Sarcásticamente feliz - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

La vida tan perfecta.

Ni quién la tuviera. No es que la envidie, pero la vida común y corriente se compone de seres queridos que se supone se preocupan por ti. Amigos...traidores. Familia...sarcástica. El resto solo grita.

Nadie me escucha gritar. Nadie se da cuenta cuando estoy en medio del abismo. ¿Y quién tiene que estar ahí para todos? Yo. Y eso no me gusta. Nadie está ahí para mí. Nadie sabe mis secretos que tan desesperadamente quiero dar a conocer. Puede que incluso ni yo los conozca. ¿Porqué dar la mano si de todos modos de tirarán al suelo? Increíblemente pero cierto. Sarcasmo. La materia viva del mundo. Da todo, recibe nada. Inténtalo. Te aseguro que duele. No como una estaca al corazón. Pero siempre quieres más. Deseas que alguien llene ese vacío. El vacío que parcialmente puedes llenar con tontos cuentos de hadas. Tontos, tontos, tontos. ¡Como si existiera el '& fueron felices por siempre'! Y aun así sigo esperando mi final feliz. Sentada. Sonriendo a los demás. Ayudando. A los que me sonríen. Mi vida apenas empieza. ¿Cómo será al acabar?

 

Del corazón solo salieron los renglones anteriores, porque es lo único que se siente en este momento. Ahora para llenar el pergamino debo mentir, vendiendo una historia comercial que no sea real. Así la gente no se traumará. Comenzaré ahora.

Había una vez una princesa que vivía en un país muy pero muy lejano. Era un reino habitado por gente feliz, de esas que se sonríen al pasar. Nunca hay cosas malas. Pero la princesa sentía que algo le faltaba. En su vida perfecta (cabello sedoso, ojos expresivos, cuerpo de modelo, simpatía, amabilidad más muchos millones de monedas de oro) hacía falta un hombre. Alguien que saciara el fuego feroz que yacía en sus entrañas.

Obviamente esta linda princesita lo quería atractivo, bueno, que diera su vida por ella. Pero principalmente que ambos sintieran puro amor puro.

La princesa se desmayó un día por no comer sus verduras. Sus padres se preocuparon mucho
al principio. Recordaron todo el resto de cuentos de princesas que existen en el mundo y se dieron cuenta que había llegado la hora. La hora que su hija fuera besada por el príncipe azul que llegara cabalgando desde los confines del universo solo para salvarla del desmayo atroz.

Pasaron los meses. Y llegó.

Sobre un corcel blanco se encontraba aquel que salvaría a la pequeña princesa (relativamente pequeña. Era un decir)

Llegó a lo alto de la torre donde su futura esposa lo esperaba. La vio tranquilamente dormida, casi muerta. La besó. Como nunca se besa a nadie. Un beso de verdad, sincero. La princesa despertó. Las únicas palabras que pronunció en ese momento de infinita felicidad fueron:

'What took you so long' ₪

El amor.

¿Existe o no? Unos lo han encontrado, pero para los que no, es imposible afirmarlo. ¿Y si nosotros evitamos el amor? Tal vez idealizamos tanto cómo sería cuando este llegue, que cuando lo tenemos en la punta de la lengua, lo ahuyentamos, no queriéndolo decir. Idealizamos tanto que duele. Esas niñas solo quieren chicos buenos, guapos e inteligentes. Esos niños solo quieren niñas por webcam, & no para siempre. ¿Cómo existir el amor si ni sabemos coincidir con el sexo opuesto? Blog sobre salud

La poesía se dificulta con obstáculos. ¿Es eso malo? Si, lo es. El amor ya no existe como solía ser. Ya no hay esas apasionantes historias de princesas con vestidos largos y un caballero a su lado. ¡Qué asco de generación!

De nuevo salí del tema: y de nuevo debo vender una historia con el Happily ever after:

Había una vez una princesita adolescente muy bonita y con sentimientos. Le gustaba salir con sus amigas princesitas de otros cuentos. Un día vio por primera vez un príncipe de su edad (sabemos que los padres de las princesitas las tenían muy guardadas). Le gustó mucho el niño y decidió platicar con el vía paloma. El niño se aprovechó de los sentimientos de la niña, y le pedía cosas que la niña no quería. La princesita era inteligente y lo mandó al
otro reino. Su amiguito de la aldea, un año menor que ella, no dejo de consolarla y hacerla sentir mejor. La princesa le agradecía y nunca nada pasó. La casaron después con un príncipe poderoso. Ambos estaban ilusionados el día de la boda. Se besaron en la primera cita, porque se sentía correcto. Las primeras palabras que él le dijo, con ojos brillantes y sin expresión conocida hasta el momento, la primera vez que se vieron fueron:

'Casémonos, te amo. Así evitamos conocernos del modo antiguo'

Increíble cómo mientras mejor estamos, peor estamos. Y esto aplica principalmente a las virtudes y los defectos de la humanidad. ¿Qué sí creo en la humanidad? No. Por la simple razón que nos están dando 2 años para cambiar y ni cerca estamos de hacerlo (Ojo, hablo en plural e incluyéndome). No sé cómo se cambia eso. ¿Iniciativa? ¿Inspiración? ¿Amor? No es necesario hacer tantas preguntas. Si hay que ser sinceros, necesitamos respuestas. Responder y responsabilizarnos de la situación. Aquella conocida amiga, en un día caluroso de verano, se queja de la basura en las calles, pero al llegar a su casa, desperdicia agua. El amigo de su amigo, en invierno, derrocha felicidad con gente que ni conoce, que le conviene hacer sentir bien, pero le grita a la gente en la calle. Somos nuestra propia antítesis. Somos lo mejor y lo peor. Somos la humanidad.

Un principito caminaba por los bosques de su reino. Estaba pensando en qué regalarle a una niña de su clase que le gustaba mucho. Estaba perdidamente enamorado, pero los papás no querían que estuviera con ella. Pero en fin, eso no era importante. Es más, era romántico. Muy Romeo & Julieta. Shakespeare era un genio. Si tan solo hubiera más humanistas como él. Humanistas que respetaban todo ser vivo. El principito amaba los animales y las plantas. De hecho había mandado hacer un jardín enorme con criaturas sueltas, caminando a sus anchas. Se relajaba leyendo ahí. Leía sobre el arte de la guerra y cosas por el estilo. Después de todo, era lo que debía saber un futuro rey. ¿Era posible que a una persona le gustara al mismo tiempo lo bueno y lo malo? El principito encontró una rara flor azul. La cortó, se sonrojó y dijo:

>>Nada es imposible ☼

Sarcásticamente feliz - Fanfics de Harry Potter

Sarcásticamente feliz - Fanfics de Harry Potter

Ni quién la tuviera. No es que la envidie, pero la vida común y corriente se compone de seres queridos que se supone se preocupan por ti. Amigos...traidores.

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-sarcasticamente-feliz-fanfics-de-harry-potter-3358-0.jpg

2023-02-27

 

Sarcásticamente feliz - Fanfics de Harry Potter
Sarcásticamente feliz - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/37900
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20