Los merodeadores - Potterfics, tu versión de la historia

 

 

 

Cuatro chicos y unachica iban rumbo a su sala común, cuando se encontraron un gran círculo en unode los pasillos.

−¿Evans que es eso?

−¿Porque me lopreguntas a mi Potter?

−Porque eres laprefecta, y un ratón de biblioteca.

−Dejarlo ya, es unapuerta temporal.

−¿En serio Lunático?

−Sí, acostumbran allevar a diferentes épocas.

−¿Pasamos?

−Potter es peligroso.

−Pues no pases si noquieres. ¿Venís? −Pregunto James a sus amigos.

−Me apunto. −DijoSirius.

−Yo también. −DijoLupin.

−Yo os espero aquí.−Dijo Peter.

−Como quieras. ¿Evansvienes, o eres una cobarde?

−Voy, no soy ningunacobarde.

−Peter espéranos aquí,no tardaremos mucho.

 

−Sí.

Los cuatro chicosentraron en la puerta y pronto estuvieron delante del castillo derrumbado.

−¿Qué ha pasado?

−No lo sé, perotenemos que ir a ver al profesor Dumbledore.

−Vamos.

Los chicos entraron yno se podían creer lo que miraban, estaba todo lleno de escombros.

−Potter. −Grito unchico rubio.

James se giro,pensando que le llamaban a él pero el rubio paso de largo.

−Potter. −Grito denuevo.

Esta vez un chico congafas salió del gran comedor.

−¿Qué quieres Malfoy?

−Mis padres estánmuertos.

−¿Cómo?

−Los mortifagos.

−No eres el único queha perdido familia esta noche. −Dijo el chico con voz fría.

−Eran mis padres.

−Cállate.

−¿Qué dices?

−Que te calles.

−Maldito cara-rajada.−Malfoy saco su varita y se la puso debajo del cuello.

−Hazlo anda, estanoche me han quitado más de lo que te han quitado a ti, ten el valor que notuviste al matar al profesor Dumbledore.

−Harry, Malfoy ¿Quéhacéis? ¿No ha habido ya suficientes muertes? −Pregunto una chica que se pusoen medio de los dos y los separo.

−Sangre sucia no metoques. −Dijo el rubio apartándose con asco.

−Maldita sea, Malfoytendría que haber dejado que te murieras en la sala de los menesteres.

La chica se puso allorar y se arrodillo en el suelo.

−Dejar de pelear, yahemos perdido a mucha gente esta noche.

−Cállate sangre sucia.

−No, cállate tu.−Harry lo miro con desprecio. -Esta noche lo he perdido todo a manos de tuseñor el psicópata con aires de grandeza, mi mejor amigo ha perdido a suhermano, y Hermione ha perdido a sus padres. Esta mierda de guerra, se hallevado a mis padres, a mis tíos y gente que apreciaba, y todo por vuestraculpa, así que discúlpame si no me pongo a llorar por tus padres. −Después dedecir eso se alejo de ellos.

−¿Harry dónde vas?−Pregunto Hermione, cuando vio que se iba.

−Herms necesito paz,no le digas a nadie que me has visto.

−Claro, ves tranquilo.

−Vamos, tenemos quesaber más de lo que ocurre aquí. −Dijo James, viendo como ese chico con suapellido se iba.

−Sí.

Los cuatro siguieron aHarry que lo encontraron en el corredor de los trofeos.

Harry rompió uncristal y cogió una trofeo, cuando lo tuvo entre sus manos lo abrazo fuerte.

−Oh papa, cuanta faltame haces. −Se arrodillo y se puso a llorar.

−Harry. −Dijo una vozfemenina que se acerco y lo abrazo.

−¿Ginny?

−Sí. ¿Qué haces aquítan solo? −Pregunto sentándose a su lado.

 

−Quería paz ytranquilidad.

−Tienes que tenercuidado, aun hay mortifagos por el castillo.

−Me da igual. −Dijo elchico apoyando su cabeza en el hombro de su novia.

−¿Qué llevas ahí?

−¿Esto? Es el trofeode mi padre cuando gano el campeonato de quidditch.

−¿Los echas de menos?

−Como puedo echar demenos a alguien, que no llegue a conocer.

−Igual los echas demenos.

−Mucho, sabes.Hermione me enseño este trofeo en primero, cuando la profesora McGonagall mepillo volando en la escoba después de que Malfoy lanzara la recordadora deNeville. Yo no sabía nada de mis padres, lo único que sabía es que habíanmuerto para protegerme, pero nada más, y Herms me dijo llevas en la sangre esode ser buscador, tu padre James Potter lo había sido, así que lo más normal quetu también lo seas, y me enseño este trofeo.

Al escuchar eso todosmiraron a James.

−Es tu hijo. −Dijosusurrando Sirius.

−Sí, callar quierosaber más.

−Seguro que fue unbuen hombre. −Dijo Ginny.

−¿Tú crees?

−Claro, un hombre queda la vida para proteger a su hijo y a su mujer, en vez de huir dice mucho deél.

−¿Sabes mi cuadernorojo?

−¿El que llevas atodos lados?

−Si, Hagrid me loregalo cuando termine el primer año, me dijo que había estado enviando lechuzasa todos los compañeros de clase de mis padres para que le enviaran fotos.

−Hagrid te apreciamucho.

−Yo también, es elprimero que me explico porque no tenía padres, porque me había criado con mistíos. ¿Sabes?

−Dime.

−Me estoy acordando dela cara que pusiste, cuando llegue a tu casa antes de empezar segundo año.

−Ya te quería.

−Ron me dijo quehabías estado muy pesada hablando todo el verano de mí.

−Mi hermano a veceshabla demasiado.

−Un poco. Han pasadomuchas cosas malas en esta escuela, pero también han pasado cosas buenas, comocuando estábamos en tercero y Lupin fue nuestro profesor.

−Era un buen hombre,lo voy a echar de menos.

Al escuchar eso, loschicos miraron a Remus.

−Lupin me hablo de mimadre, me dijo que era una buena mujer que no se merecía lo que le habíapasado.

−Lily Evans, mehubiera encantado conocerla, la bruja mas lista de toda su promoción.

−Así que nos casamos.−Dijo James riéndose.

−Cállate, nunca mecasaría contigo.

−Silencio los dos, nose ha terminado.

−Sabes. −Dijo Harry.

−Dime.

−Remus me enseño ausar el patronus, me dijo que me serviría para proteger a la gente que amaba, siesa noche en tercero hubiera matado al traidor de Petegrew, Sirius y Lupinestarían vivos.

−Tu padre no hubieraquerido que su hijo se convirtiera en un asesino.

−Peter, cuando lopille lo mato. −Dijo Sirius con odio en los ojos.

−Silencio.

−Es lo que yo le dijea Sirius, que mi padre no hubiera querido que sus mejores amigos seconvirtieran en asesinos, pero de que ha servido todo ello, Sirius se paso 14años en Azkaban acusado de haber matado a mis padres, y murió sin poderdemostrar su inocencia.

−No fue tu culpa quelo mataran, esa loca de Bellatrix lo mato en el ministerio, aunque eran primos.

−Si yo no hubieraquerido hacer el héroe, ahora estaría vivo.

−Gracias a ti, mipadre está vivo.

−Sí, pero ha muertomucha más gente, Remus no conocerá a su hijo, no podrá ver como se convierte enun buen hombre.

 

−Teddy no conocerá asus padres, pero tiene a su abuela, se que Andrómeda le hablara de ellos ynosotros también, de Dora y Remus que dieron su vida, para que su hijo tuvierauna buena vida, un futuro mejor.

−Te casas con miprima. −Dijo Sirius mirando a su amigo.

−¿Qué dices?

−Mi tía Andrómeda secaso con un muggle llamado Tonks, por eso la han echado de los Black.

−Callar. −Dijo Lilymirando a su hijo y su amiga.

−Sabes. -Dijo Harryque ya estaba más tranquilo, hablar de su pasado le iba bien, y Ginny que sedio cuenta le dejo que se desahogara.

−Dime.

−Esta noche hedescubierto muchas cosas.

−¿Cuáles?

−Que el profesorDumbledore se estaba muriendo, que le pidió al profesor Snape que lo matara envez de que Malfoy se convirtiera en un asesino y que cuando el señor tenebrosomato a mi madre, Snape se convirtió en un agente doble.

−¿Por qué?

−Por que Snape amaba ami madre, el aunque siempre me había despreciado por ser hijo de su granenemigo, amaba sinceramente a mi madre, por eso quiso vengarse, esta nocheantes de que muriera me ha enseñado sus recuerdos, cuando iban a la escuela, yel gran dolor que sintió al descubrir el cadáver de mi madre.

−Nunca lo hubieraimaginado.

−Ni yo tampoco,siempre creí que era un hombre que odiaba a todos los gryffindor, pero meequivocaba, Severus Snape era el hombre más valiente que nunca he conocido, seque aunque mi padre y el no se llevaban bien, estaría feliz de que él me hayaprotegido todos estos años.

Los cuatro se miraronsin llegar a creerse lo que Harry contaba.

−¿Qué vas a hacerahora?

−No voy a volver aesta escuela, nunca más.

−A tus padres leshubiera gustado que terminaras los estudios.

Harry la miro. −Nopuedo volver aquí, hay demasiados malos recuerdos, muchas muertes. Mis padres,mis tíos, Cedric, el profesor Dumbledore, Snape, el profesor Moody, Fred

−Fred. −Dijo la chicaque se puso a llorar. −Mi hermano está muerto.

−Lo siento tanto.−Dijo el chico abrazándola.

−Harry, Ginny os llevobuscando un buen rato.

−Profesora McGonagall.−Dijo Harry poniéndose de pie y ayudando a la joven Wesleay a levantarse.

−El cuadro del profesorDumbledore les quiere ver.

−Ahora vamos a sudespacho. ¿Profesora es verdad que aun hay mortifagos?

−Sí, aunque losaurores que quedan los están intentando atrapar. Ir al despacho yo tengo quebuscar a Hermione, Ronald ya está allí.

−Sí.

Los cuatro chicos delpasado, se fueron corriendo y se pararon en un pasillo.

−Tenemos que volver anuestro tiempo.

−¿Cómo?

−Buscando la puertatemporal.

−Sangre sucia te hedicho que dejes de seguirme. Aparte de ser una impura asquerosa, ahora tambiéneres sorda. -Se escucho la voz de un chico.

Los cuatro fueron aver y vieron a los dos chicos de antes.

−¿Dónde vas?

−No te importa.

−Siento lo de tuspadres.

−No me interesa tupena.

Al escuchar eso, lachica se puso furiosa.

−Escúchame bienengreído, no eres el único que esta noche ha perdido a gente.

−No me interesa nadaque tenga que ver contigo.

−Eres igual que la psicópatade tu tía Bellatrix, sigue así terminaras igual que ella. −Después de decir esose dio media vuelta y se fue, era una idiota al creer que podría ayudarlo.

 

Lo que no esperaba esque Malfoy la siguiera y le cogiera de un brazo.

−No vuelvas a hablarde mi tía, tú no sabes nada.

−¿Qué no sé nada?Estuve la noche en que la loca de tu tía mato a Sirius a sangre fría, un buenhombre que solo quería proteger a su ahijado Harry de las garras de tu padre ytu tía. Si Malfoy tu padre el gran Lucius Malfoy, el gran sangre limpia,intento matar a unos chicos de colegio solo por una maldita premonición. ¿Queno sé nada?, maldita sea tu tía me ha torturado por el solo hecho de ser hijade muggles, según ella no era lo suficientemente buena para ser una bruja, y estanoche he perdido a gente que quería y apreciaba, Remus y Dora han dejado a unbebe recién nacido, mis padres están muertos y mi mejor amigo ha perdido a suhermano mayor, así que no digas que no sé nada, porque entonces me arrepentiréde haber pedido a Harry que volviera a entrar en la sala de los menesteres asalvar tu culo albino.

−Hermione. −Dijo laprofesora McGonagall.

−Dígame.

−Señor Malfoy no sabíaque usted también estaba en el castillo.

−Si profesora.

−Vengan conmigo aldespacho del director, el cuadro del profesor Dumbledore quiere hablar con ustedes.

−Claro ahora voy.

Hermione miro porúltima vez con asco a Draco y se fue detrás de la profesora. Que dia se celebra hoy

Los cuatro chicosvieron como la profesora McGonagall, se llevaba a Hermione y Draco.

−Ahora sí que tenemosque regresar al pasado, si nos quedamos aquí, todo cambiara.

−¿Cómo lo hacemos?

−Solo podemos ir aldespacho del profesor y contarles todo.

−Pues vamos.

Los gryffindorllegaron al despacho del director y vieron la entrada toda destrozada, así queentraron, al entrar todos se los quedaron mirando.

Harry no se podíacreer lo que tenía delante de sus ojos.

Hermione y Ginny lecogieron por los brazos.

−Ustedes no puedenestar aquí, son del pasado. -Dijo la profesora McGonagall.

−Lo sabemos, hemosencontrado una puerta temporal y la hemos atravesado.

−¿Dónde?

−Cerca de la torre degryffindor.

−Evans han cometido unerror, si algo les llegara a pasar, el futuro cambiaría.

−¿Qué futuro? Esteasqueroso futuro. −Grito James.

−Potter contrólese.−Dijo McGonagall.

−¿Me está diciendo, quéme controle? Me he enterado, que uno de mis mejores amigos me traicionara, queotro al que considero como un hermano se pasara 14 años en Azkaban y otromorirá dejando a su hijo recién nacido sin padres. Y mi hijo se criara sin suspadres, porque el loco ese del señor tenebroso tiene aires de grandeza. Comoquiere que me controle. −Lily se acerco y lo abrazo.

−Señor Potter. −Dijouna voz bien conocida por todos.

Todos miraron al cuadro del profesor Dumbledore.

−Profesor. −DijoJames. -Esta muerto.

La figura del cuadro le sonrió y luego lo miro serio. −Sigues tan impulsivocomo siempre, tu hijo ha sacado esa rara cualidad.

−Mi hijo. −Dijo Jamesmirando a Harry que aun estaba entre las chicas.

−Hay que devolverlesal pasado, si no, el futuro cambiara, Harry no nacerá y el señor tenebroso sehará el amo del mundo mágico.

−Sí.

−Potter morirás. −Seescucho la voz de un hombre. −AvadaKedabra.

 

Pero el rayo verde nodio al chico de los ojos verdes, si no a Lily.

−Mama. −Grito Harryque se aparto de las chicas y se fue a coger en brazos a su madre que estaba enel suelo, al verla muriéndose se le llenaron los ojos de lagrimas. −Mama, noquería que murieras.

−He escuchado todo loque has dicho, ojala hubiera podido conocerte. −Y después de decir eso Lilymurió y Harry desapareció.

Y se escucharon rayosy truenos.

−¿Qué ha pasado?

−Evans está muerta,Harry nunca nacerá y el señor tenebroso será el amo y señor del mundo mágico,es una grieta temporal, el pasado ha cambiado y este futuro ya no existe. -Dijoel profesor Dumbledore desde su cuadro.

−No, hay que buscar lamisma puerta por donde han pasado Potter y los demás e impedir que pasen por lapuerta. -Dijo la profesora McGonagall.

−Sí, pero como, todosiremos desapareciendo poco a poco.

−No, los únicos que nocambiaran son Granger y Malfoy, tienen que trabajar juntos, e impedir que ellospasen por la puerta temporal.

−¿Cómo es posible?

−Si el señor oscuro sehace con el poder, Granger estarás a salvo, porque nunca recibirás la carta dela escuela, y Malfoy eres un mortifago el señor oscuro no te hará daño. Así queiros no perdáis tiempo, pronto esto ya no existirá.

−Profesora.

−Granger no tenemostiempo. −Dijo Malfoy, agarrándole de la mano.

−Cogedlo. −DijoMcGonagall, dándoles un gira-tiempos, nada mas dárselo desapareció.

El slytherin le cogióde la mano y se fueron corriendo, todo a su alrededor iba desapareciendo,alumnos y profesores, por fin llegaron a una circulo blanco.

−¿Crees que es esto?

−No tenemos tiempovamos.

Los dos chicos pasaronla puerta y vieron a Petegrew allí.

−¿Quiénes sois?

Petrificus totallus. −Grito Hermione cogiendo su varita y apuntandoal chico.

−Ahora a utilizar elgira-tiempos, ¿Cómo se usa?

Herms le paso lacadena del gira-tiempos y lo uso, vieron como el tiempo retrocedía para atrás,cuando los chicos habían entrado y un poco atrás cuando el pasillo estabavacío, entonces lo paro.

−Ya estamos aquí,ahora esperar a que los padres de Harry pasen por la puerta. −La leona se sentóy se apoyo en la pared.

Draco se sentó a sulado.

−Siento lo que te dijeantes.

−Da igual, se quenunca te he gustado, además son 7 años de insultos, por uno mas no se terminarael mundo.

Malfoy iba a deciralgo, cuando vio a los chicos pasar por allí.

−¿Quiénes sois?-Pregunto Lily.

−Nos envía laprofesora McGonagall, para que no paséis por la puerta.

−¿Qué puerta?

−Esa. −Dijo Draco enseñándoles el gran círculo blanco.

−¿Por qué?

−Potter deja de hacerpreguntas que no quieres saber las respuestas, iros a la torre de gryffindor yno salgáis de allí.

−Malfoy mira. −DijoHermione. −La puerta se está cerrando.

−Mejor.

−Pero entoncesnosotros no podremos regresar.

−Me da igual.

−¿De qué habláis? -Pregunto James mirando a esos chicos que nunca habían visto.

−De cosas que tú nollegarías a entender.

−¿Qué quiere decireso?

−Es mejor que loolvides. −Herms saco su varita, y apunto a los cinco chicos. −Es mejor paratodos. −Obliviate.

 

Nada mas decirlo,Malfoy le cogió del brazo y se aparecieron, cerca del lago.

−¿Qué hacemos ahora?

−No podemos volver anuestro tiempo la puerta se ha cerrado. −Nada mas decir otra puerta se abrió.−Podemos volver a casa, vamos.

−No voy.

−¿Malfoy qué dices?

−Voy a matar yo mismoal señor tenebroso, antes de que mate a mis padres.

−¿Estás loco?

−Vete tú si quieres,pero yo me quedo aquí.

−Si tu no vas yo mequedo aquí, la profesora McGonagall nos ha dicho que trabajemos juntos, ademásno me queda nada.

−Pues dicho, ahoradejar de llorar y muévete que tenemos que salir de las cercanías del colegio.

Hermione miro a Dracoque se iba para Hogsmeade, y ella lo siguió.

31 de octubre de 1981valle de godric.

Un hombre encapuchadocaminaba hacía una casa apartada, cuando dos encapuchados se pusieron en sucamino.

−No, señor tenebroso,no mataras a nadie esta noche, los Potter vivirán, y tú serás quien muera. −Antesde que lord Voldemort pudiera decir nada, se escucho un: −Avada Kedabla −Que le dio en el pecho.

Cuando el señortenebroso, cayó al suelo se escucharon rayos y truenos.

−Hermione no tenemosmucho tiempo, pronto desapareceremos, tenemos que poner los sobres en el suelo.

−Sí, lo sé.

La leona, dejo lossobres que llevaba con ella en el suelo y toco a la puerta, luego los chicos seescondieron detrás de un árbol y vieron como James Potter miraba a todos lados,luego al suelo y se agacho para coger los sobres.

−Draco, ya está.

−Han sido cuatrolargos años, pero nunca me arrepentiré de todo lo que hemos vivido. −Elslytherin la abrazo y la beso. −Te amo.

−Yo también. −Y sedieron un último beso antes de desaparecer.

OOO

−Hermione, despiertasi no llegaremos tarde al desayuno.

−¿Ginny? −Pregunto laleona medio dormida.

−Si soy yo, ¿Qué ya nosabes ni donde estas?

−Más o menos, he tenidoun sueño muy raro.

−¿Un sueño? ¿Quésueño?

−He soñado con elpríncipe de las serpientes.

Al escuchar eso Ginnyse la quedo mirando y sonrió.

−No pongas esa cara deasquerosa, no tenía nada que ver con lo que te imaginas, ha sido un sueño raro.

−Bueno no tendría queescandalizarme, Malfoy, es un chico muy popular y muy guapo.

−Te recuerdo que es unegocéntrico, y un rompe-corazones, sin contar que se pasa la vida metiéndoseconmigo.

−Sea como sea, me loexplicas en el desayuno es hora de movernos.

−Sí.

Las dos chicas sevistieron y bajaron al gran comedor, nada más llegar se encontraron con losserpientes.

−Granger. -DijoMalfoy.

Al escuchar eso todoslo miraron.

−¿Draco estas bien?−Pregunto Pansy.

−La verdad es que no.−Dijo el chico sin dejar de mirar a Hermione. −He tenido un sueño muy raro, túestabas allí y el castillo destruido.

−Oh. −Dijo Hermsponiéndose la mano en la boca.

−Ha soñado lo mismoque tu. −Dijo Ginny.

−Sí, ¿pero cómo?

−No lo sé, pero misueño era muy real, como si estuviera allí dentro. −Pero Hermione se despertódel todo y dijo: −Solo era un sueño raro, no tengo tiempo para perder lo conunas serpientes rastreras como vosotros.

Ginny se rio y se fuedetrás de su amiga, Herms estuvo todo el día medio ausente y los profesores letuvieron que llamar varias veces la atención, cosa que extraño mucho a susamigos.

Ese día tocabatransformaciones con la profesora McGonagall.

−¿Profesora?

−Dígame señoritaGranger.

−¿Le puedo preguntaralgo?

−Sí.

−¿Conoce a alguienllamado señor tenebroso o algo así?

−¿De dónde ha sacadoeso?

−Le parecerá extraño,pero he soñado con él, y el castillo destruido. −Al escuchar eso, todos lamiraron.

−Hace muchos años,hubo un malvado mago, llamado Tom Riddle, aunque era mestizo, hizo creer atodos que era un mago de sangre limpia, y quiso hacerse con el mundo mágico,con sus mortifagos

−¿Qué paso con él?

−Una noche, loencontraron muerto cerca del jefe de los aurores, James Potter, nadie nuncasupo quien lo había matado, pero gracias a esa persona, no solo el mundo mágicosi no también el muggle se salvo.

−¿Qué paso con losmortifagos?

−La noche en que loencontraron muerto, el señor Potter recibió un sobre con todos los nombres delos mortifagos, algunos siguen en Azkaban, por los grandes crimines quecometieron, y otros fueron exiliados.

−¿Por qué nosotros nosabíamos nada?

−El ministro y elseñor Potter, decidieron que era mejor que se ocultara todo ello, para quetodos pudiéramos vivir en paz, olvidar todo. Ahora vamos a empezar la clase,que ya ha pasado mucho tiempo.

Por la noche en supatrulla de prefectos a la leona le tocaba con Malfoy, como siempre huboinsultos por parte de los dos, hasta que la chica se tropezó con algo y elslytherin le cogió de la mano para que no se cayera y una gran corrienteeléctrica les paso a los dos.

−¿Qué ha sido eso?

−Ni idea, pero mejorno me toques.

−No tocaría nunca a unasangre sucia, la próxima vez dejare que te comas el suelo. −Draco se la quedomirando, desde que había tenido ese sueño tan extraño, se moría de ganas dehacer algo, así que sin pensarlo mucho la beso.

Hermione se iba aseparar, sabía que estaba mal, pero Malfoy le agarro por la cintura paraacercarla más a él y la leona supo que no quería separarse de él, que allí esdonde tenía que estar, entre los brazos de Draco, así que lo abrazo y continuoel beso, sin importarle si alguien los descubría.

−Te quiero. −DijoDraco, separándose unos milímetros.

−No me puedes querer,nos odiamos. −Dijo mirándolo a los ojos.

−Dime que este besoque nos hemos dado no ha significado nada para ti.

Hermione iba a deciruna mentira, pero para que, sabía que Malfoy no se lo creería.

−Te quiero. −Dijo laleona besándolo de nuevo.

Gracias a todos por haberlo leído, haberlo puesto como favorito y haber dejado un comentario, esto no termina aquí, pronto volveré con una nueva historia, esperarla besos.

Los merodeadores - Potterfics, tu versión de la historia

Los merodeadores - Potterfics, tu versión de la historia

Cuatro chicos y unachica iban rumbo a su sala común, cuando se encontraron un gran círculo en unode los pasillos.

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-los-merodeadores-potterfics-1925-0.jpg

2023-02-27

 

Los merodeadores - Potterfics, tu versión de la historia
Los merodeadores - Potterfics, tu versión de la historia

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/168880
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente