HP El Hacedor de Sueños - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

***Aunque sea algo Ovbio me gustaria aclarar que los personajes oficiales de Harry Potter pertenecen a JKROWLING y yo soy solo dueño de algunos que apareceran por aqui mas adelante inventados por mi en que actuaran en su universo... ahora si disfruten de la historia***


Harry Potter y el hacedor de sueños

Capitulo 1 ¡PorEllos!

- Señor, En cuanto a la Capa de Invisibilidad mela quedare, además si no tiene problema no iré a buscar la Piedra de laResurrección, en cuanto a la Varita de Sauco, la dejare con su legitimo dueño,pero antes me gustaría intentar una última cosa - sacó su varita rota de labolsa donde hace tiempo la guardaba, si algo podía repararla, tenía puestas lasesperanzas en la llamada Vara Letal - ¡Reparo! - al instante la varita se uniócomo si nunca hubiera sufrido ningún daño.

 

- Me parece una idea más que formidable, yciertamente me esperaba un gesto así - Le respondió el lienzo de un anciano,con barbas y largo cabello cano cuya mirada estaba aumentada por unas gafas demedialuna.

- Adiós, Profesor Dumbledore.

- Adiós Harry.

Harry recogiósu varita, la calidez de la madera parecía decirle que ella también echabamuchísimo de menos el contacto con sus manos, y cuando la asió se sintiónuevamente seguro. Habían pasado siete años en los que ambos pasaron por muchascosas, era difícil de explicar pero compartía un lazo de confianza especial conella, y ese lazo no existía en la varita de Draco, que era hasta ese momento laque había utilizado, se guardo ambas varitas en el bolsillo, y con un corte de la túnica que llevabaenvolvió la Varita de Sauco y se la guardo separadas de las otras. Cuandoestaba a punto de echarse la capa invisible sobre los hombros y salir deldespacho del director, una voz le sobresalto a su espalda.

- Sabía que estarías aquí Potter, ¿te importa quehablemos unos momentos? -

La profesoraMinerva McGonagall entraba con paso decididoen el despacho, tenía un ojo hinchado, un corte en la mejilla izquierda y latúnica a cuadros con manchas de sangre, por lo demás su porte era tan decididocomo el primer día que la conoció. Harry espero dando a entender que sequedaría allí.

- Muy bien, siéntate, y come un poco - de suvarita salieron unas luces que se convirtieron en chocolate y en vasos con zumode calabaza - tus amigos están a puntode llegar.

Al poco de decir esto unos golpes se oyeron en lapuerta, la cual se abrió a los pocos segundos dejando ver a Hermione Granger yRon Weasley, este ultimo parecía especialmente abatido, puesto que su hermanoFred había muerto en la batalla que acababa de librarse. Ambos entraron, lesonrieron a Harry y se sentaron a su lado.

- Bueno chicos - comenzó la profesora tras instara la pareja que también comiera -esperaba que pudieras decirme que es lo que habéis estado haciendo todo estetiempo.

Los chicos se miraron y comprendieron que no teníasentido mantener el velo, pues Voldemort había muerto, y aquel secretismocarecía de sentido en ese momento. Entre los tres le contaron a la profesora McGonagall lo que habían hecho, desde las clases particulares con Dumbledore, laIdea que tenía Voldemort acerca de los Horrocruxes, Lo que descubrieron sobreel diario de Riddle obtenido en su segundo año, El anillo de Sorvolo, y uno por uno fueron contando acerca de ladestrucción de cada Horrocrux, para terminar con la petición que le hizo aNeville sobre matar a Nagini. En esta parte de la historia Hermione y Rontambién lo escuchaban pues no sabían lo que había ocurrido en el BosqueProhibido.

 

Después de todo esto Harry creyó que era necesariohablar de algo más especial y abordo el tema de Snape, Les dijo toda la verdada la profesora y a sus amigos, pues supusoque era la mejor manera que podía en ese momento de honrar su memoria.

- Así que el profesor Snape era un héroe, trabajopara Dumbledore desde siempre, me pareció justo honrarlo contando la verdadacerca de su muerte, y eso es todo - dijo Harry ante la expectante mirada de laprofesora.

- Es increíble, nuevamente has sobrevivido a lamaldición que ha acabado hoy con muchas personas, me honra decir lo importanteque eres para la comunidad mágica. Y aún más me enorgullece saber que losresponsables de una era de paz pertenecéis a mi casa, a Gryffindor - dijo laProfesora con un orgullo inconfundible en la voz, Harry vio a sus amigos, Ronsacaba pecho y sonreía, pero Hermione estaba a punto de quebrar a llorar de laemoción, era bien sabido el aprecio que ella sentía por la profesora y recibirun elogio tan grande de sus labios para ella debía ser una experiencia por laque ha valido la pena toda esa lucha.

- Muchas gracias por sus palabras - dijo Hermioneconteniendo las lagrimas - no sabe lo mucho que significan, Para mí también esun placer haberla tenido como profesora.

Los otros dos chicos afirmaron con la cabeza dejandoclaro que estaban de acuerdo con ella. La profesora Mc Gonagall sonrió dejandover que para ella eso era un enorme alago; Harry cayó en la cuenta que la únicavez que había visto sonreír así a la profesora fue en el baile de navidad de 4to año cuando Dumbledore la saco a bailar.Pensó en Dumbledore y pregunto algo que si bien sabía que era doloroso, locreía necesario, para recordar la memoria de todos.

- Profesora; ¿sabemos quienes han caído estanoche? - no pudo mirar evitar a Ron que tenía una mirada expectante, y podríajurar que Hermione también quería saberlo, los tres querían recordar losnombres de los que cayeron defendiendo la paz.

- Es imposible decirlo a ciencia cierta pues aunestamos limpiando los pasillos del colegio, pero confirmados están: Loshermanos Colin y Dennis Creevy, Ninphadora Tonks, Remus Lupín, Vincent Crabbe,Fred Weasley- Ron cogió un chocolate - Algunos mortífagos entre los que seencuentran Avery, Bott, Me encantaría decir que el cuerpo de BellatrixLastrange está entre las víctimas, sabemos que la herimos, pero aún no encontramossu cuerpo. Además esta Lavender Brown, fue mordida por Greyback en su estadolobuno esta grave, y es probable que no pase de esta noche, y si lo hace esprobable que le queden secuelas - Concluyó la profesora.

- Muy bien, gracias por los nombres, profesora, -Harry cogió cuatro copas y las vacio con un movimiento de su varita, acontinuación la bajo un poco y apuntando a lo que parecía ser las mazmorrasgritó - Accio - y pensó en lo que quería.

- ¿Qué has convocado Harry? - Le preguntoHermione, pero la respuesta apareció en la ventana, parecía ser una botella con un líquido rojooscuro en su interior, parecía algo viejo y tenía un escudo de armas grabado enla botella.

- Es vino de Elfo, el mejor que existe segúnSlughorn, me gustaría brindarles un homenaje con un brindis con lo mejor queexiste, también me gustaría agregar a Severus Snape, Charity Burbage queimpartía clases de estudios muggles y puedo confirmar su muerte, Gregorovith,el creador de varitas búlgaro que también fue asesinado por él, BathildaBagshot, historiadora asesinada por Nagini, Sirius Black, padrino y amigo,Regulus Black, que fue lo bastante valiente para enfrentarse a él, Moddy, elauror, Mi queridísima Hedwing, Mis padres, James Potter y Lily Evans que dieronsu vida para que este sirviendo estas copas, y en general a todo aquel,mortífagos o no cuya vida haya sido sesgada por Voldemort. - Les tendió unacopa a cada uno que cogieron de buen grado.

 

- Por ellos - Dijo Harry levantando la copa.

- Por todos - dijeron Hermione Granger, RonWeasley y Minerva McGonagall mientras levantaban sus copas y luego apuraron elcontenido.

_______

NA. Bueno pues ese fue el primero, Los comentarios son bien recibidos

Si no estás registrado por favor deja tu opinión de estahistoria en [email protected] mí es importante y responderé a la mayor brevedad posible. Gracias

Capitulo 2 Verdiriam.

Después de haberse bebido el contenido guardaron un par deminutos de silencio, en homenaje a las personas que habían perdido la vida esanoche y en muchas noches anteriores, a los pocos momentos Ron fue el primero enhablar;

- Profesora, ¿Le importa si yo
? - Comenzó.

- Nos e preocupe señor Weasley, enseguida losdejare marchar, solo será un segundomas, antes que nada me gustaría agradeceros por todo lo que habéis hecho, seque ya os lo han dicho muchas veces, pero habéis llevado una carga desde muyjóvenes de magos adultos, y que no todo el mundo puede lograr arrastrar y salirindemnes, nuevamente gracias. Ahora bien, como sabrán este año vosotrosdeberías haber cursado vuestro séptimo y último curso, antes de poder acceder aestudios superiores, Señor Potter creo que ha demostrado estar más quecapacitado para ser un auror pero no por ello puedo darle el séptimo año poraprobado. Y lo mismo va para vosotros dos, - dijo mirando a Ron y Hermione - lonormal es que un alumno que decide no volver a estudiar aquí, no vuelva tampocoen un futuro, pero con ustedes seguro que el caso es una excepción. Y podrápermitir la entrada al colegio para personas que no estén en edad escolar,entonces ¿quisierais continuar estudiando?

Harry, Ron yHermione no esperaban un ofrecimiento así, de hecho el ultimo año que hanpasado viajando no hacían más que desear estar calentitos en Howarts comiendolos manjares que los elfos domésticos tanto se esmeraban por hacer, pero nuncase habían puesto a pensar en serio en volver a Howarts, claro que en esemomento el colegio estaba liderado por Mortífagos y no tenía mucho sentido conHarry siendo el "Indeseable número 1" se quedo un momento callado contemplandoa sus dos amigos que estaban con la vista perdida pensando probablemente lomismo que e, - Podemos pensarlo? - le pregunto Ron a la profesora sin vacilar.

- Claro - le dijo ésta - de todos modos noesperaba que me dierais una respuesta ahora, pero si van a hacerlo necesito laconfirmación antes del próximo 15 de agosto, Es el plazo máximo para quepodamos organizar las plazas. Ahora bien chicos gracias por vuestro tiempo, os podéismarchar, coger un chocolate antes de salir -

Hermione estaba ya en el dintel de la puerta mietrasestrechaba fuertemente la mano de Ron dándole ánimos, Harry pensó en Ginny enese momento y se dijo a si mismo que la buscaría tan pronto terminara con eltema que lo había llevado a ese despacho.

 

- ¿Si Potter? - pregunto la profesora al ver queHarry no se movía del despacho.

- Hmm Profesora, me preguntaba si sabría decirmedonde está enterrado el profesor Dumbledore.

- Si Harry lo sé, si quieres puedo llevarte,imagino que querrás despedirte del profesor en privado, a todos nos ha dolido,Muy bien Potter ponte la capa invisible y sígueme. - Así lo hizo mientras estase levantaba de su silla y rodeaba la mesa.

Salieron del despacho y bajaron juntos la escalera decaracol custodiada por una gárgola, atravesaron los pasillos de tanto en tantoHarry tocaba el hombro de la profesora para hacerla saber que aun la seguía.Tras la batalla que se había librado el castillo estaba semi destruido, conescombros de paredes desperdigados por el suelo del pasillo, escalones rotos,armaduras aún calientes por las maldiciones recibidas. Entre otros aspectos aunmás devastadores, había muchos rastros de túnicas y manchas de sangre en muchossitios, Mientras el sol comenzaba a salir Harry se percato en un rincón había unaenorme araña se encontraba con las patas enrolladas hacia arriba los ojos deHarry reflejaban los 4 pares de ojos que ya no verían la luz de un nuevo día.Mas allá se encontraban algunos cuerpos con mascaras que Harry reconoció comolas que usaban los mortífagos No pudo reprimir una sonrisa, se alegraba de lacaída de esos dos.

Tras girar una serie de recovecos mas, Harry oía aalguien pidiendo auxilio con voz temblorosa, se lo dijo a la profesora y ambosfueron a comprobarlo. La voz se hacía más clara a media que se acercaban, nocorrió mucho cuando reconoció la voz, la había oído muchas veces burlándose, ydeleitándose con el sufrimiento ajeno. Vio unas piernas que sobresalían de unapared que se había derrumbado. Tuvo la fugaz idea de no ayudarle.

- Socorro, sacadme de aquí por favor - decía en untono lastimero Fenrir Greyback

- Profesora, puede ser una trampa - le imploroHarry, su humanidad le impedía dejar ahí a Greyback,

- Eso tiene fácil solución Harry - apunto con lavarita a las piernas de Greyback que era la única parte visible - ¡Verdiriam ¡-un rayo de luz plateado traspaso las piernas sin aparente efecto - Este Harryes el hechizo Verdiriam, es similar al veritaserum, pero una persona tiene queestar inmóvil y muy débil para que surta efecto, el cumple ambos requisitos -informo McGonagall como si nunca hubieran salido del aula de transformaciones.- no dura mucho, por lo que solo tenemosunos minutos, además no puede lanzarse a la misma persona dos veces si esta nodescansa un poco, ahora bien - dijo dirigiéndose a las piernas - ¿Quién eres?

- Soy Fenrir Greyback, hombre lobo, he hijo deunos granjeros Muggles. Ambos muertos por mí para evitarles un sufrimientomayor.

- ¿Cómo es eso? - tanto la voz de Fenrir como lade la profesora era carente de toda emoción, Harry recordó el interrogatorioque le había hecho Dumbledore al falso Moddy Crounch JR, y vio que ambos teníanel mismo patrón de la voz.

- En esa época en la granja donde crecí unaepidemia de Plaga mataba a casi todo el mundo, yo sobreviví debido a que unlobo me mordió y mi sistema inmunológico esta mucho mas desarrollado desdeentonces también obtuve la habilidad de controlar mi temperamento cuando estabaen fase. La enfermedad te mataba de a poco, desintegraba tus órganos y morías,normalmente en una agonía enorme por el sufrimiento. No soportaba verlos de ese modo, comenzaban asufrir y no podía permitirlo. Una noche de las que me transforme no me bebí lapoción matalobos, y mate a mis padres, un solo mordico en el cuello con undolor de un segundo y estaban muertos, de ese modo les ahorre meses desufrimiento

 


Desgraciadamente ese "crimen" fue visto por una rataque no era tal - Peter pensó Harry al momento - ese maldito cobarde corrió aavisarle a "el que no debe ser nombrado" donde estaba, imagino que le atraía laidea de tener un hombre lobo que era plenamente capaz de controlar sus actos
.


Cuando me encontró no quise por nada del mundounirme a él, sabía que había hecho cosas horribles, he sido un Idiota, puescuando me negué fue a por lo único que yo quería, Vivian, una chica de lagranja, Conocía mi secreto así como mi condición de mago y me quería sinimportarle esos detalles, yo podía controlarme y la falta de ese control es alfin y al cabo el único problema de la licantropía

"El que no debe ser nombrado" llego a su casa, y sinmediar palabra la asesino con aquella maldita maldición


y Nuevamente vino a buscarme, nuevamente me negué,supongo que no me asesino porque era importante en sus planes, el caso es queme lanzo la maldición Imperius. Desde entonces ese maldito asesino me controlaa voluntad. Lo inexplicable es que él siempre quiso marcarme, con su marca, esaseña que llevan todos sus esbirros en el brazo, mi cuerpo se lo impedía, lamarca nunca aparecía, imagino que mi cuerpo sabía que no me uniría nunca a él
- Harry recordó que la escusa de Voldemort era que no serbia lo suficiente paratener la marca pero esta otra verdad cobraba cada vez más sentido en su cabeza.

- Señor Greyback por favor - increíble que leestuviera hablando así - Cuando yo tenía un año deje a Voldemort sin poderes ¿Cómopuede ser que no se haya liberado?

- Chico tu mejor que nadie lo sabes - dijoGreyback como jactándose de Harry - Tu no derrotaste a "el que no debe sernombrado", si no que dañaste una parte de las 7 que él era en su momento, laúnica parte que no podía ser derrotada primero si no en última instancia. "elque no debe ser nombrado seguía teniendo enlaces a sus Horrocruxes que eran losque alimentaban mi maldición y para esa altura yo también recibía las ordenesde Bellatrix Lastrange que era desde siempre la mano derecha de Voldemort, mearriesgaría a decir que si fuera capaz de amar, seria ella a la persona queescogería


Hoy cuando si has acabado con el de verdad y parasiempre mi hechizo se ha roto, lo que significa que soy libre para actuar comouna persona de bien, siento muchísimo de verdad todas las cosas que he hechomientras no era yo.

Al decir esto últimolas piernas se convulsionaron - Harry, el hechizo está a punto de acabar,tienes derecho a escoger ¿lo liberamos o no? - dijo La profesora Mc Gonagallescrutando a Harry.

Por todarespuesta este recogió su varita y apuntando a las rocas dijo - "WingardiumLeviosa"- Las piedras que sepultaban al hombre lobo se movieron al instante dejandover una figura grotesca, pues el pecho se le había hundió en comparación con laposición de la cabeza y los hombros, cuando llegaron hasta el, Fenrir tosiódejando un hilillo de sangre en el rostro, visto más de cerca tenía manchas dediversos colores por el cuerpo, estaba lleno de cardenales y la posición de losbrazos era la más extraña que Harry había visto en su vida.

 

- Siento lo que estáis viendo chicos, cuando "elque no debe ser nombrado" cayó y me vi liberado ataque a seis mortífagos quetenía cerca, Aún como hombre lobo seis son demasiados. Al menos me alegro haberme llevado pordelante a esos dos - señalo el sitio donde Harry antes había visto a los dosencapuchados muertos, un nuevo tosido por parte de Fenrir ahogo suspensamientos y unas gotas de liquido rojo salpicaron su ropa - Minerva - dijomirando a la profesora - Tu y yo sabemos que no me queda mucho, por favor¿sería mucho pedir que me permitas unirme a Vivian de una manera más rápida eindolora que esta?, Harry - esta vez mirando al chico - créeme que de todas lascosas que he tenido que hacer contra mi voluntad nunca nada me ha dolido másque morder a Remus Lupín. Es algo que nunca me he perdonado, Ojala algún díapuedas creerme - y Harry le creyó. - Minerva
cuando lo hagas coge uno de miscolmillos, si hay alguien que he atacado y aún sigue con vida uno de elloscontrarrestara la licantropía evitando que se transforme, ahora sé que no tengoningún derecho a pedirte nada pero te lo agradecería siempre.

Y sin más palabras la profesora McGonagallapunto a Fenrir Greyback al corazón y un rayo verde salió de su varita, cuandoimpacto y tras años de una prisión mental el hombre lobo pudo descansar por finy reunirse con su amada.

La profesora Mcgonagallse arrodillo junto al cuerpo, con delicadeza le cerró los ojos y con unsencillo hechizo de sierras corto ambos colmillos de Greyback, se volvió aincorporar y le dijo a Harry que era momento de continuar a donde descansaba elantiguo director de Howarts.

_____

Los comentarios son bien recibidos

Si no estás registrado por favor deja tu opinión de estahistoria en [email protected] mí es importante y responderé a la mayor brevedad posible. Gracias

Capitulo 3, El cuarto del vacío.

Continuaron andando durante varios minutos más,Harry miraba a la profesora en ocasiones preguntándose si de verdad sabía dóndeiban. Tras muchos giros y pasillos recorridos, la mitad de ellos en ruinas, laprofesora se detuvo frente a un cuadro que mostraba una mujer descansando en unlecho mientras que otro mago se encontraba acariciando su frente, Pero lo quede verdad llamo la atención de Harry es que ese cuadro, a diferencia de todoslos de Howarts que había visto se encontraba quieto, otro aspecto que llamó laatención del muchacho es que predominaban los tonos oscuros, a excepción de uncadena de plata que rodeaba el cuello del mago y en lo alto del cuadro un fénixcolor rubí abría sus alas sobre la pareja, Por el resto era todo negro o gris.

La profesora dijo una contraseña que Harry nollegó a escuchar y el marco se desplazó hacia un lado, ese gesto si era normalpara el muchacho. Con una sonrisa algo enigmática la profesora guío al chicohacia dentro.

Dentro se encontró con un pasillo que bajabadurante varios escalones, al final una puerta franqueaba el paso a lo que seencontrara más allá.

- Ahora bien Potter, yo no puedo acompañarte ya que esta sala estáprotegida, cuando cierres la puerta desde el otro lado no te dejes guiar por elcaos, si ves que no puedes continuar simplemente vuelve hasta aquí- le dijo laprofesora muy enigmática.

 

- Pero profesora, ¿Qué me encontrare al otro lado? - Imploró Harry yaque no quería más sorpresas por esa noche. Parecía muy lejano cuando él y susamigos se aparecieron en hogsmeade y fueron salvados por el patronus cabra, sinembargo se esforzó en recordar que solo había pasado la noche anterior.

- Veras Harry, cuando nos enteramos que el lugar de descanso delprofesor había sido profanado por Voldemort - Harry se sorprendió que dijera sunombre, aunque una vez derrotado ya no tenía sentido temerle a ese nombre- algunos profesores y yo hemos decididotraer al director a estas dependencias, también hemos protegido este sitio conencantamientos y conjuros para que solo un profesor pueda entrar - dirigió unavista orgullosa al muchacho que parecía deprimido - no te desanimes, esprobable que la sala te deje entrar puesto que en 5to ayudaste a tus compañeroscon Defensa Contra Las Artes Oscuras.- Harry recordó el ED y se animó un poco -Lo que encuentres en esa sala no lo sé pues nunca he sufrido sus efectos al serprofesora, si no ocurre nada encontraras el lugar de descanso tras esa puerta.

Harry comprendió que la mejor manera erahacerlo, tras hacerle una seña a la profesora diciéndole que todo estabacorrecto empujo la puerta, y se encontró en una sala oscura, desde el otro ladodel marco, la profesora Mcgonagall le dijo que cerrara la puerta tras de sí.

Cuando cerró la puerta la sensación fuecompletamente nueva, la más rara que Harry hubiera tenido nunca. De repentetodo perdió el color, ya no se encontraba en la sala circular que se veía en elpasillo, en su lugar se encontraba en un sitio donde no había nada, los pocosmuebles que se veían del otro lado habían desaparecido, la sala entera parecíahaberse esfumado, miro hacia el suelo y tampoco había suelo, estaba flotando enel aire. La sensación era de un vacío infinito, vio hacia atrás y se alegro desaber que aún estaba sosteniendo el pomo de la puerta, eso parecía ser lo únicomaterial que había en toda la sala, recordando las palabras de la profesora nose llevo dominar por el caos, pero era evidente que no veía al profesorDumbledore por ningún lado, por lo que nuevamente abrió la puerta y se encontróen el pasillo con la profesora Mcgonagall de frente. Cerró la puerta tras de síy simplemente dijo:

- No lo he conseguido.

- Ya veo, era una posibilidad - dijo simplemente la profesora como sieso zanjara todo el asunto.

- Pero profesora necesito ver a Dumbledore, es importante.

- Ya te lo he dicho Harry - él se extraño de que no lo llamara por elacostumbrado "señor Potter" - Para entrar ahí debes ser profesor, y yo no puedoacompañarte, lo siento mucho. - Harry le creyó pues "una profesora McGonagallmentirosa" no cabía en su lógica. Sin mediar mas palabras ambos comenzaros asubir.

El camino de vuelta a Harry se le hizo mucho más corto, solo hubouna breve parada en los pasillos que comunicaban a la enfermería donde laprofesora se encontró con Madame Pomfrey, la enfermera del colegio, al igualque todos estaba magullada y con aspecto de estar muy cansada.

- Poppy ¿tienes un segundo? - le dijo la profesora

- Minerva, no tengo ni un momento para respirar esta pelea ha sidoimposible - Parecía atacada de los nervios, y Harry nunca la había visto así,por otro lado era comprensible.

 

- Solo quería darte esto - copio una bolsa de dentro de su túnica y sela entrego - Son los colmillos del hombre lobo Fenrir Greyback, seguro quepodrás darle buen uso.

- ¿Son los auténticos? - parecía desconcertada y fascinada a partesiguales - estupendo, podremos curar a los que han sido atacados esta noche, porhoy será mejor no usarlos pues los cambios en el sistema inmunitario de lalicantropía les ayudaran a sobrevivir tenemos tiempo hasta el mes que viene quees la próxima luna llena - mientras decía esto Harry vio que madame Pomfreymiraba a la profesora con creciente respeto - ¿Te ha costado mucho derrotarle?

- Fue lo más difícil que he hecho en mi vida - dijo la profesora conpesar - pero nos equivocamos con Greyback, los colmillos los ha ofrecidovoluntariamente.

- Vaya, como sea, gracias por esto, salvara a unas cuantas personas enun futuro.

- De acuerdo Poppy, adminístralos como prefieras, muchas gracias - dijofinalmente la profesora mientras continuaba su camino con Harry a su lado.

Se separaron en las puertas del gran comedor,donde la profesora, después de despedirse de Harry, siguió su camino rumbo aldespacho. Harry en cambio se saco la capa invisible y entro en el gran comedor,allí, al fondo, sentados en la mesa de Gryffindor estaban ocho pelirrojos, unode los cuales abrazaba a una castaña, todos miraban hacia el frente con la vista perdida en el cuerpo de un noveno.Harry no podía retrasarlo más por lo que fue donde estaban los Weasley y sumejor amiga desde hacía años, se sentó al lado de la pelirroja que tanto habíaechado de menos ese año y sin una palabra más le paso el brazo por los hombros,a lo que ella respondió apoyando su cabeza en el hombro, no hacían falta decirninguna palabra, un par de lagrimas silenciosas mojaron su túnica a la alturadel pecho.

______

Los comentarios son bien recibidos siempre;

Si no estás registrado por favor deja tu opinión de estahistoria en [email protected] mí es importante y responderé a la mayor brevedad posible. Gracias

Capitulo 4 El primer accidente de Ginny

El gran comedor estaba lleno, pero aun así unsilencio respetuoso se cernía sobre todo el salón, durante un buen rato Harryse quedo allí como estaba abrazando a Ginny cuyos ojos estaban hinchados detanto llorar, sin embargo en ese momento estaba feliz, su deseo se reflejaba entodos los presentes, una época de paz se abría en un futuro cercano, un futuroque podría enorgullecer a la memoria de su hermano Fred, y ella estaba allí,feliz porque estaba viva, feliz porque estaba con su familia, y amigos, feliz porqueel brazo que tenia sobre los hombros era el de Harry, su Harry. Aquel chico quehabía querido desde el primer momento que leyó sobre él. Hacía ya más de diezaños.

"Una pequeñapelirroja que no parecía superar los 7 añitos estaba correteando en el jardíntrasero de una casa, que mas bien parecía una especie de montaña de tierra, suspadres y hermanos le llamaban de cariño "La Madriguera" eran finales de Julio yel calor era sofocante, la pequeña vivía en un sitio alejado pues toda sufamilia hacían cosas raras, cosas que ni ella ni sus compañeros de clase podíanhacer, como levantar cosas sin tocarlas, o montar en escobas que se elevabanpor el aire unos palmos, sus hermanos Charlie, Bill y Percy por ejemplo ya noasistían al colegio con ella si no que recibían la educación en un sitioespecial, y solo los veía en navidades y veranos, además su hermano Ronald hizoexplotar, él día anterior, los grifos de la cocina solamente gritando debidoa que una pequeña araña lo asusto, Ronera un miedica, pensó la niña que esperaba expectante a que sus padres leecharan la bronca, para su desgracia parecía que se habían vuelto locos, Sumadre le dio un abrazo a Ron que casi lo asfixia, y su padre estallo envítores, ¿desde cuándo era un motivo de festejo que alguien destrozara unacocina? Recordando esos acontecimientos tan frustrantes fue hacia dondesegundos antes estaba sentada su madre. Justamente en el medio de un terrenovacío del jardín, los malditos gnomos que habitaban en el, unas criaturas tangrotescas que Ginny prefería no recordar habían destrozado esa parcela dejardín, Ginny se sentó y vio un montón de revistas de jardinería que su madrehabía comprado, Molly, su madre, queríarecuperar esa parte del jardín pero era inútil, siempre que intentaba plantaralgo o hacer crecer algo con magia era imposible la tierra estaba contaminadapor esos Gnomos y nada brotaba. La pequeña revolvió las revistas pero suatención se desvío hacia un periódico, que rezaba "El Pro-fe-ta" leyó lapequeña en la portada debajo había un bonito rayo y un pastel de cumpleaños, lapelirroja estaba aprendiendo a leer correctamente en el colegio y ese artículole llamo la atención por los dibujos:

 

"Hoy 31 de agostoes el cumpleaños "del niño que vivió" la redacción de este periódico queríarendir un pequeño tributo a este niño, que hoy es un año más mayor cuya hazañaha hecho que hoy todos nosotros podamos seguir cumpliendo años sin preocupacionesa "el que no debe ser nombrado". Consiguiendo eliminar a esa amenazaconsiguiendo lo que nadie, soportar el Aveda Kedabra, y no solo eso devolviendoel hechizo a su atacante" Mientras Leía esto la pequeña sintió un ligeroescalofrío y se sintió segura, una seguridad del tipo diferente a la que lesuministraban sus padres, continuo leyendo sin percatarse de que su corazón dioun latido más de lo normal "Harry Potter, el profeta te agradece enormemente loque has hecho, pues todos vivimos felices gracias a ti sea donde sea que es
"La pequeña dejo de leer pues una sombra le tapaba la luz, un segundo después sumadre la abrazaba casi sin dejarla respirar entusiasmada, se percato porprimera vez que el ambiente había cambiado, había un olor floral en el ambiente,se separó del cuerpo de su madre y lo que vio la dejo atónita, un segundo antesdonde se encontraba la tierra muerta que su madre no podía trabajar por más quelo intentara ahora se hallaba enterrada en un mar de rosas rojas, era unespectáculo precioso y se extendía varios metros, en el centro estaban ella ysu madre. "¿Cómo lo has hecho Mama? pensé que nada crecería aquí" le preguntola niña, por toda respuesta la madre volvió a estrecharla en sus brazos. Ginnyoía a lo lejos gritar a Arthur, su padre, de alegría"

Aquel día ya estaba lejos, Harry estaba ensus mejores momentos, y ahora también estaba allí apoyándola en estos momentostan duros, había salvado al mundo mágico otra vez, y esta vez para siempre, -Harry se merecía ser feliz - pensó Ginny y ella quería ser parte de esafelicidad de Harry, estaba claro que sussentimientos hacia el chico de la cicatriz nunca habían cambiado, conservo elperiódico y lo guardo como un tesoro, un recuerdo de su primer caso de magiaaccidental.

 

______

Los comentarios son bien recibidos

Si no estás registrado por favor deja tu opinión de estarnhistoria en [email protected] mí es importante y responderé a la mayor brevedad posible. Gracias

rnrn

Capitulo 5 El Deseo de Hermione

Ginny, Harry y los demás estaba perdidos ensus pensamientos por lo que no se dieron cuenta que la profesora McGonagallentraba en la sala común y se situaba con decisión en el atrio que normalmenteocupaba Dumbledore para dar los discursos de bienvenida. Se aclaro la gargantay comenzó a hablar para todos los que se encontraban en el gran comedor:

-Brujas y magos, compañeros de profesión, es para mí una verdadera pena tener quedirigirme a todos ustedes en estas tristes circunstancias, una batalla se halibrado en este mismo castillo costándole la vida a muchas personas, Quisierarecalcar que en la batalla han muerto tanto estudiantes, adultos y mortífagos,con esto quiero decir que al fin y al cabo han fallecido magos y brujas, El núcleodel mal fue derrotado, el mago que se hacía llamar a si mismo bajo el titulo deLORD ha sido borrado de la faz de la tierra y esta vez para siempre


compañeros, me gustaría dejar claro queahora mismo estamos en esta sala con algunos de los que hace algunas horas seconsideraban a sí mismos mortífagos -varios de las personas que estaban en el gran comedor miraron en dirección a lamesa de Slytherin donde 3 cuerpos rubios guardaban silencio - es hora de unirnos como no lo hemos hechoantes, es hora de olvidarnos de nombres, es hora de olvidarnos de La Orden del Fénixy de Los Mortífagos, ahora que Voldemort no existe el propósito de la Orden delFénix esta cumplido, dejaremos de perseguir mortífagos siempre y cuandocomiencen a cumplir las leyes mágicas, Nos olvidaremos de las marcas que estángrabadas en vuestros brazos- trago saliva y con un porte renovado y serio continuó- Sin embargo esto no exime a nadie de los crímenes pasados, sabemos quiénesson , sabemos donde están y tendrán un juicio verdaderamente justo, El ahorarenovado Ministerio de Magia está al tanto de todo y no dudaremos enperseguiros si oponéis resistencia. Como actual directora del colegio Hogwartsde Magia y Hechicería y embajadora del propio Ministro yo les pido a vosotros -giro directamente la cabeza hacia los Malfoy - que os encontréis con vuestrosantiguos compañeros, le informéis de todas las palabras que os he dicho y quecada uno actué según su propia conciencia. - Los tres Malfoys se levantaron dela mesa y se marcharon del gran salón, Harry notó una expresión de resuelto enlos ojos de Lucius - En cuanto al colegio - continuo la profesora y el silenciose apodero de la sala - ha sufrido daños enormes pero con un poco de trabajotodo volverá a la normalidad. Esta tarde nos despediremos de todos loscompañeros que han caído la ceremonia será en el lago, por favor intentar asistir, se que a muchos les gustaría elgesto


después de la ceremonia todos losestudiantes pasaran la noche aquí en el castillo donde los acompañantes tambiénestán invitados a pernoctar aquí. Y mañana por la mañana un tren os llevara acasa, los que queráis y podías una zona del patio será habilitada para lasdesapariciones, muchísimas gracias por vuestra paciencia, ahora dejare a los caídospara prepararlos para la ceremonia de esta tarde - saco su varita y trazo unarco sobre su cabeza, y uno a uno los cuerpos que estaban en el salóndesaparecieron. Hecho esto la profesora salió por la puerta principal sumiendoa todo el mundo en el silencio.

 

Sin embargo a los pocos minutos se notaba que ya no estaba el salónlleno de cuerpos, los primeros murmullos comenzaron a brotar, breves perojustos para romper la pesada atmosfera se oían algunas risas por la victoria.En la mesa de Harry la primera en decir algo fue Molly.

-Harry cariño - lo miro con su cara llena deaprecio - has vencido, eres un héroe para todos - la señora Weasley miro a suhija que seguía apoyada en el hombro de Harry y a este que le rodeaba loshombros - y me alegra muchísimo tenerte en la familia dijo con una sonrisa.

Harrycayó en la cuenta de lo que estaba haciendo y noto como el calor se le subíapor la cara, se aparto inmediatamente de Ginny completamente azorado y provocoque esta se cayera de lado dándose la cara contra el sitio en donde antes Harryestaba sentado, ya fuera por la tensión del momento, por lo cansados queestaban todos, o porque simplemente la situación lo pedía hubo una carcajadageneral comenzando por Ginny, del otro lado de la mesa Hermione miraba a un Ronque se tronchaba con unos ojos que parecían reflejar todos los años desentimientos compartidos, y sin importar que toda su familia estuviera ahí, yque el momento fuese tan extraño, cogió a Ron de las mejillas y le beso en loslabios de una manera que decía claramente "ahora no hay una guerra comoexcusa". Cuando se separaron Hermione ledijo a Ron una enorme sonrisa

-Me encanta tu risa, pero será mejor queespabiles, no quiero ser yo la primera que lo haga siempre.

A ron no se le distinguía donde comenzaba sucabello y donde terminaba su cara, En el segundo de contacto en la mesa sevolvió al silencio, pero esta vez de un mudo asombro, cuando Hermione y Ron sesepararon. Sonrieron y miraron a la familia de este. Al fin fue Ginny laprimera en hablar:

- Al fin pensé que nunca se disidirían - dijoriendo.

- Es cierto - confirmo George- pensé que tequedarías para ser el asistente de Filch y obedecerías ordenes de la señoraNorris.

- Si, pensé que comenzarían a salir juntos elprimer año cuando Ron te salvo del trol en los baños - bromeo Harry.

- Si, ahí fue cuando comencé a sentir algopor él - dijo seriamente Hermione, pero enseguida se dio cuenta de lo que esaspalabras ameritaban y enseguida volvió a sonreír - Que va, fue un arrebato depasión este ultimo año. - parecía que no se habían dado cuenta de su pequeñoerror.

- Bueno, si bien siempre lo has sido -comenzó la señora Weasley - quiero darte la bienvenida a nuestra familia.

- Así es Hermione - Corroboro el SeñorWeasley - quiero que sepas que siempre has sido bienvenida en la Madriguera, yesto también te incluye - dijo Mirando a Harry.

- Y usted señor Potter - dijo formalmenteCharlie, mientras contenía la risa - ¿No tienes nada que decirnos? - mientraspreguntaba esto miraba a su hermana que comenzaba a obtener el mismo tono depiel que Ron hace un momento.

Harry no sabía qué hacer, por un lado era elmomento perfecto, después del arrebato de Hermione eso parecía hasta fácil, elmomento que estaba esperando era ese y era el mejor. Sin embargo recordó elmomento que en cuarto año habría preferido enfrentarse a un colacuerno quepedirle a una chica ir al baile con él. En ese momento prefirió enfrentarse atodos los dragones de Rumania si así conseguía evadir esa situación. Busco lamirada de Ginny que estaba completamente roja y pareció notar un ligeroasentimiento, o lo había imaginado, se acerco otra vez a la pelirroja y esta leestrecho la mano confirmándole lo que el temía, quería que el hablara. Intentórecordar que tenía tripas, pero de pronto estas no estaban ahí.

 

- Señores Weasley - comenzó a unir laspalabras más difíciles de su vida - quisiera saber si me da permiso para salircon su hija -

George que no pudo mas comenzó a carcajearsea mandíbula batiente, Ron asomaba una tímida sonrisa, y Hermione disimulaba conla mano su boca pero era claro que estaba avergonzada. Bill y Charlie le hacían gestos a Ginnymientras señalaban a Harry. Incluso Percy que él lo tenía como una figura seriaintentaba ahogar la risa con las manos. "¿pero qué les pasa?" se preguntoHarry, su pregunta fue respondida por el Arthur y Molly, que intentaban hacerlo imposible por no contagiarse de la risa de sus hijos.

- Chico, - Comenzó el señor Weasley - ¿En quésiglo crees que estamos? Si queréis estar juntos no tienes que pedirme permiso.

- Es cierto cariño - Apoyo la madre - Ademásde todas las personas del mundo mi hija no estará con nadie más segura quecontigo. Es más nosotros deberíamos agradecerte a TI que escogieras a nuestrahija.

- ¡Mamá! - dijo Ginny un tono más roja que antes.

- Verdad, además te debo mi vida por lo quepaso hace años después de eso no podría negarte el favor que me pides de querersalir con mi hija, así que si es eso lo que quieres - dijo Arthur Weasley confingida solemnidad- te doy permiso para que salgas con mi hija.

- ¡Papá¡ - el rostro de Ginny subió otradecima en la escala de rojos, si eso era posible.

- No sé si sería bueno - Dijo George que sehabía medio recuperado del ataque de risa pero aún le quedaban secuelas - la últimavez que entre en su cuarto solo conté 250 fotos tuyas, no sé si te quera losuficiente Harry - agrego antes de ver a su hermana nuevamente.

Harry se había equivocado, el comentario deArthur no le había sacado todos los colores, el de George si, parecía unaantorcha, una hermosa antorcha, Ginny se refugió en sus brazos para evitar lamirada de todos, un segundo después la menor de las Weasley levanto la cabeza ybesaba a Harry, algo que él devolvió con gusto porque llevaba esperándolo desdesu ultimo regalo de cumpleaños. No duro más que un par de segundos para luegosepararse pero se dijeron más con ese roce que con mil palabras.

- Cuando regrese a casa Fleur me matara si seentera que los hombres en esta familia son unos cobardes a la hora de besar -dijo mirando a Ron - y que las chicas son las pasionales - dijo mirando a supequeña hermana.

Todos rieron la gracia, hablaron de todo unpoco y de varios temas, entre ellos acordaron que lo primero que harían al díasiguiente seria ir todos juntos a La Madriguera, sin embargo Hermione parecíacompletamente ausente, incluso Ron se dio cuenta de la actitud de su novia. Alos pocos minutos los cuatro chicos se disculparon y diciendo que tenían muchosueño pues no habían dormido en toda la noche subieron a la sala común deGryffindor. Una vez allí Ron le sujeto el brazo a Hermione y sin rodeos con lavista fija en esos ojos que tanto le gustaban pero que parecían no estar ledijo:

 

- Herm, ¿Qué te ocurre?

- A mí, nada- dijo la aludida y miró a Harryy Ginny en busca de apoyo.

- No esperes que te creamos si nos dices eso,está claro que algo te pasa - Hasta Ron se dio cuenta - dijo Harry mirando aRon.

- ¡Oye! Que estoy aquí- dijo esté molesto.

- Es cierto -corroboro Ginny - has escogido aun novio que se queda con la mitad de las cosas que pasan a su alrededor - Dijola pelirroja ignorando las quejas de su hermano - Así que será mejor quecomiences a hablar -

- Está bien - se resigno Hermione - es que
-Parecía estar escogiendo meticulosamente las palabras - tengo que hacer algo muyduro y tengo que hacerlo sola.

AunqueHarry sospechaba de qué se trataba fue Ron quien hablo, en sus ojos brillabacon una decisión que nunca había visto Harry en su compañero.

- Ni se te ocurra pensar que vamos a permitirque vayas sola a Australia a buscar a tus padres, te acompañare - Hermione lomiro entre sorprendida y emocionada.

- Hey pareja, no os olvidéis de mi - dijoHarry divertido

- Evidentemente yo también estoy en estepaquete, ni se os ocurra dejarme fuera de esto, - miro al moreno - me costaronmuchos años tenerte para mi sola y no te dejare escapar tan fácilmente - Dijosonriendo Ginny, Pero Hermione los miraba a los tres con actitud suplicante.

- Nome hagáis esto chicos - dijo Hermione al borde de las lagrimas - no os puedopedir que me acompañéis, es un viaje que incluso puede resultar peligroso.Además no sé lo que me encontrare allí.

- Escucha - Dijo Harry - esas palabras te lashe dicho yo primero, no te podía pedir que me acompañaras al viaje que comencéel año pasado y sin embargo lo hiciste, y créeme - dijo muy serio - Este viajefue un éxito gracias a que Ron y tú me acompañasteis, como siempre que me heenfrentado a Voldemort en el pasado. - termino Harry, Hermione mientras tantoparecía vacilar.

- Gracias a tu apoyo ahora estoy con él -dijo vacilante Ginny - si no hubiera sido por tus consejos nada de esto seríaposible, eres la mejor bruja que conozco, pero se bien que nadie merece estarsola - y observando a su hermano agregó - además vieras lo imposible que essoportarlo sola - concluyo la chica, a Hermione le temblaba el labio, quizás noesperaba que sus amigos tuvieran esa opinión de ella, Harry por su parte sabiaque solo faltaba una opinión, probablemente la más importante para ella.Observo a Ron con atención que tenia la vista clavada en algún lugar del suelo.

- ¿Dices que no me puedes pedir eso? -comenzó Ron levantando la vista de golpe -te diré lo que no puedes pedirme, nopuedes pedirme que deje marchar a la chica que tengo a mi lado, no puedeshacerlo, no después de que te viera en cuarto curso con ese vestido de galaconvirtiéndote en la mujer más hermosa del colegio, no después de los celos quesentía cuando pensaba que te carteabas con Victor Krum, no después de quesaliera con esa cabeza hueca de Lavender con el único fin de aprender a teneruna chica a mi lado y no ser tan idiota contigo. Y sobre todo no después de loidiota que he sido cuando me he marchado de nuestro viaje dándome cuenta de lomuchísimo que te echo de menos. Por favor Hermione, esto es algo que podemoshacerlo todos.

 

Harryestaba pasmado pensando con lo que había escuchado, Ginny miraba a su hermanocon creciente respeto, pero sin embargo la más afectada era Hermione, eso eramucho más de lo que la chica podía soportar, se abalanzo corriendo a los brazosde su chico y por tercera vez lo beso, Harry podía incluso verla temblar.

- How Ronald - dijo Hermione cuando sesepararon - la próxima vez que quieras aprender algo ven directamente a mi -Dijo la chica mientras volvía a reflejarse en sus brazos.; Ginny mientras tantohacia lo suyo separándose un poco de su hermano para dejarles intimidad, PeroHermione cogió a Harry por el brazo y se fundieron los 4 en un abrazo grupal

- Losiento chicos, lo siento - decía Hermione mientras algunas lagrimas caían porsu mejilla - gracias por esto, por todo- Harry y Ginny se separaron un poco de ellos y Ron hizo lo que llevaba cuatroaños guardándose. Besó a Hermione.

-3 a 1 pequeña - le dijo sonriendo al oído de la chica.

______

Los comentarios son bien recibidos

Si no estás registrado por favor deja tu opinión de estahistoria en [email protected] mí es importante y responderé a la mayor brevedad posible. Gracias

Capitulo 6, La Ceremonia de los Caídos.

Después de esos momentos defugaz felicidad los 4 subieron a sus antiguas habitaciones pues eran casi lasdiez de la mañana y ninguno había dormido desde el día anterior, abrieron losdoseles de sus camas y se acostaron, al cabo de unos pocos segundos estabandormidos,

Harry acababa de abrir los ojos,y no se encontraba en su habitación. sin embargo esto no le extraño en lo más mínimo,era mucho más extraño que toda la sala a su alrededor se hallaba sin coloralguno, recordaba una vez en la que los Dursley le habían permitido ver latelevisión con ellos, tío Vermon veía una película en blanco y negro y sequejaba de que "el cine actual no tiene esta emoción", la habitación en la quese encontraba tenia nulos colores, como esa antigua película, sin saber muybien porque salió de la habitación lo másrápido que pudo, ahora estaba en un recibidor, aunque era lúgubre, al igual quela habitación anterior todo estaba en escala de grises. Intento prestarleatención a otras cosas y se percato de que no había sonido alguno, intentohablar pero de su boca no salió voz. Todo eso le inquietaba sobremanera pero poralguna razón ese recibidor le era extrañamente familiar, vio una puerta en elmismo sitio donde el suponía que estaría. se dirigió a ella con decisión yatravesó la puerta cual fantasma, una vez en el jardín se giro sobre sushombros y contemplo a La Madriguera, aunque era un edificio conocido no legustaba estar allí, la ausencia total de color y sonido estaba en contra de laidea que el tenia de ese sitio con muchas cabelleras del color del fuego y conrisas, voces en todas partes, y con pequeñas criaturas con forma de patatascorriendo entre las ranas montando jaleo, Harry bajo la vista, no vio ningúnGnomo de jardín. La idea de inquinaba. Cerró los ojos e intento concentrarse,respiro y expiro, una vez nada cambio
Otra vez un tenue olor dulce floralconocido entro por su nariz. Abrió los ojos esperando encontrarla a su lado,sin embargo estaba solo ¿se lo había imaginado? Tal vez, sin embargo dio un parde pasos en dirección a esa fragancia, bordeando la casa vio algo que llamo suatención, a lo lejos en una colina se divisaba unos puntos rojos. No le habríadado importancia, y probablemente no se habría fijado nunca en ellos de tenerla escena un poco mas de color, Empezó a caminar hasta allí pero se dio cuentacuando intentaba salir del jardín que ya no podía avanzar, intento correr perocon el mismo resultado. Podía ir en cualquier dirección del jardín, pero nohacia los puntos rojos que había en la colina, estaba empezando a perder lapaciencia cuando vio que una figura le observaba en la distancia, fuera deljardín había un hombre que parecía increíblemente viejo, tenia barbas y cabellogrises, aunque Harry no sabía si era por la ausencia de color de la escena oera su verdadero tono, y vestía unos grandes ropajes oscuros. "Ayúdame" quiso decirleHarry al anciano, pero nuevamente de su boca no salieron palabras, el ancianopor su parte miro a Harry, giro lo vista hacia los puntos rojos, y nuevamentevolvió al vista a Harry, El muchacho se sintió invadido, cada fibra de su serse sentía vulnerable, y parecían tiritar ante la vista de aquel anciano. Trasun tiempo que a Harry le pareció eterno el anciano bajo la mirada, bajo lamirada al suelo, movió los labios y nuevamente poso la vista en los distantespuntos rojos. Un canto rasgo el silencio tan profundo que había hasta esemomento, un ave se elevo desde donde estaban los puntos, era roja, con algunostonos naranjas y nuevamente era extraño que fuera lo único con color en toda laescena. El pájaro voló directamente hacia donde estaba el viejo que le hizo unaseña y enseguida cambio de dirección hacia donde estaba Harry, el joven intentomoverse pero algo se lo impedía, estaba muy cerca,. Esa ave parecía molesta ypretendía atacarlo, nuevamente canto, y Harry reconoció el canto como el de unfénix, intento levantar la varita contra el ave pero el cuerpo se lo impedía.Estaba aterrorizado, unos pocos segundos después el gran pájaro atravesó elpecho de Harry como una flecha. Nuevamente el silencio se apodero de todo. Laescena se desvaneció. Y un perfume floral le llegó de golpe, no suavemente comoantes.

 

Ginny estaba a su lado,haciéndole caricias en el brazo, Harry abrió los ojos y vio que se encontrabaen el castillo, en su habitación más concretamente, y Ginny su chica estaba asu lado mientras le hablaba, no le prestaba mucha atención, en su lugarintentaba recordar el sueño, aunque cada vez estaba más difuminado, la casa, eljardín, los puntos rojos, el anciano
Cada segundo que pasaba le costaba másrecordarlo todo.

- ¿Me escuchas Harry? - Lepregunto una nerviosa Ginny - tenemos que irnos, la ceremonia comenzara en ellago en cualquier momento.

- ¿Ceremonia? - Se preguntoHarry confuso, aún le costaba saber donde se encontraba, miro a su novia y estalevantó las cejas extrañada - Ho cierto, la ceremonia en el algo - recordóHarry - de acuerdo, vámonos.

Ambos recogieron suspertenencias entre las que se encontraba el bolsitos de cuentas de Harry donde teníaguardada la tienda, y todos los demás artículos que les ayudaron en su viajedesde el pasado agosto. Y fueron de camino al lago

Cuando llegaron había muchagente, mucho de los cuales los cuatro recordaban del funeral de Dumbledore elaño anterior, la ceremonia fue muy hermosa, muchas lagrimas honraron a los caídos,y muchas palabras de despedida, En el momento culmine la profesora McGonagallagito su varita y todos los cuerpos fueron cubiertos por unos féretros decristal, esto según les dijo conservarían el cuerpo mucho mejor que si fueransimples ataúdes. Harry no se separó ni un segundo de Ginny y Hermione hiso lopropio con Ron, ambos apreciaron el gesto, sin embargo fue George el que mejorexpreso lo que todos deseaban.

 

- En memoria de Fred, y de todoslos caídos seguiremos con nuestras vidas - Dijo George muy seriamente, era la primera vezque Harry lo veía así - Querido hermano prometo esforzarme por cumplir nuestrosueño de llenar de risas este mundo de paz que tanto te ha costado obtener. Muchas gracias por ser mi hermano Fred.

Y a continuación paso algo queHarry no se esperaba, se arranco uno de sus cabellos, tanto a Harry comoHermione le pareció muy raro, pero viendo alrededor muchos de los familiares delas victimas hacían lo mismo. Hermione, según veía Harry estaba investigando lomismo. Tras arrancárselo, George lo dejosobre el cristal donde descansaba su hermano, inmediatamente despuésdesapareció y reapareció encima de latúnica de Fred, justo donde tendría el corazón. A continuación la señoraWeasley hizo lo mismo, y retrocedió dejando paso a su marido.

- Señora Weasley - comenzó Harryavergonzado - ¿Qué
?

- Es una vieja costumbre entremagos - respondió Molly sabiendo lo que Harry quería preguntar - damos algo convida de nosotros, un cabello que fuera arrancado, por ejemplo, para que lapersona que se ha marchado pueda hacerlo sabiendo que hay otras del mundo delos vivos que darían su vida por ellos, es sobre todo un gesto que ayuda a losdemás a llegar al otro lado - concluyo la madre.

Cuando vio nuevamente el cristaldonde descansaba Fred Weasley vio que era Charlie quien estaba dando suofrenda, luego siguieron Bill, Percy Ron y la ultima fue Ginny, cuando creyóque todo había terminado un cabello rubio se poso en el cristal que lo absorbiórápidamente. Harry levanto la vista y observo a Fleur que le devolvió la miraday fue junto a Bill. Esa era la respuesta, cuya pregunta Harry no habíaformulado, la ceremonia no se aplicaba solo a familias. Un largo cabellocastaño y uno negro que parecía tener voluntad propia se unieron a la ofrenda.

- Arthur te importaría si yo
-se escucho una voz por detrás del padre de Ron, la profesora McGonagall con elmoño ligeramente más suelto se acercaba a Arthur.

- Claro Minerva seria un placer- le respondió el padre.

La profesora se acerco, dijounas palabras de ánimo a Fred en las que Harry destaco que echara en falta a unbromista tan bueno desde la época de los merodeadores y luego se retiro no sinantes aligerar su moño de uno de sus cabellos. No era la única, todos losprofesores presentes así como los estudiantes que había allí querían rendir sutributo a uno de los mejores bromistas que el colegio Hogwarts.

Harry entre tanto, visito juntocon sus compañeros a Remus Lupín y Ninphadora Tonks, además de su padre Ted,que había muerto poco antes de la batalla, que estaban al lado de la de Fredallí estaban la madre de Tonks y el pequeño Ted que acaba de nacer, Harryaprovecho a saludar a su ahijado, y le dijo a la abuela que era probable quecursara su ultimo año y luego se encargaría de la mejor educación del pequeño,La mujer le dejo a entender que estaba encantada con El y que lo mantendríainformado de todo en cuanto al pequeño se refería y que las tumbas de Colin yDenis Creevy en todas ellas tanto él como sus amigos ofrecieron parte de suvida a los caídos.

 

Cuando volvieron donde estabanlos Weasley ya acababan de terminar de pasar la gente que quería rendir unhomenaje a Fred, entonces ambos padres, cogieron con la varita antigua de Fredcon ambas manos dijeron unas palabras que Harry no llego a comprender y un rayosalió despedido, impacto en el cristal y desapareció dentro del féretro. Acontinuación Molly y Arthur llevaron la varita y como hicieron con sus cabellosla dejaron caer en el cristal, la misma desapareció y se materializo sobre elpecho. Ambos padres dieron un paso hacia atrás y el ataúd de cristal dondedescansaba su hijo comenzó a desaparecer dejando tras de sí un rastro depequeñas motas de un polvo dorado que se perdieron con el viento.

- El cuerpo de Fred y su tumbadescansaran en nuestro panteón ubicado en Godrick´s Hollow - le dijo Charlie aHarry que no comprendía bien lo que pasaba - ahora ya podemos marcharnos a casa - dijo mirando a sus padres.

- Si iremos directamente alsitio habilitado para aparición - dijoPercy encabezando la marcha.

- ¿Podéis esperarme un momentoallí? - Pidió Harry - quiero visitar un último lugar antes de marcharnos.

- Claro no te preocupes Harry -le confirmo la señora Weasley acompañando a sus hijos y a Hermione.

Por otro lado, Harry, que yahabía hablado con Hermione, Ron y Ginny al respecto, y estos se mostraronreacios a ir fue solo hasta un sitio en donde se encontraba de pie un chicorubio, con rasgos afiladísimos en la cara, como tantos otros en ese momentoestaba mirando un cristal.

. Hola Draco - dijo Harry - megustaría presentar mis respetos a Crabbe, es una pena que no se haya podidosalvar.

Por toda respuesta Draco se hizoa un lado, Y Harry nuevamente se arranco un cabello y lo dejo sobre el cristal,El cristal en un primer momento absorbió el cabello pero un segundo después se convulsionóy lo expulso de si, el pelo de Harry cayó al suelo danzando en el aire. Harryno esperaba esa reacción y observo a Malfoy

- Crabbe no quería ser salvadopor ti - dijo simplemente Draco sin inmutarse - prefería morir a vivirdebiéndote un favor, nos es en la única estupidez que pensaba.

- Lo siento mucho Malfoy - dijoHarry sinceramente, y comenzó a marcharse nuevamente donde estaba Fred, PeroMalfoy lo detuvo

- Harry - al chico no se le pasoque era la primera vez que lo llamaba por su nombre - Gracias, por todos estosaños, siento de verdad todo lo que ha pasado - le dijo al moreno

- Disculpas aceptadas Malfoy -le dijo Harry, pero la expresión de Malfoy se torno de asco.

- Por favor Harry - nuevamenteel chico se percato de que era la primera vez que le hablaba así - LlámameDraco, me avergüenzo de muchas cosas que hizo mi familia, mi apellido acomenzado a darme repudio desde anoche.

-Muy bien Draco, es hora de quetu también vivas tu vida, dedícate a algo más honrado, no podrás borrar tumarca - dijo Harry mirando el brazo que tenia bajo la túnica Malfoy - pero si podráscambiar tu futuro.

Y Harry abandono el lugar,dirigiéndose al sitio destinado a las apariciones, dejando pensar a Malfoy en lo que había dicho,desde ese momento, ambos supieron, que siete años de rivalidad constante,duelos a medianoche, amenazas, y muchas cosas más habían acabado para siempre.

 

____



rn(Nota de Autor:) ¿Quernos parece? este fue el ultimo capitulo que nesesitaba para atar cabos, a partirrnde ahora es cuando comienza la verdadera historia, aunque aqui ya doy unarnpista. Espero que me digan que tal les parece por algun comentario, muchasrngracias.

Si no estás registrado por favor deja tu opinión de estarnhistoria en [email protected] mí es importante y responderé a la mayor brevedad posible. Gracias



--------
Nº de Autor: este capi no estaba en mi guion original pero creo que ahora que lo he escrito era preciso, animaos a escribir, felicitarme o lapidarme en los comentarios,
Os veo en el proximo

Capitulo 7 Esmeraldas y Rubíes.

La familia Weasley al completoestaba con Hermione en un claro de los jardines del colegio, una luz circularmarcaba los encerraba a todos, cuando Harry llego el señor Weasley le hizoseñas para que entraran. Ginny salió del circulo y le fue a buscar, mientras lecogía la mano le dijo que primero irían a La Madriguera y que de ahí verían queharían. Juntos entraron de la mano y cuando tocaron al señor Weasley este lostransporto a todos, Harry sintió la típica sensación de mareo que tenia cada vezque se aparecían.

(* * * )

Toco tierra y miro alrededor sedio cuenta que estaban en los terrenos boscosos que bordeaban la Madriguera,vio un pequeño lago, unos jardines enormes y sintió que algo le rozaba eltobillo, bajo la vista y se alegro de ver a los siempre cascarrabias y hurañosgnomos de jardín, aquella plaga imposible de controlar de los Weasley leproducía un efecto incluso reconfortante a Harry - ¿Dónde está Arthur? - lepregunto a Ginny, Recordando de pronto que habían venido con él.

- Le cogía con la otra mano - ledijo a Harry - imagino que ya se habrá ido a casa.

Harry se alegro de oírlo, esodemostraba que estaban solos, el sol se estaba poniendo y recordó aquellospaseos por el lago en Hogwarts en su sexto año donde fugazmente ambos habíanestado juntos, se dijo a si mismo que retrasaría su llegada a la Madrigueratodo lo posible, cada segundo que pasaba al lado de la chica era un segundoganado. Era la primera vez que se sentía verdaderamente seguro con ella a sulado, parte de él sabía que no había nadie entre las sombras que fuera a atacara Ginny que era el principal temor y la razón por la que se habían separado afin de ese mismo año. Ese momento de quietud y paz estaba dedicado a ella, a la mujer que amaba y ahora mismo teníaa su lado. Se recostó un momento en la hierba, pretendía estirar ese momento tanto como fuera posible, me merezco este momentose convenció a si mismo Harry, "y sobretodo ella" pensó, "por todos esos años de silencioso amor""por tener que vermecon Cho" por todo se merece que hoy sea solo de ella, sin pensarlo dos veces lecogió la mano.

(* * * )

Cuando apareció en la madrigueravio que tenia a Harry en una mano y a su padre en la otra, poco antes le habíamientras esperaba a Harry ella le pidió a Arthur de favor que les apareciera enlos jardines de la casa y que luego la dejara a solas con Harry, su padreaunque reticente no podía negarle nada a su hija por lo que cuando dirigió laaparición conjunta fue primero a los terrenos de los jardines de La Madriguera,para seguidamente soltar a su hija y volver a desaparecerse con rumbodirectamente a la casa. Ginny vio como su chico se colocaba las gafascorrectamente, nada había cambiado desdehacía años, delante tenia al chico que quería desde hacía años, ya no ya noexistía un Michael Corner ni un Dean Thomas, estos solo alquilaron esa parte desu corazón que Harry tenia por derecho hace tiempo. -
ta Arthur? - escuchoGinny a lo lejos, o venia demás cerca y era ella la que estaba perdida,respondió lo primero que se le vino a la cabeza.

 

- Le cogía con la otra mano - ledijo a Harry - imagino que ya se habrá ido a casa.

Eso pareció contentarle, lapelirroja observo a Harry por un segundo, allí estaba, solo para ella, parecíaalgo desorientado, miraba al horizonte, al suelo y a ella, esas esmeraldas quetenia por ojos le encandilaban hace años "no me mires así, por favor" pensabaella, se sentía desnuda bajo la atenta mirada de Harry, por un momento seimagino con Harry en situaciones mucho más serias que simplemente cogidos de lamano, en circunstancias que nunca había permitido a Michael o a Dean, le agradola idea. "Si" pensó, "si hay alguien a quien quisiera entregarme, esa persona estádelante de mi ahora mismo", Agradeció que el sol se estuviera poniendo por quela sola idea hicieron que los colores se le subieran a las mejillas, lo mironuevamente, era precioso, su historia la había cautivado antes de conocerlo, ysu persona lo había cautivado después de eso. Recordó su segundo año, como unaniña tonta se había dejado engañar, y él, Harry, su Harry, sin ningún tipo defama, la había conseguido, ella estaba allí gracias a él. Fue el muchacho quienabrió la cámara de los secretos y fue a buscarla, derrotando a un enormebasilisco, y destrozado el recuerdo de Riddle que casi le cuesta la vida. Sabía que nunca tendría suficiente tiempopara agradecerle eso. Agradecerle que le permitiera vivir el tiempo suficientepara estar a su lado,

Estaba perdida en suspensamientos, cuando un escalofrió recorrió su cuerpo como cada vez que el latocaba, comenzó en su mano, el moreno la había cogido y tiraba de ella como unniño pequeño para que se sentara a su lado. Ginny le cumplió el caprichocontenta de que su chico no pudiera leerle la mente unos segundos antes. Laseguridad de ese pensamiento se desvaneció cuando dos segundos más adelanteHarry atacaba sus labios con una pasión que nunca había experimentado.

(* * *)

Allí estaba el bajo lasestrellas, a menos de 50 metros donde estaban todos en la casa, recostado en lahierba en un anochecer cálido,, sujetando una de sus manos una chica preciosale devolvía los besos que él en un arrebato de valentía había desencadenado.Simplemente no podía ser tan perfecta, y estaba allí para él, era imposible queesa noche fuera mejor, pero mientras se recostaba sobre la hierba la pelirrojale seguía entusiasmada, su cabello le hacía cosquillas en la cara, y aquellafragancia característica de Ginny a flores lo envolvía todo
antes se habíaequivocado, ahora era mucho más perfecto que hacía unos segundos. Se le vino la primera clase de pociones deSlughorn donde aquel caldero con Armontentia, la poción que tenía un olor que atraea las personas le había devuelto una fragancia a flores idéntica de la queahora se estaba llenando, nariz había sido mucho más rápido que el en enterarsede sus sentimientos, el recuerdo le causo una risa tonta que hizo que Ginny seseparara y también sonriera. La vio respirar agitadamente y nunca la habíavisto más hermosa, despeinada, y con algunas ramitas en el pelo y nuevamente levinieron a la mente esos sueños del año anterior que harían que Ron lo matasesi se enterara del contenido.

 

Continuaron besándose aunqueella parecía que no demostraba tanto entusiasmo, Harry se maldijo a sí mismopor haberse reído antes, probablemente estuviera molesta por eso. Nuevamente sedetuvo, y el moreno le devolvió un suspiro. Le dijo lo primero que se le vino ala cabeza.

- Ginny, gracias por esperarmetodo este tiempo -

(* * *)

Ginny no estaba segura de cómoactuar, no esperaba una reacción así por parte de Harry, lo tenía como un chicoexcesivamente tímido y con poca experiencia en ese campo, y después de lo quele dijo a sus padres en el gran comedor lo había confirmado, estaba lista paraser su maestra en ese aspecto. El ataque del moreno ejecutado con unaperfección estupenda la dejo completamente trastocada, solo pudo responderle,sin embargo, era orgullosa, en esto quería ser ella la que supiera más que él,quería demostrarle todo lo que se había perdido en el pasado año por marcharsesin ella. Quería demostrarle que era la mejor con creces en ese arte. Sinembargo la acción se le fue de las manos, cada poro de su piel pedía más agritos. Algunas compañeras le habían dicho el curso anterior que aprovechara sucabello como arma, así lo hizo se aseguro que "por accidente" un mechónacariciara la cara de Harry, a continuación sintió el movimiento de suspulmones indicando que Harry había dado una bocanada importante, sentir elpecho de su chico tan hinchado tuvo el efecto contrario al que quería, pues sucuerpo asociaba al que tenia debajo como una droga, era necesario tener más.Haciendo un enorme esfuerzo con, posiblemente, la ultima neurona fría que teníaen la cabeza se separo de su chico,, estaba completamente agitada, lo miro a lacara y estaba sonriendo, ¿Cómo puede ser que estuviera sonriendo?

Acababan de destronarla y élestaba impoluto, se enfado con su cuerpo ya que no paraba de pedir más agritos. Nunca había tenido tanta perdida de autocontrol y eso la asusto un poco,volvió a mirar a su chico, ya no sonreía, y volvió a besarlo, esta vez muchomás suavemente que antes, no podía permitir que las cosas se salieran decontrol, él parecía pensar lo mismo pues su ritmo también había bajadomucho. A los pocos minutos bajó un pocoy recostó la cabeza en el pecho del chico, escucho su corazón que parecíabombear a la misma velocidad que el de un colibrí, se alegro consigo misma porhaber provocado ese efecto. Unos momentos después la pequeña escucho una fraseque si Harry la hubiera dicho antes, probablemente hubieran llegado al finalallí mismo ya que le hubiera quitado toda defensa posible, incluso ahora lecostaba controlarse.

- No vuelva a retrasarse señorPotter o tendré que quitarle puntos - bromeo Ginny intentado imitar el tono dela profesora McGonagall.

Se quedaron allí un rato más,mientras el miraba las estrellas acariciaba su pelo, a los pocos minutos sequedo dormida sobre el pecho de Harry, este la acompaño al mundo de Morfeopocos instantes después.

(* * *)

- Ejem, ejem - se aclaro alguienla garganta.

Harry y Ginny despertaron alinstante, y vieron a la señora Weasley que estaba observándolos con una mezclaen la cara entre divertida y preocupación

 

- No ha pasado nada - fue loprimero que dijo Harry, sin siquiera saber quién era - Ho buenos días - habíaamanecido y el sol estaba sobre sus cabezas.

- No pasa nada querido - sinembargo Harry noto como la preocupación se había borrado de su cara cuandoHarry le dijo la verdad, o al menos la verdad que pretendía decirle a su suegra- Arthur me dijo donde estabais y he venido para buscaros, el desayuno estálisto y Ron y Hermione os están buscando- y se giro y volvió a la casa, Harrypudo adivinar por el movimiento del cuerpo que se estaba riendo de lasituación.

Miroa su chica, estaba despeinada, con la túnica sucia, y con muchas ramas en elpelo, y nuevamente la vio más hermosa que una Diosa, ella busco sus labios queel correspondió enseguida, sin embargo basto que su querida novia viera unahoja colgando de su cabello para creer que su semejanza con una Diosa fueraexagerada, se levanto rápidamente y se fue corriendo a su casa. Harry la siguióun momento después intentando recordar cada segundo de esa noche, en el caminose cruzo con Hermione que le sonreía de oreja a oreja.
----


Si no estás registrado por favor deja tu opinión de estahistoria en [email protected] mí es importante y responderé a la mayor brevedad posible. Gracias


Capitulo 8: El Reloj de Situacióny El piso de los Granger

Harry dejo a Hermione en eljardín y entro en la casa, era tal y como la recordaba el año pasado, unrecibidor donde la magia desbordaba en cada esquina, una mesa en el centrodonde todos los Weasley se sentaban y el fregadero y los fogones donde seestaban haciendo unas tostadas. De la pared Harry se percato de algo que enparte le extraño ver, un reloj, distinto a cualquier otro que el chico hubieravisto este tenía diez manecillas de un gastado oro, aunque una de ellas parecíarelativamente nueva, en los extremos de las mismas una pequeña imagen de cadauno de los Weasley en las nueve gastadas, en la nueva, una imagen de una rubiaFleur le devolvía la sonrisa. Lo extraño de este reloj, había notado Harry, eraque no marcaba las horas si no más bien el estado de los miembros de lafamilia, nueve de ellas apuntaban a una esquina en la que se podía leer "encasa" con pequeñas letras diminutas, también había otros carteles en letra tanpequeña como el primero, que rezaban "en el trabajo", "de viaje", "de compras","En peligro de muerte" Harry había comprobado que durante los últimos años,cuando Voldemort estaba vivo, todas las manecillas apuntaban allí. Y aunqueHarry estaba preparado para eso, aún así le impacto verlo, había una últimamanecilla con la cara de uno de los gemelos, que apuntaba al lado extremo delcartel de "en casa" solo que en esta esquina el pequeño rotulo rezaba"Fallecido". Ver eso era una firme confirmación de que Fred no volvería.

La señora Weasley adivino lo queHarry pensaba ya que lo miro mientras este observaba el reloj, se acerco hastaaquel chisme mágico, saco su varita le dio un pequeño golpecito al reloj y lamanecilla con la cara de Fred, se separo del resto y cayo, la mujer la recogióantes de que llegara al suelo, y con cariño la beso, acto seguido se la guardoen bolsillo del delantal.

- Harry, cielo, ¿Podrías buscara Hermione y reunirte conmigo aquí por favor? - le dijo la mujer a Harry, estese marcho al jardín y a los pocos segundos regreso acompañado de la castaña,Molly Weasley comenzó a hablar nuevamente.

 

. Chicos, aunque ya lo conocéis,me gustaría presentaros al "Reloj de Situación", es una pequeña joya muyantigua que ha estado en mi familia durante varias generaciones, estoy segurade que ambos saben la utilidad que tiene - los chicos asintieron sininterrumpirla, Harry se preguntaba donde dirigía todo eso, giro la cabeza y lafamilia Weasley al completo, Fleur incluida los estaban observando, Hermioneparecía igual de desconcertada que él, Molly lo miro y con una sonrisa comenzóa hablar nuevamente -este artefacto como bien sabéis muestra la situación decada miembro de la familia - nuevamente cogió su varita y le dio un golpe alreloj con ella, un pequeño cajón se abrió en el lateral, y la señora Weasleymetió la mano para sacarla un momento después, el cajón se cerró - me gustaríahaceros un pequeño regalo a cada uno - y les entrego una pequeña bolsitaalargada de papel oscuro, Harry la abrió y saco una manecilla plateada, subrillo era lo más hermoso que había visto, Hermione por su parte parecía pensarlo mismo - si lo así lo desean, me gustaría que formaran parte de este reloj,para ello solo tienen que pincharse un dedo con la punta, la aguja absorberásolo una gota de sangre que hará funcionar la manecilla de por vida - concluyoMolly sonriéndole a su marido, este le devolvió la mirada asintiendo ysonriendo también.

La primera en actuar fueHermione, observo a Ron, que le devolvió una sonrisa radiante mientras asentía.Hermione cogió la manecilla que la señora le había entregado con la manoizquierda y la hinco en su dedo índice derecho, una pequeña gota de colorcarmín mojo la punta e inmediatamente desapareció, el dedo de Hermione se curóal instante. Al observar la manecilla se percato de que una sonriente Hermionele devolvía la mirada en uno de los extremos. Le devolvió la aguja a la señoraWeasley.

Harry, por su parte, giro sucabeza a donde provenía el olor a flores, era extraño darse como su narizencontraba a Ginny antes que sus ojos, ella le devolvió un gesto que parecía decirle, "o lo haces o te mato" yya sea por su deseo de dar ese paso y pertenecer a la familia que tanto lohabía querido, o por el miedo que sentía ante la posibilidad de expulsarmurciélagos por la nariz con el famoso hechizo que caracterizaba a su chica.Hinco en su dedo la aguja, si esperaba dolor no lo sintió para nada, al igualque había pasado con su amiga, su sangre toco el metal y desapareció alinstante, al igual que su herida. Le entrego la manecilla, que en ese momentoestaba retratando a Harry en uno de sus extremos, a Molly y está con un toque de varita hizoque ambas se levantaran, encajaron a la perfección en el antiguo reloj, dieronsiete vueltas en cada sentido, y ambos, Harry y Hermione, se situaron "EnCasa". Todos rompieron en aplausos, tanto Arthur como Molly estaban radiantes,parecía que se habían planteado esa ceremonia hacia años y finalmente elmomento había llegado ,todos fueron a saludar a ambos chicos, parecía ser queesa ceremonia era considerado un paso importante en esa familia. Y los dos sesintieron agradecidos de formar parte de ella. Sin embargo Harry tenía unapequeña duda, sus manecillas continuaban siendo plateadas, había pensado que sevolverían doradas como la de Fleur en cuanto se acoplaran al reloj. Le planteosu pregunta a Molly.

 

. Ho, no te preocupes por esocariño - sonrió mientras miraba a su hija - confió en que en algún momentocambie su color - dijo radiante de alegría.

Harry observo a su chica y sesorprendió de verla completamente roja, gesto que en ese momento no pasabainadvertido por los demás, busco a su mejor amigo con la mirada, queextrañamente también estaba rojo como un tomate. No entendía como un simplecolor podía crear esa reacción. Imaginaba que la respuesta seria que después deun tiempo cambiarían solas, quizás lo que él veía como dorado era simple oxido.La respuesta real le vino desde otro extremo de la sala, Bill miraba a Harry ya la vez se señalaba con su mano derecha al dedo corazón izquierdo donde unanillo brillaba igual al que Fleur tenía a su lado.

Hermione también comenzó a ganarcolor. Y Harry lo comprendió todo, deseo que en ese momento la tierra se lotragase.

Durante esa mañana todostrabajaron en la limpieza de la casa y el jardín, a Harry le seguía pareciendodivertido voltear a los pequeños gnomos y lanzarlos lejos más allá del cercadocomo lo hiciera seis años atrás, Ginny no sabía si reírse de la actitudinfantil de su héroe o la de su hermano, pero para este ya estaba Hermione quese encargaba de reírse de él. Cuando Arthur los llamo para comer estabansucios, sudados pero muy felices, se ducharon y se pusieron ropa muggle ya quequedaron que por la tarde comenzarían su viaje, y antes de salir rumbo aAustralia necesitaban pasar por la casa de Hermione, Harry y Ron estabanexpectantes pues nunca habían estado allí, El lugar de reunión siempre de ellosera La Madriguera. Su amiga en cambio parecía preocupada.

Bajaron a comer, se habían decretadoun día de luto después de la batalla en Hogwarts, por lo que la mayoría de losdepartamentos del ministerio estaban cerrados, era la razón de que Percy yArthur estuvieran en la mesa, Bill y Fleur en cambio sí que estaban trabajandoya que Gringotts no se había unido al día santo, Charlie por su parte regresabaa Rumania esa misma tarde, por lo que la comida fue amena y agradable, ya queal día siguiente todo el mundo volvería a sus vidas normales.

Al terminar la comida, loscuatro amigos, Ginny ya había dejado claro que no se movería de su lado despuésdel abandono del chico el año anterior, habían preparado sus cosas, no pensabanestar fuera mucho tiempo, pero de todos modos pusieron su antigua tienda en elbolso de cuentas, un poco de comida, y algunas mudas de ropa. Cuando todoestuvo listo se despidieron del resto de los Weasley, y todos le desearonsuerte a Hermione ya que les había dicho lo que pensaban hacer. Aunquereticentes por la aventura ambos padres estaban de acuerdo en que tenía que ir abuscar a los dentistas y explicarle lo sucedido.

Cuando llegaron al jardíndelantero de la madriguera, Ron se apresuro en cogerle la mano izquierda a suchica, Harry la cogió de la derecha yGinny apoyo su mano en el hombro de la chica castaña. Al instante la apariciónconjunta que Hermione dirigía dio resultado, el acostumbrado gancho que sintióHarry no se hizo esperar, aparecieron en un sitio oscuro, algunos coches se veíana lo lejos, Hermione le dijo a los chicos en voz baja.

- Este es el ultimo sub-suelodel aparcamiento de mi finca, creía que era el lugar más cercano posible a micasa y a la vez el menos concurrido ya que aquí casi nunca baja nadie - señaloHermione mientras comenzaba a caminar hacia una puerta - chicos, todos misvecinos son muggles así que actuar con la mayor naturalidad posible por favor -les advirtió

 

Los otros tres estaban deacuerdo, pero Ron desviaba la vista hacia todo lo que veía, Ginny era másdisimulada pero aun así parecía claro que nunca habían estado en un sitio así. Comenzarona subir escaleras, dos, tres plantas, cuatro, cinco, Harry agradeció todos esosaños con las escaleras de Hogwarts sin embargo parecían que no se acababannunca, cuando llegaron a la octava planta Hermione les guio por un pasillo,Harry vio un ascensor y miro a Hermionecomo exigiéndole una explicación - lo siento - dijo esta - pero creía que eramejor no cruzarnos con nadie y creía que las escaleras eran lo más favorable-Harry estuvo de acuerdo y no objeto nada más, siguieron andando por el pasillodonde varias puertas salían a los lados, cuando llegaron a la puerta con unrotulo que ponía "819" Hermione se detuvo, miro hacia ambos lados y vio queestaban solos, saco su varita se apunto a sí misma y dijo - "Protego" - Miro a los chicos e insto a quehicieran lo mismo, todos a la una lo hicieron, Hermione rebusco en su bolso decuentas, y saco una llave, la metió en la cerradura y la giro abriendo lapuerta, los 4 pasaron el portal y la imagen les dejo asombrados, un salóngrande unía todas las habitaciones pero estaba destrozado, los cristales rotos, los modestos mueblesestaban hechos añicos y un televisor se notaba que simplemente había explotado,y en todas las habitaciones el panorama era similar, muebles rotos, camasrasgadas, y una gruesa capa de polvo en la habitación, parecía que quien seaque hubiera hecho eso, lo hizo hace tiempo. Hermione comenzó a temblar y buscoenseguida el hombro de Ron.

- Hermione, contrólate cariño,eres la mejor bruja que conozco puede arreglarse- le consoló Ron, quizás fue laprimera vez que Harry noto que tenia tacto en su vida.

- Es verdad - dijo la chica, recuperándose. Cogió su varitacon fuerza y comenzó por esa habitación, con un movimiento de su varita lascosas recuperaron su sitio, los colchones se volvieron a colocar correctamente,los muebles rotos recuperaron su posición y todo parecía mucho más limpio enesa situación.

Cuandopretendieron volver al salón Ginny voló por los aires golpeándose contra unamesa, el escudo que había conjurado esta la había protegido de la maldiciónpero no de la onda de choque, Harry la vio un momento, respiraba, su corazónvolvió a latir con normalidad. Los tres amigos se giraron. Una mujer con lavarita en ristre, un chal rosa y la cara de sapo más horrenda que los chicosrecordaran le devolvió la mirada.

----

(n de autor: bueno espero que os vaya gustando, si no aun estais a tiempo de bajaros del tren pues queda historia para rato, ya lo sabeis, comentarios o lapidaciones darle al boton que pone comentar, os veo en el prox cai "el Rencor de Dolores" el titulo podria contener spoilers sobre quien es el personaje con cara de sapo XD)

Si no estás registrado por favor deja tu opinión de estahistoria en [email protected] mí es importante y responderé a la mayor brevedad posible. Gracias

Capitulo 9: El rencor de Dolores

Dolores Umbridge estaba de piemirando a la desmayada Ginny, parecía desconcertada, es probable que esperaraque su hechizo causara más estragos que solo un desmayo. El cabello de Harry sele crispaba de pura furia, esa mujer pretendía matar a Ginny.

 

- Mira a quien tenemos aquí -dijo Dolores increpando a Harry - si es el indeseable numero 1 y los traidoresa la sangre y esta chica que no se ha presentado al examen de sangre- dijo mirandoa Hermione en último lugar.

- ¿Qué hace en mi casa? -increpo Hermione, también estaba furiosa.

- ¿Tu casa? - Se burlo Dolores -niña mocosa esta no es tu casa, ha sido confiscada por el ministro Thicknesse,nadie puede entrar aquí.

- ¿El ministro Thicknesse?debería saber que ya no lo es, ese rata traidora ha dejado el ministerio, nadiesabe dónde está.

- ¡Mientes! Exploto Dolores,Pius y Crounch han sido los mejores ministros de magia que he tenido el placerde conocer. Levantar el estado de mago en donde deberíamos estar por encima delos muggles fue lo mejor que podríamos haber hecho, y ahora te castigare niñapor habernos robado los poderes a los magos, maldita sangre sucia - se asegurode darle énfasis a las últimas palabras - los tres se pusieron en posicióndefensiva.

- En vista de que se resisten alarresto y por orden del ministro Thicknesse puedo obligaros por medios demaldiciones imperdonables a doblegarlos al arresto- dijo como recitando unprotocolo contra criminales - señor Harry Potter espero que unas cuantasmaldiciones Craciatus le enseñen a ser obediente, pero parece que tienesespecial interés por aquella niña - Dolores hizo lo que Harry temía apuntó conla varita al cuerpo de Ginny y grito

- Crucc
-

- Expèlierm
-Grito Harry perono termino el hechizo, un fuerte crack se escucho

- Petrificus Totalus - Seescucho un grito grave desde detrás de Dolores, Kingley Shacklebolt sujetaba lavarita en alto, había petrificado a Dolores, y se acercaba a ella, sonrió aHarry y a los demás, y observo a Umbridge.

- Por orden personal y al sernuevo ministro de magia - los tres chicos se sorprendieron - está usted bajo arrestobajo los cargos de confabulación contra el ministro de magia, usurpación de lapropiedad de una bruja, agresión a un mago por la espalda - dijo observando aGinny - y he evitado que usara una maldición imperdonable, además a alguienincapaz de defenderse - unas cuerdas salieron de la punta de su varita y atarona la funcionaria, se agacho y recogió la varita de Dolores - Tambiénconfiscaremos la varita hasta el final del juicio - Observo a los chicos,apunto con la varita a Ginny y dijo "enérvate", la chica abrió los ojos einmediatamente se puso en guardia, vio a sus compañeros y bajo la varita.

- He sido nombrado Ministro de Magiahoy, mañana darán la comunicación oficial en el profeta, me gustaría queasistieran al juicio de esta mujer, será en dos días - llevamos siguiéndoladurante algún tiempo, me alegra haber llegado a antes de que atacara, siempresupe que estaba un poco desquiciada después de lo de Crounch. Siento lo que hapasado en tu casa Hermione, los desmemorizadores están ya con tus vecinossolucionando esos temas.

- Señor Ministro perdone - dijoHermione dirigiéndose educadamente a Kingsley - tenemos que hacer un viajeinternacional, a Australia, ¿Cree usted que podríamos usar la red que tiene elMinisterio para ese tipo de viajes? - Hermione esperaba que no hubieraobjeciones pues el polvo flu para ese tipo de viajes era muy caro si tendríanque ir por el caldero chorreante.

 

- Habéis salvado al mundo deVoldemort y tan solo me pedís un viaje al extranjero - Contad con ello -confirmo el ministro - usad la entrada de visitas, y en las chimeneas coged elpolvo rojo en lugar del gris y pedid que os lleve al Ministerio de Magia deAustralia, si es todo me tengo que marchar.

- Todos los chicos estaban agradecidoscon el - unos segundos después se estaba desapareciendo con Dolores.

El piso nuevamente quedo vacio,Hermione sonrío, Harry abrazo a Ginny, hasta que comprobó que estaba bien.Aunque no decían palabras todos estaban de acuerdo en que por fin Doloreshabría sido detenida

Hermione se encargo de repararel resto de la casa, une vez hecho eso la casa era hermosa, amplia, y con unosmuebles de madera muy trabajada, los chicos y Ginny siguieron a Hermione a unahabitación al fondo, la chica la abrió con un golpe de varita, le explico a losdemás que la había cerrado con medios mágicos antes de modificar la memoria de sus padres para quesus estos no pudieran entrar en esa habitación y así no la recordaran. Tantoella como Ginny entraron, Harry y Ron se quedaron en la puerta como pidiendopermiso para entrar, acto seguido una mano capturo la camiseta que llevaba Ron,y otra hizo lo mismo con Harry tirándolos hacia dentro. "Que inocentes sonestos chicos" pensaron ambas.

Como no podía ser de otra manerala habitación era la más modesta de todas, teniendo en cuenta que Hermioneprácticamente había vivido en el colegio los últimos siete años. Solo tenía unadiscreta cama, y un armario donde guardaba la ropa, algunos posters adornabanla habitación, pero lo más ostentoso eran las 4 librerías que cubrían toda unapared, desde el suelo hasta el techo una ingente cantidad de libros cubrían lapared, nada que envidiarle a una pequeña biblioteca de barrio, pensó Harry.Hermione no se preocupo por los libros si no que saco de uno de los estantesuna pequeña caja, la abrió, dentro tenia estaba lleno de sobres, parecíaevidente que eran del colegio, la chica se saco su bolso de cuentas y comenzó adejar las cartas dentro, con las prisas se le cayó la caja y todas las cartasse desperdigaron por el suelo. Inmediatamente Harry y Ginny, que eran los queestaban más cerca, la ayudaron a recogerlas, y se las entregaron a Hermione, elchico reconoció muchos "Potter" escrito en los remitentes, así como otrosnombres, Comprendió que esa era su "caja de los secretos" de su amiga, vio quehabía guardado todos estos años las cartas que Harry le había enviado y sintióuna ola de cariño hacia su amiga. Sin embargo en las cartas no había vistoninguna de Ron y comenzó a pensar que probablemente el no le escribía nunca,parecía ser el tipo de cosas de las que su amigo pasaría. Cuando Hermionetermino de guardar las cartas de la caja, fue a donde estaba su cama, levantola almohada y saco otro fajo de sobres, uno de ellos se cayó sobre las sabanaspero Hermione lo recogió rápidamente, aun así Harry pudo leer fugazmente un"Wea
" en el remitente de ese sobre, supuso que el resto eran de la mismapersona y sonrió a su amigo. El pareció no darse cuenta de nada.

Con las mejillas con un poco decolor, la chica los guio a todos fuera de la habitación, dejaron eldepartamento cerrado, y bajaron como antes al subsuelo del aparcamiento dondese desaparecieron y nuevamente lo hicieron en el callejón lateral que guardabael edificio del ministerio de magia.

 

Entraron a la cabina telefónicaestaban apretados, pero Harry descubrió que no le importaba que Ginny seoprimiera contra su espalda, más bien todo lo contrario, Hermione que era laque más cerca estaba del teléfono marco el código, y la conocida voz de lamujer les hablo del otro lado:

- Bienvenidos al Ministerio deMagia, diga su nombre por favor y motivo de la visita.

- Hermione Granger, Ron Weasley.Ginny Weasley y Harry Potter, viaje al extranjero - dijeron los chicos

- Muchas gracias, por favortengan sus chapas puestas en todomomento - dijo la voz monocorde, mientras comenzaba a bajar. Harry intentomoverse, el contacto con el cuerpo de su chica lo estaba mareando, Miro a Ronque tenía los ojos cerrados y murmuraba "escorbutos de cola explosiva, escorbutode cola explosiva" le hizo gracia la técnica que tenia Ron de enfrentarse a esetipo de problemas, ya que Hermione parecía estar en la misma posición queGinny, sobre el cuerpo de su amigo. Las chicas sin embargo parecían de lo másencantada con la cantinela de Ron que no se había dado cuenta pero ya no ladecía sola para él, ambas intercambiaron una mirada de complicidad y sonrieron.

Para alegría de los chicos lacabina se detuvo, las chicas salerón, pero tanto Harry como Ron se retrasaronun poco, ambos se miraron y pasado un minuto salieron ellos.

- Es que teníamos que recogerlas chapas - Dijo Ron entregándoles las suyas a Ginny y Hermione

- Sí, claro - se burlo Hermionerisueña.

Harry se puso su chapa que ponía"Harry Potter, Uso de red Flu" y miro a su amigo, parecía mentira que nosupiera que más allá de que Hermione sea la más inteligente de las brujas queconocía no había que serlo demasiado para darse cuenta de lo que de verdadhabía pasado en la cabina de teléfono.

- Vamos hermanito, busquemos unacabina que no haya sido usada por un escorbuto de cola explosiva - Dijo Ginnyconteniendo la risa.

Ron se puso completamente rojo,evidentemente pensaba que su estrategia era solo de susurros. Se acercaron auna chimenea y cada uno cogió un puñado de polvo rojo, la primera que entro fueHermione diciendo "Ministerio de Magia de Australia", Ron lo siguió pocodespués. Cuando Ginny se acerco a la chimenea fue a coger los polvos perovolvió corriendo hacia donde Harry le beso de una manera que Harry no seesperaba, se separo de él justo cuando el chico tenía ganas de más, se acerco asu oído y le dijo susurrándole.

-Espero que le haya gustado lo que ha sentido en la cabina experimentado en lacabina señor Potter - Ginny le dio un empujón alejándolo de si, se metió en lachimenea y desapareció entre las llamas al tiempo que decía el destino, loúltimo que vio Harry de ella es que se mordía suavemente el labio. Harrycomprendió que Ginny ya no era ninguna niña que necesitara ser salvada.

----

N.A Bueno pues un capi mas que se acaba, se que es repetirme pero dejar comentarios para ver que tal, He superado las 220, lecturas y las 15.500 palabras, asi que imagino que a mas de 5 personas les gusta esta historia, Nos vemos en Autralia.

Si no estás registrado por favor deja tu opinión de estahistoria en [email protected] mí es importante y responderé a la mayor brevedad posible. Gracias

Capitulo 10: Melbourne

Al muchacho le costó un pocorecuperarse de la reacción de su chica, cuando creyó estar listo para moversesin que se notara que tenía cara de tonto, recogió un puñado de polvo, dijo eldestino y fue engullido por las llamas.

 

Las chimeneas pasaban a su alrededora la velocidad de vértigo, se sintió como en un túnel, en ocasiones veía unresplandor de fuego a su derecha, y otros a su izquierda, llevaba variosminutos, imagino que el viaje seria más largo que los típicos segundosacostumbrados debido a que la distancia a recorrer era importante, justo en elmomento en el que el muchacho comenzaba a sentir nauseas notó como la velocidada la que se desplazaba se reducía drásticamente, como sabiendo lo que leesperaba intento dar un paso al frente pero no le sirvió de nada, como enocasiones anteriores tropezó, al levantar la cabeza cubierta de cenizas vio quela Mano de Ron lo levantaba del suelo.

- Hola Harry. ¡Reparo! - dijoapuntando a las gafas del chico las cuales se repararon al instante, siempre sele rompían cuando viajaba de ese modo. - ¿Por qué has tardado tanto? - leincrepo su amigo.

- Cuando estaba por salir, unfuncionario quiso saludarme - Harry miró a su chica que sonreía divertida,Harry tomo nota sobre cómo se las gastaba la pelirroja -entonces he tenido quequedarme unos minutos más - agrego Harry intentando darle seguridad a sumentira, miro a su amigo y parecía que se lo había tragado. Hermione en cambiole murmuraba a Ginny y esta se continuaba riendo, a ella era más difícilengañarla pensó el moreno.

- Sea como fuere estas aquí -dijo una voz suave y melodiosa que provenía del fondo de la habitación, sudueña, una chica de unos 20 años, morena y con una piel con un bronceadoperfecto miraba a Harry con unos profundos ojos azules - Harry Potter - Exclamo- tu legenda ha llegado hasta aquí, solo el tenerte en frente resulta un placer- Harry noto que su acento inglés tenía un cierto deje exótico, pareció ponerespecial énfasis en la última palabra

- Perdone, pero ¿Quién es usted?- dijo rudamente Ginny, su sonrisa se había esfumado.

- Ho cielos, perdonad mismodales - se excuso la chica, sin embargo no quito los ojos de Harry - Me llamoCristine Slayter, soy la hija de Stephanie Slayter, Ministra de Magia deAustralia, mi madre ha recibido una llamada del señor Shacklebolt hace una media hora, tan solo nosdecía que recibiríamos visita diplomática desde Londres, He venido enrepresentación de mi madre.

La pelirroja se acerco a Harry yle rodeo la cintura, este gesto lo hizo gracia al muchacho pero no dijo nada -Entonces, ¿Podrás ayudarnos? - Le increpo la chica.

- Claro que si - Reparando en lapelirroja por primera vez - como ya dije vengo en representación de madr---

- ¿Qué has venido enrepresentación mía?, no me hagas reír - se escucho una voz, en una de laspuertas de las oficias que estaban detrás de las chimeneas, una mujer alta ycon el porte que a Harry le recordó a McGonagall, aunque mucho más joven,avanzaba hacia el grupo, era muy atractiva a su estilo, era alta, y morena,parecía evidente que Cristine había heredado de su madre los ojos. La rubiaentretanto se había marchado a una de las oficinas y observaba la escena y a sumadre desde la puerta en la que Harry leyó en el cristal "Cristine Slayter,regulación mágica en animales".

- Tú debes de ser Harry Potter,siento el comportamiento de mi hija, ha leído lo que ha pasado y esta algorevolucionada, a decir verdad todos lo estamos - confeso la mujer- Y vosotros debéis ser Hermione Granger,Ronald Weasley, Y Ginevra Weasley - dijo posando la mirada en cada uno de susamigos.

 

- Por favor, llámeme Ginnyseñora ministra - dijo la chica con una sonrisa, su tono se había endulzadomucho desde que se hubiera marchado Cristine.

- De acuerdo, como bien asumió vuestracompañera Ginny, soy Stephanie Slayter - dijo mirándolos a todos - bienvenidosal Ministerio de Magia Australiano ¿A qué debo el honor de vuestra visita?

- Veras, buscamos a dos personas- comenzó Hermione - Mis padres - Hermione explico lo que había hecho el añoanterior. Y todos escucharon en silencio.

- Pero intentar ubicarlos esalgo imposible si no me dais más datos, Australia es muchísimo más grande queGran Bretaña, Podría llevarnos años y es un tiempo que no tenemos.

- En eso no se preocupe -continuo Hermione- antes de venir hemos estado en mi antiguo domicilio, allíhabía muchas fotos, notas y varios documentos de un sitio concreto, Melbourne,si tan solo nos indicara como podríamos llegar hasta allí nosotros nosencargamos de todo lo demás- Entonces los chicos se dieron cuenta de por quéquería ir a su antigua casa antes de iniciar el viaje, todos aplaudieron laidea de su amiga, Harry se guardaría para sí lo de las cartas.

- De acuerdo - accediónuevamente Stephanie - Salir por la puerta del fondo, la sede donde estamosahora es la de Melbourne - ¿saldréis así? Dijo mientras miraba la vestimenta delos chicos.

- No se preocupe por eso - Dijola chica misteriosamente - Muchas gracias por todo,

Los chicos se despidieron y atravesaron la puerta, tan pronto comopasaron por el marco una calle amplia los recibió, al parecer el Ministerioestaba mimetizado como una antigua fábrica de calzado abandonada, un friohelado los golpeo en la cara, Hermione estaba sacando ropa de abrigo de supequeño bolso, al parecer nadie salvo ella se había percatado que del otro ladodel mundo seria invierno mientras que en Londres disfrutaban de una temperaturade 25 Cº. Ron con un sweater y una chaqueta beso a su novia agradeciéndole elgesto.

- Bien y ahora que hacemos - preguntoGinny mientras se abrazaba a si misma intentado recuperar el calor, unossegundos después el atento brazo de Harry le cubría los hombros.

- Pues no lo sé - Admitió la chica- Sinceramente esperaba que el ministerio me dijera exactamente dónde puedoencontrarlos, aunque ahora que lo pienso no tiene mucho sentido - se derrumbo desilusionada.

- No te preocupes - dijosorprendiendo a todos Ron mientras sacaba su varita y la ponía en el dorso dela mano, la miro y le dijo - Wendell Wilkins y Monica Wilkins -Nada ocurrió.

Ron extrañado, lo repitió, perosin resultado alguno, hasta que pareció darse cuenta de algo.

- Hermione, ¿Cómo se llaman tuspadres? Los nombres reales quiero decir, no los que están usando en Australia -preguntó el pelirrojo,

- Dr. Albert Granger y Dra. JeanGranger - Dijo la chica extrañada.

Ron repitió el proceso con losnombres que le había su novia y La varita empezó a girar como loca sobre sumano, hasta que después de varios giros se detuvo en una posición concreta - eshacia allí - Confirmo Ron, Harry no sabía que pensar, Ginny estaba sorprendida,Hermione en cambio, miro la varita de Ron y luego se abalanzo sobre su chico,que tuvo que hacer esfuerzos para no caerse, besándolo. A Harry le recordó haceunos días cuando la misma escena se repetida con unos colmillos de basilisco.

 

- Ejem, ejem - se aclaro lagarganta Harry sonriendo - Podemos movernos, aquí hace frio.

- No sabía que podías hacer eso- le dijo Ginny a su hermano, asombrada.

- Bueno, lo aprendí hace poco -confeso el chico -saque la idea de Harry el año del Torneo de los Tres Magos,cuando dominó el hechizo brújula. He estado practicándolo, y si te concentrasen la persona que buscas y dices su nombre se supone que funciona, pero nunca me había salido correctamente a laprimera, hasta el día que en el año pasado intentaba encontrar a Harry, lohalle por este método una vez que el iluminador me transporto hasta dondeestaban ellos, ahí fue cuando descubrí que había que tener algún tipo de lazocon la persona que buscas, o con su familia - dijo mirando a Hermione - aunquecuando encontré a Harry la varita parecía perdida, imagino que el lazo que nosune es
bueno distinto - dijo mientras el color subía a sus mejillas.

Los chicos se levantaron ycomenzaron a seguir la dirección de la varita, en alguna esquina girabasuavemente indicando una calla que se metía por algún camino. Unos autobuses deun color blanco parecía ser lo único que había en la calle, las pocas personasque se cruzaban en su camino simplementepensaban que era un grupo de estudiantes, uno de ellos con una rama en la mano.

Tras cruzar amplias avenidas,cortar por centro comerciales, dar con varias personas de lo más extrañas, concamisas y sombreros, llegaron a una zona residencial, un grupo de grandes casasse mostraban a los laterales de una pequeña calle, una garita de policía lacustodiaba desde la entrada. Un hombre uniformado con una camisa azul clarosalió a su encuentro.

- Buenos días Agente - le dijomuy correctamente Ron - Venimos a visitar a los señores Wilkins, Wendell yMonica - le dijo sonriéndole.

- Ho claro, se alegraran derecibir visitas - y se hizo a un lado volviendo a su garita a resguardarse delfrio.

Loschicos siguieron a la varita, hasta un sitio donde parecía por toda evidenciaindicar un portal. Los chicos se detuvieron delante los cuatro se miraron yHermione intentando aparentar decisión avanzo unos pasos y toco el timbre.Harry sin embargo pudo ver como temblaba, Ron le cogió la mano.


----

¿Hey que tal? bueno no dare el adelanto del proximo capi ya que no quiero crear Spoilers, aver que pasa....

Como nota personal, he de admitir que me gustó mucho crear el personaje de Cristine, puede tener mas apariciones en esta historia o morir en el tintero, asi que la tarea especial es decirme que os parece ese personaje. Esta historia la escibimos entre muchas ideas.

Bueno lo dicho siempre, dejad comentarios y esta historia seguira viva.

Si no estás registrado por favor deja tu opinión de estahistoria en [email protected] mí es importante y responderé a la mayor brevedad posible. Gracias

Hasta la proxyma vez que las musas me visiten y pueda escribir el siguiente capi.

Capitulo 11: Reuniones en la Oscuridad

Mientras tanto muy lejos deallí, en algún lugar perdido de Europa una noche sin estrellas cubría unacampiña, una sombra se arrastraba por uncamino de tierra, las curvas de su andrajoso vestido, una simple prenda negradejaban ver una silueta femenina, que seguramente en otro tiempo hubiera sidohermoso, continuo arrastrándose, hastaque poco más allá había una casa, Ya no lo soportaba más, "esa estúpida mocosay su madre traidoras a la sangre" pensaba ella, era la única idea que tenía enla cabeza, ellas eran las culpables de que ahora ella, antaño la emperatriz, lamano derecha de su señor, sufriera ahora esta humillación. Continuo con sulenta marcha hasta llegar a la choza, una pequeña construcción en medio de lanada, atravesó el marco cuya puerta estaba rasgada, salida completamente de susbisagras se movía vacilante. Todo parecía completamente abandonado, Entro.

 

Una pareja de viejos se encontraban recostadosen el suelo ambos estaban abrazados, una expresión de tranquilidad se dibujabaen sus rostros, una expresión muda que parecía que hacía algún tiempo novariaba. No tenían ningún tipo de herida, todo parecía perfecto para ellos,exceptuando el detalle de que sus corazones ya no latían. Eso y que una granrata apoyaba sus pequeñas patitas en el hombro del anciano. Si no fuera poresos datos cualquiera podría jurar que la pareja se encontraría llena de vidaesperando al amanecer para comenzar sus labores. La mujer pudo apreciar como aquel animal quehabía conquistado el hombro de aquel anciano parecía sonreírle, a continuaciónpudo comprobar cómo se convulsionaba y empezaba a aumentar de tamaño antes deque ella perdiera el sentido.

Despertó de pronto cuando sintióque un liquido amargo mojaba su boca, "bebe esto, te sentara bien" le habíadicho una voz, tenía sed, sin pensarlo dos veces asió el cáliz que el dueño dela voz le entregaba y apuro su contenido, de pronto se sintió mucho mejor,abrió los ojos y vio aquella copa salvadora, unas manchas plateadas se habíanquedado en su fondo, intento beber con la lengua las últimas gotas de sangre deUnicornio que había en la copa.

- Creía que vendrías con elseñor tenebroso y con la cabeza del muchacho - dijo la voz.

- Ya, creías mal - respondióescuetamente la mujer, no se sentía con deseos de dar explicaciones.

- ¿Puedes decirme que ha pasado?- inquirió él hombre.

- ¿Has matado tu a estosMuggles? - dijo por toda respuesta la mujer, ahora que se sentía más fuertepudo observar a su acompañante, un hombre mayor y con una barba de varios díasle devolvió la mirada.

- Así es - respondió este - Son, o más bieneran, Josephine Greyback y su marido, unos granjeros de poca monta,

-¿Es la hermana del lobo? - Elhombre asintió - ese Maldito nos ha traicionado en el último momento, imaginoque el hechizo Imperius ya no tenía el mismo efecto, se cargo a dos de losnuestros, pero seguramente ahora ya se haya reunido con aquella inútil mugglepor la que lloraba a la luna - al final de su discurso sonrió con indiferencia.

- Entonces es verdad - intentorazonar el mago - si el hechizo que el propio señor tenebroso ha lanzado sobre él para controlarlo se hadebilitado lo suficiente como para que ataque a los mortífagos, ¿es acasoposible? - preguntó, aunque sabía la respuesta.

- Así es, el señor tenebroso hasido derrotado - comenzó a explicar la dama - por algún motivo esos chicossabían de la existencia de los Horrocruxes, y lo que es peor llevaban añosdestruyéndolos, el primero en caer fue el diario, gracias a la ineptitud de unode los nuestros, que será castigado en su momento. Después cayó el anillo, fueun pequeño merito de aquel viejo chiflado, pero ya ha pagado por la insensatez,a partir de ahí desconozco el orden correcto pero tendría sentido pensar que elguardapelo cayo ya que era el que menos protegido estaba, la copa en cambio seencontraba en Gringotts, una vez que notamos que había sido destruida asaltamosel castillo, me inclino a pensar que el ultimo fue la diadema, ya que fue en ellugar de la pelea.

 

- Pero ¿Y Nagini? - preguntó elhombre desesperado.

- Esa es la parte más extraña,el muchacho estaba muerto - recordó lo mujer - yo misma vi como la maldiciónimpactaba en su pecho, se había entregado voluntariamente, cayo y una de lasnuestras lo comprobó, también me encargare de que reciba su castigo por habermentido al señor tenebroso, dijo que había muerto, llevamos el cadáver delchico al castillo, para jactarnos de los vencidos, el amo les dio laoportunidad de arrodillarse ante nosotros, evidentemente lo hicieran o nopretendíamos matarlos a todos en realidad, sin embargo cuando parecía queestaban a punto de deponer las armas llorando la caída de su héroe, unmocoso al cual tuve la oportunidad deconocer y que debería haber eliminado en su momento, desenvaino esa malditaespada y corto a la mitad a Nagini - concluyo la mujer su relato.

- Pero, ¿Y después?

- El señor tenebroso estabasorprendido ante ese extraño resultado, he de admitir que todos lo estábamos,sin embargo el asesinato de Nagini hizo que los que estaban en el colegiovolvieran a tomar las varitas, una vez dentro, me hirieron y fingí estarmuerta, con el calor de la batalla nadie se encargaría de comprobarlo. Por unmotivo que no alcanzo a comprender aquel estúpido paladín apareció en elcomedor, nuestro señor y él se enfrascaron en un combate, Me arrastre mientrascombatían buscando salir del castillo, poco después de salir del gran comedorvi a Greyback atacando a los nuestros, ese maldito perro, supe que a los queatacaban no tendrían problemas en reducirlo, pero fue sorpresivo, desconozco elresultado final de la pelea, pero si Fenrir actuaba por voluntad propia esosolo podía resultar una cosa. - Su interlocutor asintió solemnemente - mearrastre intentando no ser vista, y creo que lo logre, Salí de los terrenos delcastillo y use las últimas fuerzas que me quedaban para desaparecerme de allí.

- ¿Cuántos quedamos? - fue laúnica interrupción de su compañero

- Es imposible de saber -confirmo ella - muchos murieron en la batalla de Hogwarts, otros muchos están heridos, más de lo que gustaríaadmitir, ya que están muriendo ahora mismo producto de ellas. Yo de hechoestaría muerta de no ser por ti - su tono evidenciaba cualquier cosa menosagradecimiento - ahora mismo solo puedo sentir a unos pocos, aunque la mitad deellos son traidores que han desertado en el último momento. Ahora mismo estoy muy débil, pero cuando merecupere - comenzó la mujer pero su compañero la interrumpió.

- Escucha, he visto tus heridas,quien quiera que te haya hecho esto sabía lo que hacía, me extraña que no tematara, pero te ha provocado heridas permanentes, a lo sumo y en el mejor delos casos te queda 1 año como mucho.

- Lo sé, contaba con ello,además sé que la sangre de unicornio no podrá curar esas heridas, y por eso meestoy quedando sin tiempo para llevar a cabo mi plan.

 

- ¿Y de que se trata? Si puedesaberse - Aquel hombre estaba contrariado debido a que le habían refutado eldiagnostico que era tan evidente.

- Usare los próximos meses paradar y doblegar a mi voluntad al Hacedor de Sueños - Su compañero abrió los ojoscon sorpresa, la mujer del vestido en cambio tosió y unos hilillos de sangre semostraron en sus labios. A continuación se quedo dormida.

Muylejos de allí, a varios miles de kilómetros, un chico se llevaba la mano alpecho debido a un pequeño sofoco, una pequeña pelirroja a su lado lo observa ysonreía mientras esperaba que la puerta de una casa se abriera. El buzón de lacasa rezaba "Señor y señora Wilkins"

----

Bueno, la trama comienza a tomar forma, se aceptan apuestas sobre quien es "la Mujer del vestido"

Si no estás registrado por favor deja tu opinión de estahistoria en [email protected] mí es importante y responderé a la mayor brevedad posible. Gracias

Como siempre comentarios y cositas pinchar abajo donde pone enviar comentario.

Capitulo 12, Jessyca

Los cuatro chicos esperaban enel portal, con un rápido movimiento un señor bajito y calvo salió a recibirlos,su uniforme parecía impoluto, un pantalón oscuro, camisa y chaquetacomplementaban el acabado de una pajarita que se le ataba al cuello.

- Si ¿Puedo ayudaros? - dijo elhombre en un tono respetuoso.

- Buscamos a los señores Wilkins- comenzó Hermione.

- ¿Tiene usted cita señorita
? -Ron comenzó a acercar su mano al bolsillo pero Hermione volvió a hablar con vozsegura.

- Granger, Hermione JaneGranger, solo serán unas preguntas, trabajamos para el censo y quisiéramossaber unos aspectos de la vida de los doctores - soltó Hermione de carrerilla,parecía que llevaba tiempo ensayando.

- Lo siento, pero si no tienencita no puedo dejaros pas - comenzó pero una voz conocida para todos se escuchoal final del recibidor de piedras.

- Ho por Dios, Jonnathan déjalospasar - se adelanto el señor Granger - Señorita Jane Granger, si mal no heoído, es un placer - dijo estrechando su mano, si a Hermione le causabaextrañeza estrechar la mano a su propio padre no lo demostró - Pasen a mi salónpor favor - guio el señor Granger.

- Muy bien señor Wilkins, leimporta si mis compañeros me acompañan, son becarios y están ahora mismocomprobando en trabajo de campo de una profesional - rio orgullosa Hermione,Harry comprendió que llevaba mucho tiempo preparando esa excusa. Su seguridadal mentir e inventarse historias había mejorado mucho desde aquella vez que lehabía dicho a Dolores Umbridge que un arma secreta se hallaba en el bosque,hacia ya dos años.

- Sin problema Jovencita - loscuatro chicos fueron guiados al salón, tomaron asiento en el más amplio, yHermione se acomodo en un sofá de una plaza, enfrente a su padre - Muy bien,que desea saber señorita.

- Tengo entendido que hanllegado este último año a esta casa, ¿Cómo describiría su vida aquí?

- Muy buena - corroboro su padre- nos han aceptado a la primera, hemos podido obtener esta casa con los ahorrosque teníamos antes.

- E imagino que su intención esquedarse aquí de manera indefinida - los chicos miraban a uno y otro ladosimulando un partido de tenis, cualquier gesto podía echar a perder laestrategia de Hermione, sea cual fuera esta. Ron sin embargo estaba impasible,salvo el detalle de que tenía una mano dentro del bolsillo todo el tiempo.

 

. Me temo que no lo creemosprobable señorita - le dijo a la chica, todos parecieron sorprenderse -deseábamos vivir aquí, pero ambos tenemos la impresión de que algo muyimportante se nos ha quedado en Londres, es probable que en el trascurso deeste año, dejaremos pasar unos meses y luego viajaremos a Londres - dijo elseñor Granger - es probable que así logremos dar con ese punto de nuestrasvidas.

- Muy bien Señor Granger -Hermione comenzaba a meterse la mano en el bolsillo - una última pregunta, -¿Cuántas personas viven en el domicilio?

- Somos tres personas - le dijosu padre, todos entendieron que Jonathan aquel mayordomo que les habíabloqueado la entrada, trabajaba de interno en el domicilio de la pareja.

- Señor, mi turno ha acabado -le dijo Jonathan al señor Granger desde la puerta - me voy a casa.

- Muy bien, Hasta mañana pues -se despidió el Padre de Hermione -

- Señor Wilkins - comenzóHermione, Harry la notaba nerviosa, estaba claro que su plan estaba teniendouna fuga de última hora - El señor Jonathan no vive en el domicilio.

. Ho, no claro que no muchacha -el tiene su casa muy cerca de la nuestra, pero no vive con nosotros.

- Entonces quien es el tercermiembro - pregunto Rápidamente Ginny, Hermione parecía prever la respuesta perosi quedaba alguna duda a los chicos en ese momento con el cabello enmarañado yuna dentadura perfecta apareció en la puerta de la cocina una mujer, en losbrazos llevaba un pequeño bulto, mientras lo mecía hacia ambos lados.

- Mi mujer es la segunda, ynuestra pequeña Jessyca es la tercera - dijo orgulloso el señor Wilkins,Hermione le hizo una seña a su novio mientras le señalaba a su madre, ambosvarita en ristre dijeron a la vez ¡Obliviate! Harry en cambio dirigió la suyahacia al bulto haciendo que levitara, ya que en cuanto la mujer recibió elhechizo ambos brazos le cayeron al costado del cuerpo. La pequeña flotosuavemente hacia las piernas de su padre que estaba con cara ausente en elsillón, ambas manitas se movían en el aire buscando la protección de su padre,al no obtener respuesta, la pequeña rompió a llorar. Hermione aun sin creérselole entrego la varita a Ginny, esta mantenía el contacto con la cabeza de supadre, devolviéndole todos los recuerdos perdidos, aquellos en los que losseñores Wilkins tenían otra identidad, Vivian en otro sitio, y tenían una hijade 18 años. La chica se acerco a la pequeña que no paraba de llorar, la cogiósuavemente por debajo de los brazos y la levanto a la altura de la vista, lapequeña que no parecía tener más de unos meses de vida abrió los ojos y loscruzo con los de Hermione, inmediatamente dejó de llorar y comenzó a sonreír. Lachica le devolvió la sonrisa.

Pasados unos minutos de absolutosilencio donde lo único que parecía moverse eran las varitas de Ron y Hermione,frente a la cabeza de Albert y de Jean Granger, pocos segundos después, elpadre parpadeo un par de veces, la varita de Hermione dejo de moverse en lamano de Ginny. Ron sintió lo mismo con la suya que apuntaba a la doctora.

- ¿Ron? - Comenzó la señoraGranger - tu eres Ron ¿verdad? Que tal están tus padres - dijo sonriéndole almuchacho - Me alegra conocerte al fin, mi hija me vive hablando de ti.

- Si hija, ¿Qué haces aquí? - Dijomirándola - Creía que estabas en el colegio - observo su salón - ¿Por qué noestamos en casa?

 

- ¿Qué tienes ahí cariño? - ledijo la madre percatándose del bulto que tenía entre las manos su hija el cualestaba envuelto en mantas. Hermione se acerco a su madre y le entrego la niña,la madre la observo solo unos segundos y la pequeña le cogió de su camisa - Es mihija, mira Albert - dijo Jean - Es nuestra hija - no sé cómo explicarlo pero esnuestra. ¿Qué ha pasado? - pregunto al aire la señora Granger. Harry que sehabía quedado apartado le hizo una señal a Hermione, ella lo entendió como quela apoyaría con cualquier decisión que tomara.

- Muy bien, Mamá, Papá - comenzóla chica con aire de profundo respeto - quiero que por favor me escuchéis conatención, pues es quizás lo más difícil que me ha tocado explicar nunca, alfinal si tenéis alguna duda decírmelas e intentare ser lo más clara posibleexplicando las cosas, antes que nada me gustaría presentaros a misacompañantes, este de aquí es Harry Potter, les conté su historia hace años, ¿Recordáis?- los padres asintieron mudamente - la chica es Ginny Weasley, una gran amigade la cual también os he hablado, a su vez es la novia de Harry, finalmenteeste es Ron, os habéis conocido hace años cuando estábamos comprando mis librosde segundo, y parece ser que Mama ya lo recordaba - el padre volvió a asentir,la madre en cambio miraba a Ron y sonreía sin tapujos, Harry dedujo que lachica y su madre habían tenido largas conversaciones con lo que respecta alpelirrojo en los momentos en que la chica estaba en casa


ahora bien, si recordáis lahistoria que os conté de Harry, también sabréis que había uno
de los nuestrosque lo perseguía abiertamente, esa persona era un peligro para toda nuestragente así como la que no posee poderes, como vosotros. Yo ya estaba dentro deesa guerra desde hace mucho, por lo cual tenía que tomar cartas


Sin embargo, este mago sejactaba de los demás haciéndole daño donde más le duele a la gente, en mi casovosotros, era muy probable que Voldemort os atacara, incluso asesinara, teníaque asegurarme de que no os pasaba nada malo, con un hechizo borre vuestrasmemorias, durante este tiempo erais dos personas distintas, ambas llamadas Mónicay Wendell Wilkins


Durante este tiempo habéistenido una hija a la cual le habéis puesto Jessyca de nombre, habéis pasado unaño fuera, de hecho ya no estamos en Londres concluyo Hermione, esto esMelbourne, también hechice vuestras mentes para que dejarais el país. En esteaño nos dio tiempo a nosotros de enfrentarnos a ese mago y derrotarlo parasiempre, ahora Londres es seguro para todas las personas, por lo cual creía queera necesario venir a deshacer el hechizo.

Toda la habitación quedo ensilencio, el señor Granger se levanto, parecía mucho más alto ahora, se acercoa su hija y Harry pensó que iba a golpearla, sin embargo la acerco a su pechopor medio de un abrazo silencioso que explicaba a la perfección como sesentían, a los pocos segundos su madre se unió al abrazo.

Solo la espalda de Ron se veía entresus brazos, parecía que estaba llorando pues no dejaba de temblar, Harry, Ginnyy Ron se marcharon de la habitación que daba a un patio trasero para dejarlesintimidad, era claro que ese momento pertenecía por entero a la familiaGranger. Cuando estaban a una distancia prudencial del jardín y no se les oíadesde el salón Ginny no aguanto más y le dijo a su hermano.

 

- Dime una cosa Ron, ¿Por qué tuvarita fue la que hizo que la memoria de la señora Granger se recuperara? - ledijo sin poder contenerse, Harry no la culpaba pues se preguntaba lo mismo.

- Bueno veras, la noche en quevolvimos de Hogwarts, Hermi y yo, pues dormimos juntos
he no penséis mal, solodormimos, el caso es que me conto sus planes, me ofrecí a ayudarla hasta que medijo que estaba de acuerdo, cogió mi varita y lanzo unas cuantas hebrasplateadas al interior de la mía, me dijo que llegado el momento lanzara elhechizo de Obliviate a su madre, el resto lo haría la varita, creo que cargo mivarita con los recuerdos de sus padres, y yo solo tuve que dispararlos - losotros dos chicos no dejaban de sorprenderse del alcance de poder de su amiga -Si que es lista - dijo Ron adivinando sus pensamientos mientras su pecho se hinchabade orgullo.

- Hola chicos - Dijo Hermioneque sonreía desde el otro lado de la puerta, sus ojos estaban algo hinchadospero parecía feliz - misión cumplida volvemos a casa, bueno, mis padresvolverán en avión usando la documentación de Wilkins, cuando la niña cumpla suprimer año y sea un poco más mayor allí les dije que unos desmemorizadores delministerio podrían acompañarlos para hacer la documentación de Jessy con elapellido Granger, seguro que Kingsley me deja abusar de su amabilidad un pocomás - sonrió la chica.

- Cariño - comenzó Ron -¿Recuperaran la memoria de este año? - pregunto preocupado Ron, ninguno deellos había pensado que en tan poco tiempo los padres de la chica pudierantener algún recuerdo que pudiera ser preciso recordar, y el nacimiento yembarazo de una hija entraba perfectamente en esa categoría.

- Si claro, he leído alrespecto, cuando una persona tiene recuerdos en dos vidas paralelas estas secomplementan - resumió Hermione como si se tratara de una clase, al ver la carade sus amigos que reflejaba el hecho claro de que no habían entendido nada,simplifico. - si ambos recuerdos van aser recuperados, les dolerá un poco la cabeza y tardara un par de días pero nohabrá problemas, ya les informe sobre eso.

- Vaya, piensas en todo- admitió la pelirroja. - Entonces ¿Qué?¿Volvemos a casa?

Por toda respuesta los cuatrochicos se dirigieron al salón, se despidieron de los padres de Hermione no sinantes desearles suerte y avisarles de la existencia de Jonnathan, cuandoHermione se acerco a la cuna de Jessyca esta extendió sus pequeños brazos, Hermionele dijo unas palabras al oído y la pequeña se durmió sonriendo enseguida. Sedespidieron de sus padres que besaron a Ginny le hicieron un pequeño gesto aHarry y cuando Ron paso por delante de ellos, Albert le dio un buen apretón demanos, su mujer en cambio le dio un fuerte abrazo y un par de besos en cada mejilla,su padre nuevamente le palmeo el hombro, Ginny pudo notar como el rubor subía alas mejillas de su amiga. Cuando Ron consiguió liberarse los cuatro amigos sefueron al jardín delantero, se desaparecieron pensando en el ministerio demagia, y volvieron a aparecer en la puerta de aquella fábrica abandonada,Hermione estaba contenta y mucho más liberada, aunque Harry pretendía no oírlamurmuraba "una hermana, tengo una hermana" una y otra vez mientras se reía.

Entraron,parecía que el edificio estaba vacío, en el mismo orden que llegaron cogieronun poco de polvos flu rojos y lo lanzaron a las llamas mientras decíanMinisterio de Magia Británico, de ese modo desaparecieron Ron, Hermione y Ginny,cuando las llamas devoraron a Harry unos intensos ojos azules lo miraban desdedetrás de un cristal.

---------------------

 

Na: Buenas a tod@s, me alegra haber escrito esto, lo tenia pensado hace tiempo, a partir de ahora las cosas iran un poco mas rapido, os vere en el proximo capitulo que sera el ultimo...nah mentira :P le queda vidilla a esto.

Os veo en el siguiente "Wizengamot y Rosas" os digo que sera largo, ya que seran muchas cosas (y tiempo) que pasaran

Dejar comentarios plis

Si no estás registrado por favor deja tu opinión de estahistoria en [email protected] mí es importante y responderé a la mayor brevedad posible. Gracias

Capitulo 13 Wizengamot y Rosas.

El viaje hacia el Ministerio fuetan intenso y largo como el de ida, el ya acostumbrado tropiezo y rotura degafas no importaron a Harry pues inmediatamente después de salir los chicos enla chimenea estos acordaron volver a viajar por medios de polvos Flu a lamadriguera, Ron metió la cabeza entre las llamas para avisar a su madre queusarían ese medio y que despejaran la chimenea, a los pocos minutos ambasparejas estaban listas para partir, primero lo hicieron Hermione y Ron,seguidos de Ginny y Harry, el viaje a la madriguera solo duro un par desegundos, que a Harry le parecieron infinitamente mejores que su viaje de largadistancia, esta vez cuando llego a la Madriguera sin embargo no fue a parar alsuelo como de costumbre, se dio cuenta que la responsable era Ginny que lomantenía abrazado y pegado a su cuerpo, haciendo que ella se encargara delequilibrio.

Cuando la señora Weasley los violo primero que hizo fue abrazarlos, ante la sorpresiva reacción de todos lesdijo a sus hijos - Es que hubo un momento en que vuestras ajugas marcaban "Enpeligro mortal".

Entre Harry y Hermione leexplicaron lo que había ocurrido en el piso antiguo de la chica, lo de laaparición de Dolores y la pequeña escaramuza que habían interpretado.

- Ya veo - dijo la mujer,oportunamente, Harry había omitido el dato de que casi acababa con la vida desu novia - eso explica la carta con el sello del ministerio a vuestro nombre,espero que me perdonéis por abrirla, os citan a todos a participar en el Wizengamoten un par de semanas - dijo señalando el sobre. Harry se acerco a la silladonde estaban todos los papeles y vio el sobre con el sello ministerial, lodesdoblo y leyó en voz alta,

- "A Harry James Potter, Hermione JaneGranger, Ronald Billius Weasley y a Ginevra Molly Weasley; se les convoca como oyentes y posibles testigos anteel tribunal del Winzengamot, día 10 de agosto, Atte. Mafalda Hopkins" -Leyó Harry para todos.

Ron cogió unperiódico que también estaba en la pila de papeles, un hombre mostraba unasonrisa en la portada que rezaba

"Kingsley Shakeltbolt elegido por unanimidadnuevo Ministro de Magia, con la lucha contra la opresión, la igualdad entremagos y muggles, y la persecución de los mortífagos que no se entreguenvoluntariamente a los juicios que el mismo presidirá, fue nombrado el señorShakeltbolt con el máximo cargo que hoy se puede dar a un mago, años de luchacontra Voldemort en las filas de la Orden del Fénix, custodia personal delministro de magia Muggle y años de trabajo en el ministerio avalan a esta jovenpromesa, "estoy muy orgulloso del cargo" cuenta Kingsley a nuestros reporteros,desde aquí le deseamos lo mejor (más información en las páginas 3 a 12"

 

Todos loschicos comieron rápidamente, una cena rápida amenizada con las conversacionesde Percy, y los comentarios sugerentes sobre qué era lo que hacían Ron y Ginnycon sus parejas de George, según el "tenían que dejar el estandarte Weasleybien alto" Y más después de que Bill se llevara a Fleur, les dijo después demirar a la pareja r. Todos rieron inclusola señora Weasley, aunque eso no evito que el color se subiera a la cara de lospequeños Weasley, Fleur en cambio parecía algo ausente, miraba a su marido demanera esporádica, y comía todo lo que la señora Weasley le pusiera delante.

Paso Julio ycon ello el cumpleaños de Harry el ultimo día de ese mes, la mañana del 31 dejulio Ron le despertó con un montón de regalos, que incluían chocolatinas,artículos de broma, y un nuevo sweater de la señora Weasley, Incluso Kreacherle regalo un par de calcetines que Harry guardo con cariño, imagino que algúnelfo domestico le había dicho la costumbre que tenía Dobby de regalarle estasprendas, Ginny, en un arrebato de rebeldía le dio una nota que ponía "Pasa pormi Habitación". Harry así lo hizo, y cuando entro la chica cerró la puerta, yse abalanzo sobre Harry, cuando se separaron ella le tendió un paquete, dentrohabía unos Bóxers negros ajustados. Ella le dijo, que cuando llegara el momentole gustaría que los usara.

Esa nochetuvieron una cena agradable, con toda la familia, donde todos saludaron aHarry. Tan normales como cualquier noche en casa de los Weasley, la que elchico ya consideraba su hogar.

Esas cenas serepitieron en varias ocasiones en los días siguientes, los días comenzaron apasar rápidamente entre risas, partidas de ajedrez donde Ron era prácticamenteimbatible, y largos paseos donde era uno de los pocos momentos en donde ambasparejas se separaban, las relaciones entre Ron y Hermione por un lado y Harry yGinny por otro parecían competir en intensidad, escenas como la primera nochese repetían varias veces, aunque ninguno de los 4 parecía querer sobrepasar esalínea invisible. Por las noches Harry prefería reservarse las opiniones deGinny con Ron, después de todo eran hermanos y prefería que no supiera lo que élhacía con la pelirroja cuando el chico no miraba, sin embargo este lazo desangre no era algo que compartieran Harry y Hermione y eso se dejaba ver en lasconversaciones que Ron mantenía con Harry sobre el comportamiento de la chica,en muchas ocasiones el moreno prefirió silenciar a su amigo antes de saberciertas habilidades especiales que tenía su amiga. Que por otro lado parecíancompartir con la pelirroja. Harry comenzó a sospechar que ambas se daban ideasen la habitación de al lado con el fin de torturar a sus chicos al díasiguiente. Cada día que pasaba sus sospechas se confirmaban más.

Las tardes, unpoco antes de dormir jugaban mini partidos de quidditch 2 contra 2, Ron habíamejorado un poco, ya que su porte era cada vez más grande, Harry erasimplemente igual que siempre, capturaba la snitch a los pocos segundos desoltarla, sin embargo su puesto como cazador no era tan espectacular. Hermioneen cambio nunca había sido demasiado ágil sobre una escoba, y evidentemente nopretendía mejorar, sus movimientos eran torpes, pero era bien sabido que elconocimiento de la chica sobre ese deporte se aplicaba solo a la parte teórica,Ginny según noto Harry y secundo Hermione, era fantástica, la habilidad paracapturar la pequeña pelota dorada casi igualaba a los tiempos de Harry, y erala única que podía marcarle a su hermano que se esforzaba al máximo, Ginny sela colaba en lugares imposibles de alcanzar, Harry echaba de menos el colegio yrecordó que aun tenían una decisión que tomar, se prometió a si mismo meditarlocuando volvieran del ministerio, Una tarde donde la pelirroja estaba haciendogala de una de sus mejores prácticas, una bruja con una capa marrón volabasobre la madriguera, al ver la práctica de los chicos se acerco al improvisadocampo, y se quedo unos minutos observando. Cuando terminaron se acerco a loschicos que formaron un coro,

 

- Perdonad ¿Podríasdecirme como llegar a la casa de los Lovegood? - dijo la mujer, llevaba unacapa, un sombrero y gafas por lo que solo se le veía la boca al hablar. Harrypudo notar además que la escoba que montaba era una saeta de fuego, pero lo quemás le llamo la atención es que en el extremo del palo, había una figuragrabada en la madera, el chico la reconoció inmediatamente como una harpía, sinembargo no dijo nada.

- Claro - dijoGinny - Continúe recto, hasta la próxima colina, veré un rosal de varios metrosde diámetro, cuando este encima gire ala derecha y después del valle vera su casa. Esta muy cerca, sobre todo si vavolando - termino la pelirroja.

- Muchasgracias - dijo la mujer y comenzó a avanzar, pero a los pocos metros se giro y lespregunto - bonito partido ¿Jugáis en el colegio? - les dijo mientras volvía sumirada a los chicos.

- Si enHogwarts, en Gryffindor - agregaron los tres, Hermione en cambio se quedo ensilencio.

- Ho si,Hogwarts, echo de menos el colegio, yo estaba en Ravenclaw, en fin, gracias porlas indicaciones - dijo la bruja mientras giraba su escoba y comenzara aacelerar, a los pocos segundos se perdió de vista. Harry sin embargo intentoapuntarse el preguntarle a Luna si esa noche recibirían visitas, algo le decíaque esa mujer no buscaba a los Lovegood.

Poco después deeso Molly salió de la casa buscándolos para comer, cenaron rápidamente yquedaron de acuerdo en que irían junto con Arthur y Percy, que había recuperado su trabajo y ahora era el asistentede Kingsley por petición expresa del primer ministro de tener al chico Weasley ensu equipo de asesores, a primera hora de la mañana del día siguiente. Loscuatro se fueron a dormir y esa noche no hablaron de nada, Harry agradeció notener que escuchar a Ron sobre que era o no era capaz de hacer Hermione con suslabios.

A la mañanasiguiente, bajaron a desayunar ya vestidos para salir, ninguno de ellos estabaseguro lo que tendrían que hacer en el juicio pero era obligatorio que fueran.Cogieron sus mochilas, se fueron en pareja por medios de polvos flu alministerio, al igual que la vez anterior la pelirroja abrazo a su chico y asíevito que este cayera, Comenzaba a gustarle viajar de ese modo.

Pasaron elcontrol de seguridad entregando sus varitas, sin problema, todo el mundosaludaba a Arthur, además Harry agradeció que la atención que normalmente leprofetizaban a él, ahora estaba distribuida por todos sus compañeros por igual.El chico se detuvo un momento a contemplar la fuente, su primera visita era unapareja de magos alzándose por encima de unas criaturas, el año pasado en cambioera un mago sentado en un trono hecho por muggles, este año le alegro ver quela figura de oro había sido sustituida y se trataba de un brujo, vestido conropas muggles mientras le daba la mano a un elfo domestico, la escena eraaplaudida por un centauro y un sirenio. Aquello alegro tanto al muchacho que sedirigió a la fuente y lanzo un galeón al agua, el cartel que informaba que todoel dinero recogido seria donado a San Mungo estaba intacto.

 

Percy guio alos chicos hasta la habitación circular donde se acostumbraban a realizar losjuicios bajando por el acostumbrado ascensor donde memorándums internos enforma de aviones de papel entraban y salían en cada planta. Al llegar a la ultimalos cuatro chichos siguieron a Percy que encabezaba la marcha, atravesaron unapuerta, se encontraron en la misma habitación donde el año anterior Harry yHermione habían rescatado a la mujer de uno de los trabajadores, llevándosetambién a todo un grupo de niños que seguramente serian condenados por lapersona que era hoy juzgada. La habitación no había cambiado en absoluto, unpequeño estrado presidia la sala y Perci se sentó en la silla a la derecha delmismo, más asientos formaban un círculo alrededor de la sala abovedada, en elcentro un trono con respaldos y apoyabrazos, de estos colgaban unas cadenastintineantes.

A los pocosminutos la sala estuvo completamente llena, los chicos se sentaron en unassillas que le habían facilitado, según pudo ver Harry estas estaban ligeramentemás acolchadas que el resto. Kinsgley entro en la sala y todos se pusieron depie, se sentó en el centro y todos imitaron el gesto, Sonrió a los chicos queestaban sentados y sacudió la varita, Un lince plateado ilumino la salacompletamente, el felino comenzó a caminar por la sala distribuyendo la luz atodos los que estaban presentes en la sala, l ministro empezó a hablar de formacompletamente autoritaria, con una voz grave que hizo creer a Harry que eramejor esa perspectiva de la sala que la de la silla central.

- Traed a laacusada - Unas puertas al fondo se abrieron y lo que parecían ser unas capuchasentraron flotando en la habitación, el felino plateado los miro pero no hizomovimiento alguno, solo andaba con paso tranquilo en la sala, los dementoresdejaron la figura de una mujer en la silla del trono central, las cadenas secerraron inmediatamente sobre sus brazos, los seres encapuchados se retiraronpor donde habían venido, el lince los siguió con la mirada mientras continuabaandando con tranquilidad - Muy bien - Estiro la mano derecha y Percy le pusounos papeles al instante - Señora Dolores Jane Umbridge - Harry la miro porprimera vez, parecía muy distante, su moño normalmente perfecto estabadeshecho, su ropa raída, y su cara de sapo no estaba tan hinchada, de su cuelloaun colgaba el guardapelo que Hermione había copiado. Harry intento sentirpena, pero le fue imposible, siguió escuchando al ministro - antes de comenzara dictar cargos me gustaría recordarle que ha escogido no ser defendida pornadie, salvo usted misma, ¿es eso cierto? - Pregunto Kinsgley a la mujer.

- Es cierto,nadie tiene el status de sangre como para equipararse a mí. - Confirmo Dolores,Harry y los demás pudieron notar que aunque su aspecto por fuera había cambiadomucho, sus principios no habían cambiado en absoluto. Al chico le dio ascomirarla a los ojos.

 

- Muy bien,antes de comenzar con el juicio, ¿hay alguien que quiera decir algo? - Dijo lavoz proveniente del estrado - una mujer levanto la mano.

- Me gustaríaagradecer la presencia de Harry Potter, Ginny Weasley, Hermione Granger y Ronald Weasley, porcompartir este momento con nosotros y por la batalla que se ha llevado a caboeste año - hubo unos cuantos murmullos de asentimiento, Harry reconoció vozcomo la de Madame Bones, la mujer que había votado a su favor el día de suvista antes de comenzar su quinto curso. Dolores se giro hacia ellos y sus ojosreflejaron asco, parecía evidente que no había reparado en que ellos estaban presentes.

- Señor, deseoque estas personas abandonen la sala del tribunal, no tienen el poder paraestar aquí.

- Muchasgracias señora Bones por sus amables palabras - dijo Kinsgley mirándola, fuerade este tribunal he de admitir que me uno a sus palabras encantado, pero merefería a algunas palabras que tengan que ver con el caso - nadie hablo - encuanto a esa petición señora Umbridge, es imposible, estos chicos están comoinvitados del Ministro, además en calidad de testigos, y si tuviera algunaobjeción le recuerdo que ya no se encuentra en el estrado y que sus palabrastienen poco poder en este tribunal.

- El señorThicknesse jamás hubiera invitado a un sangre sucia al tribunal - dijo mirandodirectamente a Hermione, la chica simplemente sonrío.

- Su juicio hacomenzado oficialmente señora Umbridge, le recomiendo que lea los periódicos -dijo Kinsgley - además me asegurare de sumar a sus cargos el no mostrar eldebido respeto hacia los miembros de este tribunal- sentencio el nuevoministro. Tomo aire y comenzó a hablar nuevamente - se le acusa de conspiracióncontra el ministerio, practicar abusos de poder mientras estaba en su cargo enel colegio Hogwarts, manipular pruebas en el, ya abolido, decreto de regulaciónde magos con procedencia muggle, robo de artefactos mágicos, el más recientecomo falta de respeto a los miembros del tribunal. Ahora bien, me gustaría quealguno de nuestros invitados nos explicara qué fue lo que ocurrió en el piso delos Granger la tarde del 10 de julio - Tímidamente Hermione levanto la mano -adelante.

Hermione lesexplico todo lo que había ocurrido de manera generalizada hasta el momento enque Dolores entraba en la historia, parecía que la chica había preparado esodesde hacia tiempo, sin exagerar ni una palabra la chica les dijo todo lo quepaso.

- Yo por miparte puedo confirmarlo - dijo la voz desde el centro de la sala - tambiénagregaremos violación de la propiedad privada, agresión a una bruja menor deedad por la espalda. Además cuando llegue estaba a punto de lanzarle lamaldición craciatus a esa misma bruja con el agravante de que era imposible queesta se defendiera. ¿Alguien tiene algo más que agregar?- esta vez fue Harryquien levanto la mano, había intentado sentir pena por esa mujer pero el últimocargo le recordó porque estaba ahí, Quería que condenaran a Dolores por todo loque había hecho. Cuando Kingsley le dio la palabra se puso de pie.

- Durante laaplicación de la ley donde todos los magos tenían que demostrar su parentescocon una familia de sangre pura, Dolores robo el guardapelo que ahora mismolleva en el cuello, se jactaba de descender de los Selwyn para demostrar supureza de sangre, pero la verdad es que nosotros hicimos una copia y nos llevamosel original por que pertenecía a Salazar Slitherin - hubo un murmullo general.

 

- Si eso escierto, estamos hablando de una violación a la ley mágica impuesta el añopasado, abolida, pero en su momento usted a enviado a gente a Azkaban dondevarios han muerto por esa ley, ¿Cómo se declara sobre este cargo? - Le espeto aDolores.

- Soy inocente,claro que este chico miente, como siempre, parece que está enfermo por llamarla atención - exploto Dolores.

- Le dije quemantuviera las formas señora, guardia inspeccioné el guardapelo y dígame sunaturaleza.

Un hombre bajodel estrado, cogió la cadena que tenía Dolores en el cuello la giro y dijo - Laversión de Potter se sostiene, es claramente la marca de Slitherin - además,lanzo unas chispas al medallón que al poco tiempo desapareció - es evidente queera una copia mágica de un original - dijo mientras miraba a Hermione conrespeto.

- Muy bien,Señor Weasley tenga la amabilidad de agregar ese cargo a la lista, ¿Algo más? -Dijo el ministro.

- Si, hay algo,durante su estancia en Hogwarts ella castigaba alumnos físicamente. - Dijomientras le mostraba su mano a Kingsley donde claramente se veía "No debo decirMentiras" gravado en sus propias venas. Harry miro a Dolores parecíaintranquila. Y a Harry le gusto comprobar que su propio castigo se volvíacontra ella. - Como yo ha habido muchos, me gustaría añadir que en sus charlas con los alumnos esta mujerutilizaba Veritaserum mezclado con él te que nos hacia tomar, Ya no tengo nadamás que agregar - la cara de la antigua profesora se torno en una muecagrotesca.

- MalditoPotter, juro que me las pagaras.

- ¡Silencio! -Grito el hombre que ocupaba el estrado principal - yo personalmente estabacuando el Señor Crounch le pidió que fuera a Hogwarts, en ningún momento ledijo que impartiera castigos físicos a los alumnos, para mi ver la mano dePotter es suficientemente esclarecedor para tomar medidas en el asunto, y dadasu reacción entiendo que el argumento de Potter acerca de proveer veritaserumes cierta. Señor Weasley tenga a bien anotar esos cargos por favor. ¿Alguna otracosa? - Nadie más hablo - Muy bien - ahora agradecería a nuestros invitados quese unieran a la votación, los que estén en contra de condenar a la acusada porlos cargos impuestos.

Una ancianamujer levanto la mano, que un segundo después volvió a bajar sin que contara.

- Los que esténen contra - Una a una las manos del Wizengamot al completo se alzaron,incluyendo la de los cuatro que habían sido invitados a la sala. La anciana deantes también alzo su mano, esta vez con seguridad - Muy bien, por unanimidadeste tribunal debería exceder la condena de cadena perpetua en Azkaban debido ala tentativa de utilización de la maldición Craciatus contra la menor de loshermanos Weasley. Y debido al hecho de que sus cargos son todos reales me veoen la necesidad de proponer a los miembros la utilización del artículo 14 b deeste tribunal, entonces personas en contra de esta propuesta - unas cuantasmanos se elevaron sobre sus cabezas. Entre ellas la de Percy. - Personas afavor - tantos otros levantaron la mano, entre ellas Kingsley y Madame Bones.Harry pudo contarlas y vio que eran mayoría. - Muy bien, por decisión de estetribunal esta noche la pasara en Azkaban donde mañana la sentencia serácumplida. Hagan que se marche de mi vista.

 

Los dementores,parecían extasiados, volvieron a entrar y se llevaron a Dolores Umbridge que yano parecía muy deseosa de pelear. Cuando desaparecieron el lince se desvaneció,y Kingsley se derrumbo en su silla agotado, era casi media tarde, Percy losacompaño a la salida y volvió con su padre, los demás chicos por la chimeneavolvieron a la madriguera, los recibió la señora Weasley que los abrazo a todosy les dio de comer. Después de la comida Harry tenía no aguantaba más y lepregunto a la señora Weasley.

Perdone - ¿Sabeque es el articulo 14b del Wizengamot? - le pregunto Harry, todos parecíanquerer saberlo pues miraron a la madre.

- Le hanimpuesto esa pena, vaya - dijo lamentándose la mujer - no quisiera decir que selo merece, pero no puedo defenderla ni estoy apenada, veras cariño - le dijo aHarry, ese artículo se utiliza para casos excepcionales, la última vez quepuedo confirmar que lo usaron fue contra Sirius.

- Pero ¿De quétrata? - dijo Harry, aunque comenzaba a adivinar la respuesta.

- Es el besodel dementor - dijo Hermione por toda respuesta, y la señora Weasley loconfirmo con la cabeza.

Esa noche Harryno pudo dormir, por un lado no paraba de pensar en lo que acababa depresenciar, pero sin embargo no le daba ninguna lastima. Se levanto de la cama y bajo a la cocina,quizás con un vaso de leche recuperaría el sueño. Cuando estaba a punto devolver a la cama sintió un olor a flores muy conocido, Pensó que Ginny estabafuera y que lo mejor era ir a hacerle compañía, una vez en el patio no vio anadie, pero el perfume era cada vez más intenso, no había duda, era ella, debíaser ella. Olía igual que esos momentos de pasión que tenían. "Ginn" intentollamarla pero nadie respondió, bordeo la casa y no encontró a nadie, tenía laimpresión de que esa escena la había vivido antes, pero no recordaba cuando. Suchica estaba allí pero no sabía dónde, caminó hasta los límites del jardín ysalto la valla, el olor era cada vez más fuerte, y Harry estaba embriagado por él.

Continuoandando hasta que su vista contemplo algo precioso, un mar de rosas lo cubríatodo, fue hasta el centro de la colina y vio que allí la tierra estabaligeramente removida. Se acerco hasta el mismo centro y se sentó sobre latierra, intento aplanarla con las manos pero algo se enredo entre sus dedos,cuando lo levanto descubrió que era una fina cadena de plata, de su centrocolgaba un dije, era una especie de rombo de cristal, y aunque la única luz ahíeran las estrellas el cristal tenía cierta luz particular. Sin pensarlo dosveces se lo puso al cuello. Lo noto cálido al tacto, cuando Harry bajo la vistapara ver cómo le quedaba se sorprendió de ver que había desaparecido.

- ¿Harry? - ledijo una voz conocida en la espalda del chico.

- Hola cielo -le dijo Harry a su chica

- ¿Cómo hasllegado hasta aquí? Estamos algo lejos de casa- la chica parecía extrañada.

- Esto
buenoveras - comenzó a hablar el chico mientras notaba que sus mejillas comenzaban aganar color- no podía dormir, y note tu perfume, y bueno lo seguí.

- ¿Perfume? Teconfesare un secreto Harry, no uso perfume.ves este sitio - dijo extendiendosus manos - Lo hice yo cuando tenía 7 años, fue, bueno mi primera aventura conla magia. Desde entonces nunca han muerto estas flores.

- Es hermosoGinn - dijo el moreno utilizando el nombre que utilizaban cuando quería seratento con ella - recuerdo mi primer accidente con la magia, mi tía me corto elpelo de una manera horrible y lo hice volver a crecer. ¿En qué pensabas cuandohas hecho algo tan grande y bonito?

 

- Pues
en ti -le dijo la chica mientras bajaba la cabeza - ya, ya sé que no te conocía aun -se defendió al ver que su chico levantaba las cejas - pero estaba leyendo un artículodel profeta donde hablaba de ti, acababas de cumplir 8 años. De pronto sentíuna sensación en el pecho y... bueno paso esto.

Harry no sabíaque decir, nuevamente se sintió afortunado de tenerla a su lado. Y se alegro delo que estaba a punto de hacer. Se acerco a ella, miro su reloj marcaban las 3de la madrugada del 11 de agosto.

- Felizcumpleaños amor - le dijo a su pelirroja - y saco de su túnica una pequeñacaja, se la entrego a Ginny, dentro había un anillo, una pequeño rubí brillabaen el centro. - Voy a volver a Hogwarts contigo, y me harías la persona másfeliz del mundo si accedieras a casarte conmigo el próximo verano cuandoacabemos juntos el colegio.

Por todarespuesta la pequeña beso a Harry con una pasión que el chico no se esperaba, acontinuación Harry cogió la pequeña sortija y se la puso a Ginny en el dedo, noestaba seguro si el anillo constituía un regalo para ella o la idea de una vidacon esa mujer constituía un regalo para él.

Se recostaronuno junto al otro, y debajo de las estrellas y rodeados de rosas, que paraGinny suponían el inicio de los sentimientos hacia el muchacho y para elsuponía saber uno de los más grandes secretos de ella. Se durmieron.

Harry soñó conuna hermosa pelirroja vestida de blanco, mientras que un anciano vestido denegro los declaraba, en su sueño el anciano tenía el mismo colgante que ahorallevaba Harry y le sonreía.




------

Buenas a tod@s, os dije que seria algo largo en el anterior capi, espero que nadie me deteste por el resultado del juicio, pero creo que era el castigo mas aceptable dado la situacion.
Bueno ya lo sabeis, criticas, palos y rosas (con y sin espinas) en comentarios.
El proximo si que sera "La propuesta de McGonagall" es que antes lo cambie :P mientras lo escribia.

Si no estás registrado por favor deja tu opinión de estahistoria en [email protected] mí es importante y responderé a la mayor brevedad posible. Gracias



Un saludo

Capítulo 14 Lapropuesta de McGonagall

Cuando Ginnydespertó a las pocas horas, una fina línea de luz atravesaba el horizonteanunciando el amanecer, le hizo una breve caricia despertando a su chico yambos bajaron la colina hacia la madriguera, afortunadamente no había nadie enla cocina cuando entraron pues ninguno de los dos pretendía dar explicacionesde donde habían pasado la noche. Subieron a su habitación, Harry dejo a lapelirroja en el pasillo del primer tramo de escaleras donde estaba suhabitación despidiéndola con un rápido beso, continuo subiendo escaleras hastaque escucho claramente los ronquidos que venían de la habitación de Ron que erala que el también usaba, entro en el cuarto y se acostó mientras Ron murmurabaalgo sobre que se enfrentaría a aragog si cierta castaña se lo pedía, Harry riopor lo bajo y se acostó pensando en lo que acababa de pasar.

 

Había compradoese anillo cambiando un poco de dinero de su cámara de Gringotts por libras, alfinalizar su sexto año, poco antes de despedirse de los Dursley le habíacostado una pequeña fortuna, pero la perspectiva de sobrevivir a aquellabatalla había alimentado su esperanza, quizás algún día podía tener algo de pazy una vez derrotado Voldemort no veía otra persona que no fuera Ginny a sulado, intentando mirar atrás se dio cuenta que la época en la que suspiraba porCho se veía confusa y borrosa. En cambio en su pasado siempre estaba lapelirroja. Y hacia unos cuantos días, desde el día en que volviera a LaMadriguera para ser más exacto, se había dado cuenta que era a ella la quequería a su lado. Y parecía que la chica también deseaba que ese día llegara,El chico se alegro de estar vivo por primera vez en años. Intento dormir perolos oportunos ronquidos de Ron se lo impidieron confirmándole una y otra vezque eso no era un sueño.

La señoraWeasley los despertó a los pocos minutos, cuando la hermana pequeña bajo alsalón todos prorrumpieron en aplausos corrieron a saludarla, y la llenaron deregalos, el de Hermione fue una pluma a vuelapluma, un regalo muy útil pues portodos era sabido la afición de la chica a escribir diarios personales, suhabitación según había descubierto Hermione estaba llena de ellos desde los 8años. Ron le regalo el uniforme de las Holyhead Harpies, su equipo favorito de quidditch,y según le había dicho Harry eso ahorraría tiempo, George le dio a su hermanaun surtido salta clases que le aguantaría todo el año, Charlie le había enviadodesde Rumania una medalla grabada en una escama de dragón que era de oromacizo, Percy parecía haberse aliado con Hermione pues le regalo un cuaderno alcual, según él, nunca se le acaban las hojas. Los padres de la pequeña lehabían regalado el típico sweater de todos los años, además de un reloj depulsera pequeño, era de plata, Los señores Weasley siempre regalaban un relojuna vez que sus hijos alcanzaran la mayoría de edad. Molly le pidió a su hijaque la acompañara un momento a la cocina y a los pocos minutos volvieron, lachica estaba completamente roja y se llevo al bolsillo un pastillero que lehabía dado su madre, Todos miraron a Harry expectantes, el chico desvió lamirada.

- Hay dejadloen paz - Soltó Ginny - Harry ya me ha dado su regalo - entonces levanto la manopara que todo el mundo viera el anillo, oportunamente no dijo nada de lapromesa que habían hecho esa misma noche. Un silencio se apodero de la salamientras el rubí reflejaba el fuego de las tostadas en el dedo de la chica.

- Guau Harry,es precioso- comento Hermione, pero parecía extrañada - dime Harry ¿Cuando locompraste?, hemos estado contigo todo este tiempo - Ginny también lo miraba,tenía curiosidad por la respuesta. Harry se rindió y decidió decir la verdad.

- Bueno, locompre el año pasado, antes de salir de casa de mis tíos
Tenía esperanzas deque todo saliera bien - dijo el muchacho.

Su amiga se contento con esa respuesta, sinembargo, la señora Weasley miro a su hija, lo miro a él, y sonrió de la maneramás cálida que Harry había visto nunca, el señor Weasley hizo lo mismo que sumujer, la pequeña agasajada en cambio comenzaron a brillarle los ojos, Harrysabía que ella y sus padres habían comprendido el alcance de lo que esa sortijasignificaba, y que el chico la hubiera comprado hacia tanto tiempo dejaba bienen claro que su decisión era firme y hacia tiempo estudiada. Ginny se asegurode que solo Harry la viera cuando en un momento beso el anillo. Harry sintió unescalofrió en la nuca.

 

El día trascurriócon el mismo espíritu de fiesta que habían tenido en el desayuno, más o menos amedia tarde una figura se acercaba andando por el jardín, golpeo la puerta ycuando el señor Weasley dejo pasar a la invitada los chicos descubrieron a laprofesora Minerva McGonagall en la puerta sonriéndole a Arthur, una vez lahubiera invitado a entrar la profesora saludo a todos, los chicos notaron queestaba perfecta, su porte era distinguido y recto cual Harry la recordara, sumoño no tenía ni un solo cabello fuera de lugar, y nada hubiera hecho parecerque hacia un par de escasos meses hubiera peleado en una guerra.

- Buenos díaschicos - dijo la profesora - Señorita Weasley espero que este pasando un díaestupendo - le dijo mirando a la pequeña Weasley.

- Ho si muchasgracias profesora McGonagall.

- Muy bien,como quizás hayáis deducido he venido porque me gustaría saber si han meditadolo que os dije y si tenían una respuesta.

- Yo volveré -dijo Harry, Hermione y Ron secundaron la respuesta, al parecer ellos tambiénhabían decidido volver ese año al colegio.

- Estupendo, mealegra oír eso, ahora si a Arthur y a Molly no les importa que abuse algo másde su hospitalidad me gustaría hablar con vosotros en privado, si lo deseaGinevra puedes acompañarnos.

Los cuatrochicos acompañaron a la profesora por las escaleras hasta la habitación deGinny que era la más cercana, una gran agilidad que un gato envidiaría fuedemostrada por la profesora a medida que avanzaban los escalones, Harrydesconocía la edad de la profesora, pero si creía que el combate anterior habíamermado su poder se había equivocado, la profesora era tan fuerte y despedíapoder mágico por cada cabello de su ser. Harry sentía una sensación similarsolo cuando se acercaba a Dumbledore. Traspasaron el umbral de la habitación deGinny Hermione y Ron se sentaron en la cama que estaba usando esta última mientrasque el moreno se sentaba en la cama de Ginny, su chica se sentó a su lado, lasensación de estar sobre el lecho de su chica con ella le provoco a Harry imágenesque se esforzó por sacarlas de su cabeza. La profesora en cambio se sentó enuna silla que estaba delante del escritorio de la pelirroja.

- Bien chicos,como saben todos, este año comenzaran el último año de vuestra educaciónmágica. Señorita Weasley lo siguiente no se lo puedo proponer a usted ya que sueducación no fue interrumpida, pero creo que de todas maneras le interesara sisus demás compañeros aceptan - a partir de ahí fue alternando la vista entre eltrió - Bien, antes de comenzar imagino que os alegrara saber que los colmillosde Greyback funcionaron a la perfección y la señorita Brown está viva y fuerade peligro, tampoco hay indicios de que la licantropía le afectara - Todos sealegraron al saber el destino de Lavender - ahora bien el verdadero motivo demi visita hoy aquí es que como imagino que suponéis hay varias vacantes entreel profesorado. La señora Sprout ha decidido retirarse por tiempo indefinido,ya que parece ser que la pelea la ha dejado muy desanimada, alguno de susmejores alumnos han caído en ella. Y ha decidido tomarse al menos un año dedescanso, me alegro deciros que ese puesto ya ha sido cubierto, y la persona estáencantada. La profesora Grubbly Planc de cuidado de criaturas mágicas tambiénse ha marchado este año, y necesito que Hagrid se encargue a tiempo completodel bosque pues fue una de las zonas más afectadas con la batalla, el lo haentendido claro, pero con su forzosa destitución temporal, la asignatura queimpartían conjuntamente, cuidado de criaturas mágicas ha quedado libre, medirijo sin embargo a la persona que imagino estará encantada de cubrir esepuesto, al menos por este año - La profesora tanteo a los chicos y se diocuenta que los cuatro los escuchaban con atención- bien continuo

 


lo que nosdeja la última asignatura, la muerte de Snape en la batalla nos ha dejado sinprofesor de Defensa Contra las Artes Oscuras y me colgare de la torre deastronomía antes de dejar que un mortífagos de esa clase, ni ninguna vamos, sinembargo por eso estoy aquí, habéis demostrado grandes dotes para estaasignatura, y dado los hechos pasados está claro que ningún profesor puede enseñarosnada nuevo. Quiero que se inviertan los papeles, y me gustaría que vosotrostres - dijo mirando nuevamente a los chicos - dieras esa asignatura, mipropuesta es que os dividáis los años de modo que uno de vosotros de a lospequeños de primero a tercero, otro se encargue de cuarto y quinto, y el últimode los de 6 y séptimo. Y cada tres meses rotéis, eso creo que os servirá deexperiencia, Ya sé que este año son Los EXTASIS, señorita Granger - dijomirándola como adivinando su muda pregunta - si aceptan, evidentemente se les daráesa asignatura como un extraordinario, además quedareis eximidos de losexámenes finales, en cuanto a las otras asignaturas, quedareis eximidos detodas las tareas que se os pongan, pero el hacer o no el examen dependerá decada profesor- dijo y nuevamente giro la cabeza hacia Ginny - Señorita Weasleydebido a su edad no podrá trabajar con nosotros efectivamente, pero si decideayudarles, también quedara exenta como sus compañeros


Intentaremosque las clases les dejen la mayor cantidad de tiempo libre posible, además seos pagara por su trabajo, y será una buena manera de comenzar vuestro futuroprofesional pero, sobre todas las cosas, no se me ocurren profesores mejoresque vosotros para esta asignatura, además seria un favor personal muy grandepara Hogwarts - y estiro los brazos dando a entender que había terminado.

Harry no se lopensó más de dos minutos y acepto de inmediato -Para mi seria un placer ayudar,además creo que es la mejor manera de honrar la memoria de Lupín que se meocurre - La decisión de su amigo le animo a aceptar también a Ron,inmediatamente después de Ron Hermione confirmo su puesto. Ginny en cambio sequedo callada mirando a Harry.

- Ademásprofesora - Agrego el chico - Me gustaría que Ginny me ayudara, ya sabe que soyun desastre organizándome - dijo mientras miraba a su chica, la cual acepto deinmediato.

- Estupendojóvenes, bienvenidos entonces al cuerpo docente de Hogwarts, aprovecho paraentregaros esto - saco cuatro sobres y se los entrego a los chicos, eran las acostumbradascartas de inicio de clase. También saco tres hojas de papel que eran loscontratos de los chicos y se las llevo firmadas por cada uno.

Se retiraron dela habitación y volvieron al salón donde tanto Molly como Arthur felicitaron alos chicos por su decisión, despidieron a la profesora McGonagall que sedespidió con un sonoro crack desapareciéndose, La tarde dio paso a la noche, yal final todos se fueron a dormir, Ginny se dio cuenta entonces que habíarecibido el mejor cumpleaños de su vida, intento enumerar los regalos, ycomenzaron a aparecer los más importantes, en primeras se libraba de losexámenes que eran los más difíciles de toda la carrera de estudiante, tendríaun año completo a Harry y a los demás a su lado pues lo de ir un año por debajosiempre la había perseguido, y finalmente, se miro el dedo donde una piedraparecía no apagarse nunca, estaba la promesa de Harry que se llevaría a cabo alaño siguiente. A los pocos minutos se quedo dormida pues en unas pocas horastendría que ir al callejón Diagon y comprar todo lo que hiciera falta para eseaño.

 


-------

Buenas a tod@s al fin este capitulo que venia prometiendo hace tres capitulos atras, en fin despues de mucho escribir esta historia va a comenzar su año escolar en breve, muchas cosas pasaran ese año, asi que estad al tanto.

como siempre pido, los comentarios ayudan a mejorar, si te gusta esta historia, dejalos, si no te gusta tambien dejalos criticandome...

Si no estás registrado por favor deja tu opinión de estahistoria en [email protected] mí es importante y responderé a la mayor brevedad posible. Gracias

Bueno, nos vemos en el callejon Diagon

Maxhnt

____

N/Autor previa: Bueno antes de comenzar este capitulo me gustaria agradecer a todas aquellas personas que tienen esta historia en favoritos, lo cierto es que cuando comence a escribir (hace 4 dias :P) no esperaba que alcanzara a las 600 lecturas, supera por mucho mi objetivo de 100. en fin gracias por todo y por hacer esta historia posible; seguire escribiendo mientras haya gente que quiera seguir leyendome; ahora si sin mas os dejo con el capitulo.

_____


Capitulo 15, Arrow.

A la mañanasiguiente, todos se despertaron, el movimiento de la cocina anunciaba que esedía no seria tranquilo, desayunaron rápidamente, se vistieron y se prepararonpara salir, todo estaba listo pero en poco antes de salir Harry se apareció enla cocina de los Weasley diciéndole a los hicos que esperasen.

- Aquí tenéisel dinero para las compras - le dijo Bill a los cuatro, mientras les entregabalas bolsas.

Ron se quedo viendo la suya que era enorme, aligual que la de su hermana, Hermione también parecía mirar la suya quenormalmente era más pequeña, la de Harry era tan grande como siempre, pues enGringotts tenía una cámara con una fortuna heredada de sus padres, sin embargo,las bolsas de los pelirrojos eran enormes en comparación con los añosanteriores que solo se llevaban un par de monedas cada uno. Bill respondió a sumuda pregunto.

- Bueno supongoque os ibais a enterar de un modo o de otro, el nuevo ministro Kingsley ha dadouna prima a todos aquellos magos en edad escolar que pelearon en la batalla,5.000 Galeons le pareció una cantidad oportuna por cada persona, además tambiénha gratificado con 1.000 Galeons más a aquellos mayores de edad que hancombatido, como todos nosotros hemos estado allí
bueno, nuestra cámarafamiliar tiene más dinero que antes - concluyo Bill, aunque Harry comprendióque estaba alegre, El moreno estaba sumamente contento, la familia depelirrojos que tanto quería siempre tenía el dinero justo, y él había dejado deinsistir en compartir su dinero con ellos.

 

- Guau, Podrecomprar libros nuevos, - resumió Ron los sentimientos de todos.

-Con esacantidad no tendrás que preocuparte por libros hasta que tus hijos acaben deestudiar - dijo la señora Weasley orgullosa, Hermione por su parte miraba a Roncon una alegría en los ojos que Harry no recordaba haberla visto nunca así.

- Harry,también creo que sería bueno decirte que intentes no acercarte a Gringotts esteaño, si necesitas dinero yo te lo traeré, a los duendes aun les duele que loshayas burlado y huyeras con su dragón - concluyo Bill.

- Bien chicossi os perdéis dirigíos al caldero chorreante como punto de reunión - dijo Mollyy todos dieron su aprobación ante la idea - Espera Harry cariño, será mejor quelleves esto - la señora Weasley se acerco al muchacho y le puso una gorra en lacabeza, su pelo y su cicatriz quedaban completamente tapadas - Así costara unpoco más reconocerte - Harry comprendió que era una buena idea, si la noticiade que él era el que había dado el golpe final a Voldemort se filtraba todo elcallejón reclamaría a gritos su atención.

Con nuevasalegrías en su mente y aprovechando quetodos eran mayores de edad y tenían la acreditación para desaparecerse en lugarde utilizar la red flu, gesto que Harry agradeció enormemente, sedesaparecieron con un sonoro Crack de la pequeña cocina circular. Tres personasaparecieron en el callejón Diagon en la puerta del caldero chorreante, sinembargo un moreno con gafas no se encontraba en el grupo.

Harry habíapensado mal las coordenadas y en su lugar apareció en una calle estrecha, querecordaba de su segundo año y otras ocasiones en los que se había encontradoallí, se encontraba en el callejón Knockturn, un lugar, en el que normalmente,se podían encontrar toda clase de productos relacionados con las artes oscurasasí como de muchos personajes variopintos con los que cruzarse, Sin embargo esamañana el callejón se encontraba completamente desierto, no vio a ninguna brujani mago que le intentaran vender cabezas de elfos reducidas, ni ajos contra losvampiros, ni falsos amuletos. Los negocios estaban tapiados, e incluso el aireparecía viciado, como si hiciera tiempo que nadie lo respiraba ni lo pusiera enmovimiento. Aquel sitio en esas condiciones le daba a Harry peros sensación quesi el lugar hubiera tenido el acostumbrado movimiento de mortífagos haciendonegocios ilegales. El muchacho se apresuro a volver por una calle pequeña quedesembocaba al gran muro que era el banco de los magos, giro a su izquierda yse encontró de frente con el callejón Diagon.

Aquella calleque tan buenos recuerdos le traía, ya que fue el primer sitio que visito cuandose entero que era mago acompañado de Hagrid, había tenido un fuerte lavado decara comparado a los dos últimos años, en la época de Voldemort las tiendaspermanecían cerradas, y ni un alma se mostraba en las calles, los locales soloabrían durante un par de escasas semanas antes de que el colegio comenzara, yla única tienda que se mantenía en pie era la que regentaban los hermanosWeasley de artículos de broma. Hoy ese callejón había recuperado el brillo queposeía antaño, las tiendas estaban abarrotadas de pequeños curiosos en losescaparates, brujas y magos reían aquí y allí, la tienda de halados, cuyopropietario había sido asesinado por Voldemort, ahora la llevaba su hija, unajoven bruja un poco más mayor que Harry que le sonrió al pasar. El chico sealegro de llevar la gorra que Molly le había dado.

 

Cuando llego alcaldero chorreante Tom, El tabernero, le saludo desde la barra, y al cual Harryya conocía desde años anteriores, le hizo una seña como esperando su reacción,Harry negó con la cabeza y el hombrecillo continúo fregando una copa como sinada más que un chico hubiera aparecido en su bar. El moreno aprecio aquelgesto, le caía bien Tom. Más allá casi en el fondo del bar una mesa estabaocupada con tres adolecentes bebiendo de unas copas un líquido espeso, unachica pelirroja gritaba que era necesario salir a buscar a alguien mientras queotra argumentaba que ese sitio era el punto de reunión y que esa personavendría.

- Hola chicos -Dijo el moreno cuando se acerco a la mesa, la pelirroja pareció respirarnormalmente otra vez, visiblemente más tranquila le pregunto.

- ¿Dónde hasestado?

- Confundí lascoordenadas en el último momento, aparecí en el callejón Knockturn, tranquilos- agrego al ver la cara de preocupación que volvía al semblante de su chica -No había nadie, de hecho esta todo cerrado y desierto, como si nadie hubieraestado ahí hace meses.

- Que extraño,en fin - dijo el pelirrojo mientras se levantaba de la mesa cogiendo la mano desu chica - vámonos de compras - dijo sonriendo mientras dejaba cuatro monedasde plata en la mesa una de las cuales era una propina para el camarero por susilencio - ¿Sabéis una cosa? - dijosonriendo - me encanta invitaros.

Salieron delbar nuevamente al callejón, pasaron por Florish and Boots a comprar los librosdonde lo primero que hicieron Ron y Ginny fue oler los suyos, el olor a cuerode libro nuevo provoco una sensación nueva en la cara de ambos que a Harry yHermione les pareció graciosa, en la carta que Mcgonagall les había entregadose anunciaba un baile para la época de navidad, por lo que tuvieron que pasarpor la tienda de Madam Malkin ya que Ginny insistió en comprarse unan túnica degala debido a que su pecho había experimentado cambios que hacían de su túnicaantigua algo inútil, la chica se estuvo probando varias mientras Harry esperabacon Ron desde fuera de la tienda, Hermione había dejado caer que quizás tambiénse compraría una y ambas insistieron en que dejárselas ver a sus chicos seriade pésima suerte.

Despuésde eso y con unos grandes paquetes, se fueron a la tienda de mascotas ya queHermione necesitaba comida para Crockshanks, su gato, y Ron insistió en quePig, su pequeña lechuza pasara un chequeo. El primero en entrar a la tienda fueHarry, cuando paso el umbral de la puerta una flecha negra cayó sobre suhombro, el chico giro la cabeza y, sin olvidar a su amiga Hedwig, la lechuzamás bella que Harry hubiera visto descansaba en su hombro era negra y una finalínea plateada le recorría el pecho acabando en el cuello en una especie demarca que la hacía distinta a todas, volvió a levantar el vuelo y fue hacia unapercha, se giro, estudio al chico con atención y volvió a volar para posarse enla cabeza del joven mago. Este intento acercar su mano hacia la lechuza,sorprendentemente esta le devolvió el saludo frotando su cabeza en la palma desu mano. Entro Hermione en la tienda y el ave se giro indiferente, cuando Ginnyentro vio la situación que le hizo mucha gracia, beso a Harry y el ave ululoindignada, Ginny nuevamente beso a su chico confusa y el ave giro por completosu cabeza, miro a Harry que no parecía reaccionar y le dedico el mismo gesto aGinny que poco antes había hecho con Hermione. Harry hubiera jurado que suexpresión le hacía parecer derrotada. Le dijeron al dueño de la tienda cuantoquería por la lechuza pero el anciano mago no parecía haber reparado en ella, yuna vez Hermione hubiera comprado la comida y confirmado que el pequeñomochuelo Pig seguía siendo tan hiperactivo como siempre, Harry contento pago unpar de monedas de oro por ella y los cinco, contando a Arrow, que es como Harryhabía bautizado a la lechuza por su primer encuentro con ella, salieron de latienda, estaban cargados con el material escolar que usarían ese año. Y yatenían todas las compras hechas. Arrow despego de la cabeza de Harry y alzo elvuelo rumbo a la Madriguera en cuanto salieron de la tienda. Los demás fueron atomar un helado, pasaron por la tienda donde George estaba trabajando junto aLee Jordan entendiendo los pedidos, y nuevamente se reunieron en el calderochorreante, Se desaparecieron tras beberse una cerveza de mantequilla yregresaron a la Madriguera, cuando Harry subió a su cuarto se extraño de veruna mancha negra sobre el respaldo de su cama, la mancha ululo suavemente , undelgado haz de luz brillaba sobre su cuello y el chico se sorprendió de lavelocidad que tenía Arrow.


 

-------------------------
N de Autor: para los no tan versados en el lenguaje de Shakespeare Arrow, el nombre de "la mancha" es "flecha" en inglés.
Bueno pues aqui os dejo otro cpai, ya lo sabeis, lapidaciones criticas, y elogios en comentarios, un saludo y nos vemos en Hogwarts (al fin XD)

Si no estás registrado por favor deja tu opinión de estahistoria en [email protected] mí es importante y responderé a la mayor brevedad posible. Gracias


Capitulo 16:Los Nuevos Profesores

Harry dejo lasbolsas en la puerta de su habitación y fue hasta donde estaba su lechuza, estaalegre se poso nuevamente en su hombro en un vuelo rápido, el chico vio que lapequeña línea plateada brillaba intensamente a la altura del cuello donde se uníany formaban esa especie de figura que a Harry tanto le llamaba la atención, unsegundo después el animal estaba en su hombro, y Harry se pregunto si no se lohabía imaginado. El chico fue hacia la ventana de su habitación que estabaabierta y le dijo a Arrow que fuera a cazar que de momento no la necesitaba. Lapequeña mota negra se perdió en el horizonte a una velocidad de vértigo. Harryse quedo mirando el cielo unos momentos hasta que el grito de la señora Weasleyque los llamaba para comer le saco de su ensimismamiento.

Esa noche tuvieron una cena rápida, todosparecían agotados por su día de compras, en los días siguientes las tardes dequidditch dieron paso a otro tipo de actividades, Hermione como era costumbrese dedicaba a devorar los libros que había comprado para este curso, por lanoche aleccionaba a los chicos sobre las cosas que verían, Harry estabaagotado, Ron se le notaba cansado de que su chica tan efusiva durante el veranoahora solo se concentrara en aquellos libros, solo escuchaba de ella "estapoción tiene un efecto estupendo", "es una pena no haber conocido este hechizoantes" o "mirad, podríamos aplicar esto en nuestras clases". La pequeñapelirroja no se dejaba intimidar por su amiga, ella hacía lo mismo, organizabafichas, horarios, actividades, y distintas modalidades de clase que luegodiscutía con Harry sobre cuál sería la mejor manera de darlas, parecía que sehabía tomado su puesto de asistente de profesores muy en serio. Ron en cambioparecía algo más huraño a cada día que pasaba, cuando estaba con Hermione se letrababan las palabras y parecía cada segundo más nervioso, a Harry no se lepaso el detalle de que cada vez que estaba con la chica se llevaba la mano albolsillo como intentando así calmar sus nervios. Harry por su parte intentaba pasarlos días de la mejor manera posible, ayudaba a los señores Weasley con lastareas hogareñas, practicaba con una pequeña snitch que había embrujado paraque no saliera de los terrenos de La Madriguera, había estado con Ginny en surosal en un par de ocasiones aprovechando que la efusividad de la pelirroja nose había visto disminuida como, según le recordaba Ron todas las noches, lehabía pasado a Hermione con la compra de los libros. El resto del tiempo quetenía y mientras sus amigos estaban trabajando el ayudaba a Ginny con lastablas de horarios para su nuevo trabajo como profesor, El chico había estadoliderando el ED, que al fin y al cabo eran 27 alumnos, se dijo que después deeso no podía ser tan difícil trabajar como profesor real, prefirió nocontárselo a sus amigos ya que cada vez que se nombraba este tema Hermionecomenzaba a sudar, y a Ron se le iba el color de la cara.

 

Los días, y susnoches fueron pasando hasta que la noche del día 30 de agosto Harry estaba consu chica mirando las estrellas, con sus manos entrelazadas, en aquel lugardonde el chico le había hecho su regalo unas semanas atrás, una de lasestrellas que ambos contemplaban en elfirmamento parecía moverse a gran velocidad, y lo que preocupo a ambos era quese dirigía directamente a ellos, el punto plateado fue haciéndose más fuertehasta que golpeo con sus garras la mano de Ginny que sujetaba a Harry, nodemasiado fuerte pero si lo suficiente para que esta la soltara. Harry intentoformular el pensamiento en su cabeza de "una estrella con garras" pero antes deque pudiera conjugar las palabras; una hermosa, aunque temperamental, lechuzaestaba en su hombro. Ululo suavemente mirando a Harry y dirigió una mirada críticahacia la pelirroja antes de dejar caer sobre las manos de Harry un paquete yechar a volar en dirección a La Madriguera.

- Elcomportamiento de tu lechuza no es normal, deberías hablar con ella - le dijola chica mientras se frotaba la mano.

Harry lo pensó,el comportamiento de Arrow era todo menos normal, comenzando por lascaracterísticas de esa lechuza, no pertenecía a ninguna raza que el conociera,sus ojos eran de un azul algo extraño que el chico había visto en pocaslechuzas, estaba acostumbrado al tono ambarino de su antigua amiga. Además Elchico había visto en repetidas ocasiones ese brillo especial que se formaba enel cuello de Arrow. Pero lo más raro de todo es el comportamiento que tenía conlas personas, después de años de convivir con Hedwig esta había adoptado ciertotono afectuoso con Harry, Arrow en cambio parecía proferir adoración hacia elmuchacho, a eso había que añadir que la actitud con la señora Weasley, Ron ylos demás miembros masculinos parecía ser de una lechuza normal, con Hermionele profería una indiferencia absoluta, pero parecía tener algo en contra de lapequeña pelirroja, demostraciones de afecto, tales como besos o cariciasestaban completamente prohibidas ya que la lechuza cargaba contra Ginny con laúnica intención de separarlos, cuando lo lograba se posaba sobre Harry ymostraba un porte triunfal.

 

- Tranquila,hablare con ella - le dijo el muchacho tranquilizándola, no podía creer queestuviera dándole explicaciones sobre una lechuza celosa. Observo el paquete,lo abrió y cogió una lata de sardinas vacía que venía dentro, Una cartaacompañaba el extraño paquete que venía con un sello adornado con un tejón, unáguila, una serpiente y un león. La pelirroja abrió el sobre y comenzó a leer.

"Estimado señor y profesor Potter; Megustaría decirle que ese ejemplar suyo me parece cuanto menos curioso, noconozco otro similar, quizás le gustaría plantearse la idea de que nuestracolega y nueva profesora de Cuidado de Criaturas Mágicas le dedique unosminutos de su atención.

En otros asuntos, le hago llegar untraslador que se activara a la medianoche del día 31 de agosto, con el cualusted y los profesores Weasley y Granger podrán aparecerse directamente en elcolegio para comenzar su curso y el primer año de vuestras carreras profesionales.

Solo al ser familiar directo y que ha accedidoa ayudarles y, siempre y cuando ella lo permita, la señorita Weasley podráacompañarlos en el mismo traslador en lugar de utilizar el acostumbrado expresode Hogwarts al día siguiente.

Recibirán las instrucciones pertinentes unavez acudan a mi encuentro en el gran salón del castillo, Sin más saludándoos atodos muy atentamente

Profesora Minerva McGonagall

Directora de Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería"

- Harry, es amedianoche, solo faltan un par de horas -dijo la pequeña alarmada.

Ambos cogieronla vieja lata y se fueron a La Madriguera, donde por fortuna encontraron a Rony Hermione en la cocina, cuando le contaron lo que había pasado los 4 subierona su habitación, gracias a la magia los baúles estuvieron listos y cerrados enmenos de media hora, todos bajaron a la cocina donde el señor Weasley y sumujer los recibieron con abrazos, el resto de los hermanos les daban ánimos deúltimo momento,

Cuando todos estuvieronlistos y faltando un minuto para la medianoche Harry se aseguro de que Arrow seencontrara en su jaula, creía que estaría durmiendo pero sus ojos le reflejabanlo contrario, hasta ahora nunca la había visto dormir se extraño el chico, Pig,el mochuelo de Ron, gorjeaba feliz en su jaula ante la perspectiva demovimiento, Crookshanks, el gato patizambo de Hermione estaba sentado encimadel baúl de su dueña, y Arnold, el pequeño micropuff de Ginny descansaba en suhombro, cuando solo faltaban 10 segundos para la medianoche Molly soltó elabrazo de su hija y Harry le cogió la mano antes de sentir el acostumbradoanzuelo debajo del estomago, Lo último que se escucho en la cocina de losWeasley fue un fuerte ulular proveniente de la jaula de Arrow.

El trasladorfunciono sin ningún tipo de problema, Harry, Ron y Ginny cayeron de brucescontra el suelo, Hermione en cambio parecía levitar en el aire y poso sus piessuavemente al lado de su chico. Harry tenía que preguntarle cuando habíaaprendido a volar.

Se puso de pie,le tendió la mano a Ginny y a Ron que la cogieron para levantarse y ambos sepusieron de pie, unos jardines se extendían ante ellos, a su espalda una valla metálicaestaba cerrada tras ellos, unos cerdos alados coronaban las columnas que habíaen cada extremo de la valla.

 

- Aja, ¿Quéhacen aquí? no espero mocosos hasta mañana - se escucho una voz cortante queprovenía de su espalda, se giraron para ver a Argus Filch, su gata, la señoraNorris estaba al lado de su pierna - Van a acompañarme a ver a la directora, megustara ver como os echan del colegio antes siquiera de comenzar el curso,quizás así aprendan a tener más respeto por la propiedad privada - sentencioFilch mientras se acercaba con una vara.

- No hace falaque vayas a buscarme Argus, relájate, ya estoy aquí - La profesora McGonagallse acercaba a donde estaba el grupo - Bienvenidos, bienvenidos chicos, antesque nada veamos qué hacer con esto - saco su varita y la dirigió a donde estabatodo el equipaje haciendo una floritura en el aire, todo desapareció de dondeestaba - Muy bien, todas sus cosas se han trasladado a sus nuevos aposentos, megustaría aclararos que como estudiantes pertenecéis a Gryffindor, pero comoeste año también seréis profesores, ya no dormiréis en la torre, sus habitacionesy pertenencias están en el despacho que esta al fondo de la clase de DefensasContra las Artes Oscuras - Dijo, giro el cuello mirando a Ginny y continuo - SeñoritaWeasley al ser mayor de edad y dada las circunstancias excepcionales que abordansu caso no le puedo obligar a dormir en su habitación, siempre que lo desee unahabitación más pequeña esta a su disposición junto con la de sus compañeros,pero le pido por favor que sea lo más discreta posible - le dijo mientras, quecon su mirada observaba a Harry y la pelirroja sonreía satisfecha, se aclaro lagarganta y dijo para todos - les he pedido que vinieran hoy para presentaros,formalmente a los nuevos profesores que cubrirán las vacantes, así que porfavor si tienen la amabilidad de acompañarme al gran comedor. - Comenzaron acaminar hacia el castillo - ¿Habéis pensado como dar las clases? Ya que vuestrobautismo será en dos días con los alumnos de primero - Les pregunto laprofesora McGonagall

- Si - comenzóHarry, ese era uno de los temas que había estado hablando con Ginny durante lastres semanas, tras comentarlos con sus amigos les pareció buena idea - Yo harelas clases de los más pequeños, Ron La del grupo del medio, mientras queHermione se encargara de los adultos, en navidades avanzaremos un paso mientrasque Hermione se encargara de los pequeños yo me veré con los adolecentes y Roncon los adultos. Finalmente en pascua será la última rotación donde los tresharemos lo que no hemos cubierto antes.

La directorapareció convencida con su plan de estudio, entraron al castillo y se fueron auna sala, donde en una mesa se encontraban unos cuadrantes, la mujer entregouno a cada uno, eran sus horarios, los chicos los abrieron y vieron lo quetendrían que hacer a partir de esa semana. Harry y los demás observaron que suasignatura estaba puesta como DCAO:

Lunes àMañana: Pociones, Tarde - Encantamientos - Noche Astronomía

Martes àMañana DCAO primero, segundo y tercer año, Tarde MSV

Miércoles à MañanaHerbologia - Tarde: DCAO cuarto y quinto año.

Jueves àMañana: observaciones - Tarde: transformaciones.

Viernes àMañana: DCAO sexto y séptimo año - Tarda Tutorías.

 

- Profesora,perdone pero ¿a que se refiere con el martes por la tarde? - le pregunto Harryantes de que Hermione se le adelantara.

- Bueno Harry,Veras, es una nueva clase que impartimos en el castillo, para alumnos muy bienescogidos por sus logros, algo complicada, pero estoy segura de que todosvosotros podréis con ella. MSV es la abreviación de "Magia Sin Varita" -Contesto la profesora, mientras todos se asombraban.

- Y ¿Qué haydel jueves? - Dijo el pelirrojo - ¿A qué se refiere con observaciones?

- Eso fue ideadel consejo, aunque tengo que admitir que estoy de acuerdo, al ser tan jóvenescreemos que dar clases se les puede salir de control, por eso hemos acordadoque las mismas sean horas en las que todos dedicareis a observar a distintosprofesores como dan sus clases como meros oyentes, y no como alumnos.

- Quiere decir
¿Cómo hacia Umbridge? - dijo Ginny tímidamente.

- No, nada máslejos de la realidad, la profesora impartía su autoridad sobre el profesorado,hacemos esto porque quiero que observéis a docentes que llevan años en laprofesión hacer su trabajo, les preguntéis alguna duda al final de la clase silas tuvierais, y además vuestro apoyo también animara a los más noveles, quetambién os harán visitas en las vuestras.

- Profesora - Hermione parecía querer hacer laúltima pregunta que todo el grupo tenía - y acerca del viernes por la tarde

- Eso señoritaGranger es una reunión que tendréis conmigo donde todas las semanas me contaranque tal os ha ido. La verdad es que tendría que haberos enviado todas estasinstrucciones por escrito junto con vuestro horario, pero tu lechuza - dijomirando a Harry - parecía tener especial prisa por reunirse contigo. Y ahora sino hay más preguntas creo que será conveniente que vayamos al gran comedor,creo que arde en deseos de saludaros. - dijo sonriendo la mujer.

Harry tenía queadmitir que los horarios eran perfectos, pues todas las clases que tenían seconcentraban en una sola dejándole tiempo para estudiar para las demásasignaturas. Miro a sus amigos que también parecían conformes. Cuando laspuertas del gran comedor se abrieron se lo encontraron desierto, salvo por unapersona que estaba de pie mirando la gran mesa del fondo donde se sentaban losprofesores, un muchacho alto con una gran espalda y cabello largo estaba de pieen la sala. Harry podría haberlo descubierto sin que se girara, pero el chicodio media vuelta, y sonrió al grupo.

- Harry,chicos, mirad, soy el nuevo profesor de Herbologia - Dijo Neville mientras seacercaba a ellos radiante de felicidad.

El momentohubiera sido perfecto si no se vería interrumpida por una voz suave y melodiosaque sonaba en el pasillo.

- Le digo que mereuniré con ella aquí - decía la voz -soy la nueva profesora de Cuidado de Criaturas Mag
- pero una voz quebrada la interrumpía.

- ¿A Si? Pueseso lo veremos - La profesora salió al pasillo al encuentro con Filch.

- Argus, hagael favor de no agredir a nuestros nuevos profesores, y vaya a ver qué ocurre alotro lado del castillo - le decía cortante la profesora McGonagall al conserje.

- En fin - dijonuevamente la melodiosa voz - ¿Podría explicarme algunas cosas sobre el nuevohorario? - Decía mientras entraba al comedor - Ho hola chicos ¿Qué tal? - lessaludo una chica rubia, dueña de aquella voz tenue, como si se hubieradespedido de ellos ayer y no hubiera habido una guerra en el anochecer.

 

-Buenas Noches Luna - le saludo Neville.


_________________
Pues aqui se acaba otro capitulo, en el capitulo anterior se acabo la primera parte de esta historia, Si nadie publica ningun comentario, dejare esta historia como ultimo capitulo, asi que por favor comentar algo, o criticarme pero me gustaria saber la opinion de los lectores que leen esto, Vamos que no cuesta mas de un par de segundos publicar un comentario y son varias horas que los autores pasamos escribiendo esto.
Un saludo y espero que la historia no acabe aqui.

Si no estás registrado por favor deja tu opinión de estahistoria en [email protected] mí es importante y responderé a la mayor brevedad posible. Gracias


Capitulo 17 ElDebut del Trió

- Hey ¿Qué talNev? - Le respondió Luna sonriéndole - los chicos los miraron.

Entre amboshabía una atmosfera que ninguno de los cuatro había notado antes, Nevilleparecía más nervioso de lo normal, y Luna
Bueno ella simplemente se comportabacomo siempre, aunque a Harry le pareció que estaba aun más ausente que decostumbre. Algo perfectamente perceptible en cuanto los ojos de la chica secruzaban con los de Neville.

Teniendo encuenta la hora que era, la profesora insistió a los chicos para que fueran adormir. Haciendo una excepción la profesora les permitió a todos dormir en latorre de su casa, la que pertenecía a Gryffindor, cuando llegaron le dieron lacontraseña a la señora gorda (capus lizarding) y el retrato se abrió hacia unlado dejándoles pasar. La torre estaba tal cual Harry la recordaba. Si habíaallí alguna huella que recordara la batalla esta fue perfectamente borrada.Aquel mullido sofá que el moreno tanto recordaba se hallaba en frente de lachimenea que en esos momentos estaba apagada, a su lado una pequeña mesa dondenormalmente los estudiantes apoyaban sus libros era testigo de la valentía quedemostró Harry una tarde al besar a una alegre Ginny tras ganar la copa dequidditch, abriendo la veda a una tanda de incontables momentos que llegaronluego; los escritorios en donde Hermione pasaba la mayor cantidad de tiempoescribiendo amplios rollos de pergamino continuaban en su esquina brillando yesperando a una nueva generación de alumnos, justamente al lado de la mesadonde un tablero con 32 piezas saludaban al Ron que tantas veces habíacapitaneado sus movimientos en los siete años anteriores guiando a la capturadel rey contrario, en el extremo opuesto de la habitación, un rincón queNeville miraba con cariño, le traía el recuerdo donde, siete años atrás,Neville se había enfrentado a sus amigos para evitar que estos se metieran enmás problemas, este gesto le costó una maldición por parte de Hermione, pero lavictoria de la copa de las casas, gracias a que ese gesto de "demostrarvalentía para enfrentarse a sus amigos", recordaban todos las palabras deDumbledore ese día, habían sido suficientes para ganar 10 puntos a favor deGryffindor rompiendo el empate a su favor y obteniendo la copa. Hoy esahabitación, vacía y silenciosa, suponía una enorme cantidad de recuerdos paratodos. Recuerdos que los cinco leones que estaban en esa sala circular noolvidarían mientras vivieran. Luna que solo había entrado en un par deocasiones el día de la batalla en esa sala observo cómo sus cinco amigosobservaban cada esquina de esa habitación, y, probablemente, por primera vez ensu vida no dijo nada que rompiera el momento de solemnidad, Ella también tenía supropio sitio donde durante mucho tiempo guardo dos artículos muy especiales,esa baldosa suelta en la sala circular era su pequeño lugar especial. Alfinalizar su séptimo año se llevo con ella esos dos artículos pensando que no volveríaal castillo y los llevaba siempre consigo, ahora mismo mientras la rubia veía asus 5 amigos, debajo de su túnica llevaba colgando del cuello en una cadenaplateada un bulbo de mimbulus mimbletonia, regalo de alguien, para ella, muyespecial; y en un bolsillo de su pantalón un galeón que sabía que era falso.Estos eran los recuerdos que Luna atesoraba de su paso por Hogwarts y quesignificaba tanto para ella. Por lo que sabía perfectamente cómo se sentían susamigos.

 

Esa nochesubieron a la habitación que normalmente ocupaban los chicos, las camas comobien pudo suponer el muchacho ya no tenían sus nombres, si no que estabangrabados con los alumnos que las usarían ese curso. Ron cogió la más grande ysu chica sonriendo se recostó a su lado, mientras que Ginny llevaba al moreno ala cama que tenían en frente. Neville cogió una al otro extremo de lahabitación, y para sorpresa de todos Luna en lugar de escoger la cuarta yúltima cama se recostó a su lado.

- Espero que note importe, no quería ser la única que no lo hiciera - le dijo sonriendo almago que lo miraba extrañado. Por toda respuesta el chico se aparto un pocodejándola entrar. Neville agradeció la falta de luz ya que así no podrían notarque su cara ya no tenía el mismo color. Todos se desearon buenas noches y a lospocos minutos estaban disfrutando de los últimos momentos de paz y de sueñoantes de que todos los alumnos y compañeros colmaran el castillo al díasiguiente.

Harry caminabapor un pasillo carente de color, estaba en aquel castillo que le era tanfamiliar, las armaduras apostadas en los laterales brillaban con un ligero tonogris, todo parecía en calma, continuo su marcha unos cuantos metros más, elfuego de las antorchas iluminaba con tenues tonos grises, sabía que habíarecorrido ese camino antes pero no conseguía recordarlo, después de unoscuantos minutos andando llego al sitio que recordaba y logro darse cuenta, unosmeses antes, acompañado de la profesora McGonagall había llegado hasta allí. Uncuadro que reflejaba a una doncella durmiente mientras que un anciano posaba sumano en su frente de devolvió la mirada a Harry, pero algo era distinto, sobrela cabeza del anciano un enorme pájaro carmesí era lo único de color en toda laescena miraba al pecho del chico con atención, Harry bajo la vista y vio queuna cadena de plata sostenía un colgante, Harry no sabía decir si acababa deaparecer o siempre había estado allí, era tan ligero como el aire, dentro de éluna llama del mismo color que el pájaro latía con fuerza en su interior. Ycomprendió el fallo, la última vez que había estado ahí, ese mismo colganteestaba colgado del cuello del anciano de la pintura. Pero aun había algo que noparecía cuadrar con la imagen, Harry miro el cuadro, el color parecía ser laclave, ya que lo único que había en la sala de color era algo que parecíadestacar sobre todo lo demás, Las manos del anciano eran de un tono claroaunque tras forzar un poco la vista Harry las vio grises, como todo lo demás. Elpájaro que Harry le recordaba al fénix de Dumbledore, volaba en círculos, dandoel único patrón de movimiento en aquel lienzo. Y entonces al ver al pájaro violo que no cuadraba. A la izquierda del fénix, de un intenso plateado unashebras se juntaban en el centro formando una especie de rombo, una figura queHarry reconocía fácilmente, se froto los ojos y la vio con claridad, alrededorde esos hilos plateados la silueta de una lechuza se torno visible en lapintura, su Arrow estaba retratada en la tela. Harry hubiera jurado que elanciano levanto los labios formando una sonrisa.

 

- Ejem, Ejem,espero no molestaros demasiado profesores - se aclaro la garganta una bruja enla puerta al ver la escena - pero es que los alumnos están a punto de llegar,me gustaría veros en el comedor para que ocupen sus asientos.

Los chicos queparecía que habían dormido solo un par de segundos se levantaron a regañadientes,como estaban solos, los chicos se ducharon rápidamente utilizando los cuartosde baño que había en esa torre reservado a los alumnos, y las chicas hicieronlo mismo del otro lado de la torre. Bajaron a desayunar donde se encontraroncon la profesora que los había despertado, que estaba hablando con la profesoraSybil Trelawney, esta parecía disgustada. Del otro lado de la mesa un HoraceSlughorn parecía divertirse con la situación.

- Veo que aunsigue en sus trece, solo digo que no me parece lógico que un centauro de claseen este colegio - argumentaba la mujer que Harry no pudo evitar pensar quetenía un gran parecido con un bicho palo.

- Veras Sybil,me temo que era voluntad de Dumbledore, y de momento no se ha mostrado incapazde dar la clase con criterio, Firenze compartirá sus clases este año también -le respondía la directora - Ho, que agradable sorpresa que hayáis decididoacompañarnos - Les dijo mirando a los chicos.

- Muy BienMinerva - refuto la profesora de adivinación - si es tu última palabraterminare mi desayuno en mi torre, no me esperéis al banquete de esta noche -dijo ofuscada ante la negativa de la directora de despedir al centauro, semarcho de la habitación sin siquiera reparar en Harry, gesto que agradeció elmuchacho pues no estaba en condiciones de que nadie le pronosticara una muertecargada de sufrimiento. Las 4 parejas fueron a sentarse en la mesa deprofesores.

- Querido Harry- comenzó Slughorn - sabía que llegarías lejos, y todos tus amigos también, sies que siempre he tenido buen ojo para esto - comentaba el profesor de pocionesmientras palmeaba a su alumno - Imagino que no sabes el destino de dos botellasde mi colección personal ¿verdad?

- Esto
vera,las hemos usado cuando todo termino el año pasado, sospeche que no le importaría- le dijo Harry, había aprendido que tenía cierta carta blanca con ese hombre.

- No, no, claroque no me importa, además era necesario festejar los acontecimientos -sentencia Slughorn mientras volvía su atención a los huevos revueltos.

Cuando terminaronde comer, Ginny miro su reloj, eran las 11:01 de la mañana, y se dijo a simisma que ahora estaría saliendo de la estación, sonrío con ese pensamiento, yla envidia que daría a su grupo cuando supieran donde estaba de verdad, y loque haría ese año.

Pasaron elresto del día paseándose por los terrenos, los tentáculos del calamar giganteintentaban capturar los rayos de sol que se colaban a mediodía por el lago.Fueron a visitar a Hagrid que tras una breve visita les dijo que ese año casino tendría tiempo de nada ya que el bosque había quedado muy destruido con labatalla. Y tras desearle muchísima suerte a Luna con su trabajo se marcho conFang, su perro jabalinero, al interior del bosque. Fueron a las cocinas dondeKreacher saludo a Harry con una reverencia, llevaba la ropa más pulcra quenunca y el medallón que Harry le había obsequiado seguía colgándole del cuello.Harry aprovecho para agradecerle la actuación en la batalla a lo que el elforespondió con lágrimas en los ojos que no era merecedor de tal honor. Antes desalir de la cocina Harry le dijo a Kreacher:

 

- ¿Podríashacerme un favor? Kreacher - Pidió el muchacho

- Claro, señor,lo que el señor pida - le dijo el elfo.

- Por favor, vea Grimmauld Place, en la planta superior aun sigue viviendo el boggart quehabía en el armario ¿Podrías traérmelo por favor para mi clase?

- En un honorseñor

- Muchasgracias, y cuidate por favor - le respondió el muchacho mientras el elfochasqueaba los dedos y se marchaba. El resto miraron a Harry y le sonrieron conaprobación, sorprendidos de que estuviera pensando ya en sus clases.

Aprovecharon laocasión y fueron al despacho que se encontraba tras el aula de Defensa Contralas Artes Oscuras, había sido agrandado mágicamente, y el acostumbrado sitiocircular en el que tantas veces el chico se había encontrado ahora parecía másuna pequeña casa que un despacha, en el centro una mesa estaba en el centro decuatro cómodas sillas. Había cuatro habitaciones, en la primera una granlibrería estaba repleta justo a los pies de la cama que pertenecería ese cursoa Hermione sobre la cama un gato patizambo roncaba profundamente, en la segundahabitación los colores de los Cudley Canon y una pequeña lechuza cruzaba lahabitación gorjeando ruidosamente, Ron entro a su habitación, abrió la ventanay le dijo a la pequeña lechuza que se fuera con las demás, está contenta detener algo que hacer por su amo salió por la ventana, la tercera puerta daba auna sala cuadrada con una cama y unos afiches donde unas brujas vestidas con túnicasmarrones volaban en sus escobas, las holyhead arpies saludaron a Ginny que eraquien ocuparía esa habitación siempre que quisiera, Por la cara que le vioHarry imaginaba que no pensaba pisar la torre de Gryffindor ninguna noche, leagrado la idea. Presuponiendo que la última habitación seria la suya, cogió aLuna por el hombro y recordando la propuesta de McGonagall le dijo.

- Luna, dentroposiblemente encuentres mi lechuza, se llama Arrow - quizás podrías examinarlay ver de qué raza se trata - le pidió el chico, a lo que esta acepto encantada.

Cuando abrieronla última puerta, la habitación de Harry se mostro ante él, a los pies de lacama su baúl esperaba a ser abierto, una escoba descansaba sobre las mantas, ya su lado en una percha una lechuza negra miraba a los presentes. Todos semarcharon a excepción de Harry y Luna, esta se acerco al ave, y dejando lacabeza suspendida delante del animal cerró los ojos. Harry vio nuevamente elbrillo que el cuello de su lechuza despedía. A los pocos minutos Luna dijo unafrase que a Harry le carecía de sentido. Aunque viniendo de ella no se extraño.

- De acuerdo -le dijo la chica a la lechuza - No diré nada, pero a cambio tienes que ser mástolerante con Ginny, cualquier cosa que hagas es imposible - le dijo seriamentea la cara de su mascota. Por todo respuesta Arrow ululo débilmente, inclusoparecía resignada, La rubia se volteo de cara a su amigo - Por favor Harry, nome hagas más preguntas sobre esta lechuza, simplemente te diré que esextranjera, por eso no es tan conocida su raza. - le dijo al chico, y Harry lavio por primera vez con una seriedad en los ojos que nunca había visto.

 

Al salir de lahabitación una quinta puerta mostraba un cuarto de baño, era parecido al cuartode los prefectos, unos grifos dejaban abrir el agua en una bañera inmensa.Tanto Harry como los chicos se alegraron de haber aceptado ese puesto. Salieronde lo que sería su despacho con ánimos renovados.

Por la tardefueron donde los invernaderos, el sol se estaba poniendo cuando Neville decidióquedarse organizando lo que sería su despacho mientras se despedía de loschicos diciendo que los vería por la noche. Cuando estaban saliendo de losinvernaderos Luna prefirió quedarse diciendo que luego tendría que hablar conHagrid para poder organizar sus clases, y sin esperar ninguna respuesta seperdió dentro de los invernaderos. Harry recordó que el semi gigante ya estaríade camino a Hogsmeade para esperar a los alumnos de primer año, sonrió ante laexcusa pobremente inventada de su amiga, Ginny y Hermione le miraron ysimplemente asintieron dándole la razón al pensamiento de Harry. Ron no parecíadarse cuenta del comportamiento de la rubia. Todos estaban sonriendo cuando unavoz parecía venir de todos los ladrillos del castillo, la voz de Mcgonagall retumbabaen todos los rincones amplificada.

- Se ruega atodos los profesores que deseen asistir al banquete de bienvenida que se dirijande inmediato al gran comedor, el expreso de Hogwarts acaba de llegar, muchasgracias.

Neville y Lunasalieron del invernadero tres sorprendidos, y se unieron a los chicos quemarchaban rumbo al interior del castillo. Al llegar McGonagall los saludo atodos.

- SeñoritaLovegood, y Señor Longbottom, por favor ustedes se sentaran en la mesa deprofesores, en aquel extremo, en cuanto a vosotros - dijo dirigiéndose a losdemás - por favor sentaros en la mesa de Gryffindor donde lo hacéisnormalmente, cuando os presente como profesores, podréis poneros de pie ysaludar si así lo desean.

Los chicosocuparon los lugares que le había dicho la directora y a los pocos segundos seunieron a Neville y Luna, el profesor Slughorn, la profesora Vector queenseñaba Astrología, La profesora Charline Vier que también era nueva, y en elcentro se sentó Minerva Mcgonagall. Pasaron unos minutos cuando se abrieron laspuertas del comedor comenzaron a entrar centenares de estudiantes, los primerosmiraron a los chicos con cara de asombro pues no recordaban haberlos visto enel tren, Romilda Vane, una chica que cursaría su sexto año rozo a Harry la nucaantes de ocupar su asiento, Ginny miro a Romilda con cara de circunstancias.Cuando todos se encontraban sentados, se hizo el silencio nuevamente, una filade pequeños magos venía precedido por el pequeño profesor Flitwick que llevabaen las manos un taburete en donde descansaba un sombrero raido. Harrycomprendió que el profesor había recuperado el puesto que tenía antaño desubdirector. Cuando en menudo profesor lo dejo en el suelo un corte se acentuóen el sombrero y una voz salió del interior produciendo una canción.

 

Hace decenios cuatro jóvenes se conocieron

De la cuna noble sureña venia la joven Rowena

De los pantanos del norte venia Salazar

Las tierras del este eran de Helga

Y del oeste Godric aparecería.

Educaron niños con capacidades mágicas,

Pero como en todo grupo la Dama los alcanza

Antes de su momento me crearon

E ideas propias en mí, dejaron

Hoy, milenios después

Ponme en tu cabeza y sabré

A dónde has de pertenecer.

Cuando elsombrero termino su acostumbrada canción, todo el mundo prorrumpió en aplausos,ciertas caras entre ellas las de Harry y los demás se percataron que ese año nohacía alusión a la rivalidad que existía entre Salazar Slytherin y el resto delos fundadores. Nuevamente se hizo el silencio cuando el profesor deencantamientos se adelanto.

- Cuando digasus nombres pasareis delante, os pondré el sombrero y se irán a sentar a lamesa que se les asigne - dijo con su voz chillona.

- Adoris, Ann -Una chica de cabello corto se sentó y el sombrero grito - Ravenclaw.

- Bell, Megan -otra chica con ojos oscuros avanzo y se levanto nuevamente dirigiéndose haciala mesa de Gryffindor, donde se quedo mirando a Harry.

- Cabot, Stan -un chico que superaba en varios centímetros al resto fue enviado a Slytherinantes de que el sombrero le tocara incluso la cabeza.

Cuando Swan,Lucy se sentó en la mesa de Gryffindor poniendo fin a la ceremonia de selecciónHarry se sorprendió mucho pues todas las nuevas estudiantes de ese año eranféminas, no había chicos. Aun más cuando sintió los doce pares de ojos jóvenes, a los quepertenecían las nuevas estudiantes mirándole sin bajar la vista. La casa de Hufflepuffsolo obtuvo seis estudiantes, Slytherin nueve, y Ravenclaw se llevaba lacantidad de 13 estudiantes, parecía ser que la inteligencia abundaba en esanueva generación. La profesora McGonagall se levanto de su asiento central y sedirigió al atrio, adornado con un búho real dorado, este abrió las alasinmediatamente cuando la profesora estuvo delante de él.

- Atención porfavor - comenzó serenamente - me gustaría dar nuestra más calurosa bienvenida alos 40 jóvenes magos y brujas que nos acompañaran este año, y nuevamente abrirlos brazos a los más veteranos, como sabéis el año anterior fue un año duropara este colegio, me alegra deciros que esa etapa quedo atrás. - hubo unosaplausos generales que se fueron mitigando con el tiempo, cuando la sala estuvonuevamente en silencio la profesora continuo - debido a esas dificultades elcuadro docente a experimentado algunos cambios. Me gustaría presentaros a quienserá vuestro nuevo profesor de Herbologia, Neville Longbottom - el chico algorojo se puso de pie y recibió una calurosa cantidad de aplausos, sobre todo deaquellos estudiantes que sabían la popularidad que este tenía con las plantas -La profesora Charline Vier que accedió a hacerse cargo de la asignatura deestudios Muggles - más aplausos para ella - también me gustaría presentaros aquien será la profesora de Cuidado de Criaturas Mágicas, Luna Lovegood - lachica se puso en pie con una naturalidad que rayaba la realeza - todosaplaudieron, la mesa de Ravenclaw y Gryffindor estuvo un buen rato - Finalmentey no menos importante y como novedad, los señores Harry Potter y RonaldWeasley, así como la señorita Hermione Granger han decidido cursar su últimoaño con nosotros, así mismo compatibilizaran las clases mientras impartenclases de Defensa Contra las Artes Oscuras. Imagino que todos sabemos losmeritos que avalan a estos chicos, Ginny Weasley los ayudara en la organizaciónde las mismas - los cuatro chicos se levantaron tímidamente, Romilda Vaneobservaba a Ginny con profundo recelo, durante un momento hubo un silencio generalmientras la gente se enteraba de la noticia, un segundo después tres mesas del gransalón por entero prorrumpía en aplausos, la de Slytherin se oía algunaexclamación de tanto en tanto, un rato después el silencio se volvió a apoderarde la situación - Muy bien, no menos importante, he de deciros a todos losestudiantes nuevos y recordárselo a los antiguos que el bosque esta fuera delos terrenos permitidos, El señor Filch me ha pedido que os recuerde que lalista de artículos prohibidos se encuentra en su despacho para cualquiera quequiera verla. Y sin más me gustaría desearos un buen inicio de año escolar. -Volvió a su sitio donde sonrió a Neville y Luna e inmediatamente después desentarse apareció la comida. Los elfos se habían esmerado especialmente aquellanoche. La combinación de platos, tanto dulces como salados hacían que la bocade cualquiera se volviera de agua. McGonagall dio la orden a los prefectos deque acompañaran a los estudiantes a sus habitaciones, Hermione, Ron y Ginnyhabían perdido ese título debido a su nueva responsabilidad en el colegio, unosestudiantes de quinto que Harry había visto un par de veces guiaron a losnuevos estudiantes a la torre de Gryffindor, el chico agradeció que una de laschicas de primero que recordaba con el nombre de Lucy Swan en la ceremonia semarchara, pues no lo había dejado de mirar en todo el banquete.

 

Cuando elcomedor estuvo completamente despejado, la directora les dio paso a los chicosy a los profesores para que se retiraran, estos así lo hicieron, cuando sereunieron en la que sería su nueva casa hasta fin de año estaban verdaderamenteagotados, hablaron poco y cada cual se fue a su habitación inmediatamente nadamás llegar, Arrow saludo a su dueño cuando entro con una ligera inclinación decabeza, el chico se hubiera quedado pensando lo extraña que era la lechuza perose durmió a los pocos segundos.

Al díasiguiente, al levantarse acordaron que al tener solo un cuarto de baño laschicas lo usarían primero. Cuando todos estaban listos bajaron a desayunar sinningún problema y fueron a la que sería la primera clase de su último año,pociones.

El profesorSlughorn los esperaba con una poción que Harry reconoció fácilmente, era unapoción multijugos que tendrían como proyecto ese año, hasta navidad la estaríanpreparando. Los chicos se alegraron al primer momento pues sabían prepararlaprácticamente con los ojos cerrados, al finalizar la clase Slughorn les encargoa todos menos a los chicos que estaban exentos un pergamino sobre cómoconseguir los materiales necesarios.

En la comidahablaron de lo que les esperaba ese año, y Harry tenía ganas de que llegue eldía siguiente, ya que sería su primera clase. En la comida se encontraron conMcGonagall que les confirmo a los cuatro que ese martes no tendrían Magia sinVarita ya que la profesora no había conseguido llegar aun al castillo, y que laprimera clase seria el martes siguiente.

 

Por la tarde,el profesor Flitwick le mostro a los alumnos una pequeña botella que conteníaun liquido verde, ese liquido era el resultado de lo que los gemelos Weasleyhabían hecho para fastidiar a Umbridge mientras Harry estaba en quinto. Parecíaque era un encantamiento poderoso y ellos tenían que descubrir como lo habíanhecho. Cuando lo supieron la conclusión es que era un hechizo antiguo, muy pococonocido que se usaba para calmar sequias. Solo que con la combinación correctaproveía pantanos como era el caso.

Finalmente porla noche, en la clase de Astronomía se dedicaron a estudiar los distintoscuerpos en referencia a la tierra, y el movimiento de distintas estrellas.

Al repasar elhorario Harry se alegraba de que ese año no tuvieran historia de la magia,aquella fastidiosa asignatura donde la gente solía dormir mientras el ancianofantasma profesor daba su asignatura.

Esa noche aligual que la anterior todos los chicos estaban agotados, el lunes era el díamás complicado que tenían pues eran 3 clases. Harry entro a su habitación peroArrow no estaba. Inmediatamente se durmió.

A la mañanasiguiente, el muchacho estaba perdido en sus pensamientos, salió de lahabitación y entro en el cuarto de baño, solo para darse cuenta que unapelirroja estaba saliendo de la ducha, su chica llevaba una bata puesta yafortunadamente estaba acabando, sin embargo la bata se notaba que hace unossegundos no estaba ahí, estaba entreabierta dejando ver parte de la figura desu novia Harry nunca la había visto así, la franja de cuerpo que vio le pareciólo más maravilloso del mundo. El aroma del vapor era embriagador y no se podíamover, no quería moverse, deseaba ver más de lo que la imaginación le permitía,un segundo después su chica estaba delante de él susurrándole al oído.

- Me gusta lode hacer pactos para que el señor los rompa - le decía la chica.

- Ginny
losiento
no me di cuenta, estaba pensando en mi clase y
- le dijo tontamente elchico.

- Espero que tehaya gustado lo que has visto - Y beso a su chico con una pasión que veníaaguantando hacia tiempo. Se separo en el momento perfecto volvió a su oreja yle susurro - Esta me la debes señor Potter - acto seguido se marcho del bañodejando a Harry con ganas de más por primera vez desde que hubieran comenzado asalir.

Con muchotrabajo consiguió dejar sus ideas de lado, ducharse y dejar el cuarto de bañopara su compañero Ron, Hermione, que al igual que Ron tenían la mañana libremientras Harry debía dar clases a los pequeños, le miraba y sonreía, parecíaque las noticias con Ginny volaban entre las chicas. Después de un momento lostres se fueron a dar una vuelta por el lago mientras Harry hacia su clase.

Cuando el chicosalió al pasillo del aula, muchas chicas lo esperaban detrás de ellas todos losnuevos alumnos de primero hacían fila, el chico les dijo que pasaran y quetomaran asiento, este sería su primer gran reto real y quería hacerlo bien.

- Buenos días atodas y todos - comenzó Harry lo más sereno posible, observo que las primerasmesas estaban ocupadas por las chicas de Gryffindor - soy Harry Potter.

-¿De verdaderes tú?, quiero decir el de los libros - Pregunto una chica en la primerafila.

- Si, supongoque soy yo - Dijo el chico, todas hicieron una exclamación - Bien volviendo ala clase - Me gustaría por favor que levantarais la mano aquellas personas quevengan de familia de magos - el chico intentaba separar la clase por laspersonas que tenían relación con la magia y otro grupo de los que nunca habíansabido nada de ella, seis de las chicas levantaron la mano, Harry reconoció aLucy Swan en el lado contrario, esa chica le recordaba a Hermione el primer díade clase. Y más o menos la mitad de los que estaban más atrás también lohicieron, evidentemente todos los miembros de Slytherin levantaron la mano- Muybien- siguió - quiero que os pongáis en grupo, durante el siguiente mestrabajaremos con esos grupos. Después de eso trabajaremos todos juntos. Ahorapor favor, sacar las varitas el hechizo más básico que aprenderemos será el deLumus, es posible que lo vean en encantamientos, pero también es útil contraalgunas criaturas, ¿Alguien sabe decirme que función tiene? - La chica queHarry creía clon de Hermione en miniatura levanto la mano como si hubiera sidosu propia amiga. - Si Srta.
-

 

- Swan, LucySwan - dijo muy segura

- Bien señoritaLucy, ¿Sabría la respuesta? - le pregunto el muchacho.

- El hechizoLumus invoca una luz en la punta de la varita, que se apaga con el hechizo Nox- Dijo recitando de carrerilla, evidentemente contenta de que Harry se hubieradirigido a ella por su nombre.

- Muy bien, 5puntos para Gryffindor - Era muy extraño ver como la cara de la niña seiluminaba, el en cambio estaba contento que el primer premio hubiera sido parasu propia casa - Ahora bien, vamos a practicar este hechizo - Harry lo hizo ytoda la clase enmudeció, incluso los de Slytherin parecían asombrados, a Harryle sorprendía como al ser tan jóvenes se sorprendían por algo tan sencillo,intentó recordar cómo eran sus reacciones los primeros días de clase y no pudoconseguir hacerse a la idea de que el mismo se sorprendiera de ver a alguienejecutar un Lumus. Paso el resto de la hora practicando ese hechizo, aunque nocon mucha suerte pues casi todos los estudiantes eran incapaces de sujetarcorrectamente la varita. Cuando se acabo la clase solo Lucy y otra niña deRavenclaw consiguieron el hechizo. Harry las premio a ambas con 5 puntos parasu casa, las mejillas de Lucy se encendieron. Harry les dijo que la próximasemana entraran directamente al aula en lugar de esperar fuera dando porconcluida la clase. Y dejando marchar a los chicos.

Cuando loschicos de segundo entraron en el aula se acomodaron todos delante mirando aHarry, en comparación era un grupo reducido de estudiantes pues no llegaba alos catorce, al igual que antes se dirigió a la clase presentándose, ynuevamente se sorprendió de que incluso los alumnos de Slytherin mostraranrespeto. Estos chicos ya al menos sabían mantener la varita en la mano y Harry quisocomprobar cuan buenos eran en ese aspecto en concreto.

- ¿Alguienpuede decirme el efecto del hechizo Expeliermus? - Un chico de Slytherinlevanto la mano - Si señor

- Bronco Señor,Alex Bronco, el hechizo sirve para quitar la varita al rival.

- Muy bienseñor Bronco 5 puntos para Slytherin - Harry pretendía ser justo en sus juicios- ¿Veamos? Alguien sabe que otro efecto puede tener, ¿Si señor Roberts? -Señalando a un chico de Hufflepuff que había levantado la mano y Harry conocíade vista.

- Lanza una ondade choque que puede dejar inconsciente al rival si es lo suficientementepoderosa.

 

- Muy bien,sírvete otros 5 puntos para tu casa, bien al ser números pares nos pondremos enpareja e intentaremos desarmarnos como si un club de duelo se tratara.-pasaronel resto de la clase practicando el hechizo, y Harry se alegró que los desegundo pusieran tanto empeño, aunque la mayoría solo pudiera lanzar algunaschispas, finalmente dio la clase por concluida pidiéndoles lo mismo que lehabía pedido a los de primero.

Cuando la salaestaba vacía un fuerte CRACK se escucho en el salón dejando paso al elfodomestico Kreacher.

- Kreacher hacumplido el encargo señor, el estúpido Boggart apareció como si usted estuvieramuerto, pero Kreacher sabía que Harry Potter se encontraba en el colegio asíque logro capturarlo - y le paso a Harry una vasija que se movió violentamente,acto seguido desapareció volviendo a las cocinas, Harry se sorprendió que elmayor temor del elfo sea ver a Harry muerto. Dejo la vasija sobre la mesa y fuea buscar a los alumnos de tercero. Estos se acomodaron en la primera fila puestambién eran pocos, parecía que la batalla del año pasado había provocado quemuchas familias quitaran a sus hijos del colegio.

- Bien chicos -comenzó - hoy haremos la parte teórica de una clase, la semana siguiente será lapráctica, ¿Alguien podría decirme que es lo que hay en esta vasija?

- Es un boggartseñor - respondió una chica de Ravenclaw

- Muy bienseñorita Jessica, ¿Podría decirme que aspecto tiene?

- Nadie lo sabeseñor, coge la forma que más tememos.

- Si, es agrandes rasgos eso mismo - contesto el chico.

Se pasaron elresto de la hora hablando del Boggart y de la manera de enfrentarlo, al finalde la clase el chico concedió 5 puntos a cada uno de los que había contestado laspreguntas, cuando todos se marcharon, subió a su habitación y dejo el jarróndentro de su armario, lo sacaría la siguiente semana, su primera mañana comoprofesor había acabado, con buenos resultados

Se reunió porla tarde con sus amigos y les explico la experiencia, después de oírle hablarRon que era el siguiente se tranquilizo un poco. Cenaron juntos esa noche Ginnyobservo que la percha de Arrow estaba vacía y esa noche durmió con su novio,aunque como un injusto, castigo, pensó Harry esta no le permitió acercarse aella.

A la mañanasiguiente se despertaron y fueron a los jardines donde les esperaría su primeraclase impartida por su amigo Neville, estudiaron unas clases muy particularesde enredaderas, según observo Harry, Neville estaba hecho para ese trabajo, sele daba de maravilla. Al finalizar la clase los cuatro se quedaron parafelicitarle, el muchacho agradeció el gesto diciendo que había esperado muchotiempo esa oportunidad y que no quería defraudar a Madame Sprout.

Por la tardemientras Ron tenía que dar la clase, Harry se fue con Ginny por el lago,Hermione prefirió inaugurar la biblioteca por primera vez en el año. Elcomportamiento de Ginny estaba desquiciando a Harry, esta no permitía que Harryse acercara, y era imposible robarle un beso, sin embargo la chica no hacía másque provocarlo, en ocasiones se acercaba a su oído y Harry solo escuchaba lamisma frase una y otra vez.

- Aún no te hecastigado lo suficiente por lo del cuarto de baño señor Potter - le susurrabauna y otra vez al oído.

Por la nocheRon les explico su experiencia que parecía ser similar a la de Harry, esa nocheel chico volvió a tener el mismo sueño del cuadro, y Arrow continuaba sinaparecer en su habitación, cuando se despertó a la mañana siguiente Harry lesdijo a sus amigos que la semana próxima necesitaba ir a un sitio y les gustaríaque lo acompañaran, pero no les dio más detalles, los otros tres les dijeronque lo acompañarían donde sea.

 

Esa mañanatenían que observar a un profesor, y McGonagall les dijo que el profesor Binnsestaba dando clases, a pesar de que ese año no cursarían esa materia. Cuandollegaron a la clase el fantasmal profesor los recibió y comenzó una clase aburridísimapara los chicos de quinto curso, a los pocos minutos Hermione y Ginny estabanorganizando la clase que daría la chica, y Harry y Ron estaban jugando a lascartas muggles.

La clase deMcGonagall en cambio fue muy interesante, ese año pretendían aprender afabricar trasladores, se trataba de un poderoso encantamiento que transformandoun objeto les permitía viajar de un sitio a otro, la clase fue meramente teórica,ya que las compaginarían a partir de la semana siguiente con lo que dieran en encantamientos.

Finalmente lamañana del viernes los chicos y Ginny se fueron a jugar al quidditch mientrasHermione daba su clase, a mediodía la vieron de verdad contenta cuando salían,nadie dudaba que su clase seria un verdadero éxito.

Por la tarde,fueron al despacho de la directora, la profesora McGonagall los esperabaarriba, al verlos les hizo tomar asientos y fue directamente al grano.

- ¿Qué talvuestra primera semana? - Les pregunto

- Muy bien -contestaron los cuatro - con los niños les he enseñado algunos hechizosbásicos, aunque algunos no sabían coger la varita, y pretendo ver con los detercero el boggart la semana siguiente - Dijo Harry.

- Yo hecomenzado con los Vampiros, y las Banshees - Dijo Ron

- Finalmente yoestoy con los dementores, y hechizos de defensa avanzados.

- Muy bienaprobó lo profesora, veo que os desempeñáis bien, seguid así, por cierto, a partir de la semanasiguiente las observaciones serán individuales, ya os indicare los nombres porseparado. Ahora podréis marcharos.

- Muchasgracias profesora, solo un par de preguntas - comenzó Harry - ¿Cuándo comenzarala temporada de quidditch?

- Lo sientoHarry, pensé que lo sabrías, pero este año no puedo dejar que participes, nivosotros tampoco les dijo a los hermanos, para el colegio son consideradosprofesores, de veras que lo siento.

- Es una pena -Harry ya se había imaginado esa respuesta pero quería confirmarlo - otra cosaprofesora ¿Podría decirme la contraseña de la sala en la que hemos estado enJunio?

- No tienecontraseña Harry, reconoce a los profesores, debería dejarte pasar este año sinproblemas.

- Muchas graciasprofesora - Los cuatro chicos se retiraron, tres de ellos con algo más depesar pues no podrían jugar ese año. Elfin de semana se lo pasaron diseñando las clases de la semana siguiente. Harryveía a su chica y esperaba que lo perdonara pronto por el accidente del cuartode baño pues no soportaba el juego psicológico al que lo estaba sometiendo,desde esa noche la pelirroja no había dormido en su cama, pero Harry tampocopodía acercársele pues la chica lo ignoraba olímpicamente mientras le sonreía.

El chico sabíaque tenía que hacer algo para poder terminar esa situación, la noche deldomingo vio a su pelirroja a su lado, imponente, era hermosa, pero fingía estardormida. El chico se resigno y se durmió, esa noche soñó con el cuadro, peroesta vez estaba rasgado, una risa que imitaba a un alarido rompía la oscuridadcarente de color. Harry se despertó de golpe, Ya no podía esperar más, despuésde las clases que tenía ese lunes volvería al Cuarto del Vacio para devolverlela varita a Dumbledore, y despejar las dudas que tenía hace tiempo. Se despejola vista, la cara de Ginny estaba frente a la suya y un brazo suyo le rodeabala espalda al chico.

 

- Graciaspor perdonarme - le dijo a su novia dormida, se acerco a sus labios y la beso,esta apretó más el brazo que sujetaba a su novio.

______


Na: Buenas a todos/as, Bueno he acabado el capitulo mas largo de la historia, comentarios y esas cosas seran bien recibidas, hasta la proxima vez que suba el siguiente capi que es indiscutiblemente uno de los mas interesantes,

Si no estás registrado por favor deja tu opinión de estahistoria en [email protected] mí es importante y responderé a la mayor brevedad posible. Gracias

Nos vemos en el siguiente "El Hacedor de Sueños"

Capitulo 18: ElHacedor de sueños

A la mañanasiguiente el muchacho se levanto más temprano que el resto de sus compañeros,se separo del abrazo de la pelirroja y se dijo a si mismo que la dejaríacontinuar con esa actitud, esto parecía divertirle. Se ducho rápidamente, ycuando salió sus cuatro amigos lo esperaban en la mesa central.

- ¿Qué ocurreHarry? - Le pregunto Ron preocupado

- A mí, nada -contesto el moreno intentando aparentar seguridad.

- Sabemos quemientes Harry, ya hemos pasado demasiado tiempo juntos - intento ironizarHermione

- Además si nolo dices, nos enteraremos por otro medio y al fin y al cabo si hablas nosahorraras tiempo de investigación - dijo la pelirroja mirando a su chico.

Harrycomprendió que era verdad, sabían que algo ocurría y parecía que sus amigosleían en su cara cual libro se tratase, por lo que comenzó a hablar, empezó surelato el primer día que visitara el aquel cuadro con Mcgonagall, siguió consus sueños incoloros, el primero cuando estaba en la madriguera y saliera abuscar algo, Harry obvio el detalle de decirle a sus amigos sobre la existenciadel rosal de Ginny pues no sabía si esta quería levantar ese secreto, y de loque había ocurrido en ese sueño.

- ¿Y dices queun fénix te embistió obedeciendo las ordenes del anciano? - pregunto Ronincrédulo.

- Bueno si,aunque no parecía violento - le respondió el chico.

Siguió diciendocon lo que para él era lo más difícil de explicar pues aun no creía que fueracierto, cuando fue a aquel lugar, nuevamente obvio los detalles, y desenterróel colgante con el cristal.

- ¿Cristal?¿Qué cristal Harry? - Pregunto su amiga.

- No lo sé, Hermionecréeme que yo aun no termino de entenderlo. En ocasiones está ahí, colgando demi cuello, y en otras no, al principio pensé que no existía, pero al fin y alcabo soñé su ubicación, imagino que es una pieza de este rompecabezas - explicoel chico no demasiado convencido.

A continuaciónsiguió explicando a sus amigos el sueño que había tenido, de una ceremoniadonde el anciano era el que la auspiciaba. Prefirió no dar detalles del tipo desituación se tratara para no someterse a sus risas. Continúo hablando esta vezacerca de los sueños más recientes, donde también se incluía la figura de Arrowen el cuadro.

 

- ¿Crees que tulechuza tiene algo que ver con todo esto? Harry - le pregunto su novia, parecíacontenta de culpar a Arrow de algo y el chico no se lo reprochaba después decómo trataba el ave a la pelirroja.

- No lo sé,desde luego es una lechuza atípica, mira la manera en que la conseguí, el dueñode la tienda ni siquiera sabía que tenía a Arrow en la tienda. Además el primerdía de clase le pedí a Luna que la examinara, solo me dijo que era extranjera,pero lo extraño de todo esto es que le dijo a Arrow que conservaría su secreto,y que a cambio dejara a Ginny en paz - Harry tenía que admitir que su lechuzahabía dado un cambio radical en el comportamiento hacia Ginny, incluso las últimascuatro noches la pelirroja había dormido con él y el ave ni se había inmutado.

- Esto
¿Harrycrees que puedes confiar en Luna? - Dijo Ron, e inmediatamente agrego - Esdecir, es estupenda, incluso le confiaría mi vida, pero ya sabes, es Luna.

- Si -sentencio Harry - ese día parecía seria, si me hubiera dicho que estoy emparentadocon un snorlak de cuernos arrugados le hubiera creído sin vacilar, puede quesea casualidad pero no creo que el papel de Arrow sea el de una lechuzamensajera.

- Y entoncesllegamos al sueño de anoche, se repetía la situación, solo que el lienzo estabaroto, y una risa se escucha de fondo, además estoy seguro que he escuchado elsonido de esa voz en algún sitio. Pero no logro recordar de donde procede - leexplico a los chicos, todos se quedaron unos momentos en silencio, al fue Ginnyla que hablo.

- Muy bien, quete parece si te acompañamos a aquel sitio y lo vemos directamente, pareceimportante, y es posible que sea la única manera de que puedas descansar en paz- le informo la pelirroja, los demás ya se estaban poniendo de pie.

Harry agradecióla iniciativa de sus amigos, busco en su habitación el bolso de cuentas parasacar la varita de sauco pues aprovecharía la ocasión para devolvérsela alféretro de Dumbledore. Observo también extrañado que la percha donde hace unosminutos se encontraba Arrow ahora estaba vacía. Menos aturullado pues sabía quecontaba con el apoyo de sus compañeros se encontró con estos en el vestíbulo,los tres se estaban guardando la varita en los bolsillos, solo por prevenciónle informaron al chico.

Salieron delaula de defensa contra las artes oscuras, era temprano pero el castillo yaamanecía con algunos movimientos, poco antes de llegar al gran comedor seencontraron en una esquina con el profesor de pociones.

- Buenos díaschicos - les dijo el profesor intentando no verter el liquido de una botellaque sostenía con la mano - tened más cuidado, por favor, casi me hacéisderramar este
ejem filtro
de muerte, si eso es este filtro de muerte - se lenotaba nervioso, y el Harry pudo comprender porque, lo que él había disfrazadocomo un filtro de muerte era en realidad una botella de vino de las que Horaceguardaba en su alacena personal, intentando aparentar que no se había dadocuenta Hermione se acerco al profesor.

- Profesor,siento mucho el encuentro, tendremos más cuidado - y continuo escogiendo laspalabras - estamos algo retrasados conla preparación de las clases, podría perdonarnos si los cuatro hoy nosausentamos de ella - imploro Hermione con esos ojos que los profesores reconocíancomo una chica incapaz de infligir las reglas.

 

- No sepreocupe señorita Granger, además no parece que tengan problemas para dominarla poción multijugos - le confirmo Horace Slughorn, una vez se hubieran alejadoun poco del profesor el pelirrojo se dirigió a su novia.

- No puedocreer que le hayas mentido a un profesor - le dijo perplejo.

- He tenidograndes maestros todos estos años en esas artes - observo la chica mirando aRon y Harry - además no exageres. Eso nos dará tiempo si nuestra pequeñaexcursión se retrasa más de la cuenta.

- Es cierto, leconfirmo el pelirrojo, somos una pésima influencia para ti - le dijo el chicohaciéndose pasar por ofendido.

La chica seacerco a su chico lo abrazo y lo beso rápidamente en los labios - Una muy malainfluencia - le confirmo la castaña. Harry miro a Ginny pero esta continuabaalejándose adrede del chico. El moreno pensó que su estrategia se derrumbaríasi sabía cómo se comportaba mientras dormía. Y prefirió no decirle nada.

Continuaron porlos pasillos que Harry recordaba del año pasado, los cristales rotos, y lasparedes derruidas habían desaparecido y el sitio estaba intacto. En un momentoque el chico paso al lado de una gárgola recordó algo y prefirió decírselo asus amigos.

- Chicos ¿Recordáisa Greyback? - Pregunto el moreno a todos - todos afirmaron con cara de asco -Bueno resulta que no es tan malo - y el chico les conto la historia que habíavivido en Junio culminando con la muerte del hombre lobo, la expresión de losotros tres se endulzo un poco en recuerdo a la atormentada memoria del hombrelobo.

Continuaronviajando por largos pasillos, subiendo o bajando distintas escaleras, hasta queHarry encontró el pasadizo a donde querían llegar, una escalera especialmenteempinada bajaba, todos dejaron delante a Harry que los guio rumbo a esa especiede sótano, al final de la escalera se encontraba una sala rectangular, estabadesierta, salvo por el extraño cuadro que Harry recordaba de su estadía con laprofesora a inicio del verano. Se tomo un momento para observarlodetenidamente, sus amigos lo acompañaban detrás Un hombre anciano sujetaba lacabeza de una bruja durmiente, en uno de sus brazos un brazalete de un profundocolor negro le rodeaba la muñeca, en uno de sus extremos un pequeño romboplateado aparecía dibujado, el colgante que portaba el anciano el veranoanterior ya no lo tenía en el cuello, lo que si se mantenía era el fénix que,en su visita anterior volaba en círculos sobre la cabeza del anciano mago, estavez una rama en uno de los costados del lienzo le servía de percha, desde sulugar de descanso improvisado el gran pájaro carmesí seguía los movimientos deHarry con la mirada, en el extremo contrario a la colorida ave, una lechuzacompletamente negra estaba mirando hacia la luna que se mostraba en el fondo,Harry no pudo reconocerla pero de haber tenido que apostar, esta silueta separecía enormemente a Arrow. Cuando el chico dio un paso al frente el fénixasintió leventemente y el marco se abrió dejando paso a un largo pasillo.

- Es ahora onunca - dijo el chico y los cuatrocomenzaron a caminar, llegaron a una sala circular done los cuatro entrabanalgo apretados, una puerta los esperabaal fondo - Escucharme un segundo chicos, tras esa puerta se esconde lahabitación del vacío, es a lo máximo que llegue la vez anterior, se supone quehay que ser profesor para que entremos ahí. Ginny - dijo mirando a su novia -es posible que tengas algunos problemas, si es así coge mi mano y con la otrano sueltes la puerta - La chica mostro su afirmación con un movimiento decabeza.

 

Atravesaron lapuerta y la cerraron tras de sí, una densa niebla se formo delante de ellospara desaparecer un instante después, Una sala con un fondo de mármol blanco seformo a su alrededor, en el centro de la sala una caja blanca que se fundía conel fondo se encontraba en la mitad de la sala.

- ¿También loven? Verdad - Dijo Harry. Ron y Hermione asintieron, Harry sintió un fuerteapretón en su mano

- ¿Qué ves? -le dijo al oído de su chica para tranquilizarla. Cuando Harry la miro a losojos vio que esta tenía la vista completamente perdida.

- Es una salablanca, o es un color similar al blanco, no veo nada, salvo la puerta de salidadetrás de mí. Siento tu mano pero no consigo verte, y siento tu respiración enmi oído - Harry aprovecho el momento y la beso suavemente en los labios -¡Harry! - Le grito la chica.

- Perdón, perome has tenido a pan y agua estos días y no pude aguantar la tentación - le dijoal oído en un susurro a Ginny para que los demás no la escucharan. - Escucha loque haremos, te llevare hasta donde tenemos que ir, son solo un par de pasos,suelta la puerta y es probable que esta desaparezca, no te desesperes pequeña.

- No lo hare,estoy contigo - le dijo la chica olvidando por un momento su estrategia, se soltóde la puerta y la habitación quedo, para sus ojos, completamente vacía, Harryrecordaba esa sensación y sabía que no era cómoda, parecía ser como si cerraraslos ojos e intentaras ver el interior de los parpados. La chica siguió almoreno que un par de pasos más adelante la entrego a otras manos, eran las deHermione. Escucho a su chico quehablaba, y la voz de su hermano venia unos metros más allá.

- Ron, ayúdamea levantar esta tapa por favor - Harry se coloco en uno de los extremos delféretro y Ron en la otra, sin mucho esfuerzo consiguieron moverla dejando a lavista el cuerpo inerte del anciano director, estaba intacto, salvo por la manochamuscada, en la muñeca de la mano sana llevaba una pequeña pulsera negra, unagran sonrisa se mostraba en su rostro y unos parpados cerrados estaban detrásde las gafas de medialuna. En su pecho ambas manos estaban juntas, Harry metióla mano dentro del bolso de cuentas que llevaba e invoco la varita de sauco,después de meses sin usarse continuaba emanando poder, con extremo cuidado la dejoentre las manos del anciano director, sin embargo cuando hizo esto algo que elmuchacho no se esperaba tomo lugar, un pequeño colgante que se ocultaba detrás delas manos del profesor rodo por su pecho, lo extraño de esto es que comenzó abrillar con una luz blanca muy intensa, del cuello de Harry apareció otrocolgante que era idéntico y con un brillo carmesí imito a su compañero. Unbrillo cegador inundo la habitación, Ginny se separo de la mano de Hermione.

- Puedo ver lasala chicos - les dijo la pelirroja - este es la tumba de Dumbledore, que salamás increíble - Dijo la chica asombrada mientras todos miraban al ataúd de sudifunto director.

- Es un placerpara mí que elogien la Sala del Vacio - dijo una voz detrás de los chicos,todos se giraron con las varitas en alto preparados para un ataque, sin embargolas bajaron enseguida. Un anciano los miraba desde una esquina.

 

- Es usted -Dijo simplemente Harry como si eso fuera suficiente para aclararlo todo.

- Si, supongoque soy yo - dijo el anciano

- Perdón ¿Pero quiénes usted? - Dijo temerosa Ginny, y no era difícil saber porque, ese ancianoreflejaba poder, Harry imagino que podría con cualquier reto que se le pusieradelante.

- Veraspequeña, quisiera agradecerte por tener la valentía de estar aquí, te heconcedido la vista en esta habitación para que puedas contemplar el por quéhabías venido - Dijo el hombre esquivando la pregunta directa de la pelirroja.

- Vera Señor,soy Hermione Granger, una de las profesoras de Defensa Contra las Artes Oscurasdel colegio, ¿Podría decirnos como dirigirnos a usted? - intento abordarHermione por la parte diplomática.

- Vaya,interesante asignatura la que impartes joven bruja, corren tiempos difícilesdonde alguien me está buscando hora mismo, muy pronto esa clase os será muyútil - respondió evasivamente el anciano dando pie al silencio dejando entenderque su respuesta había terminado.

- Hemos vistola magia de esta habitación, ¿A quién debemos el honor de estar tan bienprotegidos? - Intento atacar Ron por el lado de los elogios.

- He conocidomagia antigua capaz de hacer eso joven mago - respondió el viejo sin darle máspistas al pelirrojo.

- Un momento -Dijo de pronto Harry - usted es aquel anciano, el del campo, el fénix, el demis sueños - concluyo Harry.

- En efectojoven mago, no es nuestro primer encuentro, me alegro que te hayas percatado,pronto todas tus dudas cobraran su significado, No pierdas los elementos que sete requerirán para la prueba final. - Le dijo el anciano a Harry, El chicoextrañado ante la respuesta dada por el viejo miro a sus amigos y estos miraronal recién llegado con gesto de sorpresa. Al parecer el moreno había conseguidosacar algo más en claro que el resto de sus amigos.

- Antes dijoque alguien le buscaba ¿Quién es? - dijo el chico más animado.

- He visto susnoches, y los contenidos son confusos, no parece del todo humana, pero no esanimal. Por alguna razón la Dama la paso por alto, Extraña criatura que sehalla demasiado muerta para estar entre los vivos, pero con suficiente vidacomo para no pasar al otro lado. Confía en que le ayude - le respondió elviejo.

La niebla seformo delante de los ojos de Harry y nuevamente estaban en el cuarto del Vacioel viejo se había desvanecido tan rápido como llegara. Lo único que veía era lapuerta de salida, sin decir palabra e intentando retener cada palabra loschicos salieron de allí. Llegaron al vestíbulo, el cuadro se cerró tras ellos.Y Hermione llamo la atención de los chicos antes de que todos se marcharan.

- Chicos,mirad, el cuadro tiene titulo debajo.- Hermione intento pulir la placa hastaque esta resulto visible.

- "El Hacedorde Sueños y su Regalo Carmesí" - Leyó el titulo Hermione para todos sus amigos.

Harry estaba dispuesto a averiguar más cosasacerca de aquel anciano en cuanto tuviera la más mínima oportunidad, Algodentro de su pecho le decía que era importante.

________


Na: Muchas gracias por haber superado las 1000 lecturas de esta historia. Interesante ancianito ¿No creen? evidentemente esto es la punta del Iceberg de este misterioso personaje.

 

Bueno ya lo saben, comentarios, peticiones de mano, lapidaciones y criticas pinchar abajo donde pone "comenta este capitulo"

Hasta la proxima, que no dare informacion sobre como se llamara mas que nada por que ni yo lo se :P mentira, pero quiero dejaros con la incognita n_n

Si no estás registrado por favor deja tu opinión de estahistoria en [email protected] mí es importante y responderé a la mayor brevedad posible. Gracias

Capitulo 19 Eldilema de Ron

Los cuatrofueron rumbo al gran comedor pues era la hora de comer, y prefirieron no acentuarsu ausencia en pociones, se sentaron en la mesa de Gryffindor y por fortunaninguno de sus compañeros les dijo nada. Parecía ser que Slughorn habíaextendido la noticia de que los chicos habían faltado a su clase por motivosprofesionales, y aunque no se dejaron de dirigir miradas intensas llenas denerviosismo intentaron aparentar calma. Al terminar de comer los cuatro selevantaron de la mesa y salieron del gran comedor, tan desapercibidos comohabían entrado. Tres de ellos se marcharon rumbo al despacho, y sushabitaciones. Hermione en cambio les dijo que intentaría encontrar algo en la bibliotecadel colegio.

Cuando estabana punto de llegar al despacho se encontraron con la profesora McGonagall queles dijo que la profesora de Magia sin Varita llegaría esa semana por unosproblemas, pero que la clase de esa semana se suspendería. Con algo de pesarlos tres amigos se metieron en el dormitorio de Harry, todos querían comenzarcon ese reto.

- Es una penaque nuevamente no tengamos sus clases - Comento molesto Harry.

- Si es cierto,en fin ¿qué piensan del Hacedor de Sueños? - Pregunto la pelirroja volviendo altema.

- No lo séGinny, es posible que solo sea un viejo chiflado, ¿Han notado como evadía laspreguntas? - Dijo Harry pensativo - ¿Tu qué crees Ron?... ¿Ron? - le dijo a suamigo que parecía perdido.

- He, ¿Qué?...No lo sé
- Perdonad me voy a mi habitación chicos - Ron se marcho de lahabitación de Harry dejando a la pareja sola, parecía evidente que tenía lacabeza en otro lado.

- Ginny, ¿Teimportaría esta noche dormir en tu habitación? Me gustaría hablar con tuhermano sobre algunas cosas - Le dijo el moreno a su chica.

- Si supongo,además por lo productivas que son mejor me vuelvo a la mía - dijo la chicacabizbaja. Harry simulo no notar el último comentario de la pelirroja - Harry yo
-Comenzó la chica, pero luego pareció arrepentida - Nada olvídalo - le dijo poniéndose en pie ydejándolo solo en la habitación.

Recién pudieronver a Hermione en encantamientos, la chica parecía agotada pero no hizocomentarios, los demás sabían que siempre que había algún tipo de problema suamiga se refugiaba en los libros donde parecía encontrar todas las respuestas.Sin embargo el año sabático de viajes que habían tenido la necesidad de hacerestaban haciendo mella en los hábitos de estudio de su amiga, lo que hace unosaños era rutina ahora era un cambio, la chica también pareció percatarse de suscambios, en la primera semana de clase intento llevar bien el ritmo, y segúnhabía oído comentar Harry a los demás alumnos de séptimo curso su clase fuemagistral, sin embargo la chica parecía deprimida, y Harry comenzaba asospechar que sus tan preciados libros no le ayudarían con el enigma que teníandelante.

 

La clase delpequeño profesor fue una de las más interesantes que Harry podía recordar, comola profesora McGonagall les había adelantado, el profesor Flitwick les estabaenseñando los principios básicos de los trasladores.

- Para montarun traslador - le decía a su clase - hace falta, como saben, de un articulo,este será imbuido con una imagen mágica del lugar a donde queramos llegar,tengo entendido que esta semana fabricareis vuestros propios materiales con laprofesora McGonagall, la siguiente semana quiero que los traigan, de tarea necesitoque penséis un lugar a donde queráis llegar dentro del colegio para luegoprobarlos, primero lo haremos dentro del aula. Muy bien estudiantes, eso estodo - dijo el profesor dejándolos salir.

Cuando salieronde la clase, Hermione se dirigió nuevamente a la biblioteca, Ron la siguió conla mirada para luego suspirar. El chico tenía que hablar con el de maneraurgente.

- Escucha Ron,¿Esta noche podemos dormir en tu habitación? - le pregunto a su amigo.

- Ginny te hasoltado. Claro, supongo que sí.

- Estupendo -se alegro el muchacho, así al menos podría preguntarle que le pasara sin queestuvieran las chicas delante.

Esa noche enclase en la torre de Astronomita todos estaban bastante agotados, su aventurade la mañana les había dejado algo fatigados y no veía la hora de que la clasese acabara, 60 minutos interminables de mirar el telescopio se acabaron y Harryentrego su mapa estelar el cual seguro contenía muchos errores. Cuando llegarona la habitación los chicos se fueron a la pequeña habitación ocupada por Ron,Ginny entro con Hermione en la suya.

- ¿Qué teocurre? - ataco directamente Harry.

- Nada, Harry¿Por qué lo dices? - respondió evasivamente el pellirrojo.

- Escucha, eresprácticamente mi hermano, y sé que algo te ocurre, desde que fuimos de comprasno pareces ser el mismo. Ahora dime qué te pasa o me obligaras a lanzarte algo- le amenazó en broma el muchacho mientras sujetaba la varita.

- Vale, veras,es que estaba pensando en el futuro - Dijo sencillamente Ron muy serio.

- ¿Y bien?

- Sí, quierodecir, el regalo que le diste a mi hermana, Planeas casarte con ella ¿Verdad?-Le dijo Ron, no parecía enfadado por lo que Harry decidió respondersinceramente.

- Si, ya lohemos hablado, si todo va bien, quisiera que pasara en Junio, cuando acabe estecurso quiero decir.

- ¿Cómo que sitodo va bien? - Pregunto su amigo.

- Ya sabes,ella es la mujer más atractiva de todo el colegio, no puedo prohibirle queencuentre a alguien mejor que yo durante este año.

- Harry -comenzó el chico, paseándose por la habitación - No encontrara a nadie mejor,porque para ella es imposible, está enamorada de ti desde que tiene 8 años, yhas hecho más meritos que nadie para mantenerte en ese puesto. Le has salvadola vida en su primer año. E incontables cosas más, me extraña que no tenga unaltar con la forma de tu cabeza en su habitación - se rio el chico, y su caracambio nuevamente poniendo un tono sombrío - En cambio yo
- y guardo silencio mientras se sentaba sobre la cama y se tapabala cara con las manos, estaba llorando.

- Se trata deHermione - adivino el chico y Ron asintió levemente.

- Veras Harry -El chico nunca lo había visto así, cuando se destapo la cara unas gruesaslagrimas salían de sus ojos - Ella es simplemente perfecta, es hermosa, einteligente, ya has oído a la gente en encantamientos, aun siguen hablando delo buena que fue su clase de Defensa de la semana pasada, yo solo pude prepararalgo muy escueto sobre las banshees, además he tardado 3 años en decidirme
solo sabía sentir celos por Victor desde cuarto, además tu le podrás dar a mihermana un futuro estupendo, tienes dinero Harry, Yo en cambio siempre he sidopobre, Ninguna mujer le gustaría en esa situación. Además imagino que Hermionesolo se ha fijado en mí por como la trate el último año, por ser amable y todoeso, por seguir los consejos del libro que te regale. Pero estábamos solosHarry, solo ella y nosotros dos, ahora en este castillo lleno de magos, muchosmás atractivos y con más dinero que yo mis días con Hermione están contados -quizás Ron se continuara compadeciendo pero no pudo saberse ya que Harry sehabía detenido delante de él y le dio un puñetazo en la mejilla haciendo queeste se tumbara en el colchón, un segundo después el pelirrojo miraba a Harrycon cara de asombro - ¿Pero qué haces?

 

- Lo que hasvisto, y te daré otro si no reaccionas - comenzó el muchacho, mientras sesentaba frente a él - te daré varios puntos en que pensar. El primero, es unamujer estupenda pero tiene un montón de defectos, ahora mismo está sobrepasada,¿le has visto acaso la cara que lleva?, vamos, no es una diosa ni mucho menos, estáa la altura perfecta de los mortales. Y tú eres uno, y parece que necesita a suchico a su lado.

- Pero

- El segundopunto, nos han ofrecido este trabajo a los tres porque sabían que podíamos hacerlo,eres tan bueno como ella.

- Pero Harryyo

- Lo siguienteque te quiero comentar- Harry sabía que lo mejor que podía hacer era no dejarlea su amigo decir nada- es que sentircelos está bien, demuestra que alguien te importa, a mi las tripas se merevolvían cada vez que veía a Ginny con Dean.

- Ya pero

- Me gustaríacomentarte que Hermione se siente muy afortunada de formar parte de tu familia,el dinero nunca fue una preocupación para ninguno, además con la prima de labatalla eso se ha solucionado. Y créeme si fueras completamente pobreseguiríamos ocupando la Madriguera.

- Ya Harryentiéndeme, es que

- Y el dato másimportante, dices que Hermione se fijo en ti porque estábamos solos en junio - Harrycreía saber cómo terminar pero tenía que escoger las palabras - Ese día fue el díaque ella no pudo aguantar más los que sentía, y porque tú no te animabas a darel paso, Hermione lleva años pensando en ti - Esa información pareciódesconcertar al pelirrojo y Harry supo que estaba ganando terreno - En sexto semoría de celos por Lavender, en cuarto solo acepto la invitación de Krum parafastidiarte por aquel comentario de "Hermione, tu eres chica", de hecho estoyseguro que los sentimientos de ella vienen de mucho antes, concretamente desdeel primer día que somos amigos.

- Pero

- Si me hasoído bien, lo dijo ella medio en broma, pero no lo parecía, ella estasuspirando por ti desde el día que la salvaste del Trol en los baños en primercurso. Y créeme en 7 años han pasado varios chicos por este castillo y tu nuncate has movido de ese lugar.

El pelirrojo selevanto de la cama, parecía abrumado, se detuvo delante de Harry y por unmomento este pensó que le devolvería el puñetazo, pero extendió los brazos yabrazo a su amigo.

 

- Gracias, portodo - Le dijo el pelirrojo.

- De nada, peroespero que hagas las cosas bien a partir de ahora con ella, antes que tu noviafue mi amiga y como la fastidies me enfadare - le dijo sonriendo a su amigo.

- EscuchaHarry, he pensado en algo, ¿Crees que
? -Se saco algo debajo de la túnica y selo mostro al moreno.

- La harás muyfeliz - le dijo el chico de la cicatriz,

El pelirrojo seseparo del chico y salió de la habitación, Harry lo siguió hasta el vestíbulodonde entro en la habitación de Hermione y cerró la puerta, Harry en cambio fuehasta la habitación de Ginny, golpeo un par de veces la puerta pero nadecontesto, Abrió suavemente la puerta y encontró a su chica en la cama yadurmiendo, Harry se quedo contemplando su figura unos momentos, era la chicamás hermosa que nunca había visto, una imagen de un ángel pelirrojo abrazandouna almohada. El chico se acerco a su novia, fue a cogerle la frente para darleun último beso de buenas noches pero algo paso.

Al contacto desus dedos con la frente de la chica algo en su pecho brillo y cuando Harry bajola vista vio el dije que colgaba de la cadena de plata, no había duda, erareal. Volvió a levantar los ojos pero yano se encontraba en la habitación, se vio a sí mismo con el cuerpo desnudo enla cuarto de baño que estaba a su lado, estaba metido en la bañera con unasburbujas rosas que salían de todos los grifos cubriendo el agua dejando elcuerpo del chico a la imaginación. El perfume y los vapores del cuarto de bañoeran embriagadores, todo invitaba a permanecer allí más tiempo. Una voz dulcelo llamo desde su espalda y ambos Harrys se giraron, su chica estaba apoyadacontra la pared opuesta, su bata le cubría el cuerpo del mismo modo que Harryla recordaba un par de días anteriores, y con su boca sostenía uno de susrojizos mechones, Era la imagen más sensual que el chico había visto en suvida. Ginny se metió en aquella piscina enorme se puso frente al muchacho y elHarry del baño llevo las manos a la cara de su chica mientras la besaba. Unosminutos después sus manos comenzaron a bajar despojando a la pelirroja de labata, aquel cuerpo de infarto con el que la imaginación del chico habíaexperimentado hasta límites insospechados estaba con su alter ego y lasburbujas eran las únicas testigos. Harry intento retirarse, dio un paso atrás ytodo cambio, nuevamente estaba en el cuarto de la chica, una Ginny vestida conropa de cama dirigía sus ojos cerrados hacia él, Harry decidió salir de ahí,Antes de cerrar la puerta de la habitación de su novia un pequeño gemido seescucho desde la cama.

Harry sedirigió a su habitación, cuando entro Arrow lo saludo, incluso Harry le parecióque sus facciones le parecían como si estuviera riendo, le dio unas palmaditasy se fue a dormir, tenía mucho en que pensar.

__________________

Bueno, la verdad es que este es uno de los capis que mas me ha gustado escribir, sobre todo por el final :P que pillo soy XD

Pues ya lo saben si quieren comentan, y si no pues os veo en "El Cumpleaños de Hermione" que lo subire como siempre cuando buenamente pueda escribirlo :P si no es que lo cambio como suelo hacer en el 80 % de los casos

Si no estás registrado por favor deja tu opinión de estahistoria en [email protected] mí es importante y responderé a la mayor brevedad posible. Gracias

 

Un saludo a todos

Capitulo 20: Malentendidosy El Cumpleaños de Hermione

Harry habíatenido un sueño muy irregular e interrumpido esa noche, la única explicaciónque veía de lo que había visto en el cuarto de la pequeña Weasley era que sehabía introducido en el sueño de la chica, había visto con total y absolutaclaridad el cristal aparecer en su pecho, ya no había por qué negarlo, esepequeño colgante era parte de él. Cuando pudo comprender que no se podía dormircon esa información en la cabeza, miro a la lechuza que le devolvía la miradacon aquellos ojos tan atípicos, se levanto y esta voló a su hombro al instante,Harry la acaricio y la pequeña cerró los ojos disfrutando de la caricia. Elchico abrió la ventana y el ave salió volando, a los pocos segundos se fundiócon la oscuridad del cielo, vio su reloj, marcaba las 4:42. Uso la siguientehora para preparar su clase con los alumnos de esa mañana, los de primer añocontinuarían con los hechizos básicos de Lumus y Nox, si daba tiempo pretendíaque intentaran invocar algunas llamas de su varita, para los de segundo queríaperfeccionar la habilidad de lanzar un Expeliermus sin problemas en las clasesde duelo. Los alumnos de tercero se tendrían que afrontar al jarrón quedescansaba en su armario.

Cuando el relojde su muñeca estaba a punto de dar las 6:00 el chico juzgo que tenía todopreparado y salió de la habitación, salvo por algunos tímidos rayos queasomaban por el horizonte aún estaba oscuro, sus compañeros le darían al menosmedia hora antes de comenzar a despertarse, una hora teniendo en cuenta queellos tendrían esa mañana libre. Prefirió aprovechar la soledad del momento yfue a ducharse, una vez en el baño abrió los grifos y el agua comenzó a llenarla pileta rápidamente, pasados unos minutos el cuarto de baño estaba lleno devapor, Harry dejo la ropa a un lado y se interno en las aguas, rápidamente elefecto relajante de las sales le hicieron efecto, hacía tiempo que no tenía unmomento para él, solo para él.

- Vaya, pareceser que ya no me debes nada - Dijo una voz sorprendiéndole a su espalda.

Harry se giropara encontrarse con la vista de Ginny que lo miraba, llevaba su acostumbradabata rosa, el chico supuso que probablemente era lo único que llevara. Recordandola escena de hacia unas horas el chico, azorado, bajo la vista.

- Harry

La vista en lasburbujas.

- Harry

El chicointento brasear para atraer la mayor cantidad de burbujas a donde estaba sucuerpo.

- Harry

Su perfume lellegaba, no sabía si estaba listo para dar ese paso.

- ¡¿PuedesMirarme?! - Grito la chica, y el muchacho levanto la vista, tenía lagrimas en losojos, ¿lagrimas?, si estaba llorando - Por favor dime con sinceridad, ¿Te gustolo que viste? - le dijo la chica, parecía triste.

- Ginny
yo -Otra brazada - veras - ¿Acaso era probable que el ella supiera que él habíavisto su sueño? - No sé si me parece lo mejor - Dijo argumentando el chicointentando dar a entender que quizás fuera demasiado pronto.

- No hayproblema, lo entiendo - le dijo la pelirroja, se giro y se marcho, cuando sedio la vuelta Harry pudo ver que unas cuantas lagrimas caían al suelo, o era unefecto del vapor. No quería lastimar a Ginny, y tenía miedo de lo que podíapasar, esa sería su primera vez y era con la mujer que el amaba, quería quefuera especial.

 

Perdido en suspensamientos, termino con el baño y se marcho a su habitación de camino pudoobservar que la puerta de la habitación de su novia estaba abierta, lahabitación se encontraba vacía, en la habitación de Ron estaba en silencio, lade Hermione en cambio parecía tener algo más de actividad, las voces de lachica y la de su amigo se filtraban mientras ambos se vestían para comenzar elnuevo día, entro en la suya propia, se vistió y cuando estuvo listo para salirse encontró a Hermione, la chica parecía completamente descansada, no teníaojeras y parecía radiante. Harry se alegro del cambio e intento recordarfelicitar a Ron al día siguiente.

- Buenos díasHarry - le dijo la chica sonriente - Ron esta en el baño - dijo señalando lapuerta, Harry intento aprovechar que la chica estaba de tan buen humor eintento abordar el tema que tanto le preocupaba con alguien como ella. Seguroque le comprendería y mejor si Ron no estaba delante.

- Hermione,Perdona -el chico no sabía ni por donde comenzar - ¿Tu
Ya lo has hecho? - Lepregunto Harry.

- Si - le dijola chica con una naturalidad que confundió al muchacho.

- ¿En serio?

- Así es, tengola clase del viernes preparada, quiero enseñarles a los chicos los conjuros yhechizos bloqueadores de espacio, como el de ocultamiento muggle y otros.

- ha, deacuerdo - le dijo el chico recuperando la calma tras la confusión que sintiócuando vio que su amiga se lo tomaba con tanta calma - pero veras no me referíaa eso, yo

- Hola Harry -Le dijo su amigo que ya había terminado de ducharse. - ¿Listo para tu clase?

- Hm si seguro,bueno Hermione luego seguimos - le dijo a la chica. - Por cierto ¿Han visto aGinny? - pregunto el chico.

- No. Pensé queestaba contigo - le dijeron ambos mirándole

- No, en finvolverá - Dijo convencido el chico.

Pero no lohizo, mientras Hermione y Ron pasaban la mañana en la biblioteca, el segundopor acompañar a su chica más que por estudiar, las clases de Harry fueron como lashabía planeado, en primero una estupenda Lucy Swan logro incendiar unascortinas de una de las ventanas, las de segundo los chicos mejoraban concreces, y a Harry le costaba reprimir la risa con alguno de los miedos de loschicos de tercero y sus versiones ridículas, los que incluían un coche decarreras, que se le pinchaban los neumáticos, un payaso el cual comenzaba allorar corriéndosele el maquillaje, finalmente cuando una chica de Hufflepuffhizo que una Mamba negra, una serpiente muy venenosa, saliera del jarrón y estano pudiera dominar el hechizo, el chico se puso delante emitió unos silbidos yde dentro del recipiente comenzó a aparecer una capa dando forma posterior a undementor, el chico alzo su varita y un gigantesco ciervo plateado salió de estaarremetiendo contra el falso dementor que volvió a su jarrón. La clase enterarompió en aplausos tras la intervención de su profesor. Y este la dio porterminada.

Cuando loschicos de tercero se hubieran marchado esperaba encontrar a su pelirroja perola chica no apareció en toda la mañana, cuando el moreno estaba recogiendo suscosas una voz lo sobresalto, parecía carente de emoción alguna lo que a Harryasusto un poco.

- ¿Puedo hablarcontigo un momento Harry? - Le decía Luna mientras entraba en el aula y sesentaba en una de las mesas delante del chico. Por lo que parecía no admitíaningún tipo de réplica.

 

- Claro Luna,¿Qué puedo hacer por ti?

- Eres muycruel diciendo esas cosas - le acuso Luna.

- ¿Perdona?Pero no se dé que hablas Luna - a veces las salidas de la chica lo dejabancompletamente descolocado, esa era una de esas veces.

- Vamos Harry,claro que lo sabes, si Neville - Harry noto que el rubor de sus mejillasaumentaba un poco - me diría algo así supongo que no podría soportarlo. Laschicas somos muy sensibles en esos temas.

- Pero Luna yo

- Pero nadaHarry, escucha, eres mi amigo y todo eso, pero no deberías tratarla así, ademásno se qué te ocurre, cuando comente el partido de quidditch de sexto año tuvela oportunidad de entrar a los vestuarios y no creo que este mal -

- Luna

- Oye Harry, noquería volver al colegio, pretendía acabar el año pasado, en sexto, pero la profesoraMcGonagall insistió tanto en que el puesto tenía mi nombre que accedí, peroahora que se que estáis todos mis amigos aquí quiero seguir estudiando miúltimo año, La profesora McGonagall me dijo que podía quedarme como ustedes,mientras sigo haciendo mi último año, ahora el único profesor titular esNeville, pero no quiero pasar mi último año de estudiante resolviendo estascosas.

- Pero Luna,¿Qué ha pasado?

- Sera mejorque hables con tu novia, eso si sigues pretendiendo que lo sea, ¿Por qué al finy al cabo si no te agrada en "ese" sentido? La cosa se complica un poco ¿nocrees?

- Muy bienLuna, hablare con ella - Harry sabía que tenía que darle la razón para terminarcon la conversación. Luego buscaría a su chica e intentaría que todo se explique.

- De acuerdoHarry hasta la próxima, nos veremos en clase - Y salió del despacho nuevamente.

Harry estabaextrañado, intento encontrar a Ginny durante la tarde pero no la encontró,Hermione parecía dedicarle miradas evasivas y fragmentos de la conversación deLuna se habían repetido con ella, agregaba también el llamarlo insensible y nodirigirle la palabra salvo en momentos cruciales.

En todo elmartes Harry no vio a su novia, y el mismo resultado se mostro por la noche,parecía ser que había escogido inaugurar la habitación de la torre deGryffindor justamente esa noche. El chico resignado se fue a dormir, a lamañana del miércoles Ginny tampoco había aparecido por el despacho, el chico apunto incapaz de rendirse fue a su habitación y de su baúl saco un viejopergamino doblado y la antigua capa de su padre, con ellas debajo del brazo sedirigió a los invernaderos donde nuevamente una clase magistral por parte deNeville pareció quedar en segundo plano debido al ánimo apagado del chico, Lapelirroja no había aparecido por ahí. Al finalizar la clase su amigo se leacerco.

- EscuchaHarry, se que las enredaderas pueden no parecer emocionante, pero intenta sacaralgo por favor.

- No es poreso, Neville - se disculpo Harry - es Ginny, no sé lo que le pasa.

- Ha, es eso,supongo que si lo que Luna me conto es cierto no has sido muy amable por tuparte. Deberías disculparte, hasta yo sé que eso no son palabras muy bonitaspara dirigirle a una chica, aunque no tengo ese problema - Le dijo el chicoruborizándose un poco - aunque en serio, pensé que tenias buena opinión, comotodo el mundo.

- GraciasNeville, iré ahora mismo a hablar con ella, aprovechare que estoy libre.

 

Harry salió delos invernaderos y se fue a comer, sus amigos no estaban allí, cuando la clasede Ron hubiera comenzado el chico en un pasillo aprovechando que no habíaalumnos pues la mayoría de ellos se encontraban en clase se saco el pergaminode debajo de la túnica, lo desdoblo y dando unos golpecitos con la varita dijo"Juro Solemnemente que mis intenciones no son buenas" a continuación comenzarona aparecer líneas en el mapa, varios montones de puntos se reunían en cada auladonde un profesor impartía una clase, pudo ver el punto que ponía "LunaLovegood" en los terrenos, "Ronald Weasley" en la sala de Defensa, "Neville Longbottom" en el invernadero 3o "Hermione Granger" en la biblioteca, el punto que el chico buscaba fue elúltimo en aparecer pues no estaba en el castillo si no en los terrenos, a laorilla del lago un puntito rosado se leía "Ginevra Weasley", estaba sola, elchico aprovecho y salió al jardín y poco antes de llegar al lago se puso lacapa por encima, pues tenía miedo de que la chica huyera al verlo. Desde luegoparecía que lo estaba evitando. Poco antes de llegar al árbol donde normalmentese sentaba todo el grupo de amigos la vio, estaba observando el lago con miradaperdida, y algunas lágrimas silenciosas caían sobre sus mejillas. El chico seacerco por detrás sin hacer ruido y la abrazo por los hombros.

- Ginny, soyyo, si me prometes no huir y hablar conmigo te soltare - le dijo el chico,cuando ella afirmo el chico se saco la capa, sin embargo no la soltó, lereconfortaba aquel abrazo. La chica no parecía molesta, pero no locorrespondía.

- ¿Por qué lopiensas Harry?

- ¿El qué pequeña?

- ¿Acaso no teparezco atractiva Harry? - Le pregunto en tono suplicante Ginny - ¿Por quéhaces esto? Pensé que te gustaba
ya sabes
mi cuerpo - le dijo bajando lacabeza.

- Claro que mepareces atractiva, me pareces la mujer más hermosa que he visto en mi vida, ycada centímetro de tu cuerpo me vuelve loco - y no mentía.

- Pero
ayer mehas dicho que no, no te entiendo Harry, pensé que, en fin, mi cuerpo, pues, yasabes

- Y lo hacesGinn, no me tientes, pero dime ¿de qué hablas?

- Ya sabes, -se giro para ver a Harry a los ojos - ayer en el baño te pregunte si te habíagustado lo que habías visto y me has dicho que creías que no era lo mejor.

- Yo
- Harryintento recordar el momento, lo consiguió en el momento perfecto para hilar susideas - hablabas de mi accidente anterior, Cielos pequeña, claro que me gustas,eres lo mejor de este pequeño universo, sueño con tocar cada centímetro de tupiel, es que eso, pues pensé que te referías a otra cosa

- A otra cosa -La chica se notaba más contenta por la respuesta y se había acomodado entre laspiernas de Harry - ¿Qué otra cosa? - El chico comenzó a pensar que habíahablado demasiado, pero se lo tenía que contar a alguien y prefirió que fuerasu novia la primera persona.

- Veras, lanoche anterior entre a tu habitación, y cuando fui a saludarte bueno estabasteniendo un sueño, digamos que entre en ese sueño. - Las mejillas de lapelirroja estaban empezando a tomar color mientras hablaba - bueno estábamos enel baño y
-

Ya sea porvergüenza o por el factor que sea la pelirroja supuso que era mejor taparle loslabios al chico para que dejara de hablar, y lo que tenía más cerca de la carade Harry eran sus propios labios, estuvieron así un buen rato, besándose debajode ese gran árbol, hasta que la chica se separo lentamente de él.

 

- No puedocreerlo, de veras entraste en mi sueño.

- Si bueno, fueuna cosa muy extraña - admitió Harry, y le explico lo que había pasado con sucolgante.

- ¿Y bien? - lepregunto la chica con una sonrisa

- ¿Dime?- Respondióel chico inocente.

- Te gustaríacumplir ese sueño - le pregunto al chico aunque su vista estaba clavada en supecho.

- Lo cierto esque me encantaría, pero no sé si estoy listo, quiero que sea contigo, y quieroque sea especial, no me gustaría forzar nada.

Se quedaronunos minutos en silencio abrazados, Ginny respiraba agitadamente sobre el pechode Harry. Finalmente volvió a levantar la cabeza y le dijo a su chico.

- Por eso eresespecial, te las arreglas para hacerme sentir única - le dijo la chica a sucamisa. Harry sonrió.

- ¿Y a ti? - Ledijo el chico.

- Es mi sueño,así que imagínate de donde vienen esos deseos - respondió la pelirrojaenigmática. - Volvamos al castillo, me gustaría explicarle a Luna y Hermione elmalentendido.

- A por cierto,Luna ha decidido cursar séptimo con nosotros, lo compatibilizara con su trabajocomo profesora, Por cierto - Dijo las conversaciones indescifrables de Luna -¿Sabes si sale con alguien?

- Hay Harry,que lento eres - Le dijo la chica - anda vamos al castillo y recuerda que tuestas ocupado por si te interesa Luna.

Volvieron alcastillo donde se cruzaron con varias personas de quinto que hablaban de laclase de Ron, al parecer a este le había ido realmente bien, pues los chicosestaban entusiasmados con algún hechizo que había demostrado. Juntos volvieronal despacho de Defensa contra las Artes Oscuras.

- A por ciertoHarry - le dijo Ginny - no me gusta dormir en la torre de Gryffindor, me sientosola, imagino que no te importe que me termine de instalar en el despacho delaula.

- Claro que no,le dijo el chico sonriéndole.

Cuando entraronHermione miro un segundo a Harry y luego le volteo la cara molesta, Ginny lamiro y se la llevo a la habitación, Ron y Harry se quedaron solos.

- Felicidades -le dijo el moreno - antes me he cruzado con unos alumnos de quinto, parecíanencantados.

- Jeje Gracias,- dijo el muchacho - les enseñe a conjurar un patronus, la mayoría no lolograron pero seguiremos la siguiente semana.

- Buena idea -Confirmo el chico - entonces ¿Vas a hacerlo? - le dijo a su amigo.

- Si, llevomucho tiempo pensándolo, y me encantaría hacerlo, ¿Podrías dejarme ser elúltimo?

- Claro - ledijo el chico - tienes razón, eso dará más impacto, me alegro que mejores - ledijo el moreno.

- Por cierto,gracias por aceptar, ¿Sabes algo de ella?

- Lo siento,no, no he tenido tiempo de hablarlo, pasaron algunas cosas, supongo que tendrásque enterarte en el mismo momento de hacerlo - le dijo Harry - Vuelve - y amboscallaron.

Hermione volvíaa entrar en el vestíbulo junto con la pelirroja, esta vez mucho más sonrientecon Harry, parecía que Ginny le había aclarado las cosas en su habitación. Muchomás contentos y relajados estuvieron hablando un par de horas, sin que sedieran cuenta era ya bien entrada la noche cuando el reloj de Ron anuncio queera la primera hora del día siguiente, jueves 11 de septiembre.

 

Se levanto desu asiento, se fue hasta donde estaba Hermione, se arrodillo ante ella, esta lesonrió imitando el paripé, Harry le puso una mano en el hombro a su chica paraque guardara silencio y el pelirrojo se llevo la mano al bolsillo, saco suvarita y dijo "Wingardium Leviosa" apuntando a una caja que estaba sobre lamesa. La pequeña cajita levito unos metros hasta quedar suspendida en el aire,justo delante de los ojos de Hermione.

- Hermione JaneGranger, Este fue el primer hechizo que me enseñaste y corregiste, después deese me enseñaste muchas cosas más, entre ellas a querer a alguien tanto como lohago contigo, Te amo, es posible que no encuentres la respuesta a la preguntaque te hare en ningún libro de ninguna biblioteca solo la encontraras dentro deti, mi hermana se casara con Harry al finalizar el curso, y me encantaríaseguirlos detrás, a tu lado. ¿Quisieras acompañarme?

Hermione cogióla caja, a cada segundo que pasaba la ilusión de que era una broma desaparecía,Harry guardaba silencio, su amiga la miraba y su chico estaba ahí, arrodilladodelante de ella, pidiéndole algo así, había soñado con ese día muchos añosatrás cuando a los 11 años un niño pelirrojo ejecutaba por primera vez elhechizo de Wingardium Leviosa salvándola de morir en un servicio de niñas bajoel garrote de un Trol de las montañas, Toda su vida paso por delante de susojos, y entonces lo comprendió, sabía que no era una broma, Por eso Ron seencontraba tan intranquilo los últimos días. Cogió la caja con dedostemblorosos, la abrió y dentro se encontraba el anillo más hermoso que ellahubiera visto nunca, una sortija plateada con ribetes en finas líneas doradasengarzaban un pequeño cristal que parecía un diamante en el centro del anillose dejaba ver como un pequeño haz de luz. ¿Qué importaba el anillo? Pensó, erahermoso, pero delante tenía a Ron, si se lo hubiera pedido con una tuercatambién estaría feliz, era Ron. Siempre Ron. El tiempo se detuvo por completo.Sin que se diera cuenta el anillo estaba en las manos de Ron y su manoizquierda estaba sobre sus manos, sintió una pequeña sensación fría que letocaba el dedo anular, la sensación estupendamente cálida de sus manos locontrarrestaban. Levanto la mano, un pequeño destello se lo confirmaba, en sudedo se encontraba el anillo.

- Dímelo otravez - Dijo simplemente.

- ¿Quisierascasarte conmigo? - repitió Ron, quizás no se esperaba una reacción tan lenta desu chica.

Lo había escuchado,y parecía serio, lagrimas, otra vez esas lágrimas fáciles que tanto ladelataban, decidió responderle con una respuesta sencilla.

- RonaldBillius Weasley, más te vale que esto no sea una broma porque te juro que si loes me encargare de usarte como sujeto de experimento para todas mis clases - Noera la respuesta que esperaba, el simple "Si" que diría su boca pero que fuetraicionado por su corazón pero resumía la idea del mensaje.

- Tranquila, noes una broma - le escucho decir a su ahora prometido.

- Muy bienRonald, imagino que esto equilibra la cantidad de besos. Has tardado, comenzabaa sentir celos de Ginny.

- Tenía queesperar a tu cumpleaños, para que fuera igual - le dijo Harry - Yo lo hice enel suyo - escucho que decía Harry a su chica, ella aun estaba un poco perdida.

- Verasprincesa, nunca he hecho esto, así que ¿Aceptas? - Le dijo Ron.

- Rose - nosabía porque lo decía, salió desde dentro del corazón - Nuestra primer hija sellamara Rose, y por supuesto que me encantaría compartir mi vida a tu lado.

 

- Es un bonitonombre, si es tu única condición me vale - dijo el muchacho poniéndose de pie,y cogiendo a su chica por la cintura, Hermione en tanto le echaba los brazos ala nuca mientras se fundían en un beso con una enorme cantidad de sentimientosmezclados. Harry se levanto y con su chica se fueron a su habitación dejando ala pareja sola, Ron se separo solo un momento para decirle.

-Feliz Cumpleaños Hermione - un segundo después la chica sellaba sus labios conlos suyos.


_________

Na: ya sea por que estas dos parejas me encantan disfrute muchisimo escribiendo este capitulo, Pobre Harry, y supongo que quize retratar la cara mas dulce de Hermione, supongo que bajo mi entender es un bueno momento el que escogi para los primeros sentimientos de Hermione, Bueno dejo mi huicio en vuestras opiniones,

Bueno lo que digo siempre, dejar comentarios si quieren y si no quieren pues vaya que pena... Max llorara :`(

Si no estás registrado por favor deja tu opinión de estahistoria en [email protected] mí es importante y responderé a la mayor brevedad posible. Gracias

Bueno os veo en el proximo capi, que sera...la verdad es que no tengo ni idea :P

Capitulo 21: MSV

Cuando Harrydespertó sintiendo el aroma a flores que despedía Ginny, intento levantarse peroel brazo de la pequeña se lo impidió, como si de una alarma se tratase la chicaabrió los ojos presintiendo que su novio estaba despierto.

- ¿Ya lo sabías?¿Verdad Harry? Le dijo su dormida novia mientras se restregaba los ojos - Lo deRon quiero decir.

- Si, me enterecuando hable con él el otro día - Le respondió el chico - Vístete cariño,tenemos que bajar a desayunar.

Se cambiaron yse reunieron con los demás, Ron parecía feliz, Hermione en cambio parecíaradiante, los tres la felicitaron nuevamente y le dieron sus regalos, unorganizador de parte de Harry, y una colección de plumas nuevas de Ginny. Ronaunque su deseo era ser el último se adelanto a todos y le había dado su regaloel minuto uno de su cumpleaños. Tras una ducha rápida bajaron a desayunar. Elgran comedor estaba abarrotado de estudiantes que comenzaban con un café o conchocolate su mañana, cuando pasaron algunos minutos unos curiosos levantaron lavista al techo, allí un centenar de lechuzas se movían buscando a sus distintosdestinatarios, el correo de la mañana había llegado, tres lechuzas se dirigíana la mesa donde estaban sentados los chicos, una de ellas se puso en el centroy las otras dos delante del plato de Hermione. Harry saco el pergamino de laprimera y la leyó, era una carta de McGonagall.

- Chicos, es lacarta que nos dice a quien tenemos que observar hoy, a mi me toca a Slughorn,Ron en encantamientos, y Hermione en Cuidado de Criaturas Mágicas, Ginny tetoca con - Harry intento contener la risa - con Trelawney.

- Ya muygracioso Harry, ya te tocara - le dijo la chica ofuscada.

Hermione encambio estaba desenrollando el periódico de una de las lechuzas mientras leponía una moneda en la bolsa que llevaba en la otra, cuando lo hizo estalevanto el vuelo y se marcho por la ventana que se encontraba en el grancomedor.

- ¿Hay algointeresante en el periódico Hermione? - Le pregunto Ron a su chica.

 

-Nada, buenoparece ser que encontraron una pareja de muggles muertos, en una granja en lasafueras, todo apunta a una explosión de gas - dijo la chica, en la foto del artículose mostraba una pareja en una casa con un enorme boquete en la pared.

La chica,observo a la lechuza que faltaba, no la conocía, pero desato de su pata unpaquete, sobre la mano le cayó una carta y un pequeño paquete de pastillas azules.Hermione cogió el pastillero y se lo metió en el bolsillo, leyó la carta y nohizo ningún comentario cuando se la llevo debajo de su ropa entre losbolsillos.

- Bueno chicos,me voy a ver a Luna - dijo levantándose, ni siquiera se había terminado loshuevos y sin saludarlos se marcho, Harry pudo ver que estaba un poco mássonrojada de lo normal. Ginny miro a su hermano y ambos miraron a otro lado.Pocos minutos después los tres salieron del gran comedor y se marcaron endirecciones distintas, Ron hacia el ala este del castillo, y la pelirroja sedirigía pesadamente hacia la torre norte, Harry bajo las escaleras hacia lasmazmorras. Cuando llego al despacho de Slughorn este se encontraba en lapuerta.

- Buenos díasHarry, te esperaba, pasa, pasa, Minerva me dijo que vendrías - La sala depociones estaba igual, unos líquidos hervían dentro de unos calderos. -Siéntate en una de las sillas del fondo, ahora mismo daremos clase a alumnos deprimer año - dijo Slughorn, no era necesario que lo repitiera pues acontinuación la sala entera estaba llenándose de pequeños magos y brujas que montaban jaleo - Por aquí chicos sentaosadelante, hoy quiero explicaros algunos principios y me gustaría que meatendieran, señorita Swan por favor evite las mesas del fondo, delante haysitio - Le dijo Slughorn a una niña que corrió a sentarse al lado de Harry,desilusionada decidió obedecer al profesor, rendirse e ir a sentarse delante,unos minutos después toda la clase estaba acomodada - Bien como veréis nosacompaña hoy un invitado importante, dijo señalando al fondo - espero que no mehagáis quedar mal con el- les dijo a sus alumnos y todos rieron por el chistedel profesor, Harry pensó que en tiempos de Snape esa clase nunca había oídorisas - Bien, veamos

Estuvieron casitoda la clase hablando sobre distintos tipos de componentes naturales de unapoción que según se creía curaba ciertos dolores de estomago, los minutosfinales los usaron para pasar a la práctica, en grupos de tres los estudiantestenían que cortar una serie de raíces en forma de pequeñas tiras, y luegopelarlas. Al final de la clase Slughorn le concedió unos cuantos puntos a lamesa donde estaba Lucy por su "corte perfecto" y dio por terminada la clase.Cuando todos se fueron el chico se quedo con el rechoncho maestro.

- ¿Qué teocurre Harry? - Le pregunto este - No creo que tengas dudas sobre como cortarraíces.

- Esque
profesor, estaba pensando en mi primera clase de pociones.

- Ha, ¿Y quétal? - le pregunto al muchacho.

- Diferente -rio Harry - Snape me castigo el primer día por no saber que era un bezoar -recordó Harry, y nos amplio el castigo porque me reí en su clase.

- Hay muchacho- suspiró el viejo profesor - No critico a Snape, como profesor no es un malhombre, sin embargo con estas horas te encontraras con que cada uno tiene susmétodos, fíjate en Snape, recuerdas ese día y el motivo hoy siete años después,además creo recordar que lo del bezoar te sirvió para salvar a tu amigo cuandoestabas en sexto - Harry prefirió no decirle nada del libro, pero al fin y alcabo el príncipe mestizo era Severus Snape. - Sin embargo mi método no es ese,alguno de estos chicos no han visto un caldero en toda su vida y no quieroasustarlos, prefiero que mis clases haya risas, es una buena manera de hacerque los más jóvenes pierdan el miedo a lo desconocido. Y sabes lo pesado quepuede resultar esta asignatura chico, y los que tendrán suerte solo me veráncinco años, los que no, como tú, y escojan Pociones, me tendrán por los sieteaños de su educación - concluyo el mago mientras lo veía desde detrás delmostrador.

 

- Muchasgracias por su clase, profesor - le dijo Harry agradecido, pues se llevabaconsejos que le vendrían bien.

- Por nadamuchacho, cuando quieras.

Harry se marchode las mazmorras, y se reunió con Hermione en el gran comedor.

- Sabes unacosa Harry - comenzó su amiga - Luna es estupenda, ha nacido para dar estasclases, nos ha explicado un montón de cosa sobre los unicornios que no tenía niidea, al final fui a la biblioteca para comprobarlo, no es que no confié enella
pero bueno, en fin, que es todo cierto, quizás tengas suerte y la próximaclase te toque con ella.

- Ojala, Slughornen cambio me dio un par de consejos para los más pequeños - le dijo a su amiga,mientras le hacia un resumen de la conversación con el profesor, esta asentíamostrando su aprobación. Ron se les unió poco después también argumentando lobueno que era Flitwick en su asignatura, que había impartido a los de segundo.

- En seriochicos -los sorprendió una pelirroja que se sentó al lado de Harry - no soportoa esa mujer, los de sexto ya la tienen enfilada, y estaba claro que seinventaban la mitad de las cosas, uno de los alumnos incluso le dijo que suabuelo se había muerto de tres maneras y ocasiones distintas y ella le dio 10puntos a su casa por "un estupendo uso de su ojo interior", al final me dejomarchar diciendo que ojala aprendiera algo de todos sus años en la docencia - dijola chica fuera de sí - os juro que como tratéis de ser como ella van a estarestornudando vampiros el resto de sus vidas - termino.

- Me alegro quehayas aprendido tanto - le dijo el chico, sujeto su barbilla y el beso, lachica se tranquilizo al instante.

Comieron y sefueron al aula de transformaciones donde los esperaba la profesora, invirtierontoda la clase en intentar canalizar su energía para infundirla en objetospequeños, según le habían dicho era el primer paso para crear el traslador. Eraverdaderamente agotador, y al final de la clase todos terminaron con dolor decabeza, insuflar poder mágico a un objeto y dejarlo suspendido en suspartículas era verdaderamente difícil, tanto que ni Hermione había conseguidolograr el mínimo avance al final de la clase.

Con dolor decabeza en aumento cenaron rápidamente y se fueron a sus habitaciones, el calordel verano esa noche estaba más incomodo que nunca, se ducharon y se fueron adormir, Arrow no estaba en su percha, hacia un par de días que no la veía, yHarry se recostó, a los pocos minutos golpearon la puerta, y el chico le dijoque entrara.

- Harry. Soy yo- se escucho a la pelirroja desde la puerta, la habitación estaba a oscuras -me siento algo sola en la habitación, ¿Puedo dormir contigo?

-¿Qué dicesGinny? Llevas durmiendo conmigo casi desde el primer día. Ven entra.

 

- Es que elcalor hoy es insoportable - le dijo la chica mientras entraba en la habitación -y siempre que duermo lo hago con ropa de cama, hoy preferiría dormir con algomenos de indumentaria- concluyo la chica poniéndose bajo la ventana, Harryentendió de pronto que era lo que quería decir, su chica estaba bajo la ventanacon aquella bata rosa que tanto le gustaba ver, la posible existencia de teladebajo de esta era todo un misterio.

- Ginny no sesi

- Esta bien note preocupes - Ginny se giro hacia la puerta, pero el instinto de Harry fue másrápido, antes de que supiera siquiera que estaba haciendo le cogió la mano a lachica antes de que se marchara.

- Entra - Ledijo solamente - Vamos a dormir.- le dijo intentando convencerse a sí mismo delas intenciones que tenía.

La chica sealejo de la única fuente de luz de la habitación que era la ventana, y Harryescucho la bata caer al suelo, la chica se metió en la cama del moreno que enese momento llevaba solo unos pantalones pues se había quitado la camiseta conel excesivo calor que hacía. Un ligero movimiento en la oscuridad le permitió aHarry notal el tacto de su piel, y un poco de tela, la chica llevaba puestosujetador, el chico agradeció internamente ese detalle. En adelante cualquiermovimiento inconsciente con las manos que el chico hacia terminaba poracariciar a su novia, sus piernas, su espalda, su cuello; su chica no tardo encomenzar a acelerar el ritmo de su respiración. Harry en un momento de pánicointento alejarse un poco de ella con la mala suerte de que su mano oprimió unode sus pechos en la acción. Se quedo un segundo en esa postura, el tacto, aún através de la tela, era perfecto. Suave y blando pero a la vez firme. Era unasensación inexplicable.

- Harry
sidecides continuar, no te detendré - le dijo la chica entre suspiro y suspiro.

Harry levantóla vista, sus ojos se habían acostumbrado a la oscuridad de su habitación yahora podía ver a su chica un poco mejor que en la oscuridad total, dospequeños brillos en donde tenía los ojos miraban su pecho y la mano de Harry,su boca estaba ligeramente entreabierta. Harry retiro la mano casi al instantevolviendo a la realidad.

- Ginny losiento, intentemos dormir por hoy - le dijo el chico.

- ¿Qué? He, noespera, no puedes. Bueno si, pero
Harry - le dijo la pelirroja intentando hilardos palabras seguidas.

- Hoy no es unbuen momento - le dijo el chico, pudo comprender a tiempo y se reservó el decirleque sus caricias habían sido un accidente, supuso que esa información atentaríacontra su integridad física dado el estado de la chica - Lo siento amor, perointentemos dormir, Hoy si - dijo el chico. Su chica se giro dándole la espaldaa Harry, el chico la abrazo y la noto rígida - Por cierto, es la primera vezque me permites verte así, eres hermosa - le dijo en el oído a su chica.

- Ho, cállate -le dijo Ginny, sin embargo Harry pudo notar como su cuerpo se relajaba un poco,le paso la mano por la cintura y la dejo inmóvil ahí, abrazando su estomagodesnudo, Ginny le cogió la mano y termino de rodear su cuerpo con ella. Harryse durmió pensando que tenía una conversación con Hermione pendiente y que, porsu salud, no podía esperar mucho más.

Al díasiguiente ambos se despertaron algo más tarde de lo normal pues tenían lamañana libre mientras que Hermione tendría clase con los de último año,salieron al vestíbulo cuando Ron y Hermione estaban en el gran comedor, sevistieron y se fueron a dar vueltas por el castillo, nuevamente pasaron arecoger a Ron y se fueron a jugar al campo de quidditch, Ginny esa mañana haciade buscadora, y Harry arbitraba. La chica era muy buena, y por la tarde se dijoa si mismo que tenía que hablar con McGonagall si era necesario le diría lo queél pensaba que estaba a punto de ocurrir con el futuro de la pelirroja.

 

Por la tarde enel despacho de la directora le comentaron los pormenores de su semana, loscuatro estaban muy contentos, aunque la sesión de observación de Ginny habíasido algo completamente inútil. Las otras tres dieron muy buenos resultados. Alfinal la directora quedo conforme con las observaciones y antes de que seretiraran aprovecho y les llamo la atención de todos.

- El próximolunes por la noche en lugar de que tengáis clase de astronomía quiero que esténen la sala de los menesteres a las 21:00, entren diciendo que buscan "un lugarpara controlarnos", ahí tendremos la primera clase de Magia sin Varita., apartir de la siguiente semana las clases serán los martes acordes con vuestroshorarios. Ahora, vuelvan a las habitaciones por favor - dijo la profesora desdedetrás de su mesa. Ron, Ginny y Hermione se marcharon pero Harry se giro a laprofesora en el último segundo.

- Profesora¿Puedo hablar un momento con usted? -

- Claro Potter,¿En qué puedo ayudarte? - Le dijo la directora.

- Vera, essobre la semana pasada - Comenzó el chico.

- Muy bien,cierra la puerta y siéntate - le pidió la directora.

***

Harry sonriente se reunió con sus amigos en eldespacho que usaban como habitación al final del aula de Defensa Contra lasArtes Oscuras después de que estos hubieran cenado, saludo a los demás con unainclinación de cabeza.

- ¿Dóndeestabas? - Le pregunto Ron - ¿Y por qué vienes tan contento?

- Bueno estabahablando con McGonagall sobre algunos asuntos, pero lo siento no puedo decirlesnada hasta que ella no lo haga - y sin más palabras se fue a su cuarto. Y sedurmió rápidamente, en sus sueños, estaba en unas gradas de un campo dequidditch observaba a una chica que, portando una túnica marrón, cerraba lasmanos sujetando una pelota dorada. Un anciano que a Harry se le antojabaconocido daba el pitido final del partido.

Se despertó ala mañana del sábado, ni siquiera se había dado cuenta de cuando había entradosu chica que descansaba a su lado, le sonrió se levanto y se ducho, los cuatrousaron ese fin de semana para descansar, aunque Hermione parecía tener especialdedicación por devorar toda la biblioteca antes de que terminara el curso,Ginny paseaba por los terrenos con Harry, en algunas ocasiones vieron a Nevillepero cuando intentaron alcanzarlos este se había internado en el BosqueProhibido o rumbo a la cabaña de Hagrid. Cuando Harry no estaba con su noviaestaba con Ron jugando al ajedrez, el chico era completamente imbatible.

Finalmente ellunes en clase de pociones ninguno tuvo el menor problema en preparar lapoción, pues la tarea básicamente era vigilar la poción multijugos, los cuatroaprovecharon la clase para continuar organizando sus propias clases. Encantamientosen cambio fue mera teoría, la base de encantar objetos para convertirlos entrasladores era complicadísimo. Necesitaban muchas formulas, muchas palabras, ymucha paciencia pues la mitad de los intentos salían mal. Sin embargo la claseque más esperaban los chicos llego por la noche. Según le había comentadoMcGonagall ese día tendrían la nueva asignatura y querían dominarla, Harrysabía que muy pocos podían hacer magia sin varita, Dumbledore era uno de ellos,además había visto a Voldemort hacerlo en la pelea que había tenido en quinto,tener esa cualidad que magos tan poderosos habían tenido le atraía al muchacho,Ron parecía entusiasmado, y a las chicas les brillaban los ojos al finalizar laclase de encantamientos.

 

A las 20.50 loscuatro estaban en frente de aquel retrato de la séptima planta donde elcaballero intentaba enseñar ballet a uno trol, dijeron la frase "Un lugar paracontrolarnos" tres veces y la puerta apareció ante sus ojos, entraron y dentroestaba Luna, Neville y una pareja de chicos que Harry no conocía más que devista, frente a ellos estaba la profesora McGonagall.

- Buenos díaschicos - dijo saludando a los recién llegados - bien estamos todos, También lehe ofrecido este curso a Neville dado su comportamiento en la batalla - Luna ledirigió una breve mirada, el chico parecía orgulloso - en resumen, ellos sonAlex e Ivan - dijo la profesora señalando a la chica y a su compañero quevestían con túnicas de Ravenclaw.

- ¿Usted nos daráesta clase? - Dijo la chica llamada Alex, el timbre de su voz le recordaba aHarry una tonada de canción de cuna, era muy relajante.

- No Alex, meencargare de la clase de hoy - Respondió la profesora - Comencemos, ¿Si Ivan?

- ¿Quién nos darála clase? - Pregunto el chico, a Harry le recordaba a su primo, era alto, y losmúsculos se le marcaban en los brazos.

- Ya, eso,bueno la profesora que dará esta clase se ha retrasado, pero me ha confirmadoque está en los terrenos del colegio, vendrá en cualquier momento, sabe dondeestamos, ahora bien, si no hay más interrupciones, me gustaría saber ¿Qué esuna varita mágica? - a ninguno de los presentes le extraño que un diamante seelevara sobre la cabeza de su dueña.

- La varitamágica es la manera que tienen de canalizar su poder los magos - RespondióHermione con las mismas palabras que estarían escritas en algún libro.

- Bien, lo queaprenderemos en estas clases será intentar hacer esto - extendió su brazo yocho sillas que estaban apiladas al otro lado de la habitación fueron a pararal lado de cada estudiante - sentaros por favor - les dijo mientras los chicosobedecían - ¿Alguien puede decirme que he hecho? - pregunto la profesora yHarry levanto la mano.

- El hechizoAccio, de forma no verbal, y sin varita -

- Bien Harry, veamos,como bien ha dicho Hermione la manera de canalizar la magia para las brujas ylos magos es su varita, el poder mágico pasa a través del brazo, llega a unreceptor, que mediante un núcleo mágico lo proyecta hacia un lado determinado.Es decir donde apunta la varita, pero la fuerza no proviene de la varita, si nodel mago o bruja que ejecuta el hechizo, del lugar donde se concentre el poderconcretamente. Esto en un hipotético combate nos da una enorme ventaja ¿Alguiensabe cuál es? - Ninguno dijo palabra - ¿Nadie? - Una tímida mano se elevo sobrelas demás.

- Que puedeslanzar dos hechizos a la vez, uno con la varita y otro con las manos - dijo eldueño.

 

- Estupendo,correcto Neville, pero eso será más adelante, no espero que hoy puedancombatir. El que van a aprender es un arte muy difícil y por eso están aquí,porque han demostrado ser buenos, muy buenos - Dijo la profesora mientras unaola de orgullo se extendía por la habitación, cuando el efecto paso, continuohablando - ahora bien esto es una clase, así que pongámonos en movimiento,quiero que por favor, busquen en esa caja, encontraran unas bombillas muggles -Luna fue a donde estaba la caja y saco las ocho bombillas, volvió y se lasentrego a sus compañeros que le agradecieron - quiero que primero se concentrenen sus manos, obliguen a la energía mágica de su cuerpo ir hacia sus manoscontrolándola en todo momento, y con ese poder, encendáis la bombilla, de estemodo - nuevamente extendió la mano y de la caja salió una pequeña lámpara quese poso en las manos de la bruja, observo sus manos un momento y luego labombilla se encendió entre sus dedos. La profesora dejo el artículo sobre lamesa que se apago al instante - Muy bien, inténtenlo - los animo.

A los pocossegundos se escucho una pequeña explosión y la bombilla de Neville estaba negray resquebrajada. Neville se había desequilibrado y se mantenía en pie gracias aque Ivan pudo sujetarlo, parecía muy agotado.

- Descansa unmomento y ve a recoger otra Longbottom - le dijo sonriendo la mujer - has usadodemasiado poder, recuerda, la palabra para lograrlo es "control". Al principioes más fácil si cierran los ojos - le dijo a los chicos.

Harry cogió lasuya entre sus dedos, cerro los ojos e intento encontrar la fuente de esepoder, encontró una pequeña fuerza dentro de sí, imagino que era eso, intentollevarlo hacia sus brazos, hacia su mano, no parecía ser difícil, sintió unligero cosquilleo y una decima de segundo después un fuerte crack, todo le dabavueltas, abrió los ojos para comprobar que estaba de rodillas contra el suelo,su bombilla había explotado, y estaba sudando. En el transcurso de los minutosno parecía que al resto le fuera mejor, la bombilla de Neville no se encendía,la de Hermione en cambio parecía dar ligeros destellos suaves pero no llegaba adecidirse por encenderse. La de Ron se derritió literalmente en su mano que alabrir los ojos la vio llena de algo parecido a arena. Alex parecía estar cerca,al igual que Hermione la suya titilaba con un leve amago. Su compañero, Ivan,estrujo la parte metálica entre sus dedos antes incluso de cerrar los ojos.Luna parecía tranquila, pero al igual que la de Neville su bombilla se manteníaapagada. A Ron le paso lo mismo que a Harry, y su bombilla exploto. Cuando lellego el turno a Ginny, esta cerró los ojos y a los pocos segundos la luz de lapequeña bombilla ilumino toda la sala durante unos segundos, la chica abrió losojos contenta pero se apago de pronto explotando con más potencia que todas lasanteriores, Harry tuvo que cubrirse para evitar las esquirlas de cristal.

- Muy bienchicos, dijo la profesora, buenos resultados, lo hubiera considerado un milagroque alguien lo hubiera logrado a la primera. Señorita Weasley usted casi lologra, pero en el último momento las emociones le ganaron, lo más importante detodo esto es el control sobre todo, un latido de más de su corazón puededesequilibrar todo el cuerpo. Bien chicos, la semana que viene continuaran,hasta la proxi - La Profesora McGonagallse interrumpió al abrirse la puerta.

 

- Muchasgracias por hacerse cargo de esta clase, profesora, me he perdido en losterrenos de su castillo - dijo una voz alegre y joven desde la puerta de lasala de los menesteres.

- ¿Tu? -Dijeron cuatro voces al mismo tiempo.

- Ho, que bien,ya la conocían - dijo la tranquila voz de Luna.

- Chicos quieropresentaros formalmente a vuestra nueva profesora de esta actividad - dijo ladirectora - ella es la señorita Cristine Slayter.

-Encantada - Dijo con un acento algo exótico, una chica de tez morena cuyos ojosazules no se separaban de los de Harry.

_____

Na: He llegado a la triste conclusion que como siga haciendole esto a Ginny me va a matar, lo siento chica, pero no sabes como me gusta escribir cosas asi... bueno delirios aparte si quieren dejen comentarios o Max seguira llorando, en fin y si no pues nada, que se le va a hacer....

Bueno os veo como siempre cuando buenamente pueda escribir el proximo vapitulo, que puede ser en un par de horas o en un par de dias....

Los veo en "La Nueva Capitana" o cualquier otro titulo que se me ocurra a medida que lo escriba. XD si soy un desastre...

Si no estás registrado por favor deja tu opinión de estahistoria en [email protected] mí es importante y responderé a la mayor brevedad posible. Gracias

Un saludo a todos

Capitulo 22 LaNueva Capitana

La clase de MSVdejo agotado a los chicos pero la repentina aparición en la sala de losmenesteres de la hija de la ministra de magia de Australia los había dejadoextrañados a todos, Ron parecía precavido y su mente estaba en otra parte,Hermione miraba a su chico y asentía con seguridad, Harry estaba confundido,una parte de él se sorprendía que la chica, que parecía ser tan joven, fueratan poderosa como para impartir una clase de esa disciplina, pero por otro ladoel chico quería sentía deseos de experimentar ese poder, quería verlo de cercay esperaba con ansias la próxima clase, Ginny en cambio era la que secomportaba, según Harry, de lo más extraño, parecía huraña y taciturna, veía aHarry cuando este creía que no lo observaba y al segundo apartaba la vista. Enlos días siguientes a esa semana la chica se había mostrado distante con elchico, y cuando Harry intentaba hablar con ella sobre el tema su novia desviabala conversación a temas más triviales como el clima, el quidditch o las clasesque tendría que dar, sin embargo en otras ocasiones la chica hacía gala de unaabsoluta efusividad demostrando sus sentimientos, al mediodía del miércolescuando estaban comiendo la chica vino por detrás abrazando al muchacho ybesándolo de una manera que dejaba al chico sin aire en frente de todo elcomedor, para después separarse y mirar hacia la mesa de los profesores, segúnel chico no había nada extraño, salvo la risa nerviosa de Neville y Cristine asu lado observando a los alumnos mientras cruzaba algunas palabras con ladirectora.

Sin embargo loscomportamientos más extraños de la pelirroja se daban por la noche, en lahabitación de Harry cuando la chica se acostaba a su lado dormía, o bien aparentabaestarlo, en las noches de esa semana de hecho Harry prácticamente podía oírpensar a su novia, la chica parecía estar nerviosa e intranquila, las pocasveces que dormía se movía en la cama provocando varios hematomas en las piernasdel chico debido a las patadas que le daba, este lejos de enfadarse comenzó apreocuparse por ella e intento lo que había logrado una vez, consciente de queel cristal que colgaba de su cuello era real, aunque ahora mismo no lo vieratocaba la frente de la chica con escaso éxito puesto que la habitacióncontinuaba siendo la misma de Harry con su chica vestida con una bata dandopatadas al viento. A cada mañana Harry le preguntaba a su novia como habíadormido pero esta le respondía con un evasivo "bien" y se marchaba de la habitaciónen donde estaba su novio, aun así el chico continuaba con su empresa deintentar entrar en los sueños de Ginny para ver que le ocurría con éxitosimilar a su primer intento, la noche del viernes mientras Arrow ululabaintentando comer unas pipas que Harry le había dejado, el corazón de Harrycomenzó a latir un poco más deprisa cuando toco a su novia, un pequeño roce enla frente de la chica y un destello carmín apareció en el pecho de Harryrevelando el cristal que el chico tenía.

 

Observo susmanos, y se sorprendió, eran las de su chica, unos cabellos largos le caían aambos lados de la cara, y aunque Harry no pudo distinguirlo pues la escena comootras estaba coloreado con varias escalas de grises, hubiera podido apostar queeran pelirrojos, ocupar el cuerpo de su novia era una sensación extraña, elchico sentía ese cuerpo como si siempre hubiera sido suyo, a los pocos segundospudo controlarlo sin problemas, se encontró detrás de unas columnas, trespersonas hablaban en frente de una chimenea.

- ¿Como Fue? -pregunto uno

- Húmedo -respondió el otro.

Y Harry sintiócomo si su corazón se olvidara de latir por un segundo, la escena se disolviódejando paso a otra. Estaba en la sala de los menesteres, sujetaba una varitaconocida, la reconoció como la de Ginny, nuevamente era ella, intentaba hacerel mejor esfuerzo posible, quería destacar, quería llamar su atención. Un morenose paseaba entre 26 estudiantes más diciendo alguna mera nota de corrección,cuando el chico paso por su lado ejecutoel mejor hechizo de toda su vida, el pobre muchacho que tenía delante saliódespedido sin que supiera siquiera que lo había golpeado, el moreno la observopero no dijo nada, una chica un poco más lejos, morena y con los rasgosorientales sacudía la varita como un simio. El chico que parecía coordinarlos atodos se acerco a ella.

- No lo hacesmal, bueno si, te he visto antes - le dijo mientras le sonreía.

Su mano, o lade Ginny, apretó tanto la varita que por un momento pensó que la rompería.Nuevamente un cambio de escena se torno en la habitación. Esta vez el chico loreconoció al instante.

Estabarecostado enfrente de un chico moreno, bajo la vista y se vio el cuerposemidesnudo de su novia, en otras condiciones quizás poseer ese cuerpo lehubiera extasiado, pero lo reconocía como suyo y le era completamente natural, lafina tela de un sujetador cubría su pecho, más abajo unas bragas completaban elesquisto conjunto, llevaba tiempo programándolo, había inaugurado uno de losregalos de su madre el día anterior, y el calor había hecho el resto dándole laescusa perfecta, comenzó a moverse, aparentemente inofensiva, en la camaprovocando así los movimientos inconscientes del chico, todo marchabaestupendamente, aunque entre caricia y caricia su cuerpo comenzó a tenervoluntad propia, su pecho se hinchaba cada vez más y comenzó a no sercompletamente consciente de lo que hacía. En un momento el chico con el queestaba puso su mano sobre uno de sus pechos y él con la voz de la chica le ofreció que continuara,pero el chico se negó, nuevamente todo parecía carecer de sentido, quizás no laconsiderara lo suficientemente atractiva para ir más allá, se giro sobre sualmohada dándole la espalda, comenzaba a pensar que ella quizás no fuera lapersona que su novio quería, al menos no para "eso". Sintió una mano en elhombro, unas palabras dulces sonaron en su oído y su corazón recupero el latidonormal. Sin embargo en su cabeza comenzó a pensar que si tal vez tuviera losojos rasgados y si en lugar de ser pelirroja fuera morena el resultadoprobablemente fuera el que ella esperaba para esa noche.

 

La habitaciónvolvió a cambiar y un fuerte chirrido proveniente de la lechuza que descansabaen su percha lo trajo de nuevo a la realidad, Arrow se giro sobre su pedestal yabrió las alas saliendo por la ventana y perdiéndose en la oscuridad de lanoche probablemente en busca de alguna presa, Harry observo su habitación y ala chica que dormía en su cama, para asegurarse bajo la vista e incluso sesorprendió que su pecho fuera nuevamente el suyo, el cristal ya no estaba,Ginny parecía dormir algo más tranquila, el chico la beso suavemente en lafrente como queriendo despedirse de ellay se durmió a su lado con la cabeza llena de ideas sin terminar de definir.

A la mañana delprimer día de fin de semana Harry ignoro las nuevas marcas que tenía en suspiernas y tras el acostumbrado cambio de opiniones sobre cómo había pasado lanoche y posterior evasiva de Ginny, se divirtió un momento observando el mapadel merodeador, Cristine se encontraba en la sala de profesores, Luna seencontraba en los límites del bosque, Neville caminaba en dirección a la cabañade Hagrid y Ron acababa de salir con su hermana a un aula cercana para planearla clase del pelirrojo de la siguiente semana. Hermione estaba con algunosestudiantes en la biblioteca. Harry reacciono pocos segundos después, si lachica se encontraba sin Ron este podría terminar con la conversación que habíancomenzado hacia unos días, hizo desaparecer el mapa y se marcho de lahabitación, rumbo a donde estaba su amiga.

Al llegar a labiblioteca vio a su amiga tras una torre de libros que parecían ser escritospor el mismo Godric Gryffindor de lo antiguos que parecían, esto le dio pie alchico para comenzar a hablar pues no tenía ni idea como enfocaría esa charla,probablemente una de las más complicadas que tendría con su amiga en todos losaños que llevaba con ella.

- HolaHermione, ¿Qué lees? - Le dijo el chico intentando comenzar con algo queabriera la conversación y permitiera ver que tan dispuesta estaba ella ahablar.

- Buenas Harry,son manuscritos antiguos, estoy investigando una cosilla particular, ya lescontare - dijo mientras apartaba la vista y se restregaba los ojos.

- Perdona,¿Pero podríamos hablar un momento?

- Estamos enello - dijo la chica señalándolos y riéndose

- Ya bueno -dijo el chico riéndose, era mejor seguirle la gracia - quiero decir en privado.

- Vaya Harry,me asustas - dijo la chica visiblemente preocupada - Muy bien, me vendría bienun descanso, dame un segundo que guarde todo esto y te acompañare - Harry laayudó con los antiguos pergaminos y unos minutos después el chico la guiaba porlos pasillos y los pasadizos que conducían al séptimo piso, cuando llegaron ala sala de los menesteres el chico le dijo al cuadro "Dadnos un sitio parahablar y que nadie nos moleste" la puerta se mostro y el chico dejo pasar aHermione a una habitación que parecía ser una réplica del lugar favorito deHarry en la sala común, el sofá con la chimenea se encontraba allí, y una mesacon distintos tipos de galletas y pasteles estaba en el centro. Harry se sentóen un extremo del sofá y Hermione en el otro y miro a Harry expectante, parecíadesconcertada ante tanto secretismo.

 

- Bueno - Comenzóel chico - veras
tu eres una chica.

- Harry, esperoque no me hayas traído aquí para decirme algo que ya se hace años, ademáspensaba que eras más listo que Ron - le dijo la chica intentando que su amigose soltara pues estaba visiblemente nervioso.

- Veras ya séque tienes novio.

- Harry, supongoque sabes que estoy enamorada de Ron desde hace años, además tienes a Ginny -le dijo la chica divertida, aunque con un tono menos jovial que antes.

- No, losiento, no es nada de eso, veras ¿Si te digo algo me puedes prometer que nosaldrá de aquí? - Le dijo el chico confundido,

- Claro Harrycuenta con ello, dime que te ocurre - Le dijo Hermione visiblemente mástranquila mientras se acomodaba en el sofá.

- Es algocomplicado, veras, el otro día cuando te pregunte mientras Ron se estabaduchando si ya lo habías hecho ¿Recuerdas que me respondiste acerca de tusclases?

- Aja, ¿Y? -

- Pues veras,no me refería a las clases, es que con Ginny estoy teniendo algunosinconvenientes en ese sentido ¿Comprendes? - le dijo el chico quitándoselo dedentro.

- Vaya -contesto la chica poniéndose roja, era evidente que había entendido el tema deconversación de Harry - ¿Ron te ha dicho algo? - le pregunto a Harry algo másnerviosa.

- No, nada - ledijo el chico y pareció que la chica se tranquilizaba - es solo que esperabaque me pudieras decir que sentís en ese momento, veras Herm, tengo miedo, delastimarla quiero decir.

- Entiendo - Ledijo la chica entendiendo donde quería llegar su amigo - no te preocupes porello, es posible que duela un poco al principio pero al cabo del tiempo desaparecey es bastante más placentero, o al menos eso me han dicho.

- ¿Quieresdecir que tu no
? -

- No Harry, aúnno - le dijo la chica paciente - Pero volviendo a ti, acaríciala, se gentil, yella no se preocupara de nada, no fuerces nada del momento y quiérala, así almenos es como me gustaría que fuera en mi caso - le respondió la chica con unbrillo en los ojos - y bueno cuando sea el momento imagino que ambos losabréis.

- Gracias Herm- se iban a marchar cuando Harry recordó un pensamiento del sueño de Ginny -una última cosa ¿Sabes que le regalo la señora Weasley a Ginny en sucumpleaños? - la chica termino de subírsele los colores.

- Esta bien,pero no le digas que te lo dije, al fin y al cabo te enteraras de todos modos -comenzó la chica - nos regalo, a ambas, un frasco de pastillas anticonceptivas- al ver la cara de extrañeza del muchacho, agrego - sirven para regular elcuerpo de las chicas y así poder evitar posibles accidentes.

- ¿Accidentes?

- Si Harry - ledijo la chica sorprendiéndose de la inocencia de su amigo - Embarazos nodeseados - le respondió la chica.

- Vaya - ledijo Harry - Gracias Hermione, en serio, me has aclarado muchísimo las cosas.

 

- Cuandoquieras aunque has estado bien no soltándome esto en la biblioteca - le dijo suamiga quitándole hierro al asunto riendo.

- Oye, queprefiero hacerlo así y no decírtelo delante de Ron - dijo el chico agradeciendola presencia de Hermione, en momentos como es la veía como la una hermanacercana, quizás el tema lo hubiera hablado con su madre, pero la suya noestaba, y la con señora Weasley no hubiera sido nada lógico tocar esos temas.

Hermione yHarry rieron mientras se dirigían a la habitación, Ron y Ginny se les unieronpoco antes de llegar, y ambas parejas sesepararon, la primera continuo a las habitaciones mientras que la segunda fue adar una vuelta por los terrenos del castillo, vieron a Harry y tomaron el técon el semigigante, y volvieron al castillo cuando estaba la tarde estabaacabando, Ginny seguía teniendo esa actitud de prudente distancia todo eltiempo con Harry sin embargo en otra ocasión cuando estaban en los jardines delcolegio a la altura de los invernaderos de Herbologia y Luna le enseñaba losterrenos a la nueva profesora, la pelirroja hizo algo que nunca había hecho aHarry, al menos no en público, le cogió la mano y rápidamente dirigió esta a laparte baja de su cintura manteniéndola allí, y su otra mano la dirigió tanrápido que el chico ni siquiera se había dado cuenta al bolsillo trasero de losvaqueros del chico. Aunque a Harry le agrado el gesto no dejaba de parecerleextraño. Luna sonrió a los chicos cuando se cruzaron con ella y continúo suexcursión con Cristine. Nuevamente el chico intento abordar el tema cuando unosmetros más adelante estaban solos.

- ¿A qué deboel honor de tus acciones? - le pregunto fingiendo sorpresa.

- No sabía quetu chica necesitaba tu permiso para tocarte el culo - le dijo la chica muyseria mientras miraba a su espalda, ya más relajada le dijo a Harry - déjeme unmomento tu escoba, por favor, me gustaría probar algo en el campo.

Una pelirroja yun, aún más confundido, moreno se dirigieron al campo, el chico invoco suescoba que acudió a su llamado a los pocos segundos, ambos montaron en laescoba de Harry dieron una rápida vuelta al campo, y después de un tiempo lachica le pidió que le lanzara unas nueces que llevaba en el bolsillo desde lasgradas, esta las dejaría caer mientras volaba a la altura de los postes ycuando estuvieran a menos de 3 metros del suelo las recogería. El vuelo y lavelocidad de la chica eran estupendos, había recogido nueve de las diez nuecesque el chico había lanzado, incluso una que tiro a la altura de los postes dellado contrario, en cuestión de unos segundos la pelirroja había logrado llegary apenas unos centímetros antes la había capturado. Una mujer se acercaba alestadio interrumpiendo la velada de la pareja.

- SeñoritaWeasley ¿Le importaría bajar un momento? - Le dijo McGonagall a la pelirrojaque se encontraba jugando con una nuez entre las manos. La chica al oír a laprofesora se fue a su lado de inmediato, Harry se mantuvo en las gradas.

Durante unoscuantos minutos el chico miro a la pareja de mujeres que hablaban a los piesdel terreno de juego, la cara de su chica pasaba de la expectación a la sorpresa,luego una sonrisa le ilumino la cara, al chico le gustaba ver su cara iluminadapor aquellas perlas destacando sus labios, y luego Harry pudo notar un deje depreocupación en sus ojos. La profesora continúo hablando y la chica asentíaalgunas veces y negaba otras, en alguna ocasión se giro a ver a su novio queaparentaba esperarla sin preocupaciones, después de unos interminables minutosla chica le dio la mano a la profesora, y esta se retiro del campoaparentemente satisfecha. La pelirroja monto en la escoba de su novio y voló asu lado a darle las noticias.

 

-Harry, soy la nueva capitana del equipo de quidditch de Gryffindor - Le dijo asu chico bajando a las gradas mientras daba saltos de alegría.

_______


Bueno pues aqui otro capi de esta historia.... este esta dedicado especialmente a Elyon que me pidio,algo programado, un poco de "sazon" en esta pareja en serio siento pena por Ginny (con lo bien que me cae)

Tambien quisiera dedicarlo a Kahito que fue la precursora de que esta historia dejara de tener en su forma original 15 paginas para ahora haber superado las 100 (103)

y bueno, a todas aquellas personas que se hayan dejado los ojos leyendola, Gracias.

En fin, perdon por el momento de "se lo dedico a..." pero es que nunca pense que una historia mia superara las 100 paginas, para mi es todo un logro :P

En fin comentarios o cualquiero otra parida que se os ocurra siempre seran bien recibidos, hasta el proximo capitulo "Creando Equipo" que, como los lectores que me siguen saben, es muy provable que el titulo sufra cambiso en un futuro cercano.

Dejar reviews y esta historia seguira viva (hasta que se acabe claro)

Si no estás registrado por favor deja tu opinión de estahistoria en [email protected] mí es importante y responderé a la mayor brevedad posible. Gracias

Un saludo

Maxhnt

Capitulo 23: Lágrimas de Caoba

La noticia de McGonagall fue unrespiro de aire nuevo para alguien que acabara de salir del agua después de unagran inmersión, Ginny estaba radiante, los días continuaron y ni siquiera laclase de Magia Sin Varita que era impartida por una implacable Cristine queparecía pretender que Harry era su único alumno parecía empañar el humor de lapequeña pelirroja. Los primeros días tras recibir la noticia fueron puraeuforia y recibir felicitaciones de todos, pero luego la realidad cayó sobre lachica como si una baldosa se tratara, y la realidad era que tenía la capitaníade un equipo que de momento solo contaba con un miembro, ella, todos los demásantiguos jugadores habían acabado sus estudios como era el caso de Harry y Ron,o habían caído durante la pelea como los hermanos Creevy y las cazadoras sehabían marchado del colegio por decisión de sus padres el curso anterior. Teníaque formar un equipo completamente de cero, eso había que sumarle la ayuda enla clase de los chicos que se volvían cada vez más interesantes y por ende, másexigentes para ella. El miércoles de esa misma semana colgó un cartel en lasala común de Gryffindor donde se podía leer:

"A todos los leones;

Si quieres ser vitoreado por una casaganadora y alcanzar la fama no dudes en venir este sábado a partir de las 11horas al campo de quidditch, se busca dar un lavado de cara completo al equipopor lo que los puestos a rellenar y los horarios de las audiciones son los siguientes:tres cazadoras/es, que comenzaran a las 11:00 de la mañana, dos golpeadores/as amediodía, y un guardián/a que será seleccionado a las 13 horas

Por favor, asistir a las horas quequieran para los puestos que desean ocupar, debido a la cantidad de gente quese pueda presentar no podemos garantizar puntualidad, es imprescindible elposeer escoba propia.

 

Muchasuerte a todos,

GinnyWeasley, Capitana y buscadora"

Ginny tenía claro que su papelcomo cazadora había terminado, y que Harry le dejaba el testigo con la pequeñapelota dorada, si bien era buena en el puesto manejando la quaffle, no podíacompararse a la habilidad ganada persiguiendo la ansiada pelota dorada.

Las noches siguientes se lo pasocon Harry y los demás haciendo las diferentes estrategias que usarían para las seleccionesde los jugadores. Ese sábado, todos le prometieron que estarían con ella en elcampo.

El viernes en la charla deMcGonagall Harry se quedo un momento más hablando con la profesora,

- Gracias - le dijo el chico - significamucho para mí que la deje jugar.

- No te preocupes Potter, no habíapor qué prohibirle jugar, después de todo ella sí que cursa su séptimo curso demanera estándar, además tenía razón, he recibido su carta - le dijo laprofesora.

- ¿Cree que estará en el primerpartido? - Le dijo el chico.

- Puede que sí, le he dicho quenos acompañara cuando quisiera, por otro lado quisiera felicitarte, la pequeñaLucy Swan solo tiene labios para llenarlos con tu nombre en mi clase - le dijola profesora sonriente.

- Es un honor - le dijo el chico -esa chica tiene mucho potencial, de hecho me recuerda a Hermione a su edad.

- Puede ser, solo que parece serque tiene más amigos que los que tenía Granger los primeros días, espero que nonecesite de ningún trol para ganar nuevas amistades - le dijo la mujersonriéndole al chico mientras sus ojos se perdían en el pasado.

- Yo también espero que no entreningún trol este año profesora - le respondió el chico - me marcho, muchasgracias por su tiempo profesora.

El chico escucho su respuestamientras cerraba la puerta, se dirigió a su habitación, después de hablardurante algunas horas con sus amigos de lo que pasaría al día siguiente. Y sedurmió rápidamente, la chica había escogido dormir en su habitación paramolestar lo menos posible a Harry, y que está a su vez también pudiera dormir.

A la mañana siguiente muy tempranodesayunaron en la perspectiva del día duro que les esperaba, bajaron a losterrenos cuando quedaban 20 minutos para las 11 de la mañana y cuando giraron porlos invernaderos la fila para el puesto de cazadores giraba en torno al estadio.Ron tuvo que hablar alto para que todo el mundo lo escuchara.

- Atención por favor - le dijo atodos con la varita en el cuello - Por favor, quiero que todos los alumnos queno sean de Gryffindor se retiren - como el pelirrojo había supuesto variaspersonas rompieron filas marchándose, parecía ser que pensaban que el límite depertenecer a determinada casa no era un impedimento para formar parte delequipo. Con alrededor de 50 personas la primera prueba fue unas vueltas rápidasalrededor del estadio, y mejo que lo hicieron porque esto permitió eliminar acasi la mitad de los candidatos que prácticamente no tenían control sobre laescoba Una vez hecho esto Ron subió a los postes de gol, tenía instrucciones desu hermana de dejar pasar aquellas bolas que fueran verdaderamente complicadas,Ron había demostrado ser un perfecto guardián en el verano. Esta parte sedivida en dos, la primera una tanda de penales, donde algunos tiros eranverdaderamente buenos, y otra que junto a Ginny tenían que armar una jugadapara llegar al área de Ron y disparar lo mejor que pudieran, esta segunda partepermitió a la pequeña tener una idea clara de cuales podían ser los mejoresaspirantes, los rechazados eran porque simplemente jugaban solos o no devolvíanpara nada la Quaffle a la pelirroja, o no parecían querer concretar al final.

 

- Bueno, me gustaría agradecer alos que han venido a hacer la prueba - comenzó la chica - Finalmente los quejugaran en el equipo son; Katrina Spencer de quinto año - Ron miro a una chicade pelo negro que le sonreía desde el grupo de postulantes. - Victorie Liane de tercero - Harry observo a la chica y lareconoció por la que había hecho aparecer a la mamba en su clase del boggart -y Romilda Vane, de sexto - la chica que había intentado hechizar a Harry con unfiltro de amor le guiño un ojo a este, el moreno le desvió la vista - Muchasgracias a todos por venir, concluyo la chica, el primer entrenamiento será elsiguiente miércoles por la tarde. Victorie - le dijo mientras miraba a la chicarubia - ¿Te importaría volver a la 1 para la siguiente prueba?

- Claro - Dijo la chica - aquí estaré.

Harry estaba de acuerdo con ladecisión de su novia, los disparos que había lanzado Romilda a Ron eran casiinmejorables, aunque su actitud con la chica en la sesión de grupo no habíasido demasiado cooperativa el chico suponía que al ser la pelirroja la noviadel chico a la que ella había intentado hechizar tenía algo que ver con su faltade juego en equipo. Katrina era muy pareja en ambos tipos de juego, sus tirosno eran demasiado potentes pero la combinación con la pelirroja era favorable,Victorie en cambio era la que más sorprendió a Harry. Sus terminaciones no eranmuy buenas y los disparos carecían de fuerza, pero sorprendió a todos con unaperfecta formación de halcón con la capitana, unos rizos que confundieron a Rony lograba anotar la mayoría de sus disparos.

Los demás se marcharon justo atiempo para dejar pasar a los alumnos que se postulaban para golpeadores, noparecía ser que hubiera causado tanto furor la posición pues solo había 5chicos para los dos puestos. La manera de selección fue entonces muy rápida,Hermione traía unos peleles de madera, hechizados los hacía levitar alrededordel campo, describiendo posibles jugadas de cazadores que había visto endiferentes partidos de Harry, los postulantes simplemente tenían que romperloscon el disparo de una bluddger al vuelo. Esto permitió seleccionar a los dosgolpeadores que distantes de ser perfectos eran mejores que los otros tres quelo habían hecho fatal.

- Escuchad chicos - comenzó lachica - Los escogidos son Igor Lastry y Stephen Darmel ambos de sexto año, Creoque tendréis que entrenar mucho, pero han dado los mejores resultados, elprimer entrenamiento será el miércoles por la tarde - concluyo la pelirrojamientras miraba a los demás, los golpeadores se marcharon, era imposible hacerotra prueba, pero ninguno de los postulantes eran buenos, observo a Hermionecomo pidiéndole alguna opinión.

- Bueno, en mi clase no sondemasiado listos, la verdad, y no he podido llamarles la atención para quemejoren, amiga te deseo suerte - le dijo con pesar Hermione.

Se quedaron esperando media horadado que la prueba para los golpeadores había sido tan corta, cuando quedaban 10minutos para la una chica rubia se acerco volando hasta donde estaban ellos.Desmonto con total elegancia y tras saludarlos a todos se sentó al lado deHarry que se encontraba en el extremo.

 

- ¿Me habías llamado capitana? -Le pregunto Victorie.

- Si, pero por favor llámameGinny, veras te necesito para las pruebas del guardián si quieres ayudarme.Llegaran en cualquier momento

- Claro, será un placer Ginny - lesonrió la chica.

Unos minutos después Ron, Hermioney la pelirroja se reunieron en un extremo, Harry permaneció sentado mirando elcampo, por el rabillo del ojo observo a la pequeña rubia que intentaba tomaraire y luego parecía arrepentirse.

- Harry, escucha yo
- comenzó lachica sin saber muy bien que decir - lo siento.

- ¿A qué te refieres? - lepregunto el chico.

- A la clase, nuestra segundaclase, la serpiente - dijo la chica ahogando las palabras.

- No te preocupes, pero tienes queintentar dominar tus miedos, sé que es duro pero tienes que intentarlo, ¿Te danmiedo las serpientes? - intento hablar Harry dando un poco de conversación.

- No, las serpientes no - dijo lachica confundiendo a Harry - esa serpiente, veras en un viaje de mis padres a Áfricapor negocios, una mamba negra ataco a mi padre, son muggles, y bueno, no llegoal hospital.

- Lo siento - dijo el chico

- No te preocupes, lo he superado,paso cuando era muy pequeña, pero en ocasiones sueño con ella, supongo que mehe paralizado en tu clase cuando la vi - le dijo - ¿Qué has hecho después deeso? Ha sido increíble - le dijo la chica admirada.

- Ho es un patronus - le dijoHarry mientras se le formaba una idea en su mente - Lo veremos más adelante.

- Ya vienen - le dijo Ginny a loschicos, bajemos al campo. Todos bajaron para reunirse con los chicos, Harry noconocía a nadie, pero varios saludaron a Hermione, parecía que la mayoría erande los últimos años.

El procedimiento fue el inversoque para escoger a las cazadoras, Victorie comenzaría con una tanda de penalesa batir a los demás, la poca fuerza de los disparos de la chica la hizoevidente que no era la mejor artillera, sin embargo sus piruetas permitieroneliminar a los dos primeros, Ginny se encargo de quitar de circulación a otrosdos. Y la combinación de ambas dejo ver un espectáculo digno de verse, ambaschicas se compenetraban a la perfección y Ginny esperaba que pudiera tener esacapacidad con el resto del equipo, las florituras que la chica hacia, lacoordinación perfecta de sus pases hizo que otros 5 guardianes no dieran latalla. El único que podía hacerle un poco de frente fue el último que quedoenfrente de los aros de gol. Ginny se dirigió a su nuevo guardián.

- Felicidades, ya tenemos guardián,te veré el miércoles por la tarde - le dijo a Terry Nott, un chico de quintoque le agradecía a la chica, era un poco más pequeño que los demás, pero eraesa misma característica lo que permitió que se moviera entre los arosintentando imitar la velocidad de los movimientos de Victorie y detuviera sustiros.

En la comida Ginny estaba felizcon su decisión, el equipo estaba equilibrado, las cazadoras eran imparables yel guardián daba muy buenas sensaciones, los golpeadores era la granpreocupación de la chica, no había más candidatos, pero no eran demasiadobuenos, y las palabras de Hermione le preocupaban.

 

La nueva semana comenzó con muchaactividad, la poción iba a la perfección, en parte porque no había que tocarlahasta la próxima luna llena, las clases de encantamientos se habían vueltointeresantes, el pequeño profesor les había explicado como comenzar a hacer lostrasladores, y aunque agotados su grupo, principalmente gracias a Hermione, habíaobtenido una lata de sardinas con suficiente poder mágico para transportar a Ronal otro lado de la sala. Astronomía seguía siendo tan aburrida como lo fuesiempre, Harry no encontraba la importancia de ver el cielo, día si día también.

El martes en la clase de Harry losmás pequeños ya dominaban los hechizos más básicos, luz y oscuridad, además algunosde hechizos de agua comenzaban a dar sus frutos, nuevamente Lucy Swan parecía estaradelantada en ese aspecto al inundar la mitad de la clase. Los chicos desegundo comenzaban a desarmarse sin ningún problema y Harry los dejo marcharcon una promesa de que verían un duelo real en poco tiempo, Había hablado con Ronla noche anterior y este le dijo que estaba de acuerdo siempre y cuando elexplicara a los de cuarto los fundamentos del patronus e hiciera una demostración,según palabras de Ron "Tu ciervo impacta más que mi cachorro", algo que merecióla risa general la noche anterior. En la clase de tercero Harry continuo con eltemario acerca de los Kappas, unas criaturas orientales que la mejor manerapara derrotarlas era obligarles a hacer reverencias. Sin embargo antes determinar la clase miro a Victorie y esta le sonrió y Harry dejo los primerosdeberes de su carrera.

- Chicos, antes de que os marchesme gustaría encargaros algo, quiero que para la próxima semana rescaten de sumemoria el recuerdo más feliz que tengan - Si a los chicos les extraño esteextraño deber no dijeron nada.

Durante la tarde en la clase, deMSV los chicos comenzaron a controlar el flujo de la magia en su cuerpo, alfinal de esa hora todos lograron hacer que su bombilla se mantuviera encendida,y que no explotara en el intento.

- Muy bien - aprobó Cristine - Podéismarcharos, la siguiente semana seguiremos con algo más interesante que estasaburridas bombillas - les dijo contagiándoles el entusiasmo a sus alumnos.

La mañana siguiente en la que daríanHerbologia con Neville, los cuatro vieron a Neville algo perdido, un poco más distraídode lo que normalmente era. El chico no dijo nada cuando al fin de la clase Harryle pregunto por su estado de ánimo, pero no dejaba de mirar hacia el bosquemientras algunos colores subían a sus, de por si rojas, mejillas.

Por la tarde Harry y los demás fuerona ver el primer entrenamiento de Ginny, la chica entro en los vestuarios trasdespedirse de su novio, y estos se fueron a las gradas, unos minutos después sunovia salía volando seguida de seis escobas detrás. El entrenamiento fueintenso, la chica parecía querer exprimirlos a todos, sin embargo casi todos respondíanbien, las cazadoras volaban a la perfección, Como Harry había pensado la predisposiciónde Romilda Vane por manejar en solitario la morada pelota de cuero se había esfumadoy participaba activamente con las demás cazadoras, Katrina Spencer se colocabaen perfecta posición delante donde tiraba unos tiros prácticamente imparables,y Victorie se quedaba rezagada mientras organizaba las jugadas cada una más espectacularque la anterior, algunas imposibles de parar por Terry, el nuevo guardián queno era tan bueno como lo fuera Ron pero hacia muy buen trabajo en los aros. Lo quea los chicos les preocupaba era el estado de ánimo y forma de los golpeadores, Ginnytuvo que interrumpir un par de veces el partido para llamar la atención de loschicos pero estos no parecían obedecerla demasiado. Los peleles de Hermione seguíanencantados volando en todas direcciones, los chicos que estaban en su propiomundo observaron a uno que segundos antes se había puesto entre estos y Ginny.Un batazo de Igor Lastry mando una Bluddger hacia el muñeco de madera, que se movióen el último momento. Se escucho un fuerte CRACK de madera rota, pensando que habíasido el muñeco destrozado continuaron a lo suyo. Sin embargo un grito seescucho en el campo de juego interrumpiéndolo. Todos giraron la vista, Ginny caíaen picado, Harry estaba demasiado lejos para que un hechizo de levitación ayudasea frenar la caída. Su chica se precipitaba hacia el suelo. Victorie fue laprimera en reaccionar, un vuelo rapaz permitió alcanzar a la chica, cogió a lachica y la bajo lentamente en su escoba salvándola de estrellarse contra elsuelo. Los chicos bajaron hasta donde estaba reunido el equipo en el centro sindecir palabra se encontraba Ginny, en una mano sujetaba la base de su escoba,en la otra sujetaba el palo, la bluddger la había partido violentamente por lamitad. Todo estaba en silencio, salvo alguna risa que salía de los labios deIgor y su compañero.

 

- ¿¡Es que no tenéis ningún respeto!?- Estallo Ginny - ¿acaso no veías el entrenamiento?, ¿acaso no has visto cuandoel muñeco se me puso delante?

- Pues no, estaba comenzando aagotarme - le respondió el chico, el resto del equipo dio un paso atrás.

- Escucha Igor, estoy cansada de esto,parece que ni tú ni Stephen os vais a tomar esto en serio, sintiéndolo muchoprefiero dar vuestro puesto a personas que prefieran trabajar más en equipo ala efectividad demostrada, de la cual no creo que echemos de menos, lo quemenos queremos es que tiréis de la escoba a nuestros propios jugadores. Losiento pero están fuera.

Los dos chicos miraron al resto desus compañeros pero estos no dijeron nada, parecía que estaban de acuerdo conla decisión de la chica. Se dieron media vuelta y se marcharon sin decirpalabra. Ginny volvió a hablar.

- Se acabo el entrenamiento porhoy, la semana que viene a la misma hora, Victorie Gracias, por favor marcharos- Dijo la chica sin inmutarse.

Los demás abandonaron el campo, Harryse acerco a su novia y le apoyo la mano en el hombro cuando se quedaron soloslos cuatro, la chica no dijo nada. Por contrario se puso en pie, saco suvarita, apunto a la escoba y dijo "Reparo" la escoba volvió a unirse en unasola pieza, La pelirroja monto dio una patada en el suelo y se elevo unos pocoscentímetros, a poca velocidad comenzó a volar, cuando llego al muro de las gradasintento girar pero la escoba no le respondió, y se choco contra la pared, cayóal suelo desde el medio metro de altura que tenía. Harry corrió a donde estabay la abrazo, la chica comenzó a llorar en sus brazos, no se había herido, peroen cada mano sujetaba una de las mitades del palo de pulida caoba de su escoba cercenadapor una bluddger lanzada sin atención, su escoba, aquella que había permitidoganar la copa de quidditch cuando estaba en quinto y desencadenara la relación quetenía con Harry, había muerto.

 



_______


Bueno pues aqui va otro capitulo, como seguro muchos han adivinado el titulo fue cambiado de lo que adelante en el capitulo anterior, algo que parece caracterizarme. Otra cosa que me caracteriza son el amor por los comentarios y las reviews del capitulo asi que dejar mucho.

Quisiera decir que a pesar de todo lo que estoy haciendole pasar la pelirroja es mi personaje favorito de la saga (junto con Luna), asi que quiero que sepan que tendra su momento de gloria.

Bueno un saludo a todos/as y dejad comentarios, os veo en el proximo capitulo que esta en el horno cociendose, hay mil titulos posibles asi que no os dare ninguno :P

Si no estás registrado por favor deja tu opinión de estahistoria en [email protected]Para mí es importante y responderé a la mayor brevedad posible. Gracias

Un saludo

Capitulo 24 Loselementos de la Magia

No parecía quela pelirroja levantara cabeza, los días pasaron en un ambiente en el queintentaba encontrar consuelo donde pudiera, con su escoba había vivido momentosinolvidables, parecía desde luego muy afectada, incluso Arrow pareció notar lacarencia de ánimo de la chica, a la noche del día siguiente del accidente en elentrenamiento la lechuza vio a Ginny con la misma cara que el día anterior, sele acerco volando dejando su percha y se le poso en el hombro a la muchacha,emitió un pequeño ulular que hizo que su cuello brillara levemente y salióvolando hacia la noche, sin embargo la chica esa noche durmió sin moverse, enun sueño profundo, Harry no dejaba de abrazarla en toda la noche cuandodespertó viendo que su novia aun dormía se planteo algo para ayudarla. Le costódecidirse pero sabía que era lo mejor. A la mañana siguiente la chica despertóy miro a su novio que estaba de pie delante de ella. Sujetaba un paqueteenvuelto; una vieja banda en apariencia gastada cerraba el envoltorio.

- Buenos díasamor - dijo el chico, mientras le ponía el paquete sobre la cama - ten unpequeño regalo.

- ¿Por qué? -le pregunto la chica.

- No sabía quenecesitaba un motivo para regalarle algo a mi novia - le dijo el chico riendo mientras recordabalas palabras exactas de su chica - y si no puedes considerarlo un regalo denavidad adelantado.

La chica lorecogió y lo abrió, la banda gastada contenía el envoltorio de una escoba, unasaeta de fuego que ella conocía bien porque había usado muchas veces.

- Pero Harry,no puedo aceptarla, es tu escoba - le reclamo Ginny.

- No, ahora estuya, escucha, se cuanto te gusta. Y quiero que tú la tengas, yo ya no puedousarla, hazme el favor de volar con ella, además me gustaría que tuvieras estotambién- Y le entrego la vieja banda que el chico había usado para envolverlo.Era la banda antigua de capitán de Harry.

- Yo
Harry -intento decir la chica pero las lagrimas ahogaban sus palabras - Gracias - ledijo poniéndose la banda en el brazo - el chico no dijo nada solo beso a sunovia, de manera suave y tranquila al principio, y luego comenzó a elevar elritmo a un punto más apasionado, se separo de ella, la chica estaba sorprendidade la iniciativa - ¿Y eso?

- No sabía quetenía que pedirte permiso para besar a mi novia - le dijo el muchacho mientrasse reía - vamos a desayunar, me muero de hambre.

 

El humor de lachica había dado un cambio de 180 grados, volvía a reír, y la afirmación de losnuevos golpeadores, Jasper Lein y Matt Mizuno le levantaron aun más el ánimo.La nueva semana había amanecido con la noticia de que esa semana la clase deMSV sería la última de la semana, y en su lugar tendrían una pequeña reunión con la directora, esta les dio suaprobación a la iniciativa de Harry y Ron de participar en las clases del otrocomo habían planeado. Por lo que el martes los chicos de segundo sesorprendieron un poco al ver al pelirrojo en el aula, Harry lo presento aunquetodos sabían quién era. Hermione también estaba allí.

- Bien chicos.Este es Ronald Weasley, tendréis clases con él a fin de año, pero me gustaríamostraros un duelo real entre dos magos - les dijo Harry a sus alumnos,mientras Ron saludaba, - Mi compañera Hermione Granger también será vuestraprofesora después de navidades y será la juez de este duelo - saludos para lachica.

Al principiodecidieron que lo mejor sería una clase normal, dejando los últimos minutospara el duelo. Los chicos nerviosos ante los nuevos ojos ejecutaban movimientostorpes, y sin demasiado sentido. Cuando faltaban 15 minutos para finalizar lahora Harry detuvo la clase y fue a la puerta, los chicos de tercero ya estabanallí con Victorie a la cabeza de la fila y se dirigió a los alumnos.

- Estupendo,pasen, quizás también quieran ver esta demostración - sacudió la varita yvarias mesas se posicionaron en el medio del aula formando una especie deescenario, los tres chicos subieron - Bien quiero que os pongáis alrededor, ¿Todosnos ven sin problema? Dijo Harry - murmullos generales de asentimiento - Bienpara los recién llegados vamos a tener un pequeño duelo con mis compañeros -¿Listo Ron? - le dijo a su amigo y este afirmo con la cabeza.

Ambos seacercaron levantaron la varita y la volvieron a bajar a modo de saludo, sealejaron unos pasos y se estudiaron un momento, Harry tomo una posicióndefensiva, Ron lanzo un "Expeliermus" que el otro chico esquivo sin problemas,el pelirrojo volvió a atacar, haciendo gala de unos cuantos hechizos, alguno deellos de manera no verbal, el moreno esquivaba los mismos con agilidad felina. Yalgunos los bloqueaba con un toque de varita devolviéndoselos al pelirrojo queintentaba repelerlos, cambiaron la postura y Harry paso al ataque, unos cuantoshechizos sencillos, que su amigo no le costo para nada esquivar, unacoreografía de movimientos calculados arrancaba murmullos a todos losespectadores, finalmente un hechizo bien ejecutado de Ron marco el inicio delfinal de ese duelo, Un hechizo de "petrificus totalus" salió de la varita delchico pelirrojo rozándole a Harry el brazo derecho, el pelirrojo se confió ybajo la varita considerándose ganador, Harry entre tanto había recibido elhechizo en el brazo donde tenía la varita y este comenzaba a entumecerse, sabíaque era cuestión de tiempo y que solo tenía una oportunidad, en el momentoantes de que el brazo se congelara lanzo la varita y la capturo con la manoizquierda lanzándole un "Expeliermus" a Ron que no se lo esperaba, recibió el impactode lleno cayendo al suelo desarmado.

- FiniteIncantem, Enervate - Dijo Hermione apuntando primero a Harry y luego a Ron - Seconsidera un empate - dictamino la chica.

 

Todos losalumnos de segundo y tercero prorrumpieron en aplausos la agilidad de ambos eraadmirable y aunque los hechizos no eran avanzados dieron un espectáculoadmirable.

- Bien chicos,quisiera agradecer a mis dos compañeros por tan buena demostración - dijo elchico observando a sus amigos que se estaban marchando de su aula despedido porun caluroso aplauso - Ahora bien, nosotros somos compañeros y no lanzamos aherirnos, sin embargo es probable que en algún momento tengan que enfrentarse aalguien que si lo haga. ¿Alguien podría decirme algún error del duelo que acabande presenciar? - Preguntó el chico a sus clases - y Victorie levanto la mano - Gracias Victorie,Sin embargo puesto que esta hora pertenece a segundo; ¿Alguno de los másjóvenes? - pero nadie lo hizo y dejo hablar a Victorie.

- Ron se haconfiado en el último momento - dijo la chica con un profundo tono deadmiración en la voz hacia su profesor y hacia sus amigos.

- Muy bien - ledijo el chico - tu observación bien merece 10 puntos para Gryffindor, como hadicho vuestra compañera, bajar la varita en un duelo puede ser fatal, ningúnduelo esta ganado o perdido hasta que de verdad se acaba, y normalmente no seacabará con un juez si no con la caída de uno de los miembros, Bien chicos losalumnos de segundo podéis marchar. Los de tercero - otro movimiento de suvarita - sentaros - Cuando sus estudiantes estuvieron en su sitio volvió a lacarga - ¿Quién sabe lo que es un Dementor? Lacy - dijo a una chica de Slytherinque levantaba la mano en ese momento.

- Son losguardianes de Azkaban, se alimentan de felicidad, no entienden deculpabilidad y pueden devorar almas -dijo el chico de carrerilla.

- Excelente 5puntos para Slytherin Lacy - le dijo a la chica - ¿Y qué hacemos si nosencontramos con uno? Arremetió el chico, Victorie... - dijo señalándola.

- Hay unhechizo, el especto patronum, creo -

- Vaya, no sé quéhago aquí, si sabéis todo eso, - se escucharon algunas risas entre losestudiantes - casi aciertas, el hechizo correcto es Expecto Patronum, ¿Alguiensabe lo que provoca? - esta vez nadie hablo - Muy bien, chicos por hoyseguiremos con el programa que teníamos ayer, pero mañana estaré en la clase deRon con vuestros compañeros de cuarto donde veremos esto, si a alguien leinteresa estará invitado a unirse a nosotros, - les dijo el chico a susestudiantes.

- Profesor,tenemos Cuidado de Criaturas Mágicas - le dijo una chica de la primera fila.

- Bien, conLuna, entiendo. Concededme un momento por favor - Harry se perdió en eldespacho del fondo, los alumnos pensaban que saldría con un animal nuevo o algúnraro espécimen, pero en su lugar una enorme lechuza negra lo acompañaba desdeel hombro - me permites un pedazo de pergamino Victorie - le dijo a la chica mientras este se loentregaba, Harry lo recogió garabateo rápidamente una nota que Arrow cogió conel pico, y se elevo a la ventana, si a los chicos esto les pareció raro nodijeron nada, pasaron unos minutos hablando sobre los Kappas hasta que unamancha negra atravesó rápidamente la sala colocándose en el hombro de Harry, sulechuza había vuelto, dejo caer un pergamino y voló nuevamente a la habitaciónde Harry, el chico leyó la respuesta que estaba escrita en el mismo pergamino,sonrió y nuevamente se dirigió a sus alumnos - Bueno chicos, la clase se acabapor hoy, he hablado con la profesora Lovegood y me confirma que no tieneproblema en posponer una hora su clase para que podáis venir aquí, laasistencia no es obligatoria puesto que no es una clase vuestra pero creo queos gustara.

 

Los chicossalieron de la habitación despidiéndose hasta el día siguiente, a nadie lepareció raro, o al menos nadie dijo nada, parecía que el profesor Potter habíacosechado cierta reputación en las primeras semanas.

Al díasiguiente, en la clase Ron se encontraba dando clase a los de cuarto, y Harryestaba a su lado,

- Buenos días,este que tengo a mi lado - dijo Ron - es Harry Potter, nos dará la clase deDementores, creo que es la persona idónea - todos saludaron al chico.

- Buenos días atodos, ¿Podrían acercarse un poco por favor? - cuando la clase estaba delantehabía más espacio detrás, el chico fue a la puerta y la abrió, fuera esperabantodos sus alumnos de tercero, que entraron al aula, a Ron no pareció molestarle,al final de la fila se encontraban Luna y la directora que también entraron.Ginny, Hermione y Neville entraron cerrando la marcha y colocándose al finaldel aula.

- ¿No esperarasque te deje robarme a mis alumnos y no asista a tu clase verdad Harry? - dijoLuna riendo

- ¿Le importasi asisto a esta atípica clase Potter? - le dijo McGonagall.

El chico volviódelante quien sonrió a Ron que parecía que se estaba aguantando la risa debidoa la cantidad de gente que había en su aula.

- Bueno,perdonad por la multitud, pero estoy viendo esto mismo con los más jóvenes y megustaría que todos asistieran a esta clase, espero que los alumnos de tercerono les importe que dé prioridad a los de cuarto ya que esta es su hora. Bien¿Quién puede decirme que es un dementor? - Harry comenzó con las mismaspreguntas con las que había abierto su clase el día anterior, hasta que llegoal momento del patronus.- Es una energía positiva, capaz de repelerlos. Para conseguirlahay que intentar concentrarse en un recuerdo feliz, lo que sea, pero tiene queser poderoso, cada patronus es propio de cada mago, por lo que un patronus deun cachorro es igual de poderoso que uno que adopte la forma de un oso - lesdijo a los chicos recordando el comentario de su amigo, este atino a sonreír -Observar, Expecto Patronum - dijo apuntando con su varita a la sala vacíamientras recordaba cierta tarde pasada con una pelirroja en un rosal. Un enormeciervo plateado salió de la varita de Harry como un torrente de agua, suscascos parecían flotar sobre el aula, iluminando toda la estancia. Dio un parde vueltas, en el aula y volvió junto a Harry donde se quedo quieto.

Se escucho unmurmullo que se extendió como el viento en toda la habitación, para darle unpoco más de ambiente, el chico bajo las luces de las velas que estaban en elaula quedando casi a oscuras, - No os asustéis por favor - con un movimiento devarita el ciervo desapareció dejando a la habitación en la oscuridad. - Ahorapor favor me gustaría que las personas que saben realizar este conjuro lo haganconmigo a la cuenta de tres, ¿Listos? 1
- se escucharon algunos movimientos -2
3, Expecto Patronum - dijeron varias voces provenientes de todos lados, lasala se ilumino de repente con múltiples destellos plateados, una liebresaltaba entre los pies de los alumnos mientras una mariposa volaba cerca deella, un poco más adelante una nutria jugaba con un cachorro, mientras que unciervo se acercaba tímidamente mientras veía a un caballo que estaba al fondodel aula, Los ojos de Harry nunca habían visto nada tan bonito. Y parecía queno era el único, pues incluso un gato plateado paso rozándole las piernas.

 

El chico volvióa encender las velas, se giro y abrió el jarrón que descansaba en la mesa, Undementor se elevo en el aire, por poco tiempo. 6 animales plateados de todoslos tamaños arremetieron contra el Boggart que retrocedió impactado volviendo asu jarrón. El gato plateado se quedo en el lugar. Y fue el primero endesaparecer. La nutria de Hermione se poso en su hombro, El cachorro de Ronbuscaba jugar entre sus piernas, La liebre de un salto se poso en la cabeza deLuna y La mariposa regreso a las manos de Neville, el caballo se esfumomientras la mano de Ginny le acariciaba la crin, y nuevamente el ciervo seacerco a su invocador.

- Y así es comose combate a un dementor - dijo el muchacho mientras su siervo y los demás seesfumaban en el aire.

Todos, desde unextremo del aula, al otro comenzaron a aplaudir, la clase había sido magistral,el espectáculo que habían visto los alumnos era envidiable. Todos comenzaron asalir de a poco, al final quedaron los cuatro chicos y la profesora McGonagall queles sonreía mientras los veía.

- Es un honorque hayan pertenecido a mi casa - dijo la mujer mientras se levantaba sonrientey se marchaba del aula.

Los cuatro seabrazaron en un gesto que demostraba que esa era la mejor clase que habíandado.

Los alumnos detercero y cuarto estuvieron hablando durante días de esa clase, por todos ladosfelicitaban a Harry y a los demás por lo buena que había sido el procedimientoque dieron para seguir la clase.

La noche delviernes se fueron a la séptima planta, entraron para su clase y Harrynuevamente recibió las felicitaciones por parte de sus amigos y Alex e Ivan ledijeron que le hubiera encantado verlo. Cristine también se unió a lascelebraciones. Y comenzó su clase.

- Veamos,chicos, ya sabemos controlar el flujo de magia para dirigirlo a un sitioconcreto, hoy veremos de ¿Qué estamos hechos? Comenzó a explicarles a loschicos, - todas las personas que poseen capacidades mágicas - dijo la profesora- están especialmente familiarizados con un elemento, Fuego, Aire, Tierra, Aguao Luz - enumero ella - lo que intentaremos hacer ahora es descubrir el elementoque mejor congenia con nosotros pues es el más fácil de dominar para la prácticade hechizos sin varita. Cada hechizo tiene relación con un elemento


Por ejemploAccio, permite el traslado de cosas, es de la familia del Aire


Aquellos quepermiten transformar el cuerpo son parte de la tierra, como por ejemplo el "piernasde gelatina"


Cualquier cosa que el cuerpo lo vea como unataque, como la famosa broma del "escupe Babosas" son parte de la rama delfuego


Lumus, Nox ola estrella de esta semana - miro a Harry - el Patronus - son de Luz, es decir provocan alteraciones porla creación de una ayuda externa


Finalmente cualquier ataque fugaz que no esté directamentedirigido al cuerpo del oponente así como los escudos son considerados Agua,Protego por ejemplo es un ejemplo de ellos - Concluyo la profesora - lo queharemos será buscar cual es nuestro "estandarte", aquel hechizo con el cualtenemos especial afinidad e intentar potenciar esa rama de la magia, Biensepárense, siéntense sobre el suelo y relájense, intenten averiguar que hechizoes el "vuestro" una vez encontrado vengan a mi si no sabe a qué familiapertenece.

 

Todos losestudiantes se separaron y se sentaron, cerraron los ojos como le había dichoCristine y se concentraron.

Harry se perdióen los pensamientos de su pasado cerrando los ojos, la primera vez que habíavisto un hechizo que le pareciera de verdad efectivo y que le previera de unavictoria rápida fue en segundo, Snape hacia volar al, por entonces, profesor dedefensa contra las artes oscuras, quedándose con su varita. El hechizo serepetía a cada instante, lo había conseguido, Otro que identificaba a Harryeran los escudos, que le habían salvado la vida en varias ocasiones. Tenía surespuesta, abrió los ojos y espero a los demás.

(* * *)

Ginny escogióun lugar cercano a sus amigos, cerró los ojos y las imágenes aparecieron en sucabeza, se encontraba en quinto cuarto curso, alguien la había molestado, sinsaber por qué levanto su varita y unos murciélagos comenzaron a salir de sunariz, por ese mismo hechizo había sido invitada al club de las eminencias conSlughorn, de hecho era popular por la creación de ese hechizo. Abrió los ojoscuando supo que tenía la respuesta que buscaba.

(* * *)

Hermione cerrolos parpados y se vio a sí misma, no parecía identificarse con ningún hechizo, intentabaequilibrar todos los usos por igual, sin embargo un recuerdo vino a su mente,su primer año, un Jovencísimo Neville le cerraba el paso y ella lo habíapetrificado con una naturalidad que daba miedo, incluso los estudiantes detercero tenían problemas con ese hechizo. Abrió los ojos y observo a su novioque estaba de espaldas a ella con la respuesta en los labios.

(* * *)

Ron estabacerca de su novia, como los demás cerró los ojos, y se dio cuenta de que era uninútil, nunca había podido hacer nada por encima de los demás, sin embargo unrecuerdo reciente le vino a la mente, su varita se agitaba en la mano buscandoa los padres de Hermione, había modificado el hechizo de Brújula al tal puntoque le permitía ubicar a cualquiera. Abrió los ojos mirando a Cristine, teníasu respuesta.

(* * *)

Luna cerró losojos, se trasporto a su cuarto año donde se encontraba en el ejercito del ED, Harry intentaba explicarles como hacer elpatronus, cuando ella ya tenía a la liebre correteando entre sus piernas. Abriólos ojos al mismo tiempo que sus compañeros.

(* * *)

Neville cerrólos ojos, no estaba seguro de que estar en ese colegio fuera siquiera lo suyo,sin embargo recordó algo, en la pelea contra Voldemort, estaba vivo gracias ala cantidad de hechizos escudo que había realizado sin agotarse siquiera, abriólos ojos y espero al resto de sus compañeros.

(* * *)

Alex se apartoun poco del chico que tenía al lado, su respuesta vino rápidamente, desdesiempre había tenido especial habilidad con las luces, su primer accidente fue queilumino una habitación completamente oscura por temerle a la oscuridad. Abriólos ojos para dar su respuesta.

(* * *)

Ivan cerró losojos mientras se sentaba, era el pequeño de 3 hermanos, vivía en un barrio algomarginado, tuvo que remontarse hasta su primer accidente con la magia, eranbastante pobres, su hermano le había pegado un chicle en el pelo y no teníandinero para que se lo corte en una peluquería, su pelo creció por sí mismo aldía siguiente, desde entonces tenía especial afinidad para provocar cambio enel resto de las personas.

 

Todos abrieronlos ojos al mismo tiempo y Cristine sonrió, comenzaron a preguntar la categoríade sus hechizos y descubrieron que Ivan era del tipo fuego al igual que Ginny,Neville compartía con Harry la categoría de Agua, el chico pensaba que el"Expeliermus" seria de fuego pero Cristine le explico que el hechizo atacaba alcatalizador, en este caso la varita, no al mago. Hermione era de tipo tierra,Ron tras mostrarles la efectividad de la brújula mejorada, y su propia autoría,se concluyo en el tipo Aire, Mientras que Luna estaba claro que se trataba de Luz,compartía este tipo con Alex.

Cristine diopor terminada la clase diciendo que comenzarían a practicar directamente conlos tipos afines a cada uno.

Los chicos semarcharon algo agotados pero contentos por haber avanzado tanto, en la cenaMcGonagall le dio algo que pensar a Ginny, el primer partido de Quidditch de latemporada sería la segunda semana de noviembre, y acaban de dejar atrásseptiembre.


_____

Bueno pues aqui os dejo un capitulo mas de esta historia, y septiembre acaba de irse a mejor vida, Dejar reviews y esas cositas que tanto me gustan.

Como nota, Si alguien sabe cual es la verdadera forma del patronus de Neville que me lo diga, no he podido encontrarlo por ningún lado. la razon de que lo fuera una mariposa tiene que ver con su especial afinidad con las plantas y la polinizacion de estas.

Bueno hasta el proximo capitulo, recordad que las criticas y todo eso son muy bien recibidas

Si no estás registrado por favor deja tu opinión de estahistoria en [email protected] mí es importante y responderé a la mayor brevedad posible. Gracias

Un saludo

Bueno antes de comenzar este capítulo me gustaria agradecer a las 2000 lecturas que he alcanzado, tambien me gustaria comentar, debido a que hay unas cuantas personas que han leido todo el contenido de este FIC en una tarde, que agradecerles pero que seguira estando al sia sigiente, no puede ser bueno tanta informacion en un monitor a la vez.
Ahora si os dejo con el capitulo.
________________________________________________________________________


Capitulo 25 Lainvestigación de Hermione.

Los díascomenzaron a pasar a velocidad de vértigo, las clases ocupaban la mayor partedel tiempo de los chicos, Con Slughorn habían comenzado a diseñarsintetizadores para los antídotos, unos componentes dificilísimos de conseguirque tenían la finalidad de hacer que las sustancias se mezclen sin generarconflictos, a Harry en más de una ocasión se le quemaban las pestañas porpequeñas explosiones generadas en su caldero. Las clases teóricas con lostrasladores de encantamientos estaban llegando a su punto culmine, ya habíanaprendido a insuflar el poder mágico necesario para poder crear los objetos ycuando los probaban comenzaban a funcionar sin problemas, la sensación eraextraña tras probarlos con distintos destinos como los terrenos del colegio, elaula, o el gran comedor la segunda clase de octubre cuando entraron en el auladel pequeño profesor allí también estaba McGonagall, todos se sentaron y losobservaron a ambos.

- Muy bienchicos - comenzó la profesora - según he visto han avanzado mucho en lacreación de trasladores, ya controlan la teoría y algunas prácticas sencillas.El proyecto final de este tema será la creación de un traslador que permitallevarlos a la taberna de Rosmerta en Hogsmeade el día 30 de octubre, tambiénserá el día que organicemos la primer visita del colegio a la villa. Víspera deHalloween. - informo la directora a sus estudiantes.

 

- Y después depasar ese proyecto, mi asignatura con ustedes llegará a su fin - les dijo elprofesor Flitwick a los estudiantes creando una gran expectación, cuando ladirectora pidió silencio la mujer continuó diciendo a los estudiantes.

- A partir deldía uno de enero este espacio será llenado por un nueva asignatura, "Rituales",les advierto que no es fácil, no es obligatorio pudiendo escoger ese espaciocomo horas de estudio ya que están en el año de los Extasis, pero recomiendo atodos los alumnos, especialmente aquellos que quieran ser aurores - Dijomirando a Harry y los demás - que se presenten - les dijo y se marchodejándolos a todos con el profesor de encantamientos.

Esa claseestaba llena de expectación, por lo que sucedería dentro de escasas dos semanas.Al final de la hora los chicos se fueron con botas viejas y latas de comida quetendrían que ser convertidas en sus proyectos finales de la clase deencantamientos.

Sin embargo lomás interesante de todo llego en la hora de Magia Sin Varita, los chicoscomenzaron a canalizar la magia a través de sus manos, la clase comenzó allenarse de color cuando algunas chispas rojas salían de la mano de Ginny overdes de las de Ron, Sin embargo la clase carecía completamente de emoción,continuaban meditando en la sala de los menesteres, no parecía que fuera amejorar, y los estudiantes comenzaban a impacientarse. Ivan era uno de losprimeros en reaccionar cuando comenzaban lo que él creía como una estúpida manerade perder el tiempo. En un momento de esas acaloradas discusiones la profesoraataco al chico.

- Dime Ivan,¿Por qué estás aquí? tengo entendido que no son obligatorias - Le dijo Cristinemientras el resto de los chicos abrían los ojos y se concentraban en la pareja.

- Como sigamosasí, perder mi tiempo - le dijo el chico cortante.

- Muy bien, sicrees que pierdes el tiempo ¿no te importara demostrarme lo que ya sabesverdad? -

- Cuandoquieras - respondió desafiante, la mujer lejos de dejarse provocar volvió a lacarga, el resto de los alumnos miraban a uno y otro como si de un partido detenis se tratara.

- Genial - dijola chica - Necesito un tatami - dijo en voz alta a la sala, al fondo en unsitio vacio unas cuantas mantas aparecieron formando un cuadrado.de 25 metroscuadrados, cada uno de los lados tenía 5 pasos - ¿Sabes aparecerte verdad? - Lepregunto al chico que asintió levemente- bien pretendía comenzar con estodentro de un par de semanas pero pareces que ya estás listo, bajo la cabeza yse volvió para mirar a los demás estudiantes - Como bien saben la principalventaja de esto es poder lanzar más de un hechizo a la vez, he hablado con laprofesora McGonagall y hemos levantado la protección contra apariciones en estesitio. Vamos a hacer duelo de apariciones. Cada uno de vosotros - dijo mientrascaminaba al centro del tatami - intentará enfrentarse a mí, está permitidoaparecerse, y de momento el único hechizo que utilizareis será el que dominenacorde a su elemento. Evidentemente el uso de la varita está prohibido. Os daréa todos 10 segundos de ventaja, luego yo atacare. - Dijo segura de sí misma -Ivan, tu primero, Veamos - le dijo mientras le sonreía al chico alto - Tipofuego
¿qué te parece si intentas transformar mis piernas en gelatina? Algofácil para empezar, recuerdo que aprendí ese hechizo en primer año.

 

El chicodesapareció de donde estaba y volvió a aparecer a dos pasos al frente de ella,le sonrió a Cristine y esta sin inmutarse le dijo que podían comenzar. Harryempezó a contar con las manos detrás de la espalda. 1, 2, 3
el chico juntoenergía en la palma de su mano y ataco de frente, unas cuantas chispas saltaronsin demasiada efectividad, Cristine no se inmuto siquiera; 4, 5 nuevamentedesapareció y volvió a aparecer detrás de Cristine pero cuando toco la espaldade la chica solo logro darle un empujón con la mano, todos rieron 6, 7, 8,nuevamente desapareció 9, 10, apareció justo a tiempo de lanzar el hechizo, sinembargo Cristine ya no estaba en el sitio apareció en frente del chicosorprendiéndole, le rozo con un dedo y el chico de desplomo en el suelo entrelas carcajadas de todos.

- Imagino queaun te falta control joven mago - sentencio Cristine - a diferencia de ti hayalgunos compañeros que confió que duren un poco más. Hermione, por favor,intenta petrificarme.

La chica subióa pie al tatami de una manera más humilde de lo que lo había hecho su compañeroy saludo a Cristine que le devolvió el saludo, Harry hizo lo mismo que conIvan, comenzó a contar los segundos al principio no parecía que tuvieraproblemas, pero era imposible lanzarle el hechizo de frente, y si se movía laprofesora le contrastaba los ataques mientras la seguía con la vista, cuandolos dedos de Harry se abrieron por completo la profesora se desapareció, intentandosorprender a Hermione por el frente, sin embargo ella ya la esperaba y saltohacia la derecha un metro e intento atacar a Cristine pero ya no se encontrabaahí. Comenzó a sentir un bloqueo en el dedo de la mano, giro la cabeza paradarse cuenta que la profesora había desaparecido y aparecido un instantedespués a su derecha tocándole la mano, lo suficiente para sentenciar el duelo.-Harry ¿Quieres subir e intentarlo? Le dijo la chica - sacando su varita -intenta quitármela por un Expeliermus, saca tu varita pero no la uses, si te laquito será una victoria para mí.

Harry subió alterreno, observo a la mujer y con la inclinación enfrente de ella el chicoprefirió callarse el guiño de ojo que le había hecho la profesora. Comenzaron,Harry había dominado el hechizo en la práctica, sin embargo en un duelo eramucho más complicado, mientras meditaba no había estímulos externos. Ahoratenía que concentrarse en estar de pie, y observar a su oponente, al igual queHermione comenzó a rodear a su oponente pero esta la seguía con la vistaevitando un ataque frontal, pronto quedo claro que la aparición no era unaventaja si no una necesidad, así lo hizo buscando su espalda con el hechizopreparado en la mano, cuando se encontró con la espalda sin protección de lachica le lanzo el hechizo con la mano izquierda, pero la magia se había perdidopor el camino, Cristine se giro y le sonrió a Harry que volvió a la posición iniciale intento atacar demorando un segundo en apuntar el hechizo salió, pero dio enel techo con nulos daños en su oponente. La chica dio un paso al frente, sutiempo se le había acabado, un segundo después estaba delante de Harry que yaesperaba el hechizo pero conjuro un escudo justo a tiempo - Muy listo - le escucho- Pero no lo suficiente - le dijo la misma voz susurrándole al oído queprovenía de la chica a su espalda, sintió una ligera electricidad por todo elcuerpo que le obligo a caer de rodillas, su varita salió volando de su manocomo una flecha, Ginny la capturo al vuelo que se la devolvió a Harry cuandoeste salió.

 

- Bien chicos -Con esto quiero demostrarles lo que haremos a partir de ahora, ya sé que sabéislo básico - dijo mientras miraba a Ivan - pero como algunos han experimentadoen un combate es algo más complicado. La idea a partir de ahora es entrenarvuestros reflejos y coordinación con la corriente mágica que tienen cada uno ensu interior. Gracias por venir nos veremos la próxima semana - dijo saludando atodos. Después de esa clase incluso Ivan supo ser paciente.

La misma semanaque Harry había tenido esa atípica pelea Hermione les dijo en el gran comedorque después de la hora de observaciones de esa tarde fueran por favor esa nochea la habitación lo más pronto posible que era necesario que hablara con ellos,Extrañados de por qué era necesaria la espera prefirieron no contradecir a laopinión de su amiga. Ese día Harry tenía una visita con Luna.

Cuando llego alos terrenos tuvo que presenciar la clase más atípica de todos, Luna estaba conunos estudiantes de cuarto año que la miraban extrañada, mostraba a la curiosaclase unos dibujos de un brazalete, los mismos, según la chica, eran de unaplata finamente labrada y servían para entrenar a ciertas aves mágicas. Segúnla leyenda que conto quien tuviera la posesión de esas joyas contaría con elfavor de animales fantásticos. La chica, como siempre, parecía hablar conentusiasmo convencida de que su verdad era absoluta. Harry sin embargoacostumbrada a las costumbres de su querida amiga prefirió no objetarla comoparecía hacer la mayoría de los alumnos, aunque cuando volvió al castilloguardo hecho un pequeño bollo el papel con el dibujo que Luna le había dado enel baúl. Arrow lo observo extrañada y luego se giro sobre su percha dándole laespalda.

Cuando salió desu habitación Ron y su novia lo esperaban sentados en la mesa, Hermione llegopoco después, un libro de aspecto viejísimo la acompañaba entre los brazos, lodejo en la mesa y levanto una fina capa de polvo.

- Gracias porvenir chicos, he descubierto algo increíble, mirad esto - dijo la chicaemocionada.

- Parece unlibro - dijo Ron, Hermione levanto las cejas a su novio - ¿Más lectura ligera?Cariño. - le sonrió el chico.

- En serio, aveces me pregunto cómo te quiero tanto, en fin - la chica tomo el libro y loabrió en una página marcada por un pergamino mientras le devolvía el libro paraque los demás pudieran verlo.

En la paginaque había marcado la chica se encontraba una foto, aunque amarillenta y viejapor el paso de los años Harry reconoció esa foto, un anciano lo miraba desde aimagen del libro, de su cuello colgaba un colgante que al chico le sonabafamiliar y en su hombro parecía haber una especie de pájaro, aunque no podíadistinguirse debido a que alguien, Harry desconocía si hacía 3 años o 300,había derramado liquido y esa parte estaba borrada. A pie de la foto el chicovio una enorme cantidad de dibujos, triángulos invertidos, aves, círculos, y unmontón de líneas, para él, sin sentido colmaban la página.

 

- Son Runasantiguas - Le dijo la chica respondiendo a Harry - les he pedido reunirme conustedes después de esta hora por que hoy mi clase de observaciones ha sido con BathshebaBabbilng

- ¿Quién? -Preguntaron todos los chicos a la vez

- La señoritaBabbilng, ya saben, la profesora de Runas, he tenido clases con ella durantequinto año. Es una buena mujer aunque ya está muy anciana, no sale mucho delaula - les informo su amiga y ellos asintieron, intentado ver donde queríallegar - el caso es que me he pasado el último mes en la biblioteca intentandodar con la información que encontré en este libro olvidado, desde que fuimos aaquella sala tan extraña, Pude traducir la mayoría del texto - les dijo suamiga - y quería que la profesora me lo corrigiera, y cuando me dio el vistobueno quería comentárselos, es una pena que el libro este tan desgastado, mehubiera gustado traducirlo todo, parece emocionante - les dijo a los demás másemocionada que nunca mientras le entregaba la hoja de pergamino a los chicos.

- Yo si seporque te quiero tanto - le dijo Ron mirando a su chica. Harry le sonreía a suamigo mientras se apresuraba a abrir la hoja que Hermione le entregaba con latraducción de aquellos símbolos.

"El hacedor de sueños

Esta antigua leyenda data del principio delos tiempos, se cree que el Hacedor de Sueños tiene la capacidad de introducire interactuar en los sueños del subconsciente de otras personas con
(parteilegible en el documento original, decía Hermione)
el uso de estashabilidades permiten al Hacedor incluso modificar los datos a su antojo, pudiendoincluso ver la actividad cerebral de una persona en cualquier lugar del mundo,independientemente del sitio donde se encuentre o del plano, También se diceque es el guardián (más partes ilegibles) y capaces de entregar sus poderes (nuevamentefalta información) que escogerá y le dará su favor podrá sentirse libre de lapropia muerte, (faltan varias líneas borradas) señales, el sexto elemento (másausencia de información en el documento original) bastara para poder controlarel poder que emana"

- Vaya, pues noestamos mucho mejor que antes - dijo Ginny un poco más pesimista.

- Bueno, almenos sabemos lo que ocurre,- les dijo el moreno - se que el cristal existe, yparece que ese anciano es el famoso Hacedor de Sueños, escuchad en algunasocasiones he podido ver los sueños de los demás, ¿es imposible saber el restodel contenido Hermione?

- Imposiblecomprobó la chica, las runas son imposibles de leer, además he tardado un mesen traducir ese párrafo - dijo la chica algo molesta por la poca calurosa bienvenidade la información.

- Tienes razón- Dijo Ron - Gracias, intentemos sacarlo nosotros mismos - les dijo.

- Veamos, esimposible que sepamos con que se puede meter en los sueños de los demás, aunquees posible que sea el cristal que Harry lleva en el cuello - razono Ginny ytodos los demás estuvieron de acuerdo.

- El Guardián,¿guardián de qué? - pregunto Harry, peronadie pudo encontrar las respuestas. Siguieron investigando.

- Aquí pareceque hay algo - comenzó Ron - "que escogerá y le dará su favor" Creen que serefiere al Hacedor de Sueños que le entregara el colgante a Harry.

 

- Pero yo meencontré ese colgante - intentó razonar el chico.

- Ya pero puedeque alguien lo haya puesto ahí para que lo encontraras - refutó el pelirrojo.

- Es cierto - agregoGinny - soñaste con ese lugar y con el anciano, me lo has dicho ¿Recuerdas?

- Si, tienesrazón dijo el chico. Bien es posible que la tengas - así que su colgante era elfavor del Hacedor de Sueños pensó el chico.

- Y ¿Qué hay deesto, de las señales?, dijo Ginny, y ¿Cual es el sexto elemento?

- Lo de lasseñales no tengo ni idea, pero el sexto elemento es la oscuridad - DijoHermione con seguridad - Es que antes de llegar aquí me encontré con Laprofesora Slayter en el pasillo y se lo pregunte - les dijo a sus amigos. Quese mostraron conformes.

- Bueno eso noslo deja un poco más claro, quizás no deberíamos preocuparnos por esto, ademáses probable que nada más ocurra - dijo Harry - Gracias por el esfuerzo Hermioneen serio, pero pensar en ello me da dolor de cabeza - dijo el chico y comenzó a hablar de laclase de Rituales que los esperaban a la vuelta de la esquina cuando terminarancon Encantamientos. El resto no tardo en seguir la conversación y pronto el libroantiguo quedo olvidado en le mesa central donde normalmente planeaban lasclases.

-----



N:Autor
Buenas que tal???? Hoy me paso algo muy curioso, me desperte y mi bandeja de entrada habia recibido 28 mensajes nuevos de personas que han dejado comentarios, he estado dos horas respondiendo a todos esos mensajes y la verdad me ha encantado. Quiero agradecerle infinitamente a esas pesonas que lo han hecho, especialmente a quien ha hecho que algunos capitulos hasta ese momento vacios de comentarios dejen de estarlo.

Es posible que este capitulo haya tirado por tierra algunas teorias de algunas/os lectores/as. Hala a seguir machacandose la cabeza con cosas nuevas, y si no sabes de que hablo es por que no tenias esa teoria :P

Bueno eso la parte de agradecimientos, como siempre digo, dejar comentarios que no cuesta nada saber que tal os a parecido el capi, salvo un minuto o dos. y yo con gusto lo respondere cuando lo lea. ademas es una manera de personalizar las dudas que puedan salir con respecto a esto.
Un saludo y nos vemos en "Haloween" evidentemente el titulo sera cambiado como bien saben. los que suelen leer estos pies de historia.
Un saludo a todos

Si no estás registrado por favor deja tu opinión de estahistoria en [email protected] mí es importante y responderé a la mayor brevedad posible. Gracias


Maxhnt

Capitulo 26Haloween

A la semanasiguiente Harry se concentro con sus amigos en preparar la lata de sardinas quetenía en las manos para que lo llevara directamente al pueblo cercano cuandofuera el momento, el tema de ladistancia era sencillo pues era un destino cercano, el problema era entraspasar suficiente poder mágico para que este se activara en un momentoconcreto y pudiera transportarlo, Harry tenía que calcular la distancia y conuna serie de formulas establecer el momento exacto para que el encantamiento seactivara. Al final del cuarto día supuso que lo había logrado. Consulto lasnotas de Hermione que tenían los mismos resultados que él y para él fuesuficiente prueba, el traslador funcionaria como tenía que hacerlo. Se sintiófeliz por ello. Los números de Ron representaban algunos problemas la noche deljueves, pero misteriosamente el viernes por la mañana estaban resueltos, Harrysupuso que la novia del chico, que había abandonado su habitación hace días aligual que Ginny la suya, había tenido que ver en el cambio favorable de losresultados del pelirrojo.

 

Ginny en cambiofue la última en terminar de crear un traslador en la bota que tenía, no porfalta de cualidades de las cuales estaba sobrada sino por el hecho de que carecíade tiempo, por un lado tenía las actividades académicas, por otro las presionesque suponía el diseño de los horarios y actividades de los chicos, quebásicamente era hacer el trabajo de los tres juntos, aunque los tres intentabanrequerirla lo menos posible en ese sentido, finalmente las obligaciones en elequipo aunque feliz la agobiaban, el equipo trabajaba lo mejor posible dado quesolo podían entrenar solo un día a la semana, la chica había intentado crear unsegundo día pero consultando sus horarios comprendió que era imposible, detodos modos el equipo hacia sesiones breves de entrenamiento los domingos queVictorie coordinaba en ausencia de Ginny. El equipo en grandes rasgos erabueno, su mayor punto a favor eran el trío de cazadoras la combinación de estasera prácticamente imparable, pronto se vio que la manera de jugar de Victorieera perfecta y manejaba a las cazadoras con absoluta precisión, sus pases eranmilimétricos y la fuerza de tiro que carecía era compensada por Romilda,Katrina manejaba los vuelos rápidos cada vez mejor y sus disparos eran buenos ycerteros. El guardián del equipo no era del todo malo, podía defender los arossin demasiadas complicaciones aunque había algunas jugadas que a Ginny le parecíantontas que el chico dejaba colarse, la propia pelirroja no era mala, elproblema es que estaba acostumbrada a su antigua escoba, la saeta que habíapertenecido a Harry en cambio era distinta, estaba acostumbrada a viajar depaquete mientras Harry era el que la dirigía, tener la dirección absoluta deesa maravilla era algo que Ginny intentaba controlar a diario, apenas contocarla aceleraba, los movimientos eran precisos y los giros milimétricos, eraalgo a lo que no estaba acostumbrada, pero le sobraban habilidades para estaren el puesto de los 150 puntos. Sin embargo el punto más flaco del equipo eranlos golpeadores, aunque no carecían de ilusión si lo hacían de talento.Entrenaban duro y sus mejoras eran notables, sin embargo la chica tenía claroque no poseían la habilidad necesaria para enfrentarse al otro equipo enigualdad de condiciones. Y el primer partido programado para los primeros díasde noviembre contra los hurones estaba cada vez más cerca.

Harry sabía queella ganaría, sabía que tenía la habilidad necesaria, y las cazadoras eran lasmejores, sin embargo el tenía otra cosa en mente, desde que Hermione hubierahablado con ellos la semana anterior el moreno cambio rápidamente el tema, sinembargo no dejaba de pensar en la nota que había sacado del libro, esa noche,cuando los demás se habían ido a dormir y Ginny se estaba duchando después dedar una vuelta con la escoba para intentar acostumbrarse a ella, Harry abrió ellibro que había traído Hermione en la primera pagina, su fecha de publicaciónconfirmo lo que el chico pensaba, era del siglo XV, comenzó a pensar en lolongevo que podía ser el anciano que creían que era el Hacedor de Sueños, latraducción de Hermione hablaba de engañar a la muerte, comenzó a pensar que lapropia muerte no podía darle caza al anciano conservando este una naturalezainmortal. También hablaban de un último elemento, durante su próxima clase seintentaría quedar con la profesora Cristine Slayter unos minutos para hablar del tema. Suspensamientos fueron interrumpidos por una chica que salía del cuarto de baño yse metía a su habitación tras saludarlo. A su chica no le iba a gustar esareunión se dijo Harry. Un minuto después entraba en su habitación. La pelirrojaya estaba dormida. Una breve caricia hizo que se acomodara, una mata de cabellorojizo caía como una cortina por la almohada del chico. Le encantaba verla tantranquila.

 

La siguientesemana era la última de octubre, los nervios de la pelirroja estaban a flor depiel, el martes por la mañana el chicono presto demasiada atención a su clase, se dedico simplemente a repasar lo queya habían visto, La pequeña Lucy Swan miraba a Harry extrañada de que suprofesor se comportara de una manera tan extraña, la pequeña había desarrolladoun afecto especial hacia su profesor de admirado respeto, cuando la clasetermino se quedo unos momentos rezagada diciéndole a sus amigas que semarcharan sin ella.

- Profesor -comenzó tímidamente la niña - ¿Le ocurre algo?

- No - dijo elchico sorprendiéndose de que alguien siguiera en el aula- No te preocupes - ledijo el chico mirando a la niña por primera vez.

- Esta ustedmuy raro, normalmente sus clases son estupendas, pero la de hoy
bueno noparecía que estuviese aquí.

- No tepreocupes Lucy - Le dijo el chico sorprendiéndose de la inteligencia de la niña- tengo que resolver algunas cosas. Es todo.

- ¿Puedoayudarle? - le dijo la niña recuperando la sonrisa después de comprobar queHarry recordara su nombre - Soy muy buena, ya se crear fuego, no hay insectoque se me resista, y el profesor Flitwick nos acaba de enseñar a levitarobjetos - dijo la chica entusiasmada agitando la varita, un jarrón que había ensu dirección se hizo añicos - Lo siento - agregó la pequeña mientras volvía aguardarse su varita.

- No tepreocupes Lucy, la semana que viene volveré a ser el mismo profesor que conoces- le dijo el chico, la pequeña, cabizbaja se dirigió a la puerta, Harry lopensó un momento y agregó - Pero te prometo que si tengo que enfrentarme aalguna araña serás a la primera que llame - la chica volvió a sonreír y salió en pos de sus amigas.

- ¿Ligandoseñor Potter? - Harry se giro y vio a su pelirroja que bajaba de la sala delfondo por la escalera lateral - Tu cuadro de actividades para los de segundo ytercero - le dijo la chica entregándole un cuadro con horarios y notas, ycuando estuvo a suficiente distancia lo beso, rápida y fugazmente, Harry lonecesitaba - Felicidades, he llegado a la conclusión que serias un padreestupendo - le dijo la chica, después se retiro del aula mientras el chico laobservaba marcharse.

Las clases desegundo y de tercero no fueron mejores, y ellos sí que se veían afectados,después de la demostración del duelo que habían presenciado y de la clasesublime que habían tenido sobre patronus ver a Harry tan ausente no era algoque esperaban. Ambos grupos se lo hicieron notar, y este les respondió que nose encontraba muy bien ese día. Victorie al igual que Lucy se quedo un poco mássolo para brindarle apoyo al chico, mientras sus amigas la esperaban fuera.

 

En la clasesiguiente que era la que Harry estaba esperando no pudo concentrarse para nada,su cabeza estaba en otro lado, fue derrotado en un santiamén por Ivan, losescudos no funcionaron cuando Alex le ataco, y los destellos que Luna provocabacon sus manos lo cegaron durante unos cuantos minutos debido a que no pudodesaparecerse a tiempo. Al final de la clase Harry le dijo a los demás que semarcharan y que luego les daría alcance, las demás parejas pensando que queríandisculparse por su ineptitud en esa clase no pusieron problema, Ginny era másreticente pero cerró la fila de alumnos que se marchaban de la sala de losmenesteres.

- Profesora ¿Podríahablar con usted un momento? - le dijo el chico.

- Ho Harry -parecía sorprendida, miro a su alrededor unos segundos y cuando compendio queno había nadie se relajo un poco, se sentó en la mesa cruzando sus piernas yclavando la vista en Harry - La clase ha acabado, pero la compañía se agradece,¿Qué puedo hacer por ti?

- Vera, es quetengo una duda, ¿Podría hablarme del elemento de la Oscuridad, el sexto? - lepregunto el chico directamente.

Bueno, yo
- lamujer que había comprendido la verdadera naturaleza del retraso del chico supuso en pie - ¿Por qué quieres saberlo? - le pregunto.

- Es que vera
he encontrado un documento
- comenzó el chico.

- Hermione -dijo la profesora escuetamente, y el chico asintió - Veras Harry, como bien tehe dicho antes existen cinco elementos y varios subtipos que veremos másadelante, te diré que estos se forman con la unión de dos de esos elementos, laelectricidad por ejemplo se trata de manejar las neuronas de la otra persona,como los desmemorizadores, son una mezcla de Luz y fuego, ¿Entiendes esto? -

- Dos elementosforman un tercero, entendido - resumió Harry.

- Bien, sin embargohay un elemento que los engloba a todos, aunque solo se trata de una leyenda,se conoce que existía una hechicera que hacia crecer bosques en lugaresimposibles como la cima de volcanes, creaba luces en los agujeros negros, yhacia brotar vida donde solo existía muerte e incluso tenía control sobre eltiempo mismo, su nombre en mi tierra es conocido por todos como Stardust, setrata de un cuento popular que utilizan las madres para hacer que sus hijoscoman verduras con cosas como "Stardust vendrá y te usara en sus experimentossi no te comes el brócoli" - Sonrió Cristine.

- Algo así comoel hombre del saco - dijo el chico.

- ¿Quién? -pregunto extrañada la chica

- Nadie, no tepreocupes, continua por favor - Harry pensó que no tenía sentido explicarlealgo así.

- Como sea, laverdadera leyenda es mucho más compleja, se dice que el mundo mágico estabadominado por los elementos al principio de los tiempos, Stardust era el sextomiembro de un círculo, que incluía a los otros cinco y juntos se encargaban deque todo funcionase en armonía. Agua se encargaba de hacer del planeta un lugardonde la vida pudiera existir, Tierra se mantendría en un lugar estable paraque pudiese existir los humanos sobre ella, Aire entraría en el cuerpo de losseres manteniéndolos vivos, Luz permitiría iluminar la tierra para que lavegetación pudiera alimentar a los seres vivos. Y Stardust se encargaría decoordinar el tiempo y viajar para que todo funcionara a la perfección. Losanteriores estuvieron de acuerdo y cedieron sus poderes a ella. Sin embargoFuego tenía un problema, todo lo que tocaba lo destruía, su carencia deautocontrol e inseguridad hizo que durante un tiempo este se alejara del grupo

 


Sin embargola tierra era fría, cuando Agua se mezclaba con Aire esta se endureció ycomenzó a morir, el resto de los elementos comprendieron que la culpa era delfrio, que se generaba entre ambos, la única manera de salvarlo entonces erabuscar a su hermano, lo buscaron en el cielo y en las entrañas de la tierrapero no dieron con el


Fuego, sinembargo, observo como el resto de elementos lo buscaba sin cansancio, y connuevos sentimientos de sentirse aceptado volvió donde ellos, al decirles lo queocurría este accedió a ayudarlos sin vacilación, sin embargo al acercarse alcuerpo endurecido de Agua, este comenzó a desaparecer provocando humo, si bienle estaba salvando la vida de morir congelado lo estaba matando al calcinarlo,Fuego retrocedió confundido temiendo por su hermano, y fue cuando a Stardust sele ocurrió una idea, ataco a Fuego. Este con algunas heridas no era tanpoderoso como antes, y su temperatura era más soportable. Intento nuevamente ira donde su hermano y este recupero la forma líquida de antaño salvándolo sinproblemas gracias a la intervención de Stardust, fue entonces como Fuegodecidió prestarle también su poder y fue así como la sexta hermana consiguióque todos le brindaran parte de sus habilidades. Fuego por otra parte decidióacercarse o alejarse de la tierra según la necesidad de calor de esta


Desdeentonces Stardust se le conoce como "Oscuridad" por ser la unión de todos losdemás poderes, y viaja por el mundo coordinando a sus demás hermanos para quesu trabajo siga siendo tan perfecto como el primer día - Concluyó la profesora.

- Gracias porcontarme la historia, Profesora -

- Por Merlín,Harry soy solo dos años mayor que tu, deja de llamarme profesora, me llamoCristine - salto la chica - de todos modos es solo una leyenda, lo cierto esque no creo siquiera que exista nada de lo que te estoy contando - le dijo lachica - la verdad es que se hace algo tarde, imagino que te están esperando, yyo tengo hambre - le dijo la chica - hasta la semana que viene Harry, esperoque la próxima vez que quieras quedarte a solas conmigo sea para algo más quecontar viejas historias de campamento -dijo marchándose del aula. Harry lasiguió unos minutos después.

Se le unió asus amigos unos minutos después, les conto la historia, la verdad era que Harrycreía que no tenía mucho sentido saberla, al fin y al cabo era solo unahistoria que se usaba para crear miedo en los niños, aunque había que admitirque tenía su encanto. Los demás estaban de acuerdo con la opinión de Harry y nole prestaron mayor atención. Sin embargo el chico se tranquilizo un poco, si,existía un sexto elemento.

El resto de lasemana trascurrió sin incidentes, si no se menciona el hecho de que Ladirectora llamo la atención de Harry por lo poco centrado que parecía en susclases esa semana, y después de que prometiera que no volvería a ocurrir latranquilizo un poco.

La víspera deHaloween el colegio como siempre había sido adornado con los acostumbradosadornos, miles de calabazas giraban en su propio eje riendo, Pevees elpoltersgeist parecía disfrutar sobremanera asustando a los más pequeños, losveteranos en cambio estaban acostumbrados a sus trastadas y simplemente no leprestaban excesiva atención, Harry pensó que lo echaría de menos el día quetuviera que retirarse, la vida sin Pevees cantando canciones obscenas no seríala misma. Filch en cambio estaba a punto de explotar, parecía que su guerra conel poltergeist jamás llegaría a una tregua, intento pensar que también echaríade menos al conserje pero era imposible.

 

Poco antes decaer la noche, los estudiantes fueron a buscar los artículos a la sala común, ylos cuatro chicos al despacho, si eso resultaba correctamente aprobarían elproyecto de Encantamientos y con ello su asignatura, si bien los chicos estabanexentos de ese examen querían hacerlo correctamente por honor al profesor quelos había divertido y acompañado tanto todos esos años, ya que esa sería laúltima clase con el profesor Flitwick. La asignatura de "Rituales" seriaimpartida por otro profesor.

Faltaban unospocos segundos para que la lata de sardinas que Harry llevaba en las manos seactivara, miro a su lado, Ginny sujetaba una bota remendada y vieja decaballero con ambas manos mientras le sonreía a su chico. Hermione se aferrabaa un vaso de plástico descartable, y no le hizo falta ver a Ron a su espaldaque portaba un paraguas roto mientras simulaba cantar. Un gancho tiro de suestomago con la ya acostumbrada sensación. Pronto aterrizaría y le pediría aRosmerta unas cervezas de mantequilla para festejarlo.

Aterrizo en unsitio húmedo, delante de él había una abertura, llovía a cantaros, se giro ysolo vio oscuridad, era evidente que no era la calle principal de Hogsmeade. Enun primer momento pensó que había fallado, pero no podía ser, su lata desardinas y el vaso de plástico de Hermione eran idénticos, mágicamentehablando, En el pasado había tenido una experiencia fatal con un trasladortrucado, sin pensarlo dos veces saco su varita y la levanto dispuesto a atacar.

- Baja esochico, no quiero matarte y soy demasiado poderoso y demasiado viejo paraenfrentarme a ti - le dijo una voz conocida detrás de él. Se giro temiendo loque pudiera encontrar. Un hombre muy anciano le sonrió.

- Usted - DijoHarry, mientras bajaba la varita.

-----

Bueno, Hoy Beldandy estaba conmigo y omo buena musa me obligo a currarme dos capitulos el mismo, dia, espero que lo disfruten y dejen comentarios y esas cosas que tanto se agradecen.

Un saludo a todos y hasta la proxima.

Si no estás registrado por favor deja tu opinión de estahistoria en [email protected] mí es importante y responderé a la mayor brevedad posible. Gracias

Se admiten apuestas sobre quien es "usted" :P


Capitulo 27 Elnuevo Trol

Harry intentorecapitular lo que había ocurrido, su traslador había funcionado, sin embargose encontraba solo, ninguno de sus amigos se encontraba con él, intento pensarque notarían su ausencia y se preocuparían, lo buscarían. El cristal apareciódebajo de su túnica, lo sentía en el pecho y comenzó a brillar incluso se veíael pequeño resplandor por debajo de la camisa.

- Olvídalochico - le dijo el anciano - mientras estés en este lugar el tiempo notrascurre en tu mundo, nadie te echara de menos porque nadie notara nunca queno estás.

Su sonrisa no desaparecía,sin embargo su comentario parecía demostrar la extraña cualidad de leer lamente al chico, la posibilidad de una coincidencia Harry la veía inverosímil y echabapor tierra la única posibilidad del joven mago de que lo echaran en falta.Intento despejar sus dudas una por una. Unos segundos después descubrió que laposibilidad de que el anciano que lo contemplaba en silencio pudiera leer suspensamientos no era lo único en la escena que no disponía de realismo. Dio unoscuantos pasos hacia la abertura de lo que parecía ser una cueva. Lo que vio lodejo sin aliento, el cielo entero se extendía ante él, rayos y truenos resobanen la distancia emitiendo luces que le permitían ver el mar de nubes que semostraba ante sus ojos. Era hermoso a la par que sobrecogedor, la tierra seacababa un poco más adelante, el chico bajo la mirada pero no pudo distinguirnada, la niebla y las, Harry supuso, nubes le hacían imposible descubrir sidebajo se encontraba más tierra a pocos centímetros o estaban suspendidos en elaire a varios kilómetros del suelo.

 

- ¿Dóndeestamos? - Le pregunto el chico, ese lugar le extrañaba incluso más que lascircunstancias del porque estaba allí.

- Digamossimplemente que es un lugar al que he venido frecuentemente en los últimosmeses - dijo el viejo, Harry se esperaba algo así, parecía tener especialdominio sobre las evasivas. Comenzaba aasumir que no estaba en peligro inminente, esa idea le tranquilizo ese sujetoparecía emanar poder, Harry supo que, en un duelo estaría muerto incluso antesde que él levantara la varita.

- Ha estado enmis sueños - Atacó Harry, ya le había mencionado esa cuestión en su primerencuentro pero no pudo evitar volver a hacerlo.

- Me consideroculpable - le dijo el anciano - era la única manera que tenía de conocertejoven mago - le dijo en anciano - tengo que admitir que me he llevado algunassorpresas interesantes.

- ¿Es usted elHacedor de Sueños? - Tenía esa pregunta desde hacía meses.

- Veo que hasestado investigando - corroboró el anciano - lo que me lleva al motivo por elcual estas aquí, uno de los poderes, como creo que sabes es conceder lainmortalidad y curar cualquier tipo de enfermedad ¿Si lo deseas puedesescucharme? - Harry se quedo callado y el viejo continuo hablando - tu batallaen el pasado no ha pasado desapercibida joven mago


Sin embargo unade nuestras hijas esta cegada de poder, su hora tendría que haber llegado hacetiempo pero su cuerpo ha sobrevivido aunque su alma ha muerto en ese acto, lapaz no estará completa hasta que deje de existir en este mundo
- realizo unapausa mientras parecía tomar aire, para continuar con algo que Harry no seesperaba - Curioso sentimiento el amor - le dijo - incluso puede prolongar lavida más allá de tu momento buscando venganza. Es necesario que extremes las precaucionesjoven mago, puede pasar en cualquier momento. Y no es recomendable que en esemomento estés solo.- Concluyó el anciano.

- Nunca estoysolo - le dijo Harry a la defensiva.

- Es cierto -le dijo el hombre - sin embargo ahora no veo a nadie contigo, y como te hedicho ellos notaran solo un retraso de incluso menos de un segundo cuando temarches de aquí. Sin embargo quizás prefieras extender un poco más el poder quetienes y no limitarte a estudiar los sueños de tu joven compañera - le sonrió -su potencial es enorme, y sería bueno que estés listo para poder usarlocorrectamente cuando llegue el momento. Nuestra conversación ha terminado. Tedevuelvo tu articulo - dijo mientras le entregaba la lata a Harry - Ahora Jovenmago vuelve con los tuyos, considérate a sabiendas de que tienes mi favor paracombatirla.

 

Harry no pudodecir nada, un anzuelo lo empujo en la base del ombligo hacia arriba. Unsegundo más tarde caía de bruces en una colina, a lo lejos se veía la siluetade la casa más embrujada de Gran Bretaña, la casa de los gritos. Escucho risasestridentes a su izquierda, Harry se levanto deprisa preparado para luchar perosolo era su mejor amigo que se reía del brusco aterrizaje de Harry. Hermione caíalentamente levitando a su lado, Ginny llego un segundo después corriendo desdeuna arboleda a pocos metros de allí. Estaba en Hogsmeade con los suyos.

Intentorecuperar la compostura, sin saber muy bien si había pasado o no, una ligerapresión sobre su pecho le indico que el cristal seguía ahí, se había apagadopero su tacto le confirmo que lo que había vivido era tan real como la chicapelirroja que lo abrazaba en ese momento feliz de haberlo conseguido.

Algunas semanasatrás había tenido una reunión con McGonagall donde recordaban el trol que habíaentrado en Hogwarts el primer año en Haloween, El chico echó de menos al trol,pensó que sería preferible al asunto que se le abría entre manos.

Juntos, con suscompañeros caminaron al pueblo, en dirección al pub donde lo celebrarían, Harryprefirió no decirle nada a sus amigos, ese día no, Ese día era motivo para festejar su triunfo enencantamientos, se guardo la varita en el bolsillo y se unió a las risas de Hermionemientras el novio de la chica imitaba aquella película muggle cantando mientrassacudía su traslador-paraguas. Desafinaba mucho.

------


N/a: Vale no me maten, se que no los tengo acostumbrados a capitulos tan cortos, pero era uno de esos eslabones nesesarios, prometo afinar en lo que respecta a este.

Bueno lo dicho siempre, comentarios, reviews, piedras, vociferadore y/o propuestas de matrimonio son bien recibidas, y me esforzare en responderlas a todas

Si no estás registrado por favor deja tu opinión de estahistoria en [email protected] mí es importante y responderé a la mayor brevedad posible. Gracias

Un saludo y noss vemos en el siguiente capitulo que prefiero no decir como se llamara

Capitulo 28 LechuzasMensajeras

Tal como elchico había supuesto, los demás compañeros y el pequeño profesor los esperaba enel pub, tras recibir, y dar las cordiales felicitaciones a todos y entre risasy bromas entraron al local. La camarera, la señora Rosmerta, los recibióafectuosamente a todos, le dedicó un saludo particularmente afectuoso a Harry ylos demás, Ginny no pudo evitar echarse a reír cuando la chica que atendía elpub abrazo a Ron con fuerza, no por el chico, si no por la cara que puso sumejor amiga al ver que la rubia camarera no se separaba del pelirrojo, Harryreaccionó justo a tiempo antes de que su amiga atacara a la camarera pidiendouna ronda de cervezas para todos, propuesta que fue coreada con alegría por losdemás. Dentro del Pub saludaron a Hagrid que según él se estaba tomando undescanso del bosque, la reforestación marchaba de maravillas, los chicos lodejaron en paz debido, sobre todo al aroma a alcohol que despedía cuando hablaba.La camarera los guio hasta un reservado donde solo estaban ellos.

 

Pasadas un parde horas y gracias, en parte, a algunascopas de whisky de fuego que se habían colado misteriosamente en el pedido decervezas de mantequilla la fiesta se animo un poco más. Algunos estudiantescomenzaron a mover el esqueleto entre las mesas siguiendo el ritmo de unamúsica que, aparentemente, solo escuchaban en sus cabezas; cuando el profesorFlitwick vio esto le causo gracia, pero a un movimiento de su varita una tonadacomenzó a sonar de fondo, al principio una suave melodía de las brujas deMcBeth que se hizo un poco más rápida a medida que los acordes pasaban. A lamitad de la pieza incluso el pequeño profesor saco a bailar a alguna de lasalumnas que tenía más cerca. Tanto Ginny como Hermione se apuntaron encantadasa darle esa alegría al profesor. Según le había dicho a Harry Luna a la semanasiguiente seria el turno de la casa de Ravenclaw y Slytherin por lo que supusoque la rubia también estaría encantada de estar bailando como lo hacía Hermioneen ese momento. Un momento después de terminar el baile con la novia delpelirrojo el profesor le cogió la cintura por la espalda a una desprevenidachica de Hufflepuff, la música como previendo lo que el profesor deseaba unamúsica más acorde comenzó a sonar, la chica adivino sus pensamientos y selibero del profesor e inmediatamente le cogió de la cintura y se puso detrás,otro chico se le puso detrás de esta, en pocos segundos una fila recorría todala habitación que era encabezada por aquel profesor, este era su regalo dedespedida. Salieron del bar bailando al compas de una música que ya habíadejado de sonar, pero el ambiente era de fiesta. Poco a poco rompieron filas yse dirigieron al castillo, Harry sabía que no olvidaría esa celebración envarios meses. Los demás secundaron el pensamiento del chico con afirmaciones yrisas mientras se abrazaban y hacían el tonto subiendo la pendiente que losllevaba al castillo.

Pasados elclima de la fiesta de los primeros días Harry prefirió reservarse lainformación que él sabía por unos días más, a fin de esa semana sería el primerpartido de la temporada y no era recomendable sumar a las presiones de su noviauna cosa más. El lunes no hubo prácticamente ningún inconveniente, pero lasreservas del chico se hicieron realidad al día siguiente, La chica se quedodormida, escusada probablemente porque a las 5 de la madrugada aun seencontraba murmurando jugadas a su lado mientras pensaba que su chico estabadormido. Harry decidió no despertarla en toda la mañana.

Las clases,como se lo había prometido a Lucy que la miraba expectante desde la primerafila, habían retomado el curso normal, su conversación con aquel anciano nopodía empañar su trabajo y así lo estaba demostrando, los más jóvenes yatrabajan juntos sin ningún problema de niveles era imposible distinguir quienhabía crecido en una familia de magos y quien no, ese era el principal objetivoque se había planteado Harry para ese grupo de jóvenes cuando entregara eltestigo a Hermione a fin del mes siguiente, decidieron de común acuerdo que elprimer cambio se daría en las vacaciones de navidad, después de volver la chicase quedaría con los más pequeños y el pasaría a los que ahora mismo tenía Ron.Observo a Lucy tras hacerle una pregunta sobre distintas maneras de saber sialguien es o no un vampiro, y después de premiarla con 5 puntos para su casapor la respuesta con comas y puntos se pregunto si en enero Hermione también veríaun reflejo de ella misma como lo hacia él. La clase de segundo también mejoraba notablemente, las chispas de losalumnos menos aventajados pronto se convirtieron en rollos de luz y Harry pudocomenzar a explicarles como hacer escudos, básicos, apenas si podían contenerhechizos sencillos. Pero estaban respondiendo bien. Se le cruzo brevemente laidea de un profesor que se preocupaba más por su imagen y por alimentar su egoque por la habilidad a la hora de dar clases, y se le paso fugazmente por lacabeza que había logrado más en dos meses con esos chicos, gracias a lainestimable ayuda de Ginny que eran sus manos invisibles en esas clases, que loque Harry había aprendido con Gilderoy Lockhart en su segundo año. En lasiguiente clase en cambio, era imposible hacer esa comparativa, Harry recordabaa su profesor de tercero con un cariño especial, el joven licántropo le habíaenseñado a Harry mucho de lo que sabía y su pasión por esa asignatura, y la vozde la cordura de los merodeadores se había convertido rápidamente en un granamigo, no había día que no lamentara su muerte, se prometió a si mismoescribirle a la señora Tonks para enviarle saludos a su ahijado. Pero era porel recuerdo del profesor que era con esa clase donde ponía más interés, susclases eran cada vez más espectaculares, Harry les mostraba hechizos queprobablemente no habían hecho nunca, y los chicos lo practicaban con ahínco.Victorie era una de las que más interés ponía, desde la conversación con Harryen las gradas era una de las alumnas más aplicadas, sin demasiado éxito, yaunque Harry le dijo que no hacia falta había intentado hacer un patronus, peroel agotamiento era excesivo y no pudo terminar el hechizo, Harry, que estaba enfrente, pudo ver que la imagen estaba cobrando fuerza y si la chica no hubieraroto el hechizo es probable que lo hubiera logrado. También se apunto en lamemoria hablar con ella después de su primer partido. Cuando termino la claseel chico se acerco a la chica para desearle suerte, la chica se sonrojo un pocopero se marcho enseguida del aula agradeciéndole a su profesor los ánimos.

 

Volvió a suhabitación, la chica continuaba dormida, Arrow la miraba desde su percha conexpresión perpleja, observo a Harry e inmediatamente levanto el vuelo para posarseen su hombro. A Harry le gustaba que hiciera eso, parecía que sabíaperfectamente cuando podía serle útil, Recogió un pergamino y escribió:

"Estimada señora Tonks.

¿Cómo esta? Siento mucho haberme retrasadotanto en escribir, pero es que las clases, las mías y las que doy, si soyprofesor, no me permiten mucho tiempo. Por el resto me encuentro perfectamente.

Por favor no dude en contar conmigo o con eloro que hay en mi cámara de Gringotts (actualmente lo administra Bill Weasley)por cualquier cosa que necesiten, usted o el pequeño Ted, Me encantaría ir avisitarle si lo cree oportuno para las próximas vacaciones de navidad que escuando podremos salir del colegio.

Sin más reciba mi más cordial saludo y otroal pequeñín.

Harry"

Harry recogióuno de los sobres que tenía en el vestíbulo, escribió su dirección y la levantoun poco con el brazo, Arrow la cogió con el pico y salió veloz por la ventana,Harry la vio partir hasta que esta se perdió de vista unos segundos después.

 

La chicadespertó poco tiempo después y Harry le ofreció ir a dar una vuelta con laescoba ella accedió y el chico pudo comprobar que su control sobre la saeta defuego había mejorado notablemente. Y aunque silenciosa y reservada, la chicaseguía correspondiendo los abrazos y los besos que el chico le trasmitía, perocuando él creía que el chico no la veía incluso temblaba de nervios.

Cuando estabancomiendo en el gran salón el día antes del partido una bandada de lechuzasentro en la habitación desde las ventanas, Harry pudo apreciar una mancha negraque se dirigía a él esquivando el mar de plumas de las demás lechuzas, Arrowfreno con una enorme agilidad justo delante de Harry extendiendo las alas,sacando varios suspiros en el proceso de las chicas que se sentaban alrededor, ycomo acostumbraba a hacer se poso en el hombro del chico, abrió el pico, y dejocaer un sobre en las manos de Harry, inmediatamente después desplego las alasnuevamente y salió volando fuera del comedor. Pasada la expectación de Arrowvolvieron a bajar la vista a la mesa, una lechuza esperaba el pago delperiódico que le había traído a Hermione, esta se disculpo y el ave salióvolando ofendida, Ron y Ginny también tenían una lechuza delante de ellos,Errol esperaba delante de ambos hermanos a que alguno de los dos le desatara dela pata la carta que llevaba, Ron la desato y Errol salió volando buscando a lalechuza del Profeta, con una actitud muy similar a esta. Parecía ser que elespectáculo aéreo proporcionado por la oscura lechuza no había agradado alresto de animales. Harry observo la carta que aun estaba en sus manos y la abrióqueriendo ver las noticias que tendría de su ahijado. Unas fotos donde unamujer estaba sujetando un pequeño bebe le saludan desde dentro del marcomientras el pequeño movía sus manitas. Desdoblo la carta

"Querido Harry

Quiero agradecerte el gesto de tu cámara deseguridad, espero que no te importe que recoja algunas monedas para costearparte del cuidado del pequeño, es hermoso, te envío junto con esta cartaalgunas fotos para que puedas contemplarlo por ti mismo.

Por supuesto que me encantaría que vinierasa visitarnos, la invitación también se extiende a tus amigos por supuesto,estoy segura de que Ted se alegrara de que le hagas visitas.

No te preocupes por los tiempos, he sabidopor la directora de los puestos que están ocupando y quisiera darte mi mássentida enhorabuena, estoy segura que mi yerno se hubiera alegrado tanto comoyo.

Quisiera aprovechar para comentarte algo muycurioso que me ocurrió cuando recibí tu carta, la lechuza, preciosa por cierto,que me la entrego después de hacerlo subió volando a mi habitación, cogió unapluma con el pico volvió a mi cabeza y me la dejo caer en la mano, es como sisupiera que requería una respuesta, pero lo máximo que he visto hacer a unalechuza es picar el dedo del destinatario, me pareció un hecho de lo másinteresante.

Bueno te dejo que seguramente tendrás muchoque hacer, siempre es un placer tener noticias tuyas.

Un saludo

Dora"

Harry se guardola carta en el bolsillo de la túnica, desde luego a Arrow le gustaba destacar,pensó el chico. Miro a Ron que parecía exultante, le miro a los ojos y por unbreve momento le recordó la cara de idiota que había puesto cuando en sextoRomilda lo había envenenado con un filtro de amor. Ginny le cogió la carta a suhermano y la leyó, un momento después puso una cara muy similar a la del chico,solo que a ella le favorecía, la hacía verse soñadora.

 

- ¿Se puedesaber que os pasa? - se le adelanto Hermione preguntándole a los hermanos, portoda respuesta Ginny le entrego la carta que tenía en las manos, Harry se apresuroy se coloco detrás de su hombro para poder leerla juntos.

"QueridísimosHermanos,

Me complacemuchísimo traeros estas noticias y es que esperamos para finales de abril oprincipios de mayo que nuestra familia gane un nuevo miembro pues una nueva brujaviene de camino. Por favor extender la noticia a Hermione y Harry de que Fleur estáembarazada.

Os quieremuchísimo

Vuestrohermano,

Bill"

- Seremos tíos- les dijo Ron aun sonriendo, Tanto Hermione como Harry se apresuraron afelicitar a sus parejas y amigos.

- Lo sabía -dijo Hermione sorprendiendo a todos - ¿No os acordáis? En una de las últimasreuniones Fleur no paraba de comer - les dijo la chica como queriendo deciralgo obvio.

- Pensé quetenía hambre - señalo el pelirrojo

- Anda, venaquí, que se hace tarde - le dijo Hermione intentando tapar el comentario de sunovio, ni siquiera Harry podía cubrirlo en esas circunstancias.

Esa noche lasnoticias de Bill acerca del embarazo de Fleur taparon los nervios que Ginysentía, sin embargo Harry se despertó a la mitad de la noche para ir alservicio, y observo que su chica se movía intranquila, unos ojos azules lomiraban intrigados desde la percha de Arrow. Cuando volvió observo por unmomento a su chica, y se miro al pecho, el cristal no había desaparecido enningún momento desde el fin de semana anterior. Comenzó a pensar que ya nuncase desvanecería, sin embargo se mostraba apagado. Recordó las investigacionesde Hermione que aun seguían en la mesa e intento probar algo, si todo marchabacomo él creía podría cambiar el sueño de su novia por algo más tranquilo que lepermitiera dormir, si no funcionaba como creía vería lo que ella soñaba, oquizás ni siquiera eso, prefirió intentarlo, se acerco a su chica, y le rozó lafrente, el efecto fue tan instantáneo que confundió al muchacho, la última vezle había costado varios intentos. Se concentro en la situación.

Se encontrabaen la grada del campo de quidditch, prácticamentetodo estaba salpicado de los colores amarillo y negro, observo el marcador,"Gryffindor 20 - Hufflepuff 360" sin embargo el partido continuaba, pronto elmarcador cambio a 370. El buscador de los tejones se lanzaba en picado y Ginny,con la esperanza de que la diferencia no fuera tan drástica lo seguía, seestrello contra el suelo víctima del amago de Wronsky, se levantó y recogió suescoba el marcador volvió a cambiar a 380 por una jugada de los cazadores, perocuando Ginny termino de pasar la pierna por la escoba, el pitido final de laseñora Hoch marcaba el final del partido, Justin Amber, sujetaba la pelotadorada mientras volaba en círculos encima de Ginny. El marcador final anunciabael penoso letrero de Gryffindor 20 - Hufflepuff 530"

Harry suspiro,y la escena volvió a comenzar desde el principio con el marcador favorable a laotra casa a 360, se quedo hasta el final de la escena, que volvió a repetirseuna vez más. Esta vez el chico estaba preparado, se dejo guiar por el propio instinto,parecía que había hecho eso toda su vida, levanto una mano y susurro, "esto nodebería ser así" volvió a abrir los ojos, el campo entero rebosaba con leonesdorados y banderas escarlatas. Vio el marcador que reflejaba el mismoresultado, volvió a cerrar los ojos y los abrió otra vez, "Ahora se leía"Gryffindor 290 - Hufflepuff 110" Harry volvió al partido, su chica se lanzabaal vacio persiguiendo a Amber en plena caída Harry parpadeo, solo una decimamás lento de lo que hubiera sido normal, Ginny frenaba mientras que Justin sedesplomaba sobre el suelo, apenas unos segundos después la chica sujetaba confuerza la pequeña pelota dorada, mientras Victorie después de marcar dos tantoscasi seguidos guiaba a las cazadores al encuentro de su capitana paraabrazarla. Harry volvió la vista al marcador "Gryffindor 460 - Hufflepuff 120"El chico dio un paso atrás, y unos ojos azules le observaban desde la percha desu lechuza, Su novia se encontraba quieta, abrazaba la almohada de Harrymientras sonreía.

 

- Lo harásbien. Pequeña - le dijo Harry antes de volver a su sitio a su lado y quedarsedormido.

Al díasiguiente se respiraba el típico aire previo al partido de quidditch, laemoción se palpaba en el aire. Durante el desayuno la mitad del colegio estabacon cada equipo, los alumnos de Ravenclaw apoyaban a Gryffindor, los deSlytherin en cambio reconocían a Hufflepuff como el equipo más débil lo quesignificaba que si ellos ganaban Gryffindor las tendría difícil para cuandotuvieran que enfrentarse a ellos a fin de año, por lo que en su mesa loscolores eran el negro y el amarillo. Unos minutos después cuando la chicaterminó de desayunar se levantó y les dio instrucciones a los demás jugadorespara que fueran a los vestuarios, Ginny beso a Harry a modo de amuleto y sedirigió al campo de quidditch junto con sus jugadores. El trió la siguió uncuarto de hora después, en dirección a las gradas, Harry se sorprendió de lo extraña que era la situación, era laprimera vez que vería un partido de quidditch y que no estaría buscando lapelota dorada. Sintió envidia de su novia. A los pocos minutos de habersesentado, Kim Suliban, una chica de quinto que haría de comentarista ese añocomenzó a hablar.

- Buenos días atodos a este esplendido día que abre la temporada de Quidditch de este año, ytambién mi carrera como comentarista, hoy tendremos el enfrentamiento entreGryffindor y Hufflepuff, y parece ser que no soy la única novel que esta hoycon vosotros, ya que el equipo dorado ha renovado prácticamente todo supersonal, recordaran a la hermana pequeña de la familia Weasley que es la únicaque continua en el equipo, por los hurones parece ser que el único cambiorealizado han sido los golpeadores - resumió Kim - y sale al campo el equipo deHufflepuff, con Justin Amber a la cabeza y como buscador, el trió de cazadoresson Stacy Mins, Roger Davis, y Matt Silver, su guardián Harbert Fleet el másveterano de todo el equipo, y las nuevas adquisiciones Lance Maicy, y MikeSinger con los bates - Harry vio a las siete escobas una por una salir delvestuario, los últimos eran intimidantes, enormes chicos montaban en unas escobassujetando unos bates que parecían ser la extensión de su propio brazo, lasgradas que estaban frente a ellos rompieron en aplausos, su tribuna aplaudiópara mantener la deportividad. Kim volvió a hablar.

- Y es ahoracuando llega el equipo de nuevos compañeros, animo chicos y chicas que yotambién soy nueva, todos conocemos a Ginny Weasley que se estrena comocapitana, aunque ya ha jugado en el papel de buscadora con buenos resultados megustaría recordar a los recién llegados que sustituye a Harry Potter que salvoun solo partido, culpa de dementores, terminó capturando la codiciada pelota entodos los demás en los que se ha presentado - a Harry le caía bien Kim - Me gustaríadar la bienvenida al resto del equipo de estreno, en el puesto de guardián tenemosa Terry Nott, que sustituye a Ron Weasley que nos ha dado en este camposorpresas completamente opuestas en los partidos que ha jugado, los siguientesen entrar al campo son las adquisiciones armadas, Jasper Lein y Matt Mizunoentran acompañados de sus bates, Finalmente el trió de cazadoras que nuevamenteapuesta por un conjunto femenino interpretado por Katrina Spencer, Romilda Vaney Victorie Liane - Ahora fueron los oídos de Harry los que se quedaron sordosdebido a los aplausos a los que se unió - Demos la bienvenida a la señora Hochque entra con las pelotas,

 

- Capitanes,saludaos - dijo la señora Hoch, Harry vio como Ginny y Justin se daban la manoy nuevamente subían a sus escobas y ganaban varios metros. La señora Hoch liberólas pesadas Bluddgers que salieron disparadas y la pequeña pelota dorada, volócerca de la cara de Justin por un momento y luego pareció saludar a Ginny delmismo modo, un segundo después Harry la perdió de vista, la señora Hoch cogióla Quaffle la lanza al aire y

- Comienza elpartido - dijo Kim - Excelente captura inicial por parte de Spencer, se dirigea los aros, lanza a Vane, y esta devuelve a Liane, Es un vuelo solitario deesta chica, Mins le sale al paso, pero lo esquiva haciendo un rizo, increíble
pero parece no estar en buena posición y devuelve la quaffle a Vane, se dirigea los aros, tiene delante a Fleet va a tirar pero es un pase que recibe con precisiónVane, lanza y anota. Punto para Gryffindor


Fleet sacadesde su portería, que se apoya en Silver, este devuelve a Davis, y avanzan enuna jugada en pareja, lanzan el pase a Mins que esta adelantado, pero es Lianeque en un vuelo vertical se hace con la Quaffle a mitad de vuelo, que bonitajugada por parte de la cazadora, parece que necesita pasarla, pero Spencer estámuy marcada. Aun así lanza la pelota, pero la dirige a Vane que está del otrolado del campo, La roja le llega a Vane que le da un poco más de potencia y lacuela por el aro izquierdo, no culpo a Fleet por no prever eso, creo que nadieen el estadio lo preveía. - dijo Kim
.

Nuevamentetenemos saque desde los aros, Fleet busca a Silver y este nuevamente a sucompañero, avanzan distancias cortas, Davis con la Quaffle pero Spencer le saleal paso, pero el chico se eleva un poco, una Bluddger lanzada por Singer lesorprende a la cazadora. Se asiste en su compañero mientras Mins evita que Lianese mueva bloqueándole todos los movimientos, están solos delante de los aros,lanza y Terry Nott lo tiene fácil para detenerlo - BUM - la otra bluddgerlanzada por Maicy deja fuera de juego al guardián en el último momento y lapelota entra en el aro, que impresionante jugada por parte de los golpeadores.

Con el guardiánfuera de juego Davis pudo marcar otro tanto empatando los marcadores y Silverotro más concediéndole la ventaja a los tejones, Ginny volaba por todos lados buscandola bola dorada pero con escaso éxito. Los dos golpeadores de Gryffindorparecían no estar en el campo, pronto se hizo evidente que las estrellas delequipo contrario eran los golpeadores. Cundo el cuarto tanto a favor deHufflepuff desencadenaba el saque desde los aros se vio una de las mejoresjugadas del partido.

 

- Nott abre eljuego nuevamente con un pase amplio a Liane que la pide desde la mitad delterreno, Que es esto, Singer levanta el vate y dispara la Bluddger a una zonaen la que no hay nadie, parece ser que es un leve error de este golpeador,esperen no apunta a ningún jugador - la pesada bola dio en el canto de laquaffle a mitad de vuelo, sacándola de la trayectoria - y es Davis quien sehace con la quaffle es esta impresionante jugada es Singer quien vuelve a tirarla bluddger hacia el guardián, pero la quaffle no está en el área de laportería, esto podría costarle un penal a favor de Gryffindor - sin embargo elsilbato no sonó - La bluddger no iba dirigida al guardián si no a su compañero,la quaffle está dentro del área de los aros, Matt sale a defender a sus arospero la bluddger que lanza ahora Maicy deja fuera de juego a Matt nuevamente,no es falta, y la bola entra, punto para Hufflepuff.

Sin embargo lamejor jugada estaría por venir, unos minutos después en la que Victorie habíatenido que soltarse de su escoba para esquivar una bluddger perfectamentedirigida a su cara, le había permitido pasársela a Romilda en el últimosegundo, cuando esta marco Fleet abrió el juego nuevamente.

- Fleet se apoyanuevamente en Silver, este se dirige solo hacia las portería rival, suscompañeros se están asegurando de que las cazadoras no puedan moverse, y untrallazo de Singer acaba de retrasar a Vane que era la única liberada -comentaba Kim - solo contra la portería lanza al aro izquierdo, pero unabluddger lanzada por Mizuno logra rozarle el hombro, no demasiado efectivo perohace que el tiro se desvié hacia la izquierda, pero esperen, es la mismaBluddger que lanzo Mizuno, es devuelta por Singer y roza el lado izquierdo dela quaffle corrigiendo la dirección y la pelota entra por el aro izquierdo.Magos y brujas no hay ninguna regla que impide a los golpeadores anotar tantosgolpeando con la bluddger la pelota paracorregir la trayectoria, es tanto. - Dijo Kim impresionada.

Y todos loestaban, Harry miro el marcador, "Gryffindor 30 - Hufflepuff 180" ganar seríacomplicado y fue entonces cuando Kim volvió a hablar después de esa jugada,

- Tenemosmovimiento de los buscadores, Justin comienza un vuelo vertical seguido decerca por La menor Weasley que le gana ventaja, se pone por delante, y si, esla pequeña pelota señores esto se puede acabar en cualquier momento, pero hayun cambio de dirección, la snitch comienza a descender en picado, y loscazadores la siguen, desafortunadamente para la chica Weasley la ventaja quehabía ganado se convierte ahora en una distancia probablemente insalvable, seríadifícil que llegara, el brazo de Justin se está a punto de cerrar en torno a lapelota, esperad la chica se suelta de la escoba impulsándose, y ganandovelocidad, aunque cae en picado contra el suelo, - se escuchó un pitido - Ginnysigue bajando, y ganando distancia, cierra la mano y captura la snitch - Otropitido - la chica Weasley a abierto los brazos y su velocidad de caídadisminuye, se iguala con su escoba justo a tiempo para girar en el últimomomento y evitar la caída contra el suelo. Resultado final ¿Gryffindor 190? -las cuentas no cerraban pues un segundo antes tenían solo treinta puntos - Si-continuo Kim - me informa la señora Hoch que mientras todos estábamospendientes de lo que pasaba entre la pareja de cazadores el juego continuabaabajo, la oportunidad fue para Katrina Spencer que anoto la diferencia, elresultado final es "Gryffindor 190 - Hufflepuff 180", mis felicitaciones a lacazadora de los leones y a su equipo, pero debo hacer una mención especial paralos golpeadores de los hurones; espero que el resto de mis partidos sean comoeste - pidió la chica, y Harry estaba de acuerdo con ella, era uno de lospartidos más emocionantes que el chicho hubiera visto nunca.

 

Harry y losdemás bajaron al campo y vieron que Ginny volvía al suelo mientras la alzabanen volandas, una vez en el campo esta fue hasta donde estaba Justin.

- Felicidades,excelente partido, tienes unos golpeadores estupendos - le dijo la chica.

- Ya, me hacostado conseguirlos, los tuyos están algo verdes parece, pero tus cazadorasson geniales - le dijo admirado Justin, y agregó - y tu última jugada fueestupenda nunca me lo hubiera esperado - le dijo el capitán de los tejones y leextendió la mano.

- Muchasgracias, estupendo partido - le dijo la chica mientras le estrechaba la manodonde la antigua banda de capitán de Harry se mostraba en su brazo.

La fiestaademás del campo se extendió por la sala común unas cuantas horas, la alegríade haber ganado el primer encuentro así lo merecían, la chica recibiófelicitaciones de todos, fue por lo que Harry se sorprendió cuando muy entradala noche la chica abrió la puerta de su habitación despertándolo.

- Hola,campeona - Le dijo el chico - creía que te quedarías en la sala común.

- Sientohaberte despertado, pero no, este es el lugar donde quiero estar, después detodo jamás podría haberlo logrado sin ti - le dijo la chica - ¿Me haces unsitio? - le pregunto a su novio mientras miraba la cama. Harry se aparto unpoco, Ginny se dejo caer en la cama de su novio y murmuro un breve -Gracias portodo esto - Antes de abrazar a su novio y quedarse dormida. Por primera vez enmucho tiempo la chica durmió sin problemas.

A la mañanasiguiente bajaron al gran comedor entre saludos y admiraciones de los quehabían visto el partido, desayunaron y unas cuantas lechuzas entraron, ni siquierasubieron la vista cuando un centenar de lechuzas entraron en la habitación, erafin de semana y Hermione tampoco recibiría El Profeta, fue por eso por los queles extraño que un búho real, quizás después de Arrow y Hedwig el pájaro más hermosoque habían visto nunca, se posara delante de Ginny.

- Te hasperdido - Le pregunto Ron, el búho se miro el sobre que llevaba en la pata - yRon intento cogerlo pero el pájaro se aparto, Ginny estiro la mano y el aveobediente levanto la pata para que desataran el sobre, hecho esto abrió lasalas y emprendió a volar. La pelirroja abrió la carta y comenzó a leer, su carafue cambiando de expresiones hasta que quedo en una total sorpresa mezclada conalegría.

- ¿Qué te pasaamor? - le pregunto Harry que estaba a su lado, por toda respuesta la chica lepaso la carta a su novio. Parecía un papel elegante.

"Ginevra Weasley,

Ante todo quisiéramos felicitarla por sudesempeño en el partido oficial de ayer, la jugada fue algo que pocas veceshemos visto en esta casa. Nos complaceinformarle que ha sido vista por una de nuestras ojeadoras y hemos estadosiguiendo su carrera de cerca. Y he de admitir que en lo personal me ha gustadover sus progresos.

 

Por tal motivo nos gustaría a todas en estacasa que se plantee crecer con nosotras, al finalizar los estudios durante lapróxima temporada tendrá un puesto asegurado entre nosotras en nuestro equipode reserva.

Nos gustaría recibir noticias suyas, a lamayor brevedad posible, su lechuza sabrá donde encontrarnos,

Atte.

Cassandra Mifel

Capitana del Equipo

HolyHead Harpies"

- Me han aceptado en el equipo de reserva delas Holyhead Harpies - les dijo la pelirroja a sus amigos - Me han aceptado -dijo llorando de alegría

Harryprefirió callarse y abrazarla, ya habría tiempo de decirle que el ya sabía queuno de sus sueños se cumpliría.


_________

N/a: Bueno esto reemplaza la ausencia de palabras por mi parte del capitulo anterior

Saben Kim no fue la unica debutante, yo tambien es el primer partido de Quidditch que hago, y menuda faena, ahora entiendo a JO y su opinion de estos capitulos.

Bueno como siempre digo Comentarios y todas esas cosas siempre seran estupendamente bien recibidos, hasta la proxima vez que tenga tiempo de actuizalr, por ahora quiero recuperar mis huellas dactilares que se quedaron en el teclado despues de este capitulo.

Si no estás registrado por favor deja tu opinión de estahistoria en [email protected] mí es importante y responderé a la mayor brevedad posible. Gracias

Un saludito a todos

Capitulo 29 ElTestamento de Dobby

La emoción y lafelicidad de Ginny al haber recibido la carta de la capitana de su equipofavorito combinado con su primera victoria en el equipo de su casa debutandocomo capitana no comenzaron a mitigarse hasta varias semanas después delpartido, esa misma mañana la chica fue a la chimenea, se arrodillo delante deella y metió la cabeza comunicándose con la madriguera, la perspectiva de lapostura que tenía la pelirroja causaba bastante gracia a Harry, y unos segundosdespués el chico escuchó a la señora Weasley del otro lado, aunque era másrápida, la sensación de meter la cabeza en la chimenea le producía mareos,haciendo que el muchacho prefería utilizar lechuzas, intento concentrarse en laconversación que se estaba llevando a cabo en la sala.

- Es ciertomama, me ha llegado la carta esta misma mañana, mira - Harry escucho porenésima vez como su chica leía la carta, esta vez para su madre, Harry sepregunto cómo era posible que siguiera necesitándola, él la había escuchadotantas veces que se la sabía de memoria, Ginny terminó triunfante.

- Felicidadescariño - fueron las palabras de Molly desde el otro lado de la chimenea - hastenido que hacer un partido estupendo.

- Bueno veras
- le dijo a su madre, y Harry escucho (otra vez) como la chica volvía a transmitirla jugada de "sus" (como ella las llamaba) cazadoras, y finalmente su jugadapara capturar la snitch, aunque en si Harry estaba de acuerdo en que fue sublime,la chica parecía exagerar las cosas, diciendo cosas como que "Justin no teníaninguna posibilidad" o describiendo su jugada como "equiparable a los mejoresprofesionales". Harry le concedió esa tregua. Aunque para sí esperaba (ydeseaba) que su chica se relajara. Parecía que su suegra estaba de acuerdo puescon la siguiente frase de Ginny, Molly dio paso a otros temas. - enviare laconfirmación ahora mismo.

 

- Eso está muybien hija, y que me dices de las noches, ¿Ha pasado al
? - comenzó la señora Weasleypero Ginny se apresuro a interrumpirla.

- Mama, estáaquí - dijo escuetamente, aunque no la viera, Harry la conocía lo suficientepara saber que el color de su cara había subido un par de tonos, se sentó en lamesa que usaban normalmente para las reuniones, en ella unos cuantos papeles yhorarios se encontraban aún desperdigados, en un sitio apartado el libro queHermione había sacado de la biblioteca parecía saludarlo.

- Vaya, pues losiento hija, escucha si necesitas cualquier consejo no olvides que puedescontar con tu madre. - Le dijo Molly desde el otro lado, por el tono de vozHarry supuso que estaba riendo.

- ¡Mama! - Legrito Ginny

- Cielo, yotambién he sido joven, escucha cariño llega tu padre, tengo que dejarte pero lediré las noticias y ten por seguro que se alegra tanto como yo. - Harry viocomo debajo de la cara de Ginny las llamas se apagaban poniendo fin a laconversación, sin embargo su chica no salía de la chimenea.

- Cariño ¿Estasbien? - le pregunto Harry divertido.

- Si, ahora mismosalgo, es que se me han dormido las piernas - Respondió Ginny, Harry sinembargo podía ver en el brasero el reflejo de su rostro que a cada segundorecuperaba su tono normal, un minuto después, cuando Harry observó que surostro era blanco con pecas, la chica comenzó a moverse y se puso de pie decara su novio.

- Odio estetipo de comunicación - me deja las piernas adormecidas y no puedo levantarmeluego - le dijo la chica fingiendo una sonrisa; "Ya, Claro" pensó Harry pero seguardo sus propias observaciones, La chica en cambio se sentó en una de lassillas, cogió un pergamino y escribió una nota rápida donde dejaba claro y agradecíasu confirmación para el puesto que le habían ofrecido para la siguientetemporada, levantó la vista hacia Harry - ¿Me dejas a Arrow? - Le dijo la chica mientras, sinesperar respuesta, se dirigió a la habitación de Harry.

Harry laalcanzó y abrió la puerta, la luz del vestíbulo se reflejo brevemente en lahebra plateada con forma de rombo que se encontraba en el cuello de su lechuza,Arrow lo miro entrar con esos ojos azules y abriendo las alas tardo solo unsegundo en apoyarse suavemente en el hombro de Harry y alzo la pata para queeste atara su carta, Sin embargo cuando Ginny entro en la habitación le dirigióuna rápida mirada, y cuando observó que era esta la que levantaba el brazo conel sobre en la mano, abrió nuevamente las alas y se poso en la percha. Ginnyfue hasta donde estaba su lechuza, y Arrow observó a la chica y a Harryalternando los ojos en uno y otro, cuando Ginny volvió a intentar acercarse aella pero la lechuza volvió a extender sus alas y escogió la cabeza de Harrypara aterrizar cuando la pelirroja estaba a un metro de la percha de esta. Untercer acercamiento por parte de la pelirroja desencadeno que el ave abrieravuelo y saliera por la ventana dejando a un Harry con expresión divertida en elrostro y a una Ginny irritada aún con el sobre en la mano.

- Parece que haquedado algo agotada después de la carta de Dora - dijo Harry intentandoimprimir en sus palabras la mayor seguridad de la que fue capaz, no pareciólograrlo.

 

- ¿Cansada?Harry no me hagas reír, a tu lechuza le pasa algo, en serio - Dijo la chica yagregó ofuscada- En serio no se qué interés tiene en atacarme, parece vivir pory para ti, si no fuera un simple pájaro súper desarrollado diría que estáenamorada de ti - puntualizó la chica haciendo hincapié en sus últimaspalabras, salieron nuevamente al vestíbulo, Hermione y Ron entraban de la manopor la puerta en ese momento - Ron ¿Me dejas a Pig? - Le pregunto a su hermano.

- Claro - lecontesto este sin siquiera preguntar qué estaba pasando, cuando la pelirrojaentro en la habitación de su hermano, Hermione se dirigió a Harry en voz bajapara que la chica no pudiera oírlo.

- ¿Arrow? - ledijo en un susurro, Harry sonrió asintiendo con la cabeza.

Cuando la chicavolvió con el pequeño mochuelo entre las manos, el pequeñín miro la carta yextendió la pequeña pata, para que la pelirroja se la atara, cuando la tuvofijada levantó el vuelo y salió torpemente por la ventana más cercana, entrerisas debido al torpe vuelo de la lechuza, comenzaron a hablar de lo que leesperaría la semana siguiente en la clase de Rituales, los cuatro tenían especialinterés en ella, por motivos diferentes, Ginny mera curiosidad, se suponía queera magia muy antigua y poderosa y aparte de que ella se sentía atraída por eseaspecto, Hermione desde el punto de vista académico, para ella suponíaformación extra en esa asignatura y poder formarse en otras ramas de la magia conocidasolo por unos pocos, eso suponía un enorme privilegio para su propia lógica,Ron debido al hecho de que la profesora McGonagall había pedido a los alumnosque pretendían ser aurores que escogieran esa asignatura, Harry compartía eldeseo de su amigo, pero además tenía otro que había preferido no adelantar alresto de sus amigos; en su cuarto año, Voldemort había vuelto a la vida graciasa un ritual auspiciado por colagusano, aunque grotesco, Harry no podíareconocer magia más poderosa que la que había visto esa tarde en aquelcementerio abandonado.

Esa noche se fueron a dormir con laexpectativa de lo que pasaría al día siguiente, y cuando se despertaron y trasel desayuno y su clase de pociones, que a ninguno le pareció excesivamentedifícil pues estaban dominando los antídotos a la perfección, los cuatroesperaban expectantes a las puertas de una sala en la segunda planta a la quese habían dirigido gracias a un mensaje de McGonagall, atrás quedaba la fiestacon Flitwick y sus clases, esa hora seria ocupada por un nuevo profesor ynuevos retos. Pocos minutos después de esperar en la puerta un grupo de alumnosde séptimo se le sumaron, Harry pudo ver entre ellos a una desconcertada Lunaque los saludo con ánimo. Solo unos minutos después de que la rubia se lesuniera la profesora McGonagall dejo pasar a los alumnos al aula.

La primeraimpresión de Harry fue que habían salido al exterior del castillo, las paredesdejaban ver un cielo completamente estrellado, aunque un poco más allá unasnubes amenazaban tormenta, el chico se sintió sobrecogido por la ausencia detecho pero luego recordó el gran comedor que se veía del mismo modo que lo queestaba pasando fuera, sin embargo cayó en la cuenta de que era media mañana porlo que el cielo nocturno no tenía razón de ser, todos los estudiantes parecíanestar perplejos con lo mismo pues sus miradas se dirigían al cielo oscuro quehabía sobre sus cabezas el sitio en si parecía más un prado que un aula, unoscuantos pilares se alzaban en la tierra un poco más adelante formando uncirculo, la profesora los dirigió a todos dentro. En el interior de eseparticular vallado unos grandes calderos que a Harry le llegaban a la cinturalos esperaban.

 

- Por favor,poneos en grupo, cinco personas por caldero - dijo una voz femenina que sorprendióa todos, pues no era la característica voz de la directora, y no parecía habernadie más ahí. - Muchas gracias por traerlos Minerva - volvió a hablar lamujer, la profesora se giro sobre sus talones tras despedirse de susestudiantes y se marchó. - Bienvenidos todos - dijo la voz, nuevamente a Harryse le antojo dulce, e incluso ¿Seductora? Pensó, miro a la chica pelirroja quetenía a su lado y recobro el sentido. Ron pareció hacer lo mismo con la chicacastaña. Su voz sin embargo sonaba embriagadora. - Muy bien volvió a hablar lavoz, veo que tenemos dos estudiantes masculinos entre nosotros y parece ser quesus corazones están ocupados - dijo la voz, Harry y Ron miraron a su alrededor,el caldero a su lado estaba ocupado por 5 chicas, la voz volvió a hablar.

- Me gustaríaque los dos chicos recojan algo de sus amores y se lo aten al dedo, un cabelloservirá, esto os ara inmune a los efectos de mi voz - Harry había aprendidosuficientes cosas del mundo mágico como para hacer que eso no lo extrañara enabsoluto, miro a su chica que asintió y le arranco un cabello rojizo de sucabellera, la chica no se inmuto y lo mismo realizo Ron con Hermione, se lointento atar en el dedo pero parecía que su cuerpo se negaba a esa petición desu cerebro. La voz volvió a sonar esta vez dirigidas a las chicas - Pequeñas, seríarecomendable que les ayudéis, es probable que quieran seguir escuchándome,aunque estos no les convenga - Ginny termino el trabajo que torpemente Harry seesforzaba en evitar hacer, lo mismo hizo Hermione - en el segundo siguiente deque estuviera el nudo correctamente atado a Harry la voz continuaba sonandoledulce pero el deje de seducción se había desvanecido.

- Muy bien -Continuó la profesora - eso solucionara el problema con mis poderes, ahorabien, soy más
especial que el resto de vuestros profesores - continuo la voz -prometo que no dolerá pero para mantenerse en esta clase es necesario queejecute un hechizo Fidelio sobre vosotros para que no podáis revelar minaturaleza a los demás, si no estáis de acuerdo os podéis retirar de la clasesin ningún problema.

Hubo un brevemurmullo, una de las chicas parecía quejarse que eso suponía una violación asus derechos, y tras un ligero movimiento la joven que se encontraba en el otrocaldero recogió sus libros y se marchó sin decir palabra en un silenciorespetuoso. Harry y los demás no se movieron.

- Estupendo,¿Nadie más? Pregunto la voz - y no hubo más movimiento - Que así sea - Unabreve sacudida pareció acometer el lugar y de la cabeza de Harry y de todos lospresentes salió una fina línea plateada, que Harry relaciono con los recuerdosdel pensadero, y todos los pequeños ases de luces se fundieron en el centro delcirculo y se evaporaron un segundo después - Ya está hecho, no podrán revelarmi naturaleza ni nada que ocurra en este lugar fuera de este círculo a menosque yo lo permita - dijo la voz a sus espaldas, Harry se giro, lo que vio hizoque se olvidara de respirar por un segundo.

 

Era una mujer,la mujer más hermosa que el chico hubiera visto nunca, su pelo lacio y negrocaía como una cascada delante de su pecho, su rostro y cuerpo parecía habersido esculpido por los ángeles, unos ojos de un intenso color lila lo mirabanmientras paseaba la vista por los demás chicos, sus labios perfectamentedefinidos hubieran sido una invitación al deseo más profundo de los hombres,bajo un poco más la vista, su torso estaba desnudo tapado únicamente por sucabello, sintió una ligera sensación en el dedo, y supo al instante que esa erala primera magia poderosa que aprendería en esa clase, "que para que un hombrepueda evitar a esa mujer, sea lo que fuera esta, algo de la persona amada tieneque acompañar a ese hombre" Harry comprendía la belleza física de esaprofesora, pero no le atraía en absoluto, vio a su izquierda y sintió un enormedeseo de besar a su novia, se esforzó en contenerlo. Ron entre tanto parecíatener el mismo dilema, sin embargo el le robo un beso rápido a su chica, estale sonrió y le paso la mano por la espalda al pelirrojo. Harry prefirió nocontenerse e imito a su amigo también con un pequeño beso rápido que lapelirroja respondió del mismo modo que su amiga, Luna en el medio solo podíaaceptar lo que veían sus ojos y reírse.

- Estupendo,Ahora que nuestros compañeros saben sus prioridades podemos continuar, sinembargo vuestras mentes están agotadas por hoy después de mi hechizo, hoyterminaremos la clase aquí, he hablado con vuestra profesora de astronomía y estáde acuerdo en que hoy faltéis a su clase - dijo la mujer sonriendo y en unmovimiento que hacía parecer que se deslizaba se acerco a sus alumnos - lasemana que viene comenzaremos con la asignatura propiamente dicha.

Harry, extrañadopor la atipica sensación de movimiento de la mujer bajo la vista a su cuerpo pordebajo de la cintura y comprendió todas sus reservas y el hechizo fidelio.Hermione se le volvió a adelantar, aunque fuera obvio.

- Pero usted esuna

- Espero que note moleste que una lamia te de clases joven bruja, me han hablado de ti y meencantaría que siguieras en mis clases - le dijo la mujer sonriéndole aHermione.

- Estaréencantada de venir a sus clases, fue solo sorpresa - le dijo la chica mientrasse retiraba del circulo de piedra con sus amigos.

Era verdad, esatarde ni Harry ni los demás podían pensar con demasiada claridad, pasaron elresto de la tarde en el vestíbulo del despacho de Defensa Contra las ArtesOscuras hablando de lo "especial" que era la profesora y todos entendieron susreservas, Harry comprendió que había secretos que ni siquiera los merodeadoresconocían del castillo, o que tal vez si lo conocían pero carecían de lacorrespondiente autorización de esa profesora para hablar de ella fuera de suaula. Por un momento se preguntó si Cornamenta y compañía habrían asistido aaquella clase, parte de él deseaba que no fuera así, de ese modo él seríaespecial, estaban cenando en la pequeña sala preguntándose cuantos secretosdejarían sin descubrir del castillo cuando un fuerte Crack se escucho en elcentro de la sala y una figura ataviada con un delantal apareció delante deellos.

- Buenos díasKreacher - le dijo Harry al anciano elfo

- Buenos díasSeñores y señoritas, No quisiera importunarlos en sus tareas joven señor, peroes que necesitamos ayuda en las cocinas y hace tiempo que no vemos a Dobby yKreacher se preguntaba dónde estaría - les dijo el elfo, una expresión sombríase torno entre ellos, era cierto, Kreacher no sabía lo que había ocurrido conDobby, Harry prefirió ser sincero.

 

- Kreacher,veras, Dobby ha muerto; lo asesinaron a principio de año, poco antes de labatalla, lo siento. - resumió el chico.

- ¿Dobbymuerto? - Pregunto el anciano elfo y Harry asintió con la cabeza - Kreacher losiente, Dobby era un gran amigo de Harry Potter y de los demás y Kreachertambién lo es, por favor esperar un segundo - Y desapareció, los chicos semiraron pero no dijeron nada, pasaron unos minutos en silencio y Kreachervolvió a aparecer sobre la mesa, llevaba una caja grande, y una bolsa entre lasmanos. Se subió encima de la caja y sacouna nota de dentro de la bolsa que traía, comenzó a leerla - "Yo, Dobby, elelfo domestico, pido a Kreacher que si me pasara algo le entregue todas miscosas a Harry Potter" Dobby era un buen elfo, y Kreacher le ha hecho este favora Dobby tenga la bolsa; Harry Potter - Dijo el elfo.

Harry cogió elpaquete que le entregaba el anciano y lo sacudió un poco, dentro sonaron unascuantas monedas que seguramente fuera el sueldo que Dobby recibía deDumbledore, Harry se la devolvió aKreacher.

- Ten porfavor, Kreacher, úsalo para comprar cosas y hacer una fiesta en las cocinas enhonor a Dobby - le dijo al elfo.

Este dio unpaso adelante para recibir el saco de dinero pero cuando apoyo el pie en lacaja esta se hundió y el peso del elfo provoco que volcara de lado. Una cascadade los gorros de lana que Hermione había estado tejiendo en quinto curso cayódesde dentro de la caja, el anciano elfo termino en el suelo entre una montañade gorros.

- Kreacher¿Estas bien? - Le preguntó Hermione preocupada, el elfo estaba bien, seencontraba de pie mirando una cosa que sostenía entre las manos que había caídode la mesa empujada por el alud de gorros de lana.

- ¿Por quétiene Harry Potter el libro del padre de Kreacher? - Le pregunto el elfo - No,este es igual pero no es el libro de Kreacher - agregó mientras miraba con susenormes ojos el libro que había sacado Hermione de la biblioteca.

- Kreacher,¿Sabes dónde podemos conseguir un libro igual a ese? - pregunto esperanzadaGinny.

- Kreachertiene uno, era de su Padre, esta nuevo, ni siquiera ha sido abierto, este estároto - dijo mirando al que tenía entre las manos - Kreacher lo guarda en suhabitación de Grimmauld Place.

- ¿Podrías ir abuscarlo? Por favor Kreacher - le pidió Ron.

- Es uno de lostesoros de Kreacher - dijo el elfo reticente.

- Por favorKreacher, es impórtate, ¿Podrías Hacerlo por mi? - le intento convencer Harry.

Kreacherobservo al muchacho, y luego bajo la vista al colgante de Regulus que colgabaen su cuello, volvió a mirar al chico y se inclino en gesto solemne, con unsonoro crack desapareció. Se quedaron unos minutos en silencio observando lamontaña de pequeños gorros que se amontonaban de la caja.

- ¿Por qué nome habían dicho que era Dobby el que siempre se los llevaba todos? - preguntoHermione, Harry agradeció escuchar el sonido que anunciaba a Kreacher ya que noestaba listo para contestar a esa pregunta y hacerle frente a su amiga, queseguramente volvería a la carga con la PEDDO si sabría la verdad. Observó aKreacher parecía nervioso.

 

- No está, hadesaparecido alguien lo ha robado - decía gritando una y otra vez.

- Tranquilízate,Por favor, ¿Qué ha pasado?

- Kreacher fuea casa, Harry Potter, para buscarle lo que había pedido, pero allí no estaba.

- Intentaserenarte - le pidió Harry - ¿Cuándo fue la última vez que lo viste?

- A finales deagosto, antes de venir a Hogwarts, Kreacher se despidió de todos sus tesoros,el libro estaba entre ellos.

- ¿Sabes quiénpudo haber sido? - le pregunto Ron intentando calmar al elfo

- Si - dijodespués de una pausa el elfo -su esencia mágica aun está en la casa.

- ¿Quién? - PreguntoHarry apremiante, Kreacher puso los ojos en blanco y se paralizo, acontinuación comenzó a darse golpes con la pata de la silla del chico, era unaactitud muy similar a la que hacia Dobby cuando hablaba mal de los Malfoy -¿Quién Kreacher? - volvió a preguntar Harry.

- El ama -respondió el elfo - la joven señorita Lastrange - dijo el elfo mientras seapretaba las orejas de murciélago con las manos.

Harryy los demás se quedaron paralizados pensando lo que eso significaba. Los golpeshicieron reaccionar a Hermione que evito que el elfo continuara autocastigándose.

-------


Bueno pues ahi va otro capitulo mas, ya lo saben dejar reviews incluso todas esas personas que leen los capitulos y nunca dejan nada que seguro que esta historia se les puede conceder una breve linea de si gusta o no, a los asidos por comentar gracias

Para los no tan versados en mitologia griega recomiendo que consulten en cualquier enciclopedia o en cualquier buscador lo que es una Lamia, Admito que este personaje me lo he creado sobre la marcha despues de leer un fic de otra autora, asi que como SE que leeras esto, Gracias por la idea, no me demandes por favor XD

Si no estás registrado por favor deja tu opinión de estahistoria en [email protected] mí es importante y responderé a la mayor brevedad posible. Gracias

Ya nos vemos en el siguiente, un saludo a todos/as

Capitulo 30 Másreuniones en la oscuridad

Estuvieron unosminutos en silencio mientras la verdad caía sobre sus cabezas como si de unalosa se tratase, tras la breve pausa que sirvió para que Hermione le quitara aKreacher el atizador de las manos y Harry le ordenara que se marchara, debidoprincipalmente a la idea del elfo de continuar con su ritual de autolesionarsey querer ir a buscar su libro. El chico le prometió que lo traería de vuelta ya sabiendas de que Kreacher no podría desobedecerle directamente le dijo, contoda la calma de la que fue capaz:

- EscúchameKreacher, te ordeno - miro a Hermione que arrugo la frente - por favor - y elgesto de su amiga se suavizo un poco - que vuelvas a las cocinas, actúes contotal normalidad, como si nunca hubiera pasado esto. Ahora es imposible, perote prometo que trazaremos un plan y recuperaremos tu tesoro - Prometió Harry.

- ¿Kreachertiene la palabra de Harry Potter? - Pregunto el elfo con los ancianos ojosmirándole.

- Si Kreachertienes la palabra de Harry Potter - le contesto el chico, prefirió responderleen tercera persona, pues creyó que así se pondría a la altura del elfo; Quizás algúndía pudiese averiguar por qué estas criaturas siempre conjugaban así susfrases.

 

- Dobby creíaen Harry Potter, y Kreacher decidió creer también - Le dijo al chico, se giro aRon Hermione y Ginny - Por favor, ayudar a Harry Potter - y nuevamente sedesvaneció en volutas de humo, un segundo después ya no quedaba nada del elfoen la habitación, La tensión se respiraba en el ambiente, hasta que Ron decidióromperla con palabras.

- Bien, amigo mío,¿Qué plan tienes? - Le dijo al chico mirándole

- Yo, ¿Unplan?, Ron no tengo idea que hacer - le dijo el chico.

- ¿Bellatrix?Pero ¿No estaba muerta? - pregunto la más pequeña del grupo, recordaba aquelmomento a la perfección, Su pelea con ella, aquel rayo verde que había pasado rozándoley su madre defendiéndola, algunos minutos después un rayo atravesaba el pechode la mujer morena, haciendo que esta cayera, Ginny pensaba que muerta, peroaparentemente solo inconsciente. Sin siquiera mirar a sus compañeros alcanzó ala chimenea y volvió a meter la cabeza. - ¿Mama? - Pregunto al atizador queestaba dentro de la campana. Unos segundos después la voz de la señora Weasleyse escucho del otro lado.

- Hija ¿Quéocurre? Ya sé que te dije que me buscaras siempre que necesitaras consejo peroes algo tarde, bueno escucha tienes que comportarte de manera natural, él juga- comenzó Molly malentendiendo el motivo por el cual su hija lo había llamado,nuevamente fue interrumpida por la pellirroja.

- No mama, note preocupes por eso, está controlado, - la chica aparentaba una seguridad ensus palabras que desconcertó a todos los demás mientras guardaba silencio - escúchame,por favor, recuerdas la pelea del castillo, te enfrentaste a Bellatrix despuésde mi ¿Recuerdas el hechizo que utilizaste para acabar aquel combate? - Lepregunto su hija, todos estaban expectantes de oír lo que decía la voz de lachimenea.

- Lo cierto esque no lo recuerdo Ginny, el calor de la batalla hacia que lanzara todo lo quesupiera controlar - le respondió.

- ¿Pero no fuela maldición asesina? - intento atacar nuevamente la chica, su voz continuabasonando casual. Harry espero que nunca llegara el momento de que Ginny lemintiera, según veía, jamás podría ser descubierta.

- ¿El AvadaKedabra? - Preguntó la mujer del otro lado - no cariño, ¿Por qué quieressaberlo? - Pregunto de pronto Molly, Harry temió que su plan de averiguar eldestino de la bruja se echara a perder, pero nuevamente la escusa de peso deGinny hizo que temblara ante una posible mentira en la pareja.

- Es que estoyahora mismo terminando los planes de las clases de Hermione, ya sabes, los deúltimo año. Y creía que tú la habías utilizado. - dijo la chica con totalseguridad.

- No Ginny,veras, primero que nada me gustaría insistirte en que se limiten solo a la teoríade estos hechizos, pero si lo quieres saber para realizar la maldición asesinaa sangre fría y no como una muestra de piedad hay que tener un corazóncompletamente oscuro, hay que "querer" asesinar a la otra persona, lo mismopasa con las otras dos maldiciones - puso especial énfasis en la palabraquerer, y a Harry le vinieron dos recuerdos a la cabeza, el primero era dealgunos años, tenía inmovilizada a Bellatrix y le lanzo una maldición detortura pero no surtió efecto, la voz de Voldemort se escucho en su cabeza enaquel momento diciéndole que tenía que desear hacerle daño, el segundo recuerdofue cuando McGonagall acabo con la vida de Greyback evitando un sufrimiento agonizantey la inevitable muerte, sin duda un acto de piedad. La señora Weasley concluyósu argumento - Si no es así, el que hace la maldición se despide de gran partede su poder mágico, que se recupera con un poco de sueño, pero dada la batallaque teníamos dormir era algo improbable, No sé el hechizo que use contraBellatrix, pero si te puedo asegurar que no fue ese hechizo hija. Siento nopoder serte de ayuda en tus clases - dijo la bruja apenada.

 

- No tepreocupes Mama, tenemos suficiente material, siento haberte despertado.

- Adiós cariño,te veré en navidades, saluda a los demás - le dijo Molly, un momento despuéslas brasas se apagaron y Ginny se puso de pie, con cara de mareada pero segura.

- Bueno, ya estáconfirmado, parece ser que Bellatrix noestaba entre los caídos - sentenció la chica confirmando lo que todos sabían.

- Harry - dijode pronto Hermione - ¿Por qué es tan importante ese libro?

Harry se diocuenta que ellos no sabían nada acerca del potencial del Hacedor de Sueños, asímismo había postergado tanto la reunión con aquel anciano que los demás no losabían siquiera, se disculpo con ellos, y les conto toda la historia,comenzando nuevamente por el principio de todo lo que había pasado el anteriorjunio, cuando llego a la reunión que habían tenido la semana anterior todosempezaron a variar la expresión de sus rostros pasando por la sorpresa, cuandorelato lo de su "secuestro", o la incertidumbre cuando menciono que una de lashijas, en palabras del anciano, estaba sedienta de poder, pero la expresión deasombro fue cuando menciono que uno de los poderes era la inmortalidad. Cuandotermino Hermione resumió los pensamientos de todos.

- Bellatrixquiere dominar el Hacedor de Sueños para obtener la inmortalidad - dijopreocupada, sin embargo la cabeza de los hermanos se había quedado pensando enotra cosa.

- Has dicho queaquel viejo le llamo a Bellatrix "una de sus hijas, ¿Cómo puede ser estoposible? - Dijo Ron extrañado.

- Es cierto,¿Creen que aquel viejo sea el abuelo o algo así de Bellatrix? - Dijo intrigadala pelirroja

- Tienes razón,¿Crees que podemos confiar en él Harry? - le dijo Hermione

- Sí, creo quesi - dijo el chico sorprendiendo a todos - escuchad, si hubiera querido hacermedaño lo hubiera hecho ya en aquel lugar tan raro, o me hubiera entregado aBellatrix estábamos solos, además no lo han sentido como yo, solo vi un poderparecido a lo que una vez vi en Dumbledore, incluso con el director solo fuecuando peleo con Voldemort en quinto, este anciano parecía ocultar en sus ojostodo el conocimiento del universo. - dijo Harry seguro de sus palabras. - Además,puede que sea el abuelo o algo así, pero eso no significa nada, Sirius también erapariente de Bellatrix y me enfrentaría a un colacuerno desnudo y sin varitaantes de desconfiar de él.

- Es cierto,dijo el pelirrojo, tiene sentido.

- Y todo esonos lleva a la misma pregunta de antes, ¿Qué hacemos ahora?

- Bueno esevidente que Bellatrix sabe lo del Hacedor, de otras maneras este no lo hubierasabido, por lo que no hay prisas en recuperar el libro, sin embargo me gustaríasaberlo a mi también y poder saber de qué va todo esto - resumió Hermione.

- Es cierto, sinos movemos rápido sin planear las cosas es probable que acabemos todos muertos- sentencio Ron - ¿Alguna idea?

 

- Miren,estamos a las puertas de diciembre - dijo Ginny - y salir del colegio ahora seríaprácticamente imposible sin llamar la atención, recordad que somos profesores -dijo con orgullo - propongo postergarlo unas semanas más y en las vacaciones denavidad hacernos con ese libro.

- Buen plan -dijo Hermione - ¿Pero por donde comenzamos?

- Draco - Dijode pronto Harry

- ¿Cómo? -dijeron todos al mismo tiempo.

Harry recordóque tampoco les había contado ese detalle de su vida, les relato laconversación que había tenido con el rubio en la ceremonia de los caídos, y suaparente cambio de actitud mientras observaba la tumba de Crabbe.

- Amigo, tienescomenzar a contarnos estos detalles tan únicos de tu vida - sentencio elpelirrojo mientras con los dedos dibujaba unas comillas mientras decía lapalabra "únicos".

- Es ciertoHarry - le dijo su novia - pensé que me lo contabas todo.

- Y yo quepensé que jamás serias capaz de mentir - le dijo a su novia mientras miraba lachimenea y sonreía

-Bueno eranecesario - dijo la chica mientras se le subían los colores y todos rieron anteesa pequeña discusión.

Aquel momentode risas relajo el ambiente, Harry entretanto pensó que lo primero que haría ala mañana siguiente seria enviar con Arrow una carta explicándole la situación,era hora de comprobar si las palabras del rubio eran reales o no. Decidieron ira dormir pues era bien entrada la madrugada, el cristal que llevaba en elcuello, y que no había desaparecido desde su extraña reunión con el anciano emitíaalgunos destellos rojos pero el chico no le dio importancia, llevaba así variosdías.

Su chica sedurmió a su lado sin moverse demasiado, Harry echaba en falta eso, ahora que elsofocante verano había dejado paso a temperaturas más frías comenzaba a sentirdeseos que se le habían pasado por la cabeza antes pero nunca tan fuertes,imagino que el hecho de llevar un par de meses durmiendo con su novia loshabían acentuado, la conversación con Hermione a fin de ser esclarecedora lohabía confundido un poco más y no estaba seguro de que sentir, o siquiera comodebía comportarse, si el chico la abrazaba debajo de las mantas la pelirroja respondíaa su abrazo de buena gana, pero ya no parecía moverse como lo hacía antes,comenzó a pensar que tras su triunfo como capitana la chica había perdidointerés en el, con esos pensamientos se durmió lentamente.

La imaginaciónlo transporto en sueños a un sitio lejos, muy lejos de allí, tanto que noparecía siquiera ese mundo, una mole de tierra del tamaño de una montaña estabasuspendida en el aire entre un mar de nubes, en uno de los laterales unaabertura mostraba la entrada a una cueva que se le antojaba conocida, unaextraña sensación, como si lo observaran lo hizo estremecerse, y la imagen dela montaña se alejo de pronto y muy rápidamente y sintió un golpe, despertó depronto y se encontraba en el suelo, al lado de su cama, observó a su chica queestaba extendida ocupando la totalidad de la cama, la aparto un poco y sevolvió a dormir, a la mañana siguiente no recordaría nada de lo sucedido.

En ese mismomomento en otro lugar a mucha distancia de allí una figura observaba elpaisaje, una vista de grandes copos blancos se extendía a donde alcanzara lavista, se giro sobre sus talones y se interno en una abertura hecha en la paredde una gigantesca montaña suspendida en el aire.

 

- ¿Problemas? -Dijo una voz desde dentro de la cueva. Parecía salir incluso de las paredes.

- Invitadosinesperados - Más bien - aun no es el momento - dijo el sujeto que seaproximaba, La temperatura subía a medida que él se acercaba a la mesa dondealgunos más estaban reunidos y tomaba asiento.

- Quierestranquilizarte un poco - dijo otra voz - recuerda lo que ya ocurrió una vez - alas palabras que había escuchado el que había hablado antes se calmo, y latemperatura del ambiente bajo de pronto - mucho mejor confirmo.

- ¿Por qué seretrasan? - Pregunto una voz femenina desde dentro de la cueva, estaba sentadaen uno de los sillones que se reunían en una mesa rectangular, a su derecha seencontraba un ser que parecía estar hecho de piedra solida, su voz parecíasonar incluso en la misma montaña y a su derecha las formas acuosas dejaban vera otro componente de la extraña reunión. En frente se encontraban dos sillasvacías y la tercera que había sido ocupada por aquel otro que parecía controlarla temperatura de la habitación a voluntad, del contorno de su cuerpo pequeñasllamas bailaban sobre sus brazos, Aquel momento solemne se interrumpió cuandolas llamas de este comenzaron a bailar sobre su cuerpo con una inusitadaviolencia, a su lado si se forzaba la vista se podía ver unos remolinos de aireque anunciaban la presencia de otro miembro de esa reunión, una vez este sehubo sentado el cuerpo de fuego de su compañero volvió a calmarse, el últimoasistente se dejo ver en un flash de luz que ilumino la cueva, mostrandobrevemente a los integrantes de esa mesa.

- Muy bien,estamos todos, - comenzó la voz femenina - Bienvenidos una vez más al conciliode los elementos.

- ¿Por qué noshas llamado? - Pregunto expectante Aire que intentaba controlarse para no dañara su hermano.

- Es cierto,También quiero saberlo, me gustaría saber por qué tanta gente está en mi hogar- Dijo Tierra en tono molesto

- Todo a sudebido tiempo - dijo la voz femenina en uno de los rincones de la mesa - Nohubiera convocado este concilio si no hubiera un motivo.

- Y bien ¿Porqué me has evadido de mis obligaciones? - Pregunto Luz ofendida.

- El mundopodrá sobrevivir sin tus poderes unos segundos - le dijo la voz mirando a suhermano, esto es más serio.

- Y bien ¿Dequé se trata? - Le dijo expectante Agua que esperaba volver a sitios máshúmedos.

- Tengo buenosmotivos para creer que el Hacedor de Sueños se encuentra amenazado - Confirmola mujer.

Las reaccionesno se hicieron esperar, el murmullo general se levantó en la habitaciónmurmullos indignados y aireados parecían venir de todos los rincones de esamesa.

- TranquilosHermanos - Dijo la voz femenina que había traído la noticia - tenemos tiempoaun, sucederá en siete lunas, y para entonces estaremos preparados, Hemosestado temiendo este momento durante mucho tiempo, pero aun hay esperanzas.

- ¿Como esposible que lo sepan? - le dijo tierra a sus hermanos, visiblemente menosaireado de que la reunión se estuviera celebrando en su hogar.

- Simplementela persona que lo busca lo sabe, es toda la información de la que dispongo, sualma ha dejado de existir pero su cuerpo se está muriendo, y por eso es por loque sabemos cuándo actuara - dijo la voz que se ocultaba en la oscuridad.

- Bien ¿Quéhacemos? - pregunto a la espera Aire.

 

- La respuestaes sencilla, luchar cuando llegue el momento - les dijo la voz confiada.

- ¿Cómo? - Dijointranquilo Agua.

- ¿La niña? -Dijo fuego, y todos lo miraron sorprendidos.

- Así es -Confirmo la voz - es una de ellos, esos jóvenes, por lo que han demostrado granvalentía en tiempos pasados. Quiero que escogías a uno de ellos, cuando llegueel momento, sabréis que hacer -

En los minutosde silencio que pasaron, se movían afirmando la idea, al final todos semostraron de acuerdo

- Muy bienhermanos, esta reunión se ha acabado, volved a vuestras competencias. Graciaspor prestarme vuestra atención y buena suerte.

Uno a unocomenzaron a marcharse, Luz fue el primero en abandonar la mesa, seguido decerca por Fuego, a una distancia prudencial de este les siguió Agua acompañadode Tierra que debía velar otros lugares, saludando a su compañera, Aire salióde la habitación dejando a la dueña de la voz en el interior de la abertura dela montaña.

- ¿Y qué hay deti? ¿Estas preparado para actuar cuando llegue el momento? - Dijo la voz.

- Cuando llegueel momento lo estaré - respondió una séptima voz ubicada en el extremo de lamesa donde antes estaban todos los demás.

Muy lejos deallí, tan lejos que las distancias eran imposibles de medirse, un chico dormíamientras abrazaba a su novia, en una cama de un colegio de magia.

______


Bueno pues aqui os dejo otro capitulo de esta historia, espero ver cientos de comentarios cuando me despierte al dia siguiente, sobre dudas, propuestas, criticas, o peticiones de mano (un clasico mio)

Bueno en fin, os veo en el proximo capitulo de esta, segun creo, apasionante historia (si hasta parece la publi de una telenovela y todo)

Si no estás registrado por favor deja tu opinión de estahistoria en [email protected] mí es importante y responderé a la mayor brevedad posible. Gracias

La verdad es que siempre que supero los bloques de mil lecturas tengo la impresion que no convence si no hay gente nueva que deje comentarios (esta vez fueron las 3000 lecturas)

Leer es gratis; comentar también; y mi tiempo lo regalo para que podais tener esto gratis, asi que por favor comenten.

Ahora el capi.

________________________________________


Capitulo 31Mejoras

Harry despertóincluso más agotado de lo que se había dormido, parte de su mente estaba aún enotro lugar, y el chico no podía relacionar dos hechos seguidos, la clase depociones transcurrió sin sobresaltos aunque seguía perdido en sus ideas, solole basto saber que la poción multijugos que estaban preparando con los demásestaría lista para mediados de diciembre, lo que suponía un par de semanas más,ya que era el día de la última luna llena, solo habría que agregar los últimosingredientes y ese proyecto estaría listo, En la clase sin embargo se mostroausente, recibió un par de codazos de Hermione por debajo de la mesa y eso ayudoa despejarlo cuando Slughorn le pregunto sobre cierta teoría de antídotos, elchico le dijo algo que olvido a los pocos segundos.

La claseterminó y una vez en el gran comedor la chica le pregunto por lo que ocurría.

- Harry dejapreocuparte - le dijo mientras estaban comiendo - nos queda un mes paranavidad, podremos organizar algo.

A Harry le costóunos cuantos segundos asimilar que su compañera hablaba acerca de Draco, y lareunión que los cuatro habían mantenido el día anterior, sin embargo otrasdudas le embargaban la cabeza, la noche anterior había tenido un sueño extraño,pero no conseguía recordar los hechos, solo recordaba momentos vagos, pero laausencia de color anunciaba que era uno de "esos" sueños. Haciendo un enormeesfuerzo le venían unas imágenes a la cabeza de copos de algodón. Miro a suchica, de no haber sido por ella hubiera continuado soñando, pero debido a unapatada especialmente fuerte que lo tiro de la cama, se había despertado. Eraimposible culparla, pero internamente, se enfado con ella. Su atención fuecaptada por la profesora McGonagall que se había levantado al finalizar lacomida.

 

- Buenos días -dijo la bruja - este año, y con el fin de promover la comunicación entre todoslos miembros del colegio, independientemente de la casa a la que pertenezcan,es por lo que organizaremos un baile el día 23 de diciembre en el gran comedor.Este año implantaremos una novedad, y es que no habrá parejas - dijo la bruja.

Se escucharonmurmullos de escepticismo, que fueron acallados rápidamente por la mirada de ladirectora,

- Como dije, espara promover la comunicación y dejar aquellos prejuicios infundados con lasdemás casas de este colegio es por lo que lo hemos organizado de tal manerapara que coincida con un eclipse que se llevara a cabo esa fecha. Y en honor atan peculiar acto, los magos llevaran puesta una máscara que honrara a Helios,las brujas en cambio camuflaran sus rostros detrás de la figura de Selene. Deese modo honraremos la fecha, el baile se prolongará hasta medianoche, donde laelección de su pareja de baile será completamente libre, sin embargo unos minutosde la medianoche, tendrán que buscar a la pareja que quiera que lo acompañe elresto de la noche, que será hasta las 3 de la madrugada - dijo la profesora, unmurmullo emocionado, sobre todo de chicas recorrió la sala, luego resumió - Lasreglas son que hasta medianoche se dediquen a conocer gente, a partir de esemomento la persona con la que tengan será su pareja oficial. Llevaran unastúnicas especiales hasta la medianoche, entonces las túnicas de gala de cadauno serán reveladas, al igual que la persona que tienen como acompañante. Alser una fiesta local no habrá restricciones de edades, y por lo tantoprofesores y alumnos podrán participar de esta celebración.- Resumió McGonagallsuavemente. Y volvió a su asiento.

A grandesrasgos fue una cura para Harry, el murmullo se elevo por el gran comedor alhaber recibido la noticia, él nunca había sido demasiado bueno bailando,recordaba vagamente su debut en cuarto, y recordó que las gemelas Patil no lehabían hablado en una temporada por como se había portado esa noche con ellas.A los pocos minutos la noticia del baile que se llevaría a cabo se habíaextendido como la pólvora, incluso Pevees hablaba del acontecimiento mientraslanzaba pedorretas a todos los que pasaban recordándoles lo horrible que estaríancon tal o cual mascara. Para los cuatro significo mucho más que el hecho de unbaile, por un breve momento habían olvidado la conversación de la nocheanterior, incluso unos breves minutos de ventaja le habían dado a su cerebro,estos se acabaron cuando llegaron nuevamente al umbral del aula en la que laatípica profesora estaría dando clases, entraron por el retrato, después dedarle la contraseña "manticora" seguidos de cerca por Luna que se les habíaunido en el último momento. Harry volvió a mirar el techo, aunque fueraimposible dado que no existía techo que mirar, en su lugar se encontró con uncielo encapotado y oscuro, las pocas estrellas que se lograban divisar fueronrápidamente cegadas por unas nubes de tormenta y aunque los relámpagos que destellabanen el firmamento no parecían cesar, tampoco parecía que descargarían agua,Harry observó el suelo, el césped estaba seco. Se quedo pensando en esto mientrassus pies atravesaban el círculo de piedra.

 

- Cincopersonas por caldero por favor - dijo la voz melodiosa detrás de Harry - La semana anterior no he tenido laoportunidad de presentarme, Soy Sirine, y seré vuestra profesora en estaasignatura - Dijo mientras su cuerpo de serpiente se deslizaba por el pradoobservándolos a todos. Fue posando sus ojos en cada uno de las chicas queestaban en esa clase, comenzando por las que estaban en el otro caldero diciendocosas como "Interesante" o "Sera bueno saber que eres capaz de hacer" en vozbaja, casi inaudible, Pero cuando llego hasta donde estaban ellos su mirada seposo nuevamente en cada uno de sus amigos. La primera fue Luna

- "Puedes verlo que otros no, tu luz iluminara el camino a los demás" - dijo en tonomisterioso y poso sus ojos en Hermione

-"Es el másduro de vencer, úsalo bien y llegaras lejos" - A su lado estaba Ron, Harry nose equivoco cuando se dirigió a el

- "Confía en timismo y en la velocidad de tu poder y saldrá todo correctamente" - a Ginny sinembargo le tenía guardado algo que a Harry lo dejo de piedra

- "Eres la mástemperamental de todos pequeña" - Le dijo Sirine, ¿Por qué nadie respondía a esasintrincadas palabras? Pensó el chico, cuando se quiso dar cuenta esa hermosamujer estaba con los ojos fijos en los suyos.

- "Confía en laotra persona que se llevara tu don, tú darás o recibirás el último golpe, pero tendrásla ayuda de los más poderosos" - dijo la mujer y se giro para tomar distanciacon todos los demás.

- ¿A qué serefiere? - le preguntó el chico. Por un momento el contoneo de Sirine sedetuvo, pero continuo avanzando un segundo después, Harry creyó imaginarse esereflejo, como sea no le prestó la más ligera intención. Harry miro a suscompañeros de clase, estaban absortos en el movimiento de la cola de Sirine, parecíaimposible que no hubieran escuchado sus palabras. La profesora volvió a hablarcon esa voz profunda clara y embriagadora.

- Buenos días atodos, esta será vuestra primera clase de Rituales, Si, Srta.
- Dijo señalandoa una de las chicas que estaban en el otro lado del circulo.

- Prince, MíaPrince, Profesora ¿Por qué en el cielo es de noche? Es mediodía - dijo la chicaconfundida, Harry y los demás parecían tener la misma pregunta.

- Bienjovencita, celebro que me hagas esa pregunta, significa que eres observadora,un gran dote para tiempos futuros, Como iba diciendo, están en vuestra primeraclase de Rituales, la enorme mayoría de lo que vean en esta clase tiene supoder potenciado por las estrellas o la luna, esa es la razón por la cual tengoesta sala permanentemente hechizada para que se muestre una noche eterna. Buenoretomando, verán en esta clase magia muy poderosa
Si señorita Hermioni.

- Hermione - lecorrigió - tengo entendido que los rituales forman parte de magia negraavanzada ¿Verdad? - Pregunto respetuosamente su amiga.

 

- VerasHermione, están aquí para aprender este arte y porque así lo quisisteis- ledijo la profesora - por eso aquí no hay una bruja o un mago humanos, en micultura preferimos no hablar de color, si no de fines. Es cierto que conalgunas de las cosas que se pueden hacer aquí incluso se podrían traer a losmuertos de sus tumbas, pero no os explicare como hacerlo. Sin embargo siveremos otros que tienen como fines más provechosos, algunos de ellosmedicinales, otros que servirán para ubicar a vuestros amigos si estos se encuentranen peligro, y otros que incluso podrían salvar vuestras vidas, Quiero queolvidéis por completo el mundo de los humanos mientras estén en mis clases,olvidéis el significado de lo que supone la magia negra o la magia blanca, eintenten entender el porque están aquí, el fin de lo que pretenden - les dijo,y levanto la cabeza mirando a las estrellas - Desgraciadamente nos hemosquedado sin tiempo entre preguntas, La siguiente semana comenzaremosdirectamente con las practicas, puesto que en diciembre no podre daros clasesolo tendremos esta clase antes del siguiente año. Trabajemos con distintashierbas que crecen por aquí para comenzar, Podéis marcharos - concluyo laprofesora mientras se perdía en el prado.

Harry y losdemás estaban subiendo al despacho, expectantes de la próxima clase de esaasignatura, cuando al entrar en la sala el chico tropezó con alguien, unospapeles volaron y el moreno se apresuro a recogerlos, y a entregárselos a lapersona con quien había chocado. Unos ojos azules le devolvieron la mirada.

- Lo sientomucho Harry, a veces soy algo patosa - le dijo Cristine.

- No hayproblema, ¿Qué hacía en la sala de Defensa Contra las Artes Oscuras? - Harry parecía verdaderamente extrañado deverla allí, dos de sus amigos parecían compartir esa pregunta, su novia, encambio miraba a Cristine sin muchos deseos de entablar conversación con ella.

- Ho, si Harry,veras, y los demás también, es que tengo que salir del castillo por un asuntocon mi madre y me dejara ocupada toda la semana, Ya sabes, lo que tiene que tumadre pertenezca a un cargo tan importante - sonrió la chica - Quisiera saber si podemos hacer la claseahora mismo, había venido a buscaros para eso.

- Por mí no hayproblema - dijo Harry, los demás cabecearon mostrándose de acuerdo.

- Bien me voy abuscar a los demás, por favor id hacia la sala, nos encontraremos allí - ledijo Cristine mientras los dejaba atrás.

Aprovecharonpara dejar el material que habían tenido durante día y cambiarse por una ropacon distintas protecciones en el pecho y en los brazos, La clase de Magia sinVarita se estaba tornando en duelos torpes que nadie alcanzaba a controlar ydesde hacía varias semanas se protegían un poco más el cuerpo para esas clases.Con las improvisadas armaduras entraron en la sala de los menesteres. Dentroencontraron a Ivan discutiendo con Alex. Se quedaron un poco apartadosescuchando lo que pasaba. Ivan, parecía desde luego molesto por las maneras enque estaban saliendo esas clases.

- Te digo quepodre vencerla cuando quisiera.

- No digo eso,solo digo que te hace falta control Ivan - le decía la chica pacientemente.

- Ya tengo todoel control que necesito, soy mucho mejor que esos imbéciles de Potter y susamigos - se mofo Ivan - ¿Y qué me dices de ese estúpido de Neville? Escudos
¿Dequé sirve un tonto escudo?

 

- Entonces note importara demostrarlo en un duelo verdad - dijo la Cristine que acababa deentrar flanqueada por Luna y Neville - Te diré algo, escogeré a cinco para quepeleen contra ti, si vences a uno solo de ellos te daré esta asignatura poraprobada, y no tendrás que volver, si los cinco te vencen a ti. Tendrás quecerrar esa boca de cloaca mientras estés en mi clase. ¿De acuerdo? - NuevamenteIvan aceptó el reto de la profesora - Muy bien, ve al tatami por favor. Veamosacabemos con esto rápido que ayer no he podido dormir bien, Hermione por favorempieza tu.

Hermione la másdura de batir de todos los que estaban ahí sin duda, pero era cierto que Ivanhabía aprendido mucha en las últimas lecciones. La batalla comenzó y Hermionese desvaneció al instante, para aparecer detrás de Ivan. Este esperando esemovimiento la ataco pero ya no estaba en ese lugar, extrañado miro hacia amboslados pero no la vio. Su respuesta le vino desde el suelo, debajo de élapareció Hermione entre sus piernas lanzando un hechizo con las manos que ledio de lleno en los muslos, el cuerpo de Ivan se levanto varios metros yprodujo un sonido al estrellarse contra el suelo inerte y petrificado, Hermioneguardo distancia, saco la varita y le lanzo el contra maleficio. Este serecupero enseguida mirando a la chica mientras esta bajaba del tatami. Harryobservo a Hermione, no recordaba haberla visto pelear así nunca.

- Muy bienHermione te llevas el punto, Luna es tu turno - dijo Cristine

La rubia subióal tatami y saludo a su contrincante, este le devolvió el saludo y antes deinclinarse había desaparecido, para aparecer al lado de la chica dispuesto aatacar, está sin embargo extendió su brazo izquierdo dejándolo delante de sucara, un enorme destello segó los ojos de Ivan, mientras el chico no podía ver,la rubia se trasporto al medio de la habitación y extendió su mano hacia eltecho, la luz desapareció por completo de la habitación dejándolos a los dos aoscuras, Harry vio un destello rojo proveniente sin duda de las manos de Ivan,Era lo mismo que estaba esperando Luna, una liebre perfectamente solida y de unintenso plateado salió de la mano derecha de la rubia mientras pateaba elestomago de Ivan.

- Bien ya estábien Luna, Ivan no es un dementor, el punto es tuyo, Ron por favor, continua -Cuando Luna salió del espacio reservado para los combates, la luz volvió a lahabitación, la chica estaba sonriente y Neville no le quitaba los ojos deencima. Harry también estaba asombrado, hasta las clases anteriores solo habíapodido lograr encender pequeñas luces, esta vez un Patronus completo había sidolanzado desde sus manos. Se giro para mirar a Ron que estaba de pie delante deIvan, El chico había aumentado su agilidad en las últimas clases, y habíalogrado traer pequeños objetos

Cuando labatalla comenzó Ivan intento repetir la experiencia que había tenido con Luna,esta vez sin embargo extendió su mano casi pegado al cuerpo de Ron y le dio delleno en el pecho, el pelirrojo ni siquiera se inmuto, Con Ivan a su izquierdano se molesto siquiera en aparecerse, sostuvo el brazo que había usado el chicopara atacar con su mano izquierda, lo levanto unos centímetros y con lanzo unaonda con su mano derecha, similar al "Repulso", un segundo antes de que elhechizo golpeara el pecho de Ivan Ron le soltó la mano, y su oponente volóvarios metros hacia atrás, no para ocasionarles daños de gravedad pero si lossuficientes para que su contrincante "volara" literalmente fuera del tatami.

 

- Muy Bien Ron,el punto es para ti, Ivan vuelve al tatami, tu siguiente oponente es Ginny - lachica saludo a su hermano cuando se cruzaron y este fue con Harry que le saludocon una sonrisa asombrado de lo que había logrado hacer.

El combate siguientefue extraño, ambos del tipo fuego podrían incluso haber sido un espectáculointeresante, pero Ginny se encargo de que no lo fuera, Inmediatamente despuésde saludarse la chica corrió en dirección hacia su oponente en actitudkamikaze, Ivan extendió la mano atándola y un rayo rojo salió de su palma, sinembargo la chica ya no estaba allí, un segundo después del ataque del chico,Ivan salió despedido hacia delante, Ginny se encontraba donde un segundo antesestaba su espalda y con su mano levantada, Ivan casi en la pared estornudo y desu nariz unos mocos cobraron alas y se fueron volando.

- Bien hechoGinny, deshaz el hechizo por favor - le dijo a la pelirroja que estabavolviendo junto a Harry.

- Creo que asítiene mejor aspecto, pero en fin - dijo Ginny sacando su varita y acabando elhechizo.

- Bien eso estámejor, Ivan, vuelve al centro solo te queda un oponente - le dijo, Harry tocoel brazo de Ginny y se dirigió al tatami - Neville tu turno - dijo la profesorasorprendiendo a todos. Harry el primero pues el estilo de Neville era meramentedefensivo. El chico obediente, sin embargo, se subió al terreno programado paralos duelos.

Si Harry y losdemás creían que el duelo estaba sentenciado se equivocaron, más allá de loagotado que pudiera estar Ivan, fue el duelo más corto de la clase, Ivandesaparición para aparecer a la espalda de Neville, este ni siquiera se movió,su oponente lanzo un par de hechizos con ambas manos, dos rayos rojos salierondieron en la espalda de Neville, más éste no se movió. Un segundo después ambosrayos volvieron a su origen, a un sorprendido Ivan que los recibió a ambos enel pecho. Se elevo un par de metros y aterrizo con ambas piernas, sin embargo,no le respondieron e Ivan cayó al suelo vomitando babosas, Neville se apresuroa invertir ambos hechizos.

- EstupendoNeville, y señor Stuart - dijo Cristine dirigiéndose a Ivan - para eso sirvenlos escudos, espero que cumpla su palabra y cierre esa boca y sea más aplicadoo abandone esta clase, para que los demás podamos aprovechar el tiempo -sentencio Cristine, Harry nunca la había visto tan enfadada - Fin de la clase,la semana que viene recuperaremos el horario del martes. Hasta entoncesdescansar y seguir practicando.

Los chicos semarcharon directamente a su habitación, el hecho de estar exentos de los exámenesles confería ciertos privilegios, y creyeron que saltarse la clase deastronomía no afectaría a nada demasiado importante.

- Bien hechochicos - les dijo Harry cuando estuvieron reunidos en torno a la mesa. - conIvan y todo eso.

- Ho, eso -dijo Hermione sin darle importancia - Gracias, la verdad es que no esperaba queel hechizo saliera con tanta potencia.

- ¿A ti tambiénte ha pasado? - Le dijo Ginny - yo tampoco lo esperaba.

- Bueno y quémás da - Dijo Ron - hemos estado practicando desde hace meses, en algún momentoteníamos que mejorar.

Hablaron deotras cosas y de lo que harían más adelante hasta que el sueño los venció y sefueron a la cama, sin embargo el día no había acabado para la mente de Harry,Cuando Ginny estuvo acostada a su lado le robaría un par de horas de sueño.

 

- Ha, porcierto Harry, se que Sirine es atractiva y todo eso, pero tienes una novia quese muere por tus huesos a tu lado - dijo besándole el cuello - no vuelvas asilbarle - otro beso más - Además no creo que sea tu tipo - dijo sonriendo lachica antes de atacar los labios de Harry.

Un par de horasdespués, cuando la chica ya se había dormido a su lado, Harry lo comprendiótodo, al fin y al cabo Sirine era en parte serpiente, el silbido del cual leacusaba Ginny no era tal, y eso demostraba el por qué nadie más había podidoentender lo que decía la profesora uno por uno. Con esa idea tardo varias horasen dormirse.

_____________

Para dar una pequeña clase ilustrativa, según la mitologia griega Selena y Helios son la Diosa de la Luna y el Dios del Sol respectivamente. de ahi los nombres, Imagino que no tengo que explicar que es un eclipse. (ademas de la novela de Meyer)

Bueno pues ese es otro capi, ya lo sabeis, comentarios y todas esas cositas en (pues eso) comentarios, Un saludo a todos y nos vemos en el proximo capitulo que se como se llamara pero no lo dire,

Si no estás registrado por favor deja tu opinión de estahistoria en [email protected] mí es importante y responderé a la mayor brevedad posible. Gracias

UN saludo

Capitulo 32 Sirine

En los díassiguientes los hechos se sucedieron rápidamente, El mes de noviembre se despidiódejando paso a un frio mes de diciembre, los campos y terrenos cercanos alcolegio anunciaban nieve a cada paso, y el tema de conversación que más seescuchaba en todas las esquinas era el baile de navidad que tendría lugar enescasas dos semanas y marcaría también el inicio de las vacaciones de invierno,dos semanas que los estudiantes tendrían para recuperarse de las clases quehubieran tenido hasta entonces, como pactaron, al volver de ese periodo dedescanso los chicos rotarían la clase, lo que significaba que solo quedaban dossemanas con cada grupo, de común acuerdo decidieron que la última clase estaríadada tanto por el profesor que habían tenido en ese momento, como por lapersona que se encargaría de darlas en el futuro cercano, esto lo hacían paraque el cambio de los estudiantes no sea tan brusco, a Harry la siguiente semanale tocaría compartir el aula con Hermione que se quedaría con los más pequeños,es decir con Lucy Swan y su sequito de amigas, los duelistas de segundo, yVictorie y el resto de sus compañeros; y con Ron que sería con los alumnos quese quedaría cuando volviera de vacaciones. Se pregunto con que se encontraríadado que eran los alumnos de Ron, podía ser cualquier tipo de opciones.

El segundo díade diciembre Harry les habló a todos sus alumnos por igual, les conto la verdadde lo que ocurría y que la siguiente semana tendrían clases con Hermione ademásde con él y que a partir de entonces la chica sería su profesora. Vio a losgrupos que había educado y se le llenaron los ojos de orgullo. Esa clase fuemagistral. Los de primero controlaban la mayoría de los hechizos básicos, LucySwan fue premiada con 30 puntos, el mayor puntaje que había concedido hastaahora, por inmovilizar a una de sus compañeras en una demostración de combate.Cuando la clase se acabo la chica nuevamente se quedo rezagada en el aula, estavez Harry lo noto y bajo la vista a los papeles intentado disimular.

 

- Profesor
-dijo la pequeña tímidamente - He estado practicando ¿Lo he hecho bien?

- Anda, Lucy,estas aquí - dijo Harry fingiendo sorpresa - lo has hecho estupendamente, -aprobó el chico y noto como la alegría subía a la pequeña.

- ¿Tiene queirse? - le dijo la niña implorándole.

- No memarchare a ningún lado, solo daré clase a los demás - le dijo Harrypacientemente - Además, Hermione es buenísima, incluso mejor que yo - dijoimprimiendo confianza en su amiga.

- Nadie esmejor que usted, me enseño muchísimo, lo que hice hoy, no hubiera sido posiblesi no llega a ser por usted - le dijo la pequeña llena de confianza.

- Veras - Harrytuvo que hacer acopio de todo su autocontrol para no reírse - espero que novayas por ahí petrificando gente y promulgando que he sido yo quien te lo haenseñado, será nuestro pequeño secreto - le dijo Harry y le guiño un ojo.

- Muy bien - elúltimo gesto de Harry la había hecho estar radiante de felicidad, la niñacomenzó a marcharse y se giro en el último momento - en el baile, me esforzareen encontrarle, y tendrá que bailar conmigo, y también se quedará conmigo elresto de la noche - le dijo la chica muy seria.

- En el baile estaréencantado de bailar contigo Lucy - le dijo sonriendo, y la chica, conforme, semarcho del aula.

- ¿Tengo quecomenzar a preocuparme? Señor Potter - se escucho una voz que venía de laescalera a su espalda - dos veces que me retraso con los cuadros de actividadesy dos veces que te encuentro ligando con otras, ten cuidado o puede que su mamise ofenda si corrompes a la niña - bromeo Ginny mientras le entregaba el cuadrocon las clases, Harry la beso y los alumnos de segundo entraron al aula.

La clase fuetan bien como la primera, la mayoría de ellos podía desarmarse y lanzarsehechizos sin demasiada dificultades, en el aspecto teórico Harry repartió unoscuantos puntos a varias casas por las respuestas acerca de Kappas, vampiros yotras criaturas que dejaron al chico satisfecho, varios incluso se acercaron aestrecharle la mano a Harry, entre los que se incluía a varios de la casa de laserpiente, cuando este le comunico la noticias de que la siguiente clase seriaconjunta y la próxima a esa seria de Hermione.

La clase detercero tuvo el mismo impacto emotivo que tuvieron las anteriores, laculminación de los estudios del boggart seria pospuesta para el examen final deesa asignatura en la que Harry pensaba diseñar un circuito similar al que tuvoque pasar en su momento con Lupin, y la clase se torno más interesante en vistaa los aspectos que estaban viendo acerca de diferentes criaturas, ese díaestaban estudiando las esfinges y su manera de capturar con acertijos a laspresas, Harry repitió el acertijo que una esfinge le había hecho en su cuartocurso y premio a Victorie con 25 puntos para Gryffindor por haber dado a laprimera con la araña "Aquel animal que no besarías" Al igual que había pasadocon las horas anteriores muchos se acercaron a saludarle al final de clase, aHarry le levanto el ánimo pues el gesto, aunque fuera tan solo un apretón demanos de poco más de un par de segundos, le mostraba la opinión que los demástenían de él. Victorie como había hecho Lucy un par de horas antes se quedounos segundos, y abandono el aula solo cuando Harry le prometió un baile el díade las mascaras, no sin antes con la reciproca felicitación de Harry por elequipo de quidditch, La chica además de ser una excelente jugadora era unaestudiante modelo, inteligente a la par que capaz. Era evidente que su pequeñoaccidente con el boggart no empañaría tres meses de estupenda dedicación. Lachica se retiró del aula agradecida de los ánimos de Harry.

 

El resto de lasclases trascurrieron con normalidad, Harry visitó a Firenze en una de susclases y este estuvo hablando sobre las estrellas que dominaban ciertosplanetas como si eso fuera todo lo que importaba en el mundo, sin embargo Harrylo prefería a Trelawney, el hibrido al menos no anunciaba su muerte cada vezque lo veía, más cercano a fin de semana comentaron con la directora acerca dela idea que tenían de juntar los profesores la semana siguiente y esta estuvode acuerdo, dejándolos marchar no sin antes felicitarlos a todos, pues pareceque en sus clases de Transformaciones no se hablaba de otra cosa más que de loque habían hecho, o tenían que hacer en clase de Defensa Contra las ArtesOscuras. Los cuatro agradecieron el comentario y se marcharon de la sala de ladirectora.

Pasaron un finde semana tranquilo, sumergidos en partidas de ajedrez, o viendo como Ginnyentrenaba con su equipo en una sesión extraordinaria de domingo, o hablando decómo sería el diseño de las clases con los alumnos nuevos.

En la semanasiguiente en clase de pociones se encontraron con la sorpresa de que la pociónen la que habían trabajado los últimos meses estaba por fin resuelta, elprofesor Slughorn obsequio un frasco a todos los estudiantes, bajo la absolutapromesa de que nadie la usaría con efectos negativos, o para dañar a nadie, ocualquier cosa que afectara negativamente a otras personas, les entrego elfrasquito con el contenido viscoso, solo había que agregar un par de cabellosde la persona en la que te quisieras transformar y estaría lista. Una vez hechoese proyecto el trió de amigos se puso a pensar en las dificultades que pasaronpara hacerla en segundo año, y esta vez les parecía demasiado fácil, sealegraron de la gran mejora que habían tenido, aunque el hecho de no hacerla enla clandestinidad también ayudaba a dar la impresión de que esta vez fuera másfácil.

La clase derituales termino siendo algo sorpresiva, incluso enriquecedora, cuando loschicos entraron en el claro este estaba plagado de un ligero toque a rocío, lahumedad se respiraba en el ambiente y el crepitar de las llamas iluminaba loscalderos, más sin embargo estas llamas azules no irradiaban calor alguno, almenos no en los cuerpos de los jóvenes, los calderos sin embargo contenían unliquido espeso burbujeante, Sirine explicó que se trataba de Fuego Fatuo, unascuriosas llamas de origen griego cuyo principal combustible era la humedad y elagua que se generaba con el rocío nocturno, por otro lado una de las grandesventajas, según comento, es que no necesitaban de la presencia de oxigeno parapoder existir. Explico también que para esos rituales era el mejor tipo defuego, puesto que el mago necesitaba concentrarse completamente en lo queestaba ejecutando y una elevación de la temperatura de una fuente normalprobablemente lo distraería, En cambio el fuego azul dirigía sus llamasúnicamente al caldero.

La receta erasencilla, y a ninguno le extraño que la clase fuera muy similar a la que teníanen pociones, unas pocas ramas en el caldero, unas cuantas hierbas y una gota desangre de cada uno de ellos, provocaron que saliera un humo intenso purpura dedentro del recipiente, cuando Harry y los demás inspiraron el humo comenzaron asentirse increíblemente cansados. Ginny se apoyó un momento en Harry para evitarcaer, lo mismo hicieron Luna y Hermione con Ron que estaba en el medio deambas.

 

- Bien, chicos- sentencio Sirine - Para ser la primera vez es estupendo.

- Perdoneprofesora, ¿Pero qué hemos hecho? - le pregunto Hermione mientras se restregabalos ojos.

- Es uno de losrituales más sencillos que existen, requiere un caldero y un fuego como el quetienes aquí, es un detalle importante desde luego, además es preciso usar lashierbas que han usado. Pronto descubrirán que la mayoría de los rituales requierenun sacrificio de la persona a la que está dirigido, Este ritual se le denominaRitual del Sueño - Dijo alegre la profesora mientras se deslizaba entre ellos -Solo hace falta un poco de sangre de la persona que se desea, y cuando el autorinspira los vapores que se producen, esta persona cae en un sopor casiirremediable, e instantáneo como podrán ver. Afortunadamente solo habéis usadouna gota del líquido, una cantidad mayor puede haberlos tenido dormidos durantedías. O incluso meses - Explicó la profesora, dio un rápido vistazo a todos yvolvió a hacer su acostumbrado pase entre los alumnos, sin embargo cuandoestuvo cerca de Harry le dijo en un silbido, que solo podía significarparsel, "No digas nada y quédate unmomento" se volvió a sus alumnos y agregó - Muy bien chicos esta será la últimaclase antes de vuestras vacaciones, nos veremos el próximo enero, Pasad unabuena salida de año según vuestros calendarios.

Harry se demoróun poco más mientras el resto comenzaba a marcharse, Ginny sin embargo se quedoa esperarle, la chica apoyó su espalda en uno de los enormes monolitos de rocaque formaban aquel circulo de piedras en el prado. Vio como la profesora pasabaal lado de Harry y al chico acercarse a ella. Ambos comenzaron a silbarsuavemente comunicándose en silencio.

- ¿Qué hay dela chica? - le pregunto Sirine

- Es mi pareja,confió en ella. - le contesto escuetamente el chico.

- Desconocíaque hablabas el idioma de mi raza - le dijo la mujer serpiente sin rodeos -tienes un ligero acento, pero es entendible.

- Gracias - ledijo el chico sonriendo como si aquellas conversaciones fueran algo de lo másnormal, por alguna razón el comentario del acento le causo gracia.

- No era uncumplido, es una habilidad bastante atípica la que dispones, pocos humanospueden apreciarla, e incluso menos dominarla, eres extraño muchacho, muyextraño - le dijo la enigmática profesora.

Sirine observoa Ginny que continuaba de pie en el circulo, sin decir nada, mirando la escena,y acaricio a Harry con sus anillos mientras pasaba a su lado y lo estudiabacomo decidiendo cual sería la mejor acción que podría hacer, Harry aguantó elescrutinio al que estaba siendo sometido, sus palabras le tranquilizaban casial punto de llegar a hipnotizarle, y el roce de su cuerpo desnudo contra elsuyo le confundían los sentidos, el cabello de aquella mujer se le pegaba a supecho evitando que Harry pudiera adivinar nada. Sin embargo el cabello de lapelirroja que estaba anudado a su dedo le enfrió las emociones. Sirine se giromirándole directamente a los ojos, se le acerco y rozo sus labios contra losdel chico, Harry sin embargo se mantuvo inmóvil sin corresponderle, no leagradaba la situación pero sus hipnóticos ojos le impedían moverse. Sirine pusodistancias y observó al chico, su examen aparentemente había concluido y cuandovolvió a hablar lo hizo con una voz carente de emociones.

 

- Vuestro lazoes fuerte - dijo mirando al chico, y luego a su novia que lo esperaba en uno delos pilares, la cara de la pelirroja no parecía haberse alterado lo más mínimo- lo supe la primera vez que te mire a los ojos, puedes hablar con los de miraza sin ningún problema y además tienes un corazón fuerte. Interesantescualidades muchacho. Verdaderamente interesantes - Harry no dijo nada,imaginaba que no lo había hecho quedarse para ese extraño beso y esa charla, surespuesta vino a continuación - ¿Sabes?, poseo poderes, poderes que los magosadultos sueñan con poseer, veo el destino de las personas cuando las observo
-Nuevamente el silencio de Harry permitió a la profesora continuar con sudiscurso - Todos se muestran ante mis ojos como libros abiertos, libros defácil lectura, hasta hace unas semanas - La profesora hizo una profunda pausamientras se paseaba por el sinuoso sendero que sus propios anillos habíanmarcado en el pequeño terreno, volvió a levantar la vista al chico y lepreguntó directamente - ¿Sabes cuál ha sido ese hecho? Muchacho.

- No lo séprofesora - Harry se lo dijo, mientras la seguía con la mirada preguntándose adonde quería llegar, aunque tenía una ligera sospecha.

- Tu, jovencito- le dijo la profesora mientras lo señalaba - Has entrado aquí con el resto delos jóvenes, tus amigos tienen cosas grandes esperando en sus futuros, comosenderos sin ninguna bifurcación, su destino está claro, tu sin embargo eres lapieza clave de todo este rompecabezas, tu destino es confuso, dos posibilidadescompletamente distintas, por lo que tendré que agregar a que eres inmune a mispoderes, desde luego pareces sorprenderme chico a diario. Sin embargo yo salgoen tu destino, y este es mi papel - Le dijo la mujer serpiente de maneramisteriosa- Quiero que tengas esto, es muy probable que tengas que utilizarloen algún momento, quizás mucho antes de lo que imaginas- Le dijo mientras lelanzaba una pequeña botella.

- Ha dicho queve el destino de mis amigos, ¿Podría decirme algo más? - Dijo Harry cogienda lapequeña botellita con la mano.

- Lo sientochico, eso nos está vedado, solo podemos hablar del futuro a las personas quecompete esos destinos, y no parece que tus amigos tengan la habilidad decomunicación que tienes conmigo, Mi tarea ya está hecha joven compañero, te veréa la vuelta de las vacaciones. Espero que hayas disfrutado la clase. - le dijoponiéndole especial énfasis a la última frase. Se giro y se deslizo fuera delcirculo, Harry quiso decir algo pero Sirine ya se había marchado dejándolo soloy concluyendo la conversación.

Levanto porencima de sus ojos la pequeña botellita que le había entregado la profesora,era oscura, y parecía contener algo dentro, la puso delante de la luna llenaconjurada especialmente para esa clase, su luz le permitió ver a un pequeñodestello azul que se movía en el interior de la misma y que en ciertos momentos intentaba salir al exterior de labotella fuertemente tapada por un corcho y una capa de cera fundida el cual cubríael pequeño tapón impidiéndole cualquier posible huida, reaccionó de la exhibiciónque estaba dando la pequeña llama en busca de la libertad, y se metió la oscurabotella en uno de los bolsillos, se giro y comenzó a caminar en busca de sunovia.

 

- Ginny yo
-comenzó Harry pero la chica lo interrumpió casi al instante.

- Harry. Mepone los pelos de punta que hagas eso, ya sabes Parsel, esos agudos silbidos lecrispan el cabello a cualquiera. - le dijo la chica - en fin, ¿De qué hablaban?

- Ginny yo
-intento decir nuevamente Harry - Yo no quería

- ¿Besarla? - Concluyóla chica - Lo sé cielo, no hablo parsel, y espero no tener que hacerlo, me darepelús, pero lo he visto, no le has correspondido y a mí me vale con eso. -Harry la observo, parecía sincera, agradeció tener a esa chica a su lado - Perovolviendo al tema ¿De qué hablaban?

- Luego dijo elchico, cuando estemos todos juntos, no me gustaría tener que repetirlo otravez.

Salieron caminandoabrazados del aula-prado por la abertura y se encontraron con un pasillodesierto, y a continuación Harry actuó por impulso, aprovechando la soledad dela que disponían con un movimiento del brazo puso a su novia frente a sí, seacercaron un poco, sus cuerpos estaban muy juntos, lo suficiente como para queHarry pudiera adivinar la forma del pecho de su novia solo con sentirlo a travésde las camisetas de ambos, la clase de rituales realizada en el calor de losfogones hacían que la ropa invernal fuera innecesaria, se quedaron así, juntosun segundo, finalmente fue Ginny la que levanto la cabeza rompiendo el momentoy buscando los labios de Harry, al chico ese dulce aroma, el contacto con elfísico de su chica sumado a sus besos y el recuerdo de lo que había pasado enel prado momentos antes le despertaron a Harry pasiones que él no esperaba,apoyo a su chica junto a una de las paredes del pasillo y continuo besándola, estáhecho sus manos al cuello, y Harry abandono sus labios para bajar un poco más,se entretuvo en el cuello mientras sus manos buscaban la piel que se escondíadebajo de la camiseta de la pelirroja comenzó por su cintura y comenzó a subir.

(* * * )

Ginny noto lasmanos de su chico subiendo por su cuerpo, buscando algo, quizás, másinteresante que su cintura, entre dossuspiros logro conseguir el impulso que necesitaba para separar a Harry unmomento de sí misma, busco su mirada con sus ojos, un brillo fulgurante, quepor un momento la asusto, se mostraba en sus ojos verdes y le permitieron ver ala pelirroja su sueño de verse con él un paso más adelante finalmente sellevaría a cabo, se tomo un segundo para observar el sitio en el que estaban, lecostó medio segundo más decidirse, pero finalmente cogió las manos de Harry ylas bajo lentamente retirándolas de su camiseta.

- Harry, cariño- dijo estrechándole las manos, ya fuera de su ropa - Escúchame, por favor,hemos tenido decenas de oportunidades, te amo, pero ahora mismo no eres tú,eres lo que ha generado esa conversación con la profesora. Y mira este lugar, deseoentregarme a ti, pero ¿Estás seguro que es este lugar lo que quieres paranuestra primera vez? - Le dijo Ginny mientras sujetaba sus manos. Estascomenzaron a temblar un momento después, y al segundo siguiente estaban abrazandoa Ginny, se separaron un momento y Harry la beso, suavemente, y de maneracompletamente inocente, algo completamente distinto a los besos que se habíandado unos momentos atrás que destilaban pasión. Se separaron un momento y Ginnyvolvió a mirar sus ojos, El brillo conocido de los ojos verdes había vuelto asu chico.

 

- Lo siento -Le escucho decir a Harry.

- No tanto comoyo, créeme - respondió la chica.- Y mucho - agregó la chica intentandoconvencerse a sí misma de que aquel no era el mejor momento.

(* * * )

Se separaron unpar de minutos y se esforzaron a buscar otros temas de conversación que nofuera lo que habían vivido, debido sobre todo a que ninguno de los dos podíacaminar sin sentir diversas incomodidades, cuando estuvieron listos se dirigierona buscar a la otra pareja que los estaba esperando en aquella sala que juntoshabían decidido bautizar como la sala de reuniones, que al fin y al cabo no eramás que el vestíbulo que conectaba todas las habitaciones y el cuarto de baño.

- ¿Dónde hanestado? - Le pregunto Hermione a Harry mirándole su asiento improvisado, en laspiernas de Ron.

- Bueno me heretrasado un poco en clase de Sirine - le dijo Harry a su amiga.

- ¿Tanto rato?- le pregunto el pelirrojo, cuyos ojos se adivinaban entre la cortina de pelode Hermione.

- Si bueno, ydando una vuelta, y esas cosas, ya lo saben - le dijo Ginny evasivamente a suhermano, sin siquiera mirarlo se volvió hacia Harry - Y bien ¿Nos los cuentas?

- Si claro -dijo Harry mientras se sentaba en la silla que normalmente ocupaba - estábamosen clase y
recordé una jugada estupenda de quidditch - dijo Harry, pensó quesus oídos lo habían engañado, el había dicho "y Sirine me pidió que hablara conella".

- Estupendo,Harry ¿Pero qué tiene que ver? - le dijo extrañado Ron, parecía contrariado,las miradas de sus amigos indicaban lo mismo que el pelirrojo. Harry continúohablando.

- Era unpartido de las Harpies contra los Tornados, una captura espectacular de labuscadora de las aves - resumió Harry como si un comentarista se tratase, estavez no había duda, su discurso acerca de las habilidades de la profesora sehabían convertido en un resumen de un partido de quidditch de la liga pasada -intentare escribirlo - dijo el chico y fue a buscar un cuaderno, con una plumaescribió "Estuve hablando con Sirine acerca de nuestros destinos, parece quepuede leer el futuro" y le paso el bloc a sus amigos. La respuesta de Ron lodesconcertó un poco.

- Muyinteresante, tienes talento, pero pensé que querías ser auror Harry

- ¿De quéhablas? - le dijo molesto el chico, para él era bastante serio, y cogió elcuaderno que el pelirrojo le entregaba, en la misma página donde él habíaescrito lo que le había pasado no se hallaba ningún mensaje, en su lugar unachica con el pelo largo túnica y montada en una escoba con una harpía en uno delos extremos estiraba el brazo para coger una snitch que se encontraba enprimer plano, debajo, a la derecha figuraba "Harry Potter" como su firma, eldibujo tenía una cantidad de detalles estupendos, sin embargo distaba mucho delo que Harry había querido decir. Comenzó a preocuparse de que se hubieravuelto loco. Afortunadamente el argumento de Ginny lo salvarían de pasar elresto de sus días en un manicomio.

- Elencantamiento Fidelio - resumió la chica.

- ¿Cómo? -respondieron todos extrañados.

 

- Claro, Harry,es sencillo, no tienes su permiso, cualquier cosa que intentes decirnos de ellasimplemente te será imposible.

Estarespuesta pareció complacer a todos, sin embargo a Harry no, ese era un secretoque él no quería tener guardado para sí mismo y no estaba acostumbrado a tenersecretos con sus amigos, más tarde, después de la clase que se llevaba en latorre de astronomía, en su habitación dejo la pequeña botella que Sirine lehabía entregado con el fuego fatuo dentro de su baúl. Y se durmió en la soledadde su habitación, Ginny había preferido utilizar su propia habitación esa nochey Harry creyó que se debía al arrebato de pasión que había protagonizadomomentos antes esa misma tarde. Intento sentirse culpable pero le eraimposible, cada vez que pensaba en lo que había pasado, el recuerdo de susmanos deslizándose por la perfecta piel de su novia o los besos apasionados quenunca en el pasado se habían repetido, Hacia que el chico se preguntara quehubiera pasado si no se hubieran detenido, se observo a sí mismo y dada lareacción que le provocaron sus recuerdos agradeció que no tuviera que ircaminando a ningún lugar en ese momento. Se durmió mientras unos ojos azulesintensos le observaban desde una percha cercana.


---------


Leer es gratis; publicar tambien, Y mi tiempo se invierte en esta historia. asi que animate a dejar tu opinion

N/a: Bueno pues para haber sido fin de semana solo he subido un capitulo, es que este casi que queria descansar un poco, en fin.

Bueno ya lo saben comentarios , piedras, pedidos de citas, y cualquier duda sobre este, u otros capitulos de esta historia publicar un comentario

Si no estás registrado por favor deja tu opinión de estahistoria en [email protected] mí es importante y responderé a la mayor brevedad posible. Gracias

Un saludo y nos vemos en el siguiente capitulo de esta historia.


Capitulo 33 Launión de Helios y Selena

Las clases asícomo sus días comenzaron a producirse con una rapidez inusitada, a los pocosdías de haber contactado con Draco, Harry recibió una carta en el gran salónque le explicaba que se pusiera en contacto con él en las vacaciones avisándoleun día antes por medio de la red flu, Harry recordaba que las palabras estabanescritas y subrayadas dándoles importancia. Cuando lo comento con los demás, el resto se mostraron de acuerdo con lapetición de Draco, después de todo era la única manera que tenían para conocerel posible paradero de Bellatrix.

La semanaanterior al 23 de diciembre en el castillo se respiraba un aire relajado,muchas de las clases, como la de Magia sin Varita o Rituales, habían sidopospuestas hasta la primera semana a la vuelta de vacaciones, El resto de las mismasera imposible hacer que el ambiente se pareciera a una clase, el inminentebaile de mascaras provocaba que los estudiantes se lanzaran miradas fugacesentre las mesas, los chicos dedicaban caídas de cejas a determinadas chicas, yestas respondían con risitas nerviosas, sin importar si la edad de los magos ybrujas fuera de once años o por el otro extremo de diecisiete se comportaban deuna manera totalmente ausentes y distraídos, Cuando Slughorn intercepto elsexto avión de papel que contenían invitaciones o distintas maneras paraencontrarse mutuamente con sus destinatarios dio la clase por perdida y cambioel tema rápidamente, Harry agradeció el gesto pues un séptimo avioncito acababade aterrizar en su libro "Preparación de Pociones Nivel Experto" como si de unapista se tratase, y era el segundo. Ron tenía otro delante de su mesa, queclaramente no era de Hermione, y ésta poseía una flota completa de tres cazasque movían sus hélices entre sus notas. La pelirroja hacia alarde de tener sumesa vacía, La relación que la chica tenía con Harry era bastante popular solocomparable al poder que era capaz de dominar en un duelo, y nadie se sentía conánimos como para estornudar mocos alados.

 

Slughorn,rendido, comenzó a hablar de lo que harían al finalizar el colegio, a loschicos les sorprendió bastante que muchos de ellos quisieran seguir comodocentes, sin embargo las carreras más populares eran las de sanadores, que sehabía vuelto muy popular tras la batalla por la cantidad de voluntarios quehabía requerido, o como Harry pretendía aurores, Hermione, sin embargo, no sedecanto por la docencia, como incluso sus amigos, habían creído, si no por eltrabajo ministerial, concretamente en el departamento de regulación decriaturas mágicas.

- ¿Qué ocurre?- les dijo a los demás que la miraban asombrados - solo quiero que un granamigo nuestro no haya muerto en vano.

Harry laobservo un segundo y se sintió agradecido por eso hacia la chica, el recuerdode Dobby volvió a todos y Harry recordó como en cuarto año Hermione habíanombrado a él y a Ron, secretario y tesorero de la PEDDO colocándole una chapaidentificativa, aquella plataforma de regulación para elfos había sido suprimer paso profesional
y de eso hacía cuatro años, aunque luego recordó quefue ese mismo año cuando a Harry y Ron les comenzaron a llamar la atención laposibilidad de ser formar parte en el ministerio como aurores. Se sorprendió así mismo, pues nadie que conocía había decidido que hacer a tan temprana edad.

- Bien chicos -Dijo Slughorn mirando a en dirección a la mesa donde se sentaban - me alegropor vosotros pero me apena decir que es posible que Hogwarts pierda a grandesprofesores.

Los chicossalieron del aula, mientras Hermione caminaba flanqueada por los tres cazas asu alrededor, Harry llevaba los suyos en la mano mirando a Ginny con cara de circunstancias,Ron había desplegado el suyo y leyó en voz alta:

"Querido Ron,me gustaría decirte que los extremos de mi luna tendrán destellos azules, tenmeen cuenta 5 minutos antes de la medianoche"

Tuvo el detallecon la persona que había escrito eso de no revelar su nombre, Hermione fuecogiendo uno por uno los suyos y leyéndolos para sí, los de Harry conteníanmensajes muy similares, aunque uno de ellos además incluía una petición un pocomás intima en una de las salas del castillo que estarían abandonadas. El chicono leyó esa parte a sus compañeros y cogiendo una pluma redacto un mensajesencillo,

"Gracias portus indicaciones, si el destino quiere que nos encontremos en el baile asíserá"

Harry lesmostró la respuesta a los otros dos y les pareció correcta, copiaron suspalabras y cuando estuvieron escritas en los mismos aviones estos se armaron alinstante y salieron volando buscando sus remitentes para dar las noticias envarias direcciones distintas. Harry vio volar los que había escrito hasta elfinal del pasillo donde se separaron, el primero fue en dirección al gransalón, el otro más picante fue en dirección a los terrenos del castillo

 

Los memorándumse hicieron muy populares en el trascurso de la semana, el más encantado eraFlitwick pues dejaba en claro que todo el colegio había aprendido a la perfeccióna encantar los aviones de papel. Y los chicos, Ginny incluida que solo acertabaa reírse de la situación, devolvían al instante los suyos hacia sus remitentescon la misma respuesta que habían entregado en la clase de pociones.

Las clasescontinuaron con la misma carencia de atención que se habían mostrado el lunespor la mañana. En su última clase Harry no culpo a nadie de que la tenciónestuviera dispersa, Harry comenzó la clase de primero presentando a su amigaque estaba a su lado.

- Buenos días atodos, esta es Hermione Granger, posiblemente la conozcan, ha estado dandoestos meses clase a sus compañeros mayores, y a partir de enero se encargara dedar estas.

- Buenos días atodos, chicos y chicas, Harry me ha hablado maravillas de todos - Les dijo lachica a su clase. Parecía encantada de dejar a los mayores. Casi todos losalumnos le dedicaron una sonrisa de bienvenida, la excepción era una niñamorena de primera fila que miraba a Hermione con una expresión de reproche enel rostro. Harry fingió no darse cuenta.

- Bien Lucy¿Por qué no le resumes a nuestra invitada lo que hemos estado haciendo?

- Hemosaprendido a soltar llamas, a controlar la magia, y a enfrentarnos a distintosinsectos como acromantulas y yo también se petrificar a la gente, mira - laniña saco su varita y apunto a Laura Miley, una compañera de clase que sesentaba del otro lado del aula, dijo el hechizo y un haz de luz salió de suvarita en dirección a la niña que parecía no haberse dado cuenta, Hermione sinembargo fue rápida, levanto la mano y pronuncio el contra maleficio, un haz deluz blanco salió disparado de la palma de su mano e impacto en el rayo de Lucyantes de que este llegara a su víctima, el rayo despareció al instante y suamiga miro a Harry, este estaba respirando entrecortadamente a su lado y con unamano extendida hacia el extremo del aula apuntando directamente a Laura con susmanos vacías, la castaña dirigió la vista hacia allí, y vio a la pequeña,estaba rodeado de una pequeña película semitransparente como si de una burbujase tratase, Harry había conjurado un escudo para evitarle el posible impacto. Noera demasiado potente pero desde luego evitarían el ataque sin problema si estellegaba a impactar en la niña. Hermione miro a su amigo asombrada de su controlsobre la magia sin varita, el chico le devolvió la mirada con el mismosentimiento.

Los aplausos ylas expresiones de asombro, así como felicitaciones por el poder y por elespectáculo proveído por la chica hizo que Hermione se ganara adeptosrápidamente en esa clase, incluso antes de comenzar a impartirla. Harry volvióa la realidad y miro a Lucy con un rasgo serio en la mirada.

- Lucy, ya tehe dicho que no podías atacar a nadie con esto, y menos aun si la persona nosabe que le viene un ataque. 5 Puntos menos para Gryffindor - Era la primeravez que tenía que restar puntos y le dolía, miro a Lucy que bajo su varitaapenada y volvía a su asiento - Pero tu resumen de actividades fue bueno, teconcederé 5 puntos por eso.- La chica volvió a recuperar su sonrisa inocente,miro a Hermione que no le quitaba ojos a Lucy. El resto de la clase trascurriósin problemas, sin contar los acostumbrados comentarios acerca del baile quetendría lugar la semana siguiente, algunos aviones volaban torpemente en elsalón buscando a sus dueños fuera del aula. La clase término y todos, uno auno, se acercaron a felicitar doblemente a Harry, primero por haber sido suprofesor esos tres meses y por el escudo creado para proteger a Laura, otrosdedicaban algunos saludos respetuosos a Hermione mientras se marchaban del aula.Y era comprensible, incluso a Harry le pareció espectacular la intervención de Hermione.Cuando el último de los chicos se marcho, la castaña se dirigió a su amigo.

 

- Has estadoestupendo Harry - le dijo la chica - no sabía que podías proyectar así unescudo.

- Ya, lo heestado pensando después de ver a Neville con Ivan la última clase, sin embargolo tuyo fue genial, ¿Qué has hecho?

- Lance mipropio Petrificus a su hechizo, supuse que ambos se contrarrestarían a símismos, parece que no me equivoque - le dijo la chica con naturalidadsonriéndole.

- Nunca dejasde asombrarme compañera - le dijo Harry en tono solemne.

- Así que
LucySwan, ¿Verdad? - le dijo la chica con tono de circunstancia.

- Así es, esachica tiene algo Hermione, es verdad que puede lanzar hechizos tan avanzados asu edad, además ¿Sabes que proviene de muggles?

- Vaya, sutalento es increíble, parece que te aprecia - le dijo la chica sonriendo.

- Si, es cierto- dijo otra voz femenina desde detrás - He sido destronada por una morena deonce años. No sabía que te gustaban tan jóvenes Harry, tus actividades,Hermione las tuyas - les dijo la pelirroja entregándoles unas notas a cada uno.

- GraciasGinny, ¿Crees que puedas tenerlas listas para antes de las clases? Comienzo apensar que esperas a que Lucy se marche para salir de la oficina.

- Ja Ja, muygracioso Harry - ironizo la chica - Escucha ¿Crees que puedes prestarme a Kreacher un momento? -

- ¿A Kreacher?¿Para qué lo quieres? - le pregunto Hermione en tono casual.

- Es por ese asuntoque hable contigo anoche. ¿Y bien?

- Kreacher -llamo Harry, al instante un sonoro CRACK se escucho en el aula dejando ver a unelfo domestico haciéndole una reverencia a Harry - ¿Crees que podías ayudar aGinny con lo que te solicite?

- Ayudar a la señorita,Si Harry Potter así lo ordena, señor - le dijo el elfo mirándole a los ojos.

- No lo ordenoKreacher, te lo pido como un favor.

- Un favor deHarry Potter, entonces Kreacher estará encantado de hacer lo que la señoritaWeasley le pida.

- Estupendo,Kreacher, vamos - y ambos pelirroja y elfo salieron del aula.

Los alumnos desegundo entraron al aula, y esta vez sin accidentes relataron a Hermione lo quehabían hecho durante ese trimestre, luego de un rápido duelo que Harry tuvo queposponer debido a que algunas parejas olvidaban sus varitas y se revolcaban enel suelo mientras reían sin parar, producto, probablemente del baile que se cerníasobre ellos. Y nuevamente se repitió el ritual de saludos al finalizar laclase.

Los de terceroentraron con parsimonia y con cara de atontados enamorados en sus rostros, conVictorie al frente del aula resumieron a Hermione la lista de actividadesdesarrolladas en el pasado, y nuevamente la clase paso a estar incontrolabledebido a los aviones agiles que se encontraban atravesando la sala, MientrasHarry estaba escribiendo la pizarra un resumen de puntos acerca de las esfingesun avión describió un rizo delante de su cara y aterrizo en su cabeza. Unmensaje muy sugerente sin firma se escondía dentro. Harry lo desdoblo yescribió la misma línea que había puesto en los otros, al instante el papeltomo la forma de una escoba de carreras y salió volando haciendo distintaspiruetas rumbo a su destinataria. Harry observo a Hermione que se tapaba laboca disimulando un ataque de risa. Harry sabía el remitente de la pequeñaescoba de papel pero no dijo nada confiando que Hermione no se hubiera dadocuenta, no fue así.

 

- Vaya, Harry -Le dijo su amiga mientras se acercaba a él cuando la acostumbrada rutina desaludos dio por finalizada y estaban solas - Victorie, Romilda, Ginny... pareceque la mitad del equipo de quidditch esta colado por tus huesos. Rubias
Morenas
Pelirrojas - Hacia una pausa que torturaba a Harry con cada palabra -¿Es que no te puedes quedar solo con una? Menos mal que es de mascaras, creoque tendrías muchos problemas si no fuera así con tanta loba deportista suelta.

- Hermione -dijo Harry sonriendo - yo no escogí esto.

- Claro que no,lo escogen ellas, pero mírate Harry, estas buenísimo - dijo la chica seriamente- no las culpo
Pero Ron esta mejor, y yo me quedo con lo mejor, y aprecio aGinny como amiga, además de que me gusta estar viva - declaro la chica con unasonrisa iluminando su cara. - Tus clases han sido interesantes, y ya se lo queme espera, una horda de niñas enamorada de su antiguo profesor, Aunque menosmal que no te encargaras aún de sexto, Romilda no sabe hacer otra cosa quehablar de ti ¿Vamos a buscar a losdemás?

Así lohicieron, encontraron a Ron en el lago dando una vuelta respirando el aireestival, Ginny sin embargo no apareció, dedujo que estaba ocupada con Kreacheren "eso" que estaban haciendo. Entre risas Hermione le resumió la clase, dandoun papel especial estelar a la intervención de Harry con Laura, Harry en cambiole devolvía los elogios debido al hechizo lanzado por Hermione.

Esa noche Ginnytampoco apareció, y Harry durmió solo en su habitación, Arrow parecía tambiénhaberse ausentado en una caza nocturna, y la extraña sensación de soledad en sudormitorio era nueva para Harry, a la que estaba acostumbrado compartir con lapelirroja parecía anormalmente enorme. Por la mañana su lechuza continuaba sinaparecer, pero no le extraño pues las ausencias en ella eran frecuentes, sinembargo la ausencia de su novia a su lado comenzaba a extrañarle, se habíaacostumbrado a despertarse a su lado durante los últimos meses, la habitaciónreal de Ginny parecía estar criando arañas debido a su claro estado deabandono, Arnold el pequeño micropuff de la chica hacía tiempo que había cambiadode residencia nocturna al cuarto de Harry, por el día siempre estaba con lachica. Por lo que tampoco lo vio por ningún lado, la habitación que pertenecíaa Hermione mantenía limpia las estanterías donde paredes de libros se apilaban,sin embargo la cama tenía una capa de polvo que delataban que la castaña haciavarias noches que no usaba su habitación, la de Ron parecía tener la mismaactividad que Harry. Incluso parecía delatar algunas aventuras nocturnas de susamigos. Rápidamente se quito la idea de la cabeza.

Se duchorápidamente y pronto estuvo para la clase con Neville, aunque el mismo profesorse unió a los desvaríos de los estudiantes, nadie estaba por la labor de hablarsobre plantas por lo que nuevamente el acontecimiento de la próxima semana fueel tema de conversación, Aunque cuando Harry le pregunto a su amigo con quienle gustaría acabar la noche este desvió el tema, y aprovechando el inminenteeclipse hablaron del comportamiento que tomaban algunas plantas en ese momento.Al menos aprecia una clase.

 

Por la tardeespero en la clase junto a su amigo, los de cuarto entraron y lo que Harry viviócon su amiga el día anterior se repitió en el sentido inverso, Ron lo presentoy pidió que le resumieran las actividades que había llevado a cabo, Harry sesorprendió pues parecía que Ron había seguido los pasos del falso Moddy y sehabía dedicado en ese trimestre a estudiar, teóricamente, las maldicionesimperdonables, además del control de los patronus, unos cuantos escogidos porRon hicieron las demostraciones y un oso, un águila imperial, y un loboiluminaron el aula, animales grandes todos ellos, y Harry tuvo que recordarle asu amigo que el más mínimo cachorro podía repeler tan bien al mayor dementorcomo lo haría un oso. Al escuchar estas palabras, un Ron más confiado le dijo aun chico que se uniera a la demostración y de su varita salió un petirrojoperfectamente corpóreo que voló por toda el aula emitiendo un rastro plateado.

Al finalizar laclase, Harry se quedo muy contento con los chicos que Ron le entregaba,hicieron el ritual de los saludos, muchos de los cuales deseaban mucha suerteal pelirrojo.

Cuando losalumnos de quinto entraron, Harry reconoció al guardián del equipo dequidditch, además de los dos golpeadores de Hufflepuff, y varios miembros másque jugaban al quidditch en otras casas, y comenzó a prestarle atención a laclase de su amigo, se alegro profundamente que no siguiera el ejemplo de laprofesora que habían tenido en quinto curso, en su lugar la clase se concentroen un test de preguntas orales acerca de todo tipo de criaturas, Un chico ledijo luego a Harry que ese trimestre habían estado estudiando todo tipo decriaturas, haciendo un resumen de todas las que habían estudiado en el pasadopues tendrían que controlarlas para los Timos que se acercaban. Una vez másHarry admiro la diligencia de su amigo al dar la clase, y una vez más serepitió el intercambio de saludos, despedidas para Ron y bienvenidas paraHarry. Cuando estuvo terminado se marcharon del aula.

Ginny se les unióa última hora de la noche tras la cena, lucía una sonrisa resplandeciente.Mientras lanzaba miradas a Harry algo disimuladas. Los abrazos y los besos quele dio la chica esa noche cubrían su ausencia la noche anterior, y el chicoprefirió no preguntarle que estaba tramando, en parte le asustaba la idea.

La clasesiguiente fue la de Hermione en la cual Harry no participo pero si su amigo,Ginny y el chico fueron a caminar solos por el castillo. Ginny propuso ir a losterrenos, donde tuvieron una pelea de nieve. Las clases de transformaciones sinembargo continuaros siendo duras, pero ni siquiera la estricta McGonagall pudoparar la tormenta de pequeños aviones que entraban y salían de su aula, alfinal incluso ella permitió ciertas libertades en su aula.

La reunión conMcGonagall fue breve, donde trataron básicamente el cambio de los profesoresque se llevaría a cabo después de vacaciones, ya que esa era la última quetenían antes de las vacaciones, después de unos pocos minutos los hecho de sudespacho debido a que tenían que organizar los últimos detalles del baile de lasiguiente semana.

 

El sábado delúltimo fin de semana antes de las vacaciones Harry se sorprendió debido a quehabía entrado a la habitación y Ginny estaba hablando con su madre, sin embargohabía interrumpido a su madre mientras hablaba cuando Harry entro con Ron porla puerta de la oficina, preguntándole por Fleur y su embarazo, Molly tardo unpoco en responder y cuando lo hizo la pelirroja corto la comunicación. Harryprefirió no preguntar, Ron parecía que seguiría su ejemplo. El resto del fin desemana lo dedicaron a planear sus vacaciones, tendrían que ver a Draco, y coneso recuperar el libro de Bellatrix, y Harry quería hacerles una visita a Doray a Ted, su ahijado. También deseaba hacerles una visita, aunque breve, a losDursley pues no sabía nada de ellos desde hacía más de un año, y el curiosogesto de su primo de saludarlo y desearle suerte lo había sorprendido puesparecía sincero, ahora él quería saber que había pasado con esa familia. Suponíaque si se lo preguntaba a Kingsley le diría donde lo habían enviado. Ginny solotenía un deseo que era conocer el sitio de trabajo donde estaría la siguienteparte de su tiempo, quería ir a ver las oficinas y el estadio de las HolyheadHarpies, Ron quería ver el estado en que se encontraba Fleur, y el ataque denervios que tendría Bill, y Hermione quería escribir a sus padres paraenterarse más cosas de Jessyca. Cuando todos pusieron en común sus ideas sedijeron a sí mismos que habría tiempo para todo.

A la semanasiguiente las clases se suspendieron pues ese lunes se llevaría a cabo el bailede mascaras coronado por el eclipse que estaba programado al anochecer, despuésdormirían y se irían a casa al día siguiente.

Por la mañanase respiraba algo de nerviosismo, pero por la tarde la atmosfera era de caostotal, mucho movimiento en las salas comunes e incluso mucho movimiento en losdespachos de los profesores, Defensa Contra las Artes Oscuras no era laexcepción a la regla, Para mayor problema la profesora McGonagall le habíaentregado a cada uno de los cuatro un traslador que se activaría quince minutosantes de las ocho, hora a la que estaba organizada la cena y el inicio delbaile, y los trasportaría a un sitiodiferente del castillo para que estos llegaran de manera separada al sitio delbaile. Con esto pretendían que no se juntaran en pareja antes de tiempo. Juntocon las pequeñas latas la directora les entrego las túnicas y las mascaras quetendrían que usar sobre sus túnicas de gala. Eso desde luego tiraba por tierrala idea de Ginny de no separarse de Harry en toda la noche.

Se marcharoncada uno a su habitación, Harry se puso su túnica de gala, algo parecido a unsmoking muggle, con una capa, se miro al espejo y tras dar su cabello comoimposible se puso la túnica que le había entregado McGonagall, era más bien unsobretodo que lo cubra por completo, y con una capucha, cuando lo tuvo puestoal capucha busco su cabeza mágicamente y no se despego de su cabello, Había queaceptar que la directora había pensado en todo para que descubrir la identidadde la persona que estaba debajo fuera imposible hasta que la doceava campanadasonara. Harry esperaba poder sacarse esa capa entonces.

Salió alvestíbulo para encontrarse de cara con sus tres amigos, todos se veíanexactamente iguales a él, una capa los cubría por completo desde el extremo delcabello hasta los tobillos. Cuando Harry busco su lata de sardinas, una nota lecayó en las manos, en ella la profesora McGonagall les decía que los mismossolo se activarían cuando tuvieran las mascaras puestas. Haciendo caso de suspalabras el chico se puso la máscara que ciertamente parecía de papel. Lasensación que tuvo cuando aquello toco su piel fue una de las más extrañas queHarry recordara. La máscara se extendió por su cara cubriéndola por completo,su tacto era cálido, como si unas cuantas gotas le acariciaran el rostro, podíarespirar sin ninguna dificultad, solosus labios estaban al descubierto lo que le permitía hablar sin problemas. Observóa su amigo a la derecha, lo que parecía ser una máscara de papel se habíaconvertido en una extensión de su cara, un tono dorado le cubría completamentelas facciones incluso sus ojos habían dejado el tono anterior y ahora eran deun tono anaranjado ambarino, de su frente salían en forma circular unospequeños rayos que bailaban sobre su cabeza.

 

- Te ves guay -le dijo su amigo, la mitad de tu cara parece un sol.

- Tú también noestás mal compañero - le dijo Harry.

Miro a suizquierda, las dos amigas tenían un aire exótico que hacía parecerlas únicasaunque exactamente iguales, los rostros de ambas estaban tras una máscaraplateada que simulaba una luna en cuarto creciente, el color de sus ojos aligual que los de Ron, y probablemente él mismo, había sido cambiados y ahora seveían como dos blancas perlas. El contraste de los colores negro de la capa yplateado de la máscara les daba un toque que rallaba la perfección, se veíantan iguales como gemelas, Sin embargo un pequeño detalle pudo diferenciarlas, sunovia tenía los labios ligeramente más finos que los de Hermione, podíadistinguirlos a base de los besos que se habían dedicado, su compañero tambiénpareció reparar en lo mismo, y felicitó a su novia mirándola a los ojosblancos,

- Estas, casitan preciosa como siempre - le dijo Ron a Hermione, y un intercambio similarocurrió con Harry y Ginny.

- Gracias -respondió la chica de los labios delgados - nos vamos

Y los cuatro ala vez cogieron el traslador sintiendo el acostumbrado anzuelo en el estomago,se separaron en el acostumbrado vórtice, y por un momento, Harry creyó queaterrizaría en aquella extraña cueva. Pero sin embargo tomo tierra a unoscuantos metros de la cabaña de Hagrid. Y se apresuro a ir en dirección alcastillo. Llego al gran comedor apenas unos minutos antes de las ocho, enormescantidades de chicos con mascaras de soles y chicas con mascaras lunares seagolpaban en la puerta del gran comedor, La voz de la profesora McGonagallhablo desde una de las mascaras amplificada mágicamente.

- Atención porfavor, cuando entren al gran comedor podrán sentarse donde quieran, un menúaparecerá delante de vosotros y le tendréis que pedir al plato lo que quieran. Lacomida aparecerá sin más, después de la cena las mesas serán desplazadas dandopaso al baile, espero que estén listos. - Dijo abriendo las puertas -Bienvenidos a nuestro tributo a Helios y Selene en la única noche que se lespermite encontrarse.

Harry atravesólas puertas, sintió un ligero cosquilleo en la garganta, las cuatro mesas habíandesaparecido dando paso a multitud de mesas circulares con sus sillas para elbanquete que se llevaría a cabo. Las velas flotantes iluminaban la estancia, losacostumbrados árboles de navidad adornaban la habitación. No tardó en encontraruna mesa vacía y se sentó en ella. Un segundo después levantó la vista hacia eltecho, dos estatuas, una de las cuales representaba a una doncella y otra a uncaballero que se encontraban, ambos tenían una alegría inusitada en el rostro.

 

- ¿Perdona,puedo sentarme contigo? - Le dijo una voz femenina que Harry no reconocía, unaluna plateada lo observaba,

- Si claro -dijo con una voz masculina que no era la suya, y agregó con la idea deconfirmarlo - Adelante.- definitivamente la voz no era la suya, recordó elbreve cosquilleo en la garganta al atravesar la puerta y pensó que esa era otrade las trucos reservados por McGonagall, se pregunto que había hecho sentirse ala mujer tan inspirada. La chica se sentó en una de las sillas frente a él yHarry volvió la vista a las estatuas.

- Son lasrepresentaciones de Helios Y Selene - le dijo la bruja delante de él - Según laleyenda al principio de los tiempos los dioses no aprobaban el amor que sesentían mutuamente, debido principalmente a lo jóvenes e impulsivos que eranambos, Helios le pidió al padre de Selene que recapacitara, este sin embargo,prefirió no escucharlo y los castigó a ambos, bajó al inframundo a hablar conHades, este pareció interesado en su caso y con un movimiento de manosconvirtió a Helios en lo que ahora conocemos como sol, y a su hija Selene enLuna. Y condenándolos a ambos a regir el día y la noche, impidiéndoles de esemodo verse. Al principio el padre estaba contento pero al notar que las lágrimasde su hija eran verdaderas se apiado de ella, y se sintió mal por lo que había hecho


El padre estabaconfinado en el inframundo pues ese fue el precio de Hades, sin embargo en unavisita de Zeus a su hermano aprovecho de hablar con él Dios Supremo. Y leexplicó el problema, durante años Zeus intentó convencer a Hades de queinvirtiera su hechizo, pero era imposible, ambos, como Sol y Luna no podíandejar de existir, por lo que el benevolente Zeus creo los eclipses, Hadesestuvo de acuerdo siempre que el padre se quedara en su reino, este accedió porla felicidad de su hija. Hoy celebramos que Helios y Selene, o El sol y la lunapueden alinearse, y poder estar así juntos, aunque sea solo por una noche. -Concluyó la chica sin despegar sus ojos plateados de los anaranjados del chico,

Harry habíaescuchado con atención aquella historia, y le pareció muy bonita, y sucompañera, encantadora, solo conocía a una persona que fuera capaz de soñarasí, vio sus labios y confirmo sus sospechas, se levanto de la mesa y se sentóa su lado ante la sorprendida muchacha.

- Luna, ¿Erestú? - Le pregunto el chico a su lado, la chica asintió levente.

- ¿Quién eres?- Le preguntó la rubia debajo de todo ese maquillaje plateado.

- Soy yo, Harry- le dijo el chico abrazándola por la espalda.

- Harry quebien, me alegro haberme sentado con alguien que conozco - le dijo la chica -¿Quieres que diga quién eres?

Harry vio que alguien más se sentaba en lamesa y con una ligera negación de cabeza le dejo claro a su amiga que preferíaguardar su identidad.

En los minutossiguientes la mesa se llenó enseguida, Harry pudo reconocer a Ron y a Nevillesentado a su lado, una chica también tomó asiento a su vera, tenía una boca muybonita pero no la reconoció, Finalmente una tercera luna se sentó en la mesa yHarry reconoció a Hermione. Se preguntó dónde estaría su novia.

 

Como habíadicho la profesora el menú era sencillo, decían una orden y lo que querían aparecíaen el plato al instante, Harry dio buen grado de unas chuletas y Hermione queestaba debajo del atuendo de plata observaba a Ron reconociendo a su novio porla forma que tenía este de comer. Luna sin embargo no le quitaba ojos a Nevilley el tema era mutuo, El chico se preguntó si sería una coincidencia. La terceramujer que se encontraba en la mesa no le quitaba los ojos de encima a Harry yeste comenzó a sentirse un poco incomodo, estaba claro que no era su novia.

Hablaron detodo, de las clases, de las vacaciones, de esa noche, de lo que le habían hechoa sus voces, pero sin embargo ninguno decía sus nombres después de dar la última cucharada al postretodos los estudiantes se levantaron y las mesas desaparecieron dejando lugar auna pista de baile, la inconfundible voz de McGonagall, que era la única en lasala que continuaba igual, dijo que el baile comenzaría y que volvería a serinterrumpido unas horas después para la culminación de este. Hermione cogió la mano de su novio casi alinstante y Luna comenzó a moverse de una manera muy bonita, casi sensual, delante de Neville, el chico siguió su ritmo,sin embargo Harry no vio que ninguno cambiara de pareja en toda la noche,Hermione hacia lo mismo con Ron y éste aceptaba encantado cada pieza que suchica le proponía y declinaba todas las demás.

Harry sinembargo fue asaltado por la chica que tenía al lado al principio del baile, hacia unos movimientos que parecían casiimposibles con su cuerpo, abrazaba y giraba a Harry como si una peonza setratara, la chica le pasaba los brazos por la túnica negra sin casi pensar enquien estaría debajo de esa capucha. Harry incluso agradeció que la músicaterminara, la chica estaba comenzando a provocarlo, Harry se alejo un momentocuando la canción terminó y vio como aquella joven comenzaba a seguirlo, buscoa la primera estudiante que estaba sola y esta acepto a bailar con él, mientrasla joven de los movimientos imposibles y los labios delgados se alejaba un pocodecepcionada, Harry incluso vio que rechazaba varias invitaciones y no lequitaba ojo, una segunda canción hizo que el chico observara a la que estaba enese momento delante de él. La chica queahora tenía su atención era bastante más "normal" que la primera, se movía congracia y sin pasarse, Harry intentó imitar sus movimientos, la canción dio porfinalizada esa primera pieza y pronto comenzó a sonar una canción mucho máslenta, quizás incluso por miedo a que la primera luna apareciera se lo pidió ala dama que lo acompañaba en ese momento y esta agradeció encantada de noquedarse sola, Harry abrazo a su acompañante y esta le paso los brazos pordelante de los hombros marcando distancias, Su aroma le recordaba a frutos tropicales, eincluso con la pieza lenta la chica se movía con una delicadeza impresionante,marcaba cada paso al milímetro, Harry la observó más detenidamente y sucompañera levanto la vista, su tez blanca le resaltaba los labios que los teníaligeramente pintados con un tono rosado, pareció ser instantáneo, adivinando dequien se trataba la chica olvido sus brazos en el pecho de Harry y los subió asu cuello acortando las distancias. Al muchacho le gusto y asusto aquellareacción por partes iguales; Harry, no obstante, creyó reconocerla y eso fue loque le asusto; termino de convencerse cuando la relacionó con sus gestos y susmovimientos. La chica dejo su cabezaapoyada sobre su pecho un par de minutos mientras se movía al ritmo de latonada lenta que sonaba de fondo. Un par de segundos después de terminar lamúsica se separaron lentamente y la dama que lo acompañaba volvió a levantar lacabeza, solo se dieron tiempo a un par de frases antes de que otra músicacomenzara a sonar.

 

- Ginny tieneuna enorme suerte al tenerte - le dijo la luna que tenía delante.

- Y tu eres unacazadora estupenda, la mejor de tus compañeros en clase, y una mujer hermosa -le respondió el chico y agrego - me he sentido honrado de cumplir mi promesa.

- Y yo de queme hubieras encontrado, supongo que no seré tu Selene esta noche - dijo lachica, y se alejo de dignamente dejando a Harry solo.

Harry no volvióa ver a la chica en el resto de la noche, sin embargo la primera de sus parejashabía vuelto a aparecer, su gracia al moverse no tenía par, y sus movimientossensuales le ponían nervioso, por mera caballerosidad le permitió un segundobaile antes de salir de la escena, y nuevamente recurrir a la primer personaque estaba sin pareja, resulto ser una joven bruja que aceptó bailar con Harrymientras dejaba su grupo de varias chicas ataviadas con mascaras y lunas en lacabeza, La chica media bastante menos que Harry. Y fue tal su suerte que lacanción que sonó fue algo más lenta que había abandonado la sala. La chicaconfundió a Harry con un oso de peluche y lo estrechó por la cintura en unabrazo, comenzó a moverse algo torpe, se notaba la falta de experiencia quetenía y ponía los pies como si fuera un baile previamente ensayado, e inclusolos movimientos de su cabeza la delataban contando los pasos. Al notar elempeño que le ponía su actual acompañante y lo joven que era lo asocio luego algrupo de chicas que había dejado atrás para descubrir la identidad de la jovenbruja, tres minutos y dos pisotones después, la música se detuvo y Harry pudoliberarse de su abrazo. Sin embargo, la niña fue la primera en hablar.

- Supe quieneras en cuanto vi tus labios, gracias por cumplir tu promesa - le dijo con unavoz muy suave que no era la suya.

- Encantado,prométeme que serás tan buena con Hermione como lo has sido conmigo - le dijoel chico, y agregó antes de que la niña volviera a hablar - y que no volverás apetrificar a nadie sin que haya motivos para eso.

- Prometido,volveré con las demás - le dijo la niña mientras volvía con su sequito delunas.

Comenzó a sonarotra canción y una voz sonó a la espalda de Harry.

- ¿Me dejarasesta? - el chico la vio y aquellos labios y manos eran la misma chica de lamesa. Para no parecer descortés aceptó.

- Sabes - Comenzóla chica - supe quien eras en cuanto me senté a tu lado - le dijo la chica,ahora que la tenía en frente a Harry no le costó descubrir de quien se trataba.

- Escucha, sientomuchísimo si alguna vez te confundí - comenzó el chico.

- Calla,concédeme este baile, luego volveremos como antes - le dijo, su compañera.Estuvieron un par de minutos así, hasta unos segundos antes de que la canciónterminase.

- EscuchaCristine, espero que lo entiendas, solo busco una profesora en ti, o una amiga.Lo demás me es imposible. - y de verdad que sentía herirla así.

 

- Lo sé Harry -y sus palabras coincidieron con el final de la canción - solo amigos - le dijoen unas últimas palabras mientras se separaba de él dejándole solo.

El chicocomenzaba a tener un problema, la primera etapa de esa noche estaba llegando asu fin y no encontraba a Ginny, se concentró en ella con todas sus fuerzas ysintió un calor en el pecho, el cristal que llevaba colgado del cuello comenzóa calentarse y a palpitar suavemente; sin saber muy bien por que comenzó acaminar hacia delante, de pronto lo sintió, un perfume floral que provenía deuna de las chicas que hablaban cerrando un grupo. Harry se acerco por detrás yle susurro al oído la idea de bailar con ella y esta acepto al instante.

- Me ha costadoencontrarte - le dijo el chico.

- Te hastardado lo tuyo - le dijo la chica riendo abrazando a su pareja.

No se separaronen las piezas siguientes y se unieron a Ron y Hermione, y a Neville y Luna queestaban del otro lado del gran comedor, una canción después los seis juntos sequedaron callados en espera de que la bruja que se había alzado en el centrodel gran salón y comenzaba a hablar con la voz potente de McGonagall.

- Brujas yMagos, por favor contemplar el cielo - dijo la mujer.

Todoslevantaron la vista y una enorme luna se mostraba en el cielo. Las velasdisminuyeron las luces dejándolos a todos en una semioscuridad que era perfectapara ver lo que estaban contemplando, a los pocos segundos una uña de la lunadesapareció por el lado izquierdo, y comenzó a desaparecer, eclipsada por elsol. Unos minutos después la última rendija de luna desapareció por su ladoderecho tiñendo el cielo de una oscuridad solamente alumbrada por las estrellasen el firmamento. Y un minuto después la rendija que se había ocultadotímidamente por el lado izquierdo volvió a aparecer en un tono plateado,milímetro a milímetro la luna cobro fuerza en el firmamento. Hasta aparecernuevamente llena en el cielo.

- Ahora queHelios y Selene han tenido su momento de intimidad, disfrutar el resto de lanoche con la pareja que han escogido - concluyó la profesora.

Harry volvió abajar la vista, y la sorpresa fue estupenda, cuando el aplauso atronador enhomenaje a esa fiesta se calmó el chico vio lo que tenía a su alrededor, lasmascaras y las capas habían desaparecido, y su túnica de gala se mostraba comosiempre. Escuchó voces, las voces reales de sus amigos, y miro a su novia queestaba con Hermione y Luna. Era imposible decir cuál de ellas estaba máshermosa esa noche, Hermione llevaba puesto un vestido verde esmeralda, unasfinas tiras caían pos su espalda sujetándolo a su cuerpo, continuaba ceñido enel cuerpo y se abría a la altura de la cintura, a su lado estaba Ron quellevaba la acostumbrada túnica de gala que sus hermanos le habían comprado ensustitución a la que tenía antes que olía como su abuela, el cambio le erafavorecedor desde luego. Luna del brazo de Neville estaba dentro de un finovestido de seda blanca, con ligeras perlas que le detallaban el pecho, losguantes que llevaba color pálido eran el complemento perfecto para ese vestido;Neville parecía radiante de su elección, estaban verdaderamente hermosas, sinembargo Harry tenía ojos en ese momento solo para su novia. Su chica estabamagnifica en un vestido azul largo, en un corte de palabra de honor que leacentuaba el perfecto pecho que tenía, collar lila con forma de lagrima era eldetalle idea que la hacía verse preciosa.

 

- Bueno, comoveo que no dejas de mirarme, debo deducir que las 3 horas que pase aprontándomehan valido la pena - le dijo la chica.

- Estasestupenda, amor - articulo solamente Harry.

A la chicapareció bastarle solo con eso pues estrecho las manos de Harry y lo atrajo parasí, hablaron un momento de todo y Harry descubrió que Ron había sidotrasportado al lago, mientras que Hermione y Ginny habían ido a parar a lamazmorra de Slughorn y frente a los baños de Mirtle respectivamente. Luegoestuvieron bailando un buen rato, Hermione cruzo una última mirada con la pelirrojay ella y Ron se retiraron diciendo que tendrían que descansar. A los pocosminutos Luna y Neville se disculparon y se marcharon del gran salón, una últimacanción hizo que la noche se acabara también para ellos, sin embargo Ginnydescartó la idea de volver a la habitación pues según le dijo a Harry, Hermionele había pedido estar a solas con Ron un poco de tiempo. La escusa fue perfectapara Harry, no quería acabar esta noche, salió del gran salón tras un últimovistazo a las estatuas que ahora se mostraban uno en los brazos del otro y consu chica recorrieron un poco los pasillos, y decidieron entrar en un aulacercana que consideraban vacía. Sin embargo, nada más lejos de la realidadhabían interrumpido a una pareja que estaba "continuando" la fiesta en eselugar.

- Harry - dijoNeville - Lo siento amigo, pero este sitio está ocupado - le dijo su amigomientras se despegaba de la cabellera rubia a la que estaba besando. El chicorespetando su deseo cerró la puerta al salir. Cuando estuvieron a varios pasosde ahí le comento a su novia con tono casual.

- ¿Sabías queLuna y Neville están juntos? - le dijo a su novia.

- Claro, Harry,que yo sepa están así desde septiembre, aunque es probable que la cosa venga deantes, el año pasado pasaban mucho tiempo juntos - Miro a su chico mientrasasimilaba la noticia - ¿Me acompañas a un sitio? - le dijo con tono casual.

- Está bien -dijo el chico tratando de extender lo más posible la noche.

- De acuerdo,pero antes
-Le dijo la chica y cogiendo una venda que llevaba dentro del vestidole vendo los ojos.

- He
Ginny ¿Dedonde has sacado la venda? - le pregunto extrañado.

- Soy una bruja¿Recuerdas? - le respondió mientras le cogía las manos.

Harry fue guiadopor pasillos y escaleras, pasando a través de cuadros y de pasadizos, finalmentey tras mucho caminar se detuvieron, Ginny le dijo que le taparía un segundo losoídos, fue solo un momento en el que no escucho nada y luego volvieron a dar unpar de pasos, y Ginny le hizo girarse, mientras lo besaba le quito la venda.

Lo que vio Harrylo dejo sin habla, la habitación estaba decorada con unas cascadas y fuentes, pétalosde rosa cubrían el suelo y un lecho con doseles estaba en el centro de lahabitación esperando a ser ocupado.

- ¿Te gusta?Kreacher me ha ayudado a prepararlo todo en la habitación de los menesteres.

- Es preciosoGinny. - y era cierto cada detalle estaba hecho para que disfrutara del lugar,incluso el aroma que se respiraba en el aire tenía un ligero tono floral.

- Bien puesesta noche es todo nuestro - le dijo mirando a su chico.

 

A continuaciónlas palabras comenzaron a carecer de sentido, Ginny beso a su novio, y este ledevolvía los besos acompañados de caricias, Harry entretanto era atento a lapar que romántico, recibía los besos de la chica como agua para alguiensediento, pronto descubrió que tenía intenciones de no parar ahí, y su noviatambién parecía quererlo. Esta vez, plenamente consciente de lo que hacía,continuo con sus labios en el cuello de la chica, besándola y elevando el ritmode pulsaciones de ambos. Su chica sin embargo entre los besos de Harry se lasarreglo para despojarlo de la capa de su túnica de gala, para posteriormenteromper los botones de la camisa, dejando a su novio con el torso desnudo. Lospapeles cambiaron rápidamente, y Ginny tomo el control cubriendo con sus labioscada centímetro del torso trabajado de su chico, producto de años de durodeporte, de entrenamiento, y de varias decenas de batallas, la sensación eraintensa para ambos, el contacto con su piel semidesnuda la hacían cumplir lossueños que ella tenía, sin embargo eso era mejor que mil sueños juntos, losbesos de la chica le hacían descubrir sensaciones que él nunca había sentido enese campo, un minuto después el cinturón de Harry volaba lejos de lahabitación, y la chica deslizaba con ambas manos el pantalón de su novio. Unasonrisa apareció en su rostro.

- Los has traído- dijo la chica sonriendo señalando los bóxers de su novio.

(* * *)

Esa pequeñadistracción por el uso de la ropa interior del muchacho, que había sido suregalo de cumpleaños, fue lo que necesitaba Harry para tomar el control de lasituación, sin dejar de besarla pero alejándose un poco a cada segundoconsiguió lo que quería, ponerse de pie al lado de la cama, y que su novia losiguiera, sin dejar de acariciar cada centímetro de su espalda descubrió depronto que la piel que le permitía ver el vestido era insuficiente, con toda ladelicadeza de la que fue capaz desato el pequeño nudo que tenía en la espalda yel vestido cayó al suelo inerte, dejando a su novia solo con la parte inferiorde la ropa interior, la función de sujetador había caído con el vestido.

- Me preguntabacuando lo ibas a hacer, estaba harta de llevar más ropa que tu. - le dijo suchica entre suspiros.

(* * *)

Nuevamente elpoder cambio de manos, y Ginny volvió a atacar, sus besos más apasionadoscomprimían su propio cuerpo con el de Harry, el contacto de sus pechos con elde su chico le hacía perder el control, deslizó sus piernas por debajo de lacintura y lo sintió, al menos todo eso estaba haciendo mella en el muchacho. Lapequeña distracción con su pierna fue suficiente para pasarle el testigo aHarry.

(* * *)

El chicoaprovecho la distracción de su pareja y con una caricia intercambio lasposiciones quedando ella tumbada en aquella cama, se levanto sobre susrodillas, y se tomo un segundo para observarla, la imagen era perfecta, elpecho de su novia era estupendo, y era la primera vez que podía verlo fuera desus sueños, no le permitió otra distracción. Sintió que algo en su cuerpo no respondíaa sus deseos sino más bien al deseo de la situación, su colgante presentedurante las últimas semanas había desaparecido, probablemente consciente de laintimidad que buscaba Harry, nuevamente fue a buscar sus labios, y los encontródeseosos de estar con él, aunque pronto los abandono bajando a sitios nuevos,pasando brevemente por el cuello y sus hombros, los suspiros de la chica eranuna clara invitación a continuar. Siguió bajando un poco más, hasta que suslabios conquistaron aquel territorio nuevo para él, Su novia le aferro lacabeza con las manos guiándolo a un punto concreto que el chico se esforzaba enevitar pues desconocía las consecuencias, cuando su lengua rozo aquel puntorosado un hondo suspiro pareció salir de Ginny, la respuesta era buena, por loque continuo en ese camino.

 

(* * *)

La carencia deexperiencia y torpeza del chico pronto fueron sustituidas por una creatividad másque digna, Jamás había llegado tan lejos con nadie, y quería que Harry fuera elprimero, estaba más que lista, en los breves momentos que podía hilar dosfrases seguidas, el chico, su lengua, y aquellos pequeños dientecitos queprovocaban mordiscos cariñosos la llevaban a perder completamente la razón, Erael momento, con las manos guiando la cabeza del chico hizo que perdiera interésen su pecho y bajo un poco más, la fina línea del vientre fue un punto que casila hizo perder el sentido, pero ella quería más. Mucho mas.

(* * *)

Cuando Harrycomprendió lo que su chica quería, probablemente era demasiado tarde paravolver atrás, ignorando los deseos de su chica volvió al cuello y luego a loslabios de esta que parecían reclamarlo con desesperación, parecía que la nochede descubrimientos acababa de comenzar, extendió una mano y se la mostro aGinny la cual sonrió mostrando su aprobación murmurando una petición degentileza. La tarea más delicada de Harry estaba por llevarse a cabo, y puso sumano sobre su entrepierna y comenzó a frotar con sus dedos sobre la últimaprenda que le quedaba a su pareja, descubrió por los profundos suspiros de suamiga y novia que lo estaba haciendo bien, aumento un poco el ritmo y ellatambién parecía querer descubrir cosas nuevas, una de sus manos se dirigióacariciando su pecho y con paso decidido entro en su ropa interior, lo rodeocon su mano y comenzó a acariciarlo, la sensación de placer que experimento elchico no tenía comparación con nada. Y entendió eso como una invitación a irmás allá.

(* * *)

El chico ladespojo de la última prenda que llevaba y ella hizo lo mismo, nuevamente atacócon su mano a aquello que Harry tenía y llevaba tiempo deseando sentir, fuejusto cuando su chico se tomo, quizás para ella, la mejor iniciativa de toda lanoche, también dirigió su mano al sitio que tan bien guardaba, la zona estabaperfecta como había oído decir miles de veces, sin embargo los dedos de supareja le hicieron elevar un par de centímetros la cadera y encorvar toda lacolumna, el impulso de placer fue enorme, escuchó a su chico admitir un levegemido, quizás había apretado un poco con su otra mano. La chispa de placer querecorrió su cuerpo fue tan grande que por un momento incluso había olvidadodonde estaba. Volvió a abrir los ojos y observo a su chico implorante.

(* * *)

El pequeñoapretón de la pelirroja lejos de lastimarlo lo había provocado más, se separó dela mano de su novia y continuó con la exploración que había dejado a medias.Ginny entendiendo a la perfección lo que haría lo animo a continuar.

(* * *)

La pelirroja,principalmente motivada por la iniciativa arqueo las caderas nuevamente paradescribir un arco perfecto que le permitía alcanzar a su acompañante mejoreslugares. Cuando Harry llego a su destino fue la sensación mas indescriptibleque jamás hubiera tenido. Aquel primer beso fue sencillamente increíble. Y luegovinieron más. Muchos más. Ginny cogió sus cabellos mientras lo guiaba a uncamino que Harry parecía conocer a la perfección.

 

La chica sin soltarlo lo guio encima de ella,lo coloco sin ningún tipo de problema, de pronto parecía que ambas piezas encajabana la perfección, la sensación era imposible de describir con palabras, era puroinstinto, sabía qué hacer y cómo hacerlo. Todo, absolutamente todo en lasituación era perfecto.

(* * *)

"La primera vezes posible que duela un poco" le había dicho su madre, pasada la primerainvasión cualquier sentimiento parecido al dolor había sido reemplazado por unrastro de placer y de cosquillas eléctricas sin igual, acompaso su respiracióna la de su chico y todo era perfecto.

(* * *)

Unos minutos después,o un par de horas, ninguno de los dos estaba seguro, todo había acabado, amboscuerpos sudados se abrazaron en un abrazo único que significaba todo. Sequedaron así abrazados y tapados por aquellas mantas que marcarían un antes yun después en su relación. Esa noche no existía Cristine, ni ninguna otra, Sunovia era la única, se separó brevemente de su chica tras besarla, y a lospocos minutos esta se rindió a Morfeo con el cuerpo desnudo al lado de suchico, Harry la observo un minuto y el cristal de su pecho volvió a presentarseemitiendo un ligero tono carmesí.

Recordó lahistoria que le había contado Luna, aquella bonita historia de amor, se alegro deque Helios y Selena no fueran los únicos que se habían unido esa noche. Con unasonrisa en el rostro y olvidando todo lo demás acompañó a su novia al mundo delos sueños.




------------


Imagino que todos han sido buenos y han leido la recomendacion de edad de este fic, bien es por este capitulo. que vengo postergando desde hace tiempo. Y creo que me parecio lo justo.

Creo que si han leido hasta aqui sabran que cuando uso (* * *) es por que la narracion deja de de estar centrada en un personaje y pasa a estarlo desde la perspectiva de otro. (solo queria aclararlo)

Bueno, quizas el capitulo mas largo de toda esta historia nada mas que unas ocho mil y pico palabras palabras, Como siemrpe digo despues de esta enorme cantidad de palabras escritas, lo mejor que me puede pasar es leer vuestros comentarios asi que ya lo saben desde peticiones de mano a piedrazos, estare encantado de recibirlos.

Si no estás registrado por favor deja tu opinión de estahistoria en [email protected] mí es importante y responderé a la mayor brevedad posible. Gracias

Un saludo y hasta el proximo capitulo.
PD. Echare de menos redactar las clases de Lucy y Victorie

Capitulo 34 CartasNavideñas

La noche deleclipse dejo paso a los primero rayos de sol de la mañana, cuando se filtraronpor la ventana golpeando en los ojos de los amantes que descansaban en la camael chico despertó y miro a su compañera. Era hermosa, la luz que se colaba porla ventana reflejaba en su cabello pequeñas luces rojizas haciéndolo parecermás brilloso que nunca. Una breve caricia en su dormida espalda hizo que dejarade estarlo. Ginny abrió los ojos lentamente y dirigió una profunda mirada aHarry antes de sonreír.

- Buenos díasamor - le dijo la chica mirándolo directamente a los ojos.

 

- ¿Alguna vezte dije cuanto te amo? - fue la respuesta de él.

- Directamenteno - le sonrió.

- Pues lo hago,lo de anoche fue sencillamente perfecto - confirmo la chica, y luego agregó conpesar al no poder extender más el momento - tenemos que irnos, ya sabes elexpreso.

- Si que fuebonito verdad, que te parece si me sueltas y me dejas que me vista - le dijo lachica riendo pues los brazos del moreno aún la tenían presa de su cuerpo.

Harry la soltó,y la chica se incorporó buscando y poniéndose su ropa interior, y luego elvestido. Harry, del otro lado de la cama hacia lo mismo, cuando se giró paraver la cama que se había llevado su primera vez y su rostro cobro cierto tonode alarma.

- Cariño ¿Estásbien? ¿Estás herida? - Le pregunto con una nota de pánico en su voz. Ginnyencontró el motivo del tono alarmante de Harry cuando dirigió la vista a dondeél la tenía fijada. En el centro de la cama sobre las sabanas donde seencontraba una pequeña mancha oscura, era sangre, su sangre. Su madre leadvirtió que eso podía pasar.

- TranquiloHarry - lo tranquilizo - cosas de chicas, puede pasar la primera vez - dijorestándole importancia.

- ¿Tu primeravez? - Harry se sentía entre confundido y increíblemente apreciado - yo penséque con Dean.

- No Harry,nunca fue más de unos simples besos en el pasillo - le dijo pacientemente Ginny- ¿Y Cho?

- ¿Te refieresa esa enorme relación de solo un par de meses que termino porque su amigatraiciono al ED y vivía celosa de Hermione? No creo que haya que preocuparsepor ello, esto
creo que una vez tomo mi mano, si eso no te sirve como primeravez, entonces fue contigo - le dijo el chico riendo su propia gracia. Sinembargo Ginny no reía, más bien parecía enormemente complacida. Se esforzó enabrocharse el vestido ayudado por un ya vestido Harry.

- Sabes es unapena - Ginny lo miro extrañado sin comprender - Has dicho ayer que has tardadotres horas en ponerte el vestido y estar lista y he tardado tres segundos enquitártelo y arruinar tu peinado - dijo observando el pelo de su novia que notenía nada que envidiarle a una de las mascaras de la noche anterior - No sé siquerrás repetir lo que paso anoche si tanto trabajo fue desarmado tan rápido -dijo el chico aparentando una gran seriedad.

- El resultadofinal de anoche bien merece la pena, además como no repitamos este tipo decosas, usted y yo tendremos problemas señor Potter - Le dijo usando el tono queusaba cuando quería picar a Harry, a continuación con un toque de varita y unpar de palabras las sabanas estaban como nuevas y la cama prolijamente armada -Kreacher me mataría si no dejo esto bien montado, ¿Nos vamos? - Le dijo a sunovio.

Cuando salieronde la habitación fue una suerte que fuera tan temprano, ya que los pasillosestaban casi desiertos, el peinado de Ginny y que aun conservara su vestido dela noche anterior daría que pensar a cualquier alumno con el que se cruzaran.Sin embargo, de camino a su despacho, Harry vio una cabellera rubia que seguíaa un vestido blanco, no vio a la dueña, pero al final de ese pasillo seencontraba el despacho que utilizaba el profesor de Herbologia, Neville. Unoscuantos pasos más se encontraron con McGonagall que simplemente le sonrió a loschicos y dio media vuelta sin emitir comentarios. Quizá la magia de noche buenahabía ablandado un poco su corazón, aunque no tenía motivos reales paracastigar a nadie. Sin embargo, lo que más llamo la atención de la pareja,aunque esto confirmo las sospechas que tenía Harry y Hermione hace un par deaños es que el conserje salía de la biblioteca con expresión, aunque difícil deadivinar en sus rasgos, feliz. Harry se compadeció de Madame Prince. Parecíaincreíble la cantidad de "vida nocturna" que incluía el castillo. Se le cruzola loca idea por la cabeza de pasar por los baños de la segunda planta por siresultaba que Pevees salía del que estaba clausurado con expresión enamoradacomo Filch, afortunadamente descartó la idea.

 

Llegaron a lashabitaciones sin ningún otro contratiempo, Ginny se apresuro a ganarle ventajaa Harry en la carrera por conquistar el cuarto de baño pero este en un arrebatode valentía, se dio cuenta que ese sería un momento perfecto para ahorrar agua,y entro con Ginny, La imagen que Harry había vivido en el sueño de Ginny sehabía hecho realidad con una exactitud prácticamente perfecta una hora despues.

- Parece comosi me leyeras los sueños - dijo la pelirroja mientras se ponía la bata y salíade la bañera dejándole allí.

- Si verdad,¿No me digas que has soñado con este momento? - dijo el chico con tonoinocente, agradeció la presencia del vapor pues su temperatura le indicaba quesu cara cobraba color rápidamente.

- Exactamentelo que hemos hecho, vengo soñándolo
Bueno desde que dormimos juntos,prácticamente. Menos mal que te has animado a entrar de una vez.

Harry selevantó de la bañera, beso a su chica, y se seco rápidamente, cada cual entroen su habitación para preparar los baúles, Cuando el chico entro en la suya sedirigió a la percha cuya ocupante la miraba con aquella expresión tranquila enla azul mirada, esa lechuza que parecía tener especial afición por permanecerdespierta las 24 horas del día asombraba a Harry. Ella misma buscaba su propiaactividad pues no la usaba tanto como Hedwig, lo cierto es que la mayoría delas personas con las que solía intercambiar cartas estaban muertas, Remus,Dumbledore, Sirius, y muchos otros habían caído, sin embargo recordó dospersonas cuyos paraderos y situaciones quería saber, fue a su escritorio yrecogió dos pergaminos, en el primero de ellos fue todo lo formal que pudo.

"Estimado SeñorKingsley

Me gustaríapoder felicitarlo por su cargo formalmente pues no lo hice en su momento, peromás allá de las merecidas palabras, quisiera dirigirme a usted ya que seacercan mis vacaciones y siento deseos por saber que fue de mis tíos y primo.De hecho si sería tan amable de decirme donde están me gustaría visitarlos unaúltima vez. Espero pase unas bonitas navidades. Con mis mejores deseos.

Atte. Harry James Potter"

En el segundopergamino fue mucho más informal, aunque le preocupaba el destino de la chicadespués de la pelea.

"Buenos días Lavender

Quisiera presentarte a Arrow, mi lechuza,temo comunicarte que mi blanca amiga murió el año pasado, Te escribo parapreguntarte como estas sobre todo, la verdad es que me gustaría haber escritoantes pero aquí el último año de colegio fue un caos, estoy dando clases, comoen quinto. Aunque ahora son muchísimos. En ocasiones me gustaría tener al EDconmigo, Bueno de verdad deseo que estés estupendamente, por favor cuidatemucho, y respóndeme por medio de Arrow. Muchísima suerte en tus vacaciones y ennavidad.

 

Te quiere

Harry"

Con un pergamino en cada mano, fue hasta dondedescansaba su lechuza. Y antes de que siquiera le pregunte si estaba lista paraviajar con dos entregas, la gran ave negra estaba posada sobre su cabeza. Harryato una de las cartas en la pata mientras que Arrow se encargo de coger laotra, la del ministro, con el pico. A los pocos segundos se había perdido devista por la ventana. Aun era temprano.

Harry cerró elbaúl que ya tenía listo desde la noche anterior y salió al vestíbulo donde se sentóesperando a los demás, Una dormida, y muy despeinada Hermione salió de lahabitación de su amigo vestida únicamente con una bata, al ver a Harry ledirigió un breve "Hola" y se perdió en el cuarto de baño. Apenas quince minutosdespués Hermione salía con un alisado de pelo prácticamente perfecta ycompletamente vestida. Volvió a saludar al chico y este respondió su saludomientras se enfrascaban en una conversación sobre las vacaciones, el por qué suamiga había salido de la habitación de su amigo semidesnuda se mantendría tanen secreto esa conversación como lo que habían hecho Ginny y él la nocheanterior. Una hora y un último baño después, los hermanos se les unían a laconversación.

Un par de horasdespués a punto de llegar al mediodía la directora mando a llamar a todos losalumnos, El expreso de Hogwarts saldría de la estación en dos horas más, y loscuatro se mostraron gustosos de ir en el. Una vez en la estación del pueblo sesubieron al tren escarlata que los llevaría durante dos semanas lejos de Hogwarts.

Buscaron uncompartimiento libre y a los pocos minutos de que el tren comenzara a moverseuna pareja más se sentó frente a ellos,

- Buenos díasLuna - Le dijeron todos a la chica que estaba sobre las piernas de Neville -Neville - agregaron observando tras la mata de pelo rubio.

- Hola chicos -

- Una preguntaque me muro por saber - dijo Harry - ¿Desde cuándo están juntos?

- Pues, elsiguiente San Valentín haremos el año - dijo Neville sorprendiendo a todos,parecía que la teoría de los pocos meses perdía peso.

- Si bueno, fueantes de que me secuestraran y me tuvieran con los Malfoy - dijo la rubiadándole importancia.

- Vaya, puesfelicidades, aunque lo tenían bien escondido - dijo Ron intentando reírse de lasituación.

- Si bueno,puede ser - les dijo Luna - ¿Han leído el quisquilloso de este mes? Parece serque un grupo de Snorlaks fue visto en Europa, es emocionante. - Dijo la chicacambiando de tema rápidamente.

El resto delviaje las tres parejas hablaron de todo un poco, de plantas, de criaturas,muchas de ellas inventadas, de ajedrez, de quidditch, o de los mejores librosque habían leído. Lucy Swan paso saludando exclusivamente a Harry deseándolefelices vacaciones, los demás rieron después de la intervención de la pequeña.Victorie Liane, la cazadora de tercero vino fingiendo una visita a su capitana,saludo al resto, pero sin embargo no dejaba de dirigirle miradas disimuladas aHarry. La última visita del viaje fue de Romilda Vane, la otra cazadora queignorando a todos, incluso a la capitana de su equipo le puso unos bombones enel regazo de Harry diciéndole que era su regalo de navidad, Este conociendo las"habilidades culinarias" de la chica, hizo desaparecer los bombones con untoque de varita enviándolos al primer sitio que se le ocurrió que podríanencajar esas bombas de relojería de chocolate, En el callejón Knockturnapareció una caja en mitad de la calle abandonada.

 

Cuando el trenfrenó completamente y los chicos saltaron al andén Molly. Arthur y los demáslos estaban esperando, la sorpresa se la llevaron cuando la rubia que estaba allado de Bill, normalmente muy delgada comenzaba a lucir cierta grosor en lascaderas. El embarazo parecía sentarle de maravilla. Tras intercambiar saludosse dirigieron en varios coches a La Madriguera que sería el lugar dondedormirán esas noches mientras estaban fuera del colegio. La primera sorpresaque se llevo Harry la recibió en la habitación de Ron, la que ocupabanormalmente cuando estaba allí, en forma de gran lechuza negra. Arrow lo estabaesperando en el alfeizar de la ventana con dos sobres atados en las patas.Cando vio al chico lo recibió como solía hacer, con un vuelo rasante queterminaba en su hombro. Extendió la pata y cuando Harry le agradeció por suvelocidad y tras sacar las cartas salió volando nuevamente por la ventana enbusca de alguna aventura nocturna, - Feliz Navidad Arrow
Hedwig - dijo primeromirando al cielo estrellado. Se concentro en las cartas, la primera era delministro.

"Querido Harry;Gracias por tus palabras, claro que está permitido visitar a tus tíos, aunquees probable que a ellos no les interese, no puedo negártelo, La dirección esCalle Silvestre numero 7 de Londres" Puedes aparecerte sin problemas en unmonte cercano, Saludos, Kingsley"

La segunda,aunque agradable, parecía acabar en un tono algo más frio,

"Buenos díasHarry, bonita lechuza, siento lo de Hedwig, Me he enterado de las clases y meparece estupendo, seguro que eres muy bueno, al menos conmigo lo fuiste, cuentaconmigo si necesitas recurrir al ED cuando sea.

Contestando atu pregunta estoy bien, la mordedura no me ha dejado secuelas suficientes paraentrar en fase, sin embargo tengo habilidades que antes no tenía, y soy una delas mejores sanadoras de San Mungo, debido a que se reconocer heridas internaso movimiento de la sangre, mis sentidos son bastantes más finos que antes,incluso agradezco a Greyback por eso. Feliz navidad.

Misfelicitaciones a Ron y Hermione

Cariños

Lavender"

La carta tenía un tono alegre, sin embargo,las últimas palabras que dedicaba a Ron estaban escritas presionando la pluma yeran mucho más oscuras que el resto de la carta.

La petición dela señora Weasley de cenar lo saco de su sopor, esa noche Molly se habíaesmerado, la mesa estaba plagada de platos, las bromas de George, y loscomentarios de Charlie amenizaban la noche, Bill parecía profetizar amorincondicional hacia su mujer y su creciente vientre, Fleur no dejaba de comer, Inclusoel aspecto serio de Percy había dado paso a una amable sonrisa para las fechas,Por lo demás Ron y Hermione, así como la otra pareja de Harry y Ginny competíanen intensidad de miradas, como lo hacía Bill con la francesa.

Cuando la cenaestaba avanzada, Arthur levanto la copa, miro su reloj, y observando a todoslos presentes dijo una frase que lo resumía todo.

- Feliznavidad, familia -

----------

Bueno pues ahi va otro capitulo mas, bastante mas breve que el anterior y se debe a tres motivos 1) no estaba tan inspirada - 2 ) No van a tener nunca otro capitulo como el anterior, primera vez solo hay una y tiene que ser unica, y 3) este es uno de esos de transcion.

 

otra cosa, no se si lo han visto pero me he currado una portada, asi que me gustaria que me dijeran que tal les parece, la verdad es que estoy algo limitado en programas pero me gustaria saber vuestras opiniones al respecto.

Quisiera agradecer a Sarai RM por inagurar este servicio y animar a que otros lo hagan en la direccion de [email protected] a poner vuestra opinion sobre esta historia si no quieren registraros, para un escritor siempre es importante las opiniones. TEned en cuenta que esto es gratis y solo pido eso

Bueno un saludo a todos y nos vemos en el siguiente


Capitulo 35Apariciones y Desapariciones.

La cena de esanoche terminó con una amplia variedad de postres, y por petición popular losregalos fueron abiertos antes de irse a dormir puesto que ya era pasada la horade la medianoche, y por tal navidad. Los acostumbrados abrigos de punto de laseñora Weasley eran los acostumbrados, e incluso, predecibles regalos paratodos, una vez que Harry estuvo dentro de uno de ellos, Verde que hacían juegocon los ojos, y con una gran H en uno de los laterales abrió el regalo deGinny, que pareció ser el típico regalo de broma de navidades puesto que dentrodel envoltorio se encontraba un bóxer rojo estampado con pequeños renos quebailaban sobre la tela; El muchacho se dijo a si mismo que tendría que hablarcon ella sobre los gustos de su ropa interior. Sin embargo entre risas la chicale deposito un segundo sobre en las manos a Harry, En el se encontraba una notaque decía "Nos vemos arriba por tu regalo". La chica fue a su habitación con laescusa de ordenarla y Harry la siguió unos minutos después, fue rápido, Ginnysaltó a sus brazos y lo beso dulcemente mientras le entregaba un segundo paquete.

- ¿Más ropainterior? - Le dijo Harry conteniendo la risa, sin embargo dentro se encontrabauna pequeña pulsera de madera, aunque tenía un tacto extraño, parecía sercuero, en las que estaban grabados ambasiniciales separadas por un pequeña figura se encontraba la fecha de mayo dehacia un par de años atrás, la fecha suponía la final de quidditch de cuando élestaba en sexto año, pero para ellos suponía mucho más; aquella simples númerosera el día en que Harry había sido valiente con ella por primera vez robándoleese beso y comenzando la relación con ella. Tras ponerse la pequeña esclavaoscura en la muñeca, esta se desvaneció al instante desapareciendo como sinunca hubiera existido. Harry miro su muñeca extrañado.

- Cielo, ¿Dóndehas comprado esta pulsera? - le preguntó el muchacho aún mirando la muñecadonde antes estaba el regalo de la chica.

- Pues lacompre en el pueblo, en la última visita a Hogsmeade, allí había un anciano conun puesto ambulante, cuando le dije que buscaba un regalo para mi novio no dudoen recomendarme una y otra vez esta pulsera, es extraño pero no recuerdoninguno de sus otros productos, recuerdo que aunque parecía muy fina me la dejomuy barata, solo pague un knut por ella. - Dijo apenada la chica - No sabía quefuera una broma que desaparecería con el contacto de tu piel. Lo siento dijo lachica.

- Me alegro quesolo valga un knut para ti - le dijo el chico restándole importancia mientrasla abrazaba - sigue remodelando mi armario de ropa interior, en cuanto a esto -le dijo observando su muñeca desnuda - no ha desaparecido
bueno si, pero sigueahí, o tal vez no, no lo sé, pero siento un calor que antes no sentía, es unpoco extraño. No te preocupes, ya aparecerá. Volvamos abajo. Pero antesquisiera que tuvieras esto. - y le tendió a la chica un paquete que hizo traerde la habitación en una bolsa donde la imagen de una bruja se mostraba es unapostura más que sugerente. Cuando Ginny saco el contenido se asombro por lainiciativa de su novio. Un conjunto de ropa interior de seda, y un, muypequeño, vestido de terciopelo en el cual se trasparentaba completaba elconjunto - Espero que no te moleste queno seas la única que me haga regalos para que seas TU en realidad quiendisfrute de ellos, Creo que te quedara estupendo - le dijo Harry poniendoénfasis mientras contemplaba su cuerpo con ciertas ansias.

 

- Harry es
precioso, el tacto es asombroso
y ¿Cómo supiste mi talla? - dijo Extrañado lachica.

- Bueno -comenzó el chico sonrojándose - recuerdas la noche de septiembre que pasamosjuntos, aquella tan calurosa, bueno pude hacerme una idea del tamaño - le dijoHarry mientras abría y cerraba un poco los dedos y sacudía una de sus manos enel aire en forma circular simulando lo que sin duda sería la copa del pecho dela chica, ante la imagen ambos se echaron a reír, y luego Harry agregó un pocovergonzoso - Con la letra, bueno, te robe un sujetador un poco después - dijoel chico apenado.

- Así que hasestado buscando en mis cajones - dijo la chica entre extrañada, molesta ydivertida, al final se quedo con ese sentimiento - Bien tu regalo me encanta,es precioso, cuenta con que podrás disfrutarlo - le dijo la chica con unasonrisa picara, luego se acerco a su chico y tras besarlo suavemente le cogióla mano y volvió a la carga - Por cierto, si algún día quieres saber el tamañode mi pecho, no rebusques entre mis cajones, simplemente averígualo - le dijo mientraslevantaba su mano y la apoyaba en uno de sus pechos - Espero que esto terecuerde el tamaño en un futuro.

- Chicos ¿Van abajar o qué? - Hermione acababa de entrar por la puerta de la habitación de lapelirroja - lo siento, no esperaba encontrar nada así.

Harry agradeciómil veces que fuera ella y no su novio el que hubiera interrumpido en lahabitación. Aunque para él Ron significaba su hermano, no sabía si estaría deacuerdo en continuar con la relación si supiera hasta que punto había llegadocon su pequeña hermanita. La pareja bajo nuevamente ante la mirada divertida devarios miembros de la familia para continuar con el intercambio de regalos,organizadores para las clases, Ropa para la pequeña Victorie, que era como leshabía dicho Fleur que pondrían a la niña, que estaba de camino (Harry no pudoevitar recordar a la rubia que poseía el mismo nombre en una de sus clases) ymaterial de quidditch para Ginny ante su inminente entrada en el equipo de lasHarpías habían sido las estrellas en esas navidades, pero Harry, Ron y Ginny sepusieron de acuerdo para gastarle una pequeña broma en privado a Hermione, unavez estuvieron en la habitación, le dieron a la chica un libro, en el seencontraban todos los datos y un montón de traducciones de distintas runasantiguas. Aunque el libro parecía antiguo el interior estaba perfecto, su ideafue gastarle una broma.

- Y bueno, estees nuestro regalo de broma de este año - le dijeron mientras le entregaban elpaquete - Si todo sale bien la verdad es que te necesitaremos. - le dijo sunovio divertido intentando picarla, Hermione, sin embargo, los miraba a todosasombrada con una cara que reflejaba aprecio.

 

- Chicos,muchas gracias, es un libro más que interesante, y el mío lo perdí cuandoquemamos el cuarto de los menesteres para la diadema de la pelea, antes use elde la biblioteca del colegio pero está muy gastado y no se entiende, con esteseguro que voy mucho más rápido cuando recuperemos el libro - le dijo la chicaextasiada.

- Vaya, pues mealegro que te guste - Dijo Ron entre alegre y confundido.

- En fin,nuestra intención era gastarte una broma - le dijo su amiga, ante la miradaextrañada de Hermione agregó - no, no te preocupes, en fin me alegro que tegustara - Hermione se había sumergido inmediatamente en sus páginas, lapelirroja se giro al resto del grupo - ¿Es imposible? Verdad - los tresasintieron de inmediato mientras observaban a Hermione en su mundo de triángulosy figuras extrañas. Pasados unos cuantos minutos la señora Weasley les pidióque se fueran a dormir, Al día siguiente Harry y los demás acompañarían a sunovia al campo de quidditch donde estaría el siguiente año, y Harry tambiénquería verlo. Ron por su parte se ofreció a ir con su novia a visitar a lospadres de esta y ella accedió encantada, Harry y Ginny también los acompañaríanpor lo que el día de navidad seria un día bastante ajetreado.

Debido a lapolítica de la señora Weasley de separar las parejas mientras estén en su casapuesto que aun los consideraba jóvenes Harry durmió en la habitación de Ron, yHermione con Ginny, El moreno, incluso se sorprendió que tras no dormir en lamisma habitación que su mejor amigo ambos no hubieran cambiado en nada, paraesa relación el tiempo no había pasado en lo más mínimo. Antes de dormirhablaron de quidditch, del colegio, de los viajes que harían esas vacaciones, cuandoel tema de conversación fueron las relaciones femeninas, Harry dijo queprefería irse a dormir pues estaba agotado. Lo cierto es que no tenía sueño,pero prefirió mantener las intimidades de Ginny para sí. Por otro lado tampocoquería que su amigo le confirmara el por qué su amiga había salido tandespeinada esa mañana de su habitación, el mismo tenía suficiente imaginaciónpara que no se lo detallaran. Por otro lado el sonido de risas sin siquieramolestarse en disimular provenientes de la habitación de al lado que estabasiendo ocupada por Ginny y Hermione le daba a entender que su amiga se estabaenterando de toda la inexperiencia que él tenía en el campo sexual. Prefiriópensar que su novia no lo dejaría tan mal parado.

No tardo endormirse, en su propio mundo onírico se encontraba en un pasillo oscuro, elcristal de su pecho comenzaba a brillar y su muñeca se calentaba rápidamente,cuando la observó vio con asombro como la pulsera de Ginny se quemaba, aunquesin dañarlo. Una de las llamas de la pulsera se convirtió en un pájaro quecomenzó a volar. Guiado por el pájaro y por la luz, mucho más intensa de lo queHarry la hubiera visto, de su cristal llego a una sala conocida. No teníamuebles, ni paredes, de hecho era imposible deducir que era una sala, pues eraimposible calcular cuando se acababa. Su cuerpo se convulsionó, y nuevamenteotra sacudida.

- Venga Harry,despierta - le escucho decir a su amigo - se hace tarde - y nuevamente le sacudíalos hombros para despertarlo.

 

- Buenos díasRon - le respondió el moreno - tuve un sueño rarísimo.

- Un sueño, ¿Dequé se trata? - le pregunto una chica con el pelo rojizo, la cual llevabapuesta un uniforme color marrón, lista para salir hacia el estadio de lasHolyHead Harpies. Harry intentó recordarlo, pero le era imposible, su menteestaba en blanco.

- No meacuerdo, lo siento - resumió el chico. - ahora me levanto, le dijo el chicomientras Hermione entraba por la puerta también lista para salir.

En pocosminutos se encontraba con sus amigos en el vestíbulo, y tras recibir nuevossaludos de navidad de todos los Weasley presentes, Ginny, quien había recibidolas coordenadas en su carta donde la invitaban a unirse al equipo dirigió latele trasportación, aparecieron en un terreno liso, y tras escalar una pequeñacolina Harry lo vio, era un estadio enorme, a medida que los cuatro seacercaban a él la imagen oficial del equipo, las harpías, se hacían cada vezmás patentes, las paredes y cada una de las entradas estaba decorada con estosanimales míticos, sin embargo la principal política del club, de solo tenermujeres entre sus filas, se veía a cada paso, la mayoría de las salas erancirculares, los ángulos rectos escaseaban, los colores cálidos acompañaban al marrónestandarte del club, y en el vestuario, evidentemente femenino, unas cuantas fuentesy jarrones en donde crecían mágicamente flores, eran los principales adornos.Sin embargo lo más impactante era el campo. Harry acostumbrado al campo deHogwarts, nunca se esperó lo que sus ojos veían. Unas infinitas gradan seelevaban varios metros, sobre el suelo, el césped del campo de juego,perfectamente cuidado, hacia parecer un pantano los terrenos de quidditch delcolegio. Una vez que tomaron un poco de altura en el campo pudieron distinguiren el centro mismo del terreno un bordeado de una de aquellas mujeres aladas enel césped del campo y Harry se sorprendió de la cantidad de detalles.

- Es estupendoGinny - Le dijo Harry resumiendo la idea que todos pensaban.

- Si ¿Verdad?Pues me alegro que te guste, porque negociare en mi contrato el que tengáispases para venir a verme siempre que quieran - Dijo la chica ilusionada mirandoel campo de juego.

- No creo queeso sea un problema - dijo una voz a sus espaldas, cuando se giraron vieron unabruja que se acercaba a ellos, era joven, visiblemente atractiva y Harry tuvoel presentimiento de que ya se habían visto - Me preguntaba por qué elvestuario me había avisado que unos hombres habían entrado (después de tantosaños a nadie extraño que un vestuario fuera capaz de "avisar" a alguien) - los chicos se estaban disculpando pero lamujer paso de ellos, se planto delante de Ginny y le extendió la mano -Cassandra Mifel, soy tu futura capitana - le dijo a Ginny mientras esta leestrechaba la mano en señal de saludo. Los minutos siguientes se la pasaronsiguiendo a Cassandra en una visita guiada a través del estadio, donde lemostro el podio de comentaristas, bajaron al campo y los guio a través de ladiferentes instalaciones. Antes de mediodía habían recorrido por completo elestadio y tras saludarse se despidieron de la mujer, volvieron a aparecerse allado de la madriguera donde comieron rápidamente con Molly, Arthur y los demás,y pronto estuvieron listos para una segunda aparición conjunta, esta vezdirigida por Hermione.

 

Harry tuvo undéjà vu cuando se aparecieron nuevamente en el parking del bloque de edificiosde Hermione, aunque esperaba que esta vez tuviera un mejor desenlace. Subieronpor el ascensor y la chica golpeo la puerta de su departamento, unos pasos seescucharon del otro lado y la chica fue recibida por un hombre que le sonrió asu hija.

- Feliz navidadHermione, chicos, por favor pasad - les insistió el Dr. Granger. Los otros dosmiembros de la familia estaban en la mesa, su madre con una pequeña niñaregordeta en los brazos saludo a su hija y esta se acerco a saludar a su madrey a Jessyca, su hermana que había nacido en el exilio de sus padres en el otrolado del planeta.

- Mama, Papa -dijo Hermione llena de orgullo cogiendo la mano de Ron - quisiera presentarlesa Ron Weasley - Harry y Ginny dieron un paso atrás, este se trataba de unmomento claramente importante. El pelirrojo que no esperaba eso simplementeopto por la solución acostumbrada, subir un par de tonos el color de su cara.

Ambos doctoresdirigieron una rápida mirada a su hija y luego a Ron.

- Está bien,hija, me alegro que, al fin, te hayas decidido - le dijo su madre sonriéndole.

- Si, escierto, han sido muchos años de espera y muchos veranos que nos has hablado deél - y se dirigió a su yerno - Hijo, bienvenido a la familia. Y ustedes dosdeben ser Harry y Ginny, ha pasado algún tiempo desde la última vez que los vi,sentiros como en casa - les dijo a la otra pareja.

Una vez pasadoel primer momento de presentaciones, alguna de ellas para Ron algo incomodas,la comida fue completamente agradable, Jessyca dormía en los brazos de sumadre, y ambos padres se mostraban muy interesados en lo que su hija hacia enel mundo mágico, Aunque fueran muggles el aprecio y el cariño que sentían haciasu primogénita y el interés que demostraban por sus actividades conmovió aHarry, ellos nunca llegarían a ser magos, aunque puede que la niña si tuvieraalguna posibilidad, pero sin embargo sentían interés por que su hija estuvierabien en un mundo que a ellos les estaba vedado. Harry los comparó con losDursley que aborrecían e incluso temían la magia hasta donde el recordaba ypensó que si los padres en realidad no lo fueran y solo serian sus tutores latratarían igual que ahora. Con un enorme cariño, sintió envidia sana por suamiga.

Entre risas yanécdotas entre las cuales la pequeña bebe se llevo la mayor parte jugando conla que sería conocida en años venideros como "la hermana de las lucecitas enlas manos", como llamaría Jessyca en un futuro a su propia hermana, Hermione sedespidió de sus padres prometiéndoles escribir y los doctores saludaronefusivamente a Ron y con un gesto a Harry y Ginny. Nuevamente en el parking secogieron de las manos con Hermione, y esta dirigió nuevamente la aparicióndonde en la Madriguera se unieron a la cena del día de navidad de los Weasley.Para poco antes del anochecer, y siguiendo los consejos de Harry de vestirsetodos con ropas muggles, y una vez superado la prueba de estilo con este o conHermione, pues Ron llevaba una gabardina, una gorra de rap y unas botas contacones, el primer intento de Ginny tenía un poco más de sentido, se trataba deuna camisa de hombre una falda y chanclas pero tampoco cuadraba. Al final unosvaqueros y una camiseta para Ron y Ginny se puso las botas que antes llevaba suhermano, combinado con un top de cuello de cisne cortesía de Hermione, hicieronque ambos pasaran la prueba de vestuario. Además de hacer que sus juecesbabearan un poco por como habían quedado. Todos volvieron a dejar la casa y secogieron de las manos de Harry.

 

El chico notenía idea lo que podía resultar de esa situación, pero lo que no podíapermitir era quedarse con la duda de lo que hubiera pasado si no los veía poruna última vez. Se concentro en las coordenadas que le había entregado Kingsleyel día anterior y él y todo el grupo se desaparecieron de donde estaban, Harryaun tenía en ese momento dudas.

Aparecieronnuevamente en una colina, detrás de un parque que era iluminado por las lucesde las casas cercanas, una calle mostraba las fachadas de unas viviendas deapariencia idénticas. Y Harry encontró la calle Silvestre rápidamente puesresulto ser la calle que compartía con el parque. Harry y los demás comenzarona caminar por la calle de números impares, en donde estaban las casas, una vezcerca de estas se apreciaban las diferencias, la que tenía el número 1 en supuerta poseía un jardín curioso, un par de gnomos de plástico estereotipadoscomo unos simpáticos personajes barbudos lo protegían, Harry se dijo que si esafamilia supiera como son los gnomos de verdad no los querría tener en sujardín. Ginny y Ron rieron ante la explicación de los otros dos sobre lo queera un Gnomo de jardín y para que los utilizaban los muggles. Una fuente cubríael ostentoso jardín del numero 3 aunque algunos hierbajos asomaban alrededor deesta, el número 5 en cambio parecía ser el más cuidado, unas cuantas baldosascubrían el camino de entrada a la casa, y la hierba estaba perfectamentecortada. Cuando llego a la siguiente casa, vio que una mujer, o lo que parecíaser una mujer, pues parecía que tenía serios problemas con el azúcar, el pelocorto, y su ropa no presentaba ningún tipo de cuidado, de hecho Harry pensó queera una chica por el pecho que se le adivinaba debajo de la inmensa cantidad deropa. A continuación un hombre bastante más alto y ancho que la chica con lacara más conocida seguía a su acompañante a través del jardín, mientrasdiscutían acaloradamente.

- Sabes, no meinteresa continuar más con esto, no puedo creer que creas en esas cosas Dudley- Le dijo la chica.

- Da igual queme creas o no, aunque sea navidad, siento mucho tener que decirte esto, peroprefiero dejarte Martha - le respondía el muchacho.

-¿Qué me dejas?¿Que me dejas?, Estas loco, tu y esos cuentos de niños acerca la magia. Adiósgrandote. - Dijo la chica mientras abría la puerta de un coche aparcado en lapuerta y se montaba en él, Harry pudo ver como el vehículo cayo algunoscentímetros cuando su dueña ocupo el asiento, y se marchó dejando al chico depie en el jardín. Harry y los demás estaban a su espalda, y el chico decidióromper el silencio.

- Hola Dudley,feliz navidad - Dijo simplemente.

El chico quetenía delante se giro sobre sus talones, incluso incrédulo de que lo que habíaescuchado fuera cierto, Cuando Harry vio a su primo de frente se dio cuenta queaquel montón de grasa que había acumulado ahora se había convertido en fibra,el ancho no representaba un problema de gordura sino más bien que ahora sucuerpo estaba trabajado, después de más de un año sin verse Dudley ya no eragordo, más bien fuerte. Además no fue el único cambio que tuvo su primo. Unsegundo después le estrecho la mano a Harry respondiendo.

 

- Feliz navidadHarry. ¿Quiénes son tus amigos?- extrañado por el comportamiento de su primo,comenzó a presentar a los otros tres.

- Creo que yaconoces a parte de la familia Weasley - comenzó Harry, en un movimientoinvoluntario Dudley se llevo las manos a la boca queriendo proteger su lengua,las bajo de inmediato - Ellos son Ron y Ginny Weasley - dijo señalando a los pelirrojos,y la que está a mi espalda es mi mejor amiga Hermione Granger - al ver que suprimo no le quitaba los ojos de encima a la pelirroja, agregó - Ginny es una delas mejores brujas que conozco, y es mi novia.

- Ya veo, ¿Y quéhay de ti, también eres una maga? - dijo mirando a Hermione.

- Hermione esla bruja más inteligente que existe, y es mi prometida - apuntó Ron en unintento de hacer que aquel chico dejara de ver a su novia. La mención de lapalabra "prometida" pareció hacer que Hermione se olvidara del detalle que suchico hubiera hablado por ella.

- Tú debes serDudley, y sí, soy una bruja, la palabra mago solo se refiere a hombres, lasmujeres somos brujas - le explico al chico, Hermione.

- Ho está bien,es que en el juego que estoy jugando ahora uno de los personajes es una maga, yel villano de turno es una bruja, pensé que todas las brujas eran malas -observo su primo.

- Veras, esosjuegos no son demasiado verosímiles - dijo la chica en tono conciliador.

- De acuerdo,Harry, mama y papa aun no han llegado, te importaría que fuéramos un momento alparque y que hablemos un momento, quisiera contarte algunas cosas - le dijo suprimo.

Harry observo alos demás que asintieron rápidamente, una vez en los bancos que se encontrabanen el parque que había frente a la casa. Una vez que Dudley estuvo listocomenzó a hablar con voz que intentaba aparentar seguridad.

- EscuchaHarry, yo, siento muchísimo todo lo que paso en el pasado - comenzó el chicopara sorpresa de Harry - es decir, ahora soy adulto, y tengo mi propia versiónde los hechos, y tú me salvaste aquel día.

- ¿De quéhablas? - le pregunto interesada Ginny. La respuesta vino de Harry.

- ¿Recuerdas lavista que tuve en quinto? Bien fue porque Umbridge había soltado tresdementores en la calle Magnolia, uno le atacó y estaba a punto de besarlo,conjure un patronus y por eso me vi en la vista.

- Vaya,increíble - le dijo la pelirroja - Me alegro por ti de que Harry estuviera ahí.

- Y yo - elrecuerdo de aquel día ensombreció la cara de Duddley, aquel día que se habíacaído sin fuerzas y su primo le había salvado quizás de desmayarse en el peorde los casos, al ver la cara de los otros tres cuando Harry menciono el Besodel dementor, le dio a entender que si el chico no hubiera estado ahí las cosashubieras sido mucho peores que un simple desmayo, hizo la pregunta que seestaba guardando todo ese tiempo - ¿Qué es eso del dementor, y que hubierapasado si Harry no me hubiera ayudado? ¿Solo me habría desmayado verdad? - Dijoesperanzado el muchacho.

Entre loscuatro fueron explicando en qué consistía esa criatura, sus orígenes, y sunaturaleza, a medida que hablaban de ella la cara de Duddley se ensombrecía cada vez más. Sin embargo elpunto culmine llego cuando le explicaron en qué consistía el Beso, el chico corprendióque la intervención de Harry le había salvado de que esa criatura le absorbierael alma.

 

- No me lopuedo creer, y ¿Hay muchas criaturas así en vuestro mundo? - preguntó el chicointeresado.

Veras Duddley -para Harry era imposible creer que de verdad estuviera manteniendo estaconversación con su primo - son una de las peores, pero ahora están bajocontrol.

- ¿Significaeso que el brujo que te perseguía ya no existe? - preguntó interesado.

- Mago,Duddley, Mago - apunto Harry antes de que Hermione se le adelantara - te dirélo que un día me dijeron a mí, no existen magos buenos y brujos malos, soloexisten magos, algunos se malogran, pero si respondiendo a tu preguntaVoldemort ha muerto para siempre.

- Me alegro quetus padres hayan sido vengados - dijo su primo sorprendiendo a todos. En esemomento un coche nuevo aparcaba delantedel numero 7. - Han llegado mis padres escucha Harry, yo he cambiado - dijosinceramente Duddley - pero mis padres sigues siendo algo reservados con eltema, vamos a casa si quieres verlo.

Vernom yPetunia ya habían entrado cuando ellos llegaron delante del jardín, Harryobservo que los adornos eran casi idénticos al jardín del numero 5, con ladiferencia que la piedra de sus tíos estaba pulida, y por tal era más cara,parecía que la actitud de competir con los jardines de sus vecinos no habíacambiado en el nuevo barrio de Petunia. Sin saber lo que podía esperar entrocon Dudley en la casa.

- Papa, Mama,visitas - resumió su primo.

A los pocossegundos sus tíos miraban desconcertados el grupo que se encontraba en lapuerta del recibidor, sin siquiera invitarlos a pasar Vernom mascullo .

- ¿Tu?... Salde mi casa ahora mismo, Jure que nunca volverías aquí, ni tu ni tu gente sonbienvenidos aquí, Lárgate antes de que nos maten a todos - Le grito su tío.

- No tepreocupes, solo estaba de paso - confirmó la voz de Harry - y me encargaron quesupiera si se encontraba bien. Feliz navidad señor Dursley, le dijo con toda laindiferencia de la que fue capaz. Ginny le cogía la mano apoyándole. Y su tíoregresó a la sala - bien chicos, aquí se acaba la visita - les dijo a susamigos mientras giraba sus talones y salía al jardín. Donde fue alcanzado porsu primo.

- Yo
siento sucomportamiento Harry, él y mama no están bien, y te culpa por todo, en serio losiento.

- No tepreocupes, era posible que esto pasara. Solo quería intentarlo - le dijo entono que resultaba indiferente - Dudley ¿Quién era la chica de antes?

- A, ella,bueno es Martha, se supone que tenemos algo, pero no sé, quizás merezca algomejor.

- Si, esposible, has cambiado Big D - dijo Harry recordando el apodo que tenía en elpasado - y fue para bien. Feliz navidad compañero.

- Feliz navidadHarry - le dijo a su primo, y se metió en la casa - los demás estaban a puntode cruzar la calle dirigiéndole palabras de ánimo a Harry cuando la puerta delnumero 7 volvía a abrirse. Era Petunia.

- Harry - lellamo, y el chico volvió para ver a su tía, la mujer continuaba extremadamentedelgada. Y su expresión continuaba siendo indescifrable.

- ¿Tía Petunia?- Le dijo el moreno cuando estuvo a su lado.

- Harry, sientola actitud de Vernom, nuestro proceso de divorcio no está resultándole tansencillo, no todos somos como él, solo quería preguntarte algo. ¿Voldemort hamuerto?

Harry no queríasaber cómo su tía conocía el nombre de aquel mago, ni mucho menos meterse en suvida acerca del divorcio con su tío, simplemente asintió levemente.

 

- Lo derrote enbatalla - resumió Harry.

- Muy bien -dijo, y sorprendiéndolos a todos comenzó a llorar, tardo unos minutos endetenerse - al menos Lilian ahora podrá descansar en paz. Ella se sentiría muyorgullosa de ti Harry, nunca te lo dije, pero tenía tus mismos ojos, el restoeres la viva imagen de. - completo Petunia entre sollozos.

- Mi padre losé; me lo han dicho muchas veces - a continuación hizo algo movido por elimpulso, quizás simplemente porque deseaba hacerlo desde que salieran de lacasa de Hermione, volvió a cogerle la mano a su novia y la acerco para sí -Escucha Tía Petunia, Quisiera presentarte a alguien, ella es Ginny Weasley, miprometida.

Entre alagada ysorprendida la chica de las botas dio un paso, y la mirada de la mujer se posoen su cabello,

- Tu tono decolor se le parece mucho pequeña - Resumió Petunia - Felicidades Harry, hashecho muy felices a tus padres. Y feliz navidad. Tengo que volver, lo sientopero creo que no sería conveniente que vuelvas a esta casa si puedes evitarlo. Quizáspueda escribirte cuando las cosas se calmen. Hasta entonces buena suerte.

Petunia sevolvió en su jardín y con esa despedida se volvió a su casa con su familia.Harry entretanto fue con su grupo alparque, y nuevamente desaparecieron para volver a la madriguera, los últimosdespojos de la fiesta que habían organizado los Weasley estaba sobre la mesa,el chico aprovecho para salir un momento al jardín. Su novia le acompaño unosminutos después.

- Siento lo detu familia - le dijo la pelirroja

Por todarespuesta Harry la cogió la cintura y beso a su novia, esta le correspondió elbeso sin palabras, y una delgada lagrima cayo por la mejilla del chico que lapelirroja se apresuro a secar, se acerco a su oído y una frase en un susurroresumió todo aquello.

- Siempre estaréaquí para limpiarte las lágrimas.

- Tu eres mifamilia - le dijo el chico por toda respuesta.

___________


Bueno pues ahi va otro capitulo, al final se termino alargando mas de lo que esperaba pero en fin, es el largo que tiene que ser este capi, como siempre agradecer a los que comentan e instar a los que no lo hacen a que lo hagan, ya que como siempre digo leer es gratis y el tiempo que paso escribiendo esto la verdad es que no lo es...que mas pedir que unos ismples comentarios...

Bueno un saludo a todos y recordarle que si por el motivo que sea (no llegan los correso de confirmacion por que estan en no desado al registrarte en potterfics) no puedes comentar tambien puedes hacerlo en la direccion [email protected]

Bueno nos veremos en el siguiente, un saludo a todos


Y con este capitulo he cumplido las 100.000 palabras... ahora os dejo con el capi.

_________


Capitulo 35 Draco

El día denavidad termino, y con él la programación de visitas que había planeadas, conbueno o malos resultados Harry miraba hacia la perspectiva de un futurocercano, y en su futuro se encontraba un encuentro con alguien que le habíahecho la vida imposible durante los seis años que compartieron en el colegioHogwarts, era el momento de buscar a Draco.

El díasiguiente a la noche de navidad, Harry cogió un pergamino y escribió una notasencilla pidiéndole a Draco entrevistarse con él, esa misma tarde Arrow entro rápidamente a la madriguera einterrumpiendo una comida que Harry estaba llevando a cabo con sus amigos leentrego su misma carta y salió volando nuevamente a la habitación, Los demás,que estaban al tanto de la excursión de Arrow esperaron expectantes a que Harryles comunicara la respuesta. Este desdoblo el pergamino y encontró la respuestaen el dorso de su propia carta.

 

"Señor P;

Desconozco por que las prisas por reunirseconmigo, pero no creo que el asunto que traes entre manos carezca deimportancia si insiste tanto. Su lechuza me encontró en Azkaban, podrerecibirlos la próxima semana en una de las empresas familiares queadministro, además creo que será ellugar perfecto pues allí nadie os conoce, la firma administra productos mugglesy solo mi personal directo son brujas y magos. Adjunto te envió el número deteléfono, por favor asegúrese de pedirle a mi secretaria una cita para el lunessiguiente. Ya me he puesto en contacto con ella y le dije que solo recibiera sullamada para ese día. Así, si nuestra reunión se extiende, podremos dedicarleel tiempo necesario"

No puedo comentarte nada más por escrito,espero con ansias nuestra entrevista.

Fdo. D. Malfoy"

- Que carta tanextraña - apunto Ron mientras la leía - ¿Por qué te trata de usted? -

- No lo sé -Confirmo Harry - Es cierto que prefería dejar el tema de nuestra reunión paratratarlo en persona.

- No loentiendes Harry - sugirió Hermione - es sencillo, Draco hizo pasar esta cartacomo una mera entrevista profesional, No creí que fuera tan listo.

- Perdón perosigo sin entenderlo - Observo el chico - Su novia le dio la respuesta queestaba pensando Hermione.

- Harry, escierto, Draco se mueve entre mortífagos, y es posible que lo estén estudiando,si no, no veo otra razón por la cual Draco se mezcle, ni mucho menos dirija, enuna empresa de muggles cuando es bien sabido que los detesta - opino pensativala pelirroja, Hermione sonrió satisfecha, le empezaba a asustar que siemprefuera la única del grupo que relacionase los hechos - ¿Pero por qué dice queArrow lo encontró en Azkaban? No sabía que lo habían encerrado.

- Para eso yotengo la respuesta - saco de su bolso de cuentas un periódico, parecía tenerunas cuantas semanas, meses incluso, Hermione se lo entrego a su amiga y agregócon expresión sentida - Lo siento, iba a mostraros esto pero con las clases, ylas reuniones lo había olvidado hasta ahora.

La pelirrojaobservó lo que la chica le entregaba, era un ejemplar del Profeta, tenía fechade mediados de septiembre, en la pagina en donde Hermione lo mantenía abiertose veía la cara de un hombre alto, con pelo rubio, casi blanco, y con una porteorgullosa; a su lado una mujer delgada y también rubia con una expresión en lanariz y cara de estar oliendo algo desagradable todo el tiempo se mantenía a sulado. La chica comenzó a leer la noticia que tenía como titular ¿Culpables?

"Tras nuestra noticia de hace algún tiempode que el tribunal del Wizengamot encontraba a, la hasta entonces funcionaria,Dolores Umbridge culpable de una enorme lista de delitos, entre los cuales comorecordaran los que han leído aquella edición se encontraba los de abuso depoder, utilización sin control de diferentes maldiciones imperdonables, omentir ante un tribunal entre muchos otros (consultar dicha edición para másdetalles, así como su inusual condena) hoy le traemos los resultados de otro delos juicios, esta vez la de Lucius y Narcisa Malfoy, encontrados culpables dedar asilo al que no debe ser nombrado, y trabajar para él durante varios añosentre las filas de su grupo, autodenominados mortífagos. Debido a la falta depruebas de otros cargos como diferentes asesinatos o torturas han sido exoneradosde estos.

 

La pareja se entregó voluntariamente y sin oponerningún tipo de resistencia, lascontinuas contribuciones monetarias con denominación Malfoy y el hecho de quesu defensa fuera realizada por la actual directora del colegio Hogwarts deMagia y Hechicería, la cual baso su argumento en que ambos tuvieron especialimportancia en la caída del que no debe ser nombrado e incluso ayudaronactivamente a Harry Potter a acabar con él, pareció bastar al que nuevamentepresidia la sesión, el actual ministro de magia Kingsley, de imponer una pena,que seguramente en otros casos sería mucho más dura, de tan solo 12 meses en Azkaban.

Su hijo Draco Malfoy se encuentra ahoramismo como sumo responsable de todas las empresas familiares que llevasen elsello Malfoy, El tribunal al completo carecía de ningún tipo de prueba paraincriminar al más joven de la familia.

Y con esto cerramos la crónica de losjuicios."

- ¿Y te hasolvidado de enseñarnos esto? Vaya pues si que pareces algo perdida - dijo Ronintentando molestarla. Hermione lo ignoró completamente.

- Bueno supongoque eso responde la pregunta, Ayer estaba en Azkaban visitando a sus padres,después de todo es navidad. Harry ¿Por qué no llamas al número de teléfono queviene en la tarjeta?- le dijo la chica dándole la pequeña tarjeta de visita quevenía incluida en el sobre.

Harry laobservó un momento, era una fina tarjeta, sobre todo elegante, en una de lasesquinas se observaba la efigie de una copa, una serpiente se entrelazaban ensu base y ascendían hasta la superficie de la copa apuntando su cabeza con sulengua viperina hacia su contenido. Hermione al observar lo reconoció como laCopa de Higía, al parecer era el símbolo internacional de farmacología.

- Es la Copa deHigía, la serpiente representa el poder, la copa representa el remedio - recitóla chica como si se tratara de una clase.

- Interesante,5 puntos para Gryffindor - le dijo Ron en tono divertido como si fuera una desus clases. Harry continuó con el examen del pequeño cartón. En el centro elmensaje "Laboratorios Sierpe" le mostraba el nombre del lugar sobre una dirección.Y un teléfono que estaba tachado estaba corregido por otro arriba con unmensaje de Draco que le daba indicaciones de usar este último.

- ¿Me prestanel teléfono? - Le pidió a sus amigos, y sin esperar respuesta se dirigió adonde Ginny le indicaba. Uno de esos modelos muy antiguos con pinta de no habersido usado hacia años descansaba en una de las banquetas.

- Perdón por elestado, seguro que funciona, no lo usamos desde que te llame a la casa de tustíos en segundo - le dijo su amigo, y Harry recordó aquel día cuando él mismoescuchaba los gritos al otro lado del auricular de su amigo unos años atrás.

El disco delteléfono estaba completamente duro y al chico le costó marcar los números, sinembargo daba señal, el moreno se preguntaba por qué tendrían un teléfono quenunca usaban. Como dando una respuesta insonora Harry observo por la ventanacomo el señor Weasley estaba observando con especial interés un enchufe en eljardín. Bien era sabido la fascinación que este sentía por todo tipo deartefactos de origen muggle. Marcó los números del laboratorio que le indicabala tarjeta y sonó la señal del otro lado, una voz femenina, que parecía joven,contesto antes de que sonara el segundo tono.

 

- Buenos días,Laboratorio Sierpe, Al habla Astoria Greengrass.

- Buenos días,perdone, Soy el señor Potter - contesto Harry intentando aparentar unaseguridad que no tenía, la voz del otro lado parecía sonar impaciente - Megustaría concretar una cita con el señor Malfoy para el próximo lunes.

- Muy bien,Draco se ha puesto en contacto conmigo, ¿El lunes a las 10 de la mañana leparece bien? - Harry accedió y alsegundo siguiente Astoria prácticamente le colgó el teléfono.

- Ho, así queno hay que gritar - dijo simplemente Ron, que parecía ser que el teléfono eratoda una novedad para él.

Cuando lecomunico la hora a los demás estos estuvieron de acuerdo, al dorso de latarjeta había unos pequeños números que Harry supuso que serian las coordenadaspara la aparición conjunta. Unos minutos después de haber terminado laconversación con Astoria cayó en la cuenta de algo, si era la secretaria deMalfoy, era un poco particular que, dado que era el dueño de la compañía, estale llamara por su nombre.

El resto de esasemana se la pasaron haciendo diferentes actividades, Hermione seguíaconcentrada en el libro que le habían regalado los demás, Ginny se entreteníavolando junto con su hermano y con Harry, el pelirrojo jugaba al ajedrez, obien practicaba los duelos junto con los demás en magia sin varita, la agilidadde este había aumentado considerablemente, en algunos momentos parecía inclusodesaparecer dado la velocidad que alcanzaba a la carrera. En lo que respecta alas parejas, ambas desaparecían en varias ocasiones, Harry y Ginny habíantenido varios momentos especiales en el parque de rosas, dado que la habitaciónde la chica parecía estar maldita puesto que a la más mínima caricia la puertase abría dando paso a algún Weasley o a Hermione. Harry echaba de menos laintimidad de la que disponía en el colegio a la hora de estar con su novia,pues después del baile de navidad sus cuerpos parecían pedir más a gritos,parecía como si su relación hubiera vuelto a nacer. Ron y Hermione por otrolado también se ausentaban durante varios periodos de tiempo, en ocasiones elpeinado de la chica, mucho más enmarañado que de costumbre, la delataba porcompleto echando por tierra la escusa que siempre ponía Ron de que solo habíandado un paseo.

El último finde semana del año, y por petición de Harry los cuatro se habían reunido en eljardín, el chico con un toque de varita hizo aparecer entre los demás un enormecaldero sobre unos maderos, y saco una botella de dentro de su túnica, la abrióy la llama de fuego fatuo que contenía contenta de haber sido liberada salto ala madera que comenzó a arder enseguida.

- Escuchadmepor favor, quisiera hacer una poción para el Ritual del Sueño - dijo brevementeHarry.

- No me apetecedormir ahora Harry - dijo el pelirrojo.

- No es paranosotros, mirad existe la posibilidad de que nos encontremos con Bellatrix, sino podemos derrotarla, solo bastara herirla y sacarle un poco de sangre paraque caiga dormida al instante. Todos nos llevaremos un poco.

 

- Buena idea -aprobó la pelirroja - comencemos.

Echaron lashierbas necesarias, y cuando estuvo lista al igual que en clase de Sirine, elchico alzo el contenido en otra botella, se pincho el dedo y una gota de sangrecallo en el contenido de la pequeña botellita. Al instante una sensación decansancio se apodero de él. Era justo cuanto necesitaba, el ritual habíafuncionado a la perfección y podía trasportarse en pequeñas cantidades, aunluchando por no caer dormido, Harry cogió otra botella, y el lleno con sucontenido dejando la primera contaminada con su sangre abandonada mientras desaparecíaun momento después. Los demás hicieron lo mismo. Hermione cogió una segundabotella y una vez el contenido estuvo frio la probo con su sangre y elresultado fue el mismo probando que era tan bueno como si la poción estuvierahecha hace unos segundos. Hicieron desaparecer todo y se fueron a la cama puesdos de los miembros estaban verdaderamente agotados.

A la mañanasiguiente, la ya acostumbrada sensación de desayuno previo a una desapariciónera palpable, Ron y Ginny se despidieron de su madre, prefirieron obviarle laverdad ante el posible encuentro que tendrían con Lastrange, Todos por consejode Harry se armaron con pequeños cuchillos por si tendían que usarlos con Bellatrix,nada particularmente afilado, pero si con punta por si tenían que herirla.

Salieron alacostumbrado jardín y se desvanecieron en el aire a pocos minutos antes de las10 de la mañana siguiendo las instrucciones de Harry, aparecieron nuevamente enuna calle desierta, a su derecha tenían unos cubos de basura, indicando que erael lateral de un edificio, cuando salieron del pequeño y oscuro callejón seencontraron con una calle céntrica de Londres, La avenida a la que habíansalido era la misma que figuraba en la tarjeta, y el edificio era el que seencontraba inmediatamente a su derecha. Era un edificio enorme, se elevabasobre el cielo a varias plantas de altura. Cuando entraron en el estuvieron apunto de ser cegados por la luz que parecía venir de todos lados, El recibidorera enorme, y en las baldosas se reflejaban serpientes, copas y pequeñas varaspor todos lados. Una recepción al fondo los esperaba.

- Buenos días,- dijo Hermione - Buscamos a Draco Malfoy.

- Nombres porfavor - respondió la recepcionista.

- Harry Potter- dijo el chico que la acompañaba.

- Potter, si aquíesta, Harry Potter y los acompañantes que vengan con él - leyó la recepcionista- es extraño normalmente me da los nombres de todos.

Tras elintercambio de identificaciones Harry fue conducido junto con los demás através de un arco de metal, para engañar al detector Hermione transformo, pordebajo de su ropa los cuchillos que llevaban en madera, una vez pasado elguardia los volvió a su estado normal, y entraron al ascensor, era la planta24, la última. Sin embargo el último botón era el 23, Una vez estuvieron solos,teniendo una corazonada Ginny acerco su varita al panel de mandos del ascensor,e inmediatamente apareció un numero más con la planta que ellos buscaban, Lapelirroja lo apretó diciendo simplemente "intuición femenina" las puertas seabrieron dejando paso a una planta mucho más pequeña, aunque mucho más lujosa.Allí en una mesa se encontraba una chica que claramente era una bruja pues unataza de café removía sola su contenido. Su mesa estaba delante de una puertacerrada. Harry se acerco a la chica.

 

- Buenos días,venimos a ver al señor Malfoy - la chica dejo de concentrar su mirada en lataza de café y dijo apretando un comunicador que tenía en su mesa.

- Draco, Potteresta aquí - Harry reconoció la voz como la misma que había hablado con él lasemana anterior.

Un chico rubioy alto con rasgos afilados salió a recibirle, Harry pudo notar que estabaincluso más delgado que antes.

- Buenos días atodos - les dijo a los que estaban en su recibidor - por favor pasen a mioficina - Harry y los demás lo escoltaron hasta dentro, la oficina era enorme,tenía una mesa al final hecha de absoluto roble, en el centro había una placaque ponía "Draco Malfoy; Director" y delante de la mesa cuatro sillas,Hermione, Ron y Ginny ocuparon las suyas, cuando los demás estuvieron dentro elrubio volvió a salir y se dirigió a su secretaria - Astoria, por hoy hemosacabado, puedes marcharte.

- ¿Seguro? - lepregunto la chica mientras miraba a los que habían entrado en la habitación.

-Completamente, puedes marcharte. - Confirmo Draco.

- Muy bien, teveré en casa - apunto la chica no demasiado decidida mientras recogía sus cosasy se marchaba rumbo al ascensor.

Draco cerró lapuerta, le pidió a Harry que se uniera a sus amigos tomando asiento y el morenolo hizo, el rubio cogió su varita, y Ron estuvo a punto de sacar la suyapreparándose para un ataque, pero su conjuro se descubrió como un conjuroinsonorizador a la habitación.

- Por seguridad- dijo este, mientras se sentaba en su silla al otro lado del escritorio - BienHarry, ¿Qué es lo que buscas? Y no puede ser detallado en cartas - le dijo almoreno mientras parecía estudiarlo con la mirada.

------

Bueno y aqui va otro mas, perdon por el retraso pero tuve algunos pequeños inconvenientes de salud que me han dejado algo tururu

Los comentarios mantienen viva esta historia

Bueno, broncas aparte, gracias por leer, recuerda que si no estas registrado puedes dejar tu comentario o tu idea sobre la historia en el correo [email protected], por favor nombrar en el correo el capitulo o ponerlo como asunto, gracias

un saludo

Capitulo 37 El Librodel Elfo

Draco sirvióvarias copas de un whisky de fuego en reserva que tenía en un pequeño bar, y ofrecióuna a cada uno de los visitantes, recogió la suya y se acomodo en su silla decuero mientras observaba a los otros esperando una explicación de estos. Anteel silencio de la persona que tenía frente a sí, volvió a preguntar.

- Y bien Harry,¿A qué debo el honor de tu visita? - Fue la pelirroja la que rompió el hielo.

- ¿Qué hacesaquí Draco? Quiero decir, ¿Muggles? Es que no te pega nada - El chico se volviópara mirar a la pelirroja.

- Veras, estáempresa da dinero, no vieras la cantidad de ingresos que generan losmedicamentos para los muggles, supongo que al no disponer de magia, necesitanestas cosas para curar cualquier cosa - le dijo entrándole una caja conpastillas que tenía en frente - No tenía idea de que está empresa nospertenecía hasta que vi las cuentas de papá y tuve que hacerme cargo de ellas.

- Es cierto,siento lo de tus padres Draco - Le dijo Hermione con una fingida cara detolerancia y pena.

 

- GraciasGranger - respondió el rubio obviando el sobrenombre que usaba normalmente conHermione para referirse a la naturaleza de su magia, esa era la primeraconversación en términos civilizados que ambos cruzaban - Pero yo no lo siento,están donde están por que merecen estarlo, yo simplemente tuve suerte, Pero hepodido aprender en estos últimos meses la naturaleza de a quien servía mipadre. Solo llevo el apellido Malfoy por que no puedo quitarlo, pero ahoramismo algunas acciones de mis padres me dan asco. De momento intento separarmede todo eso y formar una familia diferente a la que tenía. Y me hago cargo delas empresas de papa por qué es lo correcto, el hecho de que normalmente esteaquí es porque prefiero no mostrarme en el mundo mágico, hay algunas personasque no me aprecian demasiado allí.

- ¿Formar unafamilia? ¿Te refieres a tu secretaria? - Le pregunto Ron, Draco lo miroextrañado - Ya sabes ¿Cómo era?... A si
"Nos veremos en casa" - Las pálidasmejillas de Draco tomaron un poco de color ante el pelirrojo recordando laspalabras de la chica.

- Bien supongoque no sirve de nada engañaros, Astoria es la hermana pequeña de DaphneGreengrass, la chica fue una de las víctimas de la batalla de junio. En laceremonia a los caídos estuve hablando con ella, y tenemos mucho en común,ambos perdimos a alguien querido en la batalla, ella a su hermana, y yo
buenoyo a mucha gente, Vincent fue solo uno de ellos - Dijo el chico con la miradaperdida, parpadeo volviendo a la conversación - Muchos Slytherin cayeron en esabatalla, y es lo que me hizo plantearme lo que había hecho. Cuando hable conella conectamos enseguida, su hermana había muerto y sus padres acompañan a losmíos en Azkaban, aunque por más tiempo, Necesitaba, al igual que yo,desaparecer del mundo mágico, Comencé a trabajar aquí una semana después desalir de Hogwarts e inmediatamente le ofrecí el puesto. Seguimos conociéndonos,y se ha mudado conmigo a un piso cercano que permite estar alejado de todos.

- Pero ¿YPansy? - Pregunto la chica pelirroja cuando Draco parecía haber terminado dehablar, Harry se mantenía callado, intentando ver como planteaba el tema.

- Ella escogióun camino diferente - fue la sencilla respuesta de Draco - Quizás la hubieraacompañado hace unos meses atrás, pero no es lo que busco - Dio otro sorbo a lacopa y sentencio la conversación - Pero,no creo que os hayáis molestado en venir hasta aquí solo por saber con quiénduermo o con quien madrugo al día siguiente, ¿Qué es lo que ocurre Harry? - Lepregunto mirando al chico directamente.

- Bien - dijoel chico - has sido sincero y te mereces la misma sinceridad.

- No esperootra cosa.

- Bellatrix,está viva - La copa que Draco sostenía entre los dedos exploto en mil pedazos extendiendodiminutas esquirlas de cristal.

- Pero ¿Cómo? -El rubio parecía verdaderamente asombrado - Como es posible. Tendría que estarmuerta.

- Si esopensábamos, pero parece que el hechizo de mi madre no acabo con ella - resumióGinny.

- Ya veo, no esuna buena noticia desde luego, Pero sigo sin entender por qué están aquí,quiero decir, gracias por la información y todo eso, pero no veo en que puedoayudar con este asunto.

- Veras Draco -Dijo Harry, intentando no dar demasiada información, Aún no confiaba plenamenteen Draco - Kreacher, mi elfo domestico, tenía un libro, en el se esconde lamanera de llegar a la inmortalidad, tengo buenas fuentes para creer queBellatrix se está muriendo, pero ha robado ese libro, y con él sus manos puedemanejar el privilegio de la inmortalidad. Es imprescindible que lo recuperemos.Y eres la única persona cercana a esa bruja en la que puedo confiar.

 

- Ya veo, claroque ayudare en lo que pueda, ¿Saben cómo es el libro?

- Es algo comoeste - Dijo Hermione mientras sacaba su ejemplar de la biblioteca - ¿Lo hasvisto alguna vez? - Para sorpresa de todos, la respuesta del chico fue inmediata.

- Sí, creohaberlo visto - Durante unos minutos todo quedo en silencio mientras el rubiose masajeaba las sienes intentando recordar - En casa - dijo al fin - Cuando micasa estaba vacía y estaba a punto de mudarme fui a la estantería para recogerunos cuantos libros para Astoria, le gusta leer - dijo mirando a Hermione - Elcaso es que un libro igual a este, bueno parecía nuevo, estaba en esa librería,pero nunca antes lo había visto.

- Ese es,escucha Draco ¿Podrías llevarnos a tu antigua casa? - Pregunto Harry conprisas.

- Si, supongoque podría llevarlos, pero me asusta un poco, saber que la antigua casa ahorapodría estar habitada por Bellatrix, hace tiempo que no voy. Pero si, supongoque no tendré problemas en llevarlos, después de todo ya es hora de ser un pocovaliente. ¿Están listos? - Todos, unopor uno, Asintieron con la cabeza - Cogedme la túnica por algún lado.

La sensaciónfue la acostumbrada, un vórtice de luces pasaba alrededor de los cinco chicos auna velocidad de vértigo, casas, barrios, parques e incluso ciudades se veíanpasar. Cayeron rápidamente en el antejardín de una casa. La casa de los Malfoyestaba delante, la enorme mansión victoriana estaba completamente oscura, lahierba que crecía en los jardines lo hacía sin ningún tipo de control, como sinadie hubiera pisado ese camino hacia varios meses. El estado de abandono de lacasa era claramente una buena señal, indicaba que era más probable que nohubiera nadie esperándolos dentro. Sin embargo cuando Harry encabezo la marchaDraco le retuvo cogiéndole el brazo.

- Espera - Ledijo el chico - ¿Quiero comprobar algo?
Saco una varita del bolsillo y la extendió delante de si en dirección a lacasa, "Revelius Vita", No ocurrió nada.

- Perdón - Dijoel rubio - Aún no me acostumbro a está varita.

- Eso merecuerda algo - Dijo Harry cogiendo otra varita del bolso de cuentas yobservando a Draco - Desármame.

- ¿Qué hasdicho? -

- Como hasoído, prepárate - Sin esperar más, Harry le lanzo un hechizo provocándoloaunque la cantidad de poder que usaba solo eran chispas, como en los viejostiempos comenzaron una pelea sin demasiadas consecuencias ante la vistaimpresionada de todos en el jardín de la casa de los Malfoy, El duelo termino Rápidopues Harry se había dejado ganar, La mano le temblaba por el Expeliermuslanzado por Draco, pero Harry no se inmuto, cuando el chico intento lanzar otroataque el moreno bajo la varita dando por terminado el duelo - Quierodevolverte esto, Me has vencido en un claro duelo y por tanto vuelve a ser tuya- Dijo el moreno mientras le entregaba la varita de Draco al dueño que la habíaperdido hacia tiempo atrás, cuando se la entregó volvió a sacar la suya propiade dentro del bolso de cuentas.

Draco parecíacontento, acaricio su antigua varita con sumo cuidado, y la otra la dejo en elsuelo, y con un sencillo hechizo ejecutado con su antiguo núcleo de dragónpartió la varita que había usado un minuto antes por la mitad. Ante lasorprendida mirada de todos.

 

- La varita erade Amycus - Les dijo Draco a los acompañantes - La robe de su cadáver en la pelea, esa varita ya no asesinara a nadiemás, No quiero tener nada que ver con mi antigua vida llena de mortífagos.Salvo los hechizos especiales que aprendí con ellos. Como este.

Sin esperarrespuesta, volvió a repetir el gesto con su antigua varita, una luz de colormorado impacto en la casa cuando dijo las palabras "Revelius Vita", pero fuerade eso, no ocurrió nada, con la salvedad de que se mostraron algunos puntos enpequeñísimas manchas rosadas en los muros de la casa durante unos segundos.

- La casa está vacía- Confirmo Malfoy - Este hechizo muestra si algún ser vivo se encuentra en lacasa, y bueno ahora mismo solo hay algunas termitas en las paredes y unascuantas arañas, es seguro - resumió el rubio.

- ¿Cómoaprendiste ese hechizo? - Pregunto Hermione entre fascinada y extrañada.

- Ellos - dijosolamente Draco, después de unos segundos de caminar hacia la puerta continuócon la explicación - Usaban ese hechizo siempre que querían ver si algún magose escondía en alguna casa, así era fácil encontrarlos. Se cree que fue creadopor el mismo Voldemort como estrategia de persecución. Solo falla con elhechizo Fidelio.

Entraron en lacasa que estaba en las mismas condiciones que el jardín, el estado de abandonoera patente, el aire se encontraba viciado, como si nadie hubiera respirado enesa vivienda hacía varios meses; tal y como dijo Draco, centenares de pequeñasarañas se amontonaban en el techo (Ron se acerco un poco más Hermione) y elsuelo hacia un raro sonido con cada nuevo paso.

Draco los guiohasta una sala un tanto más apartada del recibidor, en ella unas cuantasestanterías se alzaban abriéndose camino al techo conteniendo un mar de libros.Un pequeño esqueleto completamente limpio que tiempo atrás había pertenecido auna rata estaba justo delante del marco de la puerta. Draco sin embargo buscabacon desesperación un libro concreto, cada vez con más prisas, y su caracomenzaba a descomponerse en un gesto de impotencia. Al fin cuando pareciócomprender lo inevitable se giro a los demás para comunicarles la noticia.

- No está -dijo simplemente, esas palabras golpearon a todos como si les hubieran enviadouna maldición de tortura. Las esperanzas comenzaban a desvanecerse.

- ¿Estascompletamente seguro? - Dijo Hermione visiblemente nerviosa. Y no era la única,el estar en esa casa le traía recuerdos a tres de los cuatro miembros, y parala pelirroja la situación tampoco era ni mucho menos cómoda.

- Puedo estarlo- dijo el rubio, y sin mediar palabra volvió a sacar su varita mientras secolocaba junto a ellos haciéndole señas para que no hicieran nada - No montenen nervios, Revelio Vita Chronos - Dijo apuntando a la sala.

Sin embargo lasituación no mejoro, más bien todo lo contrario, La puerta de la pequeña sala volóen pedazos y por ella, un segundo después, una mujer alta, que en otro tempohabía sido hermosa entraba con paso majestuoso en la habitación seguido de unhombre. Harry no podía creerlo, Draco los había traicionado.

Los cuatrosacaron sus varitas, preparándose para el duelo de sus vidas, era vivir omorir, y no pretendían caer ahí, miraron al traidor, este sin embargo manteníalos ojos cerrados y su varita apuntando a la habitación mostrando una expresiónausente. Luego arreglarían cuentas con él, primero estaba Bellatrix.

 

Está sinembargo paso por delante de ellos como si no existieran, la acostumbrada burlahabía desaparecido, de hecho los ignoraba por completo, el mago que laacompañaba, un hombre de casi dos metros se quedaba en la puerta y observaba aHarry y los demás aunque sin dar muestra alguna de querer pelear.

- ¿Podemosirnos ya de aquí Bella? Este lugar me da mala espina - le dijo el hombre

- Callaimbécil, esto es importante, tengo que esconderlo - Le respondió la brujaignorando a Harry y los demás - ¿Donde lo he puesto?, o bien; la tercerestantería. Ya lo recuerdo.

De un solomovimiento llego a la tercera estantería, y estiro su mano hasta la séptimabalda, del cual saco un pequeño cuaderno negro, el libro, era cierto, las tapasde ese libro se encontraban como nuevas, Harry imaginaba que su contenidotambién estaría en perfectas condiciones. Bellatrix volvió junto al mago y girola vista a donde estaba el grupo, sin mediar palabra la bruja miro directamentea los ojos de Hermione, en un movimiento rápido levanto la varita y un rayoverde salió disparado hacia la chica. Hermione moriría y todo seria culpa deHarry. Ron fue más rápido. Se interpuso en el trascurso de la maldición con elfin de proteger a la chica que quería. La maldición le atravesó el pecho. Contratodo pronóstico un segundo después su corazón seguía latiendo. Sin embargo unarata que estaba en una de las estanterías de detrás cayó muerta al instantesobre el suelo delante del marco de la puerta.

- Odio lasratas, En Azkaban solo comía esos bichos para mantenerme con vida - dijo conasco Bellatrix.

- Las ratas soninteresantes - dijo su compañero, parecía incluso sonreír - ¿Nos vamos?

Y ambosdesaparecieron. Sin más palabras.

Draco bajo lavarita y abrió los ojos lentamente, Harry desvió la vista hasta donde seencontraba el cadáver de la rata, en su lugar solo se encontraba el esqueletoque los gusanos habían dejado.

- ¿Qué hanvisto? - Pregunto Draco - ese hechizo muestra lo que hubiera hecho la últimavida que estuvo en esta habitación, sin embargo no puedo verlo.

- ¿Ha sido unavisión? - Pregunto Hermione confundida, algunas lágrimas nerviosas aflorabanentre los ojos - Pero era tan real.

- Es que ESreal Granger, pero ¿Qué han visto? Yo solo puedo mantener el control y nadamás. - Volvió a preguntar el rubio.

- Bellatrix, haestado aquí, se ha llevado el libro, quería esconderlo. Lo saco del séptimoestante de la tercer estantería - resumió Harry - finalmente ha matado a esarata y se ha marchado junto con su acompañante, otro mago - cuando menciono lamuerte de la rata Ron pareció recordar que podía respirar.

- Ron, Novuelvas a hacer eso, no soportaría que te ocurriera nada. - Dijo Hermioneenternecida.

- Vaya, Losiento Harry - Ya no sé cómo puedo ayudarte.

- Supongo quese ha terminado ¿Puedo usar tu cuarto de baño? - Quería estar un momento asolas.

Draco lo guiohasta su servicio, y dejo al chico algo de tiempo, El rubio imaginaba susmotivos y no quería molestarlo.

Mientras tantoal otro lado de la puerta Harry se sentíapor completo frustrado, aquello no había servido de nada, si no hubiera sido porque era una vagailusión Ron ahora estaría muerto, o Hermione, o la chica que el amaba, oincluso Draco que parecía haber cambiado, todos podían morir por su culpa, eraél el que siempre los arrastraba a todos. Se dejo caer en el pequeño lavaderode manos que había en el baño y se miro en el espejo, Incluso Cedric habíamuerto por su culpa.

 

Al momento deque ese último pensamiento cruzo por su cabeza un dolor golpeo su mano derechacomo si fuera un látigo, y nuevamente otra vez, Harry observo la fuente de esepunzante dolor, no era su mano, venia de más arriba, de su muñeca. El brazaleteque le había regalado Ginny quemaba como si estuviera al rojo vivo, Los númerosparecían no verse pues la figura central, un pequeño rombo entrelazado con unasalas, brillaba sin cesar. De manera intermitente. Y como si fuera código Morse elcollar le respondía cuando el de la muñeca dejaba de brillar. Por cada parpadeoHarry sentía un dolor agudo. Estuvo a punto de caer inconsciente cuando todo sedetuvo, Vio su muñeca nuevamente desnuda, si alguna vez había estado, aquellaesclava ya no se encontraba en su muñeca.

- Chico, ¿Estásbien? - le dijo una voz en el espejo, Harry levantó la vista asombrado porquien pudiera estar hablandole.

- Tú - le dijoa su reflejo que mostraba la cara de Fenrir Greyback - ¿Pero qué? ¿Acaso hemuerto?

- Tu no, peroyo si, al igual que el chico Diggory ambos los ha asesinado Voldemort no tú, y me han llamado para que te explique unaúltima cosa, supongo que quieren que haga alguna acción noble para compensar. Escuchahan estado viendo tu mente y por lo que me dicen el mago es el mismo que mato amis hermanos, lo que buscas se encuentra allí, con ellos.

- Espera, porfavor, ¿Quien te envía? -

- Ella - dijosu reflejo con forma de Hombre Lobo - No puedo darte más detalles pues se meacaba el tiempo, solo ve a donde crecí, y ten cuidado, lo que viste es suimagen pero la de verdad es probable que este allí. Gracias por haber creído enmi, chico, significa mucho -

- Pero
- Nopudo decir más pues el reflejo se había difuminado, y un chico moreno con unacicatriz en forma de rayo le devolvía la mirada desde el otro lado, su reflejose mostraba tan nervioso como el autentico.

Harry volviócon los demás a la pequeña biblioteca, La expresión era de absoluta quietud. Nohabía demasiados ánimos. Fue la principal razón por lo que recibieron laspalabras de Harry con absoluta alegría contenida

- Se donde estáel libro - dijo el moreno - Está en laantigua casa de Fenrir Greyback ¿Draco puedes llevarme hasta allí?

- Si, una vezmi padre me dijo su verdadera naturaleza y donde vivía, puedo llevarte, aunque irécontigo.

- ¿Cómo es quelo sabes Harry? - preguntó Hermione.

- Simplementelo sé - le dijo Harry, supuso que hubiera sido muy complicado explicar elepisodio del cuarto de baño.

- ¿Cómo quellevarte? - Dijo Ginny indignada - iremos contigo.

- Lo siento,pero esto es algo que tengo que hacer, no puedo pedir que me acompañen, además laimagen de Ron recibiendo el hechizo, simplemente no quiero que sea real.

- Harry,estamos aquí para ayudarte, y te acompañaremos hasta el infierno si hace falta- dijo su amigo

- Exactamente -le dijo Hermione.

- Está bien, deacuerdo - accedió el chico.

 

Nuevamentecogidos de las manos, la sensación de vórtice que acompañaba a la experienciade desaparición de hizo patente, cuando abrieron los ojos los libros habíandejado paso a un terreno llano, unas plantaciones de lo que en un momento sehubiera considerado un trigo especialmente bueno estaba abandonado a su suerte,a lo lejos se divisaba un bosque que Harry pudo observarles distintascualidades mágicas, puesto que algunos árboles parecían moverse, le recordabaal bosque prohibido.

- Es allí -dijo Draco señalando una pequeña casa en el medio de la granja con dos puertas.

Los demás se dirigieronallí, y Draco volvió a repetir el hechizo para divisar la vida dentro de lacasa.

- Limpia, solohay una rata en la casa, es la única vida que hay - una mancha rosa con formaalargada se dejaba ver.

Entraron en lacasa, y lo primero que se pudo comprobar era el olor nauseabundo impregnado enlas paredes, la rata que habían adivinado estaba recostada sobre dos cuerpos,un anciano y su mujer lo miraban con ojos vacios. La rata abrió los ojosasustada cuando los extraños entraron y salió despavorida asustada.

Cuando seencontraron completamente solos en la habitación por petición de HarryHermione, Ron, Ginny y Draco se ocultaron debajo de la capa invisible que Harryllevaba en su bolso de cuentas, no los tapaba, pero a menos que se concentrarala atención en los pies era imposible verlos y se quedaron al lado de la puerta.Harry entre tanto se encargaba de inspeccionar la sala. Los cuerpos en lahabitación separaban la misma por la mitad. Al lado de una de las camas unrecipiente con un líquido plateado parecía que era lo único que era usado frecuentemente.Todo lo demás, estaba con una capa de polvo de varios centímetros de grosor. Pero lo que llamo su atención fue algo queestaba sobre la cama, El libro encuadernado en cuero negro estaba completamentedesprotegido.

Harry fue atocarlo, pero un segundo antes se arrepintió, y saco su varita, no era laprimera vez que sería engañado por un traslador, McGonagall y Flitwick sehabían encargado de enseñarle a montar trasladores, y también a reconocerlos.Sin embargo un toque de su varita confirmo que eso era un artefactocompletamente normal. Sin embargo continuaba con sus reservas y se apresuro aconjurar un potente escudo a su alrededor. Nuevamente tenía que agradecer elempeño de los profesores, está vez Cristine. La burbuja si bien invisible eraprácticamente perfecta. Recogió el libro lo levanto con gesto de triunfo, peroinmediatamente se disolvió en sus manos.

- Mira a quientenemos aquí No pensé que esto pasaratan rápido, ahora podre vengaros mi señor, ¿Dónde están tus amigos Potter? -Harry se giro, y ante si estaba Bellatrix, aunque algo cambiada de cómo él larecordaba, sus pómulos normalmente perfectos ahora parecían cadavéricos, yestaba infinitamente más delgada - Gracias por avisarme Theolius.

La rata queantes descansaba encima de los cuerpos comenzó a aumentar de tamaño trasponerse en dos patas, como si se tratara de Peter, el animago que Bellatrix habíapresentado como Theolius se transformoen el mismo mago que había asaltado con ella la casa de Draco.

- Les he pedidoque se marcharan, solo me vale conmigo para matarte.

- Estúpido,bien mejor así, Crucio -

La maldición deBella salió de su varita e impacto en el escudo de Harry, este consciente deque se había desvanecido sin llegarle a él mismo decidió actuar un poco, sabíalo que era recibir la maldición, se lanzo al suelo y comenzó a retorcerse.

 

- Eso estámejor, pero no prolongare más esto, Aveda-

Antes determinar el conjuro que probablemente acabaría con su vida Bellatrix cayó derodillas y nuevamente al suelo completamente dormida. Al mismo tiempo Theoliuspasaba atravesando completamente la habitación y golpeaba duramente contra lapared siguiente, parte de la casa se le desmorono encima. Cuando Harry volvió amirar nuevamente donde medio segundo antes se encontraban sus oponentes seencontró con que detrás del sitio en donde se encontraba el mago-rata, estabanDraco, Hermione y Ron. El primero con la varita levantada lanzándole un hechizode desarme. Los otros dos le habían lanzado un hechizo doble con manos y varita con la intención de petrificarlo yenviarlo a volar respectivamente. Detrás del cuerpo durmiente de BellatrixLastrange estaba Ginny, su novia le había salvado la vida. Su cara mostrabapreocupación. Sostenía el cuchillo que habían traído de la madrigueraensangrentado en la mano izquierda, con la derecha sostenía la botella quecontenía el liquido del ritual del sueño. Era evidente que Sirine había hechoun trabajo estupendo con ese ritual. Harry volvió a ver al otro extremo de lahabitación, las rocas del muro le habían caído encima a Theolius, Harry lecomprobó el pulso, El hombre rata había muerto. Recordó la historia de Greybacky llego a la conclusión que había desconfiado demasiado rápido de Peter,aparentemente se trataba de otra rata. Los familiares del hombre lobo habíansido vengados. Hermione le saco de sus pensamientos.

- ¿Qué paso conel libro? Harry.

- Era falso, seha disuelto, pero está cerca, puedo sentirlo - y era verdad el cristal estababrillando pareciendo darle la razón - Creo saber cómo poder conseguir elverdadero.

Harry sabía loque tenía que hacer, lo había hecho antes para que su novia pudiera evitarpesadillas tan recurrentes, está vez era algo mucho más delicado. Se arrodilloal lado de la cabeza de Bellatrix y toco su frente, se hizo un silencioabsoluto en la habitación. El tacto de su piel era suave, pero a la vez parecíaestar completamente muerto. Muy pronto pudo llegar a donde quería, los sueñosde Bellatrix.

Una niña morenaestaba torturando una mariposa, con una expresión de desenfado le arrancaba unade las alas, y luego la otra, la pequeña oruga moría por el sufrimiento. Y laimagen cambio, una niña algo más adulta se sentaba en el pequeño taburete,antes incluso que sus rizos tocaran el sombrero este gritaba el nombre de lasserpientes. La chica feliz se marchaba a su mesa. La escena fue precedida porun cambio de imagen, Está vez se trataba de una Bella más adolecente, sepaseaba por los terrenos de Hogwarts, con un vestido muy provocativo, evadíalas miradas de todos y sin embargo solo tenía ojos para alguien moreno y con lapiel extremadamente blanca, un Tom Riddle le sonreía desde su visión y Harrypudo sentir la alegría del sueño (esto no pensó el chico, más adelante) unligero calor el pecho parecía haber hecho realidad su deseo, Se encontrabaobservando una habitación, Tom Riddle entraba en una cama que estaba ocupadapor una Bella a punto de terminar los estudios, la joven Lastrange se entregabacompletamente a ese chico que para aquel entonces lucia sobre su cuerpo desnudoun único artículo, un anillo brillaba en su dedo, Harry se sorprendió de lohermosa que era esa mujer en su tiempo. Después del acto la cara de la jovenLastrange irradiaba felicidad, la del joven Voldemort era completamente fría,como si la idea de hacer el amor fuera cualquier cosa menos algo que tuvieraque ver con el sentimiento como tal. Nuevamente la escena cambio, Harry tuvoque esforzarse pues en varias escenas salía Bellatrix siendo la "acompañante"de Voldemort, la escena se difumino dando paso a dos caras desfiguradas, las deFrank y Alice, los padres de Neville enloquecidos para siempre, (Harry tuvo quehacer un esfuerzo impresionante para no modificar ese recuerdo y convertirlo enuna pesadilla, pues no estaba ahí por eso) otro cambio. Está vez era sunombramiento como Mortifaga, e inmediatamente después la escena que él habíavivido cuando estaba en quinto curso, la huida masiva de Azkaban. Y la pelea dos años después. Según lemostraba el sueño de Bellatrix había huido, y había sobrevivido bebiendo sangrede unicornio, por eso su piel al tacto parecía estar muerta, porque de verdadlo estaba. Otro cambio (el que el chico esperaba) Una Bellatrix estaba leyendo el libro negro yacto seguido estaba soñando con volver a recuperar la belleza, un Tom Riddlejoven la acompañaba en aquel momento. Harry comenzó con lo que tenía planeado, cerrólos ojos, y el joven Voldemort desapareció creando la desesperación de Bella.Quitarle a su amado fue más que suficiente, la mujer se levanto de la cama conun puñal levanto una madera falsa del suelo, leyó el libro y lo volvió a dejaren el falso suelo, se llevo la mano al pecho y nuevamente Voldemort apareció asu lado. Era todo lo que necesitaba.

 

Cuando Harryrompió el contacto miro a sus amigos sonriendo,

- Puedomodificar los sueños de la gente a mi gusto - dijo el chico.

- Estupendo,pues has estado un buen rato - le dijo Ron.

- La mente de estamujer es algo extraña - dijo Harry por toda respuesta.

-¿Que os parecesi la matamos? - Dijo Draco - es decir, está completamente dormida,

- Tienes razón- dijo Ron - El mundo estará mejor sin ti.

Y saco sucuchillo y se dispuso a clavárselo en el corazón. Sin embargo cuando el pequeñopuñal rozo su espalda sin siquiera herirla el cuerpo de Bellatrix Lastrangedesapareció de la sala.

-¿Qué hapasado? - Pregunto Hermione extrañada.

- ¿Le has dadoRon? - Le pregunto a su hermano.

- Iba ahacerlo, pero simplemente se fue.

- Me lo temía,es otro hechizo propio de los mortífagos, en este caso en la casa- dijo Draco -si alguien quiere asesinar al que viva aquí y este no puede defenderse se puedehechizar la casa para que te trasporte a un sitio seguro, por desgracia no sédonde está, y como hemos intentado matarla en esta casa que ella considerabasuya pues ha tomado medidas, parece ser que es más lista de lo que esperaba. Losiento - resumió Draco.

- En fin, nocreo que tengamos que preocuparnos por ella, he vertido suficiente sangre deella en la botella, creo que al menos dormirá durante tres o cuatro meses. -dijo sonriendo Ginny - ¿Qué hay del libro?

Harry que sehabía olvidado por completo de él con todo el asunto de Bellatrix fue hastadonde estaba la cama, comenzó a golpear las maderas hasta que encontró la quesonaba hueca, con la ayuda de su propio cuchillo la levantó y ahí estaba larazón de toda esa locura. El pequeño libro encuadernado negro se encontrabaoculto allí. El chico lo saco lentamente con cuidado de no dañarlo. Y se loentrego a Hermione. La chica lo abrió a la vista de todos la primera impresiónes que era nuevo. Contenía infinidad de información, los dibujos estaban hechosa la perfección, y no se notaba ninguna mota de grasa ni fallo en las runas.Hermione parecía encantada.

 

- Bueno creoque hemos acabado por aquí - dijo Draco - Astoria estará preocupada, me marchoa casa. Espero que esto ayude a lavar mi imagen. Hermione, por cierto, meencanto pelear a tu lado y no contra ti, eres una bruja estupenda, siento muchoel apodo de todos estos años, y vosotros - dijo mirando a los hermanos - mealegro de ya no estar frente a vosotros en una batalla son verdaderamentebuenos. Esto - dijo mirando a Harry - concluye mi deuda contigo, buenas nochescompañero.

- Buenas nochesDraco, muchas gracias - dijeron todos expresando sus opiniones. Un segundodespués el chico se desapareció.

Harry se tomoun segundo para enterrar en un par de tumbas los cuerpos que se encontraban enla casa por medios mágicos e incinerar la casa con el cuerpo del mago que habíahecho lo imposible por hacer la vida de Fenrir un calvario.

Cuando todoestuvo listo acompaño a sus dos amigos y a su novia a los terrenos de trigodonde contemplaron brevemente el esfuerzo de ese día que descansaba debajo delbrazo de Hermione, y se desaparecieron. Para ser recibidos por la señoraWeasley que gritaba algo sobre las manecillas del Reloj de Situación y "peligrode muerte". Tras tranquilizar a Molly los cuatro se fueron a la cama, esperandoque las emociones de ese día tardaran mucho en volver a repetirse.

Justo antes delograr dormirse agradeció a su novia especialmente por haberle salvado la vidaese día. El cristal que colgaba en el cuello del chico emitió un breve destellomientras su lechuza salía seguramente a por un tentempié nocturno.


____________________

NA: Bueno pues como lo que pedi antes aparetemente se ha cumplido aqui va otro mas de esta historia, los comentarios son buenos ayudan a mejorar, y hacen valoraciones tanto positivas como negativas acerca de una historia.

No olvides que tambien puedes dejar tus comentarios en la direccion [email protected]

Un saludo a todos y con este capi en mi propio documento ya llevo mas de 200 paginas :P

Nos vemos en el siguiente.

A partir de ahora comenzare a dedicar los capitulso a la gente que mas comenta en las hsitorias, en el capitulo anterior. ahora el capitulo, al pie las dedicatorias.

______

Capitulo 38 LaPromesa

Los díassiguientes Harry se concentró en pasárselo en grande junto con sus amigos, unalluvia de fuegos artificiales cortesía de George, despidieron el año para dejarpaso a uno nuevo. En los primeros días del año siguiente Harry fue a visitarjunto con su novia a su ahijado, para con ello cumplir la última promesarealizada a Dora Tonks, La mujer rebosaba felicidad al ver a Harry. Y se mostróigual de alegre al conocer a Ginny.

El pequeño Tedcomenzaba a ser un bebe muy hermoso, que ya podía mantenerse erguido en sus dosrechonchas piernas. Al ver a Ginny y Harry inmediatamente fue a donde estabanellos. Harry disfrutó con la sensación de acunarlo en sus brazos, y Ginny conla imagen que le daba en un futuro que Ted era reemplazado por su propio bebe.La visita aunque fugaz fue muy significativa para ambos, Era la primera vez quese separaban del resto del grupo para hacer algo personal y en familia. CuandoHarry dejo en brazos de su abuela a Ted pues era hora de marcharse sintió unprofundo vacío al separarse del pequeño. Ginny también estaba algo triste, Tedparecía sonreír completamente cuando estaban ellos. Realizada la última visitay poco tiempo antes de que oscureciera se marcharon de la casa de los Tonksrumbo a la madriguera.

 

Esa tarde en elhogar de los Weasley, la otra pareja también se mostraba ocupada aunque enotras tareas, Ron estaba ocupado probando la resistencia de las escobas en elimprovisado campo de quidditch, y practicando diferentes tipo de hechizos, el listónque había dejado en los alumnos mayores era alto y Ron pretendía mantenerlo,Practicaban con Bill el cual en las primeras sesiones de duelo se dejaba ganarpor su hermano, pero poco tiempo después tuvo que poner todo su potencial parahacerle frente. Ron había mejorado mucho gracias a los insistentes duelos sinvarita que hacían en clase. Sin embargo su velocidad era el punto que másfavorecía al muchacho. Antes resultaba torpe sin embargo desde hacía algunosmeses sus movimientos eran precisos, y sus piernas se movían como si estuvierandanzando en el aire, Bill tuvo que hacer su mejor esfuerzo, no para ganar si nopara que su hermano pequeño no lo humillara. Todo sobre el cafe

En los díassiguientes y hasta que se acabara esa semana Harry y Ginny se habían unido alas sesiones de duelo, Bill, con el orgullo lastimado ante las continuasderrotas de su hermano pequeño intentó enfrentarse a su hermana confiado de quesu poder era menor. Sin embargo no tardó en arrepentirse, al poco tiempo decomenzar el duelo con tan solo dos hechizos bien conectados en el pecho de suhermano hicieron tambalear a este. Finalmente el banquero de los Weasley volvióa casa argumentando que el trabajo en la oficina lo había dejado sin la prácticasuficiente. Continuaron con los dueloslos tres solos, y una intermitente Hermione que se unía a ellos en ciertasocasiones. La chica que había estado observando el duelo entre la pelirroja ysu hermano mayor fue lo suficientemente capaz de presenciar la verdad. Bill erabuenísimo, pero Ginny era perfecta, se movía con una gracilidad espontanea, ylos ataques eran certeros y excesivamente poderosos. Si se comparaba con lachica que había comenzado su año escolar hacía tres meses no tenía comparación.Incluso ella misma se notaba más resistente que antes, los hechizos queparecían desarmar a Bill en el acto o dejarlo inconsciente a ella no leafectaban más que simples cosquillas. Por otro lado estaba Harry, que era unode las que más inquietaban a la castaña, Sus amigos y ella misma parecían habermejorado notablemente en los puntos que más fallaban, Harry sin embargo noparecía hacer grandes progresos, más bien parecía equilibrar sus habilidades entodos los campos, y eso perturbaba a la chica pues era imposible llevar elcontrol.

Estas fueronlas actividades que todos hicieron en los cuatro días siguientes a la visitadel ahijado de Harry, Hermione, sin embargo, se escapaba de los duelos por otromotivo, Se enfrascaba en el artículo del libro que habían conseguido en laantigua casa de Fenrir y habían robado a Bellatrix, según ella misma tendría latraducción terminada en un par de semanas, un gran avance en comparación conlos dos meses que había tardado en traducir las pocas cosas que estaban clarasen el libro de la biblioteca, la diferencia de tiempo se debía a que gracias alperfecto estado del libro era mucho más fácil, además con el documento que lehabían regalado los otros acerca de las runas ya no era necesario consultar acada paso con la profesora en Hogwarts, con lo que ganaban un tiempo precioso.

 

El últimodomingo de las vacaciones se dedicaron a pasarlo con su familia, haciendo lastareas cotidianas, limpiando el jardín de plagas y muchas otras cosas, a mediatarde todos estaban preparados y listos para volver al castillo, la condiciónde profesores les obligaba a estar un día antes. Cuando todo estuvo listo, ylos respectivos saludos y besos dados, recogieron sus cosas y se marcharon dela pequeña sala rumbo al jardín donde con un sonoro crujido desaparecieron. Unsegundo después los terrenos del castillo que sería su hogar durante elsiguiente semestre parecían saludarles.

De camino alcastillo se cruzaron con Hagrid el guardabosques que los invitó a tomar el técon unas pastas que más bien parecían cemento, encantados accedieron a hablarcon él, tras aproximadamente una hora y unos cuantos litros de la baba queFang, el enorme y cobarde perro jabalinero de Hagrid, había vertido en laspiernas de Harry en reclamación de caricias, continuaron su camino al castillo.Según el semigigante la reforestación del castillo estaba saliendo a la perfección,el hombretón se deshacía en palabras de agradecimiento hacia Luna por cubrirese puesto, se sentía apenado por no poder estar allí, pero sabía que la chicaestaba haciendo un trabajo estupendo. Y al hombretón le dejaba tiempo paracontinuar con el bosque.

Cuandofinalmente llegaron a sus habitaciones se ducharon rápidamente y fueron ahablar con la directora, en esa reunión breve se les comunico formalmente elcambio de las clases de los tres, y también le dijo a Ginny que el próximopartido de quidditch seria contra Ravenclaw la primer semana de febrero. Antesde dejarlos marchar la profesora McGonagall agrego:

- Debido albuen resultado que han dado nuestras reuniones de fin de semana solo seránllevadas a cabo una vez al mes, comenzando desde febrero. Si no los hago llamara partir de esa semana tendrían las tardes de los viernes libres - dijo lamujer contenta.

Esa comida ladisfrutaron con los profesores, entre los cuales estaban incluidos Neville yLuna que también habían llegado hacia poco. Sus vacaciones la habían pasadojuntos en la casa de esta última, Parecía ser que lo de la pareja marchaba enserio.

Al final de laagradable cena, los cuatro se despidieron y se marcharon al vestíbulo de lahabitación, tras hablarlo decidieron pedirle a Kreacher que les permitieraconservar el libro un tiempo hasta que pudieran terminar de usarlo, después detodo habían prometido recuperarlo para el elfo. Harry lo llamo y el pequeñoelfo domestico ataviado con un delantal apareció entre los chicos.

- Llamo ustedPotter - no era una pregunta lo que salió de la boca del elfo.

- Si Kreacher.Veras, tenemos que pedirte un favor

- Lo que quierael joven-

- Hemosencontrado tu libro - comenzó Harrymientras sacaba el libro negro encuadernado en cuero y la cara del elfo seilumino al instante - quisiéramos pedírtelo prestado unos cuantos días, es quetenemos que trabajar con él.

 

Kreacher learrebato el libro al chico, y lo sopesó con las manos un momento, luego volvióa entristecer la cara y le dijo a los chicos.

- El libro hasido mancillado, lo siento no puedo dejároslo, Alguien lo ha asesinado - dijoKreacher - El libro de Kreacher necesita descansar.

- ¿Cómo? ¿Cómoes posible? - Dijo Harry, - El libro está perfecto.

Kreacher concara de disgusto abrió el libro por la mitad, en el articulo donde claramentese mostraba un dibujo del anciano con un colgante en el cuello, sin las manchasde grasa y la hoja ajada el viejo parecía incluso sonreír con esa mirada queparecía tranquilizar a la otra persona, Sin embargo el pequeño elfo apuntabacon sus dedos a la unión de las dos páginas. Era cierto, aunque prácticamenteimperceptible, si forzaba la vista allí había una rotura en la costura, parecíaevidente que una hoja había sido arrancada. Hermione corrió a comprobarlo en ellibro de la biblioteca, como si fuera algo evidente era cierto, En el libro quesostenía Kreacher la página siguiente a la que hablaba el elfo eracompletamente texto, en el pequeño cuaderno que Hermione había sacado de labiblioteca había una página más, ambos cerraron los libros que tenían entre losdedos. Kreacher volvió a hablar.

- Lo sientoseñor Potter pero no puedo hacerlo, el tesoro de Kreacher necesita descansar,gracias por cumplir con su palabra - y con un sonoro sonido se desvaneció en elaire. Unos minutos después Ron fue el primero en hablar.

- Bien, vamos atu casa de Grimmauld Place y le robamos el libro, lo tendrá en su habitación,además si se lo pides tendrá que dártelo - Harry estaba por secundar esa ideapero Hermione lo detuvo.

- No hace falta- dijo la chica - He hecho una copia mágica. Por si Kreacher no queríadejárnoslo, después de todo nuestra promesa era recuperarlo para él.

Hermione sacóde debajo de su túnica un libro que era exactamente igual al que el elfo sehabía llevado, y los otros tres la miraron con profunda admiración en los ojos,tras dedicarle una tanda de elogios abrumadora nuevamente volvió a abrir ellibro donde Kreacher lo tenía antes, todos lo inspeccionaron, Sin embargo ellibro de la biblioteca solo mostraba lamparones grasientos en un recuadrocompletamente negro, de ese modo era imposible ver nada, Parecía evidente queera algún tipo de imagen que ocupaba toda la pagina. El resto del texto de la páginaanterior estaba intacto. Debajo de lo que parecía ser la imagen había unos símbolosque Hermione reconoció enseguida, después de un par de minutos de tomar notas rápidasy consultar el libro que le habían regalado dio su traducción de las únicasrunas que daban titulo a la ilustración imposible de ver por el estado dellibro antiguo.

- "El Hacedorde Sueños" - resumió la chica.

- ¿Hablas enserio? Es raro, ¿Por qué alguien quisiera hacer otro retrato del viejo que seencuentra en la página anterior? Aunque aquí está más pequeño - admitió Ronobservando el viejo sonriente que se mostraba en el libro copia, y grasiento enel libro de la biblioteca.

Su cabeza habíarecibido demasiadas ideas esa noche y se fueron a dormir en espera de lasclases del día siguiente, Arrow entro por la ventana de Harry saludándolo trassu cacería nocturna y Harry fue a acariciarla. El gran pájaro oscuro gorjeabaal contacto suave de la mano de Harry al pasar por la marca del cuelloplateado. Termino con los mimos a su lechuza pues su novia lo reclamaba en sucama.

 

_______

NA_ no espero comentarios, pero seran bienvenidos.

ESte Capitulo esta dedicado a Elyon Temari. Merlina2009, y Assasha Gothick Por su inquebrantable fidelidad. y sus comentarios sobradamente interesantes llenos de dudas y extensos, entre los cuales tambien se incluyen criticas. Para ellas gracais, son principalmente las que hicieron que esta historia no termianra hace tiempo con un capitlo breve que diga "Se casaron y a Bella se la comio un dragon" en el capitulo 20

Nos veremos en el siguiente.

Capitulo 39 Visiones

El hecho de queel día anterior hubieran estado descansando en sus camas hasta casi mediodía, oque hubieran alcanzado un nuevo limite a la hora de hablar de la otra parejacon Ron, o que hubieran probado muchos de los sortilegios Weasley la semanaanterior había quedado atrás y un nuevo semestre amanecía por el este. Elmovimiento en las primeras horas de ese día era latente, Fue necesario darsetoda la prisa posible pues ese lunes se habían quedado dormidos, ciertasconfianzas hicieron que el cuarto de baño fuera usado en dos turnos para laducha en lugar de los cuatro, si bien la idea no fue buena debido a ciertas prácticasmañaneras no fue tan estupendo su resultado pues parecía que los demoraba cadavez más. Harry y Ginny se vistieron a toda prisa mientras sus compañerosutilizaban las instalaciones para asearse, solo diez minutos después,principalmente gracias a la diligencia y resistencia dentro del cuarto de bañode Hermione ante las insinuaciones de Ron, se encontraban listos. Llegaron alcomedor un par de minutos antes de que todos los alumnos entraran. Según otropunto de la profesora McGonagall los cuatro tendrían que ser los primeros enaparecer dando ejemplo, pues además de alumnos eran profesores. Esa mañana antela mirada crítica de la mujer se salvaron por los pelos. Un minuto después deque los cuatro estuvieran sentados el gran comedor se lleno de risas,comentarios, susurros y de crónicas de vacaciones de todos los alumnos.Mientras Ron se zampaba dos tostadas al mismo tiempo, y mostraba el contenidode su mandíbula a una sorprendida aunque divertida Hermione, Harry se preparabapara asistir a su primera clase. Recogiendo sus cosas salió en dirección a lasmazmorras de Slughorn.

Una vezllegados a la mazmorra, se percataron de que esta había sufrido algunos cambiosque la diferenciaban de la cara que mostraba tres semanas atrás. Las mesascirculares habían sido reemplazadas por pupitres que mostraban una pequeñaalacena. Cuando Slughorn les pidió a todos que tomaran asiento decidió explicarla razón de ese cambio. En los pequeños armarios independientes se encontrabandistintos tipos de hierbas, o plantas Era una clase examen, Slughorn lespreguntaba a los alumnos que clase de hierba o rama era una determinada y losdemás le debían decir sus compuestos y algunas aplicaciones, en lo que según élmismo se trataba de una práctica para los EXTASIS que tendrían lugar elsiguiente junio. Intentó evadir siempre que le era posible a Harry y los demásen su examen, pues estos tenían carta blanca a la hora de examinarse debido ala contrapartida de dar clase en Hogwarts. Sin embargo y para su sorpresa elchico se sorprendió a si mismo dando varias respuestas correctas. En esos añoshabía aprendido mucho gracias a Slughorn y en parte a Snape, por el libro delpríncipe. Ron y Ginny hicieron varios intentos correctos, a nadie sorprendióque la mano de Hermione pareciera ser activada por una especie de resortebuscando siempre la atención del rechoncho profesor. Era evidente que susrespuestas eran perfectas, respuestas que parecía desconocer el propioSlughorn, como, según dijo la chica, un segundo uso para las branquialgas:aparentemente si se frotaban en los lugares como techos o paredes estas sevolvían completamente impermeables; Harry solo conocía uno; El hecho de poderrespirar bajo el agua le había salvado de morir ahogado hacia un par de añosatrás. Intentó recordar el momento, había sido hace tan solo cuatro años perosu recuerdo estaba completamente borroso. Recordaba a las criaturas marinassujetando sus pies, o a los cuatro rehenes atados con cadenas debajo del fondomarino, pero el resto de los hechos le parecían de un pasado muy lejano.

 

La clase terminópara lo que Slughorn considero unos resultados formidables para esa sorpresa,después de una comida llena de recuerdos acerca de determinadas hierbas Ron lepregunto a su chica lo que Harry también sentía curiosidad por saber.

- Hegmione,¿Cómo sagias lo de las ganquiagas? - Le dijo a su novia con la boca llena depollo con especias. Su chica que ya estaba acostumbrada al idioma del pelirrojoa la hora de la comida no pareció siquiera pensar en la posible traducción.

- El libro -dijo sacando el pequeño libro negro - Este libro posee información estupenda yde cosas que no tenía idea, Lo dice en una nota breve que ponía en la secciónde plantas. Es un artículo breve así que no me costó traducirlo y necesitabacambiar el tema principal un momento, comenzaba a ser agobiante. - Dijo lachica triunfante.

- Guau, quigapuega ayudagnos en nuesga clage - Le dijo Ron mientras daba otro bocado de suplato de carne.

- Ron, traga, ysi es probable que pueda encontrar algo útil para Defensa Contra las ArtesOscuras - Dijo la chica paciente.

Ginny recogiósus cosas y se puso en camino a la siguiente clase, Harry la siguió diciéndosea sí mismo que Hermione debía querer mucho al pelirrojo para aprender aentender su propio idioma, la segunda frase a Harry se le escapó por completo,Vio a la pelirroja sonreír desde el marco de la puerta. Y Harry entendió a la perfeccióncomo se sentía su amiga
aunque agradeció que la pelirroja fuera plenamentefemenina a la hora de masticar su pollo.

El circulo depiedra que presidia Sirine estaba intacto, algo que no sorprendía cuando sepensaba pero la que había sido su única clase había cambiado por completo, cuandotodos estuvieron en sus posiciones alrededor de los calderos gigantes la mujerapareció detrás de una roca arrastrándose como siempre, arrastrando laspalabras como si de una serpiente se tratara. Harry la observó y se sorprendiópues la desnudez del torso de la profesora ya no le afectaba en los más mínimos,su cuerpo seguía siendo perfecto pero no presentaba ningún detalle que fueraparticularmente más hermoso que el cuerpo de la chica que tenía a su lado.Debido a que algunas de las chicas del caldero contrario aun no habían vueltode sus casas, esa clase la dedicaron a un breve repaso del Ritual del Sueño quehabían realizado antes de las vacaciones. Al finalizar la clase la reunión quehabían mantenido antes de navidad se volvió a repetir. Sirine se acercó a Harrycuando la clase estuvo completamente desierta y entrelazo sus anillos a sustalones mientras aferraba su cuerpo desnudo contra el del chico. Sus piernasparecían no querer moverse.

 

- Ya no parezcoprovocarte - le dijo la mujer serpiente en su idioma preferido, algo que soloella y Harry dominaban. En un susurro al chico en el oído, era cierto, sucuerpo no había reaccionado - Parece que te has entregado después de nuestroúltimo encuentro - Harry no quiso saber como ella lo sabía - Tu corazón esfuerte muchacho. Aunque tu destino sigue nublado. Aun te está estudiando, peropronto terminara su examen.

- ¿A qué serefiere? - se animo a preguntar el chico en voz calma.

- Pronto aprenderása controlarlo - le dijo suavemente la mujer - pero avanzas deprisa, Me alegroque este dormida, y más me alegra haberte dado las herramientas para hacerlo -Harry prefirió no saber como la mujer tenía esa información - Pero ten porseguro que su sueño no será eterno, estarán listos para entonces. - Se alejo unmomento y volvió su vista mientras miraba sus ojos - Márchate joven mago - ledijo mientras se volvía a girar y sus anillos describían eses, cuando salió delcirculo de piedra Harry recupero la movilidad de las piernas que pedían agritos salir de ahí. Cuando media hora más tarde encontró a sus amigos y estosle preguntaron por qué se había demorado el chico les respondió queriendoquitárselo de dentro.

- No importa,¿Sabes Ginny? No veo la hora que machaques a los de Ravenclaw en febrero - Lachica sonrió, pero Harry no; cuando escuchó su propia frase entendió que este seríaotro secreto que sería imposible compartir con sus amigos. La lista comenzaba acrecer de manera alarmante. Y lo que era peor estaba seguro que su amiga podríaentender las enigmáticas palabras de la mujer serpiente en unos minutos, Supropia mente echaba de menos la cabeza pensante de Hermione.

La noche fuetranquila, principalmente debido al exceso de nubes que asolaban el castilloera imposible ver nada en la torre de astronomía por lo que fue una clase pararepasar las diferentes constelaciones. Y preparar los exámenes finales de esaasignatura. En esta ocasión Harry se alegro profundamente de estar exento de esos exámenes.

Por la nocheantes de dormir Harry estaba preparando sus horarios para esa semana, mientras escribíaen su pequeña libreta donde tenía las notas personales que Ron le había dejadoacerca de sus alumnos una sombra paso volando sobre su cabeza, Harry esperandoun aterrizaje de Arrow levantó su rostro levemente, la lechuza normalmente solíaescoger su hombro o su cabeza como pista de aterrizaje, sin embargo en esaocasión se poso levemente en la muñeca de la mano que sostenía la pluma. Segiro para mirar a Harry y este observó sus profundos ojos azules durante unmomento, parecía que los mismos tuvieran movimiento, depende del ángulo de lalechuza en comparación a la vela que alumbraba el pergamino donde estabaescribiendo la delgada hebra plateada mostraba destellos intermitentes, Elenorme pájaro parecía estar a gusto allí, y después de un tiempo levanto elvuelo y salió por la ventana de la pequeña habitación. Probablemente de caza.

A la mañanasiguiente Harry vio la percha de Arrow vacía, ni tampoco había aparecido entodo el día, por la mañana recibieron la noticia por parte de McGonagall quepor la tarde no tendrían clase debido a que Cristine se había quedado enAustralia una semana más para coincidir con las vacaciones del resto de sufamilia, sus clases serian retomadas a la semana siguiente, Harry entro en elaula de Defensa pero fue inmediatamente detenido por Hermione.

 

- Son míos,¿Recuerdas? - le dijo su amiga.

- Perdona, fuela costumbre, suerte con los pequeños, Hermione.

Harry se retiroconfundido del aula, mientras un grupo de niñas se cruzaban con él, el morenopudo distinguir una pequeña niña que lo miraba con ojos soñadores, Al ver aHermione la chica volvió a poner cara seria tomando asiento en la primera fila.

Ese día libreHarry convenció a sus amigos para librar una serie de duelos en la sala de losmenesteres, quería ver como se desenvolvía en el ambiente que habían utilizadopara practicar durante algún tiempo. Al principio fue bien, Harry intentabadetener las embestidas de Ginny, y Ron, pero pasados unos minutos el chicoestaba verdaderamente agotado. Ginny logro romper el escudo con una facilidadabrumadora dándole a su chico en el pecho y dejándolo sin sentido unos minutos.Cuando volvió a despertar unos sorprendidos pelirrojos se deshacían endisculpas, Harry argumentaba que no era culpa de ellos, de hecho el escudo eraendeble, Comenzó a sentirse fatal, los adelantos de ambos chicos eranincreíbles, el suyo era escaso y él lo notaba. Tras dejarlos practicando a loshermanos en una sesión sin Cristine, Harry preparo en tres pergaminos unasnotas que fueron doblándose hasta parecer aviones de papel, y salieron fueradel aula. Quince minutos después Neville, Luna y Hermione entraban por lapuerta.

- Hemosrecibido tus notas, Hoy parece que no hay clase ¿Qué ocurre Harry? - Preguntoextrañado Neville con la nota entre las manos. Las dos chicas a su ladoparecían tener la misma pregunta en los labios.

- Quiero quetengáis un duelo conmigo, en solitario y sin varita. Solo por la practica -Dijo el chico intentando parecer convencido, Luna fue la primera que subió alpequeño tatami - Gracias Luna.

El chico sepuso frente a ella y los demás le dejaron espacio, Harry comenzó a conjurar unescudo y ataco con invención de desarmar a la rubia, Sin embargo el duelo fuerápido, un segundo después todas las luces de la habitación habían desaparecidopor completo, el chico noto un pequeño calor en el pecho pero no le dioimportancia, la oscuridad había dejando a Harry completamente desconcertadosobre donde estaría su contrincante. Intentó lanzar una serie de hechizos alaire para generar un poco de luz pero era inútil la oscuridad absoluta engullíacualquier posibilidad, no más de tres segundos después un destello plateadosalió de algún lado, parecía saltar sin control pero desapareció al segundodespués, Harry sintió su ataque, en un segundo había destruido su escudo, alsegundo siguiente unas pequeñas patas le golpeaban con fuerza la espalda, y volvíaa recibir el mismo ataque de pequeñas patas a velocidad de vértigo en lacabeza, Harry cayo adolorido en el suelo acolchado y la escena se lleno de laluz necesaria que permitía ver las cosas Luna estaba delante de él, y entreambos una pequeña liebre saltaba contenta alrededor de Harry, un brevemovimiento fue necesario para que el pequeño animal desapareciera en una volutade humo.

- Eso ha sidoestupendo Luna - Dijo Neville admirado - ¿Como lo has hecho?

 

- No lo sé - admitióla chica con cara soñadora - simplemente me di cuenta que podía ordenar a mi patronusque ataque de manera física, y bueno obedece.

- Y no veascomo golpea - Le dijo Harry sonriente - ¿Cómo has hecho lo de la oscuridad?

- ¿A qué terefieres Harry? No hice nada de eso - Dijo la chica mientras su novio subía alcuadrilátero improvisado.

Neville secoloco frente a Harry y este lo saludó, y cerró los ojos al conjurar el pequeñoescudo alrededor de sí mismo. Cuando abrió los ojos nuevamente la sala enterahabía cambiado, en su lugar se hallaban en un rio, el agua le cubría parte delas piernas y la corriente le golpeaba las pantorrillas, delante de él estabaNeville, levantó la mano y la abrió, para su sorpresa una enorme ola se levantodelante de él y ataco a Harry con un golpe seco que lo dejo tambaleándose, lacorriente que sentía de manera constante en las piernas hizo que le fallaran ycayo rendido.

Abrió los ojospreguntándose de donde había salido tanta agua, pero a excepción del sudorestaba completamente seco, Neville estaba frente a sí desconcertado, Lo habíaderrotado, Harry lo tomaba por el más débil de todos pero había invocado unaespecie de tsunami en su contra.

- ¿Cómo lohiciste? - pregunto incrédulo a su amigo.

- Solo tedesarme Harry - dijo confundido Neville - pensé que lo esquivarías.

- ¿Quieresseguir? - Dijo Hermione confundida - Pareces algo agotado.

- Adelante - ledijo a su amiga mientras se ponía de pie.

Al hacer elsaludo intento actuar rápidamente, Hermione se había vuelto poderosa y queríavencer al menos una vez, comenzó a correr para intentar sorprenderla, pero enla decima de segundo que había tardado en parpadear la escena volvió a cambiar,no se encontraban en un aula, si no en el interior de un profundo risco, lasparedes de roca se elevaban a su alrededor. Era una ilusión, tenía que serlo,algo en el desayuno estaba en mal estado. Un poco más adelante estaba Hermione,lanzo un hechizo de desarme con las manos, iba directo a su pecho le daría enpoco tiempo, pero escucho un sonoro crujido, un alud de rocas cayeron delantede su amiga deteniendo el hechizo que le había lanzado. Desconcertado volvió amirar, la chica había levantado la mano pero nada paso, creyendo que el hechizohabía fallado Harry se confió, ningún rayo de luz venia en su dirección. Sinembargo tardo un segundo en reaccionar ante lo que vio, del suelo salieron dospilares de roca que al cabo de un momento se cerraban entre su cuerpoaplastándolo completamente.

- FiniteIncantem - Grito su amiga, Y Harry pudo recuperar la movilidad, temiendoresultar repetitivo volvió a preguntar.

- ¿Cómo hashecho eso? ¿Dónde han ido los riscos?

- ¿Riscos?Harry ¿De qué hablas? Solo estabas delante de mí y lance un hechizo paraparalizarte, no pensé que te daría, mi estrategia era que lo esquivaras con unpaso lateral, y me habría aparecido a tu lado para intentar darte. - Harryestaba confundido aunque decidido a seguir.

- ¿Quién iraahora? -

- ¿Seguro quequieres seguir con esto? - Le pregunto su amigo.

Por todarespuesta Harry se coloco delante de Ron y saludo a su amigo, cuando el saludotermino todo parecía normal, la habitación no se había movido del sitio, sinembargo un hechizo de Ron le hizo perder la estabilidad, y cuando Harryrecupero el control sus amigos se habían marchado, o el era el que ya no estabaallí, se encontraba suspendido entre un mar de nubes, la escena le recordaba aaquella visita a la extraña cueva con aquel anciano cuando este le explico lode Bellatrix. Un momento después un cono oscuro se formo a su lado, el vientodel pequeño ciclón lo golpeo con fuerza, una vez, diez veces, cien veces, Harrydejo de contar, cayó hacia delante incapaz de sentir ni un musculo del cuerpoante el enorme huracán en el que se encontraba. Cuando pudo sentir su cuerpo nohabía pasado más de un segundo, Ron le miraba preocupado,

 

- Harry, Harry¿Estás bien amigo? Lo siento pensé que lo esquivarías.

- ¿Qué es loque has hecho?

- Solo lance unpar de hechizos a tus pies para desestabilizarte, no pensé que te afectaratanto, ¿No tenias un escudo?

- No importa -el chico prefería no saber qué era lo que sus ojos veían - Ginny ¿Estas lista?

- Harry, estascansado, no quiero hacer esto, además no parece ser que sea tu mejor día - Ledijo la pelirroja mirándole.

- Por favor,quiero comprobar una cosa, no me ocurrirá nada - Dijo el chico mientras seponía de pie, aunque increíblemente agotado, El huracán, los pilares de roca,la ola gigante, o la liebre no le habían afectado, demasiado.

Se puso delantede su chica, y cuando levanto la vista el escenario cambio nuevamente, Hacia uncalor abrasador, parecían estar encima de lo que era un volcán, y comenzó asentirse mareado, su vista se difuminaba a los pocos centímetros debido alextremo calor en el que estaban, una fuente de luz anaranjada parecía alumbrartodo, Harry se dio cuenta que estaban sobre un volcán activo, comenzó asentirse mareado y cayó a los pocos segundos, alguien gritando su nombre fue loúltimo que escucho.

Lo despertóalguien que había arrojado un vaso de agua fresca sobre su cabeza.

- ¿Qué ocurrió?- pregunto el chico, la pelirroja que tenía delante y que llevaba el vaso quele había echado a la cara lo miraba preocupada.

- Harry ya tedije que no quería hacerlo, de pronto te quedaste de pie mirándome y comenzastea sudar y perdiste el equilibrio, ni siquiera ataque. - Ya te dije que estabasagotado. Después de nuestra práctica y cuatro duelos. ¿Qué esperabas?

- ¿Qué paso conel volcán? - pregunto el chico.

- ¿Volcán?Harry estas alucinando, no sé de que hablas, parece que estas mejor, le hepedido a los demás que se marcharan y nos dejaran solos ¿Vienes? - le dijo sunovia mientras no le sacaba los ojos de encima preocupada - Escucha tu cuello, estácaliente, he intentado quitártelo - dijo la chica mientras miraba el colganteque brillaba en su pecho - pero cada vez que intentaba acercarme a él desaparecía.

El chicoconfundido se puso de pie sin muchos problemas, no parecía que hubiera estado inconscienteunos segundos atrás. En su habitación cuando le vieron Hermione cambio de temarápidamente para no mencionar los duelos que habían tenido e intento desviar laconversación a que Lucy Swan solo sabía decir que echaría de menos a Harry. Elchico prefirió no participar en la conversación que tenían y se fue a dar un baño,una vez en aquella enorme pileta una sola pregunta rondaba su mente, ¿Qué eralo que había visto? Era imposible encontrar respuestas, a esa pregunta, peroparecía que solo él se había percatado de ello. Fue a su habitación intentandoordenar sus ideas, Arrow aun no había regresado y esa fue la primera noche enmeses que Harry ni siquiera se fijo en la pelirroja que dormía a su lado, Habíasido derrotado en varias ocasiones seguidas, una de ellas incluso dijo que nisiquiera había hecho ningún ataque, y se sentía frustrado, tenía muchas cosasen la cabeza como para contemplar el cuerpo escultural que estaba recostado asu lado.

 

Los ojos de ladueña de ese cuerpo miraban a su novio con preocupación en la oscuridadmientras fingían dormir. No recordaba haber visto la expresión que Harry habíatenido esa tarde en su duelo jamás.



__________


Y uno mas: Este capitulo esta dedicado a aquellas personas que comentan en mas de un capitulo, qeu sepan que no me da ninguna lastima leer criticas en mas de un capitulo, por nombrar normbres me gustaria dedicarlos a Albus Severus y Gadi23, el primero por lo que comento de los comentarios y el segundo por que me gustaria verlo en un futuro.

No olvides que puedes dejar tu comentario en [email protected]

Pues nada mas, espero que les haya gustado, Y ya nos vemos en el siguiente si este alcanza el cupo

Capitulo 40 Entrenamiento

A la mañanasiguiente las preocupaciones del día anterior golpearon la cabeza de Harry comosi de un mazo se tratara, aquel pequeño huracán, las montañas, la oscuridadtotal, o el rio, se vieron en la cabeza de Harry y parecían jugar con susideas, No veía la hora de que volviera Cristine y de preguntarle al respecto,probablemente se estaba volviendo loco pero tenía que hablarlo con alguien. Eldesayuno de la mañana fue rápido, un café, unos huevos y poco de zumo para darinicio a un nuevo día, El chico se paso todo el día evitando a sus amigos, Enla clase de Neville estuvieron practicando con unas vainas de proteínasmientras las replanteaban, dirigió las palabras justas a Neville, y aun inclusomenos a los demás. El mínimo roce con su novia dándole una pala, o un poco detierra hacía que sus dedos sintieran un calor que le recordaba al día anterior,y Harry hacia lo posible por evitar el contacto con esa piel ardiente. Cada vezque la rozaba los recuerdos del día anterior le venían a la cabeza causándoleciertos mareos al recordar el momento en el pico de aquel volcán.

Afortunadamentepara él esa tarde sería su primera clase con los alumnos que Ron le había legado,Los de cuarto entraron lentamente en el salón, Harry se sorprendió de los pocosque eran, resultaba que algunos alumnos no habían vuelto de sus vacaciones,costumbre que respondía al hecho de que el castillo pareciera ciertamentevacio. Los que recordaban a Harry de la clase que había dado con Ron hacia unosmeses saludaron al chico respetuosamente, algunas chicas incluso se atrevierona hacerle guiños, Harry sin embargo no estaba por la labor de concentrarse ennada, decidió dejar a un lado el programa de Ron, al menos en esa semana, ydecidió hacer un repaso a lo que habían hecho en el resto del año, e incluso enaños anteriores, los alumnos parecían desconcertados aunque algunos de ellos ledieron la razón a su nuevo profesor, en vista de que faltaba la mitad de laclase era un poco absurdo comenzar con algo nuevo. Una hora después Harryestuvo conforme, y la gente de cuarto año también y lentamente abandonarón elaula.

 

Los alumnos dequinto entraron seguidamente, Harry recordó a quien había tenido en esaasignatura en su quinto año, el ejemplo de Dolores le dio la clara pauta pordonde no quería guiar esa clase, al ser el año de los TIMOS Harry realizo lomismo que había hecho con sus alumnos la hora anterior, al menos en ese casotenía sentido, aunque los espectadores no parecían demostrar el mismo interéstambién era cierto que en la esa misma clase faltaba mucha gente. Una horadespués los chicos se fueron conformes pues al parecer todos los profesores sehabían puesto de acuerdo para, en ese año hacerles estudiar muchísimo y repasaraños anteriores. Harry no parecía ser la excepción.

La hora de lacena el chico prefirió ausentarse, e ir a su habitación con algo de comida queKreacher le había dejado en las cocinas, de ese modo cuando los demás subieronal despacho Harry pudo simular que estaba durmiendo, Ginny entro en suhabitación se quito la ropa y se metió en su cama, Harry sin embargo dejo pasarun par de minutos del indirecto contacto de sus pechos desnudos y se giró, lachica decepcionada emitió un pequeño resoplido y volvió a girarse dándole laespalda.

El díasiguiente Harry se aseguro de despertarse pronto, se dio una ducha rápida ysalió de la habitación antes de que todos despertaran, para así poder esquivaral resto de sus amigos, aun seguía muy confundido con lo que había pasado,Afortunadamente la clase que le enviaron a supervisar fue la de Trelawney, lamujer dijo que esperaba a Harry con gesto de sorpresa y lo hizo pasar, quinceminutos antes de que el resto de los alumnos de sexto llegaran. Harry intentóevitar caras conocidas, y aprovecho los vapores y los olores de esa clase paradormitar un poco. Al finalizar la hora y "agradeciendo" la ayuda de TrelawneyHarry abandono la viciada aula no sin antes escuchar varias veces la suerte quele deparaba que según la mujer con cara de bicho palo se trataba de una seriede diferentes maneras de morir, cuando la excéntrica profesora mencionó laposibilidad de que su cuerpo ardiera en temperaturas cercanas al fuego, inclusoHarry comenzó a preocuparse.

Durante la horade transformaciones la anciana bruja dio un repaso a los tres meses anteriores,en parte aprovechando la falta de alumnos que volverían el siguiente fin desemana. Y Harry se coloco inmediatamente al lado de Hermione para trabajar conella, dejando su lugar al lado de Ginny al hermano de esta. Tras transformar sumesa de escritorio en un elefante gracias al trabajo de Hermione, la profesoraMcGonagall dio por terminada su clase con una pequeña felicitación para lachica castaña. Esa noche Harry se excuso de sus amigos diciendo que no seencontraba muy bien y se fue a dormir pronto, le resultaba ciertamente extrañoque la percha de Arrow aun estuviera vacía.

Cuando estabarecostado la figura femenina de su novia se quedó unos segundos en la puerta,al notar que Harry no se movía prefirió dejarlo solo, esa noche dormiría en supropia habitación.

A la mañanasiguiente Ron tendría trabajo con los alumnos mayores, Harry salió pronto de lacama, y en la puerta se cruzó con Ginny a la cual esquivo para salir delrecibidor sin decirle ni una palabra, paso toda la mañana en la sala de losmenesteres, entrenaba con peleles de madera, los cuales no aguantaban mucho lasembestidas, en una ocasión hechizo a uno para que devolviera los ataques perocon escaso éxito. Su escudo podía detener todos los ataques que venían de todoslos lugares posibles. Pero su resistencia no parecía mejorar en lo más mínimo.Aquella magia era la que podía hacer hace tiempo y no había mejorado en nada.Sabía que si algún día tenía que enfrentarse a Bellatrix no podría hacer nadaen ese estado.

 

Buscandoconsejo de algún amigo que no fuera ninguno de los que lo habían derrotadoantes, fue a buscar a Hagrid, quizás unas palabras con el semigigante leayudarían a poner en orden su cabeza, lo encontró en su cabaña a la hora del té.El hombretón le dejo pasar al instante.

- ¿Qué hayHarry?

- No mucho, megustaría hablar contigo, estaba entrenándome un poco y preferí pasar asaludarte.

- Harry, todoeso está muy bien, estaré siempre que quieras encontrarme aquí, Pero sabes,creo que tienes alguien muy especial que está preocupada por ti. - Le dijoHagrid mientras observaba al chico que se había sorprendido.

- ¿Ginny haestado aquí?

- Esta mañana,y parecía verdaderamente preocupada, No quisiera meterme donde no me llamanpero ¿Se han peleado? -

- No es eso, esque bueno - Harry intentaba abordar el tema sin que sonara demasiado preocupadoal respecto - es que me venció en un duelo.

- ¿Y es todo?Escucha Harry, no eres el único mago que le vence su pareja, no eres suprotector, además creo que puede defenderse sola. Escucha ahora mismo tengo queir a buscar ciertos arboles, quizás quieras acompañarme.

- Ya, esprobable que tengas razón, intentare aclararme - El chico comprendió que unaexcursión al bosque prohibido no sería lo mejor que podría pasarle en esemomento y prefirió declinar la oferta de su amigo, Harry se saco la cabeza deFang de entre las piernas y agradeció a su amigo por los pasteles, aunque nolos había tocado pues el talento culinario de Hagrid era sobradamente conocido,y se marchó de la pequeña cabaña.

Sin embargo,ese viernes no se mostro con sus amigos, ni siquiera durmió en su cama, recogióel mapa del merodeador y con su ayuda pudo llegar a la sala de los menesteres, sepaso la noche entrenando, y el sábado por la mañana durmiendo, le pidió aKreacher que le llevara comida y agua en tandas regulares, entrenaba con sumagia, con y sin varita prácticamente sin descansar, la ausencia de ventanas le hacía imposiblesaber el paso del tiempo, Finalmente en un hechizo en el que empeño hasta laúltima gota de su fuerza para intentar destrozar un pelele cayó rendido.

Unos ojosmarrones con una cabellera pelirroja fue lo primero que vio, los ojos de suchica expresaban preocupación más allá de los limites, la sala circular olía amadera quemada y el aire parecía viciado, montones de madera con formas humanasse alzaban en una montaña destruidos, algunos reducidos al punto de hollín,parpadeo un par de veces para aclararse los ojos, Ginny volvía a mirarlo conuna cara de seriedad que nunca le había visto. Sintió que algo le escurría enla cabeza y la chica con un movimiento de brazos le cambio el paño que llevabaen la frente. Cuando apoyó el nuevo, un frio liquido toco su piel.

- Parece queestas mejor, sabía que estarías aquí, simplemente algo dentro de mi me lo decía- le dijo su chica con un tono completamente neutro.

- ¿Aun essábado? - Pregunto el chico.

- Domingo, porla noche - le dijo la chica mirándolo extrañada, aunque su tono parecía serindiferente. - ¿Puedes levantarte?

 

Harry selevantó a duras penas, las piernas no parecían querer responderle por lo quetuvo que apoyarse en una pared, Ginny lo observo un momento y comenzó a hablar.

- EscuchaHarry, yo, no sé qué te ocurre, esta semana has estado muy raro, me evitas, yno pareces querer verme, los demás también se sienten así, somos tus amigos,deberías confiar en nosotros, Si ya no sientes nada más por mi dilo y locomprenderé, Pero no desaparezcas así, te hemos buscado durante días, pensamosque te había pasado algo.

- ¿Cómo dices?- Harry había creído oír que no sentían nada más por ella.

- Es cierto, llevamosdesde el sábado buscándote.

- No. AntesGinny claro que sigo sintiendo cosas por ti, mi vida gira en torno a ti.

- No me hagas reír,Harry, - La chica había impregnado sus palabras con cierta emoción, y aunqueduras Harry las prefirió al tono neutro que había usado hasta ahora - hace díasque no me miras, ni me hablas, ni me besas, ni
bueno tampoco me tocas. - dijoen un suspiro.

- Ginny
losiento - ahora se daba cuenta del error - he tenido otras cosas en mente- lachica lo miro con una expresión extraña - no puedo decirte lo que es porque ni yo lo sé. Pero es extraño, el otrodía cuando combatimos, no fueron duelos normales. No puedo darte más detalles porquequiero confirmarlos antes. Pero por eso he estado entrenando. Pero claro que tequiero, lo hago con locura, siento haberte arrastrado a esto.

Harry abrió levementelos brazos como invitando a Ginny a entrar en ellos, la chica se lo pensó unmomento y después de unos segundos comprendió que las palabras de Harry eransinceras. Los brazos del chico se cerraron en torno al cuerpo de su chica. Elcristal brillo levemente antes de desaparecer y Harry se sintió recuperado,meditó las palabras de la pelirroja,

- Ya te hemirado y te he hablado, ahora toca esto, - Beso a la chica, y está entusiasmadale devolvió el beso - Y sobre tu últimapetición - le dijo Harry mientras levantaba una mano por su cuerpo buscando supecho derecho, se detuvo un centímetro antes - Me estaba preguntando si queríasque la llevara a cabo - dijo sonriéndole a su chica.

Por todarespuesta Ginny guio la mano de su chico para que recorriera el final delcamino, aprovechando que la habitación era conocida por facilitar todo lo quepidieran sus integrantes, por deseo de la mente de la chica en enorme sofáapareció detrás de la pila de muñecos.

Una horadespués ambos chicos volvían abrazados al vestíbulo, cuando Harry entró en la habitaciónde la mano de la pelirroja la otra pareja los estaba esperando, ambosvisiblemente preocupados. El pelirrojo se levantó miro a Harry y sus cuatronudillos volaron impactando en la mandíbula del moreno, cuando estuvo en elsuelo por el sorpresivo golpe el mismo pelirrojo le extendió la mano sonriendo.

- No vuelvas ahacerlo - le dijo Ron mientras ayudaba a levantarse a Harry, cuando ambosestuvieron de pie, se fundieron en un abrazo - nos tenias preocupados.

- Hombres - fuela única respuesta que se escucho de la pareja del pelirrojo mientras suspiraba- Venga Ron, ya lo seguirás golpeando y abrazando después, Harry me alegro que estésbien, vamos a dormir. - Dijo Hermione intentando contener la risa, pero a lavez visiblemente más tranquila.

 

Ya en lahabitación de Harry y con una ducha de por medio, este se aseguro de abrazar ala chica que compartía cama con él, por un segundo pensó que la había perdido.La chica semidesnuda se acoplo a la forma de aquel abrazo sin ningún problema ysin ninguna queja mientras que con su pequeña nariz acariciaba el pecho desnudode Harry.

Lejos, muchomás lejos del castillo, en un lugar que era imposible llegar con ninguna escobani con ninguna desaparición, una voz potente parecía hacer vibrar la misma piedra, aunque sonaba tranquila cadapalabra provocaba pequeños aludes en la montaña en donde se encontraban.

- ¿Habéisescogido ya?

- Así es -respondieron varias voces al unisonó como si se tratara de un salmo.

- Estupendo, suacción fue intrépida, aunque nos dará tiempo, Nunca pensé que se les ocurriríadormirla. Es necesario que aprendan a controlarlos. ¿Qué hay del chico?

- Me encargarede él cuando llegue el momento - dijo una de las voces.

- Sera mejorque formen a los demás. Sus poderes van más allá de lo que pueden ser consientesde controlar. - dijo la potente voz.

- Así será

Y nuevamentedespejaron la sala tan pronto como habían llegado en varias direccionesdistintas buscando sus destinos. Y Listos para lo que vendría. Ellos sabían quela batalla final estaba cada vez más cerca y que el tiempo se estaba agotandocon cada momento que pasaban. Probablemente solo tendrían una oportunidad, suselegidos tendrían que pelear la batalla final. Y vencer. El destino de todosestaba en juego en esa partida de ajedrez divino. Y sus peones estabanescogidos, e incluso la pieza que tendría que ejecutar el movimiento final.

____

Bueno pues ahi va el 40... y la historia comienza a apuntar al final, no es la recta final pero si qeu son las ultimas curvas,

Disfrutarla, comentarla y no hago dedicatorias de momento por que subi el otro hace poquito,

Un saludo y nos vemos en el siguiente si quieren leer,

No olviden que pueden dejar sus comentarios tambien en [email protected]

Un saludo

Capitulo 41Visitas Oníricas

Cuando Harrydespertó al día siguiente una gran ave oscura lo estaba contemplando desde supercha, Fue hasta allí y deslizo la palma de su mano en el curioso cuelloplateado del animal,

- ¿Dónde hasestado pequeña? Han pasado muchas cosas.

Arrow lo observócon una curiosa mirada, parecía reflejar sorpresa e incertidumbre, y a la vezlo estudiaba como si Harry no tuviera secretos para ella, o eso o Harry seestaba imaginando cosas, la lechuza sin embargo no le quito los ojos de encimahasta que, incomodo, fue Harry el que bajo la vista. La lechuza orgullosa trassu duelo de miradas se hincho y luego le dio la espalda. Harry pudo apreciarcomo incluso parecía ulular alegremente mientras emitía leves gorjeos.

- ¿Llevas muchodespierto? - escucho una voz a su espalda,

- Solo unosminutos-

- Ho de acuerdo- Harry observo a su chica al decir esto, parecía preocupada por algo, se leocurrió algo que quizás podría hacerle cambiar su cara.

- Voy a laducha, ¿vienes? - Le ofreció a la chica, el efecto fue inmediato.

Ginny sonrió antela propuesta de Harry, se ató la bata a la cintura y se unió a él en el cuartode baño.

La semana siguientefue una de las más extrañas que Harry recordase, y comenzó rápidamente, alsalir del cuarto de baño se encontró con sus amigos, Ron y Hermione parecíandiscutir acaloradamente aunque cuando se percataron de la presencia de Harrycambiaron rápidamente el tema de conversación a las clases que tendrían lugaresa semana. El chico prefirió no darles juego y preguntarles directamente.

 

- Bien chicos¿Qué ocurre? Porque no me creo que la preocupación fuera por la clase deSlughorn - Ron le dio una rápida mirada a Hermione, y esta comenzó a hablarnerviosa.

- Bueno Harry,veras, el caso es que
el libro

- ¿Qué es loque ocurre? -

- He terminadola traducción anoche. Y es
bueno, bastante extraña. Desde luego hay más datos,pero creo que me quedaba más claro la primera parte, Mira - Hermione saco supergamino donde tenía escrito la trascripción del libro negro y se lo paso aHarry. Cuando Harry lo vio supo que la cara de preocupación de Ginny de esamañana se debía a que sabía lo que su amiga había averiguado. Se sorprendió dela cantidad de información que estaba destrozada en el primer intento encomparación con este.

"El hacedor de sueños

Esta antigua leyenda datadel principio de los tiempos, se cree que el Hacedor de Sueños tiene lacapacidad de introducir e interactuar en los sueños del subconsciente de otraspersonas con
Poderes que se escapan a toda comprensión
el uso de estashabilidades permiten al Hacedor incluso modificar los datos a su antojo,pudiendo incluso ver la actividad cerebral de una persona en cualquier lugardel mundo, independientemente del sitio donde se encuentre o del plano,

También se dice que es elguardián de ciertos aspectos y secretos verdaderamente increíbles, entre ellosse cree que pueden, en un sistema muy completo entender el origen de los fénix así mismo son capaces deentregar estos pájaros a su antojo a aquellas criaturas que considerensuficientemente valederos por lo que son capaces de entregar sus poderes.

Se cree también que es elpropio Hacedor el miembro capaz de escoger al portador. De este modo, y condistintas piezas, las cuales son imposibles prever su número, Una vez tengaestas piezas que son las que escogerá y le dará su favor podrá sentirse librede la propia muerte,

Sin embargo hay unaprofecía, que reza lo siguiente, "Cuando alguien que no sea digno intenteacceder a este poder por la fuerza y contra la voluntad del propio Hacedor, Lafuente de maldad caerá en un falso sueño y una vez despierte, Los Cinco sealzaran como antiguamente han hecho, y escogerán a sus portadores, a través delritual elemental Aquellos dignos como para hacer frente a la amenaza, Si estafuera aun mayor o bien sea inmune a todas las señales, el sexto elemento,llegara enfundado en el guardián y en un solo disparo del último y su ataquebastara para poder controlar el poder que emana y terminar la batalla"

Ese era el final del pergamino,

- Y bien ¿Quées lo preocupante?

- Harry, todoes preocupante, la profecía de la que habla es cierta, se está llevando a caboahora mismo, ¿no lo entiendes? - Decía la chica a punto del ataque de nervios -si lo he entendido bien, Si Bellatrix se hace con el Hacedor de Sueños podríaobligarle a entregarle un fénix, Si su cuerpo está muerto como hemos visto queesta puede cicatrizarse de por vida, podría ser inmortal Harry.

 

- Pero ¿Qué eslo que te preocupa? La hemos derrotado entonces y lo volveremos a hacerHermione, Además, somos más fuertes - Harry no quería entrar en el detalle deque en realidad él no había cambiado en nada.

- Es cierto Harry,somos más fuertes, yo también lo note, y por eso estábamos intercambiandoopiniones con Ron, anoche paso
bueno paso algo cuando dormía.

- ¿Tu también? -Le pregunto Ginny perpleja sentándose al lado de su amiga.

- Espera, ¿Quées lo que ocurre? - preguntó el chico.

- Anochesoñamos - le dijo Ron - Fue algo muy raro y creo que tiene que ver con esto.

- ¿Y qué? -Harry comenzaba a desesperarse de que no le dijeran nada. La conversación fueinterrumpida cuando la puerta que daba a la antigua escalera se abrió de golpe,Allí con cara agotada se encontraba Neville visiblemente agitado, Luna leseguía desde detrás con una expresión muy seria en la mirada.

- Neville,¿Estas bien? ¿Qué ocurre? - Le preguntó el moreno a su amigo.

- Harry ¿Qué eslo que sabes del asunto del Hacedor de Sueños? - dijo sorprendiendo a los demásmientras tomaba aire y se colocaba en la mesa redonda que estaba en el centrode la sala.

- Neville,¿Cómo sabes esto?

- Es lo queintentamos decirte, veamos si te lo podemos explicar - Comenzó Luna

- Veras Harry,ayer
- relato Neville.

- - - - - - - -- - - - -

9 horas antes

- - - - - - - -- - - - -

El antiguo leóny ahora profesor observaba su cama que, ubicada en su habitación, precedía alos invernaderos. Le gustaba esa cama, era cómoda y se podía descansarperfectamente en ella. Pero más le gustaba desde hacía un tiempo, la perdida detemores por ser descubiertos había cambiado la mentalidad de la chica que amabay desde hacía un tiempo su cama se había vuelto más pequeña debido a que lacompartía con alguien. Luna, la chica que él más quería estaba recostada sobrela cama sonriéndole, le encantaba la sensación de no tener ese enorme lechopara él solo. Con un breve gesto de la rubia se internó en sus sabanas, paraluego hacerlo en sus cabellos, las caricias que le dedicaba a su amada parecíanser la primera vez, siempre parecía ser la primera vez con ella, La magia quese sentía, los nervios, el placer todo, cien primeras veces de sensacionesretrasadas que había experimentado a su lado. Un par de horas, entre sudores,suspiros, gemidos y placeres alcanzó el sueño abrazado a la chica que quería.

Abrió los ojosnuevamente pero ni su cama, ni su amada se encontraban a su lado, en su lugaruna arroyo bordaba el montículo de tierra, en el que se encontraba, estaba enun sitio en el que no parecía correr el tiempo, no parecía haber nada más queuna profunda paz. Se sobresalto al escuchar una voz.

- Joven, entraal agua por favor -

Neville intentandodeducir que hablaba dio un par de pasos adelante, y al rozar el agua esta sevolvió violenta, las corrientes arremetían contra su cuerpo sin dañarlesiquiera, se sentía una sensación curiosamente fresca, incluso agradable, alpoco tiempo el agua volvió a estar tranquila.

- ¿Cómo tellamas? - pregunto la voz.

- NevilleLongbottom - le dijo el chico seguro de sí mismo.

- Soy Agua, unade las guardianes del Hacedor de Sueños, tiempos oscuros se avecinan jovenNeville, y tienes la capacidad necesaria para controlar mi poder, con el entrenamientoadecuado podrás dominar corrientes, mares e incluso océanos. El joven MagoPotter podrá darme más detalles, ¿Puedounirme a ti en mi misión?

 

- Puedes - nosabía por qué lo había dicho pero lo dijo, había nombrado al Mago Potter,quizás fuera Harry.

Y como si setratara de pequeños insectos, una lámina de agua comenzó a subir por suspiernas y lo cubrió por completo, a los pocos segundos una figura con siluetafemenina se mostro a los ojos de Neville, parecía que cada centímetro de supiel estaba en constante movimiento.

- Me uniré a tien esta lucha en pos de proteger al Hacedor.

Dicho esto, sedesvaneció y Neville sintió un ligero cosquilleo en todo el cuerpo cuando untorrente de agua lo atravesó, ni una sola gota paso al otro lado.

Neville sedespertó, los rayos mañaneros entraron por la ventana, su chica estaba de pieen la ventana, al notar el movimiento giro para mirarlo,

- ¿Podemos ir aver a Harry? - Pregunto Luna muy seria.

- Estabapensando lo mismo - contestó el chico mientras recogía su ropa y salía como unaexhalación seguido de su novia en busca del aula de Defensa Contra las ArtesOscuras.

- - - - - - - -- -

(* * *)

En los terrenosdel castillo una figura encapuchada se movía furtivamente evitando todas lasmiradas posibles, Llevaba tiempo haciendo eso pero a cada día que pasaba nopodía evitar sentir que estaba haciendo algo malo, giro una esquina, y luegootra, y entro por una puerta, la misma comunicaba al despacho de uno de losprofesores, Un muchacho alto la observo un momento.

- Buenos nochesCariño - se escuchó una voz desde la habitación que comunicaba con la puerta alfinal de esa sala.

La chicadeslizó su capucha mostrando una cascada de cabello rubio y una tez blanca comola luna, su madre le había puesto ese nombre por el tono blanco de su piel.

- Buenas nochesNeville - Le dijo Luna a su tácito chico.

En lugar de ira la sala, la rubia se fijo en un pequeño rastro de rosas dejadas en ese lugarque conducían a otra sala, sabía donde se dirigían, sin embargo opto por fingirinocencia con el rastro de los pétalos, el lecho del veterano león esperaba alfinal, Le encantaba que hiciera esas pequeñas cosas, la hacía sentirseespecial.

Se despojo delresto de la capa, al fin y al cabo era una alumna y él un profesor en todaregla, estrictamente hablando estar ahí estaba prohibido-aunque no existíanreglas aparentes al respecto-, y eso lo hacía sentirse aun más especial. Suchico apareció en el umbral de la puerta, era hermoso
a su manera, su relaciónhabía comenzado por ser la diferente, ahora, después de infinidad de días,ellos eran únicos en el mundo. Y esa sensación de seguridad era gracias a él.

Una seña bastopara que su chico dócil se recostara a su lado, y otra chispa para que millonesde chispas explotaran en su cuerpo, había perdido la cuenta de la cantidad deveces que aquel león la había hecho suya, y cada vez era una primera vez, dondeno faltaba la oportunidad de descubrir sensaciones nuevas, esa vez no fue laexcepción.

Un par de horasmás tarde, lo sintió dormir acunado entre las alas de Ravenclaw, era el doblede su tamaño y no paraba de decir que le encantaba que ella lo abrazara, Lunale siguió un minuto después al mundo de Morfeo.

Cuando despertóno pudo evitar sentirse asustada, todo era completamente negro, alguienrespondió a su temor tranquilizándola.

 

- No temaspequeña - dijo una voz que parecía venir de todas partes - ¿Cómo te llamas?

- Luna Lovegood- dijo la chica muy segura hacia la oscuridad.

- Muy bienjoven Luna, me mostrare ante ti, para que puedas evitar temerme -

Al instante unafigura se mostro delante de ella a unos cuantos metros, se acercaba con pasolento, La joven la observó, su figura era hermosa, parecía tratarse de unaescultura de hielo, su piernas perfectamente torneadas llevaban a un torsofemenino, su pecho perfecto le hacía sentirse acomplejada, su cara de rasgosestilosos como si fuera una muñeca encandilaban a cualquiera. La figura sedetuvo delante de Luna.

- Lo que ves esuna representación nada más, tu cuerpo y tu naturaleza es tan hermoso como esto- le dijo, y sus palabras tranquilizaron la mente de la chica - Soy Luz - sepresento aquel ser perfecto - Estas aquí por petición mía, El Hacedor de Sueñosse encuentra en grave peligro, y soy una de sus guardianas, el joven MagoPotter ha accedido a ayudarnos, y creo que eres perfecta para, a través de ti,poder canalizar mi poder
si aceptas, podrás controlar la existencia de la luza voluntad, podrás escoger lo que otros ven o dejan de ver, con el justoentrenamiento. Serás capaz de dominar mi Don. ¿Aceptas joven Luna?

- Acepto - dijola chica, sin siquiera pensarlo, había mencionado a un Potter, posiblemente setrataría de Harry. La idea de pelear su lado le fascinaba a la vez que laasustaba, mientras le traía recuerdos de un pasado.

- Sea pues - yaquel ser se fragmento en cientos de miles de pequeñas motas de luz, sin previoaviso todos las pequeñas partículas de luz se apoyaron en el cuerpo y cabellode Luna, desaparecieron al instante.

La chicadespertó con la sensación de que eso no había sido solamente un sueño, Su chicodormía a su lado aunque parecía intranquilo, había amanecido, se puso la capa y la capucha y contemplo un momento laventana, un momento después escuchó a Neville despertarse.

- Podemos ir aver a Harry - Le dijo a su novio.

Nevillerespondió algo pero no le escucho, lo siguió a través de los pasillos buscandoa quien una vez fue su profesor.

- - - - - - - -- - - -

( * * *)

Hermione seencontraba sentada en el escritorio de su novio, la habitación del chico sehabía convertido en su habitación hacía mucho tiempo, como normalmente pasaba;estaba observando un antiguo pergamino y escribiendo cosas en él. Se alegro deponerle el punto final a ese trabajo, había captado ciertas ideas a la hora detraducirlo pero no le dio importancia, quería acabar con las runas esa noche.Su novio la esperaba en su cama, Observo su mano un momento, y un brevedestello en su dedo le devolvió el saludo, Giro el cuello hacia la cama de sunovio y lo miro un segundo, estaba en ropa interior, aquel bóxer que a ellatanto le gustaba. Ron acababa de reconciliarse con Harry de una manera un pocoextraña, aunque aparentemente normal en hombres, visto desde otro punto devista se merecía ese puñetazo por haber desaparecido así.

Beso a su chicoantes de prepararse para dormir, pero él no la dejo dormirse, busco sus labiosuna vez más y ella no le rechazo, desde que Harry le había preguntado acerca desu primer momento la chica no hizo más que pensar en él, tomando todas lasmedidas necesarias, cortesía de su futura suegra, una semana después ocurrió, ydespués de esa primera vez vinieron otras muchas, recordar las vacaciones denavidad en las cuales en la Madriguera no podían hacer nada fue un calvario, dossemanas sin poder estar con ese cuerpo, Hermione era incapaz de imaginarse a símisma dos días separada de él. Ahora los movimientos del pelirrojo antañotorpes eran precisos, había aprendido a conocer su cuerpo y el sentimiento eramutuo, unas pocas caricias, y una mano rápida de Ron hizo el resto para que elsujetador de la chica se desprendiera con enorme facilidad, El chico habíaaprendido a despojarla de su ropa interior más rápido que ella misma, aunqueextraña, a Hermione le encantaba esa habilidad.

 

Dos o treshoras e infinidad de momentos después la chica, rendida, se deslizo entre losbrazos de Ron cayendo dormida. Con una sensación extraña despertó, estaba aoscuras, aunque pronto diviso una luz sobre su cabeza se estiraba formando unagran línea uniforme e irregular, comprendiendo la situación se dio cuenta que estabaen el interior de un risco. Una voz que parecía provenir de las paredes seescucho en ambos lados, cada centímetro de tierra vibro acompasando suspalabras.

- ¿Cómo tellamas? - Preguntó la voz en tono grave.

- HermioneGranger - Dijo la chica sin dejarse intimidar, por alguna razón aquel sitio enlugar de sobrecogerla e intimidarla parecía tranquilizar el alma de la chica.

- Soy Tierra, -dijeron las paredes, Hermione esperó - El Hacedor de Sueños está en peligroinminente, el Mago Potter nos está ayudando a protegerlo. Tienes suficientetalento joven Hermione, para llevar mi poder contigo, Con el debidoentrenamiento, podrás proteger, y aplastar, tu resistencia será la mía, y serátuyo mi Don si aceptas la unión.

- Acepto - Dijola chica simplemente, sabía de que se trataba, acababa de leerlo. Seríaverdaderamente difícil explicar esto.

Interrumpió suspensamientos cuando un enorme peñasco de roca se levanto, tornando una figurahumana de casi 4 metros, Tierra se levanto del suelo, Hermione lo contemplo, sucuerpo parecía estar hecho de roca solida, creyó que era imposible derribarlo,El cuerpo de Tierra se fundió con el suelo, y a ambos lados de Hermione selevantaron dos estacas de piedra, que se cerraron aplastando a la chica, El sobresalto,aunque completamente carente de dolor despertó a la chica. Se vistió con lo queencontró a mano cerca de la cama de su novio y volvió al escritorio, leyó lanota que acababa de escribir otra vez, y dijo para sí misma, en voz alta.

- Es cierta, lahistoria es cierta.

- ¿Qué es loque es cierto? - Pregunto Ron desde su cama.

- Creo quetendremos que hablar con Harry, Ron.

- Yo también locreo - dijo el chico preocupado.

- - - - - - - -- - - -

(* * *)

Ron estabanervioso, Harry había aparecido, y él lo había recibido como se merecía, con unpuñetazo, esperaba que así reaccionara. A una llamada de su chica entroacompañándola a su habitación, y se fue a su cama, tenía mezcla desentimientos, pero todo con Harry continuaba igual, aunque esos dos días de desapariciónhabían hecho mella en su hermana, y no solo en esos días, Harry la habíaevitado y desconocía el por qué.

Su novia entrodirecta a la habitación y se sentó en el escritorio, allí tenía todo elmaterial con el que estaba trabajando, y con ese libro que tanto había costadoconseguir, parecía importante. A los pocos minutos de observar la cara de suchica esta sonrió y el pelirrojo entendió directamente de que se trataba, Habíaterminado de traducir el documento. Dejándole una tregua decidió no preguntarlepara nada en su contenido, el día siguiente seria el momento indicado, ahoramismo estaban ellos dos, Su chica se acercó, y lo miró, al observar su ropainterior los colores subieron a las mejillas de su novia, era perfecto, eraimposible para él determinar el primer momento en que Hermione se había vueltoloca y se había fijado en él, pero agradecía a cada momento esa locura.

 

Hermione lebeso suavemente, y este le devolvió el beso, quizás un par de segundos despuéslos besos pasaron a mayores, y en otros lugares además de los labios, Cuando lalocura de Hermione llego al punto de querer dar "ese" paso con él, el chico fuecompletamente feliz, para él era su primera vez, al mismo tiempo que para ella,se entregaron mutuamente, todas las escenas de celos, o aquel breve mes enprimer año de insultos por su parte quedaron relegados. Esa noche fue solo deellos, Los caprichos de la sangre la hicieron ser bruja en un árbol genealógicolleno de muggles, estaba con la mejor mujer de ambos mundos, mágico y muggle.No dejaba de agradecer su suerte.

La chica, trasun hondo suspiro, cayó en sus brazos y no tardo en quedarse dormida, tras darleun último beso en la frente el pelirrojo también durmió.

La primerasensación que en realidad había muerto años atrás y todo lo que tenía que vercon Hermione nunca había existido, quizás los caza recompensas lo habíancapturado y asesinado, el caso es que ahora mismo estaba en un lugar quedescribía perfectamente lo que su tía abuela Muriel siempre decía que sería elcielo. Infinidad de nubes se mostraban en el horizonte hasta que la vista seperdía debajo de él, parecía que estaba flotando sobre ellas, Sintió una ligerabrisa en sus brazos, y quizás la misma corriente de viento que lo habíarecorrido antes volvía a por él, esta vez no se contentó con sus brazos si noque recorrió cada centímetro de su piel. Era "algo" Ron lo sentía como si fuerauna mano, la sentía en un lugar del brazo y al centímetro siguiente de piel nosentía nada. La brisa perdió el contacto.

- ¿Cómo tellamas? - Preguntó una voz en un tono increíblemente potente, aunque no carentede cierta melodía, para ser un Ángel sonaba demasiado severa, quizás un Serafíno un Arcángel le pedía explicaciones acerca de cuándo había muerto. - ¿Cómo tellamas? - Repitió la voz.

- Ron Weasley -Dijo el chico, y se corrigió - Ronald.

- Sinormalmente te tratan como Ron, no veo el motivo por el que deba cambiarlo. SoyAire, Estas aquí porque creo que serias la persona estupenda para llevar mispoderes y así poder ayudarme a proteger al Hacedor de Sueños del peligro que seacerca. El joven Mago Potter también está entre nosotros. Si aceptas y teentrenas podrás obtener la velocidad del viento, crear tormentas, destruir odefender lo que te plazca. ¿Aceptas el Don joven mago?

- Acepto - Dijoel pelirrojo al aire, al instante corrientes de todas partes se quedaronquietas y se establecieron en un punto, Era prácticamente imposible de ver,pero estaba ahí, se notaba una figura que difuminaba el aire, y por la cual lassombras se mostraban distorsionadas al otro lado. Al instante, Aire se volvió aseparar y Ron sintió su contacto en toda la piel. La brisa dejo de soplar.

 

El chicodespertó, estaba en su cama, afortunadamente vivo, su novia se encontrabasentada en el escritorio con la cabeza gacha.

- Es cierta, lahistoria es cierta - Dijo su novia.

- ¿Qué es loque es cierto? - Pregunto Ron desde su cama.

- Creo quetendremos que hablar con Harry, Ron.

- Yo también locreo - dijo el chico preocupado.

- - - - - - - - - - - - - - - -

(* * *)

Ginny habíapasado una de las peores semanas que recordaba, primero Harry lo evitaba, elequipo no marchaba bien con sus golpeadores y los golpeadores de Hufflepuffparecían imparables, y Harry había desaparecido, unos cuantos días antes Harryhabía perdido un duelo con ella sin que la chica siquiera atacara. Si conocíacomo se sentía sabía que estaba en la sala de los menesteres entrenando, asífue, cuando llego y vio la imagen de todos los muñecos destrozados y el cuerpode Harry inconsciente allí, increíblemente al rozarlo recobro el sentido. Yahora estaba allí con ella. La chica le hizo unas breves caricias antes dedormirse, Harry abrazó su cuerpo desnudo, Esta noche no pasaría más que unbreve abrazo, el estaba ahí y era lo importante. Lo que su cuerpo deseara podíaesperar, el corazón de su chico necesitaba recuperarse del golpe por el quehablaría cuando estuviera listo, esta noche no.

Se acurruco ensu abrazo y le hizo unas breves caricias con la nariz, para demostrarlesimplemente que estaba allí, y que siempre estaría allí. Se durmió entre susbrazos.

Una continualuz anaranjada en los ojos la despertó, se encontraba en una roca, cuando sumirada intentaba ver el horizontes se difuminaba, como si un gran calorestuviera en el ambiente, ella no lo sentía, pero al observar alrededor se diocuenta que era exactamente eso, los vapores de la lava de una especie de volcánsubían por el aire, sin embargo ella se sentía fresca, quizás demasiado fresca,se dio cuenta de que se encontraba como estaba en la cama de Harry,semidesnuda, Una voz, la voz más potente que la chica hubiera escuchado nunca sonóen sus oídos, parecía venir de la lava que había debajo.

- ¿Cómo tellamas?

- GinnyWeasley, Mi nombre es Ginevra - se corrigió, La voz no admitía replica.

- Bien Ginny,soy Fuego - dijo la voz - El joven Mago Potter nos está ayudando a proteger elHacedor de Sueños, pero necesitaremos más ayuda, Eres la persona más indicadapara llevar mi poder, el poder de mi elemento arde en tu interior desde el momentode tu concepción, Si lo aceptas mi Don te dará un poder que te servirá paraapoyar o destruir a quien quieras o defenderte de lo que sea, con elentrenamiento adecuado, Sera un camino duro pero estoy seguro que podrásllevarlo. ¿Lo aceptas? - concluyo la voz que venía desde debajo.

- Aceptocualquier cosa que permita aligerar la carga de Harry - Dijo la chicaconvencida.

- Tus motivosson nobles, y tu corazón es fuerte, me alegra haberte escogido.

Y la lavacomenzó a burbujear, varias llamas salieron de las burbujas resultantes, lasllamas se fueron formando al frente de ella, a los pocos segundos un torsobrillante soportaba una cabeza que cuyo cabello anaranjado parecía bailarcontinuamente. Se quedo un momento allí para luego volver a dividirse en todasesas llamas. Sin embargo no volvieron a la lava, sino a los pies de Ginny, masno la quemo, al contacto de su cuerpo las llamas se extinguíaninstantáneamente.

 

La chicadespertó, preocupada por el extraño sueño que había tenido, observó a su chicoy agradeció que le ofreciera el cambio de tema, un baño con el sería perfectopara poner una sonrisa y olvidar lo que había pasado, unos cuantos minutosdespués tuvo lo que no pudo tener la noche anterior. Y para Harry parecía quela semana anterior no había existido para nada. Ginny lo agradeció entresuspiro y suspiro.

Cuando salierondel cuarto de baño Hermione y Ron estaban sentados en la mesa.

- - - - - - - -- - -

El chico mirabaa sus cinco amigos con cara de absoluta perplejidad, Luna puso en palabras loque sentían todos.

- Bien Harry,parece que anoche todos hemos tenido sueños similares, y parece ser que somoslos elegidos de los elementos. - Le dijo la chica sonriente - Soy Luz.

________________________________


Nooo que esto no es otro salto diez horas atras, son las notas de autor, bueno este es otro capi mas,

Quisiera dedicar este capitulo a quien he bautizado "El Trio" para reducir nombres y muy especialmente a Assasha Gothick (El trio esta formado por ella, Merlina, y Elyon) pero especialemtne a ella por tomarse el trabajo de ser tan critica en su comentario anterior permitiendome corregir un monton de cosas en ese capitulo. Me encanta la amplitud de tus comentarios.

Bueno ahora en aspectos mas personales, como la gente normal suele festejar con su familia cuando se hacen mas viejos, y como el dia que escogi para nacer es el siguiente sabado me toca hacer un viaje de unos 700 kilometros para ir a verlos y pasar con ellos, que me encanta y tal, pero por queos digo esto por que simplemente me tomare el resto de la semana de vacaciones, El Hacedor de Sueños entonces descansa hasta el siguiente martes que es cuando vuelvo a estar minimanente cerca de mi ordenador. Provablemente me conecte, responda comentarios y tal, pero estos dias son para ellos ( y para mi) asi que no esperen mas capitulos hasta dentro de una semanita.

Pero sigo queriendo comentarios vale, que esta historia ya esta mas o menos enfocada.

Un saludo a todos y nos vemos en una semana o asi.

Como siempre recordad que podeis dejar vuestros comentarios tambien en [email protected]

Capitulo 42 Elúltimo Ritual

Harry observabaa sus amigos, parecían sorprendidos, una misión que Harry nuevamente no habíaaceptado se abría en torno a él, y nuevamente sus amigos eran arrastrados aella. El moreno les dijo a todos que se hacía tarde, y era verdad. Ante laasombrada mirada de todos especialmente la de Neville recogió sus cosas y semarcho en dirección a las clases que tendrían ese día. Los demás no tardaron enseguirle.

La acostumbradaclase de pociones no supuso ningún problema, Habían obtenido suficiente talentopara, ni siquiera prestar atención a Horace Slughorn. Al terminar la claseninguno de ellos cruzaron demasiadas palabras en el almuerzo, Harry aprovechabacada vez que Ginny o alguno de los demás le miraba más de dos segundos parallenarse la boca de puré de patatas siendo una escusa perfecta para tener laboca llena y así no poder hablar.

Durante la horade rituales, todo marcho estupendamente, los vapores se mezclaban en el airedel aula-prado produciendo continuas reacciones de ensoñación, debido a lo quehabía ocurrido esa mañana a Harry se le quemo el contenido del caldero y cuandoolfateo su fragancia se sintió que perdía coordinación.

 

- El ritual deagilidad proporciona fuerza al dueño de la sangre y velocidad, aunque malejecutado deja a la victima que esnifa su fragancia actuando tontamente - Dijomirando a Harry que no paraba de sacudir las piernas sin control.

Las piernas deHarry no se recuperaron en el resto de la hora y cuando las chicas que ocupabanla mesa de piedra continuaron su marcha rumbo hacia la salida, los ocupantes desu propia mesa no se movían, Sirine parecía no molestarse.

Unos segundosdespués de que la última cabellera pelirroja se esfumara por la puerta, unchico alto y desgarbado entraba por la habitación.

- Buenos días,profesor Longbottom - Le dijo Sirine educadamente a su colega.

- Buenos díasSirine, espero que no te moleste que algunos alumnos míos y yo preguntemos algoacerca de tu especialidad - le respondió protocolarmente el profesor deHerbologia.

- Naturalmente,agradezco que me sirvieras de aquellas flores, ¿Qué es lo que se te ofrece?

- Siempre dicesque puedes ver nuestro destino, ¿Imaginas porque estoy aquí? - Harry imaginoque Neville al ser profesor real tenía acceso a reuniones que los de defensa notendrían, Luna parecía compartir ese sentimiento debido al asombro que sereflejaba en su cara.

- Esperabahaberme equivocado con respecto a eso - Dijo Sirine, se arqueo brevemente,parecía desconcertada - ¿El Ritual Elemental, verdad? - Neville asintiólevemente, Harry pudo ver un breve destello que salía de su mano, allí uncabello rubio largo estaba atado a su dedo. - ¿Y vosotros? - dijo Sirineseñalando a todos los que se habían quedado, Ron, Luna, Ginny y Hermioneasintieron levemente - Esta bien, esperad un segundo.

Los cinco queestaban en el caldero se apartaron, y Harry se giró observando a Neville.

- ¿Conocías aSirine?

- Si, estamosobligados a tener reuniones periódicas con todos los profesores, me sorprendíla primera vez que la vi, pero al fin y al cabo es una profesora, como tambiénlo ha es Firenze. - le dijo Neville confundido.

- Entonces ¿Seguiráncon esto? - pregunto esperanzado Harry, con algo de suerte se darían cuenta queeso supondría un posible suicidio, la respuesta de Luna fue tajante.

- Por supuestoque lo haremos -

Harry paseo lavista por los demás, sostenían su mirada retándole a replicar, rendido se girosobre sus talones y observo a Sirine, la atípica profesora se arrastraba portodos lados, parecía echar en uno de los calderos cantidades al azar de tal ocual hierba, Sin embargo el chico no tardo en comprender que las cantidadesparecían variar, y la misma Sirine parecía medir especialmente unas ramas quehabían salido de la base de unas piedras, los ingredientes finales estabanperfectamente medidos, Unas gotas de liquido plateado provocó una voluta dehumo oscuro, cuando sus brazos acercaron unos guijarros el caldero tembló unsegundo, el tercer ingrediente crucial fue una gota de lo que parecía ser aguanormal, lo que fuera que se preparaba dentro rebalsó y un liquido trasparentese vio en los límites del preparado. Lo siguiente fue algo extraño, Sirine conuna hoja de palmera pareció abanicar el contenido; no paso nada pero el humocomenzó a tomar una forma arremolinada. Finalmente la mujer serpiente saco unapequeña botella y capturo una de las llamas que daban vida al fuego y hecho labotella dentro del caldero. Hubo una explosión sin provocar daños. Girándose unpoco introdujo la punta de su larga ynegra cola en el contenido describiendo amplios círculos cerrándolos cada vezmás. Cuando la punta negra se encontró en el mismo centro pareció estarconforme y los llamo.

 

- Tomaros lasmanos cerrando el caldero - así lo hicieron, Sirine comenzó a recitar un salmosin demasiado sentido, y en un idioma que ni Harry pudo comprender por lo quedescartaba el parsel, después de unos 15 minutos de escuchar ese extraño cantola mujer serpiente volvió a hablar - a la cuenta de tres pincharos el dedo convuestros puñales de plata y verter una gota de sangre en el interior. Esnecesario que sea al mismo tiempo, uno - Harry preparo el puñal y lo acerco asu dedo - Dos - Harry lo hinco en el extremo acostumbrado a las pequeñas heridashechas en esa clase - tres -

Los seis a lavez acercaron los extremos de sus manos al caldero, seis gotas de rojo carmesísalieron de los extremos y cayeron al interior del caldero con una sincroníaperfecta. El liquido interior no tardo en responder, Una imagen de una cascada,un volcán, un enorme huracán, un risco, y un destello de luz. Las cincoimágenes se unieron formando una columna de humo negro y danzarín. La pequeñavoluta de humo entro en el pecho de Ron y salió por su espalda, Harry observo asu amigo pero la visión era diferente, un enorme huracán se mostraba en uncielo tormentoso. Luego la pequeña línea humeante atravesó a Hermione queestaba a su lado, La imagen de un enorme precipicio se mostraba tras ella. Yrepitió el proceso con Luna que era la siguiente La chica parecía brillar trasun horizonte de luz cuando él la observó. Cuando los otros tres integrantes delcírculo también fueron atravesados (Y Harry observo una enorme cascada conNeville, o un burbujeante volcán con su novia) esta se desvaneció frente laatenta mirada de Harry. El chico se moríade ganas por preguntarles a los demás que imagen mostraba él cuando el humo loatravesó. La llama se desvaneció y sus amigos volvieron a encontrarse en elcirculo de piedra, detrás de ellos solo se veía el cielo estrellado, o algúnmonolito de piedra.

- Podéissepararos. Ya está hecho. Por favor, marcharos,Ya es tarde - Informo la mujer antes de dirigir sus anillos a algunas de las múltiplessalidas, y agotada, se marchaba del circulo en el que se encontraba. Sinembargo se giro en el último momento hacia los chicos. Y observo a todosbrevemente, Se levanto sobre sus anillos y se dirigió a todos.

- ¿Profesora? -Le pregunto Harry en Parsel, al ser tan breve los demás parecieron no enterarsesiquiera del silbido, Sirine le observó, entornó brevemente los ojos y sedirigió a todos.

- Fue un placertenerlos como alumnos, pero ya no puedo enseñaros nada más, después de esteritual me temo que vuestros cuerpos inconscientemente rechazaran cualquierdisciplina que intente enseñaros, es el precio que habeís pagado todos, yaunque alto, lo considero justo a cambio de lo que posiblemente aprenderéis. Porfavor no vuelvan a esta clase - Y sin más, y con esas misteriosas palabras, seperdió en la espesura de su bosque particular.

La reacción deSirine no dejó indiferente a nadie, por un lado era una clase completamenteinteresante, pero por otro, su profesora los había echado de su grupo.Confundidos salieron del aula, sabían perfectamente que no podrían hablar denada de lo que había ocurrido ahí esa tarde, también sabían perfectamente queSirine jamás levantaría el secreto de su existencia, y en un aspecto másdoloroso sabían que no podrían volver a esa clase.

 

Las parejasconfundidas fueron a cenar, Si bien sabían la razón costaba mucho no poderhablar de lo que había pasado pues siempre estaban acompañados y el encantamientoFidelio funcionaba a la perfección, Neville les comento durante la cena que losprofesores también habían accedido a la petición de la profesora cuandoescucharon solo su voz.

Una vez másdecidieron que era mejor saltarse la clase de astronomía, por lo que pasadasunas horas en las que intentaron hablar de varias cosas para mantener la menteocupada en otra cosa que no fuera el hueco que tendrían ahora las clases dellunes por la tarde Harry recordó algo.

- Chicos, ¿Quéaspecto tenía con la voluta de humo? - Si no incluía a Sirine en suspensamientos era fácil hablar de ese tema en concreto.

- ¿A qué terefieres? - Le pregunto Hermione delante de él.

- Ya sabes,detrás de mi ¿era un Fénix?, ¿un terremoto?, ¿un enorme anillo de fuego? -pregunto el chico dándose aires de orgullo.

- ¿De quéhablas? Detrás de ti solo se encontraba el prado Harry - Le dijo su novia conla ceja levantada divertida., Harry confundido intento atacar una vez más consu mejor amigo, no le mentiría.

- Ron ¿Hasvisto el volcán de Ginny? Era estupendo - Le dijo Harry

- Chico, enserio, creo que necesitas descansar un poco, parece que los vapores te hanafectado - le dijo su amigo, su cara parecía divertida - Detrás de ella soloestaba ese extraño monolito de piedra.

Harry no volvióa preguntar, parecía que solo él había visto eso, sin embargo no pudo continuarpensando, pues una enorme bandada de lechuzas acababa de entrar por el cielonocturno, una de ellas se dirigía rápidamente esquivando varias hacia la mesade los chicos, Neville y Luna también estaban allí.

Cuando Arrowaterrizó delante de Harry este intentó quitarle una de las cartas que tenía enla pata pero esta no la dejo, con un breve picotazo en la mano, Finalmente elmoreno se dio cuenta que su oscura lechuza no le miraba a él si no queobservaba a su lado, a Ginny. Esta acerco su mano a la pata de la lechuza y lamisma la extendió, saco uno de los cinco sobres que estaban atados a su garra.Una vez desatada, la lechuza se giro y Luna, Ron, Hermione y Neville sacaronlas otras cuatro cartas. Una vez liberada Arrow no tardo más de tres segundosen desaparecer por la ventana más cercana.

Los cincoabrieron sus cartas a la vez, e inmediatamente después las bajaron.

- Lo siento,debo marcharme, había olvidado una reunión - Dijo Neville mientras se levantabade la mesa y caminaba hacia la puerta.

- Te acompaño,tengo que preparar mis clases de mañana, hasta luego - le dijo su pareja,mientras seguía a su novio.

- Harry, vamosa dormir - Sugirió Ginny- estoy agotada.- a toda respuesta Ron y Hermione se levantaron de la mesa.

Los cuatro semarcharon a la habitación, y después del acostumbrado proceso de duchas,abrazos, mimos y risas, Ginny se recostó al lado de Harry.

A la mañanasiguiente, un sorprendido Harry observaba el espacio vacío que minutos antesocupaba Ginny.

 

- - - - - - - -- - - - - - - - -

(* * *)

Ginny seencontraba sola en la sala de los menesteres, Algunas horas antes la pelirrojahabía abierto la carta que le había llegado por medio de Arrow, en ella solohabía una sola línea, "El inicio del entrenamiento será esta noche en vuestrasala de los cambios" La carta estaba firmada por Fuego, debido a la expresiónde sus amigos en la mesa, supuso correctamente que habían recibido una cartasimilar, Le sugirió a su novio retirarse a dormir, el día había sido muy largoy era la escusa perfecta.

Sabía que podíaser peligroso, y le regalo a Harry una noche especialmente interesante, si algole pasaba al menos podría recordar esa noche, finalmente cayo rendido en unsueño profundo, cuando se aseguro de que Harry no estuviera despierto se vistióante la atenta mirada de Arrow, (que cordialmente se había girado para darleintimidad) y salió de la habitación, rumbo a la séptima planta.

La única salaque ella conocía que cambiara era donde se encontraba ahora mismo. La Sala delos Menesteres. Cinco minutos después la puerta se abrió y Hermione entro dandoa entender que había entendido lo mismo, y algunos instantes después Luna yNeville traspasaban el umbral de la puerta.

- ¿La cartadecía lo mismo? - Preguntó la pelirroja sacando la suya, no parecía esperar unarespuesta, los demás también lo hicieron y como si fuera calculado la carta deGinny ardió, la de Hermione se desintegro, la de Neville comenzó a mojarsetanto que la tinta se corrió y un segundo después solo se mostraba un amasijorugoso, la de Ron sufrió varios cortes haciéndola ilegible, y el papel de Lunacomenzó a brillar tanto que era imposible verlo.

- ¿Y Harry? -Pregunto Neville.

- Algo me decíaque no era conveniente que viniese - Dijo la chica en un susurro. - Además lascartas estaban dirigidas a nosotros.

- Es cierto -dijo de pronto una voz que pareció retumbar en todos los rincones de la sala -Esto es algo exclusivamente vuestro, Juntar vuestras manos.

Hermione fue laprimera en reaccionar, pues había reconocido la voz del anciano que habíanvisto una vez, los demás aunque asustados ante la potencia de su timbre,cerraron un círculo. Una línea plateada comenzó a elevarse en el centro del mismo.Un minuto después se detuvo y se dieron cuenta que estaban cerrando las manosen torno a una especie de portal que había aparecido ante ellos. Unas sombrasdifuminadas se encontraban bailando dentro, era completamente imposible ver loque había del otro lado.

Todos a la una,se sorprendieron pues detrás de sus compañeros se encontraba, probablemente loque Harry había mencionado antes, la lava iridiscente, el brillo cegador, elbosque interminable, el enorme lago, y el mar de nubes se mostraron detrás delas espaldas de Ginny, Luna, Hermione, Neville, y Ron.

- Esta esvuestra prueba - volvió a hablar la voz - Atravesareis esa puerta, del otrolado encontraran la prueba correspondiente para dominar nuestros poderes. Lasinstrucciones las darán el miembro del concejo correspondiente. Si están deacuerdo, simplemente atravesar el portal, Nos veremos al otro lado jóvenessalvadores - dijo la voz hacia las brujas y magos que estaban reunidos. -Excelente trabajo de investigación Joven Hermione Granger.

Laaludida sin esperar más rompió el círculo, le dio palabras de ánimo al resto desus amigos y desapareció al otro lado. Su novio la siguió, y pronto los otrostres. Una vez el último cabello de Luna se había perdido entre los remolinosdel portal este desapareció mostrando una sala vacía.

 

En la habitación delcuarto de Defensa Contra las Artes Oscuras; Harry retomaba el sueño tranquilocoreado por el ulular de una lechuza cercana.

---__


Bueno pues ya estoy por aqui otra vez, mas viejo y con muchas ganas de escribir, la verdad es que he vuelto con unas cuantas ideas que implementare ahora mismo. En un futuro cercano (mas o menos en los proximos 10 capitulos) Harry descansara un poco para dar paso a otros personajes, Como todos estos capitulos pasan al mismo tiempo tengo dos opciones.

La primera es escribirlos a todos y subirlos cuando esten todos, lo que significa que se leeran todos al mismo tiempo. La segunda es que los vaya publicando de a poco. y asi poder leerlo de manera mas facil y sencilla. La primera seria mas lenta evidentemente. Asi que decirme que prefieren por comentarios.

Me gustaria dedicar este capitulo a Rama Grande por haber puesto sus comentarios desde el principio de la historia y releerla y poder descubrir algunos secretos que ya estan publicados.

No olvides que tambien puedes dejar tus comentarios en [email protected]

Capitulo 43 Elcristal de Agua

Cuando Nevilleatravesó la puerta de la mano de Luna no tardo demasiado en sentir que losdelgados dedos de la rubia desaparecían entre los suyos, La sensación deremolino le obligo a cerrar los ojos para evitar marearse, cuando los abrió laSala de los Menesteres, el extraño portal y el resto de sus amigos habíandesaparecido. En su lugar un enorme prado se extendía hasta donde alcanzaba lavista. El sonido constante delataba unacorriente de agua cercana, y algo dentro de Neville le decía que tenía queacercarse a la fuente de ese sonido.

- Prestaatención a continuación y sigue caminando - le dijo una voz conocida.

Nevilleobedeció, paso a través de arboles buscando ese arroyo, y atravesó variosmetros de prados, el sonido era cada vez más claro, y a cada paso el ecollegaba con menos ruido. La sensación de paz y tranquilidad que se respiraba enese sitio era estupenda, Cuando el chico creía que estaba a punto de llegar,giraba en una pequeña montaña de tierra y un nuevo camino verde se abría ante sí.Estuvo caminando un momento más, la soledad comenzaba a pesarle y la ausenciade sonidos a excepción del sonido del agua cayendo sobre mojado erasobrecogedora. Sin embargo algo hizo que se crisparan todos sus sentidos.

Un enormebufido rompió el silencio, parecía venir de todos lados, y a la vez eraimposible saber el lugar exacto del sonido. Aquel llamado helaba la sangre de cualquieraque lo hubiera oído. A continuación una completa ausencia de sonido, einmediatamente después el sonido nuevamente del agua, aunque parecía ser que nofuera normal. Cuando Neville atravesó una espesa capa de arboles llegó a unclaro, en el centro una figura femenina se alzaba en el pequeño prado. Cuandoel chico se aproximó hacia la figura esta se giró para mirarlo. Sus piernaseran perfectas, estaba descalza, apenas mostraban lo que parecía ser una ropaprácticamente transparente a la altura de las rodillas a modo deprotección; Unas finas hileras de telaazul cruzaban su pecho. Y su cabello caía en varias trenzas. Su apariencia erahermosa. Neville la reconoció enseguida, era su segundo encuentro.

 

- ¿Agua? -Pregunto el chico aunque sabía la respuesta.

- Neville - Fuela muda respuesta del elemento que custodiaba al Hacedor de Sueños.

Se quedaron unmomento en silencio, mientras el sol asomaba sus rayos en aquel lugarcubriéndolo con un nuevo amanecer. La última vez que Neville la había visto eraun cúmulo de burbujas que se había materializado para fundirse con su poder.Finalmente rompió el incomodo silencio.

- ¿Qué fue esesonido?

- El guardián -Agua no parecía caracterizarse por ser demasiado habladora - Estas aquí paraentrenarte, para controlarte, y para finalmente derrotar al guardián. Enguardia.

Fue quizás elduelo más rápido jamás librado, Agua atacó a Neville rápidamente, unas olasgolpearon fuertemente al chico en el pecho quitándole el aire, dejándole derodillas.

- Eres débil -fue el veredicto de Agua - pero estas aquí porque tienes talento. Acompáñame -le dijo mientras comenzaba a andar por el prado.

Neville lasiguió durante varios cientos de metros hasta una cabaña hecha de lo queparecía ser auténticos bloques de hielo. El interior, sin embargo, era cálido. Letendió una pequeña copa de cristal, cuando Neville sujeto la copa se lleno conun liquido, Agua le indicó a Neville quebebiera, y al instante el chico se sintió mejor, como si nunca hubiera sidogolpeado y hubiera disfrutado de una comida estupenda.

- Pasaras aquíla siguiente semana - Siguió hablando Agua - siempre que tengas hambre o sedesta copa lo sabrá y te dará lo que tu cuerpo requiera, no necesitaras comer.

- ¿Una semana?- Le dijo Neville extrañado - No puedo ausentarme tanto.

- No tepreocupes por eso, tenemos autorización para medir el tiempo, en vuestradimensión solo pasara una noche, quizás menos - Le dijo Agua previendo queNeville tendría reticencias - Te diré lo que haremos, te quedaras aquí ymeditaras, esto hará que tu poder y capacidad mágica aumente, harás estodurante dos días, en los dos días siguientes practicaremos tu velocidad,también será necesario comprobar tus reflejos por lo que dedicaremos un día aese campo. Finalmente nos concentraremos en tu resistencia y fuerza el últimodía, y siendo tu más poderoso te enfrentaras a mi nuevamente, y si te consideroapto te enfrentaras al guardián - Le informo Agua mientras salía de la cabañade hielo. Y llegando al prado donde se habían encontrado la primera vez.

- De acuerdo,pero qué ocurrirá si no soy apto - accedió Neville siguiéndola

- Nospreocuparemos por ello llegado el momento. Bien, quiero que relajes tu mente, concéntrateen las cosas pequeñas de todo este lugar - Agua levantó los brazos y un pequeñorio marco el límite de un circulo de unos quince metros de radio - Quiero saberque criaturas moran en él cuando regrese.

Dicho esto Aguase desvaneció convirtiéndose en miles de pequeñas gotas de agua desapareciendode la vista de Neville. El chico entretanto se sentó en el centro del circulo,recordando las clases que había tenido con Cristine se concentró en no pensaren nada y mantener la mente totalmente en blanco, no fue difícil. La enorme pazy quietud le hacia el camino mucho más fácil. No tardo en darse cuenta que enrealidad no era el único ser vivo de ese claro, cientos de hormigas vagabanhaciendo sus túneles, microscópicos seres habitaban cada centímetro del aire.Neville intento contar cada organismo viviente que habitaba en el. A los pocosminutos se sentía hormiga, o se sentía volar a petición de la brisa que seencontraba en el aire cuando se sentía una de esas pequeñas partículasvoladoras. Algo golpeo contra el escudo, que al parecer, había conjuradomientras meditaba, abrió los ojos, Agua estaba delante de él observándole.

 

- Interesante -le dijo la chica mientras observaba su ataque acuático deslizarse por el escudode Neville sin siquiera mojarlo, Neville la observó, el cielo se habíaoscurecido, había pasado todo el día meditando y ya era de noche, volvió aclavar la vista en su nueva maestra mientras se ponía en pie. Al observar suactitud Agua le dijo lo que Neville quería oír - Te enseñare el hechizo quederrotara al guardián y con el que podrías vencerme ¿Listo?

- Claro - Respondióel chico por toda respuesta.

Agua se pusofrente a él, el hechizo se llamaba Aqualis, extendió una mano y de ella salió unchorro de su elemento, a una orden de Agua, el torrente tomo forma de dragón, ynuevamente de águila, o de león, finalmente cuando consideró suficiente observoun árbol cercano y el león formado por aquel liquido cristalino ataco el árbolcon suficiente fuerza para hacer un enorme aguiero en él. Una lluvia que parecíasalir del hueco que había en el árbol fue el final de ese hechizo.

- Debesconcentrarte en tu objetivo, tener las ideas claras, y para eso sirve lameditación. He visto que eres verdaderamente bueno así que he preferidoexplicarte esto directamente - Confeso Agua.

Neville alagadovolvió a repetir los gestos que había hecho su maestra, dijo la palabra, yextendió el brazo, el efecto fue instantáneo, toda la fuerza que tenía saliópor ese brazo, provocándole que estuviera a punto de caer inconsciente. De lapalma de su mano solo salieron dos gotas que inmediatamente fueron a acompañara la multitudinaria lluvia que aun caía proveniente del sacrificio del León. Perdióel sentido inmediatamente después.

- No está malpara un primer intento - le dijo Agua mientras sostenía la copa dándole debeber y despertándolo - Tienes potencial le dijo al chico. Descansa esta noche,mañana volveré y seguiremos entrenando.

Neville habíabebido de la extraña copa, y no se sintió para nada cansado, las propiedadesdel líquido que se generaban dentro eran increíbles. Decidió ocupar esa nochepara entrenar su meditación. La mañana siguiente Agua lo observaba con vista crítica.

- Deberíasdescansar - le dijo solamente

- Estoyperfectamente ¿Qué haremos hoy?

- Lo primero,te hare un regalo - le dijo Agua - Metiendo la mano entre las finas línea detela (o lo que parecía tela llena de agua) que tapaba su pecho, Neville no sehabía dado cuenta del estado casi desnudo que presentaba su profesora hasta esemomento, de lo que parecía ser su pecho saco un colgante en una cadenaplateada, El colgante tenía la forma de una gota de agua perfectamente simétrica.Cuando Neville se lo coloco en el cuello todo pareció ser más liviano. Y fácilde hacer - Con el serás capaz de Hacer el hechizo - le dijo Agua.

- ¿Por qué mehas hecho intentarlo sin él? - le pregunto Neville algo ofendido.

- Quería saberde que eres capaz; y casi lo logras - Neville recordó las escasas dos gotas quesalieron de su mano el día anterior. Se sintió contento consigo mismo. - Hoyquiero que intentes capturar los disparos de agua que lance, cada vez serán másrápido pero quiero que aumente tu velocidad. Ahí va.

 

De sus manossalió un chorro de agua que Neville palmeo fácilmente apuntándose el tanto, sinembargo a medida que pasaban los minutos los disparos eran cada vez másdifíciles de parar, después de unos escasos tres minutos un chorro de aguallego a tocar el suelo y Agua dio por acabado el ejercicio.

- ¿Ves aquellamontaña? - Le dijo Agua apuntando con sus dedos a una lejana meseta que estabaa unos tres kilómetros de distancia - Ponte esto - le dijo mientras le pasabaunas tobilleras. Cuando Neville las levanto eran verdaderamente pesadas, cadauna eran más o menos cinco kilos. Aun así era posible e incluso fácil moversecon ellas, - Y estas también - agrego Agua al ver su cara. Unas muñequeras dedos kilos y medio fueron agregados a los brazos de Neville. - Te esperare allí.Ve a la carrera - dijo mientras desaparecía nuevamente.

Con quincekilos más en su cuerpo Neville comenzó a correr, a los veinte minutos se sintióverdaderamente pesado, y fue necesario que parara a descansar, Cuando retomó elritmo debido al peso extra fue necesario hacer varias paradas, al llegar a lacima de la meseta donde Agua lo esperaba ya casi había anochecido, exhausto ycasi sin aire se alegro de llevarse la copa a los labios. Y recuperarse casi alinstante. Se puso en pie y observó a Agua, esta solo le dijo una frase.

- Vuelve a casacorriendo, allí te espero - Y desapareció nuevamente.

Neville parecíaincapaz de creérselo. Debido al cansancio acumulado tardo casi cuatro horas enrecorrer los escasos tres kilómetros de distancia en llegar hasta la casa.Agotado y casi sin poder moverse se dirigió al lecho de hielo y allí seencontraba Agua esperándole.

- Has tardadomucho - le dijo criticándole.

- No podía más- se sincero el chico. Mientras se dirigía a la cama.

Un par de horasde sueño en la cama de hielo fueron estupendas para recuperarse, cuando Nevilledespertó y encontró nuevamente en presencia de su maestra en el claro hubierapreferido mantenerse en la cama. Agua le entregó nuevamente los complementos yademás añadió un par de quilos más. Ahora su cuerpo pesaba aproximadamenteveinte kilos más.

- Repetirás laprueba - le dijo desapareciendo.

Neville comenzósu carrera, y fue accidentada, cada centímetro de su cuerpo se quejaba por el excesode ejercicio, tardo casi todo el día en llegar hasta allí, y cuando estuvo allado de su maestra bebió de la copa para recuperarse. Se levanto casi alinstante.

- Sácate laspesas y vuelve a casa - Le dijo la mujer.

Neville así lohizo, cuando todo el cargamento extra fue abandonado a su suerte en el sueloNeville se sintió ligero como una pluma, comenzó a trotar levemente y alcomprobar que el ritmo se mantenía sin ningún problema lo aumento. En menos demedia hora recorrió la distancia que lo separaba desde la cabaña helada queocupaba, y que antes había tardado más de seis horas en recorrer. Cuando llegóse sintió tan ligero, la distancia no le había afectado en lo más mínimo.

- Interesante -admitió Agua y levantó su mano frente al chico.

Nevillepreviendo lo que venía a continuación reaccionó a tiempo para parar el pequeñochorro de agua que vino después, Agua ya se había girado y disparó nuevamente,Un segundo después sin siquiera desaparecerse Neville lo había parado.Estuvieron en ese ritmo durante bastante tiempo y finalmente Agua se detuvo.

 

- Felicidades,ahora quiero que te concentres en el cristal que tienes en el cuello, generatodo tu poder mágico en ese cristal y solicita su ayuda para poder lanzarlo. Inténtalo.

Neville dio unpaso al lado de su profesora, observo el cristal con forma de gota que seencontraba en su cuello, y lo sintió palpitar en el interior, se concentró enrealizar el hechizo, y el cristal comenzó a vibrar, dijo la palabra y extendióel brazo, un pequeño torrente de agua salió de su mano pero al igual que antesse interrumpió poco después. El brazo le vibraba y Neville estuvo a punto deperder el conocimiento. Bebió un poco de la copa que le alcanzaba Agua.

- ¿Sabes que eslo que ha fallado? - Le pregunto una vez se hubiera recuperado.

- No lo sé,sentí el cristal, pero no sé lo que paso.

- Hasconcentrado tu energía en el brazo en lugar del cristal, solo tienes queextender el brazo una vez sientas que el hechizo esté listo.

- Volveré aintentarlo

- No sé sideberías, tu poder no se ha restablecido.

Neville sinembargo no la escuchaba. Se había puesto de pie sintió la fuerza que emanabadel cristal, era cada vez más palpitante y un golpe helado en su pecho fue laseñal, Su brillo era cada vez más incesante; extendió el brazo y lanzó elhechizo. Al igual que la primera vez fue instantáneo, perdió el conocimiento. Aguase acercó a él.

- Deberíashaberme escuchado, aun no te has recuperado de tu capacidad mágica - le dijomientras recogía del suelo el cuerpo inconsciente de Neville. Mientrasarrastraba el cuerpo inconsciente del muchacho escucho un enorme tronar a suespalda se giró para observar, atónita, el enorme hueco que se había abierto enel tronco del árbol donde un segundo antes había golpeado un león de agua.

_____________


Bueno pues aqui va otro capitulo de esta sub-saga; el primero de echo... debido a los comentarios del capitulo anterior he decidido publicar los capitulos de a poco para no haceros esperar tanto, quizas mañana publique otro.

Sobre las dedicatorias las hare cuando termine esta parte de la historia (pues pasa en un margen de tiempo real muy corto)

Como siempre tambien pueden enviar las criticas a la cuenta [email protected]

Un saludo y nos vemos en el siguiente cristal

Capitulo 44 Elcristal de Aire.

Cuando Ronatravesó el portal siguiendo a su novia tuvo la clara sensación de que tomabancaminos diferentes, Hermione se perdió de vista en aquel vórtice, lo último quevio de ella antes de que la oscuridad la engullera, fue su sonrisa, que parecíaalentarlo a hacer cualquier locura con tal de estar nuevamente a su lado. Dejode girar en aquel extraño vórtice y un desierto fue el escenario escogido paraaparecerse. Varias dunas se veían en el horizonte, y un enorme peñasco sealzaba un poco más lejos, el hecho de que solo fuera su sombra le indicaba aRon lo lejos que estaba. En su cabeza escucho una voz conocida.

- Ve hacia allí- le dijo la voz.

Y Ron como sise tratara de una orden directa de un titiritero comenzó a andar hacia elpeñasco, después de atravesar varias dunas comenzó a ver en el cielo un cúmulode nubes, a su espalda se mostraba completamente despejado, pero al frenteenormes nubarrones de tormenta oscuros se mostraban en el cielo frente a él. Elmismo epicentro de la tormenta parecía ser la colosal aguja donde se dirigía.

 

Después decaminar durante varias horas pudo llegar al sitio donde parecía provenir todo.Aquel peñasco parecía llamarlo continuamente con claros susurros. Sin embargo la teoría de la tormenta eracierta, cual pararrayos, infinidad de nubes se arremolinaban en torno al enormepilar de piedra que se extendía ante el pelirrojo. Debido a ellas era imposiblesaber cuando terminaba ese pico.

- Sube por él -le dijo nuevamente la voz.

Aunquereticente, Ron comenzó a subir por la cara más suave de aquella pendiente, sesentía fuerte, pero las corrientes de viento lo hacían tambalear cuando llevabaunos cuantos cientos de metros escalados. La voz volvió a sonar en su cabezacuando estuvo a punto de cerrar su mano en una roca.

- Allí no - ledijo simplemente, y Ron saco la atención de la roca que sería su punto de apoyoy sujeto otra, un segundo después la primera roca se desprendió; de no haberescuchado la voz ahora mismo estaría cayendo junto con aquella pequeña roca porel precipicio.

Agotado, y trasvarias horas de pendiente de distintos grados de elevación, guiado por instintoy en gran parte por la voz que sonaba en su cabeza, llego a una cueva ubicadaen la propia montaña. No demasiado grande pero si lo suficiente para albergarloy permitirle descansar unos minutos. Sobre una pequeña base de piedra, seencontraba un cofre finamente labrado, parecía irradiar luz propia.

- Regalo, parati, abre - Volvió a escuchar a la voz.

Ron se acercóal cofre y lo abrió revelando su contenido. Dos artículos lo esperaban dentro.El primero era una cadena plateada, en el centro el dije mostraba dos figurasparecidas a flechas que se encontraban en el centro y formaban un circulo. Ronse puso el colgante se sintió mucho más ligero de lo que había sido un segundoantes. El segundo era mucho más extraño, era un orbe, estaba labrado con lo queparecía ser piedra erosionada por un viento de miles de años, Ron lo sujeto enalto y se lleno de agua.

- Bebe -escucho de nuevo la voz.

El chico estabademasiado agotado para replicar. De un trago apuro su contenido. El cambio fueinstantáneo. Su cuerpo se sintió como si nunca hubiera visto esa montaña, muchomenos escalarla. Estaba listo para una pelea que podría llevar años si fueranecesaria. Con ánimos y fuerza recuperada volvió a subir por la falda de aquelescarpado pilar. No tardo en comenzar a atravesar nubes. La temperatura empezóa mermar rápidamente, algunos pliegues de su ropa empezaron a escarcharse massu cuerpo no lo sentía. Y traspasarlas por el otro lado, la montaña continuabahasta que la vista se perdía, sin embargo la voz, aunque escueta, volvió apronunciarse en su cabeza.

- Ya essuficiente, salta.

Era imposible,las manos no obedecían esa orden suicida, si saltaba caería por el precipicioen caída libre hacia el suelo sin escoba. Fue entonces cuando lo vio, unafigura que parecía humana estaba de pie sobre uno de esos condensaciones llenasde gas, El mar de nubes parecía tener cierto efecto en él, parecía reinar sobreese manto. Aunque le costó un poco decidirse opto por saltar, esperando unacaída libre, tan solo un segundo después de saltar estaba de pie sobre uno deaquellos copos de algodón gigante.

 

- BienvenidoRon Weasley - La voz no salió de su cabeza, si no de aquella presencia que sealzaba ante él. Se giro mostrándose de frente. Era alto, y el torso parecíamasculino. Cada milímetro de su cuerpo parecía estar en constante movimiento,sus piernas bailaban sobre las nubes sin ningún temor a caer y a cadamovimiento de los brazos enormes ráfagas de aire golpeaban el cuerpo de Ron. Sevolvió a girar y levanto los brazos, Ron le observó, en la dirección a dondelos brazos apuntaban a la altura de la tierra varios cientos de metros másabajo un cono de aire se formo, y al tocar tierra se convirtió en un ciclón.Causo algunos destrozos. - Soy Aire - Se presentó ante Ron - Llevas en tucuello el símbolo de mi elemento. Es lo que ahora mismo te permite mantenerteaquí arriba. Si te lo quitas, caerás - resumió Aire, volvió a señalar el ciclónque estaba disminuyendo en velocidad.

Ron volvió aobservar la escena, el ciclón se disipaba rápidamente, en el sitio donde antesse encontraba la tormenta una enorme figura esmeralda se elevaba en el aireextendiendo lo que parecían unas enormes alas, lo que fuera que veía se elevó yse perdió en el mar de nubes.

- ¿Que fue eso?- Le pregunto Ron

- Tu oponente,El guardián - Le dijo Aire, Ron retrocedió un par de pasos, Ponte en guardiamuchacho.

Sin mencionar palabralevantó la mano, una fuerte ráfaga de viento fue esquivada por Ron con algo deacierto y se posiciono delante de aire para atacarlo, Un enorme golpe en la espaldalo lanzo varios metros de donde estaba. La ráfaga de viento que había lanzadohabía vuelto como si se tratara de un boomerang golpeando su espalda.

- No esperabaque esquivaras el primer ataque, parece que no todo está perdido - le dijo Aireal Ron que estaba reclinado sobre sus piernas, - levántate y acompáñame -apuntó mientras comenzaba a caminar.

Ron le siguió ala cueva donde poco antes había encontrado el cristal y la copa, Según lecomento Aire a continuación la copa se llenaba de manera automática con cadapensamiento de Ron proporcionándole en su contenido los nutrientes quenecesitaba para alimentarse. Cualquier necesidad corporal era cubierta por ese líquido,incluso hacia innecesario dormir.

- Te quedarasaquí una semana - al ver la extraña mirada de Ron, Aire aclaro - en tu mundosolo pasaran unas horas, quizás menos. Los primeros días nos concentraremos entu percepción, y en la práctica del hechizo que he de enseñarte, durante elresto de la semana quiero mejorar el poder que pareces tener. Finalmente volverása enfrentarte a mí, si te considero digno, combatirás contra el guardián.

- De acuerdomaestro - respondió el pelirrojo de manera automática.

- Muy bien,usaras esta cueva para descansar cuando lo necesites, el resto del tiempo lopasaras conmigo arriba. Creo que no es necesario que te diga cuán importante esese símbolo que llevas en el cuello para que no te precipites al vacio, másadelante veremos otras utilidades. Volvamos arriba.

Volvieron allugar de entrenamiento, Aire le entrego una venda a Ron, y este cegó sus ojoscon ella. La primera parte del entrenamiento era sencilla, Debía escuchar lasráfagas que Aire le lanzaba para así poder esquivarlas, al principio eransuaves brisas, pero pronto comenzaron a ser cada vez más potentes. La únicatarea de Ron consistía en intentar escucharlos y esquivarlos, Era imposible,cuando creía escuchar un susurro por la izquierda se giraba a la derecha solopara recibir el golpe completo de frente. Cuando, varias horas después, elcuerpo de Ron fue ablandado por las embestidas de las ráfagas Aire decidió darpor concluido ese día de entrenamiento.

 

Tras unas horasde escaso sueño y algunos tragos a aquel milagroso néctar el pelirrojo estabalisto para un segundo asalto, no le fue mejor, al pasar las horas los golpesarremetían una y otra vez contra su cuerpo, Aire interrumpió el entrenamiento.

- El cristalque llevas no solo sirve para mantenerte en el aire, también tienes que obligaral cristal a darte su poder para el hechizo que te enseñare a continuación -Ron le prestó toda su atención, Aire se quedo quieto y extendió los brazoshacia arriba y nuevamente hacia delante - Aerus - De las manos de Aire salióuna pequeña brisa, a los pocos segundos se convirtió en una ventisca que tomoforma cónica, y volvió a cambiar, parecían miles de insectos que arremetieronvarios cientos de metros contra el suelo. Los miles de insectos que formabanese remolino de aire seguían las instrucciones de Aire, al impactar provocaronun gran boquete en la duna - inténtalo, obliga al cristal a que te de su poder.

Ron siguió losmovimientos de Aire, se colocó con las piernas semi-extendidas y se concentroen el cristal que tenía en su pecho, no parecía reaccionar, sin embargo enocasiones anteriores cuando entrenaba lo había notado moverse, como si poseyeraenergía propia, Apenas sintió una breve sacudida se concentro en gritar lapalabra que convocaría el hechizo. Y el efecto fue devastador, comenzó a sudarviolentamente, la vista se le nublo y cayó de rodillas con la cabeza retumbándole.Cayó entre las nubes, inconsciente. La mano le temblaba pero no había salido desu palma ni una brizna.

Cuando serecupero algunas horas después Aire le miraba crítico.

- No hassolicitado la ayuda del cristal, te has desmayado porque has usado todo tupoder mágico en una técnica fallida.

- Entiendo -resumió el chico - ¿Qué podemos hacer?

- Seguirentrenando, para pasar este problema tendrás que prestarle especial atención atus oídos, y obligar al cristal a que te ayude.

Estuvieron elresto del día entrenando, y continuaron haciéndolo al día siguiente, Ron sinembargo comenzó a percatarse de los problemas al tercer día, se concentraba ensu piel, en sentir las brisas y no era lo que había que hacer. Cuando comenzó acentrarse en sus oídos, a escuchar las brisas incluso antes de que salieran delas palmas de las manos de Aire su entrenamiento comenzó a dar resultado, Sinembargo, Aire comenzó a aumentar su velocidad demostrando su aprobación y losoídos ya no le bastaban.

- Pide ayuda alcristal - Repetía cada vez que Ron encajaba una latigazo de sus manos.

Al inicio delcuarto día lo sintió, Cuando Ron estaba en peligro el cristal emitía un levedestello cálido, y pronto se dio cuenta que podía acumular ese poder, una vezcontrolado y liberado en el momento justo Ron pudo esquivar correctamente unacomplicada corriente que le había lanzado Aire en ese momento. Su maestro paradescartar la suerte lanzó verdaderas tormentas una y otra vez durante variosminutos, la comunicación con el cristal, sumado a la percepción que habíadesarrollado le permitió esquivar todos y cada uno con una combinación desaltos e inclinaciones. Incluso llegaba el punto que apenas se movía un par demilímetros para esquivar los ataques. Aire contento freno su ataque al finaldel cuarto día.

 

- Creo queestas listo para intentar otra vez el hechizo, recuerda, obliga al cristal deAire a que te entregue su poder.

Ron se coloconuevamente en posición, inclino sus manos ligeramente hacia abajo, se concentroun segundo y sintió el cristal titilar brevemente, imagino que esa era la señalpues nunca lo había hecho sin las continuas presiones de Aire. Y se concentroen la palabra y la expreso en voz alta "Aerus". Lo primero y último que supo esque no había funcionado mejor que la última vez. Sintió un enorme cosquilleo enel brazo seguido de un impulso eléctrico en todo el cuerpo, sus piernas sedurmieron y se dejó caer hacia delante, solo un segundo después su vista senublo por completo y perdió el conocimiento.

- Debes concentraren obligar al cristal a que te entregue su poder - Le dijo Aire al inconscientecuerpo de Ron.

Al tener a sualumno fuera de combate dio la clase por concluida, levantó a Ron con laintención de llevarlo a la cueva pero un enorme batir de alas le desvió laatención, Un enorme cono de pequeños insectos aéreos se dirigía en línea rectahacia el risco que comunicaba la tierra con el mar de nubes, El hechizo de Ronimpacto de lleno en la solida roca, y un enorme crujido después el enormeobelisco que conectaba ambos mundos comenzó a inclinarse hacia un lado. Unalimpia fisura en el sitio donde había hecho contacto el enorme ciclón hizo queel enorme pilar se dividiera a la mitad. Un minuto después la mitad superior seestrellaba contra la arena dejando a su hermana completamente destruida, elorgullo del desierto había caído.

Aire soltó aRon, e improviso en un segundo un pequeño lecho para que descansara con unascuantas nubes cercanas. Una vez el chico estuvo descansando lo observodetenidamente. La potencia de lo que había visto le indicaba que no podríahaber existido una elección mejor. Su prioridad era que lo controlara, y paraeso solo tenía escasos dos días para lograrlo.


_________


Bueno hoy no me voy a enrollar mucho, aqui va el segundo de esta sub-trama de la historia, Los comentarios como siempre son bien recibidos.

No olviden que tambien pueden dejar vuestras opiniones en [email protected]

Un saludo y hasta el proximo

Capitulo 45 ElCristal de Luz

Con su mejorcara risueña y confiada Luna Lovegood saludo a aquella voz que Hermione parecíaconocer, guiada por las palabras de ánimo de su inteligente amiga y por la manode su novio que aferraba fuertemente la suya atravesó aquella extraña puerta,El efecto fue reconfortante y extraño a partes iguales, la sensación del aireen su piel tenía cierta semejanza a desaparecerse. Un segundo después la manode Neville desaparecía de la suya, estaba completamente sola. La idea de lainminente soledad le golpeo en la cara junto a la visión del sitio donde seencontraba un escaso momento después.

La primeraimpresión fue lo hermoso que era el lugar, grandes campos se extendían anteella. Sin embargo un estudio más exhaustivo de esas flores la sobrecogió de unamanera que nada pudiera haberlo hecho, todo parecía estar hecho de cristal, uncristal blanco, reluciente y hermoso, pero cristal al fin y al cabo, Cadacentímetro de ese lugar reflejaba la luz en cada uno de sus muertos rincones.Era la visión más hermosa y a la vez más dantesca que la chica hubiera vistonunca, y la soledad de la que disponía solo ayudaba a aumentar aquella imagen.Y lo que escucho a continuación tampoco ayudo a calmarla.

 

No muy lejos dedonde Luna estaba se escucho un fuerte sonido, algo parecido a un relincho peroningún caballo que Luna conociera emitía ese sonido, y luego el sonido decascos contra el suelo, sin embargo estos parecían violentos como si unamultitud de equinos rompieran en una carrera salvaje.

- Corre - Fuela clara instrucción que recibió su cerebro de una voz conocida.

Así lo hizo, lajoven corrió con todas sus fuerzas en la dirección contraria a donde proveníaaquel extraño sonido que la hacía estremecer, y por más que la chica corrierase escuchaba con perfecta claridad. Confiaba en que el propio eco trasmitieraese grito y en realidad la manada de caballos estuviera lejos. Se tropezó conuna de esas flores de cristal.

- Levanta ysigue corriendo, no es el momento de que te encuentre aún - le dijo nuevamentela voz a su cabeza - Más adelante encontraras un sitio para establecerte.

Luna así lohizo, se levanto sin inmutarse y continuo corriendo con todas la fuerza de suspiernas, después de algunos minutos cuya única compañía era el sonido de loscascos de fondo se topo con una escalera ascendente, sin parárselo a pensarsiquiera comenzó a subir por esta. Varias decenas de escalones después llego alfinal de la misma como si hubiera estado destinada a encontrarse en ese precisomomento allí. Delante de ella una enorme edificación, varias columnas de quizásuna decena de metros coronaban la majestuosidad de la entrada. Su techo estaba decoradocon hermosos grabados al igual que las paredes, un poco más adelante una esferadel mismo tipo de material que las flores que había dejado atrás descansabanfijada al suelo entre dos columnas. Lo extraño era que no había rastro de unapuerta ni nada que se le pareciera.

- Entra - dijola voz en su mente.

- ¿Cómo? - fuela simple pregunta.

Como si fuerauna marioneta dirigida por unos hilos invisibles, la chica se acerco al orbe decristal que descansaba en el suelo. Y sin saber siquiera lo que estaba haciendoapoyo ambas manos en su superficie. A continuación algo que parecía estardentro del orbe de cristal brillo y la enorme bola pareció derretirse, desdelas paredes el cristal comenzó a deshacerse hasta convertirse en finas motas dearenisca, en su interior se encontrabala joya más preciosa que Luna había visto nunca, una fina cadena de plata, depor si hermosa, intentaba captar la poca luz que la joya principal, una pequeñapiedra con forma de estrella, le permitía. El pequeño dije parecía consumirtoda la luz a su alrededor, todo lo que estuviera a su alrededor carecía debelleza al lado de esa joya.

- PónteloElegida - le dijo nuevamente la voz.

Y Luna lo hizo,solo con rozar la cadena con sus dedos parecía que eso no era solo una joya, enella se encontraba mucho poder, y cuando se lo deslizo a través de su cabeza yla pequeña estrella estuvo apoyada en su pecho una enorme luz salió de esta. Unsegundo después ya no estaba rodeada de las columnas de fuera. Continuaba sola,era una habitación circular, enorme, pero no podía distinguir ninguna esquina.Las paredes estaban decoradas con las mismas runas líneas y runas que se habíanvisto en el exterior.

 

Lunasintiéndose a salvo, guiándose por una pared cercana llego a otra habitación, Allíhabía una cama y se sentó sobre ella. Cuando por fin pudo olvidarse de lossonidos de aquellos caballos decidió descansar un poco, estaba verdaderamenteagotada después de la carrera anterior y su cuerpo ya no le respondía. Unsonido agudo la distraía con cada paso que daba, Basto un vistazo a su botapara darse cuenta lo que ocurría, en una de ellas se había entrelazado unapequeña campanilla, seguramente la pequeña flor de cristal se le había enredadocuando se había tropezado poco tiempo antes. La miro un segundo, era hermosa,estaba ahuecada y se veía a través de ella. Cuando Luna la sujeto un momentoentre sus dedos observándola la parte hueca de la flor se lleno de un líquidoque, combinado con la luz, tenía reflejos dorados.

- Estásagotada, bebe y te recuperaras - le dijo nuevamente la voz.

Nuevamente Lunale hizo caso, Cuando aquellas gotas pasaros por su garganta e incluso en elprimer momento que habían tocado sus labios la chica se sintió como nueva.Lista para afrontar lo que sea. Cada centímetro de su cuerpo reacciono alinstante ante aquel maravilloso líquido.

- BienvenidaLuna Lovegood - le dijo la voz de su cabeza, aunque ya no sonaba dentro de sucabeza, si no de la mujer, o eso creía Luna, que estaba delante de si - Soy Luz.

Luz era comoLuna la recordaba en su encuentro onírico, parecía tener una forma de mujerperfecta, las piernas desnudas solo estaban tapadas con unas pequeñas argollasa la altura de los tobillos, de los cuales unos trozos de tela salían endirección a la prenda que le cubría la entrepierna. Su vientre también desnudo acababa en dondeunas escasas piezas de tela cubrían su pecho. Sus largos brazos eran la vivaimagen de una musa, y las manos parecían ser perfectas con unos dedos largos ydelgados; En las muñecas tenía dos argollas del mismo material que el que teníaen sus tobillos, Su cara era sencillamente hermosa, y una cascada de cabello rubio,casi plateado le caía sobre la espalda. Aun así, Luz parecía irradiar un fulgordorado cada vez que Luna la veía. Era evidente que su poder era enorme.

- Es un placerque me hayas solicitado ayuda - respondió Luna inclinándose levemente.

- Tu confianzaha mejorado desde nuestro último encuentro, eso me alegra - le dijo su nuevamaestra - esta es solo una de las formas que suelo tomar. Usaras estahabitación siempre que quieras descansar. Acompáñame.

Luna siguió aLuz a través del mismo pasillo que había usado para llegar hasta allí, le pidióque se detuviera y la extraña mujer puso distancia entre ellos.

- Mi trabajo esllevar la luz a todas las criaturas, en combate mis poderes, y los que te hehecho entrega a través del cristal sirven para confundir a tu oponente, dime¿Qué vez cuando ves las cosas? - le pregunto a Luna, y la chica respondió loprimero que se le vino a la cabeza.

- Las cosas.

- ¿Estássegura? - le increpo Luz, y Luna movió la cabeza afirmativamente.

La demostraciónsiguiente la dejo pensativa, Luz levanto la mano en dirección a una pequeñamesa que se veía más allá, al segundo siguiente la mesa no se veía pues a unaOrden Luz había captado todo su elemento de la zona. Luna recapacito.

 

- Vemos la luzreflejada en las cosas - Dijo esta vez mucho más convencidas, la mujer sonriódando a entender la respuesta correcta.

- Estupendojoven maga, acabas de ver la demostración, ahora combate conmigo.

Luna estabapreparada para algo como eso, esquivo el primer ataque sin problemas y creyóque se había confiado, sin embargo cuando estuvo lo suficientemente cerca comopara atacar a su maestra se confió y tardo medio segundo más en lanzar suhechizo, ese fue su error, esta la esquivo sin problemas golpeándolerápidamente la nuca, Eran apenas roces, pero eran cientos de roces quizásmiles, la velocidad de Luz era increíble, y a cada impacto de sus manos unligero destello aparecía de sus palmas. Luz se alejo cuando para Luna comenzó aser imposible contar los golpes. El cuerpo de Luna resplandecía levemente concada roce que le había dado Luz en los sitios donde le había tocado. Tardo unsegundo en desaparecer.

- Esacampanilla de cristal te confiere todo lo que tu cuerpo necesita, bebe un pocoantes de seguir.

Luna así lohizo, y su cuerpo agradeció cada gota de ese néctar como si fuera una droga.

- No eres mala,pero te falta velocidad que puedes aprender aquí, Tengamos otro duelo, esta vezpase lo que pase no te asustes -

Luz se puso adistancia pero antes de comenzar miro sus manos y las estiro brevemente. -Lumine - dijo suavemente y las manos comenzaron a brillar.

A la señal lunaintento atacar nuevamente se desapareció e intento aparecerse cerca de suoponente, Luz la esperaba y su derrota fue rápida aunque desesperante, solobasto un golpe y los ojos de Luna se apagaron, solo veía oscuridad, unaoscuridad absoluta, y nuevamente el sitio en el que estaban peleando, Luzestaba de pie delante de ella, ataco y su hechizo la golpeo de lleno, sinembargo no paso nada. Algo le toco la nuca, se dio la vuelta y toda la imagenpareció bailar un segundo antes de encontrarse con Luz de frente. Se giro, unacolumna había recibido su hechizo. Y había volado por los aires en esquirlas decristal. Luna observo a su profesora confundida.

- ¿Qué fue eso?

- Lumine, alcontacto, este hechizo puede confundir la mente de tu rival, puedes cegarlo demanera permanente, o puedes obligar a ver lo que tú quieres que vea, Puedeshacer que ataque a un amigo, o puedes hacer que vea una bebida donde enrealidad no hay más que veneno.

- ¿Cómo elImperius? - razono Luna

- Ese hechizolo han inventado algunos hijos solo para controlar la mente, una mente fuerte puede resistirse, esto afectalos sentidos, que son universales, Es imposible engañarlos. Una vez ejecutadoes imposible liberarse de él a menos que el que lo haya lanzado quiera que teliberes. Y bien ejecutado no hace falta mantener siquiera la conexión. - Luzfue a una pequeña mesa y saco de una caja un pequeño animal, se parecía a unperro - Lo he traído en el último viaje, Quiero que lo intentes.

Asombrada porla capacidad de ese hechizo luna siguió los pasos de lo que Luz le decía,aparentemente el cristal que llevaba en el cuello era la clave, había queobligar a que le diera el poder, Luna había entendido que simplemente había quesentir ese poder, y era algo que había sentido desde el primer momento. Extendiólas piernas y pensó en la palabra, al instante sus manos comenzaron a brillar. Contentacon el resultado previo toco suavemente al cachorro. Fue un error. Las piernasse le entumecieron, el cuerpo pareció desprenderse de todo lo demás y la cabezaestuvo a punto de explotarle mientras los brazos vibraban violentamente. La pérdidadel conocimiento fue lo único que mitigo aquel enorme dolor. El cachorro sinembargo, la observo y bostezo ampliamente sin siquiera inmutarse.

 

Luna despertóun par de horas después, Luz estaba observándola, no había rastro del perro.

- ¿No le hehecho daño verdad? - fue la primera pregunta de la chica.

- Al hijo de latierra, no, no has hecho nada de hecho, tienes que obligar - dijo Luzponiéndole especial énfasis a esa palabra - al cristal a que te dé el poder,has usado únicamente tu propio poder, y este es un hechizo divino. Necesitas desu ayuda. - Observo un momento a la abrumada Luna y continuo - Lo has hechobien para ser el primer día, volveremos a pelear al final del entrenamiento,pero Hoy descansa, a partir de mañana pasaremos los siguientes cuatro díasmejorando tu velocidad y resistencia, y el último día será para el duelo quemantendremos duelo, Si te considero apta, te enfrentaras al guardián. Mañanacontinuaremos.

- Pero no puedoestar tanto tiempo aquí, es decir, los demás

- Pasaras unasemana aquí - la interrumpió Luz - En tu mundo solo pasaran unas escasas horas,y nadie notara tu ausencia. Descansa por favor, mañana comenzaremos.

- Luz, - Queríaque le respondiera una pregunta desde hacia tiempo y acababa de rocardarla - ¿Aquíhay caballos salvajes? Cuando llegue aquí parecía haber una manada entera.-

- No pequeña,aquí no hay vida, ese será tu guardián si decido que estas listas paraenfrentarte a él.

Luna no tardoen dormirse preguntándose por que había usado el singular cuando ella parecióescuchar a varios caballos.

A la mañanasiguiente toda la cordialidad de Luz se había apagado, su profesora la recibiócon una correcta educación pero el tiempo apremiaba. Para mejorar la velocidadde la chica Luz había creado una réplica exacta de Luna en tres dimensiones, lachica era el reflejo perfecto de ella, ambas combatían entre sí en diferentespruebas de obstáculos, en velocidad o en carrera.

Durante elsegundo día El reflejo de la rubia parecía ser igual de rápido que la original,sin embargo al finalizar el tercer día le sacaba una gran ventaja, parecíaevidente que las características del clon no mejoraban para nada. La originalen cambio sí,

En las carrerasla chica comprendió que aquella habitación circular parecía ser eterna, inclusocontaba las distancias mientras competía y parecían ser kilómetros, la chica nose sorprendió al escuchar la respuesta proveniente de Luz, según ella lahabitación era infinita, podía correr durante días sin llegar al otro extremosi las necesidades eran no llegar al otro extremo.

Otra cosa quetambién noto es que el cristal comenzaba a emitir señales siempre que ellanecesitaba un poco de energía, cuando no tenía la campanilla a mano, era elcristal de su pecho el que le daba la energía para continuar sin siquieradormir, comenzó a controlarlo a partir del cuarto día. Y finalmente consideroque estaba lista para volver a intentar el hechizo al finalizar esa jornada.

En un duelopreviamente pactado con su clon volvió a intentarlo, Luz previendo lo quequería hacer le dio nuevamente las instrucciones que ella había escuchadocientos de veces en los últimos cuatro días.

 

- Obliga alcristal a que te de su poder.

Luna hizo lomismo que hacia cuando necesitaba más energía al hacer ejercicio, el cristaldestello y ella creyó que estaba lista, una de las palmas golpeo el pecho delclon y de pronto lo vio claramente, La mente de ella misma se dibujaba delante,como si se tratara de unos interruptores allí estaban todas las percepciones,ella podía hacer lo que quisiera, decidió que era mejor hacer oscurecer todo, yasí lo hizo, sin embargo no paso como ella pretendía, Sintió un enorme dolor enel pecho y pronto la cabeza comenzó a dolerle fuertemente las manos le vibrabanfuertemente, y el sudor le recorrió la frente, cuando la pequeña gota sedesprendió de la punta de su nariz ella también se desmayo, Luz la recogióantes de que tocara el suelo.

- Te dije queobligaras al cristal a que te diera su fuerza - Le dijo al cuerpo inerte de lachica, sin embargo algo no cuadraba.

Giro la cabezaal ver al clon que había creado para la rubia. Estaba inerte y de pie sinsiquiera moverse. Dejo a la Luna original en el improvisado dormitorio y volvióal centro del lugar donde aun se encontraba de pie el clon de Luna, sus ojosestaban perdidos. Sin demasiados movimientos las manos de Luz se iluminaron ytocaron el pecho de la chica. Su mente estaba completamente desconectada y solose veía un enorme abismo carente totalmente de luz como si se tratara de unhoyo negro.

Se retiro de lamente de la chica, y un segundo después la falsa Luna se deshacía en cientos devolutas de luz. Sola en aquel improvisado cuarto de entrenamiento volvió agirar la cabeza extrañada de la potencia de la chica, observó el cristal queaun brillaba en su pecho intacto, comprendió en ese momento cuan poderosa eraLuna.

_______

Bueno, pues este es otro mas y uno de las feminas... y la verdad es que me quedo mas largo de lo que esperaba pero bueno... las chicas se enrollan mas :P... puesto que no quedan hombres :P ... des esta mini subsaga, y Harry sigue durmiendo mientras sus compis se estan matando a entrenar...

Cualquier comentario es bienvenido como siempre,

Solo quiero decir una cosa mas antes de dejar este capitulo aqui va:

Arrow (es que hace mucho que no lo escribia) XD


Bueno como siempre pueden dejar los comentarios u opiniones si no estas registrado en esta maravillosa pagina en [email protected]

Capitulo 46 ElCristal de Tierra

Hermione habíareconocido la voz de aquel anciano, un mar de dudas asaltaba su mente sobreaquel extraño ser, pero lo único que estaba claro era que ese viejo, fuera loque fuera, era de los buenos, y que no necesitaba de mayores explicaciones parasaber que Bellatrix estaba completamente loca. Si lo que Harry había dichocuando inspecciono sus sueños tenía sentido, había estado bebiendo sangre deunicornio para hacerse con vida, cualquier bruja o mago que fuera honrado sabíaque la sangre de unicornio podía retrasar la muerte total, pero que te podríacada fibra de tu ser, y Bellatrix estaba viva, y ella sabía perfectamente quejamás podría formar una familia si Bellatrix seguía viva, observo a Neville,aun no le habían dicho que Bellatrix era la que perseguía el Hacedor, era mejorque no lo supiera, recordó a los padres del chico, y se vio a sí misma en SanMungo recordando lo que había pasado, enferma junto a Ron sin siquierareconocerlo y con sus hijos siendo criados en otro lugar. No quería un futuroasí, su futuro estaría libre de esa amenaza, y si para eso había que atravesarun portal el cual no sabía a donde dirigía, dio el primer paso sin siquieravacilar mientras apretaba la mano de su novio.

 

Fue lo últimoque hizo ante la incesante sensación de mareo, la mano de su chico se separo dela suya, y simplemente lo perdió de vista ante el vórtice de colores que se abríaa cada nuevo giro, golpeo con algo solido. Y se levanto, para abrir los ojos.La visión la dejo maravillada.

Ante ella secerraba una enorme mata de vegetación que generaba una y otra vez la selva quetenía ante sí, comenzó a andar sin demasiado rumbo pero algo ocurrió que locambio definitivamente, un enorme aullido lupino había desgarrado el aire,cientos, quizás miles de aves del paraíso volaron en todas direcciones desdeunos árboles más allá intentando huir de la fuente de ese sonido. Hermione recordó una vez que hacía años,incluso antes de entrar en Hogwarts fue con su familia al zoológico de laciudad, una manada de lobos aullaba a la luna. No se parecía en nada a esesonido. Y volvió a recordar, esta vez su tercer año, Remus se habíatransformado y había aullado nuevamente, eso sonaba como una pequeña campanillaal lado de lo que acababa de escuchar. Era el sonido más sobrecogedor que habíaoído nunca, algo estaba claro, no iría allí.

Fue en ladirección contraria, esquivando palmeras, pequeños roedores, o alguna que otraserpiente, el camino se acabo poco después. Un enorme acantilado bajaba varioscientos de metros, Hermione pensó en dar la vuelta pero una voz la detuvo,

- Baja - fue laúnica palabra que escucho en su mente. Al principio pensó que la habíaimaginado y volvió a intentar girar su espalda - Baja -repitió otra vez la voz,parecía sonar de manera autoritaria.

- De acuerdo -dijo la chica al aire captando la indirecta.

Algo estabaclaro, los años que había pasado cultivando su mente no le sirvieron de nada ala hora de bajar un risco. Haciendo gala de su mayor punto fuerte, lainteligencia, pudo comprender de inmediato que cara del risco era mejor bajar,y como, pero eso no significaba que fuera fácil. Su escasa condición físicahacia que fuera muy difícil bajar esa distancia en condiciones, y no eran másde cien metros, o quizás doscientos, las alturas no se le daban bien paracalcular distancias. En una ocasión al aferrarse a una roca que considerabasegura esta se desprendió al instante haciendo que cayera al vacio, sin embargoalgo lo impedía, al parecer aun sujetaba la roca que se había desprendido, sinembargo aquella roca del tamaño de un puño se había enganchado por lo que parecíaun cordel a la saliente superior, Usando toda la fuerza de la que fue capaz serecompuso, y ya segura se puso a observar la piedra, era cierto, dos finascuerdas doradas salían del centro de la roca, movida por la curiosidad comenzóa rascar el pedrusco, cuando saco los sobrantes descubrió que las cuerdasdoradas se unían al final en una piedra tallada, algo que parecía ser unaestalagmita unida con dos cordeles, aunque tosca resultaba atractiva. Y una vezlimpia la cadena que ella supuso dorada en realidad era de un bonito tonoplateado.

- Póntela -Dijo la voz grave en su cabeza.

Y Hermione lehizo caso, incluso antes de escucharlo ya se lo estaba llevando al cuello. Cuandoel pequeño guijarro toco su piel sintió una sacudida eléctrica, parecióaumentar su poder mágico enseguida. O Simplemente estaba excesivamente cansada.Miró hacia abajo, faltaba menos de la mitad del camino, continuo bajandoteniendo especial cuidado con las manos, no estaba segura de que aquelmisterioso colgante tuviera un hermano gemelo.

 

En total tardoaproximadamente cuatro horas en hacer que sus pies tocaran tierra, y una vez sesintió a salvo comenzó a creerse estúpida, había bajado ahí porque una extrañavoz le dijo que lo hiciera, y estaba agotada, muy agotada. Respirabaentrecortadamente y comenzó a vagar sin rumbo. Fue imposible deducir si habíanpasado diez minutos o diez horas cuando tras arrastrar los pies por milésimavez tropezó con una roca, frustrada, e imponente comenzó a llorar tendida en elsuelo, siempre había sido fuerte, había sido la más inteligente y todos loslibros no le servían de nada en ese extraño lugar. Observo la roca que la habíaderrotado, tenía forma de coco, la saco de donde estaba y también se asemejabaa la fruta en que era hueca, solo era una mitad, tenía una curiosa forma detazón, cuando la intención clara era lanzarla lejos aquella extraña roca selleno de un liquido que sorprendió a Hermione.

- Bebe - volvióa escuchar decir a la voz

¿Y por qué no?Pensó la chica, si moría en ese sitio nadie la encontraría, si eso era venenoprefería que fuera rápido. Apuro el contenido de un trago. El efecto fueinmediato. Aquel líquido tenía un extraño sabor dulce, se limpio los ojos y sepuso de pie, se sentía llena de energía, quería más, pero aquella extraña rocano se lleno. Pero su cuerpo parecía tener miles de energía dispuestas a serquemadas, y se sintió nuevamente optimista, estaba haciendo esto porque así loquería, estaba haciéndolo por encontrarse en un mundo mejor al lado de su prometidoy mejor amigo, levanto la cabeza, orgullosa de lo que sentía. Y fue cuando lovio.

Una enorme rocase había movido, y no solo moverse, más bien se había incorporado, Hermione seacerco a esa criatura. Sobre aquellas dos curiosas piernas era incluso más altaque Hagrid, y también parecía más duro. Cada centímetro de su cuerpo seconfundía con la roca del fondo y era casi imposible saber cuando acababa sucuerpo y comenzaba el suelo. El torso al igual que las piernas era enorme, yconectaba dos simiescos brazos, cada uno de ellos tenía el diámetro de lapropia Hermione, unas enormes manazas se encontraban en la terminación de losbrazos. Y cada dedo tenía el largo de un brazo de la chica, la ausencia de uncuello hacia parecer que estuviera imbuido en una armadura gigante y la cabezadiminuta no tenía relación proporcional con el resto del cuerpo. Dos pequeñasrendijas rojas observaron a Hermione, y una curiosa abertura se abrió donde encondiciones normales estaría su boca.

- BienvenidaHermione Granger - saludo aquel ser - Soy Tierra.

- Es un placerpara mi estar aquí - dijo sincera.

- Acompáñame -dijo mientras se incorporaba y comenzaba a caminar hacia una cueva que estabadetrás de él. Hermione le siguió. - He estado observando, eres inteligente y tucerebro es complejo en comparación al resto de los mortales, pero tu condiciónfísica falla en exceso, pasaras los próximos días entrenándote para mejorarla.

- Pero, ¿Días? Nopuedo ausentarme tanto, tengo que dar clases - dijo alarmada Hermione.

 

- No te preocupespor eso, solo pasaran algunas horas en el sitio del que vienes - Hermionecontinuaba siguiéndole casi corriendo, cada zancada de Tierra equivalía a cincopasos de la chica - La piedra que tienes te dará los nutrientes siempre que tucuerpo necesite algo, y el cristal te dará el poder para el entrenamiento. Oblígalea que te lo dé.

Tierra sedetuvo mostrándole a Hermione lo que tenía alrededor, aquella cueva estabaadaptada para que Hermione pudiera vivir en ella, poseía una cama y un cuartode baño, por lo que había dicho Tierra, y ella misma había experimentado, lodemás vendría de la extraña piedra.

- Descansa unmomento y ve fuera cuando estés lista para comenzar - le dijo Tierra, y antesde que pudiera decir nada, este se hundió en el suelo de aquella cuevadesapareciendo de la vista.

Hermione dejosus cosas y salió de aquella particular cueva. Cuando llego a la entrada elsitio era mucho más amplio, y Tierra la esperaba en el centro de aquel sitio.

- Prepáratepara combatir - le dijo sin siquiera saludarla

Después deltrago de aquella agua milagrosa se sentía capaz, un enorme torrente de tierrale vino de frente a la señal de aquel ser, se desapareció para esquivarlo, yapareció nuevamente el lado de su contrincante, nuevamente repitió la técnicapara esquivar un manotazo y apareció al otro lado. Al instante recibió un golpedirecto, era imposible que algo tan grande se moviese tan rápido. Recuperándoserápido intento atacarlo pero no pudo moverse, unas tenazas de roca se le habíanformado en los pies impidiéndole moverse, pudo esquivar otro golpe de tierraque venía de frente pero no pudo hacer nada con el segundo que le venía defrente golpeándole en el estomago.

Arrodillada yadolorida sus pies fueron liberados, Tierra se le acerco.

- No eres malajoven elegida, esperaba derrotarte con un primer ataque, bebe, lo necesitaras.

Hermionerecogió la roca que había traído y siguiendo el deseo de la chica esta se llenoel agua que posteriormente apuro de un trago, El efecto de esa agua eramilagrosa. Un segundo después estaba de pie.

- Maestro, ¿Quées este liquido? - Le pregunto Hermione.

- Es agua delárbol de Yggdrasil, solo crece en el reino divino, es imposible usarlo envuestro mundo mortal, está lejos de mis dominios, todo lo que aquí se encuentralo conozco, y es obra mía - dijo orgulloso Tierra.

- ¿Podríadecirme entonces que es el aullido que escuche cuando llegue aquí? - esapregunta le atenazaba la curiosidad desde hacia tiempo.

- El guardián,te enfrentaras a él si te considero apta para hacerlo. - Fue la escuetarespuesta de su maestro - ahora nos concentraremos en tu entrenamiento, pasaraslos siguientes días formando tu cuerpo físico pues tu mente es perfecta y tuespíritu es fuerte. No nos moveremos de aquí, Quiero que subas el risco por elque has venido, podrás usar el agua de Yggdrasil siempre que quieras. Comienza.

Lasinstrucciones de Tierra echaron a perder las esperanzas que tenía la chica deno volver a subir aquel risco, sin embargo se sentía optimista, comenzó aescalarlo sin problemas, aunque sí con mucha demora, en tres ocasiones tuvo quedetenerse a beber pero finalmente y después de tres horas llego a la cima.

Allí estabatierra esperándole.

- Bien, ahoravuelve a bajar.

 

Aunque lasinstrucciones eras predecibles Hermione le costó hacerse a la idea, ¿Cómo eraposible que él estuviera arriba? La respuesta vino rápido, Tierra volvió afundirse con el suelo que tenía debajo, en la cima, un segundo después volvía aparecer en la base del risco.

Hermione seresigno y comenzó su lento descenso, después de algunas horas y algunosraspones llego a la base. Bebió un poco del agua de la piedra miro a sumaestro.

Su maestro lamiró sorprendido.

- Descansa porhoy - mañana continuaremos - dictamino.

A la mañanasiguiente Tierra le esperaba en la misma postura que el día anterior, Hermionedeseaba que no tuviera la idea de un segundo duelo. Sin embargo lo que vio ladejó sorprendida, delante de ella se encontraba una segunda Hermione, estabahecha de roca, pero la estatua viviente era perfecta en cada uno de losdetalles. Tierra le explico la razón del porque estaba allí.

- He creado unclon de ti, este hará exactamente tus mismos movimientos el día de ayer. Así podrásver si mejoras.

La idea no eramala, más bien todo lo contrario. Hermione trepo por una cara distinta a la deayer, y si clon repetía cada uno de los movimientos que había hecho el díaanterior. Llegaron a la cima prácticamente al mismo tiempo, Cuando le clon tocola última piedra se disolvió en el acto.

Tierra aparecióa su lado.

- Quieromostrarte el hechizo que te ayudara a derrotar al guardián, observa conatención. - dijo señalándose a sí mismo y luego a una pradera cercana.

Tierra pareciótrabar sus piernas flexionándolas un poco, y extendió los brazos, en un tonoextremadamente grave dijo - Terrous - Hermione fijo su vista en el prado, dondeapuntaban las manos un enorme hueco se abrió, y luego cuatro pilares seelevaron, Tierra cerró la mano, y las paredes de aquel hueco también cecerraron sellando una trampa mortal.

- Inténtalo -Le dijo Tierra - Tienes que concentrarte en el cristal de tierra que tienes enel cuello.

Hermioneintento hacerlo, era poderoso sin duda, y de pronto sintió una chispa, unpequeño golpe del cristal en su pecho que le indico el momento, se concentro enla palabra y extendió los brazos
El dolor fue insoportable, únicamentecomparable a una maldición craciatus parecía que la propia vida se le escapabade su cuerpo, primero ataco a sus piernas y luego a su cuerpo que parecióquerer desentenderse del resto de sus partes, la cabeza pareció explotarle deldolor y los brazos comenzaron a temblarle, el dolor era insoportable, perdió elconocimiento pocos segundos después.

Se despertó ensu cama, y Tierra la observaba.

- No hasobligado al cristal a que te de su poder - critico su maestro.

- Lo siento,pensé que lo tenía - se disculpa la chica.

- Volvamosfuera.

Ese díacontinuaron con la escalada, pronto Hermione dejo de depender de la roca parabeber, El cristal que llevaba en el cuello comenzaba a darle poder siempre queella lo pedía y fue un buen sustito a la roca y no requería tantas paradas, elcuerpo de Hermione se había vuelto más elástico y resistente y al cuarto díapudo ver a su propio clon, que continuaba repitiendo los movimientos que ellahabía hecho el primer día que apenas llevaba un tercio del recorrido cuandoella ya estaba en la cima, Cuando veía a la falsa Hermione no podía evitarreírse, lo cierto es que visto en perspectiva sus movimientos eran torpes ypoco medidos, ahora mismo ella no se plantearía siquiera en aferrarse a lasrocas que elegía su clon, también observaba que las paredes que hacia su cloneran excesivamente largas, En los descensos también había mejorado mucho, encomparación con el maniquí de roca Hermione lo había hecho mucho mejor, y ledaba tiempo a conectar con su cristal, había comprendido que era mucho másfácil decirle al cristal lo que necesitaba. Tierra en cambio seguía diciéndolela misma instrucción una y otra vez. "Tienes que obligar al cristal a que te desu energía"

 

Finalmente alquinto día el recorrido fue incluso mejor de lo que ella esperaba, no solo porla victoria ante ella misma, si no porque también estaba usando unas pesas enlas muñecas y en las piernas que le hacían ganar ocho kilos que antes no tenía.Sin embargo llego una hora antes que su compañera sin vida. Ver su cara depiedra que expresaba una profunda agonía al subir las rocas le hacía sentirpena, ahora ya ni se inmutaba por subir el risco. Una hora después cuando laestatua viviente de piedra de deshizo al llegar a la cima Hermione estabaabsorta observando el prado donde Tierra había ejecutado el Terrous. Su maestrose percato.

- ¿Crees queestas lista para volver a intentarlo? - le pregunto

Por todarespuesta Hermione se puso en posición, nunca lo sabría si no volvía aintentarlo. Extendió los brazos y se quedo un segundo así, le pidió al cristalel poder que le hacía falta y este le concedió la fuerza, era el paso que habíafallado la ocasión anterior. Se volvió a concentrar en la palabra, y lanzo elhechizo
Supo que algo no habíafuncionado al instante, las piernas comenzaron a balancearse y la cabezacomenzó a jugarles malas pasadas, cayó de rodillas impotente ante el fallo desu hechizo. Los brazos comenzaron a entumecerse y cayeron inertes a ambos ladosdel cuerpo. Tierra la recogió antes de que cayera.

Se escucho unenorme crujido, Hermione sonrió antes de perder el conocimiento por completo.Tierra miro en dirección al prado. Un enorme hueco se había abierto en elsuelo, incluso más grande que el que había abierto Tierra unos segundosdespués. El enorme boquete se cerró tan pronto como se había abierto. Haciendoun estrepito enorme y haciendo temblar cada centímetro de tierra que habíacercano. Tierra miro el pecho de Hermione, y por primera vez en su vidainmortal su cara reflejo verdadera sorpresa. El cristal estaba intacto sobre supecho.

Cuando llegarona la cueva en la falda de aquel atípico pico, la recostó en la cama que habíapreparado para ella y volvió a observar el cristal, brillaba levemente. Supo enese instante que no podría haber escogido mejor.

- Te dije quetienes que obligar a que te entregue su poder - dijo solamente dejándola dormirel resto del día.

------------


Bueno pues hoy estaba particularmente inspirado y he escrito dos... en fin que Disfrutar el siguiente y ya solo queda uno (de la primera parte)

En este capitulo explico que es ese extraño liquido.... Que me encantaria tener por cierto... y si son tan versados (o raros) como yo quizas tengan la suficiente informacion como para saber que son los guardianes... asi que ya lo saben acepto sugerencias en comentarios sobre que es lo que pueden ser....

Y si no siempre podeis buscar el significado de este arbol en san goo.. o san wiki

 

Bueno como siempre mi cuenta de correo de [email protected] esta abierta a msn, donativos, peticion de mano, criticas, piedrazos u opiniones.

Un saludo a todos y ya vere si el siguiente lo publico mañana o me pillo el sabado libre.


Capitulo 47 ElCristal de Fuego

Ginny sentíacierta culpa, estaba haciendo esto a espaldas de Harry, había abandonado sucama y se había internado en la oscuridad de los pasillos en busca de algo quequizás no ayudara mucho, su carta simplemente la citaba en un punto concreto,la sala de los menesteres, aunque usaba otro nombre.

Aprovechando lamitad de la noche abandono la cama de su chico y salió a hurtadillas trasvestirse, atravesó los pasillos y se encontró con sus amigos en aquel cuarto,después de escuchar a aquel anciano siguió a Hermione a través del portal, enese momento sintió envidia de ella, al lugar al que iban, sea cual fuera, ellatenía a Ron, y su novio estaba varias plantas más abajo durmiendotranquilamente en una cama. Sin ella.

Dejo de ver asus amigos solo un segundo después de que atravesara el portal, al siguientesegundo los fragmentos verdes oscuros y plateados dejaron de aparecer para ypudo abrir los ojos, el paisaje era cuando menos extraño
sobre todo porque nohabía paisaje para ver, detrás de ella se elevaba una enorme pared de roca, delanteun laberinto de galerías se abría a cada paso. Estaba sola, tocando las paredesse dio cuenta de la primera sensación del lugar, el calor. La pared estaba caliente,muy caliente, incluso tuvo que retirar la mano debido a la temperatura que parecíaemanar de ellas. Sin embargo ella estaba ahí y no tenía ningún problema por elmodo en que se sentía su cuerpo y la consistencia del aire, podía respirar sin problemas.Algo en su interior le decía que tenía que seguir caminando, que las respuestasse encontrarían más adelante. Y para bien o para mal obedeció a esa corazonada.

Las galerías alas que su instinto le condujo comenzaron a hacerse más y más empinadas, a cadapaso que daba más y más metros de túneles se abrían ante ella. Continúo andandoen pos de una esperanza que no sabía si era real. Después de varias horasandando la temperatura de las rocas comenzó a enfriarse, el aire parecía másfresco y el techo era cada vez más alto. Ginny se sentía mucho más cómoda quecuando había llegado a ese sitio. Finalmente, cuando la pelirroja conto ciengiros en las esquinas una fuente de luz se filtro al final de ese pasillorocoso. Se apresuro al final y se encontró de frente con la realidad. Unaenorme cantidad de hierba se extendía un poco más debajo de donde estaba, segiró, parecía haber salido del mismo corazón de una montaña gigante.

Se quedo unmomento observando el paisaje, era hermoso, los prados se extendían hasta dondela vista alcanzaba. Algunos escasos arboles crecían desperdigados aquí y allá.Y un pequeño arroyo formaba su cauce un poco más lejos mientras cortaba almedio aquel paisaje. Se hubiera quedado allí horas, pero un movimientorepentino en su bolsillo pareció despertarla de su sueño en vida. Y una bola depelo morada salto de su chaqueta y comenzó a alejarse saltando de donde estabala pelirroja.

- ¡Arnold ¡vuelve - le grito la chica.

El pequeñomicropuff sin embargo no parecía querer obedecer a su dueña, más bien pretendíaejercicio a gritos pues se alejo dando pequeños brincos de la escena. A chicalo siguió intentando capturarlo sin escasa suerte. Era verdaderamente rápidocuando se lo proponía y en esa ocasión se estaba esforzando en serlo.

 

Entre prisas ybrincos la pequeña bolita peluda llego a la base de la montaña con Ginny variosmetros detrás. Tras unos cuantos minutos de persecución Arnold, agotado por lacarrera, torció en dirección al lago y giro en uno de los pocos árboles quehabía en el lugar. Fue cuando la chica lo perdió de vista.

Siguiendo elcurso del rio y gritando su nombre continuamente fue cuando la escuchó.

- ¿Qué pasapequeñito? ¿De dónde vienes?- Dijo una voz femenina cerca de ella, parecíaprovenir de un pequeño círculo de hierba alta. Ginny se acerco a la propietariade aquella voz.

La primerareacción fue de sorpresa, era una chica, no parecía superar los quince añospues era menuda y sus curvas aun no estaban bien definidas. Sin embargo susrasgos parecían adultos, como única prenda llevaba un vestido de seda que le cubríaapenas unos centímetros debajo que la cintura La naturaleza de la sedaprovocaba trasparencias que hacían sentirse a la chica incomoda con tanta ropa.Su piel era blanca, casi perlada, y una cascada de cabello rubio le caía por laespalda; sus pies descalzos parecían gozar con cada paso sobre la hierba y a sulado se encontraba una bonita cesta de hilo o de seda, daba la impresión de quela tela que le faltaba al vestido se encontraba en ese cesto. Era la mujer máshermosa que Ginny hubiera visto nunca, aquel lugar solo hacía por resaltar labelleza de la chica que miraba sus manos que estaban ligeramente alzadas yjuntas, en la palma de la unión de ambas se encontraba una pequeña bola de pelomorado. Sus ojos lilas observaban a Arnold sin quitarle la vista de encima.Ginny salió de su escondite.

- Perdona, es mío- le dijo a la chica - siento si te ha causado problemas.

Por todarespuesta aquella niña bajo sus manos y dejo al micropuff en la hierba, estavez más obediente se acerco con pequeños saltitos hacia la pelirroja, y se metióen su bolsillo, Ginny lo noto temblar probablemente de lo agotado que estaba, yun segundo después estaba durmiendo. Y como si esa sensación le sirviera paraella misma recordó lo agotada que estaba, llevaba horas andando y corriendo condistintos ritmos. La chica del vestido no le quitaba los ojos de encima.

- ¿Cómo tellamas? - le pregunto la niña, aunque su voz parecía sonar adulta.

- Me llamoGinny Weasley - dijo la chica.

- Encantada.Soy Iría. Eres la primer persona que veo por aquí, me encantaría que aceptaras unregalo como recuerdo - le dijo la niña con una voz dulce, era probable que suimpresión anterior fuera fruto del cansancio y no real.

- Claro.

La chica queesperaba una especie de pequeño ramo de flores o algo parecido se quedomaravillada con la realidad, Iría se había acercado al canasto que teníadelante y levanto una cadena plateada muy finamente labrada, a la chica eldiseño le recordó al colgante que solía llevar Harry, con la diferencia de queaquel era dorado. En el centro colgaba el dije más hermoso que la chica hubieravisto nunca, a grandes rasgos parecía el diseño de una llama, un pequeño círculopor debajo al cual le salían varios picos sin control de manera vertical. Enconjunto era la joya más hermosa que la chica hubiera visto.

- No puedoaceptarlo, Iría, no tengo nada que darte - le dijo la chica que no despegabalos ojos de aquel hermoso colgante.

 

- No tepreocupes, además iba a tirarlo, a mi ya no me gusta - dijo la chica de lacamisola.

- ¿Estássegura? - respondió Ginny, aunque sus deseos eran mayores pues había extendidola mano.

Por todarespuesta Iría se coloco detrás de ella, con una velocidad sorprendente, y lecoloco el colgante, cuando el dije toco la piel desnuda de Ginny esta abrió losojos y desapareció al instante.

- ¿Qué teparece? - dijo una voz que sonó detrás de Iría.

- Tiene talento- respondió la niña, aunque su voz sonaba claramente adulta - he notado supoder, parece una buena elección, Llámame cuando creas que esta lista.

- Descuida, lohare - dijo desapareciendo al instante dejando una voluta de humo.

Ginny sinembargo había aparecido nuevamente, reconoció el lugar al instante, era elprimer sitio donde había llegado, lo comprobó tocando brevemente la pared, latemperatura seguía siendo caliente pero ya no le quemaba además noto una luzque venía de algún sitio, retiro la mano y la luz se apago. Volvió a tocar lapared y comprendió de donde venia la fuente de luz, era el colgante, aquelcristal con la curiosa forma de una llama parecía iluminarse cada vez que seacercaba a aquella pared.

Estaba en elmismo lugar que antes y estaba frustrada, incluso enfadada, se apoyo contra lagruesa pared de piedra que tenía en la espalda, cerro el puño y la golpeo contodas sus fuerzas, algo pareció abrirse en la pared con ese golpe, era cierto,a pocos centímetros de su cabeza una pequeña portezuela trampa se habíaabierto, dentro brillaban varios carbones, y un pequeño pedestal que sujetabauna roca ahuecada. Ginny la miro desconcertada.

- Cógela - seescucho una voz en su cabeza.

Ginny obedeció,metió una mano en el pequeño compartimiento y saco aquella extraña piedra, lareconoció enseguida de uno de los viajes que había hecho con su familia comoroca volcánica, estaba caliente, pero no parecía quemarla. La reacción nopareció hacerse esperar, la enorme roca que antes era una pared se sacudiófuertemente, y una enorme llama consumió lo que quedaba del sitio donde unsegundo antes se encontraba la roca que ahora tenía Ginny en la mano. La rocapor su parte comenzó a resquebrajarse, y dividirse en dos mitades, un minutodespués como si se tratara de una puerta las dos mitades se abrieron dejandopaso a una escalera que bajaba.

- Genial, másescalones - dijo la chica compadeciéndose, sin embargo comenzó a bajarlos,estaba claro que el primer camino no la sacaría de allí.

La escalerasolo bajaba, una ingente cantidad de escalones después, donde la chica no hacíamás que agotarse, la sala nuevamente comenzó a abrirse, y nuevamente noto unaluz al final, aunque diferente a la había encontrado antes, esta eraanaranjada, y emitía destellos continuamente.

Cuando llego suprimera impresión era que había muerto y se encontraba en el infierno. Enormescolumnas de humo se acercaban a un techo que parecía no existir. Un círculoexterior bordeaba toda la sala, de ese círculo salían cuatro puentes colgantesde unos tres metros, los mismos comunicaban a una enorme plataforma que estabasuspendida, o mejor dicho, según observo la chica en un examen más profundo,flotaba, en un enorme lago de lava ardiendo. Observo su pecho, el colgante nodejaba de brillar, y esta vez no tocaba ninguna pared. Su segunda impresión encambio, es que si no estaba muerta ese lugar debería matarla de calor, en eselugar la temperatura debería superar los mil grados, sin embargo, no tenía máscalor que alguna noche con Harry.

 

- Es por elcristal, absorbe toda la temperatura que tu cuerpo no puede soportar - dijo unavoz a su espalda - Te esperaba Ginny Weasley, bienvenida. Soy Fuego.

Ginny se giropara contemplar a su maestro, tenía la estatura t las extremidades de un hombrenormal, pero era lo único que parecía ser humano. Todo su cuerpo cambiaba entreun tono naranja y rojo continuamente, Ginny supuso que llevaba unas botas conprotecciones y distintas partes de armaduras, pues algunos detalles sobresalíanun poco, su torso estaba esculpido por Dioses y sus brazos eran atléticos, unosamplios picos salían de donde estarían sus hombros, y de su cabeza sobresalíandos pequeños cuernos. Cada milímetro del contorno de ese ser simulaban pequeñosbailes de llamas, era imposible creer que su piel estaría quieta en algúnmomento pues pequeñas llamas bailaban a cada centímetro.

- Gracias porpermitirme estar aquí - le dijo la chica. Mientras se acercaba al centro de laplataforma con su maestro a su lado. Extrañado por el ritmo de su respiración,Fuego observo su mano, aun portaba la curiosa piedra que había sacado de lapared de roca.

- Pensé que lohabías descubierto, bebe su contenido por favor - le dijo señalando la piedra.

La chica lomiro extrañada, y nuevamente a la piedra, cuando lo hizo inmediatamente selleno de un liquido color carmesí, Fuego le hizo señas para que se lo bebiera,fue una de las mejores experiencias que la chica hubiera tenido, recordóvagamente el baile de navidad en el que su cuerpo había experimentado algoparecido. Cuando las gotas tocaron su lengua los músculos se le relajaron y seestiraron nuevamente, dejo de estar cansada, y se sumió en un estado de clímaxprácticamente total. Se sintió como si nunca hubiera tocado un escalón en todoel tiempo que llevaba allí.

- Estupendo,ahora que estás lista, podemos combatir - le dijo Fuego.

Y sin mediar palabra Fuego se puso a distanciay avanzo directamente a la chica a una velocidad enorme, Gracias a los enormesreflejos pudo esquivarlo sin problema y lanzo un hechizo de agua que parecíaser lo más indicado, su hechizo se desvaneció incluso antes de tocar a suoponente. Sorprendida por su fracaso no pudo prever una segunda arremetida deFuego. Un segundo después todo se detuvo, Fuego se encontraba a la espalda deGinny, y la chica estaba paralizada. Al segundo siguiente un liquido carmesícomenzó a brotar de la cara de la chica, un corte en la mejilla que iba desdela sien al nacimiento del labio comenzó a sangrar de manera rápida. Sin embargoal tercer segundo Fuego recogió la piedra que traía Ginny consigo, y no tardoen llenarse, Fuego vertió el agua donde un segundo antes había cortado su cara.La herida desapareció como si jamás hubiera estado ahí.

La chica serecupero del susto casi de inmediato y observo a su maestro. La sangre se habíaevaporado al instante incluso antes de tocar el suelo. Parecía evidente queaquel líquido no era inmune a la temperatura que ella poseía.

- Bien hecho -le dijo sorprendiendo a la pelirroja - no esperaba que esquivaras mi primerataque, y en otras circunstancias tu ataque me hubiera afectado. - Fuego laguio hasta una pequeña habitación en el circulo exterior - Dormirás siempre quelo necesites aquí. Hoy está perdido, pero a partir de mañana entrenaremos turesistencia a las heridas algunos días, es posible que todo el tiempo, hastaque tu entrenamiento termine, descansa.

 

- ¿Días? - Preguntola chica - no puedo ausentarme tanto.

- No tepreocupes por eso, tenemos autorización para modificar el tiempo en esta circunstancia,solo pasaran un par de horas del sitio del que vienes, descansa, comenzaremosen unas horas.

A las pocashoras Fuego la despertó diciendo que tenían que comenzar el entrenamiento, elconcepto era sencillo, sin embargo la práctica no lo era tanto, solo eranduelos donde Ginny solo tenía que esquivar o aguantar las arremetidas de sumaestro. El problema era que Fuego era un combatiente estupendo, y ni siquieratenía que tocar a la pequeña para causar profundos cortes en su piel ya que elpropio calor de su cuerpo se encargaba de hacerlo, no eran dolorosos pues eranlimpios, sin embargo eran aparatosos, en el entrenamiento a cada corte Ginny seapresuraba a lavarlo con aquel milagro suministrado por la piedra volcánica, dadolo que la chica sangraba comenzó a pensar que además de curar las heridas aquelliquido también reponía la sangre que la chica perdía. Al tener una completacarencia de algo que le permitiera ver el paso del tiempo (había dejado elreloj en la habitación de Harry) y el lugar era completamente cerrado eraimposible conocer el paso del tiempo,

En una ocasiónFuego detuvo el entrenamiento para explicarle algo que a la chica le parecióverdaderamente interesante.

- Para superarel entrenamiento no solo debes batirme a mí, para ello te enseñare el hechizonecesario para poder hacerlo - le dijo Fuego

Aquel llameanteser extendió los brazos y luego los apunto hacia delante diciendo solo unapalabra "Foger" Una enorme serpiente llameante salió de sus manos, y comenzó adescribir círculos en torno a su invocador

- Atácame contu mejor hechizo, pero que no sea mortal - le dijo Fuego a la chica mientras elcuerpo de la serpiente describía espirales continuamente sobre su invocador.

La chica sinsiquiera pensarlo lanzo a su maestro el hechizo de moco murciélagos, antes deimpactar en su objetivo, la cabeza de la serpiente que continuaba describiendocírculos en torno al cuerpo y altura de Fuego, engullo el rayo que contenía elhechizo sin ningún problema. Fuego sonrió e hizo una pequeña seña con la mano.La enorme serpiente dejo de girar y se dirigió a Ginny a una velocidad devértigo, en poco menos de medio segundo se enrosco en su cintura, la mordió ala altura del hombro. Y se desvaneció.

Lo primero quesintió la chica fue un enorme calor, el cristal brillo más que antes y sucuerpo volvió a la temperatura normal. Sin embargo estornudo y unas alas negrassalieron de su nariz. Entre dos estornudos se apresuro a aplicarse el contramaleficio y dejo de estornudar al instante. Cuando comprendió la magnitud de loque estaba viendo se quedo asombrada.

- He recibidomi propio hechizo - razonó

- Exacto -puede tener varios hechizos, aunque solo lo hemos probado con uno, curiosoefecto - sonrió Fuego - luego simplemente mandas a la serpiente a atacar,provoca un daño enorme dependiendo de tu propio poder y devuelve con suscolmillos todos los hechizos que haya recibido, además no tienes que mantenerla concentración.

 

- ¿Puedointentarlo? - pregunto la chica.

- No lo sé¿Puedes? - Fue la respuesta de su maestro, y la chica se puso en pie preparada- recuerda esto, es un hechizo divino, tienes que obligar al cristal a que tede su poder.

Ginny se pusoen pie e imito a su maestro, extendió los brazos y para más comodidad separo unpoco las piernas, pensó en lo que había dicho su maestro acerca del cristal ylo sintió brillar, supuso que se refería a eso, puso las manos hacia delante ypensó en la palabra
fue un error. De la palma de sus manos solo salieron unpar de chispas, pero su cuerpo pareció notar de golpe los mil grados que habíanen la sala, comenzó a sudar violentamente, y un enorme ardor en las piernas lahizo tambalearse un poco, el calor era insoportable y cada centímetro de piel parecíaquemarse, recordaba vagamente lo que se sentía cuando se recibía una maldiciónde tortura
prefería la maldición, se desmayo un instante después. Cuandodespertó estaba en su improvisada habitación, Fuego la observaba, sus ojosrojos parecían ser críticos.

- Te dije que teniasque obligar al cristal a que te diera su poder, continuaremos cuando quieras -le dijo mientras la dejaba sola.

Unos minutosmás tarde la chica estaba lista para continuar, en los entrenamientossiguientes notó que su maestro grababa con fuego (que salía de sus manos) unaslíneas sobre el suelo después de bastante entrenar, había dos grabadas yterminaba de grabar la tercera, los entrenamientos continuaron iguales que losprimeros, y con similares resultados, pero cuando Fuego acababa de grabar la cuartalínea Ginny observo que podía "comunicarse" con el cristal, aquello no era solouna pequeña piedra. Parecía tener vida y sentimientos propios, pero de lo quedisponía en abundancia era de poder. Se dio cuenta que si se lo solicitaba elcristal podía prescindir de un poco y la piel de Ginny comenzó a ser másresistentes, ya no dependía tanto de aquella milagrosa agua que usaba paracurarse.

Cuando Fuegoestaba grabando la quinta línea sobre el suelo decidió dejar esa lección paraun entrenamiento mental, ambos meditarían, y Ginny descubrió lo fácil que eracomunicarse con el cristal en ese momento, nuevamente se dio cuenta de lopoderoso que era, tanto que parecía no tener límites. Tendría que recordar a Iríapor su regalo. Cuando la jornada de meditación termino volvieron los combates,Fuego estaba contento con los avances de Ginny, pero observaba su pecho una yotra vez, y repetía siempre la misma cantinela "tienes que obligar al cristal aque te de su poder"

Cuando Fuegograbo la sexta línea, Ginny comprendió que cada línea significaba un día, teníasentido, siempre lo hacía después de mucho entrenar, había pasado casi unasemana ahí. El hecho de que la necesidad de dormir hubiera sido reemplazada porla necesidad de beber aquel liquido cambiaba por completo los planes de lachica, pero sobretodo cambiaba su percepción del tiempo, hacia mucho que noestaba con Harry, y lo echaba de menos, también al resto del grupo y sepregunto cómo estarían los demás.

- Ginny, no mepierdas - dijo Fuego cuando evito atacarla debido a lo distraída que estaba.

- Me gustaríaintentarlo de nuevo, quiero decir el Foger.

- Adelante -Ginny se puso en posición - Recuerda lo que te he dicho, obliga al cristal aque te de su poder.

 

Ginny loentendía y lo asimilaba, había pasado la semana sobreviviendo a eseentrenamiento gracias al Cristal de Fuego. Como había pasado en losentrenamientos su poder mágico se vio aumentado gracias al cristal, era elmomento, puso las manos delante y lanzo el hechizo. Supo enseguida que nofunciono cuando comenzó a sentir las piernas entumecidas, y cayó de rodillas aunquesu estado aun era consciente. Vio su obra, una serpiente de fuego describíacírculos a su alrededor, no volaba describiendo espirales como la de su maestropero era un adelanto. Fuego observo elpecho de la chica, y su cara se torno de asombro. Ginny se apresuro a beber untrago de la piedra volcánica y la serpiente desapareció al instante.

Unos minutosdespués volvió a su maestro

- Quierointentarlo de nuevo.

- ¿Estássegura? Tu cuerpo podría no soportar otro intento - por toda respuesta Ginny selevanto dispuesta a intentarlo de nuevo - Adelante, se resigno Fuego, recuerda

- Ya lo sé,tengo que obligar al cristal a que me dé su poder, lo sé - dijo Ginnyrepitiendo la frase que tantas veces había escuchado esa semana.

Y fue cuando sedio cuenta, tenía que "obligar" al cristal a que le diera la fuerza necesaria.Estiro las manos. Y cerró los ojos.

- ¿Quién eres?- dijo una voz en su cabeza.

- Soy GinnyWeasley.

- ¿Qué quieres?- volvió a preguntar la voz.

- Tu poder -respondió la chica en un intento directo.

-¿Qué quiereshacer con él? -

- Ayudar a misamigos a proteger al Hacedor de Sueños - razonó la chica.

- Motivosnobles - dijo la voz - de acuerdo, tienes mi poder.

Y se escucho unenorme crujido, Ginny abrió los ojos y observo a su maestro, Fuego sonreíaampliamente, observaba el pecho de Ginny donde antes se encontraba el cristalpero ahora se había hecho añicos. Pero aun más sorprendente era la dueña de esecolgante.

Una chicapelirroja estaba suspendida en el aire sobre la plataforma de lava. Su cabellolargo y pelirrojo tenía una fuerza invisible que lo impulsaba hacia arriba.Alrededor de su cuerpo flotante no una sino dos serpientes de fuego se movían avelocidad de vértigo encerrando a Ginny en una cúpula dorada prácticamenteimpenetrable. La chica estiro un brazo y ambas cabezas acudieron a la palma desu mano al instante y desaparecieron, Ginny despendio lentamente y apoyo suavemente los pies en la plataforma.

Fuego observo ala chica y a la cadena donde antes había estado su cristal. Parecía orgulloso.

- Felicidades,has obligado al cristal a que te de su poder - le dijo. Ginny sonrió a sumaestro.

___________

Bueno pues este fue el ultimo, curiosamente, dado la manera Ginny termina siendo las que mas palabras me consumio, tambien es cierto que es la que mas tiempo pasa, a partir de ahora comenzaran unas cuantas cosas. asi que estar pendientes-

como siempre los comentarios son perfectamente bien recibidos,

Y los correos a [email protected] también.

Un saludo a todos

Capitulo 48Jormungand

- ConcéntrateNeville - Le repetía Agua una y otra vez cuando uno de los torrentes acuáticosle volvió a golpear en el pecho al chico. El joven león bebió de la copa quellevaba y se levantó entumecido.

- No es tan sencillo- le respondió el chico agotado.

- Lo sé peronos estamos quedando sin tiempo - dijo la extraña chica justo antes de que susmanos saliera otro disparo acuático.

 

Era cierto, elentrenamiento había comenzado hacia una semana y no parecía que fuera a tenermejoras breves, atrás había quedado el entrenamiento de escalada y velocidadcon pesas y llevan tiempo practicando en diferentes duelos, probando variasintensidades. Y no tenía problemas con esa parte del entrenamiento, sin embargoAgua aún pretendía más. Concretamente la dominación del Aqualis. Neville lohabía intentado en tres ocasiones con escaso éxito, la última vez había logradomaterializar un pequeño león en la palma de su mano, estaba completamente hechode agua pero solo duro un segundo. El dolor de cabeza que venía después delhechizo lo dejaba fuera de combate enseguida. Y para colmo la cantinela de Aguaera siempre la misma, había dejado de darle instrucciones, solo repetía lamisma frase una y otra vez.

- Recuerda loque te he dicho, obliga al cristal a que te de su poder -

Lo dijo ese díacuando dejaron de entrenar. El cristal parecía ser la clave, o al menos era loúnico que le decía Agua. Volvió a intentar por quinta vez el hechizo. Al igualque en ocasiones anteriores sintió el poder que se sumaba al suyo. Volvió aextender los brazos y nuevamente realizó el hechizo. No funciono. Aunque mejorque en su último intento ahora el león tenía consistencia, pudo mantenerlo unossegundos más que la última vez pero el ardor de la mano era excesivo. Libero laenergía acumulada y se sintió enormemente cansado. Afortunadamente la copa quellevaba consigo a todos lados le recupero al instante.

- Descansa - Ledijo Agua mientras se alejaba inexpresiva.

Neville estabaagotado, pero sobretodo las cosas, frustrado, era el sexto día y aun no loconseguía, cerro su puño en torno al cristal que colgaba de su cuello. Preguntándosequé era lo que hacía mal. Se sentó y comenzó a meditar, era una buena prácticaque le permitía mantener la mente en blanco. Pero una voz le sorprendió en sucabeza.

- Todo estácorrecto, no haces nada mal.

- ¿Quién Eres?- pregunto Neville asustado, hasta ese momento había supuesto que estaba solo.

- Soy tu, soyel cristal - respondió la voz dentro de su cabeza.

- Entonces -Neville tuvo una idea, que por descabellada que parezca, podía funcionar - Dametu poder - le dijo, y luego agrego - por favor.

- ¿Por quéquieres mi poder? - fue la sorpresiva respuesta de la voz. Neville sabía quedebía ser sincero.

- Quiero ayudara Harry.

- ¿No te muevela venganza acaso?

- ¿De quéhablas? - le dijo Neville.

- A la personaque hay que detener es la bruja llamada Bellatrix Lastrange, acaso no ¿Quieresvengar a tu familia?

- Si es partede ayudar a mis amigos me enfrentare a ella, pero nada devolverá la cordura amis padres - Neville había entendido esa idea hace tiempo, enterarse que lapersona con la que luchaba era Bellatrix no le impresiono demasiado - La venganzano me mueve - puntualizó el chico.

- La única dudade tu corazón ha sido disipada entonces, Neville, tendrás mi poder a partir deahora.

Neville selevantó de golpe, había escuchado algo romperse cerca, el sonido era como de unladrillo rompiendo una ventana y el movimiento fue un simple reflejo. Aguaestaba frente a él observándole, aunque no le miraba a los ojos si no al pechodonde estaba el cristal, Neville bajo la vista. Pero la cadena se encontrabavacía, donde antes estaba la pequeña gota de cristal ahora solo se encontrabanlas esquirlas.

 

- Inténtalo - le dijo Agua.

Neville así lohizo, a diferencia de las ocasiones anteriores no sintió que el cristal lediera poder, no había cristal. Lanzo el hechizo casi instantáneamente. Un arcose dibujo en la palma de sus manos., y tomo forma. Un enorme león se alzo ante él,todo su cuerpo era de agua. Neville movió brevemente la mano y el animal siguiósus pasos, nuevamente sacudió el brazo a su espalda, el movimiento rápidoocasiono una reacción igual de rápida, El león cambio a un halcón que se moviórápidamente al sitio donde su mano se encontraba. Neville bajo la mano y elpájaro se quedo en el sitio donde estaba. Se le ocurrió algo, "vuela" pensó, Elpájaro comenzó a volar en círculos alrededor del chico.

- Parece que nonecesito los brazos para guiarlo - dijo el chico en voz alta, Agua sonriótriunfante. Y levantó una figura de hielo, se parecía a un árbol.

- Dile queataque. - fue la orden de Agua.

Neville laobedeció de inmediato, se sorprendió de lo sencillo que era conectar con aquelser acuático que se mantenía en el aire con su mente. Observo el árbol habíaconjurado Agua, era un enorme roble de hielo que había crecido más de 10 metrosen pocos segundos, su tronco tenía dos metros de diámetro cuanto menos, atacafue la orden mental que le dio.

El halcón bajoen picado, extendió las alas y paso al lado del árbol a una velocidad devértigo, describió un circulo y se acomodo en el hombro de Neville, por últimose desarmo en un montón de agua empapando la mitad del cuerpo de muchacho.

El chicoextrañado, pensó que la orden no había tenido sentido. Agua se acerco al árbolque había conjurado. Y lo empujo suavemente con la mano. Los diez metros de árbolse separaron del tocón y se desplomo haciendo un ruido sordo. Neville observóel tronco, estaba finamente sesgado a la altura donde un segundo antes elhalcón había volado a su lado, lo había cortado con las alas en la decima desegundo que se habían encontrado ambos.

- Ya dominas elhechizo - le dijo Agua orgullosa. Y sin mediar palabra ataco al chico.

Los reflejoscon el entrenamiento habían dado sus frutos y esquivó el ataque sin problema. Aguacontinuo atacando con fiereza y Neville esquivando con estupenda habilidad, losataques acuáticos más fuertes los esquivaba sin problemas, y los más débileslos desviaba, algunos incluso impactaban en su cuerpo sin siquiera provocarledaños, todo el entrenamiento de la semana pasada había dado sus frutos. Unfuerte ataque por parte de Agua dejo desestabilizado a su atacante. Fue elmomento perfecto, Neville apareció a su lado y basto solo pensar el hechizo quele había enseñado para que un enorme torrente de agua saliera de sus manos.Impactando en el cuerpo de su maestra. Agua recibió el ataque de lleno. Pero no pareció afectada por el mismo.Sin embargo extendió los brazos en dirección a Neville en actitud sumisa. Elgesto daba el duelo por acabado concediéndole la victoria.

- Bien hecho,Neville. - Le felicito - descansa. Necesitaras de toda tu fuerza; Mañana seráel último día.

Neville semarcho a la improvisada cabaña, y recordó las experiencias, se sintió a gustoconsigo mismo mientras se abandonaba a unas cuantas horas de sueños plagados decierta chica rubia que echaba de menos.

 

A la mañana delséptimo día Agua le despertó, daba la sensación de que apenas hubiera podidoconciliar el sueño, Neville se levantó con la sensación de tener los sentidosembotados.

- Escúchame,quiero que vayas corriendo al norte, comenzaras a escuchar unos sonidos, sigueel sonido hasta la cascada. Allí encontraras al guardián. La clave paraderrotarlo es el hechizo que has aprendido. Sera una prueba verdaderamentedifícil pero no te permitiría enfrentarte a él si creyera que no lo logarías.

Neville bebióun trago y se guardo la copa en el bolsillo. Y comenzó a correr, lo hizo comonunca, pasando varios prados, y rocas, se había acostumbrado un poco a aquellugar, y sin las pesas se sentía liviano como una pluma. Tras poco más de mediahora comenzó a escuchar el rugir de la cascada. Y el chico cambio la ruta conel fin de seguir el sonido. Cuando llego el espectáculo era sobrecogedor. Unacascada de al menos doscientos metros de altura se elevaba sobre un enorme lagoque se extendía a donde alcanzaba la vista de Neville. Había llegado allísiguiendo el rio que era alimentado por ese mismo lago. Agua apareció en lamitad de aquella enorme piscina, observó a su alumno y se giro de cara al saltode agua, cuando hablo lo hizo con una voz que Neville jamás había oído, cadasilaba que salía de su boca originaba potentes ondas en el agua que fueroncreciendo hasta convertirse en olas.

- Jormungand, guardiánde los mares, escucha la llamada de quien te invoca, soy tu señora y te pidoque pruebes al escogido para probar su valor. Ven a nosotros y dinos si mereceel favor que le hemos entregado. - Cuando Agua dejó de hablar, incluso lapropia cascada enmudeció. Agua se fundió con su elemento y las ondas pararon alinstante, con ella las olas.

Durante uneterno minuto no ocurrió nada, salvo el silencio, era sobrecogedor. Un minutodespués Neville hubiera preferido sumergirse en un mundo sin sonidos.

Un enormecrujido se escucho en varios kilómetros a la redonda, en el centro, su origenla propia cascada se estaba separando, después vino lo peor, Un enorme siseo, eracomo esas veces que Neville había escuchado hablar parsel a Harry. Solo que eraprofundo, en tonos graves y sobre todo en un volumen increíblemente alto.Neville no lo pensó más y convoco su hechizo gritando con todas sus fuerzas"Aqualis" salió sin ningún tipo de problema. El enorme torrente de agua seconvirtió al instante en una enorme ave, el águila que él había visto un díaantes, con la diferencia de que en ese momento era mucho más grande. En esemomento un enorme silbido se escucho, mucho más fuerte que el anterior, Nevillese giró, e inmediatamente después saltó hacia un costado, esquivando un ataquede algo grande, muy grande.

Lo que habíagolpeado el suelo observo la pequeña figura de Neville, una enorme serpientenegra se elevaba sobre la cascada de agua, parecía marina pues su cuerpo seapoyaba sobre el lago, Neville no podía ver el final de sus anillos.

- Sácame deaquí - pidió urgentemente,

El enorme águilacongelo la espalda, y Neville no se lo pensó dos veces, se montó en el. Ycomenzó a volar, en una perspectiva aérea no mejoraba mucho, aquella enormeserpiente se elevaba más y más a cada segundo, su cuerpo parecía ser infinito.Las alas de aquel pájaro le habían elevado por encima de la cascada, eran pocomenos de trescientos metros y sin embargo aquel reptil no tenía problemas encerrar sus fauces en continuos ataques. Sin embargo el chico podía observar quecuando se estiraba para atacar, gran parte de esa su cuerpo aun permanecía enel agua enroscado. Y a cada segundo que pasaba más y más anillos salían delinterior del lago. Era imposible calcular su largo. Quizás fuera un kilometro oquizás mucho más. El guardián seguía lanzando dentelladas continuamente, sindejarle casi moverse con libertad, el hecho de que en el entrenamiento hubieraaumentado su resistencia y su poder mágico fue vital para esto pues paraesquivar los ataques era necesario mantener la conexión con aquel pájaro acuático.

 

Pero lavictoria jamás seria suya si solo se limitaba a defenderse, le ordeno al aveatacar, pero esta no le hizo caso, al final comprendió que si permanecía en sulomo, se caería si hacia una caída en picado. Finalmente decidió que lo mejorera dejar su montura, y bajo cerca del inicio de la cascada, prefería solotener que preocuparse por la cabeza en lugar de también por el cuerpo, queseguía creciendo sin parar. Tal como había pensado cuando toco tierra un nuevoataque de la enorme serpiente le hizo recurrir a todo su entrenamiento, una vezrecordado los chorros que salían de las manos de Agua esto no era muy distinto.Sin problemas comenzó a esquivar los cabezazos y los mordiscos que intentabalanzar la serpiente, su enorme tamaño más allá de ser una ventaja representabauna clara desventaja para el guardián pues no tenía la agilidad propia de susfamiliares, de tamaño normal.

- Ahora ataca -le dijo al águila mentalmente.

El ave bajo enpicado, Neville confiaba que con eso bastaría, pero no fue así, Jormungand sedejo de fijar en el chico y se concentro en el enorme águila que le estabaatacando. Se notaba que la apreciación de Neville era equivocada, el enorme guardiánhacía gala de una destreza estupenda. Muy diferente a aquel roble helado e inmóvil,Esquivaba sin problemas las arremetidas del enorme pájaro. Neville que locontrolaba no tuvo problemas en hacer que los esquivara.

La batallacontinuo sin un claro vencedor. PeroNeville comenzaba a cansarse. Se metió la mano en el bolsillo pero descubrióque ya no tenía la copa. No podría recuperar energías, imaginaba que era partede la prueba. Tenía que acabar ese combate rápidamente. O ambos, el águila yél, caerían rápidamente. "ambos"
tardo un segundo más en comprender la ventajanumérica que eso le reportaba. Y observó, como si fuera obvio, que estabarodeado de agua.

- Aqualis -dijo sin pensarlo - y un enorme León salió del agua que alimentaba la cascada.

La sensaciónfue extraña, la mente de Neville se dividió nuevamente, por una parte controlabalos movimientos del hechizo que estaba en el aire y por otra los del enormeleón que se encontraba a su lado.

- Ayúdale - ledijo a la parte del león.

El enormeanimal de agua se lanzo a la pelea, al ser un entorno completamente acuático noexistían problemas de altura pues el enorme felino subía y bajaba la cascadasegún la necesidad.

Jormungandsorprendido intentó concentrarse en los movimientos de ambos, por un lado,tenía que estar pendientes de los movimientos del enorme pájaro que se encontrabaen su cabeza y de un enorme felino que lo amenazaba desde el cuello. Sinproblemas continuaba esquivando ambos ataques gracias a la flexibilidad deestos. Por contrapartida hacían casi imposible atacar.

 

Neville noto lamejoría pero sabía perfectamente desde su perspectiva que no bastaría paraderrotar al guardián. Y el gasto de energía en mantener ambos animales no erael doble si no que era muchísimo más. Volvió a dirigir su mirada al agua,Finalmente tuvo una última idea, quizás tres pudieran tener alguna oportunidad.

- Aqualis -volvió a repetir apuntando al agua

Esta vez fueuna enorme avispa, que se lanzó a la titánica serpiente al instante dematerializarse. Neville sin embargo tuvo que dividir nuevamente su mente, supoder mágico comenzaba a desparecer a velocidad de vértigo era plenamente conscientede que solo disponía de unos segundos. Quizás algunos minutos en el mejor delos casos. Jormungand sin embargo observó a la avispa pero sus contoneos lepermitían esquivar todos los ataques sin problemas. Águila, león y avispaatacaban sin parar con garras, fauces o aguijonazos pero con escaso éxito. Unaúltima idea desesperada paso por la mente de Neville. Observo al águila, sucentro seguía congelado. La llamo y volvió a montar en ella. Sobre la enormeserpiente, El guardián contento de haberse liberado de uno de ellos concentrosu ataque en los que le atacaban el cuerpo. Y bajo un momento la cabeza.

- Ahora - GritoNeville.

Todo el hieloque tenía acumulado el centro del águila, a excepción de las partes en dondeNeville tenía apoyado los pies, salió en forma de centenares de agujas.

Los proyectilescongelados impactaron en el cuerpo y la cabeza que estaba preocupada por losataques que venían del cuello sorprendiéndole en una dentellada. Jormungandlevantó la cabeza a punto de atacar al causante de aquella ofensa, Fue unerror. El enorme león clavo sus fauces congeladas a la altura del cuello y latitánica avispa consiguió por fin posarse en su cuerpo y clavar su aguijónhelado. Con las últimas fuerzas que le quedaban Neville ordeno al águila que lollevara al sitio elevado que ocupaba antes y desde allí ordeno un último ataquetriple. Los tres animales arremetieron contra Jormungand quien alzo el cuello yfinalmente lo dejo caer derrotada. Su cuerpo inconsciente comenzó a hundirse lentamenteen el lago.

Neville estabaa punto de perder el sentido cuando Agua le entregó una copa llena de unliquido carmesí, tuvo que llenar el contenido una segunda vez para recuperarsepor completo. Una vez recuperado observo a su maestra. Su cara en constantemovimiento por el agua que corría por sus venas reflejaba orgullo.

- Has aprendidoel hechizo y te has batido con el guardián, y has podido derrotarle usandointeligencia y poder, podrás usar lo que aquí has aprendido en tu mundo, ahorave joven Neville, las generaciones venideras sabrán que tienes mi favor - Lacopa que Neville había usado apareció en sus manos - desgraciadamente el aguade Yggdrasil no sirve en tu mundo contaminado. Ha sido un placer entrenarte.

- Agradezcovuestro tiempo, y la técnica que me has enseñado - le respondió el chico.

Agua dio unpaso lateralmente, detrás de ella había un portal, del otro lado se divisaba lasala de los menesteres del colegio Hogwarts de Magia y Hechicería.

Nevilleatravesó el portal, deseoso de contarles a sus amigos la experiencia.

-----__


Bueno pues esto es todo por parte del entrenamiento de Neville.

 

Ahora una clase de mitologia nordica gratuita Jormungand (el nombre del capitulo) Es el nombre de una serpiente acuatica, que segun esta mitologia bordeaba con su cuerpo todo el planeta de Midgard, vamos que era larga. y una de las que provoca el Ragnarok, (no es la ultima vez que oiran esta palabra en esta saga)

Bueno como siempre los comentarios son perfectamente bienvenidos y respondidos,

Y como siempre puedes dejar peticiones de mano, propuestas decentes/indecentes y lo que quieras en la siguiente direccion de correo [email protected]

un saludo a todos (as)

Capitulo 49Fafner

- Esperapodemos descansar un poco - Imploró el chico.

- Nos estamosquedando sin tiempo, y jamás podrías enfrentarme nuevamente en tu estadoactual. Continuemos.

Ron se levantósolo para volver a caer, el cuerpo ya no le respondía, las ráfagas que Aire lelanzaba de manera continua mermaban su cuerpo, era imposible sentir los brazoso las piernas, había pasado los últimos dos días en permanentes duelos con sumaestro. Algunos de ellos resultaban verdaderamente interminables.

Por otra parteAire continuaba presionándolo con el hechizo "Aerus"; aunque sus instruccioneseran más bien limitadas, solo repetía una y otra la vez una cantinela sobreobligar al cristal que llevaba en el cuello. Y era cierto, aquella pequeña joyaparecía irradiar poder. De hecho el pelirrojo sentía en su interior una fuerzaajena a la suya cuando intentó hacer el hechizo por tercera y cuarta vez. Aunquela ejecución no fue tan satisfactoria. La tercera vez quedó sin conocimientoprácticamente al instante, al día siguiente lo intento por cuarta vez, reconocíael poder del cristal fluyendo por él, y estaba en plena forma después de untrago de aquel maravilloso néctar. El resultado mejoro, pero no fue lo queesperaba, una pequeña brisa que desplazó parte del vapor que formaba la nube endonde estaba fue el resultado, pero fue todo, una enorme sensación deagotamiento fue lo que sucedió a eso.

Esa nochedurmió un poco y ya era el sexto día cuando aire lo vino a buscar.

- Hoy nocombatiremos - fue la respuesta al gesto de guardia de Ron - por el contrario,hoy quiero que te relajes, eres libre de visitar cualquier lugar de este mundo.Creo que hemos forzado todo lo que podíamos tu cuerpo.

Ron agradecióel descanso, era cierto, su cuerpo no soportaba esas enormes presiones. Semarcho del sitio donde estaba dejando a Aire, comprobó que las nubes sedisipaban a medida que se alejaban del centro donde entrenaban. Baja la vistahacia el suelo, la perspectiva, aunque un total desierto, era hermosa. Un pocomás allá pudo divisar un oasis. Forzando la vista se divisaban los límites deese desierto. Hacia el norte se veía una mancha verde, parecía un enormebosque. A su espalda, al sur, había hierba, y una enorme montaña, a sus lados,en el oeste también había manchas, aunque había más azules que verdes, y en eleste había uno de los planos más extraños que pudieran verse, había nubes en elsuelo.

Aquel paseo fuerelajante, se tomo un segundo para pensar en la naturaleza de su situación,estaba en una nube. Parecía una de esos cuentos muggles que su padrecoleccionaba. Y se sentó un momento a pensar en lo divertida que resultaba la situación,Hermione se moriría de envidia cuando se lo contara, la echaba de menos. Sesentía lejos y a la vez cerca de ella. Los ojos comenzaron a cerrárselebuscando aprovechar la ocasión para un momento de reflexión y meditación.

 

- Pensé quenunca te tomarías la molestia de escucharme - dijo una voz.

- ¿Quién eres?- Ron se giro, pero su cuerpo quedo inmóvil. Se levantó pero su cuerpocontinuaba sentado con las piernas cruzadas. Se veía a sí mismo sentado, inmóvil.

- Aun no te hallegado la hora - respondió la voz a la pregunta que Ron tenía en la cabeza -Solo eres tu subconsciente. Soy la escancia de Aire, el cristal que llevas enel cuello. - Y Ron lo comprendió, "obligar al cristal a que te de su poder" lerepetía Aire una y otra vez.

- Necesito tupoder - le dijo como si eso fuera todo.

- ¿Por qué loquieres?

- Siempre heestado con Harry y con Hermione, desde la primera vez que se enfrento aVoldemort, esta vez no es distinto.

- Entonces,Siempre has sido el segundo a bordo, e innecesario, además Hermione estácontigo porque Harry esta con tu hermana. Siempre ha estado enamorada de él, noeres más que su segundo plato.

- No le deseo anadie lo que Harry ha tenido que vivir, sobre Hermione, confío ciegamente enella, me casare con ella si así lo quiere - respondió Ron, aquella presenciaguardo silencio unos segundos.

- Tu corazón noalberga dudas, eres digno de llevar mi poder, úsalo con orgullo y con sabiduríajoven mago - dijo finalmente antes de apagarse.

Ron sintió unaenorme sacudida, y se levanto de golpe, todo parecía indicar que se habíaquedado dormido. Estaba anocheciendo y decidió volver, aquel mar de nubes eraenorme, y por esa misma razón no tarda en perderse.

Buscando elcentro de aquel inmensa llanura de copos busco con la mirada el pico que habíausado para subir, su sorpresa fue enorme cuando en el lugar donde aparentementeestaba aquella aguja ahora solo se encontraba la mitad de ella, estaba cortadade manera trasversal, la otra mitad descansaba a su lado media enterrada en laarena.

Siguiendo supista llego cuando el sol casi había desaparecido, Aire lo observó un segundo,y cambio su expresión a asombro total.

- ¿Qué leocurre maestro? - Le pregunto asombrado de la reacción de Aire al verlo.

- Prueba elhechizo muchacho - le dijo sin despegar los ojos de su pecho.

- De acuerdo -dijo Ron dudando.

Como en ocasionesanteriores, extendió levemente las piernas y flexiono las rodillas buscando unpunto de apoyo, los últimos fracasos le enseñaron a hacerlo para evitar caídasprematuras, o al menos para amortiguarlas. Se concentro en el cristal pero noencontró su esencia, observó su pecho y allí solo había un trozo de piedra, elresto, su cristal, no se encontraba, por la forma que tenía el pedrusco quecolgaba de su cuello parecía que el pequeño dije de vidrio se había hechoañicos; preparado para un indecible dolor, extendió los brazos y se concentróen el hechizo. La primera sorpresa fue que seguía en pie, sin ningún tipo dedolor. La segunda que una leve brisa recorría su brazo y salía en dirección adonde su puño cerrado apuntaba.

Abrió apenas uncentímetro la mano, y la corriente comenzó a subir en intensidad. A medida que sus dedos se abrían en distanciamilimétrica el silbido del viento aumentaba, y la fuerza del hechizo también.El poder era increíble, la última frontera lo esperaba y él quería comprobarlo.Abrió por completo la palma de la mano. Un enorme torrente de viento, se formo,y la mano que Ron tenía libre comenzó a subir y bajar, pronto se dio cuenta quecontrolaba la temperatura, ambas corrientes la antigua fría, y la que estabalanzando ahora más caliente se fundieron en un enorme huracán. Ron pudovislumbrar millones de pequeñas alas que se agitaban dentro de ese cono. Notardo en comprender que podía controlar la dirección, Pronto el uso de lasmanos dejo de ser necesario. Dándole ordenes con la propia mente. Cuando unrayo retumbo en la tormenta que había creado, Aire dio una palmada y todo sedisolvió.

 

- Felicidades,has aprendido a controlarlo, bien ejecutado una tormenta puede lograrelectricidad; recuérdalo - le dijo su maestro. Y como había pasadoanteriormente levanto sus propios brazos y mando a volar a Ron.

El chico sinembargo, se esperaba ese ataque, un simple giro en el aire le basto para caerde pie sin mayores complicaciones y girarse de cara a su maestro.Inmediatamente desapareció.

Un choque decorrientes tras otro se llevaron a cabo durante los próximos minutos, elmovimiento de ambos era tan rápido que era imposible seguir el ritmo decombate, Ron se movía con enorme agilidad, y Aire era un experto en su materia.Era un duelo de velocidad, apariciones y desapariciones en el que Ron agradecíacada segundo que había pasado con Cristine entrenando, y también lo que lehabía suministrado el entrenamiento de esa semana. Era fuerte, y rápido, muyrápido. Un último ataque de Aire de una enorme ráfaga tomo por sorpresa alpelirrojo, sin embargo no valía de nada huir, El golpe final llegaría en menosde un segundo, Ron extendió los brazos, y recibió de lleno la tormenta nebularque Aire le había enviado, más no le hizo daño alguno, para sorpresa de ambos,la enorme corriente seguía girando en la palma de la mano del chico. Sin saberque hacer golpeo el suelo de nubes con su palma, con solo una orden en mente"ataca". Su propia corriente sorprendió a Aire saliendo del suelo, Ron viovolar a su maestro en medio de aquel huracán girando sin sentido.Inmediatamente levanto la mano para anular el ataque, Pero Aire dijo unapalabra inentendible y los vientos de ambos contrincantes se apagaron. Airemiro a Ron.

- Felicidades,has pasado tu primera prueba joven mago - le dijo orgulloso.

Y acontinuación le toco y comenzaron a bajar a la nueva cúspide del riscodestruido, Ron había dejado de dormir en esa cueva el primer día pues era másrápido para todos hacerlo en el propio sitio de entrenamiento. Ron le preguntoa su maestro algo que llevaba tiempo dándole vueltas en la cabeza.

- Maestro, ¿Quéle ha ocurrido a esta montaña? Parecía solida cuando llegue.

- Una buenaelección por mi parte - dijo Aire como enigmática respuesta - Dormirás aquí loque queda de noche, mañana bajaras a la base, allí te enfrentaras con el guardián.Te recomiendo hacer uso de la bebida, pues en la prueba solo dependerás de tupoder. Adiós Ron Weasley.

Ron durmió esanoche con gusto, había logrado dominar el hechizo, aquel guardián no podía sernada difícil. O al menos no más complicado que el propio elemento.

A la mañanasiguiente, Ron se despertó avisado por su maestro, se llevo aquel odre consigo,y bajo los pocos cientos de metros que faltaban para la base, sentía la arenaincreíblemente pesada en comparación a su hábitat de la última semana.Siguiendo las instrucciones de Aire, bebió una última vez y le entregó el odre.Su prueba final estaba a punto de comenzar. Aire se adelantó un par de pasos ycomenzó a hablar, era una voz grave, y Ron jamás lo había oído así.

 

- Fafner,poderoso entre poderosos, amo de los cielos, por favor acude a mi llamada yprueba a este candidato. Yo, tu señor, y señor del aire pido que escuches millamada, y des tu veredicto final.

Inmediatamentedesapareció.

Al principio nopaso nada durante un par de minutos, salvo una enorme sombra de un avión quepasaba por encima, o al menos eso parecía. Y después el suelo tembló unmomento. Se dio cuenta de una cosa, en toda la semana que llevaba ahí no habíavisto nunca ningún avión, no había visto ninguna forma de vida de hecho. Susojos percibieron movimiento por el rabillo del ojo, centro su mirada en esemovimiento.

Era una pata,una enorme pata verde esmeralda que salía de detrás de lo que quedaba de laenorme aguja de piedra Ron comprobó con pavor que solo una de sus garras medialo que él, nuevamente se movió y a cada paso fue descubriendo más y más sufigura, un enorme estomago del mismo color. Y una titánica cabeza a la que lesiguió el resto del cuerpo, la espalda se curvaba en un movimientoserpenteante, y decenas de púas decoraban toda la longitud de su cuerpo. Lasalas eran enormes aunque plegadas se podía apreciar el tamaño, estabancompuestas por dos enormes membranas de murciélago.

Quedaron unofrente al otro, y aquel enorme dragón observó a Ron con la misma dulzura comosi se tratara de un tentempié. Finalmente parece ser que lo prefirió muy hechopues se elevo sobre sus cuartos traseros un segundo y cuando volvió a caerlanzo una enorme llamarada. Ron por su parte lo evito sin problemasdesapareciendo y apareciendo detrás del enorme pilar caído.

El enorme dragóncomenzó a seguirlo, lo bueno es que era bastante lento dado su tamaño, lo maloes que era bien sabido para Ron su resistencia a la magia.

Salió de suescondite para intentar atacar sus ojos, pero solo recibió un latigazo de lacola, afortunadamente fue leve, pero podría haber arrancado su brazo. Eraevidente que ese plan no funcionaria. Recordó vagamente el combate hace años deHarry contra el Colacuerno Hungaro, en comparación, aquel fiero dragón parecíauna lagartija al lado del que tenía delante.

Cuando salió nuevamente,Fafner se había giradó y lo observaba, puede que sea la sorpresa de ver a sucomida correr, pero dudo un segundo en lanzar una nueva llamarada.

Ron hizo loprimero que se le había ocurrido hacer lanzo el hechizo que había aprendido conel entrenamiento, la llamarada de fuego se envolvió en el torbellino de Ron yeste la devolvió al dragón que recibió el hechizo directamente en la cara.Lejos de dañarlo lo enfureció por completo, su respuesta fue un enorme rugidoque helo la piel del pelirrojo.

El enorme dragónesmeralda paso al ataque, extendió las alas y se elevó, primero unoscentímetros y luego varios metros, arremetía contra Ron lanzando bocanadas defuego que él se esforzaba en evitar, Sin embargo era imposible que atacara, eramuy complicado ver el sitio donde estaría al momento siguiente, necesitaba unlugar más elevado para poder ver sus movimientos. Y entonces lo comprendió.Aquella montaña que había sido destruida unos días antes ahora se erguía comouna plataforma de la cual atacar, o al menos poder divisar mejor a su oponente.Estaba a punto de desaparecer cuando un golpe de la cola del enorme reptil lehizo saltar y estrellarse contra la arena, pero sus reflejos le hicieron rodary las manos se llevaron casi todo el golpe.

 

Una vezrecuperado, ejecuto el plan, desapareció y se materializo nuevamente, varioscientos de metros en el corte de la montaña que el mismo había creado sin darsecuenta varios días atrás. Ahora la vista era perfecta. No se lo pensódemasiado, conjuro el hechizo al confundido dragón que se encontraba en tierra.

No tuvodemasiado éxito, su habilidad para volar hacían de ese hechizo por si mismo inútil,independientemente de la fuerza que creara el aire, solo eso, parecía ayudar aFafner a volar.

Enfadado por elretraso de la pelea, el guardián pretendía acabar rápido, comenzó a atacar unay otra vez, pero siempre que lanzaba fuego Ron fácilmente lo envolvía enaquellas burbujas de aire y se lo devolvía al dragón sin causarle daño. Ysiempre que intentaba arremeter contra él, la clara ventaja de deportista dequidditch le permitía esquivarlo sin problemas. No obstante las reservas deenergía de Fafner parecían ser infinitas, Ron en cambio empezó a respirar masagitadamente marcando una clara fatiga latente.

Ron concientede que era cuestión de tiempo de que la batalla terminara en una clara derrota,y puesto que las manos comenzaban a molestarle, las observo preguntándoseporque y las vio llenas de arena, pequeños granos de aquel material le punzabanlas manos y algunas le ocasionaban pequeños puntos rojos a punto de sangrar.

- Arena- Dijopara sí mismo. Y observó el enorme desierto como si se hubiera topado porcasualidad con una respuesta sencilla en un examen.

Actuórápidamente, abrió las manos lanzando el hechizo generando al instante unaenorme tormenta que llego al suelo ocasionando un poderoso huracán, el efectoembudo combinado con la succión provocó que un segundo después aquel enormecono estuviera lleno de esas diminutas partículas. Contento con el resultadoenfocó su hechizo hacia el dragón que venía a intentar un nuevo ataque. El enorme ciclón devoró al titánico dragónjusto en el momento que una bocanada de fuego quemaba parte de la ropa delchico, La piel comenzó a arderle pero sabía que esa era su única posibilidad,concentro todas sus fuerzas en aumentar la fuerza del hechizo.

El dragón entanto solo veía un enorme montón de tierra pasar a velocidades increíblesfrente a él, había paralizado su duelo, pero eso no le detendría, Sin embargo,al poco tiempo de verse en esa situación, miles de millones de pequeños granosde arena cortante golpeaban sus escamas, y sus alas, ocasionándole pequeñospero infinitos cortes en todos los rincones de su cuerpo. La tormenta aumentoen intensidad y rayos comenzaron a generarse dentro del huracán donde estaba,haciendo que el hechizo fuera increíblemente poderoso.

El pelirrojo noaguantaba más, su ropa no se había apagado y comenzaba a arderle el brazo, tuvouna increíble sensación de dolor pero aguantó el hechizo, extendiendo los dedoscon fuerza, delante de él un enorme ciclón cubierto de la arena del desiertoencerraba una criatura enorme. Varios rayos se escucharon dentro del ciclónprueba de que el hechizo había llegado a su máxima fuerza. O al menos a lafuerza que el lograba dominar.

 

Finalmente seescuchó un enorme rugido y el dragón salió de la tormenta, pero ya no atacaba aRon si no que se marchaba de la aguja donde el pelirrojo se encontraba. Aireintervino y con un movimiento el ciclón de Ron desapareció. El chico pudo verclaramente como Fafner se retiraba, las antes majestuosas alas se encontrabantorcidas y describía un vuelo extraño e irregular mientras cientos de pequeñasgotas oscuras caían de su cuerpo. Ron se apresuro a apagar el fuego que estabaen su capa, su piel representaba un estado lamentable, después de la emoción dela pelea fue consciente de lo que le dolía, gran parte de la piel de su brazohabía sufrido los efectos del enorme calor, era grotesco. Aire apareció a sulado tendiéndole el odre lleno de líquido. Ron lo apuro de un trago, y alinstante la herida desapareció por completo dejando en su lugar un brazocompletamente sano. Necesito de un segundo trago para recuperar su fuerza y suvitalidad. Cuando estuvo de pie Aire lo miro con orgullo.

- Sera laúltima vez que lo uses, en vuestro mundo no servirá de nada - le dijo mirandoel odre - Me has demostrado que he escogido bien, pocos serian capaces deplantarle cara al guardián. Podrás usar este hechizo para convocar tormentas odisipar dudas. Felicidades Ronald Weasley, nuestro entrenamiento ha acabado.

- Ha sido unplacer para mí estar esta semana entrenando maestro - respondió Ronsinceramente.

Aire dio unpaso hacia un lado, detrás de él se encontraba un portal, al otro lado se veíauna sala conocida, la Sala de Los Menesteres del Colegio Hogwarts de Magia y Hechiceríalo esperaba al otro lado. Ron se despidió una vez más de quien fuera suprofesor y atravesó el portal sin mirar atrás. Confiaba que su mejor amiga y sunovia lo esperaran del otro lado, y deseaba contar su experiencia y escuchar lasuya.

____


Bueno, pues aqui teneis otro capitulo, sinceramente me alegro de haber acabado el entrenamiento de Ron, no os dais una idea lo que me costo narrarlo... y eso que su mundo es el mas desierto de todos... supongo que me gusta complicarme con detalles.

Sean bienvenidos a Mitologia level 2: Fafner es (como resulta evidente) un dragón, para mas datos hubo una aldea que aterrorizada por ese dragon solicita ayuda, entra en escena un joven llamado Sigfrido (u otros nombres similares) el cual mata a este dragon, el caso es que decide bañarse con su sangre y la misma hace que el hombre sea inmune a cualquier cosa que dañara la piel que la sangre tocara.... La historia es emocionante sobre todo su final, asi que si quereis ilustraros un poco mas recomiendo que la investiguen por ahi.

Bueno el siguiente capitulo sera escrito y publicado cuando mi capitulo anterior genere ese famoso cuarto comentario; Es la razon por la cual este tardo tanto en publicarse.

Tambien se agradecen comentarios en este, aunque bueno, no es el orgullo de todos de esta mini saga.

Un saludo a todos y nos vemos en el siguiente.

PD. Espero que cierto triangula ausente este bien

Capitulo50 Sleipnir

Habían pasadovarios días desde que Luna comenzara su entrenamiento, aquel lugar parecíareconocerlo como su propio hogar, al menos de los últimos días, Luz, sumaestra, había dejado atrás la faceta amable y arremetía contra su alumna una yotra vez, los duelos se hacían eternos, y la velocidad a la que atacaba aquellamujer de brillante presencia era cada vez mayor. Sin excepciones, Lunaextenuada era derrotada una y otra vez por aquellas manos plateadas. Y una yotra vez la mente de la chica se nublaba con recuerdos o con sensaciones que noeran reales. Aunque para la cabeza de la chica era perfectamente autentico. Enuna ocasión estuvo durante quince minutos golpeando a su maestra creyendo quehabía ganado el duelo solo para darse cuenta que en realidad estaba golpeandouna columna de las que sostenían aquella enorme casa que usaba como sitio deentrenamiento.

 

Por otro ladoLuz insistía en la práctica de ese hechizo, decía una y otra vez que ella seríacapaz de hacerlo, pero también decía que para lograrlo había que obligar alcristal a que le entregara su poder. Y eso era lo más extraño. Aquel pequeñodije colgaba del cuello de Luna sin inmutarse, era cierto que la chica notabacierta corriente cuando combatía, y hasta cierto punto un cosquilleo especialen su pecho. Incluso aprendió a solicitar la fuente de su poder. Sin embargolas veces que intento realizar el hechizo no tuvo demasiado éxito, Las primerasdos ocasiones el desmayo fue prácticamente instantáneo. Después de eso lointento durante dos veces más pero el dolor al que se sometían sus manos cuandoejecutaba el hechizo era insoportable, la cuarta vez pudo establecer uncontacto con la mente de su doble, pero solo duro unos escasos segundos, losuficiente para que el dolor fuera similar a ser perforado por mil agujas.Comenzaba a dudar seriamente de si de verdad podría hacerlo.

La mañana delsexto día, Luz volvió a duplicar a Luna en un clon de luz, la misión, sencilla,combatir sin cesar. La velocidad de la chica había aumentado enormemente esosdías, la velocidad de su maestra no tenía comparación. Y parte de ese donestaba ahora con ella. Sin embargo no estaba contenta. La parte sencilla delhechizo que debía aprender era concentrar la magia en las manos, y eso lodominaba casi al instante, el problema venia cuando necesitaba proyectar esaenergía a su oponente, Los golpes y hechizos iban y venían en ambasdirecciones, Luna esquivaba a la misma velocidad que lo hacia su contrincantede pega. Al final ambas chicas se encontraron en el centro como si se trataradel reflejo de un espejo. Y las dos atacaron con un golpe de la palma de lamano. Luna sintió el acostumbrado ardor en el brazo, Su clon parecía segura sinembargo, la imagen que decidió poner en su cabeza la dejo boquiabierta.

Era la batalladel pasado junio, el fin de una guerra de incontables años, decenas de magosinocentes caían victimas de maldiciones de las que solo se podían adivinar laprocedencia. Una estridente carcajada que ella reconocía como la de Bellatrix rompíatodo el sonido, y alguien caía de rodillas. Era alguien que conocía bien, EraNeville, le seguían Ron, Hermione, Ginny y finalmente Harry, solo ella semantenía en pie, incapaz de luchar. Cuando ya estaba punto de rendirse unpoderoso destello la saco de su pesadilla, Sobre los cadáveres de sus amigosavanzaba una estrella iluminando toda la escena.

- Esto esposiblemente lo que pueda llegar a ocurrir - dijo una voz profunda, aunqueescucharla parecía tener cierto efecto relajante.

- ¿Lo queocurrirá? - Y Luna comprendió que la escena no era del pasado, había estudiantesde primero entre los caídos, estudiantes que ella había conocido ese año -¿Quién eres?

 

- Es cierto, loque ocurrirá, Soy la esencia que vive en ti, Soy Luz- La chica observo quecuando hablaba su cristal brillaba emitiendo intermitentes destellos. Se leocurrió una teoría.

- ¿Eres elCristal de Luz? - le pregunto, aunque la presencia permaneció callada y ella loentendió como una invitación a continuar hablando - ¿Me puedes dar tu poder?

- ¿Por qué loquieres? - dijo la voz con aquel tono suave.

- Quiero
- Lachica observo el panorama que tenía alrededor, muchos niños estaban muertos -Quiero evitar que este momento llegue. - dijo segura de sí misma.

- Sabiaspalabras - Respondió la voz, y se quedo callada unos segundos, parecía meditarla respuesta - de acuerdo, tendrás el poder entonces, y se escucho un fuertecrujido que hizo a luna abrir los ojos. Sus manos estaban apoyadas sobre elpecho de aquel maniquí viviente, en su mirada se veía una expresióncompletamente ausente. Un segundo después exploto desperdigando volutas de luzen toda la habitación. Luna se incorporo, sus manos brillaban con intensidaddebido al ataque. No solo sus manos, todo su cuerpo había logrado obtener unbrillo especial. Se sentía estupendamente, y con una fuerza de poder interiorimposible de describir con palabras. Fue dificil acostumbrarse a esa sensacióndebido a que Luz había aparecido frente a ella y sin previo aviso arremetió contodas las fuerzas de las que fue capaz.

Luna esquivó elsorpresivo ataque sin siquiera despeinarse. Después de ese golpe siguieron másaunque no representaban ningún problema para la chica. Luz arremetía con todolo que no había dado en esa semana, y Luna lo notaba, Su velocidad eraimparable, visto desde la distancia era imposible saber si Luz se estabadesapareciendo o no, Sin embargo Luna la veía sin problemas, sus ojos seguían aLuz sin ningún inconveniente. Y esquivaba sus ataques con precisión milimétrica.Su percepción era estupenda, Pero indudablemente su maestra era mucho másrápida. Algunos ataques le llegaron de lleno, pero era sencillo esquivar lasarremetidas más poderosas. Intento lanzarlo, algo dentro de ella le decía queestaba lista para el Lumine, extendió las manos cuando un ataque de Luz se lopermitió y lanzó el hechizo. Sus manos comenzaron a brillar al instante. Y adiferencia de otras ocasiones se encontraba perfectamente, sin mencionar los pequeñosgolpes que había recibido de ese duelo.

Cuando Luzdesapareció, Luna lo supo al instante y coloco sus manos como si se apoyara enuna pared invisible, a su espalda había aparecido su maestra que al estrellarsecon las manos de Luna recibió el hechizo de lleno. La imagen que recibió Luna acontinuación la dejo sin poder abrir los ojos durante unos segundos, El brillode la mente, o lo que fuera, de Luz era enorme. El contacto solo duro mediosegundo, quizás menos, pero la percepción de poder que tuvo Luna en esa decimafue como si hubiera sido testigo del explotar de una galaxia entera y ellahubiera sido el epicentro de todo el poder liberado. El duelo se detuvo deinmediato.

- ¿Estás bien?- Preguntó Luz - Lo siento, de verdad, no esperaba que conectaras ese ataque,Ten bebe un poco - Luz le entrego la campanilla llena de aquel extraño liquido.La chica lo bebió y se sintió mejor al instante.

Observo a sumaestra inquisitivamente

- Has visto enprimera persona el poder de los elementos, y te encuentras bien. Mi elecciónfue la acertada. Ahora descansa, mañana te daré las últimas instrucciones.

 

Luna necesitounos minutos para recuperarse, el poder que había sentido al entrar en contactocon Luz era enorme, con lo que había visto sabía perfectamente que una palabrade su mentora podría apagar toda la luz del planeta si así lo deseara,preocupada, se durmió con una pregunta en su mente. ¿Si era tan poderosa, quepapel cumplía Luna en ese ajedrez divino? ¿Por qué simplemente no acababa ellamisma con Bellatrix en lugar de utilizar peones? Tuvo un sueño intranquilo conesas imágenes.

Se despertó ala mañana siguiente, el lugar había cambiado, la plataforma circular era ahoraun pasillo, y al fondo solo un pequeño destello señalaba su final. Luna losiguió, y se encontró de frente con el semblante serio de su mentora. Juntasatravesaron el anillo de luz que tenían en frente.

Luna había olvidadosu primer día en aquel lugar pero la visión le devolvió a la realidad de golpe,un entramado de praderas de cristal se extendía ante sus ojos, pequeñascampanillas, como la que Luna usaba para recuperarse crecían reflejantes delsuelo buscando el cielo. Luz observo a la chica rubia. Un desierto de cristal,hermoso a la par que sobrecogedor.

- Sígueme - ycomenzó a moverse a una velocidad de vértigo.

Luna la siguióen una rápida carrera; ahora que se encontraba en un ambiente abierto, lapercepción de su propia velocidad le abrumaba. Las flores pasaban a su ladoimperceptibles individualmente emitiendo rápidos flashes, apenas unos segundosdespués volteó a ver el sitio donde había pasado la semana y lo vio lejano,increíblemente lejano. Continúo corriendo al lado de su maestra durante variosminutos. El terreno que pisaban sus botas dejo de ser escarpado y comenzó atornarse llano, Luz comenzó a bajar la velocidad y finalmente ambas sedetuvieron, era un sitio plano. Aquella reflectante vegetación había dejado decrecer hacia muchos cientos de metros, y las últimas montañas se veían comoleves pendientes en el horizonte. Se dio cuenta que después de la carrera soloestaba levemente agitada. Luz le entrego aquella flor y Luna bebió, se sintiócomo nueva. A continuación le retiró aquella flor de cristal; aparentemente eraparte de la prueba. Luna espero pacientemente y Luz se adelanto un par depasos. La dulce voz de su profesora dio paso a una voz grave, extremadamenteprofunda e increíblemente sobrecogedora.

- Sleipnir, Mariscalde los Vientos, Por favor, acude a mi llamada y prueba a quien ha sido de mielección, muéstrate poderoso corcel, yo Luz invoco por completo tu poder.

Luz observo aluna tras estas palabras y se disolvió en mil volutas plateadas. Solo estabaLuna en aquel prado. Sola. La soledad fue su única compañera durante un minuto,el siguiente fue el más largo que la chica recordara, pero al inicio del tercerminuto un enorme sonido rompió la tranquilidad de aquel sitio. Luna vio lafuente de aquel sonido equino, algo parecido a un caballo se encontraba unoscuatrocientos metros de allí. Se puso sobre sus patas traseras y Luna creyó quesu vista la engañaba por la distancia. No tuvo tiempo de comprobarlo, en tansolo tres segundos después el enorme caballo arremetía contra ella. Fuenecesaria una pirueta para salir de su trayectoria y evitar el embiste.

Una vez que lachica lo esquivo aquel enorme animal se detuvo y la observó un segundo. Loprimero que sintió Luna fue sorpresa, sus ojos no le habían engañado, ademásdel enorme tamaño, aproximadamente el triple que un caballo adulto, lo mássorprendente eran sus cuatro pares de patas. Ver sus ojos era ver a unacriatura claramente inteligente. Sleipnir decidió terminar con el estudio, ynuevamente cargo contra la chica que tuvo que saltar por segunda vez para esquivarlo.

 

Antes siquieraque se pudiese girar la chica aprovecho y lanzo alguno de los más poderososhechizos que conocía, el éxito fue nulo. Los hechizos impactaban contra suscuartos traseros sin causar el menor daño al guardián. Sleipnir parecíadivertido, se giro nuevamente a Luna y abrió levemente la boca, y en el espacioentre sus labios apareció una vara, sobresalía un metro, quizás más, a cadalado de aquel enorme animal, a ambos extremos unas hojas plateadas y curvas hacíangala de un filo capaz de partir cualquier cosa con la que hicieran contacto. Volviósu cuerpo hacia Luna y volvió a atacar.

Nuevamente lachica lo esquivo aunque con ciertos problemas, parecía evidente que solo leafectaría el hechizo que había practicado esa semana. Decidió pasar al ataque,solo basto un segundo para conjurarlo en sus manos, desapareció e intentoaparecer a su lado, pero el guardián había previsto ese movimiento, suinteligencia era asombrosa. Y rápidamente se había movido de la trayectoria desu mano. Luna sin embargo no se rindió e intentó un ataque de frente, se agachójusto a tiempo para evitar el ataque de la lanza que portaba Sleipnir, unadecima de segundo más tarde unos cuantos cabellos rubios que habían sidodemasiado lentos siguiendo la cabeza cayeron al suelo. Luna sin siquiera inmutarselevantó las manos intentando atacarle pero el guardián nuevamente se alzó sobresus flancos evitando el ataque al pecho, la chica rodó para evitar que lascuatro patas delanteras la aplastaran.

Ese últimomovimiento había hecho mella en ella, aunque rápida, su cuerpo continuabasiendo débil, y se había torcido el hombro al huir de ese enorme pisotón.Sleipnir no le dio tregua, atacaba sin cesar en línea recta buscando un puntoque cortar con su arma. Luna se ocultaba tras las pocas piedras que seencontraban en aquel terreno que eran rápidamente sesgadas por el enorme filode aquella poderosa arma. La chica tenía que seguir atacando, o esa pelea podíaser eterna. Aunque descabellada, tuvo una idea.

Salió de suúltimo escondite e intento ganarle en velocidad, atacando directamente defrente, Sleipnir preparo un ataque con la lanza, la chica pretendía suicidarse.El enorme equino levantó la cabeza y con ella la lanza y la descargo cuandoLuna se coloco delante de él. Luna sin embargo en el último momento se deslizódebajo de las piernas del enorme caballo, escucho el viento cortarse con lalanza de luz e incluso sintió que perdía algunos mechones de cabello. Sinembargo el movimiento había desestabilizado al guardián, el enorme bastón se enterróen el suelo de cristal y la fuerza del golpe levantó al guardián del suelohaciéndole volcar por completo. Para minimizar la caída Sleipnir apretó lasmandíbulas y su soporte quedo liberado, aunque también destrozado, La enormelanza doble se encontraba partida a la mitad, ahora sus hojas habían dejado debrillar y solo eran metal. Luna estaba agotada después de esa maniobra perosabía que había logrado un gran paso.

 

Sleipnir sinembargo tardo solo unas decimas en recuperarse y volverse a alzar vio a una desus mejores armas yaciendo en el suelo y a la causante. Y emitió un profundosonido, con enorme furia atacó a Luna. La chica, no sin esfuerzo volvió aesquivar su ataque, e intentó encadenar el suyo propio. Era imposible, elenorme guardián preveía todos sus ataques. Sin embargo sus embestidas habíanperdido sincronización solo atacaba sin cesar, aunque sus fuerzas parecían serilimitadas.

Luna intentóatacar por uno de sus flancos, corriendo a su lado era imposible dejarle atacary pronto lo comprendió, sin embargo su hechizo requería un contacto físico, yaunque pudiera equiparse a él a la carrera era imposible conectar ungolpe, Siempre que lo intentaba Sleipnirse ladeaba a la derecha o a la izquierda evitando siempre así a su atacante.

Luna estabaverdaderamente agotada, y el destino no se le antojaba a su favor, suestrategia de atacarlo por los flancos era buena pues parecía ser el puntodébil de su oponente, pero para eso necesitaba un segundo atacante. Y entoncessupo inmediatamente que hacer, aunque difícil, era posible que funcione.Intento atacar nuevamente, y el guardián como pretendía comenzó a correr a sulado, levanto las manos y una hermosa liebre salió de ellas. Antes de que laliebre comenzara a correr Luna acaricio su inexistente pelaje, el pequeñoanimalito emitía destellos plateados enormemente intensos. Acto seguido comenzóa correr flanqueando al enorme Sleipnir.

(* * *)

El guardiánhabía comenzado a correr, tras comprobar que uno de sus mayores tesorosrequerirá descansar para recuperarse, comprendió que esa pelea estaba durandodemasiado y ese sería su último ataque, cuando la chica intentara agredirlo conlas manos, se desviaría y la golpearía para acabar con el combate. Vio una liebre, era extraño verla allí,normalmente las criaturas vivas eran potestad de otro de los señores, no tuvotiempo de pensarlo pues la pelea terminaría en un instante, la chica comenzó abajar sus manos plateadas.

(* * *)

Paso justo comoLuna lo había planeado, la chica ejecuto el hechizo por segunda vez en eseataque y Sleipnir lo esquivó como en ocasiones anteriores, era turno delsegundo oponente. La liebre plateada se estrello contra los cuartos traserosdel enorme caballo, y de pronto todo se volvió oscuro una decima y al momentosiguiente todo el mundo se veía de color gris. Los ojos del enorme rocín se veíanapagados. Le ordeno detenerse y el sonido de cascos dejo de escucharse. Eraplenamente consciente de sentir su cuerpo humano, y a la vez estar al mando dela enorme mente de Sleipnir, ambos, guardián y humana se quedaron quietos y unatercera fuerza irrumpió en la mente de su victima, aunque amable, le pidió quese retirará. Luna y el guardián dejaron de ser uno para ser dos entesdistintos. A su lado estaba Luz, acariciando el lomo del guardián, parecíadirigirle ciertas palabras, cuando terminó Sleipnir se giro en sus cuatro patastraseras y se marchó, un segundo después ya se había perdido de vista. La lanzaquebrada había desaparecido con él.

- Me hasdemostrado que he escogido bien, has doblegado al guardián - Le dijo Luz con lavoz que había usado toda esa semana con ella, Le entrego la flor que ya estaballena y Luna dio buena cuenta de ella. Cuando terminó de beber se sintiócompletamente repuesta, y lo que era más extraño su cabello estaba intacto. Laflor se rompió en pequeños cristales que se le cayeron de las manos temblorosasde Luna como si fuera arena.

 

- Sabe que esla última vez que la necesitas, estaba hecha para ti, al igual que el cristal,después de haber superado el entrenamiento podrás usar este hechizo en tumundo. Has visto por ti misma el poder que tiene, úsalo bien.

- MuchasGracias Luz - Aunque agotada después de todos esos días, era sincera.

Luz dio un pasoa la izquierda y en donde se encontraba apareció un portal, al otro lado laimagen de la Sala de los Menesteres se le antojaba familiar a Luna. Se girópara ver una última vez aquel mundo de Cristal, y atravesó el portal sinvacilar. Quería conocer las experiencias de los demás, y echaba de menos susclases de Herbologia particulares y nocturnas.



_____________

Bueno, pues aqui va otro capitulo subido, y ya queda menos para interrumpir las vacaciones a Harry... hace mucho que no escirbio su nombre, parece mentira que todo esto este pasando cuando el muy cerdo este durmiendo.... en fin

Como siempre, quiero darle la bienvenida a todos (as) a esta mini clase de mitologia: ese nombre tan complicado de leer se pronunca "eslipner". Como podrias haber admirado es un corcel con ocho patas, cada una de ellas esta asociada a los puntos cardinales. y entre sus logros profesionales destaca el ser la montura privada de Odin... ¿que quien es Odin? Digamos que es el Vito Corleone de esta mitologia... Ser muy rapido y bla bla bla... como siempre digo, Wikipedia existe para hacernos mas listos... :P

El proximo guardian sera algo mas nombrado, o por lo menos seguro que el nombre os suena, nos vemos en la siguiente clase.

Recordar que pueden dejar sus criticas, comentarios, sugerencias, cartas de amor, donaciones, lapidas, y cualquier cosa que se os ocurra en la direccion siguiente [email protected]

Un saludo, y hasta el siguiente

Capitulo 51Fenrir

- Intentaconcentrarte en mis brazos y no tanto en la pelea - le dijo Tierra al finalizarel entrenamiento del quinto día a Hermione.

La chicapresentaba marcas y golpes continuos y descansaba en silencio, después de lascontinuas pruebas decidió limitar el uso que le daba al liquido que emanaba dela roca y solo lo bebía una vez al día, cuando acabó ese trago, su cuerpo,antes magullado y lleno de moretones volvió a ser el mismo cuerpo perfecto. Suefecto era increíble.

- Lo sé, maestro,pero estoy algo agotada, y no parece que este más cerca de dominarlo - lerespondió Hermione sumisa.

- Estoy seguroque lo harás pronto, y recuerda, solo tienes que obligar al cristal a que te desu poder.

Era extraño,pero Hermione notaba que cada vez que decía esa frase la mirada de aquel enormeser se dirigía a su pecho. La enorme intensidad del entrenamiento había hechomella en su ropa y ahora solo tenía la camiseta hecha jirones, el cristaldescansaba en su canalillo y siempre que escuchaba esa frase de su maestro sesentía "observada" y un poco incomoda. Lo cierto es que llevaba mucho tiempopensando en alguien que no la ponía incomoda cuando sus ojos claros se clavabanen su cuerpo.

- Mañanavolveré a intentarlo - le dijo la chica restándole importancia. Habían hecho unpar de intentos pero el dolor era demasiado intenso siempre que intentabacontrolar la más mínima partícula de tierra.

 

- Lo descubriráscuando sea el momento. Mañana continuaremos. - termino su maestro, al instantese interno en la roca del suelo desapareciendo por completo.

Hermione semiro a sí misma, la ropa estaba destrozada, y si bien el agua de Yggdrasil alconsumirla la hacían sentirse limpia llevaba varios días sin la comodidad de unbuen baño, la sensación de dormir durante mas de unas pocas horas seguidastambién era algo que echaba de menos, esa noche sin embargo durmió plácidamentey soñó uno de sus sueños más extraños.

Todo estabaoscuro, y sin embargo escuchaba a lo lejos su voz. Algo marchaba mal, lo sabía.Unos ojos esmeraldas se toparon con los suyos en la oscuridad.

- ¿Harry? -preguntó la chica

- Necesitarasesto - le dijo su amigo entregándole un objeto y cerrándole su mano en torno aél, corre, te necesita. - le dijo y se separó de ella, dio media vuelta y seperdió en la oscuridad.

Hermione abriósu mano para comprobar lo que le había entregado su amigo, era el desiluminador,aquel antiguo mechero que tantas veces había usado Dumbledore para capturar lasluces y tantas otras había usado Ron en su lucha contra los Horrocruxes, sinembargo tenía otro uso, y ella lo sabía. Abrió el mechero y una pequeña burbujaluminosa salió de él, no ilumino para nada aquel sitio, por el contrario solose quedo suspendida en el aire. Hermione pasó a través de ella con enormefacilidad.

Se encontrabaen el patio del castillo, había un enorme silencio, pero unos fogonazos de luzle activaron todas sus alarmas, con toda la velocidad de la que fue capaz sedirigió allí, cuando giro la esquina, todo fue muy rápido, la chica levantó lavarita y lanzo su hechizo a la persona que tenía delante. La mujer lo recibióde lleno pero pareció reírse de su triste intento. Dejándole de prestaratención un segundo después y volviéndose a su oponente. Aquellos rizos negrosse movían con una agilidad enorme, finalmente dicto sentencia; levanto lavarita y un rayo verde impacto directamente en el pecho de su oponente. Lo últimoque vio la chica fue que sus hermosos cabellos pelirrojos sin vida seestrellaban contra el suelo.

No lo dudo yatacó con todo lo que tenia, la cabellera morena describiendo una curva precedióuna estridente carcajada y desapareciendo del lugar. El cadáver de su noviocomenzó a desaparecer, y al igual que antes una bola de extraño barro quedosuspendida en el aire.

- Hascomprobado que tu hechizo no le afecta - dijo una voz que salió de la bola delodo. - para eso necesitas mi poder. - de pronto Hermione recordó donde estaba,y se dio cuenta que era imposible que fuera verdad, razonó al instante.

- ¿Eres elcristal? - pregunto la chica recordando las continuas palabras de su maestro.

- Podríadecirse que si, en realidad soy mucho mas, soy tu escensia, pero en resumidas cuentas,si, podría decirse que soy al que llamas cristal. Buscas mi poder verdad ¿Porqué lo quieres? - le pregunto tranquilamente como si aquella escena llena demuerte no fuera más que un mero cuadro.

- Para evitarque esto pase - fue la rápida respuesta de Hermione mientras abría sus brazos.

- ¿Te refieresa la muerte del chico? Es solo una muerte, un peón para dar con el rey - ledijo la voz, la situación parecía divertirle.

- Cierto - ledijo la chica, el ajedrez era el terreno de su novio, y por respeto a el teníaque ganar esa conversación, recordó las palabras que le había dicho Ron cuandointentaba enseñarle a jugar cierto dia que ella mantenía que unas piezas quesolo pueden moverse una casilla no resultarían muy utiles. Tras esa charla esemismo día un profesional Ron le había ganado la partida solo utilizando dichaspiezas. - Pero de poco sirve sacrificar todas las piezas, no hay nadie quepueda ir a por el rey - le dijo dando un circulo con los brazos señalando todoslos niños muertos, y agregó para puntualizar - quiero protegerlos a todos. - Lavoz se mantuvo callada unos segundos

 

- De acuerdo,serás la reina de esta partida - y la enorme bola de barro húmedo se secó derepente y cayó pesadamente al suelo, destrozándose en miles de pequeños pedazosprovocando un sonido como si una ventana se rompiera al impactarle una piedra.El ruido despertó violentamente a Hermione, y no era el único sonido, el suelocomenzó a vibrar violentamente debajo de ella. Era cada vez más intenso. Saltohacia un lado y dio un giro antes de aterrizar.

Tierra habíaemergido del suelo con enorme violencia, y con sus manos extendidas,pretendiendo atacar a la chica. No esperó ni mucho menos le dio explicaciones,y atacó a Hermione de frente, la chica se planteó eso como un entrenamiento alprincipio pero bastaron unos movimientos para ver que la intensidad de losataques de su maestro era enorme, en comparación, recordaba su primer duelocomo un juego de niños.

La enormeagilidad y elasticidad que había ganado a base de repetir el ejercicio delrisco le valieron para esquivar las enormes manazas de Tierra, que proyectabaataques físicos con una potencia enorme, y a cada impacto las paredes temblabanun poco más. En lo que respectaba a la parte mágica Tierra hacia gala de ataquessorpresa, desapareciendo y apareciendo un momento después como aquel primerataque sorpresivo.

La chica sabíaque no podía estar huyendo permanentemente, con sus manos, pues no tenía lavarita encima, lanzo todos los hechizos que se le ocurrían, las maldiciones máspotentes que conocía rebotaban en su maestro sin siquiera causarle cosquillas.

- VamosHermione, sabes que solo un hechizo te servirá en esta situación, hazlo.

Y Hermioneentendió porque hacia todo aquello, nada le garantizaba que podría lograrlo esavez pero tenía que intentarlo, Intento imitarlo poniendo la misma postura peroun nuevo golpe le hizo estremecerse para esquivarlo. No había tiempo siquierapara posturas, y uno de sus enormes brazos se dirigía hacia ella. Extendió lasmanos en dirección a él y pronuncio el hechizo. La Tierra con la que estaba formadoel brazo estallo en mil pedazos.

El enormegigante de tierra se detuvo un momento mirándola asombrado, pero al instante desu cuerpo creció otro brazo para reemplazar al primero, aunque a costa de sutamaño. Ahora solo se veía como una persona normal.

- Ya lo estasaprendiendo - le dijo Tierra - pero esto aun no ha terminado, recuerda tienesvoluntad sobre la tierra. Y se lanzo en línea recta hacia ella. La pérdida desu volumen le hizo ganar velocidad.

Hermionereflexiono las palabras una decima, y pensó "crece" y repitió el hechizo, unapared se levanto delante de su maestro que no alcanzó a frenar y se estrellocontra ella, aprovechando que estaba aturdido Hermione apunto sus brazos alsitio donde estaba y abrió de golpe las manos, un enorme ho