La gran mentira - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Harry va a cumplir los 16 años. Esta en la Madriguera con todos sus seres queridos, pero para el siempre hay tres ausencias muy grandes. Hace quince años Voldemort mato a sus padres, a unos magos, que segun dicen, eran muy buenos. Entonces todas las noches se preguntaba el porque no pudieron escapar.
La menor de los Weasley iba por el callejon Diagon con sus hermanos mayores, cuando a lo lejos vio una mujer pelirroja, no pudo distinguir su rostro. Al principio no le dio importancia de quien seria esa mujer, pero algo muy extraño habia echo que ella se quedara pensando que la conocia pero no sabia de donde. Ginny siguio durante todo el dia pensando en aquella persona asi ue decidio una cosa.
-Harry te puedo pedir algo? -le pregunto Ginny a Harry que estaba en la habitacion de Ron.
-si claro.
-Tienes fotos de tu madre?
-Si. Porque? -se extraño
-Pues... Sirius siempre me decia que me parecia mucho y de repente me dio curiosidad.
-Am. Toma - le dijo ofreciendole una foto.
Ginny al ver a esa mujer se quedo paralizada. Era ella. Pero no podia ser, ella murio. Ademas la vi desde lejos, me parece que fue confusion se dijo a si misma.
-Gracias. y salio del cuarto.
-De nada- Y se volvio a tender en la cama a leer.

Ginny llego a su habitacion asustada, Hermione que acababa de llegar del baño, vio a su mejor amiga en esa situacion y se preocupo.
-Ginny que te pasa? estas palida, que ocurre? -preguntaba Hermione.
-Creo... Creo que la... mama de Harry... vive.
-Que?
Hermione se llevo una mano a la boc, mientras Ginny estaba pensando en si Dumbledore lo sabia o si habian jugado con Harry de la manera mas cruel.

En un lugar a las afueras de Londres, en una casa bastante grande, vivian tres personas. Una niña de poco mas de cuatro años, pelo como el fuego y ojos verdes, estaba jugando en su habitacion.
-Hola cielo que haces? -dijo una mujer
-Hola mama. Estaba jugando. Y pensando -dijo la niña que se puso triste.
-En que pensabas cariño? -le dijo la madre tiernamente sentandose enfrente de ella.
-Es que... me gustaria conocer a mi hermano.
-Cielo, papa y yo te lo explicamos. Tu hermano mayor esta con los angelitos alli en el cielo.
-Pues yo lo quiero conocer.
-No se puede.
La niña bajo la mirada triste y la madre se fue, cerrando la puerta para que su hija pequeña no viera las lagrimas que rodaban por su rostro al recordar como habia perdido a su primer hijo. Dumbledore los tenia incomunicados, no podian hablar con nadie.

En otro lado de Londres, Harry esta con su amigo Ron en su habitacion hablando sobre Quidditch, cuando Hermione y Ginny entraron en la habitacion. Los chicos al ver las caras de sus amigas se callaron al instante.
-Harry, qu pasaria si te decimos que... hemos visto a... a tu madre- dijo Hermione temerosa.
-Hermione es imposible, Voldemort los mato a los dos, nadie sobrevive a esa maldicion.
-Pues yo la vi- dijo Ginny
-En donde? -pregunto Ron
-En el callejon Diagon. Iba con Fred y George cuando una mujer me llamo mucho la atencion, al principio no le di importacia, pero al verla de lejos, me viniste tu de repente a mi cabeza.
-Por eso me pediste la foto?
-Si y cuando la vi... supe que era ella. Aunque no pude verla bien. Estabamos muy lejos.
-Ginny con eso no se juega. Como Dumbledore va a engañar a Harry- Dijo Ron.
Harry y Ginny se miraban a los ojos ajenos a lo que Ron y Hermione discutian. Con solo mirarse se entendian muy bien. Algo dentro de Harry le decia que lo que Ginny acababa de decir era verdad. Y si es asi, porque Dumbledore lo engaño? Para hacerlo fuerte y vencer de una vez a Voldemort, alejandolo de su familia, y luchar por una supuesta venganza?Por la noche Harry pensaba en lo que sus amigas le habian dicho. Que ganaban con mentirle? Al dia siguiente iban al callejon Diagon, a lo mejor tenia suerte y podria ver a la mujer de la que habla Ginny.

Al dia siguiente todos se levantaron temprano, desayunaron, se arreglaron y se fueron al callejon Diagon. Harry y sus amigos iban mirando a todos lados por si esa mujer volvia a aparecer. Al cabo de un rato.
-Mama nosotros nos vamos a las cuatro escobas un rato.- le dijo Ron a su madre.
-De acuerdo, pero tened cuidado.
Los cuatro amigos iban por la calle por la que no transitaba mucha gente ya que con la vuelta al poder de Voldemort nadie se atrevia a salir.
Se encontraron a un niña pequeña llorando.
-Hola, que te ocurre? -le pregunto Hermione
-Me he perdido, no encuentro a mi madre.
Los chicos se habian percatado que los ojos de la niña eran muy conocidos.
-Quien es tu mama? -le siguio preguntando Hermione.
Cuando la niña iba a hablar una mujer alta y guapa pelirroja y ojos verdes aparecio buscando a su hija.
-Oh Julie me has dado un susto de muerte- dijo la madre.
Los amigos se quedaon paralizados. La mujer al verlos tambien.
Estaban delante de la mismisima Lily Potter.

La mujer, que no encontraba las palabras cogio a su hija y se fue corriendo. No podia creer lo que habia visto, un chico igual a su esposo, a James, su hijo Harry estaba vivo. De repente empezo a llorar.
-Mami porque lloras?
-Por que mi sueño se cumplio. -dijo sonriendole a su hija que no comprendia nada.

Los chicos se habian quedado paralizados no sabian que hacer ni decir. Harry se sento en un banco, no se lo podia creer, su madre habia estado delante suya.
-Harry... estas bien? -pregunto Ginny.
-Ssi... si. -le contesto- Era ella verdad? no ha sido mi imaginacion.
-No... la hemos visto. -dijo Hermione.
-Lo que no comprendo es que... porque Dumbledore te mintio. Te podias haber criado junto a ellos y el te lo nego- decia Ron.

Unas horas despues estaban en la Madriguera. Remus y Tonks fueron a visitarlos.

-Remus puedo hablar contigo? -le pregunto Harry
-Claro.

Los dos fueron al salon. Y se sentaron.
-Te tengo que contar algo- dijo Harry
-El que?
-Mi madre esta viva.
-Como? Harry es imposible.
-Mis amigos y yo la hemos visto lo bastante cerca como para saber que era ella.
Remus estaba impactado, sus mejores amigos vivos y nadie lo sabia.
-Hablare con Dumbledore, el lo tiene que saber mejor que nadie.
-Te lo agradezco Remus.

Al dia siguiente a primera hora de la mañana, Remus Lupin se presento en el colegio y se dirigio al despacho de Dumbledore.

-Hola Remus. A que se debe tu visita?
-Quiero saber algo.
-Tu diras. Que quieres saber?
-Por que los padres de Harry viven y no se lo has dicho ni a el ni a nadie.

Albus Dumbledore por primera vez en su vida se puso muy serio.

¿que le contestara? ¿porque lo oculto?
Dumbledore y Remus se miraban muy serios hasta que Dumbledore hablo.
-No se de que me hablas Remus, los Potter murieron.
-Y com es posible que ellos se encontraran con la mismisima Lily Potter. Que le tienes que decir a eso?
-Estoy seguro de que se confundieron.
-Ya. Albus haga el favor de decirme la verdad, estamos hablando de que usted separo a un niño de un año de sus padres, diciendole que murieron y es mentira. A que juega?
-Remus, me hago viejo, necesitaba a alguien que me sucediera en la lucha con Voldemort si me llegara a pasar algo.
-Pero porque los separo?
-No fue mi intencion. Queria a los Potter asegurados. Son poderosos, cuando llegue la gran batalla seran buenos aliados.
-De verdad cree que le van a perdonar esta mentira. Harry a sufrido mucho y le ha dado igual.
-No me daba igu...
-SI... Si le daba igual. Destruyo a una familia, y eso no se lo perdonaran nunca.
Remus se dio al vuelta y se marcho del despacho.

En otro lugar, Harry estaba tumbado mirando al techo pensando en la razon que tuvo Dumbledore para hacer lo que hizo. Esperaba que Remus le llevara esa razon.
Estaba tan inverso en sus pensamientos, que no se dio cuenta de que Ginny entro en la habitacion con una bandeja en las manos.
-Harry mama me ha dicho que te subiera algo de comer.
-Gracias Ginny tenia mucha hambre -le dijo el empezando a comer.
Ginny lo observaba.
-Como te encuentras?
-Confuso, pero le pedi a Remus que hablara con Dumbledore.
-Pronto te iras y ya no nos veras.
-Como que no? Ginny sois tambien mi familia eso no lo dudes nunca.
-Yo tambien soy importante para ti?
-Si, lo eres.
Los dos se quedaron mirandose a los ojos, poco a poco se fueron acercando y se dieron un beso muy dulce.

Por otro lado, Remus iba a ver a sus amigos. Llego a la casa, llamo al timbre y le abrio un hombre atractivvo con el pelo negro y alborotado una caracterstica de James Potter.
-Remus eres tu?
-Hola James.
Los dos amigos se fundieron en un abrazo despues de tantos años. Los dos se dirigieron al salon y se sentaron.
-Y que hay de tu vida Lunatico?
Para Remus escuchar ese nombre de la boca de su mejor amigo hizo que se le hiciera un nudo en la garganta.
-Pues no me puedo quejar. Y tu?
-Pues sabes que perdimos a nuestro hijo?
-Si.
-Pues aun no lo hemos superado.
-James... Harry esta vivo
James se quedo con la boca abierta.
-Remus te equivocas...Dumbledore nos dijo...
-Dumbledore os engaño. Yo he visto a Harry crecer y te puedo aegurar que esta vivito y coleando. -dijo Remus sonriendo.
-Por eso Lily esta tan rara.
-Si, ayer los chicos vinieron a decirme que vieron a Lily en el callejon Diagon, con una niña.
-Si, es mi hija pequeña, se llama Julie. Es igualita a mi esposa.
-Igual que Harry es igualito a ti.
-Quiero verlo Remus, saber cosas de el, son muchos años sin verlo. Por que Dumbledore mintio?
-Porque se queria asegurar de que Harry luchara contra Voldemort si el no podia, y aprovecho de que vosotros os pensabais de que haia muerto y os engaño.
-No se que ganaba con esto, cuando llegue el momento nos uniremos todos.
-No se en que pensaba cuando lo hizo.
-Oye te quedas a cenar? a Lily le encantara verte.
-Gracias, pero no puedo, si a tu hijo no le llevo noticias me puedo ir preparando, tiene muy mal caracter.
Los dos rieron.
-Si, en eso se parece a la madre. Oye y Sirius?
-Murio el año pasado.
-Que? como?
-Voldemort le tendio una trampa a Harry e hizo que el fuera al ministerio, llegamos a salvarlos, pero Bella lo mato, paso al otro lado del velo.
-Oh vaya. Hubiera estado bien que los merodeadores volvieran. -dijo con nostalgia.
-Si, porque no venis vosotros a cenar? se lo propondre a Molly.
-Si. Hablare con Lily, tendra muchas ganas de ir.
-Bueno me marcho o tu hijo me mata.
-Me ha gustado verte amigo.
-Y a mi.
Los dos volvieron a abrazarse y Remus se fue directo a la Madriguera a contarle a Harry todo.

En una de las habitaciones de la Madriguera, Harry y Ginny se separan del beso. Los dos se quedan mirandose.
-Perdon... yo...
-Sh... no hay nada que perdonar Ginny.
-Deberia irme.
-Espera... quiero decirte algo.
-Dime Harry.
-Hace semanas... que... pasa algo.
-Y que te pasa?
Los dos hablaban muy cerca el uno del otro y con susurros.
-Yo... eh... yo te quiero Ginny Weasley. Se que soy un tonto por no darme cuenta antes, queria decirtelo porque... duele perder a alguien a quien quieres y no quiero perderte.
-Pero al igual que tus padres, yo volveria a ti. Yo te amo y nunca me alejare de ti.
Los dos volvieron a fundirse en un beso aun mas apasionado.
-Quieres ser mi novia?
-Creo que el beso lo ha dejado bien claro no?
Harry solo sonrio, y se dieron un beso mas pequeño. Y menos mal, Molly entro en la habitacion.
-Oh Harry querido por fin te encuentro. Remus esta abajo esperando.
Harry bajo a saludara Remus. Este le conto todo lo que Dumbledore le conto, Harry se ponia furioso a cada palabra. Despues llego a la parte en la que fue a ver a sus padres y vio solo a James. Lo que no le dijo fue lo de la cena, ya que queria que fuese una sorpresa, solo le dijo a Molly que traeria a tres invitados muy especiales.

Por la noche, todos estaban esperando a que llegaran Remus y Tonks con los invitados.
Cuando llegaron.
-Hola Remus, pasa. -Le dijo Molly
Cuando entraron los dos.
-Os he traido a unas personas, que se que estareis felices de ver.
James, Lily y la pequeña Julie entraron por la puerta, todos se quedaron atonitos.

¿que diran todos?
-Oh Lily, James... no me lo puedo creer.-dijo Molly emocionada al verlos.
-Yo tambien me sorprendi mucho cuando Remus me llevo a su casa a recogerlos.-dijo Tonks
Los adultos hablaban y hablaban, despues de tantos años de separacion, todos intentaban ponerse al dia.
-Dios mio Molly siete?-dijo asombrada Lily.
-Si, ya ves. Queriamos una niña despues de dos niños, pero empezaron a venir, y un año despues de Ronnie llego Ginny y resulto ser la septima.
-Oye lunatico sigues teniendo aquel libro tan picante? -pregunto James sonriendo.
-Que libro? -pregunto Tonks.
-Ninguno cielo, es que mi amigo es muy bromista. -intentando disimular.
-Que? no bromeo, de hay saque muchas cosas para que Lily no se aburriera con el sexo.
-JAMES. -le regaño Lily a su esposo.
Todos empezaron a reir. Los jovenes de la casa, Harry, Ron Hermione, Ginny y los gemelos seguian en sus lugares expectantes con respecto a las personas que acababan de llegar. Harry no podia pensar, se habia quedado en blanco, lo que mas deseaba se habia cumplido y no sabia que hacer.
En cambio sus amigos sentian un poco de miedo por la reaccion de el.
De repente las miradas de Lily y Harry se cruzaron, los demas adultos guardaron silencio. Madre e hijo se miraban sin saber que decir o hacer.
Lily abrio los brazos y Harry sin dudarlo ni un segundo fue hacia su madre y la abrazo. Sintio como algo dentro de el volvia a renacer despues del dolor que habia sufrido por la supuesta muerte de sus padres. Molly y Tonks se emocionaron al ver tanta ternura alrededor de los dos. Lily estaba llorando de felicidad, por fin podia abrazar a su pequeño Harry, que aunque ya fuera todo un hombre, seguiria siendo su pequeño. Harry, estaba sin palabras, tantas veces habia necesitado que su madre le consolara. Cuando ambos se separaron, le toco el turno a James. Desde luego su amigo tenia razon, se parecian muchisimo. Padre e hijo tambien se fundieron a un abrazo. Harry tambien lo habia necesitado mucho, sus consejos, su apoyo... Ahora James es el que se habia quedado sin palabras. Sufrio mucho cuando le hicieron creer que su pequeño orgullo como el lo llamaba cuando era un bebe, ya no estaba.
-Julie, te quiero presentar alguien muy especial.-le dijo Lily a su pequeña hija.
-A si?
-Si, el es tu hermano Harry. De que siempre te hablamos.
La pequeña se acerco a el.
-Tu eres mi hermano?
-Si.-le dijo sonriendo. Era una niña muy tierna.
-Y me cuidaras como hacen los hermanos mayores con sus hermanas?
-Mejor no pidas eso pequeña. -le contesto Ginny.
-Porque?.-dijo Julie.
-Porque los hermanos mayores nos protegen mucho, y a veces pueden ser muy pesados. Lo entiendes?
-Si.
-Bueno, vamos a empezar a cenar o se enfriara. -dijo Molly a todos.
-Molly estoy deseando volver a comer tus maravillosas comidas.-dijo James de forma teatral.
Todos rieron, James seguia siendo el mismo bromista de siempre. Remus los miraba a ambos, y sentia como si ellos hubieran estado siempre alli con ellos. Pero solo faltaba una persona tambien importante. Lo podran traer de vuelta?La cena en la Madriguera se estaba desarrollando muy divertida. Los gemelos les dijeron a James y a Remus que le contaran sus aventuras en el colegio Hogwarts. Cuando terminaban una, una oleada de risas inundaba la pequeña cocina de los Weasley por las ocurrecias de los Merodeadores. Pero no siempre las historias eran muy alegres, en sus mentes una nube de tristeza aparecia cuando nombraban al fallecido Sirius Black. Despues de la maravillosa cena, hicieron sobremesa. Todos estaban sentados y seguian recoradando viejos tiempos.
- ... y entonces no se como lo hicieron, transformaron el osito de peluche de Ron en una araña.-contaba Molly.
-Pobre Ron, tuvo que ser un trauma para ti no?- le pregunto Lily.
-Si, desde entonces no puedo ver ni una sola, aunque sea pequeñita.
-Lily. Cual fue la mayor travesura de Harry? -le pregunto Arthur.
-Oh... pues, es que hizo tantas, es dificil decir cual. Un dia se llevo un susto de muerte, un mapache entro por la ventana, y el sin mas lo transporto al techo.
-Wow, Harry ya eras un as. -se reian los gemelos.
-Pero los que mas travesuras hacian en mi casa eran James y Sirius, era como criar a tres niños muy traviesos. -dijo Lily riendose
-Oye- dijo James.

Al cabo de un rato, Tonks y Remus dijeron que estaban cansados y que ya se marchaban, James, Lily y su pequeña hija, decidieron lo mismo. Pero antes de marcharse quiso hablar con su hijo en privado.

-Harry, no sabes lo feliz que estoy de volver a verte hijo mio. Y que tambien me gustaria que volvieramos a estar juntos de nuevo. Yo no te quiero alejar de los Weasley por que lo que han hecho por ti no tiene precio, son unas personas maravillosas. Decirte que tienes un sitio en casa y cuando decidas irte alli en lugar de seguir viviendo con mi hermana, seras bienvenido hijo. -le dijo Lily sonriendole.
-Claro mama. -le dijo Harry sintiendose extraño, ya que habia sido la primera vez que habia dicho esa palabra con su madre delante de el y no recordandola.

Los dos se despidieron con un abrazo y se unieron con los demas en la cocina. Harry se despidio de su padre y hermana, tambien de Remus y Tonks.

-Bien, ahora a la cama todo el mundo. -les dijo Molly a los chicos.

Todos se fueron a dormir con una sonrisa en los labios despues de aquella experiencia. Pero el que mas felicidad tenia en su corazon en aquel momento, el que sentia que podria vencer a Voldemort con solo desearlo, era un chico con una extraña cicatriz en la frente, Harry Potter.

Cuando Remus y Tonks llevaron a los Potter a su casa, Lily le dijo a Tonks que la acompañara a acostar a Julie.
Los dos amigos se quedaron solos abajo.
Remus le dijo una cosa a James, algo que le estaba rondando por la caeza desde que habian llegado a casa de los Weasley.
-Cornamenta... he estado pensando... si seria posible traer de vuelta a Canuto.
-Pues no lo se Lunatico, no se si se pueda hacer, no hay nada que conste que haya gente que ha vuelto despues de atravesar el velo.
-Si... yo tampoco he visto nada, pero tiene que haber una forma.
-Lunatico, aunque consiguieramos traer a Canuto de vuelta, me dijiste que la maldicion asesina le dio, por lo tanto, traeriamos su cuerpo nada mas. -dijo desanimado.
-Si, tienes razon.

Arriba en la habitacion de Julie, Lily hablaba con Tonks despues de dormir a su hija.
-Oye... me da mucha curiosidad. Como es que tu y Remus estan juntos, teneis mucha diferencia de edad.
-Si lo se. Pero me enamore, no lo pude evitar. -le dijo Tonks sonriendo.
-Eso esta bien. Yo a James en el colegio no lo soportaba.
-Ah no?
-No. -dijo sonriendo- Siempre andaba detras de mi, pidiendome una cita, diciendome que me queria. Y yo lo rechazaba, era... muy arrogante, muy mujeriego... pero cuando se trataba de las personas a las que queria era un James diferente, y supongo que eso fue lo que me enamoro de el.
-Bueno... se hace muy tarde... creo que deberiamos irnos, estareis cansados.
-Bueno... ya sabeis que esta es vuestra casa para siempre.
-Gracias Lily.

Remus y Tonks se despidieron de sus amigos y se marcharon a su casa. Habia sido una noche muy especial, y lo que les venia tambien seria algo transcendental en sus vidas.
Pasaron los dias. Llego el dia en que tenian que ir a Hogwarts de nuevo.
-Ron... lo tienes todo?- dijo Molly
-Si mama.
-Bien pues entonces vamonos, no quiero que llegueis tarde. Harry tus padres me dijeron que te verian alli en el colegio.
-De verdad? y que hacen alli?
-No lo se cielo. A lo mejor se quedan como profesores vuestros.
-Yo quiero que nos toque el padre de harry. -dijo Fred.
-Si, admiramos mucho a ese hombre. Hizo mucho por el colegio. -dijo George con una mano en el pecho.
-Dejad de decir tonterias e id subiendo al coche, vamos.

Los chicos se pusieron en camino hacia la ya famosa estacion King Cross mas concretamente la estacion 9 y 3/4. Cuando atravesaron la barrera, vieron el imponente expreso color escarlata que los llevaria de regreso al castillo de Hogwarts.
Despues de un viaje muy tranquilo, llegan al colegio.
Al entrar por las puertas McGonagall llama a Harry.
-Potter el director quiere verte antes de la cena.
-De acuedo. Os vere luego.-se despidio de sus amigos y tomo rumbo al despacho de Dumbledore.
Cuando llego se llevo una sorpresa y es que sus padres estaban alli, y no parecian muy contentos con el anciano.
-Señor, queria verme?-dijo conteniendo todo lo posible su coraje al recordar que por su causa el no tuvo a sus padres con el.
-Si... os he llamado a los tres... para pedirles perdon... se que no sera facil, que lo que hice no tiene perdon, pero lo siento. No queria separles de su hijo, Voldemort sabia que ustedes eran muy poderosos y tenia que pensar que habiais muerto, no conte con que vuestro hijo lo derrotaria aquella noche. Los tres sois poderosos, no sabeis cuanto, los tres os librasteis de la maldicion asesina, y estoy completamente seguro de que vuestra hija sera una excelente bruja. No lo hice aproposito, si os quedabais juntos los tres, no podriais escapar, os hubieran reconocido los mortifagos, os tuve que esconder, pero sobretodo a Harry. No se lo que esto os pueda servir de disculpa por mi error.

Los cuatro se quedaron callados. Al cabo de unos minutos, Lily rompio el silencio.

-Dumbledore... Estoy segura de que algun dia, todo esto solo llegue a ser un mal sueño y todo vuelva a ser como antes. Yo si le perdono, y lo hago porque veo a Harry y... veo a un chico sano, dulce, pero sobretodo se que es querido, por usted, se que ha intentado protegerlo, y Molly le ha dado el amor que yo hasta ahora no le he podido dar, asi que... estoy segura de que James piensa igual. Lo importante es que ha sabido cuidar de el, y para mi es suficiente.
-Yo... pienso igual que ella. -dijo James
-Gracias, no podia esperar menos de los dos. Y tu Harry?
Los tres miraban a Harry.
-Si... si ellos le perdonan... yo... no tengo porque hacer lo contrario.
-Gracias a ti tambien Harry, una vez mas me demuestras que eres una persona excepcional.
-Dumblere, nos dijiste que nos llamabas por dos cosas. -dijo James
-Si, si. Queria preguntaros si queriais ser profesores, James tu serias de defensa contra las artes oscuras y Lily de pociones.
-Defensa? pero si esta gafado -dijo James- porque no pone a quejicus?
-El me esta ayudando en algo fuera del castillo por lo tanto no puede dar clase.
-Siempre se libra.-gruño James.

Harry llego al gran comedor junto a Dumbledore. La presentacion de los Potter seria una sorpresa para todos.
-Bienvenidos a los nuevos estudiantes, y bienvenidos de nuevo a los demas. Este año seguro que estareis felices de saber que el profesor Snape no dara clases por asuntos personales. Este año tenemos a un profesor nuevo para defensa contra las artes oscuras, quiero que recibais con un aplauso a... James Potter.

James hizo su entrada, todos aplaudian pero estaban bastantes sorprendidos, pues se suponia que el padre de Harry no vivia. Dumbledore se dio cuenta de eso.

-Bien alumnos, si os a sorprendido vuestro profesor de defensa, quiero que os sorprendais aun mas, por vuestra profesora de pociones, Lily Potter.

Lily tambien entro y recibio muchos aplausos de los alumnos. Harry y sus amigos estaban felices, estaban deseosos de saber como darian las clases.

De repente las puertas del gran comedor se volvieron a abrir por ella entro una persona que se quedo palida al ver a la persona que habia amado desde el primer dia que se vieron.

¿quien sera?












Snape quedo paralizado al ver a la mujer de la que se enamoro el dia que la vio por primera vez. No se lo podia creer, ella estaba muerta, Voldemort la mato junto a su esposo, no podia ser. Pero alli estaba ella, mas linda que nunca, mirandole y sonriendole.
-Severus, que pronto has llegado. -dijo Dumbledore.
-Quej... digo Snape, cuanto tiempo.- dijo James.
-Si.- dijo Snape sin apartar la mirada de Lily.
-Hola Severus.- le saludo ella.
-Vosotros estabais...- decia confundido y pensando si se habia vuelto loco.
-No, no estabamos, porque Voldi no pudo matarnos, tan poderoso no es. Ya sabes lo que dicen ``dime de lo que presumes y te dire de lo que careces´´.-decia James.-Y si no te importa apartar la vista de mi esposa...
Snape miro hacia otro lado.
-Señor, tengo que hablar con usted en privado de ya sabe que.- dijo Snape.
-Esta bien, James y Lily deberian enterarse tambien. Vamos a mi despacho.

En la mesa de Gryffindor.

-Habeis visto como se ha puesto Snape al ver a la madre de Harry?-dijo Ginny
-Si, porque sera?-dijo Hermione.
-Creo que... Snape esta enamorado de mi madre.
-QUE? Snape?-decia Ron atonito
-Ron, que sea de esa manera no significa que no sepa amar, ademas esta de nuestro bando.-le regaño Hermione.
-Eso aun no esta comprobado, es culpable hasta que se demustre lo contrario.-le contesto Ron.
-De que querran hablar? -pregunto Harry
-Ni idea, pero por sus expresiones, creo que de algo serio.-dijo Ginny a sus amigos y hermano.

En el despacho de Dumbledore.

-A ver Severus que has descubierto? -le pregunto Dumbledore.
-He confirmado lo que usted sospechaba, creo que tiene siete Potter destruyo uno al salvar a la joven Weasley.
-A que se refieren?-Pregunto Lily
-A los Horrocruxes. -dijo Dumbledore.
-A que?-dijo James sin enterarse.-Que es eso?
-El señor oscuro a dividido su alma en siete partes, las a guardado en objetos que son especiales para el. -explico Snape.
-Exacto. Mande a Severus para ver si me podia averiguar si eran verdad o no, y son una gran ventaja.
-A si y por que? -pregunto Lily
-Por que sera mas facil vencerlo. Primero destruimos sus Horrocruxes y despues tenemos el camino libre para matarlo a el.
-Y cuales son esos objetos?-pregunto James
-Cuatro de ellos pertenecen a las casas de Hogwarts, aunque creo que solo tres, ya que de Gryffindor no ha podido coger nada. -y señala la espada de Gryffindor que estaba detras de el.
-Entonces hay tres objetos de las tres casas? -Dijo Lily
-Si- dijo Snape.
-Cuales son? -pregunto James
-El primero, es un anillo, el anillo que pertenecio a la familia de Salathar Slitherin, la copa de Helga Hufflepuff y la corona de Rowena Ravenclaw.- dijo Dumbledore.
-Ya son tres, que queda?-pregunto James
-El diario era el cuarto, creo que su serpiente Naggini tambien es otro.-dijo Dumbledore
-Ya son cinco. -dijo Lily
-El sexto... si la mente no me falla... creo que es Harry.
-COMO? MI HIJO? -grito Lily
-Si. Vereis, cuando reboto la maldicion de Harry a Voldemort, un trozo de su alma se pego a Harry.
-Por eso Potter puede sentir lo que siente el señor oscuro. Estan... conectados.-Explico Snape.
-Exacto. -dijo Dumbledore.
-Y el septimo? -pregunto James
-El guardapelo. Si destruimos esos objetos, Voldemort sera derrotado para siempre.
-Entonces que hacemos? -pregunto James.
-Yo viajare y los encontrare e intentare destruirlos, Severus me acompañara. Me gustaria que ustedes se quedaran cuidando del castillo.
-Si claro.-dijo James.
-De acuerdo. -dijo Lily.
-Bien si no hay mas preguntas, deberiais iros a descansar... sera un curso muy largo y lleno de sorpresas.
Al dia siguiente tuvieron pociones con la mama de Harry. Los de Slitherin no la acogieron muy bien asi que no le hacian mucho caso hasta que uno de ellos la insulto y Lily se cabreo.
-Una cosa te voy a decir Malfoy, con Snape tu eras el rey de la clase y dejame decirte que eso se termino, si vuelves a interrumpir mi clase iras a parar al despacho del director con mi zapato metido en tu odioso culo, me has entendido? -dijo Lily amenazante.
-Ssi... si.
-Bien, sigamos con la clase. Para hacer bien esta pocion debeis...
De repente se escucho una explosion en clase. Cuando el humo se hubo disipado del todo, vieron al causante de todo. Neville estaba detras de su caldero mas rojo que el pelo de Ron.
Lily suspiro.
-Por que me metere en estos lios. Chicos... no se como dabais las clases con Severus pero...
-Es el peor profesor que hay.
Dijo uno
-Si siempre vestido de negro, parece un murcielago muy fondon. dijo otro.
-Y ese pelo... es que no sabe que es un champu? dijo una alumna.
Lily se quedo estatica mientras sus alumnos despotricaban contra Snape. Despues de un rato, Lily dijo que ya termino la clase y que se podian marchar.
-Ha estado bien la clase.-dijo Ron a sus amigos.
-Ron, no hemos dado clases, no la habeis dejado hablando mal del profesor Snape.-le regaño Hermione.
-Lo que mas me gusto es cuando puso en su sitio a Malfoy... se quedo palido.-dijo riendose.
-Ni siquiera me escuchas lo que te digo, ronald.
Harry y Ginny sentados en la sala comun veian a sus amigos discutir como siempre.
-Sabes? he tenido clases con tu padre. -dijo Ginny ignorando la pelea.
-Ah si? y que tal a ido?- pregunto Harry interesado.
-Bastante divertida, nos explico algunos hechizos que el usaba cuando era merodeador. -dijo sonriendo.
-Estoy deseando dar clases con el.
-Habeis tenido clase con tu madre?
-Si.
-Y que tal?
-Bueno... bien. Puso en su sitio a Malfoy, despues como siempre Neville hizo estallar su caldero, se pone muy nervioso en pociones, y mi madre dijo que ya Snape no nos daria clase que se relajaran, pero empezaron a decir cosas de el, y la clase se paso. Asi que clases clases... creo que no.
-Y has decidido irte a vivir con ellos?
-Si, si. Ya es hora de recuperar lo perdido no?
Harry miro a Ginny y vio que estaba triste.
-Ginny... si piensas que por volver con ellos os olvidare, olvidalo vale? Yo... jamas podria sacaros de mi vida, me habeis cuidado mucho. Y os quiero. Siempre sereis mi familia.
Los dos se quedaron mirandose, y se dieron cuenta de que la sala comun estaba en silencio, sus amigos no estaban.
-Donde se han metido? tu te has dado cuenta?-pregunto Ginny mirando a todos lados.
-No y tu? -mirando tambien por la sala comun.
-A lo mejor Hermione se ha ido a la biblioteca y Ron a vuestro cuarto.
-Si seguro. Am... ire a ver.
-Si yo buscare a Hermione.
Harry se dirigio al cuarto de los chicos pero no encontro a su amigo, le parecio bastante raro, asi que decidio bajar a la sala comun y hacer los deberes de transformaciones.
Ginny se dirigia a la biblioteca, al cruzar una esquina se tuvo que esconder, vio algo que la dejo boquiabierta.

La pelea entre Ron y Hermione, mientras sus amigos charlaban tan tranquilos, continuaba.
-Eres un despistado, nunca haces caso en clase, siempre me estas pidiendo ayuda con los deberes y ya me canse¡¡¡ -le gritaba Hermione.
-Y yo tambien estoy cansado, siempre me estas diciendo lo que tengo que hacer y lo que no.
-Es por eso que no entiendo por que me puedes gustar... -se tapo la boca, se le habia escapado.
-Que... que?
-Nada, no dije nada. O quizas si... ya estoy cansada de fingir, me gustas y que?- dijo ella al borde de las lagrimas
-Tu... tu tambien me gustas.- dijo Ron
-Que?
-Deberiamos salir, si estos nos escuchan se reiran de nosostros para la posteridad.
-Vale.
Los dos salieron por el retrato de la señora gorda. Los dos se quedaron parados en medio de un pasillo que estaba cerca de la biblioteca.
-Siempre me gustaste Hermione, no te lo dije porque... bueno... yo tengo nada que ofrecerte, solo mi amor...
-Para mi eso es bastante Ron.- dijo acariciandole la mejilla.- Yo tambien te quiero.

Los dos se fueron acercando, hasta que se fundieron en lo que seria su primer beso.
Y eso era lo que Ginny estaba presenciando con la boca abierta, el beso entre su hermano y su amiga. No se lo podia creer, por fin los dos tontos se han decidido, pensaba Ginny sonriendo. Como no la vieron se dio la vuelta en silencio y se dirigio a la sala comun donde estaria Harry, y se lo contaria todo.









Ginny corrio todo lo que pudo hasta la sala comun donde encontro a Harry sentado en su sillon favorito. Ginny como una flecha se sento a su lado y le arrebato el pergamino de las manos.
-A que no te imaginas lo que acabo de ver? -dijo Ginny poniendo cara de misterio.
-El que?
-A Ron y Hermione besandose en mitad de uno de los pasillos. -dijo sonriendo
-De verdad? -dijo sonriendo tambien.
-Si, a ver lo que duran en decirnoslo.
-Ginny nosotros tampoco le hemos dicho nada de nosotros asi que...
-Lo se, pero lo de ellos siempre fue un secreto a voces, lo nuestro creo que era inesperado.
Los dos callaron de golpe cuando por el retrato entraron Ron y Hermione colorados.
Harry y Ginny se miraron intentando no reirse.
-Em... chicos... creo que... bueno tenemos que.... contaros algo. -dijo Hermione nerviosa.
-Si... nosotros... bueno... somos...
-Amigos? pregunto Ginny jugand con ellos.
-Amantes? dijo Harry siguiendole el juego a su novia.
-Hermanos?
-No creo.- decian mirandose los dos.
-Um... primos?
-Creo que tampoco.- le decia Harry.
Ron y Hermione los miraban con la boca abierta.
-Um... vecinos? -decia Ginny chasqueando los dedos.
-Creo que tampoco.
-Bueno di tu uno listo.
-Novios? -dijo Harry mirando a sus amigos al mismo tiempo que Ginny.
Ron y Hermione se quedaron paralizados.
-NOS HABEIS ESPIADO¡¡-grito Ron.
-ESO NO ES VERDAD RON- le dijo su hermana.
-Entonces... como lo sabeis?-pregunto Hermione.
-Por que es obvio.-dijo Harry como algo logico.
Por el retrato entro James interrumpiedo la discusion.
-Vaya cuanto tiempo hacia que no veia la sala comun. -dijo con nostalgia.
-Hola papa. -le saludo Harry
-Hola señor Potter.- dijeron los demas a la vez.
-Hola chicos, que haceis? estais con los deberes?
-No, estabamos descubriendo el noviazgo de Ron y Hermione.- le dijo Ginny riendose.
-A si? -dijo James mirandoles.- Y que tal os llevais?
-Mal, estan todo el dia peleando.-dijo Harry sonriendo
-Ah bueno, eso es casi normal. Con tu madre era siempre una discusion. La verdad es que... no me soportaba mucho.-decia serio al recordar todo lo que Lily le decia cuando le rechazaba.- Pero yo no me rendi, se que estaba enamorada de mi, sus ojos siempre me lo decian, Lily era un libro abierto.-decia sonriendo.
-El dia que Ron se de cuenta de algo por si mismo...-dijo Ginny haciendo que su novio y su amiga se destornillaran de risa.
-OYE ENANA.-le decia Ron furioso a su hermana.
-Ron dejala...- le decia Harry.
-Y porque? Es mi hermana y le digo lo que quiera.
-Y es mi novia y no me gusta de que le digas esas cosas delante mia...-decia Harry despreocupado
-Gracias Harry.-dijo Ginny impresionada.
-Solo yo se lo puedo decir.-dijo sonriendo y ganandose un golpecito en la cabeza por parte de su novia y las risas de sus amigos y su padre, mientras Ginny le decia que el tampoco se lo podia decir.

En la clase de pociones, Lily estaba preparando sus clases para luego. A los pocos minutos Snape entro.

-Me gustaria hablar contigo.

Lily se le quedo mirando extrañada. Que queria decirle?
-Severus, ocurre algo?-pregunto Lily
-No... solo queria decirte que me alegro de que hayas vuelto.
-Gracias.- le dijo sonriendole.
-No sabes cuanto te eche de menos. Todos estos años, torturandome, pensando en que podia haber echo algo para... salvaros, con tal de que tu estuvieras sana y salva, no me importaba salvar a tu hijo y a tu esposo.-dijo acercandose a ella. -Y tambien me dolio mas por que no pude decirte cuanto te amaba...
-Severus yo... sabes que solo te quiero como un amigo. Fuiste un gran apoyo para mi.
-Ya. Hay algo... que siempre quise hacer.
-El que?
Snape la acerco cogiendola de la cintura y la beso. Para mala suerte de Snape, James llego en ese momento.
-PERO QUE ESTA PASANDO AQUI?- dijo James separando a su esposa de Snape.- Si la vuelves a tocar... -dijo con rabia.
-Que, me mataras? No te tengo ningun miedo Potter.
-Aprende a respetar a mi mujer.
-James calmate.
-Que me calme? Este idiota te ha besado!!
-Cielo calma.
-No te vuelvas a acercar a ella o te juro Quejicus, que no me temblara la mano la proxima vez. -cogio a su esposa de la mano y se la llevo de alli.
James se la llevo a la habitacion que ocupaban los dos en Hogwarts. James empezo a pasearse de un lado a otro.
-James...
-NO DIGAS NADA. COMO TE HAS PODIDO DEJAR? -gritaba dolido.
-Yo no me he dejado, el me beso. Me pillo por sorpresa. No me imaginaba que haria algo asi.
-PERO SE ATREVIO, YO LO MATO, ESE CENUTRIO NO TE TOCARA MAS.
-JAMES POTTER BASTA. YA PASO. Cielo solo es un beso.
-SOLO UN BESO? PARA MI ES MUCHO MAS...
-Claro que para ti es mas. James, cuando dos personas se quieren, un beso lo es todo, pero cuando una de esas personas no siente amor por la otra, un beso no sirve de nada. -dijo mirandole a los ojos. -Se que se ha pasado, pero ya. Con el jamas sentire mas que una bonita amistad.
-Bonita? -dijo atonito.
-Si.- dijo riendose.- Todas las amistades tienen su belleza.
Los dos se besaron, James se empezo a relajar. Empezo a recorrer con sus manos el bello cuerpo de su esposa, el beso cada vez subia mas de tono, hasta que calleron en la cama y se amaron como si fuera la primera vez.

En otro lado del castillo, Snape estaba hablando con el director.
-No se como me atrevi.-dijo Snape apesumbrado.
-Bueno... tu siempre estuviste enamorado de ella, es logico que hicieras lo que tu corazon te pedia a gritos.
-Potter estaba furioso, y Lily... ella ni siquiera se acercara a mi.
-Deberias intentar pedirles perdon. Entiendes que... lo que has hecho... puede provocar que esos dos se separen. Y no seria justo, les costo muchisimo trabajo estar juntos.
-Lo se. Pero lo hecho, hecho esta.
-Si. Vaya se esta haciendo tarde, y la persona que tendria que venir, no llega.
-Quien tiene que venir? -pregunto curioso.
-Oh... ya la conoceras.
Cuando termino de decir eso, la puerta se abrio y entro una muchacha que para Snape era una vision maravillosa. Su pelo negro rizado y esos ojos de un azul muy claro, era bellisima.
-Hola profesor Dumbledore.- dijo la muchacha.
-Hola y bienvenida. Severus te quiero presentar a Michelle Summers. Ella sera...tu compañera de viaje. -dijo con una sonrisa al ver lo embobado que estaba Snape.
-Mi que?

Harry, Ron, Hermione y Ginny estaban en la sala comun. Ya habian terminado sus deberes, como siempre, con la ayuda de Hermione. Hermione estaba apoyada en el pecho de su novio y el la abrazaba. Ginny estaba sentada en las piernas de Harry mientras el la abrazaba con una mano y la otra le acariciaba el pelo.
-Sabeis? Creo que me ire a dormir, estoy cansada.- dijo Hemione.
-Si, y tambien me ire a dormir.- dijo Ron.
Los dos se levantaron y cada uno se fue a su habitacion. Harry les dio las buenas noches, pero de alli no se podia mover ya que Ginny se habia quedado dormida. La verdad era que le encantaba tenerla asi, le erizaba la piel cuando sentia la respiracion de su novia en el cuello. Al cabo de un rato, cuando las hormonas ya empezaban a hacer mella en Harry, tuvo que despertar a su novia.
-Ginny... deberiamos irnos a dormir.- dijo desertandola suavemente.
-Um... esta bien. -dijo levantandose de las piernas de Harry.- Hasta mañana.- dijo dandole un beso.
-Hasta mañana.

Harry despues de un rato metido en la ducha, se fue a dormir. Al cabo de un rato, esucho la puerta de su habitacion abrirse, y escucho los pasos de alguien.

-Puedo dormir contigo?- dijo una voz.
A Harry estaba apunto de darle algo.

¿quien sera esa persona?











Harry en ese momento no queria respirar. Su propia amiga estaba en la habitacion a esas horas y pidiendole a Ron dormir con el. Cuando habian llegado a ese punto? El llevaba mas tiempo con Ginny y aun no se atrevia a mas. Desde su cama que estaba tapada por las cortinas, escuchaba a sus amigos susurrarse palabras de amor. Lo que mas le sorprendia es que Hermione, amante de las normas, estaba quebrantando una muy importante. Cuando escucho a su amiga hacer un conjuro de sello sobre la cama de Ron, queria que alguien lo dejara sordo. Cuando ya no podia aguantar mas gemidos de ninguno de los dos, tan silencioso como pudo salio de la habitacion. Bajo a la sala comun y se sento en su sillon favorito. Estuvo alli toda la noche, dandole vueltas a la pregunta de como se habian atrevido a hacerlo alli arriesgandose de que alguno de los chicos los escucharan?
Harry despues de un rato se quedo dormido.
Ya amanecia, las chicas se despertaban. Ginny abrio las cortinas de su cama y miro instintivamente a la de Hermione. y descubrio con la boca abierta de que no estaba, su cama estaba perfecta.
-Pero... cuando se fue? y a donde?.
Ginny se baño, se puso el uniforme y bajo. Se llevo otra sorpresa cuando encontro a su novio durmiendo en el sillon. Asi que ya se imagino donde estaba su amiga y miro a la puerta de los chicos. Se dirigio donde estaba su novio.
-Harry mi amor... despierta.- le decia suavemente al oido.
-No Ginny... no hagas eso... -decia Harry hablando en sueños.
-Que no haga que? -le seguia diciendo.
Cuando al subconsciente de Harry llego la voz de Ginny, se desperto de golpe.
-Ginny... que... que pasa? -decia confundido.
-Que es lo que no puedo hacer eh?- decia Ginny sentandose en las piernas de su novio, poniendo una pierna a un lado y a otro de su chico.
-Eh? Yo... eh... nada... es que... te decia que... soñaba con... Quiddicht... si eso con el partido de dentro de dos meses y... bueno tu hacias algo que no estaba bien. -dijo sobre la marcha.
-Ya. -dijo levantandose de las piernas de su novio. -pense que... habias tenido un sueño... ya sabes... erotico conmigo.-dijo sonriendo maliciosamente.
A Harry, al escuchar esto, le dio tos nerviosa.
-No mi amor, por quien me tomas?
-Por un adolescente? - le dijo ella.- Oye sabes donde esta Hermione.
Ginny al ver a su novio ponerse nervioso confirmo lo que sospechaba.
-Esta en vuestro cuarto? -dijo Ginny mirandolo, el se ponia aun mas nervioso.- No me digas... que se acosto con Ron?- dijo Ginny bajando la voz.
-Si, me tuve que ir del cuarto. No queria escuchar como mis mejores amigos... bueno... lo hacian.
-Pero si tu y yo llevamos mas tiempo juntos y aun nada de nada.
-Buenos dias chicos.- dijo Hermione

Dumbledore llamo a Snape y a Michelle a su despacho.
-Bueno, quiero que cuanto antes salgais a esta mision...
-Señor, yo creo que eso no es correcto, ella es muy joven..
-Joven? Tu que te crees? Tengo en estas cosas muchas mas experiencias que tu.- dijo ella.
-Empezamos mal.- dijo Dumbledore para si mismo.- Por favor no discutan. Los dos estais bien preparados para esta mision, sois perfectos. Necesito que os lleveis bien o que por lo menos lo intenteis, teneis que apoyaros, porque no sabeis que es lo que os espera, de acuerdo?
-Esta bien... intentare llevarme... lo mejor que pueda con el.- dijo ella retadora.
-Igualmente.- dijo Snape

En la sala comun, Hermione, Harry y Ginny esperaban a Ron.
-Hermione... porque Ron no bajo contigo? -dijo Ginny mientras Harry le lanzaba miradas de advertencia.
-Ginny por que dices eso? No duermo con Ron para saber cuando se despierta.- dijo ella poniendose nerviosa.
-Hermione eres muy mala mintiendo. Sabes? te enseñare el hechizo Muffliato.
-Y ese para que es?
-Pues para cuando haces cosas con tu novio y no quieres que tu pobre amigo se entere y tenga que pasar la noche en un sillon mientras tu duermes en la gloria.- dijo Ginny
-Como...? Oh Harry lo siento... Pense que dormias. Oh dios que verguenza...
-Hermione, no te reprochamos nada... es solo que deberias tener cuidado la proxima vez.- le dijo Harry.
-Porque tiene que tener cuidado? -dijo Ron bajando las escaleras.
-De ti hermanito.
-Oye enana.
-Ron... Harry nos... escucho.
-Am... lo... lo siento Harry.
-No... no pasa nada... Solo te digo que si un dia me pillas haciendolo con tu hermana ni se te ocurra decirme nada.
-COMO? -dijo Ron.- Toca a mi hermana y....
-Ron no seas hipocrita... -dijo Ginny a su hermano.- que por tu culpa Harry esta manteniendo sus hormonas controladas, y yo no quiero. -dijo Ginny retando a su hermano, dejando a Hermione boquiabierta y a su novio mas rojo que su cabello.

¿que pasara? ¿dejara Harry que sus hormonas hagan su trabajo? ¿ que pasara con Snape y Michelle?

Snape y Michelle se marcharon del colegio. Primero tenian que ir a un pueblo donde vivieron la madre y el abuelo de Voldemort.
-Seguro que alli hay uno? -pregunto Michelle.
-Si. El señor Tenebroso guardo sus Horrocruxes en los lugares que son importantes para el. -explico Snape.
-De acuerdo. Y como los destruiremos?
-Dumbledore me dijo que la espada de Gryffindor es buena para eso.
-Ya. Y para quitarle a Potter el trozo de esa alma?
-Eso no lo se. Supongo que cuando se enfrenten lo sabremos.
Al cabo de un rato en silencio, llegaron a un pequeño pueblo. Estuvieron otro rato caminando, y encontraron la antigua casa de la madre de Voldemort.
-Es aqui.- dijo Snape.
-Seguro que quien-tu-sabes no la tiene vigilada?
-No te lo garantizo. Creo que el piensa que estan muy bien resguardadas, ademas de hechizos trampa.
-Hechizos trampa? y como sabremos cuales son?
-Entrando en la casa.
Los dos entraron en la casa. De repente uno de los hechizos se activo.
-CUIDADO.- dijo Snape obligandola a tirarse al suelo. Ella miro la pared y vio un flecha, si se hubiera quedado en el mismo lugar, le hubiera atravesado la cabeza. Despues del susto, se dio cuenta de que Snape estaba encima de ella. Sus ojos se encontraron y estuvieron mirandose por largo rato.
-Deberiamos... buscar... no? dijo ella sin dejar de mirarle. La verdad era que Snape le resultaba atractivo.
-Si. -dijo levantandose. -Tendremos que separarnos. La casa es pequeña pero con muchos escondites.
-Vale.

Los dos estuvieron buscando durante unas horas.
-Ya lo tengo.- dijo ella. -Severus lo encontre.
Llevaba en su mano el anillo que le pertenecio al mismisimo Salathar Slitherin.
-Debemos llevarselo a Dumbledore.
-Si. -dijo ella. Miro por la ventana y... -Severus....
-Que?-dijo sin prestarle atencion.
-Estamos rodeados.
Snape levanto la vista y se encamino a la ventana. Unos veinte mortifagos o mas, tenian rodeada la casa y a ellos atrapados.

En el castillo de Hogwarts, Dumbledore estaba en su despacho, preocupado, ya que Snape y Michelle deberian haber vuelto. Metido en sus pensamientos estaba cuando James Potter entro.

-Donde esta Quejicus?
-Salio a una mision. Deberia haber vuelto, pero no.
-A ido a por los objectos esos?
-Si. Estoy seguro de que los han pillado los Mortifagos.
-Donde estan? Ire a por ellos.
Dumbledore le explico todo a James. Este se dirigio donde estaba su hijo.
-Harry.
-Hola papa.
-Tienes la capa invisible y el mapa del merodeador?
-Si.
-Bien. Necesito que me los prestes.
-A donde vas?
-A salvar a Quejicus.
-Puedo ir?
-No hijo. Tu mejor quedate, por si tu madre llega, le exlicas donde estoy de acuerdo?
-Vale.
James se marcho, se puso la capa invisible y se dirigio al sitio donde estaban Snape y su compañera. Cuando llego vio que unos mortifagos rodeaba la casa, se fijo en el mapa y se dio cuenta de que Snape estaba dentro. Asi que se aparecio dentro de la casa. Y se quito la capa.
-Potter...
-Shhh. Es que quieres que que se enteren de que estoy vivo? se supone que es una sorpresa. He venido a sacaros de aqui.- dijo hablando muy bajito.
-Como? -dijo ella.
-Con la capa de invisibilidad. Venid.
James los tapo con la capa. Se cogieron de las manos y desaparecieron de alli, justo cuando Voldemort hacia acto de presencia.
-Donde esta?
-Dentro de la casa, señor.
Voldemort se acerco a la casa y entro. Cuando se dio cuenta de que habian logrado escapar, salio de la casa y empezo a lanzar hechizos cruciatus a sus mortifagos.
-ES QUE NO SABEIS HACER NADA BIEN? SE LO HAN LLEVADO, CUANDO LOS COGA LOS MATARE.
Los tres llegaron a los terrenos del colegio y corrieron hasta las puertas del castillo. Se dirigieron al despacho de Dumbledore.
-Ya estamos aqui.- dijo Michelle medio ahogada por correr.
-Me alegro mucho de verles. Lo teneis?
-Si.- dijo Snape sacando un anillo de su capa.
-Muy bien.- dijo Dumbledore cogiendo la espada de Gryffindor y partiendo el anillo en dos, rompiendo por la mitad la piedra del centro, una especie de humo salio del anillo y emitia gritos. Cuando esto ceso, supieron que una de las almas de Voldemort, habia sido destruida.

Cuando se iban a ir a descansar, Snape y James se quedaron a solas.
-Potter, yo... lo siento... me pase, no debio pasar.
-Me alegro de que lo reconozcas. Snape, Lily es tu amiga, eso no se lo prohibo, pero si vuelves a pasarte de la raya, se lo tendre que prohibir y a ti... te mandare a San Mungo.
-Ya todo paso. Quiero decir que... bese a Lily porque... era lo que me arrepentia de no haber echo antes. Pero ya... no hay amor.
-Ya veo. Ahora te gusta la tal Michelle esta. Es guapa.
-Si... no se. No nos llevamos muy bien.
-Parece mentira que nunca presenciaras las discusiones de Lily conmigo. Deberias atreverte con ella, pero solo, cuando estes seguro de que ella siente algo por ti.
-Gracias.
-De nada. Bueno yo ya me voy a dormir. Que descanses. -dijo saliendo del despacho.
-Igualmente.- dijo Snape mirando al cielo y pensando en ella.


Esa noche en la habitacion de los chicos, Harry tiene una pesadilla con Voldemort. Este que esta furioso por que unos intrusos han logrado coger uno de sus Horrocruxes.

-Pero como lo saben? Esto nunca se lo he dicho a nadie, es imposible que alguien lo haya descubierto. Pero cuando descubra quien lo ha hecho lo matare. -Decia Voldemort solo en su mansion.

Harry se desperto de golpe y sudoroso. Se preguntaba que era lo que Voldemort guardaba tan recelosamente. Harry se levanto y salio de la habitacion y se dirigio al despacho de Dumbledore, aunque no creia que a esas horas estuviese levantado. Iba por los pasillos iluminandose con la varita, cuando de repente se topo con quien menos le convenia.

-Potter, merodeando a estas horas.- le dijo Snape.
-Iba a... iba al despacho de Dumbledore.
-El director estara descansando, ademas de que estas no son horas de visita.
-Lo se. Es que es urgente.
-Me lo puedes decir a mi.
Harry se lo penso durante un buen rato.
-Esta bien. He soñado con Voldemort...
-No digas su nombre.
-Perdon. He soñado con el... y estaba furioso porque... alguien a cogido algo que era suyo.- decia confuso.
-Si... lo se.
-Pero no me lo va a contar verdad?
-Supongo que tienes derecho a saberlo, es parte clave de esta guerra. Ven a mi despacho y te lo explicare.
Harry siguio a su profesor extrañado hasta su despacho. Los dos entraron y se sentaron.
-Bien Potter, necesito que prestes mucha atencion, no te lo dire una segunda vez.

Snape le explico a Harry sobre los Horrocruxes incluso le conto el que habia encontrado y que Dumbledore habia destruido. Harry no podia creer que habian encontrado la manera de vencer a Voldemort.
-Y cuando buscaran el siguiente?
-El diario lo destruiste. Sabemos que hay uno en Hogwarts escondido, en la camara de Bellatrix hay uno guardado, el guardapelo en una cueva y la serpiente es otro y... hay otro que sera mas dificil de destruir.
-Cual señor?
-Nunca te has preguntado porque el señor Tenebroso y tu teneis cosas en comun? El dia en que la maldicion reboto en ti y el se separo de su cuerpo, un trozo de su alma se alojo en ti.
-En... mi?
-Si. Pero por ahora no te tienes que preocupar por eso. Ahora que ya estas informado, vete a dormir sino quiere ser castigado.
Harry se levanto y salio en direccion a la sala comun. Cuando se acosto, en su mente aun se escuchaba las palabras de Snape.

Los dias siguientes, fueron agotadores, Snape y Michelle estuvieron de viaje de un lado a otro, escapando de los mortifagos. A los Potter les hubiera encantado ir, pero Dumbledore les dijo que no queria que Voldemort se enterara de que ellos no estan muertos, queria que se llevara una sorpresa.
Snape y su acompañante cada vez estaban mas unidos aunque aun no querian darse cuenta. Destruyeron casi todos los Horrocruxes, solo faltaba Naginny y Harry.
Pero no todo era algo malo. La relacion de Hermione y Ron iba viento en popa. En cambio Ginny sentia que Harry cada vez estaba mas frio con ella, no sabia que era lo que le pasaba, apenas pasaban tiempo juntos. Siempre estaba con sus padres, Snape y Michelle metido en el despacho de Dumbledore. Ya no sabia que hacer para que Harry estuviera mas con ella.

Asi que una noche decidio darle una sorpresa. Le dejo una nota en su habitacion que lo queria ver en la sala de menesteres a media noche. Harry se extraño, se arreglo y fue a verla.
Cuando Harry llego alli, deseo un sitio para el y Ginny. Cuando la puerta aparecio y entro se quedo boquiabierto. Todo estaba con velas y flores. Ginny estaba en el centro con un vestido blanco de raso y su pelo resaltaba aun mas su cara angelical.
-Ginny que... que pasa?
-Llevas muchos dias sin hacerme caso, te queria secuestrar un ratito. -dijo Ginny triste.
-Pequeña yo... perdon no me di cuenta...
-No, no pasa nada. Me conformo con que estes aqui conmigo.- dijo acercandose a el lentamente.
-Estas deslumbrante...
-Gracias, todo esto es para ti. -decia cada vez mas cerca de el.
-Ginny yo te lo puedo explicar todo...
-Shh. No, esta noche solo es para nosotros. Olvidate de lo de fuera.- mientras decia eso, paso su mano por detras de la cabeza de Harry y lo acerco lentamente a ella besandolo como nunca lo habia hecho. -Quiero que esta noche solo sea para nosotros...

Los dos empezaron a besarse, Harry acaricio la espalda de su chica mientras ella pasaba su mano por su cabello. Harry empezo a bajar los tirantes del vestido de ella poco a poco. Los empezaron a quitarse la ropa y acercandose a la cama que alli habia. Los dos se amaron por primera vez. Alli estuvieron toda la noche. Al dia siguiente, Ginny se desperto apoyada en el pecho de su novio, de repente se dio cuenta de que algo habia salido mal, se incorporo bruscamente, despertando a su novio.
-Ginny... que pasa?- dijo frotandose los ojos.
-Harry... eh no se como decirte esto...
-El que?
-Pues que... es que... no... nos cuidamos
-Y que? - de repente Harry se espabilo.- QUE?

Una semana despues, Snape le dijo a Dumbledore, que Voldemort planeaba un ataque contra Hogwarts para que le entregasen a Potter. El director reunio a sus alumnos en el gran comedor. A los mas jovenes los mando a sus casas mientras que los demas se podian quedar si querian, ya no habia vuelta atras.
Tenian que prepararse muy bien. Las clases habian sido canceladas para entrenar a alumnos y a profesores, tambien se unieron los aurores. Unos dias despues, se escucho una explosion fuera del castillo, uno de los mortifagos habia derribado la puerta de entrada. La voz de Voldemort retumbo en todo el castillo pidiendo que entregaran a Harry Potter sino mataria a todos hasta llegar a el.

El ataque comenzo. Todos, alumnos, profesores y aurores luchaban contra los mortifagos, mientras Ron, Harry y Hermione intentaban matar a la serpiente, pero se dieron cuenta de que Voldemort no se separaba de ella.

Tanto mortifagos como los del bando de la luz caian. Harry no queria ver como seguian matando a gente inocente. Asi que decidio salir al encuentro de Voldemort. Llego a el, este sin mediar ninguna palabra le lanzo la maldicion asesina, Harry no tenia intencion de defenderse. Su vista se nublo.

Su mente le decia que ya todo habia terminado, que Voldemort habia logrado lo que queria. Pero su corazon... ¿un momento? ¿su corazon? Lo sentia latir, pero era imposible la maldicion asesina le habia dado. De repente Harry se acordo de lo que le dijo Snape y se dio cuenta de que la maldicion no le dio a el sino al trozo del alma de Voldemort. Abrio los ojos y estaba solo en medio del bosque, se puso de pie, y corrio al castillo donde seguramente, Voldemort se estaria jactando de haberlo matado por fin.

James Potter y su esposa, fuera de la vista de Voldemort, estaban llorando. Su hijo, al final lo habia perdido de verdad. Algo hizo que James mirara el mapa del merodeador que tenia en sus manos, y para su sorpresa vio a Harry correr hacia el castillo. No lo ha conseguido. Su hijo se habia librado de nuevo. Una sonrisa se dibujo en su rostro al ver la cara que su esposa habia puesto se lo explico todo.

Harry llego a las puertas del gran comedor y como habia imaginado, Voldemort estaba presumiendo. Vio a sus amigos llorar asi que decidio terminar con todo.

Se volvio a enfrentar a el. Le dijo que esa vez ya no se salvaba. Naggini habia sido ejecutada por uno de sus compañeros.

Los dos se lanzaron los hechizos, lo que Voldemort no esperaba es que los padres de Harry se unieran a el. Los dos por ser aurores, pudieron hacer un alto en las reglas y lanzaron la maldicion asesina a Voldemort, procando que este se desintegrara para siempre.

Los mortifagos al ver que su amo habia sido derrotado intentaron atacar pero al ver que ellos les doblaban en numero se dejaron capturar.

Ya todo habia terminado.

Reconstruyeron Hogwarts y parte del pueblo de Hogsmeade. Ron le pidio matrimonio a Hermione, con un poquito de envidia, Harry se lo pidio a Ginny, que descubrio que se habia quedado embarazada, Snape y Michelle tambien decidieron casarse.

El mundo se quedo tranquilo por que el reinado del terror habia terminado.

 

La gran mentira - Fanfics de Harry Potter

La gran mentira - Fanfics de Harry Potter

Harry va a cumplir los 16 años. Esta en la Madriguera con todos sus seres queridos, pero para el siempre hay tres ausencias muy grandes. Hace quince años Vol

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-la-gran-mentira-fanfics-de-harry-potter-2770-0.jpg

2023-02-27

 

La gran mentira - Fanfics de Harry Potter
La gran mentira - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/29708
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences