Por un Sueño... - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Hermione lloraba otra vez escondida, una vez más Ron había besado a Lavander frente a todos, dejándola de lado, parecía que él planeaba todo para lastimarla, y ella ya no lo soportaba. No tenia idea de por qué la lechuzeria había sido su mejor opción para ocultarse.

- Oh, lo siento
- Alguien acababa de subir corriendo, casi chocando con ella.

- No importa. - Hermione se limpio las lágrimas al reconocer la voz.- Hola Neville.

- ¿Hermione? ¡Lo siento! ¿Por qué estás aquí? Hace demasiado frio
-Hermione lo miro de reojo y se encogió de hombros.- ¿Te pasa algo?

- Nada, al parecer pesque un resfriado
- Neville la miro confundido.

- Entonces ¿Qué haces aquí? - Hermione suspiro, de contarle a alguien lo que le pasaba.

 

- Nada
- Neville noto que estaba de mas y se apresuro a enviar su lechuza.

- Bueno, me voy
-Cuando estaba a punto de salir, la miro nuevamente, en realidad se veía triste, el lugar estaba muy frio y el llevaba una capa bastante calientita, siempre se había sentido torpe con cualquier chica, pero con ella se sentía cómodo, tenían tanto tiempo de ser amigos que se sentía hasta confiado. Dio media vuelta y se quito la capa, la dejo caer sobre sus hombros. Ella lo miro.

- No, Neville, esta frio

- No te preocupes, yo ya voy para la sala común, y tu por lo que parece, te quedaras aquí.- Esta vez, no espero que respondiera y salió de la lechuzeria.

Hermione se quedo un rato mas, miro por la ventana y el viento soplo mas fuerte aun, definitivamente era un mal lugar para sentarse a llorar deprimida, sentía la cara congelada y le dolía respirar por el frio, se cerró la capa de Neville y se sintió culpable por haberlo mandado de regreso sin ella. Se seco las lagrimas que congelaban su rostro y se decidió a dejar ese lugar.

Neville la había dejado sola, sintiéndose culpable. Corrió a la sala común y tomo una manta de su cuarto, corrió nuevamente a la escalera hacia la lechuzeria y pudo ver que ella había empezado a bajar. Se quedo esperándola, sintiéndose como un tonto y arrepintiéndose de haber mostrado alguna preocupación por ella, ¿Qué podía pensar?, ¡Que era un tonto!, estaba a punto de regresar o esconderse en algún lugar para evitar la pena.

- ¿Neville? - Hermione lo había visto, ahora era imposible irse.- ¿Qué haces aquí? - Ella lo miro de pies a cabeza, aun no se había puesto algún abrigo y su mandíbula temblaba.

- Yo
- Pasó saliva y trato de no sonrojarse.- Traje esto para ti... -Extendió con torpeza la manta y se la dio.

- Gracias
- Hermione tomo la manta, pero el temblaba. - Pero, ¡Te estás congelando! Quédatela tu, a mi me has dado tu abrigo
- Neville sin evitarlo, se sonrojo, ahora si, se sentía tonto

- La he traído para ti... - Fue todo lo que dijo y Hermione comprendió el esfuerzo que había sido para él.

- Entonces, gracias
- Hermione se cubrió con la manta y lo miro nuevamente.- Deberías ir a la sala común.

- ¿Tu que harás?

- Me quedare por ahí

- Entonces te acompaño, a este paso seguro necesitaras quien te lleve a la enfermería
- Hermione sonrió y lo miro.

- Tienes razón. - En parte era verdad y en parte porque no quería andar sola sufriendo por tonterías.

Caminaron por los pasillos casi desiertos, todos estaba refugiados en las salas comunes, frente a las chimeneas humeantes, con una taza de chocolate en las manos. Platicaron de cosas que no tenían mucho sentido, el punto era no quedarse en algún incomodo silencio. Llegaron a una banca y se sentaron en ella, en ese punto las conversaciones tontas se había terminado, no había temas que sacar ni cosas que decir, solo los dientes de Neville castañeando de frio, hacía de todo una atmosfera extraña.

 

Neville no aguantó más y decidió romper el silencio con una pregunta:

- Hermione... ¿por qué llorabas? - Se sentía apenado, y tenía miedo de que Hermione llegara a pensar que era un entrometido - Si se puede saber...

- Oh, Neville... es complicado - Hizo un esfuerzo para no llorar - Las cosas del corazón son muy complicadas.

- Bueno, yo no sé mucho del amor pero... - tenía suerte de que todo estuviera oscuro porque estaba seguro de que estaba sonrojado - Nadie merece tus lagrimas... Viajes y turismo

- Gracias Neville, eres muy amable. - Hermione sintió un gran cariño por Neville, ese día tan triste, solo el se había preocupado por ella. - Tengo que irme Neville... Acabo de recordar la tarea... Muchas gracias por todo... - Se puso de pie y salió corriendo a la Sala Común, dejando a Neville.

Caminaba por los pasillos del colegio, estaban completamente desiertos, y hacía un frio insoportable. De pronto vio una luz a lo lejos, comenzó a caminar hacia ella, alzando la mano para alcanzar lo que la emanaba, la temperatura comenzó a tornarse cada vez más cálida y agradable, y entonces, la vio, donde ella estaba la temperatura era como en un día de verano, llevaba un vestido holgado en color blanco, y le sonreía invitándolo a ser parte de su vida, era Hermione, hermosa como siempre.

A partir de ese sueño todo se empezó a poner raro, pues la tenía siempre en la mente, y de una manera u otra siempre se topaba con ella en los pasillos, quizás asi era antes, pero ahora lo notaba y cada vez que la veía sentía un nudo en el estomago.

- ¿Qué es esto? - se preguntó un día mirando el techo de su cuarto desde la cama - ¿Por qué me siento asi?, ¿Por qué no dejo de pensar en ella?

- ¿Qué te pasa amigo? - Seamus acababa de entrar en la habitación y se acercó a su confundido amigo.

Después de contarle todo, cada detalle, desde las lagrimas de Hermione hasta su hermosa sonrisa, se dio cuenta, antes de que Seamus se lo dijera, que se estaba enamorando de ella, que quería protegerla, hacerla feliz, borrar las lagrimas que vio aquel día y hacerla sonreír como en su sueño, así que se decidió buscarla y decirle lo que sentía.

- Oye amigo, ¿no te interesa mi opinión? - escucho Neville al salir corriendo del cuarto en busca de Hermione.

La buscó por los pasillos en los que siempre la veía pero no la encontraba, entonces imaginó donde podía estar, y corrió a la lechuzeria.

Esta vez entró sin correr, sabía que estaría ahí, no sabía por qué pero estaba seguro. Entro despacio, Hermione estaba como aquella vez, sentada en el frio suelo, con sus rodillas frente a su rostro y el cabello cubriéndole la cara. Se sentó a su lado en silencio y de nuevo dejo caer su capa sobre los hombros de la chica.

- Neville... No... - dijo Hermione sollozando, tratando de evitar llorar frente a el.

- No... Hermione... Yo te estaba buscando - Neville estaba tan nervioso, tenía la garganta seca, un nudo en el estomago y le sudaban las manos - No llores por él. No sé quién es, ni qué te ha hecho, pero tú no mereces esto. Mereces alguien mejor, alguien que te quiera de verdad, alguien te quiera... como yo te quiero.

Hermione no tuvo respuesta, abrió los ojos como platos y su aun llorosa mirada se encontró con la de Neville. Lentamente Neville se fue acercando a ella, desviando sus ojos a los tiernos labios de la chica, y avanzó hasta sentirlos, sabes sobre los suyos, trató de rodearla con su brazo para profundizar el beso, pero Hermione se aparto de él poniéndose rápidamente de pie.

- Neville... - balbuceó la chica.

- Hermione... me gustas mucho, yo... nunca te haré llorar... - dijo Neville más nervioso que nunca.

Después de un rato con el silencio taladrándoles los oídos, Hermione levantó la mirada - Neville... yo amo a Ron... él es todo para mí y sé que aunque el este con Lavender en este momento, él es la persona con la que pasaré el resto de mi vida.

Las palabras de Hermione entraron en Neville y al momento se le congeló el cuerpo. ¿Cómo pudo ser tan tonto?

- Te lo agradezco mucho... tu apoyo... - Dijo Hermione ya a punto de salir de la lechuzeria - Pero yo sólo puedo verte como un amigo...

Una sonrisa suya fue mi gloria y me hizo hacer cosas que jamás imaginé y ahora me pregunto ¿Debo sonreír porque somos amigos? ¿O debería llorar porque nunca estará conmigo? Es increíble como una persona puede romper tu corazón en mil pedazos... y aun así seguirla amando con cada uno de ellos Pensó Neville viéndola sonreír a lo lejos... regalando esa sonrisa que soñó, abriendo las puertas de su alma, invitando a entrar en su vida... a aquel distraído pelirrojo.

Por un Sueño... - Fanfics de Harry Potter

Por un Sueño... - Fanfics de Harry Potter

Hermione lloraba otra vez escondida, una vez más Ron había besado a Lavander frente a todos, dejándola de lado, parecía que él planeaba todo para lastimar

potterfics

es

https://images.correotemporalgratis.es/potterfics.es/1220/dbmicrodb1-potterfics-por-un-sueno-5057-0.jpg

2023-02-27

 

Por un Sueño... - Fanfics de Harry Potter
Por un Sueño... - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/69768
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20