La crisis virginal de Renesmee Cullen Swan. - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Apuesta.

((Bueno les quiero decir que esta historia será en algunaspartes subidita de tono, pero espero que les guste. Aquí es el principio poreso es muy corto, pronto subiré el segundo
besos.))

.

.

.

.

.


Renesmee.

Después de la escuela me reuní con mis amigas de toda lavida, ser la chica más popular también tenía sus consecuencias.

-¿Entonces?- me pregunto Clarise.

-¿Entonces que?- pregunte confundida.

-No te hagas tonta Nessie, para cuando te quitas eso pesadoque traes encima- dije esta vez lunariéndose divertidamente.

-Ya te dije que yo quiero entregarme a alguien que yo ame-

-Sí, pero también ten en cuenta que esta una suma de dinerode por medio, ¿Te apuntas a la apuesta?- dijo Clarise.

 

-Está bien, pero solo por el dinero, ¿Cuáles son lasreglas?- pregunte divertida.

-Nada de enamorarse, que esa es la regla principal y si teenamoras eres totalmente descalificada de la apuesta, tenemos que conseguir aun chico con el que nunca hallamos salido y que ese chico caiga redondito a tuspies, además de que solo será una vez y después lo dejaras-

-También tienes que tener en cuenta que nadie se debe deenterar- dijo luna mirándose las uñas.

-Perfecto, va a hacer sencillo y les voy a presumir mi nuevovestido de marca que me comprare con su dinero- les dije riendo mientrasagarraba mi bolso y me paraba.

-Veremos eso, nosotras tenemos más práctica que tu-

-Pero yo soy más hermosa- les dije en broma.

Ambas me aventaron sus pequeños bolsos que no pesaban nada,las tres nos pusimos a reír.

Me despedí de ellas y me dispuse a irme a mi casa de nuevo,mis padres tenían mucho trabajo así que no estarían en casa y mis tíos están deviaje, además de mis abuelos que deberían estar en unas de esas excursionespara ayudar al medio ambiente.

Ser hija de empresarios y sobrina de grandes tops models odiseñadoras de moda era frustrante en algunos casos.

Tal vez hacer esto no me traiga ningún problema.

El chico nuevo.

-Yame voy mamá- le dije desde la puerta.

Ellasolo agito la mano sin despegarse del celular móvil, mi padre había salido deviaje a Italia, a visitar a sus aliados en la compañía.

Torcímis labios en un gesto de cansancio, Salí de mi casa agarrando mejor mi bolso, Salíderecho a la escuela, siempre era lo mismo, si mi padre estaba en casa élsiempre estaba sentado en el sofá leyendo el diario y no me prestaba atención ysi mi madre estaba aquí en casa sola, siempre estaba pegada al celular móvil,siempre era lo mismo, ninguno me ponía atención.

Económicamenteno me faltaba nada, solo me faltaba el cario de mis padres, ojala un día ellos esténconmigo.

Alllegar a la escuela las chicas me esperaban ya en la puerta, Clarise y lunasiempre estaban conmigo y ellas sabían a la perfección todo sobre mi así comoyo de ellas.

Lastres éramos hijas de padres muy ocupados, los padres de luna siempre estaban deviaje y la única que la cuidaba era su nana María, Clarise era la alegría delas tres siempre buscaba pretextos para hacer una fiesta en su casa o en la deLuna o tal vez en la mía de vez en cuando.

Clarisetenía unos padres que siempre estaban divirtiéndose como adolecentes, las tres éramoshijas de millonarios exitosos y las tres estábamos en un colegio muyprestigiado.

 

-Yaera hora de que llegaras- me empezó a reclamar Luna.

-Losiento chicas, mi madre de nuevo-

-Note preocupes, pero que no se vuelva a repetir - me dijo Clarise.

-Porcierto Nessie, ¿A divina que?- me dijo Luna.

-Laverdad es que no soy adivina- reí suavemente.

Lastres estábamos caminando rumbo a nuestros casilleros.

-Graciosa,no es eso, nos hemos enterado de algo-

-Quécosa- les dije mientras sacaba uno de mis libros de mi casillero.

-Unchico nuevo, ósea, carne nueva y fresca- dijo Clarise mirándose sus perfectasuñas de color azul marino.

-Oh,déjenlo en paz no empiecen de pesadas- les dije mientras empezaba a caminar denuevo.

-Noestamos haciendo nada pero
- empezó Luna.

-Queremosreafirmar las reglas de la apuesta- Termino Clarise mirando a Luna concomplicidad.

-Ohno, eso sí que no- les dije cuando me di cuenta de lo que tramaban.

-Apuestaes apuesta, y lo que tienes que hacer es enamorarlo, acerté novia de él y después
-

-
Después te acuestas con él, si quieres dejarlo después es tu problema pero,tienes que cumplir- me dijo Clarise.

Diosun día de estos estas chicas me sacaría canas de diferentes colores.

-Veremos-les dije.

-Puesve empezando a mover el trasero porque aquí más de la mayoría quiere con elnuevo, así que si no quieres que te lo ganen, ya sabes que hacer- me dijo Clarisetocándose los pechos.

-Vetea la mierda- termine diciéndole.

Ellario divertida y me saco el dedo de en medio y yo le conteste igual divertida.

Lasdeje ahí y me fui a mi clase de matemáticas donde no me tocaba con ellas. Más detres chicos me hablaron para salir y la verdad los ignore, no me interesaba, estábien que solo había tenido citas con chicos de la escuela pero nada más, ah esosí, yo había besado a casi la mitad del colegio.

Enclase no fue nada nuevo, mas sin embargo lo que llamo mi atención fue un chicoque nunca había visto y que paso adelante para presentarse.

-Minombre es Jacob Black- había dicho sonriendo.

Sucara mostraba dulzura e inocencia, nunca lo había visto o igual si lo había vistopero no le había prestado atención.

Despuéslas clases salimos al comedor, en una de las mesas del centro se sentaban misamigas junto con dos chicos, uno a cada lado de ellas, uno era Carlos y el otroLuis, ambos chicos eran de la clase de educación física.

Alllegar a la meas me di cuenta que como siempre estaba mi bandeja de comida yalista, estas chicas pensaban en todo.

-Hola-salude en general.

-Hola-me saludaron, las chicas sonriendo y los chicos mirándome embobados.

Bufeaburrida y comiendo, ellas sabían que si yo no me sentaba con un chico eramejor que nadie se me acercara, a veces solía tener mal genio con eso.

Micomida era de ensaladas y un sándwich, un Té de limón helado y nada más. Estabacomiendo tranquilamente cuando el mismo chico que había visto presentarse en elsalón de matemáticas entro por la puerta del comedor.

-Nessie,ese es el chico nuevo- me susurro Luna suavemente en mi oído, me atragante conel pedazo de tomate que estaba comiendo.

-¿Es enserio?- susurre yo también.

-Sí,¿Por qué?- me pregunto confundida.

-Lohe visto ya, en la clase de matemáticas lo vi presentarse el
dios- peine micabello hacia atrás nerviosa.

 

-¿Quétienes?- me preguntaron ambas chicas cuando me levante y deje la charola decomida.

-Tengoque irme-

Sinmás Salí corriendo de ahí pero tenía que ser mi mala suerte hoy.

-Mierda-dije cuando choque con alguien.

-Losiento señorita, ¿Está usted bien?- me miro con ojos preocupados yo solo lomire unos instantes y asentí.

-Perdone-me disculpe y Salí corriendo de ahí al baño.

Noentendía porque me ponía así, la verdad no sabía ni lo que me pasaba.

Habíahecho ya una apuesta y tenía que cumplirla, muy bien si empezaba lo más rápido posibletal vez terminaría con esto más rápido de lo esperado.

Memire en el espejo, en mi cara habían unas mejillas rosadas, demasiado diría yoy unos labios de color rosa pálido, mi cabello en bucles y mi perfecta figura. Teníaque hacerlo ya, empezar para terminar rápido.

Faseuno, amigos.

Salídel baño y me dirigí a mis clases normales, dejaría que todo fuese natural.

Laverdad es que el chico nuevo no estaba mal, a pesar de que usaba gafas de aumento y vestía algo nerd, algo mellamaba la atención de él, tenía un no sé qué, era algo que jamás habíasentido.

Alentrar en el aula mis queridas amigas, nótese el sarcasmo, me estaban esperandoya, ambas sonriéndome picarescamente.

Mirelos pupitres, mis queridas amigas estaban en un complot hacia a mí, el único asientoque estaba libre era el del chico nuevo, no tuve más remedio más que sentarme alado de él.

Lamayoría me miraba sorprendido al sentarme con él, yo la chica más popular de laescuela y cosa que odiaba, se sentaba al lado del chico nuevo, era una noticiaque estará corriendo en todo el colegio.

Tomeun respiro dejando mi bolso en el suelo y con mi libro en la mesita, hice micabello hacia atrás y respire hondo, voltee a mirarlo y me obligue a hablar.

-Hola-le salude amablemente.

Elal girar su rostro se notaba sorprendido, a pesar de que esas gafas le cubrían susojos, pude notarlos de un color café tan obscuro que atrapaban, me quede sinaire.

-¿Mehablas a mí?- pregunto confundido.

-Claro,no hay nadie más sentado con notros- sonreí.

-Esto
claro, perdóname, Hola mucho gusto- me sonrió, tenía una perfecta dentadurablanca.

-Mellamo Renesmee pero mis amigas me dicen Nessie-

-SoyJacob Black, puedes decirme Jake- sus pómulos eran muy marcados.

-Ytú solo dime Nessie, Renesmee es
-

-¿Cómoel monstruo del lago Ness?-

-Exacto-reí suavemente.

Hablarcon él era mejor de lo que me esperaba, mis palabras salían con mayor fluidezque con mis propias amigas y eso que a ellas las conocía desde hace años estechico tenía algo que me hacía sentir tranquila y en confianza.

Laclase empezó con el maestro entrando y casi gritando que teníamos tres minutospara conseguir pareja para una clase, no tuve problema con eso, mi ahora nuevoamigo Jake se ofreció a ser mi pareja, en toda la clase no voltee a ver a misamigas pero sabía que me miraban desde la parte trasera del salón.

Teníamosque hacer una clase sobre las nuevas vidas, hablar sobre el pensamiento que sentíamossobre los seres humanos y cosas de esas, teníamos tres meses para traer unaclase completa con un video interactivo que hallamos echo mi pareja y yo, ademásde traer unos guiones que tendríamos que entregarle al profesor y algunas fotosque tomemos sobre la vida en la sociedad.

 

Enla hora de salida camine por el pasillo, había perdido de vista a Jake, pero nome preocupe y estaba por pisar las escaleras cuando las dos chicas que eran misamigas me detuvieron.

-¿Hablaron?-pregunto una.

-¿Deque hablaron?- pregunto la otra.

-Sime dejaran hablar se enterarían- rodee los ojos.

-Pueshabla- me alentó Luna.

-Nohablamos mucho, solo nos pusimos de acuerdo para hacer la clase en mi casa, élira después-

-Huy,eso suena a casa sola para ustedes- bufe.

Mirehacia el pasillo que estaba detrás de mí y mire a Jake caminando con su mochilaen sus brazos y unos papeles.

Alpasar por mi lado me sonrió y se detuvo.

-Hola,solo quería saber cuándo empezamos con lo del trabajo de la vida en sociedad-

-Siquieres empezamos ahora, ¿Puedes ir a mi casa?- le pregunte.

-Clarosolo
necesito avisar en casa-

-Puedeshablar por teléfono en mi casa, ven vamos - camine bajando las escaleras y medetuve. - Adiós chicas, hablamos luego-

Ambassonrieron y empezaron a echarme bulla, bufe y rodee los ojos, el camino siguiéndome,tuve que ayudarlo con sus hojas ya quesu mochila amenazaba con caérsele.

Alllegar a mi casa él miro maravillado todo, claro, mi casa era una típica casade ricos, peo a pesar de dos pisos y lo más sencilla que se puede se notaba aleguas que los que vivían aquí tenían el suficiente dinero para cualquiercapricho.

Alentrar en casa me di cuenta que de nuevo estaba sola.

-Elteléfono esta en aquella mesita, iré por la computadora, no tardo- Jake solo asintióy yo subí a mi habitación dejándolo solo.

Sabíaque tenía que empezar con esto pero algo me decía que estaba a tiempo dedetenerme y que no debería de hacerle esto a él, no sé porque pensaba así porque sentía esto con él.

Tomela computadora y bajando las escaleras, sellando el trato y condenándome sinsaber al infierno.

Fasedos, conociéndonos.

Despuésde un mes de estar con Jake, tratando de conocernos un poco más, además de estarconquistándolo, me había dado cuenta de que aún no sabía nada sobre su familia
¿Por qué me interesabas haber sobre su familia?

Ahoraestábamos en mi casa de nuevo, pero era porque habíamos salido de la escuela yel me acompaño por algunos materiales y mi computadora portátil, así podríamos seguircon la tarea en su casa.

-Espérame,solo subo por mi computadora portátil y nos vamos-

-Claro-

Lodeje en la sala y yo subí, no tarde más de dos minutos y baje, él estabamirando unas fotos, donde salía yo con una paleta enorme de tres colores, yotra donde mis padres estaban conmigo, era la única foto donde salía con ellos.

-Estoylista- se asustó y salto dejando las fotos en su lugar, yo solo reí.

-Losiento, eras muy bonita cuando eras pequeña- sus mejillas se obscurecieroncuando se sonrojo.

-Note preocupes y gracias, creo que de haber sido mis tías me hubiesen metido deuna niña modelo y me hubiesen arruinado mi niñez- le sonreí divertida.

-Tustías son
-

-¿Modelos?Solo una, mi tía Rosalie, ella es hermosa - empezamos a caminar por las callesmientras hablaba - Solo tengo dos tías, y dos tíos, ya sabes, mi tía Rosalie esmodelo y su marido, Emmet, él tiene una cadena de empresas donde hacen camionesblindados por la seguridad, mi tía Alice es una famosa diseñadora de modas ytiene su propia marca de ropa, y mi tío Jasper, su marido; él está en el ejército,es capitán o algo así-

 

-Creoque en tu familia todos son empresarios millonarios- parecía sorprendido.

-Algo,un poco si, y después están mis abuelos, Carlisle y Esme, mi abuelo Carlisle es doctor y mi abuela Esme esdiseñadora de interiores, ellos son los padres de mi papá, después están Charliey Renee, mis otros abuelos, ambos separados pero viven bien, mi abuelo Charlie espolicía en un pueblo llamado Forks, es feliz ahí porque se volvió a casar ytengo una abuelastra, su esposa tiene dos hijos, Seth y Leah Clearwater, casino los conozco pero sé que son geniales, al menos Seth Leah es algo
arpía, miabuela Renee, ella se volvió a casar con Phil, tienen algunos años juntos y unaniña que es mi tía, solo que ella tiene cinco años, Phil es jugador de baseball,Renee solo se dedica a su hija menor y a su marido-

-Tufamilia es muy grande, el triple o cuádruple que la mía- estaba atónito, lo veíaen sus ojos y yo reí suavemente.

-Sitengo una familia grande, pero casi no veo a nadie, solo a mis abuelos a veces-me encogí de hombros.

Yahabíamos llegado a su casa y estábamos sentados en un sofá, bueno, al menos yolo estaba él estaba enfrente de mi sentado en el suelo, su casa era muy sencillay algo
pueblerina, pero era preciosa, me encantaba el toque a cabaña que tenía.

-¿Ytus padres? ¿Qué hay de ellos?- pase saliva sin saber que decir, había superadoel sentimiento de soledad ya que mis padres nunca estaban.

-Ellos
son empresarios, no tienen casi tiempo de estar conmigo, y cuando lo están sonsolo cinco minutos y después se van porque tienen llamada o algo así-

-Es
-

-Notienes que decir algo
bueno, será mejor que nos pongamos a hacer la tarea-

-Claro-

-Peroantes
¿Tu familia es pequeña?- su mirada se endulzo al ver mi curiosidad.

-Sí,solo somos mi papá y yo, mis hermanas gemelas están
bueno, una está casada en Hawáiy otra está en Washington estudiando, así que solo soy hijo único-

-Sea lo que te refieres, ¿Tu papá no se enojara al verme aquí?-

-Note preocupes, suele salir a jugar o ver partidos con uno de sus amigos de por aquí
-escuchamos el motor de una camioneta - Creo que esta vez se adelantó un poco,llego mi papá-

Élse paró rápidamente dejando los libros y abrió la puerta, donde había alguienen la entrada, era un señor en sillas de ruedas, la sorpresa fue inminente alverlo, Jake era idéntico a su padre.

-Buenastardes- saludo cortésmente.

-Buenastardes señor Black- las formalidades eran normales en mí.

-Solodime Billy, señor Black me hace sentir viejo- reí divertida por el comentario.

-Estábien
Billy-

-¿Eresamiga de Jacob?-

-Sí,estamos en un proyecto de la escuela, es nuestra calificación final, somospareja-

-Jacob,ahora entiendo porque nunca dejas de hablar de ella, es muy bonita- el sonrojoen mí se notaba a kilómetros de seguro, pero Jacob estaba que se lo tragaba latierra, reí un poco.

-Si
gracias papá- miro a otro lado avergonzado.

-Bueno,los dejos para que terminen con su trabajo, un gusto conocerte querida, puedes venircuando quieras-

 

-GraciasBilly-

Mirecomo hacia rodar su silla de ruedas y se iba a su cuarto tal vez.

-¿Asíque hablas de mí?- levante una ceja.

-Solocosas buenas, es que
- estaba nervioso.

-Tranquilo,todo está bien - me acerque a él y le acaricie la mejilla, fue un impulso -Todo estará bien ahora- le sonreí.

Elme miro a los ojos embelesado, un brillo apareció en ellos y sus ojos eran losque me hechizaban, los que hacían que yo perdiera el piso, era como flotar enuna nube.

Surostro se acercó al mío poco a poco, y yo no me hacía para atrás, dentro de mi queríaque me besara, miraba sus ojos y a la vez su labios.

Acortola distancia y plasmo sus labios en los míos, sus labios eran carnosos ytibios, además de suaves y me encantaba, era una sensación tan única, sentía mariposasen el estómago.

¿Mehabía enamorado? No podía enamorarme de él, no cuando
solo jugaba para unaapuesta.

Fase tres,primera cita.

Dosdías después de que me beso y aun no puedo sacar esa sensación de mis labios.

Sentíael rose de sus carnosos labios en los míos, era mágico, y sentía como algodentro de mi plano estomago se movía algo, eran nervios o mariposas, tal veztenía hambre, no, no tenía nada de hambre, sentía como esas mariposas llenabantodo mi estómago.

Estabatirada en mi cama mirando el techo que tenía con constelaciones pintadas ypequeñas estrellas que en la noche brillaban.

Melevante y me mire en el espejo de cuerpo completo, me mire detalladamente, misojos brillaban demasiado y una sonrisa estaba en su rostro.

Esaera otra Renesmee a la que yo conocía, esta estaba cambiando, más bien laestaban cambiando y para bien.

Hoytenía que salir en una cita con Jacob Black, iríamos al restaurante donde miabuela Esme era dueña, ahí comeríamos gratis, así que no tendríamos que pagar,Jake se molestó un poco al saber mis intenciones, de ir a comer a unrestaurante así, pero después me sonrió amablemente y acepto.

Teníados horas y según lo que quería hacerme tardaría esas dos horas, me planche micabello rizado, haciéndose más largo, y ahí me lleve una hora, saque dosvestidos, y escogí uno de color blanco a medio muslo, y en la cintura unpequeño cinturón dorado con broche dorado, me puse unas zapatillas de tacónmedio alto, me senté en mi peinadora y me observe, agarre sombras marrones yempecé a maquillarme, después delineador café marrón rojizo, rímel negro, unpoco de gloss rosa en mis labios y rubor de color durazno, me puse el dije quemi madre me había regalado hace tiempo, "Más que a mi propia vida" rezaba enletras francés detrás del guardapelo.

Agarreuna bolsita de color blanco de charol y de tirante con cadenas doradas, metí micelular móvil, mi cartera, un pequeño detalle para Jake que era una cadena connosotros juntos, un guardapelo igual que el mío, solo que el suyo tenia,"Siempre juntos".

Mefije en el reloj que tenía en una de las mesitas, eran las seis y cinco, Jakeno tarda en

Yfue ahí, donde escuche el timbre, agarre mi bolso y mi chaqueta café por sihacia fresco, mire la habitación por si se me olvidaba algo, Salí de ahí y bajelas escaleras felizmente.

Abríla puerta y ahí estaba Jake, elegante como se lo había pedido.

-Hola-le sonreí abiertamente, así como empezaba a hacerlo junto a él.

 

-Hola,te vez
hermosa- sus ojos brillaban, su comentario hizo que me ruborizara.

-Gracias,tú también te vez excelente- sus mejillas se obscurecieron.

-¿Nosvamos?- asentí, el me ofreció su brazo y yo reí.

-Yomanejo, creo que no sabes dónde queda el restaurante.

Elacepto, era mejor yo para llegar, así no nos perderíamos en el camino.

Subimosa mi Aston Martin banquish, era de color negro, mis padres no estaban, denuevo, en casa, así que no tenía que pedir permiso, además de que les habíadejado una nota por si llegaban antes de que yo llegara.

Condujehasta donde se supone que estaba el restaurante de mi abuela, era una zona exclusiva,teníamos reservación gracias a que le pedí el favor a mi abuelita Esme.

Cuandollegamos estacione enfrente del restaurante, el parking de aquí se peleaba poratender a la nieta de la cadena de restaurantes Esme's, algunos me conocían yotros no, pero al escuchar quien era me volteaban a mirar.

-Senota que se desviven por atenderte- me susurro Jake, mientras entrabamos.

-Soyla nieta de la dueña de la cadena de restaurantes, ¿Qué querías?- le sonreí ybese su mejilla.

Elsonrió mientras sus mejillas se oscurecían.

Hoyprometía ser algo bueno.

Última fase,noviazgo.


Estandosentados en una mesa donde no podían molestarnos, era genial, mi abuela habíapensado en todo.

Noshabían separado en un pequeño saloncito, donde estábamos separados de la demásgente del restaurante, pero nos podíamos ver por los cristales transparentes,unas lámparas reposaban en lo alto de unos cimientos, una lámpara de cristalesestaba en el centro del saloncito y solo una mesa cuadrada con manteles colorvino, la mesa era para dos, uno enfrente de otro.

Unasveladoras en el centro y ambos teníamos copas, una de vino tinto y otra deagua, platos de primera, segunda y tercera entrada.

Ahoraestábamos con la segunda entrada, que más bien era el plato fuerte.

-¿Quéte parece la comida, Jake?-

-Megusta, jamás lo había probado, ¿Qué es?- me pregunto, él tenía el tenedor en lamano.

-Linguinaa la Amatriciana, es comida Italiana-

-Sabegenial, jamás lo había probado-

-Bueno,mi abuela siempre me lo prepara porque a mí me encanta, es una de mis comidasfavoritas- le sonreí.

-Creoque no tienes problemas para conseguir algo así, tu abuela trabaja enrestaurante y te lo pueden llevar a domicilio si quieres- yo solo reí y neguédivertida.

Seguimoscomiendo mientras nos divertíamos haciendo bromas de la gente que entraba en ellugar, según el eran personas que se alzaban el cuello, pero que no teníanpersonalidad, en una de esas entro una señora que parecía que olía algo mal, ysu peinado era un caso, su cabello parecía una montaña. Noticias de la Sierra de Cadiz

Despuésde tanto, había encontrado a una persona que si me entendía y que además no mecriticaba por mi forma de ser, al contrario, le parecía interesante que fuera así,era maravilloso verlo sonreír y cuando se sonrojaba haciendo que sus mejillasse obscurecieran.

Despuésde terminar el plato fuerte nos trajeron un plato de postre, era pastel dechocolate con tres leches, fresas y mangos, se me hacía agua la boca.

-¿Tegusta el pastel de chocolate?- me pregunto interesado y divertido.

 

-Loacepto, recaigo en la leyenda de que a las mujeres con algo de chocolate lasenamoran, aunque, el chocolate es un vicio para mí- le sonreí.

-Bueno,a mí también me encanta el chocolate, te contare un secreto - yo solo asentí yme acerque mas para que me susurrara - Yo me he acabado un bote de helado enmenos de una hora, y era de chocolate- empecé a reír a carcajada abierta.

Bueno,no era raro que un hombre comiera helado, y menos de chocolate.

-Esoes
genial, al menos ya tengo un compañero de helados- el rio asintió vigorosamente.

-Renesmee,tengo algo que decirte- se puso serio, yo carraspee y también me puse seria.

-Claro,¿Qué me quieres decir?-

-Bueno,esto no es fácil, más bien es vergonzoso al tener en cuenta que bueno, jamás habíahecho esto, pero
sé que vale la pena y
-

-Ysi me dices ya que pasa todo será más fácil- lo mire enternecida ante sunerviosismo.

-Bueno,tenemos algún tiempo ya de conocernos, hemos salido y nos llevamos bien, ademásde que siento como si te conociera desde hace mucho, y yo quería decirte si
¿Quisieras ser mi novia?- agacho su cabeza mirando las manos que tenía en lamesa.

Mehabía quedado muda, no sabía que decir, pero la verdad es que me sentía tan agusto con él, me sentía yo y no tenía que fingir nada con él, el me entendía ysabia además de que sería feliz.

-Claroque sí, sí quiero ser tu novia- me pare y me arroje a sus brazos tumbándolo dela silla y yo junto a él.

Empezamosa reír, lo bese, y a él le gusto porque también me beso, era feliz y se loestaba demostrando, este amor que empezaba a sentir hacia él no era fingido ninada, era real y se podía tocar con una suave caricia.

Primer mes.

Mirarlas estrellas aun cuando no era de noche solo significaba que estabas en presenciadel amor de tu vida, ver las estrellas es cuando esa persona te da un beso tantierno que te hace sentir única.

-¿Quépiensas entonces?-

-Nolo sé, me voy a sentir extraño-

-Jake,estaré contigo siempre, pero solo va a ser un cambio de look, aunque para mísiempre vas a ser ese chico hermoso y tierno que me enamoró-

-¿Seguraque solo va a ser un cambio de look?-

-Completamentesegura, y quiero que lo tomes como un regalo de nuestro primer mes juntos-

Elme miro un poco asustado, le había comentado que mi tía Alice podría ayudarme ahacerle un cambio de look, claro, todo con bien de que Jake estuviese más guapode lo que ya está, aunque siempre nos cae bien una manita de gato.

-Muybien, acepto, siempre y cuando estésconmigo y no te separes de mi-

-Prometido-levante la mano haciendo la promesa.

Hotcumplíamos un mes desde que nos hicimos novios, en la escuela Jake se estabahaciendo más popular, claro, era novio de la chica más popular y que cualquieradesea, Jake resulto ser celoso pero sus celos me encantan y más algunas veces heintentado no ponerme celosa cuando más de una se acercaba a Jake para que lesayudara con algunas tareas.

Siemprelas miraba mal, además de que cada vez mis "amigas" me recordaban lo de laapuesta.

(*****)

-Porfavor, no más, ya no más- suplico.

-Cállate,si vas a estar con mi sobrina tienes que aprender a aguantar esto, además, ¿A quiénno le gusta la ropa?-

Ambosnos quedamos callados mirándola, ella solo rodo los ojos y nos sacó la lengua.

 

Empezamosa reír por cómo se había ido mi tía Alice, ella empezó a buscar ropa en elenorme closet de su agencia de moda, era ropa de hombre que había salidorecientemente.

-¿Podríamosirnos ya?- me suplico Jake, en su rostro estaba el terror.

-No,además de que si salimos de esta oficina mi tía llamara a seguridad y nos traeráde nuevo- reí acariciándole la mejilla.

Jakeresoplo dejándose caer en el sofá, cuando llegamos pidiéndole el cambio de lookde Jake, mi tía estaba tan feliz de que yo se lo allá pedido, además de quecualquier cosa que tuviera las palabras "Ropa" y "Compras", ella lo adoraba.

Ademásde que estaba extremadamente feliz por ayudar a su querida sobrina preferida acambiar un poco a su novio, ella decía que Jake escondía una hermosura detrás deesa horrible ropa, además de cando lo vio ella me susurro que Jake se veía tananticuado y que estaba dispuesta a vaciar cada closet de su agencia.

-Buenosobrina querida, es hora de que salgas y esperes a tu novio a fuera, las chicasy yo tenemos trabajo que hacer-

-Perotía
-

-Peronada, mi agencia, mis reglas, así que fuera- ella me hizo un ademan de quesaliera.

-Note vayas- Jake me tomo la mano y dramatizo un poco, yo reí abiertamente.

-Siempreestaremos juntos, pase lo que pase- puntualice yo. - Pero recuerda lo quehablamos-

-Bien-refunfuño Jake, yo le di un último beso y Salí de ahí, mi tía serró con segurola oficina, dios, solo esperaba que Jake saliera vivo.

Mesenté en el sofá que estaba en una pequeña salita de espera afuera de laoficina de mi tía, agarre las revistas que estaban afuera, eran de ayer, ademásde que tenía suficiente como para unas cinco horas, eran como treinta revistasde moda, sirve que de una vez me pongo al corriente sobre las nuevastendencias.

Colores,dorados y mates, además de tierras y algunos naranjas, zapatos converse dediferente formas me llamaban la atención, pero no pudieron ocupar mi mente porcompleto.

Aúntenía en mi mente el echo e que estaba usando a Jake para una vil apuesta, élno se merecía esto, además de que había aprendido a amarlo tal y como él era,sus defectos y virtudes me parecían de lo más hermoso que había conocido nunca,él me amaba tal y como era, veía a la Renesmeede mi corazón y no a la Renesmee hija de millonarios y familia multimillonaria,siempre me trato como una chica más, pero una chica la cual era su novia.

Meacosté en el sofá, me puse a caminar, mire por las ventanas, subí y baje por elascensor, me senté de nuevo a ver revistes, jugué con mis tonos de mi celular móvil,y empezaba a desesperarme, mi tía no daba ninguna señal de vida de mi novio.

Empezabaa alterarme cuando la puerta se abrió.

-Queridasobrina, cuando veas lo que he hecho me vas a amar- mi tía sonrió feliz.

Elladejo la puerta abierta e hizo una seña para que saliera alguien.

Miredetenidamente la puerta, donde mire el suelo y estaban unos botines de colornegro, fui subiendo mi mirada y ahí estaba un chico con botines negros, pantalónde mezclilla azules, una camisa ajustada de color negro, la camisa se ajustabaperfectamente bien a su hermoso cuerpo, y una cazadora de color negro de piel,su cabello era diferente, estaba semi despeinado, estaba terriblemente sexipara su bienestar.

 

-Tomeen cuenta que le gustaban las motos asíque su nuevo look es de un motero empedernido, que va dando bandazos por ahí, ademásde que el negro le queda perfecto a su piel y bueno, el cabello es un pedidoespecial, y también usa lentes de contacto en vez de anteojos, ¿A qué quedobien?-

-Másque bien, esta
perfecto- dios, parecía una babosa ahí con la boca abierta.

-¿Mequeda bien?- me pregunto Jake con ojos atemorizados, sabía que pensaba en si megustaría o no.

-Másque bien, estas hermoso, perfecto- le sonreí.

-Québueno, porque pensé que no te gustaba-

-Graciastía Alice, no sabes cuánto te agradezco-

-Denada sobrina, todo por mi sobrina y mi futuro sobrino- ella nos guiño un ojo yse adentró a su oficina dejándonos solos.

-¿Enseriote gusto?- me pregunto acercándose a mí y abrazándome.

-Meencantas, estas muy sexi-

-Megusta que me digas eso, creo que me empezare a vestir así de ahora en adelante-le di un golpe suave en su pecho y el rio divertido.

-Esperoque estés así de divertido mañana cuando vayamos a mi casa para que conozcas amis padres-

Susonrisa desapareció y yo empecé a reír como desquiciada, adoraba su cara.



La crisis virginal de renesmee cullen swan 1

Te presento amis padres.

Ayerfue un día genial, todos nos miraban, y la verdad es que ahora las niñas de laescuela morían por Jake, pero yo era la afortunada que lo tenía a su lado, Jakese había convertido en mi inseparable novio y alma gemela, siempre tenía esaspalabras de aliento que te hacían sentir bien, a pesar de que sentía que elmundo se te caía encima.

Másde una vez Jake presencio las típicas peleas de mis padres, pero lo que hacíaera correr hacia mi cuarto, donde yo me refugiaba para no escuchar más, Jakesiempre me hablaba de como quisiera por lo menos presenciar alguna pela de suspadres, pero su madre ya no estaba entre nosotros.

HoyJake vendría a casa y mis padres se comportarían más o menos decentemente, leshabía pedido que me regalaran un tiempo, solo un poco para presentarles a lapersona que más amo en esta vida, habían dicho que sí, y solo esperaba que mantuvieran su palabra.

Estabacomo loca limpiando todo, mientras Carmen, la cocinera, estaba preparandodiferentes platillos para la cena con mi novio y mis padres, estaba feliz deque al fin mis padres me prestaran un poco más de atención.

Estabalimpiando la repisa donde teníamos las fotos de todos nosotros, cuando erapequeña recuerdo que mi vida era mucho mejor, pero al solo crecer todo fueempeorando.

Dejelas fotos en su lugar y me fije en la hora, mis padres no tardaban en llegar ymi novio tampoco, así que corrí directo a mi habitación para darme un baño yarreglarme.

Alterminar de bañarme me puse mi albornos y saque ropa adecuada para este día.

Saqueun vestido de tiras que me llegaba hasta medio muslo de flores y color celeste,me puse unas zapatillas con un poco de tacón, eran de color blancas con un moñode color celeste, mis bucles los arregle lo más decente que se podía, me dejeflequillo de lado y despejándolo un poco en uno de mis ojos.

Mepuse una pulsera de dijes, donde había una luna y una estrella, según mi madre,la luna era ella y la estrella era yo, era un regalo que me había hecho cuandoera pequeña.

 

Mepuse un poco de brillo labial color rosa y toques dorados y un poco de rímel,me puse un poco de perfume y listo, me mire en el espejo y me gusto lo que veía.

Erasencillo, pero me encantaba, me sentía al natural.

Bajelas escaleras y encontré a mis padres en la sala, uno enfrente de otro, mi padreestaba con su laptop y mi madre consultaba algunos legajos.

-Hola,buenas noches- los mire.

-Buenasnoches, hija- mis padres siguieron con sus cosas.

-Soloespero que cuando llegue mi novio, no se comporten así y dejen sus cosas queson más importantes- me fui a la cocina dejándolos solos, tenía que verificarla comida de Carmen.

Nodure mucho en la cocina cuando el timbre empezó a sonar, corrí hasta ella perola sorpresa que me lleve fue que mi padre había abierto la puerta y estabamirando a Jake con su nuevo look, claro, el jamás había visto a Jake porquesiempre estaban en sus oficinas muy ocupados.

Corríhasta Jake y le tome la mano.

-Ven,pasa Jake-

Mipapá nos dejó pasar haciéndose a un lado y mi madre se levantó para saludarlo.

-Jake,ellos son mis padres, papá, mamá, él es Jacob, mi novio- me enorgullecí aldecir novio.

-Esun placer conocerlos- contesto Jake.

-ELplacer es nuestro Jake, pero pasa siéntate- mi madre le señalo el sofá.

Nossentamos en el sofá, mis padres se sentaron en el mismo sofá pero algoalejados, Jake y yo nos sentamos juntos y tomándonos la mano.

-Asíque eres el novio de Renesmee-

-Síseñor, pero quiero decirle que mis intenciones hacia su hija son buenas, jamás lalastimaría-

-Máste vale que no le hagas nada, porque no habrá piedra que te esconda de mi- ¿Ahoraes cuando mi papá tomaba enserio el papel de padre?

-Nose preocupe- la charla estaba algo incomoda, así que mejor llame a Carmen paraque sirviera la comida.

Enla mesa fue algo más alentador y menos incomoda la charla, hablábamos sobre losestudios y mis padres una que otras veces se mostraban sorprendidos por algunacosa, ya que nunca se habían enterado, por ejemplo, que una vez había salido auna fiesta sin su permiso.

Estábamosa mitad de la cena cuando el celular de mi padre empezó a sonar, él lo saco desu saco y lo miro.

-Discúlpenme-se levantó de la mesa.

-Papá,lo prometiste- suplique con la mirada.

-ESuna llamada muy importante, si no la contesto tal vez nos cueste unos miles de dólares-el empezó a caminar pero lo detuvo el estruendo de mi tenedor golpear mi plato.

-Claro,tu llamada es más importante que tu única hija, ¡Unos miles de dólares valen másque tu única hija! ¿Verdad? Bueno, pues quédate con tus miles, gracias por lacena y la comprensión- salí corriendo de ahí llorando.

Lagrimassalían de mis ojos mientras corría hasta una plaza que estaba a la esquina demi casa, no había nadie porque ya era de noche y se avecinaba una tormenta.

Escuchecomo Jake corría detrás de mí, me detuve en una de las bancas y me senté,llorando a mares.

Jakese sentó a mi lado y me abrazo, me deje abrazar por él porque lo necesitaba,mis padres habían arruinado todo, aunque solo había sido i padre pero, es queles pedí un poco de su tiempo para convivir con mi novio.

-Tranquila,pequeña, todo estará bien-

-Soloquería que
me dieran un poco de su tiempo- solloce.

 

-Tranquila,lo sé, no te reocupes por eso ¿Quieres? Que no te dejare por eso- el me abrazo mása él.

-Jake
tengo algo que decirte-

-Tranquila,después me dices-

-No,es importante, yo
- un sollozo salió de mis labios.

-Enserio,podemos hablar después-

-No,Jake, es importante, no quiero que allá mentiras entre nosotros-

-Perono hay mentiras, y lo que sea que me hayas ocultado debe de ser por algo, asíque te perdono si eso te hace sentir mejor-

-Escúchame,hice algo muy malo, sé que me dejaras-

-¿Dequé hablas?-

-Yo
-

Eraahora o nunca, tenía que decirle la verdad, no podíamos seguir así.

Engaño.

-Yo
-tenía que decirle todo, era ahora o nunca, se valiente Renesmee.

-¿Quépasa?- mire a Jake y me separe un poco.

-Cuandote conocí, antes de que siquiera te hablara, mis amigas y yo hicimos unaapuesta, yo acepte al principio por tonta pero después de conocerte me dicuenta que no valía nada, deshice la apuesta y
-

-¿Quéera esa apuesta? ¿Qué apostaron?- Jake me miro a los ojos muy centrado.

-Ati, ellas me dijeron que si me acostaba contigo ganaría la apuesta y
-

-¡¿Meengañaste?!... todo fue un engaño- esto último Jake lo susurro, se paró de labanca y se puso enfrente de mí, se notaba alterado.

-Mefui enamorando de ti, incluso desde el primer día yo empecé a quererte, por esodecidí anular la apuesta, hable con ellas explicándoles, Jake, tu hiciste quemis sentimientos hacia ti fueran más grandes, yo te amo- ahora yo estabahablando histéricamente.

-Cuandose ama no se hace ese tipo de apuestas, y bien, pudiste habérmelo dicho desdeel principio, si querías acostarte conmigo te hubiera ahorrado tanto tiempoconmigo, un nerd que llego a la escuela para olvidar que su madre murió y quesu hermana está enferma de cáncer, para olvidar que mi vida es patética, y quea la persona que más amaba en este mundo, me mintió diciendo que solo jugabaconmigo-

-Jake,perdóname, sé que fui tan estúpida pero yo te amo, jamás quise lastimarte ycuando me di cuenta de que estaba enamorada de ti di por terminada esta estúpidaapuesta
Jake- gimotee su nombre, estaba muriéndome por dentro.

-Losiento, será mejor que me vaya y que no nos veamos más, hasta aquí llegamos Renesmee,espero que el siguiente chico nuevo que va a entrar en unas semanas si te hagaganar la apuesta, solo una protección ¿Quieres?- eso fue un golpe bajo.

Jakeme odiaba, y con razones, pero es que ¿Que más podía hacer?, mi vida ahoraestaba terriblemente destrozada, observe como Jake se alejaba de mí y en cadapaso que el daba sentía como mi corazón se destrozaba en pequeños pedazos.

Mequede llorando en la banca por un considerable largo tiempo, la lluvia cada vezla notaba más fría y los truenos en el cielo eran espantosos y retumbaban enmis oídos, pero es que no podía ponerme de pie, temía que al dar un paso me deshicierapor completo, sentía mi cuerpo tan pesado.

Despuésde un tiempo no supe como llegue a mi casa, pero al llegar a casa y abrir apuerta, me había quedado parada en el umbral haciendo que mi madre corrierahacia a mí y me estrujara en un abrazo, mi padre colgaba el celular móvil despuésde un "Ah llegado" no supe que más paso después de eso, pero después de untiempo me encontraba en la cama de mi habitación con mi pijama, mi mamá estaba abrazándome,¿Qué aspecto tenia? Debería ser uno horrible por no me dejaban sola.

 

¿Porqué sentía ese zumbido en mis oídos?

¿Porqué me sentía incapaz de hablar?

¿Porqué sentía mi cuerpo tan pesado?

¿Porqué mi vida tenía que ser tan difícil?

Patéticavida que me cargaba.

Y a pesar deldolor, te sigo amando.

Dosmeses habían pasado desde que Jake había terminado conmigo, desde que le confeséque había apostado acostarme con él, en esos dos meses yo no había ido a clasesy la verdad no tenía fuerzas de siquiera ponerme de pie, siempre estaba en camacon el pijama, ya sea mirando la ventana o solo mirando el techo.

Mimadre en este tiempo había dejado de lado su trabajo para cuidarme y es que necesitabanver a su hija morir de amor para que ellos se dieran cuenta de que los necesitabaa mi lado.

Mipadre ahora duraba menos en el trabajo para llegar y estar en casa, me había dadocuenta de que ellos empezaban a llevarse mucho mejor, lo sabía, lo notaba, apesar de estar muerta en vida me daba cuenta del amor que se empezaban a tenerse.

Escuchocomo la puerta empieza a sonar, entra mi madre con timidez y mirándome preocupada,siento como se sienta en la orilla de la cama y me acaricia las piernas.

-Hija,no puedes seguir así, me duele verte tan
demacrada-

-Losiento- le digo, mientras miro de nuevo la ventana.

-Ehhablado con tu abuela, están dispuestos a llevarte a Londres con ellos-

-Nome iré de aquí-

-¿Sabesque no vendrá, cierto?- la miro, y unas lágrimas salen de mis ojos.

-Lose mamá-

Nosquedamos calladas, yo mirando la ventana y mi madre mirándome a mí.

-¿Sabesqué? Recupéralo, arriésgate, explícale todo- mi madre me sonrió.

-ELno me quiere ver-

-Puesno importa, ve y recupéralo, cariño lucha por lo que quieres, jamás te des porvencida cuando quieres a alguien, recupéralo si lo amas-

Sesupone que mi madre tendría que decirme "Ya volverá y si no vuelve jamás fue parati, vendrán mejores" pero no, ella me decía que lo recuperara, que luchara porel amor que le tenía a Jake, pero es que Jake era diferente el me enamoro desdeel corazón.

-Tienesrazón mamá-

Mepare de la cama decidida, corrí a mi closet y saque una chaqueta y me puse lostenis, el pantalón de pijama me lo deje era de un color azul rey casi negro, micabello solo lo tenía en una coleta alta y mi rostro se notaba demacrado, bajomis ojos tenia ojeras muy marcadas.

Salícorriendo de mi habitación y bajando a toda prisa las escaleras para abrir lapuerta y salir a la vez que mi padre entraba y preguntaba a donde iba, mi madresolo contesto "A recuperar el amor".

Corrítodo lo que podía, tenía que ir a pedirle perdón a Jake, explicarle todo, teníaque escucharme.

Paselas calles que tenía que pasar y pase la pequeña tienda que estaba una cuadraantes que la de Jake, una lloviznase empezó a soltar y no me importo, cuandollegue a casa de Jake toque la puerta fervientemente, esperaba que el meabriera.

Élno fue el que me abrió, fue una chica muy bonita.

-Hola,¿Buscabas a alguien?- me sonrió amablemente.

-Yo
buscaba a Jake- tartamudee, ¿Jake ya tenía novia?

-Claro,¡Jake, te hablan!-

-¡Voy!-escuche su voz, mis manos en mis bolsillos, estaba completamente nerviosa.

Lachica me miro y me sonrió amablemente, se introdujo de nuevo la casa y la puerta se quedó abierta, Jake aparecióen ella, sus ojos se notaban apagados y con ojeras, mas demacrado.

-Hola-salude titubeante.

-Hola-su mirada no me decía nada.

-¿Podemoshablar?- rogaba porque dijera que sí.

Nodijo nada pero serró la puerta y dio unos pasos más saliendo de la casa porcompleto.

Traguesaliva para poder empezar.

Felices.

Traguesaliva para poder empezar.

-Quieroexplicarte todo, quiero decirte que lo siento mucho, si no me quieres ver estábien pero solo quiero que me perdones y te dejare en paz para que seas felizcon quien tú quieras-

Jakeno hablaba, no decía nada y la verdad es que me empezaba a desesperar por eso, queríadecirle mucho y nada pero también tenía miedo de decir algo que perjudicara másla situación, que empeorara todo más de lo que ya estaba.

-Tusamigas ya vinieron a hablar conmigo, me explicaron todo y también me dijeron
como te encontrabas, creo que ninguno de los dos la paso bien estando lejos eluno del otro, pero tienes que comprender que me lastimaste diciendo que todoera una apuesta y que no había amor de por medio-

-Sila hubo, yo te amé demasiado y aun te amo, pero ahora que creo que las cosascambian- mire a la puerta, donde se miraba la chica que me había abierto lapuerta.

-Ellaes mi hermana, está de visita- me explico cuando la vio y sonrió un poco.

-Penséque ella era tu
-

-Renesmee,yo te amo, a pesar del dolor, te amo demasiado como para estar enojado contigo así,pero no te mentiré diciéndote que aún estoy algo decepcionado-

-Tepuedo recompensar- ahora mis labios se movían solos.

-Quieroverte hacerlo- Jake se acercó a mí, demasiado a mí y me abrazo por la cintura juntándomea él.

Nome detuve y lo bese tan apasionadamente, lo necesitaba y mucho, ahora es cuandome sentía más completa, mis padres ya me prestaban la atención y Jake me había perdonado,me lo estaba demostrando con este beso.

Ahoraes cuando me doy cuenta que eso de hacer una apuesta así me llevo a conocer alamor de mi vida, pero también me llevo a darme cuenta de que comportándose comoniños se pierde al amor.

La crisis virginal de Renesmee Cullen Swan. - Fanfics de Harry Potter

((Bueno les quiero decir que esta historia será en algunaspartes subidita de tono, pero espero que les guste. Aquí es el principio poreso es muy corto, pront

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-la-crisis-virginal-de-renesmee-cullen-swan-1712-0.jpg

2023-02-27

 

La crisis virginal de renesmee cullen swan 1
La crisis virginal de renesmee cullen swan 1

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/136402
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20