James... necesito un hogar. - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Un hogar.

One-Shot.

La lluvia en ese verano no leshabía dado tregua. No había cesado ni un poco durante los últimos tres días. Elviento azotaba fuertemente la ventana y James Potter no lo soportaba. Estabaaburrido y desesperado. 'Una de las desventajas de ser hijo único' pensaba.

Se recostó en su cama y liberó laSnitch que sostenía en su mano. La dejó volar un poco antes de atraparla conagilidad. La soltó de nuevo y de nuevo la capturó. No había nada de interesanteen eso; ser cazador era muchísimo mejor, pero tal vez, sólo tal vez, Evans lomiraría con otros ojos al ver lo hábil que era.

Se revolvió el cabello, un malhábito que había adquirido algunos años atrás. Miró por la ventana, mientras unrayo iluminaba la calle. Una sombra estaba en el umbral de la puerta, en laentrada principal.

 

Instantáneamente, James tomó suvarita y bajó las escaleras corriendo. Se colocó frente a la puerta,debatiéndose entre abrirla o no. Cuando se decidió a hacerlo, sonó el timbre.Sobresaltado, giró la perilla.

Sirius Black nunca había tenidoque pedir nada. Todo se le daba servido en bandeja de plata, literalmente. Asíque... esto era bastante difícil para él. Se quedó parado frente a la puerta delos Potter. La lluvia lo empapaba y el viento le helaba hasta los huesos, perono podía decidirse a accionar el timbre.

Miedo. Esa era la palabra. YSirius Black nunca tenía miedo. Inspiró profundamente y agitó su varita. Elsonido le pareció irritante cuando llegó a sus oídos. Apretó sus puños ymandíbula, esperando. Para su sorpresa, la puerta se abrió casi de inmediato.

- ¿Sirius? - preguntó James. Bajó la mirada yJames frunció el ceño - ¿Qué sucede?

- Yo... Ya no lo soporto más, James - murmuró, aúnevitando sus ojos.

Entonces James entendió. Sabía lodifícil que era para su mejor amigo pedir cualquier cosa. Lo que le pedía eraun techo, un refugio, un hogar. Sin decir nada, tomó un asa del baúl y leindicó que entrara con un simple movimiento de cabeza. Sirius logró esbozar unapequeña sonrisa y tomó el baúl por el otro lado. Subieron las escaleras con elpesado objeto y lo dejaron en la habitación de Sirius. James dejó que se bañaray cambiara de ropa. Realmente lo dejó estar solo.

Sirius entró a su cuarto y sesentó en la orilla de la cama, colocando su frente entre sus manos, frustrado.Aún se sentía incómodo; de hecho, no se sentiría mejor hasta hablar con Dorea yCharlus. Suspiró y se dirigió a la habitación de James.

Su mejor amigo estaba sentado enel alféizar de la ventana, con una bandeja frente a él. Sirius se quedó paradoen el umbral de la puerta, sin saber qué hacer. Sus miradas se encontraron y elaire pareció faltarle a Sirius. Se sentía sofocado.

- ¿Cerveza de mantequilla, Pads? - James lesonreía, cálidamente. El ojigris soltó el aire que había contenido y se sentójunto a James.

- Gracias - James pudo ver que no lo decía por lacerveza.

- No hay por qué.

No hablaron más. James le ofrecióun emparedado y observaron la lluvia caer. Después de un rato, Sirius le diolas buenas noches y salió de la habitación.

Sirius se dejó caer en elcolchón. No había sido un día lindo. Las imágenes en su cabeza daban vueltas.Los gritos de su madre, los suyos, la reprimenda de padre y Regulus... Merlín,lo que había hecho su hermano era imperdonable. Las lágrimas quemaban en susojos y pronto se derramaron por sus mejillas. En poco tiempo estaba dormido. Trucos y guías de videojuegos

La luz del día despertó a James.Al abrir los ojos, recordó los sucesos de la noche anterior. Bajó a la cocina yse encontró con su madre cocinando waffles, los favoritos de Sirius. Besó sumejilla y se sentó a la mesa.

- Buenos días, Jamie - le saludó - hijo, sabes queno tenemos problema con que vengan tus amigos, pero ¿Por qué no nos avisasteque Sirius vendría?

- No lo planeamos - dijo, dudoso. Cosa que Doreanotó al instante.

- ¿Qué sucede, James?

- Sirius huyó de casa - los ojos de su madre seabrieron inmensamente y se tornaron vidriosos.

- Oh, pobre criatura.

- ¿Quién, querida? - preguntó Charlus Potter,haciendo acto de presencia.

- Sirius - Charlus frunció el ceño.

- ¿Por qué?

- Huyó de casa - entonces todo tuvo sentido parael señor Potter, pues puso cara de entendimiento, casi al instante.

- Bueno, pues es más que bienvenido aquí.

En ese momento, Sirius entró a lacocina. Dorea no pudo contenerse y lo envolvió en sus brazos, en un abrazomaternal. Entonces Sirius lloró en los brazos de ella. Todas las barreras quehabía construido a lo largo de tantos años se redujeron a cenizas en cuestiónde segundos. Lloró como un niño pequeño, sin poder contenerse. Dorea acariciabasu espalda y su cabello y susurraba pequeñas palabras de consuelo. Cuando lossollozos se hicieron leves, Sirius se separó un poco y Dorea besó su frente.

James, por su parte, estabarealmente impactado. Nunca, en todos sus años de conocerse, había visto aSirius llorar de esa manera. Jamás creyó vivir para verlo. Observó como Siriusse colocaba frente a su padre y lo observaba, expectante. Charlus se limitó adecir:

- Bienvenido a casa, hijo - y luego le abrazó.Sirius no podría sentirse más agradecido con estas personas. No sólo le ofrecíantecho y comida, sino realmente su cariño, un hogar.

- Gracias, señor - murmuró.

- NADA de señor, Sirius. De hoy en adelante mellamarás papá y a Dorea mamá. No aceptaremos ningún otro trato ¿De acuerdo? -sus palabras impactaron en Sirius fuertemente.

- Sí, s... perdón. P-papá - Charlus sonrió,complacido.

- Bien. Ahora, a desayunar.

- Anda, Pads, mamá hizo waffles - le animó James.Sirius le sonrió enormemente y se sentó frente a él.

- Te apuesto un galeón a que como más que tu.

- ¡Error! Estás a punto de deberme un galeón.

- Eso está por verse - dijo - Oh. Y, ¿Prongs?

- ¿Sí?

- Una palabra de esto y me encargaré de que nopuedas subirte a una escoba por el resto de tu vida - una gran sonrisa adornabasu rostro, pero James pudo ver que en algún sentido lo decía en serio.

- No hay problema, Pads. Veremos cómo te comportaseste año.


Y ambos hermanos rieron.


James... necesito un hogar. - Fanfics de Harry Potter

James... necesito un hogar. - Fanfics de Harry Potter

La lluvia en ese verano no leshabía dado tregua. No había cesado ni un poco durante los últimos tres días. Elviento azotaba fuertemente la ventana y James

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-james-4014-0.jpg

2023-02-27

 

James... necesito un hogar. - Fanfics de Harry Potter
James... necesito un hogar. - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/46311
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20