Imprimarse de Renesmee - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

E

n esta agenda redactaré todos mis sentimientos con respecto al embarazo de Bella. Quede claro que todo lo que escribo aquí es totalmente propio y privado, se puede compartir la misma idea o no.Esto será parte de mi vida, mis sentimientos, mi forma de ver las cosas, mi forma de pensar, de sentir. Todo lo que se expresa aquí es la pura verdad de lo que siento.Los diálogos que se muestran son a partir de mi recuerdo, así que todo lo dicho pudo haber cambiado.

ADVERTENCIA: SI SON LOS HOMBRES LOBOS NO SE DEBE LEER.EN ESPECIAL SAM

p.d: Sam, si llegas a leer esto, no hagas ningun comentario sobre nada escrito aquí, en la agenda de mi vida. estos sentimientos son la pura realidad, propia y privada , asi que no te entromentas en nada.

 

Estos relatos estan absados en mis sentimientos con respecto a Renesmee. Ella es la luz de mis ojos, la inspiracion, las ganas de levantarme todas las mañanas, mi primer pensamiento al levantarme y mi ulitmo pensamiento antes de dormir, hasta a veces no puedo dormir de pensar en ella.

NOTA PARA RENESMEE:

Renesmee: Eres todo para mi, eres el sol en el dia y la luna en la noche. Eres mi razon de ser y forma de pensar. Eres la luz de mi existir y gracias a ti yo existo.Eres los latidos de mi corazon y la sangre que flluye por mis venas. No sabes cuanto te amo y jamas dejare que algo te pase. Prefiero dar mi vida antes que pierdas la tuya. RENESMEE estare siempre a tu lado, cuidandote, dandote apoyo, tratando de ahcer lo mejor posible para nuestra felicidad.

Cuando me dirigí a la casa de los Cullen, Bella me estaba esperando con una noticia: Ella estaba embarazada del chupa sangre de Edward. Iban a tener un monstruo chupa sangre que tendría por padre al indeseable Cullen. En ese momento traté de desaparecer esos pensamientos de mi mente, pues lo único que hacían era hacer miserable mi vida. Los días comenzaron a pasar y yo me sentía cada vez más moribundo. Para dejarlo atrás:

- Hola Jake, tengo algo importante que decirte. Me dijo ella y yo continué muy esperanzado.

- Hola Bella. La saludé mientras la alzaba dándole un giro.

- Mira, se que no te va a gustar la noticia pero

- No digas así, seguro es buena. Completé yo inocentemente. No sabía que lo peor estaba por venir.

- No quiero herirte, pero, Edward y yo tendremos un bebé.

- ¿Qué? Dije descolocado. No entendía lo que me estaba diciendo.

- Si, un bebé. Ya que soy humana, podemos tener un bebé, así que, aquí está. Dijo mientras se palpaba el abdomen, se notaba que estaba feliz y orgullosa. Todo lo contrario a lo que yo sentía.

Sin decir ninguna palabra salí corriendo hacía nuestro territorio. Estaba a punto de estallar, no quería lastimarla. Ella me gritó, pero decidí no hacer caso. Esa noche la sufrí entera, pues la amaba, la amo y la amaré por siempre. El destino no nos cruzó los caminos. Aunque ella piense que ya lo olvidé, la amo y ese sentimiento jamás se va a apagar en mi corazón. Comencé a odiar a ese bebé que crecía adentro de ella. No quería ni recordarlo, ya que me generaba odio y podia lastimar a alguien.

Al día siguiente, encontré a Sam husmeando mi agenda,comencé a sentir que esto se tornaba muy personal, así que decidí enfrentarlo:

-¿A caso no leíste lo primero? Dije con una mirada penetrante.

- Ahora eres una marica, escribes en el diario íntimo, como las niñas, porque eso es lo que eres, una niña, que me teme. Me dijo él, estaba burlandome y me fastidiaba mucho. Me preparé para golpearlo con todas mis fuerzas.

 

- Tú eres un inútil y nadie te dice nada imbécil. Dije yo con tono desafiante mientras levantaba el puño.

- Marica, niñita, eres una dulce niñita con diario íntimo.

- Pero al menos me controlo y no daño a mis seres queridos. Eso lo enojó mucho, pues él se enojó con su esposa y la hirió. Sam odia que hablen sobre eso, el está muy arrepentido de haberla lastimado y se siente débil por no haberse controlado cunado debió.Me transformé en cuanto vi su cara de odio. Él se asustó pero en seguida se transformó también. Aparecieron los otros hombres lobos y se apartaron, pero también s transformaron ya que deberían detenernos.

En ese momento se desató una batalla entre él y yo. Comenzamos a pelear y ni siquiera los mejores lobos podían detenernos. Cuando recordé al monstruo de Indeseable y Bella lo golpeé tanto a Sam, que lo hice darse por vencido. Recuperé mi poder y le enseñé a nunca más abrir la boca. Él se quedó con verguenza.

- Ya vez, jamás revises cosas que no son tuyas, eso te pasa por entrometido.

- Igual sigues siendo una niña niño Black.

- Que a ninguno se le ocurra abrir esta agenda, pues le va a pasar lo mismo que a Sam.

A los pocos días de nacer Renesmee Carlie Cullen, quise ir a verla, esa fue la peor decisión que tomé en la vida . Me sentía un poco incómodo en una casa llena de vampiros, pero debía sacarme ese odio que tenía dentro de mí. Lo peor fue cuando la miré. Al principio no podía mirarla del odio que sentía por ese ser, que había creado Indeseable Cullen, pero al verme obligado lo hice: En ese mismo instante me IMPRIMÉ de ella. Fue lo peor que pude haber hecho, aunque comencé a no imprimarme de ella, por más que lo intentara me venció. Cuando Bella se enteró quiso matarme, pero no podía hacer nada en contra de eso, al imprimarme de Renesmee mi vida era protegerla a ella.

- ¿Qué? ¿Te enamoraste de mi hija? Estás demente Jacob. Te voy a matar. No puedo creer que esto sea verdad.

- Lo siento,no puedo evitarlo ."Además no es un deseo carnal, es de protección hacía ella."

- ¿Tú no vas a matarme? Le pregunté a Indeseable Cullen.

- ¿Para qué? Ella va hacerlo, prefiero mirar.

- Más te vale que no le hagas nada a ella, porque te juro que te mato Jacob. Dijo Bella, un poco confundida.

- Jamás le voy a hacer nada, ella es mi vida.

- Más vale que te controles si te enojas con ella. Agregó con risa Indeseable Cullen.

-Les prometo que me portaré bien, solo tienen que confiar en mí, el hombre lobo, por favor.

-Yo confiaré en tí Jake, pero prométeme que si te ocurre algo con ella, saldrás corriendo al instante. Me prometió Bella.

- Lo prometo.

- ¿Y tú Edward?¿Lo prometes? Dijo Bella acercándose a él.

- Solo confiaré en tí por Bella.

- Gracias hermano y gracias Bella.

(No puedo creer que yo le haya dicho hermano)

Desde ese día, yo viví para protegerla a ella. Cuidarla y saciar todas sus necesidades. Es muy gracioso cuando me muerde el dedo, por suerte, todavía no tiene la fuerza para inyectarme ponzoña.Lo siguiente que agregaré aquí será dependiendo de los años que fueron pasando, las diferentes etapas de vida de Renesmee:

 

A medida que fue creciendo comenzamos a hacer otras cosas.Las voy a enumerar:

1. Muerde el dedo. (Y como apreta)

2. Corre detrás de mí, y cuando la esquivo, ella se pasa y debe volver.

3.Jugar carreras. Ella siempre me gana, la mayoria por buena ley.

4. Se sube a mi lomo y damos un paseo (Ella adora eso)

5. Le gusta verme transformarme (Debo hacerlo unas 100 veces cada vez que la veo)

6.Ahora que tiene 10 años prefiere verme a mi, Jacob Black, para poder conversar.

7. A veces le gusta pasear en mi lobo, pero generalmente hablamos, y mucho.

8.Ya tiene 11 años y le sigue gustando andar en mi lomo. Cuando se lo cuento a la esposa de Sam, Sam siempre lo mal interpreta, ella lo reprende y seguimos todos felicies. El siempre hace un comentario como: "Ojala tubiera unos años más y quisiera subirse en tu lomo" Ella siempre lo reprende por eso, el se enoja y se va. Es muy gracioso.

9. Ella dice que le gusta mi sonrisa, ya no es una niña así que hablamos mucho. Solo 2 veces al año me pidió de subirse a mi lomo. Dimos unas vueltas por el campo´y quedó fascinada.

10. Salimos a caminar al centro. La ayudo con las bolsas ya que tengo más fuerza y a veces me hace cargarla a ella y las bolsas encima, siempre nos reimos. Aunque le da un poco de verguenza subirse el el centro comercial.

Cuando Renesmee tenía 16 años, ella me invitó a su fiesta. Creo que nadie más me quería allí, pero me soportaban por ella.

- ¡Hola Jake! Me saludó ella.

- ¡Feliz Cumpleaños Renesmee! Grité mientras la levantaba y abrazaba en el aire.

- Gracias Jake.

- Mira, espero que te guste. Le dije dándole su regalo.

Ella me tomó la mano y me dijo:- Vamos a dejarlo a la mesa. Yo asentí. La mesa estaba llena de hermosos envoltorios.

-¿Me acompañas a bailar? Me propuso ella.

- OK, vamos.

Comenzamos a bailar y ella me paró para invitarme a ir a un lugar de su casa, otra vez asentí.

- ¿Pasa algo Renesmee? Pregunté.

- Si, quiero decirte algo.

- OK, entonces dilo.

- Jacob- Hizo una pausa y me asusté cuando dijo "Jacob"- la verdad es que me gustas. Espero que no te molestes por lo que te estoy diciendo- dijo muy sonrojada- eres muy bueno conmigo
y lindo.

- Tus padres te contaron lo que me sucede contigo, ¿no?

- ¿Qué cosa? Ellos no me dijeron nada.

Supuse que me metería en un gran problema luego, pero debía decírselo.

- Mira, cuando tu naciste a mí me paso algo contigo- Hice una pausa, tomé coraje- Cuando te miré por primera vez
me imprimí de ti.

- ¿Qué te que?

- Imprimí, ¿No sabes lo que es?

- No, pero dime Jake, suena algo lindo.

- Imprimirse de alguien es cuando desde ese momento tu vida es solo para esa persona. Osea, que vives para el o ella. En ese momento tus padres casi me matan, pero no es un deseo carnal, más bien de protección hacia ti
pero no puedo negarte que eres linda.

- Gracias Jake. ¿Puedo preguntarte algo?

- Si, creo. Pero mejor lo pregunto yo, queda más formal.

- OK,, entendiste mi indirecta.

- Renesmee, ¿Te gustaría salir conmigo?

- Me encantaría Jake.

Ella se abalanzó sobre mí y comenzó a besarme. En ese momento apareció Edward. No me había percatado de su presencia, pero ella no me soltaba. En ese momento apareció Bella, pero Renesmee parecía no soltarme a propósito. Luego de unos segundos me soltó y me dijo que me amaba, que ahora se iba a abrir mi regalo. En ese momento supuse que algo malo me iba a pasar.

 

- No le vuelvas a poner las manos encima a mi hija. Me dijo Indeseable Cullen.

- Edward, cálmate. Ella está enamorada de él.

- Si, lo se. Yo ya sabía que eso sentía, pero cuando lo fue a saludar, supuse que algo iba a hacer. Y a ti te advierto, no vuelvas a tocar a Renesmee. Leí lo que estabas pensado miserable, eres un asco.

- Edward, lo siento, pero yo me imprimí de ella
y la amo.

Renesmee apareció y le gritó a él:- No puedes decidir a quien tengo que amar, nadie te impuso amar a mamá.

- Renesmee, es que no lo entiendes, es mucho mayor que tú.

- Lo sé, pero lo amo. Déjame vivir mi vida papá.

- Renesmee, hija ven vamos a hablar- Dijo Bella- y a ninguno de los 2 se les ocurra hacer algo, solo hablen.

- Miserable, eres un sucio lobo.

- Ey, cálmate.

- Siempre quieres lo que yo tengo miserable sucio lobo. Primero a Bella, y a hora a Renesmee.

-Bella, yo la conocía desde antes que tú y Renesmee me eligió, entiéndelo.

Yo me fui, decidí venir a ver después a ver a Renesmee.

***

En el cuarto de Renesmee

- Mamá, es un egoísta. Dijo llorando.

- Entiende a tu padre, está celoso.

- Pero no puede decidir por mí.

- Lo sé, después hablaré con él. No debes ponerte mal cielo, tienes el derecho a elegir, y si lo eliges a Jacob, si realmente lo amas, está bien.

- Gracias má- Dijo secándose las lágrimas- hazle entender de que esto es así, por favor.

- Seguro que va a entender, pero no te olvides que el te ama, y por eso es celoso.

- Lo sé, pero

- Si, ahora voy y hablo con él.

- Gracias.

***

En el cuarto de Bella y Edward

- Lo siento Bella, no quería hacerla triste, pero cuando llegué se estaban besando.

- ¿Cómo supiste que estaban besándose?

- Leí su mente.

- ¿De quién?

- De Renesmee
estaba pensando en un nivel más.

- Es una adolescente, entiéndela.

- Pero Jacob también.

- Es normal, él está imprimido con ella.

- Pero nos dijo que no es un deseo carnal.

- Lo sé, pero también es normal, se aman. Como tú y yo.

- Si, es que es mi niña.

- Lo sé, pero como mi padre tuvo que aceptarte a ti, tú también debes aceptarlo a él, por más que no se lleven bien.

- Si, tienes razón.

Ellos se besaron y comenzaron a leer libros, ahora que Renesmee era grande, por las dudas, dejaron de saciar su sed.

Al otro día, quedamos en encontrarnos en el centro. Ella y yo, nada podía fallar.

-Hola Renesmee. Dije yo.

- Hola Jake. -Dijo mientras me besaba- lo que paso ayer, yo no quiero que te cause problemas a ti.

- Descuida, tu padre lo entenderá.

- Si, eso espero. Bueno cambiemos de tema.

- OK, ¿De qué quieres hablar?

- Me gustaría conocer tu casa.

- Si, te la presento otro día, hoy no es buen momento.

- ¿Puedo preguntar algo?

- Si Renesmee, pregunta.

- ¿Por qué pareces de 18? Según mi padre no tienes esa edad.

- Tengo 18 años Renesmee, solo que los hombres lobos crecemos de a poco.

- Ah, que suerte.

 

- Si quieres la semana entrante te llevo a mi casa.

- Mira, mis padres van a salir esta noche y me gustaría que me hagas compañía.

- Claro, si no les molesta.

- No eres molestia Jake. ¿Puedo pedirte algo?

- Lo que sea.

- Bésame.

Nos besamos, pero no me había dado cuenta que Sam y su pandilla nos estaban observando. Cuando me alejé de ella, los olí. Supuse que sería mejor acompañarla hasta la casa.

- Me tengo que ir Jake.

- Descuida, te acompaño hasta tu casa.

- No hace falta.

- A menos que quiera pasar un momento a solas contigo.

-Eres increíble.

Cuando llegamos a la puerta de su casa y entró me tranquilicé, pensé que tal vez nos seguirían o algo así. Pues, de verdad percaté una presencia, la confirmé cunado me atacaron por atrás. Eran Sam y sus secuases. Los tiré a todos al suelo y les dije que cuadno llegaramos a la reservación los mataría.

Decidí ir bien vestido, perfumado y limpio. Le compré unas flores rojas, me dijo que le encantaban esas. Me citó a las 9, supuse que los Cullen estaban de casería.

Toqué la puerta y ella salió.

-Hola, te traje flores, espero que te agraden.

Me besó.

- Son muy bonitas, gracias Jake.

- ¿Vamos?

- ¿Adonde?

- A tu casa.

- Pero, quedamos que estaríamos en tu casa.

- Si, es que hubo un problema, ¿Podemos ir a la tuya?

-Eso creo.

Ese día sería mi día de suerte porque los lobos estaban en otro continente con otras familias y no volverían hasta la semana entrante. Al parecer todas las familias estaban ocupadas.

Cuando llegamos a mi casa se quedó encantada con los adornos.

- Siento mucho no haber preparado nada, es que, no estaba en los planes.

- Lo sé, pero tranquilo, tenemos toda la noche.

Preparé la cena: Chile con carne.

-¿Te gusta? No soy muy bueno cocinando (es más, hasta casi quemo la cocina)

- Me encanta, esta delicioso.

Terminamos la cena y me pidió de ir a mi cuarto, decía que el cuarto dice todo sobre la persona. Mi cuarto era como si una bomba hubiera caído sobre él, excepto que mi ropa no estaba tirada, la esposa de Sam la había juntado antes de irse, por suerte.

- Es tan bonito, me encanta. Da un toque siniestro y valiente.

- Me alegra que te guste.

Ella comenzó a besarme y me tiró en la cama.

Al otro día cuando desperté no podía creer lo que había pasado.

La desperté y le dije que le convenía irse a su casa. Ella agradeció por todo y se fue, pero no sin antes besarme. Yo quedé perplejo, no lo podía creer. En ese momento pensé que si Indeseable Cullen se enteraba me mataría.

Semana después de este hecho, Renesmee comenzó a marearse, ella sentía miedo por lo que había hecho y creo que eso era lo que sentía en realidad. En las noches era más difícil dormirse ya que dependiendo de la posición se mareaba. Ella recordó que había estado con Jacob y decidió contárselo a Bella, pero primero debía hacerse un test de embarazo.

- Mamá, tengo algo que decirte, que no puedes decírselo a papá.

-OK, ¿Qué es? Hija, no tengas miedo, siempre puedes confair en mí.

- El otro día, cuando ustedes se fueron de caza, fui a la casa de Jacob.

- ¿Cuál es el problema?

- Que en la casa de Jacob
paso algo y yo lo provoqué.

 

-¿Qué? No me digas que quemaste la cocina Renesmee.

- Yo le pedí de ver su cuarto y lo incité para hacer algo y bueno
eso paso, pero no puedes decirle a papá.

- Pero, ¿No se cuidaron?

- Es que, el no pensó en eso. Yo lo tiré a la cama ma y bueno ya conoces el resto, pero de verdad el es muy dulce y delicado.

- Mira Renesmee, ahora solo hay que ver si estas embarazada o no.

- Pero tengo mareos.

- Tal vez es psicológico, tú tienes miedo, por eso que pasó.

- Reviso mi agenda y te digo.

Las fechas no coincidían. Para suerte de Renesmee y Jacob.

- No ma, que suerte.

- Debes tener más cuidado con eso Renesmee. Eres muy chica todavía.

- Pero yo lo amo.

- Lo sé, pero cuídense entonces.

Ese día me dijo que necesitaba verme, ya que después desde esa noche, no nos habíamos visto.

Pensé que me vería para darme una noticia, y así fue.

- Hola, ¿Qué pasa? Tenía una cara de tristeza, que me asusté, pensé que había hecho algo que no tendría que haber hecho y menos con una chica como ella.

- Nada, es que, no estoy embarazada. En ese momento mi corazón volvió a palpitar normalmente. Supuse que algo triste sería, pero no algo tan delicado.

- ¿Y tú querías? Pregunté sorprendido.

- Si, yo te amo Jacob y quiero que seas el padre de mis hijos. Ella pensaba como un adulto.

- Pero, Renesmee, no te entiendo. Quieres tener un hijo, pero no puedes.

- no, no es eso.Mi vida es más corta que la de los demás, en poco tiempo tendrán que transformarme.

- ¿Y eso que tiene que ver?Ah, claro, vampiro- no hijos. Dije señalando con las manos como si tubeira flechas.

- Si me transformar no podré quedar embarazada, pero si quiero quedar y contigo.

Ella lo repetía mucho y no sé porque. Creo que ella estaba esperando que yo le dijera algo.

-Creo que deberías hablar con ellos. Fue lo único que se me ocurrió, no me imaginaba a mí dándole discursos de la vida.

- Jacob, ¿A ti te gustaría estar conmigo para siempre? Creo que eso me llevó a pensar en otra cosa.

- Claro, es lo que más quiero.

- En unos meses tendrán que transformarme. Lo decía como si la condena de muerte fuera eso.

Se acercó y me besó.

- ¿Me puedes llevar a casa?

- Si, claro. Nos subimos a la motocicleta y nos fuimos. Quedé pensando mientras viajábamos, ¿Y si debo ser padre ya?¿Y si debo casarme ahora? Ese sería un hecho que por ella lo concretaría.

Me dijo que la esperara en mi casa. Comencé a ordenar todo, por las dudas.

***

En la casa de los Cullen

- Mamá, debo hablar contigo. Dijo Renesmee con tono muy exigente.

- OK, vamos al cuarto Renesmee. Respondió preocupada ella.

- Mamá, ¿Cuándo me van a transformar?

- Cuando sea necesario, además tu compañero debe estar de acuerdo.

- Jacob está de acuerdo y quiero ser madre antes de transformarme.

- Mira Renesmee, debes hablar esto con tu abuelo antes de hacer algo.

-Entonces voy a hablar con él ahora.

Ella se levantó de la cama y se fue sin dejarle decir nada a Bella.

-¿Qué paso? Preguntó Edward.

- Al parecer como ella quería transformarse ahora, luego de los 16, quiero tener un hijo con Jacob.

- Esta loca.

- Es conciente de que cuando se transforme no tendrá la oportunidad.

 

- ¿Quiere transformarse ahora?

- Eso parece. Pero deberás dejarte de pelear con Jacob, y tendrás que pedirle disculpas.

- No sé.

- Estuviste mal.

***

En la casa del abuelo Carlisle

Todos extrañaron a Renesmee y la saludaron. Habían planeado hacerle unos regalos y se los dieron, ella los aceptó y agradeció, pero quería hablar con el abuelo.

Alice la acompañó hasta la puerta del estudio de Carlisle.

-Hola abuelo. Dijo ella, temblorosa.

- Hola Renesmee. ¿Qué se te ofrece?

-Abuelo, ¿Qué pasa si un hombre lobo tiene un hijo con una medio- vampiro?

- ¿Qué sucedió Renesmee? Preguntó Carlisle.

- Te cuento si no le dices nada a Edward.

- Prometido.

- Estoy saliendo con Jacob, eso ya lo sabes.

- Si, lo sé, pero hay algo que me dijeron que no me estás contando Renesmee.

-¿Fue mamá?

- No, tu padre leyó los pensamientos de ti y de Jacob cuando estaba de caza.

Ella quedó muy asombrada y Carlisle supuso que ella había olvidado el don de Edward.

- Bueno, espero que no te enojes abuelo.

- Supongo que quieres transformarte, pero si quieres tener un hijo debe ser antes.

- Si lo sé, pero, tendré un hijo con él.

- ¿Lo amas Renesmee?

- Si abuelo, quiero vivir eternamente con él.

- Sabes que es un hombre lobo. Hay ciertas reglas.

- Si, si se enfada conmigo podría lastimarme y no puedo cazar en su territorio.

-¿Me transformarás luego de tener a mi hijo?

- Si eso es lo que quieres si, pero debo tener el consentimiento de tus padres.

- Renesmee, ya que aclaraste tus dudas puedes irte, supongo que viniste para eso.

- Si, gracias abuelo.

Renesmee salió corriendo y dejó los regalos en la casa de los Cullen, directamente vino a mi casa.

***

En casa estaban los otros hombres lobos y a ella le dio vergüenza.

- ¿Qué pasa Renesmee?

- Debo decirte algo, en privado amor.

Era la primera vez que ella me llamaba así, así que supuse que era importante lo que me iba a decir.

La llevé al patio, así estaba segura.

- Mi abuelo me dijo que me transformará luego

- ¿Y Edward?

- Ya hablé con ellos, Jacob, por favor, ¿Me concedes este deseo?

- Claro cielo, ¿Pero cuando?

- Mañana hablamos y te digo, Jacob, mi amor, eres el hombre más bonito y dulce de todos.

- Gracias, tú también. Pero antes de tener un hijo creo que falta un paso.

- ¿De que hablas?

- Hablo de que mañana nos encontramos en la puerta de tu casa a las 9 A.M. y te digo. Vístete linda, va, como siempre.

- Gracias amor, te amo. Se despidió y me besó.

Al otro día me preparé de gala para ir a verla: Le propondría casamiento a Renesmee.

-Hola Jake, que lindo que estás. ¿A qué se debe?

- Hola amor.- Ella se acercó y me besó- hice una pausa y me arrodillé y le propuse: Renesmee Carlie Cullen, ¿Quieres casarte conmigo? Ella se quedó unos momentos observándome sonriente y luego respondió: Si, acepto. Gracias cariño.

Le coloqué el anillo y saltó de alegría. Yo la agarré en el aire, la abrasé y besé mientras la sostenía.

No había notado que todos los Cullen habían salido a ver que pasaba. Claro, ella les había dicho que me vería y todos espiaron por la ventana. Ella es como Bella, nada engreída y para salir se ponía la ropa que primero encontraba.

 

Ella comenzó a gritar y todos, que estaban espiando, salieron a felicitarnos.

- Edward, espero que de ahora en adelante nuestras diferencias no sean un impedimento para la felicidad de Renesmee, dije mientras la abrazaba.

- Espero que no, y bienvenido a la familia.

Todos quedamos en silencio y desconcertados, pues Edward y yo éramos los peores enemigos, pero solo una bella señorita logró amistarnos, RENESMEE.

- Gracias, ¿suegros?

-Suegros.

Se acercó y me dio la mano.

- Entremos a la casa, hay que festejar. Propuso Bella.

Cuando toda la familia estuvo adentro llamé a mi papá, pues los Cullen lo habían invitado, pero él no quiso. No soporta verlos. Que bueno que los Cullen son buena gente y no les importó, es más, dijeron que si en algún otro momento deseaba o necesitaba verlos, que se acercara a su casa.

- Te amo Jacob. Me dijo ella cuando brindamos.

- Te amo Renesmee.

Nos besamos mientras todos aplaudían. Aún sigo sin creer que estoy y me casé con una vampira, pensé que eso jamás me pasaría, pero aquí estoy. La frase:" Espera lo inesperado" fue clave en este hecho.

- Alice, ¿Crees que puedes organizar una fiesta de bodas para mañana? Preguntó Carlisle.

- ¿Con quién crees que estás hablando Carlisle? Yo soy la experta organizadora en esta casa, déjalo en mis manos que yo me ocuparé y mañana habrá fiesta.

- Tía Alice, ¿Puedes ayudarme con él vestido? Preguntó Renesmee.

- Bueno, hagamos algo. Las chicas nos ocupamos de Renesmee y los chicos de Jacob. ¿Qué les parece?

-Perfecto. Dijo Edward. Me sorprendió, pero pensé que tal vez querría vengarse.

Ese día luego del brindis nos despedimos y cada uno por su lado. Debían organizarnos la despedida de soltero a mí y de soltera a ella. Tenía mucho miedo por lo que pasaría.

***

En la casa de Jacob

La esposa de Sam no estaba. Con los chicos habíamos ido a comprar mi traje, en el camino se sumaron los hombres lobos.

Bueno Jake, llego la hora, ¿Estás listo? Me dijo Sam. No podía creer que fuera tan amigable conmigo.

- Supongo. Estoy imprimado de ella, ¿Lo sabes no?

- Si, esa es la razón por la cual siempre van a ser felices.

-Entra me dijo.

Los Cullen habían preparado una cena (Recuerden que ellos no comen), por poco los lobos casi la devoran. Yo, que estaba un poco nervioso, comí casi nada de lo que como normalmente. Estaba nervioso por mi despedida, ya que los lobos eran terribles. Pero no había nada que temer porque solo se embriagaron y se durmieron temprano. Quedé solo con los Cullen. Hablamos mucho sobre las experiencias de todos y sobre sus anteriores vidas como humanos: eran impactantes.

En la casa de los Cullen

En la casa Cullen las chicas se divirtieron mucho. Hicieron una pijamada.

Ellas estaban en pijamas cada una de un color (Eso lo eligió Alice) y empezaron a hablar de sus vidas como humanas y todo se detuvo en Rosalie, ya que ella no quería recordar su vida.

- Si quieres Rose no cuentes- Dijo Bella- no es tu obligación.

- Pero si quiero, porque Renesmee para mí es muy importante y merece saberlo.

-¿Estás segura? Preguntó Alice.

- Si. Mira cuando yo era joven como tú, tenía un novio que era ÉL chico del pueblo, él que todas querían y deseaban.

 

-¡Que suerte Rosalie! Dijo Renesmee.

Rosalie no hizo caso a lo que Renesmee acotó y continuó:

- El y unos amigos más, un día, me violaron y golpearon hasta el cansancio.

Renesmee comenzó a llorar

- No quiero que te pongas mal Renesmee.

- Lo siento mucho por lo que dije. No sabía que te había pasado, lo siento.

- Renesmee, esta bien. No te preocupes.

- Cuando yo estaba al punto de morir, Carlisle me descubrió y me transformó. Yo odié a tu madre cuando quería transformarse, pues yo no tuve la misma posibilidad que tubo ella.

En ambas casas nos divertimos mucho. Fue la mejor y única despedida de soltero que tube.

La mañana siguiente nadie se levantó temprano, exceptuando a los Cullen que no duermen y a los futuros esposos: Renesmee y yo.

Fuimos a vestirnos: Alice y Rosalie acompañaron a Renesmee y a mí, Emmett y Jasper.

Ellos me acompañaron porque Jasper notaba que estaba nervioso. Nos casaría Carlisle.

Las chicas llevaron a Renesmee atrás del estudio de Carlisle, me dijeron donde estaba para que no entrara, porque dicen que ver el vestido de la novia antes de casarse es mala suerte. Ella estaba preciosa, con flores en el tocado y ese vestido que la hacía lucir como una princesa, mi princesa.

Cuando se hizo la hora todos entraron. Alice estaba súper emocionada, tomaba a Jasper del brazo intensamente. Rosalie estaba orgullosa y estaba sentada al lado de Emmett. Esme estaba por llorar de la emoción mientras miraba a Bella, que le ocurría lo mismo, sólo que ella abrazaba a Edward. Carlisle estaba detrás del escritorio, listo para casarnos, de los lobos ni noticias, supuse que mi padre no los habría dejado venir.

Me posicioné delante del escritorio mirando fijo a la puerta, según los demás estaba hermoso.

Cuando Alice golpeó la puerta para que Renesmee entrara se me paralizó el corazón.

Entró Renesmee con un vestido blanco hermoso como la luz de la luna, ella estaba mejor que nunca. Se acercó y se sonrojó porque yo la observaba. Se quitó el velo de su cara elegantemente y me tomó la mano.

Estamos reunidos aquí para unir a dos personas: Jacob Black y Renesmee Carlie Cullen.

Habló un par de cosas y preguntó:

-Jacob Black, ¿Aceptas por esposa a Renesmee Carlie Cullen para mantener una vida eterna juntos?

- Si, acepto. Dije mientras la miraba.

-Renesmee Carlie Cullen, ¿Aceptas por esposo a Jacob Black para mantener una vida eterna juntos?

- Si, acepto. Dijo ella emocionada.

- Dichas estas palabras, los declaro marido y mujer. Puede besar a la novia.

Nos besamos y todos comenzaron a aplaudir.

Salimos al parque y Alice había preparado una gran fiesta.

La besé y comenzamos a bailar.

Luego, al final cortamos el pastel y fue muy gracioso porque ella y yo, al mismo tiempo nos pusimos crema en la cara, con la diferencia que yo en su nariz y ella en mis labios. Primero se la saqué yo y luego ella, pero con los labios, valga la redundancia.

Todos la estábamos pasando de maravilla cuando Charlie, el padre de Bella apareció. Bella no había podido ubicar a su padre para avisarle de la fiesta, así que lo citó en un mensaje. Apareció justo cuando estábamos bailando y Renesmee me soltó para ir a abrazar a su abuelo.

-¡Abuelo! Que lindo que hayas venido.

 

- Mi niña, felicidades. Gracias abue. Pasa, allí están todos.

- Hola Jacob, felicidades. Cuando me abrazó me dijo algo al oído: Te pasas de listo y seré el primero en pegarte, ¿Comprendes?

- Entendido. Había captado perfecto el mensaje: no tocar demás, nunca dijo no tocar.

Esa noche fue de maravillas, y Carlisle y Esme nos tenían una sorpresa: Nuestra luna de miel.

Nadie más que ellos sabían sobre eso. La cara de Edward fue impresionante, creo que recordó lo que le había pasado a él y no quiso que sucediera lo mismo con su hija.

Cuando todos estaban distraídos se me acercó y me pidió de hablar en privado.

- ¿Pasa algo Edward? Pregunté.

- Te advierto que trates con cuidado a Renesmee, ella es joven aún, ¿Comprendes?

- Si, comprendo, pero ella quiere estar conmigo.

¿Por qué todos utilizaban el comprendes para referirse a eso? No lo comprendo.

- Cuidado Black, cuidado.

Al día siguiente nos fuimos a la misma isla donde fueron Bella y Edward, la isla Esme.

Cuando llegamos la casa era hermosa. Fuimos a la playa, pues era de noche.

Al parecer Renesmee sabía lo que quería. Ella se acercó al mar, pues yo estaba metido en él. La comparé con la luna y comenzamos a decirnos cosas hermosas, como ella.

***

En la casa Cullen

- No puedo creer que hicieras eso Carlisle. Dijo Edward furioso.

- Edward, debes entenderlo, ella debe vivir su vida, como tu viviste la tuya. Contestó Carlisle.

- Edward, Carlisle tiene razón, además, tú estás nervioso porque sabes que va a pasar, pero, eso ya pasó
y jamás dije eso. Dijo Bella.

- ¿¡Qué?! Dijo desconcertado Edward.

- Si Edward, cuando nos fuimos de caza ella fue a la casa de Jacob y bueno
pasó. No te lo dije antes porque me pidió que no te lo dijera. Osea que jamás escuchaste lo que acabo de decir.

- ¡Guau! Es más lista de lo que pensé. Dijo él algo asombrado
pero queriendo matarme al mismo tiempo.

- Edward, pronto tendrás un nieto en tus brazos, no pienses en lo que podría estar pasando ahora. Dijo Emmett, en tono burlón.

- Sabes, eso ayuda mucho. Respondió él irónicamente.

- Mira, lo único en lo que debes pensar es en que tu hija, Renesmee, esta feliz. Dijo Rosalie, que nadie esperaba que ella dijera eso.

- Si Edward, pues ella es y será nuestra única hija amor. Dijo Bella.

***

En la isla Esme

A la mañana siguiente Renesmee se levantó de un brinco y corrió al baño. Lo que quería que pasara
pasó. Ella estaba tan feliz que comenzó a gritar desde el baño, y yo realmente me asusté, pero luego comprendí porque gritaba. Ella me llamó y entré. Estaba pálida de los nervios. Me abrazó y me dijo muy emocionada que estaba embarazada, que tendríamos un hijo y que me amaba. Esas palabras fueron las mejores que escuché en mi vida. No sabía como agradecerme por darle esa oportunidad, yo le contesté que no tenía nada que agradecerme, que eso era amor puro.

Esa semana ella no paraba de mirarse los pies, ya que dentro de poco tiempo no los vería por un buen rato.

Cuando se dormía yo me quedaba pensando en lo que pasaría en mi vida a partir de ese momento, entonces enumeré:

1. Sería padre.

2. No podría cometer ninguna estupidez como Sam y sus secuaces.

 

3. Debía enseñar sobre la vida.

4. Debía ayudar a Renesmee.

5. Debía hacer una nueva casa, no sé donde, si en el bosque o en la reservación.

6. Debía comprar muchas cosas nuevas para Renesmee y para el bebé.

7. (Esto de las listas me gusta mucho) Debíamos hacer una lista sobre los posibles nombres para nuestro bebé.

Luego de eso me dormí y soñé con un niño hermoso, mi hijo, al cual Renesmee y yo denominábamos James.

Cuando volvimos la alegría irrumpía todos los rincones de la casa Cullen.

Renesmee no sabía como canalizarlos, así que le sugerí que fuéramos todos juntos a comprar ropa. Edward no nos dejó y dijo que Renesmee debía descansar y que no podría levantarse. Eso enojó mucho a Renesmee, pero luego entendió que era lo mejor para ella y para su bebé.

Jasper y Alice fueron a comprar la trona, el carrito y algunos accesorios. Rosalie y Emmett fueron a comprarle ropa. Edward y Bella fueron a comprarle peluches. Carlisle y Esme se quedaron con ella, Edward me ofreció de acompañarlos a Bella y a él. Le sugerí que hiciera una lista de los nombres, por suerte y para fortuna de Carlisle y Esme, ella aceptó.

Ella comenzó a escribir en mi agenda, me preguntó si me molestaba y le dije que por supuesto que no, esa agenda era sobre mi vida y ella es mi vida.

Lista de posibles nombres si el bebé es niño:

- James.

- Harry.

-Jacob.

- Brad.

- Brian.

Lista de posibles nombres si el bebé es niña:

-Lia.

-Merry.

- Ashley.

- Cristine.

- Ann.

1º mes:

Estoy súper contenta, Jacob es el amor de mi vida y por suerte se llevan de maravillas con mi padre. Mi bebé dejó su marca en mí y tengo una barriga tremenda, siento sus pies como si quisieran atravesarme.

2º mes:

Él bebé está por nacer, recuerden que soy mitad- vampira. Jacob cree que si es varón es hombre-lobo, a mí me da igual lo que sea, será nuestro hijo y eso es lo importante.

Último instante:

Estoy por dar a luz y me transformarán, dicen que es vampiro (no se sabe si con certeza es mitad o no) y que podría también ser hombre lobo, aunque si es de los dos podría ser un gran problema. Espero que mi padre y Jacob puedan solucionarlo.

Ese mismo día estaba todo preparado. Las tías de Renesmee la habían colocado en la cama y la habían preparado para que no sufra. Todos tenían preparada la habitación del peque y sabían que Edward la transformaría, pues así lo quiso Renesmee.

Ella comenzó a sentir fuertes dolores y me agarró un nudo en la garganta, estaba súper nervioso. Cuando Edward apareció comenzó a morderla por todo el cuerpo, incluso en la yugular, así la ponzoña entraba más rápido a sus venas. Luego de eso, Renesmee dio a luz a un niño, quisimos ponerle James.

A la semana siguiente Renesmee se levantó como si nada hubiera pasado. James le había roto las costillas, al igual que le pasó a Bella. Ella se levantó y me asusté, tenía los ojos rojos. Claro que me lo habían advertido antes, pero cuando la vi luego de tanto tiempo con los ojos cerrados, me asusté.

- Hola, ¿Y el pequeño? Preguntó.

Todos nos quedamos paralizados, nadie podía creer la increíble recuperación que había tenido Renesmee.

- Renesmee- Dijo Carlisle- el pequeño James es vampiro, pero a su vez es hombre lobo.

 

- ¿Le pasará algo por eso? Preguntó mientras se apoyaba sobre mi pecho.

- No lo sabemos, pero los Volturi podrían venir a buscarlo. Dijo Bella.

- No, no se lo van a llevar. No lo permitiré. Dijo ella ruda.

- No lo permitiremos Renesmee, pero no sabemos como puede reaccionar. Dijo Edward.

- Lo único es que él mismo deberá aprender como manejarse. Osea es un neófito al igual que tú Renesmee y deberá controlarse, pero a su vez, también es hombre lobo y deberá aprender a controlarse en luna llena.

- El comenzará a los 16 Edward. Dije aclarando.

- Si, lo sé, igual deberá controlarse toda su vida. Controlar el olor a sangre y su transformación. Dijo él, como si pensará que lo estaba humillando.

- Lo importante aquí es que solo él deberá aprender, lo único que, Edward, debes hacer es enseñarle a Renesmee a cazar. Dijo Carlisle.

-¿El es vampiro y hombre lobo? Preguntó Emmett como si la charla no fuera sobre eso.

- Si, pero más hombre lobo, osea es como su madre, medio vampiro, pero no es necesario que se transforme completamente, a menos que él lo desee, pero no creo, bastante con el control de hombre lobo. ¿No crees Jacob? Dijo Carlisle mientras reía.

- Creo que es más que suficiente. Dije contestando la broma de Carlisle.

- Entonces, ¿Qué es? Preguntó Alice, al igual que Emmett. Ninguno de los dos había entendido nada.

- Es una nueva raza que combina Vampiro con Hombre lobo. Dijo Carlisle.

- Entonces no hay ningún peligro. Dijo ella.

- No, solo que espero que los Volturi piensen igual que tú Renesmee.

- Voy a hacer todo para que no se lleven a James, aunque me maten a mí. Dije muy seguro.

- Todos vamos a protegerlo Jacob, todos los ayudaremos. Dijo Edward.

Cuando Renesmee se recuperó, llegó la hora de que Edward le enseñara a cazar. Una noche salieron y ella estaba súper emocionada. Me dio instrucciones de cómo cuidar al bebé, ya que a Renesmee no se lo habían dejado ver, yo tampoco quise verlo, para hacerle compañía a ella. Rosalie y Alice me dijeron que tuviera cuidado porque quería morder todo. Ellas tuvieron que cuidarse mucho.

Entré al cuarto donde estaba James. Cuando lo miré por primera vez, los ojos se me llenaron de lágrimas. Me acerqué a la cuna y ahí estaba, durmiendo.

- Levántalo Jacob. Dijo Alice.

- ¿Tú crees? -Dije con un poco de miedo- ¿Y si se despierta?

- No lo creo, tiene el sueño muy pesado. Dijo Rosalie.

Lo levanté y, por suerte, no se despertó. Pensé en Renesmee y en lo lindo que sería para ella verlo. En ese momento Esme entró al cuarto, diciendo que estaba muy orgullosa de que todos se hayan controlado. Creo que se controlaron más porque es un hombre lobo. Pensé que no lo iban a querer, pero a Renesmee jamás le dije nada. Sería una mala persona si se lo dijera. Igual, todos mostraron mucho cariño por él, en especial Carlisle, que se puede controlar más.

- Jacob, Carlisle te espera en su estudio. Dice que quiere hablar contigo. Dijo Esme.

- OK, gracias. En un minuto voy. Dije mientras le mostraba que tenía a James en mis brazos.

- OK, ¡Es muy bonito eh! Dijo Esme. Cerró la puerta y se fue.

- Chicas, me tengo que ir. Gracias por cuidarlo. Dije mientras le daba a James a Alice, quien fue la primera en estirar los brazos.

Toqué la puerta y Carlisle me dijo que entrara.

 

-¿Pasó algo Carlisle? Dije.

- No, nada importante. Dijo él tratando de tapar algo.

-¿Mi padre no es cierto?

- Él me vino a visitar el otro día.

- ¿Qué hizo? Dije con tono preocupado, pues mi padre es muy raro a veces tratándose de vampiros. Es más, el no vino a conocer a su nieto.

- Me dejó muy claro que no quería incidentes entre nosotros. Dijo que sino vendrían a visitarnos.

- Lo siento mucho Carlisle, disculpa a mi padre, el está muy enojado conmigo.

- ¿Por qué?

- Por involucrarme con ustedes. No lo tomes a mal, pero, él nunca se llevó bien con ustedes, yo creí que me pasaría lo mismo que a él
bueno, me pasó, pero Renesmee me cambió.

- Lo sé Jacob, espero que puedas hablar con tú padre. Él cree que nuestras intenciones no son honorables. Solo te puedo decir "Bienvenido a la familia". Al menos yo, no se los demás, no te guardo rencor.

***

En el campo

-Mira Renesmee, tienes que correr al costado de tu presa, así cuando ya la hayas pasado sólo tienes que tirarte sobre su costado. ¿OK? Dijo Edward.

- Mira, allí hay un ciervo. Es tuyo hija. Dijo Bella.

Ninguno se había dado cuenta de que había unas niñas en el campo. Estaban jugando a las muñecas. Renesmee comenzó a perseguir al ciervo. Lo cazó y lo mordió, pero luego olió a las niñas y se les abalanzó. Mató a ambas. Edward no podía creer lo que estaba pasando, era la segunda vez que enseñaba a cazar y la segunda que había personas, sólo que Renesmee no se controló como Bella. La llevaron a la casa de Carlisle, pues debían de hablar. Ella no podría ver a su hijo.

***

En la casa Cullen

- No puede ser que yo haya hecho eso. No pude contenerme.

- Renesmee, no comprendo como dejaste al ciervo por la sangre humana. Se que es difícil, pero ya estabas saciada. Dijo Edward.

- No sé como pasó, mi cabeza se puso en blanco.

- Quiero ver a James. Dijo ella.

- No puedes Renesmee, no te controlarás. Dijo su padre.

- Renesmee- Aparecí yo cayendo de una nube- ¿Cómo te fue?

- Supongo que
terrible.

- ¿Por qué?

- Maté a dos niñas, no me pude controlar.

- Carlisle, te necesitamos aquí. Gritó Emmett.

- ¿Cómo les fue? Dijo él, al igual que yo, caí de la misma nube.

- Ella mató a dos niñas, no se controló.

-¿Cómo pasó eso? Preguntó desconcertado.

- Nadie lo sabe. Ella estaba matando al ciervo cuando sintió a las niñas y las atacó. No me puedo creer como se me pasó su presencia.

- No te castigues Edward, yo tampoco las vi.

- Quiero ver a James ahora. Dijo ella casi entrando a la habitación.

- No puedes Renesmee. Dije mientras la alcanzábamos todos justo a tiempo. La levanté y la senté.

- Quiero verlo ahora. Dijo enojada.

- Pero no puedes. Entiéndelo. Dije con un tono alto.

- ¡Quiero verlo ahora Jacob! Dijo mientras se me paraba en frente.

- ¡¿Entiendes que podrías matarlo?! ¡¿Eso quieres?!

- No seas así Jacob, no me digas eso. Tú ya lo viste, pero yo también soy la madre.

- Lo sé, pero entiéndelo- le dije mientras apoyaba su nariz contra la mía- se que lo quieres, pero si lo quieres, debes controlarte.

- Yo sé que puedo controlarme. Debes creerme. Por favor, déjame verlo.

 

El ambiente quedó muy tenso. Todos comenzaron a prepararse, pues parecía que yo iba a estallar. Así somos los hombres lobos, pero me pude controlar.

- No lo sé Renesmee. Es una situación complicada.

- Debes creerme Jacob- Dijo llorando mientras se apoyaba en mi pecho- Por favor créeme.

- ¿Estás segura que puedes? Dije, más tranquilo.

- Si, jamás dañaría a mi hijo Jacob.

- Eso no lo sabes. Es una fuerza muy poderosa, a veces vence al amor. ¿Sabes lo que le pasó a la esposa de Sam?

- No, jamás me contaste.

- Ellos un día pelearon mucho. Sam se descontroló y la lastimó. Ella tiene una cicatriz en su cara. Se que no ayuda, pero es una muestra de la fuerza que tiene eso: La sangre y la furia.

- Entra conmigo. Así me detienes.

- No digas eso, se supone que te controlarás.

- Sólo con una condición: Que Carlisle venga con nosotros.

- No hay problema. Dijo él.

Entramos a la habitación y a Renesmee le cambiaron los ojos: Se le abalanzó y lo mordió.

- ¡James, no! Grité.

- Déjame a mí. Dijo Carlisle. Se le acercó y comenzó a decirle:

- Detente Renesmee, tú puedes hacerlo.

Ella no podía parar.

- Hazlo, es tu hijo Renesmee, debes parar o vas a matarla.

Ella no paraba. James comenzaba ponerse blanco. Decidí acercarme a ella y decirle que pare:- Para, Renesmee, por favor, vas a matar a nuestro hijo. No respondía, parecía no importarle nada.

-¡Basta! ¡Renesmee, basta, déjalo vivir, no lo mates! Me enfurecí, yo había confiado en ella.

Ella paró. Carlisle tuvo que llevar a James a su hospital.

-Lo siento Jacob, no pude evitarlo.

- ¡Por eso no debías entrar! Yo sabía que esto pasaría.

-Jacob, cálmate- Dijo Edward- tú mente se está poniendo en blanco.

- Lo siento Renesmee, debo irme. No quiero hacerte daño.

Al otro día volví para hablar con Renesmee, debía disculparme con todos.

- Jacob, pasa, Renesmee quería hablar contigo.

- Hola Emmett, yo también.

- Genial, dame un momento que la llamo.

-OK.

- ¡Renesmee!-Gritó fuertísimo- Te buscan.

- ¿Quién? Ah. Hola mi amor. Dijo ella.

- Hola Renesmee. ¿Cómo te sientes?

- Bien ¿Y tú?

- Bien. Yo quería pedirte disculpas por lo de ayer. Me puse mal por James y te traté mal. De verdad discúlpame mi vida.

- OH Jake, lo siento tanto. Yo creí que me controlaría, pero no pude- Dijo llorando- ¿Puedo pedirte algo? No contesté, sólo la besé.

- ¿Qué?

- Abrázame.

La abrasé y la besé.

- Vamos al hospital a ver a James.

- No puedo. Mis ojos son rojos.

- Cierto, pídele a Alice que te dé las lentillas.

- Tienes razón. Me cambio y bajó en un minuto.

- OK, te espero.

Emmett y Jasper se me acercaron y comenzaron a hacerme preguntas incómodas, como es su costumbre. Justo cuando debía responder la peor, apareció Esme y me salvó.

- Chicos, ¿Acaso nunca crecerán?

Ellos se miraron y respondieron al mismo tiempo:- No.

- Entonces no tienen la edad suficiente como para estar con Alice y Rosalie.

- Para eso si tenemos edad.

- Ah, y encima graciosos. No torturen más a Jacob.

- Aquí estoy. Vamos a verlo.

Cuando llegamos al hospital fuimos a buscar a Carlisle.

- ¿Cómo está? Preguntó Renesmee.

 

- Lo tuvieron que ingresar sangre. Pero está estable.

- Que bueno. ¿Puede verlo?

Carlisle y yo nos quedamos extrañados. Ella había reconocido que aún no estaba lista para verlo.

- Si. Habitación 405. Piso 4. Renesmee, tú y yo iremos al comedor del edificio.

- OK, suerte y déjale mis cariños para él Jacob.

- No tengas la menor duda. Y la besé.

Entré a la habitación y estaba conectado a muchos cables. Lo miré y acaricié por unos segundos.

- James, hijo, pronto vendrás con nosotros a casa y estarás bien. Él abuelo te curó y vas a estar bien.

Estuve poco tiempo porque una enfermera me sacó carpiendo.

- Joven, no puedes estar aquí.

- Pero, el es mi hijo. El Dr. Carlisle me dejó verlo.

- Lo siento, pero no puedes estar aquí.

- Solo déme 1 minuto, solo 1 más.

- Solo 1, no quiero problemas.

- Muchas gracias- Lo miré a él otra vez y acaricié su nariz.

- ¿Su primer hijo no?

- Si. El primero - y para mis adentros pensé: "y el último".

-Eres hermoso James. Tendrás a todas las chicas a tus pies.

Ese instante pasó muy rápido. Otra enfermera me sacó carpiendo.

Subí al comedor y los encontré allí hablando, ya que los vampiros no comen.

- ¿Cómo está? Dijo Renesmee mientras me tomaba la mano.

- Él está bien. Le dejé tus cariños. Es hermoso.

- Carlisle ¿habría una posibilidad de que lo pudiera ver?

- Eso depende de ti Renesmee.

- Estoy segura que no lo lastimaré, pero me muero por verlo. Aunque, pensándolo bien, técnicamente ya estoy muerte.

- Que suerte que te lo tomes con humor. Dijo Carlisle.

- Carlisle, ¿Puedo ir a verlo?

- Si, pero déjame despejar el lugar primero.

Subimos a la habitación del hospital donde estaba James y pensé:"Qué no pase otra vez." Ella entró.

- Mira lo que te hice James, perdóname hijo, perdóname por favor.

- Calma Renesmee, el lo entenderá.

- Abrázame Jacob, por favor. Lo siento tanto, soy un monstruo, no puedo creer que le haya hecho esto.

- Tranquilízate Renesmee, por favor, calma.

- Dejémoslo descansar Renesmee, ya lo viste, ahora vamos a casa. Dijo Carlisle.

- Quiero quedarme con él.

- Renesmee, Carlisle tiene razón. Ya lo vimos, ahora vayamos a casa.

- Es tan hermoso, se parece a ti Jacob.

- Si, eso creo, aunque sacó tu fuerza.

- Si, él es muy fuerte, como tú Jacob. Lo digo con doble sentido.

- Muchas gracias Renesmee. Te amo mi vida.

- Te amo mi amor. Dijo ella.

Mientras conducía nos tomamos las manos y la besé. Ella puso una sonrisa como la primera vez que nos besamos.

A la semana siguiente traíamos a James a casa.

Le hicieron una fiesta por su bienvenida. Había muchos regalos para él. Le quedaban perfectos. Cuando pensamos que no habría más sorpresas, Esme y Carlisle nos guiaron hacia un lugar donde había una casa súper espectacular.

- Esta casa la compramos hace unos días. Es para los nuevos en la familia: Jacob, el lobito; Renesmee, la neófita y James la nueva raza.

-¿Qué? Dijimos al mismo tiempo que nos mirábamos.

- Toda la familia la eligió para ustedes. Está justo entre medio de la reservación y nuestro territorio, así no hay problemas. ¿Qué les parece?

- Me- hice una pausa porque Renesmee me miró, entendía lo que me estaba diciendo- nos encanta. Muchas gracias.

 

- Gracias a todos. Es hermosa. Lo que nunca me creerían es que Renesmee sostenía a James en sus brazos, si neófita y todo, sostenía a su hijo.

Comenzamos a vivir en esa casa, nuestra casa y todo iba sobre ruedas. Renesmee y yo dimos a la humanidad una nueva raza, Vampiro-Hombre lobo. Aún que es más hombre lobo que vampiro tiene súper fuerza y súper velocidad. Creemos que se convertirá en un lobo pardo, como yo. A veces, debo quedarme despierto con Renesmee, pues es así, es como una sed y por suerte, James, duerme.

Él va a la escuela en la reservación junto con Kiara, la hija de Sam. Ellos están saliendo. Quien diría que Sam y yo terminaríamos siendo familia. El tiene 15 años y Kiara 14. James está por comenzar a recibir esas nuevas transformaciones hasta que tenga 17 y se transforme. Él está súper emocionado y ansioso por transformarse. Kiara es muy buena con nosotros; ella sabe que es vampira, pero creo que eso no hace diferencia, y no está equivocada. Ella lo supo cuando se puso de novia con James, pero antes no y siempre dice que ella la quiere por lo que hay en su interior, no por lo que es.

Pasamos Halloween en la casa Cullen y todos nos disfrazamos.

Persona y Disfraz:

.Edward: Príncipe.

.Bella: Cenicienta.

.Alice: Pirata

.Rosalie: Dama antigua.

.Emmett: Corsario.

.Jasper: Pirata.

.Carlisle: Rey.

.Esme: Princesa.

.Renesmee: Bruja

.Jacob (Yo): Ayudante del mal.

.James: Mago.

.Kiara: Maga.

.Sam: Momia.

.Emily: Esqueleto.

Los disfraces estaban re buenos. Todos combinaban dependiendo la pareja. Bella y Edward parecían de la realeza, junto con Carlisle y Esme. Rosalie y Emmett quedaban geniales, parecían realmente de esa época. Alice y Jasper como piratas estaban súper geniales. Alice no dejo nada fuera de su lugar y tenía unos detalles increíbles. Renesmee y yo parecíamos realmente malvados. James y Kiara de magos, parecían estudiantes de Howarts y Sam y Emily como dos personajes típicos de Halloween estaban súper.

Día de acción de gracias:

Esa fiesta fue la inauguración de nuestra casa. Invitamos al resto de la familia para que viniera a comer con nosotros, típicamente se come pavo y se ora, pero nosotros no, ningún clan es creyente, así que al diablo con la oración y bienvenido el pavo.

Navidad:

En navidad invitamos a la familia de Sam para que viniera con nosotros, ya que James tenía ganas de invitar a Kiara. Esa fiesta se hizo en la casa de los Cullen. Todos recibimos regalos por parte de todos.

Regalos:

.Edward: Remera, camisa, perfume, abrigo, zapatos y camisa.

.Bella: Abrigo, perfume, base, maquillaje, zapatos, bolso y joyería.

.Alice: Perfume, maquillaje, bolso, joyería y base.

.Jasper: Campera, abrigo, celular, PC y perfume.

.Rosalie: Zapatos, sandalias, perfume, abrigo, celular y PC.

.Emmett: Perfume, abrigo, bola de Baseball y zapatos.

.Carlisle: Perfume, abrigo, zapatos y libro.

.Esme: Vestido, base, maquillaje, sandalias y perfume.

.Renesmee: Vestido, perfume, PC, celular, maquillaje y ramo de flores.

.Jacob (Yo): perfume, zapatos, celular y libro.

.James: Celular, campera, abrigo, zapatos, perfume, PC, libro y guitarra.

.Kiara: Celular, perfume, maquillaje, bolso y mochila para la escuela.

 

.Sam: Abrigo, zapatos, perfume y libro.

.Emily: Maquillaje, flores, perfume y base.

Esos regalos estaban súper, pero James le dio uno especial para Kiara, nos enteramos porque los espiamos por un ventanal sin que se dieran cuenta, además Edward leía sus mentes y nos decía lo que estaba pasando.

***

En el patio

- Quería darte mi regalo especial Kiara. Dijo James.

- Eres muy dulce. Yo también tengo algo para ti.

-Entonces tú primero.

- OK, es un collar que hice en la reservación. Espero que te agrade, es de la buena suerte.

- Muchas gracias, es precioso. Yo te compré esto
Ábrelo y espero que te guste.

Ella abrió la caja y tenía un collar también, pero que James había echo grabar la letra K, su inicial y tenía un diamante en la punta. Eso lo habíamos comprado todos los varones Cullen y yo. Él no había querido decirles a las chicas.

-OH James, me encanta. Muchas gracias.

- Me agrada que te agrade, pero aún mi regalo no termina.

-¿Sigue? Dijo ella muy sorprendida.

-Si, el se acercó y se besaron. Pero no cualquier beso, sino de esos largos. Sam estaba súper celoso de James y Renesmee no lo podía creer.

***

En la casa

- ¡Guau! Dijo Edward.

- No puedo creer que esto hacen los adolescentes. Aunque, pensándolo bien, mejor esto y no otra cosa. Dijo Sam.

- No le falta tanto Sam, ve haciéndote la idea. Le dijo Emily, mientras le palmaba el hombro.

- Disfrútalo, pues dentro de poco serás abuelo, te lo digo por experiencia. Dijo Edward.

-¿Por qué?

- Cuando Renesmee cumplió 16 ya estaba casada y con James.

- Si, creo que crecen rápido. Dije que golpearía al que la mirara más de dos segundos.

- Tendrías que haber matado a James a esta altura, porque se tiraron contra el asiento.

Luego de eso ellos se miraron y entraron.

Todos trataron de disimular, pero no son tontos.

- ¿Pasa algo papá? Preguntó Kiara.

- No, nada. ¿Sabes que te quiero, no Kiara? Respondió dulcemente Sam.

- Hay papá, deja la melancolía para cuando me case.

Hubo muchas risas por parte de los grandes y James. Todos reían menos Kiara y Sam, que se quedó helado.

- Te lo dije Sam. Dijo Edward.

- Tienes toda la razón.

Hubo risas otra vez por parte de los grandes, los chicos no entendían nada.

Luego de la cena salimos a ver los fuegos artificiales. Carlisle y Esme habían preparado unos regaderos automáticos; Esme apretó un botón y comenzaron a mojaron. Kiara y James se besaron y abrazaron debajo de la lluvia. Todos nos quedamos duros, habían perdido la vergüenza o quisieron hacer como que nadie existía. Luego todos hicimos lo mismo con nuestras respectivas parejas. Fue muy hermoso.

Luego de 5 años Kiara y James se casaron, y, al igual que Edward y Bella y Renesmee y yo, Kiara quedó embarazada en la luna de miel. Fue muy hermoso porque Alice, Rosalie, Bella, Jasper, Emmett, Carlisle, Edward, Renesmee, Esme y yo enloquecimos. Comenzamos a comprar regalos sin saber que sería. Le sugerí hacer una lista con los nombres.

Niño:

- Brian.

-Harry.

- Brad.

- John.

Elección:

- Harry.

Niña:

- Merry.

- Linda.

-Anny.

-Hallie.

Elección:

-Anny.

Luego de 9 meses

Nacieron dos bebés hermosos: Anny y Harry.

Nadie lo podía creer,¡eran dos!

PRÓLOGO:

Al fin y al cabo los hombres lobos y los vampiros no eran tan enemigos.

La familia se fue agrandando, pero ya sin más vampiros. Sólo hombres lobos, a menos que los hijos de James se casaran con algún vampiro, cosa muy rara pero no imposible.

****************

A muchos nos gustaría que terminara así, espero que les haya gustado. Sería un buen final para la súper romántica historia de la saga Crepúsculo. Si opinan lo mismo seguro les gusto la historia.

Imprimarse de Renesmee - Fanfics de Harry Potter

Imprimarse de Renesmee - Fanfics de Harry Potter

p.d: Sam, si llegas a leer esto, no hagas ningun comentario sobre nada escrito aquí, en la agenda de mi vida. estos sentimientos son la pura realidad, propia

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-imprimarse-de-renesmee-fanfics-de-harry-potter-3895-0.jpg

2023-02-27

 

Imprimarse de Renesmee - Fanfics de Harry Potter
Imprimarse de Renesmee - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/44746
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente