Ese tonto de lindos ojos - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Ingrid, era una chica de 17 años, algo extraña, simpática y muy enamorada. Ella era delgada y risueña. Pero algo que la transformaba por completo era que pasara por su camino, a quien ella llamaba: "ese tonto de lindos ojos"

Ese tonto de lindos ojos se llamaba Alan, tenía, al igual que Ingrid 17 años, era esbelto y con unos ojos que provocaban que a Ingrid le temblaran las piernas.

Se conocieron desde niños, pero nunca se hablaban, para Ingrid era como si vivieran en mundo opuestos.

Cuando de casualidad se tropezaban ella decía: "Por favor!, usa lentes si no vez bien." Pero el solo sonreía y se iba.

Un día camino a su casa, encontró una casa en la puerta de su casa, pensó que seria para su mamá o su papá, pero no, en el frente de la carta decía:

 

Para: Ingrid
De: tu futuro

A Ingrid se le hizo algo muy tonto que el remitente escribiera: "tu futuro"

¿Quién seria tan tonto para ponerse aquel sobrenombre?

Ingrid se olvido de aquella tontería que decía la carta. La abrió y a simple vista no observo nada, el sobre parecía estar vacio, pero cuando metió la mano para revisar bien el sobre se llevo una gran sorpresa.

Al sacar la mano pudo observar como una carta y un collar aparecían. Tomo la carta y la leyó.

Querida Ingrid

Cuando encuentres la otra mitad de este collar, entonces conocerás el amor de tu vida.

Busca donde menos te imaginas. Veras que por acto de magia te enamoraras.

Atte. Tu futuro

Aquella carta le pareció una tontería y se pregunto:

¿Porque habrá puesto resaltado las palabras: Mitad, amor, magia? ¿Qué hubiera querido decir con eso?

Pues por ahora eso quedaría en duda. Pero cosas extrañas empezaron a pasar en los últimos días.

El collar cuando se lo puso, comenzó a sentir como que algo le quemaba en el pecho, cuando empezó a molestarle se quito el collar y vio como una cicatriz comenzaba a formarse en su pecho.

Pero ese no fue el único asunto que asusto a Ingrid, varios objetos desaparecían, a veces no sabia que hacia o porque actuaba de una manera en especial.

Entonces decidió que esto tenía que decírselo a alguien para que la ayudara, pues Ingrid ya sentía que no podría sola con esto.

Decidió contárselo a sus amigas, pero
¿Cómo reaccionarían? ¿Lo tomarían bien o mal? ¿La verían como loca?

Pues eso quedaría como una respuesta, ya vería como reaccionarían sus amigas en ese momento.

Candy, una chica muy tierna, súper buena onda y que siempre apoyaba a Ingrid, pero no le gustaba que hubiera malos entendidos ni nada que la enredara en problemas.

Janette, era muy abierta a nuevas ideas, pero cuando las cosas no se hacían como ella quería podrían resultar un poco mal las cosas.

Ambas eran únicas y muy buenas amigas de Ingrid, pero aunque las conociera muy bien, Ingrid sabia que podrían estar muy en desacuerdo respecto a sus ideas.

-Les tengo que decir algo- dijo Ingrid con un tono de preocupación

-¿Que? ¿Que nos tienes que decir?- respondió Candy

-Pero prométanme que no me verán como loca- repuso Ingrid

-Te lo prometemos, pero ya dinos, que me pones los pelos de punta- dijo Janette

 

-Ok, pues un día una carta llego a mi casa y era para mi. Pensé que era una tontería y ahora me pasan cosas muy extrañas
- pero fue interrumpida por Janette.

- Espera, ¿Cómo que extrañas? ¿A que te refieres con extrañas?- cuestiono Janette

- Pues para empezar, esta cicatriz me salió en el momento que me puse el collar y
- guardo silencio.

Ingrid se quedo callada pues vio pasar a Alan, pero noto algo que la sorprendió, el tenia una cicatriz en el pecho, al igual que ella.

-¿Me disculpan un momento?- dijo Ingrid y salió corriendo detrás de Alan.

Alan al ver que Ingrid se apresuraba hacia con el, se detuvo debajo de un árbol. Ingrid lo alcanzo y le pregunto:

-¿Qué te paso en el pecho?- pregunto

-Mmm, me corte
- dijo Alan

-Eso no parece como si te hubieras cortado- repuso Ingrid

- Pues
- pero Alan antes de decir algo noto que Ingrid también tenia una cicatriz en el pecho- ¿Y a ti que te paso?-

-Pues eso no es de tu incumbencia- dijo Ingrid

-Pues lo que me pase a ti tampoco te incumbe- repuso Alan

-Pero
si es de mi incumbencia, pero no- dijo Ingrid

-Eso no tiene sentido- Dijo Alan

- Si tiene sentido, bueno no, bueno si- contesto Ingrid

-¿Sabes que tiene sentido?- pregunto Alan

-¿Qué?- dijo nerviosa Ingrid

-Esto
-

En ese momento Alan tomo de le cintura a Ingrid y la beso, Ingrid se sujeto de su cuello.

Alan se acerco a su oído y le dijo de una manera muy tierna
Adiós

A Ingrid le temblaron las piernas, al ver fijamente sus lindos ojos.

Ingrid comenzó a pensar que en ese caso, la palabra "Amor" estaba completa si a eso se referían.

Ese momento se convirtió en el sueño de diario de Ingrid.

A Ingrid no le atraía nada más que los ojos de Alan.

Eran unos ojos que te quedabas conectada en ellos, dos estrellas, las más brillosas del cielo.

Ingrid comenzó a salir en plan de amigos con Alan, las citas eran en el parque, o en el cine. Salían con amigos y se divertían.

Un día al llegar a su casa, Ingrid noto que algo andaba mal. Su mama se acerco y le dijo:

-Hija, Candy esta muy grave, esta en el hospital-

Ingrid se dejo caer en el sillón, puso sus manos sobre la cabeza y comenzó a llorar.

-Mamá, ¿Qué tiene Candy? ¿Qué es lo que tiene?- dijo Ingrid con una respiración muy alterada.

-Hija, tranquila, ella esta mal, y si te pones a sufrir ella puede empeorar, ella tiene
Apendicitis
y de último grado- dijo tratando de no empeorar la situación

- Mamá, ¿ella estará bien? ¿Verdad?- dijo Ingrid mientras abrazaba a su mamá

-Claro que si hija, tu ten fe en que ella estará muy bien- dijo su mamá

-Mamá, ¿me llevas al hospital? ¿Quiero ver a Candy?- pregunto Ingrid

-Claro, deja traigo mi chamarra y nos vamos-

Camino al hospital Ingrid se preguntaba si todo lo que sucedía, todas las cosas extrañas que pasaban serian causa de aquel collar que un día le llego por correo.

Llegando al hospital, la mamá de Ingrid le advirtió:

"Ella no sabe bien lo que tiene, solo sabe que esta enferma de apendicitis pero no sabe que tan grave es así que ten cuidado con tu platica, pero de todos modos se lo tienes que decir"

 

Ingrid asintió con la cabeza y salió para entrar aun cuarto del hospital.

-Hola Candy, ¿como te sientes?- pregunto Ingrid

-Pues bien- respondió Candy

-Me pidieron que te dijera que es lo que tienes- dijo Ingrid poniéndose nerviosa

El silencio domino el cuarto, con mucha preocupación

Pero algo mas interrumpió esta platica. Janette llego al cuarto casi gritando:

-¿Estas preocupada por la operación? Mi mamá dijo que era grave pero ya vez mi mamá puede exagerar-

Ingrid volteo a ver a Janette e intento hacer que guardara silencio antes de que dijera algo que preocupara más a Candy

-¿Es muy grande mi Apendicitis?- pregunto Candy a Ingrid

-Si, si es algo grave, pero los doctores dicen que saldrás bien de tu operación- trato de tranquilizar Ingrid

En ese momento una enfermera entro y anuncio que Ingrid y Janette se tenían que ir, la operación iba a comenzar.

Ingrid y Janette, se despidieron de Candy, le desearon suerte y salieron de la habitación.

Entonces, Ingrid, comenzó a sentir otra vez el collar que le quemaba, al sacarlo vio que la palabra "Amor" se había gravado en letras de plata.

Entonces la palabra "Amor" estaba resuelta, e Ingrid comprendió que el amor no solo se representa con un novio, si no también con los amigos y la familia.

Candy salió muy bien de su operación, pero al estar recién operada no podía recibir visitas, así que Ingrid y Janette, siempre llamaban a la mamá de Candy para ver como estaba y mandar saludos.

Mientras tanto, aquellos momentos en los que estaban juntos Alan e Ingrid desaparecieron.

Ingrid lo veía pasar, lo veía ir y lo veía venir, pero el no la saludaba, para ella fue como si todo hubieran sido mentiras.

Pero Ingrid prefería no pensar en eso, no quería deprimirse ni deprimir a otros.

Faltaban cosas por descubrir, misterios por resolver y también conocer el significado de las palabras que faltaban. Blog sobre salud

¿Pero que mas faltaba
magia? ¡No por favor, no más, demasiada magia, para tan solo una vida!

Una tarde mientras Ingrid, Candy y Janette platicaban en una jardinera Ingrid se sentía incomoda tan solo pensando que algo importante pasaría.

De un de repente Ingrid sintió como si alguien la jalara hacia atrás, y en efecto, era Alan que la jaló y la saludó y siguió su camino.

Candy y Janette se quedaron boquiabiertas.

-Tranquilas -dijo Ingrid- quedamos solo como amigos, como nada más -

-Mmm sí, y mi abuelita es Madonna -dijo Janette

-Jaja ¿en serio? quiero que me la presentes -dijo vacilando Ingrid

-Bueno hablando enserio ¿lo quieres o simplemente se te hace lindo?- pregunto Candy

-Mmm, pues, si, creo, quizás!- dijo vacilando Ingrid- Claro que lo quiero

Las tres se vieron y después empezaron a reír a carcajadas.

La gente que pasaba veía a las tres amigas como un poco maniáticas, pero solo un poco!

Pero de un momento a otro el tiempo se paro para Ingrid, todo comenzó a ir más lento.

El último momento que el cociente de Ingrid tomo, fue un momento en el que sus amigas le preguntaron:

"¿Te sientes bien?"

Luego se desmayo, cuando despertó vio como sus amigas la rodeaban, pero alguien la tenia en sus brazos.

-¿Alan?- pregunto Ingrid con el poco aliento que tenia

 

En efecto, era Alan que la tenia en sus brazos, se sentía como en dos nubes que la sostenían para que no cayera.

-Prométeme que no te volverás a desmayar por mi belleza- dijo Alan

Entonces Ingrid sintió como las manos de Alan recorrían su cintura y la ayudaba a levantarse.

Mientras Janette fue por un vaso de agua para Ingrid. Candy que no estaba muy bien recuperada todavía por la operación solamente ayudo a Ingrid, junto con Alan.

Pero Ingrid no podía quitar la vista de Alan.

Sus ojos provocaron que Ingrid se quedara aferrada a el.

-¿Te sientes mejor?- pregunto Alan

-Si gracias! Ya estoy mucho mejor- respondió Ingrid

-Bueno, en ese caso me voy, si ocurre cualquier otra cosa me avisas- ordeno Alan

-Si, yo te aviso- dijo Ingrid

Alan se levanto y se fue.

Candy le decía a Ingrid: "¿Ya andan verdad? Y no me habías dicho"

A lo que Ingrid solo respondía: "Amigos y ya"

Los días pasaron y los sucesos extraños regresaron.

Un día mientras Ingrid leía, su alhajero cayo al suelo. Ingrid se agacho a recogerlo, cuando se levanto noto como en la pared se escribía:

"Búscalo, encuéntralo
"

Ingrid se asusto y salió corriendo del cuarto.

Empezó a escuchar varias voces que le decían: "Búscalo, encuéntralo"

Se tapo los oídos, pero eran como si los sonidos salieran de su mente.

De repente se visualizo en un hospital, había alguien llorando, por la persona que estaba en la cama.

-No, no me puedes dejar, tienes que vivir! Por favor, no te mueras- gritaba la chica que estaba alado de la cama

Ingrid reconoció a esa chica
era ella pero en el futuro, pero como!!

Se acerco a la cama y vio a un chico que no era muy lindo pero tenia algo que le llamaba la atención a Ingrid
sus ojos!!

Era Alan, ¿pero como? ¿Que pasaba? ¿Que hacia ahí?

Entonces la escena cambio, ahora se encontraba en un parque, vio a una pequeña niña jugando en el columpio, entonces su mamá se acerco y le presento a un niño al que Ingrid reconoció enseguida.

-Ingrid el es Alan- dijo la mamá de la niña

Ingrid se quedo boquiabierta.

Vio como todos estaban jugando en aquel parque. En un momento mientras Ingrid jugaba, Alan paso corriendo junto a ella y la tiro accidentalmente.

-Por favor, usa lentes si no vez bien- grito la niña de unos 5 años de edad

Entonces la niñita noto que aquel niño tenía unos hermosos ojos, no eran de color, ni los más grandes, eran unos ojos dominantes.

Ingrid volvió en si pero, estaba tirada en su cama como si nada hubiera pasado, ¿todo fue un sueño?

Entonces sintió como le quemaba otra vez el collar al sacarlo observo que otra palabra se había gravado:

"Mitad"

Al igual que la otra en letras de plata, pero esta vez en ambas palabras algo extraño sucedió.

Las palabras parecían haber sido bañadas por diamantes, brillaban como la luna en la noche.

En su piel también pudo notar un cambio, las quemaduras que tenía habían cicatrizado.

Entonces comprendió, que su otra mitad era Alan, que el tenia la otra mitad del collar!

Pero entonces su verdadero amor era Alan.

Ese tonto de lindos ojos era su otra mitad!!

Ese chico por el que le temblaban las piernas

 

Aquel chico con el que Ingrid se quedaba clavada en su mirada.

Todo lo que Ingrid quería se había vuelto realidad, pero faltaba algo, la palabra

"Magia"

Los acontecimientos extraños no eran ya comunes.

Un día regresando de la escuela Ingrid vio otra carta muy parecida a la del collar.

Al abrirlo vio un papel doblado, lo abrió y empezó a leer.

Querida Ingrid

Por fin haz descubierto el "amor" y la "mitad", pero no encuentras la "magia", eso es una lastima porque mientras no lo encuentres, todo esto que haz vivido, todo esto cosas malas, cosas buenas, terminaran, todo volverá a ser como era antes. Volverás al pasado, no recordaras todo lo que haz vivido. No tendrás recuerdos, ni ilusiones, si no terminas la misión, tu vida será igual a la de todos, no tendrás a tu lado a tu
tonto de lindos ojos. Vivirás sola y desamparada. Yo soy la causa de que tu amiga viva, soy la causa de que Alan este contigo.

Tú sabes lo que es tu futuro

Atte. Alguien que quizá jamás hubieras querido conocer

Posdata: tienes 24 horas para que tu vida cambie a lo aburrida que era.

En ese instante, comenzó a pensar donde estaría la magia.

Quien seria esa persona tan mala que hizo que te ilusionaras para después tirarte al suelo, pisotearte y burlarse de ti.

Salió a caminar al parque y entonces se encontró con Alan quien la saludo y se fue.

Ingrid le dijo que se esperara. Que tenia que platicar con el.

Al tomar a Alan de las manos para contarle lo sucedido. Algo los jalo de manera que terminaron muy juntos.

Ingrid sintió como el collar que llevaba puesto se empezó a levantar, curiosamente también el de Alan.

Los collares se juntaron y entonces apareció en el collar y en el pecho de ambos la palabra "Magia".

El dolor fue insoportable para ambos, tanto que cayeron al suelo desmayados.

Ambos aparecieron en un lugar oscuro en el que una pequeña luz era lo único que se notaba.

Ingrid tomo de la mano a Alan y no la soltó.

Entonces un ángel se acerco y dijo:

La magia es estar cerca de ti, toma mi mano te guiare por mi camino, viviremos los dos una sola vida, seremos un solo suspiro, un solo llorar y un abrazo eterno que jamás nos separara.

-Han tomado el valor de las cosas de la vida, han pasado ambos por separado las pruebas mas pesadas de la vida.- dijo el ángel tomando sus manos

-Tienen una familia que los quiere, tienen amigos que los apoyan y entre todos forman una enorme paz y armonía- dijo el ángel juntando sus manos.

Entonces regresaron al parque alrededor de ellos su familia y amigos. Todos apoyándolos y ayudándolos a levantarse.

Todos se abrazaron y el día siguió.

Muchos años después:

Papi, papi- decía una niña pequeña corriendo hacia los brazos de su padre

-¿Que te pasa? ¿Qué sucede?- pregunto el papá

- Mi mamá dijo que me ibas a llevar al parque a pasear con mi bici nueva

-Si, ahora vamos deja le aviso a tu mamá- entonces alzo la voz y grito- Ingrid ¿lista para irnos al parque?-

-Claro, ahí voy-

Paseando por el parque dos adultos con dos collares, cada uno con una historia.

Una gran historia que contar!!

--------------------------------------------------------------------------------------

Hola pues esta historia la hize para la escuela... pero se me hizo linda para potterfics asi que se las dejo y ojala les guste...

Lo hize con mucho cariño... y creo que todos en nuestras vidas tenemos magia!!!

No hay que esperar a que nos llegue una carta.

Atte:

ielo_esteffi

Ese tonto de lindos ojos - Fanfics de Harry Potter

Ese tonto de lindos ojos - Fanfics de Harry Potter

Ingrid, era una chica de 17 años, algo extraña, simpática y muy enamorada. Ella era delgada y risueña. Pero algo que la transformaba por completo era que p

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-ese-tonto-de-lindos-ojos-fanfics-de-harry-potter-4026-0.jpg

2023-02-27

 

Ese tonto de lindos ojos - Fanfics de Harry Potter
Ese tonto de lindos ojos - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/46469
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences