La Tercera Generacion de Hogwarts I - Potterfics, tu versión de la historia

 

 

 

Rumbo a Hogwarts

Albus estaba agobiado. Estaba en medio de una multitud desesperada por encontrar a un compartimento libre. Su prima Rose y él se apartaban de la gente acumulada en el pasillo a empujones.

- Seguro que al final del tren no hay nadie- susurro Rose.

Albus lo dudaba, pero no dijo nada. Había llegado a un punto en el que pensó que podría buscar a su hermano o a Ted y pedirle (o rogarle) que le dejaran estar en su compartimento.

Pero Rose le había dicho que quería encontrar un compartimento vacio para leer el folleto de información que daban a los de primero en la estación; dicho folleto había sido leído mil veces por su prima ese verano. Pero ella, tan cabezota como siempre, insistía en estar informada sobre Hogwarts, si eso era posible.

 

Habían llegado casi al final del tren, y Rose estaba hecha una furia. Quería estar sola en un compartimento, tampoco pedía tanto; pensó. Recordó que su padre le había dicho en el coche que era muy fácil encontrar algún compartimento libre si iba diciendo que era la hija del famoso auror Ronald Weasly. "¿Y si
?"
, pensó.

De pronto Rose se paro; Albus que iba justo detrás de ella; un tanto distraído mirando el paisaje, choco contra ella:

- ¡Rose!- se quejo.

Rose miro los ojos verdes de su primo y le confesó:

- Tengo una idea- .

Albus puso los ojos en blanco; nunca le habían gustado las ideas de su prima ni un pelo.

Rose le indico a Albus que sujetara la jaula de la lechuza un momento, y él con desgana la cogió. Después, la chica abrió fuertemente la casi penúltima puerta del Expreso de Hogwarts; con una fuerza que solo podía ser de Rose:

- ¡Soy Rosebud Weasly! ¡Salid de aquí inmediatamente!-grito mientras cerraba sus ojos azules.

Para sorpresa de Albus y Rose en el vagón solo había un chico rubio, dormido junto a la ventana, que dio respingo en respuesta al grito de Rose.

- Perdónala- se disculpo Albus cerrando la puerta de inmediato; definitivamente su prima estaba loca-¿Pero qué has hecho? ¿Te has vuelto loca?- observo a su prima quien se disculpo con la mirada; después Albus soltó una risita- ¿Rosebud?- dijo con tono burlón.

Rose le fulmino con una mirada:

- Mi padre dice que suena autoritario-.

- Venga ya- opino Albus riendo- Ahora el chico se debe estar partiéndose de

La puerta del compartimento se abrió y el chico que había sido despertado por Rose; apareció en la puerta:

- ¿Queríais entrar?-dijo educadamente.

Albus observo al chico, que debería estar en primero; era rubio con los ojos plateados con destellos verdes. Vestía la túnica que debían ponerse; aunque Albus estuviese en vaqueros

.- Pasad.- dijo con voz cansada.

Rose y Albus entraron y colocaron las jaulas y los baúles en el compartimento. Cuando se sentaron Rose saco el folleto, que tenía guardado en la túnica (ella si la llevaba puesta) y se puso a leer.

Albus echo una mirada al paisaje, todo era una extensa pradera verde. Después se percato de que el chico que había en frente le miraba:

- Hola, me llamo Albus Severus Potter- se presento.

El chico rubio abrió los ojos, distinguiéndose un brillo de sorpresa entre ellos.

-Y yo Rose Weasly- se presento Rose leyendo el folleto.

- ¿No me digas?- dijo el chico sarcásticamente.

 

-¿Y tu cómo te llamas?- le pregunto Albus.

El chico ladeo la cabeza" ¿Estaba dudando?", se pregunto Albus.

-Me llamo Scorpius Malfoy- dijo mirándolo fijamente.

- Pues vaya nom
- comento Rose ojeando el periódico; antes de comprender que era un Malfoy, el chico del que le había advertido su padre- ¿Sabes que nuestros se odian?- soltó Rose de pronto.

Los dos chicos se sorprendieron ante el comentario de la chica.

- Si-contesto bajando la cabeza."No es una buena manera de hacer amigos" pensó Scorpius. Recordó como los hijos de unos amigos de su padre: Belllatrix Zabini y Zoe Badmood, le habían ofrecido estar con ellas en el tren.

- No pasa nada- dijo Albus, rompiendo un silencio incomodo que se había formado- Eso no significa nada para nosotros

Scorpius le lanzo una mirada esperanzadora.

- ¿Juegas al Quiddicht?-pregunto Albus, cambiando de tema.

- Si- respondió- Me gustaría ser golpeador, alguna vez.- Añadió

.- ¿En serio?- interrogo entusiasmado por un tema de conversación interesante.

"¿Quiddicht? ¿No tienen otra cosa de la que hablar?"Pensó la pelirroja.

- Si-afirmo- ¿Y tú, Albus Severus?

-Oh, por favor. Albus Severus, no. Suena muy mayor. Soy Al o Albus para los amigos, preferiblemente Al.

"Ha dicho amigos" pensó Scorpius perplejo.

- ¿Y tú, Al?- repitió la pregunta Scorpius.

- Arg, buscador- dijo Rose tras el folleto.

- A ti no te han preguntado- le recordó Albus- Exacto, buscador. Aunque mi prima prefiere jugar de guardiana.

- ¿Le gusta el Quiddicht?

- Solo juega.

- Puedo responder yo por mi misma- declaro Rose.

- Pues deja de leer- le reprocharon Albus y Scorpius al unísono, quienes compartieron una sonrisa cómplice.

Ella refunfuño y dejo el folleto al lado, después miro atentamente a los chicos y como no se le ocurrió que decir, le dijo a Albus:

- Deberías cambiarte-.

- Falta una hora para llegar- respondieron de nuevo al unísono.

Rose iba a reprochar pero entonces; el Carrito de las Golosinas paso por el pasillo.

************************************************************************

- Seguro que Al y James ya están en Hogwarts- dijo Lily desde la parte trasera del coche de sus padres.

- No Lily; les falta mucho- le recordó Ginny, su madre.

Harry sonrió mientras doblaba una curva, después le susurro a su mujer:

- Ginny, recuerda que tú eras así con su edad-.

- No ayudas, Harry-.

- Quiero ir a casa de la abuela, porque esta Hugo; y quizás nos divertiremos juntos. No como con vosotros todo el día trabajando- empezó a decir la pelirroja con ojos de color caramelo- ¿Sabéis?, cuando yo vaya Hogwarts os escribiré todos los días, no como James, una vez al mes- suspiro.

Ginny y Harry estaban cansados de las conversaciones de Lily, desde que llego la carta de Hogwarts para Albus no paraba de decir que ella sería mucho más responsable que sus dos hermanos cuando fuese a Hogwarts. Y Harry no lo dudaba; por una parte sabían (gracias a Ted) que James era ya conocido por sus gamberradas y destreza en el Quiddicht; incluso McGonagall decía que tenía el espíritu de su abuelo. Albus, por su parte, no era más travieso que James (eso sería imposible); pero de vez en cuando se comportaba como él. Tampoco era muy seguro que no hiciese nada teniendo la capa de la invisibilidad en su poder (James no lo sabía); ya que su hijo mayor le había robado el mapa Merodeador, Albus le pidió la capa.

 

- Por fin, ya hemos llegado- dijo Lily interrumpiendo los pensamientos de su padre.

La pequeña salió del coche a una gran velocidad, para salir cuanto antes del coche de sus padres y escabullirse de su despedida. Cruzo la verja (su abuela Molly siempre la dejaba abierta cuando sabia que alguno de sus nietos iba a venir); y se lanzo a los brazos de su abuela, que estaba esperando en la puerta de la Madriguera.

- Lily, pequeña.- dijo cariñosamente- Creí que tu también ibas a Hogwarts-Lily le lanzo una mirada de reproche a su abuela, tras una enorme sonrisa enseñando los huecos de los colmillos que no tardarían en nacer.

Tras saludar a su abuelo, que leía El Profeta en la cocina; fue al salón. En el enorme sofá (con capacidad para siete personas) había un chico tumbado. Tenía el pelo rojizo claro despeinado, ya que estaba tumbado en el sofá (aun con la ropa que llevo a la estación puesta, aunque bastante arrugada) observando un papel.

- ¡Hugo¡- le llamo la chica.

El aludido pego un brinco en el sofá; se desperezo rápidamente y fue a saludar a su prima.

- Lily
- dijo mientras la abrazaba- Ven, mira.

La pelirroja le obedeció y se sentó a su lado en el gran sofá. Después le enseño el papel que estaba leyendo. Era un mapa, de eso estaba segura Lily, estaba raramente escrito y podía distinguir los nombres de King' Cross y Hogsmeade.

- ¿Qué es?- pregunto.

- No es obvio-.

- No todo lo que te parece obvio lo es, recuerda que todos no tenemos tu nivel intelectual- le recordó su prima. Hugo se sonrojo, exceptuando a su hermana, él era el Weasly más inteligente.

- Es un mapa para ir a Hogwarts- su prima le interrogo con la mirada- ¿No te acuerdas?-.

Lily se estrujo la memoria, si que lo recordaba. Su primo y Lorcan Scarmander tenían las mismas ganas de ella de ir a Hogwarts; pero no recordaba que mencionaran un mapa.

- ¿Pretendes que vaya contigo?- .

- Pero si lo estas deseando
- afirmo Hugo con una sonrisa.

- No es verdad. ¿Lo has hecho tu?- pregunto mientras observaba el mapa- Imposible, tus dibujos no son tan comprensibles. ¿Lorcan?

-Si. Y para que lo sepas Lyslander viene si tú vas. Yo le he dicho que vas
-.

- ¿Para que queréis ir?- dijo interrumpiéndolo.

-Muy fácil- respondió el chico con suficiencia- Quizás tu no lo entiendas- empezó ante una mirada ofendida de su prima- pero para nosotros Hogwarts es el nacimiento de los jóvenes triunfos del Quiddicht. Además de poder vigilar a nuestros hermanos, aprender nueva magia y descubrir misterios como nuestros padres- termino rápidamente. A Hugo le encantaban las historias del Trío de Oro que su padre le contaba para irse a dormir.

- Si ya; Voldemort te estará esperando para resucitar- le espeto Lily sarcásticamente- ¿Cuándo vais?

- Ves al final sabía que querías ir. Pues tenemos que tener los detalles del viaje exactos; para no perdernos. Tranquila, no te haremos caso; tu sentido de orientación es "perfecto". Pero yo creo que para Pascua estará todo.

- Ya de paso te esperas unos añitos para que te manden la carta de Hogwarts.- respondió Lily- Nos vamos a aburrir muchísimo.

 

- Podemos gastar bromas como hacían James y Fred-.

- El problema es que ellos si saben gastar bromas sin magia- le acuso.

Hugo resoplo. Cierto, sus primos eran insuperables en ese aspecto, eso no significaba que el quería ser como ellos. No, él quería ser Ministro de Magia.

************************************************************************

-Deberías haberle cogido la capa a tu padre, James- dijo un chico pelirrojo en el Expreso de Hogwarts.

- Cierto, si te fue tan fácil quitarle el mapa, ¿Por qué no le quitaste la capa?- pregunto una chica morena, sentada en frente de Fred Weasly; el chico pelirrojo.

- ¿Quizás porque es invisible?- comento Fred.

- No es invisible- negó James Potter, un chico con el pelo caoba y ojos avellana. - Y no hay ningún problema con la capa- sus amigos le miraron con abriendo los ojos- se la ha dado a Albus.

Los tres estallaron en carcajadas, Albus era demasiado inocente; según su hermano.

-Por favor queréis callaros- rogo una chica que estaba leyendo, sentada al lado de Susan Jordan, la chica morena.

Los chicos se miraron entre si y siguieron riendo. La chica, se enfureció y resoplo; quizás porque no tendría otro compartimento donde estar que en ese; pensó James.

-¿Sabéis quien es?- susurro Susan acercando se a ellos; refiriéndose a la chica que estaba a su lado- Cornelia Brooks, futura prefecta y Premio Anual de Gryffindor.

- Pero si es de nuestra edad- dijo perplejo James que la observo con ojos inquisitivos; era castaña, tenía una piel rosada y unos ojos azulados que leían el libro.

- Oh, pero va en ese camino- añadió Susan.

- Este año podemos molestar a los de primero de Slytherin- dijo James, cambiando de tema- o devolvérsela a Zoe Badmood.

Zoe Badmood, era una Slytherin un año mayor que ellos; famosa por sus tratos a Gryffindor y a los hijos de muggle. Todos sabían que Zoe Badmood era una de las más temidas por Hogwarts.

- Yo creo que es peligrosa- opino Susan- Recordar que Christopher Nott estuvo dos semanas en enfermería por tratar de defendernos.

Christopher Nott era un chico Slytherin, quizás el único que se llevaba bien con James; y que era amigo de sus primos Louis Weasly (hijo de Bill) y Lucy Weasly (hija de Percy).

- Bueno, siempre defenderemos a los nuestros- dijo Fred diplomáticamente.

- ¿Qué hay de Al?- pregunto Susan.

- Bah, creo que va a ser Slytherin. Aun así no entiendo porque mi padre le dio la capa a él- contesto James.

- Celoso- dijo Fred, mientras James le fulminaba con la mirada- Albus es un Mini Harry.

- Bueno nosotros tenemos el mapa- intento animar Susan.

- Chicos, ¿qué tal si le quitamos la capa ahora?- propuso James tras pensarlo un rato.

Fred y Susan sonrieron a James.

- ¿Dónde estará nuestro querido Al?- dijo Fred burlonamente.

Los tres se levantaron a la vez; y Fred cogió una mochila.

- ¿Qué es eso?- interrogo Susan.

- Quiero parecerme a Ted- dijo Fred con una enigmática sonrisa, que compartía con James.

Susan fue la última en salir del compartimento, dejando sola a Brooks. Cuando se acerco a James, se encontró a un grupo de chicas Gryffindor de segundo o primero; que miraban a James y Fred suspirando al aire. Ellos sabían que muchas chicas harían cola por respirar su aire. Mientras que otra las harían para decir cuánto odiaban a Susan, aunque esta pasaba totalmente del tema. "Por favor, tienen como mucho doce años, ¿no pueden pensar nada más que en eso?¿no?"Pensaba a menudo.

 

James iba mirando por el cristal de las puertas quien había en el compartimento. Habían recorrido casi medio tren y todavía no lo habían encontrado.

- Aquí están- anuncio James en voz baja.

Susan echo una ojeada al compartimento:

- La capa la tendrá en el baúl-.

- ¿Lo hacemos como te dije, James?- le pregunto a su amigo.

Susan los miro extrañada, a ella no se lo había dicho.

- Susan, entra ahí y sácalos- le ordeno Fred.

Ella asintió, mientras sus amigos entraban en el compartimento de al lado.

James estaba nervioso, al fin conseguiría la famosa Capa de la Invisibilidad.

N/A: Por favor, si os ha gustado comentad. Gracias.

2. Llegando al Castillo

- Mira Al, me ha tocado tu padre- anuncio Scorpius sorprendido.

Albus rio alegremente, ya estaba acostumbrado a ver a su padre en el papel de envoltorio de las ranas de chocolate.

De pronto la puerta se abrió y entro una chica morena, que puso los brazos en jarras y dijo:

- Hola chicos, me han mandado los prefectos que os tenéis que cambiar inmediatamente.

Scorpius y Rose se miraron; ellos ya estaban cambiados. Susan les lanzo una mirada extraña y después se dirigió a Albus:

-Vamos, Albus-.

Albus salió del compartimento con la ropa en una mochila, donde había metido la túnica. El chico observo como Susan estaba mirando su baúl; y eso no le gusto ni un pelo.

Cuando Albus se fue, enseguida entro Ted Lupin, que este cursaba su último año en Hogwarts. Esta vez llevaba el pelo de color azul turquesa.

- Rose, chico- los llamo refiriéndose a Rose y Scorpius.

- Scorpius, señor- informo Scorpius rápidamente, mientras Ted le miraba con mala cara.

- Tenéis que venir conmigo- los chicos le miraron extrañados- Son solo 5 minutos, luego se lo decís a Albus. Los prefectos estamos registrando que no tengáis ningún sortilegio Weasly. Lo siento por vuestro tío y vuestro guapísimo e inteligentísimo
- Rose observo como Susan le daba un codazo a Ted" ¿Desde cuándo se conocen?"Pensó la chica- primo Fred.

Rose salió seguida de Scorpius, guiados por Ted hasta un compartimento cercano; donde estaban un par de chicos Ravenclaw, que se quedaron sorprendidos cuando se sentaron en el compartimento.

-Hola soy Rose Weasly- se presento la pelirroja- ¿Os han registrado?-

Como respuesta los chicos ignoraron a Rose quien miro a Scorpius:

- No te llamabas Rosebud- pregunto el chico tras un pisotón de Rose.

************************************************************************

-Date prisa James, se me va la poción multijugos- exclamo un Ted con rasgos de Fred, algo nervioso viendo como cambiaba su nariz.

- Ya voy- tranquilizo James buscando indicios de la capa entre la ropa interior de su hermano.

- Daos prisa que los estoy viendo-dijo Susan desde la puerta.

James aparto varias camisetas interiores y por fin la vio:

-¡Ya la tengo¡- exclamo James, mientras Fred (ya no quedaba nada de Ted), ordenaba el baúl de Albus que James había desordenado.

Rápidamente James se paso la capa por encima de él y de su amigo.

 

Susan se giro para ver como Albus estaba a pocos metros de ella; cuando miro hacia el compartimento no vio a nadie:

- ¿Chicos?- los llamo palpando el aire.

- Vamos a por Rose y el otro; te esperamos en nuestro compartimento- informo Fred tras la capa en voz baja.

************************************************************************

Albus observo como Susan Jordan asentía al aire, así que la interrogo con la mirada:

- Estiramiento de músculos; me preparo para el Quiddicht- dijo con una sonrisa nerviosa, quizás porque le resultaría vergonzoso haberla pillado, pensó Albus.

Susan cambio de expresión y informo:

- Te han estado registrando, y han encontrado una pastilla vomitiva- le reprocho mientras Albus enrojecía. Era verdad; llevaba no una; sino tres; que le había regalado su tío para prevenir males.

-¿Y Rose y Scorpius?- dijo al tiempo que se daba cuenta de su compartimento vacio.

- Mmmm
.Aquí vienen- confirmo mientras veía a Scorpius y Roses por el pasillo del tren.- Me voy.

Rose venia contándole a Scorpius la variedad de Sortilegios Weasly que había visto en el cuarto de su primo James, por no hablar del de Fred.

Los chicos entraron en el compartimento y observaron a Albus:

- No me fio ni un pelo de esa- soltó este- Puede estar juntándose con James.

- Bah, no digas tonterías, parece muy simpática- opino Rose.

Albus arqueo las cejas, después le pregunto a su prima:

-¿Cuánto queda?

- Quince minutos- contesto Scorpius por ella.

- Malfoy, tengo boca y reloj- le respondió esta.

- Ya lo veo, me di cuenta cuando te comías el carrito de golosinas- dijo sonriendo junto a Albus.

Rose sonrió falsamente. Después sintió como se retorcía su estomago "¿Nervios?", pensó.

************************************************************************

-¡Los de primero por aquí, por favor!- grito el semigigante Hagrid.

Todos los niños de primero, observaron al inmenso hombre que les guiaba hacia el embarcadero.

-¡Cuantos botes!-exclamó Albus.

- Ten cuidado, Severus, vaya a ser que te caigas y el pulpo que hay ahí debajo te coma- dijo una chica castaña con ojos verdes, a sus espaldas- Aunque pensándolo bien tienes suerte de ser tan tonto como para que le de asco comerte- siguió diciendo la niña.

- Longbottom- la nombro Albus.

-¡Alice!- exclamo Rose con entusiasmo mientras abrazaba a su mejor amiga.

En ese momento la chica se dio cuenta de la presencia de Scorpius:

- Soy Scorpius- se presento.

-Espero que no seas tan tonto como Severus- Scorpius frunció el ceño y miro a Albus. Este estaba fulminando con la mirada a la chica; quien empezó a hablar con Rose de las vacaciones; que casualmente no habían pasado juntas.

Alice y Albus se conocían desde pequeños; cuando se llevaban medianamente bien, debido a las reuniones de amigos con sus padres; ya que Alice era la hija de Neville Longbottom. Su odio mutuo empezó una Navidad en la Madriguera cuando era el cumpleaños de Albus. Alice iba caminando hacia la cocina con la tarta de cumpleaños de este; y tropezó con Albus (que venía de una pelea con su hermano) dejándole la tarta en la cara del chico. Albus le dijo que era una torpe y que mirara por donde pasaba, y Alice (conocida por un gran genio muy parecido al de Rose) le empezó a decir que la culpa la tenía el que siempre estaba en medio. Así se empezaron a pelear hasta ahora.

 

- Vamos Al, Rose, meteros en este bote con vuestros amigos- les aviso Hagrid.

************************************************************************

-¿No va a haber ningún carruaje para nosotros?- pregunto Susan con deseperacion.

Solo faltaban tres carruajes y por culpa de la "mercancía" de Fred se habían retrasado.

-Todo por tu culpa- le acuso James.

- Prefiero llegar tarde que pasarme todo el curso aburrido- se defendió Fred.

Alcanzaron un carruaje, pero antes de subir un grupo de Ravenclaw les paro:

- Nosotros somos más- dijo un chico de pelo castaño. James los observo; solo había tres chicos; increíble que fueran Ravenclaw y no supieran contar.

- Esperadme- suplico de pronto una chica Gryffindor detrás de James, Fred y Susan; colándose en el carruaje junto a los demás.

- Y el peor y ultimo para los Merodeadores- dijo Susan. Ellos tres se llamaban Merodeadores, de vez en cuando; en memoria de James, Sirius y Remus y porque poseían el Mapa Merodeador.

- Seremos muy famosos pero por un carruaje no les importa colarnos- reflexiono James, subiendo al carruaje.

N/A: Por favor, comentad que les ha parecido este capítulo; gracias.

3. Bienvenidos a Hogwarts

Rose se quedo embobada con la gran impresión que causaba Hogwarts. Era tan grande, impresionante y admirable, que le parecía increíble pasar allí todo el año. Pero Alice la saco de su contemplación:

-¿Te presentaras como guardiana?

- Estoy en primero- le recordó, ya habían hablado de eso; pero Alice era muy habladora.

-¿En cuál crees que vas a ir?- pregunto a los segundos, por millonésima vez; por esa razón Rose le reprocho con la mirada- Lo siento, estoy nerviosa.

- Jaja, tu nerviosa
¿Creí que eras valiente, Longbottom?- le dijo Albus.

-Cállate serpiente- le contesto Alice.

- Te recuerdo que tú también puedes serlo, gallina- respondió Albus, sonriéndole mientras que la aludida le fulminaba con una mirada asesina.

- Paz- intento calmarlos Scorpius; Rose agradeció que hiciera eso. Ya se estaba empezando a cansar de ellos.

Llegaron al castillo, donde les recibía con una gran sonrisa; el subdirector y profesor de Herbologia: Neville Longbottom.

Los chicos le siguieron hasta el vestíbulo, allí Longbottom se paro y anuncio:

-Bienvenidos a Hogwarts dijo la profesor Longbottom. El banquete de

comienzo de año se celebrará dentro de poco, pero antes de que ocupéis vuestro lugares en el Gran Comedor deberéis ser seleccionados para vuestras casas. La Selección es una ceremonia muy importante porque, mientras estéis aquí, vuestras casas serán como vuestra familia en Hogwarts. Tendréis clases con el resto de la casa que os toque dormiréis en los dormitorios de vuestras casas y pasaréis el tiempo libre en la sala común de la casa. Las cuatro casas se llaman Gryffindor, Hufflepuff, Ravenclaw y Slytherin. Cada casa tiene su propia noble historia y cada una ha producido notables brujas y magos. Mientras estéis en Hogwarts, vuestros triunfos conseguirán que las casas ganen puntos, mientras que cualquier infracción de las reglas hará que los pierdan. Al finalizar el año, la casa que obtenga más puntos será premiada con la copa de la casa, un gran honor. Espero que todos vosotros seáis un orgullo para la casa que os toque. La Ceremonia de Selección tendrá lugar dentro de pocos minutos, frente al resto del colegio.

 

Neville se fue, dejando a todos los niños nerviosos revolviéndose. Albus creyó que pasaba ya demasiado tiempo cuando Neville volvió y les pidió que le siguieran.

************************************************************************

- Mira ahí viene tu hermano, James- aviso Susan.

James observo a su hermano iba al lado de un chico rubio; y parecía muy nervioso. Este le lanzo una mirada a su hermano; James se la respondió modulando la palabra Slytherin.

James lanzo una mirada a la mesa Gryffindor; allí estaban todos sus primos animando a Rose y Albus: Victorie estaba sentado al lado de Ted; los dos cursaban último curso; aunque solo la chica era prefecta. La única que cursaba sexto era Molly (hija de Percy), era algo rellenita y pelirroja. Dominique (hija de Bill) era también pelirroja, con bonitos rasgos de su madre y cursaba quinto; era la mejor amiga de Nicholas Wood; Roxanne (hija de George), era morena y también cursaba quinto; pero su amiga era Moniq Jordan. Finalmente estaban Lucy, que era pelirroja con pequeñas pecas decorando su nariz, y Louis, el único rubio de sus tres hermanas; que cursaban cuarto.

James volvió su mirada hacia los chicos de primero.

************************************************************************

El sombrero había terminado de cantar. Entonces Neville saco un enorme pergamino y empezó a nombrar:

-Adams, Catherine.

Una chica morena en una coleta se sentó en el taburete:

-¡Ravenclaw¡

-Bennett, Patrick

Un chico rubio de ojos azules fue con una sonrisa al taburete:

-¡Hufflepuff¡

-Coleman, Bárbara

-¡Gryffindor¡- y Bárbara se sentó al lado de James, en el sitio que este había reservado para su hermano.

-Drigg, Renata

-¡Slytherin¡- la mesa estallo en aplausos y recibiendo a Renata.

Scorpius le dijo a Albus:

-Toda su familia ha ido a esa casa. Todos lo esperaban.

Albus se acordó de que su situación era prácticamente la misma y , que su padre le había dicho que no se preocupase, que fuese el mismo. Rose estaba pensando en que se sentaría al lado de Bárbara, ya que esta intuía que Alice no iría a Gryffindor. Alice sin embargo estaba atenta a la selección. Y Scorpius repetía Slytherin en su cabeza.

Albus solo estuvo atento a los Gryffindor: Theodoro Hoffman, Perry Greenwood, Claire Jenkins
.

-Ahora voy yo- dijo Alice interrumpiendo los pensamientos de Albus.

-Suerte - le deseo Rose, sabía que su amiga estaba nerviosa por la sugerencia de Slytherin que le había hecho su primo.

-Severus, ¿no me dices nada?-.

-Solo que espero que no estemos en la misma casa-.

- Tranquilos, si no tendríais algo en común, es horrible- dijo Scorpius con una expresión de drama fingida.

-Longbottom, Alice

Alice se dirigió al taburete mientras intentaba tener la mente en blanco.

-"Vaya, vaya...-dijo una voz en su mente- Tienes dudas pequeña
¿Gryffindor?. Ni hablar. Eres muy astuta-
Alice se horrorizo-Que te parece
-

-¡Slytherin!- sus amigos intentaron darle ánimos con la mirada y ella se sentó al lado de Renata, la que se aparto en seguida.

 

************************************************************************

-Malfoy, Scorpius-

James observo como el chico que estaba hablando con su hermano se sentó en el taburete.

"¿Cómo?...Mi hermano con un Malfoy "pensó indignado.

-¡Gryffindor¡- dijo el sombrero, ante la expectación de alumnos y profesores.

Scorpius se dirigió a la mesa de James, donde todos estaban con la boca abierta.

El chico rubio se sentó al lado de Perry Greenwood, y le sonrió a todos los que le miraba. Pero cuando la mirada se cruzo con la de James, este no le sonrió nervioso como todos, no, James le miro serio y arrogante.

Scorpius no sabía que el que le lanzaba esa mirada era el hermano de su nuevo mejor amigo.

************************************************************************

Albus busco con la mirada a Scorpius, quien le mandaba una mirada esperanzadora. Rose y su primo, y todo Hogwarts; se habían quedado sorprendidos ante la elección del sombrero; incluso el mismo Scorpius.

Albus observo a Alice, quien estaba mirándolos; pero cuando sus miradas se cruzaron; la chica le saco la lengua.

-Potter, Albus Severus-

Todo Hogwarts (menos Slytherin) vitoreó ese nombre.

-"Vaya, eres igual que tu padre; pero él estaba decidido y tu no
Bueno si me lo dejas a mi

-¡Slytherin!

Los aplausos adelantados pararon y todos se quedaron parados. Se formo al instante un silencio incomodo. Fue, increíblemente James, quien aplaudió seguido de su familia, amigos de esta y todos los demás.

Albus se acerco a su mesas, la única que no aplaudía nadie (sin contar a Christopher Nott y la sonrisa de bienvenida de Alice).

Albus se sentó junto a Alice:

-Que conste que me siento aquí porque no conozco a nadie- advirtió

- Lo mismo digo-.

Los dos volvieron su atención a Rose:

-"Weasly..¡Dios mío¡ os reproducís como ratas- estaba diciendo el sobrero.

-¡Gryffindor!

Rose se fue a su mesa con una sonrisa, y se sentó al lado de Scorpius.

- Felicidades- le dijo James.

- Gracias, James; tu hermano estará bien; tranquilo.

"Si, seguro "pensó con sarcasmo.

- James- le llamo Fred en voz baja.- ¿Le damos la bienvenida a los Slytherin con bombas fétidas?

James sonrió pícaramente.

4.La primera noche.

- Longbottom, ¿harás amigas serpientes?

-No, Severus, yo solo hablo con leones.

-¿Entonces porque hablas conmigo?

- Me has preguntado tu

-Pero tu me has respondido

- Mi padre debe creer que nos llevamos bien.

- Aunque no es verdad

- No

El prefecto, Danniel Goyle, llamo a todos los Slytherin despistados que se dirigían a las mazmorras:

-Recordad que la contraseña es Severus.

-¿Por qué su nombre?- dijo señalando a Albus, Alice.

- Fue un director de Slytherin- explico Goyle.

Alice hizo una mueca de asco que no paso inadvertida por ningún Slytherin en la Sala Común:

-Deberías cuidar esos modales, idiota- le aviso una chica rubia con ojos azules- si no quieres quedarte sin lengua.

-¿Perdona?- exigió Alice, Albus a su lado, observo cómo se hacia un coro a su alrededor.

 

- No sabes quién es pero deberías saberlo. Se llama Gwen Cross- dijo otra chica detrás de Cross.

A Albus le sonaba la segunda chica de algo.

- Y yo soy Zoe Badmood- se presento.

Según James, a Cross la conocían hasta en Azkaban y nadie quería peleas con ella. Y Badmood era su cómplice, una año menor que Cross, pero incluso a veces más perversa que ella.

- Longbottom, vámonos- le pidió Albus a Alice.

- A pero si eres la hija de nuestro querido profesor- dijo con una falsa sonrisa Zoe- y tu Potter- le espeto a Albus.

- Por lo menos no tengo "mal humor"-

- Vámonos- rogo esta vez Alice marchándose y dejando a Albus solo.

- Os la veréis conmigo, nadie se mete con Zoe Badmood, Potter. Ni tu ni tu hermano- amenazo.

Albus subió a su cuarto; para buscar la capa invisible para avisar a su hermano; pero en su habitación no había ningún chico; eso si le esperaba Alice con los brazos en jarras.

- Fuera de mi cuarto-.

- Coge la capa, quiero irme de aquí

Albus la busco en su baúl.

- Longbottom, no tiene gracia, dame la capa.

- Serás idiota, te la estoy pidiendo

-¿Idiota? Tú eres tonta y no te lo recuerdo.

Hubo un silencio.

- Eres idiota, tu hermano te la ha robado- puntualizo Alice.

Albus se llevo la palma de la mano a la frente.

************************************************************************

-Cállate Fred- le rogo James al chico- Que seamos invisibles no significa que no nos oigan.

- Pues habría que inventar algo al respecto

Habían bajado a las mazmorras y estaban esperando a que algún Slytherin slaiera para entrar ellos.

De pronto las armaduras se movieron y salieron Albus y Alice. James aprovecho la ocasión para entrar pero antes saco su pie de la capa para hacerle la zancadilla a su hermano.

- Torpe- le insulto Alice.

- Alguien me habrá empujado- se defendió.

-¿Quién? ¿ Tu amiguito invisible?.

Albus dio un respingo:

- James..-susurro- ¿James?- dijo palpando el aire.

Pero James ya no estaba allí.

************************************************************************

-¿Qué haces Scorpius?- pregunto Rose asustando al chico por detrás del sillón de la Sala Común.

- Escribiendo una carta- dijo ignorándola.

Rose le quito la carta y la leyó en voz alta:

-"Queridos papa y mama: Querría deciros que aunque vosotros no estaréis orgullosos de mi. Yo si estoy orgulloso de mi casa
"

-Dame eso- pidió el chico arrancándole la carta de las manos.

- Vaya señorito, tus padres estarán orgullosos de ti ya verás...

-Sí, seguro. No conoces a mi padre, y aquí no tengo amigos, eso es lo que me recordaran. Lo más seguro es que vengan a hablar con McGonagall, para cambiarme.

-¿Qué no tienes amigos? ¿Y yo que soy parte del mobiliario?- soltó enfadada.

- No me refería a eso, me refería a que Albus

- Eso no arregla nada, Malfoy- dijo subiendo las escaleras del cuarto de las chicas.

"Si supiera que lo hago para que no tenga problemas con sus padres
"
,pensó tristemente.

************************************************************************

-¿Y tú qué opinas?

-¿De Albus? Ya verás cómo estará bien, Louis. Si no le diremos a Chris que haga de niñera- dijo Lucy contagiándole la sonrisa a su primo.

 

- Sabes me preocupa Malfoy; en Gryffindor no va a tener muchos amigos- comento apoyándose en el respaldo del sillón.

Ambos estaban en la Sala común junto a la chimenea, y habían presenciado el arranque de furia de su prima Rose.

- No seas pesimista, si esta en Gryffindor es porque algo Gryffindor tendrá, ¿no?- opino dándole un puñetazo cariñoso.

- Si tú lo dices

-De todas maneras hablaremos con Chris.

- Hablando de Chris, ¿hay algo entre vosotros dos?.

- Pero que dices- dijo ella lanzándole un cojín.

************************************************************************

Zoe Badmood observo como toda su Sala Común estaba hecha un caos. Olía a vomito de troll y todos los chicos estaban estornudando, incluso varios se habían desmayado. Zoe no quería despertar a Gwen para hacerla enfurecer, si no había sido despertada ya por el olor.

El que había hecho eso, la pagaría y muy caro.

De pronto un Slytherin, Héctor Brown, le señalo a ella y todos empezaron a removerse nerviosos, aun con la nariz tapada.

-¿Qué te pasa?- le espeto.

- Tu pelo-dijo evocando una sonrisa burlona.

La chica se paso las manos por su pelo moreno, pero en vez de verlo moreno se lo encontró rojo; rojo como la bandera de Gryffindor.

- Potter, te las has cargado- amenazo echa una furia.

-¿Qué pasa aquí?- dijo Albus que había acabado de entrar.

-¡Tu¡- exclamo Zoe- Expelliermus.

Albus salto por los aires, cayendo estrepitosamente sobre el suelo.

-¡Dile a tu hermano que se las va a ver conmigo¡

Albus se paso la mano por la cabeza donde durante las próximas horas le saldría un bulto.

-¿Estás bien?- pregunto Alice acercándose a él.

-¿Y a ti que te parece?-

Alice bajo la mirada

-¿Te ayudo?

- No, ya puedo yo solito- dijo levantándose torpemente y subiendo las escaleras para subir a su habitación.

Alice lo siguio con la mirada "¿Siempre seremos así?"Se pregunto.

************************************************************************

Fred se rio, lo que había aguantado todo el camino hasta la Sala Comun. Susan le dijo que bajara el volumen.

-¿Qué cara habrá puesto Badmood?- dijo James

Fred imito una cara indignada:

-¡Qué bien nos ha salido¡

-Bueno vamos a dormir- dijo Susan subiendo la escaleras a su cuarto.

Los dos chicos subieron la habitación silenciosamente ya que todos estaban durmiendo. Fred se metió en la cama y James se sentó en la ventana.

-¿Estas dormido?- le pregunto James.

- No estoy mirándome los ojos por dentro

-¿Sabes?- dijo ignorándole- Este año va a ser especial.

-¿Por qué? ¿Una chica?

- No digas estupideces- dijo mirando pensativo a la noche oscura.

************************************************************************

Nadie sabía que ella estaba allí. De todas formas de noche solo Filch iba a estar despierto, y no se le ocurriría entrar en el bosque.

Cuidadosamente abrió el sobre negro.

Le temblaban las manos mientras lo leía, esta vez Montdark le pedía mucho.

Pero no iba a decepcionarle, se dijo. No si quería salir de aquel estúpido colegio donde lo único que enseñaban era a defenderse de la Oscuridad. No aliarse a ella.

 

Un completo error.

3.¡Arriba!

rn

-Ya llevan una noche y todavía no hay ninguna carta. ¡Uff¡. Que desconsiderados.

rn

- Lily- le reprocharon los padres.

rn

Lily se cruzo se cruzo de brazos:

rn

- Si cuando lleguemos a casa no hay ninguna carta; deberías castigarlos.

rn

- Lily estarán durmiendo-

rn

- Seguro
-

rn

Lily bajo del coche y miro el buzón. Las cartas habían ocupado todo el buzón; ya que era la primera vez que iban a su casa en todo el verano.

rn

-¡Mira!- exclamo sujetando una carta y dándosela a su madre- ¡ Léela¡

rn

Ginny abrió la carta y sonrió para sus adentros:

rn

"Hola mama, papa y Lily:

rn

Te escribo ahora porque sé que Lily se pondrá pesada. Me ha tocado Slytherin; se que vosotros preferís Gryffindor; pero si en realidad soy así; debéis aceptarme. Yo estoy muy orgulloso de mi casa. Todos mis amigos (Alice esta en Slytherin, pero no se cuenta) están en Gryffindor, pensando positivamente compartiré algunas clases con ellos. Me he hecho amigo de Scorpius Malfoy, es un chico muy simpático y divertido; nunca pensé que fuera asi.

rn

Os quiere, Albus Severus Potter

rn

Posdata: Aunque James no os escriba también os quiere"

rn

Los padres se quedaron sorprendieron ante la carta de su hijo.

rn

************************************************************************

rn

- Rose te vas a atragantar- le dijo Scorpius- ¿Me perdonas?- le repitió.

rn

- Si me dejas comer en paz-le pidió ella.

rn

Scorpius puso los ojos en blanco; y lanzo una mirada a la mesa Slytheri; donde Albus comia desayunaba al lado de Alice, sin hablar. El chico capto su mirada; se levanto y fue junto a el.

rn

- No te lo vas a creer- empezó a narrar Albus- Ayer..

rn

-Badmood le dio una paliza- termino Alice.

rn

Rose se atraganto (Scorpius le reprocho con la mirada) y solto:

rn

-¿Qué?

rn

-Se lo iba a contar yo- puntualizo Albus.

rn

- Si ya..diciendo que tu eras el héroe.

rn

Albus puso los ojos en blanco ignorándola. Luego busco a James con la mirada, estaba sentando entre Fred y Susan riendo:

rn

- James estas en un gran lio- le advirtió su hermano.

rn

- No estoy en ningún lio- dijo con una encantadora sonrisa que hizo que una chica de enfrente suspirara.

rn

************************************************************************

rn

- Sin duda esta en un gran lio- dijo Louis.

rn

-¿Pero es que tenemos que estar de niñeros?- argumento Lucy

rn

- Yo no puedo hacer nada, visteis lo que paso el año pasado- se defendió Chris.

rn

Lucy suspiro:

rn

- Y si hablaremos con Cross

rn

- ¿Estás loca?- le espeto Chris.

rn

Louis miro a Cross, era una chica de su edad, tampoco era para tanto.

rn

- Yo se lo diré.

rn

Louis se levanto y se acerco a su grupo donde la chica de ojos azules desayunaba.

rn

- Cross- la llamo- Dile a Badmood que deje a mi primo en paz.

rn

-Demasiado tarde, ya tiene algo planeado.

rn

************************************************************************

rn

-Recordad chicos-dijo la profesora Hooch- Arriba

rn

Slytherin y Gryffindor compartían clase, y Albus, Alice, Scorpius y Rose aprovecharon para estar juntos.

rn

-¡Arriba¡- exclamaron Albus y Scorpius al unisonó, levantando su escoba elegantemente y con destreza.

 

rn

-Arriba- dijo Rose, aunque por el genio con el que lo dijo tuvo que frenar un poco su escoba.

rn

-Arriba- casi susurro Alice- Arriba, ¡Arriba¡- dijo la chica mientras su escoba subía a una velocidad preocupante estrellándose contra su cara. Al instante todos se reían y Albus se revolcaba por el suelo.

rn

- Señor Potter debería comportarse- le riño Ronalda, mientras que Alice la secundaba con gestos.

rn

Albus se levanto con el uniforme hecho un asco.

rn

- Por eso enseñara le enseñara a la señorita Longbottom todas las semanas, para ser exactos los jueves por la tarde- le castigo.

rn

-¿Qué?- dijeron los Slytherin a la vez.

rn

La profesora se alejo, riendo disimuladamente.

rn

- Pobre Alice- se lamento Rose- si supieses la "paciencia" que tiene Albus

rn

-¿Con Alice?

rn

-Y sin ella- respondió mientras reían ante las miradas enfadadas de sus amigos.

rn

************************************************************************

rn

James, Fred y Susan; habían tenido Historia de la Magia y Encantamientos. En ese momento se dirigían a clase de Pociones.

rn

- ¡Potter¡- le llamaron por detrás.

rn

-Badmood- dijo sorprendido- Que original tu pelo- añadió con una encantadora sonrisa.

rn

- Estas muerto- Zoe saco su varita y apunto a James, al tiempo que el sacaba la suya.

rn

-Me defenderé- dicho esto Badmood empezó a reírse.

rn

-Sectusempr

rn

-¡Proteccio¡- grito un hombre ya mayor, con unos ojos claros grandes y poco pelo blanco- Cincuenta puntos menos para Slytherin- castigo Slughorn.

rn

Zoe soltó una maldición mientras que el profesor entraba en clase.

rn

-La próxima vez no habrá nadie para defenderte, créeme Potter- amenazo, marchándose del pasillo seguida por su sequito de Slytherin.

rn

- Siempre estaré yo para apoyarlo- dijo Fred poniendo una mano en el hombro de su amigo mientras entraban a clase.

rn

James se acerco al pelirrojo:

rn

-Mi padre me ha amenazado. Si no apruebo Pociones sin un Excelente no me lleva al partido de las Los Catapultas de Caerphilly, así que me cambiare de sitio.

rn

- Es un suicidio, ¡para los dos¡ ¿Con quién me divertiré con nuestros comentarios sobre los ingredientes?¿Con quién experimentare una nueva poción Weslotter? ¿Con quién dormiré los cinco minutos antes de salir?¿Con quién copiare el examen de otros?....

rn

- Fred, exageras me tienes a mi- dijo Susan.

rn

Fred puso los ojos en blanco y se sentó al lado de Susan.

rn

James se sentó en primera fila, al lado la única chica Gryffindor que estaba en primera fila (esa clase la compartían con Ravenclaw).

rn

James intento atender en clase, intento no mirar atrás, hacia Fred; donde lo más seguro es que estuviese dormido. Las primeras clases, siempre eran teoría.

rn

El chico se fijo en su compañera, era Cornelia Brooks (la chica del compartimento), tenía el pelo castaño y unos ojos azulados. Tenía la cabeza apoyada en la mano, mientras escribía en el pergamino. De pronto sus ojos se posaron en los de James:

rn

-¿Qué miras?- James se sonrojo unas milésimas de segundo, hizo como si anotara algo y le contesto.

rn

- Pareces inteligente- la chica puso los ojos en blanco- ¿no deberías estar en Ravenclaw?

 

rn

La chica esbozo una bonita sonrisa:

rn

-Claro, Potter, pero el sombrero no me hizo caso-.

rn

-Por favor, llámame James- pidió con una media sonrisa.

rn

- Si te llamase James, es porque tendría algo de confianza contigo- aclaro.

rn

El chico asintió al tiempo que Slughorn daba por finalizada la clase.

rn

-Adiós, Potter- dijo la chica recogiendo sus cosas, al tiempo que James comprendió que no era de su confianza.

rn

-Adiós, Brooks.

rn

Se dio la vuelta y se sorprendió al encontrarse con una chica Gryffindor morena con ojos marrones que le brillaban los ojos:

rn

-Hola, James- saludo.

rn

- Hola-

rn

-¿Tienes novia, James?

rn

- No- respondió encogiéndose de hombros.

rn

-¿Quieres ser mi novio?- soltó de pronto.

rn

-¿Quién eres?- la chica pareció molesta.

rn

-Canrim Trust- James miro a la chica, normalita y parecía ser de confianza.

rn

-Vale- respondió el chico como si nada.

rn

La chica se marcho a contárselo a sus amigas pegando saltitos.

rn

-James, ¿te has enterado de algo?-pregunto Fred bostezando.

rn

-No tanto como tu- respondió- ¿Sabéis? Tengo novia, y es de confianza- añadió ante la mirada atónita de sus amigos.

rn

6.Probabilidades de que entre en el equipo
cien por cien

-Victorie- la llamo Charles Chambres.

-Dime- dijo la pelirroja dándose la vuelta.

El chico la observo y tartamudeo un poco al decir:

-McGonagall te llama- le informo.

Ella le sonrió, y el chico se sonrojo mientras Victorie se dirigía al despacho de la directora. Mientras recorría los luminosos pasillos de Hogwarts, pensaba en que querría esta vez su directora. Estaba acostumbrada a que la llamara de vez en cuando para que pudiese controlar a los alumnos o simplemente para una conversación sobre un tema extraño, el último tema de conversación de su directora era algo sobre un Torneo de los Tres Magos.

-Alastor Moody- dijo a la gárgola, esa era la contraseña que había puesto la directora, la última semana.

-Señorita Weasly- dijo McGonagall.

La mujer había cambiado desde la guerra. Se la veía más mayor, y con rasgos más dulcificados. Seguía teniendo ese aspecto autoritario, pero en privado; podía ser agradable. Su cabello seguía recogido en un moño correctamente peinado, y sus ojos seguían tras unas gafas redondeadas.

Victorie se sentó en el sillón que siempre se sentaba, desde pequeñita; cuando sus padres venían a visitarla y a pasar el rato con la directora.

-¿Sabe lo que es un problema?

Victorie sonrió, estaba acostumbrada a que Minerva empezara las conversaciones con extrañas preguntas; y sabía que solo lo hacía con ella; al igual que sabía que ella era su alumna favorita.

- Es un
- la joven se lo pensó unos segundos- hecho que tienes que solucionar porque te dificulta tu vida.

McGonagall atisbo una sonrisa; después volvió a su aspecto autoritario y rectifico:

- Victorie, un problema no es un hecho. El problema es el sentimiento que tenemos cuando sabemos que algo, alguien o un hecho, como has dicho, nos puede dificultar nuestro futuro planeado. No la vida, que engloba: pasado, presente y futuro. Un problema no perjudica al pasado, puede que a tu presente
pero si lo miras de una manera sigue siendo futuro. Por lo tanto yo tengo un problema.

 

-¿Qué problema tiene?

-Una interesante pregunta. Mi problema no tiene nada que ver con los tuyos, que suelen ser el aspecto que lucirás ante el señor Lupin- Victorie se sonrojo-. Mi problema es algo serio y que no tiene que ver con mi vida privada; tiene que ver con el colegio.

La directora hizo una pausa por si la chica tenía algo que decir, pero ella le dijo que continuara.

-Como tú desees. He recibido tantas quejas sobre Aberforth Dumbledure como profesor de Defensa Contra las Artes Oscuras que lo único que recuerdo son las palabras: horrible, aterrador. Siempre creí que sería un profesor agradable- Victorie hizo una mueca, agradable no sería la palabra que ella utilizaría-. Por eso me veo forzada a buscar a un profesor nuevo. También quiero buscar a otro profesor de Adivinación, Firenze no puede solo. Por eso no doy abasto. Me encantaría que me ayudases con mis problemas.

- Por supuesto- declaro ella.

- Perfecto. Ten encargas del Baile de Halloween.- dijo dando por terminada la conversación.

************************************************************************

-Potter, tranquilízate-.

-Es mi primera clase de Defensa Contra las Artes Oscuras- le reprocho Albus.

- Y la mía, pero yo no me hago pis de la emoción.

-Dicen que el profesor es muy malo- añadió ignorando a Alice.

-No se

-No tranquila, no es una sorpresa. Tú nunca sabes nada.

Alice le lanzo una mirada amenazante mientras entraban a la clase, iluminada por unas grandes ventanas. La chica busco a algunas chicas Hufflepuff, ya que esa clase la compartían con ellos. Las chicas hicieron un coro, apartándola del resto. Miro a Albus, estaba sentado en primera fila al lado con un chico Hufflepuff, David Bones. Alice se sentó a su lado, en la silla vacia; mientras era observada por Albus.

-Mira ahí hay un asiento- dijo señalando a una silla al lado de Renata Driggs.

Alice puso los ojos en blanco, mientras que el profesor entraba observando rápidamente a sus futuros alumnos:

-Buenos días-

-Buenos días- corearon los alumnos.

El profesor dejo unos libros que llevaba en su pupitre:

- Hoy como primer día, veré vuestro nivel en duelos.

Los rostros de los alumnos se congelaron, era imposible que les pidiese un duelo en primero.

Aberforth se dio cuenta de que había malinterpretado sus palabras:

-Me nombrareis los hechizos que conozcáis- aclaro dando vueltas por la clase.

En ese momento los Slytherin (menos Alice y Albus) se lucieron: Sectusempra, Cruccio, Avada Kedavra
."

-Proteccio- nombro Alice, no muy segura.

El profesor le miro con una cara divertida:

-Es el primer hechizo de defensa. Bien hecho. ¿Cómo te llamas?

-Alice Longbottom

El profesor asintió mientras los Slytherin seguían diciendo hechizos.

-Expelliermus-

Aberforth sonrió y le miro:

- Sin duda tú eres el joven Albus Potter.

-¿En que lo has notado en su "pequeño" parecido a su padre o es que le has visto el nombre en sus calzoncillos?

Albus le dio una patada a Alice, mientras la chica se quejaba Renata Driggs comento:

-¿Es que le has visto los calzoncillos, Longbottom?

Los aludidos se sonrojaron.

-Basta- dijo el profesor al instante que todos callaron.

************************************************************************

 

Las siguientes semanas fueron insufribles para Zoe Badmood, ya que en ningún momento encontraba a James Potter solo. Para devolvérsela.

-¿Iras a las pruebas de Quiddicht ,verdad?- le pregunto un Slytherin, Lucas Goyle.

El chico siguió hablando, pero la chica ya no le escuchaba. Una idea se le había cruzado por la mente. Completamente descabellada al igual que segura.

************************************************************************

Todo estaba oscuro. Lo único que sentía era un olor a tierra húmeda, y sus propios latidos del corazón.

-Cuando abras, cierra los ojos y quédate quieta- le informo una voz ronca y seca, a la que ya estaba acostumbrada- Cuando sientas que se va, vuelves inmediatamente al castillo. Recuerda comunícate con el- le siguió diciendo la voz a través del muro de tierra húmeda.

La chica saco la varita de la túnica:

-Bombarda.

El muro exploto. La chica sintió como trozos de tierra caían sobre su pelo.

Se pego a la pared, como le habían indicado. Después lo sintió.

Sintió como algo enorme se deslizaba a centímetros de ella. Percibía sus movimientos, y sus inmensas ganas de abrir sus ojos. Sintió siseos. Cualquier otra persona sentiría miedo de aquella criatura; pero ella no.

Conto cinco minutos mentalmente, hasta que la criatura se fue; y volvió al castillo.

************************************************************************

-¿Estáis nerviosos?- les pregunto Susan.

-Probabilidades de que entre en el equipo
cien por cien- anuncio Fred.

-Ted dejo el Quiddicht para estudiar- informo James- me dijo que le sustituiría- añadió.

-Cretinos- les dijo Roxanne (la hermana de Fred)- Golpeadora voy a ser yo, Fred.

Susan bajo la mirada, ella se iba a presentar como golpeadora; pero sabía que sería imposible habiéndose presentado Roxanne.

- Bueno, bueno;¿ preparados?- dijo Victorie, la capitana.- Primero los guardianes y cazadores.

Victorie fue la única que se presento a guardiana; y gano el puesto.

Como cazadores Nicholas Wood, Dominique, Paul Gardner y Gilda Thompson; los tres siguieron siendo cazadores; como el año anterior.

Para golpeadores se presentaron Roxanne, Fred, Susan y Marc Longman. Roxanne y Marc habían estado en el equipo el año pasado. Pero Victorie sustituyo a Marc por Fred.

Marc se enfado bastante; y cuando entro en el vestuario le soltó a Roxanne, que estaba hablando con Molly:

-Claro como es un Weasly

-¡Eso no tiene nada que ver¡

-Ah, ¿no?. Pues que entre yo en el equipo- refunfuño.

- Marc, tienes que aceptar que Fred golpeo la bludger mejor que tu- dijo comprensivamente Molly.

El chico miro a Molly; después bajo la mirada y con gran velocidad salió del vestuario; hecho una furia.

-¿Dónde está James?- pregunto Victorie entrando en el vestuario.

7. Algo va mal

-Eh, Brooks- le llamo James, mientras se dirigía al vestuario- ¿Vienes a animarme?

La chica se dio la vuelta y le contesto con una sonrisa:

-¿A ti?; lo siento pero no.

James se paso la mano por el pelo, despeinándolo.

-¿Y a quien?

-¿De verdad te interesa tanto?

El chico se encogió de hombros y negó con la cabeza.

-¿Has visto a mi novia?- le pregunto cambiando de tema.

 

-¿Es esa que lleva una pancarta con el lema:"Animo James" y que lleva tu nombre tatuado en su cara?- pregunto divertida- Si está en la grada.- añadió marchándose.

James se quedo un momento parado pensando en lo familiares que eran los ojos azules de la chica. Después sacudió la cabeza y se dirigió al campo, donde le esperaba Victorie con expresión desesperada.

-Por fin te dignas a venir- suspiro la capitana.

El chico sonrió, mientras se oían grititos en la grada; procedentes de su novia.

James ignoro todo y se concentro en la snitch que había soltado su prima.

A parte del también se había presentado Edmud Barnes.

-Vamos- grito Victorie a la vez que los buscadores se alzaban al aire.

James se elevo lo más alto que pudo para analizar el campo. Surco el cielo rodeando las torres varias veces, aburrido porque no encontraba el destello dorado. De vez en cuando observaba a Barnes, que estaba en la misma situación que él.

Cuando estuvo rodeando la torre Slytherin, vio un brillo dorado. Se acerco a la torre sin bajar mucho, para que Barnes no se diera cuenta.

Intento torcer la escoba hacia la izquierda para hacer una maniobra pero la escoba no respondia. Miro impotente hacia Victorie, pero estaba demasiado lejos como para que comprendiera que algo iba mal.

De pronto como si su escoba tuviese vida se volcó un poco hacia abajo. James se agarro fuerte a su escoba; segundos más tarde estaba suspendido en el aire con una escoba dando sacudidas. En una de estas, James no lo pudo aguantar más, sus manos estaban cansadas se soportar su propio peso y se soltaron. No sin antes agarrar algo dorado.

************************************************************************

Victorie estaba montada sobre su escoba dirigiéndose, demasiado tarde, al sitio donde James había caído.

El chico estaba inconsciente al lado de su escoba hecha añicos:

-Llevadlo a la enfermería- les rogo a Fred y Susa, que se habían acercado lo más rápido posible.

-¿Se recuperara?- pregunto Roxanne a la profesora de vuelos.

-¿Una caída desde esa altura? Profetizo dos días en la enfermería y si tiene suerte algún que otro hueso roto.

-Cogió la snitch- añadió Roxanne mientras enseñaba la pequeña bola dorada.

************************************************************************

-¿Se te olvida algo?

-No, mama...

-Ten cuidado

-Vale

Ginny le dio dos besos en las mejillas; después se despidió de su hija, mientras ella le decía adiós con la mano.

Lily suspiro. Habían comenzado las clases, y como ellos Vivian en el Londres muggle; no le quedaba otro remedio que ir al colegio.

En la clase estaba sentada al lado de una chica rubia y regordeta. Los demás niños, al comienzo de la clase, se dedicaban a tirar bolitas de papel como si eso fuese una batalla campal. De pronto una bolita, más bien una bola; se enredo en el pelo de Lily.

- Con cuidado- suplico mientras coloreaba con entusiasmo un bonito dibujo. Esa era otra; para los profesores tener nueve años es igual que tener tres. De lo único que se preocupan es que distingas la a de la o y que no te salgas del dibujo

-Eh zanahoria- dijo el chico que le había tirado la bola- Ya no tienes a tu hermanito para que no te llamemos así- amenazo haciendo falsos pucheros.

 

-Eso zanahoria- le insulto otro chico mientras cogía su zumo de la mochila, había sonado la campana del recreo.

- Zanahoria, zanahoria, zanahoria
- corearon todos los niños.

De pronto sus batidos explotaron sobre sus caras, manchándolas al igual que sus ropas.

Lily sabía que había sido ella, y sonrió para así.

-¿Qué ha pasado?- pregunto la profesora, limpiando la chaqueta de un niño.

- Ha sido Lily- le acuso uno.

-Yo no he sido- se defendió con voz inocente, mientras miraba a los chicos.

"Haber como lo demostráis", pensó.

8. Espero que esta vez, hayas aprendido algo

-Harry- le llamo su cuñado Percy- Tienes una carta de Hogwarts.

Harry deseo que no hubiese pasado nada, que los niños no se hubiesen metido en problemas.

El hombre cogió el sobre y entro en su despacho, donde le esperaba su mejor amigo: Ronald Weasly.

Los dos amigos se abrazaron, hacían ya semanas que no se veían; ya que Ron se había pasado por Hogwarts para aclarar las profesiones que tendrían los futuros ex alumnos del colegio.

-¿Cómo te ha ido?

- Bueno siempre creí que nuestro Teddy tendría madera para auror, pero

- Ron, anda ven aquí- le llamo su hermano Bill, interrumpiendo la conversación.

Harry aprovecho la ausencia de su amigo para abrir la carta:

"Estimado Harry Potter

Le mandamos esta carta por varias razones.

La primera es la confirmación de su conferencia la siguiente semana; para la asignatura de Defensa contra las Artes Oscuras. Si no pudiese venir le rogamos que pidiese al auror Ronald Weasly que ocupase su lugar.

La segunda causa es más bien un favor, señor Potter. Le rogamos que encuentre a un profesor de Defensa contra las Artes Oscuras; ya que nos vemos obligados a prescindir del actual.

Y la tercera razón, quizás la más importante para usted; es la presencia de su hijo James Sirius Potter en enfermería.

Atentamente,

Minerva McGonagall"

Harry se obligo a sí mismo a tranquilizarse; lo primero sería ir a casa para avisar a Ginny. Lo segundo pensar tranquilamente en un candidato a profesor
que para él ya estaba claro.

************************************************************************

-Yo creo que se quien ha sido.

-¿Quién?- pregunto Nicholas Wood.

- Creo que esta claro, Zoe Badmood- contesto Dominique.

-Si, yo también lo he pensado- añadió el chico

- Ya pero yo la vi en la Torre Slytherin
¿se lo decimos?

-¿Quieres que tu primo tenga mas problemas? Aparte de que se imaginara quien es cuando despierte.

************************************************************************

-¿Cómo esta?- pregunto Fred.

-Se levantara en media hora, pero tiene un ligamento del brazo torcido; pero se puede arreglar. En dos días estará listo-contesto Madame Pomfrey.

Fred bajo la mirada al cuerpo de James. Tenía el pelo caoba mas revuelto de lo normal y unos ojos cerrados.

-Ponte bien, amigo- le rogo, aun sabiendo que no podía escucharle.

************************************************************************

Rose había seguido a Albus por todo Hogwarts hasta la lechuceria.

- Al, para- le pido por enésima vez.

-Vale; solo le voy a mandar una carta a mis padres para informarles del accidente de James

 

- Si no se han enterado ya- atajo Rose- Eres un mal hermano. James no querría que se enterasen.

Albus ignoro el consejo de su prima. Su hermano le había gastado muchas bromas y esa era una forma justa de devolvérsela.

El chico le pido a su lechuza, Grid, que les enviase la carta a sus padres. Después bajo las escaleras de la torre seguida de su prima:

-Voy a ver a Hagrid ,¿vienes?

Rose se encogió de hombros; una charla con Hagrid nunca vendría mal.

De pronto su primo se paró en seco.

-¿Qué..?- pero Albus le tapo la boca.

Su primo señalo un punto en el bosque, pero todo estaba oscuro. Los chicos se acercaron poco a poco; llenos de curiosidad. Entonces Rose lo vio; era una persona con el pelo rubio que se internaba en el bosque, en una completa oscuridad.

************************************************************************

James se revolvió. De pronoto comprendió que algo había pasado, y lo único que recordaba era la snitch haciéndole cosquillas en la mano y su escoba enloquecida. Su escoba

-¿Y mi escoba?- logro decir abriendo poco a poco los ojos.

-¿Estás bien?- pregunto una voz, peligrosamente conocida.

-¿Papa?- "Oh, no. Albus te la vas a
."

-¿Qué pasa? ¿No te alegras de verme?

James no le escucho bien, porque de pronto; como si lo hubiese vuelto a vivir recordó todo de golpe. La caída, la enfermería
¿y sus padres?

-¿Qué hacéis aquí?

-Albus me mando una carta diciendo que te habías caído, y tu directora otra- aclaro su madre.

-¿Qué queréis?

-Saber si estabas bien- contesto Harry.

-¿Y mi escoba?

- La Nimbus 3000 no está disponible en estos momentos- anuncio Fred que había acabado de venir- Digamos que está en su propia enfermería

James dio un bote en la camilla intentando ponerse de pie, pero de pronto sintió una punzada en el brazo y soltó un leve gemido.

- Tienes el brazo chungo, medio día aquí- le dijo Fred.

-¡¿Qué?¡

- Lo que oyes.

-¿Y el Quiddicht? Cogí la snitch

- Oh, estas aceptado.

James sonrió y miro a su padre esperando encontrárselo sonriendo, pero estaba serio y lo miraba fijamente:

- Lo primero son los estudios. ¿Cómo llevas Pociones?

- Estupendamente- mintió.

-¿Qué fue lo último que diste?

- Un brebaje mágico- dijo asintiendo con la cabeza.

-¿No me digas?

- Pero es que este era muy importante lo que pasa es que lo damos mañana- aclaro- En DCAO he conseguido cinco puntos- añadió cambiando de tema.

-¿Historia de la Magia?

- Que ganaste a Voldemort.

-¿No era lo de la fundación de Hogwarts?- interrumpió Fred.

- Solo me quedo con lo importante, ¿verdad papi?- dijo con cara de no haber roto un plato en su vida.

- Me pensare lo del partido- dijo Harry marchándose de la enfermería.

-¿Tenias que estropearlo?- le acuso James a Fred.

- Por una vez que puedo demostrar que atiendo

- Ya lo veo, habíamos dado la revuelta de los elfos, mente- dijo Susan, que estaba con Canrim. Que habían escuchado la conversación alejadas.

-¡Eso no importa, James es perfecto¡- declaro Canrim.

9. Persiguiendo sombras.

-Scorpius- le llamaron justo cuando iba a entrar en la Sala Común.

 

-¿Alice?

-¿Has visto a Rose o a Severus?- pregunto rápidamente.

-Creí que estaban contigo

-Pues no.

-¿Dónde estarán?

-¿Vienes a ver si están en la casa de Hagrid?- Scorpius la miro- No muerdo- le advirtió la chica.

El chico asintió lentamente con la cabeza.

************************************************************************

-Dominique

- Dime hermanita- le contesto a Victorie.

-¿Quieres ayudarme con el Baile de Halloween?

La chica dudo con la cabeza, antes de decir:

-¿Qué quieres que haga?

-He pensado que podrías cantar algo

-Ni hablar. Recuerda. Miedo escénico.

-Venga
No pienso poner al coro, suena como una banda sonora de una película de terror.

-Que no.

-¿Qué pasa aquí?- interrumpió Louis.

-Dominique no quiere cantar en el baile.

-¿Por qué?

-Estupideces- le reprocho la mayor.

-¿Me darás algo a cambio?- pregunto la aludida.

-Una paliza

-¡Louis¡- le reprocharon las dos.

-Supongo que algo
-dijo Victorie.

- Un agradecimiento en público.

-¿No tenias miedo escénico?

-Cantando. Es totalmente distinto.

-Si ya
¿Es un sí?

-¿Puedo cantar lo que yo quiera?

-No, había pensado algo para todos los públicos.

- Para cantar Teletubies, canta Louis

-¡Dominique¡- le advirtió el aludido.

-¿Te gustaría uno de Disney, de la serie de los magos...?

-Puaj

-Tiene que ir acorde a Halloween

-¡Rock Duro ¡- interrumpió de nuevo Louis.

-Bueno
- respondió Dominique a la pregunta principal de su hermana.

************************************************************************

-Lily

-¡Lo siento¡ Ellos son muy malos.

Ginny suspiro. Su hija le traía recuerdos de cuando Harry le contaba que el también explotaba cosas. Miro a su hija. ¿Es lo único en que se parecía a él? No, se contesto a sí misma, tenía la misma nariz y esa amabilidad propia de su esposo.

-¡Mira¡¡Es Padfoot¡

-Yo leo- dijo cogiendo la carta que traía la lechuza de su hijo mayor:

"Hola mama:

Estoy mejor, aunque no pueda hacer nada. Promfey no comprende que leer no es matar el tiempo es asesinarlo. Fred ha parado de hacer bromas; no mama
yo nunca voy con el

Por cierto papa no me llevara al partido, porque después de estar inconsciente lo primero que se le ocurre es preguntarme por las clases
¡Después de estar inconsciente¡

Dile a Lily que no toque mi cuarto, que ni lo mire
Y que le quiero
si mama a ti también.

Con cariño,

James Sirius Potter.

Posdata: No le enseñes esto a papa si no quieres que me escape de Hogwarts."

************************************************************************

Rose y Albus habían seguido a la sombra rubia hasta el centro del bosque.

De pronto la sombra paro; cuando los chicos estuvieron lo suficientemente cerca para oír y ver; se escondieron tras un matorral.

Gracias a la luz de la varita de la sombra vieron el rostro de la joven alumna.

-Gwen Cross- susurro Albus.

Observo la escena. Tras los arboles de enfrente se presento un encapuchado, que se acerco a la Slytherin y le dijo:

 

-Gwendoline, lo has hecho muy bien- su voz era seca y extremadamente escalofriante- pero ahora debes concentrarte en que ataque. Recuerda Potter, Weasly
todos los que se impongan en nuestro camino.

-De acuerdo, Montdark.

Albus y Rose se quedaron paralizados. Se cogieron de las manos; estaban en peligro.

Volvieron corriendo hacia el castillo pasando por la cabaña de Hagrid donde se encontraron a sus amigos:

-¿Qué os pasa?

- Nada- atajo Rose, respirando entrecortadamente.

N/A: Siento haber tardado tanto en actualizar. Os dejo una breve encuesta que me gustaría que rellenéis para futuros capítulos.

-¿Quién es vuestro personaje favorito?

-¿Algo no os convence?

-¿Tenéis alguna sugerencia?

Y la más importante:

-He visto que hay otro fic que se llama igual que el mío. Y yo no quiero que parezca un plagio. ¿Debería cambiarle el nombre?

Gracias a los lectores y comentaristas por leer.

10. Ya sabía quien eras, no hace falta repetirlo.

-Ginny

-¿Qué?- contesto la pelirroja entre un montón de papeles sobre la mesa del comedor.

-Me voy a Hogwarts- dijo Harry cogiendo su maletín y acercándose a su esposa.

-¿Qué han hecho esta vez?¿Es que no se les puede dejar solos?

-Tranquila, esta vez voy a una conferencia de bienvenido a; se lo prometí a Minerva- dicho esto le dio un beso en la frente a Ginny.

- Vigila a los niños- le pidió.

Harry le sonrió, como si eso fuera posible.

************************************************************************

-Yo creo que reaccionara- dijo el chico del pelo azul comiéndose un bollo.

- Pues no estaría bien- contesto Victorie.

-Conoces a James y sabes que "se vengara"- opino Ted.

-Dile algo como "la venganza solo hará rebajarte a su nivel
"

-Victorie, déjalo

-Ted, me importa mi primo; y no quiero que le pase nada malo.

-A mí también me importa. Es mi
Potter favorito, lo confieso. Pero las personas son como son, y tú no puedes ir por ahí cambiándolas. James se sentirá humillado, y aunque lo veas ahora desayunado tranquilamente con sus amigos
en el fondo se que estará pensando en cómo devolvérsela. Y yo no voy a impedírselo; es más yo haría lo mismo.

Victorie le reprocho con la mirada:

-Así no conseguirás ser auror. ¿Qué te ha dicho tío Ron?

-Que lo ve muy negro

-¿En serio?

-Ya ves, dice que lo mío seria el Quiddicht.

************************************************************************

-Queridos alumnos- dijo Aberforth Dumbledure.

"¿Queridos?¿Desde cuándo somos queridos?" pensó James mientras Canrim le pasaba una nota:

"¿Salimos esta tarde?"

"No, estoy ocupado"

"¿Tarea? Podemos hacerla juntos"

"Me distraerás".

James supo que la última nota haría quedar bien, pero lo que realmente sentía era alivio de no estar todo el día con su novia.

-Atended, hoy tenemos una celebridad mágica que nos hablara de esta asignatura.

En la sala entro Harry Potter, todos los chicos aplaudían y se le quedaban mirando con admiración:

- Soy Harry Potter.

-Ya sabía quién eras, no hace falta repetirlo- dijo James por lo bajo.

 

El chico odiaba cuando su padre venia a Hogwarts. Porque sus amigos o los demás alumnos empezaban a decir: "Que guay es tu padre". Luego recordaban lo que la celebridad había hecho y con indirectas le decían a James "para ser su hijo, no te pareces a él".

-Os vengo a hablar de esta asignatura. Es muy importante que sepáis defenderos de la Oscuridad; haber si ahora os encontráis a un mortífago- todo el mundo rio. "Si no tiene gracia" pensó James- Este año aprenderéis algunas formas de realizar duelos. Pero es muy importante que no lo uséis fuera de clase, contra ningún alumno, por mucho daño que os haya hecho- advirtió mirando fijamente a su hijo mayor.

Harry continuo explicando cosas por el estilo; pero James no escuchaba. Estaba demasiado entretenido escribiéndose notas con Fred.

-Bueno chicos, ya podéis marcharos- todos los alumnos recogieron sus pergaminos enseguida- James Potter usted puede quedarse.

-No gracias, tengo Pociones. Dijiste que era muy importante- le reprocho con cara de niño bueno, ante las risas de su compañeros.

-Es una orden.

-Aquí solo eres un hombre que viene a hablar de lo importante que es esta asignatura. Recuerda lo que me dijiste:"te trateré como a los demás". Pues...no se si lo estas cumpliendo, si me llamas para decirme que no me meta en problemas.

-James, sigo siendo tu padre.

- Ah, también eres el padre de Albus. Pero él no se mete en problemas, ¿no? ¿Por eso le diste la capa? Pues que sepas

-¡James¡-le grito su padre.

-Adiós papi- se despido burlonamente.

N/A: Ya se que es demasiado corto, pero cuando pueda lo subo entero.

11.Severus,no hace gracia

-¿No me dices que te pasa?- le pregunto por millonésima vez Scorpius.

-¿A mí? NO me pasa nada.

-¿En serio? ¿Entonces porque estas tan seria?-le reprocho Scorpius mientras entraban a clase de Transformaciones que compartían con Slytherin.

-Soy una mujer
nunca lo entenderás.

-Venga ya Rose ¿Qué os paso ayer a ti y a Albus?

-Uy pues mira que eres pesado

-Solo me preocupo por

-¿Mi?- termino Rose sorprendida- Muy hábil señorito Malfoy pero si crees que haciéndome la pelota te diré lo que vimos en el bosque

-¿En el bosque? ¡Fuiste al Bosque Prohibido ¡ ¿Sabes que es prohibido?

-Uy pues la verdad no me había dado cuenta- dijo mientras se sentaba al lado de Alice.

-Rosie
¿Qué paso ayer?- le pregunto su amiga.

-Arg.

-Fueron al bosque.

Alice arqueo las cejas, después miro tristemente al suelo y anuncio:

-Se que no confiáis en mí, pero soy una tumba en guardar secretos.

Albus se rio detrás de ellos.

El profesor entro y todos se callaron.

Albus estuvo atento a la clase hasta que Alice le lanzo una nota:

"Rose se lo ha contado a Scorpius, pero no me lo quieren decir"

"Lo siento por ti"

"Severus, no me hace gracia. Si no lo comprobare yo misma"

"Haz lo que quieras pero a mí no me metas"

Esta vez Alice no le paso disimuladamente la nota; se la lanzo en la nuca, llamando la atención del profesor. Quien se acerco, abrió la nota y leyó:

-"Idiota". Vaya señorita Longbottom
no aprecia mucho al señor Potter. Por esa razón le hará los deberes de hoy.

-No hay tarea, profesor- anuncio Renata Driggs.

 

-¿En serio? Pues veinte ejercicios de regalo, para usted cuarenta y dos, señorita.

Alice refunfuño y Albus suspiro de alivio al no tener que hacerla.

-Y usted, señor Potter, se quedara hoy aquí

La campana sonó y Albus le advirtió al profesor:

-Hoy no, es jueves.

************************************************************************

-Este fin de semana es Halloween- le dijo Zoe Badmood - ¿Con quién vas a ir?-pregunto mientras acompañaba a Gwen Cross al campo de Quiddicht.

-Aun no me lo ha pedido nadie- informo mientras pasaba un grupo de Gryffindor- No hay ningún valiente que se atreva

Mientras entraban en el campo, pensó que ser ella conllevaría siempre a eso. Nada de cursilerías, citas o embobarse con alguien. Tendría que mantener la imagen que todo Hogwarts temía.

Zoe refunfuño por lo bajo sacando a la chica de sus pensamientos.

Gwen se había sorprendido con la peculiar pareja de amigos. Al principio no podían ni subirse a la escoba; Albus si pero Alice no le dejaba. Más tarde habían llegado al extremo de ni ir a los entrenamientos cosa que disgusto a la profesora de vuelos; quizás por eso, le pidió que ocupara ella su lugar.

-Potter, Longbottom- llamo a los chicos que estaban sentados en el césped- Coged la escoba y volar has donde están ellos- dijo señalando al equipo.

Albus enseguida les alcanzo, pero a Alice le costó bastante. Se alzo tan solo unos tres metros pero de pronto se tambaleo y cayó sobre el barro producido por la lluvia que había comenzado a caer.

Todo, todo el equipo se rio. Incluso Albus. Soltaban carcajadas mientras la señalaban.

Pero la chica no hizo lo que esperaba Albus.

Alice, la implacable Alice se le escapo una lágrima mientras se protegía la mano roja, inflamada y cubierta de barro; y miraba fijamente a Albus.

N/A: Se que dije que iba a subirlo en el capitulo diez, y que los dos se han quedado cortos. Pero se va a quedar asi. Gracias por comentar y leer, a los antiguos y nuevos lectores y comentaristas; que me alegran muchisimo con sus comentarios.Hanuky.

12. El baile.

Dominique se paseaba por la parte trasera del escenario dando órdenes a los alumnos encargados de la iluminación y el sonido. Su hermana le había regalado un vestido precioso para su actuación
en fin todo parecía ir perfecto.

El único improvisto eran sus nervios.

Entre ella y su hermana habían elegido las canciones; y la primera sería una canción de una artista americana. La canción era algo movida, se llamaba Naturally; y no tenía nada que ver con el tema de Halloween; pero a Victorie le gustaba.

Dominique se miro sus horrorosas uñas comidas debido a los nervios.

-Dominique

-Las luces naranjas
-repitió equivocándose de persona.

-Soy yo, Nicholas.

La chica soltó un suspiro de alivio al descubrir a su mejor amigo Nicholas Wood, pero segundos más tarde estaba con el ceño fruncido y mirándole fijamente.

-Nicholas, deberías estar en el baile con tu pareja

-Vengo a desearte suerte.

La chica le sonrió agradecida.

-Pues

No le dio tiempo a terminar la frase. Ya que su mejor amigo se acerco a ella le levanto la barbilla y la beso tiernamente, a la vez que la chica sentía chispas en su estomago.

 

El chico se separo y dejo a Dominique entre bambalinas, en medio de un ajetreo de gente que no paraba de repetir que faltaban dos minutos.

************************************************************************

-Ted

El chico de pelo azul se dio la vuelta y encontró a Victorie, que en esos momentos parecía una ninfa que se paseaba por allí.

-Vic
¡¡estas genial¡¡

Ella sonrió agradecida.

Hecho una mirada al escenario, dominado por su hermana, que en ese momento cantaba una canción algo lenta.

Ted hizo una extravagante reverencia a Victorie:

-¿Vendrías a bailar conmigo, señorita?

************************************************************************

-¿Sabes? Creo que Robert no va a venir.

-No digas estupideces Roxanne, sería un estúpido plantándote.

-Lo digo en serio

-Roxanne- le llamo un chico moreno de ojos avellana, con un elegante esmoquin.

Roxanne se giro, era su novio Robert Parks; de Hufflepuff.

-¿Rob, por
?

- Te he traído esto- dijo ofreciéndole una rosa roja.

Roxanne le abrazo fuertemente, mientras sus amigos comenzaban a bailar.

************************************************************************

-¿Con quién iras al baile, cuando podamos ir?

-No quiero pensar en eso
Ya me han fastidiado mucho adelantándolo a cuarto- le respondió Fred a James- Tu lo tienes más fácil.

-No sé si pienso en Canrim como mi padre piensa en mi madre.

- Pero eso da igual. Sabes que las relaciones a tu edad no llegaran a ningún sitio.

-¿Crees que he hecho bien en tener novia?

- SI te gusta Canrim, si. Pero no debes plantearte eso de vivir eternamente a su lado.

-O sea que corto con ella cuando me aburra. No lo veo muy noble.

-Pues míralo de esta forma. El enamorado se da cuenta de que no ama realmente a su amada, por lo que decide cortar con ella, punto y final.

James le tiro un cojín.

-¿Y tú?- le pregunto.

-Mi único amor es el Quiddicht- dijo en tono dramático.

************************************************************************

"Vale" pensó Alice "Me ha acompañado a la enfermería
después de reírse de mi"

La chica bajo las escaleras a la Sala Común, donde no había nadie; sin contar a Albus.

La chica se acerco, pensando en hablar razonadamente.

- Albus Severus, no he visto lo que has hecho muy noble por tu parte.

- Te he acompañado a la enfermería.

-Te has reído de mí

- Tenía gracia.

-No

-Tu harías lo mismo que yo he hecho, ¿verdad?- pregunto levantando la vista del libro de Transformaciones.

-No Severus, se "supone" que somos amigos. No podemos estar peleándonos todos los días.

-¿Sabes?- dijo con una media sonrisa socarrona- Todo esto paso por culpa de aquella tarde. ¿Y sabes lo que pienso? Que ojala no hubiese pasado. Incluso pienso a veces que tú no sirves en mi vida, que soy mejor persona cuando tú no estás. Lo que me lleva a pensar que sobras.

El chico se fue a su dormitorio, dejando a Alice mas callada que nunca.

N/A: Espero que os haya gustado la primera parte del capitulo de Halloween....la segunda creo que sera aun mejor....

Lucy había prometido esperar a su primo, pero si tardaba tanto empezaría a bailar.

-Lucy- la llamo Chris- Tarda demasiado

 

-Lo se, pero se lo prometí, dijo que seria una sorpresa.

-Lucy

-Ya lo se, no debí hacerle caso.

-Lucy...

-Cierto, estoy deseando saber quien es.

-Lucy ¿de verdad querías ir al baile conmigo?

La pelirroja se sonrojo y asintió con la cabeza.

-Es un alivio. Queria preguntarte: ¿querrías ser mi novia?

A Lucy no le dio tiempo a contestar ya que se quedo embobada con la escena que estaba viendo. Su primo, el dulce y encantador Louis Weasly , estaba entrando acompañado de una sica de su edad, de ojos azules y un precioso cabello rubio.

-Gwen,¿me concedes este baile?- le pregunto educadamente, ante las numerosas bocas abiertas que le 9observaban.

**********************************************************************

Molly estaba sentada en una mesa en el baile, mientras todos los demás bailaban.

Su pareja de baile, Leo Linvington, de Hufflepuff - conocido por ser el guardián de su equipo- tenía la gripe y no había podido ir al baile. La chic miro el reloj, se había prometido irse del baile a las doce, y aun quedaban veinte minutos.

-Weasly-le llamo alguien.

-Soy Molly- repitió cansada, la gente estaba acostumbrada a ver un pelirrojo y llamarle Weasly, para no complicarse.

-Bueno, pues Molly. ¿Que haces sola?- la chica observo al chico que estaba ante ella, Marc Longman. El chico era Gryffindor, y era extraño verlo en esmoquin y arreglado- cosa que le quedaba muy bien- ya que aprovechaba cualquier momento para ir en chándal.

- Mi pareja no ha podido venir.

- Te ha plantado.

En ese momento si hubiese sido Lucy le hubiese pegado un guantazo; pero era Molly. La única nieta que había heredado la paciencia y amabilidad de la abuela Molly.

-Tiene la gripe.Y yo ya me voy.

-¿Ya?-le pregunto algo decepcionado

La chica lo miro de arriba a abajo.

-Veras, se que yo no me llevo bien con alguno de tus primos-

" En realidad, con ninguno" penso Molly, ya que el chico no habia entrado en el equipo de Quiddicht y la habia pagado con los Weaslys

- Asi que como te he visto sola, y tu no eres igual que ellos, me preguntaba si querias bailar conmigo.

Molly asintio, era demasiado inocente como para no caer en su trampa.



-Ven conmigo- le dijo Weasly.

El chico rubio la saco del baile, un alivio para ella ya que todos y todas les miraban.

La llevo a unos jardines donde habian varias rosas rojas. Weasly se acerco a ellas y se quedo parado mirandolas.

Gwen penso que le estaba insinuando que se acercara,e hizo caso a la orden muda del chico.

No sabia porque pero sentia curiosidad por Weasly. Se comportaba con indiferencia hacia ella; como si hubiese sido ella una de las chicas que le habian pedido ser su pareja. Pero eso no era verdad , habria sido el quien habia ido discretamente hacia ella y le habia pedido ser su pareja; y ella habia aceptado; por curiosidad.

-Rosas rojas...¿te gustan,verdad?- pregunto

Ella le miro perpleja.

-Digo porque son como la sangre y eso. Y tu eres temible.- comento en tono burlon mientras la chica alzaba una ceja- ¿Pero si fueses asi no hubieses aceptado mi invitacion....- dijo acercandose a ella-...verdad?

Gwen sintio como Louis la cogio por la cintura y la atrajo hacia si; levanto la barbilla con la yema de los dedos y la beso con ternura en sus labios calidos..."¿Pero que hago?" se dijo Gwen.

 

La chica se aparto bruscamente del chico; quien solto un gemido.

-¡Alejate de mi¡- le espeto furiosa y fuera de si-¡ Vete¡¡Como te vea ...¡ ¡Desaparece¡

EL chico tenia la cara contraida, se aparto y alejo unos metros; despues la miro tristemente:

-Recuerdo que por mucho que me aleje, la distancia no olvida lo que el corazon recuerda.

Dicho esto se marcho; como Gwen le habia pedido


Susan sabia que tenia un sueño ligero, pero en es momento lo que tenia era preocupacion.
Su compañera de cuarto,Cornelia Brooks, habia salido hacia media hora; y por mucho que tardase en el servicio era imposible que siguiese ahi.
Susan se dio la vuelta en la cama; la preocupacion no le dejaba dormir.
Se aparto las sabanas y se calzo los zapatos de dormir, penso en cogerse latunica, pero el cuarto de baño estaba cerca.
Se dirgio hacia ael baño. Susan era una chica valiente,pero Hogwarts de noche y a oscuras daba escalofrios
Se asomo al cuarto de baño y grito el grito que la petrificada Cornelia no habria podido gritar.

Algo la habia atrapado, lo sabia; sus garras y su rostro desfigurado la miraba como quien ansiaba su muerte en ese instante; de pronto saco de la nada una varita y haciendo mover sus labias en carne viva y enrojecidos de sangre hizo un hechizo; mientras salía una luz verde de la

Susan abrió los ojos en ese momento; y se descubrió a si misma empapada en sudor.

Respiro entrecortadamente, mientras observaba a su alrededor.

Estaba en la enfermería; a su lado estaba Fred, durmiendo como si no importase lo que había pasado; la luz de la ventana se reflejaba en su pelo y hacia que la piel de color café resplandeciese.

Apoyado en la ventana estaba James, mirando a través de ella el dia tan luminoso que había amanecido:

-¿Qué te ha pasado?

La chica vacilo la cabeza y reflexiono su respuesta:

-Creo que he soñado una posibilidad de lo que le ha pasado-.

El chico sonrio a Susan tranquilamente:

-Suerte que no te pusiste a investigar en seguida y viniste a llamarnos
Si no, no me imagino lo que hubiésemos hecho sin ti, sobre todo Fred.

Ambos observaron a la chica que estaba en la enfermería.

Era Cornelia Brook, la chica mas inteligente del curso de James. La chica era morena de ojos azules y con tez palida; pero en ese momento esos rasgos no se podían distingir, su pelo y su piel estaban grises y los ojos de un color indefinido. Lo que le hubiese puesto asi le habría sorprendido saliendo del baño de las chicas, y Cornelia tenia una expresión melancolica en la cara, expresión que no había variado durante toda la noche.

James sentía pena por la chica, y un extraño deseo de saber lo que había pasado.

-Tios, se me había olvidado por que estamos aquí- exclamo Fred desperezándose.

Los chicos rieron ante la ocurrencia.

-Pues todavía no ha venido Madame Pomfrey, dijo que iba a avisar a McGonagall, y aun no ha vuelto.

Rose contemplo la escena, sonriendo de forma burlona.

Camrin estaba desesperada; tirándose de los pelos en mitad de la Sala Comun:

-Mi James se ha ido
- decía llorando, mientras sus amigas la abrazaban.

Alguien llamo la atención de Rose tirando de su manga.

 

-Rose

La chica se dio la vuelta y se encontró a su amigo Scorpius.

-¿Qué?

-¿Qué le pasa?

-James se ha perdido, que tragedia; seguro que Albus estará saltando de alegría.

El chico sonrio.

-Rose- le llamo una chica de primero; compañera de cuarto.

La chica era Barbara Coleman, una chica de pelo de color azabache y ojos marrones.

-Me ha dicho Camrin que si ves a James que se lo comuniques de inmediato.

Rose rio

-¿Por qué?

-Porque, veras yo soy su amiga; y me ha dicho que como no le hace caso; va a cortar con el.

Rose abrió la boca:

-¿Y porque no lo buscas tu?

Le pregunto descaradamente, haciendo saltar colores a las mejillas de Barbara.

-No sabe que existo.

- No te preocupes se lo diremos- dijo Scorpius con una sonrisa.

La chica sonrio agradecida.

-James es un poco estúpido; la verdad es que no me cae bien.

Rose le miro incrédula.

-¿Perdona? Estas hablando de mi primo
¡Como te atreves¡

-Solo me refería a que no os pareceis

-¡Estas diciendo que yo no soy popular y que no va ningún niño detrás de mi¡- grito Rose.

-No

-¿Asi?¿Que niño va detrás de mi?...Que yo sepa ninguno, no me sirven tus excusas.

-Eres tonta- le dijo Scorpius- ¿Por qué te enfadas por tonterías?

-¡Tonterias?¡

Alice bajo las escaleras, esperándose no encontrarse con Albus, pero la suerte últimamente no iba de su parte.

-Alice, he estado pensando en lo que te dije y creo que me pase un poco.

-¿Por qué me hablas si no me quieres en tu vida?

-Porque no quiero quedarme sin regalos de Navidad.

-Deberias quedarte sin ellos, ¿sabes?, nadie me impide decírselo a tu padre. Pero eso significaría que me importas algo; aunque sea para mal. Y no es asi.

-Espera
Me has malintepretado. Yo no te iba a pedir perdón- exclamo Albus cambiando de estado tranquilo a malhumorado de repente.

-Mejor, asi me ahorro de decirte que no.

La chica se fue, triste; sabia que había acabado de perder a alguien.

Mientras Albus se quedo pensativo; mirando como se iba.

"Ibas a pedirle perdón, idiota. Cada vez te pareces mas a James; no puedes seguir asi" pensó " Pero,¿Por qué era tan difícil pedirle perdón?"

Albus resoplo y camino hacia el comedor; donde le esperaban una revolución.

N/A: Este capitulo se lo tengo que dedicar a alguien que me ha apoyado en esta historia; que la ha seguido desde el principio, alguien que comenta siempre: Barbara (barby). ¿Notas algo nuevo en este capitulo?

Gracias a los demas por leer y comentar, un saludo

Hanuky

15.Apostemos, ¿Quién es el mejor Potter?

-No tenias derecho a hacerlo
- repitió Molly cansada.

Leo Linvington, el novio de la pelirroja; estaba sujetado por los hombros por parte de otro Hufflepuff. Tenia la cara contraída y el ceño fruncido, aguantando una rabia que no dejo para si.

El chico se aparto de los brazos de su amigo y se abalanzo sobre Marc Longman; el tipo que había dejado tirada a su novia en el boque. Leo le dio un puñetazo en la mejilla al Gryffindor. La mejilla enseguida se volvió roja, acorde con la cara de Marc, quien se llevo la mano a la herida, y segundos después le pego un puñetazo en el estomago al Hufflepuff. Este en respuesta solto un grito y se abalanzo sobre Marc.

 

Durante dos minutos estaban asi todo el rato, compitiendo a ver quien le hacia mas sangre a quien.

Molly estaba abrazada a Dominique, gritando que parasen, con los ojos hinchados y el corazón en un puño.

Ted Lupin, el prefecto de Gryffindor; aparto a la gente que se había acercado a la pelea.

-¡Cuarenta puntos menos para cada casa¡

Pero los chicos no le hicieron caso, seguían peleándose y enzarzados entre si. Molly frustada capto la atención de Ted:

-Paralos..- rogo sollozando mientras observaba como Marc le pego un puñetazo en el ojo a Leo.

Ted sujeto a Leo por los hombros, pero Marc le pego un puñetazo a Ted en la boca; y mientras Leo se apartaba de los brazos de Ted, este observaba como le salía sangre de la boca.

Victorie, que había llegado en ese momento, grito el nombre de Ted y se lo llevo a enfermería.

-Basta- grito Horace Slughorn.

Leo,que le iba a pegar un puñetazo a Marc en la oreja paro en seco, y miro a su profesor de pociones.

Se sacudió los pantalones y miro al publico en el momento que Molly se le abalanzo y le abrazo con fuerza, Leo solto un gemido y pidió a Molly que le llevase a enfermería.

*********************************************************

Cuando la pelea de los "amigos" de su prima había terminado, James; aprovecho el momento para anunciar; junto a sus dos mejores amigos; lo que sabían , que era poco, de lo que había ocurrido esa noche; en la otra parte del castillo

*********************************************************************************************

-Albus
- le llamaron a sus espaldas.

El chico había acabado de entrar al Comedor y se había encontrado una pelea y a su hermano captando la atención; como siempre.

-Rose.- dijo sorprendido con una sonrisa, que se le quedo congelada al ver la expresión seria de su prima.

-¿Le has hecho algo a Alice?. La he encontrado rara.

-Ella es asi, y no no ha pasado nada.

-Albus, se que me mientes
- paso la mirada por la gente buscando a alguien, a quien atrajo hacia si- Alice, ¿te hizo algo mi primo anoche?

-¿Quién?¿Te refieres al que no me quiere en su vida?¿Te refieres a ese cerdo que solo le importa tener regalos de Navidad? Si te refieres a el, que sepas que no me quiero meter en su vida

-Longbottom, dramatizas los hechos; yo no he dicho nada de eso. Y yo no me meto en tu vida y que sepas que eres tu la que lo estropea todo

-Por cierto Rose, si le ves dile que es un mentiroso y que me deje en paz, que es lo que el quería. ¿Dónde esta Scorpius?- dijo Alice , marchandose hacia el coro que había formado el hermano de Albus.

-Albus, si Alice no te habla; yo tampoco; si Alice no quiere saber nada de ti yo tampoco- advertía la pelirroja ante la mirada cansada de su primo- Y si no te hablo mi padre sospechara y yo no me voy a callar
y ya sabes como es tu padre.

Rose dio por terminada la conversación y se marcho hacia donde estaba Alice; seguida por Albus; que iba pensando si seria lo correcto perdonarla "Mejor después de Navidad", se dijo.

-James
pero si no sabes ni que le ataco.

-¿Qué dices hermanito?- dijo burlon James

-NI siquiera serias capaz de investigarlo por ti solito.

James rio, se paso la mano por el pelo despeinándoselo.

 

-¿Y tu? Dicen que te pareces a papaíto, pero lo único que tienes de el son los ojos.

-Tambien tengo su valentía

-Y por eso estas en Slytherin, hermanito.

Albus se exaspero:

-Si,podría averiguarlo por mi mismo.

James se quedo pensativo:

-Y tus amigos, ¿no?

Scorpius se acerco a su amigo, sabia lo que le había pasado la noche anterior y quería apoyarle.

-Apostemos, ¿Quién es el mejor Potter?- dijo Albus

16. Uno mas no, por favor

James reviso por tercera vez, las condiciones de la apuesta; escrita con letra de Albus, ya que según sus amigos , era mas comprensible.

Condiciones de la apuesta:

Los dos apostostantes serán: Albus Severus Potter y James Sirius Potter. Ayudades por Rose Weasly, Scorpius Malfoy y (Alice) Longbotton esta no muy convencente , ayudaran a Albus ,y Susan Jordan y Fred George Weasly aydaran a James.

Albus se quedara con la capa y el mapano lo crees ni tu

Albus se quedara con la capa de la invisiblidad y James con el mapa merodeador.

Ningun ayudante traicionara a su equipo (esto va por Longbottom).

La información que coga James se la dira a ALbus, pero no al revés

La información no se intercambiara.

Cuando se halle el atacante se dira la recompensa un cerebro para James, si gana

James observo los tachado de su prima Rose, y su letra; la que leia comprensivamente.

Guardo el papel en el bolsillo de sus pantalones y echo una mirada a la Sala Comun; que había sido decorada para Navidad, ya que solo faltaba una semana para esta.

Pero en una semana podían pasar bastantes cosas, y lo sabia porque le habían pasado a el la semana anterior.

Camrin había cortado con el en mitad de la Sala Comun; ya que según ella no le hacia caso y ella era incapaz de comprender que el tenia que tener tiempo para otras cosas, y no cursiladas.

Por otra parte habían descurbierto algo, que era imposible hacer nada.

Los chicos se habían repartido el trabajo, James era el encargado de presionar a Madame Pomfrey para ver si le decía algo (aunque siempre le contestaba algo como, confidencial; no definido). Fred se encargaba de observar a Cornelia por si despertaba y que le contase algo (algo que habían dado por imposible), y Susan investigaba el cuarto de baño donde había encontrado a Cornelia.

De pronto entraron Fred y Susan en la Sala Comun y fueron derechos a por James:

-Es imposible
- comento Susan- Lo único que hay en el cuarto de baño son servicios y gente preguntando que si se me ha perdido algo

-Pues por mi parte Cornelia no se mueve, ni cambia de color y ni siquiera respira
¿estara muerta?- se pregunto Fred.

-Madame Pomfrey no suelta nada, bueno eso si: confidencial, Potter
- añadió imitando a la enfermera.

Los chicos se miraron entre si, y James, tras despeinarse de nuevo; se le encendio una lucecita en la cabeza:

-Solo nos queda una cosa
Robarle la capa a Albus, que no creo que la use; y espiarles

-Eso esta prohibido James- corto Susan.

-No- añadió Fred- esta prohibido intercambiar información
no robarla.

Los tres sonrieron entre si, por fin algo que era posible y alcanzable.

El teléfono sono, y Lily lo cogió
Ya sabia quien era.

 

-Hugo,¿Qué pasa?

-Problemas, en Navidad no podemos ir
si no queremos helarnos
Asi que Lorcan y yo ya hemos puesto la fecha, el veinte de abril.

-Pero es el cumpleaños de James

-Y nadie nos hara caso a nosotros.

Lily no estaba convencida, y se imaginaba a su primo; detrás del teléfono frunciendo el ceño esperando la respuesta que les haría ir a Hogwarts

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

En un pasillo de Hogwarts, sentados estaban Albus y Scorpius (sentados uno al lado de otro), Rose en frente de su primo, y Alice en frente de Scorpius; para posibles peleas.

-Estos libros no sirven para nada
- comento Albus, refiriéndose a los libros que habían sacado de la biblioteca. Todas las miradas, menos una, se fijaron en Albus.

-Parasilis, es lo único que se me ocurre.- dijo Scorpius cerrando el libro.

Rose cerro el suyo, Pociones de paralisis , ya lo había terminado; al igual que Scorpius, el suyo se llamaba 100 maneras de parar a una persona.

Cada uno había sacado el que creía mas apropiado, Albus saco Lo mas efectivo, quieto pero no se atrevió a decir que trataba de cómo controlar a tu dragon.

Alice no había dicho el nombre del libro, pero seguía leyendo y cuando todas las miradas se posaron en ella; esta saco la varita y mirando otra vez al libro y de nuevo a Albus conjuro un hechizo:

-Obstupefacio.

Albus se había quedado con el ceño fruncido y el pelo despeinado; pero asi se quedo durante los minutos que estuvieron observándole.

-Es un hechizo, el mas potente, que utilizaban los antiguos magos para pretificar a los enemigos y dejarlos asi; inutilizables para que no pudiesen seguir con el duelo.

-¡Pero tu estas loca¡- exclamo Scorpius.

-No, ahora lo llevamos a enfermería, allí le preguntaremos a Madame Pomfrey si es lo mismo que le ocurre a la chica esa. Si nos dice que no, hemos descartado una gran posibilidad

-Que hubiese sido alguien que le lanza ese hechizo- lanzo Scorpius.

-No, porque es el que mas se le parece; los otros son absurdos. Dejadme seguir- les rogo- Si no resulta igual, es que no ha sido una persona el que le ha hecho eso; se trataría de un animal, criatura o nose
ya lo averiguaremos.

Los chicos se miraron entre si:

-Por cierto, una cosa importante; se lo ha hecho Leah Badmood. Aunque a mi me habría encantado hacerlo.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Fred miro todos los libros de la biblioteca
¡porque a el le habría tocado mirarlos¡

Recordo como en una semana, habían robado la capa a Albus (el que misteriosamente se había ido a enfermería durante unos días, según James, una estrategia extraña). Tambien habían descubierto que no era una persona lo que había atacado a la chica, había sido un animal
y le había tocado a el, por sorteo; buscar animales que hagan cosas raras.

Siguio el pasillo hasta la pared, y sintió un mal presentimiento. Algo raro.

Busco los libros que estaban pegados a la pared, y descubrió uno que le llamo la atención; uno que sobresalía por su antigüedad
Lo cogió, pero enseguida lo solto,y vio un reflejo en la ventana de la puerta, que hizo que el libro se le cayese al suelo; dejando a Fred con una expresion de temor.

 

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Madame Pomfrey se llevo las manos a la cabeza, frustada y asustada.

Observo al chico que había en la camilla con expresión horrorizada.

-Uno mas no, porfavor

N/A: ¿Os ha sorprendido? Si me poneis un gran comentario..os dire que es lo que ha atacado...de todas formas lo voy a poner:)

17. Maldito Weasly

Cuando James y Susan se marcharon, cabizbajos; con mirada triste en los ojos; y tras que Madame Pomfrey se sintiese frustada y hubiese estado caminando alrededor de las camillas de Fred y Cornelia repitiendo la misma frase
Vino McGonagall.

La mujer observo con expresión de sorpresa al chico:

-¿Ha sido lo mismo?

La enfermera asintió, nerviosa mientras se comia las pocas uñas que le quedaban.

-¿Has avisado al Ministerio, Minerva?- dijo mientras se le quebraba la voz.

La mujer asintió.

-Es peligroso tener a un
basilisco
en el castillo. No me quiero imaginar quien lo ha podido introducir en el castillo.

-¿Crees que deberíamos evacuar el colegio?

-Eso seria como anunciar que algo malo esta pasando, y se que es cierto; pero al no saberlo con certeza
mejor que Harry Potter investige acerca del
ya sabes; basilisco.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Susan sollozo al entrar en la puerta de la Sala Comun, James la miro y se dieron un abrazo, los dos lo estaban pasando mal.

Cuando se separaron James, pensó que ya no se trataba de una competición; ahora era personal
nadie tocaba a su casi hermano, Fred.

Cuando subió las escaleras se encontró con Scorpius, James le miro desafiante
había procurado fingir que no le imporatase que sus padres se llevaran mal, había procurado fingir que no le importaba las historias de su padre
pero James no sabia fingir.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Albus y Alice, intentaron no gritar.

Aunque sabían que era incomodo estar allí, aunque sabia que era un desastre estar juntos; lo que habían acabado de escuchar era demasiado para ellos

"Basilisco
"

Albus salió de debajo de la camilla de Fred, seguido por Alice; los dos metidos en la capa de la invisibilidad que le había quitado Rose a James.

Cuando estaban demasiado lejos de la enfermería se quitaron la capa.

-Guau
- fue todo lo que dijo Albus.

-¿Y ahora que hacemos?- pregunto indecisa Alice- No podemos luchar contra eso

Albus ladeo la cabeza:

-Hemos descubierto que es lo que era, y si mi padre pudo contra un basilisco; nosotros también.

-Yo no estoy segura

-Nadie te ha obligado.

-Aunque no lo creas, lo hice por ayudarte
de nada de todas formas- dijo marchandose.

Albus se quedo quieto, no sabia como reaccionar; se había propuesto pedirle perdón para Navidad, pero no estaba seguro de que si eso iba a ser posible

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

-Muy bien, Gwendoline.

La chica asintió.

-Y ahora creo que es hora de que el basilisco abra el pasadizo para que entremos

-Tardara, señor.

 

- Lo se, pero lo bueno se hace esperar

El hombre desapareció, dejando a Gwen en mitad del bosque.

Se toco, como tantas veces había hecho desde ese momento los labios.

"Maldito Weasly", pensó enfadándose consigo misma.

18.No sera lo mismo sin ti...

James poso su mano sobre el hombro de Fred, quien aun estaba en la camilla; con la expresión de horror que el chico estaba acostumbrado a ver.

-James, vamos
- dijo Albus metiéndole prisa.

-Hermanito, suerte que no eres lo bastante valiente como para que te hubiese pillado el animal.

Albus se callo, ahora mas que antes no podía poner en peligro a su hermano. Seria demasiado imprudente si se lo decía.

-James, y si dejamos la apuesta
¿no será mejor?

El chico miro a su hermano con desden.

-Han atacado a Fred, ahora es cuando de verdad las cosas se ponen serias.

-Y no sabes hasta que punto

-¿Qué dices, Al?

Albus observo a su hermano, últimamente era mas
agradable. Quizas, perder a su amigo era un duro golpe para el.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

El tren paso rápidamente por los valles, las llanuras
.mientras se alejaba poco a poco del Castillo. Alice se había ganado la ventana y se había dejado apoyar en ella.

-Scorpius, entonces vas a venir
Lo prometiste.

Scorpius sonrio a Rose y a Albus:

-Lo siento, creo que no voy a poder
ya sabeis como es mi padre.

Alice resoplo y les observo:

-Yo tampoco voy a ir.

-Nadie te ha preguntado.

-Lo siento, quería que supieses que no me vas a aguantar esta Navidad- le contesto Alice sarcásticamente.

-Mejor.

-¿¡Que?¡- exclamo Rose- yo aguantando solita a Albus

-Gracias mi querida prima.- le comento Albus.

Alice rio:

-Albus le contare a mi padre todo lo que me has dicho este año, y te quedaras sin regalos; lo siento pero este año Santa Claus me ha dicho que pongo a los niños en su lista correspondiente

-Muy graciosa Alice- le dijo Albus.

Alice asintió:

-Era broma Rose, voy a ir
solo porque me das pena.

Albus y Alice se lanzaron una mirada asesina; mientras que Rose y Scorpius suspiraron a la vez

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Hugo esperaba impaciente en King Cross; al lado de Lily; la que estaba cogida en brazos de su padre.

El tren burdeos llego extrepitosamente; segundos después una revolución de niños buscando a sus padres se formo alrededor.

Hugo distinguió a Rose:

-¡Papa¡¡Mira esta ahí¡

-Rosie
.- dijo su padre cariñosamente mientras le abrazaba.

La chica sintió a su padre raro:

-Papi, ¿Qué te pasa?

Ron miro tristemente a su hija:

-Mi niñita, me temo que esta Navidad no voy a poder ir a la Madriguera

Rose miro tristemente a su padre, abrazandole de nuevo:

-No va a ser lo mismo sin ti

N/A: Gracias por comentarJ

19.Observando la Navidad, ojala que pase rápidamente

James observaba como se llenaba la ventana de la cocina de la Madriguera con vapor de agua procediente de su aliento. Tenia el ceño fruncido; el pelo revuelto y los ojos cansados. Vestia unos vaqueros y una sudadera, que su madre le había obligado a ponerse; sino aun estaría en pijama. Tristemente recordaba,como si hubiese estaedo Fred; hubiesen estado planeando alguno sorpresa dentro del pavo.

 

Alguien le toco la espalada, Susan. La chica había venido por Navidad el veinticinco de diciembre; cuando los Weasleys celebraban la Navidad. La chica también tenia una mirada triste; y todo se debía a la ausencia de su amigo
y de que no sabían que le había hecho eso.

-¿Qué estas haciendo?

-Observando la Navidad, ojala que pase rápidamente

-Tranquilo, ve con tu hermano. Hace mucho tiempo que no vas con el.

-Siento decir esto, pero notaria mas que Fred este asi; que si le hubiese pasado a mi hermano. Susan
- se paso la mano por el cabello- tengo el presentimiento de que ellos saben algo. Se lo sacaremos- se propuso el chico; ante la atenta mirada de la chica.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Lily le paso el salero a Hugo; no entendía como le gustaba el pavo con sal

La chica poso sus ojos en Lys, la que sonreía a la lámpara; después miro a Lorcan, quien estaba sentado al lado de Hugo, este sin embargo mantenía una conversación sobre Quiddicht con su primo.

Lily estaba sentada, en la larga mesa de los Weasleys (y solo era la mesa de los primos e hijos de amigos
) al lado de Lys; en frente de los chicos.

Al lado de Lily estaba sentado Albus y Alice; quienes no intercambiaban ni una palabra; Rose, en frente de ellos, sonreía; recordando como su tio Harry les había puesto juntos para hacer las paces. Rose intentaba mantener una conversación con los chicos, pero estos no participaban; Alice estaba demasiado alejada de los panecillos, los cuales estaban al lado de Albus; y en vez de pedírselo a el; se los pidió a Lys.

-No seas cria, Longbottom- le insulto Albus.

-¿Perdona?,¿has dicho cria?...Recuerda que has sido tu el que se ha puesto a patalear por esas ganas que tenias de sentarte al lado mia- contesto la morena haciendo que la cara de Albus hirviera.

Al lado de Alice estaba sentado James, quien recordaba unas jugadas de Quiddicht con Susan. Este le lanzo una mirada complice a Susan y capto la atención de Alice:

-Ali
-dijo con una sonrisa encantadora, mientras la chica le miraba con las cejas alzadas- Se que tu eres demasiado inteligente, y que por eso has descubierto lo que ataco a mi gran amigo. Hay que ver que extraña criatura.- le comento en voz baja.

La chica, que cogió el anzuelo; le contesto en voz baja:

-Si Severus no hubiese podido descubrir sin mi lo del basilisco
- enseguida se tapo las manos con la boca. Dandose cuenta de su tremendo error.

-No te preocupes, preciosa; tu secreto esta a salvo- le "tranquilizo" James, mirando seriamente; tras comprender que era un basilisco, a su primo Louis; al que tenia en frente.

Este, sentado al lado de Lucy y Chris; hablaban sobre el pobre Fred. Aunque de vez en cuando, Louis se distraía; mientras se llevaba la comida a la boca. Lucy y Chris se mandaban guiños y sonrisas; estaban saliendo
aunque sus padres no lo debían saber. Siendo Chris un autentico Slytherin; no seria aceptado.

Molly, sentada al lado de su hermana; tenia la mirada vacia y a veces intervenía en la conversación de su prima Dominique la que se quejaba de que su novio, Nicholas, no había podido venir. Roxanne, la que compartía su opinión, el suyo tampoco había podido; se había atragantado mas de uan vez, intentando comer y hablar a la misma vez.

 

Por ultimo, al final de la mesa; estaban Victorie y Ted, los que estaban todo el rato diciéndose comentarios cursis, según James.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

-Lys, ¿Qué miras?- le pregunto Hugo, harto de que Lys observara a la lámpara de electricidad, los Weasleys habían cambiado la magia por electricidad; por probar.

-Es extraña esta luz, es aplastante y parece las luces muggles
.

-Quizas es que son de muggles

-Pero estas son mas extrañas.

Hugo miro las bombillas, las veía normales
Aunque ahora que lo decía tenían un brillo especial.

De pronto la bombilla estallo debajo de la mesa de los primos, llenando los platos y las cabezas de cristalitos.

El estallido se oyo por toda la casa, unos pocos segundos después tio George grito:

-¡Fred, James¡ ¡ Os la habeis cargado¡

James apretó los puños, no había sido el
.

N/A: Agradeceria comentarios, agradeceria saber si os ha gustado la historia; gracias por su colaboracion:)

20. Perdon, tio George.

En seguida todos, menos los cuatro mas pequeños sacaron sus varitas.

James observo a todos, tenían la cara alerta. Pero su hermano y el estaban asustados; ya que sabían que alguien iba a hacer algo. Ya que Albus sabia que alguien quería hacerle daño
estaba asustado, mas que nadie.

De repente, Lily se subió en su silla.

En el mismo instante los padres de todos los niños entraron a la habitación y apuntaron a las ventanas, las puertas y cogieron a sus hijos.

Lily llamo la atención de nuevo:

-Lily, ven aquí- le ordeno su padre.

-Papa
- dijo lanzándole una mirada esperanzadora- Perdon, tio George. Queria que os rierais, ese hechizo lo he hecho yo; hago explotar cosas. Y practique con la bombilla, quería que pareciese una broma para alegrar a James- dijo sollozando mientras su padre la cogía en brazos.

James le sonrio. Queria demasiado a su hermana.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

-Papa
cuidate- dijo despidiéndose por un teléfono, regalo de su madre, de su padre.

A Rose se le escapo una lagrima, su primera Navidad sin su padre.

-Rose
-la llamo Albus- ¿Qué has sentido cuando se ha apagado la luz?

-AL
he tenido mucho miedo.

-Yo también- intervino Alice.

Albus la miro. Debia contárselo, y hacer las paces:

-Alice, cuando fuimos al bosque
vimos a Cross con un encapuchado que le ordeno matarnos, por supuesto; lo hara el basilisco-solto de sopoton Albus.

Alice se horrorizo y alzo las cejas. Despues se mordió el labio inferior:

-Al, se me ha escapado lo del basilisco a tu hermano

Albus apretó los puños, si pretendía perdonarla, no funcionaba.

Albus rugio:

-No pasa nada, el te habrá convencido de decírselo-dijo apretándolos dientes.

-Lo siento, comprendo que me insultes. Estoy preparada.

Albus estaba tentado:

-Lo siento A-A-li
Longbottom. Es que eres inútil, ahora le contaras que estas en peligro de muerte- dijo sin poder contenerse.

-Claro, también les dire que eres tonto, pero eso no es un secreto- solto tapándose la boca.

 

N/A:

Feliz Navidad.

Hola a todos. Pretendia acabar la parte de Navidad antes de Navidad
.o antes del capitulo veinte
Me temo que no. Pero antes de el año que viene espero.

Besos y abrazos.

Y espero que os toque la lotería.

Con cariño

Hanuky

20. No hay que arriesgarnos.

Los días en La Madriguera pasaron rápidos.

Albus y Rose contaban a Lily y a Hugo lo que habían hecho ese trimestre; exceptuando quizás algunas cosas. Las historias solían acabar con: "Alice se enfado", "Scorpius ahora me comprende" o "Albus no tuvo la suficiente delicadeza como para perdonarle".

Mientras Lily y Hugo se llamaban con Lorcan y Lys; haciendo la lista de lo que se tendrían que llevar, algunas cosas estúpidas (como toallitas limpia gafas para Lily) y otras realmente innecesarias (un monedero con dinero muggle).

James pasaba el rato haciendo partidos de Quiddicht con sus primos; habitualmente el hacía de buscador. Pensaba a menudo en lo que se le había escapado a Alice, no se podía creer que Fred estuviese así por culpa de un basilisco. Si antes se trataba de una competición ahora era algo serio. Comprendió porque Albus le había pedido dejar la apuesta; no quería arriesgarse a lo desconocido; pero él era James Sirius Potter; y llevaba la valentía en la sangre, y en su nombre. Si su padre había podido con un basilisco a su edad, ¿Por qué el no?

Cuando llego el día cuatro de enero; varios conocidos y muy allegados a la familia; fueron a La Madriguera a celebrar el cumpleaños de Albus.

Todos los primos, Teddy (considerado como tal), Victorie, Roxanne, Molly, Dominique, Lucy, Louis, Rose y Hugo; y sus hermanos, Lily y James le felicitaron en cuanto bajo a la cocina.

Teddy le dijo que ya era mayorcito y tendría que buscar novia, Victorie negó con la cabeza y siguió hablando con Ted. Roxanne, Molly y Dominique le cantaron "Cumpleaños Feliz". Lucy y Louis le dijeron felicidades, y le dieron impacientes su regalo (una snitch). Hugo y Lily le hicieron una tarta de chocolate para el desayuno. James le dio doce tirones de orejas, también le dijo que eran de parte de Fred: "El te lo habría hecho, Albusito". Rose le felicito con un poema, el que era demasiado largo y después le regalo una escoba, la Nimbus 3500 (la nueva que habían sacado).

De los invitados los primeros en llegar fueron los señores Scarmander; junto a Lorcan y Lys. Los padres felicitaron a Albus y le dieron un extraño animalito del que Albus no entendió el nombre; los niños le dijeron rápidamente "felicidades" y fueron tras los pequeños de la familia.

Tras ellos enseguida llegaron los señores Jordan, para dejar a Susan y a Moniq. La primera estuvo un tiempo hablando con Albus, charlando sobre los regalos y se fue con James. Sin embargo Moniq se fue enseguida a cotillear con Roxanne; ante los reproches de sus padres.

Los señores Longbottom llegaron al mediodía para comer. Neville estuvo hablando con Luna de alguna especie de plantas; mientras Hannah se unía a la conversación de Ginny y Hermione sobre lo rápido que crecen los hijos. Alice busco a Albus y Rose por La Madriguera; los encontró sentados en el jardín nevado:

-¡Severus¡ ¡ Ya te han tirado de las orejas¡ ¿No? Encantada lo hare yo- exclamo al verlos.

Albus puso los ojos en blanco y Rose rio y le contesto por él:

 

-James ha sido más rápido que tu.

Alice sonrió a su amiga y le dio un paquete a Albus:

-No sé lo que es, pero si te lo ha comprado mi padre
Suerte.

Albus cogió el regalo, no es que no se fiara que Alice hubiese hecho algo. No, es que no confiaba en el gusto de su futuro profesor de Herbologia. El regalo era un reloj, sencillo y de color marrón; espero y deseo que fuese muggle. Y se alegro al ver el papelito que indicaba la garantía y las instrucciones.

-¿Sabéis?- dijo Alice rompiendo el silencio- Creo que no es lo mismo sin Scorpius.

Los chicos le miraron y asintieron recordando a su amigo; el que no se atrevía a venir.

-Os confieso que
- comento Rose dudando- no le he dicho a mi padre que uno de mis mejores amigos es un Malfoy.- acabo mordiéndose el labio.

En realidad sus amigos le comprendían, el Weasley que mas odiaba a los Malfoy era Ron Weasley, el padre de Rose. La chica no se imaginaba como reaccionaria su padre; seguramente la tacharía de traidora. Recordó que le había insinuado algo cuando subió al King' Cross por primera vez.

-¡Rosie¡- le llamo su prima Lucy- Ven, rápido.

Rose dejo a Alice y Albus solos, deseando que no hubiese sangre cuando volviese.

La chica sabia porque le llamaban sus primos, iba a hacerle una sorpresa a Albus. Iban a hacerle una tarta sorpresa, cuando cortase el primer trozo saldrían muchísimos recuerdos que todos sus primos tenían de él.

Rose se acerco a Dominique:

-Veamos, faltas solo tu Rose; ¿Qué recuerdo vas a dejar?

Rose se estrujo el cerebro, quería que su recuerdo fuese gracioso y brillante: Korean Beauty

-El día que nos conocimos, él tenía ocho meses y yo semanas.

-¿Cómo recuerdas eso?- le pregunto Louis extrañado.

-Solo voy a recordar
el video que grabaron nuestros padres.

-Yo si me acuerdo- apunto Ted- Le potaste encima
que tierna.

Todos los primos rieron, aunque muy poquitos podían recordar algo; que no fuese del video.

De pronto el timbre sonó; Rose lo oyó perfectamente ya que estaban en el recibidor. Hizo un gesto para indicar que abriría ella.

Sorteo a sus primos, a Lily y a Lys, y abrió la puerta.

Los que había tras ella era una sorpresa para todos. Los señores Malfoy, los dos rubios platinos observaron a la chica como si se tratase de un bicho asqueroso. Sin embargo tras una encantadora sonrisa estaba Scorpius.

La chica le sonrió, ante la ceja levantada de Draco Malfoy.

-Weasley, llama a tu padre por favor.- lo dijo de una forma arrogante que hizo que Scorpius pusiese los ojos en blanco.

Rose dudo.

-¿Puedo pasar a buscar a Albus?- dijo Scorpius a Rose guiñándole el ojo. En cartas se habían prometido no decir a sus padres nada sobre su amistad; por lo menos ese era el trato.

-Por supuesto.

Rose llamo a su padre, y este fue enseguida a recibir a sus invitados.

-¿Qué haces tú aquí?- le espeto Ron.

-Traigo a mi hijo a ver a su amigo, Albus Severus Potter- dijo marcando la última palabra.

Ron ladeo la cabeza, Harry le había avisado de que su hijo se juntaba con un Malfoy y que misteriosamente había caído en la casa Gryffindor; todo una vergüenza para ellos (al menos para él).

-De- de acuerdo.- logro decir Ron.

-Tranquilo Weasley, le he avisado a mi hijo de que no se junte con su hi-hija- acordó Draco.

 

-Estoy totalmente de acuerdo, feliz Navidad.- se despidió Ron cerrándoles la puerta, antes de que ellos pudiesen abrir la boca.

Rose se marcho enseguida, en busca de sus amigos. Los que empezaron a hablar de lo que harian después de ese dia.

Rose fue avisada por sus primas para llevar a Albus a la cocina, ya que iban a enseñarle la sorpresa.

*********************************************

Tras varias risas, lágrimas y mil gracias por parte de Albus; la sorpresa acabo.

-Es mi mejor regalo de cumpleaños- confeso.

Las miradas de Albus y Alice se encontraron, recordando a la vez; como Albus había usado hace años esas palabras. Enseguida apartaron las miradas, furiosos consigo mismo.

***********************************************

-Susan, te juro que he visto algo.

La chica dudo, creía a James; pero era demasiado peligroso, sabiendo que había un basilisco suelto por Hogwarts, ¿Qué habría fuera del?

-No hay que arriesgarnos.

-El que arriesga no pierde nada.

La chica frunció el ceño:

-¿Entonces no le ha pasado nada a Fred?

James le fulmino con la mirada, Susan estaba obsesionada con el accidente de Fred, incluso más que su madre.

James abrió la puerta de la cocina que daba al jardín y siguió el ruido que había escuchado, llegaron a la verja, protegida mágicamente.

Oyó pasos detrás de él y saco la varita, apunto a la oscuridad, iluminada escasamente por la luz de La Madriguera; donde se oían risas.

-James, soy yo- tranquilizo Susan, la que finalmente le había seguido.

La chica se acerco a James.

El chico aguzaba su oído, intentando escuchar otra vez el sonido que creía haber escuchado: alguien llamándole.

A través de la verja solo se veía un camino y un extenso campo de trigo seco.

De repente algo apareció tras la verja, Susan salto hacia atrás y James apunto con su varita. Delante de ellos había un tipo, alguien alto y fornido encapuchado con una capa negra. Alzo la cabeza y se le pudo distinguir una cara deforme, los labios carnosos con una raja entre ellos, los ojos diferentes uno azul y otro negro, una más grande que otro; los mofletes estaban hinchados, y la barbilla era menuda, el pelo; un pelo rizado con poco volumen que le caía a mechones por la frente, poblada de cicatrices; que sustituían a unas cejas perdidas.

-James Sirius Potter
-nombro al joven con una voz seca y espeluznante que hizo que se le erizara el vello a Susan y que James se estremeciera.

-¿Quién eres?- exigió saber James.

Soltó una risa fría.

-Alguien que te ofrece un trato, alguien quien te ofrece poder y mucho poder, riquezas que jamás imaginaras. ¿O acaso no estás cansado de que Albus se lleve todo? Tu padre quiere más a Albus, porque se le parece a él, porque es diferente; y porque cree que merece más cosas que tu. Nadie te entiende James, yo si.- paro, en un silencio en que el que James se hechizo, ¿Qué querría?- Digamos que soy un hombre anciano que te ofrece algo tan sencillo como que me entregues a tu familia.

James se acerco a la verja.

Susan no lo entendía. ¿Qué hacia? James estaba con la mirada perdida; instantáneamente observo al hombre encapuchado; sostenía la varita debajo de la capucha
Le estaba hechizando.

 

-¡James¡- le grito llevándose las manos a la sien. ¿Quién era ese tipo?

-Muy bien James, a toda tu familia. Nadie te comprende, solo yo
Y yo se como salvar a tu amigo, solo tienes que entregarme a tu familia, abre la verja; deshaz el hechizo
Nadie confía en que lo hagas.

James apunto la varita a la verja.

Susan miro esperanzada a la casa. ¿Pero qué hacia?

En ese momento James sacudió la cabeza, y miro soltó la varita en el suelo, hecho una mirada hacia atrás; mirando a su salvador: su padre.

N/A:

Feliz Año Nuevo a todosJ

Antes de todo, siento no haber actualizado antes; pero espero que la espera haya servido para algo. Estos días no voy a actualizar muy a menudo.

Quisiera confesar que me gustaría acabar este fic antes de las próximas vacaciones; propósito 2011.

También quisiera dedicar este fic; especialmente a mi familia; por animarme a escribir desde pequeña.

También me gustaría dedicárselo a varios usuarios de Potterfics: a Air_Girl, mi mejor amiga del alma, que empezó a leer este fic antes de saberlo. A Anita_11, porque es la que me corrige cualquier fallo (¿te has dado cuenta de que ya escribo Weasley?), y le parece "súper" o "genial" mi fic. Y por supuesto a mi supermegahiper lectora y escritora barby, porque confieso que si no me hubiese animado a plasmar mis proyectos mentales, este fic no existiría.

Me he propuesto un propósito 2011, no subo el otro capítulo hasta que no haya 11 comentarios. De usuarios distintos, ¿preparados lectores silenciosos?

Con cariño,

Hanuky

1. No hagas nada estupido, no intentes parecerte a mí.

El humo blanco salía de la locomotora roja lentamente; como un reloj de arena que contaba el tiempo, mientras aceleraba, que les quedaba a las familias para despedirse. Todos despedían con la mano, daban besos de despedida, aconsejaban en estudiar, daban suerte en los partidos, prometían escribir cartas, lloraban por no volver a verle en meses, buscaban entre las ventanas a sus hijos
Pero solo una familia advertía del peligro y aconsejaba de que tuviese cuidado:

-James, ¿a parte de ti quien mas sabe lo de
la serpiente y el encapuchado?

El chico le miro a los ojos, intentado que no se le escapara el nombre de su hermano. Pero estaba pensando en el, y su padre sabia Legeremancia.

-¿Albus? Entonces me imagino que Rose, Scorpius, Alice y Susan también saben algo. No me equivoco. Lo se.-Harry alzo la cabeza por si era demasiado tarde y su hijo perdía el tren.

-¿Alguien te dijo que no hicieses el héroe cuando hubo un basilisco en el colegio persiguiendo a mama? ¿Alguien te impidió meter las narices en asuntos que no te incumbían? ¿Alguien te dijo que tenías que ser tú? No, pero tu lo hiciste; y encima tenias mi misma edad papa. Yo soy más valiente que tu, yo y los demás podremos con esa cosa; somos más. La unión hace la fuerza, y tu solo eras uno.

Harry frunció el ceño, pensando en como devolvérsela:

-James. No hagas nada estupido, no intentes parecerte a mí.

El padre le subió al tren dejando a James con la palabra en la boca.

"No intento parecerme a ti, intento salvar a mi amigo; salvar Hogwarts."Pensó el chico.

*****************************************************************

 

Aunque en el compartimento no había espacio, los seis chicos se habían reunido ahí.

Sentados en un asiento estaban James, Susan y Rose; y en frente Albus, Scorpius y Alice.

-¿Puedo confiar en ti, Malfoy?- dijo escupiendo la ultima palabra James.

-Sinceramente, creo que debías plantearte si deberías creer en ti mismo; ya que has sido tu el que se ha dejado hechizar por el encapuchado.

-Se llama Montdark- advirtió Rose, recordando la escena que observo en el bosque.

Scorpius y James se lanzaron una mirada de odio. Era cierto, entonces, que Potter y Malfoy nunca se llevarían bien.

-¿Que hacemos entonces?- pregunto Alice.

Todos los chicos bajaron la mirada, sintiendo impotencia; ya que no sabían ninguna solución.

-Propongo sacarle algo a Cross o a Badmood- dijo Susan.

Todos le miraron, dudando.

James tomo la palabra:

-De acuerdo, Albus y Alice; hablareis con ellas, ya que están en vuestra casa. Scorpius y yo, iremos de nuevo al bosque y haremos rondas por la noche; especialmente por lugares húmedos. ¿O te da miedo Malfoy?- pregunto tentándole mientras este le fulminaba con la mirada- Y finalmente, y mas difícil aun Susan y Rose buscareis como derrotar a un basilisco.

Todos asintieron con la mirada, descubriendo como James tenia madera de líder.

-Creo que te mueres al mirarle, asi que habria que buscar un hechizo para dejarnos ciegos temporalmente; pero sabiendo todo lo que ocurre a nuestro alrededor. Tu padre le quito los ojos; es una buena idea

Los chicos miraron sorprendidos a Rose.

-¿Has estado investigando, verdad?- pregunto Scorpius, que empezaba a conocer bien a la chica.

La chica se sonrojo, siendo descubierta.

-¿No me puedo cambiar por Susan?- dudo decir Alice ante la mirada de Albus.

-A mi no me importaria cambiarme por James.- confeso Albus.

-¿Por qué siempre teneis que estar asi? Vais juntos y puntos, a mi tampoco me cae bien Malfoy- apunto James.

Los dos pusieron los ojos en blanco y dijeron a la misma vez:

-Pero Scorpius no es como
- los "amigos" se sorprendieron y miraron en direccion contraria.

-Infantiles
- confirmo Rose

-¿Compartimos la capa?- pregunto Susan- Ahora somos un equipo.

-La capa para Potter y yo- decidio Scorpius.

James asintió.

-No sabeis lo que es perder a un amigo, asi que tened cuidado- advirtió Susan.

Todos bajaron la mirada, preocupados.

-James, ¿a ti te importaria perder por un tiempo a Severus?

El chico sonrio:

-La verdad ya somos dos, pero si perdemos a Severus- dijo imitandola- a ti tambien te perderiamos y sinceramente seria una gran perdida.

La chica sonrio triunfante.

-¿Y que hace Longbottom?

-¿Y que es lo que haces tu?

-¿Por qué me he puesto en medio?- se pregunto asustado Scorpius.

Albus y Alice le ignoraron:

-Para que lo sepas yo descubri que habia un encapuchado y que Gwen Cross controla al basilisco.

-¿Tambien descubriste algo en tu libro de dragones, Severus?- apunto mientras Albus se enfurecia- Para que lo sepas fui yo la que descubri principalmente lo del basilisco.

-Y la que no supo callarse su descubrimiento.

-Os peleais, y sois los dos iguales. Haceis los dos lo mismo, el idiota. ¿Y quien lo paga?¡ Mi inocente paciencia¡- grito Scorpius.

 

***********************************************************************

-Hola, Albus. Lo siento, no pude ir a tu cumpleaños. Feliz cumpleaños atrasados- le felicito Chrsitopher Nott. El chico se lo agradecio, seria el unico que lo felicitaria de su casa.

La Sala Comun Slytherin estaba llena, y todos los alumnos se sentaban alrededor de la chimenea.

-Severus, ¿has visto a Cross?- le pregunto Alice.

Albus se enfurecio, no soportaba que le llamara Severus; pero ya es que lo hacia con normalidad y eso le ponia de los nervios.

-Alice Longbottom, te advierto o te propongo un trato. ¿Quieres dejar de llamarme Severus?- le espeto furioso.

Alice bajo la mirada, cuando Albus se enfadaba intimidaba bastante.

-¿Por qué eres tan borde solo conmigo?

-No solo contigo, a veces con James y algunos, casi todos los Slytherin. La excepcion es Nott. Aunque la verdad no se porque me lo preguntas si sabes la respuesta.

-Yo no tengo la culpa de algo que hiciste tu.

-No sabes hasta que punto me arrepiento de hacerlo.

En realidad, penso Albus; no sabia si se arrepentia de verdad.

****************************************************************

-¿Y quien se recuperara primero?- pregunto impaciente Minerva McGonagall.

Madame Pomfrey sonrio:

-Cornelia Brooks. Ella fue la primera, y sera la primera en recuperarse, a partir de hace dos semanas empezo a, como decirlo; descongelarse. Busque la cura en un diario que hago con todas las enfermedades, heridas, maldiciones extrañas; sobre todo del tiempo en el que nuestro Harry era joven.

-Me alegro de ello, aunque sabe que tengo un cariño especial a los Weasleys; Brooks es una alumna brillante.

-¿Ha avisado ya a Harry?- pregunto algo preocupada Madame Pomfrey; mientras miraba indecisa a la venerable mujer que se alzaba ante ella.

-Fue avisado en su momento, y por lo visto nuestro pequeño James Sirius quiere hacer de heroe.

-El algo logico.

-Sinceramente me extrañaria que no le saliese en nada a su abuelo o a su tio abuelo; que lleva en el nombre.

Madame Pomfrey sonrio, ya habia tenido a James antes en enfermeria y el parecido con su abuelo era asombrante; era tan atractivo como recordaba a aquel alumno que murio para proteger a las dos cosas que mas queria en la vida:

-¿Crees que tendra suerte en la vida? Ya sabes que lleva en su nombre a dos personas valientes que murieron protegiendo a Harry.

-James es imprebisible, ahora mismo podria estar en el campo de Quiddicht o en enfermeria.

*****************************************************************************

James echo un ultimo vistazo a su amigo, estaba algo menos frio que la ultima vez que lo vio. Su pelo largo, por encima de los hombros; recuperaba un color ceniza menos frio; incluso si se fijaba bien podria distinguir un destello rojizo.

Finalmente, y dandose por vencido abandono la camilla.

Por curiosidad, se acerco a la camilla de su compañera de casa.

Se descubrio a si mismo acercandose a ella y observandola detenidamente. Sus ojos habian recuperado por completo su bonito color azul; la tez era aun mas rosada que la de Fred; y su cabello estaba totalmente normal, castaño claro. Aunque mantenia una expresión de serenidad, propia de aquella chica, a la que casi nunca habia visto sonreir.

Se pregunto si estaria igual de fria que su amigo asi que le rozo la yema del dedo. El dedo de esta estaba templado, y para sorpresa de James temblo, era un temblor extraño.

 

En seguida aparto el dedo, pero lo volvio a acercar, para probar si temblaria de nuevo. Poso su manos sobre la palma abierta de ella, pero en lo siguientes segundos no ocurrio nada. Cuando iba a retirar la mano, los dedos de la chica se cerraron sobre la palma de James.

Este se asusto y retiro la mano, volvio a posar su mirada sobre la de la chica.

Se sorprendio al ver que estaba frunciendo el ceño.

"Me ha sentido" penso.

Minutos mas tarde estaba tocando la mano de Fred, pero este no respondia

************************************************************

-Scorpius, creo que deberia haberle dicho a mi padre que eres mi mejor amigo- se sincero Rose.

El chico se sorprendio.

-Creo que yo tambien.

-¿Soy tu mejor amiga?

-A veces creo que eres la unica con la que puedo hablar tranquilamente. Con Albus se puede, siempre que este a dos kilómetros de Alice.

La pelirroja solto una risita recordando.

-¿Sabes? No te imaginas como era el año pasado, era un aburrimiento. Suerte que estas tu.

- Gracias por decirme que soy una buena compañía, ya lo sabia pero tu me lo has recordado.

La chica le dio un puñetazo amistoso en el hombro, y este le saco la lengua.

*******************************************************

-Señor, creo que puedo averiguar las debilidades de los chicos.- confeso Montdark a una figura de hombre alargada.

-Confio en ti, Montdark. Pero recuerda, que tu te encargas de eliminar a los que estorban. Con la pequeña ayuda de la brillante Gwendoline. Tu eres mas poderoso que ella, muchisimo mas; tienes demasidos años. Dime una cosa: ¿A quien eliminaras primero?

-Señor, creo que es importante dejar debiles a el Trio de Oro; eliminar a sus hijos, y los hijos de los miembros del estupido e inútil Ejercito de Dumbledure. Principalmente, creo que los hijos de Potter, Weasley , Longbottom, Scarmander
los allegados a la familia. Y Malfoy, el hijo de Malfoy. Una deshonra para la familia.

-¿Cuál decias que eran sus debilidades?.

-Aun no lo se, he estado observando; el mes pasado, al hijo mayor de Potter
Creo que su debilidad es los celos, el poder, la avaricia

-Te equivocas, una vez tuve la oportunidad de observarlo; gracias a la mente de Cross
y su debilidad, es que esta demasiado unido a su familia.

-No estoy de acuerdo.

La figura alargada sonrio, enigmáticamente.

-¿Y los demas? ¿Los has observado, señor?

-Solo algunos, me sorprende el Potter mediano
aun no sabe cual es su debilidad, pero va creciendo con los años. Weasly es mas confusa, podria decirse que su padre es alguien muy importante en su vida. Otro Weasley, su debilidad es la amistad, y la debilidad de la chica morena podria decirse que es la soledad. Malfoy, su debilidad; que sus amigos no le acepten. He observado a muchisimos mas.

-¿Por cual empiezo?

-Dile a Cross que, Albus Severus Potter puede debilitar y vulnerar a su padre. Aunque el no lo sepa.

-De acuerdo.

N/A:

Hola a todos los lectores, silenciosos o comentaristas.

Este capitulo esta subido gracias a el comentario de jajaja, el que por lo visto "le encanta". Tambien a barby, la que saca detalles importantes y siempre se adelanta; que por cierto sabe mas que otros de este fic (es que como es una grandullona
;)).A Air_Girl, que por cierto; la amenaza no ha funcionado solo siete comentarios; para no dejaros con la intriga. Tambien Macris, la que tiene un fic estupendísimo (hay que hacer publicidad), y me ha dado una idea realmente buena. A mi nueva comentarista, la antigua (espero) lectora silenciosa ivii. Y a ale95, no no lo sabe (¿sabes a lo que me refiero?).

 

Creo que debería daros las gracias a todos, a los lectores silenciosos, los que me siguen desde el principio, los comentaristas de siempre, los que me apoyan, los que con un simple "me encanta" logran sacar una sonrisa. Los que leen cuando tienen tiempo, los que les guste; incluso los que no les guste. Porque sin vosotros este fic no hubiese salido de mi mente.

Gracias.

Con cariño,

Hanuky

(Postdata: Aunque no lo quería decir pero, no os molesta comentar, ¿o si?)

22. Mi vida eres tú.

-¿Qué pasa Ted?- le pregunto preocupada Victorie.

El chico habia estado hablando seriamente con su tio Ronald Weasley; de algo peligroso que acechaba el colegio, y le habia hecho prometer que cuidaria de su hija.

Miro a Victorie, ella no debia saber nada; sino la pondria en peligro; pero ante la ignorancia se podia poner en peligro sin saberlo.

-Conoces los llamados basilisco,¿verdad?- la chica asintió- ¿Qué pasaria si te digo que hay uno por el castillo?

Victorie alzo las cejas:

-Te diria que te creo y que ni se te ocurra hacerte el heroe.

El chico sonrio.

-No sirvo de auror, ¿Cómo puedo proteger mi vida de una serpiente enorme?

VIctorie se indigno:

-Eres un egocentrico, ¿solo tu vida?

-Por supuesto, mi vida eres tu.

Ted se merecio un beso, al menos es la recompensa que le dio la pelirroja.

********************************************************************

Todos los alumnos entraron al invernadero lentamente; se sorprendieron al encontrarse unas extrañas plantas depositadas sobre mesas de dos en dos. James busco a Susan entre la multitud de gente de Gryffindor y Ravenclaw.

-Susan- la llamaron por detrás, se sorprendió al reconocer a Peter McGregor, un chico de Ravenclaw conocido por su inteligencia; la que compartía con Tom, su hermano gemelo.-¿Te quieres sentar conmigo?

Ante la sorpresa de James la chica asintió distraídamente, como si no supiese lo que hacia.

James se sento al final de la clase, Neville le reprocho con la mirada; pues sabia que el joven Potter no iba a atender en clase:

-¿Te importa que me siente aquí?- el chico habia puesto los pies encima de la silla de su posible compañera, Meredith Glasgow; una chica Ravenclaw. El chico sabia su nombre, se lo habia tenido que aprender ya que era la buscadora del equipo Ravenclaw ; y se enfrentaba a el ese fin de semana.

El chico nego con la cabeza, e imediatamente la chica se sento a su lado.

La clase empezo con teoria, asi que James la aprovecho para echar una siestecita.

-Y ahora la practica- anuncio el profesor, James se desaperezo.

Observo como todo el mundo se colocaba unas orejeras, su compañera de asiento tambien.

Las orejeras eran algo incomodas:

-¿Para que sirven?- le pregunto a Meredith, la que seguro que habia estado atenta.

 

-Para que no te quedes sordo cuando cambiemos de maceta a la Mandragora, lo hubieses sabido de haber estado atento, Potter- le contesto Neville en vez de la chica.

-Pues a cambiar la Mandragora- James saco la extraña planta de la maceta, ante la mirada de Meredith, después; tras observar lo graciosa que era; la deposito en la otra maceta. La planta le mordio, y después de luchar contra ella logro enterrarla.

Cuando todos lo hubieron metido, increíblemente antes que el; se quito las orejeras:

-Eres imprudente, deberias saber que en el Quiddicht eso no te servira, aunque si sales conmigo te dejare ganar, James- le propuso la chica.

"Perfecto, otra fanactica", penso.

-No gracias, no me interesa.

Cuando, por fin, el profesor dio por terminada su aburrida clase (no sabia como a Susan le gustaba la Herbologia), le fue a buscar; y la descubrio riendo con Peter.

Enseguida que la chica le vio, se fue hacia el.

-Creo que tengo algo, James. Se lo voy a decir a Rose.

El chico asintió, mañana tendria que acompañar a Scorpius al bosque; y tendria que preparase psicológicamente.

La chica pelirroja observo a su profesor, menudo; como un gnomo de jardín. Quizas al ser un enano era de lo mas probable que le confundiese con eso. El profesor repetía el encantamiento Wingardiun Leviosa; para que después ellos lo repitiesen.

Rose observo como todos sus compañeros cogían sus varitas. Ella cogió la varita y murmuro el hechizo, por supuesto no le salió a la primera, por el hecho de que no estaba concentrada.

- Wingardiun Leviosa- dijo Scorpius a su lado mientras la pluma que había depositada en su pupitre se elevaba poco a poco.

Rose lo intento de nuevo, pero en realidad no lo hacia con ganas, su mente estaba planeando algo; no pudo ni escuchar al profesor dar puntos a su casa
Habia llegado a un punto muy importante en su mente en el que había descubierto una cosa con la que por fin podrían acabar con lo que se había convertido en el tema principal de sus pesadillas.

-Rose, estas irreconocible. Has intentado diez veces el hechizo y no te ha salido. ¿Es por algo que debería saber?

La pelirroja le miro, podía confiar en el. Pero no sabia si debía decírselo; pensándolo bien acabaría por saberlo.

-No, es solo que me preocupa todo esto.

Scorpius ladeo la cabeza, meditando lo que quería decirle:

-¿Conoces a mi abuelo? El que esta en Azkaban.- la chica asintió- Lo visite esta Navidad- narro mientras bajaba la voz, no era cuestión de que todos escucharan su conversación- Y me advirtió del peligro, no es normal que alguien apartado del mundo mágico sepa algo del exterior que solo unos pocos saben.

-¿Quieres decir que los prisioneros de Azkaban saben algo?

Scorpius bajo a un mas la voz:

-Dicen que se acerca una Era Oscura poderosa, ni punto de comparación con Riddle. ¿Crees que quieren quitarse de en medio al trio de Oro?

Un escalofrio recorrió el cuerpo de Rose, asustada le comento:

-Espero que no, aunque por lo que he visto
Es mas probable que haya una nueva Era Oscura que todo se trate de una broma.

Scorpius alzo las cejas:

-En realidad no es nueva.

El chico recogió sus cosas y se marcho de la clase, dejando a la pelirroja con la duda.

Albus hizo un gesto de clara desesperación. Mientras preparaba un largo discurso sobre Quiddicht, se acercaba a la patosa de Alice:

 

-Escucha Longbottom, estoy perdiendo todos los jueves intentando que por lo menos te eleves un metro sin caerte- el equipo, que entrenaba en ese momento, centro la atención en Albus.

-Escucha Severus- le llamo imitandole- A mi no me va el Quiddicht, tengo vertigo y lo que mas me molesta de todo es que tu no pones empeño; no me enseñas y me insultas todo el rato. Aun no me he quejado, no me quiero quejar
seria algo demasiado infantil. Asi que, por favor, si colaboras y me enseñas bien aprendere y no nos volveremos a ver tan a menudo.

Albus fruncio el ceño, tanteando la oferta que le hacia. Desde la Navidad no se habian peleado demasiado, sin contar todos los jueves.

-De acuerdo.- dijo suavemente acercandose a la morena- Di arriba con suavidad, confiando en que la escoba.

La chica, apartando el hecho de que Albus estaba claramente cerca, confio en que su escoba cederia a su orden:

-Arriba- la escoba tardo en reaccionar, pero elegantemente floto hasta la palma de la chica. Solto una exclamación, ninguna vez le habia pasado eso
la escoba siempre acababa por estrellarse en su cara, solia ser por culpa de los gritos de Albus.

En ese momento Alice miro al equipo que entrenaba, Zoe Badmood siempre estaba atenta a las caidas de la chica.

-Bueno por algo se empieza- susurro Albus, pretendiendo que la chica no le escuchara.

-Severus, tengo un oido muy fino
Sigue, ahora ¿Qué? ¿Me subo?

-En eso consiste, Longbottom.- dijo con desden- Bueno, ahora subete.

La chica se subio, mientras temblaba. Las manos empezaron a sudar y miro indesisa a Albus:

-Ahora

-Di animadamente o susurrale algo como: Vuela o Arriba.- le explico algo calmado.

Alice le lanzo una mirada esperanzadora a la escoba, amenazandole mentalmente.

- ¡Vuela¡- exclamo.

La escoba enseguida obedecio a la orden de la chica ,algo realmente extraño, y volo a una velocidad estrepitante; sobrepasando al equipo; el que estaba a una altura considerable. La chica grito aterrorizada, recordando el vertigo que tenia.

Albus puso los ojos en blanco y busco una escoba, una de entrenamiento y se alzo al aire elegantemente. Sobrepaso al equipo, el que se quedo mirando como el joven Potter dominaba la escoba con suma facilidad. Cuando llega a la altura de Alice, la que seguia subiendo rapidamente, amenazando con salirse de la atmosfera; agarro la escoba de la chica y paro cuidadosamente. Sus escobas estaban frente a frente, y Albus pudo observar como el cuerpo de la chica temblaba visiblemente:

-Tranquila, Alice- le dijo dulcemente, ya que sabia que podia tener una crisis nerviosa, debido a la velocidad que habia subido al cielo.

La chica murmuro algo incomprensible, mientras se les escapaban las lagrimas:

-Yo no
yo no he sido.- logro decir.

La escoba temblo sola y comenzo a dar vueltas con la chica sobre ella. Albus reacciono y agarro a la chica, antes de que cayera estrepitosamente sobre el suelo.

Albus observaba, con Alice detrás de el apoyada en su espalda, lo que podria haber pasado si Alice hubiese estado en la escoba:

-Alguien va detrás de nosotros
- aviso Albus.

-Si eso lo echo Cross solita, no me imagino lo que hara el basilisco, es mas
- dejo la frase en el aire, mientras perdia la conciencia.

 

-Potter- le llamo Daniel Goyle por detrás.- He visto como conduces la escoba, y aunque me cueste admitirlo eres realmente bueno.

Albus sonrio con suficiencia:

-¿Me vas a admitir en el equipo?

-No seria una mala idea- comento Chris Nott, golpeador.

-Hablare con McGonagall, creo que podras entrar- admitio Goyle.

-¿Te imaginas que juguemos con Albus como buscador contra Gryffindor?

Una chica rubia se unio a la conversación:

-Primero, Gryffindor tendria que ganar a Ravenclaw y segundo
yo soy la buscadora- aviso Badmood.

Albus bajo la mirada, deseando que se cayese en ese mismo momento para ocupar el su lugar.

-Menos mal que Cross dejo el equipo antes de Navidad
- le confeso Nott- Sino seguramente tendrias cero posibilidades de entrar.

La niña se exsaspero, preparando la conversación que le daria a sus padres con el tema de que tienen que llegar pronto a por ella.

Todos los niños se habian ido ya, y Lily era la unica que quedaba, bajo el techado de su colegio; ya que llovia.

La niña observaba la calle, vacia y cubierta de una niebla blanca que hacia que ese sitio diese escalofrios.

El colegio estaba en una esquina, y en frente tenia una calle iluminada por la tenue luz de una farola. Las fachadas de las casas estaban gastadas y poco a poco se formaban pequeños charcos por la acera, mientras el agua de la carretera corria hacia la alcantarilla.

Una sombra llamo la atención de la pequeña Potter, una sombra grande, de un hombre se erguía bajo la farola. Lily no logro ver los rasgos de ese hombre, ya que tenia una capa con capucha que escondia su rostro.

N/A:

Hola a todos : )

Llevo varios capitulos dedicando este capitulo a los que comentan, animan y hacen sonrerir. Seguiria haciendolo, en realidad voy a hacerlo: ivii, mi antigua lectora silenciosa que últimamente es alguien que me comenta muy a menudo; alguien que sin lugar a dudas sigue este fic; y me encanta que sea asi. Ale95, porque me ha alegrado mucho tu comentario, me ha hecho sacar los colores
A Anita11 (ahora si que lo pongo bien) aunque sus comentarios sean cortos ("cool") pueden ser encantadores (como sus fics). Macris, que por cierto me parece estupendo que sigais actualizando.¿Me salto algun@? Asi, a barby (es broma, no me he olvidado de ti) la proxima escritora de un best seller, de el que tengo el honor de saber, aunque sea el argumento.(Es que mi grandullona vale¡¡)

Me gustaria informaros, ya que algunos lo han deducido, este fic pertenece a una saga. Asi que cuando veais que lo he puesto como terminado (espero que no falte mucho para eso), tendreis que buscar la continuación.

Tambien, para proximos capitulo me gustaria saber vuestros dos personajes favoritos.

Con cariño,

Hanuky.

23. Cierra los ojos.

Los dias pasaron rapidos, mientras poco a poco se acercaban al final de el trimestre.

Los mayores habian empezado a estudiar, para no dejarlo para el final. Casi todos habian salido a Hosgmeade para celebrar el Dia de San Valentin; ese dia Louis se quedo en la Sala Comun.

El plan de los chicos no iba demasiado bien.

James y Scorpius habian estado haciendo rondas alrededor de Hogwarts, en los pasillos y no habian descubierto absolutamente nada. Eso si, habian creado juntos un odio mutuo. James no soportaba la presencia de Scorpius, quien lo miraba con aire de superioridad. James se desahogaba recordandole lo fieles que eran su familia a Dumbledure; tambien solia visitar a menudo a Fred el que poco a poco se iba recuperando, y según Madame Pomfrey estaria recuperado para principios de junio, sin embargo Brooks se recuperaria en mayo. Por otra parte Scorpius le habia contado a Albus y Alice lo que sabia sobre su abuelo; estos habian reaccionado de formas contrarios, Alice habia dicho que se apartara de su abuelo, un peligro nacional; sin embargo Albus le animo a que siguiese hablando con su abuelo, lo que dejaba a Scorpius con la unica respuesta razonable: " En estos momentos no te puedes fiar de nadie, aun asi ve con cuidado". Rose siempre sabia lo que decir.

 

En cuanto a Albus y Alice, no se ponian de acuerdo en ir a hablar con las Slytherin. En realidad era porque estaban asustados, porque sabian lo que podrian hacer las dos contra ellos. Ultimamente Albus y Alice, no se habian peleado. En parte porque la profesora de vuelos habia suspendido el castigo debido al accidente.

Por otro lado Rose y Susan eran las que mas habian avanzado, aunque todavía no se habian intercambiado la información, por eso; penso Susan era hora de hacerlo.

Habia estado buscando a Rose por todo el colegio, finalmente se rindio y se tumbo sobre el sofa de la Sala Comun.

Observo como James y Scorpius entraban en la habitación refunfuñando:

-¿Habeis visto a Rose?

James cambio de postura y se puso en alerta, y Scorpius se llevo las manos a la cabeza:

-¿Es que no esta aquí?

-La he estado buscando pero no la encuentro
- observo la cara horrorizada de sus compañeros-¿Qué ha pasado?

-¿Qué que ha pasado? - exclamo James, he hizo gesto de que se acercara ella y anuncio en voz baja- Hemos visto a Cross, hablar en lengua
parsel. Despues ha estado hablando ella sola, en realidad solo ha dicho una frase: "A matar a los niñitos".

La chica se llevo la mano a la boca, comprendiendo lo que podria haber pasado. En seguida los tres chicos se fueron disparados a buscar a la pelirroja.

Hugo tacho otro dia en el calendario, con un rotulador rojo. Contando los seis dias que quedaban para ir a Hogwarts. Guardo el calendario debajo de la cama. Para que su padre no descubriera sus intenciones.

Rose guardo el libro en la tunica, y rapidamente salio de la seccion Prohibida de la Biblioteca; a la que tenia acceso gracias a su madre.

Paseo por el pasillo, que conducia entre otras partes a los dormirtorios de los Slytherin. Sintio que alguien seguia sus pasos, unos pasos firmes.

Tambien sintio algo que le horrorizo, algo deslizandose.

Instintivamente se escondio tras una armadura, situada en un hueco de la pared. Y por preocupación cerro fuertemente los ojos, se encogio sobre si misma y deseo con todas sus fuerzas que Cross no notase su presencia

Scorpius maldecio para sus adentros, mientras corria por el castillo. Con las prisas se les habia olvidado colocarse la capa, por eso Filch les pillo "correteando por el castillo a horas imprudentes".

El hombre les llevo a una sala habilitada para los castigos, una habitación que le habian hecho al conserje para los alumnos que no cumplian las normas.

Les habia sentado en unos pupitres, mientras el conserje decidia un castigo:

 

-Creo que os mereceis
ayudar a los elfos en la cocina- dijo enseñando sus sucios y podridos dientes a modo de sonrisa- Seguro que se os acabaran las ganas de salir tan tarde, mocosos.

Susan suspiro, por lo menos no les manadaria limpiar la cabaña de Hagrid, como habian hecho el año pasado.

James estaba nervioso, ya que seguramente el conserje no sabria que una alumna estaba en peligro. Aunque era imposible que James supiese que se equivocaba de persona, Rose no era la que corria peligro.

La pelirroja echo el aire que habia aguantado mientras la serpiente cruzaba el pasillo, dirigiendose a las mazmorras.

Rose no se creia la suerte que habia tenido, rapidamente salio de su escondite y en una corrida se dirigio hacia su Sala Comun. Mientras corria el corazon parecia que se le iba a salir del pecho.

Entro precipitadamente en la Sala Comun, en la que solo estaban Ted y Victorie.

Ted observo como la joven Weasley sudaba y respiraba entrecortadamente, cuando los vio Rose se abalanzo a los brazos de Victorie mientras su respiración iba tranquilizandose.

Albus sintio como algo abria la puerta y se introducia en su habitación. Siguio con los ojos cerrados y con el oido atento, a los movimientos del intruso.

En seguida penso que pudiese haber sido algun Slytherin que iria a hablar con uno de sus compañeros de cuarto. Pero cuando oyo un siseo su cara adopto una expresión de alerta. No queria abrir los ojos, aun asi sentia como la serpiente arrollaba algun baul de sus compañeros y se acercaba a su cama.

-Albus,¡ te quieres estar quieto¡- exclamo Richard McKing, el hijo del Ministro.

Escucho como el chico, un niño arrogante que presumia de que su padre era el que dominaba el Londres Magico; se revolvia en su cama; en uno de esos movimientos no escucho nada mas. Un silencio estremecedor.

-¡Ah¡- ese era el grito de horror de otro compañero de su compañero de cuarto Ethan Binns. Albus se imagino que habria abierto los ojos y hubiese visto el reflejo de la serpiente en su ventana; ya que era el chico que poseia ese maravilloso sitio.

Albus se levanto de su cama, aun con los ojos cerrados. Y saco su varita, que tenia en el pantalón; costumbre que tenia desde el trimestre anterior.

-Cerrad los ojos- advirtió al otro compañero de cuarto, Sean Clearwater, el que estaba demasiado quieto para su gusto.

Deseo que la habitación de su derecha, donde dormian algunos otros compañeros de primero no le oyesen; ni los de su izquierda; donde estaban las habitaciones de las chicas, en la que seguramente dormiria Alice.

-Expelliermus- dijo apuntando hacia donde provenian los siseos.

La serpiente se extrello contra la pared izquierda. Haciendo que el muro se derrumbase y los ladrillos cayeran sobre la serpiente.

-¡Cierra los ojos¡- le grito a Alice.

La chica habia sentido el estruendo proveniente de la pared donde dormia Renata Drigg. La chica obedecio a la orden de Albus, esperandose lo peor:

-¿Qué ha pasado?- le pregunto.

Un siseo le respondio. Se llevo la mano a la sien y empezo a sollozar, después saco su varita tanteando la mesita de noche y apunto a la serpiente:

-Crucio- susurro mientras sentia como la serpiente se retorcia.

Oyo los gritos de algunas compañeros de su cuarto y pasos provenientes de el pasillo de las chicas que se congelaban mientras se acercaban a la habitación.

 

Albus sintio como la serpiente se deslizaba, huyendo hacia la Sala Comun.

-¿Qué ha pasado Albus?- oyo decir a Nott.

El chico abrio los ojos por fin. Observo el gran destrozo: la pared de la izquierda estaba derrumbada completamente y podia observar a Alice, en pijama, que se deslizo atravesando el muro hacia el chico. Sus compañeras de cuarto estaban paralizadas, menos Drigg; la que habia sido aplastada por el muro. Por otra parte los compañeros de Albus estaban todos paralizados y Richard McKing estaba
muerto.

-Albus Severus Potter y Alice Longbottom, a mi despacho; inmediatamente- dijo la voz autoritaria de la directora.

Como a camara lenta, James observo como entraba Gwen Cross en la habitación; lanzandole un hechizo paralizador a Filch y amenazandoles con la mirada.

James se acerco a Susan, esta miraba preocupada al suelo y Scorpius sacaba la varita.

-¿Qué quieres?- le espeto Scorpius.

La chica sonrio maliciosamente:

- Solo avisaros de que vais a morir, nadie hiere a mi serpiente. - la amenaza les pillo por sorpresa.

James se abalanzo sobre la chica, le araño la cara y le pego un puñetazo en la barriga. Esta, que le sorprendio su reaccion, saco su varita.

-Expelliermus- dijo James apuntando a la varita de Cross, la que salio volando por los aires.- ¿Qué haras sin tu varita?¿Sabes lo que te mereces? ¿Sabes lo que te mereces por lo que le has hecho a Fred?- le espeto mientras recordaba hechizos de tortura.

La aludida se limpio la sangre que le habia empezado a salir de la cara.

De pronto unos brazos le apresaron por las espaladas, mientras James luchaba rabioso por salir.

-Vete Cross, antes de que me lo piense mejor- le amenazo Lucy, la prima.

La chica recogio su varita y se marcho, no sin antes lanzarle una mirada amenazadora a James.

-Todos paralizados, heridos gravemente o
muerto- les dijo McGonagall mientras su rostro se endurecia- Y solo vosotros dos salis ilesos. ¿Alguna explicación?

Ambos bajaron la mirada.

- Iban a por nosotros- murmuro Albus.

La directora les miro entrecerrando los ojos. Segundos después se llevo la mano temblorosa a la sien. Despues les advirtió seriamente:

-Si teneis la posibilidad de no estar en peligro
¿Por qué la desaprovechais?

-No la tenemos, directora- espeto James, que acababa de entrar en la habitación.

-¿Quieres decir que hay alguien que iba a por vosotros antes de que lo supieseis?

24. Este triste adiós

La niebla cubría todo el lago, de tal forma que parecía que emergía de este. Las nubes grises coloreaban el cielo e hicieron que pequeñas gotitas cristalinas se estampasen con el suelo húmedo. Alrededor del Castillo se habían formado pequeños charcos de agua; y los alumnos, desde las ventanas cubiertas de un blanco vapor; observaban como el Bosque quedaba siniestro, ocultado en una nube blanca.

Entre ellos estaba Scorpius, sentado en el alfeizar de su habitación. Apoyando su pelo rubio sobre el cristal; observando como la lluvia empezaba a caer, en el día mas apropiado. Sus compañeros de cuarto estaban en la Sala Común, no le habían preguntado si quería bajarse con ellos, nunca lo hacían. Le daban de lado, como si fuese un intruso. El chico estaba acostumbrado a eso; pero eso no significaba que más de una vez se sintiese fuera de lugar en su propia Casa. Aun así, no se lo contaba a sus amigos; no acaba de confiar en Alice, aunque la Slytherin le resultara agradable; tampoco se lo quería contar a Albus, no quería que su mejor amigo sintiese compasión por el; sin embargo, sabia que Rose intuía algo, y le agradecía con la mirada que no comentase nada. Para disimular, hacia como si nada le importase; y soltaba comentarios graciosos con Albus, reían de cosas estúpidas; en realidad, pensaba, no disimulaba, se comportaba como realmente era el.

 

Al recordar a sus amigos, les echo en falta; aunque fuese solo por un par de horas. No se quería imaginar lo que haría sin ellos; no se podía imaginar lo que les necesitaba.

Albus y Rose habían sufrido la visita de unos padres sobre protectores, que les habían dado un discurso de lo peligroso que es el basilisco. Por supuesto el Trío de Oro no sabía nada del rumor que se había extendido por Azkaban. Quizás esa era la razón de que solo tardarían un par de horas en volver. Por otra parte, su amiga Alice; había sufrido también otro tipo de visita, la de su bisabuela; la anciana había ido al Castillo a visitar a su nieto, ya profesor; sin importarle lo anciana que ya estaba, tampoco le importaría lo que dijesen los alumnos de su biznieta porque se presento en mitad del Gran Comedor.

Scorpius decidió que ya era hora de hacer algo, y recordando que la noche anterior había estado leyendo la carta de sus padres, se dispuso a responderles.

Se levanto del hueco de la ventana y se dirigió a su cama, la de en frente del baño. Abrió cuidadosamente su baúl, deshaciendo el hechizo de protección; que tuvo que aprender por necesidad gracias a sus compañeros de cuarto. Busco entre el montón de ropa: elegantes trajes, que reconoció que no servían para nada; abrigos de piel de calidad, que lo que hacían era agobiar; y lo que mas le gustaba, los pantalones vaqueros que le presto Albus cuando se le rompieron los suyos misteriosamente una noche de ronda con James. La carta, un papiro de alta calidad (se suponía que no se rompían con facilidad, aunque Scorpius había comprobado perfectamente que lo que era fácil era engañar a sus padres); un color beige gastado y letras con tinta negra. Las cartas de sus padres no decían mucho, simplemente les preguntaban como estaba, como iban las clases, que quería que le comprasen
Pero nunca le preguntaban por sus amigos, aunque Scorpius si les hablaba de ellos; bueno de Albus y Alice, su padre seguía sin saber (al igual que el señor Weasley) su amistad con Rose.

Se sentó en su cama, y con la tinta que había sobrado de hacer la tarea (que era relativamente poca), empezó a escribir.

En la carta no les contó que sus amigos habían presenciado el ataque de una serpiente enorme, no debían saberlo. En la carta no les contó que el hijo del Ministro de Magia había muerto, eso lo sabrían. En la carta no les contó que el, Scorpius Hymperium Malfoy, había estado haciendo de héroe, eso les horrorizaría. En realidad, podría haber sido la carta mas corta que les habría escrito, en parte por que les vería dentro de dos días.

Cuando termino la carta, y después de meter de nuevo todas sus pertenencias en el baúl y hacer el hechizo protector; decidió ir a la lechucearía a por su lechuza Lu; se llamaba así ya que fue el primer regalo de cumpleaños de su abuelo, Lucius Malfoy (y de pequeño le llamaba Lu). El antiguo seguidor del Señor Oscuro había regalado a su nieto por su primer cumpleaños una lechuza escarlata, como el escudo de Slytherin. Obviamente su abuelo no podía enterarse de la Casa a la que pertenecía.

 

Albus alcanzo a su prima, la que huía, aterrorizada, del castigo de su padre.

El chico podía observar como la gente a su alrededor se apartaba para dejar paso, también se percato de que todos iban de negro; eso le hizo recordar que tenia que estar en el Gran Comedor dentro de una hora.

La joven Weasley seguía corriendo, sin ninguna dirección fija, simplemente alejándose de su padre. También quería alejarse de la gente en general, no quería que le viesen llorar. Por eso al doblar la esquina, despisto a su primo.

Albus no tenia la culpa, realmente; del castigo que le habían impuesto. Pero no podría librarse de que le culpara por tener la lengua demasiado larga.

Como había comprobado, había despistado a Albus. Seguramente se habría perdido en la cantidad de gente que se había reunido en la puerta del Gran Comedor.

Ella, por su parte; iba hacia el puente que comunicaba Hogwarts con la casa de Hagrid. Al divisarlo, pudo observar como, el puente parecía emerger de la niebla, eso le hizo pensarse dos veces lo de estar allí.

Se poso en un arco, y observo la blancura infinita que se extendía ante ella. Medito sobre el castigo, y pensó; que ahora no necesitaba a nadie con ella.

-Rose, ¿Qué haces aquí?- le pregunto una voz que conocía muy bien.

La chica se seco las lagrimas disimuladamente, esperando que Scorpius no se diese cuenta de sus ojos hinchados.

-Debería preguntarte lo mismo.

-He ido a mandarle una carta a mi padre- respondió con una media sonrisa.

Eso fue como un mazazo para ella, no quería tener el tema en mente; pero desgraciadamente la fortuna no iba de su lado.

-¿Le has contado que somos amigos?- pregunto fingiendo una sonrisa.

El chico negó rápidamente, frunció el ceño y acercándose a ella le pregunto suavemente:

-¿Qué te ha pasado? Tienes los ojos como si hubieses llorado.

La joven Weasley decidió contarle lo sucedido, preparándose para lo peor:

-Albus le ha dicho a mi padre que somos amigos, ha sido sin querer, Scorpius. Mi padre
creo que ya sabes como es. Me ha prohibido terminalmente que te dirija la palabra. El
sabe leer la mente; así que ahora mismo estoy muerta.- observo la expresión de preocupación de su amigo- No quiero perderte, has sido mi mejor amigo en años
Al cree que estoy enfadada con el
A veces pienso que tu eres el único amigo que he tenido en mi vida.

Scorpius frunció el ceño:

-No digas eso
¿y Alice?

La chica ladeo la cabeza:

-Scorpius, en realidad Alice no ha sido mi mejor amiga desde siempre.- observo como el chico fruncía el ceño- Veras, aunque no te lo creas, Alice y Albus eran los mejores amigos que podían existir; iban a todas partes juntos, hacían trastadas juntos
incluso una vez se escaparon de casa. Yo casi nunca participaba en sus aventuras. Una vez se pelearon, y ya no han vuelto a ser amigos. Después vinieron a Hogwarts y yo me encontré a mi mejor amigo. Debo decir que Alice se ha convertido en una gran amiga.

 

-¿Qué les paso?

-No lo se. - de pronto se dio cuenta de un detalle- Mi padre va a estar en la ceremonia, no nos podemos sentar juntos; pero quizás en frente si. Se que te preocupa estar solo.

El chico alzo las cejas y le agradeció con la mirada.

Alice se desespero, cruzándose entre la gente. Los alumnos empujaban por encontrar su sitio entre una multitud aplastante. Eso le recordó a Alice a la locomotora.

Cuando por fin logro llegar a su sitio, agradeció que Albus estuviese apartado de los Slytherin; los que se reirían de ella por la oportuna visita de su abuela.

-Hola, Albus Severus.- le saludo, ya que se había propuesto llamarle por su nombre completo; para darle las gracias por no estar paralizada en ese momento.

La chica se sentó entre Albus y una chica de segundo. Albus le miro de reojo y después le comento por lo bajini:

-De nada.

-Yo le lance el Crucio
- el chico alzo las cejas; y cuando iba a replicar una voz potente y autoritaria ahogo los murmuros en la Sala:

-Buenos días a todos los alumnos del Colegio de Hechicería Hogwarts; a los profesores y aurores que hoy nos acompañan para decir este triste adiós. El joven Richard McKing, hijo del Ministro; como ya sabéis- de pronto se escucho un llanto proveniente de donde estaban el padre de Albus; el señor McKing estaba ahí.- Como es costumbre en el Colegio, todos nos vestimos de negro y guardaremos un minuto de silencio.

La anciana directora cerro los ojos y callo; en seguida todo el mundo miro hacia abajo; algunos mirando su reloj; los mas infantiles, que no sabian lo que habia atacado al joven aguantaban la risa y incluso este incomodo silencio colectivo fue abolido por el llanto impotente del Ministro.

Pasado el minuto, la directora abrio la boca con intenciones de hablar, pero alguien hablo por ella; causando mas de una mirada de reproche:

-¿Por qué no nos deciis lo que ha sido?¿Porque no nos avisais de un peligro? ¿ No ves que no ha funcionado?- dijo James subiendose en el taburete.

Harry Potter tomo la palabra, para regañar la imprudencia de su hijo:

-James Sirius Potter, no era momento ni lugar para decir eso.- dijo alzando las cejas en forma de amenaza.

James entrecerro los ojos:

-¿El heroe nacional va a mentir a los alumnos?¿Que habrias querido tu, papi?- le dijo en tono burlon, saltando de la mesa y escapando de su padre hacia su sala comun.

El chico, no se pudo imaginar el escandalo que dejaba tras si. Un gran murmullo, los profesores haciendolo callar
y sobre todo
un padre realmente enfadado.

James subio las escaleras movidizas y en una de ellas, como un fantasma, cosa que era habitual; se encontro a una chica.

-¿Qué haces tu aquí?- le dijo suavemente.

La chica aun llevaba el uniforme desde el baile de Halloween, su expresión era como haber despertado de un sueño eterno y se le veia con claridad una gran confusion.

-Me he recuperado, Madame Pomfrey me ha dado una Pocion aceleradora; lo mismo con todos los demas. Ahora dime: ¿Qué me ha atacado?

James se asusto por lo segura de si misma que era Cornelia Brooks, y penso que deberia decirselo, se lo merecia.

-Te desmayaste- dijo una voz por detrás de la chica, Susan habia venido detrás de el. Le guiño el ojo a James para que le siguiese en la mentira.

-Claro, y se lo contagie a todos mis compañeros; muy habil Jordan- respondio con ironia.

 

James y Susan se mordieron el labio. ¿Qué debian hacer en ese momento?

La chica rubia fue corriendo por el bosque, con las cartas de Montdark en sus manos. Tenia que correr con todas sus fuerzas, si no la llevarian a Azkaban, el patetico auror Harry Potter la descubriria gracias a su estupido hijo.

Las piernas le flojearon, se habia enredado entre los arboles; pero era demasiado peligroso pararse.

Se alegro al ver a varios encapuchados tras la verja, sin darse cuenta de que se dejaba algo muy importante atrás.

Algo que confirmaria lo que habia estado ocultando; o por lo menos una de las cosas.

-Habra ido al bosque, seguro. Vamos Victorie.- le apremio Ted.

Los muchachos sabian que Cross habria huido. Porque cuando su primo James dejo el Comedor hecho un caos; la chica fue la primera en marcharse asustada.

Victorie paro en seco en mitad de el bosque, habia visto algo negro entre un arbusto.

Se acerco y descubrio un sobre negro, marcado en plateado con un ojo.

N/A:

Hola a todos.

Espero no haberos dejado con mucha intriga, ¿os he aclarado algo?¿Necesitais saber mas?

Bueno en capitulos anteriores os pedi que me dijeseis vuestro personaje favorito; ahora quiero que me digais el que no os convence mucho o claramente odias.

Bueno a parte de eso tambien quiero deciros una cosa, a los que han comentado

Os he contestado a todos en el capitulo de antes, menos a ale95 y barby; lo hare dentro de unos dias; lo siento no tengo tiempo (los he leido
¿y tanta intriga dejo, barby?) Os prometo responde. Y os he visto que habeis actualizado (barby) vuestros fics, no tengo tiempo para leerlos esta semana, encontrare cuando sea

Como siempre, gracias a todos

Con cariño,

Hanuky

26.Errores

Mientras la lluvia caia cubriendo el suelo de pequeños charcos; el viento azotaba los arboles, creando un silbido espeluznante. El cielo estaba completamente cubierto de gris, y el castillo se habia coloreado de un gris ocuro; dando el aspecto de desolador. El viento hacia que la lluvia se extrellase con las torres, salpicando a las ventanas de gotas de agua. Las nubes parecian no moverse, debido a su gran espesor.

El bosque parecia estar justo debajo de la lluvia, de la que habia empezado a escucharse truenos a lo lejos. La mayoria de los alumnos estaban dentro del castillo, todos menos dos.

La pareja corria cruzando el bosque, para llegar al castillo. La lluvia hacia que se les mojase la ropa, le pesase mas; cosa que les dificultaba correr. Los arboles se balanceaban con el viento y sus ramas se enredaban a las ropas y el cabello de los muchachos. Aun con todos los impedimentos que les regalaba la naturaleza; corrian con miedo a mirar atrás.

Ted jadeaba, y corria a la par de Victorie, la que le costaba respirar. El chico sentia como le pesaba el bolsillo, aun que solo llevaba un papel. Quizás lo sufientemente importante como para que lo palpase por si se caia. La muchacha pelirroja, apremiaba a Ted observando como poco a poco podian divisar el humo que emergia de la chimenea de la Cabaña de Hagrid.

Cuando llegaron al ultimo arbol, se posaron en el. Aspirando el aire que habian perdido.

Victorie señalo a la cabaña, mientras jadeaba. Preguntando silenciosamente si debian pasarse por alli. Como respuesta, el chico echo una ojeada atrás, miro al cielo que le ofrecia un incansable lluvia de agua y nego con la cabeza. Corrio al puente que unia el bosque con el castillo. La chica le siguió, demasiado cansada como para seguir el ritmo de Ted. Cuando cruzaron el puente y llegaron por fin al castillo; se chocaron con un ambiente caluroso, muy distinto al frio que hacia fuera.

 

Todos los alumnos parecian haberse concentrado en la puerta de la Sala Comun, unos entrando, otros saliendo o simplemente parados entablando una conversación con sus compañeros.

Las miradas se posaron en Ted y Victorie, los que hacian pequeños charcos de agua por donde pasaban.

Los chicos encontraron a sus amigos, les saludaron y en seguida un profesor, Neville Longbottom; aparecio en la puerta, con aspecto severo y autoritario.

-¡Todos a vuestras respectivas Salas Comunes¡- el hombre, se paso la mano por el pelo. Nego al suelo, seguramente pensando en lo imprudentes que eran los jóvenes.

Los alumnos se iban silenciosamente, intimidados por aquel profesor que normalmente se mostraba pasivo a las peleas.

Neville se acerco a Victorie y le advirtió en voz baja:

-La directora te espera en su despacho, Victorie.

-¿Puedo ir yo, Neville?- le pregunto impulsivamente Ted.

El hombre arqueo las cejas y sonrio:

-La señorita Weasley sabe perfectamente donde se encuentra el despacho. No necesita un guia particular, Lupin.- el aludido puso los ojos en blanco y dio media vuelta marchandose entre las risas de sus compañeros.

Victorie se dirigio al despacho, pensando; que querria esa vez McGonagall.

Formulo la contraseña a la gargola, y se adentro en el despacho de la anciana mujer.

-¿Qué es un error?- le cuestiono al verle. La chica suspiro, buscando una posible respuesta a la extraña pregunta de su conocida directora.

-Es algo que has hecho mal- contesto observando como Minerva fruncia el ceño.

-¿Se podria definir como un hecho que hemos hecho pensando que nos beneficiaria, y finalmente lo unico que has hecho es crearnos un problema?- la chica asintió, en respuesta a su directora- ¿Cómo podemos hacer que ese error vuelva al cauce del principio, es decir, que vuelva a ser un hecho que nos beneficie?

-Cuestionandonos que es lo que nos ha hecho equivocarnos- contesto la pelirroja no muy segura.

-No, Victorie; un error es un error. Un error es algo que no podemos cambiar, algo que ya esta en el pasado; y que por lo tanto solamente lo empeorariamos intentando rectificarlo. Las personas nos formamos y aprendemos a ser nosotros mismo mediante ese error. Por lo tanto, la unica solucion que tiene es volver a equivocarnos, cosa que sin duda estaria mal; pero realmente no existe solucion a los errores, simplemente hay que verlos como una leccion de la vida; aunque cueste la vida de alguien.

-¿Quieres decir que ha sido un error por tu parte no avisarnos de que hay un basilisco en el Colegio y que te lo preguntas después de que haya al menos diez alumnos paralizados, uno herido y otro muerto?- pregunto descaradamente.

-Visto de esa forma es algo completamente alocado, Victorie. ¿Sabes por que te he llamado? Pequeña, no es para pedirte consejo; simplemente es para avisarte de que no intentes cometer errores. No caves en un hoyo que de fondo solo hay peligro.

 

La chica fruncio el ceño, preguntandose como aquella anciana podia saber mas de lo estrictamente necesario.

Los alumnos se aremolinaban alrededor de Albus y Alice, preguntando que es lo que habia pasado.

Los jóvenes les miraban de mala manera, se iban de mala gana o simplemente les amenazaban con una mirada asesina. Sin embargo, ellos sabian que no podian decir nada, que aunque intuian que habia peligro, no debian imaginarse cuanto peligro habia.

Una chica de Primero, por lo que sabia la joven Longbottom; muy amiga de Drigg; se acerco a ellos impulsivamente. Era algo bajita y regordeta, con el cabello negro azabache y unos ojos pequeños y de color grisaceo; se llamaba Angela Warren.

-Longbottom, si no dices nada a nadie todos te odiaran. Dimelo y no te odiare, mas de lo que ya te odio; si no le dire a Cross y Badmood que te advierten que es lo que pasa cuando no compartes información con los demas, niñita de papa- dijo burlonamente.

Warren no sabia lo que Alice odiaba que le llamasen niñita de papa; tampoco es que le encantase eso de que le amenazasen. Por eso se lanzo a Warren desesperada por arañarle la cara, pero desgraciadamente su rabia fue parada por los brazos de Albus.

-Severus sueltame- le rugio.

-Warren- la llamo el chico- si tanto empeño tienes en contarselo a tu idolatrada Cross, diselo. Dudo que no haya huido.

La aludida entrecerro los ojos, marchandose a la habiatacian de las chicas.

-Pero
¿es que no has visto la preciosa oportunidad que he tenido de pagarle todo lo que me han hecho a lo largo del año, Severus?- le grito. El chico simplemente puso los ojos en blanco la solto y le miro seriamente.

-Longbottom, tu preciosa oportunidad podria haberte costado bastante. ¿No ves que lo he hecho para que no te expulsen?

-¿Asi que ahora me quieres en tu vida?- dijo fingiendo drama- Pues que sepas

-¿Qué?

La chica se quedo parada, se habia quedado en blanco. Aunque Albus aun esperaba una respuesta:

-Nada- dijo ladenado la cabeza.

-Sabes perfectamente que se lo ibas a decir. ¿Por qué sera que no lo quieres recordar?

- Tu tienes la culpa de todo, Albus- le dijo con rabia- Imaginate lo que podria haber pasado.

La chica subio las escaleras a su habitación, dejando a un pensativo Albus; que luchaba por entender porque no podian volver a ser los mejores amigos.

El chico fue a su cuarto, y se encontro a cuatro chicos con los brazos cruzados, las mangas remangadas y expresión ruda.

Albus no se esperaba que lo que le habia pasado a sus amigos, lo pagarian con el. Evidentemente no pudo esperarse nada mas, la mente se le nublo al primer puñetazo.

Queridos lectores:

Se que este es un capitulo bastante corto y sin nada nuevo que contar. Espero que el siguiente os guste mas; y por supuesto sera mas largo. El capitulo siguiente abarcara toda las vacaciones y parte del tercer trimestre
¿Por qué quiero que sea tan abundante?

Primero, porque este fic tiene que acabar. El final sera dentro de dos o tres capitulos (a mas extensión, cuatro). Porque ya tengo preparado la segunda parte de la Saga. Y porque mientras tanto me gustaria actualizar mis otros fics ("Sirius Black
si no fuese por tu orgullo" y "El Zapato de Cenicienta").

 

Tambien quiero que sepais que a partir de ahora actualizare los fines de semana. No puedo puntualizar que dia, pero lo hare. Tampoco es cuestion de que esteis pegados al ordenador desde el viernes hasta el domingo (dudo que alguien lo haga). Pero lo que si os pido es paciencia, como bien dijo una leal lectora: "los que son "fans" aguantaran".

Como creo que han sido todo malas noticias, quiero daros una sorpresa. Si me comentais pidiendo el adelanto de algo (dentro de lo posible, ya calificare); os lo pondre en el fic, al final, en la nota del autor.

Y eso es todo.

Por supuesto gracias a todos, especialmente a los de siempre (ivii, air_girl, barby, ale95, anita11, macris, luna_lu
..(tampoco me olvido de algunos que comentasteis los primeros capitulos: jenemar, elmago_apu, locohiperactivo, Niroc Malfoy, jajaja
.)

Con cariño,

Hanuky.

Posdata: Seguid leyendo y comentando, mis fieles lectores. Y demos la bienvenida a luna_lu, que se ha unido al grupo de los que comentan.

27. Ha sido el sueño de toda mi vida, y ahora por fin; se hara realidad.

De pie en las antiguas escaleras del Colegio, se encontraba James Potter, mordiéndose su fino labio. Una vez mas su cabello castaño estaba despeinado y sus ojos de color avellana mostraban frustración.

A su lado estaba Susan Jordan, la chica de tez oscura estaba pasandose el pelo por la oreja, en seña de lo nerviosa que estaba; ya que a diferencia que sus amigos, ella no sabia mentir bien.

Ante ellos se imponia la figura de una chica decidida por buscar la respuesta, que ambos amigos intentaban ocultar:

-¿Os habeis quedado mudos de repente?- pregunto impaciente.

James miro al suelo, y decidio mentir como hacia con sus padres con respecto a Pociones:

-Veras, Brooks; resulta que mi tio George. ¿Sabes quien es, no?- pregunto sin dejarle negar a la muchacha- Ha inventado un nuevo sortilegio Weasley, que lo que hace es
paralizar. Entonces me pidio a mi que lo pusiesemos en varios sitios para ver si funcionaba
y deberias darle la enhorabuena.- añadio ladeando la cabeza a modo de reproche.

Susan le premio la gran respuesta con la mirada, pero la chica fruncia el ceño y pregunto:

-¿Y para que quiere tu maravilloso tio George dejar paralizados a los niños?

Susan suspiro, y solto:

-Muy buena pregunta- dijo con ironia.

-Pues
la verdad no me lo ha dicho- advirtió James con inocencia.

La chica puso los ojos en blanco:

-Si me hubieses dicho que alguien me habia confundido con otra persona que queria hacerle daño
quizás hubiese aceptado esa mentira. Pero esa no- añadio seriamente.

De repente la voz de un muchacho interrumpio la incomoda conversación:

-Susan, ven te quiero enseñar una Pocion Multijugos que hemos creado. ¿Adivinas de quien sera?- le invito Peter McGregor a la muchacha. Esta miro con culpabilidad a su amigo, pero como era una Gryffindorf
Con todo el valor a que James se enfadara con ella, se marcho de la incomoda situación.

-Bueno
Pues veras, es exactamente lo que has dicho- contesto a la inquisidora mirada de Brooks- Pero no queriamos que lo supieras por si te vengaras.

-Potter, se que me estas mintiendo- repitio cansada- Solamente quiero saber lo que paso. Y como entiendo y comprendo que no me lo vas a decir porque seguramente tu padre te haya amenazado; lo averiguare yo misma. Y te lo comunicare. ¿Cuál...?- la pregunta de la chica se quedo en el aire. Un alivio para James porque no queria mas lios.

 

-James
te estaba buscando- la voz era de alguien casi desconocida para el chico, pero al verla le vino a la mente un apellido: Cole
loquesea.

James se alegro, y miro a Cornelia. Quien le fulminaba con la mirada:

-Lo descubrire.- añadio marchandose.

El muchacho volvio su atención a Barbara Coleman, la chica que le habia llamado. Recordo su nombre porque Camrin era su amiga, y en sus tiempos de novios habia tenido que aguantar una charla de belleza femenina; en la que intervino ella.

-¿Qué querias, señorita?- pregunto de forma encantadora, haciendo que las mejillas de la muchacha se colorearan de rojo.

En uno de los pasillos del Castillo, iluminado por la tenue luz de las ventanas, los alumnos correteaban en una sola dirección, llevando tras si su equipaje.

Los muchachos se ayudaban entre si, sonriendo y prometiendose escribirse o verse esas vacaciones. Los que llevaban mas equipaje pedian que se apartaran, aunque solian ser chicas las del abundante cargamento.

Tras el breve discurso de McGonagall, par aque pasasen unas buenas vacaciones, los alumnos habian salido precipitadamente del comedor.

-Por favor, apartate.- dijo con cuidado Albus, mientras procuraba no caerse con la molesta escayola.

No comprendia como habia sido posible que le hubiesen roto la pierna, a parte de tener un moraton horrible en la mejilla y otro en el brazo.

Tras el, el conserje llevaba su equipaje, quejandose por lo bajo, seguramente del equipaje que llevaba.

Al llegar a la locomotora Burdeos, la contemplo. La inmensa locomotora echaba el humo que envolvia aquel ambiente; lleno de amigos que en grupos decidian que parte de la locomotora coger.

-Potter, hasta aquí le llevo el equipaje- advirtió Filch, mientras entrecerraba los ojos y señalaba al colegio.

Albus busco por encima de las cabezas a sus amigos; el primero que se encontro fue su mejor amigo.

Este llevaba solo un baul y la jaula de su lechuza. Al verle le sonrio incomodo:

-¿Se emplearon bien contigo?- comento.

Albus sonrio y observo como su amigo cogia su maleta. En seguida divisaron a Rose, la que cogio el baul de su primo, mientras llebava el suyo. Alice llevaba tambien un baul, y en la otra mano vacia, ya que seguramente su padre llevaria el resto de su equipaje.

-Longbottom, por favor. ¿Podrias coger mi lechuza?- le pidio con aire esperanzador; no le gustaria dejar a su lechuza Grid por el mal humor de Alice.

-Te la coger, pero que sepas, que la proxima vez sigas tus propios consejos- añadio cogiendo con delicadeza a su lechuza. Una cosa propia de Alice, era su amor por los animales.

El joven Potter sonrio para sus adentros, esta vez la muchacha tenia razon.

Encontrar un compartimento fue un completo desastre, debido en parte a la ilusion que tenian Albus y Alice por estar cerca de sus compañeros de casa. Finalmente, y como parecia ser rutina; encontraron un compartimento al final del tren.

Cuando se acomodaron en los asientos, Alice y Scorpius juntos y los primos en frente; Rose comenzo la conversación:

-¿Qué vais a hacer estas vacaciones?-pregunto mas a Alice que a ninguno.

 

La chica ladeo la cabeza:

-Creo que mi padre quiere ir al Amazonas; por lo visto hay una especie de planta que cura del resfriado; ya conoceis a mi padre. Pero tranquilos; el veinte de abril estare puntual en la Madriguera.

-Por desgracia- solto Albus, ante la mirada asesina de su "amiga"- Yo voy a estar en mi casa, luego en la Madriguera; después en casa; Madriguera, casa, Madriguera
.

Scorpius arqueo las cejas:

-Lo hemos pillado, ¿y tu Rose?.

La chica sonrio, después se sento correctamente y dijo:

-Este fin de semana, del diecisiete al diciocho; voy a Australia, porque sabeis que mis abuelos hicieron amigos alli, y los vamos a visitar. Del diecinueve al veinticinco estare en la Madriguera, y el domingo en mi casa, preparando de nuevo la maleta.

Scorpius solto un suspiro:

-Yo no lo se, siempre es una sorpresa por mi cumpleaños- añadio con desolación fingida.

-¡Tu cumpleaños¡¡Es verdad¡- exclamo Alice.- Era el veintitantos de abril.

-El veinticuatro, ¿verdad?- pregunto Albus, mientras Scorpius sonreia asintiendo.

El pequeño compartimento de color beig gastado, se hacia pequeño, aunque solo fuese para dos personas.

A traves de la ventana se podia apreciar una llanura verde infinita, decorada con nubes grises en el cielo. En el compartimento, atestado de maletas, los chicos; abrazados abrian nerviosamente un sobre.

Ted apoyaba su cabeza en el hombro de Victorie, a la que le temblaban las manos mientras abrian la carta negra.

Habian esperado hasta ese dia, ya que los demas se los habian dedicado a estudiar.

Cuando saco el papel beig del sobre, Ted lo cogio y apremio a Victorie para que leyera el contenido en voz baja:

-"Estimada Gwendoline Joanna Cross
- a la muchacha le temblo la voz, se aclaro la garganta y prosiguió- Nos has servido de mucha ayuda a la hora de introducir el Basilisco en el Colegio de Magia y Hechiceria Hogwarts. Lo has hecho realmente bien, en el Clan no dudamos de tu poder, por lo tanto vamos a ponerte a prueba. Queremos que le digas al basilisco, en parsel (idioma que aprendiste de tu mentor); que elimine a los que observes que quieran anteponerse en nuestro camino. Ya te hablamos de ellos, después quiero que el dia seis de mayo vengas al mismo sitio que siempre a la misma hora. Ira Montdark, recuerda que en ningun momento deberemos decir nuestra verdadera identidad. Atentamente, El Clan del Ojo."

Al terminar de leer, hubo un silencio incomodo. Victorie recapacitaba mentalmente y Ted absorvia la información.

-Esto fue escrito hace tiempo- apunto Ted, ante la mirada atenta de su novia- Quiero decir, que en ese momento aun no habian paralizado a nadie, y recuerda que fue la chica esa la primera, en Halloween.

La chica asintió:

-Ademas, seguramente habran cambiado la fecha, por que Cross se ha ido
Ted estoy preocupada
Entre los que en mas peligro estan, somos nosotros, los Weasleys.

El chico la miro tranquilizadoramente:

-¿Quiénes seran?¿Porque quieren hacer todo esto?

-Ya lo has leido, el Clan del Ojo.

Ted observo el sobre negro de nuevo, mirando atentamente a ese ojo. El ojo era plateado, tenia muchas rayitas y reflejos; el chico se extraño ya que un ojo tan espeluznantemente detallado no tenia pestañas
¿De quien seria ese ojo?

 

Al parar la locomotora, todos los alumnos salieron de sus compartimentos. El ambiente era agobiante, ya que el estrecho pasillo no tenia suficiente capacidad para tantos muchachos.

Los padres esperaban impacientes a que sus hijos saliesen del tren; asomaban sus cabezas, y sonreian alegremente cuando les veian. Estos después de que hubiesen estado un buen rato luchando por salir de alli, se las veian con sus padres, los que no tenian reparos en agobiarles a preguntas.

Un hombre alto, de porte recto y elegante; y de cabello platino; mostro una pequeña media sonrisa al ver a su hijo. Tras observar como se despedia rapidamente de sus amigos, abrazo a su madre, la mujer que estaba al lado del hombre:

-¿Cómo estas, cariño?- le pregunto esta cariñosamente. El padre alzo las cejas y abrio los brazos, Scorpius no muy seguro, se refugio confuso en ellos.

-¿Te lo has pasado bien?- al chico no le dio tiempo ha reaccionar, ante aquella pregunta extraña de su padre. Normalmente alguien serio, exigente y controlador­- Adivina a donde vamos estas vacaciones- dijo con una extraña ilusion- Vamos a Nueva York.

El joven Malfoy abrio la boca, por sorpresa. Primero porque Nueva York era un sitio al que le gustaria ir, sobre todo por que era ciudad, avances y peliculas muggles. Segundo porque su padre habia dicho Nueva York, y lo dijo de manera que entendiera que era el muggle.

Draco empujo a su hijo al coche, sin embargo este aun no habia dicho ni una sola palabra.

Entre la multitud de padres que abrazaban a sus hijos, envueltos por el humo de la locomotora que se apagaba poco a poco. La familia Potter esperaba a James y a Albus.

Ginny se ponia de puntillas buscando a sus hijos, Harry tomaba en brazos a Lily; la que saludaba a todo el mundo. La pequeña gritaba el nombre de sus hermanos; como si hubiesen estado fuera durante ocho años.

Cuando Lily diviso a su hermano mediano, le pidio impulsivamente que le bajase a su padre. Ginny abrazo a su hijo y le beso repetidas veces, Harry le abrazo y le despeino el pelo.

-Albusito- le dijo "cariñosamente" Lily mientras le abrazaba.

-Bueno pues vamos a casa cuando encontremos a James

Tras un gran baul se encontraba la sonrisa encantadora de James:

-¿A casa o la Madriguera?

La madre de los chicos suspiro y lanzo una mirada complice a su esposo. Este se aclaro la garganta:

-En realidad
es una sorpresa. Vamos a ir a la casa de vuestros tios Dursley.

Las sonrisas de los tres niños se congelaron, Lily se llevo la mano a la cabeza; Albus suspiro y aspiro aire repetidas veces; y James hizo un gesto exagerado de desesperación diciendo:

-¿Me vais a llevar con esas bolas de grasa por mi cumpleaños? ¡Que pedazo de regalo¡

El abrazo fue calido, y hacia olvidar cualquier problema que tuviesen. El niño pelirrojo, de ojos marrones añoraba a su hermana, por la unica razon de que eran los unicos hermanos que solo pocas veces se peleaban. Mientras Rose se separaba se sumergia en el abrazo de su madre, la que le pregunto enseguida cuanta tarea traia:

-Hermione, ¡acaba de pisar tierra sin deberes¡- exclamo Ron.

La mujer le replico con la mirada y añadio:

-No eduques mal a Rose, tiene que hacer tareas. Y no hay peros que valgan.- anuncio Hermione.

Tras las maletas de Rose, salio Lily, la que después de saludar a Rose, anuncio a Hugo la mala noticia.

 

-No pasa nada
Yo estoy en Australia ese dia
- añadio de forma arrogante.

La niña desvio la mirada:

-Tio Ron,como se que eres el mejor auror del mundo y que sin tu ayuda Voldmort seguiria vivo; creo que estaria mas segura contigo- comento la pequeña.

Los ojos de Ron relucieron:

-Tienes razon Lilian- dijo con voz firme.

-Por favor, Ronald. Y eras tu el que ningun enemigo te engañaba- dijo ironicamente.

Harry se acerco a sus amigos, depues de hablar sobre algo sobre una fiesta; se llevo a su hija hasta su coche.

-Bueno, nos deberiamos de ir ya.- replico Hugo.

Cuando llegaron al coche, y tras meter el equipaje de Rose a presion en el maletero; arrancaron el coche rumbo a casa.

Tras pasar varias calles y mientras atravesaban una gran llanura que les llevaria a casa; Hugo pudo observar desde su ventanilla, como un hombre fornido y protegiendo su rostro con una capucha marron, estaba plantado en la llanura; observando a Hugo inquisidoramente.

El chico rompio el contacto visual y noto como su corazon latia con peligro de desbocarse.

N/A:

Hola a mis maravillosos lectores: )

Se que os prometi un capitulo largo, no me malintrerpetreis
¿habeis leido mal? Pone primera parte. La segundo aun esta en proceso y relatara lo que me han pedido algunos
lo que paso entre Albus y Alice. Pero no todo.

Os prometo que el viernes, sabado y domingo; subire la segunda parte.

He subido esta por que me ha dado tiempo: p.

Como siempre gracias a todos:)

Gracias a Barby (eres tu la que supuso eso de que se cargarian a Albus, se que no he puesto lo que me pediste
pero si tienes paciencia. Por otra parte, he visto un fic que has hecho de McGonagall
y sigo esperando tu best seller). A macris ( la que espero su actualizacion y las que me alegran siempre
muchas gracias con mayúsculas). A nando93 (el nuevo miembro del club de comentaristas, que me ha encantado tu comentario; lo de los saltos del tiempo es porque es como mi manera de narrar; y con respecto a mi manera de narrar
bueno es que mejoramos con la practica). A ivii (que yo creo que es la mejor comentarista, porque haga lo que haga le parece bien
muchas gracias). A luna_lu (que la conozco desde hace poco y me sigue en todos los capitulos, gracias por seguir). ¿Se me olvida alguno?

Con cariño

Hanuky


27. Ha sido el sueño de mi vida, y ahora por fin se hara realidad (Parte 2)

Laradiante luz del sol, se escondia tras unas nubes blanquecinas; quese acumulaban las unas con las otras. Los jardines de aquella calleestaban perfectamente tratados; parecia como si nada hubiesecambiado, aunque hacia ya casi veinte años desde que Harry Pottersalio por fin de aquella odiosa casa.

TioVernon y Tia Petunia, habian decidido mudarse a alli de nuevo; y traslimpiar de "estupida magia" de la casa; se acomodaron alli comodesde siempre habia sido. El hombre habia envejecido, aunque porsupuesto seguia sintiendo ese odio a los magos; Petunia tambien habiaenvejecido y James notaba como le miraba temblorosa, como con miedo aque sacara la varita. Dudley no habia cambiado mucho, seguia siendogordo y corto de entendederas, se habia casado con Keyla Colins; yhabian tenido a un repelente hijo: Vernon. Este era la viva imagen desu padre, e igual de consentido y mimado.

 

Jamesno podia quejarse, su padre se lo habia impedido. Por eso habiahabilitado la antigua habitación de su padre para sentarse en lacama y meditar. Sus "tios" no habian tocado el cuarto de supadre, es mas; aun seguia con los periodicos que anunciaban la"verdadera verdad" sobre Albus Dumbledure. Albus y el lo habianestado leyendo, su hermano mediano queria saber como era el hombrepor el que llevaba el nombre, pero se decepciono al leerlo. Mas tardeHarry le relato que en esos periodicos habia algo de verdad y algo dementira, y que el habia tenido el mismo sentimiento hacia ya.

Enese momento James estaba leyendo una carta de su padre, una que cogiojunto el Mapa Merodeador. Harry sabia que su hijo la tenia, pero nodecia nada. La carta era de Lily y James a Sirius; su heroe. A Jamesle encantaba lo que su padre contaba de el, como era y sobre todo sugran valor
le hubiese gustado conocerle.

Alguientoco la puerta de forma brusca, irrumpiendo sus pensamientos. Elchico se levanto para abrirla, seguramente seria su hermana Lily, oAlbus
o desgraciadamente Vernon "Junior"; su "primo" era desu edad, y al ser dos meses mayor que el se creia con derecho amandarle. James estaba amenazado a que si abria la boca, los partidosy el equipo de Quiddicht se acabarian.

-Potter,abre estupido. La comida esta puesta, o es que tu te comes cosasinvisibles con la ridicula magia, idiota.- los pasos se alejaron,dejando a James con los dientes apretados.

Elmuchacho salio del cuarto, y descubrio que su primo aun seguia debrazos cruzados sobre la pared:

-Tendrascuerpo atleta, Potter- dijo con desprecio- Pero las escobas son paranenas. - James rugio y le ignoro- Oh, ¿tanta escoba te ha vueltoen una chica?, ya me lo imaginaba yo

Jamesse dio media vuelta, le miro amenazadoramente:

-¿Quieresque saque mi varita?- se acerco a Veron- Te aseguro que si saco mivarita, el que parecera una chica seras tu yendo llorar a tu mami

Elprimo se asusto, miro la chaqueta de James y alzo las cejas:

-Notienes tu varita.

Jamessonrio enigmáticamente:

-Losmagos podemos lanzar hechizos con la mente, asi que ten cuidado vayaser que se me escape.- James escondio una sonrisa y se marcho.

Asus espaldas Vernon le adelanto y bajo las escaleras deprisa; yaabajo James pudo escuchar como le lloraba a su madre.

-¡JamesSirius Potter¡- bramo su padre.

Elmuchacho suspiro y bajo tranquilamente las escaleras, alli seencontro a Veron abrazado a su madre y a Harry Potter, su padre muyenfadado.

-¿Sepuedes saber que le has hecho a tu primo, James?- preguntoamenazando.

Jamesmiro a su padre con suficiencia, ya tenia planeado lo que decirle:

-¿Acasotu no le harias lo mismo si se metiese contigo?- apunto sentandose enla mesa y comenzando a comer ante la atenta mirada de los demas.

-James,tienes razon. Solamente te podras defender, no atacar.- advirtióGinny ante la mirada inquisitiva de la madre de Vernon.

-Potter,¿las chicas te repelen?- le pregunto Vernon, pero desgraciadamenteno sabria que perdia.

Jamessonrio y alzo las cejas:

-Lo diras por ti,bola de grasa; las chicas usan colonia para repelerte;desgraciadamente tu hedor es tan fuerte
Sin embargo todas laschicas van detrás de mi- añadio con arrogancia.

 

Mirandoa traves de la gran ventana, como el sol se asomaba timido entre lasnubes; estaba Lorcan. Su pelo rubio por debajo de las orejas, ypelado escalonadamente, como lo llevaban los muggles, le molestaba yaque tenia el flequillo en la frente hacia un lado; ocultando sus ojosverdes. Tenia el codo apoyado en la repisa de la ventana, sujetandosu cabeza.

Estabademasiado aburrido, ya que solo estaban el y su madre en la casa. Lysse habia ido con su padre a visitar a sus abuelo, el que estaba enSan Mungo; debido a la vejez, y sobre todo a una enfermedad que lehacia olvidar y crear lagunas en su memoria. Su madre se habiaquedado limpiando la casa y el habia decidido no hacer nada ese dia;le esperaban unos tantos de gran esfuerzo.

Depronto el telefono sono, que su madre hubiese comprado un telefono,era un gran avance para la familia Scarmander. En seguida bajo alpiso de abajo, habia dos telefonos que se conectaban y su madresiempre llevaba uno consiguo.

Descolgoel telefono y se lo puso en la oreja:

-¿Diga?-pregunto.

Lavoz que escucho no era la que esperaba:

-Lorcan,¿estatu madre?- cuestiono Ginny.

Escuchola voz de su madre arriba, pidiendole que colgase; ya que ellaatendia a la llamada. La curiosidad de Lorcan era demasiado grande,asi que aspirando aire para que no escuchasen su respiración oyo laconversación:

-¿Dicesque hay algo peligroso, Ginny?- preguntaba su madre con la vozsoñadora que le ponia de los nervios.

-Luna,creo que nos estamos cuestionando de llevar a nuestros hijos aHogwartws; Luna se tratra de un basilisco- añadio con vozconfidencial.

Alotro lado de la linea, Lorcan estaba atento a la conversación:

-Nopasara nada, los basiliscos son enseñados por sus dueños
Nadie vaa querer una epoca Oscura en estos tiempos- informo su madre.

Lorcansintio como al lado del telefono, Ginny respiraba entrecortadamente:

-¿Qué te hacepensar eso?¿Y si alguien quiere una Era Oscura?

Pareciaque el dia habia amanecido solo para James; el Sol brillaba comonunca, las nubes se habian alejado y las sonrisas abundaban en losrostros de los Weasleys.

Jamesestaba en la habitación que compartia con Fred, la luz de la ventanase reflejaba en los bonitos rasgos del muchacho. Algo, mejor dichoalguien; le desperto de su sueño:

-¡Felicidades¡-era la dulce voz de su hermana Lily, le abrazo fuertementeabalanzandose sobre la cama.

-¿Cuántostirones de orejas? Te las he reservado, James- le felicito Albus.

-¡Treceaños¡- bramo Rose,despertandole finalmente.

Jamesles tiro la almohada, empezando asi una mañana llena de besos,felicitaciones y
tirones de orejas. Asi llego el mediodia, dondellego los señores Longbottom y Scarmander; Susan tambien vino, y letrajo un regalo increible: el ultimo modelo de escobas. Le agradeciomil veces el regalo y finalmente, llego un regalo sorpresa, un regaloque nadie se esperaba.

Susany el estaban sentados sobre el césped del jardin, adorando a laescoba. Cuando entonces una lechuza grisacea con brillos doradossurco sus cabezas y se paro en frente de ambos. James agarro el sobreque tenia y lo abrio:

"EstimadoJames Sirius Potter:

Antesde todo, felices trece años. Espero que te lo pases realmente bien,que juegues al Quiddicht y que por supuesto termine sus deberes.

Quizás,en este sobre; puede haber tu mejor regalo de cumpleaños. Le anuncioque su leal amigo Fred George Weasleyseha recuperado exitosamente. Siento decirle que no es posible que lepueda ver hasta la vuelta de vacaciones, como exigen las normas delcolegio.

 

Aunasi, espero que le haya alegrado.

Atentamente,Minerva McGonagall."

Lohabia leido en voz alta, y su reaccion fue mas rapida que la deSusan. Ella comenzo a dar salitos y decir "Por fin". Cuando dejola emocion a un lado, se dio cuenta de que su amigo no estaba alli,miro hacia arriba y lo vio surcar los aires en su escoba. La muchachapenso que seria para celebrarlo pero se horrorizo al ver que James sealejaba hacia un punto fijo: Hogwarts.

Ael muchacho no le importara que en esa direccion el Sol le diese delleno. En realidad iba lo mas rapido que podia, inclinandose sobre laescoba para aportarle mas velocidad.

Tardoal menos una media hora en llegar; al llegar bordeo las torres quereflejaban un color grisaceo claro; rodeo las torres y aterrizo en elpatio. Fue corriendo a enfermeria, se encontro a Peeves, quien leanimo a incumplir las normas. Al llegar se encontro un monton deniños paralizados, y a Zoe Badmood escayolada entera. Al final,cerca del final; se encontraba Madame Pomfrey hablando con su mejoramigo.

Estetenia una radiante sonrisa en la cara, su pelo completamente rojizobrillaba a la luz del sol y sus ojos marrones mostraban alegria.James corrio hacia el y le abrazo con fuerza:

-¡Fred¡-le llamo.

-¿James?¡Nodeberias estar aquí¡- le reprocho con una sonrisa socarrona, quetanto habia hechado de menos.

James,ante la sonrisa complice de la enfermera; cogio a Fred con fuerza; ylo condujo hacia el patio. Fred sonreia y buscaba una aventura quehabia añorado durante su sueño eterno:

-¿Vamosa la Madriguera, verdad?- James asintió entre risas- ¡Eres el mejoramigo¡

Elviaje no duro mucho, al menos no les parecio que durara tanto. Jamesle contaba a Fred todo lo que se habia perdido.

Cuando llegaron,las luces de la Madriguera estaban apagadas. James se imagino quetodo el mundo estaba buscandole. El ambiente era sombrio, y cuando elchico encendio las luces; toda su familia, amigos y conocidos lecantaron cumpleaños feliz. Al acabar los abrazos no fueron hacia el,fueron hacia el recien llegado: Fred.

Lanoche habia caido, las vias del tren parecian ser las unicas con luzpropia; reflejando la luz fria y blanquecina de la Luna. Habiantenido bastante suerte en elegir una noche de Luna Llena; aunque laluz artificial de las linternas iluminaban el camino.

Conmochilas en sus espaldas y con una idea en la cabeza los cuatro niñoscaminaban por las vias del tren con un unico destino.

Elsilencio se habia apropiado de la excursión y Lily lo interrumpiodiciendo soñolienta:

-Ha sido el sueñode mi vida, y ahora por fin se va a hacer realidad.

Losclaxons, el ruido de la gente y la ciudad en general; hacian que elnerviosismo aumentase. Era una ciudad extraña, llena de tiendas,restaurantes, cafeterias, coches, taxis y gente. Aunque su padredetestara todo ese conjunto, a Scorpius le fascinaba.

Esedia era su cumpleaños, y su padre le habia llevado al centro de todoel bullicio: Manhattam. Draco habia comprado un abrigo, y Narcisa unvestido largo. Sin embargo a Scorpius lo que le habia fascinado eranlos videojuegos.

 

Supadre le aparto de las tiendas que tenian "aparatos para absorverlos cerebros de los adolescentes", y le llevo a una cafeteria dondele compro una tarta.

-¿Sabeslo que falta ahora?- dijo el muchacho ilusionado, la mirada de Draco,fingiendo atención; le apremiaba seguir- Faltan mis amigos.

Elsemblante del hombre se ensombrecio, mientras que Scorpius bajaba lacabeza.

-Sabes que no hetenido la oportunidad de conocerlos, pero adivino y se que son niñosimprudentes que pueden ponerte en peligro. Scorpius, al traerte aquí;pretendia alejarte de ellos- confeso, mientras que su hijo contraiael rostro y se marchaba al que se habia convertido en su lugarfavorito.

Laconversación era animada, hablaban de Hogwarts en general; losprofesores y las asignaturas. Lucy solia interrumpir la conversaciónporque creia que Nott habia llegado; y Louis a veces se distraia y nocontestaba a las preguntas. La unica que estaba de lleno en laconversación era Rose.

Lachica habia pasado las vacaciones en Australia, donde habia vuelto aver a sus amigos de alli; Liam Harrison y Popy Parker, ambos muggles.Su enfado con su padre se esfumo como empezo, en la estacion se habiacomportado como si no hubiese pasado nada. Ya que su padre soliaponerle un castigo de aupa, y luego llamarla: "Rosie
" para quele perdonase, aunque no le quitaba el castigo.

Suvuelta a la Madriguera habia sido como todos los años; todos decianque se habia puesto morena y que su pelo habia tomado mas volumen.

Recordocomo la noche anterior, su hermano y sus amigos anunciaban que iban ahacer una pequeña excursión y que volverían al siguiente dia porla noche.

-¿Soportasa Peeves?- pregunto Lucy sacandola de sus pensamientos.

Lachica no pudo contestar, una lechuza escarlata y plateada se asomo ala ventana. Rose la conocia lo bastante bien como para no esconderlaenseguida.

Cogiola carta que tenia Lu y la abrio cuidadosamente:

"HolaRose:

Teescribo a escondidas, a Albus ya le he escrito. No se si te lo habracontado pero Nueva York es genial. Ya faltan solo pocas horas para micumpleaños, aunque cuando leas la carta seguro que ya habra pasado.

Soloqueria saber que sigues viva y que ni el Basilisco ni tu padre te hanborrado del mapa.

Debessaber que hecho de menos tus explicaciones sobre cada cosa que vemos,ya que me las tengo que arreglar yo para hacerlo.

Aparte de tus explicaciones, tambien te hecho de menos a ti, Weasley.

Rose,lo siento; no puedoescribirmas; mi padre viene.

Conesperanza de que llegue pronto,

Scorpius.

Posdata:Creo que me vas a devolver a Lu, se que te encantan sus colores
."

La chica sonrio yagradecio saber noticias de su amigo. Despues penso que podiadevolverle la carta con un regalo sorpresa de cumpleaños.

Lostres chicos se sentian extraños entre aquella multitud de gente;Rose y Albus estaban mas acostumbrados al mundo muggle pero a Alicele resultaba extraño.

-¿Dóndeestara?- pregunto Albus.

Alicese estrujo el cerebro recordando algo sobre Nueva York y Scorpius; enun chispazo de su mente se acordo de que a Scorpius le gustaban losarboles:

-CentralPark.- dijo decida la joven Longbottom.

 

Buscara Scorpius en el parque era como encontrar a Rose en la biblioteca:imposible. Pero finalmente lo encontraron apoyado en el puente, Roseempezo a cantarle cumpleaños feliz:

-¿Rose?-pregunto extrañado el muchacho. Al verles el rostro de cansancio ydecepcion se le cambio por una alegria insospechada.

Losamigos se abrazaron fuertemente, y tras ello Scorpius preguntoextrañado:

-¿Cómohabeis venido aquí?

Lostres amigos guardaron silencio:

-Severusdijo que podiamos coger prestado un trasladador del Ministerio deMisterios.- confeso Alice.

-Gracias,Longbottom; imagina que ahora mismo nos encontramos a un auror. Elque iria a Azkaban seria yo.-añadio con ironia.

-Quedesgracia- dijo con drama fingida.

Ambossiguieron insultandose sobre quien tenia mas probabilidades de quedarencerrado, mientras Rose y Scorpius intentaban pararles.

-Bueno
¿micumpleaños es ver a mis amigos peleandoos?. No se para que osesforzais, ya lo veo normalmente. Aunque si haceis las paces
seriaalgo gratificante.

Jamesobservo el caos que se extendia sobre el.

Elreloj marcaba las doce de la noche, toda la familia estaba pendientedel telefono por dos razones: los cuatro pequeños aun no habianvuelto de su excursión, la otra era que Albus, Rose y Alice habianrobado un trasladador.

Jamesestuvo viendo la televisión, mientras a su alrededor sus padres ysus tios discutian. Tras varias amenazas de irse de casa, el timbresono.

Roxanneabrio la puerta y se encontro a Charlie Weasley que traia tras si alos tres amigos.

-Severus
¿tenias que coger un trasladador?- iba diciendo Alice.

-¿Sete hubiese ocurrido algo a ti con ese par de neuronas en huelga quetienes?- respondio Albus.

ComoJames sabia, a partir de ahí intervendrían sus padres, tios
y asisucesivamente. El muchacho cansado de aquellas dicusiones, abandonoel salon y se marcho a su cuarto. Se tumbo en su cama y se puso ameditar, recordando que no siempre habia sido asi, recordo:

""Erauna Navidad como otra cualquiera, ese dia se celebraba el cumpleañosde mi hermano y como era obvio el era el centro de atención. Albushabia estado esperando la visita de su mejor amiga, Alice Longbottom.

Cuandosono el timbre, Albus fue a abrir y recibio con un abrazo a la chica.Yo en ese momento estaba preparando a mi hermano una broma quehabiamos planeado Fred y yo.

-Losiento Al, no te he traido ningun regalo.- anuncio Alicedecepcionada.

Enese momento observe como mi hermano se rascaba la cabeza y llevabacon ilusion a Alice al jardin.

Fredme llamo por las espaldas, y fuimos a saquear la tarta de Albus, laque le felicitaban por su octavo cumpleaños.

Lepusimos un petardo dentro, cosa que nos llevo bastante; tanto comopara que viniese Albus. Este se puso hecho una furia, y yo leconteste:

-Esmi regalito
- dije mientras Fred se reia.

-Paranuestra querida serpiente- añadio este.

Elchico hizo esplotar por si solo la tarta, en ese momento Alice entroen la cocina, llevando la tarta que habia estado haciendo ella. Albusse estrello con la tarta, y le grito a Alice:

-¡Peroes que eres tonta¡- la pequeña se extraño, abrio la boca y lerespondio.

 

-Erestu que estas en medio
.Severus- añadio ladeando la cabeza.- ¿Note ha gustado mi regalo?"

James sintio comolos gritos seguían y se encontro en la ventana una lechuza negra.

N/A:

Hola a todos:)

Espero que este fin de semana lopaseis realmente bien. Este es el final de ese capitulo que osprometi, y avisaros de que el nuevo fic tiene fecha: 27 de Enero.¿Porque ese dia? Porque es mi cumpleaños.

Eso significa que quedan pocoscapitulos; esta tarde intentare subir uno o dos, y mañana tambien.

Esta semana tambien tengo examenes,asi que si no puedo actualizar como dije el otro fic de esta saga, loactualizare el viernes.

Gracias a todos, por hacer de misproyectos mentales un fic que muchas perosnas siguen.

Me gustaria pediros que me ordeneismis otros fics por cual debo actualizar antes, ya que alguna vez lostendre que actualizar. Tambien me gustaria que me dijeseis vuestras sospechas (esto va por ti, Ivii).

Cariñosamente

Hanuky.

29.Suerte muchachos

Jamesno conocia a esa lechuza negra que se habia posado sobre su ventana.El oscura animal se perdia entre la fria noche. Los ojos, comobotones de cristal, relucian en la oscuridad. El muchacho intuia quela carta iba dirigida hacia el.

Selevanto cansado, y se acerco al animal. La lechuza no se opuso cuandocogio su carta, le acaricio la pequeña cabeza y se sento en la camacon la carta en sus manos. El sobre era suave y de un color blanco,era muggle. La carta estaba escrita a boligrafo azul, y decia:

"Felizcumpleaños Potter.

Aunqueen realidad no te escribo para felicitarte por tu cumpleaños, que sela fecha ya que mis compañeras de cuarto no paraban de comentarlo.Estoy harta de que seas tu el unico tema de conversación.

Teavise de que descubriria lo que me habia atacado, y lo he hecho. Comome ataco en el cuarto de baño, pense que seria alguien relacionadocon el agua. Evidentemente he investigado hechizos de paralización,y no hay ninguno tan potente. Solo me faltaba una criatura poderosa,una criatura relacionada con la humedad y la paralisis: el Basilisco.

Seque no estoy equivocada, no me tomes por pesada. Porque tu harias lomismo, y seguro que te pusiste pesado cuando Fred fue atacado. Ya note molestare mas, Potter.

Loprometo, tampoco es que me interese mucho tu vida.

CorneliaBrooks

Posdata:Dile a Ivi que vuelva a casa"

James sonriosuperficialmente, nunca habia pensado que aquella muchacha hubiesedescubierto algo en tan poco tiempo.

Lanoche estaba cerrada, todo era oscuridad y la tenue luz de lasbombillas. La fria noche hacia que a los pequeños aventureros se lescerraran los ojos y andaran soñolientos.

-Estoycansada
- logro decir Lyslander entre jadeos.

Hugola miro con una sonrisa:

-¿Enserio?- pregunto enigmáticamente, ante las miradas de sus amigos.

Hugono conseguia ver que Lys ponia sus ojos grises en blanco, lo unicoque se distinguia era su cabello rubio dorado. Hugo abrio su mochila,era demasiado pequeña; pero para sorpresa de los demas, saco unaescoba de la mochila.

 

-Parati, Lorcan- le aviso mientras se la pasaba- De todos los de aquí, tuy yo somos los unicos que sabemos volar.

Lysobservo a Hugo y le comento:

-Necesitamosotra escoba- para respuesta el joven Weasley saco otra escoba de lamochila.

Semonto en su escoba, cosa que imito Lorcan:

-Yono me fio de subirmne con mi primo- advirtió Lily, subiendose en laescoba de Lorcan. Este se alzo al aire, y espero a varios metros aque su hermana subiese a la escoba de Hugo.

-VamosLys- le apremio Hugo. La chica intento esconder los rubores mientrasse subia.

Las escobassurcaron el cielo, sin darse cuenta de que debian descansar.

Enel Ministerio habia un gran numero de gente alrededor de la fuentedonde se alzaba la figura de un hombre con varita y otro sin varita,lo que significaba la union entre los muggles y los magos.

Losperiodistas de revistas como El Profeta o El Quisquilloso, apuntabanen sus cuadernos lo que decia el heroe Harry Potter:

-Losencontraremos- advirtia.

Unperiodista joven de una revista nueva, La Noticia, pregunto a Harry:

-¿Quésiente al saber que su hija a desaparecido?- la pregunta dejo a Harrysorprendido, se despeino el pelo y contesto:

-Obviamenteme siento frustado, pero tenemos aurores demasiado buenos paraencontrarles. Aparte de mi hija, tengo a un sobrino y a hijos de miamiga.

Enese momento Ronald Weasley aparecio ante Harry, y llevandoselo fueradel alcance de los periodistas le confeso:

-Nolos encontramos Harry, estoy preocupado. ¿Crees que
?- pregunto elpelirrojo algo asustado.

Elhombre nego con la cabeza, la sacudio y opino:

-Quizás tengan lacapa de la invisibilidad.

Elbosque podia apreciar el amanecer. La luz del Sol iluminaba las ojasverdas y se reflejaba en el pequeño arroyo. En mitad de esa preciosaarmonia, una cabaña antigua y derrumbada escondia a un hombre.

Elhombre, un tipo alto y fornido, de porte elegante; con pelo negro yrizado; se sentaba en un tronco, pisando su larga tunica.

Ensus manos sostenia un periodico, el que enseñaba un articulo. Elhombre leia el articulo con una sonrisa socarrona:

"¿Potterpreocupado por su hija?

ElMinisterio de Magia esta en revolucion, los hijos de los heroes estandesaparecidos.

HarryPotter afirma que los encontraran. Mientras nuestro querido lectorlee estas lineas, numerosos aurores estan buscando a los cuatrodesaparecidos. Potter se preocupa por su hija
¿y de sus otroshijos? Fuentes nos informan de que en el Colegio de Hechiceria deHogwarts ha habido numerosos accidentes durante este curso. ¿Habratomado medidas el Ministerio?¿O estan demasiado ocupados buscando aunos niños desaparecidos?

Siempreinformando en La Noticia.

JhonCharles Scott"

Elhombre alzo las cejas, pensando en lo imprevisibles que eran losniños. Cuando les pides que hagan algo, no lo hacen; aun asi lohacen cuando menos te lo esperas.

El hombre sintiocomo oia varias voces. Abrio la capa y de un bolsillo interno, sacoun pequeño bote. El hombre no penso dos veces en beberselo de untrago, esperando a su visita.

Laluz de la ventana iluminaba toda la habitación. Habia una camapequeña en un lado, un gran armario y un amplio escritorio. En esteestaba sentada una chica pelirroja, de rasgos bonitos, ojos claros ytez rosada. La muchacha leia un libro que trataba de la Historia dela Magia.

 

Victoriehabia estado buscando alguna aparicion del Clan del Ojo; peroevidentemente no habia nada; parecia como si hubiese estado siempreal margen del publico.

Unalechuza azul, algo extraño, como su dueño; se poso en la ventana.Victorie abrio la carta que enviaba con alegria y la leyorapidamente:

"Victorie(querida)

Heestado investigando, y tengo algo que te gustara (como yo).

Milbesos.

Tu Teddy"

Elhumo volvia a salir de la locomotora Burdeos; como tantas otras vecesaquel vapor envolvia sonrisas, lagrimas y a personas que montaban enella.

Losbaules hacian que el tren pareciese mas pequeño y estrecho; peroScorpius ya estaba acostumbrado a ese ambiente. Habia deambulado portodo el tren, buscando el compartimento que siempre elegian el y susamigos; el penultimo. Scorpius sonrio al recordar el acoto devalentia que habian hecho sus amigos por el; estaba orgulloso deellos.

Cuandoabrio la puerta del compartimento, enseguida Rose le abrazo, Albus lefelicito de nuevo y Alice le regalo un reloj, ya que le parecia quesu regalo no habia sido el adecuado.

-Muchasgracias, por todo- les agradecio.

Loschicos sonrieron:

-Fui idea de Rose-confeso Alice.

Lapuerta del compartimento se abrio con facilidad; y James se encontroa sus dos mejores amigos. Susan estaba sentada enfrente de Fred, elque le enseñaba a la chica su nueva colección de Sortilegios.

-Hola-les saludo mientras se unia a su conversación.

LosSortilegios eran renovaciones de los veteranos, las pastillasvomitivas ya no causaban nauseas, solo vomitabas sin enterarte; habiaotro que trataba de una pastilla que te hacia subir la temperatura ypor ultimo unas lentillas que hacian que vieses a traves de lasparedes.

-Porsupuesto lo usare para el cuarto de las chicas
- comento Fred,Susan le pego una collega en la nuca y este rio maliciosamente.

Depronto la puerta se abrio, y James espero que fuese Brooks la quehabia detrás de la puerta; pero se encontro a una chica morena deojos marrones.

-Os presento a minovia, Barbara Coleman- presento James a la chica. Esta se sonrojo yse refugio en los brazos de James.

Elbosque habia tomado tonalidades rojizas, debido a la puesta de sol.En la cabaña del amable leñador, los cuatro niños habian bebido unchocolate caliente y habian pasado el rato relatandole su proposito.Cuando Hugo decidio que era hora de marcharse, el leñador les animoa quedarse alli.

-Losiento, es una excursión.- se excuso Lys.

Elhombre entrecerro los ojos y les dijo:

-Buena suerte,muchachos.- cuando los chicos se alejaron, el leñador volvio a serun tipo alto y elegante y añadio por lo bajo- La necesitareis.

Losdias pasaron como las palomas volando, y pronto se encontraron aprincipios de mayo. Los examenes, los deberes y los entrenamientos,habian hecho que los dias pasaran rapidamente. Ese dia todos losGryffindor gritaban el nombre de su casa, con orgullo; y todos losSlytherin aclamaban su Casa. Ese dia era el enfrentamiento entre esasdos potentes casas.

Enel vestuario de Slytherin, Albus se ajustaba el traje. Todos lemiraban con recelo, pero sabian que ese chico era la unica opcioncontra Gryffindor, pues Badmood estaba escayolada de arriba abajo:

-Enorabuena,Albus- le felicito Nott.

 

Elchico le sonrio, aun asi; no podia esconder su nerviosismo.

Cuandoel chico salio subido en su escoba al campo, todos le aclamaron;llevar el apellido Potter ayudaba.

Anteel se oponia el equipo de Gryffindor, algunos le sonreian nerviosos.Albus miro a su oponente, James Sirius Potter; su hermano.

Ronaldapito y todos se pusieron en marcha. El chico escuchaba como en unosminutos Gryffindor habia marcado.

Esodesconcerto a Albus, pues su hermano habia seguido un punto fijo enel cielo. Albus le siguió en su subida, y cuando llego a variosmetros James paro en seco:

-¿Mesigues, hermanito?- le pregunto socarronamente.

Elchico bajo con el ceño fruncido, pero en vez de aterrizar en elcampo; aterrizaron donde menos se esperaban: el bosque.

-James, ¿Qué
?-pero el chico no pudo contestar pues les habian acorralado variaspersonas.

N/A:

Holaa todos de nuevo.

¡Yafalta menos para acabarse¡

Mealegra terminar un fic, lo he comprobado con mi fic de Sirius; essatisfactorio. Tengo una sorpresa para vosotros
¡¡¡¡un adelantode la segunda parte¡¡¡¡¡¡

¿Dónde?

Pinchaden mi perfil y meteros en mi blog
.y comentad.

Esperohaberos alegrado.

Ahorasi puedo, vuelvo a actualizar.

Yafalta menos.

(Barby
¿te has dado cuenta del detalle?; ¿y tu, Ivii?)

Concariño,

Hanuky.



30.Quedate aquí.









Elchico bajo con el ceño fruncido, pero en vez de aterrizar en elcampo; aterrizaron donde menos se esperaban: el bosque.

-James, ¿Qué
?-pero el chico no pudo contestar pues les habian acorralado variaspersonas.

El hermano mayorreacciono rapidamente, volvio a subir a su escoba y se alzo al aire;planeando mentalmente un plan totalmente descabellado.

Roseseguia mirando al cielo, esperando a encontrar a sus primos. Todo elmundo miraba al cielo, intrigados.

Ronaldaparo el partido e indico a los otros jugadores que buscaran a losPotter.

Scorpiusllamo la atención de Rose:

-Noestan, se han ido.- a la chica le vino un mal presentimiento, y bajolas gradas.

-Scorpius,llama a Alice. Vamos al bosque.

Elchico asintió y se encontro a Alice por el camino, la que iba en subusca. No tardaron en llegar al pie del bosque, el que daba mas miedoque nunca. Ante ellos se extendia una gran arboleda, la queatravesaron corriendo, gritando el nombre de su amigo.

AAlice le parecio oir la voz de Albus, y en un grupo de arboles algoseparados; se encontro a un grupo de encapuchados que tenianacorralado a Albus.

-¡Alice¡-advirtió Albus, enseguida aparto a dos encapuchados y fue en subusqueda; pero era demasiado tarde.

-Crucio-formulo uno de ellos.

Lapequeña Longbottom se quedo paralizada, el hechizo iba para ella.Paro de correr y empezo a temblar, después ahogo un grito y seretorcio en el suelo. Albus llego en su busca, la tomo por loshombros y intento calmarla:

-Alice
-perola chica seguia temblando y sufriendo.- Quedate aquí.

Elchico se levanto, y se puso en frente de ella. Los encapuchadosformaron un semicirculo a su alrededor:

-Crucio-hechizo uno por la derecha con voz de hombre.

 

-Proteccio-se protegio, ese hechizo le quito energia , pues el otro era aun maspotente.

Elmuchacho hecho una mirada hacia Alice, la que arañaba la tierra,pretendiendo asi calmar el dolor:

-Aguanta-le pidio a Alice.

Enese momento, como angeles que venian a salvarles; vinieron Rose yScorpius; lanzando hechizos a los encapuchados.

ARose le rodearon tres:

-Reducto-grito, a la vez que los contrincantes volaban por los aires.

Alotro lado, Scorpius derribaba a otros dos encapuchados:

-Expelliermus-formulo, con la firma de Harry Potter.

Parasu gran sorpresa, los encapuchados se alejaban.

-¡Scorpius sealejan¡- aviso Albus. El chico se acerco a Alice, la que le habiaestado llamando, esta pidio que se acercara, y para su sorpresa, letapo los ojos.

Jamescaminaba rapidamente por los pasillos de Hogwarts, llegando a latorre de Astronomia. Alli se encontro con Cornelia Brooks, la queestaba buscando:

-¡Brooks¡-la chica se sorprendio al verle. Llevaba varios libros en susbrazos.- ¿Cómo derrotarias a un basilisco?- pregunto rapidamente.

Lachica alzo las cejas y respondio:

-Pueslo que haria seria

-Rapido-bramo James.- Mi hermano esta en peligro.

Corneliase sorprendio, y sonriendo le contesto de nuevo:

-LaEspada de Gryffindor, en el despacho de Minerva. Recuerda: OjolocoMoody.- le respondio.

Elchico le agradecio la información con un guiño, que hizo que Brookspusiese los ojos en blanco.

Alllegar al despacho de la profesora, se sorprendio de que estabavacio.

Buscocon la mirada algo que normalmente la gente pondria a la vista. Enuna vitrina se encontraba, colgada. Se acerco a la vitrina y la toco;espero que pasase algo, pero nada exploto. Alzo la mano para abrir elcerrojo, y sintio como unos pasos se acercaban.

-Clausaaperire- formulo una voz femenina. El chico se dio la vuelta,mientras la vitrina se abria por si sola- Pense que te serviria.

Corneliaestaba a su lado.

-¿Porqué lo has hecho?- pregunto extrañado James.

-Dejatede preguntas y coge la espada, ¿sabes que te pertenece?- lepregunto.

Jamesasintió, mientras como hechizado cogia la espada. Al cogerla sintioun regozijo.

-¿Quieresvenir?- le pregunto, pero la chica nego con la cabeza y se fue.

-Deberias llamar atus amigos- le aconsejo bajando las escaleras

Scorpiuscerraba los ojos con fuerza, esperando que algo se abalanzase sobreel. Sin embargo sintio siseos a pocos metros de el.

-Scorpius,acércate a mi- le rogo Rose.

Elchico le obedecio y se acerco a la voz. Pero algo se puso en medio:

-Rose, creo que
- el chico no le dio tiempo a reaccionar, pues estaba allado de la cola del animal y esta le barrio, lanzandolo por los airesy golpeandolo con un arbol.

-¡Scorpius¡-sollozo Rose, que habia estado con el oido puesto.

Laserpiente siguió a Rose, pero en ese momento Alice grito; paradistraerla. La serpiente fue a una gran velocidad hacia ella, puesera la que le habia torturado meses antes, la serpiente la levanto yesta volo por los aires. Afortunadamente, Susan la cogio con laescoba; al tiempo que la pequeña Longbottom se desmayaba.

-¿Latienes?- pregunto James, la chica asintió.- Llevala a enfermeria.

Jamessubido en una escoba, bajo a gran velocidad, y en el lomo de laserpiente, clavo la espada. La serpiente se retorcio varias veces, yfinalmente se derrumbo.

 

Loschicos abrieron los ojos por fin. A Rose le dolia, pero no podia vera su primo Albus.

Podia,sin embargo, ver a la serpiente; que habia arroyado varios arboles.James estaba en frente de ella, dandole las espaldas a la serpiente.Fred bajo de su escoba y se dirigio a su lado:

-Seguroque ha sido facil- aseguro Fred. James sonrio, pero fruncio el ceño.

-Rose
¿yAlbus?- James observo horrorizado como Rose se habia quedadoparalizada, literalmente. El muchacho podia observar como detrás deellos la serpiente se erguia de nuevo.

-¡Aaarh¡-se eschucho el grito detrás. En ese momento la serpiente cayoinerte, separando a James y Fred. Subido en la serpiente, seencontraba Albus. Quien tenia la espada clavada de nuevo en el lomode la serpiente.

-¿Meechabas de menos, hermanito?- pregunto ironizando.

Albusbajo elegantemente del basilisco,y fue a ayudar a Scorpius, el quegemia bajo un arbol.

Los chicos sealejaron del bosque, el que dentro de unas horas; se llenaria degente del Ministerio.

Lanoche habia caido, y Lorcan y Hugo buscaban un sitio donde alojarse.

-Chicos
-dijo Lys nerviosa pues se habian topado con varios encapuchados, queen un resquicio de la capa llevaban un ojo plateado.

Los cuatro niñosse juntaron entre ellos, para darse proteccion; pero aun asi, nopodian hacer nada con gente con varitas. En ese momento una figura sepuso ante ellos, Harry Potter. Antes de que el hombre le diese tiempoa formular un hechizo, los encapuchados desaparecieron.

Lasultimas semanas pasaron rapidamente.

James,Fred y Susan eran tratados como heroes; aunque no por eso losprofesores le libraban de los examenes. James pasaba algo de tiempocon su novia Barbara, la que no acaba de aceptar al "imprudente"Fred. Este se pasaba todo el rato "probando" los nuevossortilegios Weasleys y Susan les pretendia calmar, ella era la unicaque estudiaba.

Albushabia pasado de ser tan odiado por algunos Slytherin, unos comoHector Brown le habia aceptado por fin. Este, el nuevo capitandespués de que Cross huyera, habia confirmado la presencia de Albusen el equipo.

Alice,Scorpius y Rose; estaban en la enfermeria. Alice habia estado enrehabilitación, Scorpius tenia el brazo escayolado y para Rose leesperaban dos meses de estancia en la enfermeria.

Lily,Lorcan, Lys y Hugo habian sido salvados por Harry Potter; y leshabian impuesto un castigo colectivo; harian todo lo que sushermanos, primos o padres pidiesen. Eso era un gran castigo, sobretodo para Hugo y Lily los que tenian primos de sobra.

Alllegar el ultimo dia de colegio, la estacion se lleno de gente.

Susanhabia prometido ir a casa de los Weasleys, y James y Fred prometianvisitarla. Alice habia decidido hacer las paces con Albus, perodespués de que este se hiciese el heroe; volvieron a discutir.Scorpius prometio que en cuanto pudiese iria a la Madriguera, aunqueevidentemente Albus no le hizo caso. Finalmente el joven Malfoydecidio enviarle una carta.

El chico penso, quehabia sido un primer año muy emocionante.

Enuna mansion apartada de la civilicacion magica y muggle; habia unareunion de personas que escondian sus rostros mediante capuchas. Sejuntaban alrededor de una mesa redonda; la que tendria almenos cincosiglos. En el centro de la mesa habia grabado un ojo plateado que notenia pestañas. En un extremo de la mesa, una figura delgada yelegante parecia dirigir la mesa:

  • Ahora mas que nunca hay que acabar con ellos, pues nos conocen- advirtió la voz de la figura de la capa.

N/A:

Seacabo¡¡¡¡

Seha acabado
.espero que muchos de vosotros comenteis; pues es elfinal.

Enel tablón de comentarios os espera una gran sorpresa.

Buenoespero que os haya gustado y que deseais la siguiente parte.

Concariño

Hanuky.

Lo prometido es deuda

Mis queridos lectores, merodeadores (que lo borraran, cosa que no pienso hacer yo) y comentaristas.

Hoy es mi cumple asi que el capiyulo será corto.

Os debo muchisimo, tanto que quizás todos los capitulos irian dedicados a vosotros, tanto que sin vuestro pequeño granito de arena este fic aun estuviese en proyecto mental. Y por eso os doy lo que os prometi.

El link esta en la portada, aunque tambien lo podeis encontrar en mi perfil.

Y a partir de ahora, solo seguid leyendo mis comentaristas.

Si me salto alguno, tened piedad de mi

Ivii: ¡¡Mi pequeña lechuza¡¡ Tus comentarios hacen sentirme bien, y dibujar una sonrisa. Porque tu intriga es lo que me anima a seguir escribiendo; y tus sospechas son las que me intrigan a mi. He descubierto en esta usuario de Potterfics que una carcajada se puede sacar con un simple: mira esto rapido
jaja.

Barby: La futura escritora de un best-seller, que aunque no lo haya leido (ejem) tengo la fortuna de saber el argumento. Barbara, sabes perfectamente que fuiste tu la que me animo a escribir mi proyecto mental; y que gracias a ti
ahora ya se el final. Me encantan tus comentarios, son increíbles. Porque siempre mejoramos (es tu frase).¡¡¡¡ Mi grandullonaaaaa¡¡¡¡

Anita11: Porque esta pequeña escritora tiene mucho talento. Y aunque sus comentarios sean cortos, trasmiten directamente lo que piensan (actualiza, aunque no estas obligada
ese me encanto). Y aunque ella no lo sepa
yo leo sus historias, simplemente no tengo suficientemente tiempo para contestar
.(Rose y Scorpius acabaran, ¿no?).

Macris: Las usuarias que estan en racha; todos los ultimos capitulos comentados. Sois geniales
¿Por qué seguiis siendo dos? Algunas veces se me olvidan detalles, y aunque no lo digo
Macris siempre lo descubre. Las usuarias son fantasticas, no sabeis lo que me poneis en duda, pues vuestros comentarios me hacen dudar de lo que voy a escribir, me hacen sonreir, y me hacen
sonrojarme. Algunas veces me habeis pillado, pero no os dire en cual. Ya lo descubrireis.

Nando93: Fernando, me encantan tus comentarios. Estan muy bien elaborados y critican sin piedad (es broma). Me pase por tus fics, el de la pubertad en Hogwarts, pero no me dio tiempo a comentar. Tu fic me parece muy gracioso, aunque el final del ultimo capitulo esta un poco
Bueno creo que me has entendido.

Jajaja: Antes de todo, tu nombre es superoriginal. ¡Y me alegra que vayas a leer mi segunda parte¡ La verdad es que solo habras comentado una o dos veces, pero decir que adoras mi fic
¡es superior a mi¡

El_mago_apu: Fuiste el primero en comentar
.¿sigues leyendo?

Con cariño

Hanuky

La Tercera Generacion de Hogwarts I - Potterfics, tu versión de la historia

La Tercera Generacion de Hogwarts I - Potterfics, tu versión de la historia

Albus estaba agobiado. Estaba en medio de una multitud desesperada por encontrar a un compartimento libre. Su prima Rose y él se apartaban de la gente acumula

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-la-tercera-generacion-de-hogwarts-i-potterfics-4907-0.jpg

2023-02-27

 

La Tercera Generacion de Hogwarts I - Potterfics, tu versión de la historia
La Tercera Generacion de Hogwarts I - Potterfics, tu versión de la historia

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/61688
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences