Hasta pronto, amigo mío... - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Respiré hondo y apreté las manos. Juntetodo el valor que pude para entrar allí
pero por mucho que lo intentara, nopodía quitarme el miedo de encima
estaba demasiado nerviosa como parapreocuparme por mi aspecto, pero al ver mi reflejo en el espejo del auto pudenotar que era un completo desastre: debajo mis ojos oliváceos se formabannotorias ojeras, mis labios estaban hinchados y rojos, y todo mi rostro estabapálido como si me hubiese dado el susto de la muerte. Ignore mi reflejo y volvía tomar aire, erguí mi cabeza al frente y abrí la enorme puerta de cristal delhospital.

La sala de espera, a pesar de estarllena, tenía un aire solitario, lúgubre. Las paredes eran color beige y todoslos muebles, incluido el mostrador, eran color plata.

 

Saqué de mi bolsillo el papel donde habíaanotado el piso y la habitación en que se encontraba. Habitación 23, piso 11;un escalofrío me recorrió el cuerpo, era la fecha de su cumpleaños, 23 deNoviembre. La espeluznante coincidencia, hizo que me asustara más que antes.

Tire el papel a la basura y camine porel pasillo que daba al ascensor. Me subí y presione el botón del '11'.

Cuando estuve arriba, seguí lanumeración de los cuartos y por fin llegue al 23.

Era la única puerta de madera sinpintar en todo el piso. El picaporte era bañado en oro igual que l cerradura. Laabrí lentamente, entre y la cerré detrás de mí.

El cuarto era, hasta ahora, lo másescalofriante: todas las paredes eran blancas en su totalidad, los tubos fluorescentestambién, todo lo era
la mesa, las sillas, la camilla, absolutamente TODOblanco. Incuso él lo era
con su tez pálida como la nieve se perdía entre lablancura de las sábanas.

No estaba durmiendo, puesto que susojos miraban a todas partes como si buscara algo, pero todo su cuerpo estabacompletamente quieto.

Me acerque a la cama y me senté en lapequeña silla junto a ésta. Tomé su mano y la acaricie suavemente; de prontosus ojos azules cristalinos se clavaron en mí. Apretó mi mano y sonriócálidamente. Así vi en su mirada un destello de reconocimiento, algo, que mehizo saber que sí me recordaba

Yo sabía que él jamás había sidofeliz, que su dinero, sus propiedades, su falsa esposa y todo aquello queposeía, nada significaban para él
incluso me lo había dicho: "Todo lo quetengo en el mundo, eres tú". Por eso me pareció egoísta el hecho de querersalvarlo de algo inminente, el deseo vehemente de que no se vaya, o en otraspalabras de que siga siendo prisionero

Yo muchas veces lo había acompañado ensus viajes a las tierras más lejanas. Y de aquellos siempre recordaba lo mismo,él y sus deseos de ser libre
pero yo tarde unos tres años en darme cuenta de aqué se refería
lo que él quería no era salir de algún lugar, sino, huir detodo el mundo.

Una de las muchas cosas quereflexionaba en esos larguísimos monólogos que me daba en nuestras caminatas alaire libre, era sobre su deseo de irse, pero de irse conmigo, siempre lo decía:"Lamentablemente, querida, cuando yo esté en los últimos años de mi vida, túestarás en la flor de la tuya
". Y era cierto, él estaría cumpliendo noventa yocho en una semana, y yo cumplí veinte el mismo día
pero si me hubieranpreguntado en aquel momento qué deseaba, y pues, habría dicho que deseaba morirtambién

Sentí que de un instante al otro, pasóde apretar mi mano con fuerza, a soltarla completamente

Coloqué mi mano en su pecho, pero
nada

Su corazón había dejado de latir, susojos ya estaba cerrados y la llama de su vida se había apagado
pero su sonrisaseguía allí, tan cálida y hermosa como siempre

- Hasta pronto, amigo mío

No pude evitar sonreír ante aquelpensamiento en voz alta.

Hoy ya han pasado cinco años de estehecho
y me atrevo a decir que aún hoy, me siento dichosa de haber estado enesos últimos minutos de su vida y de que en ellos me haya reconocido.

Me siento en el deber de decir que sumuerte no ha sido un suceso triste ni trágico; no para él, ya que eso era loque deseaba, no para su esposa porque llegó a ser la viuda más rica de todaSiena
y no para mí puesto que yo lo comprendía y en su lugar también hubiese deseadolo mismo.

Y por fin me encuentro aquí, en ellugar exacto donde yace enterrado su cuerpo. Miro al cielo y recuerdo sus ojosazulinos y su mirada taciturna
y no puedo evitarlo

- Pronto, amigo mío
muy pronto
-sonrío.

Hasta pronto, amigo mío... - Fanfics de Harry Potter

Hasta pronto, amigo mío... - Fanfics de Harry Potter

Respiré hondo y apreté las manos. Juntetodo el valor que pude para entrar allí pero por mucho que lo intentara, nopodía quitarme el miedo de encima estaba

potterfics

es

https://images.correotemporalgratis.es/potterfics.es/1220/dbmicrodb1-potterfics-hasta-pronto-4960-0.jpg

2023-02-27

 

Hasta pronto, amigo mío... - Fanfics de Harry Potter
Hasta pronto, amigo mío... - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/63101
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20