Porque todo Remus es miel - Potterfics, tu versión de la historia

 

 

 


Capitulo Unico-

Soy Nymphadora Tonks. Aunque si me llaman por ese nombre tendrán un pasaje sin escala a SanMungo.

Soy una chica rebelde, valiente, leal y divertida, algo torpe, por nodecir mucho, y últimamente mas aun, desde que conocí al hermoso portador de unos ojos mielesque me vuelven loca.

Me la paso pensando en él, en su voz suave y tranquila, las pocas veces que tenia la suerte de verlo sonreír, en como decía mi nombre
¡Merlín! veinticuatro años de mi vida rogando y amenazando que nadie diga mi nombre y elseñorito llega y me llama Nymphadora muy campante, lo peor es que me encanta,me encanta ese nombre horrendo cuando salen de esos labios.

Esos labiosque solo había tenido el placer de probarlos una vez, de sentir el sabor dulce,dulce como todo Remus, exactamente, Remus Lupin era hombre que sigilosa, hábil yhasta, tal vez, inconscientemente mehabía robado el corazón, y yo se, que yanunca me lo devolverá, era solo de él.

 

Y lo amo, como nunca llegue a poder pensarque se amaría a alguien, lo supe desde la primera vez que lo vi, aquella vezpor Grimmauld Place cuando recién me había unido a la orden y estaban porpresentarme a todos, iba nerviosa por la calle, cuando choque con algo y caí alsuelo, con alguien sobre mi.

-¡Maldición! Luegoyo soy la torpe- dije entre enfada y divertida- A veces creo que esto me pasasolo a mi- Cuando deje de hablar, miré al hombre sobre mi, castaño, de unos¿treinta y cuatro o treinta y cinco?, pero me llamo la atención sus ojos, un color de miel, estábamosa cinco centímetros de distancia uno del otro, cuando el se despertó del trance,se sonrojó.


Que tierno se ve.


Él se levanto y me tendió la mano paralevantarme.

-Lo siento, no tevi- se disculpó antes de saludarme con la cabeza y seguir caminando.

Algo confundidanote algo en el piso, el castaño había dejado caer un libro, lo tome y lo guarde en mi mochila, seguícaminando en dirección a un bar.

Faltaba algo menos de una hora para la reunión,estaba totalmente distraída pensando en el hombre con que había chocado, cuandovi la hora ¡Faltaban cinco minutos para la reunión!

Tome dinero y lo deje sobre lamesa, agarre mis cosas y salí, maldije por no poder encontrar un lugar sin muggles donde aparecerme, corrí hasta llegar una cuadra antes deGrimmauld Place, respiré profundo tratando de calmar la agitación.

Cuando deje de parecer una loca jadeante, camine hacia donde estaría la casa, pero salteaba del once al trece, entonces recordé loque me había dicho Ojoloco, en mi mente apareció la casa con el numero doce yfrente a mi, se habría paso la casa Black, entre ambos edificios. Cuando termino de aparecer, toqué la puerta, Alastor fue quien abrió y me hizo pasar.

-Ella es NymphadoraTonks- presentó el auror.

-Pero díganme Tonks,no se que pensaba mi madre cuando me nombro así- dos chicos, gemelos ypelirrojos, rieron. Luego una mujer pelirroja y rechoncha se acerco asaludarme y a presentarse como Molly, después de muchos nombres nuevos que intentaría recordar, mi tíoSirius digno a bajar, me abrazo fuerte y me hizo girar en el aire.

Una sensaciónde deja vú me invadió, una sensación de comodidad, cuantas veces, antes de esa fatídicanoche, Sirius me había hecho girar entre sus brazos, era muy pequeña, siete tal vez ocho años, pero el recuerdo había quedado a fuego en mi mente.

 

-¡Nymphy! Que gustotenerte ¿Cómo están tus padres?- dijo sonriente, Sirius no cambiaria nunca, después de doce añosen Azkaban seguía con esa sonrisa pícara, como si siempre tuviera el as bajo lamanga.

-Bien ¿ytu como has estado?- A veces me sorprendo de lo idiota que puedo llegar a ser, ¿como podría estar ahí encerrado?

-Como puedo, y siMolly no me regaña, lo paso bien con los gemelos, Harry y Lunático.

-¿lunático?- Pregunté, nadie me hablo de ningún lunático.

-Remus ven aquí ysaluda a mi sobrina- me gire y que sorpresa me lleve cuando lo vi ahí, tan sorprendido como yo, sonreí.

-Tuve el gusto de noconocerlo, en otra circunstancia no tan placentera- ambos sonrieron por mijuego de palabras, y morí, morí cuando vi esa sonrisa, ese brillo pícaro en susojos.

-¿Entonces la conocías?-le preguntó Sirius.

-Algo así- dijo mirándome-por cierto lo lamento.

-No hay cuidado, noera ni la primera ni la ultima vez que estoy debajo de un hombre- guiñe el ojoy reí, buscaba aligerar el ambiente y lo conseguí de maravillas, el rió ySirius nos miro a nosotros, alternando entre el castaño, que ahora sabía sellamaba Remus, y yo. Recetas faciles y rápidas

-¿Estuviste debajode el?- me miro a mi y se giro para enfrentar a Remus- ¿Estuviste sobre ella?- me reí de la cara atónita de Sirius.

-No seas malpensado, tropecé con el y caímos al suelo cuando venia para acá- Sirius largoun exagerado suspiro y sonrío- por cierto ¿Remus verdad?- pregunte haciéndomela que no había prestado atención, cuando sabia perfectamente su nombre, el asintiócon una leve sonrisa- Ten, creo que es tuyo- revise mi mochila y saque el librose lo di, sonrío.

-Gracias, habríasido una lastima perderlo y de nuevo lo lamento- volvió a disculparse.

-Tranquilo, si fueraa enfadarme por cada vez que me tropiezo, estaría de peor humor que Snape yOjoloco juntos- Sirius soltó una risotada perruna. Conocía a Snape había sido mi profesorcuando estuve en Hogwarts y me resultaba insufrible, además, sabia el tira y afloje quehabia entre el profesor y Sirius.

-Lunático querido,cada vez que estés con mi sobrina, lleva un arsenal de primeros auxilios y losreflejos despiertos, tiene una capacidad sobre humana para atentar contra susalud- el sonrío y me sonroje, supe que también lo había hecho mi pelo.

-¡Ya me hicistesonrojar! ¿de que color esta mi cabello?- pregunte sin encontrar ningún espejo ala vista.

-Rojo- fruncí elceño- azul -arrugue la nariz- violeta.

-Bueno así me gusta¿no me queda mal verdad?- pregunte inocentemente.

-Estas preciosa-dijo Sirius. Oh querido tío, te adoro, pero no es tu opinión la que me importaen estos momentos.

-Te queda muy bienNymphadora- dijo Remus.¿Muy bien era que estaba linda cierto?,luego note el detalle de que me llamo por mi nombre.

-No me digasNymphadora, te lo suplico- dije sonriendo ante la leve sonrisa que se formo ensu cara, y por primera vez desde que nos chocamos, me miro fijamente a losojos, esa sensación de que hay una conexión, hasta que Sirius carraspeó y ambosalejamos la mirada.

-De acuerdo dora-susurro él.

-¿Cómo me llamaste?-pregunté.

-Dora ¿Por qué?-pregunto, que lindo se veía preguntando.

-Nada, nunca me habíallamado así, es lindo- sonreí y note como agacho la cabeza pero sonrío.

-¿Que hay entre ustedes dos?- indagó Sirius, ahora si, ambos estábamos mas rojos que el pelo de los Weasley.

-¿Que dices, Canuto?

-Que conozco esasmiradas.

-¿Qué miradas?-pregunté, aunque me alegre internamente de que esa conexión haya existido yno haya sido solo mi imaginación.

-No nací ayer, solocuidado con mi sobrina- suspiró, antes de darse vuelta y dejarnos solos.

Senotaba que Remus estaba algo incomodo y me sentí algo decepcionada.

-Ve si quieres, nome gusta que la gente este conmigo por educación- dije tratando de sonardivertida, pero mi voz salio algo triste supongo. Vi la culpa brillar es susojos mieles.

-Yo no quise hacertesentir mal, solo no me siento muy a gusto con gente desconocida- dijo desviandola mirada, me acerque un poco, sin saber de donde saque las agallas, apoye mimano en su mejilla, y hice una suave presión, para obligarlo a mirarme, se veíasorprendido, pero no estaba enojado.

-Yo no soy unadesconocida ahora- dije acercándome un poco mas, entonces, note que su mirada,en un intento por escapar de la mía, bajo a mi escote y sonreí, bueno al menos le atraíafísicamente, eso es un avance ¿verdad?

-Sabes Remus,suponiendo que buscas mis ojos, están mas arriba- dije sonriendo y el me mirosonrojado, me dio ternura, me puse en puntitas y lo bese, solo así, unbeso que fue correspondido y continuado hasta que el oxigeno faltó- creo que vendrémas seguido a Grimmauld Place- ambos sonreímos y me dirigí detrás de mi tío.

_

Esa fue la primera yúnica vez que nos besamos, hacia dos semanas, lo veo, nos sonreímos, y pasamostiempo juntos, pero por alguna razón, se esforzaba en poner un muro entrenosotros, no entendía el porqué.

Hasta que Hermione, una chica brillante, que se había mudado la semana pasada, me comentó que era licántropo.

Haceunos veinte minutos que lo estoy buscando, era por eso que me separaba, me esquivaba,como si me importara el hecho que fuera hombre lobo ¡estoy total ycompletamente enamorada de Remus Lupin! Al diablo la licantropía, los años, nadaimportaba. Lo encontré en la biblioteca solo, me acerque, bajo el libro queestaba leyendo y me miro sorprendido, no estoy completamente segura de que hacer, simplemente sigoel impulso, lo abrazo por el cuello, me mira interrogante.

-Te amo lobito- susurré contra sus labios antes de besarlo, y perderme en el sabor a miel, porque todoRemus Lupin era miel, miel suave, dulce, embriagante, igual que sus ojos.

Porque todo Remus es miel - Potterfics, tu versión de la historia

Porque todo Remus es miel - Potterfics, tu versión de la historia

Soy Nymphadora Tonks. Aunque si me llaman por ese nombre tendrán un pasaje sin escala a SanMungo. Capitulo Unico- Capitulo Unico-

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-porque-todo-remus-es-miel-potterfics-1464-0.jpg

2023-02-27

 

Porque todo Remus es miel - Potterfics, tu versión de la historia
Porque todo Remus es miel - Potterfics, tu versión de la historia

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/109126
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20