Hermione Granger ¿En Crepusculo? - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Movidas de Alas. (Prologo)

Las posibilidades de saber si es real o no es
tanconfundible
¿Es posible que pase algo así sin antes haber experimentado? Talvez no sea todo real, ¿Cómo es posible que esto sea real? ¿Es esto posible?

La verdad, esto para mí ya no es nada nuevo
pero verlos tanenormes es tan
sorprendente. La verdad mi relación con Ronald Weasley, no fuelo que esperaba
resulto ser un chico más de esos que prefieren ser él y soloel ¿Por qué cambio tanto? ¿Por qué si no sentía tanto lo que decía sentir,seguir conmigo?

Pero sabía lo que tenía que hacer, sabía lo que tenía quepensar y el cómo actuar. Lo sabía todo eso a la perfección, no dejaría que nadade eso me pasara de nuevo
¿Cómo confiar otra vez en un hombre que podríalastimarme? Tal vez si dejara el ColegioHogwarts de Magia y Hechicería. Me iría mejor, solo tal vez, si olvidara todoeso y dejara atrás, podría seguir y volver a tomar la poca confianza que ya tenía,acepto que
era una chica muy diferente a las demás.

 

¿Quién se fijaría en una chica que no aparentaba ser unachica? Que más bien era como
tratar con un amigo, en el caso de un chico, ¿Porqué no puedo ser como las chicas del colegio? Oh si, lose, porque no se meantojaba ser así, eso seria se muy superficial, y yo no quería ser así, esmejor ser como uno se nace.

Solo seria, la misma
Hermione Granger, la misma chica quetiene padres normales, la misma chica que es buena en todas las clases y lamisma chica
que solo es como nace.

¡Estoy harta! ¿Me comprendes Harry?

Caminaba bufando por los pasillos del colegio, ¿Cómo esposible que me ignoraran cuando tenía la razón del experimento? Bien, peroademás de eso yo se los comprobé y como siempre
tuve de nuevo la razón. ¡Quédifícil es esto! ¿Por qué no solo hacerme caso y hacer lo correcto?

-¡Hermione!- escuche que me gritaban, pare en medio delpasillo y espere
pero sin voltear hacia atrás. -Hermione espera, ¿Por quésaliste así de la clase? -

Tome un respiro antes de contestar, serré los ojos y despuéssolté el aire abriéndolos.

-Harry
si salí así es porque estoy harta ya de todo esto, ¿Me entiendes?-

-la verdad no Hermione, ¿Podrías explicarte?- se acomodó susanteojos y yo bufe de nuevo.

-lo que te quiero decir es
que me quiero r de aquí, olvidara todos y desaparecer, ser normal
¿Ya me entiendes?-

-creo que ya te entiendo, al menos un poco si
pero nopuedes dejar Hogwarts, me refiero a que
¿Qué pasara con Ron?-

-él será el más satisfecho de todos, créeme, si me voy deaquí nadie me extrañara-

-yo si Hermione, no te debes de ir, no te puedes ir así-

-puedo y quiero hacerlo, ¿Sabes que Harry? Hablamos después,quiero ir a mi habitación-

-claro, pero no te puedes ir-

No le conteste pero empecé a caminar, ¿Cómo era posible queHarry no se diera cuenta de lo que hacía su amigo? Bueno, Harry, en ciertaforma, era muy inocente, tanto que desesperaba. Pero acepto que él es un dignocandidato a competir conmigo, si, es muy bueno con la magia y todo eso.

Cuando llegue a mi habitación me tumbe en la cama, teníamucho que pensar, ¿Qué era lo que tenía que hacer? Hum, más bien ya tenía ysabía lo que tenía que hacer, me cambie poniéndome ropa normal, pantalón demezclilla y una blusa de color crema yuna bufanda color negra, tome mi barita y la metí a una de mis botas.

 

Salí del castillo ya quería caminar nada más, despejarme unpoco de todo esto
¿A dónde viajaría?¿Dónde sería bueno? Tal vez Inglaterra, Rusia, o también podía ser Tokio,bueno, creo que sería bueno alejarme de todo esto al otro lado del mundo
¿México? Un buen lugar con clima exquisito.

Un sonido me dejo sorda, todo pasó tan rápido
luces, unclaxon sonando en lo más alto, gritos, y yo
paralizada, después un poco dedolor y después
nada.

Solo obscuridad, una terrible y cómoda obscuridad, ahora mesentía como si todo estuviera bien. ¿Esto era lo que tenía que pasar? Bueno,solo esperaba que alguien supiera de esto y me dieran un buen sepulcro.

¡Oh santo dios! ¿Dónde estoy?

No sentía nada, más bien sentía como si todo estuviera bien
¿Todo estaba bien? Bueno eso no lo sabría, tal vez ya estaba muerta y solonecesitaba dejarme ir en paz.

En suave temblor debajo de mi hizo sentir como si estuvieraflotando, "Oh vamos Hermione, tal vez solo son nubes que te llevan alcielo" sentía aire en mi cara, elaire tenía un olor
tan fuerte y tan agradable que sonreí, si este era elcielo, era tan agradable.

El olor era de canela, bosque, lluvia, tierra mojada, perosentía la calidez también como si estuviera cercas del sol
¿Cerca del sol?Intente abrir mis ojos pero estaban tan pesados, y también estaba empezando adesesperarme
esto no podía ser el cielo, era tan imposible.

Unos brazos me sostenían, era lo que sentía. Luche con todasmis fuerzas para poder abrir mis ojos, solo pude abrirlos en dos rendijas, perotodo era tan borroso.

Me removí tan desesperantemente, el calor que emanaba lo quesea que me sostenía era
tan grande que empezaba a sudar.

-tranquila, estarás bien- una voz, gruesa pero muy cálida ytranquilizante escuche.

Con eso me empecé a alertar, tenía que tomar mi barita ysaltar lejos del desconocido, ¿Cómo era posible que mi cuerpo o yo misma nodarme cuenta de eso? Esto era tener muchos puntos menos en mi defensa, y erarealmente molesto.

-deja de moverte, tienes un golpe en la cabeza y no creo quesea buena idea que te muevas-

-bájame- mi voz sonó tan ronca y baja, que dudo que me alláescuchado.

-no te puedo bajar, ¿Por qué no te quedas quieta y ya?-

-que me bajes- esta vez sonó mi voz un poco más fuerte.

-bien- gruño.

El paro en seco y primero me bajo los pies y me sostuvo porla cintura, tambalee un poco, era como estar recién despierta de la anestesia.

No me soltó para nada, pero su agarre lo quite de un tirón,su piel quemaba pero no era
desagradable. Pero no quería sentir esto, era
raro, nuevo, extraño. Talle mis ojos para acostumbrarme a la luz que estaba enel día.

Todo era verde, muy verde y húmedo
¿Dónde estaba? ¿Por quétodo era verde? ¿Y porque este
joven, hombre, muchacho, no sé, me tenía entresus brazos?

-¿Dónde estoy?- pregunte, mirando a todo a mi alrededor perono al chico.

-¿Dónde más? En la Push- me dijo como si fuera lo más obvio-

-No
esto no es cierto
yo no debo estar aquí, tengo queregresar a Hogwarts- empecé a hablar rápidamente, el solo me miro como siestuviera hablando en otro idioma.

 

-¿Hogwarts? ¿Qué es eso?- me pregunto confundido y haciendounas muecas
adorables. Menee mi cabeza.

-Mi escuela, tengo que regresar y
¿Dónde queda la Push?-

-¿Estados unidos?- me contesto como si fuera lo más obvio.

-Esto no puede ser, esto es
una mentira, ¡Ron, esto no esdivertido!- empecé a gritar al viento, cuando lo encontrara, pobre de él

-¿Quién es Ron?- el acompañante me miro confundido yencogiéndose de hombros.

-¿Cómo que quien es Ron? El que te pago para esta bromita-me estaba enojando y desesperando.

-¿Cuál broma? Mira, creo que el golpe en la cabeza ya teafecto
¿Cuál es tu nombre?-

Lo mire estupefacta
¿Golpe en la cabeza? ¿Afectarme? ¿Estono era una broma? ¡Oh dios mío! Tal vez en el accidente de auto me teletransporté y
baje mis manos hacia mis botas y busque mi barita, no estaba.

-¡Oh santo dios! Tengo que regresar donde me encontraste,¿Dónde me encontraste? Algo se me callo y
tengo que encontrarlo-

Empecé a caminar confundida, perdida y sin sentido alguno dea donde me dirigía.

-Si sigues por esa dirección, terminaras cayendo por elacantilado, te encontré en el lado contrario de dónde vas - el chico empezó areír divertido de mi tontees. Pare en seco cuando me dijo lo del acantilado.

¿Y si todo lo que me decía el chico era real? ¿Y si esto noera broma? Tenía la posibilidad de poder empezar una nueva vida, siendo diferentey empezando desde cero

El chico me llevó al lugar donde me encontró, busque portodas partes mi barita y más de una vez me pregunto lo que buscaba, no podíadecirle que buscaba una barita de mago, me diría loca. En todos lados solohabía ramitas de árbol, pero ninguna señal de mi barita, ¿Qué aria si no laencuentro? Tal vez jamás regrese
tal vez jamás vuelva con Harry y tal vezjamás vuelva a ver a Ron, no sabría nada de ellos y pronto me olvidarían.

Una sonrisa cruzo mis labios, esto era lo que yo estababuscando, una oportunidad de empezar en un lugar diferente
claro que estelugar no era lo que esperaba.

Me pare a mitad de la búsqueda de mi barita y
me di lavuelta mirando el chico que estaba parado mirándome, ese chico me causaba algodentro de mí. Me presentaría pero
tengo que cambiar mi nombre
¿Cómo mellamare de ahora en adelante? Si me llamo Hermione
hum, tal vez si solo dejoel "Mi" y solo incluyo otro "mi" seria Mimí, si, ese seríami nombre Mimí.

-por cierto me llamo Mimí, ¿Y tú cómo te llamas?-

-¿Hasta ahora me contestas? Enserio, insisto en que debes ira un médico, yo conozco a uno que
-

-no necesito doctores, estoy bien
solo descansar un poco,¿Cómo te llamas?- pregunte de nuevo.

-Jacob, Jacob Black-

-un gusto Jacob, gracias por salvarme e intentar llevarme aun lugar seguro-

-es mi deber- lo mire esperando una explicación a eso de su"deber" - soy algo así como
la seguridad de la reserva-

-oh, ya, entiendo
¿Podrías llevarme a un lugar para
poderdescansar un poco? La verdad no conozco este lugar y soy nueva, y no tengonada-

-¿Te asaltaron?- sus ojos se abrieron a más no poder.

 

-eh
si, algo así, enserio necesito ir a un lugar y
-

-te llevare a mi casa, mi padre no dirá nada y tenemos unoscuarto que nadie ocupa, creo que mi papa no te dirá nada si le ayudas en casaun poco-

-no quiero ser imprudente ni molesta, invadiré tu casa
-

-la verdad casi no estoy en casa y mi padre agradecería quealguien se quedara con él para no sentirse solo-

-está bien
pero prometo trabajar y pagarles todo-

-de eso arréglate con mi padre que yo no sé nada-

-está bien-

El empezó a caminar y yo lo seguí
al menos alguien meayudar aria a empezar en este lugar completamente desconocido para mí.

La Huésped.

El día que llegamos a su casa me presento a su padre, era unseñor en sillas de ruedas pero era amable y divertido. Me sentía cómodaviviendo en este lugar, había descubierto algo ya
mi magia había desaparecidoy mi barita jamás había aparecido. Tenía más de dos semanas aquí, yo nuncasalía de la casa de los Black, además de que no tenía nada que hacer fuera deesta casa. Conocía muy bien a la señora Clearwater, Sue Clearwater.

Ella me enseñaba a cocinar en esta casa, y se sentía felizen estar aquí con nosotros, decía que tenía dos hijos pero que ninguno de ellosestaba jamás en su casa, uno de ellos era Seth, su hijo menor y la chica era Leah,me dijo que era algo distante con la gente. Bueno a pesar de eso me sentíacómoda con todos ellos, era como estar con una familia, claro que una familiarara.

-creo que necesito salir a comprar más comida, ademásaprovechare para salir a buscar empleo-

-no te preocupes por eso, la gente de aquí también ayuda eneso y no creo que necesites trabajar-

-quiero pagar aunque sea un poco de lo que me están ayudandoya, no quiero ser una molestia además de que quiero ganar mi propio dinero-trate de ser lo más amable posible con el señor Billy.

-bueno, si es así está bien, pero de una vez te digo que yono aceptare tu dinero
¿Ok?-

-entendido- le di una sonrisa. - Bueno si no me ocupara enla tarde, me iré por ahí a buscar un trabajo y traer las compras-

-claro, no te preocupes-

Me despedí de Billy y tome las cosas, el monedero y mi lalista del mandado, Billy me había dejado unas llaves para mí por si acaso, asíque hoy me las llevaría por si el salía. La verdad es que todos aquí era muyamables, y bueno, como había dicho Jacob la primera vez, nunca estaba por casa,era raro que el llegara a dormir o comer.

¿Quién iba a pensar que Hermione Granger, bueno mejor Mimí,quien iba a pensar que yo, Mimí se iría de compras para solo comprar comidahumana y no para pociones o alguna barita o capa nueva, o tal vez un libro dehechicería nueva, no sé.

No sería tan difícil llegar a una tienda donde consiga todolo de la lista.

(Saltoespacio- temporal)

Estaba saliendo de la tienda con unas cuatro bolsas, dos encada mano, y la verdad no tenía ni idea de cómo llegar, bueno si pero quedabaun poco lejos. Además de que las nubes amenazaban con caerse encima de mí, elviento fresco se empezó a soltar más fuerte y una suave brisa de agua me mojoun poco el rostro.

Empecé a caminar por el camino que había tomado de primero,la verdad sería bonito caminar así con lluvia
creo que nunca había caminado enun día lluvioso, seria genial hacerlo ahora, solo que corría el riesgo de quelas compras se mojaran y se echaran a perder.

 

Camine lomas rápido que pude, casi corrí diría yo, estabacercas, podía ver la casita roja en la que ahora vivía yo.

Al acercarme escuche risas dentro de la casa, ¿Sue y Billy?No, ellos no eran, esas voces se escuchaban más fuertes y graves. Me apresure a llegar porque me estabaempapando toda con esta lluvia que se había soltado, estaba a nada de abrir lapuerta cuando alguien más la abrió y todo fue silencio.

-¡Por dios, estas empapada!- era Sue que estaba parada en lapuerta.

-lo siento, se me hizo tarde y cuando estaba a mitad decamino empezó a llover-

-tranquila, ve y cámbiate y
-

-hola Mimí- era la voz de Jacob, lo busque con la miradaviendo a varios chicos en su casa, todos enormes y guapos como Jacob. Genial,mas tentación.

-hola Jacob, pensé que jamás llegabas a tu casa-

-pues aquí me tienes, ya que algunos de los chicos queríanconocerte-

-¿A mí? ¿Por qué?- dije poniendo las bolsas en la mesa yvolteándome a la pequeña sala.

-la curiosidad mato al gato, ya lo sabes-

-bueno, espero que no sea un chasco el verme ahora, no soynada fuera de lo normal- me encogí de hombros.

-yo diría que si- un chico más bajo que todos pero aun asímucho más alto que yo hablo.

-¿Y porque dices eso?- levante una ceja escéptica.

-no saliste corriendo o te escondiste detrás de alguien-

-¡JA! Por favor, ¿Tenerle miedo a un par de fortachones? Nilo sueñes pequeño, serán más altos que yo pero no soy la indefensa princesa-

Todos se soltaron a reír, menos dos personas que estabanahí.

-veo que ya conociste a mi hijo, Seth-

-¿Él?- señale al chico que me había hablado. Sue asintió. -pues me cae muy bien tu hijo, es divertido-

-oh, y es un hablador de primera-

-¡Mamá!- se quejó Seth.

-bueno, yo me despido de ustedes que tengo que irme acambiar, creo que me
- y no pude terminar la frase porque estornude.

-salud- me dijeron todos a coro.

-gracias
creo que ya me enferme- talle mi nariz con mi manoderecha y absorbí por la nariz.

-Ve a cambiarte y date una ducha con agua caliente, tal vezasí mejores un poco-

-Claro, adiós a todos- me despedí y me fui directo a lahabitación que era mía.

Pov. Jacob Black.

Vi como ella se alejaba a su habitación. Cuando ellaapareció por la puerta fue como ver de nuevo la luz en vez de solo obscuridad, teníasemanas que no la veía y cuando yo estaba cercas solo la escuchaba hablar, y laverdad ya tenía artos a todos los chicos, era por eso que querían conocerlapara saber quién era el que me torturaba de esa manera.

Además de que tenía que ir y venir a la casa de los Cullen,era por eso que no podía estar mucho en casa, además de que los patrullajes yotros deberes me dejaban acabado. Era por eso que no llegaba a casa y mequedaba en casa de los Cullen y con
Renesmee, ella era una bebé que estaba a puntode matar. Bella ya había despertado y ella disfrutaba de su hija, además deque yo quería regresar a casa porquesentía que cada día que pasaba me sumía en una profunda obscuridad. ¿Qué es lo que me está pasando?

-Jacob, esa chica es bonita-

-¿Qué?-

 

-Que es bonita, además de divertida
¿Qué sabes de ella?¿Qué edad tiene? ¿De dónde viene? ¿Tiene familia? ¿Tiene novio?-

-Seth, es mejor que te calles porque no tengo paciencia paraeso ahora- le dije molesto, pero no sabía el porqué de mi molestia.

-Si Seth, ¿No ves que es la chica de Jacob?- dijo Quil.

-Cállense idiotas-

-Bien, si no quieres que te molestemos
danos de comer-hablo Embry.

-¡Chicos a comer!- Sue nos habló.

No hizo falta que repitiera dos veces ya que todos corrimosa la mesa. Mañana nos esperaba un día lleno de patrullaje, hoy solodisfrutaríamos.

Paseo porla playa, la herida de la pequeña Claire.

Un día normal como hoy
a quien quiero engañar, hoy no esnormal porque hace sol, mucho diría yo. ¿No se supone que debería de hacerfrio? Bueno, es por eso que no es un día normal.

-¿Entonces qué dices? ¿Te animas a ir a la playa o tienesmiedo?- me miro sonriendo burlón.

-claro que no tengo miedo, pero tu padre
- trate de salirmepor la tangente.

-por mí no se preocupen, salgan a divertirse- genial,pensaba que el señor Billy me ayudaría pero no, me entrego directa a manos desu hijos.

-¿Vez? Ya no tienes escusa, así que prepárate que nos vamosa la playa con los demás-

-bien- rechine los dientes.

Me fui a mi habitación a buscarme algo que ponerme, algopara andar por la playa. No es que no quiera ir a la playa, era más bien que teníaque hacer unas cosas, aun recordaba cómousar las hierbas y quería hacerle un remedio a Billy para sus dolores deespalda.

Me puse un pesquero de tela color café y una blusa de tirasenzima de un bañador. Me recogí mi pelo en una coleta alta y me puse unassandalias cafés a juego con el pantalón corto.

Salí de la habitación y me fui a la sala a esperar a Jake,hoy era uno de esos días raros que Jacob Black se pasaba por su casa, según éllos chicos, sus amigos, querían que yo los acompañara a la playa. Y la verdadestaba entre si y no, ya que quería hacerle el remedio a Billy pero tambiénquería salir un poco y no estar siempre aquí.

-bien, vámonos que tenemos que llegar antes de que se acabentoda la comida-

Bufe y rodé los ojos, pero solo asentí. Nos despedimos deBilly. Salimos caminando des u casa el llevaba una canasta en sus manos, laverdad que era como estar a su lado pero a la vez incomodo ya que no hablábamosmucho.

-¿No te aburres de estar en casa siempre?- me pregunto alfin.

-la verdad no, tu papá es divertido y con Sue en casa esdifícil aburrirse-

-claro, si tienes razón, Sue es como una madre-

.si, de echo me enseña a cocina y si quieres un día llegas acasa y preparo algo de lo que me enseño Sue-

-sobre eso, ahora me tendrán más en casa, ya que tendrémenos salidas pero tendrás a varios de los chicos invadiendo la casa-

-de eso ni te preocupes que para mí será fácil, se lidiarcon chicos fortachones- reí empujándolo un poco.

-veremos si los aguantas un día completo-

-¿Qué te parece si hacemos una apuesta?- me miro divertido.

-¿De qué trata la apuesta?-

-si aguanto a los chicos hoy y sin quejarme
me llevaras alcine y me compraras un helado-

-acepto, pero si pierdes
¿Qué pasara?-

-hum
limpiare tu habitación y te preparare todo lo quequieras de comer y
lo que tú quieras, ¿Aceptas entonces?-

 

-acepto, espero que no te arrepientas-

-¡Ni de broma!... ¡Atrápame si puedes!- Salí corriendo deahí.

Ya sabía dónde quedaba la playa, una vez me Salí solo paraestirar las piernas y di con la playa regresando a la casa Black sin ningúnpercance.

-¡Más te vale que corras rápido porque te atrapare!-

Reí apresurando mis pies, tenía que ganarle y hacerle verque podía ser mejor que él. Corrí hasta llegar a la playa donde un grupo dechicos y mujeres estaban jugando a la pelota, mientras que una niña jugaba conuno de ellos en la arena.

-¡Mimí!- me hablo uno de ellos sonriendo.

-¡Seth, escóndeme!-

-¿Por qué? ¿Qué pasa?- cuando le iba a contestar alguien metomo de la cintura y me cargo.

-¡No, suéltame! Yo llegue primero, eres un lento, bájame-

-de eso nada, eres una tramposa porque saliste primero-

-enséñate a perder grandulón, ahora bájame, ¡Seth, ayúdame!-estire los brazos a su dirección mientras todos reían.

-yo quiero, yo quiero- una pequeña niña, la que había visto,se acercó a nosotros riendo y palmeando sus manitas mientras el chico quejugaba con ella venia tras de ella.

-Claire cuidado que te puedes caer-

Jacob me bajo y yo me acerque a la pequeña.

-hola, ¿Cómo te llamas?- le pregunte yo arrodillándome.

-Claire ¿Y tú?-

-Mimí, ¿Quieres jugar?-

-¡Sí!- ella rio y palmeo sus manitas mientras yo la tomabaen brazos.

-pues ahora tú también serás llevada a un avión donde no tepuedes bajar- reí y la cargue en vilo, mientras le daba vueltas y ella reía ygritaba feliz.

Toda la tarde nos la pasamos jugando ambas, mientras que loschicos jugaban y reían mientras Jake y Quil nos observaban jugar a nosotrasdos. Teníamos rato ya así que ella se fue a con Quil, según me había dichoJacob, pero Claire corrió y tropezó, ella se levantó y miro su mano asustada,Quil fue tan velos que no lo vi cuando estaba a un lado de Claire tomando sumano.

La mano de Claire estaba sangrando y todos la rodeaban, lapequeña lloraba asustada y yo veía como la sangre le salía de su bracito. Ellatenía una hemorragia, me acerque a ellos, mirando la situación, creo que habíavisto unas hierbas que podían ayudar con eso, se llamaba hemamelis, era unahierba medicinal y serbia para parar las hemorragias.

Me apresure a conseguir eso y regresar, limpie las hierbascon un poco de agua y me acerque a Claire.

-¿Podrían dejarme ayudarla?-

-¿Qué es eso?-

-es una hierba medicinal, detiene la hemorragia y así podría curarla mejor-

-has lo que tengas que hacer- me dijo Quil desesperado y a punto de llorarpor el dolor de Claire, curioso diría yo.

Mastique las hierbas haciendo una pasta, cuando estuvo listolo aplique en la herida, limpiándole la herida y manchándome las manos desangrede Claire.

-tranquila pequeña, todo estará bien, dime
¿Cuál es tucolor favorito?- trate de distraerla.

-rosa
- sollozo aun.

-¿Y te gustan los perritos?-

-si-

-¿Te gustan los helados?-

-sí, de chocolate-

Cinco minutos, creo que eso fue lo que dure platicando conella para distraerla para poder detener la hemorragia, no sé cuándo uno deellos desapareció y tiempo después apareció con unas vendas y unas gazas tambiénungüento y cosas de primeros auxilios. Le limpie el brazo con alcohol esterilizado y después puse ungüento ensu herida y lo vende, quedando limpia y cubierta de la intemperie. Quil suspiromás tranquilo cuando ya novio sangre de Claire y cuando la vio sonreír.

 

-estoy en deuda contigo, no sabes lo que has hecho-

-no te preocupes, solo hice algo que me era fácil
creo-

-Claire es muy importante
y la curaste-

-tranquilo, solo fue una herida pero estará bien, de hechosolo tiene que mantener su bracito sin moverlo mucho y que todos los días lelimpien la herida-

-te debo una, siempre estaré agradecido contigo-

-ya te dije que no hay problema, toma, creo que se quedódormida después de todo- le entregue a Claire que estaba en mis brazos, se habíaquedado dormida después de todo.

Quil se fue de la playa con otro de los chicos, mientras yome quede sentada en la arena mirando mis manos llenas de sangre.

-gracias- unas manosgrandes tomaron las mías.

-¿Tú también?- sonreí cansada.

-es solo que Claire es importante para todos nosotros peromás para Quil- me explico mientras me limpiaba mis manos con un trapo húmedo.

-ya dije que no fue nada, solo emplee lo que yo sabía-

-¿Sabes medicina?-

-eh
si, estudie medicina pero solo con plantas- trate deevadir el tema ya que no le diría que sabía del tema porque era una bruja sinmagia ya.

-aun así gracias, y debo decirte que ya te ganaste a casitodos los chicos-

-claro, por cierto estoy cansada
quiero ir a casa-

-claro, vámonos-

Me ayudo a pararme mientras él se despedía de sus amigos yotermine de limpiarme. Valla día.

Pagando la apuesta.

-me debes una salida al cine y un helado- le dije a Jakecuando llegamos a casa.

Estaba cansada, y con el susto que pase hoy
tenía más quesuficiente
por ahora.

-si quieres mañana nos vamos a Port Ángeles, solo di lahora-

-bueno
¿A las dos de la tarde está bien? No me quierolevantar temprano, y aun tengo algunas cosas por hacer-

-claro, yo estaré aquí, solo saldré un rato en la mañanapero estaré antes en casa-

-claro, me iré a dormir
buenas noches-

-buenas noches-

Me fui a mi habitación, deshaciendo mi coleta y serrando lapuerta, quitándome la ropa y quedándome desnuda, así sería más cómodo dormir.Con ropa interior, claro está.

(**************)

A la mañana siguiente me desperté y me fije en la hora, eranlas once de la mañana. Me levante de unsalto de la cama tomando ropa cualquiera, para poder hacer la comida y despuésdarme un baño, hoy saldría con Jacob, me pagaría la apuesta.

Me puse un short de mezclilla corto y una blusa de mangascortas algo holgada, que me quedara floja para poder estar cómoda. Me puse mitenis y me hice un moño con mi pelo. Salí de la habitación dirigiéndome a lasala.

-buenos días-

-buenos días Mimí, ¿Hoy saldrás? No es que sea metiche pero Jakeme dijo algo de eso-

-va, tranquilo Billy, si saldremos más tarde, le gane unaapuesta así que me llevará al cine y mecomprara un helado- reí un poco.

-bueno, espero que se diviertan-

-claro, créeme que me divertiré mucho
mira que ganarle algoa tu hijo es difícil-

-cierto, pero siempre hay una primera vez-

 

-y créeme que yo no me doy por vencida, seguiré ganándolelas apuestas-

-bueno, solo espero que no te metas en problemas por eso-

-claro que no, cambiando de tema
¿Ya desayunaste Billy? Siquieres preparo algo para nosotros y sirve que hago algo de comer para Jake-

-te lo agradecería
creo que me levante con el pieizquierdo, me duele un poco la espalda-

-ve a recostarte, si quieres me quedo y te preparo algo paraque
-

-no tranquila, aún tengo el ungüento que me hiciste lasemana pasada y si sirve, solo que me lo he dejado de poner-

-Billy, ya te dije que no causa ningún efecto secundario yque sirve muy bien, además es echo con plantas naturales, nada de cosasartificiales-

-lose, yo mismo vi como lo preparabas-

-bueno, si quieres ve a descansar y yo me quedo aquípreparando la comida, así me pongo a almorzar algo-

-está bien-

Observe como el rodaba su silla de ruedas rumbo a suhabitación. Yo puse manos a la obra, me puse a sacar algunos vegetales delrefrigerador. Pique algunas cosas y puse una olla en la estufa, hoy prepararíaensalada de pollo con pasta de queso y unas tortitas de papa con carne empanizada.

Creo que Jake quedaría satisfecho con la comida queprepararía y asile demostraría que mi comida era deliciosa.

Empecé a tararear canciones, así me era más divertido.

La puerta se escuchó de repente abrir, me asome un poco porel marco de la puerta pero solo era Jake, me encamine rápidamente a la estufade nuevo ya que me tocaba sacar la pasta de queso y servirla en una fiambrera.

-hola, ¿Qué haces?... hum, huele muy rico, ¿Qué preparas?-

-la comida- y reí divertida.

-graciosa, bien, entonces llego a tiempo para comer-

-claro, pero mejor ayuda en algo en vez de andar de vago porahí, dile a tu padre si quiere comer
hace un rato me dijo que le dolía laespalda-

-claro-

Él se dio la vuelta y se fue al cuarto de su papa, empecé allevar las cosas a la mesa para comer, la verdad que ya tenía hambre, mi estómagogruñía y me pedía agritos que lo alimentara.

-dice que lo disculpes pero que él ya había comida, y queprefiere dormir un rato-

-bueno, no importa mejor comamos porque me muero de hambre-

-¿Pues a qué hora te despertaste?- me dijo divertidomientras tomaba un plato y se serbia parte de lo que había hecho.

-pues a las once, te dije que no me quería levantar temprano
haber deja te ayudo con eso- estababatallando con eso de servirse la pasta de queso, todo se le caía.

Cuando iba a tomar la cuchara que él tenía en la mano
rosesu piel, caliente como el sol. Lo mire y el me miro, solo había sido un simplerose de piel con nuestras manos pero eso bastó para que sintiera esto

Rápidamente aparte mi mano sirviéndole la pasta y sentándomea comer, la comida fue en silencio unas que otras veces platicábamos del comoseguía Claire, o también del pequeño Seth que a veces preguntaba por mí, eradivertido ese chico.

Cuando acabamos Jake me ayudo a limpiar todo, acabando másrápido, yo me fui a bañar y a alistarme para salir, me puse un pantalón demezclilla y una blusa verde de tiras y arriba una blusa de a cuadros café conbotones, unos tenis negros y deje mi pelo suelto. Tome mis cosas y Salí, estabasencilla pero así me sentía más cómoda.

 

-estoy lista-

-claro
bueno, sí, eh
vámonos- empezó a balbucear, me reípor la cara que el hizo.

Salimos de casa, rumbo a Port Ángeles, no lo conocía muybien por eso quería ir, pero aun así se me antojaba mucho verlo.

(Saltoespacio-temporal)

-me gusto la película, mira que dejar que la encontraran
Genial, es como
¡Como dejar que te encuentre un zombies!-

-si tienes razón, su acto fue suicida, pero creo que loúnico que quería era estar en paz, ¿Qué mejor forma que la encuentren los zombies?-

-chica tonta- murmure, estábamos caminando por las calles dePort Ángeles, ya habíamos salido del cine, una película de zombies.

-tranquila, la verdad es que nunca pensé que escogerías unade zombies- me dijo divertido.

-¿Qué pasa? ¿Qué por ser chica no puedo o qué?-

-no es eso
solo que pensé que escogerías una romántica oalgo así-

-bueno
me debatía pero escogí algo que quería ver y
-

-Jacob
que bueno es verte de nuevo-

Jacob se paró de inmediatamente enfrente de mí, yo le tomeun brazo y asome un poco mi cabeza, Jake estaba serio ante aquella mujer deprecioso rostro angelical
¿Quién era? ¿Por qué sus ojos eran así? ¿Era normalque existiera alguien tan bello? Muchaspreguntas y nada de respuestas.

Extrañosentimiento.

-Jacob
que bueno es verte de nuevo-

Jacobse paro de inmediatamente enfrente de mi, yo le tome un brazo y asome un pocomi cabeza, jake estaba serio ante aquella mujer de precioso rostro angelical
¿Quién era? ¿Por qué sus ojos eran así? ¿Era normal que existiera alguien tanbello? Muchas preguntas y nada derespuestas.

Jakepermaneció serio por unos segundos que me parecieron horas eternas, pero cuandohablo, fue diferente su voz

-holabella, pensé que estabas con tu
marido- la voz de jake tenia un cierto toquede indiferencia.

-soloSalí a comprar algunas cosas para renesmee, ¿Por qué no has ido a ver a mi hija?-

-bella,yo también tengo cosas que hacer, después iré a
verla-

-renesmeete extraña mucho, me pregunto que día saldrían a caz
-

-bella,creo que si te das cuenta y observas bien, no es el mejor momento de hablar deeso-

-oh,bien, espero tu llamada Jacob, mi hija quiere platicar contigo-

-bien-

Algome decía que me estaban escondiendo algo, pero ella dijo "mi hija te quiere ver"¿acaso jake tiene novia? ¿La hija de esa señora o muchacha no se, estaenamorada de jake? Algo dentro de mi se retorció, fue como
una punzada en elpecho
como la que sentó cuando vi a ron
engañarme con otra.

Mesolté de jake cuando vi que la mujer preciosa se iba por la callecita en lacual nosotros estábamos.

-perdón,es una
amiga-

-note preocupes, no necesitas darme explicaciones-

-peroyo
-

-¿podríamosirnos a casa ya?-

-claro-

Caminamosa la moto que jake traía, en la cual habíamos llegado a Port Ángeles. Me aferrea el cuando encendió la moto, todo el camino fue callado al igual cuandoentramos a su casa, yo me fui a mi habitación aventando mi bolso a la camaenfadada.

¿Porqué me portaba así? ¿Qué era esto lo que sentía? ¿Qué es lo que estaba pasando?

 

Salí de la habitación por un poco de agua, perojake estaba hablando por teléfono en la sala.

-
ya te dije bella, no puedo ir seguido solo porque renesmee quiere, yo también tengomis cosas que hacer-

Despuéshubo un silencio, creo que le estaban contestando del otro lado dela línea.

-nobella, sabes que eso no pasó, es por eso que no tengo la necesidad de estar a sulado, solo lo hice para que la manada no atacara-

¿Manada?¿Pero de que se trataba esto?

-bella,lo que sentía por ti cambio, ahora yo amo a otra chica y la quiero a ella, es másfuerte de lo que piensas-

Asíque ya quería a alguien más, eso me valió otra terrible punzada en el pecho, másbien en el corazón
esto me pasa por andar escuchando conversaciones que noeran de mi incumbencia.

-¡Conun demonio Isabella! Entiende que yo no puedo ir y
mañana iré para allá,hablamos luego-

Jakecolgó y volteo a ver a donde yo estaba parada
me di la vuelta y meregrese de nuevo a mi habitación
ohgenial, ahora resulta que Jacob black me gusta.

Meencerré en mi habitación y me puse a llorar, estúpido amor, estúpido corazón y estúpidoJacob black, que resulto ser como todos.




______________________________________________


Hola chicas, les quiero decir que escribir una historia llamada "Potterfics de terror" es basada en una leyenda y ademas en una experiencia mia, espero que se diviertan leyendo y opinen que les parecio... graciaspor leer.

Adiós.

PovJacob.

Salíde mi casa muy temprano había quedado en ir a casa de los cullen. ¿Cómo se le ocurre a bella decirme que tengo quever a su hija porque es mi deber?

Yoya había cumplido
y mas de la cuenta creo que fingir que me había imprimado derenesmee tendría consecuencias y muy malas.

Cuandollegue a la casa, Edward Cullen me abrió la puerta.

-pasa,Bella te espera en la sala con Renesmee-

Pasesin dirigir ninguna palabra, solo quería terminar esto de una vez, y si eraposible, hablar con Mimí hoy mismo sobre la situación que me estaba pasando.

-Bella,Renesmee-

-¡Jacob!-Nessie se me aventó a los brazos, yo solo le di una caricia suave en la espaldapero no la abrase.

-Bellasea lo que sea, dilo de una vez porque llevo prisa- ignore olímpicamente arenesmee.

-Jake¿Por qué no te quedas?-

Mirea Renesmee, su apariencia era de una chica de diecisiete años, hermosa y únicacomo lo que ella era, un hibrido de vampiro y humano.

-losiento, no puedo, tengo cosas que hacer- la separe de mi y retrocedí un paso.

-cielo,déjame hablar a mi, mira Jake, solo te pido que visites un poco mas a Renesmee,es mas ¿Por qué no la llevas hoy a la playa?-

-Bella,en casa me esperan y tengo cosas que hacer-

-Jake,llévame, anda ¿si?-

-bien-suspire rendido ante la mirada de Bella, Renesmee y la de Edward.

Renesmeefue por sus cosas mientras yo la esperaba tendrá que ser mas tarde cuando hablecon Mimí.

Salimosde su casa y nessie y yo fuimos rumbo a la playa, ya hace un tiempo que loschicos sabían que no existía una imprimación con renesmee.

Soloesperaba que este día no fuera tan largo.

Pov.Mimí (Hermione)

Teniaque salir, estar aquí me ahogaba. Me puse mis tenis y tome las llaves y unsuéter.

 

Loque podía hacer era salir a la playa y caminar para despejar mi mente, noquería pensar en la situación que pase aller cuando Jake y yo salíamos delcine. No quería pensar en eso porque me dolía y mucho, ahora es cuando loacepto, estoy total e irrevocablemente enamorada de Jacob Black.

Suenaestúpido, enamorarse de alguien a quien apenas conoces de unas semanas, casi unmes, es como
fingir un amor por alguien que te ha estado rogando durante muchotiempo que seas su novia o algo así parecido.

Caminepor la playa, sentía como mis pies se un día en la suave arena. El día estabaprecioso pero yo no me sentía del todo bien, era como si algo presintiera, era
algo que jamás había sentido, así que me era totalmente extraño.

Metímis manos a los bolsillos de mi pantalón, a pesar de que hacia un poco de sol,aun así se sentía el fresco, así que me puse mi suéter y me puse la gorra, tapandomi rostro.

Caminepoco más de veinte minutos, pensando en mis sentimientos y en lo confundido queestaba ahora mismo.

Algollamo mi atención
una pareja a lo lejos, era una joven que intentaba llevar alchico al agua, pero el chico me daba la espalda, la chica era preciosa, como latal
Bella, pero ella tenia algo
un aspecto mas angelical y hermoso.

Lachica se le aventó al cuello, y el chico la sostuvo dela cintura
él se dio la vueltay
mis ojos se llenaron de lagrimas.

Salícorriendo de ahí y me fui a casa de los Black, tome todo lo que era mio y loguarde en una pequeña maleta, tome hoja y pluma, escribiendo una nota.

Estoque había visto era suficiente, confirmaba lo que yo pensaba
no puedo vivirbajo el mismo techo que la persona que amo y además el ya tenia pareja.

Estoera un adiós.

______

Perdon porque el capitulo es muy corto... pero quiero dejarlas con la intriga jeje soy mala, esque el siguiente cap sera... un punto de vista triste... jacob sufrira y mucho!!!!!


cuidense chicas!!!!!

El dolor más fuerte que hesentido

Pov. Jacob.

Cuando la vi lasepare de mí, no podía ser cierto
¿Por qué a mí me pasaba esto? Ahora tenía quehacer primero algo, dejar a Renesmee en su casa y después ir y arreglar lascosas con Mimí, esto no podía ser cierto
ella me había visto con Renesmee y habíaconfundido las cosas, tenía que aclararle las cosas, que ella no tuviera esepensamiento de que yo tenía algo que ver con Renesmee.

-Renesmee, tenemosque ir a tu casa ya
tengo que ir a arreglar algo muy importante-

-¿pero porque?, yome quiero quedar un rato aquí-

-lo siento, peroyo tengo que irme ya, así que anda, no te comportes así que no estoy de humor-

Ella se enfurruñopero aun así me siguió y caminamos al bosque, donde me transforme en el loboque yo era y me agache para que ella subiera a mi lomo, así iríamos mas rápidoy solo la dejaría, le mostraría a Edward lo que estaba pasando por mi mente y despuésme iría a mi casa, tenía que arreglar todo ahora mismo, antes de que todo estoterminara mal.

Corrí rápidamente porel bosque, pasando una y mil beses la imagen de Mimí corriendo para mi casa denuevo, vi como su cara se contraía por el dolor
ahora estaba seguro que había cometidouna estupidez al no darme cuenta antes y hablar con ella sobre mi situación detodo lo que me pasaba.

 

La deje en ellinde el bosque y su casa, ella se bajo y puso sus manos en sus caderas, hizopucheros y después con un gruñido se dio la vuelta, yo le transmití todos mispensamientos y angustias a Edward, diciéndole que después le explicaría a suhija lo que estaba pasando pero necesitaba primero arreglar mis cosas que másme importaban.

Corrí con direccióna mi casa, captando el olor de Mimí suave y exquisito. Tenía que llegar ahora o nunca, así queapresure mas mi paso

Cuando llegue acasa me des transforme y me cambie
todo fue tan rápido, azote la puerta alabrirla y corrí en busca de esa persona que ahora era mi todo.

Solo escuchaba un Tic,tac
era una cuenta regresiva, algo andaba mal, algo que sabia erra ocasionadopor mi maldita culpa y maldita estupidez.

Abrí la puerta desu habitación y
todo estaba tranquilo, nadie estaba, escuche atentamente en lacasa y no había nadie
todo solo y ninguna persona en casa
me fije mejor en lahabitación, las puertas del closet de Mimí estaban abiertas
la cama suavementedistendida y una hoja de papel encima de las sabanas

Me acerque a lacama tomando el papel en mis manos, un poco manchado por unas lágrimastraicioneras

"Querido Jacob

Si estás leyendo esta nota fueporque
soy algo cobarde y no puedo decirte esto a la cara, te amo, tarde fuecuando me di cuenta
estaba tan confundida que decidí ir a dar un paseo
perome di cuenta de algo
que tu tenias pareja ya, así que si te decía algo seríaun acto suicida para mi corazón, no podía vivir en el mismo techo que lapersona que amo, así que
bueno, me fui. Espero que le digas a tu padre quemuchas gracias, que si me fui no fue por él, y si no quieres contar nada, no tepreocupes, le deje una nota solo diciéndole gracias en su habitación
cuídatemucho Jacob, ahora yo estaré rumbo a un lugar que
bueno, nada me haráolvidarte, siempre estarás en mi corazón aun cuando tengas a tu pareja, que porcierto es bonita
no trates de buscarme
porque si me encuentras no regresare

Te quiere y ama
Mimí. (Hermione)

Posdata: Mi nombre verdadero esHermione Granger
el Mimí es solo abreviado, perdón por mentir pero como todos,también tienen sus secretos, cuídate Jacob, esto es un adiós
"

Me deje caer a unlado de la cama, se había ido
y todo por mi maldita culpa
estúpido de mi alpensar que tenía más tiempo

Me pare de la camay deje la nota en la cama de ella, donde su olor aun estaba impregnando cadalugar y recordando lo estúpido que fui. Salí de la casa y transformándome en unsolo salto, corrí por el bosque sinsaber a dónde me dirigía
el dolor se apoderaba muy rápido de mi, llegue a unclaro, donde pare y aullé sacando todo el dolor que se juntaba en mi pecho,pero ni esto sacaba lo que sentía
maldita estupidez y maldito sea yo, ahoraella estaba lastimada y por mi culpa, merezco esto y más

La buscare porcielo, mar y tierra, hasta debajo de las piedras si es necesario
pero teníaque encontrarla para pedirle disculpas por todo y para explicarle, necesitaba ahoramismo estar con ella
este dolor jamás lo había sentido, preferiría que unmaldito neófito viniera y me quebrara todos los huesos de mi cuerpo.

 

__________________________________________________________________

Hola chicas, lamento haber tardado pero... mi lap esta muerta y ahora tenia que benir al civercafe y aproveche... espero que la arreglen pronto y bueno... espero sus comentarios, si quieren platicar conmigo aquí esta mi face... podremos estar en contacto por aquí... saludos chicas....

https://www.facebook.com/lokelizabeth


La desolación
La tristeza
El dolor
¿Cómosobreviviré?

Pov. Jacob.

La tristeza es la única que habita mi corazón, el amor por ella sigueguardado
pero no quiere salir a no ser que ella este cercas de mi. ¿Cómo laencontrare? ¿Cómo reaccionara ella? ¿Cómo sobreviviré yo?

Sabia perfecto que todo esto era mi culpa
¿Cómo no explicarle algo tansimple como que ella era el amor de mi vida? No, preferí guardarlo, callarloantes de pasar lo mismo como con bella
si había algún culpable en esto soloseria yo.

Ahora mismo estaba en camino de una carretera, buscando al amor de mivida, ¿Cómo la encontraría? No lo sabia, solo seguiría mi corazón, cuandoestaba con ella o cercas de ella me sentía tan bien, tan completo
tan yomismo. Estúpida sensación de vacío que se empezó a presentar desde el momentoque ella se fue, era por eso que sentía una sensación extraña ese día, unasemana después de lo que paso y es una semana la que tengo buscándola y nada,sigo sin encontrarla.

Estaba cercas de montana, había parado en Olympia
pero ahora me tocabahacer otra parada
Edward me había prestado su flamante volvo para buscar elamor de mi vida, el comprendía perfectamente lo que pasaba así que
estaba demi lado, bella y Renesmee fueron otro caso, ellas se habían opuesto a midecisión, solo que esto a ellas no les incumbía.

Aparque en la carretera y saque el mapa, los lugares mas cercanos eran
Wyoming, también estaba Dakota del norte y Dakota del sur
suspire, serré losojos y visualice alguno de estos lugares
algo me decía que si me dirigía aWyoming me estaría alejando de Mimí, mejor dicho, Hermione, aun pensaba en eso
¿Por qué ella había mentido sobre su nombre?

Me quedaba Dakota del norte y la del sur
me dirigiría a Dakota del sur,sentía que estaba cercas de ella con solo visualizar ese lugar del mapa.

En los anteriores lugares paraba y buscaba, pero me sentía vacío estandoahí, era como si jama subiese estado ella aquí, era por eso que me dejaba guiarpor la intuición de mi corazón.

-vamos Hermione, déjame encontrarte- susurre para mi mientras prendía elauto de nuevo y me ponía en marcha.

(****************)

Mire las estrellas de nuevo
unsuspiro tras suspiro
una semana desde
ese
día
y aun no podía recuperarme, ¿Cómorecuperarme a un dolor del corazón? Creo que eso jamás pasa tan rápido, a no serque no ame de verdad a esa persona, peor lo dudo, día y noche, esté dormida odespierta lo veo en mi mente, su sonrisa de niño pero cuerpo de un hombre, supiel cálida y su corazón tan grande
no lose, era tan difícil todo esto.

 

-vamos Jake
encuéntrame aunque te dije que no lo hicieras-

Imploraba porque él no me hiciera caso y viniera a buscarme, si esopasaba estaba segura que me dejaría caer en sus brazos y jamás lo dejaría ir,aunque tuviera otra pareja
siempre estaría ahí como la masoquista que soy.

Nueva york, al fin te encuentro mi queridaHermione.

Pov. Jacob.

Seguí mi camino a donde mi corazón me dirigía
tenia que encontrarla ahora mismo si eraposible, no había descansado nada, había seguido mi camino derecho y soloparaba cuando tenia que cargar gasolina.

No comía e incluso no me había parado a ducharme, creo que ya empezaba aoler algo mal, pero en lo personal no me interesaba nada y lo único que queríaera encontrar a mi Mimí.

Pero de verdad lo que me estaba empezando a calar era el hambre, mi lobointerno me estaba pidiendo ese alimento para poder dejarme en paz, y sabíaperfectamente que el tener sin comer más de cuarenta y ocho horas era
para unhumano, imposible. Yo e dejado de comer un cierto tiempo, veinte y cuatro horas, pero eso solo fue cuando los neófitosestaban detrás de bella.

Observe un restaurante a lo lejos, creo que si paro no pasara nada
además de que estaba seguro de que de un momento a otro me caería sin más.

Acelere un poco más, asiendo rechinar los neumáticos en el pavimento,quería llegar ya y pedir un platillo esquicito
baje mi mano al maletero queestaba enfrente del asiento del copiloto, sin dejar de mirar a la carretera,saque la pequeña cajita que estaba ahí, todo eso era gracias a Edward, todo esolo hizo a escondidas de su esposa e hija.

Puse la pequeña cajita en el asiento y la abrí, dentro de esta habíanbarias cosas, pero lo que mas llamaba la atención era un celular color platabrillante, era cuadrado y muy lujoso, pero también había una pequeña tarjeta deplástico, que esa contenía mucho
demasiado dinero.

Él me había dicho que lo usara para lo que yo ocupara, que los fondosque el tenia eran
inagotables, claro, después de casi un siglo en esta tierratendría que tener su cuenta rebosar de dinero, cosa que yo jamás alcanzaría

Frene en el estacionamiento del restaurante, las ventanas polarizadas meayudaban a decentarme un poco, creo que si me peino y me cambio de camisa
bueno, tenia que encontrar un hotel para poder bañarme y limpiarme, y seguiría deinmediato con mi búsqueda.

Me puse una de las camisas que tenia en la mochila en el asientotrasero, me peine fijándome en el espejo delantero. Tome el celular y latarjeta que estaba en la misma caja, fijándome bien
tenia unas pronunciadasojeras.

Salí del auto, tomando las llaves y poniéndole la alarma. El restaurantese notaba lujoso, claro que, ¿Qué esperaba? Ahora mismo estaba en Nueva York.

Me encamine en el restaurante, guardando el móvil en mi bolsillodelantero del pantalón y la tarjeta en mi cartera.

-buenas tardes señor, ¿tiene reservación?- me pregunto un señor queestaba detrás de una especie de recepción.

-eh, no, no la tengo-

-me temo que
- pero el teléfono de el señor empezó a sonar- permítame-

-claro- le dije, mientras me recargaba mirando todo en el lugar.

-claro que si, si, no se preocupe señor Cullen
si claro, gracias austed, adiós- ¿Cullen? Pero que demonios

 

-señor Black, disculpe las molestias, el señor Edward Cullen me ahablado, y me dijo que usted esta de visita, así que
lamento lasinterrupciones, pase, pase-

Así que Edward Cullen había interferido de nuevo
¿Cómo se entero queestaba aquí? Acaso
Alice, ¿pero como? Se supone que ella no me podía ver
genial, ahora estaba confundido.

-aquí esta su mesa señor Black, ahora mismo le mando la carta con lamesera-

-claro, gracias-

El señor se fue
que extraño todo. Saque el móvil, aplanando cualquier botóny fijándome que la batería estaba intacta, busque en la agenda del móvil el númerodel Cullen, encontrándolo, le puse en llamada y empezó a sonar

-Jacob-

-Cullen, ¿Cómo esta eso que marcaste al restaurante?-

-ah, eso
bueno, Alice estaba viendo las rutas que estaban en el mapa,ella conoce todos esos lugares así que cuando tu estabas en uno ella perdía elcontacto con el lugar, así es como ella esta informándome de ti-

-¿me estas vigilando?... mira, te regresare el auto cuando llegue y tepagare todo, no tienes que estar vigilándome nada- una risa se escucho del otrolado.

-no es eso, solo que tu no conoces nueva york, y quería ayudarte un pocoen eso-

-pues bien, pero quiero que sepas que solo me las puedo apañar, que tequede claro-

-lose Jacob, se perfectamente que un lobo y siendo alfa como tu, tienensu orgullo, eso lose, gracias a tu abuelo-

-si bueno, no nos pongamos sentimentales-

-bien, dime si ya tienes algo- suspire, jale mi cabello desesperado.

-no, aun nada
pero no pienso dejar de buscarla
-

-claro eso lo tengo bien en cuneta
- una voz interrumpió la de Edward.

-buenas tardes, sea bienvenido, que desea
-

La mire, estaba distinta, ella se me quedaba viendo, su piel estaba páliday tenia los ojos y la boca abierta, alguien me hablaba al teléfono
Edward.

-tengo que colgar- colgué el teléfono y me pare del asiento.

Me puse en frente de ella, ella no se alejó pero tampoco se movió, sumirada estaba en mi y sus manos habían dejado caer la carta del menú.

-Jake
- susurro, estaba atónita ella.

-Mimí
al fin te encontré-

Dios, que grande era el, me la puso en mi camino, todo me lo había dejadoen bandeja de plata
ahora tenia que poner de mi parte para lograr que ellaregresara conmigo a la reserva y que estuviera conmigo, explicarle todo lo quetenia que decirle
nosotros dos teníamos una charla muy larga por delante

Hablaremos hasta el amanecer si es necesario.

-Jake
- susurro, estaba atónita ella.

-Mimí
al fin te encontré-

Dios, que grande era el, me la puso en mi camino, todo me lo habíadejado en bandeja de plata
ahora tenia que poner de mi parte para lograr queella regresara conmigo a la reserva y que estuviera conmigo, explicarle todo loque tenia que decirle
nosotros dos teníamos una charla muy larga por delante

-¿Qué haces aquí?- sus ojos aun seguían fijos en mi rostro y yo no podíaalejar mi vista de su cara.

-buscándote
eh venido a buscarte y hablar contigo-

-pero yo
no puedo irme, estoy en mi
hora de trabajo-

 

-eso lo arreglo ahora mismo-

Tenia que buscar y aprovechar cada oportunidad que tenia, y esta vezaprovechare el conocer a los Cullen.

Me dirigi a donde se encontraba el señor que me había atendido hace unrato, el señor al verme volteo por completo su cuerpo y me dio una sonrisa, laverdad es que yo tenia mucha prisa.

-disculpe señor, ¿le molestaría dejar que saliera aquella muchacha?-señale donde mimi aun seguía atónita.

-disculpe, pero ella es nueva en el restaurante y aun no es su hora desalida-

-es un caso de vida o muerto, yo la ocupo y mucho, ¿sabe? Es mi novia, ysu hermano es el señor Edward Cullen-

-pero ella dijo que
¿ella no se llamaba Granger?- me preguntoconfundido.

-oh, de nuevo lo hizo, su hermano siempre la regaña por hacer eso,quitarse el apellido Cullen, entonces
¿la dejaría ir o quiere hablar con suhermano?-

-oh no, no, no, claro, ella puede irse y
si claro, cuando ella puedavolver que vuelva es la mejor aquí trabajando-

-claro, gracias, y por cierto, lamento no haber consumido nada, peropronto me daré la vuelta por aquí y
oh, daré buenas referencias de esterestaurante-

-muchas gracias señor-

Asentí y me fui a donde estaba Mimí, la tome del brazo y la jale fueradel restaurante, ella se dejo arrastrar, pero una vez fuera ella empezó a forcejear.

-¿Qué haces? Teno que trabajar, el señor se enojara mucho-

-no te preocupes por eso, ya e hablado con el-

-¿Qué le dijiste?-

-solo que tenias que venir conmigo, que era un caso de vida o muerte yla verdad no mentí, ahora
¿Dónde vives? Tenemos que hablar y aclarar todo- laencare cuando llegamos al auto, le abrí la puerta del copiloto y ella no dio ningúnpaso.

-vamos Mimí, tienes que entrar, tenemos que hablar, si estoy aquí es porti, te e estado buscando en cada ciudad de estados unidos, hasta llegar a nuevayork, por favor- la mire.

-bien- ella subió con cuidado, se veía preciosa en esa falda color azulrey y blusa de botones blanca que tenia algunos botones abiertos, dejando volarla imaginación de cualquiera.

Serré la puerta y me subí yo a mi asiento, prendiendo el auto y poniéndoloen marcha, siguiendo las direcciones que ella me daba, no vivía muy lejos delrestaurante, y la verdad es que ella vivía en un departamento decente, se notaba desde afuera, unosedificios al frente pero la calle no se notaba tan segura cuando llegamos.

Algunos de los hombres que se encontraban en las esquinas miraban a Mimí,y les mande miradas asesinas a esos
¿Cuántas veces Mimí tenia que pasar poresto? ¿y si le hicieron algo? Y si
. Menee mi cabeza, me estaba empezando aenfadar, y eso no me convenía para nada, al menos no ahora, no quería convertirmeenfrente de ella aun, primero tenia que explicarle todo desde el principio yhasta el final, si es que me dejaba explicarle.

-¿vas a pasar o te quedaras afuera todo el día?- me dijo cuando me quedemirando a la nada en la entrada de su departamento.

-si, claro-

Pase dentro del departamento, el color de las paredes eran de un color melóny algunos detalles florales. Algunos muebles que complementaban la cocina y lasala, un comedor pequeño para cuatro personas y un centro de televisión, nada más.

Me ofreció sentarme y yo acepte. Me senté en uno de los pequeñossillones, era tal y como le gustaba a ella, sencillo.

 

-¿y bien? Que tenemos que hablar tu y yo- ella se sentó en frente de mi,tome un respiro y abrí la boca.

-de todo, de lo que me dejaste en la nota, de lo que viste, de lo quesoy, de todo-

-lo que te deje en la nota no importa ya, tienes pareja, así que
-

-no tengo pareja, jamás la tuve-

-pero la chica que vi ese día
-

-ella es la hija de unos amigos míos
la historia es larga-

-tenemos tiempo ¿no?-

-bien, empezare con lo mas difícil, así será mas fácil lo demás-

-¿Qué es?-

-tienes que tener tu mente abierta, lo que tú piensas que no existe,existe de verdad-

-¿a que te refieres?-

-yo
soy un hombre lobo, me transformo en lobo para proteger a la gentede los vampiros, los Quileutes, algunos, tienen esa magia aun, mi padre fue unopero dejo perder esa magia por estar con mi madre, mis amigos también sonlobos, no lastimamos a nadie, solo protegemos a las personas de los vampiros-

-entiendo- su mirada era seria, como si pensara en algo y la verdad yome temía lo peor.

-se que quieres alejarte de mi por ser un monstruo, pero
estoyimprimado de ti, la imprimación es lo único por lo que vive un lobo-

-se lo que es imprimación, sabiaque existían y e visto
a mas
lobos
diferentes-

-¿diferentes? ¿a que te refieres?-

-no te lo puedo decir, ya que al revelar la verdadera especie de esoslobos te persiguen hasta matarte y acabar con el problema del silencio, yo soyamiga de ellos, es por eso que sigo viva-

-un día
tendrás que decirlo, pero por ahora solo quiero decirte que
yotambién te amo, y eres la persona mas importante de mi vida, cuando llegaste a mivida fue como
respirar de nuevo, ver la luz del día otra vez, ponerle play a mivida cuando estaba en stop-

-yo también tengo algo que decirte Jake
yo, no soy la persona que tupiensas
yo
soy una bruja, pero el día que me encontraste yo perdí mi magia ymi barita, y la verdad no se como regresar a mi escuela, no tengo nada paracomunicarme con nadie-

-eres
¿bruja?- pregunte incrédulo.

-oye, tu eres un lobo, ¿te sorprende? Existen vampiros, lobos, otro tipode lobos y brujas
oh, y no olvidar a los elfos, duendes y demás-

-pensé que eso de brujas y duendes no existían
pero creo que tienes razón,si existo yo
. Puedes existir tu, entonces
¿Qué dices?-

Ella no me contesto
pero lo que sentí después fue
cálido, Mimí se habíaaventado a mi, plantándome un beso en los labios, del cual yo también correspondí,cuando ella me beso una tonada empezó a sonar en mi cabeza
una de la cual me sentíaidentificado

Son las 12 y el dolor,

Me tira a matar,

La luna no se quiere asomar.

Voy a ciegas,

Sin tu amor,

No sé acomodar,

Mi corazón en otro lugar.

Hoy sin tí

Mi alma va

Malherida, perdida.

Vuelve a mí que el cielo está,

Congelado por aquí,

Es inútil respirar,

No podré vivir sin ti.

Ven y enciéndeme la luz,

Nuestro sueño se apagó,

Vuelve y no te vayas más,

Sólo vuelve por favor.

(ohh) Sólo vuelve por favor.

 

No me va la soledad,

Y puedo intentar

Vivir pero jamás olvidar.

Es un duelo y

Tu recuerdo vuelve a ganar,

Mi mundo se empezó a derrumbar.

Hoy sin tí,

Mi alma va,

Desahuciada, helada.

Vuelve a mí que el cielo está,

Congelado por aquí,

Es inútil respirar,

No podré vivir sin ti.

Ven y enciéndeme la luz,

Nuestro sueño se apagó,

Vuelve y no te vayas más,

Sólo vuelve por favor.

(ohh nooo) Sólo vuelve por favor.

(Vuelve a mí)

Ven y enciéndeme la luz,

Nuestro sueño se apagó,

Vuelve y no te vayas más,

Sólo vuelve por favor.

Sólo vuelve por favor.

Son las 12 y el dolor me tira a matar,

La luna no se quiere asomar

Les cuento que este cap es... bueno, subidito de tono, espero que les guste y comenten que les parecio... este cap no es apto para cardiacas XD.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Tu amor por siempre. +18

Ellano me contesto
pero lo que sentí después fue
cálido, Mimí se había aventado ami, plantándome un beso en los labios, del cual yo también correspondí, cuandoella me beso una tonada empezó a sonar en mi cabeza

Yo seguíel beso, acariciando su costado, ella se acomodó encima de mi, profundice masel beso buscando su lengua con la mía, acariciando sus labios y su boca pordentro con mi lengua, asiendo que ella soltara un suave gemido.

La verdades que se notaba
maravillosa y sexi con esa falda y la blusa que dejaba notarparte de su pecho. Baje mis anos hasta sus piernas, empecé a subir mis manosasiendo que su falda también se subiera poco a poco, al estar lo suficientemente arriba acariciemejor sus piernas, sus muslos
subí una mano al cierre de su falda que seencontraba a un lado de sus caderas.

Ella terminode bajarla completamente, después de eso quedo con solo una preciosa braguita,y su estorbosa blusa con sostén, subí mis manos a los botones de su blusa, empezabaa desesperarme ya que ella se sentó arriba mio frotándose en mi, asiendo que mi
ejem
eso, se pusiera muy contento, la atraje mas a mi besándola apasionadamente.

Sus labiosme sabían a gloria, sus caricias eran mi perdición y su cuerpo
era la muerte divina y lo másprecioso que jamás e podido ver o sentir.

Desabroche
no, técnicamente le arranque la blusa de una sola, ella rio entre mis labiospero siguió con el beso, sus brazos rodeaban mi cuello, sus manos descendieronhasta quedar en el inicio de mi camiseta, ella la subió rápidamente quitándomela,quedando mi torso desnudo, ella beso mi cuello, dando pequeños besos suaves y ala vez apasionados.

Le quitela blusa quedando solo en ropa interior, la tome perfectamente de su trasero yme levante con ella enredando sus piernas en mis caderas, me dirigí buscando elcuarto de ella, a mi no me incomodaba intentarlo aquí
pero quería que fuesealgo más suave para ella.

En el camino la pegue a la pared,apretándome a ella, restregando mi hombría en su parte sensible, ella soltó ungemido que a mi me éxito demasiado, labese mordiendo suavemente su labio inferior y provocando que la urgencia quetenia de encontrar la habitación fuese más grande.

Al encontrarlo, abrí la puerta,encontrando una cama más o menos grande, lo suficiente para estar ambos.

 

La recosté suavemente en la cama,dejándola ahí mientras yo me quitaba mi pantalón
ella miraba cada parte de micomo si me fuese a comer entero, soltó una risa cuando menee las caderas comosi le bailara, tomo mi mano e hizo que callera arriba de ella, besándonos denuevo.

Mis manos se dirigieron a laparte trasera de su sostén, desabrochándolo y quitándolo completamente, susmejillas completamente rojas, asiendo que ella se viese adorable por completo,mi
amiguito estaba completamente a cien, y sabia perfectamente que de esto no habíavuelta a tras, estaba seguro que si me detenía
moriría.

Ella quito mi bóxer con suspiernas, al no tener mas nada yo también hice lo mismo con sus braguitas, paraestar completamente desnudos en la misma cama, yo arriba de ella, estimulandosu parte sensible, asiendo que sintiera el placer que ella me estaba brindandoal dejarme sentir su cuerpo como lo hacia ahora mismo.

-quieres
¿que sigas?- lepregunte entre jadeos cuando ya no podía más con esto.

-si
te deseo Jake, te deseomucho-

-dolerá
un poco y
-

-soy fuerte, aguantare-

-¿me dirás si duele verdad?-

-hum
bien-

-bien
ahí vamos-

Me posicione arriba de ella,besando su cuello, sus mejillas, su nariz, su boca
acariciando su lengua conla mía, posando mis manos en las caderas de Mimí, acomodándome para entrar enella

Poco a poco fui abriéndome pasoen su parte, ella soltó un gemido fuerte, mas bien un gritito ahogado por mis labios,una lagrima rodo de su mejilla, pero ella no dejo que saliera, al contrarioenredo sus piernas en mis caderas atrayéndome más a ella e introduciéndome más

De ahí todo fue placer, amor
entregándonosambos a las danzas del amor

(********)

Forks
Casa Cullen.

-¿Cómo pudiste Edward?-

-tenia que hacerlo bella, sabesperfectamente que Jacob no quiere a nuestra hija como un hombre-

-él se imprimió de mi hija, seenfrento a los Vulturi con nosotros solo por proteger a Renesmee-

-tu lo has dicho, Jacob mintió asu manada, mintió en algo tan importante, solo para proteger a nuestra hijabella, ¿Por qué no lo entiendes? Le debemos mucho a Jacob-

-tu deberías de entenderlo Edward,es nuestra hija, tu hija de la quien estamos hablando, ella esta sufriendoporque Jacob no le corresponde-

-no podemos obligar a Jacob quesienta algo que él no puede sentir-

-tenemos que intentarlo, haceralgo, no quiero ver a mi hija sufrir por amor-

-lo siento bella, pero tampocopodemos ser egoístas y obligar a Jacob a que sienta algo por nuestra hija-

-¡Eres un egoísta Edward Cullen!-

Isabella Swan salió de la grancasa enfadada, era la tercera vez en la semana que peleaban por lo mismo, elcapricho de su hija le estaba costando caro para la relación de ambos

(********)

Nueva York, en el departamento deHermione.

-¡Ahhh!- gritamos ambos cuandonuestros cuerpos convulsionaron juntos de placer.

Ella quedo en mis brazos, susmejillas rojas, sus cabellos despeinados, pero una preciosa sonrisa en suslabios, era algo que jamás olvidaría
me había entregado a la mujer que amaba yque era mi vida.

 

-¿estas bien? ¿Te lastime?- lepregunte preocupado.

-estoy
perfectamente bien, diríaque mejor que nunca-

-lo que hicimos
fue algo
notiene explicación- su semblante se endureció.

-te refieres a que no debiópasar, ¿cierto?- sentía que había metido la pata y bien metida.

-¿Qué? No, déjame explicarte, me refieroa que lo que hicimos fue maravilloso, pero no tiene explicación, ya que no tepuedo explicar todo el amor que te tengo-

-eres un tonto-

-¿Por qué?-

-porque jamás terminas bien las frasesy me haces pensar cosas que no son-

-lo siento- sonreí y la bese denuevo.

-no te preocupes, tratare de nopensar nada hasta que termines las frases-

-me parece bien
quería preguntartealgo-

-¿que cosa?- ella se acomodó a unlado de mí, pero aun así estábamos abrazados.

-¿regresarías conmigo a lareserva?-

-claro que si-

-otra pregunta más-

-cual-

-¿quieres ser mi pareja? Compartirnuestras vidas y ser solo uno, ser mi novia, mi amante, mi amiga, miconfidente, y en un futuro
mi esposa, ser tu amor por siempre-

Ella se quedo callada mirándome,su rostro no decía nada en especifico
me estaba preocupando.

Salto de su lugar y me besoapasionadamente, recorrió su lengua en mis labios.

-¿eso contesta tu pregunta?-

-perfectamente, pero quieroescucharlo de tus labios-

-si quiero, quiero estar a tulado por siempre y para siempre-

-te amo Hermione-

-te amo Jacob-

(***)

Estoy enamorado de tu voz y tuternura

Tú eres mi color, mi poesía y mimúsica

Estoy enamorado de tu mirada tanprofunda

Que se mete en mi alma, la elevay me inunda

Estoy enamorado de tu vientre yde tu ombligo

De tus manos, tu lengua y hastatus oídos

Estoy enamorado de tu piel tantransparente

Y de tu boca directa que me hablade frente

Y nunca dejarás

De mi boca escuchar decir que

Yo quiero ser tu amor por siempre

Yo quiero ser tu amor por siempre

Yo quiero ser tu amor por siempre

Se mi amor, por favor, porsiempre

Estoy enamorado de tus besosmariposa

De tus logros, tus sueños, detodo lo que tocas

Estoy enamorado de las cosas queno veo

Tus secretos, tu historia, lo queguardas dentro

Y nunca dejarás

De mi boca escuchar decir que

Yo quiero ser tu amor por siempre

Yo quiero ser tu amor por siempre

Yo quiero ser tu amor por siempre

Se mi amor, por favor, porsiempre

Yo quiero ser tu amor por siempre

Se mi amor por favor por siempre

Tu amor por siempre.

https://www.youtube.com/watch?v=MR8QVXD42mI

la cancion del cap.

¿Regresamos?Que más da, ¡Regresamos!

Pov. Jacob.

Me sentía
no tenia ni idea de comoexplicarlo, no podía decir como me sentía. Al voltearme me di cuenta que lo quepaso fue real, ella estaba abrazada a mi, como si yo fue un enorme peluche.

Sonreí ante eso, trate de no movermemucho cuando me levante, pero fue inútil ya que Mimí abrió los ojos mirándome.

-buenos días- me dijo sonriendo.

-buenos días, ¿Cómo estas?-

-bueno
mejor que nunca- su sonrisa sehizo mas amplia.

 

-eso me alegra
por cierto, quierodecirte algo-

-claro dime- ella se acomodó en la cama,tapándose con las sabanas y yo me empecé a vestir, bueno solo mis boxer.

-¿Qué te parece regresar a la Push? -me miroy después sonrió.

-¿Por qué no? Me suena bien, además extrañocuidar a tu padre
¿se seguirá quejando de los dolores?-

-créeme, sigue con sus achaques-

-¡Jake!- me aventó una almohadadivertida.

-¿Qué? Es la verdad-

-claro, ¿Cuándo regresamos?-

-si es preciso, hoy mismo-

-está bien, llamare al restaurante para agradecerleal señor y bueno, dejare la renta del departamento-

-esta bien, yo mientras prepararealgunas cosas, regresaremos en el auto, espero que no te moleste-

-¿en el auto? ¿Es el volvo plateado estaenfrente?-

-si, unos amigos me debían algunosfavores, así que
-

-ya claro, bueno
deja me visto y
-

-espera - la pare cuando se destapo ydejo su cuerpo desnudo, sus mejillas estaban rojas, yo sonreí divertido.

-que malo- me recrimino y tomo la sabanatapando su cuerpo, caminando al closet y buscando ropa, yo me cambie y empecé aalistar las cosas.

Ella hizo un par de llamada al igual queyo, ahora llegaríamos primero a una gasolinera para llenar el tanque degasolina, aprovecharía la tarjeta y
que demonios, le compraría algunas cosas aMimí para el viaje.

Ella preparo sus maletas y yo las baje,las puse en el maletero y nos montamos en el auto. Encendí el auto y me dirigí primeroa la gasolinera.

Ahora solo nos quedaba esperar parasaber lo que ocurriría, ella ya sabía lo que yo era y yo sabía lo que ella era.Pero ¿Cómo reaccionarían los demás al saber lo que ella es?... y una mierda, nome importa lo que los demás piensen.

Bien
¡la Push, allá vamos!

//Regreso//Neófitos//

Elviaje fue de lo mas normal, la verdad es que yo aun no se porque esperaba quefuese algo más. Todo el camino fue entre platicas risas, y unos que otrosbesos, Mimí se quedo dormida en la mitad del viaje a la reserva. Ella estabacansada y algunas veces paramos para comer.

Estabaentrando a la reserva ya, el viaje de regreso con ella se me fue mucho máslento
la verdad es que con la compañía de ella todo era mejor.

Medebatía entre dejar primero el auto o llegar primero a casa, pero me decidí porla segunda opción, después le dejaría el auto a Edward, no quería que Mimíescuchara las cosas que Renesmee y bella planeaban
ellas dos estaban mal, perono me molestaría más en eso, al menos no por ahora.

Loprimero que aria es llegar y ver como estaban las cosas por aquí, me estacioneen frente de mi casa, donde la camioneta de mi padre seguía ahí y mi motoasomando en mi taller improvisado.

-Mimí,despierta que hemos llegado-

-hum-ella somnolienta se removió un poco pero quito mi mano de su mejilla. Sonreídivertido.

-queya llegamos, y es mejor que te despiertes a no ser que prefieras que yo mismote levante-

 

-yaestoy, ya estoy, no es necesario que me saques cargando- me reí a carcajada limpia, sabia lo que elladiría.

Bajodel auto medio, somnolienta. La tome de la cintura y la apegue a mi lado. Ellafeliz y claro, yo también de que estuviese a mi lado. Caminamos rumbo a lacasa, donde podía escuchar pasos y risas, era mi padre y alguien mas
¿Quiénestaría con el?

-¿creesque sea buena idea entrar así como así?-

-claro,Billy no es tan malo-

-ya,claro, conste, que si llega a aventar de nuevo el palote de las tortillas mequitare y que te de en toda la cabeza-

-oh
y tu que decías que me amabas y ahora me dejaras golpear- me hice el ofendido.

-¡tonto!Pero si no te duele-

-lose,pero
en vez de que me defiendas me dejaras solo en eso-

-essolo que no quiero que me de con elpalo-

-perono te podrá dar, ya que yo jamás dejare que nada te pase-

Nosparamos en la entrada de la puerta, ella me miro a la cara sonriendo al igualque yo a ella. Pase mis manos en su cintura y la acerque a mi, ella paso susbrazos a mi cuello y la bese, bese sus labios dulces y suaves.

Merecargue en la puerta suavemente juntándola más a mi, pero algo sentí que semovía detrás de mi espalda y después
plaf, me encontraba tirado en el suelo dela entrada de mi casa.

-¡ohpor dios! ¡Jacob Black!- esa era la vozchillona de Rachel.

-Jake,hijo estas de regreso- mi padre rodo con su sillas de ruedas hasta la entrada.Todos nos miraban y cuando decía todos
eran todos.

Loschicos de la manada y Sue con mi padre y Rachel estaban en casa. ¿A que sedebía esto? Paul estaba muerto de la risa en el sofá de mi casa, yo me pare conMimí en brazos, mirando a Paul amenazantemente.

-muchagracia, ¿no paul?-

-claro,no todos los días estas por los suelos
oh espera, pero si te vemos casisiempre que sufres por los suelos-

-estasmuerto Paul- gruñí alejando a Mimí de mi y haciendo a un lado a Rachel para acercarmea Paul.

Esteal mirar que me acercaba se puso en posición de ataque pero aun así con unasonrisa engreída.

-¡Jake,Vasta!- Mimí levanto la voz poniéndose en mi camino, la mire y le acaricie lamejilla, ella me miro suplicante.

-Paul,tu también vasta, es mejor que todos estemos tranquilos para la noticia- comento mi hermana dirigiéndose atodos.

-¿espor eso que están todos aquí?-

-si,cuando tu hermana llego me dijo que todos ya venían en camino, de hecho el únicoque faltaba eras tú, pero mira, estas aquí-

-esporque
bueno también tenemos que hablar con ustedes- abrase a Mimí a micostado y ella paso sus manos por mi cintura, todos asintieron.

-primerohablaremos nosotros y así, además yo llegue primero- Rachel como siempre.

-haslo que quieras, pero terminando tú seguimos nosotros, porque lo que tenemos quedecirle es de suma importancia-

-claro,seré directa
Paul y yo, nos casaremos-

Bueno,eso ya me lo veía venir. Solo era de esperar un poco, aun pienso en el comoaguantaron tanto tiempo sin decir algo así, conociendo a Rachel y a Paul, meimaginaba que a la siguiente semana de que se conocieran se quisieran casar.

Nadiedijo nada y mi padre solo asintió estirando una mano para Rachel, todos estabantranquilos al saber algo
que ya todos sabíamos y sabemos, todos terminaremos casándonoscon nuestras imprimaciones.

 

Mirepor un momento a Paul y después mire a mi hermana
baje la mirada por su cuerpoy no es para pensar mal pero
me detuve en su vientre
o estaba engordando o

-espor otra situación que se van a casar ¿no es cierto?- pregunto sintiendo que subíael calor por mi cuerpo.

-aque te refieres hijo- pregunto Billy.

Apunteal vientre de Rachel, esta me miro mal pero después miro a Billy, dirigiendo lamano que tenia entre las suyas al vientre de mi hermana. Billy se quedo enblanco
pero yo si reaccione separando esta vez un poco a Mimí.

-porfavor
esta vez no me pares- le susurre al oído despacio a Mimí. Ella solo asintióy se fue a donde estaba Sue.

Mefui acercando a Paul amenazantemente, algunos intentaron pararme pero Sam nolos dejo. Esta vez nadie me pararía y yo
tampoco lo aria. Tome a Paul del cuello sacándolo cuando abrieron la puerta, Leahnos muro divertida.

Aventea Paul al suelo, asiendo que callera de espaldas. ¿Cómo era posible que tuvieracara aun?

-¡EMBARAZASTEA MI HERMANA Y ANTES DE LA BODA! Te voya matar maldito bastardo-

-notienes por qué meterte, ¿acaso tu no hiciste lo mismo con ella?- miro a Mimí quien había salido para observar comolos demás. Ella se tapo la cara roja con la mano y negó.

-esono es de tu incumbencia- gruñí caminando en su dirección.

-pueslo que tu hermana y yo hagamos tampoco te incumbe-

Saltea donde estaba el, levante mi puño para estamparlo a su cara.

-peroda a casualidad, que Rachel es mi hermana- estaba a punto de aplastar mi puñoen su cara cuando el viento cambio de dirección y el tufo pestilente dechupasangres llego a nosotros.

-noes ninguno de los Cullen- me quite dearriba de Paul, mire en dirección al bosque.

-esun chupasangre novato, se diferencia su esencia-

-¿unneófito?- pregunto Seth. Fui a donde estaba Mimí mirándome preocupada.

-nolose, pero no me esperare, por favor papa, no dejes que salgan de casa, Sam, que uno de tus chicos se quede aquí-

-claro-

Todosse fueron metiendo, Paul hablaba con Rachel y esta asentía, mi padre eraayudado por Collin.

-porfavor, prométeme que te quedaras aquí, por favor-

-Jake,no puedo prometerte eso
-

-mírameHermione, si algo te llega a pasar yo moriré,pero sabiendo que estas aquí y en casa estaré bien, por favor has caso a lo quete diga mi padre ¿me lo prometes?-

-arelo que pueda, solo prométeme que regresaras para poder hablarles a ellos de mi-

-estaréaquí, no te dejare sola-

Labese apasionadamente, pero no duro mucho tiempo el beso. Me prepare para salircon los demás, transformándome junto con los demás de un solo salto. Collin y Bradyse quedaron en casa junto con un nuevo de los chicos de Sam.

Teníamosque atraparlo.

(****)

Llevábamoscorriendo horas, y el neófito se nos había escapado. Maldito chupasangre de las narices y de la misma cola de lobo que tenía.

-¿Cómoes posible que se allá escapado?- dijo Leahenojada en mi mente.

-sesupone que Quil y Embry ya estaban detrás de el-

-loestábamos, pero el muy hijo de
ese chupasangre salto al árbol y empezó a dar círculosy después desapareció-

-Samme informo que por la casa todo estaba tranquilo, pero ahora que ese hijo deperra esta suelto, no podemos bajar la guardia, tenemos que acabar con el y sianda por aquí tienen que haber mas, hablare con los Cullen para ver que saben-

-si,será lo mejor por ahora-

-regresemosentonces, Leah y Seth, si no tienen inconveniente de empezar el patrullajeprimero-

-notengo nada que hacer, nada de planes- dijo Seth.

-yyo no iba a hacer nada como quiera- comento Leah aburrida.

-puesbien, ustedes empiezan hoy, mañana serán Embry y Quil y yo los revelare austedes chicos- dije mirando a estos dos últimos nombrados.

Samles dio la orden a los chicos de su manada que podían regresar pero con muchocuidado, el tenia que irse y ya había hablado sobre los patrullajes. Tenia quehablar con los Cullen sobre este chupasangre, tal vez el lector de mente sepaalgo sobre esto o alguno de ellos hablo con ese chupasangre.

Ahorapor ese hijo de
teníamos que andar patrullando y no tendríamos paz hasta que acabáramoscon el.

_______________________________________________

Bueno, se que el anterior capitulo fue muy corto... solo espero que este no lo sea... la verdad es que me tarde casi una semana escribiendo... la inspiracion no me llegaba ademas de que mi familia no me deja hacerlo tranquilamente... bueno, espero que les guste y cualquier cosa... comentenlo, por cierto... de aqui en adelante se pondra mejor la situacion...

(( Hey, me tienen de nuevo por aqui... quiero decirles que subi el capitulo de un dia para otro, ya que mañana me voy a trabajar, asi que no subire cap hasta el domingo o el lunes, pero les comunico que ya esta echo el siguiente capitulo, estoy con el siguiente... cuidense mucho y que tengan un bonito fin de semana...=)

_+_+_+_+_+_+_+_+_+_+_+_+_+_+_+_+_+_+_+_+_+_+_+_+_+_+_+_+_+

//El nuevo. //

Tresdías seguidos corriendo y sin encontrar ningún rastro. ¿Cómo era posible que noencontráramos nada? Éramos más de ocholobos buscando y aun no aparecía ese chupasangre.

Eneste tiempo Hermione (Mimí) se la pasaba cuidando mi alimentación y mi salud, aunque la verdad yo no enfermaba.Técnicamente era como estar casados, vivíamos en casa de mi padre, pero aun asíella dormía en su habitación y una que otra vez me e colado en su habitación.

Mihermana y Paul, ellos vivían en casa de este ultimo. Los preparativos de laboda ya habían empezado y Mimí se la pasaba en casa de Emily cuando nosotrossalíamos, la verdad que prefería eso a que estuviese sola siempre en casa.

― Jake, ¿no vas acomer?- la mire a los ojos, ella me miraba algo preocupada.

― Pero si ya comí,enserio cielo-

― Jake, te eobservado, estos días no estas descansando bien y no comes bien-

― Es solo que
yasabes que tenemos que atrapar al chupasangre, no podemos descansar y si meestoy alimentando bien, creo que de eso te encargas tú y muy bien- le sonreí.

― Bien, ya no tediré sobre tu alimentación pero tienes que acabarte ese plato de ensalada, soloqueda un poco-

― ¿Si me lo acaboya no me dirás nada? Tengo que ir a terminar con unas cosas en el taller-

― ¿volverás atallar el mueble ese viejo?-

― Claro, sirvepara ti, tendrás un precioso closet -

Ellacamino sonriendo a donde yo me encontraba sentado. Hizo a un lado la mesa,empujándola un poco y se sentó encima de mis piernas.

 

― ¿Sabias que soymuy feliz contigo?- acariciaba mi cabello mientras me miraba a los ojos.

― No, ¿lo eres?-

― Y mucho, tu eresesa fuente de felicidad, eres muy importante para mi; y es por eso que tienesque cuidarte, no quiero que te pase nada-

― Nada me pasara,no te puedo dejar sola aquí, cuando ahí mucho chupasangre suelto-

― Hay Jake, aveces exageras un poco-

― No exagero, peroahora tengo que ir a terminar ese closet, no falta mucho solo termino de lijarla puerta y le pongo una barnizada y estará listo-

― Muchas graciasJake-

― De nada, peroeso si quiero miles de besos-

― Suena justo,¿Cuándo empezamos?-

― ¿Qué te parecesi empezamos desde ahora?-

Ellario divertida y negó, pero acerco sus labios a los míos. Jamás me cansaría dealgo así, y menos si Mimí era la responsable de lo que sentía.

(Saltoespacio-temporal)

― Oh mierda-susurre frustrado cuando me volví a despellejar el dedo con el pedazo de lija yla fricción de la madera.

Estabaa apunto de terminar la vendita puerta ya, el closet era algo viejo pero aunasí serbia para algunos años mas. Era por eso que le estaba dando una lijada,el closet me lo dio una señora ya grande a cambio de que le ayudara con unasbolsas cuando venia de patrullar, la verdad que no me importaba mucho elvejestorio que estaba arreglando, pero después pensé en Mimí; ella guardaba suropa en una pequeña cajonera y la verdad es que no le cabía toda.

Teníarato que no escuchaba ruido en casa, Billy estaba con Charlie y Sue, ese pareran increíbles. En casa solo vivíamosMimí, mi padre y yo, Rachel se fue con el cara de perro de Paul.

Terminede lijar la puerta y pare el closet en la pared de mi taller, me moví buscandoel barniz que tenia en una pequeña caja arriba de la alacena con algunasherramientas.

― ¿Jake?-

― Aquí estoy, tencuidado con los tubos esos-

― Ah, claro-

― ¿Qué pasa? ¿Aaparecido el chupasangres?-

― No, acabo dellegar de la casa de Quil, me dijo que no han encontrado nada, ¿no crees que elneófito ese, ya no regresara?-

― No lose, peroaun así debemos mantener la guardia Seth-

― Si, por cierto¿Dónde esta Mimí? Pensé que estaría contigo-

― Hace un ratoestaba limpiando la casa, pero después deje de oír ruidos-

― Que extraño,Leah salió de la casa sin avisar después de recibir una llamada, y no estoyseguro pero creo que era la voz de Mimí-

― ¿Qué?- lo miredejando el barniz en la mesita, tome un trapo y limpie mis manos.

― Pues si, perosabes como es Leah, no me quiso decir donde estaba-

Salídel taller y fui corriendo dentro de la casa, todo estaba silencio y la salaestaba sola, corrí al cuarto de Mimí pero todo estaba intacto y sin alma. Corrífuera de la casa y rodee hasta el patio. Seth me seguía silencioso, la verdad es que me estaba desesperando.

― ¡Mimí, ¿dondeestas?! - grite desesperado.

― Cálmate pedazode idiota, aquí esta- apareció Leah de entre el bosque con Mimí a un lado deella.

― ¿Dónde estabas?Me preocupaste mucho, ¿Por qué no avisaste? ¿estas bien?- corrí a su encuentro.

― Jake cálmate,estoy bien- ella rio un poco.

― ¿Por qué noavisaste que saldrías?- pregunte molesto.

 

― Jake, solo fui ala casa del nuevo vecino, le dije a Leah que fuera conmigo-

― ¿Cuál nuevovecino?- pregunte molesto.

― El nuevo vecinoque llego hoy, apenas se esta mudando y aquí tu novia me dijo que laacompañara, además
esta bueno- loultimo lo susurro Leah.

― Donde vive elnuevo vecino, yo no e visto nada-

― Jake, es tuvecino, bueno nuestro vecino, es donde vivía el señor que siempre tocaba laflauta, ¿lo recuerdas?- me dijodulcemente Mimí.

― Si, pero elseñor falleció hace un mes-

― Pues creo que elnuevo vecino es familiar del señor, pero no se ve muy grande-

― Si, al menosunos diecinueve o veinte años, se nota que el no esta acostumbrado a vivir enuna reserva, se ve que tiene clase-

― Veremos, Seth¿me acompañas?-

― Eh
claro,vamos-

Mimímiro a Leah y esta solo se encogió de hombros, ambas caminaron dentro de micasa. Seth y yo caminamos rumbo a la casa del ´nuevo vecino´ ¿Cómo era posibleque Mimí no me dijera que saldría? Además, ¿Cómo es posible que ella si sehubiese enterado y yo no?

Cuandollegamos vi como un joven no muy alto, bajaba algunas cajas de un camión demudanzas. En los brazos llevaba dos cajas empalmadas, se notaban pesadas.

Sele empezaron a ladear hasta que la de arriba termino en el suelo.

― Eh, permítemeayudarte- fui yo a levantar la caja mientras Seth lo miraba.

― Gracias, estánun poco pesadas y los señores que vendrían a ayudar no llegaron-

― Ah, si quiereste echamos una mano- le dije yo.

― Se loagradecería mucho, aun queda meter algunos muebles y esas cajas que están por
¡eh!- salió corriendo cuando un perro le estaba sacando las cosas de una cajaque estaba en el suelo.

― ¿es tuyo elperro?- le dijo Seth.

― Si, era de mihermana pero lo traje conmigo ya que se encariño, es un poco travieso aun escachorro-

― Claro, claro, ¿ybien?-

― Ah si, las cajasque están aquí tengo que meterlas, solo ten cuidado, pesan mucho-

― No creo- sonreíal pensar mi situación de lobo.

― Por cierto, mellamo Jackes-

― Valla nombre- ledijo Seth.

― Es francés, mimadre le gusta eso de nombres franceses-

― Yo soy Seth, Seth Clearwater-

― Un placer-

― Y yo soy Jacob,Jacob Black-

― ¿Black?- me miroraro.

― Si, ¿nosconocemos de algo?- pregunte extrañado.

― No, creo que no,va, no me hagas caso- el me sonrió y volvió a cargar las cajas.

― Claro-

Entodo el rato que estuvimos ayudándolo, al tal Jackes, no le quite la vista deencima y la verdad es que él también me miraba de vez en cuando.

Algome olía mal, y no era por lo que Seth había pisado, una desgracia del perro deldemonio, no, era otra cosa. Ahora queconocía al vecino, me entraba la desconfianza más de la que ya me había dadocuando Mimí y Leah lo mencionaron.

//Noche de hoguera//

― ¡Eh, más lesvale que estén poniendo eso en la mesa!-

― Leah, por favor,solo es un jarrón-

― Pues si, perodel cual yo me moleste en escogerlo y traértelo hasta aquí-

― Y te loagradezco, enserio Leah, pero si no dejas de ser borde los chicos pensaran
-

― Que piensen loque quieran, son unos par de sub normales-

 

― Leah, o le bajasa tus humos o te saco de mi casa y mira que no me tocare el corazón en hacerlo-le dije fastidiado.

― Si, claro, comosi pudieras-

― Chicos, bastaya- nos miro Mimí a ambos.

― Claro- dijimos ala vez Leah y yo.

Estábamosen mi casa, donde Sue estaba enseñándole a Mimí una receta nueva, y donde todoslos chicos se terminaron enterando e invadiendo mi casa para probar la comidade Mimí.

PeroLeah como siempre tan buena gente, pidiendo de una manera muy ´noble´ que dejaran el regalo que ella le trajo aMimí. Era un jarrón, que mas bien digo que es uno de esos que te regalan en lasferias y a ella le estorbaba y prefirió dárselo a ella.

― Jake, hermano tehablan aquí afuera- me aviso Quil, quien apenas entraba.

― ¿Quién?-

― Tu vecino nuevo,que dice que si tienes unas pinzas de mochar alambre-

― Ah, ya voy-

Mepare del sofá y mire a las mujeres de la casa, Mimí y Sue hablabantranquilamente, mientras Leah cambiaba los canales de mi tele uno tras otrorápidamente.

Fuifuera de mi casa, y en efecto el vecino nuevo, Jackes, estaba esperándome ahí.

― Eh, hola, perdónque te moleste pero; la verdad es que no tengo herramienta en mi casa y
-

― Si, tranquilo noimporta, ven, la herramienta la tengo en mi taller-

― Claro-

Jackesme siguió hasta mi taller, donde tome las pinzas que estaban en la mesaimprovisada y se las tendí, la verdad es que ya tenia una semana desde quellego el nuevo vecino y era curioso el como siempre estaba despierto hastanoche y muy temprano por la mañana ya estaba activo.

― Te las traerépronto, solo necesito apretar unas cosas y la verdad aun no me comproherramienta-

― No importa,sabes que las mujeres de la casa siempre me riñen por no brindarte ayuda, creoque ya las conociste-

― Oh, si, a laseñora Sue, si, es una santa-

― Si, bueno, perome refiero a que siempre tienen la razón de todo, nunca se les niega nada aesas mujeres, y menos a las que conquistan el corazón-

― Si, tienesrazón, es difícil negarles nada a esas preciosas mujeres-

― ¿Qué dijiste?Espero que no este incluida mi novia en eso de preciosas-

― Eh
no, no, note preocupes, yo, eh-

― Tranquilohombre, es broma, sé que no te meterías con mi chica, además, se perfectamenteque mujer te atrae-

― ¿Eh? No, yo,mira, tengo que irme, gracias por las pinzas y
-

― En la nochetenemos hoguera en la playa, estas invitado, y no aceptamos nunca el "no"-

― Si no tengoopción, esta bien, estaré ahí-

― Ok-

Jackessalió pitando de mi taller, me daba risa, a pesar de que no era mayor que yo ytampoco menor se notaba a la defensiva siempre y también tímido, algo muyextraño en el.

Salícaminando del taller y me dirigí a la casa, donde todo era risas y Mimí y Suereían también divertidas de algo que estaba en una olla, todos se divertían.

(Saltoespacio-temporal)

/Voz'X'/

― Ya cumplí con loque me dijiste-

― Me pareceperfecto, creo que esta de mas decirte que tengas indiscreción ¿no?-

― No necesito queme repitas las cosas, se perfectamente lo que tengo que hacer, así que no tepreocupes por nada, me estoy infiltrando perfecto entre el grupo-

― Me pareceperfecto, el dinero ya fue depositado en tu cuenta, por cierto, me di cuenta deque una perra te interesa-

 

― Eso no es de tuincumbencia, solo cumplo con mi trabajo y después desapareceré, no tienes porqué repetirme nada-

― Escúchame bienidiota, si uno de ellos se entera sobre mi, estas muerto-

― No me amenaces,créeme que la que tiene mas de perder eres tu-

― Tienes un mes,llevas una semana, te faltan tres semanas mas, tu sabes como pasara, pero tequedan tres semanas-

― Hablamos luego-y colgué.

Elestar aquí no era solo por visita, para empezar no era un humano normal, perogracias a mi don cubría mi olor perfectamente bien. Además la dieta que seguía me ayudaba.

Laverdad la semana que e estado aquí me e dado cuenta de muchas cosas, laspersonas de esta reserva son muy cálidas y no merecen que les haga lo quepasara.

Aunestoy a punto de tomar una decisión, aun me quedaban tres semanas mas, ademásesa mujer
ella era una mujer extraordinaria, y valía la pena estar con ella yluchar por ella, aun cuando me acerque y me tire un mordisco.

(Saltoespacio-temporal)

― ¡Claire, que tevas a mojar!- escuchamos gritar a Quil cuando Claire salió corriendo a laorilla de la playa.

― Se toma muy apecho lo de ser niñera, ¿no creen?-

― No te burlesEmbry, cuando te toque a ti la imprimación, te darás cuenta de lo que pasamos-

― ¿así que tambiénme haces de niñero?- me reprocho Mimí ofendida-divertida.

― No, yo no hedicho eso, ¿alguien me a escuchado decir algo así?- todos negaron riendo.

― Que malos, comoson amigos, prefieren ayudarse, pero perfecto, no habrá hamburguesas-

Seescucharon quejas de todos, y de mi parte también. Mira que negarnos la comida
era pecado.

Todosestábamos en la hoguera que habíamos organizado, Sue, Billy y Quil sr. Estabanplaticando tranquilamente, mientras que las parejas como, Sam y Emily, Jared yKim, pul y Rachel, al igual que Mimí y yo estábamos platicando, Seth, Quil yEmbry charlaban alegremente, mientras Leah estaba asentada en un tronco mirandoal fuego y moviendo una barita larga dentro del fuego.

― Hey, miren quienviene ahí- todos volteamos a ver cuando Seth nos dijo eso.

― Yo lo invite,tiene derecho también a estar por aquí-

― ¿Por qué? Es uncompleto desconocido- dijo Paul.

― En ese caso,cuñadito, también soy una desconocida, así que no empieces- hablo Mimí.

Jackesse fue acercando a nosotros tímidamente y Leah levanto la mirada curiosa, sabíamos ya todos lo que pasaba entre Leah yJackes, era por eso que cada vez que se juntaban ellos terminaban rojos comonunca. Y la verdad es que daban mucha gracia, aunque si Leah se enteraba quenos burlábamos de ella a sus espaldas era capas de castrarnos.

― Pensé que novendrías-

― Me dijiste queno tenia otra opción, así que aquí me tienes- dijo saludándome con la mano y sonriendo un poco.

Élfue saludando a cada uno de los chicos y asiendo reverencias cuando saludaba alas chicas, casi todas las mujeres y también incluyo a Mimí, defendían a esechico a morir, aun no entendía como era eso posible.

― Pues llegaste enbuen momento, algunos de aquí estaban a apunto de comer y no pararan aunque selo digan a palos-

― No se preocupen,comí antes de venir aquí, pero traje esto- enseño un bol, que le paso a Sue.

 

― Muchas graciasjovencito, creo que esto ayuda-

― No es mucho,pero espero que al menos unos puedan probarlo, lo hice yo mismo, una recetafrancesa-

― Que mono, muchasgracias-

Suese fue a donde se encontraban los mayores, mientras el chico se sentó a un ladode Leah, que por mas curioso que fue ellos hablaban animadamente, la noche sepaso tan tranquila que olvidamos lo que éramos por un momento.

Lasnoches de hoguera siempre eran tranquilizantes, era por eso que nosotrossiempre organizábamos.

Mimía mi lado, abrazada a mi y platicando cosas de como antes ella podía hacerconjuros de los cuales podía hacer figuras con el fuego, era divertido comoella se entusiasmaba mucho el solo pensar eso.

Perosabía que tanta felicidad, traería consecuencias malas, muy malas.

//Muerte//

((haber chicas, les comento que desde aqui empesaran los problemas para esta pareja, pero... les dare un pequeño adeanto, cierto clan italiano tiene algo que ver, y apareseran algunos personajes que... bueno, mejor no sigo sino se enredan, asi que... ¡¡lean!!))

Caminabapor la calle, empujando la moto y mirando al frente sin pensar en nada. Habían pasado tres meses desde que el nuevollego, y la verdad es que era raro ya que él se apareciera en la casa,desaparecía mucho y cuando lo hacia aparecía con algunos golpes y moretones, yla verdad es que nos estaba empezando a dar desconfianza.

Larelación entre Mimí y yo, era mejor que nunca. Éramos muy felices, y solo unas que otras veces discutíamos pero era muyraro, además de que más de una vez encontramos rastros de chupasangresmerodeando por aquí, cada vez encontrábamos más.

Porahora tenia que ir a casa, hoy estuve en el pueblo comprando unas cosas queMimí ocupaba para hacer una de esas pomadas para Billy, últimamente se estabasintiendo mas cansado y le dolía todo, además de que bueno, ya estaban pasandolos años y además el viejo ya no aguanta tanto los trotes.

-yavine familia, ¿Mimí?- pregunte cuando salude y no obtuve respuesta alguna.

-aquíestoy Jake, tu papá no se siente muy bien-

-¿Quétiene?- pregunte preocupado.

-leduele la espalda, y además lo veo cansado, ahorita mismo le he dicho que sefuera a dormir, necesita descansar-

Mimíestaba preocupada, así que deje las cosas en la mesa y me fui a ver a mi padre.En efecto, Billy estaba dormido, debajo de sus ojos estaban unas grandesojeras, ya casi no salía mucho y tenía que venir Sue o Charlie, pero aun así élno se animaba a salir.

Salídel cuarto de mi padre, sabia que lo inesperado podría llegar en cualquiermomento, pero yo no estaba preparado. Mimí estaba en la sala preparando unascosas, la mire curioso pero a la vez triste, y como no estarlo.

-¿Quéhaces?-

-estoypreparando alcohol de romero, es para el dolor de espalda-

-¿yeso servirá? ¿Cómo?-

-Sepuede realizar masajes de alcohol de romero el cual se elabora al meter en unfrasco 2 ramas de romero fresco con un litro de alcohol de friegas. Se deja reposar por 7 días y, pasado ese tiempo, dar friegasverticales, pellizcos, palmaditas, pulgares a ambos lados de la columna. Es fácily ya lo e echo anterior mente-

-deberíasestudiar para doctora o algo así- le dije.

 

-nome serviría de mucho, yo solo uso cosas naturales, jamás medicamentos,contienen mucho químico-

-tengomucho que yo no me enfermo, ni siquiera una gripa-

-déjameadivinar, ¿tu condición lobuna?- me pregunto con una sonrisa.

-si,es difícil enfermar, además de quetécnicamente somos invencibles-

-esosuena muy bien, así te tendré mucho tiempo- ella hablo mientras metía un par deramas a un frasco y vertía el alcohol.

-yono puedo decir lo mismo, tú eres humanay los humanos mueren- ella me miro y dejo el frasco ya serrado en la mesa.

-déjamedecirte algo, cuando tenia la magia dentro de mi, podía hacerme inmortal siquisiera, ahora que no la tengo, no sé si tenga esa larga vida, antes podíamorir o enfermar, así como ahora, ahora soy humana, soy normal- sus ojos mostraban sinceridad.

Mefui acercando a ella, ella era lo más importante que tenia, mi padre también;pero sabía que si Mimí se iba, desaparecía de mi vida, yo moriría junto conella.

Losdías que pasaron fueron un total desastre, todo fue empeorando.

-¡Jake,a tu derecha!-

-yalo vi, ahora si hijo de
-

Eratanta mi frustración, tenia tres días seguidos que no dormía, y conmigo miscompañeros de manada, Mimí tampoco había podido dormir mucho, ella estaba alpendiente de Billy.

-Leahy Embry, adelántense y quiero que le sierren el paso, Quil tu a la derecha ySeth trata de que siga el camino derecho a Leah y Embry, yo iré detrás de el-

Soloescuche las afirmaciones y seguí con mi carrera de ir detrás del vampiro, Sam ysu manada seguía al otro chupasangres que estaba al sur nosotros estábamos alnorte, sentía algo en el pecho, algo queme quitaba el aire y evitaba que corriera más fuerte.

Leahy Embry ya estaban frente al vampiro, quien paro de golpe e intento huir por laderecha, pero no conto con que Quil estaría ahí. Este le tiro un mordisco quele arranco el brazo cuando trato de empujarlo.

Tratode correr al otro lado pero Seth salió gruñendo, después Leah y Embry lorodearon, yo me acerque a él con los colmillos por fuera, estaba enfurecido portodas las muertes que había causado.

-sime matas, alguien más matara a lo que mas quieres perro- el miedo se notaba enlos ojos rojos del chupasangres.

Soltéun gruñido, me acerque más a él y lo empuje aventándolo al suelo, los chicos sepusieron en guardia por si quería escapar.

-alguienmás esta en tu casa, donde tu novia y tu anciano padre morirán por tu culpa, nosoy el único que merodea por aquí, vives con el enemigo perro- me fastidio y acabe con el de un solo salto.

Lodesmembré, estaba furioso por todo y por lo que había dicho. El cuerpo inerteestaba regado por el suelo, pero algo llamo mi atención, el collar que estabaahí. Me acerque donde estaba ese collar,era parecido al collar de los chupasangres italianos, el de la "v"

-¡Jacob,el chupasangre se dirige a tu casa!- grito Sam en mi mente, solo el y yo nospodíamos comunicar.

-¡Mierda,¿Lo dejaron escapar?!-

-esmuy rápido, necesitas ir para allá, nosotros lo seguimos también-

Nofalto más, salí corriendo con los demás siguiéndome, solo dios sabe que si esechupasangres se atrevía a tocar a mi padre o a Mimí, juro por mi vida que nodescansare hasta acabar con el.

(Saltoespacio-temporal)

(Pov.Mimí)

 

-porfavor Billy, necesito ponerte esto, solo déjate-

-niña,no me dejare que me pongas mas cosas de esas, ya tengo suficiente con lashiervas que me das para beber y además de darme baños con sales, ¿no crees queya llegue hasta aquí?-

-ohBilly, deja de decir tonterías, mejor, hagamos algo, si tu haces lo que te digoprometo que dejare que te comas dos o tres magdalenas, ¿esta bien?-

-¿estássegura?- me miro entrecerrando los ojos.

-esun trato- levante la mano para afirmar el trato.

Billyrodó la silla de ruedas hacia su habitación, yo lo fui siguiendo para poderponerle el ungüento que le tocaba cada día.

Leayude a acostarse en la cama mientras él se agarraba de las sabanas y seacomodaba, abrí el frasco del ungüento y se la unte en la espalda, Billy estabaun poco mas acabado de lo normal, a veces pienso que es mejor que lo levemos aun hospital, así podrían diagnosticarle algo o checarlo mas detalladamente.

Enel momento que empecé a hacer los masajes en la espalda, trate de estirar losnervios con los pulgares, así podría calmar el dolor, además de darle calor conmis manos con la fricción.

Depronto escuche unos ruidos en la casa, pare de darle masajes a Billy, Jakeestaba de patrullaje y me había dicho que no regresaría hasta el anochecer, yapenas eran las cuatro de la tarde. Serré el frasco y lo deje en el buro que estaba a un lado de la cama deBilly.

-EsperaBilly, escucho unos ruidos en la sala, iré a ver-

-tencuidado, ¿quieres? Jacob no regresara hasta más tarde-

-tranquilo,eso lose, mese defender-

Tratede tranquilizarlo, salí de la habitación de Billy y me encamine fuera, pasandopor el pasillo y siendo algo silenciosa. Trate de agudizar mi oído para poderescuchar, pero era en vano, no escuchaba absolutamente nada.

Dipaso tras paso, mirando todo a mí alrededor, pero todo estaba tranquilo y no senotaba ningún movimiento, mire la puerta, pero esta estaba serrada.

Derepente alguien tapo mi boca, estaba detrás de mí, mi respiración se aceleró a más no poder.

-tranquilízate,soy yo, quiero ayudarlos, vienen por ustedes, no quiero que grites- asentí, mesoltó y lo voltee a mirar.

-¿Quiénesvienen por nosotros?- lo mire asustada.

-losVulturis, debes de saber de ellos ya, quiero ayudarlos, tenemos que sacar aBilly de aquí y
-

-¿Adónde creen que van? No pueden salir de aquí, no al menos sin antesdivertirnos, ¿no lo crees Jackes?-

Mireasustada al tipo que apareció de repente en la casa de los Black, mire a Jackesquien miraba al vampiro fijamente y serio.

-ellosno tienen culpa, déjalos en paz-

-queridoJackes, tu tuviste la culpa en mezclarte con los perros y con humanos, ¿sabiasque eso no es permitido por los vulturis?-

-yono pertenezco a su clan, jamás pertenecí-

-¿ysabes porque? Porque eres un engendro, eres un asqueroso hibrido- el vampiro deojos rojos y de vestimenta negra miro a Jackes divertido y amenazante.

Seescucho ruido desde el pasillo, Billy venia hacia aquí.

-¿Mimí,esta todo bien?- Billy apareció en la sala, donde vio como el vampiro de ojosrojos estaba enfrente de Jackes y mio.

-miranada más, dos humanos en uno, suena genial, ya tenía hambre-

-note atrevas a tocarlos- amenazo Jackes.

-noeres nadie para decirme que hacer-

Elvampiro se acercó a Billy caminado despacio, pero Jackes actuó más rápido y loaventó del otro lado de la pared. El vampiro se paro de inmediato, sin ningúnrasguño y ninguna prenda fuera de lugar.

 

-¡llévatelode aquí!... ¡CORRE!-

Reaccioney tome los cuernos de la silla de ruedas tratando de sacar a Billy de la casa,corrí mientras Billy se aferraba a la silla y miraba al frente. Como pudo abrióla puerta y lo saque corriendo de ahí, se escuchaban como estaban peleando,gruñidos y cosas romper se escuchaban, después, nada.

-tenemosque encontrar a donde ir, no sé que hacer-

-déjamey vete tu, yo lo detendré un poco así correrás a casa de Emily donde estaránalgunos de los lobos, déjame y vete-

-nolo are, Billy tenemos que seguir-

Lamirada de Billy se dirigió al frente, donde estaba aquel hombre parado.

-tranquilos,les ahorrare la discusión y los matare a ambos, fin del problema-

-Aella déjala, conmigo has lo que quieras- Billy tomo mis manos y las quito delos cuernos de la silla- ¡Vete, corre!-

Mirea Billy y después al vampiro, no sabia que hacer tenia que ir a encontrarayuda.

Corríalejándome de Billy quien miraba al vampiro desafiante, sin ningún miedo orestricción. Jackes salió corriendo dela casa de Billy cuando el vampiro estaba cerca de este último, pero el vampiro aventó a Jackesasiendo que se golpeara en el tronco del árbol.

Mequede parada, no podía correr más, mire como el vampiro tomaba a Billy delcuello y sonreía sínicamente. Ruidos detrás de mi, mire a un lado donde lobosaparecieron.

Todopaso en cámara lenta, mis latidos fueron tan lentos que me sentía caer, lasonrisa del vampiro mirándonos, el grito de Billy cuando le encajo loscolmillos en el cuello, las respiraciones entrecortadas de los lobos, mislagrimas caer, el cuerpo inerte de Billy caer al suelo, los lobos corriendomatando al vampiro

Todoen cámara lenta, sentía que todo giraba, Jacob salió de fase poniéndoseenfrente del cuerpo de Billy, lo movió y le hablo, le grito que despertarapero
Billy ya estaba muerto.

-¡Papá,no!- Jacob lloraba abrasando el cuerpo de Billy que ya no tenia color alguno.

Medeje caer, mis ojos llenos de lagrimas y el mareo fue tan fuerte que me desmayesin ninguna conciencia.

//Funeral//

Elperder lo que mas quieres requiere de mucho tiempo para establecerte, pero conla ayuda de las personas que mas te aman podrás salir adelante, jamás teolvidaremos, siempre en nuestros corazones

(Estecapitulo esta dedicado a todas las personas que han perdido a un ser querido, este capitulo es para miabuelita que falleció, sin mas que decir les dejo con el capitulo, saludos)

(¨******************¨)

Mimirada perdida, sentado en la cama viéndola, sus ojos serrado, y tranquila; comosi nada hubiese pasado
como me encantaría que nada de esto hubiese pasado, quetodo fuera un simple sueño de terror.

Aunno lo podía creer, ¿Cómo era posible que esto pasara?

-Hum-se empezó a remover en la cama. Le tome una de sus manos y ella abrió los ojosmirándome.

Memiro por unos segundos y después se tiro a mis brazos, sollozando yllorando. Le acaricie la espaldamientras solo miraba a la nada, una lagrima rodo por mi mejilla.

-Billy
-sollozo mirándome.

Yosolo negué y ella se tapo la boca llorando. Me pare de la cama y tome elcelular móvil que estaba en la mesita, estábamos en mi cuarto.

 

Marqueel numero que antes, barias veces marque para poder saber sobre el estado de bella y cuandoRenesmee nació, solo por eso. Al tercer timbrazo me contesto la voz de la cualahora si estaba agradecido.

-Jacob-

-Edward,necesito de tu ayuda-

-cuentacon nosotros, estaremos ahí en unos minutos-

-Adiós-le dije a la línea sola, ya me había colgado.

Estabaserio, triste, enojado, dolido, tenia ganas de irme y dejar todo, de regresarel tiempo y que nada de esto hubiese sido real, y solo fuera parte de unapesadilla.

-¿Quépasa?- me pregunto esa preciosa chica de la cual estaba perdidamente enamorado.

-lellame a Edward para
el funeral de Billy, los chicos también vendrán, Sue y elseñor Atera se están encargando de los papeles, creen que yo no estoy
enbuenas condiciones como para pensar-

-Jake
¿puedo ayudar en algo?- me pregunto limpiándose las lagrimas y parándose.

-conque estés conmigo y jamás me dejes me es suficiente, pero quiero que me digasque fue lo que paso con exactitud-

-estábien, Billy y yo estábamos en casa mientras yo le untaba el ungüento, despuésescuche ruidos y pensé que eras tu, pero recordé que tu estabas patrullando,cuando salí me encontré al vampiro y Jackes
-

-¿elque tiene que ver en esto?- le pregunte frunciendo las cejas y expresando massentimiento de lo que ya había tenido.

-Jake,el me protegió, si no fuera por el Billy y yo estuviéramos muerto, pero elvampiro fue mas fuerte que Jackes y lo dejo inconsciente, por eso paso lo quepaso.-

-¿Jackeste defendió? ¿Pero como? Él es humano, el también hubiera muerto además nadiese contiene ante las sangre de humanos, Jackes debería estar muerto y no encasa de los Cullen recuperándose-

-Jackes,él es
un hibrido, como Renesmee, según lo que escuche el tenia algo que haceraquí y perteneció a un clan, no recuerdo cual-

-¡¿Qué?!- mi furia fue al limite, grite tan fuerte queMimí se asusto y dio unos pasos atrás, cayendo en la cama.

Memiro con los ojos muy abiertos, al ver el miedo en su rostro toda mi furia sefue y binó la culpabilidad.

-lolamento mucho, no quise gritar es solo que
-

-teentiendo, estas enojado, pero si de algo sirve Jackes hizo mucho por nosotros,aun cuando él tenía otro cometido, me protegió, a mí y a Billy, se arriesgósolo por cuidarme-

Ellase levanto de la cama y camino hacia a mi, me abrazo enterrando su cara en mipecho, yo también la abrase y escondí mi rostro en su cuello. Tenía algo quehacer antes de que se hiciera el funeral de Billy.

-regresareen un rato, tengo algo que hacer
Sue y Leah ya están en camino- le dije cuandosentí las pisadas algo lejos aun de la casa.

-Jake,solo no hagas una estupidez, ¿quieres?-

-teamo- le di un beso en la frente y salí de ahí.

Sabiaque no le había contestado lo que ella me había pedido, pero es que eso yo nole podía contestar, ya que no sabia lo que pasaría. Salí corriendo de la casa yme interne en el bosque cambiando de fase.

Lleguerápidamente a la casa blanca, sabia que los Cullen me escucharían y Edward lesavisaría, cuando llegue en la puertaobserve que se encontraba Edward con el doctor, tenían unas especie de maletade piel, eran como de doctor pero diferentes.

 

Cambiede fase para volver a mi estado humano, solo me puse los shorts, camine mirando la entrada y subí lasescaleras pero la mano de Edward me paso, tomando mi hombro, me sacudímirándolo.

-noestas en tus cinco sentidos Jacob, no cometas una estupidez como te lo dijo ella-

-¿sabeslo que el hizo?-

-losetodo Jacob, lo leí en su mente y lo veo en tu cabeza, por eso mismo te digo queno cometas una estupidez por arranques de odio-

-mearrebataron a mi padre, casi me quitan a la razón de vida, ¿eso es un arranquede odio?-

-Jacob,el esta en la habitación donde fue el parto de bella- me dijo el doctor, noespere más y me fui a buscar el hibrido.

Lamirada que le dio Edward a su padre adoptivo fue clara, pero la mirada delpatriarca de los Cullen también.

Subílas escaleras sin detenerme y escuchar nada, sabia donde estaba esa habitación,barios meses dentro de esta casa y ya sabia todo, cuando llegue al cuarto tomeel pomo y la abrí.

Laimagen que veía en ese lugar me desconcertó por completo y el odio que teniahacia el desapareció.

Jackesen una camilla conectado a barias cosas que pitaban, una intravenosa y algunoscables que se introducían en el pecho de este. La cara llena de moretones yalgunas heridas cubiertas con gasas y cinta de curación.

-¿bienesa golpearme? Si es así, creo que me lo merezco solo
creo que el vampiro tedejo un brazo, lo siento- me regalo una sonrisa torcida pero después setransformo en un quejido de dolor.

-no,solo vine para darte las gracias-

-nolas merezco, fue por mi culpa que paso todo esto- respiro costosamente.

-lose,pero también salvaste a la razón de mi vivir, y sé que Billy dejaría matarsesolo para defenderla a ella, sin ella yo no soy nada-

-¿tanfuerte es la impronta?-

-nite lo imaginas, es como con ustedes los vampiros
creo- me acerque hasta lacamilla, lo mire bien, estaba desecho.

-lose,estoy fatal, pero no fue nada que no mereciera, tarde me di cuenta de lasbuenas personas que son ustedes, son una familia aunque no de sangre-

-nadiete guarda rencor, todos observamos lo que hiciste y
Mimí te defiende tanto queyo también lo are, estoy agradecido contigo por tenerla con vida, algo que yono pude hacer porque estaba lejos-

-almenos hice algo bien
¿Leah, como esta?- lo mire y sonreí solo un poco, pero lasonrisa no llego a mis ojos.

-ellatambién esta preocupada por ti-

-¿creesque podría, verla? Entenderé si me dices que no-

Lomire por un momento, estaba arrepentido, lo sentía, además de que a Leah leimportaba y esta a él, la imprimación el amor de los vampiros estaba de pormedio.

-siella te quiere ver eres bien recibido, pero todo depende de ella, sabes dondequeda tu
¿casa?-

-soloera una tapadera, te contare todo si me dejas- me miro a los ojos serio, soloasentí.

-adelante-

-yoera un Vulturi, pero al ser solo un hibrido todos me menospreciaban, pensabanque yo no podía hacer nada bien, me tachaban de débil y la verdad es que si losoy, me fui de ese lugar, escape, pero un día recibí una llamada, era
RenesmeeCullen, ella me dijo que tenia que meterme en tu grupo, ser uno de ustedes paraacabar con Mimí, ella me dijo que si la mataba tu sufrirías y ella vendría aconsolarte, tome mi decisión cuando conviví con ustedes y me di cuenta que eranuna familia y no se merecían lo que estaba a nada de llegar, un tiempo me fui y regresaba con golpes, ¿tediste cuenta?-

 

-si,casi todos nosotros, estábamos desconfiando ya-

-cuandollegaba golpeado era porque peleaba con vampiros, eran de la guardia de losvulturis, me estaban buscando por escapar así como así, me encontraron dentrode sus territorios y por eso entro aquel vampiro, cuando llego a tu casa estabasediento, pero al darse cuenta que me importaban tu novia y tu padre, prefirióbeber la sangre de ellos y matarlos, asiendo que me fuera sin impedimentos, fuecuando reaccione y me metí en eso, dándole tiempo a tu novia que saliera, peroyo soy mas débil que los vampiros completos, pero aun así me entrenaron paramatar, yo tengo dos dones, pero solo conocen uno los vulturis, el poderconvertirme en humano completo, fue por eso que ustedes jamás sospecharon demi-

-asíque Renesmee esta en esto-

-ellaquiere que te quedes con ella, esta despechada, y la verdad no dudo que hagaalgo más-

Mele quede mirando serio, sabia perfecto que Renesmee por un capricho seria capazde hacer cualquier cosa, ¿pero a que precio?

(Saltoespacio-temporal)

CastilloVulturi.

-señor,lo buscan- informo un joven alto y musculoso.

-¿Quiénmi querido Félix?-

-RenesmeeCullen, vengo a informarles algo muy importante-

-¡Peroque sorpresa!- el señor de cabellosazabaches se paro de su asiento y apareció enfrente de la chica de rulos yprecioso cuerpo.

Tomola mano de la chica y miro todo con detenimiento, le intereso en absoluto todo,sus ojos se fueron abriendo cada vez más hasta llegar al final.

-peroque sorpresa, queridos míos tenemos que viajar para resolver un problema- lasonrisa sínica y siniestra del señor no mostraba nada bueno.

-¿Quées lo que pasa Aro?- le pregunto un rubio.

-unahumana sabe de nuestra existencia, y los lobos la protegen además
nuestroquerido Jackes esta con ellos-

-tieneque pagar ese bastardo- exclamo el rubio.

Aromiraba a la nada con expresión sínica y desafiante, estaba pensando en comoempezar con la terrible matazón y el derramamiento de sangre.

Inocentescaerían, pero
¿Quién ganaría?

(Saltoespacio-temporal)

-Billyfue el mejor padre del mundo, jamás me falto amor y cariño
siempre estuvo ahípara darme lo que mas me hizo falta, una madre. El ocupo el lugar de nuestramadre para que sus hijos no la echaran de menos, siempre se sacrifico pornosotros tres, de una cosa estamos seguros nosotros, Rachel, Rebeca y yo, estamos orgullosos de Billy-

Terminede hablar enfrente de la tumba ya serrada de Billy en el panteón de Forks.

Todoslos chicos de la manada y sus parejas junto con Sue y el viejo señor Quil,Charlie Swan y la familia Cullen estábamos presentes. Mimí estaba a un lado demí un paso más atrás.

Dejamosflores y coronas de flores en su tumba, nadie olvidaría al viejo Billy, quesiempre dio lo que podía por la gente que él quería.

Loschicos y yo corrimos al inicio del bosque y los Cullen desaparecieron también,nuestras improntas también corrieron a nuestro lado subiéndose a nuestroslomos. Corrimos hasta el acantilado donde nadie nos vería ni nos escucharía.

Cuandollegamos, nos pusimos en círculos, uno enfrente de otro, me miraron y asentí

 

Aullidosde enormes lobos se escucharon, aullidos de dolor pero también de respeto porel alma que había dejado el mundo de los vivos.

Jamásolvidaría a mi padre, pero sabía que él no quería vernos tristes. Así queseguiríamos con nuestras vidas como él lo deseaba.

//Lavida tiene que seguir//

>>Jacob<<

Nieve de diciembre que cae del cielosin rechistar, cubriendo todo con esa manta color blanca. Endureciendo con elpaso de las horas y que afirma la llegada la navidad.

Un pensamiento vago que llego a mimente, el mismo pensamiento que me habíapasado mi padre la navidad pasada.

A unas semanas de la navidad, estábamosen mi casa, Mimí ahora era la mujer de la casa y yo el hombre, vivíamos juntos,era como estar casados sin estarlo, ella y yo éramos felices.

-Jake, ¿podremos decorar la casa parala navidad?-

-claro que si, de echo estaba pensandoen ir comprando las cosas, pero recuerdo que en el taller habían unas cajas deadornos navideños, ¿si los traigo podríamos separar los buenos?-

-claro, yo iré por algunas cosas, ¿Leahdijo que vendría hoy?-

-si, solo que esperaría a que Jackessaliera de su trabajo-

-ah, claro-

Fui al taller que estaba a lado de micasa, donde había unas cajas con adornos navideños y el pino artificial, no megustaba ir cortando pinos naturales.

Leah y Jackes estaban juntos, esteultimo había conseguido un trabajo en una empresa, el administraba las cuentasy eso, le pagaban muy bien. Leah y Jackes vivían juntos, Seth y Sue losvisitaban de ves en cuando.

A nosotros siempre nos visitaban,siempre había gente en nuestra casa. Abecés si pedía algo de privacidad paraestar con Mimí.

Empalme las cajas, eran tres y casi nopesaban. Las lleve dentro de la casa donde podríamos separar lo bueno y tirar ala basura lo que ya no sirviera. El pino estaba en el cuarto que era de Billy,ese había sido re decorado, habíamos llevado la ropa de Billy a la caridad yalgunas cosas también, Billy una vez dijo, cuando yo muera quiero que tires loque no sirve.

Yo había cumplido con lo que él habíapedido alguna vez.

-aquí están las cajas, creo que estatiene los lasos y unas decoraciones para el pino- le señale la caja de arriba.

-déjame ver- Mimí camino hasta la caja,donde la abrió y estornudo por el polvo.

En efecto, estaban los lasos y lasesferas con algunos colgantes. Mire a Mimí esperando su opinión.

-esta en muy buen estado aun, podemosusarlo unos años mas- sonrió mirándome.

-pues entonces a decorar se ha dicho-

Sacamos las cosas y las fuimos poniendoen la mesa para poder acomodar, saque el pino y lo acomode en una esquina, todolo hacíamos con algo de música, era un cantante que a ella le gustaba y laverdad se escuchaba bien la tonada. Era como Jazz navideño, según ella era lo mástradicional.

Acomode el pino y después lo fuimosdecorando, le pusimos esferas y algunos bastones de caramelo pero de plástico yotros de tela, algunos moños y los lasos de diferentes colores, se veía genial,se veía muy estilo de dulcería, pero a ella le gustaba y yo quien era para negarmea lo que ella quisiera o pidiera.

Ella puso una estrella de cristal

-lo compre cuando fui al súper, estabapreciosa y no me pude aguantar- un suave sonrojo apareció en sus mejillas.

 

-tranquila, ¿sabes que ahora eres dueñade mis quincenas y la señora de la casa?- le dije acercándome a ella.

-pero no estamos casados ni nada- torcióel gesto, estaba pensativa.

-ah, lose, pero vives en mi casa y nosbesamos y hacemos cosas que hacen las parejas casadas- la abrase y bese sucuello.

Teníamos tiempo que nosotros no teníamostiempo de calidad, y la verdad es que yo extrañaba sus caricias y sus suavesronroneos cuando entraba en ella.

-Jake, tenemos que seguir decorándola casa-ella aferraba sus manos en mi camisa y jalaba un poco para que parara.

-sabes que eso lo dicen tus labios perotu cuerpo me dice otra cosa, ¿enserio quieres que pare?- le di un suavemordisco en el cuello y bese tiernamente.

Se alejó un poco de mí y me miro a losojos, ella suspiro y serró los ojos, una sonrisa divertida apareció en suslabios.

-no
así que sigue-

Yo estaba más que de acuerdo con eso,la apegue más a mi mientras la tomaba de las caderas y la cargaba, ella enredosus piernas en mi cintura, bese sus suaves labios y fue total perdición, caminecon ella en brazos hasta el sofá, donde ahí nos despojamos de la ropa ambosquedando completamente desnudos, invadiendo su intimidad por completo ydisfrutando de lo más poderoso que ahí, de lo más excitante, de la mejor drogaque es su cuerpo, sus labios y sus sonidos al hacerlo. Mundo Gore

No es por exagerar ni nada pero lohicimos más de una vez, en el sofá, en el suelo y terminamos en la cama de nuestrahabitación.

Todo en mi casa había cambiado, ahorael cuarto de Billy había sido remodelado, el de las gemelas estaba intacto yaque era un cuarto para cuando llegara visitas y el cuarto de nosotros era el mío,claro que con algunos detalles más, el closet que le había arreglado a Mimí estabadentro de mi habitación y mis cosas seguían en la pequeña cajonera, no teníamucho.

Nos amamos con mucha intensidad todo eldía y la noche, dejando tirado el trabajo de la decoración, ¿Qué más importabacuando estabas con la persona que más amabas?

(Salto espacio-temporal)

>>En las afueras de Italia<<

¿Qué hago aquí? ¿Cómo llegue hasta aquí?¿Dónde estoy?

Muchas preguntas en mi mente y ningunarespuesta absoluta. Me levante desorientado del montón de hierba, no había nadaa la redonda, lo único que podía apreciar era una ciudad mucho más adelante ypara llegar tenía que caminar, busque en mis bolsas de mi pantalón y chaquetapeor no estaba lo que quería.

¡Donde estaba!

Empecé a caminar despacio, dándome porvencido de buscar eso tan importante. Ahora que me daba cuenta estaba siendo humanocompletamente, sin magia ni nada por el estilo.

Llevaba más de la del camino recorrido,empezaba a cansarme y la tarde empezaba a caer.

-¿te ayudamos?- unas voces detrás de míme alertaron, sus tonos hicieron que mis bellos se erizaran.

-aléjense de mí, no se acerquen a midemonios- sabía lo que eran, en las clases que había tenido y además el enfrentamientocon uno de ellos.

-solo queremos ayudarte- me dijo uno delos dos hombres que estaban ahí.

Uno era muy alto y el otro más bajo queel, el bajito llevaba el pelo rubio con barias tonalidades y el grandulón teníael pelo negro. El rubio fue el que me hablo.

-y la verdad es que nuestro amo mando abuscarte- dijo el grandote juntando sus manos y apretándolas.

 

-¿Qué quieren de mí? Soy un humano-

-tú buscas a una chica y nosotros la conocemos,no damos más explicaciones hasta que estemos en el castillo, así que
-

No dijo nada mas solo se acercó a mí elgrandote y el otro me pincho en un lugar de mi cuello, me había noqueado porcompleto.

Sabrá dios donde me llevarían y lo queme pasaría. Pero si estaba en este lugarera para buscarla a ella, según lo que me habían dicho los profesores, aquí esdonde la encontraría.

****************************************

¿Quién ese personaje que acaba deaparecer?

¿Qué quieren los Vulturis de él?

¿Mimí y Jacob serán felices o llegaran másproblemas?

Les tengo una sorpresa, aun no abraenfrentamientos (por ahora) el siguientecapítulo será navideño

Opinen que les pareció.

Aqui esta el pino de los Black-Granger.

Hermione granger en crepusculo 1

Holaa todos y todas, espero que estén bien, bueno, quiero decirles que esta veztarde mucho y que este capítulo es muy poco
pero este es como un mini especialde navidad adelantado
el capítulo siguiente será a partir de unas semanas después,ahora todo se empieza a complicar para la pareja de Mimí y Jake.

Buenoque me enredo toda, les digo
¡Feliz navidad y próspero año 2013!

Esperoque se la pasen súper bien, así que les dejo el mini especial, espero que aun y así les guste
besos y abrazos.

_________________________________________________________

//Navidad//

>>Jacob<<

-¡Mimí,ven aquí que esto se quema!- grite asustado.

-Jake,no hace falta que grites, sé que puedes solo- ella rio ante mi cara.

-yojamás había hecho un pavo, ¿y si lo quemo?-

-puescomeremos pavo a la fúnebre, buenoestilo carbón y ya lleva el sabor a carbón- ella rio divertida, se asomó en lapequeña ventanita que estaba en la estufa, miro detenidamente el pavo.

Senotaba sexi con ese pequeño vestido color blanco y el suéter rojo que traía puesto,yo no era consciente de lo que hacía así que mi cuerpo reacciono automáticamente,abrazando a Mimí por detrás.

Besesu cuello lentamente y olisquee el puente de su cuello. Ella soltó un suavegemido que a mí me éxito. La voltee y al mirarme a los ojos todo perdió sentido,la bese dulce y apasionadamente, rose sus caderas con mis manos, una de ellasbajo hasta su muslo y lo acaricie, estábamos solos y nadie molestaría, no hastala tarde/noche.

-Jake
para- su voz era entre jadeos.

-¿Porqué? Tú no quieres parar y yo tampoco- bese su cuello, dejándole una suavemarca.

-Jake,es enserio, tenemos que parar porque son las tres de la tarde y aún quedancosas por hacer- bufe rodando los ojos,la deje libre. Di un paso atrás.

-odioeste día- murmure saliendo de la cocina.

-¡Teescuche Jacob Black!-

-¡Québueno!-

Mefui a mi cuarto para preparar lo que tenía que hacer hoy en la noche, si me habíamolestado algo pero no era con Mimí, era con los chicos que jamás nos dabanintimidad.

(SaltoEspacio-temporal)

-yeste es para Claire, espero te guste pequeña-

-¡si,gracias!- Claire salto de los brazos de Quil para ir a los de Mimí, quien leentregaba un regalo de navidad, ya cada quien tenía sus regalos en la mano.

 

Yono sabía cómo entregar mi regalo a Mimí, así que solo me deje llevar, aunestando todo el mundo en la casa no me importo y le entregue un pequeño cofre,donde contenía el regalo que le quería dar a ella.

Ellame miro sonriendo y feliz, lo tomo y lo abrió despacio, la sonrisa desaparecióy sus ojos se abrieron completamente, estaba sorprendida y lo notaba por su corazónrealmente fuerte.

-¿unanillo?- su respiración estaba entre cortada.

-noes cualquier anillo, es uno de
matrimonio, Hermione Granger, no quiero parecerestúpido pero reamente me da igual que todos me escuche, te amo con locura yeres mi vida, no soy bueno para esto ya que jamás me he declaro asíoficialmente y menos e pedido matrimonio, pero
¿quisieras ser la mujer queeste siempre a mi lado en las buenas y en las malas aun cuando soy un poco garoso?-

Ellame seguía mirando a los ojos, su respuesta empezaba a preocuparme, ¿y si me decíaque no? Me golpee mentalmente por haber sido tan brusco, unos brazos rodearonmi cuello y aplausos y risas se escuchaban, Mimí me tenía abrazadocompletamente.

-sí,sí quiero casarme contigo-

Riendofelizmente la abrase y empecé a dar vueltas con ella feliz y riendo, todos ahí nosfelicitaron, era como revivir los buenos tiempos cuando aún era humano, peroesta vez era mucho mejor. Mi familia y hermanos estaban aquí compartiendo unanavidad más, y la mujer de mi vida había aceptado casarse conmigo, una vidafeliz era lo que esperaba y santa Claus me había dado el mejor regalo delmundo.

Futura guerra. Prepárense.

La diferencia entre vivir desde el alma y vivir sólo desdeel ego,

Radica en tres cosas:

La habilidad de percibir y aprender nuevas maneras,

La tenacidad deatravesar senderos turbulentos y

La paciencia deaprender el amor profundo con el tiempo.

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

>>Jacob<<

Fiestasnavideñas dejaban paso al siguiente año, enero aparecía y abría sus brazos paradisfrutar de un años más de vida juntos.

-estoymuy feliz de estar contigo, así como lo estoy ahora- mire a Mimí quien estabaen mi pecho, dibujando círculos invisibles.

-yosiempre estoy feliz de estar a tu lado, sea como sea, ¿recuerdas cuando una vezme pediste que durmiera en el sofá porque te sentías incomoda?- ella se sonrojopor recordar ese día.

-sí,pero no lo vuelvo a hacer, a media noche te llame porque tenía pesadillas-

-puesesa noche, yo fui el hombre más feliz del mundo, por la simple razón que tú medejaste dormir abrasándote, solo para protegerte de las pesadillas-

-tusiempre me proteges, y yo siempre te protegeré aunque sea humana, sé que puedohacerlo-

-jamásdejaría que algo te pasara, daría mi vida por ti, y sabes perfecto que yo no podríavivir sin ti-

Nodeje que hablara más, la bese mientras me ponía arriba de ella. Últimamente estamosmás
juntos, y no me refiero en el sentido del sexo. Ambos sentimos esa conexiónque supera a la imprimación, era como ser uno.

Estaúltima semana ella había tenido unas pesadillas, el primer día ella no quisohablar sobre el tema pero días después ella no pudo más, me conto que en sussueños yo moría en manos de
un ex de ella, una guerra fría y cruel era lo queella veía, personas vestidas de negro y sanguinarias que mataban por diversión.

 

Alprincipio solo le dije que eran pesadillas, pero después de lo que Alice Cullenme platico, pienso que nada de eso sea tan descabellado.

Aúnno había fecha y manteníamos al margen a Mimí y a las chicas, salíamos apatrullar y a entrenar, nosotros teníamos un cierto acuerdo con lo Cullen, yaque la guerra que se nos avecinaba los involucraba en eso, nadie dijo más.

Éramospocos pero estábamos entrenándonos para poder seguir sin bajas entre nuestrobando, Carlisle Cullen aun guardaba la esperanza de poder hablar con diplomaciaantes de que una decisión sea tomada, aun no sabíamos completamente del porqueellos venían, solo que era una decisión que me involucraba a mí y a Mimí, yo daríala vida por ella, por eso fue que estaba en esto.

"Noquiero guerra, quiero paz y ser feliz" susurro Mimí dormida entre mis brazos.

Lamire con dolor e impotencia, sabía que ella en su interior sabía lo que pasabay tenía que hablar porque ella se enfadaría por el hecho de guardarle estesecreto tan importante.

Ahoracuando Mimí estaba comprometida conmigo tenía que pasar esto, no podía perderlani a ella ni a nadie de mi manada ni de la de Sam.

Teníaque hablar con Jackes sobre esto, él estaba en los Vulturis antes de esto y tambiénle involucraba esto. Todo esto lo aria por la mañana, ahorita no ganaría nada másque una mordida por parte de Leah por interrumpir a Jackes de no sé qué cosa. Ellosestaban juntos, mucho diría yo.

(Saltoespacio-temporal)

-aquíestoy, ¿para qué me buscabas con tanta urgencia?- me dijo Jackes.

Estábamosen un claro, en medio del bosque donde nadie podía interrumpir, no sin antesescucharlo.

-quierosaber lo los Vulturis planean- me miro confundido.

-¿Dequé hablas? Yo no sé qué traman los Vulturis, y por si no lo sabes también vienenpor mí-

-merefiero que quiero que me digas todo lo que sabes de ellos- me explique mejor.

-loque yo sé es simple, ellos solo buscan clanes para tomar a los miembros condones impresionantes, buscan poder, están segados por eso y la ambición-

-¿ysobre la guerra?-

-ellosson demasiado viejos, tienen milenios y todo eso súmale los años de combate,son unos profesionales en guerra, armas perfectas para matar con un simplegolpe certero y mortal, sin sentimientos dentro de ellos y jamás, jamás de losjamases esperes que ellos perdonen a cambio de algo, son unos tramposos en eso,créeme, si pelearemos necesitamos a algunos vampiros más, con ustedes y los Cullensolo somos un punto negro en una hoja de maquina blanca-

-entoncesno tenemos oportunidad- afirme sinninguna esperanza.

-yocreo que
nos queda una esperanza pero
- se notaba muy dudoso.

-dilo,sea lo que sea, mientras este de nuestro lado será mejor- estaba desesperado ysolo buscaba alguna respuesta o la manera de saber que estaríamos segurostodos.

-yo
se dé la existencia de personas que matan vampiros, solo para defender a loshumanos, en cierto modo ellos se parecen a ustedes, pero no todos los puedencontactar, uno de ellos me debe un favor y según lo que se, cundo uno de ellos debeun favor todos lo hacen, tal vez si yo hablara con el
-

-hazlo,ellos pueden ayudarnos y
- me precipite, ante la esperanza que crecía.

 

-Jacob,aun cuando ellos acepten, no sé qué pasara, ellos odian a los vampiros y los Cullenson de ellos, ustedes incluso yo, estamos mesclado con ellos, no sé qué pasara-

-noperdemos nada, podemos dialogar con ellos y hacerlos ver que los Cullen son inofensivospara los humanos, tenemos que agotar todos los recursos-

-loscontactare, pero necesito dos días, contactar a esa especie es
difícil-

-claro-

Nosdespedimos y él se fue corriendo rumbo de lo desconocido, ahora teníamos esperanzasde que nada saliera tan mal, podíamos vencer a los chupasangres italianos sintener bajas en nuestro bando
tenía que hablar con Mimí sobre esto, ¿Cómo lotomara? No muy bien.

La llegada de ellos. Rómulo y Remo.

-¿Porqué me mentiste? ¿Por qué me lo ocultaste? Pensé que confiabas en mi- estabadecepcionada, y todo por culpa mía.

-Confióen ti mi amor - ella rodo los ojos y se cruzó de brazos. - Solo no quería quete preocuparas, pero sabía que pronto te enterarías y preferí decirte yo a quete enteres por otro lado-

Guardosilencio, ella apretaba los labios casi formándosele una línea semigruesa, estaba enojada y todo porquetarde en contarle lo que se nos venía encima. Cuando empecé a platicarle surostro se empezó a poner rojo, y no era porque le faltara el aire, no, era porel enojo y el gran trabajo que tenía por guardarse una palabrota mayor.

-eresun idiota Jacob Black, y solo por eso tú te quedaras a dormir hoy en el sofá yno importa que yo tenga pesadillas, eso es por guardarme secretos- sus cejasestaban suavemente fruncidas y sus labios también.

-nopuedes hacer eso- no lo creía, la mire como si me dijera una broma.

-noestoy jugando, eso tómalo como castigo- ella dio media vuelta y se fue a lacocina.

Medejo sentado en el sofá solo, me rasque la cabeza aun sin creer lo que me habíadicho y por cómo se fue a la cocina como si nada hubiese pasado. La puerta empezó a sonar, pero yo aún seguíaensimismado en lo mío.

-¡habréla puerta, Jacob!- me grito Mimí desde la cocina, parpadee rápidamente y meneela cabeza.

Estachica sí que tenía temperamento. Me encamine a la puerta, la abrí aunconfundido, en la puerta estaba parado Jackes, con unos chicos detrás de él.

-holaJacob- me saludo Jackes sonriéndome un poco.

-Jackes,¿Quiénes son ellos?- jamás había visto a esos chicos.

-ellos,son las personas quienes nos ayudaran en la guerra que se acerca-

Esoschicos, que más bien parecían gemelos o mirarse al espejo, solo por una simplesdiferencias como el pelo y cicatrices, que si no, yo diría que veía doble. Sonrieron, a su modo, y me saludaron. Losmire aun sin entender e incrédulo, creo que hoy me había levantado algo
retrasado.

(Saltoespacio-temporal)

-¿Quiénesdijiste que eran?-

-somossu salvación, en cierto modo claro- dijo uno de los gemelos.

-yocreo que
más bien nos trajeron a niños para cuidar, y la verdad no soypaciente con eso- dijo Paul, burlándose de ellos.

-¿niños?¡¿NIÑOS?! Nosotros somos demasiado viejos, mucho más que tu abuelito, ¿Cuántosaños tienes, veinte? Nosotros tenemos milenios de edad, así que si hablamos de niños,empezamos contigo- se exasperaron, cuando Paul quería ser un inmaduro loconseguía rápidamente.

 

-Paul,ellos nos ayudaran con los Vulturis, y si no quieres que ellos nos ayuden,piensa en mi hermana; ella estará a salvo si ellos cooperan a nuestro lado, yopienso también en Mimí
lo hago por ella, quiero que este viva y que si yollegara a faltar, quiero que viva su vida- era la primera vez que todos memiraban fijamente, pero si me tachaban de loco o psicópata suicida, noimportaba.

-Bien,¿Por dónde empezamos?- pregunto uno de los gemelos.

-Porsus nombres, y si pueden con la historia también- le dijo Jackes.

-Minombre es Remo, y tengo diecisiete años estancados, pero biológicos tengovarios milenios, la verdad es que dejamos de contar los años hace mucho tiempo,eso ya no tiene importancia ahora -

Remo,él era uno de los gemelos, él tenía el pelo pelirrojo y lo tenía entre sacado,pero él era el único que tenía una trenza en el lado derecho, que tenía unasplumas cafés y rojas, él era el que más confianza inspiraba.

-Yosoy Rómulo, y como mi hermano también tengo diecisiete años, nosotros somosoriginarios de Europa y somos cazadores de vampiros, nuestros padres eran, almenos mi padre, era un hijo de la luna, mi madre era una cazadora, ella eratodo para mi padre y cuando nosotros nacimos temieron que saldríamos como papá,pero en verdad salimos como nuestra madre, se dice muchas cosas denosotros, que una loba nos crio, quenuestra madre nos dejó abandonados en una cesta en la orilla del rio
pero loque si es cierto, es que nosotros fundamos Roma, los cazadores siempre hemosestado en las sombras, trabajando sin llamar la atención, somos barios y nosrepartimos por el mundo, pero aquí nuestro amigo Jackes nos comentó algoparecido a una guerra, ¿es cierto?-

Rómulo,ese gemelo infundía miedo, pero al menos yo lo disimulaba y solo me poníarígido, cuando me miro vi sus ojos, eran de un verde flúor y los de su hermanoeran de un dorado ámbar, casi como el de los Cullen. Él tenía el pelo color casi blanco, y acomparación de su hermano él lo tenía corto, a los laterales rapado y en laparte de arriba eran picos de cabello, pero blancos.

-Sí,los Vulturis vienen por nosotros, por Jackes, por mí, por mi novia, por toda lamanada, los Cullen nos avisaron y gracias a ello, nosotros nos podemospreparar; pero no sabemos si saldremos vivos ya que según nos cuentan, losVulturis tienen muchos dones- les explique.

-Loscazadores también tenemos dones, nosotros somos "Humanos" - enfatizo las comillas al aire. - Peronosotros si tenemos corazón y sangre en nuestras venas, podemos ser humanosnormales, pero cuando se trata de cazar somos más fuertes, casi como unvampiro- Rómulo miro a su hermano, quienasentía.

-Queremosver a tu novia, queremos ver por qué están empeñados con una humana, ¿Por quées humana, verdad?- me miro Remo.

-Sí,una humana, pero es mi imprimación- les dije.

-Ynosotros tenemos que saber eso porque
- hizo una gesticulación con la mano,para que explicara.

-Laimprimación de un lobo como nosotros es sagrada, si ella muere nosotros conella, estamos conectados en una manera casi imposible, nosotros seriamos todo,daríamos todo, nuestro amor por ellas no tiene límites- explique.

-Ahoraes cuando más nos intriga saber de ella, lo explicas como si fuera una deidad,tiene que ser fascinante, ¿No crees hermano?- Rómulo fue quien miro a suhermano, pidiendo su opinión.

 

-Concuerdocontigo-

Lapuerta de mi casa se abrió de golpe, dejando entrar a una chica morena de pelocastaño y sonriente, era mi Mimí.

-¡Jake,estoy de vuelta!- levantó la voz, creo que no se había dado cuenta que estabaen casa ya que me daba la espalda.

-Aquíestoy- le dije riendo, ella se volteó asustada y con la boca abierta.

Bariasreacciones pasaron en segundos, los gemelos la miraron sin creer lo que veían,murmuraban rápidamente en un idioma que no entendía, pero no entendíanada, me puse enfrente de Mimí, ella miraba a losvisitantes con mucha curiosidad.

-Notredéesse Diana (Nuestra diosa Diana)- hablo en el gemelo que daba miedo, Rómulo,quien miraba fijamente a Mimí.

-¿Quédijiste?- le pregunte frustrado.

-Ella,ella es la diosa Diana, es la viva imagen-

-Ellano se llama diana, se llama Hermione- ambos se miraron y sonrieron.

-Conmás razón, ese era otro de sus nombres, el más usado claro- Rómulo se fueacercando, pero yo empuje suavemente a Mimí más atrás - Mi querida Diana, ¿Nosrecuerdas?-

-¿Qué?Me llamo Hermione, no Diana, no sé quiénes son ustedes- Mimí los mirabaconfusa.

Rómulomiro a su hermano, como pidiendo una respuesta a lo que veía o escuchaba, Remosolo se encogió de hombros pero contesto.

-Creoque tiene amnesia, y créeme que es normal a sus años, es más vieja quenosotros-

-¿Dequé demonios hablan?- pregunte ya enfurecido.

-LargaHistoria- fue la simple respuesta de Rómulo.

-Quierosaberla- suspiraron y asintieron.

-Bien,les contaremos, pero no queremos interrupciones y las preguntas son al final dela historia, y empieza así
Diana es una diosa, es la diosa de la caza y elsalvajismo, se podría decir que es nuestra líder, nosotros la vimos y
-

Esperamosa que siguiera, Mimí se había sentado a mi lado y Paul estaba parado detrás denosotros, los gemelo estaban enfrente de nosotros. Expectantes ante saber sobre"Diana".

La leyenda de Diana la cazadora.

-Bien,les contaremos, pero no queremos interrupciones y las preguntas son al final dela historia, y empieza así
Diana es una diosa, es la diosa de la caza y elsalvajismo, se podría decir que es nuestra líder, nosotros la vimos y
-

Esperamosa que siguiera, Mimí se había sentado a mi lado y Paul estaba parado detrás denosotros, los gemelo estaban enfrente de nosotros. Expectantes ante saber sobre"Diana".

-¿Yqué más?- hablo Mimí con timidez. Ellos sonrieron y Remo continuo.

-Cuandonosotros la vimos, ella era una chica hermosa y era capaz de acabar con lo quese le pusiera enfrente, además de que cuando la vimos nosotros apenas teníamoscinco años de edad biológicos, nos resguardo en su palacio, nos alimentó ycuido como si fuéramos de su propia familia, ella misma nos enseñó a cazar y adefendernos de los malos, después de bario tiempo ellas conto lo que de verdadera

>>Ellaera romana al igual que nosotros, ella cuido las tierras de roma como su propiavida, ella era considerada como la "Diosa virgen" su castidad era muy preciadapara ella, y según lo que recuerdo ella dijo que solo con la persona que lerobara el corazón y que la cuidara seria el indicado, era cazadora pero en loslibros de ahora se dice que de animales, pero en verdad era cazadora devampiros, ella los aborrecía a morir, su padre júpiter le entrego el poderjunto a su hermano gemelo apolo, elmurió pocos años después, después su madre y su hermano quedando ella sola,pero nosotros jamás nos alejamos de ella, después que nosotros cumplimos losquince años dimos nuestra primera casería.

 

Ellaestaba que desbordaba felicidad por nuestra primera caza y sin ningún rasguño,ella fue nuestra maestra en combate y nadie la podía superar, organizó una granfiesta invitando a los más prestigiados dioses y reyes, presumiendo denosotros, sus alumnos; el día de la fiesta, nosotros jamás la dejamos solaéramos como sus sombras y ella la de nosotros, nos cuidábamos la espalda, esemismo día una señora no muy grande de edad que jamás habíamos visto, pero porla cara de Diana
no presagiaba nada bueno, la señora entro con aires de superioridady Diana no dijo nada hasta que la señora estaba enfrente de nosotros.

-¿Quéquieres, luna? - había dicho Diana esa vez, parándose y mirando a la señora conel ceño fruncido.

-Vengopara cumplir lo que se me ha manado, y tú ya lo sabes-

-¿Tieneque ser ahora? Estamos en una fiesta- dijo mirando a toda la gente expectante a lo que las mujeres hablaban.

-Sabesque el deber nunca espera, y tu padre dijo que
-

-Selo que mi padre quiso decir- Diana estaba muy seria y mucho más cuando nos miróa Rómulo y a mí. - Chicos tengo algo que decirle, pero tiene que ser enprivado-

-¿Quépasa Diana?- había preguntado mi hermano, ambos estábamos algo asustados. Ellano nos contestó y miro a los invitados.

-Lafiesta ha llegado a su fin, muchas gracias por estar presentes ante lossiguientes sucesores de mis tierras- ante esas palabras nosotros nos quedamossin entender, para poder ser los sucesores de las tierras de roma, ella teníaque morir o dar traición.

Lafiesta había dado su término y la señora junto a diana y mi hermano entramos algran palacio de Diana. <<

-Antesde que sigas hermano déjame decir que saltaste un espacio importante-interrumpió Rómulo la narración de Remo.

-Cierto,mil disculpas, la señora, cuando toda la gente desapareció del gran palacio,ella se quitó la capucha que le cubría mitad de la cara y al verla observamosuna cara de Ángel, era tan bella como la misma luna y su cara era como de suaveperlas, le quedaba el nombre de luna por cierto- sonrió Remo para nosotros.

>>Dentrodel palacio Diana miro enfurecida a la señora, tanto que nosotros tuvimos quesostenerla de las manos por si ella quería hacer algo malo ante aquella mujer.

-¿Porqué tenías que interrumpir hoy? Teniendo el día de mañana-

-Miquerida diana, mi muerte está muy cerca y no queda otro día, tienes quesuplantarme ahora o será muy tarde, sabias que al ser lo que eres, tenías quetomar mi puesto tarde o temprano-

Antela mirada de Diana pasaron varios sentimientos en fracciones de segundos, ira,dolor, repugnancia, tristeza, decepción e incertidumbre, todo fue tan rápidoque nosotros no pudimos hacer nada, ella de suaves golpes nos hizo soltarla.

-Chicos,aquí llega mi misión con ustedes, espero que sean buenos niños y me hagansentir orgullosa, siempre los cuidare y alumbrare sus noches, prométanme quesiempre estarán juntos y que aran todo por seguir vivos para volvernos ajuntar, ¿lo prometen?-

 

-Loprometemos- dijimos ambos, la abrazamos y ella a nosotros.

Despuésde esa noche jamás volvimos a saber nada de ella, desapareció sin dejar rastro.Ella siempre fue tan ágil en eso, jamás podíamos encontrarla y jamás podíamoscon ella, pero sabíamos que nunca nos haba abandonado y que seguía con nosotros,solo que nunca la hemos visto de nuevo
hasta ahora. <<

-¿A qué te refieres con "Hasta ahora"?- pregunte brusco.

-Jake
no- me golpeo suavemente Mimí en mi hombro ante mi educación, pero aun así yono afloje mi mirada.

-Que"Mimí" es Diana, pero es evidente que no recuerda nada, ¿Verdad?- Rómulo miro aMimí con ironía.

-Laverdad, es que siento que los conozco de algún lado, pero no sé de donde-

-Hermione-la mire, jamás le digo Hermione a no ser que este enojado o muy preocupado.

-Solodigo la verdad Jake, siento que los conozco de algún lado, pero no sabía decircon precisión de donde-

-Nocabe duda, es nuestra Diana, pero con amnesia, ¿Verdad hermano?-

-Cierto,creo que si estuviera con un vampiro
se activarían de nuevo sus sentidos decaza
- una sonrisa de suficienciaapareció en los labios de ambos -
Y nadie podría con ella, ni siquieratodos los Vulturis juntos-

-Ellaha estado enfrente de vampiros- dijo Paul, estaba ya alterándose.

-NoPaul, recuerda que Renesmee y Nahuel son híbridos- le corregí yo.

-Ah,por eso aún sigue "Humana" necesita estar enfrente de un vampiro completo, soloque ese vampiro no saldría nada bien, tampoco nosotros podríamos ponerla enpeligro-

-Jamásla dejaría que corriera ese riesgo, los únicos vampiros que no le harían nadason los Cullen, y nosotros no podríamos cruzar la línea-

-Peronosotros sí, no somos vampiros y tampoco lobos, tampoco híbridos, somos unaraza antigua y los vampiros nos temen, nadie podría con nosotros-

Todosguardamos silencio, Mimí
O Diana, nos miraba a todos, como queriendo deciralgo y a la vez arrepintiéndose, pero sabía lo que ella pensaba, queríaintentarlo.

Siella lo quería intentar, yo no era nadie para negarle eso, tal vez ella era laDiosa que esos hermanos decían y yo no podía reprimir su naturaleza, era mejorque volviera a ser lo que ella era cuando los hermanos estaban aquí y podríanayudarla sin que ella sufriera, ¿Pero si me olvida? Eso jamás pasaría, soloregresaría la otra identidad que tenía, nada más.

¿Me extrañaron?

Uno no sabía lo que pasaría a cienciacierta, no era vidente y la verdad no me gustaría saber ante mano lo quepasaría, peor en esta ocasión tenía una cierta preocupación ante lo que pudierapasar, Rómulo y Remo estaban dentro del mismo auto que compartía con Mimí.

Los cuatro estábamos en camino de lacasa Cullen, esperábamos que lo que decían esos dos hermanos fuese cierto, yohabía hablado con Carlisle Cullen y había aceptado gentilmente con eso, algunosde los Cullen fueron a cazar y solo Carlisle, Jasper, Alice y Esme se encontrabandentro de esa casa, por alguna razón Renesmee no se encontraba ahí y bella yEdward estaban en un viaje buscando algunas cosas.

-¿Están seguros que eso estará bien?-pregunte por quinta vez.

-Te lo hemos dicho, nosotros nodejaremos que nada le pase y si, ella tiene que estar enfrente de un vampirocompleto, estar de perdido cinco minutos, mirándolo, oliéndolo y sintiendo laadrenalina que la carcomerá y despertara a la cazadora que lleva dentro-

 

Solo asentí ante la explicación delgemelo que era más salvaje, Rómulo.

Al llegar enfrente de la casa blanca elauto paro, los gemelos y Mimí miraron asombrados la gran casa, Salí del autotendiéndole una mano a mi novia y regalándole una sonrisa de que todo saldríabien.

Caminamos hasta la puerta, donde Carlisleestaba parado esperándonos con una sonrisa de lado.

-Buenas tardes- saludo amablemente.

-Buenas tardes- respondimos todos acoro.

-Adelante-

Se hizo a un lado y nosotros caminamosdentro de la casa, Mimí a mi lado sin despegarse y los gemelos tras nosotros,mirando todo con mucho sigilo.

-Bien, ¿Podrían explicarnos mejor sobrela situación?- pidió Alice Cullen.

-Estamos aquí para hacer que lacazadora que lleva dentro aquí la dama presente nos ayude ante la guerra que seavecina- hablo irónicamente Rómulo.

-¿Y eso en que nos beneficia anosotros?- pregunto Jasper tanteando las perspectivas.

-Beneficia a que los Vulturis no lesara nada a ustedes y también que ella no les matara por ser vampiros, ya quetienen el valor de estar enfrente de ella, y créanme ella sabe reconocer a losbuenos con los malos, pero a veces todos los vampiros son malos, ella esjusticia pura- esta vez hablo Remo.

-Bien ¿Y qué tenemos que hacer?-pregunto Esme.

-Solo uno de ustedes tiene que estarenfrente de ella, tienen que mirarla y dejar que su adrenalina suba-contestaron sencillamente.

-Yo lo are- hablo el rubio, Jasper.

El dio unos pasos hasta ponerse enmedio, mire a Mimí quien me miraba esperando algunas palabras yo solo le sonreíy la alenté.

-Te cuidaremos- le dije y le di un besoen su frente.

Ella camino hasta ponerse enfrente deJasper, se miraron fijamente a los ojos, en mi opinión la mirada de Jasper aveces daba miedo.

Los gemelos miraron la escenafijamente, esperando que algo se saliera de control para poder entrar enacción, pasaron los segundos y los minutos pero nada pasaba, después empezamosa sentir como un aire frio y tenso nos rodeaba, observe a Mimí quien apretaba yaflojaba los puños, un suave ronroneo salió de
¿Mimí?, mire a los gemelosquienes sonreían felices.

Voltee de nuevo a ver a Mimí pero loque vi me dejo boquiabierto, Mimí sostenía a Jasper en vilo, le apretaba elcuello como si lo ahorcara, Jasper estaba separado del suelo y este intentabasepararse de Mimí pero era inútil.

-¿Mimí?- hable yo, haciendo que ella sevolteara dejando caer a Jasper.

Ella me miro de pies a cabeza y decabeza a pies más de una vez, me miraba concentrada como si quisiera saberquién era

-¿Jacob?-

-Sí, ¿Me reconoces?- pregunte temerosoante su respuesta.

-Por supuesto que si tonto, eres minovio- ella rio y llego a mi lado en segundos y me abrazo por el cuello.

Le devolví el abrazo estupefacto por loque sucedió, ella rio entre dientes y me dio un beso en los labios, después seseparó de mí y algo capto su atención.

-¡Mis niños!- miro a los gemelosquienes en segundos estaban entre los brazos de Mimí.

-Oh por favor Diana- gimoteo Rómulo.

-Nos estas avergonzando- Siguió Remorojo de la vergüenza.

-Ah, lo siento chicos, pero mírense,¡Que grandes están! Y que guapos, ¿Ya tienen parejas?-

 

-No- ambos gemelos negaron, cosa quedio risa por la sincronía.

-¡Pero si les dije que fuerancaballerosos!- y ahí fue donde empezó el sermón estilo maternal, los Cullenmiraban la escena consternados, yo miraba a Mimí fascinado.

-Diana, no creo que este sea el momentopara que nos de sermones- le reprocho Rómulo.

Mimí volteo a ver a los Cullen con el ceñofruncido, los inspecciono por varios minutos y después suspiro y llego a milado.

-¿Podemos irnos? Estar en una casa dechupasangre me altera un poco los nervios- sus labios estaban un poco arrugadosy se sostenía a mí como si quisiera quela amarrara a algo.

-Claro, vámonos- mire a los Cullen y ellos asintieron sonriéndome,después mire a los gemelos quienes ya estaban saliendo.

Caminamos hasta el auto de nuevo, los gemelosdelante y Mimí y yo detrás.

-Entonces, ¿De qué me perdí?- preguntoella ya una vez que estuvimos a mitad del camino.

-¿Enserio no recuerdas nada?-preguntaron los gemelos.

-Solo recuerdo algunas cosas, pero lode hace milenio no, no recuerdo nada, solo la última vez que los vi a ustedes ya Luna-

-Bueno lo que paso hace milenios notiene importancia, ahora lo importante es que
tus queridos amigos Italianos vendrána este lugar para acabar con los lobos- de inmediato volteo espantada a verme.

-Eso nunca pasara, nadie les pondrá undedo encima- hablo ella con voz fría y tajante-

Habrase por los hombros a Mimí y ellase acurruco, en cierto modo ella seguía siendo la misma, pero aun así senotaban algunas diferencias en su cuerpo y en sus ojos.

Sobre mi cadáver.

Cuando llegamos a casa todo fue más omenos normal, los gemelos bajaron hasta meterse a la casa, pero yo me quedeparado en medio del camino.

-¿Qué pasa Jake?- me pregunto Mimí acercándosea mí.

-No lose, siento que no eres la misma, hayalgo que cambio en ti- suspire.

-Sigo siendo la misma, nada cambio,bueno solo mi fuerza y mi resistencia, volví a ser la misma que era antes, perorecuerdo cada una de las cosas que pase contigo, cada momento y cada minuto lorecuerdo- ella me regalo una sonrisa.

-Sera mejor que entremos, es tarde yempieza a refrescar-

-Pero, no siento frio- me dijo ellatorciendo los labios.

-Lo sentirás, así que andando paradentro de la casa-

Pose un brazo en sus caderas y laobligue a que entrara a la casa, aun así era un poco más fuerte que ella, claroque puso mucha resistencia para poder moverla.

Cuando entramos los gemelos estabansentados en el sofá esperándonos. Mimí se dejó caer en el otro sofá, donde mehizo el ademan de que me sentara.

-Chico quiero que me digan si hecambiado, a como era completamente humana- pregunto Mimí.

-Bueno, tu cabello se hizo más largo yondulado- empezó Rómulo.

-Y también tu piel cambio un poco, sehizo más clara- siguió Remo.

-Pero lo que más diferente tienes eslos ojos- contestaron ambos a la vez. Aun me sacaba de quicio la sincronía conla que hablaban, como si se leyeran la mente.

-¿De qué color los tengo?- preguntoella asustada.

-Ahora son de un color verde esmeraldamuy brillantes- le dije yo serio.

Ella me miro con entendimiento cuandole dije que había cambiado, que sentía que ya no era la misma.

 

-Pero sigo siendo la misma, recuerdo lode la vida humana, pero ciertas cosas que pasaron hace milenios no, pero se loque soy y como soy, nada de esto me cambiara-

-Nosotros tenemos sueño, así que nosiremos a dormir- dijo Rómulo.

-¿Dónde duermen?-

-En el cuarto que tu novio nos dejó,era el de sus hermanas o algo así, buenas noches-

-Buenas noches- contestamos Mimí y yo.

Observamos cómo se fueron los doshermanos, se perdieron en el pasillo de la casa que se dirigían a lashabitaciones.

Sentí como Mimí se sentaba a mi lado,peor yo tenía mi cabeza entre mis manos y respiraba cansada mente, hoy había sidoun día muy fuerte en las emociones.

-Jake, ¿Estas bien?- levante mi rostroal percibir cierta preocupación en su voz.

-Sí, solo es que estoy cansado, hoy fueun día duro-

-Creo que deberías dormir entonces,preparare un Té que te relajara-

-Estaré bien, no te preocupes-

Me levante del sofá y empezar a darpasos para ir a la habitación que compartíamos Mimí y yo.

-Jake, espera
- me detuve y me girepara mirarla.

-¿Si, que pasa?-

-Sé que estas molesto, pero tú no sabespor qué y yo tampoco, lo percibo, solo quiero decirte que siempre seré yo ysiempre te amare, pase lo que pase-

Solo asentí y di media vuelta de nuevo,me encamine a la habitación.

Ella había dicho que estaba molesto yno sabía porque, y la verdad es que sí, me sentía molesto y era por eso queevitaba hablar mucho, no quería decir una palabra o hacer algo malo, quería evitarlos problemas con ella.

(Salto espacio-temporal)

-Si me dejaran explicar esto no estaríapasando- había dicho por tercera vez Mimí.

Estábamos todos en el claro, lejos detoda persona que no tuviera nada que saber sobre nosotros. Mimí tenía en elsuelo a los gemelos, ya que ellos estaban actuando en "Defensa propia" al seragredidos por Paul.

-Sam, si serias tan amable de decirle aPaul que se calme- le dije yo.

El aludido solo asintió y le hablo enel oído, sabía que estaba usando la voz de Alfa, yo solo estaba parado a unlado y con los brazos cruzados; a noche no había podido pegar ni un poco losojos.

-Habla entonces y explica todo, paraevitar otra escena como esta- hablo Jared más calmadamente.

-Yo no soy la persona que ustedespiensan, ahora sé que los Vulturis vendrán por ustedes y también por Jackes ypor mí, piensan que sigo siendo humana- bufo ella y rodo los ojos.

-¿Y no lo eres acaso?- reto Paul.

-Paul, modera tu voz- le advertí, aun cruzadode brazos y mirando todo.

-No completamente, soy unahumana-cazadora, pero soy más cazadora que humana-

-Tenemos que saber qué es exactamenteeso porque
- dijo Seth.

-Una cazadora es esa persona que mata atodo vampiro, tengo infinidad de años yo, más de milenio y soy más vieja quelos Vulturis o el ultimo ser de esta tierra, yo soy una "Leyenda"-

-Oye Mimí
- empezó Leah pero ella la interrumpió.

-Les agradecería si me llamaran por minombre, me llamo Diana- su mirada era fría ahora.

-Bien, diana, dijiste algo sobre quesabias que vendrían los Vulturis por nosotros, pero ¿Tu que tienes que ver coneso?-

-Que yo meteré mis manos para que nadapase-

-No puedes hacer nada, sabemos lo queellos tienen bajo esas capas viejas, terribles dones que nosotros no podremosevitar, moriremos- dijo sin más Embry.

 

-Ella les pateara el viejo trasero quetienen esos chupasangres- hablo Rómulo, ganándose una patada en el costado porparte de Diana.

-No se metan en pláticas de grandes, ¿Cuántasveces se los he dicho niños?-

-Perdón- hablo el gemelo más malvado.

-¿Qué, ahora le haces de madre?- y una ráfaga de aire se soltó, Diana estabaparada enfrente de Paul pero dándole la espalda.

-Te agradecería que no les hablaras asíPaul, porque yo no dejare que te hagan algo, pero seré yo la que te de unaadvertencia, ¿Entiendes?- ella le soltó una pequeña daga en el suelo y caminohasta nosotros.

Ahora todos entendieron que el gemelomalvado, Rómulo, había aventado una daga en dirección de Paul y Diana había interferidoalcanzándola al vuelo.

-Ahora soy más fuerte, mucho más que unvampiro o que ustedes, estos niños también son muy fuertes pero aun así no mesuperan, así que para enfrentar a los Vulturis estaré yo, y sobre mi cadáver dejareque los toquen-

Su voz fue cambiando poco a poco aperder todo tipo de calidez para volverse fría como el hielo, algo grave comola de un hombre pero sin llegar a hacerlo, una voz que daba miedo de soloescucharla y te ponía los bellos de la piel de punta.

Le toque suavemente el brazo y ella memiro, sus ojos se habían oscurecido, y sus ojos verde esmeralda eran de un casinegro, solo asentí y me retire de nuevo, haciendo que ella suspirara.

Todo cambiaria, pero o sabia porque oque cambiaria, si para bien o mal.

Hay algo, algo malo.

Escuchaba cuchicheos en la sala, yo aún seguía medio adormilado pero alescuchar "No amor" "Jacob no" y cosas así, me hicieron despertar de una.

Me levante sin ponerme zapatos y conmucho cuidado Salí de la habitación, Diana si había venido a dormir aquí, peroasí como durmió tarde despertó muy temprano porque no la había sentido.

Camine tratando de no hacer ruido, y la verdadque daba gracias ya que al ser lobo me daba más agilidad, pero no sabía siDiana tenía sus sentidos más desarrollados que los míos o un vampiro.

Me quede en la esquina del pasillo,donde podía asomar un poco la oreja sin que Diana se diera cuenta de que yoestaba ahí, ya que ella me daba la espalda.

-Sé que me desaparecí por mucho tiempo,pero tienes que entender que tenemos que hablar
si, lose ellos están aquíconmigo- ella se quedó callada por unossegundos y después empezó a hablar un poco más calmadamente.

-Es mi vida, si le pasa algo la quemorirá soy yo, ¿Sabes lo que es el sacrificio?- se volvió a quedar callada para después sentarse en una silla. - Teestaré esperando entonces, ya te dije donde me encuentro y solo espero que nome des problemas, recuerda que sigo viva y que estoy al mando-

Colgó su celular móvil y lo dejo en lamesa de la sala, ella escondió su cara entre sus manos y respiro ella cansada,después levanto la cabeza.

-Escuchar las conversaciones ajenas esde mala educación, Jacob- me maldecí al no irme corriendo a la habitación.

-Lo siento, pero escuchaba murmullosy
- me interrumpió.

-No importa, aun así pronto te daráscuenta de la conversación-

-¿Entonces si estabas hablando de mí?-

-Sí, es sobre lo que está pasando, perote enteraras poco a poco- ella se levantó y camino hacia la cocina.

 

No duro mucho pero con ella traía unacaja de cereal unos tazones y un envase de tetrabrik, ella me sirvió eldesayuno y se sentó enfrente de mí.

-¿Dónde están los gemelos?-

-Salieron a hacer deporte, de hechotambién tengo que hacerlo yo, tengo que volver a mantener mi estado físico atope-

-¿Puedo ir contigo?- note como lopensaba, pero después cedió.

-Está bien, pero espero no lastimarte-

-No lo aras, recuerda que soy un lobo-sonreí de lado.

-Un chico lobo que no tiene laexperiencia que yo tengo, sin ofender Jake-

-No te preocupes, quiero entrenartambién, quiero ser capaz de defender lo que quiero-

Extendí mi mano en la mesa y ella miromi mano y después sonrió, extendió su mano también y la aferro a la mía.

(*****)

Uno, dos, tres golpes esquivados, perolos demás fueron directo a mi pecho.

El golpe fue algo más fuerte de loesperado y yo había terminado en el suelo caído con el trasero en pleno, tosíun par de veces.

-¿Estas bien?- me preguntó Diana.

-Perfectamente, solo necesito un pocode respiro-

-Creo que ambos necesitamos un pequeñodescanso- me dijo ella.

Ella se sentó detrás de mí, haciendoque yo recostara mi cabeza en sus piernas y ella acariciara mi cabello, serrélos ojos captando cada caricia de sus manos en mi cabello.

El viento tocando nuestras pielesexpuestas, yo andaba con solo mi short corto de mezclilla y descalzo, ya que nosentía las piedras ni nada. Pero ella estaba como para comerse, estaba en unshort a medio muslo pegado de neopreno y un top que estaba arriba de suombligo, su cabello estaba agarrado en una coleta alta, pero estaba con algunasgotas de sudor por su cuerpo, haciéndola notar más sexi.

Detuve sus caricias en mi cabello ytire suavemente de su brazo, para que su rostro estuviese cerca del mío, dándoleun beso en sus labios.

Me reincorpore, sentándome peor echándomearriba de Diana, ella sonriendo divertida me atrajo a ella, besándome y acariciándomela espalda, mientras yo me posaba encima de ella aprisionándola y sintiendocada parte de su piel, la bese como nunca, recorriendo su cara, cuello ybajando hasta sus perfectos pechos, mire de nuevo esos ojos verde esmeralda,que antes habían sido de color café.

La fui despojando poco a poco de suropa por completo y disfrutando de nuevo haciéndola mía y yo suyo, pero aun asícon lo perfecto que estaba siendo este momento, no me pude sacar de la cabezala conversación tan confusa que había escuchado en la mañana, todo estabasiendo tan raro y algo aquí andaba mal y ella no me quería decir.


Algo olía muy mal, pero aun así yo no me daría por vencido y lo descubriría,pero de una cosa si estaba seguro, yo seguía amando a mi Mimí, aunque ahoraprefiriese que la llamaran Diana.

La llegada de Anat.

La diosade la guerra.

Uno, dos y tres.

-ya no más
estoy muerto- había dicho Seth.

-Por favor, ten piedad- dijo Embry.

-Par de niñas, solo estamos calentando,lo bueno llega ahora mismo- Diana estaba parada enfrente de nosotros.

Seth y Embry se habían apuntado a losentrenamientos que Diana y yo hacíamos cada mañana, yo ya empezaba aacostumbrarme a los grandes esfuerzos que hacía y terminaba menos cansado queantes, pero Seth y Embry apenas empezaban hoy.

 

-¿Estas halando enserio?- dijo Seth.

-Nos quieres matar, enserio hermano, yono sé cómo aguantas todo esto-

-Yo tengo casi dos semanas entrenando,y la verdad es que los primeros días si es difícil, pero después te acostumbras,ahora ya puedo aguantar más- le conteste a Embry.

-Ese es mi hombre- Diana se acercó a míy me dio un golpe suave en un glúteo.

-Ah, por favor- gimieron los dos.

-Consíganse a sus chicas, y verán loque es estar enamorado-

-Aun no es tiempo
-

Los chicos callaron y se pusieron aescuchar y oler el aire como yo, Diana hizo lo mismo.

Guardamos silencio mientras Seth y Embryse paraban y se ponían en guardia, Diana al contrario, en su rostro se dibujóuna gran sonrisa torcida y negó agachando la cabeza divertida.

Yopor acto reflejo me puse delante de Diana, Seth y Embry me flanqueaban. Pero yopor protección me transforme, así tenía más posibilidades de poder atacar siera necesario.

Tan bien que estábamos aquí entrenando,semanas enteras sin presentarse ningún problema y ahora pasaba esto, ¿Cómo le habráecho para entrar a los terrenos sin que nadie de las manadas lo escucharan? No séqué era eso que estaba dentro de nuestras tierras, pero aun así no me dababuena espina.

Diana se cruzó de brazos sonriendo, Sethy Embry también se convirtieron en lobos y se quedaron mirando al bosque, queera donde nos encontrábamos.

Una flecha salió de entre los arbolesdirecto a mí, pero la esquive casi por los pelos.

-Yo que tu no hacia eso- dijo Dianatranquilamente, dirigiéndose a los árboles.

No obtuvo respuesta más sin embargo loschicos y yo nos pusimos a gruñir, atacar entre la obscuridad técnicamente noera limpio.

-Verte de nuevo es un placer- habloalguien con una voz que se podría decir, dulce.

-Digo lo mismo, Anat- la voz de dianadejaba notar que la conocía.

Me acerque a ella y le di un empujoncitocon mi hocico en el hombro de Diana, ella volteo y me miro acariciándome lafrente lobuna.

-La conozco Jake, ella es inofensiva ysi intenta hacer algo para eso estoy yo y los chicos, créeme-

-Sí, extrañaba esas dulces palabras quesaben a amenaza, bien estoy aquí como lo pediste-

-Falta alguien más, ¿No es así?- Diana levantouna ceja escéptica.

-Noto que no te fallan los sentidos-

-Sigo siendo la misma Diana, pero másfuerte-

-Eso lo veo, estar ha lado de tu "Angeluscor" - le gruñí a la mujer que estaba aun metro de Diana y de nosotros.

En ese instante salieron otras dosmujeres, iguales casi que la primera, solo que lo que las distinguía eran las vestimentas.

-Amunet y Keket, un placer verlas denuevo-

-Diana- las dos chicas hicieron unapequeña reverencia ante diana.

La primera chica que había llegado,Anat, como Diana la había mencionado ella vestía con un vestido de color blancoy una pequeña cintilla de color dorado en la cintura, pelo suelto y de colormorado con puntas rosas, su flequillo estaba atravesado por su frente asiéndolede diadema.

La segunda era Amunet, así como Dianadijo, su vestimenta era de color rojo, y sus ojos casi combinaban con su vestido,pero su cabello era rubio casi llegando al blanco, el vestido que ella portabaera sin mangas y con una tirita del mismo color rojo, que cruzaba de su cuelloal vestido.

La tercera, ella vestía de color negro,y una cintilla de color plata en la cintura, pelo suelto y la mitad cubriéndoleel rostro, pero el único ojo que se podía ver era de color gris y con unapronunciada sombra negra, ella traía una tiara de color oro, tal vez lo era, sucabello era de un rojo brillante.

 

Las tres tenían su piel casi pálida yandaban descalzas, las últimas dos mujeres se notaban más o menos de la edad deKim, no muy grandes pero tampoco muy jóvenes, la primera en llegar aparentabala edad de Diana.

La del vestido rojo, Amunet, ella memiraba como tratando de penetrar mi alma
no sabía lo que estaba haciendo pero sentíaun revoltijo en mi estómago, ese malestar me hizo caer sobre mi estómago en elsuelo.

-Sera mejor que a los lobos nadie lostoque y menos a este que está aquí, él es mío- la voz de Diana era fría ydistante, ella se puso delante de mi agachándose y sobando mi hocico.

-Solo tenía curiosidad, él tiene unaura demasiado fuerte y llamativa, el aura de un guerrero- hablo la del vestidorojo.

-Pues no vuelvas a hacer eso, al menos avísame,él tiene parte humana y no soportaría las habilidades de nosotras-

-Entendemos- hablaron las tres chicas.

-Sera mejor que vallamos a la casa, aquícualquiera podría escucharnos o vernos- dijo Diana.

Con cuidado Diana me ayudo a ponerme depie, una vez parado me sacudí como un vulgar chucho, creo que eran hábitos queya estaban integrados en nuestros genes.

Teníamos que hablar todos,explicaciones eran lo que nos debían.

Angelus cor, mi decisión.

Era extraño estarenfrente de esas mujeres, pero que no aparentaban más de veinte años, y que meobservaran hasta hacerme sentir agotado.

-¿Y qué hacen ellasaquí?- pregunto Seth.

Habíamos llegado acasa pero Seth y Embry se habían quedado, observando cada movimiento de esas mujeres,según Diana ellas no representaban ningún peligro para nosotros.

-Yo las mandellamar, es necesario para lo que está ocurriendo- hablo sin más Diana, quien traíauna botella de agua en la mano.

-¿Ellas pelearancon nosotros?- pregunto curioso Embry, la verdad es que también me dabacuriosidad saber si pelearían con nosotros.

-No, ellas están aquípara otra cosa, una cosa más privada, no lo entenderían-

-Tal vez si dejanlos secretos de lado nosotros sabríamos entender- Embry se estaba molestando,por no poder entender de lo que hablaba Diana.

Mire a Diana quienmiraba a los chicos pensativamente, yo también la miraba a ella conprofundidad, sus ojos se posaron en los míos, al notarlos diferentes pero a lavez tan iguales me maree, su color había cambiado pero tenían ese mismo brilloque me recordaba a Hermione, a la Hermione de ante, a esa chica con melenasalvaje, ojos cafés y que era testaruda, esa misma chica aún estaba en ella, enDiana.

Tal vez seguía siendola misma, pero a veces pensaba que era alguien más en el cuerpo de ella, no sabíalo que estaba pasando y la verdad es que sentía miedo de perderla, tenía miedode dejar de sentir lo que ahora yo sentía, no quería perderla, era lo másimportante que tenía y ella era mi vida.

-Se lo que estáspensando Jake, y es por eso que ellas están aquí, te explicare todo pero quierodecirte que es tu elección y yo lo respetare todo- Diana estaba seria.

-¿De qué hablas?- pregunteconfundido.

-Te sientesconfundido, tus sentimientos están tan revueltos que ni tú mismo sabes que te pasa,desde ese día en el que yo regrese a ser yo misma, piensas que cambie y laverdad si cambie, no soy Hermione, soy Diana, y tu imprimación esta en Hermionepero también en mí, es por eso que te sientes tan confundido y atormentado-

 

-¿Qué tienen quever ellas aquí?- hable.

-Ellas están aquí porsi tomas la decisión, la decisión de pasar tu imprimación a mí por completo osi quitarla y ponerla en alguien más, pero antes de que hables, quiero decirteque si decides poner la imprimación por completo en mí, tendrás que hacer unsacrificio, convertirte en uno de nosotros, todo en ti cambiara, podrás seguir convirtiéndoteen lobo, pero será diferente, nunca habíamos hecho tal sacrificio y aun no sési sea bueno hacerlo, puede que en el momento que estemos haciendo eso algomalo ocurra y tu mueras, tu eres mi "Angelus cor" y si algo te pasara yo moriríacontigo, hubiera o no imprimación de por medio-

Los ojos de Dianaestaban tristes y amenazaban con derramar algunas lágrimas, se notaba que sufríacon el simple hecho de ponerme en peligro, pero era como ella había dicho, estoera mi decisión, la elección era mía.

-¿Estaríamos juntospara siempre?- fue lo único que dije.

-Para siempre, portoda la eternidad y por los fines de los mundos-

-Quiero estarcontigo, pertenecerte por completo, eres mi vida y no quiero que nada de esocambie, quiero estar contigo-

-¡Jake!- gritaron Embryy Seth.

-Es mi decisión comodijo Diana, y yo ya la tome-

-Joven, ten encuenta que puedes morir- dijo la de vestimenta blanca, la tal Anat.

-Me arriesgare,quiero estar en la vida de Diana para siempre-

-Jacob, esto estámal, no puedes hacer esto, ¿Y si mueres? Que pasara en ese momento, Sam no creoque se lo tome a bien-

-A él no le debe deimportar, es mi decisión como ya dije y lo aceptara ya que soy el Alfa-

-Pero somos unamanada, y entre mana nos protegemos- la voz de Seth retumbaba en mi cabeza.

Tenía que hacerlo, sabíaque todo saldría bien; soy fuerte y puedo aguantar algo de dolor si es así,pero no creo que pueda aguantar sin tener a mi razón de vida conmigo, yo moriríasi no estaba a lado de Diana, eso sí me mataría.

Había tomado la decisiónde cambiar, ahora entendía porque me sentía tan confundido sobre mis sentimientos.

_________________________________________________________________________

Bueno les quiero decir que estoytardando mucho porque estoy por graduarme de preparatoria.

Espero que les guste el capítulo, ademásde que no encuentro mi memoria donde tengo todos los capítulos y tuve que improvisaren este. Las quiero cuídense.

Explicaciones.

Cuando las oportunidades se te daban no había oportunidad derechazarlas, tenías que tomar cada oportunidad que tenías a la mano yarriesgarte cada vez que sea necesario por lo que quieres.

-Estoy de acuerdo contigo- dijo Seth a Leah, ya que estábamosdiscutiendo en nuestra casa.

-¿Por qué mejor no nos sentamos a charlar? la verdad es queno entiendo nada de lo que están hablando ahora mismo-

-Es fácil entender, que aquí este cabezota se quiere morirde una vez- Paul me miro mal y yo solté un leve gruñido.

-Nadie morirá, no si yo lo impido- hablo seriamente Diana.

 

-Si estamos aquí es para que nos expliquen qué diablos pasa,¿No?-

-Si Leah, yo les explicare desde el principio, cuando reciénempecé a ser yo misma, los sentimientos de Jacob cambiaron también, ya que élse imprimo de Hermione y no de Diana, el esta tan confundido porque comparteuna impronta en dos personas diferentes, la única manera de que eso tenga soluciónes un pequeño sacrificio-

-¿Qué tipo de sacrificio?- pregunto Quil.

-Anat les puede explicar mejor, ella y las otras dos chicasson las que se encargaran de eso- Diana le cedió la palabra a una de las tresmujeres que estaban paradas en una esquina observando todo.

-El sacrificio trata de cambiar a Jacob como lo llaman,cambiarlo a lo que Diana es, no afectara su condición lobuna, pero él será eterno,será más fuerte y casi inmortal, solo que ese sacrificio solo fue echo una vez,pero esa pareja ha muerto, cuando el "ángelus cor" muere, la otra persona también-

-¿Qué es el "ángelus cor"?- pregunto Jared confundido, y senotaba que todos al igual que yo también lo estaban.

-Eso lo diré yo, el ángelus cor de las personas como yo, escomo la imprimación de su especie, pero es más fuerte que una imprimación o quela tua cantante de un vampiro, mil veces más fuerte que eso, nosotros vivimossolo para cuidarlo, sentimos el dolor que ellos sienten o la felicidad quesienten, estamos conectados, Jacob es mi ángelus cor, está en latín y susignificado es el Ángel de nuestro corazón

Los dioses anterior mente tenían muchas mujeres, pero al encontrar a su otra mitad le llamaban ángeles, yaque esas mujeres cuidaban de su amor, cuidaban del corazón de sus amados, espor eso que nació el ángelus cor, Ángel del corazón, también por eso nacieronlos cupidos, los pequeños ángeles que se dedican a esparcir amor por todo elmundo-

Todos en la habitación prestábamos atención, Leah a lado deset, Jared, Paul y Sam estaban en una esquina cruzados de brazos, Quil y Embry mirabandesde el sofá todo, y Collin y Brady miraban atentos y escuchaban todofascinados, la verdad es que no todos los días escuchábamos esto.

-Si Jacob muere
- hablo Leah lentamente.

-Yo lo are tras de él, no puedo vivir sin él, si el llegaraa morir mi corazón se pararía al instante- termino Diana.

-¿Jacob en que se convertiría?- pregunto Sam.

-Hay dos opciones, la primera y espero que sea esa, enconvertirse en un dios, al tener el gen de lobos seria el dios licántropo, esolo aria alfa en cualquier manada, y nadie se resistiría ante una orden de él,ya sea que se encontrara con un alfa tan viejo y experimentado o un neonatoprincipiante-

-Un dios licántropo, eso es
pero ahí una mala opción ¿Verdad?-dijo Seth.

-La segunda opción es que pierda el control de sí mismo, quese vuelva rebelde e irascible, que llegue a perder la memoria y solo estaría pegadoa la primera persona que vea al despertar-

-Eso suena muy mal, conociendo a Jacob él sería capaz dematar a cualquiera fácilmente- hablo Sam seriamente.

-Es mi decisión y yo ya decidí, quiero estar con ella parasiempre a pesar de los riesgos que existan, no puedo pensar siquiera estar sinmi imprimación, la verdad es que esto ya n es cuestión de imprimación o no, lavida de ambos está en peligro al separarnos, y yo no puedo permitir eso-

 

Todos guardaron silencio al escucharme, sabían que yo tenía razónal decir eso, nadie podía arrancarme de mi imprimación, nadie me separaría deella nada, ni siquiera el nuevo cambio de identidad de Diana.

(Saltoespacio-temporal)

-No pasara nada-

-Lose, estas siempre ahí cuidándome-

-En las buenas y en las malas- me sonrió dulcemente.

-Quiero que me hagas una promesa- ella levantó la cabeza yme miro a los ojos.

-La que tú quieras-

-Si yo
pierdo el control- me interrumpió.

-No lo aras-

-Pero si lo pierdo, quiero que me prometas que cuidaras deque no lastime a nadie, y si es necesario
termina con todo-

Se quedó callada, mirándome triste y dolida mente. Estábamos enla habitación por la noche ya, desnudos en nuestra cama después de demostrarnoslo mucho que nos queremos.

-No dejare que te pierdas en la obscuridad, siempre te tenderémi mano y te guiare por el camino correcto, jamás dejare que lastimes a alguieny tampoco te voy a lastimar a ti, are todo lo que este en mis manos para que nopase nada de eso-

-Te amo-

-Yo también te amo, más que a mi propia vida-

-Hasta que nuestros corazones dejen de latir- termine yo.

Ella sonrió y se acercó a mí besándome dulcemente.

A mi cabeza llego un poema que leí cuando estaba en laescuela, la maestra de literatura nos había encargado aprendernos un poema y laverdad es que a mí me intereso demasiado.

-Rendido de fatiga, me apresuro hacia el lecho yal querido reposo, tras mi esforzada marcha. Pero un nuevo viaje, comienza enmi cabeza, para afán de mi mente, tras mi esfuerzo del cuerpo. Porque mispensamientos, lejos de mi morada, emprenden hacia ti un fervoroso éxodo ymantienen abiertos, mis párpados cansados
-

-Mirando lastinieblas que contemplan los ciegos. Mas la visión ficticia de mi cansadoespíritu, presenta tu fantasma, ante mis ojos ciegos, que cual joya colgada enla siniestra noche, embellece tinieblas, renovando su rostro. Ved, de día mismiembros y de noche mi cuerpo, por tu culpa y mi culpa, no alcanzan el reposo. DeWilliam Shakespeare - termino ella.

-Eres esa estrellaque alumbra mis noches de penumbra-

-Y tú eres el fuegoque me abriga en el invierno
será mejor que descansemos mañana viajaremos,iremos a un lugar donde aremos el ritual, la pelea con los Vulturis se acerca yla verdad me sorprende que aún no hayan atacado-

-Descansa- bese sufrente y ella sonrió acurrucándose en mi pecho.

Coss nuevas vendrías,dejando atrás a lo malo y a la vez a los bueno, pero uno no sabía si vendría máscosas buenas, o si para llegar a lo bueno tendríamos que pasar por cosas malas.

Sacrificio.

Me dolía un poco la cabeza pero aun así me desperté graciasal suave movimiento que me estaban haciendo.

-Jake
Jake, despierta- me dijo Diana.

-Ya voy-

Parpadee un poco adormilado aun, me gire mirando a la puertaque se serraba suavemente, estaba solo en la habitación y aproveche paralevantarme cambiarme.

Según Diana hoy teníamos que salir de aquí.

-Buenos días- saludo mientras me siento en la silla.

-Buenos días, ten esto Jake, necesitas estar bien alimentadopara viajar hoy mismo-

-¿En qué viajaremos?- pregunte metiendo un pedazo de homeLete a mi boca.

 

-En el aeropuerto de Forks nos espera una avioneta privada,Anat, Amunet y Keket se irán por su vía fácil-

-Prefiero no saber que vía fácil-

-Vamos, come tranquilo, y si aún quieres echarte paraatrás
-

-De eso nada, yo nunca me echo para atrás, así queacostúmbrate a tenerme siempre junto a ti, aunque si tú ya te arrepentiste deestar a mi lado
-

-¡No, claro que no!- me dijo ella alarmada.

-Bueno, entonces no ahí porque echarme para atrás-

-Está bien, mientras comes preparare las mochilas de viaje-

Solo asentí, comí lo que ella me había dejado en el plato,home Lete, y un poco de ensalada de verduras y un zumo de manzana.

(Saltoespacio-temporal)

Horas sentados me había cansado la retaguardia, Diana habíaestado muy pensativa todo el viaje y la verdad yo había estado pensandotambién, en qué pasaría si algo saliese mal.

Menee la cabeza para despejar eso de mi cabeza, no queríapensar nada negativo, todo tendría que salir bien, si, te saldría todo bienporque estaba en buenas manos, sabía que Diana no dejaría que nada me pasara.

(Saltoespacio-temporal)

(Voz Quil)

Cuando estaba caminando hacia la casa de Jacob me encontré aEmbry en el trayecto.

-Hola, ¿Cómo te va?- me pregunto este.

-Bien, ahora mismo voy a casa de Jacob para preguntarlesobre los nuevos furtivos que han estado entrando en la reserva- le dije.

-Pensé que ya se habían hecho cargo sobre la manada de Sam-me dijo mientras tocaba en la puerta de la casa.

-Se supone, pero es que no se dan abasto, por eso venía aver a Jacob-

-Pues creo que no hay nadie- me dijo Embry.

Yo me fui a rodear por el patio trasero, a veces ellossalían y dejaban la puerta abierta de la parte trasera, pero era raro quesaliesen hoy, ya que era el día en que se supone habíamos quedado para hablar.

Embry entro mirando todo a su alrededor, la verdad es que nohabía nadie aquí, no se escuchaba nada y era evidente que habían salido muytemprano, la verdad esto me olía mal, Jacob no se hubiese ido así como así,siempre avisaba, pero si se hubiese ido así era porque Diana también se habíaido y

-Quil, se fueron y no explica a donde - me dijo Embrysaliendo de la sala enseñándome una hoja de papel blanca.

Le quite la hoja de las manos y la leí rápidamente.

-Embry es mejor que vayas a avisarle a Sam, a saber a quéhora salieron estos, Jacob va a cometer una estupidez- le dije alarmado.

Embry salió corriendo y al instante se escuchó un aullidoque a los dos segundos lo siguieron más, dios, esto era una pesadilla.

(Saltoespacio-temporal)

(Voz de Diana)

Después de haber aterrizado desde el avión en pleno vuelo y cayendoen la punta de la gran montaña con ayuda de unos paracaídas, estábamos ya todosaquí, los gemelos, Rómulo y Remo, ellos se habían ido a verificar y cuidar quenadie se acercara en lo más mínimo a donde nosotros nos encontrábamos.

Las chicas que habían ido a ayudarme en la transformación deJacob estaban también ya aquí, ellas ya tenían todo listo.

-Bueno, después de haber hecho ya todo, ¿Qué más queda porhacer?- les pregunte yo doblando el paracaídas y observando que Jake meimitaba.

-Que tu ángelus cor, se relajé por completo y si se quierendecir algunas palabras adelante, nosotras prepararemos todo- me dijo Anat.

 

-Claro- le dije.

Deje de lado el paracaídas y me acerque a Jacob, quien memiro sonriendo.

La verdad es que aún me inquietaba, no quería que perdieraparte de su vida, pero él había tomado esa decisión y yo no era nadie paraquitarle su ilusión, si él quería estar conmigo yo no lo alejaría, pero laverdad es que también era porque yo era egoísta.

No lo quería perder y yo lo quería tener a mi lado, estábamosjuntos porque él y yo nos habíamos entregado el uno al otro, según lastradiciones de mi país de nacimiento, ninguna mujer se entregaba a ningún hombresi no sentía nada, y yo la verdad decidí entregarle todo a Jacob porque él erael hombre perfecto para mí.

-No pasara nada, tu estarásahí-

-Siempre estaré ahí Jacob, jamás te dejaría, a no ser que fuera en un caso extremo-

-Sé que nunca me dejarías-

El me atrajo a él y me abrazo para reconfortarme, la verdades que él era cálido como el sol, era un chico que se fue haciendo hombre conel tiempo, a pesar de que el tenia veinte y pico, seguía aparentando dieciocho,y yo no estaba tan alejada de él.

Me sacaba una cabeza de altura, él era mucho más alto ymucho más musculoso y que yo, y mi piel a lado de la suya se notaba pálida,pero él era de un moreno tan precioso, era como tener a un modelo a mi lado.

-Muy bien, es hora de hacer esto- me dijo Jacob.

-Si, además de que los chicos de tu manada se han enterado yhan avisado a Sam, vienen en camino- le dije mientras mi oído escuchaba comolos gemelos me avisaban con voz normal, que lobos gigantes amenazaban con acercarse.

Las chicas tomaron a Jacob y lo acostaron en el suelo, dondehabían puesto una manta de color dorado, Jacob estiro su mano hacia mi direccióny yo me acerque a él.

Él estaba vestido de pantalón de mezclilla desgastado y unacamisa blanca, yo estaba vestida con prendas de piel, un chaleco y un pantalón ala rodilla con una falda que estaba abierta a los lados de mis piernas.

Anat le dio una copa de oro a Jacob, donde estaba el líquidoque le cambiaría la vida a mi ángel, se notaba tan fácil, pero en realidad era difícil,demasiado.

Al terminarse ese líquido, que bebió con mucha facilidad, memiro sonriendo, después empezó a toser un poco, empezó a toser un poco más comosi se ahogase, después apretó mi mano como pidiendo ayuda. Eso era lo más difícil,ver como sufría Jacob.

Escuchaba los latidos de Jacob, al principio eran demasiado acelerados,pero después fue disminuyendo, esto estaba mal no debería estar así el, solo teníaque calmarse y abriría los ojos de nuevo.

-¿Qué es lo que pasa?- les pregunte a las tres mujeres peroera más para Anat, ya que ella era la que estaba dirigiendo el sacrificio.

-No lose, pero se supone que no debería estar aquí, solo teníaque toser hasta el cansancio y caer tranquilo y a los segundos despertar perodiferente-

-Pues no está saliendo bien, algo le está pasando a Jacob yustedes tienen que hacer algo- les pedí enfurecida al ver que Jacob dejaba derespirar bien.

-No se puede hacer nada, les advertimos que el sacrificio teníaconsecuencias, jamás habíamos hecho esto y solo una vez lo hicimos pero con unhumano completo, no con uno de su especie-

No la escuche más sin embargo tome a Jacob y lo puse en mi regazo,palmee su mejilla y le hable barias veces pero no reaccionaba.

 

-Jacob
Jacob, despierta
amor mío no me hagas esto,reacciona-

Lagrimas salían de mis ojos pero aun así seguía intentandoque Jacob despertara.

Los latidos fueron disminuyendo a tal grado de que solo erancinco latidos por minuto, mi Jacob se estaba yendo.

Mi Jacob me estaba dejando y el me prometió que estaría bien.

Yo le prometí a mi Jacob que no pasaría nada y le falle.

Mire su cara, estaba pálida y tenía un leve color azuladopor la asfixia. Después así de repente sucorazón dejo de latir, todo se paró para mí, no escuchaba nada y solo miraba a Jacobcon los ojos abiertos como platos, Jacob
había muerto.

Un nudo en la garganta sentía me estaba asfixiando, mi corazónno lo sentía latir, mi razón de vida se había muerto.

-Diana
- había empezado Anat.

-fuera-de-aquí- separe las palabras en una amenaza muynotoria, las tres mujeres desaparecieron entre humo, viento y tierra.

El nudo que sentía enla garganta empezaba a subir y amenazaba con salir de mi boca.

-¡JACOB, NO!- grite tan enfurecida y fuera de mi misma,rompiendo el viento con mi grito de dolor.

Los lobos que había sentido anterior mente a nuestroalrededor, habían acompañado mi grito de dolor con aullidos, sentí como loschicos de las manadas de la push se detenían y hablaban entre si, al darsecuenta que era demasiado tarde ellos hicieron lo mismo que los lobos salvajes,aullar por el hermano caído.

El ambiente se llenó de aullidos de dolor y también de migrito desesperado, de tanto gritar mi voz se fue apagando y mi vista se fue haciendomás borrosa y fui cayendo arriba del cuerpo de mi Jacob, si iba a morir que seajunto a él.

__________________________________________________________________________

Bueno,hoy es un día especial para mí ya que en un día como hoy me uní por primera veza Potterfics, así que estaré actualizando como festejo de aniversario =)

Toque de guerra.

A veces las sombras sirven para esconder a los seres malignos, pero también sirven para refugiar a los dolidos.

(Voz de Sam)

Cuando Embry había avisado sobre lo que estaba pasando todos salimos corriendo para impedir algo que sabíamos que terminaría mal, pero también nos dimos cuenta que, tarde fue que nos dimos cuenta sobre eso.

Estábamos corriendo cuando un desgarrador grito de dolor nos hizo retorcer a nosotros por dentro y causando que soltáramos aullidos acompañando el grito.

-¡JACOB, NO!- habíamos escuchado nosotros.

Se escuchaba tan doloroso ese grito, tanto que nosotros mismo sentíamos ese dolor por dentro, era como si hubiésemos perdido algo importante y nos inundara en lo más profundo de nosotros, el dolor de perder lo que más te importaba.

-"Hemos llegado tarde"- les avise a los chicos.

Todos estábamos transformados, Leah, Seth, Embry y Quil nos acompañaban también, al seguirnos ellos formaron parte de mi manda, ahora Jacob estaba muerto, lo sabíamos por el grito que habíamos escuchado además por la escena que encontramos.

-"¿Están vivos?"- pregunto Paul, quien estaba a mi lado mirando la escena como todos.

Me des transforme y me cambie, todos hicieron lo mismo.

-Con cuidado si los van a tocar, saben cómo es Diana protegiendo a Jacob- les dije a todos.

 

Yo me encargue de ella, la trate de separar pero aun estando
muerta, estaba aferrada a Jacob, quien había sido su gran y único amor. Entre Quil y Embry estuvieron toqueteando a Jacob, buscando cualquier signo de vida, pero ninguno de los dos mostraba nada, Diana estaba pálida y aun tenía lágrimas por sus mejillas, sus gestos eran de dolor.

-Sera mejor que los sepultemos juntos, es lo que ellos hubiesen querido- dijo Quil.

La verdad todos estábamos de acuerdo, ellos siempre hubiesen querido estar juntos, y ahora lo estarán por toda la eternidad.

Como pudimos escavamos una fosa grande para dos cuerpos, pero a la vez profundo, a los dos los recostamos en lo más hondo del pozo haciendo que ambos se tomaran la mano, al hacer eso los gestos de ambos se suavizaron, todos nos sorprendimos.

-¡SAM!- grito Leah, quien llegaba con su novio detrás, Jackes.

-Que es lo que pasa ahora- dije mientras terminábamos de arreglar las cruces que habíamos formado con unas ramas que estaban por aquí y algunas hiervas que parecían especie de hilos.

-Los Vulturis vienen en camino y ellos no vienen solos, según lo que me dijo Jackes, se han juntado con una especie de licántropos especiales, nos han superado en números, son muchos más de los que ya teníamos en mente- se notaba el miedo en cada miembro de la manda, yo también tenía miedo.

-Tenemos que actuar ahora mismo- dijo Paul.

-Tenemos que evacuar a la gente que podamos de aquí, tenemos que avisarles a todos-

-Si hacemos eso, aun así no nos dará tiempo de nada- les dije.

-No se preocupen, reúnan a la gente más allegada a ustedes, los llevaremos a un lugar seguro- nos dijeron los gemelos, Rómulo y Remo.

-¿Y la demás gente?- pregunte.

-No se preocupen, estarán seguros, pero es mejor apurarnos si queremos afrontarlos antes de que lleguen a pisar estados unidos- afirmo Remo.

Asentimos y salimos corriendo.

(Salto espacio-temporal)

Vulterra, Italia. (Un día antes de todo)

(Voz de Aro)

Tantos siglos de 'vida' te hace pensar que nada tiene sentido, pero al descubrir la gran joya que existe en el mundo, es cuando te das cuenta que jamás terminaras de conocer al mundo y su naturaleza, como pueden existir también los vampiros y los hombres lobos.

Unos toques en la puerta hacen que parpadee esperando que entrara el visitante.

-Amo- reverencio uno de los integrantes de la guardia.

-Querido Félix, ¿Tan pronto han regresado de su misión?-

-Solo cumplimos con lo que usted ha pedido, además de traer la información nos hemos encontrado con un pequeño problema-

-¿Podrías dejarme ver, ese pequeño problema querido?-

Félix se acercó a mí y le tome la mano, algunas imágenes aparecieron en mi mente dejando ver a ese pequeño "Problema".

El problema era que se habían encontrado con los hijos de la luna que se encuentran en Europa, al este, habíamos estado al pendiente de su existencia pero también estábamos en un plan, para atacar con discreción y que nadie nos viera venir.

-Déjalo pasar, puede sernos de ayuda- sonreí.

El salió en segundos y en otro segundo él y Demetri entraban con un joven que tenía abundante pelo en el cuerpo, me miro y empezó a gruñir pero eso le valió barios jalones por parte de mi guardia.

 

Además de saber cuál era el problema con el que se habían topado ellos, también me había fijado en la información que los mande a pedir, y eso era, que lo que más quería estaba muerto, aunque eso no evitaba que fuéramos a matar a los licántropos que estaban afincados en Forks, junto al clan Cullen que se encontraba por ahí, además de hacerle una visita a nuestro querido Jackes, antes de darle una sentencia justa.

-¿Podrías decirme, porque atacaron a mis guardias?-

-Son unos demonios, merecen morir- rugió entre dientes.

Me acerque rápidamente a él tomándole la mano y en segundo leyéndole la mente, así encontrando información que me sería útil, aprovecharía lo que ahora tenía en las manos, tal vez esta especie me brindará sus servicio a cambio de la vida.

-Se dónde está su manada, también sé que tienes familia algunos hijos y uno que viene en camino, en instantes puedo mandar a mi guardia a acabar con todos ellos-

-¡NO TE ATREVAS A TOCARLOS!- grito fuera de sí.

-A no ser que estés dispuesto a colaborar con nosotros, así garantizando que todos los tuyos sigan con vida y a salvo-

-Nunca-

-Tu sabrás, pero te lo digo y va enserio, ejecutaremos a mujeres y niños, no nos tentamos el corazón al matar- le amenacé.

Guardo algunos segundos de silencio, meditando lo que diría, la verdad es que no me costaba dar la orden para que aniquilaran a todo su pueblo de chuchos, si Cayo se entera de la existencia de esta especie el mandara a matarlos y la verdad es que me conviene mejor que estén de nuestro lado.

-Está bien, are lo que pide- se rindió el joven licántropo.

-Sabia decisión, has salvado a mucha gente por tu sabia decisión, no te preocupes que nadie les atacara, pero queremos fiel servidumbre a nuestro lado-

Hice una señal con la mano para que se lo llevaran a unos de los cuartos del sótano.

-Quiero que todos se preparen para salir, al amanecer aremos una visita al clan Cullen y terminaremos con los problemas que están ahí-

-Si amo-

Todos asintieron y algunos se fueron a prepararse, yo me di vuelta caminando a mi asiento y sentándome, juntando mis manos y una sonrisa apareciendo en mi rostro, destruyendo al segundo clan más grande del mundo vampírico, no abra futuras rupturas de las reglas, enamorándose de humanos y convirtiéndolos.

Estaba dispuesto a perder a todos los vampiros que sean necesarios, además aún tenía que encontrar donde estaba esa joya, sea muerta o viva.

The apocalypse.

((1:1 La revelación de Jesucristo,que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas que deben sucederpronto; y la declaró enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan,

1:2 que ha dado testimonio de lapalabra de Dios, y del testimonio de Jesucristo, y de todas las cosas que havisto.

1:3 Bienaventurado el que lee, y losque oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas;porque el tiempo está cerca. {San juan 1:1, 1:3}))

(Voz de 'X')

Campanas escuchándose desde lo másalto del cielo, fría brisa que recorrer el más mínimo rincón.

¿Dónde estoy? ¿Qué hago aquí? ¿Porqué estoy vestida así?

Me mire mis vestimentas, eran decolor blanco, mi cabello estaba suelto y enfrente de mi todo era blanco, meencontraba descalza y el suave piso debajo de mis pies se sentían como el mismocielo, esto solo podría ser una cosa
me encontraba en mi hogar.

 

-Querida mía, ven aquí- esa voz
tenia milenios sin escucharla.

Camine de donde se escuchaba la voz,algunos pasos antes de parar.

Ante mí una gran barrera, que másbien era una mesa de juicio, yo me sentía tan pequeña aquí, los presentes eranenormes, y claro, ellos eran los dioses y como tales tenían que ser grandes.

-Madre, Padre- hice una suave reverencia.

-Hija nuestra- hablo mi madre,Latona.

Ella era hija de Ceo y Febe, ambosabuelos míos y grandes titanes, mi madre es diosa de la noche como del día,hermosa por naturaleza y bondadosa.

-Mi pequeña Diana- hablo mi padre con voz grave, Júpiter.

Mi padre al igual que mi madre esluz, él es el dios padre de la luz, hijo de Saturno y Ops, ambos abuelos míos,mis padres eran los más importantes entre los dioses por sus aventuras y buenoscomentares.

Él era grande y fuerte, su cabellocastaño y lleno de luz era deseado por cualquier diosa que existía, pero mimadre era la afortunada de tener el corazón de él.

-¿Y de nosotros no te acuerdas?- esavoz, llena de ironía solo podía ser de una persona.

-Claro que los recuerdo queridohermano, Apolo- le dije sonriendo feliz de verlo y recordando sus irónicaspalabras.

-Que bien te conservas hermana-

-Lo mismo digo, Minerva-

Mi hermano Apolo es el dios de laverdad y la mentira, y mi hermana Minerva, es la diosa de las artes, las técnicasde guerra y la sabiduría, ella era la hermana mayor, Apolo y yo éramos hermanosgemelos los tres éramos diferentes.

Minerva era savia pero siempre hacialo que pedían, mi hermano Apolo era el rebelde entre todos, nunca hacia caso, siempre se metía enproblemas pero cuando se trataban en casos especiales siempre se ponía serio yse ponía entre el bien y el mal, y yo, la hermana menor por segundos después deApolo, siempre daba lo que se necesitaba jamás lo pedido, siempre fiel pero jamássumisa, guerrera por nacimiento e independiente, salvadora de las almassalvajes y diosa de la guerra, mi hermana y yo éramos un as en las guerras,ella ponía las tácticas y yo las ejercía.

-Orión e Endimión- salude cortésmente,cuando me di cuenta que habían dos hombres más.

-Diana- saludaron a la vez.

-¿Qué es lo que estoy haciendo aquí?No creo que sea una reunión familiar- fui al grano.

-Hija mía, cosas han pasado y tuestas entre todo eso-

-¿Qué es lo que pasa?- la incertidumbreme invadía.

-La guerra entre el bien y el mal seha desatado en la tierra, las tinieblas luchan por tomar el mando, pero la luzpelea por lo suyo, defendiendo con la vida lo que es correcto-

-Los Vulturis- hable para mí.

-Ellos te quieren a ti, al ser hijade dioses humana en la tierra, quieren poseerte, tenerte para ellos y esonosotros no podemos aceptarlo- hablo mi padre.

-Por eso te hemos traído de nuevo atu hogar, tienes que estar a salvo- hablo mi madre preocupada.

-Padres, yo no pertenezco aquí, mivida está ahí abajo yo
- empecé pero fui interrumpida.

-Sabemos que te enamoraste de unmortal que lo has convertido, y ahora hemos tomado decisión de que sea parte denosotros, pero él tiene que pasar por pruebas por nosotros, sabes que el tiempoque transcurre aquí no es el mismo en la tierra, él está aquí- mi padre señaloa una esquina donde yo voltee.

 

Ahí estaba Jacob, aún estaba inconscientey tardo en el suave suelo hecho de nubes. Corrí a él y lo acaricie.

-¿Está vivo?- pregunte temerosa.

-Claro que lo está, has hecho lascosas bien querida-

-Jamás pensé tener un cuñado tanpronto- hablo mi hermano con ironía y diversión.

-Padres, necesito volver a latierra, allá abajo hay gente que me necesita, niños y mujeres dependen de mí,no puedo dejar que los Vulturis acaben con la vida- suplique.

-No te preocupes por eso, la gente estáayudando, además tu hermano bajara a echar una mano, Remo y Rómulo leexplicaran todo y tendrán todo bajo control para cuando estés
cuando estén listos-

-Gracias padres-

Ellos sonrieron felices mientras yoacariciaba a Jacob, quien tenía mejor aspecto desde la última vez.

(Salto espacio-temporal)

(Voz de Apolo)

Esto sí que se iba a poner bueno,bajar como un humano en la tierra era divertido tenia siglos sin hacerlo, aparecíen un bosque donde estaba un riachuelo,mire mi reflejo, mi cabello semi despeinado de color negro azabache, casi tirándoleal azul, piel casi blanca, la misma que mi hermana Diana, alto casi los dosmetros, ojos de color verde y un pequeño arete en la ceja derecha.

Pantalón de mezclilla negro con unosbotines cafés chocolate y una camisa blanca con una cazadora de piel negra, y aun lado de mi cinturón, estaba mi preciosa bebé, una ballesta tallada con la máspura madera y el mejor acero que se allá creado, y lo que tiraban eran unasespinas que dejaban paralizados a cualquier cosa, y en segundo todo por dentro deél moría, secándolo, y lo mejor es que yo no tenía que cargar cada munición,solo se hacía.

A lo lejos se escuchaban estallidos,gruñidos y cosas volando se veían por el cielo, mire sonriente de poderparticipar en algo así.

El apocalipsis se había desatado, yno era por mí, más bien era porque mi hermana creo que no sabía lo que pasaba aquíabajo, si viera, esto sería el final de quien sea el listo que pensó en atacar.

Sabia como terminaría esto, podría mihermana ser una cabezota pero siempre sabía lo que hacía, y a pesar de que todoera divertido para mí, nadie se metía con mis hermanas y salía vivo.

Empecé a caminar por bosque,siguiendo todo el alboroto, pero después de unos segundo me canse y mejor corrí,yo tenía la misma velocidad que mi hermana Diana, bueno, ella me ganaba peroera muy rápido.

En el camino me tope a dos tiposencapuchados, ambos me olían a maldad, pero también en el camino me encontré ados personas que me alegraban el día.

-Apolo, que sorpresa- me dijo Rómuloirónicamente, si, él había aprendido del mejor.

-Digo lo mismo, enanos, ¿Qué tal lacosa aquí?-

-Ah, pues algunos pringados que sepasan de listos, pero aun así nos superan en número, estamos tratando de que nopasen las rallas, por eso los perseguimos y matamos, y tenemos que volver de nuevo,los vampiros se juntaron con los licántropos hijos de la luna, ya sabes, esosson más fuertes que las manadas que están instaladas aquí en Forks-

-Entiendo, bueno, he venido aecharle una mano a este lugar, a mi hermanita le hubiese encantado ¿No?-

-Ya, bueno esto
Diana a muerto- medijo Remo suavemente.

 

-Los tres sabemos que es imposibleque muera, pero es mejor que nadie lo sepa- les dije mientras les hacia ungesto con los dedos de serrar el cierre en la boca.

Ambos asintieron. Los tres corrimosdonde se encontraba todo, al abrir algunas ramas observe destrucción, se notabaque todo el alboroto se centraba en ese punto, era como los chicos me habían dicho,no dejaban salir nada de este punto, manteniéndolos a raya.

Empecé matando a disparos y golpes apuño pelón, al ser hombre había participado en guerras, y esta se le podía llamarel apocalipsis en la tierra, si ganaban los malos todo humano estará perdido.

Diana la cazadora y Jacob, el dioslicántropo.

Tiempo ha pasado, técnicamente dosaños en los cielos, pero en la tierra solo dos semanas, dos semanas de guerra ydestrucción, donde yo no sabía que estaba ganando y tampoco sabía quiéneshabían muerto, yo no sabía nada, además de que Jacob estaba avanzando en suspruebas, al principio él paso a ser como un neófito, que se dejaba regir porsus necesidades, él se había vuelto muy irónico, además de que había perdido lamemoria, a la única que recordaba era a mí, mis padres lo habían aceptado alser el quien pudiera cuidarme mejor.

También nos habían casado pos lasleyes de los dioses, ahora Jacob y yo éramos marido y mujer, solo había unacosa que quería, casarme a lo humano, con un vestido de color banco, conflores, miles de flores, pero por ahora sabía que Jacob era mi marido y yo sumujer, el no recordaba absolutamente nada, cuando se convertía para poder hacerlos entrenamientos él era un hermoso lobo de color rojizo, seguía siendo el,pero más grande y fuerte, algunos de aquí, por no decir la mayoría le temíademasiado, al principio era muy agresivo y no quería que nadie me tocara, perodespués fue entendiendo todo y también empezamos a controlar un poco sutemperamento, seguía siendo el mismo de antes, pero todo era a lo doble otriple.

-Están listos- dijo mi padre.

-Gracias por todo, por ayudar a Jakeen su entrenamiento-

-¿Qué podemos decir? Es nuestroyerno hija mía- dijo mi padre mirándome con ternura.

-Solo una cosa, Jacob, nadie que noconozca sobre ustedes debe saber sobre lo que a paso aquí, además de que tequiero pedir que cuides bien de mi pequeña- hablo mi padre.

-Sí, cuida bien de mi hermana porquete juro que te iré a buscar hasta el mismo infierno cuñado- le amenazo mihermana.

-No te preocupes cuñada, ella estáen buenas manos-

-Vallan pues hijos míos, y que lasbendiciones de todos los dioses este con ustedes-

-Gracias- dijimos los dos a la vez.

Tome la mano de Jacob y serramos losojos, estaba nerviosa por lo que pasaría, pero sabía que nadie saldría vivo,nadie que allá causado esto.

(Salto espacio-temporal)

(Voz de Sam)

Esto era una mierda, todo se estaballenando y la verdad ya no podíamos estábamos muy cansados, habían pasado dossemanas y las bajas estaban a lo alto, yo estaba herido pero aún seguíasalvando lo que podía, y matando lo que se cruzara conmigo.

Había un extranjero que habíallegado para ayudarnos, según los gemelos él era un amigo de Diana, así quetodos lo aceptaron.

Si no había sido por el Seth y Leahestarían muertos ya, y por consecuente Jackes también.

Solo dios sabe que esto era unaguerra y de las gordas.

 

(Voz de Carlisle)

Jamás pensé que llegaría a vivirpara ver el apocalipsis que ahora se estaba formando, bolas de pelos que seencontraban echándose encima de todos mis hijos y de los chicos de La Push,cuando nos enteramos de que Diana había muerto junto con Jacob mi mujer y mishijas se encontraban mal, y además de que estaban llenas de dolor y odio hacialos Vulturis, todas las mujeres se habían llenado de odio y querían matarlos,incluso las parejas de los lobos de la reserva se habían peleado con ellos paraque las trajeran a enfrentarse a cómo podían, pero las habíamos dejado en unlugar más apartado de todo esto.

Los gemelos que eran Rómulo y Remonos habían dirigido a una casa blindada que estaba no muy lejos de los límites,pero lo suficientemente alejado para que la guerra no los alcanzara.

-¡Carlisle, por detrás!- me grito elamigo de Diana.

Esquive al vampiro del clan Vulturique venía por mí, estaba directo su ataque a mi cuello.

Ese amigo de ella había llegadojunto con los gemelos, según era un gran luchador y la verdad es que ser granluchador se encontraba corto, él era un titán para esto, se movía más rápidoque cualquier vampiro, incluso era más fuerte que cualquiera, más que Emmet.

Tenía un acento francés, pero aveces hablaba con un acento romano demasiado antiguo, que era como hablaba conlos gemelos cuando no quería que nos diéramos cuenta de algo.

Además el nombre que se cargaba eramuy sospechoso, se llamaba Apolo, ese nombre le pertenecía a un dios. Además deque nadie se llamaba así, barias veces había checado los nombres de todos loshabitantes, solo eran diez personas que se llamaban así y todos eran humanos,pero él era diferente, no era vampiro pero tampoco licántropo.

Todos seguíamos luchando,defendiendo por los que todos queríamos, al mirar a Esme y ver el dolor quesentía cuando alguna vida era acabada, eso me hizo a mí y a mis hijos actuar,además de que todos perderíamos a vidas.

De un momento a otro todo fueempeorando, el humo que se esparcía había aumentado, y Bella había caído por unataque de unos de los hijos de la luna, así que había bajado el escudo, más deuno empezó a gritar de dolor y yo también, Jane estaba usando su don connosotros.

Tal vez era el fin de todos nosotrose incluso de los humanos, los Vulturis nos superaban en números y más de losclanes se habían negado a participar dos veces en contra de los Vulturis,sabíamos porque lo hacían, ahora solo éramos nosotros y los chicos de La Push,las manadas estaban dando todo lo que podían y dos lobos habían caído en laguerra.

De repente deje de sentí dolor, y logritos cesaron.

Alguien había atacado a Jane y poreso su don dejo de funcionar, me pare del suelo de donde había caídoarrodillado, mire todo a mi alrededor y me sorprendí al ver unas figuras negrasmoverse tan rápido, más que nosotros mismos.

Una de esas figuras era alta, muyalta, la otra figura era más pequeña y más exquisita, se podría decir que erauna mujer y el otro un hombre.

Sea por donde pasaran, dejaban a vampiros delclan Vulturi tirados y fuera de sí. Observe como aventaban a los licántroposlejos de todos nosotros, separándolos en dos bandos, poco a poco todo fuecambiando, cesando por así decirlo.

-Elevata, non sono nemici (Alto,ellos no son enemigos)- hablo la figura más pequeña al más alto, que habíalevantado a Paul en vilo y amenazaba con lanzarlo lejos.

 

-Sono lupi (Son lobos)- la voz de lafigura más grande era tan grave y escalofriante, daban escalofríos.

-Sono amici, nostri amici, lasciareil cielo (Son amigos, amigos nuestros, déjalo cielo)- maravillosamente parecíaque solo le hacía caso a esa figura pequeña.

-Hablar en idioma que estos chicosamigos tuyos no entienden es de mala educación, ¿No hermanita?- Apolo quien había estado tras de todos ensegundos estaba a lado de esa figura.

A la figura pequeña solo se le veíala boca la demás cara estaba cubierta por la capucha de la gran gabardina otúnica negra. La figura alta se puso en medio de los dos.

-Va, cielo tranquilo, es mi hermano,¿Lo recuerdas?- esa voz, me era conocida.

-Cuñado, pero que cambiado estas-

-Apolo, no es hora de presentacionesbanas, ahora tenemos asuntos que arreglar- la mujer apunto a donde estaban loshijos de la luna, quienes nos miraban a todos.

-¿Puedo hablar con ellos?- la figuraalta, le hablo a la chica que estaba dentro de la capucha más pequeña, parecíacomo si fuese una niña hablando con un adulto.

-Claro cielo, pero con cuidado depasarte, recuerda que
-

-Nada de ser borde y solo hablar loesencial, nada de pasarse con la información y vocabulario, ya se-

-Eso es, eres un gran aprendiz,mereces una galleta de recompensación- parecía divertida.

-Vete a la mierda- le dijo el lafigura más alta. La chica solo rio divertida.

Vi como la sombra alta se iba adonde estaban todos los lobos y se quitaba la capucha pero dándonos la espaldaa nosotros.

-Ustedes vergüenza les debe dar,quiero que se vallan de aquí y que dejen en paz a todos, si no tuvieron nadaque ver con lo pedido de la guerra mejor largo antes de que me arrepienta, y noquiero saber más de ustedes que causaron algún problema, si me entero losbuscare a todos y cada uno de ustedes y los matare
¿Así está bien?- pregunto ala sombra pequeña.

-Mejor dicho jamás, todo un dios-

La sombra levantó la mano derecha y levantoel dedo de en medio haciendo una grosería con eso.

-Vamos cariño, termina todo de unavez-

-¿A alguien le parece extraño todoesto?- pregunto Emmet quien estaba a mi lado junto con Rosalie.

-Nos ayudaron, así que no creo quesean malos- dijo Alice.

-Más bien son conocidos, y comosiempre una entrada triunfal sirve para mucho- hablo Edward quien miraba comola figura más pequeña caminaba a donde estaba su compañero quien tenía en manosa un hombre peludo a lo tenebroso.

-Creo que me suena esa escena, merecuerda a Jacob y a Diana- dijo Jasper mientras se cruzaba de brazos.

Tenía razón, se parecía mucho cuandoDiana cuidaba de Jacob porque hacia tonterías sin pensarlo y esa sombra teniamucho parecido a él aunque
ellos habían muerto y era imposible que vivieran denuevo.

Los licántropos se fueron corriendode ahí, pero las sombras seguían paradas un poco más alejado de nosotros, lafigura pequeña parecía estar echándole la buena bronca.

Cuando ellos venían caminandotomados de la mano una ráfaga de aire azoto a la pareja, pero lo curioso es queninguno de nosotros sentía el viento, la capucha de ella callo y dejo ver aDiana, era ella, las mismas facciones y ahora que veía a la otra figura separecía a Jacob, solo que este tenía algunas diferencias que eran más notables,se notaba más alto y más corpulento pero también se notaba la sabiduría en sucara.

 

-No es necesario que te escondasRon, sé que estas aquí- hablo Diana.

-Hermione, al fin te encontré-

Todos miramos sin habla la figuraque salía de entre los árboles, era humano lo sabía, pero era un humanodiferente.

Los tres mosqueteros, el final deHermione y hola Diana esposa de Jacob.

(Voz de Diana, Hermione)

Ver a Ron ahí había movido algo,pero era solo una mínima cosita que había movido, ahora mi corazón lepertenecía a Jacob y no había marcha atrás, porque yo no quería y si quisierayo no podría hacerlo.

-Hermione, te ves
distinta-

-Eh mejorado, no soy la misma- tomela mano de Jacob, quien amenazaba de saltarle al cuello de Ron en cualquiermomento.

-Lo noto, te he estado buscando portodo el mundo-

-Lose, como también sé que tútuviste algo que ver con lo que ha pasado aquí-

-Prometieron ayudarme- frunció elceño.

-¿A cambio de qué? ¿Sabes lo quehicieron? Destruyeron a un pueblo completo, lastimaron a gente, mataron ainocentes, perdimos hermanos e hijos, amigos y familia, ¿Todo por un estúpidoamor?-

-Lo que siento por ti no es unestúpido amor, yo te amo Hermione- sus ropas estaban medio rasgadas, aun nosabía dónde había estado.

-Quiero que me digas donde estuvistetodo este tiempo y como llegaste a este mundo y yo no soy Hermione, no más, yosoy Diana- me puse delante de Jacob ero este aun miraba por encima de micabeza.

-¿Cómo llegue aquí? No losé, pero loque sé es que
ellos - señalo a los Vulturis - Me dieron refugio, les ayude,sí, pero jamás me lastimaron y me prometieron que no mataría-

-Por el amor de dios, ellos jamáscumplen las promesas y más porque él, él me quiere a mí-

Ahí en ese prado solo quedábamos lasmanadas y los Cullen, además de que los gemelos se habían posicionado a un ladode nosotros junto con mi hermano. Enfrente de nosotros solo quedaban Aro yparte de Marco, quien tenía un pie mutilado así que no podría hacer mucho yCayo había sido aniquilado de tajo por Jake.

-Yo te amo y jamás me daré porvencido, no importa que tenga que hacer- Ron dio unos pasos en mi direcciónpero Jake se adelantó y lo levantó por el cuello.

-¡Jake, bájalo!-

-Suéltame
estúpido
- le faltaba elaire a Ron y estaba segura que si Jake quisiera matarlo ya lo hubiese hecho.

-Ella dijo que no te quería cerca, yyo no quiero que le toques ningún pelo- y ahí estaba mi marido, cuando reciénse convirtió en esto, el celoso y agresivo ser que amaba.

-Jake, para por favor, Jake cariño-le pedí mientras le tocaba el brazo con suavidad y me miraba con dulzura yadoración, soltó a Ron dejándolo caer.

Unos movimientos en los arbustos noshicieron ponernos alertas pero al escuchar el suave viento golpear con lamadera.

Mire en la dirección donde venía"eso", una figura volando por los aires apareció ante nuestros ojos, los chicoslobos quedaron con la boca abierta al ver a mi gran amigo que estaba acentímetros del suelo, sentado en una "escoba".

-Harry, mí querido amigo-

-Hermione- me sonrió dando un saltopara caer ágilmente en el suelo.

 

-Ahora soy Diana, si podrías decirmeasí claro-

-Está bien-

-¿Cómo es que estas aquí?-

-¿Crees que te dejaría sola con estepesado? Y no me mires así Ron, sabes que a veces eres un pesado-

Ahora que me fijo bien, Ron está unpoco más alto y su cabello un poco más crecido pero sigue siendo pelirrojo,Harry es el mismo pero sus facciones ya no son de un niño, sino más bien de unadolescente crecido, ya no usaba lentes, estaba usando lentes de contacto, senotaba por el suave brillo de su iris.

-Yo no me iré de aquí, sino es conHermione- gire suavemente los ojos.

De re ojo vi como los Cullen hacíanuna suave reverencia y se iban, solo asentí, los chicos de La Push se fuerontambién y solo nos quedamos los gemelos,mi hermano, mi marido y yo, junto con Ron y Harry.

Más tarde iría a hablar con todosellos para darles una explicación valida.

-¿Te das cuenta Harry? Estamos de nuevolos tres juntos- le sonreí.

-Los tres mosqueteros que éramos enel Colegio Hogwarts de Magia yHechicería- afirmo.

-Creo que esta será la última vezque yo este con ustedes, yo pertenezco a este lugar y no puedo separarme de mimarido- deje que Jake me abrasará por detrás y yo me acurruque más a él.

-Antes de que sigas hablando hermanita,¿Por qué no te haces cargo de una vez de los Vulturis?- me pregunto mi hermanoApolo.

-Tienes razón, Aro si te perdone lavida no fue porque quisiera, yo no puedo dejar al mundo vampírico sin reglas,yo mataría a todos los vampiros que se me presentaran, pero no es la de ahí, Marcoy tu serán los lideres pero antes de tomar cualquier decisión tienen que tomaren cuenta cualquier decisión pasara por mí, no pueden hacer nada sin mi autorización,¿Entiendes?-

-Perfectamente-

-Ahora pueden irse-

Algunos de los que se habían rendidoantes de ser matados por mí y que les había cambiado los sentimientos, ayudarona Marco para alejarse rápidamente de ese lugar, poco a poco nos dejaron solos.

-¿Y nosotros?- pregunto Ron.

-Ustedes tienen que volver aHogwarts, ahí es donde tienen que estar ustedes-

-Yo no me iré sin ti- me estabacansando de que Ron sea tan cabezota.

-Tienes que irte de aquí sin mí, tualma gemela te espera en la escuela, así que se buen chico y cuídala bien- me acerquéa él y le di un abrazo y un beso en la frente.

Harry me miraba atentamente, mesepare de Ron y le puse mi mano derecha en la frente, haciendo uso de misdones, uno de muchos que tenía en mi poder, lo hice olvidarse de mí, todo loque tenía relación conmigo, lo hice olvidarse de todo lo que lo hiciera hacersentir mal.

-Harry, jamás me vieron y no sabennada de mí, Ron no recordara nada pero confió en ti que lo cuidaras-

-Como siempre lo he hecho Diana, cuídate mucho¿Quieres?-

-Siempre- le sonreí tomando la manode Jake.

-Bueno esta es una despedida que talvez sea para siempre-

-Tranquilo amigo mío, todo estará bien-le sonreí y solté la mano de Jake para poder abrazar a Harry y darle un beso enla mejilla.

Aunque no quisiera hacer lo queestaba pensando tenía que hacerlo, era por el bien de ellos.

Mire a Harry a los ojos hipnotizándolo.

-Tu, Harry, llevarás a Ron a laescuela Hogwarts, donde llevarán una vida normal y siendo felices, olvidando aHermione Granger, ella murió y no existe más, olvidaras todo lo que tiene quever con ella y te desharás de todo lo que ella dejo en el colegio, será como sinunca hubiese existido-

 

El no respondió pero solo tomo lamano de Ron y se encaminaron a la escoba voladora que había dejado Harry a un ladode él, ambos se subieron y se fueron rápidamente, yo solo los miraba alejarse.

Sentí como todo acababa, Hermione Grangerhabía muerto desde hace tiempo, ahora la que había revivido era Diana, Diana lacazadora y esposa de Jacob el dios licántropo.

Al fin todo acabo.

(Voz de Diana)

Después de despedirme de los chicosy ver que se alejaban por el bosque rumbo a donde ellos pertenecían, Jake y yonos fuimos a casa de Sam, claro que Jake no sabía ni que era él ni tampocodonde vivía, la memoria de Jake me preocupaba pero sabía que pronto larecuperaría.

-Si nos hicieras el favor deexplicarnos que fue todo eso, ¿Un chico en una escoba?- me pregunto Paul tansolo entrar.

-Les explicare todo, pero necesitoprimero contarles algo-

-Pues habla- me dijo Sam.

-Cuando convertí a Jake algo nosalió bien, me refiero a que el procedimiento que hice, hizo que Jake perdierala memoria, así que él no los recuerda del todo-

Todos se quedaron mirando a Jake, yeste se puso algo tenso al recibir todas las miradas, estábamos en casa de Sammientras yo estaba sentada en el sofá y Jake permanecía de pie a un lado de mí,mi hermano Apolo estaba también aquí junto con los gemelos, toda la manadacompleta estaba aquí y Jackes estaba junto con Leah, Jackes estaba algo lastimadoy estaba siendo curado por su pareja.

-¿No nos recuerda nada?- preguntoSeth.

-En absoluto, solo me recuerda a míporque yo he estado con él; le he hablado de ustedes de todo, pero necesita elambiente familiar de la reserva, necesita conocer todo de nuevo-

-Pues yo me apunto a ayudarlo- sonrióSeth mientras hablaba.

-De eso nos encargaremos después, por ahora; ¿Quién es el?- Sam miroami hermano quien se encontraba con los gemelos.

-Él es mi hermano, él se ofreció a venira echar una mano mientras Jacob y yo entrenábamos, además de que enseñaba a Jakea controlarse- les dije.

-¿Controlarse?- pregunto confundida Leah.

-Jake cuando despertó por asídecirlo, despertó más agresivo, es cuando un vampiro convierte a un humano, losneófitos son rebeldes y peligrosos, así era Jake-

-Creo que aún es así, se comportamuy altanero- se burló Paul y Jake legruño.

-No bromees con él, acepto que aúntiene algo de agresividad pero eso se le quitara en poco tiempo, por eso es quevolvimos a este lugar, Jake y yo nos estableceremos aquí definitivamente, yo loayudare en todo en parte fue mi culpa por cambiarlo a esto- agache la mirada.

-Es mejor que vallas olvidando esode que te sientes culpable, porque si estarás así empezare a pensar que eresuna debilucha y mira que hoy me sorprendí- típico de Leah para subir el ánimo,le sonreí.

-Espero no darles problemas-

-Bah, si aquí lo que es un problemaes que nos aburrimos, de vez en cuando nos apetece que amenacen nuestroexistir- me contesto Paul con ironía.

-Mi hermano también se quedara aquí untiempo, los gemelos se vienen conmigo; estaremos en la casa de Jake, tendremosque hacer unas mejoras-les avise mientras me ponía de pie.

-Eso te costara un ojo de la cara-me dijo Quil.

-El dinero no es ningún problema,tenemos más de lo que se pueden imaginar- les afirmo mi hermano sonriendochulescamente.

-Apolo- le advertí.

-Está bien hermanita, me callo- levantólas manos en son de paz.

-Así me gusta, bueno, creo quetienen que descansar y que quieren estar con sus familias así que
hablamos despuésy antes de irme, Jake y yo estamos casados pero nos falta casarnos por la leyhumana- les dije saliendo de la casa como una exhalación, así no dándoles tiempoa que dijeran nada.

Solo queda empezar de nuevo, ayudándolea mi ahora marido, para que recupere su memoria, y bueno; poner las cartassobre la mesa, tenía que decidir quién se encargaría de Vulterra ahora.

___________________________________________________________________________

Hola a todas y todos, aunque dudo que allá hombres leyendo estahistoria, bueno, quiero decirles que esta pronto a terminar la historia; se podríadecir que esta ya es la etapa final y espero me disculpen por el capítulo demasiadocorto.

Próximo capitulo lo subiré dentro
de algunas semanas o así, laverdad no estoy muy bien no tengo internet en casa, Saludos a todos y mildisculpas.

Recuperando la memoria.

Tiempo había pasado y ahora éramos másfelices que antes, mi hermano se había regresado a nuestro mundo y yo estaba totalmentefeliz por los grandes avances que Jake había tenido, a veces no podía recordarbien las cosas y le ayudaba un poco, los gemelos Vivian aquí pero ellostrabajaban mientras estudiaban en una escuela nocturna, así no pedían nada, Jaketrabajaba en lo que descubrió que era su vida, le ayude a poner un taller en elcual trabaja Quil, Embry y Seth, este último se estaba enseñando.

Yo en cambio siempre estaba en casade Emily ayudándole un poco, nos habíamos dado cuenta de que ella estabaembarazada unas semanas después de lo que paso aquí, algunos de la cortemarcial de los dioses observo el daño causado aquí abajo y me ayudaron parareconstruir todo el lugar, al menos todo Forks y La Push.

-Hola- salude entrando por la puertadel taller.

-¡Hola!- me saludaron los tres queestaban observando el motor de un auto.

-¿Saben dónde está Jake?- pregunte.

-Está en la oficina, de nuevomandaron mal el pedido y Jake se molestó demasiado, ahora mismo está tratando deasustarlos con una demanda- me contesto Quil que tenía la cara un poco manchadade grasa.

-Gracias-

Camine hasta la oficina que era de Jake,bueno era de todos pero Jake siempre se encerraba dentro de esta oficina para reclamarlesa los vendedores que no le mandaban lo pedido.

-
Es la última vez, ya van tresveces ¿Creen que tengo la paciencia suficiente para aguantarlos
Pues esperoque no se repita, los demandare si
¡Pero que te crees!, claro que soy capaz de
y una mierda, es la última vez que te compro las piezas, y veras que te voy a vetara mis contactos, maldito hijo de
- senotaba muy enfadado.

-Hola- salude suavemente, Jake memiro con el ceño fruncido y después suspiro. - ¿Mal día?- pregunte.

-De nuevo mandaron mal las piezas, pedíbujías y me trajeron tanques de gasolina, ¿A caso no saben cuál es la grandiferencia?- se dejó caer en su silla cubriéndose la cara con sus manos.

Sonreí serrando la puerta con seguroy yendo a sentarme en sus piernas, le hice una caricia en la mejilla y lo besesuavemente y suspiro más tranquilo.

 

-No sé qué aria sin ti- me dijo.

-Bueno, seguir con el taller yreclamando, además de que creo que ganarías más de diez demandas por el maltrabajo que hacen los vendedores de las piezas- le sonríe y le hable cerca desus labios.

-Prefiero no ganar nada de demandasy tenerte cerca de mí. - me beso apasionadamente mientras tocaba mi pierna. - Además,me gusta que estés aquí-

-Sí, vine solo porque quería hablarcontigo-

-¿Sobre qué?- aun me daba besos, yyo reía.

-Quiero que nos casemos- le susurreen el odio mientras sentía como le daban escalofríos.

-Pero ya estamos casados- mesusurro.

-Sí, pero solo por los dioses,quiero que nos casemos lo más humanamente posible- lo mire a los ojos, sentía queJake me estaba desnudando el alma con esa mirada, era mágica como el solo podíamirarme.

Suspire.

-Como tú quieras, sí te quierescasar nos casaremos, todas las veces que quieras-

-Gracias-

Lo bese con amor, con dulzura pero despuésse fue intensificando el beso.

De repente el me separo y frunció elceño, lo mire confundida por el alejamiento que me hizo tener. Mire como fruncíamas el entrecejo y como se tocaba las cienes un poco.

-¿Estas bien, Jake?-

-Me duele la cabeza-

Me pare de sus piernas y lo visujetarse más la cabeza, cerró sus ojos fuertemente, corrí hasta la puerta y laabrí.

-¡Quil, Embry, Seth, quien sea, llamena Carlisle!- fui a donde estaba Jake.

Trate de aminorar el dolor pero Jakese apartó cayéndose al suelo y aovillándose tomándose la cabeza, le dolía y a mítambién me dolía, no me gustaba que algo lo lastimase.

-Carlisle viene en camino, ¿Qué pasa?-entro Embry con Quil pisándole los talones.

-No lose, a Jake le empezó a dolerla cabeza de repente- mire angustiada a Jake.

Quería que parara lo quesea que loestaba lastimando, no quería verlo asi.

(*****)

-¿Cómo está?-

-Estará bien, le di unostranquilizantes y no durara mucho pero le ayudara a tranquilizarse y a que eldolor baje-

-¿Pero porque le empezó a doler lacabeza, Carlisle?-

-Se debe a que su cerebro convulsionópor así decirlo, los nervios se contrajeron haciendo el dolor insoportable,dime Jacob ¿Recuerdas cómo se llamaba tu bisabuelo?-

-Carlisle, Jake no recuerda
- empecéyo.

-Ephraim Black- todos nos quedamosmirando a Jake quien contesto después de la pregunta, Jake no recordaba nada queno fuera en el momento que despertó y algunas cosas de los chicos.

-Jacob recupero la memoria, esedolor se produjo al desinflamarse los nervios de su cerebro-

-Eso es
¡Genial!- abrase a Jake concuidado.

-Si sucede algo así de nuevo, no duden en llamarme- nos dijo amablemente Carlisle.

-Gracias-

Y sin más se retiró, los chicosestaban felices y yo también.

-Qué bueno que ya estés bien Jake-

-Sí, y me alegra estar ya con mimemoria completa, quiero estar bien para mi boda-

-¡¿Boda?!- gritaron los tres a lavez.

-Si, en una semana nos casaremos porla iglesia-

-Eso es
tienen muy poco tiempo- nosdijo Quil pensativo.

-Nada es imposible para mi queridaesposa- Jake me miro sonriendo mientras estaba sentado en su silla con un vasode efervescente.

 

Le sonreí y le saque la lengua, perotenía razón, nada era imposible.

Boda. Síntomas.

(Una semana después)

Me siento tan nerviosa, a pesar deestar ya casada con él, sentía nervio casarme a lo humano.

Mi estómago está completamente revueltoy yo estoy devolviendo todo en el baño, mi frente algo sudorosa y un poco ecalor es lo que siento.

-¿Esta bien, Diana?- me pregunta unade las chicas que serán mis damas.

-Si
es solo los nervios, creo queme revolvieron el estómago- les explico.

-Tienes que respirar y tener cuidadocon el vestido, no lo manches por favor-

-Tranquilas, ya voy a salir-

Me levante del piso cuidando mivestido y fui al lavabo, enjuague mi boca y seco un poco el sudor de mi frente,mire la figura que estaba enfrente de i reflejado en el espejo, se veía un pococansada pero aun así preciosa, su maquillaje era de colores marrones y dorados,el labial era de un rosa pálido resaltando un poco los labios, maquillajetotalmente sencillo, tenía unos aretes en forma de gota color azul, mi vestido era de encajes y era uncorte en forma de corazón color hueso, el largo de enfrente era hasta misrodillas y el largo de atrás se formaba una cola algo pequeña, llevaba unapulsera de casamiento Quileute que Jake me había regalado, según él le pertenecíaa su madre, su padre que en paz descanse se lo había regalado.

Sonreí un poco al recordar que me casaríacon el amor de mi vida frente a los ojos humanos, Salí del baño y ahí afueraestaban las chicas con un vestido azul cielo, cada quien lo tenía de diferentesformas pero del mismo color todas, Leah, Kim y Emily con su panza de cincomeses, mis cuñadas Rebecca y Rachel, Claire que estaba de la mano de laimprimada de Embry, Camila.

-¿Te encuentras bien?- pregunto Leah.

-Estoy bien, fue solo los nervios-les sonreí.

-Yo creo que es otra cosa en vez denervios- me sonrió Emily tocando su panza suavemente.

-¿De qué hablas?- le pregunteconfundida.

-¡Chicas, es hora!- entro gritando Alice,si, habíamos invitado a los Cullen y las mujeres del clan también estabanvestidas de damas.

-Está bien, ¿Ya llego mi hermano?-pregunte.

-Aquí estoy hermanita- entro Apolo conun traje color perla, más bien era solo el pantalón y un chaleco color perlacon blanco en la parte de atrás y una camisa blanca. Le sonreí.

-Llegaste-

-Claro, no me perderé la boda de mihermana menor-

-Bueno nosotros entraremos primero yun minuto después entras tú- solo asentí.

Las chicas salieron serrando lapuerta tras de ellas, la casa de Jake la habíamos remodelado haciéndola de dospisos, además de que era la que estaba más cerca de la playa y mi boda seriaenfrente de las olas, donde las cenizas de Billy reposaban.

Tome el brazo de mi hermano y agarreel ramillete de flores rojas, las chicas se habían empeñado en seguir lastradiciones, algo azul, eran mis aretes de en forma de gota, algo prestado, erael bello que tenía puesto, era el de Emily, algo nuevo, era mi liga que traía enmi muslo izquierdo, algo usado, eran los zapatos de Bella, ella me los había ofrecidoamablemente y yo había aceptado, y algo antiguo, era el vestido de novia de mimadre, tenía demasiados milenios de existencia pero seguía guardando eseencanto y la hermosura en sus telas de encaje.

Mi hermano y yo salimos de la casa yempezamos a caminar por el pequeño caminito de flores, apreté el brazo de mihermano algo nerviosa.

 

-Tranquila, ¿Eres feliz?-

-Soy muy feliz, pero no puedo evitarsentirme nerviosa- le confesé.

-Solo tienes que dejarte llevar,recuerda que siempre estaremos junto a ti para ayudarte en todo y yo te darésiempre mi mano, mira a tu alrededor, nuestros padres están presentes al igualque nuestra hermana- me señalo a nuestro alrededor.

Tenía razón, el cielo estabacompletamente despejado y el sol brillaba como nunca, una calidez nos rodeaba yel viento rosaba mis mejillas, mis padres querían que mi día fuese el díaperfecto por eso hacían eso.

-Gracias- lo dije en general, parami hermano que me llevaba al altar y para mis padres y hermana que hacían esto.

Al entrar al campo de visión donde podíaver a los invitados, los Cullen, los lobos, algunos amigos, las chicassonriendo y
el amor de mi vida pasado en el altar con un traje de colorblanco, al mirarlo a los ojos sonreí perdidamente enamorada, hoy me casaba conél, por primera vez me sentía normal y aceptada, con los chicos de la manada mehabía sentido tan aceptada a pesar de ser diferente de ellos, cada invitado desaparecióy solo apareció él, solo tenía vista para él.

Al llegar al altar solo nos miramosa los ojos y sonreímos, apretando suavemente nuestras manos y sin escuchar alpadre lo que decía ya que solo existíamos nosotros dos.

-Me entrego a ti este día, paracompartir mi vida contigo. Puedes confiar en mi amor, porque es real. Prometo serteuna esposa fiel y compartir y apoyarteen tus esperanzas, sueños y metas. Mi voto estará contigo para siempre. Cuandocaigas, te levantaré, cuando llores te confortaré, cuando rías compartirécontigo tu gozo. Todo lo que soy y todo lo que tengo es tuyo desde este momentohasta la eternidad.-

-Me entrego a ti este día, paracompartir mi vida contigo. Puedes confiar en mi amor, porque es real. Prometoserte un esposo fiel y compartir yapoyarte en tus esperanzas, sueños y metas. Mi voto estará contigo parasiempre. Cuando caigas, te levantaré, cuando llores te confortaré, cuando ríascompartiré contigo tu gozo. Todo lo que soy y todo lo que tengo es tuyo desdeeste momento hasta la eternidad.- Jake repitió lo mismo que yo, pero aunsalieron unas palabras tan lindas.

-Los declaro marido y mujer, puedebesar a la novia-

Jake se acercó a mí para tomarme dela cintura y juntarme a él y sellar nuestro trato para toda la eternidad con unhermoso beso de amor.

Aplausos, gritos y muchas felicidadesfueron los gritos de los chicos de la manada.

Sonreímos felices saludándolos atodos, yo mire a mi marido sonriendo feliz.

(*****)

-Felicidades chicos- decían una yotra vez los invitados.

Todos estábamos en el patio denuestra casa, claro, decorado por las chicas Cullen, todos estaban conviviendofelices unos comiendo y otros solo platicando, algunos bailando y otros solocorreteando por ahí.

Un suave sonido de una cucharatocando la copa se escuchó.

-Buenas noches - se escuchó Jake enel micrófono - Hoy me reúno con mi ahora hermosa esposa, la mayoría me envidiarapor tener a tan preciosa mujer a mi lado, pero les diré algo
¡Se chinchan,ahora es mía!, siempre pensé que estaría solo, condenado a ver como todos teníana sus parejas, pero ahora me doy cuenta de que el destino no me ponía a nadieen el camino por la simple razón de que mi esposa me esperaba igual, ahora escomo si todo tuviera sentido, al mirar a cada pareja que está en esta fiesta medigo: que afortunado somos, al saber que esas mujeres que tenemos a nuestroslados nos quieren y nos esperan en cada salida que hacemos con el deber-

 

Observe de reojo como las chicas seabrazaban a los lobos sonriendo con lágrimas en los ojos y las Cullen mirabanenamoradas a sus maridos.

-Ahora me doy cuenta que sin ellasnosotros no somos nada, solo puedo decirles que
¡Salud por esas mujeres quetenemos a nuestro lado! Y ¡Salud por mihermosa esposa!- acabo diciendo levantando la copa.

-¡Salud!- dijeron todos.

Levante la copa brindando también,eso que había dicho Jake era lo más hermoso que había escuchado, sencillo peroprecioso.

Después de todo eso, seguimos divirtiéndonos,Jake y yo bailamos en toda la noche, a veces Jake tenía que dejarme bailar con algunos de los invitados, claro, siemprese enfurruñaba y decía que yo era su esposa y que tenía derecho a estar todo eldía conmigo.

Después de la boda los invitados sefueron yendo, los Cullen se despidieron también y nos desearon felicitacionesde nuevo.

Jake y yo dentro de la casa nosentregamos de nuevo haciéndonos uno solo, entregándonos en cuerpo y alma comosiempre lo hacíamos cada noche, la verdad es que pensaba que me estabavolviendo una enferma sexual.

(*****)

-¡Jake, no dejes las llaves, saldré unrato!-

-¡Esta bien, adiós!- Jake saliódisparado de la casa y después entro corriendo para darme un beso. -Ahora sí, adiós-le sonreí de nuevo.

Él se estaba yendo para el trabajo yyo saldría a comprar unas cosas, iría a súper mercado.

Habían pasado dos semanas desde quenos casamos y todo estaba genial, ahora si sabían que yo era esposa de Jake legalmentey que además de que podía espantar a todas esas estúpidas niñas que se querían ponera coquetear a mi marido.

Ya en el súper empecé a ver quefaltaba en la casa, necesitaba algunas cosas en la despensa además de que teníaque comprar una cosa muy importante, un test.

Últimamente me habían metido esa incertidumbrelas chicas, con que se me veía algo raro en mi estómago y por las náuseas y los mareos, no le había querido decir nadaa Jake porque sabía que lo ilusionaría en vano si no salía positivo, hace unasnoche me había dicho que quería ser papá, pero siempre me decía que con eltiempo vendría eso.

Cuando fui a pagar las cosas me fui directaa casa para hacer el test, deje las bolsas en el sofá y yo me fui a encerrar enel baño, hice lo que decía el test, espere un minuto para que saliera elresultado.

Mire con miedo el resultado, me dejecaer en el suelo

¡Adiós tranquilidad!

Prologo.Vida eterna.

-¡Billy, ven aquí ahora mismo!- legrite a mi hijo.

-Juro que yo no fui mamá-

-¿En tenses de quien son estoszapatos?- le señale los zapatos que tenía en la mano.

-Perdón, no vuelve a pasar- le dilos zapatos a mi hijo de quince años, Billy.

-¡Mamá, ya me voy, Seth quedo enpasar por mí para ir a la escuela!- dijo mi hija bajando de las escaleras.

-Dile que cuando te recoja no setarden, recuerda que tu papá aún no se hace a la idea de que Seth este contigo-

-Si mami, te quiero, adiós-

-Adiós mamá, Leah y yo iremos unrato a la playa-

-Con cuidado-

El solo asintió.

Habían pasado quince años desde quellego mi primer hijo, Billy, él se parecía a su padre, solo que había sacadomis ojos de color verde, y un año después de que naciera mi hijo nació Sarah, Jakese había puesto como loco cuando se enteró de que estaba embarazada y que su primogénitoera un preciosos niño, además de que cuando se enteró de que era niña nuestro segundo bebé, se había puestomucho peor, se convirtió en un padre celoso pero que cuidaba y entendía nuestros hijos.

Los hermanos Clearwater se habían imprimadode mis dos hijos, Leah de Billy y Seth de Sarah, Jake quiso matar a Seth cuandose dio cuenta de la imprimación, dijo que era su princesa y que no dejaría quese la quitaran, ahora Jake estaba en un estado donde se encontraba asimilandotodo.

-¿Cansada?- me pregunto su hermosavoz sentándose a un lado de mi en el sofá.

-Un poco, Billy dejo de nuevo sustenis en la sala, se lo he repetido barias veces que los suba cuando no losuse- me acurruque en él.

-Tienes que estar tranquila,recuerda que Carlisle dijo que tenías que estar tranquila y no hacer muchosesfuerzos, por nuestro bebé-

-Ah Jake, solo hago la comida y aveces me pongo a limpiar la mesa, no me dejan hacer nada- me queje.

-Ordenes son ordenes, Carlisle esdoctor y nosotros cumplimos- rodee los ojos.

-Estar embarazada de cuatro meses nome hace inútil, aun puedo hacer cosas y ayudar-

-No permitiré que te canses, si es precisonosotros te ayudaremos a ir al baño- me empecé a reír.

-Tonto-

-Tu tonto cariño- me acerque a él ylo bese dulcemente.

-Te amo- le dije.

-Te amo-

Nunca pensé que podría encontrar alamor de mi vida, y mucho menos formar mi propia familia, al principio era unabruja con mis amigos Harry y Ron, pero después algo cambio todo e hizo que vinieraa este lugar donde encontré al amor de mi vida, donde el me ayudo a ser yomisma de nuevo, despertar ese lado que estaba dormido dentro de mí.

Me case por todas las formasexistentes que hay, ahora tengo a dos hijos un preciosos adolecente de quinceaños y una princesa que tiene catorce, pero ambos maduros y parecidos a supadre, y nuestro pequeño que viene en camino, pero aún no sabíamos era, aun asíseria amado como sus hermanos quienes lo esperaban con ansias.

Mi marido tan especial que era ungran hombre y que amaba, él era mi vida entera junto con mis hijos.

Yo aceptaba todo con tal de estarcon las personas que amaba, daría la vida por ellos ya sea por mi marido o mishijos.

Ahora tenía una vida eterna paraestar con ellos, una vida eterna que estaba dispuesta a disfrutar por completo.

[FIN.]

Hermione Granger ¿En Crepusculo? - Fanfics de Harry Potter

Las posibilidades de saber si es real o no es tanconfundible ¿Es posible que pase algo así sin antes haber experimentado? Talvez no sea todo real, ¿Cómo es

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-hermione-granger-en-crepusculoja-fanfics-de-harry-potter-1604-0.jpg

2023-02-27

 

Hermione granger en crepusculo 1
Hermione granger en crepusculo 1

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/122694
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20