Las doxys de Ron en el estómago - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

¿Sabéis esa extraña sensación de poder volar sin escoba? Ese cosquilleo que te recorre la columna de abajo a arriba, y de arriba a abajo
¿Y qué me decís de la famosa expresión de "tener doxys en el estómago"? Que sensación tan maravillosa

El invierno acaba de comenzar, por lo que cada pequeño rincón de Hogsmade está cubierto por una capa de nieve de al menos cuatro centímetros de grosor. Harry, lamentablemente, no tiene la autorización de sus tíos muggles para venir, así que me toca aguantar a Hermione y sus amigos los libros a mí solo
A no ser que mi mente tenga cosas más interesantes con las que distraerse.

Los demás alumnos se han quedado algo rezagados, e incluso Hermione no es capaz de seguir mis largas zancadas, pero lo cierto es que no puedo esperar. Hoy será el día. Conseguiré entablar una conversación con ella
O al menos, espero poder decir dos palabras seguidas sin tartamudear. ¡Todo un récord personal!

 

Ron
Me llama Hermione, apurando el paso. ¡Ron! ¿Por qué tanta prisa? ¡Las Tres Escobas no se va a mover de donde está!

Ajeno a lo que mi amiga me decía, entré en el lugar no sin antes limpiarme los zapatos en el felpudo, ¡no quiero hacerla enfadar!. Ocupamos una mesa cercana a la barra, donde un hombre de aspecto grasiento roncaba profundamente. Un momento
¡¿Dónde está?! ¡No la veo por ninguna parte! La única persona que está limpiando jarras de cerveza de mantequilla es Barry, el pequeño y malhumorado camarero.

¿Qué demonios buscas? Inquiere Hermione, colocando su mano sobre mi hombro.

Aquí no, Hermione. Susurro, apartando el brazo bruscamente. Miré hacia un lado y al otro; no hay moros en la costa Podría pensar que tú y yo

Dejadme adivinar
¿Dos cervezas de mantequilla, parejita? Su dulce voz

Y ahí está ella, mi querida Madame Rosmerta. Su curvilínea y alta figura me hace sentir cada vez más pequeño e insignificante. Noto como, poco a poco, me arden las orejas, y puedo sentir cada una de mis pecas de tanto que me arde la cara. Mi pelo y mi tez deben de compartir el mismo color.

¡Que loco puede ser a veces nuestro corazón! ¿Creéis que se puede estar realmente enamorado a los trece años? La verdad es que no se si lo estoy, ya que no he sentido esto antes
Supongo que la primera vez es como meterse dentro de un terreno desconocido o
como una partida de ajedrez mágico. Si no juegas bien tus fichas, puedes acabar hecho pedacitos.

Una de ellas con jengibre, por favor. Escucho la voz de Hermione, aunque de una forma lejana, fuera de mis pensamientos.

De pronto, me siento al borde de un abismo. Es el momento de decidir: Saltar, o no saltar, é ahí la cuestión. Intento pensar en qué palabras decirle, antes de que se vaya, claro. Podría gritar que la quiero, pero no sé siquiera si es cierto o no.

¡Vamos! He peleado contra un trol ¡y en el baño de las chicas!, cruzado hacia una trampilla bajo un perro de tres cabezas, me jugué la vida en una partida de ajedrez, tragado babosas, introducido en la cámara de los secretos
¿Y no puedo decir más de dos palabras coherentes frente a Madame Rosmerta? Aunque lo dijese
Seguro que solo me ve como un crío
¡No puedo permitirlo!

¡Espera! Grito, y por desgracia me doy cuenta de que no tengo nada que decir. Madame Rosmerta se da la vuelta y me mira directamente a los ojos
Los suyos son verdes
Eh
Para mi un
un whisky de fuego.

 

¿Cómo dices, chico? Inquiere, primero atónita, y después soltando una carcajada. No puedo traerte eso, cielo. Espera unos años más, y estaré encantada de servírtelo.

Y se aleja, meneando sus sugerentes curvas. ¡Pero me ha llamado cielo! Eso quiere decir que tengo alguna posibilidad
Puede que no ahora, pero cuando "esté encantada de servírmelo" me lanzaré. En mi séptimo curso, cuando sea un apuesto chico de diecisiete años seguro que se lanzará a mis brazos. ¡Demonios! ¡Ni siquiera sé su verdadero nombre! Todo el mundo sabe que en realidad no se llama así, que Rosmerta tan solo es su segundo nombre. No puedo estar llamándola "Madame Rosmerta" toda la vida, y más si algún día pasará algo entre nosotros. Podría llamarse Julie, o tal vez Brenda
¡Oh, no! ¿Y si se llama Molly? ¿Podría casarme con alguien que comparta nombre con mi madre? Prefiero no imaginármelo

¡Ya la he vuelto a perder! ¿Dónde está ahora la mujer de figura curvilínea y cabello rubio? Recorrí la habitación con la mirada, pero nada. La cerveza de mantequilla de Hermione se posó sola en la mesa, de modo que mi última esperanza de ver a Madame Rosmerta aquella tarde se había esfumado. El hombre grasiento seguía en la barra, cerca del malhumorado camarero y sus jarras de cerveza de mantequilla. Una fregona se posaba cerca de la puerta de salida, después de haber estado limpiando con su amigo el cubo toda esa zona. Hagrid charlaba animadamente con el nuevo profesor de defensa contra las artes oscuras, el profesor Lupin. Y alumnos y más alumnos, nada más.

Ron, ¿Qué estás mirando? Inquirió Hermione, sacándome de mis pensamientos y provocándome casi un ataque al corazón.

Nada Me limito a responder. Obviamente, no voy a entrar con Hermione en detalles de este tipo.

Creo que "nada" se ha ido a ocupar de algo a Cabeza de Puerco Hermione dio un largo suspiro, para después arrastrar la silla y levantarse.

¿A
a dónde se supone que vas? Pregunto, tartamudeando un poco. Todavía no quiero marcharme de allí.

¡Honeydukes! Exclama, como si fuese algo más que obvio ¡Les dijimos a Dean y Neville que iríamos con ellos antes de volver a Hogwarts!

Suspiro imitándola, lo que hace que ponga una de sus caras de "Eres un inmaduro, Ronald". Cabizbajo, me dirijo con ella hacia la puerta. Es imposible razonar con Hermione.

Me he olvidado el libro en la mesa Me dice, tras rebuscar en su bolso Voy a buscarlo, espérame fuera.

Vuelvo a suspirar. ¿Tanta prisa para que ahora tenga que esperar por ella? Y para colmo
El suelo está mojado.

¡Aaah! Grito desde el suelo. Maldita fregona, maldito cubo de agua, y maldito suelo resbaladizo de este local.

Escucho risas de fondo, aunque, con los ojos cerrados por el dolor que siento en mi sien izquierda no veo quienes son.

¿Estás bien? Me pregunta una dulce voz, cercana a mí.

Cuando abro los ojos, lo primero que veo después de caer de bruces contra el suelo, son unos rojos zapatos de tacón que acaban en punta. Poco a poco, levanto la cabeza, rogando para mis adentros que no sea ella la que me ha visto caer de aquella forma
Aunque reconocería su voz en cualquier lugar.

Eh
Si, si, si
Cla
Claro Respondo, como si fuese tartamudo. Estaba más calmado incluso cuando un perro de tres cabezas me babeaba encima.

Déjame ver esa frente, cielo. Cielo
¡Me ha vuelto a llamar cielo!

Conforme pone sus frías manos en mi sien, noto que la rojez de mis orejas ya de por sí coloradas por la estrepitosa caída comienza a aumentar.

No es na
nada Respondo, aún con la voz entrecortada. He sufrido cosas peo

La incapacidad de pronunciar aquella última palabra se debe a que Madame Rosmerta acercó poco a poco sus finos labios a mi sien y la besó; no una, ¡Sino tres veces! Definitivamente, mi cara está más roja que nunca, y eso no pasa fácilmente desapercibido.

Bueno Comenzó Madame Rosmerta Creo que el frío que hace en el pueblo hará que se te baje la hinchazón. ¿Necesitas algo más?

No, gra
gracias Respondo, mirando al suelo. Cruzo la puerta tras Hermione, y entonces siento un impulso ¡Espera! ¿Có
Cómo te llamas?

¿Mi nombre? Contesta ella, señalándose a sí misma. Por un momento parece algo desconcertada, pero después sonríe. Me llamo Julie.

Sin decir una sola palabra más, me voy de allí tras Hermione. Ahora es ella la que camina delante de mí. Yo estoy en una nube. Me ha llamado cielo, me ha besado la sien, y me ha dicho su nombre. Estoy más cerca que cualquier otro chico de Hogwarts de casarme con ella, con Julie

Julie
Susurro, con una sonrisa de victoria en los labios Sabía que te llamabas así.

__________________________________________________________________________________________

Bueno, espero que disfrutaseis.

En este concurso no hay botón de votar, ¿no? Si alguien me responde, se lo agradecería.

No suelo hacer historias de este tipo, pero bueno... No voy a entrar en detalles, ya que podríais descubrir quien soy. En el caso de que lo averigueis, ¡No lo comenteis! o podrían descalificarme :S

¡Saludos!

Las doxys de Ron en el estómago - Fanfics de Harry Potter

Las doxys de Ron en el estómago - Fanfics de Harry Potter

¿Sabéis esa extraña sensación de poder volar sin escoba? Ese cosquilleo que te recorre la columna de abajo a arriba, y de arriba a abajo ¿Y qué me decís

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-las-doxys-de-ron-en-el-estomago-fanfics-de-harry-potter-1341-0.jpg

2024-03-25

 

Las doxys de Ron en el estómago - Fanfics de Harry Potter
Las doxys de Ron en el estómago - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/100415
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente