Juego Frenético - Potterfics, tu versión de la historia

 

 

 

Ruinas por todas partes, fuego, gritos y haces de luces volando de aquí para allá. Hogwarts se encontraba en el momento más crítico de toda su existencia.

Los supervivientes de aquella lucha rememorarían en Historia de Hogwarts todo lo que ocurrió esa noche.

El Señor Oscuro estaba tomando posesión de todo el castillo y matando a todo aquél que lo desafiara a él o a sus seguidores.

Grupos de personas iban de aquí para allá luchando con todas sus fuerzas sólo los más valientes se atrevían a desenvolverse solos.

El comportamiento de los mortífagos era compulsivo, intentaban matar a todo aquél que se atrevieran a plantarles cara y destrozaban todo a su paso aunque pusieran en peligro a algunos de los suyos.

 

Un mortífago rubio lanzaba hechizos a diestro y siniestro aturdiendo a varios de sus compañeros y haciendo que todo se derrumbara a su paso. El techo se vino abajo en una de esas imprudencias y otra mortígafa y una aurora tuvieron que saltar esquivando los escombros para salvar su vida.

Bellatrix y Tonks se encontraban atrapadas por un muro de escombros en un pasillo sin salida. El ambiente estaba impregnado de polvo y tensión. Se miraron intensamente a los ojos, con furia, con rabia. Sabían que solamente una saldría de allí con vida. Irían a matar, a hacer sufrir a la otra persona todo lo que pudieran.

¿Quieres jugar, Nymphadora? gritó Bellatrix jactándose y sin quitarle los ojos de encima por si hacía algún movimiento o algún conjuro no verbal. Aunque torpe, debía reconocer que su sobrina era buena en su trabajo.

No me llames Nymphadora siseó entre dientes mientras su pelo adquiría un color rosa impactante. Su furia para con su tía era incontrolable.

¿Sabes sobrinita?, creo que te daré el gusto de conocer algo prohibido antes de que mueras, pero sin un poco de juego no es divertido articuló su sonrisa más terrorífica y lasciva.

"¿Sería verdad que a Bellatrix le gustaban esos juegos?" pensó Tonks. No podía creer que a su tía se dedicara a torturar de esa forma a sus víctimas. Era asqueroso, todo en ella era asqueroso. Todas las células de su cuerpo desprendían odio hacia esa persona.

No podrás tocarme.

La metamorfomaga la desafió con la mirada, tomando posición para atacar
y comenzó la pelea.

Las dos a la vez lanzaron sus respectivos hechizos con una velocidad increíble.

La aurora pudo esquivarlo por muy poco tirándose al suelo y rodando como podía en el pasillo infestado de piedras y polvo. Llegó a chocarse contra la pared y a hacerse un poco de daño en el hombro, pero nada que no pudiera soportar.

Bellatrix por su parte, no tuvo tanta suerte: no logró esquivar a tiempo el hechizo Diffindo de Tonks. La manga de su túnica se había desprendido por el corte y la sangre empezaba a hacer acto de presencia. Bellatrix colocó su dedo índice en la herida y presionó mostrando una mueca en su cara. Luego lo llevó a su boca y saboreó ese dulce manjar rojo oscuro.

El juego estaba haciendo que Bellatrix se emocionara en forma desmedida. No había nada que borrara esa sonrisa sádica de sus labios.

Todavía no hemos empezado.

Tonks se levantó de un salto para evitar otro hechizo que la mortífaga había lanzado con todo su poder pero no fue capaz de esquivarlo y recibió una herida bastante grande en el muslo, haciendo que su túnica se rasgara, dejando visible una pierna fuerte y atlética, pero femenina. La herida era muy profunda y la aurora comenzó a cojear.

  Oye Quotes Lifestyle

Mmmmsusurró Bellatrix con la sonrisa torcida dibujada en su rostro. Ahora mostraba una pose relajada, balanceándose hacia los lados sutilmente, pero directa para atacar en cualquier momento.

Sin previo aviso, Tonks corrió hacia ella como pudo, iba hecha una furia lanzando un hechizo Cruciatus.Bellatrix, tan forjada en batallas como era propio de una mortifaga experta, esquivó el hechizo con suma facilidad y se colocó detrás de Tonks sin que ella pudiera reaccionar.

¡Petrificus Totalus!sus palabras sonaron sibilantes en la oreja izquierda de la metamorfomaga. Sintió como un frío descomunal se apoderaba de ella. Bien, ahora que estás a mi merced, ¡juguemos!

Se colocó delante de Tonks para verla mejor.

Creo que comenzaré con el primer estúpido hechizo que me has lanzado. ¡Diffindo! dijo divertida cortando el brazo derecho de Tonks. El dolor que sintió fue agudo y comenzó a sangrar. ¿Puedo?preguntó Bellatrix inocentemente, señalando la herida. Sin previo aviso clavó sus dientes en ella. La relamió de arriba abajo, notando el sabor a óxido. Bellatrix y la sangre de otra persona eran mala combinación.

Su frenesí fue tal que enseguida empezó a cortar a Tonks por todas las partes de su cuerpo y a lamer sus heridas dejándola llena de saliva en algunas zonas impropias. Bellatrix nunca había recorrido de esa forma el cuerpo de una mujer pero no le era desagradable. El arrebato producido por la sangre nublaba sus sentidos y su razón. Ella sólo podía pensar que estaba torturando a una sangre sucia.

El tiempo que duró esa tortura Tonks no pudo proferir ningún grito de dolor, sólo unas pequeñas lágrimas de impotencia y asco cayeron por las comisuras de sus ojos. No fueron inadvertidas por Bellatrix, quien recogió una con sus largos dedos se la llevó a la boca.

Algo salado en contraste con tu dulce sangre.

El aspecto de la mortífaga era temible: manchada de sangre aquí y allá, parte de su ropa rota y sucia por el polvo del aire, despeinada por sus anteriores batallas y sus ojos dementes que trasmitían un fuego interior que podría derretir hasta un iceberg. Pasaron varios minutos más hasta que Bellatrix se cansó de jugar y tocar el cuerpo de Tonks.

Espero que te haya gustado nuestro pequeño juego, sobrinita, y aprendas a tragarte tus propias palabras. Al final te he tocado
Colocó su mano en una parte impropia del cuerpo de la aurora haciéndole cerrar los ojos con fuerza y rió estridentemente y seguro que habrás disfrutado. Ahora es el momento de decir adiós.

Bellatrix se alejó un poco y levantó la varita por encima de su cabeza para proferir el temido hechizo, el hechizo mortal. Una gran explosión hizo que la morena tuviera que apartarse del camino lleno de ruinas y esconderse detrás de un tapiz. Remus hacía acto de presencia, entrando por el muro de mampostería.

¡Tonks! ¡Tonks!su marido la llamaba suplicante pero ésta no podía responderle: un trozo de piedra de la explosión la había noqueado. Se encontraba inconsciente, tirada en el suelo con su cuerpo magullado y maltratado y casi toda la ropa destrozada.

Remus corrió a socorrerla sin notar la presencia de Bellatrix que sonreía por su suerte.

***

Remus y Tonks murieron juntos. Bellatrix salió victoriosa por el agujero que había realizado el hombre lobo con su Bombarda Máxima, a la búsqueda y captura de más víctimas. A la búsqueda de otro momento de placer femenino.

Juego Frenético - Potterfics, tu versión de la historia

Juego Frenético - Potterfics, tu versión de la historia

Ruinas por todas partes, fuego, gritos y haces de luces volando de aquí para allá. Hogwarts se encontraba en el momento más crítico de toda su existencia.

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-juego-frenetico-potterfics-4686-0.jpg

2023-02-27

 

Juego Frenético - Potterfics, tu versión de la historia
Juego Frenético - Potterfics, tu versión de la historia

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/54896
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente