Harry y Ginny - sigo la historia a mi modo. - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Lumos

rn

Libro:

rn rn

Un rugido de júbilo se escapo para dejarlo pasar.
Harry miro boquiabierto mientras sus compañeros, al verlo, se ponían a gritar; varias manos tiraban de el hacia el interior de la sala.
- ¡Ganamos! -bramo Ron, que se le acerco dando brincos y enarbolando la Copa de plata-. ¡Ganamos! ¡Cuatrocientos cincuenta a ciento cuarenta! ¡Ganamos!
Harry miro alrededor; Ginny corría hacia el con expresión radiante y decidida, y al llegar a su lado le rodeo el cuello con los brazos. Y sin pensarlo, sin planearlo, sin preocuparle que hubiera cincuenta personas observándolo, Harry la beso.
Tras unos momentos que se hicieron larguísimos (quizá media hora, o quizá varios días de fulgurante sol), Harry y Ginny se separaron. La sala común se había quedado en silencio. Entonces varios silbaron y muchos soltaron risitas nerviosas. Harry miro por encima de la coronilla de Ginny y vio a Dean Thomas con un vaso roto en la mano y a Romilda Vane con gesto de escupir algo, Hermione estaba radiante de alegría, pero a quien Harry buscaba con la mirada era a Ron. Al fin lo encontró: estaba muy quieto, con la Copa en las manos, como si acabaran de golpearlo en la cabeza con un bate. Los dos amigos se miraron una fracción de segundo, y entonces Ron hizo un rápido movimiento con la cabeza cuyo significado Harry entendió de inmediato: <>
La fiera que albergaba en su pecho rugió triunfante, Harry miro a Ginny, sonriente, y sin decir nada señalo el hueco del retrato. Le pareció que lo mas indicado era dar un largo paseo por los jardines, durante el cual, si les quedaba tiempo, podrían hablar del partido.

 

rn

PARTE INVENTADA

rn

1er capitulo:

rn

Apenas salieron de la sala común Ginny se detuvo y Harry, que la había tomado de la mano al salir, se paro para mirarla. Cuando la vio notó que estaba un poco preocupada y eso lo asustó.

rn

- ¿Esto es real o es otro de mis sueños? - dijo Ginny aun mas preocupada.

rn

Harry rió y la abrazó.

rn

- Esto es real. No estas soñando, estas despierta viviendo la realidad al igual que yo. - Y la abrazó más fuerte.

rn

Ninguno de los dos podía creer lo que había pasado, en especial Harry. Su sueño se había hecho realidad, había besado a Ginny y ahora estaban juntos y Ron había aprobado que su mejor amigo y su hermana salieran. Lo que todavía no había pasado era que fueran a dar un paseo cerca del lago y allí podrían hablar mas cómodos, solos y tranquilos.

rn

Así que se soltaron pero Harry siguió tomando a Ginny de la mano e izo que esta lo siguiera hacía afuera.

rn

En la entrada Ginny lo detuvo de nuevo y él la miro. Ginny lo miraba a los ojos y Harry notó como sus manos se soltaban y ella las ponía a ambos lados de la cara de Harry, ambos se acercaron y se besaron. Harry sintió que solo había pasado un minuto cuando Ginny lo tomó del brazo y salieron al patio. Harry la guió hacia uno de los árboles que había junto al lago, el más alejado de Hogwarts.

rn

Harry vio como Ginny se sentaba en el césped con la espalda apoyada en el árbol. Él se sentó a su lado y le rodeo los hombros con el brazo. Ella, feliz, se apoyó en su hombro.

rn

- Aún no lo puedo creer, Harry. Hace poco empecé a imaginarme que tal vez sentías algo por mí, algo más grande que lo que sentías antes, algo más fuerte, algo mas
profundo - dijo Ginny serrando los ojos.

 

rn

- Yo, la verdad, hace meses que estoy soñando cada noche contigo, desde que
- miró hacia otro lado - ya sabes
desde que los vi a ti y Dean
- se calló.

rn

Ginny lo miró y esperó a que el hiciera lo mismo.

rn

- No lo puedo creer. - sonrió - Harry Potter, estabas celoso de Dean?

rn

- Claro que estaba celoso, apenas los vi sentí algo hacía ti. Me di cuenta que era mas que lo que sentían sus hermanos hacia sus hermanas. Era diferente.

rn

Pero también sentí algo hacia Dean, sentí que quería estrangularlo con mis propias manos por haberte besado de esa forma.

rn

Después vi como Ron se puso al verte así y temí que si te decía a ti lo que sentía, Ron se enfadaría conmigo, y, también, tenía miedo que tu no sintieras lo mismo por mi
- y miró a Ginny.

rn

Ella se paró al frente de él soltándose de su brazo y Harry izo lo mismo, asustado por su reacción.

rn

Ginny lo miró a los ojos, y lo abrazó poniendo las manos alrededor de su cuello. Harry la agarró por la cintura.

rn

- Te amo, Harry. Esa es la verdad. Y estoy seguro que nadie va a amarte tanto como yo. Nadie va a amar tanto como yo a una persona - le susurró al oído.

rn

Harry acercó su boca al oído de Ginny y le susurró:

rn

- En eso te equivocas, yo amo mucho mas que tu. Lo que siento por ti ya no es lo de antes porque ahora estoy enamorado de ti. No duraría un día sin ti, no podría vivir mi vida si tu no estas en ella

rn

Se besaron otra vez con más fuerza. Harry tomaba con una mano su cintura y con la otra acariciaba su cabello. Ginny estaba con sus dos brazos alrededor de su cuello.

rn

Decidieron soltarse y sentarse uno al lado del otro. Estaba oscureciendo lentamente y ambos veían el atardecer, abrazados. Pero pronto empezó a nublarse y a caer algunas gotas.

rn

Harry notó que Ginny estaba temblando.

rn

- ¿Estas segura que no quieres volver? - dijo Harry frotándole los brazos.

rn

- Nno, essttoy sseguura. Quiieroo essttar aaquíí cconntigoo. - pero no puedo evitar sentir un escalofrío.

rn

Harry se saco su campera y rodeo a Ginny con el, pero ella lo rechazó.

rn

- Nnoo, tte vaass aa conn-gge-laar. - Tartamudeo.

rn

- No importa, no quiero que te enfermes. - y colocó la campera en sus hombros.

rn

- Gracias.

rn

Después de unas horas empezó a llover con más fuerza y decidieron que ya tenían que volver. Caminaron, lentamente, hacia el castillo y Harry se dio cuenta que a Ginny no le gustaban las tormentas, así que le rodeo los hombros con el brazo y la acerco a él. Caminaron hasta llegar a la entrada, donde se secaron un poco para no llegar empapados a la sala común, ni dejar su rastro en el camino.

rn

Volvieron, ambos abrazados por la cintura, a la sala común. Al decir la contraseña para entrar a la sala común, la Dama Gorda no pudo evitar preguntar si estaban juntos y decirles "buenas noches" a los dos.

rn

Sonriendo, entraron a la sala común. Apenas habían pasado por el retrato cuando, todos los que quedaban allí adentro, se quedaron callados viendo a la pareja caminar hacia Ron y Hermione. Se sentaron uno al lado del otro con las manos juntas, viendo como Ron jugueteaba con un libro de Botánica tirándolo hacia arriba y, a veces dejándolo caer en el suelo, Hermione lo fulminaba con la mirada cuando escuchaba el sonido del libro al caer mientras leía un libro de Runas Antiguas. Ninguno de los dos se percato que Harry y Ginny habían entrado hasta que Harry dijo:

 

rn

- Ron, cuéntame. ¿Qué tal estuvo el partido? - dijo Harry viendo como Ron dejaba caer de vuelta al libro.

rn

- Ron! Basta! Lo vas a romper! - susurró Hermione para que solo la oyeran Harry, Ginny y Ron.

rn

- Lo siento, es que estoy aburrido. - admitió Ron. Dejó el libro en la mesa y miró a Harry- ¿Pensé que Ginny te contaría como fue? - dijo mirando a Ginny.

rn

- Solo me contó una parte, pero yo quiero escuchar la historia completa. - mintió Harry.

rn

- De acuerdo
- dijo Ron.

rn

Estuvieron más de una hora sentados escuchando el partido mientras que la sala común se vaciaba poco a poco, dejando solo a Harry, Ron, Ginny, Hermione y un grupo de chicas (entre ellas Romilda Vane) viendo a Harry y fulminando con la mirada a Ginny, que se empezaba a sentir incomoda.

rn

Hermione decidió dejar de leer e ir a su habitación. Se despidió de todos con un beso en la mejilla y subió. Ron se quedó con ellos unos minutos intentando averiguar que fue lo que pasó cuando se fueron, pero sin éxito. Admitió su derrota y fue a acostarse, dejando a Harry y Ginny solos con ese grupo de niñas.

rn

Ginny apoyó su cabeza sobre el pecho de Harry y cerró los ojos. Harry notó que se sentía un poco cansada, pero, por si acaso, no izo ningún comentario. Pasaron unos minutos hasta que Ginny suspiro y con una mano se frotó los ojos, obviamente estaba cansada. Estaba apunto de decirle que valla a descansar cuando una de las amigas de Romilda se acercó.

rn

- Hola Harry, hola Ginny.- dijo la niña - Harry, quería decirte que estábamos hablando con las chicas sobre ti, - Ginny se incorporó rápidamente, pero se notaba que quería irse a dormir - y que estamos felices de que ahora salgas con Ginny. Una de mis amigas, Romilda, es amiga suya ¿no? - dijo mirando a Harry y a Ginny.

rn

- Si. - dijeron al mismo tiempo Harry y Ginny.

rn

- Bueno, ella aunque no este muy feliz de eso, les envía sus felicitaciones. - la niña sonrió y se alejó para volver con sus amigas.

rn

Ginny las fulmino con la mirada y se volvió a acostar en el pecho se Harry, pero éste la detuvo.

rn

- Ginny, estas cansada. Tienes que ir a dormir. - dijo Harry.

rn

- Aún no quiero irme, quiero estar contigo. - admitió en un susurro.

rn

- No, lo siento. Podremos estar juntos mañana otra vez, pero ahora tienes que dormir. Yo estaré esperándote aquí mañana para ir a desayunar ¿De acuerdo? - dijo Harry con voz firme.

rn

- De acuerdo.

rn

Harry no quería irse tampoco pero tenia que admitir que no podían seguir, Ginny necesitaba dormir. Se abrazaron y se dieron un pequeño beso de buenas noches.

rn

Harry y Ginny se levantaron. Harry notó que Ginny apenas podía mantenerse de pie, así que le paso la mano por la cintura e intentó llevar todo el peso de Ginny para que esta pudiera caminar. En eso, Romilda, se levantó y fue a ayudarla para subir al dormitorio.

rn

- Gracias, Romilda - dijo Harry agradecido de verdad de que ayudara a Ginny.

rn

- De nada, Harry - dijo ella sin dejar de mirarlo.

rn

Harry esperó a que Ginny llegara a su habitación. Escuchó que una puerta se cerraba y supuso que ya habían llegado.

 

rn

Esa noche, Harry, durmió con una extraña sensación de júbilo. Se sentía muy feliz por lo que había pasado esa noche. Y para seguir con la alegría, esa noche soñó con Ginny, recordando todo lo que había pasado.

rn rn

Al despertar esa mañana, se dio cuenta que todos todavía dormían. Pero al no tener sueño, decidió darse un baño, no tan largo, cambiarse con el uniforme, despeinarse el cabello, ya que le gustaba tenerlo así y bajar a la sala común.

rn

Vio que Hermione se había despertado para seguir leyendo el libro que había dejado anoche.

rn

- Hola Hermione, ¿te despertaste solo para seguir leyendo ese libro de Runas? - dijo Harry, asiendo que la chica se sobresaltara.

rn

- Oh! Harry! Me asustaste. - dijo Hermione - La verdad es que no soy la única que se despertó, espero a que Ginny baje para ayudarla a estudiar para los exámenes. - Harry sintió una felicidad enorme al oír el nombre de Ginny - Pero vi que estaba demasiado cansada, así que creo que tardara en bajar. ¿Qué fue lo que se quedaron haciendo anoche?

rn

- La verdad es que Ginny estaba muy cansada, pero no quería ir a dormir. Luego de unos minutos le insistí de vuelta y aceptó. Así que no hicimos nada, solo descansar. - admitió Harry.

rn

Se quedaron en silencio un momento. Harry escucho que alguien bajaba de las habitaciones de chicos y vio a Ron, que bajaba con cara de cansado y aún con ganas de estar durmiendo.

rn

- Ron, hola, ¿Por qué te levantaste temprano? - dijo Hermione.

rn

- Es que oí que alguien hablaba y decidí bajar
- dio un bostezo - Mejor me voy a dormir de vuelta...nos vemos - bostezó de nuevo y subió las escaleras.

rn

Hermione se quedó mirando por la ventana con aire soñador y admitió que ella también quería ir a dormir y que Ginny seguramente se había quedado dormida. Despidió con un "Nos vemos luego" a Harry y subió las escaleras.

rn

Harry decidió encender el fuego y se quedó cerca de el intentando no pensar en los estudios por un minuto. Era domingo, tenían todo el día libre y el único despierto hasta ahora era Harry.

rn

Escuchó a alguien bajar y vio a Dean también vestido y no parecía cansado. Vio a Harry y se sentó del otro lado para hacer los deberes de Pociones. pensó Harry. Pero este notó que Dean lo fulminaba con la mirada de vez en cuando. . A Harry no le gustaba que sus amigos se enfadaran con él pero decidió mantenerse callado con Dean por si acaso dijera algo indebido cuando charlaran.

rn

Las personas bajaron de a poco de sus habitaciones. Algunos estaban jugando al ajedrez, u otras cosas por el estilo, otros, como Dean, hacían deberes y los demás charlaban, bromeaban o cuchicheaban.

rn

Ron bajó primero y empezó a jugar con Harry al ajedrez mágico, luego bajó Hermione, que tenía pensado no estudiar hoy porque el día era esplendido. El sol estaba brillando como nunca, no había señal de ninguna nube y hacia mucho calor. Hermione empezó a ayudar a Ron en el ajedrez ya que Harry le estaba ganado por mucho.

rn

Harry no notó que Ginny había bajado por que estaba muy concentrado en el ajedrez y ella tampoco notó su presencia porque había bajado leyendo un libro de Transformaciones. Cuando Harry la vio estaba a punto de levantarse a saludarla cuando vio a Dean Thomas acercársele y decirle algo al oído. Ella vio a Harry y le respondió sin dudar, pero Dean insistió en lo que decía, y Ginny respondió, se dio cuenta cuando se despidieron y Ginny se acercó a Harry, Ron y Hermione. Se sentó al lado se Harry y este le paso el brazo por los hombros. Después le preguntaría sobre lo que había hablado con Dean, por que no quería que Ron lo viera en una escena de celos, y menos Hermione.

 

rn

Ginny ayudó a Harry a jugar y, Ron y Hermione, terminaron ganando. Todos fueron a desayunar, pero Ginny le dijo a Harry que después bajaba porque tenía que buscar unas cosas en su habitación. Este intento decirle que la esperara, pero ella insistió en que fuera cuando escucho rugir el estómago de Harry.

rn

Al salir, Harry vio que Dean entraba de vuelta, pero él no debía irrumpir en la sala por que Ginny se enfadaría, y además no podía sacar la capa de invisibilidad por que Ginny lo vería.

rn rn

2do capitulo:

rn

Fue al comedor y se sentó frente a Hermione y Ron, que estaban comiendo. No les dijo lo que había visto porque Ron se enfadaría con Dean otra vez y Hermione lo regañaría por desconfiar de Ginny. Pero él no desconfiaba en Ginny, si no en Dean. pensó Harry con enojo.

rn

- Harry! Harry! - gritó Hermione no tan fuerte para que solo lo oyera Ron y Harry.

rn

- ¿Qué? - dijo Harry, confuso.

rn

- ¿Qué te pasa? Aprietas las manos muy fuertes y te sangran por que te clavaste las uñas! - dijo Hermione preocupada.

rn

Harry sintió un pequeño dolor en sus manos y vio que Hermione tenía razón, estaba sangrando un poco. Ella tomó su varita y dijo: "Episkey" y dejó de sangrarle las heridas.

rn

- ¿Qué pasa, Harry? - dijo de vuelta Hermione.

rn

- Nada, nada. No pasa nada Hermione. - mintió Harry.

rn

Se levantaron y al llegar a la entrada de la sala común, salió Romilda Vane. Vio a Harry, sonrió y se acercó a él.

rn

- Harry, no creo q debas entrar hay adentro. - dijo sonriendo.

rn

- ¿Por qué lo dices? - dijo Harry preocupado.

rn

- Bueno
entra. Pero no te pondrá feliz lo que verás. - sonrió de oreja a oreja y se fue.

rn

Harry, alarmado, abrió sin hacer ruido el retrato de la Dama Gorda y se quedo paralizado en la entrada. Los vio, Ginny y Dean, besándose. Este había tomado a Ginny de los brazos con fuerza y tiraba de ella. Ginny estaba con la cara roja por el enojo, e intentaba patear a Dean ya que tenía los brazos agarrados y la varita se le había caído. Pero aún así, Harry no vio que Ginny hiciera esfuerzo para soltarse y eso lo enfureció pero también lo izo sentir una tristeza enorme. No tenía planeado interrumpir, si Ginny no se soltaba pues bien.

rn

Hermione y Ron habían entrado también por la puerta y vieron a la pareja besándose. Harry cerró con fuerza y dio caso omiso a lo que la Dama Gorda decía. Salió, no corriendo, si no caminando echando chispas y no notó que Hermione y Ron lo siguieras y supuso que habrían interrumpido el beso de Ginny y Dean.

rn

3er capitulo:

rn

Harry escucho un grito de dolor, y otras voces que gritaban de asombro. Eso significaba una cosa, Dean había recibido su merecido por parte de alguien, pero no sabía de quién.

rn

Se quedó con la espalda apoyada en la pared y decidió sentarse un momento y después volver a la sala común, o ir a otro lugar. No pudo evitar que pocas lágrimas acariciaran sus mejillas y luego cayeran al suelo. Apenas había salido con Ginny un día y ahora la veía besándose con otro chico cuando ella misma le había dicho que lo amaba.

 

rn

Se quedo allí un momento hasta que, supuso, que era la hora de desayunar. Pero no quería ir por que allí encontraría a Ron y Hermione calmándolo, y diciéndole que no se preocupe, y también vería a Ginny seguramente en brazos de Dean, riéndose de lo que había pasado. Eso lo izo sentir un dolor atroz, más fuerte que cualquier dolor de cicatriz, si no uno mucho peor.

rn

Su estomago rugió pidiendo alimento y no tuvo remedio de levantarse, llenarse de valor, y dirigirse al Comedor. Todos callaron al ver a Harry y las chicas del salón (Harry logró ver que también Cho Chang) sonreían y hablaban de él y Ginny en silencio. Miró a la mesa de Gryffindor y vio a Dean sonriendo, a Hermione con cara de preocupación y a Ron que le hacia señas para que se acercara a desayunar, pero ni rastro de Ginny. Fulmino a Dean con la mirada, y este sonrió aun más. Se sentó entre medio de Ron y Neville con Hermione al frente que lo miraba con disimulo. Tomó una tostada, la dejó en su plato, y se sirvió jugo de calabaza. Bebió un sorbo cuando oyó a Hermione que daba un suspiro, mientras miraba a la puerta del comedor. Pero Harry no vio hacia allí porque sabría lo que vería, miro hacia la mesa de profesores pero noto que ninguno, excepto Hagrid, Snape, Flitwich y McGonagall, estaban comiendo.

rn

Sintió que todos se empezaban a mover a su lado y vio que Romilda le hacía lugar a Ginny para que se sentara a su lado, seguramente querría preguntarle sobre lo que paso después de que los descubriera a ella y Dean, eso lo izo enfurecer y destrozar la tostada que tenia en el plato. Hermione y Ron miraron hacia donde miraba Harry y no hicieron comentarios, y Harry se agradeció de ello.

rn

Desayunaron en silencio, Dean fue el primero en pararse y al caminar rozó, apropósito, el cabello de Ginny justo cuando Harry miraba, Ginny izo como si nada hubiera pasado, pero Harry noto que apretaba su varita con fuerza en su bolsillo. Eso era un golpe bajo, no podía evitar tomar su varita y destrozar a Dean. Pero antes de dejarse llevar Ron le sujeto la mano mas cerca que tenia a la varita.

rn

- Harry, yo y Hermione no podemos decírtelo pero lo que viste no es lo que crees. Ya lo entenderás. Pero nosotros no podemos decirte nada, lo prometimos. - dijo Ron. Y Hermione asintió en confirmación a lo que había dicho.

rn

Harry no entendió lo que decían al decir "ya lo entenderás", "lo que viste no es lo que crees" o "lo prometimos". Sabia que se referían a Dean pero no entendía quien se lo explicaría o a quien le habían prometido no decir nada.

rn

Volvieron a la sala común. Todavía había un sol que refulgía afuera y Harry iba a intentar convencer a Hermione y Ron de que salieran afuera. Pero ellos habían querido ir a la sala común de vuelta y decidieron que saldrían después de arreglar un asunto.

rn

Dean estaba sentado, todavía son una sonrisa en el rostro sentado junto a Romilda Vane, charlando. Los demás estaban sentados jugando o hablando. Pero Harry no pudo evitar ver a ese extraño grupito. < ¿De que estarán hablando Romilda y Dean? >. Esa pregunta lo perseguía por todos lados. Ginny llego unos minutos después, Hermione y Ron se fueron a jugar al ajedrez a una mesita que estaba cerca de allí dejando a Harry solo frente al fuego de la chimenea.

 

rn

Ginny se sentó en uno de los sillones de al lado, y Harry se entristeció de que no se sentara a su lado por que eso lo haría sentir un poco mejor.

rn

- Hola. - dijo Ginny, sin dejar de mirarlo.n

rn

- Hola, Ginny - Su nombre le quemó la garganta, sentía fuego en ella.

rn

No pudo evitar mirarla al saludarla y vio que tenía los ojos rojos, como si hubiera estado llorando. Estaba usando una blusa azul, y unos jeans, su pelo estaba suelto, flameaba como el fuego y, Harry, con sus ojos verdes, no dejaba de mirar los de Ginny, marrones, que ahora dejaron derramar una lágrima.

rn

Harry no le pregunto porque lloraba por que tenía miedo de saber cual seria su respuesta. Miro de vuelta al fuego, pero en su mente solo veía los ojos de Ginny.

rn

- ¿Quieres que me valla, o quieres escuchar mi explicación de que fue lo que viste cuando entraste aquí? - dijo Ginny, sin alterarse.

rn

Harry tragó saliva. Eso era justamente lo que no quería oír, su explicación, era lo menos que esperaba.

rn

- Lo se, Ginny. - dijo lentamente - Aún sientes algo por Dean, y lo entiendo. Quieres estar con él, y no me quejo. Lo único que quiero decirte es que debiste habérmelo dicho, y no esperado a que Romilda me dijera que pasara a ver el espectáculo. - era difícil decir todo eso para él, no quería alejarla mas de lo que estaba - Fui un tonto al no fijarme antes en ti, y ahora que podíamos estar juntos, lo eché a perder haciendo que fuera justo cuando rompiste con Dean. - no evito que una lagrima cayera por su mejilla, aunque le daba vergüenza llorar frente a Ginny. Todavía miraba hacia el fuego.- Lo que espero ahora es que aún podamos ser amigos, y así podre empezar a quererte como antes. - la sala común estaba vacía, estaban ellos solos. - Tú dejaste de amarme como antes, pero todavía podemos querernos como yo te quería, como un hermano quiere a su hermana. Eso es lo que quieres ¿No? - miró por primera vez a Ginny.

rn

Ella estaba llorando en silencio, Harry no la había escuchando. Esta con las manos en la cara, llorando, gimiendo, murmurando cosas que Harry no entendía, levanto la cabeza. Estaba cubierta de lágrimas y los ojos ahora estaban más rojos que nunca.

rn

Harry se preocupo mucho, pero no podía pasar los límites esta vez, porque ahora eran solo amigos. Pero si podía hacer lo que un amigo hubiera hecho.

rn

Con una de sus mangas le limpió las lágrimas a Ginny y luego tomó su mano. No entendía nada, ¿Por qué lloraba Ginny? ¿Acaso ella no quería que sean amigos? ¿Dean no la dejaba tener de amigo a Harry?

rn

- Ginny ¿Qué sucede? - dijo Harry, alarmado porque la chica ahora lloraba con mas fuerza al sentir sus manos entre las suyas.

rn

- Harry
¿tú ya no me amas? - susurró ella entre lágrimas.

rn

A Harry le sorprendió esa pregunta, pero supo que no podía mentir. Tenía que decirle la verdad si quería recuperarla.

rn

- Ginny, ¿Qué dices? Claro que te amo, más que a nada. ¿Por qué lo preguntas? Ya te había dicho lo que sentía por ti.

rn

Ginny abrazó a Harry, que se había arrodillado frente a ella para verla mejor. Le rodeo el cuello con los brazos, muy, muy, fuerte, pero a Harry no le importó por que él también la abrazó a ella, pero aún le acariciaba el rostro para limpiarle las lágrimas. Ginny tomó el rostro de Harry con las manos y esperó a que este la mirara a los ojos.

 

rn

- Harry, yo nunca volví con Dean. El fue el que me besó, de eso te diste cuenta, pero yo nunca le seguí el juego. Intente soltarlo pero él me había tirado la varita y agarro mis brazos. Cuando escuche que alguien había cerrado la puerta supuse que eras tú. - se detuvo para tomar aire y toco los labios de Harry con la punta de los dedos. Pero siguió con su historia. - Dean me soltó los brazos pero siguió besándome. Puso sus manos en mi cintura y mis manos estaban entre su pecho y el mío así que no podía moverme todavía. Luego se paso de la ralla, porque bajo las manos un poco más. - dijo con enojo, poniendo la cara roja. Harry sintió que la bestia en su pecho rugía con furia. -Hay fue cuando Hermione entró con Ron. Dean me soltó, agarré mi varita, y ataqué con el hechizo Mocomurciélagos, y luego con Expelliarmus. Ron, tomó la varita de Dean y la arrojó lejos. Hermione se quedó viendo lo que pasaba, pero como esa era una situación en la que yo me defendí, no me castigó. Y a Ron tampoco. - respiro hondo, pero Harry se dio cuenta que ya había acabado.

rn

Harry, se sintió feliz y furioso a la vez. Pero quiso hacer una última pregunta.

rn

- ¿Por qué no me dijiste todo esto en el desayuno? - preguntó Harry.

rn

- Por que sabía que no me escucharías, así que me senté con Romilda para agradecerle. - admitió.

rn

- ¿Agradecerle? ¿Por qué? - pregunto Harry perplejo.

rn

- Por que ella me había dicho que tú querías entrar a la sala común, pero ella te detuvo. Pero ahora que escucho lo que dices, en realidad ella fue la que te dijo q pasaras. - se puso furiosa de nuevo.

rn

Se quedaron mirándose a los ojos un largo rato. Nadie entro ni salió de la sala común, y eso les agrado a ambos porque ambos estaban con lagrimas en los ojos, y cualquiera notaría que estaban llorando.

rn

- ¿Por qué Ron y Hermione te prometieron no decirme nada? Habría sido más fácil si ellos me los decían. - Preguntó Harry.

rn

Ginny sonrió.

rn

- Harry ¿De verdad hubieras prestado atención a lo que decían? Yo sabía que escucharías nada de lo que dijeron, así que decidí decírtelo yo misma. Pero cuando te vi aquí sentado sentí miedo a que dijeras lo que dijiste al principio. Tenía miedo de que ya no me amaras, de que me vieras solo como una hermana otra vez.

rn

Fue difícil para mí oírte decir lo que dijiste, Harry. - admitió, dejando caer una última lágrima.

rn

- Para mi fue peor, Ginny. Decirlo es peor que oírlo. No quería que te alejaras de mí por eso dije que tal vez ahora podríamos ser amigos. Aunque yo jamás aceptaría ser solo tu amigo. Ginny. Si no estoy contigo, no soy nada. - admitió bajando la cabeza.

rn

Con una mano, Ginny, levantó la cabeza de Harry. Se acercó a él y lo beso lentamente, como si no quisiera perder ni un segundo. Harry le devolvió el beso agradecido de que lo halla cayado de una vez. Fue tan real lo que pasaba, sentía a Ginny tan real. Cada vez que sus labios se separaban, Harry, mencionaba su nombre. en sus pensamientos solo existía Ginny, nadie mas.

rn

Ambos se separaron al oír de alguien se aproximaba. Harry se sentó en el sofá, y Ginny a su lado. No sabían quien podía ser, así que se quedaron quietos, pidiendo que sean Ron y Hermione. Pero no solo eran ellos, también Dean y Romilda los seguían por atrás y también Lavender.

 

rn

- Al fin... Harry! Ginny! - dijo Hermione sonriendo - ¿Volvieron a estar juntos? ¿Ya no quedan mas dudas?

rn

- No sabes cuanto extrañaba que fueras mi cuñado Harry - dijo Ron riendo.

rn

Todos rieron y Harry puso su brazo en los hombros de Ginny y ella posó la suya en la cintura de Harry.

rn

- Ginny, Cho Chang esta esperándote afuera, dice que quiere hablar contigo. - dijo Lavender. - Parecía muy contenta, enserio.

rn

4to capitulo:

rn rn

Ginny, sorprendida, se levantó del sofá, pero Harry la tomó por el brazo.

rn

- Ginny, yo voy contigo. No quiero que estés sola. - dijo mirando a Dean, pero este no lo miraba.

rn

- Harry, estaré bien. Además es solo Cho, y, por lo que dice Lavender, esta feliz. No creo que sea nada malo. - dijo segura de si misma.

rn

- No, Ginny. Por favor, no vallas
- pidió Harry.

rn

Ginny acarició la mejilla de Harry.

rn

- Estaré bien. Lo prometo. - dijo Ginny.

rn

- Por favor
- pidió de vuelta.

rn

- Harry
- se acercó a él - Confía en mí. Se lo que hago, pero no lo entenderás si no confías
Confía en mi ¿si? - le dio un beso en la mejilla.

rn

Harry aún no estaba seguro de dejarla ir, pero aun así, él confiaba en ella. La soltó de la mano y la vio alejarse hacia la puerta.

rn

Estuvieron unos minutos en silencio, esperando a que Ginny volviera. Harry empezó a ponerse nervioso, estaba caminando de un lado para el otro. Hermione y Ron estaban mirándolo.

rn

- ¿Por qué aún no ha vuelto? - repetía una y otra vez.

rn

- Tranquilízate Harry. Ginny es una persona inteligente, independiente, y muy valiente. Ella sabe lo que hace
y sabe defenderse muy bien. -dijo Hermione.

rn

- Hermione tiene razón, Harry. Tranquilízate, mi hermanita es más fuerte de lo que crees. - Afirmó Ron.

rn

- Pero Cho es mayor que ella
y estoy seguro que estaba así de feliz porque yo y Ginny habíamos cortado. Pero ella no sabe que volvimos. - dijo - Y no voy a quedarme aquí esperando a que Ginny salga lastimada
- sacó su varita.

rn

- ¿Qué vas a hacer? - dijo Hermione alarmada.

rn

- Voy a ver que es lo que pasa.

rn

Harry camino hacia el retrato, y lo abrió lentamente. Ginny y Cho no sintieron que alguien abría la puerta. Harry logró ver que Cho y Ginny estaban una en frente de otra fulminándose con la mirada. Harry escuchó lo que decían.

rn

- ¿Y que piensas hacer al respecto? - dijo Ginny, enfadada.

rn

- No vales la pena, niñita. -dijo Cho.- Harry te dejará, estoy segura, por que tú eres solo una niña. No eres una mujer, como yo. - y soltó una carcajada.

rn

- Entonces dime, ¿Por qué me dejaría Harry? ¿Por qué te dejó a ti? - la desafió Ginny.

rn

- Te dejara porque tú no eres nada comparada conmigo. Haré todo lo posible por que Harry note mi presencia. Y Harry y yo nunca cortamos, nos distanciamos. Pero por la forma en que el me mira, es obvio que aun me ama. - admitió segura.

rn

- Pues no es mi problema lo que crees sentir, o lo que crees que Harry sienta. Él es una persona extraordinaria, y estoy segura de que no me dañara, si alguna vez me deja. Y la única niña caprichosa de aquí, eres tú.

 

rn

- Ja ja ja! - rió Cho.

rn

- No me rebajaré a tu nivel. Se que Harry me ama. Eso no lo dudo.

rn

Ginny dio media vuelta, y Harry cerró la puerta del retrato. Estaba a punto de sentarse cuando escucho un grito diciendo "Desmaius", un grito y el ruido de una persona al caer al suelo. Todos los de la sala común salieron corriendo, y vieron a Cho acercarse al cuerpo de Ginny que había quedado inconsciente. Harry grito: "Protego" y la barra protectora izo que Cho se alejara de Ginny. Hermione y Ron estaban a los dos lados de Ginny intentándola despertarla mientras Harry se acercaba a Cho.

rn

- Te pasaste, Cho. Eres muy deficiente - dijo Harry.

rn

- ¿En que soy deficiente? - gritó Cho.

rn

- Eres solo una niña. - Terminó Harry.

rn

Se acercó a Ginny, la apuntó con la varita y gritó: "Rennervate". Ginny se despertó, pero se mantuvo en el suelo.

rn

- ¿Ginny, estás bien? ¿Te duele algo? - preguntó Hermione al notar que Ginny no se movía.

rn

Harry tomó la mano de Ginny y la apretó fuerte. Pero ella apenas sintió a Hermione hablarle.

rn

- Her-mio-ne - susurró Ginny.

rn

- Hermione, ¿Qué sucede? ¿Por que aun no se levanta? - pregunto Harry, preocupado.

rn

La cara de Ginny estaba pálida, y aun no abría los ojos por que los tenía fuertemente cerrados y la mano que Harry había tomado lo apretaba con fuerza. Movió la cabeza a los lados. Parecía asustada. Harry se preocupo aun más.

rn

- Es como si estuviera teniendo una pesadilla - dijo Hermione. Con una de sus manos tocó el rostro de Ginny. - Esta helada.

rn

Harry también tocó a Ginny y se dio cuenta de que estaba helada, como el hielo.

rn

- La verdad, Harry, me recuerda a cuando tu tenías pesadillas porque te dolía la cicatriz. Parece como si ella estuviera teniendo una y no puede despertar. - admitió Hermione.

rn

Ginny había empezado a sudar. Y Harry recordó como despertaba después de haber tenido un dolor de cicatriz. No quería que Ginny sufriera de ese modo, tenía que hacer algo para despertarla.

rn

- ¿Qué hacemos Hermione? - preguntaron Ron y Harry al mismo tiempo.

rn

- Esperar
- respondió ella - Esperar a que Ginny despierte, y después averiguar que es lo que estaba soñando.

rn

Ni a Ron ni a Harry les gusto la idea de esperar y dejar a Ginny tener esa pesadilla. Pero no había nada que pudieran hacer. Se quedaron al su lado unos minutos, el castillo estaba despejado de alumnos y profesores, y eso los ayudó.

rn

Sintieron que Ginny apretaba de vuelta la mano de Harry, este le puso una mano en la mejilla sin importarle que su piel estuviera helada. Se acerco a su oído y susurro:

rn

- Ginny, estas bien. Despierta. Estas teniendo una pesadilla. Estas a salvo. Soy yo, Harry. No te preocupes, no me iré de tu lado hasta que despiertes. Sabes que siempre estaré contigo, te lo dije muchas veces. Te amo. - susurró solo para que solo ella lo escuchara.

rn

Apretó aun más su mano y dio un grito, pero este fue bajo y cortó. Movió sus labios.

rn

- Harry
- susurró Ginny. Fue despacio, hasta creyeron haberlo imaginado si no fuera por que Ginny había movido los labios.

rn

- Si
Aquí estoy, Ginny. Estas a salvo
Despierta. - susurró Harry, pero esta vez Hermione y Ron si oyeron.

rn

- Harry
no te vallas
- susurraba cada vez mas fuerte - quédate
quédate conmigo...por favor.

 

rn

- Claro, Ginny. No me iré, estoy aquí. -susurró de nuevo.

rn

- Harry
te amo
no te vallas
por favor
- Hermione, Ron y Harry notaron que estaba llorando.- por favor
NO! No te vallas! No me dejes!

rn

- Harry, su pesadilla es contigo. - dijo Hermione - Esta soñando contigo, Harry. Sueña que la abandonaste
- se quedó pensando un momento - Háblale Harry, dile que estas aquí
tal ves así despierte

rn

Harry asintió.

rn

- Ginny - susurró - No me iré a ninguna parte, nunca me iré. Estoy contigo, ahora, a tu lado. Solo tienes que abrir los ojos. Aprieta mi mano si es que me estas escuchando.

rn

Harry sintió que Ginny apretaba su mano. Él le devolvió el apretón con ternura.

rn

- Lo ves
soy yo. - siguió - Abre los ojos, Ginny. Despierta. No me iré a ninguna parte.

rn

- No
no
Ron
Hermione
No se vallan
- Hermione y Ron se sobresaltaron - No me dejen ustedes también
no me queda nada
- empezaron a salir lágrimas de sus ojos.

rn

- Ginny, no te dejaremos nunca
Yo, Ron y Harry no te dejaremos. -dijo Hermione.

rn

- Así es hermanita, no te dejaremos
ahora despierta
estas soñando -dijo Ron, dulcemente.

rn

- Despierta! - dijeron todos al mismo tiempo.

rn

Ginny abrió los ojos de golpe. Pero no veían nada. Estaban mirando al techo. Soltó otro grito de dolor, los cerró, y luego los abrió lentamente.

rn

- Ginny? - dijo Harry.

rn

5to capitulo:

rn

- Harry! Estas aquí! - abrazó a Harry. - Ron, Hermione, ustedes tampoco se fueron
- dejó de abrazar a Harry y los abrazó a Ron y Hermione.

rn

- ¿Adonde creíste que iríamos? - preguntó Ron.

rn

Ginny palideció.

rn

- Tranquila Ginny, después nos contarás. - Hermione la ayudó a levantarse.

rn

- Oh, Harry
Lo que más miedo me daba era que tú te marcharas. -admitió abrazándolo de vuelta.

rn

- Yo no me iré a ninguna parte, al menos no sin ti
-dijo Harry.

rn

Fueron al gran comedor para poder cenar, todos los alumnos habían vuelto porque se habían ido afuera a festejar su sábado.

rn

Ron y Hermione se sentaron uno al lado del otro en frente de Harry y Ginny, que estaban con las manos unidas. Harry no dejó de mirar a Ginny en toda la cena, pero esta parecía tranquila porque al fin se había despertado de ese horrible sueño.

rn

Apretó la mano de Harry debajo de la mesa y este la miró. Su expresión era de felicidad y entendió lo que quería decir su mirada, decía "Nunca me dejaras de amar ¿verdad?". Harry sonrió, asiendo que ella sonriera de oreja a oreja.

rn

Volvieron todos juntos a la sala común, y, obviamente, ya todo Hogwarts se había enterado de lo que había pasado con Ginny, ya que Cho, Dean, Romilda y Lavender se encargaron de esparcirlo en todo el colegio. Todas las miradas estaban puestas en Ginny y a ella le incomodaba un poco tantas miradas. Harry y Ginny estaban sentados uno al lado del otro abrazados, y Ron y Hermione estaban sentados arriba de la alfombra jugando al ajedrez mágico, obviamente Ron iba ganando. Cuando terminaron de jugar Hermione se acercó decidida a Harry y Ginny y les dijo, sentándose en frente de ellos.

 

rn

- Ginny, acuérdate que tienes que estudiar para los exámenes, la semana que viene empezare a ayudarte con todo eso, ¿Quieres? - preguntó.

rn

- Gracias Hermione, eres muy amable - dijo Ginny - Pero podré disfrutar mi domingo ¿verdad? - preguntó ella, mirando una ves hacia Harry.

rn

- Si, claro. -Hermione sonrió- No tienes que preguntarme, Ginny. Solo te recuerdo que todavía estas en una escuela. -tomó su mochila que había dejado en la mesa esa mañana y subió a su habitación para dejarla. Actos de contricion y Números de los Angeles

rn

Harry recordó que había dejado todo un desastre en su cuarto antes de bajar a la sala común, había dejado el pijama tirado encima de la cama y el baúl abierto debajo de ella.

rn

- Ginny, tengo que subir a acomodar unas cosas que desordene esta mañana, ¿si? - dijo Harry. - ya vuelvo, subiré rápido y volveré a bajar para que así puedas hablarnos a mi, Hermione y Ron de tu sueño ¿ok? - preguntó.

rn

- De acuerdo. - pero Harry vio como palidecía. - Espero recordar el sueño completo
-dijo Ginny aun más pálida. Harry beso la frente de la joven, le acaricio la mejilla con una mano, se levantó y subió a acomodar el desastre que había dejado.

rn

Como esperaba la habitación estaba vacía. Acomodó rápidamente su desorden y tomó, de paso, la campera, que ahora estaba menos mojada por que había dejado cerca de la ventana para que se secara. Bajó y encontró a Ron, Hermione y Ginny sentados en el suelo, riendo. Harry llegó y se sentó al lado de Ginny para tomarla de la mano.

rn

- Oigan
antes de que pregunten
¿Pueden decirme que fue lo que dije o hice cuando estaba inconsciente? - preguntó Ginny.

rn

- Bueno
no dijiste mucho. Solo pedías que Harry, Ron y yo no te abandonemos, y, por eso, queremos saber a donde creíste que iríamos. - dijo Hermione, poniendo toda atención a lo que Ginny respondería.

rn

- En mi sueño vi, al principio, que estaba en mi casa, en La Madriguera. Había entrado pero noté que no había nadie
así que empecé a caminar por toda la casa hasta que llegué a tu habitación, Ron. - dijo Ginny, mirando a su hermano. - Los encontré a ustedes tres, hablando en voz baja, sobre algo que no logré entender. - admitió - Cuando entré dejaron de hablar y, entonces, supuse que no querían que escuchara, pero aún así no me fui. No estaban felices de verme, o eso pensé, así que me acerqué a ustedes y pregunte de que estaban hablando, tu - dijo mirando a Hermione - dijiste que no podían decirme porque no podían. Y que lo único que podían decir era que se ausentarían por un largo tiempo. Eso no me gustó. Así que pregunte ¿Por qué? Y tu dijiste - miró a Ron - que como había dicho Hermione, no podían decirme. Y que saliera de tu cuarto por que tenían que seguir hablando.

rn

Sentí que algo estaba mal, por que no podían irse y no decirle a nadie a donde iban. Me senté en una de las sillas que había allí y pregunte "¿Porqué tienen que irse? ¿Qué es lo que van a hacer?" y respondiste - dijo mirando a Harry - "Tenemos que irnos porque tenemos algo que hacer, algo que los beneficiará a todos. Lo lamento, pero no puedes saber que haremos, pero tienes que saber que ni siquiera nosotros sabemos a donde ir o que hacer." Entonces dije que, entonces, no tenían que ir si o si. Y sentí que se frustraron y gritaste - aún mirando a Harry - que por que no lo entendía, tenían que irse y yo no podía acompañarlos, dijiste que no me tenía que importar lo que hicieran, por que no tenia por que preguntar. Dijiste que solo era una niña, que no podía saberlo, ni yo ni nadie. - admitió y bajó la mirada.

 

rn

Salieron de la habitación y yo los seguí hasta afuera, pero sentí como si una barrera invisible no me dejara pasar mas que la puerta. Caminaron hasta un tal punto y los tres miraron hacia donde yo estaba. Hay fue donde yo empecé a gritar para que no se fueran, no quería que se fueran, quería que se quedaran allí y me dijeran que era lo que pasaba. Pero sentí la voz de Harry que me susurraba en el oído diciéndome que estaba soñando, que despertara y que él estaría a mi lado. - miró a Harry que estaba callado escuchando toda la historia.

rn

- Nunca me iré de tu lado. - le susurró Harry.

rn

Ginny sonrió.

rn

- Siguiendo con mi sueño, al escuchar tu voz me desespere aun mas por que estabas saludándome del otro lado y vi como se movían tus labios diciéndome "Adiós", grité aun más para que no se fueran. Y hay fue cuando desapareciste. - acarició la mejilla de Harry - Y luego -miró a Ron y Hermione - quedaron ustedes dos, se tomaron de la mano para desaparecer juntos a donde quiera que irían y me saludaron con la mano que les quedaba, también diciéndome "Adiós" con los labios. No quería que se marcharan así que les suplique que se quedaran a ustedes también.

rn

Ron puso cara de no entender lo que decía y dijo:

rn

- Pero pensé que no querías que me entrometiera en tu vida. - dijo sonriendo.

rn

Todos rieron.

rn

- A veces me sacas delos cabales, eso debo admitirlo. - dijo Ginny - Pero no te quiero totalmente fuera de mi vida. - se levantó y lo abrazó por atrás - Eres el mejor hermano, y se que solo quieres protegerme. A veces demasiado. - rió y Ron se rió con ella - Pero, a veces, me gusta que quieras protegerme, admito que tenias razón sobre Dean. -miro a Harry, este estaba sonriendo también por que estaba feliz de que Ron y Ginny, al fin, se llevaran bien, pero no le gusto que Dean entrara en la conversación. - Pero como salgo con Harry, tu mejor amigo, -puntualizó, aún mirando a Harry - no tienes que preocuparte por nada. Tú ya lo conoces, tal ves hasta mas que yo, y sabes como es.

rn

- Tienes razón, Ginny. Pero admito que, aunque Harry sea mi mejor amigo, aún quiero protegerte, como ha sido siempre. - dijo Ron, miró a Harry y sonrió.

rn

Harry sabía lo que sentía y no se quejaba de que Ron quisiera proteger a su hermana. Pero lo hacía feliz que no tuviera remordimientos por que ahora su mejor amigo saliera con su hermanita.

rn

Ginny se levantó y abrazó a Hermione que estaba sentada al lado de Ron.

rn

- Y tampoco quería perderte a ti, Hermione. Tu no eres mi mejor amiga, - dijo Ginny asiendo que Hermione se asustara - eres mas que eso, eres como mi hermana. - a Hermione le habían empezado a caer lágrimas de los ojos.

rn

- Oh, Ginny! Que dulce! Tú también eres como una hermana para mí
- y se abrazaron más fuerte.

rn

Se soltaron y Ginny fue a abrazar a Harry. No dijeron nada ninguno de los dos por que ambos sabían que ninguno quería perder al otro. Se sentó de vuelta al lado de Harry y siguió contando la historia:

rn

- Y, bueno. Sentí a Harry de vuelta en mi oído diciéndome que no se iría a ninguna parte y, después, los sentí hablar a ustedes dos - dijo Ginny mirando a Hermione y Ron - que también me decían que abriera los ojos, que no se marcharían.

 

rn

Abrí los ojos con fuerza y vi que todo estaba negro, no había nadie, estaba sola. - Tomó la mano de Harry - Pensé que me habían mentido, se habían ido. Di un grito de dolor, pero sabía que nadie podía escucharme. - Palideció un poco - Luego pensé "¿Dónde estoy?, ¿Dónde esta Harry?, ¿Dónde están Ron y Hermione?" Cerré los ojos, y los abrí de nuevo lentamente por que no quería saber lo que vería después.

rn

Lo primero que vi fue el techo del pasillo, sabia que estaba en Hogwarts, escuche a Harry decir mi nombre y hay fue cuando los vi, sentados, a mi alrededor. No me habían mentido y eso me puso feliz. - Ginny sonrió.

rn

Hermione se paró y se sentó al otro lado de Ginny y Ron al lado de Hermione. Ginny los vio uno por uno, primero Ron, Hermione y al último Harry.

rn

Todos se quedaron sentados viendo el fuego. Todavía no había anochecido tanto, así que decidieron ir afuera a visitar a Hagrid. Ginny no era tan amiga de él como los demás, peor aun así quería ir a visitarlo. Harry tenía abrazada a Ginny con un brazo, y en el otro llevaba la campera que había bajado, Ron caminaba al lado de Hermione, ambos hablando sobre cuando iba a estudiar Ginny para los exámenes y planeando como era que iba a estudiar. Llegaron a la casa de Hagrid y tocaron la puerta.

rn

6to capitulo:

rn

Hagrid abrió y al ver a Harry, Ron, Hermione y Ginny sonrió de oreja a oreja.

rn

- Hola Hagrid. ¿Podemos pasar? - dijo Hermione.

rn

- Hola Hagrid. - saludaron Harry, Ron y Ginny.

rn

Los izo pasar al instante. Hacía mucho que no hablaban con Hagrid.

rn

- Hola chicos, ¿Por qué decidieron venir a visitarme a estas horas? - preguntó Hagrid, fingiendo no darse cuenta de que Harry estaba abrazado a Ginny.

rn

- Tampoco es tan tarde Hagrid, hace poco terminamos de cenar. - dijo Ron.

rn

- Si, Hagrid. Queríamos venir a verte, hace mucho que no hablábamos. - Hermione se había sentado en una de las sillas.

rn

- Si, tienes razón Hermione. - admitió Hagrid.

rn

- ¿Qué estabas asiendo Hagrid? - preguntó Harry al ver que estaba cubierto de barro en los zapatos y con un balde en la mano.

rn

Hagrid dejó el balde a un lado y se paró al frente de la mesa.

rn

- Eso no importa. Siéntense chicos, ya les traigo al para tomar. - les ofreció.

rn

- Gracias. -dijeron todos al mismo tiempo.

rn

Ron se sentó a un lado de Hermione, Harry del otro lado con Ginny a su lado, pero ahora se habían dejado de abrazar.

rn

Hagrid dejo en la mesa cinco vasos un poco más pequeños que un balde llenos de té, o a lo que Hagrid llamaba té y también un plato con bollos. Se sentó al lado de Ron.

rn

- ¿Tienen algo que contarme? ¿Alguna noticia que aun yo no halla oído? - preguntó, mirando a Harry.

rn

Harry miró a Ginny. Y ella miró a Hagrid.

rn

- Si, Hagrid. - admitió Ginny - Aunque creo que ya te has dado cuenta. - la pequeña de los Weasley sonrió y miró de nuevo a Harry.

rn

- Así es. - dijo Harry mirando a Ginny y luego a Hagrid - Hagrid, yo y Ginny ahora estamos saliendo. - y sonrió.

rn

Hagrid miró a Ron que también estaba sonriendo y luego a Hermione que asintió en confirmación a lo que Harry había dicho. Sonrió, se levantó y fue a abrazar a Harry y Ginny. Ron y Hermione estaban riendo al notar que ni Harry ni Ginny podían apenas respirar.

 

rn

- Felicidades! Siempre supuse que Ginny sentía algo por ti y que tú al final te darías cuenta
- dijo Hagrid, que había empezado a sollozar.

rn

- No
podemos
respirar
. - dijeron Harry y Ginny, riendo.

rn

- Oh, lo siento
- Hagrid los soltó y fue a sentarse de vuelta.

rn

Pasaron una hora contándole a Hagrid que fue lo que pasó y, cuando Hermione acompaño a Ginny al baño (ya que no sabia donde quedaba), Hagrid le pregunto a Harry hace cuanto le gustaba Ginny.

rn

- Hace desde que la vi con otro chico, eso me puso un poco celoso, y
- pero vio que Ron alzaba una ceja - de acuerdo, MUY celoso
- y todos rieron.

rn

- Harry, hace mucho tiempo que no te veía tan feliz. Ella debe ser muy importante para ti. - dijo Hagrid.

rn

- Si, no tienes idea. Es como si
- pero se cayó al ver que Hermione y Ginny volvían.

rn

Charlaron sobre cualquier tema que venia a la conversación, hasta que decidieron que ya era hora de volver.

rn

- Adiós Hagrid. - dijeron Harry, Ron y Hermione.

rn

- Nos vemos, Hagrid. - agregó Ginny. Se veía en su cara que se había divertido mucho, y eso lo izo feliz a Harry.

rn

Llegaron a la sala común, pero ninguno estaba cansado como para ir a dormir ahora. Se sentaron lejos de la chimenea porque había dos grupos de chicas riendo y mirando a Harry y Ginny. Se sentaron en los sillones, Harry y Ginny estaban uno al lado del otro, como siempre, y Ron y Hermione estaban sentados al frente de ellos.

rn

Empezaron a jugar al ajedrez mágico y terminaron ganando Harry y Ginny. Ron notó que Hermione estaba cansada así que le pregunto si no quería ir a dormir, pero ella se negó por que no estaba cansada si no es que quería sentarse en el sofá. Ginny estaba muy cómoda con la cabeza en el hombre de Harry y una mano agarrada con la de él que estaba apoyado con la espalda al sofá, con su otra mano en los hombros de Ginny y las cabezas de ambos apoyadas. Ron no le molestaba tanto verlos así pero lo mismo decidió ir a dormir.

rn

- Ginny, mañana vamos a empezar a estudiar ¿si? - dijo Hermione - Estudiar para los exámenes es muy difícil y tienes que estar preparada.

rn

- Si, lo se. Mañana me despertaré temprano para estudiar. - afirmó Ginny - Así que mejor me voy a dormir.

rn

- Bueno. Yo también voy a subir. Nos vemos mañana. - se despidió Hermione.

rn

Y subió a su habitación. Harry también se había levantado y le tendió una mano a Ginny para ayudarla a levantarse. No estaba tan dormida y se veía que no quería ir a dormir, pero si se quería levantar temprano para estudiar tendría que descansar.

rn

- Buenas noches, Harry. - Ginny todavía no le había soltado la mano.

rn

- Buenas noches
- acarició su mejilla y ella cerro los ojos.

rn

Harry se acercó a ella sin que lo viera y la beso, sin importarle que el grupo de chicas lo fulminara con la mirada. A Ginny tampoco le importa que empezaran a ver, si no que puso sus brazos alrededor de su cuello y se acercó a él. Harry la tomó por la cintura y la acercó aun más.

rn

Soltó una de sus manos con la que la abrazaba y tomó su rostro con dulzura y la besó con más fuerza, a ella le gustó que lo hiciera y le siguió el juego. Pasaron unos minutos hasta que se separaron.

 

rn

- Nos vemos mañana. - dijo Ginny y le beso la mejilla.

rn

Se soltó de sus brazos aunque a regañadientes y subió para ir a su cuarto. Harry se quedó mirando hasta que sintió otra vez el sonido de la puerta al cerrarse y fue a su dormitorio.

rn

No pudo estar con Ginny en toda la mañana por que ella estaba en una esquina con Hermione estudiando. Fueron a su clase de Pociones y sin el libro del Príncipe Mestizo no le iba tan bien. Mientras estaba intentando hacer los que el profesor les había pedido sintió que alguien entraba por la puerta, pero no miró porque estaba concentrado en la poción. No notó que era Cho hasta que Ron le dio un codazo y el levanto la cabeza. Cho estaba hablando con le profesor y le dijo algo en el oído, pero Harry suplico que no fuera lo que él creía.

rn

- Señorita Chang, envíele esto al profesor Snape. ¿Podrá llevarlo usted sola? - dijo el profesor Slughorn entregándole una gran caja cerrada.

rn

- Si, eso creo. - la tomó en sus brazos y, tal vez apropósito o sin querer, dejó caer la caja al suelo - Oh! Lo siento profesor, fue un accidente. -se disculpó.

rn

Slughorn vio a la clase y se acercó a Harry que estaba viendo la poción.

rn

- Harry, ¿Podrías ayudar a la señorita Chang a llevar esa caja al salón del profesor Snape? - preguntó amablemente.

rn

- Pero aun no termine. - admitió Harry.

rn

- Oh, amigo mio. No importa, la clase que viene podrás seguir si gustas. Ahora ve.

rn

- De acuerdo, profesor. - Harry guardo sus cosas en la mochila y fue a ayudar a Cho que estaba juntando todo lo que se le había caído.

rn

Harry levantó la caja, la apoyo en una mesa, la cerró y la alzó. Salió con Cho del aula con la caja en brazos, que no era para nada pesada, pero antes de salir hecho un vistazo a Hermione y Ron que lo miraban y él les izo una seña para que no se preocuparan, y bajó con Cho hacia la clase del Snape. Pero Harry supo que al entrar hay encontraría a Ginny en su clase de Defensa contra las artes Oscuras. Se detuvo en la puerta.

rn

7to capitulo:

rn

- ¿Qué pasa, Harry? - preguntó Cho.

rn

- ¿No podrías llevar la caja hasta adentro tu sola, Cho? - dijo Harry, suplicante.

rn

- No, Harry. No soy tan fuerte. No podre sostenerla, y si se cae el profesor Snape nos castigará a ambos y por lo que hoy tú ya tienes castigos todos los sábados. - dijo Cho.

rn

- Esta bien. - Harry ya no quería tener mas castigos con Snape, los que tenía hasta ahora ya eran suficientes.

rn

Cho sonrió, se acercó a Harry y sostuvo con una mano la caja para "ayudarlo". Abrió la puerta con la otra manos que le quedaba y caminaron hacia el profesor Snape. Harry intentó no mirar a Ginny, pero sintió sus ojos clavados en él.

rn

- Buenos días, profesor Snape. - saludó Cho, en voz alta.

rn

- Hola, señorita Chang. Potter.

rn

- Hola profesor. - saludo Harry.

rn

- Esto se lo envía el profesor Slughorn, profesor. - y Cho le entregó la caja.

rn

- Gracias, señorita Chang. - Snape dejó la caja en su escritorio, luego vio a Harry que estaba mirando el suelo para evitar ver a Ginny.

rn

Snape se acercó a Harry.

rn

- Señor Potter, ha sido muy amable al ayudar a la señorita Chang. Creo que sería bueno que la acompañe hasta su salón ya que es tan amable.

 

rn

Harry miró a Snape con desprecio, pero no apartó la mirada ya que ahora no le importaba ser castigado. Snape lo miró también, pero al mirarlo a los ojos, desvió la mirada. Le izo una seña a Cho para que se retiraran.

rn

Harry vio a Ginny, que estaba con la cabeza agachada y sentada, con la varita en mano. Obviamente estaban practicando algún hechizo, por que todos los demás estaban parados. Al llegar a la puerta vio de vuelta a Ginny y logró notar que una lágrima caía en su pergamino. Odiándose a si mismo, salió del aula y acompaño a Cho a su clase, aunque cuando llegaron ya todos estaban saliendo.

rn

Fue corriendo hacia el comedor (era hora de almorzar) y se sentó al lado de Ron, frente a Hermione. No probó ni un bocado, estaba esperando a que Ginny llegara, pero nunca apareció. Vio con odio al profesor Snape que estaba en la mesa de profesores, noto esos ojos negros que tanto odiaba mirándolo por debajo de ese pelo grasiento. Hermione y Ron ya habían terminado, solo esperaban a que él comiera algo.

rn

- Harry, ¿no vas a comer nada? - pregunto Hermione, preocupada.

rn

- No, no tengo hambre aun.

rn

Hermione y Ron se miraron pero no dijeron nada más, aunque se dieron cuenta de que Harry les estaba ocultando algo. Como Harry no tenía hambre decidieron volver a la sala común en la que estaban solo Romilda y sus amigas, Dean y Seamus, Colin, Neville, y Lavender y Parvati.

rn

- Hola, chicos. ¿Cómo están? - saludó Neville que fue hacia ellos al verlos entrar.

rn

- Hola Neville. -dijeron todos al mismo tiempo - Estamos bien, ¿y tu? - preguntó Hermione.

rn

- No me quejo. - respondió con una sonrisa - Harry, ¿puedo decirte algo? En privado. - Neville vio a Harry que estaba mirando hacia el orificio del retrato.

rn

- Claro Neville.

rn

Ambos caminaron hacia una esquina de la sala común. Harry sintió los ojos de Hermione, Ron y todas las personas de la sala común viéndolo.

rn

- Harry, Ginny entró llorando aquí, solo quedaba yo porque todos habían ido a almorzar. Estaba muy triste. ¿Qué paso? Tu debes saber ¿no? Sales con ella. Le pregunte que pasaba pero paso corriendo hacia los dormitorios y escuche cuando cerró de un portazo la puerta.

rn

Harry se sintió culpable, Ginny estaba ahora en su cuarto llorando por su culpa pero no podía hacer nada, no podía entrar a las habitaciones de las chicas por que la escalera se transformaba en un tobogán si algún chico subía. Vio a Hermione sentada hablando con Ron.

rn

- No, Neville. Recién ahora me entero de eso, pero le pediré a Hermione que valla a hablar con ella, ya que nosotros no podemos. ¿ok?

rn

- Bueno
nos vemos - y subió a los dormitorios.

rn

Harry se acercó a Hermione y le pregunto si podía hablar con ella, Hermione asintió.

rn

- ¿Qué pasa, Harry? - pregunto Hermione, sorprendida.

rn

- Hermione, Ginny esta en su cuarto, llorando. Y es por mi culpa. - ella lo iba interrumpir pero Harry la calló - Déjame acabar. Después de que salimos con Cho de la clase de Slughorn no paso nada, solo caminamos. Al llegar a la puerta Cho tomó la caja con una mano para que pareciera que la llevábamos juntos y entramos. Intente no mirar a Ginny por que no quería ver el enojo o la tristeza que sentiría así que deje la caja y Snape me pidió que acompañara a Cho a su salón. -cerró los puños con fuerza- Quería hacerme enfadar para que así pueda castigarme aun mas, pero yo, como no quiero mas problemas, accedí. Al llegar a su salón ya no había nadie así que fui al comedor para hablar con Ginny, pero no estaba allí. Neville me conto que no almorzó y se quedó llorando en su cuarto. Y ahora te pido, o si quieres te suplico, que vallas a hablar con ella y decirle lo que en realidad paso. - le rogó a Hermione - Por favor. Tú sabes, más que nadie, lo importante que es para mí. Y tú eres mi mejor amiga también.

 

rn

- Harry, le contaré lo que me dijiste, pero tal vez no me crea. Tienes que decirle tu mismo lo que pasó. Ponte la capa para hacerte invisible y sígueme. Le contare a Ginny lo que pasó y veras su respuesta y si no me cree tu hablaras con ella. ¿de acuerdo? - dijo Hermione, con los brazos cruzados.

rn

- De acuerdo. Eres la mejor Hermione, ¿lo sabias? - Harry la abrazó y ella le devolvió el abrazo.

rn

Subió a buscar la capa y se la colocó antes de bajar. Le susurró a Hermione que ya estaba listo y la siguió hacia el dormitorio de Ginny. Donde escucharon que, en efecto, alguien adentro estaba llorando. Hermione toco la puerta.

rn

- Ginny, soy Hermione. - intentó abrirla pero estaba cerrada - ¿Puedes dejarme pasas? ¿Tengo que hablar contigo?

rn

- Hermione, ¿estas sola? - susurró Ginny del otro lado.

rn

- Si, Ginny. Estoy sola. - mintió ella.

rn

La puerta se abrió lentamente, Hermione pasó y Harry se izo lugar para poder entrar también. Ginny cerró la puerta con llave otra vez y se sentó en la cama, Hermione se sentó a su lado y la abrazó. Ginny empezó a sollozar de nuevo y cerró los ojos con fuerza.

rn

- Harry me contó lo que paso Ginny y no es lo que crees. Te equivocas, él nunca volvió con Cho, ni te mintió, ni nada. - Ginny la miro para ver si estaba mintiendo, pero se dio cuenta que decía la verdad. Miró hacia otro lado.

rn

- Tal vez, me equivoque o tal vez no. Tal vez Harry quiere volver con Cho por que ella es mayor o tal vez Harry quiera quedarse conmigo. Pero yo estoy segura de lo que vi, lo que oí y lo que sentí al escuchar y ver esa escena. ¿Por que Harry accedió a acompañarla?, ¿Por que accedió también a llevarla a su clase? Y ¿Por qué no pudo traer Cho la caja sin su ayuda?

rn

Hermione espero a que se calmara y pregunto:

rn

- ¿Quieres que te lo cuente yo, o quieres que Harry te lo diga en persona?

rn

- Harry no puede subir, y yo no pienso bajar. No quiero verlo nunca más, - Harry sintió que algo le acuchillaba el corazón. ¿Qué iba a hacer sin Ginny? - pero se que eso es imposible por que Ron y él son los mejores amigos, y venimos al mismo colegio y, además, pasa mucho tiempo en mi casa a veces veranos enteros. - admitió Ginny.

rn

- Y si Harry pudiera subir, ¿Oirías su parte de la historia, igual que él oyó lo que tú querías decirle sobre Dean? - preguntó Hermione.

rn

- Eso creo. Pero el nunca podrá
- Ginny cayó al ver que Harry se quitaba la capa de invisibilidad. Se levantó de la cama haciendo que Ginny quedara entre medio de ellos dos.

rn

Hubo un silencio incomodo. Hermione se fue de la habitación dejando a Ginny y Harry totalmente solos. Él se acercó a Ginny, pero esta dio un paso hacia atrás. Harry no intentó acercase de vuelta.

 

rn rn 8vo capítulo:rn rn

- Ginny
- Ella alzó el dedo índice obligándolo a callar.

rn

- Harry, se lo que me vas a decir. -Ginny bajó el dedo - Dirás que, en realidad, no querías acompañar a Cho, pero te obligaron a hacerlo por que ella fingió que la caja que llevaba era muy pesada. Dirás que no pudiste negarte al ver la cara de Snape, por miedo a recibir un castigo y que al llegar con Cho a su clase, nada pasó. - Ginny miró a Harry a los ojos. Él notó que Ginny no estaba triste ahora, si no que estaba enfadada.

rn

- Eso fue exactamente lo que paso, Ginny. Lo juro. Cho le pregunto al profesor Slughorn si podía acompañarla y ambos hicieron una escenita fingiendo que la caja era pesada y el profesor me pregunto a mi si podía ayudarla.

rn

Ginny se acercó a Harry, pero él notó que algo andaba mal. Ella se acercó hasta quedar a un paso de él y le dio una bofetada. Harry no se quejó, ni puso su mano en la mejilla que, seguramente, habría quedado roja, si no que se quedó mirando a Ginny que estaba llorando de rabia. Harry recibió otra bofetada en el mismo lugar, pero tampoco se quejó. Sintió que Ginny no podía verlo así, en realidad no quería golpear a Harry, solo se sacaba todo el enojo que tenía adentro. Ella no quiso seguir y abrazó a Harry por la cintura apoyando la cabeza en su pecho. Él le devolvió el abrazo y se quedaron así unos minutos.

rn

- Quiero que me cuentes todo lo que paso, Harry. - dijo Ginny.

rn

- Claro que si.

rn

Se sentaron en la cama de Ginny y Harry le contó toda la historia, la misma que le había contado a Hermione. Ginny escuchó, atenta a cada detalle, no quería perderse nada. Cuando al fin terminó, ella le acarició la mejilla en la que lo había golpeado.

rn

- Lo siento tanto. No debí haberme descargado contigo, eso estuvo mal. - y besó su mejilla. Y después beso a Harry en los labios.

rn

- Bueno, -dijo Harry cuando se separaron - tiene sus ventajas

rn

Ambos rieron por lo bajo.

rn

- Creo que deberías bajar, Harry. Alguien puede venir y, además, tengo que dormir. Mañana voy a seguir estudiando con Hermione. - pidió Ginny.

rn

- Te pasas todo el día estudiando, Ginny. No tienes ningún horario libre, por que si lo tienes quiero saberlo para poder estar contigo. - Harry la tomó de la mano.

rn

Se besaron y Harry la abrazó. Él no quería irse, después de lo que había pasado quería estar con Ginny más tiempo, pero ella le repitió que debía irse por que a la mañana tenia que estudiar y, además, podían meterse en líos si lo encontraban allí.

rn

- Buenas noches. - se despidió Ginny.

rn

- Nos vemos mañana. -Harry le dio un beso de buenas noches y se puso la capa.

rn

Ginny sintió que alguien se levantaba de la cama, le quitó la capa a Harry y lo abrazó bien fuerte. Él le devolvió el abrazo confundido, pero de buen agrado. Se soltaron y Ginny le colocó de vuelta la capa, tapándolos a ambos y lo besó. Se destaparon y Harry salió de la habitación, vio que Hermione y Ron estaban haciendo los deberes y subió hasta su cuarto, que estaba vacío, y dejó la capa. Luego bajó para hacer, al igual que Ron y Hermione, la tarea que tenían que hacer para mañana. La primera en terminar fue Hermione, guardó todo y subió a su dormitorio. Cuando, al fin, terminaron Harry y Ron, se quedaron unos minutos en los sillones para descansar y, después, subieron a su habitación.

 

rn

A la mañana, se ducharon y se cambiaron, y bajaron a la sala común donde encontraron a todos haciendo trabajos para algunas materias. No había señal de Hermione y Ginny, lo cual significaba que estaban en la biblioteca. Harry y Ron se sentaron en uno de los sillones y se pusieron a terminar una redacción para la clase de Transformaciones. Se dirigieron a su clase de Encantamientos con Hermione que había aparecido en la sala común para buscar unos libros.

rn

Bajaron a desayunar junto con Neville y Parvati, que estaban jugando al ajedrez mágico, por que ya habían terminado con todos los deberes.

rn

- ¿A que hora fueron a la biblioteca con Ginny, Hermione? No las vi en toda la mañana en la sala común. - comentó Ron, llevándose un trozo de tarta de melaza a la boca.

rn

- No lo se. - admitió Hermione - Fui a despertar a Ginny apenas termine de bañarme, pero nunca me fije que hora era. Ella ya estaba despierta leyendo un libro de Pociones, lista para ir a la biblioteca. Qué raro que no halla venido a desayunar. Tal vez esta estudiando. - Hermione miró hacia la entrada del comedor.

rn rn

9no capítulo:

rn rn

Harry también miró hacia allí pero no vio señales de que Ginny hubiera entrado o salido por allí. Terminaron de comer y se dirigieron a su siguiente clase. El día paso tranquilo pero Harry nunca logró ver a Ginny ni en el almuerzo, o la cena. Al terminar ya con las clases se dirigió a la biblioteca. Ginny estaba sentada apoyada contra la mesa, con una pila de libros a su lado que, seguramente, ya había leído, y había recostado la cabeza sobre los brazos. Se acercó a ella y se sentó a su lado.

rn

- Hola. ¿No quieres ir a la sala común? Se nota que estas muy cansada. - dijo Harry tocando el cabello de la joven, que ese día había recogido con una coleta.

rn

Ginny se sobresaltó al escuchar una voz sentada junto a ella. Pero cuando vio a Harry se tranquilizo. Él noto que los ojos de Ginny estaban cansados, no había comido nada en todo el día.

rn

- Harry, no te oí sentarte. - admitió ella - Todavía no termine de leer este libro. - dijo señalando un libro que estaba a su lado. Posó una mano en su estómago. - No comí nada aún. ¿Qué hora es? ¿Ya pasó la cena?

rn

- Si, Ginny. - aún seguía acariciándole el cabello - El desayuno, el almuerzo y la cena. Te perdiste todas las comidas. Termina de leer mañana, no puedes seguir así, podría bajarte la presión o algo parecido.

rn

Ella se frotó la panza y asintió. Guardo el libro que le quedaba en la mochila y, ambos, se dirigieron a la sala común. Hermione estaba leyendo la redacción de Ron, que estaba recostado en un sillón frotándose los ojos, Harry y Ginny se sentaron en el sofá que estaba a su lado y ella se recostó sobre el pecho de Harry.

rn

- Estas cansada ¿no? - preguntó Hermione, sentándose a su lado.

rn

- No tienes idea. No comí nada en todo el día y todavía no e terminado de leer el último libro. - cerró los ojos con fuerza, y Harry, Hermione y Ron escucharon a su estómago rugir por alimento.

rn

A Harry le preocupó que ella no se alimentara, no estaba bien. Pero él no sabia donde conseguir alimento. Miró a Ron que estaba buscando algo en su mochila y vio que sacaba dos pastelillos de caldero, cuatro varitas de regaliz y un trozo de pastel de queso brie, todo en una bolsita.

 

rn

- Ginny. - llamó Ron. Ginny levantó la cabeza, aunque Harry la ayudo a sentarse por que se veía débil - Toma, -dijo dándole la bolsa con toda la comida - siempre me guardo algo para cuando tengo hambre, pero tu lo necesitas mas que yo. - y sonrió.

rn

Ginny tomó la bolsita y miró lo que había adentro. Le sonrió a Ron de oreja a oreja.

rn

- Gracias Ron. Eres el mejor, ¿lo sabías? - y empezó a comer uno de los pastelillos.

rn

- Si, eso creo. - respondió Ron.

rn

Todos rieron y Hermione, Ron y Harry esperaron a que Ginny terminara. Comió los dos pastelillos y el trozo de pastel, pero dejó las varitas de regaliz para repartirlas a cada uno. Al terminar, Ginny volvió a recostarse sobre Harry mientras éste acariciaba su cabello y, Ron y Hermione, decidieron sentarse cada uno en un sillón y contemplar el fuego que ardía en la chimenea.

rn

Se quedaron allí un rato largo, total afuera oscurecía lentamente. Los cuatro estaban cansados, había sido un día muy largo y todos querían descansar. Hermione y Ron fueron los primero en rendirse y subir a los dormitorios. Harry notó que Ginny se había dormido, pero no quería despertarla. La acomodó mejor sobre su pecho y, él, apoyó la espalda al respaldo del sofá y cerró los ojos, pero no tardó mucho en dormirse por que estaba muy cansado.

rn

Al no estar cómodo en el sofá, se despertó un par de veces. En un momento, al despertar, vio que ya estaba amaneciendo. Se sentó bien y levantó a Ginny con los brazos para recostarla mejor sobre el sofá. Se duchó y cambió lo más rápido que pudo y bajó de vuelta a la sala común a despertar a Ginny.

rn

- Ginny, despierta. - se arrodilló al frente de ella y le acarició la mejilla - Ginny
Ya es de día, tienes que despertar. - y le besó la frente.

rn

- Oh
Harry
¿Me dormí aquí? - se sentó y bostezó - Que raro que no me halla despertado cuando te levantaste. Siempre me despierto al sentir movimiento.

rn

- Es que yo también me dormí así que los dos pasamos la noche aquí

rn

Ginny se estiró y miró alrededor para ver que no se encontrara nadie. Luego fijó su vista en Harry.

rn

- ¿Enserio? ¿Por qué no me despertaste? Me hubiera levantado. Seguro que no pudiste dormir en toda la noche. - lo miró con cara de preocupación - ¿Dormiste algo?

rn

- Si, Ginny. Y no te preocupes. No te desperté por que yo también quería estar aquí contigo. Fue la mejor noche de mi vida.

rn

Harry puso una mano en la rodilla de Ginny y ella colocó la suya arriba. Ambos sonrieron. Ella notó que Harry ya se había duchado y bañado.

rn

- Será mejor que valla a arreglarme antes de que alguien me vea con esta pinta. - Ginny rió y Harry se unió a sus risas.

rn

- Para mí estas hermosa. - confirmó Harry.

rn

- Pero no vale que tú lo digas. - Ginny sonrió y le dio un corto beso a Harry.

rn

Se levantaron y Ginny subió a su habitación para ducharse y cambiarse. Al bajar se estaba asiendo una cola de pelo para recogerse el pelo, pero a ver a Harry, sonrió, se sacó la coleta y movió la cabeza para que el cabello se le moviera mas a los costados. Harry también sonrió y la abrazó. Ginny buscó en su mochila y sacó el libro que no había terminado en la biblioteca.

 

rn

- ¿Vas a seguir leyéndolo? - preguntó Harry.

rn

- Si, Harry. Si no lo hago, Hermione me matará. - ambos rieron.

rn

Se sentaron en el sofá, Harry con un brazo apoyado en los hombros de Ginny y ella con un brazo alrededor de su cintura y el otro sosteniendo el libro para poder leerlo. Se quedaron una hora, mas o menos, en la sala común, solos. Fueron bajando de a pocos, al bajar Ron y Hermione se fueron a sentar cerca de Harry y Ginny. Todos habían terminado sus deberes así que tenían ese tiempito libre, hasta la primera clase. Ginny seguía leyendo, Hermione y Harry le explicaban cada cosa que no entendía y Ron jugueteaba con la corbata del uniforme.

rn rn

10mo capítulo:

rn rn

La sala común se estaba vaciando por que todos ya estaban dirigiéndose a sus clases.

rn

- Bueno, Ginny. Debemos irnos a nuestra clase. ¿Terminaste de estudiar para los exámenes o todavía te queda algo que ver? - preguntó Hermione, poniéndose de pie.

rn

- En realidad, me faltan algunas cosas que ver. ¿Podrías ayudarme? pero después del almuerzo. No me perderé las comidas esta vez.

rn

- Si, te ayudaré. - contestó Hermione, encantada.

rn

Harry, Ron y Ginny se levantaron también.

rn

- Nos vemos en el desayuno, Ginny. - se despidió Ron.

rn

- De acuerdo.

rn

Hermione y Ron se dirigieron al orificio del retrato, pero de detuvieron.

rn

- ¿Viene, Harry? - preguntaron al mismo tiempo.

rn

- Si, si. - contestó Harry que estaba pensando en otra cosa.

rn

Harry besó a Ginny.

rn

- Te veré en el desayuno, ¿verdad? - le preguntó Harry a Ginny.

rn

- Si.

rn

- ¿Y en el almuerzo y la cena? - insistió.

rn

- También. - y sonrió - Lo prometo. - Y Harry le dio un besó en la frente.

rn

Los tres amigos se dirigieron a su clase de Pociones, que estuvo muy aburrida para todos. Harry aún no conseguía el libro del Príncipe Mestizo así que seguía siendo pésimo en esa clase. Al Salir se dirigieron al comedor. Vieron a Ginny con un libro en las manos, junto a Neville, y fueron a sentarse juntos a ellos. Harry a su lado y Hermione y Ron al frente.

rn

- Hola Ginny.- dijeron al mismo tiempo - ¿Estudiando? - preguntó Hermione.

rn

- Hola chicos. - saludó - Sí, estudio Defensa. - dejó el libro en la mesa y miró a Harry - Lo ves
te prometí que vendría. - sonrió.

rn

Harry sonrió y la besó en la mejilla, Ginny lo tomó de la mano. Comieron tranquilos, sin ninguna interrupción, mientras Ginny les preguntaba si los exámenes serían difíciles o pidiéndoles algún consejo. Hermione siempre repetía:

rn

- El único consejo que te damos es que estudies. Seguro te irá bien, Ginny.

rn

Harry y Ron sabían que Hermione no iba a dejar en paz a Ginny hasta que halla aprobado todos los TIMOS así que dejaron a las dos chicas hablar sobre como iban a estudiar en la semana.

rn

Terminaron de comer y se dirigieron a sus clases, Hermione, Ron y Harry a la de Defensa y Ginny a Encantamientos.

rn

Harry vio con odio a Snape cuando entró a la clase por que, gracias a él, casi provocó la ruptura entre él y Ginny. Pero si ni Dean ni Cho lo lograron, él tampoco lo haría. Harry sonrió al pensar eso ya que nadie podía hacer que él cortara con Ginny o Ginny con él. Ambos se querían tanto que ni siquiera les daba vergüenza admitirlo. Es más, Harry era capaz de pararse en algún lugar donde este repleto de alumnos de Hogwarts y gritar que amaba a Ginny Weasley. Estaba sentando al lado de Ron pensando en todos los momentos felices que habían tenido juntos hasta ahora sin prestar atención a la clase.

rn

- Pero al parecer el señor Potter, - dijo Snape, haciendo que Harry volviera a la realidad - el muchacho que nos explicó que eran los inferi, tenga algo mejor que hacer que poner atención.

rn

Harry fijó sus ojos en Snape, observando cada detalle de aquel rostro que tanto odiaba. Otra vez, fue Snape el que desvió la mirada al ver los ojos de Harry. Este notó que izo una mueca de dolor pero, aún así, siguió con la clase.

rn

Así siguieron los días. Ginny estudiaba cada día y no le quedaba mucho tiempo para estar con Harry, Hermione y Ron. A las noches se quedaba hasta tarde en la biblioteca leyendo.

rn rn

Despues mirió Dumbledore y la relacion de Harry y Ginny no podía seguir...

rn rn

Nox

rn

rn

Harry y Ginny - sigo la historia a mi modo. - Fanfics de Harry Potter

Harry y Ginny - sigo la historia a mi modo. - Fanfics de Harry Potter

Un rugido de júbilo se escapo para dejarlo pasar.Harry miro boquiabierto mientras sus compañeros, al verlo, se ponían a gritar; varias manos tiraban de el h

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-harry-y-ginny-sigo-la-historia-a-mi-modo-3338-0.jpg

2023-02-27

 

Harry y Ginny - sigo la historia a mi modo. - Fanfics de Harry Potter
Harry y Ginny - sigo la historia a mi modo. - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/37626
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20