La Gemela Psicópata. - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

La gemela psicópata.

Único capítulo.

El usualcamisón le llegaba poco debajo de la rodilla, estaba harta de ese tonto camisónblanco completamente, ¡Cuánto deseaba usar sus pantalones de mezclilla! Peroeso sería pronto, se reconfortó. Peino nuevamente su cabello castaño, y lo dejosuelto y al aire, haciendo que sus ondas cayeran por los costados de su rostro,otra cosa que no le gustaba de ese lugar era que su cabello no podía ser máslargo hasta llegar a sus hombros. Se paró del asiento y se sentó ahora en lacama, blanca, igual que su cuarto. ¡Esos malditos doctores se empeñaban enhacerla enloquecer con esos colores! Si no era blanco, era rosado, celeste ocualquier otro color pastel ¡Que no se daban cuenta que lo suyo eran loscolores oscuros!

 

Bufó otravez al ver entrar a la enfermera, otra cosa que odiaba de ese maldito hospital¿Qué acaso se habían empeñado en torturarla?

-Buenosdías, señorita Thomas.- dijo la enfermera con su usual sonrisa de oreja aoreja, entrecerrando sus ojos. Llevaba el vaso en una mano y la pastilla enotra. La miró nuevamente, de pies a cabeza, era rubia de ojos verdes aqua, debuen cuerpo y la falda y la camisa blanca le quedaban bien haciendo resaltarsus curvas.

-¿Qué hay debuenos?- preguntó entre dientes, apartó la mirada como solía hacerlo siempre alver al doctor, o, en este caso, a la enfermera. Ella frunció el ceño, mientrasmiraba a la castaña jugar con su corto cabello. Dejó el vaso con agua y lapastilla en la mesita blanca de noche, sí, como ya comenté, todo era blanco.

Se quedóparada en el marco de la puerta para cerciorarse de que Madison tomara supastilla. Madison rodó esos ojos verdes y se paró sin ganas, caminó hacia lamesita de noche, se echó la pastilla a la boca y bebió la pastilla. Miró a laenfermera con su sonrisa de superioridad, sin más que decir, se volteó ydesapareció de la vista de Madison. Volvió a sentarse en su cama blanca ycomenzó a jugar con su cabello oscuro, eso era lo que más adoraba ahora, sucabello, a pesar de que estaba un poco opaco, sin duda era mejor ver eso quelos colores pasteles de ese tonto hospital siquiátrico.

Suspirófuertemente al ver al viejo doctor entrar en su habitación, ya tenía suficientecon esa tonta enfermera rubia, y ahora venia el doctor de aspecto arrogante, deojos cafés y cabello negro. Se paró sin dejar de enrular su cabello con eldedo.

-Su hermanaesta aquí, señorita Thomas, la dejaré verla si promete comportarse.- el doctormiró por encima de sus anteojos a la castaña, quien asintió pesadamente. Otravez vería a su gemela y tendría que fingir alegría al ver quien si teníalibertad.

-Me drogan adiario ¿no?, seguro me comportaré.- sonrió maliciosamente, la enfermera rubiaque ahora acompañaba al doctor se estremeció al ver ese brillo en los ojosverdes de Madison.

Caminó porlos pasillos del hospital, algunos husmeaban sacando la cabeza de sushabitaciones. Había variedad de personas con diferentes historias, locos,drogadictos, alcohólicos, asesinos, y Madison encajaba muy bien en esta última.

Aún podíasentir ese olor a sangre aquel día

*Flash Back*

Era un díasin sol, pero aún así los pájaros cantaban afuera de la casa de los Thomas.Madison estaba recostada en la cama de su madre mientras miraba al techo aligual que ella, su madre suspiró pesadamente. Su gemela estaba en clases deBallet, a ella no le gustaba tanto: tutus, vueltas, cansancio
No, eso no eralo suyo, prefería leer todo el día.

 

-Mamá, ¿Cómoes la muerte?- preguntó sin apartar la mirada del techo blanco. Sintió como sumamá se ponía incomoda, pero aún así no hizo nada para retirar lo dicho, amabacuando las personas se ponían incomodas. Sabía muy bien porque su madre estabaincomoda respecto a la pregunta, su papá había muerto el verano pasado porculpa de un asalto en su tienda de música.- Mamá.- la llamó al ver que la madreno respondía. infoenBolas 🔞 Famosos en Bolas

-No lo sé,querida- paso una mano por el cabello castaño de Madison, lo tenía largo muchomás debajo de los hombros, por la espalda-, pero si lo supiera seguro te lodiría.

-Pero cuandouno muere va al cielo con sus seres queridos, ¿no?- levantó la vista para mirarla mueca de su madre y sus ojos mirando a la nada. Asintió como repuesta-,entonces, ¿Sí tú, Miranda y yo morimos, iremos con papá?

-No sé quédecirte, Madison- se levantó de la cama-, es hora de la merienda ¿Quieressándwiches?

Madisonasintió. Se bajó de la cama al igual que como lo hizo su madre, se acomodó lalarga y blanca camisa que usaba, miró el reloj de mano, eran las 2:30 prontovendría su gemela para divertirse juntas, aunque Miranda era más alegre yrisueña, en cambio Madison era fría y distante. Bajó las escaleras, miró a sumadre llorar, ¿Y si de ella dependía que su madre fuera más feliz? La señoraThomas estaba cortando los tomates para los sándwiches, de vez en cuandollevaba una mano a su cara y se daba a si misma alientos para ya no seguirllorando, aún sin saber que su hija menor la miraba desde las gradas.

Recordó queen la noche le habían dejado una tarea que era recortar imágenes y pegarlas ensu cuaderno, había dejado los útiles en su mesita de noche. Empezó a subir lasescaleras sin hacer ruido, lo que hizo muy bien pues es quitó los zapatos.Entró a la segunda puerta de la derecha, rápidamente cogió lo que necesitabapara llevar a cabo su plan. Nada podía fallar.

Bajórápidamente a la cocina, Jenna Thompson aún seguía en la misma posición deantes, con el llanto silencioso y cortando los tomates. Comenzó a caminar hacíala dirección que se encontraba su madre, tan indefensa.

-Ahora serásfeliz.- Jenna se volteó para ver a su amada hija menor con una tijera en lamano, esa escena helaba la piel. Madison le enterró la tijera mientras los ojosde Jenna veían sin mirar.

Después deeso su tía llegó con Miranda, la hallaron con la camisa blanca llena de sangre ycomiendo los sándwiches, ni siquiera se había molestado en sacar la tijera delvientre de su madre.

*Fin delFlash Back*

Madisonsonrió al recordar eso, le parecía tan divertido ese propio juego macabro, quedespués de eso mató a su gato y siguió, siguió, hasta que una vez mató a sutía, fue ahí, cuando solo tenía 14 años, cuando entró a ese siquiátrico. ¿Pero quéera lo malo? Ella solo quería el bien para aquellas personas, su mamá estabasufriendo, su tía llevaba el peso de un embarazo no deseado y a ellas también,el gato estaba muy enfermo
¿Qué era lo malo en todo aquello?

Miró a sumelliza sentada al otro lado del escritorio, se veía cuidada, feliz y, comosiempre, no se parecía a su Melliza. Miranda Thomas era la viva imagen de lajuventud.

-¿Cómo hasestado, hermanita?- se paró cuando escuchó la voz de Madison-, si digoincoherencias, no te preocupes. Me han drogado.

-Yo muybien, Madison. Por cierto ¡Feliz cumpleaños!- Miranda abrazó un poco a sumelliza.

-Igual,Miranda. Yo tengo un regalo, pero está en mi alcoba. Lástima que no me dejaránir sola, ¿Podrías venir conmigo?- Madison fingió una sonrisa inocente, claro estáque ella no es nada inocente.

-Está bien,vamos.- Miranda enganchó su brazo en el de Madison y se dirigieron hasta suhabitación. Madison repasaba los pasos para llevar a cabo su plan.- ¿Y qué es?

-Lobuscaré.- se agachó y levantó el colchón lo miró ahí, era hermoso sin duda. Loagarró y no dejó que su melliza lo viera-, solo quiero decirte que espero queseas feliz.

-Yo tambiénte quiero.- sonrió de oreja a oreja, luego comenzó a reír un poco.

-Saludas atodos de mi parte.- enseñó el chuchillo, y lo enterró en el pecho de sumelliza, quien abrió los ojos. Madison adoraba cuando sus ojos no miraban yanada, cuando ya no tenían brillo
Cuando ya estaba muerta-. Te amo, Miranda.

La Gemela Psicópata. - Fanfics de Harry Potter

La Gemela Psicópata. - Fanfics de Harry Potter

El usualcamisón le llegaba poco debajo de la rodilla, estaba harta de ese tonto camisónblanco completamente, ¡Cuánto deseaba usar sus pantalones de mezclil

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-la-gemela-psicopata-1597-0.jpg

2023-02-27

 

La Gemela Psicópata. - Fanfics de Harry Potter
La Gemela Psicópata. - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/122360
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20