PD: ¡Si serás...! - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

- No me escribe

- Debe ser la quinta vez en el día que lo decís.

- Eso no cambia el hecho de que no me escribe.

- Y escribile vos primero, entonces.

- No.

- ¿Por qué?

- Quiero saber si le intereso.

- ¡James! -dijo Sirius incorporándose del suelo- ¿No hicisteeso estos seis años?

- Si, pero

- ¿Y ahora te vas a hacer el duro?

- Pero
no quiero ser el primero
-le dijo, poniendo loslabios muy juntos y hablando despacio.

- ¡Esto es el colmo! -Dijo Sirius, y se volvió a tirar en elcésped- ¿Tanta vergüenza te da escribirle una carta?

- Pero, ¿Qué le escribo? "Hola, Evans. ¿Cómo va tu verano?"

- ¿Y que pensas escribirle? ¿Una declaración? -Sirius cerrólos ojos y siguió tomando sol tranquilamente, aprovechando la tarde.

 

James se quedó pensando. ¿Qué escribiría? ¿Por qué él teniaque dar el primer paso? ¿Acaso no habían quedado en que se escribirían? ¿Quéestaba haciendo ella que no le escribía?

Luego de hacerse esa pregunta comenzó a imaginarse en lo quepodría estar haciendo Lily para aprovechar sus vacaciones. Y su imaginacióndivagó tanto, que solamente con eso ya se preocupó.

¿Y si ahora se le antojaba volver con el Wright? ¿Y si teníaque trabajar en las vacaciones porque su familia era pobre y por eso no teníatiempo para escribir una simple carta? ¿Y si su familia la encerraba en uncuarto obscuro porque ella era bruja?

Así fue que tomó la iniciativa que escribiría la primercarta, decidido a que, si no le contestaba en un tiempo razonable, él mismo iríaa verificar que ella se encontraba bien.

- ¿James?

- ¿Qué?

- ¿Vamos a nadar?

- ¿Por qué?

- Porque tengo calor. ¿Qué mas razones necesitas? -lepreguntó exasperado.

- ¿Ya terminaste de tomar sol?

- Si, ya me aburrí -le contestó Sirius en plan "malcriado".

- Bueno. Vamos -le dijo James, en plan "padre".

Mientras nadaban, James no se podía sacar de la cabeza lacarta. ¿Qué escribiría? ¿Cómo se dirigiría a ella? ¿Podría ser natural y noaburrir con una carta? ¿Y si ella se cansaba de él y sus tediosas cartas?

- Vamos a comer -le dijo James a Sirius, que flotaba bocaabajo, "preparándome por si en alguna película necesitan un extra que parezcamuerto en el agua", como decía siempre para explicar ese comportamiento.

Glup, Glup, Glup. James tomó esas burbujas como unconsentimiento y salió de la pileta.

James entró por la puerta trasera de la casa, en dirección ala cocina.

- ¡James! ¡Estás mojando todo el piso!

- Ahora lo seco, mami. ¿Qué vamos a comer?

- Hamburguesas. Fue lo que me pidió Sirius hoy a la mañanapara la cena.

- Ufa. Yo quería spaghetti

- Él pidió primero, James -dijo su madre sonriendo.

- ¿Quién es el hijo, él o yo? -le preguntó James riendo.

- Andá, dale. Secá lo que mojaste.

- ¿Falta mucho para la comida?

- ¿Ya tienen hambre?

- Sipi.

- Bueno, ya empiezo a cocinar.

James había terminado de secar el piso, cuando entró Sirius,mojando todo nuevamente.

- ¡Sirius! ¡Mirá lo que hiciste!

- Ahora lo limpio
-dijo como si nada importara.

- Mas vale.

- ¡James! -lo reprochó su mamá desde la cocina- Limpiá eso ydejalo a Sirius tranquilo. Él es la visita.

 

- Pero si está viviendo con nosotros deja de ser una visita
-se quejó James.

- Ya la escuchaste. ¡Limpia eso, Potter, que yo soy lavisita! -se mofó.

- Sirius. -interrumpió nuevamente Dorea- Cambiate que tenésque ir a comprar un par de cosas.

Sirius le puso cara de no entender nada a James, y él se rióde su amigo.

- ¿En qué momento dejé de ser la visita para pasar a ser elque hace los mandados?

- Yo no se. -le contestó James riendo, mientras escurría eltrapo de piso- Preguntale a ella.

- ¿Y Charlus? -preguntó Sirius mientras comía suhamburguesa, luchando para que no se le desarmara.

- Se fue de viaje, mientras dormías -le contestó James.

- ¿De verdad? ¿Así, sin avisar? -cuestionó apenado.

- Sirius. Si tanto te afecta hubieras prestado atención a loque dijo anoche en la cena.

Dorea rió con los chicos.

- Igual no va a tardar tanto en este viaje. Son un par de díasy vuelve -aclaró ella.

- Entonces tendríamos que aprovechar mientras no está elviejo y armarnos una fiesta a lo grande

- ¡James! -lo reprochó su mamá.

- ¿Qué? -se quejó James- Si le molesta la música fuerte, yla muchedumbre hay que aprovechar que no está, ¿verdad, Sirius?

- Claro que no -contestó su amigo.

James lo miró pidiendo una explicación.

- Tu papá es el único que puede controlar que la inmundiciano entre a tu casa. Yo no haría ninguna fiesta si él no está.

Sirius sonrió a Dorea y ella lo abrazó.

- ¿No es un tierno? -le decía ella a James, mientrasabrazaba a Sirius.

- ¡Chupamedia! -le susurraba violentamente James mientras sumamá juntaba la mesa.

- ¡Ayúdenme con los platos! -pidió la mamá de James.

Dorea lavaba, Sirius secaba y James guardaba. Así terminaronrápidamente de limpiar todo.

- ¿Qué van a hacer ahora?

- Vamos a dormir -dijo Sirius antes de que James contestaranada.

- ¿Ya tienen sueño?

- Yo si -contestó Sirius. Se despidió y se fue a lahabitación.

James también saludó a su mamá y siguió a su amigo.

Para cuando entró, Sirius ya se había puesto el pijama yrevoleado la ropa por cualquier parte.

- ¡No dejes la ropa por ahí! ¡Por algo tenés ese armarioahí! -dijo señalando el gran armario que compartían.

- ¿James, no te cansas de renegar como una vieja?

- Sirius, vos le agregas decenas de años a cualquierpersona
-comentó exasperado- no es raro que parezca una vieja.

- Pobres tus hijos
con esa paciencia, querido

- Mejor dejá de decir pavadas y dormite.

- Bueno, bueno.

James se cambió de ropa, colocándose unos shorts y la remeraroja que siempre usaba para dormir, que era de su papá. Se quedó sentado en lacama, pensando.

- ¿James? -dijo Sirius, haciendo que se exaltara- ¿Cuándovienen los chicos?

- La otra semana, creo.

- Ah, bueno.

Esas fueron las ultimas palabras de Sirius Black... lasultimas del día.

Luego de pensarlo un rato, James buscó en el escritoriohasta encontrar una pluma y un trozo de pergamino y bajó al living.

Ahí estaba ella, tejiendo.

- ¿Mami?

Dorea paró sus manos y levantó la vista.

- ¿Qué pasa, James?

James se sentó frente a la mecedora que estaba usando sumamá.

- No puedo escribir una carta -dijo, algo apenado.

 

- ¿Sabes escribir? -le preguntó burlonamente.

- Mas vale

- Entonces, ¿Cuál es el problema? Tenés manos, ojos, sabesescribir y no te faltan los útiles. ¿Qué es lo que falla?

- Es que
no se nisiquiera como dirigirme a ella.

- Ah
-dijo su mamá comprendiendo- ¿Y como la tratás?

- Normalmente, por el apellido, pero antes que terminaranlas clases, a veces le decía por el nombre.

- ¿Y se ofendía?

- Creo que no.

- Entonces, yo lo haría por el nombre.

- Pero, ¿Qué le digo? -siguió James, una vez resuelto unpunto.

- ¡Ah! James
-dijo su mamá cansándose- A menos que tepongas a escribir poesía, tenés que contarle las cosas que estás viviendo.

- ¿Y si no le interesa?

- Entonces no es la chica que yo quiero para mi hijo. Tenésque hacerla partícipe de tu vida, aún cuando no están juntos.

James sonrió, mucho mas aliviado.

- Gracias má. Me voy a acostar.

James ya se estaba yendo cuando su mamá le volvió a hablar.

- La chica de la que estás hablando, ¿es Lily Evans?

James sonrió, se dio vuelta y se hizo el que perdía lapaciencia.

- Por supuesto. ¿Quién va a ser o si no?


_:_:_:_:_


A no desesperar.. esto era como una especie de intruduccion. En el proximo capitulo comienza realmente la correspondencia :D

Este primer capitulo va dedicado a Tamy, por su cumpleaños nº 20... te quiero prima!!

Espero que lo disfruten, por favor... cualquier duda, sugerencia, critica, dejenmela por escrito, que o si no, no me hago responsable (?) jajjaa...

Agradezco por acá toda la ayuda que recibí de Ebril para encontrar un nombre para la fic que valiera la pena.

Y a todos ustedes por estar leyendo.

Se despide...

Aris Lupin ♥

LA CORRESPONDENCIA DE VERANO DE JAMES POTTER Y LILY EVANS


Viernes 18 de Junio de 1977, a la madrugada.

Evans:

Me decidí a escribirte porque parece ser que vos no tenés intenciones de hacerlo.

Tengo que confesar que, con respecto a eso, estoy un poco preocupado. ¿Por qué no escribís? ¿No habíamos quedado en eso? Por eso, te alerto en esternmomento, que si no me contestas esta carta urgentemente voy a tener que verificar que estés en buenas condiciones de vida.

¿Qué te traes entre manos? Quiero decir, ¿Cómo te tratan las vacaciones?

La verdad es que a mi, me están matando.

No para tanto. Pero la verdad es que a veces Sirius es muy demandante. Estamos esperando ansiosamente la llegada de Peter y Remus, así se distrae un poco mas y no me atosiga tanto.

¿Ya te llegó alguna carta del Ministerio? Tengo entendido que no te llevás muy bien con el Estatuto del Secreto, ¿verdad?

¿Te divertís? ¿O estás pensativa con el ceño fruncido, como es normalmente en la escuela?

Tengo que confesar que me da un poco de curiosidad como es la Lily Evans veraniega y despreocupada. ¿O no existe?

Sirius ya empezó a hablar dormido, es hora de apagar todas las luces, no sea cosa que se despierte
y ahí el que no va a poder dormir soy yo.

 

Se despide atentamente tu ¿amigo?...

Hey, Evans. ¿Me consideras un amigo? Me entró la duda.

James Potter

19/06/77, después derncenar.

Potter:

La verdad, ¿estás mal de la cabeza? Tu lechuza llegó a las ocho de la mañana, cuando yo estaba disfrutando de mi tranquilo sueño. Claro que no se quedó tranquila hasta que no recibí la carta, tuve que leerla y dejarla descansar en la jaula de mi lechuza.

Me gustaría contestarte de manera ordenada a tu carta, que de verdad, me deja un tanto alarmada sobre tu condición psicológica.

¿Tenés problemas de memoria, querido? Cuando nos despedimos en la estación, no quedamos en que escribiríamos, me preguntaste si podías escribirme. Así que, por favor, sacá el cerebro del frasco donde lo hayas guardado y ponelo en tu cabeza.

¡Ah! Te contesto ahora mismo porque no tengo ninguna intención de que caigas en mi casa armando alboroto por un problema que no existe, así que mi rápida respuesta se debe a eso, mas que a otra cosa.

¿Mis vacaciones? Normales
o lo que se puede denominar normales para mi. Tengo que ir para todos lados donde vaya mi hermana mayor porque mi papá no confía en ella. Así que, te darás cuenta que yo no tengo a un Sirius Black pero si a una Petunia Evans.

Pero, así todo, disfruto del tiempo que puedo estar con mi familia. Son solo tres meses que estamos juntos.

¡¿Cómo sabés lo de las cartas del Ministerio?! No es una pregunta retórica, quiero saberlo. Pero, para tu información, aún no me llegó nada. Me estoy portando bien, como siempre. Por ahora ningún experimento trajo problemas en estas vacaciones.

¿Si me divierto? ¡Siempre lo hago! En la escuela tengo un par de preocupaciones mas, es solo eso.

Hoy, por ejemplo, mi mamá me sentó al lado suyo y me leyó unos cuentos que escribió en estos últimos meses. Siempre disfruto de sus historias, y podríamos pasar horas haciendo eso. Claro que no podemos, porque una vez que le da hambre a mi papá hay que atenderlo enseguida, así que

¿Acaso soy una vieja? Creo que te sorprenderías si me vieras en verano. Claro que, yo también lo haría si te viera a vos.

Sobre la duda que te quedó. Lo medité un poco y yo te definiría como una persona que estaba siempre en el momento indicado (y en otros no tan indicados también) pero, ¿acaso no son así los amigos?

Aún así, con todo lo que pensé, resulta raro que estés en la lista de amigos de Lily Evans

Yo no soy tan curiosa. Así que mejor, no pregunto.

Atentamente, Lily Evans

Domingo 20 de Junio de 1977, antes de cenar

Evans:

¡¿Qué le hiciste a mi lechuza?! La muy tarada está
justamente, una tarada.

Yo no tengo problemas de memoria. Solo un ligero retraso mental. No, no. Es solo un chiste.

¿8 AM es temprano? Espero, entonces, que nunca tengas que vivir con Sirius. No se como hace, pero acá, en casa, se levanta a las 7.

Todo seria perfecto si se levantara tranquilamente, dejando al resto disfrutar de la hermosa cama, pero no. Se levanta, prende luces, abre las cortinas, se choca los muebles, empieza a hacer ejercicio, desayuna en el cuarto
no te llama en ningún momento, pero que te despierta, te despierta.

 

Lo de las cartas del Ministerio
bueno, tener contactos es bueno.

En realidad, ojalá la historia sea tan simple como que alguien me contó, pero no es así.

Érase una vez
chiste.

Fue como hace dos años, a principio del 5to año. Estábamos yendo castigados al despacho del director por un incidente en el Expreso.

Cuando llegamos, el director no estaba solo, y en vez de golpear la puerta nosotros nos dedicamos a escuchar.

Parecía una reunión de profesores, aunque no se a ciencia cierta cuantos eran, solo reconocí a un par (por la voz).

Estaban hablando de los alumnos con el Director, de los casos mas polémicos o mas extraños, por decirlo de alguna manera.

Entre esos estuvimos nosotros (Los Merodeadores), un par de raritos de otras casas, y vos.

Te mencionaron en la charla porque ellos sabían de esas cartas del Ministerio, parece ser que también se avisa en la escuela. Varios profesores hablaron a favor tuyo (McGonagall y Slughorn fueron tus mas encarnizados defensores).

Nosotros no entendíamos muy bien, Remus se encargó de explicarnos lo del Estatuto del Secreto.

¿Tu mamá escribe? Eso me sorprende un poco. Tal vez porque no va con la imagen "madre de Evans" que tengo.

No te preocupes porque suene raro llamarme amigo. A mi siempre me resultó raro tener que llamarte por el apellido, y sin embargo
tengo que hacerlo, ¿verdad?

Cuídate.

James

21/06/77, (en realidad 02:45rnAM del 22/06)

Potter:

¿De verdad te molesta tener que llamarme por mi apellido? En ese caso puedes decirme Lily, creo que ya no me molesta.

Tu lechuza llegó y se fue de mi casa perfectamente. Estuvo con mi lechuza en la jaula, tomó agua, y estuvieron tranquilas. Así que, si le molestó algo es porque es muy sensible, yo la traté lo mas hospitalariamente posible.

¿Cómo se llama? Tal vez le molestó que le dijera "lechuza de James".

En mi casa, el problema es mi papá. Gracias al cielo que casi nunca tiene que venir a mi cuarto cuando se levanta, porque es igual o peor que Sirius. La que lo tiene que sufrir es mi mamá.

¿Así que escuchando detrás de las puertas? Esperá... ¿El incidente del que hablas fue en el que amenazaron tirar un chico del tren mientras el mismo andaba a toda velocidad?

James, eso no se lo llama "incidente", directamente es un atentado.

Si, mi mamá escribe, y a mi me encantan sus historias. A veces siento que escribiera para mi, porque es simplemente del estilo que me gusta a mi, con personajes increíbles y mundos impensados, es simplemente perfecto.

Hablando de personajes increíbles, acabo de terminar de leer Romeo y Julieta, un libro de un autor muggle. Un clásico.

¡Es tan hermoso! Por eso escribo mas tarde de lo normal, no podía dejar de leer. ¡Julieta es tan hermosa e inteligente! Y Romeo
bueno, mejor ni hablar. Es el hombre soñado.

La verdad es que, ahora estoy notando el sueño. Seguramente esta carta, aunque la mande ahora, no va a llegarte junto al desayuno. A esa hora te llegan, ¿no?

 

¡Me duermo!

Lily


♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥


Primer Capitulo propiamente dicho :D

Espero que lo disfruten. No tengo mucho que decir, excepto que la fic por lo que se, va a ser toda asi, en cartas.

Se despide.


Aris Lupin ♥

Martes 22 de Junio de 1977, a la hora de larnsiesta

¿Lily?:

Ok
si, tus cartas llegan a la hora que se despierta Sirius, o sea cuando me está llamando para desayunar. Pero tu ultima carta me llego cerca del almuerzo.

¿Y tu lechuza como se llama? La verdad es que no tengo mucho ánimo de revelarte el nombre de la mía. ¿Adivinarías?

Lily Evans, quiero aclararte que ese chico estaba profanando el nombre de nuestro querido y amado fundador de nuestra casa, no podía simplemente quedarme ahí quieto sin demostrarle que con Godric Gryffindor no se juega, era una blasfemia.

¿Conque Romeo y Julieta, eh? La verdad es que no comparto tu punto de vista.

Julieta no me parece para nada inteligente. Basta con que diga "Lily Evans" para que se quede ciega con tu lucidez mental, y no confío mucho en el criterio de Romeo con respecto al gusto, así que no creo que sea muy bonita que digamos. Porque, el que la describe siempre cómo es ella es Romeo, y bueno
en ese gil no confío.

Creo que Romeo (no lo digo por ser hombre, trato de ser lo mas objetivo posible), es un idiota, y sin ofender, está lejos de ser el hombre ideal. No es posible que estuviera tan enamorado de una chica y ni bien ve a Julieta la olvida a la pobre (que no recuerdo su nombre, esa que era monja). ¿Qué clase de amor experimentó ese chico?

Pero, creo que el problema no radica en ellos dos, sino que son todos así en el libro, de actuar sin pensar (lo dice alguien con esa cualidad), pero en ellos es tan marcada, que pasa a ser un defecto.

¿Por qué Romeo tuvo que matar al primo de Julieta? Para que lo desterraran, claro.

¿Por qué los padres de Julieta no la trataron con mas cariño cuando ella dijo que no quería casarse con Paris? Para que ella se haga la muerta.

¿Por qué Romeo tuvo que matarse ni bien llegó al cementerio, luego de asesinar a Paris? Para perderse la primicia de que Julieta estaba viva y despertaría unos minutos después.

Cambiando de tema, me encantaría leer algo de tu mamá (¿Cómo se llama ella?). Despierta mi curiosidad.

Tengo que mandar esta carta inmediatamente, Sirius está molestando que quiere ir a tirarse a la pileta y me amenaza con agarrarme de los pelos y llevarme arrastrando.

James

PD: Sos detestable. ¿Viste lo que me hiciste escribir? Tremendo análisis de los personajes principales de Romeo y Julieta. Es aterrador.

25/06/77, antes de desayunar

Potter:

Tardé todos estos días en contestar porque estoy en el campo, no en mi casa. Cuando recibí tu carta me estaba yendo, y entre el viaje, que llegué, me instalé y todo eso, tardé hasta esta mañana en poder quedarme tranquila y escribir.

 

Yo tampoco quiero decirte como se llama mi lechuza, y la verdad es que las adivinanzas no van conmigo, me parecen muy densas y aburridas. Así todo, ¿Por qué no me decís? Tan mal no puede estar, ¿Verdad?

¿Me permitís que me ría un poco? La verdad es que tu análisis literario me agarró por sorpresa tanto como a vos.

Ahora, la pregunta del millón es, ¿Por qué leíste Romeo y Julieta? No entiendo cómo un libro de un autor muggle llegó a tus manos. ¿Alguno de tus padres es de leer ese tipo de literatura? Porque, no te imagino leyendo Shakespeare, con todo respeto lo digo (o escribo, como sea).

Muy interesante tu punto de vista, aunque no concuerde con la descripción que diste de los personajes entiendo a qué punto querés llegar con esas preguntas y respuestas. Son todos muy pasionales los personajes. Es ahora o ahora. No hay un mañana para pensarlo mejor, es todo en el momento.

Mi mamá se llama Anne, si tengo oportunidad y ella quiere, te podría mandar alguna historia.

Tengo que entrar a la cabaña, me llama mi papá diciendo "El desayuno ya está listo, ¿cuánto mas hay que esperarlas?". Veo que se levantó de un excelente humor (sarcasmo, sarcasmo).

Lily

PD: Potter, si hay que medir quien es mas detestable, indudablemente sos vos. No te alarmes tanto por un pequeño análisis, cada tanto la inteligencia tiene que hacerse presente.

Sábado 26 de junio de 1977, después de desayunar

¡Lily Evans! ¡¿En qué estabas pensando?! ¡4 días sin saber nada de una respuesta tuya! Recién me acaba de llegar tu carta. Parece ser que ahora van a tardar un día completo en llegar, en vez de medio día, como cuando estabas en tu casa. Tonta, me hiciste preocupar, los chicos ya se estaban poniendo pesados. ("Hey, James, capaz que encontró a alguien en las vacaciones y se olvidó de vos
")

¡Ah, si! Remus y Peter ya llegaron a mi casa. Sirius estaba saltando de la alegría, parece ser que mi cara lo estaba aburriendo. Lo mejor de esto es que no me va a demandar tanto, se divierte muchísimo con Peter, créase o no.

Lily, ¿tanto te sorprende que lea un libro? La verdad es que llegó a mi porque Charlus, mi papá, es director de una editorial de libros "mágicos" donde además sacan algunos clásicos muggles (con la diferencia de dibujos que se mueven y cosas así, típicas de un libro de nuestro mundo). La cuestión es que cada libro que sale él lo trae a casa, y "Romeo y Julieta" fue uno de esos. Así que, lo que vayas leyendo escribílo, que si no lo leí lo voy a hacer.

Aunque realmente no se en qué momento. Estos días fueron bastante moviditos por acá. Entre Sirius, Dorea (mi mami) y yo tuvimos que limpiar a fondo un cuarto en desuso para poder recibir a los chicos. Y cuando llegaron
mejor ni contarlo.

Me hacen ir de un lado a otro, todo el tiempo, hay que crear estrategias para poder escaparse un rato. Como ahora, que me tiré un poco de leche en la remera y subí a mi cuarto para cambiarme.

En el desayuno, por ejemplo, Remus dijo que quiere ir a dar una vueltita por el pueblo. ¿Me explicas para qué? Está igual que todos los años, nada cambia. Pero no, el chico insiste.

 

Acepto que quedarme estancado sin hacer nada me agota, más que hacer de todo. Pero ellos me explotan.

Lily, ¿Dónde estás? ¿No te aburrís en el campo sola con tu familia? ¿Cómo es el lugar donde acampas? Mencionaste una cabaña, ¿Cómo es? ¿Hasta cuando se quedan ahí?

Hay que hacer rendir las cartas lo más que se pueda, ahora que tardan todo un día en llegar.

No te preocupes por las lechuzas. Yo tengo mas de una acá en casa, así que la mía dejala descansando con vos mientras la tuya trae la respuesta y asi una tercer lechuza entra en circulación.

No es que está mal el nombre de mi lechuza, está bien, es muy bueno, pero por eso mismo no quiero revelártelo, ¿mirá si te da envidia?

¿Por qué no querés decirme el de la tuya? Tal vez sos mala eligiendo nombres y ahora te da vergüenza.

Huy, no. Los chicos están subiendo. Si descubren que me demoré para escribir una carta me van a decir de todo.

James

PD: ¿Tu papá también es de levantarse de mal humor? El mío es así, principalmente, si lo despiertan de la siesta.

27/06/77, al atardecer.

Potter:

Perdón, perdón. Realmente me colgué, ¿no te pasó nunca?

Tus amigos no parecen ser un gran consuelo, ¿verdad? Pero para que sepas, este lugar está mas desolado que de costumbre.

No entiendo, ¿tanto importa la diversión de Black? Yo ya le habría pegado una patada y mandado a volar. "Andá a jugar con tierra, nene".

¿Cómo es que se divierte con Pettigrew? Eso si que no entiendo. Nunca vi que tuviera tanta gracia como para ser el bufón del gran Sirius Black. Potter, ¿tenés sirvientes? ¿Cómo se te ocurre ensuciar una remera para poder escaparte de tus amigos?

¡Wow! Quiero conocer tu biblioteca. No quiero imaginar la cantidad de libros que debes tener. ¡Que envidia!

¿Te diste cuenta? Los trabajos de nuestros papás se complementan. Mi mamá es escritora y tu papá editor. Las cosas de esta vida (Ahora me hago la filósofa).

Con respecto a las preguntas que hiciste, la verdad es que estoy desorientada. Solo se que nos fuimos al sur, mucho mas al sur, porque el clima está mas cálido.

Algunas preguntas que me hiciste yo también me las estoy preguntando. Las cosas en mi familia no están como las dejé en las vacaciones de invierno, o tal vez es un problema de antes que me están escondiendo.

Mi hermana sigue igual de rebelde que siempre, el solo pensar en la persona centrada y, a veces, hasta hartante de lo "reglista" que era me da nostalgia. Ella obviamente, lo menos que quiere hacer, es pasar una semana con su familia en el medio de la nada.

Y aunque nadie dice palabra y no sucede nada especial que lo indique, siento cierta tensión en el ambiente. El hermoso lugar lo disimula, pero desde que estoy de vuelta con mi familia me di cuenta. No se que es, ni quien está emitiendo ese aura, pero es alarmante.

El lugar es soñado, parece de un cuento de hadas.

Estamos en una cabañita de un conocido de mi papá, de dos habitaciones, cocina-comedor y un bañito. Todo rodeado de bosque.

Tal vez pensarás "¿Qué tiene de impresionante? Si estas todo el año rodeada de bosques, montañas y lagos". Si, pero es diferente.

 

Los días sonrnsiempre lindos, uno siente el sol cálido que se filtra por entre las ramas de los árboles. Es un sueño.

Yo me acuesto a leer bajo uno de ellos, que está cerca de la cabaña, y es bien grande y confortable.

Pero no solo leo. Hay que hacer cosas para poder vivir cómodamente. Tenemos que cortar leña (yo no hago eso, yo la junto), ir a buscar agua al río que corre cerca de acá y mantener todo limpio.

Podemos disfrutar de este lugar hasta el viernes, el sábado viajamos y el domingo a la tarde-noche llego a mi casa.

Creo que ya aburrí con este tema.

¡Ya se! Como ninguno de los dos quiere decir el nombre de su respectiva lechuza, nos mandamos una carta (escrita al mismo tiempo, nos ponemos de acuerdo) diciendo solamente el nombre de la lechuza. Entonces, ninguno renuncia a su curiosidad y obtenemos lo que queremos.

Tengo que ayudar con la cena, así que me voy a fijar qué vamos a comer.

Lily

PD: Creo que la mala onda es de mi papá. Generalmente se levanta de buen humor.

¿Cómo tienen que despertarlo a tu papá para que se despierte bien?


♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥

Lunes 28 de junio de 1977, a la noche.

Lily:

Tengo que admitir que me decepcionaste. ¡Laslechuzas tardan un día en llegar a destino! ¡Y querés hacer que se hagan todoun viaje con una carta con un nombre!

Pobrecitas, vos no pensás en los derechos delos animales. Y por cierto, ¿por qué me consolas? Evans, ¿qué se supone quetengo que pensar cuando me decís que no me preocupe, que ahí no hay ningúnchico? No es una pregunta retórica.

Mis amigos, al contrario de lo que pensás,son una gran ayuda. Tal vez yo no los pinto muy bien en las cartas, porqueestoy medio cansado y con vos me puedo descargar.

Creo que yo tampoco soy de esas personas queviven para hacer felices al resto (mal que me pese), aunque tampoco puedo estarseguro de eso, porque hace rato que venimos entreteniendo a Sirius.

Él es un caso especial. Tal vez no lo sepas,pero su familia no es de las mejores. Es peor, mucho peor que una de las malasfamilias.

Puedo ejemplificarte con algo que vivimos.¿Recordás ese día que él quería saber si ibas a perdonar a Quejicus? Te dijoque lo había intrigado, y por eso te lo exigía.

Él está acostumbrado a pedir y que le den. Yeso, aunque él no se dé cuenta, es una costumbre familiar.

¿Te acordás lo que siguió a eso? Tearrodillaste, y le diste la respuesta que exigía.

Eso lo sacó de sus casillas. Te preguntaráspor qué. En un momento nosotros también nos lo preguntamos, pero fue sencillodilucidarlo, y luego lo afirmamos cuando él nos dejó entrever el motivo.

A los elfos domésticos los obligan a hacertodo tipo de cosas, y las más comunes son hacer reverencias y arrodillarse. Soncosas que demuestran la inferioridad ante sus amos, y ellos ya estánacostumbrados.

La familia Black, un apellido con poder, sonsangre "pura" y muy adinerados. Obviamente tienen elfos domésticos.

Sirius se escapó de su casa, y de todo loque ella conlleva.

Entonces, que te hayas arrodillado delante deél lo traumó. Lo cierto es, que a nosotros también.

 

¿A qué iba con todo esto? Lily, aunqueSirius se haya escapado y trate de olvidar, sigue siendo Black y no podemosdecirle "no quiero". Porque ya perdió mucho y si le negáramos estas cosas tantontas lo chocaría y le haría darse cuenta de que no puede escapar de él mismo.

Cuando te arrodillaste vislumbró un pocoeso, y se enojó consigo mismo, pero bueno, su orgullo lo hizo agarrárselas convos.

Peter también es un caso especial. No, no.Es un chiste. Creas o no, Peter es una excelente persona, y te digo mas, tieneun alucinante sentido del humor.

No sé cómo hace, si los inventa, los lee, olos escucha, pero sus chistes son los mejores. Pocas personas conocen esto denuestra rata, porque él es muy tímido con las personas que no conoce. Tampocoes que está recitando chistes todo el día, pero ya tiene esa graciaincorporada. Cuando habla o da su opinión (no importa lo seria que sea lacuestión), y todo lo que hace, da gracia. Se podría decir que el tipo es unchiste.

¡Ah! No va a ser necesario que me sigasretando, porque no necesito seguir ensuciando ropa para escaparme. Porque Remusme cubre.

Ahora se los llevó a los chicos a una plazade por acá cerca. Nos encantan los espacios públicos. Ir juntos es un placer, asíque no pudieron decirle que no.

¡No puedo creerlo! La gran Lily Evans metiene envidia. ¡Oh, no! ¿Qué pasara con la tierra ahora? Bueno, dejo de decirpavadas y te prometo que vas a conocer mi biblioteca. No te va a decepcionar.

No puedo entenderlo. ¿Cómo es que estasdesorientada? Realmente, me desconcierta que no puedas ubicarte en el espacio.Pero, ¿tu papá no les dijo donde están? Disculpame si no me parece creíble, ¿perocómo se van a ir sin saber dónde están? Mirá si tu papá se pone loco y al finalnos damos cuenta que nadie sabe dónde están y no se puede evitar la tragedia

En fin, está atenta a las señales quedemuestran las personas que te rodean. Todo lo que te parezca antinaturalregistralo, que tal vez, uniendo piezas te puedas dar cuenta de lo que sucede.

Cada lugar tiene su propia magia, no importasi el bosque que te rodea tiene los mismos árboles que en la escuela, siempre vaa ser diferente.

Tengo que hacerla corta, que estoy viendo alos chicos que vienen como a media cuadra de casa. ¿Hacerla corta? ¿Viste loque escribí? ¡Me avergüenzo de mi mismo! ¿Quién lo diría?

James

PD: Mi papá no es un caso tan difícil comoparece. Basta con que lo dejes dormir tranquilo una hora, y después lodespiertes hablándole suavecito, y todo anda perfectamente.

30/06/77, después de desayunar.

Potter:

Bueno, tampoco hayque hacer tanto escándalo porque se me ocurrió una mala idea. Que cosa seria,esta gente exagerada. J

Potter, por favor,no te tomes en serio todas las cosas que te digo, o si no, voy a tener queempezar a cuidar mis palabras, y la verdad es que voy a terminar porarrepentirme de estar escribiéndote. Así que, por favor, que no se te vaya todoa la cabeza, te hace mal, querido.

 

Lo que me dijistede tus amigos me dejó con la boca abierta. ¿Black, hijo de mafiosos? ¿Pettigrewque se comió a un payaso?

¡Ah! Antes de queme olvide te pregunto: ¿Te referiste a Pettigrew cuando dijiste "nuestra rata? ¿Porqué?

Disculpame, meatacó el cinismo. Voy a tratar de ser un poco mas seria.

El problema es queustedes me sacan lo peor de mí, en especial cuando me agarran desprevenida.

Te confieso queBlack siempre me asustó un poco, me parece una persona tan hermosa pero tan fría,tan lejana. Como si no correspondiera a ningún lugar, ajeno a todos los que lorodean. Incluso cuando está con ustedes. Pero, eso es lo que siento yo, noquiero decir que realmente sea así. Es mas, quiero creer que en realidad SiriusBlack es ese pesado que te estorba en las vacaciones. Porque lo hace parecer máshumano.

Pero bueno, ahoraentiendo porque conocer un poco del pasado de las personas te hace comprenderde ellas.

Ahora, no se quétrauma psicológico tendrás vos como para ser así

¿Tienen uncomplejo de viejitos que les gusta ir a los espacios verdes? Aunque creosospechar la razón de esta locura. Narcisistas.

Potter, con eltema de la biblioteca, te repito lo que escribí arriba, no te lo tomes tan apecho. Me encantaría tener una gran biblioteca, pero de ahí a tener envidia...Bueno, tal vez un poco. ¿Yo puedo tomarte la palabra? Realmente quiero conocertu biblioteca.

Tendría queofenderme por lo que insinuaste de mi papá, pero viéndolo desde un puntorealista algo de razón tenés.

Pero bueno, esteno es mi caso. Que no sepamos dónde estamos es un juego familiar. El único quesabe es mi papá. Yo creo que mi mamá tiene una noción (aunque es una colgada dela palmera, nunca se sabe qué es lo que realmente sabe).

Siempre fue igual.Disfrutar del lugar en el que estamos, sin noción del espacio y del tiempo. No masde lo que podemos saber por la altura del sol y nuestros propios cuerpos (nadietrae reloj). Así que yo me esfuerzo por no arruinar el tonto juego y evito todolo que me pueda ubicar.

Gracias por tuconsejo. Me llegó anoche tu carta y hoy empecé a fijarme. Aún no sucede nada enconcreto, pero las miradas, los comentarios y los sentimientos no se puedenesconder tan fácilmente. Y estoy empezando a atar cabos. Ya te vas a enterar.

Creo que tenés razón.No importa lo parecidos que tengan algunos lugares, todos tienen algo deespecial y auténtico. Como las personas, ¿cierto?

¡Oh, Potter! ¡Estoytan orgullosa! Me pareciera que fue hace unos días cuando pensaba que nopodrías escribir ni tu nombre. Espera... ¡Realmente fue hace unos días!

Lily

PD: La verdad esque los 'PDs' hablando del sueño de nuestros padres ya se agotaron.

Pero ya se meocurrió que agregarle a la carta. El día que relataste (lo que pasó con Sirius)fue el día que conocí a Avril. Esa pareja me sigue traumando. Es como unrompecabezas a la que se le perdió una ficha, no logro encajar el resto de lasideas.


♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥

Jueves 1 de julio de 1977,después de almorzar

Lily:

¡Peter es un asqueroso! No paró de contarchistes verdes en toda la comida. Por supuesto, ninguno de mis padres estabapresente, no es tan desubicado. Mi papá viajó para presentar un nuevo libro, yle pidió a mi mamá que lo acompañara. No sé por cuanto tiempo van a estarafuera.

 

¿Decís que no es para exagerar si tenés unmal plan? Disculpame, pero tu perfección no me deja encontrarte muchos errorespara echarte en cara. Así que, voy a disfrutar de tu fracaso. Y a decirte que,propongo que hagamos eso mismo, pero cuando vuelvas a tu casa, y va a ser en un'PD' para que las lechuzas no viajen tanto por una pavada.

Vas a tener que perdonarme, pero no se mefue nada a la cabeza. Si me decís esas cosas imprudentes, no me eches la culpaa mi. Y no amenaces con dejar de escribirme, que lo estás haciendo por gusto,nadie te obliga.

Lily, lo que digo lo cumplo. Si te dije quevas a conocer mi biblioteca es porque va a ser así.

¡Como te encanta burlarte de mis amigos! Yote cuento de su vida personal y vos me salís con mafia y payasos. ¿Cuándo vas atomarnos un poco mas en serio? Y ahora, porque te crees muy graciosa no piensocontestar tu pregunta que hiciste sobre Peter.

No se qué decirte respecto a tu percepciónsobre Sirius, la verdad es que, tiene las dos personalidades muy mezcladas. Escomo si su personalidad estuviera hecha por dos completamente diferentes. Eltipo es bipolar. Perdoname, pero es la hora de la siesta, tengo sueño y nopuedo explicarte muy bien.

Yo me críe prácticamente solo. Mis papás meenseñaron todo lo que tenía que saber sobre comportamiento y modales, y luegotuve que aplicarlo yo solo, sin ayuda.

Mi papá siempre estuvo viajando ytrabajando, pero es el adulto mas divertido y bueno que conozco, y sigue siendomi papá a pesar de que está muy poco con nosotros.

Mi mamá no es tan desaparecida como mi papá,pero lo acompaña en muchos de sus viajes. Cuando era chiquito no tanto, pero apartir de los seis años, las ausencias eran mas frecuentes.

Pero, no me quejo. Tengo mucha libertad, ymis papás confían en mi. Porque demostré que pueden hacerlo. Si salí buenapersona sin su ayuda, es por algo, ¿no?

En fin, podrás ver que soy como soy por mimismo. No hay traumas mas que los que me crea Remus con las ocurrencias quetiene.

No te olvidaste lo que pasó en el tren,¿verdad? Creo que, a pesar de las apariencias, el que siempre me causó masproblemas fue él.

Lily, ¿es tan difícil de creer que nos gusteel aire fresco y la calidez que tienen esos lugares? En verdad me ofende quenos digas narcisistas sin razón alguna.

Cambiando de tema, ¿así que tu ignorancia sedebe a un juego? Esa es nueva, Evans. No conocía esa excusa.

Mas vale que me tengas al tanto de qué es loque sucede.

James

PD: La verdad es que yo se poco mas que vossobre ellos dos. Todo empezó con peleas que se fueron convirtiendo en unconstante llamado de atención hacia el otro. Pero, también estoy un pocointrigado. Así que, vamos a tener que acudir a la fuente para averiguar, ¿nocrees?

02/07/77, a la noche

Potter:

Que día deporquería el mío. Y encima me mandas esa carta llena de reproches.

Como mi mamá queríadisfrutar del último día de camping se fue a caminar por el bosque. Entoncesllegó la hora de la comida, y ella no llegaba. Por lo que, mi papá se lasagarró con la única persona que tenía al alcance de sus gritos: yo.

 

Y encima de que melarga todo el chorro de lo que es mi mamá por dejarlo sin comida, me ordena quele cocine.

Viejo enfermo. Sipedís algo así, por lo menos podrías hacerlo con un "por favor". Eso pensaba yoen mis adentros, pero claro, nunca se lo diría.

Me disculpo si tesentís ofendido por lo que escribo. La verdad es que por carta no puedo sabercon qué tono de voz imaginas que te lo digo, ni en qué situación te encontrás.Si daño tu sensibilidad es porque no sé cómo estas cuando te llega la carta.

Bueno, al final,se suponía que era malo mi plan pero vamos a implementarlo igual, ponete deacuerdo querido. Así que, la carta que viene mandala directamente a mi casa yen el posdata me decís cómo se llama tu lechuza, ¿te parece bien? ¡Ah! Y no soyperfecta. Si no encontrás errores es porque sos muy ciego.

Potter, no metientes a dejar de escribir. Ahora podría estar mojando mis pies en el hermosoy tranquilo río, pero no. Pese al mal humor que tengo estoy escribiendo unacarta. Así que no te hagas el
infaltable (no encontraba la expresiónadecuada).

¡Estoy tancontenta! Voy a conocer la biblioteca de Potter. Me da mucha curiosidad.

Así que, ¡enrealidad si tenés un trauma! Disculpame que me ria (una nunca sabe de qué humoresta el que reciba la carta). Es muy admirable de tu parte el ser como sos -¿unabuena persona?- educándote solo.

¡Potter! ¿Podríashacerme el favor de no recordarme esa escena? Me da escalofríos de solopensarlo. Espero que se le pase eso en el verano, no quiero volver a la escuelay tener que tratarlo diferente porque él
él
él
bueno, eso que ya sabes.Pero, no entiendo porqué decís que el que mas traumas te da es Remus. Si estranquilito, estudioso, no molesta a nadie. Yo pensaba que el problemático eraBlack con su personalidad múltiple, o Pettigrew, a lo sumo.

Vas a tener queaceptarlo, te guste o no. Les encanta que la gente los mire. Los chicos tienenque irse a una plaza para que las pobres chicas que llevan a los mocosos de sushermanos los miren. ¿O acaso no podrían tomar aire en el patio, el balcón o lavereda? Así que, si tengo razón para creer que son unos engreídos sin remedio.

¡Potter! Eso noera una excusa. ¿De verdad querés que me ofenda? El cinismo no pega con tucara, ¡nene!

Lily

PD: ¿Leíste esecuentito de Andersen, "La niña que Pisoteó el Pan"? Me dio algo de miedo cuandolo leí, hoy a la hora de la siesta. Da como para hacer una buena analogía conese cuento, ¿no?

Lunes 5 de julio de 1977, a la mañana

Lily:

Escribo recién ahora la carta paraasegurarme de que llegue cuando vos ya estés en tu casa y para pensar sirealmente escribiría el nombre de mi lechuza.

Hey, Evans. ¿Tanto te cuesta cocinar quetienen que pedírtelo con un "por favor"? Esa noticia si que me sorprendió.

Lily, ¿te estabas riendo cuando escribisteeso de "dañar mi sensibilidad"? Creo que con cada día que pasa voy entendiendoporque a las mujeres les dicen "brujas".Y decís que el cinismo no pega conmigo.Estaba pensando que tampoco concuerda con tu rostro, pero la verdad es que unaLily Evans sin sarcasmo y cinismo no existe. Lo mío debe ser que se me estápegando por una chica de por ahí que me escribe.

Te cueste o no creerlo, yo soy infaltable.La que no tiene que probar al otro sos vos, Lily. Porque no te va a gustardarte cuenta que tengo razón, así que mejor, quedate al margen de ese asunto.

 

Claro que soy una buena persona. ¿Todavía telo preguntas? ¿Qué clase de amiga se pregunta eso?

Lily, si supieras los problemas que nostrajo Remus
no te sorprenderías. Ahora que lo pienso, mi único trauma son misamigos. ¿Y se suponen que son para despreocuparte, reírte y jugar? Que graciame da. Creo que sería aburrido tener amigos que solo cumplen esa función. Alfin y al cabo, ¿podrían llamarse amigos?

Creo que le voy a presentar una vecina quetengo. ¡No sabes cómo es! Es igual de tonta que él. Aunque, ahora que lorecuerdo me parece que ya se conocen. Bueno, mejor. ¡No hay que perder tiempoen las presentaciones!

Tengo que reconocer que me hiciste pensarcon tu pregunta. ¿Por qué tenemos que tomar aire en un lugar frecuentementevisitado por mujeres con niños? Voy a debatirlo con los chicos. Tal vez el únicoque no estaba enterado de nuestro narcisismo era yo.

Claro que leí ese cuento, en realidad me loleyó mi papá cuando era chico. Fue la lección para aprender sobre el orgullo.

Pero, creo que el mejor es "Lo que hace unbuen marido siempre está bien". Que manera de reírme con ese relato. Un viejomas gil que el otro.

Cuando me desperté recién estaba saliendo elsol, fue algo tan lindo de ver. Y me acordé de vos, por eso escribo tantemprano.

Yo le prometí a mi lechuza que se iba allamar como la primer chica que me gustara, y que tendría que esperar un nombrehasta que lo supiera. ¿Nunca viste las plumas pelirrojas que tiene? Es productode un hechizo de los chicos, dijeron que era para que tuviera mas similitudes.Son unos nabos

James

PD: Por si no te diste cuenta. Se llamaLily.


♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥

Ok... tardé un poco mas de tiempo del previsto para publicar. Pero bueno... me distraje viendo anime ^_^ y ademas, lamentablemente, (porque lo que voy a decir es algo muy egoista) estaba esperando a que me comentara muy prima. Es algo egoista porqe l@s demas lectores no tienen la culpa.
Espero que lo disfruten :P y comenten.
Cualquier duda, sugerencia, critica, diganlo, por favor...

06/07/77, a la mañana

Potter:

¡Maldito bastardo!¿Qué se supone que tengo que hacer ante esa nueva declaración? ¿Realmentequerés que muera? Pensé que mis cuotas "Potter" de sorpresas ya estaba acabada,pero no. Bueno, creo que yo no me quedo muy atrás, aunque el nombre de milechuza no es por algo tan cursi como la tuya. Pero ese tema lo dejo para elfinal.

Quería responderteayer mismo, pero tenia un dolor de cabeza asqueroso, de esos que me lleganhasta los ojos, así que estuve todo el día tirada en la cama pensando en vos.

Huy no, esa frasefue muy peligrosa, así que la aclaro. Pensaba en vos porque recordaba cuánrápidamente me habías curado del dolor de cabeza la otra vez. ¿No me diríascual es el hechizo? De verdad que me hace falta. No se me pasa con nada más queeso que inventaste.

¿Ya lo aclaré?

¡Yo si sé cocinar!Es solo que no me gusta, y además no soy tan buena como mi mamá. Me defiendo,pero
me aburre totalmente.

 

Potter, SOY unabruja, y vos sos un mago, ¿o lo olvidaste? ¿Acaso los muggles te pegan esasexpresiones machistas? Bueno, podrían pegártelas fácilmente, ya que se te pegael sarcasmo también.

Acabo de releer tucarta, y me doy cuenta de que estuviste bastante sabio, te daba la razón encasi todo.

Por ejemplo, voy ahacerte caso respecto a dejar el tema de lo infaltable, a fin de cuentas, ayerte necesitaba. (¡Me refiero a tu hechizo!)

Bueno, algo dedudas me pueden quedar, ¿o no? A fin de cuentas, fuiste el imbécil que memolestó cada año de mi vida a partir de los once. Pero, quedate tranquilo, yase están disipando, te estas portando bien dentro de todo.

Otra vez tengo quedarte la razón acerca de los amigos. ¿Qué gracia tienen esas personas que tedan la razón en todo, que no nos enseñan nada, no nos corrigen? Despertaste la pocacuriosidad que tengo, ¿Remus problemático? Wow, chico, ¿estas bien? Es unchiste, un chiste.

¿Realmente noestabas enterado de su pequeño complejo de "ámame que soy hermoso"? Eso no telo creo. Para nada.

Sobre los cuentosde Andersen, el de la nena que pisó el pan me hizo reflexionar muchísimo. ¿Noactuaré muchas veces así? Creyendo que el mundo es mío, que soy intocable,mucho mejor que otras personas. Te juro que me dio miedo.

Y el de losviejos. Bueno, lo tuve que leer dos veces, y en las dos me dieron dosimpresiones diferentes. La primera vez sentí que era machista. ¿Por qué ser unbuen marido significa que haces bien las cosas? Además, ¿Quién dijo que era unbuen marido, si parece ser un buen inútil? La segunda impresión fue parecida ala tuya, pero mas derivada pensando a la mujer. ¿Cómo es posible que le vierasiempre el lado positivo de las cosas? ¡El tipo hizo un negocio terrible!

Bueno, ahorarelato la historia del nombre de mi lechuza.

Como dije, mihistoria no es tan rosa
tal vez es lo contrario.

Resulta ser que latengo desde el verano de antes de empezar cuarto año, no la compré al principiode mis estudios de Hogwarts. ¿Por qué? Por el simple hecho de que no me gustanlas lechuzas, pero cuando vi que no podía depender siempre de las de laescuela, decidí comprarla.

Para eso, yo ya teconocía a vos, a mis amigas
bueno, ya había terminado tercer año.

Cuando fui a latienda a comprarla, una empezó a revolotear por encima de mi cabeza. Alprincipio, tranquila, pero después se empezó a acercar y tomaba cada vez másconfianza.

No importabacuánto ni cómo la espantara, no se iba. El vendedor me dijo que estaba haciarato ahí, y que nadie se la llevaba. Él no entendía porque, si era simpática yno tenia ningún defecto.

Así que, un pocopor pena y otro poco porque quería irme de ese lugar con olor a gato, lacompré.

Resultó ser tan omas insoportable que al principio. Por eso, no me encariñaba ni la trataba conmucho amor (no la maltrataba, pero, a fin de cuentas solo era una lechuza mas).

Un día, en lalechucería, yo había ido muy enojada a entregarle una carta para mi familia.Estaba enojada con vos, no se que estupidez habías dicho. La cuestión es que,la muy tonta no se quedaba quieta y no podía entregarle las cartas y darle lasinstrucciones, y me saqué de quicio y le grité "¡Quieto Potter!"

Fin de lahistoria. Me voy a desayunar.

 

Lily

PD: Así que, ahorale digo James

Miércoles 07 de julio de 1977, a la noche

Lily:

Estuve todo el díacon cara de enfermo y de mal humor, y no me daba cuenta de por qué, hastaahora.

Hoy Sirius sefue, a pasar unos días a la casa de Avril y parece que eso me dejó un pocotontito. Si hoy a la mañana no tenia ganas siquiera de contestar tu carta,imaginate mi gravedad.

¡Oh, yeah! LilyEvans dice que me estoy portando bien. ¡Eso si que me halaga! Por favor, no mehagas reír, que están todos durmiendo.

Les pregunté alos chicos, por qué van a las plazas y todo eso, y las respuestas fueron

Peter: A jugarcon los niños, y tal vez que una mamá me de un dulce. (Pervertido total, hastalos huesos, imaginate la cara cuando dijo eso
me da asco de solo recordarla)

Remus: Tal vezalguna chica tranquila le gusta ver el atardecer y leer sentada en un banco.(No puede ser tan soñador, ¿de donde saca esas ideas?)

Sirius: Elviento es travieso, y las chicas usan pollera en verano.

Parece ser que,efectivamente, el único al que le interesaba ir al tobogán o a las hamacas eraa mí, el resto tenían en la mente una sola cosa: mujeres. Me sentí fuera delugar.

Al final, si se conocíanRemus y mi vecina. Pero él perdió interés rápidamente. Parece ser que no es losuficientemente inteligente para Lunático. ¿Conoces a alguna chica que sealinda e inteligente? Yo me estoy rompiendo los sesos para recordar alguna perola única que se me ocurre sos vos, realmente estoy en problemas.

Lily, si vos nosos orgullosa yo soy el Papa. Podría decirte mil y una situaciones, pero no esel caso. La mayoría de las veces el orgullo es terrible, hace estragos en lagente. Pero vos te esforzás tanto en ser buena, que eso parece que lo mitiga.Es como si se equilibrara. Pero hay que tener especial cuidado, si sabes quesos orgullosa tenés que tratar de erradicarlo, porque puede empeorar.

No te entiendo.De verdad que tengo que hacer un esfuerzo consiente para hacerlo, y aun asi, nolo logro ¿Estas segura que no estas enamorada de mi? Y no lo digo por ser egocéntrico.Realmente, me preguntaste si quería que murieras, y tengo que hacerte la mismapregunta a vos. ¿Viste todas esas indirectas que me tiraste?

No piensodecirte cual es el hechizo, antes muerto a permitir quedarme sin la oportunidadde que me digas que me necesitás.

James

Sabado 10 de julio de 1977, a la noche

Lily:

Estoy esperandotu respuesta, siento que te escribí hace un milenio. ¿Por qué no respondes? Porfavor, contestá. Tal vez la anterior se perdió.

James

Lunes 12 de julio de 1977, a la tarde

¡Lily!:

Estoypreocupado.

¿Estas enojadapor algo? ¿O mis miedos se vieron confirmados y ya te aburrí?

Contestá, porfavor.

James

Miércoles 14 de julio de 1977, a la mañana

Evans:

Si no respondes urgente voy a tu casa parasaber cual es el problema. Si para mañana a esta misma hora no tengo turespuesta voy para allá.

James

14/07/77, a la tarde

Potter:

 

Estoy enojada, voya contestarte cuando tenga ganas.

No hagas ninguna estupidez, que estoy bien.

Lily



♥♥♥♥♥♥♥♥


No tendría que estar usando internet, porqe o si no, se les tilda la compu a mis viejos... pero, queria dejarles el nuevo capitulo.

Cualquier cosa, comentario, duda o sugerencia, diganla!

Aris Lupin ♥

21/07/77, a la noche

Potter:

¡Te detesto! Si, a vos. También amis hermana, a mi papá y a mi mamá. ¡Ah! No me tengo que olvidar de los gemelosWright en la lista de personas detestables.

Ni se te ocurra pensar que te perdoné,realmente, me seguís asombrando. No podes ser tan descarado.

La próxima vez que menciones lapalabra "Amor" o alguna palabra familiar en una carta, me convertiré en unahomicida.

Tal vez te preguntes entonces, porqué te escribo, si estas en mi lista y no te perdoné. En verdad, es porque, muya pesar mío, sos el único con el que puedo descargarme en estos momentos. Sosla fuente más cercana y confiable (pobre de mi, que escasos recursos)

Ahora, voy a responder a tu otraposible pregunta. ¿Por qué esas personas están en la exclusiva lista de LilyEvans?

Ya dije cual es mi problema con vos.Pero, voy a ser una buena persona y a partir de que despache esta carta voy ahacer de cuenta que olvido esas idioteces que escribiste.

Mis padres se la pasan peleando. Noparan de picotearse, hasta que uno de ellos se cansa y la corta, pero deja unambiente asqueroso en el lugar. Me parece que ese es el problema que vienenacarreando y no dejaban ver. Porque mis papás tienen que estar muy mal comopara estar peleando todo el tiempo. Uno es mas orgulloso que el otro. Seofenden por pavadas. No importa lo que digan o hagan, está mal visto por elotro. Parece que en la vuelta a nuestro viaje no se pudieron contener, y ahíestallaron, con todo.

¿Podes creer que le dije a mi mamáque me parecía que nos habíamos olvidado mi cobija en la cabaña, y ella loculpó a mi papá porque la apuraba? Obviamente, ahí se empezaron a echar laculpa y a discutir. Por una simple frazada. Impresionante.

Mi hermana está en mi lista solo porque se comporta como una nena de doce años. Se ve como la victima de lasituación. Cosa que, tal vez es cierto, nosotras estamos en el medio, pero
actúatan inmaduro como mis papás. Se encierra en la pieza para no oír (termina todoel día encerrada) o se va, y provoca mas peleas entre mis padres respecto alenigma de donde está Tunny, y de cuán malos padres son ambos por no saber dondeestá su hija.

Bueno, los gemelos Wright, misqueridos amigos me vinieron a ver ayer. Pero, fue muy traumante su visita. Me atreveríaa decir que no van a querer volver nunca mas. Aunque, van a terminar volviendo,los conozco.

Bueno, resulta que Oliver tienenovia. ¿Qué arpía se atrevió a coquetear con MI amigo?

Me dijo que es una chica muggle, delo mas tierna y dulce. Se llama Tamara (sus padres son latinos, creo).

Pero, dejando de lado a Oliver y asu linda novia, mi enojo pasa principalmente por Gabriel. Si, siempre él.

Resulta ser que, bueno
por esascosas de la vida, lo mandé a que buscara algo en mi habitación.

No se si alguna vez te dije que lascartas tuyas las guardo en el cajón de mi mesita de luz.

 

Tampoco se como es que él llegó aabrir el cajón (o tal vez lo dejé yo abierto). Realmente, no tengo idea. En micasa nada está bajo llave, confío en todos, y que dejara entrar a mis amigos ami cuarto también es signo de confianza.

Dejando de lado eso, él salió de micuarto, rabioso, agitando un papel en su mano. Era tu carta. ESA carta.

De nada valieron las explicaciones.Me trató de mentirosa, desleal, de todo.

Así que mi enojo no solo fue muchocuando recibí tu carta sino también cuando Gabe la descubrió.

Estoy cansada, estos días meagotaron. Necesito vacaciones. Pero unas de verdad, sin tantos problemas.

Lily

Viernes22 de julio de 1977, antes de cenar

Lily:

Recién ahora tengoun respiro para escribir. Le pedí a Remus que llevara a los chicos a la pileta.

¡Por fin! Aunque meinsultes y me haya convertido en una persona de tu lista negra, me alegra queme escribas.

Me carcomía no saberpor qué estabas enojada (si es que realmente lo estabas). Pero ahora ya estátodo mas claro.

Perdón por haberescrito eso que te molestó. La verdad es que, fue hace tanto, que casi ni meacuerdo que fue, pero puedo imaginarlo por lo que decís en tu carta.

¡Ese Wright! Deverdad que me saca totalmente de mis casillas. ¡Enfermo metido! ¿Por qué no seencarga de sus cosas? Descerebrado. Pero, ¿Por qué te dijo mentirosa, desleal?¿Acaso le debes algo a él que te anda poniendo limites? Maldito cretino.

¿Qué tiene la pobreTamara? Debe ser tan linda
chiste, chiste. Pero quedé con la duda. ¿Tantoscelos tenés de un amigo? Entonces, ¿Yo me tengo que poner celoso porque vos tepones celosa de tu amigo Wright? (Huy, me hice una ensalada solo).

Por favor, no teolvides de pensar en alguna chica para Remus, y ya que estamos pidiendo, fijateen una para Peter. Con que sea una buena chica (linda también), está bien paraél.

Hey, ¿Por qué no venísa casa? Acá Sirius ya volvió y se trajo a Avril. Mi mamá ya está de vuelta (porsi desconfiás de nosotros), y la pasamos de lo mas lindo. No estamos tiradospanza al aire todo el tiempo, mi mamá nos hace trabajar para sobrevivir, peromas allá de eso, es un lugar tranquilo. ¿Qué te parece? ¿No te tentaba conocerla biblioteca de los Potter?

Sobre lo de tuspadres. Bueno, mucho no te puedo decir. Solo que tengas paciencia, y que no tesientas culpable para nada. Cuando pasan ese tipo de cosas la culpa es pura y exclusivade los que están peleando. Después de todo, como diría mi papá, "enojarse esuna decisión".

Me halaga que confíesen mi, aunque sea porque no tenés otra opción. Me contento con eso.

James

25/07/77, ni bienme despierto

Potter:

Disculpá que tarde tanto en contestar. No te preocupes por eso. El fin desemana, aunque se me hizo eterno, me mantuvo ocupada y sin ánimos para escribirnada. Ni siquiera en mi diario personal.

¿Yo pensaba que mis papás estaban mal? Eso parecía ser la calma antes de latormenta, y parece que va a empeorar aún mas.

Este fin de semana (mi papá no trabaja los sábados y domingos) se notómucho mas fuerte que estaban juntos. Porque, de lunes a viernes, mi papá estáfuera de casa muchas horas, y vuelve cansado. Entonces, come, mira televisión yse acuesta a dormir. No hay mucho tiempo para discutir. Pero el fin de semaname pareció como si se hubiera hecho para hacer justamente eso.

 

Fue insoportable. Te juro que ayer dejé una nota en la mesa, diciendo quesalía a dar una vuelta, que no tardaría mucho, de lo agotada que me tenían.

Potter, yo no soy celosa. Es solo que me preocupa Oliver. Andá a saber conque cosa se metió ahora. Así que, nohay necesidad alguna de ponerse celosos

Mandale muchos saludos a Avril, decile que ella también me puede escribirsi quiere.

¿Tenés pileta? Que envidia.

¿Tu mamá no se vuelve loca con tantoscríos en la casa? Yo ya estaría colgada del techo si fuera ella. ¡Mirá siaguantar a toda esa manada de gente!

¿No te parece medio raro que me ponga a fijarme en chicas, Potter? De lascaracterísticas que estas pidiendo hay muchas en la escuela. Pero, no hay peorciego que el que no quiera ver.

Si enojarse es una decisión, ¿amar también lo es?

Me voy a preparar el desayuno. ¿Sabes por qué escribo a esta hora? Es paraque, recién despierta, sea lo mas positiva posible. Escribir al final del díaes una locura. Te podrían llegar amenazas de muerte

Lily

♥♥♥♥♥♥♥


Muchas gracias! estoy tan agradecida y contenta. Acabo de contestar todos los comentarios, y... no se, tal vez estoy alucinando, pero, contestando pude sentir el aprecio de las personas que leen y lo que yo siento por ellas.

De verdad, muchas gracias por comentar, y estar ahi...

Por las nuevas lectoras que se emocionan tanto como yo de estar leyendo, y por las veteranas, que ya lo siguen hace varios capitulos, o incluso de antes.

Muchas gracias, a cada una de las personas que estan apoyandome, ayudando a que no se me acaben nunca las ganas de escribir un nuevo capiutlo de "PD: ¡Si serás...!"

Espero que lo disfruten.

Este no es un buen capitulo, creo que se percibe el humor de Lily, ¿verdad? Espero que si. Pobre santa (?

No olviden, cualquier duda, comentario o sugerencia, dirigirse al 0800 333 COMENTARIOS.

Huy, me agarró la gran comerciante ;P

Aris Lupin ♥

Lunes25 de julio de 1977, ala noche

Lily:

¿Eso es positivo?Cuando leía podía ver cómo destilaba el aura oscura.

¿No crees que tuamigo sea lo suficientemente grande como para saber con quien sale? No esnecesario que te comportes como un hermano cuida, o como una madre histérica.

Bueno, supongo queme pondría medio loquito si te empiezan a interesar las chicas, es verdad eso.Así que, dejá que me encargo yo (a menos que te choques con alguna y digas:"Huy, está es la indicada para
")

Retomo al tema de lasmadres. Para que sepas, la mía es totalmente tranquila. Es muy difícil que seenoje por algo.

Pero, la que sí estáloca es Avril. Esa chica hay que internarla en San Mungo, de verdad. ¡No parani un segundo! Quiere explorar cada lugar, salir todo el tiempo, conocer todolo que pueda. Es una máquina. Y nos arrastra a todos a sus actividadesturísticas. Me agota.

Aunque, no creo quepueda comparar mi cansancio con el tuyo. Me preocupas.

 

Y no me contestastemi pregunta. ¿No querés venir a pasar un tiempo en casa?

James

PD: No creo que amarsea algo que uno se propone, yo creo que surge por accidente, sin darnoscuenta.

PD2: ¡Oh, sí! Evansno solo me envidia la biblioteca, sino también la pileta.

27/07/77, a lanoche

Potter:

Me demoré un poco mas de la cuenta porque en estos días, aunque no hagomuchas cosas, estoy sin ganas de nada.

Mi rutina diaria se limita a: limpiar, cocinar (cuando mi mamá olvida alresto y se encierra deprimida a escribir), salir a la vereda a escuchar quédicen las flores (si, lo se, ya llegué a ese punto de locura), y leer (esto eslo que mas tiempo me consume).

Estoy leyendo libros a razón de uno cada dos o tres días, mas o menos. Laverdad es que es lo único que logra desenchufarme totalmente de mi alrededor, ypuede pasarme un tren por al lado que ni me entero.

Por eso, cuando recibí tu carta, la leí y la dejé sobre mi mesita de luz yahí quedó hasta que me preguntaba sobre nuestra correspondencia y recordé quetenía que contestarte.

Disculpame que mis cartas no sean lo mas color de rosa que te gustarían quefueran, perdón si te cuento estas cosas tan deprimentes de mi vida. Si querés,dejo de hacerlo, porque por ahí te daña tu concepto preciado sobre la familia.

Potter, ¿me estabas refregando en la cara que tu mamá es una persona tranquilay que no se enoja, lo opuesto a la mía?

"Lo que no te mata te fortalece",¿no? Así que no te preocupes por mí. Voy a sobrevivir.

Si yo fuera a tu casa me complotaría con Avril y les haría sangrar los piesde tanto caminar para enseñarme lugares, así que, yo pensaría mucho mejor antesde invitarme a un lugar que no conozco.

Lily

PD: Yo no creo que el amor sea por accidente, porque si ese es el caso, yome podría enamorar de mi papá, de mi hermana, de mi hijo, etc. Sin embargo, nosucede. ¿A qué se debe eso? ¿No es acaso que sabemos que no podemos sentir esetipo de amor hacia ellos y entonces ni siquiera nos planteamos?

PD2: Mejor ignorarte.

Jueves28 de julio de 1977, ala mañana

Lily:

Se nota queescribiste la carta a la noche, sin el "positivismo" de la mañana. Así que,teniendo en cuenta ese factor, decido escribir esta carta, tratando de ser lomas dulce y suave posible, ignorando tus comentarios hirientes, y un tanto sinsentido.

¡Hey! ¡No me dejesafuera! Yo quiero saber qué es lo que lees, no seas mala, contáme.

¿Tan insignificantesoy para vos que lees mi carta y recién te acordás de contestar días después?Es una broma. No pretendo que con tu "apasionante" rutina me contestes. Pero,la verdad es que tiempo te sobra. ¿No podrías hacer un huequito para lacorrespondencia?

Lily Evans,¿realmente crees que yo no se lo que sucede en la familia? Yo tampoco vivogenial. También pasan de ese tipo de cosas por las que están pasando ustedesahora, así que por favor, no te coloques en plan victima, porque no te quedabien.

Lily, no te estabarefregando nada en la cara. Me preguntaste cómo hace mi mamá para aguantarnos yyo te comenté cómo es ella. No es ninguna refriega. Perdón si sonó así, tal vezfui muy insensible. Además, tu mamá también es increíble. ¿Cómo hace paraseguir escribiendo, aunque esté deprimida? Es alarmante. La gran mayoría de losescritores, si les sucede algo así como lo que está viviendo ella, o cualquierotra cosa que los deprime, se bloquean. (Lo se porque mi papá tenía que lidiarcon todos esos rollos).

 

Es inevitablepreocuparme. Me cuesta quedarme sentado en la silla cuando leo tus cartas, deverdad.

"Lo que no te mata tefortalece". Me alegra que pienses así. Aunque dudo que ese sea tu lema en estostiempos, creo que lo decís para tranquilizarme pero realmente vos no te locrees. ¿Estoy muy equivocado?

No necesito pensarmucho para invitarte a mi casa. Es algo que siempre quise hacer, así que no meimportaría correr el riesgo de salir herido.

James

PD: Creo que eso sedebe a que es un tipo de amor diferente, el amor "familiar", que ya no se puedereemplazar con el otro tipo de amor, ¿entendés? Como que ese ya está instauradoy queda para siempre. Pero, hacia las otras personas, es un sentimiento diferente.Que no se puede evitar y solo sucede.

31/07/77, a latarde

No puedo creerlo. Es sencillamente imposible.

No puedo dejar de llorar, de la bronca y dolor que tengo.

Traté portarme bien, ser la buena hija que ellos quieren, intenté siemprealcanzar sus expectativas.

¿Y así lo devuelven? ¡¿Esa es su manera de agradecer?! Ni siquiera separaron a fijarse en el daño que provocaban a la familia.

Fui paciente con ellos, la única persona que se enteró de lo mal que me hacíansos vos, nunca nadie escuchó de mí una sola queja.

Traté de aligerar las cargas, de encargarme de que Petunia estuviera encasa cuando la requerían, de preparar las comidas cuando papá tuviera hambre,de ser el hombro de mamá cuando quería descargarse.

¡Y ahora vienen con éstas! ¡Son unos imbéciles! ¿Cómo se les ocurre pensaren algo así? ¡No importa cuánto cueste, qué tan difícil sea, ellos no se puedenalejar! ¡El divorcio siempre estuvo fuera de discusión!

Y encima tratan de parecen tranquilitos cuando nos dicen eso. ¡¿Qué creen?!¡¿Que duele menos, que llega mas lento la información?!

Lo peor de todo, bueno, en realidad ya no se. Siento como si estuviera lomas abajo que se puede, hundida en lo mas profundo de la tristeza, ¿o es quetodavía hay mas?

Decía, que lo peor de todo, es que la parte horrorosa de esta decisión quetomaron son las divisiones. ¿Pensás que todo va a ser pacífico? ¡No! Si sedivorcian enojados, van a hacer todo de la misma manera, sintiendo que pierdenante el otro.

Impresionante, aun no puedo dejar de llorar, y mi mamá llama a la puerta.No le pienso abrir ni dentro de cien años.

Hey, ¿Las familias logran quedarse juntas aunque pasen cosas malas, o esoes solo ficción?

Lily


♥♥♥♥♥♥♥♥♥


Bueno, un capitulo dificil de escribir. Tenia miedo de escribir la última carta. No por la carta en si, sino por lo que viene. No estaba muy segura de que fuera momento para lo que viene despues de esa ultima carta de Lily, pero bueno. Acá estamos. Arriesgando :D

Gente! Estaba desesperada por publicar (lo mas lindo es que no tenia escrito el capitulo), como un pequeño regalito de Navidad (mas feo este capitulo, pero bueno, la intención está).

Espero que disfruten mucho estas fiestas, aunque supongo que antes de año nuevo publico otro capitulo (si puedo escribir, no veo porqué no).

 

En fin, no solo espero que coman mucho, reciban muchos regalos, sino tambien que cada uno pueda recordar porqué se festeja la Navidad y lo tenga presente en las fiestas.

Un beso enorme... ¡Ah!

Cualquier duda, sugerencia o critica, dejenle la cartita a Papá Noel (o Santa Clous, como le llamen), que él me las alcanza.

Se despide, agitando el gorrito rojo con el pompón blanco en la punta,

Aris Lupin ♥

PRIMERENCUENTRO

James leía la carta, ycada vez se alarmaba más y más.

No sabía qué hacer,estaba conmovido, triste y nervioso. No se le ocurría ninguna solución, ningunamanera de consolarla. ¿Qué se le dice en estos casos a alguien que querés?James no encontraba ninguna respuesta a esa pregunta. Todo lo que se le pasabapor la mente podían parecer cliché. ¿Por qué todas las cosas ya estabantrilladas y parecían palabras vacías? Un 'lo siento mucho' no bastaban, porqueparecía que estaba diciendo algo por compromiso, aunque él realmente lo sentía. ¿Cómo transmitir elsentimiento que tenía por escrito? No creía ser capaz, no era tan hábil comoella para hacer eso.

Se le iluminó lamente. Aunque ella lo detestara tenía que hacerlo, podría hasta golpearlo porsu decisión, pero ya estaba tomada.

- ¡Mamá, ¿dónde estámi permiso de desaparición?! -gritó James para que Dorea lo escuchara a travésde las paredes.

- ¿Para qué? -dijoella, entrando al cuarto de James (compartido con los Merodeadores).

- Para desaparecer -lecontestó, con tono de "mas obvio imposible".

- Hacete el gracioso yno vas a saber nunca dónde está -amenazó Dorea.

- Tengo que ir a ver aLily, urgente.

- ¿Por qué? -preguntóAvril, curiosa, entrando a la habitación seguida de cerca por Sirius.

- No te importa -dijoJames, impaciente.

- ¡James! -lo retóDorea- ¿Cómo le vas a contestar así? Maleducado.

Ahora en el cuartoestaban todos: su mamá, Sirius, Remus, Peter y Avril. Algunos curiosos, otrospreocupados.

- ¡Quiero ir a verla!¿Por qué tengo que explicar tanto?

Las respuestas fueronferoces por parte de todos.

- ¡Porque soy tuamiga!

- ¡Porque quierosaber!

- ¡Porque somosamigos!

- ¡Porque soy tuhermano!

- ¡Porque sin mipermiso no vas!

A pesar de lasituación James estuvo a punto de reír, pero no lo hizo, prefirió explicar.

- No encuentropalabras que escribirle para decirle lo que siento...

- ¡Mas tierno!-exclamó Avril, conmovida.

James la fulminó conla mirada, lo había interrumpido y esa frase había sonado cursi.

- ...porque sus papásse están por separar.

- ¿Y pensabas ir solo?-preguntó Sirius, luego del golpe de conmoción por la noticia.

James, junto al restose asombró.

- Eh... sí, esoplaneaba... -contestó confundido.

- Que tipo idiota, ¿yqué pensabas que ibas a lograr solo? -le preguntó Remus, sonriendo confiado.

- Ella también esnuestra amiga -concluyó Avril.

James se desilusionóun poco. ¿Un consuelo grupal? Eso sí que estaba fuera de los planes, pero ahoraque lo pensaba, tal vez fuera más efectivo.

- ¿Todos tienen supermiso de desaparición? -cuestionó Dorea.

Casi unánimemente seescuchó "sí", pero había una sola excepción: Avril.

 

- Yo aun no tengo laedad. Tengo 16 mugrientos años -dijo enojada.

- James, ¿por qué noesperan a que vuelva tu papá, a la tarde? Él puede acompañar a Avril -dijo sumamá sonriéndole.

James no queríaesperar, no podía esperar. ¿De qué era capaz Lily si estaba tan deprimida?

Pero, tampoco queríaser un mezquino. Sirius había dicho que quería ir, ¿no era eso importante? Asíque, no le quedó más que contar minuto a minuto hasta que su papá volviera deltrabajo.

Gruesas lágrimas sedeslizaban en su rostro, crispado por el dolor, y sin embargo, concentrado.

Lily se encontrabaprácticamente sola en la casa. Su papá trabajaba, Petunia estaba en unas clasesde etiqueta que sus padres obligaron a tomar, y su mamá estaba encerrada en sucuarto escribiendo.

Lo único que seescuchaba era el golpe del cuchillo sobre la tabla para picar de madera.

- ¡Malditas cebollas!-exclamó enojada, limpiándose las lágrimas que caían inevitablemente- ¿Cuándova a ser el día que me acostumbre a este olor?

Toc, toc, toc.

- ¡Mami, la puerta!-exclamó Lily, que no podía atender.

Su mamá no dio señalesde haber escuchado, o tal vez la ignoraba, como ella había hecho la nocheanterior. Así que se enjuagó las manos, se las secó con el delantal naranja que tenia puesto y fue a abrir lapuerta.

Un grupito depersonas, la mayoría más altos que ella, estaban delante suyo, pero no alcanzóa ver quiénes eran, porque la persona que estaba al frente de todos se le tiróencima.

- ¡Lily!

La aludida cayó alsuelo, junto a su 'atacante'.

- ¿Avril? -preguntóconfundida.

- ¿Cómo estás? -lepreguntó ella, mientras Sirius la levantaba por la cintura.

- Bien -contestó Lily,mientras que James la tomaba de la mano y la ayudaba a levantarse.

- Si llorás no creoque significa que estés bien -dijo Remus preocupado.

- ¡Ah! ¿Esto? -dijoLily riendo, secándose los ojos- Es la cebolla que estoy picando.

Todos se quedaron untanto pasmados. ¿Realmente estaba afectada?

- ¿Está bien sipasamos? -dijo Peter, luego de un momento de silencio.

- ¡Oh, sí!

Lily, del shock habíaolvidado la cortesía, y no se había dado cuenta que la puerta estaba abierta,con algunos apenas dentro de su casa y otros esperando en la puerta.

- Siéntense por ahí-dijo señalando los sillones. 'Menos mal que limpié antes de cocinar'- ¿Quéquieren para tomar? ¿Algo de té, jugo, agua?

- Agua -dijeron cuatropersonas al mismo tiempo.

- Té. -dijo Sirius,por lo que recibió miradas matadoras del resto del grupo- Aunque ahora se meantojó agua.

- ¿Están seguros?Porque si se quedan a cenar, va a tardar un buen rato mas.

- No, está bien-exclamaron los más tímidos (véase: Remus, Peter)

- ¿Si? Bueno, gracias-dijeron los más descarados (también véase: Sirius, Avril y James).

- Entonces té, paraesperar la comida. -dijo Lily.

- Yo te ayudo -dijoAvril. Y se dirigió a la cocina junto a Lily.

- ¿Realmente estábien? -preguntó en voz baja Peter, cuando las chicas abandonaron la habitación.

- No lo sé -dijeronRemus y Sirius a la vez.

Como James no dijonada, los tres lo miraron. Luego de un momento de pensar, contestó.

- Yo creo que no estábien. ¿A ustedes les parece normal su comportamiento?

 

- Tal vez es porque laagarramos desprevenida en su casa -analizó Sirius.

- Es verdad, perosigue siendo anormal su comportamiento... -dijo Remus.

James se guardó lafrase que iba a decir, al darse cuenta que exponía a Lily ante personas queella apenas conocía. Si ella se mostraba de esa manera, tenía sus razones, y élno iba a delatarla.

En ese momento, entróen el living una persona que había escuchado todo sin que se percataran de supresencia.

- ¡Hola! -los saludócálidamente una mujer- soy Anne Evans, la mamá de Lily.

Los chicos selevantaron de los sillones para saludar a esa mujer tan parecida a su amiga.Tenía el pelo rojo, pero con mucho mas volumen. Era delgada. Alta, a diferenciade Lily, aunque heredó muchas facciones del rostro de su mamá. Era mucho elparecido físico entre ambas.

- ¿El famoso JamesPotter? -preguntó cuando él se presentó.

- ¿Famoso? -cuestionósonriendo.

- Llevo añosescuchando a Lily sobre lo insoportable que es usted, jovencito. -le contabamuy simpática- Pero... este año es diferente.

- ¿Sí? ¿Por qué?-preguntó, impaciente por la respuesta.

- No lo sé. Si malrecuerdo no te insultó ni una vez, y lo poco que habló fueron cosas buenas.-Anne se acercó más a los chicos, y habló más bajito- Quedó algo conmocionadapor algo que pasó a fin de año, cuando pelearon contra otros chicos, me dijoque se preocu...

- ¡Mamá! ¿Se puedesaber que andas cuchicheando ahí? -dijo Lily, llegando con una bandeja contazas de té, junto a Avril, que traía galletas.

- Nada, nada. -lecontestó ella, sentándose normalmente en el sillón, al lado de Remus- Solamenteles contaba sobre una nueva historia que estoy escribiendo.

- Ah
sí. ¿De quétrata? -la salvó Remus.

- Bueno, es unahistoria de terror, unos chicos que...

- ¿De terror?-interrumpió Lily, sentándose en el único lugar disponible, curiosamente allado de James.

- Si, son unosjóvenes...

- ¿Por qué de terror?-cuestionó, volviendo a interrumpir.

- Porque es lo que medio ganas de escribir -le contestó tranquilamente, mientras le daba un sorbo alté de Lily.

- Entonces no me pidasque lo lea. Sabes que los detesto -dijo ofendida, recuperando su taza.

- ¿Qué es lo queprefiere escribir, señora? -preguntó Avril, desviando la conversación.

- Antes escribía muchafantasía. Pero cuando Lily se enteró que es bruja, me dio algo de temor seguirescribiendo sobre esa temática. Tal vez alguna publicación mía los enfadaría.Así que, ahora escribo lo que me viene a la cabeza, de acuerdo a mi humor.

- Pero, ¿por qué nosenfadaría algo que haya escrito? Si los muggles escriben muchísimas cosas sobreeso, y sin embargo... siguen siendo grandes escritores en su mundo -dijo James.

- Pero probablementeellos no sepan lo que yo sí sé... Pero bueno, basta de hablar de mí, que novinieron para verme, sino a mi hija, ¿verdad?

- Tiene razón. Sinembargo, es divertido escucharla. -dijo Sirius- Ahora me doy cuenta que, aunqueson muy parecidas físicamente, las personalidades no son así.

- Es verdad,jovencito. En ese sentido ella es más parecida a su papá... -Anne seinterrumpió bruscamente: tema no deseado.

- Entonces, hay quetemer al señor Evans -dijo Peter pícaramente.

Todos rieron ante esecomentario.

- ¡Pero si yo no doymiedo! -se defendió Lily.

 

Eso les provocó másrisa a todos, hasta se le contagió incluso a ella.

- Tienen un lindodepartamento, Lily -dijo Avril, cuando se recuperaron.

- Si, es verdad-asintieron los chicos.

- Yo el único queconozco para comparar es el de mi abuela, que deja mucho que desear. Todo eltiempo está inventando pociones con fines inútiles que siempre tienen oloresasquerosos -contó Peter- Generalmente olor a un sucio cuerpo humano.

- ¿Tu abuela es humanaPeter? -preguntó Avril, lo que produjo nuevamente risas.

- No sé, a veces dudo,si será una alienígena o una india caníbal -contestó con cómica simpleza elregordete Merodeador.

- Yo sigo con lacomida -dijo Anne levantándose- Se quedan, ¿no?

- El único que puedequedarse es James. Nosotros nos vamos ahora -dijo Remus, asombrando a todos.

- Muy bien entonces.Me voy a seguir cocinando.

Cuando la mujerabandonó el living se escuchó la repercusión de lo que había dicho Remus.

- ¿Por qué se quedasolamente Potter? -preguntó Lily, alterada.

- Eso... ¿Por quésolamente se puede quedar James? ¡Yo también quiero! -dijo Avril, reclamandoigualdad de derechos.

- Es verdad, Remus. Yoquería conocer al señor Evans, para terminar de ver qué heredó Evans de cadapadre -dijo Sirius, curioso.

- Si yo digo que nosvamos ahora es porque una razón hay. -Dijo Remus con autoridad, por lo quecalló los cuestionamientos de todos- Así que, Sirius amarra a tu novia y tucuriosidad, que te explico cuando lleguemos allá. Lily, no podes echarlo de lacasa, por simple cortesía, así que no te quejes. Saluden y nos vamos.

- Chau, Lily. Fuelindo mientras duró -saludaba Avril, enojada y deprimida- James, no pongas esacara de felicidad, idiota.

- Cuidate Evans -dijoSirius, frio como siempre- James, después me contás.

- Fue divertido-saludó Peter, raro como siempre.

- ¿Vas a estar bien?-preguntó Remus- Perdón por todo el desastre que te causamos, realmentequeríamos verte.

- Gracias, Remus.-contestó Lily- Cuidate.

Anne también se arrimóa la puerta de la cocina y largó un ruidoso "¡Vuelvan cuandoquieran!"

Lily cerró la puerta ysuspiró apoyando su frente sobre la puerta cerrada.

Cuando se dio vueltapara mirar a James, lo hizo con una mirada especuladora.

- ¿Por qué viniste?-preguntó, tomando asiento donde estaba antes, o sea, al lado de él.

- Bueno, al finaparece Lily Evans. Tu doble personalidad fue sorprendente, casi me la creo.

Lily lo golpeó en elhombro.

- ¿Doble personalidad?-preguntó, haciéndose la desentendida.

- No te hagas latonta. Toda esa actuación, ¿por qué?

- Si decís cosasincoherentes, no me pidas respuestas. ¿Vos que pensás?

- Yo creo que...

La respuesta de Jamesquedó interrumpida por la puerta que se abrió y por la que entró Petunia Evans.James y Lily se levantaron al mismo tiempo.

- Potter, ella es mihermana mayor, Petunia. Tunny, un compañero de la escuela, James Potter.

Petunia le extendió lamano, y se saludaron. Luego de eso se fue para el cuarto, sin decir palabra.

- ¿Ella está bien?-preguntó James una vez que volvieron a sus lugares en el sillón.

- Supongo que si. Laverdad es que, ya no se qué es lo que pasa por su cabeza. Creo que sibuscas a alguien con múltiplespersonalidades, esa es mi hermana.

 

Momento de silencio.

- Sobre tu últimacarta... -empezó a decir James.

- Quemala -interrumpióLily.

- ¿Qué?... Lily,¿podrías dejar de saltar con cualquier cosa?

- ¡Yo no empecé con lode doble personalidad! -dijo enojada- Así que no digas que soy yo la que estámal.

- Tendría que habervenido a la mañana. Tu humor no está muy bien justo ahora, ¿verdad?

- Directamente notendrías que haber venido. O por lo menos me hubieras avisado, estaba en unestado deplorable.

- Si hubiera avisado,no me habrías dejado venir. ¿Qué estado deplorable? El delantal te queda de lo másbien.

Lily volvió agolpearlo.

- Mi descortesía sejustifica porque viniste sin avisar. Mi mamá estaba tirada en la cama, todavíacon el camisón puesto. Yo estoy vestida así nomás, sin peinarme el pelo,siquiera. ¡Mi departamento, está limpio de pura casualidad! Sólo porque hoy yotenía ganas de ordenar un poco. -Agregó bajito, como hablándose a si misma- Ytrajiste a Sirius Black. Potter, se me cae la cara de la vergüenza.

- ¿Tanto te importa loque él piensa? A mi no me importa tu falta de cortesía, ni cómo estaba tu mamáen su cuarto, menos aún el estado de tu casa. Pero, aunque decís que estabasasí nomás, estabas tan linda como siempre -dijo James, dedicándole una gransonrisa.

- No empieces con lostemas escabrosos, por favor. -cortó Lily con cansancio- La verdad es que, Blackme da algo de terror. Parece tan extraño. -Lily meditó antes de seguirhablando- Pero no sé si me importa lo que piense. O tal vez sí, pero si ese esel caso, no entiendo porqué.

- Es algo paradebatirlo -dijo James, pero cuando vio la cara de Lily rió- ¡Estoy bromeando!Solo bromeo. ¿Te acordás que en una de las primeras cartas decíamos que nossorprenderíamos cuando nos viéramos? Bueno, admito que me sorprendiste.

- ¿Por qué tesorprendiste? -dijo ella extrañada.

- Lo que mas mesorprendió fue verte con un delantal. Como dijiste que no te gusta cocinar
-Lilyrió- Y lo otro que me sorprendió es que me encanta tu ropa muggle, te hace vermás... -se interrumpió James, quedándose en silencio, pensando.

- ¿Más que? -preguntóLily, al ver que se había quedado tildado.

- Estoy buscando algúnadjetivo que no te moleste, esperá.

- ¡Si serás...! -dijoLily, mientras levantaba las cosas del té, esperando alguna crítica.

- ¿Linda? ¿Tierna?¿Joven? ¿Despreocupada? -dijo James, causando que se sonrojara- ¿Sigo o me vas a golpear? >Canastillas Bebe Gratis ¿Cómo se consiguen? ¿VERDAD O ENGAÑO?

- Si no te callás tevas a ir sin cenar.

- Está bien.

James tarareaba unacanción mientras Lily iba y venía, ordenando el living. No podía ayudarlaporque ella no quería, así que no hacía otra cosa mas que observarla limpiando.Cómo limpiaba la mesa ratona, doblando en cuatro el trapo, y cuidando que nadacayera al suelo. Pero como cayeron migas de las galletas, fue a buscar unaescoba, y ya que estaba, no solo barría el lugar que ensució, sino todo elliving.

No se podría cansarnunca de mirarla.

- ¿Por qué no usasmagia para hacer todo esto? -le preguntó, rompiendo con el silencio y laconcentración de Lily.

- No puedo.

- ¿Por?

- Son las leyes -contestómientras seguía barriendo- Los muggles no pueden verme haciendo magia.

- Pero ahora no hayninguno acá.

- Pueden ocurriraccidentes, y no puedo permitirme ninguno mas.

 

- ¿Accidentes?-preguntó James intrigado.

- Ya tuve que ir alMinisterio una vez porque mi prima me vio ordenando mi cuarto con magia. Esofue un accidente, y no puedo permitirme otro así.

Lily terminó deordenar y justo cuando ella volvía de dejar la escoba en la cocina, se volvió aabrir la puerta de entrada para dar paso a un hombre, flaco y alto, de pelocastaño y enigmáticos ojos verdes. Iguales a los de Lily.

James se adelantó a ellay se presentó solo.

- Señor Evans, soyJames Potter.

_:_:_:_:_


(No pongo corazoncitos porque no termina aca el capitulo... tuve que cortarlo)

Gente hermosa!!! no sé si me creeran o no... pero, este capitulo lo estoy esperando hace milenios... la fic está escrita desde un principio para llegar a este punto y lo que continúa despues de este capitulo...

No saben lo que adoré escribirlo... aunque esta es la primer parte. No queria cortarlo, queria poner todo junto, pero me quedaron 10 hojas (normalmente publico cada capitulo midiendo 4 hojas del word) asi que... imaginen lo largo que me quedó! mucha emoción la mia.

Lo mas impresionante fue que... me puse como una tarada cuando escribía la parte en que cuenta que Lily está cocinando.. el corazón me latia a mil cuando escribía "toc, toc, toc" no miento, ni exagero...

Espero que lo disfruten, tanto como yo escribiendo, y que les sea ameno... dentro de dos o tres dias, supongo,(no quiero mentirles) que publicaré cómo termina realmente este capitulo.. ¡Un final inesperado!

Espero que hayan pasado muy lindo la Navidad, tanto como yo, que me fui al campo, y disfrute tres dias!

Tambien espero que disfruten del festejo de Año Nuevo... nuevamente les digo: coman mucho! tomen! que la dieta la empezamos el 2 de enero :D

Los quiero un monton (o tengo que decir lAs quiero? no se si hay algun chico por estos lados, si es asi, avisen XD), de verdad... no exagero, ni hablo por llenarme la boca.... tampoco estoy borracha (no tomo bebidas alcoholicas gente =) Asi que pueden confiar que, si digo que las quiero, es porque asi es. Aprecio la compañia y todo lo que me transmiten con sus comentarios..

y espero que el año que viene sigamos juntos.. en este camino de letras :D

Un beso enorme, se despide, rogando que cualquier cosa que quieran decir, dejen un comentario...

Aris Lupin ♥

El hombre estrechó lamano del chico y luego miró a Lily. Ella comprendió.

- Es un amigo de laescuela, está invitado a cenar -explicó.

James y Lily se dieroncuenta del cambio. Y sabían que el otro lo sabia.

Lily había presentadoa James a su hermana como un compañero. Pero al papá lo presentó como un amigo.

- ¿Y Petunia?-preguntó el hombre, con una voz gruesa pero suave, ajeno a los pensamientos deellos.

- Ya volvió, aunque semetió en su cuarto y no salió -respondió Lily, recobrándose del shock.

- ¿Falta mucho para lacomida?

- Creo que no, ahorame fijo.

James estabaanonadado. Lo impresionaba el ver lo ordenado que era al dejar las cosas decalle, cómo pedía informe de la situación de la casa al primero que seencontraba y lo atento que era con él, un entrometido desconocido. ¿Dondeestaba el tipo violento y de mal carácter que esperaba?

 

- ¿James, no? -elaludido asintió con la cabeza- Soy terrible con los nombres, seguramente vas atener que repetírmelo varias veces.

- No hay problema -lecontestó, tímidamente. ¿Donde estaba su habitual comodidad? ¿Por qué estabanervioso ante aquel hombre que tan bien se estaba portando? Se sentía unladrón, pero no sabia de qué.

- ¿Vas al mismo cursoque Lily?

- Si, señor.

- Decíme Jhon, porfavor.

- Está bien, Jhon.

- ¿Y cómo es ella? Séque tiene buenas notas, pero aun no comprendo del todo su sistema educativo,por eso.

- Es la mejorestudiante. -Contestó, seguro- Es muy inteligente, perseverante y responsable.En cada materia que tenemos da lo mejor de si. Y siempre es de esa manera, entodas las cosas. Siempre está tratando de mejorar como persona y da su mejoresfuerzo en ser buena y correcta.

James se asombró a simismo. Siempre supo que la quiso, siempre aspiró a algo más con Lily Evans,pero
¿en qué momento la había observado tanto como para saber ese tipo decosas? Estaba asustado. Todo eso era algo nuevo para él, que lo aterrorizaba.¿Qué estaba haciendo ahí, frente al padre de la chica que le gustaba, por pocodeclarándole su amor por ella?

- Ya veo -fue lo únicoque dijo el hombre. 'Perfecto. Encontré la persona que supera a Lily en no dejarver qué es lo que piensa realmente: su propio padre'.

Lily entró en elliving.

- Papá, James, la cenaestá servida.

Nuevamente la conexiónde "sé que vos sabes lo que yo sé". Esta vez, ambos sabían que elotro sabía que no se les había pasado por alto el detalle del nombre. ¿Quéestaba pasando?

Cenarontranquilamente.

- ¿Que aprendieronhoy, Petunia? -preguntó Jhon, refiriéndose al curso de etiqueta.

- Estamos aprendiendoa bailar vals. ¿Alguien podría explicarme para qué quiero saber bailar vals?

- Para cuando te cases-contestó James, que ya estaba integrado a todas las conversaciones, como sifuera de la casa.

Petunia sonrió alestilo "como si pensara casarme"

- O, en todo caso,para el casamiento de tu hermana. -James, que estaba sentado al lado de Lily,la miró de manera insinuadora- Vas a tener que bailar con el novio de ella...

No pudo continuar.Sentía el pie de Lily fuertemente contra el suyo, aunque la expresión de ellano había cambiado en absoluto y seguía comiendo tranquilamente.

- James tiene razón.-dijo Anne- Es muy importante saber bailar vals para tu casamiento y el de tuspersonas cercanas.

Lily suspiró y Jamesse preguntó por qué.

- ¿En que trabajasJhon? -preguntó James con interés.

- Soy empleado delgobierno. Te imaginas, una oficina, papeles, trámites. Nada que me gustedemasiado, excepto por lo que entra a la casa cada mes.

- ¿Cual sería sutrabajo perfecto?

- Director técnico de algúnequipo de futbol.

James miró a Lilyconfundido.

- El futbol es undeporte, el director técnico es el que da las órdenes y organiza el equipo.

- O una cosa así -dijosu papá.

- ¿Cómo se juega alfutbol? -le volvió a preguntar.

Lily le dirigió unamirada de auxilio a su papá, que no se dio por aludido, así que le explicó comopudo.

- En el futbol, el objetivoes hacer puntos con una pelota, se anotan cuando entra en un arco.

 

- ¿Una sola pelota?-Lily asintió- ¿Y en qué juegan?

- ¿Estás pensando enlas escobas? -James asintió y ella rió- El futbol se juega corriendo, pateandola pelota de un lado a otro de la cancha, hacia donde están los arcos. ¿Entendés?

- Algo -dijo Jamessonriendo.

- ¿Y tus papás en quétrabajan? -preguntó Jhon.

- Mi papá es jefe odirector, no sé cómo hay que llamarlo, de una editorial de libros en nuestromundo y mi mamá es ama de casa. Fue profesora, pero antes de que yo naciera.

- ¡Que coincidencia!-dijo Anne- tu papá de una editorial y yo una escritora.

- Si, -dijo Lilyamargamente, al notar que esas palabras ya habían sido dichas- las vueltas dela vida, ¿verdad?

Luego de un rato decharla amena y sobremesa, James dijo que era momento de irse a su casa y saludóa todos.

- Te acompaño -le dijoLily.

- ¿Hasta dónde?-preguntó James sonriendo, sin que los demás escucharan.

- Hasta la puerta,dejá de preguntar pavadas.

En realidad, loacompañó más allá de la puerta. "Hasta algún lugar seguro en el que puedasdesaparecer", le dijo ella.

- Lily, me encantó queme llamaras por mi nombre.

- Que no se te hagacostumbre, Potter -dijo remarcando el apellido.

- Fue lindo mientrasduró. -Teatralizó James, recordando las palabras de Avril- La verdad es que mehiciste pensar cualquier cosa de tu papá. Pensé que me iba a topar con alguienmás agrio que leche vencida, pero no. Parece un buen hombre, heredaste mucho desu carácter.

- Es probable. Por esosé, que él no va a demostrar si lo molestaste o no. Tal vez insulte a loscuatro vientos en este momento en la casa, pero él va a ser cortés hasta loúltimo.

- ¿Excepto que?...¡Vamos! -dijo James, pinchándola- Siempre hay una excepción. ¿Cuando deja deser cortés?

- Cuando lo ofendes aél, a su familia o al orgullo de algún integrante de ella -repitió Lily como unloro.

- ¿Yo lo ofendí enalgún momento? -preguntó James preocupado.

- No, me parece que lecaíste bien. Pero, realmente no sé de qué humor llegó del trabajo. Espero queahora se vaya a acostar sin decir nada.

- Lily... -empezó adecir James.

- Potter te pregunté,pero te hiciste el tonto y no respondiste: ¿A qué viniste a mi casa?

- A eso iba. ¿Ves queno me dejas hablar? Creo que también heredaste algo de tu mamá. -Lily lo miró ofendida- Realmente me preocupécuando leí esa carta que me llegó. Estabas segura de que las cosas entre tuspapás van a empeorar, ¿seguís pensando igual? -Lily asintió con la cabeza- Y noencontraba cómo decirte que realmente lo lamentaba. No quería escribirte algoque pareciera falso, dicho por compromiso, por eso decidí demostrarte querealmente estoy con vos para lo que necesites.

Luego de lo que dijoJames siguieron caminando en silencio, hasta que Lily pudo hablar.

- Muchas gracias, fuemuy lindo que vinieras a verme... con los chicos -agregó a ultimo momento,emocionada.

- ¿Como la pasaste hoycon nosotros? -preguntó James, sonriente.

- Muy bien. Fuedivertido. Sentí que olvidaba un poco todo lo que sucedía en casa, y es más, micasa fue mas parecida a un hogar que a un campo de batalla, gracias a ustedes.

James se detuvo,estaban a una cuadra del edificio donde vivía Lily, frente a un oscurocallejón.

- Lily, con el grupo dechicos que estuviste hoy pudiste aliviar un poco tu carga, ser un poco masadolescente. Incluso cuando estuviste conmigo sola. Me golpeaste, insultaste,me llamaste por mi nombre, dijiste que soy tu amigo
incluso limpiaste tu casaconmigo ahí, haciendo que me sintiera como alguien de confianza. Y no sabés lofeliz que fui esta tarde. -Sonrió nuevamente, pero luego se puso serio.

 

- James... -dijo Lilyalarmada. Por las experiencias vividas, cuando James se ponía realmente serioera peligroso.

- Lily, me gustaríaque pases el resto de las vacaciones en mi casa, con todos nosotros. -Al verque ella iba a decir algo siguió hablando- Vas a poder reírte y vivirdespreocupadamente, como tiene que ser. Sin tener que vivir la separación detus padres en carne propia, como si la que se estuviera por quedar sin parejasos vos. Tus papás ya me conocen, y es más, los míos no tendrían problema envenir a hablar para que te den permiso. Solo tenés que decir "Sí".

Lily abrió y cerró laboca varias veces, hasta que pudo hablar.

- Yo... no puedo. Nopuedo hacerlo, James. No puedo abandonarlos, no puedo dejarlos solos.

- Lily. Ellos te estánabandonando. No tenés que estar acá cuando tu familia se rompe... -decía Jamescon tristeza.

- Estás equivocado.Justamente, como se está rompiendo no puedo irme, tengo que quedarme hasta elfinal, tratar de recuperarla cueste lo que cueste.

- ¡No es tu trabajorecuperarla! -James finalmente explotó y dijo lo que venía acumulando- ¡Nopodés hacer el papel de madre hasta que ella se dé cuenta! ¡No podés seguirdando informes a tu papá para que esté satisfecho y piense que sabe cómo estásu familia! ¿Qué va a quedar de vos cuando esto acabe? ¿Cuánta Lily Evans va aquedar en pie y cuánta va a desmoronarse junto a la familia de sus padres?

- Voy a hacerme masfuerte. -Dijo orgullosa- Voy a ser la misma Lily Evans, pero aún mejor. No voya irme y dejarlos. Si lo que necesitan es una mamá o la chica de los informeslo voy a hacer. Voy a estar para lo que ellos necesiten.

- Lily, no puedo estarsiempre como un paño de lágrimas. No creas que aún me olvido de lo que tepregunte ese día. Mi propuesta sigue en pie, y estoy esperando tu respuesta.Algún día tenés que demostrarme que te importo tanto como me importás vos a mí.Y ese día es ahora. Ya no vas a poder seguir refugiándote en los libros. Tenésque elegir entre irte conmigo y vivir todos los días como hoy; o quedarte acáluchando contra el divorcio, sola.

- ¿Me estás diciendoque escoja entre mi familia y vos? -preguntó Lily, y James asintió, por lo quese enojó- ¡¿Quién crees que soy que tengo que andar eligiendo?! ¿Y realmente teimporto? ¡¿Que clase de hombre hace elegir entre él y la familia?!

- Solo dos tipos dehombres. Los idiotas, enfermos mentales, psicóticos por la mujer. Y el que sepreocupa, porque sabe que ella se está marchitando. Creo que ambos sabemos aqué clase pertenezco.

- Potter, no me creotus palabras. Para mí, la única clase que existe es la primera, y ninguno sesalva de esa -le dijo cada palabra con un terrible y peligroso odio. Al queJames, aparentemente, no se inmutó.

- ¿Estás segura? -lepreguntó James.

- Tan segura como queme llamo Lily Evans -contestó con rabia.

James se dio vueltapara dirigirse al callejón.

- Entonces, Evans.-Dijo de una manera que no parecía él. Totalmente frío- Hacé de cuenta que nonos conocemos. No tenés la obligación de responder ninguna carta mas, ni tenerque prevenir visitas inesperadas. Cuidate.

 

Y desapareció.

- ¡James! ¡James!¡Maldita basura! -dijo enojada y triste '¡¿Por qué?!'.

¿Por qué estabatriste? Por fin conseguía la paz que había querido durante tantos años, pero...justo cuando no la quería sucedía.

Lily entró aldepartamento. Estaban discutiendo nuevamente.

Entró a su habitacióny se tiró en la cama. Así como venía se quedó, con las zapatillas y la camperapuesta.

Porque finalmenteestaba llorando. No lo hizo frente a él, para no mostrarse débil ante sudecisión, pero era lo mejor, tenía que ser lo mejor. Sentía que lo correcto,era estar junto a lo que quedaba de su familia. Y eso iba a hacer, sin importarcuánto doliera.

Cuando James se lopidió sintió que quería irse con él. Solo en ese momento pudo percibir algo delo que realmente sentía.

No había visto laúnica lágrima que derramó James cuando se dio vuelta. Tal vez si lo hubieravisto lo habría detenido.

Pero ya era tarde.

Ahora, solo tenía quelimitarse a olvidarlo, sacarlo de su cabeza. Algo, que hacía años que ya eraimposible.

♥♥♥♥♥♥♥


Bueno... ejem, ejem... tengo un poco de miedito :S

Les dije que este capitulo es al qe quería llegar? Y ustedes se preguntarán.. ¿y ahora qué? jajja... pero, a no desesperar, que tengo todo controlado (?

Espero que lo hayan disfrutado, aunque sea un poco cruel o_O

Dudas, sugerencias, criticas, dejar por escrito, o si no, no me hago cargo :P jajaj

Ls quiere,

Aris Lupin ♥

07/08/77, a latarde

James:

Ya pasó casi una semana desde el día que viniste a visitarme, y estuvepensando mucho, por eso te escribo.

Tengo un par de cositas que decirte.

· Cosita numero 1: Lo siento, y mucho. Te pido mil vecesperdón y arrodillada si querés. Me porté mal con vos el lunes pasado. Trato depensar en que, algún día, voy a poder recompensarte de algún modo por todas lascosas feas que dije.

Realmente, fue enojo del momento. Podés estar seguro que no procesé laspalabras en mi cerebro antes de hablar.

· Cosita numero 2: No me importa que me des por muerta,desaparecida, inexistente. Nunca te hice caso, y si ahora no quiero hacertecaso, tampoco lo voy a hacer. No me importa que no me contestes, que hagas comoun nene chiquito que se tapa los ojos para no ver lo que hay al frente suyo, yoestoy acá escribiendo, y por lo tanto, existo.

· Cosita numero 3: Por si no te diste cuenta, voy aseguir escribiéndote. No es necesario que contestes, sino querés
pero yo voy aescribir. Tengo la leve esperanza de que las vas a abrir y leer y no quemarlas.

Creo que no hay ninguna "cosita" más que agregar. Solo voy a estorbartecuando tenga algo que decir.

Lily

PD: Le dije a James (la lechuza) que no esperara respuesta y vuelva paraacá, así no tenés nada de qué preocuparte.

10/08/77, a lanoche

James:

¿Sabes qué? No, Mejor no hago preguntas de ese tipo. Suena a burla, ¿no?

Bueno, escribo tan pronto porque hoy sucedió algo fuera de mi rutina.

 

Los gemelos Wright vinieron a visitarme. Pero
no vinieron solos. Trajerona Tamara con ellos.

¡Casi muero del espanto!

J Es un chiste
malvado, pero sigue siendo un chiste.

La verdad es que, la chica no está tan mal como yo pensaba. Es un pocotímida, pero no es tonta. Pudimos hablar, y a lo último, cuando ya sesentía mas en confianza, me demostró seruna buena persona, y una muy interesante.

Aunque, me quedó la duda por algo que dijo
no sé si quiere a Oliver porél, o porque tiene magia. Porque es una muggle que adora ese tipo de cosas,entonces
¿Te gusta Oliver o la magia que posee? Nunca me animaría a hacer esapregunta, es muy ofensiva, pero
me tentó la idea.

Pero bueno. Oliver demostró ser cuerdo y un poco mas maduro.

En cuanto a Gabriel. ¡JA! ¿Dónde está mi amigo? Me pregunté un par de vecesen su visita. Me dejó bastante decepcionada. ¡No sabes cómo festejó cuando lecomenté que ya no me escribís! (Te lo cuento, porque seguramente ya no teafecta
ya que soy un mueble que escribe.¡Perdón! Ignora la frase después de esos puntos suspensivos).

La cuestión es que se puso re contento. Menudo imbécil.

Por eso, mi prioridad fue atender a Tamara. ¡Habla español! Es súperdivertido tratar de hacerlo, tendrías que intentarlo alguna vez.

Confirmé que sus padres son latinos (ahora no recuerdo el país que nombró),entonces en su casa hablan en español. ¡Es tan raro escucharla!

En fin
creo que nada mas para comentar de la visita de los Wright.

Ayer empecé a leer "20.000 leguas de viaje en submarino", de Julio Verne.Me asombró Consejo, cómo sigue a su amo, aunque sea una situación riesgosa.

Como cuando se tiró al mar, solo porque el tipo se cayó del barco.Admirable.

Bueno, me voy a seguir leyendo.

Lily

13/08/77, a la noche.

James:

Mi hermana volvió a desaparecer. Pero esta vez, parece serio.

La última vez que se escapó de casa (si no me equivoco) fue para ver a unabanda tocar. Pero, ahora no fue por algo tan trivial como eso.

Está harta de esta situación. Y no la culpo, es más, realmente la admiro.

Creo que un día de estos voy a terminar cacheteando a mi mamá e insultandoa mi papá. Ella prefirió una huída sin lastimar a nadie.

Sin embargo, aunque la entienda y admire lo que hace, tengo que buscarla.

No sabemos dónde está o con quién está. Yo me tengo que encargar debuscarla en las casas de sus amigos. Algo que me avergüenza mucho. (Imagínate,tener que andar por las casas de esos desconocidos -y esos no que no lo son,pero te caen mal-, preguntando si saben dónde está tu hermana mayor).

Mis papás están desesperados, les cayó como balde de agua fría el darsecuenta que su hija desapareció. Lo mejor de todo esto, es que saben que es porculpa de ellos, porque ella dejó una nota.

Dice que va a estar bien, que no se preocupen, pero que no aguanta mas lasituación en casa. Simple, clara y concisa.

Así que, mientras mi papá trabajaba yo tuve que recorrer las casas de losamigos de Petunia.

Me di cuenta de que escribirte es como mi clave a tierra. Últimamente nohablo mucho con nadie. Me siento sola, caminando por mi casa como un fantasma,y cuando salgo afuera es lo mismo. No soy nadie, voy y vengo sin que nadie seentere. Creo que la persona que se da cuenta es la bibliotecaria de labiblioteca pública a la que voy para que me presten libros.

 

Ya estoy delirando. Mejor no le presten atención a mis divagaciones. Sonmuy retorcidas, incluso para mí.

Saludos a los chicos.

Lily

17/08/77, a lamañana

James:

Acabo de leer el profeta. Estoy asustada, pero al mismo tiempo con muchísimabronca.

¿Ese tipo que se cree que es? ¡Pedazo de enfermo mental!

No doy más. Estoy histérica. Mi hermana sigue desaparecida, y con un psicóticocomo ese dando vueltas por el mundo.

¿Qué se cree ese Voldemort como para estar jugando con los muggles? Bueno,jugando
que manera tonta de decir que está asesinando a personas inocentes,solamente porque no tienen magia.

¡Estoy furiosa! Y preocupada al mismo tiempo. ¿Dónde está mi hermana? ¿Y siella, por algún error del destino, quedó involucrada en ese atentado en elmercado?

Decenas de personas salieron lastimadas, y muchas otras tantas murieron.

No les dije nada a mis papás. Ya están bastante locos con los peligros delmundo muggle como para además preocuparse por el desastre del nuestro.

Tengo que encontrar alguna manera de llegar hasta allá. No puedo mas con mis nervios. Tengo queverificar por mi misma que Petunia sigue desaparecida, pero bien.

¿Por qué el Ministerio no hace nada? ¿Qué pasa? ¿Acaso solo los magos sonimportantes de salvar, que no hacen nada para los muggles? Llegaron tarde,demasiado tarde para muchas personas.

Lo peor de todo, es que no puedo hacer nada. ¿Qué podría hacer una mocosainsignificante contra este sistema infectado de errores? Solo despotricar, llorary gritar para desquitarme.

Realmente espero que estén bien. Cuídate mucho, y también dile a los chicosque lo hagan.

Lily

♥♥♥♥♥♥♥♥


Tardé mas de lo acostumbrado,y la verdad es que... ¡me costó muchisimo escribirlo!

18/08/77, a lanoche

James:

Encontré a mi hermana. Y aunque es una buena noticia
no es una muy buena.

Estaba en San Mungo, porque las vueltas de la vida son tan retorcidas comoella misma.

No tenía muchas heridas físicas, pero estaba destrozada.

Un mago la salvó de los mortífagos. Pero ese mago era su novio, y muriódefendiéndola.

No pude sacarle mucha información, porque lloraba sin parar.

Era totalmente secreto lo suyo. Ella no estaba yendo a las clases deetiqueta, en vez de eso se iba a pasear con él.

Sencillamente, no puedo creerlo. Lo quería tanto

Petunia nunca tuvo novios, siempre salía por ahí, pero jamás tuvo algoserio. Él era su 'primer amor' por decir de alguna manera.

Hace meses que estaban juntos, pero nunca dijo nada. Cuando se escapó decasa, se fue con él.

Ya le dieron el alta, y está acá en casa. Quisieron borrarle la memoria,aunque como tiene a una hermana bruja, no es obligación que lo hicieran. Sinembargo, rompió mis esquemas cuando se negó.

No pude evitar preguntarme por qué no quería que le borraran la memoria.Estoy segura que fue algo horrible. Me pongo en su lugar y es inevitableponerse mal.

 

¿Sabes qué dijo ella luego de negar a la medimaga? Bien bajito, como paraella misma: "no quiero olvidarlo".

James, esas palabras aún resuenan en mi cabeza, y son como algo que seclavan dentro.

¿Por qué a ella? Siempre demostró detestar nuestro mundo, el de los magos.Al fin había encontrado algo que amar, y se lo quitaron.

¡El maldito desgraciado de Voldemort se lo sacó! ¿Cuál es su limite, oacaso no hay ninguno? ¿De cuánto más va a despojarnos?

Petunia me pidió que no les dijera nada a mis papás. No le pregunté porqué, aunque quiero saberlo.

Mañana es el funeral del chico, y voy a acompañar a mi hermana. Quierorendirle homenaje al hombre que salvó su vida.

Hoy estoy triste, en vez de furiosa. Porque Petunia está bien, pero a costade la persona que ama.

No hagas nada tonto. No se arriesguen innecesariamente, para nada. Quédensetranquilitos en tu casa.

Saludos a los chicos.

Lily

19/08/77, en lahora de la siesta

James:

¿Leíste hoy el Profeta? Un hombre llamado 'Rudolph' escribió una notaimpresionante sobre el ataque a los muggles. Está en la sección de 'Carta allector'.

Bueno, por si no la viste, te la comento un poquito. Hablaba sobre elderecho de los muggles de ser protegidos a toda costa, porque son los másinocentes en esta guerra. Que nosotros como magos tenemos queresponsabilizarnos de ellos, al fin y al cabo, no importa de qué lado estemosen la guerra, es nuestra y no de los muggles. No podemos permitir que seanvictimas de Voldemort.

Te cito algo que me encantó: "Debemos dejar de ignorarlos, porque o si no,estamos haciendo lo mismo que el culpable de esta guerra: los tratamos comoalgo inferior. Y, aunque les cueste creerlo, los muggles siguen siendo humanos,solo que un poco mas indefensos que nosotros."

Le escribí al diario para saber si me podían dar la dirección de Rudolph,me encantaría darle las gracias por sus alentadoras y reconfortantes palabras.

Me sirvió leerlo luego de estar en el funeral de Thomas. Fue horrible estarahí. Petunia me agarró de la mano, como cuando éramos chiquitas, y no me soltóen ningún momento. Ella no paraba de llorar, y yo no podía hacer nada.

Me sentí tan frustrada. Aún me siento así.

Mis papás la castigaron, para ellos solamente se escapó de casa, no sabennada de lo que sucedió. Y me sentí tan inútil, porque a Petunia le pasó detodo, y ellos solo la castigan. No saben ni siquiera qué paso mientras noestaba en casa.

Pero, ella aceptó el castigo, como si le hubieran dicho 'muévete mas allá'.

James
parece muerta. Y no sé que hacer para revivirla, para que me peleeotra vez, para que me mire con odio, para que vuelva a cerrar las puertasviolentamente, para que ponga su música ruidosa e insoportable.

Solo se tira en la cama y se queda mirando al vacío. ¡Tengo que obligarle acomer!

Voy terminar el libro de Julio Verne, así ni bien lo termino me voy a labiblioteca para tomar otro prestado.

Ya me llegó la carta de Hogwarts, a vos también, ¿no? ¡Cuídate!

Lily

21/08/77, a lanoche

James:

¡Le escribí a Rudolph! Le agradecí por su nota, el valor que tuvo depublicarla, y le comenté superficialmente lo que le sucedió a Petunia.

Ya compré las cosas para la escuela. El callejón Diagon estaba vacío, súpertriste todo. Me acompañó mi papá. Pero él no es tonto y se dio cuenta delcambio, así que me acribilló a preguntas.

 

Preguntas que no quería responder, pero que tuve que hacerlo igualmente.

No sabes el sermón que me pegó (otra cosa no podía hacer), de cómo podíaestar escondiendo algo así.

Estuvo a punto de dar media vuelta y no comprarme nada para la escuela. Asíque tuve que razonar con él, y decirle que a la única persona que Voldemortteme es a Dumbledore, y que en Hogwarts estoy a salvo.

Pero, te podrás imaginar. En casa fui el tema de discusión de mis padres. Yesta vez tenía que estar presente para defender mi asistencia a la escuela.

El problema es que
no me pude controlar. Porque la discusión se salió detema. No es que me interese que hablen de mí
pero es que utilizan cualquierpretexto para discutir.

Le hablé de una manera horrible a los dos. Les falté el respetodescaradamente. Pero les dije lo que pensaba. Les dije que estaba harta de susdiscusiones absurdas que salían de la nada. A los gritos les dije qué le habíasucedido en realidad a Petunia, y les eché la culpa porque ella escapó de casa porqueestaba harta de ellos. Les dije de todo, hasta que mi mamá se levantó con losojos llenos de lágrimas, me abofeteó y me mandó a mi cuarto.

Sin embargo, aunque la mejilla me ardió un ratito, y estaba enojada a másno poder con mis papás, estoy contenta. Porque se quedaron en silencio, dejaronde discutir, y apostaría cualquier cosa a que van a pensarlo un poco más antesde volver a hacerlo. Ahora ya saben todo lo que pienso, y aunque les hice mal diciéndoletodo eso
se dieron cuenta que nosotras también estamos lastimadas por suidiotez.

Fui una irrespetuosa, lo sé. Tal vez habría podido decir lo mismo de unamanera civilizada, pero
fue una acumulación de cosas. Ahora veo que me mandana mí al curso de etiqueta, para que aprenda modales. ¡Ja! Eso sí que seríacómico.

Me voy a cenar. Quiero verles las caras. Bueno
ahora que lo pienso mejor,no tanto.

Mandales un beso a todos.

Lily

PD: Ayer encontré un libro buenísimo en la biblioteca: "El Hobbit". Perocomo es una nueva adquisición, todavía no se puede sacar del edificio, sololeerlo ahí. Así que tengo que pasármela en la biblioteca para leerlo. Pero esmuy ameno, vale la pena.

22/08/77, a latarde

James:

Rudolph me contestó mi carta. Parece un buen hombre, dijo que realmentesentía lo de Petunia. Me preguntó cómo está ella, y acerca de Thomas.

No sé, es raro
pero como parece buena persona, no tuve problemas encontarle la historia.

En realidad, escribía esta carta para contarte que, hay una canción de moda,que, recién hoy le presté atención a la letra. Y la copié
y quería mostrártela.

Te siento cerca...o eso supongo.

¿Realmente estasacá?

¿O son mis vanasesperanzas?...

De nuevo.

Le pregunto a laluna,

pero ella nocontesta.

¿Qué se cree quesoy

como para ignorarmeasí?

Vuelve... o mejor,aparece de una vez

El dolor me afecta,¿Es que no lo ves?

No sabes lo que eslidiar con algo así

Realmente, nadiesabe que aunque no existas, yo te espero.

 

Todos se ríen u opinan de mí.

¿Suponen que meinteresan sus estúpidos chismes?

¿O acaso piensanque no los escucho?

Pero se equivocan,porque a mi no me afecta.

Déjame verte,aunque sea una sola vez.

Hazme saber queeres real.

No sabes lo que eslidiar con este peso encima.

Realmente, nadiesabe que aunque no existas, yo te espero.

Déjame verte,aunque sea una sola vez.

Déjame verte,aunque sea una sola vez...

Es linda, ¿no?

Me voy a la biblioteca. Ya falta poco para terminar el libro. Saludos atodos.

Lily

♥♥♥♥♥♥♥♥

Volví rápido, eh! no pueden negarlo, ni quejarse! muajajaj (me atacó la maldad :D)

Espero que lo hayan disfrutado...

¡Que triste lo de Petunia! Lo digo yo, que lo escribí.

Mi papá está jugando a un jueguito que me pone nerviosa y no puedo concentrarme.

Bueno... tenia muchas ganas de escribir... por eso es que, hasta que no lo terminé no estuve feliz :D

Ah! ¿Que piensan de Rudolph? Parece una buena persona, ¿no? Tiene muchos ideales de la Orden, ¿Verdad?

Ups... ya estoy hablando demás. Asi que... mejor me voy despidiendo.

Cualquier duda, comentario o sugerencia... pueden dejarme un comentario. ¡Quiero saber qué opinan!

Un beso enorme!

Aris Lupin ♥

23/08/77, a lamañana.

James:

¿Ya leíste el Profeta? Rudolph volvió a escribir algo. Empieza así: "Talvez no todos seamos muy capaces, no creamos ser valientes, o sencillamente nosomos unos magos talentosos. También puede ser que seamos todo lo contrario,que seamos los mejores magos de nuestra generación, pero
¿de qué nos serviríaeso si no ayudamos?

En el mercado muggle había una pareja un tanto inusual, él era mago y ellauna muggle. Él dio su vida por protegerla, murió defendiéndola de lo que paraella era imposible de escapar. El amor que sentían no conocía la palabra 'mago'o 'muggle', sencillamente eran ellos, seres humanos que se queríanprofundamente."

La nota se explaya un poco más, pero esa es la introducción, ¡y la hizobasándose en Petunia y Thomas! ¡Por eso me había pedido que le cuente mejor!Realmente parece un buen hombre.

Aunque, entre nosotros, es inevitable que me lo imagine como un viejo.Nunca me dijo nada sobre eso, pero tiene esos ideales tan ejemplares, escribeal Profeta como si fuera lo más sencillo del mundo, y la manera en que escribeme hace pensar que es un hombre adulto. ¿Vos que crees?

Ya me agarró la locura de "quiero pero no quiero comenzar las clases",aunque este año tengo varias razones para no querer ir, al mismo tiempo, una deesas razones también es por lo que sí quiero volver a la escuela. Así que, alestar en esta situación lo mejor que puedo hacer es disfrutar de estos días yrecién el 1ro de septiembre comenzar a preocuparme.

Creo que hoy termino de leer 'El hobbit'. Me va a costar encontrar algo tanbueno como ese libro.

Bueno
me voy a escribirle a Rudolph y luego a desayunar.

Lily

23/08/77, a lanoche.

James:

¡No puedo creerlo! ¡Mis padres actuaron como adultos! Eso suena grosero, losé, pero es que hasta ahora parecían unos adolescentes testarudos.

 

Estábamos terminando de cenar, cuando mi papá dijo que lo que yo les dijeles había hecho pensar, y que reflexionaron en porqué se casaron. Finalmente,tomaron la decisión de no separarse, van a volver a intentarlo, como otrastantas veces lo hicieron y salieron victoriosos.

No tengo mucho más que decir, excepto que le escribí a Rudolph, y estoyesperando la respuesta. Y por supuesto que la tuya también.

Cuidate.

Lily

24/08/77, luego dealmorzar.

James:

Acabo de terminar de lavar los platos del almuerzo (que curiosamentesiempre me toca a mí).

Estoy un poquito enojada con mi mamá pero no tiene nada que ver con losplatos (aunque, pensándolo bien, el enojo por los platos me llevó a enojarmeluego).

Luego de que mi papá volvió al trabajo, y mientras levantábamos la mesa, mimamá me preguntó si había algo que me hubiera gustado hacer en las vacaciones yque no pude.

Le dije un par de cosas, como ir más a la pileta (estuvo cerrada porrefacciones), quedarnos mas tiempo acampando, leer mucho mas, aprender más acocinar, y también le dije que me gustaría haber ido a tu casa.

Obviamente, lo que le llamó la atención fue eso, y me pidió mas detalles.

¿Podés creer que la muy descarada me regañó por no haber aceptado tuinvitación? Peor aún cuando le dije que ya tenía mi merecido y que no meescribías mas. ¡No sabés cómo se puso!

Me parece bastante tonto, pero ella es así de sensible. Parece ser que nose da cuenta que si yo me hubiera ido, se habría separado de papá.

En fin
por eso estoy enojada con ella. Porque siempre se mete donde no lallaman.

Me acaba de llegar la respuesta de Rudolph. Voy a ver qué hay.

Besos para todos allá.

Lily

25/08/77, antes dedormir.

James:

¿Podés creer que le pregunté a Rudolph si me recomendaba algún libro y élme mandó uno de regalo? Yo no lo puedo creer. Realmente ese tipo es bueno.

Me regaló ese libro porque dice que le recuerda un poco a lo que yo leconté sobre vos. Si, le hablé un poquito de vos en las últimas cartas que leescribí. Nada malo, quedate tranquilo.

¡Ah! El libro se titula 'Papaíto-Piernas-Largas'. Pero lamentablementeaunque muero por hacerlo, no puedo me puedo poner a leerlo ahora, porque mimamá me dijo que ya apagara la luz.

¡Me muero de intriga! Pero
supongo que tendré que dejarlo para mañana a lasiesta.

Ahora se me pasó el sueño
pero bueno.

Lily

♥♥♥♥♥♥♥

Acá estoy, un poco agobiada y confundida.

Sé que es un capitulo super corto, y que tardé muchisimo tiempo solo para publicar esta asquerosidad. Pero... no me di cuenta de que me faltaban tan pocas cartas para llegar al final, o si no las hubiera publicado en el capitulo anterior, pero bueno... errores humanos :D

Esta semana tuve visitas que se quedaron en casa, por lo que, la computadora nunca estaba libre. Recién ayer me di una panzada de manga y anime (como para recuperar un poco :D), pero estaba todo el tiempo pensando "tengo que escribir y publicar, tengo que escribir y publicar"! Era una tortura :P

Acá está este pequeño pedazo de cosa, que recibe el nombre de capitulo, pero... estoy tan ansiosa por escribir lo que viene que siento que esto no me quedó como quería.

 

Igualmente, espero que lo disfruten. Ya son los ultimos capitulos! No puedo creerlo.

Cualquier duda, sugerencia, critica o dolencia (? escribanme un comentario.

Se despide, para poder seguir escribiendo,

Aris Lupin ♥

Lily sedespertó temprano a propósito, así podía leer un poco antes de que empezaran amolestarla con los deberes diarios.

Bajó a lasala en puntas de pie, tratando de que la escalera no hiciera ese ruidoespantoso que la caracterizaba. Cuando estaba en el último escalón recordó algoimportante, ¡no había agarrado el libro! Tendría que volver a subir y bajar lasmalditas escaleras.

Evaluó laposibilidad de quedarse en su cuarto leyendo, pero cuando entró en el mismorecordó porqué había decidido bajar al living: hacía mucho calor.

Esta vezrealizó un hechizo silenciador a las escaleras, no quería desgastarse losmúsculos de las piernas por evitar que crujieran los escalones.

- ¡Televantaste temprano! -exclamó Anne, que estaba desayunando.

"¡Tantoesfuerzo y la tirana ya está despierta!" Se refería como tirana a su mamá porque respecto a la limpieza y losquehaceres del hogar, no se podía discutir con ella, simplemente había quehacer lo que se debía hacer, sin importar si llevaba todo un día.

- Eh
si,ya hacía calor en mi pieza -le contestó Lily dejando el libro sobre la mesa.

- Vamos atener que comprar un ventilador para tu cuarto. -murmuró su mamá, observando ellibro de Lily- En el verano se pone caluroso.

- Si,pero el año que viene. Ahora ya no vale la pena. -le contestó mientras sepreparaba un pan con mermelada de frutilla.

- Estabapensando
-decía Anne mientras ojeaba el libro- que hoy podríamos limpiar losvidrios, que hace tiempo que no lo hacemos.

Lilyestaba de espaldas a su mamá así que pudo darse el lujo de poner los ojos enblanco.

- Bueno,mami-la respuesta destilaba resignación.

Desayunótranquilamente. Bueno, no tan tranquilamente. Observaba alarmada cómo su mamáagarraba el libro y comenzaba a leerlo. Si se enganchaba no podría quitárselohasta que lo terminara. Y era SU libro, ¡ella se despertó temprano para leerlo!

Annecomenzó a reírse. ¡Oh, no! Si la divertía no lo soltaría más.

- Mami,¿papá ya se fue? -trató de distraerla.

- Sip -lecontestó sin mirarla siquiera, leyendo.

Terminóde desayunar y su mamá ya estaba inmersa en el libro.

Lily sefue a su habitación, el hechizo silenciador había dejado de hacer efecto, asíque se encargó de hacer rechinar cada escalón con sus pesados pasos, muestra desu enojo.

Comenzótendiendo su cama, para poder tirarse a refunfuñar, pero le agarró el gustitopor ordenar su cuarto, y siguió haciéndolo.

Ya eranlas once de la mañana, hacía tres horas que se había levantado, y estabaaspirando la alfombra.

Su puertadio un fuerte golpe al abrirse de repente, provocando que instintivamente sediera vuelta alarmada.

- ¡Estelibro es increíble! -ahí estaba Anne, dejando el libro en su mesita de luz, conla respiración agitada por haber subido las escaleras corriendo.

Lily lamiró con los ojos entrecerrados, con rencor.

- Quebueno que es saberlo -dijo bajito.

- ¡Ya sonlas once y no comencé con la comida! ¡Tu papá ya va a llegar!

Su mamásalió como llegó al cuarto, así de estrepitosamente.

 

- Queescandalosa -murmuró Lily mientras seguía aspirando.

Le llevóun buen tiempo, pero dejó su pieza reluciente. Sería la ultima gran limpiezadel verano, solo tendría que mantenerla esos días hasta que comenzara laescuela.

Laescuela.

No queríacomenzar, pero a la vez sí quería.

Era suultimo año, el peor, en el que tendrían que rendir los EXTASIS. Pero por esomismo también quería ir, para disfrutar de su ultimo año en Hogwarts.

Tampocoestarían los gemelos, porque ya se habían graduado, ¿quién estaría con ellaahora? ¿Tendría que quedarse sola? Trató de hacer memoria, pero no halló ningúnmomento de su vida en que se hubiera encontrado totalmente sola. Aunque, surelación con Mary había mejorado a finales del curso anterior. Y Avril tambiénpodría querer hacerle compañía cada tanto.

Pero
ahora que estaba peleada con James, tal vez no la considerara su amiga. Yaunque Remus había sido su amigo desde antes que ella se acercara a losmerodeadores
ahora era diferente. A finales del curso anterior se enteró queél gustaba de ella, y probablemente no era una buena idea estar tan juntos comoantes

Pero
¿Porqué no? Si a fin de cuentas, nada se lo prohibía. Se había impuesto la idea deayudar a Remus a no estar tan cerca de él para que no se peleara con James.Pero, según lo que dijo James, ella ya no existía para él.

Lilyvolvió a tener el encontronazo de sentimientos al volver a pensar en él. Elremordimiento, la culpa, la duda de no saber si había hecho lo correcto, elenojo, la bronca, y esa molesta sensación en su estomago. Todo eso iba pasandopor ella cuando lo recordaba, y pasaba bastante a menudo.

Seencontraba sentada en su cama, sujetando firmemente las cartas que él le habíaenviado. ¿En qué momento había terminado así? Volvió a guardar las cartas en sucajón, y salió del cuarto, cerrando la puerta tras suyo.

Se sentóen el sillón del living, dispuesta a comenzar con su libro, pero
no todo eratan perfecto como a ella le gustaría.

- ¡Lily!-Le gritó su mamá desde la cocina- ¿Nos quedamos sin jugo, podrías ir acomprar?

- ¿Porqué no va Petunia? -le contestó también a los gritos.

- Está ayudándomea cocinar. -Estaba asomada a la arcada que unía el living con el comedor, porlo que no necesitó gritar- Así que agarrá el dinero que hay en la mesa y anda acomprar.

Lilyrefunfuñó, cerró el libro y se fue al quiosco cerca de su casa.

- ¡Eh!¡¿No me convidas juguito?!

Lilycerró los ojos exasperada. Había olvidado por completo los hombres de laconstrucción de su cuadra, si lo hubiera hecho se habría colocado un poncho yuna bolsa de papel en la cara. Cerró los puños de las manos cuando ellossiguieron gritando y silbando, y trató de caminar más rápido.

- ¡Quédetestables! -fue lo único que dijo en voz alta.

Llegó asu casa dispuesta a leer para olvidar el incidente, pero la mesa para almorzarya estaba puesta. Preparó el jugo y lo sirvió, donde ya estaba su papá sentado.Lily se sentó con él.

- ¿Cómova hoy? -le preguntó con interés.

-Movidito, ya están terminando las vacaciones, así que hay mas gente en laoficina -contestó con cansancio.

- ¿Qué vamosa comer? -preguntó Lily luego de un momento de silencio.

 

- Si vosno sabes, menos idea tengo yo -su papá le sonreía amablemente. Realmente habíamejorado su humor.

- Tenésrazón -le contestó ella devolviendo la sonrisa.

Almorzarontranquilamente, bueno
no tanto.

- Hay unaparte en que ella
-le contaba Anne a Lily

- No, no,no. ¡No quiero saber! -ella se tapaba los oídos para no escuchar lo que su mamále quería contar del libro. Si algo no podía soportar era que le contaran algoque iba a leer. Le quitaba totalmente toda la emoción.

- Lily,no hagas tanto escándalo -la retaba Jhon. Pero hasta que su mamá se callaraella no iba a parar.

Cuandovio que su mamá comía y ya no hablaba más, dejó de hacer ruido y se dispuso acomer ella también.

-
¡y alfinal
! -siguió Anne, tomándola desprevenida por lo que Lily volvió a su actitudde niña malcriada, tapándose los oídos y gritando incoherencias para que la vozde su mamá no le llegara. Jhon no podía creer, no se decidía por cual de lasdos era más infantil. Y Petunia se limitaba a mirarlas con indiferencia.

Le tocaba(como siempre) lavar los platos, así que esperó a que su papá se fuera altrabajo nuevamente y que Petunia limpiara la mesa, para hacerlo.

Mientraslos lavaba tarareaba la rítmica canción de rock que le gustaba. La letra de esacanción era la que le había escrito a James en una carta. ¿Habría ido demasiadolejos? ¿No habría sido demasiado insinuante? Lily comenzó a transpirar con lasola idea, no lo había pensado hasta ese momento.

¡Le hacíahacer cosas vergonzosas sin siquiera tener que decir ni una palabra! ¡EstúpidoJames!

Cerró lacanilla del agua con violencia. Se sacó el delantal naranja y se secó lasmanos.

Esedelantal le traía el recuerdo de la visita de James y de los chicos. Era un recuerdoagridulce, por un lado estaba la alegría de sentirse apoyada y amada por susamigos (algunos mas nuevos que otros), y por otro lado estaba la pelea conJames por la que la ignoraba olímpicamente.

- ¡Ya sonlas tres de la tarde! -exclamó Lily asombrada- Esta familia esclavizadora...

Agarró ellibro que Rudolph le regaló. "A decir verdad, tenía la leve esperanza deque me perdonara si le escribía... que ingenua".

Lilycomenzó a leer.

"¿Pero cómo diablos sentirse respetuosacon una persona que quiere que la llamen John Smith? ¿Por qué no habrá elegidoun nombre con un poquitito más de personalidad? Tanto valdría escribirle al"Querido Poste del Telégrafo" o al "Querido Buzón de laEsquina"" Lily reía a medida que leía. Habían pasado apenas unas veinte páginas yella ya amaba el libro.

Annepaseaba por toda la casa limpiando las ventanas como había dicho a la mañana,pero Lily no se daba por enterada. Llevaba leyendo más de una hora, sindetenerse para nada, y ya estaba por la mitad del entretenido libro. Noimportaba el escándalo que hiciera Anne o lo fuerte que desafinara mientraslimpiaba, sus ojos verdes iban de un lado para el otro de las páginas,imparables. Anne sonrió, Lily estaba leyendo un muy buen libro. Ella tampocohabía podido dejarlo hasta que lo terminó. Pero... tenía una nota que decía "No te comas el libro, disfrútalo",y ella definitivamente no estaba haciendo caso a la dedicatoria, tal vez no lohabía visto.

Petuniamerendaba. Se había levantado de su "rápida" siesta y Lily seguía enel mismo lugar que hacía dos horas, con el libro casi terminado.

 

Petuniacreía que estaba enferma. Ella también leía un poco, pero no podía comprendercómo es que su hermana podía pasarse horas en el mismo lugar, sin ir al baño, olevantarse para comer algo. Además, estaba esa antinatural rapidez para leer,Petunia suponía que eran los años de práctica que llevaba encima.

"Además, es... Bueno, es sólo él; con esoqueda todo dicho, y lo extraño como loca. Mucho más de lo que puedo expresarle.Parece como si todo el mundo estuviera vacío y doliente". Lily lloraba. Se acurrucó en elsillón para que si alguien pasaba por el living no pudiera notarlo a simplevista. Rudolph había comprendido a la perfección por lo que ella atravesaba, yle había regalado ese espectacular libro que parecía retratar el momento queestaba viviendo.

Cinco ymedia de la tarde. Lily cerró el libro, se levantó del sillón y se dirigió a lapuerta de salida.

- ¡Voy ala biblioteca! -exclamó, para quien fuera que la escuchara.

¿Por quéiría a la biblioteca, si ese era su libro y no tenía que devolverlo?

Por lasimple rutina que había creado de ir a la biblioteca cuando terminara un libro,como si tuviera que terminar de digerir y procesar la información entre todosesos estantes.

El solrojo del atardecer la golpeó. Había estado en el living, con su tenueiluminación rojiza, proveniente de la luz que se colaba por las cortinas de esecolor, y le costó acostumbrarse a lo fuerte que era en el exterior. Utilizó elpequeño libro como visera hasta que sus ojos se acostumbraron.

Caminabalentamente el par de cuadras que la separaban de la biblioteca pública,pensando en cómo se asemejaba la situación que vivía ella. Lily le estabaescribiendo a James, pero, él era como el Papaíto, se limitaba a leerlas, obueno... tal vez ni siquiera las leía. Era como escribirle a ese síndico, quenunca contestaba las cartas. Como hablar con la pared, así se sentía.

No podíaseguir llorando. El libro la había sensibilizado, pero eso no era excusa. Nopodía ir llorando por la calle como una mujer deprimida, queriendo dar lástimapor ahí.

Sintió larefrescante sombra del gran edificio, que tapaba el agobiante sol. Ya habíallegado a la biblioteca, donde podría descargarse a sus anchas entre algúnestante poco frecuentado.

Ya habíacruzado las escaleras de la entrada cuando escuchó que alguien llamaba suatención con un ruidito. Prefirió ignorar a la persona que estuvieramolestando, así que se predispuso a abrir la puerta, sin siquiera voltear paraver quién era.

- Lily,¿no vas a saludarme?

Laaludida se dio vuelta rápidamente, esa voz era mortalmente conocida, ysimplemente no podía creerlo. No podía cerrar la boca porque estaba muyconcentrada en que las lágrimas no se escaparan de su lugar.


♥♥♥♥♥♥


Eh... ejem, ejem.. probando, probando.

Tal vez algunas personas me quieran matar por dejar esto asi, pero... es que tengo la maldad en las venas, no puedo decir otra cosa! :P

Si leen Papaito-Piernas-Largas llegarán a una comprensión aun mayor de este capitulo, pero asi todo, lo escribí pensando en que la mayoria no lo debe haber leído.. pero es imperdible :D

Bueno.... siempre cuando llega este momento en el que tengo que escribirle a ustedes, los lectores, me olvido de todo lo que quería decir ¬¬ es algo un tanto traumante, lo se :S

 

Se me acaba la batería de la notebook, asi que tengo que resumir la cuestión.

Espero que lo disfruten, tanto como yo, que me llevó un buen trabajo de muchas horas, pero asi todo me encantó escribirlo.

Lo mejor viene en el próximo, se los prometo.

Gracias por demostrar su aprecio por el capitulo anterior que yo lo aborrecía. Me hicieron tenerle mas amor :)

Cualquier cosa que quieran decir, no duden en pinchar por acá abajo y comenten!

Se despide para acostarse a dormir (4 am),

Aris Lupin♥

23/08/77

Rudolph:

No sabe lo bien que me hizo leer el articulo que publicó hoy en el Profeta.Realmente siento un profundo agradecimiento por las palabras tan reconfortantesque escribió.

Pensé en mostrárselo a mi hermana, pero decidí que mejor no. Ella esbastante reacia en cuanto a lo que refiere a nuestro mundo, y que se hayapublicado su historia tal vez no le haga tanta gracia. Por eso, agradezco yopor ella, tal vez no le pueda encontrar el valor que merece.

A pesar de su hermoso articulo, me encuentro un poco triste. Es algo que vamás allá de esta pena que tiene que sufrir mi hermana. Esta vez se trata de mí.

Y pienso que, aunque es muy egoísta pensar en este tipo de cosas justoahora, no me puedo quitar de la cabeza a James.

James es el chico del que le hablé en la carta pasada, al que le escribí lacanción.

Es un compañero de escuela, que estuvo años intentando que saliera con él.Pero yo lo ignoraba, incluso llegué a detestarlo por su insistencia. Cuandotuve novio bajó los decibeles, supongo que realmente se detestaban mucho entresí. Pero, cuando corté con mi novio, varios sucesos hicieron que Jamesterminara convirtiéndose en mi amigo.

Este verano nos estuvimos escribiendo y
bueno, yo escribí una cartatotalmente loca, él se preocupó porque mis papás declararon que se iban aseparar, y me vino a visitar. Ahí fue cuando yo la arruiné.

Porque, antes de irse, él me pidió que me vaya a su casa, que disfrute lasvacaciones junto a él y nuestros amigos. Pero yo me negué y tuvimos una fuertediscusión que rompió con todo lo que habíamos logrado hasta ese momento.

Luego de una semana, a pesar de que James dijo que iba a hacer de cuentaque yo no existo, empecé a escribirle.

Y hasta acá llegué con la tonta esperanza de que él me va a volver aescribir, así que no dejo de mandarle cartas.

Pero hoy estoy triste, porque me invade el sentimiento de que él no laslee. Que nunca va a contestarme y que, cuando comiencen las clases dentro deunos días, va a cumplir su promesa y va a ignorarme.

¿Qué voy a hacer yo entonces? Lamentablemente, el rogar no está entre misopciones, porque mi orgullo no me lo permitiría. ¿Voy a tener que renunciar aél?

Y esto lo sabe solamente usted: no hay ni un solo día en que me arrepientade mi decisión.

Gracias por tener la paciencia de leer este tipo de cosas. En lo que duranuestra correspondencia no volveré a hacer mención alguna a estos temas.

Lily

24/08/77

Rudolph:

Muchas gracias por sus palabras esperanzadoras. Gracias a usted ahora puedocreer que James lee las cartas que le escribo.

 

También agradezco de todo corazón que no le moleste que le cuente sobre mislíos personales, ya que no tengo a nadie mas que me pueda escuchar.

Hoy tengo la alegría de comunicarle que mis padres decidieron "volver aintentarlo" (palabras textuales), y no se van a separar. Aunque me arrepientode no haberme ido con James, siento que esta noticia recompensa un poco todo loque tuve que sufrir. Al fin y al cabo, ellos pensaron un poco luego de algo queyo les dije (ahora no viene al caso). Así que se podría decir que sirvió dealgo que me quedara acá en casa, y no me fuera a disfrutar mi verano.

Le contaba a James (bueno, justo le estaba escribiendo cuando llegó turespuesta), que estoy enojada con mi mamá, porque me retó porque no me fui a lacasa de él de vacaciones.

Está loca, ¿Qué madre se enoja porque su hija se queda en casa y no se va conun chico que ve durante todo el año? Obviamente que lo mas fácil y divertidopara mi hubiera sido irme, pero bueno
no lo comprende, la responsabilidad memaneja, siempre fue así y no puedo cambiar de un día para otro.

Con cada día que pasa me indigno cada vez más. Ya casi no hay nada que medistraiga de los pensamientos sobre él. No puedo creer que aunque lea lascartas que le mando no me conteste ni una sola.

Termine de leer un libro y no encuentro ni uno solo que me llame laatención, es todo un problema no encontrar algo que me distraiga en estos díasaburridos. Me imagino que usted sabe de literatura, me late que si, ¿hay algúnlibro que me recomiende?

Gracias por todo, espero impaciente su respuesta.

Lily

25/08/77, despuésde cenar.

Rudolph:

¡Estoy tan agradecida! Realmente se pasó, no tenía porqué regalarme unlibro, solo le pedí que me recomendara alguno.

Pero, estoy muy feliz, me muero por comenzar a leerlo. Especialmente,porque dijo que le recuerda a la situación que estoy viviendo con James. Eso leda un toque aún más especial al libro.

¡Estoy tan contenta! Que me haya regalado un libro es tan
mi felicidad esindescriptible. ¡Con lo que me encanta que me regalen libros!

Me muero por contarle a James.

¡Usted es tan bueno! Tal vez suene algo interesado decir eso luego derecibir un regalo, pero
me di cuenta en este tiempo que, aunque no sepa conexactitud quién es, y no lo conozca personalmente, es una buena persona, y muyagradable, por cierto.

La carta que me envió junto al libro me sonó a despedida, ¿no va a seguirescribiéndome? ¿O se va a alguna parte? (mi dirección sigue siendo la misma, eh)

En fin
usted me ayudó muchísimo. Me proporcionó un gran consuelo cuando lonecesité, supo escribir las palabras justas para levantarme el ánimo y lograrhacerme sonreír a pesar de todo lo malo.

Me escuchó (bueno, me leyó) y comprendió cuando le hablé sobre James, esepequeño malestar que me enferma cada vez mas. Creo que sin usted, nunca podríahaber terminado de aceptar que me enamoré de él.

Me ayudó cuando no había nadie más.

Espero que mi impresión esté equivocada, pero si no lo está y la anteriorfue su ultima carta, tengo que decirle que realmente le agradezco por todo.

Espero que sea muy feliz, cuídese mucho (con los artículos que escriberealmente debe tener cuidado) y vuelvo a rogar que me siga escribiendo.

 

Lo quiere,

Lily

♥♥♥♥♥♥♥

Lo se! van a querer matarme! las deje con la intriga del capitulo anterior y encima les dejo estas cartas que parecen salidas de la nada!

Bueno, si quieren culpar a alguien, háganlo a la mente maestra de este plan maquiavélico de "dejarlas con la duda", a mi querida hermana Ebril. (Por favor, no le hagan mucho daño, que tiene una fic que espero que algun dia actualice)

Aunque me demoré una semana y traigo este capitulo feíto, tiene su razón.

Es quee, el capitulo siguiente ya está casi listo, lo pensaba publicar, pero ahí surgió el plan maquiavelico, por lo que tuve que pensar, idear y escribir un nuevo capitulo (que sería este, de las cartas a Rudolph).

Asi que... de consuelo les digo que... creo que para el lunes les traigo un larguito y bien consistente capitulo, para despejar las dudas.

Ya llegamos al final gente! queda muuuy poco (creo que solo dos captiulos)

Gracias por leer y comentar, sigue llegando gente nueva, y estoy muy contenta por eso,. y por las personas que siguen la historia hace rato y están todavia en pie :D

Cualquier duda, critica, o sugerencia, no duden en comunicarse conmigo :D

Un beso enorme,

Aris Lupin ♥

Lily se acercó a éllentamente, albergaba la sensación de que era una ilusión, una sucia y malapasada de su mente retorcida. Se acercaba lentamente porque, si era así, queríaque esa ilusión durara todo lo que se pudiera. Pero
ella no pensaba todo eso concientemente.Solo sentía. No estaba maldiciéndose mentalmente por la estupidez de suspensamientos, ni por lo delirantes que eran. Solo se acercaba a él.

- Hola Lily -dijo élsonriente, cuando ella quedaba a menos de un metro de distancia.

- Hola
James-contestó ella débilmente, sin dejar de observarlo embelesada.

Luego de un momentoJames rió, solo como él podía hacerlo, tan despreocupado por ese encuentro.

- Si te vieras lacara
-pudo decirle entre risas- ¿Vamos? -le preguntó, tomándola de la mano queella tenía libre.

Lily no hizo nada masque dejarse conducir, estaba demasiado asombrada.

James estaba ahí, conella. Era real, y no una obra de su imaginación. La llevaba corriendo a dondesolo él sabía.

Él estaba ahí, sonriéndole,ignorando el sol que le daba en el rostro provocando que sus ojos avellanas sevieran mas claros, y la llevaba tomada de la mano

¡¿De las manos?! Lilyvolvió a pensar normalmente, y eso provocó un bullicio molesto en su cabeza.¡Iban agarrados de las manos! ¡James estaba ahí! ¿Qué estaba haciendo? ¿Por quéhabía vuelto?

No podía soltar sumano porque sería algo muy descortés, pero además reconoció que le gustaba. Eraun gesto muy cálido.

Llegaron a una plaza,donde había un par de niños jugando. James se sentó en un banco, y Lily loimitó.

- ¿A qué ibas a labiblioteca? -James ya intuía la respuesta, pero
quería empezar a hablar por loque les concernía, así que empezó con la primer pregunta de la lista.

- Es que terminé ellibro que me regaló Rudolph. -James de pronto se puso serio, pero Lily no lopercibió- Ese hombre es increíble, supo darme el libro indicado. Nunca me habíatocado tan fondo un libro, llegó en el momento justo
-Lily se dio cuenta quehabía hablado de más, así que miró a James.

 

Él se había quedadomirando a la nada, con el ceño fruncido.

- ¿James? -preguntóLily algo preocupada, no era normal que la sonrisa se le desapareciera así derápido, y menos que tuviera el ceño fruncido.

- Aunque decía "No tecomas el libro, disfrútalo", no hiciste caso, ¿verdad? -preguntó James,hablando bajo, parecía que para sí mismo.

- ¿Dónde dice eso?-Lily se extrañó, no había leído esa frase en ningún momento, así que se puso aobservar el libro. Hasta que encontró lo que James había dicho, en la parteinterior de la contratapa- ¿Cómo
? -comenzó a preguntar ella, pero James seadelantó.

- ¿Realmente no tehabías dado cuenta? -preguntó incrédulo.

El cerebro de Lilyhizo '¡clic!', pero no le encontraba sentido alguno a su razonamiento. Pero lamanera en que James lo insinuó, y el saber algo que ella no le había contadoporque ni ella misma lo sabía, se lo confirmaban.

- ¿Podría ser que
?-empezó a preguntar, pero nuevamente él le cortó la frase.

- ¡En verdad no lohabías notado! -A James lo volvió a acosar un ataque de risa, aunque a Lily nole hizo mucha gracia- Perdón, perdón. -luego de un momento se calmó, secándoselas lagrimas que había soltado por la risa- Entonces
¿nunca sospechaste quiénera Rudolph?

- No, ¿Por qué habríade hacerlo? -contestó algo molesta, se estaba burlando de ella, no podía sercierto.

- ¡Te mandé el libro apropósito, para que supieras que yo era ambos! -le contestó, sin poder quitarsela sonrisa de la cara.

- ¡Claro! -Dijoalargando la primera vocal- ¿Y yo tengo que andar adivinando tu juego deadivinanzas? -le cuestionó, ahora totalmente molesta, ¿Cómo quería que se dieracuenta de algo tan complicado? ¡No se la había dejado facil!.

- Si sigues sincreerme puedo mostrarte las cartas que me enviaste
a Rudolph -aclaró James,como si fuera necesario.

Lily, quemomentáneamente por la sorpresa de la noticia había olvidado las cartas que le mandó a Rudolph, enrojeció a más nopoder.

James lo notó, y rió.

- Lily Evans, ahoraque sé la verdad, ¿qué vas a hacer?

- ¿Podrías callarte unmomento? -le preguntó, y aunque parecía molesta, en realidad estaba muy avergonzada.

James sabía que ellase había enamorado de él, Rudolph se lo hizo saber. O bueno
lo que fuera.James era Rudolph, y Lily se la había pasado contándole a Rudolph lo que sentíapor James y se las pasaba adulando a Rudolph en las cartas de James. Se podríadecir que James se encontraba doblemente aceptado.

Se escuchaban lascarcajadas de los niños que jugaban, ajenos a ese silencio expectante. Sedivertían jugando, disfrutando del sol, sin importarles lo que podrían pensaruno del otro, sólo hacían lo que querían hacer, lo que sentían.

Lily sonrió, quisoactuar como esos niños, sin pensar demasiado en las consecuencias. Sin importarsi luego la ropa se ensuciaba, quería jugar con la tierra, justo como ellos.Necesitaba liberar la mente, y solo hacer lo que sus sentimientos pedían. "Mas vale que no me tenga que arrepentir delo que voy a hacer".

Lo miró, él estabaobservándola sonriendo.

- James, ¿quieressalir conmigo? -preguntó ella totalmente colorada.

El aludido se quedó deuna sola pieza.

- ¡¿Qué?! ¡No, Lily!-contestó indignado.

 

Automáticamente, anteesa respuesta, ella soltó la mano de James, ya que aún lo había hecho.

La estaba rechazando.¿Acaso se estaba vengando? ¿Es que aún no la había perdonado y le estabahaciendo pagar todo ese tiempo que estuvo detrás de ella?

"James es unMerodeador, es lógico que quiera vengarse". Era una ilusa, se había creído todoel cuento como una nena chiquita.

James volvió a reír.

- ¿Qué es tangracioso, idiota? -le preguntó ella, levantándose del banco, dándole laespalda. Estaba furiosa. Estaba jugando con ella. Todo ese tiempo lo habíaestado haciendo, con las cartas en el verano, con las cartas de Rudolph, contodo ese teatro que montó para vengarse.

Él se levantórápidamente y la tomó de la mano haciendo que se girara.

- No memalinterpretes. -James estaba serio.

- ¿Qué es lo que notengo que malinterpretar? ¡Está claro como el agua! -Lily agradeció que suorgullo fuera tan grande como para impedir que las lágrimas acudieran.

- ¡Yo quieroproponértelo! -Le dijo, marcando la primera palabra, haciendo un mohín- Haceaños que yo estoy intentando que salgas conmigo, y ahora que estoy seguro quevas a aceptar
yo quiero hacerlo.

A medida que ibahablando, su tono de voz iba volviendo a la normalidad, hasta parecer que solomurmuraba, pero remarcando siempre el "yo"

Lily estaba esperandouna excusa, no una declaración. Sintió que ese orgullo se hacía añicos, que noservía de nada frente a él, ya no.

- Yo te preguntéprimero, no voy a decirte que si -dijo Lily tomando una supuesta posturaarrogante, mirando hacia el costado, como si James no estuviera ahí, tomándolade la mano.

- ¡Mujer! -Se exasperóJames- El primero fui yo, ¡hace años!

- ¿Mujer? -Lily sereía- Si, bueno -siguió fingiendo testarudez, solo para sacarlo un poco de lascasillas- pero la que preguntó primera hoy, fui yo.

James meditó unossegundos.

- ¿Y si
decimos
quefuimos
los dos
al mismo tiempo? -preguntó, besando cada parte que podía de lamano de ella.

- ¡No hagas eso!-protestó Lily, golpeando el hombro de él con la otra mano.

- ¿Por qué no?-preguntó curioso, mientras inmovilizaba la mano golpeadora contra su pecho.

- Es terriblementemolesto -dijo Lily que parecía a punto de desmayar por la taquicardia quesentía.

- Es la venganza porhacerme esperar tanto. -¿Esa era en realidad su venganza? ¿Acaso era tonto?

James sonreía y seacercaba a ella.

Su corazón latíaestruendosamente, sin dar tiempo siquiera para contar los latidos. Lo escuchabaen todas partes, en su pecho, en sus manos, en sus oídos, por toda su cabeza.Sentía que su cuerpo solo era ese poderoso músculo que no dejaba de latir.

Pero además, percibíaunos latidos similares, parecidos a los suyos pero con una energía diferente, másabrumadora, y que no emanaba de ella. Sentía que nacía de su mano derecha, lamisma mano que tenía apoyada en el pecho de él. Ambos palpitares se encontrabanahí donde se tocaban, donde ambos corazones se entrelazaban.

- ¿Lily? -preguntócuando estaba a centímetros de ella.

- ¿Mmm? -fue lo únicoque pudo contestar.

- ¿Podrías convertirteen mi novia?

Como respuesta, Lilyse puso en puntas de pie, y así acortar el espacio que quedaba entre ambos.

 

James la rodeaba conlos brazos perfectamente y captaba cómo su espalda estaba arqueada por ladiferencia de alturas. Sonrió. Era tan chiquita.

Lily se separó de él.

- ¿Sabes qué? Teextrañé -le decía ella, mientras iba corriendo a una hamaca libre.

- Yo no tanto. Perofue divertido leer e intuir sobre lo que estabas sintiendo. Aunque fue difícilno escribirte como James -le contestó, mientras se sentaba en otra hamaca, allado de ella.

- Pero por lo menos mehablabas por Rudolph -Lily iba adquiriendo velocidad, y hablaba mirando haciadelante, como a lo lejos.

- No era lo mismo,tenía que parecer formal. Pero especialmente cuando pasó lo de tu hermana,¿sabes las ganas que tenía de venir? -James no se hamacaba, solo se balanceabasuavemente, observando a Lily.

La hamaca de Lilyllegaba hasta los extremos, y en ese punto saltó. Pero al contrario de lo quepasaría en realidad, ella bajó suavemente. Se dio vuelta, encarando a James.

- ¡Wow! Hacía años queno hacia eso -dijo con entusiasmo, y luego volvió al tema- ¿Y por qué noviniste?

- No querés hacermagia en tu casa, pero sí en una plaza donde te puede ver cualquier cantidad degente. -La regañó James, y volvió al tema- No vine porque tenías que dartecuenta de algo. Tenias que extrañarme para entender que me querés.

- Lo de mi casa esdiferente. Además, puedo excusarme en el ministerio diciendo que fue algoinstintivo, porque realmente lo es, un accidente que la magia me ayudó sinproponérmelo. -se justificó Lily- Pero realmente te necesitaba en ese momento.-le reclamó quejosa.

- ¿Haces eso sinvarita? -Preguntó asombrado- Por eso publiqué el artículo en el Profeta, supuseque lo leerías.

- Si, lo hago sinvarita, desde que soy muy chica. -contestó, orgullosa de si misma- Pero
-Lilyse interrumpió a si misma- Estamos hablando de dos cosas diferentes al mismotiempo, como si estuviéramos escribiendo cartas. Es algo molesto.

- Es verdad
-le diola razón, sonriendo. Se levantó de su hamaca- ¿Cuándo me vas a presentar a tuspadres?

- Si ya los
-respondió Lily, sin entender, al principio, la intención de la pregunta- Noestarás pensando en que te presente como mi novio, ¿verdad?

- ¡Claro que si!-respondió alegre, ajeno al mundo de Lily. -Las clases ya van a empezar. Nopodemos estar en el colegio todo el año sin que ellos lo sepan, después mematarían

- No puedo hacerlo, nopuedo hacerlo, no puedo hacerlo, no puedo hacerlo, no puedo hacerlo -Lilymurmuraba como una loca para si misma, repitiendo siempre la misma frase.

- ¿Por qué no?-preguntó James, perdido de la vida.

Lily no contestaba,seguía repitiendo una y otra vez la misma frase, hasta que James se cansó y labesó para callarla.

Lily apoyó su frentedonde llegaba, a la altura de los pectorales de James y se sujetó de loscostados del suéter del mismo como si se hubiera quedado a mitad del camino deun abrazo, y James lo correspondió.

- No puedo hacerlo
-comenzó a decir Lily

- Eso ya entendí, nosoy tan lento como otras personas -contestó James, por lo que recibió unpellizco en su costado, donde Lily tenía las manos.

- Ya les presenté a unnovio, y no funcionó. No quiero pasar por todo eso otra vez. Es una charla engorrosa.

- Ya sé que Wright fuetu mayor error del pasado -recibió otro pellizco-, pero esa charla los hacesentir seguros. Además, te prometo que va a ser la última vez que la vas atener que escuchar.

 

Lily besó a James adonde llegaba, el pecho.

- ¡No hagas eso! -sequejó él.

- ¿Por qué no? -preguntóella, alzando la vista.

- Porque no puedodecidir si es molesto o es excesivamente lindo.

- Hmm, lo voy a teneren cuenta. -dijo Lily sonriendo, y volvió a su postura anterior- Pero sigo sinquerer "presentarte" a mis papás. Mi papá va a reírse de mi hasta que muera-dijo hundiendo aun mas su cara entre la ropa de James, que olían suavemente acolonia.

- No entiendo porquétiene que reírse.

- Realmente no loentenderías.

- ¿No puedo intentar?-pidió él.

Luego de pensarlo,Lily se rindió y accedió a contar la historia.

- Cuando hace variosaños atrás me escucharon despotricar a los cuatro vientos en contra tuya todoel verano, mi mamá decidió profetizar que terminaríamos juntos. Ambos lo creen,y cuando viniste el otro día se sintieron más seguros todavía.

- Que lindo. -dijoJames simplemente- Admiro a tu mamá. ¿Segura que no es bruja? Pero no entiendoporqué se va a reír tu papá.

- No lo expliquétodavía. -de repente Lily se enojó- ¡Aposté con él que nunca tendría unarelación con vos!

- ¿Qué apostaron?-preguntó James, riendo, pero dispuesto a pagar lo que fuera para que ella nose sintiera mal y pudieran hacer lo que tenían que hacer.

- Nada. -Respondiópara sorpresa de él- Nunca apostamos nada, pero son desafíos que se cuentancomo goles, uno a uno para el que gane la apuesta.

- ¿Entonces es solocuestión de orgullo? -concluyó James. Lily asintió con la cabeza- Porque en esecaso no te preocupes mas, tu papá ya nos vio, regresando del trabajo.

- ¡¿Qué?! -preguntóLily, separándose de él.

James solo asintió conla cabeza, para confirmar los hechos.

- Entonces vamos -dijodecidida.

Buscó el libro quehabía dejado en el banco, cuando recién habían llegado a la plaza. Lilyrememoró todo lo que sucedió, y le parecía muy irreal.

- Ese pantalón tequeda muy bien -le dijo James observador.

- Nada que ver
estosjeans mugrientos
-dijo Lily ruborizándose.

- Pero si no soy elúnico que piensa igual. -Lily se extrañó, ¿Qué iba a saber él?- Yo tambiénquiero de tu jugo -concluyó divertido.

- ¡Que asco! -dijoLily, pero tardó en darse cuenta de la relación- ¿Estabas cuando
?

- Si. Yo mismo meencargué de silenciar a esos maleducados obreros. -dijo James con actitud dejusticiero.

- ¿Desde esa horaestás por acá? -preguntó escandalizada.

- Sip -contestóorgulloso de si mismo.

- Entonces apurate,así comemos algo.

James se rió y siguióel ritmo que impuso Lily.

Con una mano sujetabael pomo de la puerta y con la otra la mano de James. Inspiró y exhaló aire dosveces.

- Hey, -le susurróJames al oído- somos Gryffindors, ¿Qué tan difícil puede ser?

Apretó bien fuerte sumano y entró.

- Acomodate por ahí,voy a traer algo para comer. -le dijo señalando el sillón, con la mandíbulatensa.

- ¡No estés tan tiesa!-le dijo bajito, riendo.

A decir verdad, eltambién estaba nervioso, aunque intentaba no demostrarlo, pero por lo menos yaconocía un poco el ambiente.

- ¡Ya llegué! -dijoJhon Evans, entrando a la casa.

 

Lily se asomó por laarcada del living, James evitó mirarla a propósito.

- ¡Hola papá! -dijoLily, mirando a James como queriendo comérselo vivo.- ¿Recuerdas a James?

- ¡Oh! ¡Si, claro!-dijo Jhon saludándolo.

- Papi, ¿podríasllamar a mamá? Tengo algo que decirles.

Jhon asintió con lacabeza, pero lentamente se fue dibujando una sonrisa en su rostro. James supusoque ya se imaginaba lo que venía. Se sintió aliviado, parecía estar de buenhumor.

Lily estaba pálida.

- Hey, ¿no ibas aservir el té? -preguntó James tratando de hacerla actuar con normalidad, o sino, él tendría que tomar las riendas en la situación.

- Eh
si. ¡¿No sesuponía que ya había vuelto del trabajo?! -inquirió susurrando, nerviosa.

Trató de verter elagua en las tazas, pero tenía el pulso horrible. James le sujetó las manos.

- ¿Podrías calmarte?-le pidió, sin retirar las manos de las de ellas- Ya hiciste esto una vez, porlo menos tenés mas experiencia que yo. -confesó James.

- ¿Nunca
? -preguntóLily. James negó con la cabeza- ¿Yo soy la primera
? -James asintió, ellasencillamente no podía creerlo.

- Qué escena másconmovedora
-ironizó Petunia, señalando las manos de ambos "sirviendo el té".

Los padres de Lilyestaban observándolos en la arcada que conectaba al comedor y al living.

James sonrió contimidez, Lily se sonrojó.

- Bueno
esto es
yasaben
nosotros

Lily no podía armaruna sola frase coherente.

- Hoy Lily aceptó sermi novia -dijo James, mirando a Jhon fijamente- y le pedí que se los dijéramoshoy mismo. ¿Puede ser esto posible, señor Evans?

- Gracias por la cena.-Saludó James colocándose el suéter- ¿Está bien si mañana vengo a buscar a Lilypara que vaya a almorzar a mi casa?

- Si, claro. -DijoJhon.

- ¡Me entregaste a laboca del lobo! -le dijo a su papá, bromeando.

- ¡Acompaña a esechico! -ordenó Anne, sonriendo.

- Si, si. -contestóLily cerrando la puerta tras de si.

No importaba cuánlento caminaran, llegarían igualmente, y se separarían.

- Evans, estuvisterealmente inútil esta noche -se burló James cuando estaban llegando al conocidocallejón. Lily lo golpeó. -Mas vale que mañana te comportes normalmente, que metoca a mi hacer el ridículo.

- Odio este callejón-dijo Lily para si misma.

James se rió y asintiócon la cabeza.

- La última vez eneste lugar fue horrible, ¿no? -Lily se estremeció, presa del recuerdo de la primeravisita de James, que terminó en pelea en ese mismo lugar- Entonces habría quecurar esa impresión.

El beso de despedidafue dulce, pero mas dulce era saber que al otro día podría haber uno igual.

♥♥♥♥♥♥♥


Siii!! el capitulo malditamente esperado llegó! muajajaja...

perdón, es que leer y contestar los ultimos comentarios me dejaron media clueca (?... asi que perdonenme si estoy un tanto delirante.

Como veran... el nombre dle capitulo es nada que ver. Porque se me ocurrieron tres opciones, y quisiera pedirles ayudita, por primera vez, y que me digan cual prefieren.

1) Ese molesto músculo.

2) James vs. Rudolph.

3) ¿James o Rudolph?


(me encantó la diferencia entre los ultimos ¬¬)

 


Bueno... denme unas vacaciones!! jajaja...

Solo queda un ultimo capitulo.. que aún no tengo ni idea que voy a escribir!


Gente... chicas.. mina (?.. me despido, tengo gente en cola para usar la pc ¬¬,

Aris Lupin ♥

27/08/77, antes dedormir.

James:

Estos últimos dos días fueron sorprendentes. De tres meses de vacacionesparece que los únicos que valieron la pena fueron estos. No se si alguna vezsentí tantas cosas juntas como ahora.

Es inevitable pensar en todo lo que vivimos. Y es gracioso, aunque piensesque no es para nada romántico de mi parte, es la verdad: me causa risa. Porquedespués de tantos años en que tuvimos esa relación asquerosa de 'demandante yacusado' (no preguntar cuál es cuál), recién en este último tiempo pude vertecomo JAMES, y no un idiota sin cerebro que vaya a saber qué buscaba saliendoconmigo. ¿Entendés? Es como si de repente me hubiera dado un golpe en la cabezay viera todas las situaciones en las que estuvimos mezclados de una maneradiferente, tratando de recordar cada palabra, cada gesto, cada mirada;analizándome a mí misma para saber qué es lo que realmente sentía y no queríaaceptar.

Esto se aplica en especial en el último tiempo de clases hasta ahora.

¿Alguna vez te dije cuánto alivio sentí al saber que estabas bien y asalvo, esa vez que peleamos con los Slytherins? ¿Y cuánto agradecí y meemocionó que me ayudaras en esa ocasión? Seguro que nunca te lo dije, pero larespuesta para ambas preguntas es: MUCHO.

En especial, en ese tiempo en que estuvimos juntos por esas cosas de lavida
o la manía de James Potter, estaba tan confundida y me reprimía tanto,incluso controlaba que mis pensamientos no fueran mucho en tu dirección.

Por eso es que ando con ataques de risa cada tanto, ¡es que fui tan tonta!

En tu casa la pasé genial. Tus papás son personas realmente increíbles.Pero, quedé muy impresionada con tu mamá. Es una mujer admirable, taninteligente, bondadosa
irradia una calidez sorprendente.

Me divertí muchos con los chicos. Avril no deja nunca de sorprenderme,realmente me creí que se peleaba con Sirius por el último pedazo de torta. Nosabía que ella hace teatro, es muy buena.

Parece que Remus ya no siente ESO por mí, realmente lo sentí como al amigoque siempre fue y nada mas, ¿verdad? Se portó igual que siempre, ¿vos quepensás?, a fin de cuentas lo conoces mejor que yo.

¡Tu casa es un sueño! No sé si sos conciente de eso, pero espero que sí. Esgrande, con una hermosa iluminación, un patio increíble, y una biblioteca
yapuedo cortar con James Potter, ya conocí su biblioteca, me puedo dar por hecha,cumplí con mi objetivo.

Esperá que me termine de reír. Es una broma, es una broma.

Quedan pocos días para comenzar las clases, realmente quiero comenzar.

Un beso grande,

Lily

Domingo28 de agosto de 1977, ala mañana

Lily:

Yo pensaba ¿Por quéesta chica seguirá escribiéndome si ya nos estamos por ver todo un año seguido?Y comprendí que, ahora Lily Evans no puede vivir un día sin mí, así que te hagoel favor de contestar tus cartas.

¡Es un chiste!Seguro que eso daña tu incorregible orgullo, así que
vamos a dejarlo como unatonta broma de mi parte, como venganza por lo de la biblioteca.

 

¡Me ofendes! ¡Nuestrarelación te da risa! Yo tengo otro sentimiento, debe ser producto de que el quese esforzó realmente fui yo. Así que, ahora yo estoy tan feliz, que no puedocontenerme. ¡Todo mi trabajo dio fruto! No fue un malgasto de tiempo, comodecía Sirius.

¿Y vos sabés cuántome preocupé cuando te vi en el estado que estabas ese día? ¿Y cuánto me enojécuando insistías en pelear? La respuesta es la misma que la tuya.

Lo de Remus
pues laverdad, ¡no se! Espero que sea como decís, porque o si no
estamos enproblemas.

Sobre lo que decíassobre mi casa, mis padres y los chicos
si, creo ser bastante conciente de loafortunado que soy por todas estas cosas. Y
sos mi novia, Lily. Lo mío estuyo, así que yo también espero que sepas lo afortunada que sos.

Hoy no te voy avisitar porque es el último domingo de tu verano, probablemente tu familiaquiera pasarla con vos.

Te quiere,

James

PD: Ya lo decidí,nuestra canción es la que me dedicaste. Y nuestro libro es'Papaíto-Piernas-Largas. No tenés ni voz ni voto en este asunto, solo podésasentir y sonreír.

PD2: Te amo, ¿ya telo dije?

FIN


♥♥♥♥♥♥♥♥♥


No puedo creerlo. Realmente me cuesta...
Me deben querer matar. Hice esperar una semana, para publicar el ultimo capitulo, el que se suponía que debía ser el mejor... pero realmente no pude. NO QUERÍA escribir el último capiutlo. No se si era por vagancia, o por una negación a terminar la historia.. realment no tengo idea...
pero acá estamos. El final de "PD: ¡Si serás...!".

Sobre la tercer parte. Me encantaría escribirla. Tengo TANTAS ideas en la cabeza, cosas que quiero cerrar de estas dos fics continuadas... pero no quiero estancarme. Tengo un miedo terrible de no poder escribir otra cosa que fics.
Por eso, si la comienzo, no creo que le pueda dar tanta prioridad como tuvo ésta, no podría actualizar tan seguido como pude con ésta fic.
Tengo muchos proyectos en mente, y voy a comenzar una nueva fic de los Merodeadores pero en cnojunto con tres chicas mas (no con esta cuenta).
Asi y todo, está abierta la puerta a la tercer parte (y espero que ultima) de la fic de los Merodeadores, y tal vez está mas cerca de lo que yo creo.

Espero que lo hayan disfrutado leyendo, tanto como yo escribiendo.
Les agradezco de todo corazón a las personas que se tomaron el tiempo de leer, y mas aun de comentar. Creo que hay que hacer un esfuerzo conciente para comentar cada cosa que leemos, por eso agradezco a Pau9047, nadeshiko, jasa, ebril, maka_weasley, SAETA BLACK, analianopolis, ParamoreAdiction Hbz, Raastaa, majopottergranger, May Halliwell, Frank06, lilian d, karla_diggory, Magui_m28, paulis radcliffe, mel-mel, baru_chan, Lilymione Black, brujita_evans, Polii, majo cochis, Anne Blomkvist, soccergirl, SALLY GRANGER-POTTER, KenyBlack, linama, day-Black, Annie_Black, ne_poter, Ro_Dan_Black, que aunque sea una vez me comentaron en esta historia, y despues están esas increibles personas que estan desde el principio, como mi hermana Ebril (que se convirtió, no se cómo, en mi editora), mi prima Tamy paramoreadiction hbz (que me hizo reir una barbaridad con la discusión de quien era la fan n 1), majopottergranjer que me hizo sentir su cariño a traves de los comentarios que fue dejando siempre... y tantas personas que me hicieron tan feliz con su apoyo y aliento constante.
Por eso, porque sentí muchas cosas gracias a los comentarios que me fueron dejando quiero dedicarles este fic a todos ustedes, que están leyendo esto, quién sabe en qué lugar del mundo. Gracias por enseñarme a escribir mejor!

No sé si alguna vez comenté lo mucho que detesto que la frase "te amo" se desvalorizó, ahora se usa en cualquier momento, con cualquier persona, es como si fuera algo que acompaña el saludo.
Ahora quiero decirles que l@s amo, pero dandole el verdadero sentido que tiene.
Gracias por todo.

Cualquier duda, comentario, critica o sugerencia... estoy abierta a ellos, solo dejenme un comentario :D
Se despide,
Aris Lupin ♥
Gente!
luego de pasado un tiempito, paso por aquí para decirlees que está publicado el primer capitulo de "Escalando el abismo"... oh, si... ese es el título de la tercer parte de esta historia de los Merodeadores.
Les dejo el link: https://potterfics.com/historias/48463
Espero que lo disfruten, tanto como yo escribiendo.
L@s quiere,

Aris Lupin ♥

PD: ¡Si serás...! - Fanfics de Harry Potter

PD: ¡Si serás...! - Fanfics de Harry Potter

- Eso no cambia el hecho de que no me escribe. - Debe ser la quinta vez en el día que lo decís. - Debe ser la quinta vez en el día que lo decís. - No me es

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-pd-si-seras-3734-0.jpg

2023-02-27

 

PD: ¡Si serás...! - Fanfics de Harry Potter
PD: ¡Si serás...! - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/43198
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente