¿Qué hago con este amor? Scorpius Malfoy - Potterfics, tu versión de la historia

 

 

 

Narra Rose Weasley

-¿Hola que tal?, mi nombre esRose Jean Weasley Grangers, tengo 15 años. Soy la hija mayor de dos héroes delmundo mágico ellos son, Ronald Weasley y la magnífica Hermione Grangers. Muchosdicen que soy una mezcla de ambos, ya que soy pelirroja y de ojos azul como mipadre, pero tengo la inteligencia de mamá y obviamente su pelo alborotado. Tengoun hermano menor llamado Hugo Billius Weasley Grangers, tiene 13 años y va entercero de Howgarts en la casa de Gryffindor, es de pelo castaño y ojos colormiel igual a mamá. Bueno como les iba contado, voy en quinto de Howgarts en lacasa de Ravenclaw.

-Mis mejores amigas, se llamanTamara De Louis y Samantha De Caso, ambas van conmigo en la casa de Ravenclaw.

 

Rose, cierra de golpe su diariode vida, al escuchar que alguien subía hacia su dormitorio.

-Rose, te estamos esperando parair a almorzar- me dijo Samantha

-Ya voy- dije un poco desganada.

-¿Qué hacías?- me pregunto Sam

-Nada, tan solo escribía en minuevo diario de vida, que me regalo mamá- le dije, guardándolo en mi baúl yluego colocando un hechizo.

-mmmm, que interesante- dijo Sam,saliendo de la habitación

Ambas comenzamos a bajar por las escalerasde nuestra casa, Tamara nos estaba esperando abajo para ir a comer.

-Apúrense- gritaba Tamara- o seacabaran con toda la comida.

-Rose, a lo mejor Tamara esalguna prima tuya, lo digo por el apetito desaforado que tiene- me dijo Sam yyo comencé a reír.

Cuando vamos entrando al grancomedor, mi mirada se fija en él. En él único pero a la vez inalcanzable amorera

-Scor- grito de pronto unamuchacha rubia y de ojos verdes.

-Si efectivamente ScorpiusMalfoy, hijo de Draco y Astoria Malfoy, enemigos de mi familia, rubio pero conunos hermosos ojos grises. ¿Y quién era esa que lo saludaba?, quien más queRachel Zabinni Parkinson. Ellos se conocían desde niños y muchos en la escuela coincidían,que en cuanto salieran de Howgarts se casarían y tendrían muchos hijitos. Depronto sentí como mi corazón se detenía, de tan solo pensar en esa posibilidad.

-Rose- me dijo de pronto Sam.

-¿Qué pasa?- le pregunte

-Por qué no te animas en decirlelo que sientes por él - me dijo Sam.

-Pues claro que no, él nunca se fijaríaen mí, míralo es tan lindo - le dije

-Tú también eres linda, perdón,eres preciosa Rose- me dijo Sam con una sonrisa

-Pero míralo, él tiene novia- ledije, justo cuando lo veo besándose con Rachel.

-Amiga- me dijo Sam dándome unabrazo, ven vamos afuera.

Sam me llevo hasta la entrada delcastillo y nos sentamos en unos escalones.

-Si tan solo fuera valiente, a lomejor me animaría en ir a decirle lo que siento por él- dije un poco cabizbaja.

-Eres inteligente y preciosa, pordentro y por fuera- me dijo

-¿Preciosa?, mírame uso anteojos,mi pelo es totalmente alborotado, tengo frenillos y mira mi figura, soygordita- dije a una Sam, que me miraba atónita- En cambio esa tal Rachel, tieneunos ojos preciosos, su pelo es hermoso, tiene unos dientes perfectos y sufigura es como una de esas modelos internacionales, 90, 60, 90.

-Pues claro que no- me dijo mirándomea los ojos.

-Sí, si lo soy, mírame soy gorda-le dije a punto de llorar.

-Puede que no tengas el cuerpoescultural de Rachel, pero no estás gorda, tienes tan solo algunos kilitos demás, que se pueden bajar haciendo ejercicios- me dijo Sam.

 

-Ponte de pie, eres mi mejoramiga y la persona que este contigo te tiene que querer por lo que eres. Puedeser que no seas una supermodelo como Rachel, pero le das 10.000 patadas entodos los exámenes- me dijo sonriendo.

-Gracias amiga, te quiero mucho-le dije

-Y yo a ti, Rose- me dijosonriendo

-Quédate aquí, enseguida vengo- me dijoSamantha

-¿A dónde vas?- le pregunte

-Iré por Tamara y un poco decomida, se me antojo ir de picnic, hay que aprovechar que es sábado- me dijo yentro al castillo

-De acuerdo- le conteste, asiqueme senté nuevamente a esperarlas.

-Ya pasaron 10 minutos, iré averlas- me puse de pie, pero no me fije que en el escalón donde estaba habíanmuchas piedras y me tropecé. - Caí sobre alguien, o por Dios que vergüenza.

-Lo siento, fue lo primero queatine en decir. Me tropecé en el escalón ya que hay muchas piedritas - estabaroja de vergüenza.

-Cuidado Malfoy, el mundo cayósobre ti- escuche a un chico decir

-Un momento ¿Malfoy?, caí encimade Malfoy, me levanto de a poco y si era él o por Dios caí en sus brazos.

Continuará

NarraRose

-Wuau, con ese aroma yo estaba en elparaíso, este hombre huele exquisito. Es una mezcla entre menta y chocolate. Tanfascinada estaba, que no me percate de lo que los demás decían. Si fuera por mí,me quedaría para siempre así. Hasta que sentí que alguien me jalonaba elcabello.

-Aléjate mundo andante de minovio, lo estas aplastando con tu tremendo cuerpo- escuchaba que alguien medecía. Y al colocarme de pie vi que era ella, Rachel Zabinni.

-Lo siento- dije un pocoavergonzada.

-¿Te encuentras bien, el mundoandante no te hizo daño?- le preguntaba Rachel a Scorpius, mientras mefulminaba con la mirada y yo me trataba de arreglar.

-Me encuentro bien, Rachel- dijoScorpius

-Oh, mi Dios, hasta su voz eshermosa- pensé

-¿Te encuentras bien?- mepregunto Scorpius.

-Dios su mirada, su voz, todo éles precioso, parece un ángel andante- pensé.

-Si
gracias- dije, aunque laspalabras, no me salían muy bien.

-¿Cómo te llamas?- me preguntoScorpius

-Eh
eh
eh
, - oh por Dios no mesalen las palabras.

-Es tartamuda o no sabe hablar-escuche a Anthony Nott, el primo de Scorpius, que estaba al lado de Grum. Y loscuatro se pusieron a reír.

Yo agache la cabeza, me sentíauna tonta.

Hasta que de pronto, alguien gritomi nombre

-Rose Weasley, ya estamos aquí-me dijo Samantha

-Oh, ¿pasa algo?- pregunto Tamara

-Nada únicamente, que ladespistada de su amiguita, choco conmigo y me boto- dijo Scorpius

Samantha, lo fulmino con lamirada.

-Bien Rose Weasley a la próxima, fíjatebien por donde caminas- dijo Scorp, que se fue con su grupo.

Todos se iban riendo, seguramenteburlándose de mí.

-Wuau, chocaste con el rubioplatinado, ehhh bien Rose y te caíste en sus brazos, pero que romántico- dijoTamara.

-Que romántico, ni nada- dijoSam- No escuchaste como le hablo a Rose.

-Bueno es verdad, fue muygrosero- dijo Tamara

-Bueno mejor, -¿Vamos de Pic-nic?- dijo Sam, al ver mi cara.

-Siii- dijimos las tres.

Pero yo estaba triste, no habíasido mi intención el empujarlo y caer encima de él.

 

Cercadel lago (narra autora)

-Scorp, ¿estás bien?, ¿ese mundorodante, no te hizo daño?- pregunto Rachel

-No Rachel, no me pasó nada- dijoScorp

-De acuerdo, confiare en tiaunque te vigilaré- dijo Rachel, besando en la mejilla al rubio.

-Pobrecita, es muy fea, tienefrenillos y usa anteojos, que asco- dijo Grum

-Oigan, se dieron cuenta que esaniñita está enamorada de Scorpius- dijo Anthony Nott

-Pues claro que no, ¿Por qué lodices?- pregunto Scorpius

-Porque se puso nerviosa- dijoNott

-Ah, deja de decir estupideces-dijo Scorp

-No son estupideces - dijo Nott

-Mira nosotros la hemos visto enlos pasillos, en clases que compartimos juntos, en el comedor, acá en losjardines. Hermano, esa muchacha ingenua, anda detrás de ti- dijo Ted Grum

-Hasta las feas y gordas, tepersiguen hermano- dijo Nott

- ¿Dijo Weasley?- pregunto depronto Rachel

-Sí, ¿Por qué?- pregunto Scorpius

-¿No será pariente, de AlbusPotter?- pregunto Rachel

-Creo que sí- dijo Ted

-Volviendo a nuestro tema, porqueno le hacemos una broma- dijo Rachel- si hagámosle una pequeña broma, ellos losWeasley siempre presumiendo, hagamos algo - dijo Rachel.

-¿Qué clase de broma?- preguntoTed Grum

-Que Scorpius la enamore y luegose burle de ella- dijo Anthony

-¿Y porque mejor, no tú?- dijoRachel

-Porque a esa estúpida, le gustaScorpius- dijo Tony

-No lo haré- dijo Scorpius- Detan solo pensar, en estar con ella- dijo Scorpius

-No me digas que tienes miedo, opeor aun que una fea y gorda como Rose Weasley, se enamore de tu belleza- dijoNott

-Hagamos una apuesta. Conquista aRose Weasley, que ella caiga redondita a tus pies y en el baile de disfraces,que es dentro de un mes, tú la dejas, pero al frente de todo el colegio - dijoNott

-¿Qué opinas Rachel?- pregunto Scorpius

-Si no te enamoras de ella- dijoRachel

-Claro que no, a mi me gustan lasde cuerpo bien definidos, como el tuyo- dijo Scorp- ¿Pero qué gano, si laenamoro?- pregunto el rubio

-A mi- dijo Rachel- y una noche romántica-dijo seductoramente, al oído del rubio.

-Y si pierdes- dijo Grum, -tendrásque bailar desnudo, al frente de todo el colegio.

Scorpius se quedo meditando yluego de unos minutos acepto.

-Perfecto, hagamos el juramento-dijo Nott

Y los cuatro unieron sus brazos,para hacer el juramento.

Continuará

Enel gran comedor, del colegio Howgarts

Eran las siete de la mañana deldía lunes, y todos los alumnos estaban en el comedor tomando desayuno, buenocasi todos.

-Buenos días, alumnos- dijo ladirectora Minerva

-Buenos días- contestaron todos

-Rose apúrate, quieres- le decíaSamantha, mientras ambas iban camino al gran comedor.

-¿Y Tamara?- pregunto Rose

-Aquí estoy, no encontraba mizapato- dijo Tamara apareciendo detrás de Rose.

-Apúrense, escuche ayer a variosalumnos decir, que el día de hoy Mcgonagall iba a hablarnos sobre la fiesta deaniversario del colegio, que es dentro de un mes- dijo Samantha.

-Yo no iré- dijo de pronto Rose

-¿Por qué?- pregunto Samantha

-Es que mis padres, quieren ir aver a mis abuelos Grangers y es mejor, no quiero hacer el ridículo- dijo Rose.

-Ya Rose, somos las tres juntas, acuérdate-dijo Samantha

 

-Dale Rose, por favor- dijoTamara

Y juntas se fueron al grancomedor

-Quiero recordarles que dentro deun mes es el aniversario del colegio, y todos ustedes deben venir, asique vayanpreparando sus mejores trajes. Además desde quinto en adelante, tendrán clasesespeciales de vals, para la fiesta. El tema será fiesta medieval de disfraces.

-¿Tendremos piñata?- pregunto unniño de primero, perteneciente a la casa de Gryffindor.

-¿Piñata?, por favor sino es unfiesta de niños pequeños- dijo Nott. Scorpius, Grum y Rachel, estallaron encarcajadas.

De pronto Rose, Tamara ySamantha, llegan al gran comedor.

-Mira, ¿quieres una piñata, allíla tienes?- dijo Nott, indicando a Rose.

Rose se quedo muda y perpleja.Scorpius, disimulo con cuidado la risa, si quería que su plan de conquistar aRose funcionara, no tenía que demostrar que apoyaba a Nott, ni a los demás.

Rose, se fue a sentar a la mesade Ravenclaw, que para su desgracia estaba al lado de la de Slytherin, y susamigas fueron con ella.

-¿Qué pasa acaso no es verdad,Rose Weasley parece una bolita de nieve?, ¿A lo mejor podemos jugar con ella, ahoraque se nos viene el invierno?- dijo Grum

-Deja a Rose en paz, si quieres tener algún díahijos- dijo Samatha a Grum, levantando su varita.

-Pero si Grum no dijo ningunamentira, hasta sus primos le han dicho cosas peores, ¿O acaso estamos diciendomentiras?- dijo Rachel mirando a losWeasley

-Pues claro que no es verdad-dijo furiosa Roxanna

-Mi prima puede que no sea unasupermodelo, pero tiene más inteligencia que todos aquí reunidos- dijo Lucy,levantando su varita

-Deja a Rose tranquila Zabinni-dijo Albus Potter.

-Hermano, si Rachel no dijoninguna mentira- dijo Lily Potter, que iba en cuarto de Gryffindor ella era loopuesto a Rose físicamente, ya que todos los chicos andaban detrás de su cuerpobien estructurado. Pero en cambio, era muy mala en varias de las materias y poreso sentía envidia de Rose.

-Para Lily, es tu prima- dijo Albus

-Es una desgracia, que quieresque te diga- dijo Lily

Rose se puso de pie y salió corriendodel gran comedor.

-Basta ya- dijo la directora Mcgonagall.

-Diez puntos menos para Ravenclawy treinta puntos menos para Slytherin y antes que se me olvide, diez puntosmenos para Gryffindor.

-¿Por qué?- preguntaron varios

-Por la insolencia de la señoritaPotter- dijo Mcgonagall.

Lily, ignoro a todos los de Gryffindor, que la miraban con odio.

Por otra parte, Samantha y Tamara, fulminaron conla mirada a Anthony Nott y Ted Grum.

Mientras Rose se sentaba en unode los escalones afuera del castillo, lloraba a mares. Cuando sintió quealguien la tocaba por la espalda, se dio vuelta y se encontró cara a cara conScorpius.

-Por favor, no llores más- dijoScorp, que le ofreció su pañuelo- a veces mi primo Anthony Nott, suele ser muy estúpido.-y Scorp sonrió de lado, como tan solo los Malfoy sabían hacerlo.

Rose le devolvió la sonrisa.

-Es cierto, esta niñita es másfea a más no poder, esos frenillos por Dios - pensó Scorp.

Mientras Rose sonreía y le dabalas gracias.

Continuará

-Hola, Scorpius- dijo Rose

-Hola ¿Rose, verdad?- dijoScorpius

-Sí, si así me llamo- dijo Rose,sonriendo

-Genial- dijo Scorp.

 

-Oye, no te preocupes por eltarado de mi primo, y te quería perdón por la manera en que te trate el día enque nos caímos- dijo Scorp

-Ah no te preocupes, mira yo soyla que te debe pedir una disculpa - dijo Rose

-Bueno, entonces los dos nosdisculpamos- dijo Scorp

-Si- dijo Rose

-Rose, aquí estas- dijo Samantha,que llegaba junto a Tamara- ¿Pasa algo?- pregunto Sam

-No nada malo, chicas. ScorpiusMalfoy y yo estábamos hablando- dijo Rose

-Mas te vale, que no la hayasmolestado- dijo Samantha a Scorpius

-No, no Sam él no hizo nada, tansolo me estaba pidiendo disculpa por el otro día y yo también le pedí disculpasa él- dijo Rose

-Sí, eso estamos haciendo y ahoraque estamos disculpados me voy, adiós - dijo Scorp.

Y se fue, camino a una de susclases.

-Rose, vámonos nosotras también -dijo Tamara

-¿Qué?- dijo Rose, un tanto distraída.

-Tenemos que irnos, tenemosclases de transformaciones- dijo Samantha, jalonando del brazo a Rose.

En la clase de transformaciones,Rose en lo único que pensaba era en su encuentro con Scorp y su sonrisa.

Al salir de clases, iba tandespistada, que no escuchaba lo que sus amigas le decían. Y al llegar a su salacomún:

-Roseeeeeeeeeeeeeeeee- dijoTamara

-¿Quéeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee?- dijoRose

-Dinos por favor, ¿Cuál debemoselegir?- pregunto Tamara

-¿Elegir qué?- pregunto Rose

-¿La película muggle, que teenvío tu madre?, ¿Cuál veremos hoy en la noche?- pregunto Sam

-oh- dijo Rose

-¿Veremos de terror o romántica?-pregunto Samantha

-Romántica - dijo Rose- las deterror me dan susto- decía mientras comía galletas de chocolate, que Tamarahabía recién horneado y dejado arriba de la mesa de la sala común de Ravenclaw.

-De acuerdo, veremos entonces La boda de mi mejor amigo- dijoSamantha

De pronto, Tamara se da cuenta dealgo.

-Rose, ¿Cuántas galletas te hascomido?- pregunto Tamara.

-mmm, no sé- dijo Rose

-Este plato, estaba lleno degalletas que prepare - dijo Tamara

-¿Qué pasa?- pregunto Samantha

-Que Rose se comió todas lasgalletas que prepare, para hoy en la noche- dijo Tamara

-¿Cuántas eras?- pregunto Sam

-Pocas dos o tres- dijo Rose

-Eran 20, Rose- Dijo Tamara

-Rose, lo hacemos por tu bien, noes bueno que comas tanto- dijo Sam

-¿Estoy gorda, cierto?- preguntoRose, sentándose en un sillón- por eso nadie me toma en cuenta.

-No claro que no, tan solo tienesunos kilitos de más- dijo Tamara

-Mira, aprovechemos que no haynadie- dijo Sam

-¿Para qué?- pregunto Rose

Y Sam, hizo aparecer una máquinapara medir y pesar.

-¿Para qué, es eso?- preguntoRose

-Ven, no te pasara nada - dijo Samantha

Rose se subió a la máquina.

-Derecha, Rose- dijo Tamara

-Bien, veamos- dijo Samantha

-Mides 1, 65 y pesas 80 kilos-dijo Tamara

-¿Eso es bueno o malo?- preguntoRose

-Para tu estatura, no estás bien-dijo Sam

-Pero no te preocupes, mira sihaces ejercicios- dijo Tamara

-Y comes saludable- dijo Sam

-Mejor me voy a la biblioteca, abuscar unos libros regreso más tarde- dijo Rose cabizbaja.

-Tamara, perdón por lo de lasgalletas- dijo Rose, antes de salir de la sala común de Ravenclaw.

-Rose- dijo Sam, pero Rose no respondióy se fue

 

Enla biblioteca

-¿Podemos concentrarnos?- dijoScorp, que estaba al lado de Grum y Nott, que estaban viendo a unas muchachasde Slytherin, que les estaba coqueteando.

-Tenemos que terminar estetrabajo de pociones- dijo Nott- concentrémonos

-Así es,- dijo Scorp

-Pero, somos cero a la izquierdaen pociones- dijo Grum

-Si tan solo, pudiéramos tener aalguien que nos ayude o nos haga el trabajo- dijo Grum.

-¿Alguien como Lily Potter?- dijoNott

-jajajajajjajajaja, Lily será lamás bella de todo el colegio, pero es la más burra- dijo Grum- además va encuarto y nosotros en quinto.

-Mira, ya llego nuestrasalvadora- dijo Nott

-¿De quién hablas?- pregunto Scorp

-De quien más, Rose MundoWeasley- dijo Nott

-¿Y cómo nos ayudara ella?-pregunto Scorp

-Scorp, primo. Rose, es loopuesto a Lily Potter. Mira te lo explico, Lily es hermosa, preciosa, cuerpo fantástico,pero es más burra pasa todos los cursos apenas arrastrando. En cambio, RoseWeasley es fea, cuatro ojos, usa frenillos y parece el mundo andante, pero esinteligente saca en todos los exámenes extraordinarios.- concluyo Nott

-Entonces, ¿ustedes quieren queella nos ayude?- dijo Scorp

-Eso, parece que hoy andamosmedio lentos- dijo Grum riendo

-¿Quién irá?- pregunto Nott

-El príncipe azul, que debecumplir una apuesta- dijo Grum- vamos Scorp acércate a ella, esta es tuoportunidad.

Y Scorp, se puso de pie y seacerco a Rose.

-Hola Rose- dijo Scorp

-Hola Scorp- dijo Rose

-Oye me preguntaba, mira misamigos y yo tenemos este trabajo en pociones, ¿Podrías ayudarnos?- preguntoScorp, sonriendo

-ehhh, claro. Pero ustedes jamás,me habían pedido ayuda- dijo Rose

-Bueno, siempre hay una primeravez, además podríamos ser amigos- dijo Scorp

-¿Amigos?- pregunto Rose

- Oye piñata Weasley córrete, queeste es mi asiento- dijo un muchacho de unos 17 años llamado Scott,perteneciente a la casa de Slytherin

-Oye Scott, no la trates así-dijo Scorp

-¿Qué te pasa?- dijo Scott,extrañado

Y Scorp, miro a sus amigos yellos haciéndole una señal, el rubio tomo aire y le dio un golpe en la cara aScott.

-¿Estás bien Rose?- preguntoScorp

-Si gracias, por defenderme- dijoRose

- Lo que tengo que hacer por unatarea y una apuesta- pensó Scorp.

Continuará

NarraRose

Querido diario, el día de ayerScorp y yo comenzamos a ser amigos. Él me defendió de Scott, un grandote de lacasa de Slytherin.

No le he dicho a nadie, queScopius y yo ahora somos amigos. Porque él no quiere, que nadie se entere quela hija de los héroes del mundo mágico, es amiga del hijo de un ex - mortifago.Me cuida tanto.

Querido diario, estoy feliz y alo mejor algún día me anime a decirle a Scorp, todo lo que siento por él. Oh yame tengo que ir, tengo que ir a ayudarlo para el trabajo de pociones.

Enlos jardines de Howgarts

-¿Y cómo vas con esa conquista?-dijo Grum

-Grum, déjame tranquilo- dijoScorpius

-Uhi, que sensible- dijo Grum

-Pero por lo menos, te entrego eltrabajo- dijo Nott

-No, dijo que vendría después declases- dijo Scorp

-Cambia la cara, compañero- dijoGrum- cualquiera que te vea así, pensaría que vas a un funeral- dijo Grum

 

-Es que voy a un funeral, o quepiensan que es muy divertido estar con Rose Weasley- dijo Scorp

-Ayer, luego de darle el puñetazoa Scott, me tuve que aguantar dos horas de sus estúpidas conversaciones- dijoScorp- Todavía falta tanto para que se acabe el maldito mes- dijo el rubio.

Enla sala común de Ravenclaw

-¿Dónde vas Rose?- preguntoTamara

-emmmm, quiero ver algunos librospara terminar el trabajo de pociones- dijo Rose

-Pero, si lo terminamos ayer-dijo Samantha

-Es que me di cuenta, que faltabanalgunos detalles- dijo Rose- no se preocupen, vuelvo enseguida.

Y Rose salió de la sala común, directoa buscar a Scorpius, cuando justo la detiene alguien por la espalda.

-Rose, ¿A dónde vas?- preguntoAlbus Potter

-mmm, por ahí- dijo Rose

-Rose, cuidado- dijo Albus

Y ella salió a buscar a Scorp,pero Albus la observaba desde lejos y la siguió.

-Oigan cuidado, allá viene elmundo andante- dijo Grum

-Es mejor que nos vayamos- dijoNott

-No, mejor se quedan- dijo Scorp

-Hola, Scorp, te estaba buscando-dijo Rose

-Emm, Hola- dijo Scorp

-Hola - dijo Rose, saludando alos otros dos, pero ellos tan solo hicieron un gesto con la mano.

-Bien, ¿podemos hablar?- dijoRose

-Ahora- dijo Scorp

-Es por lo de pociones- dijo Rose

-OHH- dijeron Nott y Grum,empujando a Scorp

-Mira, puedes hablar al frente deellos- dijo Scorp

-De acuerdo- dijo Rose

-Te traigo esto, son mis apuntesque te van a ayudar para el trabajo de pociones- dijo Rose

-Estupendo, muchas gracias Rosie-dijo Scorp

Rose sonrió, nadie le decía así yen él sonaba muy lindo.

-Hola chicos- dijeron unasSlytherin, que iban llegando

-¿Qué hacen?- pregunto Susan, unatrigueña de ojos color marrón.

-Nada- dijo Grum

-¿Qué hace esta aquí?- dijoMichelle una rubia de ojos azules.

-Nada, ya se iba- dijo Scorp

-Pero
- dijo Rose

-Ya te ibas- dijo Scorp

-Si ándate- dijo Susan

Rose, se fue mientras Scorp sequedaba con su grupo de amigos.

-Rose, espera- dijo Albus, cuandola niña entraba al castillo, pero no hizo caso al llamado de su primo.

Enla sala común de Slytherin

-Albus, te andábamos buscando-dijo Cris Thomas, un muchacho castaño y de ojos color miel.

-Sí, para- dijo Albus

-Mira- dijo Enrique, un morenoalto amigo de Albus y Cris- Ya está listo el trabajo de pociones, para mañana.

-Genial- dijo Albus- mañanatendremos un excelente sin duda.

Cuando entran por la puerta deSlytherin, Scorp y su grupo.

-Esperen aquí- dijo Albus, que seacerco a Scorp.

-Scorpius Malfoy, debo hablarcontigo- dijo Albus, que a pesar de que van en la misma casa no se llevaban.

-Que quieres, hijo de San Potter-dijo Scorp

-No te acerques a Rose - dijo Albus

-Que te hace pensar, ¿que yo meacerco a ella?- dijo Scorp

-Mira Scorp, no se que se traenustedes entre manos, pero deja en paz a mi prima, es una advertencia- dijoAlbus

Scorp lo miro mal.

-Albus, mejor vámonos de aquí- dijoCris, y se fueron a su habitación.

-Este idiota- dijo Scorp

Continuará

NarraRose

-Querido diario, han pasado ya cuatrodías desde que Scorp y yo nos hemos hecho amigos. Es un poco extraño sabes, enmuchas ocasiones como que yo le hablo y él me ignora, pero en otras ocasionesél anda detrás de mí, pero claro sin que nadie nos vea, debe ser para que no lomolesten con eso de ser hijo de un ex mortifago y yo la hija de heroés delmundo mágico.

 

-En fin querido diario, yo tansolo soy feliz de saber que somos amigos. Imagínate, el otro día estaba viendoun programa en la televisión que mi abuelito Arthur me regalo, y allí salíacomo una pareja antes de ser novios fueron amigos, y si eso ocurre que emoción,ser algún día novia de Scorpius Malfoy. Claro, no cuesta nada soñar.

-A veces me quedo despierta enclases, y sueño que Scorpius viene llegando en un carruaje blanco, me toma demis manos y me pide que seamos novios, para luego besarnos.

-Querido diario, ¿Crees queScorpius Malfoy, llegue a pedirme que sea su novia?

Rose suspira de tan solo pensaren esa posibilidad y cierra su diario de vida, lo guarda en su baúl, bajohechizos.

Enla sala común de Ravenclaw

-Rose querida, al fin bajas- ledijo Sam con una sonrisa.

-¿Qué tienes?- pregunto Rose

-Mira, lo que te tengo aquí- dijoSam

-¿Qué es?- pregunto Rose

-Una revista, de la tienda más exclusivasdel pueblo- dijo Sam

-¿Y eso qué?- pregunto Rose

-Mañana tú, Tamara y yo iremos aver nuestros trajes- dijo Samantha

-¿Trajes, para qué?- preguntoRose

-Para el baile de aniversario delcolegio, Rose- dijo de pronto Tamara, que llegaba con varias galletas. - Recuerdenque el tema de la fiesta es, época medieval.

-Oh, si yo ya les dije que no ibaa ir- dijo Rose

-Y nosotras, te decimos que sivas- dijo Tamara

-Pero
debo ir a ver a misabuelos- dijo Rose

-Huguito tu hermanito, ya nosdijo que no irían porque ellos vienen para acá- dijo Sam

-No hay excusas, iremos las trescomo las chicas superpoderosas- dijo Tamara

-¿Chicas que
?- pregunto Sam

-Chicas superpoderosas, es unprogramas mugglee donde hay tres chicas que son hermanas, una es de pelo negro,ósea yo- dijo Tamara, la otra es la rubia como Samantha y la líder es depelirroja como Rose.- concluyo Tam.

-Yo, no soy líder de nada- dijoRose

-Eres una parte fundamental, deeste trío- dijo Tamara

-Somos las tres mosqueteras- dijoSam, riendo.

Enla sala común de Slytherin

-Scorp, amigo- dijo Grum

-¿Qué quieres?- pregunto Scorp

-Tan solo quería saber, comoestaba mi mejor amigo- dijo Grum

-Estoy bien, gracias- dijo Scorp,mientras leía un libro.

-Mira, lo que te traje- dijo Grum

-¿Qué?- dijo Scorp

Y Grum llevaba flores ychocolates.

-¿Qué es eso?- pregunto Scorp

-Son flores y chocolates- dijoGrum

-¿Y?, no me digas que me lo traesa mí- dijo Scorp, cerrando los ojitos coquetamente.

-No idiota- dijo Grum, - son paraque se la lleves al mundo rodante, debes ya pasar al siguiente nivel hermano-dijo Grum - Los días están pasando, y si no quieres bailar al frente de toda laescuela desnudo, más te vale ir adelantando terreno con Rose.- finalizo Grum.

-¿A qué te refieres?- preguntoScorp

-Él se refiere, a que debes pasaral siguiente nivel con Rose- dijo Nott, que venía bajando las escaleras.

-Faltan tres semanas, el tiempova pasando- dijo Grum, mientras subía a su cuarto

 

-Primo, avanza porque o si notendrás que bailar frente a toda la escuela, como Dios te trajo al mundo- dijoNott, que se fue de la sala común de Slytherin.

-¿Por qué, se me ocurrió aceptaresa apuesta?- dijo Scorp

-Ahora tendré que soportar aRose, ojala y no sea tan pegote- Pensó Scorp, que se puso de pie, saliendo dela sala común en dirección a buscar a Rose.

Rose, que había salido a tomaraire a los jardines de la escuela, no se había sentido bien en su sala común,se sentó bajo un árbol.

Scorp, la vio de lejos y tomandoaire se acerco a ella.

-Hola, Rose- dijo de pronto,Scorp.

-Hola Scorp- dijo Rose

-¿Te encuentras bien?- preguntoScorp, ya que Rose se veía un poco pálida.

-Sí gracias, es que no me sentíabien en mi casa, asique preferí venir hasta acá- dijo Rose.

-Mira, esto te hará sentir mejor-dijo Scorp y le entrego las flores y los chocolates.

-Son de menta, justo como megustan- dijo Rose, abrió la caja y comenzó a comer.

-Oh, cielo- pensó Scorp.- Estaniña

Continuará

-Bien, ya es sábado Rose Wealey, apúrate-le decía Sam de tras de la puerta de su habitación

-Ya voy, ya voy- dijo Rose, quiensalió todavía un poco soñolienta.

-Oh, Rose- dijo Tamara apenas lavio

-¿Qué?- dijo Rose

-Nada- dijo Tamara

-Chicas, vamos- dijo Rose,saliendo de la puerta de su sala común.

-Sam, yo adoro a Rose, pero y sila ayudamos a arreglarse- dijo Tamara

-Se lo podríamos proponer - dijo Sam

Tamara y Sam, fueron detrás deRose. Debían tomar desayuno antes de irse al pueblo.

-Rose, ¿todo eso te vas a comer?-pregunto Tamara

-mmmmm, es que estoy ansiosa-dijo Rose

-Controla tu ansiedad- dijoSamantha

Rose las quedo mirando, cuandovio entrar por la puerta del gran comedor, a Scorpius y su grupo, con unaentrada triunfal.

-Ahí está, es hermoso- dijo Rose

-Si, como tú digas- dijoSamantha, sin prestar mucha atención.

Rose fijo su mirada en Scorptratando de que se unieran, pero no funciono. Scorp la miro y dirigióinmediatamente su mirada a Rachel, que lo estaba esperando en la mesa deSlytherin.

-Amorcito- dijo Rachel, dándoleun beso a Scorp.

-Aquí no, recuerda la apuesta-dijo Scorp

-Oh, verdad- dijo Rachel

Luego de terminar el desayuno,partieron al pueblo y al llegar.

-Rose mira, aquí están las trestiendas de disfraces más espectaculares de Gran Bretaña- dijo Samantha

-Entremos a la primera, del señorPard- dijo Samantha

-¿Señoritas las puedo ayudar?-dijo una mujer, de baja estatura

-Si mire, andamos buscando trajespara una fiesta, el tema es época medieval- dijo Tamara

-mmmm, déjeme ver, para ustedesdos tengo- dijo la mujer señalando a Tamara y Samantha- pero para ella no- dijoseñalando a Rose

-¿Por qué?- pregunto Tamara

-No tengo cosas para niñas omujeres, tan gordas- dijo la mujer, sonriendo

-Larguémonos de aquí- dijoSamantha enojada

Las tres chicas se dirigieron ala segunda tienda, llamada Alocada. Pero ni siquiera pudieron entrar habíamucha gente.

-¿Y ahora que haremos?- preguntoTamara.

Vamos a la última tienda, de laseñora Trump- dijo Tamara

La tienda era espectacular,enorme con muchos disfraces de todos los tipos y de todos los países del mundo.Rose quedo maravillada, mientras Samantha y Tamara fueron al mostrador.

 

-Buenos días señoritas, ¿en quelas puedo ayudar?- pregunto un hombre alto de pelo negro.

-Queremos trajes, de la épocamedieval- dijo Samantha

-¿Para ustedes dos?- dijo elhombre

-No, para nosotras tres- dijoSam, señalando a Rose

El hombre miro a Rose de pies acabeza y se fue.

-Señoritas, tengo estos trestrajes: el primero es un traje blanco, suelto abajo pero entallado de lacintura para arriba, tienen un cinturón en V y un escote también en V, conpiedras preciosas, puede ir con una corona de flores, perfecto para ustedseñorita- dijo señalando a Samantha.

El segundo traje es este, largode un color rojo fuerte, con unachaqueta de estampados, se lo puede colocar con una pequeña corona, ideal parausted señorita- Dijo indicando a Tamara.

- Y para usted- dijo señalando aRose

-Oh, no se preocupe, sé que nohabrá nada- dijo Rose.

Samantha, la fulmino con lamirada y Tamara negó con la cabeza.

-Oh, porque dice eso, mire aquítengo un traje especial para usted- dijo el hombre sacando un traje ymostrándolo.- Este tercer traje es el que ocupan las reinas, es de colorrosado, blanco y negro, con un cinturón que va justo debajo de sus senos y porlo mismo ajustado, dejando suelto hacia abajo, va con una corona y un velo,combinan con el tono de su cabello. Y junto a estos trajes, las mascaras ¿quéles parece?- pregunto el vendedor.

-Perfecto- dijo Samantha y luegode que las tres se probaran sus trajes- llevamos los tres trajes señor. - DijoSamantha

Las tres iban felices.

-¿Vamos a tomar algo a las tresescobas?- dijo Tamara y las otras dos chicas asintieron.

-¿Miren quienes están aquí?- dijoun chico de Slytherin

-Pero si no son las tres bellezasde Howgarts- dijo otro de Slytherin, en tono de burla.

Scorp estaba con sus amigos,presenciando todo.

-Vámonos de aquí, chicas- dijo depronto Albus

-Pero
- dijo Rose

-Nada, solo caminen- dijo Albus

-Al parecer Albus, está muypendiente de su primita- dijo Grum

-¿Es su prima es obvio?- dijoScorp

-Ah primito, creo que al paso quevas, te vamos a ver bailando- dijo Nott

Scorp, lo fulmino con la mirada.

Enla escuela de Howgarts.

Al llegar a la escuela, Rose sefue a los jardines ya que le gustaba estar cerca del lago.

-Mira Scorp- dijo Nott-aprovecha.

Scorp, tomo aire y fue donde Rose.

-Rose, ¿podemos hablar?- dijoScorp

-Sí, claro- dijo Rose

-Mira, ¿te gustaría ir a cenar elpróximo sábado en la noche?- pregunto Scorp

-Sí, claro- dijo Rose feliz.

-En la torre de astronomía, a las8:00 de la noche- dijo Scorp

-Perfecto, ¿pasas por mí?- preguntoRose

-Mejor, juntémonos allá- dijoScorp

-Si, allá estaré- dijo Rosefeliz. Le iba a dar un beso en la mejilla, pero Scorp se corrió.

-Acá no- dijo Scorp y se fuedonde sus amigos.

-¿Y?- pregunto Nott

-Ya esta, tan solo recuérdenmeque todo esto es para ganar una apuesta- dijo Scorp. Y sus amigos sonrieron.

Continuará

Era día lunes por la mañana,cuando Scorp recibió una carta de su padre, informándole que su abuelaNarcissa, había fallecido el día anterior producto de un ataque al corazón.Scorp dejó todo y con autorización de Mcgonagall, se fue al funeral de suabuelita que él tanto amaba.

 

Pasaban los días y Scorp noregresaba al colegio. Era día viernes por la mañana, cuando Rose escucho decir alos amigos de Scorp, Nott y Grum, que no volvería por lo menos hasta el día lunesde la siguiente semana, y que estaba muy deprimido.

Rose decidió ir a su habitación,luego de terminadas todas las clases y se puso a pensar.

-Los amigos son, en las buenas yen las malas- pensó

-Y si le doy una sorpresa aScorp- pensó, luego de unos minutos

-¿Pero cómo?- se preguntaba Rose

-Ya sé, cuando yo estoy triste miabuelita me prepara el postre que más me gusta.- dijo en voz alta Rose.

Y fue donde estaba su baúl y sacoun libro de recetas, que su abuela Molly I le había obsequiado, y comenzó abuscar la receta.

-Aquí esta- dijo feliz Rose,saliendo de su cuarto.

Fue a la cocina del colegioHowgarts y con mucho cuidado, para que los elfos no la vieran, saco todos losingredientes necesarios.

De vuelta en su habitación, sacouna canasta y coloco todo lo que había sacado de la cocina, lo lanzo con muchocuidado por debajo de su ventana junto aun abrigo y con su varita lo coloco detrás de unos arbustos. Al salir de sudormitorio y bajar las escaleras, Sam la vio.

-Rose, ¿Dónde vas?- preguntoSamantha

-A la biblioteca- dijo Rose

-¿Y porque mejor, no jugamos alajedrez mágico?- dijo Sam

-Quiero leer, pero regreso mástarde- dijo Rose

Y se fue rápidamente a losjardines de Howgarts y sin que nadie la viera saco la canasta.

Ahora la duda era, como salir eir a la casa de Malfoy sin que la vieran.

-Piensa Rose, piensa- decía Rose-ya sé, la sala de profesores, a esta hora no hay nadie- dijo Rose.

Y con mucho cuidado entro a lasala de maestros, en efecto no habíanadie. Se acerco con cuidado a la chimenea y tomando polvos flu dijo: A la mansiónde los Malfoy y desapareció.

-achiz- dijo Rose, y abriendo losojos vio que estaba en una casa muy grande.

-La casa es grande y espaciosa, graciasa Merlín no hay nadie- dijo en un susurro.

-Hola, señorita- dijo de repenteun elfo.

-Hola, soy Rose Weasley, amiga deScorp- dijo Rose

-Hola, me llamo Catrina y soy laelfo domestica de mi amo Scorp- dijo con una sonrisa

-¿Y dónde está Scorp?- preguntoRose

-En su habitación, no ha queridosalir de allí y los señores Malfoy salieron, pero regresan en un par de horas-dijo Catrina

-Estupendo, mira quiero darle unasorpresa a Scorpius, ¿Me ayudas?- dijo Rose

-Sí, claro- dijo Catrina

-Llévame a la cocina - dijo Rose

Y juntas prepararon la cena delos Malfoy, pero Rose preparo un postre especial.

-Mira Catrina, este postre me loprepara mi abuelita Molly I, siempre que me encuentro triste - dijo Rose

Pasarondos horas

-Ya me tengo que ir- dijo Rose -Mira,dale por favor esta nota a Scorp, pero cuando este solo- dijo la pelirroja, quetomo todas sus cosas y desapareció por la chimenea.

Diezminutos después, llegaron los Malfoy

-Catrina, sirve la cena- dijoAstoria Malfoy

-Como diga, señora- dijo la elfa

-¿Qué bueno que bajas hijo?- dijoDraco a Scorp, pero este frunció el ceño

-Qué rica cena, Catrina- dijoTori

-Gracias, mi señora- dijo la elfa

 

-¿Y esto?- pregunto Scorp

-El postre, amo- dijo la elfa

-¿Qué es?- pregunto Draco

-Brownies con helado- dijo laelfa

-Gracias, esta delicioso- dijoAstoria

-Pues sí, esta fabuloso- dijoScorp, sonriendo.

Draco y Astoria, se alegraron porese gesto, su hijo no sonreía desde hace días.

Al terminar de cenar, Scorp sefue a su habitación y se metió en el baño para darse una ducha. Cuando entrocon cuidado Catrina, dejándole la nota en la cabecera de su cama.

Scorp al salir del baño, se dacuenta de la nota y comienza a leerla.

Querido,Scorpius Malfoy:

¿Espero que te haya gustado el postre que teprepare?, mi abuelita me lo prepara cuando yo me siento triste, y quise preparártelo para que te sientas mejor.

Espero decorazón que así sea y pronto regreses al colegio.

Te quiere con todo sucorazón, tu amiga

RoseWeasley

-Catrina- comenzó a llamarlaScorp.

-Si amo- dijo Catrina

-Rose Weasley, ¿Estuvo acá?-pregunto Scorp

-Si amo, ella dijo que queríaprepararle un postre para que no estuviera tan triste- dijo Catrina

-Gracias, retírate- dijo Scorp

-Si amo- dijo Catrina

-Espera- dijo Scorp- no les digasa mis padres, sobre esto- dijo Scorp

-No amo- dijo Catrina y desapareció

-Entonces Rose, si le gusto- pensóScorp, que sentándose en la cama sonrió.

Continuará

NarraRose

-Querido diario, hoy es lunes ymi querido escorpión llegará. Que emoción, aunque todavía no se cómo me atrevíen ir hasta su casa y prepararle ese postre. Espero y no se hay molestado,¿Crees querido diario, que Scorpius sienta alguna vez, algo por mí?

-No pero que dices Rosedespierta, Scorpius es un amor inalcanzable para ti. A él le gustan otrasclases de chicas, que sean más bonitas y de cuerpo bien estructurado comoRachel, nunca se fijaría en una gorda y fea como tú, que lo único interesanteque tienes, es que sacas puros extraordinarios en los exámenes y materias engeneral.

-No olvídalo Rose, él jamás sefijaría en ti.

Y cerrando su diario, lo volvió acolocar en su baúl sellándolo bajo hechizos.

-¿Rose querida, estas bien?-pregunto Tamara, una vez que Rose bajo las escaleras, llegando a su sala común deRavenclaw.

-Sí, porque lo preguntas- dijoRose

-Porque, tienes una carita- dijoTamara

-Mejor, me voy al gran comedor-dijo Rose

-De acuerdo, esperemos a Samanthapara ir las tres juntas- dijo Tamara

Al llegar Samantha, partieron algran comedor. Cuando se sentaron y se disponían a tomar desayuno, Rose se diocuenta que Scorpius llegaba junto a sus amigos, haciendo su entrada triunfalcomo siempre.

-Rose, despierta- dijo Tamara

-Lo siento- dijo Rose

-Scorp, ¿Qué tienes?- preguntoRachel.

-Nada- dijo Scorp, tomandoasiento en la mesa de Slytherin.

-Oye Rachel, ¿Te puedo hacer unapregunta?- dijo Scorp

-Claro, cariñito- dijo Rachel

-¿Si yo estuviera deprimido, túirías a mi casa de infraganti, tan solo para prepararme un Brownies con helado,para que me suba el ánimo?- Pregunto Scorp

-mmmmm por supuesto, pero elpostre sería otro- dijo Rachel coqueta

-Por supuesto- dijo Scorp,mirando a los ojos a Rachel

-Eh- dijo Nott

-¿Qué te pasa?- pregunto Scorp

-Eso mismo te pregunto a ti- dijoNott

-Te quedan pocos días, Scorp-dijo Grum

-Si lo sé- dijo el rubio, que miroa Rose, mientras comía.

-Imposible- pensó Scorp, negandocon la cabeza.

-¿Sigo insistiendo, que te pasaalgo?- dijo Rachel

-Y yo te sigo diciendo, que nopasa nada- dijo Scorp, que se puso de pie y se fue del gran comedor.

Al llegar a los jardines deHowgarts, se sentó bajo un árbol.

NarraScorp

-No, no, no y no- decía Scorp

-¿Qué me pasa?- se preguntaba

-Estas dos últimas noches, soñé conRose Weasley- pensó Scorp.

Decidió recostarse y tratar de dormirun rato, pero comenzó a soñar.

Sueño de Scorpius

Era una tarde primavera y en unparque habían dos personas tomadas de la mano, besándose.

-Te quiero tanto Scorp- decía Rose

-Y yo te quiero, te amo Rose-decía Scorp

Fin del sueño de Scorpius

-Scorp, despierta- decía una voz -despierta, aguamenti- dijo Nott

-¿Qué
, que pasa?- preguntoScorp.

-Lo siento, pero te fuiste delgran comedor y tenemos que ir a clases- dijo Grum

Scorp, hizo un movimiento devarita y se seco.

-¿Qué me pasa?- pensaba Scorpius,mientras caminaba- no, tan solo es una señal de agradecimiento por el gesto quetuvo, nada más- dijo Scorp

-¿Dijiste algo?- pregunto Grum

-Nada- dijo Scorp -Oigan muchachos- dijo de pronto el rubio.

Y Nott y Grum, se detuvieronmirando a Scorp,

-Vamos a pasar al siguiente nivel,con Rose Weasley- dijo Scorp

-¿Y qué vas a hacer? - pregunto Nott

-Ya verán- dijo Scorp

Continuará

Era día martes, Scorpius se dirigíaa sentarse debajo de un árbol. Allí recordaba, todos los bellos momentos que habíapasado junto a su abuela, Narcissa.

Rose, lo observaba por la ventanade la biblioteca.

-Al parecer, el postre que leprepare con tanto cariño, no sirvió de nada- dijo Rose un tanto triste.

-Scorp, amigo- dijo Grum,llegando a su lado.

-¿Qué quieres?- pregunto Scorp.

-Tan solo quería saber, cómoestabas- dijo Grum

-Ya ves, estoy bien- dijo Scorp

-Mejor me voy- dijo Grum

-Chicos, vengan rápido- dijo corriendoNott

-¿Qué pasa?- pregunto Scorp, corriendodetrás de Anthony.

En el patio de la escuela, habíaun grupo de muchachos haciéndole una broma a una persona.

-Son de nuestra casa, pero van enséptimo- dijo Grum

-¿A quién están molestando?- preguntoScorp

Cuando la sorpresa fue mayor paralos tres, ya que a quien estaban hechizando era a Rose Weasley.

-¿Pero?- dijo Scorp

-Vamos a ayudarla- dijo el rubio

-No, la agarraran contranosotros- dijo Nott

-Además se lo merece- dijo Grum,con cara de asco

-¿Por qué la molestan?- preguntoScorp, a uno de tercero que estaba allí.

-Al parecer, ella venía convarios libros y choco con Margaret botándola y ensuciándole el uniforme conbarro. El novio de Margaret se dio cuenta, y comenzó a lanzarle hechizos.- dijoel chico

-¿Debemos hacer algo?- dijoScorp, pero Nott y Grum, lo detuvieron.

-Ya por favor bájenme de aquí,tengo miedo a las alturas- decía Rose llorando.

-Pídele perdón a Margaret- decíael novio de esta

-Lo siento- decía Rose llorando

-Más fuerte- decían varios queestaban allí.

 

-Perdón, perdón- decía Rose- bájenmede aquí, tengo miedo a las alturas- dijo Rose

Pero el novio de Margaret nohacía caso y puso a Rose de cabeza, logrando que se viera todo de ella.

Mientras Rose lloraba, los demás sereían y Scorpius mirando, no se movía para ir en auxilio de la pelirroja.

Cuando los primos Weasley (Lucy- Roxanna-Albus), junto a Samantha y Tamara, llegaron.

-Baja esa maldita varita, y dejaa nuestra prima en paz- dijo Lucy. Roxi y Albus la imitaron

Dejaron a Rose en el suelo, y sefueron corriendo.

-Vámonos Rose, te sentirás mejoren nuestra sala común- dijo Tamara

-No, dejenmeeeeeeeeeeeeeeeeeeee-grito Rose, que se fue corriendo.

-Déjenla, quiere estar sola- dijoAlbus, que miro a Scorp y negando con la cabeza se fue con sus primas.

-Vámonos, la diversión ya seacabo- dijo Nott

-Vieron la cara de susto que pusoel mundo, cuando los chicos de séptimo la pusieron de cabeza y se le vio todo,que asco- dijo Grum

-¿Parece que se divirtieron,viendo al mundo rodante?- dijo Rachel, que llegaba riendo.

-Sí- dijo Grum, que no paraba de reír.

-¿A dónde vas?- pregunto Rachel aScorpius.

Pero Scorpius se fue a caminarpor el jardín, sin tomarle atención a Rachel. Caminaba y caminaba, hasta que depronto escucho que alguien lloraba, se dio cuenta que era Rose, que estabacerca del lago.

Acercándose con cuidado, se sentóa su lado.

-Toma Rose, supe lo que tehicieron los de séptimo- dijo Scorp, pasándole un pañuelo a la pelirroja.

-¿Cómo
lo supiste?- preguntoRose, sollozando.

-Me
me
lo dijo Grum- dijo Scorp.

-Oh, ahora todo el colegio losabe- dijo Rose- no importa, estoy acostumbrada a que todos se burlen de mí-dijo Rose

-Toma este jugo, te hará sentirmejor- dijo Scorpius, sacándolo de su túnica.

-Gracias- dijo Rose con unasonrisa.

-Sabes, cuando yo era pequeña miabuelito Arthur siempre me daba jugo de manzana en caja, como tú ahora- dijoRose

Scorp, sonrió.

-Lily siempre me molestaba, hastaque aprendí a ignorarla como a todos los demás. Asique, vengo a este lugar aestar cerca del lago y recordar a mi abuelito y pensar- dijo Rose

-Gracias- dijo Scorp

-¿Por?- pregunto Rose

-Por ir hasta mi casa yprepararme un poste- dijo Scorp

-Entonces, ¿te gusto?- preguntoRose

-Me encanto- dijo Scorp

-Gracias- dijo Rose

-¿Y ahora, porque tú me das lasgracias?- dijo Scorp, confundido

-Tamara y Samantha son mismejores amigas, desde primero. Ahora tú, también lo eres- dijo Rose

-Muchas gracias por ser mi amigoy estar aquí conmigo- dijo Rose, que abrazo a Scorpius

Este no sabía cómo reaccionar,pero le devolvió el abrazo.

Continuará

¿Qué haces Grum?- pregunto Rachel a su compañero, en la sala común de Slytherin

-Estoy viendo algunos unos videos,que grabe hace dos meses- dijo Grum

-¿Esta Scorp?- pregunto intrigadaRachel

-Por supuesto, fue en la casa deAnthony- dijo Grum- estábamos jugando a verdades y mentiras.

Rachel, levantó las cejas.

-Le hicimos algunas preguntas aScorp- dijo Grum riendo, ya que comenzó a recodar lo que ocurrió.

-¿Qué clases de preguntas?- dijoRachel

-Cosas sin importancia - dijoGrum - Voy al baño, dejo aquí la cámara, por favor que nadie lo toque.

 

-Si claro, dijo Rachel

Mientras Grum subía para ir albaño, Rachel tomo la cámara y comenzó a ver todo lo que Grum tenía allí.

-Pervertido- dijo Rachel, concara de asco.

Pero no le dio mucha importancia,porque lo que encontró la impresiono mucho más, era Scorp en el juego deverdades y mentiras. Saco su varita y con un gesto, hizo una copia que lo guardoen su túnica.

Rose al llegar a su sala común,se sentó en uno de los sillones. Pero se sorprendió de sobremanera, cuandosintió que alguien tocaba su espalda.

-¿Qué haces aquí, Albus?-pregunto Rose sorprendida

-¿Cómo entraste?- pregunto lapelirroja

-Tamara me dejo pasar,aprovechando que no había nadie- dijo Albus

-Y estoy acá, porque quería sabercómo te encuentras- dijo Albus

-Mejor, gracias- dijo Rose

-Rose
- comenzó a decir, Albus

-Albus, yo sé como soy - dijoRose- soy una cobarde como me llama James, una estúpida- fea- adefesio, como mellama Lily o una gorda que lo único de interesante que tiene es la inteligencia,así como me llama Dominique - dijo Rose.

-No eres nada de eso- dijo Albus

-Al me quiero acostar, mejor hablamosmañana- dijo Rose, que subió las escaleras hacia su dormitorio y se acostó. MientrasAlbus, se iba a su sala de Slytherin.

Los siguientes días para RoseWeasley, no fueron para nada tranquilos. Cada vez que la veían se burlaban deella o le lanzaban cosas, e incluso le decían cosas ofensivas, como porejemplo: espero que nadie te vea esa zona, porque le daría asco; tus calzonesson tallas XXXL y varias otras cosas más.

Asique, decidió irse después determinadas las clases a su lugar favorito, cerca del lago, donde podíadisfrutar de la tranquilidad.

Allí pasaba casi todas lastardes, sin que nadie la molestara.Hasta que llego un día, en que un rubio se sentó a su lado.

-Hola Rose- dijo el rubio

-Hola Scorp- dijo Rose

-Rose, yo sé que has estadotriste todos estos días pero
, ¿te gustaría que retomáramos algo, que quedopendiente?- dijo Scorp

-¿Qué cosa?- pregunto Rose

-Nuestra cena, ¿te acuerdas?-pregunto Scorp

-Pues claro que sí- dijo Rose

-Mañana en la noche, en la salade astronomía a las 8:00- dijo Scorp

Y se fue el rubio con unasonrisa.

Rose salió poco después, estaba obscureciendo.Entrando al castillo, se encontró con su primo Albus.

-Prima, ¿Dónde has estado?-pregunto Albus

-Ocupada, no te preocupes por mí-dijo Rose y se marcho a su sala común

Albus bufo y también se marcho asu sala común.

Enla habitación de Scorpius, Anthony y Ted

-¿Y?- pregunto Nott

-No molestes- dijo Scorp

-Te queda tan solo una semana, elpróximo viernes es la fiesta y a la altura que vamos, creo que te veremos bailar- dijo riendo Grum

-Ya déjame- dijo Scorp, lanzandouna almohada

-Uh, que carácter- dijo Grum, quese fue del dormitorio

-Enseguida regreso- dijo Scorp

En la sala común, se sentó en unade los sillones cuyo respaldo era muy alto, y recordó una conversación que habíatenido con Astoria, su madre.

Flash Back

-Scorphijo, ¿Por qué me pediste que viniera?- pregunto Astoria

-Queríahablar contigo- dijo Scorp

 

-Dime-dijo Astoria

-¿Cuándouno sueña con alguien en varias ocasiones, que significa?- pregunto Scorp

-¿Quéclases de sueños?- pregunto Tori

-Queesas dos personas se
besan- dijo Scorp y Tori sonrió

-Bueno,puede ser que esa persona, te gusta- dijo Tori

Scorpnegaba con la cabeza. Y luego recordó, cuantas veces Albus se acercaba a Rose yvolvía a negar con la cabeza

-Hijo-dijo Tori- ¿Qué ocurre?

-Madre,si alguien hace una apuesta y luego se arrepiente porque se da cuenta que estarcon esa persona le hace tan bien, que sus temas son interesantes- dijo Scorp

-Scopr,¿Qué hiciste?- pregunto Astoria

-Nada,tan solo que un amigo hizo una apuesta por una chica, y ahora que ha pasadotiempo con ella la ha conocido bien, que se está arrepintiendo- dijo Scorp.

-Bueno
,yo le diría, la verdad- dijo Tori - yo le diría de mi propia boca lo que hice,antes que otras personas lo hagan de mala manera.

-Dilea tu amigo, que es muy probable que se siente tan agusto con esa persona y se estáarrepintiendo, tal vez no le sea indiferente- dijo Tori, que se marcho dejandoa un rubio pensativo.

Fin Flash Back

-Oh rayos, ¿qué te está pasandoScorpius?- dijo el rubio en voz alta

Cuando justamente entra Albusjunto a sus dos amigos charlando, que no se dieron cuenta de la presencia delMalfoy

-¿Asique, el pequeño azabacheesta de novio?- dijo Cris

-Sí, ahora podremos decir quealguien domo al pequeño Albus- dijo Enrique

-Que chistosos - dijo Albus

Cris, comenzó a reír.

-Albus amigo, no tiene nada demalo enamorarse- dijo Enrique

-Lo sé, lo más increíble de todo,es que ella me corresponde- dijo Albus

-Quién lo diría, unaRavenclaw y un Slytherin- dijo Cris

-Hoy, nos dimos nuestro primerbeso- dijo Albus

-Oye, ¿sus frenillos, no sonproblemas?- dijo Cris

-¿Frenillos?- pensó Scorp

-No idiota, ella besaespectacular- dijo Albus

-jajajajajja, solo déjameimaginar, la cara de su padre cuando se entere- dijo Cris

Scorp, no sabía que le estabapasando. Todas esas veces que iba a ver a Rose cerca del lago, una extraña sensaciónle invadía. Pero ahora saber, que podría ser la novia de Potter, se sentía aunmás extraño que le daba ganas de tirar todo.

-¿Tu padre, que dirá?- preguntoEnrique

-Nada, nuestros padres son amigosdesde pequeños- dijo Albus

Con esos datos, más enojado secolocaba Scorpius.

-Pues sí, ¿pero resultaraextraño, ver a los dos mañana tomados de la mano?- dijo Enrique

Scorp, esta rojo de ira, quehasta humitos le salían por la cabeza. Tenía ganas de romperle la cara a Albus,cuando escucho algo.

-¿Por qué extraño?- preguntoAlbus -Alice Longbotton y yo, nos conocemos desde que nacimos, ahora somosnovios y felices- dijo Albus, que se fue a su dormitorio y Enrique como Cris losiguieron.

Scorp, soltó una risa y respiroaliviado, pero negó al tiro con la cabeza.

-Scorp, ¿te pusiste celoso, deRose?- pensó Scorp, negando con la cabeza.

Continuará

Estaban reunidos en la mesa deSlytherin, Scorp y sus amiguitos. Por una lado Nott y Grum charlabananimadamente con Susan y Michelle, mientras Scorp miraba de reojo a Rose cuandoesta charlaba con Tamara, Rachel observaba dicha situación.

 

Albus por otra parte, estabasentado al lado de Alice en la mesa de Ravenlaw. Pero, observaba con detencióna Scorp y su prima Rose.

-Albus vámonos, tenemos clase detransformaciones- dijo Cris

-Ya voy- dijo Albus- chaopreciosa- le dijo a Alice, que se despidió con un beso en los labios.

-Adiós- dijo Alice con unasonrisa

-Rose- dijo de pronto Alice, ellaera rubia de ojos azules y al igual que Rose usaba frenillos, iba en cuarto enla casa de Ravenclaw.

-¿Dime Alice?- dijo Rose

-Supiste que ayer, tu primo Albusme pidió que fuera su novia- dijo emocionada Alice

-Te felicito, te lo mereces- dijoRose- cuídalo eh, mira que es mi primo preferido, bueno el único- dijo Rose

-Me voy, tengo clases- dijo Alicedespidiéndose

-Nosotras también deberíamos irnos,Rose- dijo Tamara

Y juntas se fueron a la clase detransformaciones, donde las estaba esperando ya Samantha.

-¿A dónde estabas, Sam?- preguntoRose

-Por ahí, después les digo- dijoSamantha

Y entraron a su clase, que compartíancon los Slytherin

Scorp que estaba sentado al ladode Rachel, seguía mirando a Rose.

-Despierte, Señor Malfoy- decíael profesor

-Señor Malfoy- volvió a decir, elprofesor

Pero Scorp, tan solo miraba aRose y esto no paso desapercibido por muchos.

-Señor Malfoy, despierte- gritoel profesor, provocando que Scorp saltara del susto.

-Lo siento - se disculpo elrubio.

-Si está enamorado, porque mejorno va donde su doncella y se lo comunica- dijo el profesor yéndose.

Scorp, dibujo una sonrisa en suslabios.

Al terminar la clase, todos se dirigíana un momento de recreo. Cuando Scorp se acerca a Rose, y viendo que no hubieranpersonas cerca, le entrego un papel.

QueridaRose:

Cambiode planes, nos reunimos hoy a las 20:00 en la sala de menesteres.

Anda elegante, es una cena muy especial.

Quiente quiere

Scorpius Malfoy

-¿Quién me quiere?- se preguntoRose, y se le dibujo una sonrisa en los labios.

-Scorp- comenzó a llamarlo Rachel

-Si dime- dijo el rubio

-Te quiero- le dio un beso en laboca- nunca te olvides, cuanto te quiero

-Lo sé- dijo Scorp y se fue a su próximaclase.

Ya en la tarde, Rose estaba en sudormitorio.

-Oh, Rayos- dijo Rose, se puso depie y fue al dormitorio de su amiga Tamara.

-Tami, ¿puedo pasar?- pregunto lapelirroja

-Claro, pasa Rose- dijo lapelinegra

-Necesito, pedirte un favor- dijoRose

-¿Cuál?- pregunto Tamara

-Me ayudas a maquillarme- dijoRose- y a vestirme elegante.

-Encantada- dijo saltando dealegría Tamara, que hace tiempo quería ayudarla con algo así.

Rose, siempre veía a las chicas maquillándoseo vistiéndose muy lindas para una cita, incluso a su madre Hermione, cuandoquería que Ronald la viera.

-¿Y quién es el afortunado?-pregunto Tamara

-¿Qué?- pregunto Rose

-¿Para quién, te vas a colocartan hermosa?- dijo Tamara

-Eh, para nadie. Tú sabes que a mí,nadie me toma en cuenta- dijo Rose

Tamara rodo los ojos y volvió apreguntar.

-¿Vas a una cita muy especial?-pregunto Tamara

-Oh, no es una cita, es solo unacena de amigos- dijo Rose

 

-¿De amigos?- pregunto Tamara

-Sí, pero no te puedo decir quiénes- dijo Rose

Luego de varios intentos porparte de Tamara, Rose no dijo nada.

-Tan solo, cuídate - dijo Tamara

-Sí, amiga- dijo Rose

-Mira, te voy a regalar estevestido- dijo Tamara

-Pero
- dijo Rose

-Pero nada, te combina con esoshermosos ojos que tienes- dijo Tamara.

Y ambas sonrieron.

Por otro lado Scorp, que ya habíaarreglado todo en la sala de menesteres, ahora se estaba arreglando.

Y cuando eran las 7:30 de latarde, Rose salió de su sala común.

Al llegar a la sala de menesteres,Rose se detiene al frente y aparece una puerta. Ella entro y encontró aScorpius Malfoy, muy elegante con un traje negro.

Scorp, quedo asombrado cuando viollegar a Rose, ya que se veía hermosa. Ella iba con un traje azul, con escote enV aunque no muy pronunciado, con un pequeño cinturón que al igual que el cuelloiban con piedras y diamantes, junto a un collar muy fino.

-Estas
hermosa, Rose- dijo Scorp,sonriendo nervioso.

-Gracias - dijo Rose

-Ven Rose, sentémonos a cenar-dijo Scorp

Se sirvieron comida italiana, lapreferida de la pelirroja.

Luego bailaron un vals y Scorpiusle dice suavemente al oído, lo hermosa que se veía esa noche.

-Gracias por ser un buen amigo,Scorp- dijo Rose

-Rose, yo no quiero ser más tuamigo- dijo Scorp, de repente.

-¿Cómo?- pregunto la pelirroja,un poco triste

-¿Quieres ser mi novia?- dijoScorp, y se coloco de rodillas

-Pero
- iba diciendo Rose

-Rose me enamore de ti, sueñocontigo, te deseo, ¿por favor Rose acepta?- dijo el rubio

Rose no lo podía creer, su sueño seestaba volviendo realidad.

-Pellízcame - dijo Rose

-¿Qué?- pregunto Scorp

-Quiero saber, si todo lo queestoy viviendo es verdad- dijo Rose, cerrando los ojos.

-No lo haré- dijo Scorp

Rose, abrió los ojos.

-Prefiero esto- dijo Scorp, dándoleun beso muy tierno a Rose.

-Rose, es tu primer beso- se ibadiciendo, se sentía en las nubes. - Recuerda Rose, como lo hacen en las películas.Así, abren un poco la boca.

Rose abrió más su boca y junto aScorp, se unieron en un beso muy profundo y placentero.

-Wuau, no besa nada mal, sabe a jazmines-pensaba Scorp- y sus labios están húmedos.

-Es un sueño, Scorp tiene sabor achocolate- pensó Rose.

Y por la falta de aire, sesepararon.

-Rose, ¿aceptas?- pregunto Scorp

-Por supuesto, acepto- dijo Rose

Y se volvieron a besar.

Enla sala común de Slytherin

-No está, en su habitación- dijo Draco,enojado.

-Se lo dije, Señor- dijo Grum

Y bajando por las escaleras

-Señor, tal vez Scorp está conesa Weasley- dijo Rachel -la que le comente, en la carta.

-Esperaremos aquí- dijo Draco, sentándoseen uno de los sillones de Slytherin.

Continuará

Hola, para leer este capítulo deben escuchar la siguiente canción

https://youtu.be/rxyaSOszSSg

Saludos

nicki_malfoy


Estaba amaneciendo y la sala delos menesteres, estaba hermosa. Había una mesa llena de cosas ricas, chocolatesy manjar, jugos de calabaza, pasteles de todos los tipos, etc.

Había un rubio preparando unplato delicioso, con pasteles de frutillas con crema y un poco de jugo decalabaza.

 

No quería hacer ruido, para nodespertar a una pelirroja que estaba durmiendo plácidamente en una cama, consábanas de seda. En otra parte de la habitación, había flores de todos lostipos, rosas rojas y blancas. Además una música de fondo, tan solo de vals.

El rubio se acerco, muy despacioa la pelirroja, no quería despertarla porque parecía un ángel, pero ya eran las9:00 de la mañana y aunque era día Sábado, los amigos de ambos o familiares,los podían estar buscando.

El rubio acaricio con cuidado elpelo de la chica, llegando a su espalda. Entonces recordó la maravillosa nocheque tuvieron ambos.

Flash Back

-Rose¿te encuentras bien?- pregunto Scorp, cuando bailaban

-Sí,tan solo que no puedo creer esto- dijo Rose, que tenía su cabeza apoyada en elpecho del rubio

-Quieroque sepas, una cosa- dijo el rubio

-¿Qué?-pregunto Rose

Scorpla vio y supo de inmediato al ver su carita, que era verdad, esa niña que paramuchos era gorda o fea, cuatro ojos y usaba frenillos, para él era la mujer másbella del universo y que iba a luchar por ella.

-Quieroque sepas, que pase lo que pase te quiero, Rose- dijo Scorp

-Yotambién te quiero, Scorp- dijo Rose- No, yo te amo desde la primera vez que tevi, en el tren para venir a Howgarts, micorazón saltaba de alegría.- dijo Rose, mientras Scorp se le salían algunas lágrimasy se aferraba más a ella.

-Muy bien Scorp, cumpliste la apuesta la chica está enamorada de ti, pero tú tambiénte enamoraste de ella- pensaba Scorp.

-Porfavor Scorp, no me dejes nunca- dijo Rose- prométeme que esto no se acabara yque no seré una cenicienta que al llegar las doce de la noche, todo se esfuma-dijo Rose.

-Telo prometo- dijo Scorp, que se aferro a Rose.

Amboscomenzaron a besarse, hasta que cayeron a la cama.

-Teamo Rose- dijo Scorp

-Teamo Scorp- dijo Rose

Fin de flash back

-Te juro Rose que pase lo quepase, te amo- dijo Scorp - y luchare para cuando sepas la verdad, me perdones.

-Perdóname desde ya, mi princesa-dijo Scorp, que beso la frente de la pelirroja

Y Rose se movió y abrió los ojos.

-Scorp- dijo Rose, con unasonrisa

-Ya es tarde, dormilona- dijoScorp

Y Rose se tapo de inmediato, loque provoco la risa de Scorp.

-¿Qué?- pregunto Rose

-Que eso, no es necesario- dijoScorp, y ambos se pusieron colorados.

-No me importa tu figura- dijoScorp- para mí, eres fantástica y lo mejor de todo, es que eres tan solo mía-dijo el rubio.

Y ambos se besaron.

Al rato después, ambos se fueronde la sala de menesteres, cada uno a sus respectivas casas.

Al llegar Scorp a Slytherin, seencuentra cara a cara con Draco, Nott, Grum y Rachel.

-¿Se puede saber, que hacesllegando a esta hora?, ¿De dónde vienes?- decía enojado Draco.

Scorp, miro a sus amigos y luego dirigióla mirada a su padre.

Mientras Rose, llegaba a la sala comúnde Ravenclaw. Entro en silencio a su dormitorio, estaba feliz muy feliz, cuandosintió que todo se movía, perdió el conocimiento y cayó al suelo.

 

Continuará

Pasados algunos minutos, Rose abriólos ojos y con mucho cuidado se levanto del suelo y se sentó en la cama.

-Ah, ¿Qué me pasa?- decía Rose-estoy mareada y me duele mucho la cabeza.

-Mejor me voy a sacar esta ropa yme cambiare. Luego iré a la enfermería y pediré algo.- dijo Rose

Se baño y se cambio la ropa, bajolas escaleras de Ravenclaw, pero aun seguía un poco mareada.

-Hola, al fin apareces- dijoTamara- ¿te sientes bien?- pregunto la pelinegra

-Acompáñame a la enfermería, nome siento bien- dijo Rose

Y Tamara, tomando del brazo de suamiga, se la llevo.

Al llegar, Rose se acostó en unacamilla y le tomaron la presión.

-¿Qué me pasa?- pregunto Rose

-Tienes la presión muy baja- dijola enfermera- ten tomate esta poción, te hará sentir mejor.

-Gracias- dijo Rose

Cuando la enfermera se fue,Tamara se acerco a Rose.

-¿A dónde estuviste, toda lanoche?- pregunto Tamy

-Ehhhh, en mi dormitorio- dijoRose

-Mentirosa, ayer tuve quementirle a Sam- dijo Tamara

-¿Por qué? - pregunto Rose

-Porque ayer, íbamos a ver una películaen mi dormitorio. Te fui a buscar y no estabas, no le dije nada a Samantha-dijo Tamara y Rose bajo su mirada

-¿Estuviste en tu cita, verdad?-pregunto Tamara

Rose asintió.

-¿Con quién, Rose?- pregunto Tamara

Pero, Rose solo negó con lacabeza. No sabía si decirlo o no, no habían quedado en nada con el rubio y siél se molestaba- pensaba Rose

-De acuerdo, ya me doy cuenta queno me lo vas a decir- dijo Tamara.

-¿Lo hicieron?, ¿Estuvieronjuntos?- pregunto la pelinegra

-¿De qué hablas?- pregunto Rose

-Rose, tenemos quince años ¿Tepregunto si estuvieron juntos?- pregunto Tamara

Pero Rose, no respondía.

-No quiero, que te lastimen- dijoTamara.

-¿Por qué crees, que alguien melastimaría?, ¿Tú crees que alguien no se fijaría en mí, cierto?- dijo Rose.

-Rose, claro que no- dijo Tamara -es que eres muy ingenua y
- dijo Tamara

-Crees que soy tan fea, gorda ymás encima ingenua, ¿Qué nadie se fijaría en el mundo rodante?- dijo Rose

-Yo no dije eso
tan solo- ibadiciendo, Tamara

-Sabes que, dejemos esto hastaacá- dijo Rose, que se paró de la camilla y antes de salir dio media vuelta- ypara tu información, alguien sí se fijo en mí

Enla sala común de Slytherin

-¿Te hice una pregunta, Scorp?-dijo Draco, se veía bastante molesto- ¿Dónde estabas, que vienes llegando aesta hora?

-Me quede dormido en
la enfermería-dijo Scorp.

-¿En la enfermería?- preguntoDraco

-Sí, no me sentía para nada bien-dijo Scorp - me dolía la cabeza y el estómago, para rematar Nott y Grum roncan.

-¿Y ese traje?- pregunto Draco

-Ehhh, fue lo primero que encontré-dijo Scorpius

Draco fruncía el ceño, no lecreía mucho.

-Bien ya me voy- dijo Draco- peroScorp, recuerda solo una cosa, eres un Malfoy, no quiero sorpresa como porejemplo: que te hiciste amigo, de otras casas- dijo Draco, yéndose de la sala comúnde Slytherin.

-¿Quién llamo a mi padre?-pregunto Scorp

-Nadie- dijeron Nott, Grum yZabinni.

-Mejor me voy a mi cuarto- dijoScorp, que al llegar a su dormitorio, se metió a la ducha.

 

Y allí comenzó a recordar todo loque había ocurrido con Rose, la noche anterior. Recordaba su piel, su aroma a jazmines,se reía solo, le fascinaba estar en ese estado.

-Te amo, Rose- dijo Scorp

De tan distraído que estaba, nose percato que alguien estaba ahí.

Cuando salió de la ducha, se sorprendió.

-¿Qué haces tú aquí, Rachel?-pregunto Scorpius

-Escuche lo que dijiste, asiquela cuatro ojos más conocida por toda la escuela como mundo rodante, ya cayo atus pies- dijo Rachel.

-Mejor sal, tú no debes estaraquí- dijo Scorp.

-No me iré, recuerda la apuesta Scorpius-dijo Rachel.

-Ya, déjame en paz- dijo Scorp,furioso

-Hicimos un trato, tú enamorabas almundo rodante y tu premio sería una noche romántica conmigo- dijo Rachel.

-Aún, no llega el día de lafiesta, - dijo Scorp- todo puede pasar. Asique mejor sal, no vaya a ser cosaque llegue algún profesor y te encuentre aquí.

Y Rachel lo miro y dio mediavuelta yéndose.

-No puedo traicionar a mi rositacon Rachel, debo hacer algo- dijo Scorp

Asique se vistió rápido y se fuea los jardines, para poder pensar mejor.

-¿Qué haré?, no quiero traicionara Rose con Rachel, pero si le digo la verdad la perderé, pero lo sabrá tarde otemprano por la fiesta- dijo Scorp, que comenzó a llorar.

-Hola, Scorp- dijo una voz

Scorp, se dio media vuelta y sesorprende al ver a Rose, que se lanza encima de él, besándolo. Él, respondió albeso.

-Rose, debemos hablar- dijo Scorp

-Dime- dijo Rose, mirándolo a losojos.

-No podemos decirle a nadie queestamos juntos, ni siquiera que somos amigos- dijo Scorp

-¿Cómo?- dijo Rose

-Mira, tan solo hasta el día dela fiesta de aniversario del colegio- dijo Scorp

-¿Por qué?- pregunto Rose

- Ahora no te lo puedo decir,confía en mí- dijo Scorp, abrazando a la pelirroja

-El día de la fiesta, no podemosllegar juntos y si alguien te pregunta algo
- dijo Scorp- tú tan solo diles queme odias, que nunca te interesaste en mí - dijo el rubio.

-¿Sigo sin entender, nada?- dijoRose

-Rose, por favor- dijo Scorp, quemiraba para todos lados- tan solo, si algún Slytherin te pregunta, tú diles quejamás te enamorarías de alguien como yo, que te soy totalmente indiferente yque me odias. Que las familias Weasley y Malfoy, jamás se juntarían- dijoScorp- Te prometo que después de la fiesta, yo mismo anunciare que somosnovios.- dijo el rubio, dándole un beso en la boca a Rose, y yéndose en direcciónal castillo.

La pelirroja, se quedo sin comprendernada.

-Lo siento rosita pero debo hacertiempo, después de la fiesta anunciaré nuestro noviazgo. Prefiero bailar alfrente de todo el colegio desnudo, a que tú pases una vergüenza o peor auntraicionarte con Rachel- pensaba Scorp, mientras entraba al castillo.

Continuará

Mientrasadentro del castillo, en la sala común de Slytherin

-Albus, te puedo confesar algo-dijo Cris

-Que me amas- dijo Albus, cerrandosus ojos coquetamente

Enrique, se puso a reír acarcajadas y luego de un rato se les unió Cris y Albus.

-Que los quiero- dijo Albus, queya le dolían las costillas de tanto reír.

-Y nosotros a ti, azabache- dijoEnrique

-Ya dime, que era eso que queríasconfesarme- dijo Albus

 

-Bueno, nosotros pensamos que ati te gustaba Rose- dijo Cris

-¿Por qué, pensaron eso?- dijoAlbus

-Porque siempre la defiendes,estas observándola que nadie le haga daño- dijo Enrique

-Es mi prima- dijo Albus

-¿Y?, los primos también sepueden llegar a gustar- dijo Enrique

-Muchachos, yo quiero a Rose,pero no como mujer- dijo Albus- la quiero como hermana.

-¿Y Lily?- pregunto Enrique

-Lily, es un problema hace lo quequiere, no quiere estudiar y en lo único que está pendiente, es en saber cuántoschicos andan detrás de ella o si su pelo está bien peinado, entre otras cosas-concluyo el azabache- nunca he podido tener una conversación con ella que duremás de cinco minutos.

-Lo siento- dijo Cris

-Rose, para mí es como esahermana, que me hubiera gustado que fuera Lily- dijo Albus

-¿Fea?- pregunto Enrique

-Rose no es fea, mi prima tienemucho más que darle a las personas que un cuerpo bien estructurado o unabelleza, que con los años se va a esfumar- dijo Albus- ella tiene un corazón gigante,una sabiduría impresionante y una nobleza a flor de piel. - concluyo elazabache

Cuando justo entra a la sala comúnde Slytherin, Scorpius Malfoy, quien les dirigió una mirada y comenzó a subirlas escaleras.

-Lo único que pido, es que lapersona que este con mi prima rosita, nunca pero nunca la haga llorar, siquiere en un futuro tener descendencia- dijo en voz alta el azabache.

Scorp se detuvo de golpe y luegode unos segundos volvió a subir las escaleras, llegando a su dormitorio.

Enlos pasillos de Howgarts

Estaba caminando una pelirroja muycoqueta, mientras todos los muchachos se detenían a verla.

-Lily Potter- dijo un muchacho,que la observaba de la cabeza a los pies. Ella andaba con una falda muy corta yuna polera sin mangas.

Ella siguió caminando, le gustabaque los chicos se detuvieran a verla. Cuando casi choca con Rose, su prima.

-Quítate, cuatro ojos, - dijoLily

-Lo siento- dijo Rose, que siguiósu camino, con la mirada baja.

-Lily, como es posible quesemejante cosa, sea tu prima- dijo un muchacho de Gryffindor.

-No sé, a lo mejor mis tíos laencontraron por ahí y les dio pena. O bien, cuando nació se cayó al suelo y poreso quedo así- dijo riéndose Lily, mientras Rose escuchaba todo, del otro ladodel pasillo.

Rose, se dirigió a su sala común,no quería seguir escuchando. Al llegar a su dormitorio, saco su diario de viday comenzó a escribir.

QueridoDiario:

-Ayer,fue el día más feliz de mi vida. Scorpius y yo estuvimos juntos y me pidió quefuera su novia.

-Séque puede sonar un poco tonto, pero sé que él jamás me hará llorar. Él mequiere se nota cuando me habla, o me besa, o bien me mira a los ojos.

-Perohoy paso algo extraño, me pidió que no le dijera nada a nadie de que somosnovios, hasta después de la fiesta del colegio. No sé, pero sentí que meocultaba algo.

-Buenopasando al día de ayer, fue magnífico, todavía puedo sentir su aroma a chocolate,sus manos sobre mi piel, sus besos que me lo decían todo- dijo Rose ruborizándose.

-Nome importa, si los demás se burlan de mí. Yo sé, que estando al lado de mibello rubio, nada ni nadie me hará daño- dijo Rose.

 

Luego de un rato de estar mirandoa la nada, cerró su diario, lo guardo en su baúl y lo sello con varioshechizos.

Se acostó en su cama, todavía recordandolos bellos momentos con Scorpius.

Continuará

Ya era día miércoles, y todos seestaban preparando para la gran fiesta que se prometía, por el aniversario delcolegio.

Los días anteriores, Rose no lohabía pasado nada bien. El día lunes por la mañana, al entrar en clases depociones que les tocaba con los de Slytherin, alguien mal intencionado colocopintura verde en su asiento, Rose se tuvo que ir a cambiar uniforme y al llegara su dormitorio se dio cuenta que sus dos uniformes nuevos, estaban hechospicadillos.

Tamara, al darse cuenta que nollegaba, fue a buscarla y se encontró a una Rose tirada en su cama llorando, sepercato de lo ocurrido con los dos uniformes de la pelirroja y trato deutilizar magia para recomponerlo, pero no funciono. Ese día Rose, no pudo ir aclases.

El día martes, tampoco mejoropara Rose. Samantha le recompuso uno de sus uniformes, con un poco de magia másavanzada, claro sin que nadie supiera. Pero Lily Potter, se encargo de publicarpor los pasillos del castillo, una foto de Rose cuando tenía aproximadamente 9años y se tuvo que colocar por primera vez frenillos.

-jajajajajajjaja, pero que fea desdepequeña- dijo uno de Slytherin

-Sí, es verdad- dijo Lily

-Oye y ¿estás segura que es unaWeasley?- pregunto otro de Gryffindor.

-Para mi desgracia, si lo es-dijo Lily

-Que desdicha- dijo uno deSlytherin

-¿Qué opinan, sobre las fotos deRose?- pregunto Nott

-Son horribles- dijo Rachel

Scorpius no sabía cómoreaccionar, si iba y sacaba las fotos podían darse cuenta de algo, pero le hervíala sangre que se estuvieran burlando de su pelirroja.

-Liliana Luna Potter Weasley, ¿quémierda crees que estás haciendo?- dijo enojado Albus, mirando con furia a suhermana.

-¿Qué te importa, hermanito?-dijo Lily

-Basta ya, deja en paz a Rose-dijo Roxanna- Lucy, ayúdame a sacar todas estas fotos.

Roxi y Lucy, fueron sacando unapor una las fotos y las quemaron.

-De esto Lily, nuestro padre seenterara- dijo Albus

-¿me vas a acusar?- dijo Lily

-Pues si- dijo Albus- y espero detodo corazón, que nuestro padre, te imponga un castigo.

-No vas a hacer nada- dijo Lily,que levanto su varita, pero Alice la detuvo- ¡Expelliarmus!- grito Ali,lanzando lejos a Lily.

-Vámonos- dijo Albus, y se fue juntoa sus primas y su novia, pero al pasar al lado de Scorpius negó con la cabeza.

Al día siguiente, Rose estaba sentadadebajo de un árbol, ya habían terminado las clases del día y quería tomar aire.Cuando ve pasar a Scorpius, que iba conversando de lo más amigable con Rachel,le dio tanto coraje porque sabía que ellos habían sido novios, pero es que se veíancomo si todavía lo fueran. Quiso ir, pero recordó lo que le había pedido elrubio, que nadie supiera lo que eran ellos dos, novios. Asique, tuvo queaguantar las ganas.

Pasaron cerca de dos horas y ellaseguía sentada bajo el árbol, cuando siente que alguien le toca la espalda.

-Rose, mi pelirroja- dijo una voza su oído. Rose se da vuelta y se encuentra cara a cara con Scorpius.

-Scorp, te eche mucho de menos -dijo Rose abrazándolo.

Él percatándose que nadie loviera, le dio un beso en los labios a rosita cayendo ambos al pasto.

 

-Te extrañe, Rose- dijo Scorp

-Y yo a ti- dijo Rose

-Scorp
- dijo Rose, mientras elrubio besaba delicadamente la cara de la pelirroja - dime- dijo él

-¿Por qué, estabas hace un ratocon Rachel?- pregunto Rose

-Ah, es que tuvimos que ir ahacer un trabajo en la biblioteca- dijo Scorp, sin darle mayor importancia.

-¿Por qué, no me has venido aver?- pregunto Rose

-Recuerda Rose, que nadie debesaber lo nuestro- dijo Scorp

-¿Aun no sé por qué?- dijo Rose,con un puchero - Quiero decirle a todos el mundo, que el chico más guapo sefijo en mí.

-Tan solo, hasta después de lafiesta- dijo Scorp- por favor.

Rose asintió.

-¿Te puedo pedir un favor?- dijo Rose

-Sí, claro- dijo Scorp

-Trata de no hacer ningún trabajomás, con Rachel- dijo Rose

-Tontita, te amo a ti- dijoScorp, que comenzó a besarla, mientras alguien los observaba desde lejos.

-Asique cayo redondita, ja comoes ella no mas- dijo Rachel

Alrato después, en la sala de Slytherin

-Scorp- dijo de pronto Rachel

-¿Qué pasa?- pregunto Scorp

-Se que Rose, ya cayo a tus pies-dijo Rachel

-¿De qué hablas?- pregunto Scorp

-Los vi besándose- dijo Rachel

Scorp, se puso nervioso.

-Déjame tranquilo- dijo Scorp,que se fue a su dormitorio.

-Ese idiota, le pasa algo- dijoRachel

- Rose Weasley, si sé de algo quehan hecho tú y el rubio, me las vas a pagar, te lo juro- dijo Rachel.

Continuará

Rachel, estaba en su dormitoriode Slyhterin que compartía con Susan y Michelle.

-¿Estás segura, de lo que nosacabas de contar Rachel?- pregunto Susan

-Por supuesto, ya les conté queNott, Grum, Malfoy y yo hicimos una apuesta y un juramento- dijo Rachel- ahoraque estoy casi segura, que esa bola de grasa si se enamoro de Scorpius, mirubio tendrá que cumplir su promesa. - concluyo Rachel, con una sonrisamaléfica.

-¿Y cómo, puedes estar tansegura?- dijo Susan

-Te acabo de decir, que los vibesándose- dijo Rachel

-Si de acuerdo, pero piensa enalgo- dijo Michelle

-¿Qué cosa?- pregunto Rachel

-Se supone que Scorpius, tendríaque informarte cuando se haya logrado el propósito- dijo Michelle

Rachel la miro, levantando lascejas.

-Lo que Michelle, quiere decir-dijo Susan- es que Scorp, debería haberte dicho que la bola de grasa, ya había caído-concluyo Susan

Rachel, se quedo pensando.

-No lo hizo, es más lo notenervioso, algo me está ocultando- dijo Rachel.

-¿Pero cómo saber, que es lo quete oculta?- dijo Susan

-Piensen- dijo Rachel.

-La verdad, el pensar a nosotrastres no se nos da- dijo después de un rato Susan, pero Michelle y Rachel, lafulminaron con la mirada.

-Ya sé- dijo Susan- ¿Puedesutilizar Veritaserum?

-Susan, Scorp es un experto enpociones y es muy inteligente- dijo Rachel

-Pero, podría funcionar- dijoSusan

-No lo sé, pensemos en otra opción-dijo Rachel

-Pues la hay- dijo Michelle- perolo de la poción será más fácil.

-¿Cuál es la otra opción?-pregunto Rachel

-Yo sé, que Rose Weasley, tieneun diario de vida- dijo Michelle- a lo mejor allí escribió algo que te puedaayudar.

-¿Y cómo, lo conseguiremos?-pregunto Susan

 

-mmmm, entrar a la sala común deRavenclaw- dijo Michelle

-Creo que la idea del Veritaserum,es más sencilla- dijo Rachel

-Acá tengo un poco- dijo Susan -oh oh - dijo la Slytherin

-¿Qué ocurre?- pregunto Rachel

-Ya no queda- dijo Susan

-Creo, que no nos queda otra opción,que ir a quitarle el diario a Rose- dijo Michelle

-¿Alguna idea de cómo entrar?-pregunto Susan

-Vamos- dijo Michelle- sé de muybuena fuente que para entrar a su sala común, tienes que adivinar un acertijo-dijo Michelle

-Entonces estamos fritas, ningunade la tres piensa- dijo Susan, pero Rachel le pego un codazo.

-AY- grito Susan.

-¿Y cómo, llegaremos allí?-pregunto Susan

-mmmm, bueno una vez vine acompañandoa alguien- dijo Michelle, que se ruborizo

-¿Te gustaba un cerebrito?- preguntoRachel.

-Bueno fue el año pasado, peroahora somos solo amigos- dijo Michelle

-¿Quién es?- pregunto Susan

-Emm, eso no importa, vamos- dijoMichelle

Y las tres partieron, a la casade Ravenclaw. Pasaron por unos pasadizos, hasta llegar a una torre, en dondehabía una escalera en forma de caracol,en la cual había una puerta sincerradura, con una aldaba en forma de águila.

-¿Es aquí?- pregunto Rachel

-Así es- dijo Michelle

-Sigo diciendo, que la poción hubierasido mejor- dijo Susan

-Silencio- dijo Michelle

-Para poder entrar deben adivinar,el siguiente acertijo- dijo el llamador de águila

-A estamos fritas, ninguna sirvepara pensar- dijo Susan

-Te quieres callar- dijo Rachel

-De acuerdo- dijo Susan

-El acertijo es el siguiente: Unplatito de avellanas, que de día se recogen y de noche que se desparraman, ¿Quées?

-Que complicado- dijo Rachel

-Definitivamente, la poción hubierasido la solución- dijo Susan

-Pensemos, pensemos, pensemos-dijo Michelle

Pasaron veinte minutos y nada.

Hasta que aparecieron dos alumnasde Ravenclaw, y las tres Slytherin, se escondieron detrás de unos estantes.

-Queremos pasar- dijeron lasRavenclaw

-El llamador de águila, volvió adecir el acertijo: Un platito de avellanas, que de día se recogen y de nocheque se desparraman, ¿Qué es?

-Las estrellas- dijeron lasRavenclaw

-Perfecto, adelante- y las dejopasar.

Michelle coloco un tope, para queno se cerrara la puerta y asegurándose que nadie las veía entraronsigilosamente. El lugar era hermoso, azul con blanco, llenos de libros en losestantes, con una chimenea al fondo y unos sillones de terciopelo color azul.

-¿Cómo sabremos, donde están lashabitaciones?- pregunto Susan

-Por ahí- dijo Michelle

-¿Cómo sabes?- pregunto Susan

-Porque dice, escalerasdormitorios mujeres- dijo Michelle

-Ohhhhh- dijo Susan

Rachel negaba con la cabeza

Subieron cuidadosamente por las escaleras,hasta llegar a unas que decían quinto año.

-Miren cada una tiene su propiodormitorio- dijo Susan - que envidia- dijo la Slytherin, cruzándose de brazos.

Cada puerta de los dormitorios, decíanel nombre de cada alumna.

-Acá- dijo Rachel

-¿Segura?- pregunto Susan

-Susan, dice Rose Weasley en lapuerta- dijo Rachel

-Silencio, alguien viene- dijoMichelle

Y las tres Slytherin, seescondieron detrás de unas macetas.

-Rose, apúrate querida- dijoTamara- Samantha, nos está esperando en la biblioteca.

 

-Ya voy- dijo Rose, saliendo desu habitación apurada.

-Bien es nuestra oportunidad-dijo Rachel

-¡Alohomora!- dijo Rachel

Y entrando a la habitación,encontraron todo muy ordenado. Una cama con sábanas de seda, un escritoriolleno de libros, su ropa muy ordenada en el closet y los cajones.

-Miren lo que me encontré aquí-dijo Michelle

-¿Qué cosa?- pregunto Rachel

-El diario de vida, de la bola degrasa- dijo Michelle

-Vámonos, antes que vengaalguien- dijo Rachel

Y las tres salieron de la torrede Ravenclaw, haciendo el mismo recorrido. Llegando a la casa de Slytherin, seencerraron en su habitación.

Enla biblioteca

-Oh, rayos- dijo Rose, llevándoseuna mano a la frente

-¿Qué pasa?- pregunto Sam

-Es que salí tan apurada de mihabitación, que se me olvido guardar algo, enseguida regreso- dijo Rose, que sefue corriendo a su dormitorio. Pero al llegar, se dio cuenta que su diario devida no estaba donde lo había dejado, arriba del escritorio.

-Oh, por Merlín - dijo Rose.

Enla casa de Slytherin

-¿Y dice algo interesante?-pregunto Susan

-La odio- dijo furiosa Rachel

-¿Qué ocurre?- pregunto Michelle

-Ocurre, que acá en Howgarts,alguien va a morir- dijo Rachel, cerrando el diario de vida y tirándolo lejos.

Continuará

Enla casa de Slytherin

-No lo puedo creer, todo lo quela gordita escribió - dijo Michelle, conteniendo la risa.

-Me la va, a pagar- dijo Rachel

-¿Y qué harás?- pregunto Susan

-Ya lo verán - dijo Rachel- eldía de la fiesta, será su propio funeral- dijo Rachel, con una sonrisamaléfica.

Muy temprano por la mañana (díajueves), ya estaban la gran mayoría de los alumnos, sentados en sus mesas en elgran comedor, conversando lo que sería la fiesta de aniversario del colegio,que se celebraría al día siguiente.

Pero Rose estaba triste, habíapasado toda la noche buscando su diario de vida y no lo había encontrado.

-Ya no estés triste, Rose - dijoTamara

-Lo más penoso, es que uno o unade nuestra propia casa, te lo haya robado- dijo Samantha

-Lo malo, es que no podemos ircon Mcgonagall, porque no tenemos prueba de quien pudo haber sido. - dijo Tamara

Rachel, fulminaba con la mirada aRose, aunque esta de lo preocupada que estaba, no se percataba.

-¿En qué piensas?- pregunto Susana Rachel

-Mañana es el gran día, en queRose Weasley se lamentara de haberse cruzado en mi camino- dijo Rachel,clavando el tenedor en su panecillo

La mañana, había sido muytranquila para Rose. Albus, Roxanna y Lucy, habían advertido a varios alumnos,que no se metieran con Rosita o si no, se enfrentarían a duelo con ellos, ytodo Howgarts sabía, que a pesar de que Lucy fuera en sexto, Roxanna en cuartoy Albus en quinto, los tres eran los mejores duelistas y eran de temer.

Por la tarde, Rose se fue a sulugar de siempre, quería ver el lago y pensar donde más podría estar su diario,ya que allí tenía escrita gran parte de su vida y temía que alguien se burlarade ellos, cuando sintió que alguien estaba detrás de ella.

-Scorp, viniste - dijo Rose, dándosevuelta y quedando frente a frente con el rubio.

-Se que te gusta, venir para acá-dijo Scorp

 

-Eres el que mejor me conoce,Scorp- dijo Rose

Rose, se le lanzo encima y boto aScorp al pasto.

-Lo siento- dijo Rose, apenada colocándosede pie.

-No importa- dijo Scorp, riendo

-Ven, quiero mostrarte algo- dijoel rubio

Y tomando la mano de Rose, sesentaron juntos en el pasto. Scorp, saco de su bolsillo un collar hecho de oropuro, que su abuela Narcissa le heredo. Scorp, mando a grabar las iniciales deambos envueltos en un corazón y él también se mando a hacer un igual.

-Es hermoso, Scorp- dijo Rose-Por favor, me lo puedes colocar en el cuello.

-Pues, claro- dijo el rubio.

-Ya esta- dijo el rubio- te veshermosa.

-Ahora, yo te ayudare con eltuyo- dijo Rose

-Te ves, muy guapo- dijo Rose

-Rosita, mi vida- comenzódiciendo Scorp- recuerda, lo que te pedíel otro día. Luego de mañana, yo mismo les diré a todo el colegio, que somosnovios- dijo Scorp

-¿Qué ocurre, Scorp?- preguntoRose

-¿Por qué, lo preguntas?- dijoScorp

-Tengo, un mal presentimiento-dijo Rose

-Nada malo, va a ocurrir- dijoScorp- tranquila, mi bella Julieta.

-Te quiero, mi Romeo- dijo Rose

Y ambos se fundieron en un beso.

Pasaron las horas y se estabavolviendo de noche.

-Scorp, ya se está obscureciendo-dijo Rose- debemos volver al castillo.

-No, espera- dijo Scorp

-¿Qué ocurre?- pregunto lapelirroja

-Regálame, esta noche- dijo elrubio, pegando su frente con la de Rose.

-¿Pero
?- iba diciendo Rose

-Esta noche Rose, que seanuestra- dijo el rubio

Y ambos comenzaron a besarse,cayendo al pasto bajo la luz de luna.

-Te amo, Rose- dijo Scorp

-Te amo, Scorp- dijo Rose

Y juntos se unieron, como unosolo.

A Scorp, no le importaba acariciarel cuerpo de rosita, ya que era solo suyo y con eso, era el hombre más felizdel mundo.

Continuará...

Era el día viernes por la mañana,cuando todos los alumnos llegaron a tomar desayuno, ya que luego irían aclases, para terminar a las dos de tarde y prepararse para la noche. RoseWeasley, al llegar y sentarse con sus amigas, se notaba que tenía muchísimosueño, pero iba feliz, le brillaban sus ojitos.

-¿Qué te pasa, que amaneciste tancontenta?- pregunto Tamara

-Es que estoy feliz, eso es todo-dijo Rose

Al rato después, el que entra eraScorpius, igual con mucho sueño, pero como Rose, iba contento.

-¿Por qué tan feliz?- preguntoGrum

-Por nada- dijo Scorp, sonriendosolo.

-Te conozco- dijo Nott

-Tan solo, que tuve la mejornoche de mi vida- dijo Scorpius, que sus ojos le brillaban.

-Oye hermano, ¿a qué horallegaste anoche, que no te escuche?- pregunto Tedd

-mmmmm no sé, no me acuerdo- dijoScorpius

-mmmm, si claro- dijo Tedd

Mientras Rachel, escuchaba todolo que decían.

De pronto, llega el correo ytodas las lechuzas, iban dejando sus respectivas cartas, a sus dueños.

Pero una de esas lechuzas, sequeda justo en el puesto de una pelirroja, Lily Potter.

-Es un vociferador - grito unniño, de tercero

-Lily, te enviaron unvociferador- dijo riéndose, Albus

-Les dijiste a mis papas- dijoLily, furiosa

-Pues claro, ábrelo- dijo Albus -o te va a explotar- dijo el azabache, en tono de burla

Lily abrió con manos temblorosas,el vociferador.

-Liliana Luna Potter Weasley, tuhermano Albus me conto todo lo que paso, con tu prima Rose- dijo la voz que erade Ginny Potter, una mujer de carácter muy fuerte- ¿Cómo te atreves a molestara tu prima?, ya pronto serán las vacaciones de navidad y te garantizo niñita,que estarás castigada y pensare muy seriamente si darte o no, regalos. -concluyo el vociferador, que se destruyo.

 

-Me las pagaras, Albus- dijo Lily

-No
te tengo miedo- dijo Albus,con una sonrisa

Y Lilu, salió corriendo del grancomedor

-Esa niña, se lo merecía- dijoTamara

-Igual me da pena- dijo Rose

-¡Rose!- dijo Tamara, negando conla cabeza

Mientras en la mesa de lasserpientes, Scorpius veía a Rose como conversaba con sus amigas, pero su miradase centro en cierto azabache que veía a la pelirroja desde lejos, era AlbusPotter.

-Él la quiere como una hermana,yo lo escuche- se decía mentalmente, Scorp.

La mañana transcurrió normal,pero con la ansiedad misma de la fiesta de la noche.

Scorp, trataba de parecer normal,pero estaba nervioso, no quería que llegara la noche. Mientras Rose y susamigas estaban felices, aunque de igual manera la pelirroja estaba nerviosa,tenía un presentimiento de que algo iba a ocurrir.

Las horas pasaban, los nervios ylas ansiedades se iban apoderando de todos.

La fiesta comenzaría a las 8:00de la noche, para que estuvieran los más pequeños, pero a las 10:00 se quedaríanlos más grandes, desde cuarto en adelante.

Todos comenzaron a llegar con susdisfraces, que eran desde reyes hasta plebeyos.

-Rose, apúrate- dijo Tamara yRose bajo por las escaleras.

-Te ves hermosa, Rose- dijoSamantha

-Si seguro- dijeron unas Ravenclaws,que iban riéndose

-Que pesadas- dijo Tamara

-Déjalas- dijo Samantha

-Vamos a la fiesta- dijo Rosie,sonriendo.

Y las tres iban muy contentas,hasta el gran comedor.

Al llegar, Susan y Michelle, lehacen una señal a Rachel. Ella se percata que Rose llego y se dirigió hasta eldj, para pedirle que bajara un momento la música.

-Buuuuuuu- comenzaron muchosestudiantes

-Lo siento, no se preocupen queenseguida seguimos- dijo Rachel -Lo que sucede, es que tengo dos noticias quedarles.

-¿Y tiene, que ser ahora?-pregunto Albus Potter

-Sí, azabache- dijo Rachel

-Me llamo Albus Severurs PotterWeasley, para ti- dijo el azabache, con una mirada que daba miedo.

-Sin discusiones, por favor- dijoMagonagall.

Albus levanto las manos, en señalde paz.

-Bien, prosigo- dijo Rachel- lo primeroque quiero señalar, es que gracias a mis padres esta fiesta se realizo, porqueellos compraron todo esto que ustedes ven aquí.

-BUUUUUUUUUUUUUU- dijeron Roxannay Lucy

-Cállense- dijo Rachel.

-Lo segundo, es que quiero invitarlosa todos, a que pongan atención al siguiente video- dijo la rubia

Una pantalla gigante descendió, yse apagaron las luces.

-¿Que hará está loca?- pensó Scorp

Y unas imágenes comenzaron a aparecer,Scorp se tenso al recordar que eran.

Seveía una casa muy linda era la de Grum y habían tres muchachos sentados en unsofá.

-OyeScorpius, ¿Qué opinas de los Weasley?- pregunto Tedd.

-Queson una manga de creídos y arrogantes - dijo Scorp

-Oigan y han visto a la cuatro ojos, ¿creo que se llama
Rose Weasley?- dijoAnthony Nott

 

-Esmuy fea, siempre en las familias debe haber alguien que destiñe- dijo Grum- ¿Quéopinas, Scorp?

v Rosemiraba fijamente el video, mientras Scorp no sabía qué hacer.

-Quees la mujer más horrible que ha pisado el planeta, que es el punto feo de losWeasley, - dijo Scorp riendo.

-¿Creenque Lily, está mucho mejor que Rose?- pregunto Nott

-Sinlugar a dudas, creo que incluso hasta
me la llevaría a la cama- dijo Scorp.

-¿Enserio?- pregunto Grum

-Porsupuesto, o ustedes me ven de novio de una persona que en vez de parecer mujer,se ve como una pelota de Quiddich. Si yo lo voy a hacer, va a ser con una mujerde verdad, Lily Luna Potter o Rachel Zabinni- dijo Scorp

La pantalla desapareció y encambio apareció un diario de vida en versión más grande.

-¿Qué les pareció el video?- pregunto,Rachel

-Víbora, me las vas a pagar- dijoTamara

-Espera, que aun falta lo mejor-dijo Rachel

Rose, no articulaba palabras yScorp, no sabía qué hacer.

-Escuchen lo que les voy a decir,principalmente tú, Rose- dijo Rachel- tengo un cuento, que contarte.

-Cállate- dijo Scorp

-Por favor Rose, no la escuches- pidióel rubio

Pero Rose no se movía, estaba inmóvil

-Hace algunas semanas atrás, unapelota de fútbol choco con un lindo escorpión. Ese escorpión junto a un grupode amigos, se reían de aquella escena. Ellos decidieron hacer una pequeña broma,a la pelota de fútbol
- iba diciendo Rachel, pero Scorpius la interrumpió

-Cállate- grito Scorpius

-Por favor Rose, no la escuches-dijo Scorpius, pero Rose tan solo miraba a Rachel.

-Prosigo- dijo la rubia- Ellosplanearon una pequeña broma, mejor dicho una apuesta. Él tenía que enamorar ala pelota de futbol y romper con ella delante de todo el colegio, el día de lafiesta, o sea hoy. Si ganaba, iba a tener una noche romántica con su novia, perosi perdía y el "mundo" no se enamoraba de él, el Escorpión tenía que bailardesnudo frente a todo el colegio. Por eso, este Escorpión comenzó a haceralgunas estrategias, le llevaba flores, chocolates, pero siempre a sus amigosles decía que era un aburrimiento estar con esa bola, hasta le pedía que leayudara con los deberes y la tonta del "mundo" le hizo todos los trabajos,mientras el escorpión y sus amigos se reían de ella.

-Basta- dijo furioso Scorp.

-Tranquilo, aun falta lo mejor-dijo Rachel- lo que ven aquí adelante, es un diario de vida, que es del mundo.Veamos que escribió.

-Eso es personal- dijo Samantha

-jajajajjajaja, ya nada espersonal- dijo Rachel- miren aquí, escribió lo siguiente: Querido diario: hoyfue tan emocionante, mi Scorp me defendió de un chico de Slytherin que meestaba molestando, hasta me pidió que fuéramos amigos. Tú crees querido diario,que él alguna vez se fije en mí y me ame como yo lo amo a él, si querido diarioamo a Scorpius Malfoy desde los once años, cuando lo vi por primera vez, en eltren a Howgarts.

-Querido diario: que emoción,Scorp me pidió que fuera su novia, lo puedes creer. Además hoy fue un díamaravilloso, él y yo estuvimos juntos- concluyo leyendo Rachel.

-No seguiré leyendo más, para noavergonzarte. Pero querida, te cuento algo, todo esto fue una apuesta. Scorp seacerco a ti para molestarte, te defendió del chico de séptimo porque Nott yGrum se lo pidieron, te pidió que fueran amigos para que le hicieras susdeberes, te pidió que fueras su novia y se acostó contigo, porque era parte deuna apuesta. Luego llego a Slytherin y se fue al baño a vomitar y bañarse, losé, porque yo estuve con él- dijo Rachel.

 

Todos los de Slytherin estabanriendo a carcajadas, mientras Scorp trataba de hablar con Rose, pero Roxanna yTamara se lo prohibían, apuntándolo con sus varitas.

Rose, comenzó a llorar y mirando a Scorp.

-Por favor, diles a todos que loque acaba de decir Rachel, es mentira- dijo Rose.

-Rosita- dijo Scorp- lo siento,pero es verdad. Al principio fue todo una apuesta, pero lo último que dijo estavíbora no lo es, yo me enamore de ti y cuando estuvimos juntos fue por amor,porque te amo rosita y es mentira que estuve con Rachel- dijo Scorp, llorando.

-¿Qué es mentira?- dijo la rubia -pero si los dos estuvimos en el baño, a que no es cierto, que tienes unacicatriz en tu espalda, justo antes de comenzar
- dijo Rachel

-Afrontus- grito Lucy y Rachelfue a parar en el techo colgando de un pie.

-Ya basta- grito Mcgonagall.-esto se acabo, la fiesta concluyo. Scorp y sus amigos, vengan a mi oficina ¡ahora!-dijo enojada, la directora.

-Rose, perdóname- dijo Scorp,llorando y tratando de abrazar a rosita.

-No, me toques- dijo Rose, que saliócorriendo del gran comedor. Detrás iba Tamara, Samantha, Albus, Alice, Roxannay Lucy.

-Te cocinaste- dijo Hugo, elhermano pequeño de Rose.

-Te metiste, con una Weasley -dijo Molly II.

-Y si te metes con uno denosotros, te metes con todos los Weasley - dijo Louis, enojado.

-No vuelvas, a acercarte a Rose- dijo Hugo, que sefue junto a sus primos.

-A mi oficina de inmediato,ustedes cuatro- dijo la directora señalando a los Slytherin- y los demás a suscamas, la fiesta concluyo- dijo Minerva.

Continuará

Mcgonagall fue a su despachoseguida de Nott, Grum, Zabinni y Malfoy. Al entrar a la oficina, envió unpatronus a los padres de los cuatro Slytherin. Mientras que Scorpius lloraba yle enviaba una mirada de odio a Rachel. Los otros dos, ya sospechaban de lo quepodría venir.

-Tomen asiento, esperaremos a suspadres- dijo la directora, con cara de pocos amigos.

-Directora- dijo Grum

-Diga- dijo la directora

-Que nos harán, quiero decir¿cuál será nuestro castigo?- pregunto Tedd

-Lo sabrán, a penas lleguen suspadres- dijo la directora

Scorp lloraba a mares, lo únicoque quería era ir a ver a su rosita.

Enla casa de Ravenclaw

-Por favor Rose, abre la puerta-decía Tamara

Pero Rose no contestaba, estaballorando encima de su cama, no podía creer todo lo que había pasado.

-Rose, amiga- decía Sam

Pero lo único que se escuchaba,eran los llantos de la pelirroja

-Oigan ustedes dos, hay variosGryffindor y un Slyhterin allá afuera-dijo una Ravenclaw

-¿Y eso qué?- pregunto Tamara

-Quieren ver a Rose- dijo laRavenclaw

-Yo iré- dijo Samantha- Tamara quédate,por si Rose abre la puerta

-De acuerdo- dijo Tamara

Samantha, fue a ver a los chicos,que estaban afuera de la sala.

-¿Digan?- dijo Samantha

 

-Queremos ver a nuestra prima yhermana- dijeron Hugo, Albus, Roxanna y Lucy.

-Lo lamento chicos, pero Rose noquiere abrir la puerta- dijo Samantha

-Ese infeliz de Scorp y todo sugrupo la van a pagar, muy caro- dijo Hugo

-¿Y qué piensan hacer?- preguntoSamantha

-Sam- dijo Alice, que traía unvaso en sus manos- la enfermera me pidió, que Rose se tomara esto, me dijo quele haría bien
bueno para que descansara- dijo Alice.

-Perfecto, pero ahora, comoharemos para dársela- dijo Sam

-Alohomora- dijo Lucy- asípodemos abrir la puerta.

-Me temo que eso no servirá, Rosecoloco un hechizo en su puerta, que no es tan sencillo de abrir- dijo Sam

Enel cuarto de Rose

Había una pelirroja encima de sucama, había colocado la siguiente canción Itmust have been love Roxette, en la radio que le había regalado su abueloArthur. Comenzó a recordar los bellos momentos junto a Scorp, cuando chocaronpor primera vez, cuando él la "defendió" de aquel Slytherin, cuando le dio suprimer beso o cuando la hizo sentir suya, no podía creer que todo había sidoproducto de una estúpida apuesta.

Afuerade la sala de Ravenclaw

-¿Dónde fuiste, Hugo?- preguntoAlbus

-Le envié, una carta a mamá- dijoHugo

-¿Para qué?- pregunto Samantha

-Lo lamento, pero fue lo mejor -dijo Hugo

-Además, me acabo de enterar, quellamaron a los padres de los cuatro Slytherin- dijo Alice

-Mi prima, como puedo creerle aese
patán- dijo Roxanna

Enla oficina de Mcgonagall

-Perdón directora, pero lospadres de estos alumnos ya llegaron- dijo el profesor Longbottom

-Gracias, dígales que entren-dijo Minerva

-En seguida- dijo Longbottom

A los cinco minutos después,estaban todos los adultos con la directora.

-Usted, dirá- dijo el Señor Grum

Y Minerva relato todo lo ocurrido.

Pansy Parkinson se reía, al igualque los Señores Grum. Draco no decía ni una sola palabra, Theodore y DaphneNott, miraban con recelo a su hijo no podían creer lo ocurrido. Mientras queBlaise se tapaba la cara, negando con la cabeza. Astoria por su parte, se pusode pie y fue donde su hijo, lo miro a los ojos y le dio una cachetada.

-Nosotros, no te hemos criado deesta manera- dijo Tori, que estaba furiosa- dime, alguna vez te hemos enseñadoa burlarte de los demás, o herir sentimientos de las otras personas- Scorp no sabíaqué hacer, nunca había visto a su madre tan furiosa.

-Perdón que te lo diga, pero
esoa lo mejor lo saco de su padre- dijo la señora Grum

Draco se puso de pie y miro demala manera a la señora Grum.

-Tranquilos- dijo Minerva

-Ustedes comprenderán, quetendrán un castigo- dijo la directora,- no los expulsare pero si deberán cumplircon dos cosas.

-¿Cuáles?- pregunto Blaise

-En primer lugar, deberán pedirleperdón a la señorita Weasley, en público- dijo Mcgonagall.

-Nunca, le pediré perdón a esacuatro ojos, que parece un mundo rodante- dijo Rachel

-No vuelvas a hablar de esamanera, de la mujer que amo- dijo Scorp.

-¿Qué dijiste?- pregunto Draco,sorprendido

-Que amo a Rose Weasley, amo a mirosita- dijo Scorp-¿Y si lo quieres saber Rachel?, Cuando estuve en sus brazos,fui el hombre más feliz de este mundo, porque ambos nos entregamos por amor-dijo Scorp

 

Todos quedaron sorprendidos antela declaración del rubio, Mcgonagall sonreía al igual que Astoria, que alterminar abrazo a su hijo.

-El otro castigo será, que quedaransuspendidos hasta de vuelta de las vacaciones de navidad, donde espero,reflexionen sobre lo actuado el día de hoy- dijo la directora.

Cuando todos bajaron, seencontraron de frente con Ronald y Hermione Weasley.

-SeñoresWeasley- dijo Minerva

-Hugo nos envió una carta,Minerva- dijo Hermione

-Ya veo, yo les iba a avisar,pero
- dijo Minerva

-Hugo y los demás chicos, ya nospusieron al tanto de todo- dijo Ronald, que se tenía que aguantar las ganas, degolpear a Malfoy.

-Hemos venido, Minerva- dijoHermione- porque queremos, llevarnos a Rose.

-Ya veo- dijo la directora- siustedes encuentran, que es lo mejor

-Claro que es lo mejor, no permitiréque sigan los maltratos a mi rosita- dijo Ronald

-Ella puede irse ahora mismo, y
regresar después de navidad- dijo Minerva

-De acuerdo- dijo Hermione -vamos Ronald, vamos a buscar a Rose.

-Tan solo te advierto una cosaMalfoy junior, no te atrevas a acercarte a Rose- dijo Ronald, que se fue juntoa Hermione a la sala de Ravenclaw.

Mientras Scorp, seguía llorandoen brazos de Astoria.

Cuando Ronald y Hermione llegaron,Sam hizo que entraran a la casa de Ravenclaw, y fueron directo a la habitación deRose.

-Rose princesa, abre la puerta-dijo Ron

-Rose somos nosotros, déjanosentrar- dijo Hermione, dulcemente

La puerta se abrió y se mostro auna niña tirada en el suelo y escuchando Spendingmy time de Roxette. Hermione se acerco a ella y la abrazo.

-Tranquila princesa, nos iremosde este lugar- dijo el pelirrojo, abrazando a su hija.

-Minerva, nos dio permiso parallevarte- dijo Hermione, que al ver llorar a su hija, ella también comenzó allorar

-Nos iremos a la madriguera, recojamostus cosas- dijo Ron, que con un movimiento de varita, guardo todas las cosas enlos baúles.

Y sacaron a Rose de su cuarto yde la sala común de Ravenclaw.

-Rose- dijo Roxi, apenas la vioafuera en los pasillos.

Rose escondió su cara, en elpecho de Herms.

-Vámonos- dijo Ron - Hugo, nosllevaremos a tu hermana, tú vendrás en las vacaciones

El pelirrojo asintió, con unasonrisa.

Iban los tres caminando por lospasillos, hacia la entrada del castillo para irse, cuando se encuentran defrente con los Malfoy.

Scorp, a penas la vio quisoabrazarla, pero Ronald lo detuvo.

-No te atrevas, a acercarte aella- dijo Ron

-Deja a mi hijo- dijo Draco,enojado.

-Ronald, vámonos de acá- dijoHerms- ahora lo importante, es nuestra hija- dijo la castaña, que en sus ojosse notaba molestia.

-Hermione, quiero pedirles perdónpor lo ocurrido- dijo Astoria

Herms y Ron la miraron, pero sedieron media vuelta, caminando a la entrada del castillo. Cuando de pronto:

-Rose- grito Scorp- Rose, te juroque te amo

Rose escuchaba los gritos, pero seguíacaminando, junto a sus padres.

-Rosita, mi rosita te amo, te voya amar por siempre- decía Scorp

-Sigue caminando, Rose- dijo Ron

-Hare todo lo posible, para queme perdones y volvamos a estar juntos- gritaba Scorp- te juro Rose Weasley quete amo, me enamore de ti- termino llorando Scorp.

 

Mientras los Weasley desaparecían,rumbo a la madriguera.

Continuará


https://youtu.be/k2C5TjS2sh4

https://youtu.be/bbXY0_jFrMc

Aquí estan los links de ambas canciones

saludos

nicki_malfoy



Enla mansión de los Malfoy

Habían pasado ya dos semanasdesde lo ocurrido en Howgarts, y el resto del colegio ya se habían dirigidotodos a sus casas, para celebrar navidad y año nuevo. Pero en la mansiónMalfoy, un rubio seguía sin querer comer y estar encerrado en su habitación.

-Catrina- dijo Astoria a la elfa domestica, cuando estallego al comedor.

-Sí, mi señora- dijo la elfa

-¿Mi hijo, sigue en su recamara,sin querer comer?- pregunto Astoria.

-Así es mi señora, acabo dellevarle la bandeja con comida, pero el amo Scorpius, no quiso probar bocado-dijo Catrina

-Dámela a mí, yo se la llevare -dijo Tori, y se dirigió a la habitación de su hijo.

Al llegar a la puerta toco variasveces, pero no recibió respuesta, asique decidió entrar de igual manera.

-Permiso, hijo- dijo Astoria- tetraigo este rica sopa, que preparo Catrina.

Pero su sorpresa fue mayor, alver que no había nadie adentro de la habitación y la ventana estaba abierta.

-¿Dónde estás Scorp?- se preguntoTori.

Enla madriguera

-Ya llegamos- dijo Ronald y Harryque habían ido por sus hijos y sobrinos a la estación de trenes.

-Por fin mis niños, ya están aquípara pasar unas lindas navidades- dijo la abuela Molly

Hermione, venía bajando lasescaleras junto a Ginny, cuando Ron la vio.

-¿Cómo esta?- pregunto Ronald

-Sigue igual, sin querer comer-dijo Hermione- eh pensado que lo mejor será, que la llevemos a San Mungo.

-Pero véalo, por el lado positivotía, así adelgaza- dijo Lily Potter, con una sonrisa.

-Lily- dijo furiosa Ginny

-¿Qué?- dijo Lily

-No creas, que se me ha olvidadotu castigo, jovencita- dijo Ginny

-Padre- dijo Lilu a Harry

-Lo lamento Lily, pero tu madretiene razón. Tu castigo comienza ahora, estas castigada sin salir de turecamara, a menos que sea para comer, partiste- dijo Harry.

-Que injusticia- dijo Lily,subiendo a su habitación.

-Ginny, Harry- dijo la abuelaMolly.

-Lo siento madre, pero Lilianatiene que aprender a respetar a los demás- dijo Ginny.

-Y en nombre de mi hija, les pidoperdón a ti y a Hermione, por su comportamiento con Rose- dijo Ginny.

-Hermana, no te preocupes- dijoRonald- ahora encuentro que tienes razón Herms, mañana mismo la llevaremos aSan Mungo.

Enla habitación de Rose

Había una cama muy linda contonalidades azules en honor a Ravenclaw, un escritorio con libros, un closetlleno de ropa, luces en formas de estrellas y un peluche en forma de hurón, quesu madre le había regalado a los once años en Hogdsmade.

Cuando siente, que golpean laventana de su pieza. No tomo mucho caso, ya que supuso que podría ser alguno desus primos, que querían molestarla o bien verla.

Pero el ruido persistió, ella conmucho cuidado se puso de pie y fue hasta la ventana. Pero su sorpresa fue mayúscula,al darse cuenta que no era ninguno de sus primos, sino que era Scorpius Malfoy.

Scor, la vio y se puso a llorar.

-Rose, rosita de mi corazón teamoooooooooooooooooooooooooo- grito Scorpius.

 

-Ándate de aquí, Malfoy- dijoRose llorando- no quiero verte, ándate.

-No, hasta que me escuches- dijoScorpius.

-No quiero escucharte,- dijo Rose-no quiero saber más de tus mentiras.

Adentrode la madriguera.

-Ron, ¿Qué son esos ruidos?-pregunto George.

-Son como
gritos- dijo Bill

-Sí y vienen del jardín- dijoHarry

-Vamos a ver- dijo Ronald

-¿Qué mierda haces aquí, miniMalfoy?- dijo Ronald, apuntando a Scorp con su varita.

-Padre, no hagas nada- dijo depronto Rose.

-Pero
princesa- dijo Ron

-Deja que se largue, por favorpapá- dijo Rose

-Ya oíste a mi princesa, sal de aquí-grito Ronald

Todos los Weasley, desde laabuela Molly, los hermanos Weasley, las esposas y esposo de estos, y los primosde Rose, miraban con una mezcla de odio y rabia a Scorpius.

-De acuerdo señor, me iré- dijoel rubio- pero antes, debo decir una cosa y lo voy a decir, mirándolos a losojos.

-¿Qué otras mentiras, vas a decirScorp?- pregunto Albus

-Te amo rosita, eso no esmentira- grito Scorp- me entregue a ti por amor, de la misma manera que lohiciste tú.

-Ya me harte- grito enojadoRonald, pero Bill y Charlie, lo detuvieron antes que hiciera alguna tontería.

-Sal de aquí, Scorp- dijo Teddy,que estaba tomado de la mano de Victorie.

-Esperen- dijo de pronto LilyPotter, desde la ventana de su habitación.

-Oye Scorp, les dijiste a mispadres y mis tíos, lo que piensas de mí- dijo Lily.

-¿De qué hablas?- pregunto Scorp

-oh por favor Scorp, si todos misprimos hasta la gorda cuatro ojos de Rose, ya lo saben- dijo Lily

-Más respeto, Liliana- dijo Ginny

-Mamá, te vas a sorprender cuandosepas- dijo Lily.

-¿Cuándo sepa qué?- dijo Ginny

-Diles Scorp, que tu mayor sueño...es llevarme a la cama- dijo Lily

Todos, miraron con rabia a Scorp.Rose no aguantó más y volvió a llorar.

-Si familia, Scorp me quierehacer suya, tal vez cuando volvamos a Howgarts, se te cumpla tu deseo- dijoLiliana, cerrándole un ojo al rubio.

-Ahora si
lárgate- dijo esta vezJames Potter

-Rose te amo, nunca te olvides deeso- gritaba Scorpius, mientras se iba corriendo.

Harry entro furioso a lamadriguera, subió en dirección al cuarto de Lily y detrás iba Ginny.

-Alohomora- dijo Harry y lapuerta se abrió.

-Dinos, ¿Scorpius y tú, hanestado juntos?- pregunto Harry

-No, - dijo Lily, mirando defrente a sus padres- pero saben que, ganas no me faltan y por lo que vi en esedichoso video, a él tampoco.

Y Harry, le dio una cachetada aLiliana.

-Ustedes dos- dirigiéndose aJames y Albus- van a vigilar a su hermana, serán su sombra y si hace cualquiercosa, por mínima que esta sea, me avisan de inmediato- dijo Harry a sus doshijos mayores.

-Todo esto, es por culpa de esagorda de Rose- dijo Lily.

-Te quedaras aquí, y no televantaremos el castigo- dijo Ginny y dejaron sola a Liliana.

Mientras Rose, lloraba en supieza a mares.

-Liliana tiene razón, todos en elcolegio se burlan de mí. El amor de mi vida me mintió, hasta he llegado apensar
que "mis amigas", estaban conmigo por lastima. Pero esto se acabo RoseWeasley,- dijo colocándose de pie y viéndose en un espejo- ya nunca más, se volverána burlar de mí, les demostrare a todos que puedo salir a adelante.

 

Y bajando las escaleras, llego alsalón donde estaban todos los Weasley, e iba con una bolsa de basura en suespalda.

-Hermanita- dijo Hugo

-Hola- dijo Rose, con voz seca.

-Mira mi niña como estas, ven acomer algo - dijo la abuela Molly

-No, gracias abuelita- dijo Rose-no tengo hambre.

-Rose, estas pálida- dijo Ron-hace días, que no quieres comer.

-Estaré bien, tan solo quierosalir un poco al parque, que está aquí cerca- dijo Rose.

-De acuerdo, yo te acompaño- dijoAlbus

-No, quiero estar sola- dijoRose- y no se preocupen, con todo lo que me ha pasado, ya nunca más alguien me volveráa hacer daño. Toma mamá, esta era ropa mía, si quieren la pueden dar toda a SanMungo, yo de hoy en adelante seré otra. Y les juro familia Weasley, que nuncamás alguien me volverá a hacer daño, porque antes les hare daño yo.- y salió corriendodesapareciendo de la vista de todos los demás.

Continuará

-Catrina, apúrate- decía Tori

-Si ama, pero las bolsas van muypesadas- decía Catrina, pero de repente se detuvo

-Catrina, quiero llegar antes queDraco, para prepararle la cena- dijo Tori

-Mi señora, ¿la que esta allá, noes la niña Weasley?- pregunto Catrina

-En efecto, es ella- dijo Tori-ven, acompáñame- y juntas cruzaron la calle, donde estaba Rose. La niña estaba sentadaen un banco, iba vestida con un buzo amplio, sus gafas y con dos trenzas, que caíana cada lado de su cara.

-Rose- dijo Astoria, con unasonrisa.

Rose se iba a parar, pero Tori ladetuvo.

-Espera Rose, no te vayas
quierohablar contigo- dijo Astoria

Pasaron cerca de veinte minutos,en que permanecieron sentadas sin hablar. Catrina estaba al otro lado deAstoria.

-Rose, quiero pedirte perdón
porla actitud de mi hijo- dijo Astoria.

Rose la miro sorprendida, nunca pensóque Astoria diría algo así.

-Para mi desdicha Rose, Scorp enciertos aspectos es igual a los Malfoy - dijo Tori- Pero, debo de reconocer queeste último tiempo, no ha sido el mismo.

-¿De qué habla, señora?- preguntoRose

-Scorp, ha permanecido encerradoen su cuarto, no quiere comer, ni siquiera quiere hablar conmigo- dijo Tori,que le salían algunas lágrimas.

-¿Tú, lo amas?- pregunto depronto, Astoria.

-Lo amo, pero ahora siento
- ibadiciendo Rose, pero comenzó a llorar

-Sientes, rabia- dijo Astoria yRose asintió.

La pelirroja se sentía bien,conversando con Astoria.

-Rabia y vergüenza- dijo Rose

-¿Vergüenza, porque?, si el que cometióel error fue Scorpius- dijo Tori.

Rose, siguió llorando.

-Quiero ser otra, ya no quieroque nadie se burle de mí- dijo Rose.

-Una consulta, ¿quieres cambiarpor ti o por Scorpius?- pregunto Astoria

-Por mí, como le dije, no quieroque nadie se vuelva a burlar de mí- dijo Rose- ni su hijo, ni nadie más.

-Te entiendo- dijo Tori, con unasonrisa- Ven vamos, yo te ayudare.

-¿Cómo?- pregunto Rose,sorprendida

-Que yo te voy a ayudar, siemprey cuando el cambio que quieres hacer, sea para que tú te sientas mejor, no paradarle en el gusto a los demás- dijo Tori.

-Lo quiero hacer por mí, pero nosé cómo- dijo Rose

-Ven, yo conozco la mejor manera-dijo Tori.

 

-¿A dónde vamos?- pregunto Rose

-A la casa de mis padres- dijoTori

Al llegar, Rose quedo fascinada. Erauna mansión enorme, con un jardín fantástico y con muchas flores a sualrededor.

Entraron a la casa y era hermosa,llena de flores y plantas. Era totalmente distinta, a la casa de los Malfoy.

-Señora Astoria- dijo la elfa Ana

-Catrina, amiga- dijo Ana

Las dos elfas, eran muy amigas.

-Astoria, hija- dijo la señoraAlexandra, la madre de Tori - ¿Quién es esta jovencita?

-Ella, se llama Rose Weasley-dijo Tori

-Es la jovencita, que tu hijo lehizo daño- dijo de pronto un señor, que bajaba las escaleras.

-Así es padre, la misma que mihijo daño- dijo Tori, con tono de decepción

-Daphne, hermana- dijo Tori,abrazando a una rubia de ojos verdes.

-¿Y qué hace aquí?- preguntoDaphne

-Quiere ser otra, quiere cambiary yo la voy a ayudar- dijo Tori

-Siempre y cuando, sea para estarbien con ella, no para darle en el gusto a tu hijo- dijo el Javier Greengraass

-Es por mí, quiero cambiar pormí- dijo Rose, con decisión.

-Entonces, nosotras te vamos aayudar- dijo Alexandra

-Y cuando vuelvas a la escuela,nadie te reconocerá- dijo Javier

-¿Cómo lo lograran?- preguntoRose

-Ya lo veras, ven a mi cuarto-dijo Astoria

Y al llegar, al que era el cuartode Tori en su juventud, ella la hizo verse al espejo.

-Mira Rose, ¿Qué ves?- preguntoAstoria.

-A una muchacha fea y sin gracia-dijo Rose

-Mira, yo veo a una mujer fuerte,valiente e inteligente.- dijo Tori

-Lo primero que desde hacer- dijode pronto Daphne

-Es bajar de peso- dijo Alexandra

-¿Y cómo
lo lograre?- dijo Rose

-Empezando a comer sano- dijoDaphne

-Comerás frutas, verduras, polloy pescado. Afuera toda clase de frituras y carnes rojas- dijo Alexandra.

-Harás ejercicio- dijo Tori

-Te vamos a pesar y medir- dijoDaphne

-Mide 1, 65 y pesa 90 kilos- dijoDaphne

-Subí de peso, he comido purochocolate todos estos días- dijo Rose, llorando.

-Bien, deberías pesar 60 kilos-dijo Alexandra

-No te encorves- dijo Tori

-Lo siento- dijo Rose

-Louis- dijo Astoria, de pronto.

-Hola hermanita- dijo unmuchacho, un joven alto de unos 20 años, pelo castaño y ojos color verde.

-Madre, Daphne, ¿Cómo están?-pregunto el castaño

-Hijo, pero que sorpresa- dijoAlexandra

-Vine, porque me transfirieron aSan Mungo, en el área de nutrición- dijo el muchacho

-¿Y esta jovencita?- preguntoLouis, mirando a Rose

-Ella es, Rose Weasley- dijoTori- él es mi hermanito menor, Louis y es medimago.

-Ella, es alguien a quien quiero-dijo Tori .

-Que hermosos ojos tienes, Rose-dijo Louis, mirando a Rose a los ojos.

Rose sonrió y Louis le devolvió lasonrisa.

Continuará

Enla madriguera

-Buenos días, Rose- decíaHermione, despertando a su hija

-Buenos días, mamá- dijo Rose,que tomo sus anteojos de su mesita que estaba al lado de su cama, y se los puso.

-Mira, te traje tu desayuno- dijoHermione.

-Gracias, pero tan solo tomare laleche y estas tostadas- dijo Rose

-Bueno, al menos comerás algo-dijo Herms, dándole una sonrisa a su hija- Después que tomes tu desayuno, tebañas y te arreglas, te llevare a San Mungo.

 

-Madre, ya estoy bien- dijo Rose-en serio

-Sí, pero quiero asegurarme quetodo esté bien- dijo Hermione- soy tu madre, no me pidas que no me preocupe.

-De acuerdo, mamá- dijo Rose

Pasaron dos horas, y Hermione yaestaba lista, en la sala de estar esperando a que Rose, bajara.

-Madre, ¿se van a tardar mucho?-pregunto Hugo

-No Hugo, si Merlín lo permite,regresaremos antes de la hora de almuerzo- dijo Hermione- además mañana esnavidad, y quiero que te portes bien.

-Yo siempre, me porto genial-dijo Hugo

-Si claro- dijo Hermione- RoseWeasley, apúrate.

-¿Ya esta lista?- pregunto Ronald.

-Pues si, acá estoy- dijo Rose, queiba vestida con un buzo y zapatillas.

-Que te vaya bien, hermanita-dijo Hugo.

-Gracias- dijo Rose

-Pórtate bien, con tu abuela ytus primos- dijo Ronald a su hijo menor

-Si capitán- dijo Hugo

Y los tres se fueron a San Mungo,hacía mucho frío.

Al llegar, Ronald pasó al mesónprincipal y Rose con Hermione se fueron a sentar.

Paso, cerca de media hora.

-Señorita Rose Weasley- dijo unasanadora.

-Aquí-, dijo Hermione.

-Pasen el medimago, la espera-dijo la sanadora

-Disculpe, yo creí que iba haceruna medimaga- dijo Ronald

-Lo siento, pero es el único disponible-dijo la sanadora

-No importa
Ron- dijo Hermione-vamos Rose, yo te acompaño.

-Yo voy
con ustedes- dijo Ronald

Al llegar a la consulta, los tresentraron.

-Buenos días, soy Ronald Weasley, mi esposa Hermione y mi hijaRose Weasley

-Louis G. Edward- dijo elmedimago

Pero Rose se sorprendió, al saberquién era ese medimago.

-Buenos días- dijo Louis a Rose

Rose sonrió, no sabía muy bien loque estaba pasando.

Le hicieron varios exámenes, yluego de tres horas obtuvieron los resultados.

-¿Qué es lo que tiene mi hija?-pregunto Ronald

-Esta con sobrepeso y tieneresistencia a la insulina- dijo Louis.

-¿Y cómo será su tratamiento?-pregunto Hermione.

-Hará dieta, ejercicios y tomaraeste medicamento para contrarrestar el tema de la resistencia a la insulina-dijo Louis -Bien, esta será a dieta queRose debe hacer, fuera carnes rojas, preferir pescados y pollo. -Y esta será,tu rutina de ejercicios- dijo el medimago.

-Gracias- dijo Hermione y Ronald

-Gracias, - dijo Rose, dándole lamano al medimago.

Devuelta en la madriguera.

Rose, comenzó con su dieta yluego dirigiéndose al jardín, comenzó a hacer su rutina de ejercicios.

Lily, la miraba desde la ventanade su dormitorio. Y Roxanna y Lucy, le daban ánimos para que siguiera, es máshasta la ayudaban.

- Son las cuatro de la tarde-dijo Roxanna, a Rose.

-Vamos adentro, a tomar algo-dijo Lucy

-No, mejor voy a la plaza que estáaquí cerca, díganle a mis padres- dijo Rose

Tomo dos botellas de agua y sefue al parque. Allí se sentó en un banco, pero alguien de pronto, se sentó a sulado.

-¿Cómo estás?- pregunto un joveny ella sonrió.

-Bien, gracias- dijo Rose- ¿Porqué no les dijo a mis padres, que es un Greengrass?- pregunto la pelirroja

-Porque
no creí que fuera necesario.Además, me gusta más mi segundo apellido- dijo Louis.

-Entiendo- dijo Rose.

-¿Te ayudo?- pregunto Louis.

 

-Sí, claro- dijo Rose

Y juntos hicieron ejercicios,durante toda la tarde.

-Creo
que ya me voy- dijo Rose

-Que te parece, si nos vemos aquímañana- dijo Louis,- a esta misma hora.

-Perfecto, muchas gracias- dijoRose. Y se fue directo a la madriguera.

Han pasado ya una semana, lanavidad fue entretenida para todos los Weasley, excepto para Lily. Tan solobajo a cenar, y como se lo prometió Ginny y Harry, por su mal comportamiento, noobtuvo ni un solo regalo.

-Ha pasado ya, una semana- dijoRose a Roxanna.

-Sí, y en dos semanas más, entramosa clases otra vez- dijo Roxi- Rose, ¿de verdad
quieres ir a Howgarts?, sé quetus padres te propusieron enseñarte en casa.

-Por supuesto que voy, y todos sedarán cuenta que no soy la misma niñita de antes- dijo Rose.- Roxanna trae lamáquina, quiero saber mi peso y mi estatura.

-Rose, mides 1, 68 cm y pesas 80kilos- dijo Roxanna

-En una semana, he bajado diezkilos, ¡genial!- dijo Rose, sirviéndose una manzana.

-Rose, permiso- dijo Victorie- tetrajeron este regalo.

-¿Qué es?- pregunto Roxanna.

Y Rose lo abrió, era un collar quetenía marcadas las iniciales S.M y una flor al medio, una rosa.

Continuará

-¡Qué lindo!- dijo Roxanna

Pero Rose estaba seria, tomo elcollar, lo coloco de nuevo en su envoltorio y lo guardo.

-¿Qué vas a hacer con él?-preguntó Victorie

Pero Rose no contesto y salió desu habitación.

-Mamá, me voy al parque a correr-dijo Rose- me llevo estas botellas- y se fue.

-¿A dónde fue?- pregunto Ronald

-Al parque- dijo Hermione

Rose, comenzó a hacer susejercicios de rutina, cuando alguien apareció detrás de ella.

-Lo haces muy bien- dijo Louis

-Gracias- dijo Rose.

Y así pasaron toda la tarde,entre charlas y rutinas de ejercicios.

Rose se sentía de alguna maneratranquila y feliz estando con Louis.

Tresdías después

-Madre, hice una reserva aldentista de San Mungo- dijo Rose

-¿Al dentista?- pregunto Ronald

-Pues sí, quiero saber si ya mepueden sacar estos frenillos- dijo Rose

-¿Para cuándo?- pregunto Ronald

-Para hoy- dijo Rose - ¿Meacompañas mamá?

-Pues claro que si- dijoHermione.

Doshoras más tarde.

-Llevare a Rose, al dentista-dijo Hermione, a la abuela Molly

-Que les vaya bien- dijo Molly I

-Gracias abuela- dijo Rose

Rose fue junto a Hermione, al dentista.Al llegar, tuvo que esperar un rato, hasta que la hicieron entrar y larevisaron.

-Estamos bien, te hicimos una evaluaciónprofunda y ya no es necesario, que sigas ocupando frenillos. - dijo el dentista

-¿Seguro?- pregunto Hermione

-cien por ciento- dijo eldentista- Hoy mismo, te los sacaremos - dijo el dentista y Rose estaba feliz.

Dos horas más tarde, sedirigieron a la madriguera y todos quedaron encantados con la nueva sonrisa deRose.

Ya en su cuarto, la pelirroja semiro al espejo.

-Uffff, cuando llegue otra vez aHowgarts, nadie me reconocerá. - dijo Rose.

Todas las mañanas y en lastardes, Rose iba al parque a hacer ejercicios y respirar un poco detranquilidad.

-Mira hija, esta crema que te voya colocar, te ayudara a que la piel se restablezca y este firme- dijo Hermione,que además le colocaba una faja, para hacerle cintura.

 

Faltaban ya, cinco días paravolver a Howgarts y Rose ya pesaba 70 kilos. Había convencido a Hermione, de llevarlaal oculista en San Mungo. El medimago, encontró que Rose tenía que seguirocupando lentes, pero le recomendó otros que fueran más acordes a su edad.Hermione le compro dos, uno para uso diario y otro para leer o ver televisión.Eran de marco rectangular y más livianos. Rose le agradeció de todo corazón.

Faltaban dos días, para volver aHowgarts y Rose ya pesaba 65 kilos. Se le había hecho cintura y su vientreestaba más plano. Pero seguía vistiéndose con buzo y zapatillas, puesto quetenía planeado, darles una sorpresa a todos.

En la tarde, se dirigió al parqueque estaba cerca de la madriguera, allí se encontró con Astoria.

-Mi niña, ¿Cómo estás?- preguntoTori

-Bien gracias- dijo Rose

-Se nota y aprovechando que estasacá, ven tengo una sorpresa para ti- dijo Tori, que fue junto a Rose a la casade sus padres.

-Mira, esto es para ti- dijoAstoria, entregándole varios paquetes.

-Pero
- dijo Rose

-Es para ti- dijo Astoria.

-Pero esta ropa
yo no la puedoaceptar- dijo Rose.

-Por favor, Rose- dijo Tori- acéptalo

Y luego de pensarlo, Rose acepto.

-Rose, antes que te vayas- dijoTori- ¿No me vas a preguntar por Scorp?

Rose, miro para otro lado.

-Scorp, no sale de su habitación-dijo Astoria- tan solo baja a comer y es porque Draco, lo obliga.

Pero Rose, no respondió y semarcho. Pero antes, de dio media vuelta y dirigiéndose a Tori, le dio lasgracias.

Rose llego a la madriguera y subióa su habitación, allí guardo la ropa que Astoria le regalo, en uno de sus baúles.

Y luego dirigiéndose al espejo.

-Falta poco, para que nosvolvamos a ver- dijo Rose, que su mirada era distinta, era más decidida.

Continuará

-Chicos por favor, apúrense-decía la abuela Molly a todos sus nietos, que tenían que volver a Howgarts.

-¿Dónde está Rose?- preguntoGinny a Hermione

-Ayer se fue a la casa de Tamara,iba también Samantha- dijo Ronald

-Que bueno, porque así no tendréque verle la cara- dijo entre dientes, Lily Potter

-Jovencita, si sigues con esa actitudarrogante, no me quedara de otra que enviarte a un internado muggle- dijo Ginny

Lily, coloco los ojos comoplatos.

-Sube al auto Lily, y no hagasenojar a tu madre- dijo Harry, que ya estaba bastante molesto con su hija.

Cuando se subieron todos al auto:Dominique, Louis, Molly II, Lucy, Roxanna, Fred II, James Sirius, Albus, Lily yHugo, partieron a la estación de King' Cross y al llegar todos se dirigieron alandén 9 ¾, pasaron primero los muchachos y luego los adultos que losacompañaban.

-Voy a buscar a Rose- dijoHermione- encárgate Ron, de subir el baúl de Hugo, enseguida vuelvo.

-¿Dónde estás?- decía Hermione,buscando a su hija.

-Señora Weasley- escucho depronto, que alguien la llamaba. Al darse vuelta se percato que era Scorpius,que estaba junto a Astoria y Draco.

-¿Qué quieres, muchacho?-pregunto Herms

-Quería saber
si
bueno- decíaScorp

-Lo que Scorp, quiere decir- dijoTori- ¿Es como esta Rose?

-Ella está bien, de hecho laestoy buscando - dijo Hermione

-¿O sea, que va a volver aHowgarts?- dijo Draco

 

-Por supuesto que sí, y lesaseguro que lo que ocurrió, la hizo crecer- dijo Hermione

Draco, sonrió. La verdad es que élcreía, que Rose seguiría siendo la misma niñita ingenua, y que eso tan solo lo decíaHermione, como una manera de asustar.

-Scorp, todo ha sido gracias ati- dijo Hermione- porque gracias a ti, mi hija ahora es mucho más fuerte y notan ingenua. Gracias por ayudarla, a que no debe confiar en cualquiera.

-A lo mejor no aparece, porquetiene vergüenza, o por la cara de mono aplastado que tiene- dijo Rachel, queaparecía por detrás de los Malfoy, junto a sus padres Blaise y Pansy.

-¿Qué pasa?- pregunto Ronald,llegando junto a Harry y Ginny

-Nada, tan solo le estoy dandolas gracias a Scorp, por convertir a mi hija en una muchacha más valiosa, queno se dejara pisotear por nadie- dijo Hermione.

Harry sonrió, mientras Ronaldveía mal a Scorp.

-Faltan quince minutos, antes de queparta el tren- dijo Astoria.

-Oh, y aun no logro encontrar aRose- dijo Hermione

De pronto, se ve como tres chicasse abren paso por la multitud.

-¿Qué ocurre?- pregunto Ginny

-Ni idea, pero al parecer,alguien importante viene- dijo Hugo

-Al parecer- dijo James Sirius

-¿O quién es?- pregunto Roxanna

-Es
Rose Weasley- dijo un chicode Gryffindor

-A, entonces no es nadieimportante - dijo Lily Potter.

Ginny y Harry la miraron mal.

-¡Oh, por Merlín!- dijo un chico,de Slytherin

La multitud se abría paso, para quelas tres chicas pasaran.

-Por Merlín, pero que bellas están-dijo un chico de Ravenclaw.

(N/a: En esta parte tienen queescuchar esta canción, que además es la canción principal de este fic https://youtu.be/fVwNMNEeC4I)

La multitud no las dejaba demirar, principalmente a Rose.

-¿Pero qué
se hizo?- preguntoMolly II.

-Scorp, lo que te perdiste poridiota- dijo un chico de Gryffindor.

Scorp, se dio media vuelta y vio acercarsea tres chicas. Una de ellas, una pelirroja muy linda, seguida de una pelinegray una rubia.

-Rose
- dijo Ronald, al ver a suhija.

-Esta
muy bella- dijo JamesSirius, que bajo de inmediato del tren.

Rose llego donde estaban susfamiliares, y más atrás estaban los Malfoy, Nott, Zabinni y Grum.

-Buenos días, familia- dijo Rose,con una sonrisa.

Ya no era, la misma niñita deantes. Su cabello ahora, tenía un nuevo corte tipo escalonado, liso pero conondas en las puntas y suelto. Sus lentes, tenían un marco muy delgado casiimperceptible, no usaba frenillos y usaba un maquillaje muy fino contonalidades pasteles.

Llevaba una blusa de colorblanca, abrochada adelante y con unos vuelos en las mangas. Unos jeans colorazul obscuro ajustados a su nueva figura y que la hacían formar una cintura. Traía puestaunas botas de terciopelo color azul, conun poco de taco. Y por último, un abrigo que le llegaba hasta las rodillas decolor azul (a Rose, le encanta ese color).

-¿Qué
no me van a saludar?-pregunto Rose

-Pues
claro que si hija- dijoHermione, dándole un abrazo.

-¿Por qué estas
vestida así?- preguntoRonald

-Simple, de hoy en adelante estasoy yo- dijo Rose, con tono serio- quiero que todos los que están aquí escuchenalgo, principalmente las serpientes- dijo la pelirroja.

 

-De hoy en adelante, la RoseWeasley que todos molestaban, insultaban, ofendían y hasta apostaban- esto último,lo dijo mirando a Scorp- murió hacedías.

-Rosita
- iba diciendo Scorp.

-Mi nombre es
Rose Jean WeasleyGranger- dijo la pelirroja- apréndetelo bien.

-Aunque la mona se vista de seda,mona se queda- dijo Rachel

Rose sonrió, acción que Rachel sesorprendió, puesto que ella pensaba que se pondría a llorar.

-Hay algunas tipos de serpientes,que no sabe otra cosa de arrojar veneno, pero son unos cobardes, que se escondentras la falda de su madre. -dijo la pelirroja

-Samantha y Tamara, subamos altren, ya es hora de partir- dijo Rose.

-Señoritas, ¿subo el equipaje, deustedes?- pregunto James Sirius, mirando a Rose.

-Bueno, haber si así, haces algo útilen tu vida- dijo Rose, subiendo al tren junto a Samantha y Tamara.

-Rose- la llamo Ronald.

-Padre, no me pidas que vuelva aser la misma de antes, porque no lo hare- dijo Rose

-Tan solo
cuídate- dijo Ronald

-No te preocupes, tengo unrepelente contra víboras. - dijo la pelirroja, despidiéndose de sus padres y tíos,para luego dirigirse a un compartimento vacio.

- Te traigo un balde- dijo Anthonya Scorp- lo digo, por la baba que se te cae.

Astoria miro a Rose y le sonrió,moviendo la cabeza en señal de afirmación. Mientras Draco, no sabía cómoreaccionar.

Al final las tres chicas, entrarona un compartimento vacio y cerraron la puerta.

Mientras Lily, ardía en rabia ycelos, desde el compartimento en el que estaba.

Y así se dirigieron a Howgarts.

Continuará

Rose, junto a Tamara y Samantha,entraron a un compartimento que encontraron.

-Por suerte, está vacío - dijoRose

Las tres dejaron sus baúles,arriba en las rejillas y tomaron asiento.

-Uffff, vieron ¿Cómo todos sequedaron mirándote?- dijo Tamara a Rose.

-Pues sí, pero a mí eso me da lomismo- dijo Rose.

-¿Te da lo mismo, que te miren?-dijo Tamara.

-Son personas copuchentas, a lomejor muchos de ellos creyeron que yo me iba a poner a llorar- dijo Rose.

-Rose, ¿Y ahora cuanto pesas?-pregunto Tamara

-Estoy en 62 kilos- dijo Rose.

-Genial- dijo Samantha, con unasonrisa.

-Ahora con ese nuevo cuerpo,tendrás a todos los hombres detrás de ti- dijo Tamara.

-Yo baje de peso
por mi salud,no para conseguir hombres- dijo Rose.

-¿Y ese medimago, que nos contasteayer, él que te trata?- pregunto Tamara

-Sí, que tiene- dijo Rose.

-¿No hay nada entre él y tú?-pregunto Tamara, recibiendo un codazo de Samantha.

-Por supuesto que no, es tan solomi medimago- dijo Rose.

-Sí pero
nos dijiste que era muyguapo- dijo Tamara.

-Pues no se los voy a negar, esguapo- dijo Rose.

-Ves te lo dije Samantha, a Rosele gusta su medimago- dijo Tamara, comiendo una manzana.

-Pues claro, que no es verdad-dijo Rose- para mi es mi medimago, nada más.

-¿Y qué pasaría, si Scor seentera que tienes a alguien más?- pregunto Tamara.

-No tengo a nadie más- dijo Rose, que ya seestaba colocando furiosa, por la actitud de Tamara.

-A lo mejor tú medimago, te puedeservir para vengarte de Scorp - dijo Tamara.

-Pues claro que no, yo no voy ahacer lo mismo, que hicieron conmigo- dijo Rose, colocándose de pie ydirigiendo a la puerta- voy a ver a Albus, enseguida vuelvo.

 

Rose comenzó a caminar por elpasillo del tren, cuando se encuentra de frente con Scorp y se quedaron mirándose.

Flash Back de Rose

-AbuelitaJean, gracias por dejarme que me quedara esta noche, aquí con ustedes- dijoRose.

-Túmadre, nos dijo que has estado un poco triste- dijo la abuela Granger

-Pues
la verdad sí- dijo Rose, comenzando a llorar.

-Unchico me engaño, me dijo que me amaba pero todo era mentira, tan solo lo hizopor una apuesta- dijo Rose.

-Miniña- dijo la abuela Jean.

-Sí,ahora lo peor
es que tengo que volver al colegio, donde esta él y todos susamiguitos, que me humillaban y molestaban- dijo Rose

-¿Porqué, te molestaban?- pregunto la abuela

-Porquemira como soy, soy fea y gorda- dijo Rose.

-Ycon un corazón gigante- dijo la abuela

-Uncorazón, que esta en mil pedazos- dijo la pelirroja- a lo mejor
deberíaaceptar la propuesta de mis padres y que ellos me enseñen en casa, todo loreferente a la magia.

-Yeso sería
el camino más fácil- dijo Jean

-¿Tú
crees?- pregunto Rose

-Hija,algún día tendrás que enfrentar tus miedos, anda a Howgarts y demuéstrales atodos, lo valiosa que eres- dijo la abuela.

-Pero
como logro sacármelo del corazón y de la cabeza- dijo Rose

-Escuestión de tiempo. Algún día, cuando seas una profesional, miraras para atrás yte darás cuenta que todo esto ha sido un mal sueño- dio la abuela Jean.

-Además,encontraras a alguien que te ame, por lo que eres- dijo la abuela.

-¿locrees?- pregunto Rose

-Puesclaro que si, hija- dijo la abuela Jean

Fin Flash Back

-Rose, ¿podemos hablar?- preguntoScorp, que tenía unos ojitos de borrego a medio morir.

-Debo ir
a ver mi primo- dijoRose.

-Rose, por favor- dijo Scorp

Pero Rose no contesto y siguió delargo, donde sabía que estaba su primo Albus.

-Te amo, rosita- grito Scorp- yte juro, que te reconquistare.

Rose dio un suspiro, algo dentrode ella quería ir donde el rubio y abrazarlo fuerte, pero se contuvo y siguió sucamino.

Al llegar al compartimento dondeestaba Albus, tomo aire y golpeo la puerta.

-Adelante- dijo la voz de unamuchacha, era Alice.

-Lo siento- dijo Rose- ¿puedohablar contigo Albus?

-Sí, dime- dijo Al

-Vengo a pedirte perdón, por loque dije - dijo Rose

-¿Sobre qué?- pregunto Albus, untanto confundido

-Eso de que algunas serpientes,eran unos cobardes que se escondían tras la falda de su madre. Eso no lo dijepor ti- dijo Rose

-Ahhh Rose ven, siéntate connosotros- dijeron Roxanna y Lucy que también estaban ahí.

Y Rose se sentó, y comenzó ahablar con sus primos y Alice.

Continuará

Rose estaba de lo más animadaconversando con Albus, Alice, Roxanna y Lucy.

-Rose, ¿te ves muy bien?- dijoAlice, sonriendo.

-Gracias, pero quiero dejar bienen claro, que yo cambie tanto mi forma física como mi apariencia personal,porque me quiero sentir mejor- dijo Rose

 

-¿Y además, porque estasenferma?- pregunto Roxanna

-¿Cómo lo sabes?- pregunto Rose

-Tú padre converso con el mío, ysin querer escuche dicha conversación- dijo Roxanna.

-No te preocupes
si estoyenferma -dijo Rose- tengo una enfermedad que se llama, resistencia a lainsulina.

-¿Qué es eso?- pregunto Alice

-Es una enfermedad que seproduce, por la mala captación de la glucosa a los tejidos de nuestro organismo.Si no me cuido, la glucosa puede ir en aumento y desarrollar la diabetes tipodos. -concluyo Rose

-Oh, ¿Y qué puedes hacer, paraque no se te produzca esa enfermedad?- pregunto Lucy

-Primero, debo comer sano, hacerejercicios y tomar unos medicamentos- dijo la pelirroja.- pero pronto me harenuevos exámenes, para que verificar que no haya pasado a diabetes.

-¿Y cómo, te has sentido?-pregunto Albus

-Mejor, pero de igual manera aveces me dan muchos mareos- dijo Rose- pero debe ser producto, de estaenfermedad.

-¿Pero entonces
no te sirvió bajarde peso?- pregunto Alice

-Por supuesto que sirvió, perodebo ir controlándome - dijo Rose.

-mmmmm, entiendo- dijo Alice.

-¿Y como estas
para lo otro?-pregunto Albus

-¿Para qué
otro?- pregunto Rose

-Ya tu sabes
sobre cierto rubio-dijo Albus

Rose suspiro y quedo en silencio.

-Rose, ¿no crees que será difícilpara ti, verlo todos los días?- dijo Lucy

Rose tan solo suspiro, cuando seabre la puerta del compartimento.

-Molly, ¿Qué ocurre?- pregunto suhermana menor Lucy

-Chicos, vengo a avisarles que yadeben cambiarse- dijo Molly II- dentro de 30 minutos, llegaremos a Howgarts.

-Perfecto, gracias hermanita-dijo Lucy

Y Molly II, se retiro con unasonrisa.

-Bien, creo que ya debería irme -dijo Rose, yendo a la puerta del compartimento.

-Nos vemos - dijo la pelirroja.

Rose comenzó a caminar por elpasillo del tren, esperando no encontrarse con cierto rubio. Pero pordesgracia, se encontró con otra persona Tedd Grum, que era un muchacho alto,castaño y ojos color café claro, pero su mirada era siniestra.

-Pero que sorpresa, el patito feoque era antes Rose Weasley, se convirtió en la mujer más bella y sexy deHowgarts- dijo Grum

-Déjame tranquila- dijo Rose ytrato de pesar hacia su compartimento, pero Grum no la dejaba.

-¿Qué quieres?- pregunto ya fastidiada,Rose

-Nada, solo quería saber unacosa- dijo Tedd, acercándose más a la pelirroja.

-Aléjate- dijo Rose, entredientes.

Pero Tedd no hizo caso, lepellizco el trasero y le dio un beso en los labios.

-Y pensar que detrás de esa caratan fea y cuerpo desabrido, se escondía semejante mujer- dijo Tedd, saboreándoselos labios de manera provocativa.

Rose, se acerco muy despacio aTedd, iba sonriendo- ¿Te gustaría probar, otro de mis besos?- pregunto Rose,toda coqueta.

-En que topamos- dijo Tedd.

-En esto- dijo Rose, pegándole ensus zonas bajas y un combo en la cara tan fuerte, que Tedd dio vueltas cayendoal suelo.

-Ahhhhhhhhhhhhhhh, maldita- dijoTed, gritando como bebé.

Del ruido y los gritos, todossalieron al pasillo para ver que ocurría.

-¿Qué paso?- pregunto Samantha

-¿Por qué Tedd, está sangrando enel suelo?- pregunto Anthony

-¿Te paso algo, prima?- dijoAlbus, que iba junto a Cris y Enrique.

-Yo estoy bien, pero esta basuracreo que no- dijo Rose

-¿Qué paso?- dijo de prontoScorpius y viendo a su amigo en el suelo, fijo su mirada en Rose.

-Porque mejor, no le preguntas alcerdo de tu amigo, que fue lo que paso- dijo la pelirroja.

-Nada, venia caminando y Rose me comenzóa golpear- dijo Tedd

-Basura, debiste haberte quedadoen tu casa- dijo Michelle, que era la novia de Tedd y amiga del grupo deScorpius.

-Déjame, tranquila - dijo Rosefuriosa- lo que dijo este cerdo, es mentira.

-¿Qué fue exactamente, lo que ocurrió?-pregunto James

-Esta basura, se quiso propasarconmigo- dijo Rose, levantando su varita- y yo lo que hice fue defenderme, lepegue en la zona baja y un combo en la cara.

-Eso hiciste maldito- dijoScorpius, levantando del suelo a Tedd.

Tuvieron que intervenir Albus,James, Anthony, Enrique y Cris, para que no se armara la tercera guerra mágica,ya que Scorpius estaba furioso.

-Como dudas de mí- dijo Tedd- nosconocemos
desde niños

-¿Cómo
te atreviste, a tocar ami rosita?- dijo el rubio

-Pero, por favor como
¿le vas acreer?- dijo Tedd

-Por supuesto- dijo el rubio

-Ves lo que ocasionas. Por tuculpa, dos amigos ahora se están peleando- dijo Rachel.

Rose le iba a contestar, peroSamantha intervino.

-Mira la única basura aquí, esotra- dijo la rubia natural a la rubia teñida.

-Ya basta, faltan quince minutospara llegar a Howgart, cada uno de vuelta a sus compartimentos y a cambiarse deropa.- dijo un prefecto.

Cada cual volvió a entrar a sucompartimento.

-Rose vamos, debes cambiarte deropa- dijo Samantha

Rose tomo aire y comenzó acaminar, pero Scorpius la tomo del brazo.

-¿Te encuentras bien?- preguntoScorpius, que se notaba su preocupación.

-Gracias, estoy bien- dijo Rose.

-Mcgonagall, se enterara de esto-dijo Scorpius.

-Creo que sí, pero no tepreocupes
yo sé defenderme - dijo Rose.

-¿Cómo me pides que no mepreocupe?- dijo Scorp, acercándose cada vez más a la pelirroja y tomándole lacara.

-No, déjame- dijo Rose.

-Yo se que todavía sientes cosaspor mí, lo veo en tus ojos y lo puedo sentir en tu piel, estas temblando- dijoScorpius.

-Tengo frio- dijo Rose

-Por favor mi bella flor
debemoshablar- dijo Scorpius

-Ya déjame tranquila- dijo Rose,que se fue corriendo al baño del tren.

-Yo sé, que todavía sientes cosaspor mí- dijo Scorpius,- te reconquistare princesa, te lo juro, porque te amo.

Enel baño del tren

Rose comenzó a lavarse la cara ymojarse las manos, con agua helada.

-Rose, ¿estás bien?- preguntoSamantha, del otro lado de la puerta.

Rose tomo aire, y contestó.

-Sí, no te preocupes Sam.- dijo lapelirroja.- Es que quería hacer, del número 1.

-Ok, pero apúrate, ya estamos apunto de llegar- dijo Samantha

-Voy enseguida- dijo Rose.

Rose se miro al espejo y comenzóa sentirse mal. Sintió que todo daba vuelta y cayó al suelo.

Samantha escucho un ruido adentrodel baño y se devolvió.

-Rose, hermanita- decía Samantha-¿estás bien?

Pero Rose no contestaba.

-Rose, abre la puerta- decíaSamantha

-Rose, voy a entrar- dijo Sam-¡Alohomora!

 

Y la encontró tirada en el suelo.

-Rose despierta, por favorpelirroja
despierta- gritaba Sam.

-Auxilio, que alguien me ayude-gritaba Sam, por el pasillo.

-¿Qué pasa?- dijo Molly II

-Es Rose, se desmayo y noreacciona- dijo Sam

-Voy por alguien, espera aquí-dijo Molly II

-Reacciona pelirroja, reacciona-dijo Sam

Continuará...

Cuando Rose despertó, se dacuenta que estaba en la enfermería y a su lado se encontraba Samantha.

-¿Qué paso?- pregunto Rose aSamantha

-Te desmayaste, en el tren- dijoSam - y al llegar a la estación, Hagrid junto a otro profesor, conjuraron unhechizo para traerte. Estuviste cerca de una hora, inconsciente.

-Oh, entiendo- dijo Rose.- ¿Peroya sabes
lo que me pudo haber ocurrido?

-No, la enfermera esta alláadentro con Mcgonagall y un medimago- dijo Samantha.

De pronto, la puerta se abrió y salióMcgonagall, la enfermera y el medimago, que era nada más y nada menos, queLouis Greengrass.

-Que bueno, que ya despertaste-dijo Louis, con una sonrisa.

-Señorita De caso, nos dejaría asolas con la señorita Weasley - dijo la directora.

-Por favor, deje que se quede-dijo Rose

Y Mcgonagall, asintió.

-Bien, me llamo Louis soy el medimagode Rose- dijo el castaño, saludando a Samantha

-El guapo, es como me lodescribiste- dijo Sam, y Rose la pellizco

Louis, sonrió de lado.

-Bien, Rose- dijo la directora-tenemos que informarte de algo.

-¿Es algo sobre mi enfermedad? -pregunto la pelirroja, un tanto asustada

-Más o menos- dijo Louis- tehicimos una serie de exámenes y ya
tenemos los resultados.

-Dime, no me pongas nerviosa-dijo Rose

-Es una buena y una mala noticia-dijo Louis

-Ya dimeeeeeeeeeeeeeeeee- dijoRose, desesperada

-Estas embarazada- dijo Louis-tienes un mes y dos semanas.

Rose, se sentó en una de lascamillas y Samantha se tapo la boca con la mano.

-¿Y cuál
es la otra noticia?-pregunto Sam.

Rose voltio inmediatamente, a vera Mcgonagall.

-Producto de tu enfermedad, esmuy probable que el bebé no pueda nacer o bien, que tú mueras al momento delparto. - dijo Louis

-¿Pero
como o sea, no entiendo?-dijo Rose

-Tú tienes una enfermedad que sellama resistencia a la insulina, que en los muggles es peligroso, incluso parael feto. Pero para nosotros los magos, es problema es mucho peor- dijo Louis-podría afectar directamente los ovarios y el útero, ocasionando la muerte delbebé o la madre y en algunos casos, la muerte de ambos.

-¿Pero
existe algo que podamoshacer?- pregunto Samantha

-Sí, hay una opción - dijo Mcgonagall.

-¿Cuál?- pregunto Rose, con losojos rojos.

-Podemos salvar tu vida, Rose-dijo Louis

-¿Cómo?- pregunto Samantha

-Abortando, Rose- dijo Mcgonagall,limpiándose los lágrimas.

-Nooooo, eso nunca- dijo Rose- esmi hijo.

-Eso es algo, que ni siquierapodemos llamar feto- dijo la enfermera.- ya que tienes, pocas semanas.

Rose la miro mal, igual que Samantha.

-Rose, creo que al parecer los síntomasde tu enfermedad no nos dejaba ver, que estas embarazada- dijo Louis.

-¿Pero debe haber, otra opción?-dijo Rose.

-Sí, pero no es tan segura- dijoLouis- tan solo, podría alargar un poco más la vida de ambos.

 

-¿Cuál es?- pregunto Rose

-Te puedo inyectar unas vitaminasespeciales, eso podría fortalecer tu sistema inmunológico y el de tu bebé- dijoLouis.

-Si eso, lo que sea para salvarla vida de mi hijo- dijo Rose- hagámoslo.

-Bien si usted me lo permitedirectora, yo podría venir todos los días e inyectarle dichas vitaminas, ya quetienen que ser en una dosis exacta- dijo Louis.

-Por supuesto, tiene mi autorización-dijo Mcgonagall y volteándose donde Rose- debemos avisarles a tus padres.

-Sí, pero yo lo hare- dijo Rose. -cuando sienta
que sea el momento.

-De acuerdo- dijo Mcgonagall.

-Debemos avisarle al padre,- dijoLouis

-¿Cuál padre?- pregunto Rose

-Al padre, de tu hijo- dijo Louis

-Nunca - dijo Rose.

-Pero Malfoy, necesita saberlo-dijo Mcgonagall- él igual que tú, debe dar su opinión.

-¿Malfoy?- pregunto Louis quiensuspiro, ya que sabía de quien se trataba.

-Él es solo mío- dijo Rose, tocándosesu vientre. Mientras Samantha, la abrazaba en señal de apoyo.

Continuará

Al día siguiente, Rose Weasleyiba sumergida en sus propios pensamientos, no tomaba atención a lo que Samanthale iba diciendo.

-Camina más despacio, Rose - dijoSamantha.

-Sam, ahora no- dijo Rose- Tansolo prométeme que no le dirás a nadie, que estoy embarazada, ni siquiera aTamara.

-Pero
ella es nuestra amiga,Rose- dijo Samantha

-Sí pero
no sé porque, peroúltimamente siento a Tamara rara- dijo Rose

-Es verdad, yo también la sientoasí- dijo Sam

-En fin, no quiero que nadie losepa, al menos hasta que yo encuentre el momento indicado - dijo Rose.

-Rose ¿Y tus padres, cuando selos dirás?- pregunto Samantha

-No sé- dijo Rose, dando un suspiro.

-Pero
Rose, tus padres se darán cuenta-dijo Samantha.

-Sé que hay, un hechizo parapoder esconder algo - dijo Rose.

-¿Y por cuánto tiempo?- dijo Sam

-Hasta que pueda encontrar lamanera correcta de poder decírselos. - dijo la pelirroja.

-¿Y Malfoy?- pregunto Sam

-Él no tiene nada que ver enesto, Sam- dijo Rose, caminando hacia su clase de defensa, que para sudesgracia, les tocaba con los Slytherin.

-Rose, si por casualidad no losabes, él tiene mucho que ver en esto- dijo la rubia.

Rose frunció el ceño.

-Rose, él fue quien coloco susemilla en ti- dijo Samantha.

Rose se ruborizo y entro a lasala de defensa.

-Rose Weasley y Samantha delSolar, llegan tarde- dijo el profesor que era Teddy, con su característico peloazul.

-Lo siento profesor- dijoSamantha, que fue a sentarse junto a Rose y Tamara.

-Pelirroja, ricaaaaaaaaaaaaa-grito un Slytherin.

-Date vuelta Rose, mira tengoalgo que mostrarte- dijo otro Slytherin y muchos comenzaron a reír.

Rose iba vestida con su uniformey el pelo tomado en una cola, con una maquillaje muy suave. Se veía muy linda.

-Déjala tranquila- dijo Scorp.

-Scorp, tranquilo- dijo Albus.

-Gracias, Albus- y le dio unasonrisa, a lo que el azabache respondió.

-Rose, ¿te gustaría darme unbesito?- pregunto Smith, un estudiante de Slytherin.

Scorp, ya se le marcaban lasvenas.

-Si rosita, un solo besito- decíaotro de Slytherin

-Ya cállate- dijo Scorp, colocándosede pie- Se llama Rose Weasley.

 

-Uhiiii, no me digas que estasceloso- dijo uno de Slytherin

-Compártela- dijo Adam Smith

Pero Scorp, saco su súper sayayinMalfoy y le dio un puñete a Smith.

-Ya cálmate, Malfoy- dijo Albus.

-Recuérdalo Smith, se llama RoseWeasley- dijo Scorpius.

-Ya se acabo - dijo Teddy- 100puntos menos para Slytherin. Malfoy y Smith, se quedan después de clases, parahablar sobre sus castigos.

-Bien y ahora comenzaremos- dijoTeddy - Hoy día, vamos a repasar algunos hechizos de defensa, para preparar lasTIMOS. Zabinni Rachel y Weasley Rose, pasen adelante.

-OH, OH- dijo Albus- Teddycometiste un error.

-Bien chicas, las dos se lanzaranun hechizo para desarmar a su oponente, solo desarmar- dijo Teddy

-Tedd
digo profesor, yo puedo iren lugar de Rose- dijo Albus

-No, irá ella- dijo Teddy

Y Samantha negó con la cabeza yrezaba a Merlín para que a Rose no le pasara nada.

-Bien a la cuenta de tres, 1, 2
-pero Teddy no alcanzo a decir 3 y Rachel le había enviado un hechizo relámpagoa Rose, pero esta más rápido dijo:- Protejo.

-Dije, que a la cuenta de tres -dijo furioso, Teddy

-Profesor, no debió haberlascolocado a las dos- dijo Albus

-1, 2
- Iba diciendo Teddy, peroresulta
que esta vez fue Rose que le envió un hechizo a Rachel, lanzando a larubia teñida por los aires.

-¿Qué les pasa a ustedes dos?-pregunto Teddy

-Es que se odian a muerte- dijoAlbus

-Perfecto, eso va a cambiarahora- dijo Teddy- se termino la clase. Malfoy, Smith, Zabinni y Weasley, sequedan.

Al salir todos los alumnos, tansolo quedaban los cuatro mencionados, con Teddy adelante.

-Se que los cuatro, no se llevanbien- dijo Teddy,- Y eso cambiará, cumplirán su castigo en estos momentos.Limpiaran toda la sala de defensa, la deben dejar reluciente.

-Permiso, disculpe profesor- dijouna alumna de cuarto año, de Gryffindor

-Sí, Sandra- dijo Teddy

-La directora, manda a buscar aRose Weasley- dijo la muchacha

-Dile a la directora que va,cuando termine su castigo- dijo Teddy

- La directora dijo, que eraurgente, sin pérdida de tiempo- dijo la muchacha

-De acuerdo anda Rose, luegocumples tu castigo- dijo Teddy

A las dos horas después, Malfoy,Zabinni y Smith, concluyeron el castigo impuesto por Teddy.

Scorpius sale en busca de airepuro, ya que estar con dos personas indeseables para él, era demasiado. Se dirigíaa los jardines de Howgarts, cuando presencia algo que no le gusto para nada.Rose, su rosita adorada, estaba abrazada con un hombre y este le daba un beso en la mejilla.

-Rose- dijo Scorpius,presenciando aquella escena.

Continuará

Enlos jardines de Howgarts

-Rose, recuerda que debescuidarte si, las vitaminas que te inyecte no garantizan nada y lo sabes- dijoLouis- pero, pueden alargar un poco la vida de ambos.

-¿Tú crees
que pueda, salvarlela vida a mi hijo?- pregunto Rose.

-Rose, el problema es serio- dijoLouis

-¿Tanto así?- pregunto Rose.

-Sí, y yo creo que Scorpius, debesaber la verdad. - dijo Louis

-No, nunca- dijo Rose, tocándose suvientre

-Rose, yo no sé porque tú noquieres que Scorp lo sepa, pero esto no debe continuar así- dijo Louis

-Nunca, Scorp me daño mucho, nomerece saber nada- dijo Rose.

 

-¿Tú, lo sigues amando?- preguntoLouis

-No quiero hablar de ese tema-dijo Rose.

-Ok- dijo Louis- pero sigoinsistiendo, que Scorpius tiene todo el derecho y el deber de saber y dar su opinión.

-¿De qué tengo que dar mi opinión?-dijo Scorpius- ¿Qué es lo que tengo que saber?

Rose quedo de piedra, al ver queScorpius aparecía por detrás de Louis.

-Tío- dijo con asombro Scorpius,cuando el medimago se dio media vuelta.

-Así es sobrino- dijo Louis,sonriendo.

-¿Qué pasa?, ¿Ustedes dos seconocen?- pregunto Scorpius

-Sobrino, yo soy el medimago queatiende a Rose- dijo Louis

-¿Queeeeeeee?, o sea que mi tíote atiende, Rose- pregunto Scorpius, a la pelirroja.

-Bien, ¿y qué se supone que debosaber?- pregunto Scorpius

-Me voy, tengo trabajo en SanMungo- dijo Louis- nos vemos mañana rosita, creo que es buen momento paraconversar.

Y Louis, con un movimiento demano se despidió y desapareció.

-¿Por qué te dice rosita?, yo soyel único que te puede decir así- dijo Scorpius, cruzándose de brazos. Y Roserodo los ojos.

-Mejor me voy- dijo Rose

-No espera, mi tío dijo que erahora de conversar y que yo debía saber algo, ¿Qué cosa?- pregunto Scorpius

-Nada, - dijo Rose

-Aprovechando que estamos así-dijo Scorp- tus labios, me están pidiendo a gritos algo.

-¿Qué cosa?- pregunto Rose,retrocediendo pero sin quitar la vista del rubio

-Me están pidiendo, que te de unbeso- dijo Scorp.

-ja- dijo Rose, volteando lacara.

-Rose yo sé que me equivoque,nunca debí haber hecho esa dichosa apuesta- dijo el rubio- pero me enamore deti, te amo y eso te lo digo de corazón, te amo Rosita.

-No me hagas esto, Scorp- dijo Rose,soltando unas lágrimas- debo irme al castillo.

Rose dio media vuelta, y se fueadentro del castillo, dejando a un rubio con ojitos de perrito callejero,haciendo pucheros.

Adentrodel castillo

-Hola preciosa- dijo de pronto unmuchacho a una joven, que pasaba por ahí.

-¿Qué quieres?, Grum- dijo lamuchacha

-Por favor, te quiero a ti- dijo elmuchacho

-Pero hoy, no quiero- dijo lamuchacha

-Por favor Lily Potter, si losdos sabemos que te gusta- dijo Tedd

-No, te dije que no quiero- dijoLily, ya furiosa

-No me digas que tienes miedo, silos dos sabemos que de virgen y pura te quedan los cuadernos y libros deestudio, que nunca abres- dijo Tedd.

-Imbécil- dijo Lily

Pero Tedd, la arrojo adentro deuna sala y sello la puerta con un hechizo.

-Déjame tranquila- dijo Lily,tratando de soltarse de Tedd.

Tedd la beso, Lily se resistíapero termino entregándose al beso, y ambos cayeron al suelo.

Continuará

Ya ha pasado dos meses, desde queRose se entero que estaba embarazada de Scorpius, y aun no encontraba la manerade comunicarles a sus padres.

Enla casa de Ravenclaw

-Rose Weasley, abre la puerta-dijo Samantha

-Espera, aun no me termino devestirme- dijo Rose

-Rose estoy sola, déjame entrarpara ayudarte- dijo Samantha

Y Rose abrió la puerta de suhabitación, dejando entrar a la rubia.

-Rose, ¿No crees que esto esridículo?- dijo Sam

-Por supuesto que no- dijo lapelirroja- tengo tres meses y medio, el vientre ya se me nota.

-Eso no es cierto, esta plano-dijo Samantha

 

-Es porque hice el hechizo, queoculta las cosas- dijo Rose, acomodándose la camisa del colegio.

-¿Y cuando les dirás a tus padresy a Escorpión, sobre la noticia?- pregunto Sam

-Aun no sé, si les diré- dijoRose

-¿De qué hablas?- pregunto Sam,frunciendo el ceño

-No quiero, que se preocupen-dijo Rose, colocándose los zapatos

-Rose, tú no puedes sola con todoesto- dijo Sam

-¿Me dejaras sola?- pregunto Rosea Samantha

-Por supuesto que no, somosamigas desde primero- dijo Sam, con tono de ofendida.

-Gracias- dijo Rose, con unasonrisa

-Solo quiero que sepas, que enestos momentos toda tu familia debe apoyarte y estoy segura que ellos estarían contigo-dijo Sam- al igual que pienso, que cierto rubio, por muy mal que se haya portadocontigo, necesita saber la verdad, es su hijo Rose.

-Pero
¿Y si me pide que aborte?-dijo Rose

-No creo que Scorpius, te pidaalgo así- dijo la rubia.- ¿Por qué piensas eso?

-No sé, estoy confundida Sam-dijo Rose- Scorpius me envía cartas, flores, etc., pero aun me duele lo que
me hizo.

Sam abrazo a Rose y ambas sepusieron a llorar.

-Necesito tiempo- dijo Rose

-Amiga, tarde o temprano se daráncuenta y no lo podrás ocultar cuando el bebé
- iba diciendo Sam, pero sedetuvo.

-Mi hijo va a nacer, eso te lojuro- dijo Rose.

Samantha asintió.

Enla casa de Gryffindor

-Lily Potter, sal pronto delbaño- dijo Lorena Vol, compañera de cuarto de la mini Potter.

-Ya cállate, estoy ocupada,asique anda en busca de otro baño- dijo furiosa Lily.

-Estúpida- se escucho decir aLorena, mientras se alejaba.

-Lily, cálmate- dijo la miniPotter- esto saldrá negativo.

Pasaron cinco minutos.

-Oh, por Merlín- dijo la ojimiel -estoy embarazada, de ese idiota de Grum.

Enla casa de Slytherin

-Scorpius, ¿puedo hablarcontigo?- pregunto un azabache

-Si claro- dijo el rubio, queestaba sentado en el sillón.

-Yo sé, que nunca hemos sidoamigos- comenzó diciendo el azabache- y no sé si algún día lo seremos, peroquiero que sepas una cosa- dijo Albus

-¿Qué cosa?- pregunto Scorpius

-He visto todos estos días, comolloras y como miras a mi prima- dijo Albus- y me doy cuenta
que estasarrepentido de todo el daño, que le has ocasionado.

-Albus, yo me equivoque con tuprima, cometí un error al hacer esa apuesta, pero créeme cuando te digo, que laamo con todo mi corazón. Es la mujer más bella, de todas las mujeres- dijoScorpius

-¿Cuándo te diste cuenta
que laamabas?- pregunto Albus

-Un día, ella fue a mi casaescondida, y preparo un postre delicioso- comenzó diciendo el rubio- después deeso
comencé a soñar con ella y luego te escuche a ti hablar junto a Cris yEnrique, cuando les decías sobre que te habías puesto de novio, con una deRavenclaw. Ibas diciendo todas sus cualidades, y eran exactas a Rose, me moríde celos solo por el hecho de pensar que tú y mi rosita, podían ser novios. Cuandoescuche que era Alice, yo
sentí un gran alivio.

-Yo quiero a Rose, como esahermana que me hubiera gustado que fuera Lily. Pero debo admitirte algo- dijoel azabache colocándose serio- si Rose, no fuera mi prima, yo si la conquistaría,porque ella es buena de corazón.

 

-Lo sé
tu prima es única, poreso la amo con locura- dijo Scorpius

-Bien, te creo- dijo Albus- perotemo decirte, que si quieres que la pelirroja te perdone, debes hacer algomucho más drástico- dijo Albus, saliendo de la sala común y dejando a Scorpiusmuy confundido.

Engran comedor de Howgarts

Lily Potter estaba sentada en lamesa de leones, mirando fijamente su plato de comida.

-¿Qué le ocurre a mi hermana?-pregunto James a Fred

-Pues quien sabe, hermanito- dijoFred, sirviéndose una tostada

Mientras Rose estaba sentada enla mesa de las águilas, junto a Samantha.

-¿Dónde está Tamara?- preguntoRose.

-Pues quien sabe- dijo Sam, sirviéndoseun vaso de leche.- Toma, debes alimentarte bien- dijo Sam, entregándole el vasoa Rose.

-Gracias- dijo esta.

Lily, levanto la vista hacia la puertay vio entrar a Tedd Grum junto a Anthony Nott, se puso de pie y se dirigió dondelas serpientes.

-Necesito hablar contigo- dijoLily a Tedd, sin impórtale que muchos se quedaran mirándola.

-¿Qué quieres?- dijo Tedd

Y Lily lo tomo del brazo y se lollevo a fuera del gran comedor.

-¿Qué quieres?- volvió a decirTedd, pero esta vez más furioso.

-Necesito hablar contigo- dijoLily- estoy embarazada, y según mis cálculos tengo dos meses.

-¿Y con quien te metiste estavez?- pregunto Tedd

-Solo contigo, imbécil- dijo Lilyfuriosa.

-No te creo, tú tienes lapopularidad de meterte con varios de este colegio- dijo Grum

-Imbécil- dijo Lily - debes hacertecargo.

-jakajakajaka claro que no, daleel paquete a otro- dijo Grum- o bien, si no quieres hacerte cargo, existe otra opción-dijo Grum

-¿Cuál?- dijo Lily

-Abortar- dijo Tedd- yo no piensohacerme cargo de un mocoso, soy muy joven y con una vida por delante.

-Yo tampoco, lo quiero - dijo Lily- todo esto, es por tu culpa.

-¿Entonces, lo harás?- dijo Tedd,mirando a Lily a los ojos- este sábado hay salida a Hosgmade, allí tengo un conocidoque hace este tipo de trabajo, y no cuesta mucho.

-¿Pero
no tengo dinero?- dijoLily

-No te preocupes, yo correré conlos gastos- dijo Grum - este sábado, te desharás de eso.

Y Lily asintió.

Enla casa de Ravenclaw

Después de terminadas las clases,Rose se dirigió a su cuarto y abrió su baúl,sacando una bolsa que contenía lana de varios colores y revistas de tejido.

-Mira hijo, te estoy tejiendounos trajes muy lindos- dijo Rose a su vientre- Vas a nacer te lo juro y crecerásllenos de tíos y primos, que te van a querer y mimar.- dijo la pelirroja soltandounas lagrimas- y si Dios decide llevarme, te prometo que estaré contigo, cuidándotey acompañándote.

-Mi bebé, te quiero mucho- dijoRose, que se acostó en su cama y se quedo dormida.

Continuará


Hola, aquí les dejo un nuevo capitulo.

Saludos

nicki_malfoy



Ya era día sábado, y todos losalumnos desde tercero a séptimo año, estaban alistándose para poder ir aHogsmade.

Enla casa de Gryffindor

-¿Te vas con nosotros?- preguntoJames, a su hermana Lily

-No, gracias- contesto esta, demala manera.

-¿Oye, estás seguro que no esadoptada?- pregunto Fred II, a James

James, movió la cabezanegativamente.

 

Lily, se había puesto de acuerdocon Grum, para juntarse en Hogsmade a las 10:00 de la mañana y ya estababastante atrasada, quería acabar con todo esto lo más pronto posible.

Enla casa de Ravenclaw

-Rose, ¿estás lista?- preguntoSamantha

-Sí, mira ves que no se me nota-dijo Rose, que iba vestida con una blusa de terciopelo, y una falda que lellegaba hasta el suelo color negro y botas de color azul.

Samantha, tan solo la miro.

-Ven vámonos, quiero pasar acomprar algunas cosas a la farmacia - dijo la pelirroja.

Al subir todos a los carruajes,se dirigieron a la entrada del pueblo.

Lily se fue de inmediato, a lacasa del "amigo" de Grum. Rose se fue a la farmacia y Samantha se dirigió a la libreríaporque quería comprar el último libro de poemas de amor, antes que se agotara.

Scorpius iba caminando viendotodos los lugares, las tiendas y los nuevos equipos de Quiddich.

Albus se acerco, junto a Cris yEnrique.

-¿Qué te sucede rubio?- dijoEnrique

-¿Por qué tan solo?- preguntoCris

-No me pasa nada- dijo con tonoseco, Scorpius

-Ya déjenlo, tranquilo- dijoAlbus- está mal por mi prima.

-¿De verdad, quieres a Rose?-pregunto Cris

-Sí, con todo mi corazón- dijoScorpius.

-Miren, ¿Qué hace Rose Weasley,saliendo de la farmacia?- pregunto Enrique

-A lo mejor, está enferma- dijoCris

-Vengan, vamos- dijo Albus, y losotros tres lo acompañaron escondiéndose detrás de unos barriles.

Rose, se sentó en una banca y comenzóa abrir el paquete.

-Bien Rose, esto no es la primeravez que lo haces. Louis, te dijo que vendría hoy al colegio y él te lo iba aponer, pero
¿Por qué te colocas tan nerviosa, sino es la primera vez que Louis,te lo coloca?- pensó Rose

-¿Quién es Louis?- preguntoEnrique

-Mi tío y su medimago- dijoScorpius, rojo de furia.

Ellos tan solo podían ver laespalda de la pelirroja, asique no podían observar lo que ella traía en lasmanos.

-oh, mi madre me conto que mis tíos,llevaron a Rose al médico- dijo Albus

-Rosie mira, ya tengo el libro-dijo fascinada Sam.

-Que bueno- dijo Rose.

-¿Y eso?- pregunto Sam, sentándoseal lado de Rose.

-Hoy vendrá Louis- dijo Rose

-Vaya, ya le dices por su nombre-dijo Sam.

-Samantha, así se llama- dijoRose

Sam comenzó a reír.

-¿Y ahora qué?- pregunto Rose.

-Nada- dijo Sam

-Ya se me hace tarde y tengo queir con Louis- dijo Rose, tomando sus cosas.

-Yo me quedare un rato, tengo unacita- dijo Sam

-¿Con quién?- pregunto Rose

-Con James Potter- dijo Sam, colocándoseroja

Rose, rodo los ojos.

-¿Qué?, no te preocupes me cuidare-dijo Sam.

Rose, que se devolvió al carruajepara ir de nuevo al castillo.

-¿Dónde vas?- pregunto Al, cuandovio que Scorpius también iba a los carruajes

-De vuelta al castillo- dijoScorpius

-Yo iré con él, ustedes se van después-dijo Albus

Al llegar al castillo, Rose se dirigióal baño, mientras que Scorpius y Albus, a la sala de Ravenclaw.

-¿Cómo vamos a pasar?- preguntoScorpius

Albus rodo los ojos.

-Hay que descifrar la adivinanza-dijo el azabache.

Me hacen reír

Me causan placer

Si bien me las haces

Me las dejo hacer.

 

¿Qué es?

-Pensemos- dijo Scorpius

-ahhh, ya sé, son las cosquillas-dijo Al

-adelante- y pudieron entrar a lasala común.

-¿Cómo supiste?- - preguntoScorpius

-Pasar leyendo con mi prima, creoque se me pego algo de su inteligencia- dijo Al.

-Mira, aquí está la pieza de Rose-dijo Scorp- ¡Alohomora!

-Ven, busquemos algo- dijoScorpius.

-Scorpius escondámonos, alparecer viene mi prima- dijo Al, escondiéndose debajo de la cama junto alrubio.

-Louis, entra- se escucho decir aRose.

-Rose, no te gustaría que fuéramosa otro lugar, lo digo porque Mcgonagall, se puede enojar- dijo Louis.

-No te preocupes, Mcgonagall nise enterara. Además me siento más segura en mi dormitorio, en cualquier otrositio pueden vernos- dijo Rose.

-Te entiendo- dijo Louis- puesbien, ¿Dónde quieres hacerlo?

-En la cama, es mejor- dijo Rose.

Scorpius, ya estaba a punto desalir, no iba a permitir que nadie tocara a su rosita.

-¿Por qué siempre en la cama?-pregunto Louis, riendo.

-Porque es más cómodo- dijo Rose.

-¿No te gustaría, probar en otrositio?- pregunto Louis

-¿Cómo, cuáles?- pregunto Rose

-En el balcón, en la silla, etc-dijo Louis.

-La cama, es más cómoda- dijoRose

-De acuerdo, usted gana señorita-dijo Louis- sácate por favor la camisa.

-Scorpius, cálmate- dijo Albus

-No ves
que va a tocar a mirosita- dijo Scorp

-Shuuuuuuuuuuuuuuu- dijo Al

-Bien recuéstate, ¿Dónde dejaste,la caja?- pregunto Louis.

-Aquí- dijo Rose

-Vaya, son más grandes que laotra vez- dijo Louis.

-Si es que quería probar algo másfuerte, como me lo recomendaste la otra vez- dijo Rose.

-Veo, que me has hecho caso- dijoLouis

-Sí - dijo Rose.

-Déjame ponerme cómodo- dijoLouis.

-Ya déjame Al, voy a partirle lacara a mi tío- dijo Scorp, que saliendo de su escondite, fue donde Louis, y logolpeo.

-¿Qué rayos, haces aquí?- dijofuriosa Rose. Pero al ver a Albus, se enfureció más.

-Asique
estas saliendo con mitío- dijo furioso el rubio.

-¿Queeeeeeeeeeeee?- dijo Rose,que traía solo el brasier y Albus al mirarla, se dio cuenta de un detalle.

-Es increíble, me dices a mí queyo te traicione, cuando la traicionera es otra- dijo Scorp

-Tú me mentiste, recuerda quefuiste tú el que me apostaste- dijo Rose.

-Pero te he dicho que te amo, encambio tú ya te desnudas al frente de mi tío- dijo Scorp

-Es mi medimago- dijo Rose

-Pero te encuentro aquí, acostaday desnuda- dijo Scorp.

-Déjame explicarte, sobrino- dijoLouis- mira no ha pasado nada. Yo vengo aquí a inyectarle vitaminas especialesa Rose, nada más. Además como ya te dijimos, soy el medimago y por la salud deRose, tengo que revisarla.

- No te creo, se te cae la babacuando la ves- dijo Scorp- pero que te quede claro, que ella es mía, yo soy el únicoque la puedo tocar- dijo Scorp

-Para- grito Rose, pero el rubio seguíadiscutiendo.

-Rose, ¿te sientes bien?-pregunto de pronto Albus, pero la pelirroja se desmayo en sus brazos.

Continuará...

-Louis, con cuidado- decíaScorpius, mientras ayudaba a colocar a la pelirroja arriba de la cama.

-¿Cómo esta?- pregunto el rubio,con tono de preocupación

Louis saco su varita, y le envióun patronus a Minerva.

 

-¿Qué pasa?- dijo Scorpius

-Scorp, ¿no has visto su vientre?-dijo Al

Scorp miro de inmediato a Rose,pero en ese instante llega Minerva

-¿Qué paso aquí?- preguntoangustiada la directora.

Louis, le conto lo ocurrido.

-Señor Malfoy, debe controlar sucarácter y señor Greengrass, debo de recordarle que a la habitación de lasniñas, nadie puede entrar- dijo la directora.

-Lo sentimos- dijeron ambos al unísono.

-¿Qué ocurre?- comenzó a decirRose, mientras despertaba.

- Necesito hablar a solas conella, retírense por favor- dijo Minerva

Albus, Louis y Scorpius, salieronde la habitación.

-¿Te diste cuenta, Scorp?-pregunto Al

-¿Cuenta de qué?- pregunto elrubio

-No, no se dio cuenta- dijeronLouis y Al

Enla habitación de Rose

-Rose, no crees que ya es hora dedecirles a tu familia y a Scorpius, que esta embarazada- dijo Minerva

-¿Por qué?- dijo Rose

-Rose, cuando nazca
- peroMinerva, se detuvo.

-Si va a nacer- dijo Rose

-Estoy segura, que así será pequeña-dijo Minerva - Creo que sería recomendable que lo sepan tu familia y la deScorpius, por
- pero Minerva, de nuevo de volvió a quedar callada.

-Por si muero- dijo Rose, saliéndosealgunas lagrimas

-Ellos, te pueden entregar todala fuerza y el cariño que necesitas, además por muy mal que Scorpius se hayaportado, es su hijo- dijo Minerva.

-¿Y si me piden que aborte, parapoder salvar mi vida?- pregunto Rose.

-Es una decisión, que deben tomaren conjunto- dijo Minerva- no puedes enfrentar esto tu sola. Además me dijoLouis, que estos desmayos mas otros síntomas, van a ser más seguidos y podrían
empeorar.

Rose se quedo callada, poralgunos minutos. Luego de media hora, por fin hablo.

-De acuerdo, lo comunicare - dijola pelirroja, con lágrimas en los ojos- podría llamar a mi familia y
a lafamilia de Scorpius.

-De acuerdo, pequeña- dijoMinerva, que salió del cuarto y envío un patronus a todos los Weasley, Potter, Malfoy,Greengrass y Nott.

A los diez minutos después en elgran comedor, se encontraban todos los Weasley reunidos, desde la abuela Molly,junto a todos sus hijos y sus respectivas parejas, nietos y nietas.

Cuando la puerta del comedor se abrió,entrando los Malfoy- Greengrass.

-¿Qué hacen ellos aquí?- dijofurioso Ronald

-Señor Weasley, compórtese- dijoMinerva- ya es todo un adulto y se sigue comportando como un niñito.

Draco sonrió de lado y se fue asentar junto a Astoria, Scorpius, los señores Greengrass, Daphne con Theo, y juntoa ellos Anthony Nott.

-Bien señores, les pedí quevinieran porque hay una persona que quiere hablar con ustedes- dijo Minerva.

A la entrada del castillo, veníaentrando Lily más seria que nunca, con las manos en su vientre, ya que le dolíademasiado.

-¿Esta todo resuelto, cierto?-pregunto Grum, alcanzándola

-Si tú estabas ahí, eso ya noexiste. Ahora déjame irme a mi cuarto, quiero descansar - dijo Lily

-Lily Potter- la llamo Neville,el profesor de herbologia

-¿Qué quiere?- dijo Lily, condesprecio

-La directora, necesita que vayasal gran comedor- dijo Neville

-¿Tiene que ser ahora?- dijo Lily

-Sí, es algo importante- dijoNeville

Lily se fue furiosa al grancomedor, pero Grum la detuvo.

 

-Toma, mi amigo me pasó esto. Telo debes tomar una en la mañana y otro en la tarde, para evitar cualquier complicación- dijo Grum

Lily asintió, y a regañadientesse dirigió al gran comedor.

Al entrar vio que toda su familiaestaba allí, incluidos los Malfoy, Greengrass y los Nott. Lily se sentó alejadade todos.

-Bien, Minerva ¿Hasta qué hora,debemos esperar?- pregunto Draco

-Tranquilo, señor Malfoy, - dijoMinerva

La puerta del gran comedor se abrió,allí estaba Rose junto a Samantha y más atrás Louis Greengrass.

Rose entro con paso firme y se sentódelante de todos.

-Qué bueno que todos pudieronvenir, porque necesito comunicarles algo muy importante, y espero
que respetenmi decisión- dijo Rose.

-Hija, ¿ocurre algo malo?-pregunto algo nerviosa, su abuela Molly.

Rose tomo aire, y dio un suspiro.

-Digamos que
la noticia que lestengo dar, a muchos de ustedes no les va a gustar, y por lo que los conozco
ladecisión tampoco- dijo Rose.

-Hija, ¿ellos
tienen que estar acá?-pregunto Ronald

-Si padre, esto que les tengo quecontar involucra también a los Malfoy- dijo Rose. - Pero antes de decirles quierosepan, que digan lo que digan
yo ya tome una decisión.

-¿Qué es, me estas asustando?-dijo Hermione

-Pequeña, dinos- dijo Harry

-Padrino, debo confesarles que yono quería decirles nada, porque no quiero que sufran, pero la directora me lo pidióy
- dijo Rose, soltando lagrimas.

Scorpius se puso de pie y se dirigiódonde Rose, pero ella lo detuvo.

-No Scorpius, primero debesescuchar, todos deben hacerlo- dijo Rose llorando.

-¿Qué sucede?- pregunto Angelina,con mirada maternal.

-Sobrina tranquila, toma aire ynos cuentas- dijo Audrey

-Prima, no debe ser tan terrible-dijo Victorie, pero tomo la mano de Teddy, presentía que algo malo venía.

-Ya termina de una buena vez, conel maldito misterio- dijo Lily Potter.

-Tranquila, a mi amiga no lehablas de esa manera- dijo Samantha

-Tú a mi no me hablas de ese modo,recuerda de quien soy hija, del héroe de este mundo, mientras que tú
eres unasangre sucia- dijo Lily

-Y a mucha honra- dijo Samantha,con una mirada llena de furia.

-Liliana, nunca más vuelvas allamar a alguien de esa manera- dijo Harry

-Yo no sé para qué es todo esteShow que arma Rose, ni que se fuera a morir- dijo Lily

Y Rose, estallo en llanto siendoabrazada por Minerva.

-¿Es
eso?- pregunto un Harry, asustado.

-Les pido que tomen asiento y setranquilicen, ella se los explicara- dijo Minerva

-¿Cómo
nos pide
que nostranquilicemos?- dijo Scorpius, soltando lágrimas.

-Usted más que nadie
debepermanecer tranquilo- dijo Minerva

Draco, se mantenía fijo mirandosu reloj, mientras Astoria estaba al lado de su hijo.

-Hace bastante tiempo, yo meenamore. A esa persona, lo vi por primera vez en el expreso de Howgarts, y mi corazón
reboto de felicidad. Siempre que lo veía en el tren o acá en el colegio, sentíamariposas que me recorrían por todo el cuerpo. Siempre soñaba, que él venía ensu caballo blanco y me decía que me amaba, pero sabía que eso era imposible, yo
no era de sus gustos. Siempre lo veía caminar por los pasillos del castillo,junto a sus amigos con muchas chicas que andaban detrás de él, soñando quealguna vez él se fijara en mí. - dijo Rose, llorando.

 

-Hija- dijo la nana Molly

-Por favor abuela- dijo Rose

-Cuando él se hizo novio deRachel, supe que mis sueños eran solo eso
sueños. Como una chica como yogorda, fea, cuatro ojos y que usaba frenillos, podía aspirar a que el chico máspopular y sexy de todo Howgarts, se fijara en mí- dijo Rose.

-Rosita, por favor- dijo el rubio

-Déjame terminar- dijo Rose.

-Cuando chocamos por primera vez y luego comenzamos aconversar, él me pidió que fuéramos "amigos", creí que estaba en el paraíso.Cuando supe que su abuela había muerto, decidí levantarle el ánimo y fui infragantihasta su casa, para prepararle el postre que mi abuela Molly me había enseñado.Luego al pasara los días, él me invito a una cena romántica, en la sala de menesteresy al llegar allí, me tenía preparada una linda sorpresa una comida deliciosa,velas, música y fue ahí donde me dio mi primer beso y estuvimos juntos- dijoRose.

-¿A dónde quieres llegar
contodo esto?- pregunto Ron.

-Después de lo ocurrido en lafiesta de disfraces, yo me encerré en mi cuarto. Pero un día vinieron unos ángelesy me ayudaron a darme cuenta, que debo salir adelante por mi y que deberíacambiar, era por mi- dijo Rose, sonriendo a Astoria, Alexandra y Daphne, estasle devolvieron la sonrisa.- Al ir al medimago, que para mi sorpresa se llamaLouis Greengrass, que es el hermano menor de la señora Malfoy- iba diciendoRose

-¿Queeeeeeeeeeeeeeee?- grito Ronald

-Ahora no- dijo la nana Molly - continúahija

-Me hizo una serie de exámenes, yresulto
que tengo resistencia a la insulina, que es una enfermedad Muggle, endonde se altera de la glucosa en la sangre. Comencé a comer mejor, hacerejercicios, pero todo para mejorarme yo y sentirme bien- dijo Rose.

-¿pero no estás en peligro,cierto?- dijo Albus

-Esta enfermedad para los muggles
es muy peligrosa y para nosotros los magos
es peor- dijo Rose

- Hace algunos días, cuando veníaen el expreso de Howgarts, me comencé a sentir mal y me desmaye. Al despertar
me di cuenta, que estaba en la enfermería. Allí se encontraba Sam, Louis,Minerva y la enfermera, quienes me dieron la noticia- dijo Rose.

-¿Cuál noticia?- dijo Bill,mirando a su sobrina

Rose, fija la mirada en Ronald yluego en Scorpius.

-Estoy embarazada, tengo cerca decuatro meses - dijo Rose.

Ronald, se sentó en la silla más próximacon las manos en la cabeza. Mientras Draco, los miraba con odio y desprecio.

-Pero producto de mi enfermedad
todo se complico. Me dijeron que era probable que mi hijo no naciera, o que almomento del parto uno de los dos muriera o ambos- dijo Rose

- Mcgonagall me dijo, que existíauna opción y era el aborto. Pero yo me negué, porque he decidido llevar a cabomi embarazo, a sabiendas de que puedo morir -concluyo Rose.

Scorpius, arrojo lejos la silladonde estaba y se acerco donde Rose, que aunque ella no quisiera, de igualmanera la iba a abrazar.

-No te vas a morir- dijo Scorp,al oído de la pelirroja.

-No se va a morir, porque ahoramismo te desharás de ese niño- dijo Ronald

-Ron- dijo Harry

-Ahora mismo iras a San Mungo, yte harán ese dichoso aborto- dijo Ron, tomando a Rose del brazo.

 

-Déjame, suéltame- grito Rose-nadie va a decidir por mí, es mi hijo y luchare por él.

-Salvare tu vida- grito Ron

Pero Rose, se soltó de su padre yfue donde Minerva

-Nadie me hará ningún aborto, ysi tengo que morir para que mi hijo nazca, eso ocurrirá. - dijo la pelirroja.

-Rose, tranquila- dijo Louis-recuerda
que no debes alterarte

-Hace algún tiempo, Louis meinyecta unas vitaminas
para ayudar a llevar a cabo de mi embarazo- dijo Rose,que estando más tranquila se puso de pie y se dirigió a la puerta del grancomedor.

-Es mi decisión, mi embarazo no seráinterrumpido- dijo Rose, que se fue directo a su casa de Ravenclaw.

-Rose, espera- grito Scorpius,que se fue directo detrás de Rosita.

Nadie podía creer lo que acababade suceder.

-Ron, - dijo Hermione

-Lo siento- dijo Ronald- lo únicoque quiero, es no perder a mi hija. - dijo el pelirrojo, llorando.

-Yo tampoco
la quiero perder-dijo Hermione, abrazando a su esposo.

Todos los primos Weasley, no lo podíancreer. Lucy y Roxanna, lloraban junto a Albus, James, Dominique y Fred sequedaron inmóviles, Molly y Louis se abrazaron. Mientras Teddy abrazo confuerza a Victorie y Hugo abrazo a sus padres.

Lily miraba con odio, mientras setocaba su vientre.

Continuará

Enel gran comedor

-Tenemos
que ayudarla- dijoFleur Delacour, abrazando a Bill

-¿Pero
como?- pregunto Molly II

-Si la única manera de salvarla,es que ella
- dijo Percy

-Nunca- dijo enojada la abuelaMolly- habrán otras opciones, buscaremos nuevas opiniones medicas y si espreciso la llevaremos fuera de Inglaterra, pero no mataremos a un ser inocente,Rose no lo aceptaría nunca.

-Pero
ella puede morir, porculpa de ese bebé- dijo Ronald, llorando- yo prefiero mil veces que ella aborte,a perderla.

-No puedes ser tan egoísta- dijoAstoria, alzando la voz- es una criatura inocente, no tiene la culpa de losproblemas médicos de Rose.

-Tú lo dices porque tienes a tuhijo contigo, pero yo puedo perder a mi hija- dijo Ronald

-Mira, la vida de Rose me importamucho- dijo la castaña- quiero a esa niña, porque logro que mi hijo, no fueraigual a su padre.

Draco la quedo mirandosorprendido, por las palabras de su esposa.

-Gracias a Rose, mi hijo es otro.No es frio, ni arrogante, es cálido y cariñoso- dijo Tori, Draco no podía creerque lo escuchaba.

-¿Así era él?- pensó Draco.

-Me da igual tu hijo, a mi meimporta que mi hija no muera- dijo Ron

-Tanto apuro y atado, por una estúpida-se escucho decir a una mini pelirroja.

Harry miraba extrañado a su hija,no podía creer que en un momento tan delicado, dijera esas cosas.

-Liliana, guarda silencio- dijoGinny, aguantando las ganas de gritarle.

-No, ya estoy harta- dijo Lily

-¿Qué te pasa?- pregunto Harry, tratandode parecer lo más tranquilo posible.

Lily se puso de pie y se dirigió dondeestaba su padre.

-Estoy harta, cansada de que todosea Rose Weasley- dijo Lily- hay personas, que en estos momentos sufren muchomás, que esa estúpida.

La familia Weasley en sutotalidad, no podía creer que Llily estuviera así y que actuara como poseída

-Liliana, guarda silenciojovencita- dijo Ginny

 

-No- dijo explotando la minipelirroja.

-Quieren saber la verdad, pues selas diré. Desde que era pequeña, el abuelo Arthur tenía solo ojos para Rose.Albus mi hermano, hubiera deseado que yo no existiera, y quien tomara mi lugarfuera Rose. No se dan cuenta que esa estúpida, me ha robado todo. Me quito elcariño de mi abuelo, mi hermano, mis primos, hasta de mis propios padres. Ypara rematar, del único hombre a quien he amado, Scorpius Malfoy- dijo Lily

-Y si, si quieren saber estoycelosa, porque ella lo puede tener todo y yo no. Logro que Scorp la amara,estuvieron juntos y ahora está embarazada. Porque no pude ser yo, la mujer quele diera un hijo a Scorp. Porque tuvo que ser precisamente ella, quien le vayaa dar ese bebé.- dijo furiosa Lily

-Escúchenme tíos- dijo Lily,mirando a Herms y Ronald- deseo de todo corazón, que Rose muera y junto a ella esebebé. Que se muera, que se muera, que se muera- comenzó a gritar Lily, queestaba como poseída, hasta que la abuela Molly le pego una cachetada, que hizoque Lily se diera vuelta y cayera al suelo.

-No vuelvas a decir una cosa así,Liliana- dijo la abuela Molly.

-Lo siento, pero es lo que deseo-dijo Lily, que colocándose de pie, pero comenzóa balancearse y cayó al suelo.

-Lily- grito Harry, pero su hijano respondía.

-Señor Potter, colóquela aquísobre la mesa, la revisare- dijo Louis.

Harry hizo lo que Louis le pidió.Luego hizo aparecer unas cortinas y Ginny se quedo allí, para saber que le ocurríaa su hija.

-¿Qué tiene doctor?- pregunto lapelirroja

Y Louis la quedo mirando, y lemostro la parte del vientre de Lily. Ginny no lo podía creer, se llevo lasmanos a la boca.

-¿Qué ocurre?- pregunto Harry,cuando vio a su esposa salir llorando.

-¿Qué tiene madre?- preguntoJames

-Harry
Lily
- dijo Ginny

-¿Lily qué?- pregunto asustado,Harry

-Lily
se realizo un aborto- dijoGinny, apareciendo por detrás Louis.

-Es cierto señor Potter. Lily, sepractico un aborto - dijo Louis

Albus y James negaban con lacabeza.

-Ella está bien, pero tendrá quemantener reposo. Yo recomendaría que si fuera posible, se la llevaran a sucasa, necesita cuidados especiales- dijo Luis

-Si los señores Potter así lodesean, se pueden llevar hoy mismo a su hija- dijo Minerva

Harry y Ginny asintieron. Y Tomandoa su hija, se marcharon.

-¿Y ahora, que haremos nosotrosHerms?- pregunto un Ronald abatido

-Primero, tratar de hablar conella sin alterarnos- dijo Herms

Y Ronald asintió.

Continuará

-Rose Weasley, detente- ibadiciendo el rubio Scorp, corriendo detrás de la pelirroja.

-No quiero, déjame tranquila -grito Rose, llegando a la casa de Ravenclaw. Iba a cerrar la puerta, pero Scorpcoloco el pie y entro a la fuerza a la casa, dejando perplejos a los Ravenclawsque estaban allí.

-No puede estar una serpienteaquí, le diremos a Mcgonagall- dijo un chico de sexto

-Haz
lo que se te pegue turegalada gana, yo no me muevo de aquí sin hablar antes, con Rose Weasley- dijoScorp

-Oh, ¿ahora me llamas RoseWeasley?- dijo la pelirroja- ya no me dices, rosita de mi bello jardín.

-¿Quién te entiende?- preguntoScorp.

-Es mi estado, estoy muysensible- dijo Rose

-Déjenme a solas con Rose- dijoScorp, a los que estaban allí adentro, pero al ver que no se movían- salgan deaquí. -dijo furioso el rubio.

 

Todos se fueron, pero con uncierto grado de incertidumbre.

Rose trago saliva y pudo ver lacara de Scorp, que era mezcla de enojo junto a preocupación.

-¿Por qué Rose?, ¿Por qué?-pregunto Scorp

-¿Por qué, que?- dijo Rose

-¿Desde cuándo sabes, que estasembarazada?- pregunto Scorpius

-Desde hace dos meses y medio-dijo Rose

-¿Y cuando me lo pensabas decir, cuandoél fuera a la universidad?- dijo Scorp, pero vio la mirada de la pelirroja y comprendiótodo.

-No me lo ibas a decir, ¿cierto?-pregunto Scorp

Rose, tomo aire y negó con lacabeza.

-¿Cómo
porque?- dijo enojadoScorp

-Porque siento que no lo mereces,jugaste conmigo- dijo Rose, cruzándose de brazos.

-Te pedí perdón, millones deveces. Fui hasta tu casa, arriesgándome a que tu padre me matara- dijo Scorp,que arrojo un florero al suelo.

-Yo también, tengo derechos ydeberes sobre ese niño- dijo Scorp

-¿No
me vas a pedir que aborte,cierto? ¿Tampoco me lo vas a quitar, verdad?- pregunto Rose

-¿Queee?, ¿o sea
además de todo,piensas que te voy a pedir que te deshagas de él?, ¿Qué clase de hombre creesque soy, maldita sea?, me equivoque cometí un error, que hasta el día de hoy dearrepiento; pero jamás te pediría que cometieras un acto tan repudiable, y porsupuesto que jamás te lo quitaría- dijo Scorp, arrojando otro florero.

Rose rompió en llanto.

-Rose, te llevare con otromedimago- dijo Scorp, acercándose a la pelirroja.

-¿Qué?- dijo la pelirroja

-Eso, si es posible te llevare aotro lugar- dijo Scorp, que se acerco a Rose y tomándole la cara- no voy apermitir, que ni tú
ni nuestro hijo mueran- dijo el rubio.

-Scorp, Louis me ha estadoinyectando vitaminas especiales, pero el riesgo existe- dijo Rose

-No escúchame, daré toda mifortuna si es preciso, pero ninguno de los dos morirá; porque si yo los pierdo,me muero Rose Weasley, me muero- dijo Scorp, llorando y abrazando a lapelirroja.

Al separarse quedaron condistancias milimétricas y sin dudarlo dos veces, se besaron de una maneradesenfrenada, se necesitaban mutuamente. Sin despegarse el uno del otro, sedirigieron al cuarto de Rose y sellaron la puerta con un hechizo.

-Te amo pequitas, te amo rosa delmás bello jardín- dijo Scorp

-Yo también te amo, rubio teñido-dijo Rose

-No soy teñido- dijo Scorp, frunciendoel ceño, pero estallaron en risa.

Se besaban y se besaban. Scorp,le sacaba la ropa a Rose y ella hacía lo mismo, con toda esa ropa que el rubiotraía.

Cuando de pronto Scorp se percatode algo, ya se podía notar el embarazo de Rose.

-Aquí
está el fruto de nuestroamor- dijo Scorp

Rose con lágrimas en los ojos, asintió.

-Te amo, rubio- dijo Rose- prométeme,que no me volverás a engañar, por favor.

-Te lo juro, rosita- dijo Scorp.

Y se volvieron a unir, en un marde besos y deseos.

Al concluir, se abrazaron. Estabanfelices y se juraron que esta vez sería para siempre.

-Scorp, quiero que me prometasalgo- dijo Rose, mirando a los ojos al rubio.

-¿Qué cosa?- pregunto Scorp

-Prométeme, júrame
que si te pidenelegir entre él y yo, lo elegirás a él- dijo Rose.

 

-Rose, no me pidas eso- dijoScorp, acariciando el rostro de la pelirroja.

-Prométemelo- dijo Rose- yo ya vivílo suficiente, ahora es el turno de él.

Scorp, le dio un beso en la frentey la abrazo.

Continuará

Hola, para este capitulo pueden escuchar la siguiente canción

https://youtu.be/kmkJ47f0Ta8, "amorprohibido"- Luis Fonsi



En los pasillos de Howgarts,estaba caminando una pelinegra. Estaba buscando a sus dos amigas. Se sentíasola, quería contarles lo que le estaba pasando, pero no sabía cómo ellas se loiban a tomar, puesto que lo que le ocurría estaba prohibido, para la vista detodos.

NarraAutora

Hace algunas semanas,precisamente luego de las vacaciones de navidad y año nuevo, Hagrid sufrió unaccidente en el bosque, nada grave. Pero ya por su avanzada edad, había algunostrabajos que él no podía realizar, y entre ellos, el de realizar clases a losalumnos. Es por este motivo que Mcgonagall, pidió a uno de sus más destacadosalumnos, que fuera ayudar a Hagrid.

Las clases las habían dividido,de primero a cuarto las daría Hagrid. Mientras que de quinto a séptimo, las daríaCharlie Weasley. Un hombre ya de cerca a los cuarenta y cinco años.

Él tomo el lugar de Hagrid, conlos cursos mayores, puesto que los tomas eran más complicados, con animales máscomplejos.

Un día cuando le toco hacer laclase a los alumnos de quinto, una pelinegra de la casa de Ravenclaw, se lequedo mirando, ambos
se quedaron mirándose. Ella se ofreció como su ayudante yél acepto.

Ellos se conocían, ya que él erael tío de su mejor amiga.

Los días pasaban y se volvían máscercanos, hasta que de pronto ella de un impulso lo beso.

-¿Qué hace señorita De Louis?-dijo Charlie, un tanto perturbado.

-Lo lamento profesor, fue unimpulso- dijo Tamara- es que usted me gusta mucho, desde que lo conozco. Loamo.- dijo la pelinegra, que no sabía de dónde había sacado la valentía, para declarárselea ese primer amor.

-Señorita, yo soy su profesor-dijo Charlie, frunciendo el ceño- además de ser
mucho más mayor que usted.

-Tamara, te conozco desde losonce años, eres la mejor amiga de mi sobrinita. Yo nunca te he visto con otrosojos, que no sea
como una niña- dijo Charlie, más calmado.

Charlie, al pasar los años se habíavuelto más guapo. Su cabello pelirrojo, sus ojos color miel, su rostro conpecas y una mirada dulce.

-Lo lamento- dijo Tamara, que saliócorriendo de la oficina de profesores, llorando como una Magdalena.

Una semana después.

Charlie miraba de reojo a Tamaraen clases, pero ella agachaba la cabeza, estaba avergonzada por lo ocurrido. Sealejo de sus amigas, tenía miedo en decirles que se había enamorado de suprofesor.

Hace dos días atrás.

Tamara, iba caminando por lospasillos de Howgarts, cuando ve una escena que le rompió el corazón. Estaba CharlieWeasley, junto a la profesora Mcgonagall y una señorita que ella no había vistojamás. Era alta, morena y de ojos verdes claros.

Se acerco con cuidado a dondeellos estaban, y se escondió detrás de una puerta.

-¿Y cuando pretenden casarse?-dijo Mcgonagall

-Al terminar este año escolar-dijo Charlie

-Los felicito, a los dos- dijo ladirectora- hacen una pareja increíble.

 

-Muchas gracias, señoradirectora- dijo la mujer

-No tienes que tratarme tanformal, Alexandra- dijo Mcgonagall- mal que mal, conocí a tus padres. Estoy seguraque Sirius Black y Marlene Mckinnon, deben estar felices por la unión deustedes dos.

-Gracias- dijeron ambos al unísono

Tamara, tomo aire y muy despaciopara que no la vieran, salió corriendo en dirección al jardín. Se sentó bajo unárbol y comenzó a llorar desesperada.

-¿Por qué?- decía Tamara, llorando.Cuando siente que alguien se acerca por detrás de ella, y le toma el hombro.

-¿Qué te ocurre?- le dijo un muchacho.

Ella se da vuelta asustada, peroal ver bien de quien se trataba, lo abrazo con fuerza.

-Enrique, ¿Qué haces aquí?-pregunto Tamara

-Te vi desde lejos. Hace tiempoque te veo extraña y ya no te juntas con tus amigas, ¿te paso algo?, ¿quieresque te ayude en algo?- dijo Enrique

-No, es que tan solo
estoytriste- dijo Tamara

Enrique, la quedo mirando. Ellos apesar de ir en casas distintas, se llevaban bien, porque se conocían a través desus amigos que eran primos. Y aunque Tamara no lo sabía, Enrique la amaba ensilencio.

-Abrázame muy fuerte- dijo Tamara

Enrique no lo dudo y la abrazo.Luego de unos minutos, tomándole la cara no lo pensó dos veces y le dio untierno beso, el cual ella acepto devolviéndoselo. Al pasar los minutos y porfalta de aire se separaron.

-Tamara, me gustas y estoyenamorado de ti, ¿quieres ser mi novia?- dijo el moreno.

Pero Tamara lo quedo mirando y sepuso a llorar. Salió corriendo en dirección al castillo, dejando a un morenomuy triste.

Continuará

Enlos pasillos del castillo de Howgarts

-Sam, espérame- dijo un azabache

-¿Qué ocurre, James?- preguntoSam

-¿Tú sabías, lo que le ocurría ami prima?- pregunto James

-Sí, lo sabia- dijo Sam.

-¿Pero
porque no me dijistenada?- pregunto James

-Porque
era ella quien debíadecirlo; además, tú no eres el mejor primo que digamos- dijo Samantha

-Sé que me he portado muy mal
con ella- dijo James, bajando la mirada.

-Por supuesto que te has portadomal, Rose nunca te hizo nada malo- dijo Samantha.

-Lo sé, fui yo quien se portocomo un cretino con ella- dijo James

-Si, como un verdadero cretino-dijo Sam, que dio media vuelta y se fue a la casa de Ravenclaw.

Enla casa de Ravenclaw

-Que te parece, si ahora queterminamos de vestirnos, vamos al lago para estar solos los dos- dijo Scorp, aloído a Rose.

-jakajakajakaj ¿y no te basto,que estuviéramos solos todo este rato?- dijo Rose.

-Técnicamente, no estuvimossolos- dijo Scorp.

Rose se puso colorada y puso sucara en el pecho del muchacho.

-Rose, mi bella pelirroja- dijoScorp- te amo, y ahora que hemos vuelto...

-Tú y yo, no hemos vuelto- dijoRose, separándose del rubio.

-¿Cómo?- dijo extrañado, Scorp.

-Aun no escucho, ¿Qué me pidasnada?- dijo Rose, con una sonrisa.

-jakajkajakajak, pequeñapelirroja, tendría el honor de ser la novia de este idiota- dijo Scor, colocándosede rodillas.

-Déjame pensarlo- dijo Rose.

-Roseeee- dijo Scorp, haciendopucheros.

-Por supuesto que acepto- dijo lapelirroja, lanzándose encima de Scorp y botándolo al suelo.

 

-Rose, te amo- dijo Scorp

-Mas te vale, rubio teñido- dijola pelirroja.

-Ven vamos, tengo ganas de ir arefrescarnos al lago- dijo Scorp y juntos salieron de la mano.

-Espera- dijo de pronto Rose.

-¿Qué sucede?- pregunto Scorp

-¿Qué pasa si alguien nos ve
tomados de la mano?- pregunto Rose

-Dirán, que soy el hombre más afortunado
al tener a la mujer más bella del universo. - dijo Scorp

-Oh, qué lindo- dijo Rose

-Ven vamos- dijo Scorp

-Espera- dijo nuevamente, lapelirroja- tengo que hacer el hechizo de ocultamiento.

-No Rose, creo que debemosenfrentar esto. Nuestros padres y familiares ya lo saben, no hay porque seguir ocultándolo-dijo Scorp

-¿Pero
y si se burlan de mí?-pregunto Rose

-Yo estaré
para defenderte- dijoScorp.

Con cierta incertidumbre, lapelirroja acepto.

Tamara, que iba camino a su casaen Ravenclaw, se detuvo y se oculto para que Rose ni Scorpius la vieran.

Cuando se aseguro que estabanbien lejos, entro a la casa de las águilas, pero esta vez choco de frente conSamantha.

-¿Qué paso, pelinegra?- preguntola rubia, al ver que Tamara lloraba

-Ayúdame, - dijo Tamara,abrazando a Samantha

-Cuéntame, ¿qué te hicieron?-dijo Sam.

-Te lo diré, pero júrame
que nole dirás nada a Rose- dijo Tamara, dejando algo confundida a Samantha.

Enel lago de Howgarts

-Veo
que ya todos regresaron deHogsmade- dijo Scorp, mientras observaban como todos los veían, que estabantomados de la mano.

-Scorp, no me sueltes- dijo Rose,en tono de suplica.

-Nunca, mi bella rosa- dijo Scorp,con una sonrisa.

Tomados de la mano y sinimportarle lo que los demás decían o murmuraban, fueron directamente a sentarsedebajo un árbol. Scorp, acomodo a Rose entre sus piernas y la quedo mirando.

-¿Peso
verdad?- dijo Rose,agachando la mirada.

-Lo normal, si estas embarazada-dijo el rubio, con una sonrisa.

Rose le dio un tierno beso aScorp, en los labios.

-Vaya, vaya, vaya- dijo de prontola voz de una mujer.

-Yo sabía, que no te ibas aresistir a los chocolates, Rose- dijo Grum, con una sonrisa burlona.

-Cállate imbécil- dijo Scor.

-No me digas, no te resulto tudieta- dijo Rachel, con burla.

-Ten cuidado, Scor- dijo Grum-creo que dentro de pocos días, esta volverá a ser una bola de grasa.

Rose se puso de pie y tomando suvarita, miro fijamente a Grum

-Déjame, tranquila- dijo Rose.

-Rosita, yo me encargo- dijoScorp, quien se agacho y le beso el vientre de Rose, para luego tomar suvarita.

-No vuelvas
a molestar a minovia- dijo Scorp- ¡Expelliarmus! - grito el rubio, enviando lejos a Grum

-¿Estas
embarazada?- dijo convoz cortante Rachel, mirando a Rose.

Scorp, alzo su varita y mirandoseriamente a Rachel.

-No te acerques
a ninguno denosotros- dijo Scorp, que tomo la mano de Rose y esta aferrándose muy fuerte aél, se fueron.

-Esa maldita- dijo Rachel- peroyo me encargaré, de eliminarte Rose Weasley.

Continuará

Enla casa de Slytherin

-¿Estás segura, de lo que dices?-pregunto atónita, Susan

-Claro que sí, lo vi ellos estánjuntos y además la muy
- dijo Rachel- está embarazada

 

-¿Y qué piensas hacer?- dijoMichelle

-Le voy a dar un pequeño regalo,algo que jamás se olvidara -dijo Rachel


Draco, Astoria, Ronald yHermione, se encontraban en la oficina de Mcgonagall.

-Rose, quiere seguir estudiando-dijo la directora

-No creo, que sea conveniente-dijo Ronald

-¿Por qué?- pregunto Astoria

-Porque todos, pueden burlarse deella- dijo Ron

-Disculpe, Directora- dijo depronto, Neville Longbotom

-Sí, diga- dijo la directora

-Los alumnos Malfoy y Weasley,quieren hablar con usted- dijo Neville

-Hágalos pasar- dijo la directora

-En seguida- dijo Neville,haciendo una reverencia y yéndose.

-Directora
- dijeron ambos jóvenes,pero al ver a sus padres, se detuvieron de golpe

-Queríamos hablar con usted- dijoRose- y aprovechando que nuestros padres, también están acá.

-Díganme- dijo Minerva

-Queremos decirle, que Rose y yo
hemos decidido darnos otra oportunidad- dijo Scorp

-¿Queeeeeeeeeeeeeeeee?- dijo Ron,sin poder creerlo

-Hijo- dijo Tori, con unasonrisa- Que alegría me da, miren si hasta sus rostros se iluminan

-Gracias madre, entonces ¿no estásmolesta?- pregunto Scorpius, la opinión de su madre para él, era fundamental.

-Pues claro que no- dijo Tori- siustedes son felices, yo también lo estoy

-Gracias madre- dijo Scop

-No digas estupideces, Astoria-dijo Draco - ¿Y ahora que harán?, ¿con que van a alimentar a esa criatura
sies que nace, claro?

-Nacerá, eso te lo juro. Y si es preciso, me la llevare fuera de Londrespara que la vean, los mejores medimagos-dijo Scorp

-¿Con que dinero?- pregunto Draco

-Con el dinero de mi herencia,que mi abuela Narcissa me dejo- dijo Scorpius

-¿Estas demente?- dijo Draco- esedinero, lo dejo tu abuela para tu futuro

-Rose y mi hijo
son mi futuro-dijo Scorp, fulminando con la mirada a Draco.

-Pues, haz lo que quieras- dijoDraco

Astoria miro de mala manera a sumarido.

-Mamá- dijo con voz entrecortada,Rose

-Mi bebé, yo te apoyare en todo-dijo Hermione, abrazando a Rose.

-Padre- dijo Rose

-Tú ya sabes, cual es mi opinión -dijo Ronald, dando la espalda.

-Tú ya sabes cuál es la mía- dijoRose- no cambiare de opinión, mi embarazo lo continuare.

-Entonces, ¿prefieres morir?- preguntoRon, mirando a la pelirroja.

-¿Tu
no harías lo mismo por Hugoy por mí?- dijo Rose

Ron le iba a contestar, pero prefiriómarcharse.

-No le hagas caso cariño, estatriste y nervioso- dijo Herms- enseguida vuelvo. - dijo la castaña, que se fuedonde su marido.

-Padre yo
- iba diciendo Scorp

-Si quieres utilizar el dinero,que te dejo tu abuela y malgastarlo- dijo Draco- ese es tú problema.

-Señor Malfoy- dijo Mcgonagall-Rose, va a ser la madre de su nieto

-Mi nieto ja- dijo Draco- eseniño debió haber sido de Rachel, una sangre limpia y pura.

-Pues eso, me vale bien poco-dijo Scor- yo amo a Rose.

-Entonces, haz lo que se te vengaen gana- dijo Draco, que se marcho.

-No se preocupen, me alegro que esténjuntos. Y gracias Rose- dijo la castaña

-Gracias, ¿Por qué?- pregunto lapelirroja

-Por hacer feliz a mi hijo yporque muy pronto, me convertiré en abuela. - dijo Astoria.

Y los tres se abrazaron.

Continuará

 

Enla casa de Ravenclaw

-Tamara, aquí tienes este vasocon agua- dijo Sam.

-Gracias- dijo Tamy.

-Dime, ¿Qué te ocurre?- dijo Sam

-Primero, quiero pedirte perdón
por alejarme de ustedes- dijo Tamara

-Tamy, ¿Qué ocurre?- pregunto Sam

Tamara respiro hondo y suspiro.

-Me enamore- dijo Tamara

-Que alegría, la pelinegra seenamoro- dijo Samantha - espera un segundo, no quieres que le diga a Rose, ¡Teenamoraste del rubio Scorp!

- ¿queeeeeeeeeeeeeeeeeeeee?-grito Tamara- ¿Cómo se te ocurre, pensar una cosa de esa magnitud?

-¿Entonces?- pregunto Sam

-En primer lugar, aclararte quenovios o pretendientes de amigas, están muertos para mí- dijo Tamara

-Ok, - dijo Sam

-Eso va por Scorpius y JamesSirius- dijo Tamara

-¿Qué rayos tiene que ver J.S?-pregunto Samantha

-No me hagas hablar, yo se quedesde que entraste a primero ese azabache te anda rondando, pero como es tanmujeriego, tú no querías darle ni la hora- dijo Tamara- hasta hace poco, quedecidiste darle una oportunidad.

Samantha palideció.

-En fin- dijo Tamara- me enamorede alguien que
definitivamente nunca me va a querer.

-¿De quién hablas?- pregunto Samantha

Tamara, respiro profundo.

-De Charlie Weasley, estoy enamoradade Charlie Weasley, el tío de la pelirroja- dijo Tamara

-¿Estas
enamorada
de mi tío?-dijo de pronto Rose, que entraba a la casa de Ravenclaw, tomada de la mano delrubio Scorp.

Samantha negaba con la cabeza,mientras Tamara palideció.

Enla casa de Slytherin

Rachel bajaba las escaleras a lasala común, no vio a nadie allí, tan solo la chimenea encendida. Cuando depronto, siente que alguien estaba detrás de ella. Asustada se da media vuelta,levanta su varita y se encuentra cara a cara con Draco Malfoy.

-Señor Malfoy
lo lamento, peroes que
me asusto- dijo Rachel

-No te preocupes, fue mi culpa -dijo Draco

-¿Qué necesita?- dijo Rachel

-Quiero que me ayudes- dijo Draco

-¿Exactamente, para qué?- preguntóRachel.

-El idiota de Scorpius, dejoembarazada a la sangre mestiza- dijo Draco

-Si ya lo sabía, me entere hoy
cuando los vi en el jardín- dijo Rachel- y no sabe cuánto la odio, por eso.

-Estupendo, entonces tú me podrásayudar- dijo Draco, sonriendo de lado.

-¿A qué?- pregunto Rachel

-¿Quieres
tener a mi hijo devuelta?- pregunto Draco

-Claro que si, usted sabe que amoa Scorpius- dijo Rachel

-Genial, entonces habrá que moveralgunas piezas- dijo Draco, sacando de su abrigo, una botella pequeña de colorrojo.

-¿Qué es eso?- pregunto Rachel

-Esto
es una poción, muy poderosa-dijo Draco- quien la bebe, muere de inmediato. - dijo Draco

Rachel, trago saliva.

-Tan solo necesitas, dos gotitas-dijo Draco.

-¿Usted quiere
que mate a Rose?-dijo Rachel

-No, claro que no- dijo Draco

-¿Entonces?- dijo Rachel

-Quiero que mates al hijo, queesa sangre podrida, lleva en su vientre- dijo Draco.

Rachel, lo miro y sonrió.

Continuará


Enla casa de Ravenclaw

-¿Te
gusta
mi tío?- preguntoRose

-mmmm, Rose yo
- iba diciendoTamara

 

-Rose, por favor deja que Tamara,te explique- dijo Samantha

-Rosita de mi alma, no te enojes-dijo Scorp

Rose, miro fijamente a Tamara.

-¿Te
gusta mío tío Charlie?-pregunto nuevamente la pelirroja

-Si Rose, yo no quería que losupieras porque sabía que te ibas a enojar- dijo Tamara- me gusta tú tío, desdemuy pequeña. Cuando lo conocí por primera vez en la madriguera y quiero que losepas por mí, por la amistad que tenemos.- dijo la pelinegra.

-¿Qué cosa?- pregunto Rose

-Hace algunos días, me anime adecirle
lo mucho que lo amo, que me
atreví a darle un beso.- dijo Tamara yRose abrió los ojos como platos- él no me correspondió al beso, tranquilapelirroja. Sé que él jamás, podrá corresponder a mis sentimientos, porque
meentere que se va a casar con la hija de Sirius Black- dijo Tamara, llorando.

-Lo siento- dijo Rose

-No te preocupes pelirroja,quiero a tu tío, pero sé
que entre él y yo no pasara nada- dijo la pelinegra,comenzando a llorar.

Rose, se soltó de la mano deScorpius, y se acerco con cuidado adonde estaba Tamara.

-¿Lo quieres mucho?- preguntoRose

-Demasiado- dijo Tamara- perocreo
que será mejor así, él no se enamoro de mí.

-Tamy, ¿por este motivo, tealejaste de nosotras?- pregunto la rubia

-Sí, sentía mucha vergüenza y ala vez envidia- dijo Tamara

-¿Vergüenza y envidia?- preguntoSamantha

-Sí vergüenza, porque sé que Rosese iba a molestar, al saber esto; y envidia, porque sé que ustedes dos soncorrespondidas en el amor- dijo Tamara- tú Rose, el rubio te ama, se nota aleguas; mientras tú Samantha, James Sirius está enamorado de ti, cada vez quepasas a su lado te queda viendo como embobado.

-Tamara yo
- iba diciendo Rose

-No digas nada pelirroja, mejorme voy a mi cuarto- dijo Tamara, subiendo las escaleras

-Espera- grito Rose

-No rosita, ella necesita estarsola- dijo Scorpius, tomando a la pelirroja de la muñeca

Enla casa de Slytherin, al día siguiente

-Rachel, ¿Qué traes?- preguntoSusan

-Nada, tan solo estoy
feliz-dijo Rachel, que traía el frasco que el día anterior, Draco le había dado.

-mmmm, ya veo- dijo Susan

-Oh, se me olvido algo- dijoRachel, dejando el frasco sobre la mesita y subiendo a su habitación

-¿Qué le pasa a Rachel?- dijoMichelle

-Creo que se le olvido algo en lahabitación- dijo Susan- ¿y esto, que es Michelle?

-Ah, es una poción para la tos. Mela dio ayer la enfermera, tiene sabor a frutilla, mi preferida- dijo Michelle

Pasaron unos minutos

-Hasta que al fin, bajas- dijoSusan

-Sí, miren es mi nuevo abrigo -dijo Rachel

-¿Vamos a desayunar?- dijo Susan

-ok- dijeron las otras dos.

Rachel, tomo el frasco que había dejadoencima de la mesa y lo guardo

Al llegar al gran comedor, Rachely sus amigas se sentaron en la mesa de las serpientes.

A los pocos minutos después,llego Rose junto a Scorpius y se sentaron en la mesa de las águilas. Muchos losquedaron mirando, pero a ellos dos les importaba bastante poco.

-Necesito que me cubras, Grum-dijo de pronto Rachel.

-¿Para qué?- pregunto Tedd

-Tan solo
cúbreme- dijo Rachel, ylos dos juntos se fueron donde las águilas.

-EMMM, ¿Qué tal?- preguntoRachel, a Rose y Scorpius que se estaban besando.

-¿Qué quieres, sanguijuela?-pregunto Scorpius

-Uhhhh, hermanito ¿acaso nopodemos saludar?- pregunto Tedd

-No, ustedes de seguro vienen amolestar- dijo Scorpius colocándose de pie. Rose se levanto y sujetó el brazodel rubio

-Déjame, Rose- dijo Scorpius

Mientras eso ocurría, Rachel lecolocaba dos gotitas de la poción al vaso de Rose.

-Ya Tedd, vámonos de acá- dijoRachel- Scorpius, ya no es el mismo.

Al llegar a la mesa de lasserpientes.

-¿Qué hiciste?- pregunto en unsusurro Tedd

-Ya lo veras- dijo Rachel, que comenzóa toser de una manera desenfrenada

-Al parecer, te has refriado-dijo Michelle- toma de esta poción, que me dio la enfermera ayer, te hará bien.

-Si gracias- dijo Rachel, que colocoun poco en su vaso y se lo tomo.

-Scorp, no me siento bien- dijoRose.

-¿Qué ocurre?- pregunto el rubio,

-Esta todo
dándome vuelta- dijoRose

-Tedd- dijo Rachel

-¿Qué te pasa?-pregunto Grum

Y Rachel, se desmayo

-Rose- dijo Scorp

Y rosita se desmayo.

Scorpius, tomo a la pelirroja en susbrazos y se la llevo de inmediato a la enfermería. De igual manera, Tedd conRachel.

Los primos Weasley, los amigos deRachel y Scorpius, esperaban afuera de la enfermería.

Pasaron unos minutos, y laenfermera junto a la directora, salieron de la enfermería.

-¿Qué paso?- pregunto Scorpius

Justo en esos momentos, lleganlos Weasley y Zabinni

-¿Qué ocurrió, Minerva?- preguntoHerms

-Lamento comunicarles, que una delas señoritas esta
muerta- dijo Minerva, con lágrimas en los ojos.

Continuará


Hola, les comunico que quiero hacer un maratón de tres historias. Pero ustedes deben elegirlas. Díganme, ¿que historias les gustaría, que yo hiciera un maratón?, eligan tres.

Saludos

nicki_malfoy




-Por favor Minerva, ¿Quiénmurió?- pregunto Herms, temiendo lo peor

Minerva, miro para todos lados yfijando su vista en una pareja.

-Lo siento, pero la señorita
Rachel Zabinni, acaba de fallecer- dijo Minerva.

Blaise quedo de piedra, mientrasPansy comenzó a cristalizarle sus ojos.

-NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO,mi hija- dijo Pansy, siendo abrazada por Blaise

-¿Cómo
sucedió?- pregunto Herms

-No lo sabemos aun, las señoritasMichelle y Susan además del señor Grum que estaban con ella, podrán decirnos odarnos algún alcance de lo que pudo ocurrir; pero eso será, cuando los tresmuchachos se tranquilicen- dijo Minerva- el medimago que esta allá adentro, lehará algunos exámenes para saber con exactitud, que pudo haber ocasionado sumuerte- dijo la directora.

-¿Y
Rose, como esta ella?-pregunto Scorpius

-No se preocupe, la señoritaWeasley sufrió un desmayo debido a su condición- dijo Minerva.- si gustanpueden entrar, está en la primera camilla.

Y aunque Ronald no quiso,entraron a ver a Rose; Ronald, Hermione y Scorpius.

-¿Cómo esta mi hija?- preguntoHerms, al medimago Louis

-Está bien, sufrió un desmayo porsu condición de su embarazo y de salud. Le acabo de hacer un examen y losresultados arrojaron que esta normal el índice de azúcar en su sangre y que eltratamiento con las vitaminas que le hemos dado, han mantenido tanto a ellacomo a su bebé en índices normales- dijo Louis.

 

-¿Ella sigue estando
en riesgo?-pregunto Ronald

-No le voy a mentir, si- dijoLouis- pero, al mantener estable su nivel de azúcar en la sangre, tambiénpodemos mantener estable a su hijo.

-¿Es tarde, para hacerle unaborto?- dijo el pelirrojo

-Ronald- dijo Herms

-Ni se atreva, a proponer algoasí- dijo Scorp

-Es mi hija, y aun es menor deedad- dijo Ronald- si quiero, ahora mismo me la llevo a San Mungo.

-Tú no te la llevas a ningunaparte, es también mi hija y confío en el medimago. Ambos se podrán salvar- dijoHerms

-¿Y qué pasa, si ella muere?-dijo Ronald

-Nosotros, no somos quienes paraquitarle la vida a alguien- dijo Herms- además le prometí, que estaría con ellaen sus decisiones.

Ronald, miro mal a Herms y envióuna mirada de odio a Scorpius.

-Cerrare las cortinas, vienen porel cuerpo de Rachel- dijo Louis.

-Quiero
despedirme de ella tío-dijo el rubio

Louis asintió.

-Enseguida vuelvo- dijo Scorp, aHerms

-Ve- dijo la castaña.

-¿Qué harán con su cuerpo?-pregunto Scorp, a su tío.

-Blaise y Pansy, dieron la autorizaciónpara practicarle la autopsia. Quieren encontrar los motivos y al culpable.

Scorp, dio un suspiro y antes quellegaran los Zabinni, se despidió de Rachel.

-Hasta siempre, Rachel. Que Merlínte de
un buen viaje- dijo Scorpius.

-Nos la llevaremos a San Mungo,para practicarle los estudios- dijo Louis a Blaise.

-Nosotros iremos con ustedes-dijo Zabinni.

-Sí, de acuerdo - dijo Louis.

-¿Qué ocurre, si descubren algo?-pregunto Pansy

-Si descubrimos algo extraño,tendremos que hacer partícipe a los aurores- dijo Louis.

Pansy dio un suspiro y Blaise asintió.

-Me iré con ellos- dijo Louis, aScorpius- Rose, despertará en cualquier momento, dejen que descanse un par dehoras y de ahí se la pueden llevar a su cuarto.

-De acuerdo- dijo Scorpius,entrando a donde estaba Rose con sus padres.

Mientras el cuerpo de Rachel, erasacado de la enfermería y desapareciendo junto a sus padres y Louis.

Grum que estaba en la puerta dela enfermería, se dio media vuelta y dirigiéndose donde estaba Rose.

-Te juro Rachel, que Rose Weasleypagara muy caro- dijo Tedd- ella debió haber muerto, no tú.

Continuará

Ya era de noche, y rosita aun seguíadescansando en la enfermería.

-Herms, no crees que es mejorllevarla a su cuarto, allí va a estar más tranquila- dijo Ronald

-Pero
- dijo Hermione

-Yo creo que el señor Weasleytiene razón, será más apropiado que ella despierte en su recamara, donde notendrá tanto alboroto- dijo la enfermera, al ver que habían varios jóvenes,tratando de mirar por la puerta de la enfermería.

-¿Y quién se quedara con ella,cuidándola?- pregunto Hermione

-Puedo, quedarme yo- dijodecidido, Scorpius

-No, claro que no- dijo Ronald

-Yo, la puedo cuidar- dijoMalfoy, levantando la voz

-Llevémosla, pero yo me quedo conella- dijo Ron

-Imposible- dijo Hermione,- tú,tienes trabajo que hacer en casa y es para mañana. Además, se ve que nuestrahija está mucho mejor, ya recobro el color de su piel. Lo mejor será
que lallevemos a su cuarto y allí descanse hasta mañana, además le podemos decir aSam o Tamy, que se queden con ella- dijo Herms

 

-De acuerdo- dijo Ronald, mirandoa Scorpius.

Y Scorpius giro los ojos, lemolestaba esa actitud de Ronald Weasley.

Ron y Herms, se la llevaron a surecamara y con mucho cuidado la acostaron en su cama. La enfermera les aseguro,que dormiría hasta el siguiente día. Y tanto Herms como Ronald, le pidieron aTamara y Samantha, que la cuidaran y luego desaparecieron.

Cuando Tamara iba a cerrar lapuerta de entrada a la casa de las águilas, alguien coloco el pie y la pelinegrase fijo que era Malfoy.

-Scorp, ¿Qué haces aquí, y allíescondido detrás de esas plantas?- dijo Tamara

-Me tuve que esconder, para quelos señores Weasley no me vieran, no quisieron que yo cuidara a rosita- dijo elrubio

-¿Quieres pasar?- preguntoSamantha, apareciendo por detrás de Tamara

-¿Puedo?- pregunto el rubio

-Obvio, si nosotras te dejamos y apúrateque no hay nadie- dijo Sam

-Gracias- dijo Scorpius

-Mira, por ahí puedes acceder al dormitoriode Rose- dijo Tamara.

-Sí, ya lo sé- dijo el rubio

-¿Cómo?- pregunto Sam, levantandolas cejas

-Oh, gracias- dijo Scorpius.

Scorpius, subió por las escalerashasta llegar al cuarto de Rose. (En la casa de Ravenclaw, no había hechizo enlas escaleras de las niñas).

Scorpius, llego al cuarto de lapelirroja y con mucho cuidado abrió la puerta.

-Pareces un ángel, mi bella rosa-dijo el rubio, acercándose a la cama de Rose.

-Yo me quedare esta noche,velando por tus sueños- dijo el rubio

Ya eran las 3:00 A.M cuando Rose comienzaa despertar, al abrir completamente sus ojos, pudo ver como un bello rubioplatinado, estaba durmiendo en el sillón que estaba a su lado.

Ella vio el reloj y se percato de la hora. Se puso de pie conmucho cuidado y tomo una frazada que tenía allí y tapo al rubio platinado.Cuando gira para volver a la cama, siente que alguien la abraza por la cinturay le da un beso en la mejilla

-Gracias a Merlín, has despertado-dijo Scorp

Rose se da vuelta y se encuentracara a cara con el rubio

-Esos labios, me vuelven loca-dijo Rose

-Esas pecas, me hacen perder lacompostura- dijo Scorp

-¿Scorp, que haces aquí y durmiendoen el sillón?- pregunto la pelirroja, tratando de no perder la compostura ycomerse esos labios que la volvían loca.

-Hoy en la mañana, sufriste undesmayo en la hora del desayuno- dijo Scorp

-Oh, ya lo recuerdo, luego queRachel fue a nuestra mesa- dijo Rose

Scorp no dijo nada, no quería queRosita supiera lo sucedido a Rachel, por lo menos esa noche.

-Scorp, ¿Qué ocurre?- preguntoRose, al ver la cara de Scorpius.

-Estoy feliz, eso es todo- dijoScorp

-Es tarde, quédate aquí- dijoRose

-Como la bella flor del jardín,quiera- dijo Scorp

Y ambos se acostaron y seabrazaron.

-¿Nuestro hijo
está bien?-pregunto Rose

-Sí, Louis te hizo unos exámenes yencontró que todo está ok- dijo Scorpius.

-Gracias a Merlín- dijo Rose, pegándosemás al cuerpo de Scorpius.

Luego de unos minutos.

-Scorp, tengo hambre- dijo Rose, mirandofijamente a Scorpius

-Tengo hambre- volvió a decir lapelirroja

-Rose ya va a amanecer, espera unpar de horas- dijo Scorp, tratando de dormir.

La pelirroja, se puso de pie ycruzo los brazos.

-Rose, pecas- dijo Scorp

 

-Tengo hambre, tengo hambre,tengo hambre- decía Rose

-Ok, ok- dijo Scorpius- ¿Qué quierescomer?

-Chocolate- dijo Rose, con unasonrisa- no pongas esa cara, es tu hijo él que quiere comer y recuerda que nohe comido durante todo el día.

-Está bien, déjame ver si tengo acáen mi túnica- dijo Scorpius y buscando, encontró dos barras de chocolate.

-Que suerte, Albus me las dio-dijo Scorp, con una sonrisa.

-Qué bueno, que se lleven mejor-dijo Rose y Scorpius asintió.

Y comenzaron a comer, el rubiotambién tenía hambre.

-Scorp, déjame limpiarte tu boca,tienes chocolate- dijo Rose

-No hay servilleta- dijo el rubio

-Eso no importa- dijo Rose,besando delicadamente los labios de Scorpius.- así es mucho mejor, sacarte elchocolate.

Y ambos volvieron a besarse.

Continuará

Al día siguiente, Scorpiusdespertó y se dio cuenta que se había quedado dormido, abrazado a su rosa másbella. Ella se veía hermosa, con su pelo rojizo como el fuego y esas pecas quelo hacían volver loco.

Se puso de pie y se fue a dar unaducha, sin que la pelirroja despertara. Al salir se percato que Rose ya estabadespierta y sentada en la cama.

-Rosita, no quería despertarte-dijo Scorpius

-Si gracias, por ser tanconsiderado- dijo Rose.

-¿Cómo te sientes?- pregunto Scorpius,con una sonrisa.

-Me siento de maravilla- dijoRose y acercándose a Scorp, le dio un lindo beso de buenos días.

-Qué hermoso despertar- dijoScorp, con una sonrisa y mirando el reloj, se dio cuenta que eran las 7:10 A.M.

-Mejor me voy, no quiero que losdemás piensen mal de ti y que vayan a decirle a la directora- dijo Scorpius

-Qué lindo, gracias- dijo Rose-me voy a bañar y nos vemos en el comedor- dijo Rose.

Scorpius se despidió de su bellarosa y salió sigilosamente de la habitación de la pelirroja. Pero cuando iballegando a la puerta principal, sintió que alguien le toco el hombro.

-Asique, te quedaste cuidando ala pelirroja- dijo Sam, que aguantaba la risa.

-mmmmmm, si- dijo Scorpius, untanto nervioso.

-De acuerdo, ¿y como esta?-pregunto Sam

-Está mejor, ahora se estábañando- dijo Scorpius

-OK- dijo Sam- es mejor que tevayas, antes que alguien baje y se den cuenta que estas acá.

-Sí, gracias- dijo Scorpius.

Y Sam, luego que el rubio sefuera, no aguanto más y comenzó a reír.

Enla casa de los Potter- Weasley

-Buenos días, Ginny- dijo Harry,bajando las escaleras y entrando a la cocina donde estaba su esposa, terminandode preparar el desayuno.

-Buenos días - dijo Ginny, con lavoz entrecortada, se notaba que había estado llorando.

-¿Cómo está Lily?- pregunto Harry,sentándose en una silla.

-Igual, hace una semana que latrajimos y no me dice nada- dijo Ginny.

Harry se tapo la cara.

-¿Qué hicimos mal?- dijo Ginny,mirando a su esposo

Harry la miro, le encantaba esosojos color marrón, pero que ahora estaban nublados.

-¿Qué hicimos de mal, Harry?, ¿Porqué, Liliana se comporta de esa manera?- dijo la pelirroja

-No sé, a lo mejor es mi culpa-dijo el azabache- debí ser más duro con ella, implantarles castigos
como lo hacíacon James y Albus.

Ginny, le tomo la mano a sumarido.

-Ahora, lo que más me preocupa yme enerva la sangre es
pensar que nuestra hija de tan solo 14 años, haya quedadoembarazada- dijo Harry

 

-Y lo peor de todo, que
aborto-dijo Ginny

-Si tan solo, hubiera confiado ennosotros- dijo Harry- ¿Hablaste con el medimago?

-Ayer fui a San Mungo para hablarcon Louis Greengrass, pero estaba ocupado. Ayer
murió Rachel Zabinni- dijoGinny

-¿Rachel
Zabinni?, ¿La hija deBlaise y Pansy?- dijo Harry

-Sí, no se sabe cómo, pero Louisestaba haciendo algunos estudios para determinar de que murió- dijo Ginny

Harry no dijo nada y volvió atomar asiento.

-Voy a ir hoy, pero no quierodejar sola a Liliana- dijo Ginny- ayer se pudo quedar mi madre, pero hoy no podrávenir, tiene que cuidar al hijo de Victorie y Teddy.

-Anda, yo me quedo con ella- dijoHarry

-¿Pero
y tu trabajo? - pregunto Ginny

-Hoy lo hare desde acá- dijoHarry, que tomo la cara de su esposa y le dio un tierno beso.

-Harry, ¿Quién crees que hayasido
el que embarazo a Liliana?- pregunto Ginny

-Ni idea, creo que hablare conAlbus y James, a lo mejor ellos puedan darnos algún indicio, de quien pudohaber sido- dijo el azabache

-Harry, abrázame muy fuerte- dijoGinny

Enel colegio de Howgarts

Scorpius, estaba esperando a supelirroja en la puerta del gran comedor, como habían quedado.

Ya eran las 7:45 a.m, y teníamucha hambre. Cuando ve venir a la pelirroja, junto a sus dos amigas.

-Pecas, te extrañe- dijo Scorpius,abrazando a Rose

-Pero, si nos vimos hace menos deuna hora- dijo Rose, al rubio.

-Es que para mí fue, como sihubiera pasado años - dijo Scor

-Que romántico- dijo Tamara,dando un suspiro.

-¿Qué es tan romántico?- preguntode pronto Albus, que iba tomado de la mano de su novia Alice.

-El amor- dijo Sam.

-Estar enamorado, es lo mejor quehay en el mundo- dijo de pronto James, tomando por la cintura a Sam

-¿No me digas, que andas con mihermano?- pregunto Albus, un tanto desconcertado a Sam.

-Pues, si- dijo la rubia- desdehace dos días, ya somos novios.

-Mi más sentido pésame- dijoAlbus, mirando a la rubia.

-Oye- dijo James un tantoofendido, pero luego le dirigió una sonrisa a su hermano.

-Hola, Tamara- dijo Enrique, acercándosea la pelinegra, pero esta se puso al otro lado de Sam.

-Miren, a quienes encontré por aquí-dijo Tedd Grum, que venía con todos sus "amigos".

-¿Qué quieres, Grum?- dijo Scorp,mirándolo con repugnancia.

-¿Esa, es la manera que tienes detratar a tus viejos amigos?- dijo Tedd

-Déjanos tranquilos- dijo Albus

-Tan solo vine, para saber cómoestaba Rose- dijo Tedd Free porn comics

-¿Qué te importa?- dijo Tamara

-Me importa y mucho, quiero saberque paso ayer- dijo Tedd, enojado

-¿Qué
paso, de qué?- preguntoRose, que estaba abrazada a Scorpius y miraba para todos lados.

-¿Estas
embarazada?- preguntoTedd, mirando a Rose

-Eso, no es de tu incumbencia-dijo Alice.

-Mira pequeña Longbottom, contigono estoy hablando- dijo Tedd, mirándola con odio.

Albus, la coloco detrás de él,para que no siguiera mirando; lo mismo hizo Scorpius con rosita.

-Mira Rose Weasley, ayer
- dijoTedd

-Ni se te ocurra- dijo Tamara.

-¿Qué ocurrió ayer?- volvió apreguntar Rose, mirando a Scorpius.

 

-¿Rose, en todo este rato no tehas preguntado porque no aparece Rachel?- dijo Tedd.

-¿Qué paso?- pregunto Rose

-Ayer
murió Rachel- dijoScorpius, abrazando a su pelirroja.

-¿Murió, pero
como?- dijo Rose,sin poder creerlo.

-Mi tío, lo está averiguando-dijo Scorp

-¿Y porque
no me lo dijiste?-pregunto Rose.

-Creí, que sería lo mejor- dijoScorpius, mirando el vientre de Rose.

-Gracias, por preocuparte por mi-dijo Rose, dándole un beso a Scorpius.

-Ya basta de cursilerías- dijoTedd, mirando con odio a Rose y Scorpius.

-Escuchen bien, lo que les voy adecir- dijo Tedd- si se averigua que la muerte de Rachel fue provocada, yomismo me encargare de que el culpable pague.- y dio media vuelta y se fue junto a todos sus "amigos"

-¿La mataron?- pregunto Rose

-Aun no se sabe, lascircunstancias exactas- dijo Scorp y abrazo a Rose.

Continuará

Enla casa de los Potter- Weasley

-Gracias Louis, por venir deinmediato- dijo Ginny, al ver al medimago

-No se preocupe, me dijo que eraurgente y aquí estoy- dijo Louis

-Gracias- dijo Harry

-¿Cómo esta?- pregunto elmedimago

-Allí esta, encerrada en suhabitación, no quiere comer, ni siquiera quiere salir al jardín- dijo Harry

-Iré a verla, por favoracompáñenme- dijo Louis.

-Hija, ¿se puede?- pregunto Ginny,golpeando la puerta del dormitorio.

-Pasa- dijo una voz desde adentro

Al entrar, vieron a una niñatirada en su cama, parecía como si estuviera durmiendo.

-Liliana, ha venido alguien averte- dijo Harry

-No quiero ver a nadie- dijoLiliana

-Lily, es por tu bien. No hascomido, ni siquiera has salido al jardín- dijo Ginny

-¿Y eso qué?- dijo Lily, con untono de desprecio.

-Hola Liliana- dijo Louis, acercándosedonde estaba Lily.

-Scorpius, viniste a verme- dijoLiliana, colocándose de pie y abrazando al medimago- Has dejado a Rose, lo sabíaesa estúpida nunca, te hará feliz.

Ginny y Harry, la miraban conpena y dolor.

-Lily, me llamo Louis Greengrass-dijo el medimago

-No te preocupes, sé que es tudisfraz para que nadie te reconozca- dijo Lily, con la mirada perdida.

-Mira escucha, mis padres están cerca,sigue utilizando la poción multijugos- dijo Lily.

-Si no te preocupes, la seguiréutilizando- dijo Louis, con una sonrisa- siéntate aquí.

-Es bueno verte aquí, la estúpidade Rose de seguro que cuando sepa, ardera en llamas- dijo Lily, con unacarcajada.

Ginny y Harry, la miraron tristes.

-Lily, ¿Cómo te has sentido?- preguntoLouis, tomando el pulso y su nivel del corazón.

-Ahora que te veo
mucho mejor-dijo Lily

-Lily, recuéstate- dijo Louis

Comenzó a hacerle una serie de exámenesy saco un poco de sangre.

-Lily, me tengo que ir
- dijoLouis.

-No te vayas, si es por la estúpidade mi prima, no tiene porque saber que te quedaras conmigo- dijo Lily

-Regresare mañana, te lo prometo -dijo Louis- ahora, quédate dormida.

-Louis, ¿Qué tiene mi hija?- preguntoHarry

-Vamos abajo, y les explicare- dijoLouis.

Los tres bajaron las escaleras yen el recibidor, Louis se dirigió a los Potter.

-¿Cómo esta?- pregunto Ginny

-No puedo darles una diagnosticoclaro, hasta después de los resultados de los exámenes, pero al parecer sucerebro no reacciona como es debido y dice que ve a Scorpius o lo confunde conotras personas.

 

-Sobre el aborto
¿Cómo esta?-dijoGinny, con la voz entrecortada.

-La he podido revisar, eldescanso y los medicamentos han dado resultado; pero es muy pronto para decirlo
,es probable
que no pueda volver a quedar embarazada. - dijo Louis.

-¿Fue muy grave el daño?- preguntoHarry

-Al parecer si, mañana vendré conuna maquina especial y todo el equipo necesario, para evaluar ese tema y asídarles a ustedes, un mejor diagnostico. Sobre el otro tema, hare que tenganpronto los resultados de sangre y los resultados de los exámenes que acabo depracticarle, pero
les voy a recomendar una psicóloga mágica, ella esespecialista en estos temas- dijo Louis.

-¿Está
loca?- pregunto Harry

-Yo no soy experto en este tema,por eso voy a pedir a una colega que venga y ella de su opinión- dijo Louis -seguramenteles dirá, los pasos a seguir.

-Louis, ¿es cierto que RachelZabinni
murió?- pregunto Harry

-Sí, hace ya dos días- dijoLouis- Harry, es muy probable que Rachel muriera por veneno, y si se compruebaque hubo terceras personas involucradas, los Zabinni tal vez pidan justicia.

-Yo, no tengo nada que ver coneso- dijo Harry

-Lo sé- dijo Louis. - Iré ahora aver a Rose.

-¿Cómo esta ella?- pregunto Ginny

-Ella está bien, su embarazo estáen orden. Pero claro, hay que seguir con su tratamiento y Scorpius la hacuidado de día y de noche- dijo Louis

-Ya me imagino, como estará Ron-dijo Harry

Ginny dio un suspiro y sonrió.

-Hasta mañana, entonces- dijoLouis

-Yo iré al colegio, quiero hablarcon Albus y James, ¿no te importa quedarte sola con Lily?- pregunto Harry

-Anda tranquilo, estaré bien-dijo Ginny, dándole un beso a su marido.

-Adiós y cualquier cosa, me envías un patronus- dijo Harry, que se despidióde su esposa y desapareció, seguido por Louis.

Pero desde las escaleras, unamuchacha estaba escuchando toda la conversación y sus ojos se llenaron de rabiay odio.

Continuará

-Profesora Mcgonagall- dijo elprofesor Neville- acá están Albus y James Potter.

-Hágalos pasar- dijo Minerva

-Profesora, si nos mando llamarpor el espejo y los vidrios quebrados, déjeme decirle
que fue sin querer- dijoJames, con cara de borrego a medio morir.

-No se preocupe Señor Potter, hepedido que venga junto a su hermano, porque su padre quiere hablar conustedes.- dijo Minerva

-Ohhh, entiendo- dijo James y Albus rodo los ojos.

-Pero
déjeme decirle, queevaluare los daños y tendrá su castigo- dijo Minerva

-jakajaajakaja, eso te pasa portener boca de buzón- dijo Albus, que recibió un puñetazo de James.

-Ya muchachos, basta los dos-dijo Harry

-Lo dejare solo con sus hijos,mientras
iré a ver el desastre que dejo el señor Potter- dijo Minerva, saliendo de suoficina

-Abra algún día, en que dejes dehacer travesuras, ya vas en séptimo año, James Sirius- dijo Harry

-Lo siento- dijo James

-Bien, pero yo no vine para ver osaber sobre tus travesuras- dijo Harry- vengo hablar con ustedes dos
porquequiero saber, quien embarazo a su hermana.

-¿Saben si ella anduvo conalguien?- pregunto Harry

 

-La verdad no, tú sabes que ellay yo somos como el agua y el aceite, jamás nos llevamos bien- dijo Albus

-Padre, sabes que aunque tratabade cuidar a Lily, y aunque cuando éramos pequeños nos llevábamos relativamentebien, en este último tiempo no fue así- dijo James

-¿O sea, que ustedes no saben siestuvo de novia o salía con alguien?- pregunto Harry

-Lo siento padre, sabemos que esofue lo que nos pediste, que la vigiláramos y cuidáramos, pero fue complejo, ademásdel carácter que tiene- dijo James

-No fue culpa de ninguno deustedes dos, al contrario
fue culpa mía, por
permitirle muchas cosas- dijo elazabache, tomando asiento.

-¿Cómo esta ella?- preguntoAlbus, acercándose a su progenitor.

-Está en su cuarto, no quierecomer ni salir. Hoy la fue a ver Louis Greengrass, el medimago que atiende aRose, lo confundió con Scorpius.- dijo Harry - la evaluara una medimaga, una psicóloga.

-¿Esta
loca?- pregunto James

-No, tan solo que la evaluaranpara ayudarla- dijo Harry- necesito
que ustedes dos me ayuden, quiero ynecesito saber
quien embarazo a Lily.

-¿Y como esta de "eso"?- preguntoAlbus

-La evaluaran - dijo Harry, quele salían unas lagrimas.

Enla casa de Ravenclaw

-Rose debes comer- dijo Samanta,que le llevo una sopa de pollo, ya que se había negado bajar al comedor. Noaguantaba las miradas de los Slytherin, aunque Scorpius estaba siempre a sulado, ella se sentía indefensa.

-No es tú culpa pelirroja- dijoTamy, haciéndole cariño en su cabello.

-Sí lo es, por mi culpa Rachel murió-dijo Rose

-¿Qué dices?- pregunto Sam

-Ella era feliz estando al ladode Scorpius, pero yo me metí al medio y ella entonces no lo pudo soportar- dijoRose.

-Que estupideces estás diciendo. Empezando,como puedes defender la actitud de una persona, que estando viva, te hizo lavida de cuadritos. Segundo, tú no te interpusiste, Scorp te eligió a ti yaunque al principio te haya engañado, él te ama, se nota cada vez que estácontigo. - dijo Sam - y finalmente, cada uno elige su destino y la ruta quesigue para cumplirlo.

-Rose, no fue tu culpa- dijoTamy- lo que le ocurrió fue un accidente.

-Sí pero ella, se volvió asíporque Scorpius decidió estar conmigo- dijo Rose, llorando.

Hace una hora, la directoraMcgonagall y todo el colegio, sabían que los análisis practicados a Rachel, dieroncomo resultado que había ingerido veneno. Aunque no encontraron rastros deterceros, han supuesto que ella lo ingirió como una manera de quitarse la vidao por un accidente.

-No es tu culpa pelirroja, ellaseguramente por un descuido ingirió el veneno - dijo Tamara

-Ahora come, o te haremos comer ala fuerza y tú sabes
que soy capaz- dijo Sam.

-¿Cómo esta Rose?- preguntoRoxanna, que estaba en la sala común de Ravenclaw, esperando noticias.

-Allá esta
al menos comió algo-dijo Tamy, que iba bajando las escaleras.

-Esta triste, y se echa la culpade la muerte de Rachel- dijo Sam

-¿Cómo, pero porque?- dijoScorpius, que estaba esperando junto Roxanna.

-Porque piensa, que Rachel sequito la vida, porque ella se interpuso en tu relación con Zabinni. Y si ellano se hubiera interpuesto, nada de esto
hubiera sucedido - dijo Tamara

 

-Pero eso no es verdad, yo meequivoque al principio, pero yo elegí a Rose- dijo Scorpius. - Y no es su culpaque Zabinni, nunca haya aceptado eso.

-Si quieres, sube y habla conella- dijo Sam

-Sí, gracias- dijo Scorpius, que subióhasta la habitación de Rose y entrando se dio cuenta que ella estaba mirandopor la ventana.

-Rosita- dijo Scorpius, abrazándolapor la cintura- yo te amo a ti y no quiero que pienses que esto que sucedió, fuetu culpa.

-Grum, me dijo que todo fue pormi culpa, que si yo no me hubiera entrometido entre ustedes, ahora ella estaríaviva- dijo Rose, llorando.

-No le hagas caso- dijo Scorp

-Scorp, ¿Tu eres feliz conmigo ote hubiese gustado estar ahora con Rachel?- pregunto Rose

-Claro que no, te amo a ti anadie más que a ti- dijo Scorpius- escúchame, al principio
fui un tonto pordejarme engatusar por una estúpida apuesta, pero mientras te iba conociendo meenamore de ti, de tus ojos, tu sonrisa, tu cuerpo, tu manera de ser, lo bellaque te colocas cuando te sonrojas- dijo Scorp, sonriendo - me fui enamorando deti, día a día y no me arrepiento de lo que hicimos aquella noche, porque fueuna entrega total. Lo que si me arrepiento fue haberte hecho daño. Esa noche,concebimos al ser que cambiara nuestra vida, al fruto de un bello amor.

-Mi rubio hermoso- dijo Rose, conuna sonrisa.

-Te juro, que nunca nadie te harádaño- dijo Scorp, abrazando a la pelirroja.

-Te juro, que luchare por nuestroamor- dijo Rose.

Y se fundieron en un tierno beso.

Continuará

Enla casa de los Potter- Weasley

-Lily hija, te traigo un poco decomida - dijo Ginny- ¿Puedo pasar?

-Sí, de igual manera vas aentrar- dijo una voz del otro lado de la puerta.

Ginny, entro a la pieza y vio asu hija sentada en la cama.

-Mira, te traje lo que más tegusta, pollo al jugo con puré- dijo Ginny

-Gracias, déjalo ahí- dijo Lily

Ginny dio un suspiro y dejandola bandeja encima de la mesa, se dirigióal escritorio.

-¿Te gustaría que te leyera uncuento, como cuando eras niña?- dijo la pelirroja

-No, gracias- dijo Lily, con tonocortante.

-Lily, sé que a lo mejor piensasque nadie te puede comprender o querer, pero no es así- dijo Ginny

-¿Tú, me quieres?- pregunto Lily,mirando atentamente a su madre

-Claro que si, tu padre y tushermanos también te quieren. Tus primos, abuelos, tíos, todos te quieren y estánpreocupados
por tu actitud- dijo Ginny

-¿Y Scorpius?- pregunto Lily- ¿Éltambién, me quiere?

-Lily
estoy segura que él teaprecia, pero
él está con Rose- dijo Ginny- él ama a Rose.

-No, eso es mentira - grito Lily,mirando a Ginny con rabia.- Scorpius me quiere a mí, solamente a mí.

-Liliana Potter, contrólate- dijoGinny, que miraba a su hija- Tú sabes que eso no es verdad, él está con Rose.

-Esta con ella, por lastima- dijoLily

-Liliana contrólate- dijo Ginny,que ya estaba furiosa.

-No quiero- dijo Lily, tirandolejos la bandeja de comida.

-Liliana Luna Potter Weasley-dijo Ginny.

-Sabes, lo que deseo ahora- dijoLily, mirando a su madre

-¿Qué cosa?- pregunto Ginny

-Desearía ser Rose, desearía queel hijo que ella está esperando fuera mío, desearía tener a Scorpius a mi ladoy entre mis sábanas- grito Lily

 

Ginny, no aguanto más y le pegouna cachetada.

-Tienes apenas 14 años y hablascomo una cualquiera- grito Ginny.

-¿Eso es lo que piensas, verdad?-dijo Lily- Entonces, Rose también es una cualquiera, se embarazo a los 15 años.

-Traeré, algo para limpiar- dijoGinny.

-Pues no soy tan virgen, o se teolvida que ya estuve embarazada- dijo Lily.

-Liliana, por lo que más quieras,¿Quién era el padre de ese bebé?, dímelo- dijo Ginny.

-Sabes, si hubiera sido de Scorp,jamás lo hubiese abortado. Yo no quería a un mocoso que engendre, por una estúpidanoche se sexo- dijo Lily.

Ginebra le volvió a pegar unacachetada, y se fue de allí.

-Ojala que se muera, Rose y su estúpidobebé- dijo Lily, con rabia en sus ojos.

EnHowgarts

-No te parece increíble, yatienes seis meses de embarazo, Rose- dijo Samantha

-Sí y parezco piñata - dijo lapelirroja

-Es normal, en tu estado- dijoSam

-Miren, lo que les traigo- dijo Tamy,que llegaba con una bandeja llena de galletas.

-¿De qué estaban hablando?-pregunto Tamara.

-Sobre lo enorme que estoy- dijoRose

-jajkajakajkaja, estas normal entu estado- dijo Tamara- y te ves preciosa.

-Eso mismo le dije yo- dijoSamantha

-Oigan, ya tienes seis meses Rose
-dijo Tamara

-¿Si y eso qué?- pregunto Rose

-Podríamos hacerte
un baby shower-dijo Tamara

-Sí, estupenda idea - dijo Sam

-¿Ustedes creen?- pregunto Rose

-Pues claro que si- dijo Samantha

-Pero dudo mucho, que nos dejenhacer la fiesta aquí- dijo Rose

-¿Podemos preguntarle a Minnie,si podemos ir el fin de semana a la madriguera, y allí hacer la fiesta?- dijoSamantha

-¿En la madriguera?- preguntoRose

-Sí, allá puede ir toda tufamilia- dijo Tamara

-Venga, vamos a preguntarle- dijoSam

-¿Ustedes creen, que nos darápermiso?- dijo Rose

-Nada perdemos con intentarlo-dijo Samantha

Las tres se dirigieron aldespacho de Minnie, pero cuando iban a decir la contraseña, se dieron cuentaque venía junto al profesor Longbottom.

-Minnie
digo, directoraMcgonagall, queríamos hablar con usted- dijo Tamara

-Díganme- dijo Minerva.

-Queríamos preguntarle, ¿si estefin de semana, podríamos ir a la madriguera, es que queremos celebrar el babyshower de Rose?- dijo Samantha

-Es una manera, para que lapelirroja se distraiga- dijo Tamara

-Entiendo- dijo Minerva, con unasonrisa- y me alegra saber, que tiene tan buenas amigas como ustedes dos.

Rose, miro a su amigas y les sonrió.

-Perfecto, pueden ir. Creo que ademáslas primas y primos Weasley, tambien deberían ir- dijo Minerva - y por supuestoel señor Malfoy.

-Siiii, les avisaremos deinmediato - dijo Samantha

-Gracias, profesora- dijo Tamara

-Gracias Minnie- dijo Rose, quese notaba un poco, pálida.

Y las tres muchachas se fueron.

-Minerva, es idea mía o Rose esta
más pálida- dijo Neville

-Me temo, y espero que meequivoque, que su tratamiento no esté dando resultado- dijo Minerva.

-Chicos- dijo Samantha- llegandoal jardín, donde estaban los primos Weasley junto a Scorp, aunque Hugo lomiraba de reojo, aun no confiaba en él.

-¿Qué ocurre?- dijo Albus, queestaba al lado de Alice.

 

-Este fin de semana, nos vamos ala madriguera- dijo Sam

-¿Y para qué?- pregunto Alice

-Para celebrar, el baby shower deRose- dijo Tamara, que venía junto a Rose.

-¿Qué es eso?- pregunto Scorp.

-Es la fiesta para celebrar lallegada del bebé- dijo Samantha, con tono como si fuera de lo más obvio.

-Lo siento- dijo Scorp, que tomoa Rose y la sento con cuidado a su lado.

-Debemos enviar una carta a miabuela Molly- dijo Rose

-Yo lo escribiré - dijo Samantha

-Y a todos los demás, para que esténenterados y vayan a la fiesta- dijo Roxanna.

-¿Te sientes bien?- preguntoScorpius, mirando a la pelirroja.

-La verdad
es que no mucho- dijoRose, que su tono de piel parecía transparente.

-Estas muy
pálida- dijo James, acercándosea su prima.

-Mejor, te llevo a tu dormitorio-dijo Scorpius.

-Sí, gracias- dijo Rose.

-Rosita, mejor que descanses-dijo Albus.

-Vamos Rose, con cuidado- dijoScorpius

-Tengo miedo, James- dijo Samantha

-Yo también, rubia- dijo James,con lágrimas en los ojos.

-Rose, no se ve muy bien- dijoAlice, al oído de Albus

-Alice, tengo miedo que Rose esteempeorando y que el tratamiento no esté dando resultado- dijo Albus

-Chicos, - dijo Tamara - ¿ustedescreen que Rose
que ella
muera?

-No digas eso- dijo Sam- la pelirrojase salvara, ya lo veras- y se aferro a James.

Enla habitación de Ravenclaw

-Llamare a mi tío- dijo Scorpius

-Scorp, ya me siento mejor- dijoRose, tratando se parecer normal.

-De todas formas, le enviare unpatronus- dijo Scorp- que conjuro su patronus, en forma de hurón.

-Scorp, si ya lo enviaste, ven aquí-dijo Rose.

Scorp, se acostó a su lado,mientras le hacía cariño a su cabello.

-Scorp, tú sabes que lo que tengo
es muy peligroso- dijo Rose

-Shhhh, no hables- dijo el rubio

-Scorp, siento que cada día queme estoy apagando mas- dijo Rose

-Rose estas cansada, solamenteeso- dijo Scorp

-Scorp, cuando llegue el momento
elígelo a él- dijo Rose

-¿De qué hablas?- pregunto Scorp

-Elige a nuestro hijo- dijo Rose.

-No será necesario Rose, ambos sesalvaran- dijo el rubio

-Prométeme que lo elegirás a él yque
- Rose, trago saliva - además prométeme, que seguirás con tu vida, que teenamoraras de nuevo y formaras una familia- dijo Rose.

-No
puedo prometerte eso, losiento- dijo Scorpius, llorando.

-Scorp
- dijo Rose

-Lo siento pelirroja- dijo Scorp.

Y los dos se acostaron, esperandoa que llegara Louis.

Continuará

-Aquí estoy, Rose- dijo Louis,entrando a la habitación de Rose.

-¿Por qué tardaste tanto?- dijoScorp.

-Lo lamento, me tuve queescabullir de la profesora Minerva. Supuse, que habías enviado el patronus, sinsu autorización- dijo Louis, mirando a su sobrino.

-Pues, claro- dijo Scorpius, queno se despegaba ni un solo instante de Rose.

-Tus amigas me dejaron entrar- dijo Louis a Rose y esta sonrió.

-Bien, déjame solo con Rose- dijoLouis

-No, yo soy el padre del hijo deRose- dijo Scorpius, mirando atentamente a Louis.

-No te enojes, está bien quédate-dijo Louis.

-Scorp, mi bello rubio- dijo Rose,tomando la mano de Scorpius.

 

-Haber Rose, estas muy pálida. Tussignos vitales están en orden, el pulso igual, los ojos están con poco brillo. Desabróchatela blusa, quiero escuchar tu corazón- dijo Louis.

Pero Rose, estaba un poco débil.

-No te preocupes, lo hare yo-dijo Louis, acercándose a la pelirroja y tomando el primer botón.

-Suelta, lo hare yo- dijoScorpius, frunciendo el ceño- soy el único, que lo puedo hacer.

Rose sonrió.

-Si te provoca tantos celossobrino que yo venga, ¿Por qué me llamaste?- dijo Louis.

-Porque eres su medimago, no mequeda de otra- dijo Scorpius- pero esto, tan solo lo toco yo.

Louis rodo los ojos y Rose sonrió.

-Tus latidos están un poco débil-dijo Louis, frunciendo el ceño- creo que lo mejor será, es que tomes reposo.Minerva me ha propuesto, enviarte con reposo a tu casa- dijo Louis.

-No, déjame aquí- dijo Rose

-Pero
- iba diciendo Louis.

-Si me mandan a casa, no podrever a Scorpius- dijo la pelirroja, que se aferro como lapa al rubio.

Louis suspiro. Se veían hermososlos dos juntos y abrazados, aunque Louis por un segundo se imagino que estabaél, en el lugar de Scorp.

-Está bien- dijo el medimago,volviendo a la realidad.

-Este fin de semana, me harán mibaby shower, ¿podre ir cierto?- dijo Rose

-Iras de todas maneras- dijoLouis, sonriendo.

Y Rose asintió.

-Con una sola condición- dijoLouis, y Rose lo miro. -Si te cansas o te sientes débil, inmediatamente a lacama.

Rose, asintió feliz.

En los pasillos de Howgarts, ibancaminando el tío y el sobrino, luego de dejar a Rose durmiendo.

-Rose, necesita descanso- dijoLouis- procura
que no se canse mucho.

-Lo hare- dijo Scorpius

-Scorp, otra cosa
Yo nunca me fijaríaen ella, eres mi sobrino y ella para mí es
eso una sobrina- dijo Louis.

-Gracias, agradezco que laconsideres como una sobrina- dijo Scorpius.

Y ambos se dieron un abrazo.

Louis, al llegar a su consultoriose hecho en el sillón y mirando al cielo, se quedo unos minutos así.

-¡Por Merlín
no puedo dejar depensar en Rose!- dijo Louis, negando con la cabeza.

-Es la novia de mi sobrino y vana tener un hijo, no puedo, no puedo- decía Louis, a cada rato.

Enla madriguera, luego de unos días.

-¿Cómo te sientes querida?-pregunto la abuela Molly

-Bien, abuela- dijo Rose, con unasonrisa. Iba de la mano con Scorpius.

-¿Te gusta como quedo todo?- dijoFleur.

-Gracias tía, todo está hermoso-dijo Rose

-Lo hemos colocado todo enblanco, amarillo y verde- dijo Hermione

-Son colores más neutrales, yaque aun no sabemos si será niño o niña- dijo Victorie

Rose suspiro y sonrió.

-¿Y mi padre?- pregunto Rose

-Enseguida viene- dijo Harryentrando a la casa.

-Ahijada, estas enorme- dijoHarry

-Harry- dijo Hermione, golpeándoloen el hombro

-No te preocupes madre, sé queparezco una pelota de basquetball- dijo Rose, riendo.

-Pero aun así, todos te queremos-dijo Scorp, dándole un tierno beso en los labios.

-cof, cof, cof- comenzó a toserRonald

-Señor- dijo Scorp, tendiéndole lamano al pelirrojo, pero este no se la devolvió.

-Qué linda quedo la casa- dijoLuna, cambiando de tema, ya que el ambiente se había puesto muy tenso.

 

-Si, así es Luna- dijo Ronald,que dio media vuelta y se marcho.

-No te preocupes- dijo Harry

-¿Y tía Ginny?- dijo Rose

-Allá afuera, ayudando a tu tíaAngelina- dijo Hermione

-Ohhhh, entiendo- dijo Rose

-Rose, ven debes tomar tumedicina- dijo Scorpius. Acción que Ronald no le gusto y prefirió salir de lacasa. Harry se percato y fue tras él.

-¿Qué te ocurre, Ronald?- dijoHarry

-Me duele verla así, todo esto espor culpa de ese Escorpión- dijo Ronald, llorando y sentándose al lado de un parrónde uva.

-¿Por qué dices eso?- preguntoHarry

-Porque, ese infeliz la embarazoy ahora mi princesita, debe cargar con "eso"- dijo Ronald.

-¿Supongo que con "eso", no terefieres a tu nieto?- dijo Harry

-Pues, te equivocas. No quiero aese mocoso, que por su culpa y la de su padre, me estén a punto de quitar lo mássagrado- dijo Ronald, que estaba tomando whisky de fuego.

- Esa criatura, no tiene la culpade nada- dijo Harry

-Pues claro que la tiene, esemocoso está absorbiendo lo poco y nada de lo que queda de Rose. Pero te digouna cosa, si "eso" llega a nacer y mi princesa muere, me tendrán que ir a ver aAskaban- dijo Ronald

-¿De qué hablas?- pregunto Harry

-De que matare a Scorpius- dijoRonald, que tomo el último sorbo de Whisky de fuego que quedaba y se devolvió ala casa.

Continuará

-Scorp, esta medicina, sabehorrible- dijo Rose, haciendo diversas muecas.

-jajajajajajja, ¿la princesaquería con sabor a algo en especial?- dijo Scorpius.

-Sí, puede ser con sabor a
déjame pensar- dijo Rose- menta con chocolate.

-¿Y porque esos sabores?-pregunto Scorp.

-Porque me recuerdan tus besos-dijo la pelirroja coqueta.

-Scorp, perdón que losinterrumpa, tu madre y tus tíos acaban de llegar- dijo Hermione.

-Gracias- dijo el rubio- vamosprincesa- y Rose tomo del brazo a Scorp.

-Madre, ¿pensé que no vendrías?-dijo Scorpius

-¿Cómo me podría perder de estafiesta?- dijo Astoria.- Mira, tus tíos también vinieron- dijo Tori, señalando aDaphne, Theodore y Louis.

-Gracias, por venir- dijo Rose,saludando a todos.

Louis se acerco a la pelirroja yla abrazo, sintiendo un calor en todo su cuerpo.

Rose, se sintió extraña con elabrazo, era distinto de todos aquellos que el joven doctor le había dado, pero omitióesa sensación.

-Pasen adentro de la casa- dijoRose- familia, les presento a la madre y los tíos de Scorp.

-Bienvenidos- dijo la abuelaMolly.

-Vaya, asique vinieron- dijoRonald

-Padre, ellos son la familia deScorp, es lógico- dijo Hugo

-¿Tú, de qué lado estas?, ¿Penséque el rubio este, te caía mal?- dijo Ronald

-No se los voy a negar, Malfoy mecae como patada en el estomago- dijo Hugo

-Hugo- dijeron Hermione y Rose,con tono de reproche.

-No me miren así, yo aun no confíoen este- dijo Hugo- pero padre, es el novio de Rose y el padre de su hijo, nonos queda de otra.

-Si me necesitan estaré allá afuera-dijo Hugo, yéndose.

-No le hagan caso, esta en esaedad que es muy difícil- dijo la abuela Molly

-¿quieren tomar algo?- preguntoAngelina

-Nosotros jugo de manzana-dijeron Theodore y Daphne.

-Yo, un vaso de jugo de zumo-dijo Astoria.

-Sí, tienen un whisky de fuego,me anoto- dijo Louis, recibiendo una mirada de Tori.

 

-Hermanita, estoy aquí paracelebrar la bienvenida de un nuevo Malfoy- Weasley- dijo Louis.

-Miren, le presento a LucyWeasley- dijo Rose - es la hija de mi tío Percy, el ministro de magia.

-Ohhh, ya recuerdo quien es- dijoTheodore Nott.

-Es un placer que estén aquí,bienvenidos- dijo Lucy

-Gracias- dijeron al unísono.

Pero los ojos color miel de Lucy,se detuvieron de pronto en los ojos color verde de Louis y él como todo uncaballero le sonrió.

-Él, es el medimago que atiende aRose- dijo la abuela Molly- además de ser el tío de Scorpius.

-Iré a ver
que necesita mi madre-dijo Lucy, que al darse cuenta se empezó a echar aire, de lo acalorada queestaba.

-Niñas- dijo la abuela Molly,sonriendo.

-¿mi padre y mi primo?- preguntoScorpius.

-Tu primo no vendrá, pero te enviósu regalo- dijo Theodore

-Ohhh, gracias- dijo Scorp

-Tu padre dijo que
- iba diciendoAstoria.

-Ya lo sé madre, dijo que novendría- dijo Scorp

-Me temo, que así es- dijo Tori.-Lo lamento.

-No se preocupe señora Malfoy-dijo Rose.

-Así es madre, no te preocupes-dijo Scorp

Astoria sonrió.

-¿Dónde está Ronald?- preguntó depronto Hermione

-Ni idea- dijo Harry, que estabaconversando con George.

-De seguro está en la cocina, eseniño es un barril sin fondo- dijo la abuela Molly.- iré a ver

-Mira Rose, te hemos traído estosobsequios- dijo Astoria.

-Gracias- dijo Rose.

Astoria le dio como regalo, unacuna muy fina, con adornos de oro y diamante, con una figura de dos ángeles.

-Gracias- tan solo pudo decirRose, de lo impresionada que estaba por el regalo.

-Gracias madre- dijo Scor

- Theodore, Anthony y yo, tehemos traído esta ropa muy fina desde Italia, donde está la moda de Europa-dijo Daphne, sacando diversas ropitas de bebés.

-Yo te traje esta medallita, paratu bebé- dijo Louis- protege a los recién nacidos.

-Gracias tío- dijo Scorp.

-Tus abuelos Greengraass, setuvieron que ir por viajes de negocios- dijo Astoria- pero te enviaron unpresente- y le entrego una pequeña carta.

-Son pasajes- dijo Rose.

-Para un viaje por
Europa- dijoScorp.

-Pero son unos niños aun- dijoDaphne

-Querida, tan niños ya no son-dijo Theodore, pero recibió una mirada inquisidora, de parte de Astoria.

-Lo ocuparemos, mas adelante-dijo Scorp- total, no tiene fecha de tope.

-No, Ronald no está en la cocina-dijo Molly

-Tal vez subió, anda Bill allamar a tu hermano- dijo Molly.

-Si madre- dijo el mayor de losWeasley.

-¿Por qué no partimos de unabuena vez el pastel?- dijo Molly II.

-Quiero que mi padre estepresente- dijo Rose.

Pasaron unos minutos, y Bill bajo.

-Madre, Ronald no está alláarriba. Lo busque en todas las habitaciones y no esta- dijo Bill

-A lo mejor
está en el patio-dijo Hermione.

-No, nosotros venimos de allá yno lo vimos- dijo Victorie, que estaba tomada de la mano de Teddy.

-Y en el baño, tampoco esta- dijoGeorge.

-¿Dónde estará?- pregunto Molly.

Enla mansión de los Malfoy

-Señor- dijo una elfina.

-¿Qué quieres?- pregunto un señorrubio, de estatura alta, ojos grises y cara pálida.

-Hay allá afuera, un hombre quepide hablar con usted- dijo la elfa catrina.

 

-Estoy en mi casa, que nisiquiera aquí me dejan tranquilo- dijo el hombre

-No te quitare mucho tiempo- dijouna voz que se vio reflejado entre las sombras.

-¿Weasley?- pregunto el hombre

-Sí Malfoy, soy yo- dijo Ronald

-¿Qué quieres?- pregunto Draco

-Vengo en son de paz, quierohacer un trato contigo- dijo Ronald.

-Yo no hago tratos con
gente,como tú- dijo Draco.

-Esto te conviene, Malfoy- dijoRonald

-No tengo tiempo que perdercomadreja, ¿dime a que has venido a mi casa?- dijo Draco.

-Sé, que tú no quieres al hijoque espera mi Rose con tu Escorpión - dijo Ronald

-Yo no quiero que mi familia semezcle con la tuya, pero al parecer
eso ya ocurrió- dijo Draco.

-Ayúdame y yo te ayudo- dijoRonald y Draco alzo las cejas

-¿A qué te refieres?- pregunto elrubio. -Explícate mejor

-Llévate a tu hijo lejos de aquí,y te juro que Rose nunca lo buscara- dijo Ronald

-Muy poco- dijo Draco- entrégamealgo más, como por ejemplo: tu casa en la Bahamas y unos cuantos títulos, endinero.

Ronald bufo.

-Yo te entrego todo eso que mepides, pero tú te llevas a tu hijo lejos- dijo Ronald.

-¿Cómo sabré, que tu hija no intentarábuscarlo?- pregunto Draco.

-Ella se desilusionará de él-dijo Ronald- de eso me encargo yo.

-¿Y cómo sabré yo, que tu hijo nointentara buscar a mi princesa?- pregunto el pelirrojo.

-Ese será, mi problema- dijoDraco.

-Sobre el bebé
- dijo Ronald

-Yo no cargare con, "eso"- dijoDraco

-Si llega a sobrevivir- dijoRonald- yo tampoco quiero que mi hija lo tenga, es menor de edad y con unfuturo por delante.

-Si sobrevive, claro- dijo Draco,con tono de burla.

Ronald, levanto su varita, listopara atacar.

-Espera comadreja, y por qué nollevas a ese mocoso a penas nazca, a un orfanato muggle- dijo el rubio

-Buena idea- dijo Ronald

-Perfecto, por lo tanto esto es untrato- dijo Draco y estrechó la mano con Ronald.

-¿Cuándo te lo llevaras?-pregunto Ronald.

-Tengo que hacer un par dellamadas y dejar listas algunas cosas- dijo Draco.

-Espero que sea pronto- dijoRonald y desapareció.

-¿Qué quería mi tío?- pregunto depronto una pelirroja.

-¿Escuchaste todo?- preguntoDraco

-Si- dijo la pelirroja, sin temoren su voz.

-¿Te quieres casar con mi hijo?-pregunto de pronto el rubio

-Por supuesto- dijo la pelirroja

-Prepárate entonces - dijo elrubio y una sonrisa, se formo en lapelirroja- pronto nos vamos.

Continuará

-Estuvo increíble, la fiesta dela semana pasada- dijo Samantha, mientras iba caminando por Hogsmade, hacia unatienda de dulces, junto a Tamara.

-Sí estuvo fabulosa, aunque meextraño que el señor Weasley desapareciera- dijo la pelinegra.

-A mi igual, aunque claro, élluego explico que quería estar un momento a solas- dijo la rubia.

-mmmm de igual manera, me parecesospechoso- dijo la pelinegra, que estaba escogiendo algunos dulces, parallevárselos a Rose (ella no pudo ir a Hogsmade, por su estado de salud)

-Oye y pasando a otro tema- dijoSamantha- ¿pudiste hablar con Charlie Weasley?

-¿Por qué tendría que hablar conél?- pregunto la pelinegra- no estábamos en la escuela.

-Porque, te morías por hablar conél- dijo Samantha

 

-Él estaba junto a su novia- dijola pelinegra, bajando la mirada

-Oye no te sientas mal, en mas dealguna ocasión todos y todas hemos tenido algún amor platónico o nos ha gustadoalguien mayor- dijo Sam

Tamara suspiro.

-Hey chicas- dijo de prontoAlbus, que venía de la mano de Alice, junto a sus dos amigos Cris y Enrique,este se dirigió a Tamara para saludarla, pero ella esquivo el saludo.

-Ya se nos hace tarde, Sam- dijoTamara- debemos volver a Howgarts.

-Ahhhhh, no se vayan todavía-dijo Alice- ¿Por qué no vamos a tomar algo, al caldero chorreante?

-Es que
- dijo Tamara

-Si Tamy, vamos- dijo Sam-ademásScorp, está cuidando a la pelirroja.

-Pero
y su encargo de antojos-dijo Tamara.

-Ella está ocupada, conotrooooooooooooooo antojo- dijo Albus.

Todos rieron.

-Ok, vamos- dijo Tamara

-¿Cómo has estado?- preguntoEnrique a Tamara

-Bien gracias- dijo la pelinegra,pero trataba de apurar el paso.

-mmm, ¿te sucede algo?- preguntoel moreno.

-Estoy bien, solo
preocupada porRose- dijo Tamara

-Lo entiendo- dijo Enrique- perono te preocupes, ella es fuerte y luchadora, saldrá adelante- dijo Enrique

Tamara asintió.

-Tamara, debemos hablar de lo ocurrióhace algún tiempo- dijo Enrique decidido.

-Enrique, eso ya paso- dijoTamara

-Si lo sé, pero quiero hablarcontigo- dijo Enrique - Yo te quiero, Tamara.

-Enrique yo
- dijo la pelinegra-ahora no quiero estar con nadie, es más
quiero estar sola.

-¿Es por otra persona
cierto?-pregunto Enrique

-La verdad es que si
, aunqueaquella persona nunca me va a amar, no me lo puedo sacar del corazón ni de lacabeza- dijo Tamara- lo siento.

-Entiendo, pero tal vez yo puedaayudarte- dijo Enrique.

-Mejor, dejemos la conversación hastaaquí- dijo la pelinegra, que entro al caldero chorreante, donde estaba Alice,Albus, Samantha y Cris.

-¿Y Enrique?- pregunto Albus,buscando a su amigo.

-Allí viene- dijo Cris

La conversación estuvo muy animada,pero Enrique estaba triste y Cris lo noto.

-¿Qué te pasa compañero?-pregunto Cris

-Nada- dijo Enrique, enviándole unamirada de reojo a la pelinegra, que hablaba animadamente con Alice.

-Se nota que aquí hace falta miprima- dijo Albus

-Obvio, la pelirroja es el almade la fiesta- dijo Roxanna y Lucy, apareciendo por detrás y sentándose con losmuchachos.

-Por favor, una ronda de cervezade mantequilla para todos- dijo Alice, al camarero.

-Enseguida- dijo el camarero.

-¿No me queda mucha plata?- dijoTamara

-No se preocupen, corre porcuenta de la casa, mi madre es la dueña- dijo Alice.

-Oh, es verdad- dijo Sam

-¿Cómo esta Rose?- preguntoRoxanna.

-Ha estado mejor que la semanapasada, por lo menos ahora tiene más color en las mejillas- dijo Sam

-Que bueno- contesto Roxanna

-¿Y quién la está cuidandoahora?- pregunto Lucy

-Quien mas- dijo Albus

-Scorpiussss- contestaron todos yrieron.

EnHowgarts, sala común de Ravenclaw.

-Hola, princesa- dijo Scorp- aquívengo yo, para cuidarte, ¿Qué haces?

-Estoy terminando unos trabajos,para transformaciones- dijo Rose.

-¿Por qué mejor no descansas?-pregunto Scorp.

-Estoy bien, además estar muchorato en la cama, me duele la espalda- dijo la pelirroja.

 

-Traje algunos libros- dijoScorp, para ver si me pudieras ayudar, para las TIMOS que se nos acercan- dijoScorp

-Pues claro- dijo Rose

-¿Qué materia te cuesta más?-pregunto la pelirroja.

-mmmm, ahora se me complica muchotransformaciones y pociones- dijo Scorp

-¿Pociones?- pregunto Rose- pero
si es tu materia preferida.

-Es que últimamente, no puedoconcentrarme como es debido.- dijo Scorp

-¿Por qué?- pregunto Rose.

- Es que tengo una pelirroja, queno se me quita de la cabeza- dijo Scorp

-¿y quién es esa?- pregunto Rose.

-Mira ella es pelirroja, de ojosazules, es muyyyyyyyyyyyyy inteligente y tiene un lindo vientre de embarazo-dijo Scorp

-¿Y quién es el padre?- preguntola pelirroja.

-El padre, es un sujeto rubioNATURAL, de unos hermosos ojos grises, una sonrisa encantadora, pero que se volviómuy torpe cuando se enamoro de cierta pelirroja.- dijo Scorp

-Ohhhh, déjame ver quiénes serán-dijo Rose, colocando cara como si estuviera pensando.

-¿Son hermosos?- pregunto Rose

-Ella, sobretodo- dijo Scorp

-Haber si me das un beso, tal vezrecuerde sus nombres- dijo Rose

-mmmm, ¿y si viene alguien?-pregunto Scorp

-No vendrán, están en Hogsmeade ylos más pequeños se fueron al jardín- dijo Rose

-Entonces, te hare recordar susnombres- dijo Scorp, y justo en esos momentos llega una lechuza.

-Es para ti, Scorp- dijo Rose

El rubio tomo la carta y comenzóa leer.

-Rosita de mi vida, voy a micuarto se me olvido algo- dijo Scorp.

-Pero
- dijo Rose

-No te preocupes, volver luego-dijo Scorp y se fue a la sala común de Slytherin, pero antes le dio un beso aRose.

Enla mansión de los Malfoy

-Señor Malfoy, hemos averiguadolo que nos pidió- dijo un hombre de estatura mediana, pero de muy mal aspecto.

-Estupendo, ¿esto es, verdad?-dijo Draco.

-Así es Señor- dijo el hombre

-Mire le presento al Señor RonaldWeasley, él es el padre de la muchacha- dijo Draco.

-Un placer- dijo el hombre

-¿para qué me hiciste venir?-dijo Ronald

-Para mostrarte esto- dijo Draco,enseñándole un frasco.

-¿Qué es eso?- dijo Ronald

-Esto es
querida comadreja, lacura para la enfermedad de tu hija- dijo Draco.

-¿Cómo es posible?, los medimagosnos dijeron que no había cura, tan solo unas vitaminas pero son tan solo para ayudara alargar su vida, mientras este embarazada- dijo Ron

-En efecto- dijo el hombre- pero últimamente,se pudo descubrir esta cura y ya está comprobada.

-¿Salvara a mi hija?- dijo Ronald

-Comadreja, ¿aun no has entendidonada?- pregunto Draco- ¿tú piensas que te daré esto, sin nada a cambio?

-Nosotros
ya hicimos un trato,Malfoy- dijo Ronald

-Ahora, vamos a hacer un pequeñocambio de planes- dijo el rubio

-¿Qué quieres ahora?, túprometiste que te llevarías lejos a Scorp- dijo Ronald

-No me lo puedo llevar, sinlevantar sospechas- dijo Draco- pero no te preocupes, él no se acercara a tuhija.

-¿Cómo puedes estar tan seguro?-pregunto Ronald

-Pasa- dijo Draco, y detrás de lapuerta apareció Scorpius.

-Señor Weasley, ¿Qué hace usted acá?-pregunto Scorp

-Él está aquí, por lo mismo quete hice llamar- dijo Draco

 

-¿A qué te refieres?- preguntoScorp

-Mira hijo, aquí en esta botella
esta la cura para tu querida rosita- dijo Draco.

-¿De verdad, o me estasengañando?- pregunto Scorp

-Es cierto, hay solo dos de estasbotellas- dijo Draco- una la tengo yo y otra está escondida.

-¿Qué quieres a cambio?- preguntoRonald

-Algo muy sencillo- dijo Draco

-¿Qué?- dijo Scorp

-Scorp, hijo- dijo Draco- rómpeleel corazón a la pelirroja, destrúyeselo en mis pedacitos.

-¿Qué rayos te pasa?- dijo Scor

-Rómpele el corazón a lapelirroja, destruye sus ilusiones. Y yo te prometo, salvarle la vida a ella y aese "bebé"- dijo Draco.

-No me puedes pedir algo así-dijo Scorp

-Has que ella se aleje de ti ypara siempre; yo te prometo que ella sobrevivirá- dijo Draco.

-No
no puedo, amo demasiado aRose- dijo Scorp, llorando.

-Bueno, entonces creo que estabotella irá al tacho de la basura- dijo Draco.

-No por favor, Malfoy, - dijoRonald.

-Por favor, Scorp- dijo Ronald,mirando fijamente a Malfoy menor.

-¡Tú decides, Hymperion!, la vidade tu doncella o la muerte-dijo Draco, que estaba a punto de enviar la botellaa la basura.

-De acuerdo, lo hare- dijo Scorp-pero júrame, que le harás llegar ese remedio a Rose.

-Te lo juro- dijo Draco,sonriendo de lado- se lo mandaremos, cuando este en labores de parto.

-Pero
envíaselo ahora- dijoScorp

-Me gusta jugar- dijo Draco,sonriendo.

-Por otro lado, Ronald- dijoDraco- tú también debes prometer algo.

-¿Qué?- dijo el pelirrojo

-El bebé que espera Rose, sillega a sobrevivir lo darán en adopción- dijo Draco

-Eso nunca, - dijo Scorp- dejaque al menos, ella lo cuide.

-No, no, no yo no quieroverlo- dijo Draco- promételo Weasley, que darás en adopción al hijo de Rose, ¿Oquieres verla morir?

-Lo haré, eso ya lo habíamos acordado-dijo Ronald

-¿Cómo?- pregunto Scorp, mirandoa ambos hombres

-Nada hijo, no te preocupes- dijoDraco

-Rose, no querrá darlo- dijoScorp

-Eso ya lo sé, para eso leharemos creer que ha muerto- dijo Draco- claro, si no se muere de verdad- dijoel Malfoy Mayor, riendo.

-¿Cómo puedes ser tan frio, conalguien que lleva tu propia sangre?- dijo Scorp, furioso.

-Ese bebé, me vale un pepino-dijo Draco. -Bueno, ¿hacemos o no el juramento?

Los otros dos, asintieron.Unieron sus brazos y el juramento ya estaba hecho.

Continuará

-Oigan no se han dado cuenta queScorpius, esta extraño- dijo Samantha, a James, Albus, Tamara y Alice

-Pues la verdad es que si- dijoTamara, mirando como Scorpius estaba sentado bajo un árbol, cerca del lago.

Hace dos semanas que Scorpius, habíacambiado. Ya no sonríe, no se junta con los Weasley (con los que estabatratando de llevar una buena relación) y lo peor aun, ya no iba a ver a Rose.

-Oigan, creo que mejor vamos aver a Rose- dijo Tamara

-Esperen, ¿Cuándo volvió Lily, aHowgarts?- pregunto Samantha.

-Ayer, en la noche- dijo Albus

-¿Por qué no me lo dijiste?-pregunto la rubia a James

-Lo siento, te lo iba a contarahora- dijo James, mirando a su novia.

-No te preocupes- dijo Sam- solotrata, que no se acerque ni moleste a Rose.

James asintió.

-Miren, viene Rose- dijo Alice,que vio a la pelirroja acercándose donde estaban ellos.

 

-Rose, te íbamos a ir a verahora- dijo Tamara

-Quise bajar- dijo Rose, que estabaun tanto pálida.

-¿Qué tanto ven?- dijo Albus, aunos Slytherin que pasaban por allí.

-¿Acaso nunca han visto a una embarazada?-dijo enojada Roxanna que venía detrás de Rose, y levanto su varita.

-Tranquila morena- dijo uno deSlytherin, sonriendo.

-Lárgate de aquí- dijo Roxanna- Yno me vuelvas a llamar así, no eres mi amigo.

-Gracias Roxi- dijo Rose.

-De nada- dijo Roxanna, con unasonrisa

-¿Han visto a Scorpius?- preguntola pelirroja

-Sí, allá esta- dijo Alice

-Oh, hace tiempo que no va averme. Habíamos quedado en estudiar para las Timos- dijo Rose

-¿A propósito
ya te dijoMcgonagall, como haras las Timos practicas?- pregunto James

-La hare igual- dijo Rose,mirando a su primo.

-Iré a ver a Scorpius- dijo Rose,quien se fue caminando hasta donde estaba el rubio. Cuando se detiene desorpresa, al darse cuenta que Lily se acercaba a él.

-¿Cuándo volvió Liliana?-pregunto la pelirroja

-Ayer, en la noche- dijo Sam

Cercadel lago

-Scorpius- dijo Lily

-¿Qué quieres?- pregunto Scorp

-¿Podemos hablar?- pregunto Lily

-Liliana, estoy ocupado- dijo elrubio

-¿Viendo el lago?- pregunto Lily

-Si- dijo Scorp

-Scorpius- se escucho la voz deuna muchacha. Él supo de inmediato de quien se trataba, se giro y vio Rosequien se iba acercando.

-Rose, ¿Qué quieres?- preguntoScorp, tratando de que sonara indiferente.

-Quería saber, porque no has idoa verme. Además habíamos quedado, en que estudiaríamos para las Timos- dijoRose, sin quitar la vista de Scorp.

-No te preocupes por las Timos,ya tengo quien me ayude y sobre
el porqué no he ido a verte, es muy sencillo-dijo Scorp, mirando a Rose a los ojos- Lo he estado pensando y sencillamenteesto es mucho para mí. Quiero estudiar, sacar buenas notas y convertirme enauror o estudiar ciencias políticas.

-Me parece bien - dijo Rose-¿pero
porque dices que es mucho para ti?

-No entiendes- dijo Scorp

-¿Qué debo
entender?- dijo Rose

-Un bebé es mucharesponsabilidad- dijo Scorp- Ahora no estoy preparado. Quiero pasarlo bien yconocer nuevas personas. Lo siento
pero esto no es para mí.

-Pero
pero- dijo Rose

-Nada, no puedes entender RoseWeasley- dijo Scorp, colocándose de pie y mirando fijamente a Rose.

-Lo nuestro, desde un principiofue un error. Nunca debiste haberte enamorado de mí, porque yo nunca me enamorede ti- dijo Scor, que trataba de contener las lagrimas.

-¿Qué rayos
estás diciendo?-dijo Albus, apareciendo detrás de Rose.

-Que todo fue una mentira, hiceque te enamoraras de mí, para burlarme de ti. Nunca me enamore de ti, te use,eres patética- dijo Scorp, alzando la voz. Aunque por dentro se iba muriendo,por lastimar a rosita.

-¿Qué mierda estás diciendo,Malfoy?- dijo Samantha

-Todo esto, es mucho para mí.Mejor cuida tu sola a ese bebé- dijo Scorp- yo no lo quiero.

Sam se acerco a Scorpius, peroRose la detuvo. Porque fue ella, quien le pego una cachetada a Scorpius.

-Gracias, por abrirme los ojos-dijo Rose, que aunque le salían las lagrimas, se mantuvo erguida mirando aScorpius.

-Gracias, por mostrarte tal cualeres- dijo Rose. -No te preocupes, mi hijo y yo, no te necesitamos- dijo lapelirroja, dando media vuelta y yéndose adentro del castillo.

 

Jame, Albus, Samantha, Tamara,Alice y Roxanna, fulminaron a Scorpius con la mirada y se fueron detrás deRose.

-Perdóname mi amor, te amo conlocura. Pero es por tu bien, así podrás salvarte- dijo Scorp, llorando.

Mientras Lily lo miraba,detenidamente.

Continuará

-Rose, ¿estás bien?- pregunto depronto Samantha

-Sí, si lo estoy- dijo Rose,ambas estaban sentadas en unos sillones en la sala común de Ravenclaw.

-Bien, si quieres podemoscontestar juntas, el cuestionario de Encantamientos- dijo Sam

-Si claro- dijo Rose, tomando sulibro

-Pelirroja, ya han pasado dosmeses y
- dijo Sam

-Tengo un hijo por quienpreocuparme y debo estudiar para las Timos- dijo Rose- Son dentro de tressemanas más

-Ya pero
- dijo Sam.

-No quiero hablar de él- dijoRose, mirando su libro

-Rose, no piensas que todo estoes muy extraño- dijo Sam

-No, él ya me dejo muy en claroque siempre jugo conmigo - dijo Rose.

-Sí, pero
dijo Sam

-Ya basta, sigamos trabajando enel cuestionario de Encantamientos o bien me marcho- dijo Rose

-No, continuemos- dijo Sam

Enla biblioteca

-Albus, el cuestionario deencantamiento es difícil- dijo Enrique

-Ya deja de alegar- dijo Albus-no es tan complejo

-Tú crees, el profesor Flitchwickse ha pasado, 150 preguntas- dijo Cris

-Bien, mejor nos va a ir- dijoAlbus

-Sí pero, a todos los demás profesoresle dieron por lo mismo- dijo Enrique- 120 preguntas en Transformaciones; 120preguntas en cuidado de criaturas mágicas; 80 preguntas en Astronomia, astrologíay adivinación; 110 preguntas en pociones y 200 en defensa. Teddy se paso, ¿queno tiene vida?- dijo el moreno.

-jajakajakajaa, no aleguen tanto,solo quieren que nos vayan bien- dijo Albus

Cris y Enrique bufaron.

-¿Tu hermano, esta igual denervioso?- pregunto Cris

-Pues sí, está preparando los éxtasis.Sus exámenes son, una semana antes que los nuestros. Además, debe presentar sutrabajo final, quiere convertirse en auror como papá- dijo el azabache

Cuando de pronto ven entrar a unrubio. Albus se da media vuelta, y lo queda mirando fijamente.

-¿Qué tal?, ¿Cómo están?- dijoScorp, tragando saliva, estaba pálido mas de lo habitual.

Albus, Cris y Enrique, se dieronmedia vuelta y siguieron con sus quehaceres.

-¿Quería preguntarles, si meayudan con unas preguntas de pociones?- pregunto Scorp. Pero no recibió respuesta.

Decidió sentarse en otro puesto ycomenzar a estudiar.

-¿Qué tal?- dijo de prontoAnthony a Scorp

-¿Qué quieres?- pregunto el rubio

Anthony suspiro.

-Scorp, si tienes algún problematan solo dime, eres mi primo ante todo- dijo Anthony.

Scorp, suspiro y miro hacia lamesa de Albus.

Ya lo estaba considerando unamigo, pero debía cumplir su promesa si con eso salvaba la vida de Rose.

Continuará

-NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO-grito Tamara, desde la sala común de Ravenclaw

-¿Qué, que, que paso?- preguntoSamantha, bajando corriendo las escaleras, medio dormida.

-Nooooooooo, me quede dormida yme perdí el primer examen de Encantamientos, que comienza hoy- dijo Tamara, quepaseaba de un lado a otro, comiéndose las uñas.

 

Sam la miro fijamente.

-¿Qué, paso?, ¿Quién grito?-pregunto Rose

-Esta "pajarito de Dios"- dijo Sam en forma sarcástica, señalando aTamara.

-¿Qué le pasó?- pregunto Rose,que como podía bajaba las escaleras

-Son las 6:00 de la mañana, pelinegra.El examen de encantamientos, comienza a las 8:00- dijo Sam, negando con lacabeza.

-Upssss, me confundí- dijo Tamy

-Siiiiiiiiiiiii- dijo Sam

-Lo siento, pelirroja- dijoTamara, mirando a Rose con pucheros

-No te preocupes- dijo Rose-Total, no podía dormir.

-Y ahora, menos- dijo Sam

-Vengan, vamos a sentarnos- dijoRose

-No nos harás estudiar, ¿verdad
pelirroja?- dijo Sam

-Claro, que no- dijo Rose, conuna sonrisa

Las tres "chicas superpoderosas", como ellas mismas se apodaron, se sentaronen el mismo sillón.

-Y cupimos las tres- dijo Rose,con una sonrisa a lo que sus amigas respondieron.

-Chicas, las quiero y mucho. Ustedeshan sido mis hermanas del alma, esas que uno no les imponen, sino que las elige.Aunque ya sé, que Tamara se separo de nosotras, pero tuvo sus motivos.- dijoRose

-¿No estás enojada, por eso?-pregunto Tamara

-Claro que no, yo se que
uno noelige de quien enamorarse- dijo Rose- Quiero darles las gracias, por estar ahí conmigoy defenderme, de quienes ustedes saben.

-Con ayuda de tus primos- dijoSam

-Si, Albus, Roxi y Lucy, han sidoun siete- dijo Rose

-¿Amiga, que has pensado hacerahora?- pregunto Sam

-¿Sobre qué?- pregunto Rose

-Sobre
eso- dijo Tamy

-Lo quiero y lo amo- dijo Rose,con lagrimas en los ojos.- Pero, ya sufrí una vez por él, yo le creí y me volvióa engañar

-Aun así pelirroja, hay algoextraño en todo esto- dijo Sam

-¿Por qué lo dices?- preguntoTamara

-Piensen, de un día para el otro,cambia su actitud- dijo Sam

-Ya me engaño una vez, diciéndomeque me quería y que me amaba. Lo perdone y me volvió a engañar- dijo Rose

-La primera vez lo creo, pero lasegunda
- dijo Sam- su mirada era distinta a como te trataba al principio.Primero, cuando todo esto comenzó se veía distante, frio y su mirada daba asco.Pero luego cambio, su mirada cambio, se volvió más dulce, cálido y cuando supoque serian padres, se enfrento a Draco Malfoy- dijo la rubia-mmmmm no Rose, aquíme huele que hay algo extraño.

Rose la quedo mirando, y se mordiósu labio inferior

-Yo opino igual que Sam, sepreocupo desde el primer momento a que tu estuvieras bien, iba a tus controlescon tu medimago, venía a verte sabiendo que no podía, hasta se quedaba en lasnoches. - dijo Tamara.

-¿Ustedes creen que algo, hizoque el cambiara?- pregunto Rose

-¿O alguien
lo está presionando?-dijo Tamy

-Ya olviden este tema, chicas. Yoya me olvide del tarado de Scorpius y ya no quiero hablar de él, ni oír sobreél- dijo Rose

Sam y Tamy bufaron.

Cuando ya eran las 7:30 de lamañana, bajaron a tomar desayuno. Allí se sentaron en la mesa de las águilas.

-¿Qué ven?- pregunto Sam, a ungrupo de Slytherin. Ellos levantaron las manos, en son de paz.

-Que no te influya, Rose- dijoTamara

Rose suspiro, y vio de reojo aScorp que tomaba desayuno; estaba solo, sin nadie a su alrededor.

 

-¿Sera cierto
que alguien lo estápresionando, para que me deje?- pensó Rose

-Rose, ¿estás segura, de hacerlos exámenes?- pregunto Alice, que se sentó al lado de la pelirroja.

-Sí, me he sentido mejor- dijoRose, mirando nuevamente a Scorp, cuando él también la miro, sus ojos chocaron deteniéndoseel tiempo para ambos.

-Rose, Rose, Rose- la llamaba Albus.

-Si- dijo la pelirroja, volviendoa reaccionar.

-Prima, ahora se nos vienen los exámenes.Debemos salir para que preparen todo, los teóricos los daremos aquí- dijo elazabache

Al salir del gran comedor, pudover a todos los de quintos muy nerviosos, pero sobre todo a uno, a ScorpiusMalfoy.

-No te preocupes por él- dijoAlbus, al oído de la pelirroja.

-Buenas suerte chicos, dijoAlice- me tengo que ir a clases. Te va a ir bien Albus, buena suerte chicas.

-Después que termines, tu examende encantamientos, el práctico; dirígete a la sala de menesteres, te tengo unasorpresa- dijo Alice al oído del mini Potter.

-Allí estaré- dijo Albus, besandoa su novia.

-ajam, ajam, perdón que losinterrumpa- dijo Cris, sonriendo- Debemos entrar, mini Potter.

-No seas pesado, yo nunca temolesto- dijo Albus, tratando de apagar las mejillas coloradas que tenia.

-Apágate, primo- dijo Roseriendo.

Tomaron asiento y para sorpresade todos, a Scorp le toco sentarse detrás de Rose.

-Tengo que aguantar las ganas, debesarla- decía Scorp, mirando el pelo rojizo de rosita.

-Aguanta Scorp, no debes besarla,aguanta
- se decía mentalmente el rubio.

-Rose, concéntrate en tu prueba ydeja de sentir que el rubio te mira. Tu prueba Rose, concéntrate en tu prueba- decíaRose

-Señorita Wesley- dijo Minerva-usted sabe que en su estado y con ocho meses de embarazo, usted puede conseguirun permiso especial, para luego dar las pruebas- dijo Minerva

-Me siento bien, se lo aseguro-dijo Rose con una sonrisa, que Minerva le devolvió.

-Mi Rose, mi bella rosita del másbello jardín- pensó Scorp

-Bien, comiencen- dijo Minerva

Continuará...

Advertencia: contiene lemmon, leer bajo responsabilidad

nicki_malfoy


Al concluir el examen deEncantamientos (practico), Albus fue directo a la sala común de su casa.

-Albus, ¿Dónde vas con tantaprisa?- pregunto Cris

-mmmmmm, tengo una cita y debo ira arreglarme- dijo el azabache

-Ok, pero no te bañes en colonia-dijo Enrique

-ja, ja, ja, que chistosos, nosvemos más tarde - dijo el azabache, que se fue corriendo a la casa deSlytherin.

Al entrar vio en el sillón, a unrubio que estaba sentado allí, leyendo.

-Hola, Albus- dijo Scorpius, peroel azabache pasó de largo

Scorpius se sentía solo, ya no sejuntaba con su primo y menos con el tarado de Grum.

Pasaron cerca de media hora y viobajar al azabache por las escaleras.

-¿Podemos hablar?- preguntoScorpius, cuando vio que el ojiverde se dirigía a la puerta de entrada.

Albus lo vio, pero dio mediavuelta y se marcho.

Scorp, de nuevo se sentó en elsillón, por culpa de su padre se había quedado sin amigos, novia e hijo.

Albus, se dirigió velozmente a lasala de menesteres, cuando llego al frente de la puerta, se arreglo muy bien,se acomodo la camisa y los jeans.

Al entrar, se sorprendió con loque había allí adentro. Era hermoso, velas aromáticas, incienso, velas con untoque de luz. Todo era en un ambiente muy romántico.

 

-¿Adivina, quién soy?- le dijouna muchacha tapándole los ojos

-Una bella rubia de ojos azules,que me tiene vuelto loco- dijo Al, con una sonrisa.

-Eso esta súper bien, que tevuelva loco - dijo soltando una risita

Albus se da media vuelta y ve asu adorada Alice, que llevaba un vestido color azul, como sus ojos y que lellagaba a media pierna; unos zapatos de taco alto de color blancos, que la hacíanestar a la misma altura de Albus.

-Te ves espectacular, princesa-le dijo Albus

-Lo sé, muchas gracias- dijo larubia- tú igual, te ves muy guapo.

-jakjakajakjaka, gracias- dijoAlbus - ¿y qué haremos aquí?

-Lo que tú quieras- dijo Aliceseductoramente

-mmmm, si te digo, te vas aenojar- dijo Albus

-Te juro que no- dijo Alice, peroviendo la cara de Albus, se acerco a su oído- ¿Te acuerdas la charla de mi mamá,sobre que debíamos "cuidarnos"?

Albus trago saliva y asintió.

-jakajakjakaja, te amo- dijoAlice

-Alice yo
- dijo Albus - ¿Tú,quieres hacerlo?

Alice lo quedo mirando.

-Mi sueño es poder estar contigo,toda la vida- dijo la rubia- pero
tengo miedo, no te lo voy a negar.

-Te entiendo- dijo Albus, con unasonrisa.

-¿Qué te parece si te recuestasen la cama, y te hago un masaje?- dijo Alice

-Vamos- dijo Albus, que se acostóde pecho, mientras Alice con diferentes tipos de crema le masajeaba su espalda.

-Tranquila, Alice- se decía mentalmente,ya que ver la espalda de ese chico tonificada y musculosa gracias al juego deQuiddich, revoloteaba las hormonas de cualquiera.

-¿Estás bien?- pregunto Albus, dándosevuelta y mirando a los ojos a su rubia hermosa.

-mmmm, si
pero creo que ya te didemasiados masajes y debes ir a estudiar, para mañana- dijo Alice, un tantonerviosa.

Albus miro el reloj, y pudo verque ya era muy tarde y era cierto, tenía que ir a estudiar o repasar.

-Te amo Alice- dijo Albus

-Yo igual te amo, azabache- dijoAlice.

No pudieron resistir más ycomenzaron a besarse desenfrenadamente. Sus lenguas se unían y no querían separarse.

Albus le comenzó a bajar elcierre del vestido, hasta que lo hizo desaparecer. Ella también, le termino desacar la ropa al azabache.

-Alice, ¿si quieres podemosdejarlo hasta aquí?- pregunto Albus

-¿Tu quieres?- pregunto Alice

-No- dijo Albus- pero no quieroque después
te arrepientas

-No pasara- dijo Alice

Y los dos se fueron a la cama.

-Debo ponerme protección- dijo elazabache.

Alice asintió.

-Albus, esta será mi primera vez-dijo la rubia

-Lo hare con cuidado, si te dueleme avisas- dijo el azabache

A lo que Alice asintió.

Se despojaron de sus últimas prendasy sin dudarlo más, Albus comenzó a besar a Alice hasta llegar a su boca desabor caramelo. Siguió por todo su cuerpo, hasta llegar a su ombligo.

-Te amo Alice- dijo Albus

-Y yo te amo más a ti, azabache-dijo Alice

-¿Lista?- pregunto Albus

A lo que Alice asintió y de unasola estocada Albus entro en ella.

A Alice se le caían unaslagrimas, pero Albus se las quitaba con muchos besos.

Bailaban y gritaban el nombre delotro, sus manos entrelazadas y sosteniéndose en las almohadas, cada vez que sentíanque llegaban mas y mas a la pasión.

 

Al concluir, Albus la tapo con lassabanas y ella se acurruco a su lado.

-¿No estas arrepentido, verdad?-le pregunto la rubia

-No, claro que no- dijo Albus - ¿Ytú?

-Por supuesto que no- dijo Alice

Y estuvieron así por un buenrato, hasta que se quedaron dormidos.

Enla mansión de los Malfoy, habitación de Astoria y Draco

-Ah, ah, ah- se escuchaba aalguien gritar

-No te detengas por favor Draco- decíala mujer

-Claro que no, princesa- decía elhombre, mientras la llamaba entre gritos y plegarias.

-Dracoooo- gritaba la mujer

-Astoriaaaaaaaa- grito él yapretando la almohada, pudo sentir como llegaba al éxtasis total y ella sintió algocálido dentro de ella.

-Uffff, que
estoy
cansado- dijoDraco- ya no estoy en edad para estos trotes.

-jakajakjaaja, sigues siendo elmismo sexy de siempre- dijo Astoria.

-Lo sé- dijo Draco con arrogancia

-Draco, falta tan poco para quenazca nuestro nieto- dijo Tori, con una sonrisa.

-Arrgggh, ya amargaste estemomento- dijo Draco

-¿De qué hablas?- pregunto Tori,sorprendida.

-Tenías que recordar, que vamos aser abuelos- dijo Draco, que se dio media vuelta y apago la luz

-Draco, ¿podemos hablar?-pregunto Tori

-Duérmete, mejor será- dijoDraco, dando la espalda a Tori.

Continuará

HospitalSan Mungo

-Perdón, doctor Greengrass- dijouna enfermera, entrando a la oficina del medimago.

-Dime- dijo el medimago- Hay dospersonas que quieren hablar con usted

-¿Quiénes?- pregunto el medimago

-Nosotros- dijeron entrando a laconsulta, Pansy y Blaise Zabinni

-Entren, déjenos solos- dijo elmedimago a la enfermera.

-Tomen asiento, ¿en que los puedoayudar?- pregunto Louis

-Queremos pedirte, que nos ayudes-dijo Pansy

-¿Sobre qué?- pregunto Louis

-Queremos encontrar a la persona,que le quito la vida a Rachel- dijo Blaise

-¿No entiendo?- pregunto Louis

-Louis, nos conocemos desde hacemucho tiempo- dijo Pansy

-Sabrás
que llegaremos hasta lasúltimas consecuencias- dijo Blaise

-Chicos, yo ya dije todo- dijoLouis, con tono serio- sé le practico la autopsia a su hija y todos losantecedentes, fueron entregados a los aurores.

-Si eso lo sabemos, pero miesposa y yo tenemos el presentimiento que hay algo mas- dijo Blaise

-¿Sigo sin entender?- dijo Louis

-El dia de la autopsia, dijisteque había sido envenenada con una poción muy fuerte, que se esparció por todossu cuerpo- dijo Blaise

-Queremos saber que ingredientescontenía dicha poción- dijo Pansy

-Ok- dijo Louis, después de unrato de meditarlo. E hizo aparecer un archivero, donde contenía variosdocumentos de personas que habían fallecido.

-Aquí esta, Rachel Zabinni- dijoLouis- los ingredientes que contenía dicha poción fueron letales, ya que seencontró una dosis demasiado elevada en su sangre, que produjo una convulsiónen el corazón.

-Dame el documento, quiero saberque ingredientes exactamente contenía- dijo Blaise

-Pero,
- dijo Louis

-Pero nada- dijo Blaise, y learrebato el documento al medimago

-hongos venenosos; cola de gusano perforado; saliva de arañas; ojos deserpientes- concluyo Blaise

 

-¿Y bien?- pregunto Pansy

-Son los ingredientes, que seutilizan para un aborto y sin dejar rastros- dijo el moreno.- Pero con unadosis muy alta, es letal para la mujer que lo bebé.

-¿Cómo sabes tú eso?- preguntoPansy

-No, nada. Lo leí
hace tiempo enun libro- dijo Blaise

-mmmm, nunca había escuchado algopor el estilo. Además es ilógico, es imposible, no se puede combinar ojos deserpiente junto a hongos venenosos, de por sí, eso ya es letal- dijo Louis-incluso con dosis bajas.

-¿Por qué mi hija tomaría algopara un aborto?, ¿ella no estaba embarazada, verdad?- pregunto Pansy

-No, yo se los hubiera dicho- dijoLouis

-¿Entonces?- pregunto Pansy

-Debemos investigar, con sus compañeras- dijo Blaise

-¿Por qué no van al ministerio?-pregunto Louis

-¿Para qué?, ellos no van ainvestigar la muerte de mi hija- dijo Blaise

-Claro que lo harán- dijo Louis

-¿Que han hecho durante este tiempo?-pregunto Pansy- Nada, al ministerio no le importa la muerte de mi hija, porquenosotros fuimos mortifagos, ellos
no se preocuparan.

-Gracias, nosotros ya nosretiramos- dijo Blaise

Pansy y Blaise, se fueron.

Enel castillo de Howgarts

-¿para qué me hiciste venir?-pregunto una muchacha a un joven

-¿Cómo estás?- pregunto elmuchacho

-¿Eso, que te importa Tedd?-pregunto la joven

-Por favor, Liliana - dijo Teddy

-No me llames de esa manera, soyLily Potter- dijo la joven

-ok, ok- dijo Tedd

-Ya di pronto, para que mepediste que viniera- dijo la Potter

-Quiero recordar viejos tiempos-dijo Tedd, abrazando a Lily por la cintura

-Suéltame o grito- dijo Lily

-jakajakajakja, Cómo si no tegustara que te toquen- dijo Tedd, tomando la cara de la muchacha y dándole unbeso.

Al principio se resistía, peroluego se dejo llevar.

-Ves, tú también lo deseas- dijoTedd

Lily, tomo la cara de Tedd y lollenaba de besos. Comenzó a sacarle la camisa, para seguir por los pantalones. Élno se quedaba atrás, y el uniforme de Lily desaparecía. Estaban de los más bienllenándose de besos, él acostado arriba de la Potter y esta gemía de placer.

-Liliana- dijo Tedd

-¿Me vuelves a decir así y tejuro que te saco los ojos?- dijo Lily.

-De acuerdo, prefiero verte dealiada- dijo Tedd

-¿Qué quieres?- pregunto Lily

-Ayúdame, ayúdame a vengar lamuerte de Rachel- dijo Tedd

-Esa zorra, jamás me cayó bien-dijo Lily

-Lo sé, pero quiero que sufraalguien, que yo sé que tú también lo deseas- dijo Tedd

-Rose- dijo Lily

-Aja- dijo Tedd y a Lily se leilumino la cara

-¿Qué quieres que haga?- dijoLily, con una sonrisa.

-Lo que vamos a hacer, se haráesta misma noche- dijo Tedd

-¿hoy?- pregunto Lily

-Si, aprovechemos que ya le quedapoco a tu prima- dijo Tedd

Lily sonrió.

-¿Qué planeas hacer?- dijo Lily

-Solo darle un pequeño empujón,ya sabes, para que tenga a su bebé luego- dijo Tedd

Lily y Tedd, rieron a carcajadas.

Continuará

-Si queremos hacer las cosas comocorresponde, debemos trabajar juntos- dijo Tedd a Lily

-Ya lo sé, esa maldita- dijo conrabia Lily

-Ya sé que la odias, y yo igual-dijo Tedd

-¿Nunca te entro la curiosidad dequererla, aunque sea un poco?- pregunto Tedd

 

-Por supuesto que no- dijo Lily,colocando cara de asco- por su culpa, Scorpius jamás me ha querido.

-Y nunca lo hará- dijo Tedd, contono burlón

-Cállate, imbécil- dijo Lily,levantando su varita y apuntando directamente a la cara de Tedd.

-Wuaaaa, no te tengo miedo- dijoTedd

-Luego arreglamos cuentas tú yyo, ahora vamos antes que se nos haga tarde- dijo Lily

Juntos llegaron al gran comedor yvieron que Rose estaba terminando de cenar, junto a Tamara y Samantha, en lamesa de las águilas.

-Oye James, mira hacia la puertade entrada- dijo Fred II.

James miro y pudo observar algo,que no le gusto para nada. Su hermana menor, al lado de la bestia de Tedd Grum.

Se puso de pie y fue hasta laentrada del gran comedor.

-¿Qué hacen ustedes dos, juntos?-pregunto James

-Mira Al- dijo Cris - tú hermano.

Al dio media vuelta y observo quesu hermano estaba a punto de enfrentarse a Tedd Grum. Se puso de pie y fue hastaellos.

-No estábamos juntos, idiota-dijo Lily, mirando mal a su hermano.

-¿Entonces?- pregunto James

-Tranquilo Potter, nosencontramos aquí afuera- dijo Tedd- además tú crees, que me rebajaría a hablarcon alguien tan
desagradable como esta.

Lily, dirigió una mirada de odioa Tedd

-Yo jamás me rebajaría, a hablarcon un idiota como tú- dijo Lily

-¿Qué está pasando aquí?-pregunto Albus

-Ahora llego el otro, que el parde imbéciles que Merlín me dio, ¿no tiene mejores cosas que hacer?- preguntoLily

Albus, hizo unas muecas dedesagrado a su hermana, dio media vuelta y se fue a sentar. James hizo lomismo, no quería amargar su cena.

Lily se fue a sentar a la mesa de Gryffindor y Tedd a la mesa delas serpientes.

-Rose, que emoción, pronto nacerátu bebé- dijo Sam

-Sí, es una alegría inmensa- dijoTamara

-Aunque a mí me gustaría
compartirla con otra persona- dijo la pelirroja, mirando disimuladamente a lamesa de las serpientes, donde un rubio disimulaba comer algo y estabacompletamente solo.

-No puedo comer, sabiendo que note tengo mi amor- pensaba el rubio Malfoy- Pero si es para que te recuperes, habrávalido la pena.

Rose se puso de pie, mientrasgran parte del comedor la miraba.

-¿Qué ven?- pregunto Samantha

-¿Qué miran?- pregunto Tamara

-Me quiero ir a mi cuarto- dijoRose

-Vamos, nosotras te acompañamos-dijo Sam

-No, ustedes quédense, no mepasara nada malo- dijo Rose, con una sonrisa- quiero estar, un rato a solas.

-¿Segura?- pregunto Samantha

-Si- dijo Rose, con una sonrisa.

La pelirroja, se dirigió a lapuerta del gran comedor y se dirigió a la sala común de Ravenclaw.

Lily le dirigió una mirada aTedd, y este se puso de pie.

Scorpius, que veía como supelirroja se retiraba, vio también como Tedd se puso de pie y disimuladamente salíadel gran comedor.

-¿Qué está pasando aquí?- sepregunto Scorpius. Se puso de pie y se dirigió a la puerta, algo le parecía extraño,Tedd parecía muy sospechoso.

-Scorpius- lo detuvo de prontoLily

-¿Qué quieres?- pregunto el rubio

-¿Podemos hablar?- pregunto Lily

-No, ahora estoy ocupado- dijoScorpius

-Por favor, solo será un momento-dijo Lily

-Ya te dije, que no- dijo Scorpius,dando media vuelta y salió del gran comedor

 

-Tú padre- dijo Lily,persiguiendo al rubio.

-¿Qué pasa con él?- preguntoScorpius

-Ya sabes
- dijo Lily

-¿Tú y él
o sea
sabes?-pregunto Scorpius

-Por supuesto y yo puedo ayudartea olvidarla- dijo Lily

-Mira Lily, yo amo a tu prima ysi no estoy con ella ahora, es porque quiero salvarle la vida - dijo Scorpius.

-Sé que algún día, tú y yo vamosa estar juntos- dijo Lily, tomando la cara de Scorpius

-Ya te dije, que nunca ocurrirá eso-dijo Scorpius

-Recuerda, que hiciste un trato- dijoLily

-El trato no incorpora acostarmecontigo, ni siquiera él estar juntos como amigos- dijo Scorpius, soltándose delagarre de Lily.

-¿Aún
la amas?- pregunto Lily

-Amo a tu prima, con locura- dijoScorpius- ella, es el amor de mi vida.

-Te arrepentirás. Tú padre sabrá,que no estás cumpliendo con tu parte del trato- dijo Lily

-Auxiliooooooooooooooooooooooo-se escucho la voz de una mujer.

-¿Rose?- se pregunto el chico

-Vamos de vuelta, al grancomedor- dijo Lily, tomando el brazo de Scorpius.

-No, Rose- grito Scorpius

-Auxiliooooooooooooooooooooooooo,alguien que me ayude- decía la voz, que el rubio pudo identificar, como la desu pelirroja.

-Roseeeeeeee- comenzó a gritarScorpius, en dirección de donde escuchaba esos gritos.

-Mierda- dijo Lily.

Scorpius, salió corriendo en direcciónde donde provenían aquellos gritos. Llego a una sala, y los ruidos como los gritoscesaron, hasta que escucho lo peor.

-Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh-grito alguien adentro.

Scorpius, abre la puerta y lo queencuentra, no le gusto para nada.

Continuará

-Rose, suéltala maldito- dijoScorpius, arrojando a Tedd que estabaencima de Rosita.

-Rose, responde- decía Scorpius-Responde por favor mi bella rosa.

-¿Qué le hiciste maldito?- dijoScorpius, mirando con rabia a Tedd

-Nada- dijo Tedd, arrancando porla puerta. Scorpius, lo iba a seguir, pero escucho los gemido de Rose.

-Rose, escúchame ¿estás bien?-pregunto Scorpius

-Scorpius
- decía Rose, con vozquebrada.

-No hables, voy a ir a pedirayuda- dijo Scorpius

-No, por favor- decía Rose

-Rose
- dijo Scorpius

-Scorpius, estoy sangrando- dijoRose

Scorpius, miro el cuerpo de Rosey se percato que el uniforme tenía sangre.

-Te llevare a la enfermería- dijoel rubio, que como pudo la tomo en brazos y la saco de allí.

Al llegar a la enfermería,Minerva que estaba junto a la enfermera, se impacto al ver a Rose en eseestado.

-¿Qué ocurrió?- pregunto asustadaMinerva

-Rápido profesora, tiene muchasangre- dijo Scorpius

-Oh, mi niña- dijo Minerva

-¿Pero
que ocurrió?- pregunto ladirectora

-Tedd Grum, la ataco- dijoScorpius

-¿Seguro?- pregunto Minerva

-Yo lo vi, cuando la estabaatacando- dijo Scorpius

-Por favor, atiéndala- dijoMinerva a la enfermera- usted señor Malfoy, viene conmigo.

-Yo me quiero quedar- dijoScorpius, mirando a rosita.

-Está bien, quédese- dijo Minerva

La directora salió de la enfermería,con dirección al gran comedor. Al llegar allí, se dirigió a la familia Weasley,a Sam y Tamy. Les informo lo ocurrido con Rose, ellos salieron de inmediato ala enfermería.

 

-Mierda- dijo para si Lily

-Profesores, busquen de inmediatoa Tedd Grum y envíenlo a mi oficina- dijo Minerva.

Todos comenzaron a buscarlo, perono había rastro de él.

-¿Qué paso, Malfoy?- dijo Albus,llegando de los primeros

-Tedd Grum, la ataco- dijoScorpius

-Por favor, esperen afuera- dijola enfermera

Todos salieron y con miradasasesinas, se dirigían a Scorpius.

-¿Por qué Tedd, ataco a Rose?-dijo James

-Yo
escuche su gritos- dijo Scorpius-mientras hablaba con

-¿Con quién?- pregunto Dominique

Scorpius, miro de reojo a Lily

-Con nadie- dijo Scorpius

-¿tú, aun la amas?- pregunto Samantha

Scorpius se quedo callado, cuandode pronto aparece la enfermera.

-¿Cómo esta Rose?- preguntoSamantha

-Rose, tendrá a su bebe aquí-dijo la enfermera

-Pero
- dijo Albus

-No hay tiempo
de llevarla a SanMungo- dijo la enfermera

-¿Quieres pasar?- le pregunto aScorpius

-Si quiero- dijo el rubio,mirando de reojo a Lily

Scorpius miro a Rose, se veía tanfrágil, tan bella

-Le hemos suministrado un poco deanestesia. - dijo la enfermera- Voy por unas pociones.

Scorpius aprovecho que no había nadie,tomo su varita y con un movimiento hizo aparecer su patronus y con un mensajedirecto a su padre. Sabía que se podía arrepentir, pero su padre tenía que traer lacura para Rose, él se lo prometió.

-Rose pequeña, tienes quedespertar- dijo la enfermera- tendrás a tu bebé ahora.

-¿Estoy en San Mungo?- preguntola pelirroja

-No, estas en Howgarts, nopodemos llevarte en estas condiciones, en un viaje tan peligroso para tu salud-dijo la enfermera -Señor Malfoy, colóquese esa bata y lávese las manos.

Scorpius obedeció.

-Scorpius, ¿estás aquí conmigo?-dijo Rose

-Si mi bella Rosa, nunca tedejare- dijo Scorpius

-Empuje
- grito la enfermera

-Vamos Rosita- dijo Scorpius

-No puedo, me duele mucho- dijoRose

Justo en esos momentos, llegaLouis Greengrass

-Tuve que empezar con el nacimientodel bebe- dijo la enfermera

-Perfecto, signos vitales deambos están en orden- dijo Louis, que por arte de magia, se coloco toda lavestimenta necesaria.

-Padre, por favor llega- decíaScorpius

-Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh-grito Rose.

Continuará

-Vamos Rose, tú puedes- dijo laenfermera

-Rose- dijo Louis- solo unempujón más y nacerá tu hijo, preciosa.

Scorpius se sorprendió, de lamanera en que su tío llamo a Rose, pero no quiso decir nada.

-Vamos Rose- dijo Louis.

-Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh- gritoRose, cayendo sobre la cama.

-Es una niña- dijo Louis- porfavor, usted encárguese de ella- le dijo a la enfermera- yo veré a Rose.

-Tío, Rose no despierta- dijollorando Scorpius

-Rose, vamos - dijo Louis

-Los signos vitales estándecayendo- dijo Louis.

-¿Qué significa eso?- preguntoScorpius

-La estamos perdiendo- dijo Louis

-Padre, ¿Por qué mierda nollegas?- dijo Scorpius

Enla mansión de los Malfoy

-Señor Malfoy, hemos recibido unanoticia- dijo un hombre de contextura gorda

-¿Qué cosa?- pregunto Draco

-La señorita Weasley, está dandoa luz- dijo el hombre - en el colegio Howgarts

 

-¿Y?- pregunto Draco

-Usted prometió algo- dijo elhombre

-Yo mismo, se lo llevare- dijoDraco, que tomando su chaqueta se fue.

Enfermeríaen Howgarts

-Rose, por el amor de Merlínresiste- dijo Louis

-Rosita mi vida, te amo vuelvepor lo que más quieras- dijo Scorpius

-Perdóname si te hice sufrirestos días, fue para salvarte la vida- dijo Scorpius.

Louis tomo una poción en su maletíny se la inyecto a Rose.

-¿Qué es eso?- pregunto Scorpius

-Es una poción que nos ayudara
arestablecer los signos vitales. Espero que funcione- dijo Louis

-¿Por qué no la trasladas a SanMungo?- pregunto Scorpius

-Está muy débil
no resistiría unviaje- dijo Louis

-¿Cómo esta mi hija?- preguntoScorpius

-Está bien, pero necesita elcalor de madre- dijo la enfermera

-Ahora Rose, no podrá atenderla-dijo Louis

En esos momentos la puerta de la enfermeríase abre y entra Ronald junto a Hermione.

El pelirrojo y el rubio se quedanmirándose.

-¿Cómo esta?- pregunto Hermione

-Tiene los signos vitales bajos,pero no puedo enviarla a San Mungo
es peligroso en su estado- dijo Louis.

Ronald, toma a Scorpius del brazoy se lo lleva a un lado.

-¿Dónde está tu padre?- preguntoel pelirrojo

-Ni idea, le envié un patronuspero no ha llegado- dijo Scorpius

Cuando Ronald divisa a un rubio.

-Ven ya está aquí- dijo Ron

Scorpius y él salen de la enfermería,corriendo por las escaleras al piso inferior.

-¿Dónde van?- pregunto Albus,pero ninguno de los dos respondió.

-Estoy aquí, para cumplir con mipromesa- dijo Draco

-Dame el antídoto- dijo Ronald

-¿Has cumplido tu promesaScorpius?- pregunto Draco

-Me he mantenido lejos de ella-dijo el rubio

-Perfecto, recuerda el juramento-dijo Draco

-Dámelo ya- dijo Ronald

-Antes, llévate a la criatura-dijo Draco

-No hay tiempo, mi hija se muere-dijo Ron

-Llévatela o no hay antídoto-dijo Draco

-Vamos Scorpius- dijo Ronald.- (recuerdalo que te dije, mientras bajábamos las escaleras), el rubio asintio.

Y ambos corriendo, llegaron devuelta a la enfermería.

-¿Cómo esta?- pregunto Ron

-Solo un milagro la salvaría-dijo Hermione, llorando

-Toma- dijo Scorpius

-¿Qué es esto?- pregunto Louis

-Es el antídoto, a la enfermedadde Rose- dijo Ronald

-Pero
- dijo Louis

-Hazlo ya- dijo Scorpius

Louis temeroso, le inyecto la poción.

-Abra que esperar- dijo Louis.

-¿Ronald, que haces con la bebé?-pregunto Hermione

-Dile a mi hija, que me perdone-dijo Ronald, saliendo de la enfermería con la niña en brazos.

-Tío, ¿Dónde vas con esa bebe?-pregunto Albus

-No te metas- dijo Ronald,levantando la varita

-Ron- dijo Harry

-Scorpius, ¿has algo?- dijoDominique

-No puedo hacer nada- dijoScorpius, al lado de Ronald.

-Ronald Weasley, devuelve a esabebe- dijo Hermione

-Díganle a Rose, que nos perdone-dijo Scorpius, llorando

Y ambos se fueron corriendo.

Detrás lo perseguían, los Weasleyy los Potter

-Ronald, detente- grito Harry, noquería enviar ningun hechizo, ya que se encontraba la niña con ellos.

Ronald y Scorpius, llegaron al jardíny a la viste de todos, desaparecieron.

 

-Ronald- grito Ginny

-Scorpius- grito Albus

Pero ya era demasiado tarde,ambos adultos se fueron con la niña en brazos.

Diezdías más tarde, en San Mungo

-¿Cómo se encuentra Rose?-pregunto Albus a su tía Hermione

-Estable, pero aun no despierta-dijo Herms

-Hermione- dijo Astoria

-Astoria- dijo Herms

Y ambas castañas se abrazaron,llorando

-Temo darles una mala noticia-dijo Harry

-¿Qué pasa?- pregunto Herms

-Han encontrado dos cuerpos dedos hombres y una infante, muertos- dijo el azabache

-Son
- dijo Hermione

-Es
lo más probable- dijo Harry.

Continuará

Tresaños más tarde

Casade los Weasley- Grangers.

HablaRose

-Ya han pasado tres años, desdeque todo ocurrió. Tres años desde que mi padre, Scorpius y mi hijadesaparecieron. Tres años que Scorpius me la arrebato y se la llevo.

-Ahora los tres han muerto y yome quede sola.

Rose estaba en su cuarto, en lavieja casa de los Weasley Grangers. Siempre se quedaba encerrada allí, bajo suspensamientos y recuerdos desde que termino sus estudios. En Howgarts, pasaba delas clases a su cuarto, ya no se juntaba con nadie, ni siquiera con sus amigas.

Hablanarradora

-Hija, ¿puedo entrar?- preguntoHermione, desde el otro lado de la puerta.

-Si pasa- dijo Rose

-Te traigo leche con chocolate yunas tostadas- dijo Hermione

-Me tratas como una niña pequeña-dijo Rose.

-Eres mi bebé- dijo Hermione, conuna sonrisa

-Que no te escuche Hugo- dijoRose.

-No te preocupes- dijo Hermione.

-Hija
han pasado ya tres años y
-dijo Hermione

-Y nada- dijo Rose, colocándose depie y dejando su vaso de leche en su cómoda.

-Hija, yo también sufro por todolo que paso- dijo Hermione- Tu padre

-No me hables de ese señor, él medestrozo la vida- dijo Rose

-Rose, él fue tu padre- dijoHermione

-Un padre, un padre no haría esoa su hija, me quito lo más hermoso- dijo Rose.

-Hija, debes saber perdonar- dijoHermione

-No, no puedo y no lo hare jamás-dijo Rose.

-Rose, perdón ¿puedo entrar?-pregunto Hugo, desde la puerta de la habitación de su hermana.

-¿Qué pasa Hugo?- preguntoHermione

-Allá abajo, te esperan- dijoHugo a su hermana

-¿Quién?- pregunto la pelirroja

-El hermano de la señora Astoria-dijo Hugo.

Rose bajo las escaleras, ibavestida con unos short de mezclilla y una polera sin mangas, con el cabellotomado en un moño y unas sandalias. Era pleno verano y el calor era un pocosofocante.

-Hola- dijo la pelirroja.

-Hola- dijo Louis Greengrass,dando media vuelta.

-Es tan parecido a Scorpius- pensóla bruja, pero negó de inmediato.

-¿Qué quieres?- pregunto Rose a Louis,quien la miraba embobado. Llevaba tres años enamorado de ella, pero sabía queera un imposible.

-Mi hermana, me dijo que vino averte y no quisiste recibirla- dijo Louis.

-No quiero tener nada que ver conninguno de ustedes, ¿Qué no entienden?- dijo Rose.

-Te entendemos, sabemos que estassufriendo- dijo Louis, mirando aquellos hermosos ojos azules.

-Entonces, ¿Por qué insisten?-dijo Rose.

 

-Rose, mi hermana también estásufriendo
ella perdió a su único hijo- dijo Louis.

-Deberías escucharlo, Rose- dijoHermione.

-¿Qué dices mamá?- dijo Rose

-Yo se que Scorpius cometió ungrave error, pero Astoria está sufriendo igual que tú. Ambas perdieron a unhijo- dijo Hermione

-La señora Astoria siempre fuemuy buena conmigo- dijo Rose, sentándose en un sillón.

-Rose, ella está muy triste desdeque murió Sc
, desde que murió su hijo
no tiene ánimos de nada - dijo Louis.

-¿Y el señor Draco?- PreguntoRose.

-Ni idea, tengo entendido quepasa en su trabajo - dijo Louis- La verdad de las cosas, me preocupa más mihermana.

-Rose- dijo Hermione

-Está bien- dijo Rose, colocándosede pie y tomando una chaqueta de mezclilla que hacia juego con los shorts.

-Vamos, yo te llevo hasta dondeesta ella- dijo Louis, dándole la mano a Rose.

Hermione pudo notar algo en lamirada del chico, algo muy parecido a la mirada de Scorpius cuando estaba conRose.

Enla casa de los Potter- Weasley

-Madre- dijo James.

-¿Qué sucede?- pregunto Ginny.

-Debo decirte algo- dijo el mayorde los Potter.

-¿Qué sucede?- pregunto Ginny.

-Le propuse matrimonio a Sam, yella acepto- dijo James.

-Que alegría- dijo Ginny,abrazando a su hijo.

-¿Qué sucede?- pregunto Albus,que iba bajando las escaleras.

-Que me voy a casar enano- dijoJames

-Me alegro, por ti- dijo Albus-aunque
dale mi más sentido pésame a Sam.

-Chistoso- dijo James.

-¿Dónde está papá?, quiero darlela noticia- dijo James.

-Está en la oficina- dijo Ginny, apagandola voz en casi un susurro.

-Ya son tres años- dijo James.

-Tres años- dijo Albus.

España

-Mira, hijita- dijo una pelirrojaa una linda niñita.

-Dame mi osito- dijo la niña.

-Si me dices mamá- dijo lapelirroja.

-¿Por qué mi nieta, debería decirtemamá?- pregunto un pelirrojo desde el marco de la puerta.

-Porque es la verdad- dijo lapelirroja.

-Ella no es tu hija- dijo elpelirrojo, tosiendo.

-Claro que lo es, yo la hecuidado y la he criado como hija- dijo la pelirroja.

-¿Qué está pasando aquí?-pregunto un rubio.

-Lo que sucede, es que mi adoradotío, no me deja tranquila- dijo la pelirroja.

-Tan solo quiero, que mi nietacrezca
sabiendo quien es su verdadera madre- dijo el pelirrojo.

-¿Quieres que la niña se entere,que tú su abuelo, la arrebataste de los brazos de su madre moribunda?- dijo lapelirroja.

-Eso fue
teníamos que hacerlo-dijo el pelirrojo.

-Ya basta- dijo el rubio, antesque la pelirroja dijera algo- Dame a mi hija.

-Vamos a ir a jugar con tusmuñecas- dijo el rubio a la niña.

-Scorpius- dijo el pelirrojo-Ann, es igual a su madre.

La pelirroja que estaba a su ladose fue furiosa.

-Es cierto, mi pequeña Ann esigual a Rose. Mi Rose- dijo el rubio.

Continuará


Quiero pedir perdón ante todo por no actualizar esta historia. Sufrí una especie de vació de imaginación de este fic, pero he vuelto :)

saludos y muchas gracias a todos

nicki_malfoy

Mansiónde los Greengrass

-Ya llegamos- dijo Louis, tomadode la mano de la pelirroja

-¿Es la casa de los Greengrass?,pensé que iríamos a la mansión de los Malfoy- dijo Rose.

 

-Mi hermana, se está quedandoaquí- dijo Louis.

-¿Y el señor Draco?- preguntoRose.

-Han peleado últimamente, mispadres le pidieron a Astoria que se quedara con nosotros- dijo Louis.

-¿Se van a separar?- preguntoRose.

-No lo creo, se aman, pero desdeque murió Sc
, en fin- dijo Louis, tomando de la mano a Rose.

-Oye, podrías soltarme- dijoRose, con un tono de voz frio.

-Lo siento- dijo Louis sonrojado,cosa que no paso desapercibido por Rose.

-Señor Louis- dijo Catrina laelfa domestica de Astoria.

-¿Dónde está Astoria?- preguntoLouis.

-Afuera, en el jardín- dijoCatrina, pero se quedo muda al ver que venia también Rose.

-Niña Rose- dijo Catrina, con unavoz dulce.

-Hola- dijo Rose.

-Ven, vamos al jardín- dijoLouis, tomando la mano de Rose, pero ella lo soltó de inmediato.

-Te sigo- dijo la pelirroja.

Louis se fue delante de Rose yllego a una gran puerta, que daba paso a un jardín hermoso, lleno de flores yarboles. Al final, había una hamaca y allí estaba sentada Astoria.

-Iré yo primero- dijo Louis yRose se quedo más atrás.

-Astoria, hermanita- dijo Louis, acariciandola mejilla pálida de la castaña.

-Louis- dijo Astoria, abriendosus hermosos ojos verdes.

-Mira quien vino a verte- dijoLouis, indicando a la pelirroja que estaba más atrás.

-Rose- dijo Astoria, sonriendo y abrazandoa la pelirroja, gesto que fue devuelto.

Mansiónde los Potter- Weasley

-Albusssssssssssssssssssssssssssssss,baja- grito Ginny Weasley

-¿Qué ocurre, mamá?- preguntoAlbus, que venía bajando con solo una toalla envuelto, y quedando rojo al percatarsede quién era la que estaba al lado de Ginny.

-A
lice- dijo Albus y Ginny sefue a la cocina para reír fuerte y claro.

-Espérame, regreso de inmediato-dijo Albus.

Subió rápidamente a su cuarto yen menos de cinco minutos ya estaba abajo.

-jajajjajajajaja, ¿Cómo si fuerala primera vez que te veo de esa manera?- dijo Alice.

-Uffff, por favor Alice- dijoAlbus.

-Vengo a ver a mi hermoso novio ya comer con ustedes- dijo la chica.

-Vamos a sentarnos afuera,mientras esperamos- dijo Albus

Albus y Alice se sentaron bajo unárbol y se abrazaron.

-¿Has visto a Rose?- preguntoAlice

-No últimamente- dijo Albus

-Ayer me dijo mi hermano Frank,que James se va a casar con Samantha- dijo Alice

-jajajajajja, pobre Samantha-dijo Albus.

-¿Tú crees que Rose
se vuelva aenamorar?- dijo de pronto Alice

-No, ella solo amo a una persona-dijo Albus- aunque si me gustaría que se volviera a enamorar, yo sería elprimero en apoyarla.

-Ohhhh Albus, que hare- dijoAlice estirándose sobre el hombro del azabache

-¿Sobre qué?- dijo Albus riendo,ante el gesto de la muchacha.

-Dentro de unas semanas más,tengo que volver a Howgarts- dijo Alice, haciendo un puchero.

-Tranquila, solo es un año más-dijo Albus

-Pero
estaré sola- dijo Alice.

-Estarás con Hugo y tus amigas-dijo Albus

-Pero
no estaré contigo, miterroncito de azúcar- dijo Alice, rodeando la cintura del chico con suspiernas.

-Nos veremos en Hogsmade, envacaciones de navidad, pascua y además yo podre ir de visita.- dijo el azabache

 

-Pero no será lo mismo- dijoAlice con un puchero.

-Te amo- susurro Albus, besando ala rubia con fiereza.

-Eso que siento, es ¿"eso"?-pregunto Alice, coquetamente.

-Aja- dijo Albus, que seguía besandoa Alice, mientras una de sus manos se iba por debajo de la blusa de la chica.

-Albus, Alice a comer- gritoGinny, y ambos muchachos se sobresaltaron, mientras Ginny sonreía.

Mansiónde los Greengrass

-¿Te quedaras a comer, cierto?-pregunto Astoria a Rose.

-mmmmmm- dijo Rose.

-Di que si, por favor- dijoAstoria, que sorprendentemente había recuperado el color de sus mejillas.

-Está bien- dijo Rose, aunque nomuy convencida.

-Le diré a Catrina, que nos sirvala comida- dijo Astoria y se fue a la cocina.

-Gracias por quedarte a comer, senota que tu presencia a mi hermana le hace bien- dijo Louis.

-Estimo mucho, a la señoraMalfoy- dijo Rose, con una sonrisa.

Louis tomo las manos de lapelirroja y le sonrió, sintiendo que las manos de aquella chica eran cálidas.

Rose noto aquello, y no tuvo elimpulso de soltarlas como hace un rato; sino que al contrario, también las sintiócálidas.

-¿Interrumpo algo?- preguntoDaphne, sobresaltando a ambos chicos.

Continuará

Enla mansión de los Potter

-No creo que sea bueno, queestemos en tu habitación solos- dijo Alice a un Albus, que estaba medionervioso.

-¿Por qué no?- pregunto Albus

-jajajajajajjajajajaj, porque tufamilia esta allá abajo, y se puede prestar para malas interpretaciones- dijoAlice

-No te preocupes, James esta conSamantha en el jardín y mis padres están viendo una película y Li
- dijo Albus,pero se cayó de inmediato, al darse cuenta a quien iba a mencionar.

-Albus, ¿Aun la extrañas,verdad?- pregunto Alice.

-Es mi hermana, es obvio que laextrañe- dijo Albus, sentándose en su cama- pero no quiero hablar de ella.

-Albus, será mejor para ti si
-dijo Alice

-Te dije, que no quiero hablar deella- grito Albus, levantándose como un resorte de la cama y pegando la paredde un puño.

Alice se asusto, nunca habíavisto a Albus tan enojado.

-Lo
lo siento- dijo Albus, luegode unos minutos- Pero tú sabes que en esta casa
no hablamos de ella.

Alice se acerco a Albus y loabrazo con fuerza, este respondió a su abrazo con dulzura.

-Aun recuerdo, la última vez que lavimos- dijo el azabache

Flash Back

Habíanpasado tres semanas desde lo ocurrido con Rose, y todos los Weasley estaban ensus respectivos hogares.

-Liliane-grito Harry Potter, en la puerta de la habitación de su hija.- abre deinmediato.

-Déjamesola- dijo Lily

-¿Quéocurre, porque esos gritos?- pregunto Ginny

-Tuhija, otra vez se encerró en su cuarto- dijo Harry

-Claro,es mi hija cuando no te hace caso a ti- dijo Ginny

-Noquiero pelear- dijo Harry

-Yotampoco, lo lamento Harry- dijo Ginny, abrazando a su esposo.

-Ayúdame,a que abra la puerta- dijo Harry

-LilianeLuna Potter Weasley, abre de inmediato- dijo enojada Ginny, pero la puerta nose abrió.

Pasaronlos días y la relación con Lily seguía igual, distanciada y fría.

 

Jamesy Albus, trataban de hablar con su hermanita, pero ella olímpicamente losignoraba.

Undía, cuando era la hora de la comida, Harry fue hasta la habitación de su hijay vio extrañado que la puerta estaba abierta; al entrar se dio cuenta que Lilyya no estaba ahí, ni su ropa, ni sus maletas, nada de valor.

Lilyse había escapado. Harry y los demás aurores buscaron por días, meses, pero noencontraron ni un rastro de ella.

Desdeese día, de Lily Luna Potter Weasley nunca más se supo.

Apesar de que no lo demuestre, Ginny llora en silencio, al igual que Harry.

Fin Flash Back

-Albus, tranquilo- dijo Alice,acariciando la mejilla del azabache.

-Si no fuera por ti, ahora mismoyo estaría muerto- dijo Albus

-Ni lo digas, tu jamás te morirás,viviremos hasta tener doscientos años- dijo Alice haciendo reír a Albus.

-mmmmm, siendo brujos
podemoshacer algo con eso- dijo Albus

-No Albus, esa magia es magiaobscura- dijo Alice, alarmada

-Tranquila rubiecita, solo fueuna broma- dijo Albus, sonriendo.

-Más te vale- dijo Alice.

-¿Has sabido algo sobre tusamigos, Cris y Enrique?- pregunto Alice, abrazada al pecho del azabache

-No, lo último que supe, fue queCris se fue a América y Enrique esta
creo que se fue a África- dijo Albus.

-Eres un mal amigo, ni siquierasabes donde están tus amigos de diabluras- dijo Alice.

-De Cris no sé nada desde haceseis meses y de Enrique, bueno él
se fue a penas terminamos los estudios enHowgarts, o sea hace más de un año- dijo Albus.

-¿Te gustaría volver a ver a tusamigos?- pregunto Alice.

-Pues claro- dijo Albus.

-Porque no le pides a tu tía Hermione,que te enseñe sobre eso del internet Muggle- dijo Alice.

-jajajajajjajaja, buena idea -dijo Albus

-Albus- dijo Alice, luego de unosminutos.

-Dime- dijo el azabache

-¿Puedo pasar la noche contigo?-pregunto Alice

A Albus se le ilumino la cara.

-¿Estás segura?- pregunto elazabache

-Claro que si- dijo Alice y besocon ternura los labios del chico.

Enlos jardines de la casa Potter

-Sam, ¿quieres un poco de jugo?-pregunto James con una sonrisa.

-Sí, gracias- dijo la chica,recibiendo un vaso con jugo de calabaza.

-¿En que estabas pensando?-pregunto James Sirius.

-En Rose- dijo Sam, sentándose enuna silla para admirar el cielo.

-¿Tú crees, que ella saldrá detodo esto?- pregunto James

-Claro que si, Rose es unaguerrera- dijo Sam- ha pasado por muchas cosas y
volverá a sonreír.

-Como me gustaría que volviera laRose de antes- dijo James

-Tu molestabas, a la Rose deantes- dijo Sam, con tono de reproche

-Es cierto, fui un tonto enhaberla tratado tan mal- dijo James

-Por suerte, ya te diste cuentade tu error- dijo Sam

-Por desgracia mi hermana no- dijoJames

-Lily
ella misma forjo sudestino- dijo Sam

-Es cierto- dijo James, colocandouna mirada nostálgica

-¿Te gustaría volver a verla?-pregunto Sam

-Sí, y me gustaría decirle muchascosas
y reclamarle otras- dijo James abrazando a Sam.

La rubia, tan solo acaricio elcabello del mayor del clan de los Potter.

 

-Espero que Rose se vuelva aenamorar, nosotros la apoyaremos- dijo Sam.

-Aja- dijo James Sirius.

Continuará

Mansiónde los Greengrass

-Estuvo deliciosa la cena, señoraAstoria- dijo Rose.

-Gracias- dijo Tori, con unasonrisa.

-Creo
que ya es hora de irme-dijo Rose.

-Espera, aun no hemos podidohablar- dijo Tori.

-Ya es muy tarde señora Malfoy,que le parece si mañana nos juntamos- dijo Rose.

-De acuerdo, en la plaza que nosvimos aquella vez, ¿te acuerdas?- pregunto Astoria.

Rose asintió, como no se iba aacordar de aquel lugar, fue el lugar donde aprendió a ser otra persona.

-Mañana a las 10:00- dijo Rose yAstoria asintió.

-Yo te llevo - dijo Louis.

-No es necesario, yo séaparecerme- dijo Rose.

-Claro que si es necesario, estarde - dijo Louis.

-Se defenderme sola- dijo Rose.

-Rose
deja que mi hermano telleve- dijo Astoria.

-Está bien- dijo Rose, con unsuspiro.

Louis sonrió y tomando la mano deRose desaparecieron.

-Que alegría, volver a ver aRose- dijo Tori.

-Louis le gusta Rose- soltó depronto Daphne

-¿Qué?- pregunto Astoria, mirandodetenidamente a su hermana

-No te hagas, la que te sorprendes-dijo Daphne

-No lo creo- dijo Astoria.

-Se nota hermanita, a nuestrohermano menor le gusta Rose Weasley- dijo Daphne

-¿Por qué piensas eso?- preguntoAstoria.

-Se nota
su mirada, su forma deser con ella- dijo la rubia.

-Pero
Louis sabe que Rose ama aScorpius- dijo Astoria- nunca le hará caso.

-Hermana, yo también sufro con lamuerte de mi sobrino- dijo Daphne, tomando las manos de Tori.- Pero él ya murió,acéptalo.

Astoria se puso triste.

-Me vas a creer que estoy loca,pero
mi corazón de madre me dice que
él sigue vivo- dijo Astoria.

-Tori, Scorpius ya no está- dijo Daphne

-Eso ya lo sé- dijo gritandoAstoria.

-¿Tú crees que Rose
también legusta Louis?- pregunto Astoria.

-Yo creo
que ella sigue estandomuy dolida, por todo lo que ocurrió- dijo Daphne- pero si el día de mañana,ella decide rehacer su vida, tienes que aceptarlo.

-No fue lo que te pregunte- dijoAstoria.

-Es lo que yo creo- dijo Daphne,mirando con ternura a su hermanita.

-¿Y Scorp?- pregunto Tori.

-Tori, él murió, ya no está aquí-dijo Daphne

-No creo que Rose, se olvide tanpronto de su primer amor- dijo Astoria.

Daphne abrazo a su hermana y ledio un beso.

Restauranteen Londres Muggle

-¿Dónde estamos?- pregunto Rose,al darse cuenta que no estaba en la casa de su madre.

-Estamos en un bar muggle,¿quieres pasar?- pregunto Louis.

-Quiero irme a mi casa- dijoRose, a punto de desaparecer.

-No, espera por favor, quierohablar contigo- dijo el muchacho.

-¿Sobre qué?- pregunto Rose.

-De ti- dijo Louis

-¿De mi?- pregunto la pelirroja

Y el chico asintió. Rose dio unsuspiro y acepto, pero solo por un momento.

-Dos jugos de frutilla y algopara comer- dijo Louis, a un mesero.

-Enseguida- dijo el hombre

-Rose, ahora que estamos solos
quisiera hablar contigo- dijo Louis

-Dime- dijo la pelirroja.

-¿Aun
piensas en mi sobrino?-pregunto Louis.

 

Rose lo quedo mirando fijamente.

-Si no quieres hablar de eso, teentiendo- dijo Louis, arrepintiéndose de inmediato por aquella pregunta tonta.

-No, está bien, creo que tarde otemprano tendré que desahogarme con alguien- dijo Rose.

-Tu sobrino fue para mí, elprimer hombre de mi vida, fue el primero que me dio un beso, el primero que mehizo el amor
- dijo Rose.

Louis se sintió incomodo anteaquello, pero siguió escuchando a la pelirroja.

-Pero también fue
el primero queme traiciono, me engaño; primero por una apuesta, luego cuando volví a caer ensus redes
me quito lo más hermoso- dijo Rose, llorando.

-Lo siento
Rose- dijo Louis.

-No te preocupes- dijo lapelirroja

-Sobre tu pregunta, la respuesta esno, ya no pienso en él- dijo Rose.- Si deseo que su alma descanse en paz, peroScorpius es un tema cerrado para mí, quedo en el pasado.

Louis sonrió, aunque sabía queeso no estaba bien, con tan solo pensar en que Rose ya no pensaba en Scorpius,lo hacía sentir bien.

En la pista de baile, se empezó aescuchar la canción de Alejandro Fernández"si tú supieras", https://youtu.be/ElF_NuB3LHc.

-¿Quieres bailar?- pregunto Louis

-jajajajjaja, es una canción romántica,eso ya no va conmigo- dijo Rose, sirviéndose unas papas fritas.

-Solo está, por favor- dijoLouis.

-Está bien, pero solo esta canción-dijo Rose.

Louis tomo la mano de Rose y juntosse fueron a la pista de baile.

Louis tomo por la cintura a lapelirroja, y coloco su cabeza en su hombro. Rose tardo en reaccionar, perocuando lo hizo, puso su brazo derecho en la espalda del chico y apoyo su cabezaen el pecho de él.

Ambos cerraron sus ojos, llevándoseguiar por la canción.

Continuará

Casade los Weasley- Grangers

-¿Estas son horas de llegar?-pregunto Hermione, encendiendo la luz.

-Lo siento, no me percate de lahora- dijo Rose.

-Ya me di cuenta, ¿Dóndeestabas?- pregunto Hermione

-Ya sabes, estaba donde la señoraMalfoy- dijo Rose.

-¿Y te viniste tan tarde?-pregunto Herms

-Madre
- dijo Rose

-Se que ya eres adulta, pero mepreocupas, ¿Dónde estabas?- pregunto la castaña.

-No quiero hablar- dijo Rose

-Le envié una nota a Astoria, medijo que saliste de su casa cerca de las 10 de la noche y mira
son las 3 de lamañana- contesto Hermione furiosa.

Rose la quedo mirando, nunca seimagino que fuera tan tarde.

-Lo siento, debí avisarte- dijola pelirroja- Louis me llevo a un bar muggle, lo siento
no me di cuenta de lahora.

-Ya veo, te agrada ese joven¿cierto?- pregunto Hermione

-Claro que me agrada, es buenapersona- dijo Rose, mirando a su madre a los ojos.

-Anda a acostarte, quieres- dijoHermione

Rose dio media vuelta y subió asu habitación, mientras Hermione tomaba asiento.

-Espero
que solo sea "buena persona", Rose- dijoHermione.

Mansiónde los Greengrass

-¿Qué haces tan tarde?- preguntola madre de Astoria, a una castaña que estaba sentada mirando un punto fijo.

-¿Qué hora es?- pregunto Tori.

-Tarde, las tres de la mañana-dijo su madre

-Espero a Louis, fue a dejar aRose Weasley a su casa y aun no llega- dijo Astoria.

 

-¿Y si le paso algo?- pregunto sumadre un poco alterada.

-Madre no le pasó nada, lasnoticias malas son las primeras que llegan- dijo Astoria.

Justo en ese momento apareceLouis por la puerta y su madre se lanza a abrazarlo.

-Hasta que llegas- dijo Astoria.

-¿Qué te ocurre?- pregunto Louis,al darse cuenta de la cara de enfado de su hermanita.

-La madre de Rose, me envió unacarta preguntándome por su hija, ¿Dónde estaban?- pregunto Astoria.

-Lo lamento
la lleve a un lugar
para que se distrajera- dijo Louis.

-¿A dónde?- pregunto la señoraGreengrass

-A un bar muggle, no me di cuentade la hora
lo lamento- dijo Louis.

Louis dio media vuelta para subira su recamara.

-Te gusta Rose Weasley, ¿Verdad?-pregunto Tori.

-¿Queee?- pregunto el chico.

-No digas tonteras Astoria, ¿CómoLouis le puede gustar esa niñita?- dijo su madre

-¿Por qué no?- pregunto Astoriacon una ceja alzada.

-Porque no- dijo Louis.

-Di
la verdad- dijo Astoria.

-Calma- decía la madre de ambos.

-Yo no podría meterme, con la quefue la novia de mi sobrino- dijo Louis-respeto su memoria.

-Está bien, lo siento si pensé locontrario- dijo Astoria, subiendo a su cuarto.

-Louis, espero que de verdad note fijes en ella- dijo su madre, yéndose a su recamara y dejando a Louis pensativo.

Dormitoriode Rose

Rose entro a su cuarto, cerró lapuerta y encendió una luz tenue que estaba al lado de su cama. Se tiro arriba delcubrecama y cerró los ojos. La luz tan solo alumbraba su cara.

-Por favor abuelito Arthur, ayúdamea olvidar mi pasado- decía Rose, mientras mantenía sus ojos cerrados.

-Debo sacarme a Scorpius
de mi corazón-decía la pelirroja, derramando unas lágrimas.

Y recordó cuando Scorpius, lallevo a la sala de menesteres por primera vez. Podía sentir el rico aroma de lacomida, la música de fondo y Scorpius besándola. Y allí en ese mismo lugar, recordarsu primera vez, cuando ambos se entregaron al amor que sentían, al amor que se suponíaiba a durar para siempre.

-¿Cómo hago para sacarte de mi corazón,Scorpius?- pregunto Rose, mientras unas lágrimas rebeldes, salían de sus ojos.

Continuará

CalderoChorreante

-Buenos días señora Longbottom-dijo una pelinegra, muy alegre.

-Buenos días Tamara, ¿todo bien?-pregunto la rubia, con una sonrisa.

-Si señora, no hay mucho públicoeso sí- dijo Tamara

-Aun es temprano, lo que me hacerecordar ¿No tenias clases el día de hoy?- pregunto Hannah

-No, el profesor se enfermo, yquise venir a recuperar el día que usted me dio libre para estudiar para miexamen- dijo Tamara- claro, ¿si a usted no le molesta?

-Claro que no, me gusta muchosaber que estas aquí, pero no era necesario- dijo Hannah

-Claro que si, usted ha sido muybuena conmigo en darme trabajo aquí en la taberna- dijo Tamara.

-Al contrario, tú has sido muy eficiente.Alice entrara pronto a su último año en Howgarts y Frank
él está en suspropios asuntos- dijo Hannah dando un suspiro.- Aunque no me puedo quejar,ambos me ayudan y mucho.

-¿Y cómo te ha ido en clases?-pregunto Hannah

-Estupendo, las clases en elinstituto de medimagia son increíbles- dijo Tamara

-Que bien ¿y pretendes pedirplaza en San Mungo o en Howgarts?- pregunto Hannah

 

-Lo más probable que sea en SanMungo- dijo Tamara- aunque
también me gustaría irme de misionera a África. Segúntengo entendido, hay muchas necesidades allá, tanto para los muggles como para losmágicos.

-mmmm, entiendo- dijo Hannah, quemirando a la puerta de la taberna, se dirigió nuevamente a Tamara.

-Querida, ¿puedes ir a la mesa3?, y voy a ir a la bodega- dijo la rubia.

-Sí, enseguida- dijo Tamara.

Tamara, tomo su lapiceraespecial, un cuaderno y unos paños.

-Disculpe la molestia, recién estamosabriendo. Voy a limpiar aquí y enseguida lo atiendo- dijo la pelinegra.

-¿Dígame, que se le ofrece?- dijoTamara luego de unos minutos y pasándole la carta al hombre, el bolígrafo estabaa su lado, listo para comenzar a escribir.

-Por favor, quisiera un café conchocolate y pan tostado francés- dijo el hombre

Tamara tomo nota y sonrió, perose fijo en algo que la hizo llamar la atención, aquella voz la conocía.

-¿Enrique?- pregunto sorprendidala muchacha.

El joven se dio vuelta y la viode frente, hizo una pequeña sonrisa con sus labios.

-¿Tamara
eres tú?- pregunto elmoreno con tono de sorpresa.

-Siii, soy yo- dijo feliz Tamara,no veía a aquel muchacho desde que salieron de Howgarts, o sea, hace un poco másde un año.

-¿Pero, qué haces aquí?- preguntoel moreno.

-Trabajo aquí- dijo Tamara, sinpoder quitar su sonrisa del rostro.- ¿Y tú, que has hecho todo este tiempo?

Enrique iba a contestar, pero enesos momentos entraba una muchacha de unos 19 años, tez morena, pelo negro conrizos bien definidos y ojos verdes.

-Amor, es hermoso este lugar-dijo la muchacha, con una gran sonrisa a Enrique.

-Michelle- dijo Enrique- pensé quenos veríamos en tu casa.

-Sí, es que llame a tu casa y medijeron que habías venido muy temprano para acá, quise darte una sorpresa- dijoMichelle.

-Oh genial- dijo Enrique.

-Por favor, ¿me puedes traer eldesayuno del día?- dijo la joven a una sorprendida Tamara.

Luego de un par de segundosreacciono y con una sonrisa asintió.

A los pocos minutos, llego Tamaracon la orden de ambos.

-¿Te gustan?, mis padres me lotrajeron directamente de Francia- dijo Michelle, entregándole al moreno unsobre con hartas tarjetas.

-Están bellos- dijo Enrique.

-Gracias, te puedes retirar- dijoMichelle a Tamara, quien no se movía del lugar al ver de qué se trataba dichastarjetas.

-Oh, lo siento- dijo Tamaraapenada.

-Tamara, ¿te pasa algo?- preguntoHannah- ¿conoces a esos jóvenes?

-Él fue
un compañero de escuela-dijo Tamara.

-Ahhhhhhhhhhhhhhhhhh- contestoHannah

-Y se va a casar- dijo Tamara, enun susurro.

Hannah la quedo mirando, pero nodijo nada.

Tamara y Enrique, se miraron unavez más.

-Las oportunidades
se dan unasola vez en la vida y creo
que la mía ya paso- pensó Tamara.

Continuará

Parquecentral

-Señora, allí esta- dijo una elfacon mirada tierna.

-Ya la vi, quédate aquí Catrina-dijo Astoria.

Catrina se quedo escondida,mientras Astoria se dirigía hasta donde estaba Rose.

Astoria iba vestida con un trajeverde agua, sandalias café con un poco de taco y el cabello suelto.

 

-Rose- dijo Astoria en un susurro

La pelirroja que estaba acostadaen el césped, se dio vuelta a penas escucho la voz de aquella mujer.

Rose, iba vestida con un pantalónsuelto color negro acomodado a su cintura, una blusa color rojo con dostirantes, un par de sandalias color negro y el cabello recogido en un moño.

-Buenos días- dijo Rose, con unasonrisa.

-Buenos días, Rose- dijo Astoria,devolviendo la sonrisa- ¿Qué haces?

-Aquí, viendo a esos niños jugar-dijo la pelirroja

-No sabía que dibujabas- dijoAstoria, viendo Block de dibujos, lápices grafito y de colores.

-Ni yo- dijo la pelirroja con unasonrisa- cuando entre a sexto año
me pidieron que toda mi rabia y sufrimiento,lo canalizara haciendo otras cosas. Me enfoque día tras día en estudiar. Un díami prima Lucy, me llevo unos croquis y unos lápices, me hizo recordar quecuando era una niña
me gustaba dibujar y pintar, asique
me incentivo a volvera hacerlo. Me dijo que de esta manera yo podría canalizar mi energía en otracosa- dijo Rose.

-¿Y funciono?- pregunto lacastaña.

-No lo sé- dijo Rose- al menos medistraigo.

-No lo haces tan mal- dijoAstoria.

-Gracias- dijo la pelirroja.

-¿Y qué haces ahora, digo, ademásde dibujar y pintar?- pregunto Astoria.

-He estado pensando, a lo mejorentro a estudiar algo relacionado al arte o a la fotografía- dijo la pelirroja.

-Rose yo
quería hablarte sobremi hijo- dijo Astoria, sentándose en una banca y pidiéndole a Rose, que hicieralo mismo.

Rose la quedo mirando detenidamente.

-Yo no quiero hablar sobre losmuertos, a ellos
hay que dejarlos tranquilos- dijo la pelirroja

-Se que te puede sonar tonto,pero yo aun lo siento vivo- dijo la castaña con lágrimas en los ojos.

-Es lógico, es su hijo- dijo lapelirroja.

-Y tu primer amor- dijo Astoria.

-Si- dijo Rose bajando la cabeza.

-Toma- dijo Astoria, sacando unapequeña cajita color chocolate.

-¿Qué es esto?- pregunto lapelirroja, abriendo con cuidado la caja.

-Lo encontré en el cuarto de mihijo. Hace unos días me anime a volver a mi casa y
ordenando sus cosas, encontréeso- dijo Astoria- es tuyo.

Rose saco con cuidado un collar,era en forma de flor y tenía una R marcada.

-¿Por qué me la da a mi?-pregunto Rose.

-Porque de seguro era para ti-dijo Astoria.

Rose gira la flor y detrás teniamarcada "Por siempre, mi amor".

-No puedo recibir esto- dijoRose.

-¿No puedes o no quieres?-pregunto Astoria.

-Las dos cosas- dijo lapelirroja.

-Yo sé y entiendo el daño que tehizo mi hijo desde el primer momento, pero esto es tuyo
mi hijo lo mando ahacer para ti, por favor Rose
recíbelo- dijo la castaña.

Rose miro detenidamente a losojos a Astoria y asintió. Guardo nuevamente en la cajita el collar y lo guardoen su mochila.

-Debo irme, mi madre quiere quevaya a la casa de mi abuela Molly.- dijo la pelirroja

-Te puedo preguntar algo, antesque te vayas- dijo Astoria.

-Si- dijo Rose.

-¿Qué hay entre tú y Louis?-pregunto Astoria.

-Louis fue para mí un granmedimago, y lo considero un gran amigo- dijo Rose.

-¿Nada más?- pregunto Astoria, levantandolas cejas

-Nada más- dijo la pelirrojafirmemente.

-Quiero que seas feliz, Rose-dijo Astoria, abrazando a la pelirroja.

 

-Yo igual, quiero que usted seafeliz- dijo la pelirroja

Astoria sonrió, vio como Rose recogiótodas sus cosas y se marcho.

-Señora- dijo la voz de una elfa-ya es hora de irnos.

-Si- dijo la castaña, viendo pordonde hace una hora Rose se había marchado.

-Mi señora- dijo Catrina,mientras ambas estaban sentadas en unos sillones en el jardín trasero de la mansiónGreengrass.

-Dime- dijo Astoria con la vozapagada.

-Yo también creo, que el niño Scorpiusestá vivo- dijo la elfa.

-¿Tú, no me crees loca?- preguntoAstoria.

-No mi Señora y si usted así loquiere
yo la ayudare a encontrar al niño Scorpius- dijo Catrina.

-¿Qué tú vas a ayudar a miesposa, a qué?- dijo la voz arrastrada de un rubio que fruncía el ceño,mientras enviaba una mirada terrible a la pobre elfa.

-¿Draco, que haces aquí?-pregunto Astoria.

-Vine por mi esposa- dijo Draco.

-Mi hija no se mueve de aquí-dijo la señora Greengrass, apareciendo de pronto.

-Es mi esposa, además yo que sepa
no estamos separados- dijo Draco.

-Astoria se queda aquí, ella aun estámuy triste y sensible por la pérdida de su hijo. Además aquí ella tiene compañía,en tu casa está sola todo el día- dijo la señora Grengrass

-Como quieras- dijo Draco,mirando a su suegra y a Tori- Cuando te sientas mejor avísame, pero no sé siquiera recibirte.

Draco se marcho y Astoria se pusoa llorar en brazos de su madre.

-Tranquila pequeña- dijo laseñora Greengrass, abrazando a su hija.- Yo estoy aquí contigo.

Continuará

España

Un rubio estaba recostado sobreuna cama y a su lado dormía plácidamente una niña de tres años.

Scorpius Malfoy, abrió sus ojoscolor gris y miro a la pequeña con ternura.

-Te pareces tanto a ella, tucabello es rubio con mechas rojas y tienes unas pequitas como las de ella y tusojos, a pesar de ser grises como los míos
tienen la ternura de ella- dijo elrubio.

-Lo siento, si te separe de tumadre- dijo Scorpius.

-Scorpius- dijo Ronald entrandopor la puerta.

-Dígame señor Weasley- dijo elrubio.

-¿No has pensando en volver aLondres?- pregunto Ronald, sentándose en un sillón.

-¿Queeee?- dijo el rubio.

-Eso, ¿te gustaría volver?-pregunto el pelirrojo.

-Estamos mejor aquí- dijoScorpius- Además si volvemos, tendremos que enfrentar el pasado- dijo el rubio.

-Tarde o temprano, lo tendremosque hacer- dijo Ronald.

-No señor Weasley, aquí estamosmejor, nadie nos conoce
si volvemos a Londres, mi hija correrá peligro- dijoel rubio.

-¿podemos pedirle ayuda a Harry?-dijo Ronald

-No, todos nos creen muertos y asíva a seguir- dijo Scorpius

-Te encuentro toda la razón mirubio- dijo una pelirroja en el marco de la puerta.

-¿Mi hermana, nunca te dijo queescuchar detrás de las puertas, es de mala educación, Liliana?- dijo Ronald

-No, y no me vuelvas a decirLiliana- dijo la pelirroja.

Londres,Inglaterra

-Por fin contestas, ¿para qué mehiciste comparte un celular si no contestas?- dijo Hermione, detrás de la línea

-Lo siento madre, estaba con laseñora Astoria- dijo Rose

-¿Cómo esta ella?- preguntoHermione

-Mejor, creo- dijo Rose

-¿Vas a la Madriguera ahora?-pregunto Hermione

 

-Sí, pero antes pasare a comprarunas cosas- dijo Rose

-Por favor, no tardes- dijoHermione

-Está bien- dijo la pelirroja,que apago el celular y lo guardo en su bolso, pero se le cayeron todos susdibujos.

-No te preocupes, yo te ayudo-dijo un muchacho rubio y de ojos verdes.

-Gracias- dijo Rose, sonrojándoseya que el muchacho era muy guapo y la ropa que llevaba, lo hacía ver sus músculosbien tonificados.

-Me llamo Tomás Every- dijo elmuchacho, que iba con una polera de color blanco y unos jeans color negro.

-mmmmm, me llamo Rose - dijo lapelirroja.

-¿Son tuyos?- pregunto elmuchacho, mirando aquellos dibujos.

-mmmm, si- dijo Rose

-Son hermosos, como tú- dijo eljoven con una sonrisa muy coqueta.

-Gracias- dijo la pelirroja, rojacomo su pelo.

-Toma- dijo el joven entregándolesus dibujos y rozando por unos segundos, las manos de Rose.

-Gracias- volvió a decir lapelirroja, tomando de inmediato sus dibujos.

-Bien
ya me voy, cuídate- dijoel joven, dando media vuelta y entrando a una tienda.

-Pero que buen trasero tiene-dijo Rose.

-Pero ya
olvídalo Rose, debesirte a la Madriguera- dijo la pelirroja, que dando media vuelta se iba a ir aun callejón para desaparecer, pero escucho una voz, que la hizo detenerse.

-Lo siento, ¿quería saber si queríasir a tomar algo?- pregunto Tomás

-No, lo siento, ahora no puedo-dijo Rose- además
no te conozco.

-Es cierto, lo lamento. Pero un díade estos, ¿te gustaría ir a tomar algo?- volvió a preguntar el joven

-mmmmm, no lo sé- dijo Rose

-Dame tu número- dijo Tomás

Rose no era de hablar y darle númerode teléfono a cualquiera, pero con este muchacho algo cambio.

-Bien, mañana ¿te parece?- dijoTomás

-Ok- dijo Rose

-Te llamo- dijo Tomás yéndose, yentrando nuevamente al local.

Rose sonrió, y desapareció.

Continuará

Madriguera

-Hija, ¡Qué bueno el verte otravez!- dijo la abuela Molly con una sonrisa.

-Lo mismo digo abu- dijo Rose conuna risita tierna.

-Hugo, querido- dijo la abuelaMolly

-Abu- dijo el pequeño pelirrojo

-Miren que grande esta, nuestropequeño bebé- dijo George.

-Tío, ya no soy un bebé- dijoHugo - Ya entre al último año de Howgarts

-Pero que bien- dijo Angelina

-¿Y tus notas?- pregunto Percy

-Súper, saque la inteligencia demi madre- dijo Hugo

-La inteligencia de la madre y lacopia exacta de su padre- dijo Louis Weasley.

-Louis- dijo Fleur.

-Vamos a comer- dijo la abuela Molly

Cuando todos se sentaron a lamesa, alguien llamo a la puerta.

-Yo voy- dijo Rose

-Gracias querida- dijo la abuelaMolly

-¿Qué haces tú aquí?- preguntoRose.

-¿Quién es, querida?- pregunto laabuela Molly

-Es
Louis Greengrass- dijo Rose.

-Lo siento, si interrumpo- dijoel joven

-No, adelante- dijo Molly I.

-Solo vine un momento- dijo LouisGreengrass- quería hablar con Rose.

-¿Y cómo supiste que estaría acá?-pregunto la pelirroja

-Mi hermana me lo dijo- dijoLouis

-Ohhhhhhhhhhh- dijo Rose

-¿Podemos hablar?- pregunto Louisen un susurro.

-Si claro, vamos afuera. Permisofamilia, vuelvo enseguida- dijo Rose

Ambos jóvenes salieron al jardín.

 

-Está linda la noche- dijo Louis.

-Si- dijo Rose

-Lo siento si te molesto queviniera hasta acá- dijo Louis

-No me molesta, solo que
mesorprende, ¿Qué querías hablar conmigo?- pregunto Rose.

-Mi hermana me dijo lo queestuvieron conversando, y
¿quería saber cómo estabas?- dijo Louis, nervioso.

-Yo bien, ¿solo por eso viniste?-pregunto Rose en tono frio.

Louis la quedo mirando y finalmentese animo a decirle.

-¿Quieres ir a bailar conmigoesta noche?- pregunto el joven

-mmmm, no sé- dijo Rose- estoycon toda mi familia

-¿Mañana?- dijo el joven

-Está bien, mañana si- dijo Rose.

-¿Te paso a buscar a las ocho?-pregunto Louis.

-Ok- dijo Rose con una sonrisa.

Sus ojos chocaron y estuvieroncerca de cinco minutos mirándose.

-Bien, ya me voy- dijo Louis conuna sonrisa.

-Yo también me tengo que ir- dijoRose

El muchacho se acerco a ella y ledio un beso en la mejilla muy cerca de los labios.

Rose lo quedo mirando, no semolesto para nada que aquello hubiera sucedido, pero retrocedió un paso.

-Bien, hasta mañana Rose- dijoLouis.

Rose entro a la casa y cuandoLouis iba a desaparecer, choco con alguien.

-Auchhhhhhhhhhhhhhhh- grito lamuchacha

-Lo siento, no te vi- dijo Louis,ayudando a la joven a ponerse de pie.

Era parecida a Rose, solo que masbajita y de ojos color miel.

-Lo
siento- dijo la muchacha

-No te preocupes, fue mi culpa. SoyLouis Greengrass- dijo el joven

-Hola, soy Lucy Weasley- dijo lamuchacha

-Un placer, Lucy- dijo Louis.

-El placer es mío- dijo Lucy, conun poco de rubor en sus mejillas.

-¿Eres prima de Rose, cierto?-pregunto Louis

Lucy asintió.

-Bien, ya me voy- dijo elmuchacho.

Louis despareció, y Lucy entro ala madriguera.

-¿Por qué llegas tan tarde?-pregunto Percy

-Lo lamento padre, pero fui alinstituto de Medimagia. Me entregaron mi horario y mañana debo ir a presentarmea San Mungo para comenzar mis prácticas- dijo Lucy

-Oh, de acuerdo- dijo Percy

Lucy saludo a cada uno de susfamiliares y le dio un fuerte abrazo a Rose.

Cuando terminaron de cenar,algunos se dirigieron a la sala de estar.

-Qué bueno es verte otra vez- dijoCharlie con una sonrisa.

-¿Y cuanto tiempo te quedaras aquí,tío Charlie?- pregunto Hugo.

El pelirrojo lo quedo mirandounos segundos, era muy parecido a Ronald, pero prefirió quedarse callado conese comentario.

-Me voy en unos días más- dijoCharlie, sonriendo a su pequeño sobrino.

Rose sintió que la llamaban a sucelular y se dirigió al jardín a contestar.

-¿Alo?- dijo Rose

-Rose, ¿qué tal?- contestaron

-¿Quién es?- frunció el ceño lapelirroja

-Soy Tomas Every, ¿recuerdas quehoy nos conocimos?- dijo el muchacho

-Ahhhh, claro- dijo Rose.

-¿Cómo estás?- pregunto Tomas

-Bien, gracias- dijo Rose

-¿Te gustaría, salir hoy en lanoche?- pregunto Tomas

-mmmmm, hoy no puedo- dijo Rose- reuniónfamiliar

-Ohh, entiendo- dijo Tomas

-¿Te parece mañana en la noche?- volvióa decir el muchacho

-Tengo un compromiso, pero ¿teparece vernos en la mañana?- dijo Rose

-Si me parece- dijo Tomas- en la cafeteríaque esta a una cuadra de donde nos conocimos, ¿a las diez, te tinca?

 

-De acuerdo- dijo Rose.

-Bien, saludos - dijo Tomas

-Adiós- dijo Rose y corto.

-¿Con quién hablabas?- preguntode pronto Hermione

-Con un amigo- dijo Rose

-¿Qué amigo?- pregunto lacastaña.

-Uno que conocí hoy- dijo Rose-lo veré mañana

-¿Le dices amigo, a alguien que reciénconociste?- pregunto Hermione

-¿Por qué no?- dijo Rose,levantando los hombros

-¿Qué quería, el hermano deAstoria?- pregunto la castaña

-Invitarme a bailar, pero le dijeque hoy no podía- dijo Rose- asique, iré mañana en la noche con él.

-Rose
- dijo Hermione

-No me digas nada mamá, ya soygrande- dijo la pelirroja - Y no te preocupes, solo son amigos, yo nunca me volveréa enamorar.

-Nunca digas nunca- dijo Hermione

Rose la quedo mirando, pero prefirióentrar a la casa.

España

-¿Qué haces?- pregunto LilyPotter a su tío pelirrojo.

-Nada- dijo el aludido, mientrassoltaba una lechuza.

-¿Enviaste una carta?- preguntoLily

-No te importa niñita- dijoRonald, saliendo de la habitación donde se encontraba.

-¿Qué le pasa?- preguntoScorpius, y mirando a Lily a los ojos.

-Ni idea- dijo Lily

-Bien, voy a estar en mi cuarto-dijo Scorpius, dejando a Lily sola en aquella recamara.

-¿Cómo estará mi familia?- sepregunto el pelirrojo, empezando a toser muy fuerte.

Scorpius que pasaba por afuera,se detuvo al ver que Ronald comenzaba a toser otra vez.

-¿Se siente bien?- preguntoScorpius

-Si muchacho, déjame solo- dijoRonald.

Scorpius dudo unos segundos, peroprefirió irse.

-Lo que tengo, no me lo cura unmedimago- dijo Ronald, de pronto.

Scorpius, lo quedo mirando.

-Mi única cura, sería pedir perdón-dijo el pelirrojo.

-¿De qué habla?- preguntoScorpius.

-Tengo que pedir perdón, es la únicamanera de salvarme- dijo Ronald- Regresemos.

-No podemos, todos en Inglaterranos creen muertos. Además
mi padre
- dijo Scorpius

Ronald lo miro y Scorpius prefiriómarcharse.

-Algún día, regresaremosScorpius- dijo Ron, mientras cerraba la puerta de su habitación.

Continuará

-Esta hermosa hija- dijoHermione, entrando en la habitación de su hija mayor

-No es cierto mamá, tan solollevo puestos unos jeans y una camisa escocesa, nada del otro mundo.

-Te ves más grande

-jajajajjajajajajajajajaj, estoya punto de cumplir diecinueve, soy más grande.

-¿Ese muchacho Tomas
?

-Iré a tomar un café con él, soloeso.

Rose dio media vuelta y semarcho.

Iba caminando tranquilamente porla avenida principal. Entro a la cafetería, y pidió una café capuchino con unasdonuts.

-Lamento la tardanza- dijo elmuchacho

-No hay problema, recién llegue-dijo Rose

El muchacho pidió lo mismo que lapelirroja y empezaron a entablar una conversación.

-¿Asique eres dibujante profesional?

-No, pero pienso estudiar paraello.

-Serias una de las mejores, tenlopor seguro.

-Gracias. ¿Y tú qué haces?

-Me gusta viajar a muchos lugaresy entablar lo que veo en la escultura.

-¿Dónde tienes pensado ir ahora?

-A España, yo soy de allá. Mispadres son ingleses, pero yo nací en Madrid.

-Genial

-¿Y tú?

-Yo soy inglesa, toda mi familiaes de aquí.

 

-¿Tienes novio?

-No, yo no creo en el amor.

-No digas eso. Una mujer tanfascinante como tú, debes tener a muchos hombres a tus pies.

-Tuve a uno. Primero jugo conmigopor una apuesta, luego me engaño y se llevo conmigo lo que más quería, mi hija.Ahora está muerto, fin de la historia.

-Lo siento

Rose no sabía porque había dichotodo eso. Había revelado parte de su historia a un total desconocido.

Pasaron las horas y Roseconsidero que ya se se hacia tarde.

-Me tengo que ir.

-Tengo una propuesta que hacerte

-¿Indecente?, no gracias

-Claro que no, completamentedecente. Voy a armar una exposición pronto, ¿quieres venir?

-Claro, ¿cuándo?

-La fecha aun no la tengo clara,pero espero que sea pronto.

-Bien, envíame por mensaje y nosponemos de acuerdo.

Rose se despidió de aquelmuchacho y se fue a su casa.

-Pensé que no vendrías a comer

-Mamá, no tengo ganas de discutir.

Hugo, Rose y Hermione se sentaronen la antigua mesa. Aunque nadie lo decía, el fantasma de Ronald seguía presente.

-¿A qué hora vendrá Louis por ti?

-Cerca de las ocho- dijo Rose

-De acuerdo- dijo Hermione- soloespero que sepas lo que haces

-No quiero reñir, me voy acambiar

Enla casa de los Greengrass

-Que bien te ves, hijo- dijo laseñora Greengrass

-Gracias- dijo Louis, que ibavestido con jeans azules, camisa blanca desabrochada, dejando ver lo sexy queera.

-¿Te gusta esa chiquilla, verdad?

-¿Qué dices?

-No te hagas el tonto, yo te di aluz, te conozco

-No te puedo engañar. Si me gustadesde que la vi por primera vez, pero como se lo dije a Astoria cuando estuvo aquí,nunca me metería con la que fue novia de mi sobrino.

La señora suspiro, y Louis semarcho.

-En el amor y en el corazón,nadie manda.

------------------------------------------------------------------------------

-Estas hermosa- fueron las únicaspalabras que Greengrass pudo pronunciar, al ver a Rose con su vestido blancocon lunares azules, zapatos de taco color crema y el cabello suelto.

-Vamos, bobo- dijo Rose tomándolodel brazo.

Llegaron a un restaurantebailable.

-¡Te gusta bailar!- dijo Rose,recordando la ultima vez donde la llevo

-Sí, uno se descongestiona.

-Es cierto

-Ven, la salsa es algo que nadiese puede negar a moverse

Estaban tocando las canciones deMarc Anthony, uno de los cantantes preferidos de Louis.

-La salsa se baila pegado loscuerpos.

-jajjajajajjajajajjaja- Rose soltóuna carcajada cuando estuvo a punto de caer, al dar una media vuelta.

-En mi vida había bailado esto

-¿Te gusta?

-Mucho- dijo la pelirroja

Al terminar el baile, empezó una músicamás tranquila.

-Esta canción también es unasalsa de Marc Anthony, se llama Flor pálida.

Los ojos de ambos se encontraron.

-Eres una belleza de flor, que sime dejas cuidarte, te prometo que nunca se marchitara.

Louis soltó aquellas palabras, sinpreámbulos.

El tiempo para ambos se detuvo,que ni si quiera se dieron cuenta que la música había concluido. Todos losmiraban, ellos solos en la pista de baile.

Rose cerro sus ojos, sintiendocomo aquel muchacho le daba un tierno beso.

Continuará

El silencio se hizo presente.

 

De fondo, solo se podía escucharla melodía de piano. La música de Marc Anthony, ya no estaba.

-Sus labios son dulces- pensóRose. Un momento por su cabeza, vino el recuerdo de un chico rubio de ojosgrises. - Nuestro primer beso, nuestra primera mirada de amor. Cuando la llevoa la sala de menesteres y la hizo suya, su primera vez. Se transporto enpensamientos hasta ese lugar. Sus besos y caricias las podía sentir otra vez.

-¡Scorpius!- soltó la chica

-No Rose, soy Louis Greengrass

La pelirroja abrió sus ojos y seencontró de frente con aquel hombre.

-Per
perdón- dijo la muchacha

-No te preocupes. El que te debepedir perdón por tremenda osadía, soy yo.

-No te preocupes, está todo bien.

-Vamos a comer algo.

Se sentaron en una mesa alejadade la multitud, pero que de igual manera podían ver la pista de baile.

-La comida aquí es deliciosa.

-La comida de los muglles es increíble.A veces me gusta venir hasta aquí para despejarme. Incluso, hasta olvido quesoy mago.

-Mis abuelos maternos sonmuglees. Y encuentro increíble el hecho de poder conocer otro tipo de cultura ytradiciones.

-Astoria está viviendo en casacon mis padres. El otro día escuche a Daphne decir, que es probable que Tori yDraco se divorcien.

-¿En serio?

-No estoy seguro que sea eso loque quiere mi hermana, ella siempre lo ha amado desde pequeña, pero Daphnepiensa que es lo mejor. Ya no se hablan, y las veces que mi cuñado va a lacasa, gritan.

-Creo que siendo así, es mejorsepararse.

Se genero un silencio.

-Mi hermana lo culpa de la muertede su hijo.

Rose dejo el tenedor sobre elplato.

-Lo que ocurrió hace unosminutos, perdóname
no sé que me paso.

-No te preocupes preciosa. Como yate dije, el que debe pedir perdón soy yo.

--------------------------------------------------

-¿Lo pasaste bien?- Hermione encendióla luz del living, provocando que la pelirroja se asustara.

-Me asustaste- dijo Rose.

Herms, la miro detenidamente

-La pase bien, mamá- dijo Roserodando los ojos- la pase increíble con un amigo.

-Hija, te preguntare algo yquiero la verdad

-Dime

-¿A ti te gusta ese joven?

Rose suspiro.

-Lo encuentro muy guapo y sexy,no lo negare, pero si quieres la verdad
no me gusta Louis Greengrass, comohombre.

Hermione suspiro, una parte deella se sentía aliviada, no quería que su hija volviera a sufrir.

-Él me beso- soltó la muchacha

-¿Y tú qué hiciste?

Los ojos azules de Rosecomenzaron a aguarse

-Recordé a Scorpius, recordé susbesos y caricias. Recordé cuando me hizo el amor por primera vez en la sala demenesteres y solté su nombre mientras Louis me besaba.

Hermione abrazo a su hija.

-Tranquila bebé, tranquila.

-Lo amo mamá, sigo amando aScorpius Malfoy

-Lo sé hija, soy tu madre
teconozco mejor que nadie.

-¿Tú sigues pensando en papá?

La cara de la castaña secontrajo.

-Aun por las noches, puedo sentirsu olor, su respiración sobre mi piel.

-¿Qué haremos?

-Tratar de seguir viviendo Rose.

-¿Quieres que me vuelva aenamorar?

-Deseo como toda madre, que sushijos sean felices.

-¿Tu te casarías otra vez?

-No lo sé. Mejor vete a dormir.

 

Rose subió a su cuarto. Se saco conun poco de pereza cada prenda de vestir y se metió bajo la cama a pura ropainterior.

-Mi madre tiene el derecho devolver a casarse si quiere, ¿verdad?

-Rosie- era la voz de Hugo que estabaen el umbral de su puerta.

-¿Qué sucede enano?

-Ya no soy enano. Si no te hasdado cuenta, hasta soy más alto que tú.

Era cierto, Hugo parecía ungigante.

-¿Qué pasa?- volvió a preguntarla chica

-¿Saliste con ese Greengrass,verdad?

-Sí, pero solo en tono de amistad

-Me agrada, se ve que es buenapersona, pero

-¿Pero qué?

-Te conozco Rosie, a ti te puedellegar a gustar, pero amor
eso solo lo sentiste una vez.

-No te entiendo Hugo, yo

-No digas nada. Te he escuchadopor las noches llorar, y dormida
llamas a Scorpius Malfoy.

Rose palideció, no sabía quehablaba dormida.

-Espero que algún día te vuelvasa enamorar, pero hazlo con cordura y cuando de verdad te sientas preparada.

-¿Desde cuándo eres consejerosentimental?

-En la escuela las chicas semueren por mí y me persiguen, me gusta sentirme deseado, aunque la chica que a míme gusta no me da ni la hora.

-¿Quién es, la conozco?

-Es mi compañera de curso, diceque soy muy mujeriego y por eso no me quiere hablar.

-Es comprensible.

-Si Scorpius estuviera vivo, ¿lo perdonarías?

-Se llevo algo preciado para mí.

-Aunque no lo creas, si élestuviera vivo, yo que tú
lo perdono.

-¿Por qué?

- No te lo niego, lo odie cuandosupe lo de la apuesta, pero tú eras feliz a su lado, ahora
ya ni siquiera sonríes.Él ha sido tu primer y si no me equivoco, el único amor.

Hubo un momento de silencio.

-Buenas noches Rose- Hugo se despidióde su hermana y se marcho.

-No sé que como reaccionaria siél estuviera vivo y lo volviera a ver. Lo que si estoy de acuerdo con Hugo, esque
Scorpius Malfoy ha sido mi primer y único amor y eso jamás cambiara.

Continuará

España

-Buenos días Ronald, ¿te sientesmejor?

La llegada de Scorpius junto a lapequeña Anna fue como vitamina para el pelirrojo.

-Mejor que ayer- dijo el hombrecon una sonrisa ladeada.

-¿Quieres que te traiga algo?

-No, solo quiero abrazar a minieta.

Ann se acero al hombre y le diotierno beso en la mejilla. Ron la besuqueo dejando baboseado su cara.

-kjakjakjjajajajjajajjaaj Annaeres muy tierna.

Ronald le entrego la niña aScorpius y se acomodo en su cama.

-Las medicinas que te dio elmedimago, ¿te las has tomado?

-Sí, pero sabes que lo que me ayudaríaseria pedir perdón.

-Señor Weasley, hicimos un tratocon mi padre, él daba la poción para que Rose se curara, si yo me alejaba deella y eso hice. Si ahora les decimos a todos que estamos vivos, el trato conmi padre
y de igual modo tendría que alejarme de mi amor, no podría soportar verlay a la vez sentirla tan lejos.

-La única solución a aquello,seria que Draco muriera, automáticamente el pacto ya no valdría.

Scorpius agacho la cabeza,aquello seria una solución, pero pensar en su madre y su sufrimiento
seriaespantoso.

-Sera mejor seguir como estamos. Ellacree que estoy muerto y de seguro ya encontró a un nuevo amor. Esta segura.

 

-¿Y tú?

-Estamos bien viviendo en España,no nos hace falta nada.

-Me refiero a tu corazón, ¿no te gustaríarehacer tu vida?

-¿Usted se refiere a Lily?

Ronald abrió los ojos de par enpar.

-No, yo me refiero a alguien conmejor corazón

-No, Rose ha sido la única que micorazón a querido. Aunque lo nuestro empezó mal
muy mal.

-Ni me lo digas, aun recuerdo sucarita llovida luego de aquella fiesta de disfraces.

Ron bufo.

-Eso fue un error del cual nuncame podre perdonar.

-¿Aun amas a mi princesa?

-Sí, y la veo en Anna.

-Existe una sola persona en lacual podemos confiar.

-¿Usted se refiere a
?

-Sí, Harry Potter

-¿Y Lily?

-Es una malcriada, yo no entiendocomo Ginny y él la consintieron tanto. Scorpius, lo he pensando mucho. Esta neumoníaque me aqueja es producto de mis malos actos.

-¿Qué dice Ronald Weasley?,aquello no es verdad

-Separar a una madre de su hija,es un mal acto

-Usted lo hizo para salvar lavida de nuestra pelirroja.

-Debimos haber hallado otra solución

-Matar a mi padre, no es la solución- señalo Scorpius

-Lo sé muchacho.

-Papi, teno ganas de hace popo-dijo Ann

-Vamos- señalo el rubio tomando asu hija en brazos.

Ronald se quedo mirando por laventana, la luz del sol daba de pleno en toda la habitación.

-SoloHarry me podrá ayudar, espero que aun me recuerde como su amigo.

Londres-Inglaterra

-¿Tienes que hacer ese viaje?

Ginny estaba sirviendo eldesayuno a su marido.

-Así es, como el jefe de aurores,esta misión es de suma importancia.

-¿Cuánto tiempo estarás fuera?

-Lo suficiente para resguardar elorden de la comunidad mágica

-James está muy concentrado en suboda con Samantha, la consciente en todo.

-Ayúdalo, seguramente podría cometeruna locura.

-La locura la puede cometerAlbus. Hace cinco días que Alice entro a su ultimo año en Howgarts y ya quierebuscar los pasadizos secretos para entrar.

-Ya no cabe bajo la capa.

-jajkaajajajajjakja, es cierto. Creoque podría utilizarlo como tutu

Ambos soltaron unas carcajadas.

-Herms me vino a ver ayer. Me contoque Rose está conociendo a alguien y que hace una semana tuvo una especie decita.

-¿Ya olvido a Malfoy?

Ginny borro su sonrisa, hablar deScorpius, era irremediablemente hablar de Lily.

-No lo sé, espero que sí.

-Yo igual

El silencio se hizo presente.

-Mejor ya me voy, no quiero quese me haga tarde.

Ginny se despidió con un beso desu marido y lo vio marcharse. La casa sesentía tan vacía. James y Sam vivían prácticamente juntos en el departamento deella, decían que pronto seria su boda, tenían que desde ya practicar y Albus,entro a trabajar en el ministerio medio tiempo y buscaba la posibilidad de entrara un equipo de Quidditch, aunque sea como ayudante.

-----------------------------------------------------------------

Harry se dirigió a su escritorioantes de salir de misión, cuando una lechuza apareció de pronto en el umbral desu ventana.

Se extraño, la correspondenciasiempre llegaba a su secretaria.

Tomo la carta con sumo cuidado, yle dio de beber al animal, se veía que estaba agotada por el viaje.

-"Parael señor Harry Potter", Londres Inglaterra. Proveniente de España.

 

-Con razón esta agotada- le dijoal animal

Abrió la carta con mucho cuidado.

-No puede ser- dijo Harrypalideciendo.

-Harry, ya tenemos que irnos.

El azabache no hablaba

-Harry- el sub auror estaba en lapuerta

-Cambio de planes, deben irustedes solos. Tú estarás al mando

-Pero

-Me surgió algo importante,¡Fuera!

El hombre salió extrañado.

-¡No puede ser!

-----------------------------------------------------------------------------------

España

-¿Por qué lo hizo?

-Si no quieres estar aquí, mejorvete. Él es el único con quien puedo contar

-Pero

La puerta se abrió de golpe

Mirada azul mar ver mirada verdeesmeralda.

-Viniste- dijo Ronald al ver a suantiguo amigo, parado en el umbral de la puerta.

Harry no lo podía creer, suamigo- compañero- hermano, estaba vivo.

-Ron, Scorpius
¡están vivos!

-Scorpius, ¿Qué te parece elvestido que le puse
?

Lily traía en sus brazos a lapequeña Ann, pero se quedo pálida al ver a su padre allí.

-Papá

-Lily

Continuará

-Asique
¡hicieron ese dichosotrato con Malfoy!

-Si- dijo Ronald, tratando deconectar la mirada con su mejor amigo.

-¿Por qué no me pidieron ayuda?¿Sabes que puedes morir Scorpius, si te acercas a Rose? La poción fue dada aRosie, pero hicieron un juramento con Draco Malfoy.

-Lo sabemos señor Potter

Harry tenía la mirada perdida ydolida. Desvió su atención a Lily, que estaba sentada en una silla de maderacon Ann en sus brazos.

-¿Es la hija de Rose?- preguntoHarry

-Es mía- señalo Lily- mía y deScorpius

-¡¿Cómo?!

-Se llama Ann Malfoy, es la hijade Rose- dijo Ronald

-Papi- dijo la pequeña, estirandosus manitos a Scorpius.

-¿Tú crees?, la niña no conoce a nadie más que a mí- dijo la chicaapretando a Ann. Scorpius se la quito de los brazos, temía que aquellos abrazosle hicieran daño a su hija.

Harry los quedo mirando

-Rose, que es su verdadera madre-esto lo dijo mirando a su hija a los ojos- ha sufrido todos estos años pensandoque han muerto, sobre todo ella. Ha sufrido tanto
que los últimos años enHowgarts, parecía un muerto viviente.

-Eso es común en ella- dijo Lily

-Cállate Liliana- Scorpiusarrastro las palabras, sus ojos detonaban furia.

-Solo a ti te permito que medigas así, aunque prefiero Lily- le guiño un ojo.

-Dame a la niña, deja que se ladevuelva y que tenga un poco de paz

-No- dijo Scorpius

-Malfoy- dijo Potter- mi sobrinallora todas las noches porque piensa que su hija y el hombre al que ama o amo,están muertos, como su padre. Hermione nos ha contado a Ginny y a mí, que hacepoco
acepto volver a estudiar y rehacer su vida.

-¿Cómo?- pregunto Scorpius, conmayor interés en las últimas tres palabras que dijo el hombre.

-Ha decidido tomar otra vez surumbo. Va a entrar a estudiar, y al menos ahora ya sale de su cuarto.

-¿Esta con alguien?- pregunto enun susurro

Harry tomo aire

-No. Pero si sé, por Hermione,que hay dos personas rondándola

-Ja, paso de ser una mojigata auna zorra- dijo Lily

 

-Cállate Liliana- dijo Harrytomándola de los hombros- Tu pequeña mocosa, no sabes todo el sufrimiento quehas causado a tu madre, hermanos, tíos, abuelos, y a mí. Pensé que estabasmuerta. Tu madre llora día y noche por tu culpa.

Harry estaba furioso.

-Tomas tus cosas, y te vuelvesconmigo

-No

-No te manejas sola

La pelirroja se soltó de su padrey salió corriendo.

-Harry
- dijo Scorpius, cuandovio que el hombre iba a ir detrás de su hija- ¿Rose, me odia?

Harry lo quedo mirando

-No lo sé Malfoy. En lamadriguera
cuando los veo. Herms trata de sacar una sonrisa, al igual queHugo, pero Rose
ya no sonríe.

-Ayúdanos Harry

-¿Cómo Ronald? Si vuelven aLondres, deberán enfrentar a la justicia, sabes que pueden ir a la cárcel porhacerse pasar por muertos, eso es un crimen. Además
robar a una pequeña reciénnacida de los brazos de su madre, Rose puede pedir que los manden a Askaban

Ann jugaba con su muñeca al ladode Scorpius. Harry tomo asiento donde antes estaba su hija.

-Es parecida a ella- dijo Harry máscalmado.

-Cada vez que la veo
veo a miRose

-¿Aun la amas, verdad?

-Más que a mi propia vida y sihice todo esto
fue exclusivamente para salvarle la vida.

-Yo lo ayude Harry, porque lavida de mi hija corría peligro

Potter suspiro.

-Entiendo, después de escucharsus historias, los comprendo. Pero esto se está volviendo peligroso. Saben loque les ocurriría si llegan a Londres y los del ministerio se enteran.

-Debo correr el riesgo Harry,siento que me muero cada día, debo pedir perdón a mi familia.

-Los traeré Ronald.

-¡No!, también llego la hora deenfrentar todo. Si debo ir a Askaban por hacerme pasar por muerto por salvar lavida de mi hija, asumiré. Pero también hay otra persona que debe ser juzgada.Draco Malfoy, nos extorsionó y manipulo para hacer ese trato.

-Por desgracia, ese juramento nose puede romper, al menos que una de las dos partes falle. Él cumplió y tuScorpius estas cumpliendo también
Pero, si Draco Malfoy muere, el juramento serompe, lo sabes ¿Verdad Scorpius?

-No quiero que mi padre muera,por mi madre. Si debo estar alejado de Rosie, que así sea.

-Vamos a volver a Londres yasumiremos nuestro destino. Debes regresar a la niña con su madre, por ese amorque dices aun tenerle, debes volver Scorpius- dijo Ronald

-No sé si podre resistirme ver aRose a los ojos, abalanzarme sobre ella y besarla.

-La niña debe conocer a suverdadera madre. Ustedes deben arreglar todo, al menos quedar como amigos yluego
hacer cada uno su vida- dijo Harry

-¿Por qué Lily dice que Ann es suhija?- pregunto Potter, luego de un rato.

-Ella está mal Harry, muy mal

-¿Tu y ella
?- pregunto elazabache al rubio

-No señor. Lily y yo no somosnada, ella nos encontró y desde entonces no se ha ido. Mi corazón y mi cuerposon solo de Rose, de nadie más.

-Te creo. ¿Y bien, van a volver?

Scorpius observo por la ventana,el regresar y asumir sus responsabilidades, entre ellas
devolver a Rose suhija.

---------------------------------------------------------------------------------------

-No me vas a llevar de vuelta-dijo una muchacha

-Solo quiero saber, que hice demal contigo- dijo Harry, mirando a su hija a los ojos.

 

-Amo a Scorpius, ni siquiera Roselo podrá amar de esta manera- Lily soltó unas lágrimas.

-Él no te ama- dijo Harry

-No te creo- dijo la chica

-¿Acaso
no piensas en tufamilia?- pregunto el azabache

-¿Qué familia?

-Tu madre, tu abuela, tushermanos, tíos, primos y
yo. Lily, piensa en tu madre, ha llorado noche y díacreyéndote muerta.

-Ya ves que no es así- dijo lachica

-Aun eres menor de edad, recogetus cosas te vienes conmigo

-Ya te dije que no!!!- grito lachica, arrojando lejos una silla.

-Scorpius y Ronald vendrán aLondres. Tú no te puedes quedar sola aquí- dijo Harry

De pronto, aparece Scorpius en elumbral de la puerta, alarmado por los gritos.

-Amor
deja que mi tío Ronald sevaya, recuerda tu promesa. Vámonos lejos, y llevémonos a nuestra hija connosotros. Seremos una familia feliz.

Lily miro a Scorpius, su miradaestaba perdida. Harry se acerco sin que ella se diera cuenta, y con un "lo lamento", envió un hechizo aLily, provocando que esta se quedara profundamente dormida.

-¿Qué pasara ahora?

-Me la llevare a casa, luego vendrépor ustedes. Se quedaran en la mansión que era de los Black, hasta que pensemoscon claridad los próximos pasos a seguir. Investigare a fondo la forma deayudarlos sin que tengan que pagar un costo alto en Askaban.

-De acuerdo.

-Cuando estén allá, hablareprimero con Hermione, luego hablaremos con Rose.

El rubio asintió.

-Se que amas a Rose, como tambiénamas a tu familia, pero ten presente algo muchacho, en esta historia
alguien tendráque sacrificar su felicidad y espero de corazón que no seas tú.

Harry tomo a Lily en los brazos ydesapareció.

Continuará

Londres-Inglaterra. Hospital San Mungo

Una pelirroja corría por lospasillos centrales del hospital mágico de Londres.

-¡Lily Potter!

-Por el pasillo de la izquierda, habitación501- dijo una mujer

La señora prendió su viaje. Porsu mente pasaban muchas escenas. Lily de bebé. Lily y su primer diente. Lily cuandoaprendió a andar en bicicleta. Lily y su primer día de clases. No podía creerque volvería a verla.

Abrió la puerta sin tocar antes. Allíestaba, su pequeña niña en una cama y su marido conversando con el medimago enun rincón.

-¿Usted es
?

-Ginny Potter, la madre de Lily- soltóunas lágrimas sin poder evitarlo.

-Amor

-No digas nada.

El medimago salió, dejando a lapareja a solas con su hija.

-¡Oh Lily!- sollozo Ginny

-Ginny, ella está bien. Estasedada

-¿Qué le paso, donde laencontraste?

Harry trago saliva, y tomando asu esposa del brazo la llevo a un rincón.

-Ella está bien Ginny. No queríavenir, y tuve que lanzarle un hechizo que la dejara dormida. La traje hasta acá,porque
cuando la encontré estaba muy alterada. Los médicos me dijeron quefísicamente se encuentra bien

-¿Dónde estaba?

-Quiero
que esto que te voy adecir, lo tomes con calma. Ronald y Scorpius están vivos, ella los encontró yse quedo con ellos. Ginny, Lily no está bien mentalmente, piensa que la hija deScorpius y Rose es suya. Los medimagos me dijeron, que le harán unos estudiosy

 

-¡¡¡Para!!! me perdí.

-Ron y Scorp, no murieron comotampoco la hija de Rose. Es hermosa, es igual a ella, solo que más rubia quepelirroja.

-Harry, mi hija

-Lily está bien. Los medimagosque la vieron me dijeron que ella puede sufrir algún trastorno psicológico. Yoles conté como la encontré y como actuó. Me dijeron que apenas despierte se sabráa ciencia cierta.

-Mi hermano

-Si Ginny, él no murió. Ellos hicieronun juramento con Draco Malfoy, él les proporcionaba la cura para Rose, y ellosse alejaban de ella y se llevaban lejos a la pequeña. Scorpius no podíarenunciar a Rosie, pero tampoco la podía dejar morir, acepto el trato y ellosse llevaron a la niña y se hicieron pasar por muertos.

-¡Ese infeliz!- subió el tono lapelirroja- Herms y los niños deben saber la verdad.

-Y la sabrán, dame tiempo. Ronaldestá enfermo, neumonía creo. Ellos irán a casa que era de los Black. Le contaremosa Hermione y juntos a Rose y Hugo.

-No lo puedo creer
tantos añospensando que habían muertos y

-Los ayudare, investigare laposibilidad de que salgan libres. Draco los presiono para hacer el dichoso juramento.Consultare en el ministerio a un abogado mágico amigo mío.

-Harry, el hacerse pasar pormuerto es un crimen que se paga con Askaban.

-Lo sé. Pero ellos lo hicieronpor salvar la vida de Rose y de su pequeña.

-Rose y Scorp no podrán estarjuntos, si él hizo ese trato.

-La única manera de anular ese juramento, es que Draco muera.

Ginny lo miro a los ojos.

-¿Qué pasara con nuestra hija?-cambio de tema la pelirroja.

-Mientras tanto, se quedara aquí.Los doctores me dijeron que si en verdad está mal de la cabeza, será tratada.

-James y Albus deben saber que suhermana está con nosotros, como el resto de la familia.

-Ginny, esperemos un poco hastasaber a ciencia exacta como esta. Tendremos que explicar que la encontramos conellos.

-Hermione y Rose, cuanto hansufrido. ¿Cómo es la niña?

-Ya te lo dije, igual a Rose,pero rubia como mechitas rojas.

-¿Lily y Scorp
?

-No. Él me aseguro que nuncatuvieron nada y le creo.

-La sorpresa que se llevaran

-Ginny, tranquila

Escucharon unos gemidos, dándose cuentaque su hija despertaba

-¿Dónde estoy?

Parecía cansada.

-Estas en San Mungo hija

-Scorp, amor ven- grito la chica.

Ginny la quedo mirando

-Lily, él no está aquí. Somos tuspadres
- dijo Harry

-¡¡¡No!!!

-Lily cariño

Lily Luna la miro detenidamente ysonrió. A Ginny le recordó cuando era pequeña.

-Sabes, tengo una hija muy bonitamamá, ella se llama Anna. Es el fruto del amor de Scorpius y mío, díganle queme la traigan, ¿quieres conocerla?

Los Potter se quedaron mirándose.El medimago apareció junto a dos hombres más. Uno de ellos era rubio, no tanalto y los ojos verdes grisáceos.

-Scorpius, que guapo te ves conese uniforme.

Ginny se abrazo Harry

-Tranquila- dijo el medimago- tepondremos un cálmate y así podrás dormir.

-¿Te quedaras conmigo?- elmedimago sonrió y a los segundos después, la chica quedo dormida.

-¿Qué pasara ahora?

-Haremos unos estudios y cuandotengamos los resultados se los diremos.

Ginny sollozaba en el pecho de sumarido.

 

-Tranquila, afrontaremos estojuntos.

Tres horas más tarde

-¿Dónde estabas?

-Hablando con mí amigo. Leexplique a modo global lo ocurrido y me dijo que me ayudaría. ¿Y Lily?

-Despertó y se la llevaron ahacer unos exámenes. Esta vez no hablo, parecía que no estaba en este mundo

-Señores Potter- dijo el medimago

-Diga

-Hablamos con la medimaga delsector de salud mental. Su hija no tiene nada en el cerebro físicamente. Lo queella sufre, es un trastorno de la personalidad psicológica o psiquiátrico severo,lo que los muglees llaman vulgarmente, "se le salió un tornillo".

-¿Se pondrá bien?- pregunto Harryfríamente. No le había gustado aquel comentario.

-No lo sabemos.Tendrá que pasar al área desalud mental. Puede tener altos y bajos, episodios más fuertes que el queustedes presenciaron.

-Harry

Ginny lo abrazo y comenzó allorar

-Todo sea por su bien.

Continuará

-Nunca pensé que volvería denuevo, es gratificante- dijo Ronald entrando por la puerta principal de laantigua mansión Black.

-¿Recuerdas cuando estuvimos aquíy nos refugiamos para encontrar los horrocruxes?- pregunto Harry

-Como olvidarlo, viejos tiemposaquellos- dijo el pelirrojo mirando todo con detalle y fijando su mirada en elsillón que allí estaba- aquí, Hermione y yo
nos quedamos dormidos entrelazandonuestras manos.

-Volverás a tenerla contigo, yalo veras

-¿Piensas que ella me perdonara?

-¿Por qué no lo haría?, actuastecomo un padre desesperado, yo

-¿Cómo está Lily?

-Hace cuatro días que estáinternada en el área de salud mental de San Mungo
Ginny no se separa de ella.Cuando Lily despierta, llama a Scorpius y

-Lily no está bien, creo que esmejor que este en un lugar donde la curen

-Los medimagos piensan
que esono ocurrirá

Harry soltó unas lágrimas, perode inmediato se las seco, tenía que mostrarse fuerte.

-¿Dónde está Scorpius?

-Aquí estoy señor, Ann seentretuvo jugando con unas flores allá afuera.

-Debes tener cuidado. Hablando deeso, hoy vendrá un amigo mío del ministerio, él nos ayudara para cuandotengamos que presentarnos ante la autoridad

Se genero un silencio

-Quiero ver a Hermione- dijoRonald

-Hablare con ella hoy mismo- dijoel azabache

-¿Cree
que podría ver a Rose,aunque sea de lejos?- pregunto Scorpius

Anna se dio vuelta y lo quedomirando

-Mami- dijo la pequeña

Los tres la miraron sorprendidos

-Nos ha escuchado muchas vecesdecir el nombre de su madre

-Es una niña muy inteligente, iráa Ravenclaw sin duda- dijo Ron sonriendo.

-Como Rosie

-Mami- volvió a decir la niña,con su mirada tan tierna y apretando su muñeca contra su pecho.

-Anna debe conocer a su madre, senecesitan Scorpius

-Yo también necesito a Rosie

-Sabes que la única manera será

-Ni lo piense señor Weasley, eso destruiríaa mi madre

Harry y Ron se miraron

-La casa fue arreglada hace algúntiempo. - dijo Harry cambiando de tema.

-----------------------------------------------------------------------------------

Casade los Potter- Weasley

-Mamá, pensábamos que vendrías mástemprano- dijo James

 

-¿Te sientes bien?- preguntoAlbus - hace ya varios días que sales muy temprano y llegas tarde a casa.

Ginny se saco su abrigo ysuspiro. Harry apareció en el umbral de la puerta, se veía agotado

-¿Cómo estás?- le pregunto a suesposa.

-Cansada y ¿Cómo te fue a ti?

-Ya está todo listo. Mi amigo medijo que no hay problema alguno, sacaran los recuerdos de ellos y lospresentaremos al ministerio. El hacer ese juramento en base a atosigamiento y

Ginny sonrió e hizo una señal asus hijos.

-¿Qué les pasa? Hace días hanactuado muy raro- dijo Albus, James asintió.

-Debemos hablar con ustedes- dijoHarry tomando asiento junto a su mujer en el sillón marrón antiguo, regalo dematrimonio de la vieja tía Muriel.

-¿Te pasa algo mamá?, ¿estásenferma?- pregunto James Sirius nervioso.

-No hijo, yo no estoy enferma-dijo Ginny, dibujando una sonrisa en su rostro, lo cual hizo que Jamessuspirara aliviado.

-Entonces
- señalo Albus

Los Potter se miraron

-¿Qué pasa?- grito Albus

-Su hermana, ella volvió- dijoHarry, apretando la mano de su mujer

James abrió la boca y Albus lomiro extraño

-¿De qué hablas?- preguntoSeverus

-Lily, ella está en San Mungo, enel área de salud Mental.

-¿Dónde estaba?- pregunto Sirius- ¿Dónde la encontraste? ¿Por qué no nos dijiste nada?

-Queríamos saber a ciencia ciertalo que ocurría con ella y la encontramos con

-¿Con quién?- grito Sirius

-Con Scorpius y su tío Ronald- soltóGinny

-¿Queeeeeeeeeeeeeeeee?- gritaronlos hermanos Potter

-Ellos hicieron un juramento parasalvar a su prima Rose. Draco Malfoy tenía el antídoto y los obligo a hacer unjuramento. Ronald tenía que deshacerse de la pequeña y Scorpius alejarse parasiempre de Rose. Encontraron como solución alejarse ambos con la niña recién naciday hacerse pasar por muertos. Draco entrego la medicina a Rose y

-¿Y qué tiene que ver Lily entodo esto?

-Ella sabía lo que estabaocurriendo, se escapo y los encontró.

-Debieron haberla enviado devuelta- soltó James Sirius, apretando sus puños

-No podían, entiéndelo- dijoHarry

-¿Cómo esta ella?

-No nos reconoce

Albus cerró los ojos y los apretócon fuerza, tratando de analizar la situación.

-¿Quieres decir que el tío Ron yMalfoy, están vivos?

-Sí. Ellos están vivos y losvamos a ayudar a que todo esto salga a luz y sean absueltos.

-¿Qué dijiste?

Los Potter se giraron al escucharla voz que reconocieron de inmediato.

En el umbral de la puertaestaban: Molly y sus hijos junto a sus parejas, Hermione también estaba ahí

-¿Qué hacen aquí?- pregunto Ginny

-Hemos venido de sorpresa a saludarlos- señalo George

-Pero la sorpresa, nos lallevamos nosotros- dijo Percy

-¿Es verdad?- pregunto lamatriarca Weasley, mirando a su hija y a su yerno

Ginny se limpio las lágrimas desus mejillas

-Es cierto- dijo en un susurro lapelirroja

-Lily está en San Mungo y
Ron estáen la vieja mansión Black- dijo Harry

Molly se tuvo que sentar,mientras los demás no sabían cómo reaccionar

-¿Por qué?- pregunto Hermione,que sostenía entre sus manos una tarta de manzana.

-Herms, ellos fueron obligados ahacer el juramento, Draco los presiono.

 

-¿Por qué no pudieron acudir anosotros?- Hermione arrojo la tarta lejos.

-Porque estaban presionados- dijoHarry

-Hicieron sufrir a dos familias.Astoria esta desecha porque cree que su hijo ha muerto y Rose

Hermione se detuvo

-La niña está con ellos, es iguala nuestra Rosie, se llama Anna- dijo el azabache

-Quiero verlos. Dijiste queestaban en la mansión Black

Harry asintió. Hermione desparecióen el acto

Casade los Black

-Es muy gande este lugal- dijoAnna, mientras sostenía su muñeca.

-Así es- dijo Scorpius

-Mami- dijo la niña

-¿La quieres conocer?- pregunto Malfoy

La niña asintió

-Ella también te quiere conocer-dijo Scorpius

De pronto, se escucho un ruido yla puerta principal se abrió de golpe. Malfoy quedo paralizado, todos losWeasley y Potter estaban allí.

-¿Qué fue ese ruido Scorpius?-pregunto Ron que venía bajando las escaleras, quedando también paralizado alver a su familia allí.

-Tú- dijo Herms que se dirigióhasta él y le dio un golpe en la cara. Harry se acordó del golpe que le dio entercer año a Draco.

Se genero un silencio, nadie sabíaque hacer o cómo reaccionar.

-Hermione - dijo Ronald, tiradoen el suelo.

La castaña lo mirabadetenidamente y de pronto, se soltó a llorar. Lo abrazo con fuerza.

-Te extrañe demasiado

-Yo también, te extrañe- dijo elpelirrojo.

-Ron- dijo Molly, que no aguantoy abrazo a su hijo.

-¿Esa niña
?- pregunto Herm

-Es Anna- dijo Malfoy- es la hija

-De Rosie y tuya- dijo Percy-tiene la misma mirada de nuestra sobrina.

La niña sonrió y abrazo la piernade su padre.

-Harry, ya nos conto toda laverdad- dijo Bill

Scorpius asintió.

-Tu madre ha sufrido mucho. Aveces
me encuentro con tu tía Daphne en Hogsmade y ella me conto que tu mamáno ha parado de llorar en estos tres años, a veces se queda mirando la puertaesperando por ti- dijo Angelina.

-Me lo imagino

-Dame a la niña, se la llevare aRose- dijo Hermione

-No señora Weasley, yo mismo lallevare con ella

-No puedes, el juramento- dijoMolly

-Lo tengo que hacer yo

----------------------------------------------------------------------------------

-Gracias por el helado Louis-dijo Rose

Estaban sentados en la plaza del Londresmuggle. Disfrutaban aquello, era tranquilo.

-Tomás me dijo que hará una exposiciónmañana- dijo Rose

Louis la quedo mirandodetenidamente. Hace algunos días, le había comentado que conoció a un muchachoescultor y que la invito a su exposición.

-¿Quieres ir?

-Claro, quiero conocer a aquelchico que conociste- dijo Louis, arrugando el ceño.

Rose sonrió.

-¿Qué pasa?

-Tomás es gay, ayer me presento asu pareja.

Louis soltó el aire y se puso a reír.Estaba celoso, no lo podía negar.

-¿Vamos a los juegos?

-Está bien, pero si vomito sobreti en la montaña rusa, será tu culpa- dijo Rose

La tarde se paso volando paraambos.

-Lo pase increíble en los juegos-dijo Rose al llegar a la puerta de su casa.

-Yo también- dijo Louis -Nosvemos mañana

Rose asintió. Louis se acerco y besosu mejilla izquierda. Desapareció inmediatamente. Sabía que él estaba enamoradode ella, pero ¿qué podía hacer?, ella no sentía nada más que amistad por él.

 

-¡Rose!- escucho la voz dealguien llamándola.

-Mamá- dijo al ver a suprogenitora en el umbral de la puerta- Te dije que no me esperaras. Son lasdiez de la noche, no es tarde

-Debemos hablar- dijo Hermione

-¿Sobre qué?

-Vamos, es importante

Rose arqueo una ceja, pero tomola mano de su madre y juntas giraron apareciendo en la entrada de la viejamansión Black.

-¿Qué hacemos aquí?- pregunto la pelirroja

-Debes saber la verdad- dijoHermione

Atrás apareció Astoria y LouisGreengrass, venían junto a Angelina Weasley.

-¿Qué pasa?- pregunto Astoria.

-Ahora lo sabrán- dijo Hermione

Entraron a la casa, se sentía algoen el ambiente

-¿Qué hacemos aquí?- preguntoRose

-Hola hija- dijo Ron apareciendode pronto

Rosie no lo podía creer, allíestaba su padre.

-No soy un fantasma- dijo elpelirrojo, dibujando una sonrisa triste en su cara.

-Pero
- dijo Astoria, ahorafijando su mirada en alguien que venía bajando las escaleras

-¡SCORPIUS!- grito la castaña

Rose giro su mirada y lo vio.Ojos grises y azules se quedaron mirándose. Rose sentía como todo se iba anegro y luego
se desmayo.

Continuará

-¡Ohh,que maravilloso!, nana Molly y sus deliciosas galletas de chocolate, mmmm. Podríacomer un millón de ellas

-Noseas golosa Rosie, debes dejarle a los demás- la voz de mi hermano era un dulcepara mis oídos, claro, cuando no se enojaba y parecía chuky el muñecodiabólico.

-Nana,¿puedo comer una más?

-Solouna, o si no, no querrás almorzar.

-Esoes imposible, Rosie como de todo, miren, si es una verdadera pelotita

-¡JamesSirius, no molestes a tu prima!

-Meobserve en el espejo de la sala, eracierto, estaba más gordita, mi mamá ya me lo había dicho.

Misojos comenzaron a picarme

-Note preocupes nana, prefiero esperar la comida

-¡Noles haga caso Rosie!- la voz de mi prima Roxanna me tomo de sorpresa. Me abrazoy juntas nos dirigimos al jardín trasero.

-Rosie-era mi primo Albus, mi mejor amigo - mi padre me castigo, pero valió la pena

-¿Quéhiciste Albus?- pregunto Roxanna

-Lepegue a James, ajjajajajajajaja, nadie se mete con mi primita

Lostres nos fundimos en un abrazo.

-----------------------------------------------------------------------

-Hoyes nuestro primer día de escuela Rosie, ¿estás emocionada?

-Mucho,ya quiero llegar al castillo y comenzar a leer y aprender, me muero por sabercosas nuevas.

-¡Oh,lo lamento!- choque con alguien.

-Cuidadopor donde andas pelotita- la chica era de tez morena y ojos negros.

-¿Quépasa Rachel?- dijo la voz de un muchacho

-NadaScorpius, solo que he chocado con una pelota

-jakajakajajkkajajaj,es cierto
pareces un mundo rodante, ¡cuidado, no te vayas a caer encima denosotros!

Kakakakakkakakakkakakakka,todos los chicos comenzaron a reír

 

Rosiese puso de pie, acomodándose sus lentes.

-Desdehoy te llamaremos, el mundo rodante- dijo Zabinni

Rosiemiro para todos lados, y sus ojos chocaron con unos grises que la mirabanatentamente.

-¿Túque miras cuatro ojos?, ¿eres horrible lo sabías?, con lentes, frenillos ygorda.

-DéjalaMalfoy- escuche la voz de mi primo Albus a mi espalda.

-¿EresWeasley, verdad?, pelirroja, con pecas y cabello alborotado. Mi padre me dijoque los Weasley eran una escoria

-Todoslos Weasley- dijo un muchacho a su espalda

-Escierto, todos los Weasley- dijo el muchacho de ojos grises

-------------------------------------------------------------------------------

-Séque soy una tonta, por pensar que alguna vez Scorpius Malfoy me querría. Ayerlo vi junto a sus amigos cerca del lago, ya han pasado cuatro años desde que lovi por primera vez. Mis amigas Samanta y Tamara siempre me dicen que me olvidede él, pero no puedo, lo amo. Es mi amor prohibido, un amor oculto en lo másprofundo de mi alma. Él jamás se fijaría en mí, y sé que me hago ilusiones pornada.

-Lovi desde lejos, sus ojos se quedaron fijándose en mi prima Lily. Estoy seguraque le gusta, ella tiene un cuerpo increíble, y dentro de su generación es la másbrillante y valiente, por eso va a la casa de los leones, yo soy una malditacobarde, nunca en mi vida le diría a Malfoy cuanto lo amo.

---------------------------------------------------------------------------------

-Hoyfuimos al pueblo, allí estaba él, besándose con su novia Rachel y yo escondida detrásde un árbol

-¿Quéhaces allí?, todos te ven pelotita- la risa de mis primos me hizo ponermecolorada

-------------------------------------------------------------------------------

-¡Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!,me caí encima de Malfoy.

-¿Cómote llamas?- me pregunto aquel chico

-"EntiéndeloRose, él no se acuerda de ti. Ni siquiera porque te vio hace cuatro en el andén"-dijo mi subconsciente

-Máste vale fijarte por donde caminas- susurro Malfoy, mientras se alejaba con susamigos

--------------------------------------------------------------------------------

Unapalabra cariñosa

Unprimer beso

Un,"por favor ayúdame con mis materias"

-"Élte engaño Weasley, todo fue una apuesta"

Un,no la molesten más

-"Graciaspor el postre que me has hecho"

Unbeso

Unacaricia

Unte amo

-"Note avergüences, ahora te conozco muy bien y me encantas"

Hicimosel amor

-Todofue una mentira, él te aposto

-Teamo Rosie

-Seremospadres, estoy embarazada

-Yano te amo Rosie, todo fue una mentira

-Mihija ¿Dónde está?

-Ahmuerto, junto a Malfoy y tu padre

 

---------------------------------------------------------------------------

-¡NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!

Desperté en medio de una habitación, oscura y vacía

-¿Dónde estoy?, ¿Por qué tuveesas pesadillas?, malditos recuerdos que quiero olvidar

-Rosie, despertaste- la voz de miprima Roxanna me sonó como tambores en mi cabeza. Detrás de ella venia mi madrey mi abuelita

-¿Dónde estamos?

-En la vieja mansión Black,seguramente te duele la cabeza por tanto que has dormido.

-¿Cómo?

-Te desmayaste y ha pasado un día.Levántate tranquilamente- me señalo mi nana

-¿Qué hacemos aquí?

-Debes saber algo Rosie

No había necesidad, recordé queantes de desmayarme, vi unos ojos grises y otros azules. Esto sin duda era unapesadilla, una maldita pesadilla.

-Rosie, debes entender que todolo hicieron por tu bien, ellos

-Me tengo que ir. Hoy quede de ira ver lo de la escuela de artes, además
Tomas de seguro querrá que lo ayudecon su exposición.

-Rose- mi madre levanto la voz yla quede mirando

-Hija

Me puse mis botas, dispuesta amarcharme

-Rosie, primita. Ellos

-lalalalalallalallalalalalallallalla-me puse a tararear

-Rosie
- la voz de mi nana

-¿Cómo me veo?

-¡Rose Weasley Grangers!,reacciona- Mis ojos chocaron con la de mi madre

En el umbral de la puerta, vi ados hombres. Uno pelirrojo y otro rubio, me observaban atentamente

-¡Aun no chicos!- dijo mi nana

-Quiero ver a mi hija yexplicarle como sucedieron las cosas- dijo el pelirrojo

-Quiero hablar con Rosie - dijo elrubio

--------------------------------------------------------------------------

-Teamo

-Todofue una apuesta

-jakajakaajakjajaajjaja,eres una gordita muy feita

Suscaricias

Susbesos

-Estoyembarazada

-Jamáste ame

-----------------------------------------------------------------------------

-Rose hija

-Lo siento caballero, se equivocode hija. Mi padre murió hace tres años

-Rose
- la voz del muchachorubio, era un susurro- debemos hablar, tienes que conocer a alguien.

-Yo no los conozco.

-Soy Scorpius Malfoy, soy

-Yo conocí a uno que se llamabaigual que tú, pero murió.

-No Rosie, debemos contarte algo...

-lalalalalallalalalallalalallalalalallalala-me tape los oídos igual como hacían en la escuela mis compañeros cuando yo lesestaba hablando.

-Debes saber la verdad, ellos tesalvaron la vida

-¿Por qué me salvaron la vida, personasque ni siquiera conozco?

-Rosie
- dijo Roxanna.

-Estuvimos todo este tiempoocultos, porque

-No me interesa

-Lily

-¿Lily?

-Ella está viva Rosie, estuvo conellos y ahora está en un hospital. Ellos te salvaron la vida, porque Draco loshizo

-¿Asique me abandonaste por irtecon Lily?- mi mente solo podía navegar en escenas de Scorpius y Lily besándose yhaciéndose el amor.

-¡Noooo!, escucha por favor, yo jamásestuve con Lily.

Me puse mi chaqueta y me dirige ala puerta.

 

-Hola

La voz de una niña me hizogirarme, estaba mirándome por el rabillo de la puerta.

-Rosie, ella es Anna, AnnaMalfoy, es

-Tu hija y de Lily. Mi hija murióy tú aprovechaste y tuviste una hija con ella.

-Rosie, esa niña es

Sus ojos eran iguales a los míos,pero no podía ser, mi hija estaba muerta, ellos la mataron.

-Mami- me dijo la niña

-Anna, ella es Rose. Rosie ellaes Anna. Obsérvala bien, y ve que es igual a ti.

-No, mi hija murió siendo una reciénnacida. ¡Tú la mataste Malfoy!, ¡Te odio!

Me dirigí donde aquel rubioestaba y lo golpee con todas mis fuerzas. Lo golpee y le grite.

Roxanna tomo a la pequeña y se lallevo al cuarto.

-Tranquila Rosie- mi primo Albusme abrazo por la cintura y yo me desplome.

-Rosie, entiendo que me odies,pero escúchame. Mi padre nos hizo hacer un juramento, yo me alejaba de ti y élte daba la poción que te curaría. Nos hicimos pasar por muertos para salvarte ati y al bebé.

Mis ojos parecían cataratas.

---------------------------------------------------------------------------------

-Todofue una apuesta

-Éljamás te querrá

-Teamo pequitas

-Tuhija ha muerto

-"Conocesa Lily Potter, esa delicia de mujer", "Uff como me gustaría llevármela a lacama"

---------------------------------------------------------------------------------

Los quede mirando con rabia ydolor. Albus me tenía abrazada por la cintura. Mire a todos, mis primos y tíosestaban allí.

-Roosieparece una pelota

-Rosiees muy fea

-Seguramentelos tíos cuando te vieron nacer se espantaron al verte

-Jamásnadie te querrá

-Soymás hermosa que tú

-Meavergüenza ser tu prima

-¡Eresfea, cuatro ojos, eres horrible y gorda!

-¡Nadiete quiere!

-Eljamás te quiso, todo fue mentira

Dominique,James Sirius, Lily Luna. La voz de todos mis primos resonaba en mi cabeza

--------------------------------------------------------------------------------

-¡Basta!-grite tapándome los odios.

-Rosie
- mi nana Molly, cuanto laquería

Me puse de pie, abrazada al únicoamigo que en verdad tenia, Albus.

-Te pudrirás en Askaban Malfoy.¡Te odio más que a mi vida!, siempre todo fue una mentira de tu parte. Cuando medecías que me amabas y tus besos, siempre fueron mentiras.

-No Rosie, yo te amo. Ahora mismodebería estar alejado de ti por el juramento que hice a mi padre
, pero

-Te pudrirás en Askaban, porhacerte pasar por muerto y por robar a una recién nacida.

-Rosie, cálmate. Draco Malfoy esel único culpable. Él hizo que hicieran aquel juramento. Si ellos se alejabande ti y la niña desaparecía, él entregaba el antídoto a tu enfermedad.

-Hubiera preferido la muerte,antes de vivir todo este tiempo alejada de mi hija.

-Rosie, yo te amo

-Otra mentira más. ¿Te gustoestar todo este tiempo con Lily, verdad?

Scorpius abrió los ojostotalmente

-Aun recuerdo el día de la fiestade disfraces. "Mira que cuerpo tiene LilyPotter", "Como me gustaría llevarme a la cama" "Ella es una mujer de verdad" "Siempreen una familia hay alguien que destiñe" "Rose Weasley, es fea, usa frenillos yes gorda"

 

-Rosie, nosigas, te estás haciendo daño.

-Te pudrirás en Askaban Malfoy.Ahora, dame a mi hija.

-No Rose, si mi padre se enteraque ella sigue viva

-Escucha Rose- Albus me giro paraverme a los ojos- Por ahora nadie puede saber esto, menos Draco Malfoy. Piensaen Anna

-Me alejare de ti, pequitas, peroAnna se tendrá que quedar conmigo. Por ahora
es mejor que este aquí. Iré ajuicio, mi padre pagara por lo que hizo y tú tendrás a Anna, te lo prometo.

-Hay una manera de romper unjuramento

Todos me quedaron mirándome

-Yo misma matare a Draco Malfoy.Recuperare a mi hija, y tú te pudrirás en Askaban.

Me solté de los brazos de Albus ycorrí a la puerta principal. Desaparecí en el acto. Un solo propósito estaba enmi mente, deshacerme de esa mierda y recuperar lo más preciado, a mi hija.

Continuará

Rosie iba decidida a todo. Teníarabia, pena, desolación, impotencia, pobre de aquel que se cruzara en sucamino.

-¡Espera Rose!- grito alguiendesde lejos

La pelirroja se dio vuelta alreconocer aquella voz.

-¿Qué pasa?, estoy ocupadaideando un plan para vengarme

-¿Quieres acabar en Askaban?

-Solo quiero recuperar a mi hija.

-Si haces una locura, jamás latendrás contigo

Albus era su mejor amigo, suconfidente, su primo favorito, alguien que siempre quiso como un hermano.

-Al, ese infeliz arruino mi vida

-Lo sé, preciosa- dijo elazabache atrayéndola a su cuerpo.

La pelirroja soltó unas lágrimasy se aferro al cuerpo del azabache con fuerza.

-La vida es muy injusta Al

-Lo sé, pero todo esto quequieres hacer no va a solucionar nada. Rosie, si quieres recuperar a tu hija,debes dejar que se lleven a Draco a la corte.

Albus la tomo de los brazos y lasentó en un banco de madera.

-Se que tienes rabia, dolor,pena
y que todos los seres humanos tenemos la mala costumbre, que cuandoestamos enojados no razonamos. Rosie, no quiero que hagas una locura y pierdasla oportunidad de estar otra vez con tu hija.

-Albus

-Escúchame Rosie, se que eresvaliente, y sé que tú lo sabes. Saldrás de esta, ya lo veras. Rojita, novuelvas a pensar en cosas del pasado, el hecho que recordaras lo que nuestrosprimos hacían o decían te hace daño. Ahora eres una mujer distinta, llena defuerza y un poder increíble, no dejes que nada ni nadie lo eche a perder.

-Tengo tanta rabia, los Malfoyarruinaron mi vida- señalo Rose, apretando los puños- el hijo con sus mentirasy el padre quitándome a mi hija.

-Scorpius no te engaño, es ciertoque al principio sí, pero él en verdad se enamoro de ti.

-¿Cómo sabes tú eso?

-Lo vi en su mirada, en la formaque hablo con nosotros y en la manera como te vio cuando te tuvo cerca otravez.

La pelirroja tomo una bocanada deaire, sentía mucho dolor dentro suyo, pero con su primo cerca estaba mástranquila.

-Lo amo- dijo de pronto

-Ya lo sabemos, eso se irradiapor todas partes.

-Pero no sé si pueda perdonarlo. Además,él hizo ese juramento y nunca podremos estar juntos otra vez.

 

-Rose, siempre hay maneras

-Sabes que la única forma sería,que Draco Malfoy muriera.

Albus miro para todos.

-Ya encontraras la manera

Rose se humedeció los labios.

---------------------------------------------------------------------------

Mansiónde los Zabinni

-¿Qué pasa Blaise?- pregunto sumujer al entrar en el estudio

-Acabo de terminar unasinvestigaciones - dijo dejando sobre su escritorio unos papeles

-¿Qué cosas?

-Cosas mías

-Dímelas, si son sobre Rachel

-¿Por qué crees que se trata deella?

-Porque te conozco bien y porque aquellosdocumentos dicen San Mungo. ¿Ya supiste lo que paso en realidad?

Blaise no podía engañar a sumujer, quería venganza y claro que la tendría.

----------------------------------------------------------------------------

-¿Crees que Albus detenga aRose?- pregunto Ronald a Hermione

-No lo dudo, como tampoco dudoque la hará entrar en razón

El pelirrojo no pudo evitar toser,estaba pálido.

-Ron, creo que debes descansar-señalo la castaña

-Lo que necesito es que tú y losniños me perdonen

-Yo no puedo hablar por ellos. Pormí, te puedo decir que estoy muy dolida por todo lo que ha pasado y que creoque el tiempo lo repondrá todo.

-Yo no tengo tiempo Hermione

-Claro que lo tienes, en SanMungo de seguro que tienen una cura.

- Primero tengo que llevar aDraco ante la justicia.

-¡Que testarudo!

Se produjo un silencio

-¿Tú aun me amas?

Hermione lo miro directamente alos ojos.

-Si te digo que no, te mentiría.Pero estoy molesta Ronald, tengo que tener mi tiempo para superar todo esto.

-Si pudiera volver el tiempo atrás.Claro
préstame tu giratiempo y

-¡No digas tonteras!, estamoshablando en serio. Primero, los giratiempos se destruyeron hace años. Segundo,si incluso volviéramos el tiempo atrás, ¿no aprendiste nada?, Rose y todosnosotros debemos madurar y aprender de nuestros errores y Tercero, recuerda loque siempre decía Dumbledore, no hay poder más fuerte que el amor. Sobre nosotros, yo te amo Ronald, siempre tehe amado y siempre te amare, pero dame tiempo, además debemos decirle a Hugo.Sobre Rose y Scorpius, que no te quepa duda que volverán a estar juntos. Nuestrahija ha sufrido mucho y está dolida, ella debe madurar Ronald, no tan solo porfuera sino además por dentro.

-Ella ama a Malfoy

-Si lo ama. Solo necesita tiempocomo yo.

El pelirrojo asintió.

-----------------------------------------------------------------------------------

-¿Volvemos a la mansión Black?-pregunto Albus

La pelirroja lo quedo mirando

-Está bien

Se pusieron de pie cuando vieronque unas personas llegaban a la mansión de los Malfoy

-¿Quiénes son ellos?- preguntoRose

-Son aurores, los he visto con mipadre

-¿Qué hacen aquí?

La respuesta la tenían frente a susojos, ambos salían con un Draco Malfoy esposado

-Vamos- dijo el azabache

-¿Qué paso?- pregunto Harrycuando vio a su hijo y su sobrina llegar.

-Rosie- dijo nana Molly

-No hice nada malo. No me veancomo si fuera una asesina en serie

Se genero un silencio

-Padre, se han llevado a DracoMalfoy, unos aurores

-Creo que ya llego la hora.

 

-Scorpius, hijo- señalo la ojiverde al ver a su retoño

-Mamá- la abrazo el rubio

-Yo sabía que estabas vivo, mi corazónme lo decía.

-Perdóname madre, no quería hacertesufrir. Además, no quería que sufrieras por lo sucedido con papá.

-Él te hizo mucho daño, siemprecon esos ideales de sangre pura.

-¿Por qué él era así?

-Porque
fue criado de aquellamanera

-Ahora
¿Qué hago con mi vida?

-Me voy a separar de Draco,quiero irme de vacaciones en esos barcos muglles. Ven conmigo.

Scorpius la miraba con cariño

-Creo que será lo mejor, unasbuenas vacaciones- dijo Louis Greengrass

Scorpius lo quedo mirando sorprendido,no se había percatado de su presencia.

-Sí, sería una buena idea.

-Pero antes
¿Qué harás con Rosey tu hija?

-Si debo alejarme de ella
, esoharé. Anna se quedaría con Rose.

-Scorpius- dijo Harry entrando ala habitación donde los tres Greengrass hablaban- llego la hora, Draco Malfoyfue llevado al ministerio, debemos ir.

Scor entendió y mirando a sumadre la abrazo.

A los minutos después aparecieronen el ministerio.

-¿Qué pasa Potter?- pregunto eljuez mayor del tribunal de magia

-Pero si son, Ronald Weasley yScorpius Malfoy- dijo otro juez.

-Draco Malfoy fue detenido hacepoco, por atosigamientos en contra de la voluntad de una persona haciendojuramentos.

-Scorpius Malfoy y RonaldWeasley, acusados del delito de hacerse pasar por muertos ante la comunidad mágicade Londres- dijo un juez de unos cuarenta años, trayendo unos papeles con él.

-Ellos serán llevados a una celday esperaran su juicio- dijo el mayor de los jueces

-¿Cuánto tiempo tendremos queesperar por el juicio Harry?- pregunto Ronald

-No creo que tarden mucho.

-------------------------------------------------------------------------------------

-¿Papi?- la voz de una niñapequeña la hizo reaccionar

-Hola
- dijo Rose en el umbral dela puerta, tenia una sonrisa de oreja a oreja

-Papi- dijo la pequeña

-Él salió

-Upa- dijo Anna lanzando susbrazos

Rose la tomo en brazos y laacurruco en su pecho

-Te ves muy bien con ella- dijoHermione

-Gracias, pero tengo miedo

-No, no lo tengas

-Extraña a Scorpius, comenzó allorar y vine a verla, se quedo dormida en mis brazos.

-Tú también lo extrañas, dentrode unos días será su juicio

-Sí, yo también lo extraño. A tino te puedo mentir.

-Lo amas y él a ti.

-¿Quieres que lo perdone?

-Solo haz, lo que tu corazón tedicte

Rose suspiro y mirando a su hija,murmuro:

-Mi corazón, aun sigue siendo deél, lo reclama.

Continuará

Celdasde Askaban

-Astoria, ¿Qué haces aquí?

La silueta de una mujer aparecióde pronto.

-Vine a verte Draco

-No necesito que nadie me venga aver

-Estas solo, todo esto ha sidopor tus estupideces de sangre pura

Su marido la miro atentamente,haciendo una mueca con sus labios.

-Vine a ver como estabas.

-¿Cómo crees tú que me encuentro?-dijo con tono irónico- de maravilla, me encuentro. Me han traído caviar y elmejor de vino del mundo.

Astoria observo la celda donde suaun marido se encontraba

-¿Por qué lo hiciste?, ¿Por quéquisiste deshacerte de alguien que lleva tu sangre?

 

-Por la simple razón que es ademásuna estúpida mestiza.

Astoria lo miro con pena, dándosecuenta que ya no había rastro de aquel hombre que tanto amo.

-Tú sabes que cometiste undelito

-Yo no he cometido ningún delito.Scorpius y Ronald no fueron obligados a hacer el juramento

-Pero si fueron obligados, porque tú los chantajeastey los forzaste.

Draco soltó una risa que aAstoria le provoco escalofríos.

-Quiero el divorcio- soltó lacastaña

-Ya me lo imaginaba, te lo darécuando quieras

-¿Alguna vez, me amaste?

Draco la miro con detención yluego de lo que pareció horas, contesto.

-Siempre te ame, pero mis idealesfueron más fuertes.

-Anna es una niña tan hermosa, esuna Malfoy en todo

-¡Cállate!, si tan solo esa niña fuerasangre pura, todo sería distinto.

-¿De qué hablas?, la odias por serhija de Rose Weasley, ¿que no te das cuenta que es tu nieta?

-No, no lo es. Para mí hubierasido una nieta, si hubiera sido de Rachel Zabinni, o incluso, de la loca de lamini Potter, pero de una Weasley, jamás.

-Espero que algún día tearrepientas de todo esto.

-Jamás, Astoria.

-Espero que mañana en el juicio,te den la condena que mereces.

-No pasare mucho tiempo en la cárcel,lo mío no fue tan grave como lo de esos dos.

-Adiós Malfoy

Astoria se marcho dejando atrás alamor de su vida, porque aunque se separaran, Malfoy era para ella, aun su únicoamor.

---------------------------------------------------------------------------------

-Tienes quince minutos

-Gracias

La pelirroja tomo aire y se dirigiócon paso decidido hasta la celda número 30.

-Hola

El chico giro apenas escucho suvoz

-Rosie

-Scorpius

-has venido

Rose asintió

-Quería saber cómo estabas, ¿tehan tratado bien?

-Pues sí, no ha sido tan pesado.

Rose lo miro a los ojos y sonrió

-Quisiera acariciarte, pero mi tíoHarrry me dijo que las celdas estaban mágicamente protegidas.

-Yo también quisiera sentir tus caricias

Suspiraron

-Hable con mi padre ayer. Mihermano Hugo también vino y hablamos como familia. Él estaba feliz de volver averlo, igual que yo.

-Rosie

-Él me explico con más calma todolo ocurrido, y el sacrificio que tú tuviste que hacer.

-Yo por ti daría mi vida, porquete amo.

Rosie soltó unas lágrimas

-Gracias por cuidar a Anna

-Es mi hija también

Rose asintió

-Mañana es el juicio, espero quetodo salga de maravilla y te dejen libre. Yo no quería decir lo que dije cuandonos reencontramos, no deseo que te condenen.

-Se y entiendo que estabasenojada.

-Lo nuestro

-Lo nuestro, es complicado. Si tetengo que dejar para que seas feliz
lo hare.

-Ya se acabo el tiempo- dijo unhombre

-Nos veremos mañana, pediré aMerlín que te saque de aquí.

-Solo dime algo antes que te vayas

-¿Qué cosa?

-¿Me amas?

Rose sonrió y dando media vuelta empezóa caminar a la salida. Cuando giro y grito

-Te amo Scorpius, siempre te heamado y nunca dejare de hacerlo.

Malfoy sonrió y aquellas palabrasfueron vitaminas para él.

----------------------------------------------------------------------------------------

 

Al día siguiente, el cielo estabanublado, amenazando con una tormenta.

-Va a salir todo bien- dijo Harrya su amigo

-Tengo miedo, pero sé que deboafrontar todo esto, pero

-Mi padre ¿ya está en la sala?

-Sí, los aurores ya fueron porél, solo faltan ustedes dos.

Señor Potter, el juez y elministro piden llevarnos a los prisioneros.

Harry asintió, dejando paso a losaurores

Scorpius fue el primero en salir,seguido por Ronald.

La sala 301 del ministerio estabarepleta. Los Greengrass a un lado, los Weasley- Potter al otro. Scorpius vioque en la tribuna estaba Rosie, pero no vio a Anna, de seguro se quedo en casay aquello lo agradeció, no quería que su pequeña estuviera viéndolo en esosmomentos.

-Estamos aquí presente para eljuicio en contra de Draco Malfoy, Scorpius Malfoy y Ronald Weasley. ¿Cómo sedeclaran?

-Inocente - dijeron los tres almismo tiempo

-¿Saben que es delito hacersepasar muertos?

-Sí, lo sabemos. Pero nosotros lohicimos para salvar la vida de mi hija y su bebé.

-Mi padre nos forzó a hacerlo, élnos aseguro que tendría la medicina para que Rose Weasley se salvara, siempre ycuando yo me alejara de ella y el señor Weasley desapareciera al bebé.

-¿Es eso cierto señor Malfoy?

Draco miro a su hijo atentamente.

-Pues es cierto

-¿Por qué lo hizo?

-Porque no quería que mi únicohijo estuviera al lado de una maldita mestiza

-¿Solo por cuestión de sangre?-pregunto el juez principal

-Yo siempre odie esa relación. Siemprele inculque a mi hijo que la sangre importaba.

-¿Usted le dijo al señor Weasley,que se deshiciera de la niña?

-Sí y no me arrepiento

-Es su sangre

-Me da lo mismo.

-Señor Weasley, ¿por qué se le ocurrióla idea de desaparecer?

-Por el juramento, sabía que habíahecho mal haciéndolo, pero tenía miedo de perder a mi niña. Unas horas antes deque ella diera a la luz, le dije a Malfoy mi plan, tomaríamos a la niña y nos iríamoslejos, Rose se salvaría al igual que la bebé.

-Lo hicimos por el amor a Rose

Draco soltó una carcajada

-Amor
, de la noche a la mañanadices sentir amor por esa.

-No es de la noche a la mañana,aunque no quería admitirlo, desde que se tropezó conmigo me fije en ella.

Rose lo miro con detención.

-¿Dónde estuvieron todo estetiempo?

-En España- dijo Ronald

-¿Sabe que forzar a alguien enhacer un juramento, es delito señor Mafoy?

-Lo sé, pero hacerse pasar pormuerto es peor.

-vimos los recuerdo de ambos, yhemos comprobado que aquello fue extorción.

-jakajjajakjajajajkakjaajkjak, nome digan - dijo Draco Malfoy

-Tomaremos un receso y daremos aconocer nuestra decisión.

Rose se sentía muy nerviosa. Enviabatanto a Ronald como a Scorpius, mucha energía positiva.

A los minutos después,aparecieron los del tribunal.

-Los jueces hemos llegado a unacuerdo. El señor Weasley y el señor Scorpius Malfoy, a pesar de haberinfringido la ley haciéndose pasar por muertos y eso implican la pena de quinceaños en Askaban, sus motivos fueron en base al cariño y amor por una persona, yal no tener delitos anteriores, el tribunal los deja en libertad, pero ningunode los dos podrá volver a cometer un infracción o el tribunal tomara medidas.

 

Todos estaban felices poraquello.

-Señor Draco Malfoy, usted a cometidoel delito de extorción para hacer un juramento, en base también al chantaje yteniendo delitos antes prescritos como mortifago, usted cumplirá la condena detres años en prisión.

-Eso no es justo. No pueden basarmis actos de ahora en los de mi pasado.

-Llévenselo- grito el juez.

-¡Alto!- la voz de PansyParkinson sonó en toda la sala. Estaba vestida de negro y su mirada era de odioy resentimiento.

-Usted señora, ¿Qué hace aquí?

-No pueden dejar a un asesino,sin una condena ejemplar

-¿De qué habla?

-Él mato a mi hija, RachelZabinni Parkinson

-¿Cómo?

-Blaise descubrió toda la verdad.

-Aquí tengo las pruebas- dijo unmoreno apareciendo detrás de la mujer- al principio me negaba a creer que mimejor amigo podría cometer ese acto.

-Tú eres un experto en pociones.Severus siempre te alababa. Cuando hicieron los exámenes de laboratorio a mi princesa,encontraron sustancias especiales para aborto, ¿raro verdad?, ya que ella noestaba embarazada. Pedí los análisis, y el resultado me llevo a ti y a unrecuerdo de hace años, cuando Severus Snape alabo una poción que tú inventasteque casi no deja rastros en una mujer que pretende realizarse un aborto.

-¡Eres un maldito Draco Malfoy!- soltóPansy

Astoria se llevo las manos a lacabeza

-¿Por qué quería yo matar aRachel?- pregunto Draco ladeando la cabeza

-No era a Rachel, Rose era la queestaba embarazada en esa época- dijo Scorpius.

Draco lo miro atentamente

-Señor Draco Malfoy, hable- dijoel juez

-Rachel vino a mí a contarme queustedes dos se veían muy bien juntos, desde que se enteraron que tendrían a un "bebé".Ella como yo no queríamos aquello, mi familia mezclada con los traidores, ¡quéasco! Le dije que yo tendría la solución, pero ella tenía que cooperar. La pociónestuvo lista en pocos días, ¿qué culpa tengo yo que la idiota esa se tomara la poción?Yo no quería matar a Rose Weasley, quería que abortara, pero si el resultadoera la muerte, mejor.

-Eres un maldito- grito Ronald

-Sera llevado a prisión y fijaremosun nuevo día para este juicio.

-¡No, esto lo acabaremos ahoramismo!

Todo sucedió en cámara lenta y encuestión de segundos una luz verde choco en el pecho de Draco.

Pansy Parkinson había sacado suvarita, enviando el hechizo asesino.

Blaise al percatarse de eso, latomo en brazos y la saco del lugar.

Astoria no podía creer lo que habíaocurrido, nadie en la sala podía creer lo ocurrido.

Draco Malfoy, había muerto.

Continuará

HospitalSan Mungo

-Buenos días. Hemos venido avisitar a Lily Luna Potter- dijo Harry

-¿Quiénes vienen a verla?-pregunto la recepcionista

-Sus padres y hermanos- contestoGinny

-Espérenme. Tendré que avisar al médicotratante

-¿Por qué, paso algo malo conella?- pregunto Albus, con cierto temor en sus labios.

-No, es solo para asegurarme quepuede recibir visitas a esta hora del día.

La mujer entro al pasilloizquierdo, donde se encontraba la sección de salud mental.

-No me simpatiza aquella mujer

-Hemos venido para ver a Lily, nopara que te simpatice las sanadoras o recepcionistas- alego Ginny

 

Luego de media hora, apareció unhombre rubio y de ojos verdes.

-Vaya, es parecido a Scorpius-dijo Albus, recibiendo una mirada de parte de su padre.

-El medimago tratante de laseñorita Potter se encuentra en una reunión. Yo soy el medimago Albert Thomas.La señorita Lily Potter se encuentra en estos momentos en los jardinestraseros, ella está bien y los medicamentos que le hemos dado, han producido unefecto positivo en ella.

-¿La podemos ver?- pregunto JamesSirius

-Claro, no hay problema. Solodebo avisarles y prevenirles, que es muy probable que ella no los recuerde.

Los cuatro Potter salieron aljardín trasero, guiados por el medimago Thomas.

-Allí esta

Lily estaba vestida con jeans yuna polera de estampados, junto a una chaleca que la abuela Molly le habíaenviado.

-Lily
- llamo el medimago

La pelinaranja lo miro condetención y sonrió.

-Han venido a verte Lily ¿Los recuerdas?

Lily miro a los cuatro Potter ynegó con la cabeza.

-¿Me traerán a mi hija?, deboalimentarla.

Albus limpio las lágrimas que caíanpor sus mejillas. Ver a su hermana en ese estado, era terrible. Lily,simplemente no era ella, la niña pequeña que le pedía ayuda para alcanzar el tarrode galletas o la que entraba llorando a su habitación porque tenía miedo en lasnoches de tormentas.

-Tengo una nena hermosa, se llamaAnna

James negó con la cabeza, eraduro ver a su hermanita en ese estado.

-Lily, soy mamá y hemos venido averte

-Mi hija es hermosa, tiene elcabello tan perfecto como su padre.

Ginny asintió.

-¿Dice que los medicamentos estánhaciendo efecto?- pregunto James Sirius

-Señores, la paciente tiene unproblema severo de personalidad. La medicina que está tomando le está haciendoefecto, claro que si, se ha mantenido tranquila y relajada. Son en base a lamedicina tomada por los muglees. Señores, todo depende también de ella, perocomo se los dijo el medimago titular, es probable que ella no se recuperenunca.

-¿Tendrá que pasar su vida aquí?-pregunto James

-Haremos lo posible para que esono sea así. Pero entienda que hay pacientes que nunca se recuperan. Ella no losrecuerda, su mente está en otro lado, un mundo que ella creo.

-Seguirá estando aquí, si es porsu bien- dijo Harry. Ginny lo miro atentamente y aunque le dolía, era por subien.

-----------------------------------------------------------------------------------

El ministro dio las últimaspalabras fúnebres a la tumba de Draco Malfoy. El funeral estaba llevándose acabo, en el patio trasero de la mansión Malfoy, donde los restos de todos susantepasados yacían allí.

-Es triste saber que nadie lo quería-dijo Daphne al oído de su marido.

-Él mismo se lo busco

-Mi pobre hermana, se me oprimeel corazón de verla sufrir.

El lugar estaba casi vacío. Solo seencontraban Astoria, Daphne, sus padres, Theodore Nott, Scorpius y el ministro.

-Madre
- dijo Scorpius, abrazandoa su progenitora

-¿Qué pasa? - pregunto la castaña

-Debemos entrar, el cielo amenazacon una tormenta y el ministro ya se fue.

-¿Tus tíos y abuelos?

-Están dentro de la casa.

-Sabes, desde el primer día quelo vi en Howgarts me gusto. Su cabello, sus ojos, su media sonrisa. Sabía cuáleseran sus ideales, pero quería creer que cambiaria y por un tiempo fue así. Pero
su modo de pensar, al parecer pudieron más que el amor a su familia.

 

-No le guardo rencor

-Y no lo hagas. Él creyó quehacia lo correcto aunque claramente se equivoco. Dejemos que descase en paz.

-¿Qué haremos ahora?

-Iré a vivir a casa de mis padresy he decidido tomar un crucero para despejarme, quiero olvidar.

-¿Cuándo te irás?

-Dentro de un mes, antes denavidad. Tu abuelo quiere dejar cosas resueltas, quieren acompañarme.

-¿Qué pasara con esta casa?

-Es tuya también. Pero entenderé sino quieres vivir aquí.

-No, no quiero.

-Pensaremos bien que haremos contodo esto. No hay prisa.

-Me iré contigo

-Scorpius, no sé cuánto tiempo metomare ¿estarás tanto tiempo alejado de tu hija y de la mujer que amas?

Malfoy la quedo mirando.

-Creo que tienes visitas- dijo lacastaña, señalando al pórtico y con discreción, se dirigió a la casa.

-Papi- grito una pequeña queabrazo a Scorpius fuertemente

-Anna- la tomo en brazos y beso su mejilla izquierda

-Siento lo de tu padre- dijoRose- lo siento de corazón

-Lo sé- dijo Scorpius

-¿Podemos hablar?

-Claro- dijo Scorpius y un elfo aparecióllevándose a la niña dentro de la casa.

-Te quiero Scorpius, y lo que tedije cuando estabas en prisión, es cierto. Te amo, pero

-Siempre hay un pero
- sonrió conironía

-Necesito tiempo Scorpius.

-¿Cuánto tiempo?- pregunto elrubio

-El suficiente para olvidar yperdonar.

-¿Aun no me perdonas?

-No lo sé. No quiero equivocarme,no quiero volver a sufrir.

Scorpius le enviaba todos los díasflores, cartas románticas y chocolates. Ella guardaba cada cosa como un tesoro.

-Me voy Rose

-¡¿Cómo?!

-Mi madre se marcha en un cruceroy yo me voy con ella. No sé cuánto tiempo estaré fuera, pero creo que será elsuficiente para que tú, sobre todo tú, pienses si vale la pena perdonar yvolver a empezar

-Yo

-Te daré tu tiempo Rose, pero jamásolvides que te amo y siempre te amare. Anna se quedara contigo como lo fijo eljuez.

-¿Cuándo piensas irte?

-Dentro de un mes, unos días antesde navidad.

Rose lo miro fijamente. Dentro deella quería gritarle que se quedara, pero otra parte le decía que estaba bientomarse un tiempo.

--------------------------------------------------------------------------------------

-¿Dejaras que se marche, otravez?- pregunto atónita Samantha

-¿Y qué quieres que haga?

-Que luches por él- contestoTamara

Las tres chicas estaban viendolos últimos detalles de la boda de James Sirius y Samantha

-No puedo creerlo. ¿Cómo puedesrendirte?

-No me rindo. Es solo que quieropensar bien y no equivocarme

-Eres una burra- dijo Samantha,entrando al vestidor con el vestido bajo el brazo.

----------------------------------------------------------------------------------------

- ¡No lo puedo creer!- soltó Rose,cuando vio a su amiga con el vestido blanco puesto.

-Y te casas de blanco, patuda-grito Tamara

-El blanco representa lapureza del alma

-Pues tu de pura, lo que yo demonja- dijo la pelinegra

Rose soltó una carcajada.

-Anna, llevara las flores, ¿estalista?- pregunto la rubia

-Sí, todo está listo- contesto lapelirroja, rodando los ojos.

 

-Bien, bajemos- dijo Sam

Sus dos amigas se dirigieron al jardínde los Potter, a tomar sus ubicaciones como damas de honor.

La ceremonia y la fiesta se llevaríana cabo en la casa de los Potter y en el altar estaba un nervioso James esperando.

-Que linda se ve- susurro Aliceal oído de Albus. Había recibido un permiso especial para asistir al enlace y volveríadespués de las fiestas al colegio, como Hugo.

-¿Te gustaría casarte algún día?-pregunto Albus

-Contigo, mañana mismo

-Cásate conmigo entonces

La rubia abrió los ojos y sonrió,pero su alegría fue al máximo cuando el azabache la beso con delicadeza suslabios y le susurro:

-Te lo digo enserio, a penastermines Howgarts, tú y yo nos casamos

-Te amo

-Yo te amo el doble.

La boda transcurrió tranquilamente,hasta que James de los nervios, boto el anillo al suelo.

-Lo
siento- dijo Potter sonrojándose.

Todos rieron.

-Los declaro, marido y mujer. Puedebesar a la novia- dijo el ministro

James no espero mas y unió suslabios con su ahora esposa.

Rose los observaba con unasonrisa en sus labios, e imagino por un segundo que en esos puestos estaban ellay Scorpius.

-No esperes más tiempo, princesa.

Se dio vuelta al escuchar la vozde su padre.

-A veces las segundas oportunidadesse dan una vez en la vida, te quiero.

Rose lo quedo mirando, mientras veíacomo su padre tomaba la mano de Hermione y entraban a la casa.

Continuará

Semanasmás tarde

Tres amigas estaban tomando un chocolatecaliente en una de las tiendas de Hogsmade

-No lo puedo creer, ya mañana esnavidad- dijo feliz Tamara

-jajajjakjajajajjaja ¿esperasacaso un regalo especial?- pregunto Samantha

-La verdad, si. Un amigo mío dela universidad vendrá a verme- dijo Tamara, con una sonrisa picara.

-¿Y qué paso con Enrique?- preguntoSam

Rose la miro atentamente

-Él se fue de vuelta a América yestá a punto de casarse, me lo conto Albus el otro día que lo vi en casa deRose. Además mi vida es perfecta ahora, estudio una carrera que me gusta yestoy feliz.

-Por qué mejor no cambiamos detema- señalo Rose, al ver que su amiga se ponía triste ante aquel recuerdo.

-Sí, mejor dinos que harás ahoracon tu futuro Rose

-Voy a empezar las clases de arteel próximo año.

-Yo me voy a África- soltó lapelinegra

Sam y Rose la quedaron fijamentemirando

-No me miren así, hace tiempo quehe estado pensando que sería un hermoso lugar para hacer misión y encontrarmeconmigo misma.

-Pues, si es lo que te gustaríahacer- dijo Rose

Samantha la miraba, no podíacreer lo que veía y escuchaba.

-¿Qué te pasa?

-Estoy sorprendida, solo es eso,nunca me imagine que te gustaría irte tan lejos.

-Es una excelente oportunidad, enel instituto ya me inscribí y parto dentro de algunas semanas.

-¿Cuánto tiempo estarás fuera?

-Es por un año

-¿Por qué todos se van?- preguntoRose cabizbaja

-No todos se van, si tú quisieraspodrías detener a cierto rubio para que se quedara

-Él se va hoy

- Con mayor razón debes tomar yauna decisión

-Es que

-Deja de ser tan cabeza duraRose. Todos sabemos que amas a Scorpius Malfoy, y este mes que has estadoalejada de él han sido los peores días de tu vida.

 

-¿Por qué dicen eso?

-"mamá, no tengo ganas de salir","lo extrañare tanto", "Es tan parecida a él", suspiro.

-Rosie, tú amas a Malfoy. Nopermitas que se vaya y alejarlo de tu vida otra vez. Él te ama, y esinconcebible que dos personas que sienten lo mismo se separen.

-Rosie, haz lo que te dicta tucorazón, y estamos seguras que dice que lo detengas.

-------------------------------------------------------------------------------------

-¿Dónde estabas?- preguntoHermione con Anna en brazos

-Fui a tomar chocolate calientecon las chicas. Sam, ahora que se convirtió en la señora Potter, anda muyajetreada remodelando el departamento y Tamara con sus estudios y su viaje a África,tampoco tiene mucho tiempo.

-Ya veo. Son las siete, Anna yaceno y te estaba esperando. Ahora no quiere irse a acostar antes de ver a sumami.

-¿Y papá?- pregunto la pelirroja,tomando a su hija en brazos.

-Esta donde tu abuela, estos díasdesde que volvió a estado muy cariñoso, dice que quiere volver areconquistarme. Hoy lo lleve a San Mungo, dicen que tiene altas posibilidadesque se cure de aquella enfermedad, y yo estoy confiada.

-¿Volverán?

-Eso estamos intentando- contestoHermione- Iré a cenar con él, por favor come algo y que Anna se quede dormidatemprano.

-Sí, mamá.

-Hoy vino Scorpius cuando tú noestabas. Se despidió de la niña y dijo que te dijera
que te ama.

Rose se le paro el corazón.

-Adiós hija- dijo Hermione, colocándosesu abrigo verde agua y su bolso de mano- Hugo se quedara en casa de un amigo.

Hermione salió de casa dejando auna Rose completamente perpleja

Ya eran las siete y media cuando tocanla puerta.

Rose tomando a su hija en brazosse dirigió a la puerta, y la sorpresa que se llevo al percatarse que era LouisGreengrass.

-Hola, pequeña

-Hola, pasa.

-Gracias. ¿Estás sola?

-Sí, Hugo está en casa de unamigo, y mi madre fue a cenar con papá, están en la época de reconquista.

-Ya veo- dijo el chico, soltandouna risita- Traje un regalo para Anna, el regalo de navidad.

-No tenías que molestarte

-Rosie. Vengo a decirte adiós.

-¿Por qué?

-He decidido ir a América. En Estados Unidos están solicitandoun medimago con especialización en nutrición, y la paga es buena.

-Pero
eso significa que nuestraamistad

-Rose. Tú sabes lo que siento porti, te amo más que a mi vida, pero he visto todos estos días cuanto sufres ylloras en silencio.

-Louis, yo

-Cuando una persona ama a otra,desea con todo su corazón que aquella persona sea feliz, y eso es lo que deseoyo de ti. Cuando dos personas sienten lo mismo, es lógico que quieran estarjuntos.

Rose abrió los ojos de par enpar.

-Lo tuyo con mi sobrino es unamor puro y sincero. Es cierto que no empezó bien y han tenido muchostropiezos, pero él te ama. Yo he visto como todos estos días él llora por notenerte a su lado. Se sincera con tu corazón

-Lo amo- susurro Rose

-Lo sé. En media hora sale suvuelo para España, allá tomaran el crucero. Mi hermana quiere que sea en modoMuglee, quiere saber la experiencia de volar en uno de esos grandes artefactos.

Rose sonrió.

-Ve tras él. Se feliz pelirroja.

 

-Gracias- dijo Rose

Ambos se fundieron en un abrazosincero.

-Creo que será hora de ponerte algomuy abrigador- dijo Rosie a su hija.

Louis y Rosie junto a la pequeñaAnna, se dirigieron al aeropuerto de Londres.

-No me gusta mucho la aparición, principalmentesi estoy con Anna.

-Te encuentro razón, perollegamos justo a tiempo, faltan quince minutos.

Rose coloco en el coche a la niña,que ya estaba dormitando y fue prácticamente corriendo hasta la sección internacional.

-¿Dónde estás?- se preguntaba lapelirroja con cierto nerviosismo.

-"Lospasajeros con destino a España, por favor dirigirse a la puerta 301"

-Ese es el vuelo, murmuro Louis

-Vamos- fueron corriendo guiandoel coche de Anna.

-Es ahí- dijo Rose- Por favor déjemepasar- le dijo al guardia.

-Lo lamento, sino tiene pasaje nopuede

-Usted no entiende, debo detenera alguien

-Lo lamento

Rose, observo por el vidrio quelos dividía a aquellos que iban a viajar. De pronto, ve a Scorpius junto aAstoria.

-¡Scorpius!- grito Rose con todassus fuerzas

-¡Scorpius no te vayas!- volvió agritar

Malfoy escucho unos ruidos y giropara ver de qué se trataba

-Rosie- dijo sin poder creerlo,cuando la diviso.

-Malfoy, te prohíbo que subas aese avión.

Astoria sonrió.

-Rose, pero

-Scorpius, escúchame, no subas porfavor, te amo. No vuelvas a dejarme otra vez.

-Anda con ella- dijo Astoria, mientras se dirigía a la puerta

Scorpius la beso en la frente yfue corriendo hasta donde estaba la pelirroja.

-Rose
- dijo Scorpius mientras sonreíacomo un tonto.

-No te vayas, no vuelvas adejarme nunca más

Scorpius la abrazo por la cinturaatrayéndola a su cuerpo, y mirándose directamente a los ojos, se besaron. Suslenguas se unieron como una sola.

-No me iré, te lo prometo

Rosie no aguanto más y lo volvióa besar.

Louis sonrió, el amor también setrataba de eso, desear que la otra persona fuera feliz.

-Te amo, pequitas

-Te amo rubio hermoso.

Continuará

Mansiónde los Greengrass

-Es hermoso este sitio y muytranquilizador- dijo la pelirroja cuando entro a la sala principal, llevando aAnna en el coche

-Dejaremos a Anna en la pieza demi madre, ya se quedo dormida.

Scorpius tomo a su hija en brazosy con cuidado la llevo a la habitación que era de su madre, coloco variasalmohadas y la tapo con las frazadas que allí había. La niña se acurruco, sinpercatarse de lo ocurrido.

-Mi tía Daphne dijo que vendríamañana. Mientras estuviéramos fuera, se encargaría de todo aquí, ya sabes, paraque la casa se mantenga limpia y en orden.

-¿Y la mansión Malfoy?

-Mi madre y yo decidimosconservarla por el momento, aun no sabemos con exactitud lo que haremos conella.

Rose se acerco a Scorpius y loabrazo.

-Me moría de ganas de tenerte asíotra vez- dijo la pelirroja

-Yo también

-Te amo tanto. Júrame que nunca máste iras

-Es una promesa Rosie, no podríairme de tu lado aunque me pagaran muchos galeones.

Rose sonrió.

-¿Y los elfos?

-Mis abuelos le dieron algunosdías libres, pero ellos quisieron irse con Daphne

-Oh, entonces estamos solos.

Scorpius sonrió.

Rosie tomo su cara y acaricio concuidado sus mejillas. Él beso con ternura su mano.

 

-Te amo, pequitas

-Yo te amo el doble

-Oh esa palabra es tan grande eimportante

-Refleja todos aquellossentimientos puros que sentimos por alguien.

-Y sinceros- finalizo Scorpius

Con cuidado desabrocho el abrigode Rose y la camisa de ella, dejándolos a un lado.

-¿Me vas a volver a hacer elamor?

-¿Tú quieres?

-Es lo que más deseo

Encendió la chimenea con unmovimiento de varita y la atrajo a su cuerpo.

-Tú, tienes mucha ropa- dijo Roserisueña

-Ayúdame a sacármela

La pelirroja desabrocho elchaleco y la camisa que aquel adonis traía.

-Ohhh cuantas veces, duranteestos tres años, había soñado y deseado que esto se hiciera realidad.

-Estuviste en sequía por muchotiempo, gracias por esperar

-No podría volver a estar connadie más que no fueras tú.

La tomo en brazos y la dejo concuidado sobre la alfombra. Con rápidos movimientos le saco las últimas prendasque ella llevaba puesta.

-Mi tío me dio estas bolsitas, medijo que eran muy útiles.

Rose sonrió y se sonrojo.

Scorpius se apoyo en sus codos ymirándose a los ojos, se unieron otra vez.

Sonrieron

Suspiraron.

Se besaron

Otra vez se volvían a amar.

Al día siguiente, Scorpius seremovió en la alfombra buscando a alguien. Estaba tapado con unas sabanas yfrazadas que había invocado desde su cuarto.

Al no sentir a Rose a su lado, sepuso de pie de inmediato. Miro su reloj, ya eran las ocho de la mañana y afueranevaba.

-Buenos días- escucho la voz deRosie

-Ohhh que bueno que no fue unsueño. No te sentí a mi lado y me preocupe.

-Te prepare un chocolate calientecon unas tostadas. No había mucho en la despensa.

-Hoy es noche buena y sé quequieres pasar esta velada con tu familia, yo

-¿Quieres ir conmigo?, eres minovio y lo lógico es que pasemos estas fiestas juntos.

Scorpius sonrió y abrazo a la chicacon fuerza.

-Seria increíble que todas lasmañanas fueran así, tú con mi camisa y yo esperándote entre las sabanas.

-Seria maravilloso.

Scorpius le dio un beso francés,provocando en ella, una electricidad por todo su cuerpo.

-Anna ya se va a despertar,vístete.

Scorpius sonrió y se puso lospantalones justo a tiempo, ya que unos pasitos se escuchaban venir por lasescaleras.

-Epa, la niña de papá, yadespertó- dijo Scorpius, besando con cariño la mejilla izquierda de su hija.

-Vamos a tomar desayuno y luegoiremos a comer fuera- señalo el rubio.

A las dos de la tarde sedirigieron a Hogsmade.

-Come con cuidado pequeña- dijoel rubio- Enseguida vuelvo- y salió de aquel lugar, dejando a ambas algoperplejas.

-¿Dónde fue papá?- pregunto laniña

-Ni idea- dijo Rose

A los quince minutos regreso

-¿Dónde fuiste?

-Lo he estado pensando y creo queya no puedo esperar más.

-¿Qué no puedes esperar más?-pregunto Rose, con cierto tono de curiosidad.

-Te amo, tú me amas, no veo lanecesidad de esperar por más tiempo para vivir los tres juntos.

-¿Y eso que quiere decir?-pregunto titubeante

-Quiere decir
mira por laventana

Rose observo como el cielo seiluminaba, y unas palabras aparecían "¿Te quieres casar conmigo?", para luegosalir destellos de fuegos artificiales.

 

-¿Cómo lo hiciste?

-"creo que tus primos y tu tío Georgeme ayudaron", vamos Rosie que me dices, ¿te casas conmigo?

A la pelirroja se le ilumino lacara y como pudo asintió, ya que las palabras no le salían por la emoción.

Scorpius se hinco y le deslizo unanillo en forma de flor con una serpiente entrelazada.

-Te amo tanto

-Yo también te amo a ti.

Continuará

Unaño más tarde

-Ufa, estas muy nervioso- dijoAlbus al entrar a la habitación donde Scorpius se encontraba

-Estoy ansioso, y si.... nervioso.

El azabache no pudo evitar sonreír.

-No te preocupes, ella no tedejara. La fiesta se ve muy bonita, fue bueno hacerla en el jardín de losGreengrass

-Desde que Rose y yo vivimos aquí,ella se enamoro de la naturaleza tan hermosa que en esta mansión se da. Miabuela y todos mis antepasados Greengrass, han conservado muy bien las plantasy flores que fueron traídos de todas las partes del mundo. A Rosie le gustadibujarlas y sacarles fotografías, incluso estaba pensando en hacer unaexposición.

-Me alegra saber que la haces tanfeliz, y más te vale que así siga siendo.

-Gracias por aceptar ser mipadrino

-De nada, para mí es un honor.

Albus y Scorpius se fundieron enun abrazo sincero.

----------------------------------------------------------------------------------

-Está todo listo, tu padre está alláabajo esperando y Hugo esta con una muchacha, aunque a mí no me da buenaespina.

-Déjalo mamá, él ya es grande.

Rosie, recordó el día que suhermano Hugo le presento a aquella muchacha que lo traía loco desde Howgarts,al fin había aceptado salir con él, aunque debía reconocerlo, a ella tampoco ledaba buena espina.

Hermione suspiro.

-Lo sé. Te ves tan hermosa conese vestido y esa tiara.

Rose traía un vestido colorbeige, que llegaba hasta el suelo, con un escote en forma de corazón. Uncinturón de diamantes y unos zapatos de taco medio. Su peinado, se hizo unmedio moño con algunas flores entremedio que caían como cascada por su espalda.

-Ese collar es muy lindo

-Sí, y muy espacial.

Rose acaricio el collar que undía Astoria le había entregado, uno en forma de flor y que Scorpius habíacomprado para ella.

Cuando bajo las escaleras, tomoel brazo de su padre. Aun recordaba que hace algunos meses sus padres se habíanreconciliado finalmente, dando una ceremonia de renovación de votosmatrimoniales. Hermione le confesó, que un amor de tantos años era imposibleque se destruyera de la noche a la mañana, y que incluso, ni siquiera la muertelos podría separar.

Anna, que iba vestida con un trajeblanco con estampados de flores que mágicamente se movían, llevaba un canasto conlas alianzas dentro, y dando pequeños saltitos.

Scorpius los esperaba en elaltar, tan guapo como siempre. Con un traje color blanco y su típico peinadoestilo Malfoy.

-Cuídala- dijo Ronald.

-Con mi vida

-Estamos aquí reunidos para celebrarla boda de Rose Jean Weasley Granger y Scorpius Hyperion Malfoy Greengrass.

Astoria no paraba de llorar,estaba emocionada, mientras sostenía a su nieta en brazos.

-El matrimonio es algo sagrado,la unión de dos personas que se aman y se respetan. ¿Vienen aquí por su propiavoluntad?

 

-Si- contestaron ambos

El resto del discurso delministro, ni Scorpius ni Rose escucharon, ya que en su mente recordaban cadapaso que dieron hasta llegar a ese lugar.

-Rose Jean Weasley Grangers, ¿aceptasa Scorpius Hyperion Malfoy Greengrass, para amarlo y respetarlo hasta que lamuerte los separe?

-Acepto

La pelirroja sonrió de oreja aoreja.

-Scorpius Hyperion MalfoyGreengrass, ¿aceptas a Rose Jean Weasley Granger, para amarla y respetarlahasta que la muerte los separe?

-Por supuesto que acepto

El rubio no podía dejar de mirara su chica.

-Por el poder que me otorga elministerio de magia Inglés, los declaro marido y mujer

Scorpius la tomo en brazos y sefundieron en un gran beso.

-La ceremonia resulto muyhermosa, ¡felicidades!- dijo su prima Lucy

-¡Los felicito!- dijo LouisGreengrass, saludando cordialmente a los novios

Rose vio como a los segundos después,su prima Lucy saludaba a Louis y comenzaban a charlar, eso la hizo sentirse mástranquila. A lo mejor ellos podrían comenzar algo, solo el tiempo lo diría.

La fiesta ya estaba en su apogeo.

-Debo contarte algo, Scorpius-dijo Rose con una sonrisa.

-¿Qué pasa, pequitas?

La música estaba más alta de lonormal y casi tenían que gritar para poder escucharse.

-Adivina

-Nunca fui bueno en adivinación

Rose lo miro y no pudo evitar sonrojarse.

-¡Estoy embarazada!

Scorpius se quedo a medio paso desu baile, mientras Rose no podía dejar de sonreír.

-¿En serio?

-Si, en siete meses más
seremospadres otra vez

-¡Paren la música!- gritoScorpius a todo pulmón

-¿Qué pasa?- pregunto Hermione

Scorpius tomo a Rose de lacintura y giro con ella

-Cuidado Scor- dijo Rose riendo

Scorpius la miro a los ojos yambos llorando de emoción, gritaron juntos.

-¡Vamos a ser padres otra vez!

Las felicitaciones no se hicieronesperar. La familia Malfoy- Weasley, crecería otra vez.

Continuará

Onceaños más tarde

-Anna, espera hija por favor- dijoRose mientras corría detrás de la adolescente.

-No tengo tiempo mamá. Mis amigasme están esperando para alcanzar un compartimiento, tenemos mucho de quéhablar, no he podido verlas en todo el verano.

-Si hija, pero aún es temprano,de seguro aun no han llegado.

Anna rodo los ojos. Ella amaba asu madre, pero Rose no entendía que ya era una joven de quince años y quería unpoco de libertad.

-Dylan, apúrate- dijo Scorpius unpoco más atrás- ¿Pero que traen tú y tu hermana en sus baúles?

-Yo, mi nuevo material deartillería pesada, gentileza de tío James y tío Fred.

-Ya me lo imaginaba.

-Hey Anna, lleva tu baúl.

Anna tomo su carrito y entro porel andén nueve y tres cuarto. Detrás de ella Rose y más atrás Scorpius junto aDylan.

-Me parece increíble que missobrinos ya estén en Howgarts otra vez- dijo Albus, que traía a su hijo Harry en sus brazos.

El pequeño Harry era la copia desu abuelo y padre. El azabache y Alice se casaron a los seis meses después deScorpius y Rose. Y aunque al principio le decían que era casi imposible tenerhijos, la llegada de la cigüeña hace tres años consolido esta unión de amor.

-¿Cómo está tu hermana?- lepregunto la pelirroja.

Albus la miro y su mirada seapago.

 

-Ayer fuimos a verla. No haymejoría.

-Lo lamento de todo corazón

Albus sabía que Rose lo decía enserio. A pesar de todo el daño que Lily le había ocasionado, ella no le deseaba el mal eincluso ya la había perdonado.

Rose y Scorpius, formaron unafamilia llena de amor y fortuna. Después de tener a Dylan, un chico pelirrojode ojos azul claro muy parecido a su abuelo Ronald, y que prácticamente Rose nodespegara sus ojos de él durante sus primeros días de vida; llegaron losmellizos Orión y Jean, que eran la viva imagen de Scorpius, rubios de ojosgrises, actualmente de tres años. Y cuando creían que ya la familia se habíacompletado, llega la última integrante, Nicole, una pequeña pelirroja de ojitoscolor verde grisáceos.

Scorpius se convirtió en auror,mientras Rose en una excelente artista, tanto del mundo mágico como muglee.

-¿Dónde está Anna?- preguntoScorpius, al acercarse a su esposa.

-Vio a sus amigas y se marcho conellas- dijo Rose cabizbaja

-¿Qué pasa?

-Es solo, que el tiempo pasa tan rápido.Aun recuerdo el día que te dije que estaba embarazada de ella y mírala, ya estoda una señorita.

-Tiene la misma edad de Rosecuando se embarazo de ella- dijo Albus.

Alice le dio un codazo y Scorpiuslo miro con cara de asesino. Mientras Rosie, miraba el tren escarlata con unpoco de nostalgia.

-¡Ahhhhh fíjate por donde caminas!-dijo la voz de un pequeño.

-Lo lamento- dijo la voz de una niña.

-¿Acaso eres ciega?- pregunto elniño

-Perdón
, es que mis lentes se cayerony no los encuentro- dijo la niña.

-Aquí están- señalo Scorpius,acercándose donde estaban ambos chicos.

-Gracias- sonrió la pequeña,acomodándose los lentes.

-Dylan, ¿Por qué la trataste así?-pregunto Scorpius, cuando ya ambos estaban solos.

-Es que es una tonta papá. Ademásla viste, parece una pelotita con lentes

FlashBlack

-"¿Tuque miras cuatro ojos?, eres una gordita muy feita"

Finflash back

-No vuelvas a decir aquello, tecontare algo.

Y ambos se sentaron en unosasientos de la estación.

-Ya debo irme

-Aun falta media hora. Hace muchotiempo, un chico de tu misma edad choco con una niña muy parecida con la cualestrellaste ahora. Ella era gordita, usaba anteojos, y tenía frenillos. Él lainsulto por mucho tiempo y luego cometió la estupidez de apostar por ella parahumillarla. Lo que no sabía es que
al pasar el tiempo, se enamoraría como unloco y formarían una familia feliz. Aunque costo que ella lo perdonara, éllucho contra viento y marea para demostrarle que la amaba de verdad.

-¿Quiénes eran? ¿Los conozco?

Scorpius lo miro por algunosminutos, suspiro.

-Tu madre y yo- susurro Scorpiusal oído de su hijo. E instintivamente el niño giro hacia su madre y la vioconversando con sus tíos.

Rose había engordado otra vezproducto de su ultimo embarazo. Pero Dylan nunca se imagino que fuera como la describíasu padre.

-No vuelvas a insultar a nadieDylan. Lo que uno es por fuera no vale nada, lo importante es lo que valemospor dentro. Tu madre tiene un corazón enorme, que me hizo enamorarme como unloco de ella.

-¿Aun la amas?

-Con todo mi corazón.

-Me cuesta creer que así fueramamá y que tú la trataras tan mal.

El chico frunció el ceño, yScorpius se percato de aquello.

-Cometí un error muy grave Dylan,y me arrepiento hasta el día de hoy.

-Tienes razón, no la molestare.Pero prométeme que nunca la dejaras y que siempre la respetaras.

-Yo nunca dejaría a tu madre, nipor todas las modelos del mundo, y siempre la respetare porque la amo.

El niño abrazo a su padre y fuecorriendo hasta Rose, donde la abrazo con fuerza.

-Te amo mamá

-Yo también te amo mi vida

-Ya nos vamos- dijo Anna desde laventanilla del tren.

Scorpius ayudo a subir el baúl desu hijo y el tren partió.

-Estarán bien- dijo Albus a suprima

-Lo sé- dijo Rose

-Vamos a la madriguera- señaló elazabache, tomando la mano de su esposa.

-Vamos Rosie, debemos pasar por lacasa a buscar a los niños, antes de ir a la madriguera.

-Scorpius

-Dime

-¿Aun me amas, aunque haya subidomás de treinta kilos?

-Te amare por el resto de mivida. Y me importan dos pepinos si has subido treinta, cuarenta o cincuentakilos. Tu amor puro y sincero, para mí
es lo más importante.

Antes de cruzar de nuevo por elandén, la abrazo por la cintura.

-Me has dado unos hijosmaravillosos, mezclas perfectas de ti y de mí. Te amo Rosie.

-Ufff, yo te amo el doble

Se besaron con pasión. Aquel amornunca moriría, era un amor para toda la vida.

Y Scorpius comprendió, que laverdadera belleza es lo que llevamos por dentro, porque lo de afuera, con losaños... se va perdiendo.

"Rosiees mi vida, mi mujer y mi compañera, te amare para toda la vida, incluso más a alláde muerte"

"Scopiuses mi primer y único amor, mi compañero y mi hombre, te amare para toda lavida, incluso después de la muerte"

Fin



Gracias a todos quienes leyeron y comentaron esta historia.

https://www.potterfics.com/historias/189831, esta es la secuela de este fic.

nicki_malfoy

¿Qué hago con este amor? Scorpius Malfoy - Potterfics, tu versión de la historia

¿Qué hago con este amor? Scorpius Malfoy - Potterfics, tu versión de la historia

-¿Hola que tal?, mi nombre esRose Jean Weasley Grangers, tengo 15 años. Soy la hija mayor de dos héroes delmundo mágico ellos son, Ronald Weasley y la magn

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-que-hago-con-este-amorja-scorpius-malfoy-potterfics-1954-0.jpg

2023-02-27

 

¿Qué hago con este amor? Scorpius Malfoy - Potterfics, tu versión de la historia
¿Qué hago con este amor? Scorpius Malfoy - Potterfics, tu versión de la historia

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/175021
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20