Mea luxuria - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Mea Luxuria

Lasangre.

Siempretan metálica y
dulce.

Ésta emana de mi piel mientras él bebe de mi enrojecida muñeca.Siento placer, espasmos y escalofríos que recorren mi cuerpo como unaautomática reacción de mi cuerpo a mi sangre, siendo drenada poco a poco porsus blancos, sedosos y largos colmillos. No sé cuánto tiempo pasa mientrasbebe, ni en cuanto llegará al éxtasis y se detendrá.

Aunqueno me importa.

Mesiento débil aunque él no haya tomado mucho; sin embargo no vacilo cuando suslabios me besan apasionadamente sin que me moleste o incomode mucho que esténmanchados de mi sangre.

Ingenua,pensarán algunos. Estúpidos, diré yo.

¿Creenque no lo sé?, no soy la única, cada noche antes de verme Henry vaga porlocales y bares a la espera de una víctima borracha, la seduce o solo la arrancade los brazos de la noche para llevarla a un callejón oscuro y sin salida dondebebe su sangre hasta drenarlos por completo como el vil ladrón de almas que es.

 

Esperocon ansias el día que mi cuerpo sea inmortal y no tenga que satisfacer misnecesidades mundanas, el día que me dé la vida eterna a su lado.

Ah
y todo sería perfecto
si no fuera por un pequeño inconveniente: estoy casadacon alguien que no es el vampiro que está a mi lado.

Josué.Mi enclenque Josué.

Somosun trío bastante disparejo.

Henryes; o bueno, era hace dos mil años, un inglés caprichoso y rico hijo de unconde o vizconde o como se diga, que fue transformado por una mujer que le hizoprometer que Henry le daría su amor eterno. Semejante arpía fue que Henry laasesinó tiempo después; él no era nada atractivo cuando era humano, pero lavida después de la muerte acentuó sus rizos color trigo y cambió sus ojos porunos escarlata, haciendo sus pómulos más marcados y que su piel se tornarapálida.

Ypor otro lado
Josué, mi "amado" esposo, un joven de treinta cinco y diez años mayor que yo, con un aspecto muy interesante en realidad, siempre llevalentes oscuros y cuadrados que ocultan sus brillantes ojos verde alga y cabellocaoba despeinado, aunque fue más su aspecto lo que me atrajo de él desde elprimer momento en mis dulces dieciséis con su fisiología muy fornida y casi dedos metros con pómulos marcados y labios carnosos.

¡Peroah!. ¡Sus jodidas personalidades tan diferentes! Josué endemoniadamente sexy perodébil y blando y Henry que parece nerd, pero tenaz y persistente.

¿Y
?,te preguntarás, ¿cómo unachica de cabello café y ojos del mismo color, flaca y sin atributos alguno,pintora y sin más dote logra atrapar en su red a dos hombres así?.

Pues
Josué fue un pez muy fácil de atrapar, no representó un problema alguno,salimos un tiempo y me propuso matrimonio, ¿una vida aburrida cierto? Pero todocambió una calurosa y húmeda noche de abril cuando Josué salió con una mochilanegra a no sé donde y claro, yo estaba tan aburrida que salí a tontear con lamuerte.

Bebíhasta estar totalmente borracha y sin poder ir en línea recta, caminé hacia miapartamento pero una fuerza, como un sentimiento, una voz me dijo que medesviara de camino y yo de bruta así o hice
me salí de mi senda a un callejóndonde Henry me esperaba y sí, me atrapó, pero grite más fuerte de lo que minublado cerebro lo permitía y para mi suerte un grupo de chicos universitariosprobablemente que se dirigían al mismo bar donde casi pierdo la conciencia, meoyeron gritar y Henry no tuvo más remedio que llevarme con él.

 

Luegono hice nada.

Nogrite, no patalee y nunca pensé en Josué, sólo me limité a esperar perder la vida. Y Henry
me la perdonó.

Nuncay jamás le preguntaré el porqué me salvo.

Ahora,esta era una de esas noches, donde Henry sale por mi ventana a las diez de lanoche y el mi marido llega con la misma mochila llena de sangre, pero hoy esuna ocasión especial, hoy es Halloween, se puede oler en todo mi apartamentoese delicioso aroma a dulces de mantequilla que descansan en un bowl en la mesita de madera que estáubicada justo alado de la puerta. ¡Ah!, ¡como adoro Halloween!, ¡y más cuandoabro la botella de ron!.

Meresulta extraño que esté vestida con tacones, perfume y un corto vestido negropara la ocasión y Josué no llega.

Ladecoración que he colocado es mayormente de brujitas y vampiros con telarañas yfantasmas a su lado.

Escuchoel ¡crack! de una escultura de las miles que hice para este día y me apresuro allegar al lugar de donde vino el sonoro crujido de la porcelana rompiéndose encachitos.

-¡Josué!-grito para saber sí el está en casa antes de llegar a la sala y si fue élquién rompió todo.

Peronadie me responde, entonces busco al culpable de la ruptura de mi escultura yveo a Avery, mi estúpido perrito que ha tropezado con no una estatua, sino elflorero espantoso que me regaló Josué en nuestro primer aniversario, lo sé,¿patético cierto?.

Entoncesescucho otro sonido en la cocina, corro al encuentro pero no hay nadie.

-¡Noes divertido, Henry! -grito, porque solo una persona puede ir a tantos lugaresy desaparecer de ellos rápido, solo un hombre que ama sacarme de quicio y esapersona es él.

-¿Quiénes Henry? -escucho la voz grave de Josué y me volteo alerta-. ¿Qué no esdivertido?

Miente,me dice la voz de Henry en mi mente.

-He
comprado un gatito, Josué, pero es
travieso y no, no lo encuentro

Nome cree.

-¿Asíque Henry, es un gato? -asiente con la cabeza y se da la vuelta en dirección asu mochila negra, vacía su contenido y se queda con una cosa en la mano quebrilla a la luz de la lámpara-. Henry es un gato -repite, esa cosa que estabaen su mano ahora la puedo vislumbrar. Es un cuchillo.

Mealejo de él inmediatamente.

Huye.Mi instinto me grita que corra, pero yo no me muevo.

Despuésde un pequeño trance corro tanto como puedo, pero el maldito apartamento esgrande y yo pequeña y menuda, con tres zancadas y él me alcanza, mas sinembargo sigo corriendo.

Megiro en un intento de saber su posición pero solo veo sus ojos brillando con lafuria y la locura reluciendo.

-¡LOVI! -grita con la ira desbordándose-. ¡Puta zorra! Mundo Gore

Meescondo en el baño e intento encontrar algo con lo que defenderme, pero no haynada, ¡voy a morir!, la desesperación corroe mis sentidos y quiero que esto seasolo un sueño, quiero que la temperatura baje como si fuera solo un sueño yestar de regreso en mi cama.

-Salde ahí pequeña zorrita -clama con demencia y rompe la puerta, yo me intentoesconder atrás de las cortinas floreadas del baño como si eso me fuera aesconder de su mirada y su cuerpo.

-No
Josué por favor -le imploro llorando-. ¿por qué?

 

Mejala de mi melena espesa y me arrastra a mi estudio.

-¿¡Creísteque no lo vería eh!? -intento fugarme pero es más rápido y choco con el cuadroabstracto de Henry que pintaba esa misma tarde, al colisionar con el lienzo laspinturas se abren y pintan mi ropa de los colores del arco iris; se acerca a míy corta un largo tajo con el cuchillo en mi brazo izquierdo y grito, ¡Dios!¡Duele tanto! No quiero mirar mi brazo por miedo a desmayarme pero aún así veo quela sangre empapa las patas el lienzo y las paredes, duele tanto y él ríe conplacer-. ¿Creíste que tú eras la única que podía tener a otros cierto? -apuntacon el cuchillo donde se encuentra el cuadro alusivo a mi amante sin apartarlos ojos de mi-. Pero no
yo también he tenido a otras cariño
sus gritos dedolor, se parecen a los tuyos ¿sabes?. Pero todas eran adulteras como tú,Sophia, todas iguales a ti -me estremezco de pies a cabeza conforme habla, entoncesabre un armario en el rincón de mi estudió, el chillido que suelto podía haberdespertado a todo el edificio mas nadie acudió a mi ayuda-. Son todas para ti,como tú
¿no te gusta amor?

Miembros,brazos, piernas, dedos, cabezas, no reconozco a ninguna y sin embargo son tanfamiliares para mí
todas y cada una de ellas tenían los mismos rasgos que yo,todas eran latinas, una representación de mi. Solo quiero correr, alejarme,llorar, ¡ya no sé ni que quiero!. Que sea una pesadilla, solo una malditapesadilla.

-¿Note gusta? -repite con un movimiento de cabeza lunático-. Lo hice para ti,Sophia querida. Bueno, no todo para ti, aunque debo admitir que era divertido,desmembrarlas, sus entrañas, sus gritos, me encantaba su sangre, el olor, todoera tan irreal Sophy, enterrarles el cuchillo hasta lo más profundo de su ser yver como la vida dejaba sus ojos, todas tan parecidas a ti amor, todo era tanperfecto, y ahora tú, Sophia, vas a ser el gran final de mi trabajo
¿Qué?...¿Note gusta mi obra, Sophy?, ¿¡No te gusta, Sophia¡?.

Elbramido me hizo gemir, tomé el pincel grande y de astilla y esperé a que seacercara, cuando lo hice
le clave el pincel pero nada pasó, no tuve fuerzas,no le hice ni un moretón.

Micorazón latía desesperadamente como una hélice queriendo salir de mi cuerpo yel sudor frío recorría mi espalda; levanto el puñal a mi dirección y yo meencogí.

-Porfavor
Josué
solo
déjame ir.

Fungióel entrecejo y se aproximó más a mi. Un paso. Dos. Y yo lloraba como una cría,ya no había necesidad de pellizcarme para saber si era un sueño. Es real.

-¿Dejarteir? ¿No te gustó? ¡LO HICE PARA TI! -vocifera como poseso-. ¡TODO LO HICE PARATI ZORRA!.

Unapunzada, dos, tres y vislumbro mi vientre sangrante.

-¿Tegusta ahora, Sophia? ¿Crees que soy suficiente para ti aún?.

Melamento en lloriqueos, ¿por qué no acababa con mi vida de una vez por todas?.

Arrodillasu cuerpo alado del mío, preparándose para asestar el golpe final

Unaguijonazo y todo se vuelve negro.


Dolor.

Loúnico que siento son miles de arañas serpientes y hormigas picando mi cuerpo,abro con la poca fuerza que me queda los ojos
pero no hay nada. Cero.

Nadame está picando.

Entoncesviene el fuego ese fuego en el cual mis dientes se separan y quiero morir, meduele la cabeza y tengo calor como si estuviera en un horno.

Mequemo, y quiero gritar pero de mis labios no sale nada. Estoy perdida en algo que tiene forma ovalada,parece una cajuela
no sé dondeestoy sinceramente.

Luegodel fuego, el frío. Y después. La muerte.Mi corazón se para pero yo sigo viva.

Ytengo sed. Mucha. Entonces cierro mis ojos y alguien prende una luz, no losabro sino hasta que siento el viento juguetear con mi cabello que está pegajosoy con olor a óxido, hierro y pintura de óleo.

Quienquieraque sea me saca de ese lugar recóndito y lúgubre y deja caer mi cadáver en lafría arena como si fuera un saco de papas que descargan de un camión.

Huelea humedad pero no solo a eso, también percibo el olor a hierro. El olor me picala nariz y escoce mi garganta que clama por ese líquido carmesí.

Escuchotodo y nada, pero sé que está cavando una tumba, ahora entiendo que a mi alrededorse encuentra el desierto; los recuerdos aunque sean borrosos regresan a mi.

Élse voltea y se da cuenta que ha desaparecido su cadáver.Escucha unarisa gutural, me doy cuenta de que esa es mi risa.

Josuévoltea espantado y se encuentra con mi cuerpo con vida después de la muerte.

Nosé que hacer y al parecer él tampoco, mi instinto es ahora el que manda.

Micuerpo sin mi permiso se lanza a Josué y me posiciona sobre él, y ahora es suturno de gritar, siento esa adrenalina y clavo mis colmillos en su pálidocuello.

Lasangre brota de inmediato y la tomo, la suave y dulce sangre raya mi sed yquiero más, más y más.

Escuando lo escucho.

El¡blop! Que hace su corazón con el deleite de la venganza.

Entoncesveo lo que en realidad hice, no solo bebí su sangre, sinoque lo golpeey herí de muerte.

Caigoal suelo.Recuerdoel gozo y regocijo de la matanza y sonrío.

Alo lejos veo la silueta de Henry, mi creador.

Llegahasta donde cayó mi cuerpo y me ofrece su mano.

Juntosacabamos con un bar entero en menos de dos horas.

Yen menos de una semana arrasamos con todo el maldito pueblo.

Seremosla leyenda de Halloween para la eternidad.Y en todas las ocasiones fue un gustoacabar con todas aquellas patéticas vidas.

Ytodo fue por mi lujuria, ahora estamos juntos, pero lo que nos gusta más escazar en casas, quizá mañana, quizá hoy, iremos a la tuya.

Mea luxuria - Fanfics de Harry Potter

Mea luxuria - Fanfics de Harry Potter

Ésta emana de mi piel mientras él bebe de mi enrojecida muñeca.Siento placer, espasmos y escalofríos que recorren mi cuerpo como unaautomática reacción d

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-mea-luxuria-fanfics-de-harry-potter-1599-0.jpg

2024-06-20

 

Mea luxuria - Fanfics de Harry Potter
Mea luxuria - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/122525
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences