Réquiem - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

RÉQUIEM
SETXO CURSO DE HOGWARTS
D.R.B.
ANGST

No vuelvo definitivamente, solo es una pequeña idea. Esta historia contiene spoilers de Harry Potter and the half-blood prince
Puede considerarse como el capítulo final del libro.

La muerte es el final. Sin embargo, y por fortuna, la muerte no existe hasta que llega el olvido. Todos moriremos cuando seamos olvidados. Y es por ello por lo que no podemos calificar de muertos a personajes abominables de la historia, Adolf Hitler no estará muerto nunca, porque siempre tendremos en la cabeza lo abominable de sus obras. A veces, lo preferible es no olvidar. Sí, lo mejor será no olvidar nunca a nuestros muertos, por muy terribles que hayan sido en vida.

Olvidar a nuestros muertos nos puede llevar a cometer sus errores... y, aunque ya haya habido suficientes guerras, la humanidad parece que nunca tiene suficientes.

1

Ahora que ya tú no estás aquí
siento que no te di
lo que esperabas de mí.
Ahora que ya todo terminó
a quien de mi te alejo
yo le quisiera pedir.

Después de aquella terrible muerte, secretos y mentiras se aliaron con su suerte, sus amigos solo lloraron y sus enemigos ni siquiera rieron, los centauros lloraron flores, los gigantes decretaron duelo, los dementores dejaron se sorber almas por doquier, y todos los estudiantes pensaron que ya no merecía la pena nada más, sin su director, sin su mayor protector.

El Expreso arranca, como todos los años, con un divertido pitido que, sin embargo, esta vez no hizo reír a nadie. Los prefectos organizan, como siempre, los vagones de los más jóvenes; los mayores se van al último vagón, como siempre, donde, sin embargo, este año no fuman a escondidas ni dan sus últimos besos a sus amantes, solo aguantan en silencio mientras se despiden del colegio y recuerdan la tumba blanca y las desgarradoras lágrimas de aquel ave que una vez perteneció a su director y que hoy, según la tradición de los fénix, ya debiera estar muerto, en el vagón de los sextos de Gryffindor un joven con lágrimas en los ojos se mira sus manos y se cura un corte producido aquel triste día y de la que hasta ahora no había percatado, su pareja está recogiendo sus maletas, sus amigos distribuyen a los más pequeños, que gritan posiblemente porque no saben realmente muy bien qué ha pasado exactamente, entra en el vagón una joven, la mira, sonríe.
- Hola, Luna.
- Hola, Harry.- Responde ella, sonriendo tristemente. Va vestida completamente de negro, ribetes azules en sus mangas, zapatillas deportivas grises.- ¿Qué tal lo llevas?
Harry esboza una sonrisa, recuerda el baile de Navidad con Slughorn.
- Todo esto es muy duro. No sé que hacer, queda mucho por delante.
- He oído algo sobre la historia de los Horcrux.
- ¿Sí?- Harry parece sorprendido.
- Si realmente deseas acabar con el que no debe ser nombrado, solo puedes ir detrás de ellos.
- Luna.
- Dime, Harry.- Mira a sus ojos.
- Muchas gracias por acudir. Ahora sé quienes son realmente mis amigos, y quién realmente entendió lo que era el Ejército de Dumbledore.
- Solo hice lo que tenía que hacer, Harry. Tú eres una de las mejores personas que he conocido, y te aseguro que hiciste lo que debías en cada momento. Aunque todavía haya cosas que no entiendo.
Le besa en la mejilla, sonríe y se levanta.
- Pasa buen verano, Harry. Tengo que irme, todavía no me he vestido ni he ordenado mis cosas.
Harry suspira y piensa en Snape.

2

Que me deje sólo un día más
para poder hablar
de lo que eras para mí.
Que me deje disfrutar
de tu voz, y contemplar
tus ojos una vez más.

- Dime, Ron, explícame, por qué.
- Harry, tú ya conoces toda la historia.
- Ron, yo nunca quise ser famoso. Desde que entré a Hogwarts, solo he encontrado problemas, desafíos y mentiras sin parar. He pasado cinco años engañado, y justo cuando iba descubriendo verdades todo se iba a la mierda de forma irreparable.
Ni una rana de chocolate recién estampada sobre el cristal logra hacer sonreír a Harry, que mira por el cristal como esperando ver de nuevo a aquel al que vio morir, al que vio como aquel al que creía leal le lanzó aquella terrible maldición, acabando con su vida de manera cruel, lanzándole a lo lejos.
- El año pasado, cuando parecía que Sirius por fin iba a ser inocente, le matan, cae por el velo, mi última ilusión se desvanece. Ahora, cuando por fin había esperanzas de acabar con Voldemort, resulta que hemos seguido una terrible pista falsa, casi acabamos muertos ante una falsedad y, para colmo, ese maldito Príncipe acaba con Él, Ron. Yo nunca hubiese querido esta vida.
Hermione, que en ese momento guarda silencio, decide hablar.
- Harry, tú no elegiste tu destino, y bien lo sabes. Lo eligió él, Lord Voldemort eligió a aquel que creía dueño de la profecía, él fue a por tus padres y no pudo asesinarte gracias al amor que tu madre depositó en ti, Harry. Fue él el que te hizo partícipe de su destino, de su ira.
- Él pensó, por esa maldita profecía que no sabré si es cierta hasta el día que me enfrente por última vez contra él, que era yo el que iba a acabar con él, que el destino nos tenía preparados una terrible sorpresa: matarnos mutuamente. El mago más terrible de la historia y un estudiante, el único que alguna vez le venció, maldita sea.
- Dime, Harry.- Ron aprieta el hombro de su amigo.- ¿Qué te dijo Dumbledore? ¿Qué te dijo sobre el poder especial que tú tenías frente a él?
Harry mira a los ojos a su amigo, después a Hermione, que también tiene su mirada fija en él.
- Tengo algo que Él no tiene, que nunca tendrá. A mi me protege algo especial, mi capacidad... mi capacidad de...- Las lágrimas le impiden continuar.
- Harry, el amor. Tú eres un ser humano, tienes amigos de verdad, nos tienes a nosotros.- Casi grita Hermione.- Conoces el amor, tiemblas ante un beso, crees que el dolor no existe cuando estás con Ginny. Eso es lo que te salva, eres puro de corazón, amas, crees en la amistad.
Aprieta la mano de Harry, que tiene lágrimas en los ojos.

3

Te escribo estas líneas
en papel,
espero que donde estés
el correo llegue bien.
Por aquí todos estamos bien
luchamos por seguir
como aprendimos de ti.

Ginny le abraza y le besa suavemente, Hermione les observa, Ron en ese momento no está, el libro de pociones de El Príncipe a un lado, su varita sobre él, repiten el beso, ella le coge de la mano.
- No importa dónde vayas, qué hagas, me da plenamente igual a quién tengas que matar o a quién debas coaccionar para lograr esas piezas de alma y destruirlas. Ten en cuenta solo una cosa.: yo estaré contigo en todo momento y, si no puedo ir contigo, te esperaré.
Harry sonríe y acaricia su pelo rojizo oscuro. Hermione tiene razón, piensa, ahora es cuando no pienso en otra cosa.
- Puede que la muerte me llegue pronto, es posible que nunca más sea el mismo, que acabe convertido en una sombra de lo que soy, que el uso de las artes oscuras para acabar con todo esto me termine destruyendo tal y como Voldemort acabó destruido por esas artes.
- No, Harry, no digas esas cosas. Nunca serás como Él, tú res muy diferente. Tú tienes amigos de verdad, gente que sabes que iría al fin del mundo contigo: Ron, Hermione, Neville, Luna, Fred, George, yo misma. Puede que no seamos muchos tus verdaderos amigos, pero es seguro que, como tú has estado con nosotros siempre y nos has enseñado casi todo lo que sabemos de defensa contra artes oscuras y nos has protegido y defendido tantas veces, ahora nosotros te lo debemos.
- No es así exactamente, Ginny.- Harry intenta replicar a su novia, pero ella le cierra la boca.
- Tú le diste mil galeones a mis hermanos, salvaste la vida a mi padre hace un año, a mí cuando empecé en el colegio, y este año le has salvado la vida a Ron. También le salvaste la vida a Hermione, el año del diario de Riddle.
El Horcrux destruido nubla la cabeza de Harry.
- Eres el único que has plantado frente a el que no debe ser nombrado y ha sobrevivido, Harry. Yo sé, todos sabemos, que tú vas a sobrevivir si te vuelves a enfrentar a Él. Sí, puede que él tenga las imperdonables, pero tú nos tienes a nosotros. Y sus mortífagos nunca atacarán si no está él, no te olvides. Son demasiado cobardes.
- Eso espero, Ginny, créeme.
Hermione sonríe.
- Harry, sabes que estaremos siempre contigo, pase lo que pase. Porque sabemos que tú nunca nos traicionarías.

4

Hecho de menos
el llegar y oír tu voz,
hecho de menos
no tener tu apoyo, ¡no!
No creo en el más allá,
no sé dónde buscarte
y aquí no estás.

Ahora Harry se ha quedado solo en el vagón. Ron y Hermione se han ido hace unos minutos al vagón de los prefectos, donde los Jefes de las casas les van a comunicar lo que pasará el próximo curso. Parece ser que Slughorn se ha convertido en el líder de Slytherin y la Profesora McGonagall, la antigua Jefa de Gryffindor, es ahora la directora interina, ascendiendo a la Profesora Sinistra, de astronomía, también a Jefa interina de su casa. Pero eso a Harry no le importa en absoluto. Solo piensa en los cuatro Horcrux, y en una terrible duda que se ha instalado en su mente.
Entra Neville, acompañado de Seamus Finnigan. Ambos parecen tristes, y se sientan cada uno a un lado de donde él está sentado.
- ¿Qué tal estás, Harry?- Pregunta Neville.
- Por el momento estoy bien.- Harry miente, a sabiendas, nadie puede creer que realmente esté bien, sobre todo después de todo lo que pasó y lo que vio.
- No estás bien. Todos sabemos, más o menos, qué paso la noche en que apareció la marca tenebrosa en la torre de astronomía.
- Puede que sepáis lo que pasó, pero no lo habéis vivido tal y como lo viví yo. Yo vi la traición, no lo entendéis.
Los dos amigos se miran, cariacontecidos.
- ¿Por qué pasó eso, Harry?- Neville traga saliva.- Por muy mal que me cayera, nunca podría creer que él fuese un traidor. Todos confiaban plenamente en él.
- Sí, tal vez fue por eso.- Harry suspira lentamente.- Todos creían firmemente en su lealtad, pero eso fue la perdición de todos los que luchamos contra Voldemort.- Los dos encogen los hombros, nerviosos ante ese nombre.- la confianza que Dumbledore le prestó se quebró, y ahora... se fue con Draco.
- ¿Qué?- Casi grita Seamus.
- ¿No lo sabíais acaso?- Harry levanta su cabeza.- Draco tenía la obligación de matarlo, era la única forma de que Voldemort perdonase los errores de su padre, que ahora está en Azkaban. Dumbledore ofreció ayuda a Draco, ayuda a él y a su familia, para que así Voldemort no les hiciera daño. Draco hubiera aceptado, nunca lo hubiera hecho, en sus ojos había miedo, se notaba claramente el miedo ante Dumbledore, siempre le dio miedo.
- Es la única persona a la que Voldemort y los mortífagos han temido alguna vez, ¿no es cierto?- Neville mira a los ojos a Harry.
- Cierto. Pero hubo alguien a quién...
- Harry, bien sabes que le terminarán encontrando y acabarán con su despreciable vida
- Eso espero.- Harry suspira, las lágrimas vuelven a sus ojos.- Sé que Draco volverá, y nunca terminará siendo un mortífago. Estoy plenamente seguro.
- Mucho crees, Draco es una mala persona.- Dice Neville.- Hará lo posible con tal de acabar contigo.
- Él será quién me ayude a acabar con Voldemort.- Dice Harry, sorprendiendo a sus dos amigos.- Lo sé.

5

No creo en la eternidad
necesito encontrarte
y estar en paz.
Necesito terminar
lo que un día empezamos
a planear.

Era normal que pensara continuamente en todo lo que había pasado días atrás. Hace solo unos días que ocurrió todo, y muchas de las cosas que pasaron todavía no se le quitan de la cabeza. Los misterios, las cosas extrañas y el comportamiento de Dumbledore fueron demasiado misteriosos como para considerarlos normales.
Saca una pequeña hoja de papel, donde está apuntado aquello que tomó Dumbledore en la cueva. RAB Piensa en todos los mortífagos que conoce, en todo lo que le comentó su maestro, en profesores e incluso en compañeros del colegio. En un pergamino están escritos los dos nombres que Hermione encontró.
- No le veo sentido.- Gime.
Debe encontrar al autor de esas palabras. Sabe que si encuentra a esa persona, todo será más fácil. Abre su baúl y encuentra, doblada, la capa de invisibilidad. En ese momento se da cuenta de un detalle muy importante, la lividez llega a su cara.
- No puede ser.
Recuerda como fue inmovilizado, Dumbledore fue quien le lanzó aquel hechizo paralizante, no entiende la causa de aquel repentino ataque, por qué le paró dentro de la capa, fue como si...
- No, eso no.
Su cabeza entiende ya todo. Si Dumbledore le inmovilizó así fue para no inmiscuirse en aquel duelo, el director sabía en todo momento lo que iba a pasar y no quería que él sufriera ningún daño. Entra Hermione.
- Hermione...
Mira los ojos de su amigo, que en ese momento muestran miedo.
- ¿Qué te pasa, Harry? Te noto muy nervioso.
- Hermione... Dumbledore sabía que iba a morir.
- ¿Cómo dices?
- ¿Por qué sino me inmovilizó debajo de la capa?- Saca su capa.- Me inmovilizó mientras él hablaba con Draco, no tenía la varita, le desarmó, le amenazó, todo está claro.
Hermione mira a Harry, recién levantado de su asiento, agita las manos fuertemente, mueve la capa.
- ¿No te das cuenta? Dumbledore lo sabía.- Sus ojos se iluminan, como ebrio de conocimientos.- Me dijo algo antes, cuando estábamos en la cueva, detrás del Horcrux. Sabía que iba a morir.
- Harry, ¿sabes qué estás diciendo?
Ron, que está detrás de Hermione, escucha la conversación atónito. Entra en el compartimento y mira a Harry, que sigue moviendo la capa.
- Harry, escucha. Dumbledore no puede saber eso.
- ¿Por qué lo crees? Dumbledore es un experto en legitimancia, puede conocer en cada momento todo. Por eso suplicó, o casi suplicó, a Snape.
- Lo que dices es demasiado difícil.- Concluye Hermione.- Para ser real.

6

Lo que quiero es tenerte
y no recordar.
Espera donde estés
pues tengo que vivir
y cuando muera iré
a charlar junto a ti.
No he apreciado
lo que he tenido,
no lo he apreciado
hasta que lo he perdido.

Harry y Ron se están cambiando en el compartimento, Ron lleva unas zapatillas viejas, un pantalón corto y una camisa vaquera. Harry tiene una camiseta naranja y un pantalón deportivo dos tallas grande. Ron se sienta junto a Harry, que mira por la ventana y tiene un pensamiento que le pone muy nervioso, piensa en los ojos castaños de Ginny, intenta tranquilizarse, no logra quitarse esa idea de la cabeza.
- Ron.
- Dime.- Mira a su amigo.
- La profecía afirmaba que la muerte de uno era necesaria para la supervivencia del otro.
- Por lo menos, eso fue lo que me dijiste.
- Y si...
- Harry, en qué piensas.
No responde, pero mira a sus ojos con temor. Voldemort no terminó de morir cuando él tenía un año, nadie sabe qué paso en la realidad...
- Ron, yo puedo ser un Horcrux.
El silencio por respuesta.
- Eso no tiene sentido.
- Sí que lo tiene. Voldemort debe matarme lo antes posible, porque él sabe que yo conozco su terrible secreto, su división del alma en siete piezas. Y sabe que si no acaba conmigo pronto, al final acabaré encontrando las demás piezas de su alma y terminaremos batiéndonos a muerte.
- Pero, Harry. Si tú le matas, todavía le quedará una pieza de vida, y esa eres tú, si es que lo que dices es cierto.
- Pero yo podría controlar esa parte del alma.
- Si tú mueres, él sobrevivirá. Y si él muere será porque tú también has muerto. Esa no era la profecía.
- Esa profecía tiene demasiadas cosas que todavía no comprendo, Ron. Y creo que Dumbledore no la terminó de entender tampoco.
- ¿A qué te refieres?
- Al Príncipe.

Y si la fortuna o el azar
me dan la oportunidad
de volvernos a ver.
Juro que jamás te ocultaré
lo que hay dentro de mi ser
te abriré mi corazón.

7

No sabes cuánto te echo de menos, profesor Dumbledore. Acabas de irte, pero yo me siento huérfano del único padre que realmente he llegado a conocer. Estés dónde estés, por favor, prométeme que nos volveremos a ver. A ser posible, en este mundo. Porque eso significará que tú estás vivo y que yo he logrado por fin cumplir tu sueño de acabar con todos los pedazos de alma de Lord Voldemort.


Te hecho de menos;
un beso, adiós, cuídate,
no nos olvides, muy pronto,
nos volveremos a ver.




Canción: Réquiem, de Mago de Oz.
No es una vuelta, escribo esto porque me apetecía escribir un final al libro y porque los enigmas que deja siempre pueden ser más.


LA OBRA DE HARRY POTTER, ASÍ COMO TODOS SUS DERECHOS DE AUTOR, SON PROPIEDAD DE J.K.ROWLING Y DE LA WARNER BROTHERS
ESTA HISTORIA, ASÍ COMO EL RESTO DE LAS HISTORIAS SUSCRITAS POR MÍ, ESTÁN ESCRITAS SIN EL PROPÓSITO DE OBTENER BENEFICIOS.
DRB NO SE HACE RESPONSABLE DE LAS OPINIONES VERTIDAS A PARTIR DE LA REALIZACIÓN DE ESTA HISTORIA
Autor: DRB, 2005
Mail: [email protected]




Mejores Opiniones y reviews

 

Réquiem - Fanfics de Harry Potter

Réquiem - Fanfics de Harry Potter

RÉQUIEMSETXO CURSO DE HOGWARTSD.R.B.ANGSTNo vuelvo definitivamente, solo es una pequeña idea. Esta historia contiene spoilers de Harry Potter and the half-bl

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-requiem-fanfics-de-harry-potter-1919-0.jpg

2023-02-27

 

Réquiem - Fanfics de Harry Potter
Réquiem - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/16766
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20