Espacio-tiempo - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

El vapor del café ascendió en espiral y Hermione ahogó un bostezo.

Sentada con los codos apoyados en la mesa de madera desgastada de los Weasley, se dio un masaje circular en las sienes, cerrando los ojos y tratando de comprender que era lo que acababa de leer. Mordiéndose el labio, regresó la mirada a la mesa, tomó la pluma que descansaba a un lado de la humeante tasa y la remojó en el tintero. Entornando los ojos, dejó el brazo suspendido sobre el libro
Algunos segundos después, escribió en la primera hoja, con rasgueo flojo:

"Eres idiota, Ronald"

Se recostó cómodamente en la silla, con los brazos cruzados y sosteniendo la tasa de café, leyó de nuevo la dedicatoria del libro:

 

A nuestro hermano, Ronnie

Queremos regalarte esta joya de la literatura mágica moderna, confiamos en el libro y el libro en ti. Hechizar brujas nunca más será un problema para el pequeño Ron. Solo recuerda que con un gran poder, se adquieren grandes responsabilidades. Úsalo bien.

Fred y George.

Eres idiota, Ronald

No estaba mal.

Cerró el libro y lo hizo a un lado, volviendo a apoyarse de la mesa. El silencio le habló mientras cerraba los ojos y su cerebro le exigió una explicación. Muy dentro de ella, sabía que no existía más explicación que la timidez de Ron y el deseo de ayuda-broma de sus hermanos, pero quería, con vaga insistencia, saber desde cuando el chico tenía aquel manual. Quería ocuparse con algo

Llevaba tres días en la Madriguera, después de hechizar a sus padres y haberlos mandado a Australia. Su baúl lleno de libros de hechizos antiguos que guardaba celosamente desde primer año, las fotos familiares, viejos trabajos del colegio y hasta algunos afiches de The Cranberries estaban escondidos en una pequeña bolsita de cuentas que había comprado en Francia con sus padres durante las vacaciones de tercer año.

¿Por qué no podía meter en aquel bolsito su miedo, su incertidumbre y sus ganas de esconderse bajo la cama y esperar a que todo pasara, cómo cuando era pequeña?

"Quizá porque son demasiado grandes y el bolso explotaría"-Pensó, pero enseguida se dio cuenta de algo-"Entonces no habrás hecho el hechizo correctamente, recuerda los principios de la expansión mágica
"

-¿Nunca duermes?

"
espacio-tiempo multiplicado por el peso y el cuidado que sean dados al objeto A que es el que albergará a los demás
¿Tensor de energía-impulso?..."

-Si sigues bebiendo tanto café, vas a terminar con insomnio

"
conforme pasa el tiempo desde el primer momento de la expansión y el peso del primer artefacto alojado en el espacio de A se irá incrementando la capacidad conforme cantidad de cosas sean alojadas dentro, llegando así a tener capacidad ilimitada
"

-¿Hermione?

-¿Eh?

-¿Estás bien?-Con el cabello revuelto, pantalones de rayas azules y una camiseta blanca, Ron estaba de pie frente a ella-Llevo siglos hablándote

Hermione empezaba a buscar una respuesta, cuando reparó en el libro que estaba a un lado de la tasa de café. Lo había tomado de la habitación del chico sin ningún permiso. Cómo quien no quiere la cosa, tomó el texto y lo deslizó hasta debajo de la mesa mientras decía mirándolo a los ojos para captar su atención:

 

-¿No puedes dormir?

-Estoy nervioso-Confesó y se rascó la nuca-Vamos a ir por Harry hoy en la tarde
Va a ser peligroso
Todo empieza hoy, ¿No?

Hermione volvió la mirada hacia él y lo encontró jugueteando con la vela que los iluminaba.

-En realidad, hace mucho tiempo que todo comenzó-Dijo en voz baja y dejo la tasa, ya vacía, frente a ella.

-Lo sé, pero me refiero a
-Entonces dejó de jugar con la pequeña flama y la miró. Hermione le regresó la mirada y asintió, sabía perfectamente a que se refería. De pronto, Ron sonrió y soltó una leve risa, desconcertada, Hermione lo interrogó con la mirada-Nada
Es solo que recordé a Zacharias Smith. En sexto curso me dijo que estar con Harry Potter era peligroso, que debía alejarme de él
Dijo que los hijos de muggles también lo eran - Le lanzó una mirada y luego sonrío vagamente, mirando la mesa- Me dijo que "Era ahora o nunca".

Hermione no supo que decir.

-Alejarse de Harry, ¡ja!
-Volvió a retomar su juego con la vela, cómo sumido en sus pensamientos- Cómo él no tiene verdaderos amigos no entiende lo que esto significa, jamás lo entendería
Nada me alejaría de Harry
Y ni de broma me iría lejos de ti. Así que veremos al final de todo esto quien es él que tenía la razón.

Hermione se quedó en silencio, mirándolo asombrada. ¿Acababa Ron de decir que jamás se iría de su lado? Pero él ni siquiera pareció darse cuenta y siguió refunfuñando en contra de Smith y jugueteando con la vela. Quizá solo lo había dicho para dejar en claro que apoyaba a los hijos de muggles. Sintió que la leve emoción que había sentido al escucharlo se desvanecía lentamente.

La chica solo negó con la cabeza y se puso de pie, dispuesta a irse. Trató de murmurar un buenas noches, pero solo salió un susurro ininteligible. Llevó la tasa al fregadero y cuando se dio la vuelta dispuesta a subir por las escaleras, se encontró con Ron.

-Yo también tengo miedo.

No podía sostenerle la mirada y se miró los pies, tratando de soportar el llanto. Entonces la imagen de su madre y su padre siendo alcanzados por el Obliviate vino a su mente.

-No llores-Pidió con suavidad el pelirrojo, pero Hermione continúo haciéndolo. Ahora que había empezado, le sería muy difícil detenerse.

Sintió que la carga que llevaba con ella desde hacía días desaparecía y se abandonó al llanto. En unos días no habría tiempo para sentarse a llorar, ni para lamentarse. Tendría que ser valiente para Harry y para Ron, ser una guerrera y salir victoriosa junto con ellos, erradicar el mal de su mundo y volver por sus padres. Tenía muy fijo su objetivo y los episodios emocionales no estaban incluidos, habría que tener la cabeza fría.

-Hermione, mírame- Ron tomó sus manos y las sacudió levemente, sus ojos se encontraron y el chico le sonrió- Estamos juntos en esto, los tres tenemos miedo
Están muchas cosas en juego, pero nunca había valido tanto la pena arriesgarlo todo. Vamos a estar bien, los tres estaremos bien. Harry es estúpidamente valiente, tú ofensivamente inteligente y yo
Bueno, yo soy yo.

-Tú eres maravilloso, Ron
Eres leal, valiente, divertido
-Dijo con voz temblorosa y rió, maravillada de que Ron pudiera hacerla sentir tan bien y reír en un momento así, cuando se sentía tan débil y desamparada.

-Si tú lo dices, vale-Rió un poco sonrojado.

Hermione se acercó a él y le pasó los brazos por el cuello, poniéndose de puntitas. Ron no dudó antes de regresarle el abrazo y la chica volvió a llorar, pero esta vez totalmente maravillada por cómo el aroma del cabello y la tibieza corporal de Ron la tranquilizó. Sintió que sus pies se elevaban lentamente de suelo de madera y se separó levemente a mirarlo con sorpresa.

-Puedes decir que soy fuerte, así tendríamos valentía, inteligencia y fuerza- Bromeó Ron, ligeramente por debajo de ella y Hermione volvió a reír- Ahora sabes lo que se siente ser tan alto.

-Alto y fuerte, ¿eh?- Susurró mirándolo a los ojos. Se sentía extraño mirarlo desde esa altura, cuando estaba acostumbrada a alzar ligeramente la cabeza si quería ver sus ojos
Era un privilegio estar así de cerca y observar esa barba de días, sus pestañas y sus pecas, vagamente iluminadas por la pequeña vela de la mesa-¿Fuerte tú?

Por toda respuesta Ron la tomó de la cintura y la alzó hasta que sus brazos estuvieron completamente estirados. Hermione protestó y cuando Ron únicamente rió con malicia, la chica estiró sus brazos y aprisionó las orejas del pelirrojo, tirando de ellas. Riendo, y diciendo que le hacía cosquillas, por fin la bajó. Las finas manos de Hermione se deslizaron desde sus orejas hasta las mejillas y se quedaron enmarcando su rostro. Recobrando aún el aliento, Ron le apartó los mechones del rostro y empezó a acercarse a ella lentamente.

El corazón empezó a latir con lentitud y su respiración se hizo lenta y pausada. Deslizó sus manos hasta el pecho del menor de los Weasley y pudo sentir también cómo su corazón latía, con mucha más intensidad que el de ella. Por un instante, mientras se perdía en esos ojos azules, recordó la teoría del espacio-tiempo, no supo si para comprobar que no estaba soñando o por puro nerviosismo.

Cerró los ojos y sintió sus labios posarse en su frente.

-Todo va a estar bien, Herms-La chica alzó la cabeza y lo miró, asintiendo-Vamos a dormir.

Cuando Ron se dio la vuelta, Hermione lo dejó alejarse unos pasos, tomó el libro de la silla y lo siguió en silencio. Había sido un buen regalo, pero Hermione se dijo que si Ron había leído aquel libro, había perdido su tiempo, pues sin la galantería, cursilería, regalos, poemas o cumplidos, la había hechizado completamente.

-Que descanses, Hermione-Dijo al dejarla en la puerta de la habitación de Ginny.

-Igualmente, Ron.

El "siempre voy a estar contigo" flotó en medio de ambos con la última mirada que se dedicaron.

Espacio-tiempo - Fanfics de Harry Potter

Espacio-tiempo - Fanfics de Harry Potter

Sentada con los codos apoyados en la mesa de madera desgastada de los Weasley, se dio un masaje circular en las sienes, cerrando los ojos y tratando de compren

potterfics

es

https://images.correotemporalgratis.es/potterfics.es/1220/dbmicrodb1-potterfics-espacio-tiempo-fanfics-de-harry-potter-5064-0.jpg

2023-02-27

 

Espacio-tiempo - Fanfics de Harry Potter
Espacio-tiempo - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/69928
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20