Porque te amo... - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Cornamenta: Mentir no es amar; amar es desgarrar el corazón con total satisfacción de decir la verdad

Lunático: Corni me ama por elegir esa pieza... Lean escuchando "Aléjate de mí"


¿Por qué todo es más oscuro, cuando debe brillar el sol? León, se encontraba cabizbajo, y con la mirada perdida en algún punto fijo del sucio suelo.

Las lozas percudidas, y tres gotas de sangre en él. Sangre que había brotado de su nariz, pero que él realmente sentía había escapado de su corazón.

La silueta de Gabriela, dibujada en su mente; sus curvas perfectas, y todo el daño que le estaba causando a aquella mujer que amaba.

Él ya estaba enterrado, sujeto a una desgracia de la que no podía salir; pero ella aún estaba en capacidad de alejarse, por más doloroso que fuera ese adiós.

 

No interesaba nada más que ella en el mundo, él no anhelaba nada más que su compañía, su mano junto a la suya, el calor de su cuerpo en un simple abrazo, la alegría que trasmitía su sonrisa.

Pero que débil era. Un minuto sin sol lo obligaban a volver a caer. Si lo veía ahora. Miró sus manos, las miró sucias, como gastadas. Quizá era cuestión de tiempo de ver su cuerpo mancillado, consumido por si mismo.

Aléjate de mí y hazlo pronto antes de que te mienta.

Tu cielo se hace gris, yo ya camino bajo la tormenta.

Aléjate de mí, escapa ve que ya no debo verte.

Entiende que aunque pida que te vayas, no quiero perderte.

Una mano temblorosa, premonitoria a una muerte en vida; descolgó el teléfono. León ya no soportaba ser la sombra negra sobre la luz que irradiaba Gabriela.

- ¿Gaby?- soltó con la voz quebrada cuando al otro lado del auricular su voz en la contestadora lo despertó- debo decirte la verdad, la verdad de todo; no quiero que sufras más
Gaby
ahora que me consume el dolor

El polvo blanco en sus pantalones, cayó al suelo; cuando su alma calló a las palabras, al pensar lo que decía. No la quería lastimar, no quería que ella fuera fuerte negándose a observar la verdad; no quería que el dolor la acompañara, disfrazada en su compañía. Pero tampoco la quería perder.

Un dedo a una tecla, y el mensaje antes grabado; quedó para siempre borrado.

La luz ya, no alcanza.....

No quieras caminar sobre el dolor descalza.......

Un Ángel te cuida.......

Y puso en mi boca la verdad para mostrarme la salida....

Se dejó caer en la cama otra vez. Se lanzó a sollozar por su cobardía. La amaba como no se imaginó amar, pero ahora tenía que afrontar la verdad. Ella lo veía cuando estaba sano, al día siguiente se verían y él no llevaría sus ojos rojos.

¿La amaba? Ya no lo sabía. Si la amara tanto no habría borrado el mensaje, le habría dicho la verdad, la habría apartado de él.

Hace unos años que se conocían y unos meses que empezaron a salir juntos, meses en los que él usaba las noches de lunes, esas en donde la compañía de ella era suplantada por la de sus amigos, para cumplir los caprichos suicidas de su cuerpo. Ella creía haberlo apartado de aquel abismo. Que equivocada estaba pero, ¿cómo no creerle a aquel hombre "sano" que prometía estar libre? Le robaba a ella con cada palabra pronunciada.

 

Al día siguiente despertó con un sabor amargo en la boca. El sonido del celular le había arrebatado el sueño.

- Aló- dijo tomando el aparato.

Era ella. Su dulce voz le hacía querer gritarle que colgara, que lo olvidara, que no la arrastraría a su mundo.

Y aléjate de mi amor...

Yo se que aun estas a tiempo...

No soy quien en verdad parezco...

y perdón no soy quien crees YO NO CAI DEL CIELO

- ¿Te desperté?- preguntó Gabriela, cuando se encontraron en aquel parquecito donde se habían citado- lo siento, bello mío- dijo depositando un suave beso en los labios

- No te preocupes, necesitaba verte- dijo León, sin pestañear; casi ausente, casi como si sus pensamientos lo consumieran más que él a su droga

Miró a Gabriela, que le sonreía con dulzura y amor. Él le devolvía la mirada con mucho cariño, ¿cómo decírselo? ¿cómo alejar su propia felicidad por el bienestar de ella? ¿cómo caer más bajo? Sencillo si veías la vida de una persona esfumarse con la tuya, desperdiciarse.

Así lo dijo: rápido, sin dar explicaciones. Él no era bueno, él cayó lentamente, él era la plaga de su futuro. Lo decía llorando, a sabiendas de lo que se hacía a sí mismo, y aún así, esperaba
ya no sabía lo que esperaba. Correo temporal gratis

Ella negó, no aceptaba, no creía; no lo había esperado todos esos años, para que él volviera, para que él la engañara más.

No solo ella sufría, sufría él; sufrían los suyos, los nuestros; los que le quieren y le conocen, los que esperaban que en el amor hallara la solución, hallara el camino para salir. No para hundirse más

Si aun no me lo crees amor...

y quieres tu correr el riesgo

veras que soy realmente bueno

en engañar y hacer sufrir

a quien mas quiero

León, se dio media vuelta; aún con las manos empapadas en lágrimas de ella en las suyas.

Fue por mucho tiempo el monstruo consumido, el que vivía por ella; el que moría por ella; el que la consumía sin miedo. Se arrepintió, pero no pudo dejarla, la droga lo unía al mundo que quería abandonar; el de sombras y oscuridades, pero a la vez al idealizado donde sus problemas eran olvidados.

Una lágrima rodó por sus mejillas, una mención a que amaba a Gabriela, y aunque la dejaba en aquel parque; la guardaba en su corazón.

Aléjate de mí pues tu bien sabes que no te merezco

quisiera arrepentirme, ser el mismo y no decirte esto

Aléjate de mi, escapa, vete ya no debo verte

Entiende que aunque pida que te vayas no quiero perderte.

No podía creerlo, pudo decirle la verdad a pesar del dolor que le causó. Ella estaría bien, tenía una vida por delante, él estaba allí, estancado, y no la estancaría con él. Por fin la dejaría descansar.

- Si la querías tanto ¿por qué la terminaste?- preguntaba un amigo, una compañía de lunes.

- La amo como para hacerle eso- miró el polvo en la mesa, lloró una vez más-. Tenía que protegerla

Inhaló. Sintió en su nariz el escozor y se dejó en la mesa.

La luz ya, no alcanza...

No quieras caminar sobre el dolor descalza...

Un Ángel te cuida...

Y puso en mi boca la verdad para mostrarme la salida

Tocaba el cielo, con las manos empapadas en sudor. Tocaba el infierno a la vez.

Por más ángel que se sintiera, no era más que un demonio. Un demonio que alejaba a aquella mujer que tanto amaba; para que no sufriera lo que las apariencias escondían.

Gritó, gritó fuerte por el dolor de sus fosas rompiéndose de nuevo, por el ardor que causaba aquel minúsculo polvo envenenado su organismo.

Gritó, gritó fuerte porque ya no la tenía, porque la había perdido; porque aún la quería pero no la podía ver sufrir; porque él, León, era un maldito demonio ensuciando el cielo de quien aún era un ángel hermoso.

Y aléjate de mi amor...

Yo se que aun estas a tiempo...

No soy quien en verdad parezco...

y perdón no soy quien crees YO NO CAI DEL CIELO

Se sintió en una nube a pesar de la dureza del colchón, creyó haber muerto por la calidez de las sábanas acariciando su cuerpo, creyó estar en el cielo al ver la cara de Gabriela junto a él.

Lo miraba preocupada con dos saladas lágrimas rodando por sus mejillas. Quiso alzar un brazo y secarlas, abrigar en sus manos el tacto de su rostro. El no iría al cielo, ¿era eso un engaño del diablo?

- León, ¿estás bien?- preguntó la voz de Gabriela.

No pudo evitar sonreír ante ese sonido, contener la emoción de verla allí era imposible. Deseaba abrazarla, besarla y decirle que la quería junto a él por siempre pero

- Te dije que no te preocuparas por mí- susurró.

- No puedo evitarlo- acarició su cabello con aquella suavidad con que sólo ella podía- Te amo, León- se inclinó para besarle.

La dulzura de sus labios, de sus palabras lo consolaba. Pero no podía mentirse, y mucho menos a ella: el la haría llorar de nuevo, la haría sufrir. A ella, a la mujer que amaba, no quería eso pero, Gabriela no se dignaba a dejarlo.

Se incorporó para abrazarla, para sentir su protección ¿Le haría llorar otra vez? Él era experto en eso; no lo dudaba.

Si aun no me lo crees amor...

y quieres tu correr el riesgo

Veras que soy realmente bueno

en engañar y hacer sufrir

y hacer llorar

a quien mas quiero

Porque te amo... - Fanfics de Harry Potter

Porque te amo... - Fanfics de Harry Potter

Cornamenta: Mentir no es amar; amar es desgarrar el corazón con total satisfacción de decir la verdad

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-porque-te-amo-4746-0.jpg

2023-02-27

 

Porque te amo... - Fanfics de Harry Potter
Porque te amo... - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/56486
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20