I need your blood Hermione DM*HG - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Espero les guste y si no les gusta la sangre... No sigan leyendo... jajaja byeee

Contiene una parte paresida a la casa de cera... espero no se molesten :/

POV General...

La noche del baile fue un tanto extraña, cada quien con su apropiada mascara, y sus vestidos correspondientes. Ese rubio miraba a todas las chicas con cierto desprecio y arrogancia. Cada vez que lo invitaban a bailar negaba rotundamente con el mismo desprecio que antes. Las chicas se iban ofendidas y volvía con sus novios.

Toda cambio cuando esa chica se apareció por la pista, deslizando sus pies de forma bailarina y sensual, cautivando las miradas de todos los chicos y el Rubio miro de reojo asombrado de tanta belleza.

Sin pensarlo dos veces, la castaña recién ingresada camino asta el rubio; aunque el chico no le viera el rostro estaba embobado, sin siquiera pensar en lo que podía producir bailar con ella.

 

Se movían por la pista con cierto don para bailar. Y se miraban de frente, a los agujeros de sus antifaces mirando solo el color de sus ojos.

La castaña de acerco al rubio, sin darse cuenta del daño que causaba. Sin pensarlo el rubio correspondió rozándole los labios y pasando la punta de su legua por los labios de la castaña.

Duraron un par de segundos hasta que las campanas sonaron y se separaron.

-¿Sabes lo que te puede costar hacer eso?.- Pregunto el rubio.

-Disculpa.- Sin decir mas se separo del el dejando su huella en el corazón del Rubio. Él marcado de por vida volvió a su lugar esperando que lo peor pasara pronto

Los años pasaron, los dos hicieron sus vidas, de diferentes formas. Aquel rubio trabajo en el ministerio, pero el recuerdo de aquella chica no lo dejaba descansar, lo comenzó a ver en todos los espejos de la casa, en cada estanque, en cada lugar ella asechaba sus movimientos, buscando, precisamente la oportunidad de atacar.

Por otro lado, esa castaña que se disculpo hace un tiempo se había olvidado de aquel chico de la fiesta cuyo rostro no había llegado a ver.

Cuando la vida llevo a la castaña a necesitar un empleo, busco por todos lados, pero menos en el más seguro: El ministerio.

La castaña caminaba por las calles mojadas, hacia el lugar especificado. Caminando tranquilamente y viviendo la vida.

Llego a su destino entro por la puerta amplia y paso a la recepción.

-Disculpe señorita, busco un empleo.- La chica de la caja miro unos papeles y agregó:

-En el piso 7 la oficina 357 alguien busca empleados para su trabajo, es lo único que tengo.- La castaña asintió con la cabeza y se dirigió al ascensor. Entro en el sola un poco asustada por el ambiente. Era halloween y los niños afuera gritaban sin contar que las ventanas sonaban al cerrarse y el ministerio estaba desierto.

Llegando al piso 7 camino por el pasillo dispuesta a conseguir el empleo con una personalidad envidiable.

Abrió la puerta para entrar y vio esa cabellera rubia tan poco común. Solo podría significar una cosa

El rubio revisaba sus papeles como de costumbre, al escuchar la puerta levanto la vista y vio entrar a una chica, como de las que se alejo tantas veces. Recordó el retrato de ella en los espejos, en los estanques, en todos lados. Se lamento.

Recordó cada vez que rompió los vidrios de la casa por recordarla y también la vez que juro vengarse por su desdicha.

 

-Adelante, la esperaba.- Dijo, y se dio cuenta de que la castaña no estaba con mucha confianza, su mirada la intimidaba.

-¿A si?- Pregunto para ver si era aquel chico de antes.

-Si, hace bastante, sabia que aparecería por aquí algún día.- La castaña sonrió y se sentó frente a el.

-¿Y dígame cual es su nombre?- El rubio se había preguntado tantas veces la respuesta que escucharía que tomo mucha atención.

-Hermione Granger. ¿Y cual es el suyo?- Hermione no iba a dar tanta información sin recibir nada a cambio.

-Draco Malfoy, un placer servirle.

Draco llevo a Hermione al subterráneo, con la excusa de buscar los papales para el empleo, al asegurarse de que no quedaba nadie en el ministerio serró la puerta con la llave y la guardo en su pantalón. Hermione un tanto extrañada y preocupada por los actos que cometía el rubio.

-Te es esperado mucho Hermione
Aunque no lo creas demasiado tiempo.- Draco decía las palabras dándole la espalda. Su cara se había transformado completamente. De una locura grado 2 estaba en la desquicia total.

Hermione asustada camino a la puerta, tratando de abrirla frustrándose cada vez mas por no poder.

-Déjame salir de aquí.

-No hermosa. Te quedaras aquí y are algunos experimentos.-Dijo sacando un cuchillo bastante filoso por lo que se veía.

-Déjame, suéltame.

-Ven no tengas miedo. Solo quiero un poco de tu cabello.- Le corto un mechon con el cuchillo y la sentó en una silla con rudas abajo.

Hermione trataba de safarse sin lograr nada. Draco la amarro con cinta adhesiva las manos.

-Déjame por favor ¿Qué te e hecho?- Pedía Hermione una respuesta a tales acciones del rubio.

-No, Me abandonaste en el momento que descubrí el amor.

-Draco fue solo un beso. No te estaba pidiendo matrimonio.

-Cállate de una vez me mareas.- Draco le amarro los pies con la misma cinta si que pudiese arrastrar la silla hasta la puerta. Hermione gritaba como loca, subió la vista y vio una rejilla no muy alta por la que se escucharían sus gritos. Venta de Minerales

-No me dejas elección.- Dijo Draco y cogió la cinta para colocársela en la boca impidiéndole soltar palabra alguna.

-Mgmmg.- Hermione trato de hablar pero no lo logro.

-Calladita te vez más bonita. Así eso es, en silencio por favor, me duele La cabeza.- Afirmo el cuchillo con la mano derecha. Y con la izquierda el cabello de hermione.

-Tan sedoso. Se desperdicia en una cabeza tan hueca.- Estaba ofendiéndola sin razón aparente.

Hermione seguía tratando de hablar mientras Draco cortaba todo su cabello. Los chillidos de los niños que no se querían entrar resonaban en la cabeza de Draco.

-Siempre supe que un halloween caerías en mis brazos.- Dijo y con el cuchillo le hizo un corte en la frente, profundo. Hermione trataba de gritar pero no podía. Aunque sonidos salían palabras concretas no.

-Aremos algo mejor- Draco comenzó a sacar la huincha de la boca de Hermione y ella de inmediato empezó a gritar.

-¡AYUDA, UN LOCO ME TIENE PRISIONERA!.-

-¡Silencio!- El rubio cogió un embase y dispuesto a que Hermione lo tomara fue vertiéndolo en sus labios.

-Oh no, no tomare eso.- Hermione comenzó a cerrar sus labios juntándolos e impidiendo que algo entrara en su boca. Draco aprovecho ese momento para echar el pegamento que sostenía en su mano y pegarle los labios a la vulnerable Hermione.

 

Ahora sin poder hablar. Draco siguió con su trabajo. Tomo su cuchillo y corto los brazos de la chica como si se ella los hubiera provocado. Mientras Draco se hacia pasar por carnicero. Hermione trataba de emitir algún sonido en forma de grito para que alguien la socorriera. Pero lo único que lograba era ahuyentar a los gatos. Ahora no se escuchaban los gritos de niños. Solo la brisa y los gemidos de Hermione.

-Tu sangre huele bien.- Draco comenzó a pasar los dedos por ella y a ponerla cerca de su nariz como si de un vampiro se tratara comenzó a lamer sus dedos.

-La necesito, necesito tu sangre.- Dijo y chupaba cada herida que el mismo le había provocado a Hermione. Gimió como si un loco se tratase. Hermione se estaba preocupando, la muerte estaba cerca

-Señor Malfoy preséntese en recepción.-El altavoz se escucho por todo el edificio.

Draco miro sus manos y las lavo con la llave que había en el subterráneo. Salio de la puerta y la cerro con la llave.

Hermione no hacia más que gemir en busca de ayuda. Mientras que Draco ya llegaba a la Recepción.

-Que pasa señora Luckensiy.- Dijo un Draco molesto, habían interrumpido su tarea.

-Lo busca el señor Potter afuera.

-Genial lo que faltaba.- Dijo con ironía.

-¿La señorita que paso a su oficina?

-En mi oficina no ha ido nadie señora Luckensiy- La dama se quedo boquiabierta y decidió seguir con su trabajo.

Draco salio a buscar a Potter afuera justo por encima de la rejilla del subterráneo. Hermione vio a Harry allá afuera y trato de gemir más fuerte pero no consiguió nada.

En el ministerio solo quedaba la señora Luckensiy y Draco. Potter interrumpía y eso había puesto muy molesto a Malfoy.

-Que quiere.- Draco no se andaba con rodeos.

-Hermione vino acá a pedir trabajo.- Soltó Potter. Draco llevaba un coquetón con algunas cosas bajo el. Entre ellas un alicate y una pistola.

-Aquí no ha venido nadie.- Dijo Draco, lo único que quería era que Potter se marchara.

Hermione comenzó a gritar pero no podía y le comenzaban a dar arcadas cada vez mayores.

Con sus pies sujetos y las manos iguales no tenía muchas posibilidades. Pero hizo lo que pudo. con la punta de sus dedos la punta de la cinta y comenzó a quitarla. De una forma increíblemente mágica se libero. Y con la mano derecha la llevo a su boca tratando de despegarse los labios. Nada ocurría mientras que allá afuera Draco trataba de librarse de Potter.

-Ya le he dicho que por acá no a pasado nadie. Disculpe tengo trabajo.-

Hermione trato de pararse pero sus pies se lo impedían con un esfuerzo enorme, alcanzo la rejilla con la mano y saco un dedo, esperando que Harry lo viera.

Draco al darse vuelta para entrar, vio a Hermione y sus intenciones y a propósito boto un papel de su bolillo.

-Diablos, hay ratas- Dijo y de su coquetón saco el alicate.-Pero lo mejor es cortarlas, mueren mas rápido.

Con el alicate tomo el pálido dedo de Hermione y lo puso entre las puntas, con un poco de fuerza presiono apretando el dedo, y al mismo tiempo, cortándole el mismo.

Hermione no podía gritar, tanto era el dolor que le importo un rábano como despegarse los labios. Puso el resto de su dedo en su boca y jalo lo más fuerte que pudo; con sangre en la boca chupo su mano, soltando un alardido y comenzó a gritar de nuevo.

Draco se dio cuenta de esto y entro si decir mas. Harry preocupado de los gritos, siguió al rubio.

Draco al entrar tomo la pistola en sus manos, Harry pasaba inadvertido por detrás de Draco y este no se dio cuenta de su presencia

De un solo disparo la señora Luckensiy cayo en el piso
Muerta.

Nadie exactamente supo que paso después, se dice que El señor Malfoy mato a Harry y Hermione se escondió, para luego matar a Draco y seguir escondida. Pero no todos saben la verdad. Halloween oculta cosas, que a veces miran y dan crédito a sus súbditos. Pero los investigadores dieron por perdido el caso, sin saber que Draco Malfoy todavía seguía vivo

.Fin.

Me regalan un Review?

I need your blood Hermione DM*HG - Fanfics de Harry Potter

I need your blood Hermione DM*HG - Fanfics de Harry Potter

Contiene una parte paresida a la casa de cera... espero no se molesten :/ Espero les guste y si no les gusta la sangre... No sigan leyendo... jajaja byeee Espe

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-i-need-your-blood-hermione-dmhg-fanfics-de-harry-potter-3626-0.jpg

2023-02-27

 

I need your blood Hermione DM*HG - Fanfics de Harry Potter
I need your blood Hermione DM*HG - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/41861
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente