Llorar no es pedir perdón - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Llorar, no es pedir perdón



Suspiraba, cuando sus manos no podían soportarlo más. Le causaba escozor, el sostener aquella varita. Las miradas se cruzaban, cargadas de ironías. Era, el momento final, el momento de decir adiós. No tenía sentido, seguir adelante. Era la hora perfecta para morir.

Su mirada la hacía llorar, pero ella ya no quería derramar lágrimas. Sus ojos oscuros, taladraban los suyos, mientras trataba de sostener la varita. La orden y el horror, la princesa y la bestia, el amor y el sufrimiento, la honra y el deshonor. Tan diferentes eran y aún así, tanto se amaban. Pero todo, tenía un por qué en la vida. Era su misión y ella debía hacerlo.

"No quiero hacerlo"

Pero, ¿Qué implicaba, el no hacerlo? Su mente viajaba a miles de revoluciones por minuto. Le demostraba momentos de su vida, que serían tan doloroso, que ella ya no viviría para contarlo. Que desde ese día, ella se suicidaría. Entonces, ¿No era lo mismo, que hacerlo ahora?

Su amor, estaría bajo las garras de la oscuridad, sus suaves y delineados labios se consumirían lentamente en la desesperanza. Estaría bajo la ponzoña de un veneno más fuerte, que su propia sangre que ya era venenosa de por sí. A él, no le esperaba un buen destino y era por eso, que todo debía terminar allí.

"La serpiente terminará matándome"

Tenía razón. Su amor, se lo robaría una serpiente entre los dientes. Se imaginaba a sí misma, sentada a su lado. Curaba aquella dolorosa herida, de aquel ser que ya estaba moribundo y del cual, no quedaba ya nada que lamentar. Su sonrisa seguía allí, su mirada era blanca y vacía. No más dolor, suspiraba, no más sufrimiento para ambos, susurraba en una voz casi inaudible. Ella se inclinaba suavemente, con dos de sus dedos acariciando su quijada. Se iría para siempre y la dejaba allí, sufriendo. Sus lágrimas seguían sin salir y ella, no entendía el por qué. Suaves besos era lo único que deseaba compartir. Cuando las lenguas se tocaban con desesperación, siendo el último beso de una historia accidentada. Con suavidad, propia de aquellas blancas manos, ella le decía adiós, cerrándole los párpados, para que no la viera llorar más.

Y se imaginaba después, en otra instancia. Con sus brazos adheridos a una tumba fría, sucia y entre abierta ya por el pasod el tiempo. Mármol negro, inscripciones perdidas con el tiempo. Una pequeña niña, que mira a su alrededor, mientras su madre solloza sin control, pero lágrimas no derrama. Sonríe como poseso, su hija es la gota de agua de aquel... Aquel, que la dejó sola y que jamás regresará.

Y lo mismo, pensaba él. Se la imaginaba hermosa, rozagante. Aquel abultado vientre y aquella hermosa sonrisa que danzaba por los confines de su mente. No era capaz, no se atrevía a colocarla en ese destino tan cruel. Ella, llorar por él y por la que podría ser su hija. O incluso su hijo, no podía predecirlo con exactitud.

- Tiene que terminarse, ambos sabemos qué es lo que nos espera- musitó con su voz grave, rompiendo el único silencio que existía y acallaba sus quejosas penas en el dolor- Pero, no soy capaz de...

Estaba a pocos centímetros de ella y deseaba tanto, tomarla y hacer el amor. No podía, no debía involucrarla en su muerte. Un cálido beso, era lo único que podía brindarle y aún así, ella no podía mantenerse en pie.

- Sí, tiene que terminarse- decía, sosteniendo su varita con mucha firmeza- Aún así...

Lágrimas corrían por aquel masculino rostro, de formas poco estilizadas. Eso no valía, eso no tenía sentido para ella.

- No me lo pidas ahora- suspiraba, ahogado entre sus propios quejidos y sollozos- te amo tanto...

- No tiene sentido, no hay futuro...

- No te haré daño...- su cuerpo, servía de apoyo. Entre sus rizados cabellos, su cabeza dormía. Sus ojos se abrían- Permíteme...

- No puedo más- susurraba ella- no viviré sin ti y tú, no vivirás sin mi. ¿Qué sentido tiene?

Lo sabía, tenía que admitirlo. La vida sería muy cruel con ambos y la existencia misma, perdería todo sentido. Una sonrisa escueta, un suspiro y una varita que se alzaba entre ambos.

- Mi amor...-susurraba aquel y ella, no estaba oyendo, sólo miraba su varita levantada- nos volveremos a encontrar, lo sé.

Y de ellos, sólo se sabía de sus muertes. Sus cuerpos, en el suelo, inertes pero juntos. Nunca había soltado su mano y para separarlos, bueno, fue imposible. ¿Quién quería un futuro tan triste y solitario? Era mejor, morir juntos que estando solos. Recetas faciles y rápidas

 

Llorar no es pedir perdón - Fanfics de Harry Potter

Llorar no es pedir perdón - Fanfics de Harry Potter

Suspiraba, cuando sus manos no podían soportarlo más. Le causaba escozor, el sostener aquella varita. Las miradas se cruzaban, cargadas de ironías. Era, el

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-llorar-no-es-pedir-perdon-fanfics-de-harry-potter-3591-0.jpg

2023-02-27

 

Llorar no es pedir perdón - Fanfics de Harry Potter
Llorar no es pedir perdón - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/41354
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20