La recompensa del Príncipe - Potterfics, tu versión de la historia

 

 

 

Después de que mi mente se hizo mucho del rogar ya por fin creo que podré escribir una historia larga (o eso espero), se que contaré con las lecturas del super cuarteto de oro

YazminAche: Gracias por leer y comentar mis tontas ocurrencias :3 Espero que esta sea de tu agrado

Jessica: Con tus ocurrencias me haces reír y aunque "el que no debe ser nombrado" esté enojado conmigo por nombrar "Umbridge" a su mamá creo que seguiré tus consejos y usaré un muffiato para mis fines diabolicos jajaja! Gracias por leerme y darme animos para que escriba otra locura más.

Kharla: Gracias porque sin ti aun me estaria rompiendo la cabeza al pensar en un titulo para mi historia.

Sin ustedes creo que no seguiría escribiendo, o mas bien nunca me hubiera animado a hacerlo. Gracias a todas! Espero que les guste, sino con gusto acepto comentarios, criticas, sugerencias y crucios a la distancia C:

 

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Eran ya tres meses desde el finalde la guerra, una que a pesar de que resultamos triunfadores teníamos muchascosas que llorar. La pérdida de algunos seres queridos, la destrucción delmundo mágico y para muchos como para mí una sensación de vacío; ¿que seguía enmi vida ahora?, ¿que tenía que hacer?

De momento me ocupaba en nopensar en mis padres, ya que aún no había podido encontrarlos, y en cumplir lastareas que me fueron encomendadas junto con quienes quedaban en la Orden delFénix.

La misión en la que todosparticipábamos, era cuidar la seguridad del Profesor Snape en San Mungo, aunquesu inocencia había sido claramente demostrada con los recuerdos que entregó aHarry; y aún más desde que el "retrato" del profesor Dumbledore nos confesó queera el en persona con un hechizo desilusionador; que el mismo Snape habíaencontrado la manera de contrarrestar la maldición que guardaba el anillo y que planeó su "muerte" para cumplir así conlos mandatos del Señor Tenebroso y seguir así ayudándonos desde la distancia ennuestra búsqueda de los Horrocrux.

No a todos les parecía la idea deprocurar la seguridad del profesor Snape; no porque no creyeran en suinocencia; sino porque aun a pesar de no haber despertado en este tiempo,seguía siendo igual de temible y nadie quería estar ahí cuando el despertara;quienes nos encargábamos de esa tarea regularmente éramos la ProfesoraMcGonagall, Molly Weasley, Harry y yo.

Al principio me limitaba a leeren silencio algún libro, pero un día mientras cantaba una canción que merecordaba a mis padres y comencé a llorar, noté un pequeño movimiento en una desus manos, entonces me di cuenta de que el sí estaba ahí, que no era solo sucuerpo como muchos decían y que a pesar del pensamiento de la mayoría si teníacaso seguirlo visitando, que su mente estaba ahí tan lucida como siempre,estaba atrapado dentro de su propio cuerpo. Cuando llegó mi cambio, Harry, lecomenté lo que sucedió

-"Fue extraño, no sé lo que hacesmientras estas aquí, pero hace un instante mientras estaba cantando viclaramente como movió su mano, tal vez si hablamos con él mientras estamos aquílo ayudemos a recuperarse"- Le dije muy emocionada. Y noté una sonrisa fingidaen su rostro triste.

-"Hoy hablé con el medimagoHerms, no nos da esperanza alguna, le darán una semana más pero no tiene buenospronósticos, tal vez sea hora de dejarlo partir; su vida fue muy ajetreada esmomento de que descanse"- No podía creer lo que Harry sugería sé que lo hacíapensando en él, que el odio que alguna vez llegó a sentir era cosa del pasado.Pero no iba a permitir que le retiraran la ayuda médica, así tuviera quellevarlo al mundo muggle yo haría lo posible por que él se recuperara.

 

-"Pues si tú vas a rendirte yono, y si no quieres ayudar te pido que te retires yo puedo hacerme cargo solamuchas gracias"- Él sabía muy bien que no era momento de desafiarme así que sinmás salió de la habitación y yo comencé a trabajar

Por más que el amara el frio y laoscuridad de las mazmorras, estar en cama durante tanto tiempo en un cuartofrio y oscuro era claro que no le estaba ayudando.

Abrí las cortinas para que el solpudiera tocar su piel y comencé a leer para los dos lo que leía para mí. Hacíatiempo que me había inclinado a estudiar pociones así que no pensé en algo quelo pudiera animar más que escuchar sobre estas. A fin de cuentas eran su vida.Leí durante mucho tiempo hasta que el sueño me venció, sentada a su lado comoestaba acomode mi cabeza junto a su mano no quería separarme de él.

Harry obviamente no guardo ensecreto lo que yo había dicho así que al día siguiente fue Molly Weasley la quetrató de convencerme de que lo mejor era dejarlo partir.

-"Buenos días querida, hable conel medimago para confirmar lo que Harry nos comunicó, y aunque sea duro elaceptarlo creo que es mejor que te mentalices sobre lo que sucederá, tu sabesmuy bien que ha pasado mucho tiempo así, y aun cuando despierte no estaríatotalmente bien. Tendría que pasar por una recuperación lenta y dolorosa. Lascosas suceden por algo y tal vez esto es lo mejor. El ya no está aquí"- Dijomientras me abrazaba. En lugar de sentirme confortada me sentía enfadada, ¿cómoera posible que todos hablaran de le como si no estuviera más ahí? ¿Cómo todosestaban dispuestos a no hacer nada más por quien arriesgo su vida por nosotros?

-"Señora Weasley de ningunamanera pretendo ser grosera ni ofenderla, sin embargo las palabras que seforman en mi mente no son las más adecuadas; así que por favor le pido que seretire. Como le dije a Harry ayer por la noche, yo no me voy a rendir"- Lerespondí al tiempo en que le abría la puerta, al igual que mi amigo elladecidió marcharse antes de tener un enfrentamiento conmigo.

De nuevo estábamos solos,continué leyendo hasta que mis ojos no pudieron aguantar más, entonces decidíhablarle sobre mis padres, le conté como tuve que hechizarlos y que no sabía dóndeestaban comencé a llorar y lo noté de nuevo su mano se movía. Estaba segura queno era un reflejo de su cuerpo, que él me quería mostrar que estaba ahí. Tomésu mano y seguí llorando, pero esta vez el sentimiento era distinto, no era laangustia de no saber de mis padres, por un momento sentí paz en mi interior. Nome di cuenta de cuánto tiempo estuve así simplemente sosteniendo su mano ysintiendo paz, hasta que el sonido de la puerta abriéndose me despertó de misensoñaciones. Era la profesora McGonagall. En cuanto la vi supe que iba a lomismo que los demás a tratar de convencerme de que lo dejara partir así que sindejarla siquiera saludar le hice saber mi opinión.

-"Profesora si viene aquí adecirme que lo mejor es dejarlo ir, le suplico que se ahorre el discurso, no mevoy a rendir, voy a ayudarlo; el entrego su vida para poder salvarnos a todosasí que no, no me iré a descansar, no lo dejaré solo y si solo es eso por favorretírese"- Ella me miró sorprendida y respondió con un tono de voz firme.

 

-"Señorita Granger jamás creí quepudiera hablarme de esa manera, pero la comprendo. Y no se preocupe no vine aconvencerla de nada; al contrario vengo a decirle que yo tampoco me voy arendir y a ofrecerle mi ayuda, bueno nuestra ayuda"- Dijo al tiempo que sacabade una pequeña bolsa el "retrato" de Albus Dumbledore que sonreía mientras memiraba -"Puede darse cuenta que deja a Severus en buenas manos y que no lodejaremos solo mientras va a su casa a asearse y comer algo, si quiere puedequedarse a dormir, con gusto pasaremos aquí la noche"- Fui feliz porque por fintenía un par de aliados en mi misión y con ellos a su lado yo podía irmetranquila .

-"Gracias profesores, si tengo unpoco de hambre y necesito un baño; aunque sino les molesta prefiero quedarme adormir aquí claro que si prefieren quedarse y mi presencia les incomoda solotienen que decirlo
"-

-"Su presencia jamás incomodaseñorita Granger, y gracias por cuidar de mi muchacho tan bien"- Me interrumpióun sentimental Dumbledore -"Vaya y haga lo que crea conveniente cuando regreseal menos yo estaré aquí ya que Minerva tiene muchas ocupaciones en elcastillo"- Finalizó sonriente.

-"Si vaya y no se preocupe aquíseguiremos los dos, la reconstrucción del castillo puede seguir sin mí"- Yvolteando a ver al profesor Snape le dijo- "Y no me iré a hacer tu trabajoSeverus, tu eres el director y estas pequeñas vacaciones que estas tomando note eximen de tu trabajo en Hogwarts, así que descansa bien porque yo no harétus pendientes cuando regreses a tu puesto, cumplirás con todos ellos"- Elescucharla hablarle así me tranquilizó por completo podía irme, él estaría bien.

Me despedí y salí de San Mungo,aunque después de la guerra me estaba quedando en la madriguera no quería irahí en esos momentos; así que me dirigí a la casa de mis padres, aunque eradoloroso estar ahí y recordarlos, eso era mejor que estar en un lugar dondenadie te comprende.

Me di un baño y comí bastante,dormí un par de horas y casi al anochecer regrese al hospital con mi pequeñabolsa repleta de ropa, libros e incluso comida, no quería separarme de él,aunque aún no entendía bien el porqué, algo me decía que debía estar a su lado.

Como me prometieron ahí estaban elprofesor Dumbledore y la profesora McGonagall. En cuanto llegué ella sedisculpó y se retiró para poder comer algo, nos quedamos los tres restantes enla habitación.

-"Señorita Granger este ancianopor muy retrato que sea necesita dormir, espero me disculpe iré a dormir aHogwarts; sino le molesta quisiera que este cuadro se quedara aquí para poderestar pendiente de Severus sin depender de nadie más"-

-"Por supuesto que no es molestiaprofesor aquí estaré siempre no tengo otro lugar a donde ir, y aunque lotuviera es aquí donde quiero estar, cualquier cosa que suceda yo le mandaré unpatronus para avisarle"- El asintió se dio la vuelta y de nuevo nos quedamossolos.

Continué leyendo el libro depociones, estaba por quedarme dormida cuando la profesora McGonagall entró enla habitación.

-"No creo que eso ayude Hermione,piensa un momento y respóndeme ¿cuántos libros compraste para tus cursos depociones mientras Severus fue tu profesor?"- La miré intrigada y ella rodó losojos- "Bueno debo suponer que tú compraste 5 o 6 libros de pociones por tupropia cuenta, pero ninguno por encargo de él. Nunca le han gustado esoslibros, piensa que los autores son incompetentes y prefiere enseñar con suspropias 'recetas'. ¿Las veces que ha hecho notar su presencia ha sido cuandolees?"- Negué con la cabeza - "Lo sabía, aunque él ha aparentado durante muchotiempo ser un hombre frío y sin sentimientos, no lo es; solo que le cuestaaceptarlo, habla con el de tus sentimientos, cuéntale de tu infancia, no sesimplemente habla desde el corazón. Ahora no creo que sea una buena idea quelas dos estemos aquí, iré al castillo y descansaré mañana vendré a verlo paraque tú puedas descansar, hasta mañana"-

 

-"Hasta mañana profesora y muchasgracias por todo"- Se retiró y al quedarme con el comencé a contarle sobre miinfancia como McGonagall me recomendó y al parecer tenía razón, comenzó a moverinquietamente su mano cuando le hablaba de como fue el "bicho raro" y de que elhecho de refugiarme en los libros fue un escudo para que nadie dañara missentimientos. Al parecer teníamos más cosas en común de lo que llegué a pensaralgún día, los dos nos ocultábamos bajo mascaras para no ser dañados y los dosfuimos decepcionados en el amor.

La semana había pasado y sumejoría era notoria, sin embargo los medimagos no daban crédito a la mejoría desu condición y seguían con la idea de dejar de asistirlo medicamente.

La noche anterior al día en quese cumpliría el plazo le hablé de mi rompimiento con Ron, de como él después debesarme en media batalla corrió a festejar con Lavander la caída de Voldemort,y como me explicó que el beso solo había sido parte de la emoción del momento.Aun me dolía así que comencé a llorar recargada en su mano, hasta que me quedédormida.

La mañana me sorprendió y más aúnel hecho de que su mano estaba sobre mi cabeza como intentando consolarme, nopude pensar más en eso porque el profesor Dumbledore llego al cuadro paraindicarme que la profesora McGonagall llegaría en unos instantes y que si no memolestaba quería hablar con el profesor Snape en privado.

Simplemente asentí y salí dellugar para dirigirme a mi casa, al llegar me metí directo en mi cama había sidouna semana muy agotadora y sería peor en un par de horas cuando tuviéramos quediscutir con un grupo de medimagos para que no le retiraran sus cuidados y encaso de que insistieran en hacerlo lo sacaríamos de ahí. No sería fácil, perolo ayudaríamos todo estaría bien.

Cuando desperté me di cuenta queera de noche, no lo podía creer me quedé dormida todo el día, sin cambiarmesiquiera la pijama que había usado para descansar me desaparecí y aparecí enlas afueras de San Mungo, entré corriendo y al llegar a su habitación no pudecontener las lágrimas al notarla vacía. ¿Era verdad? ¿Ya no estaba entrenosotros? ¿Dumbledore y McGonagall habían cedido a la presión?

-"¿Dónde estás Severus Snape?"

De nuevo un capitulo de mis locas creaciones. Cabe mencionar que este capitulo se compone de tres partes, la 1a es desde el punto de vista de Severus. Las letras en cursiva pertenecen a un narrador (que como me costo escribir en 3a persona). Y la última parte es desde el punto de vista de Hermione. Creo que queda claro mientras se lee pero no quería que se prestara a malos entendidos. Gracias por leerme!

 


Me sentía totalmente extraño ydesubicado. Lo último que recordaba era que le pedía a Voldemort que me dejara llevarle a Potter, realmente no quería hacerle daño, tenía que cumplir con lo quele prometí a Dumbledore, era el momento justo, Voldemort era vulnerable nopodía esperar más, pero no me dio oportunidad de buscarlo, me atacó y ordenó aesa asquerosa serpiente que "terminara" conmigo. Potter y sus amigosaparecieron, solo pude entregarle mis recuerdos sabía que moriría.Y eso pensé que había sucedido, pero ahora no me quedaba claro.

De pronto me sentía solo,en un lugar muy extraño y parecía que flotaba entre las tinieblas. Estabaacostumbrado a estar solo, pero esta incertidumbre de no poder ver ni escuchara nadie más resultaba agobiante. Algunas veces me parecía escuchar a Potter, aMinerva y a una muy molesta Molly Weasley; pero mi alma encontró paz un día queescuche una voz que me resultaba familiar cantando, parecía sufrir pero memostraba la luz en las tinieblas en las que me encontraba.

Intentaba acercarme a la luz dela que provenía esa voz y sin embargo parecía no avanzar mucho. Desde ese díasolo veía la luz cuando esa voz se escuchaba. Pronto las voces a mi alrededorparecían hacerse más claras y pude entender lo que sucedía, estaba en unhospital, al parecer San Mungo y a mi lado estaban frecuentemente MinervaMcGonagall y Albus Dumbledore, junto a la dueña de esa voz particular que aúnno podía reconocer.

Esa dulce voz me hablaba sobrepociones era interesante; pero me intrigaba más oírla hablarme sobre suinfancia, el escucharla me hacía sentir levedad en el alma. Con el paso de losdías las historias sobre la vida de esa misteriosa mujer avanzaban y entoncesdescubrí su identidad. Hermione Granger, eso me sorprendió; de Albus y Minervalo comprendía incluso lo esperaba pues ellos siempre han sido lo más cercanoque tuve a una familia, pero ella Granger jamás fui amable con ella, nunca tuveconsideraciones para con ella, y sin embargo era ella quien parecía empeñada enluchar por mi recuperación.

Conforme me contaba su vida me dicuenta de que teníamos muchas cosas en común, señalados siempre como fenómenos,ocultándonos bajo mascaras para no ser dañados. Pero el día en que me hablosobre su decepción con el inútil de Weasley fue cuando tuve la determinación deseguir caminando hacia su voz. No podía escucharla llorar sin recordarme a mímismo tiempo atrás, de pronto tuve la necesidad de abrazarla y consolarla.

De pronto la voz de Granger cambió por la deAlbus Dumbledore que me incitaba a despertar:

-"Vamos hijo, yo sé que estás ahídebes regresar ahora, no me importaría quedarme en este lienzo para siempre¿sabes? Podría vivir por la eternidad sin ningún caramelo de limón, pero tuoportunidad de ser feliz es ahora, hay muchas personas preocupadas por ti, portu bienestar, así que tienes que despertar ahora. No debes rendirte, sinodespiertas hoy te llevaremos a un hospital muggle y no creo que quieras eso"- Eseviejo chiflado hasta en los peores momentos tenía que ser molesto.

En ese instante y como si Severus Snape solo hubiera estado durmiendodespertó sin mayor problema. Le costó un poco de trabajo acostumbrarse a la luzy al hecho de que oficialmente había sobrevivido de una manera extraña a laguerra. El retrato de Albus Dumbledore comenzó a gritar pidiendo ayuda, ungrupo de medimados y enfermeras que en esos momentos estaba haciendo sus rondasdiarias se acercó a la habitación y todos se sorprendieron con lo que vieron.Severus alcanzo su varita que estaba en una pequeña mesa junto a su cama. Conun hechizo inteligible se vistió y salió del lugar sin permitir que nadie lotocara, en la entrada del hospital desapareció y nadie supo a donde se dirigió.

 

Minutos más tarde una ajetreada Minerva McGonagall hacia su apariciónfrente al hospital, al acercarse a la habitación de Severus notó un alboroto ytemió lo peor. Entró rápidamente y tanto Albus como los medimagos le explicaronlo sucedido. Tomó el retrato del ex director y salió para poder emprender labúsqueda del mago.

Todo el día sin noticias de Severus Snape, la orden estaba reunida ypese a hacer varios intentos por localizar a Hermione Granger, tampoco eraposible. Le mandaron lechuzas, un par de encantamientos patronus y no respondíanada, incluso intentaron localizarla por medios muggles y nada daba resultado.Por mucho que Harry Potter insistiera el localizar a su amiga no era unaprioridad, nadie sabia donde estaba y parecía que no quería ser encontrada, no podían aparecerse en su casa, la chimenea estaba desconectada de la red flu y al llegar por medios muggles la casa no era visible; un encantamiento Fidelio del que seguro ella era la guardiana, eso complicaba bastante la situación,pero la principal ocupación de los miembros de la Orden del Fénix era localizara Severus Snape y llevarlo a un lugar seguro. A pesar de que la mayoría de losmortifagos peligrosos cayeron en la guerra o fueron apresados el pensamientocolectivo era que alguno de ellos podía tomar venganza contra el traidor deLord Voldemort. La información de que Severus Snape había sido siempre leal aDumbledore y un espía de la Orden del Fénix era de dominio popular.

A pesar de no saber de él durante todo el día seguían buscando, no sedarían por vencidos.

Una muy descansada y desorientada Hermione Granger despertaba en surecamara varias horas después de salir del hospital. No se dio cuenta cuantotiempo había dormido y cuando se percató del paso de las horas se encamino al hospitalSan Mungo de Enfermedades y Heridas Mágicas.

Cuando noto la ausencia de su profesor en la habitación tuvo miedo deque sus peores temores se volvieran realidad, tras un instante deintranquilidad pudo controlarse y pensar claramente. Lo lógico era que MinervaMcGonagall supiera que había pasado y donde se encontraba su profesor.

Salió del hospital y se desapareció para aparecer en el límite de losterrenos de Hogwarts, corrió como nunca en su vida para poder llegar a la dirección.Cuando lo hizo totalmente sin aliento encontró a un muy preocupado AlbusDumbledore caminando en círculos alrededor de su silla dentro del lienzo.

-"¿Dónde está el profesor Snape?"-Pregunté sin siquiera detenerme a saludar.

-"Es lo que yo quisiera saberseñorita Granger, pero no se preocupe algo en mi interior me dice que estábien. La orden al pleno se está ocupando de localizarlo. Tal vez solonecesitemos un poco de suerte para encontrarlo"- Mencionó Dumbledore sonriendode lado.

 

-"¡Suerte! Es exactamente eso loque necesito"- Y de la misma forma en que entre a la dirección salí rumbo alarmario de pociones de Snape.

Al llegar ahí busque lo quenecesitaba y corrí a la chimenea más cercana, era mucho más practico llegar víared flu a cualquier lugar donde pudiera desaparecer que llegar de nuevo a loslímites del castillo.

-"Número 12 Grimmauld Place"- Fueel primer lugar que vino a mi mente, al llegar ahí pude notar que la casaestaba vacía, aunque para mí no suponía ningún cambio, mi objetivo era claroestar junto a Severus Snape lo antes posible. Salí al pequeño pórtico y de untrago vacié el contenido del pequeño frasco que llevaba en mis manos. No mesentí muy diferente pero tenía que intentarlo. Pensé en él y me desaparecí.

Cuando volví a sentir el pisofirme sobre mis pies abrí mis ojos, la aparición seguía sin gustarme y aún causabaestragos en mi cuerpo. Cuando noté donde estaba tuve miedo; un cementerio, a lolejos vi la figura de un hombre, eso en lugar de asustarme más, me dioesperanza. Tenía que ser él.

Me acerqué con precaución yaferrando con fuerza mi varita, aunque esperaba que fuera él no podía estarsegura. Estando a pocos metros de distancia volteó y pude ver su rostro. Laemoción que sentí fue incontrolable, al punto tal en que totalmente sinpensarlo me lance a él y lo abrace fuertemente. Como era de esperarse el norespondió a mi muestra de afecto y preocupación y entonces me di cuenta de loestúpida que había sido al correr como una loca a buscarlo y más aún al abrazaral "murciélago de la mazmorra". Me separé rápidamente, aunque estaba conscientede que tarde demasiado en hacerlo.

-"Profesor Snape, todo el mundo estápreocupado por usted. Es un alivio encontrarlo"- Dije lo más tranquilamente quepude disimular.

-"No entiendo porque su repentinapreocupación hacia mi persona Granger, lo agradezco; pero agradecería más quese retirara para poder continuar con mis asuntos"- Siseó como era su costumbre,di la vuelta y a punto de desaparecer escuche que me llamaba. -"Granger, unacosa más. ¿Cómo me encontró?"-

-"Félix Felicis, la tomé de suarmario y cuando la consumí pensé en usted, y al parecer funcionó muy bien"- Un momento de silencio nada incomodo seapoderó del momento y yo me quedé ahí a su lado esperando por él.

-"Gracias Granger, por todo lo quehizo en este tiempo por mí, sé que usted fue de las pocas personas que no sedieron por vencidas"- Eso sí que no lo vi venir, él dándome las gracias. Era unmomento para recordar.

-"Fue un placer profesor. ¿Puedopreguntar dónde estamos?"-

-"Ya lo hizo, estamos frente a latumba de mi madre. Después de tanto tiempo de guerra, necesitaba un poco de pazy los pocos momentos de paz que tuve en mi vida fueron junto a ella, así queheme aquí. Aunque ahora es un poco tarde tal vez es momento de enfrentarme conla realidad"- Me respondió con un tono de voz que jamás había escuchado en él.

-"Si concuerdo con usted, mealegra mucho haberlo encontrado, debería visitar Hogwarts; el profesorDumbledore y la Directora McGonagall están bastante preocupados. Con permisoseñor"- Me di la vuelta y desaparecí para aparecer en un callejón contiguo a lacasa de mis padres. Después de haberlo visto me sentí mejor que en cualquiermomento después de la guerra. No lograba entender muy bien el porqué de esesentimiento, pero tampoco me importaba mucho. Hoy por fin dormiría tranquila.

 

Una semana había pasado desde el "renacer" de Severus Snape, el y Hermione Granger no habían coincidido.

Severus acudió a Hogwarts el mismo día que Hermione lo encontró graciasa la suerte líquida y por Albus Dumbledore se enteró de que habían pasado 3meses de que la guerra había terminado.

-"¿Por qué permitiste que me salvaran Albus? ¿No te das cuenta queno haces más que prolongar mi agonía? Mi misión ya ha sido cumplida, mi vida yano tiene razón de ser. Cualquiera con dos dedos de frente podría haberte sacadode este lienzo con un poco de preparación, incluso el mismo Potter. ¿Por quéhaces esto conmigo? ¿Acaso no te has divertido ya suficiente con mi vida?"-Reclamó Snape al anciano de la pintura quelo miraba divertido con una sonrisa en los labios.

-"No es por mi Severus"- Y cambiando totalmente de tema mencionó. -"Elamor es la magia más poderosa del mundo. Alguien espera por ti Severus y serámuy importante en tu vida".

Snape salió del despacho con una frustración mayor a la que jamás habíasentido. Para él nunca había sido una opción el sobrevivir a la guerra. Y su futuro era un enigma aún para él mismo.

Hermione Granger se encontraba en la casa de sus padres, sin saberexactamente dónde empezar su búsqueda. Y aun cuando los encontrara no teníaidea de cómo devolverles sus recuerdos. Aunque eso tampoco era su prioridad,ella quería saber si estaban bien, si sus acciones para mantenerlos a salvohabían valido la pena. Aun cuando no pudieran recordarla, la certeza de suseguridad era suficiente para ella. No esperaba rendirse ahora; pero sabía cuáleseran las consecuencias cuando aplicó sobre ellos ese hechizo.

Las semanas pasaron sin que ella pudiera encontrar alguna pista sobreel paradero de sus padres, estaba ensimismada en sus pensamientos cuando unalechuza se detuvo en el alfeizar de su ventana, con un sobre en el pico.

-"Carta de Hogwarts"- Se dijo a si misma mientras la abría paraenterarse de su contenido. La carta era breve, Minerva McGonagall la citaba ensu oficina para hablar de su futuro, no pudo evitar sonreír nostálgicamente alpensar en su futuro. ¿Acaso podía aspirar al mismo futuro que soñaba antes deque la guerra estallara?

Sin pensarlo dos veces se dirigió a la chimenea para terminar con eseasunto cuanto antes. Aunque las cosas en su vida personal no eran para nadacomo las había soñado tiempo atrás, era claro que no descuidaría sus estudios,su vida académica tendría que seguir como siempre.

-"Querida que gusto que vienestan pronto"- Dijo Minerva con una sincerasonrisa en su rostro -"¿Cómo estas hace mucho que no sabemos nada de ti?"-

-"Muchas gracias profesora,disculpe el que no viniera antes; estaba intentando encontrar a mis padres perono pude llegar a nada concreto. La realidad es que no tengo idea de donde estány no se siquiera por dónde empezar"-

-"¿No les diste algo paraencontrarlos? ¿Algún hechizo para rastrearlos? ¿Algo?"- La preocupación que sentía por su alumna predilecta se notaba.

-"No quería correr ningún riesgo,sabía que podían usarlos para chantajearme de algún modo y no quise comprometersu vida, ellos no tenían por qué salir dañados. Así que no quise que nadiepudiera encontrarlos, aun cuando me capturaran y me torturaran o usaranLegeremancia en mi contra"- RespondióHermione con un semblante bastante serio. -"Pero no estamos aquí parahablar de eso, ¿qué es lo que sucede profesora? ¿Cuál es la noticia quemencionó en su carta?"-

 

-"Claro, te cité aquí para hablarde tu futuro. El ministerio te da una oportunidad de terminar tus estudios enHogwarts o continuar en una academia superior en la rama en la que tu decidas,a los Señores Potter y Weasley les hicieron el mismo ofrecimiento, ellos loaceptaron y entraran en el siguiente curso a la academia de aurores, y tiempoatrás me mencionaste que querías especializarte en pociones."- Hermione se limitó a asentir sininterrumpirla -" Yo quiero ofrecerte un empleo en el colegio. Aunque másbien creo que serias tú la que me ayudaría a mí. Hogwarts es en este momento uncaos, Severus pudo traer de vuelta a Dumbledore, hace unos momentos lo saco dellienzo; el retomó su cargo de Director. Severus estará en la clase de Defensa Contralas Artes Oscuras, Horace no regresará necesita descansar después de la guerra;y aunque Severus insiste en que podrá tomar también pociones quisiera que tutomaras los primeros tres cursos. Es demasiado para él y ambas sabemos que noestá del todo recuperado. Yo hablare con él para que sea tu tutor y puedas presentartu trabajo ante el ministerio para ser maestra en pociones. Esas son tusopciones ¿Qué es lo que quieres hacer?"-

Hermione la miró desconcertada, desde tiempo antes de la guerra sehabía planteado que quería estudiar pociones, pero para eso necesitaba tomarcursos avanzados con un tutor y Severus Snape era la única persona que podíaayudarla, por lo que había descartado laidea y se había inclinado hacía el campo de las leyes. Pero su verdadera pasióneran las pociones. Pero ahora la situación era distinta, aunque Severus Snapeseguía siendo el murciélago de las mazmorras ya no le provocaba miedo comoantes. Además la sensación que despertó en su cuerpo con la sola mención de sunombre, le emocionaba sobremanera. La idea de compartir los próximos dos añoscon él no le resultaba para nada desagradable. Sin pensarlo mucho respondiódejando ver por primera vez una sonrisa sincera.

-"Estaré encantada de ayudarlaprofesora; claro siempre y cuando el profesor Snape acepte, yo tampoco creo quesea una buena idea que quiera hacer todo el solo, usted tiene razón aunque élno diga nada estoy segura que no está completamente recuperado. Me da muchogusto que el profesor Dumbledore esté de regreso, sé que el logrará convencerlode que me acepte como su aprendiz, espero su confirmación en cuanto hablen conel profesor Snape. Me gustaría quedarme pero tengo una invitación para cenar enla madriguera. ¿Gusta acompañarme?"-

Minerva McGonagall había recibido la misma invitación así que sedirigieron juntas al lugar. Mientras tanto en otra parte del castillo un hombresolitario pensando en los últimos acontecimientos de su vida.

Desde que despertó en San Mungo con la noticia de que habían resultadovencedores en la guerra, el tiempo transcurría muy lentamente para él.

 

En el momento en el que todos se enteraron de su verdadera lealtadmuchas personas habían intentado acercarse a él, cosa que le resultaba molestaen demasía. Toda su vida había podido manejar el odio que expresaban hacia él,pero el cariño, las muestras de afecto, el amor. Además de su madre nadie nuncalo había amado. No podía manejar eso.

Lo peor sin duda para él fue cuando al aparecer en Hogwarts yencontrarse con Minerva McGonagall ella lo abrazó y no conforme con eso le dioun beso en la mejilla. Después de su infructuosa charla con Albus, se disponía air a sus mazmorras el lugar en donde se encontraba seguro cuando al toparse enun pasillo con ella, ésta hizo público lo que sentía por él, puso en tales muestras de afecto todo ese agradecimiento ycariño que sentía hacia su amigo y que tenía guardado en su corazón.

Además las palabras de Albus Dumbledore aún sonaban en su cabeza.

-"El amor es la magia máspoderosa del mundo. Alguien espera por ti Severus y será muy importante en tuvida
.."- Dijo en voz alta y sacudiendo su cabeza como queriendo aclarar sumente continuó -"Basta Severus, saca esas tontas ideas de tu mente. Nadiellegará a tu vida, seguirás solo... siempre"

Después de que Albus y Minerva tuvieron una charla un poco acaloradacon Severus sobre Hermione y su intención de estudiar pociones, él se negó enun principio pero después recordó el tiempo en que estuvo en el hospital y comoella estuvo a su lado para cuidarlo; además del hecho de que estar junto a ellalo hacía sentir diferente. Terminó por aceptar dejando en claro que era quienle pondría las condiciones, que supervisaría personalmente sus clases y que alprimer error estaba fuera.

Una semana después de su visita a Hogwarts Hermione recibió una cartadel Director, en la que le rectificaba la oferta que Minerva le había hecho yle informaba que aun cuando faltaba un mes para el inicio del nuevo curso, solicitabasu presencia de inmediato así que preparó su baúl para viajar inmediatamente,no tenía muchas cosas que hacer y la búsqueda de sus padres estaba en pausa,tal vez dentro de la biblioteca del castillo encontraría alguna idea de cómolocalizarlos. Encogió sus cosas y las metió en una pequeña bolsa de cuentas.

Apareció en los límites de Hogwarts y volvió su mirada al castillo, eraimponente, sólo habían bastado un par de meses de trabajos para su reconstrucción,parecía que la guerra nunca había sucedido. Todo quedaba como un mal recuerdoen la mente de quienes la vivieron.

No se dio cuenta del tiempo que había pasado observando el castillohasta que notó que alguien estaba a su lado. Era Severus Snape, su corazón dio unvuelco e hizo lo posible porque no se notara.

-"Es impresionante ¿no?, pareceque nada hubiera sucedido y sin embargo nunca lo olvidaremos"- Dijo elrompiendo el silencio.

-"Es cierto profesor, nunca lo olvidaremostenemos muchas cicatrices"- dijo tocándosenerviosamente el brazo donde Bellatrix la había marcado, al tiempo en querecordaba a sus padres -"aunque no todas se vean"- Severus no entendió a lo que ese refería pero tampoco quisocontinuar con el tema, era claro que le dolía mencionarlo y aunque en tiempospasados se habría aprovechado de eso, justo ahora no se sentía capaz delastimarla, no a ella.

 

-"Entonces contaremos con usted como profesora"- ellaasintió y comenzó a caminar, el la seguía de cerca -"Además me informaronque aceptó el empleo para poder realizar un trabajo en el que necesitará untutor"

-"Comprendo si no quiereayudarme, incluso he contemplado otras opciones. Pero en verdad estaríaencantada de poder trabajar con el mejor pocionista de nuestra época"- Severus sintió calor en el pecho, pero jamásiba a permitirse el demostrar sus emociones así que borró la media sonrisa quese había formado en su rostro y respondió de la manera más fría que podíafingir.

-"No me importaría trabajar conusted Granger, después de todo usted es una de las pocas que mostró interés enmi clase y hay pocos especialistas en mi área. No crea que todo será fácil.Pero creo que puede manejar eso"- Hermionetenía una mezcla de emociones, estaba feliz por poder trabajar con él, pero aúnno se explicaba porque cuando estaba a su lado, el mundo parecía un lugarmejor. Llegaron al castillo Severus se dirigió a las mazmorras y Hermione aldespacho del director para ultimar detalles sobre su trabajo.

Al dirigirse a la dirección se topó con Remus Lupin que estaba ahí porel mismo motivo que ella, el licántropo el saludo con una sonrisa en el rostro.

-"Hola Hermione, Albus me dijo que te integras a trabajarcon nosotros es un gusto tenerte aquí"-

-"Si a mí también me da gusto estar de regreso"-

Ambos siguieron su camino después de intercambiar algunas palabrasentre las cuales Remus le explicó que este curso se encargaría de la materia deencantamientos ya que igual que Horace Slughort, Filius Flitwick había decididoretirarse de la enseñanza. Hermione entró al despacho del director y no pudo contenerla alegría de verlo de nuevo en persona, corrió hacia él y lo abrazo, últimamentese sentía muy sentimental y no sabía porque. Albus le devolvió con gusto elabrazo y después de discutir algunos asuntos sobre su estancia en el castillollegó un punto que Hermione no había contemplado.

-"Muy bien señorita Granger, loshorarios los podrá armar con el profesor Snape cuando el termine de organizarlos suyos, para que no tengan problemas con el aula. Y hablando de espacioscreo que es hora de que vaya a descansar a su nueva habitación, la acompaño"- Elviejo director salió de su despacho y mientras caminaban no paraba de hablarlesobre los tiempos que venían y que todo sería mejor para todos, Hermione no se diocuenta de a donde se dirigían hasta que se detuvieron frente a una puerta; yentonces notó que a pesar de llevar su capa de viaje sentía frío, fue entoncescuando cayó en cuenta de que estaban en las mazmorras.

-"Bueno hemos llegado, ustedmisma podrá establecer su contraseña, espero que pase una buena noche, tal veztenga tiempo para visitar a sus vecinos"- Dijoel viejo director guiñándole un ojo para después girar sobre sus talones yemprender el camino de regreso.

Hermione se preguntó el porqué de ese guiño "visitar a los vecinos".Decidió instalarse ya tendría tiempo para poder aclarar con Snape los asuntosque tendrían que resolver juntos, los horarios de las clases, su tesis enpociones, los temas que debería tratar con los alumnos, muchos asuntos quetratar pero ese no era el momento adecuado.

 

La noche pasó muy rápido y al día siguiente decidió subir al grancomedor para tomar su el desayuno con el resto de las personas que seencontraban en el castillo. Al entrar recordó los buenos momentos que habíapasado en Hogwarts junto a sus amigos y sonrió nostálgicamente. Vio la mesa de Gryffindory siguió de largo a la mesa de los profesores. Sonrió a todos entre el directory Remus Lupin había dos lugares vacíos y ocupó el más próximo a Remus y suesposa.

-"Buenos días a todos"-

-"Buenos días Hermione"- La saludó su amigo

-"Hola Herms"- Dijo la joven metamorfomaga que se levantóde su lugar para darle un beso en la mejilla a la nueva profesora. -"Estoymuy contenta de poder contar contigo en el castillo, Dumbledore me permitióvivir aquí un tiempo, mientras resuelvo unos asuntos con el profesor Snape yMadame Pomfrey."­- Explicó sin siquierarecibir cuestionamiento alguno. Ambas siguieron una animada plática y ninguna delas dos se dio cuenta cuando el único miembro del profesorado que faltaba enarribar al comedor; llegó, se sentó sin saludar y comenzó a desayunar. Eldesayuno terminó rápido mientras ellas charlaban.

-"Lamento interrumpir suagradable platica, Señorita Granger la espero en mi despacho cuando termine,espero que no tenga que esperarla demasiado"- Hermione terminó rápidamente su vaso de jugo de calabaza y trasdisculparse con sus colegas y prometer a Tonks que hablarían después, corrió asu habitación para asearse y tomar las cosas que creía que necesitaría en sureunión con Snape.

Salió con prisa y se detuvo en la puerta contigua se arregló el cabelloy la ropa; tocó la puerta y antes de responderse a sí misma por qué había tenidoese reflejo involuntario de querer verse bien para Snape, éste había abierto yse encontraba frente a ella.

Después de tomar nota sobre los horarios de las clases que impartiría yde las clases avanzadas que recibiría Severus dio por terminada la reunión.

-"Parece que todo está claro,empezaremos sus clases mañana. Si no hay otra cosa le dejo el día libre paraque pueda compartir con la señora Lupin"- Hermioneestaba dispuesta a salir, pero de pronto una idea cruzo su cabeza y giróhaciendo notar su nerviosismo.

-"En realidad si hay otra cosaprofesor, quisiera
me gustaría saber
¿está usted bien? Es decir, ¿su heridaya sanó por completo? No creo que se buena idea que se complique tanto la vida,Remus, es decir el profesor Lupin está aquí; él podría tomar la mitad de losgrupos de Defensa contra las artes Oscuras y usted tendría un poco de tiempopara descansar
" Severus no la dejóterminar y haciendo gala de su apodo de 'bastardo murciélago de las mazmorras'le lanzó una intimidante mirada y le dijo secamente.

-"Ya tuve suficiente tiempo paradescansar Granger le suplico que se limite a tratar asuntos meramenteprofesionales, no quiero cambiar de idea respecto a ser su tutor, ahora retírese.-

Hermione salió desconcertada, no sabía porque reaccionaba así. Ella noera más su alumna no tenía por qué intimidarla. A pesar de prometerle aNymphadora Lupin que la acompañaría por la tarde para hablar de algo importantepara la metamorfomaga no quiso acudir. La reacción de Severus la lastimaba y nosalió de su habitación ni a la hora de la comida.

 

En el gran comedor se notaba la ausencia de dos personas. Severus Snapeestaba en su habitación con un vaso de whisky de fuego frente a la chimenea.Cuando ella le había preguntado por su salud se sintió bien, hace mucho quenadie salvo Albus y Minerva se preocupaban por él. Y ese pequeño gesto aunadoal hecho de que fue ella quien lo cuidó en su estancia en el hospital comenzabaa despertar en él sensaciones que creía que jamás volvería a sentir.Sensaciones que solo una mujer en su vida había despertado hasta ahora.

-"Vamos Severus, si vas aenamorarte de esa niña solo porque siente compasión por ti, ya estas demasiadoviejo"- Se recriminó a si mismo mientrasperdía su mirada en el fuego de la chimenea.

La hora de la cena había llegado y aunque sabía que si le pedía algo decomer a los elfos de la cocina ellos la obedecerían sin dudarlo, no legustaba darles mas trabajo del que ya tenían. Así que era momento deenfrentarlo y ahora que lo pensaba bien, entre mas pronto se diera eseencuentro era mejor. De cualquier manera tendría que volver a verlo tarde otemprano. Sin duda el mantendría la misma actitud para con ella y sin entendermuy bien el porqué; sin duda a ella le seguiría causando daño el sentirlo fríoy distante
como siempre.

-"¿Qué pasa contigo Hermione?"- Se reprocho a si misma -"Solo es Snape,¿desde cuando te importa lo que el piense de ti o la manera en que te trate?Solo es Snape

Mientras ella se dirigía al comedor, el director del colegio tocaba enla puerta contigua a la suya.

-"Pase"- se escucho desde dentro del despacho.

-"Severus, ¿te encuentras bien?"- Cuestionó al pocionista quien habíapermanecido prácticamente en la misma posición durante toda la tarde.

-" ¿Por qué no habría de estarlo Albus?"- Respondió sin apartar lavista de la chimenea.

-"No lo se, es por eso que vine. Extrañamos tu presencia a la hora dela comida, espero que podamos contar contigo para la cena"-

-"No tengo hambre, pedí algo a los elfos hace un momento; lamento tenerque privarlos otra vez de mi presencia"-

-"No eres el único que decidió hacerlo, parece que el habitar en lasmazmorras inhibe el apetito. Ya que no hay nada que hacer para que me acompañesme retiro. Que descanses."

Salió de la habitación dejando al profesor con una nueva cosa en quepensar.

-"¿Habitar en las mazmorras?... ¡Granger!... ¿Qué pasa contigoHermione? ¿Por qué decidiste quedarte sola?"- No se dio cuenta que había dichoeso en voz alta y se sintió sorprendido al notar que se había referido a ellapor su nombre. Tenía suerte de estar solo, porque el simple hecho de mostrarsepreocupado por su bienestar acabaría con su reputación de hombre cruel y sinsentimientos. Claro que después de que Rita Skeeter publicara una parte de suhistoria no es que muchos aun lo consideraran como tal.

A pesar de haber decido no acudira la cena se levantó y se dirigió al comedor, tenía que saber de ella ¿seencontraría bien? ¿Acaso su forma de hablarle la había lastimado? Entró alcomedor por la puerta principal y la vio sentada en el mismo sitio que esamañana. Una sensación conocida se apodero de él, una que solo Lily Evans había sidocapaz de provocar. 'Tener mariposas en el estomago' era tan acertada la maneraen que los muggles llamaban a ese sentimiento que sin darse cuenta sonrió.

 

-"No puedes sentir esas cosas y menos por una chiquilla que fácilmente puedepasar por tu hija. Tu eres el murciélago de las mazmorras, no un adolescentehormonado"- Pudo quedarse el resto de la noche teniendo esa pequeña discusión consigomismo, de no ser porque notó como las miradas de algunos de sus compañeros seposaban en él, se sintió tentado a regresar por el mismo camino e irse, noquería soportar las miradas interrogantes de todos; pero quedaría como unidiota, además de que si se iba ahora tendría que soportar otra visita de Albusen su despacho.

Comenzó a caminar mientras en la mesa una castaña prestaba pocaatención a la conversación que su amiga deseaba mantener con ella.

-"¡Hermione! ¿Estas escuchando? ¿Qué pasa contigo?"-

-"Lo siento Tonks, estaba distraída ¿me decías?"- De nuevo perdió elhilo de la conversación pues ahora su atención se centraba en el hombre quecaminada por el pasillo.

-"Severus, veo que decidiste venir. ¿Qué te hizo cambiar de parecer? ¿Otal vez debería decir quien?"- Dijo un muy divertido Dumbledore mientraslanzaba una indiscreta mirada a la nueva maestra de Hogwarts y guiñaba un ojo.Severus rodó los ojos con fastidio al mismo tiempo que su alma recobraba latranquilidad, ella estaba bien podía notarlo al verla charlar animadamente conla esposa de nuevo amigo.

-"Nada en especial Albus, solo que no creí poder soportar otra de tusvisitas, así que aquí me tienes"- Ocupo su sitio en su lugar acostumbrado ytomó solo una taza de te.

La mujer a su lado se encontraba sumamente nerviosa, el solo hecho detenerlo al lado le provocaba sentimientos que aun no estaba dispuesta areconocer. Fingió poner atención a su amiga hasta que Snape terminó su 'cena' yno aparto la mirada de el, desde el momento en el que se levanto de la sillahasta que lo vio salir del comedor ondeando su capa. Al verlo desaparecer dejoescapar un suspiro.

-"¡NO PUEDE SER!"- Gritó la metamorfomaga llamando la atención detodos, pidió una disculpa y bajó la voz hasta convertirla casi en un susurro inaudibleal mismo tiempo que su cabello recobraba su habitual rosa chicle. -"Ahoracomprendo porque tu mente esta ausente ¿Snape? ¿Te gusta Severus Snape?"- Nocomprendía como su amiga podía fijarse en alguien así, estaba por decir algo encontra de él cuando como un gesto casi involuntario su esposo le acarició lamano mientras sostenía una interesante charla con Hagrid, ella volteo a verlo yel le sonrió tiernamente. -"Bueno comprendo tu gusto por los hombres mayores"-

-"
Yo
él
esto
eh
esto
no es lo que parece"- Pudo al fin completarla oración que se negaba a salir de sus labios.

-"¡Pero por supuesto que es lo que parece! ¡Estoy muy feliz por ti,aunque creo que con Severus la tendrás un poco difícil!"

 

-"Suponiendo que fuera verdad lo que dices, simplemente sería unafantasía, un amor platónico, él jamás podría siquiera fijarse en mi, muchomenos hablar de amor"- Suspiró y cuando Dora iba a responder fue interrumpidapor alguien que sin que ellas lo notaran estaba muy atento a la conversación quemantenían.

-"Recuerde señorita Granger, el amor es la magia mas poderosa del mundo.Y este año hay mucho amor en el aire aquí dentro del castillo. Señora Lupinporque no le comenta a nuestra nueva maestra de pociones el porqué de suestancia en el castillo, dos pocionistas piensan mejor que uno. Aunque tendríanque pasar mucho tiempo juntos"- Sin esperar respuesta alguna el director siguiósu camino. Dejando a Hermione bastante sonrojada y nerviosa, y a Dora con unacarcajada contenida. Cuando la primera se recompuso cuestionó a lametamorfomaga

-"¿A qué se refiere? ¿Por qué estas en el castillo?"-

-"Eso es lo que quería comentarte por la tarde, pero no aquí. Vamos"-

Se despidieron amablemente de todos y al llegar a la habitación que compartíacon su esposa se sentaron y comenzaron con la charla que tenían pendiente.

-"Remus y yo nos casamos poco antes de estallar la guerra tu lo sabes"-Hermione asintió- "No sabíamos lo que el destino nos deparaba, pero las cosasahora han cambiado. Lo amo como jamás creí amar a nadie y queremos tener un hijo,formar una familia"-

A Hermione esa confesión le causo sentimientos encontrados. Le parecíasumamente enternecedor el hecho de una nueva pareja en busca de su felicidad,pero al mismo tiempo le parecía un poco irresponsable el hecho de traer almundo un bebe que podría tener una condición que le causaría sufrimiento todasu vida.

-"Sabes que eso es peligroso, el bebé podría heredar la licantropía yeso seria terrible, si en un hombre adulto es muy doloroso en un bebé seríamucho peor"-

-"Por eso estoy aquí Remus y Severus se han vuelto muy cercanos últimamente.Remus le comentó a Snape nuestros deseos de ser padres y sus miedoscompletamente fundados. El le respondió que si hace algunas modificaciones enla poción matalobos y yo la tomara durante el embarazo intentarlo además que micondición de metamorfomaga reduce las posibilidades de que el bebé nazca con 'pequeñoproblema peludo' de Remus. Es un poco arriesgado pero queremos intentarlo."-

-"¿Ya estas embarazada?"-

-"No, Severus quiere hacer unas pruebas primero ya hizo algunos cambiosy estamos esperando por la luna llena para que Remus tomé la poción modificada"-

-"¿Pruebas? ¿Qué piensa ese hombre? Algo podría salir mal con loscambios que realizo y Remus podría incluso morir. ¿Acaso no lo sabe? Es un inconsciente"-

-"La verdad es que fue Remus quien se ofreció y si lo piensas tienesentido. No tienes porque enojarte con tu novio"- Esto ultimo lo dijo con unaamplia sonrisa en el rostro

-"¡Por favor Dora compórtate no tenemos 10 años! El no es mi novio.Dudo siquiera que sea capaz de darse cuenta de que lo quiero"- Al darse cuentade lo que había dicho se llevo las dos manos a la boca. Por fin había aceptadoque quería a Severus Snape y lo había hecho en la peor de las circunstancias,frente a una mujer que en el tiempo que llevaba de conocer había demostradovarias veces que su torpeza no solo se hacia presente al caminar, algunas vecesse 'le escapaban' cosas que no debía decir.

 

-"Es maravilloso, lo sabía. Bien ahora necesitamos un plan para que else fije en ti. Tal vez ahora que son amigos Remus pueda ayudar
."- Un grito la interrumpió

-"¡NO! ¡NO TENEMOS UN PLAN Y NO QUIERO QUE NADIE MAS LO SEPA! ¡NO LEDIGAS NADA A REMUS, NYMPHADORA!" -

-"¡NO ME LLAMES NYMPHADORA!"- Estaba a punto de seguir reclamando a suamiga cuando notó que esta tenía los ojos llenos de lagrimas-"Ok lo siento nole diré nada a Remus ni a nadie, pero nunca sabrás si tu felicidad está su ladosi no te arriesgas. Es mas probable que te arrepientas de algo que no hicisteque de algo que hiciste. Además ¿que es lo peor que puede pasar?"- Las últimaspalabras no tuvieron el efecto esperado

-"¿Qué es lo peor que puede pasar? ¡Que se burle de mí y me rechace! Elestá enamorado de otra mujer todos lo sabemos"-

-"Precisamente por eso es necesario que le digas lo que sientes. Ya estiempo de que supere a Lily Potter. Ella se enamoró, se casó, tuvo una vidafeliz y un hijo al lado de otro hombre. Lleva casi 20 años muerta, ya es tiempode que la deje atrás. Y yo creo quejamás se burlaría de ti el es un caballero."-

-"Lo que dices suena maravilloso pero no creo que sea tan fácil inclusodudo que el quiera dejarla atrás"- Suspiró tristemente y tras un momento desilencio en el que se recompuso aclaró la voz y añadió -"Le pediré que me dejetrabajar con él, Dumbledore tiene razón dos cabezas son mejor que una. Ahora yaes hora de irme, hace mucho que Remus llego a su despacho y debe estaresperando que yo salga para poder entrar a descansar"- Se despidió de su amigay al salir de la habitación se dio cuenta que estaba en lo cierto. Remus Lupinestaba sentado en su escritorio ordenando unos papeles mientras luchaba para noquedarse dormido -"Lo siento, hace mucho que debí haberme ido, no quise ser tandesconsiderada. El tiempo se me fue muy rápido"-

-"No te preocupes"- Respondió el licántropo -"Me diste tiempo paraterminar con mis pendientes" Cuando Hermione estaba a punto de salir por lapuerta del despacho la voz de su ex profesor la detuvo -"Hermione, deberíasdecirle lo que sientes, resulto obvio para todos hoy durante la cena, inclusopara el debió ser evidente"- La joven hechicera se quedó impresionada. Eracierto que desde niña siempre fue mala para mentir, pero ¿de verdad era tantransparente?

Mientras tanto en las mazmorras un hombre daba vueltas por la habitación,no podía dejar de pensar en su ex alumna y se recriminaba por ello

-"Estas enamorado de Lily Evans. No hay nadie más. Solo es ella
siempre"- Después de un rato decidió que era hora de dormir y por primera vezen meses volvió a tener problemas para conciliar el sueño.

Cerró los ojos tratando de concentrarse en la mujer que 'amaba'. Unapelirroja con grandes ojos color esmeralda. Sonrió para si mismo al recordarla.De pronto la mujer de su imaginación comenzó a cambiar, ahora una joven mujercastaña y de ojos color miel le sonreía.

 

De pronto surgió en su mente una idea que lo libraría de toda duda. Seprobaría a si mismo que sus sentimientos no habían cambiado. Tomó su varita ycerro los ojos para concentrarse -"Expecto Patronum"- Dijo al tiempo en quevolvía a abrir los ojos solo para aumentar sus dudas.

Desde que aprendió a conjurar su patronus siendo aun un estudiantesiempre había tenido la misma forma una cierva. Ahora no tenía una formadeterminada, era solo una brillante rueda suspendida en el aire.

¿Qué significaba eso? ¿Ya no era Lily el motivo de su felicidad? ¿Acasoya no la amaba?

Sin duda esa sería una larga noche para los habitantes de lasmazmorras, ambos tenían muchas cosas en mente. Y sin saberlo pensaban uno en elotro.

Lo se tardé demasiado en actualizar, pero en verdad no disponía de mucho tiempo. :( Espero no asentarme tanto! Gracias a quienes me leen y comentan. Me hacen feliz. :D

La noche paso muy lentamente para los profesores de pociones deHogwarts. Ninguno de los dos pudo dormir hasta muy entrada la madrugada. Por loque ninguno despertó a la hora del desayuno y su presencia comenzaba a extrañarseen el gran comedor.

Minerva estaba cada minuto más preocupada por su ex alumna favorita;interrumpió su almuerzo para ir a buscarla, pero la mano del director se loimpidió 4

-"Déjala dormir Minerva, aun no inician las clases. Además no desayunarasola, Severus puede acompañarla"- Ella no quedó para nada complacida con losargumentos que su amigo le presentaba. Después de todo y aun en contra de loque ella pensara estaba claro que Hermione sentía algo más que admiración porsu ex profesor. Eso no le parecía bien no es que tuviera algún prejuicio hacialas relaciones con diferencia de edades, más bien era por la diferencia decaracteres, Hermione siempre había sido dulce y tierna, mientras que Snapenunca se caracterizó por tener ese tipo de cualidades. Sin duda el lalastimaría, la haría sufrir y si ella podía impedirlo de alguna manera, loharía. Tenía que hablar con Severus y encontraría la oportunidad de hacerlo.

Después de que los habitantes del castillo terminaron su desayuno dosde ellos de dirigían por distintos medios a las mazmorras. Mientras Albus optópor aparecerse frente a la puerta de la habitación de Hermione, Minerva corríaa toda prisa por los pasillos para poder mantener una charla con Severus.

El director tocó a la puerta y espero un instante antes de que seabriera dejando ver a una castaña que estaba sorprendida por la visita.

-"Buenos días señorita Granger"

-"Buenos días, disculpe que mi ausencia en el comedor. No tuve una buena noche y me quedé dormida"

-"No se preocupe aún no inician las clases. No hay alumnos y por lotanto no hay problema. Solo vine a pedirle que considere el hacer de la poción matalobosel trabajo que debe presentar ante el ministerio. Algo me dice que ese trabajotiene futuro"

-"Yo no tendría mayor problema al trabajar con el profesor Snape,incluso me sentiría feliz de poder ayudar a Remus y Tonks, participar en la construcciónde su felicidad y de su familia. Pero no estoy muy segura de que él quieratenerme a su lado tanto tiempo"

 

-"Si fuera usted no me preocuparía por eso, tal vez debería sugerírselodurante el desayuno que compartirán"- Hermione lo miró confundida -"Yo sé de loque hablo. ¿Te importaría si desaparezco aquí? No quiero encontrarme conMinerva"-Ella asintió aún más confundida- "Lo suponía. Hasta luego"- Y tras unplop dejo el lugar.

Mientras tanto en la habitación de al lado Minerva tocaba la puerta ySeverus pensando que sería Albus se sentía tentado a no abrirle. Aunque si nolo hacía él seguro estaría ahí todo el día, o intentaría entrar por otrosmedios.

Justo cuando su compañera estaba por retirarse pensando que no se encontrabala puerta se abrió.

-"¿Minerva? ¿A qué debo el honor de tu visita?"

-"Solo quería saber si te encontrabas bien. No te hemos visto mucho porel castillo en estos días"- Severus en lugar de sentirse alagado se sentía ofendido.De pronto todos parecían interesados en él y eso realmente lo molestaba.

-"Nunca me han visto mucho por el castillo. Y para nadie representójamás algún problema. He tenido más visitas en estos días que en los casi 10años que llevo trabajando aquí"- Como si hubiera invocado a alguien más, trasla puerta había otra persona que llamaba a la puerta -"Si tu estas aquí esedebe ser Albus"- Al abrir se sorprendió, Remus Lupin era su nueva visita.

-"Buen día Severus. Necesito hablar contigo
Minerva
si están ocupadospuedo regresar después"

-"No te preocupes ya terminamos nuestro asunto."- Interrumpió elpocionista, no es que disfrutara de la compañía del licántropo; pero si teníaque elegir él era de los pocos con quien no se sentía tan incómodo. -"Comopuedes ver estoy de maravilla"- Dijo dirigiéndose a su compañera

-"Necesito hablar contigo. ¿Podrías hacerme un espacio en tu apretadaagenda esta noche?- Le respondió Minerva con una sonrisa burlona.

-"Muy graciosa. Si no tengo otra opción te veré en tu despacho a las nueve"-La bruja se despidió de ambos y salió.

-"Parece que tras la guerra te has vuelto muy popular"

-"No encuentro la gracia en esto Remus. Ahora dime rápido ¿Qué es loque quieres? Si vienes a discutir contigo mismo por enésima vez los pros ycontras de tener un hijo, no necesitas mi presencia. Además de que ya he escuchadoese monólogo un sin número de ocasiones"

-"Jajá No hoy no se trata de mí. Hoy vengo a hablar de ti"

-"Te juro que si vienes a preguntarme como estoy voy a dejar de lado mirecelo por las practicas muggles y te golpeare el rostro"- Remus movió lacabeza en señal de negativa mientras suspiraba y sonreía.

-"En este tiempo que hemos compartido he aprendido a preocuparme por tien silencio. Mantener mi distancia y solo intervenir cuando creo que esabsolutamente necesario. Esta es una de esa ocasiones puesto que otra persona estáinvolucrada"- Severus frunció el ceño consternado, ¿Cómo su bienestarinvolucraba a alguien más?

-"No comprendo, se claro Lupin"

-Nuca te he contado porqué me case con Dora ¿verdad?- La paciencia delpocionista comenzaba a escasear.

 

-"No es que no aprecie una historia de amor muy bien contada, pero¿puedes dejar de lado las metáforas e ir directo al punto?"-

-"Te prometo que esta historia tiene un punto, ahora déjame continuar"- Severus notó que no sería precisamente unacharla rápida, así que lo invitó a sentarse y el hizo lo mismo -"Desde que Dorase unió a la orden me sentí atraído por ella. Pero había muchas cosas que meimpedían acercarme"- Si bien era cierto que la relación entre ambos había pasadoa ser cordial, el pelinegro no pudo desaprovechar la oportunidad de burlarse desu compañero.

-"Si, lo comprendo el miedo de morderla"- Comenzó a reírse pero dejó dehacerlo al notar la cara de su nuevo 'amigo'

-"¿Puedes dejarme continuar?"-Severus asintió-"Gracias. Claro que lalicantropía era un punto muy importante para mantener mi distancia. Pero nosólo era eso. Sabes que antes de Hogwarts nunca tuve un trabajo estable. Notenía nada que ofrecerle. A eso súmale mi edad. 13 años mayor que ella. Mesentía ridículo"- Sin saber porque, el pocionista pensó en Hermione y ladiferencia de edad existente entre ellos. Y se permitió objetar el punto queRemus había presentado.

-"13 años no son tantos. Es decir podrían ser 20, eso sí sería unproblema"- Lupin sonrió en verdad su amigo pensaba en Hermione.

-"En realidad no creo que se diferente. Así fueran dos o veinte años yola seguiría amando de la misma manera. Pero nunca tuve el valor de decírselo.Si estamos juntos es por su determinación. De ser por mí ahora estaría solo enmi despacho tratando de hacerme el fuerte, escondiendo mis heridas de guerra ypensando en ella todo el tiempo"- Severus se sintió aludido, ¿acaso se estabarefiriendo a él? Era verdad que siempre buscaba la soledad, no le gustabaparecer débil ante nadie. Usaba un pañuelo negro en el cuello para no mostrarla cicatriz que Voldemort le había provocado. Y sí últimamente se la pasabapensando en Hermione. Aunque eso último nadie lo sabía. Tantos años cerrando sumente por completo para proteger su trabajo como espía. Así que en definitivaeso Lupin no lo sabía. Solo era una coincidencia, por eso se sentía identificadocon él. Sus vidas pudieron ser igual de patéticas. -"De no ser por la terquedadde Dora yo hubiera muerto solo. Agradezco cada día su determinación, no todaslas mujeres actuarían de esa manera. Algunas al saberse rechazadas optarían poralejarse lo más posible de él. Evitarían cualquier lugar en el que pudieranencontrarlo"- Snape ya no entendía nada ¿por qué Lupin le estaba contando esascosas? ¿Qué es lo que se supone que debería comprender? ¿Por qué su amigo seiba como si eso fuera todo?-"Bueno ahora si te dejo, tengo que aprovechar queDora está en el ministerio; buscaré libros de encantamientos hay muchas cosasque debo recordar antes de enseñarlas. Ah si no quieres desayunar sólo podríasinvitar a tu vecina, al parecer ella tampoco pasó una buena noche, no la vimosen el comedor"- Sin esperar respuesta y decir nada más, salió de la habitacióndejando a Severus mas confundido que antes.

No entendía el repentino interés de sus compañeros por su bienestar.Pero eso pasaba a segundo plano, ahora lo que le interesaba más que otra cosaera saber el porqué de la actitud de Hermione, ella siempre había demostradoser sociable, ¿por qué entonces ahora optaba por quedarse sola?

 

Decidió aceptar la sugerencia de Lupin e invitarla a desayunar. Salióde su despacho y tocó en la puerta de al lado.

-"Buenos días Hermione"- Los dos abrieron los ojos como platos, ¿lahabía llamado por su nombre en voz alta? Era tan común para el ahora pensar enella como Hermione que no pudo contener las palabras mientras salía de su boca,no tuvo otra opción que continuar - "Me preguntaba si tal vez te gustaría desayunarconmigo, según me dicen también te perdiste el del comedor"- Ella sin salir desu sorpresa se limitó a asentir y para él fue suficiente - "Te espero entonces,con permiso"- Se dio la vuelta e ingresó a su habitación. Antes de cerrar lapuerta se golpeó con ella en la cabeza mientras se decía- "Estúpido eres unestúpido Severus"

Mientras tanto en la habitación de al lado Hermione no salía de suasombro. Nunca en tantos años de conocerlo había oído su nombre de sus labios.Con esa voz tan particular su nombre se oía tan bien. Debía aprovechar estaoportunidad para acercarse a él.

Después de auto reprenderse Severus Snape pidió el desayuno para dos ensu despacho, esperaba que su ex alumna no se demorara. Estaba tan concentradoen sus pensamientos que no notó cuando ella entro sin anunciarse. Susfacultades como espía sin duda le estaban fallando. Cuando la vio notó que ellatambién lo miraba fijamente. Ninguno de los dos se dio cuenta de cuánto tiempoestuvieron simplemente mirando los ojos del otro y tampoco parecían quererromper ese momento. Finalmente fue Hermione quien habló.

-"Gracias por invitarme a desayunar. No me gusta comer sola. Fue muyamable de su parte profesor Snape"-

-"Severus"- Hermione lo miró confundida no entendía por qué Severusmencionaba su nombre

-"¿Perdón?"

-"Llámame Severus, es lo justo yo te llamé Hermione hace un momento.Además ahora seremos compañeros de trabajo no eras más mi alumna y noacostumbro nombrar a mis compañeros de la misma forma que a mis alumnos"- Detodas las cosas que había pensado escuchar de la boca de ese hombre jamás habíapasado por su mente algo similar.

-"Gracias por la confianza Severus"-

Se sentaron a la mesa y pasaron el tiempo de su desayuno casi ensilencio lo cual no resultó para nada incómodo. Ambos amaban pasar tiempo ensilencio. Casi para terminar Hermione decidió retar a su suerte.

-"Severus, Dora me comentó que estás trabajando en la poción matalobospara que ella pueda tomarla"-

-"Así es. Qué bueno que lo mencionas, he estado pensando que si tuquisieras trabajar conmigo ese podría ser el trabajo para que presentes en elministerio. Cuenta con todos los requisitos que necesitas y creo que sitrabajamos juntos podemos obtener mejores resultados. Y en menor tiempo
."- Lacastaña no dejó terminar, estaba muy emocionada no podía creer que fuera elmismo quien se lo propusiera.

-"Claro, por supuesto que quiero trabajar contigo. ¿Cuándo empezamos?"-Severus hizo la característica mueca que salía cuando intentaba sonreír sinduda había cosas que nunca cambiarían, ella seguía siendo una sabelotodo.

 

-"Faltan 5 días para la lunallena, así que tenemos que empezar cuanto antes. Te espero esta noche justoaquí para comenzar"-Ella se retiró y élse quedó pensando ¿Por qué la había alentado a llamarlo por su nombre? ¿Por quéla había invitado a trabajar con él? Sin duda esa niña provocaba sentimientosen él y no estaba dispuesto a aceptarlo. No iba a arriesgarse a ser rechazadode nuevo.

La cita de esa noche con Minerva fue cancelada por ella misma despuésde que el director del colegio la invitó amablemente a no meterse en asuntosque no le correspondían. Sin importar las quejas y los argumentos que presentóAlbus no le iba a permitir intervenir. Tras un "cuando la veas llorar por lospasillos te vas a arrepentir" y un portazo la discusión terminó.

Las clases iniciaron y todo parecía indicar que sería un cursotranquilo. Hermione llevaba bastante bien las clases con sus alumnos y leencantaba pasar tiempo con Severus.

Parecía que había sido ayer cuando habían comenzado a trabajar juntos,sin embargo los avances en los últimos 3 meses habían sido bastante considerables. Las últimas fases de luna llena habían sidolas mejores que Remus Lupin había vivido. Si bien era cierto que latransformación había tenido lugar como siempre, el dolor fue casi nulo; ademásque en el último mes la pasó calificando trabajos de sus alumnos. Su esposa lesuplicaba el quedarse en su despacho pero el aún tenía miedo.

Al principio la convivencia entre ambos pocionistas resultaba difícil noera necesario que hablaran cada quien trabajaba independientemente y solo secomunicaban para intercambiar opiniones o conclusiones. Con el paso del tiempocomenzaron a hablar todo el tiempo al trabajar y parecía no molestarles. Muchasveces enfrascados en su trabajo se perdían la hora de la cena por lo queterminaban cenando juntos en el despacho de alguno de los dos.

Para Severus era un curso bastante complicado. Aunque era el mismobastardo murciélago de siempre, algo parecía ser diferente cuando se encontrabacerca de Hermione. Ella hacia que se olvidara del tiempo, que se olvidaraincluso de sí mismo. Sacaba una faceta desconocida de él. Con ella solo podíaser amable e incluso se preocupada por su bienestar. Sin saber porque leprometió que la ayudaría a encontrar a sus padres. Sentía que era capaz decometer alguna locura estando a su lado. Sin duda era un peligro, una amenazapara el.

No podía permitirse ser vulnerable con ella. Aunque sin duda habíalogrado cambiarlo, aunque frente a los demás continuaba siendo el mismo tosco yabusivo Severus Snape que disfrutaba haciendo sufrir a sus alumnos; cuandoestaban solos trabajando se volvía dulce, tierno y protector. Todo eso no hacíamás que acrecentar sus sentimientos hacía ella, era tiempo de aceptarlo estabaenamorado de Hermione Granger.

Para ella las cosas no eran diferentes, se preguntaba si él podía talvez corresponder sus sentimientos. Desde hace tiempo la trataba diferente eincluso algunas veces la había tocado, sin que fuera algo invasivo o que sesintiera lascivo; simplemente le había tomado la mano para mostrarle comocortar correctamente algún ingrediente o algo similar, y cuando ese tipo deencuentros sucedían una corriente eléctrica circulaba desde la mano de su compañeroy por todo su cuerpo. No tenía ninguna duda estaba enamorada de él. Pero ¿Cómohacérselo saber sin resultar herida? Estaba totalmente segura de que él amaba aLily y no podía luchar contra una mujer muerta. Contra un recuerdo. Su destinoera amar sin ser correspondida.

 

De pronto una idea surgió en su mente ¿por qué no cambiar su aparienciapara serle atractiva? No es que pensara que Severus Snape era precisamente eltipo de hombre que se fijaba en el físico, sí era cierto que el amor entra por losojos. Y tal vez si a él le gustaba como lucía podría interesarse más en ella.Sin más decidió que ese día acudiría sin su túnica que usaba normalmente y sevestiría con un sencillo vestido muggle y un par de zapatillas que sólo habíausado una vez en su vida. No dominaba muy bien el arte de caminar en taconespero lo intentaría. Se maquillo discretamente y se hizo una coleta en elcabello. Estaba lista para acudir a su encuentro.

Entró al laboratorio personal de Snape que era donde trabajaban, él yaestaba ahí. Con un débil "Buenas noches anunció su presencia".

-"Buenas noches"- Respondió Severus mientras levantaba la vista y nopudo evitar recorrer la hermosa imagen que tenía frente a él. No podía creerque ella luciera aún más hermosa de lo que se veía siempre. Cada hombre gustade una parte del cuerpo distinta de las mujeres. En su caso admiraba un par detorneadas y largas piernas. Verla con ese corto vestido negro y esos tacones detiras que dejaban al descubierto sus pies provocó una corriente eléctrica en sucuerpo. Sin duda le gustaba lo que veía y que nunca había visto gracias a losmetros de tela bajo los que se escondía.

Los dos se dispusieron a trabajar pero ninguno de los dos podíaconcentrarse en lo que hacía. Mientras Severus lanzaba miradas disimuladas alas piernas de su compañera, Hermione no paraba de pensar en si es que suatuendo había tenido algún efecto en el hombre que estaba a su lado.

Esa fue la noche más larga y menos productiva en su trabajo. Después deun par de horas Hermione se había dadopor vencida. Sin duda ese hombre era imperturbable, recogió sus cosas y sedespidió de él alegando que estaba cansada pero justo en el momento en el quepasaba a su lado su no dominio de los tacones altos le jugó una mala pasada; setorció el tobillo y estuvo a punto de caer al suelo cuando unos fuertes brazosla tomaron por la cintura.

Severus la ayudó a ponerse de nuevo en pie pero algo le impidiósoltarla. No quería hacerlo, el tenerla entre sus brazos despertaba en sucuerpo sensaciones inimaginables. Se vieron a los ojos durante largo rato y sinsiquiera pensarlo se fundieron en un tímido y tierno beso, se besaron dulce ydelicadamente; sus manos comenzaron a moverse y se acariciaron, sin que fuerauna invasión desmedida o se sintieran mal; las manos de ella se entrelazarontras el cuello de Severus mientras las de él se posaron delicadamente en sucintura. No tenían ninguna prisa. Disfrutaban enormemente el besarse.

Al cortar el beso Severus cerró los ojos y la abrazó. La apretó contrasu cuerpo como había estado deseando toda la noche mientras la miraba disimuladamente.La oyó suspirar y al mirarla vio que ella también había cerrado los ojos yrespiraba muy rápido. Su corazón latía muy rápido; tanto que parecía querersalirse de su pecho. De pronto se asustó ¿ella realmente estaba disfrutando esemomento tanto como él? Claro que no, lo más probable es que tuviera miedo y poreso no reaccionaba. Se apartó de ella y aclaró la garganta.

 

-"Yo en verdad lo siento. No debí hacerlo"- Hermione parecía triste,estaba sin duda feliz mientras el contacto con su cuerpo había durado pero la reacciónposterior no la esperaba.

-"No digas nada por favor arruinaras el momento"-

-"Esto es una locura. ¡No quiero hacerte daño! No soy una buena persona"

-"Eres mejor de lo que crees, te subestimas demasiado"

-"Tu no me conoces"- Hermione comenzaba a molestarse

-"Solo porque tú no me dejas"-

-"Hermione por favor esto no es posible. Tú mereces a alguien mejor.Alguien que disfrute dar paseos a la luz de la luna, que te cuide cuando estésenferma, que lea junto a ti, que note lo hermosa que te vez cuando te sonrojaso lo linda que se ve tu nariz cuando estas enojada"

-"¿Yque si yo quiero que ese alguien seas tú? Me gustas Severus, te quiero y no voya dejarte ir así como así"- Y sin esperar respuesta ella volvió a besarlo.

Una larga semana había pasado desde el momento en el que por fin seatrevió a decirle que lo quería. Una interminable semana en la que no solo sehabía visto privada de sus labios sino que también de su presencia.

Después de besarlo para callarlo y demostrarle su amor, decidió irse asu recamara No hablaron de nada más, eso parecía lo correcto. Él la acompañócomo lo hacía cada noche hasta la puerta de su despacho, pero al despedirse le dioun tierno beso. Hermione estaba feliz, al entrar a su habitación se recostó sobrela cama con mirada soñadora, tocando con la mano sus labios. Recordando eltacto de los labios de Severus sobre los suyos.

Por su parte el pocionista no sabía que pensar ni como actuar. Ella lehabía dicho que lo quería. Pero como podía querer a alguien como él. Nuncanadie además de su madre lo había querido y por esa misma razón el se sentíaindigno de los sentimientos de Hermione. Repasó el asunto en su mente lo quepara el parecieron unos minutos y decidió que no podía hacerle eso a lacastaña. No podía arrastrarla a la porquería que era su vida. Necesitabaalejarse de ella. Sin importarle que fuera mas de media noche ingresó a lachimenea para llegar vía flu al despacho del director.

Una vez ahí fue directo a la puerta de la habitación de Albus y tocófuertemente. El director se sobresaltó. Quién podía necesitar de él a esa hora.Qué sucedía en su castillo. Al abrir la puerta se topó con su titular depociones y eso le preocupó aun mas.

-"¿Qué pasa Severus? ¿Qué haces aquí a esta hora?"- Preguntó mientrasse tallaba los ojos

-"Necesito vacaciones"- Respondió Snape aun visiblemente aturdido

-"Falta solo una semana para las vacaciones de navidad, ¿no puedesesperar?"-

-"¡NO! Estoy muy cansado Albus necesito despejarme. No quería tener quechantajearte con esto, pero me lo debes."- Dijo muy molesto

 

-"Está bien. Le pediré a la señorita Granger que tome tus grupos depociones y junto con Remus tomare lasclases de Defensa"- Albus Dumbledore siempre sabía lo que pasaba en el castilloy ese día no había sido la excepción. Nunca faltaba algún cuadro que viera loque sucedía y llegara solícito a contárselo al Director-"¿Puedo saber a dondeirás?"-

-"No quiero que nadie meimportune, así que no puedo decírtelo. Tu serías el primero en visitarme todoslos días. Regresaré después de las vacaciones de navidad. Con permiso"- Dijo altiempo en que se daba la vuelta dispuesto a regresar ahora por los pasillos.

-"Severus..."- El pocionista giró para atender el llamado que lehacían. -"No le des muchas vueltas al asunto, mereces ser feliz, merecer tenerlo que deseas y ella también."- Severus se veía molesto, como era posible queese viejo metiche supiera siempre lo que estaba pensando aún sin usar legeremancia.Salió del despacho sin responder y caminó por los pasillos recordando lasinterminables rondas que hacía en sus tiempos de insomnio. Tal vez ahoratendría que recuperar ese antiguo hábito. Aunque ahora los motivos serían muydistintos. Antes era la guerra que se avecinaba la que no le permitía dormir,ahora tenía una guerra interna.

Una semana entera desde ese momento, una semana en la que Hermioneestaba mucho mas callada que de costumbre, acudía al comedor solo para que niMinerva, ni Tonks la visitaran constantemente en su habitación. Era un secretoa voces que ella estaba mal por la ausencia de Severus. Era imposible no notarsu cambio de humor y la subdirectora estaba realmente molesta.

-"Te lo dije Albus, yo se que Severus no es malo; que sin duda el laestá pasando peor que Hermione, tal vez suene mal decirlo pero él estáacostumbrado a estar solo, y ella no. Te dije que le iba a hacer daño. Estapobre niña se pasea por el colegió como Helena Ravenclaw casi no come y se notaque tampoco duerme mucho"- El director estaba concentrado en la envoltura queno podía desprender de su caramelo de limón y prestaba poca atención a sucompañera -"Por favor quieres dejar de comportarte como un niño. Se que meestas escuchando".

-"Te escucho Minerva, pero yo no puedo hacer nada al respecto. Severusregresará dentro de dos semanas"-

-"Llámalo, que venga a ver lo que causó"-

-"No puedo, no se donde está"- Minerva estaba molesta y Su enojo ibacreciendo cada vez mas por la actitud con la que Albus afrontaba la situación.

-"Esperemos que cuando ese hombre regrese no tenga la desfachatez dequerer estar a su lado"- Esto ultimo lo dijo casi gritando. Salió de ladirección y se fue directo a su habitación para escribirle a Severus. Si Albusno sabía donde estaba seguro su lechuza si lo encontraría.

Una semana lejos de ella y de todos. Había cerrado la red flu de sucasa en la Hilandera y había cortado toda forma de comunicación. No queríasaber nada de nadie. Necesitaba pensar. Pero no ayudaba para nada la idea derecibir cartas de Hermione cada medio día. Las primeras eran simples "¿Dondeestas?" "Solo quiero saber si estas bien" Pero la ultima era concluyente

 

"Severus, no se donde estas pero está mas que claro que no quieres quelo sepa. Quiero que sepas que esta fue una de las peores semanas de mi vida. Elno saber de ti me pone especialmente triste. No se que es lo que planeas pero creoque yo no estoy incluida en esos planes. No te preocupes no tienes que huir detu vida para poder alejarte de mí. Permaneceré en el castillo solo hastafinales del curso, los avances que tuvimos con la poción matalobos me permitentrabajar sola en adelante así que no tendrás que verme. Podemos turnarnos losdías para aparecer en el comedor, así nadie nos molestará por permanecerrecluidos. Se que no me quieres, se que estás enamorado de Lily Potter. Yo seperder y esta vez un recuerdo me ha ganado. No interferiré mas con tu vida"

Como podía pensar que estaba enamorado de Lily todavía, era claro queya no la quería. Si siempre la recordaría pero ya no mas con esa obsesion casienfermisa con la que la pensaba antes. Ahora veía todo claro, esta también habíasido la peor semana de su vida. Tenía que decirle que la quería.

Una semana desde ese maravilloso momento en que se besaron. Una semanadesde que él se fue sin siquiera despedirse y la dejó sola en ese castillo quenunca le había parecido tan frío y gris. Una semana sin responderle una sola delas muchas cartas que le había enviado. Ella ya no entendía nada y no sabía quehacer. Nadie le dijo que había pasado con él. Una simple nota de Dumbledore pidiéndoletomar sus grupos de pociones y cuando ella preguntó que había pasado respondiócon un tranquilo "está tratando asuntos personales" Estaba segura que esosasuntos personales tenían que ver con ella. No podía luchar contra el recuerdode Lily Evans y se lo dejó claro en la última carta que le había enviado. Noquería pasar navidad en el castillo donde todo le recordara a el, pero tampoco queríapasarla en la casa de sus padres donde todo le recordaba que tal vez nunca losencontraría.

Decidió que se iría, habló con Dora para pedirle permiso de usar lacabaña de Remus la que solía ser de sus padres. Le suplicó que no le dijera anadie donde estaba. No quería visitasinesperadas. Preparó su equipaje lo encogió y se encaminó a Hogsmade, cuandoestuvo ahí desapareció. Llegó al lugar y solo se dejó caer en la cama, sin dudaalguna esas serian las navidades mas tristes de su vida.

No podía perderla, ahora que había encontrado quien complementara suvida no podía dejarla ir como si nada solo por ser un tonto que no sabe decirlo que siente. Si ella había decidido alejarse lo respetaría pero al menos leharía saber que era ella a quien quería, que ninguna otra mujer le habíadespertado sentimientos iguales a los que ella hacia nacer en su interior. Laprueba tangible de ello era su nuevo patronus. Si antes una cierva era suprotector ahora una pequeña Leona aparecía tras su varita cuando invocaba elhechizo.

Habilitó la red flu y llego directo a su despacho. Salió rápidamente ysin anunciarse entro en la habitación contigua. No había rastro de ella.Practicamente corrió a buscar al director sin importarle con quien se topabapor el camino

-"¿Dónde está?"

 

-"¿Quién?"

-"No te hagas el gracioso Albus sabes perfectamente de quién hablo. ¿Dondeestá Hermione?"-

-"No me dijo a donde iría solo que no se quedaría en el castillo"-Ahora si estaba frustrado ¿Cómo la hallaría? -"Realmente necesitarás suertepara encontrarla"- Suerte eso era todo, haría lo mismo que ella hizo tiempo atráscuando lo encontró junto a la tumba de su madre.

Sin pedir permiso uso la chimenea de Albus y ya en su propio despachoentro a su armario de pociones. Suerte Líquida, solo eso necesitaba paraencontrarla. Vació el contenido de la botella en su boca y recordó el momentoen el que la tuvo entre sus brazos, se desapareció y al aparecer en notó queestaba en una pequeña casa un poco descuidada. Entonces la vio estaba dormidasobre la cama, claramente había estado llorando y seguro que era por su causa.

Se sentó junto a ella y toco con mucho cuidado su rostro. Como sitemiera hacerle daño. Ella despertó al sentir el contacto. Estaba feliz deverlo, pero al mismo tiempo enfadada con el asi que se levanto y con un tono deenojo le dijo

-"¿Qué es lo que quieres Severus? ¿Qué haces aquí? ¿Qué es lo que tepasa?"

-"¿Qué es lo que me pasa? ¡Que te amo y no quiero hacerte daño! ¡Noquiero lastimarte! Mirame Soy Severus Snape el muercielago de las mazmorras, elex mortifago. Un ser despreciable"-

-"No eres despreciable ahora por favor deja de actuar como el bastardoque ambos sabemos que no eres y explícame que quieres de mi"

-"Quiero todo de ti, pero se que no lo merezco. Granger aunque yo teame esto no puede ser. No te engañes"

-"¡Granger! ¿Granger? ¿Te pareceadecuado seguir llamándome asi cuando me haz besado y dicho que me amas? El únicoque se engaña aquí eres tu. ¡Oh! Ya comprendo eres lo suficientemente valientepara enfrentarte a Voldemort, pero eres un cobarde cuando se trata de afrontartus sentimientos"

La sola mención de la palabra cobarde fue para el un incentivo. La tomópor la cintura y la besó fuertemente en un principio, pero despues el beso se torno tierno y suave.

Dejó de besarla. Aunque podía quedarse besándola el resto de su vida, nodebía hacerlo. Era necesario que ella supiera que nunca quiso lastimarla. Laseparó de él y la miró durante unos segundos antes de comenzar a hablar.

-"Quiero que sepas que entendí perfectamente el mensaje de tu carta.Entiendo que quieras alejarte de mí, pero quiero que tú comprendas algo. Si escierto durante mucho tiempo quise a Lily Evans, o más bien eso pensaba. Ahoraque siento un amor real entendí que eso no fue más que un capricho adolescenteen un principio y después culpabilidad por su muerte. Pero lo que siento por ties mucho más grande que lo que nunca he sentido por nadie. También comprendoque no me creas cuando te digo que te amo, pero puedo demostrarlo" - Hermione quehasta ese momento no había hecho ninguna expresión por primera vez mostróintriga -"Expecto Patronum"- Ella esperaba ver una cierva bien sabía que eseera el guardián del pocionista, pero lo que vio la dejo impresionada. Unapequeña leona salió de la varita de Snape y en su mente todo comenzaba a tenersentido. Como única respuesta convoco el mismo hechizo que Severus y esta vezfue él, el sorprendido. Un león con su gran melena los patronus corrieronjuntos alrededor de la habitación hasta fundirse y desaparecer juntos.

 

-"Te creo Severus, yo también te amo"-

Hacía más de media hora que la había encontrado y después de mostrarsesus respectivos patronus no habían vuelto a cruzar palabra. No hacían falta laspalabras ya todo estaba dicho. Seguían besándose dulce y tiernamente, solo seseparaban cuando era necesario respirar. Los últimos besos iban perdiendo pocoa poco la ternura y se tornaban cada vez más pasionales. Las cosas hubieranseguido su curso natural de no ser porque se vieron interrumpidos por unosgolpecitos en la ventana. La lechuza parda de Minerva por fin había encontradoa Snape y llevaba un sobre rojo en su pico. Un vociferador. Severus sabíaperfectamente bien que no debía tardar en abrirlo. Además no tenía casoalejarse de Hermione seguro ella iba a escuchar de todas formas. Tomó el sobrey lo abrió inmediatamente en presencia de su amada. La voz de la animagaresonaba por todo el lugar

"¡SEVERUS SNAPE ¿PUEDES DEJAR DE ACTUAR COMO UN IMBECIL? SE HOMBRE YRESPONDE POR TUS ACCIONES. SEA LO QUE SEA QUE LE HICISTE A HERMIONE ELLA ESTÁDEVASTADA. YA ME CANSE DE VERLA DEAMBULAR POR EL COLEGIO COMO UN FANTASMA MAS.

HUIR COMO UN COBARDE ESO ES LO QUEESTAS HACIENDO. ¿ACASO NO TE DAS CUENTA DE QUE ELLA TE QUIERE? SE NOTA QUE ELSENTIMIENTO ES CORRESPONDIDO ASI QUE DEJA DE PONERTE EN EL PAPEL DE VICTIMA YTRAE TU TRASERO DE MORTIFAGO AL CASTILLO.

NO SE QUE ES LO QUE ELLA VE EN TI, PERO ERES UN IDIOTA SI PIENSAS DEJARLAIR. NO HAY OTRA MUJER EN EL MUNDO QUE PUEDA AGUANTARTE!

Severus yo te aprecio de la misma forma que a Hermione, por favor no lahagas sufrir más, tú también estas sufriendo. Habla con ella. Te esperamos parala cena de navidad en el castillo, vendrán todos los de la orden; no puedes dejarme plantada"- Hermione tratabade reprimir la risa durante la transmisión del mensaje. La última parte fuerealmente conmovedora Minerva se preocupaba por ellos y al parecer estaba deacuerdo en que surgiera una relación.

-"Tengo que responderle, está un poco molesta"- Cuando estaba a punto detomar un pergamino que encontró en una mesa, Hermione tuvo una mejor idea.

-"Déjame a mí. ¡Expecto Patronum!"- El León salió nuevamente de su varitay ella le indicó que debía entregar un mensaje- "Gracias por preocuparseprofesora, pero las cosas parecen mejorar. El trasero de mortifago del profesorSnape junto al resto de su cuerpo está conmigo. Con gusto asistiremos al banquetede Navidad. Nosotros también la apreciamos"- Vieron al león salir por laventana y perderse en la distancia. -"Estoy un poco cansada porque no dormimos,ven quédate conmigo"- Sin duda la oferta era tentadora pero Severus no quería aprovecharsede la situación. La miró y le respondió después de aclarar su garganta.

-"Regresemos al castillo y dormiremos cada quien en su habitación"-Hermione rio de lado antes de responder

-"No tenga miedo profesor no voy a hacerle nada solo quiero dormir"-

Él la miró estaba perdido no podía negarle nada, llegó hasta la cama y larodeo con sus brazos. Nunca había sentido algo similar. ¿Sexo? ¡Claro!Infinidad de ocasiones había conocido a mujeres que ayudaron con sus 'necesidades',pero dormir con alguien implicaba un mayor nivel de intimidad del que él estabadispuesto a dar. Pero ahora con ella entre sus brazos se sentía completo. Si enese momento estallaba la tercera guerra mágica no le importaba. Por una vez ensu vida estaba feliz.

 

-"¿Cómo es que nunca antes me di cuenta de que eres tan hermosa?"- Dijopara después besarla tiernamente en la frente y atraerla más a él.

-"Estabas demasiado ocupado buscando apodos para mí, como sabelotodo"-

-"Ese no es un apodo Señorita Granger, es una descripción de su persona"-Ambos rieron, al poco tiempo se quedaron dormidos. Después de mucho tiempo losdos sentían paz.

La noche pasó sin ningún inconveniente. Severus por primera vez dormía plácidamenteaun después del amanecer. Hermione despertó primero, no podía creer la dichaque sentía al verlo frente a ella. Ya no tenía más ese ceño fruncido ni esegesto de prepotencia que en antaño lo acompañaba, ahora su rostro estabacompletamente relajado. En ese instante decidió que ella lo haría feliz. Esasería una de sus misiones en la vida.

Muy a su pesar se levantó, quería sorprenderlo. Se ducho rápidamente y comenzóa preparar el desayuno. Antes de que estuviera listo escucho ruidos a suespalda. Era Severus que había despertado.

-"Pensé que habías recapacitado y habías huido de mi"- Dijo sonrientemientras la abrazaba por la espalda.

-"Jamás huiré de ti, no seas tonto. Ahora hazte a un lado déjame terminarde preparar el desayuno"-

-"¿Qué se supone que debo hacer mientras?"- Dijo sin soltarla

-"No sé, puedes sentarte en esa silla y dejarme trabajar"- Severus laobedeció se sentó pero no paraba de mirarla- "Deja de verme así no puedo hacernada, es un trauma desde mi primer año"- Él sonrió.

-"No puedo abrazarte, no puedo besarte, no puedo verte. ¿Quién diría que tenernovia sería tan aburrido?"- Hermione se sonrojó ¿acaso la había llamado sunovia?

-"¿Qué dijiste?"-

-"Que eres aburrida"-

-"No, ¿cómo me llamaste?"-

-"¿No quieres que ser mi novia? Entonces ¿cómo te voy a presentar ante elmundo?"- Ella estaba perpleja, ¿acaso quería contarles a todos de su recién iniciadarelación?

-"¿En verdad quieres que sepan que estás conmigo?"-

-"Pero por supuesto. Ya mucho tiempo tuve que esconderme y no quierohacerlo más. A menos claro que tu no quieras decir que soy tu pareja"- Por unmomento se preocupo era claro que ella no querría que la relacionaran con él.Era un viejo amargado y ella una joven hermosa. Seguro se avergonzaría de él.- "Entenderíaque quisieras mantenerlo en secreto"-

-"¿Qué estás loco? Por supuesto que quiero que sepan que soy tu novia.Así todas tus admiradoras se mantendrán al margen"- Le gustaba molestarlo coneso, desde el fin de la guerra, de su descubrimiento como espía y sunombramiento como héroe de guerra, día con día recibía cartas de mujeres quequerían conocerlo. La sonrisa volvió al rostro de Severus ella sin duda loamaba. Se acercó a ella y la besó. El desayuno pronto quedó terminado y lotomaron juntos.

 

El resto del día transcurrió demanera tranquila, la pasaron principalmente hablando sobre los padres deHermione y lo que harían para encontrarlos.

Cerca de las seis de la tarde Severus anunció que era hora de regresar alcastillo. Se presentarían en la cena de navidad frente a toda la Orden como unapareja. Y estaban listos para enfrentarlos. Ya sabían que la noticia no lescaería nada bien a algunos. Pero mientras se tuvieran uno al otro nada másimportaba.

No podía negar que se sentía nervioso. Sin duda más de uno se opondría asu naciente relación con Hermione y tal vez quisieran hacerla cambiar de opinión.No es que pensara que ella se dejaría manipular tan fácilmente. Tampoco tenía problemascon lo que los demás dijeran de él. Hermione notó la cara de preocupación de sunuevo novio, se acercó a él y lo abrazó.

-"Deja ya de pensar, tú me amas yo te amo. Eso es lo importante. No voy aalejarme de ti por lo que otras personas piensen. En este tiempo que hemoscompartido juntos yo conocí al verdadero Severus Snape."- Un beso tierno se posó sobré sus labios, sinduda sus palabras lo habían tranquilizado un poco

-"Tus amigos no conocen al verdadero Severus Snape; y tampoco quiero quelo conozcan. ¿Estás consciente de que ellos no van a estar de acuerdo con estoverdad? Es decir míranos tu eres tan sonriente, tan joven, tan hermosa y yo soySeverus Snape el amargado, viejo y feo murciélago de las mazmorras"- Ella sindejar de abrazarlo sonrió.

-"¿De verdad piensas que soy hermosa?"-

-"¿En serio Hermione? Todo lo que te dije y lo único que rescatas es quete dije hermosa."- Aprender a programar con ejemplos

-"Me gusta que me digas que soy hermosa, pero qué más da lo que ellospiensen. A mí no me interesa. Y si de verdad son mis amigos deben respetar misdecisiones y yo he decidido estar contigo. Así que deja ya de preocuparte."-

Ahora que lo pensaba bien no le importaba si Potter, los Weasley, eincluso el ministerio se oponía a su relación. No iba a separarse de ella. Nole importaba lo que los demás opinaran. Que si era muy viejo, muy amargado, muypoco agraciado. A fin de cuentas estaba acostumbrado a que se expresaran mal deél. Mientras ella estuviera a su lado lo demás no le importaba.

Se tomaron de la mano para desaparecerse. Desde Hogsmade caminaron hastaHogwarts sin soltarse. Entraron en el gran comedor y notaron que los invitadosestaban llegando. La mayoría de los Weasley, Harry y los profesores delcolegio.

Los Lupin fueron los primeros en notar que Hermione y Severus entraronjuntos y tomados de la mano. Ambos se sorprendieron pero era algo que venían venir desde el inicio del curso.Sonrieron sin duda eran tal para cual.

Cuando Minerva los vio sonrió y busco con la mirada a Albus. Al parecerel viejo director no había perdido su habilidad de entrometerse en las vidas delos demás y la mayor parte de las veces daba resultado.

-"Buenas noches Severus, señorita Granger. No sabíamos que vendríanjuntos"- Severus rodo los ojos, los pocos que no habían notado su llegada ahoravoltearon a verlos extrañados.

 

Hermione trato de descifrar las reacciones que tendrían sus amigos al versus rostros.

Como ya lo sabía desde antes de llegar Albus, Minerva, Dora, Remus eincluso Hagrid estaban más que complacidos con su relación. Pero no podía decirlo mismo de los Weasley. Harry
Harry solo parecía sorprendido pero no enojado.

-"Buenas noches Albus. Tienes razón venimos juntos. Queremos aprovecharla ocasión para informarles a todos que mantenemos una relación. Y quepreferimos que mantengan sus opiniones para ustedes mismos"- Molly Weasley lelanzó una mirada de odio y no disimuló el enojo que le provocaba la situación.Ginny mantenía la misma postura que su madre.

-"Hola Harry"- Saludo Hermione a su amigo. Mientras Severus se acercaba aMinerva

-"Hola
¿Así que Snape y tú?"-Ella asintió - "¿Desde cuándo?"-

-"La verdad es que desde hace mucho tiempo he experimentado sentimientospor él, pero es oficial desde ayer"

-"Aunque no entiendo muy bien que es lo que viste en él, me alegro. Nocreo que sea tan fácil con Molly"-

-"Lo sé, me dolería que no aceptaran mi decisión y que optaran poralejarse de mí, pero no voy a alejarme de el por lo que lo demás piensen"-

-"Me da gusto, ven vamos por un ponche"- Mientras Severus hablaba conMinerva

-"Severus discúlpame no sabía que estarías con Hermione cuando te mandéle vociferador, yo la hacía en el castillo"-

-"No te preocupes, y gracias por preocuparte por mí. Durante todos estosaños también me resulta imposible no sentir algún tipo de aprecio por ti"-Minerva no lo podía creer eso era lo más cercano que había dicho Severus a un "tequiero".

Albus interrumpió toda conversación al llamar a la mesa.

-"Ven Hermione siéntate a mi lado"- Dijo Ginny Weasley mirando de malamanera al pocionista

-"Gracias pero me sentaré con Severus"- El sintió un calor inundar supecho. Ella había dicho la verdad no le importaba lo que sus amigos pensaran.

La cena transcurrió sin mayor problema, un par de miradas asesinas queMolly le dirigió a Severus que fueron mal vistas por su esposo, pero nada de quépreocuparse y al terminar el postre Albus dio su discurso navideño. Cuandoterminó invocó su patronus e incitó a todos los presentes a hacer lo mismo.

Todos quedaron impactados al descubrir los patronus de la nueva pareja,incluso Molly se dio cuenta que eso era amor verdadero.

Al poco tiempo todos comenzaron a retirarse y antes de irse Ginny pidió aHermione hablar con ella en privado. La castaña le contesto que irían a sudespacho y tras despedirse de Severus le indico a donde iría y que lo estaríaesperando para dormir.

El camino a la habitación de Hermione transcurrió en un silenciosepulcral, pero apenas pusieron un pie dentro Ginny exploto en contra de suamiga.

-"¿Snape? ¿De verdad? ¿Acaso estás loca? ¿Cómo puedes estar con él? ¿Quépasa con Ron entonces?"-

-"¿Qué pasa con Ron? El terminó conmigo hace mucho tiempo y ahora estácon Lavander, la relación va tan en serio que incluso está en este momento ensu casa en lugar de estar con su propia familia. No entiendo que tiene que verél en todo esto. Y que porque estoy con él es muy fácil porque lo amo"- Ginnyno podía creerlo su cara estaba casi delmismo color que su cabello

 

-"Por favor ambas sabemos que lo de Lavander y Ron no durará nada. Y túno puedes estar enamorada de Snape"-

-"Si la relación de Ron no dura lo lamentaré mucho, pero yo no voy aestar esperando toda la vida por él. Yo amo a Severus y así lo apruebes o no yovoy a seguir a su lado"-

-"Entiende Hermione, ésta relación no está bien. Él ha pasado ya pormuchas cosas y aunque su nombre está limpio hay muchas personas que no están convencidasde que sea inocente y no le dan el mejor de los tratos. Tú no tienes por quécargar con sus culpas. Él no es el indicado para ti"- Ahora sí que Hermioneestaba molesta

-"Eso lo decido yo no tú, ni tu madre, ni nadie más"-

-"Piénsalo bien, ahora están bien todo es felicidad, pero que va a pasardentro de unos años. Tú estarás en la plenitud de tu vida pero ¿y él? Te lleva20 años"

-"Por favor 20 años en el mundo mágico no son nada. Y te pido que si notienes ningún otro tema que tratar conmigo te vayas ahora. Nada de lo que digasme hará cambiar de opinión. Y no voy a dejarlo solo porque a otras personas noles parece. Y para que lo sepas desde ahora y te vayas haciendo a la idea te avisoque me voy a casar con él."- La cara de Ginny era indescriptible -"No teaseguro que recibas una invitación puesto que solo quiero felicidad en ese día"-Se dirigió a la puerta y la abrió -"Gracias por tu visita, espero que no serepita"-

-"Como quieras"- Ginny salió de lahabitación y al avanzar por el pasillo chocó con Severus, sin disculparsesiguió su camino.

Snape entró a la habitación de su castaña y la vio enfadada

-"La primera visita de muchas que tendrás para convencerte de alejarte demí"- Hermione se refugió en sus brazos y contuvo las lágrimas

-"No importa nada ya te lo dije. ¿Por qué tardaste tanto?"-

-"Quería venir antes para ayudarte con tu amiga. Pero Remus, Albus eincluso Arthur no me dejaban en paz. Remus dice que mi patronus es demasiadoGryffindor"- Hermione sonrió.

-"Tiene razón"-

-"Ahora vamos a dormir no se tu pero yo estoy muy cansado. Hace muchofrío y no quiero dormir solo"

-"¿Vas a dormir conmigo?"-

-"No, iré a dormir con Remus y su esposa. Claro que me quedaré aquí"- Latomó de la mano y ella lo guío a su recamara. Otra noche de dormir entre susbrazos, otra noche feliz. Sin duda su vida estaba mejorando

La vida para Severus por primera vez estaba en orden. Sus deudaspasadas por fin habían sido saldadas, ahora podía dedicarse a ser feliz. Sí sinduda era feliz. Aunque no podía vivir plenamente. Hermione estaba preocupadapor sus padres. Hacía mucho que había suspendido la búsqueda y cada vez teníamenos esperanzas de poder encontrarlos. Y aun cuando los encontrara no estabasegura de poder devolverles sus recuerdos.

 

Severus llevaba varios días pensando en el asunto, estaba casi segurode poder encontrar una solución en los libros de magia negra que muchas veces habíaleído en la casa de los Malfoy, pero no estaba seguro de que su castañaquisiera relacionarse con ellos o que permitiera el uso de artes oscuras parapoder encontrar a sus padres.

-"Hola"- Hermione interrumpió sus pensamientos al llegar a suhabitación después de hacer las rondas nocturnas -"Deja ya de hacer esos gestosque te vas a arrugar"- Bromeó con el mientras le frotaba la frente.

-"Así me veré más maduro e interesante"- Desde que estaban juntos él tambiénse permitía bromear, la abrazó y le dio un beso en la frente.- "Siéntate,¿quieres tomar algo? Necesitamos hablar"- Eso no le cayó bien a Hermione, nosabía cuál era el tema que su amado quería tratar con ella.

-"No me asustes dime ya que pasa"-

-"No te preocupes no es nada, bueno en realidad si es algo muyimportante. Sé cómo encontrar a tus padres, o más bien se dónde puedo encontrarla información para dar con su paradero"- A la joven hechicera se le iluminó elrostro.

-"¿Qué estamos esperando entonces? Dime que tengo que hacer y lo haré,no importa lo que sea"-

-"Ese es el punto que tal vez si te importe lo que tengamos que hacer,el lugar donde puedo encontrar información es la casa de los Malfoy en suslibros de artes oscuras. Los Malfoy están arrepentidos de su papel en laguerra. La mayoría de sus acciones fueron al igual que las mías por estupidecesde juventud de Lucius y el amor incondicional de Narcissa por el peroprincipalmente por Draco. Esa es la cuestión, tengo que ir a casa de los Malfoycosa que estoy seguro que no te gustará y adentrarme en un tipo de magia que séque no apruebas"-Hermione sintió lagrimas formarse en sus ojos y un nudo en sugarganta. Sabía que Severus la amaba, pero un hombre como él era sin dudaindependiente y no se molestaría en tomar en cuenta sus opiniones. Pero lohacía, le preocupaba lo que ella pensaba.

-"Gracias por preocuparte por mí, es cierto que no quisiera que terelacionaras de nuevo con las artes oscuras, pero quiero encontrar a mis papásy si para eso tengo que recurrir a ellas lo haré. Además se que ellos son tusamigos y no puedo impedirte que los veas"-

-"Iré mañana mismo con los Malfoy. Ahora vamos a dormir que tenemosclase temprano"- Desde la noche de navidad dormían juntos, compartían lahabitación del pocionista porque la de ella tenía una decoración demasiadoGryffindor para los ojos de él.

La mañana paso rápido para ambos y por la tarde el pelinegro le avisó asu novia que saldría, ella sabía bien a donde iba. Al llegar a la mansiónMalfoy entró y Draco ya estaba esperándolo.

-"Padrino, que gusto verte aquí de nuevo."-

-"También me da gusto verte, ¿se puede saber a dónde vas tan arreglado?"-Draco se sonrojo

-"Estoy saliendo con una chica, y voy a verla"-

-"¿Conozco a la afortunada?"- Severus siempre había mostrado interés enlos asuntos de su ahijado y este no era la excepción

-"Si la conoces muy bien, fue tu alumna. No sé cómo lo tomes, ella noes sangre pura, pero no me importa. Mi madre lo sabe y lo apoya, no se auncuando decírselo a mi padre, pero me gustaría poder contártelo a ti
."- Elrubio fue interrumpido

 

-"Estoy saliendo con Hermione Granger"- Draco no conocía la situación desu padrino y sin duda lo tomó por sorpresa

-"¿Perdón?"-

-"Estoy saliendo con Hermione Granger, ella fue mi alumna, le llevocasi 20 años y nuestro estatus de sangre no es el mismo; nada de eso me importayo la amo. Así que creo que soy justo la persona en quien puedes confiar. No tejuzgaría"- El rubio comprendió que su padrino tenía razón nadie como él podríacomprender un "amor prohibido"

-"Estoy con Luna, y no sé si sea prudente decírselo a mi padre"-Severus sonrió de lado desde hace mucho observaba como su ahijado se perdía enla mirada de la Ravenclaw, pero pensó que esa relación jamás podríaconcretarse.

-"Después de la guerra tu papá ha cambiado mucho, deberías decírselo,aunque claro no esperes que salte de alegría pero terminará por aceptarlo."-Draco agradecido por el consejo abrazo a su padrino

-"Gracias, pero lo hare cuando vuelva; ahora Luna me espera y no quierollegar tarde"- Dicho esto dejó a su padrino y salió de su casa.

El nombre de los Malfoy había quedado completamente limpio tras ladeclaración de Harry de como Draco y Narcissa lo ayudaron a sobrevivir durantela guerra. Y después de un par de meses Lucius salió de Azkaban con lacondición de que tendría que acudir al ministerio dos veces al mes y que eldepartamento de aurores tendría total acceso a su casa y podían hacer redadascada vez que quisieran. Eso a Severus no le preocupaba, sabía que Lucius sinduda se "portaría bien" y no le gustaba la idea de que los únicos amigos deverdad que había tenido en la vida terminaran presos el resto de sus días.

-"Lucius, un placer verte. No pude venir a visitarlos estas semanas,estuve un poco ocupado"-

-"Si lo comprendo, dormir con una jovencita debe quitarte bastantetiempo"- Severus estaba sorprendido, como Lucius podía saber algo así. Si bienno era un secreto su relación con Hermione, no muchas personas lo sabían ytampoco habían tenido mucho tiempo de pasear fuera del castillo como para que alguien los hubiera vistojuntos.

-"¿Cómo lo sabes?"- Lucius puso sobre la mesa de centro un ejemplar dela revista corazón de bruja. En la portada podía observase una fotografía queclaramente era falsa de él y Hermione tomados de la mano y besándose sin absolutodecoro. Severus enfureció al ver tal imagen. Ellos mantenían las demostracionespúblicas de afecto al mínimo, a ninguno de los dos les gustaba dar esa clase deespectáculos. Al interior de la revista venia un artículo en el que explicabaque "una fuente cercana a ambos" había declarado que desde que ella era unaalumna menor de edad mantenían una relación en secreto, que Hermione había usadoal héroe de guerra Ronald Weasley como una pantalla para distraer la atenciónde su relación clandestina y que ahora planeaban casarse. Furioso era poco paradescribir el estado en el que se encontraba Severus. Tomó la revista y laguardo en su túnica. Trato de aparentar calma frente a los ojos de su amigo y continúouna tranquila conversación con él. El asunto de la revista lo arreglaría después-"Es cierto, la señorita Granger podría decirse que ahora es mi novia, esperoque no tengas algún problema con eso".

 

-"En realidad no, después de años de luchar por estúpidos ideales desangre, sería un idiota al continuar con el mismo pensamiento. Solo me intrigauna cosa ¿por qué ella?"

-"Eso amigo mío ni yo mismo se cómo explicarlo, realmente no sé qué eslo que tiene ella en especial, solo sé que nunca lo había visto en nadie más"-Lucius hizo un gesto parecido a una arcada

-"En verdad te estas convirtiendo en un tonto romántico. ¿Qué te traehoy por aquí Romeo? No te esperábamos"- Severus rodo los ojos, desde ahora ypara siempre sería el blanco de las burlas de su amigo.

-"Precisamente es por ella que vine. Antes de que la guerra estallarales lanzó un obliviate a sus padres, para no exponerlos al peligro quesupondría para ellos ser rehenes. Ahora quiere encontrarlos y devolverles lamemoria y yo quiero ayudarla. En tu biblioteca puedo encontrar algo parahacerlo estoy seguro de eso"-

-"Puedes usar lo que creas conveniente, te dejo en tu casa Narcissa yyo saldremos a cenar"- El pocionista asintió y se dirigía a la bibliotecacuando el llamado del aristócrata lo detuvo. -"Severus"- El mencionado dio lavuelta para atender a su amigo -"Me alegra que tengas una nueva oportunidad deser feliz, los esperamos a los dos para cenar mañana. A Narcissa le alegrará tambiénpoder conocer a la afortunada futura señora Snape"-

Severus rio para sus adentros sin duda su amigo nunca cambiaría. Entroa la biblioteca y después de un par de horas de lectura encontró por fin lo queestaba buscando. Salió feliz con el libro que buscaba bajó el brazo uso lachimenea de la sala para llegar a sus habitaciones y al estar ahí encontró aHermione calificando unos trabajos en el escritorio.

-"Sé que hacer. Ya sé cómo encontrar a tus padres"-

Hermione sabía que con la ayuda de Severus solo era cuestión de tiempo el poder encontrar a sus padres, lo que no se esperaba es que fuera tan rapido. Solo una tarde le había tomado descubrir el camino que deberían seguir, era claro que en esa tarde el había avanzado más que ella en todo ese tiempo.
-"Gracias"- Fue todo lo que pudo decir antes de romper a llorar mientras se abrazaba a el. -"Gracias en verdad gracias. Sin ti jamas lo habría logrado."- A Severus le enternecio ese gesto
-"No me agradezcas nada aún, todavía falta mucho camino por recorrer. Pero ya estamos mas cerca"-
-"Quiero saber que es lo que harás? O debo mantenerme al margen?"
-"No puedes mantenerte al margen. Es un hechizo que solo tu puedes convocar. Tendremos que practicar pero yo estare a tu lado. Yo te ayudare."
-"Soy afortunada de tenerte a mi lado. Gracias por tomarte tantas molestias. Tu jamas conociste a mis padres y sin embargo quieres ayudarlos"
-"Yo solo quiero que tu seas feliz. Y si algo es importante para ti tambien es importante para mi."- Severus había logrado olvidar su enojo con el asunto de la revista y estaba listo para tratarlo con su amada, sin alterarse- "Hay algo que tengo que decirte no se como lo vas a tomar." - Metió la mano en el bolsillo interno de su túnica el ejemplar de corazón de bruja que Lucius le había dado. -"Rita Skeeter ha vuelto a hacer de las suyas y ahora nosotros somos sus víctimas"-
Hermione tomo la revista y leyó el artículo que Severus le mostraba, una parte de ella estaba molesta por la fotografía que publicaron pero por otra parte estaba contenta, le gustaba que el mundo supiera que estaban juntos. Asi todas las mujeres que se interesaran en Severus sabrían que su corazón le pertenecía a ella.
-"Que haremos ahora?"
-"No se, te molesta?"
-"No lo tomes a mal. Por supuesto que no me molesta que digan que estamos juntos. Yo misma quisiera publicarlo, pero me molesta lo que dice. Como enaltece a Ron y nos tachan de indecentes. Además la fotografía es grotesca. Y pensar que yo tuve en mis manos el poder de librar al mundo mágico de ese escarabajo"
-"No entiendo"
-"Skeeter es una animaga no registrada. Se transforma en un escarabajo yo la descubrí en mi 4o año en el colegio"-
-"Esa es información muy valiosa, mañana necesitare a tu gato"
-"Mi gato? Para que?"
-"No es necesario que sepas eso, no quieres ser cómplice de esto. Estoy seguro. Tu deja todo en mis manos yo lo voy a solucionar."
-Tienes razón no quiero saberlo. Confio en que lo resolveras."- Severus había olvidado por completo el asunto de la cena.
-"Hay algo mas que debo decirte, Lucius fue quien me dio la revista. Le dije que estamos juntos y el nos invitó a cenar. No le confirme nada, quería saber tu opinión no quiero que te sientas incomoda"- Hermione sonrió le dio un tierno beso y lo tomo de las manos. Se situó frente a el y lo miro a los ojos.
-"Claro que iremos. Ellos son tus amigos y son parte de tu vida. No voy a prohibirte que los veas."
-"Bien, mañana temprano le mandare una lechuza para confirmar"-
Como ya era una costumbre durmieron juntos esa noche. La mañana del día siguiente transcurrio normalmente y en la tarde después de la comida, ambos maestros de pociones tenían asuntos que tratar. Mientras Hermione acudía a la habitación que compartían los Lupin para que Dora la ayudara con su arreglo para la cena, Severus tomaba al gato de su castaña para acudir a las oficinas de la revista corazón de bruja, ajustaría cuentas con cierta reportera.
Al llegar a la oficina de la bruja tomó su varita y la convirtió en su forma de animaga. No le dio opción de escapar o esconderse. Crokshanks la acorralo. El pocionista le dio una orden y el gato en un solo movimiento la tuvo dentro de su boca, cuando estaba a punto de trabarla la escupió, Severus la volvió a convertir en humana y la petrificó del cuello hacia abajo.
-"Sabes que es lo que pasa con los animagos no registrados verdad? No creo que disfrutes estar en Azkaban. O mejor aun en el estomago de este pequeño, mañana vas a desmentir lo que escribiste. Quiero una disculpa publica para la señorita Granger. Entendiste? "- La rubia no respondía nada. Estaba bastante asustada.- "Te pregunté que si entendiste"
-"Si, señor"- Pudo al fin contestar.
-"Escribirás que aunque es cierto que somos una pareja, la relación es reciente y publicarás el nombre de tu fuente cercana. Por cierto, quien es esa fuente?"- La periodista no respondió y bajo la mirada -"Acaso no comprendes con quien te estas metiendo? Como mortifago no seria la primera vez que torturaría a alguien sólo por placer" - La rubia comprendió que Severus no estaba jugando y no dudo en responder
-"Ginny Weasley, ella vino a mi. Haré lo que usted me diga. Lo prometo"- El pocionista sin decir nada mas salió de la pequeña oficina dejando a la animaga petrificada.
En la habitación de los Lupin, Dora había ayudado a Hermione a estar lista para la cena con los Malfoy. Estaba complacida con los resultados. La castaña lucia una falda amplia color negro y un corsé en verde. El cabello recogido y un máquillaje discreto completaban su atuendo.
-"Luces hermosa. Bueno aun mas hermosa que de costumbre. Severus no querrá ir a ningún lado."
-"Gracias, me siento en verdad muy bien. Ahora me voy antes de que el llegue. Puedo usar su chimenea? No quiero que los alumnos me vean paseando así por el castillo."- La metamorfomaga asintió y Hermione se metió en la chimenea para salir en la habitación que ahora también era suya.
Severus hizo su aparición en los limites del castillo y se dirigió a encontrarse con su novia. Al entrar a la recamara la miro y le encanto lo que sus ojos veían. Esa seria sin duda una buena noche.

Severus no podía encontrar palabras para describir a Hermione. Hermosaera decir poco, se veía radiante. Sólo acertó a tomarla por la cintura ybesarla.

 

 

-"Estaba a punto de preguntarte si te gustó mi atuendo, pero creo queno es necesario"

-"Te ves fabulosa, bueno tu siempre ye ves hermosa, pero hoy estasespectacular. Te ves perfectamente Slytherin"- Ella sonrió satisfecha, esa erala reacción que estaba esperando.

-"Gracias, ahora debemos irnos o llegaremos tarde y no quiero dar unamala impresión"- Se dirigieron por vía flu a la Mansión Malfoy, al llegar élsalió primero de la chimenea y le extendió la mano a su amada para ayudarla.

-"Que tierno eres amigo, jamás creí verte así"- Dijo Lucius quien juntoa su esposa ya los estaba esperando en el salón principal.

-"Buenas noches, les ruego que disculpen a mi esposo. Ya lo conocesSeverus tiene un pésimo sentido del humor." - Fue Narcissa quien se acercaba asaludar amablemente a sus invitados

-"Buenas noches Señores Malfoy es un placer poder estar con ustedes"-Hermione estaba nerviosa, si bien el pocionista le había explicado que laactitud de los Malfoy ante la vida era distinta, aún se mostraba reacia alconvivir con ellos.

-"Narcissa llámame Narcissa por favor y a este comediante puedesllamarlo Lucius"-

-"Claro por favor llame Lucius, me haces sentir muy viejo. Tengo casila misma edad de que este hombre con el que duermes"- Severus rodó los ojos sinduda esta sería una noche larga.

Pasaron al comedor y la comida fue servida.

-"Cuéntanos Hermione ¿podemos llamarte Hermione verdad?"- Ella asintió -"Dinosentonces Hermione ¿A qué te dedicas ahora?"-

 

-"Estamos compartiendo los grupos de pociones en el colegio, eldirector me invitó a dar clases y poder trabajar en una poción que presentaréante el ministerio para obtener mi título"- Severus se sintió orgulloso de sumujer.

-"¿Y en que poción trabajas?"- Narcissa realmente estaba interesada enel tema

-"Estamos trabajando juntos en una mejora de la poción matalobos,queremos como mínimo inhibir el dolor que provocan las transformaciones, yvamos por buen camino. Estamos a unas cuantas modificaciones de conseguirlo.Pero nuestro propósito final es que los licántropos puedan tener hijos y estosno hereden la enfermedad. No avanzamos tan rápido como quisiéramos porquetenemos que esperar la luna llena para hacer las pruebas".

-"Eso es estupendo, en verdad espero que puedan lograrlo. Tengoentendido que mi sobrina Nimphadora está casada con Lupin. Lo están haciendopor ellos."- Severus asintió

-"Si precisamente por su sobrina y por Remus, ellos quieren tenerhijos. Él se ha vuelto un buen amigo mío y quiero ayudarlos"-

-"Claro uno pasa unos meses en Azkaban y es remplazado rápidamente detu vida. Pensé que me querías Severus"- Lucius estaba decidido a amenizar lanoche con sus bromas. Esta vez Hermione sonrió.

-"Ya basta Lucius, sabes que tu haz sido mi amigo desde siempre, perosi uno puede mejorar sus compañías está bien hacerlo"-

-"Su trabajo es maravilloso, estoy seguro que le irá perfecto y notengo dudas en que su poción será un éxito, pero lo realmente importante aquí es¿qué demonios le viste a este hombre? No me malentiendas, pero no entiendo cómoes que alguien como tu pudo notar a este gruñón, abusivo, tosco y pocoatractivo hombre que tengo frente a mi"- La paciencia de Snape estaba a puntode colapsar. Hermione le tomó la mano y lo besó en la mejilla antes deresponder.

-"Él es simplemente maravilloso, no hay otro hombre como él. Conmigo noes gruñón ni abusivo, mucho menos tosco y yo lo encuentro realmente atractivo"-El pocionista sintió calor en su pecho

-"Gracias"- Fue lo único que dijo Severus.

-"Menos mal que lograste atraparlo, comenzábamos a dudar de él. Ya sabeslo que dicen por ahí soltero maduro
"- La rubia no dejó que su esposocontinuara

-"¡LUCIUS! ¿Puedes por favor dejar por la paz a nuestros invitados? Sesupone que están aquí para pasar unaagradable velada no para que Severus sirva de tu bufón personal. Deja ya tus estúpidoscomentarios antes de que él consiga lo que los dementores no hicieron y me dejeviuda"- Él bajo la mirada y susurró un débil 'lo siento'- "Por favor disculpena mi esposo, es bastante desesperante pero que puedo decir estoy enamorada deél"- El resto de la cena transcurriótranquilamente. Ya casi para terminar el postre Lucius levantó la manosimulando que se encontraba en un salón de clases.

-"Profesor ¿Puedo preguntar algo que realmente quiero saber? Prometo nomolestar"- Severus rodo los ojos y asintió

-"Dentro de todas las cosas desagradables que publicaron en corazón debruja hay algo que me intriga ¿De verdad piensan casarse?"-

 

El color de los pocionistas fue un contraste total. Hermione se pusototalmente roja mientras que a Severus se le fue el color del rostro. Fue elquien respondió.

-"No lo hemos pensado, nuestrarelación es reciente así que aún queda mucho camino para eso"-

En ese instante el color del rostro de Hermione se fue al piso, sinduda su relación era nueva, pero ella quería pasar el resto de su vida con él.Ahora que estaba a su lado no podía imaginar despertar junto a alguien más. Nohabía duda de que su amor era puro y sincero. ¿Sería que él estaba renuente alcompromiso? Si él no quería casarse y solo vivir con ella, lo aceptaría. Ellalo amaba.

Severus por su parte pensaba en que tal vez ella no quería casarse conél. Si la amaba estaba seguro de eso y tampoco dudaba del amor de ella, supatronus demostraba la veracidad de sus sentimientos. ¿Acaso ella querríacasarse con un hombre como él?

Con esas dudas en mente se despidieron de los Malfoy y se dirigieron alas mazmorras, esa noche ninguno de los dos pudo dormir bien. Ambos teníanmuchas cosas en mente.

Hermione tuvo una semana bastante difícil. Al día siguiente de su cenacon los Malfoy fue a aclarar cuentas con su ex mejor amiga. Aun no podía creerque ella hubiera intentado hacerle tanto daño. Después de una acalorada charlay el ultimátum de "Ya que dejaste claro que no somos amigas, la próxima vez quehagas algo similar dejaré que Severus venga personalmente a resolver losproblemas que tienes con nosotros" Salió de la madriguera y le pidió unadisculpa a los padres de la pelirroja, no quería tener problemas con ellos. Peroya que había aclarado las cosas se sentía bien. Era mejor tener en su vida alas personas adecuadas y alejarse de aquellas que solo le hacían daño.

El hechizo que Severus habíaencontrado no era tan sencillo. Era magia negra muy poderosa y para poderrealizarlo, tenía que practicar y practicar. Estaba agotada. Su energía mágicaestaba por los suelos. A pesar de tomar pociones revitalizantes no se sentíabien.

Severus comenzaba a preocuparse, sabía que sería un camino difícil peropensaba que su castaña resistiría más y mejor la forma en la que tenían quetrabajar. A pesar de todo había logrado grandes avances, era cuestión de tiempoel que pudieran encontrar a sus padres.

Si bien le había dicho a Hermione la verdad "lo que es importante parati, es importante para mí", no podía evitar pensar de una manera egoísta. Sinduda le afectaría el hecho de que ella se reuniera de nuevo con su familia. Unavez que los encontraran él podría devolverles sus recuerdos fácilmente, y loharía. Aunque eso fuera un obstáculo en su relación. ¿A qué padres les gustaríaque su hija llegara con un "novio" 20 años mayor que ella? Él estaba más cercade la edad de ellos que de la de su hija. Además no los conocía no sabía cómoreaccionarían. Hermione le había dicho que nada cambiaria y que a pesar detodos estaría siempre a su lado. Pero ese "todos" ¿incluía también a sus papás?¿Ellos tratarían de alejarla de él?

Ahora que la tenía en su vida no quería alejarse de ella. Su mentetrabajaba rápidamente y si en tiempos pasados le hubieran dicho que suprincipal preocupación seria Hermione Granger habría soltado una sonoracarcajada.

 

Además de pensar en la reacción de sus padres sobre su relación, otro tema que no podía sacar de sumente gracias a Lucius era la boda. ¿Querría Hermione casarse con él? Él la amaba no podía decir que no, y también estabaseguro de que ella lo amaba. Pero era demasiado joven. No quería atarla a él.Ahora lo amaba. Pero ¿qué pasaría en un par de años? El casarse implicabaformar una familia, tener hijos. ¿Él quería tener hijos? Nunca se habíaplanteado la opción de ser padre. Pensaba que al rechazarlo Lily su vida habíaterminado y que no podría amar a nadie más. Ahora las cosas habían cambiado. Pero¿qué tanto había cambiado él?

Las cosas para la castaña tampoco eran tan fáciles. Además de estartotalmente agotada mágica y físicamente, no paraba de pensar en sus padres. ¿Adónde habrían ido? Tendrían nuevas vidas ¿serían felices? ¿Estarían mejor sinella? A parte estaba Severus y el hecho de que casi no hablaba con ella. ¿Acasohabría hecho algo para molestarlo? Por más que pensaba no podía recordar nada.Cada tarde después de las clases practicaban hasta la cena los hechizos que tendríaque hacer para hallar a sus papás, al terminar apenas les quedaba tiempo paracenar y mientras ella se recostaba Severus revisaba trabajos de sus alumnos.Cada noche se proponía hablar con él. Intentaba esperarlo pero el cansancioterminaba por ganarle y se quedaba dormida. Aunque pensándolo bien no podíaestar enojado con ella cada día al amanecer él la despertaba con un beso en lafrente y la abrazaba atrayéndola fuertemente contra su cuerpo. No, no estabamolesto. Pero entonces había algo que le preocupaba. Tenía que hablar con él.

Esa tarde preparo todo para comer juntos en el su habitación y aunquetuviera que suspender su práctica hablaría con él. Después de sus clases corriópara llegar antes que Severus y ajustar los últimos detalles. El entró 10minutos después visiblemente molesto.

-"De verdad que después del inútil de Weasley creí que no podía haberotro troll en mi clases, pero estos alumnos de primero casi logran alcanzarlo"-Hermione sonrió, a pesar de todo seguía siendo un gruñón. De pronto se diocuenta de que estaba todo preparado para comer juntos y no con el resto delcolegio - "¿Qué celebramos?"-

-"No celebramos nada, simplemente quiero comer contigo y poder platicar"-El momento había llegado Severus lo sabía ya no había marcha atrás, tenían quehablar

La comida transcurrió con normalidad y casi en silencio. Al final fueHermione quien habló.

"Necesitamos hablar"- Severus palideció esa frase no sonaba nada bien.Seguro ella lo había pensado bien y lo iba a dejar. - ¿Acaso estas molestoconmigo? ¿Hay algo mal en mí?"- Eso si no lo esperaba, ¿por qué pensaría queestaba molesto?

-"No, no digas eso jamás. Aún en el peor de los casos nunca habría algomal contigo. ¿Por qué crees que estoy enojado?"-

-"No sé, no me hablas mucho. Casi no me miras. Si no estás molesto hayalgo que te preocupa y me gustaría que me lo dijeras, somos una pareja sesupone que debemos ayudarnos en nuestros problemas, tu claramente me estasayudando. Así que me siento muy inútil al no poder hacer lo mismo contigo. ¿Noconfías en mí?-"

 

-"No digas eso, a ti te confiaría mi vida. Son cosas sin importancia demis clases y Albus que me molesta frecuentemente. Además hemos dejado un pocode lado la poción para Remus y eso me hace sentir mal. Ellos quieren tener unafamilia y yo lo estoy retrasando"-

-"No te creo, los problemas con tus alumnos te enojan no te preocupan.Albus siempre te molesta y bueno con lo de Remus y Dora tienes razón.Prometimos ayudarlos y ahora lo hemos olvidado un poco. Deberíamos reducirnuestras prácticas un par de días a la semana para dedicarlos a la poción"-Hermione no estaba del todo convencida con la respuesta de su novio. Severusestaba tentado a decirle la verdad, sus preocupaciones eran todas relacionadascon ella y no quería mortificarla.

-"Si eso estaría bien"- Respondió sin mirarla

-"¿Y? ¿Qué más sucede?"- El comprendió que tarde o temprano tenía queenfrentar sus miedos y era mejor temprano. No quería que Hermione desperdiciaralos mejores años de su vida a su lado si tenían que separarse que fuera de unavez.

-"Yo también tengo cosas que preguntarte. Lo que dijo Lucius del artículo
."-Ella lo interrumpió

-"Fue mi culpa, yo le dije a Ginny que nos casaríamos. Sé que no debíahacerlo. Pero estaba muy alterada. Si me gustaría ser tu esposa pero entiendoque no quieras casarte conmigo, no importa. Es solo un papel yo puedo vivir sinél. Yo te amo. De todas formas estarécontigo siempre
Siempre que tú quieras claro"- Severus no podía creerlo ella en verdad si queríacasarse.

-"¿De verdad quieres pasar tu vida con este viejo amargado?"- Lacastaña hizo un gesto de desaprobación.

-"Si viejo amargado quiero envejecer contigo, pero te repito no es necesario que noscasemos"- Severus no estaba convencido así que continuó con su interrogatorio

-"¿Y si tus padres se oponen?"- Hermione sonrió Severus Snape inseguroy temeroso de sus suegros

-"Eso lo veremos cuando los encontremos. Ya encontraremos la manera deconvencerlos y aun si se oponen yo no me voy a alejar de ti. Dejemos este puntoclaro, aun cuando hubiera una ley que me impidiera estar contigo yo me quedaríaa tu lado. Viviríamos en Azkaban, compartiendo celda. Tendríamos uno o dosdementores como mascotas"- Severus esta vez soltó una sonora carcajada.

-"Gracias por amarme"- Era extraño hasta para él, pero realmente estabaagradecido

-"No seas tonto, el amor no se agradece. Se corresponde y ya"-

-"Hablaremos de matrimonio cuando estemos frente a tus padres. Yo tambiénquiero casarme contigo. O lo que tu prefieras vivir juntos, casarnos. Lo que túquieras"-

-"En algo tiene razón profesor ya hablaremos de matrimonio después.Ahora vamos a descansar hoy no quiero hacer ni pociones ni hechizos ni nada.Solo quiero estar abrazada a ti"- Hacia tiempo que esta idea le daba vueltaspor la cabeza. Sin duda sabía que Severus la encontraba bonita, pero últimamenteeso no era suficiente. Nunca se había sentido especialmente sexy, y nunca habíasentido que provocaba deseos físicos en él. Lo tomó de la mano y lo llevo a larecamara. -"Quédate aquí ahora vuelvo. Solo una cosa ¿me quieres hacer elpequeño favor de quitarte esos metros y metros de tela y ponerte tu pijama?"Severus sonrió, vio como ella tomaba una pequeña bolsa del closet y se metía al baño. Estaba realmente nervioso.Se había propuesto respetar su intimidad, aun cuando dormían juntos él nunca lahabía tocado de una "mala manera" se limitaba a abrazarla por la cintura hastaque se dormía. Varias noches después de asegurarse que estaba completamentedormida había acariciado sus piernas. No lo podía evitar. Ella era hermosa yprovocaba en el tanto deseo. Obedeció sus órdenes y se cambió. Una vez con lapijama puesta se sentó en la cama a esperar.

 

Cuando la vio salir del baño sus ojos se abrieron como platos y loscolores se le subieron al rostro. Se veía realmente sexy usaba un pequeño camisónnegro con encaje rojo (muy gryffindor pero eso no importaba) y esas zapatillasque a él tanto le habían gustado. No podía pensar con claridad. Solo quería tenerlaen su cama acariciarla y besarla hasta cansarse.

Ella se acercó y se colocó entre sus piernas lo abrazó por el cuello ylo besó. Sus besos por lo general eran tiernos, pero este no lo fue. Ella queríatransmitir todos sus sentimientos en ese beso. Lo amaba claro, pero también lodeseaba. Él se levantó y la tomo por la cintura, poco a poco sus manos fuerondescendiendo hasta sus piernas. La acarició como tantas noches lo hizo peroesta vez ella estaba consciente de que lo hacía.

Ella bajo sus manos hacia su pecho y su boca a su cuello. No teníamucha experiencia en eso, de hecho era casi nula, así que solo hacia lo que sucuerpo le indicaba. El comenzó a subir de nuevo sus brazos. Su límiteautoimpuesto de "respetarla" había sido quebrado hace muchas caricias; pero laamaba, no le estaba faltando al respeto. Era claro que ella quería estar conél.

Cambio posición con ella y la dirigió hasta la cama donde amboscayeron. Le quitó las zapatillas y se quitó la parte superior de su pijama.Beso cada rincón de su cuerpo. Ella no sabía que pensar o más bien no podíapensar en nada más que en todas las sensaciones nuevas que experimentaba sucuerpo.

Severus se recostó sobre ella y la miró directo a los ojos. Nunca en suvida se había sentido deseado de esa manera, había estado con muchas mujeres.Pero esta sería la primera vez que haríael amor.

La volvió a mirar, no podía resistir mucho más. -"¿Estas segura deesto? Ahora aun puedo detenerme, tal vez. Pero si seguimos no podré hacerlo yno quiero hacerte daño o que te sientas obligada"-

-"Severus por favor si no dejas de hablar y continuas tendré quegolpearte. Ahora deja de distraerme y no me obligues a pensar. Por supuesto quequiero estar contigo. ¿Qué necesito hacer para que lo entiendas? ¿Caminardesnuda frente a ti?"- Él sonrió esa idea no le disgustaría en absoluto.

Oh dulces beneficios de la magia no verbal. Sin duda sería divertidoquitarle prenda por prenda y ver en su rostro sus reacciones. Pero ahora notenía tiempo ni paciencia para eso. Ambos quedaron desnudos con un susurro deél.

Se unió a ella. Descubrió lo que temía. También para ella era unaprimera vez. Sintió miedo de haberla lastimado. Su cara era un rictus indescifrable.Hasta que un suspiro salió de sus labios.

 

Lo estaba disfrutando. Estuvieron juntos amándose durante un tiempoindefinido. Parecía ser eterno, pero en retrospectiva parecía muy poco.

Sensaciones tan nuevas para ambos, hasta que terminaron juntos yagotados. Sudorosos Hermione evitaba siempre los deportes porque le provocabaasco el sudar, pero ahora no le importaba. Se sentía estupenda.

Severus se recostó a su lado y la abrazó contra su pecho. Se quedaron dormidos al poco tiempo.

Si, sin duda la vida de Severus Snape había mejorado considerablemente.Pareciera que la vida lo estaba recompensando por todo el pasado trágico quetuvo que vivir.

Hermione estaba lista. Después de mucho practicar y repasar los pasosexactos a realizar por fin estaba preparada del todo.

El hechizo tenía que ser recitado por la persona que había aplicado elObliviate con la misma varita con la que lo hizo. El resultado era que aparecíaun traslador que los llevaba al punto exacto en el que estaba la persona a laque le fue aplicado el hechizo.

Eso causaba un problema pues al borrarse ella misma de la memoria desus padres, había borrado también el mundo de la magia. Sería realmentetraumante para ellos el estar cómodamente en su casa y que un par de extrañosaparecieran de la nada.

Hermione hablo con Harry para pedirle su capa de invisibilidad y elgustoso accedió, Severus la acompañaría. No le servía de nada encontrar a suspadres sino podían recordarla y él sabía exactamente lo que tenía que hacer.

La castaña pronunció el hechizo y una pequeña copa apareció. Sepusieron la capa de Harry y juntos la tomaron. Aparecieron en una casa pequeñapero elegante, estaba ubicada en una ciudad no muy grande pero no podían sabermás con solo mirar por la ventana.

El corazón de Hermione latía muy muy rápidamente Severus caminaba justoatrás de ella, muy juntos; abrazándola por la cintura. Buscaron por la casa, alparecer no estaban en la planta de abajo. Subieron las escaleras con dificultady en la recamara principal los vieron.

Severus desde siempre había demostrado ser un gran mago, con el hechizoque el mismo modificó no solo incluiría a Hermione en la vida de sus padres,les borraría ese tiempo en el que estuvieron separados, no era necesariocausarles una angustia innecesaria.

Había elaborado su propio plan haría la parte que le correspondía ysacaría a Hermione de la habitación. Le explicaría todo rápidamente y seaparecería en Hogwarts. Su presencia no era necesaria en ese momento familiar.Sacó la varita de su levita y apunto a sus suegros.

-"Memoriter"- Pronunció claramente, un hilo plateado salió de la puntade su varita y se dirigió a la cabeza de los padres de Hermione. Sin esperarnada más y sin dejar reaccionar a su novia la tomo de la mano y se apareció enla planta baja

-"¿Por qué hiciste esto? ¿Qué pasa?"

-"No tuve tiempo de explicarte algunas cosas, modifiqué el hechizoahora ellos no tienen idea de que ha pasado más de un año desde que no te ven.No quería que sufrieran al de pronto recordar que tienen una hija y que nosaben dónde estás. Ahora ellos piensan que saliste por la tarde y te están esperando.Estamos en Australia por cierto lo vi en sus mentes. Ya después encontraremosla manera de llevarlos de regreso a Londres y recuperar sus vidas. O buscar lamanera de adaptar las nuestras a Australia"- Hermione amo cada palabra de esaexplicación. Apreciaba el hecho de que no angustiara a sus padres y que seincluyera en sus vidas. -"Yo me iré al castillo para que puedas hablar conellos. Cualquier cosa que necesites no dudes en avisarme y yo vendré enseguida.Te amo no lo olvides"- Esto último lo dijo dándole un beso en los labios.

 

-"No es necesario que te vayas quiero que te conozcan"-

-"Yo también quiero conocerlos, pero no es el momento oportuno.Recuerda que ellos piensan que saliste esta tarde de casa. No puedes conseguirun tipo 20 años mayor que tú, enamorarte y presentarlo en tu casa todo en unpar de horas"-

-"Yo les voy a explicar todo y mañana iremos a Londres para comer todosjuntos"- Lo abrazó fuertemente realmente lo amaba y en ese momento estabasumamente agradecida con él por ayudarla.

-"No hay prisa, ahora ve a verlos sé que estas ansiosa"- El pocionista desapareció y Hermione corrióescaleras arriba ansiaba abrazar a sus papás de nuevo.

Alan y Jane Granger voltearon a ver a su hija que estaba parada en lapuerta sin poder moverse y con lágrimas en los ojos. Fue Jane quien se levantóde donde estaba y se acercó a Hermione.

-"¿Qué pasa amor estas bien?"- La castaña se abrazó fuertemente a sumadre y no pudo evitar soltar algunas lágrimas. Si bien siempre tuvo laesperanza de que los volvería a ver, nunca estuvo del todo segura de que loharía.

-"Si, perdón mamá es que me duele un poco la cabeza"- Alan se habíaacercado a ellas, Hermione se separó de su madre y lo abrazó

-"Es por leer tanto ya sé que debes estar preparada para regresar a tusclases pero no creo que tus compañeros estén haciendo lo mismo que tú. Ellosdeben estar disfrutando de sus vacaciones antes de su último curso"- Hermioneesta vez rompió en llanto no podía más con esa farsa tenía que decirles laverdad.

Les pidió que se sentaran y conjuró unas tazas con té. Les contó cómoes que había estallado la guerra en el mundo mágico. Como su amigo Harry habíasido el elegido para derrotar al loco psicópata que creía matar a la mitad delos magos y finalmente les relató cómo es que ella los había protegido alborrarse de sus vidas.

Alan estaba sumamente molesto, ¿cómo su hija había sido capaz dehacerles algo así? El sin duda la habría defendido de todos. Jane estabatriste. Su hija se había enfrentado a toda clase de peligros completamentesola. Ambas mujeres lloraban y el hombre apretaba los puños.

-"Yo realmente lo siento, pero no me podía arriesgar a que les hicierandaño. Sabían perfectamente mi procedencia y me buscaban. La mejor forma dellegar a mí era por medio de ustedes así que los convertí en Wendell y MonicaWilkins, ellos no tenían una hija y la ambición de su vida es mudarse aAustralia. Eso hicieron hace más de un año. Pensé que nunca los volvería a ver,no tenía muchas pistas para encontrarlos y aun cuando lo hiciera no sabía sisería capaz de devolverles sus recuerdos. Pero sabía que estaban bien, eso eraun gran alivio para mí. Saber que no eran parte de una guerra que no tenían porqué luchar"-

 

-"¿No teníamos por qué luchar? ¿Y tú? Tú eres nuestro motivo paraluchar. Pudimos haber sido útiles en algo. ¿Qué pasaba si morías? ¿Nunca sabríamosque existías?"- Alan estaba cada vez más molesto

-"Ese era precisamente el plan, que no sufrieran de ninguna manera. Esofue lo mejor que pude hacer. Sé que no estuvo bien. Pero sin duda fue locorrecto. Entiendo que estén molestos solo espero que puedan perdonarme"- Lacastaña estaba por salir de la habitación cuando la voz de su madre la detuvo

-"Pero claro que te perdonamos. No seas tonta mi niña. Si ya nosperdimos un año entero de tu vida, ¿por qué querríamos perdernos más?"-Hermione abrazó a su madre y Alan no tardo en unirse a ellas. -"Tengo algunaspreguntas ¿ya no hay peligro ahora? ¿Todo está bien? ¿Cómo es que nosencontraste y que podemos recordarte?"- Había llegado el momento de la verdad,les hablaría de Severus.

-"Si mamá ya todo está bien. La mayor parte de los seguidores deVoldemort cayeron en la batalla que hubo en Hogwarts y los pocos quesobrevivieron están en la prisión de Azkaban. Ahora ya no tenemos nada quetemer por eso me dispuse a encontrarlos. Y del como los encontré y que ustedesme recuerdan, debo decirles que no lo hubiera podido hacer sola. Estoy saliendocon un mago y él es muy poderoso, gracias a él es que estamos juntos ahora"-Jane estaba feliz de que su hija hubiera encontrado a alguien

-"Es Ron Weasley verdad, del que conocimos a sus padres hace años"-Hermione estaba cada vez más nerviosa.

-"No, Ron solo me quiere como una amiga y yo estoy con un hombre querealmente me ama y me lo ha demostrado en innumerables ocasiones. Él eraprofesor mío en Hogwarts y ahora estamos juntos"- Alan abrió los ojos comoplatos Hermione le había mostrado una foto del personal de colegio en su 5º año,en un extraño periódico con fotografías quese movían y ninguno de los que recordaba tenía edad ni pinta para ser elmaravilloso novio del que su hija hablaba.

-"¿Uno de tus maestros? ¿Quién es? ¿Cuántos años tiene?"- Ahoracomenzaban los verdaderos problemas para ella.

-"Si Severus Snape mi ex profesor de pociones y me lleva 19 años,aunque eso en el mundo mágico no es tan importante"- Alan no estaba nada felizcon lo que escuchaba. Jane pareció notarlo y lo tomó del brazo.

-"Querida debes entender que nos sorprende que nos hagas estaconfesión, pero como te dije antes por ningún motivo nos vamos a perder ningún momentode tu vida. Si tú eres feliz nosotros estamos felices. ¿No es así cariño?"-Alan se limitó a asentir, sabía que su hija tenía el mismo carácter que él y sino quería perderla de nuevo no debía interponerse en su relación aunque noestuviera para nada de acuerdo - "¿Dónde está el ahora? ¿Cuándo lo conoceremos?"-

-"Vino conmigo hasta aquí. Él fue quien encontró el hechizo que teníaque hacer para rastrearlos y también fue quien les devolvió mi recuerdo. Perodecidimos que era mejor que yo hablara con ustedes primero y quedamos en quemañana nosotros tres iríamos a Londres para comer con él y así puedanconocerse. Sé que no están felices. Pero al menos denle una oportunidad. Hemospasado muchas cosas juntos y no voy a dejarlo. Él es parte de mi vida ahora yno voy a sacarlo de ella."- Alan supo que estaba en lo cierto. Su hija nocedería tan fácil. Era muy obstinada. Jane notó un brillo especial en sus ojosal hablar del famoso novio y sonrió. Sin duda su hija estaba enamorada.

 

-"Bien mañana hablaremos de Severus y de lo que haremos a partir deahora. Por ahora es muy tarde y ya es hora de que vayamos a dormir."-

-"Si, había pensado en quedarme con ustedes pero no tienen otrahabitación en esta casa. Creo que es mejor regresar a Hogwarts y volvertemprano."-

-"Claro hija como tu decidas. Nos vemos entonces aquí mañana paradesayunar"- Hermione abrazó a sus padres y los besó a modo de despedida iba adesaparecer cuando su padre la detuvo

-"Trae al dichoso Severus para que lo conozcamos pronto, me gustaríahablar con él"- Ella asintió y sonrió. Su pocionista estaba en problemas. Supadre era tan obstinado como ella.

Apareció en su casa de Londres y se metió a la chimenea para llegar asu habitación compartida en las mazmorras. Severus estaba en el baño dándose unaducha y no notó su presencia, ella se puso su pijama y se metió a la cama. Alsalir el pelinegro se sorprendió de encontrarla ahí.

-"¿Qué haces aquí?"

-"Aquí vivo, o ¿ya no quieres que me quede aquí?"

-"Claro que quiero que estés aquí pero me refiero a que porque no estascon tus padres. ¿Algo salió mal? Yo hubiera jurado que el hechizo funcionó. ¿Porqué tardaste tanto? Vamos hay que hacer algo"- Hermione sonrió le encantabasaber que Severus se preocupaba por ella.

-"Todo salió bien, solo que en su casa no hay habitación para huéspedes.Ahora ven a dormir. Tenemos una cita mañana con ellos en su casa para desayunar"-Severus palideció no esperaba que sus suegros quisieran conocerlo tan pronto.La castaña lo tomó de la mano y lo jaló para que se acostara junto a ella.

El pocionista se rindió fácilmente, pasó su brazo bajo el cuello deella y con el otro la tomó por la cintura. Cualquier problema que tuviera consus padres lo solucionarían juntos. Después de todo ya habían pasado por cosasmucho peores.

Lo se soy malisima por no actualizar, pero esta semana estuve bastante ocupada lo siento! Espero que la siguiente semana sea mas tranquila y pueda escribir al menos cada tercer día. Gracias por leerme y por comentar. Igual este capitulo no es muy bueno espero comentarios y sugerencias.



Severus estaba nervioso ese día había despertado particularmentetemprano, más bien no había podido dormir mucho en toda la noche , a pesarde haberse enfrentado a muchasdificultades en toda su vida, sin duda lo que venía era un gran problema. Dehaber tenido una hija seguro no estaría feliz si ésta llegaba tomada de la manode un hombre 20 años mayor que ella y lo presentaba como su novio. Incluso a suedad la palabra novio sonaba ridículo. No esperaba que sus suegros lorecibieran con una sonrisa o un abrazo. Estaba preparado para lo peor. Aunquelo peor significara que Hermione lo dejara. Ella estaba durmiendo tranquilamentea su lado, entre sus brazos. Se veía muy tierna.

 

Ya no podía retrasar ese momento, pronto amanecería así que decidiólevantarse y ducharse, entre más pronto comenzara más pronto terminaría con esatortura que representaba para él esa incertidumbre.

Hermione lo sintió levantarse y escuchó el agua correr en el baño. Ellahabía pasado una noche tranquila, estaba segura (o casi) de que tarde otemprano sus padres aceptarían la relación que mantenía con el pocionista. Aunasí se negaba a levantarse no quería estar equivocada, no esperaba que suspapás recibieran a Severus con los brazos abiertos o que hicieran una granfiesta para celebrar su relación, simplemente tenía la esperanza de que no lorechazaran simplemente al verlo. Que se dieran el tiempo para conocerlo, y descubriral hombre que ella conocía. Sabía que su mamá se mantendría al margen pero ellaera tan obstinada porque lo había heredado de su padre. Con él las cosas noiban a ser tan fáciles. De lo que si estaba completamente segura era de quemantendría la promesa que había hecho. Sin importar lo que sucediera en esedesayuno ella no se alejaría de Severus, tampoco de sus padres. Se sentiríadividida al no poder compartir con ellos la felicidad de esta nueva etapa de suvida, no los iba a obligar a convivir.

Mientras ella seguía meditando los posibles sucesos de esa mañanaSeverus salió del baño y la encontró cubierta hasta la cabeza con una sábana y murmurandocosas inaudibles. Le causo un poco de gracia verla así, pero después meditó quelo que hacía era demostrar su nerviosismo y sin quererlo lo estaba contagiando.

Hermione por fin noto su presencia se sintió tonta al estar "cubriendo"sus temores con una simple sabana.

-"Buenos días"- Dijo sonrojada

-"Buenos días. ¿Se fue el monstruo que estaba bajo tu cama?"- No podíaperder la oportunidad de burlarse de ella.

-"No estaba bajo mi cama, estaba sobre ella, y sí; se fue a bañar haceunos minutos. Ahora yo seguiré su ejemplo, con permiso"- Hermione le sonrió yfue su turno de ducharse. Al salir encontró a su 'novio' listo para partir yjugando con su varita.

-"Te ves muy guapo. ¿Piensas conquistar a alguien?"-

-"Si, a tu madre. Ese es mi plan. Coquetear con ella para que mepermita estar contigo"- Ella enrojeció por completo

-"Si esa es tu estrategia para que te permitan estar a mi lado la estasempleando mal. Tendrías que cambiarla por completo ella te aceptará solo porquesabe que te amo. Con quien tendrías que coquetear sería con papá. Llevas muchatela sobre las piernas como para llamar su atención."- Esta vez fue el quiencambio el color de su rostro. La broma no le había salido como el esperaba. Sepuso serio.

-"Creo que es momento de irnos, no debemos hacerlos esperar. ¿Crees quedebemos llevar algo?"-

-"Mamá ama cocinar. Seguro tiene cinco platos diferentes en la mesa esperándonos.Además ya no es momento de preparar algo, y recuerda que para cocinar soy muymala"-

-"No es necesario prepares algo. Podemos pedir algo en la cocina. Unatarta algo así"- Hermione sonrió complacida.

 

-"Tienes razón, vamos. Sólo una cosa trata de sonreír por favor"- Antesde salir del castillo pasaron por la cocina y tomaron dos postres diferentes.

Se aparecieron tomados de la mano en Australia justo frente a la casade sus padres. Ambos estaban bastante nerviosos. Pero no querían demostrarlo.

Adentro Alan y Jane estaban ansiosos. Él estaba enojado. Aún recordabala fotografía que le había mostrado Hermione de sus maestros en sus tiempos deescuela y no podía imaginar a su hija con ninguno de ellos. Jane estababastante nerviosa, temía las reacciones de su esposo, esperaba que las cosas nosalieran tan mal que pudiera tener una relación cordial con su hija después deeso. Sabía del mal carácter de su esposo y esta vez los motivos si eranválidos. Aun así mantenía la esperanza de tener una charla civilizada y seguirtodos con su vida.

Hermione tocó el timbre y ambos esperaron. Adentro Alan y Jane estabanparados junto a la puerta. Jane abrió y ninguno de los dos pudo evitarsorprenderse al ver a Severus. De entre todos los pretendientes que esperabanpara su hija un hombre completamente serio, con cara de maldad y lo peor detodo más cerca de su edad que de la de su hija, no estaba para nada en elnúmero uno de su lista.

-"Buenos días"- Dijeron los invitados al unísono. Hermione se acercó ybesó a sus papás. Severus se quedó un paso atrás hasta que Jane lo tomo de lamano y lo atrajo hacia ella para darle un beso en la mejilla. Alan simplementele tendió la mano mientras lo miraba de pies a cabeza.

-"Señores Granger es un gusto conocerlos he escuchado muchas cosas deustedes"- Severus trataba de ser lo más cordial que podía sin dejar de sentirseincómodo.

-"Y nosotros hemos oído cosas muy buenas de ti Severus"- Dijo Jane -"Graciaspor ayudar a nuestra niña a encontrarnos"- Realmente estaba dispuesta a darleuna oportunidad, si lo que decía Hermione era verdad gracias a él era queestaban juntos en ese momento.

-"Para mí fue un placer señora, es un gusto que puedan estar juntosahora. Espero que me den la oportunidad de tratarlos. Hermione es muyimportante para mí"- La pocionista estaba asombrada. Nunca había visto aSeverus tan amable y no era tan agradable el verlo así. Ese no era él y queríaque sus padres conocieran su personalidad. No quería que fingiera.

-"Nuestra hija es lo más importante para nosotros, lo que la haga feliznos hace felices a nosotros. ¿Cierto Alan?... ¿Alan?" - El mencionado noreaccionaba, miraba fijamente a Severus. Su esposa le dio un codazo en lascostillas para que reaccionara -"Le decía a Severus que lo que haga feliz aHermione nos hace felices a nosotros ¿Cierto?"- El no respondió y siguió en suguerra de miradas con su ahora yerno.

-"Es momento de que pasemos a la mesa"- Hermione estaba cada vez máspreocupada, no tenía miedo de que Severus pudiera hacer algo contra su padre,si acaso se defendería pero no lo atacaría. Aun así por precaución mientras sedirigían atrás de sus padres a la mesa le sacó la varita de su pantalón.

El desayuno transcurrió de una manera tranquila hasta que sin proponérseloHermione alteró aún más la tranquilidad de su papá al recargarse sobre lapierna de Severus para poder tomar un poco del postre que ellos llevaron.

 

Alan trataba de controlarse aun cuando sentía que quería ahorcar alpocionista por el simple hecho de tocar a su hija.

Hermione y Jane pasaron a la cocina para traer café a la mesa. Loshombres se quedaron solos y hubo un silencio incómodo. Alan decidió romperlo ydejar de una vez en claro las cosas con Severus.

-"No espero que comprenda lo que estoy sintiendo en estos momentos.Usted no es para nada lo que yo quiero para mi hija, aunque respeto su decisiónen verdad espero que su relación fracase, que ella se dé cuenta que su futuroes al lado de otra persona. No sé nada de usted y tampoco quiero enterarme desu pasado. Sólo quiero advertirle que si por algún motivo mi hija sufre porusted, me va a importar poco que sea el gran mago que Hermione dice. Yo con mipropia mano voy a tomar venganza"- Severus esperaba algo así, por suerte teníauna buena respuesta que darle a su suegro.

-"No se preocupe señor Granger, si Hermione llegara a sufrir por micausa aun cuando fuera indirectamente yo sería el primero en recriminarme yatentar contra mí mismo"- Alan aún se mostraba reacio a aceptar la realidad, almenos la respuesta del pocionista lo había tranquilizado. Le daría unaoportunidad.

Hermione había escuchado todo, le gustó la forma en la que su noviodefendió su amor. Y estaba segura de que para su papá había sido suficiente
por el momento.

Las cosas por fin mejoraban para ella, tenía a sus papás a su lado ytenía el amor de Severus. No podía pedir nada más.

Desde que pusieron un pie en Hogwarts Severus lo noto. Hermione estabamolesta. Lo que no entendía era el motivo de su enojo. Ella sin embargo teníatodo claro. No le parecía la actitud que había tomado para con sus padres. Sibien era cierto que cualquier mujer esperaba que su pareja se comportaraamable, dulce y tierno al presentarse ante sus padres; no era lo que la castañaesperaba. Ella no era cualquier mujer y estaba plenamente consciente de queSeverus Snape no era cualquier hombre. Soltó un pesado suspiro y se dirigió ala recamara sin decir nada.

Severus estaba cada vez más nervioso. Era imposible que pasaradesapercibido el enojo ella. Después de unos minutos de meditarlo llego a la conclusiónde que debía comportarse mejor ante sus suegros. En verdad lo había intentado.Pero no era fácil para él. Estaba plenamente convencido de que a ellos no lesagradaba en absoluto la idea de que estuviera con su hija. Así que trato de seramable. Por primera vez aceptó públicamente de lo que se sentía por su leona yno le había resultado nada fácil.

No es que no la amara. Pero él no era de esos hombres detallistas ydulces que escriben poesía barata y que encuentran cada día una oportunidadpara dejar en ridículo al resto del género masculino; llenando a sus novias oesposas de detalles. Y pensaba que Hermione no era ese tipo de mujer a la quele encantan esas cosas
No debía engañarse. Todos las mueres son "ese tipo demujer". Necesitaba cambiar muchas cosas para poder estar a la altura de ella yde las expectativas de sus suegros.

No iba a ser nada fácil, aunque en retrospectiva el conocer a los padresde Hermione no había sido del todo malo. Aunque Alan prácticamente lo había amenazadode muerte (como era de esperarse), Jane se portó amable con él.

 

Hermione hacía rato estaba sentada en su escritorio corrigiendo ensayos.Era sábado así que no tenía muchas opciones para desaparecer de su vista. Sesentó en el escritorio frente a ella. El tiempo avanzaba muy lentamente para elgusto de ambos. El momento de hablar había llegado y fue Severus quien rompióel incómodo silencio en el que trabajaban.

-"Hermione
"- La aludida levanto la mirada de los pergaminos- "
Yo
losiento
sé que estas molesta y
pues
entiendo que no me comporte como debía
Prometo ser más amable con tus papás la próxima vez
"- La reacción de la jovenhechicera no fue para nada lo que él esperaba.

-"¿Más amable? ¿Qué te pasa Severus? No quiero que seas más amable.Quiero que seas tú mismo. Me molesta que trates de ser otra persona. ¿Así será cadavez que estemos con ellos? ¿Vas a fingir ser una persona que no eres? ¿Cómo vana creerme que estoy enamorada de ti si vas a actuar como si fueras alguien más?"-Severus no sabía qué hacer, ni que responder para no aumentar la furia de la 'leona'.

-"Entonces, ¿estas molesta porque fui amable?"- Eso no lo esperaba

-"Claro que sí, tú no eres precisamente lindo y tierno. En palabras de tuamigo Lucius eres gruñón, abusivo y tosco. Es lo que eres y así me enamore deti. Quiero que ellos conozcan al verdadero Severus y comprendan que te amo conla personalidad que tienes. Dijiste que querías casarte conmigo. Entonces cadavez que estemos con ellos ¿vas a ser otra persona? No te confundas, agradezcoque quisieras hacer más fácil para mis papás el conocerte. Pero
no es eso loque espero de ti. Quiero que seas tú mismo y que puedas respirar tranquilamenteaun estando en la misma habitación que ellos".- Severus por fin entendía supunto y agradecía que tuviera en cuenta su tranquilidad.

-"Tienes razón fui un estúpido al querer actuar diferente. Discúlpame.Voy a arreglar esto en cuanto sea posible. Ahora ¿podríamos concentrarnos unmomento en la poción para Remus? Tenemos tres días para la luna llena y estoyseguro de que esta será la última prueba antes de que Nymphadora pueda embarazarse"-Eso trajo la idea la mente de Hermione, ¿alguna vez Severus querría tenerhijos? Estaba más que enterada que odiaba a los adolescentes en especial a losGryffindor, pero
. ¿había alguna posibilidad de que ella se convirtiera enmadre? Sin saberlo Severus pensaba en lo mismo. Le encantaría tener hijos conella, estaba totalmente seguro y si habían hablado de matrimonio los hijos veníanimplícitos en ese acuerdo. O eso es lo que pensaba. Los dos decidieron dejar delado ese tema hasta que fuera el tiempo oportuno.

Los tres días antes que les quedaban para la luna llena pasaron volando.La mayor parte del tiempo que tenían libre lo ocupó para dar los últimos ajustesa la poción matalobos. Ambos querían darle esa oportunidad de ser felices a susamigos.

Justo la noche de luna llena se encontraban en la enfermería Remus yNymphadora Lupin. Albus Dumbledore y Minerva McGonagall. Madame Pomfrey y ambospocionistas del Colegio. Estaba por anochecer y Remus había tomado la poción. Estabasumamente nervioso. Si bien era cierto que en sus últimas transformaciones no habíaexperimentado casi nada de dolor y mantenía completamente su personalidad. Noera más ese lobo con instinto asesino y con la necesidad de marcar a otros comolo habían hecho con él. Pero no dejaba de pensar en que la poción que estabatomando era experimental, tenía miedo dañar a alguien y aun más temía elhacerse ilusiones junto a su esposa. Ilusiones que jamás podrían llegarse arealizar. No quería ser pesimista estaba en las manos del mejor pocionista deInglaterra y de su aprendiz no tenía que temer.

 

-"Repasemos esto una vez más por favor"- Dijo el licántropo. -"SoloSeverus estará aquí en la noche. Nadie más se acercara. Y si intentara atacarteno dudes en defenderte".

-"Remus por favor no digas tonterías claro que no vas a atacarme. Vamos atrabajar corrigiendo ensayos y cuando nos de la mañana iras a tu habitación aguardar reposo y a partir de mañana podrás concentrarte en tratar de embarazara tu esposa en cada momento disponible"- Todos rieron ver a Severus losuficientemente tranquilo como para poder bromear, sin duda todo estaría bien.

Severus despidió a todos y se apartó un instante junto a Hermione paradarles privacidad a los Lupin. La castaña aprovecho para despedirse de él.

-"Repíteme lo que le dijiste a Remus"- El pocionista no entendía a lo queella se refería. -"Dime que todo va a estar bien"- Dijo al tiempo que seabrazaba a él y escondía las lágrimas que se habían escapado de sus ojos -"Asegúrameque vas a estar bien. No quiero que ataques a Remus. Pero si él quiere hacertedaño tienes que hacerlo. Tienes que estar bien"- Severus tomo a su novia de labarbilla y la obligó a mirarlo.

-"Escúchame. Todo va a estar bien. Yo voy a estar bien. No puedo morir amanos de Remus, tu padre me invito una copa mañana por la noche, así que dejémoslea él el gusto de matarme"- Hermione sonrió y le dio beso que poco a poco dejode ser tierno. Hubieran seguido por ese camino de no haber sido interrumpidospor Dora quien los miraba divertida.

-"De verdad Severus yo puedo quedarme con mi esposo y ustedes pueden ir ahacer lo que están haciendo aquí con un poco de más intimidad. En verdad notengo mayor problema"- Dijo entre risas para ocultar su nerviosismo.

-"Deja esas bromas por favor, ven acompáñame no creo poder dormir sola, asíque podemos dormir juntas. O no dormir y dar vueltas toda la noche a la habitaciónpero al menos estar juntas"- Dicho esto la tomo de la mano y se fueron juntas aesperar porque sus amores estuvieran bien a la mañana siguiente.

A pesar delescepticismo de Hermione por la adivinación esta vez parecía haber tenido bocade profeta. En cuanto ambas arribaron a la habitación que los Lupin compartíany se dispusieron a dormir, todo el cansancio que pudieron haber tenidomágicamente desapareció. Ninguna de las dos pudo dormir esa noche.

Al principiointentaban distraerse una a otra hablando de temas distintos. Desdetrivialidades como "Me gustaría ser como tu Dora, así podría cambiar micabello", hasta temas de verdadera trascendencia como los padres de Hermione,la forma en que los hallaron y como habían tomado estos la relación quemantenía con Severus. Eso fue al principio de la velada al avanzar el tiempo sedesesperaron Dora solo miraba por la ventana la enorme luna llena y entoncestuvo miedo. Hermione también estaba preocupada no quería que Severus salieradañado. Confiaba plenamente en sus habilidades como pocionista pero no dejabade pensar que era un experimento. Ella misma había ayudado pero no estabasegura no dejaba de ser una poción experimental. Sabia perfectamente que suamado no atacaría a Remus aun cuando su vida dependiera de ello y eso la haciasentir terrible. No era que esperara que realmente atacara a su amigo, perotampoco quería perderlo. Cerca de la media noche decidieron salir de lahabitación para ir a la enfermería y asi afrontar sus miedos. Apenas intentaronabrir la puerta (sin éxito) y una alarma sonó en la enfermería donde losprofesores estaban.

 

-"¿Quiénganó la apuesta?"- Dijo un peludo y sonriente Remus Lupin

-"Son mas delas 12, he ganado"- Respondió Severus

-"Tienesrazón, pensé que Dora terminaría con su insistencia de nublar el buen juicio deHermione y lo intentarían antes"-

-"¿Quieresque les abra la puerta? Ya llevamos mas de cuatro horas aquí y no ha pasadonada. Creo que no necesitamos mas pruebas de que la poción es segura y que susefectos son estables"-

-"Creo queno deberíamos arriesgarnos, pero quiero avisarle a Dora que estamos bien"-Conjuro entonces su patronus y le indico el mensaje que debería entregar.

Mientrastanto las mujeres habían intentado de todo para salir, se dieron por vencidasluego de que ni un bombarda pudo derribar la puerta. Entonces una luz sin formallego a la habitación y la voz del licántropo salió de ella.

-"Estamosbien. No es necesario que esperen toda la noche despiertas. ¿De verdad noscreyeron tan ingenuos como para dejarlas solas y darles la opción de salir?Antes de que se lo pregunten si, el hechizo estaba en ambas habitaciones asihubieran ido a las mazmorras estarían encerradas. El efecto termina al amanecerentonces serán libres de ir a donde quieran. Al parecer todo va funcionando demaravilla pero no queremos arriesgarlas, traten de descansar."- Ambas sonrieronel hecho de que fuera el quien enviara el mensaje sin duda las dejaba bastantetranquilas. No tanto como para acostarse a dormir pero aun así estaban bien.Platicaron de muchas cosas mas pero había algo que intrigaba a Hermione. Sesuponía que los patronus de los magos tomaban la forma de un guardian, porqueentonces la de Remus era solamente una luz. Al cuestionar a Dora su cabellocambio automáticamente a un rosa pálido, el color que siempre tomaba al pensaren su esposo.

-"Es algotonto, no se si decírtelo puede parecer gracioso"- Hermione sonrió y rodo losojos

-"¿De verdadcrees que me burlaría de ustedes? Te recuerdo que gracias a mi ahora elpatronus de Severus es demasiado Gryffindor"- Dora pareció comprender que ellaera justo la persona perfecta para tener esa conversación.

-"Supatronus soy yo. Bueno su patronus representa su amor por mi no tiene una formaespecifica porque yo soy metamorfomaga"- La castaña se enterneció ante talexplicación.

 

La nochesiguió tranquila para todos y justo al salir el sol las mujeres oyeron como elpasador de la puerta se corría dejando entran a dos hombres cuyo rostro lucíabastante cansado. Corrieron a lanzarse a sus brazos y los besaron.

-"¿Y bien?"-Pregunto Dora ansiosa.

-"Pues todosalió bien. Solo hay un problema. Una noche de cada mes tendras que dormir conun lobo de peluche tamaño natural"- Dijo el castaño sonriendo.

-"GraciasSeverus de verdad gracias. Nunca en la vida podre pagarte lo que haz hecho pornosotros"- La metamorfomaga había roto cualquier barrera que Severus habíapuesto para con ella en el pasado. Todo esto lo decía mientras se abrazaba aél. Hermione miraba asombrada a su amiga y con miedo a su pareja pues sabia queno gustaba de demostraciones de afecto, aun si era ella quien se las brindabapor momentos lo sentía incomodo.

Remus tambiénestaba preocupado por su esposa, era sabido que Severus no tenia el mejor carácterdel mundo y que no le gustaban esas "estupideces".

Contra todolo que los dos castaños pensaban Severus aunque se veía un poco tenso no pareciaquerer hechizarla para que se alejara de el. Despues de unos minutos bastanteincomodos en los que Dora lloraba sobre la túnica de Severus, este no sabiacomo reaccionar y sus respectivas parejas solo los veian entre asustados yasombrados hasta que el pocionista decidió hacer algo para romper ese momento.Puso su brazo sobre los hombros de la esposa de su amigo y la estrecho un pococontra el al tiempo en que decía

-"Fue unplacer en verdad haberlos podido ayudar, disculpanos por tardar tanto"- Nadie podía creer esa actitud Dora se separode el, tratando de limpiar las lagrimas que habían quedado sobre la clásica túnicanegra. Severus tomo de la mano a Hermione y la dirigió a la puerta. -"Bueno,creo que es momento de que descansemos nos podemos ver por la tarde si lesparece bien, para hablar de algún efecto secundario de la poción que sepresente durante el dia
a no ser claro que quieran empezar a hacer pequeñoslobos con pelaje de colores desde ahora
"- Completo sonriendo de lado

-"Vamonos yaantes de que sigas haciendo gala del sentido del humor tan parecido al de tuamigo Lucius
Disculpenlo por favor la falta de sueño lo pone irritable
Comprenderan que paso muchos años de su vida sin dormir adecuadamente
"-Severus la miro alzando una ceja
Al parecer no era el único con sentido delhumor al estilo Malfoy

Apenaspusieron un pie en su habitación se acercaron a la cama y se durmieron. Despuesde muchas horas la primera en despertar fue Hermione miro un pequeño reloj ynoto que eran mas de las 7 de la noche. Severus debería estar en su casa a las8 y no habían comido nada. Lo despertó rápidamente y mientras el se duchabaella pidió comida para ambos.

-"No puedocomer nada ahora Hermione, no tengo tiempo"- Dijo él, secándose el cabello alsalir del baño

-"Tienes quecomer algo, no te invitaron a cenar. Te invitaron a tomar, si te vas asíestarás diciendo incoherencias mas pronto de lo normal"- Le respondió ahogandouna risa

-"SoySeverus Snape nunca digo incoherencias, soy el rey de la elocuencia, además tengoexperiencia en esto Granger
Nada de lo que tu papa pueda ofrecerme será masfuerte que un wiskey de fuego.."-

 

-"No meimporta lo que digas no te iras de aquí sin comer algo"- Se resigno y se sento a comer rápidamente. Alterminar salio del castillo casi corriendo, a pesar de querer disimular queestaba ansioso. Llego al limite de aparición y se dirigió a la casa de lospadres de Hermione. Toco la puerta y espero un momento antes de que Janeabriera muy sonriente.

-"Severus,de verdad es un placer verte aquí, mi esposo aun no llega tuvo un paciente deultima hora y se retrasara tal vez media hora mas, pero siéntate. ¿Quierestomar algo?"-

-"Graciasestoy bien. Hermione me obligo a comer antes de venir aquí"-

-"Jaja asies ella, siempre se preocupa por alimentar a quienes ama. Aunque debes saberque no es muy buena en la cocina"-

-"Lo se, porsuerte casi nunca tiene tiempo para cocinar esta muy ocupada entre las clasesque debe dar y las que debe tomar"- Jane sonrio orgullosa esa era su hija

-"Si eso suponía,espero que no sea demasiado para ella"-

-"Es muybuena dando clases y muy paciente, algo que yo nunca pude ser. Sus alumnosavanzan rápidamente porque ella les da confianza. Tal vez el tenerme a mi comosu maestro la ayudó a ser una mejor instructora, poniéndome a mi como ejemplode todo lo que no quería ser. Ademas es sin duda una gran pocionista, gracias aella pudimos ayudar a unos amigos con un problema que les impedía convertirseen padres. Es una gran amiga y una mujer extraordinaria. Claro que esto ultimousted lo sabe mejor que yo"- Ninguno de los dos noto que Alan había entradosigilosamente y escuchaba su conversación.

-"De verdadamas a mi hija"- No era una pregunta

-"Si, enverdad la amo. Se que no soy el hombreque ustedes desearían para su hija, estoy completamente seguro que su esposo meodio y que espera que me aleje para siempre de ustedes. Pero no puedo hacerlo.Yo la amo. En el pasado creí amar a una mujer que nunca me correspondió ydurante muchos años no pude ver a nadie mas. Me centre en ella y en el recuerdode los 'momentos felices' que pasamos juntos. Despues de la guerra quería morirno tenia ninguna razón para querer estar vivo. Y de pronto su hija apareció enmi vida. Y solo a su lado podía ser yo mismo sin temor a que me rechazaran. Sisoy un hombre oscuro. Me dieron un titulo de héroe que no merezco porque todolo que hice fue una expiación de las cosas horribles que hice en el pasado.Pero ella es la luz de mi vida. Asi que lo siento mucho pero no me voy a alejarde ella. Y será mejor que su esposo y usted aprendan a convivir conmigo porquenos queda mucho camino juntos. Quierocasarme con Hermione tener una familia si es que ella asi lo desea y ustedesson parte de su vida, asi que tendremos que vernos frecuentemente"- Alan que habíaescuchado todo ahora estaba tranquilo. Efectivamente ese hombre serio, malencarado e incluso grosero no era lo que el esperaba para su hija, pero era aquien ella quería y después de lo que había escuchado no le quedaba duda de queel también la quería. Si esa era sufelicidad no podía hacer nada y tampoco quería alejarse de ella, quería estar asu lado para verla feliz. Y si eso implicaba tratar con ese oscuro hechicero tendríaque aceptar que ahora era parte de su vida.

-"Y
¿Paracuando planeamos la boda?"- Dijo después de aclarar su garganta sorprendiendo aSeverus y a Jane...

 


_________________________________________________________________________________________


Lo se soy malisima por actualizar cada mil años siempre me quejo de quienes asi lo hacen y ahora yo la aplique... Perdon no tengo excusas... Tratare de no separarme tanto de la inspiracion en especial ahora que le quedan a la historia no mas de 2 capitulos muchas gracias a las cincuenta y tantas personas que me agregaron a favoritos y a los que me comentan. Mil gracias


Y despues de 19 Capitulos, poco mas de 3 meses y mucha mucha paciencia por parte de ustedes he aquí el final de esta mi primera historia larga (tal vez la unica jaja) Gracias a todos los que leyeron las locas creaciones de mi mente a las 56 (si 56 soy feliz es mi máximo wiiiii) Personas que me agregaron en sus favoritos


aistAlex_Weasley10AlitaMalfoyAndreaDSnape
Andy Princeaura_rainAyameeCata-Snape-Granger
Celia-MalfoydagaegdanaMCullenDanielalupinblack38
danny uleyDramioner645Elisapeloxielizabeth3005
erikaalwaysGlaam_CullenGraceStephanieIchigo Snape
Icy MAlfoyINeedYourFicsKarina SnapeKatherin Malfoy
kathytakenny sNapekharlasevsnapeLaura de Gondor
LearpotterLizSnapelunaprincess1302Lynx Riddle
Majo Gonzalezmanuoqmanuweasleymaria lili potter
MARITA2mey_nagomemichy_mojomirna wealey
Miss Hadley KentwellNaomi_Rickmanninaeliza08Polgara
reinanena10Robin Chispasrose malfoy grangerroxysnape23
SeverusSnapeAlwaysSheila LautnerSileneSnapy_L
SofiiiaSpafandorttobiasprinceYazminAche

Y a quienes me dejaron algun comentario muchisimas gracias por alentarme :D

kenny sNape Spafandort Andy Prince tobiasPrince

Y como no muchas gracias a mis amigas que me animaron a escribir Karla, Yazmin y Jessica. :D

Ya mucha despedida... he aqui el capitulo final...



Por primera vez en muchos años Severus Snapepodía decir que era feliz. Después de tanto tiempo no se sentía responsable pornadie más, no tenía que cuidar a nadie y la única persona con quien sentíaalgún tipo de obligación era con su ahora prometida Hermione Granger.

Si hace 2 años alguien le hubieradicho que se sentiría perdidamente enamorado de una chiquilla 20 años menor queél; una risa sarcástica seria lo minino que hubiera obtenido por respuesta.Ahora no extrañaba nada su vida de antaño. Era muy feliz.

 

Se encontraba solo en unahabitación de la madriguera dando los últimos toques a su atuendo, Hermione notardaría en llegar y eso implicaba que él tendría que estar listo para salir aconvencerla.

-"Parece que estás listo, teves bien tengo que reconocerlo, aunque sigo sin perdonarte el que prefirieras aLupin que a mí para tan particular tarea"- Dijo al entrar Lucius Malfoy.

-"Hola Lucius es un gustopara mí que vinieras. ¿Algún día dejaras pasar este pequeño detalle?"-Saludo el pocionista rodando los ojos.

-"No lo sé, el papel de víctimame queda bien. No quiero renunciar tan fácil a él. Puede ser que algún díacuando un Mini Snape venga en camino y me consideres al menos antes decambiarme por el primer licántropo que se te cruce por el camino"- Severussonrió, verdaderamente el papel de víctima le sentaba de maravilla alaristócrata.

-"Prometo que al menospensare en ti si es que eso sucede algún día, ahora ayúdame, ¿me veríademasiado extraño si uso esta cinta para sostener mi cabello?"- Mientrasambos hombres terminaban con su tarea, en las mazamorras del Colegio Hogwartsun par de viejas amigas hablaban tranquilamente.

-"Gracias por recibirmeHermione, lo que hice en verdad estuvo mal y lo comprendo. No debí interponermeentre ustedes. Sé que él te ama y bueno es más que obvio que tu sientes lomismo lamento haber tratado de interferir. Tenías razón, mi hermano no es parati. Quise venir antes de la fiesta en mi casa para aclarar las cosascontigo. Te he extrañado, durante muchotiempo tú fuiste la hermana que no tuve y no quiero perderte por una tonteríacomo es no aceptar al hombre que tu amas. ¡Hasta mi mamá lo acepta ahora! ¡Buenosegún Harry hasta tus papas lo aceptan! Sería bastante tonto que yo tuviera lamisma actitud."- Hermione estaba bastante sorprendida. Cuando la menor delos Weasley le escribió pidiendo hablar con ella esperaba todo menos eso. Jamáscreyó que se disculparía

-"Dejemos atrás el pasado.Lo importante es que estaremos juntas de ahora en adelante. Vamos a tu casa queya debieron empezar sin nosotras. Tendremos suerte si encontramos algo paracomer"- La pelirroja río por lo bajo antes de responder

-"Créeme el Profesor Snapeno dejara que nada comience sin ti"- Hermione la miro extrañada y juntasse dirigieron a la chimenea para llegar inmediatamente a la casa Weasley.Apenas pusieron un pie en la sala, la castaña se dio cuenta que había muchaspersonas en el patio y que al parecer estaba muy poco arreglada para la ocasiónya que todos llevaban sus mejores túnicas y por más que lo intentaba no podía vera su novio por ningún lugar. Comenzó a caminar hacia la puerta, pero su amiga latomo del brazo y la dirigió escaleras arriba, la llevo hasta la habitación quecompartieran durante sus veranos en la escuela y salió.

Hermione estaba realmenteconfundida no entendía que había llevado a su amiga a encerrarla. ¿Sería todouna broma? ¿Era una trampa el que lehubiera pedido perdón? Cuando la perilla de la puerta comenzó a moverse fuecuando ella en verdad entró en pánico y busco desesperadamente su varita. Ginnyla había tomado. ¿Ron entraría y la obligaría a hacer algo? ¿Dónde estabaSeverus? Estaba decidida a gritar pidiendo ayuda cuando vio a su novio entrar,se abrazó fuertemente a él y respiro tranquilamente.

 

-"Eres tú, que alivio. ¿Me puedesdecir por favor porque tanto misterio? ¿Qué es lo que está pasando aquí?"-Severus sonrió de lado al verla. Estaba nervioso y esperaba que el plan que habíallevado a cabo diera resultado. De lo contrario todo sería demasiadovergonzoso.

-"Bien, eres demasiado perspicazme sorprende haber podido ocultarte tantas cosas durante estos últimos meses.La reunión a la que venimos hoy es una boda
"- Ella no lo dejo terminar

-"Una boda. ¿Quién se casa? ¿Porqué no me dijeron nada? ¿Acaso parece que estoy vestida para una boda?"-

-"Si no me interrumpieras mientrashablo podría explicarte todo lo que sucede
No te dije nada porque se suponeque sería una sorpresa y tengo resuelto el problema de tu vestido. La señora Lupin y la señorita Weasley meayudaron con eso así que si no te gusta tienes a quien culpar. ¿Quién se casa?Si aceptas tú y yo. Hace tiempo que tu mamá y yo empezamos a planear todo
"-Fue interrumpido nuevamente

-"Entonces
¿planeaste una boda,decidiste a quien invitar en incluso compraste un vestido para mi sin siquierasaber si yo aceptaría o no?"

-"Si lo dices así parezco unacosador o algo por el estilo. ¿Qué dices? ¿Quieres casarte conmigo?"- Lacastaña no pudo responder nada porque en ese instante Molly y Ginny Weasley,Dora Lupin y su madre entraban en la habitación como un huracán. Fue Dora quienhabló.

-"Bien Severus tuviste tumomento, si no ha aceptado aún podemos lanzarle un imperius, los invitadoscomienzan a desesperarse, sal ahora debemos arreglarla"- Severus solo miraba asu novia buscando una respuesta

-"No ha respondido, no sé si debosalir a despedir a los invitados o prepararme para casarme"- Hermione sonrióbuscando su mirada entre el mar de extremidades que se acercaban peligrosamentea ella desprendiéndola de su ropa

-"No hay tiempo, sales ahora y sien media hora no hemos bajado pides ayuda a Alan para despedir a todos, conpermiso
Sal ahora
Severus
Ya vete
."- Era su suegra quien prácticamente locorría de la habitación.

Estaba muy nervioso, casi había estadoseguro de que la idea le parecería conmovedora y aceptaría casarse con el sinchistar, pero ahora parecía que se había equivocado. ¿Y si ella no bajaba? ¿Ysi quedaba como un estúpido frente a tanta gente? Peor aún
¿Si ellaconsideraba eso como un atrevimiento imperdonable y lo dejaba? Mientrasplaneaba todo con sus amigos y sus suegros parecía una excelente idea peroahora ya no le sonaba tan bien. No dejaba de pensar que se había sobrepasado,eran muy felices juntos ¿Por qué quiso forzarla de esa manera? Pudieron haber vivido juntos sin necesidad decasarse o pudo ser un hombre normal pidiendo matrimonio antes de tener montadotodo el show.

Remus Lupin lo veía a lo lejos ycasi podía escuchar su debate mental. Se acercó a él para tratar detranquilizarlo.

-"Deja ya de martirizarte esseguro que ella bajara. Te ama Severus. No va a desaprovechar esta oportunidad,mira que ver a Severus Snape en plan romántico es algo que casi nunca sucede"-

-"¿No puedes buscar otro momentopara molestarme? Justo ahora no estoy de humor. Estoy a punto de pasar el mayorridículo de mi vida al quedarme parado frente a todos con una estúpida cinta enmi cabello y con todo listo para una boda claro que solo me faltará un pequeñísimodetalle
la novia"-

 

-"Eso no va a pasar, en unosminutos ella bajara y se convertirá en la señora Snape. Y no
no puedo dejar demolestarte
Es mi obligación como padrino
A propósito gracias por el honor esmuy
"-

-"Por favor dejemos lossentimentalismos ridículos para después. Justo ahora tengo otros asuntosrealmente importantes en los cuales pensar"- Cuando el padrino de bodas estabapor replicar con algún hilarante comentario se vio interrumpido por su esposaquien descendía por las escaleras e indicaba a los dispersos invitados que podían pasar a ocuparsus lugares. La novia estaba lista para bajar y con ese anuncio Severus por finvolvió a respirar con normalidad. Había aceptado casarse con él.

Ambos estaban bastante nerviosospero igualmente felices. La música comenzó a caminar de Severus entro por elpasillo del brazo de Minerva McGonagallal frente de todos estaba Albus Dumbledore quien presidiría la ceremonia. Suacompañante lo dejo justo en el centro y al dar vuelta pudo ver como detrás delos Lupin venia su novia del brazo de Alan Granger. Se veía hermosa. Para elparecía un ángel. Cuando padre e hija llegaron frente a él, solo quedaron ellosdos. Por un instante parecía que las personas en ese lugar no existían, queestaban ellos solos. La ceremonia transcurrió rápidamente y dio paso a la celebración.Él que nunca había sido afecto a ese tipo de reuniones hoy se permitía sonreírabiertamente y compartir ese momento con sus invitados. Estaba feliz. Llego elmomento del primer baile como esposos y de nuevo parecía que estaban solos. Enese momento se alejaban de todo y de todos. Eran inmensamente felices.

-"Este día inicia un nuevo caminoen nuestras vidas"- Dijo Hermione

-"Y estoy muy agradecido por eso.De todos los caminos que pudo tener mi vida, jamás hubiera imaginado este.Ahora es tarde para ti Granger, ya no me interesa otro camino que no sea esteen el que tú y yo estamos juntos. Ya nopodrás escapar de este bastardo"- Le respondió el mientras la atraía más a sucuerpo

-"Debo reconocer que si eres elbastardo más grande que he conocido en la vida
Pero eres mi bastardo"-

-"Tus palabras son en verdad tanlindas, ¿has pensado dedicarte a escribirnovelas cursis?"- Dijo él divertido

-"¿Te estas burlando de mí?"-

-"¿Acaso insinúas que es untrabajo poco respetable? ¿O que sea motivo de burla?"- Ella se limitó a negarcon la cabeza y sonreír, en definitiva el seguiría siendo siempre el bastardodel que se enamoró.

Cuando todo terminó y llegaron por primera vez como esposos a las habitaciones que compartían en las mazmorras; ambos estaban tan cansados que se quedaron dormidos aun con su ropa de fiesta.

Después de un par de horas Severus desperto por la incomodidad que le proporcionaba haberse quedado dormido con su tunica de gala. Al abrir los ojos lo primero que vio fue a Hermione y se sintió agradecido.

Recordó el tiempo pasado en el que se vio rebasado por un amor adolescente no correspondido y se dio cuenta de que todo lo que habia visto de especial en Lily Potter solo era un espejismo provocado por su amor. En este momento tenia que admitir que Lily quedaba muy pequeña en comparación con Hermione.

Todo lo que había vivido en el pasado parecía tener sentido en este momento en el que estaba con su esposa entre sus brazos, si pudiera regresar el tiempo no cambiaría absolutamente nada de sus sufrimientos pues cada uno de ellos forjo el camino que lo llevo a este momento.

La vida había recompensado con creces a Severus Snape El Principe Mestizo.

La recompensa del Príncipe - Potterfics, tu versión de la historia

La recompensa del Príncipe - Potterfics, tu versión de la historia

Después de que mi mente se hizo mucho del rogar ya por fin creo que podré escribir una historia larga (o eso espero), se que contaré con las lecturas del su

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-la-recompensa-del-principe-potterfics-1926-0.jpg

2023-02-27

 

La recompensa del Príncipe - Potterfics, tu versión de la historia
La recompensa del Príncipe - Potterfics, tu versión de la historia

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/168899
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20