Pequeña Rusa - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Clap, clap, clap.

Mis zapatos resonaban por todo el pasillo.

Clap, clap, clap.

Aburrida de tanto aburrimiento, decidí explorar aquel lugar que me alojaba. Hace unos meses soy huérfana, durante de la guerra, exterminaron a todo aquel que no fuera rubio de ojos albinos, en mi caso, mi raro y dudoso caso, me salvé, porque soy rusa.
Mi madre no lo era, y mi padre sólo tenía cabellos rubios. Mi abuela paterna era rusa, y yo, como buena nieta heredé sus rasgos.

Pero
¿Sabes lo que es cargar con la muerte de tus padres? Por mi culpa los mataron, por mi culpa, por ser de la raza que ellos querían. Me arrebataron de sus manos, y ahora estoy aquí, en un país que no conozco, ni siquiera a las personas que ahora debo llamar "padres" No conozco su idioma, ni sus costumbres, me siento como una mal nacida.

 

Clap, clap, clap.

Es una gran casa, con muebles antiguos, y cortinas largas y afelpadas. Decidí caminar por los pasillos, tan largos y finos, tan fríos y lejanos.
Lo único que escuchaba era la suela de mis zapatos chocar con el suelo de mármol, tan frío como el aire.

Clap, clap, clap.

Observaba aquellos cuadros, tan grandes, con rostros de personas ajenas a mí.

Subí unas escaleras que parecían no tener fin. Tocaba la pared, para no resbalarme, y la sentía fría.

Tropecé con un escalón, y gemí <<Mamá>> pero mi madre no estaría allí para ayudarme a levantar.

Apoyé mis manos en el frío escalón de mármol, y me sentí más desdichada aún.

Clap, clap, clap.

Seguí caminando

En aquel pasillo, un poco más angosto que el anterior, lleno de retratos de familias en blanco y negro, habitaba un frío espantoso, fuera de lo común. Está bien que esa casa era fresca por naturaleza, pero, ese pasillo me hacía tiritar.

Clap, clap, clap.

En el medio, sobre la pared de la derecha, había una puerta que se diferenciaba de todas las otras, por ser blanca.

Alcé una ceja. Mi vida era pura ironía, y esto dejaba de convertirse en ironía, para ser sarcasmo.
Una puerta blanca en medio de todas negras, un creyente podría decir que era una señal, yo digo que es una broma de mal gusto, ó una mierda.

Clap, clap, clap.

La abrí, dudando sobre todo su contenido, o lo que habitaba allí. Entré, estaba todo a oscuras. Caminé unos pasos, y me choqué con un sostén de velas, que estaba enfrente mío.

<<Rayos>> Me había hecho daño, saqué de entre mis medias un fósforo, siempre llevaba uno allí, y encendí las velas.

Mi rodilla sangraba, ese porta velas era antiguo, con fierros moldeados que tenían un filo cortante.
Tomé una sábana que tapaba algo, no sé qué era, y la usé para secar la sangre. Envolví mi rodilla y elevé la mirada lentamente. Recetas faciles y rápidas

Gemí del susto, enfrente mío se encontraba un cuerpo con el que choqué cuando subí mi cabeza.
Estaba frío, como todo en aquella mansión, y me tomó de las muñecas.

<<Pequeña Rusa
>> Susurró y me arrojó al suelo.

Sentí miedo, por primera vez en mi vida. Me sentía intrusa, por haber explorado aquella casa ajena, no era mía, no era mi propiedad, por ello, ahora algo me sucedería, lo presentía.

Sentí la sangre recorrer por mis venas, mi corazón latir mucho más fuerte, mi estómago revolverse, sentí que respiraba mucho más fuerte y rápido de lo común, sentí que ese sería mi último momento de vida.

<<Total, no tengo a nadie en éste mundo, nadie me necesita, ¿Para qué quedarme en un lugar en el que no sirvo?>> Pensé.

Ese cuerpo apagó las velas antes de que pudiera ver su rostro, se abalanzó sobre mí, apretando mi busto con sus manos, masajeándome. Y sólo atiné suspirar cada vez más profundo, definitivamente, era mi último día.

Esa persona me abofeteó, y susurraba cosas como "Serás mía" "Déjate domar"

Y mi puta conciencia me replicaba <no deberías haberte introducido aquí
>
>

No conocía aquel lugar, y apenas había vivido un solo día. No sabía quién vivía allí, todavía no me habían presentado a todos, y, es verdad, yo me largué a lo desconocido

Pero no me importa, a nadie le importo, valgo mierda, soy cualquier cosa menos una persona
así que ese cuerpo que está manoseándome, me hace un favor.

Me haló de mis cabellos y me levantó de un brazo. Me tiró contra la pared, y me abofeteó de nuevo.

Yo pensaba que estaba en buenas manos, suponiendo que era rusa, y como tal tenía los rasgos de una propia rusa, pero no. Querían vengarse de mi familia, por no ser rubios albinos. Para vengarse utilizaban un cuerpo frágil, un tonto cuerpo como el mío. Yo pagaba por mis padres, porque ellos no eran rubios de ojos claros...

<<Ahora eres mía>> Dijo aquel hombre, alzando una escopeta y dañando mi estómago.

Amanecí con la cara húmeda y sangre por todos lados, por primera vez, en tantos días había llorado y sufrido tanto como el día de aquella guerra.

Y yo pagué por ellos, y ellos pagaron por mí.
Es mutuo, ahora estaremos todos juntos en un cielo, que espero, no sea racista.

Clap, clap, clap.

Eso hace la guerra, esto hacen los racistas, esto hace la violencia

Pequeña Rusa - Fanfics de Harry Potter

Pequeña Rusa - Fanfics de Harry Potter

Aburrida de tanto aburrimiento, decidí explorar aquel lugar que me alojaba. Hace unos meses soy huérfana, durante de la guerra, exterminaron a todo aquel que

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-pequena-rusa-fanfics-de-harry-potter-4431-0.jpg

2023-02-27

 

Pequeña Rusa - Fanfics de Harry Potter
Pequeña Rusa - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/51219
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20