¿Sentimientos hacia Ron? - Potterfics, tu versión de la historia

 

 

 

Se veía el grisáceo humo salir del Expreso Hogwarts , la plataforma 9 ¾ estaba repleta de magos y brujas. Muchos agitaban su primera varita por los aires, otros revisaban si no habían perdido sus lechuzas. Otros molestaban a los de primero diciéndoles los "peligros" que habitan en Hogwarts, pero la gran mayoría les decían que no podía haber nada peligroso estando Albus Dumbeldore el el colegio. Ya sonaban los silbatos el tren estaba por partir, se veían las caras felices de todos los magos & brujas despidiéndose de sus familias. La felicidad resaltaba de sus felices rostros como si les hubieran dicho que les iban a dar a cada uno 50 galleons.Apresurados, los magos y brujas corrían vagón por vagón para ver en cual podían sentarse. Se veía entre la gran cantidad de magos y brujas una bruja de primero ( o a punto de iniciar primero) recorriendo los vagones. Baja, de rulos inflados, inteligencia que le sobraba. Hermione Granger esta niña es de origen muggle: sus padres son dentistas y no tienen ninguna relación con el mundo de los magos. Le encanta leer, no le gusta romper las reglas y no es especialmente entusiasta del quidditch. Tiende a creer que todo aquello que merece la pena saber se puede aprender en un libro, despreciando por tanto, asignaturas como adivinación. Iba preuntando de vagón a vagón:- ¿Han visto a una Rana?, la perdió un niño llamado Neville.Siempre le daban la misma respuesta: no. Se acerco hasta un vagón entro e hizo su pregunta: - ¿Han visto a una Rana?, la perdió un niño llamado Neville. - No, dijo un niño de anteojos redondos y cicatriz en la frente.- No, dijo otro niño pero pelirrojo y sucia nariz.A Hermione ya se le habian especificado los ojos en cierto niño, pero trataba de ocultarlo.

 

Al entrar al vagón Hermione hizo su preguntafrecuente.

- ¿Han visto una Rana? , la perdió un niño llamadoNeville.

- No. Dijo un niño de cabello pelirrojo que estabaalzando su varita.

- Ah, ¿estas haciendo magia? Vamos a ver.

El chico trago saliva , y apuntó a su Rata colorcafé diciendo:

- Rayo de sol , margaritas con mantequillia , volvera esta rata amarilla.

Y no acurrio nada.

- ¿Estás seguro de que eso es un hechizo?, porqueno parece muy efectivo. Yo he probado unos cuantos, pero me han funcionado.

Saca su varita de su túnica, se sienta adelantedel otro chico y dice:

- Por ejemplo: ¡Oculus Reparo!

El chico se saca los anteojos y Hermione le dice:

- ¿Ya vez mejor verdad?

- ¡Guau, eres Harry Potter!

- Soy Hermione Granger, y dirijiendose a Ron ledice: Ah, y tu eres. Tratando de dicimular un poco.

- Ron Weasley.

- Un placer, deberian ponerse las túnicas, casillegamos.

Se para y camina hacia fuera del vagón, pero quisomirarlo denuevo y se dirijio a el diciendole.

- Tienes tierra en la nariz por cierto. Dirijiendosea Ron.

- Aquí. Y se señaló su propia nariz.

Camino hacia fuera y la mejor sonrisa salio de surostro como un fuerte rayo de sol. No cabia duda, estaba enamorada.

Hermionesabia ( y era inevitable ) que amaba a Ron Weasley.

Losojos marrones de la niña se iluminaron durante un instante.

¿ysi este es el fin?, porque nunca se hizo amiga de Harry y Ron , no al menosdurante ese encuentro. ¿Si todo terminaba ahí?, ¿Qué seria de ella sin poderestar cerca de el por no llevarse bien?

 

Miropor un instante su varita de madera de vid con nervio de dragón ensu interior. Ya no sabia que hacer, era obvio que lo necesitaba, no podíadejar de verlo, el amor se profundizaba cada vez más. Era imposible pararlo ya.Se acomodó adentro de un vagón vacio, y decidió mirar por su ventana, mirarcomo si no hubiera mañana, esperando que por un instante entrase Ron por esapuerta. Pero no ocurrio.

Pelirrojo (como todos en su familia), alto ydelgado, sus manos y pies son grandes, y tiene la cara cubierta de pecas, losojos azules y la nariz larga. Rodeado de magos desde que nació.

Ron es el sexto de los siete hijos de la familia Weasley, en la que todos son magos. Sus padres son Arthur y Molly,y sus hermanos mayores se llaman (de mayor a menor) Bill, Charlie, Percy, y los gemelos (Fred y George).También tiene una hermana pequeña, Ginny. Se argumenta que Ron Weasley y su familia son de orígenesirlandeses.

De ojos azules, que a Hermione se le hace casiimposible dejar de contemplar, ya que cada vez que los ve resalta su sonrisa yse iluminan sus ojos.

Tiene una rata llamada Scabbers, con la que intentovolverla amarilla.

Su cabello es color pelirrojo ( rojo fuego).

Esta niña es de origen muggle: sus padres son dentistas y no tienen ninguna relación con elmundo de los magos. Le encanta leer, no le gusta romper las reglas y no esespecialmente entusiasta del quidditch. Tiende a creer que todo aquello que merece la pena saber sepuede aprender en un libro, despreciando por tanto, asignaturas como adivinación.Su pelo es marron. Tiene el aspecto de un arbusto. Tiene ojos marrones.Hija de dentistas muggles, cuando Hermionellega a Hogwarts parece ser una alumna adelantada después de haberestado todo el verano practicando magia. Tiene un gato Crookshanks (híbrido entre gato ykneazle). Intenta sobresalir en todo, aunque usar siempre la inteligencia , no es siempre lo que parece.

La clase de niño que buscadivertirse a toda hora ( como sus dos hermanos Fred y George). Siempre eligelos caminos fáciles, vago a la hora de sus estudios, hace que Hermione leinterese más, su poca sabiduría hace que Hermione pueda decir todo lo que sabesin que agreguen información de mas. (Solo la de ella)

Las decisiones sin pensarde Ron , hacían que Hermione penensara:

- ¿ Ron nuncapiensa dos veces antes de hablar?

Pues, era obvio que no. Siempreelegía hacer lo mas conveniente y por el camino mas fácil.

A Hermione le sorprendíatantas cosas tontas de Ron. Pero sin embargo , esas eran las mismas cosas queamaba, que hacían que sus ojos brillaran como si no hubiera mañana.

Al no verlo parecía que elbrillo de sus ojos se hubieran apagado como un desiluminador apagando derepente la luz de un gran farol.

Pero ella lo sabía , teniasentimientos terriblemente profundos hacia Ron. Eso era inevitable.

Irritante en los momentos que resaltaba su inteligencia. Encantadora cuando ese brillo se presentaba en sus ojos como si le hubiera arrebatado la luz a la luna. Ni hablar de su sonrisa. Tenía unos dientes perfectos, supongo que se debe a tener padres que curan dientes. ¿ O se llamaban dentistas?. Como fuera , lo mas importante era ella.

Aunque le temblaban los labios al hablarle. Supongo que es por miedo, por angustia, por no llegar a ser tan inteligente como ella. ¿ Habria algo de amor debajo de esa inteligencia? La duda que siempre estaba presente en la cabeza de Ron. Ya era tiempo de que lo descubriera por si mismo, pues , se estaba volviendo loco. ¿ De amor tal vez? quien sabe, pero era obvio que sentia algo , no cabia duda.

 

Pasaron los días , y aunasi no lograba surgir otro cambio en las vidas de Ron y Hermione.

Hermione casi explota alno ver otra reaccion en Ron. Lo intento todo, indirectas , subidas de tono paradiferenciar como le hablaba a Harry y cuando le hablaba a Ron , miradas deinteres cuando Ron se dirigía hacia ella. Pero no lograba ver cambio alguno enla actitud de Ron, varias veces Ron estuvo a punto de hablar pero se comenzó aagitar, su voz se volvio cortante, cuando miraba a Hermione se perdia en susojos.

Hermioneya no sabía que hacer era el tiempo de dejar pasar todo. Todos sus intentosfallados y lo único que obtuvo era una incómoda situcion con miradasindirectas.

Ron no tenía idea de quele pasaba a Hermione, pero algo era obvio , intentaba hacerle algo. Elintentaba responderle con todo lo contrario a lo que hacia pero se ponía masrara al hacer eso.

Pero un dia decidiodemostrarle sus sentimientos, pero ella le lanzó una fuerte mirada indirecta,se puso aún mas nervioso, tenia los pelos de punta y no sabia si Hermionesentia lo mismo por el , pero a pesar de todo hizo silencio y no quiso volver ahacer nada. Arrepentido quiso volver a intentarlo, pero su mente le jugaba trucosy hacía que se volviera mas vulnerable al verla y querer hablarle de ese tema.

Hermionecansada de todo decidió dejarse de lado y no volver a meterse con Ron con esossentimientos.

Era una hermosa tarde enlos terrenos de Hogwarts, Hagrid estaba con Fang a su lado intentando ahuyentarNomos por todo el patio. Algunos estudiantes se reían y cuando estaba apunto deahuyentar uno un estudiante de Slytherinle lanzo un encantamiento convocador y lo arrastro hasta donde estaba. Hagridcansado lo amenazó diciéndole que llamaría al profesor de su casa (SeverusSnape).

A pesar de todo, era una tarde soleada,muchos alumnos estaban leyendo, estudiando solos o con amigos, pero se distinguíaa lo lejos una niña de unos once años con un cabello marrón como un arbusto.

Hermione estaba leyendo su libro de Defensacontra las artes oscuras, cada tanto tomaba un pergamino. Su pluma y comenzabaa hacer resúmenes, si se le pueden llamar resúmenes ya que tenia como cinco hojasde la primera página del capitulo. Peroeso no importaba, ya que era una bruja brillante para su edad.

De pronto se ve a lo lejos un niño concabello color negro azabache, Gafas redondas; bajito y delgado, conrodillas huesudas. Tiene una cicatriz en forma de rayo en la frente.

- Oh, ¡hola Harry! Exclama Hermione

- Hola Hermione, veo que estudias, peroespero que no te moleste que te haga una pregunta.

- No, por favor Harry, dime.

- Está bien.

Se hizo un silencio por unos segundos, Harry dio un suspirocontuvo el aire cuando lo soltó dijo:

- ¿Estas enamorada de Ron?

El silencio anterior no era nada comparado con el reciente, fue unsilencio profundo y largo. Hermione no sabia que responder, el silencio la evadió.

- ¿Hermione, estas bien? Dijo Harry contono de preocupación

Cerró sus ojos un instante, los apretó con fuerza, de pronto los abriólentamente, suspiro y dijo.

 

- Perdóname Harry, que dijiste.

- ¿Si estas enamorada de Ron? Le dijobien claro.

- ¿Yo? ¿Sentimientos hacia RON?

- Vamos Hermione, he visto como lo mirascada vez que te habla, no puedes negarlo. Son tantas las cosas que haces paraque el se de cuenta.

Hermione rompió a llorar. Ni ella sabia que iba a reaccionar así.Harry se sentó a su lado, preocupado por lo que acababa de hacer se puso arevisar impacientemente sus bolsillos, intentando encontrar algo. Se puso muchomas nervioso al ver que no encontraba lo que buscaba, hasta que de tantorevolver los bolsillos de su túnica lo encontró.

Hermione rompió a llorar. Ni ella sabia queiba a reaccionar así. Harry se sentó a su lado, preocupado por lo que acababade hacer se puso a revisar impacientemente sus bolsillos, intentando encontraralgo. Se puso mucho mas nervioso al ver que no encontraba lo que buscaba, hastaque de tanto revolver los bolsillos de su túnica lo encontró.

Un pedazo de pergamino arrugado, como si lohubieran arrugado con mucha fuerza. Y Harry no fue el que lo había arrugado. Loabrió lentamente para poder leerlo bien porque estaba muy arrugado. Lo alisocon sus manos y leyó en voz alta:

SentimientosDivinos.

Eres mi mundo, al cual huyo cuando me sumerjo en mi eterna imaginación,cuando tengo ese deseo de escapar, tú haces que todas mis tristezas se vuelvanalegrías.
Eres mis deseos de vivir, de llorar, de amar. Llenasmi corazón de sonrisas.
La felicidad misma, el cariño, la bondad, lasganas de reír y de llorar. El hace que todo valga la pena.
En mis peores momentos el hace que sepa laimportancia de todo.
Porque es único, y no viviría sin el.
Cada mañana al despertar recuerdo su dulce cara ysu sonrisa. Es hermosa.
Lo amo infinitamente.
por mas que escriba cuanto lo amo, no alcanza, enel hay infinitas palabras que no se pueden decir, sentimientos únicos que no sepueden revelar.

Hermione Jean Granger de Ronald Bilius Weasley.

Hermione respiro profundamentemiro hacia delante y volteo hacia Harry.

- PerdónameHarry.

- ¿Porque?

- Porhaberte mentido.

Se hizo un silencio profundo y Harry dijo:

- ¿Hasta donde pensabas que ibas allegar?

- Hastamas de lo que pensaba, pero te habrás dado cuenta de porque el pergamino estaarrugado Harry. ¿O me equivoco?

- Pues yono lo he arrugado, bueno un poco por que lo metí en mi túnica.

- Tambiényo debería perdonarte Hermione.

- ¿Porrobar ese pedazo de basura? , no te preocupes, pensaba quemarlo.

Miro a Harry y luego miro haciasu libro de defensa contra las artes oscuras. De pronto Harry la dio vuelta yle dijo:

- ¿Acasono te das cuenta?

- ¿De quehablas Harry?

Harry la miro con una desesperacióncomo si le hubieran hecho la pregunta más ridícula del planeta.

- No Harry, ¿de que metengo que dar cuenta?

- Hermione, no te dascuenta de que, de que Ron

- ¿De que?, ¿de que meodia? ¿de que piensa que soy irritable? Por que si es eso te juro que

- No Hermione, Ron, teama.

Hermione se separó deHarry, lo miró fijamente y giro su cabeza hacia el costado, prácticamente estabacompletamente confundida. Frunció el ceño y abrió su boca, pero la cerró y sucara se relajó. Con mirada confundida miro a Harry y dijo:

 

- ¿Cómo lo sabes?

Harry la miró, apoyó sumano sobre su hombro y dijo:

- Hace unos días, el medijo lo que sentía por ti, y dijo que te diría lo que el sentía por ti esemismo día, pero que tu lo miraste feo y que no estaba seguro de que tusintieras lo mismo y por eso, solo porque el miedo lo invadió, decidió nodecirte. Pero déjame decirte, que eso lo está comiendo por dentro.

Hermione miro hacia abajocon cara de preocupación, levantó la vista subió una sola ceja abrió un poco suboca y dijo:

- Yo... yo no...

- ¿No te lo imaginabasverdad?

- No, sinceramente, no,era lo que menos imaginaba.

- Desde que te conocióte ama, o eso pienso, además no hizo falta que me lo dijera, se notaba, tantoen ti como en el.

- ¿Y en el como? Si nime hablaba.

- Creo que eso es enparte culpa tuya, generalmente es cuando el tema te lleva y hablas hasta porlos codos, ¿o me equivoco?

Hermione sabía que Harrytenía razón, el muchas veces abría su boca para decir sus opiniones peroHermione le robaba las palabras, ella destruida porque al haber sabido que esoa el lo incomodada habría permanecido (literalmente) como una tumba, paradejarlo hablar, pero son sus hábitos aunque ella no se hubiera dado cuenta. Separó, Harry la miró y le hizo una aprobación con la cabeza, ella sonrió y corrió, esperando que no sea demasiado tarde.

Hermione corrió lo máximoque sus pies pudieron, espero que no fuera demasiado tarde. Tardo un poco enlas escaleras, ya que les gustaba cambiar de posición y eso retrasó un poco eltrayecto. Una vez en el séptimo piso Hermione se acerco al retrato de la Dama Gorda y pronuncio la contraseña, elretrato se abrió y le permitió la entrada a Hermione a la sala común de Gryffindor.Entro y busco esa perfecta cabellera rojo fuego, pero solo se veía una, la desu hermana, Ginny. Al no verlo no pensó en que otro lugar podría estar,entonces se acercó a Ginny y le dijo:

- Ginny.

Ginny volteó y dijo con unasonrisa:

- Hola Hermione, ¿comoestas?

- Muy bien, este
¿has visto a Ron?

- Sí, lo vi subiral dormitorio, no se veía muy contento.

Hermione tragó saliva.

- ¿Se veíamolesto?

- No, no, creoque más bien, triste.

- Ah, bueno este,gracias Ginny.

- Esta en eldormitorio todavía, creo, por si quieres hablar con el.

- ¿Cómo? DijoHermione.

Ginny le guiñó el ojo yHermione sonrío.

- Gracias, deverdad.

- De nada.

Subió las escaleras a todavelocidad y entro al dormitorio, no le importo que fuera de chicos, lo que leimportaba es lo que iba a decir en ese momento. Lo vio sentado en su cama. Seacercó y dijo:

- ¿Ron?

El volteó al instante, senotaba que había estado llorando, se paró y se le acercó sin pensarlo

- HolaHermione, ¿Qué haces aquí?

- Necesitabadecirte algo importante, pero, ¿Ron estas bien?

- Sí,sí. Dijo, aunque se notaba que Ron no sabía mentir para nada.

- Yono te veo bien Ron. Dijo Hermione con un tono de preocupación.

- Estarébien, yo, tan solo

Se acercóa Hermione, le colocó el cabello detrás de su oreja y sin pensarlo dos veces labesó. Hermione rodeo el cuello de Ron con sus dos brazos y los dos cerraron susojos, Ron la tenia agarrada de su cintura. Se separaron, Hermione abrió susojos lentamente, el brillo en los ojos de Ron se había presentado otra vez, ylos ojos de Hermione brillaban como la Luna en plena noche. Los dos sonrieron y Ron tomo aire ydijo:

 

- Noentiendo, en verdad, ¿me amas?

Hermionetomó aire hizo una gran sonrisa y dijo:

- Sí,la verdad que sí, lo que no entendía era que tú también me amabas.

- Desdeel primer momento que te vi.

A Hermionele brillaron los ojos, soltó una lágrima, no de tristeza, una lagrima de alegríay se acerco a Ron para dale un segundo beso, este fue mas largo que el otro. Seseparo un poco, se acerco a su oído y le dijo:

- ¿Ysi te digo que también te amo desde la primera vez que te vi?

Ron lamiro a los ojos con cara de desconcierto pero solo pudo sonreír y hacer unarisa que a Hermione la tenia muerta. Ron la invito a sentarse en su cama, laverdad a ninguno de los dos le molestó que Hermione no pudiera estar allí, elmomento los llevo por completo, hablaron toda la tarde, la noche calló al fin yHermione no se quería despedir de Ron pero el le prometió que seguiríanhablando en la mañana. Hermione sonrió, ese momento parecía irreal. Ron laacompañó hasta la puerta de su dormitorio, ella se acercó a el y le dio untierno pero corto beso en los labios, Ron la miró y suspiró, se despidieron yfueron cada uno a sus respectivos dormitorios y Hermione se quedó pensando enque qué hubiera pasado si Ron no la habría besado, tal vez ella lo bebierahecho, pero no se molestó en pensarlo, quiso dormir tranquila, y se durmió conuna sonrisa presente en su cara.

La mañana se presentó, eraun día soleado, de los que el sol brillaba y que no había ni una sola nube enel cielo. El día perfecto para salir un buen rato y Hermione tenia decididoquien la acompañaría ese hermoso día. Saltó de la cama, se vistió y salio de sudormitorio, bajo las escaleras rápidamente y allí estaba Ron, en un sillón, conlos pies estirados. Hermione se acercó lentamente y le cubrió sus ojos con susmanos y le susurró:

- ¿A que noadivinas quien se despertó para pasar el día contigo?

Ron le tomo las manos lasseparó de su rostro y volteó, se acerco hacia ella y le dio un tierno beso enlos labios, ella sonrió y dijo:

- Bueno, vamosentonces, tenemos algo que decirle a Harry.

Lo tomó de la mano y lohizo levantarse del sillón pero este la soltó y le dijo:

- No, no lediremos.

Hermione lo miró con carade desconcierto y dijo:

- ¿Por qué no?

- Por que, creoque es mejor no decirle.

- No eres claroRonald. Especifícate.

- No se como lecaerá esto a el.

- Pero si elquiere que seamos felices juntos.

- ¿Te dijo eso?

- Bueno, no, perosupongo que si. Además sabe que los dos nos amamos.

- Bueno sí, pero

El miró hacia abajo,Hermione le levantó la cara y le dijo con una sonrisa:

- Vamos Ron, elentenderá.

- Está bien, tecreo.

Ellase le acercó y lo abrazó, lo tomo de la mano y partieron a ver a Harry.

- Repítemelo otravez Hermione, es que es muy gracioso.

- Ron pensó quetu no aprobarías que el y yo saliéramos.

- Y haber Rondime otra vez, ¿porque pensaste que no lo aprobaría que ustedes dos salieranjuntos? Además se notaba como se morían uno por el otro.

 

- Bueno Harry, nose, pensé que te incomodaría además todos somos buenos amigos, que uno denosotros salga con Hermione pensé que iba a resultarte incómodo.

- No mientras queno se digan: bombón de chocolate, o cosas cursis como esas.

- Te prometemosque no diremos nada de eso Harry. Dijo Hermione.

- Mas les vale.

Hermione se acercó a Harryy le dijo al oído:

- Pero si tullegas a salir con alguien y tenemos que aguantarla diciéndote cosas ahí tendrásnuestra venganza.

- Yo también teprometo que no lo haré y nunca estaría con alguien así, no lo soportaría.

Los tres se echaron a reíry se quedaron un buen rato en el Jardín charlando y haciéndose bromas entreellos, el día estaba terminando así como el ultimo semestre en la escuela, Rony Hermione sabían que seria muy doloroso para ellos tener que estar tres largosmeses sin verse, pero estaban contentos de poder empezar el tercer año como loque ya eran, una feliz pareja (como les decía Harry).

El fin de curso llego al fin, se podía sentir el olor ahumo del expreso de Hogwarts, miles de estudiantes caminando hacia el con losbaúles llenos de cosas y sus Lechuzas, entre otros animales como sapos y gatosque eran los permitidos para utilizar en Transformaciones. La mayoría de losestudiantes ya habían entrado al expreso, aunque Ron, Harry y Hermione iban maslento, para disfrutar lo último del año, Ron se chocó con un chico de primeroal que se le calló su caldero peltre, medida 2, y se agachó para entregárselo ydisculparse de su torpeza. Hermione se puso entre medio de los tres y tomó aRon de la mano. Ron estaba un poco incomodo pero el único en notarlo fue Harry.Hermione subió al expreso y les hizo una seña para que subieran con ella, peroHarry le dijo que buscara vagón, que pronto la alcanzarían. Hermione asintió yfue a buscar el vagón. Harry volteo y miró a Ron le levanto una sola ceja yapunto con la cabeza en donde estaba Hermione, Ron lo miro confundido aunque sabíaperfectamente lo que le había interpretado.

- Note hagas el tonto Ron. Dime, ¿Qué te pasa?

- NadaHarry, enserio.

- Note creo, vamos dime, que pasa con Hermione.

Ron suspiró y lo miro a Harry, sus ojos se pusieronvidriosos.

- Creoque, terminaré con Hermione.

- ¿¡Que!?,pero ¿por qué?

- Sientoque debemos esperar un poco, somos algo jóvenes y creo que debemos darnos untiempo. Al menos para que se aclaren las cosas y saber lo que en verdad sientopor ella.

- ¿Quéestás diciendo Ron?, no hay nada que deducir, tú la amas, ella te ama, sonfelices, vamos Ron, no le hagas esto. ¿Sabes cómo se sentirá luego de eso?

- Losiento Harry, es algo que tengo que hacer, me duele mucho, pero creo quedebemos esperar un tiempo.

- Yocreo que estas demente, pero si crees que es lo correcto. Eso sí, no la dejarésola ni un momento, porque querrá estar con alguien, al menos que quierahablarlo con Ginny.

- ¿CREESQUE ESTO LO HAGO PARA MOLESTARLA?, NO SABES LO QUE SIENTO EN ESTOS MOMENTOS, YOLA AMO Y NO ES FÁCIL TERMINAR CON ELLA, CREEME PERO ES MOMENTO Y DEBEMOS DARNOSUN TIEMPO.

Se escucho un ruido, Harry volteó al mismo tiempo queRon, Hermione se hallaba allí, había ido a ver por qué sus amigos estabantardando tanto. Sus ojos se pusieron vidriosos, negó con la cabeza y corrió adentro del vagón. Ron tiro sus cosas y corrió para adentro, fue tanta ladesesperación que se pasó del vagón en donde estaba Hermione, allí estaba ellaabrazada a Ginny, aunque ella la estuviera conteniendo no entendía por qué suamiga estaba así, al ver a Ron acercarse ella comprendió todo, le hizo un gestocon la cabeza como de: o te largas o te mato, Ron dudó pero decidió hacerlecaso. Camino hacia el vagón en el que Hermione había dejado sus cosas, estabasu baúl y sus demás cosas. Ron se acercó a ellas las miró y no evitó que le salieran unas cuantaslágrimas. Harry entro al vagón unos minutos después y dijo:

 

- Estadestruida, apenas me dijo un par de cosas pero con eso bastó.

- ¿Quéte dijo?

- Merogó que no te lo dijera Ron, lo siento.

- Estábien Harry, se nota que fui un verdadero monstruo.

- Nosabes que escucho ella Ron.

- ¿Quéescucho?

- Noes fácil terminar con ella, créeme pero es momento y debemos darnos un tiempo.

- Soyun verdadero idiota e insensible.

El viaje se hizo largo, el más largo que Ron habíapodido imaginar, se pasó la mayoría del tiempo mirando a la puerta del vagón,esperando a que al menos Hermione apareciera para escuchar la verdadera versiónpero en todo el viaje ni rastro de ella. Las horas pasaron y ya casi llegaban ala estación de King Cross. Ron se bajó primero y esperó a ver si encontraba aHermione, miles de cabezas bajaron del tren, pero ni rastro de Hermione, cuandovio a Ginny bajar con ella, Hermione estaba agarrándola del brazo, su caraestaba pálida y sus ojos rojos, Ron se acercó a ellas y a unos centímetrosantes de que el este a su lado Ginny dijo:

- Note atrevas, no quiere hablar contigo.

- Bueno,me gustaría escucharlo de ella.

Hermione lo miró a la cara,tomo aire y dijo con voz débil:

- Nolo hagas mas difícil Ron, por favor, solo vete.

Ginny se la llevó y viocomo sus figuras iban alejándose a lo lejos. Ron quedó allí parado, cuando vioa su madre desde lo lejos, tomó sus cosas y se fue, dejando allí las últimaspalabras que Hermione le había dicho.

El veranopara Ron fue interminable, eterno. Pero lo que más lo hizo sentirse mal era queHermione no le mando una sola carta en todo el verano. Ella siempre le mandabacomo nueve cartas cada mes en las vacaciones, esas cartas siempre lograbansacarle más de una sonrisa a Ron, era extraordinario como todo eso se reducía asoportar las travesuras de los gemelos y los pesados comentarios de Ginny haciael mal trato que había tenido el con Hermione. La mayoría del tiempo él preferíaahogar sus penas ayudando a su mamá con las tareas de la casa, así al menosdespejaría su mente (o intentaría hacerlo). Pero nada daba resultado, y la mayoríadel tiempo (73 veces al día) Ron pensaba en que si hubiera terminado(adecuadamente) con Hermione, no se sentiría como ahora, pero creo que nihabiendo hecho eso se hubiera sentido mejor.

Y así losdías pasaron. Luego los meses y por fin llego el regreso a las clases, lo quefue un verdadero alivio para Ron porque solo en eso pensó desde que bajó delexpreso de Hogwarts, sin duda ese fue el peor verano en la vida de Ron.

Ron llegó por fin a la estación de King Cross, se despidió rápidode su familia (cosa que disgustó un poco a su madre) pero a Ron solo le importabauna sola cosa en ese momento, y que también le importó desde su primer año enHogwarts: Hermione.

 

Subió al tren saludando con la mano a sus padres y recorrió losvagones para encontrar a Hermione, pasó por unos cuantos pero se detuvo en elque estaba su hermana, Ginny, entró y le dijo:

- ¿Has visto a Hermione?

- No, pensé que estaba contigo.

- No, no está conmigo, sino no te preguntaría.

- Lo siento, no sé donde está y mas te vale que nome contestes así la próxima.

Ron dio media vuelta y salió en busca de Hermione otra vez,los nervios eran lo que más le molestaba a Ron en ese momento. Luego de pasarpor varios vagones y en algunos pegar la cara contra la puerta para ver siestaba allí, al fin la encontró, estaba hablándole a Harry y también estabancomiendo unas empanadas de calabaza. Cuando Ron abrió la puerta Hermione instantáneamentese paró y le dijo:

- ¡Ron!, ¿como estas? Debo decirte algo.

Ron la miró, suspiró y le dijo:

- Yo igual.

- Voy a dejarlos solos. Dijo Harry.

Se paró, pasó al lado de Ron y lo golpeo cariñosamente en elhombro, Ron sonrió. Harry cerró la puerta y se fue, Ron se volteó y Hermionedio un paso adelante, miró a Ron y dijo:

- No quiero estar enojada contigo Ron.

- Yo tampoco Hermione.

- Pero si no quieres que sigamos saliendo, estoyde acuerdo, eso sí, quiero que sigamos siendo amigos.

Ron sonrió. Hermione amaba esas sonrisas de Ron, eranespeciales, porque siempre que sonreía de verdad se le notaba como un destello,era difícil de explicar para ella, pero en verdad su sonrisa era inigualable,única, una sonrisa que a Hermione la derretía, por así decirlo, le era difícil nosonreír también. Hermione se le acercó le sonrió nuevamente, lo abrazótiernamente y le dijo:

- Perdóname si exageré un poco.

- ¿Exagerar? Yo debería pedirte disculpas, fui unverdadero idiota.

- Sabes que te perdono Ron, y no, no fuiste unidiota, yo exageré.

- Si fui un idiota y no me harás cambiar de opinión.

Ron extrañaba sus charlas con Hermione, por eso se quedaronotro rato hablando y luego fueron a buscar a Harry. Él estaba escuchando unaexplicación poco interesante sobre plantas carnívoras que Neville le estabacontando. Harry se sintió salvado al ver a Ron y Hermione que iban a buscarlo(rescatarlo). Neville los saludó amablemente y les dijo si no querían estar conel un rato. Hermione no quiso ser maleducada pero Ron le dijo que tenían algoimportante que contarle a Harry, Neville dijo que estaba bien, que entendía yles dijo que podían pasar luego si querían. Y los tres amigos volvieron a su vagón.

Llegaron a Hogwarts al fin, el tren se detuvo lentamente,los alumnos comenzaron a bajar del tren, había un gran amontonamiento depersonas, los de primero se fueron al lado de Hagrid, mientras que los demás sesubían a los carruajes. Los tres amigos se acercaron a uno, Harry subió, peroRon se quedo a un lado, le dijo a Hermione: Estufa de pellets

- ¿Te ayudo a subir Hermione?

Ron la tomó de la mano y la ayudó a subir al carruaje, Harrycontuvo la risa del acto "caballeroso" de Ron. Subieron y Harry tenía unasonrisita que a Ron le molestó. Hermione hablo en todo el recorrido, Harryestaba un poco cansado así que en la mayoría del trayecto no escucho lo quedecía, pero Ron todo lo contrario, la escuchó en todo el trayecto, cada palabrapara él era tan importante, el agradecía que Hermione lo halla perdonado, peropor otro lado lamentaba que no fueran novios como antes, pero era tarde para proponerlevolver a Hermione, el sentía que ella no sentía nada por el ahora.

 

Llegaron al castillo, fueron hacia la mesa de Gryffindor yse sentaron. Ron se sentó a la derecha de Hermione y Harry enfrente de ellos,Harry le guiño el ojo a Ron cuando ella se le acerco un poco, pero sin levantarla vista.

Entonces la profesora McGonagall entro al gran comedor juntocon los alumnos de primero, a los cuales el sombrero seleccionador se tomo eltrabajo de acomodarlos en sus casas correspondientes pero antes cantó un pedazode canción para cada casa:

Para Gryffindor,

el valor era lo mejor,

para Ravenclaw,

la inteligencia,

y para Huflepuff, elmayor merito de todos,

era romperse loscodos.

El ambicioso Slytherin

Ambicionaba alumnosambiciosos.

Ahora ponerme sobrelas orejas

no me equivoco nunca:

echaré un vistazo a tumente

¡y te diré de qué casaeres!

Rápidamente los alumnos fueron ubicados en sus respectivascasas y luego comenzó el banquete. Generalmente Hermione se quejaba de que Ron comíaa montones pero esta vez no lo hizo. Se concentró en su comida y en escuchar alos otros lo que a Ron lo sorprendió un poco. Muchas veces intentó ver sillamaba su atención diciéndole que le pase cosas, ella se las pasaba pero nolevantaba la vista, ni siquiera sonreía. Ron extrañaba ver el brillo en susojos cuando lo miraba a Ron. Harry los miró toda la cena, y cuando por finterminaron el postre y fueron hacia la sala común Hermione ahí mostro un pocomas de interés pero luego se silencio una vez más. Llegaron al retrato de ladama gorda y dijeron la contraseña:

- Fortuna Mayor.

- La contraseña es correcta, adelante.

El retrato se abrió y les dejo entrar a la sala común,Hermione subió primero la escalera de caracol y Harry y Ron fueron detrás deella. Hermione los miró y dijo rápidamente:

- Buenas noches, Harry.

Miro a Ron, y dijo:

- Buenas noches, Ron.

Cerró la puerta y Ron se quedo mirando, suspiró y miro aHarry y este le sonrió y dijo:

- Todavía la amas, y no intentes mentirme.

- Por supuesto que la amo. Solo que, ella ya medejo en el pasado.

- No exageres Ron, ella te
bueno no sé, pero note olvido eso es seguro.

- No sé, como que esta rara, ni siquiera me mira, ¿laviste?

- Sí, la vi, pero no se Ron, debe seguir dolida.

- Pero ella me dijo que no.

- No quiere parecer débil además no quería que tepreocupes por ella tal vez, no lo sé.

Entraron a la habitación, Harry se recostó en su cama y dijo:

- Buenas noches Ron.

- Buenas noches Harry.

A Ron le costó un poco pero pudo dormirse, soñó conHermione, pero lo que más le molestó y que fue lo que lo despertó.


_____________________________________________________________________________

Todos los datos de la canción del sombrero seleccionador son creación de JK Rowling, todos los derechos reservados.

A Ron le costó un poco pero pudo dormirse, soñócon Hermione, pero lo que más le molestó y que fue lo que lo despertó, fue quevio a Hermione de espaldas, estaba charlando con un chico, su cabello era colornegro azabache, tenia ojos verdes y unos anteojos redondos, ahí lo reconoció,era Harry. Primero pensó: bueno está hablando con Harry, no es nada grave. Peroluego ella sonrío, Ron se paró a un costado de ellos, ellos parecía que no lo veían,entonces Hermione miró a Harry de la misma manera que lo miraba a Ron antes,Harry se le acercó y le dio un beso, Hermione rodeo su cuello con las manos ycerro profundamente los ojos, Ron se quedó boquiabierto ¿como era capaz desoñar una cosa así?, Ron se abalanzó sobre ellos pero era como si fuera unfantasma, porque no pudo pararlos.

 

Despertó de golpe, estaba agitado y transpirado,Harry se estaba vistiendo, se paró y se acercó a la cama de Ron y dijo:

- ¿Estás bien Ron?

- Sí, sí Harry, estoybien.

- No parece, ¿Soñaste conarañas otra vez?

- No, digo, Sí, sí.

- ¿Seguro?

- Sí, lo sientoestoy cansado y me siento un poco mal.

- ¿Quieres que telleve con Madame Pomfrey?

- No, no estoybien.

- De acuerdo, iréa desayunar, adiós Ron.

Caminó hacia la puerta y lacerró, Ron estaba mas que confundido, nunca había soñado algo así, generalmente(y como había dicho Harry), sus pesadillas eran causadas por arañas de dosmetros, pero esta vez fue peor a esa. Nada se comparaba con ver a su mejoramigo besarse con la chica que amo desde el principio. Pero decidió olvidarlo, sevistió y bajo a desayunar, buscó a sus amigos, pero esta vez Hermione estabasentada al lado de Harry, cosa que incomodó un poco a Ron, pero se sentó enfrente de ellos ya que al otro lado de Hermione estaba Dean Thomas y al otrolado de Harry estaba Ginny Weasley. Se sentó en frente de ellos y les hablocomo si nada, comió como siempre, pero Hermione seguia sin hablarle ni mirarlotanto. Se paró y dijo:

- Bueno tengoclase de Runas Antiguas, será mejor que no llegue tarde.

- De acuerdo, adiósHermione. Dijo Harry.

- Adiós Hermione.Dijo Ron.

- Adiós chicos.

Tomó sus cosas y se fue. Ronla miraba e intentaba sacar de su mente las imágenes de Harry y ella besándose.Harry vio medio perturbado a Ron y dijo:

- O soñaste conque las arañas mataban a Hermione o en verdad la extrañas.

Ron lo miró y dijo:

- Sí, la extrañomucho, ya no se que hacer.

- Ron si ella nosiente nada mas por ti debes superarlo.

- Si creo quetienes razón.

Harry sonrío y animo un pocoa Ron, no estaba seguro de haberlo animado pero creyó que se sintió un pocomejor, se pararon y fueron a su clase de Adivinación. Ron intentó sacar esaimagen de su cabeza, así que hablo con Harry de todo, así por lo menos seolvidaba por un rato de esas ideas tontas, sabía que eso no podía pasar ni enmil años.

No paso mucho tiempo en loque los amigos se dieron cuenta de que la profesora Trelawney estaba en verdadloca. Ron cada vez que ella se daba vuelta hacia un gesto como que estaba locay Harry intentaba aguantarse la risa. Ella seguia con sus cosas, y en cadaoportunidad predecía las horribles cosas que le pasarían a los demás, Ron lamiraba con cara de miedo porque no sabía si diría algo de el. Harry le decía envoz baja:

- Al menos no tedirá que morirás como yo.

Ron lo miró y negó con lacabeza como diciéndole: no creas en esas cosas. Aunque Harry no creía enabsoluto. Estaba hablándoles de la historia de las bolas de cristal en cuantolo miró a Ron, el se incomodó un poco, se fue un poco para debajo de la silla,ella se le acercó, lo miró fijamente, giró la cabeza y le dijo:

 

- Niño, eso quecreías imposible, sucederá.

- ¿Cómo?

Ron estaba más confundido delo normal, pero ella se alejó. A él se le aceleró el cuello y lo primero quepensó fue en algún familiar que le ocurría algo.

La profesora finalizó laclase miró a Harry con ojos preocupados, Harry siguió su camino como si nada,Dijo:

- ¿Vamos Ron?

Ron terminó de guardar suscosas, y fue donde estaba Harry le sonrió, pero en ese momento su sonrisa secambió a un gesto sorpresivo, ya sabía que era lo que la profesora Trelawney lehabía dicho, lo miró a Harry y le dijo:

- Harry, ¿puedopreguntarte algo?

- Sí, seguro.

- ¿Estas enamoradode alguien en este momento?

- No, ¿por quépreguntas?

- No lo sé, queríasaber.

La respuesta de Harry lotranquilizó pero necesitaba lo otro, que era lo mas importante: La respuesta deHermione, pero ¿cómo la conseguiría? Apenas le hablaba, era un poco difícil preguntarlealgo tan profundo teniendo en cuenta de que el fue el monstruo que la destruyóal terminar con ella. Pero pronto se le ocurriría algo para saber si ellaestaba enamorada de Harry.

Harry le dijo a Ron:

- ¿Me acompañas ala biblioteca? Quiero adelantar la tarea de adivinación, así me la saco deencima.

- Seguro.

Ron sabía perfectamente queseguro que Hermione estaría allí, así al menos sabría si ella mostraba unareacción al hablar con Harry o algo por el estilo. En el camino se encontraroncon Fred y les preguntó que tal las clases y ellos le dijeron lo que laprofesora les había dicho, el dijo que no les haga caso, que estaba loca, y quepor lo que el sabía nunca se cumplían esas cosas. Ron se tranquilizó un poco.Por fin llegaron a la biblioteca Harry caminó hacia dentro y comenzó a buscarla información que necesitaba, Ron lo siguió, giró la cabeza por un instantepero cuando se dio vuelta Harry no estaba allí, lo buscó con la vista pero nolo encontró, entonces vio que pasaba Dean Thomas por allí y le dijo:

- ¡Eh Dean!, ¿hasvisto a Harry?

- Sí, recién lo visalir de la biblioteca con Hermione.

- ¿Granger?

- Sí Ron, ¿queotra Hermione conocemos?

- Gracias Dean.

Lo apartó y camino haciafuera lo más rápido que pudo, allí estaban Hermione estaba algo aceleradaentonces se acercó hacia ellos y le dijo a Harry:

- ¡Harry! Me abandonaste,¿A dónde te habías metido?

- Hola, ¿no?Hermione lo miró a Ron.

Ron estaba congelado, estabatan desesperado por saber que hacían los dos juntos que ni cuenta se dio que nola había saludado.

- Lo sientoHermione.

- Ni modo.

Ron se sacó de quicio ya nosabía que le pasaba a Hermione le dijo a Harry:

- Harry, ¿nosdejas solos un minuto?

- Seguro.

Harry se fue, Ron volteó ymiró a Hermione a los ojos, ya no lo resistía mas, necesitaba saber porqué lotrataba así o porqué nunca le dirigía la mirada, entonces antes de que Ronpudiera abrir la boca Hermione dijo:

- Ron, ¿me perdonas? Dijo Hermione.

- ¿Eh? Dijo Ron.

Ron estaba demasiadoconfundido, nunca pensó que Hermione se iba a disculpar por lo que le habíahecho, aunque comparado con lo que el le había hecho a ella eso esainsignificante al lado de lo que hizo Ron. Pero aún así el se sentía destruidopor no poder haber tenido una conversación decente con ella en meses. Hermionedijo:

 

- Perdóname Ron, se queno te prestaba atención ni te hablaba, fui una idiota, ¿me perdonas?

- Sí, pero creo que me lomerezco, ¿no? , no puedo haber sido tan idiota como para hacerte lo que tehice.

- Creo que yo exageré unpoco. Dijo Hermione.

- No, no exageraste.

- Sí, lo hice, ¿puedes almenos decir que si? Porque sabes que es cierto, además te lo veía venir.

- ¿De que hablas?

- Ron, ¿no soy estúpidasabes?

Ahora sí que Ron estaba másconfundido que la vez anterior, ¿Cómo era que Hermione se veía venir una cosaasí? Además de que Ron no estaba seguro de si hacerlo o no, todas las nochescambiaba de opinión y ni el sabía que hacer.

- Pero, Hermione, nuncahice algo como para demostrar que iba a terminar contigo.

- ¿No?, entonces ¿meimaginé la falta de interés en cuanto te hablaba, o que no me mirabas a losojos como antes, o que te tenía que repetir las cosas porque no estabasprestando atención?

- Yo, yo no.

- Perdóname Ron, pero sicrees que no me di cuenta de tus intenciones pensaste mal.

- Si, creo que tienesrazón, pero yo

- ¿Me vas a decir ahoraque no quisiste terminar conmigo en realidad? Porque si es eso te juro que

- ¡HERMIONE!

Hermione lo miró fijo, ahoraera ella la que no entendía nada, Ron se acercaba a ella, pero se alejaba, seacercaba y alejaba, ni el sabía lo que pretendía hacer. Hermione dijo:

- Bueno, ¿Qué ibas adecirme?

Ron abría la boca constantemente pero no sabía que decir.

- ¿Y?

- Hermione

- ¿Qué?, vamos si vas atardar mucho más

- Aún te amo.

Hermione no reaccionó, esmas se tranquilizó, lo que hizo dudar más a Ron

- ¿Qué piensas?

Hermione se rió y sonrió ydijo:

- Ya lo sé.

Ahora si que Ron ya estabacompletamente confundido, ni siquiera siguió hablando, porque no tenia nada maspara decir.

- Ron, era obvio, pero¿por qué no intentaste hacer algo?

- ¿Qué iba a hacer? Ni siquiera me hablabas.

- Podrías habermepreguntado por qué no lo hacía.

- Eso iba a hacer ahorapero tú hablaste antes que yo.

- Ron, se ve que tutampoco entendiste nada y pienso que Harry tampoco porque si no te lo habríadicho.

- ¿Qué cosa?

Hermione suspiró, dio unpaso adelante y dijo:

- Que yo nunca dejé deamarte.

Ahora si que Ron estabaverdadera mente confundido, Hermione se dio cuenta porque en primer lugar susaspecto de no entender era el mismo que tenía en las materias del colegiocuando los profesores explicaban algo que Ron obviamente no entendía, pero queluego Hermione se ofrecía a explicarle o a ayudarlo. Y segundo que Ron se chocócon la armadura que estaba detrás de el, Hermione rió, Ron se rascó la cabezapero de lo tan confundido que estaba no tubo mejor idea que salir corriendo. Hermionelo miro con cara de desconcierto y corrió a alcanzarlo. Subió rápido lasescaleras así que cuando Hermione llegó le perdió el rastro. Hermione fue algran comedor donde encontró a Harry en la mesa charlando con Ginny y ella sesentó al lado de Harry y dijo:

 

- Harry, tengo quehablar contigo.

- Bueno, ya lohiciste.

- No, me refiero aque tengo que decirte algo.

- Bueno dilo.

Ella suspiró, sabia que a Ginnyno le molestaba que ella estuviera enamorada de Ron así que decidió quedarse.

- Le dije a Ronque nunca dejé de amarlo.

Harry no pareciósorprenderse.

- ¿Y que te dijoRon?

- Se chocó con unaarmadura, y salio corriendo.

- Típico de Ron.Dijo Ginny. Sé que no debo meterme pero creo que debes hablar con el Hermione.

- Le perdí elrastro.

- Entonces yo teayudo a encontrarlo. Dijo Harry.

Sacó una especie depergamino doblado lo desdobló un poco y dijo:

- Juro solemnementemis intenciones no son buenas.

- ¡El mapa delmerodeador! ¿Cómo no se me ocurrió pedírtelo?

Harry buscó con la varita aRon, paso de extremo a extremo del mapa, hasta que dijo:

- ¡Aquí!

- ¿Dónde está?

- Cerca de lacabaña de Hagrid, no está adentro sino a unos seis metros de allí.

- Gracias Harry.

Hermione se levantó y corrióhacia la cabaña de Hagrid, aunque se retrasó en algunos lugares donde pasabanprofesores para que no la regañaran por correr, pero no se detenía solo iba unpoco mas despacio. Corrió tan rápido pudo, corrió hacia la cabaña de Hagridpero vio perfectamente una cabellera pelirroja sentada en una piedra cerca dela cabaña de Hagrid. Ella se acercó y dijo:

- ¿Ron?

Ron se dio vuelta y paró lo másrápido que pudo y dijo:

- Hermione, perdónamepor haberme ido corriendo, fui un idiota yo
yo
yo te amo.

- Ya lo sé.

Ron sonrió ella corrió haciael y le dio un beso en los labios, Ron la abrazó pero ella no se soltó en ningúnmomento cuando se separaron Ron la beso esta vez, el rodeó sus caderas con susmanos y ella rodeó su cuello con las manos, los dos nunca habían sido masfelices y Hermione sintió ese hermoso cosquilleo en la panza ese verdaderocosquilleo que demostraba que estaba en verdad enamorada.

Se miraron, se miraron unrato, Ron le dijo a Hermione que extrañaba mirarla a los ojos, Hermione seapenó por que se acordó que ella no lo había mirado a los ojos desde hace unoscuantos meses. Ron no paraba de disculparse con ella, Hermione siempre contestabalo mismo:

- Ron sabes que teperdono.

Pero Ron seguíadisculpándose con ella, sabía que había sido un idiota por lo que había hecho,pero a Hermione no le parecía importar eso en ese momento, le sonreía en cadaoportunidad y le daba pequeños besos tímidos en los labios. Ron le tomó lasmanos y suspiró. El viento hizo que se cayeran algunas ramas de los árboles,Ron se dio cuenta que Hermione estaba muerta de frío y le ofreció ir alcastillo, pero ella no quiso, quería estar con el solos, en ese lugar. Charlaronun rato, se notaba la cara de satisfacción de Ron, había estado destruido esoscuatro meses, tenía unas ojeras terribles y mal aspecto, Hermione le acariciabael pelo, el le tomó la mano y dijo:

- Podemos ir aalguno de los jardines, pero aun creo que deberíamos entrar al castillo.

Hermione pensó, se oíaaullar a Fang, Hagrid estaba afuera recogiendo troncos para la leña cuando losvio a los dos y les gritó:

- ¡Ron!,¡Hermione! ¡Vengan a casa! Les haré te.

Hermione lo vio y la verdadque quería estar a solas con Ron entonces pensó un instante y dijo:

 

- Tengo queterminar unas cosas en la biblioteca, volveremos luego con Harry, ¿de acuerdo?

- ¡Esta bien, Losesperaré!

Ron le sonrió a Hermione,ella lo tomó de la mano y fueron hasta uno de los jardines, se sentaron debajode un árbol, se quedaron hablando un rato, Ron estaba acostado pero su espaldaapoyada en el árbol y subió sus piernas, Hermione se apoyó en sus piernasmientras hablaba y tiraba la cabeza hacia atrás para mirarlo a los ojos. Fue elmejor día en la vida de Ron, Hermione sacó unas grageas bertie bott de todoslos sabores de sus bolsillos y se acomodó al lado de Ron, jugaban un juego,sacaban una gragea, intentaban adivinar el sabor y se la daban al otro paraconfirmarlo, si ganaban tenían un premioque ninguno dijo, lo dirían si acertaban. Hermione metió la mano en la caja ydijo:

- Es de
canela.

Entonces se la dio a Ronpara comprobar si era cierto o no, se le acercó y le puso la gragea en la boca,Ron la masticó y dijo:

- ¡Es de canela!

Hermione sonrió y se rió.Ron pensó unos minutos en el premio y dijo:

- Este será tupremio.

Se acercó hacia ella y labesó, la besó como nunca, los dos cerraron los ojos al mismo tiempo,generalmente Ron los entre cerraba, pero esta vez los tenia bien cerrados yHermione rodeó su cuello con las manos tan fuerte que Ron la acomodó porque lehacía daño, pero en ningún momento se soltaron. Al terminar se separarondespacio, Hermione abrió sus ojos lentamente, al igual que Ron, Hermionesuspiró y Ron sonrío. Hermione dijo:

- Es el premio quequería.

Ron sonrió, ella se acercó ylo abrazó, Ron le olió el perfume, era "perfecto" en palabras de Ron, era dulcepero liviano, nada exagerado. Hermione se río y le dijo:

- Me dacosquillas, ¿qué estás haciendo Ron?

- Huelo tu perfume,me encanta.

Hermione sonrió no podíadejar de mirar a Ron, y Ron estaba en la misma situación. Los dos estaban de verdad enamorados. En eso Ronse acerca y le dice al oído:

- Te amo.

A Hermione se le paró el corazón(literalmente) y besó a Ron con un poco más de intensidad que el beso anterior aunqueno tanto, ella se le acercó y le dijo:

- Yo también te amo Ron.

Ron fue el más feliz del planetaal escuchar esas palabras, la tomó de la mano y le dijo:

- Vallamos a la salacomún, esta haciendo mucho frío ya.

- Bueno, mientras estécontigo.

Ron sonrió, sintió que en esemomento no había nada más que le importara además de Hermione y Hermione sentíaexactamente lo mismo, nada los pararía en ese momento, eran felices sin duda.

Al otro día, Ron despertómas que feliz, una sonrisa se le plantó en la cara estaba mas que feliz ese día(aunque no tanto como el anterior) se levantó y vistió rápido, le dio unossacudones a Harry para que se despierte, estaba muy cansado. Terminó de ponerselos zapatos, Harry recién se ponía los anteojos y dijo:

- ¿A dónde vas tanapurado?

- A ver aHermione, ¿no te parece?

- Perdón estoyalgo cansado.

Harry dio media vuelta,estaba muy cansado Ron le dio otros sacudones y Harry recién ahí se levantó ybostezó muy fuerte. Ron le dijo que lo esperaría abajo y bajó las escalerasrápidamente, Ginny estaba sentada en un sillón con un libro en sus manos, a sulado estaba Dean Thomas hablando con Neville Longbottom, después de ellos lasala común estaba vacía. Ron, que estaba buscando con la mirada a Hermione, queel día anterior le había dicho que lo esperaría en la sala común. Ginny lo vio,soltó su libro fue hacia el y le dijo:

 

- ¡Ron!, tengo quedecirte algo.

- ¿Qué ocurre?¿Has visto a Hermione?

- Sí, este, estaenferma Ron.

- ¿Cómo?

- Sí, es que creeque tomó frío ayer y esta enferma.

Ron pensó, ¿por qué fui tanestúpido para no decirle que entremos si hacía frío? Volvió hacia Ginny y ledijo:

- ¿Me haces unfavor?

- ¿Qué? Ginnycomenzaba a dudar de lo que le iba a pedir Ron.

- Solo necesitoque me digas si hay alguien más en el dormitorio a parte de Hermione.

- Ron, sabes queno puedes entrar ahí. Ya lo sé pero quiero verla.

- No Ron, losiento.

Ron se decepcionó, aunque nose iba a dejar rendir tan fácilmente, pensó un instante y dijo:

- De acuerdo, iréa ver a Harry, debe estar por terminar de prepararse.

Subió rápido las escaleras yentró al dormitorio de los chicos, Harry estaba preparando su mochila cuandovio entrar a Ron y dijo:

- Pensé que meesperarías abajo, ¿no está Hermione contigo?

- No Harry,escucha, necesito un favor, ¿me prestas tu capa de invisibilidad?

- ¿Para qué laquieres?

- Hermione estáenferma y solo quiero verla.

- Ella te matarási te ve en el dormitorio de las chicas.

- No, no creo.Vamos Harry, por favor.

- De acuerdo, abreel baúl, esta allí.

Abrió el baúl a todavelocidad, se puso la capa y dijo:

- No me esperes,no se cuanto tardaré.

- De acuerdo.

Abrió la puerta de sudormitorio y fue al de enfrente abrió la puerta lentamente, el dormitorio delas chicas era exactamente igual al de los chicos pero a Ron le dio laimpresión de que era más grande. Vio un bulto en una de las camas, al acercarseun poco vio que era Hermione, estaban ellos dos solos, no había nadie más. Searrodilló al lado de ella y se levantó la capa, le acarició suavemente la caray Hermione se despertó de golpe, se levantó un poco y dijo:

- Ron, ¿Qué hacesaquí?, ¡si te llegan a ver te reprenderán!

- Lo sé, soloquería verte.

Ron notó que Hermione estabaalgo demacrada, tenía los ojos con unas grandes ojeras y la nariz roja. Ron leacercó la mano a la frente y dijo:

- Hermione, tienesmucha fiebre. Creo que debes ir con Madame Pomfrey. Vamos te llevaré yo.

Hermione se levantó y ledijo a Ron que la esperara afuera entonces Ron se puso la capa y fue haciafuera, bajó las escaleras y la esperó sentado en un sillón. Ahora él estabasolo en la sala común, los otros se habían ido aparentemente y no le importóhaber faltado a sus clases. Hermione bajó, tenia puesta su túnica y sostenía ungran pañuelo Ron se acercó hacia ella, la tomó de la mano y salieron de la salacomún camino a ver a Madame Pomfrey. Una vez que llegaron Madame Pomfrey laexaminó y dijo que solo tenía fiebre pero que se quedará allí una noche almenos. Ron se despidió de ella y caminó hasta su próxima clase, no llegaríatarde porque estaba terminando la clase a la que no fue recién y llegó, seencontró con Harry que le preguntó por Hermione, Ron le dijo que no tenia quepreocuparse que solo tenía algo de fiebre, se sentaron los dos y Ron le dijo aHarry que le de ideas de llevarle algo a Hermione para que se sintiera mejor. Harryle dijo que tal vez un libro, se rió, pero Ron no, no prestaba atención. Estabaocupado pensando que podría llevarle.

 

Hermione se recuperó rápido,al otro día estaba ya en la sala común, Ron había decidido llevarle unas floresque Madame Pomfrey puso en un jarrón al lado de ella mientras le decía en vozbaja:

- Que buenasatenciones que tienes señorita Granger.

Hermione le sonrió pero soloun instante, no apartaba su vista de Ron que estuvo allí toda la tarde y en unaoportunidad le trajo una gran caja con ranas de chocolate que Hermione no dudóun momento en convidarle a Ron y obsequiarle las tarjetas ya que, ella no lasjuntaba. Cuando Madame Pomfrey le dio el alta a Hermione para que se pudiera ir.Ron la llevó hasta la sala común donde los dos se quedaron el resto de la tardeterminando los deberes juntos. Por primera vez Ron entendía como hacer lascosas. En un momento le dijo a Hermione:

- Con una tutoracomo tú, es muy difícil equivocarse.

Hermionese sonrojó, pasaron el resto del día haciendo deberes. En unos momentos Harryapareció pero muy poco, la primera vez se olvidó por completo que Hermione habíaestado en la enfermería. Luego volvió para buscar un par de cosas que tantocomo Ron, Hermione ignoró. Salió sin despedirse y no volvió hasta la noche.

- Aún sigo sinentenderlo.

- ¿Qué noentiendes Ron? Dijo Harry con voz temblorosa.

- Cómo tú estéssaliendo con mi hermana. Ron estaba empezando a disgustarse de aquellaconversación.

- Escucha bienRon. Yo no te dije absolutamente nada cuando estabas saliendo con Hermione.

- ¡No es lo mismo!

- ¡Sí es lo mismoRon! Hermione es mi amiga.

- NO TU MEJORAMIGA.

- Ron, ¿porquétanto disgusto con esto? Hermione se impacientaba un poco, Ellos nos apoyaroncuando les dijimos que estábamos juntos.

- ¡Sí pero, esque, dios mío, no creo como mi mejor amigo esté saliendo con mi Hermana!

Harryse despertó tan de golpe que se mareó un poco. No sabía si Ron iba a reaccionarexactamente así cuando le dijera que estaba saliendo con su hermana. Decidióconsultarle a Ginny antes de hacerlo.

Ya era fin de curso, lostres amigos (acompañados por la hermana menor de Ron) estaban subiendo alexpreso Hogwarts mientras Harry saludaba a Hagrid con la mano. Los cuatroentraron y buscaron un vagón para sentarse, consiguieron uno vacío por suerte,aunque unos de primero se acercaron hacia el se espantaron un poco porque Ronles lanzó una mirada amenazante para marcar que ese vagón era suyo. Los cuatroentraron y acomodaron su equipaje como pudieron y se sentaron: Ron y Hermione yHarry y Ginny en frente. Hablaron un buen rato y cuando pasó la señora con elcarrito repleto de golosinas Harry sacó su dinero y compró un par de cosas paratodos. Mientras comían Ron miró a su caja de grageas berti bott y dijo:

- ¿Se imaginaban anosotros cuatro en esta situación?

Los tres lo miraron perosolo Harry contestó:

- ¿Los cuatro enpareja? Me refiero, ¿yo con Ginny y tú con Hermione?

- Sí.

Los tres se miraron entreellos esta vez habló Hermione.

- Yo contigo, eralo más imposible que me imaginaba. Pero todo es posible, ¿o no?

Ron sonrió, sabíaperfectamente a lo que Hermione se refería y la rodeó con el brazo. Ahora Ginnydijo:

- Yo si los veía alos dos juntos.

- Como yo los veíaa ustedes dos juntos. Dijo Hermione a Ginny señalando a Harry.

- Al menosnosotros somos menos cursis que ustedes.

Ron miró a Ginnyfuriosamente, aunque sabía que bromeaba (esperaba que bromeara).

El resto del viaje se pasóvolando por así decirlo se sentía tan bien que ninguno tuviera que esconder susrelaciones. Ginny parecía más que feliz por él y Hermione.

Lo más duro fue cuando porfin llegaron a la estación King Cross. Hermione abrazó a Ron fuertemente y ledio un beso, Harry hizo lo mismo con Ginny. A Harry lo esperaban sus odiosos tíosy a Hermione sus padres estaban allí esperándola. Harry y Hermione vieron comose alejaban Ron y Ginny. Hermione no estaba tan triste como Harry, porque ella,al menos podría escribirle, pero sabía que Harry no podría escribirle a Ginny,entonces se acercó rápidamente y le dijo:

- Le mandaré unacarta a Ginny si quieres Harry, dime que quieres que le ponga.

- No seránecesario. El sacó una carta de su bolsillo.

- Te iba a decirde enviársela, si no es molestia.

- Para nada.

Harryle sonrió y lo abrazó, Harry corrió por sus tíos que lo habían dejado atrás(como de costumbre). Hermione se metió la carta en el bolsillo y subió al autode sus padres. Por fin eran felices juntos y esperaba con ansias el próximo añoen Hogwarts, (ese mas que otro). Porque sabía que nada los pararía ahora.Estaban de verdad felices, como debían estar.

- ¡Ginny!

- ¿Qué pasa mamá?

- Tienes unacarta.

Ginny la tomó y corrió a sudormitorio, la letra era inconfundible, pero lo primero que pensó fue: ¿Cómo esque Harry me mandó una carta? Sus tíos son estrictos con respecto a la magia. Perono lo pensó mucho abrió la carta y leyó. Al terminar una enorme sonrisa sepresentó en su cara. Por fin eran felices los cuatro, Ginny sabía que no debíaresponderle aunque deseaba hacerlo, esperaría a regresar a Hogwarts.

Rontambién recibió una carta el la respondió pero solo fue una carta. A Ron no lo sorprendiópero tanto como a los otros esperaba con ansias el próximo año y el siguiente yel siguiente.

Pensé en hacer un par de capítulos más para terminarla historia, pero ya esta terminada, espero que les haya gustado, luego veré dehacer otra. Tal vez me base en Harry y Ginny pero admito que me gusta mas Ron yHermione.

¿Sentimientos hacia Ron? - Potterfics, tu versión de la historia

¿Sentimientos hacia Ron? - Potterfics, tu versión de la historia

Se veía el grisáceo humo salir del Expreso Hogwarts , la plataforma 9 ¾ estaba repleta de magos y brujas. Muchos agitaban su primera varita por los aires, o

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-sentimientos-hacia-ronja-potterfics-3940-0.jpg

2023-02-27

 

¿Sentimientos hacia Ron? - Potterfics, tu versión de la historia
¿Sentimientos hacia Ron? - Potterfics, tu versión de la historia

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/45212
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20