"La Celestina" One-Shot - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

"La Celestina"

Dramione.

Era algo biensabido por todos que Draco Malfoy no tenía suerte en el amor. Si, sé que suenararo, pero desde que Potter venció al colacuerno en el torneo de los tres magossu popularidad había crecido considerablemente, y por lo tanto la del jovenMalfoy había descendido a límites inconcebibles; Hasta a Pansy Parkinson decíaque ya no lo encontraba tan interesante como antes.

Se sentía estúpidoyendo a donde iba. Siempre se imaginó que se casaría con una chica guapísima,seguramente rubia como él, con mucho dinero, que tendrían tres hijos y viviríanen una casa del sur de Inglaterra o Francia. Pero no, eso no ocurriría¡Estúpido destino! Ahora su única esperanza de conseguir pareja era acudir amendigar remedios amorosos a la profesora Trelawney, su celestina particular.

 

Pero yaestaba arto ¡Arto! ¡Pero arto de verdad!No quería más chicas de una noche, quería una mujer, una que le diera unarelación larga y duradera. Y tal vez si Sybil le dijera quien era la chica conla que más posibilidades tenía de conseguir algo

Se sentó en eltaburete rojo aterciopelado. De verdad que se sentía muy estúpido iluminado poresa penumbra que provocaban las velas. La bola de cristal descansaba encima dela mesa camilla cubierta por un horroroso mantel de encaje blanco, tanperfumado que casi, solo casi conseguía apagar todos los olores a infusiones dela sala circular en la que se encontraba.

El chico miraba laesfera con curiosidad cuando la voz enloquecida y chillona de la profesora lesorprendió y dio un pequeño saltito.

¡Oh! ¡Eres túquerido! No es que me sorprenda la verdad. Las hojas de té ya me avisaron deesta visita hace solo unos minutos

Si
Ya
Dijo élmirando las pintas de libélula gigante de esa extraña mujer
Bueno yo solo hevenido a

¡No me lo digas!¡No me lo digas!Expresó teatralmente ¡Veo un corazón marchito! ¡Un almaoscura y deprimida! Y
¿Tal vez ansias de amor? ¡Eso es lo que buscas! ¿Verdad?¿Quieres que te diga cuál es la chica a la que hoy puedes consolar?

¡No, no! Enrealidad he venido a por algo más grande. Quiero una pareja, una pareja deverdad, no una chica de una sola noche, no quiero algo pasajero, quiero unarelación, quiero ver a la única chica con la que podría casarme y estar juntospara siempre

La mujer pasócallada varios minutos como pensando mientras se acariciaba la barbilla mirandoel techo. Casi se la veía preocupada por la respuesta que iba a dar al rubio,pero su expresión cambió, y a Draco le pareció como si una bombilla seencendiera en el cerebro de aquella bruja.

¡Miraré en mibola! ¡Escudriñaré en tú futuro para ver quien será la mujer de tu vida! Hizounos gestos extraños que más bien hicieron que pareciera que la pobre mujerestaba algo retrasada ¡Oh! ¡Querido! ¡Infortunios! ¡Pobre crio! ¡Pobre niñoMalfoy! ¡Qué dirá tú padre ante tal deshonra! ¡Mi pobre niño! ¡Te acompaño entu desgracia! ¡Pobre ser!

 

Draco empezó aasustarse y empezó a desear morirse. Definitivamente la mujer con la que debía pasarel resto de su vida debía ser muy fea, o supremamente tonta, o algo por elestilo ya que la celestina se mostraba aparentemente muy apenada por él.

¡Mi pobreniño!Repitió ¡Qué gran desgracia cayó sobre la estirpe de los Malfoy!¡Infortunios! ¡Infortunios! ¡Solo habrá una cosa que podrá ayudarte!La mujerextendió el brazo y en su mano sostenía un pequeño bote de una poción de colorrosado ¡Es lo único que podrá ayudarte! ¡Viértelo en la copa de ella! ¡Esaserá la única forma de encontrar el amor verdadero!

Que triste. Quetriste destino el suyo. Estar condenado a un amor creado a base de la ficcióncreada por una poción. Un amor más ficticio que el simple deseo físico. Un amorartificial ¿Por qué le tocaba a él todo eso? ¿Por qué tanta desgracia? ¿Por quéestaba condenado a no vivir un amor real?

Tomó la poción yse la guardó en el bolsillo. No pensaba decir nada, ni una palabra. Se sentíatan desgraciado que le apetecía más escuchar que hablar.

¡Ella nunca teamará sino le das la poción! ¡Nunca lo hará! ¡Nunca sino se la das! ¡Los hechosdeben marchar así! ¡Sino nada saldrá bien!

¿Pero quién esella?Dijo al fin desesperado por la curiosidad.

La mujer se acercóal rubio por encima de la mesa camilla y lo miró con sus enormes ojos aumentadosaún más por las gafas de culo de baso.

¡Mi pobre niño!¡Hermione Granger! ¡Qué deshonra para un Malfoy!

Ya casi se habíahecho a la idea y todo. ¡Granger! Qué ironía
¡Granger! ¡Nada más y nada menosque Granger! ¡La sucia, fea y estúpida sangre sucia! ¡Qué deshonra! ¡Qué habíahecho él para merecer eso!

Las vacaciones denavidad habían llegado y para su desgracia (si para más desgracia suya) según Trelawney estas fiestas eran su únicaoportunidad para conseguir algo con la mujer que estaba destinada a ser suesposa.

Lo único que ledivertía de aquella situación era pensar en las caras que se les quedarían aPotter y a Weasley cuando Hermione los anunciara que iban a casarse o queestaban juntos
Pero no quería adelantar acontecimientos, no era el momento depensar en cosas divertidas como la cara de estúpido de Weasley; Debíaconcentrarse en lo que tenía que hacer, ir a casa de Granger. No había otraforma. Al menos podía tener la seguridad de que esta se había tomado una copaentera de la poción que Sybil le había dado. No sabía como había conseguidoacercarse al sitio que la castaña ocupaba en el gran comedor y llenar surecipiente con el líquido rosa de aspecto asqueroso. De verdad que había sidoun golpe de suerte que nadie le hubiera pillado. Era como si el destinoestuviese con él, como si estuviese de su parte.

 

Caminó sobre lanieve, caída la noche anterior, y que brillaba con fuerza debido a los rayos desol que chocaban contra ella. Se le veía como un punto negro debido a toda suropa, en medio de toda esa blancura.

Se encontraba enun barrio de chalets adosados de apenas una planta.

"Que cutreza"Pensó el rubio para si mismo. Los muggles caminaban de aquí para allálanzándose bolas de nieve mientras Draco se preguntaba que sería lo queencontraban tan divertido en sus sonrisas.

"Si supieran de migran desgracia no se reirían tanto. Jo, que depresión" Se decía el catorceañero. Su madre siempre le decía que aún era muy joven como para encontrar unapareja formal, que era normal que a su edad no tuviera novia, pero aún así elno quería perder el tiempo esperando a que la chica llegara a él
¿Y si nollegaba nunca? ¡Qué horror! ¡No quería ni imaginarlo! ¡No casarse no estaba ensus planes! ¡Él de verdad quería hacerlo! Pero
¡No con Granger! ¿Por qué conGranger? ¿Por qué? ¿Por qué? ¡Por qué
! Además ella le odiaba, es más leaborrecía
Tal vez por eso tenía que darle la poción. Qué triste
Él solopodría conseguir el amor por medio de una poción, de verdad sentía muchalástima de si mismo

Recorrió unpequeño jardincito lleno de nieve y algunos rosales helados. A través de laventana, la que estaba un poco elevada del suelo ya que los chalets tenían unosescalones para llegar a la puerta, podía ver a la que seguramente sería laSeñora Granger, que leía un libro rojo sentada en un sillón.

"Mi futura madrepolítica
" Pensó Draco. ¡Qué triste! ¡Qué triste! ¡Qué triste!

Subió los peldañosy se colocó delante de la entrada. Estaba dispuesto a llamar a la puerta. ¡Quéestupidez! ¡Ahora si que se sentía estúpido! Pero esa era su única oportunidad
Si era tan cobarde como para no llamar se quedaría sin esposa y estaría solteroel resto de su vida. ¡Ni hablar! ¡Llamaría si o si!

Toc toc. Dio unpar de toques a la puerta y esperó a que le abrieran.

Temía ver aHermione. Muchísimo, estaba aterrorizado. ¿Y si la poción no le hizo efecto? ¿Ysi había ocurrido algún error? ¿Y si no era el momento exacto
? Se le pasaronmil cosas por la cabeza. Más de dos mil cosas que podían ocurrir si la castañaabría. Pero fue lo suficientemente tonto como para pensar que le abriría ella yno otra persona, por lo que se le puso la cara de vinagre cuando el señorGranger abrió la puerta y se le quedó mirando con curiosidad.

¿Si?

El rubio se quedósin palabras.

Esto
yo
Murmuróavergonzado y mirando al suelo.

 

Perdone no leentiendo ¿Desea algo? Preguntó el hombre, el que era igual que su hija a laque tantas veces había insultado en Hogwarts.

Si
Yo solo

¿Quién espapá?Una voz familiar se oyó desde el interior de la casa, y seguidamente suspasos acelerados acercaron a Hermione Granger, la que iba vestida con un jerseyde rayas de colores y unos vaqueros simples. Llevaba el pelo suelto como casisiempre, y muy inflado y descolocado. Pero lo que más le llamó la atención a Draco era su olor, su perfume,verdaderamente esa chica olía muy bien, era un olor fresco y dulce a la vez.

Ambos se quedaronmirando durante unos segundos, a ella se le veía sorprendida y por unosmomentos, el rubio se temió lo peor, pero seguidamente la castaña adoptó unapostura amigable y sus labios formaron una gran sonrisa.

Papá
Dijo con laseguridad que la caracterizaba
Te presento a Draco Malfoy

Los señoresGranger le parecieron agradables hasta tal punto que dejó de tratarles con elasco con el que los trató en un principio. Le invitaron a comer, y luego acenar a pensar de las insistencias del chico en que tenía que irse a casa.Brindaron y bebieron vino y un champán. Lo que más le llamó la atención era eltrabajo de los padres de Hermione, eran dentista. Se preguntaba constantementesi sería un trabajo honorable, peligroso algo así
Porque si eran dentista eso significaba ser doctor de dientes,y tener que ser el doctor de dientes de una iguana, un cocodrilo o algo asídebía ser algo muy duro y peligroso.

"Me pregunto conqué tipo de animales trabajarán
" Porque seguramente estarían especializados enalgún tipo de animal en concreto.

Hermione se pasótodo el rato poniéndole ojitos. De verdad esa situación era muy rara. Ella nodejaba de mirarle, y él tenía miedo de que sus padres se diesen cuenta ehicieran algún comentario, aunque estaba seguro de que la señora Granger ya sehabía dado cuenta. zsh themes - all about z shell and oh-my-zsh themes

Cuando se marchóHermione le invitó a venir a casa al día siguiente. Y él, aceptó ¡Pero solo porcortesía! No porque le hubieran caído bien, ni nada por el estilo ¡Por simple ypura cortesía!

Así lo hizo, y aldía siguiente volvió, y al siguiente, y al siguiente también, y así durantetodos los días que duraron las vacaciones de navidad. Siempre era bienvenidoentre los Granger, ellos le acogían como a un hijo más, eran personasagradables de verdad. Nada estirados. Gente sencilla.

Él siempreintentaba pasar el menor tiempo posible a solas con Hermione, le dabavergüenza, es verdad, saber que ella sería su futura esposa
Eso le hacíatemerla, le tenía miedo, tenía miedo de lo que tenía que ocurrir entre ellos.

A medida que fuepasando el tiempo fue descubriendo más cosas de ella, como que le gustaba pasartardes en el parque con su familia o ir al cine todos los sábados. Incluso undía fueron los dos solos. Todo marchaba jodidamente bien, era como si eldestino se hubiera puesto de su lado.

 

Le dolía tener queutilizar la poción. Le dolía de verdad, pero sabía que si no lo hacía, todovolvería al orden natural de las cosas. Ella le odiaría y él se quedaría solopara siempre, y eso le aterrorizaba de un modo increíble.

Cuando volvieron aHogwarts todo marchó bien, a pesar de los problemas que el rubio creyó quetendrían. Ni Potter ni Weasley se enteraron de la amistad que ahora compartíanambos polos opuestos. Todo marchó como tenía que marchar, normalmente.

Draco y Hermionepasaban cada día más tiempo juntos. Ella le ayudaba a hacer deberes. Esa era laescusa que ambos utilizaban par verse, ya que ninguno de los dos quería aceptaro que sentían.

A él le estabaempezando a gustar esa chica de verdad, sería cosa del destino, una simplebobada del destino, un juego estúpido del destino. ¡Menuda gilipollez! ¡Estabaenamorado! ¡Ja! ¡Ahora si que se sentía estúpido! ¡Dios que estúpido se sentía!¡Era una sensación tan asquerosamente agradable que le resultaba estúpido!¿Cómo algo tan bueno y malo, le hacía sentirse tan bien y mal? De verdad eramuy extraño
Además, tenía miedo de que le rechazara. Quería besarla. Perosentía terror al rechazo. ¡Pero joder si le había dado una poción de amor!¡Ella no le rechazaría! Así que yaestaba todo decidido
Esa misma noche la besaría

No fue tareadifícil. Llevó a Granger al baño de los prefectos. Era por la noche, y todoestaba vacío y oscuro. La única luz que se veía, era la luz de la luna, quebañaba toda la sala. Y allí se besaron la primera vez. El sentimiento fue delástima, más que de amor. ¿Por qué era ese su destino? ¿Por qué estabadestinado a amar a quien nunca le correspondería? Era un castigo. Si, tal vezfuera un castigo por la vanidad de creer que podía conseguir a cualquier chicaque quisiese. Eso más que un castigo, era una tortura
Amar a un serartificial, querer a una persona que solo te ama porque a tomado una poción quele hace quererte
Pero el miedo a la soledad era un terror aún mayor quecualquier norma social o moral; Se supone que si quieres a alguien de verdad,le dejarías de engañar, no le darías más pociones, no serías más egoísta, peroel miedo a la soledad es una fuerza muchas veces más grande que él amor, puedeque sea el poder más fuerte que la naturaleza. Nadie quiere estar solo

Los días pasaron.Al igual que las semanas, los meses y luego los años. Hermione se mostrabafeliz, Draco se sentía increíble, era el hombre más afortunado del mundo, porla simple razón de estar con la chica a la que más amaba, pero la sensación deestar incompleto le seguía carcomiendo por dentro. Los sentimientos de ella noeran reales.

Diez años despuésdel día en el que Draco llamó a la puerta de los Granger, este se casaba con suhija. ¡Menuda sorpresa se llevaron todos! ¡Si vieran que caras se les quedarona Weasley y a Potter cuando anunciaron su boda! ¡Menudo par de idiotas! También tuvieron problemas, entre ellos cuandoLucius Malfoy estuvo al borde del infarto después de que su hijo le dijera queiba a casarse con Hermione Granger...

 

Sin duda, la boda, el día más feliz de su vida. Luego vino eltrabajo, las vacaciones juntos, los viajes, los hijos
Toda una vida que casipasó fugazmente ante sus ojos.

Un día cualquiera,Hermione se quedó sola en casa mientras Draco fue a llevar a los niños a laguardería. Él se pasó la mayor parte de la mañana pensado, reflexionando
Llevaban juntos desde los catorce años
Llevaban nada más y nada menos queveinte años juntos ¡Veinte! Tal vez, era el momento de decirle la verdad aHermione. No sabía porqué, pero sentía que ese era el día. Tal vez porque yaera un hombre y había logrado vencer el egoísmo que le había llevado a dar esapoción a la castaña
No sabía si podría vivir sin ella, sabría que ella leodiaría para siempre
Él le había arrebatado toda una vida, le había obligado aestar con él en contra de su voluntad
Se sentía como un auténtico monstruo.

Cogió el coche yse dirigió a la casa de los Granger.Casi le entran ganas de vomitar del miedo que sentía, estaba aterrorizado.

Entró en la casacomo si le pesaran las piernas, mareado y sintiéndose muy mal, ya no se sentíaestúpido como cuando era adolescente, ahora saboreaba lo que era sentirse malde verdad, pero ella se merecía saberlo todo, a veces el bien de los seresamados está por encima del de uno mismo. Ella dejaría de estar atada a él.Porque Hermione, no le pertenecía, ella era un ser libre que estaba allí contrasu voluntad.

Se preguntaba queharía la verdadera Hermione Granger cuando volviera. Cuando viera lo que era suvida ahora. Cuando se diera cuenta de que se había casado con nada más y nadamenos que Draco Malfoy.

¿Has dejado ya a Scorp y a Amy? Preguntó una voz familiardesde el interior, él no contestó.

Fuera todo estaba nevado, hacía un fríoterrible. Hermione se dirigió hacía a Draco y le echó una manta encima de suropa negra.

Debes estarhelado Dijo ella colocándole. Le hizo pasar hacía el salón y le sentó encimadel sofá cómodo y granate.

¿Están tuspadres en casa?

No. Estántrabajando, hoy tenían muchos pacientes
Hermione observó la cara de Draco, queestaba casi amarilla
¿Pasa algo?Dijo con preocupación.

No, es que
Mira
Tenemos que hablar

¡La santa frase!¡Temida y odiada por todos!

Pues dime

Hermione yo
Tequiero
Empezó él mientras se miraba las manos, no tenía valor para mirar loque ocurriría en los ojos de ella cuando le contara la verdad.

Tráeme un vaso deagua Ordenó ella indiferentemente. Draco levantó la cabeza extrañado, y se laquedó mirando
¡Vamos! ¡Quiero agua! ¡Tengo sed!

 

Malfoy se levantóy se dirigió a la cocina, llenó un vaso, y se lo entregó a Hermione cuandovolvió a salón.

Draco sentó en elsillón al lado de ella, y se disponía a continuar cuando ella dijo

¡Espero que lole hayas echado nada! Y bebió. Todo. No dejó ni una gota. Draco puso los ojoscomo platos y se quedó mirando a su esposa con cara de limón.

¡Por dios! Eresestúpido. ¡Es más! ¡Eres jodidamente estúpido!

Draco continuabacon la boca cerrada mirando a la castaña.

¿Cómo lo has
?

¡Claro que losé! ¡Lo sé desde siempre! Desde el primer día en Hogwarts cuando intentasteecharme el filtro de amor en la copa. ¡Por dios! ¿Me crees tan idiota como parano saber reconocer una poción de esa magnitud? ¡Claro que lo sabía!

¡Y por qué hasesperado tanto tiempo para decime todo esto! ¡Para decirme que no me quieres!

¿Eres idiota? ¡Joderclaro que te quiero!

Draco se quedócallado.

¿Entonces
?

Nunca tomé nada.Ni una
En un principio pensé en vengarme. Fingí la primera vez que viniste ami casa, quería que te enamoraras de mí mientras creías que yo estaba bajo losefectos de la poción, pero lo que no entraba en mis planes era que yo meenamorara de ti

¿Y por qué no medijiste esto antes?

¡Dios, pensé queya lo sabías! ¡Es obvio! ¿No? ¡Es más que obvio! ¡Te quiero! ¡Te amo! ¡Te lo hedicho tantas veces que creí que lo sabías!

Ambos se quedaronmirando varios segundos y luego se besaron.

Lo siento, aveces puedo ser muy estúpido cariño.

Lo sé.Supremamente estúpido Dijo ella sonriendo. De nuevo se volvieron a besar.

Pero tengo unapregunta. Entonces ¿Qué has hecho con todo el filtro de amor que supuestamenteyo he estado dándote durante años?

Hermione sonrió.

No tienes porquépreocuparte. Hice un hechizo, todo filtro de amor que se acercara a mí, setransportaría automáticamente a un lugar alejado
Dijo ella con felicidad.

¿Y puedo sabercual es ese lugar?

Mansión Parkinson. A la misma hora

Señorita Pansy,¿Ha tomado ya su medicina? Dijo una criada a su ama, la que estaba tumbada enla cama con cara soñadora.

Draco. ¡Oh,Draco! ¡Mi dulce y pequeño Draco! ¡Es tan rubio tan sexy! ¡Tan Draco! La chicatomó un sorbito del líquido que bebía toda las mañanas, de aspecto rosado ybuen olor
¡Draco te amo
!Canturreó ¡Eres mi amor! ¡Eres como las flores!¡Como las margaritas! ¡Cómo los pájarooooos! ¡Te amo! ¡Te amo! ¡Te amooooo!¡Mira criadita mía! ¡Escribí una poesía para mi amado
!

Si señorita, comode costumbre

¡No pero esta esdiferente! ¡En esta le comparo con una rosa, una piedra y una mariquita!

La criada fruncióel ceño, y Pansy volvió cantar de nuevo.

¡Eres como lasfloreees!



Dispuesta a que me lancen tomates por semejante locura (?)

"La Celestina" One-Shot - Fanfics de Harry Potter

"La Celestina" One-Shot - Fanfics de Harry Potter

Era algo biensabido por todos que Draco Malfoy no tenía suerte en el amor. Si, sé que suenararo, pero desde que Potter venció al colacuerno en el torneo de

potterfics

es

https://images.correotemporalgratis.es/potterfics.es/1220/dbmicrodb1-potterfics-la-celestina-one-shot-fanfics-de-harry-potter-5367-0.jpg

2023-02-27

 

"La Celestina" One-Shot - Fanfics de Harry Potter
"La Celestina" One-Shot - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/91590
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20