Renesmee Cullen y Jacob Black - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

- Mira como está de grande - comentó Bella a su marido.

El matrimonio estaba sentado en el porche viendo como Renesmee y Jacob jugueteaban.

- Tiene cuatro años, pero aparenta dieciocho - comentó la vampira.

- Ya lo sé Bella, pero, ¿crees que Charlie podrá soportar el secreto? ¿Será capaz de guardarlo? - preguntó Edward dubitativo.

- Es mi padre y el abuelo de Renesmee, nos quiere, sé que podrá hacerlo, confío plenamente en él.

- Sí así lo crees, llama a tu padre e invítalo a casa...

- ¿No les importará? - preguntó Bella refiriéndose al resto de la familia Cullen.

- En absoluto - sonrió Edward.

- Gracias - cuchicheó la vampira.

A las cinco de la tarde Charlie aparcó el coche delante de la gran casa blanca, se bajó de él y llamó a la puerta.

 

Bella fue la que le recibió con una sonrisa en la cara. Renesmee y Jacob permanecían sentados en el sofá cogidos de la mano, Carlisle y Esme estaban hablando en la cocina, Rosalie y Emmett se habían ido de caza y Alice, Jasper y Edward permanecían de pie junto al sofá.

- Hola papá, pasa - saludó Bella.

- Hola abuelo - saludó Renesmee algo preocupada.

- ¿Nessi? - preguntó Charlie confuso - ¿Eres tú? Pero, si solo tienes cuatro añitos...

- Quería hablar de algo contigo, papá. Por favor, pasa y siéntate.

El humano entró en la casa y se aproximó hacia el sofá. Dudó durante unos instantes, pero, luego se sentó al lado de su nieta.

- Nessi - susurró acariciándole la mejilla a la semivampira.

- Papá - comenzó Bella - . Nostros, bueno, ya sabes que Jacob y sus amigos son hombres lobos. Pues, nosotros somos... vampiros.

- No te asustes, Charlie - comentó Edward al ver como el hombre se encogía - . No somos como los demás, nosotros solo cazamos animales.

- Pero, Bella, tú, tú ¿porqué le habéis echo eso a mi pobre niña? - bramó Charlie abrazando a Bella.

- Papá, Renesmee es semivampira. La llevé en mi vientre cuando era humana. Cuando ella nació estuve a punto de morir, pero, Edward me salvó convirtiéndome en uno de ellos. Tienes que guardar este secreto muy bien. Nadie puede saber lo que somos, y tampoco que tú eres consciete de ello... por favor.

- Po favor - repitió Renesmee.

- De acuerdo - prometió Charlie cuando se recuperó del shock - . Nunca me habéis echo daño cuando creía que érais humanos, así que, no veo ninguna razón para que lo hagáis ahora.

- Gracias papá - susurró Bella.

- Gracias abuelito - sollozó Renesmee.

- No hay de que. Gracias a vosotros por contármelo y confiar en mí.

Eran las siete de la mañana. Renesmee dormitaba en su cama mientras Jacob andaba de un lado para otro de la cabaña.

- Duerme un poco - le pidió Bella.

- No, no puedo - negó Jacob.

- Te avisaremos cuando se despierte - le prometió Edward, que estaba sentado en el sillón de la cabaña con su esposa.

- No - rugió el licántropo.

- Vale, tú verás lo que haces - comentó Edward enfadado.

Eran las nueve de la mañana. Renesmee se despertó, se estiró en su cama y se levantó. Luego, se dirigió al enorme vestidor de sus padres y se cambió de ropa.

- Hola Nessi - la saludó Jacob cuando la semivampira salió del vestidor.

- Jake. Pareces muy cansado, ¿no has dormido nada? - preguntó Renesmee mirando a sus padres.

 

- Le dijimos que se echase, pero no nos hizo caso - contestó Edward a regañadientes.

Renesmee rió algo aliviada.

- Tenía algo que decirte - comentó Jacob.

- Adelante - le animó Renesmee.

El hombre lobo hincó una rodilla en el suelo, cogió la mano de la semivampira y sacó una fundita de sus pantalones.

- Hace tiempo que te conozco, y, te quiero mucho. Soy féliz, muy felíz contigo. Renesmee Cullen, ¿quieres casarte conmigo?

- ¡Sí, sí, sí, sí y sí. Un millón de veces sí! - chilló Renesmee mientras pegaba saltitos.

Jacob sonrió de oreja a oreja, sacó el anillo quileute que le había comprado y se lo colocó en el dedo.

Renesmee se agachó y besó a su prometido en la boca. Luego, salió disparada.

- ¡Alice! - gritó mientras corría - ¡Te necesito!

Bella y Edward rieron contentos por su hija. Al vampiro no le gustaba mucho el licántropo, pero, sabía que él hacía felíz a su hija y por eso lo aceptaba con tan buen humor.

- Me ha besado - murmuró Jacob, y luego, se desmayó.

Bella cogió a su mejor amigo en brazos y lo depositó en la cama de su hija.

- Me alegro mucho por Jacob y Renesmee - comentó Bella pasando sus brazos alrededor de la cintura de su marido.

- Yo sólo me alegró por Renesmee - rió Edward.

Luego el matrimonio se dió un beso y se dirigieron corriendo a la casa, había mucho por hacer.

Renesmee corría por los bosques como alma que lleva el diablo.

La puerta de la gran casa blanca permanecía abierta, y Alice se encontraba detrás de ella. Ratones para gaming

- ¿Qué pasa Nessi? ¿Estás bien? ¿Por qué gritabas? - preguntó Alice abrazando a su sobrina.

- Estoy bien tita - comentó Renesmee - . Déjame pasar y os cuento a todos la noticia.

Alice asintió y entró al salón después de que lo hiciese la semivampira, que se colocó delante del televisor, mirando hacia el sofá. Emmett y Rosalie estaban sentados en él junto con Carlisle y Esme. Jasper y Alice se sentaron en el suelo.

- Bien, cuéntanos - le ordenó Rosalie.

- Espera un momento - pidió Renesmee - . ¿Papá? ¿Mamá?

- Aquí estamos - comentó el matrimonio a coro mientras se colocaba al lado de su hija.

- Veréis, yo, Jacob, nosotros, bueno... - dijo Renesmee atropelladamente.

- Tranquila cielo - la consoló Jacob.

El licántropo cruzó la puerta, se situó al lado de su prometida y la besó.

Rosalie chilló de espanto.

- Veréis, Jacob y yo nos casamos.

Rosalie chilló de nuevo, pero, esta vez mucho más fuerte.

- ¿Vas a casarte con ese? - preguntó Rosalie recalcando la palabra "ese".

- Rosalie - empezó Bella - . Jake es un buen chico. Él la hace feliz, y eso es lo que verdaderamente importa, la felicidad de mi hija y de mi yerno.

Jacob sonrió ampliamente. Bella no pudo reprimir otra sonrisa deslumbrante.

- ¿Y tú estás de acuerdo, Edward? - preguntó Rosalie.

-Sí, como ha dicho Bella, él la hace feliz, y eso es lo que importa.

- Pues yo me alegro mucho por vosotros - sonrió Alice.

Rosalie la miró con cara de asesina.

- Todos nos alegramos por vosotros, ¿verdad?

Todos los que se encontraban en aquella habitación asintieron, salvo Rosalie.

- Estáis todos locos - farfulló Rosalie mientras salía por la puerta.

Renesmee hizo indicio de seguirla, pero, Emmett le puso una mano en el hombro y la detuvo.

- Ya se le pasará - sonrió mientras la abrazaba.

- Gracias a todos - sollozó Renesmee.

Todos se acercaron a la prometida y la abrazaron a la vez tiernamente.

- ¿Qué me he perdido? - preguntó Charlie entrando por la puerta.

- Abuelito, me caso - dijo Renesmee enseñando su anillo.

- Primero me decís que sois vampiros, y ahora que te casas con cuatro añitos. ¡Tú quieres que me dé un infarto! - rió Charlie abrazando a su nieta y a Jacob - Felicidades chicos.

- Gracias abuelo.

- Gracias Charlie - dijo Jacob secandolas lágrimas de Renesmee con la mano.

- Y, bueno, ¿quién organizará la boda? - preguntó Alice como quien no quiere la cosa.

- ¿Te importa que mi tia organice la boda, cielo?

- En absoluto, cariño - respondió el hombre lobo.

- Gracias - estalló Alice efusiva - Bella, Esme, ¿me ayudaréis?

- Claro hija - respondió Esme sonriendo.

- Por supuesto - dijo Bella contenta.

Alice, Bella, Rosalie y Esme estaban terminando de dar los últimos retoques a Renesmee para su boda. Los demás Cullen junto con la manda de Jacob estaban terminando de arreglar el salón para la boda.

- Lista - anunció Alice sonriendo.

- Estás preciosa - susurró Bella, si hubiese podido llorar ahora le correrían ríos por las mejillas.

- Bien, algo nuevo - comentó Rosalie señalando el vestido quileute que le había comprado Jacob.

- Algo azul - dijo Esme señalando la horquilla con piedras azules inscrustadas que le había regalado Edward - Solo te falta algo viejo - musitó Alice mientras pensaba.

- Esto - dijo Renesmee abriendo sus manos.

En ellas había un precioso guardapelo.

- Es el guardapelo que te regalé en tus primeras navidades - murmuró Bella.

- Sí, siempre me lo pongo, me encanta.

- Sí, sirve - acepto Alice quitándoselo de las manos y abrochándoselo alrededor del cuello.

- Perfecto - rió Rosalie muy satisfecha.

A las cinco empezó a sonar lamelodía de la entrada de Renesmee. Edward iba guapísimo con su traje negro de gala, cogido del brazo de su hija.

Los dos caminaron por el pasillo lleno de flores.

Habían asistido: Charlie, todos los Cullen, los Denalie, algunos nómadas de cuando se reunieron para salvarla de losVulturis, la manda de Jacob, y Sam y Emily. Jacob se encontraba al final con un elegante traje negro.

Edward deposito la mano de su hija en la de Jacob y se fue a sentarse junto a su esposa.

- Sí, quiero - sollozó Renesmee, muy contenta, cuando le llegó su turno.

- Sí, quiero - dijo Jacob mirando tiernamente a su prometida.

- Entonces, puedes besar a la novia - comentó el cura.

Renesmee miró a su familia, que le sonreía, y luego, a su esposo. La chica se puso de puntillas y besó a Jacob.

Todos abrazaro al nuevo matrimonio. Bailaron, se comieron la tarta, hablaron, rieron y, por supuesto, lloraron.

Luego Renesmee y Jacob se fueron de luna de miel.

Renesmee Cullen y Jacob Black - Fanfics de Harry Potter

Renesmee Cullen y Jacob Black - Fanfics de Harry Potter

El matrimonio estaba sentado en el porche viendo como Renesmee y Jacob jugueteaban. - Mira como está de grande - comentó Bella a su marido. - Mira como está

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-renesmee-cullen-y-jacob-black-fanfics-de-harry-potter-3389-0.jpg

2023-02-27

 

Renesmee Cullen y Jacob Black - Fanfics de Harry Potter
Renesmee Cullen y Jacob Black - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/38372
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences