lo mas estupidas.

-Lo sentimos, Hagrid. Pero nos pegaste un susto de muerte- Kelly asintió

-Lo siento mucho. Pero díganme, que hacen aquí? Ya deberían estar en la cama. Son las 11, y si Filch las encuentra se meterán en graves problemas.

-Lo sabemos, pero es que buscamos a James y Brandon- Habló ahora Kelly

-Déjense de eso, niñas. Deberían de regresar al Castillo, no es seguro merodeador por el bosque prohibido, y menos por la noche.- Ambas asintieron

-Si, de hecho ya nos íbamos-

-Que tengas buena noche, Hagrid- Se despidió Elyse

-Ustedes también. Y tengan cuidando con Filch.

Ambas comenzaron a caminar rápido hacia el castillo, esperando que nada les causara el tercer susto esa noche.

***

-Aquí no están, Rachel- Decía Jamie, mirando hacia el Sauce Boxeador, donde ya habían rodeador todo ahí, y no quedaba duda de que los chicos no se encontraban en ese lugar.

-Creo que tienes razón, Jamie. Fue tiempo perdido- Y comenzaron a caminar hacia el castillo

-¿Crees que Elyse y Kelly si los hallan encontrado?- Pregunto la menor de los Potter

-No lo creo. Esos chico no se como le hacen pero se escabullen muy fácil, nunca he logrado atraparlos con las manos en la masa- Jamie asintió

-Lo se. Yo tampoco, tienen muy buena estrategia, parece que supieran que los seguimos...

Y siguieron conversando mientras se acercaba a Hogwarts tranquilamente, perdiendo las esperanzas de poder encontrarlos.

***

-Corran... Corran- Decía Ian a sus hermanitos, que hacían el intento de poder alcanzarlos, pero ellos eran mucho mas altos, y por lo tanto tenían piernas mas largas, y por lo tanto pasos mas largos y por lo tanto ellos se quedaban atrás con pasos tan pequeños.

-Pero ya me canse- Dijo Scott agotado, pero aun corriendo detrás de sus hermanos

-¿Qué dijimos de quejarse?- Pregunto Christian en advertencia, que iba un poco mas delante de Ian

-Nada. Dijeron que no hiciéramos preguntas y no nos alejáramos- Respondió Steve. Christian se sonroja admitiendo su error.

Llegaron al vestíbulo, y desde ahí ya no corrieron, estaban muy agotados como para seguir con ese ritmo, además Steve se había tropezado en las escaleras, rodando unos 7 escalones abajo, y tenia raspada la rodilla.

Cuando llegaron a los terrenos de Hogwarts, lo primero que vieron fue el Lago Negro, que estaba mucho mas cerca y ahí estaban, James y Brandon, preparando su broma. Los Cuatro se acercaron hacia ellos, estos aun no los miraban

-¿Véngala?- Preguntaba James

-Ya- Respondía Brandon mirando una caja que tenia en sus manos

-¿Escudo?

-Ya

-¿Varita?- Brandon sonrió, y ambos enseñaron sus varitas

-Listo.

-¡¡¡James!!!!- Esa era la voz de Christian. Este se volteó sin ninguna expresión en el rostro

-¿Qué pasa, Christian?- El pelinegro arrugo la cara, dispuesto regañar a su hermano

-¿Pero que creen que hacen, aquí, los dos? ¿No pensaron que los podía descubrir Filch?..- Y los lleno de Preguntas, James blanqueó los ojos, y Brandon sonrió

-Ya, ya ya. Venimos a hacer nuestra broma anual de Principio de Curso- Respondió James

-Pues no la harás. ¿No escuchaste a mamá, cuando dijo que no quería problemas?- Y puso sus manos en la cintura, con mirada dura

-¿Qué.. Que hacen aquí?- Preguntó una voz. Elyse. Todos voltearon y se encontraron a la mediana Weasley, junto a ella Kelly, mirando a los 6 chicos sorprendida

-Venimos por ustedes- Respondió Ian

-Pues no debieron, pudo a verlos visto Filch- Advirtió Kelly

-Lo sabemos- Dijo ahora Christian

-YAAAAAAAAA!!- Gritó enojado James.- ¿Por qué no se van todos a la sala común y nos dejan a mí y a Brandon hacer nuestro trabajo?

-¿Hacer que Potter?- Esa voz ahora era de Rachel. Que se encontraba ahora junto con Jamie reunida con todos

-Trabajo- Terminó James, pasándose una mano por el cabello

-¿Qué creen que hacían aquí?- Gritó Ian ahora enojado.

Todos soltaron su Furia y comenzaron a hablar al mismo tiempo

-¿Pero que les pasa por la cabeza? Tienes suerte de que Filch no los encontró- Decía Christian

-¡¡Nadie me deja ser libre!! Hacer mis bromas a mi gusto y cuando yo quiera- Gritaba James

-Tú no eres nadie para gritarme, gran animal- Le decía Rachel a Ian

-Soy tu hermano mayor y tienes que hacerme caso- Le respondía este

-Solo estábamos buscando a James y Brandon- Decía Kelly también desesperada

-Nos hicieron ir hasta el Bosque Prohibido!! Donde nos asusto Hagrid- Gritaba Elyse a Brandon

-¡¡¡Nadie les dijo que nos siguieran!!!- Le contestaba ahora Brandon

-¡¡Y a nosotras hasta el Sauce Boxeador!! Casi nos vuela la cabeza solo por buscarlos- Decía Jamie

Steve y Scott intercambiaron miradas, eran los únicos que no gritaban, y de verdad que no entendían nada de lo que decía uno u otro

-CALLENSEEEE!!!!- Gritaron ambos al mismo tiempo. Todos se callaron y miraron a los pequeños mellizos

-Así es. ¿Por que no se callan y se preparan para una visita con la Directora?- Esa voz
Era Filch!!!


Capitulo 4: Primer día en Hogwarts

-Mmmh ahora estamos en problemas- Dijo Filch con su voz vacía, mirando a los 10 Gryffindor- Supongo que tendrán un castigo bien merecido- Acarició a la señora Norris, Ian y Christian se miraron con repugnancia, odiaban a ese gato. Filch pasó una última mirada por los Gryffindor.- Síganme, ahora verán a la Directora.

Elyse y Kelly tragaron saliva nerviosas. Jamie y Rachel bajaron la cabeza muy arrepentidas. Ian y Christian seguían mirándose asco. James y Brandon sonrieron, ya estaban castigados y todavía ni hacían la primera broma. Steve y Scott se miraban emocionados ¡¡Su primer castigo en Hogwarts!!

Siguieron a Filch, por lo que les parecieron mil pasillos, hasta llegar a la Dirección donde como siempre estaba una gárgola custodiando la entrada.

-Pastel de cabalaza- Dijo. Y como siempre, la gárgola fue subiendo dejando a la vista unas escaleras en forma de caracol, que los llevaría con la Profesora McGonagall.- Ella ya los esta esperando- Sonrió con malicia y se alejó rápidamente seguido por su apestosa gata.

Los niños prefirieron no hablar, fueron subiendo uno a uno, pues las escaleras eran muy angostas. El primero en llegar fue Brandon que toco la puerta, y enseguida se abrió, dando paso a la Dirección que no estaba muy cambiada, seguía teniendo los retratos de los antiguos profesores, los estantes llenos de libros y un Fénix que al ver a Christian voló hacia el. Por alguna extraña razón el Fénix estaba muy encariñado con todos los Potter.

-Adelante. Pasen, pasen- Decía muy calmada la profesora, pero Kelly pudo notar que tenia los labios fruncidos, sin duda estaba conteniendo su ira con una voz muy calmada que parecía demasiado falsa, según el gusto de James.

Después de que los diez rodearon a la profesora, mas que alumnos castigados parecía que estaba en un juzgado muggle y ella la hacia de Juez, sin embargo en el juzgado todos estaban sentados, hizo aparecer ocho sillas, las 4 chicas se sentaron en una, los mellizos en otra, Christian en otra, Ian igual, y Brandon en otro. El único que por casualidad quedó parado fue James.

-Señor Potter si tiene el gusto de sentarse- De mala gana, James se sentó compartiendo silla con Jamie.- Ahora podrían decir que hacían DIEZ ALUMNOS DE GRYFFINDOR MERODEANDO EN LOS TERRENOS A ESTAS HORAS TAN INADECUADAS??!!- Todos se quedaron muy serio mirando con pavor a la profesora- una cosa son dos alumnos, uno todavía tres, PERO DIEZ!!! Esto es el colmo, escribiré a sus padres- Al oír esto los 3 Potter bajaron la cabeza muy apenados, habían prometido a su madre que se meterían en problemas- Les bajare 25 puntos a cada uno- Todos hicieron gestos de indignación- 250 puntos menos para Gryffindor, debería bajarles 50 para que se queden sin ningún punto. Además de eso todos y cada uno tendrán un castigo...

-¿Cuánto tiempo, Profesora?- Preguntó Rachel

-Una semana- Cuando vio que todos estaban de pie volvió a hablar- Aun no término, quiero que me digan que hacían a estas horas en los Terrenos.- James y Brandon se miraron

-Este... James y yo salimos porque queríamos saludar a Hagrid- Respondió Brandon, obviamente mintiendo.

-¿Hagrid? Filch me informó que los encontré a los 10 reunidos en el Lago negro.- SE acomodó los lentes cuadrados, y miró esperando respuesta

-Si no nos cree, puede preguntar a Hagrid- Habló ahora James- Nos encontró Filch cuando íbamos de regreso

-Potter, señor Filch- Lo corrigió

-Oh! Si. Nos encontró el Señor Filch

-Elyse, Jamie, Kelly y yo íbamos siguiendo a Potter y Weasley- Dijo Rachel con la cabeza baja, para que no pudieran ver que tenia los ojos llenos de lagrimas, pero se pudo notar en su voz que sonaba entrecortada. James miró curioso a Rachel, que estaba sentada a su lado.

-Christian y yo nos dimos cuenta que no estaban, y como son nuestro hermanos, sentimos que teníamos la responsabilidad de ir por ellos para que no se metieran en problemas, Steve y Scott solo nos siguieron.- Habló Ian mirando a los ojos a la profesora McGonagall.

-Bien- Se volvió a acomodar las gafas- Como dije, escribiré a sus padres esta noche. Ahora pueden salir. Espero que no los descubran de nuevo Merodeando por el castillo a horas inadecuadas- Christian asintió, el Fénix voló de regreso con su dueña. Y el mayor de los Potter salió cerrando la puerta tras de si.

***

-James...- Decía Brandon a la mañana siguiente mientras se preparaba para su primera clase del día.- Si no te levantas te perderás el desayuno.

-
..- Nada, James seguía en el 5to sueño y no tenia señas de que se iba a despertar hasta medio día. Brandon suspiro resignado, tomó su varita, se paró en la cama de James, y señalando su cara susurro- Aguamanti!- Salió un pequeño chorro de agua, que le dio en la cara a James, este apretó los ojos, y aprovechando que esta en el medio de la vida y la muerte, Brandon con un pie lo hizo caer de la cama.

-BRANDON WEASLEY- A continuación se veía un James corriendo detrás de un pelirrojo que no dejaba de reír, hasta que el pelinegro tropezó con un zapato que seguro uno de sus compañeros de cuarto había dejado regado por ahí.- Maldito zapato- Dijo pateándolo, mientras su primo se doblaba de la risa tirado en su cama.

James mucho mas resignado e ignorando las carcajadas del pelirrojo, se metió a la ducha, y 15 minutos después ya estaba vestido y ambos bajaron a disfrutar de la primera comida del día.

Cuando llegaron al Gran Comedor, ya estaban ahí los 10 castigados, mas todo el colegio comiendo, se sentaron entre Elyse y Rachel, que extrañamente ninguna estaba con su respectiva amiga.

-¿Y Jamie?- Preguntó James a su prima, mientras se servia jugo de calabaza

-No tengo idea. Dijo que había olvidado un libro y que iría por el- Se encogió hombros y buscó con la mirada a Jake de la mesa de Ravenclaw, sonrió y siguió comiendo.

-Longbottom- Llamó Brandon a Rachel, que estaba a su lado preparando una tostada con mermelada y con un montón de deliciosos ingredientes, parecía desfrutarla con solo mirarla

-¿Qué pasa, Weasley?- Contestó son mirarlo, observando la perfección de la tostada

-¿Y Kelly?

-¿Al fin te le declararas?- Brandon se hizo el ofendido y miró que Ian preparaba otra tostada idéntica a la de su hermana

-No. Solo me dio curiosidad, porque siempre están juntas- Se volteó a James, que miraba a Rachel idiotizado- Pareces idiota, James- Le dijo, pero el ni se inmuto, seguía mirando a Rachel mordiéndose los labios

-Que deliciosa- Dijo, Rachel lo volteó a ver y ya estaba por reclamarle sus piropos acerca de ella, cuando le arrebato la tostada y le dio una mordida- Exquisita- E hizo una señal con los dedos que forman un 6

-¿Pero que diablos te pasa, Potter?- Nadie supo si fue reclamó por haberse comido su tostada, o porque estaba celosa de que ahora la tostada era mas interesante que ella. Un brillo en sus ojos la delataba

-Mmmh- James la miró así , y siguió devorando la exquisita tostada. Rachel ardió de rabia, y en un intento desesperado, le arrebato la tostada a Ian que ya hasta tenía la boca abierta para darle la primera mordida, y poniéndose de pie se la refundió en la nuca a James.

Este se quedó helado, su cabello su perfecto cabello que había tardado 3 minutos intentando peinarlo, pero que al final solo consiguió que el cabello que le caía sobre la frente se acomodara hacia el lado izquierdo. No lo tenia tan alborotado como Christian que tenia que llevarlo corto para no tener problemas, pero el lo tenia bastante lacio y eso era aun mas difícil, por que no se le mantenía de ninguna forma, y siempre le había gustado la forma en el rodeaba su cabeza y las puntas se le iban de lado, sin duda tenia la cabellera de oro, con el único detalle que no era rubio. (N/A: imagínenlo como el de MITCHEL MUSSO, el que sale en Hannah Montana y hace de Oliver)

-LONGBOTTOM-Gritó histérico mientras se llevaba las manos a la nuca, que sin querer olvido que traía la tostada de ella en la mano y se la embarro también a un costado, las risas se hicieron de esperar toda la mesa de Gryffindor estalló en risas, a excepción de las chicas sin contar a Rachel y Elyse, que se mantenían demasiado preocupadas por la cabellera de oro de James Potter.- Me las pagaras- Susurró y salió corriendo por la puerta, mientras dos grupitos de 5 chicas mínimo lo seguían. Al ver esto, Rachel prefirió callarse, ver a esas empalagosas seguir a James, la llenaban de rabia.

-¿Crees que me pase?- Preguntó a Christian, mientras Ian se preparaba otra tostada y se la comía rápidamente, para ir hacia Lupin, que le entregó los horarios a el y Stephanie para entregarlos.

-No- Rió Christian.- Una de sus obsesiones son su cabello. Yo lo veo igual al de todos.

-Es que nunca se lo has tocado y nunca se lo has visto con detalle- Susurró Zoe (La ex novia de Ian) sentándose al lado de Rachel.

-Creo que no- Dijo confundido el pelinegro

-Pues tiene cabello perfecto. Me encanta cuando hace así- E imitó el movimiento de James que volvía locas a las chicas, sacudía la cabeza hacia el lado izquierdo primero mirando al suelo y rápidamente la subía, haciendo que el cabello se le acomodara perfectamente.

-Zoe creo que no deberías intentar nada con mi hermano- Dijo Christian- Es mucho menor que tu, y además le dolerá a Ian verte con el

-Por eso lo hago. Si el no fuera tan celoso, y que no se dio cuenta que yo también tengo ojos y admito cuando tengo a un chico guapo enfrente, no es mi problema, es el de el- Y tomó su jugo de uva. Christian blanqueó los ojos y Rachel la miró con odio

***

Jamie estaba muy nerviosa, hacia un momento Jake la había mandado llamar, y se dirigía hacia el lugar donde el la esperaría, se sentía muy bonita desde que tenia novio, aun que en ese momento traía ese chongo que se hacia en la punta de la cabeza sin fijador, y los cabellos que no alcanzaban a sujetarse caían sobre su cara.

Llevaba un poco de gloss en los labios, y con ayuda de Kelly habían logrado ponerle rimel en las pestañas, pues tenía pestañas cortitas. Como envidiaba en eso a James, el tenia los ojos grandes, hermosos, con pestañas largas y rizadas. ¡¡Maldito James!! Tenia que haberse robado los únicos ojos bonitos que había en la familia a excepción de su padre, Harry Potter.

Entonces lo vio, ahí parado, con la mirada gacha, recargado en la pared, con algo en las manos, sonrió abiertamente y corrió hacia el.

-Jake- Dijo, mientras corría, el volteó y la recibió con las brazos abiertos- Te extrañe mucho. Te juro no había día que no pensara en ti- Se separó de el y miró los ojos miel de el, si algo tenían en común era que en teoría eran muy parecidos, digo en teoría, por que ambos tenían ojos castaños y cabello pelirrojo, pero aun así no se parecían en nada.

-Yo también te extrañe, Jamie.- Te traje esto de mis vacaciones- Y le enseñó lo que tenia en su mano, era un broche para la ropa, que tenia forma de un corazón y a su alrededor floresitas mi colores azul, rosa, amarillo.

-Muchas gracias, Jake. Es hermoso- Dijo sonriendo, el se lo colocó en la túnica.

-Es curioso, porque el color rojo refleja el amor que yo siento por ti, y el que tu sientes por mi, cuando se vuelva rosa, significa que nuestro amor se debilita, cuando este lila es cuando ya este muy frágil- E hizo un circulo con las manos simulando una caja- cuando se vuelva azul, es cuando nuestro amor se acabe.- E hizo como si la caja se rompiera.- Pero yo se que eso no sucederá, yo te quiero demasiado

La abrazó pasando sus brazos por el cuello de ella, ya que el era un poco mas alto, y ella paso sus brazos por la cintura de el que era donde lo alcanzaba. Jamie besó su mejilla, y el rápidamente pasó a la comisura de sus labios, donde le daba pequeños besitos pero tiernos, ella se impaciento y beso de lleno los labios de el, poniendo sus manos a la altura de los pómulos atrayéndolo hacia ella, claro el por se hombre no se hizo de rogar y acarició su cuello con una fila de besos, cuando sintió una leve mordida lo empujo.

-Jake, no- Se tocó donde el le había dormido- Chupones no, recuerda que todavía no quiero que sepan mis hermanos, con esto se darán cuenta.- Asintió y bajo la cabeza

-Lo siento, me deje llevar.

En ese momento sonó la campana, Jake la miró aterrado, y ella solo se despidió con la mano, y salio corriendo en busca de Elyse, no tenia ni idea de donde seria su primera clase y no se había esperado a que entregaran los horarios. En busca de Elyse, diviso una figura, era Malcolm el chico que iba en su curso también en Gryffindor e iba acompañado de su mejor amigo Reese.

-Malcolm, Malcolm- Le gritaba, hasta que el la escuchó y ambos se detuvieron.

-¿Jamie? ¿Qué pasa te veo agitada?

-Estoy bien, no te preocupes. ¿Has visto a Elyse?- Reese y Malcolm intercambiaron mirada [N/A: se que estarán pensando, esta chica no es original, se inspiro con la serie de Malcolm el del medio, pero no fue así, les juro que elegí los nombres, pero no los saque de ahí, y menos ahora que me doy cuenta que fue casualidad que eligiera los nombres de los hermanos de la serie. Pero aclaro elegí Malcolm por que leí un libro que habla de un Malcolm rey de Escocia, y Reese porque es el nombre de uno de los cuatro fantásticos o por lo menos eso creo (ajajaja)]

-No.

-¿Podrían decirme que clase nos toca ahora?- Reese miró su horario

-Defensa contra las Artes Oscuras

-Gracias- Y salió corriendo hacia la clase para encontrarse lo mas pronto posible con Elyse, para contarle su experiencia con Jake.

***

Rachel miraba inquieta a la profesora de Transformaciones, que ahora el puesto lo tenia una mujer de nombre Fiona Boyle [N/A: Fiona Boyle es una escritora que me encanta que acaba de sacar un libro sobre el mundo de Harry Potter: Guía muggle del Mundo Mágico] tenia aproximadamente 30 años, era joven, guapa, pero aun así muy estricta y tenia mucha experiencia con las Transformaciones.

¿Dónde esta Kelly? ¿Por qué demonios no llega? ¿Y ese Potter donde estará? Tampoco llega!! Me estoy comenzando a impacientar Pensaba Rachel, pasando su mirada de la puerta la profesora que anotaba algo en el pizarrón. Cuando la puerta se abrió y entro una muy sudada Kelly, traía dos pergaminos en las manos, uno se lo entregó a la profesora, seguro su justificante por llegar tarde, y se sentó al lado de Rachel, que le guardaba lugar.

Miró con curiosidad el pergamino que dejo en el escritorio su amiga, al mismo tiempo que esta sacaba su libro y la puerta se abría por segunda vez, ahí estaba un James Potter, con el cabello mojado completamente, se veía muy atractivo así, se escucharon como dos suspiros y camino hacia su asiento.

-¿Potter, llegando tarde a la primera clase del año?- Dijo sonriendo la profesora

-Lo siento, tuve que ir al cuarto de baño de urgencia- Dijo.

-¿Urgencia?- Volvió a sonreír, mientras inspeccionaba a el con detalle

-Si, usted entiende, me llenaron de comida el cabello y no podía dejarlo así- Y le sonrió, siempre había tenido cierto control sobre esa profesora, que siempre le pasaba cualquier cosa que el hiciera.

-Esta bien, Potter. Pero espero no vuelva a ocurrir- Lo desnudo con la mirada y volvió al pizarrón.

-Esa vieja esta loca por ti- Le susurró Brandon, cuando la profesora se dio la vuelta, James sonrió e hizo un movimiento con la mano, quitándole importancia.

Cuando la clase terminó, todos salieron lentamente, para dirigirse a la clase de Aritmancia, ya que la mayoría odiaba Adivinación, y la profesora se la pasaba prediciendo la muerte de los Potter. Pero Rachel no tenia en mente nada que tuviera que ver con las clases, si no ese pergamino extraño que traía Kelly, y a donde había podido ir su amiga sin avisarle. Así que la acorralo en un pasillo.

-¿Puedes decirme a donde fuiste?- Preguntó enojada

-La profesora McGonagall me mando llamar- Respondió asustada, por el tono de voz que utilizo Kelly

-¿Y que paso?- Preguntó ahora mientras pasaban James y Brandon a su lado, James ya tenia el cabello seco, y de nuevo presumía su cabellera de oro y sus hermosos ojos.

-Pues solo me dijo que en el pergamino venían los horarios de nuestro castigo, nuestras parejas, y lo que haríamos. Pero no lo e abierto- Sacó el pergamino de su mochila, y lo abrió rápidamente:

Castigo para: Christian Potter, Brandon Weasley, Steve Longbottom y Kelly Anderson.

Horario: 6:00 p.m. a 8 p.m.

Días: Lunes a Viernes

Lugar: Salón de los Trofeos

Supervisión: Profesor Lupin

Castigo para: James Potter, Elyse Weasley y Rachel Longbottom

Horario: 6:00 p.m. a 8 p.m.

Días: Lunes a Viernes

Lugar: Conserjería

Supervision: Señor Filch

Castigo para: Jamie Potter, Ian Longbottom y Scott Longbottom

Horario: 6 p.m. a 8 p.m.

Dias: Lunes a Viernes

Lugar: Enfermeria

Supervisión: Señora Pomfrey (¿Así se dice?)

-Bien! Esta perfecto- Dijo Kelly al terminar de leer la nota. Rachel gruñó

-Dilo por ti, te toco con tu queridísimo Brandon, y a mi con el presumido de Potter.- Volvió a gruñir y ambas de dirigieron hacia su clase de Aritmancia.

***

-Segunda clase, nos toca... Encantamientos- Dijo Steve mirando su horario

-¿Dónde esta ese salón? No le entiendo a mi mapa- Se preguntó Noah moviendo su mapa a ver si le encontraba forma. Marcus negó con la cabeza, y se acercó a un chico de Hufflepuff que pasaba por ahí y le explico donde se encontraba el salón de Encantamientos.

-Ven fue muy fácil- dijo sonriendo y los otros tres siguieron a Marcus

-Si muy fácil- Dijo con sarcasmo 5 minutos después Scott, cuando se habían vuelto a perder, pero a unos 10 metro vio la cabellera castaña de Ian y el corto cabello de Christian, y los cuatro corrieron a su dirección- Ian... Ian- Lo llamaba mientras corrían, este se volteó y miro a sus hermanitos correr hacia el

-¿Qué sucede?- Preguntó asustado

-No...- Respiró fuertemente Noah- No encontramos el salón de Encantamientos- Christian rió y lo señaló con un dedo, estaba justo frente a ellos.

-Bien y el de ¿Transformaciones?- E iban preguntando para no tener mas problemas de ubicación en las siguientes clase.

En ese momento pasaron por ahí Kelly y Rachel, que al mirarlos aprovecharon para decirles sus castigos

-Christian y Steve- Dijo Kelly,- Ustedes van conmigo, sala de los trofeos a las 6.

-Ian y Scott van con Jamie, Enfermería a las 6 también- En ese momento dio el timbre de inició de clases y se apresuraron a meterse a sus Aulas.

Al entrar al salón Ian le lanzó una mirada de orgullo a Zoe que estaba sentada detrás con una de sus amigas que formaban parte del club de Fans de James Potter, esta se la regresó pero con una sonrisa picara en los labios. Christian ya lo había puesto al tanto de todo lo que había dicho en el desayuno mientras el se encontraba entregando los horarios, algo tenia que hacer, tenia un plan, y para eso necesitaba a James. Ese plan era tremendo, y muy cruel pero estaba seguro de que ella se lo merecía

***

Cuando llegaron al aula de Aritmancia, la profesora aun no estaba, y atrás como siempre, se encontraban James y Brandon, el primero se pasaba un peine por la cabeza, y se miraba en un espejo, queriéndolo mantener de lado, pero se le regresaba hasta cubrir su frente.

Rachel ardía de rabia, no sabia porque pero le daba un inmenso coraje cada vez que veía el cabello o los ojos de James, cosa que era siempre, ya que compartían las mismas clases, la sala común, y ¡¡¡esa tarde compartiría castigo!!! Caminaron hacia ellos, la rubia enojada le quito el peine de las manos al mediano de los Potter, mientras este le clava la mirada enojado.

-¿Qué quieres Longbottom?- La miró de arriba abajo, le paresia muy guapa desde el año pasado, y ella que no lo pelaba, aun así no la quería simplemente le parecía guapa y quería salir con ella para que todo mundo se diera cuenta que ella no fue invencible para el.

-Ya nos dieron los horarios y lugar de los castigos- Respondió Kelly, y abrió el pergamino frente a sus narices.

-Perfecto- Sonrió James recargándose en el respaldo- Pasaran todo un castigo conmigo Longbottom- Ella blanqueó los ojos, y se dirigió con su amiga a sentarse tres filas delante de ellos, cuando la profesora entro al aula pidiendo orden.

***

Esa tarde, después de tantas horribles clases, todos estaban muy agotados, y los 10 Gryffindor después de a ver comido, se dirigían rápidamente a la sala común para quitarse el uniforme y ponerse ropa mas cómoda.

5 minutos después cada uno con su respectivo grupo se dirigía a su castigo.

-¡¡Odio estar castigada!! Lo odio lo odio- Repetía Jamie en voz baja, caminando hacia la enfermería, llevaba un Pans blusa de tirantes, tenis, con su cabello recogido como esa mañana.

-Tu tienes la culpa de estar castigada, nosotros no. Solo por preocuparnos- Dijo Ian, mirando el pecho de Jamie, ¡¡el año pasado no tenia nada de eso!! Sin duda había cambiado ese verano.

Scott bajo la mirada, y miraba sus zapatos mientras caminaba, ya no le gustaba Hogwarts. Pensaba que los castigos serian menos duros ¡¡Una semana!! ¡¡En la enfermería!! ¡¡Limpiando sucios orinales!! Hasta ganas de vomitar le daban, imaginándose a el limpiando orinales.

***

Por otro lado, Steve tampoco estaba muy conforme con su castigo, tener que limpiar trofeos ¡¡Sin magia!! Era horrible, perdería 2 horas de su valioso tiempo cada día de esa semana, limpiando trofeos suerte y nada mas tenían que sacudirlos, pero tener que ordenarlos eso era lo peor.

-¡¡Vamos!!- Decía para animarlos Brandon- Estar castigado no es tan horrible, además no nos toco lo mas pesado, en la enfermería te ponen a limpiar orinales- ¡¡Asco!! Le dio un escalofrió recordar el año pasado que a el y a James los habían puesto a basear y limpiar los sucios repugnantes y asquerosos orinales- Y con Filch te pone a acomodar los expedientes de hace un siglo- También recordó que le había dado alergia después de acomodar todos los estantes por orden de fechas y nombres y tocar esos pergaminos que ya casi se estaban desbaratando y ¡¡habían encontrado una cucaracha muerta!! Casi vomita al recordar todos esos horribles momentos. Quizás si era malo estar castigado y mas cuando se perdían los entrenamientos de Quidditch, pero eso no sucedería porque hasta el capitán Christian Potter estaba esta vez castigado.- Christian- Lo llamó

-¿Qué pasa, Brandon?

-¿Las pruebas son en dos semanas, verdad?- El asintió.- ¿Tenemos que anotarnos aun que ya estemos en el equipo?

-Será igual que el año pasado, tenemos que asegura que no halla nada mejor para los puestos, así que todos tienen que hacer la prueba de nuevo. Aun que no lo creas, ya se esta llenando la lista, la revise esta mañana, tienen que apurarse si quieren lugar


-Yo soy buen golpeador ¿Puedo entrar al equipo?- Preguntó muy inocente Steve

-No. Los de primero no pueden entrar a algún equipo, por lo regular entran en tercero- Y sonrió

-¿Ustedes cuando entraron?- Preguntó Kelly

-Yo en cuarto- Dijo Brandon

-Tercero- Respondió ahora Christian

-¿James e Ian?- Volvió a preguntar Steve

-James en segundo, Ian en quinto- Christian sonrió y entraron a la sala de los Trofeos donde ahí ya estaba Lupin

-Al fin llegan, es tarde, tengo 10 minutos esperándolos- Dijo molesto Lupin

-Lo sentimos profesor, se nos hizo tarde- Respondió apenada Kelly

-Esta bien. Tienen que sacudir y limpiar cada uno de los trofeos y acomodarles del mas grande al mas chico- Y señaló un gran estante, donde estaban revueltos todos de diferentes tamaños y con una gruesa capa de polvo.- Será sin varita, entréguenmelas- Rápidamente le entregaron las cuatro varitas- Ahí esta lo que necesitan. A las ocho vendré a ver cuanto progresaron y a entregar sus varitas. Pueden comenzar.- Se guardo las varitas en la túnica, y salio a tranquilamente del lugar, dejando a cuatro chicos muy enojados.

-¡¡Soy alérgico al polvo!!- Gritó Brandon- A nadie le importa que muera de intoxicación- Dijo tomando un sacudir y comenzó a limpiar los trofeos que estaban mas altos subiéndose a una escalera. Los demás lo siguieron.

Primero bajaron todos y cada uno de los trofeos y sacudieron el estante, y comenzaron a limpiar los mas grandes para irlos acomodando en el estante. Cada minuto Brandon estornudaba debido al polvo ya tenia los ojos llorosos y la nariz roja de tanto tallársela.

Como prometió el profesor Lupin a las les entregó las varitas, y sugirió a Brandon que fuera a la enfermería.

***

A las 6 como habían quedado, James, Elyse y Rachel se reunieron por separado en la oficina de Filch, James tocó 3 veces y se escucho un adelante. Muy temblorosa Rachel abrió la puerta, nunca en su vida había estado castigada y menos en Hogwarts, no podía ser se le estaba pegando el talento Potter, eso por llevarse demasiado con Jamie y Christian, por que ese Potter solo traía problemas.

Sentado en su escritorio estaba Filch, con su eterna gata en su regazo, y ambos le lanzaron miradas frías. Las dos chicas se sentaron en dos sillas que estaban frente a Filch y el chico Potter se quedó parado (Es todo un caballero n.n).

-Es una lastima que ya no los castiguen como antes, los colgaban de los pulgares con una cadena, como extraño esos gritos- Siempre decía eso, y James ya se lo sabia de memoria así que solo blanqueó los ojos, pero las dos chicas se encogieron en sus sillas mirando con terror a Filch que seguía acariciando a la señora Norris- Pero bueno. - Se puso de pie, y señaló grandes estantes que tenían muchísimos cajones que de seguro estaban llenos de puros pergaminos.- Acomodaran los expedientes por nombre y fecha- Eran solo 10 cajones los que acomodaría esa semana, pero el único que sabia la gran cantidad de pergaminos que había ahí era James- Tengan cuidado con estos tres- Señaló los 3 del medio- pueden tener algo que no esperan- Y miró severamente a James que le sostuvo la mirada desafiante, las dos niñas de nuevo se volvieron a encoger en su asiento.- Sus varitas- Los tres le entregaron las varitas- Tengo cosas que hacer, así que regresare a las 8 para darle estos palos- Se los guardo en la túnica, y salió de la conserjería.

-Cada año Filch me da mas miedo- Dijo Elyse acercándose al primer cajón lo abrió y se llevo una gran sorpresa, eso les llevaría mas de una semana!! Por dentro estaba mucho mas grande [N/A: imagínenlo como las casas de campaña o el baúl de Moody, que se ve pequeño pero por dentro esta muy muy muy grande.]- Pero... ¡¡Que injusticia!!- James rió y sacó todos los papeles

-Será más rápido si acomodamos cada uno un cajón- Dijo Rachel, e hizo lo mismo que James, Elyse los imitó.

Estuvieron dos horas acomodando su cajón pero cuando dieron las 8, apenas llevaban la mitad, metieron todos los que ya estaban acomodados, y pusieron algo que los separara de los que aun estaban revueltos, cuando llegó Filch, les entregó sus varitas, y salieron corriendo hacia el gran comedor, donde creían estaría le cena
Y no se equivocaron.

***

Cuando llegaron a la enfermería, Madame Pomfrey ya los esperaba, con las manos en la cadera y su cara de no haber comido en días.

-¿Por qué llegan tan tarde?- Jamie abrió la boca para contestar pero ni siquiera la dejo hablar- Ya no importa. Longbottom tu limpiaras los orinales- Ian hizo cada de asco y camino hacia cada cama para sacar los orinales ¡¡Algunos no estaban vaseados!! Y sospechaba que se habían quedado así todos las vacaciones.- Potter tu tenderas las camas y quiero que barras- Jamie asintió y fue a hacer su trabajo.- Y tu pequeño me ayudaras a ordenar unos papeles que tengo en mi despacho, vamos.- Scott la siguió ahí le entregó unos papeles que los acomodara por nombre del paciente y fecha, el se sentó frente a ella y comenzó a trabajar.

Madame Pomfrey de vez en cuando se asomaba a asegurarse de que no estuvieran haciendo magia.

Jamie maldecía y soltaba juramentos mientras tendía las camas, eran varias docenas de camas, y tenían que quedar perfectas, eso se le complicaba ya que ella es bastante desordenada y no muy cuidadosa para esas cosas. Cuando por la puerta de la enfermería entró Jake, con una mano en la cabeza y otra en el estomago. A Jamie se le subieron los colores a la cabeza cuando lo vio, el camino hacia ella.

-¿Qué haces aquí?- Preguntó Jake mirando el nuevo pecho que tenia desde esas vacaciones

-Estoy castigada. Por salir anoche del castillo- Él rió y se llevo la otra mano a la cabeza- ¿Tu que tienes?

-Una jaqueca horrible, siento que me va a explotar la cabeza- Dijo revolviéndose el cabello desesperado.

-Acuéstate aquí, iré por madame Pomfrey- El se dejó caer en la cama que ella le señalaba, mientras la miraba irse. Estaba muy bonita, y tenia muy bonito cuerpo, se mordió los labios al pensar en ella de esa forma tan grafica. Pero ya saben los pensamientos puros de los hombres.- Madame Pomfrey, la buscan.- Dijo entrando en su despacho.

Ella se puso de pie, y al salir vio a Ian vomitando en el lavabo, pero no le tomo importancia, de seguro le daban asco los orinales, y caminó hacia la cama donde estaba acostado Jake, aun con las manos en la cabeza.

-¿Qué te pasa, hijo?- Preguntó

-Tengo una jaqueca horrible- Respondió entrecortado. Ella le tocó la frente y salió a su despacho seguro por alguna poción. Jamie se paro a su lado y le toco la frente, estaba ardiendo en fiebre, y le revolvió el cabello que le caía sobre la frente, tenia el mismo corte que su hermano James, solo que el lo tenia un poco mas corto. Lo observó mientras el cerraba los ojos y se concentraba en la sensación cuando ella le tocaba el cabello. Aun traía el uniforme, pero se había quitado la túnica, de segura del calor que sentía.

-Hasta aun lado muchacha, vete a terminar tu castigo- Le dijo Madame Pomfrey, empujándola y ayudando a sentarse a Jake para que se tomara la poción.

Jamie de mala gana siguió tendiendo las camas, y luego se puso a barrer, cuando dieron las 8 estaba dispuesta a ver a Jake, que seguía en la enfermería, según Madame Pomfrey tenia que descansar. Iba a acercase a el, cuando vio que Brandon entraba con la nariz roja y estornudando.

Volvió a llamar a Madame Pomfrey mientras Brandon le daba un ataque de estornudos y se dejaba caer en una cama cerca de Jake.

-¿Qué pasa hijo?- Le preguntó mientras le daba otro ataque de pequeños estornudos.

-Me dio alergia, por el polvo.- Dijo tallándose la nariz con los ojos vidriosos. Jamie se acercó a Jake, que tenia los ojos cerrados, pero estaba segura que el no estaba dormido, miró para todos lados segura de que nadie la mirara, le dio un beso en la comisura de los labios

-¡¡¿¿JAMIE QUE HACES??!!

Capítulo 5: Dulce castigo

-¡¡¿¿JAMIE QUE HACES??!!

No, no podía ser, la habían descubierto, tanto que temía ese momento, tenia miedo mucho miedo, pero tenia que dar la cara, y ser valiente como toda Gryffindor que era.

Voltio su cara, y justo ahí parado con cara de pánico estaba Ian.

-Este... ee...

-Jamie ¿Tus hermanos saben?- Ahora su voz ya no era de pánico, si no de completa tranquilidad.

-No y no deben de saber, dirían que soy demasiado chica, por favor Ian te lo suplico, no le digas nada a James, Christian o mis padres. A nadie, por favor, es algo que todavía no deben saber- Le suplicaba, le imploraba, ¡¡Le rogaba!! Jamie, a Ian, pero este solo pudo embozar una sonrisa sincera.

-No te preocupes por mi boca nadie se enterara.

-¿Me... me lo juras?- No salía de su asombro. ¿Enserio Ian guardaría su secreto? ¿El mejor amigo de su hermano mayor, el que nunca le había caído mal, pero simplemente no lo consideraba su amigo?

-Por supuesto. Mira ya se que no soy muy de tu agrado, pero nos tratamos además no me considero un chismoso, te aseguro que se mas cosas de lo que aparento pero siempre finjo sorpresa o no saberlo

-Muchas gracias de verdad- Le sonrió, pero ahora si se fijó en el color verdoso que tenia en su rostro- ¿Qué te paso? ¿Vomitaste?

-Este.. Si. No tienes idea de lo apestoso y repúgnate que es limpiar orinales. De verdad prefiero que muera Rachel a salir a buscarla y tener que estar castigado limpiando...- Ian hizo cara de asco y parecía que estaba apunto de vomitar de nuevo-.. Orinales.

Nadie pareció darse cuenta de la conversación de Jamie e Ian, excepto cierto pelirrojo que estaba acostado en su cama estornudando suavemente.

***

-¿¿Dónde ESTARA BRANDON??- Gritaba histérico James Potter, sentado en la mesa de Gryffindor aguantando sus inmensas ganas de devorar todo a su paso

-Nadie te esta diciendo que no comas, tu estas empeñado en esperar a mi hermano. - Respondió Elyse masticando sus exquisitas piernitas de pollo frito.- Por cierto que no vale la pena

-Pero es que el regla de Merodeador, aun que creo que si, deberíamos eliminarla. Brandon nunca la cumple pero yo como buen nieto de el mejor Merodeador de los 70, James Potter, debo cumplir esto- Hizo su cara dramática, y se pasó una mano por el cabello, probando varios suspiros de las mesas que los rodeaban incluidas una que otra Slytherin. Ni Siquiera ellas podían negar que James Potter no seguía los pasos de su hermano, padre y abuelo.

-Potter si tanto te preocupa ve a buscarlo- Ahora si que estaba enojada, sus hermosos grandes ojos azules estaban muy saltones de la ira, en esos momentos era cuando mas se parecía a su madre, con la diferencia del carácter.

-No tengo ni idea de donde esta Longbottom. Si supiera ya hubiera ido a buscarlo...

-Pues que se yo, si quieres no lo busques, pero cierra el pico, ya no te soporto- James puso su cara soñadora y su sonrisa infantil (Típica de él)

-Me amas- Rachel puso sus ojos en blanco, y siguió disfrutando de su exquisita cena, evitando a toda costa cruzarse una mirada con el Merodeador de hermosos ojos verdes.

-Este... yo se donde podría estar- Dijo tímidamente Elyse, aun que James y ella fueran primos y Jamie y Rachel muy amigas, no mantenía muy buena relación con ellos. No estaba tan acostumbrada a hablar con ellos, pero como es la mas sociable podía llevarse bien con todos, aun que a veces se pasara de pesada.

-Elyse ¿Dónde?- James parecía tremendamente desesperado y ya casi oían gruñir sus tripas y sus hermosos ojos esperaban con ansias la respuesta de su prima.

-Pues a el le toco en la sala de trofeos, y tengo entendido que es sacudirlo, y según yo Brandon es alérgica al polvo, así que abarca un gran porcentaje de probabilidad


-Ya ya ya ya. Comienzas a hablar como Christian- Se rió de su propio chiste y le lanzo una mirada a Rachel llena de burla que esta correspondió.- Al grano por favor.

-Esta bien. Creo que esta en la enfermería.

-¿Cómo no lo pensé?- Se dijo así mismo poniéndose de pie, cuando apenas había dado 2 pasos volteó su cabeza hacia las dos chicas- ¿No me acompañan?

-Esta bien- Respondió Elyse.- Solo porque Jamie esta ahí- Se puso de pie al lado de su primo mientras ambos miraban a una Rachel desconfiada.

-¿Q...Que?

-¿No iras?- Negó con la cabeza- Entonces te quedaras sola- Al escuchar esto dio un ultimo sorbo al jugo de manzana y también se puso de pie.

-Te odio, Potter- Pero este como ya estaba acostumbrado Ni se inmuto

-Regálame un beso- Y levanto la trompita (N/A: Ahhh me muero! Si el me levantara la boquita yo estaría vuelta loca) Rachel estaba justo como esta la autora (N/A: jijiji) Pero mucho mas discreta, era la primera vez que el le pedía un beso desde que entraron a Hogwarts, y parecía que hablaba enserio.

-ALEJATE DE MÍ. NI SE TE OCURRA INTENTAR BESARME.- James sonrió pero igual no dijo nada, simplemente continuó caminando al lado de un Elyse completamente sorprendida.

***

-Que extraño- Susurró Christian llegando al Gran Comedor

-¿Qué es extraño?- Preguntó el pequeño Steve

-Que no este ni James ni Brandon devorando la cena, aun que Brandon esta justificado porque fue a la enfermería. Tampoco esta Jamie, ni Ian, Scott o Rachel

-¿Será casualidad que todo se estén dirigiendo a la enfermería?- Preguntó Kelly observando la figura de James, Elyse y Rachel dirigiéndose hacia el corredor que los llevaría a la enfermería.

-Supongo que cada quien va por su respectivo amigo- Respondió el mayor de los Potter también observándolos.

-¿Los alcanzamos?- La mirada de Steve los hizo dudar, tenían muchísima hambre, habían trabajado dos horas sin descansar pero su curiosidad pedía a gritos ir detrás de ellos.

-Vamos- Respondió Kelly por ambos, y se dirigieron corriendo hacia Rachel, Elyse y James que iban a varios metros delante de ellos.

-Rachel!!!- La llamó la castaña. Acto reflejo, ella voltea y se detiene a esperar a su mejor amiga.

-¿Qué tal el castigo?- Preguntó cuando los otros tres los habían alcanzado.

-Horrible, cansado, sucio, uy no! Ni te imaginas, en pocas palabras fue Terrible, espero no estar castigada en bastante tiempo mas.

-¿Y que tal te fue con...- Miró para todos lados segura de que nadie las escuchara-... Cierto pelirrojo que te gusta?

-¡A mí no me gusta Brandon! Simplemente es un buen amigo.

-¿Y no te gustaría que fuera algo mas que amigo?- Kelly parecía realmente enojada, la miró negando con la cabeza, pero Rachel solo se encogió de hombros.

-James- Lo llamó su hermano mayor- ¿No deberías estar devorando la cena?

-En efecto, yo ya debería estar con mi pancita llena, pero Brandon tenia que perderse. Falta y no este en la enfermería porque solo fue una suposición de Elyse.

-Si esta en la enfermería, le dio alergia, creo que lo comunicara y lo tendrán que cambiar de lugar de castigo, el no puede hacer eso, mas que la enfermería.

-Tienes razón.- Los Potter siguieron platicando de castigos pasados, que realmente la habían pasado mal, por lo regular cada mes James esta castigado junto con Brandon, pero Jamie y Christian siempre los castigaban por andar con James, parecía que realmente el traía la mala suerte.

Aun que dice su padre Harry, que es porque James tiene el talento Potter, mas desarrollado con ellos, pero estando los 3 juntos pues era multiplicado por 3, y estaba seguro de que era contagioso. Así que Rachel y Kelly, trataban de mantenerse por lo menos lejos de James Potter que era el que mas problemas acarreaba.

Muy pronto llegaron a la enfermería donde estaban sentados en una cama mal tendida Ian y Scott esperando sabrá Merlín que, un Jake acostado con bata de hospital con Jamie a su lado y otro Brandon también acostado pero el sin bata aun llevaba su ropa normal.

-BRANDON!!!- Lo llamó James corriendo hacia su cama- ¿Por qué diablos no avisas? Casi muero de hambre esperándote.

-Lo siento mucho, James. Pero es que tenia que venir de urgencia por los estornudos estaban graves- Steve se sentó al lado de su mellizo y hermano mayor, mientras Rachel y Kelly permanecían paradas mirando a James, Brandon y Elyse; Christian era el que simplemente no encajaba estaba muy ocupado observando como se miraban Jake y su pequeña hermanita, tenia otra vez ese presentimiento, estaba seguro de que Jamie traía algo con ese Ravenclaw, tenia que averiguarlo, Ian, Brandon o Elyse eran los que debían saber, por que Ian y Brandon estaban ahí y Elyse es su mejor amiga, no sabia que, pero algo tenia que hacer.

Mas tarde ya que Madame Pomfrey dio de alta a Brandon, todos se fueron a cenar, como siempre la cena estuvo exquisita, aun que todos revisaron que no hubiera un poco de sustancia fecal de Brandon en su comida (Léase como Moco) (N/A: la verdad ni idea si se dice sustancia fecal pero yo ya le invente!! Ajaja). El día siguiente pasó rápidamente, lastima que las clases y los castigos parecían mas lentos.

James seguía molestando a Rachel, y ella simplemente medio ignorándolo (O al menos eso pretendía), Brandon y Kelly con sus indirectas bastante directas, echados burlas por sus amigos, pero igual ninguno dijo nada, ya se estaban perdiendo las esperanzas. Aun que quizás no tanto, por que todavía ni concluía la primera semana de clases, así que todavía había tiempo para formar parejitas.

Jamie siguió con sus encuentros a escondidas con Jake, después de que salio de la enfermería al día siguiente. Ian como prometió no dijo nada, pero aun faltaba que Brandon no soltara le lengua (Hasta la fecha no lo había hecho, aun que se supone que ellos no saben que el sabe). Elyse seguía quejándose de su mal aspecto y ella y Jamie ya planeaban su ida a la sección prohibida para encontrar el libro que buscaban.

Ian todavía tenía en pie su venganza contra Zoe, pero no había tenido la oportunidad de hablar a solas con James. Christian seguía investigando para descubrir a Jamie en acción, y tenia sus citas por la noche con Chelsey su novia.

Steve, Scott, Marcus y Noah seguía con sus excursiones por el castillo, y sus esperadas perdidas que se daban entre clases, todavía (Es cuestión de acostumbrarse).

La semana siguió pasando rápido, hasta que llegó el ultimo día del castigo, todos tenían su plan casi elaborado para distintas cosas que querían a hacer, todo comenzó en el Desayuno:

-Kelly por favor date prisa, llegaremos tarde a Pociones- Decía una muy desesperada Rachel.

-¿Pociones? Pues con mas razón me tardo, y si tenemos suerte quizás no nos deje entrar.- Y siguió desayunando tranquilamente

-¡¡No inventes!! Yo no me puedo perder esta clase es la primera del año...

-Que importa, es clase doble- Se encogió hombros.

-Iras conmigo quieras o no- Con un movimiento elegante de la muñeca, una fuerza jalo mágicamente a Kelly por la manga de la blusa, mientras esta protestaba se iban alejando hacia las mazmorras.

***

-¿James estas seguro?

-Por supuesto que si Brandon, ya veraz que todo saldrá a la perfección, pero ¿No te importa hacerle daño a tu hermana?- James clavó su mirada verde en la castaña de Brandon, mientras este negaba por enésima vez.- Bien. Pero luego no digas que no te dije

-Si ya ya. Mejor dime cuando actuaremos.

-En la hora del almuerzo de ida al Gran Comedor- Brandon sonrió malévolo mientras ambos se dirigían a su primera clase de Pociones.

-Perfecto.

***

-Al fin. No puedo creer que ya valla a ser el último día de castigo- Dijo Jamie estirando los brazos hacia arriba- Estoy harta de limpiar sucios orinales- Rió

-¿De que te ríes?

-Recordé el primer día que Ian vomito- Volvió a reír- Fue muy gracioso


-¿También te pareció gracioso que Ian te descubrió? Da gracias a Merlín de que Brandon no allá escuchado, porque yo estoy segurísima que lo primero que haría seria contarle a James.

-Pues si fuera así. Ya le hubiera dicho- Elyse rió. Tenía razón.

Christian e Ian iban corriendo justo detrás de ellas, estaban sacando pistas para asegurar que Jake era el novio de Jamie.

-¿Qué quieres, Chris?

-Mira hermanita, estoy haciendo una encuesta y quiero que seas la primera en responder- Jamie sonrió, le encantaba cuando la ponían siempre primero.

-A ver a ver, de que se trata- Trató de mirar la hoja, pero Chris por ser más alto, la puso fuera del alcance de su hermanita.

-Primera pregunta: ¿Has tenido tu primer beso?- Eso desconcertó a Jamie y Elyse, sin duda no esperaban ese tipo de encuesta (Pero que tramposo Christian).- Tienes que ser sincera. Si no ni respondas.

-Esta bien. Esta bien. Si.- Christian abrió los ojos como plato, estaba por preguntar cuando y quien, pero al intentar disimular mejor calló e hizo como si anotara algo en el pergamino.

-Segunda pregunta: ¿Has tenido tu primer novio?

-Si.- De nuevo!! Esta niña estaba mas adelantada de lo que parecía, tendría que contarle esto a James. No mejor no, James era muy hablador, arruinaría por completo sus planes, mejor así. Después se encargarían de burlarse de ella.- ¿Es todo?- Preguntó al notar que su hermano se quedo callado.

-Si, por ahora. Después elaborare mas preguntas.

-Es...esta bien. ¿Me puedo ir a mi clase?

-Eh... si. Ya puedes irte- Jamie tomó de la mano a Elyse y jalándola se la llevó hasta su primera clase que era cuidado de criaturas mágicas (CDCM)- Ian no lo puedo creer, mis sospechas son ciertas. Pero ya voy un paso adelante, acepto que tiene novio y que ha besado.

-Solo dijo que ya había tenido su primer novio y primer beso, no que los tuviera- Renegó Ian

-Así es. Pero para ese rumbo va la siguiente encuesta- Sonrió malévolo y eso le dio a entender a Ian que tendrían problemas tarde o temprano.

***

Mientras tanto Steve, Scott, Marcus y Noah tenían su respectiva primera perdida del día.

-¡Noo! Llegaremos tarde a Transformaciones- Se quejo Noah

-No llores, Noah. Los hombres no lloramos- Steve hizo cara de orgullo y Scott se rió

-Es que yo no soy un hombre...- Decía entre lágrimas. Los tres lo miraron asombrados- Yo soy un niño- Suspiraron aliviados, por un momento pensaron que a Noah se le había volteado la tortilla. Scott camino dando vueltas como león enjaulado pensando en donde podría estar la clase de transformaciones.

-No. Mira no te preocupes yo se que esta por esta zona, la encontraremos tarde o temprano.- Steve asintió apoyando a su hermano, hasta que Marcus soltó un grito y señalo un puerta

-Ahí, ahí. Estoy casi seguro que es esa puerta.

-No recuerdo que fuera por este pasillo- Recordó Steve,- Y no recuerdo a ver visto esa puerta hace un rato

-Tienes razón- Apoyo de nuevo su hermano- Pero nada perdemos con intentar ver dentro- Sus tres amigos asintieron y caminaron hacia la puerta. Era una gran puerta de roble con decorados bastante feos, como la puerta de la clase de Transformaciones.

Dentro se encontraba ese salón, pero estaba totalmente vacío, sin profesora, sin alumnos. ¿Qué pasaba?

-Esto me da miedo. Estoy seguro que esta no es la clase de Transformaciones- Aseguró Noah dando pasos hacia atrás. Marcus cerró rápidamente la puerta y ¡¡desapareció!!

-¡NO! ¿Cómo pasó eso? Si solo la cerré.- Los cuatro estaban totalmente aterrados.

-Es mejor irnos, y seguir buscando la verdadera clase de Transformaciones- Los tres asintieron y salieron corriendo de ahí muy asustados, luego preguntarían que onda con esa sala.

***
-¡¡Estoy harta, Elyse!!- Exclamaba muy enojada Jamie, cuando se terminó la clase de CDCM, y se había vuelto a encontrar a Christian y le había hecho otra de sus estupidas encuestas- No deja de hacerme ese tipo de preguntas.

-Para mí que esta sospechando- Añadió Elyse, y Jamie la miró como si quisiera matarla

-¿Tu crees?- Era bastante notable la ironía en su pregunta, así que Elyse bajo la mirada. Es seguro, su don nunca había sido la inteligencia.

-Bueno, vale vale. Pero no me mires así, hasta los elfos se asustarían- Jamie sonrió y la abrazo por el cuello (Tienen la misma estatura) mientras se dirigían a su segunda clase Adivinación.

***

-Esta sospechando- Aseguró Ian

-Ya se que esta sospechando. ¿Viste como me trato? ¡¡Y encima me grita!! No respeta a nadie esa niña- Christian estaba realmente enojado, casi nunca nadie lo había visto así, a excepción de Ian y sus hermanos

-Entonces ¿Qué harás?

-Le dejare de insistirá por un buen rato, a ver si así quita sus sospechas, que no son del todo falsas- Sonrió como antes, y dos chicas que iban pasando a su lado en sentido contrario, se detuvieron solo a mirarlo sonreír, suspiraron y se alejaron rápidamente. Ian rió

-Tienes tu pegue

-Y tu el tuyo hermano- Ambos rieron- ¿Qué ha pasado con Zoe?

-Absolutamente nada- Respondió Ian con decepción- Cada vez que la veo, me mira como si le diera lastima. Pero ella me dará lastima a mí cuando le haga la venganza.

-¿No has hablado con James, verdad?- Ian negó moviendo su cabellera de lado a lado.

-No. ¿Tú crees que me ayude? Digo, el se lleva muy bien con Zoe

-Solo por que es de su club de Fan. Pero yo te aseguro que con tal de meterse en problemas lo hará, eso si, a mí no me metas en tus alimañas. Luego me castigan por juntarme con James- Ian lo miró como si estuviera loco y luego rió fuertemente- ¿De que te ríes?

-Hermano, James no te mete en problemas. Tu solo te metes. También eres un Potter- Christian gruñó y levantó un puño en seña de éxito.

-Lo sé.

***

-Muy bien muy bien. Ya estamos en la segunda clase, ahora alguien puede decirme los ingredientes de la poción multijugos- Era ya la segunda clase de pociones con el profesor Slughorn, y todos estaban medio dormidos a excepción de los mas inteligentes y estudiosos. Muy pocos levantaron la mano entre ellos Brandon y Kelly.- A ver.. Señor Weasley- Brandon sonrió, se puso de pie y comenzó a enumerar los ingredientes incluidos los pasos, mientras el profesor Slughorn con magia los escribía en el pizarrón.- Excelente. 20 puntos para Gryffindor- Brandon se sentó

-¿Cómo puedes saber todo eso?- Preguntó James a su primo

-Pues... ¿Por qué leo?- James hizo una cara que provoco risa a Brandon.

-Señor Weasley, no me haga quitarle los puntos que le e concedido a su casa- James sonrió en burla y Brandon se puso serio

-Lo siento, señor

-Bien. Quiero que pongan sus calderos al fuego y como saben se tarda un mes en preparar esa poción, así que esa será su calificación del mes, espero que todos tengan buen desempeño, y por favor. No hagan explotar sus calderos- Le clavó la mirada a James, este solo sonrió- Muy bien, los ingredientes están en el estante, tomen solo lo necesario, y comiencen.

En la sala se hizo bastante ruido mientras los alumnos se ponían de pie para tomar ingredientes y otros ponían al fuego sus calderos. El profesor Slughorn se sentó tras su escritorio y observar a sus alumnos, estaba totalmente exhausto, le llevo toda la primera clase explicando la importancia de los TIMOS, y como se evaluarían ese año, etc.

-Esto es tan complicado- Decía James mientras trataba de encontrar un ingrediente en ese estante.

-No es complicado, Potter. Tu lo haces complicado- Rió Kelly a su lado, mientras se ponía de puntillas para alcanzar un frasco, pero fue inútil, ella era bastante bajita.

-Bueno, quizás tengas razón- Ella miró a James con mirada suplicante, el le llevaba casi una cabeza de altura.- ¿Qué? ¿Te enamoraste de mí? Yo pensé que te gustaba Brandon.

-¡¡ ¿Por qué todos insisten con eso?!!- Gritó una Kelly roja de rabia o de ¿vergüenza?- No me gusta Brandon. Y solo te miro porque pensé que eras listo y que podías darte cuenta que necesito que me bajes ese frasco- James rió

-Lo siento. A ver cual...

-El verde- James asintió, estiro un brazo y lo alcanzo fácilmente- Gracias.

-No hay porque- Ambos se sonrieron, hasta que Kelly se sonrojo y bajo la mirada hasta el suelo. Salió casi corriendo hasta su asiento donde Rachel ya había comenzado a elaborar su poción.- ¿Y a esta que le paso?- Se encogió hombros, agarro 20 frascos que tenia a su alcance y avanzo hacia su lugar con Brandon.

-¿Por qué trajiste tantos? Solo necesitaremos 4 esta clase.

-Hay pues yo no se. Te dije que tu fueras por ellos.- Brandon gruñó y reviso cada uno de los frascos

-Encima no trajiste ninguno de los 4 que necesitamos- James rió y volvió a levantar los hombros. Brandon gruñó de nuevo, llevándose los 20 frascos dejándolos en su lugar y trayendo los 4 necesarios.

-Oye ¿Te gusta Kelly?- Brandon se puso rojo de pura vergüenza y bajo la mirada.

-No... Claro que no. ¿Por qué?

-Es que, ya vez que te pedí que salieras con ella para estar mas cerca de Rachel- Brandon asintió sin entender el plan de su amigo- Pero ya lo pensé y estará mas cerca si yo salgo con Kelly

-¡¡¿¿Quéééé??!!

-Digo es buena idea. Además yo se que le gusto...

-¿Le gustas?

-Si. Estábamos en los estantes y me pidió que alcanzara uno que estaba muy alto para ella, es que ya sabes es un pobre átomo- Brandon rió, pero después volvió a ponerse serio- Entonces le sonreí y se sonrojo, bajo la mirada y se fue.

-Eso no quiere decir que le gustes.

-Pues da igual. Solo quiero que me asegures que no te gusta, porque si es así yo no podría salir con ella.- Brandon lo pensó un momento, pero la mirada de James era inquieta y mas que el era bastante hiperactivo así que no aguanto mucho la espera- YA. Dímelo de una buena vez.

-No me gusta. Sal con ella.

-Perfecto.

-Pero eso arruinara tus planes de esta noche.- Su cara se puso seria, pero la de James no.

-No hermano. Mira el plan de hoy en la noche sigue en pie, yo le pediré salir la semana que entra, por si Rachel quiere contarle algo, si le digo mañana sospechara que es para acercarme a su amiga, así que se lo pediré la semana que entra.- Sonrió enseñando todos sus dientes y Brandon lo miraba como si estuviera totalmente loco.

-Estas loco.

-A mí me parece una estupenda idea.- Brandon se encogió hombros, y ambos comenzaron a trabajar en su poción.

***

-¿Por qué estas tan roja?- Preguntó Rachel a Kelly cuando se sentó a su lado- ¿Ese Potter te hizo enojar?

-No.

-¿Viste a Brandon?- Kelly clavó la mirada en su amiga era claro que la respuesta era No- ¿Entonces?

-¿Alguna vez te dije que me gustaba Potter?- Rachel se quedó asombrada. A su mejor amiga me gustaba su peor enemigo.

-No. ¿Desde cuando te gusta?

-Desde hace dos minutos.

-No inventes.

-No estoy inventado. Es muy cierto...

-¿Y Brandon?

-¿Qué con Brandon?

-Tu le gustas a Brandon.

-Pues ni modo, para que no hace las cosas cuando mi me gustaba el.

-Kelly fue hace 3 minutos, ¡¡no te puede dejar de gustar Brandon en 3 minutos!!

-Pues ya vez.

-Estas loca.

-Lo dices porque a ti también te gusta Potter, y te da miedo que te lo quite.

-A mi no me gusta Potter!! Pero dime ¿Qué te hace pensar que tu le gustas a el, si a mí es a quien me persigue?

-¿Celosa?- Rachel se hizo la ofendida- No se como se que yo le gusto, pero te lo demostrare en estos días ya veras

-Como quieras- No hubo mas palabras entre ellas solo cuando le pedían un ingrediente que tenia lejos o cualquier otra cosa, hasta que termino la clase.

Como siempre todos salieron haciendo su escándalo, rechinando sillas, tumbando frascos, recogiendo mochilas, y antes de que el profesor pudiera hablar ya habían salido todos del aula.

***

Cuando llegó la hora del almuerzo hubo mas alboroto que en todos los intermedios, todos corrían hacia el Gran Comedor, todos menos..

-Jamie por favor, tengo hambre- Suplicaba Elyse

-No, Elyse. Quiero ver a Jake, me dijo en la clase que me esperaba en el lago, y tu tienes que vigilar que nadie no vea.

-Jamieee!! Te lo suplico, estoy muriendo de hambre, si no como algo me desmayare- Jamie gruñó

-Como te quejas- Busco en el bolsillo interno de su túnica y sacó un chocolate medio comido.- Nada mas tengo esto.

-Bueno. Me conformo hasta que te hallas bazuqueado buen rato con Jake- Jamie blanqueó los ojos, mientras se dirigían al vestíbulo para poder salir del castillo.

***

-¿Tienes todo?- James asintió- ¿Soga? ¿Cubeta? ¿Hidromiel? ¿Mimbulus Mimbletonia? ¿Varita?- El mediano de los Potter sonrió en señas de que tenia todo.- Perfecto.

-Ahora Jamie me dijo que tenían doble de adivinación y luego doble de Herbólogia.

-Así que están en el invernadero- James asintió

-Nos dará un poco de tiempo para preparar todo antes de que lleguen al vestíbulo, así que a correr.

Los dos primos comenzaron a correr hasta llegar al vestíbulo, ya ahí. Vaciaron en la cubeta el Hidromiel, e hicieron que la Mimbulus Mimbletonia soltara todo el jugo fétido que pudiera, también en la cubeta. Por ultimo con una soga sujetaron la poción en la cubeta y con magia, lo detuvieron en el aire. Solo faltaba esperar a que Elyse.

-Como tarda- Se quejó Brandon.

-No, no ahí viene a tu puesto.

***

-Ah Jamie por favor. Quiero comer- Seguía lloriqueando Elyse

-Prometiste que me acompañarías después de que te di ese chocolate

-Lo sé pero es que
- No termino de hablar, cuando le callo de lleno una sustancia pegajosa con olor a bomba fétida e hidromiel, salpicando de un costado a Jamie- ¿PERO QUEE??!! ¿Qué PASA? ¿Quién HIZO ESTO?- De una esquina salieron riendo James y Brandon, doblados de la risa.- ¿FUERON USTEDES?- Pero ellos no podían contestar, estaban ahogándose de tanto reír, de los ojos de Brandon ya hasta salían lagrimas.

-Pero que les pasa. A mí también me salpicaron- Se quejó Jamie, sacó su varita y susurro- Fregotego! (N/A: la verdad no recuerdo si es así el hechizo para limpiarse ajahja mil disculpas)- Ella y Elyse quedaron limpias al instante, pero James y Brandon seguían riendo.

-Son imposibles- Ambas asintieron, y caminaron hacia los jardines de Hogwarts no antes de darle una patada a su hermano.- De verdad que se pasaron, digo yo, ¿Qué ganan con hacer esas bromas pesadas?

-Pues yo pienso que nada- Cuando a unos 5 metros divisó la figura de Jake- Bueno ahí esta el, por favor que nadie se de cuenta- Elyse asintió, y comenzó a cuidar que nadie los viera, aun que la mayoría se encontraban devorando casi hasta la mesa de los profesores en el Gran Comedor.

Jamie camino lentamente hacia Jake, estaba nerviosa, es cierto ya tenían unas pocas semanas de novios y se habían besado varias veces, pero no dejaba de sentir todavía ese cosquilleo y esas ganas de comérselo entero.

-Jake- Lo llamó, este volteó sonriendo, pero su sonrisa se borro cuando la miro.

-¿Qué te paso?

-¿De que hablas?

-Solo... Mírate- Jamie muy confundida se acercó al lago y se miró en el reflejo

-NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!- Gritó. Tenia unos enormes granos llenos de pus por todo el brazo y el cuello, donde la sustancia que James y Brandon les arrojaron había caído.- Jake lo siento. Te veo después.- Antes de que Jake pudiera replicar corrió hacia Elyse que estaba de espaldas observando el lugar- Elyse, Elyse- Gritaba mientras llegaba

-¿Qué pasa? ¿No tenias tu cita con Jake?

-Si pero...

-¿Qué te pasó en el brazo?

-Cortesía de James y Brandon- Elyse la miró sin entender, sacó un espejo de su bolsillo interno de la túnica.

-AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!- Gritó fuertemente, ella tenia también todos esos enormes granos llenos de pus, ¡¡pero por toda la cara!! Los brazos, el cuello, las manos.- ¡¡LOS MATARE!!

-Mejor vamos a la enfermería, antes de que alguien mas nos vea y después los matamos- Ambas asintieron y corrieron de vuelta al castillo.

***

-No se imaginan lo que les espera- Rió Brandon cuando se sentaron en el Gran Comedor.

-La verdad que no. Solo espero que no nos delaten, para estar otra semana castigados- su primo asintió

-Si. Pero valdrá la pena, tu tendrás el castigo que quieres, a solar con Longbottom, y yo... eee seré feliz por ti- James rió, y se dio cuenta que Rachel y Kelly habían entrado al Gran Comedor y por casualidad se sentaron frente a ellos.- Longbottom.. Anderson... ¿Qué casualidad que se sienten justo frente a mi y a mí buen amigo Brandon?

-Es tu primo- Respondido brusca Rachel

-Ay que fiera. Bueno en fin, comeré- James comenzó a servirse en su plato y a comer como si no hubiera comido en siglos, Brandon comía exactamente igual.

-Solo no comas demasiado, o no querrás que tu escoba no te pueda levantar en la prueba de la siguiente semana.- Rió Rachel

-¡¡No estoy gordo!! Es músculo- Brandon rió casi escupiendo lo que tenia en la boca y Kelly simplemente lo miraba hablar.

-Sueña, Potter.

-Yo sueño con ser el mejor cazador de todo los tiempos y tu.. tu solo sueñas conmigo- Sonrió con autosuficiencia y Rachel blanqueó los ojos

-Tu sueñas con que yo salga contigo, pero no será así.

-Pues este año ya no lo haré mas, me concentrare en otra chica- Tomó un sorbo de su jugo de calabaza y miró de reojo a Brandon que se mantenía serio

-¿Ah si? ¿Quién?

-Pronto lo sabrás- Sonrió y le lanzó una mirada a Kelly que hizo que esta se sonrojara y comiera con la cabeza gacha.

James le dedicó una última sonrisa a Rachel, agarró una tostada y salió del Gran Comedor dispuesto a averiguar si la broma había salido bien. Pero no le costo mucho trabajo averiguarlo porque en cuanto puso un pie en el vestíbulo, vio corriendo a Elyse y Jamie con enormes granos hacia la enfermería. Perfecto, ahora solo faltaba que llegara la hora del castigo.

Y por cierto que llegó bastante rápido, tomaron sus clases de la tarde, hicieron algunos deberes y comieron como merlín manda.

-Longbottom, se nos hace tarde para el castigo- Apuraba James a Rachel cuando estaban en el Gran Comedor, ya con ropa casual dispuesto a ir a su castigo.

-Como enfadas, Potter. Déjame en paz. Yo llegare cuando quiera.

-Esta bien, vete sola, solo espero que Peeves no te vea porque no te dejara en paz- Esto ultimo hizo que Rachel reaccionara y saliera corriendo detrás de James para tomar su castigo en la conserjería.

***

-¿Brandon que haces aquí?- Preguntó molesta Elyse, cuando lo vio entrar a la enfermería con Ian y Steve.

-Pues.. Aquí tomo mi castigo- Sonrió con burla, y observó que los granos ya no estaban tan enormes pero aun estaban bastante notorios- Ya casi desaparecen ee- Rió

-Si. Y cuando nos den de alta a mi y a Jamie, no saben lo que les espera- Jamie asintió desde su cama a un lado de Elyse, y decidió mejor dormir para no tener que levantarse, matar a Brandon y ser regañada por Madame Pomfrey.

Todos elaboraron sus tareas en la enfermería, y muy pronto ya estaban fuera, pues Madame Pomfrey les había dicho que cuando terminaran que se fueran, que importaba que no fuera las 2 horas. Así que en 15 minutos ya estaban fuera.

Lo mismo ocurrió con Kelly, Christian y Scott, pues todos opinaban que el profesor Lupin era muy blando, y también en 15 minutos ya estaban disfrutando de la cena sin ningún percance.

Los que no tuvieran esa suerte fueron James y Rachel, esta ultima no dejaba de quejarse y James solo reía al verla así, lo que ocasionaba que la chica Longbottom se enfureciera.

-¿Quieres dejar de mirarme así?

-¿Mirarte como? No te estoy mirando

-Tenemos 5 minutos que terminamos y Filch no nos entregara las varitas hasta las 8. Así que no quiero que me estés molestando en estas casi 2 horas sin hacer nada.- James se encogió hombros y se sentó en el suelo, al lado de Rachel.

-No se porque me odias tanto. Dime tú porque- Preguntó. Rachel se quedó muda, no tenia razones para odiarlo, bueno.. No verdaderamente, solamente era muy enfadoso.

-Pues... yo que se, simplemente me caes mal. Eres enfadoso, creído, arrogante, presumido, estupido


-¿Y?

-Demasiado guapo para mi gusto- James rió y se acercó mas a ella.

-¿Demasiado?

-Demasiado.

-Entonces aceptas que soy guapo y que te gusto.

-No me gustas- Contradijo rápidamente.

-Yo esperaba que si. No hemos tenido tantos momentos malos...- Calló al ver la mirada de Rachel- Ok. Si. Hemos tenido momentos muy malos, pero también hemos tenido buenos.

-Yo no recuerdo ninguno.

-Claro que si. Cuando éramos pequeños nos llevábamos bien.- Sonrió al recordar esos tiempos

-Antes de que entráramos a Hogwarts y te volvieras popular- Tenia razón. Desde ese momento ellos se habían llevado mal, porque James se volvió arrogante, mujeriego y Rachel era el blanco perfecto para sus bromas.

-Tienes razón. Pero también aquí hemos tenido buenos momentos

-No. Aquí no. - James la miró detalladamente y se dio cuenta de que era muy hermosa.

-Claro que si.

-A ver, dime dos ocasiones.

-Bueno. ¿No recuerdas cuando el caldero de Slughorn exploto en tercero?- Rachel rió y asintió. Como dijo James, eso había ocurrido en tercer año, Rachel lo había retado a que no podía hacer que el caldero de Slughorn explotara a media clase, pero el si pudo! Ambos morían de la risa junto con toda la clase cuando ocurrió eso, y desde atrás Rachel le levantó los pulgares en seña de perfecto y al final de la clase lo felicitó por que pudo lograr el reto.

-Bueno, si. Ese fue un buen momento- Admitió- Pero además de ese ya no hay otro.

-Te aseguro que si.

-A ver dime.

-En segundo año, la única navidad que nos quedamos los dos en vacaciones.- James volvió a acertar, esa navidad fueron los únicos de segundo año que iban en Gryffindor que se quedaron en Navidad, las 3 semanas estuvieron juntos, y la pasaron perfectamente bien. Pero cuando todos regresaron al colegio, parecía que el ego y la arrogancia de James regreso, así que decidieron olvidar esas vacaciones.

-Si. Fue la única vez que estuvimos juntos solos.

-Tal como lo estamos ahora- James sonrió, y Rachel solo se sonrojo, era cierto. Además de esas vacaciones jamás había estado tan sola y cerca de James como lo estaba ahora.- Regálame un beso- Le dijo por segunda vez en la semana.

Rachel no respondió nada, pero tampoco puso oposición a la cercanía de James, al contrario se determinaba a ver cada pequeña peca de su rostro y a perderse en esos ojos tan verdes de el, que le encantaba. Aun que nunca lo admitiera.

Estaban tan cerca que el olor a lavanda de su cabello lo volvía loco, ¿Qué le pasaba? Se supone que el solo quiere salir con ella, porque piensa que es muy guapa y que tiene que estar en la lista de sus novias. Pero bueno, basta de preguntas sin respuesta! El estaba dispuesto a disfrutar completamente el momento tan especial que se le había presentado. O por lo menos el tuvo algo que ver para que estuvieran solos.

La mataba, tenerlo ahí tan cercas, pero solo tenerlo era lo que la mataba, el no se acercaba mas para besarla, no utilizaba sus manos para acariciarla. Estaba decidida a que si el no hacia algo tendría ella que tomar las riendas del asunto, aun que no fue mucha espera porque el lentamente acerco sus sensuales labios a la mejilla de ella. Sus besos la quemaban justo donde el había puesto sus labios sentía caliente, y le dieron unas tremendas ganas de que el pusiera al fin sus labios en los de ella.

No solo beso su mejilla, si no también sus pómulos, parpados, orejas y garganta, pero no llegaba a donde ella deseaba, sus labios. El estaba completamente concentrado en la suavidad y el aroma de ella, que se dejaba llevar, y gracias a Merlín ella no puso resistencia. También deseaba llegar a esos labios sabor a fresa para saborearlos y decirle con puros besos que la quería y que quería estar para siempre así.

Así es sabor a fresa, el sabia que sabían a eso, porque hacia 5 años, con ella había aprendido a besar, si con ella había sido su primer beso y estaba seguro que el de ella con él. Lo recordaba como un dulce momento, estaban en la fiesta de navidad, en la casa Longbottom, y jugando a las escondidas se quedaron enserados ambos en un armario, estuvieron por horas, hasta que sin darse cuenta terminaron besándose. Tanto les había gustado que seguido se escondían en los armarios de las casas donde se veían, a veces en la casa Weasley, o en la Potter y otras tantas en la Longbottom. Pero siempre terminaban escondidos dando tiernos e inocentes besitos de la infancia. Eso ocurrió hasta que entraron a Hogwarts y como dijo Rachel, James se hizo arrogante y mujeriego.

Rachel estaba desesperada, James no llegaba a sus labios, así que con sus delicados dedos lo tomo de los pómulos y beso suavemente los labios de él, primero fueron besos tiernos y delicados, pero poco a poco esos besos se iban haciendo besos fogosos, y fue cuando sus lenguas entraron en acción. El la sujetaba de la nuca para que no se alejara de él, y la otra mano estaba en su cintura, las manos de ella habían pasado de sus pómulos a su pecho, donde se dio cuenta de lo fuerte que era.

-Ejemm... ejem...- Ambos se separaron rápidamente uno del otro, poniéndose de pie y teniendo frente a ellos a Lupin- ¿Interrumpo algo?

-Ee... No... Profesor Lupin- Respondió James con la mirada en el suelo, nunca lo habían visto tan inseguro como ahora.

-Bueno. El señor Filch me pidió que les entregara sus varitas pues ya acabaron las dos horas, el esta arreglando unos asuntos con Peeves que parece le lanzó bombas fétidas a unos alumnos de primero- Los miró y se dio cuenta que ambos estaban muy avergonzados así que ya no quiso hacerlos sufrir mas. Sacó las varitas del bolsillo y se las extendió- Pueden irse.
Capitulo 6: Celos

Ambos salieron corriendo de la conserjería muy pero muy apenados, rojos de la vergüenza y con las varitas en la mano. Ninguno hablo por un buen rato hasta que a James ya no le daba pena sonrió y se toco los labios.

-No recordaba que besaras así- Rachel lo volteó a ver asombrada y a la vez apenada.

-Ni yo.

-Pero en fin, besas bien. ¿Con quien practicaste?- Que arrogancia la de James! Eso hizo que Rachel volviera a la realidad y se enfureciera.

-Con nadie!!- Gritó irritada- No me e besado con nadie desde que éramos pequeños.

-Que bien, entonces quiere decir que soy el único.

-¿Y quien dijo eso?

-Eh... Tú.

-Pues no. Tú fuiste uno de los que me bese cuando era niña.

-¿Ah si?- Rachel asintió decidida. James estaba tan enfurecido que dio media vuelta derechito al Gran Comedor para cenar algo antes de dormir.

-NO VUELVAS A BESARME POTTER- Gritó cuando este ya estaba a varios pasos de ella.

-Tú me besaste a mí. Yo solo te correspondí- Respondió y siguió alejándose cada vez mas de ella.

-¿Pero que le pasa a ese Potter?- Se dijo para si. Y enojada se dirigió en sentido contrario a donde fue James.

Si tan solo el supiera que si fuera el primer beso con Rachel todo se solucionaría, y de seguro el regresaría y la besaría cuantas veces ella quisiera, pero ese orgullo, ese maldito orgullo siempre hacia que todo lo arruinada, James no se comporto arrogante cuando se estaban besando, nada mas saliendo, quizás podía cambiar. No, no, no. Pero que pensaba. El no podía cambiar, era un tonto, arrogante, estupido, presumido y mujeriego. Si. Eso era.

Mientras se dirigía hacia la sala común iba pensando en lo que ocurrió esa Navidad que se besaron.

********************Flash Back*******************************

-¡¡FELIZ NAVIDAD!!- Exclamaron todos en la Gran casa Longbottom, los adultos levantando sus copas, y los niños riendo. Después de los respectivos abrazos, todos se encargaban de disfrutar la velada en familia. Entre comillas porque era la gran familia Weasley, Potter y Longbottom.

Harry bailaba muy romántico con Ginny, muy abrazos y juntitos, a su lado Hermione y Ron. Pero eso si, Ron tenia dos pies izquierdo para el baile, por lo que cada 3 segundos pisaba a su esposa.

-Papá, papá- Llamaba el pequeño James a su padre, jalándole el pantalón.

-¿Qué pasa James?

-Christian no quiere jugar a la escondidas con nosotros, y tampoco quiere Ian, porque Chris no quiere- Hizo pucheros y guió a su padre hacia donde estaba Christian e Ian sentados platicando.

-Chris. Dice James que no quieres jugar con el

-Papá!! Ya estoy grande para jugar a las escondidas con tantos niños.

-Christian no te lo repetiré- Dijo en tono amenazador. Christian se dio por vencido y siguió a James hacia donde estaban los demás niños.

-a ver ¿Quién cuenta?- Preguntó Chris. Jamie lo señalo

-Tu porque eres el mayor- Christian blanqueó los ojos y se dio vuelta, comenzó a contar. Todos los niños rieron y comenzaron a esconderse. James corría escaleras arriba buscando el mejor lugar para esconderse, había debajo de una cama, arriba de un librero (Sabrá merlín como lograría subir) pero también había un armario. Lo mas rápido que pudo corrió hacia allí. Sentada en el suelo, llorando estaba Rachel, cerró la puerta y se sentó a su lado.

-¿Qué tienes, Rachel?

-James estoy muy triste- Dijo ella entre sollozos todavía sin levantar la cara.

-Dime, ¿Qué pasa?

-¿Recuerdas al niño de la primaria Muggle? ¿El que me dijo que si quería ser su novia y que le dije que si?

-Eh... creo que si. ¿Thomas no?- Preguntó dudoso

-Si. Él.

-¿Pero que tiene?

-Me mandó una lechuza hoy, diciéndome que ya no éramos nada porque no me quería, simplemente se me había declarado para cumplir un reto- Sollozo fuertemente. James la abrazo pensando en que ese tipo debía ser un pedazo de excremento.

-No. Estés mal. Ese niño no merece que llores por el.

-¿Tu como sabes?- Levantó su carita, la tenia roja de tanto llorar y los ojos muy hinchados.

-Yo lo se todo- Ella lo miró y sonrió. Él le devolvió la sonrisa y se sentó muy cerca de ella.- Te aseguró que hay gente que te quiere muchísimo.

-¿Cómo quién?

-Pues... Como YO!

-Pero tu eres mi amigo, yo pensaba en que alguien me quisiera como novia.

-También yo hombre. Mira con tal de que tu estés feliz yo seria tu novio.

-¿En... enserio?- Lo miró con grandes ojos, y el sonrió.

-Por supuesto.

-En... Entonces ¿Eres mi novio ahora?- Él asintió- Pero no pareces mi novio, parece que estas consolando a tu amiga- James rió y tomo su mano.

-¿Así?

-No.- La abrazo

-¿Así?

-No.- Le dio un beso en la mejilla.

-¿Así?

-¡Noo! Los amigos besan a las amigas en la mejilla, los niños a sus novias las besan en la boca.

-Entonces te besare en la boca.

-¿Enserio?- El ya no le contestó, simplemente le dio un beso en los labios.- Pero esos besos son feos, yo he visto que se besan con la boca abierta y que meten la lengua en tu boca.

-¡¡Yo no se besar así!!- Reclamó enojado James.

-Pues aprende.

-Esta bien, le diré a la niña de enfrente de mi casa que me enseñe- Se puso de pie, pero Rachel celosa también se puso de pie.

-No. Aprenderás conmigo.- James sonrió con su sonrisa infantil (Aun tiene la misma sonrisa)

-Esta bien, comencemos.
******************* Fin del Flash********************

Si, ese había sido su primer beso, quien lo diría, en esa edad todo era tan fácil, bueno, no todo. Al principio los besos fueron torpes, pero después se fueron acoplando perfectamente y llegaron a Hogwarts sabiendo besar a la perfección, terminaron cuando entraron a Hogwarts, porque a James le comenzaron a gustar otras niñas, y siempre terminaba besándolas. Así que terminaron. Bueno habían tenido su pequeño y no tan inocente romance de niños, pero ahora eran unos adolescentes, y ya sabían perfectamente quien les gustaba. Y estaban casi seguros de que no se amaban, simplemente se gustaban por el físico.

Rachel se tocó los labios, aun sentía a James, pero Lupin había tenido que interrumpir, además de que pasaron ese momento tan vergonzoso. Aun que tal vez fue mejor, si hubiera ido Filch los hubiera castigado otra semana. Y si se hubiera separado solos, tal vez terminarían peleándose tal y como lo hicieron hace unos minutos, o quizás se hubieran vuelto novios de nuevo. No. Eso no iba pasar. Ella estaba decidida a no tener otro romance con el mujeriego de James Potter.

***

Por otro lado James iba pensando exactamente lo mismo. Cuando sintió una presión en la nariz, se dio cuenta que le había afectado mas de lo que creía las palabras de Rachel. En lugar de dirigirse al Gran Salón se dirigió hacia el lago negro, se sentó bajo uno de los árboles y dejo escapar tres lágrimas que ya hacían que se le nublara la vista.

-¿Qué me pasa?- Se dijo limpiándose las lagrimas.- No. Yo no puedo llorar por Rachel. Yo no estoy enamorado. No. Definitivamente no. Me le declarare a Kelly mañana y andaré con ella no para llegar a Rachel. Me olvidare de ella, y seré feliz con Kelly porque yo le gusto a ella y
Ella me gusta a mí- Se puso de pie, y comenzó a avanzar hacia el castillo.

En la puerta de la entrada estaba Ian sentado al parecer también pensando.

-¿Ian? ¿Qué tal? ¿Qué haces aquí solo?- Preguntó James alegre y se sentó a su lado.

-Lo mismo te pregunto.- Sonrió.

-Pues acabo de salir de mi castigo, me palie con Rachel y salí a que se me pasara el coraje. ¿Y tu?- Ian se puso serio y lo miro a los ojos.

-Pensaba en Zoe.

-¿La extrañas?

-No. De hecho también te estaba buscando. Necesito tu ayuda.

-¿Mi ayuda? ¿Y en que puedo ayudarte?

-Veras. Lo que pasa es que me quiero vengar de Zoe y para eso te necesito a ti...

-¿Y que rayos tengo que ver yo con Zoe?- Se sentía tonto, James no sabia nada que ver con el porque terminaron.

-¿Nunca nadie te dijo porque Zoe y yo terminamos?- James medito e hizo como si pensara, pero al ser muy inquieto a los 2 segundos lo miró a los ojos y negó moviendo su cabellera de oro de lado a lado.- Pues supongo que tu sabes que tu le gustas a Zoe. Pero tuvo el descaró de decirlo cuando éramos novios, que si tuviera 15 años andaría tras de ti, pero como tiene 17 no, y que por eso andaba conmigo. ¿Si me entiendes?

-Si. Pero yo no tengo la culpa, eh

-Lo se, James. Tu nada que ver. - Suspiró aliviado y movió la mano en seña de que continuara- Entonces terminamos. Y el lunes o martes le dijo a Christian que buscaría la forma de andar contigo solo para que yo me sintiera mal- El pelinegro parecía muy asombrado, pero después bajó la mirada.

-¿Entonces quieres que simule ser su novio?

-Eh... Algo así. ¿Sabes que hay video cámaras muggle?- James lo miró sin entender- Son unos aparatos que graban cosas. Y en este caso me gustaría que simularas ser su novio, pero novio bien, que pareciera que estas muy enamorada de ella y al final del día le sueltas la verdad, pero que le duela, unas lagrimas no están de mas.- James sonrió.

-Esta bien. Con tal de ayudar a un amigo, pero ufff! Tenía planes de declararme mañana a Kelly.

-¿Kelly? ¿La amiga de mi hermana?- El chico Potter asintió

-Así es. Es que ya me canse de rogarle a Rachel, y mejor así, me gusta Kelly, y yo le gusto a ella.

-¿James estas seguro? Digo Rachel y tú siempre hicieron bonita pareja. Son completamente opuestos por eso se atraen- Ian sonrió, y James soltó una carcajada, era totalmente cierto.

-En fin. Mañana temprano le digo a Zoe que sea mi novia y el domingo lo hago con Kelly- Se puso de pie. Y aun sin dejar atrás esa tristeza que sentía con respecto a Rachel, se dirigió a la Sala común, se le había ido el apetito.

***

-¿Jamie?

-¿Mmmh?- Contestó medio dormida la pelirroja dándole la espalda a Elyse.

-¿Qué haremos para vengarnos de James y Brandon?- Eso hizo que Jamie se despertara por completo y utilizó su mente maestra para elaborar un buen plan.

-Supongo que el jugo fétido con hidromiel iba hacia ti, pero yo Salí afectada. Estoy segura que James lo hizo para quedar solo con Rachel en el castigo.

-¿Estas segura?

-Segura.

-Es que la verdad si hacia mal tercio- Se dejó caer en su cama de la enfermería para después cubrirse con las sabanas.

-Me gustaría que Rachel fuera mi cuñada, me llevo muy bien con ella, y con James hace muy bonita pareja.

-Tienes razón, pero... Ese no es el punto ¿Qué paso con la venganza?

-Pues veras, haremos lo siguiente


***

Mientras Rachel subía las escaleras hacia la sala común, no había dejado de pensar en James. Caramba si que besaba bien. La había hecho sentir en el cielo, y peor aun había hecho que ella se desesperara porque no la besaba!

Que barbaridad, sin duda la mente decía una: Aléjate de James, es un arrogante, mujeriego, presumido chico, que besa muy bien y que es súper guapo. Y su corazón decía que era un chico tierno, romántico, atento, que podía hacerla sentir querida y protegida. Que Trágico.

Se detuvo a ver los cuadros, extrañamente en esos 5 años que llevaba en Hogwarts nunca le habían llamado la atención hasta en ese momento, de hecho se quedó platicando con la señora Gorda hasta que él apareció.

-¿Entonces no fuiste a cenar porque estas deprimida?- Preguntó la Dama Gorda y por enésima vez Rachel asintió.

-Si. Pero basta de tristezas, mejor dígame que tal se la paso con su amiga Violeta esta tarde- No podía dejar de pensarlo, la Dama gorda se fue a tomar el té con su amiga, y dejo el puesto vació, todos los alumnos se quedaron fuera en la hora del almuerzo, y otros tantos dentro.

-Pues fíjate que bastante bien, ella hace un té exquisito, no hay ni necesidad que agregarle azúcar. Oh Potter, ¿Qué haces en lugar de estar cenando?- Volteó antes sus ojos estaba un James muy serió que subía las escaleras arrastrando los pies.

-No tenia hambre.- Cuando miró a Rachel embozo la sonrisa mas falsa que había puesto en toda su vida, con tal de no demostrarle el daño que le había hecho.

-Parece que ninguno de los dos tenía hambre. Porque la sala común esta totalmente vacía.

-No importa, yo quiero entrar.- Dijo James.

-Grageas de Fruta- Dijo Rachel, la dama gorda gruñó y abrió el retrato permitiendo entrar a los dos Gryffindor.

Rachel comenzó a elaborar un diagrama para Pociones, sentada en una butaca frente al fuego. James un poco mas distancia también se puso a elaborar tareas, pero para Encantamientos; acostado bocabajo en uno de los sillones también cercano al fuego. Estuvieron así en silencio por un buen rato, solo se oía cuando rasgaban el pergamino con su pluma y cuando cambiaban de página de esos gruesos libros.

Rachel no comprendía casi nada de ese diagrama, era lista si. Pero nunca había sido buena para la escuela, se rascaba la barbilla con la punta de la pluma, y escuchaba que James no dejaba de escribir, seguro el ya habría adelantado varias tareas en ese rato. El era muy inteligente y sabia responder siempre tus dudas, y siempre entendía, era como grabadora muggle, todo lo captaba y entendía. Pero eso si, era bastante flojo y solo hacia unas cuantas tareas, pero en los exámenes salía excelente.

No pudo evitar voltear a verlo, seguía acostado bocabajo con un libro abierto sobre el sillón y otro en el suelo también abierto, y a su lado estaban pergaminos en blanco y varios ya llenos, pudo divisar el diagrama de Pociones, pero no alcanzaba para lograr copiarle.

-¿Se te perdió algo?- Preguntó James sin apartar su mirada del pergamino y sin dejar de escribir.

-¿Ya hiciste la tarea de Pociones?- El pelinegro asintió sin siquiera voltear a verla.- ¿Me la pasas?

-No. Hazla tú- Pero que abusivo, ella varias veces le había pedido que le pasara la tarea, y el por quedar bien siempre se la daba, y hacia otra para el. Para poder entregársela a los profesores y que no se dieran cuenta que eran las mismas.

-¿Por qué? Siempre me la pasas.

-De hoy en adelante no.

-Por favor- Por primera vez la volteó a ver, ella sintió un cosquilleo en el estomago ¿Qué le pasaba?.

-No. Te puedo explicar, pero no pasar.- Rachel asintió. Si hubiera estado ahí Kelly ella seguro le hubiera explicado, pero no estaba asi que su ultimo recurso era James.

-Esta bien.- Recogió su pergamino, pluma y libro de pociones. Se sentó al lado de el, que ya se había sentado bien para darle espacio a ella. Mientras le explicaba, de vez en cuando la volteaba a ver, y Rachel solo quería que no se apartara nunca de la posición en la que estaba, no escucho absolutamente nada de lo que el dijo, solo se determinaba a verlo, como sus ojos pasaban del libro a los de ella, y como sus labios se movían sin parar, en una coqueta danza.

-Y es todo. ¿Entendiste?- Estuvo a punto de decir No, para que le volviera a explicar, pero pensó que seria demasiado obvia, así que asintió y con un débil Gracias regresó a su butaca.

El agujero del retrato se abrió, dando paso a una Kelly con el seño fruncido, primero miró a Rachel y después a James. ¿Qué hacían solos?

-¿Por qué no vinieron a cenar?- Preguntó cuando se sentó al lado de un James muy concentrado en su tarea.

-Yo no tenia hambre- Respondió el

-Pues Brandon estuvo muy tenso esperándote, pero al final temido comiendo- James rió y apartó la mirada de su pergamino. Era hora de comenzar su ligue.

-Era obvio, el nunca me espera- Pasó su brazo por la cabecera del Sillón justo detrás de Kelly, ella se sonrojo pero no se movió.- Pero el chiste aquí no es él. Si no tu ¿Te hice falta en la cena?- Kelly rió tontamente.

-Si, un poco. Extrañe tus bromas y peleas con mi amiga aquí presente, que por cierto esta bastante seria- Rachel puso su mejor sonrisa fingida y los volteó a ver.

-No te preocupes amiguita. Estoy bien- Se puso de pie y se sentó entre Kelly y James. Los tenia a los dos tan cerca, que como acto reflejo ellos se recorrieron un poco alejándose de ella.

-Kelly- La llamó James.

-Que pasa Potter.

-No me llames Potter, puedes decirme James- Le dedicó su mejor sonrisa y ella de nuevo se sonrojo.

-Ok. James. ¿Qué pasa?

-¿Quieres acompañarme el Domingo a Hogsmeade?- Rachel no salía de su asombro, él invitando a su mejor amiga a Hogsmeade, sin duda algo andaba mal.

-Por supuesto, James. Me encantaría.

-Perfecto.

***

-Travesura realizada- Dijo Ian sentándose frente a Christian en el Gran Salón.

-¿Le dijiste?- Preguntó Chris con la boca llena.

-Si. Y le gustó la idea, mucho mas que ella estuviera loca por el, pero creo que si lo lograra, es un verdadera actorazo.- Christian asintió y siguió comiendo.

-Pero ¿No crees que quizás te estés pasando un poco con la pobre de Zoe?

-No, ella se lo tiene bien merecido- Respondió el castaño sirviéndose en su plato.

-Solo espero que no te arrepientas.

-No lo haré, ya veras.

-Eso espero.- Susurró antes de que los mellizos Longbottom se sentaran a su lado.

-Steve Scott ¿Qué hacen?- Preguntó Ian distraído comenzando a comer como Merlín manda.

-Es que... Steve y yo


-Encontramos una puerta extraña en el tercer piso..

-Bastante extraña, era la clase de Transformaciones, justo cuando la buscábamos


-Pero estaba totalmente vacía, cerramos la puerta y desaparecio..

-¿Qué es esa sala Ian?- Preguntaron ambos mellizos.

-Quizás se trate de la sala de lo Menesteres.

-¿La que?- Preguntaron extrañados.

-La sala de los Menesteres, también llamada la sala que viene y va- Respondió Christian por su amigo.

-Ohh! ¿Y como aparece?- El mayor de los Potter les comenzó a explicar como poder entrar a la sala. Ellos se veían sorprendidos y en cuanto terminó su explicación, corrieron a buscar a Marcus y Noah, seguro en la sala común.

***

-¿Kelly?- La llamó Rachel ahora en su butaca frente al fuego.

-¿Qué pasa?- Kelly estaba sentada junto a James ambos de frente, y no se dejaban de mirar ni de sonreír

-¿Podrías ayudarme con Pociones?- James la volteó a ver extrañado, el mismo le había explicado el diagrama

-Por supuesto. ¿En que te ayudo?- Se paró al lado de Rachel, y esta le comenzó a plantear su problema.

James las miraba enojado, ¿Quería decir que Rachel no le puso ni la mas mínima atención, cuando estuvo gastando saliva y tiempo explicándole? Bueno ahora no importaba, porque el se vengaría de ella, ¿Cómo? Pues sencillo. Kelly. Ella era el blanco perfecto. Estaba loca por él, era la mejor amiga de Rachel y además era guapa; no tanto como la Longbottom pero tenía su atractivo, esos ojos grises. Raros pero grises.

Como había cambiado de opinión, primero quería a Kelly para acercarse a Rachel, después para olvidar a Rachel y ahora para vengarse de Rachel!! Hablando en serio el quería salir con Longbottom, fuera amor o no, el quería salir con ella, y estando con Kelly nunca lo iba a lograr, pero dándole celos con su mejor amiga, quizás podía probar si realmente ella quería algo con él. Si era así, pues sencillo, cortaba con Kelly y asunto arreglado, pero si no era así, solo continuaba con Kelly con la esperanza de enamorarse de ella. No. No. Eso no ayudaba ahora todo era mas complicado primero quería a Kelly para acercarse a Rachel, después para olvidarla, luego para vengarse y ahora para darle celos!!!

Esto no iba bien, necesitaba un plan, inteligente, y astuto. A ya. Saldría con Kelly para poder estar mas cerca de ella, al mismo tiempo que le causaba celos e igual que se vengaría si ella sentía lo mismo y si no pues seria para olvidarla. Bien, muy astuto James.

-Estoy perdido- Susurró el joven Potter dejándose caer en el sillón con un mar de confusiones en su cabeza. Nunca en su vida había tenido tantos problemas en salir con una chica ¿Se estaría volviendo...? NO. El era un hombre en todos los sentidos.- Saldré con Kelly y punto. De algo servirá- Se dijo antes de que el retrato se abriera y entrara un Brandon muy enojado. Se dejo caer en los pergaminos donde estaba la tarea de su primo, pero a este ni le importo.

-Estoy tan confundido- Dijo.

-¿En que?

-¡¡Melody!! No me deja en paz. Hoy se sentó a mi lado en la cena y no dejaba de mencionar lo bueno que era sentarse a mi lado. Solo hizo que me confundiera más.- ¿Confundido? ¿Quién es Melody? Pues verán, Melody es una chica que va en 5to curso en Gryffindor, que tiene pinta de loca, porque siempre habla de cosas extrañas. Desgraciadamente no tiene amigas, y se la vive enamorada de Brandon Weasley.

-Pues... pues... invítala a salir contigo el Domingo que vallamos a Hogsmeade para que se de cuenta de lo malo que puedes ser en una cita.- Aconsejó James mirando a su primo.

-Oye. Oye. No esta tan mal. Creo que lo tomaré, la invitare a salir, en este momento- Dijo viendo a una chica que entraba por el retrato con un largo cabello rubio platinado que le llegaba como a la rodilla, exagerado pero cierto, ondulado siempre suelto y bastante sucio. Con uniformes extra grandes y gastados con un muy pálido rostro y grandes ojos cafés. - Melody Melody- La llamaba Brandon siguiéndola antes de que subiera a la habitación de las chicas.

-¿Si?- Preguntó esta con grandes ojos.

-Este...- A Brandon no le parecía guapa, de hecho la consideraba alguien muy extraña, que su físico no era la excepción.- ¿Quieres... Quieres ir conmigo a Hogsmeade el Domingo?

-¿Q
que? ¿Qué... si quiero ir
contigo? ¿A Hogsmeade?

-Eh
si.- Respondió Brandon rápidamente antes de que se arrepintiera, evitando mirarla para no echarse para atrás.

-CLARO QUE SI- Gritó pero antes de que Brandon pudiera decir algo, salió corriendo escaleras arriba, hacia los dormitorios de las chicas. Si que era rara.

Un pelirrojo muy confundido se sentó junto a una pelinegro muriéndose de la risa, pero James al darse cuenta que su primo se sentó en sus tareas se puso serio muy indignado.

-¡¡Hey!! Mis tareas, quitate- Pero Brandon estaba tan concentrado observando a Kelly que no escuchaba a Potter que jalaba los pergaminos.- BRANDON!! Te hablooo!!

-¿Eh? ¿Qué dices James?- Salió de su transe el pelirrojo. James blanqueó los ojos y se golpeo la frente con la palma de la mano.

-Que esta sentado en mis deberes
Te pido de la manera mas amable y atenta QUE TE QUITES!- Estalló enojado, pero mucho mas desesperado.

-Tranquilo, niño bonito- Volteó a ver quien rayos era la que le había dicho así. Y frente a sus ojos estaba Rachel, con su sonrisa burlona, mirándolo desafiante y a su lado Kelly tan sorprendida como él y el mismo Brandon de cómo lo había llamado.

-¿Cómo me llamaste?- El enojo era visible en su timbre de voz.

-¿Niño bonito? ¿Es eso? Pues si. Así te dije.- Se hizo la inocente, posando una gran sonrisa en su rostro.

-No se si lo has notado, pero ya no soy un niño.

-Bla bla bla- Rodó los ojos y de nuevo puso su vista en sus deberes, sin evitar esconder su sonrisa de triunfo.

Después de eso. James y Brandon se fueron a dormir, después de que los dos hubieran hecho todos sus deberes atrasados; extrañamente James también los termino por primera vez en su vida, y según el punto de vista de Brandon y Kelly que eran unas personas extremadamente inteligentes, las tareas de James quizás podrían sobre pasar las suyas refiriéndose a calidad de contenido. Por que Potter tenia unos garabatos que a veces parecía que ni el mismo se entendía, aun que muchas veces había demostrado que podía tener buena letra si se lo proponía, además siempre escribiendo en pergaminos limpios se iba de lado, y muchas veces con el torso de su mano manchaba la tinta de lo ya escrito del renglón de arriba, o tiraba el tintero o a veces hacia garabatos en los extremos de los pergaminos esperando a que le llegara la inspiración como el llamaba.

Al día siguiente era Sábado, y como de costumbre en el cuarto de los chicos de primero, segundo, tercero, cuarto, quinto
en fin todos los grados y por no mencionar los de las chicas, decidieron levantarse tarde en toda la torre. Quizás era porque aun no se acostumbraban al horario de clases después de unas bien merecidas vacaciones (N/A: Ustedes saben, acostarse temprano para levantarse temprano, porque si ustedes son como yo
Seriamos acostarnos tarde y levantarnos más tarde xD).

En la habitación del cuarto de las chicas de quinto curso, había un descomunal alboroto.

-¡No!- Gritaba Jennifer Fetcher. Una chica de cabello rubio con ojos casi amarillos.- ¡¡¡NOOO!!!

-Siii, siiiii, siiiiiii!!- Decía Melody.

-¿Por qué?- Lloró dramáticamente la amiga de Jen, Samantha Aniston. Chica de cabello caramelo con ojos verdes. Alta y delgada, eternamente enamorada de James Potter.

-¡¡YA BASTA!!- Gritó fuera de si Rachel, mientras intentaba recogerse el cabello con una coleta de caballo.- ¿Por qué mierda están peleando?

-Mel dice que va a salir con Brandon Weasley mañana- Lloriqueo Jen, con las manos en los ojos, mientras daba pequeños saltitos.

-Así es
Esa Lunática de Melody dice que va a salir con Weasley, pero ella no sabe que Jenni saldrá con él, y yo con el guapo de su amigo James Potter- Puso cara de política, y esta vez Rachel no pudo poner paz y tranquilidad en la pelea, ¡pues Kelly se había unido! Al escuchar que Sammi decía que saldría con James, hirvió de celos y se lanzo sobre ella a golpearla.

Mientras Melody gritaba ¡Pelea! ¡Pelea!, Jen lloriqueaba, Sammi estaba tirada en el suelo con Kelly enzima, dándole unos buenos trancazos. Rachel salió de la habitación ignorando por completo el desastre que se había armado en la habitación y que muy pronto se convirtió en una guerra de almohadas donde quedaron todas llenas de plumas.

La rubia Longbottom se dirigía hacia el agujero del retrato, dispuesta a ir al Gran Salón, pero como siempre James estaba parado junto a la entrada platicando con 3 chicas de 6to, bueno el hablaba. Ellas reían como tontas. Así que paso a su lado no sin antes susurrarle un Adiós niño bonito, James estaba por reclamar pero cuando ya estaba con la boca abierta Rachel ya había salido de la sala común de Gryffindor. Maldijo por lo bajo y siguió conversando con las chicas de 6to.

Rachel siguió su camino hacia el Gran Salón, pensando en que patéticas se veían esas chicas que estaban con Potter, riendo como tontas, de cualquier gracia que el hiciera. Si. Potter era guapo
realmente guapo
¿Qué decía? Él era descomunalmente guapo. Pero eso no significaba que tenia que portarse como la octava maravilla del mundo; eso si, aquí los únicos que tenían la culpa de que James alias ego kilométrico Potter, estuviera al borde del Narcisismo, o mas bien
Rachel pensaba que el ya era un Narcisista por excelencia (N/A: Idea sacada de mi banda favorita Pxndx).

Iba tan metida en sus pensamientos, que no se dio cuenta de que algo, o mas bien alguien estaba parado dándole la espalda, y Rachel tuvo que chocar con él, yendo de espaldas hasta el suelo. Las chicas con las que estaba él rieron, y siguieron su camino, pero él le extendió la mano ayudándola a pararse.

-Lo siento mucho- Se disculpó Rachel, sobándose su trasero- Iba distraída

-No te preocupes- Levantó la vista y ante sus ojos, estaba el chico mas guapo que hubiera visto en su vida. Grandes ojos azules, piel blanca, cabello negro muy bien peinado como puercoespín, muy alto y con una sonrisa que enseñaba todos sus dientes blancos.

-Eh.. ba
da
.

-¿Estas bien?- Preguntó el asustado

-Este
Si. Estoy bien. Gracias.- Bajo la mirada sonrojada, para luego subirla hasta los ojos azules de el- ¿Eres nuevo?

-Bueno. Nuevo, nuevo. No. Entre hace dos años, estudiaba en el extranjero, regresamos a Inglaterra y tuve que ingresar a Hogwarts.- Explico el como si fuera lo mas normal del mundo

-Entiendo. Nunca te había visto- Él rió, y movió los pies nervioso.

-Yo a ti si- Estaba muy sonrojado y nervioso, tanto que hasta Rachel lo noto- Me llamo Bryan Dodd voy en quinto en la casa de Hufflepuff.

-Quinto. ¡Wow! Mucho gusto. Yo soy Rachel


-Longbottom. Lo se- Ambos se sonrieron. ¿Dónde se había escondido ese galanazo para que Rachel nunca lo hubiera visto? ¡Enzima compartían mas de una clase! Y además la conocía
bueno. Sabia su nombre.- Oye
el Domingo hay salida a Hogsmeade, no nos conocemos pero ¿Quisieras ir conmigo?- Rachel se quedo idiotizada, como en transe.- ¿Aceptas?

-¿Qué? ¿Fue real? Pensé que estaba soñando- Bryan rió tiernamente, y negó con la cabeza mientras cruzaba brazos.- Claro que quiero. Me encantaría.- Sonrió y el le plantó un beso en la mejilla para después salir corriendo.

Rachel se quedo ahí, parada, estática, sin siquiera pensar en algo, nada, estaba en blanco. Completamente en blanco. Ese chico
Bryan era casi tan guapo como Christian y James, y se había dado cuenta de que ella le gustaba a él, de verdad que era un sueño. Nunca pensó que hubiera alguien en el colegio aparte de ese Potter que anduviera detrás de ella. En fin por lo menos no se quedaría n la biblioteca el domingo. Saldría con ese guapo Hufflepuff y si tenia suerte, terminarían besándose.

Aun con una sonrisa tonta en los labios se encamino hacia el Gran Comedor, donde como siempre se sirvió sus respectivas tostadas, cereal y jugo de Naranja. Cuando estaba mas concentrada comiendo, entraron James y Brandon con el uniforme de Quidditch, detrás de ellos Christian e Ian.

-¿Qué hacen? - Preguntó con la boca llena Rachel.- ¿Por qué traen el uniforme?- Christian frunció el seño enojado.

-¿James no te lo dijo? Adelantaron todo. En la primera semana de Octubre es el primer partido, por eso hoy es la prueba.

-¿QUEE?- Se levantó muy asombrada de su asiento.- No me dijo nada- Renegó. Christian le pegó un puñetazo en el hombro a James.

-Aush!- Se sobó donde su hermano lo había golpeado- Perdón. Lo olvide- Rió tontamente. Rachel salió corriendo en busca de su uniforme, mientras ellos se sentaban a comer.

-Como pudiste olvidar decirle, James- Se enfureció Christian.

-Lo siento. Es que pensaba decirle anoche, pero con el cuento que me beso lo olvide.- Dijo distraído, pero al sentir las miradas de los demas y darse cuenta de sus palabras, sus hermosos ojos se volvieron de asombro- Ups!

-No tienes remedio- Dijo Ian bajando la cabeza mientras se concentraba en su comida. Entonces en ese momento paso caminando muy coqueta con una micro falda Zoe. Los ojos de todos se fueron directito a ella, menos los de James, que estaba mirando a Rachel entrar con el uniforme de Quidditch, pensaba que se veía hermosa, y no era el único, un par de ojos azules también la observaban.- ¡James! ¡JAMES! Ahí esta ella. Como vas- Lo apresuro Ian.

James medio mareado se puso de pie, y camino hacia Zoe, mientras Rachel se sentaba en el lugar que abandono el mediano Potter. Camino hasta Zoe, le toco el hombro y cuando ella se daba la vuelta le plato un tremendo beso en los labios, ella al darse cuenta que se trataba de el, puso sus brazos alrededor de sus hombros e ignorando que todo el colegio los observaba profundizo el beso.

James sentía que le habían metido una maquina succionadora muggle en la boca, Zoe besaba horrible, parecía que quería llenar una cubeta con su saliva, y de pasada llevarse sus labios que habría tanto la boca, que a pesar de que la tenia pequeña el sentía que se lo iba a tragar. No soporto mas y quiso alejarla, pero ella lo agarro de la nuca, a como pudo, se salio de las garras de Zoe. Antes de mirar a su alrededor, se hinco rápidamente, tomo una de sus manos y dijo con voz segura y firme:

-Zoe ¿Quieres ser mi novia?- Los ojos de ella no mentían, estaba feliz, emocionada. Estaba todo!. Solo pudo dar unos pequeños saltitos mientras asentía con la cabeza. James sonrió y se fundieron en un beso, mientras todos aplaudían. Menos cierta rubia que los miraba con una chispa de fuego en los ojos, y un Ian con una sonrisa malévola en los labios; cuando quería podía ser muy malo.

***

En el campo de Quidditch se encontraba todo el equipo de Gryffindor, mas todos los que querían entrar al equipo en las gradas; Chelsey la novia de Christian lo observaba aun lado de ella, estaba sentada Zoe, haciendo señas a James que este le hacia caras graciosas, y estas estallaban en risas. Jake, Elyse, Bryan y algunos amigos de estos también se encontraban en las gradas.

-Bueno primero voy a llamar a todos los golpeadores por parejas, y se Irán lanzando las Bludger entre si; después James y Rachel les lanzaran quafle a los guardianes, el que pare mas puntos es el que quedara; Brandon se pondrá en la portería y los cazadores intentaran meterlas en el aro y también calificare su calidad de vuelo, velocidad, destreza, si aguantan golpes, si tienen manos de Mantequilla no entran. Los entrenamientos serán duros, tres veces a la semana dos horas, así llueva, truene, nevé. Si alguien no se siente capas, puede retirarse. Es su ultima oportunidad, si quedan ya no podrán salir.- Tras las palabras tan duras de Christian, aproximadamente 10 se pusieron de pie y abandonaron el campo de Quidditch, aun así seguían quedando como 20; realmente se habían inscrito muchos ese año.

Como Christian dijo, primero pasaron los golpeadores, algunos eran muy inútiles, al querer golpear la Bludger se les torcía la mano, o no le pegan con suficiente fuerza, o muchas veces la Bludger se les acercaba y se ponían nerviosos, y los golpeaba en la cara o simplemente se les iba. Christian estaba muy desilusionado.

Luego pasaron los guardianes, James y Rachel los bombardeaban de quafle, muchos tenían manos de mantequilla y se les caía, se les iba; hubo algunos que no pasaron una sola de las 5 que les habían lanzado. Después les toco a los Cazadores, Brandon se puso cubriendo los aros, algunos tenían tan mala puntería que las quafle volaban por un costado, o nada de fuerza y a medio camino se caían, otros que la traían en la mano y se les resbalaba o muchos otros que al hacer los pases no la agarraban.

-Muy bien, gracias a todos.- Decía Christian al terminar la prueba de todos- La lista de los que quedaron se pondrá en el tablón de anuncios de la Sala Común. Pueden retirarse.

Entre murmullos, risas, quejas y golpes; todos se fueron dispersando en dirección a diferentes partes del castillo. Jamie corrió hacia su hermano mayor aun con la escoba en la mano, que revisaba los apuntes que había hecho, parecía muy confundido.

-Chris! ¿Quede en el equipo?- Preguntó ilusionada.

-Por supuesto.- Sonrió, pero después cambio su expresión en el rostro- ¿No estabas en la enfermería?

-Eh... Este... emmm..- Jamie dudo, cuando a su lado llegaron Elyse y Jake.

-Es que nos escapamos.- Respondió Elyse con una gran sonrisa, mirando de reojo a Jamie- Tu hermanita querida, recordó la prueba y antes de que Pomfrey se despertara, nos fugamos.- Jake soltó una risita, y Christian no pudo apartar su vista de él, seguía sospechando que se traia algo con su hermana.

-De verdad que son muy astutas- Les guiñó un ojo, y se alejo.

-Jamie estuviste fantástica- Le dijo Jake, sin poder evitar abrazarla, ella rió divertida.

-Gracias, de verdad al ver tanta gente, dude que fuera a quedar, ya se me hacia que quedaba Reese.

-¿Reese?- Elyse parecía en transe ¿Reese? Era malísimo!- No seas modesta, Jake, tu y yo sabemos que tu eres mucho mejor.- Jamie no se hizo mucho de rogar.

-Esta bien. Tienes razón. Soy mejor

Y se alejaron rumbo al castillo los tres, mientras seguían criticando las malas jugadas de todos los que se habían presentado a la prueba.

***

-JAMESSS!! MI AMOR- Gritaba Zoe bajando las gradas. James estuvo tentado a salir huyendo, pero recordó la venganza de Ian contra Zoe, y no pudo evitar poner una carita de niño Ángel.

Zoe se hecho en sus brazos, colgada de su cuello, tanto asi que no tocaba el suelo; el mediano Potter estuvo apunto de caer pero al ver que Rachel pasaba por un lado, quiso hacerse el fuerte, y de pasada causarle algunos insignificantes celos.

-¿Qué tal, preciosa? ¿Cómo lo hice?- Preguntó ya que ella tocaba el suelo.

-Estuviste excelente. Me quede sorprendida, la temporada pasada no jugabas así; practicaste en las vacaciones, verdad?- Dijo con una risita picara acariciándole la tersa piel de James.

-Por supuesto. Con mis hermanos, y mis papá. Te lo juro el es buenísimo en el Quidditch, me contó que le ofrecieron trabajo en el equipo de Quidditch de Inglaterra, pero el decidió dedicarse a Auror.- Zoe no parecía sorprendida, mas bien aburrida.

-Si
Bueno. ¿Y... vas a ir a ducharte?- Pregunto picara.

-Supongo que si... sii
- James parecía confundido- ¿Por qué preguntas?

-Porque se me acaba de ocurrir que podríamos ir a bañar los dos juntitos en el baño de prefectos del quinto piso.- Decía sin mirarlo a los ojos, acariciando su hombro, pues aun estaban muy juntitos y el lo sostenía de la cintura.

James se quedo tieso, nunca pensó que ella le propondría algo así; o sea entendía que Zoe tenia 17 y que sus hormonas volaban, y las de el igual solo que el tenia escasos 15 años. Quizás solo era bañarse como decía ella, y quizás ella utilizaría un traje para bañarse.

No importaba, el se negaría, no podía llegar a algo tan intimo con ella, siendo que para mañana ya no andarían. Al notar que Rachel platicaba con un Hufflepuff pero que les ponía demasiada atención, le dio otro arranque por darle celos, así que..

-Claro. Solo dime la hora.- Sonrió y miro de reojo a Rachel, que se mantenía seria.

-Bueno, te esperare allá en un hora ¿Te parece?- James asintió y antes de que ella saliera corriendo, le planto un apasionado beso, para luego dejarla ir.

-EA Galán. Va viento en popa el plan, verdad?- Le dijo una voz a sus espaldas.

Tras él, estaban parados Ian y Christian, este ultimo esperando a que Chelsey bajara de las gradas.

-Por supuesto. Pero tengo una duda. ¿Cómo haremos para que todo el colegio se de cuenta de que fue tu venganza?- Pregunto James con su carita de niño.

-Pues veras, haremos lo siguiente
-

-Chelsey mi amor. Al fin bajas.- Dijo Christian cuando esta toco el suelo.

-

.- La abrazo tan fuerte que parecía que la iba a destornillar.

-Lo siento, es que me lastime la pierna ayer.

-


..- Christian parecía asustado.

-¿Cómo? ¿Te caíste? ¿Por qué?

-




..

-Me caí en las escaleras, un amigo me metió el pie, pero fue en broma, te juro que no fue con intención-

-




- Christian rechinaba los dientes de coraje.

-¿Dónde esta ese imbecil?- Gritó.

-






-Chris por favor. Te juro que no fue con esa intención; es mas hasta disculpas me pidió.- Después de esto el chico Potter logro tranquilizarse.

-




.

-Esta bien. Pero si yo me entero que te vuelve a hacer algo, yo mismo le quebrare los huesos.- Chelsey rió y le dio un abrazo de oso.- Por eso te amo tanto, siempre tan comprensiva, perdonando todo lo que esos infelices te hacen- Decía bien exagerando.

James e Ian dejaron de secretearse, y dejando solo a los tortolos, se dirigieron al castillo, donde James se tenia que preparar para su cita en el baño de prefectos.

***

Rachel iba saliendo de la prueba, cuando vio a Zoe a lo lejos bajar de las gradas, y no muy lejos Bryan, el guapo Hufflepuff. Al darse cuenta de que él iba directo hacia ella, se detuvo a esperarlo.

-Hola de nuevo- Lo saludo, el sonrió enseñando los dientes, y respiraba muy agitado.

-Hola- Respiro hondo- Me agite corriendo para llegar hasta aquí.- Se puso una mano en el pecho- Oye estuviste excelente. Yo nunca lograría tener toda tu destreza
.

Rachel noto que Zoe se le echaba encima a James, una flama de celos ardió en su interior, pero estaba decidida a mostrarse normal y muy interesada en la platica de Bryan Dodd.

-Y
¿A que horas nos vemos mañana? Digo para ir a Hogsmeade- Pregunto la rubia interrumpiéndolo, ya que no tenia ni idea de que hablaba.

-Este
¿Te parece temprano? Que será
como a las
10? ¿Esta bien para ti?

-Si. Me parece excelente, me gusta pasar todo el día en Hogsmeade

-A mí también- Sonrió él. Soltando otro verbo.

-Porque se me acaba de ocurrir que podríamos ir a bañar los dos juntitos en el baño de prefectos del quinto piso. Solo al escuchar eso, tuvo la tentación de romperle la cara de un golpe, y echarle todos los maleficios habidos y por haber.

-Claro. Solo dime la hora. Eso si fue lo que le dio mas coraje. Potter aceptando esa invitación tan
¿Pervertida? De Zoe. Todos se daban cuenta que las intenciones de Zoe no eran realmente tomar un baño con su novio. No. Claro que no. Ella lo que quería era seducirlo. Aparte de asalta cunas, zorra. Quien lo iba a decir, pero si. Tenia razón. Ella era una zorra.

-¿Te parece bien?- Concluyó Bryan sonriendo. Rachel se quedo con cara de ¿Qué dijo? Pero se limito a sonreír y asentir. Bryan se despidió y salio hacia el castillo de nuevo, y un poco atrás de el, iba Zoe; corriendo como loca.

Volteo a mirarlo, vio que estaba secreteándose con su hermano mayor Ian, mientras Christian abrazaba a su pelirroja novia. James y Jamie tenían razón, ellos llegarían al altar. Sonrió para sus adentros, y deseando tener una relación como la de ellos dos, se dirigió al castillo para tomar una ducha caliente.

Ese Niño Es Mio - Fanfics de Harry Potter

Ese hombre es mío Por Stefanía_PotterCapitulo 1: Expreso de Hogwarts-Corran, Corran- Gritaba Ginny Potter (Weasley de soltera) a sus hijos Christian Potter [

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-ese-nino-es-mio-fanfics-de-harry-potter-2484-0.jpg

2023-02-27

 

Ese nino es mio 1
Ese nino es mio 1

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/26746
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences