La Omnisciencia: el lado humano. - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Mi nombre es Camille Bloxam, y no meconsidero como ellos, los humanos. Claro que en este mundo habitado por todaclase de criaturas mágicas, no debería sentirme excluida. Pero mi caso es másprofundo, estoy casi segura de ser la única en mi especie. Nadie más, solo yo.Me considero (y hasta creo que soy) un ser mas intelectual y más sabio que losmismos humanos aunque sea físicamente igual. Soy inmortal, y tengo poderes, ocomo yo los llamaría, dones. Si bien hay magos muy poderosos en este planeta,ellos solo representan un grano de arroz del poder que yo tengo. Nada secompara, si siquiera todos los magos más poderosos unidos.

En la escuela de Hogwarts no suelo ser social,pero logro mantener un diálogo normal con otro humano. Creo que es lo básico, yalimenta además mi curiosidad y hambre por acumular más conocimientos. Encuanto a los dones, el más usable es la lectura de la mente, y por ende, elfuturo de cada individuo. Es un don fácil de usar, ya que solo me concentro enalguien específico y logro mi objetivo. Pero es difícil de controlar, sobretodo si uno quiere dejar cierta intimidad a las personas. Se sorprenderían porlo que cada persona piensa en distintos momentos o lugares
Para mostrarlesbien cómo funciona este poder, voy a leer la mente (y entonces saber el futuro)de alguna persona que este cerca de donde estoy: Aquella jovencita de rulosdorados y ojos claros habla con su amiga acerca de un examen que tendrán mañanapor la mañana. La de cabellos dorados pregunta a la otra si había estudiadoobteniendo como respuesta un "no". Por supuesto, siendo tan amigas, la decabellos dorados (prefiero mantener el anonimato) sabe que miente, cosa quetiene razón.

 

Unasensación de mareo se apodera de mi mente y luego siento que soy absorbida porun agujero negro, cuando en realidad estoy en la misma pose: Estoy siendotransportada hacia el futuro. Veo entonces a dos jóvenes rindiendo el examen.Un momento de oscuridad total. Otra escena, la profesora devuelve los exámenes, y al parecer lamuchacha de cabellos dorados lo ha hecho muy bien, a diferencia de su amiga,que esta roja de celos y enojo. Oscuridad total. Hay una pelea entre ellas.Oscuridad total. La amistad se terminó. Y por esa estúpida nota de un estúpidoexamen.

Mi mente vuelve suavemente a mi cuerpo.Analizo la situación. La verdad es que no me siento afectada por lossentimientos humanos. Son tan complejos y hasta estresantes que rechazan miinterés: odio que provoca guerra, amor que genera locura, tristeza que estimulaal suicidio o alegría que facilita la hiperactividad. ¿De que sirve tenersentimientos, si de alguna u otra manera, uno termina afectando a sí mismo y alos que están alrededor? Sinceramente, la raza humana es muy bizarra, compleja ycomplicada. Pero interesante, no hay dudas de aquello.

Volviendo al tema de mi poder, tomemos otroejemplo. Veo un muchacho bajando de las escaleras de mármol. Su forma de andarme indica que es un muchacho tímido, pero con ánimos joviales y alegres. Es unjoven tranquilo, culto y soñador. Ahora mismo está pensando cuanto le gustaríatener un amigo para contarle con detalles lo que le sucedió hace un rato
Mimente se pone en marcha. Me encuentro en una plaza. Hay allí un grupo de dosjovencitas y tres muchachos. Puedo distinguir entonces al joven ya crecido, conaire de un hombre ya formado. Abraza cariñosamente a una de las muchachas, quelo mira como cegada por tanta belleza. El joven que alguna vez deseó tener unamigo ha encontrado al fin amistad y amor. Oscuridad total. Otra escenatotalmente distinta aparece: frente a mí hay una casa modesta con un jardínprecioso lleno de flores. Se encuentra allí la misma joven que estaba en elparque, agarrada de la mano de una niña y mirando a su vez al hombre quellegaba allí. Un final feliz. Que bueno para él. Le deseo lo mejor
Pero no meafecta para nada. En fin, mi mente se une con mi cuerpo devuelta, y meencuentro devuelta en el pasillo del primer piso de la escuela.

 

Me preparo de irme de allí, pero una vozrisueña me llama la atención. Frente a mi se encuentra un grupo de sexto año deGryffindor.

Se halla ahí una muchacha pelirroja de ojos verdosos. Su piel de marfil blancocontrasta con su uniforme que casualmente combina con su cabello. Es bonita ensu forma de ser y se muestra dulce y cariñosa con los demás. Oh, salvo con uno.Su nombre es Lily Evans y no soporta, según trata de convencerse, a JamesPotter, el muchacho que está junto a ella y que la molesta día tras día. La actituddel joven Potter es aniñada e infantil pero en el fondo de su ser, él es unjoven maduro. Pero no muestra esa faceta, o la cree inexistente. Por otro lado,Lily Evans está cegada por su orgullo. No deja ver que, tras esa máscara quechiquilín, James Potter es alguien diferente, hasta tal vez alguien que logreconvivir con ella. Igual, es evidente que el muchacho está loco por Lily: porsu mente pasan frases eternas y toda clase de poemas de amor que le recitaría asu amada, pero lo único que logra formular, son pavadas. Foro ciclismo

La sensación de mareo y absorción vuelve. Bien,veamos que sucede en el futuro con James Potter.

Elcomienzo de clases de su último año en la escuela comienza, y el joven sedirige al Gran Salón con su amigo. Se acerca a su grupo, saluda a todos conentusiasmo y se dispone a desayunar. Por el rabillo del ojo observa a Lily. Sehabía olvidado de cuan bella era; la Lily de sus sueños no se acercaban ni unpoco a la verdadera. Su cabello había crecido un poco, al igual que su busto, ysus fracciones reflejaban una mujer llena de vida. De repente, oscuridad total.Estoy ahora junto a James y su amigo pelinegro en la sala común de Gryffindor.Están escuchando una conversación entre Lily y otra jovencita. Al parecer lapelirroja está sorprendida del cambio de actitud de joven Potter. Tiene lasensación de que al fin el muchacho haya decidido madurar. Oscuridad total, ymuchas escenas pasan rápidamente, como si fueran flashes: hay peleas yreconciliaciones, momentos de tensión, incomodidad o tranquilidad. Me encuentroahora en un pasillo desierto del tercer piso de la escuela. Detrás de unaescultura una pareja se besa apasionadamente. Se trata de la muchacha pelirrojay de un joven de cabello castaño claro y anteojos redondos. Pese a todo, JamesPotter ha podido conquistar a la mujer que amaba, Lily Evans, y han podidoestar juntos.

Mi mente se mueve rápidamente a otro lugar.Es una calle solitaria. Todas las casas, todas iguales, se encuentran aoscuras; salvo una. Proviene de allí una aureola de calor, luz, tranquilidad,paz y amor. Me acerco y por la ventana veo una pareja leyendo un libro. Setrata de Lily y James. Ahora, ya grandes, terminaron sus estudios y viven susvidas juntos, siempre enamorados y conesta llama de amor y pasión siempre encendida. Lily se acaricia la panza, estáembarazada. Siente que el bebé patea y ambos padres ríen. Luego, vuelven aconcentrarse en el libro: buscan un nombre para el niño que lleva la joven ensu cuerpo, el niño que representa la unión de estas dos personas en uno solo:Harry.

Deun modo u otro, me sentía bien, ligera, libre y relajada en esta atmosfera. Fuepor eso que me frustré cuando mi mente me llevo a otro lugar. Hacía frío,estaba oscuro, y el cielo estaba bastante nublado, como si fuera a llover de unmomento a otro. Sin embargo, la luna, en su cuarto creciente, no estaba tapadapor los nubarrones, y iluminaba bastante para distinguir la casa delante de mí.Se trataba de la misma casa, pero ahora destruida, lúgubre, triste y oscura. Esaimagen me llegó al corazón y en medio de mis pensamientos, un grito rompió conel silencio: ¡Harry! Corrí hacia la casa, y me tropecé varias veces por laoscuridad total. Estaba angustiada, ¿qué sucedía allí? Entonces, un rayo de luzapareció, y vi todo: el cuerpo inerte de James cerca de la escalera y elcadáver de Lily intentando proteger en vano a una criaturita escondida en sucuna. Había alguien más. Esta persona apuntó con su varita al niño, y quisegritar, pero nada salio de mi garganta. Un esplendor me dejó cegada por unmomento y acto seguido quedé a oscuras. Mi mente comenzaba a llevarme a otrolugar, pero me resistía. Al final me venció mi poder, pero antes de la negruratotal, escuché, a la lejanía, los sollozos de un bebé.

En realidad no podía precisar si realmenteera el niño o no, porque yo misma estaba sollozando. Me encontraba sentada enmedio de la naturaleza, desnuda, acurrucada hacia mi vientre. Llovía conbastante fuerza, pero no me importaba. Estaba seria, y cada vez que cerraba misojos, la escena se repetía, cada vez con más violencia.

Me estaba por desmayar, pero mi mente meabsorbió devuelta, y con dificultad, se unió devuelta a mi cuerpo, que estabaen estado automático mientras me había ido.

Estaba devuelta en el pasillo, y me estabaquedando sin aire. Comencé a jadear, tal vez mucho y hacía bastante ruido, cosaque quería evitar a toda costa. Al otro lado del pasillo, la muchacha pelirrojase percato de mi estado y se dirigió hacia mí, seguida del muchacho conanteojos redondos. Me sujetó con suavidad para ayudarme y me preguntó conpreocupación:

- ¿Te encuentrasbien?

Lapura verdad, es que no. No me encontraba bien, y eso se veía. Que estúpidapregunta. Pero me percaté que ella ignoraba todo lo que yo sabía. Era ignorantea su futuro, al futuro del muchacho a su lado, y al de su niño Harry. Quería decirle todo,pero no podía; me creería una loca y además, no debía interferir con eldestino. La muchacha me repitió la pregunta, más asustada ahora.

Peroyo no me moví. Sentí que una lágrima recorría mi mejilla. Nunca me sentí máshumana

La Omnisciencia: el lado humano. - Fanfics de Harry Potter

La Omnisciencia: el lado humano. - Fanfics de Harry Potter

Mi nombre es Camille Bloxam, y no meconsidero como ellos, los humanos. Claro que en este mundo habitado por todaclase de criaturas mágicas, no debería sentir

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-la-omnisciencia-el-lado-humano-4040-0.jpg

2023-02-27

 

La Omnisciencia: el lado humano. - Fanfics de Harry Potter
La Omnisciencia: el lado humano. - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/46746
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences