Recuerdos y Verdades. - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Llueve fuertemente sobre las calles de Londres, no hay mucha gente caminando como es costumbre... es una tarde de invierno y la oscuridad se acerca, la luna asoma su mirada y el sol se oculta cada vez más de prisa.

- ¿Que estas diciendo?, lo prometiste no puedes seguir haciéndolo - Decía entre sollozos Hermione con una mirada preocupada y gran desesperación por dentro - Hazlo por tu hijo - grito su voz quebrada.

- Ya habíamos hablado de esto, ¿Que no lo entiendes? ¿Aun no lo puedes comprender? No puedo y no metas a Harry en esto - Amor, rendido ante Hermione y de rodillas Draco le tomaba sus manos mientras esta continuaba llorando. - Amor, no hay persona mas fiel que quiera terminar con esto, no me pidas que lo deje, debo terminar y acabar de una vez por todas, no volveré a cometer mas errores, por ti y por mi hijo, desde el resurgimiento del que-no-debe-ser-nombrado las cosas se han complicado cada vez más, lo sabes bien y es por eso que me veo obligado, ya no es si quiero o no - Draco parecía haber dejado a ese niño soberbio e infeliz que mostraba ser en Hogwarts.

- Pero es que no puedo, no puedo seguir, cada vez que amanece y veo ese resplandeciente sol que nos ilumina pienso en si podré verlo al día siguiente contigo a mi lado, no quiero que Harry se quede sin su padre y yo no quiero estar sin ti, de que me sirvió tener miles de asignaturas en el colegio, de que sirvió que yo tuviera calificaciones superiores, pelear contra El-que-no-debe-ser-nombrado y no poder retener a mi esposo, no te volveré a insistir una vez más, solo piensa bien en lo que haces.- Se levanto Hermione del sillón de la sala de estar y se dirigió a las escaleras que la conducirían hacía su habitación, mientras tanto Draco tomaba el diario El Profeta y leía los últimos acontecimientos de la comunidad, los ataques a los muggles y a los squibs aumentaban alarmantemente, diario se podían observar a los guardias del Ministerio de Magia y Hechicería en la portada del periódico recogiendo los cuerpos inertes de las victimas, niños y mujeres eran los primeros en encabezar las listas de muertos, los hombres en cambió tenían dos opciones, convertirse al lado oscuro y matar a sus iguales o perecer miserablemente como sus mujeres e hijos. Voldemort había planeado magníficamente esto desde hacía mucho tiempo, ya han pasado 6 años desde que Harry Potter el niño que sobrevivió perdiera la vida heroicamente en la batalla en el colegio de Hogwarts en el año de 2001, la marca tenebrosa invadió rápidamente aquel cielo de luna Llena los tres amigos Harry, Ron y Hermione en compañía de Kreacher, aquel elfo domestico cascarrabias penetraron el colegio, la Orden del Fénix se hizo presente, esa marca no se había visto antes desde la noche en la que fue asesinado Albus Dumbledore. Los dementores estaban esparcidos como un gran ejercito alrededor de todo el castillo, los gigantes, postrados en cada entrada del mismo y revisando hasta el último rincón del bosque prohibido, los centauros y unicornios despavoridos corrían a sus refugios, de nada servía, los gigantes pisaban todo lo que se interponía en su camino, Firenze tuvo mucha razón y nadie quiso hacerle caso entre los de su comunidad

La llegada de el-que-no-debe-ser-nombrado. Será como la de los grandes, fuego volador caerá sobre los inocentes y todos aquellos culpables y malvados causarán terribles estragos entre los nobles e impuros, alejarse será lo mejor pero no es la escapatoria, mantenerse unidos es la clave de esta terrible fuerza maligna, no nos alejemos de los que nos quieren, ser fuertes y afrontar con valentía las tinieblas, la esperanza resurgirá como los fénix, de entre sus cenizas saldrá y a todos los muertos vengará, indispensable su actuación será

Estaba todo organizado, no había escapatoria, jamás la hubo. Los alumnos corrían temerosos por todos los pasillos, los mortífagos disfrutaban de aquel escenario eran capturados y al mismo tiempo aturdidos, la orden era: Impuros muertos, traidores capturados y los puros en nuestras filas la profesora McGonagall tan rápido como podía convertía cualquier objeto a su vista en escobas voladoras y se las daba a todos aquellos alumnos que estaban cerca, nos e tenía previsto un ataque de esa magnitud, algunos alumnos con mucha suerte escapaban otros no corrían con la misma y era besados atrozmente por los dementores, los ex alumnos del Ejercito de Dumbledore ya no estaban presentes, aquellos hechizos defensivos y conocimientos dados por Harry solo quedaron en el recuerdo de aquel año de 1996, estaban solos, la batalla de la invasión a Hogwarts de 1997 era solo un simple juego de preparación en comparación a las escenas vistas en esos momentos. Rubeus Hagrid, ese semi gigante, guardabosques y profesor de Cuidado de Criaturas Mágicas previendo algo como lo que sucedía hablo con Mosag, esposa de su amigo fallecido en octubre de 1997 Aragog, le pidió que por la lealtad y amistad que tuvieron durante tantos años ayudará a pelear en el momento en que hubiera problemas, que advirtiera a sus hijos y dijera de los hechos que probablemente ocurrirían, Mosag no tardo mucho en acceder, el recuerdo de su esposo y lo que Hagrid había hecho por ellos merecía y valía la pena que se luchará. Lupin habló con los hombres lobo, la relación entre los magos y hombres lobo no era de lo más estrecha, sin embargo en su tiempo Dumbledore lucho por sus derechos y permitió a muchos de ellos habitar el bosque prohibido, el hablarles de Dumbledore en esos momentos era algo muy doloroso, el habría organizado y previsto todo minuciosamente, pero bastante había hecho al mostrarle a Harry Potter el uso de los horrocrux de Voldemort. Grawp no pudo hacer demasiado por la Orden, aun no hablaba del todo bien y su relación con otros gigantes era nula, Voldemort se había adelantado desde hacía mucho y logro comprar con regalos a los gigantes, pero aun había una comunidad, familiares lejanos de Hagrid y Grawp que estaban cerca de Noruega y en cuanto fueron avisados no lo dudaron ni un segundo, se trasladaron a Londres y se alojaron en el bosque encantado. Todos los hechizos y sortilegios que protegían la seguridad del colegio Hogwarts fueron quitados para que pudieran aparecer y desaparecer los miembros de la Orden del Fénix, pero era un gran problema, al mismo tiempo penetraban mas mortífagos y criaturas del lado oscuro, por lo que McGonagall estableció un periodo de 15 minutos entre cada apertura y cierre de los sortilegios y hechizos, pero Voldemort tenía una mente audaz y se dio cuenta del tiempo que había impuesto McGonagall y realizo lo mismo que ella, cada 15 minutos el permitía la entrada de sus seguidores, esto se volvía cada vez mas difícil y McGonagall entraba en desesperación y de nueva cuenta cambio el tiempo dejando espacios de entre 10, 15 y 20 minutos diferidos ocasionado mas problemas a Voldemort, los patronus fueron reutilizados como comunicadores Harry Potter se empezó a dar cuenta de eso y cada vez que estaba en peligro enviaba un patronus y los de su bando lo ayudaban, la batalla final era mas que evidente se ganaba o se perdía. Pero lo que a continuación iba a ocurrir era algo inaudito, difícil de creer, más de 50 dragones, todos ellos Opaleye de las Antípodas estaban sujetos del hocico y cuello por grandes cuerdas de cuero, sus grandes alas se movían sincronizadamente, estaban en una alineación en forma de media luna cada vez que se acercaban más a los terrenos de Hogwarts lanzaban grandes bocanadas de fuego, a la cabeza de la alineación se distinguía un pelirrojo, efectivamente era Charlie Weasley, los dementores que estaban cerca de los dragones escapaban volando hacía abajo, otros fueron quemados, alcanzados por las llamas que emitían los dragones, era un espectáculo realmente increíble de ver, cuando Charlie hizo destellar desde su varita chispas rojas todos los dragones que se encontraban ahora rodeando al castillo cayeron en picada con las alas extendidas, los mortífagos en tierra no daban crédito a lo que sus ojos observaban, los dragones manejados por los magos daban vuelta al tirar de la cuerda y correteaban a los mortífagos, mientras que los que estaban en el lago negro, llegando en pequeños botes similares a los que en algún momento Harry Potter pasó por ellos eran succionados por grandes tentáculos y segundos mas tarde los cuerpos y tozos de madera salían con gran fuerza que era poca la posibilidad de que estuvieran vivos, era el calamar gigante del lago, aquel mito era realidad, surgió de entre las olas que sus tentáculos creaban con gran furia daba latigazos a los botes, mientras que otros continuaban sujetando a mortífagos que presentaban indicios de movimiento. Por los aires, por tierra o por agua, la Orden del Fénix iba ganando la batalla, pero no contaron la aparición de las banshees sin ningún poder extraordinario pero con sus gritos mortales entraron triunfalmente, los dragones que estaban en tierra emprendieron de vuelta el vuelo, los mortifagos extendieron sus varitas y sin decir palabra alguna se mantenían varita arriba y sonrientes al ver caer poco a poco a varios miembros de la Orden que presentaban expresión de terror en sus rostros y caían al suelo sin poder hacer más, Ojoloco Moddy grito muffliato protego y las banshees se detuvieron de la carrera que habían emprendido a su llegada en ese momento todos los demás hicieron lo mismo y el zumbido que producía en los oídos el hechizo muffliato estaba funcionando en las banshees, de pronto Faws entro de la nada al terreno de la batalla, su llanto era peor de aterrador que el día en el que fue enterrado su amo Dumbledore, sobrevoló alrededor las banshee haciendo que una a una fueran cayendo; era una victoria evidente frente a los mortífagos que habían bajado sus varitas e intentaban atacar a Faws que escapaba de cada maleficio lanzado, en el otro lado los aurores y magos intentaban defender al ave fénix que poco a poco descendía de los aires y en su último giro a unos cuantos centímetros de la tierra, formo un circulo de fuego en el área en el que estaban las banshees y se incendio, se prendió en llamas y tras su huída se llevo consigo el gran paquete de banshees muertos.

Voldemort esta desesperado, no sabe que hacer, sus planes parece que se están viniendo abajo y los miembros de la orden pueden oler la victoria completa, han entrado las acromantulas desde las profundidades del bosque, los hombres lobo habían rodeado por tierra y han salido al ataque, mas sorpresas os aguardaban a todos, los centauros con arcos en mano salen al tiempo de las acromantulas y corren en dirección a las grandes puertas del colegio, la sangre inocente que Firenze menciono ha corrido por todo el castillo, sin embargo con mas refuerzos se tenia la victoria asegurada, los centauros subían en su lomo a dos o tres estudiantes de mediana estatura, mientras que los mas grandes iban de uno en uno y eran sacados a los trasladores que McGonagall preparó, en ese momento, cuando los mortífagos veían el dolor de la derrota Voldemort se presento ante aquel escenario y con su varita en mano soltó a una gran serpiente ardiente, que rodeo al castillo e incendio todo su alrededor los mortífagos se voltearon al ver aquella serpiente y gritaron al mismo tiempo Tarantallegra, lo que estaba a punto de suceder era un inicio o el final de todo.

 

Recuerdos y Verdades. - Fanfics de Harry Potter

Recuerdos y Verdades. - Fanfics de Harry Potter

Llueve fuertemente sobre las calles de Londres, no hay mucha gente caminando como es costumbre... es una tarde de invierno y la oscuridad se acerca, la luna as

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-recuerdos-y-verdades-2444-0.jpg

2023-02-27

 

Recuerdos y Verdades. - Fanfics de Harry Potter
Recuerdos y Verdades. - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/26234
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences