Sentencia de amor - Potterfics, tu versión de la historia

 

 

 

Culpable - esas fueron las palabras que escuchó Snape sobre su juicio,de milagro había sobrevivido a la mordida de Nagini y ahora después de salir deSan Mungo en el cual estuvo tres meses en coma, era juzgado por sus crímenes,¿Por qué rayos no lo habían dejado morir?, a estas horas ya estaría tranquiloen el más allá y no sentado sobre un banco en su jaula en medio de la gran saladonde estaba siendo juzgado por todo el congreso de magos, esa palabra dabavueltas a su cerebro, ajeno a la discusión acalorada que se desenvolvía ahí.

-No pueden hacer esto, que no cuenta mi testimonio acaso? - preguntabaHarry indignado, el Hermione y Ron había acudido a dar testimonio a los juiciosque se llevarían a cabo ese día de Lucius, Draco y Narcisa Malfoy y de SeverusSnape, este ya era el último del día.

 

-Debe comprender señor Potter que el acusado es culpable de variosasesinatos - el ministro intentaba darle gusto a Potter pero realmentedetestaba a Severus.

-Si señor ministro, pero ya se explicó porqué causa fue - contesto unHarry muy enojado

-Se está tomando en consideración su testimonio, por lo cual no serádestinado al beso del dementor, solo a 10 años en Azkaban, hasta si me lopregunta son pocos años - el ministro intentaba sonar tranquilo y razonable,pero en el fondo se regodeaba

-Es un héroe de guerra, Primera Orden de Merlín sin él no estaríamosaquí ninguno de nosotros - no podía creer el veredicto el chico.

-Lo siento ese es el veredicto - finalizó el ministro, hizo señas a los Aurores paraque sacaran de ahí a Snape y dieran paso al siguiente caso.

-Es inaudito -gritó Hermione poniéndose de pie y soltando la mano de sunovio Ron haciéndose ser escuchada por todos, incluso sacó de sus propiospensamientos a Snape - este hombre arriesgó su vida por nuestra causa, si esverdad mató gente pero no tubo opción. Lo hizo por un bien mayor, que no esacaso la misma disculpa que ustedes dan cuando algo se les sale de las manos, apero
..

-¡Silencio señorita Granger! no puede hablar si no se le da la palabra-- le cortó el nuevo Ministro de Magia Magnus, un señor de unos 50 años de edadcon el cabello totalmente blanco.

Snape la miraba atónito por unos segundos mientras era sacado de sujaula.

-Señor ministro hago aborde a su conciencia y clemencia - habló Harrymientras se acercaba a Snape en el centro de la sala a la vista de todos - algose debe poder hacer para evitar que el profesor Snape pise Azkaban, tal vezpara ustedes él sea un asesino, pero para el resto del mundo él es el másgrande héroe de guerra y créame nadie estará a gusto con su veredicto - estoúltimo lo dijo con un toque de advertencia, sin duda los años en lo que Harryse había visto obligado a dirigir gente en una guerra le habían dado laexperiencia de como manipular a un líder.

El ministro miró a sus colegas y varios asintieron, nadie quería estaren contra de Harry, no cometerían los errores de los antiguos ministros ycongresos, Magnus miró unos segundos a Snape, cedería pero no se los pondríatan fácil, miró en dirección a la sala de testigos que presentaban los juicios,habían muchos ex alumnos de Hogwarts ahí que sin duda recordaban como habíasido de cruel se alumno de Severus Snape.

-Muy bien señor Potter, usted dice que este asesino - señaló condesprecio a Snape - para la mayoría es un héroe de guerra - Harry asintió conla cabeza - muy bien pues la condición para que quede libre bajo juramento seráque alguien tenga custodia de él - les informó el ministro.

 

Snape lo fulminó con la mirada, qué clase de estúpida era esta, custodiade él? Ni que fuera un crío de 10 años necesitando que alguien le cambie elpañal.

Marcus sonrió por como impactó a todos la idea - así que si nadie aceptaresponder de él, yo no puedo quedarme tranquilo dejándolo libre en el mundo -el ministro miró a todos en la sala invitándolos con la mirada que alguienaceptara esa carga.

Snape no le dio el gusto de bajar la vista, este sabía que nadie loharía.

-Yo lo haré - contesto Harry después de unos segundos - yo tomare sucustodia.

Snape resopló en su lugar, por Merlín que mejor lo entregaran aldementor, cómo podían hacerle esto.

-No tan rápido señor Potter - lo interrumpió el ministro - para que unapersona pueda absorber plenamente la custodia de otro adulto como él, debehaber un compromiso más fuerte, una convivencia más íntima - le explicabaintentando no sonreír con malicia - su tutor deberá ser su futura esposa, esdecir, la tu
.

-Yo seré su tutor - le interfirió Luna que estaba sentada en medio de lasala de testigos, sonó tranquila y relajada, ella era una de las personas quedirectamente le debían la vida a Snape, y además existían los divorcios, variasmiradas se giraron a verla.

-¡Bueno pero qué manía de interrumpir sin pedir la palabra! acabaré dedecir la cláusula y entonces podrán hablar - fulminó a todos con la mirada elministro, ya estaba molesto esto se le salía de las manos - como les decía,para que una persona pueda absorber plenamente la custodia de otro adulto comoél, debe haber un compromiso más fuerte, una convivencia más íntima, por locual la mujer que acepte ser su tutor en un lapso no mayor de 3 meses deberápasar a ser su esposa, sin opción adivorcio, y para demostrar que el acusado Severus Snape no estaba de acuerdocon los ideales del Señor tenebroso, la tutora futura esposa deberá ser hija depadres muggles, ahora si señoritas ¿quién será la futura señora Snape? o ¿yapuedo pasar a mi siguiente caso? - miró a la sala en dirección a los testigosya sin disimular una sonrisa, sabía que Snape siempre había tratado mal a loshijos de muggles.

-Harry miro también a la audiencia esperanzado, pero sabía que era mucholo que pedía el ministro, era casi como pedir suicidio.

Snape por su parte estaba que no lo calentaba ni el sol, que forma tandeplorable del ministro de recordarle que nadie lo quería, solo esperaba que elministro no lo expusiera por mucho tiempo y lo mandara a su prisión deinmediato.

Pasaron largos cinco minutos, nadie hablaba ni se movían de su lugar, elministro sonrió triunfal - muy bien - dijo mirando a Snape - señor SeverusSnape se le acusa a pasar 10 años en az
. - miro atónito hacia Harry, una chicacon la mano levantada pedía la palabra.

Hermione casi no lo pensó, se puso de pie y dio un beso rápido a su novioy le susurró al oído "perdóname", dio una mirada rápida a Snape, esteestaba de pie frente al ministro, no le quitaba la vista de encima, eraincreíble cómo ni después de la guerra ni de sus 3 meses en como su aspecto nocambiaba, ahí de pie con el cuerpo rígido en un postura derecha y altivaimponía respeto, y sin un poco de miedo, la castaña trago en seco y levanto sumano temblorosa para pedir la palabra.

 

-Diga señorita Granger? - hablo con pesadumbre el ministro, ahora quequería la chica.

-Yo mmm este yo - titubeaba la chica, podía sentir la mirada de Ron,Harry y Snape sobre ella.

-¿Usted qué? - le demando el ministro con urgencia.

-Yo seré su tutora - todas las miradas de la sala se posaron sobre ella,el ministro la miraba con la boca abierta, Harry le negaba con la cabeza, sepuso muy roja por tener toda la atención - yo seré su esposa - dicto su propiasentencia la chica, se escuchó azotar la puerta de la sala, Ron se habíamarchado furioso.

Ella se giró un poco y se encontró con un par de ojos negros fríos ypenetrantes, Snape la miraba, no supodescribir que era lo que el profesor pensaba en ese momento pero claramentepodía afirmar que no era felicidad de saber quién sería su prometida.

Snape la miraba absorto, ¿Por qué lo hacía?, podía leer el miedo en losojos de la castaña, la tensión en su cuerpo, la duda reflejada en su rostro,dejó de mirarla y dirigió nuevamente su mirada hacia Magnus, cómo odiaba a eseviejo, lo había expuesto de la manera más ridícula posible.

Magnus estaba en shock, no podía creer que Granger se estuviera poniendosola la soga al cuello, cómo era esto posible, si había alguien a quien Snapele había hecho la vida de cuadritos, esa era sin duda a Granger, podía ver elmiedo en el rostro de la chica, era obvio que no sabía en lo que se estabametiendo - muy bien señorita - habló lento y claro, intentando mantener lacalma, había contado con que nadie aceptaría ser su esposa, hizo a parecer unpergamino y una caja larga y delgada de madera - este es el acuerdo, pase afirmarlo - le ordenó.

La sala seguía sumida en shock, cómo era posible que Granger fueraacabar así con su vida, Hermione apenas había dado unos pasos cuando Harry lecerró el paso, se inclinó para hablarle al oído - ¿qué rayos haces Hermione? -le reprochó el chico.

-Seguir con el plan, salvarlo de Azkaban - contestó en un susurro sinquitar la vista del Ministro, intentó seguir con su camino.

Harry la tomo del brazo, no sabía cómo impedir eso - encontraremos otraforma - le rogó el chico para que no cometiera esa locura.

Hermione volteó a ver a los ojos a Harry - ¿dime cuál? - Le pidió, ellaera la primera en oponerse a lo que iba hacer, pero no les habían dejado opción- lo prometimos - le recordó ella.

Harry bajó la vista y la soltó para que prosiguiera su camino, avanzócon paso seguro hacia el ministro, se detuvo a unos centímetros de él.

-¿Está segura señorita? - Intentó persuadirla el ministro - ¿sabe que laodia, verdad? - esto último se lo dijo en voz baja.

Hermione suspiro profundamente, intentó relajarse, trató de dominar sumiedo - si - fue lo único capaz de susurrar.

-Muy bien, firme esto entonces - le tendió el acuerdo y una pluma, nopodía evitar sentir pena por la chica.

La castaña no lo pensó más, pues sabía que si lo hacía terminaríaretractándose, cogió la pluma y firmo, así, sin más, firmo su propia sentencia,le regresó el pergamino al ministro.

Este hizo señas a sus Aurores para que pusieran a Snape frente a él -Severus Snape, este congreso acepta su liberación condicional, bajo la cláusulaque deberá estar bajo la tutoría de la señorita Hermione Jean Granger, y en unlapso no mayor de tres meses deberá contraer matrimonio con la mencionada - letendió la caja a Snape - su varita - le indico - por favor no decepcione a estecon
.

 

No pudo terminar de hablar cuando se escuchó un pequeño plop en la sala,Snape había desaparecido, el ministro volteó a ver de inmediato a Hermione - sien tres meses no se casan, de inmediato el ingresara a Azkaban - le dijohaciéndole ver que aun podía retractarse.

La castaña se mordió su labio en gesto de preocupación, ¿ A dónde rayoshabría ido Snape?, Harry la tomó de la mano y salieron de la sala, afuera yaesperaban muchos reporteros.

-¿Es verdad señorita Granger, que se convertirá en la señora Snape? -interrogaba una bruja rubia.

-¿Estaba enamorada desde que era su profesor? - le preguntó esta vez unmago, la atacaban con preguntas y cientos de flash.

-¿Qué opina su actual novio Ronald Weasley de esto? - alguien más habló

Harry y Hermione se miraron ante la mención del nombre de Ron, sedirigieron a las chimeneas y gritaron "a La Madriguera ", al llegarencontraron a Ron tirado sobre un sofá bebiendo de una botella whisky de fuego,junto a él estaban Ginny, Bill y la señora Weasley, Ron ya les había contadotodo lo sucedido.

-Ron - dijo Hermione intentando acercarse al pelirrojo.

-No me toques - la atajo el poniéndose de pie -- ¿Cómo pudiste hacermeeso? - le gritó.

-Ron déjame explicar - le pidió la castaña, sus ojos comenzaban acristalizarse.

-Que vas a explicar Hermione, ¿que lo nuestro se acabó? - le seguíagritando el chico.

-Ron deja de gritarme, hablemos - las lágrimas comenzaban a escurrirlopor sus mejillas.

-Y cómo quieres que este, si esta noche te pediría matrimonio - esta vezla que grito fue Ginny.

Hermione se quedó blanca de la impresión, volteo a ver a Ron, para queeste le confirmara.

Ron sacó una pequeña cajita de su chaqueta y se la lanzó a Hermione -ahí tienes, dásela al mugriento murciélago para que te la de, pues dudo que elbastardo te compre una - sus palabras fueron frías y muy hirientes.

Hermione lloraba a mares, no abrió la caja, solo la depositó en lamesita de al lado - lo siento, perosabes que te amo - Harry estaba detrás de ella sujetándola de los hombros parahacerle sentir su apoyo.

-No, la verdad, no lo sé, a la primera oportunidad te largas con otro -le reprochó Ron.

-Basta Ron, lo dices como si yo lo hubiera planeado, como si yo quisierahacer esto - comenzaba a enojarse la castaña.

-¡Entonces retráctate! no te cases - Ron le suplico mientras tomaba susmanos.

-Sabes que no puedo hacerlo Ron, iría a Azkaban, 10 años cerca de losdementores, cuando salga de ahí no será el mismo nunca más, bueno y eso silogra salir con vida - le contestó ella, intentaba hacer razonar a su novio.

Ron se alejó de ella y dio media vuelta - ¡LARGATE! - le gritó.

-Ron encontraremos la forma, solo dam
-- la chica buscaba una solución.

-He dicho que te largues - le recordó él.

-Hermione ahora no es buen momento - le susurró Bill, no tomaba partidopero no le gustaba la forma en que Ron la estaba tratando.

Hermione lo ignoró, tenía que arreglar las cosas - Ron por favor,escúchame - le suplicaba la castaña caminando hacia él.

Ron volteó violentamente y la tomo de los hombros - lárgate, que noentiendes, corre a sus brazos, que no es lo que querías desde el principio - lazarandeaba fuertemente.

 

-Ron suéltala - pidió enérgicamente Harry.

-Por eso lo salvaste de la mordida de Nagini ¿verdad?, por eso lovisitabas en San Mungo - le reprochaba el pelirrojo - ¿dime desde cuando loamas? - le exigió, sus manos ya estaban marcadas sobre los delgados brazos quellevaba al descubierto la castaña.

-Me haces daño - le gritó la chica intentando soltarse.

-¿Y el que tú me haces a mí no cuenta acaso? - le gritó mientras laapretaba más fuerte.

-Suéltala hijo - le ordenó Molly mientras sujetaba a su hijo, Ron lasoltó, Molly miró a Hermione con los ojos llorosos, sabia el amor que su hijosentía por ella, pero también admiraba la valentía de esa chica - vete hija -le dijo.

-Y no regreses nunca - le sentencio Ginny mientras abrazaba a Ron que yase había dejado caer sobre un sillón.

Hermione la miró dolida, ella era su mejor amiga - Ginny - intentórazonar con ella.

-No Hermione, no quiero escucharte, eres la bruja más inteligente denuestra generación, pudiste buscar otra solución - le reprochó la pelirroja.

-Ginny, no puedes tomar partido en esto, que no vez que a Hermionetambién le duele esto - le reprochó Harry mientras abrazaba a su amiga.

-Mira Harry, sino quieres que tú y yo también terminemos mal, no temetas, Ron es mi hermano y tengo derecho a defenderlo.

-Hermione es como mi hermana - le cortó él.

-Pero no lo es - le contestó muy furiosa Ginny.

-Para mí lo es, y si le cierras las puertas de tu casa, me las sierras amí también - le contestó, todos voltearon a verlo, incluso Hermione y Ron.

-No Harry - intento intervenir Hermione.

-Ves lo que ocasionas - le grito Ginny a la castaña mientras se dirigíaa ella y la tomaba del brazo para sacarla de su casa.

-Ginny - le gritaron Bill y Molly - suéltala.

Harry no soltó a su amiga, por lo cual fue arrastrado junto con lacastaña hacia el patio - suéltala - le grito Ginny a Harry - ella ha sido unaembustera con mi hermano.

-No voy a permitirte que la trates mal por una promesa que hicimos lostres - con esto último volteo a ver a Ron, este solo lo miro y volvió a agacharla mirada - abrazó a Hermione y desaparecieron de ahí.

En una casa de la calle de la Hilandera.

Snape estaba furioso, lanzaba todos sus frascos por todos ladosocasionando estallidos, ya tenía hecho un verdadero desorden su laboratorio, sesentía frustrado, como un verdadero inútil ¿Por qué ese maldito Potter no habíadejado que se lo llevaran a Azkaban? A menos en ese lugar tendría paz, pero no,ahora tendría que soportar a la escuincla sabelotodo e insufrible de Granger,pero en qué diablos estaba pensando Magnus, cómo había permitido semejantebarbaridad, ¿acaso no se daba cuenta que podría ser el padre de la mocosa?,pero claro el ministro solo pensaba en como fastidiarle la existencia.

Estaba fuera de sus cabales, no buscaba quien le hiciera otra, sinoquien le pagara todas juntas, se dejó caer sobre su sillón en medio de todo sudesastre, tomo una botella de whisky de fuego y comenzó a beber directo de labotella, recordó el paso temeroso con el que la chica se había acercado haciael ministro a firmar el acuerdo ¿en qué diablos estaba pensando Granger?,contrabajos había lidiado con ella por 7 años, y ahora no tenía salida, tomó deun solo trago todo el contenido de la botella, al terminar la lanzo hacia lachimenea, esta se rompió en miles de pedazos.

 

Las cosas no estaban saliendo para nada como Hermione las habíaplaneado, la guerra había terminado, ¿entonces por qué rayos no tenía paz?Estaba sentada en una mecedora en la terraza de su habitación en el 12 deGrimund Place.

Desde que la guerra había terminado y había descubierto que sus padreshabían muerto, Harry la había invitado a vivir con él, sostenía sobre su manoizquierda la invitación de Hogwarts para recuperar su año perdido, días antesya había hablado de esta opción con Harry y Ron, estos ya les habían dicho queaceptarían la invitación del ministro para entrar directamente a la academia deaurores. Claro que ella también había recibido un pase directo para estudiar encualquier academia y trabajar directamente en el ministerio, pero había optadopor regresar y concluir de la forma adecuada sus estudios, pero ahora con el"pequeño detallito" de la custodia de su temible profesor, al parecerno sería posible su sueño. En su mano derecha sostenía una foto donde se estababesando con Ron, la chica no podía evitar llorar, ¿Por qué hacer el bien eratan complicado y doloroso?

Toc toc toc , el ruido de la puerta la sacó de sus pensamientos -adelante - seco sus lágrimas.

Harry entró lentamente a la habitación de la castaña, la encontrósentada en la terraza, se dirigió a ella - sé que es una pregunta tonta, pero¿Cómo estás? - ella se paró al lado deél, no pudo evitarlo y comenzó a llorar nuevamente.

A Harry se le partió el corazón, sentía que en parte era culpa de él queella estuviera así, se sentó sobre la mecedora y la para sentarla sobre suspiernas y la acunó sobre su pecho, no tenía palabras para consolarla, él era elmayor testigo del amor que su amiga le profetizaba a Ron desde hacía 4 años, selimitó acariciar la espalda de la chica, ella lloraba escandalosamente. Asípasaron unas horas hasta que Hermione entre sollozos se quedó dormida, Harry lacargo hasta su cama y la arropó, la miró unos segundos y depositó un beso sobresu frente y salió de la habitación.

Hermione durmió toda esa tarde y noche, cerca de las 8 de la mañana selevantó y tomó una ducha larga, se vistió sencilla, jeans de mezclilla, playerapolo y una cazadora color café, solo desenredó su cabello y salió de su cuartosin mirarse al espejo, bajó hasta la cocina y en esta se encontraba Harrydesayunando sobre la barra.

-Buen día - saludó el chico, la miro detenidamente, lucía terrible suamiga.

-Qué hay - contestó ella mientras se preparaba un café.

-Yo Hermione, mmm lo siento - tomo su mano sobre la barra.

-No es tu culpa, el también hizo una promesa, y no la quiere cumplir -dijo sin más levantando sus hombros, vertiendo azúcar en su café.

-Si yo no hubiera presionado al ministro el no hub

-Si tu no hubieras presionado al ministro ahora Snape estaría preso enAzkaban, hiciste lo que tenías que hacer - suspiró profundo - y yo lo que debíaque hacer - tomó de un solo sorbo su café y se puso de pie.

-¿Adónde vas? - le inquirió él .

-Debo buscar a Snape, han pasado tres días desde la audiencia y no sénada de él, no tardará en presionar el ministro queriendo saber nuestraubicación - subió el cierre de su chaqueta y salió, para ser una mañana deagosto el clima era fatal.

 

Parada sobre la acera se dio cuenta que no tenía ni la mínima idea dedónde buscar a Snape, de hecho no sabía nada de él, salvo que había sido sutemible profesor de pociones, que había estado enamorado perdidamente de lamadre de su mejor amigo y que era el hombre más valiente que ella jamás había conocido.Suspiró profundo y se dirigió a la casa de la maestra Minerva, esta se ubicabaen un viejo pueblo a las orillas de Londres, la casa era de construcciónantigua, de tan solo 4 pisos, pintada en color rojo con blanco (muyGryffindor), tocó a la puerta, de inmediato le abrió la profesora Minerva.

-Pase - le hizo espacio para que pasara - ¿a que debo su amable visitaseñorita Granger? - le señaló un sillón para que esta tomara asiento.

-Gracias, pero será rápido - contestó sin sentarse - ¿sabe usted dóndepuedo encontrar al profesor Snape? - le preguntó.

El semblante de la profesora se entristeció ante esa pregunta, ellahabía estado presente en el juicio de Snape y sabia de la desdicha de la chica- deberías reconsiderarlo - le pidió.

-No tengo nada que pensar - contestó lo más amable que pudo.

-Tan solo eres una niña Hermione, tienes todo un futuro por delante,¿Por qué echar a perder así tu vida? - intentaba hacer razonar a la castaña, noera el futuro que quería para su alumna más brillante.

-Desde que Sirius escapó de Azkaban la seguridad se reforzó al triple,ahora solo bastan dos años para que un prisionero sucumba ante la locura, 5años para que intente suicidarse y 8 años para que se vuelva un dementor, Snapefue condenado a 10 años - Minerva palideció al oír esto - él salvó mi vida entercero, quinto y sexto grado, y estuvo dispuesto a dar su vida en séptimo paraque nosotros cumpliéramos nuestro destino, yo solo - meditó un poco - tengo quepasar el resto de mi vida con él, es lo mínimo que puedo hacer, le debemosmucho.

Minerva jamás se había sentido tan orgullosa de un alumno como lo estabaahora-en la calle de la Hilandera - le informó.

Hermione asintió con la cabeza - gracias - se dirigió a la salida.

-Señorita Granger - le habló, la castaña se giró mientras abría lapuerta - dígale que cuenta con dos plazas - la castaña asintió.

En la calle de la Hilandera

Snape se encontraba sentado sobre su sofá de una pieza, justo enfrentede la puerta, tenía una resaca horrible por los dos días anteriores que habíapasado bebiendo, miraba fijamente al espejo que tenía junto a la puerta, estele permitía ver todo lo que pasaba a fuera de su casa.

Hermione llevaba media hora caminando de un lado para otro frente a lapuerta de Snape, no sabía qué decirle, ni cómo iniciar plática, no era algofácil, Cómo iniciar una plática donde el tema principal era ¿Cuándo noscasamos?, se paró frente a la puerta, buscó al león que llevaba dentro y tocó,no obtuvo respuesta, tocó otras tres veces y nada, sabía que Snape no se lopondría tan fácil, suspiró largo y profundo y tomó el picaporte, lo giro yempujó la puerta lentamente ingresó despacio y silenciosamente, como ladrón,todo estaba en penumbras, abrió la puerta completamente para alumbrar y dejarlaasí por si necesitaba salir corriendo, la habitación se ilumino un poco, lonecesario para dejar todo visible, sin avanzar escudriño el lugar, olía a muchoalcohol y humedad, había mucho polvo y objetos rotos, como si dentro de la casase hubiera desenvuelto una pelea, su vista llegó hasta el sofá que estabafrente a ella a unos 4 metros, ahí sentado se encontraba su temible profesorSnape, lucía terrible, su cabello largo y negro estaba hecho un verdaderodesastre, ja y decían que el cabello de ella parecía de espantapájaros, subarba crecida lo hacía ver más viejo y parecerse a los vagabundos, los primerosbotones de su levita, capa y camisa estaban desabrochados, sobre su manoizquierda sostenía una copa vacía y en la derecha su varita, lo miró a la caray sintió como esos ojos negros de él la taladraban, su mirada era fría ypenetrante, la chica trago en seco y avanzo unos pasos mientras se retiraba unmechón de su cara - mmmm - intentaba hablar.

 

Snape la miraba con desprecio, la había observado detenidamente todosesos minutos que ella se había paseado a fuera de su puerta, cuando la chicaentró pudo visualizar que lucía fatal, tenía sus ojos muy rojos e hinchados,parecía que había llorado por horas, lucía pálida y cansada, su cabello estabahecho un desastre por el aire que azotaba a fuera, había jurado que no tendríael valor de entrar, "veamos cuánto aguanta mi presencia" - para eso estuvopaseando frente a mi puerta durante minutos, para solo entrar y tartamudear,dígame acaso no tiene nada mejor que hacer que acechar mi puerta, o se havuelto tan indeseable que ni el pelos de zanahoria tolera su presencia que ha decidido venir a fastidiarme a mí - ledijo en su forma tan habitual de hablar, frío y déspota.

El león que la castaña llevaba dentro se convirtió en un pequeño gatitoy salió huyendo, la chica sintió sus palabras como un navajazo a la yugular,profundo, doloroso e insoportable, sus ojos se cristalizaron y comenzó allorar, bajó su cabeza, dio media vuelta y se marchó, ni siquiera se tomó lamolestia de cerrar la puerta.

Snape sonrió maliciosamente, con un movimiento de su varita su puerta secerró de golpe, lleno su copa de más whisky y la ingirió de un solo trago.

-Severus Snape muy mal hecho - escuchó la voz que provenía de un cuadroque estaba tapado con una tela larga y oscura a sus espaldas.

-No empieces Albus - contestó de mala gana Snape.

La tela cayó al piso y se mostró el retrato de Albus Dumblendore, era laviva imagen del anciano meses antes de su muerte - sabes el gran esfuerzo queresulta para esa pequeña - le reprocho con voz suave y tranquila.

-Nadie se lo pidió - rebatió Snape.

-Con mayor razón deberías valorar su acción - le contestó Albus.

-Simplemente porque no me dejan morir tranquilo en Azkaban, acaso esmucho pedir - bebió otra copa de whisky.

-Sabes que te mereces algo mejor que eso, ya es momento que vivas tuvida - le pidió con compasión.

-Y vivir mi vida significa estar a la orden y merced de una mocosamandona, controladora e insufrible sabelotodo, por Merlín, que tengan piedad demí y mejor me condenen al beso del dementor - dijo con amargura Snape.

-Hijo, sabes que ella es más que eso, acaso no tuvo la sensatez einteligencia para descifrar todas tus pistas que le dejaste durante todos esosaños, tú mismo reconociste un día la intuición tan perspicaz que tenía la joven- le recordó el anciano.

-Acaso nunca vas a dejarme en paz Albus, qué caso tiene que hayas muertesin aun atormentas mi vida - le reprocho pasando una mano sobre su cabello

 

-Minerva te ha dado las plazas para enseñar pociones y defensa contralas artes oscuras, ya sabes cuándo debes presentarte - esto fue más como unapetición.

Snape ya iba a replicar cuando sintió que la presencia de Albus habíadesaparecido, estrujó la copa hasta que la volvió añicos y se puso de pie.


Tenía lachimenea prendida y dentro de esta reposaban las 4 cartas provenientes delministerio, escritas por el mismo ministro Magnus, ni siquiera se había tomadola molestia de abrirlas, ahora servían para avivar las llamas de la chimenea.Ya habían pasado tres días desde la visita fugaz de Granger, seguía tiradosobre su sofá, mirando al espejo mágico que tenía frente a él, solo Harry sehabía aparecido frente a la casa, pero en el último minuto había decidido noentrar, menos mal, bastante tenía con lidiar con una come libros Gryffindorcomo para ahora soportar a un segundo descerebrado.

Seguíabebiendo de su copa whisky, cuando escuchó un plop fuera de su puerta, era otravez la molestia andante de Granger, lucía peor que la última vez, muy flaca ydemacrada de su cara, con unas inmensas ojeras muy oscuras, la chica tocó a lapuerta tres veces y decidió entrar, se miraron unos segundos - que no tiene anadie más para molestar? - le preguntó con su típica arrogancia.

La castañasuspiro largo y profundo - Vine hablar sobre nuestro enlace - directo y clarole dijo intentando controlar la situación, ¿a quien quería engañar?, queríasalir corriendo antes de que la serpiente escupiera su veneno.

-Así que eseso - dijo mordaz y sonrió para sus adentros - se ha dado cuenta que es tanpoco deseable, veo que ni el menor de los Weasley ha podido sacrificarse, poreso esta tan ansiosa por unirse a mí, tiene miedo de quedar solterona - Levantó una ceja como solo él sabía hacerlo,ser intimidante y sarcástico le era tan fácil como respirar.

La chicaapretó su pequeños puños y salió de ahí con sus ojos aguados, el siempre sabiacomo herirla, sobre todo que no le dejaba pasar por alto el tema de Ron.

Snape se quedómuy complacido le era tan fácil deshacerse de Granger, tan frágil y sentimentalla chica, a veces se preguntaba cómo había salido ilesa de esa guerra.

-Deja de hacereso - le reprendió el director desde su marco - sabes que ella es tuoportunidad para ser feliz hijo.

-No meinteresa - contesto mordazmente.

-Puesdeberías, le debes mucho a esa chica Severus - lo reprendió algo molesto.

-En verdad nopiensas dejarme en paz Albus? - Preguntó Snape - la ventaja de ir a Azkaban esque ahí no tendré que escucharte - le puntualizo el profesor.

-Recuerda quemi testamento pide que mi retrato esté en cualquiera que sea tu vivienda y esohijo incluye Azkaban - le recordó con una sonrisa.

Snapepalideció ante el recuerdo de esa cláusula, es verdad ni en Azkaban podríalibrarse de él - ¿Por qué me haces esto? - le reprochó poniéndose de pie frenteal cuadro de su mentor casi padre.

-Te prometíque te recompensaría por tu sacrificio de tantos años hijo, ahora tienes unaoportunidad de ser feliz y no dejaré que la eches a perder solo porque tienesmiedo - le habló con ternura, con la protección que le habla un padre a suhijo.

-Estáschiflado viejo, no tengo miedo de nada - le dijo dándole la espalda.

 

-Claro que siSeverus, te acostumbraste a vivir siendo odiado y despreciado por todos, yahora que la gente te venera y respeta, algunos sienten un gran respeto porti, no sabes cómo lidiar con eso y te damiedo - el director miraba a su más fiel aliado pensativo.

-Claro que nome respetan o aprecian, solo me tienen miedo - concluye mientras sigue tomando.

-¿Como lellamas tú a lo que la señorita Granger y Potter están haciendo entonces? - lerecriminó el anciano

-Es lástima yno quiero que me tengan lástima - contesta muy molesto Snape, furia se ve ensus ojos.

-Lástima -repite Albus consiguiendo la atención de Snape - ¿tú crees que una jovenhermosa y talentosa, renuncia a sus sueños de recibirse como la mejor alumnaque pisara Hogwarts y rompe su compromiso con el que ella piensa que es el amorde su vida, para unirse de por vida a una persona que cada que puede la hiereprofundamente y todo porque siente lastima por este?

Snape sevolteó sin saber qué contestar, sintió como se marchaba Albus dejándolo ahí conese mal sabor de boca.

En el 12 deGrimund Place

Hermione llegómaldiciendo por lo alto a Snape y se dejó caer en el sofá alado de Harry - nolo soporto, ¿Cómo puede ser tan bastardo? - preguntó mientras secaba suslágrimas.

-¿Qué te dijoesta vez? - preguntó Harry mientras abrazaba

-Lo desiempre, me recuerda lo poco agraciada que soy y que nadie me tolera - dijogimoteando aun.

-Tú sabes quees mentira, ¿por qué caes en el juego? -le coloca (colocó) un beso sobre su frente.

Ella nocontestó nada y tomó las cartas con interés que se encontraban sobre la mesa,se desilusionó al no encontrar ninguna por parte de Ron - has sabido algo deGinny?

-Le he mandadocinco cartas para que hablemos, pero ninguna me ha contestado - le dice Harry -tal vez sea lo mejor.

-¿Cómo va aser lo mejor Harry? Tú la amas - le dijo incrédula mirándolo a los ojos.

-No sé, solono me siento tan mal -dijo mientras levantaba sus hombros - Hermione no es comosi hubiéramos conocido más gente, siempre hemos sido los cuatro, ¿no haspensado que solo estábamos con ellos porque creíamos que así debía ser?

-Claro que no.Yo amo a Ron desde hace años y quiero estar con él y me duele su falta de apoyo- le recriminó ella.

-Tú lo hasdicho, te duele su falta de apoyo no la perdida de él - le remarcó.

Hermione sepuso de pie - me voy, creo que hoy no piensas claramente -tomó sus cartasprovenientes del ministro, ya saben lo que pregunta, como las ultimas 5 cartas,quiere saber dónde está residiendo junto con Snape.

Así pasaronotros diez días, dos semanas habían pasado desde la liberación condicional deSeverus Snape, ella había intentado hablar en otras cuatro ocasiones más conSnape, pero como las primeras veces, más tardaba ella en reunir valor para irque en lo que salía huyendo. Hermione tenía sobre sus manos otra carta delministro, donde le exigía que le informara de su ubicación ese mismo día si noquería que por la noche Snape fuera enviado a Azkaban, la castaña suspirotranquila, saco una maleta y con dos hechizos uno de expansión y el otro dealmacenaje empacó todas sus cosas en una pequeña maletita, vio una última vezla foto que descansaba sobre su cómoda, en esta aparecían ella y Ron, tambiénmiro su carta de invitación de Hogwarts para cursar su último año, estareposaba sobre su cama, "llegó el momento" sé dijo así misma y bajólas escaleras.

 

-Cuídate,cualquier cosa llámame - le pidió Harry, este sabía que era cuestión de tiempopara que ella se fuera a vivir con Snape.

-Gracias - fuetodo lo que contesto y se paró de puntas para besar la mejilla de Harry y sinmás salió de lo que hasta ahora era su hogar y se apareció frente a la casa deSnape.

La castaña nolo pensó mucho y sin tocar abrió la puerta, sabía que si lo pensaba deinmediato saldría corriendo de esa casa, al entrar se encontró con un panoramadistinto al de la noche anterior, la casa lucía limpia y ordenada, ya no olía aalcohol, de inmediato se hizo presente Snape, este ya no parecía vagabundo, alcontrario estaba aseado y despedía ese olor tan embriagante e hipnotizador,romeo y caoba, se miraron por unos segundos.

El levantò laceja al ver la maleta de la chica - no puede irrumpir así en mis aposentos - lepuntualizò èl cruzando los brazos sobre su pecho.

Ya la teníaharta de esa situación - no es como si le estuviera pidiendo permiso - lecontestò ella mientras caminaba hacia las escaleras.

-¿Nunca sabecuándo serrar la boca verdad?, Gryffindor tenía que ser - le dice mordazmientras le cerró el paso.

-¿Sabeprofesor? comienza a cansarme su actitud retrógrada - ni ella misma sabia de donde habían salidoesas palabras.

El lacontempló, era tan pequeña, ahí enfrente de él apenas y le llega al mentón,pero ahí está con la cara hacia arriba y la mirada altiva, enfrascada en unaguerra de miradas, esta era la primer mocosa que lo retaba tan descaradamente,él se agachó un poco y la penetró con sus ojos negros y profundos, intentandoatemorizarla. Estaba tan cerca del rostro de la chica que podía notar que eliris de la chica era color miel y su contorno color chocolate, tenía unascuantas pecas sobre su nariz, y sus pestañas eran largas y chinas, no ibamaquillada, bajo sus ojos unas enormes motas moradas se expandían, al parecerla chica no dormía bien.

-Si ya terminóde querer intimidarme lo dejo, tengo que desempacar - dijo la chica rompiendoel contacto con su profesor, se dio vuelta y se dirigió a las escaleras.

A Snape leasombró la respuesta y actitud de la chica, "¿desde cuándo se había vueltotan osada Granger?", obviamente no demostró su asombro, viéndola cómocomenzaba a subir las escaleras lentamente con su pequeña maletita - no seponga muy cómoda - le dijo mientras la miró detenerse y girar hacia el - mañananos vamos a Hogwarts - es todo lo que dijo y se marchó a la cocina, con suhabitual paso firme y ondeando su capa.

Hermione sequedó ahí petrificada por la noticia, "mañana NOS vamos a Hogwarts"repitió en su mente, sonrió como tonta, sabía que al ser profesor Snape debíapresentarse una semana antes en el colegio, después de todo si podría cursar suúltimo grado escolar.

Gracias por suscomentarios y por el buen recibimiento que le han dado a esta historia, estoymuy contenta no me ha costado escribir esta historia como yo había pensado, asíque de regalo de año nuevo les dejo dos nuevos capítulos.

¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!!XOXOX DLM

Paso la noche escribiendo cartas para el ministro, para Luna, paraHarry, para Ron (la quinta de la semana y eso que era martes), cepilló sucabello y se dispuso a dormir, escuchó mucho ruido en el piso de abajo pero nobajó, no tenía ganas de seguir peleando con Snape. La casa era chica solo dospisos, el de arriba solo de dos habitaciones y un baño en común, la habitaciónen la que ella estaba solo contaba de una cama individual, una cómoda y unpequeño cajonero, sobre este había soldaditos de unos 5 cm llenos de polvo y elretrato de una mujer y un niño. La mujer era muy hermosa a pesar de lucirdemacrada en la foto, era de piel muy blanca, cabello negro, cejas pobladaspero bien delineadas, sus ojos eran de un negro oscuro y profundo, igual quelos de Snape, pero a diferencia de los de su profesor estos transmitíancalidez, sus labios eran delgados y rojos, parecían dos finas líneas, su narizlarga y respingada, en verdad la mujer era hermosa. El niño que abrazaba erapequeño, como de unos 10 años, se parecía a la mujer que lo abrazaba, desde elcabello como las facciones finas, a diferencia de la nariz, en vez de serrespingada era ganchuda, el cabello lo traía hasta debajo del mentón, sonreía,parecía feliz el niño besando a su madre. Sin duda alguna Severus Snape habíaamado mucho a su madre, Hermione suspiro largo y profundo, ¿Cuántas cosas nosabía de su profesor? Se fue a la cama con ese pensamiento y decidió dormir,sabiendo como era su profesor seguramente querría madrugar para irse aHogwarts.

 

Temprano por la mañana Hermione se levantó y se arregló, bajó sumaletita a la estancia y la coloco alado del sofá, se dirigió a la cocina ypreparo café y unas tostadas para el desayuno.

15 minutos después bajo Snape para variar vestido todo de negro se parófrente a la barra de la cocina, se percató que había desayuno para dospersonas, torció los ojos, miró la maletita de la castaña, esta estaba lavandolos trastes que había ensuciado de forma muggle.

-El desayuno está listo - dijo tímidamente la castaña sin mirarlo.

-No deseo ser envenenado - refunfuño él - vámonos - ordenó con su típicavoz arrogante y se dirigió a la chimenea .

-¿Por red flu? - se le escapó a la castaña, odiaba ese medio detransporte igual que la aparición.

-No me diga que la da vértigo, ja y pensar que usted montó un dragónpara escapar de Gringostt - no se lo dijo con admiración sino más bien conpetulancia - ¡muévase! - casi le gritó mientras tomaba unos puños de polvosflu.

La castaña refunfuñó, ¿acaso no podía hablar sin meterse con ella?dirigió una mirada triste al desayuno que se quedaba ahí sin ser probado, cogiósu maletita y se colocó alado del profesor dentro de la chimenea.

Snape soltó los polvos flu y dijo su dirección, a medio camino vio comola castaña se trastabilló y soltaba su maletita, tuvo que sujetarla del brazopara que la chica no cayera de bruces - tan torpe - le dijo mientras la soltabaal salir de la chimenea.

Hermione se sujetó de lo que encontró más cerca e intento recuperar elaire, recordó que en medio del viaje soltó su maletita - ¡Rayos! - dijo por lobajo .

-Nos esperan en la dirección - dijo Snape mientras leía una carta queestaba sobre su mesita de estar, sin voltear a ver como seguía la chica salióde sus aposentos.

Hermione corrió detrás de él, en silencio pasaron por muchos pasilloshasta llegar a la oficina de la dirección, Snape susurró algo en voz bajafrente a la gárgola y esta se movió para darles paso, se movió para darle pasoa Hermione primero, este gesto a ella le asombro.

 

Al entrar Minerva McGonagall se puso de pie -Buenos días, no los esperatan pronto Severus, ¿señorita Granger ¿cómo ha estado? - saludó a ambos con lamano, tomó asiento y le indicó que se sentaran.

-Es un gusto que decideras regresar Severus - le dijo muy contentaMinerva.

-No me dieron opción - le recalcó Snape.

-Sé que te gusta enseñar - le dijo como cómplice Minerva, Hermione sequedó asombrada por ese intercambio de comentarios tan familiares, Snape no lecontestaba con su típico tono déspota.

-Como te había comentado Severus este año darás las clases de pociones ydefensa contra las artes oscuras, sigues a cargo de tu casa y serássubdirector, este año será un poco más cargado, pues varios alumnos handecidido cursar de nuevo su último grado. - hizo pausa para escuchar larespuesta de Snape, este solo asintió - ahora bien hoy por la mañana tuve unaplática con Magnus, ya está al tanto de esto pero tiene una petición - estoúltimo lo dijo en dirección de Hermione - quiere que presentes tus éxtasis enmáximo tres meses para que puedas graduarte.

-¿Por qué? - sin poderse contener pregunto Hermione, Snape rodó los ojosante la interrupción de la chica.

-Es conocimiento de todo el mundo mágico la cláusula bajo la cualSeverus está libre, en el reglamento de Hogwarts está prohibido la relaciónentre personal docente y estudiantes de primero a séptimo grado, se hará unaexcepción para ustedes por solo tresmeses - le explicaba ella.

-Pero y después - no pudo evitar preguntar de nuevo la chica.

-Después lo hablaremos - contestó Snape sin mirarla.

-No es como si usted hablara mucho conmigo - recriminó Hermione, Minervaintento disimular una risa.

Snape volteó y miro a la castaña - después - fue todo lo que le dijo ycon eso bastó para que la castaña se sintiera chiquita en su lugar.

-Señorita Granger ¿Qué deseaestudiar después? - le preguntó Minerva

-Muchas cosas - respondió muy bajito la castaña y poniéndose roja, soloSnape la escuchó.

-¿Perdón? No la escuché - dijo la directora.

-Muchas cosas - repitió bajito la castaña.

-Esa no es respuesta Granger - le reprendió Snape.

La castaña suspiró, se sentó correctamente y levantó el mentón endirección de su directora - quiero especializarme en transformaciones,encantamientos, leyes mágicas - hizo una pausa y le dio una mirada rápida a sufuturo marido - y pociones - con esto último se volvió a poner roja.

Minerva sonrió, sabía que su estudiante modelo estaba hambrienta deconocimiento - Pues después de graduarte, si quieres especializarte nonecesitas ir forzosamente a una academia, puedes ser aprendiz de un docente quetenga grado superior en su materia, y resulta que yo tengo grado superior entransformaciones y encantamientos, y Severus grado superior en pociones,transformaciones y artes oscuras - le dijo muy contenta - si tú quieres podríasser nuestra aprendiz y permanecer un tiempo más en el castillo.

A Hermione se le iluminó el rostro, tener clases particulares eraestupendo, pues iría a su ritmo y no al de un grupo de compañeros - genial -fue lo único que pudo articular, radiaba de emoción.

-Por otro lado - dijo un poco más tensa Minerva - Hermione contarás comoprefecta, con una habitación para ti sola en la torre de Gryffindor, pero elministro pide que mientras no se casen como mínimo paces dos noches en losaposentos de Severus.

 

Snape no dijo nada, ni gestos hizo, era algo que Hermione le envidiaba,ese auto control, ella por su parte estaba más que roja - ok - fue todo lo quepudo decir.

-Bien bajemos a desayunar Severus, Albus quiere hablar con ella -Minerva se puso de pie, Snape la miró con duda, salieron de la oficina.

-Aquí señorita Granger - habló Albus desde su retrato.

-Director - dijo con asombro Hermione, no creyó jamás poder volverhablar con él, sabía que existían tres retratos de el que conservaban susmemorias hasta el día de su muerte, pero desconocían dónde estaban.

-Lo más correcto es que me digas Albus, no queremos que Minerva sesienta desplazada si la escucha - le dijo risueño.

La chica había caminado hasta colocarse frente al retrato - Dumbledore-dijo.

-Albus, Hermione, dime Albus, puedes tener plena confianza en mí como yote la tengo - le nombró por primera vez por su nombre.

-Ok Albus -- dijo la chica algocohibida por tutear a la persona a la que mayor respeto y admiración le tenía.

-Gracias Hermione - le dijo con una mirada de bondad y respeto elanciano.

-¿Por qué? - preguntó la castaña.

-Por ofrecerle una segunda oportunidad de vivir a mi chico - explico el

"A mi chico" recalco mentalmente ella, ya sabía que Albusapreciaba a Snape, pero ahí se daba cuenta hasta qué punto - no es fácil - dejosalir, no sabía ni porque pero sentía plana confianza.

-Lo sé, Severus es terco, necio,petulante
- decía el anciano.

-Arrogante, grosero, engreído, un verdadero bastardo y... - guardó silencioal darse cuenta de lo que decía y de que había interrumpido al director, contimidez vio al anciano.

Albus le sonrió - sí, ese es él, pero en el fondo es una gran persona,una persona que jamás vivió por estar a mi servicio - le explicó.

-Fue más que eso, creo que en el fondo lo hacía por convicción, porquesabía que era lo correcto - contestó ella.

-Después de todo si lo conoces Hermione - le miró con cariño - solo tenpaciencia pequeña - le pidió.

-¿Dónde la venden? - Preguntó y los dos se rieron - lo haré director -le dijo a forma de despido y camino hacia la salida.

-Hermione - habló el director, ella volteo a verlo - gracias - ellaasintió con la cabeza.

Bajó al gran comedor, miró a la mesa de los profesores y vio que ahíestaba Snape al lado derecho de ladirectora tomando café y platicando (si platicando) con una mujer rubia muyguapa sentada a su lado, Hermione la miró con detenimiento, no la conocía,debía tener unos 30 años pero vestía moderna y se veía guapa, charlaba conSnape con mucha confianza y veía que su profesor le correspondía igual.

-Señorita Granger siéntese con nosotros - le indico McGonagall.

-Gracias, ya desayuné - contestó ella, misteriosamente había perdido elapetito - buen provecho - les deseó y salió del gran comedor y se dirigió a labiblioteca sin darse cuenta que un par de ojos negros la miraban por unossegundos.

Llegó la noche, ella había comido en las cocinas y no deseo cenar, casisiendo las 9 de la noche llegó a la mazmorra de Snape, iba tan pensativa que nitocó, no deseaba dormir sola en la torre de los Griffyndor, al entrar sepercató lo enorme que era, en la mañana no la había podido apreciar, era grandey circular, solo una ventana se apreciaba y esta estaba hasta la altura deltecho, la luz de la luna entraba por ella, el ambiente era algo lúgubre y frio.Había una enorme cama de doseles verdes y plata, si muy Slytherin, todos losmuebles eran rústicos. Frente a la chimenea habían dos sillones gemelos y enmedio una mesa de estar, junto a la cama había un ropero hasta el techo, en lahabitación había otras tres puertas más, se dirigió a la que estaba junto alropero, la giró lentamente y se asombró, era un despacho, lo que deberían serparedes eran estantes llenos de libros, le encantó, cerró y se dirigió a la puertaque estaba cerca de la cama, la entre abrió y miró un laboratorio de pociones,inhaló el aroma y se deleitó, la cerró y prosiguió a la última que estaba cercade la entrada de la habitación, este era el baño, era grande, tenía incluso unjacuzzi, casi de 4 por 4 metros, varios grifos alrededor de este, un estantelleno de toallas verdes, todo lo demás era blanco, desde el azulejo hasta laregadera y lavabo. "vaya que consienten a los profesores" pensó.

 

Regresó y tomó asiento en uno de los sillones frente a la chimenea,quería tomar un baño pero no tenía nada de ropa, ya había mandado una carta alministerio para reportar su maleta como extraviada, esperaba que la encontraranpronto. La chimenea se prendió de repente y ella se giró, vio a Snape avanzar haciasu ropero y sacar unas prendas negras y caminó hacia ella.

-Tenga y por favor deje de ser tan Gryffindor si va a dormir aquí- leespetó con petulancia.

-¿Perdón? - preguntó incrédula.

-Si, deje de estar de metiche y andar husmeando - le cortó, él estaba ensu laboratorio cuando la vio abrir la puerta y mirar, no lo había visto por losvapores que salían de la poción que estaba preparando.

Ella se sonrojó y tomó la pijama que él había tendido y se dirigió albaño, llenó una cuarta parte del jacuzzi y se metió, XX estuvo casi por unahora, salió y se colocó crema por todo su cuerpo, desdobló la pijama y sinpensarlo se la llevó hacia su rostro para olfatearla, olía a hierbas, legustaba el olor, era inmensa y de seda, se colocó la camisa era de mangas largas,en los puños la adornaban una tira plateada, sentía bien el contacto con lapiel, se colocó sus pantaletas de color negro, la camisa le llegaba a hasta larodillas, le quedaba como camisón, no vio la necesidad de ponerse el pantalón,estaba segura que se le caería y no quiso encoger la piyama para no hacer molestar al profesor, se pusouna bata encima y salió con su cabello enrollado en su cabello.

Miró unas cobijas sobre uno de los sillones, Snape no se veía por ningúnlado, agrandó con magia el sillón, acomodó las cobijas, se retiró la bata y latoalla de la cabeza, tomó asiento y cepilló su cabello, media hora después seacomodó en las cobijas y se dispuso a dormir, ya era casi media noche, recordóa Ron mientras dormía y no pudo evitar derramar algunas lágrimas.

Cerca de la una de la mañana Snape salió de su laboratorio y fue a suhabitación, se dirigió a tomar un baño, al salir chocó con el sillón grande,miró a la castaña que yacía dormida ahí, se veía serena y tranquila, su cabelloahora húmedo estaba perfectamente rizado descansando sobre una almohada,desprendía un olor a vainilla, la castaña levantó una pierna y patio la cobijadejándola hasta su cintura, a Snape casi se le salían los ojos de sus cuencas,la camisa de la bata le quedaba grande "¿ por qué diablos no la habíaencogido?" de su brazo derecho colgaba la camisa hasta medio brazo,dejándole descubierto todo su hombro y parte de su seno y valla que era grandeeste "¿Dónde rayos tenía guardado esos atributos esa niña" " esuna niña, no puedo pensar esas cosas de ella", jaló la cobija y la cubrió,se dirigió a su cama sin poder conciliar el sueño, no le gustaba tener intrusosen sus aposentos y menos a una niña. Podía escuchar hasta su cama larespiración de la chica, de vez en cuando esta suspiraba.

 


Harry caminaba por el callejón Diagon, se dirigió a Madame Malkin,necesitaba unas túnicas nuevas de gala, se estaba probando una azul y se mirabaal espejo cuando una voz femenina lo sacó de sus pensamientos.

-Una color vino te sentaría mejor - la chica se acercó a él - Haríajuego con tus ojos.

-Parkinson - saludó un poco serio el chico mientras bajaba del probadorpara estar a la altura de la chica.

-Potter - saludó ella, le dio una sonrisa y siguió su camino hacia elmostrador.

Harry la miró absorto, la chica era sumamente hermosa, de piel blanca,cabello negro, largo hasta su cintura y lacio, sus ojos eran color azul zafiro,llevaba un vestido color verde pegado a su silueta con una capa negra muyelegante, sabía que en su tiempo de Hogwarts desde cuarto años se leconsideraba la joven más hermosa de todo el colegio, el caminar de la chica eraelegante y altivo, pero sumamente sexi, Harry se deleitó unos minutos con subelleza mientras la oía hablar con Madam Sedi, algo notaba diferente en ellapero no lograba saber que era.

Pansy se giró para marcharse y descubrió a Harry mirándola - nos vemosHarry - le dijo coquetamente.

-Nos vemos Pansy - le dedicó una sonrisa.

-Es una chica hermosa - le dijo Madame.

-Muy hermosa - comentó Harry.

-Es una lástima su situación - comentó ella viendo a la chica dirigirsea una botica - sus padres murieron en la guerra, se quedó sola, sí con unainmensa fortuna, pero sola.

Harry lamentó su situación - me da una color vino por favor - le regresóla túnica que se había probado.

-Gusta probársela - le dijo mientras iba a buscarla.

-No, démela así.

Harry regresó a su casa y se llevó una gran sorpresa al encontrarse enesta a Ginny - hola - la saludó mientras tomaba asiento frente a ella en unsillón.

-Debemos hablar - le pidió ella.

-Ahora sí quieres hablar - le reprochó el, la chica aun le parecíabonita.

-Debes entenderme Harry, Ron es mi hermano y

-Y Hermione se supone que tu mejor amiga - le recordó él.

-Sí, pero primero está mi hermano - se tensó, no quería discutir.

-Ella es como mi hermana - le recordó Harry.

-Pero no lo es - le puntualizó ella.

-Tù no puedes decidir que siento yo, si es importante o no - le dijotratando de guardar la calma.

-Es verdad - Harry la volteó a ver - lo siento - agachó su cabeza -¿cómo esta ella?

-¿Cómo crees? Te necesita - le dijo - la veras en Hogwarts.

Ella asintió con su cabeza - Ron también la está pasando muy mal, él laama y no soporta perderla.

-Eso no justifica como la ofendió, además ella pensaba seguir con él aunquese casara con Snape - le informó.

 

-El jamás aceptaría el papel de amantes - se escandalizó ella.

-El papel no importa cuando amas a alguien Ginny - le dijo tomandoasiento a lado de ella, -- te parece si lo tomamos con calma - le depositó unbeso en su frente.

Ella se sentía confundida, no sabía qué hacer, sentía que ya no amaba dela misma forma a Harry - la siguiente semana me marcho a Hogwarts - le dijo.

-Si te parece bien, nos vemos el primer sábado en Hogsmeade a las 3 dela tarde en Las Tres Escobas- la invitó.

Ella asintió se puso de pie y le dio un beso fugaz en los labios y sedesapareció, Harry suspiró, sabía que aun la quería, tomó un pergamino ycomenzó a escribir una carta:

Querida Mione:

Te extraño mucho, el desayuno ya no es lo mismo, ¿cómo van tuspesadillas? Espero que cesaran, yo estoy bien, hace unos minutos hablé conGinny, estamos intentando empezar de cero, sobre Ron, no lo he visto, pidió poder ingresar a la academia hasta elsiguiente semestre, lo he ido a buscar a su casa pero me dicen que se marchó aRumania con Charlie. Lo siento pequeña, nos vemos el primer sábado de clases enHogsmeade para desayunar a las 10 am.

Sabes que te quiero mucho linda y aquí estoy para cualquier cosa!!!

Besos tu hermano Harry P.

La ató a su lechuza color marrón y la mando.

La semana transcurrió con la misma rutina, Hermione cuando se levantabaa las 9 Snape ya no estaba en la habitación, desayunaba, comía y cenaba en lascocinas, platicaba con Peni una elfa que siempre insistía en estar a sudisposición, en tres ocasiones habíavisto a lo lejos a Snape platicando en los jardines con la rubia de la cenapasada. Pasaba la mayor parte del tiempo en la biblioteca preparándose para susexámenes, Minerva le había dado los temas que vendrían en los éxtasis. Llegabaa las mazmorras a las 10 de la noche, tomaba una ducha y se marchaba a dormir,a pesar de que había recuperado su maleta seguía durmiendo con la pijama que lediera Snape, bueno más bien con la pura camisa.

Por su parte Severus se encontraba por así decirlo cómodo, volver a vera Elen había resultado gratificante, era una de las pocas personas con las quepodía tener una charla intelectual. Él se levantaba a las 7 am, hacía un pocode ejercicio en la sala de los menesteres, se duchaba y se dirigía al comedor.Elen se sentaba a lado de él en el desayuno, comida y cena, siempre tenían algode qué platicar, se encerraba toda la tarde en su laboratorio, salía a eso delas 12 a bañarse y se dormía, por nada del mundo miraba hacia el sillón dondedescansaba la castaña. Esa noche, la previa a que regresaran el montón democosos descerebrados al colegio un ruido sordo como a las tres de la mañana lodespertó, no había sido fuerte pero en sus años de espía había estado atento acualquier ruido, se irguió un poco sobre la cama y escudriño la oscuridad de lahabitación en busca de dónde provenía el ruido, había sido Granger al parecerhabía chocado con un mueble al regresar del baño, parecía que caminaba con losojos cerrados, su paso era lento y torpe, se quedó parada al lado de suimprovisada cama, ahí donde justo el rayo de luna que ingresaba por la ventanala iluminaba, estaba de frente a él, su cabello ya seco estaba totalmenteesponjado, parecía una verdadera leona, la camisa nuevamente la traía caída deun brazo, pero esta vez solo se veía el inicio de sus pronunciados senos"porque diablos la niña dormía sin sostén". La chica levantó lasmanos muy alto y se estiró con un bostezo muy escandaloso, en esa acción lacamisa se le subió mostrando sus largas y bien torneadas piernas, Snape porimpulso se levantó completo hasta quedar sentado y tragó en seco, la chica aunsin abrir los ojos se dejó caer sobre el sofá y se entregó a los brazos deMorfeo. Snape sintió una pulsada entre las piernas.

 

Ese martes primero de septiembre a las 8 de la noche entrabanestudiantes muy felices corriendo por todo el colegio, finalmente después de laguerra y varias restauraciones al castillo Hogwarts habría nuevamente suspuertas, Hermione fue de las primeras en tomar asiento en la mesa deGryffindor, como siempre con su pulcro uniforme y correctamente puesto, sufalda lisa le llegaba hasta las rodillas, su camisa y suéter completamenteabrochados, su corbata bien hecha, su túnica bien colocada, medias blancas,zapatos negros de piso bien pulcros y su cabello recogido en una coletacompleta, sin duda alguna nadie pensaría que debajo de toda esa ropa seescondía un cuerpo de diosa, se sentó de frente a la mesa de profesores, lamayoría ya estaban ahí sentados a excepción de Snape y McGonagall.

Ginny tomó asiento al lado de Hermione pero no le dirigió palabraalguna, Neville, Seamus, Parvatil y Lavender también habían regresado a repetirel último curso, la castaña platicaba risueñamente con todos, como extrañaba eso,sentirse bien.

-Admirable lo que hiciste, yo no podría haberlo hecho - comentóParvatil.

-Sí, se requiere mucho valor para pasar a ser la señora Snape - dijoSeamus.

-Estas pasando al lado oscuro - dijo Neville.

Todos rieron ante esta mención - pero dinos ¿Cómo es dormir con elenemigo - le preguntó Lavender.

-Yo no duermo con él - dijo la castaña poniéndose roja, sintió la miradade Ginny sobre ella.

-Van a casarse, ¿por qué no hacerlo? - dijo Seamus.

-Saben porque nos casamos - explicó ella.

-Vamos Hermione, cumplirás la fantasía de varias colegialas - dijo muyrisueña Parvatil recibiendo varias miradas de todos.

-¿Fantasean con acostarse con un profesor? - preguntó incrédulo Neville.

-O no cualquiera, con el temible profesor Snape - dijo Lavender -¿seimaginan como será en la cama?

-¡Lavender! - le recriminó Hermione muy roja.

-Vamos no seas celosa, al fin solo tú lo tendrás - se defendió Parvatil.

-Una vez escuché hablar a Pansy con varias Slytherin, al parecer una deellas sin querer había entrado sin permiso a la alcoba del profesor, lo habíaencontrada con solo una toalla enredada en la cintura, juraba que tenía un pecho de ensueño - comentó Ginnyponiéndose un poco roja.

Todas siguieron cuchicheando, ella levantó su mirada con dirección a lamesa de los profesores, Snape justo en ese momento iba tomando asiento, éltambién la miraba, se sostuvieron la mirada un par de segundos hasta queHermione se puso muy roja y bajó la vista, Ginny fue la única que se diocuenta.

McGonagall se puso de pie frente a todos los alumnos - es un placercontar con todos ustedes nuevamente, iniciamos un curso nuevo junto con unavida nueva, dejamos una guerra atrás, homenajeamos a nuestros héroes, lloramosa nuestros caídos, pero ahora es momento de avanzar y levantar nuevamentenuestra sociedad, y aquí es donde se formarán nuestros siguientes líderes yrepresentantes, así que bienvenidos magos y brujas, bienvenidos a su hogar. -todos aplaudieron eufóricamente y se dio comienzo a la selección de los nuevos.

 

Después de varios minutos de selección McGonagall volvió a tomar lapalabra - es para nosotros un honor volver a contar con la presencia de SeverusSnape como profesor de pociones y defensa contra las artes oscuras, a cargo dela casa de Slytherin y subdirector del colegio. - casi todos los alumnos sepusieron de pie para aplaudir al profesor y chiflar, era de conocimientopúblico el gran valor de Snape, de eso se había encargado Harry.

Snape no se esperaba ese reconocimiento y se sintió abrumado un poco,Elen colocó una mano sobre la de él para tranquilizarlo.

-Siento decirles que el profesor Filius Flitwick nos ha dejado pararetirarse a descansar, su lugar como profesor de encantamientos lo tomará laprofesora Eleonor Dilarun - la rubia se paró para dar una inclinación a formade saludo, recibió varios aplausos y chiflidos, esa noche lucia hermosa.

Hermione la miró detenidamente "conque así se llamaba", nohabía perdido detalle de que segundos antes esta había tomado la mano de Snape"uf" bufó la castaña y procedió a cenar "a ella qué rayos leimportaba". La cena siguió entre risas y charlas, Hermione se dirigió consus compañeros a la torre de Gryffindor, se sentía bien con ellos, esa nochepor fin durmió en una cama, pero algo le faltaba, le costó conciliar el sueño.

Era miércoles por la mañana, el comedor estaba repleto de chicosdesayunando, Hermione platicaba con Luna que se había sentado a desayunar conella - ¿cómo la pasas? - le preguntó Luna.

-Lo extraño - confesó la castaña.

-Lo siento Herm - dudaba en decirle - escuché que Ron está en lamadriguera, el viernes parte a un viaje por el mundo con Charly, vinieron adespedirse de la familia, no volverá en un año - la miró en espera de surespuesta.

-¿Qué? - casi gritó - tengo que hacer algo - dijo nerviosa la castaña.

-Herm ¿por qué no solo lo dejas ir? - dijo Luna.

-¡NO!- gritó, varios la voltearon a ver incluidos Snape.

-Vamos ya van a comenzar lasclases - le pidió Luna.

La castaña se dirigió a su clase de encantamientos, la cual compartíacon los de Ravenclaw, ella no necesitaba tomar clases pero quería acudir atodas las que le fueran posible, tomo asiento con Luna delante de Ginny, sololos de 7mo estaban repitiendo curso.

-¡Buenos días! - saludó la maestra Eleonor al entrar al salón.

-Buenos días - saludaron todos a excepción de Hermione.

-¿Acaso amaneció de mal humor señorita Granger?- preguntó Elen mientrasse colocaba frente a la chica.

-No - contestó la chica.

-Vaya, entonces sus padres no le enseñaron modales - le dijomordazmente.

Hermione se tensó ante la mención de sus padres pero no contestó.

-Si la estuvieran viendo seguramente la reprendían o estarían contentosde su fatal educación - le espetó.

Ya había cruzado la línea - no veo la relación de modales con miaprendizaje - le dijo la castaña, toda la clase estaba en silencio atentos a laguerra de miradas.

-Vaya seguramente es igual que su madre, mal educada, grosera eimpertinente - le dijo tranquila Elien.

-Sabe, si hubo algo que me enseñó mi madre, y eso fue a no saludar a lagente estúpida - le escupió las palabras la castaña.

 

-50 puntos menos para Gryffindor y lárguese de mi clase - le gritoElien.

La castaña tomó sus cosas lentamente, la miró antes de marcharse - Sabe,si no va aguantarse mejor no se meta conmigo - le dijo fríamente la castaña ysalió del aula.

La noticia de como Gryffindor en la primera hora ya estaba 50 puntosatrás de todas las casas se corrió como pólvora, era conocimiento de todos los estudiantesy maestros el encuentro entre la heroína de guerra Granger y la nueva maestrade encantamientos.

Hermione fue derecho a la dirección a la hora de la comida, -¿puedopasar? Preguntó frente a la gárgola, esta se giró para dejarla pasar.

-Buenas tardes directora - saludó Hermione poniéndose frente a ladirectora.

-¿Viene por lo suscitado en la mañana? - preguntó la directora, ya sabíadel encuentro.

-Ah - dijo perpleja la castaña al recordar lo de la mañana - no, vengo aotra cosa directora.

-Dígame - le contestó invitándola a tomar asiento.

-Quisiera que me diera permiso de salir el viernes por la tarde yregresar el sábado por favor - pidió la castaña.

-Supongo que no va a decirme porqué, ¿verdad?- le contestó la directora.

-Lo siento -- bajo la cabeza la chica.

-Está bien, te daré acceso a que puedas salir por la chimenea de Severusel viernes después de la comida - le dijo con una sonrisa.

-Gracias mil gracias - contestó la castaña y salió de la dirección.

Hermione caminó rumbo a la biblioteca, hacia días que se sentía mal,poco sueño, nauseas, dolor en el vientre y mareos, necesitaba ver un medimagopara confirmar sus sospechas.

Ups jejejeje creo que me salió un poco largo el capítulo,debo confesar algo lectores, esta historia la publico a la par que mi nuevoDramione y hay una gran diferencia de comentarios y favoritos en cada una apesar que la otra solo lleva un capítulo más, pero no importa no me desanimo,dejen les chismeo que de esta ya tengo tres capítulos más listos jejeje y casiestoy segura que si no fuera porque tengo que actualizar mis Dramiones yahubiera terminado mi Sevmione jejeje, pero definitivamente con riesgo de serlinchada declaro que mi pareja favorita es el SEVMIONE jejeje

XOXOX DLM

La semana transcurrió sinningún otro incidente, más se tardó Elien en quitarle puntos a Hermione que enlo que ella los había recuperado, sin ninguna duda ella era la alumna quecualquier maestro desearía, Snape la ignoraba tanto en las clases como en el comedor,esta no había ido a dormir ninguna noche a la mazmorra de este.

Ese viernes por la mañanaHermione vomitaba en los baños del tercer piso, llevaba con este malestar desdehace días, y ni que hablar del dolor en el bajo vientre, se quedó pegada a lapuerta unos minutos, pensaba en Ron y lo feliz que se pondría cuando le dierala noticia, aunque a veces le remordía la conciencia haberse entregado a Rontan rápido, pero sin duda había sido lo mejor, esta noticia vendría arreglarlas cosas entre ellos

Al salir se topó con Ginnyque había escuchado todo - te sientes bien? - le pregunto la pelirroja,

-si - contesto mientras seenjaguaba la cara

-luces falta, pálida,ojerosa - le dijo poniéndose alado de ella

-sí, solo me cayó mal eldesayuno - le dijo esta

 

-segura? No prefieres ir aenfermería - le pidió la pelirroja

-no gracias - sin más lacastaña se fue a su clase de pociones que compartía con los de Slytherin, llegotarde y entro sin permiso, le urgía sentarse, se estaba mareando

-pase señorita Granger, yasabe no hacen falta los modales - le recrimino Snape con su típico tono mordaz

La castaña lo ignoro y fuea sentarse al único lugar vacío que vio, ni se fijó quien estaba ahí, altomarse fuertemente de la mesa para evitarse caer tiro el tintero de sucompañera de mesa - lo siento - dijo mientras lo levantaba

-no te preocupes - habloPansy mientras con un movimiento de varita limpiaba todo - te sientes bien? -la interrogo

-si - contesto la castañasorprendida por ver con quien estaba, le parecía raro que la pelinegra todavíano la insultara, con su mirada busco otro lugar vacío pero no encontró

-tranquila, acomódate - ledijo esta y le hizo espacio

Por fin dieron las 2 de latarde, Hermione no comió, se dirigió a la alcoba de Snape muy aprisa, paravariar entro sin permiso y no corroboro si él estaba ahí, se le hacía tarde sucita era a las 2:30, tomo polvos flu y valor, desapareció por la chimenea.Snape vio todo, iba saliendo de su despacho cuando Granger se marchaba por lachimenea.

La castaña llego justo atiempo a su cita en sanmungo, en el segundo piso de ginecología, con el doctorArnolt Rier, -- buenas tardes doctor - saludo la castaña

-buenas tardes - contestoel doctor de más o menos 40 años de edad - de acuerdo a lo que hemos platicadopor cartas señorita para estar seguros necesito una muestras de sangre yhacerle un ultrasonido para descartar una duda, como sabe usted es mi últimapaciente, no alcanzare a dejarle un diagnóstico, pero dígame ¿puede venir ellunes por sus estudios o le puede entregar mi practicante los estudios yresultados? -- el sabía quién eraGranger.

La castaña sabía que nopodría regresar el lunes - esperare a su practicante - concluyo la chica, doshoras después de permitir que le sacaran sangre y le hicieran estudios con suvarita un especialista, le hicieron pasar de nuevo a la oficina del doctor,hoyo como se abría la puerta a sus espaldas.

-buenas tardes - hablo unavos fría que arrastraba las palabras, una voz que conocía perfectamente

-Malfoy - dijo al ver alrubio frente a ella

-Granger - saludo el - tomaasiento - le pido

-pero, tu eres? - intentopreguntar

-si, yo soy el practicante- dijo tomando asiento y sacando unos estudios de unos sobres

-pero cómo? - Pregunto lachica - apenas hace tres meses, tu ,este, es muy pronto no? - trato de hablarcon coherencia

-jejeje tranquila, no solome dedicaba a ser un chico malo, desde quinto Pansy y yo comenzamos a estudiarmedicina a la par vía lechuza, por la mañana curso la academia y en la tardedoy mis prácticas, para recibirme pronto - le informo

-ok- fue lo único que dijo, le resultaba raro este Malfoy amable

-muy bien, Granger estas embarazada - le informo sereno

-Wao - dijo muy alegre,pero paro de dar brincos al ver algo en el rostro de Malfoy que no le convencía

-toma asiento - le pidió -Hermione - trato de hacer la noticia no dolorosa - tienes un embarazo ectópico- le soltó

Hermione nunca había leídoese término en algún libro, pero por la cara de Malfoy podía determinar que noera algo bueno, se acomodó en su silla esperado a que el le explicara

 

-no es normal que te duelael vientre bajo, para eso fueron los estudios, Un embarazo ectópico es unacomplicación del embarazo en la que el óvulo fertilizado o blastocito sedesarrolla en los tejidos distintos de la pared uterina, ya sea en la trompa deFalopio o en el ovario o en el canal cervical o en la cavidad pélvica o en laabdominal. El embarazo ectópico se produce por un trastorno en la fisiología dela reproducción humana que lleva a la muerte fetal, y es la principal causa demorbilidad infantil y materna en el primer trimestre con 2 o 3 semanas en tucasa 6 semanas del embarazo.

El feto produce las enzimasque le permiten implantarse en diversos tipos de tejidos y, por tanto, unembrión implantado en otras partes del útero puede causar grandes daños a lostejidos en sus esfuerzos por alcanzar un suministro suficiente de sangre. Unembarazo ectópico es una emergencia médica y, si no se trata adecuadamente,puede poner en peligro la vida de la mujer. Lo siento Hermione - le dijo elrubio tomando su mano

El globo de Hermione sedesinflo de inmediato, perdería a su bebe -- no hay forma? - pregunto entre las lágrimas que ya derramaba

-lo siento - fue todo loque contesto el rubio, no le agradaba dar ese tipo de noticias - Hermione aun -se quedó con la palabra en la boca, la castaña tomo su varita y desapareció.

Hermione llego a la madrigueraen busca de Ron, ahora lo necesitaba más que nunca, vaya sorpresa se llevócuando vio al pelirrojo besándose con una rubia

-RONALD - le grito lacastaña,

La rubia soltó a Ron, viode arriba abajo a Hermione y se dirigió a Ron - nos vemos mañana amor - y seesfumo

-explícame que es estoRonal - le grito la castaña

-no tengo nada queexplicarte, no te quedo claro que no quería volver a verte - le dijoacercándose a ella

-yo vine, yo vine a decirteque - la castaña tartamudeaba

-a decirme que, a restregarmeque vas a casarte con el grasiento murciélago de las mazmorras - le grito zarandeándolade un brazo

-estoy embarazada - lesoltó sin mas

Ron enfureció más - y quequieres que te felicite, veo que no perdiste el tiempo - la aventó al piso -después de todo resultas ser una zorra

-es tuyo Ron - le intentodecir pero el no quiso escuchar

-mira Hermione no quierolastimarte, no vuelvas a buscarme o no responderé - dicho esto el pelirrojodesapareció

Charly al escuchar losgritos se dirigió al patio delantero, solo vio cuando Ron desapareció y aHermione en el piso, corrió ayudarla - estas bien? Que paso? - le interrogomientras la ponía de pie, la chica parecía a punto de colapsar

-si - miro asustada aCharly, se soltó de su brazo y desapareció

Charly no era tonto, sabíaque algo malo había pasado y que algo tenía que ver con su hermano el menor, deinmediato mando un patronus a Harry avisándole de lo ocurrido.

Snape caminaba hacia ladirección, Minerva lo habían mandado a llamar, al llegar vio que ya estaban ahíHarry de pie junto a la chimenea, Luna y Ginny sentadas frente a la directora.

-Severus, toma asiento -pidió

-así estoy bien - contestocolocándose tras las chicas,

-la señorita Granger estádesaparecida - hablo en dirección de las chicas y de Snape

-como que desaparecida -pregunto Luna, Snape miro a Minerva con la misma duda

 

-La señorita Granger mepidió permiso para salir hoy por la tarde y regresar mañana muy temprano - lesexplicaba

-aun no pasa el lapso -dijo Ginny

Snape rodo los ojos "esosGryffindor nunca pueden guardar silencio"

-Hermione se presentó en lamadriguera como a eso de las 6 de la tarde y tuvo una riña muy fuerte con Ron,Charly la encontró en el piso - hablaba muy molesto Harry - ella se marchó muyalterada, Charly encontró una nota en el piso, hablaba sobre una cita a las2:30 con el doctor Arnolt Rier, hablamos a sanmungo, nos confirmaron queHermione estuvo ahí pero el doctor salió del país esta tarde, Hermione fue elúltimo paciente que vio, no hay rastros de su magia.

-queremos saber si ustedessaben si le pasaba algo - les dijo Minerva

Las chicas negaron, sihabían notado a Hermione lucia enferma pero ella siempre decía que todo estababien - entonces pueden retirarse - les indico la directora

-que procede? - preguntoHarry

-por el momento nada, nohan pasado 5 días para reportarla comodesaparecida - indico Minerva dejándose caer sobre su silla, Harry salió de laoficina muy molesto

-Severus - pidió Albusdesde su retrato

Severus asintió y salió dela oficina, al girar la esquina escucho la voz suplicante de Harry

-linda por favor dime dondeestas, estoy muy preocupado - le decía Harry aun patronus que estaba mandando ysiguió su camino

Snape frunció el ceño anteesas palabras y se dirigió a su mazmorra, ya había escuchado a alguien hablarde Arnolt Rier, llego hasta su chimenea y tomo polvos flu - Mansión Malfoy -dijo

-Severus por fin aceptasnuestra invitación a comer - habla Narcisa al ver salir a Snape de su chimenea

-no Cisi, necesito hablarcon Draco - le pidió

-en su despacho - le indicala rubia

Snape se dirige al despachoy entra sin tocar - padrino - lo saluda el rubio poniéndose de pie

-Granger tuvo una cita el díade hoy con Arnolt Rier? - le pregunta sin saludar

-si- le contesta - sabesque no puedo decirte nada - agrega al ver la cara de Snape

-está desaparecida - leinforma

-la madriguera -- leinforma, dedujo que al tener 6 semanas de embarazo debía ser de su novioWeasley

-fue el último lugar dondela vieron y no salió nada bien de ahí - le dijo sirviéndose una copa de wiski

Draco no entendía nada - nopuedo decirte nada, solo a su familia - ni porque fuera su padrino podía romperel código medico paciente

-seré su marido - dijo conmolestia - no me obligues - amenazo a cortando la distancia y sacando su varita, era muy buenoen legermancia

-sabes que soy muy bueno enoclumancia - le dijo mientras tomaba asiento - solo porque te veo preocupado -Snape lo fulmino con la mirada - tiene un embarazo ectópico de 6 semanas, adurado mucho, en cualquier momento si no se lo sacamos el mismo feto saldrá ypondrá en peligro la vida de ella, esta contra reloj.

Snape asintió y salió de sudespacho, se dirigió a Hogwarts tenía que notificarle a Minerva para que ellase encargara, a él no le importaba en absoluto lo que le pudiera pasar o buenode eso se quería convencer. Al llegar a su alcoba se dirigió a la salida peroun ruido proveniente del baño capto su atención y entro, ahí estaba Grangerdesnuda en el jacuzzi sentada en concluyas, el agua le llegaba a las rodillas, teníasus manos cruzadas sobre sus senos recargadas en sus rodillas, entro con laintención de reprenderla por que todo mundo la estaba buscando y ella sedisponía a tomar un baño de burbujas, cuando llego frente a ella la mirosorprendido, el temible mortifago Severus Snape jamás había visto a una personao criatura mágica con una muestra de sufrimiento marcada en su cara como la quetenía en ese momento Hermione Granger - Granger - hablo, la chica temblaba ylloraba descontroladamente, vio que había un hilo de sangre en el agua yprovenía de la chica, no lo pensó dos veces y entro en el jacuzzi el agua yahabía subido un poco mas - Granger - volvió a llamarla, no sabía por dóndetomarla, la chica estaba desnuda pero era urgente llevarla a Sanmungo, enenfermería no podrían tratarla de eso - Granger estas sangrando, debo llevartea Sanmungo - le informo

 

-NO POR FAVOR NO, NO ME LOSAQUEN - grito la castaña sujetando su abdomen, no le importaba que Ron noquisiera su hijo, ella desde que sospechaba hace 7 días estaba más que feliz,solo había sacado la cita para que le confirmaran que estaba embarazada yporque no creía que fuera normal ese dolor en su vientre bajo. No dejaría quese lo sacaran, ella encontraría la forma de lograrlo.

Snape al no ver más opciónse agacho para cargarla, metió una mano bajo sus piernas y otra la paso por suespalda y la levanto, era tan liviana y delgada, se dio cuenta como sangro másal levantarla, la pego a su cuerpo y evito mirarla, sabía que no era buenaopción someterla a la aparición, la llevo a su cama y con magia le puso unabata, se dirigió a su chimenea y hablo

-Minerva ven ahora mismo ami habitación, Granger está muy mal - mando un patronus a Draco exigiéndole quefuera ahora mismo a su alcoba con todo y maletín, que Granger estaba muy mal,

-por Merlín - grito Minervaal ver el chorro de sangre que había desde el baño hasta la cama de Snape, vioa Hermione ahí depositada - que paso? -- Snape le explico lo más importante

Draco apareció por lachimenea con botiquín

-has algo -- le exigióSnape

-hay que llevarla asanmungo - exigió Minerva, está ya le había mandado un patronus a Harry

-NOlos detuvo Draco - nopodemos moverla o será peor - ya la había revisado

-entonces? - preguntoMinerva

-necesita operarla deinmediato un doctor - dijo Draco - pero ya no hay tiempo

-pues entonces hazlo tu - legrito Snape

-yo no puedo, nunca lo hehecho - dijo pálido Draco,

En ese momento Harry llego porla chimenea - que pasa? Que hace el aquí? - dijo señalando a Draco ycontemplando a Hermione que decía cosas entre delirios

-ahora no es momentoPotter, el le va a salvar la vida - le espeto Snape

-necesito la ayuda de laseñora Profey - pidió Draco

-no está, le di la nochelibre - declaro Minerva, todos la fulminaron con la mirada

-no por favor Harry que nome lo saquen - decía Hermione intentándose levantar

Harry fue a su lado y lavolvió a recostar - tranquila bonita, tranquila - miro a Minerva - explíquenme

-Hermione está teniendo unaborto - le dijo sin mas

-Pansy, traigan a Pansy,ella está empezando a estudiar para medimaga y durante 3 años a sido enfermeraen las vacaciones de verano - les explico Draco mientras sacaba todo lonecesario

Minerva salió volando porla chica - padrino dale algo para anestesiarla de la cintura haci abajo - leordeno

-no la dormirás, va a vertodo? - le pregunto

 

-la necesito consiente paraver sus signos, aquí no tenemos equipo para asegurarnos de no perderla en elproceso - les informo mientras hacía aparecer su vestuario quirúrgico

Pansyllego 5 minutos después acomodándose su bata, en el camino Minerva ya habíaexplicado a la pelinegra la situación, Draco al ver a su amiga solo le dijo -aborto ectópico

Waoooooooo vaya sorpresa me han dado chicas, salí hoy a las6 am de Córdoba Veracruz con destino a su casa en Qro, llegue a las 13:30 porlo cual no había tenido chance de ver como iba el avance de mis actualizacionesy me encuentro con una muy grata sorpresa al ver que ya hay 5 comentarios, ycomo quise compartir con ustedes mi alegría, e aquí otro capítulo, YazminAcheno podrás negar que es el más largo de la historia jejejeje pero ahora si ya nosubo hasta el domingo solo me quedan dos de reserva.

Gracias por siempre comentar chicas: loremar, Sakura7893, dannyuley, YazminAche, nataliasm y sisi.

En un ratito mas respondo sus mensajes.

Capítulo 8 Aborto

La pelinegra palideció, erauna situación muy mala, hizo aparecer con su varita su uniforme quirúrgico al igualque Draco y con un conjuro esterilizo la cama y todas las sabanas se volvieronblancas, Hermione lucía una bata de hospital

-NO NO NO NO ME LO SAQUEN -gritaba Hermione y se movía queriéndose poner de pie, estaba histérica

-tranquila bonita - Harryquería calmarla, la sujeto para evitar que se levantara - aquí estoy, todo va aestar bien

-no Harry, voy anecesitarte acá conmigo - hablo Draco, sonaba como todo un profesional -Pansytu a su izquierda, cuida sus signos vitales, padrino tu cálmala - Snape lofulmino con la mirada pero se fue a colocar al lugar que dejaba libre Harry

Pansy con su varita vistióa Harry igual como estaba Draco, hizo aparecer una mesita a lado de ella conmuchas pociones pequeñas, tomo la muñeca de la chica y coloco su varita sobreel corazón de la castaña - Directora a mi lado por favor, necesitare su ayuda,estoy lista Draco - la chica hablaba muy segura.

Harry miraba muy admirado aPansy, jamás en sus tiempos hubiera creído esto de ella.

-Harry ahora no es momentopara que babes por Pansy - dijo Draco, Harry se puso rojo por ser descubierto

-HAAAAAAAAAAAAAAA - gritomuy fuerte Hermione y comenzó a salirle más sangre

Draco palideció, comenzó alevantarle la bata a Hermione

-oye - le recrimino Harry,no le hacía gracia que Draco mirara esa parte intima de su amiga, Snape eraotro al que no le hacía gracia pero intentaba no pensar en eso

-como piensas que voy aoperarla sin verla Potter - le recrimino Draco y siguió su procedimiento,descubrió a la castaña de su parte íntima y con un movimiento se du varita ladepilo por completo, con otro hechizo limpio toda el área, con otro hechizohizo un corte limpio.

-NOOOOOOOOOO - el grito dela castaña paralizo a todos - no por favor - lloraba - no me lo saquen, Harryno lo permitas

-Pansy - hablo fuerte Draco

-sus signos vitales bajan,no le hizo la anestesia - declaro muy pálida la chica

-porque? - pregunto Harry

-ella es muy fuerte, susimpulsos por salvar la vida de su bebe anulan la anestesia para evitar que selo saquen, -- contesto Pansy, ella solo sabía de otros 4 casos en los registro médicosde los últimos 500 años

 

-muy pocas veces pasa, debeser muy fuerte la bruja, Harry inmovilízala de la cintura para bajo- declaroDraco e hizo otro corte, "esto será más difícil de lo que pensé"

-NOOOO POR FAVOR NOOO -gritaba la castaña

Draco se detuvo lanecesitaba menos alterada - padrino - pidió

Snape se puso de rodillasalado de la cama, tomo la mano de Hermione y puso su cara a la altura de ella -tranquila - le susurro

Hermione giro ante aquellavoz y tacto, se relajó un poco - prosigue - dijo Pansy

Draco conjuro dos tubos ylos metió dentro del vientre de la chica y los uso como puentes para abrir la heridaque él le acababa de hacer.

-espera - dijo Pansy

-no por favor - pedíaHermione intentando levantar su rostro hacia su vientre, su cara estaba llenade lágrimas - no lo hagan por favor, apretaba la mano de Snape

Snape le tomo la cara y leobligo a verlo - todo va a estar bien - le dijo

-mi bebe - le suplicoHermione - lo lograre no permita que lo saquen - le suplicaba a su profesor -por favor Snape - pidió la chica

Snape limpio sus lágrimas dela castaña, sentía una opresión en su pecho de verla sufriendo así y suplicandopor lo imposible - coopera por favor - le pidió mientras intentaba que lo vieraa él y no hacia bajo

-sigue - ordeno Pansy alver que la varita se iluminaba de nuevo de color plata brillante, intentaba nollorar y ser profesional pero la verdad era que jamás le desearía a nadie porlo que en esos momentos estaba pasando Hermione

Draco tomo unas pinzas yunas tijeras y las ingreso por la herida, hizo un corte y una magia procedentede la herida lanzo lejos a Draco y se volvió a cerrar, todos vieron a Hermione,la hemorragia se hacía más grande, Draco se puso de pie sobándose la cabeza, sehabía golpeado con uno de los sillones

-Granger debes cooperar -le pedía Snape en un tono que jamás nadie le había escuchado emplear

-es mi bebe -- le decíaesta, porque no la entendían, porque querían sacárselo - por favor no lopermita

-lose pero te está matando- intentaba hacerla entender Snape, no entendía porque exponía así su vida

-NO NO NO -- grito ella, a pesar de que tenía inmóvil dela cintura para bajo intentaba levantarse para evitar que le sacaran a su bebe.

-espera Draco - le dijoPansy, este ya estaba otra vez entrando en la herida - sus signo vitales sonmuy bajos -- volteo a ver Draco - perosi no lo sacas ya, se desangrara - le informo

- ES MI BEBE - gritaba conlas pocas fuerzas que le quedaban, no paraba de llorar

Snape acerco la cabeza deella a la de él, junto su frente con la de ella - por favor déjalo ir o tematara - le suplico para sorpresa de todos

-es mi bebe, mi bebe -sollozaba mientras miraba por primera vez los ojos negros de Snape

-la perdemos - declaroPansy asustada, la varita se volvía de color negro

Snape no lo pensó y mirolos ojos de Hermione - yo te daré todos los hijos que quieras Hermione - ledijo sujetando fuerte su mano, todos se quedaron asombrados y en shock por loque dijo Snape, hasta el mismo no sabía de donde se le había ocurrido eso.

Hermione relajo su cuerpo yproceso las palabras que le decía Snape, en medio de todo el dolor que sentíaen ese momento, sintió una punzada de felicidad y se dejó perder en ese par deojos negros que le imploraban.

-ahora - grito Pansy viendocomo su varita resplandecía un poco y se relajaba Hermione

Draco fue muy rápido, entrocorto, saco y coció - listo - dijo mientras se llevaba un pequeño feto lleno desangre en un frasco

-como esta? - preguntoHarry al ver que su amiga no se movía

-bien - declaro Pansyponiéndose de pie - solo se desmayo

Snape no se movía, nadieolvidaba lo que le había dicho a la castaña

-deberá estar en reposomínimo una semana - informo Pansy desapareciendo su vestuario

-necesitan darle estaspociones cada 4 horas - le tendía Dracoa Harry un papel - solo tengo para dos dosis - le dio 3 frasquitos

Snape tomo el papel de laspociones y se dirigió a su laboratorio, desconcertado, ni el sabia porque lehabía dicho esas palabras a Granger.

-me quedare esta noche - ledijo Harry a Minerva

-si claro, saben dóndeestaré si pasa algo - se limpiaba las lágrimas la directora y se marcho

-yo debo irme, -- le dijoDraco a Harry - te dejo en buenas manos - le señalo a Pansy

-princesa nos estamosviendo - beso a Pansy en la mejilla y salió por la chimenea

Harry hizo aparecer unasilla y la coloco aun lado de la cama, comenzó acariciar la cara de su amiga

Pansy lo imito haciendoaparecer una silla y la coloco aun lado de la de Harry - cuando despierte sesentirá fatal - dijo con pesar

-aun tendrá dolor? -pregunto alarmado volteando a ver a la pelinegra

-el físico será soportable,pero el del alma tardara mucho tiempo en sanar - le informo ella

-estaré con ella - dijo muyseguro Harry mientras depositaba un beso sobre su frente

-siento mucho tu perdidaHarry - le dijo muy sincera

-o no, no es lo que piensas- le contesto el - es como mi hermana el padre era Ron - le explico

-Wao y donde esta Ron? -pregunto ella sorprendida, había llegado a la conclusión que era pareja deHermione por como la acariciaba y hablaba.

-buena pregunta - dijocerrando su puño, estaba muy molesto, ya le pediría explicaciones a Hermionecuando se recuperara

Haci charlaron los jóveneshasta las 7 de la mañana que Snape apareció, con varios frasquitos de pociones- buen día profesor - saludo Pansy - aun no reacciona pero está estable -contesto a la pregunta no hecha en voz alta - en cuanto despierte hay queintentar llevarla a enfermería, necesita estar en observación mínimo 5 días, memarcho - volteo a ver Harry - nos vemos - le dio un beso en su mejilla. Harryse quedó mudo por el beso.

Pansy abandono lahabitación, Snape miro a Harry - yo me quedare - dijo el chico

-ve a descansar Potter - leordeno

-más tarde - le dijo sindejar de acariciar la cara de su castaña, no quería que ella estuviera solacuando despertara y tuviera que afrontar la realidad

Snapeendureció su rostro y se marchó a tomar una siesta en su despacho, necesitaba descansar.

No me odien por este capítulo, lose probé de nuestra Herms,gracias por todos sus comentarios que me dejan, los adoro, espero que estén pasandoun excelente fin de semana.

XOXOX DLM

Snape estaba durmiendocuando escucho que alguien tocaba a su puerta - adelante - espeto

-profesor me retirare unashoras - lo miro muy cansado -- podría cuidarla - pidió

Snape lo fulmino con lamirada, ahora tenía que hacerla de enfermero

Harry comprendió - estábien solo tardare unos minutos - se disponía a salir

 

-vaya a descansar - leordeno Snape

-gracias - le dio unasonrisa y se marchó el chico

Snape miro al reloj y vioque ya eran 8 de la noche, había dormido todo el día, salió del despacho, viode lejos a la castaña, no se movía, decidió darse un baño rápido, lo hizo encasi 10 minutos, salió solo con su bata puesta, a medio cerrar del pecho, soloiba a buscar su ropa para regresar a cambiarse al baño, cuando escucho gemir aHermione, se acercó para ver si no necesitaba algo.

-Ronnn - gemía mientras lloraba

Rodo los ojos ante lamención del nombre -Granger tranquila - le limpio las lágrimas y se sentó en lacama aun lado de ella

-Severus? - Dijo en un susurromuy audible mientras intentaba sentarse - mi bebe - suplico

Snape la abrazo paraconsolarla, le gusto escuchar su nombre y no el de la zanahoria - tranquila -le pidió

Se dejó caer en su pechodel profesor y lo abrazo fuertemente - mi bebe Severus, mi bebe - llorabadescomunalmente

"donde rayos esta Potter"pensó Snape - tranquila - le palmeo la espalda, sintió las lágrimas de la chicacorrer por su pecho desnudo, se estremeció, intento recostarla bien sobre lacama nuevamente, pero ella se sujetó fuerte de el y seguía mencionando a subebe. Snape con un movimiento de varita bloqueo su chimenea y cerro conhechizos su puerta, que Merlín lo ampara por lo que iba hacer. Jalo aire y sesubió bien sobre la cama y jalo a Hermione sobre su pecho y la acomodo bien, laabrazo con sus dos brazos y acaricio sus cabellos, absorbió su aroma avainilla, sintió su cálida mano de la chica sobre su pecho y su rostro de ellapegado a su tórax desnudo - llore Granger, llore, deje salir su dolor, dolerámás si lo guarda - Snape no sabía cómo actuar, hacia años, casi 20 que noconsolaba a nadie.

Hermione no podía para dellorar, sentía un enorme dolor en su pecho, ya no le encontraba sentido a suvida, sabía que estaba mal que estuviera desahogándose con Snape, le estabadando armas para que después la molestara, pero en estos momentos ahí se sentíaun poco mejor entre sus brazos, sobre su pecho, sentía que la hacía mantenerseen este mundo, sentía que las caricias que recibía en su espalda le brindabanun poco de calor a su corazón, sus palabras le hacían permanecer cuerda.

Haci pasaron la noche,después de unas horas que Hermione lloro y lloro, se quedó dormida sobre Snape,entre las caricias que él le hacía a su hombro desnudo, la castaña despertócerca de las cuatro de la mañana con ganas de orinar - se sonrojo al verse enlos brazos de su profesor, quito se inmediato su mano que estaba tocando elpecho desnudo de este, intento separarse lo cual causa que Snape despertara.

-se siente bien? - lepregunto acabándose de despertar

-si solo quiero ir al baño- dijo agachando la cabeza y observando disimuladamente el pecho de su profesor

El se cohibió por primeravez en su vida, y fue por el sonrojo de la castaña, por su timidez al darsecuenta de la situación, se cubrió bien con su bata, la soltó y se paró, fuedirecto a su mesa de estar a tomar un cómodo que Pansy le había traído deenfermería.

-no, yo no voy hacer en eso- declaro ella más roja que nunca

-entonces quiere un pañal?O va hacerse en la cama - la regaño

-claro que no, voy apararme - en cuanto intento moverse más sintió un dolor en su vientre - auch -grito

-ve se lo dije, peroGryffindor tenía que ser, terca y obstinada - con un movimiento de su varita elcómodo se colocó bajo la chica - haga - le ordeno

 

-NO - contesto

-haga - ordeno nuevamente

-NO - repitió ella, aunqueya le andaba bastante

-porque no? - le preguntoel desesperado

-porqueustedlovaaver - dijomuy rápido y poniéndose roja

-que? Hable bien - laregaño

-porque usted lo va a ver -le dijo finalmente mirando a cualquier dirección menos hacia el

El negó con la cabeza y rio(si, rio) - Granger es increíble como en momentos asi olvida que es bruja, lolimpiare con magia antes de retirarlo - le explico

-y lo hará desaparecer, nisiquiera lo vera - le ordeno la chica

-si, ni enferma puede dejarde dar órdenes - le recrimino- ya? - le pregunto

-voltéese - le ordeno lachica

-qué? - le preguntabaatonito

-que se voltee, no voyhacer con usted mirándome - le explico exasperada

-es insufrible - le dijomientras se volteaba

Unos segundos después - ya- contesto la chica muy roja

Snape conjuro hechizos paralimpiar el cómodo, a la chica y desapareció el cómodo - mañana la llevaremos aenfermería ahí no tendrá este tipo de apuros

-NOOOO - grito la chica

-que pasa le duele algo? -Snape corrió a su lado y la examino

-no, por favor no me llevea enfermería, no quiero que nadie se entere por favor - la chica suplicaba, lo últimoque quería era la lastima de sus compañeros

Snape, no entendía, pero lamiraba asustada - está bien, pero tendrá que pasar acostada una semana en estacama - le dijo

-si está bien - contestoella

Snape jamás la escucho tansumisa como en ese momento - pediré algo para que como ahora que ha despertado,mando un mensaje a las cocinas y tomo su ropa para irse a vestir al baño

-profesor - la vos de lacastaña lo detuvo - gracias - el asintió e ingreso al baño.

Snape se quedó unos minutosrecargado sobre su puerta, "¿Cómo puedo pensar de esa forma en ella? Porquesentí también su contacto de piel, es tan solo una niña, una niña, como se memetió tan dentro, debo controlar la situación, alejarme de ella" se atormentabaél solo, le daba miedo este sentimiento nuevo que lo embargaba.

Diez días transcurrieronsin más percances, los primeros tres días mantenían a la castaña dormida, solola despertaban para alimentarla, Draco la visitaba todas las noches para versus avances, Harry había pedido 15 días de vacaciones en la academia paraquedarse con Hermione, el la cuidaba de 12 de la noche a 4 de la tarde, Pansyse ofreció a cuidarla de 4 de la tarde a 12 de la noche, Minerva tambiénvisitaba a la chica, Snape no había vuelto a cuidarla, cuando estaba en sumazmorra se la pasaba encerrado en su laboratorio y dormía en su despacho, alcuarto día Pansy recomendó que ya la dejaran seguir sus ciclo normales de sueñopara evaluar su recuperación, al no dormir bajo los efectos de pocionesHermione comenzó a tener pesadillas donde recordaba su aborto, la castaña nohablaba con nadie de la pérdida de su bebe, solo lloraba y lloraba, Harrysiempre estaba ahí para consolarla, pero era otra persona a la que quería ahíabrazándola.

La décima noche Snapeestaba cenando con el resto de los profesores en el gran comedor junto a Elen

-tenía varios días que novenias a cenar Severus - le decía Elen mientras caminaban por un pasillo condestino a la alcoba de la rubia, Snape siempre la pasaba a dejar

 

-he tenido trabajo -contesto el

Elen no insistió sabía queSnape no era de explicaciones - tiene días que no veo a Granger - le comento larubia

-tiene un pase por 15 díaspara atender cosas en el ministerio - le dijo Snape deteniéndose en la puertade la habitación de esta

-ha vaya lo que es serfamosa y gozar de permisos especiales, ni siquiera se tomó la molestia deavisar que se ausentaría de clases - dijo mordaz mientras se pegaba un poco alcuerpo del profesor.

-ella solo es oyente -coloco sus manos sobre la cintura de la rubia

-vaya que estas muy bieninformado Snape sobre la condición de tu futura esposa - acorto la distancia ybeso muy apasionadamente a su ex amante

Snape después de unossegundos se separó de ella - buenas noches Elen - y sin más se marchó a susmazmorras, con ese pensamiento en su cabeza "tu futura esposa", cuando llego asus mazmorra se encontró a un Harry tomado de la mano de Hermione que estabadormida, el platicaba con Pansy.

-buenas noches profesor -se levantó Pansy al ver entrar a Snape

-buenas noches Snape -saludo Harry sentado

-señorita Parkinson ya estarde - dijo de pie frente a los chicos pero sin ver a la castaña

-buenas noches Harry - seinclinó sobre Harry y le dio un beso en la mejilla, este solo asintióponiéndose muy rojo, en esos 10 días que habían pasado cuidando a Hermionehabían platicado mucho tiempo, se habían conocido mejor.

Snape se fue a su despacho,tenía trabajos que revisar, cerca de la 1 de la mañana escucho que Hermionegritaba preguntando por su bebe, estaba teniendo otra pesadilla, se quedóviendo fijo al espejo mágico que había colocado para ver todo hacia fuera de sudespacho, la chica gritaba dormida, el sentía una necesidad inexplicable dequerer consolarla, Harry rápido se sentó en la cama a lado de la castaña y laabrazo contra su pecho "Severus" dijo ella dormida y se tranquilizó ahí en losbrazos de su amigo.

Snape no pudo evitarsonreír hasta que escucho a Harry

- Severus? - preguntó envoz alta mirando hacia el despacho donde sabía que estaba su ex profesor,sonrió y ladeo su cabeza. "así que de ser el murciélago de las mazmorras ahoraes Severus" Harry se alegraba, tal vez las cosas no fueran tan malas comoparecían.

En el día 12 de surecuperación Hermione ya caminaba y podía ir al baño, se había negado parahablar de la pérdida de su bebe, se la pasaba leyendo en la cama, le habíadicho a Harry y Pansy que ya no tenían que hacer guardia que se sentía mejor,Pansy estaba de acuerdo aunque se lamentaba ya no poder ver a Harry, así que yasolo la visitaban en las horas que le llevaban la comida o suministraban losmedicamentos, la noche del día 15 era viernes, el siguiente lunes sereincorporaría a clases, Hermione se despertó cerca de las 3 de la madrugada teníaganas de ir al baño, fue y al regresar recordó que tenía dos semanas que noveía a Snape, se preguntó si estaría por ahí, fue a los sillones pero no loencontró ahi, se dirigió al despacho y abrió la puerta lentamente, si, ahíestaba Snape recostado sobre su silla detrás de su escritorio durmiendo, se acercóa mirarlo, una tenue vela iluminaba todo el despacho y a Snape, sobre el escritorio descansabanvarios papeles y en la orilla una copa de wiski vacía, a la vista de ellaparecía un ángel, su piel era muy blanca, así dormido parecía indefenso, sucabello estaba algo húmedo, seguro había tomado una ducha, su cabello largo ymuy negro - ni siquiera aparenta su edad - dijo bajito, parecía de unos 32años, quiso retirar un mechón que cubría su ojo del profesor, cuando de repenteel abrió los ojos y la cacho en pleno acto

 

-HAAA - grito la castañadando un brinco hacia tras y un manotazo haciendo tirar la copa y que esta serompiera en cuanto tocara el piso, todo fue muy rápido, cuando vio que Snape seincorporaba dio una paso hacia tras y se enterró un gran vidrio en su pie,comenzando a sangrar de inmediato - AUCH

-Granger - recrimino Snapeal ver lo ocurrido, desde que había entrado a su despacho lo había despertado, reconocióse aroma a vainilla y si, pretendía asustarla pero no que si hiriera, miro lasangre en el piso proveniente de su pie, de inmediato la cargo y la llevo a sucama, sintió cosquillas al tocar sus piernas desnudas, la castaña seguía usandode pijama la camisa de Snape, la deposito sentada sobre la cama y conjuro unpequeño botiquín para curarla, comenzó limpiando la herida.

Hermione se bajaba lo másque podía la camisa, así sentada la camisa se le subía hasta más de la mitad delas piernas - mañana tengo que ir al ministerio - le dijo, el no contesto nada,le ponía un ungüento sobre la herida - le parece bien que nos casemos de unavez? - pregunto muy roja

Snape no esperaba esapregunta, se quedó quieto, subió lentamente su cabeza, miro sus largas yhermosas piernas, pudo presenciar sus pantaletas blancas con corazonesrojos y siguió subiendo hasta que seencontró con un par de ojos chocolate que lo miraban algo asustados, soloasintió con su cabeza y volvió a su curación.

-a las dos de la tarde - ledijo la castaña, se sentía muy nerviosa

Snape vendo su pie de lajoven y la cobijo, la miro unos segundos, parecía tan indefensa así calladita,ha pero nada más comenzaba hablar y ni quien la parara - duérmase - le ordenocon su tono habitual frio y se retiró a su despacho.

Hermione se recostópensando porque había dicho todo eso, era verdad que iría al ministerio pero nohabía pensado en casarse de una vez, pero en fin, al mal paso darle prisa,recordó el calor que sintió cuando vio al profesor recorrer su cuerpo ydetenerse unos segundos en su vientre, seguramente desde su posición le habríavisto sus calzones "rayos" ese día llevaba calzones de corazoncitos, "seguramentecuando los vio pensó que soy una niña", se recrimino la pobre.

Ese sábado Hermione despertó y se encontró con una gran sorpresa, en sudedo anular descansaba un anillo hermoso de compromiso, todo el aro teniapequeños diamantes incrustados y lo adornaba una hermosa serpiente plateada queestaba enroscada a un diamante de color azul zafiro, ella jamás había vistojoya tan hermosa y tan cara, una lagrima rodo por su mejilla, seguramente Snapese lo había colocado mientras dormía, salió muy temprano de los aposentos deSnape, se dirigía a su torre cuando se encontró con una Luna sonriente

-Hermione!! - corrió a abrazarla la rubia - que bueno que ya estasmejor - le sonrió

-he estado bien, solo estaba de dili
-- intentaba mentir la castaña

-no te preocupes Herms, no tienes que darme explicaciones, pero me dagusto que estés mejor - le dijo tomando su mano

Hermione la miro con mucho cariño, como adoraba a esa rubia, siempresabia cuando respetar su silencio - gracias Luna, eres una excelente amiga

 

-como te va con el profesor Snape? - pregunto la rubia

-o bien - dijo la castaña recordando cierto acontecimiento en elministerio - Luna puedo preguntarte algo?

-claro, si es lo que pienso, ya te habías tardado, y no es lo quepiensas, cuando los mortifagos se presentaron en mi casa durante la guerra elprofesor Snape iba con ellos, estos querían matar a mi padre por lo quepublicaba en el quisquilloso, pero el los convenció de que mejor me llevaranpara darle una lección a mi padre, de esta forma salvo a mi padre, cuando yoestuve presa en la Mansión Malfoy el jamás dejo que ningún mortifago me tocaray su elfa Peny siempre me alimentaba, como veras le debo la vida de mi padre yla mía - concluyo la rubia.

Hermione se quedó sorprendida, pues bien si quería saber porque ella sehabía ofrecido para ser su esposa, ahora entendía porque, su amiga siempre tanacertada - hoy me caso en la tarde - sin más le dijo.

-Felicidades!!! - grito Pansy que venía doblando la esquina y laescucho hablar a la castaña

La castaña no supo que decir - gracias, supongo - le contesto

-y que esperas hay que arreglarte - le espeto Luna jalándola

-no es necesario - le dijo - no es como si fuera real - dijo triste

-claro que si - le dijo Luna muy sonriente

-además no tengo que ponerme - dijo la castaña

-eso yo lo soluciono - le guiño un ojo Pansy - Luna llévala a la salade los menesteres, las veo en unos minutos, tengo que ir a mi habitación poralgo

-ok, vamos Herms - y sin esperar su respuesta la jalo por pasilloshasta llegar a la sala - ve a bañarte le indico Luna

Hermione comenzó a sentirse emocionada, tardo media hora en bañarse ycuando salió se llevó una gran sorpresa al ver a Ginny ahí, esta le sonrióapenada.

-vamos, vamos, no hay tiempo que perder - ordeno Pansy - Luna tupeinado, me encanta como te lo medio trenzas, has que luzcan sus rizos - Luna sonrióante el alago proveniente de la que fue su némesis durante 7 años - Ginnymaquillaje - pidió a la pelirroja, esta de inmediato se acercó a Hermione.

-pensé que tu - intentaba decir Hermione

-una sola vez en tu vida te podrás casar, debe ser memorable - la tomode las manos a la castaña - perdóname Herms, me segó el dolor y el coraje, eresmuy valiente por lo que hiciste, tal vez cuando Ron recapacite puedan tener untipo de relación, no creo que Snape se oponga, despu

-QUE?? - grito incrédula Pansy, como pensaba Ginny que después de comola trato Ron al enterarse del embarazo esta pensara que Hermione regresaría conél, ella sin querer había escuchado cuando Hermione le relatara todo a Harry,pero no fue la única que escucho, Hermione la fulmino con la mirada, Pansyrápido cayo en la cuenta de que solo los que estuvieron esa noche sabían lo quehabía pasado, y solo otros poco por qué paso - olvide el esmalte color blanco -intento disimular - Hermione te tendrás que conformar con el de color perla

Ginny negó con la cabeza, no entendía como Pansy hacia tanto alborotopor un esmalte "tan plástica" pensó la pelirroja.

Una hora después de que Hermione ya estaba peinada, maquillada y conmanicure, Pansy la puso de pie y se acercó a ella con un bolsa enorme quecolgaba de un gancho - no es muy escandaloso, pero servirá para la ocasión,cierra los ojos, te lo pondré con magia - le indico

 

Hermione sintió como su bata desaparecía y en su lugar una tela muysuave la cubría "abre los ojos" le ordeno Pansy, ella los abrió y se quedósorprendida, el reflejo que le regresaba el espejo no podía ser el de ella -Pansy es es
..

-sencillo lose, no es de novia pero te servirá para la ocasión,conociéndote, seguramente te ibas a presentar en jeans y cazadora - lerecrimino

La castaña se sonrojo, pues era cierto así es como pensaba ir, cómoda,después de todo no era algo para celebrar - gracias chicas - les dijo a todas,le gustaba como se veía, no era la novia glamurosa y radiante como había soñadolucir cuando se casara con Ron, pero se veía presentable, se veía bien.

Hermione se dirigió a Pansy - gracias - dijo a punto de llorar -gracias -- repitió

Pansy comprendió todo lo que implicaba ese gracias - no llores oarruinaras tu atuendo - le recrimino

Ginny sintió una punzada de celos al ver esa camarería entre ellas - yaes tarde Herms - le recordó la pelirroja

La castaña les sonrió a todas y salió, se fue por el pasadizo secreto queconducía a la taberna de Dumblendore, tomo el tren para llegar a Londres,sentía como la miraban los hombres, se sentía incomoda, no le gustaba ser elfoco de atención, era una suerte que Magnus cediera a cazarlos en sábado de nohaber sido así hubiera encontrado el ministerios repleto, llego media horaantes de la cita, Harry ya estaba ahí, sería su testigo, al verla se quedó conla boca abierta.

-luces hermosa - le dijo mientras la abrazaba - todo estará bien -quiso darle ánimos aunque algo le decía que no los necesitaría, la beso en lafrente.

-ministro - saludo la castaña

-señorita Granger - le tendió la mano - sabe que aún puede retractarse- le recordó

La castaña lo fulmino, Harry disimulo una risa, escucharon unos pazosacercarse, todos guardaron silencio, era de verse el miedo o respeto que Snapeimponía, los tres soltaron el aire al ver que el que entraba era Draco

-buen día - saludo a todos

Harry miro interrogante a Hermione, esta negó con la cabeza, ellatampoco sabía que hacia ahí Draco

-seré el testigo de mi padrino - contesto el rubio al ver elintercambio de miradas de los chicos

La hora pactada se acercaba y de Snape ni sus luces.

En las mazmorras

Snape caminaba de un lado a otro en su alcoba con una copa de wiski, devez en vez miraba al reloj, ya solo faltaban 10 minutos, ya había ido tres veces a su despacho paracharlar con Albus pero esto no aparecía "genial, cuando por fin necesito tu opiniónno te dignas aparecer, maldito vejete" erauna locura, no podía hacerlo, ella era una niña, con un futuro por delante, nopodía amarrarla de esa forma a él, se sobaba las sienes, ya le dolía horriblela cabeza, el tiempo se acababa, el era mayor por 20 años, podría ser su padre,era una niña, "no, no puedo hacerlo" decidió finalmente dejándose caer sobre susofá, faltaban 5 minutos, entonces recordó, la ves que vio una parte de suseno, sus piernas torneadas, sus pantaletas de corazones, la forma en que lohabía excitado en todas esas ocasiones, recordó ese primera noche quecomenzaron las pesadillas de la chica, como dormida se había puesto histérica yPotter la había abrazado para calmarla, ella confundiendo a Potter había dicho"Severus", no profesor, no Snape, había dicho Severus, no quiso pensar más, separó de golpe y entro a su chimenea y dijo " oficina de ministro magia"

 

Hermione lucia nerviosa, era la hora exacta y Snape ni sus luces,Magnus tenía una sonrisa que no podía disimular, ansiaba mandar a los aurorespor el para mandarlo a Azkaban, Harry y Draco estaban preocupados, un silencioabrumador invadía el lugar, cuando escucharon un "plop" proveniente de la chimenea a unos 5metros detrás de ellos, todos voltearon al mismo tiempo.

Snape salió con paso firme y elegante, lo primero que vio fue aGranger, lucia mmm como decirlo, lucia
.. parecía un ángel, si de algo estabaseguro es que esa imagen de Granger lo acompañaría hasta el final de sus días,la chica lucia radiante, llevaba todo su cabello levantado en forma de espiral,con uno que otro riso suelto, iba maquillada muy tenue y ligera, nada ostentosopero resaltaba sus ojos color chocolate y sus enormes pestañas, sus labios ibanpintados de color carmesí, su atuendo era un vestido blanco, libre de loshombros permitiendo ver sus pecas pero de mangas largas, el vestido le llegabahasta la mitad de los muslos, dejando lucir sus largas piernas finas ytorneadas, el vestido era entallado, estilizaba su figura, una figura de diosa,llevaba zapatillas color hueso de casi 10 cm, lo único que llevaba de joyeríaeran sus aretes en forma de leones pequeños, "tenía que ser Gryffindor" pensó,y ahí en su dedo anular, el anillo de compromiso perteneciente a su familia,pasado de generación en generación, confirmando que se casaría con un Slytherin.Con un movimiento de su varita cambio su atuendo de él, su típica levita negradio paso a un traje de gala color negro, con camisa en color gris oscuro y moñonegro, sin capa.

-Granger - fue todo lo que dijo al llegar a lado de ella

-Profesor - contesto ella, lo vio llegar serio, parecía molesto, sintiócomo la vio solo por unos segundos y se colocaba junto a ella sin mirarla, paraella él se veía muy guapo en ese momento. - Proceda - dijo en dirección del ministro.

Draco tomo lugar alado de Snape y Harry alado de Hermione, el ministroalgo molesto se colocó frente a los novios.

-estamos aquí para unir en matrimonio a Severus Snape Prince conHermione Jean Granger bajo voluntad propia - aquí todos bufaron, Magnus losfulmino con la mirada -

-pase solamente a la unión - ordeno molesto Snape, si seguía un momentomás ahí mataría a Magnus, como lo odiaba

Hermione sintió una punzada de dolor en su corazón, solo asintió cuandoMagnus la volteo a ver

-muy bien, saquen sus varitas - les ordeno a todos, Snape y Hermioneunieron sus varitas por la punta, mientras que Harry coloco la punta de suvarita a la mitad de la varita de Hermione y Draco a la mitad de la varita deSnape - por el poder que me concede el ministerio de magia como ministro, yo RodeyMagnus los declaro marido y mujer hasta que la muerte los separe - de la varitade Hermione salió una luz dorada que fue a enrollar como espiral la varita deSnape, brillo unos segundos y después desapareció, la luz que salió de la varita de Snape fue decolor plata y envolvió de misma forma la de Hermione, de las varitas de sustestigos salieron luces azules que fueron a dar al dedo anular de los noviosformando sus alianzas, anillos hermosos en color plateado, el de Snape teníagrabado el nombre completo de Hermione y el de la castaña el nombre completo deSnape - eso es todo - declaro Magnus y se marchó muy molesto.

 

-por si las dudas - dijo Harry sacando una cámara, Draco rio, Hermionese tensó y Snape lo fulmino con la mirada - solo una - suplico el joven.

Draco miro a Snape como pidiéndole que aceptara, Hermione se sonrojocuando sintió el brazo de Snape tomarla por la cintura, levanto su rostro endirección de Harry, ladeo su cabeza sobre el hombro de Snape y Harry tomo lafoto, el chico ya iba a sacar otra cuando Snape lo fulmino con la mirada y seapartó de la castaña.

-lo trajiste? - pregunto Hermione a Draco

-si, pero debes llenar unos papeles - le dijo haciendo aparecer unacajita de madera de no más de 10 cm por 5 cm, Harry se tensó al ver que era lacaja, Snape no se movió de su lugar pero no perdía de vista a Hermione, ya sabíaque era la caja. Ella asintió y tomo asiento, había palidecido al ver la cajita- yo lleno los papeles si quieres y tú solo firmas - le dijo Draco.

-por favor - pidió ella, sentía como algo dentro de ella se comprimía,sus ojos amenazaban con llorar

-Fecha: 18 de septiembre - hablo el rubio, ella asintió

-nombre de la madre: Hermione Jean Granger - la chica solo asintió

-nombre del padre? - pregunto el rubio mirándola, la chica se congelopor completo

-Severus Snape - dijo Snape, todos miraron a Hermione, ella asintió

-nombre del bebe: Draco iba decirle que sexo fue

-Jean - sollozo Hermione, Draco la miro con sorpresa de que supiera quesexo era él bebe

-Jean Snape Granger - le dijo Snape

-deben firmar -- les paso el acta ha Hermione y Snape - toma Hermione -le paso la cajita de madera

-Nece
si..to un lu..ga.r - decía entre sollozos la chica aferrándose asu cajita

-si le parece bien Granger, nuestro cementerio familiar seria honrado -le dijo muy serio Snape, ella asintió y el la tomo del brazo - Draco lleva aPotter.

Los cuatro se aparecieron en un cementerio muy pulcro, en la entradasobre un arco de mármol se leía "Descansé en paz honorable familia Prince" a lolejos en una colina alta se veía una mansión inmensa de color blanca, Snape loscondujo por varias hileras de tumbas, todas eran igual, de mármol con lapidasde cristal grueso y palabras talladas en oro, llegaron a una tumba preparada,Hermione se dejó caer de rodillas a lado del hoyo, lloro por varios minutos,Harry se arrodillo a su lado para abrazarla, la chica deposito la caja, Snapecon un movimiento de varita la sepulto, el mármol apareció sellando la tumba yla lápida de cristal apareció, Snape con su varita grabo con letras de oro enuna fina caligrafía:

"Inolvidablela huella que dejaste en nuestros corazones"

"Descansa enpaz Jean Snape Granger Prince"

"Otoño del2001"

Harry hizo a parecer varios Jazmines, la flor preferida de Hermione,ella lloro un poco más y desaparecieron con rumbo a Hogwarts.

Se sentía mal, estaba cenando a lado de Harry en la casa de los gritos,apenas se habían aparecido en las puertas de Hogwarts el chico le había puestosu capa invisible y la había llevado hasta ahí, había llamado a un elfo paraque les proporcionara comida. Snape y Draco no llegaron al colegio.

-Herms - comenzó hablar el, la cena había transcurrido en silencio,solo se escuchaba el gimoteo de Hermione por evitar llorar

 

-ahora no Harry - le corto ella muy seria

-pero nec.. - comenzó de nuevo el

-te he dicho que no Harry - le hablo fuerte, ella aun no estaba listapara hablar de su perdida - como van las cosas con Ginny? - cambio de tema lachica

Harry la miro unos segundos en silencio - supongo que bien - contestorendido

-supones - indago ella mirándolo por primera vez

-si, solo que ya no es igual - a completo el, desde que se había separadopor un tiempo con Ginny las cosas ya no eran iguales, sabia que la quería, peroalgo ya no era igual - cuando das tus EXTASIS? - cambio el tema.

-en un mes - contesto ella poniéndose de pie - debo regresar alcolegio, ya es tarde - hablaba con entereza

-ok - intento abrazarla pero ella se resistió, no quería derrumbarse lachica -- ven - la jalo el y la acuno ensu pecho

Hermione se resistió un momento y después se acomodo, de sus ojoscomenzó a salir un mar de lagrimas, Harry sintió su pecho húmedo, agacho lacabeza y con su mano derecha levanto la cara de la chica, Hermione le llegabahasta la barbilla, se inclino un poco y beso su frente - todo va a estar bien,no ahora, pero en algún momento todo estará bien - acaricio sus rulos - te loprometo - le dijo finalmente, en ese momento odiaba mas que nunca a Ron.

Después de unos minutos Hermione se separo de el y lo miro a los ojos -gracias Harry - le dijo la chica mientras limpiaba sus propias lagrimas - yonose que aria sin ti, eres todo lo que me queda - le informo

Harry también había llorado un poco - sabes que siempre me tendrás,eres mi pequeña hermanita - le dijo mientras acariciaba su mejilla, le partíael alma ver a si a Hermione.

-nos vemos luego - beso su mejilla y salió de la casa de los gritos

Harry salió tras ella, al ver que entraba segura por las grandespuertas del castillo giro su rostro con dirección a las mazmorras,preguntándose que aria en ese momento cierta jovencita de Slytherin.

Hermione decidió pasar esa noche en las mazmorras, no es como siesperara una luna de miel, pero quería la compañía de su profesor, ese con elúnico que se había atrevido a desahogarse, camino lentamente hacia el lugar, aldar vuelta en un pasillo se topo con una imagen nada agradable, ahí a unos 8metros estaba el susodicho frente a una puerta platicando de lo mas tranquilocon la profesora Eleonor Dilarun, en esejusto momento ella lo tomo de la cintura y lo beso en la boca jalando haciadentro de su habitación, Hermione solo escucho el portazo.

Se quedo ahí de pie pensado en lo que había sentido, algo raro dentrode su abdomen se había revuelto, por unaparte le dio gusto saber que el profesor había encontrado a alguien con quienseguir su vida, sabia que no seria mal visto por nadie, pues era conocimientode todos el motivo de su enlace, de hecho ella misma en un principio se habíaplanteado seguir con Ron aunque se casara, así que si no era eso lo que lepreocupaba ¿entonces que era?, Snape siempre la estaba distanciando pero cuandomenos se lo esperaba tenia detalles con ella, hermosos detalles para serexacta, "creo que después de todo es suforma de agradecerme" en eso estaba cuando alguien la saco de suspensamientos.

-hacen bonita pareja verdad? - le pregunto Pansy que también habíavisto todo, ella era una de las personas que mas quería ver feliz al jefe de sucasa

 

-supongo - contesto ella nerviosa de saber que Pansy también habíavisto y sobre todo la había cachado a ella mirando, "que reacción se abra reflejado en mi rostro" se preguntaba ella

-como has estado? - le pregunto la chica mientras caminaban juntas alas mazmorras

-bien - contesto tajante ella sin dar pie a mas platica, al llegar aldormitorio de Snape se dio cuenta que ya no le hacia gracia dormir ahí - Pansypuedo dormir contigo? - pregunto sin pensar, ya que no quería regresar y volvera pasar por esa habitación

Pansy se quedo muy sorprendida por la pregunta - claro, es una suerteque sea prefecta y tenga habitación propia - le contesto

-claro sino tus compañeras me echarían - le dijo Hermione sin mas

-o no Hermione, ser ahora la señora Snape te hace intocable paracualquier estudiante de Slytherin que valore su vida - le aviso Pansy

Hermione no estuvo muy de acuerdo pero lo confirmo en cuanto entro a lasala común de Slytherin, todos la saludaron con un "buenas noches señora Snape"y un asentimiento de cabeza, Hermione se asombro por eso y por como era lasala, esta estaba iluminada por lámparas de techo de color verde con sillonesde cuero negro, sillas y mesas de madera tallada cubiertas de elaboradosmanteles. La sala se extiende parcialmente bajo el Lago Negro, lo que le daba ala sala una luz verdosa. Tenía un buen ambiente pero también era bastante frío.Estaba decorada con tapices que ilustran las aventuras de Slytherins medievalesfamosos. Todo era muy elegante y fino, la castaña siguió a Pansy por uncorredor con aspecto de túnel, esta conducía a varios corredores similares,ellas caminaron hasta el ultimo, en este habían 5 puertas de roble condiferentes nombres grabados en color plata, se detuvieron frente a la placa quedecía el nombre de Pansy, la chica trazo un dibujo sobre la puerta y esta ledio acceso, le dio paso a que ingresara primero Hermione, la castaña semaravillo, la cama era quinsay con dosel, las cortinas que colgaban de esteeran en color plata, un edredón en color verde adornaba la cama mas un sinfínde cojines grises, toda la madera era incrustada de piedras preciosas que asíanjuego con el tocador y ropero, sin duda alguna parecía el cuarto de unaprincesa.

-vaya - fue todo lo que pudo exclamar la chica

Pansy no entendió el asombro de la castaña, ella estaba acostumbrada alos lujos y esa recamara para nada era igual de ostentosa con la que tenia ensu mansión - te prestare una pijama - le tendió un camisón verde oscuro deseda.

-no lo tomes a mal - y dicho esto la castaña lo convirtió en rojo

-Gryffindor - comento con una sonrisa Pansy

-Slytherin - le contesto Hermione - jejejeje

-jamás pensé que pudieras ser agradable - le dijo Pansy cambiándose deropa con magia

-mmm eso es un alago? - le pregunto la castaña mientras la imitaba

-no esperes mas de mi - le contesto Pansy mientras se metía a la cama

-ya has hecho suficiente - le dijo dedicándole una sonrisa muy sinceraHermione

Pansy se sintió incomoda, ella no estaba acostumbrada a ese tipo deacercamientos, ella había crecido entre la frialdad y el sarcasmo, con el únicocon el que se permitía verdaderas muestras de cariño era con Draco - vamosGryffindor a dormir no me hagas sacarte de aquí - le dijo firme, pero al ultimole regalo una sonrisa.

 

Mientras tanto en la habitaciónde Eleonor Dilarun

-siempre me pregunto quien te abastece este delicioso wiski? -preguntaba Snape sentado sobre un sofá individual de piel frente a una chimenea,intentaba despejar su mente

-vamos Severus me haces pensar que solo por eso vienes a mi alcoba -contesto Eleonor un poco chapeada por el alcohol ingerido, sentada frente a ela unos dos metros de distancia con sus piernas cruzadas

-porque mas podría ser? - le inquirió Snape mientras daba otra bocanadaa su tabaco

-porque beso maravillosamente - aventuro ella mientras mantenía lacabeza recargada en el sofá y con los ojos cerrados

-así, también eso - dijo con sorna Snape

-jajajaja fueron buenos tiempos - contesto alegre ella

-fabulosos momentos diría yo - le respondió el mientras ingería todo elcontenido de su copa

-sabes - abrió sus ojos y se inclino para ver a Severus - nunca te dilas gracias - le dijo Elien

Snape sintió su mirada y volteo a verla - no tienes que darlas - lecontesto

Ella medito un poco y después pregunto - ¿como soportas a esa escuinclaestúpida?

-o Elien, Granger podrá ser muchas cosas, pero jamás será estúpida - lecontesto tranquilo mientras disfrutaba de su tabaco y se preguntaba que estaríahaciendo Granger en esos momentos "seguramente esta con Potter" penso

-pero que tenemos aquí, ¿te importa la niña? - le interroga inquieta ala espera de una respuesta

-tu lo has dicho es una niña y bien sabes que solo me fije en una mujer- la contemplo serio, si por algo acudía todas las noches a la habitación deElien a tomar wiski y platicar era para sacar de sus pensamientos a ciertacastaña con cuerpo de diosa.

Un mes entero transcurrió desde la boda, Hermione no había regresado ala mazmorra de Snape o bueno no en horarios en los que el pudiera estar ahí, alcasarse le habían quitado su habitación personal por lo cual se había refugiadoen la de Ginny que al ser capitana de quidditch tenia habitación propia, debesen cuando se dormía con Pansy o con Luna que al ser también prefecta contabacon habitación personal, solo bajaba a desayunar al comedor y siempre sesentaba de espaldas a la mesa de profesores, no sabia porque pero por nada delmundo quería encontrarse con la mirada de Snape había algo referente a el conlo que no quería lidiar aun, la elfa llamada Peny se encargaba de llevarlealimentos a la hora de la comida o la hora de la cena, ella ya le había dichoque no era necesario que ella bajaría a las cocinas en cuanto tuviera hambre,pero no importaba cuantas veces se lo repitiera Peny siempre aparecía a lashoras de la comida con una charola llena de diversos alimentos, no asistía a ninguna clase, se la vivía metidaen la biblioteca estudiando de lunes a domingo por cuenta propia, abecésestudiaba en la casa de los gritos, en la sala de menesteres o por las tardesen la torre de astronomía, le gustaba ver desde ahí caer el atardecer. Estudiararduamente le ayudaba a no pensar en Snape y la bendita Elien.

Había surgido una rara amistad entre Pansy, Luna, Ginny y ella, y laresponsable era Luna, que al hablar secretamente con las otras dos chicas leshabía dicho que no sabia porque pero Hermione pasaba por algo difícil y lasnecesitaba a su lado, por lo cual la Gryffindor y la Slytherin habían accedidoa reunirse las 4 todos los viernes en la sala de los menesteres y tener unatarde de chicas, al principio había sido difícil pues tenían prejuicios muyarraigados sobre cada una, Ginny se sorprendió mucho al saber que Pansyestudiaba desde quinto al mismo tiempo para medimaga, ella siempre la habíacatalogado como una chica plástica solamente, por su parte Pansy jamás pensó queGinny supiera tanto de moda al haber crecido con 6 hermanos varones mayores queella, le gustaba su forma madura de pensar aunque abecés salía con cada cosaque bueno y Luna la había sorprendido ver lo inteligente que era, a pesar queparecía que siempre estaba en su mundo, en cambio Luna que siempre creía lomejor de todo mundo no le sorprendió la real Pansy que estaba conociendo. ParaHermione esto era mas que agradable, por 7 años había convivido solo con Harryy Ron, esporádicamente con Luna y Ginny, por lo cual hablar de apariencia ychicos era una nueva faceta que como buena estudiante quería conocer a fondo, yno era como si las vieran por los pasillos juntas, caminando por el lago o lossábados en hosmejade, pero alguna que otra vez se habían animado a sentarsetodas en la mesa de Luna, claro aun no se atrevían hacerlo en la mesa de losleones o de las serpientes todo era con calma no querían desatar la tercerguerra mágica. Pero aunque solo Luna lo reconociera en voz alta esta amistadhecha por chicas de tres casas diferentes con rivalidades desde que fueranfundadas les había dado a cada una de ellas una perspectiva diferente del mundo.

 

Ese viernes previo a su aplicación de EXTASIS de Hermione estaban las 4reunidas en la sala de menesteres, sentadas sobre cojines enormes en el piso,con desena de diferentes botanas y varias botellas de cerveza de mantequilla

-nerviosa? - le pregunto Luna a Hermione

-uf ni lo dudes - y se dejo caer boca abajo en su enorme cojín, estabaexhausta de tanto estudiar

-toma una cerveza te relajara - le dijo Ginny mientras le tendía unabotella y tomaba asiento

-no puedes - dijo Pansy tomándola ella - no queras estar cruda mañanaen tus exámenes - complemento al ver la cara de duda de Ginny

-aaaaaaa - suspiro Luna

-huyyyyyyy quien te saca semejante suspiro Luna? - pregunto Ginny, Lunajamás había hablado sobre un chico

-nadie - contesto muy roja la rubia

-acaso no nos tienes confianza Luna? - pregunto fingiendo pena Hermionesin saber el poder de esa acción sobre la rubia

Para Luna que jamás había tenido amigas las palabras de Hermione habíansido hirientes - claro que si - se defendió la rubia - ustedes son las que noconfían en mi - las acuso

-no digas tonterías Luna, yo te confiaría mi vida - le dijo muy segurala castaña

-ok, que les parece si todas contamos nuestro mas grande secreto, aquíy ahora - las reto la chica

Hermione palideció, no estaba lista para hablar de su aborto, por suparte Pansy solo confiaba en una persona llamada Draco Malfoy, Ginny en cambiono le veía importancia, ella era un libro abierto, creía en la verdad yhonestidad mas que en nada,

-adelante sin problema, pero hagámoslo mas interesante en cuantoalguien revele su secreto cada una tendrá derecho hacerle una pregunta a lasusodicha - dijo con picardía Ginny

-como sabremos que todas somos honestas? - pregunto Pansy

-en eso radica la confianza Pansy, en creer - le explico Hermione nomuy segura de querer participar

-ok hagámoslo - hablo Luna tendiendo su mano derecha hacia al frente

 

-si - dijo una efusiva Ginny colocando su mano sobre la de Luna

-bueno - titubeo Hermione creyendo que tal vez ya era momento de hablary coloco su mano sobre la de las chicas

Todas se giraron a ver a Pansy que tenia la vista sobre el piso, lamoreno se sentó lentamente con las piernas cruzadas y miro a cada una, suspirolargo y hondo - porque no - coloco su mano sobre la de todas.

-Como buena anfitriona comienza - pidióGinny a Luna

-ok - dijo la rubia y se limpio el sudorde sus manos - solo no salgan gritando - les suplico, todas la miraronconfundidas, se coloco de rodillas con las manos sobre estas, cerro sus ojos yabrió su boca muy grande mostrando sus dientes

-POR MERLIN!!! - gritaron las treschicas, Pansy se puso de pie de inmediato, Ginny se escondió detrás de Hermioney esta se quedo viendo los enormes colmillos que mostraba Luna

-Luna - dijo bajito Hermione, analizandotodo

La rubia abrió sus ojos y cerro su boca,esperando la reacción de ellas - no les are daño - les dijo bajito

Pansy con una mano sobre su pechoesperando recuperar su ritmo cardiaco, volvió a tomar asiento sobre su cojínsituado a lado de la rubia - pero como? - pregunto

-así nací - contesto la rubia mirandodirectamente hacia Hermione, sabia que la castaña ya estaba haciendoconclusiones

Hermione meditaba la situación, ahoracomprendía por que su amiga veía tantas criaturas que los demás no, o porquetenia tan desarrollados sus sentidos - Luna, solo los vampiros de la realezapueden soportar la luz del sol, por Merlin acaso eres una princesa? - preguntollena de asombro

-si, mi mamà era hija de la reina de lanoche, la condesa Carmilla de LeFanu, yo solo llevo el apellido de mi padrepara no levantar sospechas

-wao nuestra pequeña rubia Lunáticaresulto ser toda una vampiresa sexi - solto Ginny - waoooo es mi turnopreguntar verdad - pensó que mas podía preguntar - el personal docente lo sabe?

-no - se puso roja la chica - solo losabia Dumblendore y el profesor Snape, este ultimo es el que se encarga dedarme suministros de sangre - les informo

-Luna - Hermione tomo su mano - gracias- no podía creer que la rubia les hubiera confiado eso, era de conocimiento detodos que para poder matar a un vampiro este debía confesarte que lo era.

Luna le sonrió ampliamente, se girohacia Ginny - es tu turno - le pidio

-ok - Ginny tomo asiento de nuevo - quepuedo decirles? Todo lo saben de mi? - era verdad no sabia que decirles --- mmmyace jajajaja no se reían he - las amenazo - tengo un amor platónico desdeprimer año - volteo a ver a Pansy - creo que siempre he amado de cierta forma aDraco Malfoy

Las cara de asombro que pusieron todasfue descomunal

-que? El enemigo numero dos de tu Harry?- pregunto incrédula Hermione, esto ni ella lo había sospechado nunca

-pero y Harry? - pregunto Pansy muyinteresada

-bueno no es como si fuera a dejar aHarry para ir aprobar suerte con Draco, obvio para este ni existo - contestoruborizada

-como te va con Harry? - quiso saberLuna

-bueno creo que las cosas ya no son comoantes, pero - dudo en contestar - creo que todo esta bien, solo nose - y conesto se rasco la cabeza, realmente no sabia que pasaba con Harry y no era comosi le diera mucha importancia - es tu turno Hermione

La castaña palideció - bueno yo --- nosabia pensaba en que otra cosa decir - este pues - "piensa Hermione, piensa" se decía, Pansy tomo su mano para darleánimos - ok - suspiro hondo y lo dejo salir - las dos semanas que me ausente -miro a Ginny a los ojos - fue porque tuve un aborto por un embarazo ectópico -dijo por fin

 

-QUE????? - casi grito Ginny, no leresulto difícil saber que era de Ron - Hermione - solto de repente

-lo siento - le dijo Luna mientras latomaba de la mano - aquí estamos

Hermione comenzó a llorar esperando queGinny dijera algo mas, Pansy la miraba atenta

-como paso? - le pregunto Ginnycolocándose frente a ella y abrazándola,

Eso es lo que Hermione necesitaba, saberque no seria juzgada por su mejor amiga - se dejo abrazar por Ginny y Luna ylloro largo y tendido como hacia tiempo lo necesitaba. Pansy les explico todolo que paso y sabia.

-perdóname Herms - pidió Ginny mientrasse secaba sus lagrimas - si yo no me hubiera comportado como una verdaderaidiota no hubieras pasado sola por esto, perdóname Herms - le suplico lapelirroja

-no pasa nada Ginny - trato detranquilizarla Hermione

-no Herms, tu no debiste, haaa como hesido tan estúpida - no podía para de llorar, la culpa la estaba matando - perodeja que vea al idiota de Ronald - dijo furiosa

-no Ginny, no quiero que sepa nada masde esto el - le ordeno ella - a mi bebe lo reconoció Snape y para mi no existeotro padre mas que el - ellas se quedaron asombrados por esa nueva revelación

-gracias Pansy - dijo Ginny mientras selanzaba abrazarla - gracias por salvarle la vida

Pansy se tenso, esto era nuevo para ella,era verdad que tenia sus amigas de Slytherin como Astoria, pero ellas jamásintimaban, puras cosas relevantes hablaban y menos contacto físico, enSlytherin existía una regla no hablada, se frio, orgulloso y demuestra lo quevales, jamás pero jamás demuestres debilidad, y esa regla ella la aprendiódesde su casa, la única persona con la que intimaba era con Draco y eso sedebía a cierto suceso que había marcado a los dos.

-es tu turno Pansy - hablo Hermionesecándose el resto de lagrimas que surcaban su rostro - puedes confiar - leanimo

Todas sabían que el secreto maspeligroso era el de Luna, el mas preocupante el de Hermione y el mas gracioso eincreíble el de Ginny, pero el de Pansy se figuraría el mas importante, puestodas comprendían su posición y su tipo de educación. Pansy miro a todas laschicas y pudo por segunda vez sentir confianza.

-cuando tenia 10 años fui violada porLucius Malfoy - dijo sin más, sin inmutarse

Todas se quedaron petrificadas, mas hayade la noticia por la simplicidad con la que lo decía

-estoy bien chicas Draco me ayudo asuperarlo - dijo al ver que ni parpadeaban

-Draco? - dijo finalmente Ginny,Hermione la abrazo, Ginny tomo su mano, Luna le ofrecía otra botella

-si, Draco fue el que descubrió todo,estábamos jugando escondidas en su casa, como cada viernes que mi familia iba asu casa, eran vacaciones de verano, ese año ingresaríamos a Hogwarts, yo meescondí en la habitación de su padre, Lucius estaba ahí, borracho para variar,me sujeto muy fuerte y con un hechizo me sello la boca, Draco me encontrólamentablemente 15 minutos mas tarde, cuando su papà lo pensaba hacer porsegunda vez, Draco le pego a su padre con una botella de Wiski que estaba cerca,en cuanto Lucius me solto corrí en busca de mi mamà y papà, los adultossubieron de inmediato justo a tiempo para evitar que Lucius matara a su hijo agolpes, Lucius compro el silencio de mis padres ofreciéndoles el 30% de lasacciones de Company Malfoy y asegurando que Draco se casaría conmigo.

 

-Por Merlin - grito furiosa Hermione -que clase de padres hacen eso

-los de sangre pura Hermione que jamásdejarían que algo así manchara su apellido - explico sin mas Pansy

-eso es de barbaros - dijo furiosa lacastaña, indignada

-nadie jamás va a volverte hacer dañoPansy - le dijo Luna en un abrazo protector

Pansy lloro, no por el recuerdo, esehace mucho lo había superado gracias a Draco, sino por la preocupación de laschicas, por su honesta preocupación, por primera vez sentir que pertenecía aalgún lugar y quería empezar las cosas de forma correcta - hay algo mas quequiero contarles - pidió

-dinos - contesto Luna mientras secabasus lágrimas

Miro directamente a los ojos de Ginny -me gusta Harry, y mucho - solto sin bajar la vista

-vaya - contesto la pelirroja sosteniéndolela mirada - a eso se le llama sinceridad - rio nerviosa

Todas se soltaron a reír.

Esa noche Ginny regreso con unagradecimiento infinito por tener la familia que tenia, cuantas veces no habíallorado de niña por no tener algo nuevo, las veces que se había avergonzado porla ropa usada y desgastada que solo le era posible a sus padres comprarle, elmontón de veces que fue humillada por ser una pobretona Weasley, ¿Cuántas vecesno había deseado lucir como las de Slytherin?, pero hoy una vieja enemiga lehabía hecho comprender lo afortunada que había sido todo este tiempo, leesperaba un futuro prometedor a lado de Harry, dinero, fama y felicidad, mirola foto que estaba sobre su tocador, una foto tomada hace 2 meses donde sebesaba con Harry afuera de un café, pero algo mas la inquietaba, ella queríaser jugadora de quidditch, sabia que era buena pero sus padres querían que secasara con Harry y formara una familia, miro por su ventana con la fotografíaen su pecho "¿tu que quieres Harry?"pensó en voz alta.

En ese mismo instante Harry miraba lamisma foto pensando en todos los buenos momentos que habían pasado juntos, elnerviosismo de los dos en su primera vez juntos, como ella siempre lo apoyabaincondicionalmente, siempre lo entendía, el único roce fuerte que habían tenidohabía sido por la situación de Hermione y Ron, y ella había aceptado que sehabía equivocado, sabia que Ginny era todo lo que un hombre podría querer,hermosa, sexi, lista y no se dejaba rendir fácilmente, tomo un pergamino y leredacto una carta a Ginny.

Hermosa Ginny:

Se acerca elbaile de navidad, estoy informado que este año se les permitirá tener unapareja externa, dígame señorita si me haría el honor de acudir conmigo albaile.

Besos Harry J.P.E.

Envió su carta y se dispuso a dormir cuando ciertaseñorita de cabellera negra y cara de ángel se coló en sus pensamientos "buenasnoches Pansy" susurro a punto de quedarse dormido.

Hice un one-shot porel cumpleaños de Severus, si les interesa aqui esta el linck:https://www.potterfics.com/historias/177268

Hermionedecidió esa noche tomar un baño para relajarse, toda la información recibidapor sus amigas era muy delicada, vaya hasta lo de Ginny, pues se trataba denada mas y nada menos de Harry, lo mas cercano que ella tenía como familia,llego al baño de prefectos y se dio cuenta que estaba ocupado "rayos, en verdadnecesito relajarme" pensó, "mmm y si? De seguro no está" "además también es mimazmorra" dudo pero al fin se dirigió a la que también era su habitacióndespués de todo, estaba segura que no estaría en esta Snape, eran casi las 11de la noche. En efecto llego a la alcoba y estaba vacía, al entrar de inmediatose encendieron las antorchas y la chimenea, se sentó sobre uno de los sillonesy con un hechizo hizo a parecer sus maletas "en algún momento debo acomodar miscosas, no puedo seguir invadiendo la habitación de mis amigas".

 

Toc,toc, toc - el llamado de la puerta interrumpió sus pensamientos

-Severusya es hora - hablo Elien ingresando a la habitación

Hermioneno supo porque pero de inmediato se enfureció en cuanto escucho la voz - norecuerdo a verle dicho que podía entrar - menciono la castaña mientras se poníade pie mirando a la intrusa

-SeñoritaGranger - hablo con ironía la maestra ante la sorpresa de encontrarse ahí a lajoven

-SeñoraSnape - contesto mordaz Hermione

Elienla miro con curiosidad - perdón? - pregunto

-soyla Señora Snape - le remarco - así debe dirigirse a mí - le ordeno Hermionemientras la fulminaba con la mirada - y ya que hablamos de cortesía, le voy apedir, no, más bien le voy a exigir que ya que es la amante de MI MARIDO por lomenos tenga la decencia de no tirárselo en MI alcoba - le hablo muy molesta conlos brazos sobre cruzados sobre su pecho, el ceño fruncido y caminando haciaella.

Elienno pudo evitar sonreír por los celos de la castaña, pero no iba a ponerse adiscutir con una niña, giro su rostro con dirección a la puerta del despacho - Severuste espero en mi alcoba - giro y se dispuso a salir, en el último segundo sedetuvo y volteo a ver a una Hermione que estaba congelada - buenas noches,Señora Snape

Hermioneestaba pálida por completo, ahí parada como estatua de piedra, no sabía dedonde le había salido todo eso pues ni siquiera lo pensó cuando ya estabahablando, y peor saber que Snape estaba a unos metros detrás de ella y quehabía escuchado todo "genial Hermione, tú y tu gran bocota, anda con el mismovalor voltea y enfréntalo" decidió ignorar mejor, suspiro largo y tendido y sedirigió al sillón a sacar su neceser de la maleta, pudo sentir los ojos deSnape sobre ella.

Despuésde unos minutos incomodos y en silencio decidió enfrentar su miedo, levanto lavista y en caro al hombre que más temían todos, este la miraba fijamente con suporte distinguido que destila soberbia, era todo un Slytherin que sabía cómoacobardar a una leona, Hermione trago en seco y sin pensarlo llevo su maleta ala cama y la coloco frente a ella, intentaba evadir esos ojos negros queseguían cada movimiento que hacía.

Severushabía salido de su despacho desde que Elien ingresara a su habitación, habíaobservado la pequeña discusión en silencio sin interrumpir, hacía tiempo que noveía a Hermione tan de cerca, solo en la hora de las comidas o en la lejanía enla biblioteca, sabia por Minerva que la chica ya no tenía alcoba, por lo cualhabía deducido que dormiría en la torre de Gryffindor, pero su elfa Peny lehabía notificado que la leona no tenía cama propia, que a veces le llevaba suscosas a la alcoba de la señorita Weasley, de la señorita Lovegood o incluso dela señorita Parkinson, a él, le asombraba esta amistad como al resto delcolegio, era la primera vez que se veía desde la fundación de la escuela unaamistad tan estrecha hecha por miembros de diferentes casas, la notaba algocambiada, ya no lucia su falda del uniforme tan larga, ahora la llevaba corta,muy corta para su agrado, pero al menos cubría sus piernas con medias negras,su suéter era más justo a su figura mostrando que tenía pronunciados senos y sucabello sujeto en una coleta alta, había dejado atrás la fachada de niña, ysabía que no solo él se daba cuenta, había visto como muchos jóvenes la mirabany para ser franco no le gustaba.

 

Yahora después de un mes la señorita se dignaba a llegar a la alcoba y sin más apropiarse de la cama - esto no es un hotelseñorita Granger - le hablo con su tono habitual frio y arrogante

Hermionesintió como la sangre se le congelo, se giro para enfrentarlo - esta, tambiénes mi habitación señor - se atrevió a contestarle, aun estaba furiosa por eldescaro de esos dos

-loes, hace mas de un mes y no se había dignado a venir - le recalco el, sinreflejar emociones en su rostro

-noveo el problema - comenzó a desempacar - al contrario, debería estar agradecidode que podía disfrutar de su intimidad - le dijo con furia mientras comenzaba alanzar sus cosas sobre la cama

Snapeentendió el doble sentido de sus palabras - no le permito que me hable hacimocosa insulsa - la reprendió

A noesto ya era el colmo, ella ya no toleraría mas, no, ya no, -- sabe, no escuestión de que me permita o no - reto ella, tomando su toalla de cabello ycaminando lentamente al baño

Estoenfureció mas a Snape, nadie en su sano juicio se había atrevido a hablarle deesa forma y ahora no lo comenzaría hacer una Gryffindor - le aconsejo que midasus palabras, si sabe lo que le conviene - la amenazo dando dos pasos haciaella y evitando que esta siguiera su camino

Hermionelo vio y se atemorizo, ahí totalmente erguido en sus 1.85 m de alturacerrándole el paso era más que imponente, la taladraba con la mirada, ha peroya había comenzado, ya no era momento de echarse para atrás - gracias, pero nole pedí ningún consejo - le dijo levantando su rostro con direcciona a él,apenas y le llegaba a los hombros

-yo nosoy los estúpidos chicos con los que está habituada a pelear, a mi ningunamocosa insufrible me habla así - le dijo con voz queda y tranquila, muy cercadel oído de la chica mientras que al mismo tiempo se dejaba inundar por elaroma de ella - entendió Granger o necesita aprenderlo por las malas

Sinduda alguna atemorizaba mas así, sin embargo Hermione estaba más que molesta, ysi había algo que Snape desconocía era que ella enojada, no razonaba, soloactuaba, ella miro directamente a los ojos de el - también le informo quedormiré en la cama - dio vuelta y siguió su camino hacia el baño

-es MIcama - le grito el furioso, ya era demasiado esa altanería de la joven

-nuestracama, y si no le parece puede dormir en el sillón - y con eso ultimo cerró lapuerta del baño de un portazo

-malditaescuincla - rezongo Snape saliendo más que furioso de la habitación

Hermionese recargo sobre la puerta y se dejó caer poco a poco hasta que quedo sentadasobre el piso con su espalda recargada en la puerta "sin duda alguna tengoinstintos suicidas" escucho como Snape la maldecía y salía azotando la puerta,haciendo berrinche como niño chiquito.

 

Minutosdespués Snape llamaba a la puerta de Elien "adelante" escucho decir e ingreso -ya estas lista - hablo molesto

-si -contesto ella recostada sobre un sillón frente a su chimenea

-lucesfatal - le reprendió el, su cara reflejaba molestia

-tutambién para mi eres muy sexi - le contesto con sarcasmo mientras desabotonabala parte de arriba de su camisón de dormir y dejando al descubierto gran partede sus senos

Snapese dirigió a ella, tomo asiento a una lado, saco un pequeño frasco y delgado,lo destapo y metió la punta de su varita dentro de este, y succiono lasustancia azul turquesa que había dentro, guardo nuevamente el frasco en sutúnica, dirigió su varita al pecho izquierdo ya descubierto de Elien, la miro ala cara unos segundos, lucia fatal, pálida como fantasma y fría como muerto,con su varita sobre el corazón de la chica pronuncio -- Anapneo inflamarae vulnera

Unacorriente eléctrica recorrió el cuerpo de la chica provocándole mucho dolor,pudo sentir la mano de Snape sujetando fuertemente la suya - gra
ci..as - mediologro articular

Snape sepuso de pie y fue a servirse una copa de wiski y tomo asiento frente a ella enel otro sofá

Despuésde unos minutos Elien logro sentarse, lucia mejor, el color había regresado asu cuerpo, Snape le paso una copa de wiski, ella lo miro atenta - que te tienetan pensativo Severus? - le pregunto

-nada- corto el mientras encendía un puro, intentaba evadir la situación

-esbonita - dijo finalmente Elien, lo conocía también desde hacía años, sabía loque significaban esos pequeños gestos que hacia Severus, sabía que solo fumabacuando no podía controlar un sentimiento, el no contesto haci que ellaprosiguió - además se ve que le interesas, muestra sentimiento por ti

Anteestas palabras el la fulmino con la mirada - creí que todos estos años charlabacon una mujer madura, no con una joven cursi, gracias pero ya tengo suficientesde esas en mis clases - le espeto muy arrogante

-jajajajajaen verdad sientes algo por ella - lo atrapo Elien, sabia a que se debía elsarcasmo

-cómopuedes pensar semejante estupidez, sin duda alguna al estar tan cerca de lamuerte te hace delirar - sorbió de un trago todo el contenido de su copa.

-vamosSeverus esas cosas no se piensan, se sienten, acaso no notaste como queríamatarme con sus propias manos - le informo contenta por su nuevo descubrimiento

-talvez debería dejarla, así dejarías de decir estupideces - por nada creería queHermione sintiera algo por el - es una Gryffindor Elien, solo no quiere ver suorgullo humillado por lo que se pueda decir en el colegio sobre nosotros. - intentabano pensar en la mocosa

-y tuSeverus ¿Qué pensarías si ella tuviera una relación con alguien? o más bien¿Qué sentirías? - pregunto ansiosa por la respuesta

Snapeno supo que contestar, jamás había pensado en eso, sintió como algo en su pechose comprimió haciéndolo sentir un frio recorrer su cuerpo - me voy, al parecerhoy estas sentimental, seguramente estas en tus días - se puso de pie y semarchó.

-Severus,Severus, Severus otra vez una Gryffindor - dijo ella mientras se dirigía a sucama - ya era hora - concluyo.

Snapeingreso muy perturbado a su mazmorra, olfateo un aroma dulce dentro de laalcoba, la chimenea alumbraba tenuemente todo el lugar, miro hacia su cama, lasabelotodo había cumplido su amenaza, estaba plácidamente recostada sobre sucama, que ahora en vez de matrimonial era quinzaes ¿acaso en verdad ella pretendíacompartir la cama?, negó con la cabeza y se dirigió al baño a tomar una ducha,al entrar nuevamente ese aroma dulce le dio de golpe en la cara - vainilla -susurro, "ahora toda mi mazmorra huele igual que esa mocosa, genial, quecomience mi pesadilla" pensó con una cara de disgusto.

 

Pasadounos 40 minutos Snape se encontraba muy relajado, con las manos cruzadas detrásde su nuca, sumergido hasta la cintura dentro de su jacuzzi, el agua estaba muycaliente, casi a 35 grados como a el le gustaba, el baño lleno de vapor, susbaños largos eran algo haci como su hobi, lo relajaban y ayudaban a no pensaren nada, escucho y un repicoteo en la lejanía que lo hizo regresar de suensueño, lo escucho nuevamente, esta vez mas fuerte, frunció la cara por esaintromisión, el sonido se empezó a escuchar mas fuerte y demandante, saliómolesto del jacuzzi y se amarro una toalla en la cintura, salió del baño enbusca del origen de ese ruido molesto.

-pic,pic, pic, pic - el sonido venia de fuera de la mazmorra, ahí en la únicaventana alta que tenia, una pequeña lechuza parda que peleaba por entrar por laventana, llevaba atada una carta a su pequeña pata, pero ese no fue todo elespectáculo que deslumbro, Hermione enfundada en su habitual pijama que solocontaba de su camisa negra de el, al parecer había intentado con su varitaabrir la ventana, pero esta se había atorada, y la insulsa ave desesperada porentregar su cometido había querido entrar por el pequeño espacio, y ahoraestaba atorada y comenzaba a ulular desesperada.

Hermionerendida por no lograr abrirla y temerosa de que la pequeña lechuza se estuvierahaciendo daño, poso su varita sobre la cama y subió al buro que estaba bajo laventana, sin embargo ni así llegaba hasta la ventana, comenzó a ponerse depuntitas y dar saltos para liberar a la lechuza desesperada - tranquilaPigwidgeon - intentaba tranquilizarla en lo que lograba jalar la ventana.

Snapese quedo paralizado al ver el espectáculo, al trepar la chica al buro le habíamostrado todo su trasero, cubierto por solo una pantaleta roja de encaje casitransparente y ahora dando de brinquito se lo volvía a mostrar, menos mal queno quedo hipnotizado y actuó rápido cuando Hermione en su brinco mas alto quelogro liberar a la lechuza no logro caer con los dos pies sobre el buro y cayohacia tras, Snape alcanzo a atajarla en el aire, a pesar de que todo fue muyrápido para ellos fue como en cámara lenta.

Hermionecayo de espaldas ante el pecho desnudo de Snape, este alcanzo a sujetarla de lacadera, la camisa se le subió, por lo cual cuando Snape la tomo, el contactofue directo con la piel de la joven, lentamente por el peso el cuerpo de lachica comenzó a deslizarse sobre las manos de el, en ese deslizamiento elsintió como sus manos sin proponérselo recorrieron su piel de la chica desde lacadera hasta llegar bajo sus senos, hasta ahí llegaron sus manos cuando lospies de ella tocaron el suelo, pudo sentir el peso de sus senos sobre susmanos, la chica no llevaba sostén, sintió como un calor invadía todo su cuerpo,un cosquilleo picaba sobre sus manos, Snape no pensaba en ese momento, solosentía, y eso era una piel cálida, caliente, suave, y unos grandes senos sobresus manos, sintió una punzada en su entrepierna.

 

Hermionepor su parte estaba embriagada por la mezcla de emociones, vértigo por lacaída, susto cuando sintió quien había evitado su caída, y excitación por esasmanos que accidentalmente habían recorrido parte de su cuerpo, sentía unacorriente eléctrica recorrer su cuerpo, sabia que debía apartarse y acomodar supijama, pero su cuerpo pensaba diferente, su cuerpo pedía a gritos que esasmanos grandes y ásperas que estaban bajo sus senos siguieran ascendiendo "unpoco mas" se cohibió ante su pensamiento, solo se movió un centímetro haciaatrás y su espalda desnuda se junto con el pecho de Snape, sintió la piel de elmuy caliente, no quería imaginarse en que fachas andaba el como para traer eltorso desnudo porque ya estaba demasiado excitada.

Snapenada coherente sintió este movimiento de ella como una invitación y lentamente subiósus manos mas hasta cubrir con ellas los senos de la chica, sintió como bajosus palmas los pezones de ella se endurecían, sus manos grandes apenasalcanzaban a cubrir los senos de ella, los sintió muy suaves, firmes, duros ytibios "perfectos" y sin pensarlo los apretujo con un poco de fuerza.

-hag -un gemido se escapo de la boca de Hermione, eso se había sentido tan bien, enese acto el había disminuido cualquier distancia posible que los separara, ellapudo sentir el miembro duro de el detrás de su cadera, y una humedad se apoderode su parte intima, en ese momento no razono que era su exprofesor Snape quienla tocaba sino Severus, el hombre que hacia que ella se perdiera es sus túnelesnegros cuando la miraba, el hombre que la perturbaba con su aroma a hierbas,pergamino y tabaco, el hombre dueño de ese torso jodidamente sexi, tambiénmarcado y con cicatrices como lo había sentido hacia ya muchas noches, elhombre al que llevaba evitando un mes porque se sentía muerta de celos y noquería admitirlo, el hombre por el cual horas antes la habían hecho comportarsecomo una verdadera leona marcando su territorio. Dejo caer su cabeza hacia trasdescansándola sobre el pecho de el.

Aloírla gemir fue cuando reacciono, la situación tan comprometedora en la queestaban y el mar de sensaciones por las que estaba invadido en ese momento,pudo sentir una gran excitación como hacia años no lo hacia, no era como si elno tuviera relaciones, había tenido cientos de amantes, con las cuales solo erasexo y ya, pero ahora esa pequeña caricia involuntaria al cuerpo de la chica lehacia querer extinguir todo ese fuego que ahora recorría por todas sus venas"maldita niña con cuerpo de diosa" pudo sentir y escuchar como ella correspondíaa la caricia, y sabia que quería mas, pero esto no podía pasar entre ellos,ella era una niña, una niña dominada en ese momento por sus hormonas, una niñaa la que el, le llevaba 19 años, y el no era ningún pedófilo, así lo pensabael, sin embargo no pudo evitar salir de esa situación como un caballero, bajosu rostro hasta su oreja de ella y le susurro - ve a dormir, mañana te esperaun difícil día - con esto la solto y regreso al baño, después de todo ahoranecesitaba un baño con agua muy fría.

Hermionedejo salir un suspiro, frustrada y algo molesta, se metió a la cama pidiendo aMerlin que sacara esos pensamientos de su cabeza, se lo imaginaba ahora en elbaño, totalmente desnudo, recorriendo su cuerpo con alguna esponja
"no, no ,no, ¿Cómo voy a pensar eso? ¿Cómo puedo desear que me toque si viene de estarcon ella?" con ese ultimo pensamiento derramo unas lagrimas, tomo la pociónpara dormir sin sueños que tenia bajo la almohada, tenia que descansar, mañanapresentaría sus temibles EXTASIS y lo ultimo que necesitaba era pasar la nocheimaginando el cuerpo desnudo de Snape o sintiéndose culpable por desear a unhombre que venia de estar con otra mujer.

 

Y así con lo que fue una caricia accidental ninguno delos dos puso atención en la carta que la lechuza poso sobre el buro.

Que les pareció? Anapneo inflamarae vulnera es un hechizo nuevo,mas adelante sabrán de el. Disculpen si ya no actualizo tan pronto como antes,esque ya se acabaron mis vacaciones, y entre el trabajo, la universidad y mipeque no me queda mucho tiempo LLL.

¡Gracias por sus comentarios, me encantan! JJJJ

XOXOX DLM

Lamañana del sábado llego y con ella una presión y nerviosismo para Hermione,dentro de una hora presentarías sus Exámenes Terribles de Alta Sabiduría e InvocacionesSecretas, se sentó sobre la orilla de la cama, comenzó a sudar frio, solo habíacontado de un mes para estudiar los exámenes teóricos y prácticos y no era soloeso, seria la segunda estudiante en toda la historia de Hogwarts quepresentaría una notable cantidad de EXTASIS, nada mas y nada menos que 11,colocándose detrás de Albus Dumblendore que presento 12, era de su conocimientoque Tom Sorvolo, Minerva McGonagall y Snape habían presentado 10, los de ellaserian en ; Encantamientos, Defensa Contra las Artes Oscuras, Herbología,Historia de la Magia, Pociones, Transformaciones, Alquimia, Aritmancia, Cuidadode Criaturas Mágicas, Estudios Muggles, Estudio de Runas Antiguas.

Tomouna ducha rápida, se coloco su uniforme, vio que no había ni rastro de suprofesor "¿mmm donde estará?, no Hermioneahora no es momento de pensar en el, ya después" se regaño mentalmente ycasi corrió hacia el comedor, lo que vio no se lo esperaba, todos los Gryffindorla esperan con una pancarta que decía:

¡Suerte Hermione, estamos contigo!

Losojos de Hermione se humedecieron cuando cientos de manos la abrasaron y lacondujeron hasta la mesa - gracias chicos, no debieron molestarse - les dijomientras tomaba asiento entre Ginny y Luna, el desayuno transcurrió muyefusivo, 15 minutos antes de que empezaran sus exámenes Pansy se paro de sumesa y se dirigió lentamente hasta ella, muchos la miraron asombrados cuandollego a la mesa de los Gryffindor.

-puedosentarme? - pregunto en su tono frio habitual,

Nadiepodía creerlo, un Slytherin pidiendo permiso para sentarse a la mesa de losleones. - claro - fue Neville el que contesto y se corrió para hacerle espacioa la chica y quedara frente a Hermione.

-nerviosa?- le pregunto Pansy

-uf,como no tienes idea - confeso la castaña mientras tomaba un vaso de jugo decalabaza

-oyeHerms, no voltees, pero, has visto como te mira el profesor Snape? - lepregunto Luna bajito para que solo las cuatro escucharan

-haaaa?- se sorprendió Hermione mientras se ruborizaba y no pudo evitarlo, levanto lavista y miro a la mesa de los profesores, en efecto Snape la estaba mirando conesos ojos negros profundos que mas que intimidarla la cohibían, le sostuvo unossegundos la mirada hasta que el le dio un asentimiento de cabeza y rompió laconexión para seguir su platica con Elien.

 

-creoque eso fue un "buena suerte" - dijo Ginny que no se había perdido de nada

-jajajajaja- todas las chicas rieron

-hayalgo que debas contarnos Hermione? - pregunto Pansy juguetona

La castañaenrojeció por completo - mmm no
este
mmm no - como rayos pensaba Pansy queella iba a contarles que Snape la había tocado, y para colmo que la había dejadocon ganas de mas.

-Harryquiere celebrar por la tarde en las tres escobas - informo Ginny rescatando aHermione - todos están invitados - miro de soslayo a Pansy

-losiento, ya tengo planes - le dijo Pansy - Herms aun no puedes ingerir alcoholhe

La directoracamino hasta su mesa con Snape a sus espaldas - llego el momento señoritaGranger

Hermionepalideció, no supo si era porque la hora había llegado o porque se daba cuentaque Snape como subdirector estaría presente en sus exámenes, se puso de pie ycomenzó a caminar con dirección a la aula de transformaciones, todos iban ensilencio, minutos después entraron en el salón, en este ya se encontraban trespersonas que al verlos entrar se pusieron de pie.

-SeñoritaGranger, ellos son miembros conocidos del tribunal de exámenes mágicos, son losque le examinaran tanto en lo teórico como en la practica, sus EXTASIS cuentande 8 horas, el profesor Snape le acompañara las primeras 4 horas durante laparte teórica y yo las ultimas 4 durante la parte practica - le informo ladirectora, mientras Snape miraba por la ventana.

-ok -fue todo lo que logro articular, confirmado tendría a Snape con la vista sobreella por 4 horas "genial lo que me faltaba" pensó.

-unplacer conocerla señora Snape - se acerco y le tendió la mano una brujaelegante de aproximadamente 45 años - soy Griselda Marchbanks, Jefa deltribunal.

Hermionese ruborizo por lo de "señora Snape" - el placer es mío

Snapedesde su lugar donde fingía estar ajeno a todo eso sintió regocijo
"por Merlin,parezco un tonto crio de 15 años"
se reprendió y siguió con su posturaarrogante y fría

-porfin la conozco, se rumora que será la bruja mas talentosa de nuestros tiempos -le dijo un señor de edad ya avanzada mientras la saludaba - soy el profesorTofty y seré uno de los examinadores.

-gracias- ya no sabia que decir la pobre chica

Elultimo hombre se acerco, se quito el sombrero que llevaba y le hizo unareverencia - es de conocimiento publico lo que usted y sus amigos hicieron porel mundo mágico, es un honor para mi conocer a joven tan talentosa y hermosa -tomo su mano de ella pero en vez de apretarla la beso - soy Tiberius Ogden serésu examinador - era un hombre guapo de al menos 30 años.

Estoya era el colmo, Hermione parecía jitomate por lo roja que estaba - gra
ciasel pla..cer es mío - logro articular muy nerviosa.

Snapeen rodo los ojos y tomo asiento detrás del escritorio. Como era posible queGranger se ruborizara ante semejante pelele.

-puesbien comencemos - hablo Griselda Marchbanks y con un movimiento de varita en elaula solo quedo un pupitre, con un pergamino, pluma y tintero.

Ladirectora le sonrió a Hermione para darle ánimos y salió del aula. Los miembrosdel consejo tomaron asiento en sillones individuales que conjuraron, colocaronun reloj de arena sobre el escritorio y se dio comienzo en cuanto Hermione tomoasiento.

 

Eltiempo transcurrió lentamente para Snape, pero tubo la excusa perfecta paramirarla, la veía tranquila y serena, después de tanto tiempo mirándola en lassombras comenzaba a reconocer ciertos gestos en ella, acostumbraba acomodarsealgún rizo tras la oreja cuando estaba cohibida, fruncía el seño cuando algo lemolestaba, mordía exquisitamente su labio inferior cuando estaba pensativa,torcía la boca al lado izquierdo cuando dudaba y jugaba con sus manos cuandoestaba nerviosa.

Ahíestaba la que ahora era su esposa de lo mas tranquila contestando sus exámenes,aun recordaba cuando el había presentado los suyos, para nada había lucido comoella, había estado durante todo el examen muy nervioso, pero ella no, ellaestaba ahí contestando todo muy rápido, segura de lo que sabia, si bien esacualidad en los primeros años lo había molestado mas de una vez, hacia unoscuantos años que se lo reconocía como una virtud a la castaña, claro jamás selo diría.

Sedeleito mirándola, después de todo era lo único que podía permitirse, lo deanoche no podía repetirse, ella era una niña y si bien en el mundo mágico lasdiferencias de edades en las parejas no eran mal vistas, el para nada quería unarelación con ella, el estaba bien solo, ya era demasiado con tener quecompartir su cama, lo de anoche simplemente había sido un desliz, después detodo el era hombre y tenia necesidades, y si no fuera por la grave situación deElien hubieran retomado su vieja relación de amantes, nada tenia que ver con lainsufrible sabelotodo que ahora estaba sentado frente a el mordiéndose su labioinferior
."Porque jodidos hace eso"
. Sintió como una corriente recorrió sucuerpo.

Hermionetermino la primera parte de su evaluación en tres horas con veinte minutos, alprincipio había sido difícil porque sentía como el profesor Snape no le quitabala vista de encima, pero al darse cuenta que la situación así seria, lo ignoro olímpicamente- termine - les informo poniéndose de pie, necesitaba estirar las piernas.

-muybien señorita, gusta descansar o comenzamos de una vez con la parte practica -le pregunto Tiberius Ogden poniéndose de pie frente a ella

-creoque lo mejor es terminar de una vez - finalmente contesto ella, todosasintieron

-leparece bien defensa contra las artes oscuras primero? - la interrogo

-si -concluyo ella

-muybien en posición de duelo señorita - Tiberius se separo de ella unos 10 metros,Griselda Marchbanks conjuro un hechizo protector para protegerse ella, ha Snapey Tofty.

Losdos hicieron una reverencia y se pusieron en posición de ataque, Tiberiuscomenzó avanzado hacia ella y lanzándole un hechizo rojo el cual ella repelofácilmente sin moverse, ella contrataco mandándole un hechizo azul que hizoretroceder a Tiberius a pesar de que pudo repelerlo, el respondió haciendoaparecer un dementor, ahí Hermione dudo, sintió la tristeza de la perdida de subebe, el rechazo de Ron, el dementor se acercaba mas a ella, intento pensar enun recuerdo feliz, y recordó el momento de su boda y la noche anterior, de suvarita salió una nutria de casi metro y medio, su esplendor segó a todos en lahabitación y tiro de sentón a Tiberius.

 

-vayaseñorita, es usted muy poderosa, solo era conocimiento del ministerio que elseñor Potter era capaz de hacer el conjuro Patronus tan potente - le dijo muyalegre Tiberius

-gracias- contesto ella mientras acomodaba un mechón invisible tras su oreja.

Ladirectora llego a relevar a Severus y este partió, cuatro horas despuésHermione salía del castillo con camino a Hogsmeade, estaba muy cansada perosabia que Harry la esperaba, al entrar a las tres escobas un ruido arrasadorinundo el lugar, todos con sus vasos o jarras golpeaban la mesa mientrasgritaban "Hermione" repetidamente, vio a Harry dirigirse a su encuentro.

Estela tomo en brazos y la giro en el aire, la deposito en el piso en medio de unabrazo y beso su frente, tomo un jarra de cerveza de mantequilla y la subió alaire - por Hermione, la bruja mas talentosa que ha pisado Hogwarts - todosbrindaron en su honor.

-bastaHarry - le dijo bajito ella mientras el la dirigía a su mesa, no le gustaba serel centro de atención, en el camino recibió muchas felicitaciones, en su mesaestaban, Ginny, Luna y Neville.

-te lomereces - le dijo mientras le sacaba la silla para que ella se sentara

-comote ha ido? - le pregunto Luna

-bien,no estuvo tan mal - confeso ella

-solotu podrías decir eso Hermione - le dijo Ginny y todos rieron

Latarde continúo amenamente entre relatos y risas, Hermione vio como a dos mesasde ellos estaban Pansy, Draco y Theo charlando, varias veces cacho a Harrymirando disimuladamente a la mesa de Pansy. Ginny nada tonta no paso esto pordesapercibido, incluso ella varias veces se topo con la mirada de Pansy sobreHarry.

-voy ala barra, ¿quieren algo? - pregunto la pelirroja poniéndose de pie

-yovoy, ¿Qué necesitas? - le dijo Harry

-yovoy, tu sigue disfrutando de Hermione, casi no la vez - le dijo evitando que separara el

Alllegar a la barra se encontró con Draco

-2wiskis de fuego Rosmerta por favor - decía el rubio mientras sacaba dinero

Ginnyse quedo asombrada, jamás lo había escuchado pedir las cosas amablemente - unhidromiel por favor - pidió mientras se colocaba aun lado de el

-que haymini Weasley - le dijo Draco girándose hacia ella

-esta"mini" Weasley se llama Ginebra - le enfatizo ella algo molesta

-Ginny- contesto el en medio de una risa

-ha? -no le entendió

-prefieresque te digan Ginny ¿no? - le contesto

-si,mis amigos me dicen Ginny - le informo la pelirroja sin mirarlo, veía por elespejo de la barra como Harry levantaba su cerveza y le decía mudamente con ungesto salud a Pansy.

Dracohabía visto todo también y a la pelirroja mirar - dicen que atrapaste la snitchen menos de 5 minutos en el juego pasado contra Ravenclaw - le dijo paraaliviar la tensión

Ginnysalió de sus pensamientos al escucharlo hablar - si - fue todo lo que contesto,admirada porque lo supiera, ese año aparte de ser la capitana del equipo jugabacomo buscadora.

-tienestalento para jugar - le espeto el, ya la había visto jugar varias veces durantesus años en Hogwarts y esta era la primera vez que lo admitía en voz alta.

-aquítienen chicos - llego Madame Rosmerta con las bebidas de cada uno - Draco serán2 galeones y 4 sickles, señorita serán 4 galeones - la bebida de hidromiel erala mas cara.

Dracosaco 7 galeones y se los tendió a Madame Rosmerta - yo invito - le dijo a Ginny- quédate con el cambio Rosmerta, nos vemos Ginny - sin esperar respuesta elrubio regreso a su mesa.

 

-aggggggsi tan solo yo fuera 20 años mas joven - dijo Madame Rosmerta viendo a alejarseal rubio

Ginnyrio y regreso a su mesa.

-feliz?- le pregunto Harry al verla llegar muy sonriente

-claro,estamos aquí todos juntos - le contesto mientras se sentaba

Harryla abrazo y la atrajo hacia el, tal vez ya no la amara, pero no podía evitarsentir ternura al ver su sonrisa y recordar cuantas veces ese recuerdo de ellale había traído paz, serenidad y fuerzas mientras buscaba los horrocruxes juntoa sus amigos.

-podríasdejar de ser tan descarada - le dijo Draco a Pansy mientras tomaba asientoentre sus amigos

-ha? -contesto ella evasiva

-tecomes con la mirada a Potter - la regaño el rubio - te va a descubrir su novia- le advirtió

-losabe - le dijo, Theo y Draco la miraron sorprendidos

-como?- le pregunto el rubio

-sonamigas - contesto Theo por ella

-que?- estaba asombrado Draco

-hacesemanas y hoy Pansy se sentó en su mesa de los Gryffindor

-Pansyvoy de acuerdo que al enemigo entre mas cerca mejor pero no exageres - le dijoescandalizado el rubio

-perosi hasta duerme con el enemigo - dijo muriéndose de la risa Theo

-QUE?No me digas que eres su amante? - fulmino a Pansy con la mirada Draco

-jajajajaya quisiera ella, Granger es la que a dormido unas noches con ella - contestonuevamente Theo

-explícame- exigió Draco

-claro,en cuanto Theo deje de entrometerse - Theo levanto sus hombros y tomo su bebida- hace tiempo que somos amigas - le dijo a Draco

Elrubio la miro sorprendido y preocupado - son de Gryffindor - le dijo como algoobvio

-y unaes de Ravenclaw - acuso Theo

-que?Por favor no me digas que es lunática - suplico Draco

Anteesto Theo escupió sin querer el wiski que tenia en la boca

-THEO- lo reprendieron los dos

-losiento - dijo el moreno mientras se limpiaba

-metratan bien - confeso Pansy volteando a ver a las chicas - de hecho Ginny meinvito a celebrar con ellos

Dracovolteo y vio a los jóvenes también, los cinco reían escandalosamente, Harrytenia abrazada a Ginny y tomada de la mano a Hermione, si había algo que Dracosiempre le había envidiado era como a pesar de que Harry era huérfano teniaamigos y una novia que lo querían por la persona que era y no por fama oposición, claro que jamás lo reconocería. Miro a Pansy detenidamente, su masvieja y leal amiga, era la segunda persona después de su mamà a la que el masquería en todo el mundo, le tomo una mano y le sonrió - es algo demencial,pero
. Si tú eres feliz es lo que cuenta ¿no?

Pansysonrió como nunca, y sin pensarlo, sin importarle que ellos fueran Slytherin,que estuvieran en un lugar publico, se lanzo al cuerpo de su amigo y le dio unbeso en la mejilla - gracias, gracias por todo - le dijo.

Dracosolo le dio unas palmaditas - ya te esta afectando juntarte con ellas - laregaño mientras ella se quitaba de encima.

-lasiguiente vez la veras portando los colores de Gryffindor - bromeo Theo

-no espara tanto Theo - dijeron al unísono los dos y rieron disimuladamente

-ya esnoche chicas, vamos las llevare al castillo - se puso de pie Harry y las ayudoa levantarse, pago la cuenta y salieron del local, antes de salir Harry no pudoevitarlo, volteo y con una gesto de mano se despidió de Pansy, esto no pasodesapercibido para los chicos que fulminaron a su amiga.

 

Elcamino de regreso al castillo fue tranquilo y ameno.

-lasveo dentro de 10 días, en el baile de navidad - les dijo Harry mientras lasdejaba en las rejas de entrada a los terrenos - no vemos Gin - beso rápido aGinny en los labios, beso la frente de Hermione y la mejilla de Luna

-Nevillenos vemos, cuídamelas - le dio un abrazo a su amigo

-claroHarry - contesto muy alegre el

Apenashabían dado unos pasos cuando un hombre apareció ante ellos, era alto, como de1.75, cabello negro, peinado rebelde, vestía todo de negro, sus facciones eranmuy finas, su vestimenta muy pulcra, ojos de color azul cielo, tenia notablesojeras en su pálida piel, pero aun así lucia magnifico, camino hacia Luna.

-buenasnoches señorita Lovegood - se acerco a ella y beso el dorso de su mano

Ellapalideció - hola, tu er..?

-así es, tu decimo noveno cumpleaños esta cerca - miro alos demás acompañantes de la rubia - buenas noches, mi nombre es Alfred Bathory- detuvo su vista sobre Hermione.

No saben lo contenta que estoy, llevamos 13 capítulos, 78favoritos, y 98 comentarios, Waoooo gracias a todos JJ

-por Merlin, vieron parecía un adonis - dejo salirPansy mientras entraban al castillo

-shusss aquí no es el lugar - las callo Hermione

-mmmm pijamada? - aventuro Ginny emocionada

-sala de menesteres - confirmo Pansy

Hermione se detuvo
"esto no es un Hotel"
recordólas palabras de Snape - mmmm

-no me digas que prefieres pasar la noche con tumarido? - la descubrió Ginny

-que? - se puso mu roja la chica mientras susamigas se reían - no, claro que no, solo que ya es noche para andar por lospasillos, nos descontaran puntos - intento mentir

-somos prefectas - hablo Pansy señalándose a ella yha Ginny - y tu ya no eres estudiante - le recordó

-vamos Herms, siempre has sido pésima mintiendo -cuestiono Ginny mirándola fijamente

-ya muévanse - dijo finalmente la castaña

-hasta mañana Neville - dijeron las tres chicas

-con cuidado - alcanzo a decirles el

Al llegar a la sala de menesteres, en esta habíacojines enormes tipo colchonetas esparcidos por todos lados, en el centro unamesa baja con variedad de postres y bebidas, cerca de ellas habían 4 pijamas enlos colores de cada casa.

-tu lo pensaste - acuso Ginny a Pansy

-culpable - confeso la morena

Las chicas se cambiaron de ropa y se dejaron tendersobre los cojines enormes, eran muy cómodos y olían a frutas.

-parecía un ángel - dejo salir en un suspiro Ginnymientras recordaba a Alfred Bathory

-sacado de un novela inglesa - confirmo Pansy

-será un ángel, pero un ángel de la noche - lesdijo Hermione

-por que lo dices? - quiso saber Pansy mirándolafijamente

-no, notaron algo raro en el y como Luna se asustoal verlo - les intento explicar algo que ni ella entendía

-no, la verdad yo estaba muy entretenidaadmirándolo - dijo riéndose Ginny

-exacto - rio Pansy

-bueno pero que ustedes solo piensan en hombres -fingió molestia la castaña, pero la verdad la divertían

-hablando de hombre, ¿Qué hay con el profesorSnape? - la interrogo Pansy, Ginny miro atenta a la espera de la respuesta.

 

-nada - contesto la castaña mirando hacia el techo,se había dejado caer boca arriba

-aja, y luego de que fingimos creerte - hablo Ginny

-en serio - intento convencerlas mientras recordabacomo la noche anterior el había recorrido su cuerpo, ante el pensamiento seruborizo.

-jajajajaja, esta bien fingiremos por el momento -declaro Pansy sentada observando a Hermione

La castaña rodo los ojos - sabes que el tiene algocon Elien - hablo sin poder evitar mostrar molestia en sus palabras

-estas celosa? - se escandalizo Ginny

-NO - grito Hermione poniéndose sentada

-como es el Hermione? - le pregunto Pansy

-ya lo saben, es un bastardo controlador amargado -dijo levantando sus hombros

-jajajajaja - las chicas estallaron en risas - noen serio, ¿Cómo es el contigo? - insistió Pansy

-bueno - se quedo pensativa - es frio, distante,nuestra convivencia es constantemente una guerra de poderes - analizo por primeravez ella - lo normal que se puede esperar, el es tan Slytherin, sin ofenderPansy y yo tan Gryffindor. - les explico

Las chicas la observaron en silencio, analizandosus palabras y como las había dicho molesta.

-pero a veces
-- bajo un poco la voz - el seporta, lindo - confeso

-lindo? - pregunto Ginny, no se podía imaginar a sutemible profesor de pociones siendo lindo

-no como lo habitual, mmmm nose como explicarlo, eslindo a su manera - confeso poniéndose roja

-explica - exigió Pansy muerta de curiosidad

-bueno, es como aquella vez, las palabras que medijo esa noche Pansy, lo recuerdas? - hablo triste al recordar el suceso

Pansy formo una "O" con su boca, como olvidar esanoche - créeme nadie jamás olvidara lo que te dijo

-me perdí - dijo Ginny al no saber de que hablaban

Pansy miro a Hermione, esta le asintió con lacabeza - el día que Hermione
aborto
. No podíamos tranquilizarla, la magia nolograba inmovilizarla y ella se resistía a
tu sabes
Draco le pidió a Snapeque la controlara, cuando la estábamos perdiendo Snape le suplico que cooperaray le dijo que el le daría todos los hijos que ella quisiera. - le explico lamorena

Ginny abrió la boca a todo lo que daba mirando aHermione.

-eso no es todo, el día de mi boda amanecí con elamillo de compromiso en mi dedo, le permitió a Harry sacar una foto y hasta searreglo
. - recordó lo guapo que lucia ese día su profesor.

-QUE!!! - las chicas no podían creerlo - quiero verla foto pidió Ginny

Hermione con un movimiento de su varita conjugo lafoto que tenia celosamente guardada en su libro de pociones, esta tardo unossegundos en llegar y depositarse sobre su mano, se las tendió a las chicas.

Las chicas se juntaron para mirar la foto al mismotiempo, la foto era de 15 por 20 cm, en esta se observaba a una Snapecolocándose a lado de Hermione, este vestía a un traje de gala color negro, concamisa en color gris oscuro y moño negro, sin capa, se veía como la abrazabapor la cintura delicadamente y a una tímida Hermione colocando se cabeza sobreel hombro de el, los dos miraban al que saco la foto, Hermione cohibida sonriótímidamente, mientras que Snape con su habitual rostro frio solo posaba peroinclinaba un poco su rostro hacia el de ella.

-lucen genial - hablo primero Ginny

-parecen de verdad esposos - aventuro Pansy

 

Para variar Hermione se puso roja - enterramos a mibebe en su cementerio familiar, y en el acta de defunción quedo registrado comoJean Snape Granger - les explico.

-vaya que detalles - corroboro Pansy

Ginny medito un poco - se que al principio yo laprimera en oponerme y aunque mi mamà y Ron aun no lo acepten, ahora eres laseñora Snape, ¿Por qué no intentas hacer una vida con el? - solto muydelicadamente.

-claro que no, como puedes pensar eso, el ya tieneuna pareja - explico la castaña alterada por la grave proposición de Ginny

-pero legalmente es tu marido, y si tu quisieras
.- decía Pansy

-pero yo no quiero, ese es el punto y no esta adiscusión - zanjo el tema ella y conjurando una cobija se dispuso a dormir.

Ginny y Pansy se miraron tapándose la boca paraahogar sus risas, se desearon buenas noches y se dispusieron a dormir también.

Minutosantes en el lago

-yo no quiero esto mas que tu, pero sabes que asífue dispuesto - hablaba el mirando hacia el lago

-pero nosotros podríamos negarnos - intentabaconvencerlo ella

-y desatar una batalla por ver quien domina? -pregunto el irónico

-no lo are - dijo finalmente ella y comenzó aalejarse

-nadie te lo esta preguntando - fue su únicacontestación de el.

En lasmazmorras

Era cerca de media noche, Snape se encontrabatomando wiski en su despacho, apenas unos minutos había terminado de revisarunos exámenes, constantemente miraba al reloj que colgaba entre los dos cuadrosfrente a el.

-porque no vas a buscarla - hablo el retrato deAlbus

-nose de que hablas - contesto mordaz Snape

-llevas dos horas mirando ese reloj hijo - contestoamablemente el viejo

-acaso no tienes otros cuadros que visitar Albus,mas gente para molestar - le reprocho el

-claro, pero aquí es donde me necesitan - rio Albus

-no sabia que necesitaba que un maldito retrato mejodiera la vida - le recrimino

-jajajajaja hay hijo, nunca es tarde para cambiar,tienes la felicidad al alcance de la mano - dicho esto sin darle tiempo decontestar Albus abandono su retrato.

-viejo chiflado - casi le grito Snape,

Paso otra hora mirando al reloj, muy molesto saliódel despacho con destino a bañarse, se detuvo a media alcoba y hablo fuerte -Peny!

Un "plop" resonó en la habitación y apareció unaelfa - diga mi amo

-donde? - le pregunto

-en la sala de los menesteres, con las señoritasWeasley y Parkinson - le informo como lo venia haciendo el ultimo mes

-es todo - contesto y se marcho a bañarse.

La mañana del domingo llego y con ella una Hermionellena de dudas, ya no tenia nada que estudiar, es decir nada con que ocupar sucabeza e ignorar lo que pasaba con su vida personal, se sentó sobre su cojín,mirando que ya eran las 11 de la mañana "porMerlin, dormí demasiado" ella raras veces se levantaba tarde, sin importarque fueran fines de semana o vacaciones, pero había dormido tan poco el ultimomes que por fin al verse liberada de la presión de los exámenes había caídorendida, miro a sus lados y noto que estaba sola, cerca de ella había una nota "te vimos tan a gustoque nos dio pena despertarte, nos vemos mas tarde, fuimos a buscar a Luna"dejo la nota sobre el cojín y se dirigió al baño a tomar una ducha.

 

Minutos mas tarde fue asaltar las cocinas, Peny lepreparo un delicioso desayuno, pasado de las 12, saco un cuaderno de pasta caféya maltratado y un lápiz muggle de su bolsillo, se dirigió al lago, estaba porllegar a su lugar preferido cuando un niño llego corriendo de frente a ella.

-dice Weasley que tiene mas de una hora esperándote- le dijo el pequeño mientras anivelaba su respiración

Hermione se quedo pensativa, no recordaba a verhecho ningún plan con Ginny - donde? - le pregunto ella

-cerca del lago, junto al árbol torcido - leinformo el chico mientras comenzaba a marcharse

Justo ahí era a donde se dirigía ella - gracias -grito al ver al pequeño ya lejos

Siguió su camino, ya cerca distinguió un poco decabello rojo que se asomaba por el árbol, sin embargo no veía mas, apresuro supaso, al llegar rodo el árbol de inmediato.

-RON - grito sorprendida

-no sueles ser impuntual - contesto el al verladetenidamente

-que haces aquí? - pregunto ella, al verlo sentíacoraje, ya no había rastro de amor

-como que hago aquí? Te mande una carta - leexplico

-la carta - razono ella, era la carta que sulechuza le había dejado la otra noche, se había quedado tan confundida por loocurrido con Snape que había olvidado la carta - que haces aquí? - repitió ella

-tenemos que hablar - le pidió el cortando ladistancia entre ellos

-ahora quieres hablar? - le dijo irónica

Ron se había quedado tan asombrado por su nuevaimagen que no había deparado en que algo le faltaba a ella - Hermione mi bebe?- pregunto finalmente mirando su vientre plano.

-nose de que me hablas - contesto ella nerviosa

-la ultima vez que nos vimos dijiste que estabasembarazada - comenzó hablarle duro - donde esta ese bebe, por que no tienespanza

-fue un error - mintió la chica dando un paso haciatras, miraba a Ron muy molesto

-tu no cometerías un error así, no me hubierasdicho nada sino estuvieras segura, además venias de ver a un doctor, me lo dijomi hermano - avanzo mas hacia ella

Ella aun no estaba lista para hablar de eso con el- vete Ron, no tenemos nada que hablar - le pidió

Ron la tomo de los brazos fuertemente - ¿dime quehiciste con nuestro bebe? - le grito mientras la zarandeaba - no me gigas quete atreviste ha

Un hombre lo jalo fuertemente del brazo paraalejarlo de Hermione - la señorita dijo que no quería hablar con usted, ¿acasono escucho? -- hablo fuertemente Alfred Bathory

-¿quien rayos eres tu? - le espeto Ron sin dejarseintimidar

-eso a usted no le interesa - le contestoamenazadoramente Alfred Bathory

-pues a usted tampoco le interesa nuestra platicano sea metiche - le recrimino Ron acercándose nuevamente a Hermione

-escuche perfectamente que la señorita no queríahablar con usted - le espeto colocándose rápidamente frente a el entre Hermioney el, lo miro de tal manera que Ron retrocedió.

-tarde o temprano tendrás que darme explicaciones- y con eso camino hacia tras y se alejo

-estas bien? - pregunto dulcemente Alfred Bathorya Hermione mientras le levantaba la barbilla para mirarla a los ojos

-si, gracias - contesto ella cohibida ante sumirada azul penetrante, su tacto era frio

-quieres sentarte - le ofreció mientras lelimpiaba sus lagrimas y tomándola de la mano la llevaba al tronco mas cercano.

 

Snape caminaba furioso de regreso al castillo, alpertenecer Ron al famoso trio dorado de inmediato casi todo el colegio se habíaenterado que estaba en el lago buscando a Hermione, cuando el se entero sinpensarlo dejo de hacer lo que estaba haciendo para dirigirse apresuradamente asu ayuda, sabia que seguramente la estúpida zanahoria solo la lastimaría mas,pero vaya sorpresa se llevo cuando estando cerca vio un joven defendiendo a lachica y alejando a Ron, y luego ver como la acariciaba descaradamente. Deinmediato dio media vuelta y regresaba a su mazmorra furioso en el camino setopo con una pareja de chicos de Gryffindor que se besaban apasionadamente enla entrada, les lanzo un hechizo para separarlos y les grito - 50 puntos menospara Gryffindor!!!!

Hermione miro perplejaal chico - gracias - musito

- Alfred Bathory - le tendió el su manopálida - nos conocimos anoche - le recordó

-claro, eres el amigo deLuna - la pobre apenas estaba saliendo de su sorpresa - soy Hermione, HermioneGranger - aun no usaba su apellido de casada - mucho gusto - estrecho la manodel joven, la sentía algo fría

-por así decirlo -confirmo el, mientras miraba a los ojos de la joven, tenia una mirada dulce ycálida, sus mejillas algo sonrojadas, lucia tierna

-te estas quedando en elcastillo? - aventuro ella para hacer un poco de platica, la intimidaba como laveía absortamente

-solo por unos meses -dijo quitándole la vista de encima y depositándola en el castillo - me estoyquedando en la torre norte

-y por que? - lepregunto sin poder evitar su típica curiosidad, "tal vez Snape tenga razón, soyuna entrometida" pensó - lo siento - intento remediar la situación

El rio por lo bajo, leparecía adorable la chica - voy a especializarme en dos materias, y Hogwartstiene los mejores maestros - le dijo una verdad a medias

-vaya, yo tambiéncomenzare a especializarme en varias materias dentro de dos semana - le informomuy contenta

-voy a tomartransformaciones y defensa contra las artes oscuras, ¿y tu? - contesto el, lachica le resultaba muy interesante y al parecer era muy lista, el ya sabiaquien era antes de que se presentara, en todo el mundo era famosa porpertenecer al trio de oro.

-pociones,encantamientos, transformaciones y defensa contra las artes oscuras - le dijomuy contenta - posiblemente seremos compañeros - le dijo risueña

-seria un placer - ledijo mientras se colocaba de pie - ¿me mostrarías los terrenos del colegio? -le pidió seductoramente Filtros de Agua

Hermione al principioquiso negarse, no sabia porque pero ansiaba ir a las mazmorras, pero no podíanegarse después de lo que el joven había hecho por ella - claro - dijofinalmente.

Cuatro horas despuésHermione ingresaba por las grandes puertas del comedor con dirección a su mesa,distinguió que sus amigas estaban en la mesa casi vacía de Revenclaw, se dirigió hacia ellas.

-chicas - saludo alsentarse junto a Luna y frente a Pansy y Ginny

-hasta que apareces -reclamo Ginny

-te hemos buscado portodo el castillo - dijo algo molesta Pansy

-por que? Que pasa? -pregunto preocupada la castaña

-supimos que Ron vino abuscarte - contesto Luna, era única que parecía no estar enojada

-ha, eso - bajo lacabeza la castaña y comenzó a comer

-y bien, como fue? -quiso saber Ginny

-mal, comenzó agritarme, quería saber sobre mi bebe - les informo

 

-como se atreve? Es unverdadero idiota - casi grito Pansy - lo siento Ginny - dijo a forma dedisculpa

-no te preocupes, es unestúpido - completo la pelirroja

-y luego? - quiso saberLuna

-bueno pues - no sabiasi contarles - llego tu amigo Luna, este Bathory y me defendió, Ron se marchode inmediato

-QUE???? - dijeron alunísono todas

-ten cuidado Herms, Bathoryno es de fiar - le aconsejo la rubia

-se porto muy bienconmigo - contesto la castaña

-lo importante es queestas bien Herms - finalizo Pansy - y bueno chicas, el baile de navidad esdentro de unos cuantos días ¿Quién será su pareja?

-será una sorpresa -contesto rápido Luna, claro eso si la cosas no seguían así - no les dire -completo al ver las caras de sus amigas

-ok, yo invito a Draco,este año podemos invitar a alguien de afuera - les dijo Pansy

-yo no tengo pareja -dijo perpleja Hermione, es mas si no lo mencionaban ellas estaba segura que nose acordaría del baile

-no la necesitas, ya lotienes - contesto Ginny

-quien? - pregunto lacastaña incrédula, no recordaba que algún chico la hubiera invitado

-pues tu esposo, ni modoque quien - la regaño Pansy

-por favor en verdadcreen que ira conmigo? Muy a fuerzas asiste a la cena - dijo algo tristeHermione sin saber por que

- pues díselo tu -aventuro Luna

-claro - apoyo Ginny

-no tendría nada demalo, después de todo es tu marido - concluyo Pansy

-creen que tengoinstintos suicidas o algo parecido - les contesto la castaña, sin poder creerla locura que le proponían

-jajajajaja -- todasrieron - y tu con quien iras Ginny? - pregunto Pansy

-con Harry - contestodesviando la mirada de esta

-ha - fue todo lo quepudo decir en respuesta la pelinegra, no obstante sintió algo frio en su pecho,nunca había sido su propósito amenorarse del enemigo de su casi hermano y noviode una de sus mejores amigas.

Las chicas platicaronpor unas dos horas mas, hasta que decidieron que ya era hora de irse adescansar, afuera ya comenzaba a oscurecer, Hermione moría por pasar un buenrato en agua caliente, camino con Pansy hasta las mazmorras hasta que llegaronal pasillo que las separa, Pansy giro a la derecha y ella a la izquierda, alllegar a su mazmorra y querer abrir no pudo. Probo con unos pocos hechizos perono resultaron, así que comenzó a tocar, 5 minutos después Snape abrió lapuerta, se miraba furioso.

-que se le ofreceseñorita Granger - le dijo muy frio y arrogante mientras la fulminaba con lamirada

-¿Cómo que se me ofrece?- pregunto alzando una ceja y viendo como le obstruía el paso

-creo que la pregunta esmuy clara - le ironizo el

Ella lo miraba perpleja,¿Cómo que se le ofrecía?, esa era su habitación - sabe, no estoy para juegos,hágase a un lado y déjeme pasar - le ordeno ella

Esto molesto aun mas alpocionista - esto no es un hotel, como para que usted venga a dormir cuando sele de la gana - la reprendió levantándole la voz

Ella casi se puso depuntitas y miro a ese par de ojos negros que irradiaban furia - no tengo querendirle cuentas de que hago o dejo de hacer o donde deseo dormir - casi legrito ella - ahora hágase a un lado o lo quito - le dijo sacando su varita yapuntándolo.

El rio con cinismo, dioun paso hacia tras, pero en ves de dejarla entrar le azoto la puerta en la caray se marcho a su despacho. Estaba furioso de que ella hiciera lo que quisiera.

 

Hermione furiosa gironuevamente la perilla, esta vez si pudo entrar, de inmediato lo busco con lamirada por toda la habitación pero no estaba, la puerta del baño estaba entreabierta así que dedujo que ahí no estaba, solo quedaban dos opciones, ellaboratorio y el despacho, opto por el despacho, se dirigió hecha una furia yentro sin tocar.

-no debes ser tan durocon ella - escucho la vos de una mujer pero no la veía por ningún lado, Snapeestaba frente a ella y la trituraba con la vista.

-salga de aquí Granger -ordeno Snape - ahora - le grito

La castaña por primeravez se intimido y estaba por obedecer cuando alguien le hablo.

-espera, ya es momentode que presentes a tu esposa hijo - hablaba otra vez esa voz de mujer

-no es momento madre -contesto serio Snape

-claro que si - cortocon un tono de vos duro - ven aquí jovencita - ordeno la mujer

Hermione miro a Snape yluego al cuadro de donde dedujo que provenía la voz, camino lentamente hastaposarse frente al retrato, solo dos retratos colgaban de la pared, uno leyó queera el de Albus Dumblendore y el de la mujer decía Eileen Prince, el retratomostraba a una mujer hermosa de mas o menos 30 años de edad, tenia el cabellonegro, largo y muy lacio, su color de piel era cetrina, nariz afilada y ojosnegros como la noche, y tan profundos como los de su marido, lucia un vestidocolor verde oscuro bajo una capa color gris muy elegante, sus manos reposabansobre su abdomen, Hermione pudo distinguir sobre uno de sus dedos el anillo decompromiso que ella misma portaba.

-es una reliquia muyantigua, cuídala bien - le dijo Eileen Prince al percatarse de lo que miraba lacastaña

-si señora - contesto lacastaña sonrojándose

-y bien? - preguntoEileen Prince a su hijo

-ella es Hermione JeanGranger - hablo quedo Snape - mi esposa - concluyo después de unos segundosante la mirada penetrante de su madre

-Granger, ella es mimadre, Eileen Prince - dijo lleno de orgullo Snape

-mucho gusto señora -dijo Hermione algo avergonzada bajando la vista, había notado como Snapepresentaba muy orgulloso a su madre

-el gusto es mío querida,se que mi hijo es difícil pero prométeme que cuidaras de el - le pidióamablemente ella

Snape rodo los ojos, elya no era un niño y no necesitaba que nadie cuidara de el y menos una escuinclacaprichosa como Granger.

Hermione no sabia quecontestar, y para ella su palabra valía mucho, lo pensó un poco, finalmentesubió la vista y miro directamente a los ojos del retrato - are todo lo queeste en mis manos por cuidar de su hijo - le dijo muy segura.

-gracias! - contestoEileen Prince y se desvaneció en su retrato

Hermione se quedo de pieahí sin saber que hacer, sentía la mirada de Snape clavada en su espalda, trasunos segundos giro lentamente y sin mirarlo paso aun lado de el y salió deldespacho.

Snape tomo asiento en suenorme silla menos mal minutos antes había desvanecido el espejo que mostrabatoda su alcoba, lo volvió a conjurar y la observo detenidamente, la castañahabía ido hasta la cómoda donde noches antes se había trepado, cogió un sobre ysaco una pergamino del sobre, se sentó en la orilla de la cama de frente a el,mientras leía la carta vio como la chica comenzaba a llorar, después de unosminutos la vio pararse y arrojar la carta a la chimenea, esta se volvió cenizasde inmediato, la chica dejo su varita sobre la cómoda, se quito sus zapatos ymedias lentamente, después se retiro su chaqueta y quedo con una polera muyjusta, la vio dirigirse al baño mientras en el camino soltaba la coleta quesujetaba su cabello, este se esparció por toda su espalda y hombros.

 

Snape quedo con la bocaabierta ante semejante espectáculo, la chica le atraía de sobre manera, y esocada día le molestaba mas. Prefirió quitar el espejo por el momento, tenía unlibro por seguir escribiendo y necesitaba concentración.

Pasadas dos horasHermione decidió salir de su largo baño, se percato que no había ingresado suropa, no traía su varita y no había ninguna bata, solo toallas y muy diminutas,furiosa tomo la mas grande y de enrollo en ella, esta apenas le llegaba debajode la pompas mientras que con dificultad la había cerrado, la llevaba muyapretada con las manos, abrió lentamente la puerta, miro a todos lados, lahabitación casi estaba en penumbras, no había ni rastros de Snape "seguramenteesta con su maestrita" pensó molesta ella, vislumbro una bata cerca de la camay salió corriendo por si las dudas, para desgracia de ella en ese momento Snapesalía muy aprisa de su despacho y sin poder evitarlo chocaron, Hermione al ircorriendo tan rápido logro tirar a Snape y sin saber como cayo justo encime deel y solto su toalla la cual ya hacia ahora por sus pies "que te hecho Merlin"pensó molesta por la mala suerte que tenia.

Snape tendido sobre elpiso tenia su cara cubierta por la cabellera húmeda de la chica, su varitahabía salido volando en el impacto, sobre su pecho estaba la chica, y paraempeorar todo su mano había quedado atrapada entre un seno de ella y su propiopecho, intento levantarse.

-no se mueva - le gritoella, sabia que si se levantaba la vería totalmente desnuda - por favor -concluyo al toparse con su mirada furiosa

-que pretende, que nosquedemos así toda la noche o que - la regaño el, con su mano libre se impulsopara quedar casi sentado, sintió como ella se pego mas a su cuerpo

-espere - rogo ella, encualquier momento la vería desnuda, se pegaba lo mas que podía a el para que nola viera

-mínimo permítame sacarmi mano -- lentamente saco su mano rosando el cuerpo de ella, lo cual causo queella se estremeciera - porque anda corriendo por la alcoba desnuda - la reprendió

-no fue mi intención -se defendió molesta ella - olvide mi varita y mi ropa - se justifico

-por eso salió comocabra descarriada del baño - la siguió regañando, ya no estaba molesto pero nopodía dejar pasar esa oportunidad para hacerla enojar ya que ella estaba en unmuy desventajosa posición.

-solo quería alcanzar labata antes de que usted entrara - dijo bajito, casi estaba sentada sobre el,con la cabeza agachada por la vergüenza.

Snape miro a todoslados, las varitas estaban muy lejos y la bata hasta la cama - vamos a pararnos- finalizo

-NOOOO - sin evitarlogrito ella

-no grite, me dejarasordo insulsa escuincla - la volvió a reprender - no pienso mirarla

-va a mirarme y estoydesnuda - se defendió ella

-ni quien quieramirarla, tan solo es una niña - le contesto molesto el

-no quiero - comenzóhacer berrinche ella mientras lo sujetaba de los brazos para evitar que separara

-que propone entonces,no voy ha pasar así la noche, con usted encima mojándome - a quien queríaengañar, estaba disfrutando bastante el momento, los rulos húmedos de ellacubrían su cara, inundando sus fosas nasales de ese aroma fantástico, podíasentir el cuerpo de ella comenzar a temblar, era pleno invierno y ella desnuday muy pegada a su cuerpo.

 

Después de unos segundosde silencio - nose - fue lo único que contesto ella

-vaya, no pensé queexistiera situación que nublara su juicio, donde quedo la sabelotodo - la provocoel mientras se quitaba uno de sus rizos de su rostro

-ya quisiera verlodesnudo a usted en la situación que yo estoy - contesto ella de inmediato muymolesta, como podía burlarse de ella, un momento, era su imaginación ocomenzaba a sentir algo duro bajo su pierna

-así que usted quiereverme desnudo he, no debería divagar - jugo el con las palabras de ella, esasituación comenzaba a excitarlo

La pobre chica sesonrojo por completa - claro que no, se defendió muy alterada

-muy bien, será mejorsalir de esta situación antes de que diga mas cosas sin sentido - intento mirarsu rostro - sujétese fuerte de mi cuello, voy a levantarme - y sin darleoportunidad a repelar sin ningún esfuerzo se puso de pie, colgando con lacastaña de su cuello y pegada a el como garrapata, el lo único que veía era unagran mata de cabello, camino hacia la cama y tomo la bata verde de el quecolgaba de un poste, la poso delicadamente sobre los hombros de ella y la tapohasta los costados, ella se solto de su cuello, solo pocos centímetros laseparaban del suelo, tomo las orillas de la bata y se envolvió por completa conla cabeza gacha, se moría de vergüenza, no podía levantar la cabeza y ver aSnape.

El no supo que hacer,tomo unos rulos de ella que tapaban su rostro y se los acomodo tras su oreja,la veía totalmente roja, dio media vuelta y salió de la alcoba.

La chica solto un largosuspiro cuando escucho la puerta cerrarse
"porCici, ¿Qué me esta pasando?, ¿Cómo puedo desear que me toque? Es Snape"
lapobre estaba mas que mortificada

Snape camino hasta elcuarto de Elien, en el camino con un hechizo de seco la ropa, al tocar lapuerta Elien la abrió con un conjuro de inmediato

-me pregunto queestarías haciendo que vienes tan noche y oliendo igual que la señora Snape -hablo con voz muy cansada Elien recostada en un sillón con los ojos cerrados

-estas a punto de moriro porque deliras - se defendió el mientras se serbia un trago de wiski

-podre estar a punto demorir, pero mi olfato no me falla y desde que entraste inundaste la habitacióncon tu olor a vainilla, exactamente el mismo aroma que desprende tu mujer - conuna mueca de dolor en su cara tomo asiento

-luces terrible - ledijo el con pena, mientras la examinaba con la mirada completa, camino hastaella y le tomo la muñeca - tu pulso cada ves es mas débil - por un momento sesintió muy mal por el destino de la que fuera su única amiga, me recompuso sucara antes de que ella lo viera, Elien era como el, no gustaba delsentimentalismo.

-cuanto crees que mequeda? - pregunto ella mirándolo a los ojos

- tal vez 2 o 3 meses -le dio la espalda, no quería ver su rostro

-menos mal, ya temía yono poder asistir al baile de navidad - contesto alegre ella

Snape rodo los ojos ytomo asiento - como puedes preocuparte de semejante estupidez - la regaño el,estaba por morir y a ella solo le preocupaba un estúpido baile

 

-que, no sabes lo que mecosto conseguir un vestido de la aclamada diseñadora Lauret, son únicos, de lomejor y carísimos - le comento como si nada, como si el tema de su muerte fueracomo hablar del clima - por cierto, que le compraras a tu esposa, esos vestidosson caros heee

El ni siquiera habíapensado en eso, pero tenia rato que se daba cuenta de algo, en dos ocasioneshabía visto tras el espejo a Granger estirar su ropa con magia ya que lequedaba chica, y hace unos días había visto la tarjeta que acompañaba a un granpaquete que 4 lechuzas habían dejado sobre su cama, la nota decía:
."Hermione toma esto como regalo de navidadadelantado, te servirán mucho ahora que comiences a especializarte, por favorno lo regreses, las pobres lechuzas apenas pudieron hacer el viaje, el dinerotómalo si quieres como un préstamo"
. Cuando vio a la chica desenvolverlonoto que eran amenos 15 cuadernos con pastas de piel en colores oscuros, variasplumas y tinteros muy finos y un pequeño bolso de tela, donde la chica habíasacado un puñado de galeones, el desconocía la situación económica de ella,pero por lo visto no era nada favorecedora, y aun así la vio regresar con unalechuza el pequeño bulto de monedas sin tomar una sola.

-tengo que irme - fuetodo lo que le contesto y salió de la habitación de Elien.

Solo tres días habíanpasado desde el desastroso accidente, Hermione había evitado a toda costacruzarse con Snape, salía muy temprano de la habitación y regresaba ya casidando la media noche, por dos largos días había logrado evitarlo, pero vaya,era Hermione, la chica con menos suerte en el mundo, ese miércoles por lamañana se despertó mucho mas tarde de lo habitual, y como no, si aun en algunasnoches regresaban sus tortuosas pesadillas, recordándole su terrible perdida, ycuando eso sucedía le costaba mucho volver a dormir, y no por falta de sueño,mas bien por miedo a soñar lo mismo, así que cuando las sueños eran fatales sedespertaba con un grito mudo y levantándose hasta quedar sentada, trataba detranquilizarse y volvía recostarse, pero evitaba dormir, así hasta que elcansancio la obligaba a caer de nuevo dormida.

La despertó un ruido muyfuerte, se sentó de inmediato buscando el origen del ruido, de inmediatolocalizo a Snape frente al ropero, no podía verlo muy bien pues lo tapaban lasgrandes puertas del ropero que estaban abiertas, ella froto sus ojos paradespertar completamente, se acomoda su camisa que le caí de un hombro e intentoacomodar el desastre de cabello que siempre tenia por las mañanas.

-¿piensa quedarsecallada? o por suerte mientras dormía Merlin nos hizo el favor de dejarla muda- ironizo Snape sin darle la cara, tenia varios segundos que sentía la vista dela chica clavada en el

Hermione sintió unapunzada de coraje mientras fruncía su seño "porquesiempre tiene que estar peleando" pensó, -- buenos días señor - dijofinalmente,

-¿en algún momentopiensa pararse de la cama? O como ahora ya termino el colegio piensaholgazanear - la volvió a picar, disfrutaba hacerla enojar, pero tampoco creíafloja a la chica

-estoy de vacaciones -se defendió ella mientras se ponía de pie y buscaba una bata para ir a tomar unbaño

En ese momento Snape segiro y la miro detenidamente, traía su pijama (la camisa de el) que le llegabahasta las rodillas e intentaba domar su cabello, -- no tengo nada que hacer -dijo tranquilo, no supo porque dijo eso, vio como ella lo miraba atenta - laespero en 1 hora de tras de la cabaña de Hagrid, comenzaremos suespecialización en pociones - esto se lo dijo demandante, tratando de corregirsu primera oración, no espero respuesta y salió de la alcoba con su tipo andaraltivo.

 

"¿Quéfue todo eso?" secuestionó la chica, miraba fijamente la puerta por donde había desaparecidoSnape, acaso había sonado al principio como una invitación, no, no era posible,era Snape, pero en fin, realmente no tenía nada que hacer "¿de tras de la cabaña de Hagrid? ¿Acaso será una clase práctica?"eso sonaba interesante, corrió al baño a tomar una ducha muy rápido, no tardomas de 15 minutos, después conjuro su baúl y saco casi toda su ropa, no sabiaque ponerse, si así es, por primera vez Hermione no sabia que ponerse, ahíestaba la chica a la que jamás le había importado su apariencia lanzando ropapor todos lados intentando buscar algo decente con lo que se viera linda.Finalmente se decidió por unos jeans color azul marino que delineaban suspiernas y pompas, una camisa de mangas largas de cuadros roja con blanco yencima una cazadora negra, solo se desenredo su cabello y se puso una pociónpara que no se le alborotara, no se maquillo, era algo que no le gustaba, secoloco sus tenis, tomo uno de los cuadernos de piel nuevos que le había mandadoHarry, un lápiz, una pluma y su tintero portátil y se dirigió a tomar undesayuno veloz.

Media hora despuésatravesaba los jardines del colegio con paso veloz con destino a la partetrasera de la cabaña de Hagrid, ahí se encontró de espaldas con Snape quemiraba fijamente al bosque prohibido, el sin voltear sintió su presencia, diouna media sonrisa muy rápida que de inmediato borro de su rostro, la chicahabía acudido y llegado puntual.

-su primera lecciónseñorita Granger será aprender a recolectar sus ingredientes, esto es una tareamuy importante, como pocionista le servirá a seleccionar los mejoresingredientes para su poción y obtener un mejor resultado - le dijo sin volteara verla.

-y a economizar, ya quealgunos son muy caros - completo ella, mientras sacaba su cuaderno y lápiz desu bolsillo -- ¿Qué poción aremos señor? - pregunto ansiosa por comenzar

Snape negó con lacabeza, sin duda alguna ella seria su mejor aprendiz que el jamás tubo - se lodire cuando hagamos la poción - le contesto mientras comenzaba a avanzar haciael bosque.

Hermione camino detrásde el mientras se adentraban en el bosque, después de una media hora decaminata el se detuvo frente a un pequeño rosal de rosas color azul aguamarino, ella sabia que ese tipo de rosa no se daban en cualquier lugar.

-necesitamos 6 pétalosde una rosa media noche - se voltio y la miro tomar apuntes de todo

Hermione se acerco alrosal he iba a cortar una rosa cuando Snape le dio un manazo - ¡oiga! - lereclamo la chica mientras sobaba su mano

-no se corta cualquierrosa Granger - la regaño con arrogancia - se escoge la rosa adecuada, aquellaque este lista para ser desprendida, mire esta - le señalo una rosa que parecíaque tenia poco tiempo que había comenzado a florecer - esta rosa aun no estalista, no a madurado completamente, ahora mire esta - señalo una rosa queestaba muy cerca de ella, la rosa ya tenia unos pétalos que se le estabandesprendiendo - si se da cuenta, esta rosa pronto se marchitara, seguramente yacarece de sus propiedades mágicas, mientras que esta - saco una pequeña navajay corto de lado una rosa que estaba totalmente ya abierta pero seguía intacta yse la tendió a la chica - esta rosa es prefecta, esta en su punto de vida.

 

-¿Por qué es importante?- le cuestiono, no grosera, mas bien llena de dudas, lo miraba fijamente

-todas las plantas queposee una poción, son las que determinan el tiempo de cohesión, escoger laplanta adecuada ayudara a determinar tal tiempo, le quito la rosa de la mano ysaco un frasco, desojo la rosa metiendo solamente los pétalos en el frasco, lolleno de agua hasta la mitad y lo cerro, se lo paso a Granger - solonecesitamos los pétalos, se guardan en agua con azúcar para mantener su esenciaactual. Le dio la espalda y comenzó a caminar.

Hermione tomaba apuntesde todas las palabras que salían de la boca de su profesor, lo siguió muyemocionada hasta que se detuvieron frente a una parvada de pavorreales.

-necesitamos una pluma -le ordeno a Hermione sin mirarla

Ella poso sus cosassobre una piedra, se arremango su chamarra, paso aun lado de Snape, cerca de laparvada se giro y pregunto -- ¿de cual?

Snape sonrió para susadentro, la chica aprendía rápido - del mas joven, tendrá mas fuerza su pluma -le explico mientras se sentaba sobre una piedra para observar.

Eran amenos 10 pavos, lachica identifico al mas chico como el que tenia plumas rojas con azul, intentoacercarse a el, pero cada que estaba cerca el salió corriendo, así paso 10minutos hasta que se desespero y comenzó a correr tras el pavo, lo cual soloprovoco que todos los pequeños pavos comenzaron a correr hacia el bosquechillando y que la que parecía la mamá del pavito comenzara a corretear aHermione, la chica corrió hasta una roca gigante y al no ver salida conjuro unescudo, con el cual el pobre pavo choco, dio media vuelta y se alejo en buscade sus crías. Hermione limpio el sudor de su cara mientras se le pasaba elsusto, pudo escuchar una leve risa y voltio, ahí estaba Snape intentandodisimular su risa.

-no le veo lo gracioso -dijo ella mientras caminaba hacia el con la cara levantada y sus brazoscruzados.

-pues no, porque no violo que yo vi - le dijo casi riéndose - venga - le dijo ya más serio y caminohacia donde los pavos habían huido, se metió entre ellos lentamente - debodejar que primero se acostumbren a su presencia - le informo, después saco unpedazo de pan de su bolsillo, se inclino y comenzó a desmoronarlo - a las críasles gusta el pan - hablo sin mirarla, tenia la vista sobre el pequeño pavo quese acercaba a el, la cría comenzó a inclinarse y comer, lentamente Snapeinclino su mano derecha sobre el plumaje de la cola del pavo y de un solo tirónle arranco la pluma, la cría comenzó a llorar, pero Snape le dio mas pan y setranquilizo. Regreso a donde estaba la castaña y le tendió la pluma.

Ella rodo los ojos, tomola pluma del pavo y la metió en una bolsita de plástico y después dentro de subolsillo.

Caminaron por ameno unahora mas, en completo silencio, se adentraron a una parte del bosque que estabacasi obscura, ya que los arboles inmensos no permitían la entrada de rayossolares, llegaron a la orilla de una sección del lago que llegaba hasta ahí,resultaba muy llamativa, el pequeño lago no debía medir mas de 15 metros dediámetro, en el centro había un mangle rojo, de unos 8 metros, y justo donde estaba el árbol, era el único lugariluminado por el sol, todo alrededor era oscuro, se acercaron mas a la orilla,y fue ahí cuando Hermione identifico una planta a los pies del árbol, tenia susraíces semi-sumergidas, de un color blanco, su pequeño tallo brotaba desde elagua y tenia un color verdoso y su tamaño era de unos 35 cm, aproximadamente.Sus hojas crecían desde la mitad del tallo hasta la parte superior del tronco. Erananchas y con pequeñas ondulaciones, se caracterizaba por tener unas flores decolor lila,

 

-Iguerasi - dijo ella, sabíaque esa planta contenía en sus hojas una sustancia venenosa llamada Iras y que eseveneno serbia para elaborar una poción somnífera que solo afecta a lascriaturas mágicas. Normalmente, aquellas que están catalogadas como máximo, contres cruces XXX. Volteo a mirar a su profesor, pues lo que más le asombraba esque sabia que esa planta solo crecía en las amazonas, y era muy cara, debido aque era muy difícil y peligroso conseguirla.

-así es Granger, Iguerasi- Snape la miraba atento, no había creído que la chica tuviera un conocimientoamplio de plantas raras - vaya hasta ahí y corte todas sus hojas, con muchocuidado - le tendió otro frasquito - el lago solo tiene medio metro deprofundidad - le informo, fue y se sentó bajo un árbol cercano.

Hermione tomo asiento enla hierba, se descolgó su bolsillo, se quito sus tenis y calcetines, se quitola chaqueta, doblo sus jeans hasta las rodillas, arremango sus mangas hasta loscodos, se colgó su varita en la cadera, se puso de pie, tomo el frasco que le habíadado Snape y se adentro en el lago, el agua estaba tibia, le gustaba la sensaciónen sentía en sus pies al estar en contacto con el lodo, comenzó avanzar haciael árbol, ya adentrada totalmente en el lago el agua solo le llegaba unos 5 cmsobre sus rodillas, al llegar al árbol el nivel del agua descendía hasta sustobillos, la pequeña planta no media mas de 1 metro y tenia amenos unas 200hojas "esto me tomara tiempo" pensó mientrasse ponía de rodillas frente a la planta y destapaba su frasco.

Snape la miraba absorto,la miraba de perfil, una pequeña brisa comenzó a inundar el lugar, si bien erapleno invierno, varios arboles eran verdes, la brisa trajo consigo pequeñoscopos de nieve, no se escuchaba ningún ruido, era como si el bosque lesconcediera esos minutos de intimidad, como un secreto
.


"Hay algo en ella que me descontrola

Que me vuelve loco

Sin darme cuenta me hace otra persona

Ya no me conozco"

Snape no podía dejar de mirarla, le parecíatan hermosa la imagen de ella ahí de rodillas concentrada en su tarea, la brisaondulaba su cabello, como al compas de una melodía, "su perfil es como el de una diosa, tan perfecto, tan sereno, ¿Cómo puedehacerme sentir esto?" pensaba mientras seguía con sus ojos cada movimientode ella.

.."Será por culpa de ese cuerpo suyo

De curvas perfectas

Que me provoca, me encela, me mata

Y hace que me pierda"

Miraba expectante sufigura tan delicada, la camisa que traía le quedaba justa, delineando la figurade sus senos, Snape trago en seco al recordar la noche que toco su piel suave ydelicada, sus manos comenzaron a hormiguearle por volver a estrujarlos. Por sentirsu cuerpo cerca de el. Sin duda alguna la chica poseía un cuerpo de diosa a lavista de el.

 

.."Hay algo en ella nuevo, diferente,

Suyo y peligroso

Serán sus ojos dos abismos mieles

Que no tienen fondo"..

"Estan diferente ahora, ¿Cuándo dejo de ser una pequeña para dar paso a estamujer?, es tan intrigante, fuerte e inteligente", desvió la mirada de ella al toparsepor unos segundos con su mirada, lo había cachado mirándola. Pero erainevitable no verla, no admirarla. Sus ojos eran color avellana algo oscuro, ycuando se enojaba podía notar como se le oscurecían.

.."Será el perfume que al andar desprende

De su piel de seda

Será mi mente que no la comprende

Pero la desea"..

Una brisa soplo masfuerte en dirección a el, trayendo con ella el aroma a vainilla que desprendíaella, absorbió largo y lentamente dejándose embriagar por su aroma, sabia queestaba mal, pero volvió a posar sus ojos sobre ella, la miraba desprenderlentamente las hojas con mucho cuidado, "nopuedo desearla, no debo desearla" se reprendía el pobre. Y sin embargo ladeseaba con cada membrana de su ser, con cada latido de su corazón, con cadapensamiento de su mente.

.."Hay algo en ella que me da la vida

Que no he descubierto

Pero me da igual

Hay algo en ella que la hace distinta

Y que la prefiera entre las demás"...

Snape comenzó a meditar,hacia días que ella lo hacia sentir diferente, como antaño, cuando amaba aLily, después de esta el no había vuelto a querer y mucho menos amar a otramujer, había tenido muchas amantes deseosas de querer formalizar con el, pero jamás ningunale había atraído, pero esa castaña le estaba robando hasta el sueño. Eran tandiferente a las chicas de su edad, sin bien tenia la apariencia de unachiquilla sabia que su mentalidad era como la de una persona madura, sensata yconfiable.


"No se ni de donde viene

Ni se para donde va

Se que cuando no está cerca mío

Todas las cosas van mal"...

El no sabia mucho de ella,salvo que era de hija de padres mugles, la mas brillante desde que pisaraHogwarts, una chica valiente y veraz, sabia tan poco de ella, no sabia queplanes tenia ella en su vida, pero estaba ahora ahí, haciendo toda su vida aunlado por salvarlo a el de azkaban. No tenia idea de que hacia con su tiempolibre, pero lo descontrolaba cuando no sabia donde estaba, o con quien estaba.


"Hay algo en ella que es como un bocado

Dulce y peligroso

Que apenas pruebas, quieres repetirlo

Y siempre sabe a poco"

La penetraba con susojos negros, podía apreciar un pequeño rubor sobre sus mejillas, sabia que no debíaincomodarla así, pero en esos momento nada le importaba, tenia la escusa perfectade tener que estarla vigilando que hiciera el trabajo bien para no dejar demirarla. Ansiaba recorrer su cuerpo nuevamente, olerla de cerca otra vez, sabiaque no podía propiciar algo así o no podría detenerse.

Después te atrapa y tiene el mismo efecto

Que una droga nueva

Que te hace daño, te ciega, te mata

Pero nunca dejas.

Si esto seguí así, esaniña seria su perdición, "ella no podía estar con alguien como yo, se merecealgo mejor, yo no tengo amor en mi ser para proporcionárselo" intentaba convencerse.Hacia días que se sentía cansado, y no era para menos, pasaba noches en vela mirándoladormir desde su despacho, esa imagen de ella tan tierna mientras dormía se le habíahecho un vicio disfrutarla, por el día tomaba cantidades excesivas de wiskipara sacar de su mente el remordimiento que sentía por espiarla al dormir. Y sinembargo al caer la noche lo volvía hacer.

 

Hermione se sentía muy cohibida,tenia varios minutos que sentía la mirada de Snape sobre ella, solo una vez se habíaatrevido a voltear a verlo, por unos segundos se habían mirado a los ojos hastaque el había desviado la mirada. Termino su tarea y se puso de pie, atravesó ellago de regreso, seco su ropa y se acomodo todo nuevamente, de reojo vio queSnape se ponía de pie y se acercaba a ella lentamente, se coloco su cazadora yse giro hacia el al sentirlo cerca. Le tendió el frasco repleto de hojas.

Snape con toda la intencióndel mundo roso su mano cuando tomo el frasco que ella le ofrecía, los dossintieron una descarga eléctrica recorriendo su cuerpo, ella se ruborizobastante y agacho la cabeza.

Snape bajo su mano y lelevanto el rostro, miro unos segundos sus hermosos ojos, le retiro el cabelloque tenia sobre el rostro - es usted muy inteligente - le dijo serio, dio mediavuelta y comenzó a caminar de regreso al castillo.

Hermione se quedoclavada en el piso, no podía creerlo, acoso Severus Snape, el profesor que le habíahecho la vida imposible y que jamás la había dejado sobresalir en su clase ¿leacababa de hacer un cumplido?, segundos después reacciono y vio en la lejanía asu profesor y corrió tras el para alcanzarlo.

Hola!!! ¿Qué les pareció este capitulo? Saben, estoy muycontenta, nuestro fic (si nuestro, porque esta historia es de ustedes y mia) hatenido una muy buena aceptación, dirán que es tonto, pero me súper emociona vertantos comentarios JJJ gracias!!!!!

Si a alguien la interesa la canción es : Hay algo en ellade Dyango

Que tengan un excelente fin de semana!!!!

XOXOX DLM

-Hermione por favor ponatención - gritaba Ginny

-¿Qué? - preguntodespistada Hermione mientras se ponía muy roja

-¿en que piensas tantoque no puedes ponernos atención? - le pregunto Luna que estaba sentada encunclillas frente a ella, como casi todas las tardes estaban en la sala demenesteres.

-no,este
.. yo solo
.Pienso
ah en mis resultados de mis exámenes - intento mentirles, no podíadejar de pensar en los ojos oscuros profundos de su marido, tal vez empezaba adelirar como resultado secundario de haber estudiando tanto, pero juraría porMerlin que Snape la comenzaba a ver de una forma distinta.

-jajajaja sabesHermione, eres pésima mintiendo - Pansy no sabia si reír o enojarse por ladesconcentración de su amiga

Las chicas miraronintensamente a Hermione en espera de una respuesta, la pobre castaña aun no queríahablar de sus conjeturas sobre Snape, no hasta que estuviera segura.

Pansy rodo los ojos anteel silencio - ok, dejemos para después el interrogatorio - miro a Hermione - yasaben que van a usar para el baile? - las interrogo muy entusiasta - yo yatengo mi vestido - saco un enorme catalogo de debajo de su capa, ojeo variaspaginas hasta que encontró lo que buscaba - será este, miren - señalo un vestidoque ocupaba toda una pagina.

 

-es hermoso Pansy - dijoLuna embelesada con el vestido

- y carísimo - observo Ginnymirando el precio al pie de la pagina - 320 galones, yo jamás podría comprarmealgo así - comento triste regresando a su lugar. - mis papás no puedencomprarme tampoco nada, creo que me pondré el que use en la boda de Bill, no hecrecido mucho - dijo muy roja con la cabeza baja

-yo ya tengo, meregalaron uno - dijo muy contenta Luna, pensando en la gran caja que teniaguardada bajo su cama

-quien? Cuenta, por finnos dirás con que chico estas saliendo - demando Pansy

-no jejejeje, ese día sedarán cuenta - le dijo alegre la rubia, aunque sabia que no solo ellas serianlas sorprendidas.

- ¿tu que te pondrás Hermione?--- quiso saber Ginny

-nada - solto como sinada - no iré - todas la miraron atónitas

-como que no iras -reclamo Luna - será genial, nuestro segundo baile

-no tengo ni pareja, nique ponerme, amenos tu tienes un vestido Ginny, yo ni eso - solto todo con unresoplido Hermione, eso la puso triste

-claro que tienes unvestido - dijo Pansy

-no - contesto seguraHermione

-si, te llegara el sábadopor la mañana - le dijo muy risueña Pansy - espero que te guste

-no debiste Pansy - dijoexaltada la castaña, esos vestidos eran carísimos

-a no fui yo - le dijo maliciosamentela morena

-entonces? - quiso saberLuna

-el profesor Snape me pidióque le comprara un vestido a Hermione, que fuera muy hermoso y elegante, sinimportar el precio - les informo a todas.

-QUE - grito Hermione,eso que quería decir, acaso irían juntos al baile, su cara se lleno de emoción,sus amigas no dejaban de verla

-wao - solto Ginny muy emocionada,le alegraba la felicidad de su amiga

-iras con tu esposo -dijo asombrada Luna

-no me lo ha pedido - reaccionoHermione, su globo de felicidad que se había inflado de tamaño gigante se leacababa de pinchar - no me lo ha pedido - repito mas para si misma que para laschicas.

Ninguna dijo nada porunos minutos, no querían darle falsas esperanzas, después de todo, ellas sabíanque el hecho de comprarle un vestido no quería decir que la estaba invitando,era su marido y debía proveerle todo lo necesario.

-el ira solo, tal vespuedan pasar un rato juntos - aventuro Luna

-claro, tu solopresentante hermosa - confirmo Ginny

-para el soy una niña -contesto la castaña triste - no me ve como una mujer, y mucho menos con Elientan cerca de el - esto ultimo lo dijo molesta

-Elien es muy bonita - pensóPansy en voz alta, se gano las miradas de furia por parte de Luna y Ginny - es laverdad, hasta los chicos de sexto y séptimo la quisieran bajo sus sabanas - se defendióella, y era verdad, los estudiantes babeaban por la maestra.

Luna solo movió lacabeza de un lado a otro - a veces eres incorregible Pansy - la reprendió -pero no entiendo, ¿acaso te gusta el profesor Snape? - le pregunto a Hermione

La pobre castaña nosabia donde meter la cabeza, quería ser avestruz - no
. Claro que
no
como
piensas eso
-- la verdad es que ni ella lo sabia, pero era consiente que leintimidaba como la veía el, no la atemorizaba, mas bien la cohibía.

-yo también lo pienso -confirmo Ginny

-y yo - apoyo Pansy

-ridículo - dijo Hermioneponiéndose de pie - me voy antes de que sigan diciendo mas tonterías - "o mehagan confesar" pensó, salió con la barbilla en alto entre las risas de susamigas.

 

Dos días habían pasadodesde que Hermione había salido a recolectar ingredientes con Snape, solo lo habíavisto por las noches llegar a la alcoba ya muy tarde, se bañaba y se dirigía a encerrarseen su despacho, ella iba de camino a su mazmorra, pensó que con un poco desuerte tal vez se toparía con el, vaya que se lo encontró pero no en las circunstanciasque ella hubiera querido, justo al doblar la esquina que la conducía a sualcoba, vio a Snape caminar muy aprisa hacia su puerta con nada mas y nadamenos que la profesora Elien en sus brazos, si bien no podía verle el rostro ala profesora, su cabello era inconfundible, los vio entrar muy aprisa a la habitación.

La castaña apretó suspuños hasta que sus nudillos quedaron blancos, unas lagrimas se asomaron porsus ojos, dio media vuelta y corrió por los pasillos hasta salir del castillo, corrióa toda prisa como le permitían sus piernas, pronto ya se hallaba en lasprofundidades del bosque prohibido, se detuvo cerca de un riachuelo y se dejocaer de rodillas sobre la hierba. Sus lagrimas empapaban su rostro, así pasaronunos minutos hasta que escucho un ruido a sus espaldas, se puso de pie de unbrinco y saco su varita.

-tranquila, solo soy yo-- Alfred Bathory se hallaba con las manos levantadas frente a ella

-me asustaste -recrimino ella bajando su varita y sentándose sobre un viejo tronco

-puedo acusarte de lomismo - le contesto mientras se acercaba a ella lentamente

Alfred lucia muy guapoesa tarde, Hermione lo miro detenidamente, el rostro del chico era serio -- ¿Porqué? - demando saber la castaña

-bueno, digamos queestaba aquí de lo mas tranquilo
. Pensando, cuando llegaste corriendo y tetiraste en la hierba - le explico - pensé que alguien te correteaba --- lebromeo

La castaña se avergonzó ybajo la vista - lo siento - murmuro mientras se limpiaba los rastros delagrimas de su rostro

-te hacen llorar ¿y tueres la que se disculpa? - le comento mientras tomaba asiento a lado de ella y absorbíatodo su aroma

Hermione rio bajito porlo irreal de la situación - supongo - voltio y lo miro - pero bueno, ya sabespor que estoy yo aquí, ¿tu que haces aquí? - lo interrogo

-como te dije, pensando -le repitió mirándola a los ojos y tendiéndole su pañuelo

-gracias - dijo ella tomándoloy limpiando su rostro - no te lo tomes a mal, pero me resulta sospechosa tu presenciaen el castillo

-jejejejeje, olvidabaque hablaba con Hermione Granger - rio por lo bajo, giro su rostro y miro alhorizonte, el sol comenzaba a esconderse, regalando una hermosa puesta de sol -a veces señorita, las cosas no son como uno quisiera que fueran, y no por esoes tan mal

Hermione reflexiono ensus palabras, mirando también como el sol daba sus últimos rayos y la noche emergía- pero cuesta y
. duele aceptarlo - ella recordó a Snape
. Todas esas veces enque la había hipnotizado con sus profundos ojos negros, cuando la había tocado,si, y también la escena de hacia unos minutos.

-nada es para siempreseñorita - le dijo el quitándose su túnica y pasándosela por los hombros aella, la noche había traído consigo una suave ventisca

Ella medito mientras sedejaba envolver por el calor que desprendía la túnica del joven y se ponía depie - ya no es una hora adecuada para estar aquí - le dijo

 

-no, ya no es - contestoel sintiendo como varios ojos estaban posados sobre el - se puso de pie y le ofreciósu brazo a Hermione.

Ella lo tomo dudando,pero sabia que la agilidad no era una de sus virtudes y el bosque ya estaba muyoscuro, caminaron en silencio de regreso al castillo, Hermione se asustaba cadaque escuchaba a algún animal cerca, sentía que alguien los seguía, variasmiradas sobre ellos, los animales pequeños salían huyendo cuando pasaban a sulado, ella creyó que el comportamiento se debía a que los veían como extraños yajenos al bosque.

Ya en los terrenos delcastillo Alfred se detuvo, -- aquí la dejo señorita, como siempre ha sido unplacer disfrutar de su compañía - le tomo su mano y la beso

Hermione se estremeció,no supo si por la acción o por lo frio que estaba el joven - gracias - contestoy empezó andar hacia el castillo

-señorita - grito Alfred

Hermione se giro, unos 6metros ya los separaban - dime - le pidió ella

-¿te gustaría ser mipareja en el baile de navidad? - le pregunto muy tranquilo

Ella enrojeció, no sabiaque contestar, dejo de pensar y hablo - claro - le dijo

-te veré en la entradaen el salón de estar a las 9:30 pm - le dijo y se marcho

Ella se levanto dehombros y camino hacia el castillo para dirigirse a la sala de los menesteres,no le apetecía encontrarse a su marido en la cama con otra.

En las mazmorras

-¿como te sientes? -pregunto Snape muy preocupado mientras caminaba hacia su propia cama

-¿que paso? - pregunto convoz muy débil Elien, intentaba levantarse, lucia extremadamente palida

-te desmayaste o algo así,te encontré en un pasillo cerca de aquí - contesto el mientras tomaba su manopara revisar su pulso

-no lo recuerdo - se sentíamareada y consternada en ese momento - solo recuerdo a ver sentido la gargantamuy seca y un frio recorrer todo mi cuerpo

-cada vez están maspresentes los síntomas - le explico Snape tendiéndole una copa de wiski - Elienyo
. - n sabia como decirlo, el no era bueno expresando sentimientos

-vasta Severus - le cortoella mientras se ponía de pie tambaleándose

-aun estas muy débil -la reprendió el

-quiero ir a mi habitación- le dijo - además, no debe en llegar tu esposa - le dijo con burla - podría pensar
.

-es irrelevante lo queesa niña piense - hablo disgustado, ya era tarde y la castaña aun no regresabaa su habitación

-si to lo dices - le aventurocaminando hacia la puerta lentamente

-te llevo - la alcanzo yle tendió su brazo para que ella se sujetara

-no hay necesidadSeverus - le dijo ella intentando rechazar su brazo

-si la hay, por mi culpaestas así - le dijo lleno de reproche y dolor - además no te pregunte - la tomodel brazo y la ayudo a caminar.

El día mas esperado porfin había llegado, el entusiasmo se respiraba en el aire, grupos de chicascuchicheaban por todo el castillo, el baile estaba programado para las 9 pm,las chicas habían quedado de verse en la sala de los menesteres a las 6:30 paracomenzar a arreglarse, Hermione por su parte no había visto nuevamente a Snape,últimamente se sentía muy confundida por su proceder de el.

La tarde transcurrió muyrápido, la castaña comió en compañía de las sus amigas en la mesa de Revenclaw,miraba de ves en cuando hacia la mesa de profesores, pero ni rastro de Snape ode Elien. Esta coincidencia de no saber de ninguno de los dos cada vez legustaba menos. También noto que Luna estaba muy nerviosa, miraba muy seguido ala mesa de Slytherin, en la cual estaba sentado comiendo Alfred, había unasituación rara entre ellos dos, Luna parecía siempre estarlo evitando, y aunasí siempre estaba mirando a la mesa de Slytherin.

 

La tarde corrió sincontratiempos, fueron desalojados del comedor a las 6 pm, lo profesoresnecesitaban tiempo para decorar el salón, las chicas por su parte se quedaronde ver en sala de los menesteres a las 7 en punto para comenzar a arreglarse,Pansy le dijo que ella se encargaría del arreglo de todas, ellas encantadasaceptaron, sabían que no podían estar en mejores manos que las de la pelinegra.

Luna llego puntual a lasala de menesteres, llevaba con ella una caja enorme en color azul pastel, alentrar se encontró con Pansy que platicaba animadamente con Ginny, buscaba quetonos de polvo le quedarían mejor sobre sus parpados. - Hola chicas - saludoemocionada la rubia, para ella, esa noche seria muy especial.

-hola!!! - contestaronal unísono las chicas mientras caminaban hacia ella.

-y Herms???? - pregunto Lunamientras buscaba con la mirada por toda la habitación a la castaña

-aun no llega - contestoGin un poco triste mientras depositaba su mirada sobre la enorme caja que traíala rubia

-comencemos contigo Luna- ordeno Pansy jalándola hacia lo que parecía un enorme tocador, al parecerPansy había pensado en todo.

-veamos
. - murmuro parasi misma la pelinegra mientras caminaba alrededor de la rubia - veré tu vestidopara ver que te quedara mejor - camino hacia la caja que ya hacia sobre unapequeña mesa de estar, jalo el listón que sellaba la caja y la abrió -waooooooo - dijo al sacar un vestido hermoso en color gris oscuro - es hermosoLuna - le dijo mientras regresaba el vestido a su caja - Ginny vete a bañarmientras arreglo a Luna - noto cierta tristeza en los ojos de la pelirroja.

Ginny asintió y sedirigió al baño, pudo notar que el vestido de Luna era hermoso, "ellas luciráncomo princesas, mientras que yo
" no podía sacar esos pensamientos de sucabeza, recordaba el vestido de gala viejo que reposaba en una bolsa cerca deltocador, ya le quedaba un poco justo, pues había crecido bastante en los últimosdos años, reposo dentro de la tina un rato.

Mientrastanto en las mazmorras

-no estas en condicionesde asistir - sentencio Snape mientras fulminaba con la mirada a Elien

-no te estoy pidiendopermiso - le ignoro Elien caminando con dificultad hacia el tocador, estabaenvuelta en una bata negra

-podrías adelantar lahora, no pued
.

-ya te dije que no teestoy pidiendo permiso Severus - sentencio sentándose lentamente frente a sutocador - deberías ir a arreglarte, ya es tarde - le ordeno

Snape la taladro con lamirada, giro y salió muy molesto de su habitación.

Hermione corría por lospasillos con destino a la sala de los menesteres, sabia que ya iba retrasada,eran las 7:30 pm. Desde que había salido a recolectar ingredientes con Snapetrabajaba en un cuadernillo especial de apuntes, y esa tarde se le había pasadoel tiempo en la biblioteca mientras sacaba información extra.

 

Entro muy agitadaintentando recuperar el aliento con sus manos sobre su pecho - lo si
en
toes
ta
-- intentaba hablar pero estaba exhausta.

-en la biblioteca!!!!! -contestaron al mismo tiempo las tres chicas

-heeee - dijo atónitaella mientras las miraba, Luna lucia hermosa en su vestido gris, Pansy sepavoneaba muy sexi en un vestido rojo, mientras que Ginny estaba envuelta en unabata y su cabello húmedo caía por su espalda - lucen hermosas - admitió lacastaña.

-lose, anda ve a bañartepara arreglarte, tenemos el tiempo encima - le ordeno Pansy señalando con undedo el baño.

-jejejeje - las demáschicas rieron por lo bajo, solo a Hermione se le podía hacer tarde para unbaile por estar en la biblioteca.

-veamos que are contigo- dijo pensativa Pansy mientras secaba el largo cabello de la pelirroja - girola silla de la chica para colocarla frente a ella, tomo unos cuantos cosméticosy comenzó a maquillarla.

Luna miraba atenta comola pelinegra hacia su magia propia al maquillar a su amiga, a ella la habíadejado hermosa, Pansy tenía talento para resaltar la belleza.

-no me preguntaste queusa
. - intento decir Ginny

-silencio, no muevas turostro - contesto muy seria Pansy sin siquiera mirarla.

Ginny se tenso, comenzóa pensar que talvez Pansy no la aria lucir tan hermosa como a ellas, después detodo su nueva amiga quería con su novio, apretó sus puños intentando no pensaren eso.

-chicas debo irme - dijoLuna mientras veía como el reloj colgado sobre un muro marcaba las 8 pm - tengoque ir aun lugar antes de que comience el baile.

-ok, te vemos mas tarde,no arruines tu look o te mato - le dijo Pansy sin mirarla.

Después de media hora ensilencio Pansy ya había terminado de arreglar a Ginny - listo - dijo sonrientemientras se ponía de pie y miraba a Ginny - no te muevas, no tardo.

Ginny se giro para verseen el espejo, pero se llevo una gran sorpresa al no encontrarlo, escucho hacerruido a Pansy cerca de los sillones, giro a ver a su amiga y la vio caminarhacia ella con una enorme caja en sus manos.

-ábrelo - le ordenoextendiendo hacia la pelirroja el enorme paquete

Ginny la miro dudosa porunos segundos, pero al ver como Pansy le sonreía emocionada extendió sus manosy abrió la caja elegante -- es hermosoPansy - solto casi en un grito al sacar de la caja un hermoso vestido blancoperla.

-si, es hermoso y estuyo - declaro Pansy muy emocionada

-no puedo Pansy, estodebe ser carísimo - exclamo la pelirroja mientras acariciaba la hermosa telaque le provocaba un cosquilleo al contacto con sus yemas.

-no lo rechaces, nuncahe podido compartir nada con nadie - dijo algo triste Pansy - tómalo como turegalo de navidad y cumpleaños de este año.

-mejor dicho de toda lavida - exclamo muy contenta Ginny, sus ojos comenzaban a cristalizarse

-no, no, no, vasarruinar el maquillaje - la reprendió Pansy al ver que ya estaba a punto dellorar la pelirroja.

-lo siento - suspirohondo la pelirroja para tranquilizarse - me ayudas? - le pidió

Entre las dos colocaronel vestido perfectamente, Pansy la miro con determinación - serás la mashermosa esta noche - declaro

Ginny se miro, elvestido le quedaba perfectamente bien era largo hasta los tobillos, ansiaba versu reflejo - porque quitaste el espejo? - le interrogo.

-¿confías en mi? - lepregunto Pansy mientras levantaba una ceja

 

-claro - contesto deinmediato Ginny

-pues entonces vete,Harry ya debe estar esperándote, son cuarto para las 9 - la tomo de la mano yla llevo hasta la puerta - nada de hacer trampa e ir al baño a mirarte heee -la amenazo la morena.

-esta bien - contestoGinny antes de salir de la habitación

Pansy se quedo unosminutos viendo la puerta por donde había salido su amiga y rival de amores,"Harry se maravillara cuando la vea" pensó.

-ha sido muy lindo loque has hecho - hablo Hermione desde la puerta del baño sacando a Pansy de suspensamientos.

-que tanto escu
. -

-lo suficiente como paraestar muy agradecida - le contesto la castaña

-no fue nada - dijoquitándole importancia a la acción la morena

-sabes que fue mucho -le resalto Hermione mientras la miraba con determinación, años atrás ni en unmillón de años hubiese pensado que Pansy podía ser tan gentil, por tanto tiempohabía juzgado de forma errónea a todos los de su casa, tan solo hacia faltaobservarlos desde otra perspectiva para darse cuenta de la realidad.

Pansy se sentía incomodapor la fraternidad y nostalgia con la que la estaba mirando Hermione - vamos,trae tu trasero aquí - le señalo el banco que hacia unos minutos habíadesocupado Ginny. - es tardísimo.

Media hora después Hermionese encontraba ruborizada mirando su reflejo, lucia esplendida, muy sensual ysexi - mmm Pansy creo que el vestido mmmm me queda
.

-perfecto - le contestola pelinegra mientras la sujetaba de los hombros y miraba el reflejo de suamiga - te vez hermosa, creo que tu marido quedara anonadado cuando te mire -le dijo muy contenta.

Ante esto Hermione bajola mirada, estaba segura que Snape ni la tomaría en cuenta, ya había notado queElien era muy hermosa y estaba segura que esa noche luciría esplendida - vámonos,ya es tarde - fue lo único que le contesto.

-Por Merlín
. - Alfred Bathorymiraba a Hermione con la boca abierta mientras la veía llegar - luces hermosa

Una muy ruborizada Hermionesolo contesto - tu también luces muy bien - se sentía muy cohibida con sumirada. Pero era cierto, Alfred lucia como esos modelos de televisión, sexi consu andar tan peculiar, encantador con esa sonrisa arrasadora y muy atractivoenfundado en un traje color gris metálico y capa negra.

Alfred le ofreció su brazopara caminar con dirección al comedor, debes en cuando la miraba de reojo, jamáshubiera pensado que esa chica podría lucir tan sensual.

Mientrastanto en la entrada principal del castillo
.

-Ginny
. - Harry no pudoarticular ninguna otra palabra al ver a Ginny llegar

-Harry! - saludo ella deteniéndosea escasos dos metros de el, miraba hacia todos lados menos hacia Harry, nosabia como actuar, podía sentir que algo faltaba, los segundos se volvieronincomodos y decidió mirarlo a los ojos, eso le basto para recuperar suseguridad, Harry la miraba maravillado y con una sonrisa de oreja a oreja -luces muy guapo - le dijo la pelirroja. Harry llevaba el típico traje negro decoctel, pero ya no era un niño como en su baile de cuarto, ahora su pantalón desatín entallado dejaba delinear unas amplias piernas y un buen trasero, debajode su saco lucia una camisa en color verde que hacia perfecto juego con sumirada esmeralda.

Harry no podía dejar demirarla, jamás había visto a Ginny tan hermosa y tierna al mismo tiempo, le ofreciósu brazo y se dirigieron al gran comedor.

 

Enel gran comedor
.

-jajajaja vamos Draco,deja de criticar - Pansy reía a carcajadas de los comentarios que hacia Dracosobre el vestido color amarillo chillón que llevaba Lavender Brown

- es enserio, de que parvadade canarios se escapo - argumento muy alegre mientras miraba a la entrada delgran comedor.

-a quien esperas? - inquirióPansy siguiendo su mirada

-a nadie - contesto Dracodesviando su mirada hacia la mesa de profesores - la verdad es que ansiaba vera Ginny, desde su charla del otro día se había quedado con ganas de conocerlaun poco mas. El rubio miro como varios se giraban a ver la entrada del gran salóny muchos cuchicheos comenzaban.

-por Cici
-- Pansy fuelo único que logro articular cuando vio la pareja que hacia su entrada al grancomedor - Draco - codeo a su amigo para ver si veía lo que ella estaba mirando -es
.

Theodore Not hacia suentrada al comedor llevando de su mano, ni nada mas ni nada menos que a Luna Lovegoodque lucia radiante en un vestido color gris plata, este era largo hasta lostobillos, pero entallado, estilo corte de sirena, de tirantes delgados ycruzados de la espalda, su cabello lo llevaba recogido en un hermoso moño. Alsentir la tención en el brazo de ella la atrajo un poco mas hacia el parainfundirle calma. Theo y Luna llevaban saliendo a escondidas dos meses, nadiesabia sobre su relación, Luna le había dicho que nadie los aceptaría, sobretodos los compañeros de casa de el, y como ella no quería que su amor fuera hostigadoy molestado le había pedido que lo mantuvieran a escondidas, Theo al principio habíaestado de acuerdo, pero ahora ya no, el quería poder pasearse con ella a plenavista de todos, y aunque le había costado mucho había logrado convencerla deque en el baile de esa noche fueran como pareja.

La pareja se dirigió ala mesa donde estaban parados Draco y Pansy que lo miraban con la boca abierta -cierren la boca - les ordeno al llegar y tomo el trago que Draco tenia en susmanos y lo ingirió por completo de un solo trago.

Draco miro a Luna yluego a su amigo - pero
-- intentaba hablar, sabia que eso era un gran embrollo,sabía de sobra que la familia de Theo no aceptaría esa relación.

-después - fue lo único quecontesto el moreno mientras abrazaba a su rubia.

Pansy solo les dedico unsonrisa de felicidad, no podía creerlo, dos de sus mejores amigos estabanjuntos, no podía creer que Theo, uno de los chicos mas cotizados de su época tantopor su fortuna como por su encanto se hubiera fijado en su extravagante amiga Luna.

La rubia como siemprecon su encanto natural rompió el silencio y comenzó una platica que logroenvolver a todos.

En lado opuesto del salónGinny se sentía muy cohibida, desde que entrara al salón no dejaba de sentirmiradas sobre ella, tanto de chicos como de chicas, Harry charlaba con Nevilleque también lucia muy guapo esa noche.

Snape entro al gran salónpor la puerta chica detrás de la mesa de profesores, llevaba de su brazo a unahermosa Elien, por mas que entraron por un lugar desapercibido varios alumnosse deleitaron con el escultural cuerpo de su maestra, Elien lucia un vestidonegro tipo estraple, que dejaba mostrar un escote pronunciado y delineaba sucintura, cadera y pompas, después de ahí caía en cascada hasta sus tobillos. Enese momento más de uno envidio a Snape por tan sexi compañía.

 

Hermione debido a suinexperiencia con los tacones caminaba muy lento, después de unos minutos desilencio Alfred había comenzado una charla muy amena, por lo cual para cuandola pareja llego al gran salón varias parejas ya estaban bailando, "menos mal" pensó,ya que así podría evitar muchas miradas.

Alfred localizo con sumirada a Luna, esta bailaba muy contenta con un chico, apretó sus puños y negó conla cabeza -- ¿quieres un trago? - le pregunto a Hermione

Esta asintió con lacabeza - te espero en aquella mesa - le indico una mesa al fondo del salón dondeestaban Ginny y Harry, Hermione se dispuso atravesar el salón para reunirse consus amigos, su paso era lento pero las zapatillas altas la hacían contonearsede una forma lenta y sexi.

Fue ahí cuando Snape lamiro y casi se ahoga con su trago
..

Mil disculpas por mi mega tardanza en actualizar, esperosiga siendo de su agrado mi historia y que alguien quiere seguir leyéndola

LLL

El detalle de los vestidos de Ginny, Pansy y Hermione losare en el siguiente capitulo.

Saluditos!!!!

XOXOX DLM

En el transcurso de 8años la había visto de muchas maneras, primero como una niña llena de interés yentusiasmo por aprender, recordaba perfectamente como brillaban sus pequeñosojos chocolate cuando la vio levantar su manita para contestar a la preguntaque en ese entonces el le había hecho a Potter, pero el hecho de que fuera unaGryffindor fue lo que le impidió dejarla destacar, en un par de años la vioconvertirse en una adolecente poco usual, mientras las demás jóvenes solopensaban en chicos y se volvían vanidosas, ella siempre estaba estudiando yasombrando a todos con su gran intelecto, jamás lo admitiría pero disfrutabamucho mientras revisaba sus tareas, ya fuera porque eran los únicos pergaminosde mujer que no traían corazones u olían a perfume y porque siempre eran muybuenas sus redacciones, muchas veces mientras había terminado de leer unos desus pergaminos por su mente había cruzado el pensamiento: "si tan solo hubierapertenecido a Slytherin señorita Granger". Pero ella también le demostró queera una guerrera y que si bien amaba los libros estaba totalmente en contra delas injusticias y que daría todo por defender a sus seres queridos, el jamáspensó que ella se iría con Potter y Weasley dejando así el colegio, pero lamayor sorpresa que ella le dio fue cuando renuncio al amor de su vida porsalvarlo a el de la prisión, el sabia que el jamás podría hacer algo así, peroahí estaba Granger dándole una vez mas una lección de vida.

Pero hoy, por primeravez podía verla como una mujer, sin miedo al que podrían pensar los demás, puesHermione Granger ahora Hermione Snape lucia un vestido en color verde olivaoscuro de seda pura, de la parte de arriba su vestido era de tirantes delgadosa los hombros que daban una pequeña vuelta en sus brazos sujetándose solamentede ahí, el escote de los senos era profundo, dejando mostrar perfectamente elnacimiento de estos y su voluptuoso volumen, el vestido era justo a su figura,delineándola perfectamente, caía hasta los talones con una abertura en supierna derecha que llegaba a medio muslo, de la parte trasera, estabatotalmente desnuda hasta la espalda baja, Hermione dejaba muy claro que ya noera una niña, si no mas bien toda una mujer, y una mujer muy hermosa, sumaquillaje era tenue, solo resaltando sus facciones y su cabello sujeto en unmoño de lado dejando caer rizos sobre su hombro derecho, la única joyería queusaba eran unos pequeños aretes y los anillos en su mano que demostraban queella era suya. Su caminar era lento, lo cual le permitió a el disfrutar de lavista cuando paso frente a el, por primera vez la vio descaradamente y deseandosujetarla en sus brazos y si era posible hacerla suya ahí mismo.

 

Hermione ya reconocíamuy bien esa sensación que la invadía cuando sabia que Severus la miraba, solole llevo unos segundo encontrarlo con la mirada, detuvo su paso y lo miro, loveía tan guapo fuera de su habitual levita, este lucia un traje contemporáneoen color gris oscuro, su cabello perfectamente lavado y acomodado detrás de susorejas, se sintió cohibida al ver como el le sonreía descaradamente, porprimera vez el parecía feliz y ella creía que el motivo era ella, sin pensarlopor primera vez se quiso dejar llevar por sus deseos y sentimientos, dio unpaso en dirección a el, bajo un poco la vista a la mesa donde descansaban lasmanos de su esposo, vio como una mano muy blanca se depositaba sobre la de el,busco rápidamente a la dueña de esa mano, no fue sorpresa encontrarse con Eliena su lado, lucia hermosa la mujer, aunque muy pálida y muy delgada a comparaciónde la ultima vez que la había visto. Ese pequeño gesto le basto a ella parademitir de su acción y seguir su paso con la cara altiva.

Snape no pudo evitarsonreír al darse cuenta que su esposa lo celaba, y eso era una clara muestra deque el no le resultaba indiferente a ella, la vio llegar a la mesa donde estabaPotter. - dime Elien - se giro a mirar a su compañera - ELIEN - Snape se asustoal ver su rostro.

-solo necesito unpoco
-- a Elien le costaba respirar - un poco de aire fresco - pidió intentandosonreír

-eres terca como trol -la reprendió Severus mientras la ayudaba a ponerse de pie, le tendió su brazopara que se sujetara, cuando ella tomo su brazo el pudo sentir a trabes de sutraje lo fría que estaba ella, su primer impresión fue soltarla pero no lohiso. Lentamente por la misma puerta que entraron salieron con dirección a losjardines.

No muy lejos de ahí Hermioneno perdió detalle de nada, no pudo evitar cerrar su manos en puños y fruncir elseño.

-¿Cuándo se lo dirás? -pregunto Harry a Hermione, este tampoco no había perdido detalle de nada

-¿decir que? - pregunto ellahaciéndose la tonta, bien sabia a lo que se refería su amigo, pero ni loca lo admitiría

Harry no pudo evitar sonreír- son igual de tercos jejejejeje - dijo en media de una risa - debes decírselo,sabes que el no se anda con suposiciones

Hermione rio un poco -se lo dire cuando tu se lo confieses a Pansy - lo volteo a ver y como supuso locacho mirando a su amiga que estaba al otro lado del salón bailando muy risueñacon Draco.

-Haaaa - fue todo lo queatino a contestar Harry

-jajajaja lose desde quecompartían rondas para cuidarme - le dijo bajito mientras miraba a su amigaGinny - esta noche te acompaña la chica mas hermosa de la noche

Harry se giro y miro aGinny que a dos metros de ellos reía junto a su hermano Ron, vio a su alrededory observo como varios chicos la miraban con deseo y varias chicas con envidia,vaya hasta había visto a Draco mirarla varias veces. - luce como un ángel -confeso, se acerco a Ginny y la invito a bailar.

 

Ginny tenía una graciainigualable para bailar, ella llevaba a Harry - luces hermosa - le susurroHarry cerca de su oído.

-gracias Harry, tu tambiénluces muy bien, sigues siendo de los mas guapos - le guiño un ojo juguetona

Harry rio cohibidomientras le acomodaba un cabello a Ginny tras su oreja - ya no te sonrojas comoantes cuando hacia eso - le dijo con una sonrisa.

-es porque ya no soy unaniña - se defendió ella pero sin molestarse

-no, ya no lo eres - la alejoun poco de el para mirarla completa y darle una vuelta y nuevamente la atrajohacia el - y no soy el único que aquí se a dado cuenta - la alago el

-jajajaja, no cambiasHarry - ella se acerco mas el, comenzaba una canción lenta y triste, descansosu cabeza sobre el hombro de el.

No, no es necesario que lo entienda,

Porque nunca le ha servido la razón

Al corazón, el corazón no piensa

No mi vida, ¿para qué te esfuerzas?

No me tienes que explicar,

Harry no entendía porque ya no sentía lomismo por ella, se preguntaba que había cambiado, la quería, si y mucho, peroya no sentía igual, ahora su cariño se sentía igual al que sentía por Hermione,un cariño de hermanos

Y si, entiendo que quieres hablar,

Que a veces necesitas saber de mi

Pero no sé si quiera saber de ti,

y vivir así, seguir así
pensando en ti

Ginny ya no se sentía igual, sabia quetodo había terminado, se lleno de tristeza, pero no de forma dolorosa, haciatiempo que sabia que Harry ya no la amaba, ¿pero que sentía ella?, ¿Por qué nole dolía?, ¿acaso ella tampoco lo amaba ya?, sabia que tenia que hacer locorrecto y que Harry era demasiado caballeroso como para terminar con ella.

Suelta mi mano ya por favor

Entiende que me tengo que ir,

Si ya no sientes más este amor

No tengo nada más que decir.

Ginny se separo de el ylevanto su rostro para encarar a Harry - anda ve con ella - con un movimientode cabeza le señalo a Pansy - ve a donde tu corazón te pide estar - Harry ibahablar pero ella puso su mano su boca para tapársela y negó con la cabeza - no pasanada Harry, tu no tienes la culpa, a veces a sin son las cosas, y en el corazónno se manda - le dio una sonrisa para infundirle valor.

Harry cada vez admirabamas Ginny, siempre le había demostrado ser tan diferente a las demás y muymadura, se acerco a ella y deposito un pequeño beso tierno sobre sus labios -te quiero - le susurro al oído y se marcho en dirección de Pansy.

"Yo también te quieroHarry" pensó ella, sabia que sus te quiero eran diferentes, lo vio marcharse yllegar junto a Pansy que aun bailaba con Draco, ella se dirigió la puerta,necesitaba estar un rato sola, si bien sabia que era lo correcto no por esodejaba de entristecerse.

No digas nada ya por favor,

te entiendo, pero entiéndeme a mi.

Cada palabra aumenta el dolor

y una lágrima quiere salir...

-¿Me permites esta pieza?- Harry se paro a lado de Pansy y le tendió su mano

Draco volteo a ver en direccióndonde había visto antes bailar a Harry con Ginny, vio que la pelirroja salía delgran comedor - ¿a que juegas Potter? - le interrogo con voz demandante, el no permitiríaque nadie se burlara de su amiga.

 

-solo quiero bailar conella - contesto sereno Harry,

Pansy miraba de uno aotro, esperaba que no comenzaran una discusión

-¿con que intenciones? -quiso saber el rubio

-¿quiero estar con ella?- le informo, no le gustaba como le hablaba Draco pero entendía

-no creo que a tu noviale agrade la idea - le acuso Draco sujetando fuerte a Pansy

-eso no es problema - leinformo Harry - porque ya no tengo novia - esto ultimo lo dijo en dirección dePansy

La pelinegra no pudoocultar su alegría y le tendió su mano mientras se zafaba de Draco, Harry latomo de inmediato y la jalo hacia el.

-ándate con cuidado - leamenazo Draco y se marcho en dirección al puerta principal

Hermione por su partebailaba con Alfred que no le quitaba la vista de encima a Luna, este se veía molesto- déjala ser feliz - le pidió ella.

A Alfred no le sorprendióaquel comentario, sabia que Hermione era muy lista y observadora - antes de serfeliz tenemos responsabilidades - dijo mordaz el.

-siempre debe estar unosobre todas las cosas - atajo ella.

-lo dice la mujer que dejoal amor de su vida por casarse con un hombre que siempre la trato mal solo parasalvarlo de ir a la prisión - le hecho en cara sus propias acciones, la miraba muydivertido con un ceja levantada.

-es diferente, eso se debíahacer porque
.

-porque estas enamoradade el - le afirmo el

-claro que no - mintió ella

-entonces no hayproblema si yo - comenzó acercarse lentamente a la cara de ella

-tuuuu queee - pregunto ellallena de nervios al sentir la cercanía de el

-hago esto - acorto lapoca distancia que quedaba, sujeto la cara de ella y comenzó a besar sus labios

Justo en ese momentoSeverus Snape entraba al gran salón decidido a sacar a bailar a su esposa, perovalla sorpresa se llevo cuando vio a su esposa besándose con e tal Alfred, selleno de una ira jamás sentida antes, quería matar a ese tipo, pero no con suvarita si no con sus propios puños, un calor se apoderaba de todo su cuerpo, sedirigió a ellos quitando a empujones a todos los que se encontraban en sucamino, dejando una serie de caras sorprendidas por su proceder.

Hermione por su parteempujo a Alfred lo más pronto posible - QUE TE PASA - le reclamo, pero noobtuvo respuesta pues en ese justo momento Severus llegaba a su lado.

Severus tomo de ambassolapas a Alfred con todas las intenciones de golpearlo, el chico lo mirabasonriente, un segundo de lucidez le hizo darse cuenta que ese no era lugar,tenia varias miradas sobre el, vio a Harry dirigirse a su encuentro negando conla cabeza, solo lo mas brusco que pudo al chico - esto no se quedara así - le dijoamenazadoramente, volteo a ver a Hermione y la sujeto fuerte del brazo y lajalo con el hacia la salida.

-auch, me duele - se quejabaHermione mientras atravesaban las puertas e intentaba soltarse, jamás en suvida había visto tan molesto a Severus, ya estaba hasta morado, le preocupabaque no estuviera respirando.

Severus jalo a Hermione hastasu mazmorra, al entrar la aventó en la cama, estaba furioso, el no seria ningúncornudo, intento controlarse y respirar tranquilo, la miro intentandoincorporarse de la cama - si en algo aprecias la vida de ese idiota jamás te volverásacercar a el - le advirtió.

 

Hermione de puso de pifrente a el y cruzo sus brazos bajo sus pechos - tu no eres nadie para prohibirmealgo así

-soy tu marido porque asítu lo decidiste y no voy a permitir que me ridiculices - le grito Snape muymolesto

Por unos momentosHermione creyó que el estaba celoso, pero al parecer no era así, lo que a el lepreocupaba era su imagen - a pero tu si puedes encamarte con la resbalosa de lamaestrita y que todo el colegio se burle de mi - le grito Hermione.

Severus entro en sumente de la chica y vio que era un torbellino de pensamientos, pensamientos quedemostraban celos por Elien, que el beso que el había visto no era de mutuo acuerdo y que ella lo había empujado al idiota y pufff de repente una enormebarda gris con letras que decían "PRIVADO"

-QUE TE PASA NO VUELVASHACER ESO - le reclamo Hermione por la invasión a su privacidad

Se sintió mas tranquiloy observo que ella lucia hermosa molesta y con la cabeza en alto, acorta ladistancia hacia ella, inhalo fuerte y se dejo embriagar por el perfume de ella,pudo ver el cambio de expresión en el rostro de ella, paso de furia a asombro,se inclino un poco para poner su cara a la altura de ella, Hermione por suparte se lleno de nervios, sabia lo que se avecinaba y lo deseaba, lo miro alos ojos y entre abrió un poco sus labios.

-puff - se escucho en la sala, su elfapersonal de Snape se apareció

Snape volteo a mirar confuria a la causante de semejante intromisión

La pobre elfa trago enseco ante tal mirada de su amo - laaaa señoooorita Elieeen - fue todo lo quedijo y prefirió desaparecer, si bien su amo jamás la había maltratado ya lo habíavisto molesto y era algo que prefería evitar.

Snape dio media vuelta ycasi corrió a la puerta, esto basto para que Hermione se pusiera furiosa denuevo - vez, apena ella trueno los dedos y tu corres a su encuentro, LA ODIO -le grito y con eso confeso sus celos.

Snape suspiro al momentode que tomo el picaporte de la puerta, la abrió para salir, se giro a ver aHermione - Elien esta muriendo - fue todo lo que dijo y se marcho lleno de preocupación.

Holaaaa espero les gustara el capitulo, gracias por todos sus comentarios,me fascinan JJJ, mas tardesito contesto todos lo que les debo, gracias por su paciencia ycomprensión.

Escribi un one-shot para el concurso de conmemoración dela batalla de Hogwarts, se trata de resaltar el personaje de Snape, lescomparto el linck para quien guste leerlo:https://www.potterfics.com/historias/180624

XOXOX DLM

Era una noche hermosa, luna llena, un cielo entre azul marino y negro,dejando entrever alguna que otra nube y completamente estrellado, emanaba unatranquilidad infinita y acogedora, invitaba a la meditación, siendo cómplice detodo lo que ocurría esa noche de navidad, poco a poco copos de nieve comenzabana caer, ese año la nevada se había atrasado, pero esa noche se presentaba porfin.

"Vas a resfriarte" escucho asus espaldas una voz fría que arrastraba las palabras, se giro lentamente paraver al dueño de aquella voz que conocía perfectamente, ahí estaba a tan solo dosmetros de ella Draco Malfoy dándole una mirada expectante y evaluadora.

 

-Malfoy - contesto Ginny intentando sonar serena

-Draco - le informo él mientras caminaba hacia ella quitándose su capa -dime Draco -- coloco su capa sobre loshombros de esta, esa noche lo había sorprendido de sobremanera, si bien sabiaque era muy guapa, el día hoy lo había deslumbrado.

Ginny no sabia como reaccionar, tantos años de estar a la defensiva concualquier Slytherin no se dejaban así como si nada y sobre todo tratándose deDraco Malfoy - gracias Draco - le contesto mientras lo seguía viendo.

-Es una noche hermosa - le comento el mientras se sentaba a lado de ellaen un viejo tronco frente al lago - aunque bueno, claro esta que no tienes nadaque envidiarle - esto ultimo se lo dijo coquetamente haciéndole un giño.

Ginny no se inmuto ante tal comentario, estaba acostumbrada a seralagada -- ¿Qué haces aquí? - le pregunto mientras extendía su palma para dejarque cayeran copos sobre esta.

Si había algo que Draco siempre había admirado de esa Gryffindor era su determinacióny que no solía andarse con rodeos - Vine a ver si estabas bien - confeso sinmas el rubio. Draco al verla salir creyó que en ese momento estaría llorando,que algo malo había pasado con Potter.

La pelirroja entrecerró los ojos ante tal comentario, giro un poco surostro y lo observo -- ¿Por qué te importa como estoy? - le intrigaba suactitud de este.

-Harry esta ahora con Pansy y bueno no quisiera que el
-- intentabaexplicar el hasta que ella lo interrumpió

-No es lo que estas pensando, y no te preocupes, Harry es un caballero, jamásle aria daño a Pansy, a nadie - le dijo en medio de una sonrisa la chica. Porun segundo pensó que el podía sentir un tipo de interés por ella, pero no era así,el estaba preocupado por su amiga.

-Entonces no entiendo, ¿Por qué lo dejas ir?, llevan años saliendo,cualquier chica querría pasar el resto de su vida con el héroe de guerra - torcióun poco la cara el rubio - no lo tomes a mal pero con el tienes segura una vidallena de comodidades - la miraba a la espera de una respuesta o un golpe por elultimo comentario.

Sorprendentemente estas declaraciones no le molestaron a Ginny - no soyde la idea de casarme, quedarme en casa y tener siete hijos - le informo ella -además Harry es mas que una buena fortuna, el tiene derecho a ser feliz, se lomerece mas que nadie que yo conozca - esto lo dijo mas para ella que para el.

-entonces lo dejas porque crees que el no será feliz contigo, valla quehumanitaria, renuncias a lo que tu quieres por verlo feliz a él, en vez depelear por su cariño, pensé que eras una griffindor - le dijo Draco mientras laobservaba jugar con los copos y reír.

-jajajaja, no Draco, yo no soy Hermione, jajajajaja yo no dejo ir lo quequiero, soy egoísta - le aclaro ella mientras se ponía de pie.

Draco sonrió de lado, ahí estaba la respuesta que el buscaba, lapelirroja ya no quería a Potter - así que entonces estas disponible - le dijomientras la veía marcharse.

Ginny seso su paso y volteo a mirarlo - depende - le dijo.

-¿de que? - quiso saber el mientras la alcanzaba.

-Depende de quien se trate - le aclaro ella.

-Haaaaa - fingió sorpresa el rubio y tomo la mano de ella - entonces elresto de la noche serás mi pareja - le informo mientras la arrastraba hacia elgran comedor.

-Te dije que era depende de quien se trate - le aclaro ella fingiendomolestia pero dejándose llevar de regreso al castillo.

 

-Me quedo claro - le contesto - soy Draco Malfoy, ¿Quién no querríaestar conmigo? - le dijo con su característica voz petulante.

Ginny rodo los ojos y trato de disimular una sonrisa, ahí estaba elDraco de antaño, el niño guapo y mimado que cree que tiene el mundo a sus pies -eres insoportable, actúas como niño caprichoso - le contesto ella cuando yacasi llegaban al gran comedor.

-Lo se - le contesto el - y mi capricho de esta noche es bailar con lamujer mas hermosa de todo Hogwarts - esto ultimo se lo dijo mas bajito cerca deloído mientras entrelazaba su mano con la de ella y cruzaban las grandes puertasdel gran comedor.

Varias miradas se posaron sobre ellos al verlos entrar de la mano ydirigirse a la pista de baile, todos estaban incrédulos, la chicas morían deenvidia, si bien Draco ya no asistía al colegio seguía siendo el joven masguapo y deseado de todo Londres y aun de Hogwarts, ella era después de Pansy lachica mas hermosa del colegio, el era rico, ella era pobre, el era unSlytherin, ella una Griffindor, pero sobre todas las cosas el era Draco Malfoyy ella Ginny Weasley, en cientos de años en Hogwarts no se había visto parejamas diferente como la de esa noche que se apoderaba de la pista robando la atención de todos.

Mientras tanto en las mazmorras
.

Hermione estaba hecha un caos, si fuera posible su cerebro ya habría explotado,no sabia que pensar o como actuar, las palabras de Severus aun retumbaban en sucabeza "Elien esta muriendo" sudolor de cabeza estaba muriendo, "¿eso esbueno?, ¡por Merlín! ¿Cómo puedo pensar que eso es bueno? ¿Será a caso porquequiere quitarme a mi marido? ¿Dije mi marido? ¡Ojala que este sufriendo! ¡Osanto cielo me esta afectando estar cerca de tantos Slytherins!" en ese tormentode pensamientos estaba cuando escucho abrirse la puerta, sintió como se le contraíael estomago y cerro los puños "espero quemuera rápido" "no, no, no, lo siento"pensó la castaña pues Severus atravesaba la puerta con Elien en brazos, estavenia recargada en el pecho de este con los ojos cerrados. Hermione se paro rápidode la cama para dejarle paso a este, cuando miro de cerca a la maestra se diocuenta que lucia muy mal, ojerosa, muy delgada y extremadamente pálida, avergonzadapor sus pensamientos de hacia unos segundos bajo la vista y comenzó a caminarhacia la puerta de salida, pensando en pasar la noche en la sala de losmenesteres.

-¿A dónde vas Hermione? - le pregunto Severus al verla dirigirse a lapuerta, había visto en su rostro ese cambio de expresiones, pasar del enojo ala vergüenza, la conocía también, que sin mirarla ahora sabia que se había detenidoquedándose tensa.

Esa era la primera vez que ella escuchaba que Severus la llamara por sunombre de una forma linda, estaba estática, respiro lentamente y se giro paraencararlo - te dejo para que hagas lo que tengas que hacer - le informo, no habíani una pizca de reproche en sus palabras.

-Necesitare tu ayuda - le dijo aun sin verla mientras checaba los signosvitales de Elien

Esto basto para que el rostro de Hermione se iluminara, camino deregreso a la cama intentando ocultar su alegría, su pequeña Hermione en sumente vitoreaba y danzaba ¡toma esa Elien!Pensó. -- ¿Qué hago? - pregunto colocándose a un lado de él junto a la cama defrente a Elien.

 

-solo vigílala - Severus le acomodaba la cabeza a Elien sobre la almohada- regreso mañana, tengo que conseguir unos ingredientes para preparar una poción- le informo, se irguió y giro para colocarse de frente a ella, se miraba tanhermosa su esposa que involuntariamente no pudo evitar acariciar con su dorso la mejilla de esta. Fue unacaricia lenta desde su pómulo hasta su mentón, sintió un cosquillo en suinterior al estar en contacto con esa piel tan suave y cálida, hacia tantotiempo que deseaba hacer eso.

Hermione cerro sus ojos al sentir la mano de él, un estremecimiento recorriótodo su cuerpo, desde su dedo pequeño del pie hasta su cabeza, una oleada decalor la invadió haciéndola sonrojarse por completo, se sentía tan bien, abrió lentamentesus ojos para encontrarse con un par de ojos negros que la mirabanintensamente, se sonrojo aun mas e intento bajar la vista.

Snape la tomo del mentón para levantarle el rostro - un Snape jamás bajala vista - le informo, siempre le parecía tierno ver como su Hermione se sonrojabacon simplezas, si, su Hermione, esa noche había aceptado por fin ante si mismoque era de él, y que la quería para él, ¿Cómo lo haría?, bueno eso estaba pordefinirlo. Bajo lentamente su cabeza hacia el rostro de ella, a centímetro dela boca de ella se giro hacia su oído, inhalo profundamente el aroma de ella,ese aroma que tantas noches amenazaba con volverlo loco de deseo - volveré pronto- le susurro al oído.

Esto basto para que todas las terminaciones nerviosas de Hermioneexplotaran y su pequeña e interna Hermione colapsara, entorno sus ojos y se estremeciópor completo, como era posible que ese hombre con una sola acción y oración lahiciera perder el control de ella misma. Muda, así fue como se quedo, no pudoarticular palabra alguna, por lo cual solo asintió con su cabeza.

Snape sonrió para si mismo, la observo unos segundos mas y salió de la habitación,sabia que habría sido tan fácil en esos segundos cumplir sus mas íntimos deseospasionales con ella, pero no era así como quería proceder, Hermione se merecíaser tratada como una dama y él le enseñaría lo que era ser un caballero, aunqueeso implicara aprender a ser así.

Eran cerca de las tres de la mañana, Hermione se encontraba leyendo unlibro sentada frente a su cama donde en ese momento descansaba Elien, no podíaconcentrarse en su lectura, a cada rato su mente era inundada por imágenes deSeverus, molesta y rendida cerró el libro de golpe causando ruido. Al darsecuenta de lo que había hecho volteo rápidamente a ver a la maestra, tal como locreyó la había despertado.

Elien se sentía muy débil, ya tenia varios minutos despierta pero nopudo evitar abrir lo ojos al escuchar aquel ruido, se llevo una gran sorpresaal encontrarse a Hermione sentada en una silla a lado de la cama de frente aella, la miro durante unos segundos, viéndola pasar del enojo a la vergüenza enpar de segundos - ya estaba despierta - le informo para no hacerla sentirincomoda.

-Lo siento - aun así Hermione se disculpo - ¿necita algo? - le pregunto muyseria la castaña, la veía fatal, su mirada demostraba dolor y cansancio.

-No te preocupes, ¡Peny! - Elien llamo a la elfa de Severus.

Un plop se escucho en la habitación y Peny apareció - dígame ama - se dirigióa Elien.

 

Hermione no pudo evitar enojarse y apretar los puños como respuesta, jamásle había interesado que un elfo le llamara ama pues estaba en contra de comoeran tratados, pero si había alguien a quien Peny debía llamar ama era a ella,porque ella era la esposa de Severus no Elien. Observo como Peny miraba a lamaestra con nostalgia y eso solo hizo que se molestara mas, "lo que me faltaba, ahora estoy celosa porla lealtad de un elfo" pensó la chica sin poder evitar resoplar.

-Puedes traerme algo de comer por favor - pidió en medio de un susurrola maestra mientras se incorporaba un poco en la cama.

-Claro señorita, no tardo - contesto la elfa y sin preguntarle aHermione si se le ofrecía algo desapareció.

-Nunca te reconocerá como su ama si no cuidas a su Severus, inclusoaunque el se lo ordene - le explico Elien a Hermione ya que no había perdido devista la reacción de la chica al ver la actitud de la elfa.

-No me interesa, estoy en cont
. - ya estaba contestando de mal humorHermione cuando fue interrumpida

-Ya lo sé, el famoso P.E.D.D.O. yo solo te explico como son las cosascon Peny, ha estado al servicio de Severus desde que murieran sus abuelos deeste y Peny pasara a ser de él junto con toda la herencia y la mansión Prince. -Elien le hablo lento, pues le causaba cansancio.

Hermione se quedo pensando, como sabia ella sobre el asunto del P.E.D.D.O.Se quedaron en silencio varios segundos, Hermione no sabia que decir y Elien sesentía muy débil para hablar, para alivio de la castaña Peny apareció con unagran bandeja de comida llena de varios platillos para que la maestra escogiera,no recordaba que ella hubiera sido tan consentida por la elfa cuando Severus lahabía mandado a cuidarla.

Peny se acerco con su inmensa charola y se la mostro a la maestra, Elienle señalo con un dedo un tazón de sopa y el jugo de naranja, la elfa coloco sucharola sobre el buro de a lado, ella estaba en el otro lado de la cama por locual la castaña podía ver todo. Peny subió con cuidado a la cama con el tazón ysentó a lado de la maestra y comenzó a darle de comer, el proceso fue lentopues Elien no podía mascar muy bien y hacia gestos de dolor al tragar.

Hermione vio como por el rostro de Peny comenzaban a correr lagrimas yevitaba mirar a los ojos a la que ella consideraba su ama.

Elien también se dio cuenta a pesar de tener los ojos entre abiertos,con la mano le hizo una señal a Peny de que ya estaba satisfecha, la elfa se disponíaa bajar de la cama cuando Elien la sujeto de su brazo - Gracias Peny - le dijo mientrasle dedico una sonrisa.

-Ama yo no quie
snif, snif, snif - la elfa comenzó a gimotear y no pudoacabar de hablar.

-Todo estará bien Peny - intento consolarla la maestra, su voz sonabacomo un susurro - cuida de Severus por favor - le pidió Elien intentando serfuerte y no quedarse dormida pues sentía como el cansancio se apoderaba de ella- gracias por todo Peny se giro hacia Hermione y le dijo - Severus me aprometido ser feliz contigo - fue todo lo que dijo y volvió a caer en un sueñoprofundo.

Hermione no supo como interpretar sus palabras y no había conocido aotro elfo a parte de Dobby que sintiera cariño por un ser humano, miro a Penyno querer retirar su mano que estaba sujeta por Elien, se puso de pie y caminohacia ella para retirarle el tazón de sopa, lo puso sobre la charola y la hizodesaparecer, palmo con cariño la espalda de la elfa para transmitirle ánimos.

 

Peny se sobresalto por la acción de Hermione, en toda su vida solo laseñorita Elien le había hecho muestras de cariño o afecto - usted debe cuidardel amo ahora que la señorita Elien esta partiendo - le hablo con vozdemandante a la castaña - el amo la quiera tanto y la echara mucho de menos -le dijo la elfa mientras bajaba de la cama.

Hermione quedo muy sorprendida por el ultimo comentario y no pudo evitarpreguntar -- ¿ellos son pareja?

-Lo fueron hace muchos años - y diciendo esto la elfa desapareció.

Hermione no pudo evitar sentir un fuerte dolor en su corazón, sussospechas eran ciertas, si bien no había una relación entre ellos, si había unfuerte sentimiento que parecía mutuo. Se dejo caer nuevamente sobre sus sillacon los pies también sobre el asiento y las rodillas flexionadas envolviéndolascon sus manos, no importaba cuanto quisiera ella a Severus, el estaba enamoradode Elien y si bien esta estaba por morir no cambiaba nada, al contrario loempeoraba, ¿Cómo competiría con el recuerdo de ella?

Mientras tanto en los jardinesdel colegio

Un Theo arrodillado hablaba frente a una rubia que estaba sentada - Se queel camino que nos espera no es fácil, pero quiero caminarlo de tu mano, noimporta la adversidad ni lo que se interponga, quiero que seas mi esposa,¿aceptas Luna? - Theo deslizo un hermoso anillo de oro con una esmeralda verdeen el dedo de Luna.

--Sabes, es una lastima que Luna no pueda aceptar tan hermosa propuestade amor - hablo un hombre que los había estado espiando toda la noche y por finse atrevía a intervenir.

-¡Alfred! - casi grito Luna poniéndose de pie y sujetando la mano deTheo

-¿Quién es usted y con que derecho interrumpe un momento tan intimo? -Reclamo muy molesto Theo, a pesar de a ver visto en varias ocasiones a esehombre desconocía quien era.

- Alfred Bathory - se presento el joven y le tendió la mano, la cualdesprecio Theo - soy el prometido de Luna - le dijo en medio de una sonrisa.

-Theo se giro para encarar a Luna -- ¿eso es verdad? - exigió saber

Luna no pudo verlo a los ojos y solo asintió

Theo no dijo nada, solo la miro unos segundos mas, le dirigió una miradallena de odio a Alfred y partió de ahí con rumbo al bosque prohibido.

-Theo espera, deja explicarte - grito la rubia mientras comenzaba acaminar tras de Theo.

-Luna no lo hagas mas difícil - la sostuvo del brazo Alfred

-¡Suéltame! Ya te dije que no voy a casarme contigo - se soltó de suagarre y comenzó a correr detrás de Theo.

Horas más tarde.

Después de buscar por tanto tiempo Snape por fin había conseguido elingrediente que le hacia falta para preparar su poción, al llegar a susmazmorras se encontró con una Elien que seguía dormida y una Hermione que lamiraba fijamente mientras estaba hecha un ovillo sobre una silla. Se acercolentamente hasta la castaña que aun no se percataba de su presencia, tenia losojos hinchados y rojos, muestra de desvelo, cansancio y de que había estadollorando. Fue y se coloco en cuclillas frente a ella para estar a su mismaaltura, se topo con la mirada de la chica que lo veía intensamente casi sinparpadear, aprecio sus ojos color chocolate, con su mano retiro el cabello quele cubría parte de la cara a la chica, pudo observar esas pequeñas pecas sobresu nariz fina y respingada, esas pequeñas motas moradas bajo sus ojos quemostraban que había hecho lo que le pidió.

 

Hermione se sorprendió cuando vio aparecerse a Severus frente a ella ycolocarse a su altura, lo miro detenidamente y se maldijo mentalmente porreconocer que estaba perdidamente enamorada de el, lucia tan hermoso, con sucara blanca como la nieve, sus ojos de un negro mas intenso que la noche, suslabios eran tan solo dos finas líneas sobre su rostro, hasta esa nariz grande yganchuda le daban un toque sexi.

-¿Qué pasa? - le pregunto el en tono tosco mientras colocaba su manosobre la de ella.

Hermione no supo que decir pero ya estaba harta de ese juego que tansolo la lastima, ella era una Gryffindor y era momento de demostrar de queestaba hecha, abrió la boca para articular pero la voz le fallo y mejor cedió alos intentos de Severus por leerle la mente. Comenzó a recordar como durantetodos los años que fue su estudiante a pesar de que el siempre la tratara mal ellalo admiraba y respetaba sobre todas las cosas, le mostro todas las veces que lodefendió de sus amigos Ron y Harry, el empeño que había puesto para evitar quemuriera la noche que Voldermot intento matarlo, los días que paso visitándolo enSan Mungo a la espera de que se recuperara, la necesidad imperiosa que sintió desalvarlo el día de su juicio, la alegría que sintió aquel día que se despertó yencontró sobre su dedo el anillo de compromiso. Los segundos que fue felizmientras se casaban, todas las ocasiones en que se lleno de celos por culpa deElien, como la hacia estremecer su cercanía
..

Para Snape esto fue suficiente, la tomo dela cara y la atrajo hacia el para fundirse juntos en un beso, pero no un besocualquiera, era un beso cargado de todos los sentimientos que el albergaba porella, sentimientos que si bien en palabras no podía decírselos por como era el,trataba de transmitírselos en aquella acción. Y fue un beso que ella contestomientras lo abrazaba y profundizaba más, se sintió mas viva que nunca, masfeliz que en los últimos años, el llevaba las riendas y debes en cuando le dabapequeñas mordidas a sus labios carnosos de ella, hacia tanto que deseabaprobarlos, sintió como un calor que comenzaba en su pecho empezaba a expandirsepor todo su cuerpo, no recordaba jamás haberse sentido también a lado de unamujer, sentía una felicidad nuca antes conocida, ella con tan solo un beso lemostraba lo que era el paraíso.


¡Hola! ¿Cómo están todos?, para los que viven en Mèxico ¿Quévan hacer en este puentecito? Yo voy a ir a Toluca a pasar los días con elnovio, le deseo un magnifico fin de semana. He comenzado un nuevo fic (se loque deben estar pensado, "no puede actualizar este y ya comenzó uno nuevo")jejejejeje pero no puedo evitarlo, además es un Harmony, es la primera vez que escribirésobre ellos como una pareja, se titula "En la oscuridad de tu mirada" les dejoel linck, ojala se animen a leerlo: https://www.potterfics.com/historias/180979

Por otra parte también comencé un blog con una amiga, sellama "El diario de una loka escritora" este ha sido creado con la finalidad detransmitir de una forma burda a todo lo que nos enfrentamos tratando de serescritores, esperamos que mas de uno se sienta identificado. Linck: https://diariodeunalocaescritora.blogspot.mx/?zx=396015cadde96cb2

 

¡En estas frases abstractas que mis dedos escriben sinparar, tal vez para ti no tengan sentido pero es como yo me piensoinmortalizar! XOXOX DLM

Este capítulo está dedicado con mucho cariñopara Yazmin Soto.

Era indescriptible la forma en la que sesentía, jamás hubiera creído capaz a Luna de una traición como esa, siempre lahabía considerado una chica noble, sencilla, humilde y honesta, era verdad queera algo excéntrica, pero esa pisca de locura era lo que a él lo volvía loco.No lograba digerir lo ocurrido, ¿Cómo era posible que estuviera comprometida yencima que se lo hubiera ocultado? En medio de su enojo se había adentradocorriendo en el bosque prohibido, se había quedado dormido bajo un árbol,después había caminado por horas buscando la salida, ahora se encontrabaperdido sentado sobre una roca frente a un riachuelo que era iluminado por laluna llena que iba haciendo acto de presencia con el atardecer.

"Debe haber una explicación, mi Luna no escapaz de algo así" pensaba desesperado, ahora ya más tranquilo si queríaescuchar una explicación, no concebía la idea de que aquella rubia inocentefuera capaz de hacer una canallada, no aquella hermosa rubia de ojos azules quele había enseñado acreer en sí mismo. Para todos era un misterio como se había dado aquellarelación tan fuera de lo normal. Comenzando a temblar de frio, recordó como sehabía hecho la conexión entre ellos dos aquel invierno del 97.

***FLASHBLACK***

Hacia un frio de los mil demonios, tenía unos minutos quehabía llegado a la Mansión Malfoy, había recibido el llamado para hacer acto depresencia, él al igual que Draco habían sido obligados a convertirse enmortifagos, apenas el verano anterior habían sido iniciados en contra de suvoluntad, él había sido chantajeado con la vida de su madre, ya que su padrehabía muerto en la primer guerra mágica, había perecido por seguir los locosideales de Voldemort, así que ahora él tenía que apoyar a ese loco dementeaunque estuviera en total desacuerdo con él.

-Camina maldita zorra - escucho la voz de un hombreproveniente del pasillo continuo, se detuvo para no irrumpir en el camino dequien fuese dueño de la voz.

-Sabes no estás tan mal, podríamos divertirnos un rato -justo en ese momento apareciendo en su pasillo Amycus Carrow manoseando de los senos a unchica rubia al que no lograba reconocer ya que los cabellos con el forcejeo quehacia la chica le cubrían el rostro.

-¡Suéltame, tu no vas a tocarme! - grito la chica despuésde morder la mano de Amycus para que soltara su seno que le presionaba, "grave error" pensó Theo, ya sabía queesa ofensa no se quedaría así.

En efecto lo que paso a continuación hubiera deseado nopresenciarlo, Amycus tomo de los cabellos a la chica y la levanto unoscentímetros del piso, con su varita le apunto al vientre y le lanzo dos cruciusseguidos mientras la besaba a la fuerza y le mordía salvajemente el labioinferior, no conforme con eso, le enterró su varita dentro del estómagocreándole una herida muy grande, la aventó a los pies de Theo - enciérrala enlas mazmorras a que muera ahí lentamente - le ordeno Amycus mientras se alejabasobándose la mano donde la rubia amablemente le había causado una herida que nodejaba de sangrar.

 

Theo se inclinó lentamente y cargo a la chica con sumocuidado para evitar lastimarla, juraría que iba inconsciente ya que no habíapuesto resistencia cuando él la toco, camino por varios minutos hasta que llegoa las mazmorras, se dirigió a una celda que tenía una pequeña ventana, la celdaestaba muy sucia y olía a pestes, vio pasar una rata enorme, reviso el lugar,estaba vacío, al parecer tendría que dejar a la chica en el piso. El jovensentía remordimiento por ella a pesar de no haber sido el quien la lastimara,pero el hecho de estar presente y no poder hacer nada lo hacía sentirseculpable y miserable por ser parte de todas esas injusticias.

Saco su varita y conjuro una colchoneta, recostó a la chicasobre esta, no supo porque pero algo le impulso a saber la identidad de esta yle corrió el cabello de la cara, la identifico, era Luna, la chica rara deRavenclaw, tenía los ojos cerrados y su labio inferior no paraba de sangrar,saco su pañuelo y le limpio el labio, miro su vestido que estaba empapado desangre por la enorme herida de su abdomen "VulneraSanentur" susurro el hechizo que Snape le enseñara a él y a Draco enprivado. Conjuro un manta vieja y la cubrió con esta, esperaba que la chica sesalvara.

Salió lentamente y cerro la reja con llave, cuando ya habíadado media vuelta escucho algo que lo paralizo por completo - Gracias, graciasTheo - dijo en lo que parecía en un murmullo lleno de dolor la chica.

¿Cómo era posible que la chica lo identificara si elllevaba su túnica con capucha y mascara, después de unos segundos prefirió novoltear y marcharse antes de que comprometiera más la situación. Sin embargo la duda de saber cómo lo reconocióy la preocupación de saber cómo estaba lo hizo regresar la noche siguiente. Alllegar se encontró con Luna sentada abrazando sus rodillas, la chica al mirarlono pudo evitar sonreírle, esto confundió más al chico.

-¿Estás loca?, ¿Por qué sonríes al ver un mortifago? - lainterrogo él.

-Sé que no me aras daño Theo - le contesto bajito ella sindejar de sonreírle.

Theo sonrió, ella no podía ver bajo la máscara aquellaacción, se puso en cuclillas para quedar a la misma altura de ella, saco de sutúnica un pedazo de pan, un jugo y se los tendió, sabía que no alimentaban alos prisioneros. -- ¿de dónde sacas que soy Theo? - le pregunto mientras laveía comer.

-Solo conozco a una persona que huela a fresno - le explicola rubia mientras devoraba la comida en un par de segundos.

-jejejejejeje - Theo no pudo evitar reír - ¿solo porquehuelo igual que un conocido tuyo crees que soy él? - no podía creer que poralgo como una loción tan común ella determinara que fuera Theo, bajo eseenfoque podría ser cualquier persona.

- Nuestra esencia es única, aunque nos untemos unaromatizante seguimos manteniendo un aromo único, y tu estuviste muy cerca demí en el examen de transformaciones el año pasado, lo cual me permitió gravaren mi mente tu esencia - le explico la chica.

Era verdad, Theo no había podido estudiar para su examen,la preocupación de las amenazas de los mortifagos estaba acabando con susnervios, había sido el último en ingresar al salón ese día y el único asientovacío era alado de ella, sabía que todos la evitaban, hasta los de su propiacasa. En su desesperación se había acercado sigilosamente a la chica y le habíacopiado todo el examen, lo cual le había dado como calificación un supera lasexpectativas.

 

-Disculpa por no evitar lo que te hici

-No fue tu culpa, y seguramente de haber hecho algoestaríamos compartiendo celda o tumba, gracias - lo interrumpió ella.

Se paró lentamente - no entendía porque en vez de odiarlole agradecía -- no le digas a nadie que te estoy ayudando - le ordeno y semarchó.

Los dos meses que Luna fuera prisionera él jamás falto auna noche para visitarla y alimentarla, y aunque sonara despiadado seentristeció cuando supo que había sido rescatada por el trio dorado, durantetodas esas noches se habían hecho confidentes y en medio de toda esa porqueríaella lo hacía sentir bien.

***FIN DEL FLASHBLACK***

En esos recuerdos estaba Theo cuando se sintió observado,levanto la vista y se paralizo por completo al darse cuenta que lo asechaba loque parecía un hombre lobo a tan solo cinco metros de él, la bestia luciaterrible, con sus grandes dientes que mostraba tras un rugido al sabersedescubierto. Theo se paró lentamente y se buscó entre los ropajes su varita,con las prisas se le zafó del bolsillo y cayó al piso rodando hasta un metro deél y haciendo ruido lo cual altero al lobo que comenzó a correr hacia el aullandopreparado para atacar. Theo se agacho rápidamente por su varita pero sabía queel lobo sería más rápido que él.

Lo que paso a continuación fue muy rápido, mientras Theo seagachaba de reojo pudo observar como el lobo se detenía a tan solo dos metrosde él y se erguía lo más que podía, mirandohacia el frente, pero no lo miraba a él, miraba a la extraña criatura queacababa de posarse a lado de él. Sintió que un frio lo invadía completamente ylo paralizaba, de reojo pudo ver un par de garras provenientes de una mano muypálida, el lobo le rugía a ese ser que Theo no se atrevía a voltear a ver, eljoven solo miraba a lobo que parecía estar enfocado en una lucha de miradas ygestos, el lobo volvió a rugir y se colocó en posición de saltar, justo parecíaque iba hacerlo cuando Theo escucho un rugido a la lado de él que le erizo lospelos de la nuca. El lobo salió corriendo en medio de aullidos que transmitíanmiedo.

Theo no aguanto más y volteo, al ver a la criatura que lohabía salvado, en reacción tras la imagen no pudo evitar caminar hacia tras, era un serhermoso, sus ojos eran de color rojo con las pupilas algo dilatadas, de su bocasobresalían cuatro grandes colmillos, tenía larga cabellera blanca, toda supiel era en extremo pálida, vestía un vestido gris y sus dedos tenían largasuñas en forma de garras. Uno de ellos estaba adornado con un anillo que élconocía muy bien.

Incrédulo volvió a ver el rostro de la criatura, ante ellos ojos se volvieron azules, los colmillos se hicieron pequeños y el cabelloblanco se volvió rubio, de reojo vio como las garras desaparecían y la piel sevolvía de color bronceada -- ¿Luna? - pregunto temeroso.

En las mazmorras

Hermione daba vueltas de un lado a otro, quería entrar allaboratorio donde llevaba encerrado horas Snape pero no tenía una excusa parahacerlo, ya sabía que Peny ya le había llevado sus alimentos. Desde el beso quele hubiera dado él en la mañana no lograba sacarlo un segundo de suspensamientos "mmm si así besa no quieroimaginarme como hace el am
Por Merlín Hermione gobiérnate"
pensaba lachica. Cuarenta minutos después se armó de valor y toco a la puerta.

 

-Adelante - contesto Snape

Hermione ingreso al laboratorio, poco podía ver ya que lahabitación estaba llena de vapores de diferentes colores provenientes de trescalderos que estaban en medio del laboratorio, Severus estaba frente a unorevolviéndolo rítmicamente hacia la izquierda, ella avanzo lentamente hasta elmientras se lo comía con la mirada.

Debido al calor que hacía ahí adentro Severus se habíadespojado de su levita, quedándose solamente con su pantalón negro y camisablanca, de la cual solo llevaba los últimos botones abrochados, mostrando asísu pectorales bien formados y tonificados, su pelo en medio del sudor lo teníarelamido a la nuca con uno que otro mechón en su rostro por estar con la cabezainclinada, Hermione se quedó hipnotizada frente a él mirando como una gota desudor proveniente de su cabeza recorría su cuello y su pecho hasta perderse desu vista "quien fuera ella para recorrertu cuerpo" pensó la chica, al recordar que estaba frente uno de los mejoresmaestros de la oclumancia cerro su mente -- ¿Te ayudo en algo? - pregunto lajoven.

Para Snape no había pasado por alto ese pensamiento ni elgesto que hizo de morderse el labio inferior la castaña - ven aquí - le ordeno.

Hermione rodeo a la mesa y se colocó a lado de él, el soltóel cucharon y la atrajo hacia él, Hermione quedo de frente al caldero deespalda a el - Toma el cucharon - le susurro Snape al oído, con una vozseductora, Hermione se estremeció por completo pero obedeció, tomo con ambasmanos el enorme cucharon, Snape coloco sus manos sobre los hombros de ella ylas deslizo lentamente hasta que quedaron sobre la manos de ella y las cubríapor completo. Hermione llevaba un vestido corto de tirantes gruesos y escotealgo pronunciado. Cuando las manos de él recorrieron sus brazos sintió como uncalor invadía su cuerpo, sus manos no eran suaves pero se sentían muy bien altacto.

Snape tenía su cabeza inclinada en el costado izquierdo dela cabeza de ella, de tal modo que su boca estaba a la altura de su oreja y tancerca que ella podía sentir la cálida respiración de él. El tomo sus manos paramostrarle como debía agitar la poción - vas a girar siete veces a la izquierdalentamente - le susurro mientras que guiaba sus manos para mostrarle el ritmo,al estar sus manos sobre las de ella cada que se estiraban para darle vuelta alcucharon sus brazos de él rosaban los senos de ella. En la quinta vuelta lospezones de ella se endurecieron hecho que no pasó desapercibido para Snape.Casi al finalizar la séptima vuelta el volvió hablar - Sin detenerte alterminar la última vuelta comienzas a girar nuevamente siete veces, esta vez ala derecha, pero esta vez rápido - le hablo tan cerca que sus labios rosabancon su cuello.

Ambos giraban el cucharon, Hermione comenzaba a sudar ysentirse excitada, cuando termino la última vuelta Snape soltó su mano derechay la coloco sobre el abdomen de ella - vas a inclinarte sobre el caldero - sedejó caer un poco sobre ella para inclinarla con su propio peso.

Con este acercamiento Hermione pudo sentir su erección deél a la altura de su cadera, una descarga eléctrica recorrió su cuerpo yendo aparar a su entrepierna provocando que se humedeciera.

 

-Vas a olfatear - le susurro nuevamente, un mechón de ellacayó sobre su rostro, él lo tomo y coloco tras su oreja derecha, desde ahítenía una excelente vista de los senos de ella, se veían tan sugerentes quemoría de ganas por estrujarlos con su boca y manos -- ¿detectas ese aromadulce? - le pregunto mientras depositaba un beso sobre su cuello.

-Si - contesto ella en medio de un gemido -- ¿arándanos? -pregunto la joven

Los vapores les daban de golpe a los dos en la cara -Enefecto - le contesto el mientras subía su mano derecha hasta colocarla bajo sussenos y la jalaba hacia el para enderezarla.

Hermione deseo que hubiera subido su mano un poco más,moría por sentir un caricia de él, porque terminara con ese anhelo de que el lahiciera suya, no recordaba jamás haberse sentido tan excitada.

Snape la soltó - continua así hasta que se elimine ese olory desprenda uno amargo - le ordeno con una voz ronca, se separó de ella y separó a un lado, tenía que alejarse pues deseaba poseerla ahí mismo.

Ante tal acción Hermione se sintió frustrada, solo asintiócon la cabeza pues no deseaba que su vos la delatara.

Snape la miro una vez más, una gota de sudor corría por supecho e iba a parar en medio de sus senos, sin pensarlo extendió su mano y consu dedo índice detuvo el trayecto de la gota y limpio hacia arriba su camino,de tal forma que le permitió acariciar fugazmente uno de sus senos - no vayas apermitir que tu sudor caiga dentro del caldero - le indico y salió dellaboratorio tan rápido como sus pies se lo permitieron.

Hermione se sintió humedecer más, enreacción solo apretó las piernas - Severus - susurro con los ojos cerradosmientras se mordía el labio.

Mil gracias por su paciencia y nuevamentedisculpen la demora. Espero sea de su agrado el capítulo, me esforcé porque mesaliera un poco más largo que el anterior.

Gracias por todos sus comentarios que medejan, me fascinan J y me motivan a nodejar mis fics por la carga de deberes muggles que tengo LLL.

XOXOX DLM

Era cerca de media noche, caminaba de regreso a las mazmorras, habíatenido una magnifica noche de chicas, Ginny a pesar de sentirse deprimida porsu rompimiento con Harry en el fondo sabia que era lo mejor. Por su parte Pansyno hacia comentarios de como se sentía siendo cortejada por Harry, no queríahacer sentir mal a la pelirroja, pero no podía quitar la inmensa sonrisa que leprovocaba el moreno con sus atenciones. Luna no se había presentado, eso lepreocupaba, desde noche buena no la veían, y Pansy comento no haber vistotampoco a Theo, por lo cual supusieron que estaban muy entretenidos juntos.

Doblo la última esquina para llegar a su mazmorra, la abrió lentamentepues ya era tarde y no deseaba hacer ruido, apenas había ingresado su cabezacuando su corazón se detuvo con lo que observo. Aquel hombre con corazón dehierro, insensible, sin compasión, de carácter duro, tempano de hielo, jamás lohabía visto reflejar una sentimiento, ahora estaba sentado en una vieja sillafrente a su cama, sujetando entre ambas manos la mano izquierda de Elien, sucabeza de el descansaba sobre la mano de esta, soltó su agarre solo por unossegundos para secarse las lagrimas que comenzaban a mojar su rostro. Se veíaabatido, derrotado, nostálgico. Hermione regreso su paso y cerro lentamente lapuerta, se recargo junto a la puerta, sobre el frio muro y se deslizolentamente hasta bajo, se abrazo a sus rodillas, no sabia como interpretar eso,¿acaso Severus estaba enamorado de Elien?, Penny apareció de repente, como sifuera saliendo de la habitación, llevaba una charola con lo que parecía la cenade su amo, esta estaba intacta, al parecer había salido de la habitación por laescena que ella misma había presenciado.

 

La elfa se quedo ahí como paralizada, con la mirada perdida, de susinmensos ojos comenzaron a brotar enormes lagrimas.

-Penny - la llamo Hermione, la elfa comenzó a gimotear sin podercontener su llanto, la charola comenzó a deslizársele de las manos, peroHermione haciendo gala de sus buenos reflejos alcanzo a cogerla antes de que secallera, con un movimiento de su varita la hizo desaparecer. -- ¿Qué tienesPenny? - le pregunto la castaña mientras la tomaba de su mano.

La vieja elfa se voltio, vio sinceridad en los ojos de la chica y searrojo a su regazo y comenzó a llorar como crio. Hermione estiro sus piernas ydejo que Penny se desahogara, ella le acariciaba su cabello para intentartransmitirle confort. Así paso casi una hora hasta que la elfa se sintió mejory se sentó a lado de la castaña, saco un viejo pañuelo mugroso y se sonóescandalosamente, con el dorso de sus manos limpio sus lágrimas.

-A la señorita Elien solo le quedan horas de vida - informo Pennymientras entrelazaba sus pequeñas manos y no les quitaba la vista de encima.

Hermione se estremeció, ahora entendía el porque del estado de suesposo, recargo su cabeza contra el muro y miro hacia el techo, suspiro -Severus debe estar desecho - dijo en voz baja mas para si misma que para Penny.

-El amo esta desecho, ella era
-- explicaba la elfa.

-El amor de su vida - interrumpió Hermione mientras bajaba la vista, derepente la mancha de mostaza que estaba en su jeans le parecía muy interesante.

La elfa giro y levanto su rostro para ver a Hermione, no entendía porquela niña decía eso - No, mi amo nunca amo a Elien, fueron pareja hace muchosaños, pero el jamás correspondió el amor de la señorita Elien. - le explico sindejar de verla.

Hermione cada vez entendía menos, si era Elien quien amaba a Severus,¿por que el parecía desvivirse por ella?, giro su rostro y miro con cara deduda a Penny.

La elfa comprendió de inmediato que la chica había hecho malasconjeturas, negó con su cabeza, sin duda alguna no entendía como los magos ybrujas tendían a sacar conclusiones tan erróneas cuando se trataba desentimientos. Suspiro pesado y comenzó a relatar - Era el verano de 1985, elamo Severus siempre iba a descansar a la mansión Prince en esa época del año,pero ese verano fue distinto, cada noche la señorita Elien aparecía por lachimenea cargando bolsas de mandado con lo que le prepararía cenas riquísimas ami amo, yo al principio no la toleraba, pues esta llegaba y se apoderaba de micocina elaborando platillos raros pero que mi amo disfrutaría con deleite,compartía la habitación con el y por la mañana muy de temprano se marchaba. Aveces salían a cenar, otras veces ni de la habitación salían, jamás vi a mi amotan feliz, ella le dio luz y sentido a su vida, había llegado a sacarlo de sumiseria, esa miseria que le dejo la muerta de Lily Potter.

 

--Así convivieron durante 5 años, cada que eran vacaciones ellos dos sepresentaban en la mansión y actuaban como un matrimonio, como si los meses quedejaran de verse nunca habían pasado. Mas sin embargo una noche discutieron muyfuerte, la señorita Elien era casada
-- la elfa medito unos segundos mientrasque Hermione se asombra por la información que estaba recibiendo - Ella queríasepararse y hacer una vida con mi amo, pero el se negó, le dijo que el siemprehabía sido claro, que no se engañara, que esas noches que compartían eran soloeso, noches de pasión no de amor. Esa seria la ultima noche que pasaran juntos,ella tomo sus cosas y se marcho en la madrugada mientras el dormía, me busco enla cocina y me pidió que cuidara de el y que cualquier cosa que pasara leavisara, yo sabia como encontrarla, sus ojos estaban hinchados de tanto llorar,su bello rostro era la clara muestra de dolor. Era una joven tan hermosa de 19años. Ella solo dejo una nota sobre la cómoda, yo vi al amo leerla y dejarsecaer de rodillas al piso y maldecir al mismísimo Merlín por el abandono deella, pero el no se retracto de sus palabras y ella nunca volvió. Mi amo sedejo caer en alcohol, solo este le daba la fuerza para no ir a buscarla, cuandoyo lo ayudaba a recostarse en su cama el me repetía lo mismo
"No puedo condenarla Penny, el señortenebroso regresara y cosas terribles pasaran"
todas las noches de eseverano fueron así, 45 días se ahogo en alcohol para autoconbencerse que era lomejor.

La elfa se reacomodo en su lugar y lagrimas comenzaron a caer por surostro - El invierno de ese año fue cuando todo cambio, el amo llego el día denoche buena con la señorita Elien en brazos, esta venia inconsciente y envueltaen la capa de el, me llamo a gritos, tiro de la mesa la suculenta cena que yole había preparado y la coloco sobre ella, cuando la desenvolvió casi me muerodel susto, la señorita estaba bañada en sangre y con una enorme barriga, teniacasi 6 meses de embarazo, el amo lo intento, en verdad lo intento - se lequebraba la voz a la pobre, el llanto no podía contenerlo, Hermione tambiénlloraba al comprender - probamos de todo, pero nada funciono, su cuerpocomenzaba a cambiar de inmediato, esa criaturita que se gestaba en su vientreno era compatible con el ser oscuro que se apoderaba de ella, su cuerpo arrojoal bebe - se limpio sus ojos empañados y se apretaba sus manos intentandocontrolarse, jamás había hablado de eso con nadie -- era tan pequeñito, el amo lo sujeto, intentodarle calor, pero solo vería por unos segundos esos ojitos azules, en unsuspiro se le fue la vida. La mañana de navidad enterramos al pequeño SebastiánSnape Dilarun, la señorita Elien se marcho 2 meses despuéscuando recobro el conocimiento.

-Esa noche Eleonor Dilarun perdió el hijo de ellos al salvarle la vidaal amo Severus, -- la elfa se reacomodo en su sitio ya mas tranquila - Novolvimos a saber nada de ella hasta hace un año.

Hermione estaba conmocionada, no podía creer lo que escuchaba, perohabía algo que aun no entendía -- ¿Por qué dices que no la amo Penny? - lacastaña no entendía, si lo que sufrió Severus no fue por amor entonces porquefue.

Penny se puso de pie mientras negaba, en verdad los humanos eran ciegoso tontos - en mi raza se cree que solo se ama una vez en la vida, el amo fue elamor de la vida de la señorita Elien, pero el solo la quiso mucho, solo eso -Los elfos tenían la facultad de percibir eso.

 

-Pero.. - ahí estaba otra vez la chica sin entender.

-Solo hace falta ver como el amo la mira a usted para comprenderlo - y dichoeso desapareció dejando a una Hermione con mas dudas que hace un segundo.

Sin saber porque una enorme necesidad de sanar las heridas de su esposose apodero de ella, se puso de pie e ingreso a la habitación, se dirigiólentamente hacia el que era ajeno a la presencia de ella.

Snape sintió como una cálida mano se posaba sobre su mano jalándola paraque se girara y soltara a Elien, levanto su rostro y se encontró con la hermosacara de su esposa que los miraba a centímetros de distancia, se sintió hipnotizadopor ese par de ojos que lo miraban con ternura, le comenzaban a transmitir paz,no se percato en que momento ella lo jalo para ponerlo de pie y lo llevo a la habitaciónque había creado hacia unos días Snape para que ellos descansaran ahí.

Ella lo condujo con paso lento, calmado, sin prisas, lo sentó en laorilla de la cama y se coloco frente a el. Comenzó a deslizar sus manos conternura sobre los hombros de el, dio tiernos besos sobre su cara donde había signosvisibles de lagrimas, se detuvo frente a sus ojos, aprecio unos segundos esepar de túneles negros que lograban robarle la cordura, se acerco lentamente ael y aspiro ese aroma que le hacia pensar en pergaminos, tabaco y arándanos, loinhalo con fuerza como si fueran las ultimas moléculas de oxigeno en todo elplaneta.

Snape podía sentir el aliento cálido de ella sobre su piel, la tomo porla cintura, esa endemoniada pequeña cintura que le daba un toque de diosa a sucuerpo, apretaba los ojos para dejar de ver, pero volvía a abrirlos casiinvoluntariamente, y cada que lo hacía, una corriente se desbocaba en su pecho,justo en su corazón, levanto su rostro y la atrajo mas hacia el para eliminarla poca distancia que los separaba, su aroma tan propio lo envolvió como unafragancia adormecedora, ella inclino su rostro, sus labios rosaron los de el.Un potente torrente helado le abrió brecha por todo el cuerpo a el, como unrelámpago, y se dio cuenta que estaba temblando, de tal manera queimposibilitaba tomar control sobre sí, ella no aguanto mas, lo tenía allí como tantolo había deseado desde sus sueños más secretos, desde la profundidad de sussentimientos más reprimidos... después de tantos meses sentía aquelloflorecer... revoloteando en su pecho sin detenerse. Finalmente confirmaba todolo que sentía por él y no iba a desaprovechar la oportunidad de demostrarlo yreconfortarlo.

Pero Snape no se quedaba atrás, la deseaba tanto, no solo de una formacorporal si no tan bien espiritual, juntó sus labios con los de ella, ensamblabanperfectamente, cálidos y suaves se bañaron de la esencia del otro... El mantuvosus labios unidos durante un largo rato, que pudieron haber sido minutos...sentía el temblor en el cuerpo de ella mientras comenzaba a desnudarla al igualque ella lo hacia con el.

Hermione fue quien rompió el beso, lo empujo lentamente hacia tras paraque el quedara recostado, no pudo evitar observar su fibroso cuerpo. Unosdelicados pectorales y unos perfectos abdominales formaban su torso adornadopor varias cicatrices largas y delgadas que brillaban con la luz de la luna quese filtraba por la ventana. Sus bíceps y tríceps eran suavemente abultados; suespalda era ancha y musculada con forma de reloj de arena. Sus piernas erantambién fibrosas, y notaba como se contraían con cada movimiento que ella hacia.Su piel se cubría de escaso vello, pero el poco que tenía se difuminaba de untono negro y de pronto, se dio cuenta que se removía suavemente sobre el, frotandosu parte intima sobre la de el.

 

El también aprecio el cuerpo de ella, con sus manos delineo el contornode esta y repasaba cada curva que se encontraba, le parecía tan surreal, ella,esa magnifica criatura, dueña de una silueta que parecía haber sido esculpidapor dioses, de mirada que lograba desconectarlo de la realidad para llevarlo aotro universo donde solo existían ellos dos, ella que era dueña de su corazón,ella quería sentirse suya, solo de el. Beso desde atrás de su oreja hasta su clavícula,con cada centímetro que avanzaba lograba sacarle gemidos, sin contratiempo laabrazo a su cuerpo y la giro para quedar sobre ella, se aparto un poco para observarese par de montañas que se le ofrecían para ser devoradas, no lo pensó y se dioa la tarea, primero beso, después lamio y termino succionando mientras ella no podíacontrolar el ruido de sus escandalosos gemidos, mientras que se enroscaba a lacintura de el.

Hermione supo calmarlo y liberarlo como nadie. El la condujo a la cima mas de cuatro veces, dondese entrega de verdad, donde las manos se enlazan, donde los besos son largos,eternos y sedosos. Donde el calor ardiente de la piel se enreda y hace vapor yse funde en uno solo. Con la palma abierta en el trasero de ella, con lasensación de estar en el lugar correcto y después de muchas, muchas mujeres yuna que otra experiencia fugaz y recreativa de la ambigüedad de sexos, la quedespertaba en él un cumulo de emociones era su hermosa esposa, solo de el, parasiempre. Se habían entregado en cuerpo y alma al otro, esa noche sin saberlo sedejarían de pertenecer a si mismos para pasar a ser la razón de vida del otro.

El susurraba su nombre sin parar, deslizabacon ternura sus manos por su cuerpo cuando comenzó adormilarse en esahabitación olorosa y desordenada. Snape estaba perdido, sin ser consciente detodo lo que murmuraba Hermione en su piel "siempreestaré contigo" disfrutando la maravillosa sensación de sentirse protegido.Algo que jamás antes habría sentido, la madrugada llego, las ocho dieron y ungrito insistente proveniente de la habitación central los despertaría.

Hola!!! ¿Cómo están todos? Disculpen laespera por favor, espero fuera de su agrado este capitulo. Disculpen siencuentran mas errores de lo común pero no quise hacerlas esperar mas.

XOXOX DLM

Días antes en el lago.

Theo se caracterizaba por ser un chico pragmático, jamás se dejaba guiarpor la teoría, en cuanto tenia oportunidad todo comprobaba con hechos, no habíacomo aprender lecciones en la practica, pero sin duda alguna había cosas quesin duda alguna hasta Theo sabia que era mejor aceptar el conocimiento teóricoy no refutar, y una de esas era ¿Qué hacer frente a un vampiro? Sobre todocuando el espécimen es con quien horas antes pretendías pedirle que pasara elresto de su vida contigo. Miro a la chica y no pudo evitar sonreír de lado, ahíestaba Luna en su aspecto natural, con la ropa un poco raída y sucia y sucabello algo desordenado, sus ojos aun mostraban destellos rojos.

 

Ella lo miraba fijamente, sin moverse, no sabia en que estaría pensando,podía escuchar como el latido del joven de poco en poco regresaba a sunormalidad, aun tenia los hombros tensados y parecía evaluar sus posibilidades,lentamente ella le tendió su mano, lo vio dar un respingo, algo en su interiorde ella se comprimió, Theo parecía tenerle miedo, sabia que tarde o tempranotendría que contarle ese pequeño detalle, pero esperaba que fuera mas tarde.Soltó el aire que contenía, causando un resoplido ruidoso, bajo la vista, semiro descalza, la brisa le causaba cosquillas en los pies, se dispuso amarcharse, sabia que era mejor no presionar a su novio, estaba por girar cuandosintió un agarre sobre su mano.

-Espero que ya desayunaras, no creo que te guste mi sabor - Theo sujetosu mano con delicadeza, después de todo si ella lo había aceptado con todos suserrores y defectos ¿Por qué el no podría aceptarla con ese detalle?

-Jajajaja - Luna inundo el lugar con su risa estrepitosa, solo Theo eracapaz de bromear con algo como eso, solo el era capaz de verla como realmenteera ella, se lanzo a sus brazos y se fundieron en un beso - volvamos alcastillo, tengo hambre - confeso ella lanzándole una mordida a forma de juego.

-¿Te afecta el ajo? - soltó de repente Theo mientras la llevaba de lamano.

-No, adoro el pan de ajo - contesto ella.

-¿Tienes alas? ¿Qué tan rápido vuelas? - pregunto muy animado el chicomientras la imaginaba como seria.

-¿Alas? Vamos Theo no me dirásque te crees las versiones Muggles - le contesto ella mientras contenía larisa.

El solo alzo los hombros en respuesta -- ¿Puedes morir por una estaca demadera en el corazón? - ataco de nuevo con preguntas.

Luna solo negó con la cabeza.

-¿Qué tipo de sangre te gusta mas, A, B, AB u O? porque yo soy Apositivo - le dijo este.

Luna puso los ojos en blanco, no esperaba esas preguntas por parte deTheo - Ok, creo que tendremos una charla muy larga - le contesto algopensativa.

-O si, todavía tienes que decirme como puedes salir al sol, cual esrealmente tu edad, cada cuando duermes, que comes
. - Y así Theo como caminabansiguió con su lista de todo lo que quería saber, estaba ante un nuevoconocimiento que pensaba explotar al máximo, una pequeña vocecita en su cabezale decía que no se olvidara de ahora en adelante cubrir siempre su cuello, nofuera a ser que a su hermosa novia se le antojara un aperitivo en cualquiermomento.

Tiempo actual en las mazmorras.

-Te dije que no salieras - reprendió Severus cuando sintió una presenciaa sus espaldas.

-No esperabas que me quedara mas horas encerrada en la habitación -contesto lentamente Hermione mientras observaba desde el marco de la puerta delbaño como Severus se lavaba las manos, el lavabo estaba lleno de sangre.Hermione había decidido salir de la alcoba en contra de lo que el le habíapedido hacer después de escuchar el grito de Elien.

El resoplo en respuesta, no entendía porque ella no podía seguirórdenes.

-¿Ella es..? - no sabia como preguntarlo.

El solo asintió con la cabeza a la pregunta no concluida, sentía uncontra choque de emociones en u interior, le dolía la perdida y la forma en quehabía muerto Elien, sobre todo al saber que era por el, pero también sentía uncalor en su pecho, una sensación jamás antes conocida, no sabia definirlo, perolo hacia sentir bien. Y ese calor en su pecho se incrementaba con la presenciade Hermione, lo invadía y no podía controlarlo.

 

-¿Quieres que
? - Se sentía incomoda, apenas hacia unas horasliteralmente se le había ido encima, pero ahora no sabia como actuar, con elamanecer llega el nuevo día, pero no sabia cual era su nueva situación, sabiaque tenían que aclararlo, pero tampoco era el momento.

-No, esto es algo que debo hacer solo - rechazo su ayuda, sobre todoporque no quería tener que darle explicaciones de cual era el pasado quecompartía con la difunta. - Gracias Liánhuā.

Hermione salió del baño muy segura de que esa última frase no ibadirigida a ella.

Días después en Hogsmeade

-¿Entonces no sabes? - pregunto por tercera vez Hermione

-¿Por qué simplemente no le mandas una lechuza? - contesto algodesesperado Harry

-Ya te lo explique, no tengo escusa para hacerlo.

-No necesitas escusa para escribirle a tu esposo - esta vez la quereplico fue Ginny.

-Hash, ustedes no me entienden - contesto molesta Hermione mientrasbebía su quinta cerveza de mantequilla.

-No, realmente no entiendo porque simplemente no le preguntas a el, ¿Porqué son tan complicadas las chicas? - pregunto desesperado Harry.

-¡Harry! - casi gritaron al unísono las chicas mientras lo golpeabanjugando.

Esa tarde Harry, Ginny y Hermione habían quedado para pasar la tarde enlas tres escobas, la noche ya se acercaba y habían bebido bastante los tres.

-¿Es que acaso les costaba mucho decir a donde iba y cuanto setardaría?, No verdad, ha pero no fuera yo porque ya me lo imagino...dejo dehablar y se dedico a tomar mas. Desde la mañana en que Elien había muerto,Snape había desaparecido, sin dejar una solo nota donde explicara su ausencia,le había preguntado ella a Minerva y esta solo le había podido decir que elhabía avisado que estaría ausente unos días del colegio, y de eso ya habíanpasado dos semanas, las clases estaban por comenzar nuevamente y de su maridoni sus luces sabia.

Harry y Ginny solo reían, por más que su amiga negara el interés quesentía por su esposo lo demostraba en cada acción y en cada palabra que decíadesde las últimas tres horas.

-Bueno señoritas, me retiro, como siempre ha sido un placer estar conustedes - Harry se puso de pie y se despidió de ambas chicas con un beso en lamejilla - Hermione que esa sea la ultima, ya se te esta subiendo el alcohol. -reprendió a su amiga y pago la cuenta, al mismo tiempo que le pedía a Rosmertaque no le sirviera ni una mas a su amiga.

-Si papá - fue todo lo que contesto la castaña. En su cabeza no dejabade pensar como le había llamado la ultima vez que viera a Severus "Liánhuā" le había susurrado al oídoantes de desaparecer frente a sus narices.

Una horas mas tarde.

-Hermione vámonos, recuerda que yo aun soy estudiante y tengo toque dequeda para regresar al castillo. - Se puso de pie la pelirroja mientras tomabasu bolso.

-¿Te importa si me quedo? Me apetece cenar algo aquí en el pueblo -contesto la castaña mientras seguía sentada.

-¿Segura? - pregunto dudosa Ginny.

-Estaré bien - contesto Hermione mientras le sonreía. Le caería bienestar sola, últimamente el pensamiento de que tal vez Severus no habíadisfrutado esa noche como ella la estaba atormentando, a lo mejor el solo nohabía querido hacerle el desplante.

 

-Ok, nos veremos mañana en el comedor - se despidió Ginny y se marcho,había olvidado llevar abrigo y afuera el clima congelaba hasta los huesos.

Apenas había recorrido unos cuantos metros cuando sintió algo cálidocubrirle la espalda, se paro en seco y giro su rostro a la derecha, ahí frentea ella estaba Draco Malfoy mirándola fijamente, miro a sus propios hombros, unaabrigo largo y pesado le cubría los hombros y espalda.

-Gracias - dijo el chico que comenzaba congelarse.

-¿Perdón? - Ginny no entendía porque le daba las gracias.

-Normalmente cuando alguien prefiere congelarse antes que uno mismo sedice gracias - señalo su abrigo que colgaba de ella - Esta es la segunda vezque te pasa mini Weasley.

Ginny frunció el seño ante las últimas palabras, ese rubio ladesconcertaba, no sabia muy bien si era de fiar.

-Vamos ya es noche y promete nevar con mas fuerza - ordeno el rubiomientras emprendía el camino hacia el castillo.

Ginny tardo varios segundos en reaccionar, tuvo que correr paraalcanzarlo, cuando lo hizo solo susurro - Gracias.

-¿Asistirás? - pregunto el rubio para romper el silencio incomodo.

Ginny lo volteo a ver, no sabia de que hablaba.

-A tu audición de Quidd..pretendía explicar el hasta que se viosilenciado por la mano fría que cubrió repentinamente su boca.

-¿Cómo sabes? ¿Quién te lo dijo? No puedes decir nada - dijo la chicamuy rápido por el ataque de nervios que la acababa de invadir, miraba a todoslados esperando que nadie lo hubiera escuchado.

Draco quito la mano que le oprimía la boca pero no la soltó - no sabiaque era secreto - contesto levantando una ceja.

-Pues lo es - le informo Ginny un poco molesta mientras no dejaba demirarlo.

-No lo sabia - se defendió el rubio.

-Pues ahora ya lo sabes - dijo esta mientras intentaba soltarse.

-¿Por qué lo es? - interrogo el mientras reanudaba su paso llevándola dela mano.

-Porque no quiero que nadie se entere - intentaba soltarse pero el chicoera mas fuerte -- ¿Por qué no me sueltas?

-Porque no quiero que tu mano torture otra vez a mi boca y porquecaminas muy lento - le dijo con típico arrastre de palabras -- ¿Por qué noquieres que nadie se entere?

-¿Por qué te importa? - pregunto esta mientras insistía en soltarse, nole gustaba ese calor que empezaba a hormiguear en su mano.

-Porque si - contesto el.

Ella no dijo nada, caminaron en silencio por otros quince minutos, ellano dejo de forcejear y su cara comenzaba a ponerse roja, estaba segura que notenía nada que ver con el frio. Miro de soslayo al rubio, este ya tenía lanariz roja como tomate y un poco de nieve en sus cejas y cabello.

-No quiero hacerme falsas esperanzas, leí que la audición la aranalrededor de 200 chicas - confeso la pelirroja.

-Si yo fuera tu, no me preocuparía - le dijo el mientras con su pulgarhacia una caricia al dorso de la mano de ella - Juegas muy bien, te he visto, yeres una capitana nata. - completo el ante el silencio de ella.

Ginny guardo silencio, tenia una oferta para hacer audiciones el 14 defebrero para pertenecer al equipo suplente de las Arpías de Holyhead, cuandoacordó ya estaban en las puertas de entrada del castillo.

 

-Hasta aquí llego fénix - dijo Draco soltándola por fin. Ella hizoademan de quitarse el abrigo para regresárselo, el la detuvo - No, aun te faltocamino hasta ingresar al castillo y aun así los pasillos no son cálidos.

-Pero
-- ella estaba por replicar.

-Así tendré escusa para verte dentro de 15 días en las tres escobas alas cuatro de la tarde, me deberás un buen trago de whisky de fuego por lapulmonía que estoy seguro que pescare esta noche - y sin darle oportunidad aque replicara con un guiño de ojo como adiós se desapareció dejando a una Ginnymuy confundida.

Dos de la mañana en lasmazmorras.

Hermione iba ingresando a su mazmorra cuando una luz le dio de golpe enla cara.

-¿Dónde rayos estaba? ¿Sabes que hora es? No son horas adecuadas paraque una señorita este fuera de su habitación. - Severus se irguió cuan largoera y la fulminaba con la mirada, llevaba esperándola cerca de 6 horas, primeropara cenar juntos, pero como pasaban las horas se desesperaba mas.

Hermione l e regreso la mirada llena de furia, ahora resultaba que elseñor estaba molesto porque ella llevaba algunas horas fuera del castillo - Noes de tu incumbencia - ahí estaba, la molestia contestando por ella.

-¿No es de mi incumbencia? - torció el gesto el mientras se acercabalentamente a ella, como cuando el león asecha a su presa, bueno en este caso laserpiente. - Se te olvida que soy tu esposo y me debes explicaciones. - casi legrito.

Hermione no se inmuto ni un poco, ya lo conocía muy bien, se daba cuentaque el quería intimidarla, ha pero el no contaba con el alcohol que ahoracorría por sus venas, pues después de las tres escobas se había pasado por elpub cabeza de puerco. Y como ya había cogido carrera
-- A mira, yo si tengoque decirte donde estuve las últimas horas, ¡pero tú no crees prudente decirmeque te largaras por dos semanas quien sabe a donde y quien sabe con quien! - legrito la castaña - ¡y sin mas no fuiste bueno para mandarme un lechuza, a peroyo si tengo que dar explicaciones, yo si debo comportarme con una esposa lohace, yo si debo cuidar las apariencias por lo que se pueda decir de ti! perodime ¿acaso a ti te importa lo que se diga de mi?

Snape estaba estático en su lugar, reconocía el olor a whisky de fuegoque emanaba de la boca de la chica, relajo su postura, esa era una discusiónque en ese estado de ella no pensaba continuar.

La chica corto la distancia que los separa, estaba mas que molesta,furiosa - ¡No verdad, tu solo actúas como se te da la gana, sin importarte sidañas los sentimientos de las personas que te queremos, tu solo eres tu! -Estaba tan molesta, los pensamientos de que tal vez el solo la usaban leinvadieron la mente - ¡Solo eres un maldito bastardo insensible que no piensaen nada mas que no sea su sola existencia! - ahí estaba lo había sacado, todosu dolor y coraje reprimido de las ultimas dos semanas.

Snape soltó el aire, no lo había ofendido, le habían dicho cosas peoresy sabia que no era ella le que hablaba si no el alcohol y el coraje, saco unpequeño paquetito de entre sus túnicas, era una pequeña caja negra deterciopelo, sin moño ni arreglos, sencilla como el, tomo la mano de Hermione yla coloco sobre ella, se acerco a ella y beso su frente - Liánhuā - fuetodo lo que le dijo y se marcho al baño a darse una ducha, había hecho un viajelargo en busca de el contenido de la caja.

 

Hermione se quedo como estatua mirando el paquete, así paso unossegundos, escucho el ruido de la tina llenándose, de repente se sintió estúpiday como no quería lucir estúpida cuando Severus saliera se marcho al despacho,aun molesta no pudo evitar azotar la puerta al cerrar.

-¿Se puede saber que es lo que la tiene tan molesta? - Pregunto elretrato de Albus mientras se tallaba los ojos.

- O lo siento señor, no fue mi intención - se disculpo rápidamente alver la forma tan escandalosa en que había despertado al mago, reviso el cuadrode la madre de Snape y agradeció que este estuviera vacío. Se sentó tras elescritorio y se cubrió el rostro, el paquete descansaba sobre el escritorio.

-¿Y bien? - interrogo el mago.

Hermione lo miro unos segundos, no creía que fuera buena idea confesarque le acababa de decir maldito bastardo a su ahijado, pero la mirada animada einteresada del mago la animo, el viejo mago había resultado todo un cotilla.Hermione comenzó a contarle todo o bueno casi todo, omitió lo que hicieron enla cama y uno que otro sentimiento de ella - y después de que lo insulte medijo Liánhuā y me dio este regalo - concluyola chica mientras señalaba el paquete.

- Liánhuā - repitió el mago pensativo.

-¿Sabe que significa? - pregunto muy interesada la chica.

El mago la miro complacido, divertido, como si se tratara de un chisteprivado - hace ya muchos años, cuando Severus se quedo huérfano le regale unlibro, un libro Muggle para ser más preciso, contenía aventuras - pensó unmomento el anciano -- La Odisea de Homero, así se llama el libro. En lamitología griega, los lotófagos eran un pueblo que vivía en una isla cercana aÁfrica del Norte y como su nombre indica, comían plantas y flores de loto.Estas plantas tienen el efecto de un narcótico, causa un sueño pacífico ytambién amnesia a los que las ingieren. - la miro fijamente, pero al ver queaun no pescaba nada continuo. -- En la Odisea de Homero, hay un episodio en elque tres hombres son enviados a la isla con el fin de investigar. Sin embargo,por el consumo de las flores de loto, como los demás habitantes, se olvidan quetienen que volver al barco. Más tarde, Ulises logra rescatar a los hombres, eincluso tuvo que atarlos al barco para que no volviesen a la isla. A través deesta historia, Homero demuestra toda su creatividad y su conocimiento del serhumano, porque la amnesia causada por la flor de loto es algo que mucha gentedesea - concluyo muy feliz el anciano.

Hermione vio que al parecer el viejo mago no había perdido la costumbrede decir las cosas a medias - Disculpe señor, pero no entiendo.

-Flor de loto, eso significa Liánhuā,-- la miro con nostalgia y respeto, esa chica había logrado lo imposible- la posibilidad de empezar de nuevo, volver a nacer y borrar el pasado. Eso eslo que tu representas para mi hijo Liánhuā, una flor de loto

Disculpen mi tardanza, estuveindispuesta por cuestiones de salud, pero espero que fuera de su agrado estecapitulo. Mil gracias por sus comentarios a todas, disculpen si no los contestopero aun me cuesta entenderle a esta plataforma.

 

La nochehabía caído para cuando Snape había llegado a la Mansión Prince, una extrañasensación lo recorrió de pies a cabeza al encontrarse una vez más dentro de eselugar. Una mezcla confusa de dolor y alegría lo invadió. El saber que ahí habíavivido su fallecida madre y que también ahí había sido muy feliz con EleonorDilarun, el mismo lugar donde ella había perdido a su hijo y condenado su vida.Su nostalgia que se remontaba hacia un pasado que el hacia tiempo que intentabaenmendar. Y porque no decirlo también olvidar.

Mas sinembargo le había fallado, no le había podido salvar la vida, la había vistoagonizar y no pudo hacer nada para evitarlo, esa mujer que fuera su paz yalegría por mucho tiempo, había dado la vida por el hacia ya muchos años ahoraya hacia descansando en el cementerio familiar Prince. Era su última vista a lamansión, no deseaba volver a ese lugar, quería dejar su pasado atrás y comenzaruna nueva vida.

Eso era loque su Liánhuā representaba para él, la posibilidad de comenzarde nuevo. Bajaba por las enormes escaleras con destino a salón principal,acariciaba el frio barandal, como si se tratara de una caricia, pero mas bienera una despidida a su manera, se detuvo en el descanso de la escalera, aqueldonde giraba esta, se voltio para ver el retrato de la familia Prince quecolgaba de la pared, en ese retrato su mamá apenas era una niña de solo 15años, sus abuelos parados uno junto al otro en posiciones rectas detonabanorgullo y altivez, frente a ellos justo en medio su hija única era una copiacasi exacta de su abuela, desde el porte hasta los rasgos mas finos de la cara,con la pequeña diferencia de que podía advertirse un brillo en su mirada.

EileenPrince seria la única que lograría escapar del oscuro sendero impuesto por lanoble y antigua casa de los Prince, pero escapar había tenido un precio muyalto, Elieen había sido expulsada y repudiada por su familia. Todo por haberseguido al amor de su vida y padre de su hijo, mismo hombre que años mas tardeacabaría con su vida...

-Sacrificastetantas cosas por mi... -- el retrato de Eileen le dedico una sonrisa, ella erauna razón mas por la cual el debía comenzar de nuevo, se lo debíaprincipalmente a ella. Bajo el resto de las escaleras, camino con paso lentohacia la puerta principal. Con su rostro imperturbable tomo la manija, giro yabrió, dio un ultimo vistazo a la casa, si sintió melancolía, tristeza oanhelo, no lo demostró, esa mascara de hielo que siempre usaba contenía todassus emociones...

15 de enero,4 pm. Las tres escobas.

-Eres laprimer chica puntal que conozco Weasley - dijo en su habitual tono egocéntricoMalfoy mientras se ponía de pie y corría la silla adjunta a el para que ellatomara asiento. - Luces hermosa.

-LlámameGinny - pidió la chica, no se inmuto ante el alago del joven, no era de esetipo de chicas que con unas cuantas palabras podían endulzarle el oído. -Gracias - le tendió el abrigo que 15 días atrás el joven le prestara.

Cientos demiradas se centraban en ellos, todos los jóvenes del colegio que estaban esatarde presentes en el mismo lugar, no daban crédito a lo que sus ojos veían,parecía tan surreal aquella escena, pero los dos tenían en común esa facilidadde ignorar olímpicamente a la gente.

-Y bienMalfoy dime a que se debe esta invitación - ordeno Ginny mientras leía el menúpara seleccionar su comida.

 

Dracolevanto una ceja, no esperaba que ella fuera tan directa - Digamos que meinteresas y me gustaría que nos conociéramos - atajo el con arrogancia. Dracosabia de su popularidad entre la población femenina y no concebía que algunachica no estuviera interesada en el,

Ginny sonriócon burla, miro unos segundos a los ojos a Draco, después de todo había cosasque nunca cambian. - Y supones que yo estoy interesada - no pregunto, era unaafirmación.

-Estas aquí- explico Draco como algo obvio.

-Estoy aquípor que debía traerte tu abrigo y mas tarde tengo un compromiso aquí mismo, note creas el centro del universo Malfoy. - contesto mientras cerraba su carta.

Draco sonrióde lado, en verdad le gustaba esa chica cada vez mas, era de las pocas o masbien contadas que no se le ponían como tapete, se respetaba y valoraba y esaseran cualidades para admirar. - ¿Ya decidiste que vas a ordenar? - preguntodejando zanjado el otro tema.

Ella asintiócon la cabeza, Rosmerta se acerco al escuchar a Draco, se dirigió hacia ella -dime Ginny

-Azado enpancela, crema de calabaza y jugo de calabaza ha y una ensalada con especiespor favor Rosmerta - ordeno amablemente, se sintió observada por Draco y loencaro -- ¿Qué? - pregunto al mirar la cara de asombro del chico.

Draco jamáshabía escuchado ordenar tanta comida a una chica, por lo general siempre eranensaladas acompañadas de un pequeño trozó de carne, pero esa pelirroja acababade ordenar como si fuera una vagabunda, vaya comía hasta mas que el, si nofuera porque el había comido cientos de veces en Hogwarts pensaría que no laalimentaban bien - Nada - mintió - lo mismo que ella Rosmerta - ordeno.

-¿Por quéMedimago? - pregunto la pelirroja.

Draco pensóun poco, se recargo sobre su respaldo, con su mano estirada sobre la mesacomenzó a dar pequeños golpes con su dedos sobre esta - Cause tanto mal en untiempo, que creo que es mi forma de pagar - no quito la vista de encima de lachica.

Ginny noesperaba que se sincerara con ella y la respuesta la había tomado de sorpresa -Vaya - fue todo lo que atino a contestar y dio un sorbo a su limonada.

-¿Jugadoraprofesional? - pregunto el.

-Vuelo desdelos tres años, cuando por error Charlie dejo su escoba en la sala - afirmo ella- mas sin embargo mis padres no están de acuerdo, dicen que no es una carreracon un futuro prometedor y que encima es peligroso - confeso algo triste.

-Lo que pasaes que ellos no te han visto volar - la animo el, se quedaron en silencio unosminutos - ¡vas a escaparte Weasley! - no era una pregunta, era una afirmación,Draco hizo cuentas rápido, 14 de febrero caía en jueves, y seria por la mañanadurante sus clases.

Ginny no seinmuto solo sonrió como respuesta. Ella iba a presentar esas practicas y nohabría poder humano que se lo impidiera.

-¿Cómo loaras? - pregunto muy interesado Draco mientras se inclinaba hacia ella.

-Saldré latarde del miércoles por el sauce boxeador, conduce a la casa de los gritos -pensó un momento - le pediré a Harry que venga por mi para aparecernos enLondres, de ahí me dirigiré en tren hasta la ciudad de Holyhead en el norte deGales y me hospedare ahí, mi prueba es a las 8 de la mañana. - hablo muyemocionada ella. Omitió la parte de que Harry le prestaría su capa invisible yel mapa del merodeador para que no fuera descubierta.

 

-Parece queserá un viaje caro y largo - dijo con cuidado, no pretendía incomodarla.

-Bill yCharlie ya me han mandado dinero para los pasajes, serán 40 galones de oro -dijo algo angustiada de repente - y George ya pago mi hospedaje e hizo lareservación - lucia alegre.

Draco meditosus palabras, le asombraba que sus hermanos adultos y responsables le ayudarana atravesar medio Europa solo con destino a un lugar que no conocía y todo aespaldas de sus padres. - Debe ser genial tener hermanos que te apoyan -concluyo.

-Es genialser un Weasley - dijo llena de orgullo.

Draco soloasintió, de repente frente a esa pelirroja humilde se dio cuenta que ella teniamas que el, en momentos como esos Draco envidiaba a familias como esas, ahíestaban sus hermanos ayudando a la mas pequeña a cumplir sus sueños, 40 galonesera mucho dinero, sabrá Merlín lo que les costaría a ver juntado ese dinero yde lo que seguramente se privarían, sin mencionar el hospedaje todo por apoyara la pelirroja.

-Ginny - lallamo -- ¿Me permites llevarte?- no supo porque lo dijo, pero así lo sentía, nolo medito, solo lo pidió.

Ella no pudoevitar sorprenderse y dejo de comer -- ¿Por qué?

- Megustaría acompañarte - confeso el - yo vengo por ti y yo te traigo nuevamente,es un viaje largo y no deberías hacerlo sola. - no la miraba, fingía interés encomer su estofado.

-Pero... --no sabia que decir la chica.

-A demás megustaría ver tu primera vez volando en ese campo, así yo podre presumir que fuiel primero en verte volar con las Harpías - le guiño un ojo y volvió a fingirconcentración en su platillo.

Esa noche enlas mazmorras.

Hermionecepillaba su cabello mientras meditaba en la carta que acababa de recibir esatarde proveniente del ministerio, debes en ves miraba el reloj, ya era tarde,no sabia nada sobre Severus desde que le regalara la caja, y de eso ya teniados semanas, sus clases la estaba impartiendo el profesor Sproug. Miro unaúltima vez el reloj y suspiro resignada a la idea de que ese día tampoco sabríanada sobre su paradero. Se dirigió hacia su cama y se quito la bata quedandotan solo en la camisa de Snape que seguía usando como pijama, estaba porarroparse cuando escucho abrirse la puerta, las antorchas de la sala seprendieron dejando ver a Severus.

Snape sequito su capa y la colgó, desabotono sus primeros botones de su levita y segiro hacia la chimenea sin mirar hacia la cama.

Hermionecontuvo el aliento, quería parecer dormida mientras miraba sus movimientos.

-Losdormidos respiran Hermione - puntualizo Snape mientras se dirigía hacia la camay se sentaba en una orilla frente a ella.

-Mmmm - fuetodo lo que contesto, estaba llena de emoción de verlo pero no lo demostraría,también estaba molesta.

-¿Cómo hasestado? - le pregunto mientras acariciaba su mejilla.

Hermione dedesconcertó ante tal gesto - Bien - se limito a contestar.

-Necesitohablar contigo - informo el.

-¿A caso nolo estamos haciendo? - ironizo ella-

El sonrió yladeo la cabeza - Hermione...

-Severus...-- interrumpió ella.

El se paro ycomenzó a caminar de un lado a otro, repentinamente nervioso, no era tan fácilcomo el había pensado que seria - Ya no quiero estar mas en este colegio -soltó de repente.

Hermione nosupo como interpretar esas palabras, de momento su corazón se comprimió ysintió que el la dejaba, tal vez había encontrado una clausula a su matrimonioque le permitía no vivir junto a ella.

-He compradouna casa a las afueras de Londres, es una mansión pequeña, pero hermosa -Hermione no le respondía, tal vez ella no quería irse con el. No sabía comoentender su silencio.

Ella solo lomiraba, ahora sabia que había hecho tanto tiempo afuera, no hablo, parecía queesto era el adiós, no sabia que decir sin sucumbir al llanto, mientras ella yano visualizaba su vida si el, al parecer el ya había planeado una nueva vidadonde ella no figuraba.

Snape erauna persona ya madura y no se andaba sin rodeos, así que inhaló profundo, comosin con eso tomara fuerzas - He conseguido un local muy bien ubicado en elcallejón Diagon, pretendo vender pociones, la casa ya esta equipada... Hermione- acorto la distancia y tomo una mano de ella - tienes un futuro prometedor...

Ahí estaba,se estaba despidiendo pensó ella, pero no lloraría, no frente a el.

-No puedesencerrarte en este castillo, suena bien y ambicioso que quieras especializarte envarias ramas pero se sincera contigo mismo Hermione, puedes ser mas y tienes lacapacidad de hacer la diferencia, debes buscar entrar en el Ministerio, gentecomo tu es la que se necesita en el poder - La miro con orgullo - No quiero quepor causa mía te eclipses en este castillo -- la miro profundamente a los ojos- Ya he renunciado a Hogwarts y si tu quieres, hoy mismo podemos irnos.

La miro conañoranza, cariño, amor y esperanza -- ¿Qué dices Hermione? - espero surespuesta...

Pocas veces sabemos el momento exacto en que nuestra vida da un giro de 360 grados, por lo general cuando acordamos ya estamos transitando un camino por el cual jamás creímos transcurrir, pero ese no era el caso de Hermione, ella en el momento en que el había hecho la pregunta sabia que marcaba un antes y después en su vida, así que la pregunta era ¿Qué quería ella? Que Merlín la quemara si no deseaba pasar su vida con el, pero no perdía de vista que ella era joven con una vida muy larga (si Morgana lo permitía) y no creía estar lista todavía para vivir en pareja y compartir un lecho todas las noches y que decir de las responsabilidades de una ama de casa. Ese había sido el único problema que había tenido en su relación de pareja con Ron, el estaba ansioso por tener hijos y a ella esa idea le aterraba, jamás había pretendido en convertirse en Molly 2. No fue hasta la perdida de su pequeña que se dio cuenta que realmente si quería ser madre y lo mucho que podría llegar a amar. Pero entonces
¿Qué clase de pareja seria Severus? Le quedaba mas que claro que era celoso, pero sus palabras demostraban preocupación por su futuro, si, no podía negar esa parte, si había alguien con bastante fe en sus capacidades a parte de Harry, ese era el, y ahora estaba haciendo cambios en su vida solo para ayudarle a tomar mejores decisiones, si, sin duda alguna Severus era de los hombres de pocas palabras pero muchas acciones, si bien ella como buena joven ilusionista esperaba de parte de el palabras cursis y regalos tontos no podía negar que el con su sinceridad bruta y plena preocupación se la había ganado.

Severus la miraba tranquilamente a la espera de una respuesta, cualquier otro en su lugar estaría preocupado por la tardanza de esta, pero no el, el la conocía bien y no esperaba menos que esta actitud de ella, pues bien sabia que Hermione no era de esas chicas que se dejaban llevar por la revolución de sus hormonas, no, ella era una chica, madura, centrada y decidida y lo que el le estaba proponiendo no era cualquier cosa, era algo que cambiaria su vida plenamente, y la de el mismo, en otros tiempos se hubiera tomado su tiempo para cortejarla pero la verdad era que ellos tenían una gran brecha de tiempo que los separaba y el no quería desaprovechar ni un minuto mas.

 

Hermione recordó el contenido de la carta que aun llevaba sujeta, le habían ofrecido un puesto en el ministerio, de aceptar seria la becaria (titulo con el que era conocido al asistente personal de cualquier jefe de departamento) de la jefa de leyes mágicas, era una oportunidad única, eran puestos que solo se obtenían con años de antigüedad. Levanto la vista y miro directamente al par de ojos negros que la observaban tranquilamente, un movimiento de los labios de el le revolucionaron su corazón, a penas era un asomo de sonrisa, pero ella lo conocía muy bien, cada pequeño gesto sabia como interpretarlo, tendió su mano izquierda en dirección de el con la palma abierta, invitándolo a que la tomara.

El acorto la distancia, tomo su mano y en un gesto tan antiguo como la propia creación de la vida beso el dorso de su mano para después colocarlo sobre su corazón, para que ella fuera consiente de como aceleraba su palpitar con su sola presencia, ella entendió ese gesto como un "te amo" dejo caer el sobre que sostenía y acaricio lentamente el rostro de el, con tanta delicadeza como si se tratara de una pintura que acaba de ser realizada y se temiera estropearla, Severus procedió abrazarla de la cintura sin romper el contacto visual, deseaba besarla, acariciarla, tomarla ahí mismo y hacerle el amor hasta el amanecer, pero necesitaba escuchar primero su respuesta, estaba comenzando a ser dolorosa la espera, cada que volvía a verla después de días de ausencia se preguntaba como resistía la distancia si ahí junto a ella estaba su mundo, su oxigeno, su cielo y porque no, su infierno, como en aquel momento de dulce agonía.

Pero el no era el único, Hermione podía sentir como cada fibra de su cuerpo reclamaba por ser tocada por el, sentía un fuego invadirla que solo el podía extinguir, su mente comenzaba a nublarse, sus manos querían actuar por propia voluntad y acariciar cada centímetro de ese pecho musculoso que se erguía frente a ella. Decidió no alargar mas lo inevitable, era con el con quien quería pasar cada segundo de su existir. Levanto su mentón, se paro lo más que pudo sobre las puntas de sus pies, acerco sus labios hasta los de el y un susurro solo entendible para ellos contesto - Es contigo con quien quiero pasar cada día de mi vida y mi mayor logro ya esta cumplido porque estoy contigo, no me hace falta nada, pues mientras siempre camine de tu mano podre decir que tengo el cielo en mi poder y la gloria en mi alma.

Hay momentos en la vida que son simplemente indescriptibles, no hay frases ni palabras que puedan expresar lo que ves o como te sientes, y ese era el momento de Severus, estaba seguro que jamás en su vida podría describir la inmensa felicidad que lo embriagaba y salía por cada poro de su piel. Al parecer después de todo el viejo (Dumbledore) había tenido razón, su momento llegaría, ese en que todo lo que había sufrido y batallado tendría su recompensa y tenia que admitir que jamás creyó que llegaría en forma de chica, una chica a la que el le llevaba casi 19 años, que el mismo Merlín se retorciera en su tumba si el no era el hombre mas afortunado del mundo.

 

Severus la tomo de la cintura y la levanto, ella rodeo la cadera de el con sus piernas, la condujo hasta la cama mientras la besaba tiernamente, al depositarla se quedo sobre ella sosteniendo su peso en sus manos que coloco a costados de ella sobre el colchón, se dirigió a su cuello e inhalo profundamente ese aroma de ella que tanto lo embriagaba y volvía loco, sintió las manos de ella recorriendo su pecho, se sentía tan cálido su contacto, comenzó a besar desde su lóbulo derecho hasta su clavícula mientras con su mano izquierda acariciaba su pierna trazando un camino lento que prometía llevarlo al paraíso, era una suerte que solo trajera esa pijama.

Ella por su parte ya había comenzado la labor de desabotonar todos los botones de su levita para después proceder con los de la camisa, no pudo evitar soltar un gemido cuando sintió la mano de el sobre su sexo acariciándolo y presionando sobre su pantaleta, el la dejo un poco y se enderezo para sacarse su propia ropa, quedándose solo en bóxer, Hermione se éxito mas (como si fuera posible) mientras admiraba su pecho, parecía de mármol, fuerte y blanco, ese cosquilleo en su vientre la hizo levantarse y abrazarlo del cuello para atraerlo nuevamente a ella, se unieron en un beso profundo, al principio fue lento y tierno pero después se volvió salvaje y lleno de lujuria por parte de ambos, Severus la estrecho lo mas que pudo a su cuerpo, Hermione podía sentir la erección de el muy cerca de su cadera, sin romper el beso el la libero de su pijama y se pego mas ella, sentir sus senos contra su pecho lo hicieron desear probarlos, rompió el beso y bajo lentamente mientras admiraba cada centímetro de piel que se encontraba a su paso, le tomo ambos senos y se los estrujo un poco, los pezones de ella contestaron poniéndose erectos, ofreciéndoseles mas, se dirigió al derecho y comenzó a succionarlo mientras que el izquierdo era pellizcado suavemente, ella comenzó a retorcerse y a gemir, el fue incrementando la fuerza, Hermione sintió mas extinción, el pequeño dolor que sentía la hacia vibrar y desear mas, envolvió con sus piernas a Severus y lo atrajo lo mas posible hacia ella y comenzó un movimiento de caderas que le permitía frotar su vagina con la erección de el.

Esta acción de ella lo enloqueció mas y mordió su pezón, ella gimió escandalosamente y le enterró sus uñas en la espalda, tomo ambas piernas de ella y las abrió para liberarse de su agarre y descendió hasta las puertas del paraíso que se le ofrecían, le deslizo las pantaletas con delicadeza mientras acariciaba todo a su paso, hundió poco a poco su cara mientras con sus manos abría sus labios vaginales.

Hermione se estremeció de placer cuando sintió la lengua de el acariciando sus partes mas intimas - Severus - logro pronunciar mientras apretaba los hombros de el, ese vaivén que el hacia la estaba llevando hasta la gloria, el acelero mas su ritmo y profundizo un poco mas, arranco mas gemidos de ella, la tensión de sus piernas y el arqueo de su espalda le avisaron que estaba cerca, cambio de táctica y comenzó a succionar su clítoris, eso la descoloco y en un gemido escandaloso alcanzo el orgasmo.

 

Solo la dejo recomponerse durante unos segundos mientras se quitaba su última prenda, estaba por colocarse encima de ella cuando Hermione lo tomo desprevenido de los hombros y lo giro en la cama para quedar ella encima, como buena felina se acerco lentamente al rostro de el sin quitarle la vista de encima, tomo su labio inferior y comenzó a succionarlo y morderlo mientras que tomaba el miembro de el y lo acariciaba, no alcanzaba a cubrirlo con su mano, Severus estaba muy bien dotado, lo apretaba un poco mientras deslizaba su mano de arriba a bajo, el la sujeto por la cadera y se recorrió hacia la cabecera de la cama para quedar un poco sentado, sabia lo que se avecinaba y quería tener la mejor vista posible.

Tras unos pocos minutos Hermione ya no aguantaba la ansiedad de sentirlo dentro, se coloco a la altura de su pelis e introdujo su miembro en ella, la sensación fue en exceso placentera para ambos, sin pensárselo dos veces comenzó a cabalgarlo con ímpetu como si en eso se le fuera la vida, era una posición muy excitante, ella podía sentirlo por completo dentro de ella, mientras que el se deleitaba con la vista, ver la determinación con la que su esposa (si, en su cabeza de el no era Hermione ni Granger, era su esposa) lo poseía era descomunal y ni que decir del aspecto de sus senos rebotando con cada envestida invitándolo a probarlos de nuevo.

Jamás creyó ver el lado salvaje y lujurioso de ella, veía el fuego en sus ojos, podía sentir como ansiaba darle placer pero mas que nada buscaba nuevamente el orgasmo y eso era exquisito, no le costo mucho a el también llegar a la sima, ella era tan estrecha y jodidamente caliente que en un par de minutos logro hacerlo explotar y acompañarlo en ese éxtasis, sentirla derramarse por causa de el hacia querer mas. Extasiada ella se recostó sobre su pecho para aminorar su ritmo cardiaco y respiración pero si creía que podría descansar estaba muy equivocada, Severus la bajo de su pecho y la recostó boca arriba, la jalo hasta la orilla de la cama el se puso de pie y coloco sus tobillos de ella sobre sus hombros y la miro con una sonrisa plasmada - La noche a penas comienza - y con esas palabras la penetro de un solo movimiento.

12 de Febrero

Ginny caminaba por los pasillos de Hogwarts con destino al lago, al dar vuelta en una esquina choco con alguien -- ¡Cielos! Lo siento Harry.

-No hay cuidado - le contesto mientras se acomodaba sus gafas.

-¿Qué haces aquí? - le interrogo, el había dicho que estaría en una misión y regresaría justo para llevarla a la estación de Kings Cross el jueves.

-También me da gusto verte - le dio un beso sobre la mejilla y le guiño el ojo.

La pelirroja rodo los ojos y bufo - claro que me da gusto verte, solo que creí que estabas en una misión - explico.

-Jajajaja tranquila apenas es martes y ya estas exaltada, ¿adonde ibas? - se percato de la escoba que llevaba bajo el brazo.

-¿Cómo quieres que no lo este? - casi grito, se dio cuenta de su exabrupto e intento retomar la calma - al lago, quiero volar un poco.

-Vamos - le pasó su mano por los hombros y salió con ella hacia el lago, no se percato que Pansy los miraba a lo lejos.

Caminaron en silencio unos cuantos minutos hasta llegar al lago que estaba en gran parte congelado, la primavera se estaba retrasando, la sensación que sentía Harry era placentera, si bien aun sentía un fuerte cariño por Ginny sabia que no se trataba de amor y el hecho de poder estar ahí ahora con ella como buenos amigos después de su separación le daba tranquilidad.

 

-¿Quieres ver algo? - Ginny se aparto de el con una sonrisa traviesa y monto su escoba.

-Sorpréndeme - le pidió.

Ginny pateo el suelo y se elevo lo más posible hasta que Harry la perdió de vista, ese sensación de sentir golpear al aire en su rostro la embriagaba, estaba en su elemento, Ginebra Weasley volaba perfectamente bien desde los tres años para el pesar de sus padres, por la sangre de la familia Weasley corría esa pasión por el quidditch, todos sus hermanos a acepción de Percy eran excelentes jugadores, pero sin duda alguna ella era la mejor. Sus padres habían sido muy claros con ella el verano pasado, no la apoyarían para intentar jugar profesionalmente, aun recordaba esa fuerte discusión.

***Flashblack***

-Pero mamá escúchame por favor - suplicaba la pelirroja casi al borde del llanto, llevaba todo el verano intentando hablar de eso con sus padres, sabia que a la que tenia que convencer era a su madre.

-Ginny te he dicho que no, no pierdas el tiempo -- Molly se negaba siquiera a tomar el tema, ya sabia que quería su hija y su respuesta era no.

Era un domingo por la noche y estaban en plena mesa, toda la familia estaba reunida incluyendo a Harry y Hermione, celebraban el cumpleaños de este último, aun no ocurría el juicio de Severus Snape.

Ginny volteo a ver a sus hermanos en busca de apoyo - Mamá solo escúchame por favor - le insistía aun sin probar sus alimentos.

-Si tan solo la vieras volar mamá lo pen
-- trato de intervenir George pero enmudeció ante la mirada de su madre.

-Es una excelente jugadora - intervino esta vez Harry sin atreverse a levantar la vista, bajo la mesa sintió un puntapié que venia de Hermione.

-Déjame intentarlo una sola vez y si no resulta prometo abandonarlo - propuso la chica apunto de estallar, no entendía la renuencia de su madre.

-¡Te he dicho que no y punto y no se hablara mas del tema! - grito Molly mientras se ponía de pie y se disponía a ir a la cocina.

-¡No vas a prohibirme cumplir mis sueños, lo voy hacer con o sin tu consentimiento! - esta vez la que grito fue Ginny para sorpresa de todos. Apretaba los puños sobre la mesa.

Molly se quedo congelada en su lugar al igual que todos en la mesa, jamás alguno de sus hijos le había levantado la voz en ningún tipo de circunstancia.

-Ginebra Weasley si tu madre te a dicho que no es que no y mientras vivas en esta casa vas acatar lo que tus padres te dicen y que sea la ultima vez que levantas las voz, ahora márchate a tu cuarto - Arthur Weasley fue duro y conciso con su hija, el ya la había visto volar y sabia que lo hacia mas que bien pero no estaba dispuesto a que su única hija se arriesgara de esa forma.

Ginny se levanto en silencio pero no se fue a su habitación, salió de la casa con el mentón arriba y se dirigió a su manzano que se encontraba en los limites de la Madriguera, trepo el árbol con facilidad y observo la luna por varios minutos sin soltar ni una lagrima, al haber crecido con 6 hermanos varones la habían hecho fuerte desde muy chica, pasadas dos horas un ruido de pisadas la saco de sus pensamientos.

 

-Cuando llegue el momento, porque se que llegara, cuenta con todo mi apoyo - le dijo su hermano George mientras miraba hacia arriba a donde estaba ella.

-Y con la mía - Harry llego de tras de George.

-Que Ades nos libre del infierno que se desatara cuando mamá se entere, pero que así sea - hablo Charlie mientras trepaba al árbol - eso si que sea la ultima vez que le hablas así a alguno de nuestros padres.

-Ginny asintió en dirección de Charlie - gracias - les dijo a todos mientras la embargaba la felicidad. Sin duda alguna pertenecer a la familia Weasley era un privilegio.

***Fin del flashblack***

Bajo en picada como una flecha lanzada en plena guerra, es decir con suma velocidad y peligro, a un metro del piso jalo la escoba hacia arriba y voló en forma horizontal, Harry se quedo con la boca abierta, jamás había visto a alguien caer en picada y en un pestañeo volar horizontal cambiando completamente la trayectoria. Ginny dio unos giros mas y aterrizo a un costado de el.

-¡Por Merlín Ginny! ¿Cómo hiciste eso? - pregunto muy entusiasmado.

-No se - levanto los hombros - solo un día lo intente y funciono - contesto como si nada.

El semblante de Harry cambio por completo al recordar uno de los motivos de porque estaba ahí - Ginny yo.

-¿Qué pasa? - se preocupo.

-No podre venir mañana por ti, esta noche salgo a una misión urgente, discúlpame - le pidió apenado.

-Oh - fue todo lo que pudo contestar, tras varios segundos de silencio incomodo - esta bien, ya veré que hacer - le regalo una sonrisa para que no se sintiera mal.

Saco un bulto bajo su mano y se lo tendió - cuídalos mucho, son mi posesión mas preciada - le dijo Harry.

-Con mi vida - le contesto Ginny, ya sabia el contenido, era la capa de invisibilidad y el mapa del merodeador.

Horas mas tarde

-Te he buscado por todo el castillo durante horas ¿Dónde estabas? - le pregunto Harry a Pansy mientras esta esquivaba el beso en los labios que el pretendía darle.

-¿A que juegas Potter? - le inquirió muy molesta.

-¿Qué pasa Pansy? - Harry no entendía su actitud, habían acordado el día anterior que iría a verla antes de partir a su misión.

Pansy lo fulmino con la mirada "¿Cómo puedes hacerte el desentendido?" - te vi con Ginny - le soltó, no era una mujer que se anduviera con rodeos y mucho menos de las que aceptaban ser la otra, bien sabia que ante la sociedad no estaba a la altura de el pero no por eso permitiría ser tratada de esa forma.

-Si, ¿Y? - aun no entendía, se rasco la cabeza.

Pansy se quedo con la boca abierta, "no es cierto, por Merlín, ¿Cómo es tan descarado?" - ¡Te vi abrazándola!

-Ha eso ¿Qué tiene de malo? Es mi amiga - le contesto, el león en su pecho ronroneo, Pansy estaba celosa.

-Es tu exnovia - le encaro.

-Y antes de ser mi novia fue mi amiga, Pansy no te preocupes, fue solo un acto de amigos. - intento explicar.

-¿Es solo eso o te avergüenza que seamos novios? Siempre nos vemos a escondidas - ya estaba, lo había dicho, Pansy no era una chica de inseguridades pero esa duda no la dejaba dormir.

-Debes estar jugando, si te veo a escondidas es porque no tengo permiso de estar aquí, ya no soy estudiante, a esto se le llama allanamiento de morada, si mi jefe se entera podrían correrme, así que voy hacer como que no te escuche - saco un paquete pequeño de su pantalón y con un movimiento de varita lo agrando - toma, es lo que te prometí.

 

Pansy no sabia si aceptar o no, aun seguía celosa, a regañadientes tomo el paquete y lo abrió, se maravillo, era una cámara profesional instantánea mágica - esta genial - contesto mientras empezaba a manipularla.

Harry sabia que Pansy deseaba recorrer el mundo saliendo de Hogwarts y le había prometido una cámara, si bien no podría acompañarla deseaba que ella compartiera con el todo lo que viera. Pansy olvidando su enojo se lanzo a el y lo beso apasionadamente y saco la primera foto.

El la tomo y la observo encantado - esta será para mi - la guardo dentro de su capa y volvió a besarla.

13 de Febrero por la tarde.

Ginny iba saliendo de la casa de los gritos, frente a ella estaba Draco Malfoy sonriéndole descaradamente.

-¿Qué haces aquí? - le pregunto sin detenerse y pasando a un lado de el, era tarde y tenia que tomar el tren que salía en 10 minutos.

-¿Alguna vez te he dicho que soy amante de la historia mágica? - le pregunto mientras caminaba aun lado de ella.

Ginny solo negó con la cabeza. Y siguió su paso.

-Pues si, y como se que mañana nacerá una leyenda en el quidditch y quiero ser testigo desde primera fila - y con esas palabras la tomo del brazo y saco un encendedor - tómalo se activara en 5 minutos y nos llevara a Holyhead.

Ginny no podía creerlo, ¿porque hacia eso por ella?, haber conseguido ese traslador le habría costado muy caro a Malfoy, apretó en respuesta la mano de él, le dedico una genuina sonrisa y toco el traslador. Ella no sabía si mañana nacería o no una leyenda pero si que en ese momento nacía algo entre ella y Malfoy y por el momento eso era razón suficiente para sentirse muy feliz y segura de si misma. Sin duda alguna Ginebra Weasley había nacido para ser la excepción a la regla de su familia. Primero había sido la única mujer en una larga línea de tiempo, después pretendía ser jugadora profesional y ahora confraternizaba con el enemigo. Sin saberlo marcaba el antes y el después en la familia Weasley, solo Merlín sabia porque los caminos se estaban cruzando de esa forma de personas tan diferentes.

Ese mismo día por la noche una pareja de novios peculiares escapaba por el bosque prohibido, no les habían dejado opción alguna, querían estar juntos y eso en Europa era algo imposible.

-¿Theo estás seguro? Aun estas a tiempo de retractarte - le dijo Luna mientras se adentraban en las oscuridades del bosque - no tienes que hacer esto conmigo.

-¿Qué no tengo que hacer esto contigo? Vas a huir del país, que digo del país, del continente ¿tu esperas que te vea hacerlo y no hacer nada al respecto? - le dijo algo molesto por volver a tener la misma platica.

-Sabes que no tengo opción - agacho la vista, ya había estudiado las clausulas de su compromiso y solo había encontrado una opción, huir del continente, el decreto decía que mientras residiera en su continente de origen tendría que cumplir con él, cuando se lo dijo a Theo este de inmediato saco una fuerte cantidad de su bóveda y transfirió dinero a una cuenta muggle No tienes que renunciar a todo por mí, tu familia, tus amigos, tus estudios tu

-Tú eres mi todo ahora Luna - paró en seco y la atrajo hacia su pecho, estaba perdido, sabía que sin ella su vida no tenía sentido, el iría con ella si era necesario al mismísimo infierno, todo por estar con ella. Luna supo que jamás estaría sola y este sacrificio que hoy el hacía por ella jamás lo olvidaría.

 

Días después

Aun sentada sobre la tasa de baño miraba incrédula la prueba, sobre el cesto de basura descansaban otras 8, todas con el mismo resultado, si, sin duda alguna estaba embarazada, "¿Cómo es posible?" bueno si sabia como, pero no entendía porque ninguno de los dos métodos anticonceptivos que había usado no habían funcionado, ella era brillante en conjuros y el experto en pociones, meneo la cabeza mientras una sonrisa se dibuja en sus labios "Sin duda alguna serás igual a tu padre, impredecible" se puso de pie y se acomodo su ropa, por la noche con una cena romántica le daría la noticia. Acaricio su vientre, sabía que aun no podía sentir nada físicamente pero en su corazón ya podía sentir un inmenso amor por la criatura.

Tomo su termo de café y tomo el profeta matutino que descansaba su mesa, era tarde para llegar a su trabajo en el ministerio así que solo le dio un vistazo rápido, se quedo asombrada al ver la foto escandalosa de dos jóvenes de cabello negro besándose o mas bien dicho casi comiéndose, esa cicatriz en la frente era única, el titulo decía "La señorita Pansy Parkinson, la dueña del corazón de nuestro héroe" se sintió más feliz si era posible, si se lo hubieran predicho hace unos años hubiera jurado que era imposible.

Y así, con nuevos caminos y futuros impredecibles cada uno de ellos comenzó nuevas vidas dejando los prejuicios a un lado, era difícil pero no imposible, no mientras lo desearan de corazón.

¿FIN?

Lo se, me merezco todas las maldiciones imperdonables de parte suya, me he tardado tanto con el final, en verdad lo siento, estaba en mi ultimo cuatrimestre de la universidad y me era imposible actualizar, ahora comenzare mi tesina para titularme pero intentare no demorar con el epilogo, gracias a los que aun continúan leyendo mi fic.

XOXOX




Capítulo 28 Epilogo

-Sanders toma la quaffle, se la pasa a Licent ¡rayos! eso debió haberdolido, Herber hace que Licent pierda la quaffle, sin duda alguna esa chicatiene la fuerza de un hombre.

-Jamás me había tocado ver una final de Quidditch tan reñida Lee, los deBulgaria pretenden arrasar con Inglaterra.

-Bueno Mark eso es porque es la primer final de Quidditch que podemosnarrar.

-Por Merlín ¿Qué ha sido eso?

-Jajajajaja eso no es nada más que Weasley haciendo que Krum pierde devista la snich.

-Vaya Lee, siempre es un honor ver jugar a una leyenda del Quidditch yKrum lo es desde el primer día que monto una escoba. Haya en nuestra Rumania Kru
.

En un balcón de primera clase.

-¿Quieres recordarme por que estamos aquí? - jamás le había gustado elQuidditch y a su esposa menos, así que seguía sin comprender que rayos hacíanahí.

-Es Quidditch papá - contesto una pequeña niña de cabello negro rizadosin apartar la vista del juego, estaba sentada sobre el regazo de Harry.

 

Snape rodo los ojos, si había algo que jamás le perdonaría a Potter erahaber contagiado a su hija con la fascinación por un juego ridículo, y todo porculpa de Hermione que se empeño en que el fuera su padrino.

-Papá Harry ¿tu crees que yo algúndía podre jugar profesional como tía Ginny? - un pequeño de cinco años que senegaba a sentarse volteo a ver a Harry.

-Claro que si Teddy - vio a su ahijado lleno de orgullo, había dedicadotodo el tiempo posible al pequeño, cada que estaba de descanso pasaba por el acasa de Andromeda y se lo regresaba hasta que era asignado a una nueva misión,había jurado sobre la tumba de sus padres que le daría un hogar al pequeñoTeddy, y claro Pansy con la que llevaba dos años de casado había ayudado enesto.

-Ayer dijiste que querías ser Auror, y ya te dije que no es tu papá, estu padrino Ted - contesto la pequeña.

El pequeño Ted se quedo pensando, después volvió a ver a su padrino --¿Verdad que también eres mi papá padrino?

-Claro Teddy, tu tienes dos papás, el numero uno, tu papá Remus, y yo elsegundo - lo atrajo y lo sentó en su pierna libre mientras lo abrazaba.

-Jane deja de molestar a Ted - Hermione reprendió a su pequeña.

-Entonces también se mi papá padrino - reclamo la pequeña Jane con losbrazos cruzados.

-Tu ya tienes un padre Jane - comento en voz baja Severus mientras latomaba y la sentaba sobre el, le invadían los celos cuando su hija demostrabatanto amor por su padrino.

La pequeña olvido su capricho y siguió viendo el juego, Hermione abrazoa su marido mientras lo contemplaba admirar a su pequeña, era tan malhumoradacomo su padre, de hecho se parecía bastante a el, el color de piel, tan blancay fina como el marfil, el cabello negro, la nariz grande, mirada penetrante, suamor por los calderos, lo único que había sacado de ella era lo rizado de sucabello y el color de ojos.

-Se lo que estas pensado, pero lo obstinada lo saco de ti - hablomientras la volteaba a ver y se acercaba a besarla.

-¡Hey! Hay niños presentes - grito Draco mientras le daba una palmada aSnape.

-Repíteme ¿Por qué fue que vinimos? - pregunto Severus a su mujermientras intentaba contener la calma.

Hermione tubo que ahogar una risita - Por que tu hija quería ver lafinal y porque habrá una sorpresa al final del ju

Hermione no pudo terminar la oración, todos se habían puesto de pie paraenfocar mejor la escena, todo mundo gritaba, solo alcanzaba a entender a suhija "vamos tía, vamos".

-Parece que la victoria será de Rumania nuevamente Lee

-Yo no lo creo, Mark, como te he dicho Ginevra Weasley esta llena desorpresas y no por nada es la capitana mas joven de un equipo de Quidditch y desde hace cuatro años que juegacon Las Arpías de Holyhead jamás adejado de atrapar una snitch.

-Pues ahí van, hombro a hombro Weasley ha alcanzado a Krum, la snitch sedeja caer en picada, los buscadores también.

-Si Krum atrapa la snitch será el noveno campeonato mundial que ganaBulgaria, pero si la atrapa Weasley será su primer campeonato en 50 años paraInglaterra.

-Están a escasos metros de estrellarse con el pasto pero ninguno de losdos parece darse cuenta, los empujones no faltan, y si, la snitch hace de lassuyas, a dos metros del pasto cambio su trayectoria a forma horizontal yelevándose cada vez mas, pero los buscadores no la dejaran desaparecerfácilmente, ¡Weasley casi la tiene, si señores será Weas
por Morgana eso debióhaber dolido, Giumer el capitán de Bulgaria le lanzo una bludger a Weas
pareceque será Krum quien se lleve la victoria esta por tomarla, si Krum la tomara ysi ahí va, solo un poco mas, y la victoria es pa

 

-Weasley toma la snitch, en un arrebato de adrenalina o locura Ginevra Weasleyse ha parado sobre su escoba para impulsarse y lanzarse hacia la snitch y en el último segundo le ha arrebatado lavictoria a Bulgaria.

-Inglaterra gana 980 a 950 a Bulgaria, Lee jamás había visto una jugadatan arriesgada, ha sido un salto mortal ¿Qué habría pasado si la escoba deWeasley no hubiera seguido su curso para que ella cayera nuevamente sobre ella?

-Bueno Mark que puedo decirte, de un Weasley te puedes esperar cualquierlocura, te lo digo yo que compartí habitación con los gemelos.

La mayoría gritaba alabando la osadía de Weasley, ni los de Bulgariapudieron omitir asombrarse ante tal jugada, fue cuando en el cielo oscuro sepudieron distinguir varias luces doradas con forma de snitch revoloteando portodo el estadio y yendo a para al cielo, parecía que querían formar algo,después de unos segundos se pudo leer una oración "¿Quieres ser mi esposaGinny?", la pelirroja era la mas asombrada pues al mismo tiempo que leía sedaba cuenta que la snitch que sujetaba se había abierto en cuanto la capturo yen su interior mostraba un hermoso anillo de compromiso, Draco llego a suencuentro montado en una escoba, ella no pudo evitar saltar a sus brazos.

-¿Y si no hubiera atrapado yo la snitch? - pregunto ella juguetonamente.

-Jamás dude que serias tu quien la tomara, ¿y bien? - pregunto Draco

-¡Claro que acepto! - grito de alegría, después de dos años de noviospor fin Draco le pedía matrimonio.

Horas después en la madriguera.

Una hermosa recepción de compromiso estaba sobre el patio delantero, unalarga mesa con casi 60 personas celebraban la victoria de Inglaterra y elcompromiso de Draco y Ginny, solo estaba la familia presente y los amigos mascercanos que al final también se contaban como familia. Ginny hablabaanimadamente con Harry, Ron y Charly sobre el partido, su brazo izquierdoestaba vendado e inmovilizado, la bludger le había roto el brazo.

-Ted así no, lo haces mal - Jane reprendía a un pequeño que cortaba malsu carne por que se estaba quedando dormido.

El pequeño se había sentado junto a Severus y se estaba quedandodormido, Jane comía sentada frente a ellos sobre las piernas de Draco.

-¿Tío me cargas? - así era como Ted llamaba a Severus, pasaba tantotiempo en casa de ellos que lo veía y quería como familia, levanto sus manos enseñal de espera.

Severus se quedo un poco perplejo, aun no se acostumbraba a ese tipo deconvivencias y expresiones publicas de afecto, estaba por negarse cuando suesposa le murmuro al oído "no muerde"frunció el seño y regañadientes lo levanto y lo acostó sobre su regazo, lepareció una ironía y perjuraba que donde sea que estuvieran los merodeadores seestarían burlando de el. El pequeño Teddy se acomodo y cobijo con su capa,antes de quedarse dormido Severus le escucho decir "te quiero papá Severus"sintió cierto regocijo en su interior, pero era inevitable, ese niño a pesar deser muy travieso sabia darse a querer con todos.

 

Miro a ambos lados de la mesa, observando a toda la gente que reía y charlabaanimadamente, nadie lo veía mal, todos lo aceptaban como un miembro mas de lafamilia, detuvo unos segundos su mirada en Draco, le alegro verlo también ahí,le alegraba saber que su hija era tan querida por todos, el solo jamás lehabría podido dar algo así a su pequeña, todo era gracias a su esposa que lehabía abierto las puertas a una mejor vida. El siempre creyó que las familiasno eran para el, aun recordaba el miedo que sintió cuando Hermione le dijo queseria papá, estaba seguro que seria un mal padre, después de todo nunca tubo unbuen ejemplo, pero no fue así, su hija lo adoraba y fueron precisamente laspalabras de su hija las que lo sacaron de sus pensamientos.

-¿Verdad papá? - le miro su hija con mucha admiración.

-Disculpa Jane no te escuche - le indico

-Que yo algún día seré una excelente pocionista como tu, he igualescribiré libros y seré muy famosa por mi trabajo. - le indico la niña llena deilusión y admiración por su padre.

-Serás mejor que yo hija, estoy seguro - le contesto el.

-¡Luna! - grito Ginny poniéndose de pie como resorte, Pansy y Hermionecorrieron abrazar a Luna que acababa de llegar junto a Theo que cargaba un parde gemelas Rubias no mayores de un año.

-Theo - Draco abrazo a su amigo que tenia años que no veía y le ayudocon una de las niñas.

-¿Creíste que te salvarías de ser la madrina de mis hijas? - le preguntola rubia mientras era envuelta en abrazos.

70 años después

-Mamá aguanta por favor - una mujer ya grande suplicaba arrodillada a laanciana que descansaba sobre una mecedora - no me dejes - suplicaba en mediodel llanto.

-No llores hija - con una voz débil pero aun audible la anciana lecontesto, no me iré hasta que venga por mi

-Jane
-- Jane Lupin fue envuelta en los brazos de su esposo que laobligo a levantarse - ya hablamos de esto cielo.

-Pero Ted ¿Qué no vez que mi madre esta muriendo? - reclamo ellaintentando contener su llanto.

-Si, pero sabes que ya es tiempo, el doctor te lo dijo hace dos meses.Ven salgamos, tus hermanos Tobías y Severus ya llegaron con sus hijos y deseandespedirse de ella.

Mas las horas pasaron, y toda la familia de Hermione la rodeaban,esperando pasar con ella su ultimo adiós, Potters, Malfoys, Nots,Snape, Lupinsy Weasleys lloraban silenciosamente por su partida, hacia una década queSeverus había muerto, el invierno pasado lo había hecho Harry, Ron había muertohace 30 años, y de sus amigas igual ella era única que aun vivía.

La media noche se acercaba, era una noche cálida de primavera, HermioneSnape abrió los ojos y sonrió, su rostro irradiaba paz y felicidad - Por finllegas - susurro.

Jane que era la que la sujetaba de una mano giro hacia la puerta, masnovio a nadie entrar - No ha llegado nadie mamá. Todos ya estábamos aquí.

-Me has hecho esperar mucho amor - Hermione levanto su mano lentamente ycon la otra dio un pequeño apretón a la de su hija. De sus ojos broto unalagrima, no de tristeza, si no de felicidad, ese tipo de felicidad que sientescuando vuelves a ver a alguien tan querido. - No se con que.

-¿Mamá con quien hablas? - pregunto Tobías, el mas joven de sus hijos.

-Por su puesto amor - mas lagrimas brotaron de sus ojos, dejo caer sumano, sus ojos se cerraron lentamente, pero la alegría no se borro de surostro, dio su ultimo suspiro y emprendió un nuevo camino.

Nadie pudo evitar llorar la muerte de Hermione Snape, todos intentabanconsolarse unos a otros, tratando de calmar sus propios sufrimientos, unaexcelente bruja, pero sobre todo una gran mujer había partido, dejando unenorme vacío en sus corazones.

Mas sin embargo ella había partido siendo muy dichosa, su gran amorhabía ido a su encuentro, conduciéndola a la siguiente gran aventura, Severusla había esperado por largos diez años, amándola cada día mas, y dando graciasa la vida por haber cruzado en su camino ha esa hermosa mujer que le había dadola dicha de ser padre de tres hijos y ser acreedor de una enorme familia.

Tomados de las manos caminaron hacia un lugar incierto, solo con lapromesa de seguir juntos a donde sea que fuera, por que su amor era para todala eternidad.

***********************************************************************************************************************

Hola queridoslectores, espero les gustara, gracias por su paciencia y por seguir estahistoria. Disculpen las faltas de ortografía, dramática y léxico. Tambiéndisculpen si no conteste algún mensaje, no domino muy bien esta plataforma y lafalta de tiempo no ayudo mucho.

Pero muchasgracias por sus comentarios, me encantaron y ayudaron a no perder las ganas deseguir la historia.

Hasta lapróxima. XOXOX DLM

Sentencia de amor - Potterfics, tu versión de la historia

Sentencia de amor - Potterfics, tu versión de la historia

Culpable - esas fueron las palabras que escuchó Snape sobre su juicio,de milagro había sobrevivido a la mordida de Nagini y ahora después de salir deSan Mun

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-sentencia-de-amor-potterfics-1966-0.jpg

2023-02-27

 

Sentencia de amor - Potterfics, tu versión de la historia
Sentencia de amor - Potterfics, tu versión de la historia

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/176651
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20