I Will Love you, Forever ever more... - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

- Re... Re... Agh...-decía Sirius
- Hey, tu, ¿que dices? ¿Qué pasa?- James intentaba despertarlo.
- Re
.Agh
- Sirius seguía murmurando cosas, pero James no lograba entender nada. Debía estar soñando con una tal Re
Reira? No conocía ninguna, a lo mejor Sirius sí
, pensó, >.
En ese momento se abre la puerta del baño, y entra Remus, envuelto en una toalla y aun húmedo.
- Hombre, Moony, ¿ya acabaste? Eres mas lento duchándote que una tía
a saber que haces ahí dentro, jajajajajajaja- bromeó James.
- Hombre, James, pero si tienes gracia y todo
-Remus lo decía mirándole mal, pero sin maldad, con cariño.- ¿Cómo está Sirius?
- Durmiendo, no quería volver, se negaba a dejarte solo. Solo quiso volver cuando estaba seguro de que dormías. Es un cabezón, volvió hace solo hora y media

- Luego hablaré con él
-Remus sonreía, pero, ¿Por qué? Sirius preocupado por el
si, siempre se preocupaba, pero esto era
oh
en fin, contestaría antes de que James de diese cuenta de algo- Debería preocuparse menos y dormir mas, luego estará gruñón por no haber podido dormir lo suficiente, ya veras
- Remus se reía mientras lo decía, por que ya había pasado eso antes
A estas alturas ya estaba vestido y a medio peinar, y se proponía despertar Sirius

- Va, Sirius, ¡¡arriba!! Dormilón

- Y
una
mierda
-dijo Sirius en un esfuerzo sobrehumano, y se dio la vuelta, dispuesto a seguir durmiendo.
Remus miró a James, haciéndole saber que se fuesen a desayunar y ya llegarían ellos, y James se llevó a Peter. "que hablen si eso es lo que quieren,..." pensó James.
- Sirius
James me ha contado que anoche te quedaste hasta tarde

- Vale
luego lo mato, ahora tengo sueño

- No, va
tienes que ir a clase, Sirius

- Encima de que me quedo acompañándote
vaya amigo, eh?-bromeó Sirius
Remus le quitó las sabanas a Sirius, y éste por un momento no supo que hacer, se quedó congelado

- Sirius
¿estas bien?- Remus tampoco estaba muy cuerdo en ese momento, le había quitado las sábanas sin pensar

- Eeeeh... S
Si, si
me voy a ca
. Duchar, me voy a duchar
si, eso, a duchar
Te veo abajo

Sirius, totalmente colorado, cogió sus cosas para ducharse, y salió disparado hacia el baño
Remus no podía ni moverse, se sentó en la cama, a aprovecho su momento de soledad para
pensar en lo que había pasado esta mañana.
Cuando fue a desayunar, vio a James volviendo a intentar ligarse a Lily
sin éxito, pobre James, lo tenía crudo

- Ya llegué

- Hey, Remus! Ya se despertó Sirius? - dijo James, riéndose

- Si, si
esta de muy mal humor
-no le contaré lo que ha sucedido, por que
¿Qué ha sucedido?
Diez minutos más tarde llegó Sirius, y se sentó al lado de Remus, como cada mañana.
- Ey
Moony, siento haberme ido así antes, ¿vale?
- Tranquilo, Sirius, no pasa nada, de verdad
-Remus siguió comiendo, no podía evitar pensar en la imagen de esta mañana, Sirius recién levantado, en pijama, ante el
y toda la escenita... Y a Sirius le habrá dado igual
Bueno, que se le va a hacer

- Remus, hoy te toca vigilancia con Slytherin, ¿no?- dijo James.
- Oh, no
no me lo recuerdes
Otra vez a pasear con Lucius, pide ir conmigo para picarme
- Se quejaba Remus.
Sirius de repente se puso furioso, pero ni él comprendía por que. Solo que al pensar que Lucius iría con Remus vigilando en los pasillos, solos
Mas le valía a Lucius mantenerse alejado de su Moony
pero
pero
¿en que estaba pensando? ¿Cómo que su Moony? ¿Qué más le daba a él lo que hiciese o dejase de hacer Remus? Además, a Remus le gustabas las chicas, ¿no? Si no se lo hubiese dicho
¿no?
- Bueno, vamos a clase si no queremos llegar tarde.- dijo Remus.
- Si, ¿Qué nos toca, Remus?-preguntó James
- Pociones con las esmeralditas
dios
- sentenció Sirius como si fuese una condena a muerte.
- Agh, que felicidad la mía
por si no lo habíais notado, era irónico

- No lo habría dicho nunca, James

- Muy gracioso Remus

Empezaron a reírse todos mientras tomaban el camino a clase de pociones.
- ¡Hombre! Pero mirad quien esta aquí, nada más y nada menos que Quejicus
como no, siempre el primero, ¿eh? Pillin
-Sirius empezó a burlarse de Severus, y se giró hacía Remus, esperando su sonrisa de bien hecho, pero le miraba con la cara de: déjalo ya

- Vale, vale, Remus, paro ya

- Pero si yo no he

- No hacía falta que lo dijeses
Moony
-la última palabra la dijo en un susurro, y lo miraba fijamente a los ojos, y Remus no quería ni podía separar la mirada de esos ojos
Por desgracia, Snape se dio cuenta.
- Oh, que bonito, el matrimonio feliz, ¿Cuántos hijos van ya?
- Snape, déjalo-le dijo Remus amenazante.
- Si, señora de Black

Plaf. Crash. Sirius se lanzó encima de Snape y le estaba dando una paliza cuando Remus se giró y salió de clase, mientras James no sabía si parar a Sirius o echarse a reír
Optó por lo más sensato: parar a Sirius y decirle que Remus se había ido.
- Siiiiiiiiiiiiiiiiirius
Siiiiiiiiiiiirius
Remus
-en cuanto James nombró a Remus, éste paró, dejó a Snape en el suelo, y le miró:
- ¿Remus que? ¿Que pasa con Remus?
- Que se ha largado
-dijo James, preocupado.



Continuara!!!- Se ha largado
-dijo James, preocupado.
- ¿Pero como que
?
- Si, ha cogido y se ha ido, cuando te empezaste a pelear con Quejicus

- ¡Voy a buscarlo!
- Tú mismo... Diga lo que diga lo harás igual

- Así me gusta, James, que me apoyes
¿que pasa?
- Nada, nada, tu mismo

Sirius no esperó mas y se fue a por Remus
pero, se quedó intrigado, ¿Qué habría querido decir James? Aún mas intrigante... ¿James pensando sin necesidad? Algo iba muy mal


En la biblioteca, Remus paseaba, no quería ni verle, ¿Por qué se había lanzado así contra Snape? Agh
¿Por qué se peleaba por una tontería como aquella?... Remus, estas loco se dijo a si mismo.
- Vaya, vaya
Lupin, ¿tu tampoco querías ir a clase? - una voz familiar se le acercó por detrás

- Lucius
¿Qué es lo que quieres?
- Oh, venga, solo venía a hablar, relájate
- pero en su rostro había algo que a Remus no le gustó, no le estaba diciendo la verdad

- Bien, hablemos, ¿Qué quieres?
- Quería que me explicases como se hace la poción que explicaron el otro día
no lo acabé de entender

- Y
¿para eso no tienes a Snape?
- Tú lo explicas mil veces mejor que el

A Remus no le convenció del todo, pero se lo explicó
cuando le estaba explicando, Lucius no parecía atenderle, y cada vez se le iba a cercando más, y más
Lo tenía casi pegado a el y casi acababa de empezar a explicar la poción, cuando Lucius empezó a tocarle el pelo
Remus intentó no decirle nada, conocía la fuerza de Lucius por las clases, lo había visto, pero llegó un momento en el que ya no pudo más

- Y entonces cortamos esta raíz
Lucius, ¿Qué haces?
- Pegarme a ti como si fuésemos imanes, Remus, me pareció que estaba claro

- Oye, mira, Lucius, yo, no
eh!
Lucius le tapó la boca a Remus, le cogió y se lo llevó a un rincón apartado de la biblioteca, donde no solía pasar nadie, a no ser que quisiese una antigualla

No tendría que haberse ido de clase
gran error


- James, algo va muy mal

- ¿Como que? Bah, Remus estará en la biblioteca, leyendo algo

- ¡¡La biblioteca!!
- No me digas que has mirado en todas partes menos ahí

- Es que me pareció demasiado evidente

- Y luego el que no piensa soy yo
anda, ve

Sirius se fue corriendo a la biblioteca, sintió que el corazón le saldría por la boca, llevaba una hora corriendo por todo el castillo buscándole, algo dentro de él le decía que Remus le necesitaba desesperadamente
¿Por qué?
Cuando llegó, se puso a llamar a Remus

- ¡Remus!¡¡¡REMUS!!! Ven ya, esto ha dejado de tener gracia
- Sirius recorrió toda la biblioteca, y al fin le encontró, tirado en el suelo, como medio dormido, pero algo no encajaba en ese sueño
SU rostro no transmitía serenidad, si no miedo y horror, tenía la ropa rasgada y medio quitada
Espero haber llegado a tiempo Pensó Sirius.-Remus, por favor
¿me oyes? Moony, va, despierta,
¿me escuchas? Va
- Sirius estaba desesperado, y cuando las lágrimas empezaron a resbalar por su mejilla, Remus despertó.
- No, no
agh
-de repente, abrió los ojos.- Sirius
oh, Sirius
perdona
-Remus se hecho a llorar en las rodillas de Sirius, y éste le abrazó con fuerza, ya habría tiempo después de hablar
- él
él vino y

- Ssssh, tranquilo, Moony, ya estoy aquí
después lo hablaremos, pero ahora ya estoy aquí, y no te pasara nada
¿vale?
Cuando Remus volvió a estar dormido, Sirius le llevó a la enfermería.

En otra clase, James se da cuenta de algo

- Eh
¡¡Lucius no estaba en la clase de pociones!!... Quejicus
¡Tu sabes algo!
- Potter, no hables si no sabes
Además, hay cosas por las que deberías preocuparte mas, ¿no?
James le pegó un puñetazo a Snape, y Lily aparecía en ese instante:
- ¡James! Has pegado a Severus! ¿Por qué?
- Ah, ¿Ahora defiendes a un Slytherin?
- Cuando un gryffindor se comporta como un animal, si.
James, harto, se fue, aunque mas bien pensaba: la he cagado
Y Lily ayudó a Snape a levantarse.
- ¿Estas bien, Sev?
- Si, si
esto
Lily

- Dime, Sev- ante esa sonrisa que Lily le devolvía, Severus se bloqueaba, siempre le pasaba igual
un día, casi le dijo: Lily, no sonrías mas, que me clavo

- Que
gracias, Lily

- ¡De nada! Era lo mínimo que podía hacer con Potter
Bueno, voy a ver que averiguo de Remus, ¿vale? Nos vemos luego, Sev!
- Hasta luego, Lily

Al final, Lily logra encontrar a Remus en la enfermería, y a su lado esta Sirius, mirándolo fijamente. A James
no lo ve, por ninguna parte.
- Hey, Sirius

- Hola, Lily

- ¿Cómo esta Remus? ¿Qué ha pasado?
- Dejémoslo en
se encontró con quien no debía. Saldrá de esta.
Lily supo que Sirius no le diría nada más.
- Pero
¿Y James?
- En clase
¿no?
- Eeeeh
no. Salió a buscaros antes que yo
a saber donde estará

- Si
.Si
Sirius
- Sirius y Lily miraron a Remus de repente. Se estaba despertando.
- Si
Si
Sirius
-Remus se despertó.
- Moony, Moony, ¡por fin! ¡Te despertaste!- Sirius se abrazó a él, y se mantuvo así unos instantes, como si no quisiera que ese momento terminase jamás

- Jaja, Sirius, deja algo para los demás! Jajajajaja-reía Lily.
- Ah, si, perdona, jeje
-Sirius se apartó, colorado, y Remus se lo quedó mirando unos momentos, como si esperase que volviese con él, ¡ese abrazo de Sirius se le había hecho corto! Pero ahora Lily lo estaba abrazando, y preguntándole que tal estaba, y cosas así que ahora mismo a él, sinceramente, no le interesaban.
- Bueno, yo me tengo que ir, chicos, si veo a James le diré que estáis aquí, ¿vale?- y Lily se fue, dejando a Remus y Sirius solos en la enfermería, ya que la enfermera en ese momento estaba en la otra punta, curando a otro alumno.
Sirius dirigió sus ojos a Remus (en realidad, poco se habían apartado de él) y

- Moony
¿Qué pasó?
- Vino Lucius y
-solo pensarlo, Remus estaba muy nervioso, casi ni hablaba, y Sirius al verlo, le abrazó, tranquilizándole.
- Shh
ya me lo contarás cuando estés mejor, ahora estoy aquí, y no va a pasar nada
Estoy aquí, contigo

Remus y Sirius se quedaron unos minutos, quizás mas de media hora, abrazados, mientras la mente de Remus se tranquilizaba, y Sirius iba susurrándole al oído que ya no tenía de que preocuparse, que ahora estaba él y todo iría bien.
- Ya estoy mejor
Pero no, no me sueltes aún
verás, vino Lucius, y se me llevó a un rincón de la biblioteca
no había nadie, y el es mucho mas fuerte que yo cuando no hay luna
y cuando iba a
a
. - A Remus le costó continuar-
pero llegaste tu y se fue, se fue
en cuanto te oyó se fue

- Voy a matar a ese cabrón

- No llegó a hacerme nada
estaba en el suelo por que con los nervios, al oirte, me dio un golpe en la cabeza

- Te juro que le mataré
¿y si yo no hubiese llegado a tiempo que? No me lo hubiera perdonado jamás, Moony

En ese momento, apareció la enfermera, (siempre interrumpiendo
)
- ¡Señor Black! Váyase ahora mismo, ¡el señor Lupin tiene que descansar!
- Moony, te espero en la sala común cuando salgas de aquí

- A saber cuando salgo
Pero tu ves a clase, ¿eh? No te me escabullas
-mientras Remus lo decía, Sirius lo miró con una sonrisa, aunque le dolía dejarle ahí, y se fue a la sala común, donde estaba James esperándole.
- - Me ha dicho Lily que me quedase aquí, que Remus y tu estabais hablando, ¿Qué ha pasado?
- Lucius
ha sido Lucius
-tan solo de pensarlo, el rostro de Sirius se llenó de ira, parecía a punto de estallar- si es que como me lo cruce le mato

James decidió no preguntar más, le bastaba saber que había sido esa serpiente asquerosa el que le había hecho daño a su amigo. Y lo pagaría



en la enfermería:
- Señor Lupin, cuando quiera ya puede irse a su habitación
- la enfermera no había acabado de hablar, y Remus ya estaba recogiendo sus cosas y saliendo por la puerta, aunque fuera estaba

- Vaya, Remus
cuanto tiempo, ¿no? - era él, Lucius...- no, tranquilo, no haré nada
por ahora, así que vigila tu espalda, ese tonto de Black no volverá a interrumpirnos

Remus se fue sin ni tan siquiera mirarle a la cara, No podía, le daba asco, y miedo a la vez... Finalmente, llegó a la habitación, dónde estaba James despierto, esperándole, y Sirius medio dormido.
- ¡Remus! ¿Cómo estas? ¿Qué pasó?
- Yo estoy bien, bien
¿Y Sirius?
- Estaba histérico
y le mande dormir
tranquilo, solo le di un vasito de agua, esta bien.
- Eso espero
¿tan nervioso estaba?-Remus miraba a Sirius y no sabía si sonreír, tirarse encima de el y abrazarlo, o preocuparse por él
-Bueno, no le despertemos, voy a recuperar las clases
¿me dejas los apuntes?
-
esto

- Déjalo, se los pediré a Lily
jajajaja
Cuando Remus fue a por los apuntes, James despertó a Sirius:
- Ya llegó
- ¿Ya? ¿Dónde esta?
- Ha ido a por los apuntes de Lily, si queréis hablar

- ¿Que quieres decir?
- Nada, nada, simplemente que tú siempre te has llevado mejor con él, siempre habéis como
conectado, no se como decirlo
jaja
bueno, pues eso, que alo mejor queríais hablar, y eso

- Pues si, James, gracias

Entró Remus en la habitación, y James salió con la excusa de hacer su décimo intento del mes de ligarse a Lily, y Sirius se acercó a Remus:
- Moony, ven, siéntate
¿quieres hablar?
- ¿Qué mas quieres saber, Sirius?
- No te decía eso
te digo si quieres que hablemos
- cuando Sirius decía eso, Remus recordaba la amenaza de Lucius
pero no, mejor no contarle esa parte

- No es hablar lo que necesito, Sirius

Cuando Sirius oyó esto, lo comprendió





Llevaban horas abrazados, a Sirius se le empezaba a dormir el brazo, pero no le importaba, no le soltaría hasta asegurarse de que estaba mejor, es mas, si fuese por el, no le soltaría nunca. Su Moony
casi se muere al pensar que alguien le había hecho daño

- Sirius

- Dime.
- Gracias

- Oh, venga, ¡sabes que haría lo que fuese por ti! Y ahora, duerme

- Si, claro, contigo en el suelo y yo tan cómodo, ¿no?
- Dios mío
vale, ven, sube

Sirius se dirigió a su cama, y abrió las mantas, indicándole a Remus que entrase con él. Sirius cogió a Remus como si se le pudiese escapar en cualquier momento, y la cara de Remus estaba contra el pecho de Sirius. Al cabo del rato, Remus se durmió, apoyándose más en Sirius, pero a este no le molestaba, estaba mejor así, con él cerca
Sirius sabía que no podía oírle, aún así, no pudo resistirlo, y le susurró

- Ay, Moony
te quiero

Y al mismo tiempo en el que las decía, se sorprendía de sus palabras
¿Por qué había dicho eso? Las había dicho sin pensar, pero no sentía en absoluto lo contrario
Esas palabras eran reales, habían salido de su corazón, de lo más profundo de su mente
No, no, no, Moony era su amigo
pero
él le quería
Bueno, al menos no lo había oído el lobito, ¿no?
Cuando fue la hora de bajar a cenar, Sirius despertó a Remus, aunque le costó, esa carita dormidita que tenía le enternecía tanto


Pensaba Remus mientras decidía si abrir los ojos o no
Al final, abrió los ojos y vio la cara de Sirius mirándole con una sonrisa, como si no necesitase nada más.
- Vamos, Moony, es hora de ir a cenar.
Le cogió de la mano que le tendía y se levantó. Cuando estuvieron abajo, vio a Lucius, que no dejaba de mirarle, que molesto era

- Moony, ¿no comes?- le dijo Sirius.
- ¿Eh? Ah, si, voy

Empezó a comer, pero no evitó que Sirius se diese cuenta de que algo no andaba bien ahí
Luego hablaría con Lucius, decidido. Una lechuza se acercaba a él, y le dejó una nota:

Black, Traidor a la Sangre, vigila lo que tienes, te podría desaparecer. Tu castaño tiene más cazadores de los que a ti te gustaría tras él.
Con amor, Lucius.
P.D: Tu prima te envía saludos.
P.D.2: El amor era irónico, por si tu mente no te ha permitido verlo

pensaba Sirius sin parar
Sirius se levantó y fue a la mesa de Slytherin, donde estaba Lucius.
- Agh
huele a basura
ah, no, ¡Mira, Bellatrix, es tu primo!-dijo Lucius.
- ¡Hola, Primito! ¿Ya te cansaste de traicionar y deshonrar a tu familia?
- Ja-ja-ja, que gracia.-dijo Sirius muy serio- Lucius, ¿Qué quieres?
- Vaya, Sirius, veo que ni siquiera sabes leer. A Remus, claro.
- No lo conseguirás

- Jajajajaja, el pequeñín se pone celoso

No contestó, y se fue con Remus, le cogió por el brazo, y se lo llevó a un rincón dónde no había nadie.
- Remus, tengo que hablar contigo

- ¿es importante? Pues ven, tendremos mas intimidad aquí

Remus lo llevó a la sala de los menesteres, y cuando la abrieron, en la estancia había una cama de matrimonio, armarios
un dormitorio completo, y una puerta que daba a un baño.
- ¿En que pensabas, Sirius? Creía que era algo para hablar
Si querías venir aquí a tirarte a una amiga, me lo podías decir, ¿eh?
- ¡No es eso! ¿Y en que pensabas tú, a ver?
- Yo pensaba: que salga lo que Sirius necesita
bueno, es igual, ¿nos sentamos y me dices que querías?
Se sentaron al borde de la cama mirándose, y Sirius empezó a hablar, aunque apenas le salían las palabras
Él, Sirius Black, al que siempre se le declaraban y tiraban al cuello
declarándose al que era su mejor amigo
A ver, se haría lo que se pudiera

- Remus
esto
yo
A ver

Vale, la palabra no era lo suyo, y menos para estas cosas, y Remus sabía que se ponía nervioso, y le miraba con esos ojitos dorados en los que le gustaría perderse, esa carita de no haber roto un plato en su vida
Estaba ahí solo para él



************************************
Continuara!
Y en el proximo...

- ¿Que coño pasa aquí?- dijo James
- Que es imbecil...


Dejad R/R!Remus esperaba a que Sirius hablase, se estaba poniendo nervioso, y veía como Sirius decía palabras incomprensibles mientras se pasaba la mano por el pelo. Claramente estaba más nervioso Sirius que él, pero, ¿Por qué? Siempre se lo había contado todo, ¿Qué pasaba ahora?
- A ver, Moony
tengo algo que decirte

- Aquí estoy para oírlo. - le contestó Remus con una sonrisa que le dio a Sirius un poco más de confianza
Eso sólo lo conseguía Remus. Miró fijamente a los ojos a Remus, esos ojos dorados y profundos, y no pudo resistirlo ni un segundo más. Se acercó a él, sin que Remus tuviese tiempo de reaccionar, y le besó, besó esos labios que tanto tiempo había deseado, y ahora, deseaba más. Notó una mano subiendo por su nuca, hasta enredarse en su pelo. Sirius empezó a desabotonar la camisa de Remus, y deslizó su mano hasta su espalda, recorriéndola toda, y haciendo que Remus hiciese el beso más profundo.
- Remus
-consiguió decir en un momento en el que sus labios no estaban unidos, y tumbó hacia atrás el cuerpo de Remus empujándolo con el suyo, y se quedó un rato observándole, como si estuviese en un sueño del que jamás se querría despertar, pero Remus volvió a hacerse con los cabellos de Sirius y le besó mientras con la otra mano le quitaba la camisa.
Notó la mano de Sirius tratando de desabrocharle el pantalón con una mano, ya que la otra estaba mas hacia arriba.
- jeje, ¿el lobito necesita ayuda con la camisa?- rió Sirius seductoramente, y Remus, por toda respuesta, y gracias a su habilidad lobuna, le quitó los pantalones a Sirius como quien abre una puerta, dejando a Sirius gratamente sorprendido.
- Creo yo que el lobito se las apaña mejor que el perrito, ¿no?- esta vez era Remus el que reía, pero Sirius también era rápido cuando quería, y pronto, la ropa de Remus ya había pasado a mejor vida, y mientras, había cogido a Remus por las muñecas, sin llegar a hacerle daño, pero con cierta fuerza.
- Vaya, veo desventaja, ¿eh?- Sirius le miró fijamente mientras lo decía, con una sonrisa divertida, y acabó de recostarse sobre Remus, pegando ambos cuerpos. Sirius pasó su mano por todo el pecho de Remus, y la noche se convirtió en un cúmulo de caricias y besos de dos cuerpos unidos hasta que sus fuerzas no les dejaron más.

Sirius se despertó, y miró el reloj: aún eran las cuatro de la mañana. Tenía la cabeza de Remus apoyada en su pecho, y le despertó, ya que tenían que volver a la sala común

- Moony
va, lobito, que tenemos que volver

- mmmmh
un ratito más

- Venga
que ya va siendo hora de ir a la sala común, señor prefecto-dijo con una risa- y
al final creo que supones lo que quería, decirte, pero

Pero las palabras de Sirius no llegaron a ser pronunciadas, ya que en ese momento, alguien llamaba a la puerta. ¿Quién podía saber que estaban ahí? El único que conocía esa sala era Dumbledore, algunos profesores, y
James.
- Chicos
dejadme pasar, dice Lily que como no estés en la sala común en cinco minutos se lo dirá a McGonagall

- Oh, mierda
-susurró Sirius- ¡Ya vamos, James!- le gritó Sirius, y dijo en un susurro- Moony, ves al baño y vistote, diré que necesitábamos limpiarte una herida que te habías abierto sin querer, ¿vale?
- Si tanto miedo tienes, Black, iré
- soltó Remus, claramente enfadado. Y no era para menos, ¿de que tenía miedo Sirius? ¿De James? ¿De que James se riese, o algo así? Venga, hombre, que es James, pero esto lo aceptaría, que no es Peter
Y Sirius, mientras Remus se iba al baño, con cara de: ¿pero que
? Pensaba: me ha llamado Black. Hacía mucho que Remus no le llamaba así
Desde la primera semana de primer curso, ya eran uña y carne, confiaban el uno en el otro, siempre había habido una
conexión.
- Eo
¿Me abrís o abro yo?
- Voy, James, voy
- Sirius le abrió, abatido. Ahora veía que se había comportado como un auténtico imbécil, y ni si quiera entendía por que había hecho eso.
- Hey, Canuto, ¿Qué pasa?
- Que soy imbécil, James, que soy imbécil
- tras decir esto, Sirius se fue a la habitación de los chicos. Ya le daba igual que le pillasen fuera de las habitaciones, que le expulsasen, tener que volver con su madre
Lo que le había hecho a Moony era
En ese momento, Remus salió del baño, con la cara mojada y los ojos enrojecidos.
- ¿Se puede saber que coño pasa aquí?
- Que es imbécil

- Ya, eso me ha quedado claro, pero eso lo sé desde hace años. Ya me lo contaréis si queréis.
Remus se quedó un rato más pensando en lo que había pasado con Sirius
Y le preguntó a James:
- ¿Cómo sabías que estábamos aquí?
- Aquí los cuadros hablan, Remus.

En una cama, bajo las sabanas que le cubrían totalmente, y con una almohada en la cara para que nadie le oyese, estaba Sirius, sin querer ver a nadie, llorando por ser un imbécil y tener miedo, se odiaba a si mismo por haber tenido miedo de que James le pillase con Moony
A Sirius siempre le había dado igual que James supiese con quién se acostaba, pero no quería que pensase lo mismo con su Moony, por que él era diferente, con él no solo se había acostado, había sido distinto

Al cabo de una hora, o más, ya que no podía dormir pensando en su Moony, su lobito al que había hecho daño, oyó que la puerta se abría, y se levantó de un salto, esperando que fuese él. Pero no, era James.
- Remus esta abajo, Sirius. ¿Qué coño ha pasado?
- Ya te lo explicaré
voy a verle.
Sirius bajo corriendo las escaleras, tan rápido que casi se cae por las escaleras.
- Moony

- Sirius, vete.
- Vale
me voy
pero te quiero, ¿eh?...- Sirius dijo esto, y subió las escaleras. En cuanto lo oyó, Remus volvió a romper a llorar. pues no lo parece, pensaba.
Cuando Sirius volvió a la habitación, pensaba hablar con James, pero éste ya dormía. Así que decidió hacer un intento de dormirse, aunque sería difícil.


Continuara en breve!!
El sabado o asi!!^^El baile de Navidad estaba ya próximo, los alumnos andaban arriba y abajo buscando a la pareja ideal con la que acudir al baile, y Remus Lupin, el prefecto de ojos dorados, no tenía con quien ir. Algunas chicas, de cuarto y quinto curso, le habían pedido que fuese con ellas, pero él, con la misma sonrisa calmada de siempre, las había rechazado. Si no iba con quien él quería ir, no iría, y punto. Y con el que quería ir era con Sirius, por supuesto
Tu mente te juega malas pasadas, Remus, se dijo a si mismo. Habían pasado dos semanas desde el incidente, y Sirius desde entonces le miraba con cara de lastima, entristecido
James le había dicho que ya había rechazado a veinte chicas en dos semanas, su propio récord, y que iba con caras largas a todas partes. Hacía dos semanas que nadie se metía con Snape, ya que James solo no tenía ánimos de hacerlo. Aunque decía James que tramaba algo, que pasaba mucho tiempo solo y sin que le molestasen
¿Qué estaría tramando? ¿Debería perdonarle Remus?
De pronto, oyó una voz detrás de él llamándole, y se giró:
- ¡Remus! ¡Remus! Tengo algo para tiiiii-era Lily, canturreando y con un pergamino en la mano.- creo que es una carta, ¡léela, léela!
- Voy, voy
¿de quien es?
- Ahora lo verás
jujuju

Remus abrió rápidamente la carta, y cuando vió la primera M, lo supo.

Moony, mi Moony, soy yo
Bueno, se que alo mejor me odias, pero no puedo evitar llamarte así, por que sueña cariñoso y bonito, y tu te lo mereces
(Aunque tengas esa estúpida manía de decir que eres feo
) Dejaré de irme por las ramas (me has pegado esa frase, lobito, ¿eh?). Si aún quieres
ven conmigo al baile, por favor. Imaginate que estoy delante de ti de rodillas rogándotelo (yo no pongo pucheritos) (bueno quizás alguno) (pero no muchos).
Bueno, si has aceptado, te espero una hora antes de que empiece, en las escaleras que llevan al gran comedor. ¿Ya sabes quien soy, no?
Perdóname, por favor

Te quiero.

P.D: James me ha llamado perro mariquita, pégale de mi parte
(no por que no sea verdad, si no por que lo ha dicho con un pique)


No por que no sea verdad repetía Remus en su mente.
- Iras
¿no?
- No lo se

Y en ese momento, como si la carta le conociese y supiese que iba a decir eso, tomo la forma de una boca humana y dijo:
-¡¿Como que no lo se?!- era la voz de Sirius- sabes lo que me cuesta expresarme, ¡¡con lo que me he esforzado!! Estuve pensando en esta carta tres horas, ¡¡Tres!!
A Remus se le dibujo una sonrisa en la cara, no lo pudo evitar. Sirius. Escribiendo. Le hubiese gustado verlo tres horas delante de un pergamino, hubiese sido interesante. ¿Estaba seguro? Venga, Sirius merece que le perdones ya, mira lo que ha hecho
. Decía una voz dentro de él. Quería a Sirius Black, cosa que normalmente, le traía problemas, sobretodo nocturnos. Lo de que duerma en la cama de al lado, eso no podía ser sano. Pero ahí había una oportunidad. Y Remus Lupin era cauto, pero no tantísimo.
- Vale, ¡Iré!- y tal y como lo dijo, la nota fue a buscar a Sirius, a darle la gran noticia.
- Ahora que la nota no esta y que estamos solos
Hay algo que tengo que decirte que te sorprenderá.
- Dime, Lily.
- ¿Conoces a Mary? Esa chica tan guapa de nuestro curso
- Remus asintió, dándole a saber a Lily que sabía quien era- Pues bien, le ha pedido unas tres o cuatro veces a Black ir al baile de Navidad. Y a las cuatro veces le dijo que no
La ultima vez, Mary le preguntó si ya tenía pareja, y él le dijo que no, pero que si a quien se lo pediría no iba con él, iría solo al baile. Solo. Sirius Black. Yo no me lo podía creer, y menos aún cuando me enteré de que medio Ravenclaw, Hufflepuff y Slytherin también le habían pedido que fuese con ellas, y todas rechazadas
Todas.
La cara de Remus mostraba sorpresa, demasiada, y Lily se dio cuenta. Cuando supo que Remus estaba demasiado inmerso en sus pensamientos y que no diría nada, Lily se aventuró a decir

- Iras
¿eh? Sufres tu más que él cuando estáis separados
Aunque eso es discutible, no te quitaba ojo de encima
Cuando se te acerca cualquier alumno menor para preguntarte algo, veía a Sirius con su cara de: no te acerques a mi Remus, te mato
es como un perrito guardián. A veces es incluso gracioso.
Remus escuchaba a Lily con atención, aunque no la miraba. Estaba pensando en las veces que se había girado y había visto a Sirius mirándole, y no pensaba que fuesen tantas como decía Lily, eso quizás quería decir que no se había percatado de todas.
- Iré con él, pero por que ya se lo he dicho y ya sabes como se pone

- Si claro, por eso precisamente irás
jaja

- A ver, listilla, ¿Y tu con quien irás?
- Ya lo verás
Lo verás. Seguro que te lo imaginas

- ¿Sinceramente? No

- Jo, Remus, que poco veis los hombres

- Es lo que hay, chica

Se pusieron a reír ambos, esperando a que llegase el gran día



En dos horas tenía que bajar al gran comedor, ¡Dos horas! Y ya estaba listo, esperando. No lo había podido evitar, llevaba desde esa mañana histérico, James le había mandado varias veces a que se relajase íntimamente, pero ni eso le salía, solo pensaba en si perdonaría a Sirius. No te engañes, Remus, ya le has perdonado, se decía a si mismo.
De la última luna llena, solo recuerda a James acompañándolo al sauce boxeador, ya que Sirius y el ni se miraban
sin embargo, a la mañana siguiente en la enfermería, vió a Sirius en la cama de al lado, durmiendo, con heridas, y James le dijo que no se preocupase, que estaba bien, y que había ido cuando estaba seguro de que tu no lo recordarías. Es un orgulloso pensaron ambos. Pero le quiere, pensó James.
Su mente volvió e su viaje a la habitación, dónde James le estaba hablando.
- Me han pedido que te eche

- ¿Qué? ¿Quién?
- Tu vete
Va

- Vale, vale, me voy, pero dame una pista, va

- No puedo, Remus, no puedo. Vete. Lily esta abajo también, ya esta lista
Oye, ¿tu sabes con quién va?
- No
Nadie lo sabe
Bueno, nos vemos luego.
- Venga, Remus, ánimo campeón, que de esta noche no sales vivo

- Que
¿Qué dices, James?
- Nada, nada

- Ya
vale

Remus salió de la habitación y bajó a la sala común aún confundido por las palabras de James, estaba casi seguro de que todo aquello era cosa de Sirius, pero
¿Qué pretendía? Vió a Lily abajo, mirándole mientras bajaba.
- Hola, Remus, ¿Ya te han echado?
- Si
¿Tu como lo sabes?
- Se os oía desde aquí

- Ah, vale, si es eso, vale
¿Qué querrán?
- A saber, jujuju

- Lo sabes, lo sabes, ¡Dímelo!
- No puedo, Remus
jaja

- Agh, os odio

Remus frunció el ceño, pero Lily siguió riendo y pronto él se unió a las carcajadas
¿Qué se estaba cociendo ahí?
- ¿Dónde esta el CD? Dios
CD, bonito
Ah, vale, aquí está, la ropa, ¿la llevo puesta? ¿¡James, estoy vestido!?
- Si, Sirius, estas vestido
Jaja, Remus no se va a creer esto
No me lo creo ni yo, jaja.
Sirius estaba como loco, de un lado a otro de la habitación revisando que lo tuviese todo listo, había ido incontables veces al baño por que no se fiaba de la palabra de James al decir que estaba perfectamente vestido. Se había puesto unos tejanos negros ajustados y una camisa negra con los primeros dos botones abiertos, y no dejaba de peinarse una y otra vez, aunque siempre había afirmado que él no necesitaba de eso. Puso todo lo que necesitaba en una mochilita, y se dirigía hacia la puerta, cuando James le preguntó, muy sorprendido:
- ¿Ya te vas? ¡Aún falta media hora!
- Claro, no aguanto estar ni un segundo más aquí dentro
Bueno, nos vemos allí.
- Oye, antes de que te vayas
¿tú sabes con quién va Lily?
- ¿No lo sabe Remus? Él y Lily se lo cuentan todo, son muy amiguitos

- Se ve que no se lo ha dicho ni a él
Bueno, ahora nos enteraremos, ¿no? En fin, vete, que estás histérico.


Sirius se fue a las escaleras que llevaban al Gran Comedor, y por el camino estaba pensando en el maravilloso plan que tenía preparado para aquella noche, y no se enteraba de nada, la gente le saludaba, y él no contestaba, por que no se daba cuenta. No había estado tan nervioso en su vida, ¡ésta era su oportunidad! Sin darse cuenta, se paró en las escaleras y se sentó en un rincón de ellas, sin ver que allí había alguien más

- Señor Black
¿que hace aquí ya? Aún queda bastante rato, ni siquiera hemos abierto el Gran comedor
- era Dumbledore, con una sonrisa que denotaba que algo sabía, o sospechaba, lo cual quedó demostrado a continuación.- ¿Tan importante es para usted que su plan salga bien?
- ¿Qué
como sabe
?
- ¡Así que era cierto! Bueno, le veo dentro, y respire, si quiere un consejo, los caramelos de limón son muy relajantes.- Iba a entrar Dumbledore en el gran comedor, cuando se giró, y dijo como si fuese lo más normal del mundo:- ¡Y suerte con el señor Lupin!
Sirius se quedó en las escaleras con la boca abierta hasta el suelo, y sin poder creérselo. Dumbledore lo sabía. La pregunta era
¿Cómo? Era imposible
que Dumbledore
Vale. ¿Por qué era el mago más poderoso de todos los tiempos? Por cosas como ésta.


La gente empezó a llegar a las escaleras, todos acompañados de sus parejas, sonrientes, felices, seguros de sí mismos, y de que todo iba a salir bien. Sirius era la primera noche que
No estaba tan seguro de ello. Temía que algo saliese mal y todo se fuese a tomar por saco. Estaba inmerso en sus pensamientos, hasta que vió a Remus, acompañado de Lily, James y Mary, la chica que le había pedido ir al baile, y que al final era la pareja de James. Se fijó en Remus, y no pudo evitar sonreír. Llevaba una túnica de gala preciosa, del color de sus ojos, y que le quedaba ajustada, parte que a Sirius le gustaba. Su pelo, perfectamente peinado, aunque en realidad, para Sirius, siempre estaba perfecto, incluso recién levantado, antes de entrar al baño, con todo el pelo revuelto, le encantaba. Se estaba acercando a él, cuando Remus también le vió, y se aproximó, lo suficientemente lejos para que sus amigos no oyesen la conversación. Durante unos instantes ninguno de los dos dijo nada, simplemente, se miraban a los ojos, como si así se lo dijesen todo. Pero Sirius necesitaba decirlo

- Moony
mi Moony, has venido, gracias
- Sirius le abrazó, y siguió hablando- Sé que no me has perdonado, y si así fuese, no aceptaría tus disculpas hasta después de esta noche.
Sirius no solía hablar tanto, y Remus lo sabía perfectamente. La palabra no era el fuerte de Sirius, pero estaba haciendo un gran esfuerzo esa noche, Remus no podía evitar mirarle con comprensión y cariño, era simplemente lo que sentía, cariño, amor desbocado

- Sirius
- Remus iba a decir algo, pero las puertas del gran comedor se abrieron para permitir la entrada a los alumnos, y Sirius, sin pensarlo dos veces, le cogió la mano a Remus, y se lo llevó para dentro. Ese gesto, para Remus, ya era suficiente, pero le dijo a Sirius:
- Sirius
y
¿esto no te importa? ¿lo que James pudiese pensar si, pero lo que piense el resto del colegio, no?
- Ya veras, lobito impaciente
- le contestó Sirius con una sonrisa y guiñándole un ojo. Antes de que empezase el primer baile, una de las chicas que le había pedido ir al baile con él, se acercó a Sirius, sin percatarse de Remus.
- Si al final ibas a ir sin acompañante, ¿Por qué no nos dijiste que sí a alguna de nosotras?
- ¿Y quien dice que no tenga acompañante? - respondió Sirius, claramente molesto.
- No se, a menos de que la hayas dejado y te hayas venido aquí con Lupin, por que no la veo

- Que sepas que vengo acompañado. No tengo por que decirte de quién, deberías entenderlo tú.
La chica puso cara de sorpresa y enfado, se giró, y se fue con sus amigas, las cuales observaban a la pareja, pensando que debían ser dos que se habían quedado sin nadie con quien ir. De pronto, empezó a sonar la música, y Sirius sacó al licántropo a bailar, antes de que le diese tiempo a decir nada más. Le pasó la mano por la cintura, y bailaron como si estuviesen solos, cómo si no hubiese nadie más que ellos dos allí, una sala de baile gigantesca, con sólo ellos dos dentro disfrutando de la música. Remus nadaba en los ojos grises de Sirius, se estaba perdiendo en ellos, y notaba la mano del animago rodeando su cintura con ese descaro tan propio de él. Antes de que les diese tiempo a reaccionar, la música dejó de sonar, y vieron las demás parejas
Lily bailando con Severus Snape
Bueno, la interrogaré después pensó Remus. Lucius bailaba con Narcissa. Le he ganado, pensó Sirius, Luego se lo restriego.


- Hey, voy a por algo de beber, espérame aquí, ¿vale, Moony?
- Vaya, pensaba fugarme con Lucius, me vas a chafar el plan
- bromeó Remus.
- No, si al final le cambiaré el mote a Cornamenta, ya verás. ¡Ahora vuelvo!
Sirius desapareció entre la gente, y Remus observó alrededor. Estaba en una nubecita de felicidad propia, Sirius estaba con él esa noche, podía escoger a quien quisiese y estaba con él, y le daba igual todo lo demás. Vió que Lily se acercaba a él.
- ¿Qué tal con Sirius?
- Uf
genial, estoy feliz, Lily
¿Y tu que? Ya te he visto con Snape
¿No tienes nada que contarme?
- ¿Yo? Nada

- Anda, no hagas esperar a Snape, que seguro que lo único que quiere es tenerte cerca

- Vale, anda, hasta luego
Mañana hablamos, recalco la palabra Hablamos

Lily se volvió con Severus, y de pronto, para la canción que estaba sonando, y se oye un ruido de micrófonos moviéndose

- Si, si, un momento de atención por favor. No, esta vez no es ninguna travesura, es algo muy distinto, aunque también haya tenido ayuda de Potter.
Esto si que Remus no se lo creía. No podía estar
no podía





***************

Continuara!!^^
-Si, si, un momento de atención por favor. No, esta vez no es ninguna travesura, es algo muy distinto, aunque también haya tenido ayuda de Potter
y de Evans, gracias a ti también. Esta vez es algo que tenía que hacer por mi mismo, y para demostrarle algo a alguien, así que, antes de castigarme, escuchadme un momento, por favor. Hay una persona aquí que cada vez que me mira me siento más relajado y más nervioso a la vez, que me cuida y me enseña lo que esta bien y esta mal, y no, no es mi madre. En realidad, no sabría decir lo importante que eres para mi
Y menos aún con medio Hogwarts aquí mirando

- En realidad es el 75% de Hogwarts, señor Black
- río Dumbledore.
- Eso no hacía falta
bueno, pues
que ahora si: Te quiero, Remus
¿Me perdonas?

Hubieron gritos y suspiros de sorpresa, y a muchas de las alumnas de Hogwarts se les rompió el corazón en ese momento, pero Remus estaba en las nubes
No podía creer lo que Sirius estaba haciendo, estaba poniendo el CD y sonó una canción preciosa


When I'm down and out without the strength to carry on
The sun still reaches your hair as it's always done
Will I ever see you again, just one last time?
Anyhow I cannot feel any peace of mind




Sirius se acercó a Remus, ambos estaban colorados, y no era para menos: todos les estaban mirando. La melodía sonaba, y Sirius acarició el pelo de Remus, susurrando la letra de la canción que había preparado especialmente para aquel chico que le volvía loco.

All around the world the fallen ones will see
That love was never ever meant for me
I’m torn apart but how could I flee?
I would die for you, so please come rescue me


Bailaban al son de la música, la mayoría de alumnos, curiosos, seguían observándoles, aunque lo escondían haciendo ver que bailaban. A ellos les daba igual, se estaban perdiendo en los ojos del otro, nubes y miel, una mezcla que estaba empezando a hervir


'Cause I wonder where you are
Have our freedom gone too far?
Is there still an open door?
I will love you forever ever more


Estas ultimas palabras, Sirius se las susurró a Remus al oído, para que nadie más que él las oyese, y después le miró a los ojos, esos ojos contra los que no podía luchar. ¿Me perdonas?, Pues claro, era una conversación que nadie más entendía, ¿Quién necesitaba las palabras?

I realize that life is never easy
But in my heart, I'd hoped for something greater
A dream I guess, but something to hold on to
A rainbow on a darkening, rainy sky


Es lo más bonito que nadie ha hecho jamás por mi
le susurró Remus a Sirius al oído. No lo entiendo, con el corazón que tienes, la gente debería dedicarte canciones a diario
le contestó Sirius con esa cara de perrito tierno que sabía poner. Así es la vida, la gente le dedica canciones a los guapos, no a los buenos
dijo Remus con una media sonrisa. Vuelve a insinuar que no eres guapo y te como
la sala de menesteres se nos quedará pequeña
le contesta Sirius enfurruñado.

'Cause my body's caught, but still my soul is out there
They can take away my life, but not my freedom
My love is all that matters, you'll see
I would die for you, so please come rescue me


Remus le miró entre desafiante y divertido, y Sirius supo que había llegado el momento de abandonar el lugar del crimen. Se acercó a James para pedirle que luego recogiese el CD y se lo devolviese, y salieron del Gran Comedor, Sirius empujando a Remus, ambos riendo, sonrientes, felices. Al fin, llegaron a la sala de los menesteres, y la puerta se iba formando ante ellos

- Te quiero

- Y yo mas, y como esta puerta no se abra ya, la abriré yo

- Jajaja, perrito impaciente

Sirius abrió la puerta en cuanto tuvo oportunidad y Remus entró detrás de él, cerrando la puerta. Antes de que se diese cuenta, Sirius ya se había ocupado de quitarle la camisa y meterle en la cama
la noche, sería larga




Sirius miró el reloj, eran las seis de la mañana. Pero si llegamos aquí que serían las diez
y no he dormido casi nada
¿cuanto rato estuvimos
?. Y vió una mata de pelo castaño desordenado sobre su pecho, y a el lobo durmiendo. Pensó en que en unos días serían las vacaciones de Navidad, tendría que volver a su casa un par de días, y luego podría escaparse con James
¿Dónde las pasaría Remus? Con sus padres, claro
en su casa

- Buenos días, Sirius

- Moony, creía que dormías

- Jajaja, es que se está muy bien así
Mañana volvemos a casa

- Bueno, son dos semanas
bah, ¿a quien pretendo engañar? Promete escribirme

- Cada día. Y si las lechuzas van rápidas, varias veces. ¿Y tu?
- Bueno, serás cartas más cortas, ya lo sabes, pero haré lo que pueda. Oye
¿Por qué no te
vienes algún día
con James y conmigo? Sus padres estarán encantados de tenerte en casa

- ¿Eso no me lo tendría que decir James? - reía Remus.- ¿Por qué no te vienes tú a la mía?
- ¿
en serio?
- Claro que si, mis padres estarán encantados.
Sirius besó a Remus, un beso cariñoso
Y pese a los malos momentos, la lucha, las muertes
siempre seguiría un momento en sus recuerdos: las nubes y la miel uniendose
¿Para siempre?

¿Fin? De momento, sí.


**********************************

La cancion es "Forever More", de Dionysus, y se la debo a cierto Brujo... Gracias!^^
Gracias a todos los que habéis seguido el Fic estos meses, y a todos los que os lo habeis encontrado de nuevas y os lo habéis leido.
Muchos besos, y nos vemos en proximos Fics!^^ Onlyfans gratis de chicas y chicos

 

I Will Love you, Forever ever more... - Fanfics de Harry Potter

I Will Love you, Forever ever more... - Fanfics de Harry Potter

- Re... Re... Agh...-decía Sirius- Hey, tu, ¿que dices? ¿Qué pasa?- James intentaba despertarlo.- Re.Agh- Sirius seguía murmurando cosas, pero James no lo

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-i-will-love-you-2612-0.jpg

2023-02-27

 

I Will Love you, Forever ever more... - Fanfics de Harry Potter
I Will Love you, Forever ever more... - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/27918
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20