Nuestro destino - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

-Pero tú- dijo la peliroja, apunto del colapso nervioso- ¿Tú qué te has creido?- le escupió en la cara con esas palabras, era completamente asqueroso, repugnante, horripilate... simplemente le daba asco.

- Vamos, primor- volvió a llamarmle así, como tanto odiaba, con una sonrisa de autosuficiencia en su rostro. Ella no entendía como las otras chicas caían desmayadas a sus pies, no era tan lindo, más arrogante que cualquier otra cosa.

Fue acercandose a Lily, lentamente, y levantando las manos hasta su torso como si quisiera tomar las suyas..."es sus sueños" pensó ella.

De pronto una loca idea cruzó por su mente. Un arrevato de venganza, pero ella no era así, no podía rebajarse al nivel de James; jamás lo haría, no caería tan bajo. La desechó rapidamente, antes de que su cuerpo comenzara a actuar sin que su cerebro se lo ordene antes.

 

-Se que quieres provocarme- murmuró rememorando por qué estaba así de exasperada con él. Había intentado besarla, la había tomado por la cintura e intentado atraerla hacia si, esperando a que ella se dejara. Por suerte, se apertó justo a tiempo, solo a centirmetros de sus labios.

- No- la contradijo éste, cruzandose de brazos en frente de la pelirroja- solo quiero intentar lo que desde hace mucho me anda rondando por la cabeza- su mirada se desvió hacia un punto lejando, por el horizonte, pasando los terrenos de Hogwarts.

Ella resoplo, y eso hizo traer a James de regreso a la tierra.

-Ah, ya, claro. Y esa idea es...- hizo un ademán con la mano, hacia él.

-Intentar, por lo menos, llevarnos bien...- Lily levantó una ceja, eso no se lo tragaba ni Peter- como amigos- continuó viendo la cara que ponía.

- ¿Y desde cuando los amigos se besan así como así?

-Pues desde que alguno de los dos comienza a sentir algo por el otro- se ruborizó. Y Lily quedó desconcertada totalmente, nunca, desde que lo conocia, lo había visto así: con la cabeza un tanto inclinada para que no viera su rostro encendido, cosa que no funcionaba, y con un deje avergonzado en el tono de la voz. Parecía que lo decia en serio.

No como otras veces, en las que había intentado invitarla y se había ganado una buena cachetada de su parte, esta era real, muy real para ser verdad. Demaciado...

De pronto algo se encendió dentro de ella. Algo que de alguna forma sabía que siempre había estado allí, solo que dormido. Fue como su un gran trozo de plomo impactara dentro de su estomago, haciendo salir miles de mariposas. Știri de ultimă oră din Spania

Por una milesima de segundo, la oji-verde cerró los ojos y al abrirlos todo cambió. Como si hubiese vuelto a nacer, pero nada, en realidad, había combiado. Lo que cambió fue la forma de ver a James.

Y la enorme palabra que se había formado con los años dentro de su cabeza, también cambió. Como si encendieran un interruptor y todo se iluminara dentro de ella.Ya no estaba la palabra "ODIO" allí, sino otra, muy distinta, pero en cierto modo igual que la anterior: "AMOR".

Se le doblaron las rodillas y casi cae al suelo. Sentía que le habían sacado toda la energía que tenía hace apenas un segundo, y la estuvieran usando en su contra.

Pero, ahora sí sabía lo que tenía que hacer, lo que debía hacer justo ahora. Caminó con paso decidido hasta quedar solo a unos centimeros de la cara de James. No podía creer lo que estaba haciendo, y menos con ese chico, el cual tantos años había detestado.

-James...-susurró y sus manos tomaron su cara, subiendo sus anteojos ya que se le habían resbalado un poco.

Él clavó la vista en esos ojos verdes con los que siempre soñaba, tan nítidos como el pasto en verano y tan cálidos como el fuego.

Estaban a un palmo sus rostros de tocarse, pero quién cortó esos centimetros no fue James, sino Lily.

Ella sintió como toda la energía que antes había tenído volvia a su ser, pero más reforzada, alegre. Sus labios ya no solo se tocaban, parecian hehcos el uno para el otro; desesperados por encontrarse.

James, por su parte, estaba más que atónito. Él habría esperado otra cachetada por parte de la pelirroja, y está lo besaba. No se quejaba de que lo estaba haciendo, era el que había deseado día y noche, desde que sintió que de verdad la quería, y no era solo un juego entre Sirius y él.

La correspondió con toda la alegría que manaba su cuerpo. La rodeó con los brazos y la atrajo más hacia él, esta vez no se apartó. En su mente fue como si la pieza de un rompecabezas se armara, por fin, luego de tantos años incompleto.

Por la mente de los dos pasaba lo mismo, las mismas palabras, como si se leyeran la mente:

"Su camino, mi camino...nuestro destino"

Desde ese día, los dos se dieron cuenta de que sus vidas no eran vidas sin el otro. Se juraron amor eterno y decidieron jamás separarse, porque...de alguna forma sabían que tenían una vida juntos, y que nada los separaría.

Nuestro destino - Fanfics de Harry Potter

Nuestro destino - Fanfics de Harry Potter

-Pero tú- dijo la peliroja, apunto del colapso nervioso- ¿Tú qué te has creido?- le escupió en la cara con esas palabras, era completamente asqueroso, rep

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-nuestro-destino-fanfics-de-harry-potter-3709-0.jpg

2023-02-27

 

Nuestro destino - Fanfics de Harry Potter
Nuestro destino - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/42873
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20