Gato Negro - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Negro. Es todo lo que vi, veo, y posiblemente siempre veré.

Negro. Tan negro como el pelaje de un gato.

La negrura es infinita, cuando entras en ella, ya nunca podrás salir. Pero ¿Y si siempre has estado allí?

Bueno, ahora que recuerdo, creo que además de negrura vi, por única y última vez, unos felinos ojos color blanco hueso en medio de la oscuridad

Me llamo Mary, y veía cosas- no muy concretas podría decirse- que los demás no pueden ver. Sombras, voces, presencias y mucha oscuridad formaban parte de mi vida. Pensándolo mejor, ahora no estoy completamente segura de que haya estado viva alguna vez, pero si lo estuve, dentro de esta vida, había cosas muy extrañas. Número uno: nunca soñaba. Si tenía sueños mientras dormía, pues simplemente no los recordaba. Cuando mis ojos se cerraban y mi mente caía a la inconsciencia, lo único que veía era una gran capa de negrura. De la que siempre había pensado que algún día no iba despertar. Número dos: siempre me había fascinado lo paranormal. Aunque esa fascinación nunca disipó mis miedos sobre el tema. Sentía que me observaban. Número tres: Tenía alguna clase de maldición con el 31 de Octubre. Cada dos años en esta fecha, me pasaba algo malo a mí o a las personas que conocía. Unos meses después de que nací, el 31 del mes diez, casi muero por una rara enfermedad. En mi cumpleaños número dos mi casa se incendió misteriosamente, y de milagro mi familia logró salir conmigo cargada en brazos. Luego de dos años, cuando tenía cuatro, el perro de mi hermana fue atropellado. Y dos años posteriormente, cuando apenas cumplía ocho, murió mi madre, el último día del mes de Octubre. Y para colmo de males, en ese tiempo la sensación de que me miraban, era más fuerte. Ahora entienden mi preocupación a la llegada de esta fecha, para el que faltaba un poco menos de una semana.

 

28 de Octubre:

-¿Porqué tan decaída Mary? - preguntó mi mejor amiga Alisson, interrumpiendo mis cavilaciones sobre el día que tanto me aterraba.

- Nada, solo estoy muy pensativa.

- Siempre lo estas cuando llega Halloween. - dijo muy astutamente. ¡Siempre tan intuitiva! - Mira, si esto es por tu madre, no te preocupes, recuerda que está en un lugar mejor.

- No es eso, Al. Es que siempre que llega Octubre, llega con él el desastre - confesé con cierta vergüenza.

- No digas tonterías, amiga mía. Las cosas no funcionan así, todo irá bien, no te preocupes - expresó su tranquilidad y seguridad con esas palabras. Esa tranquilidad no alcanzó a llegarme a mí.

Tonterías. Como no.

30 de Octubre:

En los anteriores dos días las cosas no habían salido muy bien. Reprobé un examen, mi hermana se rompió un brazo y lastimosamente a mi padre lo habían despedido. Todo iba tomando poco a poco su curso, creía yo. Puede que las cosas no tuvieran mucho sentido, pero mirando mis anteriores años de vida y los acontecimientos que los acompañaron cobraba un poco más de sentido. Recetas para Cookeo

Me interrumpieron a mitad de clase de ciencias para contarme algo. Mi padre había tenido un accidente automovilístico y estaba en el hospital. "Estable" fue el veredicto de los médicos, pero eso a mí no me convencía.

Todo lo que me había sucedido en la vida, conformaba el mismo hilo conductor. El 31 de Octubre y su maldición estaban cada vez más cerca.

31 de Octubre:

El día no había sido tan malo como yo suponía. Nada de dolores, fracturas ni malas noticias, parecía un día común y corriente.

Después de clase, visité a mi padre en el centro médico. Hablamos, fue agradable, él se estaba recuperando.

Cuando salí del hospital, todo sucedió muy rápido. Un maullido se escuchó cerca mío. Me acerqué y vi un gato aparentemente adorable. Lo acaricié, y fue cuando noté que sus ojos no eran verdes, sino blancos, como si estuviera muerto o como si fuera un espíritu.

Luego, todo lo que recuerdo es que el gato se bajó de la cerca en donde estaba sentado, y empezó a dar vueltas alrededor de mí. Con cada vuelta que daba, el panorama se iba oscureciendo, y lo último que vi fueron sus sombríos y malignos ojos color hueso, en medio de la negrura.


Y ahora lo único que veo, es una gran capa de negrura. No puedo saber si estoy mirando algo oscuro o estoy con los ojos cerrados. Si estoy muerta o viva, dormida o despierta. Sin entender si lo que viví fue un sueño, o fue real, o incluso si nunca existí. Quiero caerme, desmayarme o morirme si es que todavía estoy viva, pero tengo el presentimiento de que si lo hago, solo me adentraré mas en esta pesada oscuridad.

No sé si veo la nada, o tal vez este ciega, no lo sé, pero si se una cosa: no tiene sentido. Veo algo que no entiendo, que no tiene sentido. Veo algo simplemente
negro. Veo algo que sinceramente, es muy parecido a lo que creo que fue mi vida.


En algún lugar (se desconoce su nombre), el espíritu maligno de un gato negro, está sentado en la rama de un árbol, mirando fijamente con sus ojos blancuzcos la luna llena. Esperando a que la maldición del 31 de Octubre recaiga sobre su próxima víctima. Para luego poder atacarla desde la espesa y profunda oscuridad de la noche.

Gato negro 1

Gato Negro - Fanfics de Harry Potter

Negro. Tan negro como el pelaje de un gato. Negro. Es todo lo que vi, veo, y posiblemente siempre veré. Negro. Es todo lo que vi, veo, y posiblemente siempre

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-gato-negro-fanfics-de-harry-potter-4897-0.jpg

2023-02-27

 

Gato negro 1
Gato negro 1

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/61512
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente