LOS 15 DIAS QUE CAMBIARON ¡¡TODO!! - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Era primero de septiembre y como cada año familias podrían ser detectaras en la estación de tren de Kings Cross donde se reunían para dejar a los jóvenes magos que fueran estudiantes del colegio de Hogwarts de magia y hechicería.

Al pasar la barrera del anden 9¾ se observaba la multitud de jóvenes que se despedían de sus padres y buscaban a sus amigos para entrar en el expreso que los llevaría a un nuevo curso en Hogwarts... entre la multitud de jóvenes magos y brujas una chica pelirroja de 17 años lidiaba con el carro que transportaba sus maletas e intentaba subirlas al vagón maletero..podemos decir que estaba a punto de llorar del estrés y nerviosismo ya que faltaban unos minutos para que el expreso partiera y ella aun no estaba lista...

-te ayudo- dijo una voz varonil y caballerosa a sus espalda
-si gracias- agradeció la ayuda sin observar detenidamente al dueño de esa voz y concedió el paso a aquel joven...cuando levanto la mirada se encontró con una cara conocida pero a la vez diferente, sin duda esos ojos café enmarcados por unos anteojos y la sonrisa conquistadora combinada con la cabellera negra azabache demasiado alborotada eran características indudables de cierto chico, sin embargo había algo en el que había cambiado y que hizo que ella no perdiera de vistas los movimientos del joven, quien en esos momentos se encargaba de subir las maletas al expreso y haciendo gala de su fuerza (propia de un jugador de Quidditch) destrabo las ruedas del carro dejándolo alejado de ellos.
-ya esta listo- dijo James Potter observando a Lily Evans directamente a los ojos, a esos ojos verdes en los cuales podría perderse para siempre.

-gra..gracias Potter- contesto ella quien a pesar de ser cortante con el chico no pudo evitar otorgarle una sencilla sonrisa, acto seguido se dio media vuelta para encaminarse hacia los vagones de pasaje...mientas tanto James la seguía con la mirada convencido de haber imaginado esa sencilla sonrisa, era claro que Lily Evans había cambiado ya no era la niña que a James le gustaba, no, no, no James observaba como Lily se alejaba y no perdía detalle de ese caminar tan seguro, el movimiento de sus manos, su cabello intensamente rojo que caía delicadamente sobre sus hombros, iba vestida con unos pantalones de vestir color negro a la cadera con una botas con la que apenas estuvo a la misma altura de James, llevaba una blusa con botones color blanca de manga corta, el atuendo marcaba totalmente la cintura y caderas de la chica, era claro para James que esa niña era ahora una joven que lo tenía totalmente atrapado.... “si tan solo te fijaras en mi”...pensó el joven Potter y al siguiente segundo Lily, quien se disponía a subir al vagón, volteo para fijarse nuevamente en él esbozándole una sonrisa mas amplia, provocando que el chico no supiera que hacer, ¿sonreírle o poner cara de asombro? lo mejor que pudo hacer fue levantar su mano y llevarla directamente a su cabeza alborotándose mas su negra cabellera.

-¿fue mi imaginación o te sonrió?- se escucho la voz de otro joven a las espaldas de James
-amigo me sonrió...¿puedes creerlo?- James volteo para observar la cara de asombro de su amigo Sirius Black quien era una joven de la misma altura de James así también de contar con la misma complexión, la diferencia entre ellos era mas de rostros ya que Sirius contaba con una cabellera un poco mas larga que dejaba caer de forma sexy unos mechones sobre su frente dando paso a unos expresivo ojos color gris, para rematar con una de las sonrisas mas conquistadoras de todo Hogwarts.
-lo vi, lo vi, no tienes que dudar que realmente Evans te sonrió
-Sirius...es mi ultimo año para que me acepte- susurro James, al tiempo que Sirius comprendía las palabras de su amigo ya que solo en las ocasiones mas serias y difíciles se llamaban por sus nombre, Sirius iba a expresarle su apoyo sin embargo... una maleta sujetas a la mano de otro joven mago se interpuso entre ambos chico golpeándolos fuertemente por la espalda y aventándolos en direcciones opuestas.
-¡¡oye fíjate por donde caminas!!- grito James al tiempo que se adolecía del golpe recibido
-fíjate donde te paras Potter- contesto en tono de burla un chico que con solo verlo era despreciable, de cabello negro y grasiento, con ojos negros que radiaban antipatía por su interlocutor y vestido con unas ropas que no mostraban comodidad.
-ese idiota me las pagara
-tu dedícate a Lily ese idiota es mi trabajo ¿de acuerdo?- ambos chicos se adentraron al expreso que estaba dando el silbatazo de salida y los últimos alumnos tomaron sus lugares para el largo viaje que les esperaba....

-¿parece que este año tendremos mucho trabajo verdad?
-si pero hay que disfrutarlo, es nuestro ultimo año Remus
-si tienes razón voy a extrañar mucho el colegio, mis amigos y claro mi compañera de rondas- Lily y Remus rieron ante la ocurrencia del chico ambos caminaban por el pasillo del vagón después de la reunión de prefectos y donde acababan de recibir el pergamino con las actividades del año escolar, después de unos minutos de risas ambos quedaron en silencio
-¿qué va a pasar contigo cuando terminemos el colegio?- esa pregunta sorprendió al chico
-no lo se Lily, pero no te preocupes estaré bien- esbozo una sonrisa un poco forzada, a pesar de eso era seductora y es que Remus Lupin a pesar de ser el prefecto de la casa Gryffindor tenia su fama de conquistador y es que esa sonrisa era enmarcada por unos lindos ojos color miel que convertían su mirada en sexy y tierna al mismo tiempo logrando hacer caer a mas de una.
-¡¡Lunático!! que bueno que te vemos- por un lado del pasillo aparecían Sirius y James tras el -por lo que veo ya termino la junta...Evans ¿cómo esta nuestra prefecta consentida?- dijo recargándose en una ventana y quedando a un lado de Lily y frente a Remus, quien esperaba una reacción agresiva de la chica por el tono “cómico” que había adoptado su amigo, sin embargo y para sorpresa de todos en especial de James, Lily rió.
-bien gracias ¿y tu?- dijo con toda la tranquilidad y mirando a Sirius
-pues la verdad un poco preocupado- siguió el juego
-a si ¿pero porque Black?- dijo ella en forma retadora y colocándose de la misma forma que Sirius, posición que a James, quien se había mantenido aislado de la conversación y observando a la chica, le pareció seductora.
-pues ¿cómo te lo explico “prefe”? me preocupan los castigos que nos pongas a mi gran amigo James y a mi por nuestras travesuras- fue hasta ese momento en que Lily puso su mirada en James y aunque fue en una fracción de segundo, observo lo diferente que se veía desde el fin de curso anterior, estaba ahí mirándola con sus ojos color café no de forma tonta, ni guiñándole un ojo, ni haciendo una sonrisa que mas que seductora era boba, no, no, no estaba totalmente serio y mostrando seguridad en su mirada recargado en una de las puertas con sus pantalones de mezclilla que se perdían debajo de una camisa azul celeste con botones al frente, se había arremangado las mangas hasta arriba de los codos y con los brazos cruzados mostraba así los resultados del Quidditch.

-pues mientras Potter y tu no se metan en problemas, no habrá castigos- concluyó mirando de nuevo a Sirius
-es bueno saberlo, por eso eres la consentida- esbozo su mejor sonrisa y se dirigió a Remus –amigo tenemos algo que comentarte
-ahora los alcanzo tengo que acordar un punto con Lily- James quien se concretaba a observar a Lily, reacciono ante el movimiento de Sirius y ambos se encaminaron hacia su compartimiento, Remus observaba a Lily como tratando se obtener respuestas
-¿qué?
-¿y esa actitud con Sirius y James?
-ah eso- soltó una amplia sonrisa –ya te dije Remus este año lo voy a disfrutar, nos vemos luego- y se encamino en dirección contraria para buscar a su grupo de amigas, dejando a Remus con una sonrisa de complicidad anhelando en su interior que pronto Lily aceptar a su amigo Cornamenta....

-de verdad que esa mujer esta loca- Comentó Sirius
-oye!! Recuerda que te refieres a Lily- protesto James, los Merodeadores estaban ya instalados en su cuarto de la Torre Gryffindor una vez que el banquete de bienvenida había concluido, cada uno estaba semi-acostado en sus respectivas camas

-Cornamenta no lo digo en mal plan, de verdad esta loca y eso me agrada de mi futura cuñada- se defendió Sirius de un almohadazo que le había lanzado James, la ultima frase provoco que Peter riera desde la oscuridad de su cama.
-pues loca no lo creo, pero si esta un poco diferente- reflexiono Remus,
-un poco?, un poco Lunático?, esa mujer hasta el ultimo minuto del curso anterior nos reporto con McGonagall y se enojaba con solo sentir la mirada de James y ahora, y ahora me sigue el juego en la platica de los castigos, le agradece la ayuda a James y se hecha miradas con él en pleno Gran Salón, ¿eso es un poco?!!- se dejo caer totalmente en la cama y se acomodo para dormir.

Nadie mas hablo en varios minutos, James estaba totalmente de acuerdo con su amigo Lunático ya que no solo físicamente Lily estaba diferente, sino que su comportamiento con Los Merodeadores y en especial con él lo eran. En toda la cena las veces en que James la observaba ella le mantenía la mirada y en ocasiones parecía ¿sonrojarse?, ese comportamiento no paso desapercibido por Sirius y Remus siendo este el motivo de la conversación.
-tu que piensas Cornamenta?- Remus comprendía muy bien el silencio que había tenido James desde su ultimo comentario
-no se, pero Remus...tu...¿qué me aconsejas?
-solo que no hagas tonterías amigo...buenas noches- y dicho esto ambos chicos se acomodaron para dormir tranquilamente, descansando para iniciar su ultimo curso en Hogwarts.

El trabajo en el colegio había vuelto a tomar su ritmo, por la mañanas los pasillos eran constantemente invadidos por alumnos de las 4 casas que iban y venían de los salones, las salas común y el Gran Salón, todo el alboroto bajaba su ritmo hasta el medio día donde después de comer los alumnos salían a los jardines del colegio para realizar sus deberes, así como inundar la biblioteca para investigar....

Era la ultima semana de octubre y los deberes para los alumnos de 7mo curso eran casa vez mas exigentes ya que debían están preparados para los EXTASIS que serían a mediados del curso escolar, uno de los profesores mas exigente era el de pociones el profesor Slughorn quien su propósito ese año era retar a los jóvenes para ver su dedicación hacia su materia y era el momento de hacerlo, en la clase del lunes...

-bueno chicos por ahora esta es la ultima poción que elaboraran en esta semana- el murmullo recorrió toda el aula debido al asombro de los alumnos, ya que era raro pensar asistir a clase de pociones y no realizar alguna –no se asusten chico, esta semana será un poco diferente a las demás..este año ustedes como alumnos de ultimo curso deben realizar deberes donde dediquen mas tiempo y esfuerzo- puntualizo el profesor Slughorn –esta semana trabajaran en parejas y les asignaré una poción, deberán buscar sus ingredientes, las cantidades exactas y experimentar constantemente para tener un buen resultado, en mi clase nos dedicaremos a repasar en teoría las pociones que ya conoces, por lo que notaran que su tarea la realizaran en diferentes horarios de la semana, los resultados los revisare en 15 días.
-¿15 días, entonces las pociones son complicadas?
-así es Srita. Evans, es importante hacerles notar que cuentan con mi apoyo para lo que deseen, siempre y cuando se note un interés por parte de ustedes para la tarea- el tiempo de clase concluyo y sin embargo ningún alumno se movió esperaban escuchar los equipos que el profesor había asignado –pueden irse después de la comida pondré la lista de equipos en la pizarra de pasillo principal...

Todos los alumnos salieron en silencio, y se dirigieron al Gran Salón para comer, la verdad a muchos como a James se le había ido el apetito, no solo tenia que lidiar con la forma de hacer que cierta chica pelirroja lo tomara en serio sino ahora tener que hacerlo con quien sabe quien y realizar la tarea de pociones... pronto se escucho entrar al profesor Slughorn para sentarse a la mesa de profesora a comer y todos los alumnos de Gryffindor los miraban, el profesor pareció detectar las miradas de los alumnos de 7mo e hizo una señal de afirmación que provoco que varios jóvenes y chicas salieran en dirección al pasillo principal... uno a uno fueron observando la lista y algunos se alegraban por ser pareja de trabajo como Remus Lupin y una chica llamada Sara Harrison con quien llevaba una buena relación de compañeros o la recientemente formada pareja por Frank Longbotton y Alice Thomas (N/A: no se cual sea el apellido de soltera de la mama de Neville pero imagino este je je je) la misma alegría no fuera para Sirius Black que tenia de pareja a otra chica llamada Tania Ferris quien para los gustos de Sirius si esa chica era la ultima mujer en la tierra él preferiría morir... poco a poco la pizarra se fue despejando dejando espacio a James por acercase a conocer a su pareja de trabajo, pero no pudo ya que Lily permanecía frente a la hoja mirándola como si fuera un acertijo muy difícil de leer, el chico se emparejo y la observo, Lily volteo a verlo...
-somos pareja
-¿qué?- había escuchado bien
-que somos pareja de trabajo Potter- dijo aun observándolo y señalando la hoja, James dejo de perderse en los ojos verdes de la chica y leyó la parte que ella le indicaba, así era:

EQUIPO H
Lily Evans
James Potter
POCION: “ALMAUS CENTAURUS”

-bueno entonces, habrá que trabajar mucho para conseguir una buena calificación- dijo serenamente James y devolviendo la mirada a la chica al terminar la frase le dio una sencilla sonrisa la cual hizo que Lily correspondiera
-si, “ALMAUS CENTAURUS” ¿la has oído antes?
-no, pero conociendo a Slughorn estaremos mucho tiempo en
-la biblioteca- terminaron la frase al mismo tiempo, provocando una sonrisa mas sincera entre ellos seguido de un silencio bastante incomodo haciendo que James se llevara la mano a la cabeza alborotando su cabello y que Lily diera un suspiro cansado
-bueno entonces cuando empezamos?
-podríamos empezar hoy, pero realmente ahora quiero ir a mi habitación, nos podremos ver a la 5 en la biblioteca?
-claro, a las 5 esta bien allá te veo
-nos vemos- se despidió Lily y emprendió el camino hacia la sala común de Gryffindor, aun podía sentir la mirada de James pero no se atrevió a voltear...

No lo podía creer estaría 15 días trabajando con ella, debía comportarse para no robarle un beso o hacer algo mas estúpido, debía aprovechar ese tiempo para demostrarle que realmente el quería algo serio con ella, pero ¿cómo? “ok James tranquilo, debes mostrarte lo mas natural, tranquilo, tran-qui-lo” se remarcaba en la mente James al tiempo que regresaba al Gran Salón donde se encontró con los chicos para intercambiar expectativas de los equipos de trabajo. Faltaban 5 minutos para las 5 y la biblioteca empezaba llenarse, la mayoría de alumnos de 7mo. curso, James se encontraba en la entraba y constantemente observaba por ambos lados del pasillo para localizar a su pareja de trabajo, y ahí apareció mas hermosa que nunca aun con el uniforme y la túnica se podía observar su perfecta figura (a la opinión del chico Potter) llevaba el cabello recogido con una coleta alta y llevaba un poco de brillo en los labios, haciendo que James pensara hacer alguno impulsivo...

-hola, llevas mucho esperándome?
-la vida- susurro James
-que?
-que acabo de llegar, eh aparte una mesa en el fondo- dijo señalando con la mano y dando paso a que Lily se adentrara en la biblioteca –es por aquí- dijo señalando unos estantes del fondo donde se podía observar unas sencillas mesas con sillas en un par de ellas había una mochila y libros (claro esta que eran de James) se podía observar el paisaje ya que tenían en frente un gran ventanal que iluminaba con los poco rayos de sol a los ocupantes de esas mesas –te parece bien aquí o podemos cambiarnos
-no, esta bien me gusta la vista- incluso Lily se sorprendió de sus palabras ya que desde que había llegado a la mesa no había dejado de observar a James
-toma asiento- de forma caballerosa le acerco la silla e inmediatamente se sentó junto a ella aunque guardando cierta distancia, no quería arruinar la buena suerte que tenia en esos momentos.

Dedicaron cerca de dos hora sacando libros, tomando anotaciones sobre la poción asignada hasta que...
–aquí esta- exclamo James provocando que unos alumnos a su espalda lo callaran, continuo un poco mas bajo -aquí explica los beneficios de la poción “ALMAUS CENTRAURUS “ la cual es dada a los centauros que están en pocas condiciones de sobrevivir ante algún ataque de hechizo o maldición para reestructurar su alma y así devolverle la salud, pero la elaboración de esta poción es la combinación de 5 diferentes las cuales deben estar en una temperatura y consistencia exacta (N/A: ¿¿qué pasa con mi imaginación je, je, je??) –James leía las líneas del libro sin percibir que Lily se acercaba para tener mayor vista de la información, pronto quedaron a pocos centímetros de distancia, el brazo izquierdo de James posaba en el respaldo de la silla de Lily y el hombro de la chica estaba rozando delicadamente el torso del chico, se recargo en la mesa y siguió escuchando a James, fue hasta ese momento en que él percibió la cercanía entre ellos y detuvo la lectura para observarla, ella le devolvió la mirada por varios segundos se observaron mutuamente y parecía una lucha de entre ellos, hasta que el primer par de ojos verdes se desviaron.

-yo creo que debemos empezar por las pociones que lleven mas tiempo para elaborar, debemos buscar los ingredientes y luego dedicarnos a hacerlas...- propuso Lily quien tomo un trozo de pergamino y anoto los nombre e ingredientes de las 5 pociones -...mira que te parece si estos días nos dedicamos a los ingredientes e investigación y la forma de realizarlas y a partir del fin de semana lo hacemos que opinas?
-lo que tu me digas hago- susurro James casi en el oído de la chica, quien volteo bruscamente para mirarlo mostrando molestia
-mira Potter si no dejas de actuar como un bobo y me sigues molestando estos 15 días serán los peores de tu vida- advirtió Lily de forma un poco aterradora
-pero yo no quiero molestarte, solo quiero que...
-no voy a salir contigo Potter- dijo mordazmente Lily con una furia contenida
-...sacar una buena calificación
-ah- se sintió mal de estar ahí y su semblante cambio sintió un hueco en el estomago y le era imposible pensar –entonces nos vemos mañana, adiós- se levanto como rayo de su asiento salió lo mas rápido que pudo de la biblioteca, quería, quería, ¿qué quería?...pronto sintió la brisa de un atardecer de octubre sin embargo no lo aprecio como hubiera querido, se sentó bajo unos matorrales y contemplo el pasto, sentía rabia, ganas de grita, de llorar, de pegarle a alguien, pero ¿por qué?....

Mientras tanto James con una amplia sonrisa en su rostro entraba por el hueco del retrato para encontrarse con su amigo Remus que trabajaba divertidamente en una de las mesas con Sara, al parecer por los libros llevaban varias horas investigando
-como van chicos?
-bien y tu, ¿como trato Lily?- dijo muy interesado Remus al ver el rostro de James
-amigo te puedo decir que nada esta perdido- y ambos chocaron los puños en señal de apoyo, después James se perdió en las escaleras de caracol que lo llevaban a su habitación sin pensar la hora que era se acostó deseando que fueran las 5 de la tarde del siguiente día.

Eran casi las 2 de la tarde y el Gran Salón estaba abarrotado de alumnos que tranquilamente tomaban sus alimentos, habían pasado una mañana de trabajo agitada y era momento de relajarse...
-oye Cornamenta... que le hiciste a Evans?- se quejo Sirius quien se sentaba entre James y Remus para tomar una tostada
-de que hablas?
-pues que hace rato le quise hacer platica sobre mis futuros castigos y me contesto que “si crees que tu amiguito Potter va abogar por ti cuando trabajemos estas muy equivocado Black, así que vete con cuidado”– Sirius concluyó su perfecta imitación de los ademanes de Lily haciendo que solo Peter riera de la ocurrencia, por su parte James no dijo nada y enseguida apunto su vista hasta el lado contrario de la mesa donde la chica pelirroja tomaba sus alimentos y se podía observar que le molestaba todo...

-anoche no quiso hacer ronda- dijo Remus, haciendo que James volteara a verlo
-pero imagino que no estuviste solito Lunático- hablo Sirius en tono picaron
-imaginas bien Canuto- ambos chicos rieron ante la contestación de Remus e intercambiando miradas de complicidad. James también sonrió pero no por el mismo motivo sino porque imaginaba cual era la verdadera causa del enojo de Lily....

Los días siguiente pasaron tan rápido que poco a poco se les acababa el tiempo a los alumnos de 7mo curso para terminar la tarea de pociones, por su parte Lily se mostraba mas fastidiosa con James, sin embargo el no había contestado sus provocaciones y era los mas sereno y tranquilo ante ella, aunque sabia muy bien que cuando ella se marchara gozaría recordando sus provocaciones. Mientras tanto Lupin y Sara llevaban una buena rutina de trabajo aunque para el Merodeador era difícil estar trabajando con esa chica y no hacer algo mas divertido pero como era sabido en todo Hogwarts, Sara era novia de un chico de la casa Huffelpuff y Remus tenia claro que debía respetar aunque le costara trabajo; por su parte Sirius se había concretado a trabajar lo indispensable con Tania y había encontrado en ella una compañera inteligente con la cual trabajar a gusto (solo trabajar).

El humor de la pelirroja era cada vez mas difícil de manejar (a opinión de James) y mas para la misma Lily ya que ni ella misma sabia por que le incomodaba la actitud de Potter, si realmente se había comportado cuando trabajaban, se concretaba a estudiar y a realizar las indicaciones de ella sin protestas o hacer algún intento por acercarse o coquetearle; el cambio que James tenia no solo era físicamente, sino también interior (pensaba la chica) últimamente no lo había descubierto molestando a los chicos de otro curso, ni queriendo lucirse delante de medio colegio y mucho menos echarse maleficios con el odioso de Snape, en verdad James Potter ¿estaba madurando?

-ya conseguí los últimos ingredientes- susurro James a Lily por la espalda, la chica se sobresalto y volteo para observarlo encontrándose con su perfecto rostro a pocos centímetros. Lily estaba sentada en la sala común leyendo un reporte que entregaría pronto, obviamente no sintió a James acercarse y recargarse en el respaldo del sofá frente a la chimenea.
-muy bien Potter- dijo fingiendo admiración –ahora habrá que buscar un lugar para trabajar
-bueno conociendo el castillo, sugiero uno de los salones del 2do piso, como no los ocupan podríamos trabajar ahí y dejar las cosas para continuar luego
-buena idea, para mayor seguridad obtendré un permiso de McGonagall- ambos chicos quedaron en silencio y continuaron el juego de miradas, James se inclino un poco haciendo que Lily temblara de pies a cabeza, sin embargo las intenciones del chico no eran acercase (si claro), sino que tomo fuerza para levantarse
-bien avísame cuando lo tenga Evans- y dicho esto salió por el hueco del retrato con un aire triunfador, mientras que Lily lo siguió con la mirada y de forma inconsciente arrugo el pergamino con todas sus fuerzas (cosa de la cual se arrepintió mas tarde)....

Eran casi las 11 de la noche y a pesar de ser hora de dormir en el habitación de Los Merodeadores había movimiento, James y Sirius estaban totalmente concentrados en una dramática partida de ajedrez mágico y teniendo a Peter como espectador, por su parte Lupin acababa de ingresar a la habitación.
-ten te lo manda Lily
-uyy cartitas de amor Cornamenta- celebro en tono burlón Sirius
-concéntrate o vas a perder Canuto- dijo James al tiempo que su caballo arrastraba a la torre de Sirius fuera del tablero, James leyó el pergamino y sonrió satisfecho.

“ya tengo el permiso de la profesora McGonagall, a partir de mañana el salón es todo nuestro, a las 4, prepárate que será una tarde muy larga.
Lily Evans”


–no te dijo nada mas Lunático?- pregunto queriendo aparentar tranquilidad
-además de que eres un idiota... mmm.. no... nada mas- respondió Remus que acababa de salir del baño listo para dormir -en serio James por una parte dices que vas bien y por otra ella se irita con solo escuchar tu nombre, si que están locos los dos
-Remus- este volteo a verlo – te afirmo que yo si estoy loco por ella, pero quiero saber si ella lo esta por mi.
-jaque- grito emocionado Sirius, haciendo que James regresara al juego –el que debe concentrarse es otro- continuo en tono burlón
-Oye...- susurro James haciendo que Sirius se acercara para escuchar mejor -estoy concentrado hermano, pero no en este juego- concluyo otorgándole un ultimo movimiento que en definitiva dejo libertad a Sirius por hacer Jaque Mate...

Eran casi las cuarto de la tarde del viernes después de dejar los útiles en su cuarto y tomar los necesario James se encamino a su encuentro con Lily, a pesar de estar nervioso no hizo todo el ritual de arreglarse de mas como lo hacia cuando tenia alguna cita o encuentro casual con alguna chica, se presento de lo mas natural, era claro que a Lily no le impresionaría nada de eso...


-hola
-hola, ten aquí esta tu permiso es mejor que lo tengas a la mano por si nos encuentra Filch
-si esta bien- ambos chicos se encaminaron por el pasillo del segundo piso, James estaba sumamente nervioso estarían varias horas los dos solos, debía estar seguro de lo que planeara hacer; Lily le señalo el salón marcado con la letra “H” y se adentraron en ella, las cosas de la chica ya estaban ahí, debido a que no usaban el aula había pocas mesas y sillas, sobre una mesa en el centro del salón estaban varios calderos, matrices, hornillas, recipientes con diversos ingredientes y libros de investigación, ambos se acomodaron uno al lado del otro...
-mira debemos ir observando las indicaciones y tener todos los ingredientes listos, hay que empezar a cortar y pelar...- Lily indico que poción realizarían primero y ambos se perdieron en varios caldero y mezcla de ingredientes.

Habían pasado casi 3 horas de trabajado arduo, de vez en cuando Lily observaba los movimientos de James y lo corregía logrando desesperar al muchacho, James se concretaba a responder lo mas sereno posible haciendo que la chica se desesperara de vez en cuando.
-cuando adopte un tono naranja habrá que echarle las raíces- repetía James la líneas del libro
-parece que ya- informo Lily y ayudo a James a integrar las raíces ambos miraron expectantes el resultado, cuando se mezclaron la poción esta tomo un tono totalmente rojo sangre y comprobaron que la primera poción estaba terminada y embotellada ...
-esta lista- sonrió James
-si!- exclamo Lily y por inercia abrazo a James, este correspondió el abrazo ambos se perdieron en los brazos de su acompañante, Lily sintió lo bien que le agradaba estar así, pero ¿con él?; por su parte la fiera interna de James despertaba y pedía acción sin embargo se mantuvo sereno y espero la reacción de la chica, quien lentamente soltó a James y levanto la mirada (ella le llegaba a los hombros), pero James no dejo de rodearla por la cintura, sintió el cuerpo de Lily estremecerse cuando se acerco un poco mas, pero no era el momento según James de dar el siguiente paso; por lo que rápidamente la soltó y en su intento por darle la espalda boto algunos recipientes haciendo pequeñas explosiones que alarmaron a la chica –¡¡ten mas cuidado Potter...quítate!!- grito Lily con todo el coraje contenido y se agacho para limpiar el destrozo realizado
-lo siento..te.. ayudo

-Potter ya vete si...terminamos por hoy..adiós- Lily se concentró en limpiar todo y James se dirigió hacia la puerta, habían pasado varios minutos en los que la chica limpiaba todos y maldecía por lo bajo la existencia de Potter, cuando ella se levanto y dio media vuelta se sorprendió de ver al chico aun en el aula.
-porque sigue aquí?- dijo mordazmente
-dime algo Evans- se acerco a ella lentamente -...cual es la causa de tu enojo?
-yo enojada..por favor Potter... no me hagas reír- soltó una risa forzada -te falta mucho para verme enojada- empezaba a retroceder al ver al chico cerca, pero las bancas abandonadas le hicieron una mala jugada haciendo que James quedara frente a ella, de modo que ella siguió observando su rostro de forma retadora.

-que es lo que mas te molesta...que en la biblioteca no te pidiera que salieras conmigo...o....que no te bese ahora?- la nariz de James rozaba la de Lily y buscaba en su mirada una respuesta, la cual llego con una sonrisa malévola de la chica, la cual cumplió con su cometido ya que la respiración de James se acelero con solo el deseo de probar esos labios.
-y a ti?..- arrastro las palabras los mas sexy posible, sentía la respiración de James, sus rostros estaban acoplándose para la acción -...que te diga idiota o esto...- una sonora cachetada rompió el silencio del aula, James tenia marcada la mano de Lily en una mejilla, el chico se llevo la mano a su rostro adolorido y la chica se encamino a la puerta con ganas de llorar. Lily tiro varias veces de la perilla pero esta nunca cedió, comprendió rápidamente la causa de la situación, cuando volteo a ver a Potter este tenia varita en mano
-déjame salir Potter
-no
-¡alohomora!- grito Lily señalando la puerta con su varita sin embargo esta nunca se abrió, repitió el hechizo varias veces y cada vez se mostraba desesperada, empezaba a golpear la puerta pero unas manos la detuvieron, James por la espalda la abrazo y le susurro

-como puedo demostrarte cuanto me interesas...que te des cuenta de que ya no soy aquel niño que te quería apantalla...- lentamente James soltó las manos de Lily quien se fue dando la vuelta para quedar frente a frente con James (entre él y la puerta) -...que soy un hombre que quiere amarte, cuidarte, estar contigo y el cual ahora pide tu amor- dijo esto lo mas suave y dulcemente posible mantenía los ojos cerrados ya que las palabras salieron de su boca con mucho cuidado, sus manos tomaban con mucha delicadeza el rostro de Lily, quien tomo los brazos de James, mejor dicho los acaricio haciendo que James abriera los ojos y mirara el rostro de la pelirroja que lo tenia totalmente enloquecido
-bésame- pidió en un susurro Lily....
-¿qué?- había escuchado bien
-ya lo oíste- y cerro lentamente los ojos, James paso una mano hacia los hombros y después a la espalda de la chica acercándola mas a él, una vez en la cintura la rodeo con una fuerza y sensualidad que hizo que Lily diera una suspiro, James cerro los ojos el deseo de amarla lo fue guiando hacia su cuello, poco a poco y con todo el tiempo que ellos desearon fue haciendo un camino de sencillos besos hasta llegar a la barbilla de la chica, paso por la mejilla y llego a la comisura de sus labios, Lily humedeció sus labios en señal de deseo y el siguiente movimiento que hizo el chico fue probar por primera vez la boca de la chica, fue suave, lento, tierno y sensual todo al mismo tiempo, sus labios se conocieron, se probaron y se acoplaron dando paso así a que sus lenguas entraran en acción, y no solo eso sino que también las manos de Lily (parada de puntitas) que rodearon en cuello del chico.

James se agacho un poco para mejor posición y tomo entre sus fuertes brazos el cuerpo de Lily, las manos de la chica jugaban con el cabello de él y James hacia lo propio con la cintura y caderas de la chica, se exploraba, se conocían y ambos cuerpos estaban reaccionando a las circunstancias, había un ritmo entre ellos maravilloso que los hizo disfrutar el momento, estaban aumentando las caricias y provocando que la respiración se acelerara mas de la cuenta, fue Lily la que dio el siguiente paso, se separo un poco de él sin abrir los ojos le susurro -gracias- James reacciono y soltó un poco a la chica, ambos se miraron
-Lily yo...-pero no pudo continuar ya que ella le puso un dedo en los labios
-te veo mañana- susurro, él solo atino a asentar con la cabeza, pronuncio el contra hechizo y se escucho un “clic” que daba señal de que la puerta estaba libre de seguro, Lily a tientas encontró la perrilla y abrió la puerta lentamente sin dejar de mirar a James, antes de perderse de vista le otorgo un sonrisa y guiño el ojo, James siguió los movimientos de la chica y cerro la puerta, se recargo en ella aun sintiendo el aroma frutal de Lily y saboreo sus labios aun con la sensación de los de ella y sonriendo de oreja a oreja agradeciendo a todos los magos del pasado por esa oportunidad con la chica de su vida.

Habían pasado escasos minutos desde que salió del salón “H” del segundo piso, recorría los pasillos en dirección de su sala común, aunque sentía miedo se sentía feliz, emocionada con ganas de gritas, lentamente se llevo la mano a los labios recordando los besos de aquel joven a quien por años le había gritado el asco que le daba, pero ahora, ahora el y ella eran diferentes, eran dos jóvenes que se deseaban, él le demostró cuanto la quería... era el momento de permitirse querer a James Potter...sonrió una vez mas convencida de querer aceptar salir con él pronto noto que estaba en su cuarto, se cambio de ropa y se metió a su cama, recordando cada momento el encuentro que tuvo con James en el salón... preguntándose cuales serian los pensamientos de él.

Por su parte James salió del mismo salón unos minutos después que la chica, sonreía para sí mismo y anhelaba con ansias volverla a ver, a acariciar y besar... estaba totalmente convencido que Lily Evans era la chica de sus sueños y que ella también pesaría lo mismo que el, recordó como el cuerpo de la chica se acoplo a sus brazos, como una sencillas caricias de las delicadas manos de la pelirroja le provocaron una satisfacción total... paso entre las camas de su habitación no se fijo si Remus, Peter o Sirius estaban ahí, o le habían hablado, se acomodo en su cama y así vestido se perdió en el recuerdo de la chica que siempre le había negado una mirada y unos minutos atrás le había expresado un deseo total, quedando profundamente dormido...

-cornamenta, al fin te veo- dijo Sirius que lo recibió desde la mesa de Gryffindor, era sábado y James había despertado temprano dando una ronda por los jardines e inspeccionando el campo de Quidditch se perdió de los chicos...acababa de entrar al Gran Salón para desayunar con su escoba al hombre y vestido para el entrenamiento que tendrías mas tarde –ayer llegaste cansado verdad amigo.
-fue una tarde estupenda- confeso James sentándose junto a Sirius enfrente de Remus , quienes lo miraron con asombro al oír esas palabras y mucho mas al observar el rostro de satisfacción del chico
-James...- comenzó Sirius
-no esperes que te cuente los detalles Sirius- susurro mirándolo directamente a los ojos, mientras que Remus contemplaba la escena
-claro que no, ella es enserio y me da gusto que empiece a aceptarte - dijo Sirius mas sereno que nunca, era claro que tratándose de otras chicas ambos amigos platicaban los detalles de sus encuentros, pero el caso de Lily era especial y Sirius respetaba los sentimientos de su casi hermano... un movimiento de cabeza por parte de Remus hizo que James observara la entrada del Gran Salón por donde paso Lily mas guapa que nunca (a los ojos de James) iba vestida con un pantalón pescador color azul celeste (N/A: debajo de las rodillas) que acompañaba con una blusa de botones con mangas a los codos, esta estaba abierta ya que debajo de ella llevaba una blusa de tirantes blanca, las sandalias eran blancas y llevaban el cabello recogido con una coleta alta, su paso seguro y decisivo hizo voltear a mas de uno y James sintió unos celos que nunca había experimentado.

Lily se sentó unos lugares alejada de Los Merodeadores, con sus amigas sin embargo dedico unos segundos para mirar al Merodeador de ojos color café que no le quitaba la vista, articulo un “hola” sin sonido, el cual contesto de la misma forma James regalándole una tierna sonrisa, provocando que Lily humedeciera sus labios y se sonrojara, después presto atención a la conversación de sus amigas y se dedico a desayunar... los alumnos de Hogwarts abandonaban poco a poco el Gran Salón para repartirse por todo el colegio(terrenos, aulas, pasillos, salas común, etc) donde pasarían el día dedicándose a divertirse, realizar deberes, etc.

-Potter podemos hablar?- Lily abordo a James quien junto con Sirius salían en dirección al campo de Quidditch
-te veo en el campo- se despidió Sirius –con permiso “prefe”- Lily hizo un movimiento de cabeza de “este no cambia”
-dime
-hay un problema con la ultima poción, ayer te lo iba a comentar pero...
-cual es el problema?- James observaba el movimiento de los labios de la chica
-nos falta un ingrediente y realmente no se donde conseguirlo- su voz denoto preocupación
-Lily...- James tomo las manos de la chica -... aun vamos en la primer poción, tenemos tiempo...¿qué te parece si después del entrenamiento nos vemos en la biblioteca para investigar- sus manos tenían un divertido jugueteo que puso nerviosos a ambos chicos
-esta bien, entonces ve te veo al rato- concluyo con una sencilla sonrisa y debido a la cercanía entre ellos James no se perdió la oportunidad de darle un pequeño beso, que realmente a opinión de Lily fue apenas un roce de labios... estaba a punto de marcharse cuando una mano lo detuvo de la cintura –damelo bien- dijo la chica antes de sentir de nuevo los labios de él probando los suyos, aunque este también fue corto los dejo mas satisfechos.

El entrenamiento fue mejor de lo que esperaba James, todos se encontraba en forma por lo que el capitán terminó el entrenamiento antes de la hora, poniendo de buen humor a todo el equipo, todos los jugadores salían de los vestidores para disfrutar del resto del sábado... solo dos chico ocupaban el lugar
-vamos a Hogsmeade Cornamenta??
-no puedo Canuto, voy a verme con Lily...deséame suerte- dijo antes de salir como cohete escuchando a lo lejos un “suerte hermano” de la voz de su amigo....
Sirius se acomodo en una de las bancas
“hola Canuto como estas”
“ bien”
“que haciendo”
“aquí nada mas olvidado por todos”
“te molesta”
“no, estoy feliz por mi amigo pero creo que ahora si necesito diversión para mi solito” – Sirius tenia una batalla mental y de pronto le vino una idea que provoco una sonrisa seductora, haciendo que terminara de vestirse para salir a dar una vuelta por los jardines y busca una que otra chica con la cual pasar un rico y divertido sábado.

-ya llegue- dijo James dándole un beso en la mejilla a Lily quien estaba en medio de una docena de libros con cara de preocupación
-que bien me estoy desesperando
-a ver aclárame algo.. el problema es la ultima poción?
-si
-nos falta solo ese ingrediente?
-si
-por que no continuamos con las otras pociones y cuando lleguemos a la ultima le planteamos nuestra dificultad a Slughorn para que vea que hemos avanzado, es posible que el nos consiga ese ingrediente o nos de una pista de donde sacarlo- propuso James al tiempo que el semblante de Lily cambiaba mostrando mas tranquilidad
-voto por eso
-bien entonces, por que no mejor nos encaminamos a nuestro salón y trabajamos en la poción, me molesta demasiada gente- termino susurrando James haciendo que Lily sonriera y afirmara con la cabeza, a mismo tiempo James devolvió los libros a los estantes los mas rápido que pudo mientras Lily guardaba sus cosas, ambos chicos se encaminaron al aula marcada con “H” y al tiempo que Lily y James entraban y este ultimo cerraba la puerta tomo por el brazo a la chica y la atrajo hacia el... a los siguientes segundos James tenia recargada a Lily en la pared mientras sus bocas se volvían a probar, las manos de James conocían mas y mas la espalda y caderas de la chica, fue poco a poco y delicadamente acariciando cada parte de ella, introdujo sus manos por debajo de la blusa azul y sintió el calor de la piel de Lily aun a través de la blusa blanca; por su parte Lily exploraba el torso del chico por encima de la camisa blanca que llevaba, en ocasiones sus manos se posaban en la cintura de él y lo acercaba ella... era claro que ambos estaban disfrutando el momento y mas James ya que su cuerpo comenzaba a pedirle mas acción, cada vez que se separaban por escasos milímetros se descubrían sonreído y lanzándose miradas de deseo..poco a poco la mano de James fue bajando hasta el muslo de Lily , quien noto un “clic” en su cerebro al sentir que James guiaba su pierna al muslo de él.....

-es mejor que nos concentremos- dijo Lily separándose un poco
-eso hacemos- e intento retomar las caricias
-James- susurro Lily – por favor
-ahora si vas aceptar salir conmigo- propuso mas contento que nunca al escuchar su nombre de los labios de Lily
-mhm...el próximo sábado, hay salida a Hogsmeade- concluyo ella otorgándole una dulce sonrisa
-no te vas arrepentir mi amor- susurro James para darle otro apasionado beso, después del cual se dedicaron a trabajar.

La siguiente semana fue un poco mas complicada para los alumnos de 7mo. curso y mas para el joven James Potter, ya que le era difícil concentrarse en los deberes con Lily cerca, además ella también había adoptado un estado de nerviosismo ya que pronto debían presentar la tarea concluida y pensaba que a pensar de sus esfuerzos no lo lograría. Sintió mas alivio cuando al terminar una clase del Profesor Slughorn le plantearon su problemática con la ultima poción, el cual se sorprendió del avance de los chicos y como señal de apoyo, además de reconocimiento ya que ningún otro equipo se había acercado al profesor, les facilito el ingrediente no sin antes darles una larga platica de sus beneficios y demás cosas.

Era viernes y casi era hora de que los alumnos regresaran a sus respectivas Sala Común, sin embargo una pareja no tenia intenciones de hacerlo, Lily y James estaban por obtener finalmente y con esperanzas de obtener buenos resultados, la poción “ALMAUS CENTAURUS”...

-lista?
-si, adelante- Lily se mantenía mezclando el contenido en un caldero, con temperatura baja en lo que James se dedicaba a agregar poco a poco y en cantidades especificas ( siguiendo las investigaciones) la 5 diferentes pociones para completar el trabajo. Pasaron poco de 10 minutos cuando observaron que su labor rendía frutos, ya con la poción concluida y embotellada, se sentaron en el piso y recargaron en la pared, dando un largo suspiro.
-ahora hay que esperar al lunes para que Slughorn de su visto bueno
-si... trabajamos bien, verdad?- el tono de voz de Lily denoto nostalgia
-fue excelente...- se acerco a ella –tu eres excelente- concluyo dándole un tierno beso
-debemos irnos, no son horas para estar fuera de nuestra torre- esta vez Lily adopto un tono que compaginaba con su puesto de prefecta
-estoy con la prefecta de mi casa- continuo con otro beso
-James...en verdad estoy cansada...pero...mañana tendremos todo el día- lo miro seductoramente provocando que a James se le acabara el cansancio
-y lo vamos a aprovechar....

Debido a que a media semana seria Halloween, los alumnos estaban emocionados por hacer sus comprar ese sábado y visitar Hogsmeade... una lechuza gris se apareció en la ventana de una de las habitaciones de la chicas en la torre Gryffindor y enseguida se poso en la cama de cierta pelirroja que acababa de salir de la regadera envuelta en su toalla tomo el mensaje que llevaba y la lechuza tomo vuelo perdiéndose en el azulado cielo.

“buenos días preciosa, espero que hayas pasado una buena noche, te veo en la entrada principal después de desayunar”
“un beso, James”


Lily sonrió para si misma y se dedico a arreglarse para su cita con James, si alguien se lo hubiera dicho un par de años antes lo habría considerado demente, pero ahora estaba mas segura de que James le gustaba, de que en él encontraba una paz, apoyo, amor y protección que nunca antes había vivido y estaba convencida de que deseaba estar con él completamente... no vio a James en todo el Gran Salón, observo que Sirius estaba muy raro, le sonreía cuando se miraban y antes de que el se fuera se acerco a ella "cuida a mi amigo Lily”, dijo antes de salir del comedor acompañado de un chica de la casa de Revenclaw con quien pasaría su día en Hogsmeade...

Se encamino a la entrada principal, mas nerviosa que nunca...aunque no era la primera vez en que ella y James estarían solos, si era el momento dedicado a ellos totalmente, no habría pretextos de tareas, horarios, etc. Como ella le había dicho la noche anterior “tendría todo el día para ellos”... sus nervios aumentaron cuando llego y lo observo desde lo lejos, ahí estaba vestido muy diferente a como ella lo había visto antes, llevaba un pantalón de vestir negro, con una camisa color rojo quemado de manga larga, llevaba en la manos una chaqueta negra ya que parecía que enfriaría en la tarde, a opinión de Lily se había intentado acomodar el cabello pero una vez mas fallo en su intento, esa idea hizo sonreír a la chica....Poco a poco James se dio la media vuelta y se encontró con ella, la observo al tiempo que ella se acercaba, para el chico Lily se veía mas espectacular y sexy que nunca iba vestida con una falda semi-circular negra a la rodilla que combinaba con una blusa halter verde oscuro y un saco negro que combinaba con sus botas negras dándole un poco mas de altura, llevaba un diadema en el cabello con un sencillo fleco de lado dejando caer su cabello sobre sus hombros, no utilizo mucho maquillaje pero hacia resaltar sus ojos verde esmeralda y sus labios que hacían a James temblar de pies a cabeza.

-hola
-hola- contesto James dándole un beso en la mejilla –es para ti...- le entrego una rosa roja -...hay mas esperándote a la hora de la comida
-gracias- tomo la rosa la paso por sus labios
-lista?- le ofreció su brazo
-claro- ella acepto y ambos chicos se encaminaron hacia el pueblo bajo algunas miradas curiosas principalmente de chicos y chicas de 7mo. curso ya que conocía bien las peleas que ellos habían tenido desde que entraron al colegio...

Pasearon por toda la calle principal recorriendo alguna tiendas, James compro unas cervezas de mantequilla en Tres Escobas mientras les servían observaron a una pareja discutiendo en el fondo del lugar, comprendieron la situación cuando Sara Harrison grito a los cuatro vientos “pues si no confías en mi aquí termina todo lo nuestro” y dejaba el lugar con un aire de indignación, pero el chico no se quedo atrás contestándole “has lo que quieras no me interesa” .....
-parece que Lunático tendrá una oportunidad- comento por lo bajo James, pero al ver la cara de duda de Lily –digo Remus..tu sabes ha estado interesado en ella pero respeto su noviazgo....

Continuaron su paseo por el pueblo, comprando algunas cosas como plumas, dulces, visitando las tiendas de Quidditdch (aun James sabia que no Lily no se emocionaba tanto por ese deporte, pudieron tener una amena platica).. pronto llego la hora del almuerzo y contrario a los que la chica suponía James la encamino hacia las afueras del pueblo, la llevo por un sendero que subía una pequeña colina pasaron por un camino de abundantes árboles y justo en ese momento, James detuvo a Lily y la acerco a su cuerpo para besarla, se había aguantado de hacerlo desde el momento en que la vio en el colegio provocando que ese beso fuera intenso y logrando en Lily un cosquilleo en su interior.
-me moría por hacer esto- susurro aun con los ojos cerrados a escasos centímetros de la boca de la chica
-y yo por que lo hicieras
-Lily...- la forma en que pronuncio su nombre hizo que ella abriera los ojos y se encontrara con un James mas serio que nunca -...no creas que me escondo... solo que tu no eres para andar presumiendo ante todos, tu eres especial preciosa
-tu también lo eres James, nunca pensé llegara a sentir esto, tan... tan maravilloso- Lily concluyo acurrucándose en los brazos del chico poniendo su cabeza en su pecho
-como te lo dije antes...- James estaba mas nervioso que nunca, le susurraba al oído tomando con mucha seguridad sus palabras -...solo pido tu amor, que me ames Lily, que seas mi novia- bueno ahí estaba ya lo había dicho y era hora de esperar la respuesta de ella. Sin embargo Lily no contesto, levanto su cabeza delicadamente tomo el rostro de James y lo acerco al suyo, se unieron en un beso que para ambos fue el mejor de todos principalmente por que Lily llevaba el control de la cosas, él solamente gozaba el momento y eso le encanto de la chica descubrir a una Lily que podía seducirlo con un sencillo beso, poco a poco se separaron -...eso fue un si?
-por su puesto- una sonrisa se dibujo en el rostro de James y se llevo la mano a su cabello alborotándoselo, logrando que también Lily sonriera....

Una vez confirmado el inicio de una maravillosa relación, James condujo a Lily al termino del sendero llegando a su destino final, el cual era un lugar en lo mas alto de la colina rodeado de un conjunto de rocas donde tenia una vista maravillosa llena de montañas que hacia juego con un cielo brillante, Lily encontró en el pasto una gran manta extendida donde James había colocado varias viandas con la comida y en medio un gran ramo de rosas rojas, Lily solo atino a decir “es hermoso”...se dispusieron a disfrutar la comida amenizándola con una conversación de varios temas, donde incluía sus futuros estudios, sus familias, critica de profesores y un poco de Quidditch (pensándolo bien no tan poco)....

-es un hermoso atardecer- comento Lily que estaba acurrucada en los brazos de su novio, ambos chicos disfrutaban de su compañía sentados en la hierba y recargados en una enorme piedra
-acéptalo es hermoso por que estas conmigo- bromeo James
-acéptalo eres un creído
-enojona
-mal jugador de Quidditch
-oye- recrimino James antes de probar una vez mas los labios de su chica –esta bien tu ganas... - continuo su labor –...pero quiero aclarar eso de mal jugador.... – Lily sonrió -...dame crédito por algo soy el capitán, amor
-hay James era broma...que solo aceptas bromas de tu amigos?
-de ellos y de ti nada mas
-bueno y hablando de ellos, hay algo que me da vueltas en la cabeza
-dime
-por que tienen esos sobrenombres?- a James se le seco la garganta...no quería mentirle a Lily pero esa información era un secreto de amigos, de hermanos y debía tener la aceptación de todos para contarlo –Canuto....Cornamenta.... Lunático y ..... Coo – fue enumerando con los dedos
-Colagusano- concluyo James, mientras que en su mente buscaba una forma de cambiar de tema
-si, digo entiendo que a Remus le digan Lunático por su condición de licántropo pues lo relacionan con la luna, pero los demás?- explico Lily con la mayor naturalidad en su voz y rostro
-ah bueno es que nosotr...- James cerro la boca, sintió un balde de agua fría caer en su cabeza, observo directamente a Lily y noto su serenidad, ¿ella sabia la condición de Remus? ¿Cómo? ¿existía tanta confianza entre ellos como para que Remus se lo confesara?, empezaba a tener unos celos hacia su amigo (raros pero celos al final), pero los empezó a borrar de su mente tan rápido como llegaron.
-lo descubrí, cuando estudiamos el tema de los hombres lobo y cuando nos nombraron prefectos era informada de las ausencias, con excusas tanta tontas a mi parecer, una noche en rondas le pregunte directamente y no pudo ocultármelo, le prometí no decir nada y me dijo quienes mas lo sabían, comprendí así la confianza y gran amistad entre ustedes- explicó Lily sin perder de vista el semblante de James que cambiaba poco a poco
-Lily, Remus te dijo su secreto por que era suyo...pero el resto no puedo contártelo, aun no por favor dame tiempo ¿si?
-el que tu quieras- y se concentraron en contemplar la conclusión del atardecer tan hermoso que el paisaje les ofrecía, cerrando con broche de oro la primera cita de Lily Evans y James Potter....

Era lunes y los alumnos de 7mo curso estaban mas nerviosos que nunca, estaban en el aula donde se impartía la clase de pociones colocados en parejas de equipo y frente a ellos su poción terminada, bueno eso consideraban ellos, solo que faltaba el visto bueno del profesor Slughorn, este pasaba tomaba una muestra de la poción la colocaba en otro frasco y guardaba en un maletín, una vez concluida la recolección de trabajo y se dirigió a su despacho dejando a un salón de jóvenes callados y mirándose entre si...fue la clase doble mas larga para todos en especial de Lily y James quienes permanecían sentados y tomados de la mano....

-muy bien chicos- dijo una vez que volvió a instalarse en su escritorio –quiero felicitarlo por que de primera instancia todos concluyeron la tarea, pero ahora es momento de asignarles una calificación...- se acomodo los lente y comenzó a dar la calificaciones por parejas, Remus y Sara obtuvieron un merecido EXCEPCIONAL, por su parte Sirius y Tania obtuvieron un SUPERA EXPECTATIVAS, y finalmente James y Lily escucharon sus nombre y apellidos seguidos de un EXCEPCIONAL... James apretó la mano de la chica y esta lo miro sonriendo como nunca, habían realizado un magnifico trabajo debía de celebrarlo y James ya tenia todo planeado...

La hora de salida llego y el profesor dio indicaciones de salir, felicitando una vez mas a todo el grupo
-oye hay que celebrar nuestra calificación amor- le susurro James a Lily mientras salían del aula
-y que tienes planeado?- sabia muy bien que el comentario llevaba una propuesta
-bueeeeno- le tomo la mano y la separo del grupo –he pensado en un lugar al cual quiero llevarte hoy en la noche- dijo como no queriendo la cosa
-James, tengo ronda
-no te preocupes hable con Remus y creo que le hará bien un cambio de compañera por hoy- concluyo la frase señalando con los ojos hacia un constado de Lily, cuando ella volteo observo que Remus platicaba animadamente con Sara ambos recargados en una de las ventanas del pasillo
-esta bien y como a que hora?- dijo acercándose mas a su novio
-pues como a las 9, nos vemos en la Sala Común
-ahí estaré- concluyo con un sencillo beso, apenas se separaron y una tercera persona se integro a la platica
-disculpen que los interrumpa para de enamorados...- el comentarios de Sirius hizo que ambos chicos sonrieran -...pero Lily te voy a robar a James
-pero me lo devuelves
-claro de eso no tengas duda- bromeo Sirius –solo que la profesora McGonagall lo necesita para hablar del equipo de Quidditch
-nos vemos al rato- le dio otro sencillo beso y emprendió el camino hacia el despacho de la jefa de su casa acompañado de su inseparable amigo Sirius Black...

El reloj de la sala común marcaban las 9 en punto y Lily tras confirmar que esta estaba desierta bajo las escaleras de caracol buscando a su novio pero no encontró a nadie... la chica apenas dio media vuelta se encontró con James haciendo que ella se sobresaltara (james acababa de salir de la capa de invisibilidad)
-¿dónde estabas?
-estaba bajo esto- y se volvió a colocar la capa desapareciendo de la vista de Lily
-wuao..había escuchado de ellas pero nunca las había visto- poco a poco fue acercando su mano a tientas hacia la capa
-pues es hora que sean invisible preciosa- levantó la capa y dio paso para que Lily se cubriera con ella, debido al espacio James aprovechó para abrazarla
-donde la conseguiste?
-era de mi padre, me la dio hace unos años, en un futuro será de mi hijo- le susurro, este comentario hizo que Lily se sonrojara –lista para irnos?
-si..pero a donde me vas a llevar?
-ya veras...vamos

James fue guiando a Lily por la oscuridad de los pasillos, pronto llegaron al séptimo piso y dejando a la chica bajo la capa James salió de ella y se paseo 3 veces por el pasillo murmurando algo que solo el escuchaba... segundos mas tarde una puerta apareció en frente de James y dio paso a que Lily entrara primero... cuando estuvieron ambos dentro de la sala de menesteres, la chica observo que la habitación se encontraba adornada con velas y varias docenas de rosas, había una chimenea, un amplio sofá frente a ella y un mesa con cena para dos...
-te gusta?
-mucho – sonrió a mas no poder y se volteo para darle un beso a su novio
-bueno como te dije en la tarde es momento de celebrar, vamos a brindar- se dirigió a la mesa y destapo la botella de Firewhisky que había conseguido
-no pensara emborracharme verdad?- bromeo Lily
-claro que no- le susurro y dio un sencillo beso –hoy mas que nunca quiero que estamos consientes de todo- le dijo entre besos, estas palabras hicieron temblar a la chica y dejarla sin habla. Tomo la copa que James le ofreció –quiero que brindemos por un excelente trabajo, pero sobre todo por estos 15 días los cuales nos permitieron conocernos mas y que me aceptaras
-yo, por esta relación la cual se que será maravillosa..por un futuro
-juntos- concluyo James sonriendo y luego chocaron las copas...cuando Lily le dio
el primer sorbo al Firewhisky sintió un ardor en al garganta... no esta la primera vez que tomaba un bebida fuerte ya que en su casa en las celebraciones había probado el whisky, sin embargo este era mas fuerte –bueno pues ahora a cenar- invito James a Lily a sentarse y ambos chicos probaron los platillos que James había conseguido de las cocinas con los elfos...

-todo estuvo muy rico, gracias
-que bueno que te gusto, quieres mas- le ofreció cerveza de mantequilla
-si por favor- Lily se levanto y dirigió a la chimenea, mientras James servia la cerveza, la chica observaba el fuego y poco a poco sintió al joven acercare a ella, le dio la cerveza de mantequilla sin embargo no bebió nada.
-Lily recuerdas la conversación que tuvimos en nuestra cita?- James estaba totalmente convencido de abordar el tema
-sssi... y me dijiste que te diera tiempo

-bueno...uhumm.... hable con los chicos y es momento que te lo diga- poco a poco acerco a Lily al sofá logrando que ella se sentará en el –bueno el sobrenombre de Remus como el te dijo es por su “pequeño problema peludo”...- este comentario rompió la tensión en el ambiente ya que Lily esbozo un sonrisa ante la forma en que James denominaba la Licantropía de Remus -....yyy. bueno es por eso que lo llamamos lunático..uhum..sobre nosotros tres...merlín ayúdame- dijo esto ultimo en casi un susurro, James quería explicarle todos sin embargo el tema le ponía mas nervioso que cuando le pidió ser su novia a la chica.
-James...- lo interrumpió la chica, le tomo ambas manos y se acerco mas a él-...lo que tengas que decir dilo sin rodeos...por favor- terminó suplicando.
-esta bien...-respiro hondo-...cuando supimos de la condición de Remus; Sirius, Peter y yo nos hicimos animagos nadie mas lo sabe salvo ahora tu, nos costó mucho averiguar como hacerlo y la verdad fueron tres año de intentarlo hasta que por fin en 5to año lo logramos, a partir de esa fecha cuando Remus tiene sus transformaciones lo acompañamos en la casa de los gritos, que es donde el profesor Dumbledore designo como lugar donde se protege a Remus...sobre nuestros sobrenombre es por que bueno Peter se convierte en una rata, por eso lo llamamos colagusano... ehh... Sirius es un enorme perro negro por ello es canuto...y...yo ..bueno me convierto en un ciervo por ello me llaman
-cornamenta- concluyo Lily, quien no había perdido de vista los ademanes y palabras del chico a pesar de la velocidad en la que hablo
-si
-gracias...por confiarme algo tan preciado de tu vida...eso me demuestra cuanto hemos cambiado...- se levanto y nuevamente se dirigió a la chimenea
-que piensas?- James observo que Lily se mostraba ausente
-recordaba el momento en que vi la lista de los equipos de trabajo...- su vista permaneció en el fuego y coloco la cerveza sobre la chimenea -..tu nombre y el mío juntos, mi pregunta en ese momento fue ¿por que el destino insistía en acercarme a ti?...pero ahora lo se...- fue cuando observo el rostro de James quien la miraba con toda la serenidad posible -...por que contigo me siento protegida, amada, en total confianza, completa...y por eso te amo James
-yo también te amo...eres una mujer excepcional Lily, no sabes cuan dichoso me siento a tu lado, que ahora sepas todo de mi y que no existan mas secretos entre nosotros y es lo único que me importa- poco a poco se fueron acercando para unirse en un apasionado beso.
-cornamenta...- jugueteo Lily entre besos
-no...-continuo el juego-.... tu llámame de otra forma
-James?
-bebe...hermoso...mi amor...- ambos seguían el juego sensual entre ellos
-voto por mi amor- con concluyó la chica, las manos y bocas de ambos se exploraban, James acercaba el cuerpo de la chica al suyo y las caricias que ambos recibían de su pareja les hacia desear mas, James trataba de contenerse no quería presionar las cosas, pero las hormonas son eso hormonas...

-James- susurro Lily al sentir la mano de James querer entrar en la blusa de la chica
-discúlpame... yo...- el chico se detuvo comprendiendo a Lily
-amor, quiero ser tuya completamente- le susurro haciendo que el chico abriera los ojos
-pequeña, no quiero que te sientas presionada, podemos esperar... no es necesario..
-si es necesario, por que tu lo deseas...por que yo lo deseo...- continuo entre besos -...ambos nos necesitamos... además tenemos esto- guió la mano de James hasta la bolsa de su túnica y el chico sintió una botellita, la saco y observo su contenido que era un liquido en tono rosa
-es...?
-si...- tomo la botella la destapo y bebió la poción anticonceptiva bajo la mirada de deseo del chico -...no tiene un sabor muy rico- lamento la chica
-yo tengo el remedio- y volvió a besar a Lily quien lentamente dejo caer la botella y aunque hizo ruido no importo para ellos...

James retomo poco a poco el ritmo de las caricias y besos apasionados y juguetones a la vez, la temperatura de ambos cuerpos subía y James lentamente guió a Lily hasta apresarla entre su cuerpo y una de la paredes de la sala...poco a poco James fue deshaciéndose de la túnica de la chica y ella de la de él, Lily tomo la iniciativa al ir desabotonando la camisa de su novio mientras él la observaba complacido, lo despojo de la camisa haciendo un recorrido de besos del cuello a los hombros del chico, quien retomo su labor al empezar a deshacerse de la camisa de ella encontrándose con una perfecta piel que aguardaba por ser probada por sus labios..de la manera mas tierna y delicada la ropa de ambos chicos fue dejando sus cuerpos, se acercaron al sofá para tener mayor comodidad, para James Lily era perfecta y mientras mas la descubría se enloquecía cada vez mas, Lily por su parte sentía tocar el cielo con cada movimiento del chico, ambos gozaron una entrega total, llegando al momento en que fueron uno solo, en cuerpo y alma confirmando el amor que se tenían.


Y desde esa noche nunca mas existirían uno sin el otro, agradeciendo la jugada que les realizo el destino, y nunca olvidado esos 15 días que cambiaron la vida de ambos, dándole un cambio radical, donde su amor trascendería hasta después de Hogwats, hasta después de estudios superiores, hasta después de una guerra, hasta después de la muerte y cuyo testimonio de su existencia sería su único hijo Harry James Potter Evans.


*FIN*



HOLAAAAAA, ESPERO QUE LES HAYA GUSTADO Y OJALA LES AGRADARA LA FORMA EN IMAGINO EL INICIO DE SU NOVIAZGO, JE, JE, JE, QUIERO AGRADER SUS CRITICAS EN MIS OTROS FIC’S LA VERDAD ME AGRADA QUE ME DEN COMENTARIOS POSITIVO Y POR QUE NO TAMBIÉN NEGATIVOS, UN SALUDO A TODOS Y DE ANTEMANO GRACIAS POR LEER ESTA HISTORIA Y DEJAR SU CRITICA

UN BESO ATTE: ELENA

 

LOS 15 DIAS QUE CAMBIARON ¡¡TODO!! - Fanfics de Harry Potter

LOS 15 DIAS QUE CAMBIARON ¡¡TODO!! - Fanfics de Harry Potter

Era primero de septiembre y como cada año familias podrían ser detectaras en la estación de tren de Kings Cross donde se reunían para dejar a los jóvenes

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-los-15-dias-que-cambiaron-todo-fanfics-de-harry-potter-2263-0.jpg

2023-02-27

 

LOS 15 DIAS QUE CAMBIARON ¡¡TODO!! - Fanfics de Harry Potter
LOS 15 DIAS QUE CAMBIARON ¡¡TODO!! - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/24435
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences