La Magia de la Navidad. - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Ok, es solo un fanfic sobre la Navidad que escribí para el concurso...espero que les guste, y pues que algunos capten los mensajitos que les mando con esto jeje.

Resultaba que él no era el arma que Voldemort estaba buscando. Eso sin duda era algo alentador, mas no estaba completamente feliz, no
Harry aun tenía que averiguar porque parecía que el era quien había atacado al Señor Weasley y eso era algo angustiante.

Sirius en cambio, parecía mas feliz que en ninguna otra ocasión mientras acomodaba el gran árbol que Mundungus había conseguido de tal manera que tapara el árbol familiar de los Black.

Harry se puso a observarlo mientras le pasaba las esferas de cristal.

Tenían un millón de cosas en que pensar y a Sirius le preocupaba al tan
¿insignificante como la Navidad?

 

-Sirius
-musitó Harry mientras le pasaba una esfera roja. -¿No crees que estas poniendo mucho empeño en adornar la casa?

-¿Qué? ¿La Navidad no vale la pena?- repuso él en tono jovial.

-Bueno, es que
- Harry no hallaba como explicarse sin parecer amargado. -hay muchas cosas que hacer y

-Ya entiendo lo que tratas de decir- lo corto Sirius sin desaparecer la sonrisa de su cara. -Hazme un favor, ve a mi cuarto y busca más esferas en una caja que esta debajo de mi cama-.

Harry lo miro confundido por el repentino cambio de tema, pero obedeció.

¿Muérdago? ¿Cómo es que a alguien había colgado muérdago en la casa de los Black?

No era que Hermione odiara esa planta, no, lo que ella odiaba era como las chicas de Hogwarts se amontonaban bajo los ramilletes cuando pasaba por ahí el chico que les gustaba, eso era algo tan
extremadamente cursi.

O talvez era simplemente que ella no tenía a nadie especial en esos momentos. Si, lo aceptaba: tenía 16 años y no había absolutamente nadie que le gustara.

Pero es que ella tenía cosas mas importantes en que pensar: para empezar, debía de compensar a sus padres por haberlos dejado esquiando solos, luego tratar de entender a Harry que estaba pasando por la etapa que ella llamaba "adolescente tonto-incomprendido", también ocuparse de todos sus deberes en el colegio, pensar en mas y mas formas de mejorar el ED, encargarse de que Ron vigilara bien a Harry y un sin fin de cosas mas.

-¿Por qué estas quitando el muérdago?- la voz de Fred la sobresalto mientras trataba de desatar los ramilletes de la escalera.

-Porque en esta casa no son necesarios.

-¡No se quita lo que no es tuyo!- George apareció a un lado de su gemelo con una bien fingida indignación.

-Además estos no son muérdagos comunes- dijo Fred.

-No, son "Weasley-muérdagos"- completo George.

-Inventados por nosotros- dijeron ambos.

-Con mas razón debo de quitarlos- dijo Hermione frunciendo el seño. -No quiero que nadie explote mientras camina por debajo de ellos.

-Pensé que la insignia de prefecta se quedaba en su túnica de Hogwarts, Fred.

-No George, Hermione parece tenerla pegada al cuerpo.

Ambos rieron y Hermione se ruborizo.

-Solo digo que

-Si, si Hermione- Fred rodó los ojos. -Te entendemos, la Navidad resulta muy ridícula cuando una guerra esta por comenzar ¿no?

-Pero, nosotros como buenas personas queremos que el espíritu navideño este presente en esta destartalada casa.

-Es por eso que los "Weasley-muérdagos" solo florecen cuando dos personas que realmente quieren besarse están debajo de el.

 

Entonces Hermione se imagino que durante la cena de Navidad Ginny se sentaba al lado de Harry, lo cual no era nada bueno porque su amiga aun se encontraba en el proceso que ella llamaba "desenamorarse de el-niño-que-vivió".

-Será mejor que los quiten- ordeno ella.

-¿No será que Hermione teme que el muérdago florezca arriba de ella, George?

-Fred, yo pensaba exactamente lo mismo.

-No sean tontos- les dijo ella ruborizándose aun más. -Solo muevan eso de aquí.

Era raro. Pasar la Navidad en un lugar que no fuera Hogwarts o la Madriguera era raro y eso estresaba a Ron. Sin contar el hecho de que su mejor amigo se comportaba como si fuera un ser solitario e incomprendido
cosa que lo estresaba aun más. Y además que Hermione se mostrara comprensiva con él sin siquiera comprenderlo
Eso era talvez lo quemas lo estresaba: Que todo mundo se preocupara por Harry.

También deberían de preocuparse por él ¿o no? ¿Qué no era él quien no iba a pasar la Navidad en su casa? ¿Qué no era su papá el que estaba en el hospital? ¿Qué no era a él a quien le habían privado de una buena Navidad por una estúpida visión de su amigo?

-Ron, estas colgando mal esas gorras- lo regaño Ginny mientras sacudía el polvo de las cabezas de los disecados elfos domésticos.

El chico resopló y volvió a acomodar las gorras de Papá Noel en las cabezas de los elfos.

Le molestaba.

Si, le molestaba que todo el mundo fingiera que esa solo era una Navidad mas y que no fuera así, le molestaba tener que decorar una casa que no era suya y le molestaba que esa Navidad no fuera una común y corriente como las de años pasados.

Harry llegó a la habitación de Sirius y busco debajo de la cama la caja por la que había ido. Se estiro un poco para poder llegar hasta ella y se golpeo la cabeza al salir.

No entendía como la gente podía preocuparse por la Navidad si sabían que Voldemort estaba en algún lugar buscando la supuesta arma.

Se puso a revolver las cosas que había dentro de la vieja caja de madera y al fin diviso las esferas al fondo de esta. Cuando las hubo sacado se fijo que debajo de ellas, estaba un pequeño y viejo papel en el que alcanzaba a relucir una palabra escrita con tinta: James.

A Harry se le encogió el corazón
¿Qué pensaría Sirius si los descubría leyendo eso? ¿Lo regañaría? ¿O acaso le gustaría que Harry hubiera encontrado algo de su padre en esa caja?

Volteando a la puerta para asegurarse de que nadie entrara, saco el pequeño papel y lo desdoblo.

Era una carta, si
una carta que al parecer su padre le había escrito a Sirius hacía mucho tiempo

No sabía ni siquiera porque se molestaba en ayudarlos a decorar la casa. Ella tenía mucho que hacer y preocuparse por algo tan simple como la decoración de una casa no estaba precisamente en sus planes. Foro ciclismo

Resignada, tomo todas las escarchas que los gemelos no habían colgado y se dirigió a acomodarlas en la cocina, pero justo antes de entrar, escucho alguien dentro de ahí.

-¡Oh si!- era la voz de la señora Weasley. -¡Este le quedara precioso a Bill!

Hermione se asomó un poco por la rendija de la puerta y vio que la señora Weasley se encontraba sentada en la mesa alrededor de lo que parecían ser muchos suéteres.

 

-¡Y este le encantara a Ron!- decía la mujer mientras tomaba un suéter rojo oscuro y mediante magia lo envolvía como regalo. -Ahora envolvamos el de Percy

En ese instante, Hermione oyó que alguien iba hacia allá y que la encontraran espiando a la señora Weasley no era precisamente dar una buena impresión, así que se oculto detrás de uno de los muebles de la vieja casa mientras Ginny entraba corriendo a la cocina.

-¿Qué estas haciendo, mamá?- pregunto Ginny mientras Hermione salía de su escondite.

-Envuelvo los regalos
¡Ginny deja eso!

-¿Le enviaras algo a Percy? ¿Después de todo lo que dijo?

Hermione intento irse de ahí, pero ella estaba de acuerdo con Ginny en que Percy no merecía que alguno le volviera a dirigir la palabra, así que siguió escuchando.

-Claro que si. Es mi hijo y tu hermano.

-Y un idiota.

-¡Ginny!

-Lo siento, pero es que ¿Cómo puedes enviarle algo después de lo que te hizo pasar?

-Es Navidad, cariño- la voz de la señora Weasley ya no sonaba severa si no quebrada. -Creo que hasta a Percy le gustara celebrarla

-¿Crees que Percy tenga tiempo para la Navidad?

-Creo que todos deberíamos tener tiempo para la Navidad

Sin previo aviso, la señora Weasley se puso a llorar y Ginny a darle unas palmaditas en el hombro.

Hermione sintió que ese era un momento demasiado privado, así que subió las escaleras con las escarchas en la mano y con un nudo en la garganta.

-¿Te ayudo con el árbol?

Ron había llegado hasta el salón y encontró a Sirius adornando el gran árbol con nieve mágica.

-Puedes pasarme esas esferas, si quieres- le dijo él mientras se ponía a tararear un villancico.

-¿Por qué todos se volvieron locos con la Navidad?- le pregunto Ron.

-Yo por mi parte, disfruto de tener un lugar en donde celebrarla- dijo Sirius con una sonrisa. -Créeme, no es bonito pasar una Navidad solo en Azkaban.

Ron se mordió el labio mientras le pasaba una esfera a Sirius.

-Deberías alegrarte un poco mas- le siguió diciendo él. -Tú tienes una familia, amigos, un hogar

-No pasaremos la Navidad en la Madriguera- le recordó Ron.

-Un hogar no es tu casa- lo corrigió. -Un hogar es donde se encuentran las personas que quieres.

Ron se quedo callada mientras Sirius terminaba de colgar la última esfera.

-Bueno, creo que es todo- anunció. -Voy a ver si Molly necesita ayuda con los regalos.

Querido Canuto:

Se que me eh portado como un tonto en los últimos días, se que piensas que me estoy haciendo la victima y que soy un idiota al creer que nadie me comprende.

Creo que Lily tenía razón y estoy pasando por lo que ella llama la etapa de "adolescente tonto-incomprendido"
esa Evans si que es rara ¿no crees?

El punto es, que agradezco mucho que a pesar de todo eso, sigas ahí
a mi lado, como el mejor amigo que eres y que hayas aceptado venir a mi casa esta Navidad. Creo que aunque yo tenga muchas cosas en la cabeza, puedo hacerme un tiempo para celebrarla contigo.

James.

Pd. Si le enseñas esto a alguien te romperé un brazo.

Harry guardo el papel otra vez y bajo las escaleras sintiéndose un completo tonto.

Hermione entró al salón aun pensando en lo que acababa de escuchar en la cocina cuando cayó al suelo por culpa de alguien que iba saliendo de la habitación.

-Lo siento- dijo Ron mientras se inclinaba y le ayudaba a recoger toda la escarcha que había tirado.

-No importa
¿te pasa algo?- pregunto ella al ver la cara del pelirrojo.

-Nada- dijo él. -Mañana va a ser una linda Navidad ¿no?

-Eso creo- contesto ella mientras ambos, inclinados sobre el suelo, metían toda la escarcha a una caja.

En eso, un leve tintineo les hizo alzar las cabezas: una ramita de muérdago comenzaba a florecer por arriba de ellos.

-¿A quien se le ocurrió poner muérdago?- pregunto Ron mientras Hermione se ruborizaba recordando las palabras de Fred y George.

-Ignóralo- dijo ella recogiendo la caja.

-Es de mala suerte, debes besar a alguien para tener una linda Navidad, oí que mamá se lo decía a Ginny- Ron parecía incomodo- ¿Puedo? ¡En la mejilla, claro!

Hermione parecía igual de incomoda que él, pero al fin dijo:

-Bueno.

Lentamente, Ron presiono sus labios contra la mejilla de la chica. Duraron así unos cuantos segundos sintiendo como sus corazones se aceleraban y luego él se fue apartando poco a poco

-Que tonta tradición ¿no?- pregunto él sonriendo.

-Si- coincidió ella.

Harry llego en ese momento al salón con esferas en las manos y una sonrisa enorme.

Luego, Sirius entró seguido de Molly, Ginny, Fred y George.

-¿Qué opinan?- pregunto Sirius señalando el enorme árbol que habían adornado.

-Creo que la casa quedo preciosa- dijo Ginny.

Se quedaron admirando el árbol mientras las hadas hacían que se iluminara la habitación y la señora Weasley les servía ponche.

Harry observo a sus amigos, los cuales por alguna razón, estaban algo sonrojados, pero los tres se sonrieron.

Y es que los tres sintieron esa sensación, era magia
magia que no se podía aprender en libros o manifestar con un hechizo, magia que llenaba a todos aunque tuvieran cosas que hacer o problemas en que pensar
era simplemente, la magia de la Navidad.

FIN.

La Magia de la Navidad. - Fanfics de Harry Potter

La Magia de la Navidad. - Fanfics de Harry Potter

Ok, es solo un fanfic sobre la Navidad que escribí para el concurso...espero que les guste, y pues que algunos capten los mensajitos que les mando con esto je

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-la-magia-de-la-navidad-3850-0.jpg

2023-02-27

 

La Magia de la Navidad. - Fanfics de Harry Potter
La Magia de la Navidad. - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/44229
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences