Los AngeleS tamBien LloRan - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

La brisa que soplaba era agradable, y hacía volar las hojas en mi dirección. Me entretuve contemplándolas, a la espera de que por fin llegase la hora. Era temprano, lo sabía, me había adelantado, pero los nervios no me habían dejado dormir. Tenía la esperanza de que esa noche algo cambiase, pero algo en mi interior reaccionaba ante la absurda idea de hacerme ilusiones. Todo aquello parecía un sueño, algo irreal, imaginario
Mi mente siempre volaba formando historias, fantasías
y por eso me costaba admitir que todo aquello no era más que alguna de mis invenciones imaginativas, que no era más que un sueño pasajero que desaparecía según se asomase el Sol por mi ventana. Pero no, todo aquello era real, y todavía no me hacía a la idea.

 

Puntual, como siempre, llegó mi ángel negro. No le oí llegar, ni mucho menos oí sus pasos cuando se posó en la hierba y avanzó seguro hacia mí. Pero algo en la brisa cambió, y las hojas se removieron en espiral entorno a mí. Levanté la vista del suelo, sabiendo exactamente lo que me iba a encontrar.

Sus enormes alas, negras como el carbón, aún permanecían desplegadas. Su pelo, del mismo tono que sus alas, se removía suavemente por la brisa y sus ojos me miraron fijamente, atravesando completamente la coraza que había intentando crear a mi alrededor.

Intenté mantener cierta distancia con él, siendo consciente de que, si se acercaba más, no tendría el valor suficiente para enfrentarme a él. Y aunque quise despegarme de sus ojos, no pude.

- hay algo que quieres decirme- hablaba poco, pero cuando lo hacía, no había duda ni inseguridad en sus palabras.

- Sí, es cierto, hay algo de lo que deseo hablarte- metí las manos en los bolsillos de mis pantalones, reuniendo fuerzas para continuar. Sin embargo, no me dejó hacerlo.

- No lo voy a hacer- como yo intuía, ya sabía exactamente de que quería hablar esa noche, y él también sabía que era demasiado importante como para conformarme con esa respuesta, aunque yo no había realizado pregunta alguna.

- No puedes hacerme esto.

- No tengo elección, le ha llegado la hora, y aceptarlo.

- Pero es mi hermano, no puedo rendirme así como así.

- Lo sé, pero la decisión ya ha sido tomada.

- No te lo lleves, por favor, es muy joven aún, tiene demasiadas cosas por hacer, tanto sueños que pretende realizar

- No está solo en mis manos, tengo normas que seguir, y esta no puedo romperla. Tu hermano debe morir, y yo tengo que llevarme su alma.- en ese instante se me saltaron todas las lágrimas que había intentado reprimir. Estufa de pellets

- Por favor, no lo hagas, no lo hagas. Si alguien puede impedir que muera eres tú.- negó con la cabeza- pídeme algo a cambio, lo que sea
llévame a mí si quieres. Llévame a mí, yo te doy mi alma, a mí me da igual morir, pero no te le lleves.

- Pero a mí no me da igual dejarte morir.- avanzó unos pasos hacia mí, pero yo retrocedí.

- No te acerques más. ¿Sabes? Sabía que esto pasaría, que tendría que hacer algo más que suplicarte.- el momento que tanto temía había llegado, y despacio, saqué el cuchillo de mi bolsillo.

Sin vacilar, me dispuse a clavar le cuchillo en mi corazón, pero antes de que me diese tiempo a pestañear, mi ángel negro se interpuso entre el cuchillo y mi cuerpo. Una de sus alas se encontraba ante mis ojos, y dirigí mi vista hacia la mano que seguía agarrando el cuchillo, ahora clavado entre las plumas de una de las preciosas alas de mi ángel negro.

Y me di cuenta, de que los ángeles también sangran.

- no me hagas esto- ahora era él el que suplicaba- no me obligues a condenarte a esta vida.

- ¿por qué no? Es una vida al fin y al cabo, y es mejor que estar muerta.

- No lo entiendes- cerró su mano alrededor de la mía, y lentamente sacó el cuchillo de su ala herida- preferiría mis veces que este cuchillo hubiese podido matarme- fijé la vista en la herida- pero no lo ha hecho, porque no puedo morir, y esta vida es peor que estar muerto- al terminar la última frase, la herida ya había desaparecido.

- - me da igual, es una vida, y una vida contigo. Yo no voy a vivir para siempre, y la vida me resultaría demasiado larga si solo pudiera verte por las noches. Así que hazlo, mátame y conviérteme en un ser como tú. No tengo miedo.

- ¿Es tanto lo que sientes por mí? ¿Por un ser procedente directamente de la más negra oscuridad estás dispuesta a dar tu vida?

- Te lo estoy diciendo, mi ángel negro, quiero estar siempre a tu lado.

- Siento condenarte a esta vida, pero si lo que tú sientes por mí es la mitad de lo que yo siento por ti, entonces entiendo por qué quieres hacerlo. Estoy dispuesto a ser egoísta.- cuando se acercó esta vez, no me alejé.

Me rodeó con sus las, como había hecho muchas veces, y con un último beso me despedí del mundo.

Los AngeleS tamBien LloRan - Fanfics de Harry Potter

Los AngeleS tamBien LloRan - Fanfics de Harry Potter

La brisa que soplaba era agradable, y hacía volar las hojas en mi dirección. Me entretuve contemplándolas, a la espera de que por fin llegase la hora. Era t

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-los-angeles-tambien-lloran-fanfics-de-harry-potter-2832-0.jpg

2023-02-27

 

Los AngeleS tamBien LloRan - Fanfics de Harry Potter
Los AngeleS tamBien LloRan - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/30784
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences