¡Feliz San Valentín, pelirroja! - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

James & Lily

Para encontrar un nuevo camino hay quesalirse de la huella, dejar el caminito seguro por el que andamos siempre yanimarse a lo nuevo
al peligro de lo nuevo.

LilyEvans dio un largo suspiro de resignación, llevaba ya quince minutos esperandoa su cita pero este se negaba a aparecer. Sí que tenía mala suerte, la primeravez que aceptaba una cita y la dejaban plantada
encima en pleno San Valentín.

Bufomolesta, seguramente otra en su lugar se pondría a llorar dramáticamentemientras veía a las felices parejas besuquearse pero ella no era lo que se dicenormal, ella era Lily Evans, la pelirroja más loca e inteligente de todoHogwarts esa que todos deseaban pero que nadie tenía.

 

Sonriósatisfecha, definitivamente ella no estaba hecha para ninguno de los chicos deHogwarts, excepto uno al que no podía ni sentir nombrar.

JamesPotter, el hombre de sus pesadillas y más extraños sueños. Es que él además deser su némesis era su eterno enamorado y para su desgracia debía admitir que elchico despertaba cosas en ella que creía nunca existieron.

Movióla cabeza negativamente, desaprobando sus pensamientos, ella no iba a caer alos pies del idiota y mucho menos después de pasar años negándose, ella no ibaa caer en su juego porque ella no iba a ser una más.

Me muero porescucharte

Decir lascosas que nunca digas,

Mas me calloy te marchas,

Mantengo laesperanza

De ser capazalgún día

De no esconderlas heridas

Que me duelenal pensar

Que te voyqueriendo cada día un poco más.

Cuanto tiempovamos a esperar

-Hola,pelirroja-Saludó una molesta voz a sus espaldas, volteó con una ceja enarcada yel escepticismo gravado en sus bellas facciones.

-Primero,Potter, para ti soy Evans-Corrigió, resaltando su apellido.

Elaludido sonrió descaradamente, si había algo que amaba era a Lily y aún más vera esta enojada.

-Evans,Evans yo sé que me amas-Dijo el morocho con una sonrisa de galante y en suclásico tono arrogante, ese que ponía a Lily de peor humor que un troll, y esoes mucho.

-En tussueños Potter, pero ¿Qué haces lejos de tus admiradoras?-Preguntó desafiándolocon la mirada.

Jameshizo un gesto de molestia con la mano y luego sonrió.

-Aveces son algo agobiantes-Respondió clavando su mirada en la esmeralda deella-Además, no hay ninguna pelirroja-

-¿Y?-

-Sonmis preferidas-Dijo sonriendo con suficiencia, Lily bufo.

-YaPotter, no sabía que tenías preferidas, pensé que todas daban igual-

-Oh, sique las tengo, pero solo una, una hermosa pelirroja-

Sonrióde lado y Lily debió admitir que era guapo, muy guapo de hecho.

<>, pensó regañándose por hacerlo.

-Asíque Evans, tú estas sola, yo también y viendo que es San Valentín podríamos seruna hermosa pareja en lugar de dos aburridos solteros-Dijo James con una enormesonrisa, mirándola con suficiencia.

Lilybufó y luego sonrió con ironía.

-ClaroPotter, haríamos una perfecta pareja-Soltó,haciendo énfasis en las últimas dos palabras.

Me muero por abrazarte
Y que me abraces tan fuerte,
Me muero por divertirte
Y que me beses cuando
Despierte acomodado en tu pecho,
Hasta que el sol aparezca.
Me voy perdiendo en tu aroma,
Me voy perdiendo en tus labios que se acercan
Susurrando palabras que llegan a este pobre corazón,
Voy sintiendo el fuego en mi interior
 

Lily sevolteó, dispuesta a acabar con esa conversación pero él la tomó de la mano consuavidad atrayéndola hasta su cuerpo.

 

-Admítetelo,Lily-Sonrió mientras depositaba un beso en la mejilla de ella-Admite que meamas-

Lilybufó, pero ni ella misma se lo creyó, tener a James así de cerca la volvíaloca.

Respiróhondo, tratando de controlar a su alocado corazón pero era imposible con elperfume de él inundando sus fosas nasales.

<>, susurró una vocecita en su cabeza.

<<¡No!>>,gritó al parecer la parte más coherente que le quedaba.

-¿Quépasa pelirroja?-Pregunto el morocho, pero no con arrogancia si no con muchadulzura, una dulzura que logró derretirla.

Me muero por conocerte,
Saber que es lo piensas,
Abrir todas tus puertas
Y vencer esas tormentas que nos quieran abatir,
Centrar en tus ojos mi mirada,
Cantar contigo al alba
Besarnos hasta desgastarnos nuestros labios
Y ver en tu rostro cada día
Crecer esa semilla,
Crear, soñar, dejar todo surgir,
Apartando el miedo a sufrir
 

-James-Susurrótemerosa, enredando sus dedos en los cabellos azabaches de él.

-¿Si?-Preguntócon una sonrisa el aludido, acercándola más.

-¿Mequieres?-La más pura sinceridad brillo en los ojos de la chica, porque esa erasu más grande inquietud.

-Con todomi corazón, Lily-Respondió sin quitar sus avellanas ojos de los verdes de ella.

Unasuave capa de nieve calló sobre ambos, provocando que instantáneamente miraranhacia el cielo con una sonrisa en el rostro.

-Tequiero, James-Dijo con dulzura, llevaba tanto ocultándolo pero era inevitableno amar a ese chico que tanto había odiado porque él era el hombre de su vida,lo quisiera o no.

Me muero por explicarte
Lo que pasa por mi mente,
Me muero por intrigarte
Y seguir siendo capaz de sorprenderte,
Sentir cada día
Ese flechazo al verte,
Que más dará lo que digan
Que más dará lo que piensen
Si estoy loca es cosa mía
Y ahora vuelvo a mirar el mundo a mi favor,
Vuelvo a ver brillar la luz del sol
 

Losojos de James se iluminaron al oír esas simples pero significativas palabras,llevaba tanto esperando oírlas que ya casi pensaba que solo lo iba a hacer ensueños.

Perono, ahí estaba, en un perfecto San Valentín con la pelirroja entre sus brazos yconfesándole su amor. Todo lo que siempre soñó hecho realidad.

Lily cerrólos ojos dejando que pequeños copos de nieve rozaran su rostro.

Jamessonrió al ver a la pelirroja, movió unos cabellos para detrás de su oreja yapoyó la frente contra la de ella suavemente. Las respiraciones se cruzabansiendo una sola.

Ambossaboreaban el momento, muriendo por dar un paso más pero con miedo de romper elhechizo.

Deapoco James se fue acercando hasta rozar sus labios con los perfectamenterosados de ella, una corriente eléctrica los recorrió, y sin poder aguantar unsegundo más Lily lo atrajo de la nunca y comenzó a besarlo casidesesperadamente.

 

Jamesrespondió el beso fascinado, lo había soñado tantas veces, pero era mejor aún,los dulces labios de ella eran los mejores que había probado y que probaría ensu vida.

Profundizaronel beso en sincronía, deleitándose con la boca ajena.

El airese hizo falta y de apoco se separaron, con las respiraciones entrecortadas.

Elmerodeador sonrió tomando la cara de la pelirroja entre sus manos, ella le devolvióla sonrisa mientras un suave rubor inundaba sus mejillas resaltando laspequeñas pecas que había en ellas.

Jamestomó una gran bocanada de aire, anchando su sonrisa, volvió a besarla una yotra vez sin poder creer que todo era real.

-¿Quéme hiciste Potter?-Preguntó de repente Lily con tono serio, él la miróconfundido y ella rio delicadamente, dándole un suave beso en los labios.

-Creoque te enamoré-Respondió James hundiendo su rostro en el cuello de ella, inhalandoel dulce perfume a jazmines que tanto le gustaba, depositó un pequeño beso allíprovocando que ella sintiera un escalofrío.

Me muero por conocerte,
Saber que es lo piensas,
Abrir todas tus puertas
Y vencer esas tormentas que nos quieran abatir,
Centrar en tus ojos mi mirada,
Cantar contigo al alba
Besarnos hasta desgastarnos nuestros labios
Y ver en tu rostro cada día
Crecer esa semilla,
Crear, soñar, dejar todo surgir,
Apartando el miedo a sufrir.
 

-Teamo, Lily-Soltó James mirándola a los ojos con infinito amor, con esa miradaque solo tenía para ella.

Laaludida le acarició la mejilla con ternura.

-Y yo a vos, James-Respondió con lentitud, provocandouna enorme felicidad en él.

Incapazde contenerse, comenzó a darle vueltas, las risas de ambos inundaron el lugardándole un inconfundible aspecto a San Valentín.

Me muero por conocerte,
Saber que es lo piensas,
Abrir todas tus puertas
Y vencer esas tormentas que nos quieran abatir,
Centrar en tus ojos mi mirada,
Cantar contigo al alba
Besarnos hasta desgastarnos nuestros labios
Y ver en tu rostro cada día
Crecer esa semilla,
Crear, soñar, dejar todo surgir,
Apartando el miedo a sufrir
 

Pararonde girar y James tomó la mano de ella entre las suyas dándole un suave beso.

Lilysonrió y sin poderse contener buscó los labios del morocho, perdiéndose enellos una vez más.

-FelizSan Valentín, pelirroja-Murmuró James con una enorme sonrisa dándole un suavebeso en la nariz, ella rio antes de volver a besarlo.


¡Hola!

Primero: ¡Feliz San Valentín!

Bueno, espero les haya gustado el capítulo, yo amo a esta pareja es mi preferida y escribo mucho de ellos, de hecho esta debe ser la quinta o sexta vez que escribo el primer beso.

Ojala les guste la idea del fic, es algo así como un "regalo" para San Valentín, las parejas son mis preferidas y espero les gusten.

Sin más que decir ¡Me voy a dormir! (Son las 4:44, en Uruguay).

Besos, Paz.

P.D: Si les gusto o no, si tienen dudas o sugerencias o simplemente algo que decir ya saben que hacer: Van a "Comenta este capítulo".

 

P.D2: Si les gustan los Jamesly, pasen por este: https://potterfics.com/historias/100131 (Es un one-shote)

Harry & Ginny

Ginny Weasley respiróhondo acomodando sus rojos cabellos, una sonrisa se dibujo en sus finos labios.

Dos años habíanpasado desde la batalla de Hogwarts, todavía dolía recordar todas las muertes,pero ella era fuerte y ahora tenía una razón más para serlo: Harry. Su amoreterno, sonrió, después de la batalla las cosas estuvieron dichas sin decirlas;porque solo una mirada los hacía saber que se amaban.

Por fin eran felices sinnadie de por medio, sin guerras ni batallas, solo ellos.

Y ese catorce defebrero iba a ser una noche especial, esa noche que ella había soñado por tantotiempo se iba a hacer realidad.

Observó su imagen enel espejo, ya era toda una mujer aunque aún conservaba ese aire de niña. Consus cabellos rojos como el fuego cayendo en cascada hasta la cintura, los ojosmarrones enmarcados por un delineador negro y los finos labios resaltados conun labial rojo pasión. Su esbelto cuerpo en un ceñido vestido negro queresaltaba con los altos tacones rojos.

Todavía recordaba eseartículo del profeta en donde la nombraban una de las mujeres más lindas delmundo mágico "Definitivamente el niño quevivió no es ningún tonto", decía el diario, Ginny había enfurecido al verlo que decían pero luego las dulces palabras de Harry lograron calmarla.

Tomó el pequeño bolsorojo que reposaba en el tocador entre sus manos, con un último vistazo al espejocerró los ojos para luego desaparecerse.

La sensación de sercomprimida como en una máquina llegó al instante, definitivamente uno nunca se acostumbrabaa aparecerse.

La puerta de la casadel valle de Godric apareció ante sus ojos, le encantaba esa casa.

Tocó la puerta consuavidad, esperando ansiosa la llegada de su novio.

-Hola-Saludónerviosamente un morocho de ojos verde esmeraldas abriendo la puerta, llevabaunos jeans oscuros con una camisa negra. Ginny sonrió al verlo y él la atrajo dándoleun apasionado beso.

-Hola-Saludó ella aúnen sus brazos y con la respiración agitada.

Harry sonrió y lehizo señas de que entrara, cerrando la puerta a sus espaldas.

Cuando tu estas conmigo es cuando yo digo
Que valió la pena todo lo que yo he sufrido
No se si es un sueño aun
O es una realidad
 

Los ojos de lapelirroja se abrieron de par en par, la casa estaba sumida en la completaoscuridad a excepción de varias velas blancas colocadas alrededor de unapequeña mesita en el medio de la sala, donde reposaba la comida.

-¿Cocinaste?-Preguntómirando burlona al morocho.

-Lo intente-Respondió,y ella sonrió divertida.

Tomó asiento en elsillón negro que había en la sala, Harry la siguió jugando con sus manosnerviosamente.

Ginny sonrió ydepositó un suave beso en los labios del morocho.

-Estas preciosa-Comentócon una sonrisa el ojiverde.

-Gracias-Respondióella sonrojándose, se volteo hacia él y le desprendió los primeros tres botonesde la camisa-Así esta mejor-

Harry sonrió, tomandoun vaso de cerveza de mantequilla para él y extendiéndole otro a ella.

 

-¿Brindamos?-Preguntó.

-Por nuestro futuro,juntos-Respondió ella, chocaron las copas y luego dieron un largo trago.

La pelirroja observóla bandeja con comida, tomó un trozo de pizza y lo saboreó lentamente.

Harry la miró fascinado,admiraba como nunca se ponía nerviosa, siempre fuerte, siempre estaba para él. Poreso Ginny Weasley era la mujer de su vida.

Pero cuando estoy contigo es cuando digo
Que este amor que siento es porque tú lo has merecido
Con decirte amor que otra vez he amanecido
Llorando de felicidad
A tu lado yo siento que estoy viviendo
Nada es como ayer
 

-Esta rica-Comentó lachica apenas terminó de comer.

Harry sonrióampliamente y sintió un calor inundar sus mejillas, la mirada de él la volvíaloca. Esos ojos verdes tan expresivos, esa sonrisa pura, definitivamente Harryera el amor de su vida.

El morocho apoyó sudedo en índice en la mejilla de ella, acariciándola suavemente, se acercó más,hasta aprisionarla en su pecho como si temiera que fuera a escaparse.

Porque Ginny era sutodo, la amaba más de lo que podía pensar y no veía el momento de estar conella para siempre, solo ellos dos.

La pelirroja seacomodó en el pecho de su novio, sintiendo el alocado corazón de este, sonriócasi imperceptiblemente. Lo amaba tanto.

Abrazáme que el tiempo pasa y el nunca perdona
Ha hecho estragos en mi gente como en mi persona
Abrazáme que el tiempo es malo
Y muy cruel amigo
Abrazáme que el tiempo es oro si tu estas conmigo
Abrazáme muy fuerte muy fuerte más fuerte que nunca
Hay abrazáme
 

-Te amo, Ginny-Susurróacariciándole los rojos cabellos.

-Y yo a vos,Harry-Susurró en respuesta ella, sintiendo una infinita felicidad al oírlodecir esas palabras, porque podría decirlas un millón de veces y las mariposas siempreaparecerían en ella al oírlas.

Unieron sus labios enun interminable beso, diciéndolo todo así, sintiendo el contacto con el otro enun infinito deleite. Saboreando cada instante, cada roce, cada contacto.

Hoy que tu estas conmigo
Yo no se si esta pasado el tiempo o tu lo has detenido
Así quiero estar por siempre
Aprovecho que estas tu conmigo
Te doy gracias por cada momento de mi vivir
 

Las manos de Ginny sedeslizaron por el pecho de Harry, desprendiendo los botones de la camisa. Apoyólas manos en el torso desnudo y sonrió internamente, el momento había llegado yno podía ser más perfecto.

Harry acarició lassuaves curvas de ella con delicadeza, comenzó a deslizar el cierre del vestido,sintiendo la suave piel de ella, esa piel blanca como porcelana inundada deperfectas pecas.

La pelirroja alborotó los cabellos del chicocasi por instinto, se separó delicadamente y comenzó a darle suaves besos en elcuello, provocando que él enloqueciera.

Se quietó la camisacon un rápido movimiento, tenerla así de cerca lo asía perder toda vergüenza,solo existían ellos dos y esa inexplicable felicidad.

Tú cuando mires para el cielo
Por cada estrella que aparezca amor es un te quiero
Abrazáme que el tiempo hiere y el cielo es testigo
Que el tiempo es cruel y a nadie quiere por eso te digo
 

Sus cuerpos desnudosse rozaban delicadamente, produciendo que pequeñas corrientes eléctricas losrecorrieran.

 

Harry la recostósobre el sillón con ternura, sin dejar de besarla, ella comenzó a recorrerle laespalda con los dedos trazando pequeños dibujos invisibles.

El momento era perfecto,nada podría romper la felicidad que emanaba simplemente con sentir al otro asíde cerca.

La pasión aumentabaen cada beso, en cada roce.

Sus miradas secruzaron unos instantes, el verde en el chocolate.

Sonrieron a la mismavez, mientras volvían a besarse.

Harry la acomodó bajoél y sin dejar de darle besos comenzó a penetrarla suavemente, como si fuera deporcelana y pudiera romperse en cualquier instante. Se sentía tan bien tenerlaasí, poder explorar casa parte de su cuerpo, se movió delicadamente disfrutandodel contacto.

Ginny sintió unapequeña punzada de dolor en la penetración, pero los besos del morocho y elsentirlo así de cerca apagaron todo. Comenzó a disfrutar cada movimiento,sintiendo la pasión recorrerle pidiendo más y más.

Abrazáme muy fuerte amor mantenme así a tu lado
Yo quiero agradecerte amor todo lo que me has dado
Quiero corresponderte de una forma u otra a diario
Amor yo nunca del dolor he sido partidario
Abrazáme que el tiempo pasa y ese no se detiene
Abrazáme muy fuerte amor que el tiempo en contra viene
Abrazáme que Dios perdona pero el tiempo a ninguno
Abrazáme que no importa saber quien es uno
 

Se separaronlentamente, sin cortar los besos, sonrieron.

-Otra vez-SusurróGinny seductora en el oído de su novio.

Harry obedeció,disfrutaron aún más esa segunda vez, soltaron gemidos de placer mientras sevolvían uno solo.

Las uñas de lapelirroja se clavaron en la espalda de él mientras este le besaba el cuello.

Los besos y cariciascontinuaron un largo rato más, hasta que al final la pelirroja terminó cayendorendida en los brazos de Harry.

El morocho la observódetenidamente, todo de ella le parecía demasiado perfecto. Desde su largocabello pelirrojo hasta la pequeñas pecas que decoraban su rostro.

-Feliz San Valentín,pelirroja-Susurró con una sonrisa.

Depositó un suavebeso en la frente de Ginny y la acomodó en sus brazos, cayendo rendido él también.

Abrazáme que el tiempo pasa y ese no se detiene
Abrazáme muy fuerte amor que el tiempo en contra viene
Abrazáme que Dios perdona pero el tiempo a ninguno
Abrazáme que no importa saber quien es uno


¡Hola a todos!Primero, gracias por los 7 comentarios :D me hicieron muy feliz.Espero les guste este capítulo, es la segunda vez que escribo de ellos, la verdad siempre me gustaron pero al escribir me enamoré completamente, son tan lindos :)No estaba pensado como song-fic pero terminó saliendo así, la canción es "Abrázame muy fuerte amor" de Marc Anthony.Besos y nos vemos en los comentarios :)PazP.D: En el otro capítulo me olvidé pero la canción era "Sin miedo a nada" de Axel Ubago.P.D: ¡Me olvidaba!, la ropa de Ginny es esta: https://www.polyvore.com/cgi/set?id=43833041&.locale=es

James & Rose

 

Todavía no puedo entender como todo terminó así, comolo que pudo ser un cuento de hadas se transformó en una pesadilla y pensar quetodo comenzó como un amor clandestino.

No hay más palabras que decir
Tampoco historias que contar
Lo que un día a mi llego
Hoy ya no esta
Creo que el amor nunca se va
Tan solo pide libertad
Pero el destino decidió
Una vez más
 

Caminaba por los pasillos del ministerio de magia tranquilamente aunqueme sentía fatal porque desde que ella se fue no pude volver a ser el mismo,todo se volvió negro y traté de sobrevivir como pude pero la necesitaba, cómola necesitaba. Pero tan necio era que no quise admitirlo y cuando por fin lohice ya era demasiado tarde, demasiado tarde para arrepentirse. Blog sobre ropa de Shein, Primark y Amazon

-¡James!-Gritó una voz femenina a mis espaldas, muy conocida para mi.

-¿Qué pasa Domi?-Pregunté olvidando mis pensamientos, dándole unasonrisa a mi mejor amiga.

-¡Es la hora de la comida!-Reprochó ella poniendo los ojos en blanco,tomó mi mano entre las suyas conduciéndome al comedor.

Tomé una hamburguesa y un vaso de agua sin muchas ganas mientrasDominique comía desaforadamente, como buena Weasley que es.

-No estas bien-Comentó poniéndose seria de repente, raro en ella.

Asentí, me conocía demasiado como para intentar negar lo innegable.

-¿Rose?-Preguntó, un estremecimiento se apoderó de mi cuerpo al sentirel nombre de ella.

Volví a asentir clavando mis ojos en los celestes de ella, negó con lacabeza poniendo los ojos en blanco, exasperada.

-Sos un idiota-Afirmó dándole un mordisco a su refuerzo.

Sonreí, ella siempre era capaz de sacarme una sonrisa, hasta en los peoresmomentos por eso la quería tanto.

-Lo sé, ¿Pero que puedo hacer?-Hice una breve pausa tomando aliento parapoder pronunciar lo siguiente-Ella es feliz-

Dominique rio con ironía.

-James, ella te ama mucho y no es feliz sin vos pero se cansó deesperarte-Murmuró.

Sentí una punzada en mi corazón, todo había sido por mi estúpida cobardíapor no querer admitir que estaba profundamente enamorado de ella.

Al poco tiempo de sentir
Que eras todo para mí
Hoy yo no puedo mencionar tu nombre
Y saber que estoy aquí
Yo sin tu amor
 

Di un largo suspiro antes de responder.

-Ya es demasiado tarde, Domi-Dije con una débil sonrisa.

 

-Nunca es tarde-Contradijo ella resaltando la palabra nunca, pero cuanequivocada estaba.

-¿Qué quieres que haga?-Pregunté sarcásticamente, hablar de ella dolíademasiado.

-¡Ir a buscarla!, ¡Pedirle perdón!-Gritó como si fuera obvio-En verdadJames, odio verte así y odio ver a Rose mal, hablen y arréglense o yo voy a haceralgo y con la ayuda de Lily-

Reí divertido, Dominique y Lily si que son una dupla mortalmentepeligrosa.

-Ya Nique, no puedo ir y simplemente pedirle perdón me comporté como unverdadero idiota-

-Me alegra que lo aceptes, pero si puedes pedirle perdón, además ¿Qué pierdes?-

Clavó sus bellos ojos en los mío y sonreí, cuanta razón tenía.

-¡Voy a hablar con ella!-Grité entusiasmado y la pelirroja sonrióampliamente.

Yo sin tu amor
Estaba apunto de ir a buscarte
Y entregar de nuevo el corazón
Yo sin tu amor
Estaba apunto de recuperarme
Y dejar atrás este dolor
Yo sin tu amor
 

Frente a mis ojos se hallaba la gran mansión Malfoy con la marcatenebrosa sobre ella, un estremecimiento me recorrió.

Unos antiguos mortífagos habían atacado la casa en venganza y un grupode aurores en el que me incluía estábamos registrando la zona en su búsqueda.

-¡James!-Gritó la inconfundible voz de Lily a mis espaldas, me volteeconfundido, mi hermanita lloraba a mares y venía de la mano con Malfoy quetambién lloraba silenciosamente.

Sentí una punzada en el pecho, como anticipando lo que se vendría aunqueno podía ni imaginármelo.

No ha sido fácil aceptar
Que tú ya no regresaras
Como me duele recordar
Que ya no estas
 

-James-Murmuró Lily mientras la abrazaba, las lágrimas rodaban por surostro inundando mi camisa en ella.

-¿Qué paso pequeña?-Pregunté con un nudo en la garganta, abrió la boca pararesponder pero las palabras no le salieron, solo más lágrimas y sollozosescaparon.

-Rose-Susurró entre sollozos con la voz entrecortada, me tensé deinmediato, todo pareció desaparecer a mi alrededor me negaba a escuchar lo quevenía a continuación, tan solo de imaginarlo se sentía morir-Fue horrible, no pudimoshacer nada-Murmuró Lily

-No-Solté negando con la cabeza como loco, era imposible que algo lehubiera pasado a ella, imposible-No-

-Perdón-

Me aparté de mi hermana encaminándome a un bulto que yacía sobre elsuelo con una manta blanca encima.

Las lágrimas rodaban por mis mejillas, mi corazón latía con lentitud,todo se volvió negro y lejano, como si estuviera en otro mundo.

Me arrodillé junto al bulto y con manos temblorosas retire la finamanta.

Sentí morir, un desgarrador dolor en el pecho, más lagrimas, nada existía,solo ella.

 

Allí estaba mi ángel, mi pelirroja de ojos color cielo, tendida sobre lafría calle con sus preciosos ojos cerrados y el rostro pálido e inexpresivo,los rojos cabellos como cascada a su alrededor.

Acaricié su mejilla delicadamente, sintiendo con un escalofrío su fríapiel, fría como la muerte.

Grité y lloré, pidiendo al cielo que esos ojos se abrieran pero elmilagro nunca ocurrió.

Al poco tiempo de sentir
Que eras todo para mí
Y yo no puedo mencionar tu nombre
Y saber que estoy aquí
Yo sin tu amor
 

Cerré los ojos, como queriendo apartar esospensamientos de mi mente, miré el calendario que había en la heladera.

Un escalofrío me recorrió, 14 de febrero, una semanadespués, el día que había elegido para pedirle perdón.

Pero eso era imposible, porque ella ya no estaba y noimportara que matara a sus asesinos, no importaba nada, por que nada me la devolvería,nada.

Cada día de esa agónica semana había sido peor, cada díasentía mi cuerpo más débil como si quisiera irse con ella.

Las lágrimas no tardaron en llegar, toda mi vida habíaacabado y lo sabía, porque mi vida era, fue y será de ella siempre.

La hora había llegado, ya había sido demasiado sufrimiento,necesitaba volver con ella, necesitaba la paz que solo ella me da.

Tomé la varita entre mis manos con decisión, unasonrisa apreció en mis labios, con un poco de valor en pocos minutos volvería averla.

Apoyé la punta de caoba sobre mi cien y cerré lo ojosgrabando a fuego su dulce sonrisa, sus perfectos ojos y su bello cabello.

-Avada Kedavra-Susurrécon decisión, un rayo verde me cegó por unos instantes y luego todo fue la máspura negrura.

Yo sin tu amor
Estaba apunto de ir a buscarte
Y entregar de nuevo el corazón
Yo sin tu amor
Estaba apunto de recuperarme
Y dejar atrás este dolor
Yo sin tu amor
 

Y de repente todo se aclaró, un prado verde se expandióa mi alrededor, tanteé mi cuerpo y pude sentir una fina tela blanca cubriéndome,un pantalón y una camisa.

Observé a mi alrededor expectante <<¿Dónde estoy?>>, pensé confundido.

-¿James?-Preguntó una dulce voz a mis espaldas y volteésonriente.

Allí estaba ella, mi Rose, más bella que nunca, con uncorto vestido blanco ajustado a su precioso cuerpo y unas sandalias de tacón,llevaba su espeso cabello rojo más brilloso que nunca y en él resaltaba unapequeña tira plateada con flores del mismo color.

Sonreí ampliamente, una oleada de alegría me invadióal verla, y supe que había hecho lo correcto.

-¡Rose!-Grité corriendo hacia ella que sonreía magníficamente.

La apreté entre mis brazos, se sentía tan bien tenerlaasí una vez más, después de creerlo imposible la tortura había terminado.

-Te estaba esperando-Murmuró apartándose apenas, clavémis ojos en los suyos deleitándome con verlos brillar una vez más.

-Te amo-Dije simplemente besando sus bellos labios,todo era perfecto con ella en mis brazos otra vez.

 

-Yo también-Murmuró apartándose, tomó mi mano entrelas suyas y me condujo por un camino de piedras-Te va a encantar conocer a losmerodeadores y a Lily, son geniales-Comentó con una sonrisa.

Pero a mi lo único que me importaba era ella, sentirlauna vez más a mi lado como si todo hubierasido un horrible sueño.

De pronto sonreí recordando el día que era.

-Feliz San Valentín, pelirroja-Dije dándole un besoque ella respondió al instante.


¡Hola!

¿Cómo han estado?, espero que muy bien.

Bueno, yendo al capítulo admito que es dramático y trágico, pensaba subirlo como un song-fic separado de este y escribir uno más alegre para acá pero luego desistí.

Se me ocurrió escuchando la canción en la playa, hace como dos semanas pero recién ahora pude escribirlo, espero les guste, yo casi lloro cunado lo leí para corregirlo :(

Sobre la pareja a mi me resulta fascinante, lo suyo es prohibido no solo por ser primos si no por que son dos polos diferentes.

Aunque mi pareja preferida de esta generación es la de Lily y Scorpius ellos me encantan y escribir de ellos es genial.

Ropa de Rose: https://www.polyvore.com/rose_sv/set?id=43984101

Sin más que decir me despido :) , ¡Hasta la próxima!

Besos, Paz

P.D: Leí en los comentarios que les gustan los James/Dominique, dije que no había leído ninguno que me gustara mucho, bueno encontré uno que me fascinó y probablemente me ponga a escribir de ellos en algún one-shote.

Este es el fic (Un one-shote) : https://potterfics.com/historias/101434 (Leeanlo, de verdad les va a encantar)

P.D2: Si quieren pasen por estos song-fics de ellos que escribí:

Mi niña bonita: Rose Weasley

Tan solo tú: Rose & James

Scorpius & Lily

Cuando amamos, intentamos llamar laatención del otro de cualquier manera. Pero por lo general, lo que nos puedeconducir al corazón del otro, es algo insospechado, misterioso.

Lily Luna Potter Weasley bufónotablemente molesta, odiaba estar allí, odiaba las apuestas y por sobre todaslas cosas lo odiaba a él.

Scorpius Malfoy, el rubio más lindo yengreído de todo Hogwarts, él era el dueño del 99% de los enojos de lapelirroja, como ese.

Él era un Malfoy y ella una Potter,él un Slytherin y ella un Gryffindor. Eran enemigos a muerte, siempre seodiaron a pesar de la amistad del rubio y el hermano menor de ella.

Nadie ni nada lograba enfurecer aLily como Scorpius, él la sacaba de quicio siempre y eso era por una simplerazón, la pelirroja lo volvía loco como ninguna otra.

Los profesores solían decir que separecían a James Potter y Lily Evans, cosa que hacia a él muy feliz y a ellauna furia.

Lily miró de reojo hacia elimponente castillo que se erguía a sus espaldas con el entrecejo fruncido, todoempezó por una apuesta, ella y el rubio apostaron que si los Slytherins ganabanel partido contra Gryffindor ella saldría con él pero por el contrario si losleones ganaban el Malfoy debía pasearse por los pasillos con un gran cartel querebelara su amor hacia dicha casa.

 

Para desgracia de la pelirroja ydicha del rubio Gryffindor perdió, y allí estaba ella esperando a que él sedignara a aparecer para comenzar a cumplir su tortura.

-Hola, pelirroja-Saludó Scorpiusabrazándola por detrás.

-Suéltame-Exigió con firmeza lachica notablemente irritada.

-Estamos en una cita, hermosa-Lesusurró al oído el aludido con voz seductora.

-Lamentablemente-Murmuró por lo bajoLily alejándose de él.

Scorpius rio, estaba demasiado felizcomo para mostrarse ofendido.

-Bien hermosa, ¿A dónde quieresir?-Preguntó con tono galante, ella fingió hacer arcadas.

-Honeyducks-Respondió en tonocortante, encaminándose al local de dulces más famoso del pueblo con unradiante rubio por detrás.

-Es una cita, recuerda-Informó eltomándola de la mano, Lily bufó pero no se separó.

Entraron a la tienda rodeados decuriosas miradas por doquier.

<>, pensó Lily.

<>, pensó Scorpius.

Luego de comprar varios dulcessalieron de la tienda, aún con las manos entrelazadas.

Más miradas se posaron sobre ellos,provocando una enorme sonrisa en él y miradas asesinas por parte de ella.

-Te odio, Malfoy-Murmuró Lilyasesinando con la mirada a una pareja que los miraba.

-Y yo te amo, Lily-Respondió éldándole un sonoro beso en el cachete.

La pelirroja estuvo a punto de mataral rubio pero luego recordó que no podía "Singolpes" había dicho él el día de la apuesta.

Se maldijo a si misma por ser tanmala para las apuestas y el quidditch, aunque esto último no era cierto.

-¿Vamos a las tres escobas?-PreguntóScorpius con una enorme sonrisa.

Lily lo fulminó con sus chocolatesojos antes de asentir quedadamente.

-Puedes hablar-Bromeó él abriéndolela puerta del local.

Ella puso los ojos en blanco pero noabrió la boca en ningún momento.

Tomaron asiento en una pequeña mesaalejada tratando de evitar las miradas indiscretas pero era imposible.

-¿Qué van a tomar?-Preguntó unacamarera acercándose, era rubia y muy bella.

Scorpius la miró de arriba abajo ysonrió seductor antes de responder.

-Dos cervezas demantequilla-Respondió haciéndole una guiñada, la mujer sonrió antes de marcharse.

Lily bufó captando la atención delMalfoy.

-¿Sí?-Preguntó este con una cejaalzada, mirándola divertido.

-Nada-Murmuró ella clavando lamirada en la mesa como si fuera la cosa más interesante del mundo.

No quería admitirlo pero que élcoqueteara con esa mujer le molesto y mucho.

-¿Estas bien, linda?-Insistió élbuscando esos ojos chocolates que tanto amaba.

-Estaría mejor si no tuviera quepasar todo el día con vos-Respondió ella cortante, clavando sus ojos en losgrises de él.

Scorpius trató de sonreír pero esole había dolido, él en verdad la quería.

La camarera llegó con las bebidas einmediatamente buscó la mirada del rubio pero este parecía ausente.

Comenzaron a beber en silencio,ambos metidos en sus pensamientos.

-¡Hola!-Saludaron dos voces a coro.

Ambos levantaron la vista paraencontrarse con esas dos personas que tanto conocían: Albus Severus Potter yPaz Luna Longbottom.

 

-¿Cómo están pasando?-Preguntó Albuscon una sonrisa cómplice hacia su amigo, aunque en un principio casi mata alrubio por querer a su hermanita al final terminó por aceptarlo.

-Mal-Respondió la pelirroja.

-Excelente-Respondió el rubio.

Los recién llegados pusieron losojos en blanco, sus amigos no cambiaban más.

Lily bufó cansada y le mandó unamirada de suplica a su mejor amiga.

-¿Quieren que pasemos el día conustedes?-Ofreció la morocha con una sonrisa pero ambos chicos negaronfrenéticamente.

-No creo amor, mejor los dejamossolos-Cortó Albus tomando a la morocha de la mano y sacándola de allí.

La pelirroja le mando otra miradasuspicaz a su amiga pero ella solo se encogió de hombros, incapaz de hacernada.

-¿Qué te parece si vamos a la tiendade quidditch?-Ofreció el rubio dispuesto a cambiar el mal humor de ella.

Los ojos de la chica brillaron aloír esas palabras.

Sin decir más Scorpius pagó lacuenta y luego la tomó de la mano encaminándose a la tienda preferida de ambos.

-Haber si consigues algo que te hagaganar-Murmuró él con una sonrisa de oreja a oreja.

Ella bufó pero le sonrió por primeravez en el día.

-Ese fue solo un mal día-Aclaró Lilymirándolo con suficiencia.

-Claro, apostamos cuando quieras-Rioél.

Lily hizo una mueca antes deresponder.

-Prefiero no más apuestas por untiempo-Dijo seria.

Él soltó una sonora carcajada y ellasin poder contenerse le pegó un manotazo en el brazo.

-¡Dijimos que sin golpes!-Reprochóél sin borrar su sonrisa.

-De acuerdo-Aceptó ella poniendo lasmanos en alto.

Scorpius volvió a tomar la mano deLily antes de abrir la puerta del local, dejándola entrar primero.

Comenzaron a recorrer el gran lugaren busca de todo lo necesario para sus amadas escobas y alguna que otra cosa.

Los ánimos parecían haber mejoradoenormemente, Lily sonreía y Scorpius era el causante de eso.

Quince minutos después ambossalieron de la tienda, con amplias sonrisa y las manos cargadas de bolsas.

-¿Sabes?, puedes ser agradablecunado quieres-Murmuró Lily clavando sus ojos en los grises de él.

Scorpius sonrió feliz tomando lamano de ella entre las suyas.

-Sabía que llegaría el día en quedirías eso-Dijo dándole un beso en la mejilla.

Ella puso los ojos en blancodivertida y le sonrió con ternura.

-Tengo un lugar que mostrarte-DijoLily y comenzó a correr con él de la mano.

Se frenó en frente de un pequeñoparado con vista hacia el lago donde el sol brillaba a punto de ocultarse.

Scorpius sonrió tomándola de lacintura delicadamente.

Ella tragó saliva lentamentemordiéndose el labio inferior, corrió unos pequeños cabellos rubios de la carade él, que tenía sus ojos grises clavados en ella.

Lily se apartó de repente,confundida.

Scorpius cerró los puños y los ojosnotablemente frustrado.

<>, pensó.

-Es un lindo lugar, ¿no te parece?-ComentóLily rompiendo la tención, él asintió acercándose a ella instintivamente.

La pelirroja lo miró de reojomordiéndose el labio inferior.

<>, murmuró una malévola vocecita en su cabeza.

<<¡Claro que no!, ¡Lo odio!>>, gritó otra voz notablemente irritada.

Lily movió la cabeza negativamente,apartando sus locos pensamientos.

Scorpius se acercó abrazándola porla cintura con delicadeza y colocando su cara sobre el hombro de ella que seestremeció levemente ante el contacto.

La pelirroja respiró hondo sin saberque hacer, el perfume de él la invadió impidiéndole pensar con claridad.

-Te quiero, Lily-Susurró acentímetros de su oído el rubio.

Ella se estremeció sintiendo larespiración de él chocar con su piel.

Comenzó a girar lentamente, sin queScorpius se alejara, ambos quedaron a centímetros. Él abrazándola por lacintura y ella con sus manos enredadas en los cabellos platinados.

Las respiraciones se entrecortaronmezclándose entre ellas debido a la poca distancia.

Una pequeña sonrisa se formó en loslabios del rubio, tanto tiempo había esperado.

Sin soportar un segundo más Scorpiusse acercó lentamente, cortando la distancia entre ambos, poso sus labios sobrelos de ella con suavidad.

Primero solo un roce y luego ambosintensificaron el beso, apegándose instintivamente.

Se separaron por la falta de aire,ella sonrojada y él con una sonrisa de oreja a oreja

-Yo también te quiero,Scorpius-Susurró Lily con sus ojos aún cerrados, él sonrió antes de volver abesarla.

-Feliz San Valentín, pelirroja-DijoScorpius apenas se separaron.

Ella sonrió más feliz que nunca, porfin había aceptado lo que sentía.


¡¡¡¡Hola!!!!

Si se preguntaron donde me había metido la respuesta es : ¡Estuve bloqueada!

Sí, metí la pata...

Comenté una historia del tipo "Busco personajes" y me bloquearon por 5 días que al final casi fueron 10...

Horrible...¿mi consejo? : ¡Respeten las reglas!

En fin...

Llegamos al final de este mini-fic....

Espero les guste el Lilius, yo los amo....

Fue un placer escribir para ustedes :) , ¡Fueron unos geniales lectores!

Muchos besos, Paz :D

¡Feliz San Valentín, pelirroja! - Fanfics de Harry Potter

¡Feliz San Valentín, pelirroja! - Fanfics de Harry Potter

Para encontrar un nuevo camino hay quesalirse de la huella, dejar el caminito seguro por el que andamos siempre yanimarse a lo nuevo al peligro de lo nuevo. Ja

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-feliz-san-valentin-1359-0.jpg

2023-02-27

 

¡Feliz San Valentín, pelirroja! - Fanfics de Harry Potter
¡Feliz San Valentín, pelirroja! - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/101382
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20