No me dejes Sola�Te necesito amor� - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Llueve, si llueve en mí. Se hace de noche y tu no estas aquí, ¿será que nuestra historia de amor se acabo?, ya no queda nada solo recuerdos y quizás
amor. Puedo verte aquí, sentirte en mí. Aunque ya no estemos juntos aun guardo en mi, lo mas dulce de tu amor, ya no quiero nada, solo que sepas mi amor.

Amor aun te amo, aun te espero, siempre voy a estar aunque tu estés lejos de mi.
Tu foto en el cajón, tus cartas y el amor, se fueron con el sol que una tarde se escondió y que nunca más volvió y ahora espero sentada en nuestro balcón.
Pienso en ti y talvez tú en mí, en las noches cuando sueño voy al jardín, donde aun vive la flor que broto de nuestro amor, y espero que vuelva renacer con el sol.

Te Esperaré aquí, en nuestro jardín, quiero que sepas que estoy aquí porque aun te amo. Que daría por tenerte conmigo un segundo más, daría todo por saber que también piensas en mí. Tu eres todo para mi, todo lo que tengo yo, sin ti no seguiré viviendo, yo jamás te dejaré aunque traten de alejarte de mi.
-----------------------------------------------------------------------
- Draco, amor ¿que haces? - Dije mientras lo abrazaba por atrás el estaba sentado.
- Hermione estoy trabajando - Respondió, en ese ultimo tiempo Draco estaba trabajando mucho, él trabajaba para las empresas que le había dejado su padre.
- Bueno, entonces, saldré de compras ya que aquí en casa me aburro.
- Anda, ahí esta la tarjeta - Dijo señalándola pero sus ojos seguían leyendo papeles. Aquel gesto me molestaba, no me gustaba que no me pusiera atención, cuando hacia eso sentía que estaba hablando sola

- Nos vemos - Respondí cerrando la puerta de golpe.

Cuando salí tome un taxi, y me fui muy triste, la verdad era que ya no hablábamos y cada vez nuestra relación era peor, ya no era ese Draco dedicado a mi, ya no era aquel hombre que me enamoró, Recorrí tiendas, me compré algunas cosas, tomé un helado y regresé a casa.
- Hola amor - Dije saludando con un beso a Draco. Yo trataba de seguir siendo cariñosa, de demostrarle mi amor, aunque el no lo hacia. Me gustaba demostrar mis sentimientos, me gustaba abrazarlo y besarlo.
- Hola - Respondió sin levantar la vista, se había quedado ahí sentado trabajando.
- Por lo menos salúdame - Contesté con desprecio.
- ¿Es que no ves que estoy ocupado?
- Tu siempre estas ocupado, ya no estas ni un segundo conmigo, ¡Draco mírame! - Grite
el rubio giró su cabeza y me miró.
- ¿Y que quieres que haga?
¿Qué deje el trabajo por un capricho tuyo?
- ¿Qué capricho? - Dije Gritando más fuerte cosa que hizo que el blondo se parara.
- Ese capricho que quieres que todo el tiempo esté contigo
- ¿Qué tiempo? ¡Dime que maldito tiempo! - Subí las escaleras con furia.

Draco me siguió pero no alcanzó a entrar porque cerré a puerta con llave, me senté en el suelo y me apoyé en la cama, unas lagrimas empezaron a caer, lo extrañaba
antes me resistía a sus caricias pero ahora las necesitaba, Estábamos casados hace alrededor de 1 año y medio, las cosas fueron empeorando al año. Al principio era todo como en un sueño, cuando íbamos en Hogwarts nos llevábamos muy mal, no nos soportábamos pero después de que fuimos ambos premios anuales, las cosas cambiaron y el me demostró que me quería y que daría todo por mi.
Peleo con su padre por eso, mucha gente se le puso en su contra y a mi también, mis amigos no me apoyaban, no me entendían
yo tampoco me entendía, solo sabia que lo amaba y que quería estar con el por el resto de mi vida
¿por el resto de mi vida?... si.

- Amor abre, disculpa por lo que te dije
- Dijo golpeando la puerta, no le pensaba abrir.
- Quiero estar sola - Respondí sollozando, mentira, yo quería estar con el abrazarlo y besarlo, pero ¿como podía entregar tanto amor sin recibir nada a cambio?, ya me estaba cansando

- Disculpa, Hermione, abre - insistió
- No quiero
estoy todos los días sola, un rato mas que lo esté no me afecta - Grité.
- Abre, es una orden - Dijo con su tono autoritario, eso fue una de las cosas que no cambió porque eran cosas que lo caracterizaban, siempre creyéndose superior, que podía tener al mundo a sus pies o que el mundo era suyo
pero yo no necesito al rey del universo, yo necesito al dueño de mi corazón.
- Tu no me mandas, vete, no quiero hablar contigo.
Sentí unos pasos en la escalera y supuse que se había ido
Cuando anocheció le saque el seguro a la puerta y me acosté, estaba leyendo un libro pero cuando escuche a Draco subir las escaleras apague la luz y me arropé bien.
Quería ver que hacia, Si solo se acostaba o quizás si me abrazaba. Él se desvistió y solo se puso la parte de abajo del pijama. Se acostó a mi lado y me abrazó, me beso la frente y me susurro al oído: Disculpa amor, se metió bajo las sabanas y se durmió. Al menos me besaba en la frente y sabía que estaba enojada...
Al despertar había un ramo de rosas rojas en mi velador, arriba de mi libro con una tarjetita que decía: Te espero a las 8 p.m., tu sabes donde
Te amo Draco Malfoy cuando vi la tarjetita me puse muy feliz, parecía una adolescente cuando tiene su primera cita, hace mucho que no salíamos a cenar. Eran como las 6 p.m. y me empezaba a arreglar, me puse un vestido negro sin tirantes pero mostraba mis hombros, arriba era ajustado y en la parte de abajo mas suelto, llegaba hasta las rodillas, me puse unos zapatos negros que combinaban con el vestido, me maquille y me peine diferente, el lugar a donde íbamos a cenar era muy elegante y fino.
Cuando llegue al lugar divisé a Draco sentado en una mesa tomando whisky, viendo la carta.
- Hola amor - Dije saludándolo mientras el se levantaba.
- Estas bellísima - Respondió mientras nos sentábamos y pedíamos nuestra cena


-¿Qué pasa? - Preguntó Draco mientras yo jugaba con la comida.
- Nada
Nada, solo que no tengo hambre - Respondí fingiendo
era verdad que no tenia hambre pero tampoco estaba de animo para festejar
Necesitaba otra cosa, quería amor y en ese momento no lo tenía.
- Amor, ya no se que hacer para que estés bien, te he dado todo, una casa
la ropa que quieres, el honor de ser mi esposa, ¿Qué mas necesitas?... ¿Quieres dinero
Eso es?
- No - Grite mientras unas lagrimas se asomaban en mis ojos marrones. Todo para él se solucionaba con dinero
para mí, claramente no era así.
- Entonces
te has convertido en una amargada - Dijo dando un golpe a la mesa, cosa que llamo la atención de algunas personas de ahí.
- Quizás si, pero no es porque yo lo he querido - Contesté bajando mi tono de voz con muchas tristeza.
- ¿Por qué ya no eres la misma de antes?
- Desde que tú supiste que yo no puedo tener hijos, tu mundo solo se transformo en negocios, solo te importan los negocios y tú
yo ocupo el último lugar

- Tu sabias que lo único que yo quería era tener hijos contigo
y saber que no puedes, fue un golpe para mi
pero eso no quiere decir que tu me has dejado de importar - Dijo interrumpiéndome.
- Mentira
¿pasas algún tiempo conmigo?
no hay ningún fin de semana que salgamos como antes, siempre que yo te lo digo te enojas y quedamos peor.
- No puedes ser así, entiende que si yo no trabajo no hay dinero

- Lo único que haces es sentarte en un escritorio, mandar a otras personas y nada mas! - Grite mientras me levantaba
- Que sabes tu! - Respondió también gritando
- Adiós, esto no sirvió de nada - Dije caminando hacia la puerta de salida.
- Hermione ven acá
te lo ordeno.
Escuche mientras salía no me devolví, no lo haría
siempre todas nuestras conversaciones terminan con una pelea, trato de explicarle lo que siento pero no sirve de nada
siempre el esta con sus pensamientos fijos y no los cambia por nada
cree que todo esta bien, que debo ser la mujer mas feliz del mundo por tenerlo a él como esposo
¿pero le preocupaba de verdad yo?... Quizás desde que supo que yo no podía tener hijos me dejo de amar, y no lo culpo, cualquier hombre quiere tener hijos

---- Flash back ----
- Buenos días - Dije mientras despertaba, el sol se asomaba ya por la ventana y nos alumbraba.
- Hola - Respondió besándome y abrazándome.
- Hoy tengo que ir a buscar los exámenes que me hicieron acerca de eso

- ¿De que cosa?
- Eso amor
lo del bebe - Respondí sonrojada
hace un mes que suponía poder estar embarazada, esperaba con ansias a ese bebe. Nos duchamos y a las 2 horas ya estábamos en la oficina del doctor.
- Buenos días Dr. Deep
- Hola Hermione
¿Cómo estás?... Veo que trae compañía.
- Mucho gusto - Dijo draco mientras estrechaba su mano con la del Doctor.
- Bueno tomen asiento - Respondió mientras se sentaba en una silla y abría un sobre que estaba encima de su escritorio.
- ¿Esos son los exámenes? - Dije muy emocionada, mientras que Draco me tomaba de la mano, también se notaba muy nervioso.
- Si
- Contestó mientras leía el sobre
la expresión de su rostro me tomo por sorpresa
Draco estaba muy callado pero también lo notó.
- ¿Qué pasa?... ¿Estoy esperando un hijo? - Pregunté con una sonrisa.
- Haber
- Respondió aclarándose la garganta - Esto le pasa a muchas mujeres, no eres la única
hay mas opciones para poder tener hijos, esta la adopción

- ¿Por qué me esta hablando de eso?, si no es necesario tener que adoptar uno, porque yo lo voy a tener - Dije exaltándome.
- Amor
deja que el Doctor hable - Dijo Draco con un tono de tristeza, como si supiera lo que iba a acontecer.
- Hermione, quizás esto no sea fácil para ti
Tu no
Tú no puedes tener hijitos porque tienes un problema al útero

- ¡¿Queee?!
- Hermione calma, esto pasa muy seguido - Respondió tratando de controlarme.
- Nooo
Ud esta equivocado, eso no es verdad, Ya verá
iré donde un medico mejor que Usted y no va a decir eso
- Grité girando mi cabeza hacia Draco - ¡Di algo! - Pero se quedo callado, mirando un punto fijo en su rostro se notaba enojo, tristeza, confusión

- No se
- Fue lo único que respondió.
- Me voy, esos malditos exámenes están equivocados - Grite mientras salía de su oficina, Draco me siguió y nos subimos al auto, quedándonos en silencio.
- Eso no puede ser verdad - Dije rompiendo el silencio en llanto, con mis manos tapaba mi rostro, el brazo de Draco me guió hasta su regazo diciendo en mi oído.
- Calma
mi vida
No te pongas así
Te amo.
Desde esa vez que no me dice Te amo, en ese momento me sentía tan poca cosa, tan insignificante, no era yo, no me sentía mujer
saber que no puedo tener hijos es una de las cosas mas duras para mí
Están lindo darle la vida a un ser y yo no poder hacerlo, no poder sentir que es tener aun bebe dentro de mi, no poder sentir la emoción que debería sentir si es que lo tuviera, , no poder sentir el amor de madre
Bueno, y desde ese día que Draco me dejó de lado, quizás para ocupar su mente y distraerse
pero yo también estoy aquí
aquí necesitando amor.

Cuando llegue a casa, como era de suponer no había nadie
o quizás si. Subí a mi dormitorio, deje mis cosas en un mueble y me estiré en la cama, mirando el techo. Recordar todo eso me hizo mal, las cosas no estaban bien y no podía fingir, el ser que yo más quiero en el mundo no me quiere, todo por mi culpa. Todo por mi culpa pensé en voz alta.
- Nada es tu culpa, si no la mía - Dijo alguien a apoyado en el marco de la puerta.
-

- Reconozco que te he dejado de lado, me costo entender pero cuando el mozo se acerco
me di cuenta de lo que estaba perdiendo.

---- Flash back ----
- ¿Quiere que le traiga la cuenta? - Preguntó el mozo acercándose a Draco mientras que el tenia su cabeza entre las manos.
- No lo he llamado, nadie ha dicho que me voy - Respondió él con desprecio.
- Pues debería hacerlo, porque puede perder a esa hermosa mujer
disculpe pero solo le digo la verdad - Dijo mientras le pasaba la cuenta.
- Que sabe usted
no tiene porque escuchar lo que hablan los demás
- Tiene razón, pero hablaban tan fuerte que todos se enteraron
vaya tras ella

---- Fin del Flash Back -----

- Y así fue - Dijo al terminar de contarme, mientras se acostaba a mi lado también mirando el techo.
- Yo se que tu ya no me amas - Murmullé pero me costo bastante pronunciar esa frase - y si tu quieres irte de mi lado, hazlo nadie te detendrá
tu sabes que yo te am

- Cállate - me interrumpió mientras se sentaba y con sus ojos vio mi mirada de tristeza la cual desprendía lagrimas.
- No me callo, ya no quiero callar la verdad.
- Deja de decir bobadas, tú sabes que no es así

- No, no lo sé
- Contesté mientras el se acercaba a mi y me besaba, mas lagrimas salían de mis ojos, no quería perderlo, pero tampoco quería obligarlo a estar conmigo. Le respondí con otro beso.
- Tengo que trabajar
- Dijo mientras se separaba de mi.
- Bueno, anda ya no te detengo - Respondí con desprecio.
- Segura? - Pregunto sorprendido, esperaba otra respuesta.
- Dale, ve - Dije cerrando los ojos nuevamente, imaginándome una vida sin él. Siempre estuve sola, bueno con Harry y Ron, pero aparte de ellos con nadie más, en ese tiempo me sentía vacía, sola y solo leyendo se me pasaba, el único lugar que me tranquilizaba, que no me dejaba pensar en mis problemas era la biblioteca. Cuando Draco comenzó a ser distinto, a entregarme amor, me sentía protegida, querida, no tenia miedo porque sabia que el me protegería, que daría todo por mi. No aceptaría volver a estar sola de nuevo
No. A los 30 minutos el amor de mi vida volvió al lugar donde yo me encontraba.
- Herms, tengo que ir a buscar unos papeles a mi oficina - Dijo un poco agitado al subir las escaleras tan rápido.
-

- Bueno, nos vemos
- Cuando salió me senté en la cama y le tiré una almohada. A los 5 segundos sonó el teléfono: Hola, ¿Herms? Aproximadamente en 4 minutos estoy en tu casa
era la voz de harry el llamado se corto y solo escuche eso


Hace mucho tiempo que no lo veía, estaba viajando mucho porque según el tenia que recuperar el tiempo perdido. Pero a pesar del tiempo sin vernos, sin hablarnos el cariño seguía siendo el mismo
seguíamos siendo muy buenos amigos.
- Hola - dijo muy emocionado abalanzándose sobre mi en el momento en que abrí la puerta, se notaba que me echaba mucho de menos, lo noté por la forma en que me abrazo - Estoy de vuelta.
- Si me di cuenta, Harry - Contesté mientras me separaba de él - Pasa estoy sola.
- ¿Estas sola?... que bueno mejor así - Esto ultimo lo dijo murmullando.
- ¿Qué? ¿Que has dicho? - Pregunté mientras iba a la cocina.
- Nada, olvídalo
estaba pensando en voz alta - Respondió siguiéndome.
- ¿Quieres un café?
- Si - Contestó con una gran sonrisa - estas muy bonita ¿sabes? - Dijo mirándome de abajo para arriba.
- Gracias Harry, ¿Desde cuando tan halagador?
- Eh, nada
solo es la verdad Herms - Respondió mientras se acercaba y me acorralaba con la pared.
- Harry, ¿que pasa? - Pregunté sonrojada.
- Nada - Dijo de golpe mientras se alejaba, parecía como si hubiera estado poseído.
- Sabes la triste noticia, ¿cierto? - Mientras le echaba agua a las tacitas
- Si, Ron me lo comento, me puse muy triste cuando me contó

Seguimos conversando mucho, hasta que nuestros cafés estaban listos, después lo invite a sentarse en el sofá.
- ¿y que es de tu vida, Harry? - Dije mientras ponía mis manos alrededor de la taza.
- Nada, solo como siempre, Sin ninguna chica a mi lado - Respondió acercándose nuevamente hacia mi, esta acción suya me daba un poco de miedo, me estaba intimidando mucho.
- Ah
Qué raro
tu no puedes estar solo - Contesté mientras me alejaba un poco de él, pero todo fue en vano el se volvió ha acercar a mi, dejándome pegada al respaldo del sofá.
- Si, no puedo estar solo - Respondió mientras sus labios se acercaban a los míos. La puerta de entrada estaba siendo abierta, y lo primero que uno veía cuando entraba era el sofá

- ¿Que estaban haciendo? - Dijo Draco casi gritando y cerrando la puerta de golpe, mientras que nosotros dos tomábamos una distancia considerable, tan solo por el susto nos separamos bastante.
- No
no es lo que tu piensas - Traté de explicar pero fue en vano, Draco ya estaba en el 2 piso y lo único que pude escuchar fue un portazo.
- Será mejor que yo me vaya - Dijo Harry con una sonrisa en su rostro
¿Qué era lo que le pasaba?... él no era así, no debería estar feliz.
- Si, después hablamos.
Cerré la puerta y me quede parada ahí mirando la escalera, no sabia si subir, no quería saber lo que iba a pasar, Draco había visto que me estaba besando con Harry, ¿Cómo pude ser tan tonta?... Debería haber empujado a mi supuesto mejor amigo.
Era mejor subir ahora, aclarar las cosas antes de que empeoren.

- Draco, amor Abre la puerta - Dije tratando de ser lo mas cariñosa posible. No emitía ningún sonido, no sentía nada.
- Draco
por favor, abre, no seas inmaduro - Al terminar de decir esa frase, se abre la puerta encontrándome así con los ojos penetrantes de Draco. Tenían una cierta tristeza trataban de decirme algo, algo que no podía entender, y en esa mirada también había odio, era la misma mirada con la que me miraba en Hogwarts, exactamente la misma, esa de odio y repugnancia
No pude aguantar mas sus ojos mirándome, a si que baje mi cabeza mirando mis manos, las cuales estaba sudando por los nervios. No sabia que decirle, el ya lo había visto todo. Siento que ya no está, se había sentado en la cama, mirando el suelo. Caminé algunos pasos y me senté a su lado, mirando el suelo, al igual que él, me había quedado en blanco, estaba muy nerviosa.
- Draco, amor, dime algo
- supliqué, mirándolo de lado, tratando de encontrar su mirada.
- ¿Qué quieres que te diga? - Respondió.
- Cualquier cosa

- Yo sabía que ese cara rajada algún día iba hacer eso. Lo voy a matar, lo juro
- Noo, Draco
- Grite tomándolo de la mano, el se había levantado para buscar a Harry. En el momento en que lo tiré volvió a donde se encontraba segundos antes.
- No lo quiero ver mas aquí
- Dijo mirándome con odio y desprecio
- Bueno, pero por favor, no te enojes
no se por
- ¿Qué no me enoje? - Grito tomando mis muñecas - ¿Qué tu eres tonta?
- Draco, no me grites, no soy tonta - Contesté subiendo mi tono de voz - Tu no sabes bien lo que paso

- No necesito saber lo que paso, PORQUE YA LO VI TODO - Dijo apretándome aun mas fuerte que antes, pero esta vez me tiro a la cama y comenzó a besarme bruscamente, apretándome mucho las muñecas, en su beso transmitía odio, rencor, tristeza
me soltó las muñecas y comenzó a desabrochar mi camisa, tan toscamente que uno de los botones se salió.
- Draco, No! - Dije cuando por un minuto me dejo de besar.
- Cállate - Respondió mientras me volvía a besar tomándome nuevamente las muñecas.
- Me haces daño - Grite mientras lo empujaba y me paraba de la cama.
- Prefieres que te bese Pottercito, no?
- Después hablamos, cuando estés mas calmado - Dije mientras abrochaba algunos botones de la camisa.
- No hablaremos mas, porque no volveré - Respondió tomando las llaves del Auto y saliendo por la puerta.
- Draco - Grite mientras trataba de alcanzarlo. Pero ya era tarde ya había cerrado la puerta principal, y se había marchado con el auto.

Cuando ya había anochecido yo ya estaba acostada, mirando la luna llena por la ventana, esperando que llegara, ¿tanto se podía enojar, solo por un beso? Justo ahora, justo se enoja ahora
ahora que le tenía que decir algo


Ya eran las 4 de la mañana y aun no llegaba, quizás lo dijo en serio y no volvería, ¿Qué haría yo sin él? Simplemente moriría
no solo yo...
A los 15 minutos escuche que alguien abría la puerta, me arropé bien y me hice la dormida, sentí que estaba subiendo la escalera.
- ¿Estas despierta? - Pregunto su voz rompiendo el silencio, aquel silencio que me hacia sentir sola, mas sola de lo que estaba.
No emití ningún sonido, me hice la dormida, pregunto de nuevo pero tampoco respondí a si que se desvistió quedándose solo con Bóxer y se tiró al sofá, yo supuse que haría eso, estaba enojado y no dormiría en la misma cama que yo.
Al siguiente día, cuando desperté ya no estaba, ya se había marchado al trabajo. Me duche y me vestí ya que tenia que salir. Justo cuando termine el taxi ya estaba en casa, a si que tome mi bolso y subí al taxi.

- ¿Y? ¿Mi sospecha era cierta? - Pregunté sentada frente a él.
- Mmm
- Dijo aquel hombre con una expresión no muy buena
que hacia que mis esperanzas fallecieran.
- Dígame
Sea sincero - Rogué ya sabiendo la respuesta.
- ¡Felicitaciones Hermione! ¡ no me explico como
esto es sorprendente
Estas embarazada
- Dijo el Doctor Deep, después de la ultima visita en la que me dijo que no podía tener hijos, seguí teniendo esperanzas, hace algunos días lo visite porque tenia un atraso
y algunos mareos, tenia la esperanza de que fuera cierto. ¡Y por dios así es!... Pero
Me gustaría haber venido con Draco.
- Es verdad? - Pregunté parándome de la silla, mientras una sonrisa de oreja a oreja se dibujaba en mi rostro.
- Estoy el 95 % seguro
es sorprendente, pero la ecografía dice que si, que si lo estas, también lo dicen los exámenes - Respondió abrazándome - ¿Y Draco
no vino contigo, cuando le vas a dar la noticia?
- Mmm
no lo se - Dije un poco perturbada con la noticia.

Cuando salí de la Clínica, me quede parada afuera pensando en que si volvía a casa y esperaba a que llegara, si es que llegaba o lo iba a ver a su oficina, y le daba la sorpresa y de paso nos reconciliábamos, opté por la segunda opción y partí al edificio en donde trabajaba.

- Sra. Malfoy, no puede entrar el Sr. Está ocupado - Dijo la secretaria cuando le dije que no le avisara que yo estaba ahí.
- No importa, no preocupe
va a estar feliz de verme - Respondí con una sonrisa en el rostro en la mano traía el sobre que decía que estaba esperando un hijo.
- Sra. Déjeme avisarle - insistió - SRA. MALFOY - Gritó pero era tarde ya había entrado a su oficina. Pero en el momento en que abrí la puerta, vi lo que no tenia que haber visto. Vi a una mujer sentada en las piernas de Draco, besándolo. En mi mano aparte del sobre traía una botella de Champagne para celebrar, pero al ver esto, se me nubló la vista de tantas lagrimas que tenia, Se besaban con pasión, el la tenia sujetada por la cintura, y ella tenia sus manos en el cabello rubio de mi esposo. Solté la botella de champagne sin yo quererlo y con ella también cayó el sobre. Cuando Draco escuchó el sonido la soltó de inmediato, y abrió los ojos como plato.
- Hermione
- Dijo al verme.
- Olvídalo - Respondí mientras unas cuantas lágrimas caían por mis mejillas, me di media vuelta pero al recordar el rostro de aquella mujer me volví nuevamente a Draco.
- Pansy? - Pregunté mientras ladeaba un poco mi cabeza y me dirigía a la mujer que minutos antes estaba besándose con Draco.
- Hola sangre sucia
perdón, verdad que ahora eres una Malfoy - Dijo con la misma pesadez y repugnancia que cuando estábamos en Hogwarts.
- No podía ser peor - Dije mientras trataba de salir por la puerta, pero una mano me tomo del brazo deteniéndome.
- Hermione, no te vayas
- Suplicó
- No me quedaré aquí viendo como te besas con esa perra - Respondí mientras me soltaba del brazo de Draco y salía por la puerta.
Ahora entiendo como se sintió Draco al verme besando a Harry, pero es diferente porque yo le venia a dar una noticia, y el no tenia derecho a hacerme lo mismo, a destruir mi felicidad.
Salí de esa oficina lo mas rápido que pude, todos los que estaban por ahí me miraron raro, no me importo
me sentía tan vacía, tan sola
tan estúpida, yo le venia a dar una noticia que arreglaría nuestras vidas, una noticia que lo haría feliz y lo encuentro besándose con esa perra
besándose con lujuria, ¿Qué hago?... no quiero seguir viviendo, quiero morir
pero no puedo, llevo un ser en mi vientre tengo que ser fuerte por él, solo por él, aunque todavía no tiene ojitos, ni boquita ni nada yo ya lo amo. Aunque aquel ser solo tiene tres meses de vida solo por el voy a vivir, ahora no me importa nada mas que él
Nada.

Caminé por la playa esta que anocheció, miraba el mar, pensaba en el maldito que me hace amarlo con todo mi corazón. No quiero verlo nunca más, nunca va a saber de este bebe
aunque me duela con todo mi corazón, esto se acabó.

- Deja a esa sangre sucia
no vale la pena - Dijo Pansy acercándose nuevamente a Draco.
- Sal de aquí, maldita
nadie te llamo, porque tienes que seguir tan perra - Gritó Draco mientras habría la puerta de su oficina mientras que afirmaba un vaso de whisky con la otra mano.
- Ya
ya me voy, pero volveré - Respondió mientras salía.
- Si vuelves, te mato - Grito nuevamente cerrando la puerta.
Por primera vez Draco pensaba que la iba a perder, pensaba que ya no la tendría
y de alguna manera eso era cierto.
Bajo su vista y vio un sobre mojado por la Champagne, se preguntó que sería a si que se agacho y recogió el sobre, se sentó en el sofá y abrió el sobre.

Al cabo de dos minutos ya lo había leído, su mente quedo en blanco
no dudo en ir a buscarla, se sentía tan estupido.
No sabia a donde ir, no sabia donde buscarla
no sabia a donde ella iría si se sintiera triste
por fin se había dado cuenta de que la tenia abandonada
pero ahora estaba a punto de perderla

Cuando Draco estaba pasando por la playa, desesperado buscándome, me vio sentada, me reconoció en seguida.
Corrió hasta mí y se sentó a mi lado, traía el sobre en su mano.
- Disculpa, Hermione
Por favor perdóname - Dijo llorando
hace mucho tiempo que no lo veía llorar

- Olvídalo
olvida lo que viste en ese sobre
olvídate de mi
olvida todo - Respondí mirando el mar, no me quería enfrentar a esos ojitos llorosos, porque sabia que iba a caer, que lo iba a perdonar y no quería eso.
- No me puedo olvidar de ti
de nuestro hijo - Contestó tomándome con sus dos manos de los hombros haciéndome enfrentar su mirada.
- Siempre me has olvidado
siempre me has descuidado, yo
yo ya no puedo mas
- Grite parándome
- Yo siempre te he tenido presente, nunca te he olvidado
siempre estas en mi mente porque Hermione entiéndelo
yo te amo - Respondió mientras se paraba quedando frente a mi.
- NO PUEDO, OLVIDATE DE NOSOTROS
TU YA NO EXISTES PARA MI, NI PARA EL BEBE QUE LLEVO AQUÍ
- Grite mas fuerte que antes mientras corría hacia la calle. Draco gritaba mi nombre, me seguía
Quería escapar, no quería que me alcanzara
Crucé la calle sin mirar a ningún lado y solo recuerdo dos focos grandes que venían hacia mi.

Desperté en una habitación de color blanco, que tenia un ventanal grande que daba al patio trasero
el patio era verde
es decir, tenia árboles, flores
todo muy lindo. Cuando la enfermera se dio cuenta de que había despertado, llamo al Doctor.
- Veo que despertaste - Dijo aquel hombre desconocido para mí.
- Creo que así es - Respondí con desprecio - ¿Dónde estoy?
- En la clínica, has tenido un accidente
Hermione, a ti no te ha pasado nada, pero
- Contestó haciendo una pausa, en su rostro se notaba cierta tristeza

- Pero ¿Qué? - Dije para que siguiera.
- Tú estabas embarazada
pero
- Otra vez hizo una pausa.
- Yo ESTOY embarazada - Grité presintiendo la triste noticia.
- Hermione
Has perdido a tu bebe
me han mencionado que tu no podías tener hijos y que este bebe fue casi un milagro pero

- Salga de Aquí - Dije llorando y gritando - Salga de Aquí - Esto ultimo lo dije mas para a mi
porque fue casi un murmullo ahogado por un llanto.
Esto no puede ser cierto
en un día se acaba toda mi vida, todos mis sueños
esto no puede ser verdad
aquel bebe que ya amaba
ya no estaba, unas horas de un hermoso sueño, que ahora se rompe
que ahora se acaba, ¿En que me aferraria
de quien?
- ESTO NO ES VERDAD - Grité aunque no había nadie que me escuchara.
Me quede mirando el patio
entre todas las rosas rojas
había una que estaba seca, aquella rosa me identificaba, yo ahora estaba seca. Mis ojos empapados en lagrimas miraban esa única rosa
mi mente solo pensaba en lo que habría sido

- Hermione - Dijo una voz que para mi era conocida

-
- Cuando escuché mi nombre en su boca, no pude evitar soltar lagrimas.
- Hermione
perdóname - Insistió tomándome una mano, yo seguía mirando la ventana con mi rostro lleno de lagrimas, pero cuando me di cuenta de que me había tomado la mano, la moví
no quería que me tocara.
-

- Háblame - Gritó con su rostro en lágrimas también.
- Todo esto es tu culpa - Dije alzando mi tono de voz, enfrentando su mirada
mi mirada era de odio
todo esto era su culpa.
- Perdóname - Murmullo.
- Olvídalo
Sal de aquí, no te preocupes por mí
- Grité - Yo ya no te amo.
- No
no te dejare aquí sola.
- Eres el ser que mas odio
todo esto es tu culpa
Todo - Dije mirando nuevamente la ventana
aquello que había dicho era mentira, era el ser que mas amaba pero el que mas me había echo daño.
- Aunque tu me odies, yo te amo
y no te dejare sola- Insistió pero su voz se corto por su llanto - Hermione yo te amo
yo no puedo vivir sin ti.
- ¿Y así demuestras tu amor - Respondí enfrentándolo - Besándote con otra?
- Tú te besaste con Harry
- No es lo mismo
No es ni parecido
Tú no sabes como fueron las cosas, a si que CALLATE! - Grite mientras me secaba las lagrimas con la mano en la que tenia el suero - Ándate, déjame sola
YO TE ODIO
ANDATE - Grite lo mas fuerte que pude
nunca había tenido tanto dolor dentro de mi, perdí al amor de mi vida y a mi hijito
todo por su culpa. Draco se rindió y se fue, pero no me dio la espalda
camino hasta la puerta mirándome mientras decía que me amaba

- Hermione ya puedes irte - Dijo la enfermera entrando a la habitación, al lado de ella estaba Draco
sin decir nada, tomé mi bolso y salí por la puerta dejando atrás esa habitación en la que estuve llorando por tres días.
- Espérame - Gritó una voz mientras yo caminaba por el pasillo. Pero no la tome en cuenta, no sabia que seria de mi vida
a donde iría
pero con el no me iba a ir, a si que seguí caminando.
-

- ¿Adonde vas? - Gritó nuevamente, pero esta vez tirándome del brazo.
- Eso a ti no te importa
- Respondí soltándome de su brazo
mientras seguía caminando y el me seguía.
- Si me importa
eres mi mujer, y no puedes andar sola por ahí

- Yo no soy nada tuyo, Lo que pasó entre nosotros
quedo atrás
Quiero el divorcio Dije sin mirarlo, no quería que el se apartara de mi lado
pero aun así no podía ser de otra forma - Draco malfoy
yo te habría perdonado, pero tu mataste a mi hijo
¿porque tenias que ir a buscarme?
si tu no hubieras ido, yo no habría corrido para escaparme de ti - Esto lo dije volteándome hacia él, pero cuando termine seguí caminando.
- Hermione, entiende yo no puedo estar sin ti - Insistió mientras unas lágrimas caían por su rostro [N/A: yo me derrito si lo veo así
que tonta es... bueno sigo jeje]
- Yo si puedo estar sin ti, porque YA-NO-TE-AMO
entiende eso - Respondí con desprecio y odio
fingía bien, porque yo sabia que lo amaba incluso mas que antes, pero no puedo estar con él. Cuando termine de decir mi frase, de sus ojitos grises salían mas lagrimas, que ganas me daban de abrazarlo y decirle que lo amaba, que todo lo que le había dicho era mentira, que no podía vivir sin el, pero no podía
quería hacerlo pero no podía
el rencor que tenia contra él era mas fuerte.
- Bueno si es así
no te puedo obligar - Dijo agachando la cabeza - Quédate en casa
mas tarde paso a buscar mis cosas

- Por fin lo entiendes, Adiós - Respondí con desprecio y con odio. Me devolví hacia él. Tome su cabeza entre mis manos y lo bese apasionadamente, lo extrañaba, mientras lo besaba mil lagrimas caían por su cara y por la mía. Lagrimas que acababan en el suelo, el me acariciaba la mejilla con una de sus manos, esas manos suaves que tenia
nos besábamos como si fuera el fin. Pero todo el rencor que tenía vino a mi mente y a mi corazón y lo empujé. No lo pude mirar a los ojos, no podía a si que me di media vuelta y me fui.
- Hermione
- Dijo con un tono poco audible. Al escuchar mi nombre, me detuve
no me di vuelta, solo me detuve
no preste atención y seguí mi camino.
Al salir de la clínica, no sabia que hacer. No sabia adonde ir
Era todo tan confuso
todo había pasado demasiado rápido, primero lo de harry, lo del embarazo, después lo de Draco con Pansy, y aquel accidente

---- Flash Back ----
- Hermione - Gritó el rubio al ver a Hermione tirada en el piso, a metros del camión. Muchas lagrimas caían en su mejilla
estaba asustado, la mujer que mas amaba estaba tirada en el piso llena de sangre
corrió hacia ella, tomándola entre sus brazos. Gritando su nombre, tratando de despertarla, pero Hermione no reaccionaba

- Hermione
Amor, Reacciona
no me dejes - Pero no tuvo respuesta
Mucha gente corrió para ver el episodio, pero ninguno hacia nada
todos comentaban ¡y ninguno hacia nada!. Pasaron alrededor de 3 minutos
y se escucho la sirena de la ambulancia. Los enfermeros la tomaron y la pusieron en una camilla. Draco la tenia de la mano.
- Hermione

- Draco - Dijo abriendo los ojos hasta la mitad
Draco al escuchar su nombre, levanto la cabeza.
- Calma
no te dejaré

---- Fin del Flash Back ----

Pasaron los días, días en lo que no hacia mas que llorar y romper todo lo que encontraba
en ese entonces Draco todavía no venia a buscar sus pertenencias, estaba sola como todos los días y empecé a romper todo lo que había a mi alrededor, a botar los libros, romper los cuadros. Agache la cabeza y vi un vidrio roto
lo tomé con mis dedos y lo miré fijamente, y pensé: Quizas deje de pensar en el dolor que tengo aquí en mi corazón y piense en el dolor físico y lo pasé por mi muñeca una y otra vez, dejando cortes profundos pero que no llegaban a la vena, en ambos brazos. Salía mucha sangre, pero aun así el dolor de mi alma era mayor.

- Vengo a buscar mis cosas y me voy - Dijo alguien mientras cerraba la puerta - ¿Hermione que has hecho? - Gritó al darse cuenta de mis brazos con sangre.
- Nada que a ti te importe - Respondí aun con el vidrio en una de mis manos.
- Mira que has hecho - Murmullo tomando mis brazos y mirándome a los ojos.
- Lo hecho, hecho está - Contesté enfrentándolo.
- No puedes hacer esto
NO VES QUE TE HACES DAÑO! - Gritó con furia.
- Ya no me puedo hacer mas daño, del que me has hecho - Respondí sin gritar, muy tranquilamente pero aun así con desprecio.
- AUN ASI, NO ES MOTIVO PARA QUE HAGAS ESTO - Dijo mostrandome ambos de mis brazos.
- Draco
yo no puedo mas
No puedo, tengo tristeza ya no puedo reír
ayúdame - Contesté llorando y lanzándome a sus brazos - Ayúdame - Murmullé.
- Hermione, cálmate - Respondió protegiéndome con esos brazos musculosos, abrazándome con fuerza, como si no me quisiera dejar ir, me sentía protegida.
- No puedo vivir sin ti

- Pero tú me has dicho que ya no me amas - Dijo mientras una de sus lágrimas caía en mi mano y fue así como noté que estaba llorando igual que yo
ambos llorábamos en la oscuridad, tratando de consolarnos.
- Es mentira
Yo te amo, yo no puedo vivir sin ti

- Yo hice que perdieras a ese bebe que tanto esperabas
aunque recién se estaba gestando

- No - Dije acomodándome en sus brazos para así verlo a los ojos y de frente - Disculpa si yo te eche la culpa, tu no la tienes
todo pasa por algo
Te amo

Me quedé dormida en sus brazos, el me llevó hasta nuestra
hasta mi habitación y me dejó en la cama, se acostó a mi lado
quizás disfrutando nuestro ultimo momento juntos.
Cuando desperté ya no estaba
me había dejado una nota: Espero que nunca olvides que te Amo mas que a mi vida
que eres todo para mi, pero así son las cosas, yo no puedo estar junto a ti, cargando con el peso de haberte hecho tanto daño solo quiero que sepas que
Te amo

- Pero si
- No dije más
mi voz se cortó solo se escuchaba mi llanto
¿Me dejo sola?... yo sabía bien que este no era un cuento de hadas esos que terminan con y vivieron felices para siempre pero nunca pensé que nuestro amor acabaría
nunca pensé que acabará así.
Los días siguientes fueron aun peor que los anteriores
cada día que pasaba entraba mas en la depresión
estaba sola
completamente sola, No había nadie que me escuchara, que me apoyará
Mi mejor amigo ya no lo era y no tenia a nadie mas en quien confiar, nadie me quería
nadie. Pensé en buscar trabajo
pero todo era en vano, los primeros días estaba bien y después ya no tenia ganas de ir. Dinero no me faltaba ya que en la cuenta del banco, Draco me había dejado casi todo
Estaba sentada en el sofá
escribiendo mis pensamientos en una hoja y suena el timbre.
- Hola Granger
Permiso - Dijo la misma mujer que había pillado besándose con Draco. En el momento en que abrí la puerta entro como si fuera su casa.
- ¿Pansy? - Respondí mientras cerraba la puerta y me dirigía al living donde se encontraba la peor visita que había tenido.
- Bueno
solo te vengo a decir, que Draco prefirió estar conmigo

- ¿Qué?
- Como escuchaste, se fue de tu lado
porque ya no te soportaba.
- Sal de aquí
perra mal nacida - Grite mientras me dirigía a la puerta de entrada y la abría - Vete nadie te invitó
Sal!
- Ya
ya me voy
- Fuera!
- Cuídate Granger, y espero que no te mueras de soledad
Bye - Dijo aquella inútil de cabeza hueca mientras salía por la puerta y se subía a un auto negro
dentro de él había un hombre que si pude ver bien era ¡Harry!... Maldito infeliz
seguramente lo habían planeado para que Draco y yo nos separásemos
No creo eso de que estaba con Pansy
no lo creo.

[N/A: esta es la parte con la que empecé mi fic
¿ahora entienden porque la puse?...Bueno sigo
]

Llueve, si llueve en mí. Se hace de noche y tu no estas aquí, ¿será que nuestra historia de amor se acabo?, ya no queda nada solo recuerdos y quizás
amor. Puedo verte aquí, sentirte en mí. Aunque ya no estemos juntos aun guardo en mi, lo mas dulce de tu amor, ya no quiero nada, solo que sepas mi amor.
Amor aun te amo, aun te espero, siempre voy a estar aunque tu estés lejos de mi.
Tu foto en el cajón, tus cartas y el amor, se fueron con el sol que una tarde se escondió y que nunca más volvió y ahora espero sentada en nuestro balcón.
Pienso en ti y talvez tú en mí, en las noches cuando sueño voy al jardín, donde aun vive la flor que broto de nuestro amor, y espero que vuelva renacer con el sol.
Te Esperaré aquí, en nuestro jardín, quiero que sepas que estoy aquí porque aun te amo. Que daría por tenerte conmigo un segundo más, daría todo por saber que también piensas en mí. Tu eres todo para mi, todo lo que tengo yo, sin ti no seguiré viviendo, yo jamás te dejaré aunque traten de alejarte de mi.

- Mami
que haces aquí, te vas a enfermar - Dijo mi angelito
todos pensaban que yo había perdido a ese bebe
pero no, no era así, el fruto de nuestro amor estaba vivo
era el espejo de Draco, completamente igual, su cabello rubio, sus ojitos grises su piel blanca
todo me hacia recordar a Draco.
----- Flash Back -----
- No se que hago aquí
no lo sé, pero algo en mi interior me lo dice
aunque se que quizás es una idea estúpida pero

- Veamos
acuéstate ahí - me interrumpió el Doctor Deep sabiendo a lo que venia
Algo en mi interior me decía que quizás no había perdido aquel bebe y que otro milagro se había presentado en mi vida. Cuando me acosté en una camilla, el doctor me puso un gel y pasó un aparato sobre mi vientre.
- Mmm

- ¿Qué?... ¿que ve? - Pregunté demasiado nerviosa.
- Hermione
eres una mujer con mucha suerte - Dijo con una sonrisa en el rostro
¿Podría ser posible?
- Pero
¿Cómo?
- Mira ve tú
Ahí se ve la cabecita - Dijo mostrándome el televisor con el que estaba viendo a mi bebe
Yo lo veía claramente
Una felicidad enorme había dentro de mi, quería saltar, gritar mi alegría
no podía ser posible.
----- Fin del Flash Back ----

- Mi niño entra, te puedes enfermar
yo voy enseguida, espérame adentro si? - Respondí secándome las lágrimas, estaba en el patio, pensando en Draco mirando la luna llena, que apenas se veía con todas las nubes y la lluvia. Mi hijo se llamaba Draco igual que su padre, tenia 4 años
pero aun así entendía todo lo que me pasaba, todo lo que hacia
era un niño muy inteligente. De vez en cuando me preguntaba sobre las marcas en mis brazos
yo no sabia que responder, no le podía decir a él todo lo que había hecho
todo lo que había pasado, solo le decía que su padre lo quería mucho y que no podía estar con nosotros
Yo sabia bien que si Draco se enteraba que tenia un hijo lo iba a amar con todo su ser.

- Mami
- Dijo su dulce voz, al darse cuenta de que ya había entrado a la casa.
- Si pequeñito
¿Qué quieres? - Pregunté igual de dulce que aquel niño
- Estaban tocando la puerta, y como tú no abrías
abrí yo - Respondió Draquito con un poco de susto.
- Pero ¿Cuántas veces te he dicho que no abras la puerta?
- Perdón mami, es que el hombre que esta en el living se veía muy simpático

- ¿Qué esta en
donde?
- Se parece mucho a mí
Es que lo deje pasar - Dijo con una sonrisa de nerviosismo. Corrí hacia el living, podría ser un ladrón, un asesino
un

- Al fin te encuentro - Dijo un hombre con la misma voz de Draco cuando se dio cuenta que yo había entrado en el living, estaba parado en la puerta todo mojado
seguía tan sexy y hermoso como antes.
- ¿Tú? - Pregunté sorprendida, esto no era posible
en 4 años no lo había visto, y tampoco me podría haber encontrado ya que me había cambiado de casa
no quería vivir en esa casa llena de recuerdos
que me ponían triste.
- Hermione
te he buscado por 4 años
tu te cambiaste de casa
no dejaste ningún rastro

- Tu te fuiste
y me dejaste sola, no tienes derecho a venir a si como así - Grite enfurecida
lo único que quería era abrazarlo y besarlo
yo seguía siendo la misma niña orgullosa de años atrás.
- ¿Puedo dejar mis cosas aquí? - Preguntó señalando el perchero que estaba al lado de la puerta.
- Nooo! - Grité
yo pensaba que cuando lo volviera a ver
le diría : Te amo
no me dejes mas pero no
ahora que lo veo, el mundo se me vino abajo
tenia que decirle cuanto me hizo sufrir.
- Pero Hermione
conversemos - Dijo mirándome tiernamente.
- No
Sal... Vete! - Inconscientemente siempre que quería abrazarlo
hacia lo contrario
lo echaba.
- ¿Te das cuenta que me estas echando igual que cuando estabas en el hospital? - Preguntó acercándose a mí

- No me acuerdo
ahora sal de MI casa

- Sabía bien que esto no iba hacer como esas historias

- No me importa
ándate - Lo interrumpí muchas lagrimas salían de mi rostro

- Sabia bien que esto no iba hacer como esas historias
que dicen y vivieron felices para siempre
pero en el fondo de mi corazón había una esperanza
pero acabas de matarla con tu orgullo.
- ¿Mi orgullo?... por favor Draco
no te hagas la victima

- Adiós Hermione - Dijo saliendo por la misma puerta por la que había entrado.
- Adiós


Cuando cerré la puerta bajo Draquito [Júnior].
- ¿Quien era él
mami
? - Dijo aquel pequeño mirando con unos ojitos que tenian una esperanza- ¿Por qué aquel hombre, se parece tanto a mi? - Preguntaba con una sonrisa en su rostro
¿Era mi Papi? ¿Llego por fin? ¿A si como una vez me dijiste? - era verdad yo siempre le hablaba de su padre, le decía que algún día iba a volver o que nos iba a encontrar.
- No
solo es alguien de mi pasado

- Pero se llamaba igual que yo
era igual a mí
- Grito
por primera vez me gritaba con tanta tristeza.
- Bueno
Si era tu Padre
Pero se fue
como siempre - Le respondí alzando la voz.
- Pero vamos a buscarlo
No debe estar muy lejos
Mami por favor - Rogó con una carita de suplica.
- No
Draco, ve a dormir
ya es tarde
- Esta bien mamá
- Aquel pequeño subió las escaleras y solo sentí el portazo de su puerta
Yo me senté al lado de la chimenea, ya que tenia mucho frió
¿Qué había hecho?... Nuevamente había dejado a Mi hijo sin su padre
De nuevo había dejado a mi corazón sin el amor de mi vida

- Yo puedo
se que puedo - Dijo Draco Júnior tratando de salir por la ventana
aunque era de noche, no tenia miedo
Salio de la ventana y se encaramo en el árbol que había afuera de su casa
aunque tan solo tenia 4 años era muy ágil e inteligente
cuando estaba bajando su pantalón se rompió al quedarse atorado en una rama
pero no le importo siguió bajando
estaba todo mojado.
Cuando piso tierra firme corrió
no sabia adonde iba
solo corría buscando a su papá a lo lejos vió a un caballero caminando hacia un auto

- ¡Papá! - Gritó
pero Draco [Sexy
hermoso] No se dio vuelta ya que aun no sabía que tenía un hijo.
- ¡Papá! - Gritó nuevamente alcanzándolo

- Hola
Yo no soy tu papá
pero ¿Qué haces afuera en un día como este? ¿Dónde esta tu mamá? - Pregunto Draco preocupado.
- Mi mami
mi mami esta en casa, enojada

- Bueno te llevo a tu casa
Vamos, ¿Dónde queda? - Dijo
Draco no sabía que ese era el niño que le había abierto la puerta minutos antes.
- No se
no me acuerdo
esta todo muy oscuro - Respondió dando vueltas en círculos buscando su casa.
- ¿Cómo se llama tu mamá?
- Hermione
Hermione Granger

- ¿Hermione? - Preguntó sorprendido
¿Cómo podía ser posible?... Como no lo pensé antes
aquel pequeño me abrió la puerta
como no me di cuenta que había un niño con Hermione
que despistado soy Pensó.
- ¿Me llevas a casa? Me siento mal
Me duele la cabeza - Fue lo ultimo que dijo el niño antes de desmayarse
Dentro de Draco surgió el instinto de padre
y no dudo ni un segundo en llevarlo a su casa
corrió como pudo olvidando que tenía auto


- ¡Hermione, Abre la puerta! - Dijo Draco Golpeando la puerta...
- Ya dije que te fueras
no me molestes! - Grité mientras caminaba hacia ella
no le iba abrir
pero estaba golpeando desesperadamente.
- ¡Hermione, Deja tu orgullo a un lado
Tengo a tu hijo aquí, desmayado!
- ¿Mi orgullo?
que te cre
¿Tienes a mi hijo? ¿Pero como? - Y en eso abrí la puerta viendo a dos Ángeles mojados
Draco entro y lo dejo en el sillón.
- ¿Qué le paso? - Pregunté llevando a Draquito a mi Dormitorio
mientras que lo cubría con frazadas.
- Eso deberías saberlo tu
¿no eres su madre?... Porque no me dijiste que teníamos un hijo
porque me dejaste a un lado de su vida

- ¿Donde querías que te buscara?... Una mañana desperté y ya no estabas - Dije mientras le ponía un paño frió en la frente.
- Tu me habías dicho que ya no me amabas
yo me sentía culpable por todo el daño que te había hecho
- Contestó mientras unas lagrimas caían de sus ojos.
- Yo recuerdo que te dije que te perdonaba

- Pero estabas mal
no sabia si eso era de verdad lo que querías

- Y peor fue saber que te fuiste con pansy - Mencioné mirando el suelo

- ¿Pansy?... Hermione deja de mezclar las cosas

- ¿Cómo que mezclar?... Ella vino y me dijo que tú te habías ido con ella y

- ¿Y tu le creíste?... - Me interrumpió

- Días antes te había visto besándote con ella
como lo iba a dudar - Dije levantándome
Draco se levanto conmigo.
- Yo podría haber pensado que te habías ido Con potter
pero no lo pensé
porque se que no harías eso
- Respondió acorralándome contra la pared.
- ¿Y como sabes que no lo hice?
- Solo
lo sé
no serias capaz de engañarme
no serias capaz de engañar el amor que sientes por mi

- ¿Y aun crees que siento amor por ti?
- Si

- Arrogante.
- Orgullosa.
- Egoísta
- Hermosa
- Imbecil
- Ingenua
- Hurón
- Rata de biblioteca
- Insensi
- Y no pude seguir porque unos calidos labios me estaban besando
aquellos labios que hace algunos años ya había experimentado
Esos labios que me robaban suspiros
Con mis manos rodee su cuello y el me tomo de la cintura

- Bravo - Nos interrumpió unos aplausos

- ¿Y tu no estabas dormido? - Preguntó Draco sin soltarme de la cintura.
- Lo estaba
¿Mami?
Ya no puedes negar que el es mi papi

- ¿Ah no
porque?
- Porque tu no puedes besar alguien que no sea él

- ¿Cierto que no? - Pregunto Draco sonriendo
- Solo puede estar conmigo.
- Al fin llegaste - Dijo Draquito levantándose de la cama
abrazando a su padre que segundos antes me había soltado - No sabes cuando mamá lloraba por ti

- ¿Lloraba mucho
La cuidaste en mi ausencia?
- Si
Papi
Hasta hace un momento, era el único hombre de la casa

- Sht
Draquito, no le cuentes esas cosas - Contesté riéndome, como hace muchos años no lo hacia.
- Antes era el único hombre de la casa
Porque tu te vienes a vivir con nosotros
¿cierto?
- Eh no lo sé
Siempre y cuando tu mami me de permiso

- Anda mami di que si
Di que si

- Ehh
Los amo a los dos
Nunca dejaré que alguno se vaya de mi vida
- Respondí abrazando a mis Ángeles de cabello rubio
ojos grises y piel blanca
En ese momento mi felicidad ya estaba completa
Quería saltar, reír, gritar
que estaba feliz
Uno nunca valora lo que tiene hasta que lo pierde
esa es la moraleja de mi historia


y vivieron felices para siempre... y murio Nevillee
jajajaja! Relatos Cortos

 

No me dejes Sola�Te necesito amor� - Fanfics de Harry Potter

No me dejes Sola�Te necesito amor� - Fanfics de Harry Potter

Llueve, si llueve en mí. Se hace de noche y tu no estas aquí, ¿será que nuestra historia de amor se acabo?, ya no queda nada solo recuerdos y quizás amor.

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-no-me-dejes-solate-necesito-amor-fanfics-de-harry-potter-2355-0.jpg

2023-02-27

 

No me dejes Sola�Te necesito amor� - Fanfics de Harry Potter
No me dejes Sola�Te necesito amor� - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/25197
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20