Limón y sal - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Una muchacha de unos 27 años, se encontraba sentada en uno de las bancas del terreno de Hogwarts... estaban en pleno invierno y todo a su alrededor estaba de un inmaculado blanco, lo único que hacía que el paisaje se viera distinto era su cabello que cambiaba constantemente de color, pasaba de un lila fuerte a un azul opaco, para luego terminar con un rubio platinado que nada tenía que envidiarle al natural de los Malfoys... y es que su cuerpo se comportaba así cada vez que ella se encontraba nerviosa, generalmente podía dominar muy bien sus poderes... pero cuando eran cosas del corazón el asunto era más difícil... esa tarde le había enviado una nota a Remus... necesitaba hablar con él y confesarle abiertamente lo que sentía... no era solamente una amistad... era mucho más que eso, y si no se lo confesaba no lo haría nunca... eran tiempos difíciles y disfrutar de los momentos con la gente que se amaba era una de las frases que se le habían quedado gravadas del difunto Dumbledore... nunca se sabía lo que podía ocurrir, y morir con ese secreto era peor que enfrentarse al mismo Voldemort...





Tan ensimismada se encontraba la muchacha en sus pensamientos, que no fue hasta que Remus le habló que se dio cuenta que ya no se encontraba sola.





- ¿Querías hablar conmigo? - preguntó el licántropo, haciendo que la muchacha se sobresaltara y que el cabello de la aludida cambiara a un fuerte naranja.


- ¡Eh!... a... si... - titubeaba nerviosa la muchacha - lo que pasa es que yo... yo... - su pelo seguía sin dominarse y ahora estaba de un fucsia que contrastaba totalmente con el resto del paisaje tan puro y blanco.


- Tonks - interrumpió Remus, mirándola dulcemente con sus ojos color miel que tanto la derretían - puedes hablarme con confianza, somos amigos desde hace tiempo y siempre voy a estar aquí para ti - Tonks no pudo evitar mirarlo fijamente a los ojos, estaba segura que ese era el hombre que ella amaba y tenía que decírselo, a ella no le importaban las diferencias - bueno... a menos que me llames una noche de luna llena, creo que ese será el único momento en los que no te podría contestar - lo último lo dijo intentando sonar gracioso, como si no le importara su condición, aunque ambos ahí sabían que eso no era verdad.


- Esta bien... yo Remus... yo - la muchacha ya había tomado el valor suficiente, he independiente de que su cabello en estos momentos se encontraba más rojo de lo que había estado en toda su vida nadie la iba a detener - Remus... yo... yo... - sintió como Remus le tomó la mano lo cual la puso aun mas nerviosa, y lo único que pudo hacer fue acercarse a él, y rozar sus labios como casi buscando aprobación lo miró a los ojos y vio que Remus la miraba confuso, azorado, pero en ningún momento la aparto y dejó que Tonks se siguiera acercando, con una mano le tocó el cabello y se acercó aun más a él, para profundizar el beso... fue tan hermoso... tan suave, tan delicado, con tanto amor... cuando sus labios dejaron de hacer contacto, Remus la miraba confundido, sorprendido y con las mejillas sonrojadas... como si fuera un niño pequeño al cual le dicen que se ve muy guapo - Te amo Remus... te amo Remus Lupin... te amo como nunca he amado a nadie, eres la persona más hermosa que conozco y...


- Tonks - interrumpió el licántropo mirando hacia el lago que en estos momentos se encontraba congelado - tú sabes muy bien mi condición y sabes que yo... que yo nunca podría hacerte feliz...


- Por favor Remus Lupin, tú sabes que a mi no me importa que tú seas un licántropo - respondió Tonks casi con desesperación e intentando que Remus la mirara - yo te amo así como eres tú... con tus virtudes... con tus defectos...


- Pero Tonks yo nunca podría hacerte feliz, nunca podría perdonarme que en una de mis transformaciones yo te hiciera daño - le respondió Remus desesperándose y parándose de la banca.


- ¿Por qué tienes que ser tan terco Remus Lupin? - preguntó enojada la muchacha a la cual se encontraba al borde de las lágrimas - ¿Por qué no puedes aceptar que tú también tienes derecho a ser feliz, a tener una pareja... a formar una familia? - lo último lo dijo casi en un susurro, pero Remus lo había escuchado perfectamente.





*Tengo que confesar que a veces


no me gusta tu forma de ser


luego te me desapareces y


no entiendo muy bien el por qué.*





- Creo que mejor hablamos mañana Tonks, ya es tarde... y esta noche hay luna llena - dijo Remus con voz cansada aun sin atreverse a mirar a la muchacha, sabía que ella se encontraba destrozada, pero no quería hacerle más daño del que ya le hacía.


- Esta bien... nos vemos mañana... la verdad es que no quise molestarte... yo sólo quería decirte... lo que sentía... - Remus estaba segura que Tonks lloraba mientras le hablaba pero no quería acercarse, no quería que ella siguiera sufriendo - buenas noches Remus - se despidió la muchacha que ya se había parado de su banca, esperando una respuesta que nunca llego, giró los talones y se largo a correr hacía el castillo, ella sabia que Remus la quería si no ¿por qué le respondió el beso? ¿por qué tenía que ser tan terco?


- Buenas noches... amor - dijo Remus cuando ya Tonks no podía escucharlo, mientras miraba la luna llena que empezaba a aparecer por detrás de las densas nubes...





*No dices nada romántico


cuando llega el atardecer.


Te pones de un humor extraño


con cada luna llena al mes*





A la mañana siguiente, un Remus muy cansado se pudo percatar que Tonks no se presentó al gran comedor a desayunar, por lo que haciendo uso del mapa se fijó que la muchacha se encontraba en su habitación, supuso que aun descansaba, o quizás lloraba ¿por qué había tenido que ser tan duro con ella y con él mismo? Ella lo quería, eso le había demostrado besándolo, y diciéndole que no le importaba su condición.


Se levantó de la mesa de los profesores rápidamente y se dirigió a las cocinas a pedir una bandeja para llevarle el desayuno a Tonks, necesitaba disculparse... necesitaba que esa muchacha volviera a sonreír.





En su habitación Tonks se encontraba más que despierta, pero aun estaba acostada en su cama, se le notaban unas grandes ojeras y los ojos muy hinchados, se notaba a leguas que la noche anterior había llorado. Estaba pensando en lo que había pasado la noche anterior... ella estaba segura que Remus sentía lo mismo por ella, que eso era amor y del verdadero...





Unos golpes en la puerta la hicieron volver a tierra y cubriéndose un poco más y secando una lágrima rebelde que se había escabullido, dijo un suave adelante, está abierto





Lo que Remus vio hizo que se sonrojara, ella estaba aun acostada, llevaba una pijama celeste que la hacía ver como una pequeña niña inocente, su cabello estaba castaño y completamente liso, se veía tan hermosa... tan dulce... definitivamente a esa chica nadie se merecía hacerla sufrir...





- ¡Remus! - exclamó sorprendida Tonks - ¿Qué haces aquí? - preguntó la muchacha cubriéndose un poco más, para que no la viera en pijama.


- Yo... yo te traje el desayuno - respondió Remus saliendo del trance y acercándose con la bandeja, la dejó sobre el velador y se sentó en la cama de la muchacha - Tonks... yo... - titubeaba Remus mientras le tomaba la mano a la mujer que más quería, nunca antes había estado tan nervioso en su vida... quizás por que nunca se había enamorado como ahora.


- Remus... - interrumpió dulcemente Tonks, mientras lo miraba a los ojos - lo de ayer... fue de verdad... no fue un juego... yo te amo y si tú por mi no sientes lo mismo, prefiero que me lo digas ahora ant... - pero fue interrumpida al sentir el contacto de los labios del licántropo con los suyos, la estaba besando ¡se estaban besando!





*Pero a todo lo demás


le gana lo bueno que me das


Sólo tenerte cerca, siento que vuelvo a empezar.*





Remus buscaba con desesperación los labios de Tonks, ya no le importaba nada, esa chica le había confesado su amor, y ya era hora que el también se diera la oportunidad de amar y de sentirse amado, ¿si se equivocaba? No importaba, sólo interesaba el hoy y el ahora... la besó como nunca beso a nadie, le tocaba el pelo con sus manos, no quería separarse de Tonks, era todo lo que siempre quiso y no se iba a alejar...





Tonks estaba en el séptimo cielo, no podía creer que quien la estaba besando era el hombre que ella más amaba, él hombre que pensó que nunca se fijaría en ella, lo amaba tanto... y ahora estaba ahí, besándola, aferrándose a ella como un naufrago...





*Yo te quiero con limón y sal,


yo te quiero tal y como estas.


No hace falta cambiarte nada.


Yo te quiero si vienes o si vas,


si subes y bajas si no estas


seguro de lo que sientes.*





Cuando sus bocas se separaron porque ya el aire faltaba, tanto Remus como Tonks se encontraban sonrojados, se miraron con dulzura y al mismo tiempo dijeron...





- Te amo - se sonrojaron aún más ante la coincidencia, ahora sabían que sus corazones latían al mismo ritmo y que nada ni nadie iba a cambiar eso.


- ¿Tonks ... - preguntó azorado el licántropo, mientras le tomaba las manos a la muchacha - quieres... quieres ser mi novia?


- ¡Oh, por supuesto que quiero Remus! - respondió la muchacha echándose a los brazos de su amor, el cual por ese abrazo tan repentino calló de espaldas a la cama, con Tonks encima, que a esta altura poco le importaba si su nuevo novio veía su pijama, mientras no dejaba de besarlo por toda la cara.





*Tengo que confesarte ahora,


nunca creí en la felicidad.


A veces algo se le parece,


pero es pura casualidad*





Remus no podía sentirse más feliz, y abrazaba a Tonks como si en cualquier momento ella fuera a desaparecer, Tonks hacía lo mismo mientras lo miraba a los ojos castaños de su amor. Pero una lechuza que poco sabía de amor, interrumpió a la pareja que no dejaba de darse mimos, y picoteaba la ventana.





Tonks con una sonrisa y dándole un beso a su Remus, se levantó y fue hasta la ventana, dejo pasar a la lechuza que traía una carta, le dio un pedazo de pan y esta se fue ululando.





- Es de la Orden - dijo Tonks, mientras habría el sobre - Hay reunión en 15 minutos en el despacho de Dumbledore, no todo puede ser felicidad, ¿verdad?


- Pues... supongo que no... pero contigo a mi lado, voy a hacer lo posible para que este mundo sea lo más hermoso para los dos... y para uno que otro cachorrito en un tiempo no muy lejano - le respondió seductoramente su lobito mientras se acercaba a ella.


- No es mala idea - le respondió Tonks - pero ahora debo cambiarme, así que lo siento Remus pero me debes esperar afuera - le dijo coquetamente, mientras buscaba ropa en su armario.


- Ok, ok, ya me voy - le dijo el licántropo mientras habría la puerta - Por cierto... lindas piernas - lo último lo dijo mientras salía disparado de la habitación de su novia, la cual no se había percatado que el pijama que llevaba cubría con mucha dificultad sus contorneados muslos.





Muerta de la vergüenza se apresuro a vestirse, y cuando se puso frente al espejo, este le devolvió un reflejo muy agradable, hace días que no sonreía y ahora estaba feliz.





- Vaya que ese chico tiene razón - escucho decir al espejo cuando se acerco a mirarse.





Tonks no pudo evitar sonreír, tomo su varita y salió de su habitación, afuera la esperaba Remus muy sonriente, le dio un pequeño beso y tomados de la mano emprendieron el camino al despacho de Dumbledore, estaban seguros que no eran buenas noticias... nunca lo eran... pero sabían que juntos saldrían adelante... y que ni la misma muerte iba a lograr acabar con su amor...





*Luego me vengo a encontrar con tus ojos


y me dan algo más.


Sólo tenerte cerca y siento que vuelvo a empezar.





Yo te quiero con limón y sal.


Yo te quiero tal y como estas.


No hace falta cambiarte nada.


Yo te quiero si vienes o si vas


si subes si bajas si no estas


seguro de lo que sientes





Solo tenerte cerca...


Y siento que vuelvo a empezar.*










**************



Fin!!! creo ke despues de hacer este fic amo mas a esta pareja!!! ojala lo hayan disfrutado.. dejen reviews por fiiii!!! Todos sobre el antiguo egipto

 

Limón y sal - Fanfics de Harry Potter

Limón y sal - Fanfics de Harry Potter

Una muchacha de unos 27 años, se encontraba sentada en uno de las bancas del terreno de Hogwarts... estaban en pleno invierno y todo a su alrededor estaba de

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-limon-y-sal-fanfics-de-harry-potter-2608-0.jpg

2023-02-27

 

Limón y sal - Fanfics de Harry Potter
Limón y sal - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/27874
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20