Jacob Black - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Cine de Calidad gratis y>La muerte de Victoria
Era una noche como cualquier otra. Bella estaba tranquilamente en su habitación, acompañada de su novio vampiro Edward, mientras su padre, Charlie, roncaba en la habitación contigua ajeno a todo cuanto pasaba en el resto de la casa.

Mientras tanto, en la Push, sam y los demás licantropos, corrían agilmente por los bosques, el rastro de victoria había vuelto una vez mas, y la intención de " los protectores " era darla caza de una vez por todas.

No obstante, los Cullen también estaban informados del regreso de victoria, pues jacob y edward habían echo un pacto, hasta que se diera caza a la acechadora de bella, ambos aquelarres podrían entrar en las tierras del otro, sola y exclusivamente si era para dar caza a victoria y un aquelarre mantendría informado al otro de cualquier cosa.

Los dos clanes corrian, uno hacia las tierras del otro, hasta que de pronto, ambos se encontraron de frente y se detubieron.

A la izquierda, el clan de Sam Uley y sus licantropos. A unos 2 metros, el cuerpo de victoria yacia en el suelo mientras junto a el, de pie, una joven morena permanecia en silencio. A la derecha, a otros dos metros de distancia de la joven, los cullen. Se formo un silencio sepulcral.

Todas las miradas iban dirigidas a la chica, estaba situada justo en el centro de la fronteda entre las tierras de los quilautes y la tierra de los cullen. A sus pies, el cuerpo de victoria, inerte, ¿estaba muerta? ¿era posible?

- Disculpa - una voz se decidió a romper el silencio, era la voz de Carlisle Cullen, la chica alzo la mirada del suelo y busco a su destinatario. Carlisle reconoció inmediatamente a la chica, era la hija de Aro, el vulturi de Italia. Hacia aproximadamente 17 años, Aro cometió el error de enamorarse de una humana, Mery, a la cual, accidentalmente, dejo embarazada. De esa unión, nació Irish, poco después, aro tubo que matar a su amada puesto que una de las normas impuestas por los vulturis era que ningún humano debía conocer la existencia de los vampiros. Podría haber convertido a su amada, pero esta no lo deseaba, por lo que prefirió morir. Nadie fue capaz de sentenciar el final de irish, pues no era humana, pero tampoco era vampiro.

- Carlisle - de la boca de irish, apenas salio un susurro, irish tenia un físico peculiar. Mediría aproximadamente 1'65, era esbelta, pero con hermosas curvas, su pelo negro, caía en rizos en una pequeña melena a la altura de los hombros. Su piel era pálida, pero no tan pálida como la de un vampiro, y sus ojos, eran de color violeta liquido. Ni rojos, ni dorados. Sus labios eran finos y su mirada inocente. Vestía un vestido de color negro, hasta las rodillas, y unas botas oscuras.

- Irish, ¿que haces aquí? - pregunto carlisle acercándose, sam y los demás licantropos permanecieron alerta, una nueva chupa sangre había aparecido, pero había aniquilado al enemigo, cosa que ellos no habían podido hacer en dos años casi.
- Me marche, quiero unirme a vosotros, no quiero seguir matando gente - su voz era sumamente dulce y delicada, semejante criatura no podía ser malvada ..
- ¿lo sabe aro? - pregunto carlisle, ella asintió
- discutimos, pero no vendrá a por mi, te respeta y dice que si tu eres capaz de cuidar de mi, es lo mejor que puedo hacer - irish giro la mirada y miro a la zona de los licantropos, uno de ellos, Sam, se adelanto
- ¿has matado tu a esta san...? - Sam se callo al decir sanguijuela, irish asintió
- mi olor humano la atrajo, intento atacarme pero salio mal parada - una media sonrisa se le dibujo en sus rosados labios, la mirada de irish se desvió de sam a paul, de paul a quil, de quil a embry y de embry, al final, a jacob.

Jacob estaba en silencio, observandola. Era el mas alto del grupo y sin duda, el mas atractivo, al menos, asi lo vio irish

- ¿que paso? - pregunto emmet acercándose, tenia una sonrisa de oreja a oreja, había oído rumores sobre irish y sus ataques de furia, era una vulturi en toda regla, pero no esperaba que algo tan frágil fuera capaz de hacer semejante cacería. Victoria estaba inerte en el suelo, le faltaba algún que otro trozo de su cuerpo, como los ojos, los dientes, la lengua ...
- ya dije, quiso atacarme, soy mitad humana, por lo que huelo a humano - irish exhalo el aliento y emment pudo disfrutar de un delicioso aroma humano, dulce y apetecible, quizás demasiado, pero rápidamente se corto, seguramente irish pudiera controlar su olor
- Asi que eres mitad vampiro - Paul se situó junto a sam, irish les miro y asintió
- ¿te alimentas de humanos? - pregunto sam, carlisle le dedico una mirada precavida, irish negó
- no lo necesito, puedo sobrevivir perfectamente sin la sangre, aunque he de reconocer que es deliciosa, pero no me supone un gran sacrificio resistirme, es como el chocolate para una mujer normal, esta delicioso, pero no lo necesita - explico la joven volviendo su mirada al cuerpo destrozado de victoria
- ¿como la has matado? - irish se giro rápidamente hacia jacob, el cual acababa de hablar, su cuerpo estaba tenso, su mirada fija, sam chasco la lengua al ver como la miraba, no podía ser, no podía estar en estado de imprimación, no con una medio-chupa-sangre ...

Iris alzo las palmas d elas manos y se las mostro, las tenia ensangrentadas, llevo una de sus palmas hacia su cara y con una sensual lamida, mojo su lengua en el oscuro liquido, cerro los ojos su reacción fue como sentir un escalofrio

- La sangre de vampiro es asquerosa - sonrió
- Bien, dado que ya se le dio caza ... - Sam miro a Carlisle
- deberíamos hablar tranquilamente, el tratado puede seguir - el líder de los cullen albergaba la esperanza de que nada cambiase, pues en estos últimos días, los licantropos y los vampiros, aun manteniendo la distancia, habían sabido cooperar
- estamos echos para matar vampiros - replico paul
- si, los licantropos estáis echos para matar vampiros, que matan humanos, pero los cullen no matan humanos, por lo que los licantropos no tendrían porque matar a los cullen - irish miro a sam, este sintió que ella tenia razón, pero ...
- si, pero ... - paul quiso replicar, pero irish hablo de nuevo
- creo que sam podría reunirse con carlisle y entre ambos, que son los nuevos lideres, bueno, carlisle no es el nuevo, pero el antiguo tratado se hablo con eprhaim black, sam, como nuevo líder, debería hablarlo con carlisle, poner nuevas normas y rehacer un nuevo tratado - paul apretó los puños al sentir que sam accedía a la petición de irish, ella era la ultima en llegar, y parecía tener la respuesta a todo ... quien demonios seria ..
- Puede replantearse - dijo sam, carlisle sonrió
- Ahora, deberíamos irnos - dijo Rosalie, ella, esme, alice, emment y jasper, recogieron los restos de victoria
- eh, que aréis con ellos - hablo rápidamente quil
- quemarlos - contesto con la misma rapidez carlisle
- ¿volveremos a vernos? - jacob hablo de nuevo, no había apartado ni un solo segundo, la mirada de irish
- seguramente - contesto ella manteniendole fija la mirada, sam chasco la lengua de nuevo, eso le iba a disgustar muchísimo a paul
- bien - su cuerpo se relajo notablemente, jacob aparto la mirada por primera vez en toda la pequeña reunión
- irish, ven - carlisle estiro el brazo y la chica se cogió a el, esme sonrió dulcemente, tenia una nueva hija adoptiva, por así decirlo
- Mañana nos reuniremos a las 9 para hablar del nuevo tratado - propuso sam
- me parece correcto, me gustaría una cosa - carlisle hizo una pausa
- que - sam espero también
- el nuevo tratado, sera echo por todos, mi familia estará presente, igual que tu clan - miro al resto de licantropos
- me parece bien - contesto embry
- bien, entonces, mañana a las 9 - repuso sam y como si esa conversación, esa visión, esa escena, nunca hubiera existido, todos desaparecieron, dejando la frontera sumida en el silencio y en la soledad.

Los cullen, quemaron los restos de victoria, asegurandose asi de que nunca mas volviera a incordiar. Los Protectores, fueron a casa de sam, tendrian muchas cosas de las que hablar, y por primera vez en dos años, podrian relajarse, al menos, durante una noche.
El nuevo tratado
A la hora acordada Sam, Jared, Embry, Quil y Jacob estaban esperando a que Carlisle Cullen les guiase hasta la casa de los Cullen, donde hablarían sobre el nuevo tratado.

- Hola - saludo cortesmente Carlisle
- Hola - saludo sam

En silencio, se dirigieron al fin al hogar de la familia de carlisle. Igual que bella, la primera vez que vio la casa de edward, los licantropos se sorprendieron, no sabían exactamente que esperar, pero desde luego, no lo que encontraron.

Al entrar en la casa, la familia cullen al completo, esperaba la llegada de sus "invitados". Esme les sonrió y les saludo tan cariñosamene como siempre, al parecer, para la mayoría de los cullen, tratar con licantropos no era un problema, pero no para todos era así.

- Hola Jacob - saludo edward, que estaba allí, pero no había estado en el bosque
- Hola edward, ¿y bella? - pregunto por costumbre
- en casa de angela, tenian que hacer no se que cosas de chicas - explico edward con una sonrisa suave, desde hacia algunos meses, su relación con jacob se había relajado, lo hacia por bella y al parecer, eso facilitaba las cosas. Alice había puesto a edward al tanto de todo.
- Bien, pasemos entonces - dijo Carlisle dando lugar al salón, paul arrugo la nariz, tanto olor a vampiro le quemaba la nariz, tanto a el como a los demás licantropos, pero los que mejor lo llevaban, eran sam y jacob.

La sala estaba gobernada por una gran mesa, que no habia estado alli nunca. Carlisle se sento en una de las puntas de la ovalada mesa blanca mientras sam en la otra punta, quedando frente a carlisle.

Por el lado de la derecha de carlisle, se sento su familia, primero esme, luego edward, rosalie, emment, jasper y junto a sam alice. Por el lado de la derecha de Sam, primero paul, jared, quil, embry y jacob.

- ¿y la nueva chica? - pregunto sam al no verla en la estancia, irish entro con otra vestimenta, ahora vestía unos vaqueros desgastados y una camiseta de tirantes negra, dejando ver su clara tez perfecta, jacob sintió curiosidad, en realidad, todos los licantropos sintieron la curiosidad de saber que tenia y que no tenia de vampiro aquella chica, ¿seria fuerte? ¿Rápida? ¿fría?
- ahí esta - sonrió carlisle cuando irish entro, esta se sento en un pequeño sofá al fondo de la sala
- ¿no se sienta con nosotros a la mesa? - pregunto de nuevo sam
- no, no participare en el tratado, no es cosa mía, solo acatare ordenes - esta sonrió, parecía mas calmada que antes, en el bosque parecía en estado de shock, pero ahora era muy parecida a alice, risueña, hermosa y frágil de apariencia
- entendido - sam volvió a mirar a carlisle, pero antes miro a jacob, su imprimación hacia la nueva integrante, le tenia preocupado, no era algo que pudiera evitarse, pero ... era mitad vampiro al fin y al cabo, de todas las chicas, ¿tenia que ser ella?

Esme situo un papel y un boligrafo en el centro de la mesa
- Es para escribirlo y no tener dudas, puede hacerlo usted si desea - le dijo educadamente a sam, paul cogió rápidamente el papel y asintió agradecido, se dio cuenta, que aunque los odiaba ... y tenia muchos prejuicios contra los chupa sangre, aquella familia, era algo distinta a todos los fríos con los que habían tratado hasta entonces, y con los que había soñado o escuchado en leyendas
- bien, creo que el primer punto y mas importante de todos, tiene que ver con vosotros y vuestra naturaleza, nada de matar, morder, convertir, herir etc etc a humanos - empezó sam, todos los cullen asintieron
- eso esta claro - contesto carlisle totalmente de acuerdo
- exacto, nada de matar, herir, morder, convertir, herir etc a humanos - repitió edward
- ¿que pasa con bella? - jacob pareció recordar de golpe que la conversión de bella estaba realmente cerca
- créeme, no es mi intención satisfacer los deseos de bella, retrasare sus deseos tanto como me sea posible - jacob relajo sus músculos, sabia que no era deseo de edward que bella fuera un monstruo, pero ... era lo que bella deseaba, ¿cuanto se tardaría en dejarse convencer por aquella muchacha alocada?
- segundo punto - empezó ahora a hablar carlisle
- di - dijo brevemente sam
- Nosotros, los cullen, no entraremos en las tierras quilautes, a no ser que sea para perseguir un rastro como fue el de victoria, si se diera el caso, y estuviéramos en la pista, tenemos total acceso a seguir el rastro hasta que vosotros podarais uniros a nosotros, ayudarnos o relevarnos, con esto quiero decir que vosotros también tenéis total acceso a nuestra frontera, libremente, siempre que sea para seguir un rastro, en mi opinión, me gustaría eliminar la frontera pero visto que aun ahí prejuicios, creo que no ahí prisa - carlisle callo y sam medito durante unos minutos
- echo, de momento, hasta que se acuerde lo contrario, seguirá la frontera, y solo podrá traspasarse, tanto por una raza como por la otra, en un caso de fuerza mayor como ha sido el caso de victoria, siempre y cuando se avise enseguida al propietario de la frontera de la invasión, por así decirlo - paul escribir los puntos que carlisle y sam iban citando, los cullen asintieron, igual que los licantropos
- ¿algún punto mas? - pregunto carlisle satisfecho del avance que habían echo
- si, creo que cada cierto tiempo, quizás un par de veces al año, podríamos tener una reunión, tu y yo, para tratar temas relevantes a la seguridad de forks y de la push - carlisle asintió y paul también lo apunto
- ¿puedo añadir algo? - pregunto iris alzando la mano desde el sofá donde estaba sentada, sam y carlisle asintieron
- claro - contestaron al unisono
- bueno ...yo quiero participar en cuanto a lo de la seguridad y todo eso, puedo ser util, de verdad, pero como soy medio humana, supongamos que me echo un amigo de la push - iris miraba directamente a jacob, este aparto la mirada sonrojado mientras sam no pudo evitar sonreír
- tendrias acceso a ella sin problema, si realmente no supones un peligro, ni vas a desvelar nuestro secreto, ni vas a herir ... tu sangre humana te permite echarte amigos de la push - contesto sam de forma casi paternal, paul gruño por lo bajo, no le hacia demasiada gracia, esa chica tenia demasiada fuerza para ser solo medio humana, habia acabado con un vampiro sola, cosa que no habian podido hacer entre los dos clanes, y segun habia escuhcado, era hija de un vulturi, que por lo que sabia, era lo mas peligroso en cuanto a vampiros se trataba
- bien - sonrio ella y se levanto saliendo de la estancia, sam miro a jacob y le hizo un gesto con la cabeza, este nego, sam insistio y jacob, gruñendo tambien por lo bajo salio de la estancia, dejando a ambos clanes seguir con el tratado.

Fuera de la casa de los cullen, irish observaba como empezaba a anochecer, respiro profundamente y sintio los pasos de jacob, se atrevio a hablar primero antes que el.
- ¿te incomda mi presencia tanto como a paul? - pregunto ella dulcemente
- no, paul es el miembro mas inestable, todo le molesta - contesto jacob aun casi gruñendo, como si estubiera castigado y le obligaran a hablar
- oh entiendo - ella le miro y sonrio
- he oido que los licantropos sois de sangre caliente, y que estais muy calentitos - ella sonrio y se giro para mirar a jacob, el cual iba vestido con unos vaqueros aun mas desgastados que los de ella y una camiseta ancha de tirantes grisacea, dejando ver sus musculosos brazos
- si, y yo he oido que los vampiros estais muy frios - dijo jacob sin mirarla
- si bueno, yo estoy fria comparado con un humano, pero no tan fria como un vampiro, soy un termino medio - rio ella, como si le pareciera divertida la combersación
- ahm - el miro a la luna
- ¿porque estas aqui si no quieres? - ella le miraba con curiosidad
- sam me obligo - jacob se cruzo de brazos
- pues si no quieres, vuelve dentro - se noto cierto tono de enfado en la voz de irish, pero aun asi, seguia siendo hermosa
- no es que no quiera estar aqui, es que ... no se - jacob se mordio el labio inferior y por primera vez, busco la mirada de ella, la encontro con facilidad pues irish no dejaba de mirarle.
- tus ojos son violetas, ¿porque? - pregunto jacob curioso
- bueno, no soy carnivora por asi decirlo, asi que no son rojos, pero como tampoco soy vampira, no puedo tenerlos dorados, es extraño, no se a ciencia cierta porque son violetas - ella se encogio de hombros y le saco su pequeña y sensual lengua rosada
- ¿sangras? - pregunto el
- claro, y puedo morir ... no soy inmortal, mi corazón late y todo eso, es solo que ... envejezco mas lento, pero envejezco ... y no tengo pozoña, por lo que no puedo convertir a un humano, tampoco tengo tanta fuerza como un vampiro, pero sin embargo, soy mas rapida que ninguno - ella alardeo de sus dones
- ¿cuantos años tienes? - pregunto jacob curioso, sintiendose mas comodo en presencia de irish
- mmm creo que unos .... 17 mas o menos - irish se penso la respuesta
- ¿crees? - jacob se sorprendio
- bueno, mi tiempo pasa muy lento, apenas necesito dormor, solo unas horas a la semana, asi que mi percepcion del tiempo es distinta a la tuya, oye, ¿no tienes hambre? - iris poso sus delicadas manos en su estomago, jacob sintio verguenza, realmente si tenia hambre
- un poco - dijo volviendo a desviar la mirada
- creo que esme tiene comida en casa, por cuando viene esa chica, la novia de edward - la chica no recordaba el nombre, pero jacob se lo recordo
- bella -
- oh si, bella, vamos - ella entro rapidamente en la cocina, jacob la vio desaparecer y sintio verguenza por entrar en la casa, sin estar en el salon, la vio abrir la nevera y sacar algo de comida
- adoro la comida humana es deliciosa - sonrio infantilmente la chica mordiendo una manzana
- ¿te gustan las manzanas? - jacob alzo una ceja
- si, ¿porque no deberia gustarme? - irish se sento de un salto gracil sobre la encimera, con las piernas flexionadas
- al ser vampiro, bueno, medio, pense que te gustaria mas la carne - jacob estiro la mano y cogio una pera del frutero
- ohm ...si, me gusta la carne, pero mas me gustan las manzanas - rio y charlaron un rato mas durante minutos.

Al poco, sam y carlisle entraron en la cocina
- Jacob, nos vamos - sonrio sam, parecia feliz, tan feliz como podia parecer carlisle
- encantando de la visita jacob, sam - carlisle le dio la mano civilizadamente a sam uley y este se la estrecho
- irish, eres un regalo - dijo sam, irish volteo la cabeza sin saber a que se referia, pero sonrio igualmente
- gracias - contesto ella
- jacob, si algun dia quieres venir a ver a irish ... eres libre - carlisle le miro complicemente y jacob sintio que se atragantaba con un trozo de naranja que comia ahora, la fruta no era lo suyo, pero cuando tenia hambre, comia lo que fuera
- gracias - contesto torpemente, tosiendo y acercandose a sam
- cuidate jacob - se despidio irish.

Sam y sus licantropos salieron de la casa de los cullen, todos estaban contentos, al fin la paz comenzaba a reinar y un nuevo tratado de paz se habia echo esa noche. Dsde ahora todo seria mas facil

- Jacob - dijo sam
- ¿si? - pregunto el
- ¿estas impregnando con irish? - jacob giro la cabeza rapidamente colorad
- si, creo que si, ¿es posible? - miro avergonzado a sam
- claro, es preciosa y no deja de ser humana - dijo jared saltando sobre el para tirarle al suelo pero jacob le esquivo
- dejaros de bromas, es muy dificil, un licantropo y una chupa-sangres - bramo paul
- rejalate paul, jared tiene razon, no deja de ser humana - suspiro quil.

La noche callo y tras una noche de vigilancia " por si las moscas " todos fueron a descansar y a esperar al dia siguiente ...
Irish
Estaba amaneciendo justo en el momento en el que me estaba dejando caer sobre mi pequeño camastro. No podía comprar otro mas grande, primero porque no iba a caber en mi minúsculo dormitorio, segundo, con la pensión de billy, no podíamos permitirnos un gasto innecesario, por lo que prefería dormir de cualquier forma en aquella pequeña cama para chiguaguas como la llamaba bella.

Esta noche habían pasado demasiadas cosas, primero, victoria ya estaba muerta, menos mal, un problema menos del que preocuparse. Segundo, la aparición de irish, la nueva integrante de la familia cullen, nos había sorprendido a todos, ella solo era mitad vampiro, y pese a que acabábamos de hacer un nuevo pacto con los chupa sangres, no dejaba de preocuparme su parte vampirica. Tercera, de todas las personas, humanas, vivas, en la tierra, tenia que imprimar con ella. ¡pero si no la conocía! no había querido transformarme en licantropo para que sam y los demás no pudieran leer mis pensamientos. Sabia que sam se había percatado de que había imprimado con irish, ¿pero y los demás? no estaba dispuesto a que quil o embry se rieran de mi por estar locamente enamorado de una medio chupa sangres a la que acababa de conocer.

¿Acaso el mundo no iba a ponerse en orden nunca? todo era normal antes de que apareciera bella, de alguna forma. No me arrepentía en absoluto de haberla conocido y mucho menos de lo que había vivido desde que la conocía, pero su llegada y su mala suerte no habían echo mas que desordenar el orden natural de Forks.

Lo primero de todo, los vampiros, es cierto que hasta hace un año no tenia consciencia de que los vampiros existían, vamos, sabia de los fríos pero no sabia que fueran reales. Después, creo haberme enamorado de bella y resulta que su novio, fíjate por donde, era vampiro. Para el colmo, a bella querían matarla por todos lados, que si los vulturi, que si victoria ... y resulta que de la nada aparece irish, hija de un vulturi, la cual mata a victoria y yo me enamoro de ella. Jacob amigo, estas loco, dormir en un camastro tan pequeño te esta perjudicando al cerebro mas que a los huesos

Sin ser consciente, me quede dormido, sumido en mis pensamientos, no soñé nada, estaba demasiado cansado para poder soñar con algo, y si lo hice, estaba seguro de que fue con irish, si hubiera sido así, me hubiera gustado poder recordarlo. Ella era tan ... frágil, tan humana por un lado, tan dulce ... ella me había explicado alguna de sus cosas de ser humana-chupa sangre, pero tenia tantas dudas ... ¿que pensaría sam acerca de que yo imprimase con ella? ¿se opondría? por un lado era natural, si es que era humana, pero por otro, no dejaba de repetirme que era una sanguijuela, y yo, de una forma u otra, odiaba a las sanguijuelas, aunque los cullen se librasen un poco.

- Jake - escuche la voz de billy desde el salón, estaba demasiado cansado para abrir los ojos
- mm - gruñí perezosamente
- han venido a verte - su voz sonó con sorna, olfatee, era leah clewater
- gracias billy - dijo leah entrando directamente en mi habitáculo
- que - conteste quizás algo descortés, leah no era demasiado de mi agrado, aunque fuera miembro de la manada, iba un poco por libre. Ella y su hermano hacia poco que se habían unido a sam y a los demás, pero esa chica, no me caía demasiado en gracia
- que agradable eres, ¿porque no se me aviso de la reunión? - pregunto con los brazos cruzados
- preguntale a sam - gire la cabeza
- no esta en casa - contesto leah descortesmente
- ¿donde estabas cuando encontramos el rastro de victoria? - volví a mirarla, levantando la cabeza unos centímetros de la almohada
- estaba con jackson - dijo ella, Jackson era su nuevo novio, ella no le quería, pero desde que entro en la manada, andaba de un chico a otro, para demostrarle a sam, su primer amor, que no le importaba para nada que el la hubiera dejado abandonada por su prima emily
- si no estuviste para la caza, es lógico que no contásemos contigo para el tratado - conteste serenamente volviendo a apoyar mi cabeza contra la desgastada almohada
- no es justo - se quejo
- si, no es justo que cuando te necesitemos no estés - recrimine, ella apretó los puños, si su pirada pudiera matar, me estaría haciendo daño ahora mismo
- no tengo demasiadas ocasiones para ver a jackson y lo sabes - trato de explicar, jackson era un par de años mayor que leah, tenia 22 años y era conductor de mercancías, viajaba por los pueblos cercanos repartiendo pedidos para las tiendas de los pueblos, leah lo veía un par de veces a la semana
- yo tampoco tengo demasiado tiempo para dormir, me estas quitando horas de sueño leah, si quieres quejarte, quéjate ante sam, el es el alfa - bostece
- ya te he dicho que no esta en casa, tu eres el segundo alfa, deberías atender mis peticiones - sus puños se relajaron
- vale, ya te escuche, la próxima vez, trata de estar presente, sea para bueno o para malo - ella apretó de nuevo los puños con fuerza y salio.

Escuche como billy se despidió de ella y al fin cerré los ojos queriendo dormir un poco, lo necesitaba, pero la paz no duro demasiado, el teléfono sonó

- Jake, es bella - informo mi padre desde la cocina, gruñí por lo bajo y me levante, ande pesadamente hasta el teléfono
- si - dije bostezando de nuevo
- hola jacob, edward me ha informado de lo de victoria, y lo de la nueva chica, ¿como es? gracias por todo - la voz de bella también era cansada, acabaría de levantarse, no estaba mas que amaneciendo
- si bueno, pero ¿Gracias por que? - pregunte rascándome el cuello sin entender
- por estar ahí cuando ha echo falta, espero que ahora que todo esta mas tranquilo, sigáis siendo aliados de los cullen - se hizo una pausa
- esta noche hemos echo un nuevo tratado, ¿no te explico tu novio chupa sangre? - dije con ironía, no odiaba a su novio, pero le guardaba rencor por haberme quitado a bella, aunque realmente ahora no me importaba, no después de ver a irish
- si me contó, pero ya sabes que edward nunca da todos los detalles, por eso te llamo - ella también bostezo
- bueno, no vamos a ser amigos, pero desde luego no enemigos, cada uno seguirá en su territorio y en caso de nuevo ataque, podremos entrar, siempre y cuando avisemos al clan del territorio, ya te contare mas detenidamente - los parpados me pesaban tanto que sentía que iba a caer rendido de un momento para otro
- bien, ¿nos vemos esta tarde? - pregunto ella
- como veas, estaré en casa, adiós - nos despedimos y colgamos, billy sonreía, como si quisiera que le contase algo, le mire con ojos de cansado y sonrió aun mas
- ya me contaras - asentí y volví a arrastrarme a mi camastro, note un suave olor dulzón y al abrir los ojos vi a la hermosa irish sentada sobre mi armario de madera, estaba allí, como si fuera una muñeca de porcelana, tan perfecta y sonriente
- ¿que haces aquí? - pregunte sobresaltado, ella solo sonrió mas
- quería verte - contesto, eso me sorprendió, me hizo sonrojar y me hizo latir el corazón mas rápido
- porque - pregunte a la defensiva
- no se - ella se encogió de hombros, ¿por eso sonreía billy? ¿estaba tan cansado que no había notado el olor de una chupa sangre en mi propia casa?
- tengo sueño - de nuevo mi voz fue algo cortante
- pues duerme, no te molestare - ella empezó a jugar con sus rizos
- no me gusta que me miren mientras duermo - me senté y me frote los ojos
- oh ... - ella borro su sonrisa y una gran tristeza se le dibujo en el rostro, tan grande que sentí que un nudo se me formaba en la garganta
- pero podemos vernos luego - trate de arreglarlo, ella se bajo de un salto silencioso, elegante y sensual al suelo.
- puede, quizás tenga otros planes - irish miro por la ventana
- en ese caso ya nos veremos - eso no fue lo que quise decir pero fue lo que dije, ella pareció molesta por eso, como si esperase que cayera e su juego y le rogase quedarse
- esta bien - dijo y desapareció, en cuanto cerré los ojos note de nuevo su olor y la volví a ver sentada sobre el armario
- ¿que pasa ahora? - pregunte cansado
- es que ... tengo que hablar contigo - ella se mordió el labio inferior como si algo al avergonzara
- esta bien, que quieres saber - suspire, mientras antes le dijera antes podría dormir
- ¿que es la imprimación? - al hacer su pregunta, ella ladeo la cabeza, dándole aun un aspecto mas frágil, me atragante con mi propia saliva y una fuerte tos me ahogo, el camastro se movió un par de centímetros
- ¿que? - cuando conseguí respirar de nuevo, no cabía en mi sorpresa
- edward ... me dijo que estabas impri ... mandome, si es que se dice así - su voz era graciosa, desconcertada
- maldito chupa sangre - maldije por lo bajo
- ¿que es? - pregunto de nuevo
- nada que deba preocuparte - conteste tratando de no mirarla, me estaba alterando, cuando quise darme cuenta, la tenia sentada junto a mi, olía deliciosamente bien, aunque quizás algo dulce para mi gusto, pero sin duda, deliciosamente bien
- ¿no? - ella me miro a los ojos, no pude retirar la mirada, sus pupilas violáceas eran las mas hermosas que había visto nunca pero ... no podía, tenia que dejar de mirarla
- no, en realidad es un problema mio - susurre
- pero tiene que ver conmigo, si no edward no me lo abría dicho - insistió
- pues ya te contare, así tengo una escusa para verte - se me escapo
- eso me gusta - rió ella, me recordó a la chupa sangres vidente, seguro que se iban a llevar bien
- pues dicho, cuando quedamos para que te diga - sabia que no le iba a decir en realidad, no podía decirle que había sido amor a primera vista
- ¿esta tarde? - sus rosados labios se curvaron mostrando la sonrisa mas perfecta que jamas había visto
- mmm he quedado con bella, si quieres a la noche - pospuse
- oh ... vale, a la noche, pero ahí luna llena, ¿no te afecta verdad? - me sonrió, alce una ceja
- no - dije sin pillar la broma al principio, luego sonreí por mi estupidez y mi retraso de reacción
- esta noche entonces - sin decir mas, desapareció.

No me dio tiempo a tumbarme de nuevo cuando me di cuenta de que no habíamos acordado sitio ... bueno, ya me las apañaría ... ahora tenia demasiado sueño para pensar.

Al fin, cerré los ojos y deje que mis músculos se relajasen, no me había dado cuenta de lo en tensión que estaba en presencia de irish, casi me dolían de lo tenso que había estado. Era sin duda adorable, mas que bella ... muy hermosa ... ERA UNA CHUPA SANGRE, maldita conciencia, no iba a dejarme descansar tranquilo, ni disfrutar ... no sabia de nadie que hubiera podido resistirse a su imprimación y estaba seguro de que yo no seria la excepción.

No se cuanto tiempo dormí, pero cuando me levante, ya había pasado la hora de comer, me di una ducha rápida sin apenas notar la temperatura del agua, para mi siempre estaba fría, fuera cual fuera la temperatura. Billy no estaba, como de costumbre, se había ido a ver a Sue Clewater, la madre de leah, desde que había muerto harry, pasaba casi todas las tardes con ella. Escuche un estruendo horrible, el motor del coche de bella, era inconfundible, llegaría en un par de minutos.

Recordé que a bella le incomodaba que fuera solo en pantalones, por lo que me coloque una camiseta de tirantes gris oscuro y salí a recibirla, al poco, apareció con su tártara roja, la que había arreglado para ella, el antiguo coche de mi padre

- Jake! - sonrió ella al bajar del coche
- ¿como que has venido tu? pensé que tu novio te traería como de costumbre - me extrañe
- edward estaba ocupado y me dio permiso para venir sola, dice que ya no hay peligro, de momento, aunque luego vendrá a buscarme - bella me dio un abrazo, las cosas entre ambos estaba relajada, una vez mas, me sorprendí, sus abrazos ya no significaban nada para mi ...
- entiendo - conteste caminando al interior de la casa, tenia hambre
- ¿Estas bien? pareces cansado - dijo ella
- hambriento - corregí yo
- oh, me alegro de que no comas humanos tu también, si no, solo te seria un aperitivo, siempre que te veo, pareces mas grande - rió bella
- ya queda poco, estoy dando el estirón - reí yo también ante sus parlotadas, de la nevera saque algo de comida y me puse a cocinar, no se me daba muy bien. Cuando sin querer tire el huevo, con cascara, dentro de la parten, bella me quito de allí y se puso a cocinar para mi, hacia tiempo que no comía algo echo por una mujer, bueno sin contar a emily
- ¿que te parece lo del tratado? - pregunto mientras tiraba ese huevo y rompía otro perfectamente, sin cascara
- me parece bien, mantendremos la distancia, pero estaremos unidos - me senté en una silla de madera, crujió bajo mi pesado cuerpo, pero no se rompió
- ami también me parece bien - un delicioso olor empezó a inundar la cocina
- si - mi mente estaba en otro lado
- ¿y que te parece la nueva cullen? - pregunto, casi me atraganto de nuevo con mi saliva
- es guapa - conteste desviando la mirada
- no me refería a eso - rió
- ¿entonces? - no entendí
- que si ... es maja, parece peligrosa ... - insinuó
- mmm me recuerda a la vidente, es infantil y graciosa, es mitad humana por lo que no se alimenta de sangre, aunque le gusta, me dijo que es como para una mujer humana el chocolate, no es necesario, pero si tentador - explique recordando sus palabras
- oh - bella sirvió la comida en un plato y se sento en otra silla, su pequeño cuerpo no hizo crujir la silla
- esta delicioso - dije cuando lo probé
- edward me dijo que estas imprimando - esta vez no me atragante con la saliva, si no con la comida
- maldito, ¿no sabe mantener la boca cerrada? - dije con enfado
- eh, se alegra porque ya no eres un peligro para el - rió bella
- grr - gruñí bebiendo agua para bajar la comida que se me había atascado en la garganta
- ¿te gusta? - pregunto curiosa
- si - conteste a mi pesar
- ¿amor a primera vista? - canturreo bella
- SI - gruñí de nuevo, y ella sonrió
- no te enfades, el amor es bonito - bella se recostó sobre la mesa y yo termine de comer tranquilo, tan tranquilo como sus preguntas me dejaron. No volvió a preguntarme directamente cosas sobre irish, pero siempre salia su nombre en algún momento

Cuando casi anochecía, el móvil de bella sonó, edward había venido a buscarla
- dile a tu novio que cuando venga a buscarte, y estemos en casa puede acercarse, no hace falta que se quede tras la frontera - dije sin venir a cuento, bella abrió los ojos con sorpresa
- ¿si? - pregunto para asegurarse, yo asentí
- cuídate - dije y ella montón en su cacharro y se marcho.

Recordé que había quedado con irish, ¿pero donde? eso no lo habíamos acordado ...¿tenia que ir a buscarla? seria lo mas seguro, me vestí con unos vaqueros mas o menos enteros, una camiseta negra ajustada de manga larga, unas botas de montaña, me atuse el pelo y monte en mi moto, la que había arreglado con bella hacia poco mas de un año, y me diriji a casa de los cullen, a buscar a ... Irish
Irish
Serian aproximadamente las 10 de la noche cuando me detuve a la entrada del camino que llevaba a la casa de los cullen. Había estado allí en dos ocasiones. La primera, en la fiesta de graduación de bella. La segunda, anoche, hacia tan solo unas horas, durante el acuerdo del nuevo tratado. Me pregunte si seria mal recibido, o si les molestaría mi presencia, o mi pequeña quedada con irish. No podía llamarlo cita, pues no lo consideraba así.

- Vaya uno de los chuchos ha venido a vernos - dijo una voz burlona, el hermano mayor de el chupa sangres novio de bella estaba allí, emmett creo que se llamaba
- en realidad no vengo a veros - conteste rápidamente, no temía al gran cullen, pero me mantenía a alerta.
- ¿vienes a por irish? - carcajeo, mis cachetes se coloraron, ¿tan evidente era?
- ¿debería? - pregunte a la defensiva apagando el motor de la moto
- bueno, irish esta con alice, lleva toda la tarde alardeando de una cita o algo así, edward le dijo a carlisle que te habías impregnado de ella y apareces, no se, no hay que ser demasiado listo - comento el grandullón
- Se dice imprimar, no impregnar, si, vengo a por ella - me baje de la moto y cruce mis musculosos brazos sobre mi duro pecho, emmett sonrió triunfal y yo gruñí por lo bajo
- Irish es algo así como mi prima, si os hacéis novios, ¿serás mi primo? - dijo rascándose la sien
- no - conteste yo fríamente
- Emmett, si tratas de burlarte de jacob are que tus orejas sean mas grandes que las de los elefantes africanos - amenazo una dulce voz, de entre la oscuridad, apareció la pequeña figura de irish
- tranquila pequeña, no sera necesario - se quejo emmett, por la mirada que le dedico, pensé que irish podría cumplir su amenaza, ¿pero como? ¿acaso ella tenia un don como edward o alice? ¿acaso su don consistía en alargar orejas?
- ¿nos vamos? - la voz de irish me saco de mis pensamientos, emmett ya había desaparecido
- ¿me esperabas? - le conteste con otra pregunta
- si - sonrió ella
- ¿como estabas segura de que vendría a buscarte? - seguí preguntando
- eres un caballero, al no acordar sitio, sabia que vendrías - ella se encamino hacia la moto y la admiro digna de un fan que mira a su super estrella
- Muy lógico, ¿te gustan las motos? - me sorprendí por la forma en la que admiraba el vehículo
- me encantan, pero aro no me dejaba montar en ellas, decían que eran peligrosas, ¿tu te crees? un vampiro diciendo que algo es peligroso - carcajeo irish
- Aro es tu padre, ¿no? y un vulturi ... ¿los vulturis no son peligrosos? - pregunte encendiendo el motor, que rugió con fuerza
- ¿acaso los licantropos no odian a los vampiros? - se defendió ella
- los odiamos, pero los cullen son distintos - proteste
- pues los vulturis son peligrosos, pero conmigo es diferente - me guiño un ojo y de nuevo enrrojeci
- ¿montamos? - dije cuando yo ya estaba subido, ella era excesivamente rápida, antes de que yo pestañease, ya estaba sentada detrás mía abrazándome la cintura. Note su piel fría a través de mi fina camiseta, yo siempre estaba a unos 48 grados y el contraste de su piel, me hizo sentir frescor, algo que hacia casi dos años que no sentía, desde que me convertí en licántropo.
- ¿donde me vas a llevar? - pregunto cantarina mientras emprendíamos la marcha
- ¿donde te apetece ir? - me pregunto
- pues ... no conozco esto, sorprenderme - su respuesta fue acertada, decidí llevarla a la push, al principio, pero supuse que a sam, bueno, sobre todo a paul, podría molestarle, así que nos acercamos a Port Angels a dar una vuelta.

El trayecto no duro mas de 20 minutos, mi moto alcanzaba una buena velocidad y sin duda, ni a ella ni a mi nos importaba ir rápido. El viaje fue silencioso y para mi, quizás incomodo. Pero cuando llegamos, sentí la tranquilidad de estar en tierra de nadie, sin presiones, sin hermanos curiosos que leyeran la mente.

- ¿tienes hambre? - le pregunte, ella puso cara de pensativa y al poco asintió
- un poco, pero tu tienes mucha hambre - dijo extendiendo su pequeña mano y posandola en mi vientre, di un respingo y un par de pasos hacia detrás, ¿porque había echo eso?
- ¿porque dices eso? - dije aun a la defensiva, muy tenso, no por los instintos de licantropo, si no por los instintos de chico adolescente enamorado
- puedo oír como rugen tus tripas - ella parecía impresionada, me miraba con sorpresa y su cara parecía preocupada
- oh, por eso - suspire relajándome
- lo siento, no volveré a tocarte, siento que me temas - se excuso
- ¿que? no te temo - eche a reír
- ¿y porque me huiste? - irish ladeo la cabeza, era adorable cuando hacia eso
- me pillaste desprevenido, nada mas, vamos - comenzamos a caminar, ella me miraba pero no decía absolutamente nada. Llegamos al paseo marítimo de port angels, estaba lleno de puestecitos de verano, siempre los ponían en julio.
- ¿que te apetece cenar? - irish andaba a mi lado, observando curiosa los puestos
- pues no se, ¿que te gusta? - vi como observaba curiosa lo que para mi era normal, para ella debía ser curioso
- de todo - susurro deteniéndose a mirar unos pendientes
- se llaman pendientes, las chicas se lo ponen en ... - ella se giro hacia ami con cara de reprimenda y me miro con enfado
- no soy estupida, yo también uso pendientes - dijo señalándome sus orejas, tan redonditas y graciosas
- lo siento, los mirabas de una forma tan extraña que pensé que no sabias lo que eran - me defendí
- claro que se lo que es, lo que pasa es que me gustan, por eso los miro así - bufo, sin duda aquella chiquilla tenia carácter
- vale, vale - conteste, ella camino hasta el siguiente puestecito y continuo mirando cosas, yo me retrase y rápidamente le compre los pendientes, claramente a escondidas, seria bueno tenerlos, posiblemente algún día podría dárselos y eso la haría feliz ... ¿pero cuanto aguantaría en dárselos? esperaba tener la suficiente fuerza de voluntad para esperar a un buen momento. Los guarde en la parte trasera de mis vaqueros y rápidamente me uní a ella
- ¿que hacías? - pregunto ella cuando de nuevo me uní a su ritmo
- el chico del puesto me pregunto si tenias novio, mas bien si yo era tu novio, parece que le has gustado - le comente, era cierto que el joven me lo había preguntado, pero claramente, no iba a decirle que le compre los pendientes
- ¿que le dijiste? - pregunto curiosa
- le dije que no sabias si tenias novio y que yo no lo era - me encogí de hombros
- ahm - pareció decepcionada
- ¿pasa algo? - ella negó y recorrimos el final del paseo marítimo hasta llegar a un restaurante italiano con vistas al mar, una camarera bastante guapa nos atendió y nos dio una mesa con buenas vistas.

Irish se distraía con facilidad. Todo le llamaba la atención, desde los manteles, a las lamparas, al horizonte, era tan curiosa que me hacia gracia, era preciosa, en todos los sentidos. Para cenar, yo pedí carne, el plato que mas grande me pareció en la carta, tenia un hambre voraz, últimamente siempre tenia un hambre voraz. Ella pidió pasta, entonces caí en la cuenta. Era estúpido de mi parte. Ella debía vivir en Italia, debía estar harta de comer comida italiana y yo voy y la llevo a un italiano, pensé que era un completo idiota, ¿como había podido cometer semejante estupidez? suspire

- ¿que pasa? - pregunto
- yo ... nada, soy estúpido- me critique dándole un largo trago a mi bebida
- oh - ella me miro curiosa
- ¿no me vas a preguntar por que? - me sorprendí
- ¿quieres que lo haga? - sonrió
- no se, ¿quieres hacerlo? - la camarera trajo los platos en ese momento y nos miro con cara extraña, quizás malinterpreto el " quieres que lo haga, quieres hacerlo .. " se fue sonriendo
- ya que lo dices, ¿porque eres estúpido? - rió
- bueno, recordé que eras italiana, y te traje a un italiano a cenar, debes de estar harta - explique bajando la mirada
- yo no soy italiana - irish rió sonoramente, divertida
- ¿no? - di un respingo y mire como se reía
- no, mi padre vive en Italia, yo no soy italiana - me saco la lengua
- vaya, entonces todo bien - suspiro
- acertaste con tu elección, me encanta la comida italiana - ella sonrió tan dulce, que daban ganas de comérsela, no literalmente ...
- Me alegro, a cambio, ¿que piensas darme? - me metí un trozo de carne en la boca, delicioso
- ¿darte? ¿que quieres que te de? - ladeo la cabeza de nuevo, me di cuenta de que lo hacia siempre que sentía curiosidad
- no se, háblame de ti - insinué
- ¿y que quieres saber? - ella saboreo su pasta
- pues, de donde eres, que te gusta ... - puse de ejemplo
- pues nací en España, Madrid para ser exactos, mi madre era española - comenzó a explicar, pero la interrumpí
- ¿Era? -
- era, murió justo cuando nací -
- ¿y como es que eres solo mitad? - no quise terminar la palabra por posible oyentes
- mi padre, Aro, fue junto a cayo y marco a España, dicen que la mejor carne esta allí, fue un flechazo, mis padres ... ya sabes, esa parte te la ahorro - rió ella dándome a entender que habían mantenido relaciones
- entiendo - asentí
- pues a marco y a cayo no les pareció bien, mis tios son muy estrictos con las reglas, entonces, le obligaron a tomar una decisión, o aro mataba a mi madre, o la convertia, justo cuando naci, mi madre estaba muy debil, me alimentaba de su sangre, por eso mis ojos son violetas - ella hizo una pausa, ahora encajaba lo de sus ojos
- continua - invite mientras seguia comiendo y escuchando atentamente
- pues eso, mi padre le dijo que la convertiria, pero ella no quiso, le amaba, pero no deseaba ser un vampiro asi que ... murio - ella hizo otra pausa, mirando a la nada, su plato apenas estaba empezado
- lo siento - dije con un nudo en la garganta
- no lo sientas, es una historia de amor bonita, mi padre me ha criado desde entonces, cayo y marco han sido muy exigentes conmigo, no necesito la sangre, pero me obligaban a tomarla por el echo de ser vampiro, cuando traian humanos a volterra, me tocaba beber alguno de vez en cuando para complacerles, la sangre humana es realmente deliciosa, pero como te he dicho, no la necesito, asi que solo bebia sangre si el humano ya estaba muerto, no me gustaba matar - pare de comer, escuchar esas palabras de alguien tan fragil, parecia imposible
- pero mataste a victoria - repuse
- si, pero es distinto, matar a vampiros es divertido - rió
- ¿te divierte matar a los de tu especie? - esa chica no dejaba de sorprenderme
- solo si se lo merecen, discutí con aro porque, bueno, acabe con algunos de sus guardias, eran tan patéticos y asquerosos, aro me dijo que no podía seguir destruyendo a su guardia, cayo y marco también se enfadaron pero no iban a matarme, me aprecian, así que me mandaron con carlisle, fin - comió
- fascinante - repuse aun atonito
- ¿fascinante? uhm, eres curioso jacob black - dijo con la boca algo llena, pero de forma elegante y clara
- ¿te quedaras mucho tiempo? - pregunte, ansiaba que asi fuera
- pues de momento, carlisle y esme han decidido adoptarme como sobrina, pero quieren que vaya a clase - irish hizo como si le diera un escalofrío
- ¿no ibas a clase en Italia? - pregunte
- no - negó
- pero eres una niña - critique
- ¿y? - ella parecía no entender
- las niñas humanas, van a clase - bebí de mi bebida
- ya, pero yo no soy del todo humana - me recordó
- ya, del todo, pero si un poco, deberías ir a clase - insistí
- supongo que es una de las condiciones, si quiero quedarme, debo acatar las normas de carlisle - suspiro sintiendo que ella misma había perdido su batalla y continuo cenando.

Hablamos de muchos temas mas, era fácil y agradable hablar con ella. Le gustaba la fresa porque le recordaba a la sangre, le encantaban los gatos, las películas de amor, la música clásica, las motos, la velocidad, el riesgo y le encantaba pelear.

Cuando mire la hora, me di cuenta de que era tarde, casi las 12:30 de la noche, me preocupe

- ¿se enfadara carlisle si llegas tarde? - pregunte andando con rapidez a la moto, al final del paseo marítimo
- no creo, ¿se enfadara tu padre por llegar tarde? - pregunto ella
- no creo - reí yo
- entonces no hay prisa - se encogió de hombros
- ya, pero yo debería volver, quizás sam me necesite, aunque ahora las cosas estén relajadas, posiblemente tengamos que seguir haciendo guardia - bufe, ya quisiera yo poder estar mas tiempo con ella
- jake, ¿puedo llamarte jake? - pregunto
- claro - sonreí mientras montábamos en la moto de nuevo

Volvimos hacia el camino que llevaba a casa de los cullen y allí la deje

- ¿nos veremos de nuevo? - pregunte ansioso, ella debió notarlo
- puede - rió bajando de la moto, entonces puso cara seria
- ¿que pasa? - dije alarmado
- no recordaba que tengo que ir a fénix en unos días - se mordió el labio inferior
- ¿para? - pregunte curioso
- bueno, tengo un mensaje para un aquelarre de fénix, últimamente, parece haber algo de descontrol, tengo que avisarles de que no se metan en problemas - ella suspiro con resignación
- si quieres, puedo acompañarte - insinué
- pero ... eres un licantropo, podrían matarte - irish se puso seria
- pues me mantendré al margen, pero no voy a dejar que vayas sola - deseaba poder ir, no sabia por que razón, pero lo deseaba, mi deseo de estar con ella era cada vez mayor
- bueno, ya lo pensare - se acerco y me dio un beso en la mejilla, tubo que ponerse de puntillas aunque yo estaba sentado en la moto, entonces, me di cuenta de lo alto que era para ella, yo media sobradamente los dos metros y ella apenas llegaría al 1'66 cm
- buenas noches - tartamudee nervioso al notar sus fríos labios sobre mi piel
- lo pase bien, buenas noches jake - tras decir esto, se interno en la oscuridad y me quede allí quieto, pensativo, durante unos segundos ...

Iba a explotar de alegría, irish era una chica increíble, algo impresionante, que jamas pensé que vería en nadie, era dulce y agresiva a la vez, valiente, divertida ... aun sentía el frescor de sus labios en mi rostro cuando llegue a mi casa ...

Billy no me pregunto, creo que mi sonrisa lo dijo todo, me tumbe en mi camastro, boca arriba, con los brazos cruzados detrás de la nuca y mirando al techo, presentía que tenia una sonrisa estupida, pero, ¿que importaba? nadie estaba allí para verlo.

Me costo mucho dormir aquella noche, solo podía pensar en su mirada, en su sonrisa, en su ladeo de cabeza, en su voz, y en sus fríos labios, eran mas duros que los de una chica normal, pero tan dulces ...

- Irish - susurre con temor de decirlo en voz alta, hasta su nombre era hermoso, esa noche, soñé con su historia, con como debió sentirse su padre cuando la mujer a la que amaba no quería ser uno de ellos, lógico, yo tampoco querría pero ... ¿como se sintió? debió ser doloroso para el

Así, sumido en mis recuerdos, mis pensamientos y la información que me había dado, me quede dormido.



* Música de jacob al recordar a Irish *

Nuestro tratado, La paz
Fénix

A la hora acordada (las 2 del medio día) ya estaba situado en el inició del camino que llevaba a la casa de los cullen. Visto que irish no venia, me aventure a acercarme a la casa, allí estaba, sentada en las escaleras

- Jake, llegas tarde - sonrió levantándose y mirándome
- llegue pronto, pero te espere fuera, en el camino, lo siento - me disculpe, ella se acerco y me dio dos besos, me quede sorprendido y ella sonrió con dulzura, en ese momento, Carlisle, el jefe de los vampiros, salio de la casa acompañado de su mujer, creo que se llamaba Esme.
- Hola - sonrió, parecía un hombre amable, todo el mundo le adoraba, yo no tenia razones para no hacerlo, bueno, salvo que era un vampiro, pero eso cada vez me importaba menos
- Buenas tardes señor cullen, señora - conteste educadamente, la mujer sonrió, era hermosa y su cara tenia forma de corazón, la ternura que desprendía era increíble
- llámame carlisle, solo carlisle - musito el hombre rubio, yo asentí
- entendido se ... Carlisle - corregí, el sonrió y su mujer se abrazo a irish, como una madre que se despide de una hija
- tener mucho cuidado cariño, ya sabes que si hay problemas, solo tienes que llamarnos - decía la mujer, su voz era tan maternal que extrañe que alguien me hablase así.

Mi madre, murió hace años, muchos años, no sabia realmente porque, a billy no le gustaba hablar sobre ello y yo, tampoco quería saberlo realmente, solo me causaría dolor. Entonces, un frío abrazo de parte de la mujer de carlisle me saco de mis recuerdos

- Cuídate también jacob, y cuida de mi niña eh - sonrió la mujer abrazándome sin reparo, me sorprendí de sobremanera, un vampiro, abrazando a un licantropo, pidiéndole que se cuidase ... era realmente increíble, era una locura ... pero pese al frío cuerpo de ella, un pequeño calor se formo en mi interior, la manera tan cariñosa y protectora que tubo de abrazarme, me hizo sentir protegido, de una manera u otra.
- lo are, no se preocupe - sonreí, ella me devolvió la sonrisa y volvió junto a su marido
- ¿acaso el cachorrito se va a unir a la familia? - se burlo en grandullon, emmett, saliendo de la casa
- emmett, recuerda, orejas de elefante - le advirtió irish, el gruño y se metió en la casa, esa pequeña chiquilla tenia cierto control sobre el, me preguntaba, si realmente podría hacer que las orejas de emmett se parecieran a las de un elefante.
- Bueno irish, recuerda, solo avisa, evita conflictos y cualquier cosa, llámanos - carlisle le tendió un móvil plateado, era el mismo que tenia bella para llamar a edward
- lo are, no os preocupéis, debemos marcharnos - irish iba a empezar a caminar cuando un rugido entro por el camino y se detuvo justo a dos centímetros de mi.

La boca se me abrió con desespero, era ... era un russo baltique, el coche mas impresionante que jamas había visto. De el se bajaron Alice y Rosalie y miraron a irish,la cual miraba a las dos chicas con los ojos entrecerrados

- Bueno ya que ahora eres de la familia, te mereces un caprichito, como nosotras - alice le saco la lengua a irish y esta gruño
- no quiero un coche - musito cruzada de brazos, yo estaba atonito por semejante criatura
- ya le dije yo que seria demasiado para ti, que te gustan las cosas mas simples - rio rosalie
- me conformaba con un ferrari, pero un baltique ... - buffo irish y se acerco, acaricio suavemente el capo
- es impresionante - tartamudee, recordando mi patetico wolsvagen
- si, es impresionante, pero es demasiado coche para mi, pero ... - irish miro los pucheros que le ponía alice, la sonrisa de rosalie y la mirada feliz de carlisle y esme
- oh esta bien - sonrió de oreja a oreja, en realidad le encartaba aquel coche, alice salto a sus brazos y ambas se abrazaron y saltaron, parecían hermana mayor y hermana menor, las mejores amigas del mundo, me pregunto si bella se sentiría algo desplazada, aunque como siempre pasaba tanto tiempo con su novio, quizás ni se hubiera dado cuenta de que ahora la vidente volcaba sus cariños a irish ..
- me alegro que te guste, espero que me lo dejes alguna vez - le dijo alice
- claro que si, pero ahora deberíamos irnos, quiero llegar a fénix pronto - comento irish, así que nos despedimos por ultima vez y montamos en el coche. Me senté en el asiento del copiloto.

El motor rugió con una fuerza sobrenatural, tenia potencia, si señor, era el coche de mis sueños, y lo tenia la chica de mis sueños, que ironía ... cuando quise darme cuenta, ya íbamos de camino, el coche iba a tal velocidad que parecía volar, me pareció rápido hasta ami

- Cuantas veces has conducido - pregunte preocupado cuando llegamos a las curvas
- oh, es la primera vez - rió, me cogí inconscientemente al mango de la puerta y un inmenso nudo se me formo en la garganta
- JACOB! no seas idiota - rió irish
- pero ... - tartamudee
- ¿crees que si fuer ala primera vez que conduzco, alice y rosalie me hubieran regalado un baltique? piensa jake, piensa - reía mirándome
- vale pero tu mira a la carretera - me advirtió señalando hacia adelante, esta suspiro y miro hacia adelante, se movía con gran soltura
- lo siento, pero solo me he montado en el coche de bella, y ella no pasa de los 60 - dije con voz ronca tratando de relajarme
- no vamos tan rápido - se quejo ella
- 200 no te parece rápido, que ironía, y mas en esta carretera - bufe sintiéndome estúpido
- tranquilo jake, si tuviéramos un accidente, tu te arias menos daño que yo, te lo aseguro - eso me tranquilizo, tenia razón, no me aria daño fácilmente pero .. ¿y ella?no sabia lo fuerte que podía ser
- si, pero tu si, así que procura ir a la velocidad normal, por favor - rogué
- aguafiestas - musito ella y bajo la velocidad de 200 a 90, que era lo que marcaba esa carretera
- precavido - puntualice
- asi no llegaremos nunca - se quejo
- bueno poco a poco, no tenemos prisa - recordé
- claro - bufo y encendió la radio, era la música que traían rosalie y alice, sin duda, música de chicas, que si te quiero, que si te odio ...

Lance mi mano al dispositivo para cambiar la cadena pero a la vez lo hizo irish y nuestras manos se tocaron, su frío, era tan agradable al calor de mi piel, ella retiro la mano y siguió conduciendo, no dijo nada y yo tampoco, cambie de cadena, una de metal, la música era mas fuerte, pero pareció agradarle pues empezó a seguir el ritmo dando toques con los dedos en el cuero del volante

- Llevas la camiseta - dijo de pronto al rato, me di cuenta de que era cierto
- y tu mis pendientes - sonreí al ver como los soles plateados colgaban de sus orejitas
- me gustan - recordó
- y ami también me gusta - le dije, ella se giro y me miro
- mira a la carretera - recordé, ella me saco la lengua burlona y así lo hizo.

De vez en cuando, subía la velocidad del coche, pero cuando pasábamos de 150 le pedía que la bajara, por si acaso, si conduciera yo, seria distinto, pero me daba miedo que pudiera pasarla algo, así que procure que no pasara demasiado el limite de velocidad normal.

A eso de las 5 de la tarde, llegamos a fénix, me di cuenta de que los cristales del coche estaban tintados

- ¿te afecta el sol? - pregunte, ella me miro y asintió
- si, pero lo soporto mejor que los cullen y el resto de vampiros - explico
- nunca lo he entendido, ¿no se supone que no podéis salir de día? - dije cuando ella empezó a estacionar cerca de un hotel
- si pero no nos volvemos polvo ni nada de eso, es distinto - trato de explicarme
- no lo entiendo - insistí
- tienes que verlo para entenderlo, mañana te lo mostrare, hoy no hace demasiado sol para mi, para el resto seria una prueba delatora, pero no para mi - me guiño un ojo divertida y bajamos, su piel brillo suavemente al sol, mas que la mía, como si llevara crema bronceadora, su blanco resalto, pero no me pareció lo suficientemente extraño.

Tenia unas gafas de sol puesta en sus ojos, quizás le destacasen mas los ojos con el color violeta, y esa fuera la prueba delatora, pero no quería hacerme ideas equivocadas, preferí esperar a que ella me explicase.

Entramos en la recepción del hotel, no era de gran lujo, pero sin duda, mas del que yo podría permitirme, nos acercamos al mostrador. Un chico de unos 25 años, rubio y de piel tostada vestía con el uniforme del hotel

- Hola - dijo irish, el chico la miro de inmediato y sonrió, al mirarme a mi, me miro con fastidio
- Buenas tardes señorita, ¿puedo ayudarla? - pregunto con voz sedosa, gruñí por lo bajo
- queremos una habitación - dijo irish, el chico asintió y busco en su ordenador
- ¿tiempo? - pregunto
- tres días, dos noches - irish miraba distraída el entorno
- Bien, ¿carnet? - pidió el chico, irish saco rápidamente el suyo y se lo tendió
- disculpa señorita, pero es menor, no podemos darle una habitación a unos menores - el hombre parecía disgustado por tener que decirle eso a una chica como irish, yo iba a hablar cuando irish comenzó una actuación sublime, un puchero se le dibujo en el rostro, me estremecí
- pero ... veras es que ... - su voz se volvió temblorosa
- lo siento - interrumpió el hombre
- nos hemos escapado de casa, vamos a casa de sus padres, en los ángeles, pero necesitamos descansar - rogó irish, el hombre desvió la mirada pero se negó
- irish - quise decir pero ella volvió a interrumpir
- estoy embarazada y mi padre, como se entere nos matan, tenemos que ir a los ángeles y es en el tercer hotel que lo intentamos, por favor, nadie tiene porque enterarse - rogó irish, ¿embarazada? se me corto la respiración de golpe y un corazón me dio un inmenso vuelco
- pero señorita - intento resistirse el chico, ella se quito las gafas y le miro dulcemente, ¡pero que hacia! iba a verle sus ojos violetas, estaba loca ...
- por favor - insistió
- esta bien, pero que nadie se entere y no se repetirá otra vez - advirtió el hombre devolviendole el carnet, irish dio un salto de satisfacción y pago con un gran fajo de billetes, dejandole una propina abundante
- gracias Patrick - le guiño un ojo, cogió la llave de la habitación y nos marchamos.

Caminamos con rapidez a través de los pasillos y llegamos al ascensor, subimos hasta la 4º planta, habitación 426, la puerta era de madera y los números dorados adornaban uno de los laterales, irish abrió y entramos.

Era una habitación grande, el suelo enmoquetado en azul claro, una cama de matrimonio con una bonita colcha también azul, con motivos plateados, era una cama enorme! podría dormir, por primera vez en mucho tiempo, sin que se me salieran los pies por ningún lado, me reí al imaginar a irish en la cama, demasiado grande para ella. Un cuarto de baño con jacuzzi, televisión, minibar ... nunca había estado en un hotel, por lo que me sorprendió

- Eres un mosntruito, pobre hombre - reí
- que quieres, aun soy menor - se quejo
- pensé que tenias 19 años - ella negó
- 17 -corrigió y dejo una pequeña bolsa negra sobre la cama
- así que embarazada, si fuera así, tu padre no dudaría en matarme - me estremecí, ella rió
- yo te protegería - bromeo
- ¿porque pagaste tu el hotel? podría haberlo echo yo - dije con vergüenza
- bah, tonterías, el dinero no tiene importancia en mi familia, es como si nos hubiera salido gratis, enserio, no te preocupes - se sento en el borde de la cama y vi que realmente era gracioso, la cama era enorme
- ¿puedo hacerte algunas preguntas? - me senté a su lado, ella sonrió
- claro, hasta esta noche no iremos a ... bueno, iré, a ver a los vampiros, asi que tenemos toda la tarde - se tumbo mirando al techo
- pues bien porque tengo muchas preguntas - ella me miro
- pareces una humana cotilla - me saco la lengua
- lo que quieras - suspire
- venga dispara -
- la primera ... explícame eso de como controlas a emmett, lo manejas con facilidad - sonreí
- oh pues, bueno le echo un farol
- rió
- ¿un farol? - me sorprendí
- mi don, consiste en mover objetos - miro una botella del minibar y la deslizo a través de la estantería pude verlo porque la puerta del minibar era de cristal, abrí la boca
- como puedes hacer eso - me sorprendí
- la mayoría de la gente piensa que soy telequinetica - suspiro tocando su mente
- pero en realidad, es por el aire, tengo control sobre el aire, lo muevo a mi antojo, y gracias a eso puedo mover los objetos, sea del tamaño o del peso que sean - se sento y me miro a los ojos, sentí un vuelco al corazón
- oh - tosí
- emmett cree que soy telequinetica y siempre le amenazo con estirarle las orejas, pero en realidad no puedo, mi poder no tiene ese tipo de capacidad, no puedo estirar cosas, solo moverlas, chocarlas, elevarlas, tirarlas, pero no estirar - rió divertida
- pobre emmett - me compadecí de el
- ¿mas preguntas? -
- si, quiero ... quiero saber realmente que es para ti la sangre - ella suspiro
- pues es como el chocolate, ya te dije - desvió la mirada
- si pero no lo entiendo - me queje
- no entiendes muchas cosas - me recrimino con seriedad
- explícamelo, por favor - me atreví a elevar un brazo y retirar un mechón que tapaba sus ojos, ella pareció ceder
- Mm haber ... imagínate, los humanos sois para mi, como un bote de chocolate para untar - empezó a explicar, yo asentí
- yo por mi misma no lo voy a abrir, estoy a dieta, me resisto con facilidad, pero si ese bote se raja, si alguien lo abre, si el chocolate se pone a mi vista ... bueno, me cuesta mucho resistirme - me estremecí ante aquello
- no me como el bote entero, pero me gusta probar un poquito, es delicioso, luego me arrepiento, porque estoy a dieta, pero ... - la interrumpí
- quieres decir, que tu misma, no eres capaz de matar a un humano, pero que si un humano sangra, o lo matan delante de ti, ¿no puedes evitar bebértelo? - mis palabras sonaron agresivas quizás
- no del todo, si tu por ejemplo ahora te cortases, me costaría mucho lamer tu sangre, lamer, no beber, yo no me alimento de sangre, pero es deliciosa, me gusta sentir un poco en mis labios - me corrigió, eso me tranquilizo
- cuando fue la ultima vez que bebiste sangre - pregunte con temor
- hace un par de días, cuando lo de victoria - recordé ese momento y asentí
- dijiste que la sangre de los vampiros es asquerosa - recordé
- si, pero lamí un poco - hizo como si le diera un escalofrió
- así que si yo sangrase ahora, ¿me lamerías? - me sonroje
- posiblemente, pero no te mataría ni nada por el estilo, solo la probaría, me pregunto a que sabe la sangre de licantropo - musito pensativa, me estremecí de nuevo
- ¿quieres probarla? - se me escapo, me maldije por lo bajo, me estaba metiendo en la boca del lobo ... bueno, en este caso, del vampiro, de nuevo, que ironía
- ¿me dejarías probarla? - se impresiono
- bueno, me da algo de miedo - me sincere
- entonces no pasa nada, no lo are si no quieres - ella se levanto y se encamino hacia la ventana.

Estúpido de mi, sin poder evitarlo, saque una pequeña navaja que tenia en las botas camperas y me hice un pequeño tajo en el dorso de la mano, ella se giro de inmediato al oler la sangre, me miro con ojos deseosos, no sabia porque había echo eso, el corazón me latía muy deprisa

- Iidiota, mas que idiota, no hagas eso - se giro a la ventana
- dijiste que querías probarla - tartamudee
- si pero no por obligación, si me temes, no quiero probarla - se resistió, me levante y camine hacia ella con la mano sangrando
- vamos, no creo que me mates, eres demasiado pequeñaja - reí, ella me miro
- jake no quiero asustarte, no soy una vampiro como todos los demás - su voz sonó débil, sus ojos se fijaron en mi sangre, vi que el violeta tornaba a rojizo, tenia sed, deseaba mi sangre
- no me asustas, quiero saber realmente que es para ti la sangre - dije, mi herida cicatrizaría pronto por lo que en algún momento tendría que dejar de chupar, esperaba que funcionase
- en ese caso ... - ella mi mano entre las suyas tan pequeñas y frías y acerco lentamente sus labios hacia la herida, cerré los ojos, sentía mucha adrenalina, mas que nunca, mas que cuando luchábamos con los chupa sangres, mas que cuando bese a bella ... abrí los ojos de golpe al notar la pequeña lengua de irish recorrer mi herida ...
- exquisita - susurro dando una segunda lamida y mirándome, había sangre en sus labios, pero no me dio asco, ni miedo, me pareció impresionante, el contraste de la sangre con su cara tan pálida, ella sonrió
- ¿ya? - pregunte al ver que no intentaba mas
- ya, te dije que me gusta probarla, no empacharme - susurro relamiendo sus labios y volviendo a mirar por la ventana, la herida me cicatrizo rápidamente
- eres increíble - dije abrazándola por la espalda, me tomaba demasiadas confianzas con ella
- solamente extraña - susurro ella sin apartarse, apoyo su cuerpo contra el mio
- irish, ¿le mostrastes tus ojos al recepcionista? - pregunte
- si, pero mis ojos humanos - ella se giro hacia ami y vi unos hermosos ojos azules
- ¿como es posible? - me volví a impresionar
- ahi muchas cosas que no sabes de mi, como bien dijiste, poco a poco .... - susurro y volvió a mirar por la ventana ...


Coche que le regalan a irish : https://www.autocult.com.au/img/gallery/JDX5ZLSX.jpg


Problemas

No quise estropear el momento, simplemente, me quede allí callado, abrazando a irish. Ella en ningún momento pareció incomoda, es mas, pareció agradecida de que alguien la abrazara por una vez cuando lo necesitaba.

Era cierto que tenia muchas dudas, ella era todo un misterio para mi, y todo lo que yo empezaba a sentir por ella era una locura, pero no iba a rendirme, me asustaba un poco porque nunca había perdido el control de esa manera, pero no iba a renunciar a lo único que me había llenado en mi vida. Seguro que a Billy no le importaba si algún día, irish y yo llegásemos a algo, ni tampoco parecía importarle a Carlisle. Pensé, que al fin y al cabo hasta podía venir bien. Sin duda, seria una unión como las que estudie en historia, cuando dos reyes casaban a hijos de reinos distintos para formar una alianza de paz y unir tras muchos años de guerras, dos tierras. Pues lo nuestro era algo parecido, que ella solo fuera mitad vampiro, facilitaba mucho las cosas, la verdad. ¿sería yo mitad lobo? al fin y al cabo, era tan humano como lobo ...

- En que piensas - su voz me saco de mi ensimismamiento
- en nada - mentí
- llevas 10 minutos abrazándome, dándome tu calor, y ... ¿no piensas en nada? - no podía verle la cara, pero por el tono de voz, supe que estaba sonriendo
- bueno, si estaba pensando en algo - admití
- ¿en que? -
- pues me preguntaba, si estabas agusto - desvié la verdadera respuesta, aunque en realidad era lo que me pregunte al principio, si le incomodaba que la abrazase
- ¿en que sentido? -
- pues, te conozco de apenas dos días, y estoy aquí, contigo, en una habitación de hotel, abrazándote ... - explique
- si, estoy agusto - contesto escuetamente suspire apoyando mi barbilla sobre su coronilla, simplemente apoyándola, sin dejar recaer mi pesada cabeza sobre su frágil cabecita
- me alegro entonces - cerré los ojos y me di cuenta de una cosa.

Ella desprendía aquel olor dulzón que desprendían los de su especie, para mi, bueno, para todos los de mi especie, era un olor demasiado dulzón y empalagoso, pero su olor, se mezclaba con el olor humano y como resultado, daba una esencia profunda, tenia la sensación de estar respirando ese perfume que al olerlo sabes que es el tuyo, que te da placer solo de respirar su aroma, que cada vez que lo hueles, te giras en busca de quien lo lleva ...

- ¿y tu estas agusto? - pregunto ella de nuevo sacándome de mis pensamientos
- en que sentido - sonreí imitándola
- bueno, estas aquí, en un hotel, con una sanguijuela, que te ha lamido tu sangre, ya sabes - ahora no sonreía, podía intuirlo, estaba pensativa, quería saber en que pensaba pero no me atrevía a preguntárselo
- oh, recuerda que yo te di el capricho de probarla, salí sorprendido por que no quisieras devorarme, dicen que tengo una sangre deliciosa - reí abiertamente estrechándola un poco mas fuerte entre mis brazos, era tan encantadora ... ella no dijo nada, pero a través del reflejo del cristal pude ver una pequeña sonrisa dibujada en sus labios

Había anochecido mientras estábamos allí, junto a la ventana, abrazados y en silencio. Nunca me había sentido tan agusto, y creo que fue mutuo. Su piel, fría, compensaba la mía, cálida. Me sentí como cuando en verano hace muchísimo calor y te metes en el agua, ese bienestar de frescor.

- ¿tienes hambre? -
- un poco, ¿Y tu? - pensé que seria hora de dejar de abrazarla, aunque si por mi fuera, lo haría a todas horas, deslice mis brazos lentamente hasta dejarlos caer y ahora apoye mi barbilla en su hombro derecho, dándole un beso en la mejilla, me estaba aventurando demasiado, pero no podía controlarme y ella no hacia por pararme, así que no debía de molestarle.
- también un poco, si quieres, podemos bajar a comer al restaurante, después, a media noche, iré a lo del aquelarre - ella echo su cara hacia la izquierda, como si yo fuera el vampiro y ella me ofreciese su cuello
- ¿de verdad tienes que ir? - musite apenado deslizando mi nariz por su cuello y acariciando su piel
- si, es la razón por la que estamos aquí - me recordó, un pequeño escalofrió la recorrió, pude notar como sus músculos se tensaron durante unos instantes y luego se relajo
- lo se - susurre acariciando de nuevo su piel esta vez con los labios. Me estaba aventurando demasiado, debía controlarme
- jake - susurro sintiendo otro escalofrío
- ¿mm? - musite de nuevo acariciándole el cuello con los labios
- estas jugando con fuego - su susurro era tembloroso, la sentí tan frágil y vulnerable ...
- ¿eso significa que puedo quemarme? - le di un beso bajo la oreja
- es posible - sonrió silenciosamente
- estoy acostumbrado al calor, mas que tu - esboce una amplia y brillante sonrisa
- si, pero yo soy un demonio que viene del infierno, estamos igualados - sonrió también ella
- menos, menos - reí, me puse recto y deje de atraparla entre la ventana y mi cuerpo, me di cuenta de que entre el cristal y yo, había muy poca distancia, la justa para que ella estuviera atrapada entre ambos sin asfixiarse, ¿tanto me había acercado a ella?
- bajemos a cenar - se giro rápidamente, seguía atrapada en ese pequeño espació, pero esta vez frente a mi.

Ella miraba hacia arriba, yo hacia abajo, sus preciosos ojos violetas brillaban mas que nunca, eran mas rojizos que otras veces pero no tan rojos como cuando lamió mi sangre.

- Antes de irnos, enséñame eso que me dijiste de tus ojos humanos - suplique casi con voz rogante, ella estiro sus labios, dejándome ver una hermosa sonrisa
- bueno, veras ... - ella pestañeo lentamente, al levantar los parpados, me quede impresionado, sus ojos ya no eran de una tonalidad violeta, si no de un profundo y hermoso azul cielo, se me corto la respiración
- como es posible - tartamudee con impresión
- no lo se, es algo que puedo hacer desde pequeña, cayo se metía conmigo diciéndome que tengo 4 ojos, dos violetas y dos azules - rió divertida, yo sonreí
- ¿y es así? -
- no, claro que no, lo que pasa es que no se, puedo hacerlo desde niña, no se como funciona, tampoco me moleste en tratar de entenderlo, simplemente, deseo que se vean azules, y se ven azules, sin mas, pero es cansado, al rato me duelen los ojos, por eso siempre los llevo violetas, que es mi color natural - me explico
- oh, debe ser algo parecido a lo que le pasa al chup ... novio de bella, que a veces se le ve dorado, a veces negro - recorde
- si, algo así - ella se encogió de hombros
- bajemos a cenar - dije respetando al fin su espacio vital y alejándome de ella un par de pasos, de pronto su rostro giro hacia la ventana
- oh oh - musito
- ¿oh oh? que quiere decir oh oh - olfatee el aire, pero no olía nada extraño
- vampiros - susurro pegando su cara contra el cristal, me alarme, mire por encima de su cabeza pero no veía nada
- ¿que?, no veo ni huelo nada - dije asustado por haber perdido mis sentidos
- están lejos para ti, el aire me trajo el olor - susurro olfateando sutilmente
- cuantos son - seguí intentando ver algo
- dos - un pequeño gruñido apareció en su garganta, era suave pero amenazador
- ¿peligrosos? - me sentí estúpido, la mayoría de vampiros era peligroso, ¿como había echo una pregunta tan idiota?
- claro, son del aquelarre de fénix - musito y me miro
- que pasa - me preocupe
- vienen hacia aquí, llegaran en 10 minutos, les atrajo tu olor y el mio, el de un vampiro con un licantropo - se mordió el labio inferior y entrecerró los ojos pensativa
- pues enfrentemosnos a ellos - dije con aire de superioridad y tensando mis musculos
- no, vine aqui para advertir, no para pelear, tenemos que encontrar otra solución - ella ando de un lado de la habitación hacia a otro, pensativa

Lo mas lógico era matarlos y fin del problema, pero si ella quería hacer otra cosa, no se, pero si había peligro, me transformaría, los despedazaría y fin.

- Ven - ella se movió hacia a mi muy rápido, como si volase, me tomo de la muñeca y me llevo hasta la cama
- ¿que? - no entendía
- ¿eres fuerte? - pregunto, la duda me ofendió
- claro que si - me queje
- ellos van a entrar en unos minutos, te voy a morder, te voy a lamer, finge estar muerto, no te quejes, no hables y sobre todo, no te muevas - me advirtió, me tumbe sobre la cama según me indicaba, ella se sento sobre mi, dios, que situación! el corazón empezó a latir muy rápido, note como mi temperatura ascendía
- pero - quise replicar ella negó
- shh no va a pasar nada, solamente no te muevas y no hables - acerco sus labios a mi cuello y los paseo vacilantes unos segundos, de pronto note un dolor punzante y apreté los dientes con fuerza para no gritar ni moverme, mis músculos se pusieron muy duros y mis brazos empezaron a templar, dios iba a transformarme, tenia que respirar profundamente, relajarme.

En ese mismo instante, la puerta se abrió de golpe y dos hombres jóvenes, notablemente vampiros entraron. yo no les vi, pero su olor lo decía todo

- oh, ¿que haces? - pregunto uno, tenia la voz profunda y cansada, no tendría mas de ... 30 años humanos, por el tipo de voz
- grrr - irish gruño, yo trate de no moverme, de relajarme, estaba apunto de transformarme y eso seria un problema
- ¿quien eres? - pregunto el otro, era mas mayor, parecía un anciano
- alimentarme - la voz de irish era muy amenazadora, nunca había pensado que semejante voz pudiera pertenecer a una criatura como ella
- ¿de un licantropo? - pregunto el de la voz joven
- de lo que sea - gruño, note su cuerpo en tensión sobre mi y acerco sus labios a mi cuelo, lamiendo mi sangre y manchando su níveo rostro para hacerlo mas real
- ¿esta muerto? - pregunto el anciano
- si estuviera vivo, no estaría bajo mi cuerpo, en su forma humana y dejándose comer por un vampiro, ¿no crees? - rió sarcásticamente irish muy amenazante
- cierto, no queríamos molestar pero nos alerto al oler a uno de los nuestros con un asqueroso licantropo - explico el joven
- entiendo, sois del aquelarre de fénix? - la voz de irish se tranquilizo aunque seguía siendo muy agresiva
- si - contesto el anciano
- vengo de Italia, hija de aro el vulturi, vengo a advertiros de que le incomoda vuestras actividades nocturnas, muchos humanos están desapareciendo - gruño y volvió a lamer mi sangre
- ¿eres una vulturi? - la voz del anciano tembló
- si - musito sin dejar de lamerme, cada vez me costaba mas contenerme, ya no era dolor lo que sentía, pero estaba empezando a cicatrizar y si me mordía de nuevo me transformaría
- entiendo, sentimos molestar - musito el joven
- desapareced, no tengo reparos en matar a los de mi especie, dar la voz de alarma a los de vuestro aquelarre, esto es un aviso, si volvéis a liarla, no seré yo la que venga a deciros como debéis comportaros - gruño agresiva, me dio miedo
- ¿como hiciste para matarle? - pregunto el joven desconfiado
- mi don es la seducción, callo fácil - rió
- cuídate vulturi - dijo el anciano y desaparecieron
- no te muevas - me susurro, mi cuello ya había cicatrizado, ella lamió el resto de sangre que quedaba en mis hombros, abrí los ojos y me sobresalte al ver sus ojos rojos intenso, sus labios goteantes de sangre y su níveo rostro cubierto casi por completo de escarlata, era una sensación agobiante
- ya - musito suspirando y sentándose sobre mi
- ¿se fueron? - tartamudee, ella asintió
- lo siento, pero era la única forma - sus ojos denotaron tristeza, se limpio el resto de la sangre con la manga de la camiseta color azulada que tenia puesta
- estuve apunto de transformarme - dije aun bajo ella
- lo se, lo note, y ellos también, pero se lo creyeron - suspiro
- ¿están lejos? -
- si, fueron rápidamente a avisar a su aquelarre, así que no tendré que ir, los vulturis son el terror de mi especie - rió mas tranquila, volvió a acercar sus labios a mi cuello, di un respingo pero no mordió, solo beso la zona muy delicadamente, con mucha ternura, solté un increíble bufido, no de dolor si no de ... ¿placer?
- perdón - me disculpe
- perdóname tu ami, te hice daño - susurro dándome otro beso
- supongo que ya no tendrás hambre - trague saliva
- si tengo hambre, solo te lamí, no te chupe - otro beso ...
- irish, me diste miedo - me sincere
- lo siento, era necesario ponerme agresiva, si no, no se lo tragarían - me abrazo
- vale, se que no debo hacerte enfadar - sonreí mas tranquilo, ella alzo su cara y me miro, sentía su frió y dulce aliento envolverme de nuevo
- vamos a cenar jake - susurro dándome un beso en la nariz y bajándose rápidamente, abrió la bolsa negra de viaje que tenia y saco una hermosa camiseta negra anudada al cuello
- ¿vas a cambiarte? -pregunte
- claro, estoy manchada de sangre de licantropo, eso es sospechoso hasta para los humanos -. rió y medio la espalda, se quito la camiseta azulada, rápidamente gire la vista, sobresaltado y nervioso, mi cuerpo tembló otra vez, cerré los ojos y suspire lo mas lentamente que pude para no delatarme, al abrir los ojos, vi el reflejo de su cuerpo en el cristal, tan moldeado y perfecto ...
- ya puedes mirar - dijo, me gire y ya tenia la camiseta negra puesta
- bien, bajemos antes de que me de algo - se me escapo
- ¿porque iba a darte algo? - ella cogió la camiseta azul y la dejo en la bañera, seguramente luego la quemaría, bella me había dicho que era lo que hacían los vampiros para destruir la sangre que les tentaba
- pues ... por los vampiros, me pusieron nervioso - mi voz tembló
- oh, entiendo - me saco la lengua divertida y abrió la puerta
- ¿vamos? - me dijo educadamente
- debería ser yo quien te invite, no tu a mi - sonreí
- pues ... esta bien, hazlo - rió, cerro la puerta y se tumbo en la cama, entonces yo, divertido, camine hacia la puerta, la abrí y extendí la mano
- ¿me acompañas a cenar, irish? - pregunte con educación y diversión, ella sonrió y se levanto tomándome la mano
- claro, no podría rechazar semejante invitación - sus ojos brillaron y se tornaron azules, bajamos hacia al restaurante a cenar.

Sin duda, era impresionante, todo lo que vivia con ella, todo lo que me hacia sentir, me sentia protegido, y a la vez, que tenia que proteger, ella me daba respeto, pero a la vez notaba como me respetaba, su sonrisa, su mirada, su olor, su tacto, todo era lo que nunca abria soñado, era una diosa, un deseo, era el anhelo que mi corazón siempre habia deseado cubrir ...
Eternidad

Tras salir de la habitación, irish y yo montamos en el ascensor que nos llevo a la planta baja. El restaurante del hotel no era excesivamente elegante, pero era un sitio precioso. En seguida nos sentaron en una mesa, apartada de casi todo el mundo, por petición de irish. Pude comprobar lo poco que era capaz de resistirse un hombre a sus peticiones, en cuanto ella hacia su caída de ojos, rogaba un par de veces y suspiraba, sus deseos eran ordenes. Me pregunte, si yo hubiera podido resistirme, si no hubiera imprimado, claro, pero rápidamente descarte la idea, adoraba hacerla feliz, hacer cuanto ella deseaba, sin pasarse, y dentro de mis posibilidades, pero me encantaba ser capaz de dibujar una sonrisa en sus hermosos labios.

- Gracias - se despidió irish cuando nos sentamos en la mesa. Era redonda, con un mantel color crema suave, un candelabro con velas doradas, y cubertería para dos.
- ¿como lo haces? - pregunte mirándola, ella sonrió y puso cara de inocencia
- ¿hacer que jake? - pregunto en vez de responderme
- pues eso, hacer que todo lo que deseas, se cumpla, que los hombres hagan cuanto deseas - carraspee
- oh, pues no se, yo no les obligo, lo hacen porque quieren, supongo que es mi naturaleza depredadora, atraer para matar, aunque sin matar - puntualizo
- ¿conmigo también lo haces? - pregunte aunque ya sabia la respuesta
- no, vamos, no se, si lo hago no soy consciente - contesto.

Un camarero, de uniforme elegante y negro, con una servilleta perfectamente blanca y doblada sobre su antebrazo, nos tomo nota. Yo pedí carne, otra vez, ella pidió una ensalada y pasta.

- ¿no te gusta la carne? - le pregunte, solo había cenado con ella dos veces y ninguna había pedido carne
- ¿porque debería gustarme? - ladeo la cabeza
- no lo se, ¿te gusta? -
- claro que me gusta, pero me gusta la carne cruda y pedir que te pongan un entrecot crudo, es un poco gore - rió
- tiene su lógica - murmure
- ¿y tu? te gusta mucho la carne, ¿ves? eres carnívoro, como la familia cullen, te alimentas de animales igual que ellos - explico, caí en que tenia razón, mi forma de alimentarme y la de los cullen era muy parecida pero ...
- si, pero yo no tomo sangre - la mire a los ojos fijamente, quizás de forma agresiva
- eso no es del todo cierto, ¿te gusta el chorizo? ¿la morcilla? los embutidos hispanos están echos con sangre de cerdo, si los comes, te alimentas de sangre, ademas, la casquería es un tipo de alimento, los riñones, los higaditos ... todas las vísceras animales comestibles, es como si fueras un vampiro vegetariano, así se denominan los cullen - apreté los labios suavemente, no quería contradecirla porque tenia razón, de algún modo, aunque yo no lo veía del todo exacto.
- quizás - fue lo único que conteste
- y cuéntame, ¿los licantropos crecéis? - sonrió, gire la cabeza alertado, por si alguien había escuchado eso, por suerte, la mesa que ella había elegido estaba muy alejada de los demás, quizás esa fue su intención, estar alejado de los demás para poder hablar con tranquilidad y sin tapujos
- claro, bueno, hasta los 13 como una persona normal, luego depende de cuando nos transformemos - suspire mas tranquilo
- ¿tu con cuantos te iniciaste? - sonrió
- pues hace un año, con 16 - la mire, parecía muy interesada en saberlo, me gustaba tener un tema de conversación en el que ambos pudiéramos sincerarnos, yo también le aria preguntas.
- aham, y después de iniciaros, ¿dejáis de crecer? -
- pues algo por el estilo, yo no aparento 16, aparento casi 22 años, aun me queda un poco por desarrollarme, dejaremos de crecer hasta que dejemos de transformarnos en lobos - musite
- pero no sois inmortales, ¿verdad?
- yo nege
- no, simplemente mas difíciles de matar, somos mas duros y resistentes, pero podemos morir, de todas formas, los vampiros tampoco son inmortales, son mas resistentes pero se puede acabar con su vid ... bueno, no están vivos, con aquello que les haga parecer vivos - mordí la comisura de mi labio inferior
- vaya, en eso tienes razón, supongo que ninguna criatura es inmortal, todo puede acabar, nada es eterno - suspiro, el camarero llegó con nuestro pedido
- si, gracias - conteste a irish a la vez que agradecí al camarero

Ahora seria mi tiempo de preguntar, tenia tantas preguntas que no sabia por donde empezar, alguna ya me las había respondido, pero aun así, tenia tantas ...

- dispara - rió ella al ver mi conflicto mental
- bang - reí apuntándole con la mano derecha como si fuera una pistola, ella abrió los ojos sorprendida y luego echo a reír, se recostó sobre la mesa y echó la cabeza hacia atrás como si estuviera muerta
- oh jake, porque acabaste tan rápido con mi vida - susurro como si realmente estuviera muriendo, yo sonreí, me incline sobre la mesa y alargue mi brazo, sin dificultad, llegue a acariciarle el rostro
- nunca acabaría con tu vida - ella volvió lentamente a su posición normal y me miro a los ojos.

Ambos quedamos en silencio, mientras mi dedo gordo acariciaba suavemente la comisura de sus labios, cuando ella sonrió, mi dedo acaricio sus labios casi por completo, tan suaves y fríos, tan dulces y tentadores ...

- quien sabe, quizás un día acabes odiándome, recuerda, que en el fondo soy algo que odias - susurro ella cerrando los ojos y ladeando su cara contra mi mano para que esta acariciara mas extensión.
- odio a los que matan por placer - mi voz tembló suavemente
- jake no matan por placer, matan para alimentarse - susurro sin abrir los ojos
- podrían alimentarse de animales como hacen los cullen - rebatí sin dejar de acariciarla dulcemente
- no todos tienen la suficiente fuerza de voluntad para hacerlo, algunos ni si quiera conocen otro camino - abrió los ojos lentamente, su mirada era triste
- ¿los estas justificando? - deje de acariciarla pero no aparte la mano de su rostro
- no, solo digo que ... no importa - ella se giro, beso mi mano y yo me senté de nuevo en la silla y la mire
- que pasa -
- jake no quiero que pienses que les defiendo, pero no tenemos la culpa de ser así, si los animales pudieran hablar, pensar, os verían como auténticos asesinos, mira, ese pobre animal al que te estas comiendo, no tubo alternativa, y tu lo disfrutas porque es ley de vida ... los vampiros somos depredadores porque es nuestra ley de vida. Igual que un humano normal, puede decidir comer plantas para no matar animales, algunos vampiros, podemos elegir no comer humanos, pero aun así, tenemos que alimentarnos ... tu ni si quiera has pensado en eso, ¿verdad? porque comes carne, porque te da vitalidad, porque te gusta su sabor ... - ella dejo de hablar y bajo la mirada, me dolió reconocer que tenia toda la razón, ¿acaso debería hacerme vegetariano? ¿eso cambiaría algo? no lo sabia ...
- entiendo - musite
- ¿serias capaz de dejar de comer tus platos favoritos, para siempre, y alimentarte solo de batidos dieteticos? -
- no, no creo que fuera capaz - conteste sincero
- pues algunos tampoco son capaces, no defiendo sus acciones, pero entiendo que a algunos les cueste, mientras haya vampiros como los cullen, habrá esperanzas de que algún día todo cambie - su sonrisa me hizo sentir una punzada en el pecho, dios tenia tanta razón, pero ni de locos sam iba a aceptar eso, ni yo iba a dejar de odiar a los vampiros, aunque gracias a ella ahora les comprendía un poco mas, pero no cambiaría nada, si tenia que matarlos, los mataría sin mas, esa era mi naturaleza, como ella había dicho.

Se acabaron los Juegos

Abrí los ojos lentamente, la habitación estaba en penumbra y en silencio, oí una respiración muy cercana a mi y entonces recordé donde estaba, y con quien.
Irish seguía acurrucada junto a mi, durmiendo tranquilamente, mientras mi calor la arropaba, no hacia falta mantas. Mis ojos se desviaron hacia la ventana, estaba cubierta por las cortinas, pero había una pequeña fisura entre las dos telas tupidas de color grisáceo y a través de ellas, entraba un rayo de luz plateada, que alumbraba justamente a irish.

Bese suavemente su cabeza y esta se removió, cambiando de posición y quedando boca arriba en la cama, dormida plácidamente. Su cara era tan inocente ... tan vulnerable ... bostece un par de veces, pero no deje de mirarla, ya no tenia sueño.

Entonces, fue cuando me puse a pensar en todo lo que me había pasado desde hacia unos años hacia atrás.

El primer recuerdo que me vino, fue cuando bella llego a forks hacia ya casi 3 años. La vez que la vi en la push. Ahí fue cuando empezó a gustarme. Recuerdo el paso, y la conversación que tuvimos a cerca de las leyendas quilautes y la leyenda de los fríos. Por aquella época, yo aun no tenia conocimiento sobre la verdadera naturaleza de mi tribu. Para mi, solo eran leyendas. También recuerdo cuando desapareció Sam, en realidad, cuando se transformo, pero todos pensamos que había desaparecido. Pobre Leah, no podía evitar sentir algo de dolor cuando recuerdo por lo que tubo que pasar, sam, su novio, su gran amor ... imprimado de su prima ... debe ser horrible.

Poco a poco, mis pensamientos vagaron hasta que el chupa sangres vampiro de bella se marcho y mi mejor amiga, cayo en una profunda depresión, fue por aquel entonces cuando nuestros lazos de amistad (en mi caso de amor) se fueron haciendo mas intensos. Cuando la enseñe en montar en moto, cuando las reconstruimos, la de veces que tuve que llevarla al hospital, el salto de acantilado, cuando se marcho a roma ...

Suspire, tantos recuerdos en tan poco tiempo ...

Y ahora, irish. Apareciendo de la nada, matando a un vampiro al que pretendíamos de hacía años ... que rápido pasaba el tiempo cuando quería ...

- en que piensas - escuche un susurro, al bajar la mirada, vi que iris me observaba, la luz de la luna, iluminaba su rostro por completo y sus ojos se volvieron de una tonalidad aun mas hermosa
- en los últimos años - susurre besando su frente, ella sonrió
- ¿que paso en tus últimos años? - me pregunto cogiendo mi mano
- muchas cosas - le saque la lengua y sonreí
- supongo - musito ladeando la cabeza y mirando hacia la ventana
- siento haberte despertado - me disculpe
- oh no, no fuiste tu, fue la luz de la luna - se sento suavemente sobre la cama y se estiro elegantemente
- es muy intensa, debe ser luna llena - me senté junto a ella
- jake - ella se giro para mirarme
- ¿si? -
- ¿puedo pedirte un favor? - por sus ojos supe que seria algo que no diría que si
- depende - le advertí divertido
- quiero que te transformes en lobo - me pidió, mi corazón dio un vuelco
- no es buena idea - descarte negando su petición
- quiero verte, quiero verte de forma lupina - rogó con esa voz difícil de resistir
- pero no sera hoy, soy muy grande y formaría un caos en la habitación, ademas, mi aroma lupino es mas fuerte, seguro que vendria algun vampiro mas - nege, ella suspiro
- vale, tienes razón, en otra ocasión quizá - se tumbo de nuevo aun mirando a la ventana
- no te enfades - susurre tumbandome a su lado y abrazándola, me sentía tan como con ella, como si la conociera de toda la vida
- no me enfado ,tienes razón- sonrió mirándome, eso me tranquilizo
- oye irish, ¿puedo preguntarte algo? - trague saliva, no se como se me ocurrió preguntar aquello
- claro, pregunta, que yo quiera contestar es distinto - rió, me rasque suavemente la nuca y tome aire, preparándome para lo que le iba a decir
- si yo ... si yo te besara ... sin permiso ... ¿tratarías de pegarme? - pregunte temblorosamente, recordando cuando bese a bella y esta me pego un puñetazo, a consecuencia, se rompió la mano ...
- ¿quieres besarme? - ella se sorprendió, y ami me sorprendió que siempre me respondiera con otra pregunta
- bueno .. yo pregunte primero - trate de rectificar, ella suspiro sabiendo que había descubierto su juego
- no creo que te pegase, un beso no es nada malo - contesto mirando al techo
- ya, pero si yo te besase, y tu no quisieras ... - me mordí el labio inferior
- si yo no quisiera que me besases, te lo impediría y no podrías hacerlo - contesto, sabia que en realidad seria así
- bien - musite
- ahora responderme tu, ¿quieres besarme? - ella tenia tanta facilidad para hablar, que resultaba casi peligroso
- de vez en cuando - se me escapo
- ¿de vez en cuando? - ella sonrió como si no hubiera entendido
- bueno, en realidad desde que te conozco - me sincere
- ¿y porque no lo hiciste aún? - me pregunto, mi corazón acelero
- pues... porque no quiero ... asustarte, incomodarte, parecerte demasiado lanzado .. - me calle al ver que me estaba poniendo nervioso
- muy considerado - ella sonrió dulcemente, tan dulcemente que sentí que ahora era el momento, pero no ... no lo era, no podía, era muy rápido, apenas hacia 3 días que la conocía, debía esperar mas ...
- si bueno, no dejo de ser ... o de intentar ser, un caballero - suspire sonriendo para tranquilizarla y bese de nuevo, una vez mas, su frente
- Bien, entonces, mi caballero, dejaremos el beso para cuando a usted le parezca razonable - hablo con sumo respeto y me hizo reír, esa voz tan ... robotica no le pegaba
- me parece correcto señorita - le acompañe en al risa durante unos minutos
- descansa anda, descansa - se alzo suavemente y me beso la barbilla, eso me lo uso mas difícil, su nariz rozo mis labios y tuve la gran tentación de mover la cara, ¿se divertía retándome? que difícil eran las mujeres!

Al poco, ella quedo dormida de nuevo, ami me costo bastante mas, no era capaz de conciliar el sueño, y cuando lo conseguí, ya faltaban pocas horas para que amaneciera, malditas sea ... entre las pocas horas de sueño que hacia normalmente, por mantener la guardia, y encima, para un día que puedo descansar, no lo aprovecho ...

- Jake - un pequeño zarandeo me alerto y desperté de golpe, irish estaba vestida, con el pelo húmedo de rodillas en el suelo
- que pasa - me alarme
- nada, ya es de día, es hora de levantarse - sonrió, camino hacia la ventana y abrió las cortinas de par en par, dejando pasar un inmenso rayo de luz, me estremecí al ver su cuerpo, era tan brillante, tan perfecto, tan luminoso, como tallado en cristal, que digo cristal, diamantes! parecía un cuerpo de diosa tallado en diamantes .... sus ojos violetas eran muy destacados en esa masa de luz brillante, su pelo oscuro enmarcaba un rostro perfecto y una camiseta rojiza hacia que su pálida y brillante piel fuera bastante deseada para mi
- ¿ese es tu aspecto de verdad? - pregunte anonadado frotándome los ojos
- así es, hace mucho sol, aun no puedo salir del hotel - bufo con fastidio sentándose en la cama y mirándome, extendí mi mano torpemente hacia su mejilla y la acaricie con suavidad, tan fría como siempre
- bueno, podemos quedarnos aquí - propuse, ella negó
- no quiero encerrarte, si quieres, ves a dar un paseo - se encogió de hombros
- no voy a ir a ningún lado sin ti -la recordé
- vale, entonces, pasaremos un día aburrido, mientras estamos encerrados en la habitación, hasta las 7 de la tarde que podamos salir - se quejo riéndose
- ¿aburrido? tu no sabes que yo, jacob black, soy, ¿la diversión en persona? - dije levantándome de la cama y haciendo una pose de super héroe, ella rió
- si? eso deberás demostrármelo super jacob -me saco la lengua
- oh, super jacob, me siento poderoso - musite riendo tratando de cogerla del brazo, pero como si fuera un juego, ella me huyo rápidamente y me fue casi incapaz, siquiera rozarla
- no podrías cogerme ni aunque tu super don fuera la super velocidad - ella me reto desde la otra punta de la habitación
- no juegues con fuego pequeña, podrías quemarte - sonreí avanzando hacia ella lentamente
- ya te dije anoche que me gustaba el calor - musito divertida jugando con sus rizos
- bien, pues te arrastrare el infierno - de pronto, me lance sobre ella pero de forma muy rápida, desapareció para aparecer de nuevo en la punta mas alejada de la habitación
- ja ja, y tu vas y te lo crees - me saco la lengua, me lance sobre ella pero cuando me di cuenta, de nuevo no estaba, estaba justo donde la puerta, abierta, entre la mitad de la puerta de la habitación y el pasillo
- no vale salir de la habitación - advertí
- ¿no? que yo sepa, nadie puso reglas - me guiño una habitación, por dios, como adoraba a ese pequeño mostruito, ella retrocedió un paso, picaramente, y salio de la habitación, me miro desde el pasillo
- irish - advertí y trate de pillarla desprevenida pero me fue imposible, estaba a 5 pasos de mi, ambos en el pasillo
- ¿si jake? - puso sus manos tras las espalda, di otro saldo para pillarla pero ella seguía alejándose de mi lo suficiente para que yo creyera que iba a pillarla ... pero no.

Entonces, en uno de los saltos, ella entro en el ascensor y me dio tiempo de entrar también a mi, ambos solos dentro, de allí no podría escaparse
- ahora que - rei maliciosamente, ella apoyo su espalda contra el cristal del ascensor y yo puse mis brazos a los lados de su cintura, para que no pudiera escaparse, pero sin tocarla
- lo siento jake lo decía en broma, claro que puedes pillarme - susurro sonriente mirándome a los ojos divertida
- ahora no puedes escapar - susurre pegando mi frente a la suya, dios, malditas hormonas
-
corrijo, ahora no quiero escapar - susurro alzando el rostro y rozando su nariz con la mía, su dulce aliento, suave, frío, me tentó demasiado, tanto que no pude resistirlo y acerque mi rostro al suyo de tal manera que nuestros labios se rozaron, pero aun no se acariciaron, quería disfrutar de ese momento, de sentirla atrapada en mis brazos, de sentir como su aliento temblaba al mezclarse con el mio, de sentir ese pequeño roce, que a la mínima, se convertiría en un beso, nunca había deseado tanto algo como en aquel momento, cuando por fin nos aventuramos a dar un paso y mas y convertir aquella insinuación, en beso, sonó un suave " pi " y las puertas se abrieron, un pequeño carraspeo nos hizo separarnos rápidamente, fuera del ascensor, había un botones del hotel, con una mujer y dos niños

Irish y yo nos separamos rápidamente, cohibidos y dejamos paso al botones, a las maletas y a la mujer con los niños

- Jovencito, podria vestirse - musito la mujer con indignación, recorde que tan solo iba en vaqueros, escuche la risa traviesa de irish al otro lado del ascensor, los ...invasores, por asi decirlo, nos habian separado
- creo que aun no me has pillado - susurro irish, en cuanto se abrió la puerta, salio corriendo a tal velocidad que casi fue imposible verla
- maldita sea - reí y salí corriendo detrás de ella, era muy rápida, tan rápida que la gente no la veía, solo sentía una brisa corriendo por su lado, yo también era rápido, pero no tenia forma de cogerla, dudaba que me vieran, mi brisa seguro que era cálida, la gente miraba detrás suya cuando nos sentía pasar pero ya no estábamos ahí par que nos viera, poco a poco recorrimos casi todo el hotel, en una carrera para ver si era capaz de pillarla, y de nuevo acabamos en la habitación, para cuando llegue, ella estaba tumbada en la cama, riéndose sin parar
- no has podido pillarme, eres un lento jake - reía con ganas, cerré la puerta y eche el pestillo para que no pudiera escaparse y de buenas a primeras, estaba sobre ella, en la misma posición que en ascensor, atrapando su pequeño cuerpo entre el mio y la cama, con los brazos a sus lados y mirándola
- te he dejado ganar, se que las mujeres tenéis muy mal perder - musite excusándome y mirando a irish con una sonrisa maliciosa
- si si, escusas -me saco la lengua
- lo digo enserio - murmure susurrando pegando de nuevo mi frente a la suya y volviendo a sentir su dulce aroma
- vaya interrupción la del ascensor - se quejo
- si un poco - musite deseando sentir la dulzura de sus labios
- eh, jake -
- ¿si? -
- ¿vas a besarme? - pregunto irish
- no, aun no - me estremecí, no podía ... pero ... si podía besarle el cuello, ¿no? mis labios se deslizaron hacia su garganta, tan fría y dura, tan suave y perfecta ... recorrí la extensión de su garganta con los labios, sin besarla, solo acariciándola, ella se estremeció, lo note porque su corazón se acelero
- ilógico, un lincantropo jugando con la garganta de un vampiro - susurro ella, sonreí, tenia razón
- tu y yo no tenemos nada de normal pequeña - reí acariciando su garganta con mis dientes, cuidadosamente de no dañara, aunque dudo que pudiera dañarla sin querer
- lo se, y me gusta - ella alzo sus brazos y empezó a jugar con mi pelo mientras mis labios seguían recorriendo su garganta, después sus hombros, también perfectos y lisos
- pues me agrada que te guste - mis labios volvieron a su cuello, esta vez la bese, suave pero con pasión, era notable mi deseo, pero como todo, lo bonito no dura demasiado, el móvil de irish comenzó a sonar
- maldita sea - bufo esta sin cogerlo, yo me lamente
- cógelo, quizás sea importante - dije desganado sin dejar de besarla
- bien - susurro, el móvil levito y llego hasta su brazo, entonces, comprendí su don, ella era cierto que no tenia telepatía, usaba pequeñas corrientes de aire para mover objetos, así hizo que el móvil llegase hasta ella
- quien es - pregunte acariciando ahora su oreja con mi nariz
- carlisle, ¿si? - pregunto descolgando, yo podía oír la conversación
- Irish ... bla bla bla .. - me desconcentre de la conversación para seguir besándola, no quería dejar de hacerlo ni un segundo, ahora su oreja era besada por mis labios
- QUE! enseguida vamos - dijo colgando y me miro
- que pasa - me detuve, alertado por su tono de voz
- bella esta en peligro - bufo
- ¿que? que pasa? - me preocupe
- al parecer victoria no estaba sola y un neófito la sigue la pista, estuvo en casa de bella, edward esta histérico, tenemos que encontrarle - musito
- ¿y como lo haremos? - me tumbe a su lado apoyando mi cabeza en su pecho
- carlisle quiere que vaya, como tengo lo de controlar el aire, quizás el olor nos lleve hasta el neófito - suspiro
- cierto, debes de ser una gran rastreadora - recordé
- la mejor casi, debemos marcharnos - acaricio mi cabello con las manos y me beso la frente
- si, supongo que los juegos se acabaron - musite molesto
- no por mucho tiempo - me mordió la oreja divertida y nos pusimos en marcha.

Volvimos en cuestión de horas, durante el viaje en el flamante russo baltique de irish, no deje de pensar lo que había disfrutado de su compañía, lo cerca que había estado de besar sus labios y el deseo tan grande que, cada vez, creía mas en mi interior ....
Imposible

Llegamos de nuevo a forks antes de lo que yo esperaba, la soltura que tenia irish al manejo del volante, era increíble, tenia que reconocerlo.

Fuimos directamente a casa de bella, ya estaba atardeciendo, allí, estaba ella, tan guapa como siempre, pero en realidad, sentía que algo se había apagado, seguía encontrándola hermosa, pero para nada sentía por ella ahora algo mas que amistad. Suspire silenciosamente bajando del coche, su novio chupa sangres nos miro y sonrió, claramente ya no era una amenaza para el, pero aun podía notar como sus ojos desprendían poca amistad hacia mi persona.

- Irish, llegasteis pronto - Edward la miro, bella parecía nerviosa, como siempre, ella se preocupaba en exceso
- salimos en cuanto carlisle me llamo - irish miro hacia la casa
- hola jake - musito bella con voz débil, pude ver en sus ojos un toque de amargura que no sabia exactamente a que se debía
- hola - conteste mirando también a la casa
- ¿hay alguien? - pregunto irish, bella asintió
- charlie esta viendo el partido con tu padre jake - bella me contesto a mi en vez de a irish, note que quizás su amargura se debía a irish, no sabia porque me dio esa sensación
- entonces, debería entrar a saludarle - mire a edward, este bufo, sabia que estaban fuera porque billy estaba dentro, ahora lo sabia. Pese al tratado y todo lo demás, billy no estaba demasiado a favor de que edward estuviera cerca de bella, todo por su naturaleza, como todo licantropo, tenía ciertos prejuicios hacia la raza chupa sangres.

Mi padre había sido un gran licantropo, yo no lo había visto, pero lo había oído varias veces. Fuerte, rápido, valiente ... todo lo que la gente esperaba de mi, era lo que había esperado de mi bisabuelo, efraim black, de mi abuelo y de mi padre, todos lideres de la manada en algún momento.

En teoría, yo debería ser el actual líder de la manada, el macho alfa, y no sam, pero prefería que no fuera así, preferí que sam fuera el macho alfa, estaba mas capacitado que yo, y tenia mas experiencia.

- ¿vas a entrar jake? - sacudí la cabeza cuando escuche a bella preguntarme, me había quedado atrapado en mis pensamientos
- si, ¿donde esta irish? ¿y edward? - pregunte al no ver a ambos
- subieron a coger el rastro, entremos y subiremos con disimulo - propuso bella, yo asentí
- genial - acepte.

Ambos entramos en casa, billy y charlie estaban en el salón
- hey como andas - dijo charlie nada mas verme, me choco el puño y salude a mi padre
- bien -conteste sonriente
- que poco duro tu excursión hijo, ¿todo bien? - me pregunte, yo asentí, no sabia si el ya estaba al tanto de la intrusión de un vampiro en casa de charlie, pero no se lo diría ahora
- si, irish estaba un poco ... mala, tuvimos que volver - dije
- ¿irish? ¿la sobrina del doctor cullen? - charlie sonrió maliciosamente, pero borro su sonrisa al notar a bella y se aclaro la garganta
- si - conteste escuetamente
- ¿sales con la sobrina de carlisle? - pregunto bella alzando una ceja
- estoy en ello - me encogí de hombros sintiendo que no debía dar mas explicaciones
- oh, subamos a la habitación y te daré el CD que querías - suspiro bella desganada
- hasta ahora - me despedí de charlie y de billy y subimos arriba, irish y edward estaban discutiendo
- ¿que pasa? - pregunte al verles, sentí que mi cuerpo temblaba, si ya de por si, odiaba a edward, mas aun si ahora se ponía a molestar a irish
- victoria - dijo irish fríamente
- ¿que? - preguntamos bella y yo a la vez
- no puede ser ella, tu misma la mataste - recrimino edward
- si, la mate, por eso mismo no me explico esto - bufo señalando al marco de la ventana, yo me acerque a oler, no olía a nada, pero recordé que irish tenia sus sentidos mas desarrollados gracias a su don
- ¿que es eso? - pregunto bella
- atufa a neófito - recrimino, edward negó
- no puede ser ella - bramo edward, alto para ellos, bajo para una persona normal
- edward piensa con la cabeza, fue un neófito el que entro en la casa, ¿quien podría mandar a un neófito, justamente, a esta casa, a la habitación de bella, a llevarse su aroma? blanco y en botella edward - insistió irish, yo no sabia si creerla o no, era imposible
- pero como es posible, quemamos su cuerpo - edward negó, no quería aceptarlo
- no me lo explico, pero su aroma esta aquí, su aroma esta impregnado al del neófito, pero es tan leve que no lo podéis oler, pero yo si, el aroma de esa vampiro pelirroja esta pegado al del neófito - mascullo buscando mas rastros
- ¿Estas segura de que es victoria? - se aventuro a decir bella
- si, es el mismo aroma de la que mate, vamos no se si se llamaba victoria, pero cuando la vieron destrozada cuando me encontraron, dijeron que era victoria, y huele igual que ella - irish se detuvo detrás de mi mecedora
- ahí había unos calcetines - murmuro bella colorada
- por eso huele tanto a neófito, se restregó, sin querer contra la silla - irish negó con la cabeza
- tiene que haber alguna explicación lógica, mientras tanto, estaremos a alerta
- irish se acerco a mi
- ¿podemos contar contigo y los demás? - pregunto
- supongo que si, y mas después de lo del tratado, pero no creo que sam ponga pegas - dije no muy seguro
- me gustaría hablar con el - rogó
- irish no tomes el mando, debemos hablarlo con carlisle - repuso edward, cariñosamente
- ed, carlisle no pondrá objeción y lo sabes, no estamos para perder el tiempo, mientras yo le pongo al tanto a los lobos, tu comentaselo a carlisle - ella le miro con esa mirada rogante que nadie podía resistir, pensé que solo afectaba a los humanos, pero a edward también le afecto pues suspiro y acepto asintiendo
- bien, pero no tomes mas decisiones, solo pone al tanto y trata de buscar una explicación lógica - ella asintió sonriendo y me cogió de la mano
- debemos marcharnos jake - musito cariñosamente, bella carraspeo con la garganta
- ¿pasa algo? - pregunte a bella, ella entrecerró los ojos
- no se - musito desviando la mirada, edward la miro curiosa, luego a mi
- pues yo tampoco se - conteste impresionado, ¿podía oler a celos? ¿como era posible? ¿después de saber lo que yo sentía por ella, y nunca darme opción a algo mas, después de que la besara y me intentara pegar, ahora se ponía celosa? que extrañas eran las mujeres ...
- jake - rogó irish
- bien, vamos vamos, espérame abajo - ella asintió y desapareció, edward nos miro y sonrió entre dientes, abrazo a bella, para el era mucho mejor que yo, claramente estuviera ahora enamorado de irish, le dejaba totalmente el camino libre a bella, pero no debía de gustarle mucho que ahora su novia se pusiera celosa de irish y de mi ...
- debo ir - musite
- ¿ahora haces todo lo que ella dice? - bella parecía molesta
- bella cielo, debe ir, no te molestes, lo hacen por tu seguridad - edward la estrecho contra su pecho
- cierto - puntualice
- y si no fuera así, también lo haría - me aparto la mirada
- bella, no tengo elección - conteste
- como que no, quédate - contesto
- a eso si tengo opción, a lo que no tengo opción es a lo que siento por ella, he imprimado, es mi alma gemela y a partir de ahora, la amare para siempre, como tu me dijiste con el - mire a edward y este no dijo mas
- a mi que mas me da a quien quieras y a quien no - contesto fría
- eso digo yo - musite molesto por su comportamiento infantil
- edward - dije a modo de despido
- jacob - contesto y salí de la habitación, cuando baje, vi a billy y a charlie pegados a la ventana, musitando
- que cotilleáis - pregunte, al acercarme, vi a irish sentada sobre el capo del russo haciendo que tomaba el sol
- es impresionante - charlie me miro con sonrisa picara
- si, es muy guapa - conteste
- si eso también, pero vaya coche - silbo de admiración mirando al vehículo, billy rió
- si, también - conteste negando con la cabeza, charlie y billy siempre hablando de coches y de baloncesto
- me marcho - me despedí y salí

Al salir, vi como irish seguía sentada en el capo, con los ojos cerrados y mirando al cielo

- Estas provocando a mi padre y al de bella - reí viéndola, ella me miro y me saco la lengua
es que tengo un coche precioso
- contesto
- ¿porque opinas que es por el coche? - pregunte
- lo escuche, el aire no solo lleva olores - ahora me guiño un ojo y se me acerco, me tendió las llaves de su maravilloso coche
- ¿te apetece llevarlo? - su voz era extrañamente seductora
- ¿me dejas? - pregunte impresionado
- si claro, siempre que no superes el limite de velocidad, como tu me obligas a hacer - propuso como condición, gruñí, sabia que todo no podía ser perfecto.
- esta bien - me queje y le abri la puerta educadamente, ella se sento y espero a que yo entrara.

Me senté en el asiento del copiloto, tuve que regularlo, mis largas piernas casi no entraban en el minúsculo espació, y menos aun cuando el asiento estaba regulado para su diminuta altura. Cuando encendí el motor y note como rugía, sentí un escalofrió de placer en mis oídos, era un sonido maravilloso.

- ¿de veras crees que es victoria? - pregunte, ella asintió
- no puede ser otra, ningún vampiro tiene el mismo olor que otro - musito pensativa
- pero, no lo entiendo -
- jake yo lo entiendo menos, solo ... solo ahí una manera y no es para nada factible - suspiro
- si existe la posibilidad, es que pudo ser - recite recordándome a mi propio padre
- pero es tan difícil ... -
- ¿es imposible? - la mire
- si, bueno no, es que depende, necesitaría un experto en mentalismo para hacer algo así, no creo que fuera tan inteligente para buscar a un humano mentalista, convertirlo en neófito y hacer semejante numero de magia - se quejo
- en que consiste - me sentí curioso
- veras, cuando un humano tiene un sentido muy desarrollado, al convertirse en vampiro se convierte en don - hizo una pausa
- continua - la invite
- puede que haya la posibilidad, de que ella buscara aun humano que supiera de mentalismo y/o magia, lo convirtiera en neófito y ese neófito supiera como crear ilusiones mentales - suspiro y se toco las sienes, como si le doliera la cabeza
- pero la destrozaste, la oliste - trate de apoyarla, pero no ayudo
- si, pero puede que no fuera ella, si no ... otro neófito, mujer, pelirroja muy parecida a ella, que llevara su ropa y por eso estuviera impregnada de su olor,yo no la conocía por lo que no se como huele realmente, si usaron mentalismo para hacer creer a carlisle y a los demás que era victoria, y quemaron su cuerpo, en fin, todos pensaríamos que ella habría muerto y dejaríamos de estar tan alerta - irish recostó su cabeza contra el sillón dando pequeños cabezazos, tenia todo el sentido, pero, ¿como se le había ocurrido? irish era muy inteligente
- ¿te has encontrado ya con un caso así? - pregunte, ella asintió
- si, una vez intervine con los vulturi en uno parecido - me miro con gesto cansado
- pero ... ¿porque no uso directamente a una humana? ¿porque convirtió a un humano solo para que lo matases? - dije sin entender
- porque sabia que probaría su sangre, desde ese caso, siempre pruebo la sangre para saber a quien o que he matado, fue muy inteligente de su parte, maldita sea - se quejo
- no te preocupes cielo, todo se arreglara - dije acariciando su mejilla con mis grandes y oscuros dedos
- la matare - musito agresiva, me dio un escalofrío
- temo que edward lo ara antes - sonreí entre dientes
- me ha engañado, soy una vulturi, tengo demasiado orgullo, la abriré en canal, veré como se desangra y después la quemare - apretó los puños
- cielo, los vampiros ... ¿podéis desangraros? - musite, porque la llamaba cielo, ¿habíamos pasado a los apodos cariñosos? pero si aun no la había besado!
- no, pero me las apañare - sonrió maliciosamente y ambos centramos nuestra mirada al frente
- no me gusta tu vena gore - reí
- pues es uno de mis encantos, ya aprenderás a vivir con ello - sonrió dulcemente
- mmm, bueno, prefiero vivir con tus otros encantos, esas sonrisas, tus retos, tus juegos ... - insinué
- jake, un poquito de cal, un poquito de arena - me cogió la mano, que aun acariciaba su mejilla dulcemente y me dio un beso tan dulce que se extendió por todo mi cuerpo
- eres un encanto - puntualice
- no tanto como crees, después de que mate a esa maldita y asquerosa vampiro, me lo dices - rió
- ¿maldita y asquerosa vampiro? - me sorprendí porque se refiriera así a una de los suyos
- cariño, los humanos se odian entre ellos, pues los vampiros tambien, no todos nos llevamos bien - abri los ojos como platos
- ca ... ¿cariño? - me sorprendí
- oh, tu puedes llamarme cielo y yo no puedo llamarte cariño? -ladeo la cabeza, curiosa
- si claro, es solo que, me sorprendí - luche para no tartamudear
- oh mírate, eres tan gracioso - sonrió, me dieron ganas de detener el coche y darle mil besos, pero me contuve, últimamente empezaba a desearla demasiado, y mas, sabiendo lo cerca que había estado de sentir sus labios
- hoy ha sido un día de sorpresas - susurre
- si, y las que nos quedan, esto no ha echo mas que empezar - irish alargo la mano hacia la radió y una canción comenzó a sonar, ella empezó a cantar suavemente, su voz era preciosa, la letra increíble, si no fuera porque la música sonó por casualidad, pensaría que tenia un mensaje oculto y todo ...

- si algún día, algo hiciera que nos separásemos ... - irish me miro, sentí una punzada en el corazón
- ¿si? - no me atrevi a preguntar
- te la cantare - susurro y siguió cantando la canción, me concentre mas que antes en la letra, era ... triste pero a la vez ... tan profunda ...

El mensaje era claro, era una chica, cantando a un chico, al que amaba ... por alguna razón, se habian separado, y el se mentia diciendo que no la amaba, pero claramente debia hacerlo ... me hizo pensar, que en todo caos deberia cantarsela yo a ella, pues yo en la vida podria dejar de amarla, nunca.

Sin duda, muchas sorpresas inesperadas habían echo de hoy un día difícilmente de olvidar. Primero que casi la beso, segundo lo de victoria, tercero lo de los supuestos celos de bella, cuarto que de pronto ambos empezáramos con nombres cariñosos y ahora la canción ...

Mi mente divagó hasta que llegamos done sam, no le hizo mucha gracia al principio que irish estuviera en nuestro territorio, pero en seguida se llevaron bien, irish era tan persuasiva, tan dulce, que ni sam se resistió a su compañía. Cuando le explico todo lo que había pasado y su teoría a cerca de victoria, solo dijo una cosa

- tenemos que reagruparnos - musito sam con los ojos entrecerrados


Música que canta irish : https://www.goear.com/listenwin.php?v=e9e0047


Luna y Estrella

Jake condució el maravilloso coche de irish hasta lareserva, cerca de la playa de la push. Se bajo de el tras dejarlo bienaparcado, preocupándose de que no resultase arañado y miro a irish.

- Voy tras esos arboles, me transformare en licantropo y avisare a sam y a los demás de la reunión urgente- dije mirándola, ella sonrió y asintió sin poner pega alguna. Era algoque me gustaba de irish, no ponía pegas, era curiosa, pero sabia cuandopodía serlo y cuando debía reservarselo. Me acerque a ella y le di unpequeño beso en la frente.
- no tardes - sonrió ella, yo asentí y eche a correr hacia losarboles, para poder quitarme la ropa, para no romperla, y después,transformarme en lobo.

Una vez transformado, rápidamente conecte con sam, jared, paul, leah etc

" Jake, ¿donde estabas? " pregunto mentalmente jared
" ya os contare, necesito que nos reunamos todos, al parecer, victoria a vuelto " explique rápidamente
" ¿que? " retumbo en mi cabeza, todas sus voces mentales a la vez
" irish os lo explicara, tiene una teoría " trate de aclarar
" irish, irish, irish " burlo paul
" paul basta, donde estáis " pregunto sam
" en la playa de la push " conteste
" danos 10 segundos " escuche a sam
" bien " dije volviendo a mi forma humana y poniéndome rápidamente la ropa para volver junto a irish

Al volver, ella estaba donde la deje, sentada de nuevo sobre el capodel coche mirando a la nada, trate de acercarme silencioso pero ellasonrió, entonces me di cuenta de que me había descubierto, pero noabrió los ojos, pensé que fingía que no sabia nada, así que le seguí eljuego.

Cuando estuve delante de ella, supuestamente, sin que se enterara ...

- QUE TE COMO - grite, ella dio un respingo
- tonto! me asustaste - musito dándome un pequeño puñetazo en el hombro
- venga, no lo hice, me escuchaste - me queje riendo
- cierto - musito entrecerrando los ojos pensativa
- tramposa - susurre abrazándola, ella se dejo abrazar, cosa queme encanto, no me lo ponía difícil, por lo que debía desear tanto comoyo, ser abrazada. Note que arrugaba la nariz y bufaba suavemente
- uff, que olor - musito quejándose
- ¿demasiados lobos para tu naricita? - pregunte pellizcandosela suavemente
- no - trato de morderme los dedos, los aparte con rapidez
- eres muy lenta pequeña piraña - reí entredientes
- huele como a ... no se ... quemado - ella arrugo la nariz de nuevo
- ¿quemado? ¿donde? - pregunte alarmado, ella se puso de un salto de pie el el capo del coche y husmeo el aire
- oh, aquí - dijo dándome dos pequeños golpecitos en mi cabeza
- ¿que? - me costo algo pillarlo
- se te están friendo las ideas jake - bromeo riendo
- seras ... - la cogí en brazos y la eche sobre mis hombros comosi fuera un saco de patatas, ella trato de zafarse, pero claramente ono lo hacia con ganas, para aumentar la diversión, o no podíarealmente, cosa que dudaba ...
- Ejem - escuche un carraspeo, jared y embry fueron los primerosen llegar, solté a irish, aun entre risas y ella trato de parecerserena, pero rompió a reír
- ¿que le pasa a tu pequeña sanguijuela? - pregunto jared mirando a irish entre molesto y divertido
- nada, la tonta dice que se me fríen las neuronas - me queje tratando de no reír con ella
- en eso tienes razón pequeña - apoyo embry
- que gracioso - me queje, poco después, aparecieron leah y paul, no tardando, seth y poco después quil y sam
- ¿ya estamos todos? - sam hizo recuento, se detuvo en irish y sonrió lentamente.

No se fiaba demasiado de ella, pero por su naturaleza, aunque irishsabia como llevar a la gente a su terreno. Tras unos minutos de charlasin interés, fuimos al grano

- Porque piensas que es victoria - pregunto sam sin rodeos
- no estoy segura, empiezo desde el principio - hizo un silencio. Todos estábamos de pie, irish y yo apoyados en el coche, los demás, rodeándonos en semicírculo.
- Cuando quieras - invito sam
- cuando llegue a forks, en los limites de la reserva y el terrenocullen, oí un ruido, una mujer pelirroja se me acerco, pálida de piel,ojos rojizos, un vampiro, vamos, yo no la conocía, era la primera vezque la veía y la primera vez que la olía. Hacia rato que la olía, perono pensé que fuera tan estupida como para venir a atacarme -suspire, todos estaban impacientes de oír toda la historia,disimuladamente, apoye mi mano en el capo para medio abrazarladisimuladamente
- ¿te ataco? - pregunto leah abriendo los ojos, irish asintió
- si, debió pensar que era una humana perdida o algo así, como soysolo medio vampiro, desprendo los dos olores, normalmente puedocontrolarlo, pero cuando llevo mucho tiempo sin beber sangre, mi olorhumano es mas fuerte que el vampiro. Bien pues se acerco a mi. Comodigo, era la primera vez que la veía, le advertí que no jugara conmigo.Ella dijo algo de que seria su nueva neófita, que estaba reclutandoneófitos y seria una pieza clave en su puzle, no le di oportunidad aexplicar mas porque cuando se lanzo sobre mi, la ataque - suspiro bajando la mirada
- como iba vestida - pregunto sam
- creo que lo visteis cuando llegasteis, vaqueros, camiseta sin mangas, descalza y un abrigo de piel blanco - irish trato de explicar con todo detalle cuanto recordaba
- si, viste así - confirmo sam
- bueno, pues no duro mucho la batalla, me fue fácil derrotarla, lahice pedazos, estoy acostumbrada a tratar con vampiros mas ... crueles,ella fue demasiado fácil, pero como no la conocía no le di importancia,poco después, llegasteis todos vosotros y carlisle empezó a decir quesi había matado a victoria o no se que, recalco, no la conocía, si eldecía que era victoria, pues era victoria - me encogí de hombros
- si, pero olía como ella - puntualizo jared
- si, pero ten en cuenta que vestía con su ropa, me fue fácilvencerla por lo que me ha dado a pensar que era ella la neófita,victoria debió alarmarse al olerme, ella al ser veterana notaria miolor de vampiro y para cuidarse las espaldas, debió pedir a una neófitaparecida a ella que le hiciera el favor, para la neófita seria algo asícomo todo un honor - irish se detuvo, todos estaban pensativos, tenia tanta razón, todo tenia mas lógica
- quizás quiso atacar, pero al llegar todos, confundisteis su olorpresente con el de la muerta, que al llevar su ropa os despisto, bueno,nos despisto a todos, tanto lobos como vampiros, ella vio esaoportunidad como una fisura para poder ir a por bella, todos pensábamosque estaba muerta, entonces, cuando todos bajamos la guardia, cuando yosalí de forks, cuando jacob, que siempre ha protegido a bella, tambiénse marcho, los lobos en su terreno, y los vampiros mas tranquilosdecidió dar el siguiente paso, enviar a un neófito a por el olor debella, para que todos los neófitos que esta creando, supieran a quienatacar - irish paro de nuevo, pensativa
- podría ser, pero, ¿que dijiste del mentalista? - recordé
- si, ella estaba destrozada, pero no tanto como para que carlisle ylos demás no la reconocierais, tengo la ida de que podría haber usado aun mago humano, un mentalista, que ahora como neófito tuviera el don decontrolar la mente, por lo que os confundió mas ... si es así, tenemosun problema, un neófito mentalista es bastante potente, pero tambiéncomete varios errores, en el cuarto de bella, había olor a neófito,pero había un mínimo deje de olor de victoria, vamos, de lo que yo olícuando me atacaron al llegar, por eso opino que tiene que ser ella - irish callo y sam y los demás murmuraron por lo bajo
- podría ser, estaremos a alerta, ¿los cullen están al tanto? - pregunto sam
- si, pero no lo tienen tan claro, irish lo deducio mientras veniamos, ahora iremos a comentarselo - dije
- no, iremos nosotros, irish, llama a carlisle y dile que quedamosen tierra de nadie en 10 minutos, que traigan a bella, tenemos quetrazar un plan - irish asintió y todos desaparecieron
- fue fácil explicar - la abrace ya sin disimular
- no tanto, ahí tantas posibilidades jake - ella marco el numero de carlisle en el móvil e informo de la reunión, carlisle acepto y ella colgó.

Nosotros también nos reunimos con todos en el claro, irish lo explicouna vez mas y nuevas luces se arrojaron sobre el estudio de laposibilidad de que fuera victoria. Al principio nadie quería o podíaentenderlo, pero al final, todos coincidimos en que era una posibilidady por mínima que fuera, nos mantendríamos alerta.

La reunión acabo casi cuando anochecía, todos se disiparon. Edwardllevo a bella a casa, los cullen se marcharon y sam y los demás también.

- te acompaño a casa - dije
- jake no hace falta - sonrió ella
- quiero hacerlo - insistí
- prefiero quedarme un rato mas aquí, mira que no che tan hermosa - irish miro al cielo y yo la seguí, anoche había sido luna llena, por lo que estaba casi entera
- todo saldrá bien - la abrace por la espalda
- eso espero - susurro irish
- te lo prometo - la bese la cabeza
- jake -
- ¿si? -
- quiero pedirte un favor - musito irish
- ¿cual? - pregunte sin dejar de abrazarla
- no quiero que me prometas la luna si no puedes dármela - suspiro
- a que te refieres - no entendí
- quiero decir que ... no me prometas algo que no sabes, o no vas a poder darme - ella apoyo su cabeza en mi pecho, mientras seguía mirando al cielo
- entonces, ¿te vale si te prometo sentarme, bajo ella, abrazándote? - sonreí cogiéndola en brazos, me senté en el suelo, con las piernas cruzadas y a ella en medio, aun mirando a la luna
- y eso que quiere decir - sonrió en la oscuridad
- que intentare que todo salga bien - susurre besando su cuello
- eso me basta entonces - ella giro la cabeza para dejarme mas parte de su cuello libre
- irish -
- ¿mm? -
- no quiero perderte - dije a la aventura, no podía desaprovechar el tiempo que pasaba a solas con ella
- no tienes porque hacerlo - susurro acariciando una de mis manos, la cual abrazaban su cuerpecito
- ¿lo prometes? - le di otro beso en el cuello
- lo intentare - rió ella
- vale, entonces, no me prometas la luna, siéntate conmigo bajo ella - susurre apoyando mi mentón en su pequeño hombro
- eso estoy haciendo jake - ella apoyo su cabeza contra la mía, su oreja quedaba a la altura de mi mejilla
- estas tan fría ... - me queje
- y tu tan calentito - rió entre dientes
- me encantas -
- no, tu me encantas a mi -
- irish, ¿empezamos ya a discutir como una pareja? - reí
- no cariño - rió divertida
- calla cielo - bromee
- jake ... -
- ¿si? -
- emmett me llama, tenemos que trazar el plan - se quejo
- ¿tienes que irte? -la abrace mas fuerte para que no pudiera escapar
- si ... pero iré a verte a la noche, te prometo ... una estrella - me aposto
- ¿puedes darme una estrella? - pregunte sorprendido buscando su mirada, ella se giro y me miro
- claro, la luna es muy grande para mi, pero una estrella es fácil de conseguir - me dio un beso en la nariz
- y porque no voy yo a verte - rete
- ¿vendrías a verme a una casa llena de vampiros? - rió ella divertida
- no, mejor ven tu - musite sonriente
- eso me gusta mas, nos vemos a la noche -
- ya es de noche - aun no la solté
- pues nos vemos mas de noche, como los amantes - bromeo
- vale, si es así si - la solté y ambos nos levantamos
- ten cuidado - me dijo abrazándome, ahora iba a besarla ..., estaba decidido
- irish - cogí su rostro entre mis manos
- no ... espera - susurro
- que - me detuve aguardando
- no me beses aun, quiero que cuando lo hagas, sea especial - ella sonrió tan dulcemente que me costo resistirme
- ahora seria especial - me queje como un niño al que no le dejaban jugar
- con una estrella seria aun mas especial - susurro
- oh, entonces, con una estrella - le bese la frente, si era cierto, si esa noche traía una estrella, esta noche misma podría besarla
- así es, cuídate cariño - ella se puso en puntillas y beso mi barbilla, luego desapareció como por arte de magia
- adiós - musite a la oscuridad comenzando a caminar despacio hacia mi casa, ardiendo en deseos de verla de nuevo ....

Promesas

En cuanto irish se marcho, tuve la inmensa tentación de seguirla, mas que nada para cuidarla, pero ella me olería, tampoco quería que pensase que yo opinaba que debía protegerla, aun así, no pude evitarlo y la seguí. Iba a bastante distancia de ella y de pronto le perdí el rastro. Mi corazón comenzó a latir rápidamente, su olor se había esfumado. Corrí todo lo que pude hacia la casa de los cullen y justo cuando iba a tomar el desvió para entrar, choque contra algo frío y duro. Me puse en guardia, ¿de donde había salido el grandullón? el impacto me hizo caer de espaldas, maldito ...

- eh - me queje, al alzar la vista para encararme a emmett el grandullón, encontré el frágil cuerpo de irish, con mirada de enfado y los brazos cruzados sobre su pecho
- jacob black - musito, su voz era fría, sentí como casi podía cortar
- irish, estas bien - mi corazón se relajo al sentir que estaba bien
- me estabas siguiendo - regaño con ojos enfurecidos, me puse en pie y ella fue ahora la que tubo que mirar hacia arriba para poder mantenerme la mirada
- estaba preocupado - admití rascándome la nuca con disimulo
- porque me seguías - insistió
- irish, por si acaso podía pasarte algo - murmure carraspeando
- pero no es necesario, mírate, tan grande como eres y caíste de espaldas al chocar conmigo - puso los ojos en blanco y yo suspire
- desde luego, eres dura, pensé que me había topado con el grandullón - bufe
- se llama emmett - me corrigió
- si, eso - desvié la mirada
- te dije que no hacia falta que me acompañaras - suspiro dejando caer sus torneados brazos a ambos lados de su cuerpo
- no puedo evitar preocuparme, ademas, que mas da si te acompañaba o no - me defendí
- me importa, me haces sentir débil - ella se quejo y yo inconscientemente la abrace, hundiendo su hermoso rostro en mi cálido pecho
- lo siento - musite disculpándome y acariciando su espalda con mi basta mano
- no quiero que te preocupes, soy dura de roer - su voz era ahogada, tal vez por tener su cabeza contra mi cuerpo
- ya lo veo ya, ¿como hiciste para hacer desaparecer tu olor? realmente me asuste - dije besando su coronilla
- pues ... ya sabes, el aire - me recordó, claro, su poder era simple, pero a la vez muy útil, tanto que olvidaba todas aquellas cosas que podía hacer
- bueno, no lo hagas mas - sonreí apoyando mi mejilla en su coronilla y respirando tranquilamente
- lo intentare - bromeo
- ¿lo prometes? -
- prometo intentarlo - rió de nuevo, era tan difícil de llevar, y a la vez tan divertida ..
- bueno, algo es algo - me conforme
- jake, gracias por acompañarme a casa - musito alzando la mirada para verme los ojos, casi rozaba mi nariz con la suya
- no te acompañe, te seguí - la recordé
- oh, no me hagas enfadar - advirtió sonriendo picaramente
- ha sido un placer acompañarte cielo - le bese la frente sonriendo picaramente, era tan juguetona, tan infantil y madura a la vez ...
- asi me gusta - ella me beso la barbilla
- ¿entonces vendrás luego? -pregunte, ella asintió
- si, con tu estrella - miramos los dos al cielo, estaba plagadito de luces brillantes y parpadeantes
- me gusta esa que parpadea, ¿me puedes dar esa? - alce la mano hacia el firmamento señalando la mas pequeña e intermitente, que parecía moverse
- jake, eso es un avión - rió irish divertida, sentir que mis mejillas se coloraban
- ¿tan lejos te llega la vista? - musite nervioso
- no, pero se mueve, tiene que ser un avión - decía aun riendo
- hablo la lista, bueno pues espero que traigas una que me guste - advertí
- vale vale - musito sonriente, le di otro beso en la frente y rápidamente desapareció.

Ahora si, tranquilo de saber de que irish estaba en su casa, sin problemas, volví con tranquilidad hacia la push. No tenia demasiadas ganas de llegar a casa, billy últimamente hacia demasiadas preguntas. Que cuantas novias había tenido, que si le incomodaba hablar con el, que llamara a mis hermanas, que si irish me gustaba de verdad, que si sabia lo que tenia que hacer ... pero que se pensaba, ¿que era un crío? claro que sabia lo que tenia que hacer, sam, quil, jared ... todos ellos habían imprimado y todos ellos ya habían besado, tenia claro como se besaba, vamos, claro como el agua. Aunque sam y jared trataban de esconder ciertos pensamientos y recuerdos como los que sam tenia con emily ... no era del todo efectivo y de vez en cuanto podía ver algún recuerdo de sam, como la pasada noche de san valentín.

Un escalofrío recorrió mi espalda cuando me vino a la mente el recuerdo de sam besando a emily por todas partes, nege con la cabeza, no debía recordar esas cosas, no era nada sano para mi mente.

Llegue mas rápido de lo que esperaba, apenas entre en casa cuando billy me comento que bella había llamado.
- Luego la llamo - conteste escuetamente
- ¿paso algo? - pregunto, el y sus preguntas, últimamente muy interesado en mis cosas
- no - nege encogiéndome de hombros
- ¿seguro? - insistió
- en realidad si pasa algo - me senté en el sofá y le mire
- si tiene que pasarte algo, fuiste al sofá en vez de a la nevera, ¿que pasa? - pregunto mirándome de forma muy paternal. Recordaba esa mirada, esa es la que puso cuando se entero de que mi hermana iba a casarse, a el le gustaba el novio de ella, era un chico inteligente, protector y muy buen partido, pensé que me gustaría saber que pensaba de irish, por lo que eso le pregunte
- ¿que opinas de irish? - le dije, el abrió los ojos
- oh, pues ... es guapa - murmuro
- aparte -
- pues, es simpática -se encogió de hombros
- aparte - suspire
- ¿porque no me dices realmente lo que quieres saber? - aclaro billy
- ¿te importa que sea medio vampiro? - pregunte directamente, billy sonrió lentamente y suspiro
- ¿te importa a ti? -fue claro con su pregunta
- no, en absoluto - conteste rápidamente
- entonces, ¿porque debería importarme ami? - dijo lógicamente.

Si algo me gustaba de billy, es que podías hablar con el y casi siempre te respondía lo que querías oír.

- no lo se - musite levantándome y caminando hacia la nevera
- se nota que ya estas mejor - rió billy
- no puedo evitar pensar que a los demás le importa que sea una chupa sangre - suspire que poco comenzaba a gustarme el termino chupa sangre
- ¿tu crees que a sam le importa que los demás opinemos que emily seria mas hermosa sin las cicatrices? - billy movió su silla hasta la mesa, donde yo empezaba a sacar comida
- no claro que no - dije totalmente seguro
- claro, sam ama a emily sobre todas las cosas, con o sin cicatrices, una tara o defecto, irregularidad o cosa que evitaríamos, no significa nada cuando queremos a una persona - billy puso la mirada ausente, sabia que se estaba acordando de mi madre
- gracias - musite terminando de engullir la comida
- por lo menos, podrías haberla calentado, no conozco a nadie que le guste cenar guiso frío - rió billy de vuelta al presente
- ya conoces a uno - fregué el cacharro
- oye, ¿te importa si esta noche salgo? - la pregunta de billy me pillo por sorpresa
- ¿salir? ¿a donde? - me sorprendí
- el viejo quil y sue quieren mirar unos libros antiguos y demás, nos llevara lo nuestro, quizás no llegue hasta mañana - insinuó con cierta sonrisa, me dio que pensar que se olía lo de irish pero ... ¿como podría haberse enterado?
- ¿quien te aviso? - pregunte con una ceja alzada
- Sue Clewater - rió
- andas mucho con sue últimamente - trate de molestarle
- no tanto como tu quisieras - puntualizo
- ¿y ... fue algo que se decidió de improvisto? - pregunte con retintín, billy se encogió de hombros
- si - rió de nuevo
- leah - musite, si billy sabia algo, es porque leah tenia algo que ver ...
- ¿que pasa con leah? - billy desvió la mirada
- no se, dímelo tu - musite molesto por lo bocazas que podía ser leah
- eh, tranquilo, leah lo hizo con buena intención - advirtió billy cariñosamente
- ¿que buena intención tiene para decirte que irish iba a venir? - suspire molesto
- ¿irish va a venir? - billy se sorprendió
- no disimules - me queje
- no no, enserio, sue me llamo y me dijo que leah le había dicho, que tu necesitabas la casa esta noche, como estabas liado por lo de irish, querías hacer una quedada con jared, paul, quil, embry y sam, para hablar de chicos sobre cosas de chicas - suspiro pensativo, me mordí la lengua
- ¿leah dijo eso? - pense, al final iba a ser buena chica y todo, cuanto podia llegar a confundirme con ella
- si, leah, seth, sue y el viejo quil, iban a ir a la biblioteca a revisar unos archivos y sue me dijo que fuera con ellos y así te dejaba intimidad, pero si irish va a venir ... - billy rió
- tendré que agradecérselo - musite
- si, deberías, leah es un poco cabezota e insoportable cuando quiere, pero no deja de ser una chica estupenda y se preocupa por los demás, agradécele que si esta noche te conviertes en un hombre, sera gracias a ella - puntualizo billy
- no, si esta noche me convierto en un hombre, sera gracias a mis encantos - corregí
- bueno, no me hagas imaginar cosas, que no dejo de ser tu padre - rió
- ¿te llevo a casa de sue? - trate de cambiar de tema y no reír
- no, ella viene, oh, mira ya esta aquí - escucho el coche, le acompañe fuera
- jake, como has cambiado - sue era la madre de seth y leah, su marido, harry, murió hace un año de un ataque al corazón, no dejaba de sonreír aunque sus ojos estaban un tanto vacíos desde la muerte de harry
- tu no, sigues tan guapa como siempre - la abrace
- billy tu hijo es tan adorable - rió sue
- pasarlo bien - dije despidiéndome
- pásalo bien tu con los chicos - dijo sue, yo asentí y se marcharon

Tal como se fueron, me transforme en lobo, trate de contactar con leah
- hola jake - su voz me inundo al instante
- gracias - dije de pronto
- ¿gracias? - se hizo la remolona
- oh, jake dando las gracias, ¿habéis oído quil? jared? - susurro paul
- dejaros de coñas, leah, no se porque lo hiciste, pero gracias - insisti
- lo hice porque te lo mereces, tienes razón, es una buena chica - suspiro
- bueno pues como alguien se acerque esta noche a menos de 2 kilómetros a mi casa, me lo como - dije, todos rieron en mi mente
- tranquilo, vamos a casa de sam, emily hizo dulces - musito embry
- oh calla, guardarme alguno, yo tengo que ir con mi madre y seth a ver libros viejos - se quejo leah
- bueno chicos, portaos bien - me despedí
- pórtate tu! - dijeron al unisono y volví a mi forma humana

Estaba nervioso, ¿cuando llegaría? ¿que debía hacer? ¿debía besarla tal como llegase? ¿debía esperar a que ella me diera indicios? era tan difícil ser un adolescente, licantropo, imprimado de una adolescente, semivampiro ...

Me tumbe en el sofá, la tele estaba encendida pero no había nada interesante, según pasaban los minutos, mi nerviosismo aumentaba, quería que llegase ya, pero no llegaba, mire el reloj, las 12 de la noche, ¿faltaría mucho?, justo al captar un olor dulzón, un frío aliento me acaricio la nuca
- buh - susurro irish
- no me asustaste - dije sereno
- pero se te erizaron los pelos de la nuca - sonrió divertida
- es que tu aliento es frío - me queje mas nervioso que nunca
- oh, si bueno - ella se sento a mi lado, me miro en silencio
- ¿que pasa? - pregunte temblorosamente
- ¿y tu padre? - ella le buscaba con la mirada
- no esta - la voz me tembló mas
- oh - musito
- ¿puedo preguntarte algo? - cogí una de sus pequeñas y frías manos entre las mías grandes y cálidas
- si - me miro a los ojos
- ¿como se cazan las estrellas? - ella echo a reír
- ven, te enseñare - rápidamente se levanto del sillón, me cogió de la mano y casi me arrastro hasta fuera de la casa, al porche
- cual quieres - dijo mirando al cielo, yo también mire
- esa - señale una grande
- no, esa no vale, tiene que ser una estrella de las promesas - explico
- ¿y como se cuales son las estrellas de las promesas? - sonreí cariñosamente abrazándola por la espalda
- son esas amarillentas, las que están explotando - señalo una de pronto, la estrella exploto y se convirtió en una estrella fugaz, ella puso la mano estirada hacia el cielo y la estrella pareció desaparecer entre sus dedos. Cerro el puño y se giro para mirarme
- ¿ves? aquí la tengo, pide un deseo y haz una promesa - agito el puño delante de mi cara suavemente
- ¿deseo y promesa? - me sorprendí
- si, tu deseo se concederá, a cambio de una promesa - sonrió
- bien ... prometo hacerte feliz y deseo que me beses - me mordí el labio inferior, ella sonrió y abrió la mano, en su palma, había dibujada una estrella, perfecta, de cinco puntas, con tinta fluorescente que brillaba
- aquí esta, creo que tu deseo se ha cumplido - susurro.

Estiro sus brazos hacia mi cuello, sentí que mi corazón latía tan fuerte que se me iba a escapar del pecho, se puso de puntillas pero aun así no llegaba hasta ami así que lleve mis manos a su cintura y la cogí en vilo, sin esfuerzo alguno, no pesaba nada, subí su cuerpo hasta que su rostro y el mio estuvieran alineados

- has prometido hacerme feliz, no puedes fallarme - susurro sonriendo mirándome fijamente
- no te fallare - tartamudee, ella acerco su frío rostro al mio y sentí, por primera vez, sus labios sobre los míos, eran tan suaves y blanditos, tan dulces y fríos ... era el mejor helado que había saboreado nunca, no podía describir esa sensación tan maravillosa. Aferre su cuerpo contra el mio, mientras mis labios acariciaban suavemente los suyos, note como su boca se entreabría y su gélido aliento me inundaba, sentía el frescor bajando por mi garganta, yo trate de hacer que ella sintiera mi cálido aroma y acaricie su lengua con la ternura digna de un padre acariciando a su hijo frágil y recién nacido.

Sus brazos seguían entrelazados a mi cuello mientras sus manos jugaban a enredarse contra mi pelo ...

No se cuanto tiempo duro ese beso, para mi, demasiado poco ... fue maravilloso, dulce, especial ... la vez que bese a bella también me gusto, pero no tenia ni punto de comparación con este beso, fue tan mágico, como el juego de las estrellas y las promesas de irish ...

- me gustas mucho - susurre besando sus labios suavemente de nuevo
- y tu ami - susurro ella tímidamente ocultando su rostro contra mis hombros, la baje al suelo y la seguí abrazando
- eres todo lo que he buscado siempre - me sincere, no había vuelta atrás, esta noche, debía quedar claro todo lo que sentía por ella
- me pasa algo similar - suspiro
- ¿similar? - no entendí
- yo nunca supe que buscaba, hasta que te vi, tu mirada, tu voz, tu aroma, tu calor ... es como si estuviéramos echos a medida, tan diferentes, pero tan complementarios ... - me abrazo con fuerza
- supongo que somos almas gemelas - la separe suavemente para mirarle a los ojos
- me gusta ser tu alma gemela - sonrió

Sin decir mas, acaricie su frágil rostro con mi tosca mano y volví a besarla, tan cariñosamente como pude, tan deseoso como me sentía, tan feliz, que sentí, que esa noche, las estrellas realmente habían cumplido mis deseos ...

Te Quiero

Me separe de ella lo suficiente para poder observarla por completo. No podía creerme lo que estaba pasando. Por fin había encontrado lo que siempre estuve buscando. No me arrepentía de haber tenido claro hasta hace un mes, que quería a bella. Siempre la querría, pero me di cuenta de que no la quería de forma tan intensa como empezaba a querer a Irish. Al principio, era mucha atracción lo que sentía hacia ella, adoraba mirarla, luego, deseaba tocar, y ahora, deseaba tenerla para siempre, para mi.

- que - sonrió divertida ante mi mirada, era para reírse, pues la había mirado de arriba a abajo, observando cada centímetro de su cuerpo, deseando acariciarla, deseando abrazarla, besarla ...
- nada, es solo que me pareces tan ... perfecta - musite anonadado
- ¿perfecta? para nada, tengo demasiados defectos - ella susurro dulcemente mientras adelantaba un paso y eliminaba el espacio que quedaba entre ambos
- ¿si? cuales, ¿ser tan bella? ¿ser tan dulce? ¿ser tan divertida? eso no me parecen defectos cielo - reproche con una sonrisa divertida en los labios
- no, mis defectos son quererte tanto - susurro ella, mi corazón dio un vuelco, estaba diciéndome claramente que me quería. Me quería de verdad
- eso tampoco es un defecto - susurre acariciando su cabeza y su pelo
- ¿no? yo creo que si, ahora me volveré posesiva, te querré solo para mi, me volveré empalagosa, estaré todo el día deseando besarte, me volveré malvada, si alguien intenta quitarte de mi lado ... - pose uno de mis dedos sobre sus labios para que dejara de hablar, mi respiración era agitada, tanto como la suya, era un momento tan especial ...
- yo también deseo estar siempre a tu lado, te besare a cada segundo y matare si es necesario para que nadie nos separe - ella se puso de puntillas, cuando fue a besarme retire la cara con una sonrisa picara
- eh - se quejo
- ¿no escuchaste? yo te besare a cada segundo, no tu - reí abrazándola por sorpresa y elevándola para acercar de nuevo mis labios a los suyos y fundirnos en un eterno y dulce beso.

Mi corazón latía mas rápido que nunca, ni si quiera cuando íbamos de caza. Las piernas me temblaban, sentía que perdía todas mis fuerzas, ella se abrazo a mi rápidamente, acariciando mi nuca con sus fríos dedos y haciéndome sentir el chico mas especial del mundo entero.

Su lengua era tan suave, y era cálida, no mas cálida que la mía, pero si en comparación con la frialdad de su cuerpo. Sentía una dulzura digna del paraíso, ambas lenguas se acariciaban como si fueran lo ultimo que fueran a hacer esa noche, en esta vida, como si de ese beso dependiese nuestras vidas.

Poco a poco, la dulzura se transformo en una pasión sin igual, me gire y deje que irish se sentara sobre la valla de madera del porche y poder tener mis manos libres. Ella seguía rodeando mi cuello, jugando con mi pelo, mis manos acariciaron sus costillas delicadamente mientras mis labios respondían cada vez mas fogosos a sus besos, sentía que de alguna manera, estaba perdiendo el control, y tampoco es que quisiera controlarme, pero no podía dejar de desearla mas y mas según pasaban los segundos ...

- espera - musite tomando aire, tanta pasión y descontrol estaba dejándome exhausto
- lo siento - susurro preocupada por haberme dañado
- tranquila, estoy bien, es solo que, me estoy quedando sin aire - dije cogiendo una gran bocanada de oxigeno y sin avisarla, volví a besarla con pasión, escuche como se reía entre beso y beso, era la experiencia mas placentera que había experimentado nunca, y tenia el presentimiento de que no seria la única
- jake - ahora fue ella la que se separo unos milímetros, los suficientes para poder hablar, y a la vez, seguir rozando mis labios
- ¿si? - pregunte desviando mis labios de su boca a su cuello
- espera, quiero decirte algo - rió estremeciéndose por los besos que le daba en su fría piel, suspire alzando la cara para poder mirarla a los ojos, ella sonreía feliz
- haber, que quieres princesa - susurre besando su frente y mirándole de nuevo a los ojos
- quiero una estrella, yo también quiero un deseo - ella sonrió entre dientes, esa sonrisa que me gustaba tanto
- no se si sabre - murmure mirando al cielo en busca de una estrella apunto de explotar
- inténtalo - ambos miramos al cielo, no veía ninguna
- mira, quiero esa - señalo una estrella que al poco estallo, alce el puño rápido e hice que la cogí
- bien, ¿que quieres y que prometes? - agite el puño delante de ella como hizo antes conmigo
- te prometo quererte toda la vida, y deseo que me quieras para siempre - susurro, mi corazón sonrió tanto como mis labios
- creo que es un deseo fácil de cumplir - susurre besando dulcemente sus labios una vez mas
- me alegro - contesto, la cogí en brazos de nuevo y la lleve dentro de la casa
- me siento como una recién casada - rió cuando atravesamos la puerta de la entrada y ella iba en mis brazos
- mira, estamos practicando para el futuro - propuse
- quien sabe - sonrió
- irish - la deje cuidadosamente en el sofá y me senté a su lado
- ¿si? -pregunto, su cara reflejaba la inocencia y el cariño
- te quiero - dije colorado y sin demasiada fuerza, una cosa era sentirlo y otra decirlo en voz alta
- no, yo te quiero - sonrió dándome dos toques con su dedo indice en mi corazón
- bueno si te hace feliz engañarte ...- bromee abrazándola
- si,me hace feliz que te engañes - susurro divertida
- eh, tramposa no dije eso - la mire, me era imposible dejar de sonreír, me sentía muy afortunado
- ... - irish silbo para disimular y apoye mi mejilla en su coronilla, suspirando, abrazándola, dándole mi calor
- eres un pequeño mostruito - susurre
- ¿porque? - me pregunto
- porque mírate, me has quitado el corazón sin siquiera herirme, lo has raptado y me has echo desear que yo te quite el tuyo y me lo quede siempre para mi - acaricie su rostro
- oh, bueno, pues toma, te lo paso - sonrió, se arrodillo en el sofá, mirándome y sin previo aviso, me beso con fuerza e intensidad, dios, si antes deseaba besarla, ahora la deseaba entera
- irish, si me besas así, corres peligro - susurre cuando se separo suavemente
- ¿porque? -pregunto sorprendida
- porque no me controlare y seré un chico malo y te obligare a que sigas besándome así, siempre - recite con voz seductora
- oh, el chico malo me obligara a besarle - rió besándome con mas intensidad sin que me lo esperase ...

Fue sin duda, la noche mas inolvidable que había tenido hasta el momento, pero algo me decía, que cada noche junto a irish seria mas inolvidable aun.
Nos besamos, nos abrazamos, nos dijimos cuanto nos querríamos desde ahora, bromeamos, toda la noche, hasta que llego el amanecer, ambos estábamos cansados, pero ninguno pensaba cerrar los ojos y perder ni un solo segundo de vista al otro, hasta que nos toco separarnos

- debería volver, billy no tardara - susurro apenada
- no,no te vayas, quédate - la abrace para que no escapase
- cariño si no voy, carlisle me castigara - rio
- ¿tiene poder para castigarte? - me sorprendi
- desde ahora es responsable de mi, es mi tio y estoy en su casa, debo obedecerle -suspiro
- ¿entonces iras a la escuela? - bese su mejilla
- si - maldijo por lo bajo
- ¿porque no vienes a la de la reserva? - dije como si fuera una fantastica ida
- porque el trabaja en forks, ¿proque no vienes tu a la de forks? - me beso ella ami
- porque siempre fuy a la de la reserva - conteste
- bueno, unas horas al dia, echandonos de menos nos ara desearnos mas - rio, tenia razón
- si, te deseare a cada segundo - acaricie su cintura
- debo marcharme - suspiro
- te acompaño - me levante del sofa, en el cual habiamos pasado toda la noche disfrutando de los besos del otro
- no, recuerda que soy dura de roer - se levanto tambien
- y recuerda que si no, te seguire, te llevo en moto, asi vamos mas rapido, ¿si? - pregunte, ella suspiro, sabiendo que no iba a ceder y asintio
- vale -

Salimos de la casa, montamos en la moto y la lleve con rapidz hasta la casa de los cullen
- ¿cuando nos veremos de nuevo? - pregunte ansioso por la despedida
- ¿que te parece al atardecer? creo que carlisle y sam se van a reunir - contesto
- genial, esperare impaciente - le cogi su delicado rostro entre mis manos y la bese con ternura
- te quiero - susurro
- y yo pequeña - tras el ultimo beso, regrese a casa, billy ya estaba alli

- Esto apesta a amor -rio divertido
- no lo suficiente - sonrei
- ¿que paso? cuentame - dijo impaciente, iba a negarme, pero no pude ...

Asi que le explique que ella me habia dicho que me queria, y yo a ella, que oficialmente no estabamos saliendo porque no habiamos decidido algo asi por medio de palabras legales, pero que esta misma tarde, se lo pediria ...



Celos

Me sorprendió que billy se comportara como un padre demasiado comprensivo. Había acogido la noticia de irish con mas animo casi que yo. Estaba realmente ilusionado con que por fin, su pequeño hijo, el varón, encontrase una chica. Le dije que debería oponerse, que era su hijo pequeño, que le dejaría tirado por una mujer, y el rió, me contesto que para que, había malgastado esas palabras con mis hermanas, rachel y rebeca, y que si con ellas no funcionaron, no funcionarían conmigo, eso me alegro, si a el le gustaba irish, como chica para mi, todo seria mas fácil. Pero mi parte era mas complicada. Primero debía agradar a todos y cada uno de los cullen, cosa que no seria fácil, pero menos fácil seria agradar a su padre, vampiro, mata humanos y peor enemigo de mi raza licántropa, si, sin duda mi situación era mas difícil, pero no por ello iba a renunciar a lo único que me importaba ahora, Irish.

Después de comer, billy se echo la sienta, mientras yo, ansioso de que llegara ya el atardecer, salí un rato con paul, jared, quil, kim, leah, embry, seth, sam y emily. Kim hacia tiempo que salia con nosotros. Desde uno de mis mejores amigos licantropos imprimo con ella, se había unido a la manada de la misma forma que emily, de la novia humana, comprensiva y gran cocinera que nos trataba a los demás casi como hijos suyos.

Nadie podía decir que no estaban contentos, cariño y comida, sin duda, la mejor parte era la comida. Kim era casi tan buena cocinera como emily, por lo que siempre se encargaban de preparar deliciosas recetas, jared y yo bromeamos diciéndole a leah que podía tomar ejemplo y cocinar ella también, pero empiezo a perseguirnos y a llamarnos machistas reprimidos mientras intentaba darnos caza.

Últimamente se la veía mas contenta, con ganas de pasarlo bien. Se había vuelto bastante simpática, como la leah que conocí tiempo atrás, cuando tenia un novio llamado Sam.

- jake, en un par de horas quede con carlisle, la adivina tubo nuevas visiones - me dijo sentándose a mi lado y ofreciéndome un muslo de pollo de los que había cocinado Emily para el picnic que habíamos montado
- aham - sonreí, sabia que iba a decirme si quería ir, pero me aria de rogar
- Estará Irish - insinuó con una voz divertida
- ¿si?, dale recuerdos - le mire yo también divertido
- ¿no vas a venir? - pregunto sorprendido
- ¿puedo? - me hice el inocente
- bueno es una reunión para tramar un plan para ya sabes, estaría bien que vinieses - sam miro hacia el horizonte, el sol casi tocaba el agua
- ¿y eso? - pregunte, sam siempre había sido el alfa, siempre sabia que hacer y nadie le cuestionaba, pero el sabía realmente que yo debía ser el alfa y desde hacia tiempo, siempre me preguntaba si quería acompañarle o ayudarle en la toma de ciertas decisiones
- ya sabes, cuatro ojos ven mejor que dos, dos cerebros piensan mejor que uno - se encogió de hombros
- oh, entonces vale - asentí poniendo mi mano en su hombro, este sonrió agradecido por que no le pusiera las cosas difíciles
- pero venga, se sincero, a que vienes por irish - echo a reír
- en parte - disimule
- ¿en parte? - rió
- vale, es casi la razón entera, pero después de que me dijeras que te gustaría que estuviera, me di cuenta de que a mí también me gustaría estar, para apoyarte y cubrirte las espaldas si te caes de culo - explique serenamente, sam me dedico una sonrisa amistosa y volvió junto a su prometida, si todo iba bien, emily y sam se casarían en primavera.

Al recordar su boda, recordé la de bella, seria en agosto ... suspire resignado, ella sabría, me dolía mucho saber que dejaría de ser humana, que sería un posible peligro mas, pero me tranquilice al saber que los cullen,eran buenos y la ayudarían a no ser una malvada chupa sangres como victoria, maldita victoria ... apreté los puños con fuerza

- ¿en que piensas? - una voz femenina me hizo sobresaltarme
- oh, leah, en nada - suspire
- apretabas los puños - rió ella
- solo recordé algo que me disgustaba - trate de dejarle claro que no me apetecía explicar
- oh, ¿bella? - me miro, yo gruñí
- si -
- jake, pensé que ya no te importaba - ella bajo la mirada
- y no me importa, no como antes, respecto a sentimentalmente, aun la quiero, pero como amiga, es solo que me molesta que vaya a convertirse en un monstruo - bufe
- bueno, pero es lo que ella ha elegido y lo ha elegido por amor, tiene su parte razonable, ademas, los cullen son gente ... buena, me cuesta decirlo, porque deberíamos odiarlos, pero son buena gente y ... cuidaran de ella - sus palabras me tranquilizaron, necesitaba escuchar a alguien que me dijera justo lo que yo me auto decía para calmarme
- gracias, oye leah, últimamente estas demasiado, ¿simpática? que te pasa - pregunte, ella se encogió de hombros
- estuve pensando - respondió sin mas
- pues debió costarte lo tuyo - reí bromeando, ella me dio un codazo
- tonto - recriminó
- ¿y que pensaste? - pregunte curioso
- en lo mucho que te mereces ser feliz - ella suspiro profundamente y desvió la mirada
- gracias, y eso se debe a ... -
- jake eres un chico estupendo, y ella te dio un duro golpe, no te lo mereces, irish no es 100 % de mi agrado pero si tu eres feliz, no seré yo quien lo impida y si puedo ayudar, lo are, comprendí que todo pasa por una razón - leah miro al frente, donde sam y emily se abrazaban
- ¿aun te duele verlos? - pregunte cauteloso
- si, estoy celosa, celosa de ... saber que ellos se quieren, ya no porque yo antes hubiera estado con sam, que también, lo que mas me duele es saber que el nunca me miró con esos ojos tan llenos de amor - la voz de leah se volvió apagada
- leah, podría haber sido con cualquiera, da gracias de que emily es una persona estupenda - trate de arreglar
- lo se, y ya lo acepto, pero no dejo de recordar cuando el me abrazaba como ahora lo hace con ella,no la odio, ni me pienso resistir mas a aceptar que nunca volverá, simplemente son celos - leah miro al cielo
- sabes, ellos son almas gemelas, pero tu aún no encontraste la tuya, cuando la encuentres, agradecerás todo lo que esta pasando y todo por lo que has pasado, sabrás apreciar todo lo que la otra persona te de, una mirada, una caricia, una sonrisa - sentí que me ponía demasiado tontorrón
- si bueno - rió ella mas relajada
- leah -
- ¿si? -
- me alegro de ser tu amigo - musite de pronto
- jake, gracias por aguantarme cuando estoy tan tonta - leah me guiño un ojo
- para eso somos hermanos, ¿no? fíjate, no bastaba con rebeca y rachel, ahora tengo que aguantarte a ti, que suplicio mas grande - me queje bromeando
- anda idiota, mañana te preparare pescado crujiente, recuerda que mi padre era el mejor cocinero de pescado de la reserva - leah me tiro de la oreja
- oh si! sabroso pescado crujiente de los clewater, sera magnifico - se me hizo la boca agua
- pero solo con una condición - dijo leah
- cual - mire a la chica no muy seguro
- para mañana debes ser un chico comprometido - explico
- no se si seré capaz, me da tanto reparo leah ... - me sonroje
- no te dirá que no tonto, lo reviví todo en tus pensamientos, trata de no ser tan gráfico, me gusto y todo imaginar que besaba a la chupa sangres - rió ella
- eh, es mía eh - advertí bromista
- ¿ves? sois unos egoístas, que si kim, que si emily, que si irish, no me dejáis a ninguna - se quejo
- ¿no seria mejor un chico? - me sorprendi
- los chicos sois unos capullos, pero si, supongo que es mejor un chico - suspiro y se levanto
- voy a ver si seth tiene mas hambre - se alejo

Allí me quede, solo, sorprendido por las confesiones de leah, por sus bromas y por el ansias de que por fin sam dijera de ir a ver a los cullen ...
Atardecer

Pocos minutos después de que leah se fuera a comprobar el apetito de su hermano, seth, sam volvió junto a mi.

- ¿nos vamos? - pregunte impaciente, sam sonrió
- no tardando - ambos miramos al horizonte, el sol comenzaba a esconderse y el cielo empezaba a adquirir tonalidades anaranjadas
- vale, después de la puesta - suspire, sabia que a sam le gustaba ver las puestas de sol con emily, según el era romántico, y a emily le encantaba. Eso me dio una idea.
- gracias - se levanto y le tendió la mano a Emily.

Ambos desaparecieron entre los arboles, al otro acantilado. Era un acantilado pequeño y privado, ahí podrían abrazarse y demás cosas sin tener que estar pensando en si nosotros miramos, pensamos o decimos.

Cuanto me hubiera gustado tener en ese momento a irish, haberla cogido de la mano, y en silencio ver la hermosa puesta de sol. Cuando el sol ya estaba casi por completo, sam volvió junto a los demás y explicó que el y yo iríamos a hablar con carlisle, que no iban todos porque era una reunión privada

- ¿y que pinta jake? - pregunto paul
- pues que es el segundo - contesto sencillamente sam
- volver pronto - sonrió emily
- lo haremos - sam se despidió de ella con un beso y yo de todos con la mano.

Llegamos rápidamente a donde habíamos quedado con Carlisle. Junto a el, estaba irish. Ambos nos daban las espaldas y desde lo alto de un árbol, veían como termino de ponerse el sol por completo y como el anaranjado cielo se volvía de un gris tan oscuro que empezó a ser negro.

Carlisle salto del árbol con elegancia y soltura y callo ante nosotros de forma espectacular, no vi saltar a irish, cuando quise darme cuenta, estaba junto a carlisle. No dijo nada, solo me miró y sonrió

- Hola - carlisle fue el primero en hablar, como siempre, tan educado, era un hombre admirable en verdad, dios, ya empezaba a tratarle como un hombre en vez de como un monstruo chupa sangre
- hola carlisle - sam también era un hombre admirable. El si era un hombre, aunque parte de el, como yo, fuera un animal, pero eramos humanos, casi tan humanos como los humanos en si. Quizás eso era lo que me ponía mas fácil el estar enamorado de irish, que era tan humana como yo.
- Jacob, Irish, ¿os importa? lo que quiero hablar con sam, me gustaría que fuera en privado - carlisle sonrió y me dio la escusa perfecta para estar a solas con irish. Por la gran sonrisa que se le dibujó, a ella también le gusto la idea
- no claro, sin problemas, irish - le tendí el brazo caballerosamente
- un placer sam - sonrió irish mientras se agarraba a mi brazo, no dejaba de sorprenderme su frescor cutáneo, era un respiro para el calor que sentía siempre.

Salimos del claro de luna donde se quedaron carlisle y sam y fuimos andando en silencio. Yo iba en silencio porque iba pensando la forma adecuada de decirle lo que tenia que decirle, pero no se exactamente porque ella iba en silencio también.

- Irish - me aventure a nombrarla deteniéndome, estábamos en otro pequeño claro de luna, muy pequeño, en medio del claro había una gran roca que imitaba casi a la perfección un trono.
- ¿si? - ella se giro y alzo la cabeza para mirarme
- mira, siéntate - dije llevándola hasta el gran trono de piedra, ella rió divertida y se sento.

Cogí aire varias veces, sentía que mi corazón iba a explotar, que mi garganta iba a cerrarse y me iba a impedir soltar todo cuanto quería decir. Cuando ya estaba sentada, mi mentón tembló, en la vida me había sentido tan nervioso.

- dime - irish parecía ansiosa por saber lo que maquinaba mi cabeza, pues no hacia mas que mover los labios sin decir palabra alguna
- yo ... - me mordí el labio inferior, ¿porque era tan difícil? leah tenia razón, no iba a decirme que no, al menos eso esperaba ...
- ¿quieres que te cuente un cuento? - dijo de pronto, abrí los ojos con sorpresa
- ¿un cuento? - las palabras salieron con facilidad
- así es - irish se levanto y me dejo que yo me sentara, luego ella se sento sobre mis rodillas y me miro
- haber - sonreí ante su dulzura, eso me vendría bien, me aria ganar tiempo
- es el cuento de una princesa, una vez se lo conté a edward y creo que le gusto - musito irish
- sorprendeme - la rodee con los brazos
- Erase una vez, una hermosa princesa. La princesa era una joven indefensa, débil y miedosa. - sonrió comenzando con voz dulce
- ¿como tu? - pregunte
- no, yo no soy débil ni miedosa, no interrumpas - me regaño con un beso en los labios, el corazón me dio un vuelco
- perdona - me disculpe
- la princesa, vivía en un país donde todos eran débiles, indefensos y miedosos, por los países cercanos, apodaban a esa gente como las ovejas, siempre iban en grupos, por donde iba uno, iban todos, así se sentían mas seguros. En su país, hacia mucho calor, por lo que siempre iban vestidos de blanco, y es por esa razón, por lo que a los habitantes del país de los miedosos, fueron llamados desde entonces, las ovejas. Bien, pues la princesa oveja, estaba asustada pues se rumoreaba, que no muy lejos, había un país, el país de los valientes. De ese país, provenían los mejores guerreros de las tierras del norte, eran altos,rubios, fuertes como leones y nadie se atrevía a contradecirlos, pues si lo hacían, sabían que los terribles leones se lo comerían.
Paso el tiempo, y era de esperar, el país de los valientes leones, quiso conquistar al de las débiles ovejas, pero un anciano león, casi tan débil como una oveja, dijo, que si no seria mejor, en vez de hacer una guerra, unir ambos países, las ovejas se volverían mas valientes, los leones menos soberbios, y por esa razón, el príncipe león, fue al país de las ovejas a conocer a sus nuevos súbditos. Era un hombre apuesto, fuerte, rudo y casi salvaje, pero en el momento en el que la oveja vio al león, se quedo anonadada, el seria el único hombre sobre la tierra, que podría protegerla de sus miedos y sus debilidades, seria el único hombre, que pese a ser un animal, podría cuidarla, mimarla ... y el león, al ver a la oveja, también se enamoro, pues era tan frágil y tan bella, tan dulce y tan suave ... Y así es, como el león se enamoro de la oveja ..
. - irish hizo una pausa y sonrió
- es hermoso - susurre impresionado, me sentía tan reflejado ...
- desde entonces, se cuenta, que un león, siempre puede enamorarse de una oveja, aunque sea estúpido, un depredador puede enamorarse de una presa y ambos, hacer una unión perfecta, complementar al otro ... - suspiro y cerro los ojos.

- ¿porque le contaste esa historia a edward? - pregunte curioso después de unos minutos de silencio
- porque necesitaba oírla - contesto irish acurrucándose contra mi pecho
- ¿hace mucho? - bese su coronilla
- tres años, cuando conoció a bella - me sorprendió ese dato
- ¿desde hace cuanto que conoces a edward? -
- casi desde que nací, carlisle se lleva bien con los vulturi, cuando nací, quiso conocerme y edward fue con el, fue entonces la primera vez que estuvo en volterra - explico la chica
- ¿y desde cuando conoces a los demás cullen? -
- pues hace unos 10 años, cuando vivían en alaska con el clan de tanya, desde entonces soy bastante amiga de alice - rió divertida
- ¿entonces, sabias de bella? -
- oh claro, cuando edward se percato de que la deseaba mas que a nadie en el mundo, comestiblemente hablando, fue a denali, con el clan de tanya, necesitaba estar lejos de esa humana, yo estaba pasando allí unos días y me contó su problema, entonces le conté la historia del león y la oveja, pocos días después volvió y empezó a darse cuenta de que estaba enamorado de bella - cuando se callo pensé, quizás si ella no le hubiera contado esa historia, edward no hubiera vuelto, no se hubiera enamorado de bella, no habríamos tenido tantos problemas y ahora ella no se convertiría en una chupa sangres, pero si todo eso no hubiera pasado, tampoco hubiera conocido a irish ... me dio miedo el imaginar una vida sin ella

La abrace mas fuerte contra mi pecho y le susurre al oído
- te quiero - ella se giro y me beso los labios
- y yo también, no importa si eres presa o depredador, si eres león o oveja, te querré, siempre, seas lo que seas, porque me complementas al 100 % jacob - ella sonrió, tan sincera, que sentí que no había porque forzar las cosas, ahora estábamos juntos, y formular un contrato verbal no cambiaría el echo de que la quisiera con todo mi ser ...
Canción para Jacob

Después de estar bastante tiempo, en silencio, abrazándonos y besándonos una vez mas, sentí que era hora de llevar a irish a la mansión cullen. No sabia si carlisle y sam ya habían terminado la reunión pero no íbamos a interrumpir

- No quiero ir - se quejo irish
- cielo, sera la hora de cenar, y tu si cenas - la recordé
- y tu también, cenemos juntos - rogó
- no hay cosa que mas me gustaría, pero ya dejo solo a billy demasiado tiempo y últimamente esta un poco tonto - suspire, irish no se quejo mas
- esta bien - suspiro

Caminamos de la mano, lentamente para nosotros, casi a carrera para un humano normal. Llegamos a la casa de los cullen en cuestión de minutos

- Acompáñame hasta la puerta - dijo cuando llegamos al camino
- por su puesto princesa - sonreí apretando suavemente su mano
- ¿puedo ir a verte esta noche? - preguntó
- me gustaría muchísimo, pero dudo que billy salga hoy, ademas, con lo que esta pasando de los neófitos, no me gusta nada que andes sola - recordé
- yo soy un león, dulce ovejita - rió
- no cariño, dudo que seas un león, en todo caso una pantera - le guiñé un ojo, llegamos a la puerta de la casa
- ¿quieres tomar algo? - insistió, notaba que quería aprovechar a mi lado cada segundo y eso me encantó
- no creo que a tus nuevos primos les guste tener a un lobo en su casa, para ellos no dejo buen olor - me queje con una mueca
- pues pondré ambientador - hizo un puchero.

Entonces la puerta se abrió y edward y emmett sonrieron
- JACOB! hombre estas aquí, pasa pasa - decía emmett, irish se puso en medio de ellos y yo mirándolos con algo de agresividad
- tranquila pequeña - susurre
- a que se debe tanta energía - musito nerviosa
- tenemos un regalo para jake - rió edward
- no - ella se negó a dejarme pasar
- venga, jasper, emmett, alice y yo hemos preparado una sorpresa para jake, para que veas que nos empezaremos a llevar bien, si a ti te gusta, a nosotros nos gusta menos, pero nos gusta - puntualizo edward, bella y alice cuchicheaban y sonreían desde el interior
- no voy a dejar que le hagáis nada, no me fió de vosotros, sobre todo de edward - se quejo irish con los ojos entrecerrados
- irish déjalo, pasar, sera divertido, edward preparar las cosas nosotras la convencemos - decía alice acercándose con bella
- que es - pregunto irish aun delante mía
- edward ... edward le ha compuesto una canción - murmuro bella mirándome y sonrió
- ¿una canción? ¿a mi? - pregunte sorprendido
- si, alice tuvo una visión de hoy, de este momento y se puso manos a la obra con ellos, te han preparado una sorpresa, venga irish sera divertido - insistió bella
- cielo, quizás debería oírla, ya que se han molestado en prepararlo ... - susurre besando su oreja
- esta bien, como sea otra cosa os mato - amenazo irish suspirando, alice la tomo de la mano y la llevo al interior, yo camine con bella hasta el salón, lentamente
- parece que os gustáis - musito con cierto retintín en la voz
- mucho - conteste rápidamente
- me alegro, no hacéis demasiada buena pareja, sois muy distintos, pero es todo un reto - musito
- le dijo la sarten al cazo - replique
- compréndelo, tu alto, ella no tanto, tu moreno, ella blanca, tu cálido, ella fria ... - empezo a describir
- tu viva, el muerto - revestí yo contra bella, ella apretó los dientes y sin decir mas llegamos al salón

Cuando vi la escena, no pude evitar echarme a reír como un loco. Al piano, edward, emmett, el grandullón, iba vestido como un autentico indio americano, con peluca, traje de flecos y plumas, mientras que jasper, el rubio, iba vestido a lo sheriff americano también

- ¿que hacéis? - reía con ganas, irish con una sonrisa en los labios me cogió la mano
- para eso eran las plumas - musito pensativa viendo la cabeza de emmett, donde llevaba una corona de plumas apache
- así es - asintió alice
- pero jake no es apache, es ... quilaute - murmuro irish
- bueno, que empiece la función - dijo alice alzando los brazos mientras me sentaba en el sofacito y sentaba a irish sobre mis piernas, abrazándola.

Edward empezó a tocar una canción mientras alice le acompañaba con la flauta, creando una melodía rápida y alegre. Entonces, Emmett y jasper empezaron a saltar, dar brincos, hacer moñerías y a cantar.

" Señales de humo te hago y la pipa de la paz, yo me fumo pa calmarme si no estas "

empezó a cantar emmet con su vozarrón, era tan gracioso.

" Apache, pelo negro de azabache. La luna, busca un hueco entre la espuma ... de las nubes pa alumbrarte, y camina, entre las colinas y me miras me miras con tus ojos de cristal y como brilla que brilla la hoguera de tu sonrisa "

Continuo jasper

" Pues esconde tu sombra en la oscuridad y no te veo, pero te vuelvo a llamar, señales de humo te hago y la pipa de la paz, yo me fumo pa calmarme si no estas, me late, retumbo,me late el corazón y ardo seguro si esos ojos, me vuelven a mirar, los besos de la paz no se compran matando y matando .. "

Ahora cantaron los dos, haciendo gestos, señalándonos a irish y a mi

" Apache, con tus pieles de mapache ... tu pluma, va devorando herraduras, de ese caballo salvaje, y te giras te giras y me vuelves a mirar camina las colinas y me miras me miras con tus ojos de cristal y como brilla que brilla la hoguera de tu sonrisa Pues esconde tu sombra en la oscuridad y no te veo, pero te vuelvo allamar, señales de humo te hago y la pipa de la paz, yo me fumo pacalmarme si no estas, me late, retumbo,me late el corazón y ardo segurosi esos ojos, me vuelven a mirar, los besos de la paz no se compranmatando y matando .... "

Continuo solo jasper, vestido de cowboy, señalando a emmett y emmett imitándome claramente a mi, haciendo como que hacia señales de humo, yo no podía dejar de reír, tan divertidos estaban ... era para grabarlo

" y aunque el sheriff siga hablando a balazos, zancadillas y tortazos, yo te agarro del brazo y te saco a bailar, en un planeta de borrachos y paletos bien armados, que nos cazan a lazo condenados a mirar ... y no te veo, pero te vuelvo a llamar ... "

Ahora era emmett quien canto, señalando a sheriff jasper, nunca me había reído tanto y nunca espere de los cullen algo así, la canción estaba super bien, tan graciosa ...

" señales de humo te hago y la pipa de la paz, yo me fumo pacalmarme si no estas, me late, retumbo,me late el corazón y ardo segurosi esos ojos, me vuelven a mirar, y saco el hacha de guerra por un beso de esos labios y le declaro la guerra a un chulo cowboy tejano y pa chula mi lengua que te escupe por lo bastardo, los besos de la paz no se compran ..."

Edward termino de tocar junto con alice y todos hicieron un saludo como los que hacían los actores del teatro a la hora de finalizar su obra

- que bueno - decía aun riendo, irish también reía y bella, todo era divertimento, era genial poder estar tan relajado en una casa llena de vampiros
- ¿te gusto? - pregunto alice entre risas
- fue genial, enserio - me seque las lagrimas de la risa
- lo ves, ya te dije que no iba a molestarle - edward le saco la lengua a bella, no era ese chico serio y frío que recordaba, parecía tan alegre y suelto como sus hermanos
- claro que no, fue genial, ahora tendré que escribir yo una para vosotros - me levante con irish en brazos y la deje suavemente en el suelo
- echo - emmett extendió el puño para que lo chocase, dude unos segundos ... seguro que a la barbie de su mujer, rosalie, no le gustaría ver eso. Choque mi puño contra el suyo, ambos eramos casi igual de grandes, solo que yo bastante mas bronceado
- ahora debo irme, billy me estara esperando - trate de despedirme
- bien, ¿nos vemos entonces mañana? -pregunto irish, yo asentí
- mañana, al amanecer estare esperandote en la puerta - susurre antes de besarla
- dios irish como puedes besar a un lobo baboso - se quejo edward
- ignóralo - sonreí susurrandola, me despedí con la mano y me marche

En la vida recordaba haberme reido tanto como hacia unos minutos, se les empezaba a coger cariño a los malditos vampiros ...

- pieles de mapache
- musite riendo de camino a mi casa ...



Canción : https://www.goear.com/listenwin.php?v=8b449a5







Sueño de una noche de verano

En cuanto llegue a casa, me sentí terriblemente derrotado. Me deje caer sobre el sofá sin darme cuenta si billy estaba en casa o no. Bostece, tenia hambre pero no tanta hambre como para levantarme, dios leah tenia razón, últimamente comía demasiado, no sabia a que se podía deber un apetito tan devastador. Mis parpados comenzaron a pesarme horrores, no había escuchado la voz de billy por lo que no estaría en casa. Sonó el teléfono.

- Maldita sea - gruñí sin ninguna gana de levantarme, pero al final lo hice, con la intención de colgar rápido, beber algo fresco, llenarme el estomago y echarme a dormir como un niño pequeño

- ¿si? - conteste de forma algo fría
- ¿jake? - la voz me era familiar
- si, ¿charlie? billy no esta, llama a casa de sue, estará allí - suspire
- no no, quería hablar contigo chico - la voz de charlie parecía cómplice
- ¿que pasa? - pregunte pensando en si el cable del teléfono me daría para llegar al frigorífico
- yo, esto, bueno ... ¿que tal lo llevas? - al parecer, charlie no sabia como tomar el asunto, me dio que seria algo que tuviera que ver con bella, si no, nunca solía dar tantos rodeos
- que pasa con bella - musite alargando el brazo, el cable no era lo bastante largo para llegar a la nevera y mi brazo casi rozaba el tirador pero no conseguía alcanzarlo
- mmm las pillas al vuelo - charlie carraspeo al otro lado del teléfono
- eres predecible, ¿paso algo? - despegué un poco la oreja del teléfono para conseguir abrir la puerta del frigorífico, cuando lo pegue de nuevo, me sobresalte
- así que pensé que tu podrías saber si es verdad, si bella esta embarazada te lo diría - charlie callo, dios, me había perdido la parte mas importante de la frase por mi gula hacia la comida
- ¿que bella esta embarazada? - mi voz sonó sobresaltada
- jake, no ... no creo, ¿no escuchaste? - charlie pareció incomodo
- lo siento, pensé que llego billy y me distraje, repite por favor - rogué
- que lleva unos días nerviosa, alice no para de cuchichear con ella y no la deja sola, siempre esta o con edward o con alice, y pasa demasiado tiempo en casa de los cullen, encima, alice le ha traído ropa nueva, así como hippie, como si quisieran ocultar alguna parte de su cuerpo y el otro día la escuche decir no se que de que quizás aceptaría la proposición de edward, aunque aquello conllevase pasar por el altar - la voz de charlie se detuvo, pude sentir como en su cara se dibujaba una mueca de odio hacia el chupa sangre
- no creo que este embarazada, bella no es tan irresponsable - musite mirando de nuevo la comida, ahora ya con la puerta abierta
- ya lo se, pero quería preguntártelo por si acaso te había insinuado algo - charlie suspiro de alivió, el sabia tan bien como yo que bella y yo no teníamos secretos, al menos, no hasta ahora.

También yo sabia que edward le había dicho a bella que si ella quería ser transformada por el, antes tendría que casarse, seguramente a eso se referían, pero no podía decirle eso a charlie ...

- ¿jake? - insistió la voz de charlie, había vuelto a distraerme
- lo siento, miraba la hora - mentí
- pues solo era eso, muchas gracias, da recuerdos a tu padre - se despidió
- lo are, cuídate - musite antes de colgar.

Me frote las manos avariciosamente mirando la suculenta comida, que me llamaba desde el interior del frigorífico, me llamaba a gritos, decía claramente " cómeme, jake, cómeme " justo cuando fui a alcanzar el primer alimento, la puerta crujió y entro billy, pero no me detuve

- Jacob Black, ¿que te crees que estas haciendo? estas acabado con las reservas de comida - me regaño mi padre
- lo siento pero estoy hambriento - dije mordiendo un trozo de pollo frío que sobro de anoche
- ¿sam te esta pidiendo demasiado? - sonrió al ver como mis ojos se llenaban de placer al tragar la carne de ave, aunque estuviera fría
- no, la cosa esta relajada, aunque lo de esa maldita chupa sangre nos tiene a alerta, pero estamos tranquilos - di otro bocado al pollo
- se supone que cuando uno se enamora pierde el apetito - rió con ganas, yo me encogí de hombros
- sabes que nunca fui demasiado normal - acabe rápido de cenar
- lo se, nunca lo fuiste - asintió.

Al poco llego el viejo quil y se pusieron a hablar, yo rápidamente me fui a la habitación, tenia sueño, había saciado mi hambre y ahora, me invadía una terrible modorra.

Me deje caer sobre el pequeño camastro que había en mi pequeña habitación, crujió bajo mi peso. Hacía un calor insoportable, y si a eso se le añadía mi enorme temperatura ... entonces, desee tener a irish cerca, tan fresquita siempre, seguro que ella me quitaría este insoportable calor de encima, bueno, mejor no me lo quitaría, si la tuviera cerca, posiblemente la abrazaría y la besaría por lo que solo aumentaría mas mi calor ... el amor era tan complicado ...

Quise dormirme, pero no pude, tenia tantas cosas en las que pensar. La principal de todas era irish. Me estaba enamorando de ella muchísimo, pero me era extraño pues no me había enamorado de la misma manera que sam de emily, o quil de kim, ellos habían sido amor a primera vista, de golpe y su amor no podía crecer mas porque era tan fuerte que nada podría superarlo. Yo en cambió, sentí que era un amor mas humano. Me había fijado en ella en cuanto la vi.

Nada mas verla, supe que era mi alma gemela pues por ella daría la vida, pero cada día, la amaba mas, cada segundo, la necesitaba mas, me pregunte si tenía algo que ver que fuera vampiro, al menos, a medias. Me era insoportable estar lejos de ella y aunque respetaba su espacio vital, odiaba no poder estar cerca de ella a cada segundo, pero tampoco podía retenerla junto a mi y mucho menos, yo iba a pasar todo el tiempo en la casa de los cullen, con ese asqueroso olor tan desagradable, como a tomates podridos ... aunque si eso a ella le hiciera feliz, lo aria sin dudar.

No fui consciente de cuando me quede dormido, pero claramente, lo estaba, y para mi sorpresa, era consciente de que estaba soñando.

Iba caminando lentamente, extraño en mi, por un camino de tierra, el camino que llevaba a casa de los cullen. No tenía prisa, pero me moría de ganas de volver a verla. Al llegar, Carlisle estaba en la puerta, vestido de traje y con su brillante sonrisa. Era sin duda, el que mejor me caía de la familia, a mi parecer, el mas humano. Era tan normal, tan amable, tan preocupado siempre por los demás, que se había ganado mi respeto, aunque no dejaba de odiar que fuera un chupa sangres. Pero sin duda, si hubiera sido humano, le abría admirado, a el y a su carrera como medico.

- Jake, llegas pronto, serán los nervios - sonrió, subí las escaleras, ¿porque vestiría tan elegante? pasamos por el marco de la puerta y allí estaba esa chupa sangres adivina, era tan frágil, pero no me caía nada bien, no sabía a quien de los cullen odiaba mas, cada uno tenia su razón, excepto al doctor y a su mujer, a ellos no los odiaba, si no que los respetaba. Bueno, claramente, a irish tampoco la odiaba, la respetaba y la amaba, pero tampoco era una cullen, si no una vulturi. Empezaba a pensar que todo esto era una telenovela mexicana en la cual, me había visto atrapado sin poder remediarlo.

La chupa sangres, Alice, vestía un hermoso vestido plateado, estaba hermosa, pero obviamente no lo admitiría nunca. Junto a ella, su novio o marido o lo que quiera que fuera, el tal jasper. Iba vestido también de traje, como carlisle. A el no le odiaba, pero si tenía que luchar con el, lo haría sin dudarlo. Por las escaleras bajaron la barbie y su marido. Ella vestida de rosa, como una princesa y el también de traje, ¿porque todos iban tan elegantes? el grandullón me sonrió. Sentí repentinamente algo de simpatía por el, quizás el hecho de la canción que me habían compuesto, la del indio apache ese, si, el de las pieles de mapache, me había echo sentir que eran mas humanos de lo que imaginaba y eso me hizo sentir débil

- Hey, hermano, ¿como andas? - musito emmett, ¿hermano?
- irish esta preciosa, veras cuando la veas - musito una voz sumamente conocida, bella salia del comedor, mas hermosa que nunca, pero ya no era humana, claramente, era una de ellos y en sus brazos tenia un pequeño retoño de ojos verdes que lloriqueaba sin cesar
- que esta pasando - musite viendo como todos iban sumamente elegantes, me mire en el reflejo de un cristal y vi que yo también iba con traje
- no habrás sido tan estúpido de olvidarlo - rió edward, no era tan estúpido de olvidar algo que no sabia que tenia que recordar, pero cuando dijo eso, realmente me sentí idiota
- no claro que no - mentí tensando mis músculos
- bien, vamos al altar - musitó bella dejando al retoño en brazos de edward, sus ojos achocolatados ahora eran del mismo tono caramelo que el resto de los cullen, ¿ya se habían casado? ¿y habían tenido un hijo? eso era imposible, los vampiros no podían tener hijos, y bella ya era un vampiro ...
- ¿altar? - la voz me tembló
- claro, ¿donde vas a casarte si no? - sonrió bella cogiéndome del brazo, estaba helada, helada, dura y era fuerte como los cullen, casi me arrastro a una habitación contigua donde había mucha gente. Allí estaban Sam, Emily, Quil, Embry, Jared, Leah, Seth, Billy y muchísima gente de la push
- Jacob, encantado - dijo un rostro frío y pálido, con los ojos rojos
- hola - dije totalmente aturdido
- me alegro de que seas tu quien lleve al altar a mi hija - el hombre sonrió, ¿hija? ¿era el padre de irish? ¿Aro Vulturi?
- señor ... - mi voz se perdió en un susurro, la garganta se me seco, entonces, la música nupcial empezó a sonar, e irish apareció de la nada.

Vestía un hermoso vestido de princesa, era la imagen mas maravillosa que podía esperar ver, tan dulce, tan frágil, tan hermosa ... ella sonreía, feliz, veía la felicidad en sus ojos, en sus labios sonrientes, en toda y cada una de sus facciones, entonces, en ese momento, me sentí un hombre afortunado, por poder tenerla para mi, por que ella, tan hermosa, caminara hacia ami sonriente, llena de felicidad ... alce la mano para tomar la suya, envuelta en un hermoso guante de seda blanco y justo al tocarla, abrí los ojos de par en par

- me cago en - gruñí casi gritando
- jake, que pasa - la puerta se abrió, las piernas de billy asomaron, luego su cabeza
- nada - dije, respiraba agitadamente
- estabas gritando - me dijo
- ¿que grite? - sentí que enrojecía
- algo así como, ya eres mía, solo mía, para mi, soy el mas feliz ... - billy sonrió burlonamente
- soñaba con irish - carraspee
- no hace falta que lo jures - rió al fin
- ¿te desperté? - pregunte preocupado
- que va, hace media hora que te acostaste nada mas, el viejo quil aun esta aquí - la cabeza del hombre asomo
- hola - salude
- hola - dijo escuetamente y volvió al salón
- nunca sueño, no se porque lo hice hoy - dije tratando de buscar una explicación
- hijo, es tu primer verano como licantropo, hace mucho calor, estas cansado y has cenado en exceso, es normal que desvaríes - musito billy
- sera eso - suspire dejándome caer de nuevo
- descansa - cerro la puerta y me dejo allí, aturdido y acalorado, con el corazón realmente revolucionado, recordando la hermosa visión de irish, vestida de novia, solo para mi ... estuve celoso, celoso de mis sueños, pero quizás algún día eso se hiciera realidad, aunque claro, nada de hacerlo en casa de los cullen, me niego en rotundo, y aunque casarme no era lo que mas deseaba, si a irish le hacía ilusión ...

- no puedo estar pensando seriamente en esto - reí nervioso para mis adentros y trate de dormirme de nuevo, pero tenía tanto calor, tanto ... me sentí nervioso, impaciente, quería verla, es mas, necesitaba verla, mas que nunca, así que sin dudarlo, me levante, pese a que no había sido mas que un sueño de una noche en pleno verano, se habían despertado en mi ciertos deseos y necesidades ...

- ¿Donde vas? - pregunto billy al verme salir
- a casa de los cullen - dije caminando hacia la puerta
- es tarde - musito billy
- ellos no duermen - corregí
- ¿y ella? - pregunto
- si duerme, regresare - billy asintió

Salí corriendo a casa de los cullen, la necesitaba ...

La Bella Durmiente

Me detuve a la entrada del camino que llevaba a casa de los cullen, la enorme necesidad de ver a irish me asusto, me sentí como uno de esos novios acosadores, aunque no sabía realmente si podía considerarme su novio. Seguramente, ella ya sabría que estaba allí, por mi olor, o por que edward pudiera leerme los pensamientos, aunque quizás edward no estuviera, pero apostaba lo que fuera a que esos chupa sangres ya me habían olido.

El resto de camino lo hice lentamente, pensando en que iba a decirle, no hacía demasiado tiempo desde la ultima vez que la vi, no podía decirle que la necesitaba, que sin ella me faltaba el aire, que era tal lo que sentía por ella, que me sentía inseguro y débil si no la tenia cerca, que locura.

Al llegar a la puerta de entrada, Carlisle estaba allí. Sentado en las escaleras con un libro en las manos. La suave luz del porche iluminaba las paginas, pero el sabía tan bien como yo que no necesitaba de la luz para poder leer. Alzo el rostro y sonrió

- Bienvenido - cerro el libro lenta y elegantemente
- no quiero molestar pero, ¿esta irish? - carraspee incomodo por la forma de sonreír que tenía
- si, esta arriba, no se si duerme, jacob, empiezas a ser algo parecido a un novio - sonrió carlisle
- lo siento - murmure cerrando los puños, no de enfado, si no de vergüenza, pues era yo el que iba a su casa a molestar
- no, no lo sientas, pensé que nunca tendría ese tipo de preocupación, ya sabes, pero es divertida - carlisle se levanto y abrió la puerta para que pasara, en ese mismo momento, tuve una sensación de dejavú, recordé el sueño
- gracias - musite ahora subiendo los peldaños lentamente
- tranquilo, no incordias para nada, rose y alice no son partidarias de que dejes tu olor por aquí, pero a emmett y a jasper le pareces curioso, a esme adorable, no entiendo a mi mujer a veces - sonrió carlisle
- ¿adorable? -pregunte con los ojos abiertos como platos
- si, según ella, bueno, es demasiado maternal, no le importa ni como hueles ni de donde vienes, siempre quiere dar amor a todo el mundo y por alguna razón, inspiras su cariño - rió carlisle divertido, supuse que era por mi cara de sorpresa
- oh - musite preocupado
- y en cuanto a edward y bella, bueno, bella esta encantada de que estés aquí, aunque ahora no esté, y para edward ya no eres un obstáculo, y si vas a ser algo especial para irish, quiero que sepas que eres bien revido en este hogar - carlisle se mantenía a cierta distancia, supuse que seria para no incomodarme con su olor puesto que parecía que el mio no le incomodaba para nada, tan humano, no le molestaba el olor a licantropo, no tenía tentación de beber sangre humana, ayudaba a salvar vidas con sus conocimientos médicos, cada vez le admiraba un poco mas.

Subimos las escaleras hasta el primer miso, donde había unas puertas. Carlisle me dijo que una de esas puertas era su despacho, que si algún día quería un libro o algo, que no dudase en pedírselo. Me llamo la atención de una puerta en tono violáceo, sin duda era la de irish.

- Serán dos minutos - dije con el corazón acelerado
- tomate el tiempo que necesites - carlisle se marcho sonriendo, llame a la puerta un par de veces pero no obtuve respuesta

¿estaría dormida? llame otra vez y aún no obtuve respuesta. Abrí la puerta suavemente, esta no crujió ni nada, se deslizo tan suavemente que parecía volar en medió del silencio. Pude ver el interior y aún me sorprendí mas, para nada era el cuarto que yo abría imaginado para irish, pero me lleve una grata sorpresa al ver cuanta inocencia albergaba aún en ella.

Las paredes estaban pintadas de suaves tonos rosados formando inapreciables dibujos, pero que daba un aspecto sereno a las paredes. Un gran ventanal de cristal ocupaba la pared del fondo, una barra de madera cruzaba el ventanal , de la barra colgaban dos cortinas de gasas color rosadas y bajo las cortinas, cruzando el ventanal había un escritorio de cristal con flores, libros y una pequeña lampara. La silla también parecía de cristal, pero un cojín rosado, a juego con las cortinas ocupaba la silla para hacer mas cómodo su uso. La cama era grande, mas grande que la mía sin dudar, con un cabecero hermoso blanco y grandes cojines blancos , también había pequeños cojines rojos con las letras LOVE bordadas en blanco, y al pie de la cama, una manta de cuadros rosa y roja. A los pies de la cama, dos enormes pubs para sentarse, redondos, uno rosa y otro blanco, y en la pared de la izquierda, una butaca rosa con una librería al lado.

Irish yacía en la cama, dormida, respirando acompasadamente, mientras aprecié que en su pecho sostenía un libro. Me acerque lentamente, procurando no hacer ruido alguno y retire el libro con sumo cuidado. En la portada ponía La bella durmiente.

Varios pensamientos pasaron por mi cabeza, primero, de nuevo, me resulto muy dulce que aún le gustaran los cuentos de princesas, segundo, sonreí al ver que dormía, y era tan bella, que me pareció adecuado, el titulo con el momento, y tercero, bella ... suspire, me había distanciado de bella, y ahora no me importaba tanto como antes pues sabia que ella estaba con edward, la seguía queriendo, muchísimo, pero no del mismo modo que antes ...

- jake - musito irish medió dormida, frotándose los ojos
- siento haberte despertado - deje el libro en la mesita y me arrodille a su lado para besarle la frente
- tranquilo, ¿paso algo? - irish abrió los ojos, tan violetas como la puerta de la entrada, tan bonitos y serenos como siempre.
- no, solo ... quería verte - sonreí acariciando su pelo, tan oscuro y rizado, tan suave ...
- nos vimos hace poco - sonrió aun medió dormida, acaricie ahora su rostro
- lo se, pero no puedo estar mucho tiempo sin ti, me falta el aire - susurre cayendo, al final, se lo había dicho, maldito bocazas
- eres un encantó - musito ella rodeando mi cuello con sus finos y fríos brazos y me beso los labios, me gusto, pero me hubiera gustado mas si no me sintiera intruso en aquella casa
- pues aún no he sacado el armamento pesado - sonreí tratando de separarme dulcemente, no porque deseara separarme, si no por si la barbie tonta andaba cerca y la chupa sangres adivina le daba por entrar sin llamar
- ya tendremos tiempo para que me lo enseñes, ¿te tumbas? - irish se hizo a un lado
- no - dije sintiendo un vuelco al corazón
- nadie va a molestar - susurro ella, como leyéndome la mente
- lo se, pero me siento incomodo - carraspee, ella sonrió
- esta bien, ¿salimos a dar un paseo entonces? - propuso algo mas espabilada
- mejor duerme - bese su frente
- jake - dijo de forma rogante
- nada de hacerme la pelota - puse un dedo en sus labios para que no hablase
- vale vale, pero quédate - sonrió, uno de los pubs redondos, el blanco, se movió solo hasta mi
- olvide tu don - suspire sentándome sobre el cómodo pub blanco
- oh, eso es un gran fallo querido, tendré que castigarte por ello - rió bromeando
- no por favor, no me obligues a mirar a la barbie, no por favor - rogué burlonamente, escuche un siseo, sabia que rosalie andaba no muy lejos
- shh - rió irish tapándome la boca

Empece a acariciarle el pelo suavemente mientras ella seguía tumbada. Me di cuenta de que tenía algo parecido a un pijama, pero dudaba que fuera tal cosa. Mas bien parecía un chándal bonito y no era para hacer deporte, era extraño. ¿los vampiros usarían pijama?, los vampiros enteros supuse que no, total, si no dormían, para que iban a usar pijama, y aunque ella durmiese, no dormía con tanta frecuencia como los humanos, ni tantas horas, por lo que era lógico que eso no fuera un pijama del todo

- Irish - susurre cuando esta tenía ya los ojos cerrados
- mm - musito
- te quiero - susurre besando su cabeza, ella sonrió pero no dijo nada, de nuevo, las dudas me asaltaron.

¿Eramos novios? ¿amigos? ¿todo? ella para mí, sin duda lo era todo, nunca había tenido miedo de decir lo que sentía, pero tenía miedo de que ella dijera que no quería ser mi novia, quizás la cosa debiera quedarse así.

Cuando se quedo totalmente dormida, deje de acariciar su pelo y la tape con la manta de cuadros rosas y rojos y me encamine a la puerta lentamente, no quería irme, sabía que la ansiedad me volvería de nuevo, pero al escuchar en la lejanía el aullido de sam me decidí, tenía que ir a ver lo que quería, a la mañana, volvería para verla despertar ...


Habitación de irish : https://lh3.ggpht.com/jessicacwaks/R_zfxfZBpGI/AAAAAAAACZk/YIiRD-E9w9c/image%5B21%5D.png


Carlisle

Baje las escaleras hacia la planta principal. Allí estaban solo algunos. Carlisle y Esme estaban en la cocina, Jasper y Alice en el salón. Me pregunte, como una familia tan diferente, podía dar envidia, pues era la familia mas familiar que había visto nunca.

Me detuve en el ultimo escalón, suspire y escuche como alguien me llamaba, era la voz de carlisle. Mis pies parecieron pesar toneladas, así que lentamente camine hacia la cocina. Esme estaba cocinando algo que olía delicioso, sin contar, claro, el olor a vampiro, que era de lo mas desagradable.

- Jacob, ¿te apetece tomar algo? - pregunto esme con una sonrisa removiendo lo que había en la sarten. La cocina estaba llena de un aroma a cebolla, pimientos, tomate ...
- no gracias - mentí, olía delicioso, pero no quería abusar
- ¿se durmió? - pregunto carlisle, me pregunte porque pregunto, si el ya debía saberlo, supongo que era su forma de demostrar que era humano, o quizás la costumbre
- si - mi voz sonaba apagada
- ¿estas bien? - esta vez la pregunta la hizo esme. Sonreí, aquella mujer, de aspecto cariñoso y sin duda, demasiado sobreprotectora, me hacía acordarme mucho de mi madre ...
- si, solo cansado - mentí de nuevo, bueno, si que estaba cansado, pero no era en realidad eso lo que me pasaba, estaba echo un lío
- ven - sonrió carlisle, no dije nada, le seguí en silencio hacia su despacho, en las plantas superiores.

Una vez dentro, vi unos hermosos cuadros que adornaban todas las paredes, me ofreció asiento y así lo hice, me senté en una bonita y cómoda butaca de cuero oscuro, el detrás de una mesa de madera brillante, en una silla también de cuero marrón oscuro

- ¿pasa algo con irish? - pregunto carlisle
- si - asentí sin querer
- ¿discutisteis? - pregunto carlisle entrelazando sus manos y mirándome de forma serena
- no -
- ¿entonces? - carlisle parecía no entender
- doctor, ¿sabe que es la imprimación? - pregunte
- llámame solo carlisle, si se lo que es, y he de decir que es muy curioso - sonrió el joven doctor
- si, es curioso - suspire desganado
- ¿imprimaste con irish? - pregunto
- si, creo - dije añadiendo una duda
- ¿crees? - se sorprendió
- supuestamente, cuando te imprimas, debes saberlo, es amor a primera vista, y yo desde que la vi, me enamore locamente de ella - trague saliva, era cierto, y cada día me gustaba mas
- ¿y ella de ti? -
- parece ser que si, aunque no se si con tanta fuerza - sonreí entre dientes pero con desgana
- ¿y cual es el problema? -
- pues ... no se, la quiero mucho, me gusta mucho, aria lo que fuera por ella pero siento que ... que la imprimación no esta completa, o algo así -me rasque la nuca
- oh, entiendo - carlisle puso cara de pensativo
- no se si me explico - carraspee
- te explicaste genial jacob, pero, ¿has pensado que sois diferentes? - dijo al fin carlisle
- ¿diferentes? - me sorprendí
- claro, seguro que ningún licantropo imprimo nunca con un vampiro, bueno, medio vampiro en caso de irish, ella no es del todo humana, quizás por eso sientes que no has imprimado del todo, solo de su parte humana - sonrió carlisle, sentí que quizás fuera la respuesta
- pero no tengo nada en contra de su parte ... no humana
- trate de no decir vampiro
- ya, pero quizás imprimar con un vampiro sea diferente, normalmente, ¿como imprimáis? - carlisle parecía curioso, era tan amable ...
- mirando a los ojos - conteste rápidamente
- ¿y la miraste a los ojos?
- claro que si, por eso se que imprime con ella, fue mirarla, en el limite del bosque de la push con forks y sentí que debía entregarle mi vida, que necesitaba protegerla, que desde ese momento, lo único realmente importante en esta vida, por la que lucharía día y noche, seria por ella - conteste casi sin aliento
- quizás si la besas ...- insinuó el doctor
- ya lo hice, y desde ese momento, la quiero aun mas, cada vez que la beso, la amo mas - me calle sintiendo como enrojecía, me había ido de la lengua, carlisle sonrió
- jake, debes tener paciencia, no se como funciona la imprimación, quizás su parte vampiro haga que la imprimación se complete poco a poco, no es natural que un licantropo y un vampiro se lleven bien y muco menos que se enamoren - cada palabra que decía carlisle, tenia tanto sentido ..
- ¿y si nunca imprimo del todo? ¿y si su parte vampiro no me deja imprimar como es debido? - me preocupe
- no sucedería nada, ya la amas, y lucharas por ella, ¿acaso necesitas tener un amor enfermizo? quizás sea lo mejor, que no imprimas 100 % no significa que no la ames, si no ... bueno, que vuestro amor es mas libre - carlisle se recostó sobre su sillón
- tiene lógica - dije aun no muy convencido
- mira, esme y yo, no hemos imprimado, es imposible que la quiera la mitad que tu a irish por la imprimación, pero mira, llevamos juntos muchos años y cada día nos amamos mas ... el amor es el amor, con o sin magia, quizás la imprimación valga para ver quien es tu alma gemela, no para mantener el amor, seguro que somos nosotros mismos los que lo mantenemos, independientemente de como nos enamoremos - eso me animo, carlisle tenia razón, dependía de mi cuidarla, protegerla, amarla y hacerla feliz, no de una estupida imprimación.

Carlisle debió notar mi mejor animo pues sonrió

- Gracias - dije levantándome, mi cuerpo ya no era tan pesado como antes
- jacob, bueno, creo que alguna idea tienes, pero quiero aclararlo - carraspeo carlisle
- tranquilo, no are nada con ella hasta que ... - musite colorado
- no tranquilo, no era por eso - rió carlisle, me sentí como un idiota, idiota y bocazas
- oh -
- quiero que sepas que aquí, nos tienes a todos, bueno, a rose quizás no del todo, pero a los demás si, para lo que quieras, tanto a ti como para tu manada, estamos encantados de estar en paz con vosotros, creemos que es un paso hacía la evolución y la convivencia - carlisle extendió la mano, gesto muy humano
- se lo diré a sam, quiero que sepas, tu y tu familia, que yo también estoy aquí, bueno, menos para la barbie, pero para los demás si - sonreí, carlisle también lo hizo cuando me referí a la barbie tonta

- me alegro -

Fue lo ultimo que se dijo, después de eso, salí rumbo a mi casa, mas tranquilo, quizás, esa era la razón de mi ansiedad, saber que amaba a irish y no quería agobiarla, carlisle tenia razón, nuestro amor era puro, pero no era normal, de echo, quizás nunca pudiera imprimar 100 %, pero estaba seguro de una cosa, con un simple 50 %, me bastaba para darle a irish todo cuanto necesitaba, cuanto quería, cuanto podía ,...
Neófitos

Llegue totalmente destrozado a mi casa, el cansancio era mas grande de lo que pensaba. Me moría de sueño y sentía mis músculos tan tensos que ahora mismo, debía ser el licantropo mas duro del planeta, al menos de la push.

Pero como siempre, no todo podía salir bien, escuche un crujido y al girarme, algo rápido y frío se echó sobre mi, gruñí y casi entre en fase, pero el olor dulzón me hizo relajarme al instante

- no vuelvas a hacer eso, podría haberte dañado, ¿estas bien? - pregunte en el suelo, con irish encima
- tenemos que irnos - irish parecía nerviosa, ansiosa, asustada, muchos sentimientos juntos
- ¿que pasa? - dije alarmado comprobando que nada hubiera dañado su hermoso rostro
- alice esta enfadada porque no pudo verlos venir, dice que le cortas su radio de visión - irish se levanto rápidamente y me miro con ojos cautelosos
- ¿ver venir? ¿victoria? - pregunte sintiendo que el corazón se me acelerada de manera sobrenatural, me temblaron las manos
- si, atacaron la casa, en cuanto te fuiste alice los vio venir, pero apenas nos dio de margen unos minutos - irish respiraba tan aceleradamente que su voz subía y bajaba de tono
- ¿y bella? - pregunte preocupado
- edward la llevo a las montañas, carlisle, esme y alice fueron con ellos, emmett y rosalie cubrieron sus espaldas, yo vine a avisarte, tienes que avisar a sam, y a todos, vamos - dijo y salió corriendo, sin pensarlo, corrí tras ella.

No me había parado a pensarlo, pero desde que la conocía, todo estaba pasando tan rápido, que a menudo era bastante fatigoso. Pero era agradable mientras ella permaneciera cerca. Corrimos a casa de sam, y el dio la voz de alerta. Irish, Seth y yo nos dirigimos a las montañas mientras leah, sam, jared y paul fueron a la casa de los cullen, embry y quil fueron a ver si todo andaba bien en forks, nos reuniríamos todos en las montañas.

No tardamos demasiado en llegar, seth entro en fase para poder estar en comunicación con sam y los demás, irish y yo corríamos a dos piernas, irish era sorprendentemente rápida, no nos llevo mas que unos minutos llegar a las montañas, allí, captamos el olor de los cullen, el de bella y sin duda, el de los neófitos

- Seth, informa a sam de que ya estamos aquí, que vengan en cuanto puedan, soy capaz de oler unos ... - quise contar las distintas esencias
- 19 - dijo irish, seth aulló

No corrimos mucho mas cuando nos encontramos a carlisle, esme y alice en plena batalla con los neófitos, eran 4 contra 3, carlisle se movía tan rápido que me costo seguirle, esme era bastante amenazadora, me autorecorde no enfadarla, y alice, se movía de forma tan grácil como siempre.

Quise girarme para ver a irish pero esta ya había saltado hacía adelante, al 4 neófito. Sentí pánico, sin duda, era de mayor tamaño que ella, llegaría fácilmente a los dos metros, tendría unos 30 años y parecía todo un culturista. Sin dudarlo, entre en fase para poder protegerla pero para cuando llegue, el neófito ya estaba descuartizado

- Seth, ves a buscar a edward, están allí - irish señalo hacía las montañas
- irish cuidado - advirtió alice, de la nada salió el 5º neófito
- jacob, recoge leña y haz una hoguera - ordeno carlisle, y así lo hice, sorprendido por las artes de batalla de irish y de alice, tan pequeñas ambas, tan frágiles, pero tan letales ...

Con mis enormes y afiladas garras, corte varios arboles, hice una gran hoguera y empece a volcar en las llamas crepitantes, los trozos de vampiro que irish había dejado de aquel hombre tan fuerte, irish me miro y sonrió, alzo las manos al cielo y una brisa hizo que miles de pedacitos se elevasen del suelo y cayeran en la enorme hoguera

No había mas neófitos, pero me equivoque, de la anda aparecieron 10 de golpe, demasiados para nosotros, rápidamente corrí hacia irish la cual estaba agazapada como el resto de los cullen

- llegáis tarde - musito esme con voz agresiva, esa mujer, en todo su esplendor como vampiro me imponía cierto respeto. Jasper, Emmett y Rosalie se unieron a la batalla, todos arremetimos contra los neófitos, en el monte escuche los aullidos de seth

" seth como va todo " pregunte
" jake, la mujer esta luchando con edward, yo contra su ... amante, riley " me dijo seth
" ya estamos llegando, todo en orden en forks " informo quil, acompañado de embry
" MALDITO CABRÓN" grito en mi mente seth
" ¿estas bien? seth no dejes que te muerda su ponzoña te envenenara " sam y los demás aparecieron de la nada , los 10 neófitos que aparecieron de la nada eran mas difíciles que los primeros, mas entrenados, mas peligrosos
" casi me aplasta " se quejo seth
" finge que te hirió, cuando lo te vaya a atacar, sorprendele " ordeno sam
" NO BELLA ESTA LOCA " bramo seth
" que pasa " pregunte con ansia
" la muy tonta se hizo sangre, para ayudar a edward, joder " seth se quejo, escuchamos grandes aullidos
" seth que pasa " pregunto leah
" estoy bien, menos mal que intervino edward " respondió, leah se relajo
" ¿y victoria? " pregunte
" edward ya la aniquilo, aquí arriba todo en calma " seth se callo, a los pocos minutos, comenzamos a oler a humo, humo procedente de las montañas, edward debía estar quemando los pedazos de victoria y de aquel tal riley
" allí ahí uno " dijo leah, corrió hacia los arbustos, tratando de atacar a un neófito que permanecía oculto, en cuanto lo vi, lo tuve claro, aquel no era un neófito, era un vampiro adulto, sus ojos lo decían todo, tenía una pinta extraña
" leah! " grite echando a correr hacía ella, maldita estupida, siempre dando la nota, salte justo en el momento en que aquel vampiro adulto quiso arremeter contra leah.

Salí volando unos metros hacía atrás, dando contra unas rocas, sentí como mis costillas se quebraban, maldita sea ... me levante, pero apenas tuve tiempo pues ese vampiro era muy rápido, conseguí quitarme de la trayectoria de sus dientes pero sus garras me aferraron de una de las patas traseras estrujándola, sentí que mis huesos se hicieron añicos, di un aullido enorme y apareció irish, arremetiendo contra el vampiro, ambos chocaron contra unos arboles.

" sam, irish, irish, ayudala maldita sea! " grite en mis pensamientos
" ya esta " dijo leah saltando a los arbustos
" leah aléjate " ordeno sam con su voz alfa, leah no tubo mas remedio que hacerlo, el se ocupo, emmett y jasper también intervinieron, ese vampiro tenía experiencia, entre emmett, jasper y sam, libraron a irish de las garras de aquel monstruo, yo no podía moverme, todo me dolía, sentía que mis ojos se nublaban, la ultima imagen que tuve antes de perder la consciencia, fue la de irish, tenía la cara poseída por una mueca de dolor y una linea de color rojo brillante recorría su vientre, trataba de taparla con sus pequeñas blancas manitas y me acarició el pelaje

- Todo saldrá bien, todo saldrá bien - susurro ...

No vi ni escuche mas ... no se si ganamos, perdimos, si irish lloraba o sonreía, si bella estaba bien, si leah había regresado, si quedaba algún vampiro, incluso dude de que aún estuviera vivo ...

En ese momento, todo desapareció, el olor, el calor, la luz ... me quede sumido, en la peor de las oscuridades ....


Hola! pues hasta aquí el primer " fic " sobre la versión de jacob black. ¿Que sucederá? En breve comenzare con la segunda parte de la historia. Se llamara " Anochecer " para todas aquellas personas que me leen y han comentado, muchas gracias, espero que el primer bloque de mi historia os haya gustado y que continuéis siguiendo mis escritos. Un beso y un saludo.

Elid

Jacob Black - Fanfics de Harry Potter

Jacob Black - Fanfics de Harry Potter

La muerte de VictoriaEra una noche como cualquier otra. Bella estaba tranquilamente en su habitación, acompañada de su novio vampiro Edward, mientras su padr

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-jacob-black-fanfics-de-harry-potter-2956-0.jpg

2023-02-27

 

Jacob Black - Fanfics de Harry Potter
Jacob Black - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/33207
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences