Lo que yo daria... - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Bueno tal vez no se pueda notar, pero estoy reeditando la historia por eso de los horrores que tenia, muchas gracias x leer!!!

Capitulo II -Realidades

-¡Alex! Levántate, que nos tenemosque ir, recuerda que Luca iba a hacer su maldita junta de no se que, nos va amatar si no llegamos.

-Mm
- Fue el único reclamo quesalio de mi boca, pero tras analizar cada palabra me levante de un salto
-¡Rayosnos va a matar!- Así que decidí bajar en mi ropa de dormir, total no seria nadararo, siempre andaba así.

-¿Vas a bajar así? -Kendra siempreme regañaba por poner la comodidad ante todo, aunque yo no la necesitara.

 

-Ya vámonos, ¿o quieres oír a Luca,con un discurso sobre respeto y puntualidad?- La jale del brazo y comenzamos abajar las escaleras, Lola y Nina ya estaba sentadas en la mesa, igual queDamián y Isaac, al pasar por la sala vi a Silvana, me miro de reojo y con odio,como siempre
llegamos a nuestros lugares, Kendra se sentó junto a Isaac y meempujo para sentarme junto a su adorado hermanito
- ¡Maldita, ya me laspagaras!- solo sonrió y me saco la lengua.

Ya pasaban de las nueve (hora enque Luca nos había citado), creo que estaba ocupado

-Hablando de puntualidad
¿Donderayos esta Luca? - Estaba descansando
Como si lo necesitara, cuando Kendra memolesto

-No lo se, tal vez se durmió, ya loconocen- Damián, siempre justificando a todos, menos a mi
pensar esto me hizocontradecirme "a quien rayos le importa que ese idiota le defienda"

-Bueno, por que no desayunamos
¿digosi lo tenemos que esperar que sea bien no? - Kendra, ella si me caía bien, apesar del hermano que tenia

-Genial, me muero de hambre
, bueno,saben a que me refiero - Y ese fue Isaac, apenas competía conmigo en decirincoherencias
en vista de que el "jefe" como le decíamos en broma, nollegaba comenzamos a comer o beber mas bien, nadie quería molestarlo, era unpeligro

-¡Por que demonios empezaron acomer!- Y esa era nuestra queridísima Silvana, la vampiro mas amargada sobre lafaz de la tierra
y eso que había muchos.

-Teníamos hambre! Daaa
- eso le costaríacaro a mi querido Gonza

-Mira niño, si no puedes decir nadacuerdo, no hables
eso pasa por convertir a cuento imbecil se desangre frente anosotros- Sabia que lo decía por mi, no se por que, pero nos odiábamosmutuamente

-Ya basta Silvana, que tu noquieras comer, no significa que los demás no lo vamos a hacer, así que si hayalgo que te moleste ve y habla con Luca
- Bueno lo que Damián decía era cierto,además el me convirtió, Silvana lo culpa también a el. Luca nunca bajo
.

Salí a caminar, necesitabarelajarme, falta decir que éramos normales a los ojos humanos, bien parecidos,caminábamos bajo el sol y comíamos muy bien
era casi como ser un humano, conla diferencia de que si pasaba un camión encima de mi, probablemente no meharía daño alguno, por lo cual teníamos cuidado de no accidentarnos, solo paraque nadie notara nuestro pequeño problema
. Inmortalidad.

Puse mis audífonos en lo mas alto ycamine por la ciudad, que ya conocía de memoria pero necesitabarelajarme
recordaba cada parte de mi vida humana y cada parte de mi vidainmortal, pero aun así, me faltaba mas, me sentía incompleta, cuando fuihumana, tuve la oportunidad de amar, precisamente por mi amor, ahora era unavampira.

 

Aun recordaba tantas cosas
T
enia20 años
bueno ahora también los tengo pero, antes estaba viva, trabaja con mipapa en una empresa familiar
era la hora de hacer corte de caja, así quecomenzamos a cerrar, eran mas de las once de la noche, estábamos contando eldinero cundo alguien entro a la tienda, era un asalto, nos tiraron al suelo ycomenzaron a revisar la tienda, mi papa estaba quieto, pero yo no lo podía ver,estaba detrás del mostrador, solo rogaba que mi mama no llegara aun pornosotros, los asaltantes revisaron todo y comenzaron a guardar el dinero yotras cosas en bolsas, de repente uno se me acerco

-Estas muy bonita nena
¿a que aun no sabes divertirte?
- Su alientoera asqueroso y comenzaba a besarme el cuello, estaba aterrada pero mas mipapa

Todo pasó tan rápido, alguien abrióla puerta y oí un disparo
luego mi papa se levanto del suelo y empujo a unasaltante y otra vez un disparo
el tiempo, mi tiempo se detuvo y comenzaron acorrer lágrimas por mi cara, el tipo que segundos antes no dejaba de besarmeahora desgarraba mi ropa, ya no podía pensar, ni moverme, sus manos melastimaban, pero no podía moverme, pero oí una voz, y todos se pusieronalertas, el tipo dejo de besarme y se puso alado de otro tipo, el que le habíadisparado a mi papa

-¿Quepasa? ¿Que se oyó?¿no se supone que estaban cuidando?

-Note preocupes, tu sigue en lo tuyo, y apúrate, por que después nos toca
-
Comenzóa reír tan horrible que salí de shock y reaccione, "tenia que salir deahí".

El tipo regresaba hacia dondeestaba yo, tratando de zafarme las manos, pero no podía, y otra vez, paso algomuy extraño, una sombra, empezaron a disparar y cuando no se oyó ningún disparomas, abrí los ojos, no había nadie ya, me intente parar pero las piernas metemblaban y sentí una mano en mi espalda y el peor de mis temores volvió aaparecer, me voltee y hay estaba el, un chico mas joven que yo, pero nunca lovi con los asaltantes, no sabia que había pasado, pero me ayudo a pararme, meacerco una silla y me senté, estaba mareada todo era tan lento, tansofocante
me desato las manos y yo solo podía observarlo, lo hacia con tantadelicadeza, como si temiera que en cualquier momento me diera un ataque
locierto es que no podía hablar.

-¿Estasbien?- Su voz era tan suave, tan serena

-Si-Apenas pude articular esa palabra

-¿Note lastimaron?

-No
-
Mis palabras se quedaron en el aire cuando voltee a ver la tienda, habíamuchas cosas en el suelo y dos cuerpos, mis papas, estaban ahí, sin vida
dejeescapar un grito y comencé a llorar

-Tranquila,ya se fueron- Me decía el chico, pero no comprendía que eran mis padres alos que habían matado
-¿Conoces a estaspersonas?-
Me pregunto apuntando en dirección donde se hallaban mis padresmuertos

-¡Sonmis padres!- Y me desmaye, fue lo único que pude decir.

Desperté en una cama de hospital,me dolía todo, apenas abrí los ojos oí un grito que pedía a la enfermera,reconocí la voz al instante, Armando, mi novio.

 

-Alex,¿estas bien? ¿Como te sientes?

-Ahh,no lo se- mi voz sonaba terrible, y regrese a la realidad, mis papas habíanmuerto.

Cuando me di cuenta ya era tarde,tenia que regresar a la casa, recordar como empecé a perder mi vida me dolía,aun con tantos años
camine de regreso, tratando de no pensar mucho en eso,cuando choque con algo, a pesar de tener los sentidos mas desarrollados que losde un felino, aun era distraída..

-¡Auch!- grite, como si algopudiera lastimarme

-Perdón, no te vi
¡Alex! ¡Mmmpensé que te había lastimado!

-Damián, ¿que haces aquí? - Leinterrogue mientras inspeccionaba cada aspecto de su cara, como había pasado deángel salvador a demonio atormentador.

-Bueno, ¿la calle es libre no?

-Si, pero ¿como le haces parasiempre ponerte en la misma calle que yo?- Me estaba exasperando un poco

-Bueno, en verdad yo podríapreguntarte lo mismo

-Ja ni sueñes que me alegraencontrarte, suficiente tengo con vivir bajo el mismo techo
pero da igual, yame iba- Di media vuelta y lo deje ahí solo

De regreso a la casa no podíaevitar pensar, como el que me salvo la vida, como había pasado que de estaragradecida, solo quisiera huir de el, sabia que era injusto desquitarme con el,pero nunca dejaba de pensar, que si el hubiera llegado antes, mis padresestarían vivos, pero no solo me atormentaba por eso, es solo que al estarpresente me hacia recordar mas nítidamente el día que murieron mis papas, eldía en que yo tome la decisión de cambiar

ºººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº

PLISSS DEJEN COMENTARIOS GRACIAS!!!!

ºººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº

O_o ¡¡¡COMENTEN POR FAS!!! o_O

ºººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº

CapituloIII - Recuerdos

La tarde había pasado sin ningúncontratiempo, me encerré en mi cuarto casi todo el día, escuchar música merelajaba demasiado
no se, necesitaba aclararme, ¡ya habían pasado cinco años!Ya era hora de que me olvidara de todo, de que aprovechara para divertirme,tenia que cambiar de actitud, pero no podía, algo me obligaba a mirar por esaventana cada noche, en espera de que el me recordara, me extrañara, en esperade que el mencionara mi nombre solo en un susurro, pero eso nunca pasaba
¡habíacreído tontamente que el pensara en mi siempre, pero que estupida! El eshumano, olvida fácilmente, no es suficiente dar todo para amar a alguien
yo ditodo y ahora, me limitaba a ser espectadora de lo que tenia que haber sido mío

-Alex, ¿estas ahí?

 

-Pasa Kendra
¿algún chisme nuevo?- trate de sonreír, pero mi chiste era malo

-No, ¿solo que ya has estadoencerrada mucho tiempo no?

-Pero, ¡solo llevo unas horas!- ¿desdecuando me vigilaba tanto?

-No me refiero a hoy Alex, merefiero a todo este tiempo, desde que te convertiste, tal parece que no era loque querías
- Su voz sonaba apunto de quebrarse, nunca me di cuenta de que ellame apreciara tanto

-No Kendra, no es eso
-no sabia quedecir, no estaba arrepentida de ser vampiro, solo que no sabia si mis motivospara serlo eran suficientes

-Tienes que superarlo
todos pasamospor eso, pero ya es tiempo de que te des cuenta que no es justo que vivas así,yo se que lo amas
pero el no sabe que aun estas aquí

-Lo se, lo se pero créeme, sientoque fui egoísta
- Se sentía bien por fin pode sacar esa palabra de mi pecho.

-¿Qué? Alex, ¡no fuiste egoísta!, ¡fuistetonta lo admito! - sonrió - Pero noble, tu lo hiciste por alguien, eso cuenta.

-Si, pero yo forcé mi destino
tu,tu hermano todos aquí, son lo que son por que era su destino, por que no teníanotra opción, pero yo, tenia opción y no quise verla, decidí atormentar a tuhermano y de paso a mi novio
o ex novio, ¡lo que sea! Pero fui egoísta, solopensé en mí

-¿Solo pensaste en ti? - En su carahabía una gran duda
- No se supone que lo hiciste por el, ¡por tu novio! -Realmentehabía confundido a Kendra, tenia una cara muy chistosa

-Veras, es que, no estoy totalmentesegura de que haya decidido esto por el

-Ya es hora de cenar niñas
- Lavoz de Luca interrumpió nuestra platica

-Ya es hora de bajar Kendra, teaseguro que no nos escapamos de la junta
-Aun seguía sentada, como analizandotodo lo que le había dicho- Hey vamos -Tuve que gritarle para lograr que mesiguiera

-Esta bien, pero quiero que meexpliques bien eso
- Por toda respuesta solo me rodé mis ojos

El comedor ya estaba servido, solonos esperaban a nosotras, como siempre
esta vez Kendra se sentó con su hermanoy yo junto a Isaac, empezamos a cenar y todos parecían muy animados, contándoselo que habían hecho en su día, que habían ido a visitar no se que museo, que elparque que remodelaban, que ya subieron los precios de no se que
como si esonos afectara
un murmullo me saco del análisis de platicas en el que estaba

-Necesito hablar contigo
- Nadiedetuvo su platica ya que podíamos hablar sin necesidad de alzar la voz, eracomo decir algo para nosotros mismos

-¿De que quieres hablar? Estoycansada

-Y no me digas que piensas dormirtoda la noche
- La ironía de su voz se oía tan clara
maldito pensé

-No, pero tengo mejores cosas quehacer

-Alex, por favor, espiar gente noincluye como diversión

-Cállate ¿quieres? Además no quierohablar contigo, tengo muchas cosas en que pensar

-Alex, ¿quieres mas?- la voz deLuca me distrajo

-Este, no gracias, estuvodelicioso

-¿Si aun no acabas tu plato?

-Si Luca es que como despacio, yasabes

-Ok- Con eso di por terminada laplatica con Luca

-Te sigo esperando Alex
- Otra vezel susurro

 

-Damián ya te dije que tengo cosas quehacer y déjame comer en paz.

-De todas formas, ya se dondeencontrarte

Estábamos levantando la mesa cuandoLuca recordó su junta

-Chicos siéntense, hay algo de loque quiero hablar
- Todos le obedecimos-Como ya todos saben dentro de una semanaes el cumpleaños de Alex- Estaba sonriendo como si fuera a cumplir una de sushijas, era tan ingenuo.

-Ya lo sabemos Luca
¿que planeshay?

-¡estoy aquí!-Me levante de la mesapara hacerles notar mi presencia

-Ya lo sabemos Alex, pero como laultima fiesta que te planeamos fue sorpresa y la saboteaste
no creo que lohagas ahora
- Maldito Isaac, desde cuando apoyaba a la "familia"

-Alex, tranquila, solo será unapequeña celebración, ya sabes que nos encantan las fiestas.

-Pero, no es necesario, yo enverdad soy muy aburrida

-No es una pregunta Alex
ya estatodo

-Pero Kendra, eres mi amiga,tendrías que apoyarme

-Lo siento amiga, pero amo lasfiestas, así que no discutas por favor

-No veo por que tenemos que haceruna fiesta, si no lo desea
solo le gusta que le roguemos
- Silvana me miro dereojo, como siempre, me odiaba de verdad

-No, saben que, esta bien hagamosla fiesta - Solo fue para irritar a Silvana, pero creo que me fue peor a mi

-Esta bien chicos eso es todo
invite a unos amigos de fuera Alex, espero no te moleste

-¿Oye no se supone que es mifiesta? Yo debo escoger a los invitados

-Ajam, dijimos que haríamos lafiesta en tu honor cariño, pero de eso a dejar que invites o que organices algoen ella, estas muy lejos, tú solo eres la excusa
lo siento, disfrútala.

-¡Gracias!

Maldito Luca, seguro tiraria lacasa por la ventana, lo conozco muy bien
caminaba hacia la puerta cuando unamano me detuvo

-Alex, yo no estaba de acuerdo enlo de la fiesta, sabia que no te agradaría

-No te preocupes Gonzalo, se que noeres como ellos- Nos reímos ante mi comentario

-¿Otra vez te vas?

-Solo daré un paseo
ya sabes lo desiempre- Me encogí de hombros, acaso todos sabían de mi trauma

-Creo que deberías dejarlo Alex,sabes que no me gusta entrometerme, pero somos como hermanos y me preocupas

-Tranquilo Gonza, no me pasaranada, además, ya casi lo dejo
- Abrí la puerta para salir pero voltee a verlo yle guiñe un ojo, el era como mi hermanito
.

Estaba sentada en la orilla de unedificio, observando al que fue mi novio, viendo como otra chica ocupaba milugar, había cambiado la pintura de las paredes y los muebles de la sala y sucuarto, esos muebles y eso colores lo había elegido yo, yo decore esedepartamento llena de ilusiones, pero también de temores, estaba sola en elmundo, mis papas habían muerto y el me había llevado a vivir con el
y con suhermanito, que ahora era un adolescente, cumpliría los dieciséis dentro de unasemana, dos días después de mi despertar, ya sabia su rutina, por la mañana seiba al trabajo ellos y mi ex cuñadito iba a la escuela, llegaban y ella lesdaba de comer, salían a pasear o hacer cualquier cosa, y por la noche todosjuntos cenaban y veían la tele, eso debió de haber sido mío.

 

Dos años después de mi"muerte" Armando (mi novio) se había casado con esa chica, linda,pero simple, a mi parecer, llevaban tres años viviendo juntos y felices por loque se veía, me había olvidado tan rápido aun recuerdo las tonterías que estuvea punto de hacer el primer año de vampira
Estaba en la puerta del que fue midepartamento en vida, apunto de tocar para volver a ver a Armando y a Aldo (miex cuñado), no podía evitar sonreír, era feliz de poder ser fuerte para ellos,nunca los volvería a dejar
pero su voz sonó detrás de mi, un aire heladorecorrió mi espalda

-¿Quécrees que haces?

-Vera mi familia,¡ que no ves!

-Creíhaberte explicado bien las normas

-Loentendí, pero es mi familia ellos no dirán nada
así que
- levante mi manopara tocar el timbre pero me detuvo

-Nome obligues a llevarte a la fuerza...- Su voz sonaba de ultratumba, perosolo eran murmullos
-Te dije que nadaseria igual, que no podrías volver como si nada hubiera ocurrido

-¿Esoque quiere decir? ¿Que me olvide de ellos?

-No,eso quiere decir que ellos se olvidaran de ti, tu para ellos, estas muerta yfue mi culpa, no quiero tener mas muertes en mi conciencia así que nos vamos- meagarro de la mano y me alejo del que fue mi hogar, para siempre

CapituloIV - Conociendo pasados

Recordé todo eso mientras veíahacia esa ventana otra vez, que absurdo me resultaba todo cada vez mas, yo ahí,"vigilándolos" y ellos seguros y tranquilos en su casa mientras yosolo era su, no se perro guardián o algo así, cada vez me confundía mas, no sepor que me embargaba la idea de que no hacia lo correcto
escuche pasos, girerápidamente y vi una sombra acercándose a mi, no me moví, ya no le temía anada.

-Alex
¡hola!

-Me has asustado Isaac- Mentí comoera obvio

-Si claro- Camino hasta sentarse ami lado

-¿Qué te trae por aquí?- El aligual que yo éramos del mismo tiempo por decirlo así, lo convirtieron un pocoantes que a mi, pero no sabia nada mas.

-Pues vine a visitarte, ya que casino estas en la casa

-Lo siento Isa, es que no se mepone los pelos de punta - Obvio que no me refería a la casa, sino a Damián, miángel-demonio.

-¿Lo de la fiesta? Yo les dije queno te gustaría la idea!, pero ya sabes eran muchos contra mi, Gonza, también seopuso, pero ya sabes, Luca lo propuso, no se puede ir contra el

-No la fiesta, pues no se creo queesta bien- después de todo no me iba a morir por una estupida fiesta, ¿no?

-Vaya, ¿y todos dicen que nocambias! Eso de que aceptaras la fiesta es toda una revelación, es como unmilagro.

-Ya Isa, bájale, no es para tanto,además aunque todos me vean como la traumada, también tengo ganas dedivertirme

-Ok- Estaba riéndose de mi, lo se

-¿Cual es la gracia? ¿Crees que nose divertirme?

-Pues digamos que no solo yo creoeso
-Le di un codazo

-Tonto, si que se divertirme, yaveras.

-Uy que miedo, ya quiero ver quehaces, de verdad

-Isa, ¿crees que estoy mal?

-¿Por que?, ¿Por venir aquí todaslas noches?- Se quedo pensativo, mirando hacia le ventana que yo siemprevigilaba

 

-Dímelo, por favor, de verdad quenecesito cambiar

-Se que es difícil olvidar, yo pasepor lo mismo
- no podía creer que el hubiera dejado a alguien y estuviera tantranquilo, nunca le oí mencionar nada sobre eso

-¿Tu? ¿te paso lo mismo?

-Bueno algo parecido
estabacenando con mi novia y todo paso tan rápido, entraron unos tipos a asaltar ytrataron de pasarse con ella, yo me metí y solo recibí un balazo directo en elpecho, no tarde mucho

-¿Y como es que eres vampiro?

-Luca estaba cenando con Silvana enel mismo lugar que yo, cuando oyeron el disparo Luca me saco de ahí y Silvanapuso a salvo a mi novia, y pues lo demás es historia, ya la conoces

Me quede sorprendida, el muriódefendiendo algo que valía la pena
el merecía esa oportunidad de estar vivo,bueno de estar aquí de nuevo

-¿Y nunca la volviste a ver? - Mipregunta rompió el silencio en donde nos habíamos quedado

-Si, la volví a ver, pero solo paradespedirme
no quería ser un espectador en su vida, si ya no podía formar partede ella, que caso tenia estar observando, ella me ha olvidado, no por que seauna mala persona, si no por que así tiene que ser
yo ya no estoy vivo paraella, y bueno, todo es un ciclo, algunos mueren y se olvidan, yo estoy muertoen su mundo

-Lo siento- Fue lo único que atinea decir, el era tan maduro a pesar de que teníamos casi la misma edad, ya jamáshubiera podido reaccionar así, se me hacia difícil desprenderme de esa lugar

-¿Y que te pondrás en la fiesta? -su pregunta tan irrelevante me saco de mis pensamientos

-Pues aun no lo se, supongo quecomprare algo, le pediré a Kendra que me ayude

-¡Eso es como un suicidio!

-Descuida, tengo experiencia eneso- Un silencio total cayo sobre nosotros, el no sabia mi historia o nocompleta, pero no me sentía tan valiente para contársela a alguien

-Mmm, creo que mejor me voy, teestoy interrumpiendo en tus labores nocturnas- El siempre reía, no entendía comoera tan feliz, casi comparado con Luca, eran los mas felices de la casa, susrisas llenaban cada rincón
nunca podría ser como ellos.

-No te preocupes, creo que tambiénme iré

-¿De verdad? ¿Ni siquiera es medianoche?

-¿Y que? Ya me quiero ir
- lesonreí, y me levante -Vamos

Era la primera vez en cinco añosque me iba de ese lugar siendo apenas las once de la noche, generalmente me ibapasada la madrugada, pero hoy no se por que, tenia ganas de llegar a mi casa
que extraño, mi casa
nunca lo había mencionado así, pero se sentía bien
teniaganas de sonreír
tenia ganas de cambiar y lo iba a hacer

Caminamos muy lento por las calles,no había prisa por llegar, el conocer a Isaac, me hizo darme cuenta de que nosabia nada de nadie
solo de mi y mi dolor, siempre pensando en mi, nunca enlos demás, tenia ganas de conocer la historia de cada uno de mis hermanos,tenia que cambiar de esa forma, interesándome en los demás

-Isaac, ¿te puedo preguntar algo?

-Si, Alex, lo que quieras

-¿Te has vuelto a enamorar?- Mipregunta lo pillo por sorpresa, lo pude ver en sus ojos

 

-Creo que si

-¿En serio?- Pregunte abriendo misojos como platos

-Si tonta ¡enserio!, ¿crees que losvampiros no podemos amar?

-Mmm no creo que los vampiros nopuedan amar, solo que nunca he notado que te portes diferente con alguna chica

-Eso es por que no me traicionan lonervios como cuando era humano
me puedo controlar mas- Su sonrisa se ensanchoaun mas..

-Y ¡me dirás quien es? Se guardarsecretos ¡lo juro!

-Tonta, es Nina

-¿Qué? Nina, ¿enserio?, ¡quegenial!- Nina me caía muy bien al igual que Lola...-¿Y tu le gustas a ella?

-¿Te salio lo preguntona no?-Suexpresión seria solo logro despertar mi curiosidad y mis carcajadas

-Anda dime, ya te dije que ¡seréuna tumba!- Lo mire con mis ojitos mas tierno y cayo

-No lo se, supongo que si
- Dijoesto ultimo apenándose sobre manera, que estoy segura de haber estado vivo,estaría rojo como tomate
pero trate de no reír

-¿Y que hay de malo en eso? ¿Porque te apenas tanto?

-No lo se, es estupido que actuéasí, pero no se lo que ella piensa y no se, ¡es raro!

-¡El raro eres tu! Deberíasdecírselo, estoy casi segura de que ella siente lo mismo!, es mas tendré queayudarte
- Dicho esto salí corriendo hacia la casa, no había peligro de quealguien nos viera, ya eran las doce, no me ganaría, tenia que arreglar lo suyocon Nina, era muy lindo y ella también, hacían la pareja perfecta.

Llegue a la casa antes que el,entre corriendo ante la mirada atónita de Luca, Silvana, Nina, Lola y Gonza
no podíaparar de reírme
me miraban como bicho raro y caí en la cuenta, nunca me habíareído así frente a ellos

-¿Que me ven?- Pregunte sin pararde reír, le había tomado mucha ventaja a Isaac- Nina tengo que hablar contigo, ¡urge!-Ninase paro del mueble y me siguió al cuarto un tanto asustado, le hice entrar ycerré la puerta, le puse llave y moví el librero para ponerlo deresistencia
Nina estaba congelada, no sabia que me pasaba, y creo que ni yo

-Nina necesito preguntartealgo
pero tienes que decirme la verdad al cien por ciento,

-Claro Alex, lo que quieras- Meparecía extraño que no negara mi petición ya que nunca había sido tan efusivacon ella, ni con nadie

-¿Te gusta alguien?

-¿Qué? ¿A que viene eso?

-¡Limítate a contestar por favor!-Estaba un poco incomoda, pero estaba desesperada por hacer algo bien.

-Si
- Su voz fue algo tímida

-¿Me puedes decir quien?- Sabia queestaba yendo muy rápido pero algo me decía que valdría la pena- Solo te quieroayudar Nina

-Es que no creo que me puedasayudar, no creo gustarle a esa persona

-Vamos, dime quien es, te aseguroque te ayudare, es mas resolveré todo, ¡solo dime! ¡Anda!

-Es que, nunca te habías comportadoasí
es raro, y ¿ahora me quieres ayudar? Digo ¿no te parece raro?

-Si, lo se es raro, pero, creo quehe cambiado así nada mas, de un rato a otro, me siento diferente y se que puedoayudarte, por eso vine hasta aquí
y me comporte como loca frente a todos,necesito ayudarte

-¿Loca? Creo que empiezas a sernormal, por primera vez, desde que llegaste aquí, esta bien te lo diré, perojura que no lo dirás, no importa que no puedas ayudarme

 

-Tú pide y recibirás mi pequeña, ¡anda!

-Me gusta Isaac
- Su voz fue apenasaudible
y yo solo pude sonreír, demasiado a decir verdad
-¿Que? ¿Por que teríes así? ¿Tan imposible es?- Su cara era de decepción, pero los golpes en lapuerta la hicieron saltar

-Alex abre la puerta o veras quehago.- ¡Ups! ese era Isaac

-Si solo dejas de golpear la abro
-Mirea Nina y estaba apenada quería que se la tragara la tierra, yo estaba muydivertida de la actitud de Isaac

-Alex, mejor me voy
- Trataba deacercarse a la ventana

-¡No!, espera ya abro ok, es quesabes algo, le gustas a Isaac, me lo dijo y vine corriendo hasta aquí parasaber si tu sentías lo mismo y pues si, y el ahora me quiere matar por que creeque tu no sentías nada por el

-¿Qué? ¿No estas jugando verdad?

-No, claro que no, solo quiero que seafeliz, por eso llegue así
-Por fin la vi sonreír

-Déjamelo a mí

-Alex a las tres tumbo la malditapuerta

-Vete Alex- Era Nina, me iba acubrir, ahora si vería que hacia Isaac

Salí por la ventana y esperesentada en el techo de la casa para oír todo lo que dirían
esta de mas decirque sonreía demasiado para ser cierto...

ººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº

COMENTEN POR FAS!!!

LES GUSTA, LA ODIAN, LE FALTA ALGO??

DIGANLO!

GRACIAS POR LEER!

Capitulo V - Errores y consecuencias

Todo me salía a pedir de boca,Isaac y Nina, eran novios y si, gracias a mi y mis sutiles tácticas deenamoramiento, tiene mucho que no disfrutaba nada y eso fue realmentedivertido, claro que después tuve que escuchar a Isaac, diciendo que pudo habersalido mal y bla, bla, bla, estaba feliz y eso era suficiente

Sobra decir que llevaba dos díassin pasearme por aquella ventana de mi obsesión, ni siquiera una miradita, yera como estar recuperándome de una adicción, me ponía en días muy ansiosa, perologre controlarme y para colmo estaba feliz por mi fiesta, eso si que era raro
en la casa me miraban como un bicho raro, pero en fin, Kendra me había llevadoa ver miles de atuendos para mi fiesta y obvio ella se compro unos cuantos

-Kendra, ¿no has visto a Damián?
-le pregunte mientras entrábamos a otra tienda.

-Es que, no lo se, como que sesiente raro, de repente te ve feliz y se aleja, bah que tonto es mi hermano.

-¿El que este alejado de la casa espor mi felicidad repentina?

-No lo se, yo creo, bueno la verdadni yo lo entiendo, tu sabes como es
raro
sus motivos a de tener, descuida

-Es que, no se, ya sabes ahora quehe tratado de dejar eso de vigilar cada noche, pensé que debería hacer laspases con el
siempre me ayudo y no entiendo ni siquiera por que lo empecé aodiar, pero siento que necesito arreglar las cosas con el,¿ tu que crees?

-¡Que no creo lo que estoy oyendo!Amiga, de verdad eso me haría muy feliz, solo espera a esta noche, seguroaparecerá, después de todo es tu cumple y sabe que el tiene toda la culpa eneso

 

-Mmm Kendra, tu hermano no tiene niuna culpa, lo sabes

-Bueno, me refiero a que el
- Volteoa todos lados y se acerco a mi oído-Te convirtió

-Vale, tiene razón, espero que esteen la noche para poder hablar
-No sabia por que, pero el hablar con el era algoque me faltaba para continuar mi "recuperación"

-¡Kendra estas enferma si piensasque saldré así!- Era vergonzoso mi atuendo, un vestido pegado al cuerpo, ¡quedigo pegado! ¡Pintado!, color mostaza y encima un escote en la espalda que dabamiedo, me daría un resfriado de ser humana.

-¡Vamos sal ya!- En estos momentosodiaba a Kendra
Salí del baño muy despacio, me daba pena verme con algo así, yoque siempre había sido un poco mmm.....como decirlo cero fashion, y Kendra todo lo contrario

-¡Kendra, esto es demasiadoescandaloso!

-¿Que bromeas? ¡Ese color te quedaprecioso! Y bueno la verdad amiga tu cuerpo es perfecto, ¡solo que nunca lodejas ver!

-No me gusta que me miren, losabes, prefería algo mas discreto

-¡No!, ni loca, tu cumples y tieneque resaltar! Y ese vestido hará eso por ti, así que ponte lo zapatos y listo,quedas divina

Simplemente me resigne a usar loque me diera ella esta noche, si no se ponía muy pesada y no quería aguantarla
saliendode la habitación di una ultima mirada al espejo, y pues creo que Kendra meinfluenciaba demasiado, por que me gusto lo que vi, el vestido largo arrastrabaun poco de la parte de atrás, como con una cola, completamente liso, seda,color mostaza, mi color favorito, mi cabello negro esta recogido en un chongoalto, pero que dejaba algunas hebras de cabellos sueltas, aparentando rebeldía,las zapatillas, de un hermoso amarillo a juego con mi vestido, los accesorios,discretos y perfectos

-¡Hey!!- la voz de Kendra me sacode mi auto-admiración - Lo ves te dije que te veías genial

-Cállate, si no quieres que corra

-Ok, solo baja, no puedo esperar

Baje las escaleras con un malpresentimiento, se oían demasiado murmullos para una fiesta pequeña, ¿pero aquien quiero engañar?, mi vestido no esta como para una cena"familiar", estaba aterrorizada, un brazo trato de reconfortarme,Gonzalo, siempre ayudando..

-luces hermosa Alex- me decíamientras me tomaba de la mano para entrar en la sala
- y si efectivamente Lucase había pasado, parecía mas un salón lounge, que la casa donde vivíamos,camine despacio, mirando a mucha gente que ni conocía, cuando oí una voz quereconocí

-¡Y aquí esta nuestra cumpleañera!-Luca anunciaba con orgullo, como cuando un padre presenta a su hija ensociedad, ¡si que estaba loco! Corrí hasta donde estaba y lo abrace

-gracias Luca, aunque te pasaste- medevolvió el abrazo y me beso la mejilla, Silvana a su lado solo bufaba

-Silva, ¡no vas a felicitar a miAlex?? - Luca nos trataba como bebes, eso enfurecía a Silvana, mas conmigo, omas bien, solo conmigo

-Claro-dicho esto me abrazo de laforma mas hipócrita que he visto en mi vida - felicidades Alex

-Gracias
-Fue mi única respuesta,ya que Isaac me jalo y me abrazo con toda su fuerza al igual que Nina

-Te queremos Alex- Dijeron al mismotiempo, y así fue pasando de brazos en brazos hasta que lo vi, parado en laentrada del salón con un traje color blanco, a juego con su piel, pero encontraste con su cabello negro, sus ojos grises, nunca lo había observado tanbien, era muy guapo, y Dios llevo cinco minutos parada enfrente de el sin decirnada, ¡si que soy tonta!

 

-¿No me vas a felicitar?-Fue loúnico que pude decir

-Claro ¡felicidades!- Lo dijo sinun intento de hacerse y abrazarme como lo hicieron todos.

-Gracias- Avance un poco mas hastaestar completamente de frente

-Necesito hablar contigo
- No sabiaque decir pero eso sonaba importante

-Claro, cuando gustes

-¿Ahora?- Su cara no denotaba nada,siempre era así, frió, calculador, pero ilógicamente seductor

-Mmm, no creo que sea oportunoAlex, es tu fiesta, no puedes desaparecer
- Mire hacia la sala y vaya que formade olvidar que era mi cumpleaños, todos bebían y bailaban sin siquiera mirarme

-Yo creo que ya me olvidaron,vamos
- Le tendí mi mano para que me siguiera, pero no la tomo, solo camino ami lado, no sabia por que, pero me dolía su frialdad

Llegamos a la azotea, camino haciala orilla y se quedo ahí plantado, poniendo distancia entre nosotros, despuésde todo yo siempre había sido así con el, el solo hacia lo que yo le habíahecho

-Sabes, hace unos días que casi noestas por la casa

-He estado ocupado Alex, yotrabajo- Como siempre mencionando mi inutilidad en la casa

-Lo se, pero antes estabas mastiempo

-Si, pero ahora no tengo mucho quehacer, ya no tengo que vigilar que no hagas estupideces, digamos que me sientomas libre
- Lo dijo con un dejo enorme de ironía en la voz, era como si meestuviera escupiendo que por mi culpa detuvo muchas cosas en su vida

-Yo nunca te quise hacer perder eltiempo
yo solo quería disculparme por lo grosera que he sido todos estos años,se que no lo merecías

-Descuida Alex, eso me pasa portener momentos de debilidad
pero ya no, así que fuiste mi único error
- Si pudiera llorar lo haría, aquí estaba yo,pidiéndole disculpas y el muy imbecil, me retallaba en la cara que era un errorque yo estuviera ahí, que era su error mas bien

-Entonces, me hubieras dejadomorir, ¡así te evitarías tanta carga!- Mi paciencia se estaba acabando, que yome humillara era rarísimo. Y lo hacia ante el, el idiota no sabia el esfuerzoque hacia
de repente lo vi parado frente a mi, a centímetros de mi, me obligo alevantar la cara, quería empujarlo y que se matara, pero no podía, permanecíamóvil, estática, esperando su reacción..

-Es una lastima que ya lo hayahecho
- Su voz fue un susurro, pero las palabras cortaron como navaja lo ultimode dignidad que me quedaba
me separe de el y comencé a correr, tropecé y caí,estábamos en el tercer piso, pero nada me pasaría, tal vez el vestido serompería, pero yo saldría intacta, sentí sus brazos envolviéndome y cerré losojos, ahora si quería morir
cuando me puso sobre el suelo, los abrí, estabadelante de mi otra vez, estaba furioso..

-¡Ya deja de hacer estupidecesAlex! Ya estoy harto, me entiendes, no puedo aguantarte mas, solo piensas enti, en tu vida, ¡en tu miseria!, no sabes nada, ni te importa nadie, yo
simplemente no puedo estar cerca de ti

 

Dio la vuelta y se fue, yo estabafatal, pero no arruinaría la fiesta, esta vez no

ºººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº

te gusta? la odias? quieres tirarla por el wc?? dimelo jojojo...

dejen comentarios plis, saludos!

Capitulo VI - La fiesta

Entre de nuevo en la casa, todos sedivertían como antes, solo que había mas gente, Lola me abrazo por la espalda yme invito a bailar, acepte, no quería arruinarme mi diversión, llevaba horasbailando
con Luca, solo una canción por que Silvana me veía con odio, conGonza, el no tenia problemas, con Isaac, solo una, por que su novia tambiénbailaba, Damián, se había perdido de vista y así era mejor, ya había dicho todolo que tenia que decir, bien
¡olvidado!

-¿Donde esta Kendra?- Le pregunte aGonzalo que bailaba conmigo

-Mmm, no se la vi desaparecer conun chico, pero pues ya sabes, estará ocupada

-Si, eso creo, ¿que nunca secansa?- Me reí para mis adentros, mi mejor amiga, también una ninfomaníacompulsiva

-Alex, me voy con Lola, ¿te quedasaquí?- Estaba bailando como hace mucho no lo hacia, no me pensaba sentartodavía

-No Gonza, me quedo, ve con Lola
¡tigre!- Le grite mientras veía como reía, ellos también hacían una lindapareja

Me quede bailando sola en la pista,no tenia ánimos de parar, uno voz en mi oído me detuvo de golpe

-¿Quieres bailar?- Era un chicoguapísimo, alto, rubio, ojos verdes, todo un cromo el niño

-Claro- Puse mi mejor sonrisa y mellevo mas al centro de la "pista"(ya que como dije antes era la salade la casa)

-Tu eres la del cumpleaños ¿no?

-Si, la misma
¿y tu eres?

-Patricio, mucho gusto, ¿Alex?

-Igualmente, Patricio-Me sentíabien con mi cambio
hace mucho que no beso a un chico, Dios, parezcodesesperada

Seguimos bailando casi toda la madrugada, hablábamos decosas sin importancia, pasatiempos, etc., la verdad hasta podía pasar por unavampira normal
hasta que apareció mi demonio, hablando con una chica en labarra, todo dentro de mi comenzó a arder y no por pasión precisamente, estabafuriosa de verlo ahí con otra, pero a mi que me importa, después de que me había humillado, estaba como sinada, con una tipa en la barra, tenia que hacer que se alejara, que pasara unamala noche, eso era una promesa para mi misma
humana.Traía a una humana a mifiesta, no me molestaban los humanos, sino el hecho de que el estaba con una,Me pagara el haberme humillado
comencé asonreír y patricio lo noto

-¿Qué es gracioso?

-Mmm, nada, sabes necesito sentarmeun rato- Me miro muy extrañado sabia que era vampira por lo tanto era ilógicoque me cansara

-Vamos a la barra- Era exactamentelo que quería que me preguntara

-Claro
- Me tomo de la cintura conun brazo y me llevo a la barra, nos sentamos unos bancos alejados de Damián, noquería que pensara mal

-Quieres algo- Pregunto antes depedir el

 

-Lo que sea, pero fuerte
- Mire dereojo a donde estaba el, sabia que me miraba, estaba sorprendido de verme ahí,interactuando como cualquier persona, era raro en mi, lo se, el pensaba que meiría a encerrar a mi cuarto como siempre que me decía algo, pero no, ya no

-Si no se va esa niña en cincominutos, te juro que será la primera vez que probare la sangre directamente deun humano
- Mi voz fue un susurro, nuestra forma de comunicarnos era única, ello oyó perfectamente, su cara decía todo

-Cuando tu te alejes del perritoque te encontraste
- No pensé que me contestar, pero si, lo hizo, pero por quelo llamo perrito

-Yo pedí primero
- Me empezaba adivertir con esto

-¿Te pasa algo Alex? - La voz dePatricio me obligo a voltear a verlo

-No, nada, y ¿como estas tu?

-Excelente
cuando Luca nos invitono creí que tuviera una hija

-Ha Luca exagera
. Oye, ¿sabes loque
soy?- Yo y mis tácticas de persuasión
es que nunca hablaba con nadie que nofuera de mi familia

-Su risa sonó por toda la casa- Claroque se que eres vampira

-ha- mi alma descanso- ¿y tu eres? ¿Unvampiro?- lo se sonaba estupido en mi boca, pero tenia que saber
la verdad quehacia años que no interactuaba con nadie que no fuera mis hermanos
era tanraro, pero no sabia como expresarme al cien porciento.

-Mmm, ¿no sabes lo que soy??- suvoz mas que de duda era de sorpresa

-Honestamente no
he estadoencerrada mucho tiempo y soy cero perceptiva respecto a todo, por eso tepregunto, además nunca te había visto por la casa y Luca no había hablado de tiy tu familia

-¿Pues, ya que aclaras eso
soy unlobo

-¿un lobo? -¿Acaso tambiénexistían? Bueno que si existía yo que soy vampira un lobo era lo de menos ¿no?

-Ahh- estaba como decirlo, ¿sorprendida?-Pues un gusto
- le dije sonriendo y sintiéndome mas tonta que antes
ahora sabiaa que se refería Damián
por cierto que tenia una platica pendiente con el

-Damián ya te di mas de cincominutos, recuerda que mi paciencia es muy escasa
- le dije con la voz mas suaveque pude, era como una caricia, sin dejar de ser intimidante

-Pensé que te habías olvidado, comoplaticabas con el perrito
- su voz era de enojo, pero se controlaba bien, sinembargo mas ganas de hundir mis colmillos en el cuello de la chica cada vezaumentaban más

-No, sabes que siempre tengo tiempopara ti
- eso era cierto- Sin embargo tengo que admitir que a pesar que merehusaba a beber sangre de alguna persona directamente, el hecho de poderpracticarlo con esta chica me resulta bastante atractivo
-Y no bromeaba con eso

-Deja de jugar con eso Alejandra,ya te dije que me dejes en paz, no se por que ahora te da por molestar, teprefería traumada - Eso ultimo me dolió, pero no quería perder el control ymenos cerca de la chica, la verdad había controlado mis ansias muy bien durantecinco años, no en vano caminaba todos los días por las calles mas atascadas demiles de humanos, para controlarme precisamente, pero había algo en esa chicaque me estaba haciendo quemar por dentro

-Alex, vuelvo en un minuto, ¿meesperas aquí?- patricio se levantaba de la barra

 

-Si aquí me quedo, ve- no podíadejar de pensar en la chica que se encontraba a unos bancos del mío, en sucuello, en la sangre que corría por sus venas, antes nada de eso me habíaresultado perturbador, pero ahora, era inevitable oír cada latido de su frágilcorazón, invitándome a probar solo un poco de su sangre
necesitaba morderla, yano era un juego, era una necesidad y quemaba cada milímetro de mi ser,necesitaba que muriera y tenia que ser ya, pero parece que Damián noto la formaen que me había quedado..

-Alex contrólate- su susurro llegoa mis oídos para despertarme del transe en el que me encontraba

-Estoy tranquila- pero mirespiración era acompasada, trataba de no respirar, no lo necesitaba, pero elolor de su sangre era tan adictivo, mi boca se sentía completamente seca
- ¡déjame!-mi susurro fue mas que eso, por que la chica me volteo a ver
error, pude vercada torrente sanguíneo dibujado en su rostro, invitándome a probar
no pensé,cuando recordé estaba exactamente detrás de ella, tomándola del cuello, ella semoría de miedo y la fiesta se paro completamente, todos me miraban, hasta que Damiánreacciono

-Aléjate Alex
- su voz estabaexpresada con cautela, yo nunca había sentido esa adrenalina en mi cuerpo,sentía una euforia repentina, como cuando ganas algo que creías haber perdido,sentí una mano en mi hombro y mi reacción fue extraña, conocía esa mano y sabiaque me había extralimitado

-Tranquila Alex
!déjala!- su vozera lo único que pude escuchar y mire a la chica, asustada, aterrorizada diríayo, solo fue en ese momento que note lo que estaba apunto de hacer
era laprimera vez que desee matar a alguien, yo nunca me había permitido esesentimiento, con nadie, ¿por que lo hacia ahora? ¿Por que con la invitada deDamián?, la solté, pero aun el olor a su sangre dañaba cada fosa nasal como side ácido se tratara, aun seguía cerca de la chica, pero peleaba con migo mismapara dejarla por completo, deseaba que alguien la arrebatara de mis manos, perotodos temían empeorar mi reacción, nunca me había comportado así

-Alex, por favor, relájate
- Isaac,trataba de hacerme regresar a mi estado normal, pero era difícil, cuando pudearticular palabra, mi voz no tenia toda la fuerza que había esperado

-Llévatela
ya!- eso era una orden ysabia que solo el la había escuchado, por que tan pronto lo dije el la abrazo yse fue con ella, todo de ahí paso tan rápido, Kendra me abrazaba al igual queNina y Lola, me sentía fatal, después de todo acababa de arruinar la fiesta!

Pasaron alrededor de veinte minutosy nadie me soltaba ni articulaban palabra, era como si trataran de evitar quefuera tras ellos

-Chicos, ¿pueden soltarme? Estoybien, créanme no iré tras ellos- mi voz pareció convencerlos por que aflojaronun poco, Gonzalo se acerco a mi preocupado

-¿Estas bien? ¿Segura de que si tesoltamos te quedaras aquí?

-Estoy segura, no iré tras nada,estoy bastante avergonzada, nunca en todo mi vida había sentido algo así, yjamás me había comportado de esa manera, lo siento- ahora me sentía culpable,como si de verdad hubiera asesinado a esa chica, tenia que irme de ahí, noquería estar ahí parada ni un minuto mas tenia que correr
-necesito irme

 

-No, Alex puedes ir tras ellos, noqueremos arriesgarnos

-Kendra tu me conoces, sabes que noharía eso, como explicas que no haya matado a esa chica, sabes que no es asícomo quiero vivir, lo sabes
todos - lo dije mirando a todos los que merodeaban en ese momento- Luca tu lo sabes, me siento fatal, quiero salir, porfavor

-Luca, no podemos dejar que hagauna tontería- Silvana, como siempre apoyando cualquier cosa que me llevara lacontraria
-sabes que puede ir tras ellos

-Ya han pasado 30 minutos, no creoque aunque quiera pudiera dar con ellos
- Luca siempre me daba la razón, Kendrame soltó completamente al igual que las chicas

-Gracias, Luca,- lo abrace paracolmo de Silvana y salí corriendo de la casa, si me hubiera visto correr segurome reía de mi misma, una chica guapísima (esta por demás decirlo), vestida conun sensual vestido corriendo, saltando como loca de techo en techo
no sabiaexactamente a donde iba, pero quería despejarme, olvidar que esta noche, despuésde cinco años de ser vampira, por primera vez había sentido deseos de matar aalguien, cuando me di cuenta de a donde había llegado, note que nunca podríaalejarme demasiado de ese lugar, mire hacia la ventana que había mirado losúltimos cinco años y no vi nada especial en ella, un sala, donde dos enamoradosse abrazaba viendo la tele, eso era demasiado normal, para mi, de hecho, yonunca veía tela ni cuando fui humana ese pasatiempo me llamo la atención
algoen mi forma de ver esa ventana me hacia sentir rara
sentía que invadía laprivacidad de esa persona, me sentía ajena a el
comencé a reír, creo que lohabía superado, por fin después de cinco años y de casi matar a alguien, ya nome importaba ver lo que sucedía a través de esa ventana, ya no era nada parami, así que solo quería relajarme y me acosté boca arriba con mi hermosovestido de seda
viendo el cielo, cosa que hace años tampoco asía

ººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº

Tomatasos?? Flores?? por favor dejen reviews... gracias por leer!!!

Primero que nada kiero agradecer a todas las personas que me han dejado comentarios, de verdad que leerlos me hace tan feliz, no se lo imaginan!

Pues muchas gracias por leerme... un bexo a todas gracias!

ººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº

Capitulo VII - Después de cinco años
despierto


Unos pasos me hicieron poner másatención a mí alrededor

-Hola Kendra
no pensé que también ati te gustara seguirme.

-No es eso Alex, quería ver
siestabas bien- su voz aun era cautelosa

-¡si claro!, quería asegurarse deque no había ido tras la humana
Pensé que venias a inspeccionar que no hubierasangre en mis manos
- se acerco hasta donde estaba y se sentó a mi lado

 

-Claro que no tonta, yo teconozco
el hecho de que hayas recapacitado y la hayas dejado ir, cuando soloestabas a un centímetro de ella, dice mucho de ti
no pensé que la fueras adejar ir, yo no creo que me hubiera podido controlar

-Yo
-no tenia palabras paraexpresar lo culpable que me sentía
- Lo siento
arruine la fiesta otra vez
Juegos gratis

-Claro que no
créeme ya no habíanadie, solo nosotros y el lobo con el que platicabas
.no pensé que tuvieras tanmalos gustos

-¡Oye! No estaba mal
además erasimpático

-Si pero era un lobo, ¡puaj!,hubieras visto la cara de Damián cuando te vio con el -Sonrío tan feliz aunqueyo no le hallaba mucha gracias yo a su comentario

-¿Como es que llego Damián anuestra platica??- le pregunte un poco molesta

-Mmm, no lo se, pero su cara eradivertida

-Ok- mi mente se quedo en blanco,no sabía que decir
- ¿Está enojado?

-¿Quien?- se acomodo a mi lado paraobservar el cielo

-Pues Damián tonta, ¿quien más?Casi mato a su cita- o cena
pensé.

-La verdad no lo se
no ha llegadodesde que salió de la casa
supongo que, ¡hay no se! ¡No creo que se enoje! Unerror lo tiene cualquiera

-Kendra, no entiendo porque me pasoesto
yo no quería, estuve mas de media hora a su lado y nunca sentí lanecesidad de hacerle daño

-¿Entonces por que casi la matas?

-Estaba peleando con tu hermano yno se, empecé a sentir un fuego que recorría mi cuerpo y el deseo de matar, yfue horrible, nunca había sentido eso

-No se, cuando estas enojado es masdifícil controlarse
a mi me ha pasado
pero no entiendo a que se debió tuenojo
-Era una pregunta, pero no tenia el valor ni las palabras correctas paracontestársela, yo solo se que me enoje porque Damián estaba con ella, y meignoraba
ni siquiera me dio un abrazo por mi cumpleaños
y ¡que estúpida soy!-¿No me vas a decir verdad?- Kendra ya estaba parada de nuevo

-Lo siento, todavía no puedo

-Esta bien, no importa
me tengoque ir
tengo una cita

-¿tu? ¡Que raro!- Ella siempretenia citas
era demasiado promiscua
y eso le divertía

-Si ves a mi hermano, dile que fuial iglesia
adiós- se dio la vuelta y se fue

Aun estaba recostada en el piso,pero creo que ya era tarde
o muy temprano
por que el cielo ya no se veía deltodo negro
unos destellos rojizos cruzaban, me tenia que ir, este es el ultimodía que vengo a este lugar
me senté y observe la ventana, lo vi eldespertándose apenas con su pijama azul y la vi a ella
-Adiós- dije apenas enun susurro
y me levante con una gran sonrisa en mi rostro
tendría que ir a lacasa a disculparme

Camine por las calles aundesiertas, era muy temprano, mi vestido no ayudaba a ser discreta, pero nohabía de otra, si me lo quitaba, estoy segura de que llamaría mas laatención
la gente empezaba a salir a la calle y de repente oía uno que otrocomentario que me hacia reír

-Debe ser una actriz, ya ves que son muy excéntricas
- Ese fue elque se llevo las palmas
, pero recordé que a los ojos humanos yo eraperfecta
así que ni modo
seguí caminando, ya podía ver mi casa a lo lejos,nunca la había apreciado bien pero era hermosa, ¿en que mundo había vivido quenunca vi lo grande que era?, parecía una mansión
pero bueno que me extrañaba,si Luca era así, tan aristocrático siempre
pero de verdad que erahermosa
pintada en su totalidad de blanco y con unas columna sacadas de unapelícula a las orillas, el pórtico de casa de muñecas y todo en si eraperfecto
sentía como si acabara de despertar del mas largo sueño
tuve queentrar por la puerta principal, era raro pero yo casi nunca había usado esaentrada
nunca había notado que teníamos un jardín precioso
pasaría mas tardespor aquí.

 

Dentro de la casa todo estabanormal
parecía que nunca hubo una fiesta
pero es que somos muy rápidos y masconociendo a Silvana
una vampira neurótica súper limpia

No había nadie dentro, supongo quefueron a comer
comencé a subir las escaleras para ir a mi cuarto, tenia quecambiarme

-Otra vez arruinaste la fiesta
-Silvana, no podía perder el momento para hacerme sentir miserable

-Si, supongo que ya es un don enmi
¿donde están todos?

-Salieron
¿por que siempre tienesque arruinar todo? No se por que Damián se molesto en convertirte en vampiro,eras solo una carga, le arruinaste su cita, arruinaste la fiesta, arruinas mivida y la de cada persona que te conoce
no te parece suficiente como paralargarte de aquí..- sus palabras era ciertas, lo había arruinado todo

-Tal vez tengas razón
pero sabeshoy no tengo ganas de discutir
así que te tendrás que quedar con todo tu odioguardadito eh, nos vemos- Comencé a subir las escaleras hasta que se pusofrente a mi tapándome el paso

-No mereces ser lo que eres, nomereces que se preocupen por ti
- Dicho esto se fue de nuevo, dejándome en lamas profunda y jodida depresión, tenia razón, siempre arruino todo

Una vez en mi cuarto me tumbe en lacama (¿para que queríamos camas? Luca y sus ideas), me sentía mal, tenia quedisculparme con Damián, pero no sabia como, sabia que estaría enojado y laverdad me daba un poco de miedo
y de repente paso
sentí que algo escurrió pormi mejilla, una gota, pero en mi cuarto era imposible que hubiera goteras, lahubiera visto desde hace mucho, pero inexplicablemente esa gota salió de miojo, el derecho para ser exacta
¿estaba llorando? ¡Los vampiros no podemosllorar!, o eso me dijeron, como era posible entonces, corrí al espejo y eracierto, mis ojos se veían inundados
no sabia como había pasado, pero tenia quecontárselo a Kendra
me acosté de nuevo en la cama, tenia que pensar la formade disculparme con el
me quede pensando, pensando que le podría decir para queme disculpara, hasta pensé en comprarle algo, pero ¿Desde cuando me importabaque el se enojara? Y es que tal vez nos enojábamos por cosas tontas, pero habíaestado apunto de matar a su cita y eso era grave

La puerta se abrió de golpe y secerró aun mas fuerte, Silvana ¡otra vez!, pero no oí ni un grito, así que abrílos ojos y ahí estaba el, callado, mirándome

-Damián yo
- su mirada era tan
¿indiferente? No lo puedo descifrar nunca.

 

-No trates de excusarte, ¿en quepensabas? ¡Pensé que no querías ser así!

-Yo, no se que me paso, solo actuéy fue estúpido lo se, pero ¡no quería hacerle daño!

-Casi la matas

-Casi, pero me contuve, ¡te pedíque la alejaras eso no cuenta!

-Pero, pensé que no te ibas a podercontrolar, pensé que serias mas desdichada si la lastimabas.

-¿Que?- sus palabras me daban otraidea de lo que el pensaba- ¿No estabas preocupado por ella? ¿Si no por mi?-abrílos ojos tanto como pude, sentí otra vez mis ojos llenos de lagrimas,¿ por queestaba llorando? Cuando vio las lágrimas resbalar por mi cara, pude notar losorprendido que estaba

-¿Por que? ¿Como es que estasllorando?

-No lo se
perdóname, no quería arruinartu cita, de hecho no quise arruinar tu vida, nunca, yo

-¿Te vas a ir?

-¿Que? ¿No por que lo preguntas? ¿Quieresque me vaya?

-Es solo que te oí despedirte ayero más bien hoy en la mañana, y pensé que te ibas y vine a ver por que

-No me voy, me estaba despidiendode mi trauma, ya sabes

-¿De verdad?- se había sentado enla esquina de mi cama y me miraba sorprendido- ¿Que te hizo cambiar así?

-Platicar con Isaac, nunca me dicuenta de lo egoísta que he sido con todos, contigo
solo pensaba en mi, y enmi problema, nunca note nada mas, hoy cuando venia caminando para acá, vi lacasa y creo que es la primera vez que la veo bien, es perfecta y vi el jardín ytodo y es como si hubiera estado dormida todo este tiempo, nunca estuve muyconsciente de nada, por eso nunca había sentido el deseo de matar a alguien, ytodo es como nuevo para mi
-sonrió, mis explicaciones las había recitado comoun poema
tiene mucho que no veía su sonrisa, era perfecta al igual que todo enel
pero ¿que me pasa? Por que lo observo tanto, no lo se

-Creo que has despertado a tu nuevavida, después de cinco años
ya era hora

-¿Es cierto lo que dijiste ayer? ¿Yate harte?

-Pues en una forma si y no
creoque no me puedes hartar
- su voz fue muy suave, pero yo siempre lo podía oír

-¿Por que crees que somos losúnicos capaces de comunicarnos así?

-No lo se, la verdad nunca hepensado en eso
pero es mejor que tener celular

-Sabes ayer cumplí años, pero creoque te debo felicitar a ti, por no haberme matado en estos años

-¡Nunca haría eso!- su voz se apagoun poco, se quedo mirando la ventana

-de todas formas gracias porsoportarme
- me acerque a el y lo abrace, se quedo helado, no se movió, se quenunca había sido así, pero necesitaba tanto un abrazo y lo quería de el, volteoa verme y sonrió, me abrazo
olía mejor de lo que esperaba, su pelo era masrebelde que el mío, revuelto en todas las direcciones, sus ojos, esos ojos tanperturbadores y perfectos, entendía que al convertirte en vampiro erasperfecto, pero estoy segura de que el ya era perfecto cuando era humano
¿puedeser que este sintiendo algo por el? Puede ser que
no, nada, no puede ser nada,yo simplemente no tengo nada que ofrecer a alguien perfecto como el
así nosquedamos largo rato, abrazados, extrañamente me sentía en casa

 

Capitulo VIII - Ahora que todo ibabien

Parecía increíble el tiempo queperdí
aunque no me arrepentía de haberlos estado cuidando estos cinco años,pero ya me sentía mas libre
casi tenia ganas de conseguir trabajo o entrar a launiversidad como Kendra
pero aun necesitaba tiempo para encontrarme a mi misma.Aun parecía increíble que pudiera llorar, lo se ¡es raro! Luca decía que talvez todo el tiempo que estuve encerrada en mi misma, luchando por tener unlugar como humana, cuando yo ya era un ser inmortal me había"humanizado", por lo tanto podía sentir en forma humana, mas cosasque ellos
o tal vez que cualquier vampiro, el hecho de que pudiera llorar lodecía todo, O la otra opción como la veía Silvana es que si siendo humana habíasido una ridícula sentimentalista seguro eso se había pasado conmigo a laeternidad
ya había pasado una semana desde mi cumpleaños, ya todos me habíandisculpado por arruinar la fiesta y no había vuelto a mi ventana de perdiciónni una noche más

Empezaba a tener mas comunicacióncon Damián, parece que ya no nos odiábamos tanto
a veces hasta salíamos acaminar juntos, era como decir
"divertido".

Nunca notaba nada, pero ahora,podía notar que en la casa siempre había mucho jaleo
ruido en un cuarto, en el otro,en la sala, en todos lados
siempre había risas, era raro, pero actuábamos talcomo una familia lo hacia, nos reuníamos todos en el comedor como a las tres dela tarde (la hora de la comida)
aunque no comíamos, bebíamos
pero erararo
tener de nuevo una familia.

Kendra me presentaba bastanteschicos
pero no me daba gana salir con alguien, apenas me empezaba a conocer ami misma, no podría tratar de entender a nadie mas, últimamente pensaba mucho,a veces entre todos mis pensamientos salían unos ojos grises perturbadores
susojos, creo que pensaba mucho en el, sus ojos grises, peligrosos, su boca,demasiado tentadora
su pelo negro, revuelto, siempre dándole un airedespreocupado e irremediablemente sensual
¡no!, no tengo que pensar en el

Siempre que comenzábamos a hablarde algún chico su imagen era lo primero que mi cerebro imaginaba
el.

Regresaba de mi paseo diario, elhecho de estar empezando a ser "vampira" a veces me asustaba,encerrada en mi misma casi ni olía la sangre de los humanos, pero ahora queestaba conectándome con mis nuevos sentidos el olor de la sangre me golpeabacada cinco segundos
aunque cinco años caminando entre un mar de humanos, me habíalogrado inmunizar un poco, repetía esa practica, no quería matar a nadie, esolo tenia claro

Podía observar la casa, mi casa,desde la calle, era la ultima de la calle, pero no dejaba de ser hermosa, nopodía parar de verla, recuerdo que era exactamente igual o muy parecida a lapelícula favorita de Luca (lo que el viento se llevo). En muchos aspectos Luca habíasido o era un verdadero padre para mi, simple me cuidaba, y yo lo quería comotal
cuando estaba viva, no había tenido hermanos, ahora tener tantos mefascinaba
mas por que me llevaba con todos

Sonidos dentro de la casa mehicieron regresar ala realidad, algo estaba pasando, las pisadas, el sonido erarápido, desesperado se diría
corrí, a la maldita velocidad humana, sabia queeran vampiros, ¡inmortales! Pero algo dentro de mi me decía que tenia que estarahí, asegurarme de que estuvieran bien...

 

Alcance la puerta y la abrí degolpe, la esencia de sangre me lleno cada poro
algo estaba pasando, ese olor,era conocido, lo conocía de alguna parte

Al llegar a la sala Isaac medetuvo, el olor me hacia agua la boca, pero el saber que conocía a esa persona,me desesperaba

-Vamos a la cocina Alex
- su vozera de preocupación, no sabia si por mi o por el olor a sangre

-¿Que pasa Isa? ¿Por que huele así?¡Dime que todo esta bien!- me estaba desesperando, llegamos a la cocina, peroIsaac, no me soltaba
-¡Lo conozco! Ese aroma- me soltó y me miro

-¿Lo conoces? ¿Como?

-No se, su aroma, se que loconozco, creo que si lo viera
- seguía parado enfrente de mi, bloqueándome lasalida.

-No creo que sea buena idea quevayas, hay demasiada sangre Alex, a mi me cuesta estar ahí

-¡Pero a mi no! Déjame ir
- mi vozera suplicante, pero si Luca le había dado ordenes, sabia que no iba a aceptarque me fuera

-No puedo
Luca.-Con eso había dichotodo, me deje caer en una silla, tendría que esperar

-¿Y cuando menos me puedes decirque paso?

-Un chico, herido
lo están tratandode salvar, pero no parece que vaya a servir esta vez

-¿Lo van a convertir?

-¡No! El doctor esta aquí
si lopueden estabilizar lo trasladaran a un hospital

-Ah- quien era esa persona, que le habíapasado, la puerta de la cocina se abrió de golpe- Damián acababa de entrar, sucara no denotaba nada, ¡nunca lo hacia!

-Alex, tienes que venir
¿podrásresistir?- sus ojos me miraban fijamente, en otra situación me abría aventadohacia el y juro que hubiera dejado que me hiciera lo que se le viniera en gana,¡pero esto era serio! (nota mental: dejar de hablar tanto con Kendra)

-si- me pare y camine siguiéndolo,estaban en la biblioteca, entramos, sobre una cama estaba una persona, ¡hombre,mujer? No lo se, estaba llena de sangre
y otra vez su olor me golpeo, pero estavez con mas fuerza, me garganta ardía como a fuego vivo
pero reconocía eseolor
¿de donde?

Sentí la mano de Damián sobre lamía, era tan reconfortante
me acerque, su mano apretaba la mía, me trataba detranquilizar

-Despacio Alex- su suave voz, llegoa mis oídos y trate de relajarme

-Alex, acércate- Luca, estabaparado a lado la persona, sin muestras de incomodarse por el olor a sangre
-¿Loconoces?- estaba ya a un lado del chico, lo conocía, para mis desgracia si, ¡loconocía! Era el, mi ex cuñado, lleno de sangre y apunto de morir, ¿como paso?No lo se, pero el mundo se detuvo
yo solo lo observaba, yo no era un niño, peroera igual a el
no me pude mover
oí su voz

-Tienes que decidir

-¿Qué?- no entendía, sentía lamirada de Damián, no sabia que hacer

-Alex, decide rápido, ¿loconviertes o no?- Luca me estaba dando a escoger entre la vida y la muerte deeste niño que yo cuidaba cada noche, y la culpabilidad llego a mi
si loshubiera cuidado como siempre hubiera evitado esto, pero creo que Damián lo leyóen mi cara por que su voz se hizo presente en la sala..

 

-Tú no tiene la culpa Alex, perodecide ahora, nadie lo va a hacer por ti

-Pero yo no se como
- me sentíaestúpida ya que siendo vampiro tenia que saber, pero nunca lo había hecho

-Solo muérdelo
bebe un poco desangre y déjalo

-¿Podré?...

-Alex, ¡no hay tiempo!- Luca estabadesesperado
sus ojos me lo decían

-Esta bien
- me acerque a su cuelloy cerré los ojos
la sangre tomada de esta manera era tan diferente, tanplacentero
no sabia cuanto tenia que beber, pero no quería dejar dehacerlo
escuche su voz

-Alex, ya déjalo
-Damián, comosiempre, protegiéndome, solté su mano, pidiéndole que me ayudara y se acerco ami oído
-Es su hermano
- lo solté inmediatamente, me había hecho recordar queyo conocía a esa persona y la quería, no pude beber mas
me separe

-Ahora solo hay que esperar que nohaya sido muy tarde
- La voz de Luca, me hizo despertar, instintivamente tomela mano de Damián y creo que todos lo notaron, el tomo también la mía, pude vera Luca , Isaac y Gonzalo sonreír, no me importo yo a su lado me sentíabien
Pasamos todo la madrugada esperando algún cambio, pero no pasaba nada, sucorazón ya no se oía luchar como las primeras horas, ya Gonzalo lo habíacambiado y lo habían llevado al cuarto de Damián, ¿que tal si lo había hechomal?

-Ya no te preocupes Alex
todo estabien

-Pero y que tal si lo hice mal-estaba sentada en un sillón al lado de Damián, inesperadamente mi demoniosalvador se había transformado solo en mi salvador, el lo que siempre fue

-Alex, no lo hiciste mal, solo quesabes que no es igual en todas las personas
el veneno actúa diferente
sabes,pensé que te echarías la culpa de lo que paso

-Lo se, por un momento yo lo pensétambién
- me recargue en su hombro, su olor era un tranquilizante para mi, elrecargo su cabeza en la mía y acariciaba mi pelo, daría lo que fuera por quedarasí para siempre, aunque honestamente no se como llegamos hasta ahí

-Sabes cuándo te convertí me sentíamuy mal
- me extraño que sacara ese tema, siempre lo evitábamos

-¿Por que? Sabes algo nunca te hepedido una disculpa por obligarte a hacerlo
fui egoísta y hasta ahora me doycuenta...

-No fuiste egoísta, creo que nohubiera tardado mucho y te convertía
pero te estaba diciendo que me preocupemucho

-Ah si- le dije haciéndome lainteresada
-¿dime que mas?

-Pensé que no podría ayudarte
habíapasado mucho tiempo
y tuve miedo
de que no despertaras jamás
- su voz me podíadecir todo lo que el sufrió por mi culpa

-Discúlpame, no quería hacertesentir así

-Es mi culpa por preocuparme tantopor una humana tan tonta
- me separe de el fingiendo indignación, pero solopude sonreír al mirarlo, estaba actuando como tonta, pero el también

­

-Alex, ve rápido- la voz de Luca,nos saco de nuestro mundo obligándome a correr hacia su cuarto

-¿Que pasa?- entre al cuarto y vi ala cama, ahí seguía

-Esta despertando- al instanteDamián estuvo a mi lado

 

ººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº

siento que esta cortito el capi, pero...ps es necesario asi, un bexo...

comentario plis!!!

ADVERTENCIACapitulo con contenido sexual...

Por favor dejen sus rr y diganme que les parecio.

bexoz!!

XD

ºººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº

Capitulo IX - Deseos

Abrió los ojos y se sentórápidamente en la cama, analizo una a una las caras que veía, si no hubieratanta tensión en el cuarto me reiría de su cara
paso por todas las caras hastallegar a la mía

-¿Alex?- su cara era un chiste,estaba demasiado sorprendido de verme, era obvio
.

-¿Hola Aldo!- trate de sonar lo masseria que pude, pero de repente se paro y casi brinco hacia mi, Damián me jaloatrás de el provocando que Aldo chocara contra el

-Aléjate de ella- Damián me defendíade Aldo
que extraño, no pensé que quisiera atacarme

-Cálmate Damián, no me hará daño
¿verdadAldo?-lo mire, y su cara era de confusión, demasiada para mi gusto

-Alex, puede ser peligroso

-Nunca le haría daño a ella- porfin hablo Aldo- Jamás la lastimaría, pero no entiendo, como estas viva o ¿esque yo estoy muerto? Alex

-Tranquilo, te explicare todo, peroantes tienes que comer

-Es que no tengo hambre

-Lo se, pero es por seguridad

-¿Luca?- Estaba un poco sorprendidopor el nuevo vampiro, era tan tranquilo
.-Luca, pásame el vaso

-Eh, a si el vaso
-me paso el vasocon sangre, siempre teníamos reservas

-Tómalo
- se lo di pero pareció nollamarle la atención..

-¿Que es?

-¡Salsa de tomate!- Damián grito unpoco exasperado
tome su brazo y se relajo un poco

-Solo tómalo Aldo, después teexplicare todo
- tomo el vaso y comenzó a beber, a pesar de que el olor no leatrajo acabo con todo el vaso y con dos mas, cuando menos Damián se habíarelajado un poco

-Iré por las chicas Luca

-No Isaac, espera que le contemostodo

-Solo trae a Silvana, dile quedespertó y que las niñas no bajen

-Ok- Isaac salió del cuarto

-Yo iré con el- Gonzalo se apresuroa salir también

-Bueno Alex, creo que debes decirlelas cosas tu

-¿Eh? ¿Por que yo? Yo lo convertí, ¡noes justo!- Luca era muy paciente, pero la cara que me puso me dio a entenderque no había discusión
-¡esta bien!

-¿Que me tienes que explicar Alex?

-Este, pues el por que estas aquí
¿Recuerdas que te paso?

-Mmm, recuerdo que iba caminando ala casa y oí disparos y un dolor en el pecho, y de ahí nada
.

-Bueno pues Luca y Damián tesalvaron y te trajeron aquí

 

-Pero, acaso estoy muerto o no se,me siento bien, mejor que bien, pero no entiendo

-Veras Aldo, tu cuerpo ha cambiado,ya no eres igual al frágil humano que eras, ahora eres, mas fuerte, y rápido

-¿Pero que soy?

-¿Que eres? Más bien que somos

-¿Que somos entonces?

-vampiros

Lo siguiente fue algo que nunca meespere
comenzó a reír como loco, se revolcó por todo el piso, riéndose, puedever la cara de Luca con un gran signo de ¿? y la de Damián, con menos pacienciade lo que parecía

-Aldo basta
- mi voz sonó masfuerte de lo que pensé, pero logro su cometido, se detuvo al instante

-¡Eso quiere decir que nos dejastepara ser un vampiro!- su voz ahora era de reclamo- sufrimos tanto por quequisiste ser una vampirita, por que querías ser inmortal y por que te habíamosaburrido- ¿Como se atrevía a reclamarme?
¡su hermano había tenido la culpa!

-¡Cuidado con lo que dicesestúpido!- la voz de Damián nunca había sonado tan amenazadora como en esemomento

-Por favor, déjalo
- mi voz fue unsusurro apenas audible para los demás, pero el me entendió

-Lo que dices son solo estupideces,su supieras que fue lo que orillo a Alex a hacer lo que hizo no abrirías tuestúpida bocota para reclamar nada!- Aldo se había quedado en blanco, no sabiaa que se refería Damián, sus manos se relajaron y yo tome una jalándolo haciami, me sentía fatal por hacerlo pasar por algo tan desagradable de nuevo..

-Damián, no tiene sentido, el puedepensar lo que quiera, pero sin embargo te diré a ti y a el, que nadie me orilloa convertirme en vampira, si no lo recuerdas yo te obligue a ti, por que era loque yo quería, simplemente eso!- su mirada estaba tan desubicada, que creía quese volvería loco
sus ojos no dejaban de mirarme, parecía analizar cada palabraque acababa de mencionar, por que siempre tenia que verme así
acaso no sabiaque sus ojos eran un peligro para toda clase de autocontrol? y a pesar deque no era ni el lugar ni el momento adecuado mi cuerpo comenzó a arder, y noera precisamente por enojo
el estar cinco años sin ningún contacto, estabahaciendo mella en mi cuerpo y lo demostraba manifestándose tan estúpidamentecomo era posible, en ese lugar, con un nuevo vampiro, con Luca ahí y todo lomas ilógico que podía sonar
pero yo deseaba que el me besara y diablos! ¡Deseabaestar con el, como hace mucho no estaba con nadie!

-¿Estas bien?- su suave vozmezclada con el ardor de mi cuerpo solo empeoraron las cosas y creo que sehacía mas visible, me sentía ofuscada, fuego en mi que hace mucho nosentía
tenía que salir de ahí. Pero no sin dejar en claro las reglas
¡malditasreglas! ¡A quien le importan! No! No, tengo que hacer las cosas bien, ¡Alexconcéntrate en las reglas!

-Si estoy bien, tu-dije apuntando aAldo- Las reglas son estas; no matas a nadie sin que yo o Luca o alguien de lacasa este contigo, no bebes sangre humana y no muerdes a nadie, para esotenemos reservas, no corres a nuestra velocidad, sino a la humana, no saltas anuestro ritmo sino al humano, y sobre todo, ya que estas muerto, para tufamilia, no los vuelves a ver
¿Alguna duda?- Lo se, la forma de decir todoesto había sido cruel hasta cierto punto, pero, nunca has sentido como te quemaalgo
¿Que haces? Simplemente dejas que se queme una parte de ti o ¿tratas deapagar el fuego? Es lógico ¿no?

 

-¿Como sabrá Armando que estoymuerto?-Tenia ganas de responderle "que me importa", pero no podíaser así con el
trate de respirar, relajarme

-No lo se, lo pensaremos después,por ahora te quedaras aquí, saldrás hasta que yo venga ¿Por que? Simpleseguridad de la familia, en un momento bajaras con Luca, al comedor y ahí tepresentara a toda la familia, ¿ok?

-Mientras no estés tu, mejor
- ¿Habíasido capaz de decir eso? El ardor se apago al instante
mis ojos comenzaron ainundarse
malditos ojos mortales.

-Vivimos aquí todos, así que aunqueno te guste tendrás que acostumbrarte Aldo.

-Da igual
- Damián estaba apunto delanzarse sobre el pero pude retenerlo. Luca también trato de adelantarse.

-¡Si supieras las cosas nohablarías!- Damián gritaba en el cuarto
se estaba alterado y yo nunca lo habíavisto enojado.

-Alex salgan
-Luca nos miraba aambos, me sentía mal, el imbécil de Aldo me odia, ahora puedo comprender aDamián, cuando yo fui así con el, cargaba y mucho

Salimos de cuarto con la cabezagacha, ambos nos sentíamos mal
había olvidado las ganas de besarlo casi porcompleto.

-Vamos
-me deje guiar por el ysorpresa
llegamos a mi cuarto.

-¿Que pasa?...- mis sentidos seagudizaban, su aroma llenaba cada poro haciéndome olvidar a Aldo, al mundo ensi.

-¿Tienes algo?- parecía tontaobservándolo, solo hacia falta el traste de baba, pero era imposible evitarlo,por que tenia que ser tan
¿sexy?

-¡Cállate! ¡Es tu culpa esto!-comencé a reclamarle cuando entrábamos a mi cuarto

-¿Mi culpa de que hablas?- ahora sitenia cara de ¿?

-¡Nada!- grite casi al borde delcolapso, de verdad no se daba cuenta de cómo estaba

-Alex, que te pasa, estas muyrara
- hizo lo peor que se le ocurrió, me abrazo, un inocente abrazo ¡yonecesitaba mas que eso! ¡Nunca había sentido esto! Su olor, todo en el era comoincitarme mas, pero no seria yo la que lo insinuara, no podía, que tal si el noquería

-¿Puedo hacer algo?- no, no iba aaguantar así que dije lo primero que se me ocurrió

-Si

-Claro, ¿que?

-¡Cierra los ojos!

-Alex, ¡por favor!

-¡Ciérralos!

-Alex

-¿Solo ciérralos!

-ok

Cerro sus ojos y sentía como esefuego empezaba a devorar todo en mi, me acerque lentamente y puse mis labiossobre los suyos
lo que paso después de eso ni yo lo se, solo se que medevolvió el beso y fue magnifico, el fuego en mi pedía a gritos que lo apagaray el parecía dispuesto a hacerlo, no recuerdo como llegamos a la cama (ahora sile hayo sentido a eso de las camas), pero el me besaba y que bien lo hacia, mirazón dejo de funcionar, solo quería morderlo y rasgar su espalda tanto comodeseara, estábamos acostados y de repente me levanto para ponerme sobre le enla cama, pude verlo mejor, su pelo negro mas alborotado de lo habitual, susojos grises ardiendo igual que yo, no podía dejar de verlo, era adictivo, susojos, la forma en que me tocaba, rozaba mi piel haciéndome casi enloquecer, denuevo me puso debajo de el y comenzó a trazar un camino de besos por mi cuellodescendiendo hacia mi estomago, el placer era demasiado yo solo quería queentrara que me hiciera grita hasta dejarme sin voz, nunca había sentido estaclase de deseo, ni nada parecido, besaba cada parte de mi cuerpo, sus manoseran vida aparte, tocando todo en mi, se detuvo y me miro a los ojos, erahipnótico verlo, era un peligro para mi, por que tan pronto lo veía olvidaba elmundo donde pisaba y olvidaba todos mis problemas todo lo que le hice sufrir ytodo alrededor se perdía en el vapor que emanaba su cuerpo junto al mío
besabade nuevo mi boca y, tanto placer era imposible

 

-no puedo mas- susurre en su oído yel lo entendía rápidamente
se puso sobre mi recargando sus brazos a ambos ladosde mi cabeza, mis piernas se deslizaban a si los lados abriendo paso para el,no soportaba mas la espera y parecía hacerle gracia mi desesperación por quesonreía... y paso, entro despacio en mi, como si temiera hacerme daño, yo solosonreí, sus movimientos primero eran suaves pero la pasión que sentía y misgemidos le dieron el ritmo para hacerlo mas intenso, me vi a mi mismarasguñando su espalda y besando sus hombros, era lo mas placentero que habíasentido en toda mi vida y estaba segura de que a pesar de los años nuncasentiría nada igual que no fuera con el
jamás había sentido esto, perder lacordura por un simple acto sexual, pero no era solo eso, era mucho mas, habíaentregado tanto en ese momento, mi boca dejo escapar un gemido de placer, uno quenunca creí que pudiera salir de mi, era digno del sexo más maravilloso quehabía tenido en toda mi vida
sentí su cuerpo sobre el mío y lo bese, me beso,nos besamos largo rato
me moría de vergüenza por que empecé a pensar en quediría, pero aun estaba un poco extasiada por sus besos, que no me importo nada,se recostó a mi lado y me abrazo, así se quedo a mi lado, abrazándome yacariciando mi espalda, era tan reconfortante tenerlo ahí conmigo

-No se que decir- su voz medevolvió a mi realidad, solo escondí mi cara en si pecho

-Di que te gusto
- me abrazo masfuerte pegándome mas a el, nunca había estado tan cerca de alguien

-¿Gustarme? No he sentido nada comoesto en cincuenta años

-¿Entonces te gusto?- mi sonrisa sehizo enorme y solo entonces me atreví a míralo a la cara

-Ya te dije que no hay nadaigual
nunca habrá nada igual

-Curiosamente pensamos lo mismorespecto a eso

-bueno, ¿ahora dime que lesdiremos?

-¿que? ¿A quienes?

-A todos, ¿O acaso crees que noescucharon tus gritos y los míos?

-¿De verdad crees que hayanescuchado todo?

-Ja, conociéndolos yo digo que si
ybueno es que cuando me vean con esta sonrisa en la cara no lo dudaran tampoco
-No pude mas que sonreír a su comentario, tenia razón, esa sonrisa no se meborraría a mi tan rápido

-¿Pues les diremos no se, tu quepiensas?

-Les diremos que te enamoraste demi y que me raptaste para hacerme tu esclavo sexual, claro solo me usas parasatisfacer tus mas bajos instintos

-Ja, ¡no te van a creer!

-¿Que? ¿Que me amas? ¿O que solo meusas?- sus palabras dichas en juego hicieron que reaccionara mi parteatormentada

-¿Crees que yo puedo amar?- lepregunte sin atreverme a mirarlo

 

-No lo se, es algo que solo tupuedes saber- su voz seguía tranquila, pero algo en mi me decía que solo lolastimaba mas cada día

-Me tengo que ir
- fue lo único quepude decir, me pare y recogí mi ropa lo mas rápido que pude, pero me detuve unmomento, si ese era mi cuarto a donde iría, el pareció notarlo y se paro, sevistió mas rápido de la que pensé y antes de irse se acerco a mi

-Solo tu puedes saber si puedesamar o no, pero deja de jugar, ya me canse de esperarte
-y sin mas se fue

Como había podido arruinar algo quefue perfecto, el me estuvo esperando,¿ eso quiere decir que el si me ama?, ¿peroyo de verdad puedo amarlo? Di mi vida por alguien que no lo aprecio, pero quele puedo ofrecer a el, si mi vida mortal ya la di
¿le puedo ofrecer mi vidainmortal? ¿Será suficiente para el?

Se que es cortito, pero los examenes me comen el ceso y despues de años sin subir capi, se merecian mas lo se, pero aun asi espero les guste!!

bexoz y x fas dejen rr!!

xD

ºººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº


Cuando entre en la cocina estaban todos, hasta el, con su mirada fría otra vez y su porte arrogante, como si nada hubiera pasado


-¿hola chicos, ya conocieron a Aldo?


-hace dos horas lo conocimos Alex- la voz de Isaac sonaba como reclamo, pero en el fondo como palabras de complicidad
de repente Kendra salto de su silla y me abrazo


-¿ya somos cuñadas? Dime que si, lo he esperado tanto!


-¿¿que??- la voz de Silvana, Nina y Gonzalo sonaron de película


-no se a que te refieres Kendra


-¡no te hagas! Todos oímos lo que paso en tu cuarto, con mi hermanito
-estuve a punto de decirle que si, que habíamos roto el cielo con todo lo que habíamos hecho pero no podía dañarlo mas, y si darle esperanzas era dañarlo, no lo haría otra vez


-Kendra ya basta, ¡parece que no sabes lo que es tener sexo!- la voz de Damián fue como si me escupiera en la cara que solo fue eso, sexo y nada mas, mi cara se descompuso pero trate de negarlo- o ¿no es asi Alex? ¿Solo fue eso?


-si- sonreí cínicamente- solo fue eso Kendra, ¿no me digas que no sabes que es eso?


-si, pero pensé que ustedes dos, estaban saliendo a algo asi, lo siento- y se volvió a sentar en su silla, en toda lo noche no dejo de mirar la mesa, sentía haberle dicho eso, pero era necesario


Después de pasar una incomoda media hora viendo como Damián me ignoraba olímpicamente decidí ir a ver a Aldo, ahora tenia una responsabilidad mas


-¿a donde vas?- Luca me observaba muy raro


- a ver a Aldo
no tardo
- la verdad es que no podía estar mas cerca de el, era un daño enorme soportar el besarlo nuevamente, y no creía tener tanta fuerza de voluntad para resistirlo


Caminaba por el pasillo que daba al cuarto de Damián cuando una mano me jalo hacia la bodega, y sentí su aroma y sus manos me taparon la boca, me voltee para verlo, pero lo único que hizo fue besarme, era lo que necesitaba, era como si esos besos derritieran las frías palabras que había pronunciado en el comedor

 


-¿asi que solo fue sexo no? Entonces no hayo razón para no repetirlo esta noche o si?- capte el significado de sus palabras y me dolieron ahora el estaba jugando


-no creo que podamos esta noche, por que no aprovechas el tiempo que estoy aquí
-en su cara se formo una mueca irónica y me miro.


-mejor no Alex, no tengo ganas
- sus palabras ardieron en mi cuerpo, solo lo empuje y sali de la bodega, ya me las pagaría de alguna forma.


Camine al cuarto donde estaba Aldo, qe por el momento era el de Damián


-¿hola Aldo
como te sientes?-el me miro, pero no dijo nada.


-¿por que nos dejaste?


-las cosas no fueron así
-decidí quedarme en la puerta, no quería mas problema.


-¿entonces como fueron? Explícame por que no logro entender por que cambiaste la vida que tenias ¡por esta!- Aldo estaba sentado en su cama, tratando de estar tranquilo.


-pensé que así podría cuidarlos mejor
- en parte era la verdad, yo quería protegerlos de todo.


-nadie te pidió que hicieras eso- sonreí al recordar lo que su hermano me habia reclamado-¡nosotros teníamos que protegerte a ti!


-pues yo no lo sentía así, Aldo, durante cinco años día y noche los cuidaba, no hacia nada mas que estar al pendiente de ustedes, vi como se casaba, como quitaban la decoración que con tanto esfuerzo lo puse, como donaban mi ropa, vi como tu hermano se dormía con otra cada noche
- mi voz estaba a punto de quebrarse.- vi sus vidas pasar frente a mi, sin poder hacer nada, como crees que me siento de que hayas muerto y yo no pude hacer nada!


-yo
-se habia quedado sin palabras, el imagino que me habia ido para no verlos.- no sabia eso.


-y no sabes muchas cosas, por ahora lo dejaremos así, ¿puedes entenderme aunque sea un poco?- me miro sonriendo, eso quería decir que si.


-¿que pasara conmigo?- su pregunta fue casi infantil.


-te puedes quedar aquí, conmigo
-su sonrisa se ensancho mas.


-me gustaría
- decidí que no habia peligro y me acerque a la cama.- cuando supe que habías muerto, me sentí muy mal


-lo se, no importa ya- me senté a su lado, hace mucho que necesitaba a alguien de la que en mi vida humana fue mi familia, instintivamente Aldo recargo su cabeza en mi hombro, así era siempre, tenia un problema y corría a mi, dejando que yo lo consintiera.


-¿nunca volveré a ver a mi hermano?- su voz fue casi infantil, pero era la verdad, nunca podría volver a ver a Armando.- de todas formas creo que ya se habia hartado de mi
- un reproche cargado de sentimientos.


-el nunca se cansaría de ti, eres su hermano
- Aldo sonrio.-¿aun tienes hambre?- solo asintió, seguía siendo solo un niño para mi, sus gestos, todo en el, aun era el pequeño que yo habia cuidado.


-un poco la verdad, esos vasos que me traen no llenan mucho
- me reí de buena gana, ciertamente no le mandaban vasos pequeños, eran aproximadamente dos litros en cada vaso y eso es bastante, pero era nuevo y eso era justificable en su condición.

 


-¿quieres bajar a cenar con nosotros?- el sonrio.


-ya me aburrí de estar encerrado.- se sentó erguido en la cama, lo pudo ver bien, habia crecido bastante, se parecía un poco Armando, pero con ese toque infantil en su mirada.


-vamos
- me pare y me asegure de que el lo hiciera también.


-se siente raro ser vampiro
- era como un ciego viendo por primera vez las cosas insignificantes que como humanos no veíamos.- siento que soy


-¿inmortal?- termine la frase por el y sonreímos.- se lo que se siente.


-Alex
- sabia que tenia una duda, pero esta vez no le ayudaría- ¿Quién te convirtió?- me pare a medio pasillo, su pregunta sin duda logro hacerme recordar a Damián, y es que últimamente lo recordaba por todo.- si no quieres decirme esta bien
- cerré los ojos, tratando de evitar que las imágenes recientes me ofuscaran. Su olor me lleno cada sentido de golpe, abrí los ojos y lo vi frente a mi, con sus ojos grises impenetrables.


-¿Qué hace el fuera del cuarto?- Damián miraba a Aldo y sus ojos desprendían fuego- Alejandra sabes que es peligroso que salga, vivimos en un barrio atestado de humanos y si el llegara a cometer alguna


-cosa, seria mi culpa
lo se Damián- termine la frase por el y sus ojos se enfocaron en mi completamente.


-bien, allá tu
- sin decir mas, dio la vuelta y se fue, sabia que no llegaría en un buen rato a la casa. Bajamos al comedor y al entrar todos nos miraron.


-Alex,¿ por que?- Lucas se dirigió a mi, pero al ver a Aldo tan tranquilo a mi lado, se quedo en silencio-Aldo, siéntate
- Aldo sonrio, aun no se sentía en confianza. Silvana me miro con su usual odio y yo sonreí más.


-Lucas, ¿crees que puedan quedarse un rato con el? Necesito
- en verdad solo necesita largarme a mi cuarto, tenía ganas de llorar, de verdad.


-ve Alex, ¡¡yo lo cuido!!- la voz de Kendra sonó en el comedor y no se que pensé- esta bien, en un rato vuelvo
- Aldo solo me vio y sonrio, el también quería conocer a todos mejor. Tenia miedo de que algún día el me odiara como o llegue a odiar a Damián. Lo bueno de ser vampiro, eran los reflejos que por naturaleza tenia, no tenia que observar cada escalón, para pisarlo, no tenia que mirar a donde iba por que mi cuerpo hacia el trabajo por mi. Por fin la puerta de mi cuarto, mi encierro, mi mundo, entre y estaba todo en penumbras, el día estaba nublado, las ventanas cerradas y ni una luz encendida, camine en la oscuridad que se adaptaba a mis ojos y cuando escuche como cerraba la puerta me deje caer en el suelo, algo me dolía, carcomía cada pedazo de mi inmortal ser. Una palabra rondaba mi mente un sin numero de veces
Damián, su nombre se repetía millones de veces en mi interior. No debí acostarme con el, no debí dejar que viera mas en mi interior, no tengo nada que ofrecerle, di mi vida por un idiota que jamás me amo, ahora lo sabia, Armando no me habia amado, habia sentido lastima por mi, por mi destino, la muerte de mis padres, pero el jamás me amo, yo deje que el me envolviera, le di mi vida, por que por el hice todo. Ahora recordaba como tome esa decisión, lo habia golpeado, habia pedido dinero prestado y no lo habia devuelto en la fecha acordada, lo habia dejado muy mal, con cientos de moretones regados por su cuerpo, el estaba furioso, el nunca se dejaba
las lagrimas comenzaron a fluir a torrentes por mi cara. Recordé lo que me dijo "ni siquiera puedes defenderme" fui tan estupida de creer que yo tenia que defenderlo a el. Sus palabras me dolían, pero también me llenaban de rabia, nunca vi lo evidente, jamás quise ver la realidad.

 


-fui y soy una estupida, deje que me engañaran, engañándome a mi misma, di todo por el, pero no quería que ese fuera mi motivo, tengo miedo de ser lastimada otra vez
- las lagrimas no dejaba de salir y mi monologo habia sido inevitable
me quede ahí, en el suelo, dejando todo fluir, habia dicho verdades que me quise ocultar a mi misma. Sentí una mano en mi cara, limpiando las lagrimas que aun se habia quedado ahí, su aroma me trajo un estado de paz indescriptible, era lo único que necesitaba, a el, y no se ni en que momento lo empecé a necesitar mas.


-por mas que lo intente, no me puedo alejar de ti
- su voz era tan suave, derretía cada uno de mis sentidos.- Alex
- no pude resistirme a su voz y lo mire, estaba sentado a mi lado, en la oscuridad.- no me alejes por favor
- su voz era una suplica, no quería esta alejado de mi, me necesitaba como yo a el, así con mis defectos.


-no te quiero alejar
pero tampoco tengo nada que darte.- vislumbre un destello en sus ojos y sin darme tiempo a nada, me beso, tan tierno y esperado, tan sensual, tan el, el contacto siempre era igual, lento, ansioso, casi un pecado para mi, lento se separo y me miro.


-no necesito que me des nada Alex
- continuo besándome en la oscuridad del cuarto, donde mis pesadillas y mis frustraciones cada vez parecían tener menos espacio.

Capitulo XI - Lo que yo daria.

No supe como termine aquí y cuando digo "aquí" me refiero a el lugar dondeestoy parada en este instante, una pequeña casa fuera de la ciudad, con unjardín precioso que poco a poco he ido decorando yo misma, una sonrisa seescapa de mis labios, últimamente sonrío en exceso.

-¿Te sientes bien Alex?- La voz de Damian me llega por la espalda y me dejoenvolver por sus brazos, sonrío aun mas, es inevitable que en un año mi vida sehalla arreglado casi en su totalidad.

-Solo miraba el jardín
- Me voltea con para estar frente a el y comienzabesarme, cada vez consigue el mismo efecto, dejarme en blanco.

-Te amo
- Si tuviera un corazón, este dejaría de latir cada vez que escuchaesas palabras de sus labios, cada vez que me dice cuanto me quiere, o cada vezque menciona lo mucho que soy para el.

-Te amo Damian
- Ahora es el quien sonríe.

-¡Ah si! Que empalagosos se han vuelto
- Kendra sonríe mientras entra conuna enorme caja de mudanza, detrás de ella Aldo camina con dos cajas más.

-¿Otra vez besuqueándose?- Kendra nos sonríe.

-Deberíamos enseñarles como se hace
-Un brillo bastante pervertido sale delos ojos de Aldo y Damian mira al suelo, Kendra sigue siendo su hermana.

-No muchas gracias
ahora terminen con eso, llevan horas bajando sus cosasdel carro.- Sin decir mas, ambos comienzan a caminar escaleras arriba, a lo queserá su cuarto, decidieron darnos un año de espacio y luego declararon que nosinvadían.

 

-¿Crees que lo de ellos sea enserio?- Damian miraba aun las escaleras.

-Creo que si
no te preocupes, tu hermana ya esta grandecita.

-Había olvidado decirte algo
hoy tendremos una cena, quiero que vengas.

-Claro
no dejare que vayas solo por nada del mundo.

Estaba nerviosa por la cena, aun no se me daba mucho eso de relacionarmenormalmente, pero lo intentaba con más esfuerzo. Otra vez Kendra había decididoque llevaría puesto, esta vez había olvidado el color mostaza y había escogidoun vestido negro, precioso, caía suavemente por mi cuerpo, de una tela tansedosa, que al tacto era delicioso, me había recogido el pelo en una coletaalta y un poco de maquillaje era todo el complemento.

-Creo que debo matar a Kendra.- Damian me miraba desde la puerta del cuarto.

-¿No te gusta?

-¿Bromeas? Estoy olvidando por que teníamos que ir a la cena
- Un segundodespués de eso, me besaba el cuello con intensidad, olvidando cualquiercompromiso.

-¡Aleja tus sucias manos de ese vestido!- Kendra al parecer no habíaescuchado.- Me tarde horas para encontrarlo y no pienso dejar que lomaltrates
después de la cena has lo que quieras con el, pero ahora
- Damianrodó los ojos y me beso en los labios para separarse un poco de mi.

-¿Recuérdame por que te deje vivir en mi casa?

-Por que soy tu hermana menor y me adoras, ahora baja para que Alex terminede alistarse
- Damian bajo muy a su pesar y Kendra se dedico a examinar eltrabajo final.

Cuando por fin pude bajar, Damian me esperaba pacientemente en la puerta deentrada, en la sala, Aldo veía algún partido de futbol y me despidió con lamano, sin dejar de mirar la pantalla, salimos de la casa y subimos al auto,todo era perfecto, tanto que temía despertar en cualquier momento.

-Hemos llegado
Alex, relájate.-Baje del auto, tomada de su mano, entramos enel salón principal, como siempre atrayendo bastantes miradas.

-Estoy nerviosa
- El sonrío y comenzó a saludar conocidos mientras mepresentaba como su esposa, esa palabra consiguió relajarme. Después de tantossaludos y presentaciones me saco a la pista de baile, un poco cohibida meaferre a el para moverme a su ritmo.

-Me encanta sentirte tan cerca de mi
- Su respiración me dio en el cuello yprovoco que se erizara mi piel, era increíble lo que podía hacer.- ¿Quieressentarte un momento?

-Si
esto del baile no es lo mío.- Caminamos a una mesa cercana, mientras elfue por algunas bebidas yo me dedique a mirar el decorado. Unos pasos tan cercade mi me desconcentraron, alguien estaba dispuesto a hablarme.

-¿Alex?- La voz a mis espaldas helo mi cuerpo, Armando, estaba segura queera el.

-¿Disculpe?- Trate de relajarme y me gire para mirarlo. El vacilo unossegundos y no dejo de observarme

-¿Se le ofrece algo caballero?- Damian se había percatado del incidente yestaba a mi lado ahora.

-Disculpe he confundido a su pareja

-Esposa, es mi esposa.

-La he confundido, una disculpa
con permiso.- Una vez que se alejo me relajey Damian se sentó a mi lado.

-Que pasada
-El solo miro la pista de baile.- ¿Estas enfadado?

-¿Por qué habría de estarlo?

-No lo se, dime tu

-¿Qué has sentido al verlo?- Sonreí por lo infantil de sus celos.

-¿La verdad? Nada, solo que creí que no seria tan buena mintiendo.- Puse mimano sobre la suya y lo obligue a mirarme.- Tu eres lo único que me importa
¿No lo has entendido aun? No hay nada que se compare a lo que yo daría por ti,te amo. Sonrío con dulzura y me beso, desgraciadamente ya habíamos cumplido elcometido del vestido de Kendra, ser usado, así que sin despedirnos ni nada,salimos por la puerta trasera del salón y nos perdimos por algún pasillo

Lo que yo daria... - Fanfics de Harry Potter

Lo que yo daria... - Fanfics de Harry Potter

Bueno tal vez no se pueda notar, pero estoy reeditando la historia por eso de los horrores que tenia, muchas gracias x leer!!!

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-lo-que-yo-daria-2946-0.jpg

2023-02-27

 

Lo que yo daria... - Fanfics de Harry Potter
Lo que yo daria... - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/33000
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20